Libro - Barrio Yungay

Comentarios

Transcripción

Libro - Barrio Yungay
2
El Barrio Yungay
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barri0
Lecciones para un Turismo Cultural en Barrios Patrimoniales
© Corporación Santiago Innova
Proyecto apoyado por Corfo y financiado por Gobierno Regional.
“El BarrioYungay: historia, identidad, patrimonio y vida de Barrio.
Lecciones para un Turismo Cultural en Barrios Patrimoniales”, Santiago, 2014.
Registro de propiedad intelectual N°: 245044
ISBN: 978-956-9546-00-6
Comité Editorial
Álvaro Bustos Torreblanca
Felipe Godoy Meza
Andrés Rojas Böttner
Edición General
Fernanda Huaracán Rojas
Andrés Rojas Böttner
Edición y Producción
Unidad Desarrollo Económico y Barrios,
Corporación Santiago Innova.
Fotografías
Corporación Santiago Innova
Cristian Richardson Hidalgo
Pablo Rojas Böttner
Diseño y Diagramación
Matías Cruz Bascuñán
Corporación Santiago Innova
Álvaro Bustos Torreblanca (Director Ejecutivo), Fernanda Huaracán
Rojas (Coordinadora Unidad Desarrollo Económico y Barrios), Felipe
Godoy Meza (Investigador adjunto Unidad Desarrollo Económico
y Barrios), Matías Bilbao Cortés, Camilo Kong Pineda y Sebastián
Zelada Brito (Estudiantes en práctica).
Manuel Rodríguez Sur 749, Comuna de Santiago, Chile
Fono: (56) 22 770 4200 Fax: (56 ) 22 770 4299, Santiago, Chile.
Web: www.barriopatrimonialyungay.cl
Web: www.barrioyungay.cl
Email: [email protected]
Esta publicación fue realizada en el marco de la ejecución del proyecto Bien Público, financiado por CORFO: “Elaboración de un Modelo de Gestión
Integral de Barrios: El caso deYungay como referenteTurístico, Cultural, Patrimonial, Gastronómico y de Industrias Creativas de Chile”, ejecutado por
Corporación Santiago Innova, I. Municipalidad de Santiago, Sernatur RM, Consejo Nacional de la Cultura y las Artes RM, y la Sociedad Civil.
Impreso en Mediterráneo Producciones Gráficas
Santiago de Chile, Agosto 2014
PRÓLOGO
4
3.3 Valores turísticos deYungay
52
NITÍPICO NI PINTORESCO
5
3.4 El Barrio Yungay: mayor zona típica urbana
53
INTRODUCCIÓN
6
3.5 Los atractivos turísticos
57
1 PROCESOS HISTÓRICOS EN LA FORMACIÓN URBANA
8
1.1 Santiago decimonónico: proyectos y realidades en el espacio urbano
10
1.2 La Historia del Barrio Yungay
13
3.5.1 Patrimonio arquitectónico
62
3.5.2 Las Fiestas: patrimonio inmaterial
67
3.6 Fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas en el Barrio Yungay
68
1.2.1 Antecedentes del Barrio
13
1.2.2 La fundación del Barrio
14
1.2.3 La visión de un Barrio
17
4.1 Modelo de Visitación Turística
72
1.3.1 Gentrificación y el impacto en la planificación urbana
22
4.2 Comprendiendo el territorio
74
1.3.2 Un Barrio Diverso
23
4.3 Participación Ciudadana y Sociedad Civil
77
1.3.3 La ciudad propia y desgarrada
25
4.4 Mecanismo de integración y proceso participativo
79
2 COMPRENDIENDO UN BARRIO: CLAVES ANALÍTICAS
4 COMUNIDADYTURISMO DESEADO ENYUNGAY: LECCIONES DE
EXPERIENCIAS
70
26
4.5 Modelo con identidad participativa
81
2.1 Identidad e identidades
28
4.6 Experiencias de Modelos de Gestión Turística
84
2.2 El Barrio como referente de identidad
30
4.6.1 Turismo comunitario de los Barrio Sur y Palermo de Uruguay
84
2.3 El patrimonio como construcción social de identidad
34
4.6.2 Renovación urbana Barrio La Boca, Buenos Aires
86
2.4 La gestión social del patrimonio
35
4.6.3 Barrios Mágicos de Ciudad de México: estrategias de planificación
2.5 La participación ciudadana
37
urbana y de Barrios turísticos
88
2.6 Turismo cultural
39
4.6.4 BogotáTurismo: metodología para diseño de circuitos turísticos barriales
89
2.7 ¿Turistas o visitantes?
42
4.6.5 Quito Turismo: dinamización de empresas en Barrios patrimoniales
90
4.6.6 Rio Top Tour: operación y comercialización desde la comunidad locales
91
3 EL BARRIOYUNGAY: DESCRIBIENDO LA DIVERSIDAD SOCIALY CULTURAL
44
3.1 Características sociodemográficas de sus habitantes (línea de base)
46
3.2 Los hitos turísticos del Barrio Yungay
49
4.7 El Barrio Yungay: adaptando y generando las “buenas prácticas”
5 REFLEXIONESY APRENDIZAJE
92
94
6
7
Prólogo
Ni Típico ni Pintoresco
Santiago debiera sentirse orgulloso del BarrioYungay.Yungay pasó de ser un lu-
car: a mitad del siglo XIX convivían intelectuales, políticos con campesinos e indígenas.
El año 2009 los vecinos del BarrioYungay logramos la declaratoria de Monumento
gar intermedio entre la Quinta Normal y el Barrio Brasil, y a partir de su historia, del entu-
Hoy, el vecino tradicional del Barrio ha tenido que integrar a nuevos residentes, entre
Nacional en categoría de Zona Típica o Pintoresca. La protección legal respondió a una
siasmo y el cariño de sus habitantes, de la riqueza patrimonial y de su diversidad social,
ellos inmigrantes y profesionales jóvenes con sus familias. Esa mixidad social más el
estrategia comunitaria, para frenar la voracidad inmobiliaria que destruía el patrimonio
este Barrio comenzó a ser reconocido con una identidad propia, distinto a todo el resto.
afecto que nace al habitar sus calles y espacios han provocado que los habitantes de
de nuestro Barrio republicano.
En calle Matucana se concentraron tres polos culturales como son la Biblioteca de
Santiago, Matucana 100 y el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos; si a eso le
Yungay sean férreos defensores de su territorio y del significado histórico que está en
juego en el cuidado de su patrimonio.
de la categoría de “turista” a “visitante”, donde el Barrio sea el anfitrión que recibe a
un huésped, sin distinguir su origen social ni del lugar del que venga.
Apostar por modelos de co-gestión social del patrimonio, con beneficio para
la comunidad, estimulando la diversificación de emprendimientos económicos.
Felices por el logro que significó la protección legal de 113 hectáreas, nunca nos
Para ello necesitamos instrumentos de planificación territorial que promuevan un
acomodó la denominación. Ni típicos ni pintoresco. Quisiéramos ser visibilizados como
uso de suelo equilibrado y mantenga el carácter residencial propio del Barrio Yun-
sumamos una rica mixtura social durante la última década, que cimentan los vecinos tra-
El 19 de febrero de 2009, el Barrio Yungay fue declarado zona típica. Esto gra-
co-gestores, ciudadanos activos, vecinos ensoberanizados, que han sido capaces de
gay. Requerimos de una política pública que apoye a los vecinos-emprendedores,
dicionales y que suman aquellos nuevos residentes han visto enYungay una zona amable
cias el esfuerzo conjunto de vecinos organizados y el apoyo de especialistas. Ahora sólo
instalar en la agenda pública el concepto patrimonial, ya no como expresión puramente
con modelos de negocios a escala barrial para revivir y fomentar los emporios, man-
de Santiago para vivir, tenemos como resultado un espacio urbano de enorme potencial
queda consolidar el enorme valor turístico de estas calles, pero esto no será a cualquier
arquitectónica, sino sumando nuevas dimensiones, como el tejido social, el sentido de
tener el bazar, la panadería, las peluquerías, las ferias libres, los bares, lugares de en-
turístico pero también un espacio para quienes buscan una mejor calidad de vida, armo-
costo, se hará cuidando la identidad, respetando al de al lado, creando conciencia de
comunidad, identidades que fraguan un estilo de vida barrial. Esas dimensiones hoy se
cuentro de la comunidad que han resistido al retail. Política pública para mantener
niosa y comunitaria.
que todos los que viven enYungay hacen de este Barrio un mejor lugar para compartir
ponen en tensión cuando nos enfrentamos a las posibilidades que ofrece la industria turís-
nuestro patrimonio urbano y el patrimonio inmaterial, las fiestas barriales, los ofi-
El prospecto de Barrio como el que se ha pensado enYungay está acorde al que
y para vivir, que todos pueden aportar en creatividad. Acá existe una tremenda oferta
tica, bajo seductores conceptos, como “turismo cultural” o “turismo sustentable”. ¿Cómo
cios de nuestros artesanos y creadores. Instrumentos de planificación y gestión que
están pensando las nuevas ciudades del mundo: una vida de Barrio en pos de un turis-
cultural, gastronómica y comercial que, haciendo los esfuerzos mancomunados, lo-
no sucumbir a los operadores turísticos, que toman las identidades locales para convertir-
velen por el bien común y la preservación del patrimonio. Eso nos permitiría decir:
mo sustentable en todo aspecto, que respeta la vida cotidiana de sus habitantes, su his-
grará convertir al Barrio Yungay en un polo de turismo sustentable en la zona norpo-
las en un suvenir, en una caricatura pintoresca o en una puesta en escena para el turista?
“Bienvenidos todos los visitantes, vecinos y vecinas del mundo, para que conozcan
toria y los espacios culturales que acá se desarrollan. Pero además está ese otroYungay,
niente de Santiago que nadie querrá dejar de visitar y disfrutar. Que ésta sea entonces
¿Cómo mantener la autenticidad del patrimonio barrial con 175 años de historia, forjada
el Barrio que construimos cotidianamente y se lleven un poco de inspiración de una
el que lo hace único y especial, y es el que construyen sus habitantes, una comunidad
la segunda batalla deYungay, un par de siglos más tarde, con sus habitantes haciendo
por familias que instalaron en este sector su proyecto de vida?
experiencia ciudadana, que trabaja día a día para impulsar el Barrio del Buen vivir”.
siempre participativa y atenta, vecinos y vecinas que se han hecho escuchar y han sabi-
que su comunidad sea un orgullo para Santiago.
Muchos reaccionan desconfiados y aparecen los legítimos temores de los vecinos
do valorar su entorno, lo que significa el patrimonio con el que conviven a diario y que
y vecinas que se preguntan: ¿turismo, para qué y para quién? Voces críticas, que le temen a
no sólo está en edificaciones señoriales, en las casas diseñadas por el arquitecto Lucia-
los ya conocidos procesos de gentrificación y la expulsión de los más pobres del Barrio. Peor
no Kulzcewzki, en los liceos emblemáticos ni en los templos religiosos, sino que tiene
aún, cuando se confunde el límite entre patrimonio y turismo, y ven en ello la única posibili-
que ver con lo inmaterial, con su tradicional celebración del Día del Roto Chileno, y de
CarolinaTohá,
una diversidad entre sus residentes que históricamente fue una característica a desta-
Alcaldesa de Santiago 2014
dad de desarrollo para nuestro Barrio.
En este escenario, se abre un nuevo desafío, un cambio de paradigma que transite
Rosario Carvajal,
2014
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
8
Introducción
La gestión de los centros históricos ha adquirido importancia en las últimas décadas,
siendo un tema de debate y de reivindicaciones para la ciudadanía. El Barrio Yungay está encaminado a convertirse en un referente turístico. En él, junto a los residentes, conviven organizaciones sociales, culturales, reparticiones públicas, monumentos históricos, museos, iglesias
y teatros, entre otros atractivos, lo que vuelve al Barrio un punto especial en la ciudad, desde
su fundación en 1839. Desde entonces, la interacción cotidiana de sus habitantes ha sido una
parte esencial del Barrio. Esa cada vez más deseada “vida de Barrio” –en medio de una ciudad
a menudo caótica- es lo que vuelve distintivo al lugar.
En un contexto de expansión urbana acelerado sin una adecuada planificación del espacio como un lugar para el vivir, es necesario revalorizar y proteger esa “vida de Barrio” como
una alternativa, especialmente pensando desde una sustentabilidad basada en tres ejes: económico, medioambiental y sociocultural, a través de los cuales dar una mirada integral y hacer
perdurar en el tiempo las característica de la zona como un valor con alto potencial turístico.
Ello implica necesariamente que, al poner en valor el patrimonio y la cultura como oferta turística, se debe respetar la vida cotidiana de los habitantes, la multiculturalidad, su memoria
colectiva, sus prácticas culturales y sus espacios creativos.
El principal objetivo de esta publicación es sistematizar y compartir lecciones desde Yungay para el desarrollo, posicionamiento y gestión turística integral de Barrios que potencie el
equilibrio entre residentes y turistas, preservando así los valores identitarios de la ciudad, poniendo a disposición de los actores y emprendedores, tecnologías y herramientas que mejoren
la competitividad e innovación en la gestión empresarial de las pequeñas empresas de servicios
turísticos, gastronómicos, hoteleros, culturales-artísticos y de comercio, entre otros, que permitan al mismo tiempo potenciar las fortalezas arquitectónicas, histórico-culturales, ambientales y
sociales del Barrio, convirtiéndolo en un referente turístico chileno de clase mundial.
9
El proyecto fue un bien público financiado por CORFO llamado “Modelo de Gestión
Integral de Barrio: El caso de Yungay como Referente Turístico, Cultural, Patrimonial, Gastronómico y de Industria Creativa para Chile”1, se inició en enero del 2013: dando paso a un
trabajo constante por parte de Santiago Innova, Sernatur RM, CNCA RM, Municipalidad de
Santiago y la Sociedad Civil.
En la primera etapa del proyecto se requirió realizar un levantamiento de información
por lo que se articularon distintos diálogos con la sociedad civil. La participación ciudadana fue
clave en esta etapa del proceso.
En una segunda etapa, se definió un modelo de gestión respondiendo a la pregunta ¿qué
tipo de turismo queremos y cómo implementarlo? Para dar respuesta a esta interrogante se desarrollaron estudios de carga turística, de casos internacionales de turismo cultural y comunitario: así como talleres con los actores locales para recoger su mirada ante propuestas de gestión
del turismo deseado; que concluyó en un seminario titulado: “Identidad yTurismo Sustentable:
oportunidades y desafíos”2 .Gracias a éste se concertaron distintos diálogos provenientes de los
diferentes actores propiciando nuevas estrategias en este campo.
Por último, en una tercera etapa, se da énfasis en la transferencia de este modelo de
gestión turística y la operación del producto turístico propuesto y la importancia de la participación ciudadana. Esta etapa final abre una interrogante sobre qué depara el futuro.
Lograr conservar la memoria sin que se transforme en un museo carente de urbanidad y
fomentar su desarrollo es, sin duda, el gran desafío para restablecer el equilibrio entre el patrimonio arquitectónico, el turismo y la ciudadanía.
Plaza Yungay
1 Ver Línea Base de las actividades económicas, comerciales y de servicios culturales, turísticos y patrimoniales del Barrio Yungay de Santiago, para la determinación y desarrollo sustentable de la oferta y
carga turística de la zona, Julio 2013.
2 Ver Capitalización de Encuentros de Reflexión e intercambio. El Barrio Yungay “Identidad y Turismo
Sustentable. Oportunidades y Desafíos, Octubre 2013.
Fotografía Cristian Richardson
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
1
10
Procesos
históricos en
la formación
urbana
11
Capítulo 1
Procesos históricos en la formación urbana
Los países, las ciudades y los distintos Barrios son el reflejo concreto de diversos procesos históricos que actúan como una huella de identidad, volviéndolos particulares y cargados
de significado para sus habitantes. Para conocer estas “huellas de identidad”, es necesario entonces adentrarse -al menos brevemente- en los procesos históricos que les dieron vida.
Al igual que el resto de las ciudades hispanoamericanas, Santiago de Chile desde su propia fundación ha sido entendida como un espacio que debía reflejar la posición social de los
individuos que la habitaron. El llamado “damero” con que se establecieron las distintas manzanas y límites de la ciudad, permitía separar “categorías sociales” a partir de su ubicación en la
ciudad. Por entonces, mientras mayor estatus social, más cerca a la Plaza de Armas (llamada
Plaza Mayor por entonces) se debía residir, lugar donde se concentraban las principales instituciones coloniales (Cabildo, Catedral, casa de los gobernadores y la Real Audiencia, esta última
a partir de su traslado en 1609 desde Concepción). Sin duda, era el lugar donde ocurrían la mayor parte de los actos de relevancia política, económica y social de la ciudad (De Ramón, 2000).
En cierta medida, esa idea de ciudad como reflejo del orden social imperante, sobrevivió
al fin de la Colonia, manteniéndose en el período republicano abierto tras la Independencia.
Sin embargo, con profundas mutaciones, especialmente en las maneras de segmentar el habitar en la ciudad.
Imagen: Una Tarde de paseo por La Cañada.
Frederic Sorrieu, 1872. Archivo Memoria Chilena (Biblioteca Nacional de Chile). Disponible en Memoria Chile: http://
El Barrio Yungay:
www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/MC0012105.pdf
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
12
13
Capítulo 1:
La ciudadCapítulo
deseada1
Procesos históricos en la formación urbana
1.1 Santiago decimonónico: proyectos
y realidades en el espacio urbano
Si bien las primeras décadas posteriores a la Independencia, se caracterizaron por la miseria vivida en el país, a mediados de ese siglo las cosas comenzaron a mejorar.
El auge económico derivado del ciclo de la plata en Atacama y el incremento de la producción triguera de exportación, permitieron el surgimiento de una élite económica ligada al
comercio y la minería, que se sumaba a los grupos terratenientes tradicionales, modernizando
en parte las ideas de la oligarquía.
Esa nueva élite, generalmente pensando en Europa como modelo deseado -especialmente Francia-, aspiraba a convertir a la capital del país en una ciudad moderna e ilustrada, por
tanto, de cierto modo excluyente y segmentada para los otros grupos sociales.
Sin embargo, a pesar de estas aspiraciones, la ciudad había comenzado a recibir cada
vez en mayor número a los expulsados del modelo agroexportador. A medida que la agricultura de exportación se volvía un negocio lucrativo, los grandes terratenientes habían logrado
–con mecanismos legales o ilegales- ampliar sus propiedades, en perjuicio de los pequeños
productores, los cuales sin un medio de sustento, se echaron a los caminos en busca del sostén
(Salazar, 1985). Gran parte de ellos llegó a Santiago, ubicándose inicialmente en las áreas periféricas, pero “invadiendo” con su comercio ambulante el centro mismo de la ciudad causando
la furia de los grandes comerciantes de la Plaza Mayor (Salazar, 1991). Este proceso de penetración del bajo pueblo en la ciudad no se detendrá, creciendo sostenidamente en los Barrios
periféricos populares, como el conocido sector de La Chimba (al norte del río Mapocho).
Mapa de Santiago.
Tomás Thayer Ojeda. Santiago: Impr, Cervante, 1905: p, 245. Santiago durante el siglo XVI.
Fuente: Archivo Memoria Chilena (Biblioteca Nacional de Chile). Disponible en Memoria Chile: http://
www.memoriachilena.cl/archivos2/thumb750/MC0000495.jpg
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
14
Es por esto que la élite, sin renunciar todavía a su proyecto de ciudad moderna e ilustrada, buscará intervenir en el espacio urbano. Uno de aquellos aristócratas fue Benjamín Vicuña
Mackenna. Después de su viaje por Europa a mediados del siglo XIX,Vicuña Mackenna regresa
con la idea de convertir Santiago en una ciudad con orden, belleza y cultura, en otra palabras,
convertir a Santiago en el París Americano (Wehner, 2000).
En su rol de Intendente de Santiago, lleva a cabo una reforma urbana que divide el mundo plebeyo y la sociedad culta, es decir, deliberadamente intentar retomar la segmentación
perdida por la llegada de masas de personas empobrecidas a la ciudad. Para tal cambio, se
asentó el “Camino de Cintura” y se establecieron cuatro ejes urbanos, los que actuaban como
frontera entre el mundo “civilizado” y el “bárbaro”, tal como se le denominaba en la época a
los sectores populares (llamados también “La Cañ alla”).
A pesar de estos esfuerzos deliberados, lo cierto es que la vida urbana y rural se configura y se mezcla con la diversidad social y cultural. De esta forma, empezaron a construirse
algunas casas de cierta importancia y también ranchos miserables de murallas de quincha y techumbre de paja, en las cuales se instalaron modestos comerciantes, traficantes de animales y
hasta cuatreros. Se instalaron también en el sector varias canchas de carrera, que dieron especial
colorido (Leon, Echaiz. 1972, Tomo II: 93. En. Salinas, 2002).
Iconografía de Vicuña Mackenna por Eugenio
Orrego Vicuña. Santiago: Universidad de Chile,
Imp 1939. Fuente: Archivo Memoria Chilena (Biblioteca Nacional de Chile). Disponible en www.
memoriachilena.cl
15
Capítulo 1
Procesos históricos en la formación urbana
1.2 La Historia del Barrio Yungay
1.2.1 Antecedentes del Barrio
En los primeros años de la conquista española, el por entonces gobernador Pedro de
Valdivia hace entrega a Diego García de Cáceres, compañero de armas, un solar, una chacra y
una encomienda, como pago por sus méritos en el proceso. La chacra se ubicaba al oeste de la
recién fundada ciudad de Santiago. Ésta y las primeras chacras colindantes fueron dedicadas
al cultivo agrícola que abastecía a la ciudad. La chacra se extendió ampliamente, incorporando lo que luego sería el Barrio Yungay, la avenida Matucana-conocida como Alameda de San
Juan- y la Quinta Normal (Liendo, 2005).
Al morir García Cáceres, la chacra es heredada por su hija Isabel, quien era casada con
Ramirañez Bravo de Saravia, pasando a ser de la familia de los marqueses De La Pica Bravo de
Saravia. A comienzos del siglo XIX, José Santiago Portales Larraín recibe la chacra en herencia
de su padre Diego Portales Irarrázabal Bravo de Saravia. La propiedad adquiere entonces el
nombre de Llano o Llanito de los portales o Quinta de Los Portales.
El Llano de Portales habría alcanzado un gran progreso gracias a las mejoras de los caminos, principalmente la actual calle San Pablo, que unía la capital de Santiago con el Puerto
de Valparaíso. El comercio activa las relaciones sociales con los transeúntes que viajaban al
puerto. En la carretera se acomodaban los traficantes para negociar sus animales y mercadería.
Muy rápidamente, a ambos lados, se edificaron ranchos de barro y paja, muchos de los cuales
se mantuvieron en pie hasta 1885. Tales viviendas daban un aspecto típico y pintoresco de aldea
colonial (Araneda. 1971: 31). Gracias al desarrollo de la ciudad, las calles bien alineadas y divididas en manzanas, hacia 1840, muchas poblaciones atraídas por este auge económico y social,
comenzaron a adquirir propiedades en el sector urbano, lo más céntrico de la ciudad.
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
16
17
Capítulo 1
Procesos históricos en la formación urbana
1.2.2 La fundación del Barrio
Foto de la Plaza Yungay, ayer y hoy
En: www.barriopatrimonialyungay.cl
En 1839, el General Manuel Bulnes derrota a la confederación Perú–Boliviana. El presidente en ese entonces, José Joaquín Prieto -con el decreto presidencial del 5 de abril de 1939- funda
en la Plaza Portales, en adelanteYungay, un Barrio en homenaje a los soldados chilenos que combatieron en la batalla del mismo nombre, en territorio peruano. La fundación del Barrio cobra
entonces un carácter simbólico. Como han demostrado las investigaciones históricas sobre la
guerra, el ejército que combatió –en durísimas condiciones por lo demás- fue esencialmente de
extracción social popular y campesina. Por entonces, la mirada de la élite resultaba más bien de
desprecio hacia los sectores populares. Sin embargo, su actuación destacada en la guerra forzó
a los líderes políticos a un cambio en su discurso respecto de ellos. El Barrio se funda en ese contexto. Posteriormente, años después de la Guerra del Pacífico (1879-1883), se inaugura el Monumento al Roto Chileno. La intención política seguía siendo la misma.
La inauguración se efectuó el domingo 7 de octubre de 1888. Por diversos inconvenientes no pudo hacerse el 20 de enero. Como se deseaba. Una inmensa concurrencia llenaba
totalmente las avenidas de la Plaza de Yungay y al frente del Monumento, en una tribuna especial, tomó colocación la comisión de ornato de la Plaza Yungay, que presidia el señor Regidor
Municipal don José MaríaBenítez. El sitio de honor fue ocupado por el intendente de la provincia
señor Don Prudencia Lazcano. (Carranza. 1939: 58). El monumento se caracteriza por ser un
soldado andrajoso y harapiento, reflejo de las duras condiciones vividas por los soldados
chilenos -como también por los soldados peruanos y bolivianos- que debieron sortear largas
campañas, escasez de agua y víveres.
Tras su fundación, en las primeras tres década, el BarrioYungay fue poblándose con cierta rapidez. Su cercanía con el centro de la ciudad la convertía en un polo de expansión urbana
atractivo. Se ensancharon sus calles y delimitaron sus fronteras, extendiéndose desde la Acequia de Negrete (actual avenida Brasil) por el oriente, hasta la Alameda de Matucana por el
poniente, y entre San Pablo por el norte y la Cañada o Alameda por el sur.
El Barrio consolida su función residencial. Junto con ello, se instalaron diversos equipamientos de diversa índole. Religiosos como la Iglesia San Saturnino de los Capuchinos (rústica
capilla de madera y adobe); sociales como la Hospedería San Rafael, para indigentes y hospitalarios, como la Casa de Orates; educacionales como la Escuela Nacional de Preceptores y
sobre todo, tras la creación de la Quinta Normal. Esta última, tiene una gran importancia para
la consolidación del Barrio.
La Quinta Normal, fue adquirida por el fisco entre 1841 y 1850, con dos hijuelas de terreno
con 31 cuadras a miembros de la familia Portales (…) Con la creación de aquel establecimiento
había facilitado la ampliación de la ciudad hacia el poniente, puesto que era notorio que aquellos
terrenos ya no serían vendidos en adelante por hectáreas para actividades agrícolas, sino por metros o varas cuadradas, dando paso a sitios o propiedades urbanas (De Ramon, A. 1992: 167. En
Salinas. 2002: 25).
La “Quinta Normal de Agricultura” fue inaugurada en 1842 por el presidente Manuel
Bulnes. Inicialmente cumplía dos funciones. En primer lugar, ser un espacio de desarrollo de
cultivos agrícolas y lugar para realizar prácticas laborales dependiente de la Sociedad Nacional
Foto de la Plaza Yungay, ayer y hoy
Fotografía Santiago Innova
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
18
Parque Quinta Normal.
René Le Feuvre. Santiago: 1901 (Santiago:Impr.
Moderna).
Fuente: Archivo Memoria Chilena (Biblioteca Nacional
de Chile). Disponible en Memoria Chile: www.memoriachilena.cl/archivos2/thumb750/MC0030532.jpg
de Agricultura. En segundo lugar, especialmente a medida que se va extendiendo, un parque
para el sector poniente de la ciudad. Con el tiempo, se fueron construyendo Museos como el
de Historia Natural (1876), Museo Ciencia y Tecnología (1808 – 1904), Museo Ferroviario, al
igual que la laguna para diversas actividades y esparcimiento público.
La presencia de estas instituciones, servicios y equipamiento urbano vinieron a fortalecer al BarrioYungay como un espacio gravitante en la ciudad. Sin embargo, a pesar de esto el
Barrio conservó un perfil residencial, en donde las relaciones de trato cotidiano y el compartir,
mantenían un aire particular al sector.
19
Capítulo 1
Procesos históricos en la formación urbana
1.2.3 La visión de un Barrio
Domingo Faustin Sarmiento
El Barrio Yungay tiene características únicas para sus habitantes y personas que lo visitan. Sus pasajes y rincones, relatan una historia republicana, con una fuerte identidad que se
plasma y reconoce hasta el día de hoy.
Domingo Faustino Sarmiento (1845), quien vivió allí, la consideró desde su fundación
como una verdadera villa o villita. Al poniente de Santiago y a una distancia como de 10 a 11
cuadras de la Plaza de Armas, había una finca de potreros perteneciente a un Sotomayor, que
para venderla con provecho se propuso dividirla en manzanas, que estuvieron a su vez divididas
en sitios, para dar un triple valor al terrenos (…)cual si hubiese sido sembrada, una hermosa villita,
con calles alineadas y espaciosas, alguna de las que lleva ya el nombre de calle de Sotomayor, su
correspondiente plaza de Portales, su capilla y sus cientos de edificios que se están levantando
todos a un tiempo (…)si hubiesen buenas veredas al paseo más largo
y más agradable que pueda imaginarse (…) La villa deYungai ha proporcionado un bien importante, que es establecer un nuevo centro de
población; de manera que sus moradores tengan una plaza, un paseo, y otros lugares públicos que sirvan para la formación de edificios
de gusto y aun de lujo1.
A la izquierda, el Padre Fidel Aravena Bravo, en 1971, en sus
crónicas del BarrioYungay nos habla de su aire provinciano. Casas
modestas, con huertos y animales, jardines y árboles frutales que
hacen sombrar para ver pasar el día y adornan los enormes patios
Padre Fidel Aravena Bravo
Joaquín Edwards Bello
3 El Mercurio. Valparaíso, 1827- v, (3 abril 1842), p, 3.
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
20
Sandi Zañartu
Eusebio Lillo
de las casas del antiguo Santiago. Como relata el autor de la canción nacional Eusebio Lillo “en
la primavera esto es bonito, hai muchas flores y algunos árboles frutales….allá esta mi gallinero.
Es toda mi familia y por cierto que cumple bien sus deberes y proporciona elementos para la mesa2
…”A la derecha, en el año 1950, el escritor Joaquin Edwards Bello valora su espíritu comunitario. No obstante, la imagen de pueblo en el centro de la ciudad moderna perpetúa la memoria
de sus habitantes.
El escritor Sandi Zañartu nos regala un bello relato: El vecindario salía a pasear a la vereda
y a ver el tránsito desde los balcones. Se sentía el run-run de las mujeres habladoras, las voces
pasaban pero no se oían la música de los confines, el rezo de la estación o el tímpano de algún cohete forastero. Así era el Barrio de Yungay, un Barrio donde vivíamos como niños mirando patios
con sombra de aleros, el paso del carrito urbano por Catedral, algunas rinconadas pueblerinas y la
algarabía marcial de los días patrios (Zañartu. 1963).
El rápido crecimiento de la población fue producto de la migración, durante el último
tercio del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX. Debido a la inversión extranjera y nacional,
Santiago se convierte un polo de atracción laboral, pero también, por una búsqueda de “ascenso social” en la vida urbana.
El Barrio terminó siendo habitado por familias de clase media y media alta, intelectual y
profesional de la época. Por su parte, Ignacio Domeyko3 relata: salí a las afueras de la ciudad en
busca de una casita medio campesina, para habitar en ella. Encontré –como predestinada para
mí- una vivienda construida hacia poco por un francés, con jardín bastante grande, a cien pasos
de la iglesia parroquial. En el jardín, altos parrones, cincuenta naranjos y muchísimo durazneros y
2 Una Charla con Eusebio Lillo. Zig – Zag, Sept. 1905. www.dulcepatria.cl
3 Fue un científico polaco-chileno. Chile le concedió la nacionalidad por gracia en 1848. Entre 1840 y 1846
realizó viajes por gran parte del país. En estos viajes, describió la geología de extensas zonas. En 1847 fue
contratado como profesor del Instituto Nacional de Chile, más tarde se le concedió la nacionalidad por
gracia y contrajo matrimonio con una joven chilena, Enriqueta Sotomayor, con quien tuvo tres hijos.
21
damascos; la casa no muy grande, pero cómoda. Su propietario, obligado a buscar mejor suerte,
me la vendió por un precio módico y me trasladé a ella a comienzos del años 1850 (…) en marzo ya
nada me quedaba por instalar en mi chalet un tanto ermitaño y situado en las afueras de la ciudad
(1987: 815, 816. En Ibid: 28).
El Barrio Yungay vive un explosivo crecimiento a comienzos del siglo XX, gracias a la
consolidación de los distintos servicios urbanos; agua potable, alcantarillado, transporte público, pavimentación y electricidad. Entre 1870 y 1920, el Barrio fue densamente poblado, por la
aristocracia santiaguina, y por la clase trabajadora y empobrecida. Esta última, estaba conformada principalmente por los trabajadores ferroviarios que habitaban el Barrio Yungay, cerca
de las calles Mapocho y San Pablo, viviendo en cités y conventillos. Esta parte del Barrio fue
albergando generaciones de obreros que trazaron la historia de movimientos sociales.
La diferencia entre la clase empobrecida y la aristocracia fue marcando la emergencia
del sector. Las familias más pobres vivían en conventillos, mientras que la clase media emergente habitaba cités y la clase alta grandes casonas. Entre 1850 y 1930 la ciudad y el sector
poniente gozaron de un auge económico y social. La emigración de familias acomodadas, la
migración extranjera, el aumento del comercio, la economía minera, hicieron del Santiago
poniente un emergente y atractivo lugar, con evidentes mejoras urbanas impulsadas por el
intendente Vicuña Mackenna. El Barrio se caracterizó por esta mixtura social y cultural (Laborde. 2000: 99. En Salinas. 2002: 31).
Estas habitaciones populares se trasformaron en un excelente negocio para las elites
que instalaron a las mujeres y sus familias en la ciudad misma, pero bajo pórticos cerrados,
que no siempre mostraban de manera abierta lo que pasaba en su interior (Brito, 2009: 121.
En: Basías et al. 2011: 40).
Capítulo 1
Procesos históricos en la formación urbana
Ignacio Domeyko
Casa donde vivió Ignacio Domeyko
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
22
Plaza Yungay: Lateral Poniente
Sandy Zañartu. 1963.
Fuente: Revista En Viaje, Fuente: Archivo Memoria
Chilena (Biblioteca Nacional de Chile). Disponible
en Memoria Chile: http://www.memoriachilena.cl/
archivos2/pdfs/MC0043180.pdf
23
Capítulo 1
Procesos históricos en la formación urbana
Sin embargo, la élite del Barrio emigró a partir de 1930 hacia el sector oriente de Santiago en búsqueda de mejores condiciones ambientales y sociales. Fue un periodo de decadencia
donde el sector comenzó un lento y paulatino deterioro. Las familias de clase media y posteriormente más modestas ocuparon las antiguas viviendas, subdividiéndolas y transformando
los inmuebles. Se redujo la inversión, disminuyó el valor del suelo y se instalaron numerosas y
pequeñas empresas de tipo productivo y comercial (Fernández. 2000. En Salinas. 2002: 31). A
mediados del siglo XX las grandes casonas neoclásicas fueron abandonadas por sus habitantes, en búsqueda de nuevos sectores, configurando su historia y olvidando su pasado.
Pasaje Adriana Cousiño / Fotografía Santiago Innova
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
24
25
Capítulo 1
Procesos históricos en la formación urbana
1.3.1 Gentrificación y el impacto en la
planificación urbana
El crecimiento masivo del espacio urbanizado y la generación de nuevos polos urbanos
ha transformado el carácter central de las áreas que tradicionalmente originaron la ciudad.
Fueron principalmente los sectores de altos ingresos los que abandonaron los Barrios históricos centrales, trasladándose a nuevos Barrios, socioeconómicamente más homogéneos y
distantes de las áreas de mayor confluencia de personas.
El traslado de población desde las áreas centrales a los Barrios residenciales de la periferia involucró también el traslado de actividades económicas y comerciales, acentuando el
proceso de transformación de la ciudad. Los edificios de los centros de las ciudades se fueron transformando en viviendas para sectores sociales de ingresos menores y en lugares para
actividades económicas de menor rentabilidad, determinando un creciente deterioro de los
centros históricos.
La falta de inversión pública y las dificultades económicas para la mantención por parte
de los propietarios, fueron degradando esos lugares. Con la disminución de los valores inmobiliarios se profundizó el proceso de desplazamiento de las clases de ingresos medios, el aumento de la pobreza, nivel de hacinamiento y de inseguridad.
En gran parte de los centros históricos de ciudades latinoamericanas, junto con el deterioro económico y físico, se añade un profundo cambio social. Las familias de altos ingresos
se desplazan hacia conjuntos habitacionales con equipamiento de alto nivel (condominios),
y por otro lado, la producción de viviendas sociales es insuficiente con respecto a la demanda. Una de las alternativas para la población de bajos ingresos es la inserción residencial en
las áreas centrales que cuentan con equipamiento y servicios mediante la subdivisión de los
edificios residenciales y la densificación de los espacios disponibles, produciendo condiciones
habitacionales con alto nivel de hacinamiento. Esto provoca un “neoconventillo” que evoca la
vulnerabilidad de principios del siglo XX, en épocas de la llamada “cuestión social”.
El patrimonio tangible e intangible del Barrio Yungay se ve amenazado por presiones
inmobiliarias que promueven una destrucción y verticalización del Barrio. La regulación urbana y la intervención barrial provocan una “gentrificación” convirtiendo al patrimonio y el
Barrio en un lugar “fantasma” donde la vida de Barrio desaparece y se imponen una ciudad
ajena y lejana.
¿Cuáles serían los efectos de la gentrificación para el turismo? Los espacios públicos y
las relaciones festivas permiten recordar esta necesidad de encuentro. El cambio poblacional
no comprende esta necesidad y vive hundido en el anonimato y la perplejidad. Los cambios
económicos en el proceso de gentrificación renuevan a la población que habita el centro por
los altos costos de arriendo y presiones inmobiliarias que seduce esta nueva política.
1.3.2 Un Barrio diverso
El pasar del tiempo ha dejado una diversa “textura cultural” en la ciudad de Santiago.
La ciudad es un receptáculo de inmigrantes. En un comienzo fueron indígenas y campesinos,
en la actualidad, podemos encontrar europeos y latinoamericanos. Estos han configurado la
ciudad y le han dado una nueva significación al espacio y al tiempo, entre la dimensión física,
simbólica e histórica. La heterogeneidad social de sus habitantes dejó un registro y una huella
que caracterizan la historia fundacional del Barrio y la ciudad.
Una noche en La Cañada
Recaredo S. Tornero. Valparaíso: Libr i ajencia del Mercurio, 1872
(Paris: Impr. Hispano-Americana de Rouge Dunan i Fresne) ix, 495.
Fuente: Archivo Memoria Chilena (Biblioteca Nacional de Chile).
Disponible en Memoria Chile: http://www.memoriachilena.cl/
archivos2/thumb750/MC0037490.jpg
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
26
27
Capítulo 1
Procesos históricos en la formación urbana
1.3.3 La ciudad propia y desgarrada
En los juegos con los niños
Fotografía Pablo Rojas
La oligarquía terrateniente y la burguesía de la época (intelectuales, científicos, políticos) dejan un legado arquitectónico, patrimonial y cultural que caracteriza al Barrio y perpetúa
la historia de una sociedad. Por su parte, el campesinado, los mineros y los inmigrantes empobrecidos conviven en un antagonismo, compartiendo el territorio, pero desde otra historia “fundante”. La chingana, las ramadas y los conventillos eran habitados por una sociedad
empobrecida y servil, dejando un registro de su relación con la historia de Santiago y el Barrio.
La heterogénea y diversa dialoga constantemente con el primer Barrio republicano. Por
un lado, la sociedad culta e intelectual y, por otro, la sociedad empobrecida y servil. La clase
proletaria del Barrio no es una clase empobrecida, vive de la venta de su fuerza de trabajo o de
pequeños negocios y oficios. Constituyen un grupo social de ingresos intermedios.
Se consolida un “Barrio Industrial” con una sociedad especializada que buscan su espacio y su sociedad siendo los impulsores de la construcción de Barrio y sociedad barrial. Esta
clase heterogénea busca la ciudad propia, generando lazos de convivencia y amistad. La proximidad con el centro lo hace un lugar muy atractivo para la nueva población inmigrante, pero
sobre todo, para el profesional joven que busca la cercanía laboral con una vida de Barrio y
esparcimiento.
El BarrioYungay es un espacio urbano con un enorme atractivo turístico no sólo para sus
residentes y empresarios, sino también para la ciudad de Santiago. Potenciar un turismo cultural es generar un desarrollo local, en la búsqueda de una mejor calidad de vida, armoniosa,
comunitaria y de Barrio. El proyecto de Barrio es el futuro de las nuevas ciudades del mundo.
El acelerado crecimiento de la población ha generado una necesidad de expansión de
la ciudad y una pérdida del espacio barrial. El “centro” histórico ha experimentado un proceso
de degradación arquitectónica y social. El Barrio ha sido la frontera que segrega la ciudad, limitando entre lo deseado y lo indeseado, el centro y la periferia, pero también un modelo de
residencia y convivencia de una población que busca lo “propio”.
El Barrio es un espacio de calles amables en las que se plasma el valor de la relación cara
a cara, la tradición, la pertenencia, la solidaridad. En el Barrio, el espacio aglutina; a mayor expansión urbana mayor necesidad de reconocimiento del lugar “propio” y domesticado, donde
operen normas y relaciones conocidas (De Certeau, 1996; Gravano, 2003; En. Márquez, 2008).
El deterioro de la vida de Barrio es producto de la irrupción y transformación de este
micro escenario. El mercado y la expansión urbana olvidan y alejan las miradas deseadas y
a veces bucólicas del Barrio. Las inmobiliarias dan forma a la expansión urbana por falta de
planificación. No obstante, los Barrios se consolidan por las fuerzas sociales que lo modelan y
orientan la ciudad y su desarrollo (Márquez, 2008).
Lo antiguo y lo nuevo
Fotografía Pablo Rojas
La vida de Barrio: niños jugando en el parque.
Fotografía Camila González Herrera. En: Banco Audiovisual,
Servicio Nacional de Turismo.
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
2
28
Comprendiendo
Un Barrio:
Claves
Analíticas
29
Capítulo 2
Comprendiendo un Barrio: Claves analíticas
Para poder analizar de manera adecuada la situación del Barrio
Yungay y sus potencialidades turísticas, es necesario antes describir algunos conceptos y criterios presentes en este libro.
Imagen: Hostal - Grafiti Mapuche
Fotografía Santiago Innova
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
30
31
Capítulo 2
Comprendiendo un Barrio: Claves analíticas
2.1 Identidad e identidades
La construcción de la identidad supone una selección de rasgos culturales a los que se
recurre para dar un fundamento posible a la definición de la colectividad de origen y pertenencia (Bartolomé, 1997: 79). La identidad colectiva se vincula a situaciones, espacios y tiempos
particulares, la cual se construye mediante manipulaciones ideológicas, simbólicas y rituales.
Una identidad colectiva equivale a un estado de conciencia compartido, un sentimiento más o
menos explícito de pertenecer a una categoría de personas, a un grupo de contornos precisos, o
a una communitas [comunidad]de perfiles imprecisos, pero contenidos vivenciales más intensos
(Barrera, 2000:11-12).
La religión, la alimentación, la vestimenta, la vida material, etc.; son expresiones culturales que se materializan en un discurso y son signos emblemáticos de la identidad, los cuales
se harán distintivos en diferentes situaciones.
La identidad también se hace visible en lo cotidiano, como un “espacio fundamental para
la concreción de la conciencia social de un grupo humano; espacio en el cual la cultura se despoja
de su papel de norma ideal, para pasar a asumirse como desempeño real; como organizadora y
reproductora de la matriz de conductas propias de una colectividad dada” (Bartolomé, 1997: 84).
La identidad opera en distintas esferas, por ejemplo la historia del grupo es un elemento importante para afirmar la identidad compartida de los sujetos, la memoria sufre continuas
transformaciones, las que operan como factores relevantes en los cambios de la autoconciencia
de una sociedad. Lo importante de estos conceptos es que no se puede distinguir entre memoria e identidad, porque están estrechamente ligadas, es decir que no puede haber identidad sin
memoria, pues únicamente esta facultad permite la conciencia de uno mismo en el tiempo y a
la inversa, no puede haber memoria sin identidad. En este sentido toda persona que recuerda domestica el pasado pero, sobre todo, se apropia de él, lo incorpora y lo marca con su impronta, etiqueta
de memoria manifiesta en los relatos o memorias de vida (Candau, 2006:117).
La vida artística
del Barrio
Fotografía Camila
González Herrera. En
Banco Audiovisual,
Servicio Nacional de
Turismo
Grafiti: Santo Domingo
Fotografía Santiago Innova
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
32
33
Capítulo 2
Comprendiendo un Barrio: Claves analíticas
2.2 El Barrio como referente de
identidad
En los contextos urbanos, el Barrio aparece como un espacio de reconocimiento, un
lugar “propio” y necesario, enfrentados a los acelerados procesos de expansión social, demográfica y urbana de las ciudades modernas. El Barrio en sí queda definido como un “espacio
simbólico-ideológico y referente de identidades sociales urbanas” (Gravano, 2003:12).
En definitiva el Barrio aparece, entonces, como realidad tangible y material y como parte
del imaginario; como práctica y como representación, como valor cultural, identidad colectiva,
especificidad espacial, polo de disyunción ideológica y sede social de las más variadas relaciones
dinámicas (Gravano, 2003:43).
Un primer aspecto, es la variable espacialidad de lo barrial, la que acota a un espacio
físico-arquitectónico de una parte de la ciudad. En este espacio se articulan las marcas, límites,
fronteras, en definitiva, es la unidad física del Barrio que actúa como un referente de tangible
de identidades y símbolos.
Un segundo aspecto, es la escenificidad, entendida como un escenario social donde
converge la vida barrial, donde se aglutinan los problemas sociales, las fricciones de la ciudad,
tanto en sus relaciones de determinación y subordinación.
Por último, la funcionalidad estructural del Barrio, es el rol que juega el Barrio dentro de
la estructura socio-urbana. Cada ciudad a través de la historia de fundación y desarrollo formó
Barrios donde resaltan ciertas características particulares, comerciales, residenciales, industriales o administrativas. El Barrio es una reproducción social y material de la ciudad.
Cité del Barrio Yungay / Fotografía Pablo Rojas
Parque Portales / Fotografía Santiago Innova
Plaza Yungay / Fotografía Pablo Rojas
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
34
35
Capítulo 2
Comprendiendo un Barrio: Claves analíticas
Estos aspectos sitúan al Barrio como “insumo de la reproducción necesaria de las clases
trabajadoras, resultado de la división del trabajo y de la distribución desigual de la urbanización,
en oposición a los espacios centrales de las ciudades apropiados por las clases dominantes” (Gravano, 2003:58).
El Barrio Yungay es un Barrio “abandonado” por la clase dominante, por la élite de la
época y sus herederos. El Barrio es un espacio apropiado por la clase trabajadora, la clase me-
El patrimonio en ruinas y la nueva forma de habitar: Lofts / Fotografía Pablo Rojas
Edificio Caffarena / Fotografía Santiago Innova
Antigua Estación Yungay / Fotografía Pablo Rojas
dia heterogénea, y las sociedades empobrecidas (prevalentemente inmigrantes latinoamericanos), los cuales compartes y forman lazos, formando el tejido social de la vida de Barrio. Sin
embargo, un nuevo proceso de apropiación surge desde una sociedad emergente (profesionales jóvenes). Los departamentos en altura, el comercio y la nueva habitabilidad. El Barrio
experimenta una nueva gentrificación reconfigurando la orientación hacia lo urbano.
La capacidad de lo barrial para construir y ser construido por el imaginario social, es denominada imaginalidad de lo barrial, es decir que junto a su carácter físico-espacial pasa a ser
un conjunto de rasgos, atributos y signos ubicables en la esfera ideológico-simbólica. Cuando
la noción de Barrio es en sí misma idealizada, ya sea hacia el pasado o hacia el futuro, entra la
noción de idealidad, siendo una reivindicación de lo barrial como utopía o aspiración, en relación a las condiciones y calidad de vida urbana.
Oficio de Barrio: El zapatero / Fotografía Pablo Rojas
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
36
2.3 El patrimonio como construcción
social de identidad
El patrimonio es una “representación simbólica de la identidad, un factor de cohesión, espacio referencial, la identidad ofrece a un grupo –tanto a los individuos que lo forman como a su
descendencia-, los medios para el propio reconocimiento, para perpetuarse, para proyectarse en
el futuro” (Prats, 1997:8).
No obstante, el patrimonio es una construcción social pero también es una invención.
La construcción social de la realidad es un universo simbólico legitimado (Berger y Luckman.
1983). Las realidades son extraídas y reubicadas en otra realidad y el patrimonio así funciona.
En otras palabras, se descontextualiza y recontextualiza. La invención y construcción de la realidad son concepto que se complementan. La invención se refiere sobre todo a procesos personales y conscientes de manipulación, mientras que la construcción social se asocia principalmente
con procesos inconscientes e impersonales de legitimación (…) en cualquier caso, la invención,
para arraigar y perpetuarse, necesitará “convertirse” en construcción social, es decir, alcanzar un
mínimo nivel de consenso (Prats, 1997:20-21).
Peluquería Francesa / Fotografía Pablo Rojas
37
Capítulo 2
Comprendiendo un Barrio: Claves analíticas
2.4 La gestión social del patrimonio
El patrimonio es la asunción de la dimensión política del tema, estableciendo que “sin
poder, no existe patrimonio”. Los principales poderes constitutivos que reproducen el patrimonio son los gobiernos locales, regionales y nacionales.
El caso del Barrio Yungay es significativo porque desde la sociedad civil y la gestión social se levantó una propuesta identitaria de vida de Barrio. Es por esta razón, que la sociedad
demanda a las instituciones que asuman en su nombre transmisiones que ya no son operativas,
que reconozcan, preserven y defiendan todo aquello cuya desaparición podría a medio y largo
plazo amenazar su existencia, es decir, sus entornos naturales y culturales, sus identidades, sus
valores (Prats, 1997:7).
La gestión del patrimonio por parte de la comunidad, permitió articular una extensa red
entorno a la defensa del BarrioYungay. El avance inmobiliario y urbanístico en el territorio alerto a los vecinos que veían como el Barrio iba poco a poco derrumbándose. La unión permitió
levantar una voz en una ciudad excluyente y segregada. Las políticas de planificación urbana
imponen una visión de ciudad, ajena y hostil, fundacional y diferenciada de la diversidad existente en un Barrio comoYungay.
“El patrimonio ha estado sometido a una dinámica de construcción social que podemos
caracterizar, de exclusivista y excluyente (…) Exclusivista, en términos de una apropiación
Marcha por el patrimonio, 2014 / Fotografía Pablo Rojas
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
38
39
Capítulo 2
Comprendiendo un Barrio: Claves analíticas
2.5 La participación ciudadana
disciplinaria e ilustrada del tema, y excluyente, en cuanto al acceso privilegiado de unos sectores
de la población sobre otros en relación a la formación, selección y apropiación de bienes culturales
considerados patrimoniales” (Rabi, 2007:139, 140).
Por el momento no existen una propuesta o ley patrimonial que proteja adecuadamente el valor inmaterial como la vida de Barrio, es más, el patrimonio monumental se ve constantemente amenazado. Para una política adecuada del patrimonio debe considerarse cualquier elemento tangible o intangible que construya o cumpla la función simbólica del pasado
(Alegría, 2004). Las fiestas, los bares y clandestinos, los almacenes, los oficios y talleres que
enlazan las relaciones sociales, y en especial la vida de Barrio que tanto caracteriza aYungay.
Vecinos en la Plaza Yungay / Fotografía Pablo Rojas
Marcha por el patrimonio, 2014/ Fotografía Pablo Rojas
En términos generales, entenderemos participación ciudadana como el trabajo colectivo de un grupo de personas para la búsqueda de objetivos que ellos mismos han definido
y caminos que los conduzcan a ellos (CYTED, 2004: 35: En MINVU, 2010). El concepto alude
a una relación entre al menos dos partes, donde se comparte conocimiento, puntos de vista
o formas de aprender de una realidad. Por un lado, tenemos a los ciudadanos, y por otro, su
contra parte técnica o institucional.
El conocimiento de estas dos partes se da entre lo técnico y la necesidad de una población reflejada en la vida cotidiana. Por lo tanto, en la participación se reconoce al “otro”, el
saber y la experiencia como elementos fundamentales para lograr los objetivos que se esperan. Las instituciones públicas intervienen en la realidad social desde diferentes niveles: local,
regional, nacional, internacional.
Por lo tanto, la participación ciudadana es la instancia en la cual las personas (con derechos y deberes), se involucran y toman un rol “participativo” en el quehacer estatal fortaleciendo la transparencia, la eficacia y la eficiencia de los servicios y políticas públicas. La participación ciudadana es una forma de gobernar, va más allá de cumplir una serie de requisitos, es
formar parte de algo que involucra o afecta directamente a las personas. La participación es
un derecho fundamental, que garantiza la acción deliberada y consciente de la ciudadanía, tanto
de manera individual como colectiva, a través de los distintos mecanismos e instrumentos que
permitan la participación, con la finalidad de incidir en la toma de decisiones de los entes públicos,
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
40
41
Capítulo 2
Comprendiendo un Barrio: Claves analíticas
2.6 Turismo cultural
fiscalización, control y ejecución de los asuntos políticos, administrativos, ambientales, económicos, sociales, culturales y de interés general, que mejore la calidad de vida de la población1.
El objetivo es incluir a la comunidad en las decisiones sobre su territorio. Es importante
tener en mente que la identidad social es una realidad esencialmente dialéctica, que se mueve
en torno a tres polos (MINVU, 2010).
• Igualarse y diferenciarse de “otros”: Como señala Bauman (2001) el sentimiento de
comunidad consiste en dejar fuera de ella a aquellos que parecen extraños o diferentes, lo cual genera seguridad y sentido de pertenencia a un grupo en particular.
• Destacar el pasado y construir el futuro: Una identidad de arraigo y vital, no puede
descansar sólo en el pasado. Debe articular ese capital histórico con un proyecto. En
este caso, dicho proyecto a futuro pasa por conciliar el tipo de ciudad que queremos.
• La identidad asignada desde fuera por el experto y la identidad sentida como pertenencia o como arraigo: Los juicios sobre la existencia de identidades suelen hacerse desde fuera, sin ser necesariamente compartidos por los afectados, que muchas
veces no están conscientes de esa imagen que proyectan. En el extremo, está el estigma social o territorial como forma de identidad asignada a un grupo, comunidad,
localidad o Barrio.
1 Participación Ciudadana: conceptos y definiciones. Panamá 28 de julio 2008. http://www.libertadciudadana.org/archivos/indice/5200001.pdf
Es posible reconocer un recambio social de los centros históricos de una ciudad. Esto
provoca una tugurización; y su consecuente estigmatización como lugar complejo e inseguro,
por la degradación de su espacio público y la reproducción de la informalidad. Esto sucede
como consecuencia del traslado de antiguos residentes a otras áreas de la ciudad, por procesos naturales de expansión o, en ocasiones, como consecuencia de las normativas restrictivas
que pretenden proteger estos sectores de ciudad sin mayor inversión en el territorio, haciendo
de los centros históricos lugares menos atractivos para sus residentes.
El tema de la gestión de los centros históricos aún no toma la importancia que necesita
para la construcción de adecuadas políticas públicas, convirtiéndose en un tema de debate y
de reivindicaciones por la ciudadanía. Lograr conservar la memoria histórica de la ciudad sin
que se transforme en estático y fomentar su desarrollo es, sin duda, el gran desafío para restablecer el equilibrio entre ciudad y ciudadanía.
En el caso del BarrioYungay, está en curso la tarea de pasar de un estado de abandono a
transformarse en un referente de atracción cultural y turística. Sin embargo, aún existen problemas de inseguridad, higiene, degradación del patrimonio y el espacio público que requieren el aporte de ideas y estrategias de gestión que impulsen su reconversión.
El sector turismo, es el conjunto de unidades de producción en diferentes industrias que
producen bienes y servicios de consumo demandados por los visitantes. Estas industrias se denominan las industrias turísticas debido a que la adquisición por parte de visitantes representa
Pasaje Lucrecia Valdés / Fotografía Cristian Richardson
Josefa Errázuriz, Alcaldesa de Providencia
Marcha por el patrimonio, 2014
Fotografía Pablo Rojas
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
42
43
una porción tan significativa de su oferta que, en ausencia de éstos, dicha producción se vería
reducida de manera significativa (OMT. 2005, 2007).
El turismo impacta la realidad de un territorio y transforma su composición, afecta a su
población, el entorno natural y las zonas edificadas. No obstante, el turismo tiene efectos directos e indirectos en la económica de un territorio. Los impactos que genera el turismo tienen
beneficios económicos para la población local, sin embargo, es necesario adoptar un enfoque
global del desarrollo, la gestión y la supervisión del turismo (OMT. 2005, 2007).
Para que el turismo se incorpore de forma adecuada a una comunidad es importante
Inmueble patrimonial: Hostal El Raco
Fotografía Santiago Innova
articularlos aspectos culturales, sociales y económicos en su oferta de bienes y servicios. Persigue rentabilizar económica y socialmente el espacio local o lugar donde se desarrolla.
Según la UNESCO, el turismo cultural corresponde a una dimensión cultural en los procesos socioeconómicos para lograr un desarrollo duradero de los pueblos como un modelo de desarrollo humano integral y sostenible (…) Es considerada una actividad que, no sólo contribuye al
desarrollo económico, sino a la integración social y al acercamiento entre los pueblos; siendo el
turista cultural una modalidad en la que convergen políticas culturales y turísticas, portador de valores y respeto por los recursos, tanto culturales como naturales (UNESCO, Conferencia Mundial
sobre Políticas Culturales, 1982).
El turismo cultural busca desarrollar actividades que permitan al visitante acercarse y
comprender culturas distintas. El producto turístico destaca por su fuerte vínculo con la comunidad local, ya que los habitantes y sus modos de vida son el atractivo diferenciador. Este es el
sello que hace que un lugar sea agradable y único para visitar.
Los productos turísticos deben desarrollarse en armonía con el medio ambiente y la cultura local, de modo que la comunidad no sea vea perjudicada, más bien se beneficie no sólo en
el plano económico, sino que también cultural, ambiental y social.
Fomentar el turismo cultural en Chile es un camino ineludible para que nuestro patrimonio sea conocido, apreciado, querido por la gente que lo visita y por la comunidad donde
se inserta, de modo que su conservación y promoción se conviertan en prioridad realizable y
sustentable, gracias al desarrollo de una actividad productiva en torno al turismo.
La actividad turística desarrollada sobre la base de la sustentabilidad económica, ambiental y social, constituye una herramienta eficaz en materia de protección dado que ejerce un efecto directo sobre la comunidad al permitir un mayor conocimiento de los valores culturales.
Capítulo 2
Comprendiendo un Barrio: Claves analíticas
Antiguo almacén Boulevard Lavaud
Fotografía Santiago Innova
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
44
45
Capítulo 2
Comprendiendo un Barrio: Claves analíticas
2.7 ¿Turistas o visitantes?
El principal motivo por el que los turistas visitaron el país son las vacaciones, visita a
familiares o amigos, con un 46,2%. Por motivos de visita laboral o negocios con un 22,5% y
finalmente, otros motivos con el 4,3%. Los principales lugares visitados por los turistas, por
motivos de vacaciones, es la ciudad de Santiago y sus alrededores con un 42,4%, seguido por
Valparaíso y Viña del Mar con 38,2%. Con respecto a los motivos de negocios, el destino turístico, también, es Santiago y sus alrededores, con 59,9%, seguido de Arica con un 28,1%1.
Un visitante (interno, receptor o emisor) se clasifica como turista (o visitante que pernocta),
si su viaje incluye una pernoctación, o como visitante del día (o excursionista) en caso contrario
(OMT. 2005, 2007).
Los visitantes de vacaciones busca conocer “bien la ciudad”, recorrer sus rincones y su
historia, empaparse de la cultura local, sus olores, la comida y el estilo de vida, pasear y visitar
el lugar, descubrir y observar, conociendo “de todo un poco”. Por su parte, el visitante laboral
o de negocios opta por realizar actividades puntuales, con el tiempo estimado para recorrer
la oferta gastronómica y los “hitos turísticos imperdibles” que permitan llevar un recuerdo por
siempre. Hablamos de visitantes y no “turistas” porque recorrer el Barrio permite adentrarse
en una sociedad cercana, muchas veces olvidada por los envistes de la modernidad, una sociedad familiar, que en una parte de nuestros recuerdos aún se encuentra.
Según un estudio del Sernatur, cerca de un 40% de los turistas extranjeros que
ingresó a Chile lo hizo por los atractivos culturales, patrimoniales y de tradiciones. Durante mayo del 2013, Chile recibió 228.542 visitantes de otros países, lo que significó
un incremento de un 9%. Destaca Europa entre mercados receptivos durante el 2013
con un aumento en sus visitas de un 13%. Se suma el significativo aumento de un
14% de Argentina y Bolivia con 2%. Otros países que obtuvieron alzas durante mayo
respecto a lo registrado fueron Colombia con un 9% y Canadá con un 3,3%. También
cabe resaltar las llegadas de México con un 4%, Alemania con un 6%, España con un
5%, Francia con un 29% y Australia con un 19.3%, todos mercados prioritarios y con
volúmenes interesantes en número de turistas para nuestro país.
Desde enero del 2014 el país ha recibido 1.661.683 turistas extranjeros. En
términos de volumen las visitas son lideradas por: Argentina con 675.691 visitantes,
Bolivia con 172.919, Perú con 150.249 y Brasil con 122.959 visitantes. De Europa, es
Alemania el país que más visitas registra con 32.284 visitantes, le sigue España con
31.319 y Francia con 30.653 visitantes.
1 Chile logra record histórico en llegada de turistas extranjeros durante el 2012. 14 Enero 2012. http://
www.sernatur.cl/noticias/chile-logra-record-historico-en-llegada-de-turistas-extranjeros-durante-2012
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
3
46
El Barrio Yungay:
Describiendo la
diversidad social
y cultural
47
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
Para comprender el Barrio y las complejas interacciones provocadas por la “industria
turística” fue necesario levantar información primaria y secundaria del Barrio Yungay para caracterizar y analizar la realidad económica, cultural, patrimonial, social y turística del Barrio,
detectando variables, oportunidades y potencialidades para generar un modelo que sea un
referente de “gestión turística”; destacando las “buenas prácticas”, ya que en cada realidad barrial o territorio, la gestión debe ser apropiada a la identidad del lugar y su gente.
En primer lugar, se recabó información primaria a través de dos instrumentos de recolección: encuesta a visitantes y entrevistas en profundidad a residentes, emprendedores, dirigentes
y actores relevantes de la zona. En segundo lugar, se recolectó información secundaria ubicada
en tres tipos de fuentes: a) documentos públicos (censo 2002) y documentos municipales; b) documentos elaborados por Santiago Innova a partir de datos del INE y/o las fuentes anteriores y c)
documentos de referencia, tales como textos académicos, guías y sitios web, entre otros.
Debido al progresivo deterioro y abandono de los inmuebles del Barrio los residentes se
han organizado para defender y proteger su historia, identidad y forma de vida.
Imagen: Recuperando el espacio público deYungay: Fiesta de la Primavera, 2013
Fotografía Cristian Richardson
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
48
49
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
3.1 Características sociodemográficas
de sus habitantes (línea de base)
El Barrio Yungay posee una población de 13.474 habitantes: la masculina equivale a
6.484 (48,13%) y la femenina equivale a 6.988 (51.87%) según los datos del CENSO 2002. El
número de población mayoritaria corresponde principalmente a población adulta joven y
adulta, entre los 20 y 40 años.
La población del Barrio se concentra principalmente en torno a la Plaza Yungay y ejes
cercanos, como la calle Ricardo Cumming. La vida de Barrio se concentra en los espacios públicos y lugares de socialización, donde el tiempo transcurre lentamente. La población se concentra principalmente en conventillos, cités y pasajes, generando una rica y diversa relación
social. En el Barrio también reside población inmigrante principalmente de origen sudamericano, destacando la población proveniente de Perú como fuerza migratoria mayoritaria.
Uno de los elementos distintivos del Barrio son sus templos e iglesias. Estos lugares de
religiosidad concentran en algunos momentos del año una gran cantidad de población del Barrio y la ciudad, que son congregadas por festividades que forman parte del patrimonio cultural
de la zona, mientras que durante todo el año nos acompañan con su distinguida arquitectura.
Las características históricas del Barrio hablan de una diversidad socioeconómica que
se instala interactuando en los espacios públicos. Sin embargo, los grupos económicos ocupan espacios específicos. Los grupos acomodados1 se instalan en sectores cercanos al Barrio
Brasil, sector oriente aledaño al eje Ricardo Cumming. Las clases medias2 se ubican a los largo
del perímetro del Barrio Yungay. Por último, los grupos más vulnerables3 se ubican a lo largo
del eje San Pablo.
Las organizaciones sociales existentes en el Barrio son diversas y variadas, pero todas
comparten un interés común, la protección del patrimonio y la vida de Barrio. Estas organizaciones tienen un fuerte carácter de pertenencia y comparten una historia común, emocional
con el entorno y la ciudad. Se han fortalecido de tal manera que son influencias importantes
para la construcción de Barrio y la planificación urbana.
Entre las organizaciones más destacadas del Barrio Yungay
Junta de vecinos Barrio Yungay
Escuela Taller Fermín Vivaceta
Taller Sol
Vecinos por la defensa del Barrio Yungay
Fundación Patrimonio Nuestro
Centro Cultural Manuel Rojas
Comité de Adelante del Barrio Yungay
1 Grupo ABC1
2 Grupo C2 Y C3
3 Grupo D
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
50
51
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
3.2 Los hitos turísticos del Barrio
Yungay
Los niveles de educación de la población se concentran en los grados de enseñanza
media y en menor medida de básica/primaria. Sin embargo, en los últimos doce años ha habido un aumento en la educación superior por la explosiva llegada de jóvenes profesionales
al Barrio. El índice de escolaridad en las personas se encuentra entre 7 a 12 años de estudio
en su mayoría.
Las principales actividades económicas son negocios como almacenes, botillerías,
estacionamientos, bancos, bencineras, supermercados, centros de llamados e internet,
lo que refleja una demanda interna de la misma vida de Barrio. Esta última actividad laboral se relaciona directamente con la población inmigrante que va en aumento. Otra actividad económica del Barrio son las ferias libres: Feria libre de Av. Portales, Calle Esperanza,
Herrera y Martínez de Rozas. Los pequeños comercios de servicios y de usos cotidianos,
constituyen la base primaria de la actividad laboral del Barrio. Las actividades económicas
se concentran principalmente en el área de comercio y servicios. Las actividades del comercio minoritario corresponden a los locales y bazares propios del lugar, con una fuerte
atención personalizada.
Las esquinas y espacios públicos del Barrio son lugares de encuentro que permiten ubicar y orientar, tanto al visitante como al residente, en un espacio determinado de la ciudad. De
esta forma, la PlazaYungay, el Parque Quinta Normal y el Parque Portales son los lugares más
visitados. En una escala residencial, los almacenes y las ferias libres son los lugares de encuentro por excelencia enlazando el tejido social.
Sin embargo, para las proyecciones turísticas y el desarrollo del Barrio, el Circuito Cultural Santiago Poniente1 promueve el sector comprendido entre los ejes Alameda, Matucana
y Parque Quinta Normal como un polo cultural activo dentro de la ciudad de Santiago, que
desarrolla y potencia la creación de las artes, la ciencia y la tecnología, a través de diversas
instituciones.
Por su parte, los hitos del Barrio turísticos educacionales, arquitectónicos, históricos y
artísticos dentro de los Circuitos más visitados del Barrio son: el Museo de la Memoria y los
DDHH, los pasajes Adriana Cousiño, Hurtado Rodríguez, Lucrecia Valdés y Peluquería Francesa, con la creciente oferta gastronómica y artística. No obstante, la forma de recorrer los hitos
turísticos del sector se extiende en forma de paseo o caminata por el Barrio.
1 Proyecto impulsado por la Fundación Planetario de la Universidad de Santiago de Chile y financiado
por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes.
La Feria en el Barrio Yungay: calle Libertad
Fotografía Pablo Rojas
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
52
53
Hitos Turísticos
El Barrio de los
museos
La Arquitectura
Los museos en el BarrioYungay tienen una importancia cultural y, a la vez, son un espa-
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
Hitos Turísticos
Yungay Artístico
Visitar los establecimientos turísticos vinculados al arte en el BarrioYungay es un paseo
cio de memoria y de encuentros sociales.
que indaga en la profundidad artística de sus habitantes. Son las expresiones sensibles
1. Museo de la Historieta
2.Museo de la Educación Gabriela Mistral
3. Museo de la Memoria y los DDHH
que explican y descubren este lugar.
1. Cobre Vivo
2.Espacio Gárgola
3. Casa del Amor al Arte
4.BoulevarLavaud
El patrimonio arquitectónico del Barrio permite observar y entender los cambios históri-
5. Peluquería Francesa
6.Colegio de profesores
7. El Huaso Enrique
cos deYungay, su presente y futuro.
1. Iglesia San Saturnino
2.Boulevard Lavaud
3. Pasaje Hurtado Rodríguez
4.Pasaje Lucrecia Valdés
5. Pasaje Adriana Cousiño
Memoria y
Derechos
Humanos
6.Hospital San Juan de Dios
7. Museo de la Memoria y los DDHH
8.Palacio Álamos
Yungay Histórico
Los principales recorridos históricos hacen especial énfasis en los procesos que originan
el Barrio, caracterizando la identidad y la vida cotidiana de sus habitantes. La vida de
Barrio se complementa con el patrimonio arquitectónico y los espacios públicos, dando
una especial vitalidad experimentada en el paseo por el Barrio.
1. Iglesia San Saturnino
2.Casa Ignacio Domeyko
3. Tejidos Caffarena
4.Teatro Novedades
5. Parque Portales
La importancia de la memoria es recordar un suceso no de una forma estática ni
paralizante, sino como una verdad histórica, en un contexto particular, donde la acción
del Estado represivo actuó contra la sociedad chilena. La memoria tiene que ir pensada
6.Pasaje Adriana Cousiño
7. Pasaje Hurtado Rodríguez
8.Pasaje Lucrecia Valdés
9.Boulevard Lavaud
10. Plaza Yungay
como tema, con contenido, llena de símbolos y significados, y nunca como un problema.
1. Colegio de Profesores
2.Iglesia Los Capuchinos
3. Hospital San Juan de Dios:
Oficios de Barrio / Fotografía Pablo Rojas
edificio, placa y monolito conmemorativo de
sus víctimas.
4.Museo de la Memoria y los DDHH
Yungay
Imperdible
Cuando el tiempo es un factor determinante para conocer y describir el Barrio, los
imperdibles permiten empaparse de su historia del Barrio, la memoria y los Derechos
Humanos, pero también, la vida de Barrio.
1. Esquina Peluquería Francesa
2.Pasaje Hurtado Rodríguez
3. Pasaje Adriana Cousiño
4.Museo de la Memoria y DDHH
5. Fuente Mardoqueo
6.Espacio Gárgola
7. Cervecería Nacional
8.Sastrería Don Manolo
9.Verde Que Te Quiero Verde
10. El Huaso Enrique
11. Bar Popular
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
54
3.3 Valores turísticos del Yungay
La vida de Barrio es un elemento que se ha ido perdiendo en la ciudad. El desarrollo urbanístico ha desplazado al tejido social, destruyendo una forma de vida de Barrio, caracterizada por los lazos de amistad, confianza y solidaridad.
Una iniciativa turística entorno a esta realidad “perdida” incentiva un proyecto de vida,
poniendo énfasis en la identidad del Barrio y sus habitantes. Sus residentes se autodefinen
como una “compleja y diversa unidad territorial con significativos valores patrimoniales y culturales”. No obstante, el impacto urbano genera una ciudad en disputa, donde las necesidades
habitacionales y urbanísticas, poco a poco, aplastan una vida social a escala.
Sin embargo, hay que entender que el Barrio no es una escenografía para el turista, un
lugar exótico el cual visitar y explorar. El Barrio posee aspectos positivos y negativos que irán
evolucionando en torno a su propia personalidad: es un lugar vivo que siente los efectos de la
no planificación y la intervención de los espacios.
¿Cuál es el turismo que queremos? Es fundamental que el desarrollo del turismo cultural
no sea invasivo y tenga un equilibrio con el interés patrimonial, tangible e intangible, evitando
que el Barrio se convierta en un recipiente de iniciativas turísticas foráneas, conceptualizadas
como una reinterpretación del Barrio y su esencia. Se espera un visitante respetuoso(a) de los
ritmos locales, las dinámicas sociales y los distintos colectivos que residen en el sector. Se desea un visitante que acceda al desarrollo cultural del Barrio local, incentivando el surgimiento
de las micro y pequeñas empresas de Barrio y que el surgimiento de las actividades turísticas,
con el menor impacto en ámbitos culturales, sociales, económicos y ambientales.
55
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
3.4 El Barrio Yungay: mayor zona
típica urbana
En mayo del 2006, las autoridades buscaban modificar el Plan Regulador Comunal de
Santiago, Sector Parque Portales, imponiendo un modelo de ciudad sin considerar a la comunidad que habita el territorio. Gracias a la organización y movilización de los vecinos del Barrio,
el proyecto que pretendía aumentar la altura de los edificios hasta 20 pisos, fue frenado.
La experiencia y la organización de los vecinos permitieron desarrollar una serie de proyectos para defender el BarrioYungay. De esta forma, nace el estudio del interés de los propios
vecinos por defender sus viviendas, su historia e identidad que han forjado con el tiempo en
una forma de vida.
El proyecto1 ha tenido como objetivo el dar cuenta de los valores arquitectónicos y urbanísticos en que se ha desarrollado la vida social y cultural de los habitantes del “primer Barrio
planificado de Chile”. Fundado en 1839, el sector conocido como el Barrio Yungay, concentra
parte importante del patrimonio arquitectónico del siglo XIX y XX. Seis monumentos nacionales: Escuela Normal, Biblioteca de Santiago, Teatro Carrera, Monumento del Roto Chileno,
Museo de Historia Natural, Parque Quinta Normal y dos zonas típicas: la Zona de los pasajes
Adriana Cousiño, Lucrecia Valdés y Hurtado Rodríguez y la Zona de Concha y Toro.
Los elementos patrimoniales y culturales del Barrio son unos de sus principales atractivos
turísticos. Las zonas típicas, los monumentos históricos, inmuebles de conservación histórica y
Zona Típica del Barrio Yungay
Fotografía Camila González Herrera. Banco Audiovisual,
Servicio Nacional de Turismo
1 Expediente técnico para postulación a monumentos nacionales en la categoría de la zona típica: archivo del Barrio Yungay de la ciudad de Santiago, 2009. http://www.elsitiodeyungay.cl/textos/expediente/
Estudio%20Patrimonio%20Santiago%20Poniente.pdf
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
56
pasajes patrimoniales se abren para mostrar la esencia de una vida de Barrio. En cada rincón y
pasaje se experimenta una diversidad social y cultural. Sin embargo, estos elementos viven en
una constante degradación que transforma el paisaje y las relaciones sociales del Barrio.
El esfuerzo comunitario de los vecinos del Barrio Yungay permitió que desde el 2009 se
declarara zona típica entre los siguientes ejes: Av. Matucana, Manuel Rodríguez, Alameda y
casi al llegar a Av. San Pablo.
57
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
Destaca como la principal característica urbana la continuidad de edificaciones y la
homogeneidad de las alturas. En relación a la tipología y orden de las manzanas, se valora
la formación de la zona por una trama ortogonal, en la cual se destacan cuatro variantes de
manzanas: cerrada, penetrada, dividida y fragmentada.
De esta forma, el Barrio se convierte en la Zona Típica Urbana más grande del país y el
primer Barrio Republicano en la ciudad de Santiago. La ley de Monumentos Nacionales define una Zona Típica como agrupaciones de bienes inmuebles urbanos o rurales, que forman
una unidad de asentamiento representativo de la evolución de una comunidad humana y que
destacan por su unidad estilística, su materialidad o técnica constructivas; que tienen interés
artístico, arquitectónico, urbanístico y social, constituyendo áreas vinculadas por las edificaciones y el paisaje que las enmarca, destaca y relaciona, conformando una unidad paisajística
con características ambientales propias, que definen y otorgan identidad, referencia histórica
y urbana en una localidad, población o ciudad.
Por el valor histórico y social,Yungay se distingue por formar parte del comienzo del desarrollo de Santiago: por una parte origen del primer Barrio republicano, y por otra dio inicio al
desarrollo urbano del sector (CMN. 2009. Resolución Declaratoria).
En la zona las edificaciones declaradas monumentos históricos
Expediente técnico:
Zona Típica Barrio Yungay
Expediente técnico para postulación a monumentos
nacionales en la categoría de la zona típica: archivo del
Barrio Yungay de la ciudad de Santiago, 2009.
1. Liceo de Aplicación: av. Ricardo Cumming N°455.
2. Ex dirección de aprovisionamiento del Estado (Biblioteca de Santiago) Manzana formada
por las calles Matucana, Portales, Chacabuco y Moneda.
3. Museo de Historia Natural: Parque Quinta Normal.
4. Museo de Arte Contemporáneo: Parque Quinta Normal.
5. Museo Artequín: Portales 3530.
6. Museo de la Educación Gabriela Mistral: Chacabuco 365.
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
58
59
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
3.5 Los atractivos turísticos
Entre los casos se encuentran los inmuebles de valor histórico
1. Cité Las Palmas: Matucana 522.
2. Hospital San Juan de Dios: Huérfanos 3225.
3. Peluquería francesa: Compañía 2789.
4. Iglesia San Saturnino: Santo Domingo 2772.
5. Ex Novena Compañía de Bomberos: Santo Domingo 2804.
6. Cité Libertad: Libertad 760.
7. Casa Ignacio Domeyko: Cueto 572.
8. Basílica y convento de la congregación de las hijas de San José: Agustina 2874.
9. Primera Iglesia Metodista de Santiago: agustina 2614.
10.Cité Recreo: García Reyes 333.
11.Colegio de Profesores de Chile: Bulnes 519.
12.Iglesia de la Visitación de Santa María: Huérfanos 2325.
13.Iglesia de Los Capuchinos de Santiago Poniente: Catedral 2345.
14.Internado Nacional Barros Arana: Santo Domingo 3535.
15.Liceo Miguel Luis Amunátegui: Agustinas 2918.
16.Liceo Cervantes: Agustinas 2552.
17.Espacio Gárgola: Maipú 357.
18.Centro Cultural Azul Violeta: Libertad 143.
19.Teatro Novedades: Cueto 257.
Entre los atractivos de carácter religioso del Barrio podemos encontrar la Parroquia del
Sagrado Corazón de Jesús, Santuario Nuestra Señora de Lourdes, Iglesia de Los Capuchinos
y la Iglesia San Saturnino. Esta última se encuentra junto a la Plaza Yungay en el corazón del
BarrioYungay. Data de 1844 y en sus inicios era una capilla de adobe donde estaba la imagen
tallada en madera de San Saturnino, que data del siglo XVII. En 1887 se empezó a construir la
iglesia que conocemos hoy, la que se vio muy deteriorada con el terremoto de 2010. Actualmente está siendo restaurada.
El BarrioYungay mezcla una variada arquitectura y una diversa vida social, sus pasajes
y rincones cuentan los secretos de un Barrio republicano. Sus paredes y gastados adoquines
delatan la edad de la ciudad. En la Plaza Yungay transcurre el día lentamente, en eternas
conversaciones hasta que se oculta el sol, dando paso a la noche con una luna que mira fijamente el Barrio.
Dentro de los atractivos turísticos del Barrio, y la zona típica, existen tres pasajes representativos que se describen a continuación:
El pasaje Lucrecia Valdés, ubicado dentro de la zona típica del Barrio Yungay este pasaje fue construido en 1924, cuando Luis Barros Borgoño, el entonces director de la Caja de
Ahorros, tuvo la idea de construir 21 casas para los ejecutivos que trabajaban en ella. Barros
Borgoño puso el nombre al pasaje en honor a su señora, Lucrecia Valdés.
Los primeros habitantes de estas casas fueron familias de buena situación económica y
trabajos estables, paro también intelectuales y artistas de la época. En el número #370 residió
La Iglesia Saturnino y la Plaza Yungay
Fotografía Santiago Innova
Pasaje Lucrecia Valdez / Fotografía Cristian Richardson
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
60
Cité Adriana Cousiño / Fotografía Cristian Richardson
Pasaje Hurtado Rodríguez / Fotografía Cristian Richardson
el escritor Alberto Romero, autor de la novela “La viuda del conventillo”. El pasaje fue declarado
monumento nacional el 2000.
El pasaje Adriana Cousiño, fue construido en 1937 por los arquitectos Cruz Montt y Larraín Bravo. Sigue las pautas de las construcciones de la época combinando estilos del romanticismo y conservador. Este pasaje, llama la atención del visitante por los jardines que sirven
como patio común a todas las viviendas comprimidas por el espacio. El pasaje Adriana Cousiño es una de las construcciones típicas de la burguesía de comienzos del siglo pasado en el centro de Santiago. La construcción de viviendas pareadas fue un estilo exportado desde Europa
que se adecuaba de buena manera a la idiosincrasia chilena1.
El pasaje Hurtado Rodríguez, este último, reúne construcciones de la década de 1920
de distintos estilos, como el grecorromano y el Tudor. Su gestora fue doña Celsa Rodríguez de
Hurtado quien, entre 1926 y 1928, encargó crear 21 casas de entre dos y tres pisos a famosos
arquitectos, entre ellos: Alberto Cruz Montt, Downey Mozó, Ricardo Larraín Bravo, Rojas Santa María y Garafulic.
Para marcar la diferencia, este pasaje debía tener un ensanchamiento en su centro para
dar forma a un espacio de encuentro y permanencia.
El Barrio Yungay alberga una gran cantidad de museos que son un atractivo turístico
para la zona. Entre los museos del territorio podemos encontrar el Museo Artequin, MAC
Quinta Normal, Museo de Ciencia y Tecnología, Museo de la historieta chilena y el Museo
de la Memoria y los Derechos Humanos. Este último es un espacio destinado a dar visibilidad a las violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado de Chile entre 1973 y
1990, a dignificar a las víctimas y a sus familias, y a estimular la reflexión y el debate sobre la
1 Carla Soza Cortés, 2009 http://byungay.blogspot.com/
61
importancia del respeto y la tolerancia, para que estos hechos nunca más se repitan. A través de objetos, documentos y archivos en diferentes soportes y formatos, y una innovadora
propuesta visual y sonora, es posible conocer parte de esta historia: el golpe de Estado, la
represión de los años posteriores, la resistencia, el exilio, la solidaridad internacional y las políticas de reparación, entre otros. El patrimonio de sus archivos contempla testimonios orales y escritos, documentos jurídicos, cartas, relatos, producción literaria, material de prensa
escrita, audiovisual y radial, largometrajes, material histórico y fotografías documentales2.
El Museo de la Memoria y los Derechos Humanos es uno de los referentes turísticos de clase
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
Museo de la Memoria y los Derechos Humanos
Fotografía Cristian Richardson
2 Museo de la Memoria y los Derechos Humanos: Sobre el Museo http://www.museodelamemoria.cl/
el-museo/sobre-el-museo/
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
62
Espacio Gárgola / Fotografía Santiago Innova
“A”, básico para la configuración turística. Es lo que “nadie debería perderse” al visitar la comuna de Santiago y el Barrio Yungay3.
Los centros culturales, casas representativas del Barrio, talleres y centros artísticos
abundan alrededor del territorio. Entre ellos, el Centro Cultural Matucana 100, la Biblioteca de
Santiago, Teatro Novedades, Centro Cultural Manuel Rojas, Escuela de Teatro Azul Violeta, Taller Sol y la Escuela de Taller Fermín Vivaceta.
La concentración turística de bares y restaurantes, se presenta principalmente en el eje Ricardo Cumming, entre calle Moneda y Catedral. Además se observan dos sectores con un grado
de concentración de estas actividades: el eje San Pablo y el cuadrante correspondiente a Compañía por el norte; Libertad por el oriente; Huérfanos por el sur; y Maipú por el poniente.
Los servicios gastronómicos, artísticos y hoteleros del Barrio son diversos, varían entre la
elegancia y la rusticidad, mezclan lo nuevo y lo antiguo, y conjugan lo tradicional con lo moderno. Alrededor de la PlazaYungay, los pasajes patrimoniales y el área circundante a la Peluquería Francesa, se concentran los principales lugares de carácter turístico-patrimonial:
Boulevard Lavaud, Casona Valdés, Cervecería Nacional, El Raco (Bar y restaurante),
Fuente Mardoqueo, San Miguel Sanguchería, Zarita Hostal y Restaurant, Alenuz (Salón de Belleza, Casa del Amor al Arte, La Sastrería de Manolo, Residencial Yungay, Un Café y Algo Más,
Verde Que Te Quiero Verde, Doña Carmen Confecciones, Marisquería Caleta Pan de Azúcar,
Espacio Gárgola y Cobre Vivo.
La casona del Espacio Gárgola, construida en 1920, ubicada en pleno Barrio Yungay,
63
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
mantiene el equilibrio entre patrimonio arquitectónico y modernidad: es un lugar abierto a
la cultura, al diseño y la música. En el lugar confluyen diversas expresiones gastronómicas y
artísticas como la pintura, fotografía y escultura, que tienen un sitio privilegiado como espacio
diverso incluyendo espacio para galería de arte. Es un espacio lleno de movimiento y vida donde constantemente se realizan actividades en estos ámbitos culturales y del arte.
Los principales recursos patrimoniales para el desarrollo turístico que existente en el BarrioYungay, corresponden a la tipología de recursos patrimoniales arquitectónicos. Sin embargo, este patrimonio es un complemento para el verdadero recurso del Barrio: la importancia
de la vida de Barrio , que no radica principalmente en la arquitectura o monumentos, pero sí
influye el espacio físico en las formas de relacionarse con los otros. Si bien las relaciones en
menor escala permiten el reconocimiento y la relación cotidiana afianza los lazos sociales, con
lo que la expresión turística va acompañada de un lento caminar por el Barrio. Tanto la ciudad como los Barrios son espacios de fricción y constante cambio. Las necesidades locales
(residenciales) se satisfacen a nivel de Barrio. Por su parte, las necesidades externas (turísticas)
tienen que equilibrar la demanda de forma armónica con la vida de Barrio.
No podemos dejar de preguntarnos ¿Qué es la Vida de Barrio? El Barrio no es solamente
un espacio físico en un contexto urbano. El Barrio es un lugar donde se construyen relaciones cotidianas reconocibles. “La vida de Barrio” es un lugar de encuentro y desencuentros, de cercanía
y sociabilidad. Un espacio social donde converge la diversidad, la confianza y la solidaridad de
las relaciones cercanas pero también los conflictos. Es un lugar vivo (Gravano. 2003, Márquez,
2005-2008, 2013).
3 Estudio Plan Capital, Julio 2014. Plan Estratégico para el Desarrollo Turístico de Santiago. Cordesan. Sin
publicar.
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
64
65
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
3.5.1 Patrimonio arquitectónico
El Barrio Yungay cuenta con una parte importante del patrimonio arquitectónico de la
ciudad de Santiago. Existen siete estilos arquitectónicos que caracterizan la heterogeneidad
del sector. Entre estos se encuentran: el Republicano, el Colonia, el Colonial Clásico, el Clásico,
Ecléctico, Art Deco y la Arquitectura Moderna.
Estilo Republicano Colonial
En el BarrioYungay, la influencia Colonial se encuentra principalmente en la trama urbana. El damero ha dividido los predios, densificando la trama urbana, generando los procesos
de modernización de la ciudad.
El estilo republicano se caracteriza por las casas de un piso, con patio, construidas al inicio de la urbanización de Santiago poniente. Las fachadas son planas y muy poco decoradas.
Los vanos, destacados por medio de molduras pintadas, se estructuran a ambos lados de la
puerta de entrada. La cornisa, de madera con molduras, se ubica en la parte superior, lo que
acentúa la horizontalidad de la construcción (Liendo. 2005).
Uno de los inmuebles más representativos de este estilo es la Casa Domeyko, ubicada
en la calle Cueto N°572 entre la calle Santo Domingo y Catedral, que perteneció al científico
Ignacio Domeyko.
Estilo Clásico
Los inmuebles de estilo Clásico son construcciones lineales que alcanzan a veces hasta
una manzana. Son construcciones de 1920 destinadas a las clases sociales medias y altas de la
población. Son de fachada horizontal, el zócalo es continuo y engloba las balaustradas de los
antepechos de las ventanas y la cornisa saliente marca con fuerza la parte superior del edificio
(Liendo. 2005).
Estas viviendas tienen una altura aproximada de nueve metros y actualmente son arrendadas por pieza a chilenos e inmigrantes que habitan el Barrio, como también a institutos, universidades, clínicas, liceos. Uno de los inmuebles representativos de este estilo arquitectónico
es la ex Casa Central de la Universidad Bolivariana, ubicada en la calle Huérfanos N°2917.
Casa Ignacio Domeyko, año de construcción 1848
Fotografía Pablo Rojas
Ex-Universidad Bolivariana / Fotografía Pablo Rojas
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
66
Estilo clásico popular
Casa de Luis Montt / Fotografía Pablo Rojas
Es simple, sin mayor impacto urbano, austero y sencillo. Se caracteriza por tener líneas
horizontales del zócalo y de las cornisas y la regularidad de los vanos verticales, que comúnmente alternan dos ventas y una puerta; las ventanas corresponden al living del inmueble
(Liendo. 2005).
Este tipo de construcción estaba destinada a la clase social media y media baja. Con esta
arquitectura se buscaba economizar recursos generando un bienestar de sobriedad para sus
habitantes. Estos inmuebles se pueden apreciar en varios lugares del BarrioYungay, principalmente en la PlazaYungay, calle Santo Domingo, Sotomayor, Rosas, Esperanza y Cueto, entre
otras. No obstante, existen dos inmuebles representativos de este estilo que fueron habitados
por personajes importantes de la aristocracia chilena: la Casa de Luis Montt, ubicada en la calle Sotomayor N°685 y la Casa de Joaquín Edwards Bello, ubicada en la calle Santo Domingo
N°2315, entre las calles Ricardo Cumming y Bulnes.
67
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
Estilo ecléctico
Se distingue por tener extractos de la arquitectura medieval, neogótica, neoclásica, europea del siglo XIX, norteamericana y neocolonial. La coexistencia de todos estos estilos en
una trama muy estructurada ha permitido conformar una imagen y un paisaje muy diversificado en el sector (Liendo. 2005).
El estilo neogótico ha sido utilizado principalmente en la arquitectura religiosa. El estilo
neoclásica son grandes casas de fines del siglo XIX. Las techumbres son imponentes y las fachadas muy elaboradas, trabajadas en planos distintos y con logias y vanos conformados por
tres ventanas con arcos de medio punto (ibid).
La arquitectura ecléctica se popularizó a partir de 1929. Las casas son de dos o tres pisos.
El estilo se concentra principalmente en la calle Maipú, a lo largo de los pasajes situados entre
la calle Huérfanos y Compañía.
Las arquitecturas eclécticas que destacan en el Barrio son: el Teatro Novedades, construido a comienzos de 1900; la Casa de Maestros, de estilo neogótico, pertenecientes al Colegio de Profesores, ubicada en la calle Catedral y construida en 1919; el pasaje Adriana Cousiño,
ubicada en las calles Maipú y Herrera, construida en 1937; el pasaje Hurtado de Rodríguez, ubicado entre las calles Libertad, Esperanza y Compañía, construida entre 1925 y 1930; la Iglesia
de los Capuchinos, ubicada en la calle Catedral, construida entre 1853 y 1861, entre otras.
Teatro Novedades / Fotografía Santiago Innova
Casa de Joaquín Edwards Bello
Fotografía Pablo Rojas
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
68
69
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
3.5.2 Las Fiestas: patrimonio inmaterial
La fiesta dota de identidad al Barrio y es posible decir que son reconocidas como patrimonio inmaterial. Los espacios carnavalescos son connotados como iniciativas que acercan a
la comunidad y vuelcan el orden establecido. Son lugares de encuentros que permiten construir un reconocimiento y acerca a los vecinos en un espacio festivo.
Danzantes en la Fiesta del Roto:
1. Fiesta del Roto Chileno: En la cual se hace homenaje y celebra la figura tradicional del
roto chileno, que cuenta con un monumento ubicado en la Plaza Yungay. Esta celebración se
realiza el 20 de enero.
2. Aniversario Barrio Yungay: Se celebra el 5 de abril con música, artesanía, gastronomía y juegos tradicionales.
3. Fiesta de la Primavera: Que se lleva a cabo entre los meses de septiembre y octubre
de cada año.
Tinku en la Fiesta del Roto
Fotografía Cristián Richardson
Colegio de Profesores / Fotografía Santiago Innova
Iglesia de los Capuchinos / Fotografía Santiago Innova
Danzantes en la Fiesta del Roto
Fotografía Cristián Richardson
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
70
71
Capítulo 3
El Barrio Yungay:
Describiendo la diversidad social y cultural
3.6 Fortalezas, debilidades, oportunidades
y amenazas en el Barrio Yungay
Un modelo de gestión turística sustentable busca equilibrar lo gastronómico, cultural,
histórico, arquitectónico y recreacional, considerando las características particulares del Barrio, la identidad barrial y sus habitantes.
La realidad económica, cultural, patrimonial, social y turística del Barrio, puede
ser analizada detectando las oportunidades
y potencialidades para generar un modelo de
gestión turística para Yungay, así como aprovechando todas sus capacidades y mejorando sus
debilidades.
Las fortalezas son las capacidades propias de un territorio que permiten potenciar, en
el caso de Yungay, el patrimonio, la arquitectura, sus atractivos y la vida de Barrio.
Las debilidades son los factores internos y negativos que dificultan la integración de
un modelo de gestión turística.
Las oportunidades corresponden a los
factores externos y positivos del Barrio, y cómo
esas características pueden ser aprovechadas.
Por último, las amenazas son los factores
externos y negativos que atenten contra el funcionamiento de un modelo de gestión turística.
Fortalezas y Oportunidades
1. Organizaciones sociales empoderadas y comprometidas
2. Vida de Barrio
3. Centralidad del Barrio
La potencialidad patrimonial del Barrio entrega un mayor sentimiento de pertenencia a los
habitantes y sus organizaciones. Son conscientes y se sienten satisfechos de vivir en una zona
patrimonial. El patrimonio material e inmaterial acrecienta el interés de visitantes nacionales
y extranjeros por conocer el Barrio. El valor del este espacio genera iniciativas de restauración
en la vida material de los habitantes, proyectando una mejor calidad de vida.
4. Patrimonio arquitectónico
Fortalezas y Oportunidades
La vida de Barrio es una de las fortalezas y oportunidades que posee el sector. La satisfacción de necesidades internas permite una mayor interacción con la vida de Barrio. Las
actividades patrimoniales, históricas, artísticas y/o culturales son atractivos que potencian la
actividad económica. La noción de “pueblo” es un atractivo identitario que puede ser complementado con ofertas indispensables para la vida moderna.
La diversidad de ofertas y centros culturales junto con los espacios verdes potencian al
Barrio. A lo que se suman las organizaciones sociales y colectivos encargados de la gestión y
administración de estos centros. Los visitantes se sienten atraídos por los proyectos y actividades que se desarrollan y que dan cuenta de la identidad propia de los habitantes del sector.
1. Problema de integración de inmigrantes y discriminación
2. Hacinamiento, pobreza y precariedad de viviendas
3. Diferencias políticas y organizacional
4. Falta de infraestructura urbanística
5. Desconocimiento de la oferta gastronómica, hotelera y eventos culturales del Barrio
6. Deterioro de inmuebles patrimoniales y ausencia de información turística
7. Las inmobiliarias han puesto su interés en el Barrio generando una disputa en relación al
valor patrimonial del lugar.
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
4
72
Comunidad y
turismo deseado en
Yungay: Lecciones
de experiencias
73
Capítulo 4
Comunidad y turismo deseado en Yungay:
Lecciones de experiencias
Un Modelo de Gestión Turística permite aprovechar las ventajas y bondades que posee
un lugar tan atractivo como el BarrioYungay. Los modelos de gestión pueden operar en distintas escalas: mundial, nacional, regional, metropolitana o de destino rural, local o barrial.
Según la Organización Mundial delTurismo (2005, 2007) las industrias turísticas (también
conocidas como actividades turísticas) son aquellas que generan principalmente productos característicos del turismo. Los productos característicos del turismo son aquellos que cumplen uno
o ambos de los siguientes criterios:
1. El gasto turístico en el producto debería representar una parte importante del gasto
total turístico (condición de la proporción que corresponde al gasto/demanda).
2. El gasto turístico en el producto deberían representar una parte importante de la
oferta del producto en la economía (condición de la proporción que corresponde a la oferta).
Este criterio supone que la oferta de un producto característico del turismo se reduciría considerablemente si no hubiera visitantes.
La construcción del modelo tiene que ir guiado por la cultura, reflejo de la identidad de
una sociedad. La gestión es una propuesta para conocer la ciudad y el tejido social que la habita. Por lo tanto, hay que respetar las dinámicas integrales e identitarias de los lugares para la
gestión turística. La identidad es la característica fundamental para potencializar esta realidad
barrial “perdida” y olvidada en la ciudad moderna. La identidad patrimonial, la historia, tiene
que representar la realidad cultural.
La belleza natural del Barrio es un factor importante para representar la identidad. La
comunidad entrega el valor a lo propio, patrimonio material e inmaterial, de modo que, la
identidad es el factor representativo de un “modelo propio”. El atractivo del sector para la gestión turística tiene que observarse hacia dentro. El turismo en el Barrio juega entre la historia,
la memoria, lo material lo inmaterial.
Imagen: Fiesta de la primavera, 2013
Fotografía Cristian Richardson
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
74
75
Capítulo 4
Comunidad y turismo deseado en Yungay:
Lecciones de experiencias
4.1 Modelo de Visitación Turística
Un modelo de visitación turístico es el conjunto de medidas que permiten un control
o manejo del número de visitantes, tiempo de duración de la visita, horarios de visitación,
restricción y actividades que se desarrollan en un determinado lugar de atractivo turístico. Su
existencia indica que el destino turístico dispone de cierta organización.
A continuación se da cuenta del modelo de visitación propuesto:
Variables
Descripción
Espacio
La actividad turística debe responder a una superficie con vocación turística validada por los
vecinos del BarrioYungay. Idealmente con una dirección de visitación que permita el flujo de
visitantes entre el BarrioYungay y el eje Matucana/circuito Cultural Santiago Poniente.
Volumen
Visitante
Se desea un volumen de visitantes que no genere impacto sociales, culturales, económico y ambientales en el Barrio y que no modifique las dinámicas cotidianas y los ritos locales de los vecinos.
Acceso al
Barrio
Idealmente se espera que los visitantes accedan al Barrio en trasporte colectivo (Tran-Santiago y metro), taxis o bicicletas.
Rotación
visita
Se estima una duración media de la visita de medio día (entre las 14:00 a 16:00 hrs), de
manera de no saturar el Barrio. Se planificarán actividades y tours que no afecten los horarios
cotidianos (ni muy temprano, ni muy tarde) previo acuerdo con la comunidad: ni tampoco los
días de descanso o festivos de carácter privado.
Actividad
turística
Se recomienda el desarrollo de paseos turísticos no invasivos en grupos reducidos conducidos
por guías locales.
El modelo de gestión que utilizan las organizaciones públicas es diferente al utilizado en
el ámbito privado. Mientras el segundo se basa en la obtención de ganancias económicas, el
primero pone en juego otras cuestiones, como el bienestar social de la población.
En el caso de los destinos turísticos, se ha impulsado a nivel internacional la conformación de estructuras “público-privada”, capaces de favorecer la competitividad del territorio y
aumentar globalmente sus ganancias económicas, sin perder de visita el bienestar de la población, acelerando las oportunidades en forma transversal a emprendedores locales y minimizando los impactos a causa del turismo y su operación.
De esta forma el BarrioYungay es parte integrante del destino turístico “Santiago” y requiere en este contexto posicionar una oferta complementaria y diferenciadora frente al resto
de la ciudad, sin embargo, resulta poco pertinente pensar en el desarrollo de una organización
de gestión turística exclusiva para el Barrio. Ello por cuanto el volumen de la oferta y la recurrencia de la demanda no lo exigirían en la actualidad.
Plaza Yungay
Fotografía Pablo Rojas
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
76
77
Capítulo 4
Comunidad y turismo deseado en Yungay:
Lecciones de experiencias
4.2 Comprendiendo el territorio
Fachadas Barrio Yungay
Los sitios de visitas son el espacio que recibe visitantes o turistas, ya sea para el disfrute
de un atractivo en particular o simplemente en el contexto de la provisión de servicios turísticos específicos. Se puede comprender cómo el máximo relativo de visitantes, que soporta un
espacio turístico determinado, sin alterar, dañar o perder los recursos naturales, culturales o
escénicos presentes. Este valor tiene sentido al considerar su dimensión espacial, temporal y
operacional.
El BarrioYungay posee un conjunto de atractivos turísticos, de distintas jerarquías, como
también, existe un atractivo turístico revelado por los actores del Barrio, un valor inmaterial
asociado a la “vida de Barrio” como parte del patrimonio cultural. Existen dos tipos de atractivos turísticos.
Atractivos imperdibles: constituye la imagen prioritaria del Barrio y el principal punto de
vista del gran porcentaje de visitantes que accedan al lugar.
- Esquina peluquería francesa/Boulevard Lavaud
- Museo de la Memoria y los DDHH
- Pasaje Adriana Cousiño
- Pasaje Hurtado Rodríguez
- Pasaje Lucrecia Valdés
- PlazaYungay (monumento Roto Chileno)
El Museo de la Memoria y los DDHH es muy superior a los otros “Los imperdibles”
que poseen un límite de capacidad de carga por las estrechas veredas y la vida residencial.
La condición turística de clase “A”, lo convierte en un atractivo “turismo de sensaciones o de
experiencias”.
Vida de Barrio: la vida de Barrio tiene un valor indiscutible. Se trata de una compleja y
diversa unidad territorial con una significativa impronta de la historia de Chile, reflejada en su
patrimonio material e inmaterial. Expresa un tejido social cuya organización ha tenido relación
en el estado de conservación del patrimonio actual (Carvajal, 2009).
La capacidad de los lugares permite identificar la cabida de visitantes de acuerdo a la
condición espacial que otorga cada sitio de visita y a las limitaciones temporales que en cada
uno se imponen por restricciones estructurales.
A continuación se da cuenta de la superficie de algunos hitos turísticos referenciales del
Barrio, esto es:
Sitio de visita
Superficie disponible ( mt2 )
Plaza Yungay
4.517
Compañía / Libertad
1.249
Pasaje Hurtado Rodríguez
618
Pasaje Lucrecia Valdés
624
Pasaje Adrián Cousiño
255
Fotografía Cristian Richardson
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
78
Como se observa, los espacios de menor disponibilidad son los pasajes, y de estos, Adriana
Cousiño es el menor, lo que impone mayores restricciones y una cantidad de usuarios(as) acotada. Debido a la escala del Barrio se consideran grupos de 10 personas. Para llegar a determinar
esta cantidad, se pensó en el espacio que necesita un grupo de personas para interactuar entre
ellas y no someter a los vecinos a tensiones invasivas. El espacio considerado, es aquel que se
encuentra disponible en el ancho de sus aceras, calzadas y espacios públicos. Otros aspectos a
tener presente tienen relación con los tiempos de detención y cantidad de detenciones.
De esta forma, se estima que en promedio se podría operar con 10 grupos al día como
máximo, limitando el uso en el Pasaje Adriana Cousiño a sólo cuatro grupos.
En definitiva, a partir de una “demanda de turismo cultural” y aplicando modelos de visitación organizados, idealmente en manos de los vecinos, la capacidad de carga efectiva proyectada para el Barrio es de alrededor de 100 personas diarias, esto alternando los pasajes de
tal forma de considerarlos como una sola unidad de visitación. Si la comunidad así lo dispone,
con el tiempo y con una mejorada gestión, estos valores pueden duplicarse.
Hay que considerar que estos valores no aseguran ni restringen la cantidad de visitantes,
y el cuidado y la sustentabilidad de los recursos patrimoniales, pero si indican una magnitud de
los sitios que poseen mayor capacidad que otros para la implementación de una propuesta turística. Este valor parece razonable en términos de un uso con mínimo impacto sobre la comunidad local, pero en franca opción por un turismo regulado y controlado desde el propio Barrio.
La vida de Barrio por muy intangible que puedan llegar a ser, logra materializarse en el
espacio, particularmente en el espacio público del Barrio: veredas, parques, plazas, paseos,
pasajes y espacios exteriores con accesibilidad. Este conjunto de actividades, reflejo de una
compleja base de valores, van construyendo dinámica y permanentemente la “vida de Barrio”, vinculada a prácticas culturales, a una memoria colectiva, a un espacio colectivo caracterizado históricamente por una multiculturalidad.
79
Capítulo 4
Comunidad y turismo deseado en Yungay:
Lecciones de experiencias
4.3 Participación ciudadana y
sociedad civil
La importancia de la participación ciudadana y la sociedad civil es fundamental para el
desarrollo y posicionamiento del Barrio. Las historias y la intensa vida social la construyen las
personas (vecinos, dirigentes, empresarios, visitantes) y que forman parte de un sector representativo de la sociedad chilena y son voces que se hacen escuchar cuando se habla de planificación urbana y territorial.
Al interior del territorio se expresan tres grupos de posiciones frente a la propuesta en
relación al desarrollo del turismo en el Barrio:
1. Los emprendedores turísticos del Barrio impulsan el desarrollo económico de la zona.
Las características patrimoniales y culturales son una ventaja para el desarrollo turístico, y a la
vez generarían mejoras físicas y materiales al sector. Los microempresarios y comerciantes de
diversos rubros, estiman que una mayor visitación constituye un factor de aumento en sus expectativas comerciales. En este contexto, la intervención de las autoridades debe ir enfocada
en una mayor preocupación del BarrioYungay como un polo receptor de visitantes.
2. Los habitantes del Barrio que no tienen una mayor participación en las organizaciones
y actividades sociales, ven el turismo como una actividad más dentro de la zona, no más agresivas que otras que ya se desarrollan y que se encuentran fuera de control, como por ejemplo
el deterioro y abandono de antiguas casas patrimoniales.
Las visiones de los vecinos tienen aspectos negativos y positivos, lo que condicionan el
desarrollo del Barrio. Los grupos representativos de esta posición son la población inmigrante
y los ancianos. Los primeros manifiestan una posibilidad de oportunidades laborales asociados
Actividades culturales en la Plaza Yungay
Fotografía Pablo Rojas
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
80
a la condición de desarrollo turístico: el segundo grupo condiciona aspectos más nostálgicos,
como recobrar la tranquilidad del Barrio y su carácter residencial.
3. La posición crítica de algunos líderes vecinales y representantes de centros culturales,
se resisten al desarrollo del turismo como un objetivo de mejorar y proteger el territorio. Asocian las externalidades negativas a la expresión del modelo neoliberal, la acción del mercado
sobre el territorio dañaría severamente el patrimonio material e inmaterial del Barrio. La especulación inmobiliaria generaría un proceso de gentrificación local y la pérdida de la identidad1.
Cabe destacar que existe una visión crítica frente al desarrollo turístico, generando una
imagen de rechazo, pensando que el modelo tiene una visión comercial, beneficiando a grandes consorcios, por sobre la comunidad. Al destacar el modelo como un desarrollo cultural,
educacional y patrimonial se aleja la imagen que proyecta un desarrollo turístico. No obstante,
los empresarios y los habitantes del Barrio son conscientes del valor patrimonial y la necesidad
de un mayor desarrollo turístico, urbano, sin perder la identidad que los caracteriza.
El turismo deseado es el reflejo de la identidad que proyecta el Barrio. Sin embargo, las dificultades se encuentran en el escaso control legal y social, lo que facilita la instalación de modelos
y experiencias negativas para el Barrio y su gente. Las dificultades de conectividad, transporte
público, problemas ambientales, deterioro patrimonial, delincuencia y diferencias políticas, dificultan y obstaculizan el desarrollo del Barrio patrimonial para un desarrollo del turismo cultural.
Restaurante Huaso Enrique
60 años del Huaso más antiguo de Yungay http://diario.
latercera.com/2012/07/22/01/contenido/santiago/32-1143589-los-60-anos-del-huaso-mas-antiguo-de-yungay.shtml
1 Ver El Barrio como referente de identidad
81
Capítulo 4
Comunidad y turismo deseado en Yungay:
Lecciones de experiencias
4.4 Mecanismo de integración y
proceso participativo
En el Barrio Yungay se conjugan tres actores relevantes que deben integrarse para formar un proceso “participativo vinculante” y acorde con las necesidades del Barrio. Primero,
los empresarios y pequeños emprendedores: segundo, los residentes y vecinos del Barrio: y
tercero, los turistas o visitantes.
El mundo empresarial y los pequeños emprendedores del Barrio juegan un papel clave en la construcción en un Modelo de Gestión Turística. Estos actores dinamizan la economía
del Barrio y articulan las redes de Santiago como centro neurálgico y de destino turístico.
Por su parte, los actores residenciales que no tienen mayor relación con los servicios
gastronómicos, hoteleros y culturales forman parte de la “vida de Barrio” que caracteriza a este
sector de la ciudad. Estos actores tiene una percepción histórica (territorialidad) y emocional
del Barrio lo que entrega autenticidad al sector, sustentándose en prácticas culturales particulares que se diferencian del resto de la ciudad.
La integración de estos dos actores es fundamental para el buen funcionamiento de la
realidad barrial y el potencial turístico que tiene. Para construir una ciudad más segura y amable para los residentes, empresarios y visitantes.
El turismo y la vida urbana tienen que ser enfocada desde una realidad económica, social, migratoria, ambiental y cultural que construyen está vida de Barrio. La integralidad tiene
que ser amplia y compresiva. El respeto a la identidad tiene que abordar estas miradas. El modelo considera una realidad monumental que refleja una historia de origen y consolidación.
Sin embargo, la mirada integral considera el trayecto, y lo que se puede palpar en cada paso,
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
82
observando las dinámicas de Barrio de un lugar que se resiste a las transformaciones de la
modernidad, pero que, necesariamente, tiene que buscar el mecanismo que lo sustente en el
tiempo con una dinámica interna.
Por su parte, los visitantes pueden acceder a las ofertas y bondades del Barrio Yungay,
sin alterar, dañar o perder los recursos naturales, culturales o escénicos presentes.
La sustentabilidad futura del proyecto de gestión turística no está resuelta, no ha logrado visualizarse y operar íntegramente, debido a que existen conflictos (vecinales, Estatales) en
la realidad barrial, que limitan la sustentabilidad, porque los actores asumen roles con necesidades cercanas de mayor complejidad (vivienda, salud, educación). No obstante, si bien el turismo es relevante para la vida barrial “empresarial”, no ha logrado ser una temática primaria.
La tecnología tiene que ir de la mano con la dinámica del Barrio. Lo propio tiene que
estar reflejado con la actividad turística que experimenta el Barrio Yungay, potencializando su particularidad, y construir oferta a partir de estas dinámicas identitaria, con ritmos
internos del Barrio.
El Estado parece estar preparado para determinados tipo de participación: informativa,
convocatoria, pero no una participación “vinculante”. Por su parte, los colectivos y organizaciones deben mantener un objetivo en común para genera una mejor gestión del modelo que
aspira a la sustentabilidad. El Estado y la ciudadanía deben equilibrar sus fuerzas con el fin de
perfeccionar las políticas que se implementan para mejorar la calidad de vida de las personas.
83
Capítulo 4
Comunidad y turismo deseado en Yungay:
Lecciones de experiencias
4.5 Modelo con identidad participativa
Un modelo con identidad participativa permite involucrar a los distintos actores del
territorio, no sólo en los problemas, sino que también en las soluciones, fortaleciendo la autogestión privada y el compromiso público, compartiendo espacios comunes en la toma de
decisiones, transparentando los distintos intereses al respecto.
Los intereses de los residentes del BarrioYungay (empresarios, vecinos, gestores) es generar un desarrollo a “escala barrial” permitiendo integrar un turismo que no atente con el
patrimonio material e inmaterial. Para generar un modelo con identidad participativa hay que
integrar tres actores relevantes.
Los vecinos, instituciones locales y organizaciones de base determinarán entre otras variables, el umbral de tolerancia de la actividad turística, el espacio de visitación y los recursos
interpretativos (historia, patrimonio, valores y la memoria colectiva) que están dispuestos a
dar a conocer a los visitantes.
Los empresarios(as) locales, incentivarán el gasto en el Barrio e impulsarán el empleo
local. Idealmente con carácter patrimonial tanto en los servicios que ofertan, como en el uso
de espacios para el desarrollo de su actividad. Los empresarios(as) asociados a la gestión cultural y el turismo, se encuentran organizados pero carecen del nivel de orgánica presente en
los colectivos con estabilidad social. Sin embargo, los empresarios(as) tienen un objetivo claro
“hacer crecer sus negocios sin perder la identidad del Barrio” y actúan en forma bastante más
pragmática y alejada de posiciones ideológicas.
Fiesta de la Primavera 2013
Fotografía Cristian Richardson
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
84
Los gestores culturales son las organizaciones y colectivos que participarán con acciones y actividades culturales abiertas a miembros que no son parte de la comunidad local. Para
la implementación de un modelo de gestión para el desarrollo responsable del turismo en el
Barrio Yungay, no se debe olvidar el valor patrimonial y la multiplicidad de colectivos que con
diferentes orientaciones configuran el Barrio y permiten relevar una interesante oportunidad
para el desarrollo de un modelo de gestión participativo.
Las organizaciones a escala local logran dinamizar el marco de relaciones público privadas, en función de objetivos individuales. En la medida que se acelera inexorablemente el proceso de cambio en la morfología urbana, es necesario coordinar las distintas organizaciones y
generar estructuras de contraparte. El Barrio Yungay y sus residentes debe ser capaz no sólo
de adherir a un “modelo de desarrollo patrimonial y turístico”, sino que también de gestionar
efectivamente el cambio en la dirección deseada, defendiéndose con mejores argumentos de
las presiones del mercado. De no existir un modelo con identidad participativa que permita
definir y defender una imagen objetivo consensuado del Barrio que quiere, lo más probable es
que la presión inmobiliaria controle el cambio, más allá de los intereses de la población.
La orientación de la vida de Barrio es fundamental para el desarrollo del territorio, lo
que permite construir una “imagen deseada” y el turismo que queremos. Esta imagen debe
exaltar los valores del Barrio y trasmitirlos en forma clara. El manejo de la imagen es posible
desde estructuras de gestión coordinadas y requiere fundamentalmente coherencia y llegada
sistemática a los medios.
A nivel de Barrio, se propone un modelo de gestión a escala barrial, con participación de
las organizaciones locales, con representatividad de los habitantes deYungay, así como de los
agentes culturales y los empresarios(as) que desarrollan actividades turísticas y comerciales.
85
Capítulo 4
Comunidad y turismo deseado en Yungay:
Lecciones de experiencias
Dentro del Barrio se pueden constituir distintas tipologías de modelos de gestión:
a) Modelo supraestructural, coordina todas las organizaciones locales en función de
objetivos habitualmente genéricos y de interés común, este tipo de orgánica funciona
muy bien frente a amenazas claramente identificadas, sin embargo, implica un amplio
desgaste para los líderes y puede tender a transformarse en otro colectivo más.
b) Modelo temático, se estructura y organiza sólo aquellos colectivos interesados en
un tema en particular, fijando objetivos bastantes más concretos, seleccionando muy
bien a sus representantes, con participación de servicios públicos vinculados. Se propone definir dos Organismo de Gestión, uno del patrimonio y otro del turismo cultural
(creación artística, operación turística, emprendimientos, capacitación, etc.).
Los beneficios esperados de la implementación corresponden al aumento de la competitividad turística, el desarrollo e integración de empresas de menor tamaño, favorecer
la sustentabilidad del destino, integrar el turismo al desarrollo local, orientar los esfuerzos
públicos en una línea de gestión y minimizar las externalidades negativas del turismo en la
comunidad local.
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
86
4.6 Experiencias de Modelos de
Gestión Turística
Sin duda, al pensar y planear gestionar un formato de turismo enfocado en la cultura de
un Barrio, en su particular identidad, y que potencie y respete el valor patrimonial de su gente
y entorno, es necesario revisar experiencias similares de forma de aprovechar sus aprendizajes
y buenas prácticas.
A continuación se presentan casos de intervención en Barrios que apuestan por un carácter de “integrales” y que han aplicado modelos de gestión turística mejorando las condiciones patrimoniales, sociales, económicas, políticas de los Barrios y sus habitantes.
4.6.1 Turismo comunitario de los Barrio Sur y
Palermo de Uruguay
A partir del 2009, en Montevideo Uruguay, tiene origen el proyecto “Red de Turismo
Comunitario de Barrio Sur y Palermo: senderos urbanos como revalorización cultural e integración social”. El objetivo general fue instalar la temática del Turismo Sostenible en la Agenda
Política del Uruguay, como estrategia de lucha contra la degradación, la marginación y la pobreza, intentando de esta forma contribuir al fortalecimiento del sector económico y productivo del turismo en Montevideo con una primera experiencia piloto en Barrio Sur y Palermo. La
iniciativa busca desarrollar una red de turismo responsable y comunitario.
Los fondos económicos provinieron principalmente de cooperación internacional,
desde la Región Lombardía de Italia a través de la organización internacional ICEI (Instituto
de Cooperación Económica Internacional) hacia Retos al Sur en Uruguay. Otros apoyos más
87
específicos en promoción provinieron del Ministerio de Turismo y Deporte del Uruguay y del
Conglomerado de Turismo de Montevideo.
El proceso de desarrollo debe considerar la preservación de la identidad de la comunidad como principal valor y cohesión social. Estas condiciones son absolutamente necesarias
para garantizar la radicación e incorporación de un modelo alternativo y sustentable de turismo en el tiempo.
El primer paso fue una campaña de sensibilización, introducción y consolidación de los
principios de turismo responsable y sostenible. El segundo paso, fue la de fortalecer a la organización ejecutora local para darle continuidad al proyecto una vez finalizada la financiación,
para esto se dio énfasis en trabajar de manera participativa con la comunidad.
El destino Turístico en Barrio Sur y Palermo es la comunidad y sus recursos. Realizando
reuniones periódicas para lograr una mayor cohesión barrial. Cada reunión es facilitada por los
coordinadores del proyecto que son un representante de cada organización. Se dispone de
una planificación que es trabajada por cada colectivo de acuerdo a las problemáticas del Barrio
y sus deseos para el desarrollo de la actividad turística.
Reflexionar sobre un turismo sostenible como estrategia de desarrollo local, favoreciendo procesos de auto-desarrollo que activen los recursos naturales de las comunidades, es el
objetivo principal del proyecto, bajo una mirada responsable y respetuosa de la historia, identidad y la cultura. La Red definió Circuitos de Turismo comunitario, donde cada organización
“muestra de manera responsable su valor humano y cultural para el visitante pueda comprender y conocer desde un verdadero acercamiento a sus hacedores. Estos recorridos proponen
comenzar a invitar al turista que llega a Montevideo a desarrollar miradas alternativas hacia la
realidad vivida por la comunidad afro montevideana y ofrecerle reconocer “desde dentro” su
cultura y su situación” (Gutiérrez. 2012).
Capítulo 4
Comunidad y turismo deseado en Yungay:
Lecciones de experiencias
Red de turismo comunitario
http://redBarriosurypalermo.blogspot.com/
Para mayor información del caso se puede
consultar las páginas webs:
1. http://retosalsur.org/
2.http://redBarriosurypalermo.blogspot.
com/
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
88
Capítulo 2:
La ciudadCapítulo
deseada4
Comunidad y turismo deseado en Yungay:
Lecciones de experiencias
89
4.6.2 Renovación urbana Barrio La Boca,
Buenos Aires
El proceso de renovación y puesta en valor del Barrio de La Boca de Buenos Aires tiene
su origen en 1990, con la construcción de la obra para el control de las inundaciones en la ribera
del Riachuelo y la continuación de otras intervenciones menores levantas por el Gobierno de
la Ciudad. De esta forma, el Gobierno de la Ciudad va generando condiciones propicias para
la atracción de capital privado y las inversiones en emprendimiento orientadas a las áreas comerciales y de servicios, asociados principalmente al perfil de área de interés turístico y valorización patrimonial con que ha sido identificado el sector.
En septiembre del 2000, la Corporación Sur, orientada a centralizar las intervenciones
en el Barrio describe el sector de la siguiente forma: La Boca expresa en su organización barrial
la mezcla de culturas y de integración social. En un lugar de producción y de intercambio fluvial,
conserva aun barracas y antiguos barcos que dan testimonio de ello. Su particular arquitectura, el
colorido de su paisaje urbano y su potencial para la consolidación de un distrito recreativo, cultural
y museístico, posicionan a La Boca como uno de los circuitos turísticos de la ciudad más atractivos
(Herzer, et al. 2008).
El Plan Estratégico de Renovación incluyó intervención de restauración en edificios patrimoniales, mejoramiento de vías peatonales (caminitos), como asimismo, se potenció la activación de conventillos como atractivos, los cuales hoy pueden ser visitados. Como resultado,
los conventillos han pasado a constituir uno de los ejes turísticos más importantes que ofrece
La Boca a su visitante. En el marco de la renovación, el Gobierno de la Ciudad ha impulsado a
algunos de los conventillos como “verdaderos” iconos del Barrio y como referentes a través de
los cuales se teje el vínculo con la historia barrial. En el contexto actual descrito, el conventillo
aparece como un atractivo desde su dimensión simbólica, ligado a lo auténtico; y es instru-
mentado como elemento de validación identitaria barrial. Aparece así como un producto que
puede aprovecharse culturalmente, y como visita obligada de un recorrido en el que el turista
puede reencontrarse con la vida de Barrio.
Paralelamente a las iniciativas del Gobierno de la Ciudad, las organizaciones sociales
han promovido una red de turismo sostenible, propuesta que da a conocer la realidad de este
“caminito” con su diversidad, sus personajes, artistas plásticos, músicos, organizaciones sociales, centros culturales, bares y restaurantes que hacen del Barrio la atmósfera “mística” que
caracteriza a La Boca. La propuesta de turismo sostenible busca acoger a quienes visitan, pero
también a quienes habitan el sector, con el objetivo que se encuentren y promuevan las experiencias vividas en el lugar; un punto de contacto entre visitantes y habitantes.
Barrio La Boca
Paronamios Google Maps: Mara Rodríguez
http://www.panoramio.com/user/1057826/tags/Caminito
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
90
91
4.6.3 Barrios Mágicos de Ciudad de México:
Capítulo 4
Comunidad y turismo deseado en Yungay:
Lecciones de experiencias
4.6.4 Bogotá Turismo:
Estrategias de planificación urbana y de Barrios
turísticos
Metodología para diseño de circuitos turísticos barriales
Los Barrios Mágicos es un programa patrocinado por el Gobierno Federal de México,
similar al programa de Pueblos Mágicos. En la actualidad existen 21 Barrio mágicos en la ciudad. Este programa busca el rescate de Barrios patrimoniales y la diversificación de atractivos
turísticos. Se ofrecen nuevos sitios de visitación a los ya existentes (y saturados) atractivos imperdibles de la ciudad.
La Ciudad de México invita a que descubra su magia; la ciudad cuenta con sitios encantadores que seguramente impactan, espacios históricos que viven dentro de esta metrópoli y
que al mezclarse con su modernidad crean contrastes increíbles. La ciudad de México ofrece
espacios donde se respira historia, sus calles guardan fielmente la memoria de los que en otros
tiempos fueran espacios dedicados a la religión y a las manifestaciones artísticas en sus diferentes géneros, sus habitantes guardan fielmente estas tradiciones y las comparten con los
visitantes, conservando intacto su pasado, sus raíces y su profunda historia1.
1 Barrio Mágicos. Turismo en la ciudad de México
http://www.df.gob.mx/index.php/cultura-y-turismo/591-Barrios-magicos
La institución pública Bogotá Turismo buscaba diversificar la oferta turística existente
en la ciudad. Con esta premisa llevó a cabo el proyecto “Activación Turística de rutas de apropiación de ciudad” que vinculaban a los operadores turísticos y los administradores de sitios
de interés para la industria. Es importante destacar que esta iniciativa se llevó a cabo con el
Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, institución rectora de la salvaguardia y apropiación
del patrimonio cultural en la ciudad.
Esta iniciativa es rescatable por la metodología desarrollada que consistió en la identificación de atractivos temáticos y su demanda asociada, la firma de convenios de participación entre los actores involucrados, la elaboración de guiones, la capacitación de los guías y la
evaluación de la propuesta. Actualmente, dispone de 12 circuitos turísticos, entre ellos: Centro
histórico, Jardín Botánico José Celestino Mutis, Cementerio Central, Usaquén, Barrio Bosque
izquierdo en el Centro Internacional, La historia al otro lado del río, Park way, Parque Lineal El
Virrey, Humedal Santa María del Lago, Niza, Humedal La Conejera y Parque La Florida. Todos
estos importantes lugares de Bogotá, son los ejes de los recorridos turísticos gratuitos.
El centro histórico de Bogotá se conoce con el nombre de La Candelaria y aun conserva
el recuerdo del pequeño poblado que fuera. Sus calles estrechas y empinadas, sus casonas con
tejados y aleros coloniales fueron cuna y aposento de la aristocracia criolla y española.
Centro Histórico de Bogotá: La Candelaria
Instituto Distrital de Turismo: Recorrido por el centro histórico,
Bogotá. http://www.bogotaturismo.gov.co/recorridos/recorridopor-el-centro-historico
Barrios Mágicos Ciudad de México
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
92
4.6.5 Quito Turismo:
Dinamización de empresas en Barrios patrimoniales
La Mariscal, Centro Histórico de Quito
ibíd.
“Quito Turismo” es una empresa pública de gestión de destino turístico cuyo objetivo es
desarrollar la actividad turística en el Distrito Metropolitano de Quito con la generación y reconversión de nuevos productos turísticos, adecuación de la infraestructura turística, así como
la promoción de Quito como destino nacional e internacional.
La organización tiene dos iniciativas importantes:
1. Manos en La Ronda: La Ronda era un sector de la ciudad abandonada y muy peligrosa para
los turistas. Para subsanar lo anterior, una de las medidas de Quito Turismo fue desarrollar la
iniciativa “Manos en La Ronda” que buscaba implementar 12 talleres artesanales demostrativos en diversos oficios (chocolatería, cafetería, dulcería, juguetes tradicionales, joyería, moda
y diseño, reciclaje, restauración) en inmuebles pertenecientes al instituto Metropolitano de
Patrimonio de Quito.
El objetivo principal de esta iniciativa fue desarrollar y consolidar el rol de la artesanía
en la ciudad como herramientas de desarrollo sostenible del Distrito Metropolitano, a través
del fortalecimiento de su promoción y difusión, rescatando la revalorización de la simbología
y de las técnicas artesanales tradicionales, incluyendo elementos contemporáneos, diseños
y calidad tanto en el producto como en su exhibición. En la actualidad está vigente un nuevo
llamado a emprendedores(as) turísticos que quieran participar en esta iniciativa.
2. La Mariscal en el día: esta iniciativa busca cambiar la dinámica turística del sector de La
Mariscal conocida por su ambiente nocturno. Para ello promueve una serie de actividades
culturales dirigidas a residentes y visitantes (principalmente familias) y que se desarrollan
durante el día.
93
Capítulo 4
Comunidad y turismo deseado en Yungay:
Lecciones de experiencias
4.6.6 Rio Top Tour:
Operación y comercialización desde la comunidad locales
Es una iniciativa impulsada por el ex presidente Lula da Silva, que buscaba el desarrollo
turístico en Barrios carenciados o favelas de Río de Janeiro. Este proyecto contó con un presupuesto inicial de US$131.400. Una de las favelas piloto fue Santa Marta, uno de los primeros
sectores “pacificados” de la ciudad.
El proyecto, impulsado por el Ministerio de Turismo y el Gobierno de Río, tiene como
objetivo principal, formar a vecinos de las favelas para trabajar como guías locales y, junto con
esto, modificar la imagen de violencia de estos Barrios.
Es importante destacar, que ante el éxito de los tours, muchas empresas externas iniciaron
operaciones en las favelas. Para contrarrestar esta situación, en el caso de Santa Marta, algunos
emprendedores comunitarios organizaron sus propios operadores turísticos/agencias de viajes
siendo las más conocidas Favela Scene y Santa Marta Favela Tour. Estas empresas ofrecen tours
en portugués, inglés y alemán, alojamiento e incluso programas de intercambio de estudiantes.
Los tours tienen una duración de dos a cinco horas, con frecuencia diaria. Operan con un
mínimo de dos personas. No incluyen traslado a la favela, pero el cliente puede solicitar este
servicio con un costo adicional, es importante mencionar que ambas iniciativas tienen pago
electrónico y operan con los mismos estándares del mercado.
Iniciativas impulsadas:
- La instalación de una oficina de información turística manejada por la comunidad.
- La instalación de letreros informativos bilingües en puntos estratégicos del recorrido.
- La entrega de créditos a emprendedores de negocios locales tales como souvenirs, alojamiento y comida.
- La realización de cursos de capacitación bilingües para guías de turismo locales.
Para mayor información del caso visitar las
páginas:
1.http://spantanenemoficial.blogspot.
com/2010/09/rio-top-tour.html
2.http://www.rioonwatch.org/?p=1464
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
94
95
Capítulo 4
Comunidad y turismo deseado en Yungay:
Lecciones de experiencias
4.7 El Barrio Yungay:
Adaptando y generando las “buenas prácticas”
Un modelo de gestión es un esquema o marco de referencia para la administración de una
entidad, los que pueden ser aplicados en los diferencies niveles de la organización, en busca de
optimizar la producción, aumentar la generación de resultados o el impacto de sus gestiones.
La planificación y el apoyo público son fundamentales para el desarrollo turístico de un
Barrio, ya que permite dinamizar las estrategias necesarias para el fortalecimiento político y
económico. La comunidad permite potencializar la planificación pública con los conocimientos de la población y las bondades patrimoniales del Barrio. Se pueden crear diversos talleres,
explotando los oficios de la zona barrial, artesanías, gastronomía, almacenes, carnicería, sastrería, restauración, etc.
En su mayoría, las iniciativas comienzan con el diseño de circuitos turísticos en los Barrios y se acompañan de proyectos de dinamización económica e instalación de hitos turísticos (teleféricos, tranvía, buses de turismo, museos de arte contemporáneo, etc.) Siempre
manteniendo el foco en la vida de Barrio. Los circuitos turísticos permiten recorrer e interiorizarse con la historia de una ciudad. Su importancia va de la mano con un buen diálogo con la
comunidad y el trabajo institucional que pueda leer los hitos de la historia, el patrimonio y la
identidad.
La experiencia demuestra que estas iniciativas requieren de emprendedores que entiendan el funcionamiento del mercado turístico para operar en similares condiciones, por lo
que el turismo comunitario puede (o debe) operar con estándares de calidad de la industria. Sin
embargo, las opciones de funcionamiento dependerán del nivel de emprendimientos barriales.
La presencia de turistas es observada por la institucionalidad y la comunidad como una
oportunidad de desarrollo para los actores sociales y culturales del sector a intervenir, especial-
mente del sector productivo. De esta forma, el turista deseado y el visitante se convierten en
un agente a insertar en las propuestas alternativas y sustentables en el nuevo mercado.
El paradigma que envuelve el proyecto, es que el turismo sostenible puede constituirse
en motor desarrollo económico a escala local, que contribuye a mejorar las condiciones de
vida de la comunidad; pero lo fundamental, es que estas mejoras son generadas desde y para
la propia comunidad. El turismo sostenible puede luchar contra la degradación urbana, social
y económica de un territorio, entregando herramientas a la comunidad y construyendo estrategias económicas sostenibles en el tiempo.
Es fundamental el desarrollo y preservación de la identidad local para la incorporación de
un modelo sostenible. El turismo debe ir acompañado de un fortalecimiento comunitario y una
activa participación ciudadana que permita visualizar el valor material e inmaterial desde su propia perspectiva. Esto permite fortalecer la auto-organización y el desarrollo de la comunidad.
Tejer el vínculo con la historia de Barrio y el legado patrimonial, permite generar un
atractivo que las ciudades modernas han ido perdiendo. El Barrio se convierte en un lugar
deseado, auténtico, que conserva identidad de lo pasado en el tiempo. La particularidad del
Barrio permite activar un museo vivo, donde sus habitantes, residentes, vecinos, inmigrantes,
forman parte de la historia fundacional y social, e integra una parte importante del patrimonio
de las ciudades. Los habitantes no pueden quedar ajenos en esta escenografía. Por lo tanto, el
turismo cultural es la forma más cercan de resguardar el patrimonio, tanto en la planificación
como en la dinámica de la comunidad, y de esta forma no invadirá la vida de Barrio que la caracteriza. Un buen desarrollo turístico del Barrio mejoraría la calidad de vida de sus habitantes
y entrega un servicio a los visitantes atractivo, seguro y auténtico.
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
Aprendizaje y
96
97
Aprendizajes y reflexiones
Reflexiones
A modo de conclusión, el presente trabajo ha optado por compartir
reflexiones y aprendizajes que surgen de la experiencia vivida junto a los
actores del Barrio Yungay, así como con los socios de la iniciativa, que tiene el deseo de instalar temas de interés que es preciso tener en cuenta a la
hora de promover el desarrollo turístico de zonas y Barrios en el país,
intentando aportar con ello a despejar la interrogante y desafíos que
marcarán las conversaciones para la construcción de ciudades habitables, amables, sustentables, al fin y al cabo, humanas, como todos
deseamos.
96
Gobernanza: claves para la democracia
La crisis de la representatividad dificulta el camino de las políticas
públicas y el buen funcionamiento de las decisiones gubernamentales.
La democracia no es sólo un voto, la democracia es participar en las decisiones que nos afectan, entregando respuestas a inquietudes y conflictos que nos involucran.
La Gobernanza se presenta como una alternativa que sintoniza
al Estado y la sociedad civil, para generar un diálogo íntimo con el fin de
legitimar las decisiones que involucran de forma directa o indirecta a la
Capítulo 5
ciudadanía. Es una forma de gobernar cooperativamente en la que
los actores involucrados colaboran para mejorar y articular las políticas públicas. Los organismos técnicos que dinamizan un desarrollo
territorial, en ámbitos urbanos, económicos, políticos y culturales,
ignoran y muchas veces rechazan las propuestas ciudadanas y la opinión pública. Es el gran déficit de la institucionalidad que no escucha
las diversas realidades de un territorio. La gobernanza trata de dar
soluciones a los problemas colectivos y lograr un bienestar público.
Las organizaciones sociales tienen un componente “asociativo”
muy importante, lo que permite que se organicen y auto-gestionen
de acuerdo a problemáticas que los afectan. Una organización vecinal
-como es el caso de Yungay- se compone de un fuerte referente identitario. Esta particularidad permite activar la necesidad democrática,
proponiendo un nuevo modelo de patrimonio y un modelo de ciudad
a escala barrial. Ignorar estos signos es un error para la Gobernanza.
Cuando esta relación (Estado-comunidad) no es equilibrada y,
a la vez, se impone un modelo territorial, el patrimonio y la “vida de
Barrio” se ven amenazadas por el mercado y la ambición económica
de los grandes conglomerados. La ciudad es entregada a la oferta y
la demanda que impone una ciudad ajena y distante. Los conflictos
indican que la ciudad está despertando de las amenazas externas e
internas, donde la ciudadanía forma parte de las propuestas que los
involucran y los afecta directamente.
La apropiación de la ciudad es necesaria para dinamizar la gobernanza que busca incesantemente dialogar entre los componentes
técnicos y la comunidad. Una comunidad no empoderada y organizada
dificulta las iniciativas y el funcionamiento de las “buenas prácticas” generando conflictos y dificultades entre los residentes, vecinos y ciudadanos. No obstante, mientras más empoderada se encuentra la sociedad, mejores son las políticas de planificación y desarrollo.
El empoderamiento ciudadano cada vez se hace más visible,
la diversidad de los Barrios y su gente necesariamente requiere de
políticas que aborden e integren la diversidad. Una política que ignore las condiciones económicas, sociales y culturales de una comunidad puede caer en una política errada y devastadora para la
población, la identidad y la forma de vida.
Reconocer cómo evoluciona un Barrio, de qué modo se
produce la diferenciación de lugares, cómo enfatizar criterios de
sustentabilidad ambiental y cómo dinamizar al sector productivo, permitirá desarrollar propuestas genéricas y que también
pueden ser implementadas en otros Barrios, que fomenten una
ciudad más sostenible, más amigable, y a través de la aplicación
de instrumentos combinados, es posible ejecutar programas y
proyectos considerados prioritarios para mejorar la calidad de
vida de la población, para generar una ciudad para todos, más
saludable, más equitativa, más integrada.
Es por esto que la autoridad debe tener un rol protagónico, no puede estar ajena a las intenciones de la ciudadanía por
participar en la planificación. La participación estructurada tiene efectos permanentes en la formación de la ciudadanía y los
acuerdos, en diseño y calidad de vida, fortaleciendo la democracia en distintos niveles.
97
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
98
99
Capítulo 5
Aprendizajes y reflexiones
Participación ciudadana
98
Las organizaciones y la sociedad civil en un esfuerzo mancomunado, lograron que el BarrioYungay fuese declarado Zona Típica.
Esta condición especial que presenta la zona la convierte en una fortaleza desde el punto de vista patrimonial, pero ¿Es suficiente para
proteger el patrimonio? ¿De qué forma disminuir el impacto turístico en el patrimonio?
Si bien, el valor de un Barrio con estas características está en su arquitectura patrimonial, que por cierto, debe ser protegido porque representa
la identidad y la historia de una ciudad, lo realmente importante es lo que
conforma un Barrio, la comunidad, la gente y su forma de vida.Si el valor patrimonial tiene como objetivo resguardar la historia y potenciar el turismo
de una ciudad, ¿para quién es el patrimonio? El patrimonio es para la comunidad, las personas que habitan un territorio, viven y se relacionan formando estrechos lazos sociales en una ciudad cada vez más ajena y anónima.
La planificación de la ciudad era algo técnico que alejaba a la comunidad en la toma de decisiones, convirtiendo a la ciudad en un lugar
“ajeno” y sin participación. El resurgimiento de la comunidad ha permitido que en los últimos tiempos surjan un sin número de organizaciones
civiles y ciudadanas que defienden y protegen la ciudad, preservar los
Barrios y mejorar la calidad de vida. Los temas de desarrollo y planifica-
ción urbana afectan directamente a la comunidad, dañando severamente la forma de vida de Barrio. La organización de la comunidad apunta a la intervención urbana que daña y perjudica su calidad
de vida. La comunidad se levanta con un arma de lucha colectiva y
comunitaria en defensa de lo que consideran lo “propio”, el lugar
que habitan, con diversas identidades que conviven y se conectan
con la memoria, construyendo y propia historia.
Las autoridades deben mantener un diálogo constante con
la comunidad para generar soluciones a las problemáticas que la
comunidad manifiesta. La sociedad civil es el actor clave para entender la realidad y vulnerabilidad de un sector, nadie sabe mejor
lo que tiene que la gente que vive en el territorio, escuchar sus propuestas e inquietudes, es buscar soluciones adecuadas para cualquier fenómeno.
La participación ciudadana es la extensión y profundización
del sistema democrático y la clave para la gobernanza. Sin embargo, ¿Cómo incorporar la percepción social de la población para proyectar estrategias de gestión participativa?
Identificar y visibilizar el potencial turístico del Barrio Yungay
en términos arquitectónicos, históricos y de vida de Barrio, permite
que los propios habitantes reconozcan el patrimonio considerándose
parte de éste, activando la necesidad de participar en las políticas de
reactivación económica, para incorporar y formar parte del escenario
que se busca transformar, respetando el patrimonio y la vida de Barrio.
Un Modelo de Gestión Turística busca entregar diversas herramientas a los actores y emprendedores del sector y contribuir al trabajo asociativo de los diferentes personas y referentes que lo conforman.
Sin embargo, esto debe ir acompañado de una educción patrimonial
que ayude a la revalorización y reconocimiento de una identidad cultural, y a la vez, formando líderes comunitarios con conciencia social
del patrimonio cultural.
La capacidad de gestionarlo depende tanto del gobierno local
como de las organizaciones vinculadas al Barrio, diseño de un plan integral de desarrollo turístico que considere una imagen objetivo. No
obstante ¿Cómo equilibrar los intereses de una comunidad diversa?
Esto sólo se puede lograr involucrando a sus residentes y a los distintos
actores en el proceso de planificación y gestión de las intervenciones de
forma “vinculante”. La participación es fundamental para la construcción de la ciudad y el Barrio que se quiere, un lugar amable, cercano y
familiar. Porque un Barrio es de quien lo habita y lo practica, es un lugar
en constante tensión, porque las lógicas de planificación así lo requieren, pero la vinculación de los ciudadanos(as) permite equilibrar esta relación que se encuentra en constante construcción.
El carácter único del BarrioYungay –como comunidad enraizada y fuertemente vinculada con su espacio- determina ritmos de vida
comunitarios necesarios de preservar y esenciales para comprender el
patrimonio y sus identidades. La lógica del futuro y la nueva planificación de los Barrios desde las base es “disfrutar donde vives” y participar
con la gente. Los Barrios históricos nos cuentan su pasado pero nos
abren un futuro y Barrio deseado.
Una sociedad “avanzada” es una sociedad que tiene una
fuerte participación política. No obstante, esta participación va
orientada en grupo con intereses comunes. Se evidencia un cambio en la participación, una participación activa, demandantes,
con conocimiento y educación, una sociedad con la capacidad de
generar un discurso para potencializar la identidad y su forma de
vida, por sobre las decisiones burocráticas e impuestas, que pueden llegar afectar su existencia. El futuro del Estado depende de
la capacidad de escuchar y entender las demandas de la sociedad
para mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía.
99
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
100
101
Capítulo 5
Aprendizajes y reflexiones
Turismo Cultural y el impacto en la sociedad
100
El turismo cultural puede constituir, primero, un factor de riqueza
y por tanto, de desarrollo económico; y en segundo lugar, un incentivo
para la recuperación del patrimonio cultural y un estímulo para la creación de nuevas ofertas y atractivos culturales. El valor patrimonial de un
Barrio puede significar una importante ventaja comparativa y una poderosa herramienta de diferenciación para aquellos emprendimientos
que sean capaces de adoptarla y transferirla como valor agregado al
servicio y/o producto que brinde su negocio.
Las organizaciones sociales han promovido iniciativas de preservación endógenas, donde la noción de Barrio-Pueblo se ha constituido
como un sello identitario que potencia el resguardo y conservación del
patrimonio. Sin embargo, dicho patrimonio no debería entenderse
como algo perpetuo e intocable, sino que desde la compresión de la
ciudad y el espacio como algo “vivo”, donde comulgan territorio y sociedad civil, lo público y lo privado. ¿Cómo equilibrar el sector público y
el sector privado para la gestión integral turística?
La cultura se está convirtiendo en un factor cada vez más decisivo
en la regeneración urbana de las ciudades, que ven en la recuperación
de sus elementos patrimoniales y en la dotación de nuevas infraestructuras culturales, una forma de atracción de nuevos visitantes y quizás
incluso nuevos residentes, así como una nueva forma de acumular atri-
butos de diferenciación con otros enclaves y territorios.
No obstante, lo turístico patrimonial del Barrio Yungay es
revalorizar el deseo de una población que habita una ciudad moderna pero caótica, en un lugar emblemático de la ciudad, con una
“historia fundante”, una identidad propia diferenciada desde afuera. Lo complejo en la “lógica de consumo” es que busca desplazar
lo “propio” de una comunidad, instalando una nueva lógica económica. Esta lógica es muchas veces devastadora para la comunidad,
generando un gran impacto en la naturaleza y la forma de vida. Es
sabido que el turismo puede generar un gran daño y un cambio significativo en la vida de Barrio, pero también, es una oportunidad.
Para equilibrar la lógica económica, social y patrimonial el turismo
debe enfrentar un cambio en su forma de entenderse.
Un cambio de mentalidad que indaga en la pregunta ¿turistas o visitantes? El BarrioYungay es un espacio cotidiano, cercano y
familiar donde las necesidades pueden ser satisfechas en el espacio
físico y comunitario: patrimonio y vida de Barrio. Hablar de visitantes
es hablar de una persona que camina por un lugar “nuevo” pero conocido. Un lugar que se encuentra oculto en su memoria y reaparece
en el acto de caminar por los antiguos adoquines. El visitante camina
por el Barrio viviendo una experiencia única y cercana.
Explorar y recordar la vida a escala de Barrio permite entender y
comprender las antiguas relaciones económicas, sociales y culturales
que las modernas ciudades han olvidado.
Entre los aspectos positivos del turismo se destaca el dinamizar la
economía del Barrio, generar empleo y emprendimientos con talleres y oficios para el desarrollo desde la propia comunidad. Entre los aspectos negativos del turismo están la imagen no deseada que puede proyectar el Barrio
y atraer individuos que alteren la vida de Barrio y sus estrechar y delicadas
relaciones. La sensibilidad de la vida de Barrio puede ser afectada por la llegada de nuevas actividades económicas. La escasa inversión urbana y servicios básicos dificultan los procesos de articulación necesaria para generar un
turismo comunitario seguro. El Barrio es entendido como un lugar “propio”
donde la comunidad responde a sus necesidades y cómo articular y dar vida
a su espacio. La apropiación del espacio por alguien “ajeno” es un malestar
que tensiona las relaciones de los vecinos del BarrioYungay.
La diversidad, la multiculturalidad, la economía formal e informal
son elementos cotidianos del Barrio, desde sus inicios hasta la actualidad,
elementos que podrían ser problemáticos, afectando el “turismo deseado”.
Sin embargo, la riqueza de estos elementos puede potencializar el atractivo turístico de Barrio. La diferencia no puede ser un problema, es más bien
una oportunidad. Estas características son esenciales para la vida de Barrio,
complementadas con una oferta de servicios hoteleros, gastronómicos y
económicos desde la misma comunidad. De esta forma, se presenta
un escenario caótico pero muy atractivo para el visitante que busca
empaparse de la diversidad y conocer nuevas realidades.
La revitalización de los centros históricos puede ser parte de
una nueva visión económica; los valores culturales pueden volverse
valores productivos, revitalizando el patrimonio tangible e intangible. Estas últimas son el reflejo de un Barrio republicano que se
encuentra y descubre en un ambiente distendido y conversaciones
hasta alta hora de la noche, sus rincones guardan las historias de
una estrecha convivencia, generando una rica y diversa relación barrial que, poco a poco, desaparece del imaginario urbano.
En el caso del Barrio Yungay, existen sectores de comercio y
viviendas restauradas, pero no ha sido suficiente para generar una
activación concreta del sector. Pese a los esfuerzos en esta materia,
Yungay sigue siendo desconocido y poco frecuentado por los habitantes de la Región Metropolitana. El turismo cultural, que es la alterativa más respetuosa para el territorio, no resuelve la tensión pero es
más cercana a lo que desea el Barrio. A futuro pueden surgir nuevas
conceptualizaciones que se acerquen a una mejor convivencia entre
el mercado, el patrimonio, la identidad y sus residentes; y para ello es
esencial que estas se basen en la vida del Barrio, que la hacen cotidianamente sus habitantes.
101
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio
102
Bibliografía
103
• Araneda, F. Crónicas del BarrioYungay. Academia Chilena, 1972.
• Márquez, F. Imaginarios urbanos en el Gran Santiago: huellas de una metamorfosis. Revista Eure (Vol. XXXIII,
• Aymerich, J. El BarrioYungay y sus funciones particulares. Universidad Bolivariana, 2001.
N°99), pp. 79-88. Santiago de Chile, agosto de 2007.
• Bastías, C. Hayden, C. Ibáñez, D. Mujeres de laVega, Género, Memoria y trabajo en laVega Central de Santiago. LOM, 2011.
• Márquez, F. La ciudad de los otros: inmigrantes en territorios de frontera. La Chimba en el siglo XX”, año 2009-
• Bartolomé, Miguel. Gente de costumbre y gente de razón. Las identidades étnicas en México, México, Siglo XXI, 1997.
2011. FONDECYT Nº 1095083
• Barrera, A. Identidades, lenguas, ideologías, una interpretación desde la antropología. En: Lisón, Carmelo (Ed.). Antro-
• MINVU. Inventario de Metodologías de Participación Ciudadana en el Desarrollo Urbano Colección: Monogra-
pología, Horizontes Interpretativos. Universidad de Granada, 2000.
fías y Ensayos MINVU. 2010.
• Berger, Peter L. La construcción social de la realidad. Series en Sociología, Editorial Amorrortu. Buenos Aires, 1968.
• Núñez, R. Gestión del turismo en sitios patrimoniales. Modulo 2, Oficina Regional de Cultura para América
• Bustamante, J. Línea Base de las actividades Económicas, Comerciales y de Servicios Culturales, Turísticas y Patrimo-
Latina y el Caribe de la UNESCO. file:///C:/Users/Innova/Downloads/activity-475-16.pdf
niales del BarrioYungay de Santiago, para la determinación de desarrollo sustentable de la oferta y carga turística de la
• Liendo, O. Geografía del BarrioYungay. Universidad Bolivariana, 2005.
zona. Santiago Innova, Centro de Empresas y Negocios, Julio 2013.
• Ochoa, G y Maillard, C. La persistencia de la memoria. Londres 38, Un espacio de memoria en construcción.
• Candau, J. Antropología de la memoria. Nueva Visión, Buenos Aires. 2006.
Edición Londres 38, 2011.
• Carvajal, R. Propuesta GORE.Yungay Barrio Bicentenario, Santiago 2009.
• Organización Mundial del Turismo. Entender el Turismo, Glosario Básico. 2005, 2007. http://media.unwto.org/
• Carranza, J. La Batalla de Yungay. Monumento al Roto Chileno. Crónicas Históricas. Santiago. Colección Biblioteca
es/content/entender-el-turismo-glosario-basico
Nacional de Chile, 1939.
• Posada, P. Participación ciudadana, sociedad y educación: La participación ciudadana en el municipio de Do-
• De Ramón, A. Santiago de Chile. Sudamericana, Santiago. 2000
nostia – San Sebastián. Memoria de Tesis Doctoral, Universidad del País Vasco, España. 2000
• Echeverría, R. Antecedentes histórico Santiago poniente. Seminario Identidad y Turismo Sustentable: oportunidad
• Prats, L. Antropología y patrimonio. Ariel, Barcelona. 1997.
y desafío. 2013. https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=sites&srcid=aW5ub3ZhLmNsfHNlbWluYXJpby1iYXJ-
• Romero, J. L., Latinoamérica: las ciudades y las ideas. Siglo XXI. México, 1986.
yaW8teXVuZ2F5fGd4OjRlMjU0Yzc5MGNjZjQzOTQ
• Romero, A, L. ¿Qué hacer con los pobres?: Elite y sectores populares en Santiago de Chile (1840-1895). Suda-
• Gutiérrez, M. Turismo sostenible como estrategia para el desarrollo local en Uruguay: proyecto de turismo comunitario en
mericana. Santiago 1997
los Barrios de la cuna de la candombe. En, Casals, PatrimonioTurístico en Iberoamérica, Universidad Central, Santiago, 2012.
• Salazar, G. Labradores, peones y proletarios. Formación y crisis de la sociedad popular chilena del siglo XIX.
• Gravano, Ariel. Antropología de lo barrial. Estudios sobre producción simbólica de la vida urbana. Series en Ciencias
Sur, Santiago, 1985.
Sociales. Editorial Espacio. Buenos Aires. 2003.
• Salazar, G. Ferias libres: espacios residual de sabiduría ciudadana: Sur. Santiago de Chile. 2003.
• Herzer, H, DiVirgilio, M, Lanzetta, M, Martín, L, Redondo, A, Rodríguez, C. El proceso de renovación urbana en la Boca: orga-
• Salinas, F. El BarrioYungay de Santiago de Chile. Apuntes etnográficos. Universidad Bolivariana, 2002.
nizaciones barriales entre nuevos usos y viejos lugares.Universidad de BuenosAires. HAOL, Núm. 16 (Primavera, 2008), 41-62.
• Walton, J. Albun de Santiago y Visitas de Chile. Tomo I. Editado por la Sociedad Imprenta y Litografía Barcelo-
• Márquez, F. Barrios Patrimoniales, Miradas Cruzadas. Seminario Identidad y Turismo Sustentable: oportunidad y de-
na. 1915, Santiago-Valparaíso.
safío. 2013. https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=sites&srcid=aW5ub3ZhLmNsfHNlbWluYXJpby1iYXJyaW8teX-
• Wehner, L. Benjamín Vicuña Mackenna: Génesis de la transformación de Santiago. Tesis para optar al grado
VuZ2F5fGd4OjVhZTA4Yzk0ZTYzZTA1Y2Q
académico de licenciado en historia. Universidad Católica de Chile. 2000.
• Márquez, F. Historias e identidades barriales del Gran Santiago: 1950-20001 IX Congreso Argentino de Antropología
• Zañartu, Sandi. En Viaje/ Empresa de los Ferrocarriles del Estado. Santiago: La empresa, 1933-1973. V, no. 355,
Social Misiones, agosto de 2008. Esta ponencia reflexiona sobre resultados del Proyecto Fondecyt Nº 1050031 dirigido
(mayo 1963), p. 8-9
Capítulo 1
Procesos históricos en la formación urbana
por la autora entre los años 2005 - 2008. file:///C:/Users/Innova/Downloads/Historias%20e%20identidades%20barriales%20del%20Gran%20Santiago%201950-2000.pdf
El Barrio Yungay:
Historia, Identidad, Patrimonio y Vida de Barrio

Documentos relacionados