Prontuario

Comentarios

Transcripción

Prontuario
Carlo Ferrari
Prontuario
del restaurador y lustrador
de muebles antiguos
Arte del restauro Edizioni
Cómo usar este prontuario:
Este prontuario no es un libro como otros y no está destinado para
ser exhibido en tu librería. Este prontuario nace para ser usado,
para tenerlo a tu lado sobre el banco de trabajo. Por este motivo ha
sido creado como un cuaderno de apuntes: los míos y los tuyos.
Sí, porque con este prontuario quisiera transmitirte, de manera
concisa, mis experiencias, mis trucos y mis recetas que he
coleccionado durante tantos años. Lee, estudia, profundiza pero
sobretodo pon en práctica lo que has aprendido. Con la experiencia
descubrirás que una receta se puede mejorar, que una lija es mejor
que otra, y que a una cierta temperatura el resultado es mejor:
¡entonces escríbelo!
Por este motivo encontrarás algunas páginas dedicadas a ti y a tus
apuntes para que este prontuario se vuelva tu compañero de viaje
en el mundo de la restauración y de las antigüedades.
Como sabrás no existe una sola manera de restaurar y de lustrar
un mueble antiguo. Cada restaurador tiene “su modo” de restaurar
el cual es el fruto del estudio y de la experiencia en el taller. Este
prontuario es el instrumento pensado para ayudarte a crear “TU”
manera de restaurar.
Algunas páginas de este libro están dedicadas al reconocimiento de
las maderas más usadas en la ebanistería. Esto te ayudará a
reconocer la madera con la cual ha sido construído el mueble que
estás restaurando.
Indice:
La pátina de vejez
El decapante
Cómo decapar un mueble
La carcoma y el tratamiento anticarcoma
Cómo hacer un tratamiento anticarcoma
Las colas en la restauración
La cola animal
Cómo preparar la cola animal
La cola de conejo
La imprimación
La cola vinílica
El yeso de Boloña
El estuco de yeso
Cómo preparar el estuco de yeso
El estuco de madera
Cómo preparar el estuco de madera
El estuco de cera
Cómo preparar el estuco de cera
El estuco listo
Las resinas sintéticas
El Paraloid B-72
El color en la restauración
Los pigmentos al agua
Cómo preparar el pigmento al agua
Las anilinas
Cómo preparar las anilinas en alcohol
El barniz de goma laca
Las resinas naturales
La goma laca
El alcohol
Cómo preparar el barniz de goma laca
Los barnices poliresinosos
La muñequilla
Cómo preparar la muñequilla
El lustre a muñequilla
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
8
9
10
12
13
15
16
17
19
19
22
23
24
25
27
28
30
31
33
35
36
39
40
41
43
44
47
48
51
52
53
55
57
58
61
La preparación de la superficie
La aplicación de la piedra pómez
El estucado
La coloración
La primera mano a brocha
El lijado
La segunda mano a muñequilla
El pulido
El lustre verdadero
El aceite durante el lustre
El acabado
El acabado brillante
El encerado
Cómo preparar el encaústico
Recuperar la pátina original
Cómo lustrar en pátina
Los herrajes
Las maderas
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
pag.
63
64
65
67
69
70
71
72
73
74
76
78
81
82
85
86
88
91
A continuación sólo algunos ejemplos de los capítulos
presentes en el prontuario:
Cómo decapar un mueble:
Qué cosa necesitas:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
el decapante en gel
la lana de acero gruesa
una brocha
guantes para decapar
un protector para los ojos
una espátula
un cincel
un cepillo
alcohol o diluyente nitro
trapos para limpiar
Cómo decapas:
Aplica el decapante con la brocha poniendo un buen espesor de gel
sobre la superficie del mueble. Trabaja siempre en horizontal. Deja
que el decapante haga efecto y cuando veas que los viejos barnices
se levantan, remueve todo lo que puedas con la lana de acero y si
fuera necesario, usa la espátula.
Pasa la segunda mano de decapante, déjalo que haga efecto y
remuévelo con la lana de acero. Repite esta operación hasta que no
veas más residuos del viejo barniz.
Con un cincel viejo limpia los ángulos y los bordes tallados. Es
importante remover todo residuo de barniz. Después, con un trapo
mojado con alcohol o diluyente nitro limpia la superficie para quitar
los residuos de gel.
Para decapar usa una brocha de poco valor. El cloruro de metileno
penetra en profundidad y diluye la cola que une las cerdas,
echándola a perder. Exiten en el comercio brochas especiales para
el decapado.
Truco: en los tallados remueve el gel con un cepillo. Yo uso
el cepillo de albañil para limpiar los ladrillos. Puedes
conseguirlo en las tiendas de artículos para la construcción.
El estuco de madera:
Es el compuesto que se obtiene mezclando cola animal y polvo de
madera (aserrín). A veces este estuco es llamado estuco de aserrín.
Pero el término no es correcto porque es importante que el polvo
de madera sea finísimo; para obtenerlo yo paso el aserrín por un
tamiz muy fino.
El polvo de madera debe ser finísimo para permitir al estuco de
secar rápidamente y unirse a la superficie que estás estucando. El
aserrín grueso se impregna del agua que contiene la cola,
prolongando el tiempo de secado y haciéndole perder la capacidad
coloidal.
No es muy importante que dispongas del polvo de la misma madera
del mueble con el cual estás trabajando porque este estuco se
colorea bien con los colores al agua. Podrás corregir el color hasta
volverlo igual a la madera cuando el estuco esté seco.
Usa este estuco para estucar grandes áreas o para reconstruir
partes deterioradas, sobre todo para la parte posterior y el fondo
inclusive aquellos muy antiguos. Yo lo uso a menudo después de
haber consolidado la parte deteriorada con cola animal muy diluida
y caliente para que pueda penetrar bien en la madera.
Para consolidar la madera con la cola animal, prepara una cola muy
diluida y muy caliente; después de haber limpiado la parte por
reparar pasa la cola con una brocha y hazla penetrar con varias
manos repetidas. Quita el exceso con una esponga húmeda y
estuca, donde sea necesario, con el estuco de madera preparado
con la misma cola que has usado para consolidar.
Cómo preparar el estuco de madera:
Qué cosa necesitas:
-
Cola animal
Polvo de aserrín finísimo
Una espátula
Una base para amalgamar
Cómo lo preparas:
Coloca sobre la base para amalgamar un poco de polvo de asserín,
trabájalo con la espátula formando un cono con un orificio al
centro. Agrega la cola animal y amalgámala con la espátula. Si el
estuco resulta demasiado pastoso dilúyelo con el agua caliente de
la olla con la cual has calentado la cola animal.
Ten cuidado de quemarte, usa las precauciones necesarias. Es muy
importante usar el estuco de madera cuando está caliente. El
ambiente de trabajo y la pieza con la cual estás trabajando deben
ser calientes. Si tienes que estucar superficies más grandes es
mejor proceder por estratos, dejándolo secar entre uno y otro.
Si el estuco tiende a enfriarse puedes agregar el agua de la olla, si
la proporción de cola es demásiado baja agrega más cola. La
experiencia te ayudará, son todas simples operaciones que tienen
que ser llevadas a cabo con calma y atención.
Para hacer penetrar y encolar bien el estuco limpia bien siempre
con una lima la superficie antes de estucar. Una vez que se ha
secado, el estuco de aserrín alcanza una gran dureza y lo puedes
perfilar con las limas, gubias o cinceles.
Mientras preparas el estuco de madera es importante que
dosifiques la proporción de cola animal respecto al polvo de aserrín.
Mientras más cola agregues, el estuco se volverá más duro cuando
se seque. Si durante el trabajo el estuco se enfría debes agregar
agua caliente.
Truco: no des color al estuco con los pigmentos: es muy
difícil darle el color adecuado. Podrás darle el color con el
pigmento al agua cuando se habrá secado.
Cómo preparar la muñequilla:
Qué cosa necesitas:
- Un trapo de lana
- Un trapo de algodón o lino fino
Cómo se prepara:
Para la parte interna de la muñequilla, corta una vieja camiseta de
lana, algunos prefieren usar una madeja de lana, yo uso viejas
camisetas de lana suave y bastante delgadas.
Algunos lustradores crean la parte central de la muñequilla con
pequeñas madejillas de lana o algodón, o con algodón hidrófilo. El
algodón hidrófilo presenta dos problemas: que deja pelusas en la
goma laca y que con el uso tiende a comprimirse volviéndose duro.
Para la parte externa corta un cuadrado de tela de algodón de 25
centimetros de lado. El algodón debe tener algunas características:
no dejar pelusa, las cuales se pegarían al barniz hechando a perder
el brillo, y debe ser suave.
Viejas sábanas de algodón muy usadas tienen la suavidad ideal que
te permite de adaptar la forma de la muñequilla a tu mano. Es
importante entonces poder trabajar durante el proceso de lustre
con una muñequilla muy suave.
Envuelve ahora la parte central de lana en el pedazo de tela de
algodón. Forma la muñequilla enrollando la extremidad, de manera
que podrás exprimirlo para dosificar la cantidad de barniz que se
debe transferir al mueble.
Una vieja camiseta de lana para el “corazón” de la muñequilla
Un tela de algodón para la parte externa
Así es como se presenta la muñequilla. La parte interna de lana y la
parte externa de algodón: una verdadera continuación de la mano y
de su sensibilidad.
La conservación de la muñequilla:
Más adelante descubrirás que el lustre a muñequilla se compone de
varias etapas. Entre una etapa y otra es necesario mantener la
muñequilla protegida para que no se seque y no pierda su
suavidad. Colócala en un envase hermético y pon en el fondo de
este envase una pequeña cantidad de alcohol que servirá para
mantener la muñequilla húmeda.
Truco: cuando estarás en la etapa final del lustre substituye
la parte externa de la muñequilla con un algodón más suave
y ligero como los de las camisas. La parte interior debe
quedar suave y no volverse apretada y rígida durante el
lustre: ábrela y estírala con las manos.
Carlo Ferrari se ocupa de la restauración y el lustre a goma
laca desde hace casi 30 años. Es un restaurador de éxito y
trabaja para privados, anticuarios e instituciones. El deseo de
comunicar a otros apasionados los “secretos del taller”
aprendidos de sus maestros lo lleva a abrir
www.artederestaurar.es. Punto de referencia para los
apasionados de la restauración y antigüedades en Italia y en
el mundo. Sus cursos y sus libros, simples y accesibles, guían
a los aspirantes restauradores paso a paso en la elección de
los productos, a través de la restauración del mueble hasta el
lustre final.
El Prontuario del restaurador y lustrador de muebles antiguos.
En este libro digital el autor ha sintetizado todos los principales pasos para
ejecutar una correcta restauración del mueble
dejando de lado, a propósito, algunos como la
carpintería, y concentrándose en otros, como la
preparación del mueble y su lustre a muñequilla. En
cada capítulo encontrarás las recetas de base para
la preparación de los productos que necesitas, una
descripción de las operaciones, además de trucos e
información para profundizar el argumento tratado.
Se trata de un verdadero prontuario, un instrumento de fácil consulta, como
para tenerlo en el banco de trabajo.
Los temas tratados: Introducción; La pátina y el decapante; La carcoma y el
anticarcoma; Las colas en la restauración; Los estucos en la restauración; Las
resinas naturales y sintéticas; Los colorantes; El barniz a goma laca; La
muñequilla; El lustre a muñequilla; El acabado; El lustre en pátina; Los
herrajes; Las maderas más usadas en ebanistería.
Visita www.artederestaurar.es y encontrarás un verdadero “taller virtual” de
la restauración y de las antigüedades, podrás hacer preguntas al autor, un
verdadero Maestro que está a tu completa disposición.
Copyrigh 2014 – Carlo Ferrari
Arte del restauro Edizioni
Derechos reservados
Prohíbida la reproducción parcial o total con cualquier medio

Documentos relacionados