semana a semana

Comentarios

Transcripción

semana a semana
1
SEMANA
A
SEMANA
Lo que sucede en
tu interior
Prepárate para el parto
Recuerda, que ganar una libra por semana es normal
durante el último trimestre. Las demandas nutricionales
de tu bebé están en su punto máximo ahora, conforme
da su último estirón antes del nacimiento. Involucra
lo que mas puedas a tu pareja en tus clases de
preparación para el parto, el será tu mejor asistente en
ese momento.
¿Qué está pasando
con tu bebé?
Tiene menos espacio
Los brazos, piernas y cuerpo de tu bebé siguen
rellenándose y finalmente son proporcionales al tamaño
de su cabeza. Notaras que tu bebé ya no se mueve
mucho, no te preocupes, es solo que ya no tiene mucho
espacio en el útero. En tanto lo sientas voltearse,
sabrás que todo esta bien y aunque no lo creas, todavía
le queda bastante por crecer. Los órganos de tu bebé
continúan madurando y ya puede pasar agua desde su
vejiga, preparándose para orinar como lo hará después
de nacido. Mide: 40 cm Pesa: 1.45 Kg (3.2 lb).
2
La alimentación
del bebé
La leche materna es la
respuesta perfecta de la
naturaleza para alimentar a tu
bebé. Te aconsejamos tener
paciencia, porque tanto la
mamá como el recién nacido
necesitan ajustarse a este
proceso. En poco tiempo, los
dos serán unos expertos.
Un recién nacido debe ser alimentado muy
frecuentemente, a veces hasta cada 2 horas y
cada vez por 20 a 45 minutos. En el primer mes
de tu bebé pasaras mas tiempo alimentándolo que
haciendo cualquier otra cosa, así que si le das el
pecho o el biberón, asegúrate que lo puedas hacer
cómodamente, y así será mas gustoso y placentero
para ambos.
La leche materna es mejor
Queremos puntualizarte todas las ventajas de dar el
pecho a tu bebé:
• Tu leche es el alimento mas completo y más idóneo
para tu hijo durante sus primeros meses porque
cubre todas sus necesidades nutricionales. No
necesitas darle nada más.
• Los bebés casi nunca son alérgicos a la leche
materna.
• EL bebé puede digerir la leche materna con mucha
más facilidad.
• Cubre todas sus necesidades nutricionales y
sus anticuerpos le protegen contra numerosas
infecciones.
• La leche materna no contiene gérmenes ni
microbios, previene las reacciones alérgicas en el
bebé, es mucho mas fácil de asimilar, es rica en
vitaminas, azucares, lactosa, hierro, calcio y tiene
mas de 100 nutrientes que no se encuentran ni en
la leche producida por animales ni en las formulas.
• El dar de lactar te ayuda a contraer el útero y a
perder peso ganado durante el embarazo.
• Estudios han comparado que los bebés que han
sido amamantados tienen un sistema inmunológico
mucho más fuerte y tienden a enfermarse mucho
menos que otros bebés.
• El contacto de tu piel contra la de tu bebé ofrece
una intimidad y un sentido de seguridad entre la
mamá y el bebé.
3
Si bien el pecho materno basta para alimentar a
un bebé, existe una gran variedad de accesorios
para facilitar este arduo trabajo. Lo más importante
a tener en mente en la búsqueda de accesorios de
alimentación que te permita dejar leche materna
refrigerada para la alimentación es que el biberón
es únicamente una parte del proceso; lo que debes
buscar es una “solución completa” de alimentación,
así podrás extraerte la leche, guardarla en el
congelador, servirla en el biberón a la temperatura
correcta y durante todo esto, que la leche se mantenga
esterilizada y apta para tu bebé.
Después de un tiempo tal vez necesites regresar a tu
trabajo entonces es también recomendado que escojas
un sistema de alimentación que te permita dejar leche
materna refrigerada para que tu bebé pueda nutrirse
con tu leche, sin tener que tu estar ahí.
Tú eres la única que puede decidir como alimentar
a tu bebé. Te apoyamos con cualquiera que sea
tu decisión y a continuación hemos resumido lo
que debes saber de los productos existentes para
ayudarte con esta tarea tan especial.
El Sacaleches
o Extractor
El sacaleches te trae varios beneficios: así como
ayuda a aliviar las molestias de la hinchazón de
senos, es ideal para extraer y guardar la leche para
uso posterior.
También hace posible seguir alimentando al bebé
con leche materna cuando tengas dolor de pezones,
e incluso, cuando regreses al trabajo.
Quizás el mayor beneficio es que puedes refrigerar
tu leche y permitirle a papá o a otro familiar que lo
puedan alimentar con tu leche, dándote un descanso
y permitiéndoles a ellos disfrutar de una experiencia
tan maravillosa.
Otra ventaja de utilizarlo, es que te permite vaciar
tus pechos cuando el bebé no ha lactado por algún
período y tu producción de leche es rápida. Tus
pechos se endurecen por tener mucha leche lo que
puede ser muy doloroso e incluso causar mastitis.
Entre más leche extraigas (con sacaleches o con la
succión de tu bebé) más leche producirás y podrás
alimentar mejor a tu bebé.
Pero lo más interesante para ti es que se ha
comprobado medicamente que el estimulo a tus
pechos causado por la extracción de leche ayuda
a encoger tu útero estirado por el bebé y por tanto
ponerte en forma mas rápido.
4
¿Que debo considerar antes de Sacaleches eléctricos o de baterías:
Ofrecen una operación más tranquila y constante.
escoger un sacaleches?
• Necesitarás de un buen extractor de leche o
sacaleches que te permita extraer tu propia leche
con facilidad y sin dolor. Cuando el bebé lacta
masajea con sus labios las areólas de tus senos,
así que busca un sacaleches que realice un
proceso lo más parecido a tu bebé. Evita aquellos
que succionan tus pezones en vez de estimular tus
areólas porque eso puede ser muy doloroso.
• Busca uno que te permita sacar la leche directamente
al biberón lo cual es mucho más higiénico y fácil
para ti.
• Tu sacaleches debe ser eficiente para no hacerte
perder el tiempo. Recuerda que puede tomar
alrededor de media hora sacarte la leche de ambos
senos. Vale la pena pagar un poco más por un
modelo eficiente.
• El sacaleches debe ser fácil de armar y fácil de lavar/
esterilizar porque cada vez que lo uses tendrás
que lavarlo. Además debe ser silencioso y fácil de
transportar, así podrás llevarlo a todas partes y
nadie se dará cuenta de que es lo que haces.
Asegúrate que la palanca para succionar te permita
regular la fuerza con que extraes. El nivel de succión
cómodo para una mujer puede ser una tortura para
otra. La palanca debe ser suave para aplastar o
tendrás dolor de mano.
Existen disponibles varios tipos de sacaleches, sin
embargo la elección dependerá de tus necesidades
individuales:
Sacaleches manuales:
Utilizan una palanca u otro mecanismo manual para
succionar la leche. Dependiendo del modelo puedes
regular el nivel de succión que sea agradable para ti. Son
livianos, portátiles, económicos y los nuevos modelos
son igual de efectivos que el sacaleches de hospital.
No requieren de tu esfuerzo para succionar, sino
que solo presionas un botón y el sacaleches hace
lo demás, sin embargo no tienes tanto control como
cuando usas uno manual. Son más costosos que los
manuales.
Sacaleches doble:
Te permiten succionar tu leche de ambos senos a la
vez, dividiendo a la mitad el tiempo requerido para
sacarte la leche.
Si piensas darle tu leche mientras trabajas te
sugerimos que busques un juego para ir al trabajo
que incluye el sacaleches y muchos otros accesorios
especiales para madres que trabajan.
Consejos para extraer la leche
Te tomara un poco de tiempo ser una experta en
la extracción de leche, así que ten paciencia. Los
siguientes consejos te ayudarán:
• Lávate las manos antes de empezar.
• Toma un vaso de agua o de jugo antes de bombear
para que la leche suba más rápido.
• Relájate escuchando música o utilizando técnicas de
respiración, ya que tu estado emocional tiene mucho
que ver con la rapidez con la que salga tu leche.
• Coloca compresas calientes sobre tus pechos para
aliviar la hinchazón.
• Mueve el embudo alrededor para que estimules
más ductos de leche.
• Saca tu leche o dale el pecho a tu bebé lo más frecuente posible para que mantengas el flujo de leche.
• Si quieres utilizar tu leche congelada debes
descongelarla lentamente. Primero debes pasar la
leche del congelador a la refrigeradora, donde debe
permanecer por 12 horas aproximadamente, luego,
puedes poner la leche en el calentador de biberones
o calentarla a baño María. Nunca debes congelar
leche que ya fue descongelada anteriormente.
5
Biberones
La alimentación con biberón puede requerir tanto
esfuerzo como dar el pecho. Mientras que la mamá
que da de lactar es casi autosuficiente, la mamá que
da el biberón tiene que preparar algunas cosas.
Lo más importante es que tu biberón se pueda
esterilizar y lavar fácilmente. Busca un biberón que
se selle herméticamente evitando que gotee cuando
se lo des a tu bebé. Vale la pena invertir en biberones
que tengan sistemas que reduzcan la cantidad de
aire que ingiera tu bebé y así disminuye el cólico que
pueda sufrir.
Los gases que se quedan en el estómago de tu bebé,
le causan mucho dolor y frustración porque no puede
seguir comiendo a pesar de tener hambre.
¿Que debo considerar de escoger
los biberones?
Existen biberones en tres tamaños básicos: 125 ml.
(4 onzas), 250 ml. (8 o 9 onzas), y 300ml. (10 onzas).
Los biberones de 125 ml. se utilizan para recién
nacidos. Los biberones de 250 y 300ml. son más
versátiles y son utilizables por más tiempo, pueden
ser utilizados para almacenar la leche, y cuando el
niño crece, como biberones para jugo o agua.
Hace veinte años existía un solo tipo de biberón,
pero hoy en día puedes escoger entre biberones de
varios tipos:
Biberones estándares:
Son rectos y alargados, y consisten de un contenedor
plástico o de polypropileno, una tetina, una rosca
para tetina y la tapa. Es mejor comprar biberones
transparentes para poder observar que la leche fluye
mientras el bebé la toma.
Biberones anti-cólico:
Estos biberones reducen el ingreso de aire al
estómago para evitar el cólico que molesta tanto a
los bebés. Con esta finalidad algunos tienen válvulas
especiales en la tetina y otros están diseñados en
ángulo para mantener la tetina llena con líquido
mientras el bebé toma.
6
Tetinas o chupones
Cuando alimentas a tu bebé con un biberón, debes
asegurarte que el agujero de la tetina o chupón sea
del tamaño correcto.
Si tu bebé parece succionar con mucha fuerza,
probablemente necesita una tetina de flujo mediano
o rápido. Por otra parte, si tu bebé parece atrancarse
a menudo, podrías necesitar una tetina de flujo más
lento. Para un recién nacido, sabes que el tamaño
de la tetina es el adecuado cuando la leche apenas
gotea cuando el biberón esta invertido. Nunca debes
agrandar el hueco de una tetina porque al hacer
un corte puedes dañar la resistencia del material y
después de un par de veces que lo esterilices se
romperá; mucho peor aún, un pedazo de la tetina
podrá desprenderse mientras el bebé lacta pudiendo
causar que se ahogue.
Puedes escoger entre tetinas de látex o de silicona.
Las de látex son mas suaves y flexibles, lo cual
prefieren algunos bebés, pero no duran tanto como
las otras; mientras que las de silicón son mas firmes
y mantienen su forma por más tiempo. Generalmente
las tetinas de silicón duran 3 o 4 veces mas tiempo
que las de látex. Además, el silicón es un material
poco poroso que evita que las bacterias se peguen.
Tetinas tradicionales en forma
de campana:
Tienen varios tamaños de agujeros, desde pequeños
para recién nacidos hasta grandes para jugos. Algunas
marcas de tetinas tienen solo un agujero y otras tienen
dos y hasta tres, para permitir que la formula fluya
fácilmente. Es mejor utilizar la tetina y rosca de la
misma marca para evitar que la leche gotee.
Tetinas ortodónticas:
Tienen una forma irregular y están diseñadas para
acomodarse mejor en el paladar y entre las encías
del bebé. Son alargadas con una indentacion en la
mitad para motivar el movimiento de la lengua que
hace el bebé al amamantar del pezón.
Tetinas con punta plana:
Estas tetinas imitan la forma del pezón de la mamá
y también las puedes conseguir en varios tamaños
y flujos.
La persona que escogerá la tetina será tu bebé
y es posible que tengas que probar con algunos
tipos hasta encontrar la que prefiere, una vez que
hayas determinado cual es la ideal debes comprar
más de esas.
7
Otros accesorios
Calentador de biberón:
Esterilizadores:
Te ayudan a calentar los biberones en minutos. Son
ideales si necesitas alimentar a tu bebé a media noche.
Solo tienes que meter el biberón en el calentador con
agua, prenderlo y sacar el biberón cuando este listo.
Son indispensables para
mantener las tetinas y
biberones de tu bebé
libres de bacterias. Existen
diferentes tipos y marcas,
para microondas, eléctricos,
y para la cocina. Si vives
sobre los 2.000 m. de altura
es recomendable esterilizar
dos veces seguidas los
implementos porque sobre esta altura el agua hierve
a menor temperatura. A partir del octavo o noveno
mes basta con lavar los biberones sin esterilizarlos.
Lonchera térmica para biberón:
Es ideal para llevar la leche fría de tu bebé cuando
sales, porque tiene recubrimiento térmico que la
mantiene a la temperatura deseada por varias horas.
Los esterilizadores eléctricos se conectan a
cualquier tomacorriente, son más rápidos y tienen
la gran ventaja de tener un mecanismo de apagado
automático, así aunque dejarás los biberones puestos
por demasiado tiempo no se podrían dañar. Además
los puedes utilizar en el cuarto del bebé, la cocina o
donde quieras.
Los esterilizadores para microondas no necesitan
mecanismo alguno, sino que son envases especiales
que se ponen en el microondas por pocos minutos.
Apaciguadores o chupones de entretenimiento:
Los apaciguadores tranquilizan al bebé cuando siente que quiere succionar para
quedarse dormido, aunque no tenga hambre. Los pediatras recomiendan que
cuando se utilizan estos apaciguadores, se los retire de la boca, en cuanto se
queden dormidos.

Documentos relacionados