Estudio Fortalecimiento de la Identidad Regional

Comentarios

Transcripción

Estudio Fortalecimiento de la Identidad Regional
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
1
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
2
3
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Región
de Valparaíso
Identidad y Desarrollo
4
5
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Índice
1. PRESENTACIÓN
INTENDENTE REGIONAL
13
2. PRÓLOGO
15
3. PROYECTO SER REGIÓN:
17
4. CONCEPTO DE IDENTIDAD
23
5. TERRITORIO
29
6. CULTURA Y SOCIEDAD
65
7. PATRIMONIO
89
• Identidad para el desarrollo.
• Marco Teórico
• Identidad Territorial.
• Construcción del territorio.
• Memoria Regional, Los Puentes entre el Ayer y el Hoy
• Memoria histórica.
• Identidad y Patrimonio.
• Cartografía Identitaria Regional.
8. IDENTIDAD Y DESARROLLO
• Región Habitable, Sustentable y Calidad de Vida.
• Región Global / Portal.
• Región Patrimonial y Turística.
9. IDENTIDAD PERCIBIDA IDENTIDAD PROYECTADA
6
• Conclusiones estudio de percepción.
• Testimonios de actores sociales.
17
23
30
46
66
76
90
91
97
98
102
106
111
113
124
10.EPÍLOGO
129
11.BIBLIOGRAFÍA REFERENCIAL
134
7
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Vista del pico de Aconcagua desde los altos de Valparaíso.
Atlas de la Historia física y política de Chile. Claudio Gay, 1854.
Región
de Valparaíso
Identidad y Desarrollo
8
9
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Una región llemada Valparaíso...
Región de Valparaíso
“He de confesar que antes de ponerle título a esta crónica, busqué uno que complementara la
palabra Valparaíso, pero he de añadir que no hallé ninguno, como si esa palabra no necesitase
adjetivo o, mejor, como fuese un sustantivo adjetivado y quisiera ya decir ella sola: puerto y puerta,
ciudad mágica, nombre único (...) Significa simplemente, y simplificado su aceptación, uno de los
siete puertos del orbe, en los siete mares; una de las puertas y de las llaves del Mundo (...) Tiene esta
ciudad maestra, esta ciudad nuestra, tanto abolengo cual ninguna otra chilena. Acaso podrían creerla
en el extranjero La Capital de Chile, sino ocurriese, insisto, que nadie sabe si Chile existe, mientras
todos saben que existe Valparaíso. Yo siento mucho, patriotras y compatriotas, pero es así”.
Augusto D´Halmar.
“De cada lado se elevan inmensas montañas desnudas, lo cual presenta un gran contraste con los
bellos cultivos del valle. El que dio a Valparaíso su nombre (Valle del Paraíso) debía acordarse en
aquellos momentos de Quillota”.
10
Charles Darwin.
Ubicada en el centro de Chile, entre los paralelos 32º02’ y los 33º57’
de latitud sur, y desde el meridiano 70º de longitud oeste hasta el
océano Pacífico, la Región de Valparaíso al norte limita con la Región
de Coquimbo, al sudeste con la Región Metropolitana y en su extremo
sur en un corto tramo con la Región del Libertador General Bernardo
O’Higgins; en los límites este y oeste se encuentra referenciada por el
límite nacional con Argentina ubicado en el gran macizo de la Cordillera
de Los Andes y por el gran Océano Pacífico, respectivamente.
Integrada por las Provincias de: Petorca, San Felipe de Aconcagua,
Quillota, Los Andes, Valparaíso, San Antonio, Isla de Pascua y Marga
Marga (desde 2010). Constituye la tercera región más poblada del
país, después de La Metropolitana, con su capital Santiago y Bío Bío,
capital Concepción. Esta región con su capital Valparaíso, es sede del
Parlamento Nacional, y del Primer puerto de la República, que junto
con el de San Antonio y el de Quintero conforman un sistema marítimo
portuario de relevancia local, regional, nacional e internacional.
Con un territorio continental que abarca desde la Cordillera de Los
Andes hasta el borde del mar, pasando por valles de antigua tradición
agraria y que se extiende hacia el Océano Pacífico a través de los
territorios insulares del Archipielago de Juan Fernández e Isla de
Pascua, es una región con una proyección oceánica y de gran diversidad
geográfica, paisajista, productiva, y sociocultural, además de poseer un
valioso legado histórico patrimonial y centro de atracción turística de
relevancia nacional.
11
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
1. Presentación
IMAGEN REGIÓN
Con la finalidad de fortalecer los factores endógenos que condicionan el
desarrollo de nuestra Región, hemos estado impulsando desde el inicio
de mi gestión como Intendente Regional, procesos de revalorización de
los elementos identitarios que describen al territorio y su composición
sociocultural.
En este camino, surge también la necesidad de contar con una Imagen
Región representativa y convocante, que nos posicione en el contexto
nacional e internacional con un sentido de unidad y de diferenciación
regional, a partir de la identificación y promoción de nuestros principales
atributos.
Estos intereses se conjugaron con los objetivos del Programa de
Fortalecimiento de la Identidad Regional que la Subsecretaría de Desarrollo
Regional, SUBDERE, comenzó a impulsar el año 2007, otorgando a los
Gobiernos Regionales la oportunidad de contar con recursos para su
implementación.
En el marco de este programa, nos propusimos realizar un estudio sobre
las diversas identidades que coexisten en el seno de la matriz sociocultural
de la Región, intentando encontrar aquellos factores de convergencia que
contribuyan a dar una cierta unidad y organización a esta diversidad de
identidades presente en el territorio, en la perspectiva que nos entregue
orientaciones pertinentes para pensar la Estrategia Regional de Desarrollo
al 2020.
Podemos decir que hoy la Región de Valparaíso cuenta con la identificación
y descripción de un conjunto de atributos que nos caracterizan desde una
perspectiva territorial, histórica-cultural y socioeconómica, que se conjugan
en torno a las visiones de Región Habitable y Sustentable, Región Portal y
Región Turística-Patrimonial y que se integran al concepto de Región con
Calidad de Vida
Con estos antecedentes, cuya cualidad más destacada se refiere a la gran
diversidad de elementos y manifestaciones identitarias existentes en la
Región, es posible concretar propuestas basadas en el consenso y en la
representatividad de todos los territorios subregionales y cada una de sus
particulares realidades, con el objetivo de planificar el futuro que queremos
para nuestra región.
En este contexto, debemos entender y también valorar la presente
publicación como un esfuerzo mancomunado que realizan el Gobierno
Regional, la SUBDERE y la Universidad de Viña del Mar para comprender el
rol de la Identidad Regional en el desarrollo de la Región.
Los resultados del estudio que se presentan en este libro constituyen,
finalmente, una síntesis del concepto de Identidad que queremos fortalecer
en la Región, compartiendo el planteamiento en cuanto a que los discursos
sobre Identidad Regional, para que sean significativos, deben hacer
referencia al sentido de pertenencia de sus habitantes con el territorio, con
una mirada hacia el pasado, con imágenes del presente y visión y sueños
acerca del futuro.
12
13
IVÁN DE LA MAZA MAILLET
Intendente Región de Valparaíso
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
2. Prólogo
La presente publicación surge en el marco del Programa de Fortalecimiento
de la Identidad Regional, que impulsa la Subsecretaría de Desarrollo
Regional SUBDERE, en conjunto con los Gobiernos Regionales del país
con el propósito de promover la comprensión del rol de las identidades
existentes en las regiones del país y su implicancia en el desarrollo
endógeno, así como la forma de incorporar esta temática en las Estrategias
Regionales de Desarrollo.
En este contexto, el Gobierno Regional de la Región de Valparaíso le
encargó a la Universidad de Viña del Mar realizar un estudio que identificara
los rasgos y atributos que caracterizan las identidades existentes en la
región de Valparaíso, sus formas de coexistencia, convivencia, e interacción,
para detectar los elementos que tienen la potencialidad de establecer un
proyecto compartido de identidad regional. El estudio se planteó como
un proyecto destinado a la elaboración de elementos de comunicación,
orientados a promover la reflexión sobre la identidad y la convivencia de
diversas formas de ser y hacer región.
Entendiendo el concepto de Región como una porción de territorio
determinada por caracteres étnicos, políticos, geográficos, históricos y
sociales y como comunidad humana establecida en una unidad territorial
con miras a la consecución de objetivos comunes, se reconocen en su
configuración tres elementos fundamentales:
• El espacio territorial,
• El grupo o comunidad
• La identidad o conciencia regional
En este sentido el estudio parte con la premisa de que el litoral marítimo
- portuario de Valparaíso - San Antonio - Quintero - Ventanas, los valles
agrícolas de Quillota y Aconcagua, las zonas montañosas de Petorca - La
Ligua y los territorios insulares de Isla de Pascua, isla Salas y Gómez, las islas
San Félix y San Ambrosio y Archipiélago de Juan Fernández dependientes
de la región de Valparaíso, conforman una región poliidentitaria en la
que coexisten diversas expresiones de identidad territorial, espacial,
ambiental, social, económica y cultural.
Esta diversidad, según Sergio Boisier, tiene un potencial estratégico de
conveniencia económica y compromiso político que impulsa el logro de
objetivos negociados permanentemente en una red de relaciones políticas,
productivas y de servicios, que aluden al sentimiento de pertenencia al
territorio y a un sistema cultural de referencia, fundado en el compromiso
afectivo con el pasado, presente y futuro de procesos económicos - sociales
y culturales que se configuran en la conjunción entre medio físico (base
ecológica), continuidad histórica (base temporal) continuidad social
(base cultural).
14
El enfoque dirigido a vincular identidad regional con desarrollo económico
y productivo, abre un campo de proyección en una diversidad de áreas,
articuladas en torno al concepto de “competitividad territorial” (1)
entendido como el “carácter localizado de una capacidad de generar capital
social e intelectual y gestionar conocimiento e innovación para competir en
su entorno”.
(1) Aspectos Socio Culturales del Territorio y del Desarrollo", diplomado en Gestión Territorial. FLACSO - OIT, SUBDERE 2007
El Proyecto asume como referente teórico el documento “Propuesta
conceptual del Programa de Identidad Regional: El concepto de identidad
regional que queremos” de SUBDERE, que plantea que para que los
discursos de la identidad regional sean significativos para las personas,
éstos deben incluir dimensiones espaciales y temporales, es decir una
referencia a su sentido de pertenencia a un lugar que constituye su entorno
y una mirada hacia el pasado, con imágenes del presente y utopías sobre
el futuro, lo que incluye la valoración de narrativas y material iconográfico de
la comunidad social.
15
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
3. Proyecto
Ser Región
El carácter de Proyecto confiere un valor agregado al estudio en cuanto
incorpora un proceso que comprende acciones específicas para alcanzar
los objetivos, en la forma de una propuesta creativa. Bajo esta perspectiva
los productos resultantes, un Libro y un Video documental de presentación
de la Región, no son un mero soporte ilustrativo de la investigación,
sino productos construidos en forma integrada que dan cuenta de la
representación de los elementos identitarios.
De esta manera lo que el equipo UVM entrega al Gobierno Regional es un
set de herramientas útiles para difundir los resultados de la investigación,
promover la reflexión y la motivación de los actores sociales y de la ciudadanía
por el tema, abriendo caminos para integrar a todos los sectores de los
ámbitos político, cultural, social y productivo, en torno a una IDENTIDAD y
a una IMAGEN REGIÓN.
Este esfuerzo se vuelve complejo dada las características geográficas,
espaciales, y sociales de la región que dificultan la representación en
una sola imagen. A esto también se suman las manifiestas tendencias
descentralizadoras respecto de su dependencia de la provincia de
Valparaíso que algunas zonas han liderado sobre todo a partir de la década
de los 80.
La región completa presenta sin embargo oportunidades en el desarrollo de
una industria turístico - cultural - patrimonial en la cual se debiesen radicar
esfuerzos conjuntos de todos los servicios públicos, como también, del
Gobierno Regional, en conjunto con la empresa privada.
La riqueza intangible de los territorios permite establecer variables
crecimiento comunales a partir de orientaciones y potenciamientos
espacios culturales, siendo necesario profundizar en el rescate de
tradiciones y de la identidad asociada al territorio con el propósito
promover una idea de cultura estrechamente ligada al desarrollo.
de
de
las
de
EL DESTINO DE VALPARAÍSO
En 1954 el profesor arquitecto, Premio nacional de Arquitectura, Alberto
Cruz Covarrubias publica en los anales de la Pontificia Universidad Católica
de Valparaíso el fundamento de su paradigmático Proyecto de una
Población en el sector de Achupallas, en una época en que Valparaíso vive
una crisis de identidad, y rememora con nostalgia la época de oro del puerto
atiborrado de barcos cargados que venían del sur atravesando el estrecho.
Por qué no abandonar a Valparaíso en este momento de crisis y de letargo,
se pregunta Alberto Cruz.
Valparaíso, colocado en la intersección de dos ejes que se cruzan en
el tiempo, uno Norte - Sur - Magallanes - Panamá. El otro Este - Oeste
Buenos Aires Pacífico.
Destino de Valparaíso. Sus ejes para Chile, para el valle de Aconcagua
Destino de Valparaíso, sus ejes para la región, el país, el continente.
La palabra destino: del latín destinare, que significa hacer puntería, y destino
que se refiere al blanco adonde apunta la flecha, nos sugiere el lugar hacia
dónde nos dirigimos, hacia dónde apuntamos la flecha, con dirección y
sentido para dar en el blanco.
En este sentido el estudio parte de premisas establecidas, de una visión
hacia adonde apuntar, basada en supuestos y características conocidas:
La historia de la región muestra una constante de configuración del territorio
en torno a ejes estructurantes, desde el antiguo valle de Chile, como
llamaron los incas al valle del Aconcagua, “el que le dio el nombre al país”,
hasta el ferrocarril trasandino, Valparaíso - Los Andes - Mendoza - Buenos
Aires. Otra estructura ha perfilado Valparaíso como Puerto - puerta abierta
a la cuenca del Pacífico, y Los Andes como puerto - puerta terrestre del
comercio trasandino, conformados como dos nodos de un eje constituido
como corredor transoceánico y en torno a éste una red constitutiva del
sistema de transporte y tránsito de productos por el cono sur de América.
El estudio ha permitido reafirmar la identificación y caracterización de las
identidades existentes en la Región, esbozar los fundamentos y los elementos
para generar una identidad - imagen representativa, y un plan de acción
para promover la adhesión e identificación de sus habitantes en torno a un
concepto de región, abriendo el campo para la implementación de políticas
adecuadas para incorporar los valores de la identidad y del patrimonio
cultural de la región, como factor de desarrollo y evaluar las potencialidades
de gestación de una imagen, superando errores de convocatorias a crear
marca región que no prosperan o quedan rápidamente obsoletas por su
desconexión con la identidad que las sustenta.
El Proyecto abordado a través de áreas temáticas que comprenden las
dimensiones histórica y sociocultural, sociopolítica, socioeconómica
y patrimonial, en función del enfoque territorial, abarca factores
geográficos, espaciales, ambientales y productivos involucrados en el
desarrollo regional. Para profundizar en dichas áreas, se consideró la
participación de especialistas de diversas unidades de la propia universidad,
como consultores externos en materias específicas de Planificación y
Ordenamiento Territorial, Medio Ambiente, Economía, así como también un
plan de reuniones con actores sociales representativos de las organizaciones
de la región promoviendo su participación en la discusión sobre temáticas
planteadas.
Todo lo anterior se tradujo en los resultados de un estudio de percepciones
de la identidad regional, sobre lo cual se ha estructurado una caracterización
de atributos y una proyección dirigida a sustentar la competitividad y el
desarrollo regional, así como una propuesta de narrativa integradora de la
diversidad identitaria de las distintas zonas del territorio, expresada en este
libro y en el documental audiovisual.
Valparaíso en este instante ve que el eje Norte - Sur se ha perdido para él, y
el eje Este - Oeste aún no lo ve venir. ¿Tiene Valparaíso un destino?
Identidad para el Desarrollo
Así como habitar es una condición esencial al hombre, habitar un territorio
es algo propio de la “condición urbana” (2), manifiesta en el sentido de
arraigo al suelo y pertenencia al lugar donde se construye la comunidad.
El territorio aparece como un elemento constitutivo de la identidad regional
y como dice Boisier, el concepto está cargado de territorialidad, de lugar
propio y de pertenencia.
(2) Mogin O (2006) “La condición urbana”, Editorial Paidós, Buenos Aires
Reconocer un territorio como propio significa además de un espacio físico,
una red de relaciones y prácticas sociales generadoras de cohesión social,
adhesión y compromiso con las políticas de desarrollo regional.
El concepto de identidad adquiere importancia a partir de la consideración
de los factores locales en el desarrollo económico y la aparición de fórmulas
alternativas al planteamiento convencional en este sentido, las cuales
involucran principalmente el equilibrio territorial, el desarrollo endógeno y el
desarrollo sostenible.
El equilibrio territorial, implica la preocupación por superar las
desigualdades en el acceso a los bienes y servicios básicos, inversiones
y proyectos de desarrollo. El desarrollo endógeno, a la capacidad de
liderar y guiar los propios procesos de desarrollo, mientras que el aspecto
sostenible, apunta a la utilización racional de los recursos con previsión para
las generaciones futuras.
En este contexto se reconocen como categorías de identidad regional:
Identidad heredada (histórica y patrimonial) que se construye en relación
con acontecimientos del pasado, importantes para la comunidad y con un
patrimonio heredado considerado valioso de conservar y transmitir a las
nuevas generaciones.
Identidad vivida que se revela como modo de vida en la cotidianeidad.
Identidad percibida configurada a través de conocimiento general,
opiniones, creencias, supuestos, estereotipos e interpretaciones de la
realidad, reforzados por las experiencias de la vida cotidiana y los modos de
vida propios de la región.
Identidad proyectada que se constituye a partir de una visualización del
futuro, como un deseo o una voluntad de ser.
En base a estas premisas fundamentales, el estudio se estructuró en función
de tres dimensiones: Territorial, Patrimonial y Social.
Dimensión Territorial: se identificaron las características distintivas
y diferenciadoras de la región, referidas a la geografía, al paisaje, y a las
formas de ocupación del territorio desde la perspectiva del habitante, a
través de un trabajo de observación y recopilación de información in situ, lo
que se representó a través de una cartografía identitaria.
Dimensión Patrimonial: se abocó a sistematizar información en una
Matriz Identitaria, a través de la consulta a profesores invitados y bibliografía
de referencia, para posteriormente gestar una forma de representación
vinculada a la Cartografía patrimonial.
16
Dimensión Socio cultural: se orientó a recopilar información sobre los
hechos más representativos de la dimensión histórico y sociocultural de
cada provincia, emanados de la memoria colectiva, expresada a través de
costumbres y modos de vida, mitos y leyendas urbanas y rurales, a través
de un proceso de revisión de la información obtenida de informantes in situ
y del apoyo de bibliografía especializada.
A.Cruz. Anales Universidad
Católica de Valparaíso.1954
Además dos dimensiones transversales:
Dimensión socioeconómica: se abocó al análisis de las potencialidades
derivadas de la vinculación de atributos identitarios con las diversas áreas
productivas.
17
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Dimensión cognitiva - perceptual: se abocó al análisis y procesamiento
de información de las percepciones de actores sociales representativos que
dan cuenta de la identidad percibida por la comunidad. La información se
recopiló mediante encuestas, Focus Group y entrevistas en profundidad,
procesadas con métodos estadísticos y se complementó con entrevistas
filmadas en plazas de armas de cada ciudad capital provincial de la Región.
Los resultados de cada una de estas dimensiones se integraron en un
análisis cualitativo correlacional y hermenéutico que derivó en
un mapa conceptual que ordena y relaciona los elementos identitarios
identificados.
Los resultados de cada una de las dimensiones se integraron en un análisis
cualitativo, correlacional y hermenéutico, que implicó establecer relaciones
entre los datos, información, observaciones y conocimiento adquirido en
las diversas fases de trabajo en terreno, entrevista y encuestas realizadas,
categorizando, valorizando, priorizando, e interpretando el sentido de los
elementos identificados, ordenándolos en un mapa conceptual estructurante
del estudio.
Este relato, surgido del proceso histórico de ocupación del territorio, desde
los primeros asentamientos humanos, de la conquista incaica y española,
de la independencia y de la gestación de la República, junto a la recopilación
de elementos propios de las tradiciones y costumbres, modos de vida y
hechos memorables que forman la memoria colectiva y el imaginario local,
permite identificar los elementos representativos de cultura regional con
potencialidad de gestionar desarrollo.
Siguiendo el planteamiento de Hyden White (3), que proclama que sólo es
posible acceder al pasado a través de la interpretación y de Carlo Ginzburg (4),
historiador de la “microhistoria“ que crea una nueva posibilidad de narrativa
histórica surgida de fuentes inexploradas como las creencias populares,
reparamos en que la historia de la Región no es una historia integral ni
un continuo de construcción lineal que se desarrolla en torno a una idea
cohesionadora y unitaria como el concepto de patria, de nacionalidad o el
nacionalismo de las autonomías españolas (vascos, catalanes, andaluces)
sino un conjunto de microhistorias que tienen elementos comunes,
alrededor de los que se reinventan relatos que dan sentido a los proyectos
de desarrollo en función de la interpretación de sus contenidos.
(3) White H (1992) “Metahistoria: Imaginación” Editorial Fondo de Cultura Económica, México.
Grinzburg C (2008) “El queso y los gusanos. El cosmos según un molinero del siglo XVI”
Editorial Península/Océano, Barcelona
(4) Grinzburg C (2008) “El queso y los gusanos. El cosmos según un molinero del siglo XVI”
Editorial Península/Océano, Barcelona.
La historia de la región se conforma por una concatenación de hechos que
constituyen microhistorias locales, inscritas en la memoria colectiva y en
el imaginario como una región con más de 10.000 años de presencia de
comunidades humanas de las cuales existen vestigios en sitios arqueológicos
de diversos períodos de historia preincaica y prehispánica.
Región histórica y patrimonial, escenario de hitos de la conquista española
(Fundación de Ciudades), de la independencia nacional, (El Cruce de
los Andes del Ejército Libertador, Escuadra Libertadora del Perú), y de la
historia republicana, (Manuel Montt, Pedro Aguirre Cerda, Diego Portales,
Revolución de 1891).
Una región cuya ciudad de Valparaíso se convierte en el principal puerto
de recalada en el Pacífico por la ruta Cabo de Hornos, (1616) y de la
ruta Valparaíso Callao como centro de comercio entre las provincias de
Cuyo, Buenos Aires y el Virreinato del Perú. Una región con proyección
transfronteriza y trasandina, (Valparaíso - Los Andes - Mendoza - Buenos
Aires) y transoceánica (cuenca del Pacifico), eje histórico precursor del
actual proyecto de corredor bioceánico.
Poseedora de importantes monumentos, sitios conmemorativos y obras
tangibles que testimonian el pasado, definen el presente y proyectan el
futuro en forma renovada, con sentido de conservación, innovación, y
proyección identitaria, la región detenta un capital cultural con gran potencial
turístico y de soporte de emprendimientos productivos y de servicios con
valor identitario, que es reforzado por los atributos propios del territorio,
(geografía, paisaje y lugar) del capital humano y de los recursos naturales.
18
IDENTIDAD, DESARROLLO
Y CRECIMIENTO ECONÓMICO
Considerando una definición operativa del concepto de identidad, como “un
proceso a través del cual las personas se identifican con un territorio, con su
geografía, paisaje, cultura y tradiciones, con un sentimiento de pertenencia a
un sistema cultural basado en la conjunción entre medio físico, continuidad
histórica y contexto social”, el análisis de los atributos identitarios existentes
en la región configuran una caracterización de la identidad regional que
desde las dimensiones del Territorio y del Patrimonio, de la Memoria
Histórica, Colectiva e Imaginario local, sustentan la narrativa de una historia
y de una visión de futuro que contribuye a fortalecer la cohesión social, la
motivación y el compromiso ciudadano con su desarrollo.
La herencia del patrimonio que nos lega el pasado constituye un conjunto de
bienes adquiridos de nuestros antepasados que nos hacen ser singulares
en cuanto a un conjunto de manifestaciones de la cultura que identifican a la
comunidad y dan pautas y claves para proyectar los valores que sustentan
nuestra identidad percibida a través de la memoria histórica, colectiva e
imaginario social.
Esta caracterización identitaria no queda solamente referida al pasado
histórico, como añoranza de una época de oro, que se evoca con nostalgia
pero no impulsa a la acción del presente ni visualiza el futuro. El sentido
de esta construcción identitaria es precisamente lo contrario, se trata de
construir a partir de los valores del pasado una narrativa motivadora que
contenga las ideas fuerza del sentido de identificación y pertenencia, que potencie la competitividad y genere desarrollo endógeno y crecimiento
económico centrado en la persona del habitante.
Esta proyección renovada del pasado identitario se debe traducir en formas
nuevas de vivenciar los valores tradicionales. Por ejemplo introducir una
nueva ruralidad que renueva la tradición agraria de un campo que deja de
ser asentamientos aislados de producción agropecuaria, para constituirse
en una unidad integrada con la estructura urbana, mediante la red vial de
transporte que mueve productos hacia los centros de procesamiento y
exportación, con acceso a redes electrónicas de comercialización y servicios
de apoyo logístico.
Del mismo modo hay que introducir innovación y emprendimiento en la
actividad del turismo tradicional vinculado a los atractivos del descanso
estival de sol y playa y recreativo de entretención y esparcimiento, generando
nuevas formas de turismo de toda estación: turismo patrimonial y de intereses
especiales, facilitado por la conectividad vial que permite traslados rápidos a
largas distancias.
CONECTIVIDAD Y ASOCIATIVIDAD
“La vida en las manifestaciones espaciales actuales está en el
circular. El circular es hoy en día el estar, por eso construimos tantos
caminos, automóviles, aviones. La vida no está en nuestro estar, no
está en nuestra arquitectura de esquemas, de zonificación, nuestra
vida es el circular. Nuestro avance será dado por la circulación que
atrapa al mundo, al mundo redondo mediante la velocidad, lo atrapa
en toda simultaneidad”. (5)
(5) Alberto Cruz, Arquitecto.
La región de Valparaíso se caracteriza por estos atributos de la vida actual,
conectividad, tránsito, circulación, transporte, movilización, por ello decimos
que un elemento símbolo de la región es el container que diariamente circula
por la red caminera en el Paso de Los Libertadores a los puertos, a través
de su proyección transfronteriza y transoceánica. Como consecuencia
las actividades económicas principales son las de comercio exterior y
turismo, actividades de tránsito, transporte y movilidad por excelencia que
comprenden áreas productivas como agricultura, minería, pesca e industria.
La estructura territorial regional delimita un hinterland natural del polo
costero Valparaíso - Viña del Mar - Concón, que abarca hasta Limache,
Quillota, Calera, confirmando una conurbación que creció por el eje
del ferrocarril y el troncal sur uniendo los bordes litoral y cordillerano. El
elemento unificador es el sistema de conectividad vial existente, caminos
que unen puntos extremos en áreas diversas y distantes en tiempos
equivalentes, lo que permite acceder a lugares que hace diez años eran
remotos. Hoy podemos ir a comprar tejidos a La Ligua en una hora por el
Troncal Sur y carretera 5 y un comerciante de La Ligua puede movilizar sus
productos con mayor fluidez hacia los centros urbanos principales. Esto
también favorece al turismo, permitiendo el acceso rápido a los sitios que
constituyen bienes patrimoniales, estableciendo rutas y circuitos turísticos
que conectan puntos distantes.
En esta estructura de relaciones en todas las direcciones, sobresalen
sin embargo las que se conforman en torno a los ejes estructurantes
principales: el eje corredor Aconcagua Valparaíso, con proyección oceánica
y continental, eje para la región y el país cuyo concepto símbolo es el de
PORTAL, sobre el cual se desarrolló la actividad económica del comercio
internacional, el turismo y el tránsito propio del habitar en extensión de
las ciudades contemporáneas que sintetiza sus cualidades desde la
perspectiva del habitante como el bien-valor CALIDAD DE VIDA, al cual
contribuyen todos los demás.
Aunque la calidad de vida es una aspiración de toda persona y comunidad,
por tanto válida para toda región dependiendo de los parámetros que
considere como indicadores, la calidad de vida de la región de Valparaíso
tiene particularidades que la distinguen en cuanto a localización, clima,
paisaje, recursos naturales, culturales e institucionales y logísticos, que
trascienden el ámbito local y asumen un rol nacional.
Somos una región marcada por la impronta de la dinámica del cambio, la
innovación y el emprendimiento, que nos legaron los gestores de grandes
transformaciones de la sociedad, de la construcción de grandes obras,
de incorporación de tecnologías, de gestión de empresas, industrias
e instituciones lo que en la época actual tiene sus manifestaciones en
emprendimientos como la transformación del valle de Casablanca, la
nueva agroindustria de Aconcagua, la modernización de los puertos, la
infraestructura vial, así como desafíos por cumplir como el nuevo túnel
fronterizo y tren trasandino, base de la consolidación del corredor bioceánico.
El carácter distintivo y diferenciador de esta región, respecto de otras
vecinas que describen atributos similares, es la efectiva condición histórica
de principal puerto naval, mercantil, comercial e industrial de la nación, polo
histórico de desarrollo, puerta de entrada de la modernidad al país, centro de
proyección al Pacífico y al Cono Sur de América y foco principal de atractivo
turístico de la zona central, por su extenso borde costero, posibilidades de
turismo rural y de montaña.
Tales atributos pueden sintetizarse en el concepto de Región Portal: un
pórtico abierto, corredor bidireccional, transoceánico y transcontinental
para la propia región, para la macro región central, para Chile y América;
Región Turística: una región atractiva por su patrimonio natural y cultural,
dotada de infraestructura y condiciones naturales para satisfacer las
demandas de descanso, esparcimiento y recreación de sus habitantes
visitantes. Región habitable y sostenible, que se desarrolla en torno a
sus atributos de localización, clima, ambiente, infraestructura y servicios y
en su CALIDAD DE VIDA, como región privilegiada para vivir.
Estos conceptos aunque son perceptibles y reconocibles por sus
manifestaciones concretas en los modos de vida presentes en la región,
no son por sí solos determinantes para un sentimiento de identificación
y pertenencia individual y colectiva, ya que debe sumarse la apelación a
contenidos simbólicos que permiten reconocerse como parte de una
comunidad con una historia común, no una historia como pasado inerte,
anquilosado y añorado, sino como un pasado rescatado, renovado, revivido
y proyectado al futuro como valor digno de ser conservado; con un destino
común, con visión de un gran objetivo que se propone alcanzar, el que
motiva, moviliza, cohesiona y orienta marcando el rumbo a seguir.
La propuesta identitaria contenida en el Proyecto Ser Región, es una base
para definir una visión de consenso que movilice a sus provincias en torno a un
proyecto colectivo cuya carta de navegación debe ser la Estrategia Regional
de Desarrollo, que responda a una nueva institucionalidad que transite
desde el modelo centralista actual, al modelo asociativo y colaborativo de
una organización equitativa y democrática, materia de un proyecto político.
En este contexto se visualiza como imagen-objetivo o el sueño de Región que
queremos la figura de un conjunto de siete unidades interconectadas entre
sí como una red de nodos interactivos, cada uno de ellos con sus atributos
variados y sus perfiles dominantes como el agroindustrial de Aconcagua o
el portuario de San Antonio, cuya unidad está sustentada en los elementos
comunes que cruzan y sirven a todas las actividades consideradas claves.
Sobre esta base de consenso identitario, que implica un acuerdo y
un sentimiento de asociatividad que debe ser construido, cultivado e
incentivado, es preciso desarrollar una nueva mentalidad del ciudadano
regional, que surge primero de la valorización de lo local y de su inserción en
los circuitos culturales, patrimoniales, turísticos y económicos de dimensión
regional. Acciones concretas como el mejoramiento de infraestructura cultural, deben tener un efecto significativo en la conciencia y autoestima
de las distintas zonas de la región, especialmente aquellas más periféricas.
Notables son en este sentido esfuerzos locales como el del Museo de La
Ligua, gestado a través de una actividad extracurricular del Liceo B1 de la
comuna, la Academia Yacas, dirigida por el profesor Arturo Quezada, quien
desde 1977 desarrolla una labor de rescate y difusión del patrimonio indígena
de la provincia de Petorca, la cual toma forma de museo en 1985 con el
patrocinio de la Ilustre Municipalidad, que cede los terrenos del antiguo
matadero. A partir de 1990 este centro es dotado de una planta profesional
especializada que entre otras acciones edita la revista de estudios regionales
“Valles” y una historia de La Ligua, acciones pioneras en la región.
19
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Ante esta riqueza y diversidad existente en la región cabe preguntarse ¿qué
es lo que tienen en común habitantes de lugares tan diferentes como un cerro
de Valparaíso, un barrio de Viña del Mar, un poblado rural de Aconcagua, un
portuario de San Antonio, un trabajador minero de Petorca?
La pertenencia a un territorio que se reconoce integrado en función de una
interdependencia de beneficio común, una relación de aporte mutuo de
valores tangibles e intangibles, directos e indirectos, pero significativos a
la hora de preguntarse ¿qué pierde la región si le sacamos una de sus
provincias? ¿qué se pierde de su historia, de sus tradiciones, de sus modos
de vida, de sus vinculaciones actuales, de sus potencialidades futuras? En
otras palabras, ¿qué relaciones se cortan?
PERSPECTIVA DE LOS HABITANTES
El estudio se planteó desde su inicio como premisa surgida de un
diagnóstico preliminar, con un reconocimiento de una diversidad geográfica,
ambiental y cultural, entre las unidades político administrativas que integran
la región (provincias). Esta variedad se ve reflejada en la conformación de
su población
No siendo predominante como en el caso de otras regiones la problemática
étnica de los pueblos originarios, dada la realidad histórica del mestizaje
que dio origen al inquilinaje de la zona central (aunque según el censo
de 2002, 18.830 personas declararon pertenecer a una etnia originaria,
mayoritariamente mapuche) la existencia de grupos caracterizados como
agricultores, campesinos, mineros, pescadores, portuarios, artesanos,
pequeños industriales, obreros, pobladores urbanos, etc. Algunos de los
cuales se identifican específicamente con sus respectivas localidades como
la comunidad de tejedoras de La Ligua, mineros de Petorca, temporeras de
Aconcagua, da cuenta de una estructura productiva heterogénea, que abarca
los sectores de pesca, agricultura, minería, industria, comercio y servicios.
La organización de los habitantes en función de actividades económicas
o sociales, genera distintos modos de vida y tipos de personajes que se
identifican en mayor o menor medida con sus territorios, dependiendo del
grado de diferenciación respecto de los tipos existentes en otras zonas de
la Región o del país. Así por ejemplo, en la zona del “valle de Aconcagua”
que comprende las provincias de San Felipe y Los Andes, se reconoce
como personajes típicos a los mineros, pirquineros, campesinos, arrieros
y pobladores urbanos, (Mi Valle de Aconcagua Ediciones Corporación Pro
Aconcagua, 2006) los que en la Provincia de Petorca, pueden identificarse
también como tipos similares, pero además, ligados a su propia realidad se
reconocen personajes propios como las tejedoras y dulceras de La Ligua, o
los danzantes de Valle Hermoso.
20
Personajes como los pescadores de caletas y trabajadores portuarios a
lo largo del litoral, y los campesinos o trabajadores agrícolas de los valles
centrales son figuras genéricas, cada vez menos localizables por efectos de
la modernización y la universalidad de la cultura actual, mientras que ciertas
figuras como la del huaso, presente en diversas localidades de la región, se
conservan como elemento del patrimonio cultural alrededor de la actividad
de expresión folclórica o del rodeo como deporte.
En este sentido las comunidades de habitantes de las diversas provincias,
en cuanto sujetos de identidad, se vinculan e identifican con su territorio
como ambiente o entorno espacial percibido como factor psicosocial,
constituyente de lo que Sergio Boisier denomina “capital psicosocial”,
concepto referido a sentimientos, emociones y recuerdos, que se manifiestan
en memoria de un pasado, como “orgullo” o “envidia territorial”, base de una
autoconfianza colectiva y fe en el futuro que se desarrolla en el campo de las
creencias, opiniones, estereotipos y representación social que impulsa a la
acción interactuando con otros tipos de capital como el simbólico, en cuanto
capacidad de generar imaginarios, y construir imágenes para movilizar
energías latentes. Ejemplo de esto es la persistencia de la idea de la zona
de Aconcagua que comprende las provincias de San Felipe y Los Andes.
De hecho actualmente no hay ninguna unidad político-administrativa que
se llame Aconcagua, sin embargo existe en la mente de sus autoridades y
habitantes y sustenta frecuentemente la idea de autonomía como Región. Globalmente sin embargo, según el censo de 2002 el área de servicios ocupa
al 56% de la población, y el 91,6% de la población vive en zonas urbanas, sólo
un 8.4% en zonas rurales siendo las provincias con mayor población rural las
de San Felipe con un 25% de su población, Petorca con 28.8%, Los Andes
con 19.2% y Quillota con 14.2% (INE, 2003), lo que revela una tendencia a la
homogeneidad cultural, característica del mundo globalizado actual.
Considerando la distinción entre los conceptos de “identidad regional”
e “identidad de la región”, en cuanto “identidad de la región” se refiere a
las características de la naturaleza, paisaje, cultura, y gente que vive en los
territorios, la “identidad regional”, o conciencia regional de los que viven
en ella o fuera de ella apunta al nivel de identificación que la gente tiene
con los discursos, simbolismos y representaciones que institucionalizan un
concepto de región y pueden hacer de éstas sujetos autosostenidos de un
desarrollo humano.
Como señala Pedro Guell (6) los recursos, potencialidades y dinámicas
que pueden hacer de las regiones sujetos autosostenidos son parte de
la identidad cultural: “La identidad cultural es el proceso mediante el cual
los colectivos humanos se transforman en sujetos de acción, en contextos
específicos. En este sentido la investigación de las identidades regionales
en vista al desarrollo humano no puede orientarse a una descripción
clasificatoria de culturas, como una colección de objetos terminados e
inmóviles, tampoco puede reducirse a una evaluación externa de rasgos de
una cultura desde los parámetros teóricos de un modelo de desarrollo para
ver si le son funcionales o no”.
(6) Güell Pedro, “La identidad regional como factor y objetivo del desarrollo humano auto sostenido” en Revista Universum Nº 11 – 1996 Universidad de Talca disponible en universum.
utalca.cl/contenido/index-96/guel.html
El problema de hacer de la región un sujeto de desarrollo humano debe partir
interrogando los procesos identitarios en curso, para ver qué elementos
contienen esas identidades que son capaces de generar convergencia.
Desde el punto de vista del enfoque territorial del estudio realizado, el
habitante fue considerado como actor social protagonista del desarrollo
regional a través de la forma de ocupar y asentarse en el territorio, enfatizando
la búsqueda de los factores y elementos de encuentro y unidad de la
diversidad de las identidades territoriales reconocidas a través de la historia.
En otra dimensión el estudio consideró al habitante como protagonista de
los procesos identitarios, en el contexto de sus cualidades como seres
con estructura cognitiva, que se relacionan con el territorio a través de sus
percepciones.
Como señala Boisier (7) la identidad tiene tres dimensiones conceptuales:
(7) Boisier Sergio (2006) “Imágenes den el espejo: aportes a la discusión sobre el crecimiento y desarrollo territorial” Editorial Puerto de Palos, Santiago de Chile.
a) lo que el territorio es
b) lo que el territorio dice de sí mismo que es
c) lo que las personas que se relacionan con él creen que es (la percepción).
En cuyo contexto aparecen como elementos de identidad regional las
CREENCIAS la continuidad HISTÓRICA, y el sentido de PERTENENCIA o
identificación con la porción del espacio geográfico constituido como LUGAR.
El proyecto SER REGIÓN se planteó identificar estas estructuras territoriales
construidas a través de la historia, reconociendo factores determinantes de
integración de la diversidad de unidades territoriales con potencialidad de
generar convergencia de objetivos.
En este sentido, el proyecto se orientó fundamentalmente a identificar
elementos que se reconocen como factores de convergencia de las
unidades territoriales que integran la estructura regional, esto en dos
sentidos, desde la estructura macrorregional a lo local, para desde ahí abrir
el campo de relaciones que surge desde lo local hacia lo global.
Considerando el objetivo de vincular IDENTIDAD REGIONAL con
COMPETITIVIDAD para lograr CRECIMIENTO Y DESARROLLO, surgen
como factores del mapa conceptual elaborado como representación del
proceso el CAPITAL SOCIAL Y HUMANO, entendiendo que para generar
desarrollo son necesarios elementos como los recursos naturales,
capitales económicos, capital social, y capital humano, sin
embargo, el más importante, sin lo cual no pueden los demás alcanzar
sus potencialidades, es el capital humano calificado para generar
emprendimiento e innovación.
Más allá de la conceptualización, el Proyecto se orientó a identificar
áreas donde existen potencialidades claras para valorizar económica y
culturalmente los activos o bienes patrimoniales, naturales, artificiales,
tangibles e intangibles, teniendo en cuenta el valor de la diversidad de
las estructuras sociales que conviven a nivel de comunas, provincias y
regiones.
El estudio entrega de acuerdo a los objetivos del Programa de
Fortalecimiento de la Identidad Regional, una visión de la identidad territorial
y regional construida a través de la historia y proyectada como propuesta
de focalización en tres grandes áreas integradoras de una estrategia
de desarrollo, que no agota, no limita, ni excluye el abordaje de otras
dimensiones de orden sociocultural, económico, político que pueden surgir
de otros estudios, desde otros puntos de vista y disciplinas.
En este contexto, también, la presente publicación y su complemento
audiovisual, cumple el objetivo de presentar en forma gráfica, para un público
general, los rasgos identitarios detectados, y la propuesta de integración
planteada, como un instrumento para motivar la reflexión y la comprensión
del valor de la identidad como factor de desarrollo.
MAPA CONCEPTUAL
En este sentido identificó como áreas potenciales el Comercio
Internacional asociado a la condición de Región Portal y Corredor
Bioceánico. El Turismo Patrimonial, y la condición de sustentabilidad
y Calidad de Vida como los grandes conceptos integradores que
articulan una estrategia de desarrollo.
ENFOQUE METODOLÓGICO
Considerando la complejidad de una Región conformada como una unidad
político administrativa que reunió por voluntad política una diversidad de
zonas que anteriormente dependían de distintas estructuras de organización
del país (8). Este proyecto se planteó el propósito de identificar rasgos y
atributos que caracterizan las identidades existentes y sus formas de
convivencia e interacción, para detectar elementos que tienen potencialidad
de establecer un proyecto compartido de identidad regional, a partir de la
precisión conceptual de identidad regional como sentido de pertenencia
y de inserción en un sistema cultural, que de acuerdo con Zúñiga y Asún,
se basa en la conjunción entre medio físico, continuidad histórica y base
sociocultural.
(8) San Antonio dependía de Santiago y Petorca era un Departamento de la
Provincia de Aconcagua.
De ahí que este proyecto privilegia un enfoque territorial, en cuanto asume
como premisa que los territorios no son simples campos de maniobras,
sino actores decisivos de desarrollo, un enfoque histórico y patrimonial
en cuanto asume el valor de la memoria histórica, colectiva y del imaginario
sociocultural, en la construcción de la identidad, y sociocultural.
En este contexto el método utilizado abordó la tarea a detectar rasgos
y atributos comunes a la diversidad de identidades existentes, formas
de interacción y relaciones integradoras mediante la observación de
los elementos conformadores de una estructura territorial basada en
cualidades de la geografía, paisaje y lugares que dan cuenta de las formas
de arraigo y relaciones construidas en el proceso de habitar el territorio, lo
que correlacionado con los hitos de la historia y los valores del patrimonio
cultural, configuran una visión de la identidad regional que integra la
conciencia regional en términos de PERCEPCIONES (identidad percibida)
PATRIMONIO (lo que se tiene identidad vivida) y PROYECTO (lo que se
quiere y puede ser identidad proyectada).
En este contexto un elemento central del estudio realizado lo constituye el
denominado Estudio de Percepción un conjunto de encuestas, entrevistas,
focus group, sumado al registro de testimonios, talleres internos, simposios,
y las columnas de opinión de actores sociales y autoridades de gobierno
regional publicadas en prensa local, lo que en su conjunto permitió al equipo
de investigadores fundamentar las conclusiones y la propuesta de identidad
proyectada como base de una narrativa identitaria que debe ser socializada,
internalizada y concordada en los diversos ámbitos de la comunidad regional.
21
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
4. Concepto
de Identidad
Marco Teórico
El concepto de identidad tiene diferentes significados y se utiliza en una
gran variedad de contextos que necesitan ser distinguidos para evitar
confusiones y clarificar el sentido en que se va a utilizar.
Un significado más amplio de identidad en un contexto social deja de lado la
mismidad individual y se refiere a una cualidad o conjunto de cualidades con
las que las personas o grupos de personas se ven íntimamente conectadas
entre sí. La identidad es distinción y diferencia respecto a otros.
Si bien el concepto alude a lo que somos y cómo somos, también a lo que
queremos ser y a la manera cómo queremos ser vistos. En este sentido
la identidad es algo dinámico que no sólo pregunta por el ‘ser’ pasado y
presente, sino que también por el “convertirse”.
En nuestras sociedades contemporáneas las identidades religiosas,
nacionales, territoriales, étnicas y de género, aparecen como principios
fundamentales de auto-definición, cuyo desarrollo marca la dinámica de las
sociedades y la política de forma decisiva. La modernidad ha abierto la
posibilidad de contar con mayores márgenes para definir el proyecto de
identidad más allá de categorías tradicionales como la familia o la clase
social, y permite a los individuos adherir de forma compleja a diversas
identidades.
IDENTIDAD CULTURAL
El concepto de identidad cultural tiene un sentido de pertenencia a un grupo
social con el cual se comparten rasgos culturales como costumbres, valores
y creencias. La identidad cultural de un pueblo es definida históricamente a
través de múltiples aspectos en los que se plasma su cultura como la lengua,
las relaciones sociales, ritos y ceremonias propias, los comportamientos
colectivos y los sistemas de valores y creencias.
La identidad está ligada a la historia y al patrimonio cultural y en este sentido
se dice que no existe sin la memoria, sin la capacidad de reconocer el pasado,
sin elementos simbólicos o referentes que le son propios y que ayudan a
construir el futuro. Por eso se reconoce como un concepto dinámico que
se recrea individual y colectivamente y se alimenta continuamente de la
influencia exterior.
IDENTIDAD REGIONAL
22
La identidad regional se refiere al proceso a través del cual las personas
identifican un territorio, con su cultura, tradiciones, paisaje, historia. Zuñiga
y Asun la definen como “aquella parte del autoconcepto de un individuo
basada en su pertenencia a un grupo regional, junto con el significado
valorativo y emocional asociado a dicha pertenencia”,(1) lo que se puede
manifestar de diversas formas, como complejo de inferioridad o como
orgullo, como sentimiento de pertenencia, derecho y proactividad cultural
o política.
(1) Zúñiga C y Asún R (2003) “Identidad Regional en contexto de cambio. Un estudio en la Araucanía, Chile”. En documento “Propuesta conceptual del Programa de Identidad Regional de Subdere” disponible en http://www.subdere.gov.cl/1510/article-72848.html
La identidad regional no puede entenderse sólo en términos del pasado o
presente, sino también en términos de futuro y de los proyectos, anhelos,
ideales y sueños con que la gente de una región o de un país se identifica en
metas, horizontes de expectativas o utopías, por definición inalcanzables en
su totalidad, aunque por lo mismo fuertemente motivadoras y productivas.
23
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
En síntesis, la identidad regional implica un compromiso afectivo vital con
el pasado, presente y futuro de los procesos económicos - sociales y
culturales que acaecen en una localidad o región.(2)
(2) Ibid
Se destacan las siguientes ventajas de mirar la centralidad de la identidad
regional de cara a procesos de desarrollo:
• Une a la gente y genera sensación de pertenencia.
• Provee de valores regionales comunes.
• Entrega mayor confianza en la región y en su porvenir.
• Fomenta el capital social y la cooperación.
• Fortalece las instituciones basadas en el espacio de lo común.
• Convierte a la región en un interlocutor válido en temas culturales
y económicos para gestionar recursos y enfrentar el poder del centralismo.
La identidad regional también puede contribuir a que el territorio obtenga
mejor reputación e imagen, lo cual atrae más personas, inversionistas,
empresarios, trabajadores, profesionales y residentes. El fortalecimiento de
la identidad de la región y el logro de un alto nivel de capital social en la cultura
local permite un desarrollo de redes sociales de confianza y cooperación,
oportunidades laborales, formación, orientación productiva, residencial, de
gustos, etc. evitando de cierta forma la emigración de capital humano.
Se asume que la identidad regional se relaciona con la disposición de
las personas por obtener objetivos comunes y por lo tanto, contribuye
al desarrollo regional siendo fundamental para asegurar la participación
pública en la planificación.
IDENTIDAD, PATRIMONIO
Y DESARROLLO TERRITORIAL
El desarrollo local se ha convertido en un concepto activador de las
políticas de valorización del patrimonio como bien cultural. Mientras la
sociedad estructurada en lugares localizados se está convirtiendo en una
sociedad que privilegia los flujos y tiende a desterritorializarse, los lugares
se han involucrado en una acción de construcción identitaria que privilegia
la dimensión local o ciudadana por encima de las nacionales, estatales y
globales.
La identidad es campo del patrimonio y entre los objetivos reconocidos por
la mayor parte de los programas de gestión patrimonial que se realizan en
estos ámbitos figura la (re) construcción de las identidades locales.
Esta recreación o potenciación identitaria, no sólo puede despertar interés
y motivar a una población poco comprometida y lograr cohesión social,
sino que además puede desencadenar actividades económicas y con ello
mejorar los ingresos y la calidad de vida de la colectividad, relacionadas con
la oferta de productos, bienes y servicios que se colocan en el mercado
desde lo agropecuario hasta el turismo.
24
Para los efectos del proyecto, no es suficiente englobar el territorio en
términos conceptuales como puramente físicos o geográficos, aunque
naturalmente el territorio es un espacio geográfico. Sin embrago es más que
eso. De allí que distingamos entre territorio natural y territorio construido. El
territorio natural es la geografía física; mientras que el territorio construido es
un fenómeno económico, sociológico, cultural y político.
DESARROLLO ENDÓGENO
Por cierto, Crecimiento y Desarrollo, no son términos contrapuestos, ya
que la forma de hacerlos compatibles se ha desplegado utilizando las
estrategias de crecimiento a partir de las realidades y potencialidades
de un territorio, cuyos efectos se hagan sentir en ese territorio en vez de
utilizar estrategias de crecimiento cuyos impactos sean mínimos o nulos.
A la forma de los impactos nulos, se la ha llamado desarrollo exógeno o
economías de enclave; mientras que la segunda, se la ha denominado de
desarrollo endógeno, que en términos prácticos significa que el impacto
de las actividades económicas implica externalidades que multiplican
las capacidades y beneficios donde estas actividades tienen origen. El
desarrollo tiene que venir “desde dentro”.
Walter Sthör: “patentador” del concepto de desarrollo endógeno, lo concibió
como un proceso desde abajo (1978, 1981, 1984), en contrapunto con las
teorías de los polos y los enclaves. Sergio Boisier lo define como un proceso
de articulación entre actores locales y formas de capital intangible en
función de un proyecto político territorial. Y Antonio Vásquez - Barquero lo
considera como el despliegue de la capacidad innovadora de una sociedad
asentada territorialmente.
Lo importante de la concepción de Boisier es que, el territorio y su gente,
organizada o de manera espontánea, interactúa (con o sin beneficios) con
las políticas económicas centrales, pero en el nivel intermedio no siempre
están presentes las políticas territoriales (regional) o el proyecto región, luego
la concreción de las políticas centrales no ponderan bien las características
particulares que pueden entorpecer la implementación o simplemente
pasan por alto y no consideran las potencialidades existentes.
El territorio no es un conjunto vacío: hay una geografía, hay actores, hay
instituciones. El desarrollo endógeno centra el análisis y la planificación en
estos elementos. Si no hay actores, hay que construir actores. Si no hay
instituciones hay que construir instituciones, desde la juridicidad. Para eso
se requiere voluntad política expresada en el Estado a nivel regional.
IDENTIDAD TERRITORIAL
Desde el punto de vista de su importancia como activo para el desarrollo,
se puede considerar la identidad territorial como un conjunto de elementos
materiales e inmateriales existentes en el territorio que contribuyen
a diferenciarlo de otros, actuando como fuerza de cohesión de las
comunidades que la habitan.
Hablar de identidad del territorio hace necesario considerar una amplia
variedad de tipos de identidad caracterizando y valorando sus repercusiones
en los procesos de desarrollo. Como aproximación a una caracterización
de la identidad se pueden considerar en un extremo aquellos casos de
fuerte “identidad natural” en que las características propias del territorio
manifiestan en forma clara y categórica una vocación que marca su destino,
como por ejemplo, una condición insular como la del Archipielago Juan
Fernández, o un emplazamiento desértico como el caso de Calama frente al
extremo opuesto, en el que se sitúan aquellos territorios con una “identidad
adquirida o inducida” por la voluntad de la población, o por la presión de
condicionantes externos de tipo institucional o administrativo, como la
anexión de la provincia de San Antonio a la Región de Valparaíso.
Desde otro punto de vista el concepto implica las siguientes definiciones. (3)
(3) Diplomado en Gestión Territorial, SUBDERE - OIT - FLACSO, 2007
• La identidad territorial se basa en la conjunción entre el medio físico
(base ecológica), la continuidad histórica (base temporal) y la
continuidad social (base cultural).
• Son narrativas que se apoyan en elementos variados como naturaleza,
paisaje, medioambiente construido, la cultura y etnicidad.
• El nuevo paradigma en el campo del desarrollo económico es el del
desarrollo o la competitividad territorial (el carácter localizado de los
procesos de acumulación, de innovación y de formación de capital
social).
• Competitividad sistémica: los agentes productivos compiten junto con su
entorno.
• La adaptación de las economías nacionales a las exigencias de la
globalización depende de la capacidad de las economías territoriales para
identificar y aprovechar las potencialidades que ofrece el territorio.
• La descentralización ha favorecido la territorialización de las políticas
públicas, dinámica en la cual los territorios son cada vez más activos y
responsables a la hora de adoptar modelos propios de desarrollo.
• En este sentido, las estrategias de desarrollo territorial que tienen en
cuenta la diversidad de los territorios y de los sistemas productivos son
preponderantes para el mejoramiento de la competitividad económica y
de la inserción internacional.
• La identidad territorial provee a los bienes y servicios locales de elementos
de diferenciación para acceder a mercados cada vez más exigentes
(estándares de producción y de exclusividad del producto)
• Es decir, se trataría de un desarrollo exógeno en la medida que se abre
a los mercados externos, pero sobre todo endógeno en la medida que
crece con fuerte identidad regional y territorial, y por su estrecha relación
con la cultura local y los valores intangibles que ella promueve.
IDENTIDAD Y COMPETITIVIDAD
Sin embargo, el desarrollo de las ventajas competitivas de los países y más específicamente de sus territorios, es de vital importancia para mejorar la
calidad de vida de la población, de tal manera que un nuevo paradigma en
el campo del desarrollo económico es el del desarrollo o la competitividad
territorial (carácter localizado de los procesos de acumulación, de innovación
y de formación de capital social), surgiendo un concepto de “competitividad
sistémica” en que los agentes productivos compiten junto con su entorno.
Así, la adaptación de las economías nacionales a las exigencias de la
globalización depende de la capacidad de las economías territoriales para
identificar y aprovechar las potencialidades que ofrece el territorio en una
dinámica en la cual los territorios son cada vez más activos y responsables
de adoptar modelos propios de desarrollo.
En este sentido, las estrategias de desarrollo que tienen en cuenta
la diversidad de los territorios y de los sistemas productivos son
preponderantes para el mejoramiento de la competitividad económica y de
la inserción internacional.
IDENTIDAD COMO CONSTRUCCIÓN SOCIAL
En la definición de una identidad colectiva o social es posible distinguir en
general dos tendencias. La primera, vinculada a la forma tradicional de
comprender a las identidades de las sociedades, en torno a un enfoque
esencialista, donde la identidad es comprendida como una “esencia
manifiesta en los modos de vida, en las costumbres locales, en las
instituciones establecidas, en la tradición, la cultura, y el carácter de una
comunidad”. La segunda rescata “el espíritu de la época”, a través de las
líneas generales de la historia de nuestro tiempo y lo que se considera “la
dirección general y la significación de esa historia”(4) En ese marco, las
sociedades se entienden como «construcciones histórico - simbólicas» y, a
diferencia de aquellos que enfatizan la centralidad de los lazos primordiales,
serán las pertenencias y los códigos culturales, los que establecen “marcas
de origen” que definen los límites entre “nosotros” y los “otros”, a la vez que
permiten establecer una relación particular sin por eso perder contacto con
la realidad cambiante.
(4) Geertz, Clifford (2000) “ La interpretación de las culturas” Editorial Gedisa, Barcelona.
Pensar la identidad en términos de construcción, nos remite a cambiar
concepciones que tratan de ver a la identidad como algo “natural”. Desde
esta perspectiva, la identidad es considerada un proceso de construcción
de la sociedad a la que es posible acceder a través de sus símbolos,
representaciones, conductas e imágenes que los propios grupos sociales
construyen a través del tiempo, “reinventando” su sentido de pertenencia
en forma permanente, por lo que a diferencia de las concepciones
esencialistas no tiene un final, un cierre definitivo, un modelo acabado por
y para siempre.
La identidad es transformada continuamente de acuerdo a las maneras en
que somos representados y tratados en los sistemas culturales que nos
rodean. La identidad no es algo dado ni algo que pueda ser impuesto;
se construye y se internaliza en torno de significados “con aportes de la
historia, geografía, biología, instituciones productivas y reproductivas,
memoria colectiva y fantasías personales” (5)
(5) Castells, M (1997) “El Poder de la Identidad. La Era de la Información, Vol. 2 Editorial Alianza
La historia y la memoria colectiva tienen una gran importancia en la
formación de la identidad del individuo. Por memoria histórica se entiende
la secuencia de eventos cuyo recuerdo conserva la historia nacional, y la
memoria colectiva es una reconstrucción desordenada, donde se mezclan
los recuerdos de los diversos miembros de un grupo social, cargados
de afectividad, subjetividad que se confunde con el presente, mientras la
historia registra y esquematiza, ordenando el pasado.
IMAGINARIOS E IMAGINACIÓN
Como señala Francisca Márquez en su artículo “Imaginarios Urbanos en
el Gran Santiago: Huellas de una Metamorfosis” publicado en la Revista
EURE en 2007(6), los imaginarios se sitúan en la difusa frontera de lo real
y lo imaginado, lo deseado, lo perdido o lo que no se tiene, a través de
expresiones simbólicas que siempre suponen un ánimo de visualizar lo
invisible. El ejercicio de imaginar es, entonces, una intención dirigida a un
objeto ausente.
(6) Márquez F (2000) “Imaginarios Urbanos en el Gran Santiago: Huellas de una metamorfosis” en Revista EURE (Vol. XXXIII, N° 99), pp. 79 - 88. Santiago de Chile.
En el acto de imaginar, ejercicio de la conciencia por definición, se trata de
traer al presente un objeto que sabemos que no está. La aprehensión del
objeto no puede, entonces, sino hacerse sobre la base de imágenes que le
otorgarán un nuevo sentido.
Los imaginarios son sociales porque en el marco de las relaciones entre
los hombres, se producen condiciones históricas y sociales favorables para
que determinados imaginarios sean colectivizados, ya que a diferencia de
los individuales, requieren ser institucionalizados y legitimados socialmente.
25
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Por ello, los imaginarios nunca están exentos de historicidad. Cada gran
época y cada lugar, entendido como “lugar antropológico”(7) contiene uno
o varios paradigmas imaginarios. Los imaginarios nos hablan siempre de
utopía y de deseo. Nos hablan de cómo los que habitan y también los que
escriben sobre la ciudad, imaginan e inventan formas de vida urbana para
crear su ciudad. La ciudad imaginada, la ciudad subjetiva, así como habla
de utopías y de una ciudad ideal también nos conduce a un encuentro con
los afectos y los sentidos de una ciudad vivida y proyectada.
(7) Marc Auge define los lugares antropológicos como aquellos capaces de definirse como lugares de identidad, relacional e histórico, mientras que al contrario un no lugar puede definirse como aquel que no da un espacio de identidad, ni opera como relacional o contiene elementos históricos. Según el autor los no lugares se asocian fuertemente con la transitoriedad. Se trataría de la soledad en medio de la masa, de la soledad mientras uno se encuentra rodeada de seres humanos, que están en tránsito o que van encapsulados en sus proyectos de vida, sin capacidad de diálogo ni ruptura de su individualidad egotista.
apropiadas y viables para la ciudad”. Sin embargo, la identidad narrativa
nos abre un mundo que nos posibilita comprendernos a nosotros mismos
en nuestra pluralidad, lo que le hace un elemento muy importante para la
construcción de nuestra identidad.
Veamos dos modos de concebirlo:
Narrativa
“Soy un archiconvencido del potencial turístico que tenemos en Arica Parinacota. Lo he vivido y conversado con clientes de larga distancia.
Concuerdo con la nota en que nos hace falta una narrativa más potente.
Dentro de los distintos cuentos que tenemos en nuestra ciudad está
la historia de “Arica, puerto de la Plata de Potosí”. Para los que no lo
saben, entre 1545 y 1775 toda la plata de Potosí y de las minas de lo
que era el Alto Perú salía por el puerto de Arica. Y para ello existía una
ruta que las crónicas de aquellos siglos llaman el “Camino Real Potosí Arica. Durante ese tiempo Arica fue el puerto más importante del Pacífico
después de El Callao. Una vez al año bajaban las grandes caravanas de
mulas y llamas de hasta 3.000 animales cargados con la plata que se
dirigía a Sevilla, nuestro puerto hermano al otro lado del mundo. Esta
es una historia que muy pocas personas conocen en Arica. Y eso es
parte de la narrativa que hay que construir y posicionar en la ciudad.
Yo me imagino que soy un turista que vengo de España y al primer taxi
que tomo en el Aeropuerto me empieza a hablar de esa fabulosa historia
de cargamentos de plata, de entierros que se hacían en el camino para
no pagar el “quinto real” (impuesto destinado al Rey), de leyendas, de
caminos troperos disponibles para recorrer y rememorar esas antiguas
proezas de los arrieros, de un tren que me sube al altiplano y me deja
en Puquios y de ahí me voy caminando durante dos días a Putre. Me
imagino que el chofer del taxi me habla que en la bahía de Arica aún están
los antiguos cañones que defendían la ciudad de los piratas ingleses y
holandeses que acosaban el puerto, de un galeón español anclado en la
bahía que se puede visitar con sus cargamentos de plata intactos. Todo
eso es parte de la narrativa, de inventar un cuento único, que en ninguna
otra parte del mundo el cliente podrá vivirlo más que en Arica. Todo eso
se puede hacer. Falta decisión, coraje, capacidad de soñar, imaginar y
también planificar a largo plazo. Saludos. (9)
En síntesis, los imaginarios actúan como matrices de sentido, que
fundamentan la acción de los sujetos y actores sociales, enriquecen y
complejizan la razón, haciéndola deambular entre la realidad y la fantasía.
El imaginario se presenta como una composición relativamente libre
e irrefutable, en la medida que no ha de rendir cuentas a ningún tipo de
racionalidad y tiene relación con las creencias.
IDENTIDAD, NARRATIVA Y METÁFORA
La narrativa es una historia que reúne acontecimientos discordes, en
una secuencia que sintetiza elementos heterogéneos en una unidad: “el
argumento es un dinamismo integrador que monta una historia una y
completa a partir de diversos incidentes, es decir transforma la diversidad
en una historia una y completa” . Así la narrativa se apropia de sucesos que
de otra forma permanecerían dispersos, indiferentes o sin sentido.
El concepto de narrativa de Ricoeur (8) se basa en el uso de la metáfora.
La narrativa introduce una textualidad de segundo orden en el mundo y
la metáfora crea nuevos significados además de las significaciones ya
existentes.
(8) 1913 - 2005, Paul Ricoeur filósofo y astrólogo frances.
En las expresiones metafóricas hay una afirmación de identidad: dos
conjuntos de campos lingüísticos distintos se conciben como lo mismo.
Esta identidad es el uso metafórico del verbo “ser”, es decir, la “creencia”
de que dos campos lingüísticos son indistinguibles o la de que el sentido
desaparece en la referencia y se da la identidad absoluta entre los dos
términos.
Pero la metáfora posee una segunda dimensión: la afirmación de la
diferencia entre las dos expresiones o términos comparados. La metáfora
crea una segunda referencia que se superpone a la primera, creando un
objeto nuevo en el mundo. La metáfora permite trasladarse a otro dominio
para entender mejor lo que resulta difícil pensar de otra manera.
26
Por ello podemos decir que nos construimos sobre narraciones, somos
a partir de los relatos. Ello es lo que asegura nuestra identidad a lo largo
de lo cambiante de nuestras vidas. La comprensión de nosotros, de
nuestros pueblos, de la gente, está mediatizada a partir de la simbología
que conforma nuestro mundo, por los textos en los que nos relatamos. En
ello se descubre lo plural, lo diferente, lo otro que nos conforma, que nos
hace, por ese carácter heterogéneo del que hablamos en la configuración
narrativa. La metáfora une la razón y la imaginación.
El número 116 de la revista CA, Ciudad/Arquitectura, incluye un dossier de
artículos que puede considerarse un resumen del estado de cosas a dos
años de la declaratoria de Valparaíso como Patrimonio de la Humanidad.
En su artículo “Patrimonio Temporal”, el arquitecto Andrés Weil señala con
agudeza que sus colegas, en relación a Valparaíso, colocaron el rótulo de
“poesía”, a todo lo que carecía de explicación racional, “lo que se tradujo
en un problema muy práctico: la incapacidad de elaborar soluciones
(9) Comentario publicado en el diario digital de Arica Parinacota El Morro cotudo.
Ciudad y Metáfora
Desde la década de los 80 la ciudad de Barcelona viene desarrollando un
cambio notable en su morfología y estructura urbana a través de un plan de
transformación que respondió a una estrategia de desarrollo pensada desde
la visión política de sus autoridades y de la creatividad de sus arquitectos.
Surgió así un modelo de pensar e intervenir en la ciudad a partir de una
voluntad de consolidar la ciudad como una gran metrópolis, y también un
cierto imaginario colectivo, una identidad y una imagen afín a su inserción
en los ámbitos de mundialización, basada en una narrativa y un discurso
dirigido a persuadir, convencer y seducir a los barceloneses con la idea de
proyección mundial de la ciudad.
La inserción de Barcelona en la mundialización de las grandes metrópolis
implica enfrentar los procesos de refuncionalización, de fragmentación y
desestructuración de los espacios urbanos a partir de una nueva mirada
sobre la identidad histórica de la ciudad.
La estrategia de la Generalitat Catalana, con una concepción regional
del territorio como espacio global, se orientó a implantar un conjunto de
mecanismos que operaron en un contexto urbanístico sostenido por una
ideología de ideas fuerza con contenido metafórico que constituyó
un marco simbólico que fue configurando el lenguaje de la ciudad,
repercutiendo en la identificación del ciudadano, en su estado de ánimo, en
su adhesión y comprensión de los problemas y en el encuentro del sentido
de los cambios.
Ejemplo de este contexto metafórico fue “el concepto de “reencuentro
de Barcelona con el mar”, y la materialización de obras transformadoras
como la Villa Olímpica, construida para albergar a 15 mil atletas para la
Olimpíada de 1992, convertida en un relato fantástico de una gesta y de
una fundación, que emuló el rito que en otras épocas marcó el acto de
instalación de nuevos emplazamientos convirtiéndolos en territorio.
Planteando la operación de arrasar con un obsoleto barrio industrial
para levantar un nuevo barrio residencial, y de paso, construir un nuevo
puerto y generar la apertura al mar, lo que implicó grandes problemas de
funcionamiento de la ciudad, hubo que transmitir una idea motivadora, que
justificara las grandes transformaciones, resultando con ello que hoy toda la
connotación del espíritu olímpico y del deporte de alta competición inviste
a la ciudad y al barrio de un origen y un aire mítico que se transfiere a sus
actuales habitantes como un sello de identidad.
VALPARAÍSO METÁFORA E IMAGINARIO
Valparaíso - ciudad lleva dentro de sí mismo la impronta de una ciudad
mítica, imaginaria e inventada. Para comenzar no fue fundada, sino
descubierta y nombrada: Valparaíso, en memoria de un Valparaíso español.
Transformado metafóricamente en Valle del paraíso “Una ciudad que como
puerto de recalada de la ruta del Cabo de Hornos fue inspiración de cánticos
de los "cap - horniers" (10) que entonaban en sus navegaciones "nous irons"
(vamos a Valparaíso) a Valparaíso ”los que a su vez inspiran a Julio Verne,
originario del puerto de Nantes, para referirse a Valparaíso en su libro “le
phare du bout du monde”.
(10) Nombre con que se designa al capitan y tripulantes que han cruzado el meridiano del cabo de hornos.
Valparaíso - puerta primer puerto del Pacífico Sur, puerto de entrada a
adelantos tecnológicos, centro comercial y financiero del país, convertida
en “la joya del Pacífico”.
Valparaíso - cosmopolita ciudad de inmigrantes, centro de operaciones
de casas comerciales británicas como Britain Waddington, Gibbs, Duncan
Fox, Williamson Balfour. El Valparaíso del cual dice María Graham se
escuchaba hablar inglés de tal modo que pareciera estar en una calle de
una ciudad de Inglaterra. El Valparaíso del mito de los ingleses de América
del Sur.
Valparaíso - nostálgico de la época de oro de los veleros y de los barcos
a vapor, pero también el Valparaíso olvidado como mercado de esclavos del
pacífico o centro de tráfico de marinería compuesta de desertores (1820 1915) foco de farras, riñas, crímenes y prostitución, que desde la década
de los 30 en adelante instalarán en la memoria colectiva el imaginario del
barrio chino.
Valparaíso - Región, nacida como puerto de Santiago, anexada durante
ochenta años al corregimiento de Quillota, proyectada como eje virtual de
comercio transfronterizo y transoceánico hacia el Pacífico y Cuyo - Buenos
Aires, puerto de salida de los productos de la agricultura y de la minería de
las provincias del interior y de la zona central del país, construyó a través
del tiempo una relación con su hinterland integrando provincias diversas:
Petorca - San Antonio - Quillota y Aconcagua, y territorios insulares como
Isla de Pascua y Archipiélago Juan Fernández, cada uno con sus historias
y leyendas, y en conjunto con relaciones desconocidas, ocultas u olvidadas
que son posibles de rescatar, reconstruir y renovar. Para ello existen fuentes
bibliográficas y aportes significativos de Francisco Le Dantec, Roberto
Hernández, Alfonso Calderón, Víctor Rojas Farías, entre otros periodistas
y escritores; y la investigación académica de historiadores como Santiago
Lorenzo, María Teresa Cobos, Baldomero Estrada, entre otros.
27
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
5. Territorio
28
29
Dunas Concón
"El modo como tú eres, yo soy, la manera según la cual los hombres somos en la tierra
es el Buan, el habitar. Ser hombre significa estar en la tierra como mortal,
significa: habitar".
Heidegger, 129
Parque Nacional
Archipiélago Juan Fernández
Zona Montañosa Petorca
C
C
R
78º 45΄
I
L
Identidad Territorial
80º 46΄
O
D
PROVINCIA DE VALPARAÍSO
Archipiélago Juan Fernández
O
R
D
I
L
L
L
E
E
R
R
A
A
D
D
33º 45΄
Isla Robinson Crusoe
E
E
33º 46΄
L
L A
Isla Alejandro Selkirk
O
S
S
D E
A N
S T A
C O
Territorio y Naturaleza
Nuestro Patrimonio Natural
La naturaleza está ahí antes que el hombre, al margen de su voluntad Ante
el hombre, la naturaleza se torna paisaje y se conforma como lugar.
La configuración del territorio chileno es el resultado de procesos naturales
que se desarrollaron en diversas edades geológicas. Los movimientos
de la corteza terrestre, originados en fuerzas internas del planeta, hace
12 a 22 millones de años se manifiestan en un intenso vulcanismo y el
desplazamiento de placas tectónicas que generan estructuras como la
Cordillera de los Andes, la depresión intermedia y la Cordillera de la Costa.
Se distinguen valles del tipo encajonado, como los de la zona montañosa
de Petorca, valles transversales como el del río Aconcagua cuya hoya
hidrográfica recorre desde la cordillera al mar, y los valles intermedios como
los de Quillota o Casablanca. En la zona litoral, la costa norte desde la
desembocadura del río Aconcagua en Concón hasta Papudo, presenta un
área (Ritoque, Quintero y Horcón) dónde la cordillera de la costa se aleja
del mar y aparece una plataforma marina emergida que presenta grandes
extensiones de arenales, y otra área desde Maitencillo a Papudo, donde la
cordillera de la costa cae abruptamente al mar. La costa sur es un sector de
lomas bajas que forman terrazas en diferentes niveles.
P A C Í F I C O
Cerro El Mauco de Aconcagua
(726)
Parque Nacional
La Campana (2.222)
Cerro El Roble (1.828)
O C E A N O
La región de Valparaíso está conformada naturalmente como ecosistema
mediterráneo, cuyo territorio abarca desde la cordillera hasta el mar, en
franjas longitudinales determinadas por las dos cordilleras, valles intermedios
y planicies litorales, con una variedad de relieves, hidrología, climas,
vegetación, flora y fauna de características estrechamente relacionadas con
los factores geográficos.
Además, presenta una notoria y visible conformación geográfica propia
de la zona central del país, en donde se reconoce como elementos una
serie de valles entre cordones montañosos, con una variedad de paisajes y
microclimas que caracterizan la diversidad de este territorio.
Cordillera de la Costa
Valles
Planicie Litoral
Precordillera
“Esta tierra es tal, que para poder vivir en ella y perpetuarse no la hay mejor en el mundo. Dígalo, porque es muy
llana, sanísima, de mucho contento. Tiene cuatro meses de invierno no más, que en ellos es cuando hace cuarto
de luna que llueve uno o dos días; todos los demás hace tan lindos soles, que no hay para qué llegarse al fuego.
El verano es tan templado, y corren tan deliciosos aires, que todo el día se puede el hombre andar al sol, que no le
es importuno.”
30
Cordones Transversales
Cordillera de Los Andes
Pedro de Valdivia, carta a Carlos V 1550
CLIMA
La Región presenta un clima templado
mediterráneo, caracterizado por una estación seca
durante el verano y lluvias moderadas en invierno,
influenciado por el océano pacífico, la corriente de
Humboldt y la barrera montañosa de la cordillera
que contribuyen a la homogeneidad térmica.
RELIEVE
El paisaje está notoriamente marcado por la
presencia de las Cordilleras de Los Andes y de La
Costa, y por el reconocimiento de algunos hitos
como el monte Aconcagua, (territorio argentino),
el Cerro la Campana (parque nacional) el cerro El
Mauco, el Roble, a nivel regional.
Este valle es el mejor...y más abundoso.
Jerónimo de Vivar
Zona Litoral
31
Zona Interior
Zona Cordillerana
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Geografía Paisaje y Lugar
La relación del hombre prehispánico con la
naturaleza era cercana, propia y mágica. Establecida
en torno a creencias que conforman una
cosmovisión con bases en la mitología, el simbolismo
y la identificación de las fuerzas de los elementos
naturales, donde la naturaleza es un espacio de
dimensiones espirituales y metafísicas. “El gran
espíritu” o la “madre tierra”.
Frente a ello, el europeo ve la naturaleza como
territorio que hay que conquistar y dominar, paisaje
o representación de una realidad con la que se
establece un sentido de pertenencia. Un espacio
dimensionado, transformado y adaptado para vivir.
Por lo tanto la naturaleza es vista como un recurso.
PALMA CHILENA (Jubaea
Chilensis)
Endémica de Chile, es la palmera de
dispersión más austral del mundo.
Habita los valles de la cordillera de
la Costa, desde el río Limarí hasta
la altura de Curicó. Actualmente
se encuentra recluida casi con
exclusividad en los Fundos Ocoa y
Cocalán, que se han declarado zona
protegida, para su conservación.
Lo que hoy se llama la Quebrada
de Alvarado fue la antigua estancia
El Palmar, propiedad de Pedro de
Alvarado desde 1666, cubierta
por bosques impenetrables que
fueron explotados masivamente y
sus frutos eran exportados al Perú,
hasta ser exterminados.
“Compónese la riqueza de esta tierra, lo primero, de lo que la naturaleza le dio graciosamente, independientemente
de la industria humana, y lo segundo, de lo que ésta ha inventado para lograr su gran fertilidad, generosa virtud”.
Alonso de Ovalle.
32
...tiene 3 leguas de ancho
por las más partes...
v
PAISAJE:
El paisaje natural de la región esta marcado por
la presencia de fondo de las Cordilleras de Los
Andes y de la Costa que son visibles y punto
de referencia desde las partes altas del litoral. Al
norte del río Aconcagua predominan los paisajes
propios de la región de los valles transversales,
con ausencia de depresión central y relación
directa entre ambas cordilleras, conformando una
zona montañosa semiárida con valles y cuencas
estrechas y microclimas que permiten una
agricultura irrigada por ríos, La Ligua y Petorca. El
valle del Aconcagua, el más extenso de la región,
se inicia en la cuenca de Los Andes y en su curso
medio se relaciona con los valles de Putaendo,
Catemu, Nogales, se ensancha en Quillota
alcanzando una amplitud de 7 kms. Con tierras
agrícolas de gran riqueza productiva, mientras que
de San Pedro a Concón corre por terrazas fluviales
que se asocian a la planicie litoral. Al sur, el valle
de Casablanca delimitado por cordones de cerros
que lo separan del valle de Curacaví al este, y del
Maipo al sureste, presenta un clima influido por la
costa que ha permitido reconvertir antiguas tierras
agropecuarias y de producción lechera en zona de
viñas e industria vinícola.
PAISAJE:
Espacio existencial donde se producen influencias
Tres formas de conceptuar las relaciones hombre naturaleza: Paisaje
como naturaleza disponible para el hombre; paisaje, producto social;
y paisaje, construcción simbólica.
Bajo una concepción histórico social el paisaje como producto de la historia
y de relaciones socioeconómicas en el espacio. La relación constante entre
el hombre y la naturaleza, considera el paisaje “producto de los cambios
políticos, económicos, sociales y culturales de una sociedad”. (Bergue)
Dentro de una concepción fenomenológica, considera al paisaje como
una construcción simbólica y social, determinada por los diferentes
“horizontes” de la sociedad. Aquí el “paisaje es una experiencia
humana más que una parte del mundo objetivo”.
recíprocas entre las actividades del hombre y las
características de la topografía, la vegetación y el
clima. No es una simple escenografía del territorio
por el cual se desplazan las sociedades humanas
extrayendo recursos, además de ocupar espacios
para vivir.
LUGAR:
Ámbitos de residencia a través de los cuales
los individuos y las comunidades construyen
su identidad. Desde el punto de vista
fenomenológico, es una porción concreta del
espacio con una carga simbólica y afectiva
de significados y valores específicos (Nogué
1989). Sobre él, los habitantes introducen redes
artificiales e intencionadas que se denominarán
infraestructuras.
El paisaje no como objeto sino la representación subjetiva del entrecruzamiento
naturaleza - mundo cultural ideológico humano. Por lo tanto, el “paisaje es
una parte del territorio que tiene una carga simbólica” (1).
(1) Galit Navarro Bello (2003) Co - investigadora CEAUP Facultad de Arquitectura y Paisaje Universidad Central de Chile
33
“Cabalgamos hacia Quintero y nos detuvimos a descansar en la antigua casa del lago. Como esta es una propiedad
ganadera, su población no corresponde a su tamaño, pero aún así, cada valle tiene una pequeña casa-hacienda
o dos alrededor de la cual, al final de las lluvias y mientras el ganado pasta en las montañas, los labriegos plantan
sus pequeñas chacras con guisantes, calabazas, melones, cebollas, papas, habas (que secas como frijoles son el
principal ingrediente de sus comidas) y otros vegetales.” Mary Graham.
...y por otrás poco menos...
Río Petorca
Río Putaendo
Río La Ligua
El Río
El río Aconcagua nace en la alta cordillera de los Andes recibiendo diversos
afluentes como los ríos Colorado y Blanco, el Putaendo y los Esteros de
Catemu, Limache, recorriendo 177 kms. Hasta la desembocadura en la
bahía de Concón. Desde el curso superior corre por estrechos cajones
cordilleranos de abruptas laderas, ensanchándose desde los Andes hasta
San Felipe, para volver a estrecharse desde ahí hasta Llay Llay y finalmente
constituir entre Ocoa y Quillota una llanura aluvial cubierta de una fértil capa
de suelo agrícola, que unida a un clima excepcionalmente benigno permite
el desarrollo de una agricultura de alta productividad y calidad en frutales,
horticultura para el consumo nacional y de exportación.
El valle del Aconcagua es el más extenso de la región, la superficie de
la cuenca aumenta además por las prolongaciones laterales como las
cuencas Los Andes Y Quillota. En el curso medio se relaciona con los valles
de Putaendo, Catemu, y Nogales, además de la depresión de LlayLlay.
Desde hace más de 2000 años, grupos Agro alfareros de las Culturas Bato
y Llo Lleo se asentaron en la rivera sur del curso inferior del Río ,el que por
la fertilidad de sus suelos, la regularidad de su clima y la variedad de su
flora y fauna, se hizo conocido entre los grupos provenientes del Perú, los
que, hablaban del fértil "Valle del Chili “ Hacia el siglo IX, el valle es poblado
por la Cultura Aconcagua, período denominado arqueológicamente Alfarero
Medio correspondiente a la época de mayor desarrollo cultural aborigen del
valle.
Junto con la Cultura Aconcagua el valle recibe la influencia de la Cultura
Diaguita, en sus técnicas alfareras y trabajo agrícola, dando forma al
Complejo Cultural Aconcagua-Diaguita-Incaico.
Río Colorado
Río Aconcagua
Los huertos y viñas del valle de Aconcagua son regados por más de 100
canales y acueductos, que conducen el agua proveniente de los Andes,
transportada por el río Aconcagua y sus afluentes. Con su abundancia
natural de agua rica en nutrientes, este valle fue la primera zona de cultivo
plantada durante los primeros años de la industria frutera en Chile. En
la actualidad produce la mayor variedad de frutas frescas de las nueve
regiones de cultivo en Chile, produciendo más del doble que la región de
Coquimbo.
Desembocadura Concón
Río Juncal
El valle de Aconcagua está dividido en tres zonas de cultivo principales: una
costera y dos interiores; Quillota, San Felipe y Los Andes, respectivamente.
Aunque San Felipe y Los Andes están ubicados en valles separados, tienen
climas similares, parecido al valle inferior de San Joaquín, en California, pero
con temperaturas más bajas durante la noche, lo que favorece la producción
de frutas con carozo; uvas y variedades de manzanas rojas.
RÍO ACONCAGUA
El río Aconcagua se desarrolla en el extremo sur de
la región de los valles transversales o semiáridos,
y constituye el principal curso fluvial de la región.
Su cuenca tiene una superficie de 7.163 KM
cuadrados y su rumbo general va de oriente a
poniente. Sus afluentes más importantes asientan
sus cabeceras en el interior de la cordillera andina
en sectores y alturas muy importantes como son
los cerros Juncal y Alto de Los Leones, con alturas
entre 5.000 y 6.000 m.
El valle costero de Quillota posee un clima excepcional para productos
subtropicales, como las paltas.
El principal uso del recurso de esta hoya es el regadío de los valles
alcanzando una superficie de 68.000 hectáreas, que se reconocen como
las más fértiles del país y causa de los asentamientos de comunidades
agrarias que el 60% de toda la superficie de paltos del país, 25,5% de la
producción de uva de mesa, 70% de tomates cultivados bajo invernadero,
y el 60% de producción de flores, esto junto a una de las más poderosas
infraestructuras con 19 plantas agroindustriales, más de 200 plantas de
embalajes y 35 frigoríficos y los puertos de Valparaíso y San Antonio a través
de las que sale más del 85% de la fruta y hortalizas que se exporta al mundo.
...tiene de la sierra a la mar 20 leguas...
Río Blanco
...corre por este valle un río
caudaloso...
Río Maipo
34
35
Río Desembocadura
Río Zona Interior
Río Zona Cordillerana
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
“Aquella tierra toda, la que llaman Chile, por un río que está en el propio valle, así dicho desde
el tiempo de los incas”
Antonio Herrera,
“Descripción de las Islas y Tierra Firme del Mar Océano que llaman Indias Occidentales”
El valle del Aconcagua corresponde a un geosistema
con amplia variedad de recursos. El suelo fértil y las
condiciones climáticas generadas por la posición
geográfica en una zona de transición bioclimática
privilegia la intensa explotación agraria situándola
entre las dos cuencas más importantes del país junto
a la del Bío Bío.
El río Maule, a diferencia del Amazonas, es
histórico, y me conmoví cuando el avión lo
sobrevoló en ruta desde Santiago al sur de
Chile. Cuando posé mis ojos sobre el Maule,
experimenté la misma sorpresa que provocara el
Támesis cierta vez en un visitante de los Estados
Unidos que viajaba sentado frente a un viajero
amigo mío en un tren, desde Londres a Oxford.
No muy lejos de Oxford hay un trecho de la
línea durante el cual se cruza y vuelve a cruzar
el Támesis. “¿Qué es este pequeño arroyo?”
preguntó el americano a mi amigo. “El Támesis”.
“¿Pero no es el famoso Támesis?” “Sí, el famoso
Támesis”. Y al oír esto el visitante norteamericano
quedó atónito. ¿Cómo podría un río tan pletórico
de historia como lo era el Támesis, cómo podría
ese histórico río dejar de ser por lo menos tan
grande como el Mississipi?
EL RÍO ACONCAGUA
El río Aconcagua se genera en la confluencia de
los ríos Juncal y Blanco en la cordillera de los
Andes y a una altura aproximada de 1.400 m.
recibe el nombre de Aconcagua a partir de la junta
con el Blanco, y desde allí recorre 142 Km hasta
la desembocadura en la bahía de Concón. Con
liderando el desarrollo del río Juncal, alcanza a
unos 177 Km.
Desde el punto de vista económico el río sustenta
las principales actividades del valle. Agricultura,
minería y generación eléctrica. En el curso superior,
entre Río Blanco y Los Andes existen tres centrales
hidroelécticas.
Mi reacción ante las modestas dimensiones del río
Maule fue la misma. Un turista británico en Grecia
en el reinado del Emperador Adriano se hubiera
sorprendido de la misma manera al enterarse
que la cantidad de pies cúbicos de agua por
segundo, descargadas por el famoso Ilissos no
podía equipararse en volumen con el del entonces
ignorado Támesis.
36
Algo similar puede decirse acerca de nuestro río
Aconcagua, aunque su nombre resuena asociado
a la mítica cumbre más alta de la cordillera de
Los Andes, no tiene la fama de un Amazonas o
de un Orinoco, pero su significación es relevante
y trascendente para nuestra historia regional y
nacional, constituyendo uno de los geosímbolos
de nuestra identidad territorial .
Arnold Toynbee, “Entre el Maule y el Amazonas”
Ilustración Valle de "El río Aconcagua", Jiménez Arteaga, 2005.
...para regar todas las tierras
que cultivan y siembran...
“Entre el grado treinta y uno y treinta y dos, entran en el mar los ríos Longotoma y La Ligua y, cerca de treinta y tres,
el de Aconcagua (que es el que baja por el camino que hemos dicho de la cordillera). Es éste muy caudaloso, y
con venir comunicándose a la tierra desde su nacimiento por los valles de Curimón, Aconcagua, Quillota y Concón,
que son muy grandes y se cultivan todos de grandes sementeras de trigo, lino y cáñamo, con todo eso llega al
mar tan lleno como si no le hubieran sangrado en el camino por tantas partes, para regar los campos, que viene
fertilizando.”
Alonso de Ovalle
37
Playa Maitencillo
Los Ermitaños
Los Molles
Trapiche
Caleta Polcura
Pichicuy
Santa Marta
Longotoma
Valle Hermoso
Cabildo
Pullally
Quínquimo
5
Salinas de Pullay
Caleta La Ligua
El Ingenjo
LA LIGUA
Papudo
La Higuera
LITORAL NORTE
Desde la desembocadura del río Aconcagua,
hasta Papudo - Los Molles, se constituye un
eje litoral con numerosas localidades, que
comprenden antiguas caletas y playas, balnearios
tradicionales como Papudo y Zapallar otros
más recientes como Cachagua y Maintencillo.
Grandes condominios privados como Marbella
Resort, Alto Mantagua y otros que configuran una
costa de variada morfología desde acantilados
entre Horcones y Papudo, hasta extensas zonas
de dunas al sur de Quintero. Las localidades de
Papudo y Zapallar constituyeron antiguamente
puertos de salida de la producción minera por
una línea de ferrocarril desde La Ligua y Petorca,
transformándose luego en una zona de balneario.
Actualmente los puertos de Quintero y Ventanas
se especializan en el transporte de compuestos
químicos y combustibles líquidos y gaseosos, en
la carga y descarga de concentrados metálicos,
graneles sólidos y granos limpios. Ventanas ofrece
al usuario instalaciones únicas en toda la costa
sur del Pacífico, con un terminal para el suministro
de combustible para barcos de pequeño y gran
calado, utilizando los sistemas de "bunkering" y
barcazas, respectivamente.
Catapilco
Zapallar
Cachagua
La Laguna
LITORAL CENTRO
El sistema costero Valparaíso - Viña del MarConcón conforma una unidad continua de playas,
roqueríos y estructuras urbanas como la Avenida
Altamirano, Costanera puerto de Valparaíso y
camino Reñaca Concón, lo que a través del eje
transversal de la cuenca del Marga Marga (Quilpué
y Villa Alemana) forma una conurbación que ha
recibido el rebalse del crecimiento de Valparaíso
y Viña del Mar, constituyendo un eje de ciudades
conectadas por un sistema vial de alta velocidad y
un metrotren hasta la ciudad de Limache.
Maitencillo
El Leoncito
Puchuncavi
Caleta Horcón
Ventanas
La Calera
Quintero
Arnold Toynbee en su visita a Chile se sorprendió ante la geografía y la forma de ocupar el territorio. “Con cerca de
4.000 kilómetros de costa, sorprende que su capital se encuentre ubicada en el valle central, al pie de los Andes,
y la carretera desde Santiago a Puerto Montt no toca la costa en ningún punto en 1.000 kilómetros de extensión” .
“Entre el Maule y El Amazonas”.
Francisco de Aguirre. Emecé Editores S.A. Buenos Aires, Argentina 1968. Prefacio.
Valle Alegre
Ritoque
Concón
QUILLOTA
Colmo
La región tiene un extenso borde costero, formado por muy diversos lugares
de encuentro con el océano. Playas, balnearios, caletas de distintas formas
geológicas, acantilados, campos dunares, humedales. Infraestructura
turística, gastronómica, hotelera y recreativa, junto a las zonas residenciales
que brindan un buen nivel de vida a sus habitantes.
Se pueden distinguir sectores norte, central y sur. Cada uno tiene un puerto
de características propias, como se aprecia en San Antonio, Valparaíso, y
Quintero que poseen bienes naturales y culturales de relevancia nacional.
Por ejemplo, las casas de Pablo Neruda en Valparaíso e Isla Negra, las
residencias patrimoniales de Cartagena y otros lugares con potencialidades
aún no desarrolladas.
La identidad regional reconoce este elemento geográfico y paisajístico
del borde costero, desde Rocas de Santo Domingo hasta Papudo y Los
Molles, como un bien patrimonial natural que contribuye a la calidad de vida
de las comunidades residentes, y un atractivo turístico para habitantes de
otras regiones, los provenientes de Mendoza, Argentina.
VALPARAÍSO
P
Laguna Verde
La Retuca
A partir del año 1600 las tierras de la costa de la V Región de Valparaíso,
ocupadas hasta entonces por la población indígena, fueron repartidas entre
los principales conquistadores españoles. Los terrenos, que darían origen
más tarde a las grandes haciendas tuvieron siempre una conexión con el
mar para sacar sus productos. Pullally y La Ligua con Papudo, Catapilco
con Maitencillo, Puchuncaví y Pucalán con Quintero, Tabolango y Colmo
con Concón, Lo Orrego (de Casablanca a la costa) con Alagarrobo, Lo
Abarca y Leyda con Cartagena.
Las Dichas
Tunquén
Casa Blanca
Mirasol
San Jerónimo
Algarrobo
El Quisco
Las Cruces
P
SAN ANTONIO
78
Llolleo
Las Brisas
Lo Gallardo
Rapel
Layda
66
Bucalemu
San Enrique
La comunicación costera interrumpida con el
litoral central ha replanteado el rol de Casablanca,
antigua posta de descanso entre Valparaíso
y Santiago, como un núcleo articulador entre
ambas costas con acceso desde la ruta 68,
coincidentemente con una reconversión de su rol
agrario - lechero y semindiustrial del pasado en
una zona emergente de viñedos por los valles de
Casablanca, y de San Antonio, (zonas de Leyda,
Rosario y Lo Abarca).
Lo Abarca
El Turco
Cartagena
Rocas de
Santo Domingo
LITORAL SUR
Respondiendo a una decisión deliberada de
la reforma administrativa de 1974 que planteó
la integración de un sistema portuario central
que comprende los puertos de Valparaíso, San
Antonio y Quintero - Ventanas. La provincia
de San Antonio fue incorporada a esta Región
constituyéndose en el nodo central de una
diversidad de localidades costeras, con extensas
playas desde Algarrobo - Mirasol hasta Santo
Domingo.
Una expedita conexión directa con la Región
Metropolitana y con una expedita conexión con
la Sexta Región canaliza el flujo de exportación a
través de la carretera de la Fruta desde la zona de
Malloa y San Fernándo.
Lagunillas
Isla Negra
EL Tabo
Olmué
Villa Alemana
Santa Augusta
Quintay
Sobre las Planicies Costeras se instalan asentamientos rurales a partir
de las caletas, donde se desarrollan las actividades de los pescadores
artesanales. Algunas de ellas han generado actividad turística (Los Molles,
Pichicuy, Horcón, Quintay) debido a la construcción de caminos, lo que ha
permitido la diversificación de las actividades económicas y la ampliación de
los mercados de los pescadores artesanales. Por ejemplo, Horcón es una
caleta - balneario muy pintoresco donde pescadores, artistas y artesanos
conviven de singular manera.
San Pedro
Quilpué
Placilla
“Cerca del puerto de Valparaíso, está el de San Antonio, que es también muy bueno y muy seguro y cae a la boca
del río Maipo; y deben de equivocarse con él los autores que ponen en sus mapas el de Valparaíso a la boca de
un río que baja de Santiago, lo cual es grande error, porque en Valparaíso no hay río ninguno, sino varias fuentes y
manantiales que brotan de las quebradas allí vecinas a poca distancia del mar…
“Entre el Maule y El Amazonas”.
Francisco de Aguirre. Emecé Editores S.A. Buenos Aires, Argentina 1968. Prefacio.
38
P
Limache
Viña del Mar
Eje Litoral
Borde Costero
P
60
El Maqui
La Cruz
“Otros puertos hay por los ríos y ensenadas que corren de allí a la Concepción, pero no son tan
practicados por no ser necesarios, porque todos aquellos valles, desde Maule hasta Quillota,
envían sus frutos a Valparaíso. Bien pienso yo que con el tiempo se irán trajinando otros puertos,
porque van creciendo aprisa las haciendas de aquel reino e interesan mucho en tener más a
menudo las embarcaciones para dar avío a sus cosechas”. (Obra citada, capítulo XV).
Alonso de Ovalle, en su “Histórica relación del reino de Chile”, 1.646
39
Crepúsculo de Aconcagua, Thomas Somerscales
ZONA LA LIGUA - PETORCA
Las cuencas de los ríos La Ligua y Petorca
rodeadas de montañas que se desprenden
transversalmente de la cordillera de Los Andes,
constituyen plataformas estrechas de cultivos
que históricamente y hasta los años 70 fueron
cerealeros y desde entonces frutícolas, siendo el
palto el cultivo que produjo una gran reconversión
agrícola en la zona, de antigua vocación minera,
textil y dulcera.
Chalaco
Petorca
Palquico
ZONA QUILLOTA - LIMACHE- LA CALERA
Integrada por las comunas de Quillota, La Cruz,
La Calera, Nogales, Hijuelas, Limache y Olmué
la Provincia de Quillota, cuenta con un suelo
fértil y un clima ideal para la producción de
frutos como chirimoyas, lúcumas, paltas, tunas,
hortalizas y flores. Zona de antigua tradición
agrícola, constituye junto con La Calera el nodo de
conexión con las provincias de San Felipe - Los
Andes y la carretera norte - sur o ruta 5, mientras
hacia el sur Limache y Olmué como parte del eje
Quilpué, Villa Alemana que se desarrolló en torno
al Ferrocarril. Se constituirán a partir del año 2010,
en la provincia de Marga Marga.
Chincolco
Hierro Viejo
Santa Marta
Valle Hermoso
Quínquimo
Los Perales
Manuel Montt
Alicahue
Pedegua
La Viña
Artificio
Cabildo
San Lorenzo
Las Puertas
La Mora
El Guayacán
La Patagua
Tres Puentes
Putaendo
P
El Cobre
La Quebrada
Canela Baja
Canela Alta
El Rincón
La Calera
Viendo los españoles la hermosura, fertilidad y grandeza de este valle, el caudaloso río que va guiando por todo él,
juzgaron todos ser el mejor puesto que hasta allí se había descubierto desde el día en que entraron en las Indias”
(Crónica del reino de Chile. Pedro Mariño de Lobera)
Valles Transversales
en el valle central. Tres grandes haciendas vinculadas a los mayorazgos fueron
las de Pullally, La Ligua y Quillota. Aunque fueron suprimidos por Bernardo
O´Higgins, en la práctica, subsistieron hasta finales del siglo XIX.
La división territorial se hizo tomando en cuenta los precedentes que ya
existían en la región central chilena. Entre estos las organizaciones de las
doctrinas eclesiásticas, de los obrajes y de los asientos de minas, todos los
cuales habían contado durante la segunda mitad del siglo XVI con curas
doctrineros, administradores y alcaldes.
Al dejar de ser un espacio que sustenta sólo la producción de alimentos, el
sector rural pasa a convertirse en un ámbito de actividades complementarias
múltiples que tienden a perder los valores y formas de vida que caracterizaron
a las comunidades tradicionales, asimilando las pautas urbanas con pérdida
de su identidad regional.
El tipo de producción intensiva de ganadería y trigo requirió de una unidad
productiva de mayor dimensión. Las mercedes de tierra fueron sucedidas
por los Mayorazgos que permitían a personas de grandes recursos comprar
numerosas tierras y destinar algunas de ellas, a través de los testamentos, a
alguno de sus descendientes, con la imposibilidad de venderla o dividirla. Se le
llamó mayorazgo porque casi siempre el familiar beneficiado era el hijo mayor,
siendo la base social y económica durante el último siglo de la Colonia y arte del
siglo XIX. En Chile hubo 20 mayorazgos constituyendo grandes propiedades
40
P
Ocoa
Rabuco
Llaillay
Sin embargo, el espacio rural comienza a ser revalorizado por la corriente del
momento de la identidad cultural a través de la recuperación y conservación
patrimonial, y mediante la gestación de nuevas formas de relación con el
entorno, como el turismo, el usufructo de espacios para actividades al aire
libre, contacto con la naturaleza.
Importantes emprendimientos han reconvertido tierras estériles o abandonadas,
como el valle de Casablanca, gestor de una moderna industria vitivinícola
que ha transformado el paisaje, además de abrir rubros complementarios de
exportación, turismo y cultura. En la zona de Quillota la ocupación de las laderas
de cerros con nuevas tecnologías de riego, ha aumentado la producción de
la emblemática plata chilena, revalorizando el paisaje circundante como signo
vigente de la identidad agraria de lo que se llamó “el valle de Chile”, motivo de
admiración de ilustres visitantes extranjeros.
Quilpué
P
Placilla
La Retuca
Curauma
68
Lo Orozco
Las Mercedes
Tapihue
Las Dichas
Casa Blanca
Colliguay
El Carpintero
Lo Vasquéz
Los Arrayanes
Rinconada
5
San Esteban
LOS ANDES
Calle Larga
ZONA DE ACONCAGUA
Conformada alrededor de las históricas
ciudades de Los Andes y San Felipe, esta zona
se caracteriza por su vocación agroindustrial.
Enclavada en la parte alta del valle de Aconcagua,
a una altura de 823 mts sobre nivel de mar, con
una configuración topográfica de media alta
montaña, la provincia de Los Andes tiene más de
un 60% de su territorio compuesto por cerros, y
una marcada orientación en torno al cruce del eje
carretera Norte Sur, y el eje trasandino a través del
paso fronterizo Los Libertadores, constituyéndose
en principal puerto terrestre del país. San Felipe
polo que centraliza las localidades de Putaendo, El
Almendral y Santa María, y el eje Panquehue.
P
San Jerónimo
ZONA MARGA MARGA CASABLANCA
Con su posición excéntrica como lugar de paso
entre Valparaíso y Santiago, antiguo desplazado
por la nueva autopista, asume una condición
de enclave industrial con la instalación de la
compañía Chilena de Tabacos, Industria de cueros
sintéticos y otras, hasta su transformación en
una emergente zona de viñedos y producción
vitivinícola que la conecta transversalmente con
los valles de San Antonio al sur y de Marga Marga
al norte.
P
Lagunillas
P
Layda
Cuncumén
Cuncumén Bajo
“Nos dirigimos hacia el valle de Quillota. El país es muy agradable; los poetas, sin duda alguna, le aplicarían el epíteto
de pastoral; grandes prados verdes están separados por pequeños valles donde discurren arroyuelos; aquí y allá,
en las laderas de las colinas, chozas de pastores. Nos vemos obligados a atravesar la cresta de Chilicauquen. En
su base encontramos magníficos árboles siempre verdes, pero no crecen sino en los barrancos donde hay siempre
agua corriente. Quien no haya visto los inmediatos alrededores de Valparaíso no podrá creer que haya lugares tan
pintorescos en Chile”.
Charles Darwin “Viaje de un naturalista alrededor del mundo” (1832-1835)
Valle de Quillota
Quebrada Alvarado
Villa Alemana
Curimón
Lo Errázuriz San Rafael
Chagres
La Cruz
Lo Calvo
Panquehue
Granizo
Ya en la década de 1590 estaba en proceso la constitución de la propiedad
privada en los valles más ricos cercanos a Santiago y al puerto de Valparaíso,
(Quillota, La Ligua, Aconcagua, Tango, Melipilla, Casablanca).
Durante el siglo XVII, la hacienda se fue consolidando como unidad económica
que sustituye a la explotación minera del comienzo. El siglo XVIII se convirtió en
el siglo del trigo, debido a la creciente importancia que adquirió la agricultura y
la cantidad de exportaciones de este cereal al Perú. Las haciendas dejaron de
ser simples unidades autosuficientes, que se preocupaban de satisfacer las
necesidades básicas de sus inquilinos, convirtiéndose ahora en exportadoras.
Catemu
Hijuelas
P
QUILLOTA
SAN FELIPESanta María
Nilhue
El Cobro
Nogales
P
Cerrillos
El Melón
Artificio
Rinconada de Silva
El Cerrado
“Estando frente a la casa, se puede mirar a través de ellas (siempre están abiertas) directamente
al jardín, lleno de los más bellos naranjos que ahora resplandecen con sus frutos dorados. Bien,
ahora realmente estoy en el país en que florecen los limones, estoy sentada a la sombra y yo
misma recojo las naranjas”.
Marie Bulling en Valparaíso, 1852
41
Valle de Casablanca
Valle de Casablanca
SISTEMA ECOLÓGICO
HUMEDAL LAGUNA "COPÍN"
Pedernal
Y QUEBRADA EL ZAINO
“El territorio es un constructor de identidad, tal vez el más eficaz de todos” Bonnemaison Joël, Cambrézy, Luc & Quinty-Bourgeois,
(1999) Territoires de l'identité. Le territoire, lien ou frontière?, Tomes I et II., Editorial Laurence, París.
Mina El Rosario
La laguna Copín se ubica entre dos valles de la
Cordillera de Los Andes, (Putaendo y Campos
de Ahumada) a una altura aproximada de 2.700
m.s.n.m., de una gran belleza escénica, apta para
la observación de flora y fauna nativa, dadas sus
características biológicas privilegiadas y su enorme
biodiversidad.
Se encuentra en el mencionado ecosistema,
importantes vestigios de ocupaciones humanas
que superan los 5.000 años de antigüedad.
Lugar de asentamientos indígenas de la cultura
Aconcagua, se encuentran pinturas rupestres, con
una excelente vista hacia el valle de Aconcagua,
entre cerros de colores diversos, posee también
un rico patrimonio natural y cultural. En su base
y a la altura de cota 1.000 m.s.n.m., habitan
comunidades campesinas que crían cabras,
ovejas, vacunos y caballos.
La Mostaza
Resguardo de Los Patos
“… la cordillera terriblemente dueña de nosotros, verdadera matriz chilena, sobre la cual nos hicimos, y que, más
voluntariosa que la otra, no nos deja caer: vivimos bajo ella sin saberlo, como el crustáceo en su caparazón, y nos
morimos dentro de su puño señor”.
Gabriela Mistral
Cerro Negro
Borde Cordillerano
Uno de los grandes bienes patrimoniales de dimensión natural y cultural de
nuestra región es la Cordillera de Los Andes que ocupa gran parte de 4.700
kms. en el borde oriental de Chile, con una ocupación humana de alrededor
de 10 mil años de antigüedad. Mientras que la flora y fauna constituyen un
ecosistema de amplia biodiversidad, junto a su variedad de paisajes
La conformación geomorfológica que se manifiesta en cuencas, cordones,
hoyas hidrográficas y valles intermedios involucra una pluralidad de lugares
con particularidades que los diferencian entre sí, al mismo tiempo que integran
la unidad andina con hitos tan notables como el monte Aconcagua.
Campo de Ahumada
Parque Autóctono
Privado San Francisco
de Los Andes
PARQUE NACIONAL LA CAMPANA:
Los habitantes primigenios utilizaron la cordillera como vía de tránsito,
zona de caza y recolección de especies naturales o materias primas para
sus herramientas y usos rituales. A su vez, en el transcurso del tiempo se
desarrolló la industria minera y surgieron lugares de recreación en altura, el
montañismo y los deportes invernales, mientras que los antiguos senderos
trasandinos de mulas y caballos derivaron en ferrocarriles y carreteras al
inicio del siglo XX.
Localizado en la cordillera de la costa central de
Chile, al sur del valle del Aconcagua, con una
altitud de 2.222 m.s.n.m., es una de las imágenes
más representativas de la geografía y paisaje
regional, y de la biodiversidad de la zona central
de Chile, declarado “reserva de la biosfera” por la
UNESCO. Visitado por Charles Darwin en 1832,
desde cuya cumbre expresó “ver a Chile tal como
se ve en los mapas“ visualizando toda la extensión
de la región desde la Cordillera hasta el océano
Pacífico. Uno de sus mayores atractivos es el
bosque de palma chilena en el sector de Ocoa.
El más grande de los reductos de esta especie
endémica que permanecen en Chile.
Cerro La Campana
“La cordillera de Chile, que podemos llamar maravilla de la naturaleza, y sin segunda, porque no sé que haya en el
mundo cosa que se le parezca, son unos altos montes que corren de norte a sur desde la provincia de Quito y el
Nuevo Reino de Granada, hasta el de Chile, mil leguas castellanas, según Antonio Herrera, tomo 3, Década, a que
añadiéndose lo que se extiende por el mismo Chile hasta el Estrecho de Magallanes, serán por todas poco menos
de mil y quinientas leguas, costeando siempre la tierra, de manera que lo más que en Chile se aparta del mar será
de veinte a treinta leguas.”
Alonso de Ovalle
Parque Nacional
La Campana (2.222)
SISTEMA ECOLÓGICO
RELICTUAL SERRANÍA DEL CIPRÉS:
En las inmediaciones del cerro El Tabaco (2.342
m.s.n.m.), Quebrada del Asiento, la comunidad
del Asiento se sitúa en los faldeos orientales de
la cadena montañosa Altos de Catemu, a orillas
del estero seco que es un lecho estacional del río
Putaendo, en la comuna de San Felipe. El valor
del sector está representado por constituir el límite
norte de distribución de la especie Austrocedrus
chilensis (ciprés de la cordillera) la cual se
encuentra clasificada como vulnerable para la
región.
El bosque de cipreses se encuentra entre los
1.700 y 2.000 m.s.n.m., en la ladera de exposición
sur y con una pendiente del 70%, prácticamente
rodeada de cordones montañosos en todas las
direcciones cardinales, contando con ejemplares
que superan los 1.800 años.
Paso Fronterizo
Los Libertadores
Río Aconcagua
Río Colorado
Salto Río Blanco
del Soldado
Portillo
Juncal
60
Guardia Vieja
Pisicultura
Saladillo
Minera Andina
Cerro El Roble (1.828)
SISTEMA ECOLÓGICO GLACIAR JUNCAL
Para los geógrafos actuales, el territorio no se
reduce a la noción, de un espacio medible sino que
refiere, entre otros, al proceso de ocupación mental
de un espacio simbolizado al que se le atribuye un
sentido que promueve la afectividad de un grupo
social. Estos espacios simbolizados se constituyen
mediante el reconocimiento de ciertos elementos
como “marcadores espaciales” o “geosímbolos”.
Una montaña, un río o un valle pueden ser
marcadores espaciales que se convierten en
símbolos de una experiencia histórica de una
comunidad local, regional o nacional.
42
El monte y el río Aconcagua, El cerro La Campana,
el cerro El Roble, o el Mauco son en este sentido
geosímbolos a distintas escalas del territorio.
Pero además de los hitos naturales que marcan el
territorio, el hombre introduce marcadores espaciales
que otorgan a determinados sitios o lugares carácter
de sagrados o una significación especial como
demarcación, símbolo de dominio, límites, etc. Como
es el caso de centros ceremoniales y fortalezas en el
camino del inca, sitios de petroglifos y arte rupestre
en el alto Aconcagua, o simplemente de elementos
como las apachetas del mundo aymará a la orilla
de los caminos en lugares que valorizaban como
referente cultural.
Un geosímbolo se define como “un lugar, un
itinerario, una extensión o un accidente geográfico
que por razones políticas, religiosas o culturales
reviste a los ojos de ciertos pueblos o grupos
sociales una dimensión simbólica que alimenta y
conforta su identidad” (Bonnemaison, 1981: 256) .
Ecosistema único considerado una riqueza natural
de altísimo valor patrimonial. Formado hace miles
de años en la última glaciación, constituye la
expresión glaciar más importante de la cordillera
de Los Andes en Chile Central. De su base
emerge el estero Juncal, uno de los afluentes más
importantes del Río Aconcagua.
43
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Ilustración "La Isla de Pascua y sus Misterios"
Stephen - Chauvet, Edición Zig - Zag, Santiago, 1965
Cerro Puhl (302)
Poike
Territorios Insulares
Isla de Pascua
y Archipiélago de Juan Fernández
Volcán Rano Roratka
Hatu Hi
Hanga Roa
Oroi
Cerro Tuutapu (270)
Vaihu
Isla Salas y Gómez, Isla San Félix y San Ambrosio
TERRITORIOS INSULARES
Islas oceánicas localizadas en el Océano Pacífico frente a las
costas de Chile, conformando un área triangular entre Arica, Isla
de Pascua y el Polo Sur, que le otorga a Chile la condición de
país tricontinental con una importante proyección geopolítica
hacia el Océano Pacífico.
ISLA DE PASCUA (o RAPA NUI)
Situada en el océano Pacífico a 27º 09’ latitud sur y a 109º 27`longitud
oeste a 3.760 km del puerto de Caldera en territorio continental y
a igual distancia de Tahiti e islas orientales de la Polinesia Francesa,
es el lugar habitado más aislado del mundo, conformando el vértice
sur oriental del triángulo polinésico, que completan el archipiélago
de Hawai, en el norte y la isla de Nueva Zelanda en el extremo
occidental.
Poseedora de una riqueza arqueológica y cultural considerada
patrimonio de la humanidad, fue anexada a Chile en 1888 por
gestión del capitán de marina Policarpo Toro Hurtado, quien toma
posesión de la Isla mediante la firma de un acta de cesión por parte
del rey Atamu Tekena y seis de los jefes principales después de una
compra de los terrenos a sus propietarios.
El 30 de Noviembre de 1887 el obispo de Papeete, Marie Joseph
Verdier comunica al Superior Provincial de Valparaíso su ofrecimiento
de traspasar al Obispado de Santiago su jurisdicción sobre Pascua,
aconsejando reiteradamente a los nativos acogerse a la protección
de Chile. Entre Septiembre de 1871 y Febrero de 1872, Monseñor
Tepano Jaussen escribió tres cartas al provincial de Valparaíso para
que éste convenciera al gobierno chileno de anexar la isla a su
44
soberanía, enfatizando su valor estratégico.
Entre 1897 y 1953 la isla es administrada por agentes de compañías
explotadoras que la arriendan al Gobierno de Chile. Desde 1953 a
1965 depende administrativamente de la Armada Nacional. En 1966
se crea el departamento de Isla de Pascua y la Provincia de Pascua,
y en 1974 con la implantación del proceso de regionalización
impulsado por el Gobieno militar, pasa a depender de la Región de
Valparaíso.
Volcán Rano Kao
Isla de Pascua
La identidad del pueblo rapa nui caracterizada por una cultura y
una historia singular, conocida mundialmente por sus estatuas
monumentales de piedra, denominadas moais, contiene una riqueza
arqueológica que comprende viviendas, centros ceremoniales,
petroglifos, artesanías y una diversidad de expresiones, de
tradiciones, leyendas, costumbres y modos de vida únicas en el
mundo.
Una reforma constitucional efectuada en el año 2007 estableció a
la isla como un “territorio especial”, de manera que su gobierno y
administración serán regidos por un estatuto diferente, contemplado
en la ley orgánica constitucional respectiva, por dictarse.
Archipiélago Juan Fernández
Cerro Alto (600)
Playa del
Buque Varado
Cerro Portezuelo (720)
Cerro Agudo (685)
Cabo Norte
Cerro Centinela (320)
Cerro Damajuana (635)
Cerro El Yunque (915)
ARCHIPIÉLAGO DE JUAN FERNÁNDEZ
Conjunto de islas ubicadas a 650 km. al poniente de Valparaíso,
integrado por las islas Robinson Crusoe, Alejandro Selkirk y Santa
Clara. De origen volcánico con una topografía muy abrupta, ausencia
de planicies y escasas zonas de costa habitables, su clima marítimo
con abundantes lluvias, y su configuración geomorfológicas
configura un ecosistema singular protegido como Parque Nacional
y Reserva Mundial de la biosfera. Cuenta con especies únicas como
el picaflor rojo y 216 especies de flora nativa.
Cerro La Piña (604)
Cerro de los Inocentes
Playa Larga
Isla Alejandro Selkirk
Culturalmente es depositaria de la leyenda inspirada en la novela de
Daniel Defoe, basada en la aventura del marinero escocés Alejandro
Selkirk, que vivió durante cinco años en una de sus islas,y de
historias de piratas y tesoros escondidos.
Isla de Pascua
Isla Santa Clara
45
Rano Raraku
Juan Fernández
Copiapó
Construcción del Territorio
Río Petorca
Río Putaendo
Río La Ligua
El Valle de Chile
Río Colorado
Río Aconcagua
Que le dio el nombre al país
Almagro, en el libro “Conquista y población del Perú”, dice que Viracocha,
después de haber visitado los primeros valles encerrados entre el mar y
los Andes, partió a las “provincias de Chile”, cuyo pueblo principal asegura
que se llamaba Concumicahua (Medina, 1882). Respecto del nombre de
Chile, cuenta que en los inicios del siglo XV, cuando visitaba los territorios
de Tarapacá, ciertos embajadores tucmas (de la actual región de Tucumán)
le dijeron: ”Te hacemos saber que lejos de nuestra tierra, entre el sur y el
poniente, está un gran reino llamado CHILI, poblado de mucha gente, con
las cuales no tenemos comercio por una gran cordillera de sierra nevada
que hay entre ellos y nosotros, mas, la relación que tenemos de nuestros
padres y abuelos, pareciónos dársela para que hagas bien de conquistar
aquella tierra” (Medina. 1882).
Ercilla dice que Chili “llámase así por un valle principal, sujeto al inca del
Perú, de donde le traían cada año gran suma de oro, por lo cual los
españoles tuvieron noticia deste valle; y cuando entraron en la tierra, como
iban en demanda del valle de Chile, llamaron Chile a toda su provincia hasta
el estrecho de Magallanes” (Medina, 1882). En mapuche, “Chili mapa”
significa tierra de Chile y “Chili dugu”, lengua de Chile.
Pedro Mariño de Lovera declara que Chile fue antiguamente nombre de
valle particular (el de Aconcagua) y que por haber sido éste el último donde
los españoles llegaron, “salió la voz por toda la tierra del Perú que Almagro
venía de Chile”. Medina tiene dudas acerca de la nominación que hacían
los incas y se pregunta “¿Llamaron Chile al valle de Aconcagua por ser el
más hermoso y abundante de la región explorada? ¿O acaso le viene esa
denominación del nombre primitivo del valle o río que lo riega?” (1882).
Río Blanco
El nombre dado por los incas inicialmente se ocupó para denominar al
valle de Aconcagua y derivó para denominar a todo el país. Los incas
denominaban Aconcagua al pueblo, y al valle del Aconcagua lo llamaron
valle de Chile.
Río Juncal
Según las crónicas, la conquista de estos valles se habría realizado entre
1470 y 1493 durante el mandato del Tupac Inca Yupanqui, cuando ocupaban
este territorio los grupos denominados Aconcagua, pertenecientes al
período agroalfarero intermedio tardío.
El dominio inca genera un proceso de aculturación mediado por la instalación
de grupos foráneos (mitimaes) dedicados a promover la cultura y lengua
quechua e introducir innovaciones técnicas y sistemas de cultivos.
Aunque no hay certeza del origen real del nombre de Chile, los testimonios
de los cronistas de la época coinciden en describir esta zona del valle
del Aconcagua como un paraíso, de rica vegetación y riquezas que
correspondería a la zona de Quillota, lo cual es sustentado por Carlos Keller
en su “Historia de Quillota” (1960). (2)
(2) Keller C (1960) “Los orígenes de Quillota” Apartado del Boletín de la Academia Chilena de Historia Nº 61. Disponible en http://www.centroestudios.cl/biblioteca/losorigenesdequillota.pdf
Santiago de la Nueva Extremadura
Río Maipo
“Almagro en el libro “Conquista y población del Perú” habla que Viracocha, después de haber visitado los primeros
valles encerrados entre el mar y Los Andes, partió a las “provincias de Chile”, cuyo pueblo principal asegura que se
llamaba entonces CONCUMICAHUA. Medina (1882).”
Medina, 1882
46
“Los señores de este valle son dos. Sus nombres son éstos: el uno Tanjalongo, este manda de la
mitad del valle a la mar; el otro cacique se dice Michimalongo, este manda y señorea la mitad del
valle hacia la sierra. Este ha sido el más temido señor que en todos los valles se ha hallado”
Gerónimo de Vivar, 1558
Panorama de la ville de Valparaíso et ses environs
M.Blouet, Dibujado a bordo del “Griffon”
47
Cordillera Media
Río Petorca
Río Putaendo
Ruta al Cuzco
Río La Ligua
Cordillera Baja
Cordillera Alta
Eje Histórico
Aconcagua - Valparaíso
Río Colorado
Río Aconcagua
Río Blanco
Desembocadura Concón
Río Juncal
La relación entre las Zonas de Aconcagua y de Valparaíso, se gesta desde
los primeros asentamientos en el territorio. Instalado en el valle del Mapocho,
Pedro de Valdivia ratifica la condición de “puerto de Santiago” de la bahía
de Valparaíso que había sido descubierta y nombrada hace 18 años por la
expedición de Almagro.
En el siglo XVI la producción agropecuaria del reino de Chile comienza a
sobrepasar los requerimientos internos y se comienza a exportar hacia
el virreinato diversos productos. Surge el hacendado comerciante que
produce y comercializa su producción.
Como señala el historiador Eduardo Cavieres en esta actividad comercial
jugaron roles importantes también los hacendados - comerciantes del
interior de la región, como Cipriano Cabrera en Aconcagua, uno de los más
exitosos, vinculado con Juan Daroch, comerciante santiaguino, armador
y socio del comerciante peruano Joseph de Segurola, dueño de uno de
los barcos de la ruta Valparaíso - Callao, quienes entre Marzo de 1762 y
Octubre de 1765, movilizaron alrededor de 55.000 fanegas de trigo al Perú,
cantidad alta en relación a la producción total del valle.
Alto Aconcagua
El comercio por la vía de Buenos Aires se practicaba desde fines del siglo
XVII. Desde Chile hacia el oriente se habían desarrollado importantes
expediciones que tuvieron como objeto ocupar y conquistar esas regiones.
Así el año 1562 se fundaron en Cuyo, San Juan y Mendoza, ciudades que
estuvieron dos siglos insertas en la jurisdicción del reino de Chile por lo
cual hubo un constante contacto hacia la otra banda de la cordillera. Así
por ejemplo, en 1601, llegó a Chile por la vía de Buenos Aires y Mendoza,
un contingente de 500 hombres que el rey envió a solicitud de Alonso de
Rivera para reforzar el ejército de la frontera.
Será a partir de 1697, cuando un terremoto devastador arruina las
plantaciones de trigo en el Perú, inicia la era exportadora del trigo chileno,
generando una transformación de la estructura rural en base a encomiendas,
surgiendo la hacienda como nueva forma de producción y organización
socio cultural.
Perspective de Valparayse Chez Pierre Montier,
Nouvelle Voyage autour du monde par M . Le Gentil, Amsterdam 1729.
Río Maipo
Ruta Cabo de Hornos
Entrada de Magallanes
Santiago de la Nueva Extremadura
48
49
Réplica del Santiaguillo, Museo Naval y Marítimo, Valparaíso
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Eje Valparaíso - Cuyo - Buenos Aires
Al conceder el rey en 1552 el nombramiento de Pedro de Valdivia como
gobernador de la Nueva Extremadura o Provincia de Chile, sus límites
fueron, por el norte Copiapó; por el sur hacia Osorno, por el Poniente hacia
el Pacífico, y por el oriente una línea que seguía paralela el delineamiento
costero en un ancho de 100 leguas, quedando dentro de este cuadrilátero
las provincias de Tucumán, Juríes, y Diaguitas, las provincias de Cuyo y
San Luis. Esto hasta 1563 cuando se produce la segregación de Tucumán,
Juríes y Diaguitas que pasan a la Audiencia de Charcas, y en 1778 con la
creación del Virreinato de Buenos Aires, cuando Mendoza, San Juan y San
Luis dejan de ser chilenas.
Durante cerca de 80 años la vinculación de la zona central de Chile con las
ciudades trasandinas fue estrecha. De hecho las capitales de las provincias
que conforman Cuyo fueron fundadas a raíz de una expedición ordenada por
la Corona española representada por el gobernador Francisco de Villagra
en el año 1551, tendiente a establecer una ruta que uniera los puertos de
Santiago del Nuevo Extremo ubicado en Valparaíso y de Santa María de los
Buenos Aires.
50
Así fue que los enclaves cuyanos fueron poblados por españoles y criollos
chilenos y la ciudad de Santiago ejerció por tanto una tutela y primacía de
hecho y derecho sobre ellas, nombrando gobernadores y demás cargos
públicos. Transcurrido el tiempo, advierten a las autoridades coloniales
que la mayor distancia con el puerto atlántico implica menos peligros que
el cruce de los Andes, por lo que en 1776 dictan una disposición por la
que el corregimiento de Cuyo pasa a depender administrativamente del
recién creado Virreinato del Río de la Plata, con capital en Buenos Aires,
y posteriormente hacia 1820, las provincias de Mendoza, San Juan,
y San Luis se constituyen en provincias y se hacen cargo de su propio
gobierno. En 1851 participan en la firma del Acuerdo de San Nicolás y en
1853, al promulgarse la Constitución, se convirtieron en estados federados
fundadores de la Confederación Argentina.
En este contexto político el tráfico comercial chileno se desarrollaba
con el Perú hacia donde se exportaba trigo, vino, jarcias, sebo, charqui,
cordobanes, cobre en barra y elaborado, frutas secas, cueros, velas,
ponchos, maderas.
Desde Potosí se importaba azúcar, piedras de sal, salitre, añil, tabaco,
balleta, tocuyos, paños de Quito, chocolates, arroz, pita, etc. Con el Río de
la Plata el tráfico era de menor importancia en cuanto a volumen y en cuanto
a especies. Se importaba desde Paraguay yerba mate, y hacia finales del
siglo XVIII se traían esclavos que llegaban vía Buenos Aires y se exportaba
cordobanes, cobre elaborado, almendras.
Simultáneamente otras empresas modernizadoras sucedían en el cono sur
de América, la puesta en funcionamiento del primer telégrafo interoceánico
en 1871, obra de gran envergadura comunicacional para la época se
produjo gracias a los hermanos Juan y Mateo Clark, quienes más tarde,
propondrían un proyecto ferroviario binacional para conectar por el valle de
Juncal las ciudades de Los Andes y Mendoza, la unión de los puertos de
Valparaíso y Buenos Aires.
Conocedores y visionarios de los primeros ferrocarriles de montaña,
construyeron casi a la par con Europa el denominado ferrocarril trasandino.
Obra de ingeniería muy adelantada para su época no sólo conectó los
océanos configurando hasta la actualidad el más importante corredor
bioceánico, sino que constituyó un corredor patrimonial. Se convirtió en
un emblema de vanguardia internacional difundido y representado desde
su condición moderna, tecnológica, económica, simbólica, innovadora e
histórica.
51
Petorca
“Santa Cruz de Petorca”
(8 de abril 1754)
Plano de la Villa de Santa Rosa de Los Andes (1728)
Cordillera Media
Río Petorca
Río Putaendo
Río La Ligua
Papudo
Cordillera Baja
La Ligua
“Villa de Santo
Domingo de Rozas”
(3 de junio de 1874)
Cordillera Alta
San Felipe
“Villa de San Felipe Real”
(3 de agosto de 1740)
Quintero
Ciudades
Río Aconcagua
Quillota
“Villa de San Martín de la Concha
del Valle de Quillota”
(19 de agosto de 1717)
Desembocadura Concón
Concón
El modo que tuvo el español para dominar el territorio de América fue fundar
ciudades. Al mismo tiempo, con los mismos propósitos y en el mismo orden,
se edificaba a lo largo de la extensión americana sobre distintos suelos,
geografías y latitudes.
La fundación siguió el patrón determinado en las ordenanzas reales que
aconsejaban que “cuando hagan la planta de la ciudad repártanla por su
plaza, calles y solares, a cordel y regla comenzando desde la plaza mayor
y sacando de ellas las calles a las puertas y caminos principales, dejando
tanto compás abierto que aunque la población vaya en crecimiento, se pueda
siempre proseguir y dilatar en la misma forma “.
La política fundacional, implantada en Chile durante el siglo XVIII con el
propósito de concentrar a la población dispersa en el territorio. Impulsada
por el Gobernador José Manso de Velasco, quien funda entre 1740 a 1744
diferentes villas como Los Ángeles, San Felipe, Cauquenes, Talca, San
Fernando, Rancagua, Curicó y Copiapó. Luego don Ambrosio O”Higgins
establece en 1789 Petorca, Illapel y La Ligua, además de ordenar la fundación
de Linares, Constitución, Vallenar y Santa Rosa de Los Andes.
Las ciudades se caracterizan por su trazado en damero, con calles de igual
sección y manzanas cuadradas que se multiplican desde la plaza central,
permitiendo una sencilla repartición de solares. El elemento generatriz y signo
perdurable como patrimonio de la historia regional, es la plaza de armas.
Las plazas de armas, espacios desarrollados a través de 20 siglos, desde el ágora
griega, el foro romano, y la plaza mayor europea, respondían a una concepción
imperial que establecía un orden de control territorial, el cual exaltaba la identidad
de la ciudad perteneciente a una unidad estructurada en torno a sus espacios
públicos, donde se da lugar al acto cívico, religioso y ceremonial.
52
En el litoral sur emerge la ciudad de San Antonio, que desde 1579 mediante
la concesión a don Antonio Núñez de Fonseca para el abastecimiento de
productos de mar hacia Santiago, inaugura la industria pesquera. Más
adelante, al ser fundada oficialmente en 1790 por Ambrosio O Higgins, nace
una actividad portuaria que se proyecta para constituirse en San Antonio
de las Bodegas en 1835 y como Puerto Viejo en 1853, y “puerto auxiliar de
Valparaíso” en 1906.
Los Andes
“Santa Rosa
de Biterbo de Los Andes”
(17 de abril de 1791)
Río Juncal
Valparaíso
“Valparaíso”
(3 de septiembre de 1544)
Quillota fue el primer corregimiento creado dentro de la jurisdicción de la
ciudad de Santiago, con dos centros: el primero en el área del puerto de
Valparaíso y Concón, mientras que el segundo estaba situado en los valles
de Quillota, La Ligua y Choapa, y en toda la zona costera de lo que es la
Quinta Región y parte sur de la Cuarta. El interior de la actual Quinta región
comprendió el corregimiento del Aconcagua, cuya jurisdicción abarcaba los
pueblos de Aconcagua, Curimón, Apaltas y Putaendo.
Casablanca
“Santa Bárbara de la Reina”
(23 de octubre de 1753)
El corregimiento de Quillota comprendía una de las zonas más densamente
pobladas de la región central de Chile. Esta zona fue la que inició en las últimas
décadas del siglo XVI, el proceso exportador de productos agropecuarios
al Perú, aprovechando los excelentes puertos con que contaba (Papudo,
Quintero y Valparaíso), En ella estuvieron situadas las haciendas más
prosperas y de más variada producción que tuvo la jurisdicción de Santiago,
como fueron La Ligua de Gonzalo de los Ríos, Pullally e Illapel de Ramirañez de
Saravia, entre otras, siendo la única región del país en producir regularmente
jarcia y caña de azúcar.
A comienzos de los ´90 el procurador de la Villa de Santa Ana de Bribiesca,
sede de la parroquia del distrito de Petorca, daba por iniciadas las gestiones
para la instauración del cabildo, y obtener la independencia de Quillota, lo que
se concretó en 1802 creándose el partido de Petorca articulando los curatos
de La Ligua y de Quilimarí.
Río Blanco
San Antonio
“Puerto Nuevo de las Bodegas
de San Antonio”
(14 de enero de 1850)
Río Maipo
Valparaíso no posee plaza de armas, porque respondió a otra ley de fundación
diferente a la ley de Indias. De hecho, su fundación no es formal, pues surge
y es designado por Pedro de Valdivia como puerto de Santiago. Además,
tampoco sigue la traza de la ciudad española, sino el orden lineal de un
sistema de plazas paralelo a la costa.
Aún cuando es evidente que a partir de la fundación de Nueva Santo Domingo en 1502, un
trazado idéntico se va extendiendo por el continente con el avance conquistador, lo que es
recogido por los historiadores como una política fundacional estricta, normada por ordenanzas,
hay estudios que ponen en duda esta afirmación, y comprueban que no existe en la
legislación indiana disposición alguna que reglamente las dimensiones de solares y manzanas,
prevaleciendo la variedad la norma. Caracas tiene cuadras de 70 varas, Quito de 100 varas,
Lima de 150 varas, Santiago de Chile 138 varas. Concluyendo que la plaza de Felipe II no existe
y que no hay ejemplo que cumpla con la ley, sosteniéndose que el modelo clásico de ciudad
americana constituye la culminación de un proceso propiamente americano de aplicación del
orden civilizador de la conquista.
René Martinez Lemoine
El modelo clásico de ciudad hispanoamericana. Santiago de Chile, 1977
Facultad de Arquitectura, Universidad de Chile
53
Plaza Quillota
Plaza Petorca
Plaza Los Andes
Bajada a Valparaíso (fragmento).
Juan Mauricio Rugendas
LA LIGUA
El Cobre
Cerrillos
El Melón
Puchuncavi
Ventanas
Desde sus orígenes, esta región trazó un eje de ocupación transversal que
siguiendo el curso del río estableció un vínculo histórico entre la zona del Alto
Aconcagua y la ciudad puerto de Valparaíso que se proyectó mas allá de sus
fronteras, hacia el océano y el continente americano.
El camino del Inca, utilizado por los aborígenes precolombinos entre ambos
lados de la cordillera, también lo ocuparon los conquistadores españoles
desde 1601, cuando el gobernador Alonso de Ribera trae soldados para
la guerra de Arauco por el paso de Uspallata. Desde mediados del siglo
XVIII servirá el tránsito comercial con la provincia de Cuyo y su proyección a
Buenos Aires y Paraguay. Actividades antecesoras del corredor bioceánico
del comercio contemporáneo.
La transversalidad de la región, eje de conexión de dos frentes de imponente
presencia paisajística como la Cordillera de los Andes y el Océano Pacífico,
no es un objeto abstracto, sino algo real y vivido cotidianamente por miles de
personas que se trasladan entre sus extremos, constituidos como centros
de proyección transoceánica y transcontinental, visualizada por Ambrosio
O´Higgins al fundar Santa Rosa de Los Andes.
Curimón
Lo Errázuriz San Rafael
Chagres
Llaillay
Ocoa
Lo Calvo
Rinconada
San Esteban
LOS ANDES
Calle Larga
Portillo
Juncal
Río Colorado
Salto Río Blanco
del Soldado
Guardia Vieja
Pisicultura
Saladillo
Olmué
Limache
VALPARAÍSO
Quilpué
Esta transversalidad es un factor de identidad asumida inconscientemente
por los habitantes con un sentido de referencia y localización que forma
parte de la memoria y del imaginario colectivo, teniendo como hitos el Cristo
Redentor, el paso fronterizo Los Libertadores, Portillo en la cordillera y el
puerto de Valparaíso en el litoral.
Rabuco
Panquehue
Santa María
San Pedro
El Maqui
Viña del Mar
“La ciudad de Los Andes, cabecera del departamento de Santa Rosa. Esta pequeña ciudad es, respecto a las
provincias argentinas de Mendoza y San Luis, lo que el puerto de Valparaíso es para las provincias chilenas de
Colchagua, Santiago, Aconcagua, es decir, la única salida conveniente para sus producciones. Está situada
precisamente a la entrada del alto y estrecho pasaje de Uspallata, que en estas latitudes pone en comunicación
a Chile con la República Argentina. Por aquél es donde llegan los voluminosos artículos trasandinos para buscar
el consumo inmediato, y la exportación por la vía de Valparaíso, y por el mismo camino van también los artículos
europeos y chilenos a buscar un nuevo mercado a la República Argentina. La actividad y el movimiento, tan
inusitados en las ciudades del interior de la República, se hacen cada día más pronunciados en Los Andes. El
establecimiento de una nueva aduana y varias factorías del comercio de Valparaíso y Santiago contribuyen al
impulso de las transacciones, mejoras y el lujo parecen ser su consecuencia”.
Vicente Pérez Rosales “Ensayo sobre Chile”, Santiago, 1859
54
QUILLOTA
Colmo
El sentido de un orden Territorial
El orden territorial de Chile quedó marcado por su configuración geográfica
en un sentido de ocupación longitudinal. Así se instalaron las ciudades a
lo largo de de la ruta que conectaba la capital, lo cual es reforzado por el
ferrocarril en la percepción del territorio norte - sur.
Valle Alegre
Ritoque
Concón
Nogales Catemu
Hijuelas
La Calera
La Cruz
Quintero
Transversalidad
El Cobro
Canela Alta
El Rincón
Artificio
Caleta Horcón
SAN FELIPE
Nilhue
Villa Alemana
Casablanca
Algarrobo
SANTIAGO
SAN ANTONIO
Lo Gallardo
Layda
55
Pedernal
Mina El Rosario
Chalaco
Camino de Valparaíso a Santiago: Claudio Gay.1800-1873.
Los Ermitaños
Petorca
Palquico
Chincolco
Los Molles
Hierro Viejo
Trapiche
Caleta Polcura
Pichicuy
Santa Marta
Longotoma
Salinas de Pullay
Caleta La Ligua
LA LIGUA
Papudo
La Higuera
La Quebrada
Canela Baja
Puchuncavi
En este orden territorial, el ferrocarril Valparaíso-Santiago marcó un hito
del desarrollo. La apertura del primer tramo introdujo una modificación
esencial en un área mucho más vasta que la ciudad de Valparaíso y su
puesta en funcionamiento implicó una modificación del paisaje natural,
junto con transformarse en elemento articulador de territorios separados o
56
Santiago y Valparaíso tienen una unidad geográfica y una dualidad psicológica. Situada a unos 27 minutos
geográficos de distancia norte sur, siguen siendo, no obstante, dos ciudades distintas y lejanas. Por una parte el
relieve quiso que estas distancias se acentuaran debido a las altas cadenas y hondos valles que las separan. Por
otra, el actual ferrocarril con su largo trazado en semicírculo a lo largo del Valle de Aconcagua contribuyó a formar
en el viajero una dualidad artificial: de tanto recorrer zonas ajenas al punto de partida como al de llegada, terminó
por creer que estas dos ciudades distaban millas y millas de incomprensión mutua.
Benjamín Subercaseux, 1940
P
QUILLOTA
60
Concón
Granalla
Cerro Negro
P
Ocoa
Rabuco
Rinconada de Silva
El Cerrado
Cerrillos
Tres Puentes
Putaendo
SAN FELIPE
Nilhue
Panquehue
Santa María
Curimón
Lo Errázuriz San Rafael
Llaillay
Rinconada
Campo de Ahumada
Parque Autóctono
Privado San Francisco
de Los Andes
Lo Calvo
San Esteban
LOS ANDES
Calle Larga
5
Río Colorado
Salto Río Blanco
del Soldado
Portillo
Juncal
60
Guardia Vieja
Pisicultura
Saladillo
San Pedro
El Maqui
PQuilpué
La Retuca
68
Santa Augusta
Quintay
Colliguay
Los Arrayanes
Lo Orozco El Carpintero
Las Mercedes
Lo Vasquéz
Tapihue
Las Dichas
Casa Blanca
P
San Jerónimo
Algarrobo
Minera Andina
Quebrada Alvarado
Villa Alemana
Laguna Verde Placilla
Mirasol
Granizo
Limache
Viña del Mar
Tunquén
Olmué
P
Curauma
El dominio de “lo urbano y lo territorial”, hoy se logra por medio de redes de
circulación, comunicación y de servicios que constituyen infraestructuras
que, aún cuando están relacionadas estrechamente entre sí, tienden
a ser consideradas en forma separada por su dependencia de distintos
organismos y su enfoque de carácter sectorial.
El Tártaro
Rinconada de Guzmán
Colmo
VALPARAÍSO
A través de su historia la Región ha sido dotada de una infraestructura
caminera que hoy constituye una trama de ejes y nodos ordenadores
del territorio con características de una red de trasporte, movilización,
conectividad y servicios de apoyo, con gran potencialidad de desarrollo para
diversas áreas de gestión, como el turismo, el comercio internacional, la
agricultura, minería, industrias, etc.
La Cruz
Valle Alegre
Ritoque
En 1842 William Wheelwright presenta al gobierno de Chile un proyecto para
la construcción de un ferrocarril entre Santiago y Valparaíso, capaz de cubrir
en 8 horas el recorrido que entonces tomaba varios días. Se analizaron
tres posibles rutas: una de ellas a través de los pueblos de Casablanca y
Melipilla; la segunda por el valle del río Aconcagua hasta Los Andes para
continuar por Montenegro (cuesta de Chacabuco), y la tercera, por las
cuestas de Lo Prado y Zapata. El trazado definitivo se encargó al ingeniero
norteamericano Allan Campbell, quien determinó que la mejor opción partía
en Valparaíso hacia Viña del Mar, Concón, Quillota y luego cruzaba hacia
Santiago por el paso Tabón.
El Guayacán
El Melón
La Calera
Quintero
No se trataba de ganar tiempo ni de acortar distancias, sino de que el
ferrocarril tuviese a su alcance la mayor cantidad de productos para
trasnportarlos; y de ahí que la línea pasara por los ricos valles de Limache,
Quillota y Aconcagua, promoviendo como consecuencia natural el rápido
progreso de la agricultura, la minería, las industrias y el comercio, además el
crecimiento notable de su población.
La Mora
Canela Alta Nogales
P
Catemu
El Rincón
Artificio
Hijuelas
Chagres
Ventanas
deshabitados, teniendo presente que los objetivos estratégicos del proyecto
incluían un propósito de potenciar el desarrollo agrícola y minero del Valle
de Aconcagua.
Las Puertas
El Cobro
Caleta Horcón
Ambrosio O´Higgins comprende la necesidad de abrir caminos para el
dominio del territorio, y emprende la obra del tramo carretero entre Santiago
y Valparaíso por las cuestas de Zapata y Lo Prado en 1795. Hasta esa
fecha el tránsito entre ambas ciudades se realizaba por el antiguo camino
real que subía por el Alto del Puerto y cruzaba las localidades de Placilla,
Casablanca y Curacavi. El trayecto era una vía de caballos que se hizo
camino de carretas entre 1792 y 1797.
San Lorenzo
El Cobre
Maitencillo
El Leoncito
Desde el Camino del Inca al Corredor Bioceánico
La Mostaza
P
La Laguna
Conectividad y Región en Red
La Viña
La Patagua
Cachagua
Alicahue
Resguardo de Los Patos
El Ingenjo
Catapilco
Zapallar
Pedegua
Artificio
Valle Hermoso
5
Cabildo
Pullali
Quínquimo
Los Perales
Manuel Montt
P
El Quisco
Lagunillas
Isla Negra
SANTIAGO
P
EL Tabo
Las Cruces
P
Lo Abarca
El Turco
Cartagena
78
SAN ANTONIO
Lloleo
Rocas de
Santo Domingo
Las Brisas
Lo Gallardo
66
Layda
Cuncumén
Cuncumén Bajo
San Antonio -
Santiago: 112.02 km
Valparaíso -
Santiago: 116.61 km
Quillota -
Santiago: 109.77 km
La Ligua
-
Santiago: 150.19 km
San Felipe
-
Santiago: 87.16 km
Los Andes -
Santiago: 78.37 km
Bucalemu
57
San Enrique
Rapel
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Eje Transfronterizo,
Transcontinental, Transoceánico
La historia de la región revela una vocación Transfronteriza en los extremos
del eje formado en función de los centros de intercambio intermodal de
transporte de mercaderías y productos en tránsito, los cuales requieren
apoyo logístico, servicios y mecanismos que favorezcan su operatividad en
un sistema de comercio internacional.
Ésta siempre ha tenido una dimensión que se proyecta fuera de sus fronteras.
Transcontinental, a través del eje Valparaíso - Los Andes - Mendoza Buenos Aires, desde la época de los Virreinatos, y Transoceánica desde
su inserción en las rutas de comercio establecidas por los Borbones hasta
las políticas republicanas de fomento de la marina mercante y de almacenes
francos que convirtieron a Valparaíso en el primer centro comercial del
Pacífico.
Hitos de la proyección marítima fueron los relacionados con la Marina
Mercante nacional, que nace en forma incipiente en el período colonial
y que tendrá un auge entre 1825 y 1860. En 1827 surgen las líneas de
veleros que circulan por todos los mares hasta que William Wheelwright,
norteamericano, funda la Pacific Steam Navigation Company y trae a
Valparaíso desde Inglaterra los vapores “Chile” y “Perú”, dando el zarpe a la
que será la naviera más grande del mundo.
En Chile la historia del ferrocarril se remonta a la primera línea ferroviaria
sudamericana que fue construida en 1850, la que surgió a raíz de la
explotación del mineral de plata en Chañarcillo, entre las ciudades nortinas
de Caldera Y Copiapó. Pero no fue hasta diez años después que William
Wheelwright planeó un trazado que conectaba Caldera con la ciudad de
Rosario en el Atlántico, atravesando la cordillera de Los Andes por el paso
de San Francisco.
La relación trasfronteriza con la Provincia de Cuyo proyecta el eje de tránsito
de productos hacia Mendoza y Buenos Aires. Que se verá reforzado
más tarde con el Ferrocarril Valparaíso - Santiago (1863) y el Ferrocarril
Trasandino, conectado a Ferrocarril Mendoza - Buenos Aires y con la
red de carreteras conectadas al Paso fronterizo Libertadores, base del
contemporáneo Corredor Bioceánico de Comercio.
El aumento explosivo del tráfico de cargas asociado a los tratados de
libre comercio del cono sur ha iniciado un proceso para habilitar los tres
corredores andinos, siendo el más avanzado de ellos es el que corre por
el paso de Juncal-Los Libertadores. Además del Trasandino Central, el
Trasandino Norte entre Antofagasta y Salta por el paso de Socompa y
el Trasandino Sur entre Talcahuano y Bahía Blanca, por el paso de Pino
Hachado.
Estas obras de gran envergadura proporcionan un paso para la conectividad
regional, provocando un impacto en las pequeñas y grandes ciudades que
quedan al paso de este corredor de comercio internacional favoreciendo la
accesibilidad, la cercanía, fluidez y la comunicación entre las comunidades
internas y externas.
Es por este motivo que nace nuevamente la idea de implementar obras
emblemáticas como un nuevo túnel de 23 kilómetros de 2.500 metros de
altura con conexión ferroviaria desde la ciudad de Los Andes a Mendoza,
utilizando la línea del mítico Tren Trasandino, sumado a la modernización
del complejo fronterizo Los Libertadores, daría como resultado más turismo
y transporte internacional de productos en el marco de tratados de libre
comercio como MERCOSUR y corredores bioceánicos.
58
59
Cuesta Caracoles
Paso Fronterizo Los Libertadores
Valparaíso, Puerto
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
“¿Qué ves, Walt Whitman?
¿Quiénes son aquellos a quienes saludas y que te saludan sucesivamente?
Contemplo a los marineros del mundo…
Contemplo los buques de vela y de vapor del mundo: unos, agrupados en el puerto; otros, navegando…
Algunos doblan el Cabo de las Tormentas…; otros, el Cabo de Hornos;
Esperan en Liverpool, Glasgow, Dublín, Marsella, Lisboa, Nápoles, Hamburgo, Bremen
¡Esperan en Valparaíso!...
De Puerto de Santiago,
a Región Portuaria
Bahía de Valparaíso en 1885. Acuarela de Hans Bohrdt.
Museo de la Cultura el Mar. Castillo Wulf. Viña del Mar.
La vocación portuaria de Valparaíso, que nace como
puerto de Santiago y del puerto viejo de las Bodegas
de San Antonio, se complementan con los puertos
de Quintero y Ventanas. El puerto de Quintero
mueve miles de toneladas de graneles líquidos y
sólido. El cincuenta por ciento de petróleo crudo
que se consume en Chile ingresa a través de sus
instalaciones.
Su ubicación estratégica en la zona central del país,
su posibilidad de crecimiento y sus características
naturales influyeron para que el Estado, mediante
Decreto Supremo declarara a la bahía de Quintero
y sus terrenos aledaños zona de reserva para
actividades portuaria.
Ventanas es un Terminal de combustible marino
y asfaltos, con sitios de atraque con manifolds,
conectados directamente con el terminal de
bunkering para abastecimiento de naves atracadas,
servicio de suministro de combustibles con
minitanqueros a diversos puertos del, país. Futuro
proyecto multiboya permitirá recibir naves de
15.0000 toneladas con calado máximo de 17 mts.
60
Descubierta por Juan de Saavedra como lugar apropiado para recibir naves
expedicionarias en la conquista de Chile, la bahía de Alimapu del valle de
Quintil recibe el nombre de Valparaíso, siendo la única ciudad que no tuvo el
bautismo fundacional que otorgaba la Corona Española para la localización
y el trazado de ciudades y villas en tierras americanas.
Pedro de Valdivia confirmó el nombre y lo define como puerto de Santiago
en 1544, y en noviembre de1552 ordena construir un puerto. Pero la aldea
crece lentamente, por cuanto el comercio marítimo está concentrado en el
Callao, dependiente del Virreinato del Perú.
En 1795 fue declarada muy noble y leal ciudad de “Nuestra Señora de las
Mercedes de Puerto Claro de Valparaíso”, nombre con que se le conocía
desde el siglo anterior. El 9 de marzo de 1802 se le concede el título de
Emporio del Pacífico: “Valparaíso ha sido siempre y continúa siendo hasta el presente, el emporio mercantil del
Pacífico. En sus almacenes vienen a surtirse las plazas de Tacna, Moquegua y Puno (en el sur del Perú, por
Arica); Potosí, Cochabamba y la Paz ( en Bolivia, por los puertos de Cobija y Arica); San Juan Mendoza ( de la
República Argentina) por la cordillera; Salta por el despoblado de Cobija. “El consumo de todas estas plazas es
considerable y basta por sí solo para mantener un comercio activísimo.”
Rafael Alberdi
Avenida Altamirano, Valparaíso.
Walt Whitman, Salut au monde!
Puerto de Valparaíso
Puerto de San Antonio
“ciudad” y su propio escudo de armas, siendo aprobada la aplicación de
esta Ordenanza Real el 9 de agosto de 1811. A continuación, formalizada
la independencia del país, el reglamento de comercio de 1822 reconoce
legalmente a Valparaíso como “Puerto Principal de la República” y capital de
la recién creada provincia del mismo nombre. En la actualidad, constituye
capital regional.
En las décadas de 1840 y 1850 José Tomás Ramos exportaba trigo, maderas
y harina al Perú, y tenían negocios con Brasil, Uruguay, Ecuador. En 1856 su
flota llegaba a las 1562 toneladas, 58% más de lo que tenía en 1849.
En 1778 Carlos III decreta libre comercio entre España y las Indias. Se
constituyen los puertos y aduanas de Valparaíso y Concepción. Sin embargo
hasta 1811, la visión que tienen extranjeros que pasan por este puerto lo
califican de “pobre” y “miserable”.
Con la independencia y el Reglamento de Libre Comercio de 1811 todo
cambia y en las décadas siguientes se va a transformar en el primer
puerto y centro de comercio del Pacífico (en 1840 recalan en Valparaíso,
los primeros vapores de 700 toneladas, de casco de madera, de nombres
“Chile” y “Perú”, los que constituyeron la base de una empresa que al correr
de los años, en 1870, contaban con treinta y cinco buques con un total de
65.762 toneladas gruesas siendo considerada la mayor naviera del mundo).
La población que en 1821 era de 12.000 habitantes alcanza los 20.000
en 1828, en 1854 serán más de 56.000, de los cuales solo el 6,5 %eran
extranjeros, pero controlaban el 70 % del comercio mayor y el 32 % del
comercio al detalle.
Los barcos que salían y llegaban a Valparaíso incrementaban año a año
su número, ya no sólo llegaban comerciantes, si no también turistas que
deseaban conocer los países tropicales. En 1820 llegaron y zarparon de
Valparaíso 103 barcos, en 1823 ascendieron a 333.
En la década de 1830, Pedro Nolasco Riesco tenía relaciones comerciales
con México, Centroamérica, Ecuador, Perú y España. Era dueño de una
goleta, “Ana Elizabeth” que empleaba en sus operaciones de importación
y exportación.
Es significativo el hecho que Guillermo Wheelwright, uno de los hombres
más visionarios de su tiempo, escogiera Valparaíso para fundar la Compañía
de Navegación a Vapor del Pacífico en 1835, cuando todavía en Europa se
miraba con desconfianza el nuevo sistema de propulsar naves.
PERSPECTIVA ACTUAL
Valparaíso y San Antonio tienen como origen y destino ser ciudades puerto complementarias, y como todas las ciudades portuarias se expande
en una constante y estrecha relación entre la actividad portuaria y el espacio
urbano.
Las ciudades litorales con puertos comerciales de importancia se convierten
en motores de desarrollo no sólo a escala de ciudad y de región, sino en
niveles nacional y continental. La globalización de la economía concentra
en lugares estratégicos la mayor parte del tonelaje transportado en
contenedores
A su vez, los puertos requieren un sector de servicios cada vez más
competitivo e imprescindible, lo que implica alto nivel tecnológico. El
desarrollo portuario combinado con terminales de pasajeros de los
grandes cruceros turísticos incide además en la generación de funciones
complementarias que abarcan áreas culturales y recreativas (acuarios,
museos), y comerciales (trade center).
Actualmente Valparaíso es el primer puerto de contenedores y pasajeros
del país; su gestión cumple con las condiciones de normas de calidad,
medioambiente, seguridad y salud laboral, siendo pionero en América en
lograr la certificación de nivel mundial ISPS - International Ship and Port
Security (2004). San Antonio con volúmenes de carga similares, alrededor
de 10 millones de toneladas, también transfiere carga a granel y líquidos, y
en conjunto con los puertos de Quintero - Ventanas conforman un sistema
localizado estratégicamente para canalizar el flujo de cargas entre el cono
sur de América y Asia Pacífico.
61
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
De la Tradición Agraria
a la Nueva Ruralidad
“El aspecto de esta parte de Chile, hasta el pie del elevado cerro La Campana de Quillota es extraordinariamente
fértil y la abundancia y variedad de frutos que aquí se dan con poco o ningún cultivo, causa la admiración del
viajero”.
Richard L. Vowell
LA AGROINDUSTRIA
Durante mucho tiempo lo rural fue sinónimo de agrario. Asimismo, las
zonas agrícolas localizadas principalmente en los valles centrales del país,
donde se constituyeron las haciendas que transformaron la estructura
social desde el sistema de encomiendas coloniales al surgimiento del
inquilinaje, se identificaron con el campesino y el huaso. Su entorno se llamó
genéricamente “el campo”.
La relación sociocultural actual que involucra a lo rural con lo urbano ha
cambiado de tal manera que las diferencias son cada vez menores, e
incluso el espacio rural es considerado objeto de consumo por parte de
los habitantes urbanos. Por ejemplo, las parcelas de agrado, o de segunda
vivienda, de vacación y descanso.
La zona interior de esta región, de tradición agraria con uno de los suelos
más fértiles del país, admirado por cronistas desde tiempos de la conquista
y por visitantes extranjeros, muestra expresiones de ambas tendencias en
una todavía armónica adecuación a las realidades del mundo de hoy.
Existe un mundo rural moderno integrado a la economía exportadora,
desarrollado a partir de la agroindustria, con localización de plantas de
procesamiento de alimentos, frutas y verduras. Ello ha determinado a su
vez que el campo dependa cada vez más de la ciudad, debido a que desde
ella provienen las nuevas tecnologías y allí se consumen mayoritariamente
los bienes que en el campo se producen. Además, desde las ciudades
responde a los intensos cambios tecnológicos en los países compradores
(nuevos procesos, productos sintéticos y requerimientos de calidad).
Los cambios en los cultivos debido al mejoramiento de la infraestructura
de riego (canales más altos y con mayor capacidad, embalses, pozos
profundos, riego por goteo) y el desarrollo de la actividad del cultivo de
exportación frutícola, han producido una transformación en los tipos de
cultivos de exportación para los mercados invernales del hemisferio norte,
y los pequeños propietarios han tendido a desaparecer, puesto que las
grandes sociedades exportadoras son las únicas que pueden comprar
grandes cantidades de tierra e invertir en tecnología de punta para desarrollar
estos cultivos.
El mundo rural de hoy no es homogéneo, no es todo igual ni parecido, no
sólo en lo referente a la naturaleza (lo natural) sino que a la forma en que es
ocupado y aprovechado (lo cultural).
Las características rurales de nuestra Región presentan rasgos peculiares
determinados por la geología, la geomorfología, el clima, el tipo y grado de
ocupación humano. En los valles de Petorca y La Ligua se presentan un
fuerte contraste entre el valle cultivado y la aridez de los cerros. La escasez
de las precipitaciones y la necesidad de riego hacen que en el fondo del valle
se concentre la actividad agrícola, donde el límite lo da el canal de regadío
más alto que ha sido posible construir. Sin embargo, una gran ventaja es
la temperatura e insolación, lo que permite una maduración más rápida y
óptima de las frutas de tipo subtropical: papayas, paltas, chirimoyas, uvas
para pasa y pisco, entre otras.
En su forma más moderna, la gran propiedad ya
no es como la hacienda, sino que se especializa
en uno o dos tipos de cultivos de exportación por
predios. En general varios predios o fundos son de
los mismos dueños, manejándose desde oficinas
centrales bajo criterios modernos de gestión
empresarial, lejos de los lugares de producción.
Por la fuerte inversión tecnológica y la creciente
mecanización, la mayoría de los trabajadores
permanentes son técnicos con especialidades
basadas en estudios formales, por lo tanto,
provenientes en su mayoría de la ciudad. En
cambio, para tareas no especializadas se contrata
a trabajadores temporales que en general son
campesinos.
La gran propiedad, el fundo, es el resultado de las compras de terrenos
realizadas por los comerciantes en tres períodos históricos. Ello ocurrió en
el siglo XVIII (Fundo Providencia, Colliguay; Hacienda Panquehue, Hacienda
de San Diego o Santa Carolina, Cuncumén), que experimentó el proceso de
subdivisión de tierras durante la reforma agraria de las décadas de 1960 y
1970, que luego se caracterizó por las anexiones realizadas por las empresas
agroexportadores en la década de 1980 y 1990, mediante compra de terrenos
aledaños. En la actualidad este tipo de paisaje rural aún persiste.
62
63
“Quillota es la huerta de Valparaíso, casi toda la fruta que consumimos viene de acá, por eso la enorme cantidad
de frutales con que topamos, y que brindan una hermosa vista, los hermosos naranjos llenos de flores y frutas, los
duraznos en flor”.
Marie Bulling en Valparaíso 1822
“Nos dirigimos hacia el valle de Quillota. El país es muy agradable; los poetas, sin duda alguna, le aplicarían el epíteto
de pastoral; grandes prados verdes están separados por pequeños valles donde discurren arroyuelos; aquí y allá,
en las laderas de las colinas, chozas de pastores. Nos vemos obligados a atravesar la cresta de Chilicauquén. En
su base encontramos magníficos árboles siempre verdes, pero no crecen sino en los barrancos donde hay siempre
agua corriente. Quien no haya visto los inmediatos alrededores de Valparaíso no podrá creer que haya lugares tan
pintorescos en Chile. Así que llegamos a la cumbre de la sierra, vemos abrirse a nuestros pies el valle de Quillota.
La vista es admirable. Ese valle es amplio y llano; así las irrigaciones pueden hacerse en cualquier parte de él. Los
pequeños huertos en que está dividido se hallan llenos de naranjos, de olivos y legumbres de toda clase”.
Charles Darwin en su paso por Chile"Viaje de un Naturalista alrededor del Mundo", 1832-1835
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
6. Cultura y Sociedad
64
65
Valle, Rinconada de Silva
“La sociedad es una construcción, una constitución, una creación del mundo,
de su propio mundo. Su identidad no es sino este sistema de interpretación,
este mundo que ella crea. Y a eso se debe que la sociedad sienta (de la misma
manera que un individuo) como una amenaza mortal cualquier ataque que se
haga contra su sistema de interpretación; este ataque lo sienten contra su
identidad, contra sí misma.”
Castoriadis, C., Los dominios del hombre.
Las encrucijadas del laberinto, Gedisa, Barcelona, 1998.
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Sin Memoria
no hay Identidda
Memoria Regional
Los Puentes entre el Ayer y el Hoy
“La historia no es todo el pasado, pero tampoco es todo lo que queda del
pasado. O, si se quiere, junto a una historia escrita, se encuentra una historia
viva que se perpetúa o se renueva a través del tiempo donde es posible
encontrar un gran número de esas corrientes antiguas que sólo aparentemente
habían desaparecido”. Maurice Halbwachs.
Los discursos memorísticos suelen ser campos de disputa de sentidos en los que ciertas
explicaciones de la realidad logran imponerse por sobre otras ya sea por la tradición o porque
mejor sirven a las concepciones imperantes.
El concepto de memoria nos acerca primeramente al ámbito de las ciencias cognitivas. Dice
relación con el proceso que realiza una persona para hacer actual un conjunto de información
almacenada en diversos registros. La connotación de histórica, social o cultural hace referencia
al conjunto de información y referentes simbólicos que un grupo de personas reconocen como
parte del pasado de una sociedad, los cuales toman forma de relatos que circulan en dicho grupo
humano.
Ese conjunto de relatos, provenientes de diversas fuentes, por cuanto cada grupo que
compone la sociedad tiene su propia versión de los hechos, es lo que constituye las narrativas,
reconstrucciones del pasado cuyo contenido sólo puede ser comprendido a la luz de la articulación
con los diferentes relatos que subyacen en un grupo determinado.
Así, “el recuerdo es, en buena medida, una construcción del pasado
con ayuda de datos prestados del presente, y preparado además
por otras reconstrucciones hechas en épocas anteriores en donde
la imagen original resulta alterada. Efectivamente, si a través de la
memoria nos pusiéramos en contacto directamente con tal o cual
de nuestras antiguas impresiones, el recuerdo se diferenciaría - por
definición - de un conjunto de ideas más o menos precisas que nuestra
reflexión, auxiliada por narraciones, testimonios y confidencias de
otros nos permiten recuperar eso que ha debido ser nuestro pasado.
Podemos entonces llamar recuerdos a múltiples representaciones que
descansan, al menos en parte, sobre testimonios y razonamientos.
Es así como la parte de lo social, o si se quiere de lo histórico, en la
memoria de nuestro propio pasado es bastante más amplia de lo que
pensamos.” (2)
Memoria Histórica
La memoria histórica se centra en diferentes hechos rememorables del pasado que son parte
constituyente del acervo cultural de un grupo. Se refiere al registro de hechos acaecidos en
momentos específicos del pasado, los cuales pueden tener diversas importancias o representar
a diferentes ámbitos del quehacer social, como por ejemplo: triunfos deportivos, eventos sociales,
acontecimientos políticos, sucesos de conmoción pública, fenómenos naturales. Esta conservación
se realiza a través de escritos o imágenes, en relatos populares registrados u objetos del pasado.
Es necesario precisar que dentro de la operatoria de la memoria, el olvido
actúa como una función de la misma, permitiendo generar una figura
resultante al que llamamos recuerdo, como un producto de esta memoria.
El recuerdo es una impresión o huella que permanece en la memoria, es
la selección producto de una poda, de un olvido de elementos y formas
percibidas que han sido borradas de ella, para poder contornear este
recuerdo. (3)
La memoria histórica es la memoria aprendida y enseñada, escrita y unificada, establecida y
compartida, con la cual nos relacionamos con el pasado. Es un esfuerzo consciente e intencional
por preservar sucesos y acontecimientos que han ocurrido a los miembros de un grupo o que han
sido recuperados a través de relatos de otros y que han sido incorporados a las historias del lugar.
La cultura material es un soporte simbólico importante para esta memoria ya que es a través de
ella que el grupo puede repetir más fácilmente aquellos relatos y formas discursivas que permiten la
perpetuación de dichos contenidos, por ejemplo, a través de procesos educativos y aculturativos.
En esta misma medida, son importantes también los ritos como formas de representación
reiterativa, con carácter conmemorativo, de aquellos sucesos acaecidos en un pasado remoto, los
cuales se reviven como pilares principales de los relatos históricos que se resguardan. Para lograr
este objetivo, el grupo recrea y rehace estos sucesos, tendiendo a perpetuarlos como pilares de
la cultura y de la identidad; ello ocurre como un sustrato de la convivencia particular a través de la
participación y la representación de dicha memoria.
66
La memoria acontece como la búsqueda del pasado y de su instauración
fundacional que tiende a fusionar este pasado con un presente.
Este proceso actúa rescatando los significantes representativos de
momentos desaparecidos, con los cuales se construyen relatos de
ahora y con significados actualizados, donde el símbolo es reconstruido
en actualizaciones que parecieran perder el sentido de las distancias
temporales, ya que, además, estos elementos simbólicos se presentan
como guías en la construcción de un futuro.
A través de la memoria histórica los grupos intentan aclarar lo mejor posible el pasado imponiéndole
un orden y legitimándolo. Este orden de sucesiones de eventos ocurridos, se hace de manera tal que
ocasiona una distancia con aquel pasado, despersonalizándolo y provocando que le pertenezca a
todos y a nadie, tendiendo a la universalidad. (1)
(1) Candau J (2002) “Antropología de la memoria”Buenos Aires: Nueva Visión Pág. 56
Memoria Colectiva
La memoria colectiva, según Halbwachs, es una conciencia del pasado compartida por los
miembros de una comunidad o grupo, no es una, sino que son memorias en plural, ya que en las
sociedades complejas existen muchas memorias colectivas. Poseen siempre un carácter social
ya que el ejercicio mnémico ocurre en contraste relacional con los otros, lo cual lo valida, actualiza
y reafirma, generando formas discursivas variables y locales a los grupos particulares donde los
individuos entran en contacto.
(2) Halbwachs M (1950) “La memoria colectiva” Prensas Universitarias de Zaragoza, Zaragoza. Pág. 57
(3) Augé, 1998, “Las formas del olvido” Gedisa: Barcelona. Pág. 19 - 34
La relación de las formas del recuerdo y el olvido son configuraciones del
tiempo, son procesos permanentes en los cuales los sujetos y los grupos
plasman sus experiencias cotidianas y extraordinarias, públicas y privadas, particulares y colectivas, agradables y adversas; para así construir un
sentido compartido en que la memoria opera como sustancia activa de la
identidad e identificación para los integrantes de un grupo.
Imaginario Social
El imaginario social se entiende como el conjunto de figuras interpretativas
de nuestro entorno que le otorgan cierta viabilidad a una determinada
interpretación de la realidad social”.(4) Lo común entre representaciones
sociales e imaginario, es la idea de proceso mental, construcción de
significaciones que otorgan sentido a la información. Lo que diferencia
a estos dos conceptos es la idea de que las representaciones ponen
énfasis en el proceso que identifica nuestras modalidades cognitivas, y los
imaginarios se orientan hacia los resultados sociales de ese mismo proceso
de carácter síquico.
(4) G.N Fischer en Baeza M (2008) “Mundo Real, mundo imaginario social. Teoría y práctica de sociología profunda”.Editorial Ril, Santiago de Chile
Este imaginario social nos permite percibir y conceptuar las categorías sociales, como los
porteños, los jóvenes, los quillotanos, los universitarios, los temporeros, la clase media; creaciones
todas que necesitan este soporte imaginativo que les da un aire de existencia y nos permite
comunicarlo y en esa medida relacionarnos con ellos. Además nos permite imaginar el estado, la
patria, Dios, el bien, el desarrollo de la región; y desenvolvernos en un mundo lleno de imágenes
imaginarias y concretas, en la medida en que estas construcciones han sido objetivadas en
instituciones sociales reconocidas como conjuntos de significaciones.
67
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
De esta manera, los imaginarios son posibles de resignificar y reconstruir de manera permanente, ya
que los universos simbólicos que los componen se desplazan en relaciones de alternancia debido
a los cambios culturales producidos por innovación, educación, socialización y/o aculturación.
Cuando construimos nuestra identidad regional, lo estamos haciendo desde un imaginario social
en permanente re - construcción en el encuentro real o figurativo con el otro. De allí que no sólo
las categorías sociales deriven de este encuentro y de este imaginario, sino que también los
estereotipos sociales como por ejemplo, los santiaguinos, los huachos, el bohemio, el turista.
Más aún, los lugares poseen conceptualizaciones imaginarias provocadas por estos encuentros y
relaciones sociales; de esta manera los espacios, lugares y territorios, son amables, maravillosos,
peligrosos, sucios, pintorescos, intrigantes, alternativos.
Nuestro imaginario social también se centra en nosotros mismos: cómo somos, cómo nos
ven, qué sentido tenemos. En la construcción de nuestra identidad regional está presente una
autopercepción imaginaria de lo que somos o queremos ser, la cual nos permite identificarnos y
relacionarnos de una manera dinámica y creativa.
Esta creación permanente de figuras, formas e imágenes operan como matrices de sentido,
esquemas de representación. Actuando de manera individual dentro de los parámetros
socialmente permitidos y de manera colectiva como constructo de realidad, manifestado en
sistemas de representaciones o discursos sociales.
Esta acción imaginativa trae al presente algo ausente, un objeto que no está, lo deseado, perdido
o ausente. Míticamente quedan plasmados nuestros sueños, como huellas y marcas dentro
de nuestras formas culturales propias, de nuestra idiosincrasia. Para realizar esta acción de
recuperación de lo ausente, se requiere de una acción de tipo mágica, la cual es parte integrante
de manera permanente del imaginario en la construcción de realidad.
Red de Significaciones Simbólicas
En el presente estudio se sistematizaron los hechos históricos de la región en una cronología y se
categorizaron las manifestaciones socioculturales presentes en el territorio. En ambos casos se
seleccionaron aquellos que poseen una mayor carga identitaria, tomando en cuenta el enfoque
teórico anteriormente expuesto, vale decir identificando aquello que en la historia de la región y en
sus manifestaciones socioculturales reconocemos como propio, y con trascendencia regional y
no exclusivamente local, con su consecuente validación social a través del discurso.
A la luz de la información recopilada, se pudo establecer seis dimensiones en las cuales es posible
entender tanto los hechos históricos como los eventos socioculturales distintivos de la región. De
esta manera lo que se construyó fue una red de significaciones simbólicas que se enriquecen
mutuamente y en cuya interacción, y no por separado dan consistencia a la identidad de la
región. Por tal motivo estas dimensiones toman un carácter polisémico y en ellas se identificaron los hechos más significativos para la identidad de la región desde el punto de vista histórico y
sociocultural.
UNA REGIÓN GLOBAL CONECTADA
1.
68
Y CON PROYECCIÓN INTERNACIONAL
A la llegada de los conquistadores españoles, el valle del Aconcagua estaba poblado por Changos
y Picunches que ocupaban la costa y los valles respectivamente. Conformaban el complejo
cultural Aconcagua cuyos vestigios fueron encontrados en las cuencas de los ríos Aconcagua,
Mapocho y Maipo. A mediados del siglo XV esta zona fue incorporada al imperio Inca quedando
como evidencia de esto el camino del Inca, algunos pucarás, tambos y sitios funerarios, así
como la presencia de petroglifos en el curso superior del río Aconcagua en el valle de Putaendo.
Las redes precolombinas de comunicación cuyo recorrido comenzaba en la meseta boliviana,
atravesando la cordillera hacia Copiapó, para cruzar hacia los valles de Huasco y Coquimbo y
terminar en el Valle del Aconcagua (el Valle de Chile) incrementó el flujo de personas y mercancías
e imprimió en la zona un carácter dinámico desde el punto de vista del comercio y del intercambio
cultural. Esta ruta, de cordillera a valle, fue de uso común para los pueblos indígenas, por eso es
que Almagro la utiliza en su primera expedición a Chile, aunque debido a las severas condiciones
climáticas a las que se ve enfrentado y a las pérdidas que sufren sus filas durante el recorrido,
opta por regresar a Perú a través del desierto.
De todas formas la ocupación y el poblamiento del territorio por parte de los españoles sigue
el patrón transversal establecido muchos años antes por las culturas aborígenes y desde allí
se busca el puerto que conecte con El Callao, principal puerto del virreinato y con España.
Es el antecedente de una proyección del territorio macro regional soportada por una doble
conectividad, (tierra y mar) la cual será más adelante reforzada con la construcción en 1810 del
primer muelle en el puerto de Valparaíso, la creación del puerto mayor de Quintero en
1865 y la construcción del Puerto de San Antonio, como un gran proyecto conmemorativo
del centenario de la República, bajo la presidencia de Ramón Barros Luco. Asimismo, el
puerto terrestre de Los Andes, que conecta el territorio a través del paso fronterizo de Los
Libertadores, con Argentina y los países del Cono Sur, refuerza este carácter de conexión y
proyección internacional de la región.
En este sentido fue determinante la promulgación de la Ley de Libertad de Comercio del 21
de febrero de 1811 que permitió a Chile comerciar con todos los países del mundo, lo cual transformó a Valparaíso en el gran centro comercial del Pacífico. Otro hecho significativo en este
sentido fue la fundación en 1838 de la Pacific Steam Navegation Company por Williams
Wheelwright, la cual unió Europa con la costa oriental de Sudamérica y en 1845 obtiene del
gobierno de Chile el monopolio de la navegación a vapor por sus costas. De esta manera la
compañía logró acotar las comunicaciones entre el viejo continente y Sudamérica, reforzando
aún más la imagen de Valparaíso como importante centro comercial. La migración extranjera fue uno de los mejores indicadores de conexión y proyección
internacional de la región, aunque por razones lógicas esta migración se concentró en el puerto
de Valparaíso, existen numerosos casos de inmigrantes extranjeros radicados en zonas del
interior de la región. “En 1884 los extranjeros sobrepasaban los siete mil que seguían moviéndose
presurosos por el plan a la siga de sus negocios, y no menos de un millar de marineros de paso
que contribuían a acentuar aún más ese aire de Viejo Mundo que sugería la ciudad, porque esos
tripulantes en tránsito no dejaban rincón de Valparaíso sin recorrer”(5).
(5) Urbina R (1999) “Valparaíso: Auge y ocaso del Viejo Pancho. 1830 - 1930
Departamento de imprenta Universidad de Playa Ancha
En 1905 Valparaíso llegó a tener 162 mil habitantes, de los cuales unos 12 mil eran extranjeros, los
británicos llegaron a constituir el grupo más numeroso y exitoso en los negocios (6) y aunque en
general todos se insertaron en los quehaceres propios de la vida social del puerto que los acogía,
mantuvieron una actitud endogámica ya que se relacionaron en círculos con sus connacionales,
hablaban su lengua materna y trataban de conservar sus usos y costumbres.
(6) Los británicos eran en 1865, 1.014; en 1885, 1.478 y 2.000 en 1906. Los alemanes eran 783 en 1865, 1.165 en 1885,
unos 1.200 en 1890 y cerca de 2.000 en 1906. Los franceses sumaban 799 en 1865 y 819 en 1884.
En 1837 se crea el colegio de los Sagrados Corazones, congregación francesa que impulsará
desde Valparaíso las misiones de Polinesia y Oceanía y que promoverá la anexión de la Isla de
Pascua a Chile. Su labor educacional se extiende a Santiago, Concepción y Copiapó en años
siguientes y es complementada con la llegada de misioneras que fundan colegios femeninos
impulsando una etapa de influencia cultural francesa y católica que predominará hasta 1870, tras
la guerra franco prusiana, momento en que los sectores liberales, liderados por personalidades
como Diego Barros Arana, Valentín Letelier, Manuel Barros Borgoño y Benjamín Vicuña Mackenna,
proponen la adopción del modelo alemán.
“Así eran las colonias. Sus miembros se vinculaban entre sí como
a intramuros en las instituciones para ellos creadas, en sus iglesias
y en sus colegios”(7). Son precisamente estas instituciones las que nos
permiten recoger el aporte que las colonias extranjeras hicieron a la región
en términos de formación de identidad, forjaron ese carácter cosmopolita
localizado especialmente en Valparaíso y posteriormente desplazado a Viña
del Mar y a otras localidades de la región.
(7) Urbina R (1999) “Valparaíso: Auge y ocaso del Viejo Pancho.
1830 - 1930, Departamento de imprenta Universidad de Playa Ancha
Las casas comerciales inglesas como Williamson, Balfour y Cía, Duncan,
Fox y Cía, así como también medianos y pequeños comerciantes,
especialmente españoles e italianos, empezaron a poblar el comercio local
mayorista y minorista. El Hospital Alemán en el cerro Alegre, el Hospital
Francés en el Almendral, a los pies del cerro Polanco y luego en el cerro
Yungay, las sociedades de socorro mutuo de cada colonia, la fiesta del
Derby en el Sporting y el foot ball que se comenzó a practicar en la década
de 1890 en Playa Ancha.(8)
(8) El “Valparaíso Foot - Ball Club” fue fundado en 1889 por iniciativa de
David N. Scott y fue el primer equipo de fútbol de Chile.
El vapor conquista el Pacífico. Arthur C. Wardle (1940)
Estación río Blanco, Ferrocarril Trasandino
69
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Zarpe de la Primera Escuadra Nacional. Thomas Somerscales.
Museo Naval y Marítimo de Chile .Pinacoteca Armada de Chile
Estas organizaciones ayudaron a forjar la imagen del inmigrante esforzado, trabajador y exitoso
en los negocios, que rápidamente se emparentó con la elite criolla y acrecentó de esta manera su
fortuna e influencia en la sociedad. Esta imagen del inmigrante logró configurarse en el imaginario
local aunque no siempre coincidiera con la realidad objetiva.
Desde la perspectiva de la conectividad y la proyección internacional la inauguración del
ferrocarril trasandino en 1910 constituye un hito sobresaliente de emprendimiento, innovación
tecnológica y visión de futuro. Su trazado comenzaba en la ciudad de Los Andes y subiendo a
través del cajón del río Aconcagua y Juncal hasta Las Cuevas, cruzaba a través de un túnel hasta
Argentina y bordeando los ríos Las Cuevas y Mendoza llegaba a la ciudad del mismo nombre. Su
construcción significó uno de los grandes esfuerzos de ingeniería del siglo XX que consolidó a la
ciudad de Los Andes como el principal puerto terrestre de Chile.
Estos hitos seleccionados de la memoria histórica de la región, acentúan su carácter globalizado,
el cual ha sido una constante en el desarrollo regional desde los tiempos precolombinos hasta la
escena contemporánea. (9)
El Ejercito Libertador cruzando por el paso
de Los Andes. (Julio Villa y Prades)
Museo Histórico y Militar de Chile
(9) Rodolfo Urbina en “Valparaíso: Auge y ocaso del viejo Pancho 1830 - 1930” afirma que los extranjeros
no todos eran ni comerciantes, ni acaudalados, ni destacados en la vida cotidiana, un gran contingente de empleados
vivía al alero del alto comercio, del mediano comercio, de la mediana empresa o de los bancos. Pp 287
2.
REGIÓN ESCENARIO DE HITOS POLÍTICOS
QUE FORMARON Y CONSOLIDARON LA REPÚBLICA
La memoria histórica de la región preserva hechos significativos para la
instauración del nuevo orden republicano en Chile. Algunos de ellos han
configurado costumbres y narrativas de uso común que han trascendido en
el tiempo y que constituyen activos culturales importantes para la identidad
de la región. Asimismo actúan como referentes de identificación para el
resto de la comunidad nacional, por cuanto estos hechos se inscriben en
la historia general de Chile y han sido valorados y reelaborados desde el
Estado en distintas épocas de nuestra historia, en pos de la construcción
de la nación.
Bajo esta perspectiva es relevante el paso del Ejército Libertador que
ingresa a Chile en 1817 por los pasos cordilleranos de Uspallata y Los Patos.
En casi un mes de expedición, los patriotas se enfrentaron con las fuerzas
realistas en la batalla de Guardia Vieja, Achupallas y Coimas. La leyenda
cuenta que no sólo la estrategia ayudó a los soldados, fue crucial el apoyo
recibido de los habitantes de la zona, muchos de los cuales entregaron sus
cosechas para alimentar al ejército e incluso se enrolaron en sus filas.
Actualmente, en el valle del Aconcagua, se erigen signos y monumentos
que representan simbólicamente los hechos acaecidos en este territorio
y que fueron cruciales para la independencia de Chile. Así destaca la
señalética del paso Los Patos, ubicado a 19 kilómetros de Putaendo,
cuyos senderos conducen a un valle interior donde es posible admirar
en todo su colorido el paisaje cordillerano. En el mismo camino, a 14
kilómetros de Putaendo, se encuentra el monolito que recuerda la batalla
de Achupallas, la primera que el Ejército Libertador debió librar al ingresar
a Chile en 1817 y el monumento del combate de Las Coimas, el segundo enfrentamiento entre
los realistas y el ejército patriota.
70
Más cercano al pueblo de Putaendo, a 5 kilómetros, se encuentra la capilla “El Tártaro”,
actualmente convertida en bodega. Un monolito ubicado al costado del camino recuerda el
paso de 0’Higgins y San Martín a orar el 7 de febrero de 1817. Por último, el monumento a la
batalla de Chacabuco, ubicado en la plaza de peaje del mismo nombre, viene a completar la
diversidad de signos conmemorativos de la gesta libertadora. Estos hechos forman parte también
del imaginario popular del cual han nacido una serie de relatos que revisten de significación los
acontecimientos y los validan socialmente en el tiempo.
Estos relatos vinculan hechos que no necesariamente coinciden con los procesos históricos,
sino que son integrados en una narración que rememora tópicos más amplios. Es el caso de la
leyenda del “Salto del Soldado” que destaca la gallardía y arrojo del guerrero chileno que opone
resistencia hasta el final a sus adversarios; del “Pimiento” en la plaza de Armas de Putaendo,
donde San Martín habría amarrado su caballo y del nombre de la localidad “Cariño Botado” que
recuerda la recepción fallida que las mujeres de la hacienda “El Cariño”, en el valle del Aconcagua
prepararon para el ejército de O’Higgins y San Martín, el cual, para eludir las fuerzas realistas, tomó
otro camino y no acudió a la fiesta, quedando bautizado el lugar como “Cariño Botado”.
Otro elemento identitario significativo rescatado de la historia proviene del
mar y de la institución con que se lo vincula principalmente: la Armada
Nacional, cuyo origen se remonta a la formación de la Escuadra
Libertadora del Perú, liderada por Lord Cochrane en 1820, así como al
rol protagónico que le cupo en la Guerra del Pacífico (1879 - 1884) con
Perú y Bolivia, y en la Guerra Civil de 1891, en la que lideró el bando
del Congreso. Sin embargo, su papel más trascendente y representativo
en la memoria regional y nacional, es el Combate Naval de Iquique y la
actuación heroica del capitán Arturo Prat y de sus subordinados.
Este acontecimiento pasó a ser un elemento estructural de la identidad
nacional, por los valores de arrojo y heroísmo que conlleva, lo cual se tradujo
en una serie de monumentos relevantes no sólo en la región y en Santiago,
sino que en múltiples ciudades del país, ya sea de la costa o del interior.
Los restos de Prat fueron trasladados a Valparaíso en 1888 con ceremonias
multitudinarias a las que asistieron las máximas autoridades del país y en
la que la ciudadanía demostró su admiración por los héroes del combate
naval. Es tal la significación que han alcanzado estos hechos ocurridos en
la rada de Iquique, que pasaron a ser conocidos como las Glorias Navales,
las cuales son recordadas y homenajeadas a lo largo y ancho del país con
desfiles militares y de estudiantes.
Es tal la importancia adquirida en el imaginario nacional, que el 21 de
Mayo ha pasado a ser la fecha para que el Primer Mandatario del país de
cuenta del Estado de la Nación y se inaugure con ello el Período Legislativo
Ordinario de ambas cámaras del Congreso Nacional, cuya sede se
encuentra también en Valparaíso, considerado la capital marítima del país.
Mercurio de Valparaíso
3.
UNA REGIÓN GENERADORA DE CONOCIMIENTO,
QUE HISTÓRICAMENTE LIDERÓ
LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA.
Como consecuencia de su ubicación estratégica y la influencia recibida de los inmigrantes
extranjeros, la región de Valparaíso, especialmente la ciudad de Valparaíso, fue cuna de
innovación tecnológica y generación de conocimiento. En 1838 Williams Wheelwright funda la
Pacific Steam Navigation Company que introduce la navegación a vapor en las costas de
sudamericanas y reduce considerablemente los tiempos de viaje. A esto se uniría la construcción
del ferrocarril entre Valparaíso y Santiago cuyas obras comenzaron en 1852 con capitales
públicos y privados (una suma total de seis millones de pesos). La construcción de este tramo
promovió la aparición de una serie de estaciones que darían nueva vida a los pueblos por los
cuales pasaba, el caso más emblemático en este sentido es el de Viña del Mar, llamada por
Benjamín Vicuña Mackenna “la hija de los rieles”.
Es también Valparaíso la primera ciudad de Chile en tener energía a gas, telégrafo y teléfono
adelantos tecnológicos que facilitan la vida de los habitantes y mejoran las comunicaciones. En
1827 Félix Vicuña, junto al tipógrafo Tomás Wells e Ignacio Silva Medina, funda “El Mercurio de
Valparaíso”, el que con el tiempo llegaría a tomar preponderancia en la formación de la opinión
pública nacional, tarea que se vio incrementada por la acción de su sucesor “El Mercurio de Santiago”.
Un hito relevante lo constituye la visita a Chile del naturalista inglés Charles Darwin, quien realizó
en esta región diversas excursiones, entre las que resalta la ascensión al cerro La Campana en
1834, cuyas observaciones registró detalladamente en sus escritos que conformarán su obra
“Viaje de un naturalista alrededor del mundo”.
En 1841 el relojero Juan Mouat levantaría en Valparaíso el primer observatorio astronómico
del país. Desde 1860 en adelante se mejoran en Valparaíso los medios de transporte urbano
introduciéndose los carros de sangre, los cuales serían posteriormente reemplazados por tranvías
eléctricos. Asimismo los cerros fueron conectados con el plan a través del sistema de ascensores,
los que han perdurado en el tiempo transformándose en un elemento distintivo de la ciudad.
Desde el punto de vista del conocimiento, durante el siglo XIX fue significativa la presencia
de intelectuales de la talla de Domingo Faustino Sarmiento (1811 - 1888) exiliado en Chile
en dos oportunidades (1831 y 1840) El será, en su segundo periodo, en el que se dedicará
más intensamente a la actividad cultural, escribiendo en El Mercurio de Valparaíso, El Heraldo
Nacional y El Nacional, impulsando desde sus artículos las ideas liberales y el ingreso de los
países latinoamericanos a la corriente del progreso, y con ello, a la modernidad.
71
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Tumba de Vicente Huidobro
En la misma década de los 40, Juan Bautista Alberdi se instala en Valparaíso y realiza una
brillante carrera de abogado, al mismo tiempo que edita en la imprenta de El Mercurio de
Valparaíso su obra más importante: “Bases y puntos de partida para la organización política de
la República Argentina”, que constituirá una de las principales fuentes de la Constitución de esa
nación. Es principalmente a través de la prensa que estos intelectuales dejan sentir su influjo en la
región y desde aquí a todo el país. Es el caso también de Benjamín Vicuña Mackenna, José
Victorino Lastarria y José Joaquín Vallejo (Jotabeche) quienes exponen su pensamiento y
plantean las obras que a su juicio el país necesita para lograr su desarrollo, no sólo en el ámbito
de la cultura, sino que también en el plano material.
Simbólicamente, reconocemos la presencia de grandes artistas en nuestra región quienes,
oriundos o no, se identifican con ella, al mismo tiempo que los habitantes los reconocen y los
integran al espacio regional. Esta apropiación simbólica ha permitido impulsar iniciativas como
el desarrollo de la marca territorial del Litoral de los Poetas en la provincia de San Antonio,
donde a partir del 2003 se comenzó un trabajo público privado apoyado por el programa Chile
Emprende, destinado a “dar valor al patrimonio cultural legado por los poetas de la zona, y lograr
una coherencia y concordancia con la oferta de servicios turísticos”. (10)
Iniciado el siglo XX, Valparaíso es escenario de la primera filmación cinematográfica. En 1903 se
exhibe en el teatro Nacional de la ciudad “Un paseo a Playa Ancha” que muestra una típica escena
de un huaso a caballo, un pie de cueca, una pelea a puñetazo limpio y a un carabinero separando
a los contendores. El cine sonoro en Chile tiene también su aparición en Valparaíso en 1939 con “El
hechizo del trigal”, de la productora “La Perla del Pacífico”, del director italiano Eugenio de Liguorio.
Asimismo, el nombramiento de Valparaíso Patrimonio de la Humanidad, la instalación del Consejo
de la Cultura y las Artes en la región, la realización de los Carnavales Culturales, han contribuido
a configurar y fortalecer un discurso de uso social que valida la región como un territorio de
inspiración y creación artística. Valparaíso siguió siendo líder en la transmisión de imágenes. En 1957, impulsado por investigadores
de la escuela de Electrónica de la Universidad Católica de Valparaíso, se realiza la primera
transmisión inalámbrica de televisión en Chile.
5.
La gestión de conocimiento también es un elemento distintivo de la región de Valparaíso. La
fundación de universidades de prestigio nacional e internacional vino a reforzar esta
característica que tiene precedentes en iniciativas como el Curso de Leyes de Los Sagrados
Corazones, creado en 1894 e incorporado en 1947 a la Universidad Católica de Valparaíso,
plantel de educación superior que había sido fundado en 1925.
La Universidad Técnica Federico Santa María se funda en 1931 y desde 1911 funcionaba la sede
regional de la Universidad de Chile, que se transformaría en la década de los 80 en las actuales
Universidad de Valparaíso y Universidad de Playa Ancha.
4.
Tumba de Pablo Neruda
72
UNA REGIÓN DE INSPIRACIÓN
PARA LA CREACIÓN ARTÍSTICA
Se reconoce como característico de la región el paso de destacados artistas en diversos periodos
de la historia, quienes han retratado en sus obras la riqueza de esta zona. Podemos mencionar por
ejemplo a Carlos Wood, (1793 - 1856) que vino a Chile en calidad de cartógrafo formando parte
de la marina norteamericana. Se enroló luego en el Ejército Libertador permaneciendo en nuestro
país y creando el actual escudo nacional en 1834. A través de obras como “Neblina Porteña”
y “Valparaíso después del temporal” Wood retrató la escena porteña de
inicios de la república. En periodos posteriores, Mauricio Rugendas
(1802 - 1858) Alfredo Helsby (1862 - 1933) y Thomas Somerscales
(1842 - 1927) toman como eje temático de su obra la visión de Valparaíso y
sobre todo Somerscales da cuenta de la conjunción entre mar y cordillera
propia de la región. Raimundo Moinvoisin (1790 - 1870) exponente de
una pintura neoclásica influenciada por ideas del romanticismo, desarrolló
una labor de retratista de la sociedad chilena, en 1847 compra la hacienda
Los Molles en el sector de la Retuca y Los Perales, donde hasta hoy
existen vestigios de muros pintados por el artista .
En el ámbito de la literatura no son pocos los escritores que han tenido
una presencia significativa en la zona. En 1888 Rubén Darío publica
en Valparaíso su libro “Azul” con el cual se inaugura el modernismo en
Hispanoamérica. Pero en el siglo XX las figuras descollantes de Pablo
Neruda, Vicente Huidobro, Pablo de Rokha, Nicanor Parra, y
Gabriela Mistral, se vincularon con este territorio e hicieron de él su lugar
de inspiración y residencia, dejando posteriormente como evidencia de
este vínculo sus obras y algunas de sus casas museos.
Una manifestación de esta dimensión creativa es también el “museo a
cielo abierto” en Valparaíso, que expone obras de artistas nacionales
en muros de casas del cerro Bellavista, realizado por el instituto de Arte
de la PUCV y la casa museo del artista Renzo Pecchenino (Lukas) un destacado dibujante y cronista de la historia de Valparaíso.
En arquitectura resulta relevante y paradigmática la denominada “Ciudad
Abierta de Amereida”, construida por arquitectos, poetas y artistas de la
PUCV en el sector de Mantagua, entre Concón y Quintero.
(10) Van Klaveren A, “La identidad cultural como motor de desarrollo” Revista Del, agosto 2007. Disponible en
http://www.ilo.org/dyn/empent/docs/F2146321553/LEDStoryChileSept%20Span.pdf
UNA REGIÓN CON ARRAIGO
DE CREENCIAS Y RITOS RELIGIOSOS
Las festividades religiosas en la región son expresión de un vivo sincretismo resultante de la
instalación de órdenes religiosas vinculadas a los conquistadores y las costumbres rituales de los
aborígenes. En 1604, los Franciscanos solicitaron 10 cuadras de terreno en el sector que queda
al sureste del cerro Mayaca en el valle de Quillota, una de las zonas más densamente pobladas
de la región central de Chile hasta ese entonces. Los Jesuitas, por su parte, se ubicaron en el
extremo norte del mismo sector en 1628 y dieron auge a la agricultura durante el siglo XVIII, el
siglo llamado del trigo por las abundantes exportaciones de este cereal al Perú.
Significativo resulta en este sentido el convento de San Francisco
de Curimón, ubicado en la carretera que comunica Los Andes con
San Felipe, declarado Monumento Nacional en 1971, donde pueden
encontrarse vestigios importantes de la acción de la iglesia católica en la
zona. Asimismo, el templo de Nuestra Señora de la Merced de Petorca,
construido por los Jesuitas en 1640, la que guarda tesoros como el Cristo
de madera articulado de tamaño natural, traído por la orden religiosa en
1660, el sagrario de plata labrada y el púlpito de madera que habría sido
realizado por un artesano local.
En una época posterior, 1851, la congregación de los Sagrados Corazones,
compra las Hijuelas, Los Coligües y la Retuca, en el valle del Marga Marga,
donde instaló su seminario (Los Perales) el que, a partir de 1890, comenzó a
poblarse de religiosos franceses, chilenos y peruanos que acudían hasta el
lugar para completar su formación religiosa. Desde allí se surtía de cereales
y vino de misa a las misiones de Oceanía y al propio Vaticano.
El pluralismo religioso originado en el multiculturalismo introducido por los
extranjeros, se manifiesta con fuerza en la presencia de las iglesias anglicana
y luterana y en la creación del cementerio de disidentes, siendo relevante
también la introducción de la iglesia evangélica episcopal a través de la obra
de David Trumbull. La acción evangelizadora de la iglesia católica tendió desde la colonia a
abolir las manifestaciones paganas. En 1797 se prohibieron los bailes indios
en las procesiones, sin embargo la jerarquía eclesiástica no logró extirpar
estas expresiones en zonas rurales como Petorca y Aconcagua (11).
(11) “En el caso del baile chino, el aporte indígena más evidente se encuentra en el sonido, los instrumentos y el baile; en el universo de los cantores a lo divino, los orígenes indios se encuentran en las estructuras profundas de relación con la divinidad, la naturaleza y el mundo onírico”. (Van Klaveren A, “La identidad cultural como motor de desarrollo” Revista Del, agosto 2007)
73
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Iglesia Luterana, Valparaíso.
Bajo esta perspectiva se entiende la celebración de la Virgen de la Merced en
Petorca, con participación de cofradías de danzantes y compañías de bailes
chinos. Otra manifestaciones importantes en este sentido son la celebración
de la Festividad de San Pedro, patrono de los pescadores en las caletas del
litoral y del Niño Dios de Las Palmas en la comuna de Olmué.
En la actualidad, las peregrinaciones a la Virgen de Lo Vásquez y al santuario
de Santa Teresa de Los Andes en Auco son las manifestaciones religiosas
más masivas y distintivas de la región. Ellas congregan a una multiplicidad
de fieles venidos de todas partes del país quienes expresan de forma
fervorosa y muy sentida su devoción por la Virgen María y por la primera
santa chilena reconocida por el Vaticano, a quien piden gracias o milagros,
o bien, pagan “mandas” por favores concedidos. Ambas festividades, con
verdadero alcance nacional, constituyen las manifestaciones devotas más
significativas de la zona y dan cuenta del sustrato religioso que caracteriza
a la región.
Las dimensiones descritas, contienen elementos significativos para articular una
narrativa de la identidad de la región, representativa de la temporalidad de una
comunidad asentada en un territorio que lleva más de diez mil años de ocupación
humana, que ha transformado y resignificado en el tiempo el discurso que sobre ella
ha construido y que hoy, quizás con más fuerza que en el pasado, dialoga con otras
narrativas presentes en la región en sus distintas provincias.
Un encuentro singular de la cultura de los habitantes de las caletas del borde
costero de la región y las tradiciones de bailes chinos de las provincias
de Petorca y Aconcagua, es la celebración de la festividad de San Pedro,
patrono de los pescadores, que cada 29 de Junio es llevado en una
procesión arriba de una lancha acompañada de diversas embarcaciones,
para llegar a puerto y continuar el ritual hasta ser llevado a la iglesia más
cercana y pedir una buen año en sus trabajos.
6.
UNA REGIÓN CON PROYECCIÓN OCEÁNICA
De la región de Valparaíso han dependido territorios insulares con una gran riqueza natural y
cultural que poseen una relevancia mundial. Rapa Nui, declarada por la Unesco Patrimonio de la
Humanidad en 1955, fue el primer bien chileno que se incluyó en la lista de Patrimonio Mundial,
asimismo el Archipiélago de Juan Fernández, es Reserva Mundial de la biósfera y posee especies
únicas en el mundo, como el picaflor rojo y el lobo marino de dos pelos.
Aun cuando está en proceso de implementación un estatuto de autonomía por el cual la Provincia
de Isla de Pascua dejará de depender política y administrativamente de la región de Valparaíso,
su vinculación con ésta forma parte de la memoria colectiva y del imaginario regional arraigados
en la ciudadanía.
Isla de Pascua fue incorporada a la soberanía de Chile en 1888 por el Capitán de Corbeta,
Policarpo Toro Hurtado, aún cuando el vínculo con nuestro país se remonta a 1864, cuando el
misionero de los Sagrados Corazones Eugenio Eyraud, se instala en la isla para llevar a cabo
la evangelización de la Polinesia y Oceanía, según lo establecido por la congregación francesa
radicada en Valparaíso desde 1837.
Las tradiciones de la cultura Rapa Nui se incorporan al folclore nacional y forman parte de la
memoria histórica y del imaginario regional.
74
El archipiélago de Juan Fernández por su parte, es un lugar de mitos y leyendas. Daniel Defoe se
basó en los relatos del marino Alejandro Selkirk para crear su famosa novela “Las aventuras de
Robinson Crusoe”, personaje que forma parte del imaginario regional, al igual que la existencia de
tesoros escondidos en esos territorios. La importancia histórica del lugar radica en que luego de los
episodios de la reconquista española en 1814, fueron deportados a la isla notables personajes de
la historia de Chile como Cienfuegos, Egaña, Eyzaguirre, Solar, quienes fueron recluidos en unas
cuevas que actualmente llevan el nombre de “cuevas de los patriotas”, rememorando ese hecho.
75
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Memoria Histórica
Tabula Geographica Regni Chile, en la Histórica relación del Reyno de Chile
de Alonso de Ovalle, 1646.
Biblioteca Nacional de Chile, Sala Medina. Memoria chilena
Breve Cronología
250 A.C. y 600 D.C. presencia de comunidades del período
Agroalfarero de la cultura Bato en lugares como Papudo, Ritoque y San
Antonio.
150 y 900 D.C. grupo denominado Llolleo se localiza en los sectores
de Las Cruces y Algarrobo, siendo una de las sociedades mejor conocidas
del período agroalfarero.(1)
(1) La tradición Bato, asentada en los lomajes litorales junto a sistemas de quebradas se caracterizaban por utilizar el tembetá y alfarería que demuestra que mantuvo
contactos con los grupos Molle del Norte Chico y sectores trasandinos, mientras que su integración en la zona central, no habría sido demasiado fuerte. A su vez las ocupaciones Llolleo instaladas en las rinconadas de grandes valles fluviales, creciendo hacia el sur del río Maipú, reflejan un alto grado de cohesión e identidad visible
en sus manifestaciones culturales y funerarias, además de contar con una extensa articulación de recursos y espacios. Jorge Hidalgo, Virgilio Schiappacasse, Hans
Niemeyer, Carlos Aldunate e Iván Solimano (Eds.), pp 295-311. Prehistoria. Desde sus orígenes hasta los albores de la conquista. Editorial Andrés Bello. Santiago.
1989. p. 299
El dácimo Inga topa Inga Yupanqui
1471, Tupac Inca Yupanqui conquista Chile llegando hasta el río Maule.
1500
1520,
Hernando de Magallanes navegante portugués al servicio de
España, descubrió el estrecho que lleva su nombre. Abriendo de este modo
una nueva ruta entre los océanos Atlántico y Pacífico.
1535, Cuzco capital del Tahuantisuyo, gobernado por el Inca Atahualpa,
y conquistado por Francisco Pizarro, Capitán General y Gobernador de
Nueva Castilla.
Parte al mando de don Diego de Almagro una expedición (2) de 500
españoles y miles de indios auxiliares o yanaconas en busca de la conquista
de una región al sur de la que se decía era rica en oro.
(2) “ …Almagro i sus compañeros vinieron precisamente a Chile, no persiguiendo un interés jeográfico i de descubrimiento, sino en demanda que aquello que tan
felizmente le salía al encuentro, - del oro-.” (Benjamín Vicuña Mackenna).- “Por el informe que hicieron los indios peruanos a don Francisco Pizarro -y a don Diego de
Almagro en el Cuzco de la fertilidad y riqueza de oro del Reyno de Chile, se concertaron en su nueva amistad y concordia, aviendo estado antes mui enemistados”
(Rosales)
Siguiendo el camino a través de la meseta boliviana Salta y Tucumán, para
luego atravesar la cordillera hacia Copiapó y desde ahí continuar la marcha
cruzando los valles de Huasco y de Coquimbo llegan al valle de Aconcagua,
llamado el valle de Chile, del cual se dice que derivó el nombre del país. (3)
(3) “…Antes de llegar los incas, cuentan que vivía en el Valle de Aconcagua un poderoso cacique llamado TILI. Los incas corrompieron el nombre a Chili. Los indios del
Perú que acompañaban a Diego de Almagro en su avance hacia Chile, le contaban: “Diciéndoles los indios a Don Diego de Almagro, que eran unos indios que habían
traído del Perú, que hacía en este valle anchachire (“gran frío”). Quedándole al valle nombre de Chire. Corrompido el vocablo le llaman Chile, y de este apellido tomó la
gobernación y el reino el nombre que hoy tiene que se dice Chile”. (Medina)
Por otra parte, la expedición contaba con el apoyo de barcos que
transportaban provisiones, uno de los cuales, el Santiaguillo llega hasta
la bahía de Alimapu en el valle de Quintil descubierto desde tierra por el
capitán Juan de Saavedra nombrándolo Valparaíso, en recuerdo de su tierra
natal. (4)
Figura éste en los primeros documentos con
los nombres de Concumicagua, Conconcagua,
Cuncancagua y Concagua. La identidad de los
diversos nombres para el valle y el pueblo ha sido
expresada con precisión por Marino de Lovera,
quien dice que se trata “del famoso valle de Chile.
Cerámica perteneciente al Complejo Aconcagua
(4) “Fiel a la orden recibida, el diligente capitán descendió a la costa; y serpenteando por entre los montes y los riscos de sus playas, llegó
al fin a un valle estrecho y sombrío, poblado en su fondo y laderas de hermosos árboles que daban horizonte a una bahía mansa como un
lago. El aspecto de aquel sitio agreste, rodeado por do quiera de elevadas colinas, trajo al conquistador castellano la memoria del patrio
cortijo, en que las selvas, los arroyos y los cerros formaban análogo panorama; y como un voto y un recuerdo, dióle su nombre”. Benjamín
Vicuña Mackenna
A la llegada de los conquistadores, el territorio estaba
poblado por pequeños grupos de indígenas pescadores
que ocupaban los valles y la costa. Changos que
dependían de Tanjalonco, señor de los Indios de Quillota y
del curso inferior del río Aconcagua territorio habitado por
indios picunches pertenecientes a la rama norte del pueblo
mapuche correspondientes al llamado “complejo cultural
Aconcagua” del cual hay vestigios de asentamientos en
las cuencas de los ríos Aconcagua y Mapocho.
76
“Este valle de Aconcagua es el mejor y más abundoso que todos los pasados; tiene tres leguas de ancho
por las más partes y por otras partes poco menos. Tiene de la sierra a la mar XX leguas; tiene ovejas y
mucho maíz y algarrobales. Corre por este valle un río caudaloso…”
Jerónimo de Vivar
77
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
A mediados del siglo XV, esta zona había sido incorporada al Imperio Inca
por Huayna Capac, de lo cual existen hoy evidencias de sus construcciones,
como el camino del inca al que llamaron “camino de Chile”, (5) algunos pucará,
tambos, y sitios funerarios, así como alfarería relacionada con grupos de
influencia incaica del Norte Chico y la presencia de sitios con petroglifos (6)
en el curso superior del río Aconcagua en el valle de Putaendo. (7)
Petroglifo de zona de Petorca.
(5) Para el historiador Benjamín Vicuña Mackena, el pueblo de Puchuncaví era uno de los terminales del famoso “Camino del Inca”, sendero que unía la Zona Central
de Chile con El Cuzco, capital del imperio incaico. En dicha localidad habría residido un “Curaca” o representante directo del Inca, encargado de recolectar los tributos
e imponer la autoridad imperial sobre sus vasallos de esa región. Durante la colonización española, Puchuncaví fue una reducción indígena, después pasó a ser un
centro parroquial y, finalmente, en 1840 se le confirió el título de villa.
(6) En el sector de El Arenal, provincia de Petorca, atribuidos a las poblaciones indígenas que habitaron la zona a partir del año 500 DC aproximadamente. Los
petrogligos culturizarían los lugares marginales, pero, a su vez, marcarían los límites de lo que entendemos por el espacio cultural. Al encontrarse en los piedemontes de
los cordones montañosos y en las entradas de rinconadas asociadas a tierras altas - sectores más allá de los cuales las prospecciones sistemáticas efectuadas no han
recuperado evidencia de ocupación des este período -, los petroglifos estarían actuando a manera de puntos limítrofes entre los que podríamos denominar el espacio
domesticado (aquél de la vida diaria, utilizado y explotado) y el espacio salvaje (aquél no utilizado). Es decir, constituirían puntos que no sólo otorgan un determinado
significado a un sector del valle, sino también que marcan los bordes del espacio conocido, doméstico y, por tanto, cultural.
Encuentro de 3 culturas
(7) Las investigaciones han identificado un asentamiento defensivo o pucara emplazado en la cumbre del cerro El Castillo en el valle de Putaendo, y varios sitios
habitacionales en tierras llanas adyacentes. La presencia de un asentamiento defensivo y de sitios habitacionales asociados en un sector estratégico del valle, permite
comprender las estrategias de dominación aplicadas por el Tawantinsuyo en la zona, como el asentamiento en áreas fuertemente pobladas, el control de las vías de
comunicación y movimiento.
1540,
Pedro de Valdivia parte con sólo once soldados españoles,
llegando a sumar 150 a medida que se van enrolando durante el viaje, en
una nueva expedición a estas tierras. Sigue el camino que había tomado
Almagro de regreso al Perú a través del desierto de Atacama.
1541, luego de once meses de marcha, el 12 de febrero llegan al valle
de Copiapó donde toma posesión del país en nombre del Rey, dándole el
nombre de Nueva Extremadura. Al llegar al valle del Mapocho, junto al
cerro Huelén, Valdivia fundará una ciudad a la que bautizó como Santiago
del Nuevo Extremo.
Pedro de Valdivia sueña con un país que describe en sus cartas al rey,
fascinado por sus paisajes, clima y fertilidad. Se propone explorarlo y
conquistarlo, (8) colocando hombres a trabajar en los lavaderos de oro en la
desembocadura del Aconcagua y en el Marga - Marga.
(8) “Lo que puedo decir con verdad de la bondad de esta tierra es que cuantos vasallos de V.M. están en ella y han visto la Nueva España dicen ser mucho mas
cantidad de gente que la de alla; es toda un pueblo e una sementera y una mina de oro” (Carta de Pedro de Valdivia a Carlos V. Concepción, setiembre 25 de 1551)
1542, estas expediciones eran concebidas como una empresa privada,
se entregaba a los capitanes de la conquista la responsabilidad de organizar
y además de los privilegios como: sueldos, participación en ganancias,
distinciones honoríficas, derechos a gobernar, administrar justicia, repartir
tierras (las mercedes) y encomiendas donde trabajaban los indígenas; que
posteriormente pasaron a denominarse inquilinos en las haciendas.
Estructura de Fundaciones de ciudades chilenas.
1543, en la comarca se encontraban dos caciques: Michimalonco
y Tangalonco. En Limarí, los españoles chocaron por primera vez con
las huestes de Michimalonco (9). Al llegar a Quillota, Francisco de Aguirre
atacó la fortaleza defendida por Tangolonco, que no era otra que un (10)
pucará incaico en el cerro Mayaca. Aguirre hizo 14 prisioneros, pero Pedro
de Valdivia, para mostrarse magnánimo, los puso en libertad celebrando
las paces con Tangolonco. Francisco de Villagrán atacó entre tanto a
Michimalonco, posiblemente en Purutún, o más valle adentro.
(9) “Los señores de este valle son dos. Sus nombres son éstos: el uno Tanjalongo, este manda de la mitad del valle a la mar; el otro cacique se dice Michimalongo,
este manda y señorea la mitad del valle hacia la sierra. Este ha sido el más temido señor que en todos los valles se ha hallado… Qulicanta… por ser valeroso y ser uno
de los incas del Perú esta puesto por el inca en esta tierra para gobernar y estando este inca en esta tierra cuando vino el adelantado don Diego de Almagro y al le
serviese y se le diese por amigo…” (G. De Bilbar (1558) 1966)
(10) Para la seguridad del incahuasi existía en él una guarnición, que disponía de una pucara o casa fuerte. En lo posible, ella estaba sobre una colina. En el caso de
Quillota estaba situada sobre el cerro Mayaca, que es una fortaleza natural de inmejorables condiciones. Se apoya al norte y oeste en el río Aconcagua, desde donde
podía ser abastecido de agua, y cae muy paradamente hacia el este y sur”. (Rosales)
78
Principales Pueblos Aborígenes
Ruta de Diego de Almagro
Pedro de Valdivia utilizó la casa fuerte del cerro Mayaca, para dejar en él una
guarnición de 20 hombres al mando de Gonzalo de los Ríos. Organizó las
faenas auríferas de Marga - Marga, mandó construir un bergantín en Concón
(11), para comunicarse con el Perú, y continuó su expedición al valle del río
Mapocho.
(11) “El ataque contra la capital fue preparado por el Curaca Antü, pero Michimalonco le prestó ayuda con 10.000 guerreros de Aconcagua. El momento elegido fue
cuando Pedro de Valdivia se dirigía hacia el sur, encontrándose en el valle de Cachapoal., salvándose gracias a la valentía indomable de las huestes de Pedro de
Valdivia, en cuyas filas también luchó la única mujer, Inés de Suárez.” (Rosales)
1545, en el lugar que hoy se conoce como playa chica de Cartagena los
españoles encontraron una ensenada protegida apta para un puerto, que
se conoció como Puerto viejo de Las bodegas, el que se hace definitivo
cuando en 1681 el Capitán Juan de Cartagena funda el Puerto Nuevo, el
que en 1800 es reconocido por Decreto Supremo de Bernardo O´Higgins
como puerto exportador e importador.
79
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
1562,
1600
Otra expedición al mando del capitán Juan Jufré, enviada por
Villagra el sucesor de García Hurtado de Mendoza en la gobernación
de Chile, traslada la ciudad a la margen izquierda del río a “dos tiros de
arcabuz” al sudoeste, el 28 de marzo de 1562, rebautizándola “Ciudad de
la Resurrección en la Provincia de los Huarpes”, pero perduró su nombre
original.
1615, corsarios y piratas, tales como Francis Drake (12) y Joris Spilbergen,
saquearon y destruyeron la aldea de Valparaíso repetidas veces,
apoderándose del oro que se enviaba al Perú. Por esta razón el Gobernador
Óñez de Loyola inició en 1594 la construcción del primer reducto fortificado
colonial llamado el “Castillo Viejo”, al pie del actual cerro Cordillera.
Fuerte Castillo Viejo, Valparaíso
(12) El primer aparecido fue Francis Drake o el “Draque”, como comúnmente se le conoció. Llegó a bordo del Pelican, el 4 de diciembre de
1578, acompañado de cuatro barcos pequeños. De entrada, él y sus hombres tomaron un buque español y asesinaron a sus tripulantes.
Atracó en el puerto y en tres días saqueó todo lo que encontró en el pequeño caserío de la playa, desde harina hasta oro. Tal fue su audacia
que incluso robó dos botijas de vino y los vasos y ornamentos sagrados de la modesta capilla que el Obispo Rodríguez de Marmolejo había
fundado en 1559, en el mismo sitio donde hoy está la Iglesia de La Matriz. - Después del desembarco de Drake, a la verdad, Valparaíso no
volvió a existir como pueblo - reflexiona el historiador Vicuña Mackenna.
1616,
se ordena la creación del Corregimiento de
Valparaíso y en 1682 se declara Plaza Militar con varias
fortalezas, como el “Castillo San José”, donde residía el
gobernador de la Plaza.
CAMINO DEL INCA:
Monseñor Guillermo Echeverría Moorhouse
en su libro “ Noticias para una historia de
las Parroquias de San Felipe, Los Andes,
Curimón y Putaendo” (1971) describe el
camino del inca “Entraba a Chile por San
Pedro de Atacama, Río Frío y Juncal:
seguía por Chañaral alto, Copiapó, Vallenar,
Combarbalá, Illapel y Puchuncaví, para
terminar en Quillota. Más al sur se abrían
sendos caminos que conducían a Cuyo
(Argentina), uno tomaba La Ligua, Paso de
Valle Hermoso, para cruzar el río Aconcagua
para San Felipe. Luego seguía por el Cordón
de Chacabuco y Colina hasta el Mapocho…
de Cabildo partía un ramal por el valle de Los
Ángeles y Putaendo... ”las que se denominarán
Los indios del sector estuvieron sometidos a encomienda.
Primer encomendero fue el propio Pedro de Valdivia,
quien los hacía trabajar en los lavaderos de Marga-Marga
y en su estancia de Acuyo. Cuando el conquistador
trasladó sus actividades a la zona austral, donde trabajó
los lavaderos de oro de Quilacoya, que eran mucho más
ricos, traspasó la encomienda de Quillota y las estancias
de Marga-Marga y Acuyo al más tarde primer obispo de
Chile, el bachiller Rodrigo González Marmolejo. Estas
minas y la estancia de Acuyo se conocían también con el
nombre de minas y estancia de Quillota.
1717,
1700
infraestructuras.
el oidor de la Real Audiencia y Gobernador
interino José de Santiago Concha fundó la villa de San
Martín de la Concha (Quillota).
1730, en Valparaíso existían unas 100 casas y 4 iglesias.
En 1789 y 1791.
1776, el corregimiento de Cuyo pasó a ser una de las partes constituyentes
del virreinato del Río de la Plata, pasando a ser en 1782 la Intendencia de
Cuyo y en 1783 parte de la Intendencia de Córdoba del Tucumán. Cuyo
siguió bajo la jurisdicción de la Real Audiencia de Chile hasta 1785. (13)
MAPA CUYO, Carte Chili a Parguay -S.XVII
(13) La región de Cuyo estaba dentro de la gobernación de Nueva Andalucía creada el 21 de mayo de 1534 por Carlos V para Pedro de Mendoza. Quedó luego incluida
dentro de la gobernación de Nueva Extremadura creada por Pedro de Valdivia el 11 de julio de 1541, que se extendía 150 leguas desde la costa del océano Pacífico
a partir del paralelo 27° S, confirmada por Carlos V en 1552.
Los primeros españoles que ingresaron en el actual territorio mendocino lo hicieron en 1551 a las órdenes de Francisco de Villagra, quien descendió desde el Perú por
la ruta del Tucumán con el objetivo de unirse a Pedro de Valdivia en Chile.
1788, el gobernador don Ambrosio O’Higgins viajó desde Santiago hacia
el norte con la intención de fundar nuevas villas para el reino. La primera
parada la hizo en la nueva ciudad de San Felipe el Real. Una vez en
Curimón, se decide y sitúa allí la villa que deberá tomar el nombre de
“Santa Rosa” en homenaje a Santa Rosa de Lima, y de Los Andes, por su
proximidad con la cordillera andina.
Fuente: Corporación Pro-Aconcagua
Redes Viales
del Tahuantinsuyo
1791, el gobernador don Ambrosio Q’Higgins redacta el edicto de fundación
de la villa Santa Rosa de Los Andes en el mismo sitio que solicitaron los
vecinos, en la parte principal del valle que dio el nombre al país
Las actuales provincias argentinas de Mendoza, San Juan, San Luis y del
Neuquén, formaron parte hasta 1776 de la Capitanía General de Chile
en el Imperio Español de Indias con el nombre de Provincia de Cuyo o
Corregimiento de Cuyo a partir de 1564.
1802,
por Real Cédula se otorgó el título, el blasón y el estandarte
correspondiente a Valparaíso, tras una larga espera luego de que don
Ambrosio O´Higgins enviara una carta en 1789 al Rey de España pidiendo
un ascenso en el escalafón geográfico y hasta un escudo a este puerto que
tomaba gran peso comercial.
1800
80
81
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
1811, el Cabildo de Valparaíso tomó conocimiento de esta aprobación y
mandó a aplicarla. Inmediatamente se dispuso a que los mejores artistas de
Santiago fueran encargados de bordar y pintar el escudo y estandarte real,
que dieron a la población.
1818,
el ejército realista fue definitivamente derrotado por el Ejército
Libertador de Los Andes en la batalla de Maipú.
1819, llegó a Chile el destacado marino británico Lord Thomas Cochrane,
quien se hizo cargo de la escuadra con el título de vicealmirante.
1820, la Escuadra
Libertadora zarpó hacia el Perú desde Valparaíso
con bandera chilena y al mando de Lord Cochrane Estuvo integrada
aproximadamente por 4.000 soldados chilenos y 600 argentinos que pronto
ocuparon Lima y Callao e iniciaron con ello la liberación del Perú.
Darwin, quien ascendió el cerro La Campana y estuvo en la zona de Quillota.
1838, (14) William Wheelwright, quien posteriormente construyera el ferrocarril
de Copiapó a Caldera, fundó con capitalistas ingleses una empresa naviera
de esa nacionalidad en Liverpool, que unió Europa con la costa occidental de
Sudamérica, creando así a la Pacific Steam Navegation Company (P.S.N.C.), la
cual obtuvo del Gobierno de Chile el monopolio de la navegación a vapor por
sus costas hasta 1845, extendida posteriormente hasta 1850.
(14) “La Pacific Stearn Navegation Company se propone acortar las comunicaciones con la costa occidental de Sud América, a dos terceras partes del tiempo
requerido actualmente, debido a la larga y tempestuosa travesía al pacífico por la ruta del Cabo de Hornos. La compañía a que nos referimos, constituirá un valioso
eslabón en un vasto programa asignado a la navegación a vapor… Mr. Wheelwright calcula el costo anual de cuatro vapores de 450 a 5000 toneladas cada uno, y uno
de los cuales sería tenido de reserva, $236,000 pesos, o sea 47,326 Libras, y las entradas de los tres vapores en $466,950 pesos, o sea 93,390 Libras, dejando por
lo tanto una ganacia de 46,000 Libras por año en los negocios de la Compañía en el Pacífico”. Prensa londinense “Morning Post”
1840, recalan en Valparaíso, los primeros vapores de 700 toneladas, de
casco de madera, de nombres “Chile” y “Perú”, los que constituyeron la
base de una empresa que al correr de los años, en 1870, contaba con
treinta y cinco buques con un total de 65.762 toneladas gruesas siendo
considerada la mayor naviera del mundo.
1828, se inaugura las sesiones del Congreso en Valparaíso, que luego
1842,
se traslada a Santiago teniendo un cierre el 11 de febrero de 1981 cuando
se inicia la guerra civil. Luego del tiempo se instaura nuevamente el poder
legislativo con altos y bajos en la capital.
Surge la primera generación literaria chilena cuya gestación
proviene de intelectuales allegados al Puerto de Valparaíso. Entre los que se
encuentran José Victorino Lastarria, Eduardo de la Barra y Guillermo Blest
Gana.
1830, a partir de la Independencia y de la Libertad de Comercio, Valparaíso
1849, William Wheelwright ganó la concesión para la construcción del
52.600 en 1854 y 121.600 en 1895. En 1905 tenía 162.000 habitantes de
los cuales unos 12.000 eran extranjeros.
Valparaíso mantiene un constante progreso, instalándose la primera línea
telefónica, una de las primeras líneas férreas del país, tranvía, telégrafo,
alumbrado público a gas y eléctrico, gas de cañería, ascensor, bomberos,
astillero, dique flotante, banco, etc.
ferrocarril entre Santiago y Valparaíso otorgada por el Congreso Nacional.
Para poder realizar la empresa se necesitaban 6 millones de pesos;
este capital vino de la Compañía del Ferrocarril de Santiago a Valparaíso
(CFSV), una sociedad formada en 1852 y constituida por el gobierno y los
señores José Waddington, Francisco Javier Ossa, Matías Cousiño, Ramón
Subercaseux y la señora Candelaria Goyenechea.
1850
se convierte en escala obligada de las rutas marítimas que venían a las
costas e Islas del Océano Pacífico desde el Océano Atlántico, ya sea por
el Estrecho de Magallanes como por el Cabo de Hornos, cuadruplicando su actividad comercial con muchos países. Además, se forma la Marina
Mercante Nacional.
1831, Comienza el crecimiento de Valparaíso que tener 24.000 habitantes,
Thomas Somerscales, Pintura del Muelle Prat
1834, a fines de Julio llega al puerto de Valparaíso el naturalista inglés Charles
los tipógrafos Tomás G. Wells (norteamericano) e Ignacio Silva
Medina con Pedro Félix Vicuña fundaron El Mercurio de Valparaíso, cuyo
primer número sale a la calle el miércoles 12 de septiembre, transformándose
en el diario más antiguo de habla hispana.
1827,
Thomas Lord Cochrane
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
La construcción del ferrocarril de Valparaíso a Santiago, promovió la aparición
de una serie de estaciones que darían nueva vida a los pueblos por los
cuales pasaba. Un caso emblemático de este fenómeno fue Viña del Mar.
1855, (15) se inaugura el ferrocarril que une Valparaíso y Viña del Mar. Su
puesta en marcha fue un hito pues en torno a su eje la ciudad creció y fue
evolucionando.
(15) “La calle de Valparaíso, a lo largo del antiguo camino carretero de Quillota, que diseñó en 1792, por órdenes del presidente O´Higgins el ingeniero don José
Hidalgo, y la calle Alvarez, paralela a los rieles por el costado sud, que comenzó a surgir por sí sola desde la inauguración de la línea el 16 de septiembre de 1855 …
agregando la calle paralela a los rieles tiene, conforme al plano, cerca de una legua (3.000 metros); pero salvo las hermosas construcciones, algunas con aspectos de
palacios, otras de graciosos chalets, que miran a la línea, no ofrecerá los atractivos de la avenida de Valparaíso” Vicuña Mackenna.
En las obras del tren trabajaba, como asistente de ingeniero, Jose Francisco
Vergara Etchevers, que se casó con Mercedes Álvares, nieta de Francisco y
única heredera de la fortuna familiar.
1860,
ingleses, alemanes, franceses, italianos y norteamericanos, se
instalaron construyendo bellas edificaciones y manejaron el comercio de
importación, incorporando importantes capitales en la minera salitrera.
El desarrollo financiero y comercial-industrial quedó en manos de una
emprendedora burguesía porteña que hizo de esta ciudad la capital
económica de Chile hasta 1910.
82
Charles Darwin en 1840. Dibujo de George Richmond.
Tomando de es Darwin´s Beagle Diary (Edited by R. D.
Keynes, Cambridge University Press)
El 19 de agosto de 1870 se funda otra empresa
naviera nacional. Nace la Compañía Chilena de
Vapores, que empieza a operar sus buques “Limarí”
y “Copiapó”, “Bío Bío” y “Maipú”, tanto en cabotaje
como en viajes al exterior.
En cuanto al trazado, el ingeniero estadounidense
Allan Campbell se dedicó al estudio de las alternativas
que se presentaban: la “recta”, Melipilla y Quillota.
La primera era obviamente la más corta, pero era
necesario cruzar los cordones de Lo Prado y Zapata,
que eran demasiado altas y las pendientes serían
muy fuertes. Construir túneles tampoco era posible,
debido al nivel de tecnología de la época, La segunda
ruta, al seguir el valle del Río Maipo, evitaba el cruce
del cordón de Lo Prado y cruzaba por la cuesta de
Ibacache, que poseía una altura considerable, pero
la ruta era muy extensa. El tercer trazado cruzaba
el cordón de Chacabuco por el paso del Tabón,
que presentaba unas pendientes aceptables y más
adelante, seguía el fértil valle del Aconcagua. Con
este extenso y minucioso estudio, se decidió que el
ferrocarril debía ir por Quillota.
Para la ejecutar las obras, fue contratado el ciudadano
estadounidense Henry Meiggs. Este recorrió el trazado
por construir a mula, que según el, era el mejor plano.
Dos años y tres días después de la firma del contrato,
Meiggs llegó en una locomotora y su coche especial
a la puerta del Palacio de La Moneda, mediante la
conexión de los rieles del ferrocarril (que llegaban a la
estación Alameda del Ferrocarril del Sur) con los de los
tranvías de sangre existentes en la capital.
Benjamín Vicuña Mackenna, llamaba a Viña del Mar,
la hija de los rieles, puesto que antes de la llegada del
ferrocarril, Viña no era más que un caserío cercano a
Valparaíso. Por último, el intenso movimiento ferroviario
en la quinta región, desencadenó la apertura de
muchas estaciones y paraderos intermedios.
1862, en un título dado al capitán Ventura Monte de
Sotomayor, con fecha 19 de septiembre, el ejecutivo
manda que el puerto y paraje de Valparaíso “se separa del
corregimiento de Quillota, y que en dicho puerto, por ser el
de mayor importancia y comercio que tiene este Reino, y
ser mucha gente que a él concurren, entrantes y salientes,
en las embarcaciones que llegan… de dónde pende el
tráfico y contratación de provincias del Perú”.
1866, el desarrollo y auge alcanzado por Valparaíso
se vio interrumpido por el bombardeo de la escuadra
española, que destruyó e incendió gran parte del sector
portuario, el que luego fue reconstruido y nuevamente
fortificado.
1873, se inaugura la refinería de azúcar de Viña del Mar (CRAV), una
empresa inédita en Chile de producir este elemento concebida por un
empresario alemán, Julio Bernstein.
83
PLANO DE VALPARAISO
Proyecto Kraus.1905.
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
de Francisco Vergara. (16)
(16) Jose Francisco Vergara cedió terrenos para servicios de agua, escuela, matadero y cementerio. Vendió las tierras alrededor de la línea del tren, donde surgieron
las calles Álvares y Viana. Se levantaron mansiones cuyas puertas traseras daban al camino que unía Valparaíso con Quillota. El comercio que se desarrolló en estos
espacios traseros dio orígen a la avenida Valparaíso
1874, El Estado de Chile otorga a los hermanos Clark la concesión para la
construcción, la que debido a problemas financieros solo se inició en 1889
en la ciudad de Los Andes.
1882,
The Viña del Mar Electric Company fue la encargada de que la
ciudad balneario pudiera iluminar con luz eléctrica los salones del Gran Hotel.
El gobierno aprobó los estatutos de las carreras de a caballo y el Valparaíso
Sporting Club inicia sus actividades el 5 de Septiembre.
La fábrica de azúcar se instalaría en un sector plano y
despoblado, junto a la estación de ferrocarriles y frente
al curso de agua del estero, separada de la población
de chalets por la línea férrea.
Jose Francisco Vergara cedió terrenos para servicios
de agua, escuela, matadero y cementerio. Vendió las
tierras alrededor de la línea del tren, donde surgieron
las calles Álvares y Viana. Se levantaron mansiones
cuyas puertas traseras daban al camino que unía
Valparaíso con Quillota. El comercio que se desarrolló
en estos espacios traseros dio orígen a la avenida
Valparaíso
Antonio Subercaseaux Vicuña instaló una bodega de vinos en Álvarez Nº
30. La producción vitivinícola estuvo presente en la Exposición Nacional de
1884.
Llega a Valparaíso, Mary Graham una cronista británica que deja testimonios
de la vida de la época de la región.
1890, durante la presidencia de Balmaceda se comienza a construir el
ferrocarril Santiago Cartagena, que es paralizado a raíz de la Revolución
de 1891, año en que se crea la comuna de San Antonio, y se traslada
definitivamente el puerto a ese lugar.
La llegada del tren atrae turismo masivo que altera el carácter de balneario
selectivo en torno al cual la aristocracia había construido elegantes viviendas.
El crecimiento se produce hacia el norte, San Sebastián, Las Cruces y
después El Tabo, Isla Negra, El Quisco y Algarrobo.
1891, La guerra civil dejó el desenlace trágico después de las batallas de
Concón y Placilla y por los duros cañoneos entre la escuadra congresista
sublevada contra el presidente Balmaceda y las fortificaciones costeras.
El Congreso Nacional se levantó contra el Gobierno del Presidente José
Manuel Balmaceda con la ayuda de la mayoría de la Armada.
1892,
fundación del Club de fútbol porteño “Santiago Wanderers”,
transformándose en el denominado “decano del fútbol chileno”.
1898, se inaugura en Valparaíso la productora de pastas “La Joven Italia,
Carozzi y Cía.”, fundada por el joven inmigrante italiano Augusto Carozzi
Pasan, en 1907 se trasladó a Quilpué, con el nombre de “Compañía Molinos
y Fideos Carozzi”. Durante las décadas del 40 y 50, se transformó en una
empresa moderna y de relevancia nacional, con un equipamiento de última
tecnología para la época y para Chile.
1901,
1900
la Municipalidad de Viña del Mar concedió el permiso para la
instalación de “una gran fábrica”, la Compañía Chilena de Fósforos Diamante
el 1º de Octubre.
1906, Valparaíso es afectado por el terremoto que dejó a la ciudad porteña
Calle Blanco esquina Edwards, Valparaíso,
tras el terremoto de 1906.
84
completamente destruida y con ello, se inicia el traslado de las familias más
influyentes de la ciudad hacia la naciente Ciudad Jardín.
1908, establecimiento de la fábrica de Cemento Melón en La Calera.
1909,
en noviembre se funda en Valparaíso la Compañía Chilena de
Tabacos como sociedad anónima. El Presidente y principal accionista fue un
visionario y emprendedor empresario español avecindado en Chile llamado
Fernando de la Rioja.
1910, es inaugurado el Ferrocarril Trasandino Los Andes - Mendoza. Su
construcción significó un gigantesco esfuerzo de la ingeniería, las finanzas y
la diplomacia entre dos países.
1914, creación del canal de Panamá que une el Mar Caribe con el Océano
Pacífico. Inaugurado el 15 de agosto, este canal logra acortar distancias
y tiempos de comunicación marítima afectando directamente el comercio
existente en el Puerto de Valparaíso.
Canal de Panamá 1914.
1925, se funda la Universidad Católica de Valparaíso luego que Isabel
Cáceres de Brown dejara estipulado en su testamento parte de su herencia
para la creación de un instituto de educación para “jóvenes de escasos
recursos”.
1926, Federico Santa María deja estipulado en su testamento una
donación para ciudad de Valparaíso de un centro de estudios compuestos
de una Escuela de Arte y Oficos, además de un colegio de Ingenieros, la
Universidad Técnica Federico Santa María.
1930, el 31 de diciembre se inaugura el Casino Municipal de Viña del Mar.
1938, Neruda compra un sitio con una cabaña de piedra de unos 70 metros
cuadrados, con un comedor, cocina, baño y dos dormitorios. Remodelación
tras remodelación se convertiría años más tarde en la célebre casa de Isla Negra.
Casino de Viña del Mar
1939, el vapor francés Winnipeg llegó a Valparaíso, en él traía alrededor de
2.500 refugiados tras la guerra civil española.
1946, Vicente Huidobro fija residencia en Cartagena.
1954, puesta en marcha de la Refinería de Petróleo de Concón,
perteneciente a la Empresa Nacional de petróleo (ENAP).
1950
1874, fundación de la ciudad de Viña del Mar, siendo fundamental lafigura
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
1957, comienzan las primeras transmisiones inalámbricas en vivo de la
televisión chilena UCV TV, el sábado 5 de octubre desde la Casa central de
la Universidad Católica de Valparaíso hasta el diario La Unión, ceremonia
que contó con la presencia del Presidente de la República.
1959, en febrero de ese año se realiza el primer Festival de la Canción de
Viña del Mar, certamen que se realiza en el anfiteatro de la Quinta Vergara
de la Ciudad Jardín.
1960, nace la Empresa Nacional de Minería, ENAMI, el 5 de abril mediante
la fusión de la Caja de Crédito y Fomento Minero, Cacremi, con su filial, la
Empresa Nacional de Fundiciones, ENAF, alcanzando vida legal a través del
DFL N° 153 del mismo año.
La Sebastiana, Valparaíso.
1961, Pablo Neruda inaugura su casa “La Sebastiana” ubicada en el Cerro
Alegre de Valparaíso.
1970, se inaugura la primera versión del Festival del Huaso de Olmué.
1971, terremoto afecta a la región de Valparaíso.
1974, comienza la regionalización en el país, en un proceso destinado a
realizar una reforma gradual del sistema político administrativo del territorio.
1975, se inaugura la Primera Feria Internacional de Los Andes.
1976, se nacionaliza la Compañía Minera Andina, con su división CodelcoSaladillo.
1981, el Congreso Nacional se levantó contra el presidente José Manuel
Balmaceda, con la ayuda de la mayoría de la Armada; provocando así
la guerra civil que tuvo un trágico desenlace después de las batallas de
Concón y Placilla.
1985,
nuevo terremoto registrado en la zona deja daños cuantiosos
sobretodo en los puertos de Valparaíso y San Antonio que favoreció la
modernización de dichos puertos que ya estaba en marcha.
85
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
1987, el papa Juan Pablo II visitó Chile. En Valparaíso realizó una
ceremonia en el sector de Rodelillo, actual “Parque de la Familia”. (17)
(17) En su estadía en estas tierras el pontífice Beatificó a sor Juana Fernández Solar, quien desde 1993 es Santa Teresita de Los Andes, la primera santa para Chile.
1990, El 11 de marzo de 1990, con la vuelta de la democracia en Chile,
el Congreso abre sus puertas nuevamente en la ciudad de Valparaíso.
Puerto de San Antonio
1990, el 11 de marzo de 1990, con la vuelta de la democracia en Chile,
el Congreso abre sus puertas nuevamente en la ciudad de Valparaíso.
1995, se inaugura la Primera Feria del Tejido de La Ligua.
2003,
2000
1997, el Gobierno impulsó la Ley Nº 19.542 de Modernización Portuaria,
por lo que en enero de 1998 se constituye Empresa Portuaria Valparaíso
(EPV).
la ciudad de Valparaíso fue declarada el 02 de Julio como
Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas
para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), luego de ser
nombrada Capital Cultural de Chile el 06 de mayo de ese año.
86
87
Carta de Jerónimo de Vivar
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
7. Patrimonio
88
89
Vista Panorámica, San Felipe
Punta Hueso
PALQUICO
LOS MOLLES
Desde un punto de vista cultural, el patrimonio que nos llega como legado
del pasado nos permite configurar nuestra identidad, en cuanto da cuenta
del conjunto de elementos tangibles e intangibles que se consideran
importantes para conservar y transmitir a las nuevas generaciones.
En este sentido el patrimonio no se reduce a lo monumental o a lo
arqueológico, sino que asume el conjunto de costumbres, modos de
ser, pensar, sentir y obrar, que constituye la idiosincrasia de un pueblo, y
el sentido de conservarlo está en preservar sus valores como factor de la
calidad de vida de las personas que integran la sociedad (entendiendo que
el concepto de calidad de vida va más allá del bienestar personal y abarca
condiciones ambientales y culturales).
En el proceso de identificación de los elementos que se reconocen como
constituyentes del patrimonio regional oficial, los cuales están claramente
registrados y catalogados en diversos organismos como Ministerio de Obras
Públicas, Servicios de Turismo, etc., de acuerdo a normas internacionales,
se advierte una prevalencia del elemento patrimonial singular, individual,
como objeto localizado en tiempo y espacio.
Salvo el plan de manejo del reconocimiento de Valparaíso Patrimonio de la
Humanidad, y los intentos de integrar bienes con valor histórico, representativos
de épocas, o atractivos turísticos en las denominadas rutas temáticas (ruta
litoral de los poetas, de Darwin, del vino, etc.) no hay un reconocimiento
explícito de una unidad patrimonial con sentido integrador de la identidad
regional, predominando un sentido fragmentado de la cultura local.
Hay muy poca información general, y la existente es de orden especializado
o confinado en museos locales, sobre el importante patrimonio histórico
que constituye el pasado de culturas prehispánicas y la conquista incaica
en la región, como tampoco hay información disponible, con excepción
de estudios especializados, sobre el patrimonio religioso que conforma un
conjunto de edificaciones distribuidas en diversas zonas distantes entre sí
de la región (Petorca, Puchuncaví, Curimón, Los Perales, etc.) siendo la
información disponible muy general y descriptiva como dato de referencia
turística (folletos Sernatur, guías Turistel).
90
El análisis global de la materia repara en que desde el punto de vista
identitario hay hechos significativos que tienen trascendencia y relevancia a
nivel regional y no exclusivamente local, sin embargo son poco difundidos
y reconocidos como tales. El proyecto realizado se enfoca entonces a
seleccionar del catastro de hitos relevantes de la memoria histórica, memoria
colectiva , e imaginario regional algunos de éstos con valor identitario de
carácter regional, clasificándolos en base a las categorías convencionales,
(patrimonio tangible, intangible, natural, cultural, etc.) pero enfatizando las
categorías que dan cuenta de los atributos identitarios identificados, como
han sido los referentes a patrimonio urbano, arquitectónico, histórico,
arqueológico, registrado en una cartografía identitaria.
Esta Región dispone de un variado patrimonio natural y cultural registrado
y potencialmente disponible para su inserción en programas de gestión
cultural y turística. Su carácter predominante es sin embargo localizado y
desconectado de un contexto mayor de relaciones. Lo local se confunde
con lo global, en una simbiosis cultural que hace que el proceso de indagar
en los modos de habitar la región sea fragmentario.
Es tarea de investigaciones futuras darlos a conocer, hacerlos públicos,
publicarlos, difundirlos a través del ejercicio del oficio del diseño, para poder
transmitir el mérito o valoración que los torne patrimonio.
En este contexto este proyecto se propuso explorar como casos
representativos la confluencia de tres provincias diversas en función de un
circuito turístico patrimonial que integra las zonas de Petorca, Putaendo y
Quillota; y el valle de Casablanca como lugar de tránsito y de convergencia
donde las expresiones de religiosidad de dos lugares expresan modos
opuestos de sentir la religiosidad: Lo Abarca y sus tradiciones del Cuasimodo;
y los bailes chinos de Puchuncaví, vestigio del sincretismo religioso que se
arrastra desde los cultos precolombinos. Ambos casos reflejan una forma de
vivir las tradiciones que se esconden en los rincones de la localidad, piedra
fundacional de nuestra región.
La red de conectividad vial revela un potencial de
vinculación entre lugares dispersos y lejanos en función
de las relaciones establecidas por diversas categorías
de atributos identitarios y patrimoniales, y de atractivos
turísticos (circuitos y rutas patrimoniales, turismo de
intereses especiales, etc) asumiendo los caminos y
sus paisajes un valor en sí mismos, lo que debe ser
nombrado, como ruta de los Libertadores, del sol, de
los patriotas, de los pioneros etc.
Se visualizan casos de integración de estas zonas
diversas, a partir de la instauración de un circuito
turístico-patrimonial sustentado en la red vial que
pasa por las zonas de Quillota - La Calera, San FelipePutaendo, Cabildo-Petorca y La Ligua como un anillo de
circunvalación ordenador y vinculante.
Lo mismo en la zona de Marga Marga, en torno a Los
Molles, La Retuca, Los Perales (ruta de Monvoisin) y
en Casablanca, Lo Orrego, Lo Abarca, San Antonio,
(ruta de las tradiciones) alrededor de los cuales es
factible implementar Proyectos de desarrollo cultural
con impacto social y económico (turismo, gastronomía,
artesanía).
SANTA MAR
LA CANELA
VALLE
HERMOSO
CALETA LA LIGUA
SALINAS DE PULLAY
ARTIFI
PULLALLI
QUÍNQUIMO
LA LIGUA
LA HIGUE
PAPUDO
5
Punta Pite
CUESTA Y TUNEL
EL MELON
CATAPILCO
CACHAGUA
Monumento natural
Isla Cachagua
1
MAITENCILLO
EL LEONCITO
LA QUEBRADA
HORCÓN
V
d
P
Litoral Norte
Costa Esmeralda
LA LAGUNA
5
EL MELÓN
EL RINCÓN
VENTANAS
PUCHUNCAVÍ
Punta Liles
P
ARTIFICIO
QUINTERO
EL COB
Valle
de Quillot
NOGALES
CALETA BAJA
CALETA ALTA
EL OLIVO
HI
LA CALERA
VALLE ALEGRE
LA CRUZ
RITOQUE
RABUCO
P
Co. Mauco 726^ QUILLOTA
COLMO
CONCÓN
Turismo Patrimonial
Santuario de la Naturaleza
Dunas de Concón
En la “industria del turismo” se viene registrando desde hace más de una
década, una tendencia hacia la diversificación de las motivaciones de los
flujos turísticos y la búsqueda de especificidad. Las empresas turísticas
han debido ampliar su oferta y segmentarla hacia grupos con intereses
personalizados. Hoy se habla con mayor frecuencia de turismo cultural,
turismo de salud, agroturismo, ecoturismo, etnoturismo, turismo deportivo,
turismo de aventura, turismo de cruceros, turismo de negocios.
VALPARAÍSO
En el campo del Turismo Cultural, los bienes patrimoniales de cada país,
región o localidad constituyen la base de nichos de mercado de potenciales
turistas interesados en áreas temáticas como patrimonio histórico,
arqueológico, artístico, literario, religioso, posibles de configurar en relación
a los elementos que los relacionan en un contexto espacial y temporal
determinado.
rca
LONGOTOMA
Salinas de Pullay
ZAPALLAR
Ruta de las tres culturas: Aconcagua - Inca - hispana.
to
Pe
Río
El territorio se estructura en 8 zonas que trascienden
la división política de las provincias definiendo como
áreas: Litoral Norte, Centro y Sur; Valles de Casablanca,
Quillota y Aconcagua; La Ligua -Petorca; y la zona
Cordillera Los Andes-Paso Los Libertadores.
Rí o
REÑACA
VIÑA DEL MAR
FARO PUNTA CURAUMILLA
60
P
PEÑA
BLANCA
2
Co. La Campana
1.828^
SAN FRANCISCO
DE LIMACHE
GRAN
OLMUÉ
QUILPUÉ
QUEB. ALVARADO
Reserva Nacional
Lago Peñuelas
PLACILLA
LA RETUCA
CURAUMA
PEÑUELAS
SANTA AUGUSTA
68
QUINTAY
LO OROZCO
LO VÁSQUEZ
LAS DICHAS
TUNQUÉN
En el caso de la Región de Valparaíso es notoria la atracción que motivan las
casas patrimoniales del Poeta Pablo Neruda (Valparaíso e Isla Negra) lo que
junto a la memoria de Vicente Huidobro, han originado la metáfora del litoral
de los poetas, del modo como los sitios que testimonian la vida de Gabriela
Mistral son gran atractivo en el valle del Elqui.
SAN PEDRO
VILLA
ALEMANA
CALETA LAS DOCAS
Litoral Central, Valparaíso
Litoral Centro
Valparaíso
Viña del Mar, Concón
LAGUNA VERDE
Punta Curaumilla
Litoral Central, Laguna Verde
Río Aconcagua
CO
4
Valle
de Casablanca
EL CARPINTERO
LAS MERCEDES
TAPIHUE
CASA BLANCA
MIRASOL
P
SAN JERÓNIMO
ALGARROBO
CUR
LO ORREGO
BAJO
P
EL QUISCO
Punta de Tralca
LAGUNILLAS
ISLA NEGRA
En este contexto la Región presenta diversas categorías de bienes
patrimoniales dispersos en su extenso territorio, las que en función de la
conectividad vial existente, hoy son accesibles y organizables como circuitos
turísticos capaces de generar flujos de visitantes.
P
EL TABO
Santuario de la Naturaleza
Laguna El Peral
Casablanca, Viñedos
P
3
LAS CRUCES
Inmaculada Concepción,
Lo Abarca .1662, reconstrucción 1985.
SAN SEBASTIÁN
LO ABARCA
CARTAGENA
En tal caso se encuentran el conjunto de iglesias con valor patrimonial
localizadas en zonas distantes y diversas entre sí, como Puchuncaví, Petorca,
o San Felipe, algunas vinculadas a importantes centros de peregrinación
como Lo Vásquez, 40 horas de Limache o Niño Dios de Las Palmas.
78
SAN ANTONIO
EL TURCO
Litoral Sur
de los Poetas
91
LLOLLEO
ROCAS DE
SANTO DOMINGO
Un caso similar se visualiza en torno a bienes patrimoniales relacionados
con sitios arqueológicos, antiguas haciendas y edificios tradicionales, sitios
históricos con carácter conmemorativos etc.
LO GALLARDO
LEYDA
ipo
Ma
Río
La propuesta se orienta a relacionar el factor patrimonial (hitos de memoria
histórica, colectiva e imaginario), con el factor territorial (geografía, paisaje,
lugar), focalizando las propiedades del sistema regional que se consideran
determinantes de su identidad territorial (diversidad, conectividad,
transversalidad, estructura en red) y complementarios para una política de
aumento de valor o calidad de vida del habitar nuestra región.
Esta puesta en valor implica una exploración de los espacios tanto físicos
como mentales o metafísicos, las sensaciones que construyen los lugares, el
uso que se hace de ellos, y los ritos que construyen experiencias subjetivas
en el imaginario de la región. No basta con reconocer la existencia de los
objetos, hechos o lugares, sino que éstos deben provocar aprecio (valoración
o mérito) en sus habitantes para ser reconocidos como patrimoniales.
P A C Í F I C O
En general se entiende por “patrimonio” el conjunto de bienes pertenecientes
a una persona natural o jurídica a aquellos bienes heredados de sus
ascendientes susceptibles de una valoración cualitativa o económica.
Cartografía Patrimonial
Litoral Norte
Palacio Recart (1912), Papudo.
Arquitecto Josué Smith Solar
TRAPICHE
PICHICUY
O C E A N O
Identidad y Patrimonio
CALETA POLCURA
MELIPILLA
LAS BRISAS
Reserva Nacional
El Yali
Vinculado a lo anterior también se constata la existencia de una serie de
museos locales que conservan vestigios de la memoria de su entorno
inmediato, y que complementan el acercamiento a los lugares con valor
patrimonial desarrollando las funciones de conservar, exhibir e investigar
reconstruyendo las significaciones de su acervo patrimonial.
Laguna
de Matanzas
Punta Toro
Ester
o Ya
li
Laguna del Rey
Litoral Sur, Rocas de Santo Domingo
Litoral Sur,
Villa Gherardi (1880-1890), Cartagena
Casa del poeta Magallanes Moure.
SAN ENRIQUE
Punta Perro
LA BECA
RAPEL
BUCALEMU
CUNCUMÉN
CUNCUMÉN
BAJO
QUIMCAHUE
ICONOGRAFÍA
Circuíto Turístico Patrimonial
Hitos geográficos (geo simbolos)
Áreas silvestres
Circuito integrador de los bienes patrimoniales y atractivos turísticos de seis áreas territoriales Quillota,
Aconcagua, Petorca-San Antonio -Casablanca y Marga Marga, abarcando la diversidad de zonas
territoriales, costa, valles y cordilleras, en función de la conectividad que ofrece la red de autopistas y
caminos de la Región, articulando diversas rutas temáticas de turismo cultural y patrimonial con los
atributos del paisaje, los productos de la tierra, las tradiciones y los hitos de la memoria colectiva y del
imaginario local, y el sustento de la red de museos y casas de la cultura regionales.
PEDERNAL
Qu e
b
a
rad
C an
ta
Sitios históricos
rit o
Sitios arqueológicos
Sitios de culto religioso
Monumentos nacional
MÍNA EL ROSARIO
M Museos
Ruta de la Fe: Iglesias y santuarios Lo Vásquez-Aconcagua - Puchuncaví-Las Palmas-Petorca Ruta de las Haciendas: Aconcagua- La Ligua - Putaendo- Chacabuco - Bucalemu
Punta Hueso
Ruta de los conquistadores: Quillota-Aconcagua-La Ligua.
Ruta de los Libertadores: Los Andes- Uspallata - San Felipe-Putaendo - Los Patos
Rutas de viñas: Zonas Aconcagua-Casablanca- Marga Marga-San Antonio.
LOS MOLLES
Rutas de Darwin - Cochrane-Monvoisin: Valle de Quillota, Limache y Olmué, Parque Nacional
La Campana. Quintero, Marga Marga
Ruta del Inca: Quillota, Aconcagua - Ruta de Arqueología
Rutas históricas
CHALACO
PALQUICO
2
Casas patrimoniales
R í o Sob r a nt e
PETORCA
Haciendas
CHINCOLCO
Circuito Turístico Patrimonial
11
ZONAS
HIERRO VIEJO
1
ua
CONCÓN
Santuario de la Naturaleza
Dunas de Concón
REÑACA
VIÑA DEL MAR
15 21 22
2
PEÑA
BLANCA
5
P
QUILLOTA
M
5
Litoral Centro
Valparaíso
Viña del Mar, Concón
QUILPUÉ
P
SAN PEDRO
Co. La Campana
1.828^
SAN FRANCISCO
DE LIMACHE
M
4
LAGUNA VERDE
SANTA MARÍA
2
LO CALVO
EL ALMENDRAL
PANQUEHUE
1 2 4
o
SAN ESTEBAN
SAN RAFAEL
8
LOS ANDES
RINCONADA
CALLE
LARGA
SANTUARIO
SANTA TERESA
DE LOS ANDES
Co. El Roble
2.222^
M
TERMAS EL CORAZÓN
M
7
10 11 12 14
AUCO
18
TILTIL
8
GUARDIA VIEJA
RÍO BLANCO
Co. Penitentes
4.351^
Ruta
de Los Libertadores
HACIENDA CHACABUCO
QUEB. ALVARADO
57
PORTILLO
JUNCAL
3
SALTO DEL SOLDADO
P
OLMUÉ
7 14
2
9
TÚNEL CHACABUCO
GRANIZO
Laguna del Inca
RÍO COLORADO
M
1
3
VILLA
ALEMANA
SAN FELIPE
a
Valle
Parque Nacional
de Quillota La Campana
PARQUE AUTOCTONO
PRIVADO SAN FRANCISCO
DE LOS ANDES
CURIMÓN
LLAYLLAY
3 5 7
60
M
gu
LO ERRÁZURIZ
EL TABON
CAMPO DE AHUMADA
PISCICULTURA
8
SALADILLO
R í o B lan c o
VALPARAÍSO
M
COLMO
Río Aconcagua
M
P
OCOA
CENTRO DE ESQUÍ
EL ARPA
TERMAS DE JAHUEL
3 9 10 13
5
CHAGRES
MINA CATANGO
RINCONADA DE SILVA
6
CATEMU
HIJUELAS
9
ad
R ío
la
1
EL OLIVO
RABUCO
6
Rí o
6
nca
nd o
A N D E S
Co. Mauco 726^
14
EL COBRE
o
Ac
ae
3
TRES PUENTES
Valle
de Aconcagua
NOGALES
P
ut
ío P
L O S
EL CERRADO
NILHUE
LA CRUZ
3
Ruta de Los Libertadores
M
CERRO NEGRO
GRANALLA
CERRILLOS
LA CALERA
RITOQUE
Valles de La Ligua-Petorca
8
PUTAENDO
RINCONADA DE GUZMÁN
EL MELÓN
ARTIFICIO
VALLE ALEGRE
Valle de Aconcagua
7
D E
M
Valle de Quillota
6
A
E R
L L
D I
O R
LA PATAGUA
CALETA ALTA
15
Valle de Casablanca
5
PASO DEL RUBIO
3889
RESGUARDO
DE LOS PATOS
EL TÁRTARO
CUESTA Y TUNEL
EL MELON
CALETA BAJA
QUINTERO
4
LA MOSTAZA
2
EL COBRE
PUCHUNCAVÍ
4
LAS PUERTAS
LA MORA
Co. Chaches
2.333^
EL RINCÓN
n
1
LA HIGUERA
MAITENCILLO
VENTANAS
R oc í
Litoral Sur de los Poetas
CABILDO
LA LAGUNA
HORCÓN
el
ío d
M
P
1
R
R
CACHAGUA
LA QUEBRADA
ALICAHUE
EL GUAYACÁN
CATAPILCO
EL LEONCITO
LOS PERALES
3
C
2
5
Monumento natural
Isla Cachagua
M
FARO PUNTA CURAUMILLA
1
ZAPALLAR
Valles
de La Ligua-Petorca
li c
EL INGENIO
M
Litoral Norte
Costa Esmeralda
PEDEGUA
oA
LA VIÑA
QUÍNQUIMO
Punta Pite
SITIOS HISTÓRICOS
1.Cruce Ejército Libertador | 2.Mirador O´Higgins Zarpe Escuadra
Libertadores | 3.Batalla Concón y Placilla 1891
4.Batalla de Chacabuco.
18 19 23
16 17
VALLE
HERMOSO
PAPUDO
er
Est
ARTIFICIO
LA LIGUA
20
M
7
LA CANELA
PULLALLI
SALINAS DE PULLAY
Punta Liles
4
SANTA MARTA
e
ah u
Litoral Centro, Valparaíso, Viña del Mar, Concón
lor
CALETA LA LIGUA
CASAS PATRIMONIALES
1.Casa de Gabriela Mistral. Coquimbito | 2.Casa de Manuel Montt.
Petorca | 3.Casa de Los Villares. Los Andes 4.Casa Fundo Los Molles
Monvoisin. La Retuca |
5.Casa Museo Pablo Neruda La Sebastiana.
HITOS GEOGRÁFICOS GEOSÍMBOLOS
1.Cerro El Roble | 2.Cerro La Campana | 3.Cerro el Mauco.
rca
LONGOTOMA
Salinas de Pullay
HACIENDAS
1.Hacienda Santa Rosa de Colmo Concón | 2.Hacienda El Ingenio,
donde se encuentra la casa patronal de la Quintrala. La Ligua |
3.Hacienda San isidro Quillota |
4.Hacienda de Bucalemu. Santo Domingo | 5.Hacienda Panquehue:
Viña Errázuriz | 6.Hacienda Las Varillas de Catemu | 7.Hacienda Azules
del Tabón | 8.Hacienda Chacabuco | 9.Parque de la Ex Hacienda San
Vicente Ferrer. Calle Larga.
92
to
Pe
Río
MANUEL MONTT
Litoral Norte, Costa Esmeralda
2
Co
PICHICUY
IGLESIAS
1.Iglesia de Curimón | 2.Convento de Curimón | 3.Convento San
Francisco del Almendral. San Felipe |
4.Iglesia de San Francisco de Curimón, Réplica de declaratoria |
6.Casas Patronales. Hacienda Santa Rosa de Colmo Concón |
7.Convento Carmelitas descalzas, Los Andes | 8.Capilla La Dormida.
Niño Dios Las Palmas. Quebrada Alvarado | 9.Catedral de San Felipe
| 10.Iglesia Buen Pastor. San Felipe | 11.Iglesia Nuestra Señora de
Las Mercedes. Petorca | 13.Catedral San Felipe | 14.Convento de
San Antonio del Almendral. Los Andes | 15.Iglesia de Puchuncaví |
17.Virgen 40 horas de Linache | 18.Santa Teresa de Los Andes. Auco.
SITIOS ARQUEOLÓGICOS
1.Cultura Bato | 3.Pucará El Tártaro. Putaendo |
4.Petroglifos Alicahue | 5.Cerro Mayaca. Quillota.
TRAPICHE
PASO DE LA HONDO
O DEL PORTILLO
4135
Río
CALETA POLCURA
Lig
MUSEOS
1.Museo de Alicahue | 2.Museo de La Ligua | 3.Museo HistóricoArqueológico de Quillota | 4.Museo Municipal Palmira Romano
Limache | 5.Museo del Arma de Caballería Blindada | 6.Museo
Histórico de La Cruz | 7.Casa museo del Huaso de Quillota | 8.Museo
de San Francisco de Curimóm | 9.Museo Histórico del centro Cultural
de Putaendo | 10.Museo Arqueológico de Los Andes | 11.Museo
Antiguo Monasterio del Espíritu Santo. Los Andes | 12.Museo
Montañés | 13.Museo Arqueológico y Antropológico de Casablanca
| 14.- Museo Histórico y Arqueológico de Concón | 15.Corporación
Museo Fonck | 16.Museo de Historia Natural de Valparaíso | 17.Museo
Histórico de la Casa de la Cultura | 18.Museo Mirador de Lukas |
19.Museo Naval y Marítimo de Valparaíso | 20.Museo de Historia y
Arqueología de Quintero | 21.Museo Municipal de Bellas Artes Palacio
Vergara | 22.Museo Palacio Rioja. | 23.Museo del Mar Lord Thomas
Cochrane.
1
Reserva Nacional
Río Blanco
TÚNEL CRISTO
REDENTOR
93
^
60
REÑACA
CALETA LAS DOCAS
2
TÚNEL CHACABUCO
LOS PERALES
Valle
de Casablanca
4
M
P
CASA BLANCA
ALGARROBO
13
SANTIAGO
P
CURACAVÍ
LO ORREGO
BAJO
P
EL QUISCO
68
Punta de Tralca
LAGUNILLAS
ISLA NEGRA
5 6
P
P
EL TABO
Santuario de la Naturaleza
Laguna El Peral
8
Circuíto Turístico Patrimonial
TAPIHUE
1
M
Reserva Nacional
Río Blanco
5
16
SAN JERÓNIMO
SALADILLO
57
COLLIGUAY
P
MIRASOL
PISCICULTURA
MINERA ANDINA
EL CARPINTERO
LAS MERCEDES
LO VÁSQUEZ
LAS DICHAS
TUNQUÉN
6
TILTIL
Co. Roble Alto
2.185
^
LO OROZCO
8
Ruta
de Los Libertadores
7
68
QUINTAY
Co. Penitentes
4.351^
HACIENDA CHACABUCO
QUEB. ALVARADO
4
12
SANTA AUGUSTA
REGIÓN
VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
RÍODE
BLANCO
LOS ARRAYANES
LA RETUCA
GUARDIA VIEJA
SALTO DEL SOLDADO
P
Reserva Nacional
Lago Peñuelas
CURAUMA
AUCO
1
OLMUÉ
17
PEÑUELAS
9
Co. El Roble
2.222^
LOS MOLLES
PLACILLA
5
SANTUARIO
SANTA TERESA
DE LOS ANDES
GRANIZO
28
Punta Curaumilla
Co. La Campana
1.828^
SAN FRANCISCO
DE LIMACHE
VILLA
ALEMANA
M
LAGUNA VERDE
FARO PUNTA CURAUMILLA
2
Valle
de Quillota
JUNCAL
57
R í o B lan c o
VALPARAÍSO
Litoral Centro
Valparaíso
Viña del Mar, Concón
QUILPUÉ
P
PEÑA
BLANCA
SAN PEDRO
CALLE
LARGA
La Campana
5
COLMO
A
c
o
í
oncagua
R
CONCÓN
Santuario de la Naturaleza
Dunas de Concón
VIÑA DEL MAR
QUILLOTA
P
ZONA 5
Ruta de Darwin: Parque Nacional La Campana.
Conexión Olmué - Quebrada Alvarado - La Dormida.
Tiltil y Hacienda Chacabuco.
ZONA 4
Ruta de Monvoisin: Los Molles - La Retuca - Los Perales.
Ruta Tradiciones rurales: Casablanca - Lo Orrego - Lo Abarca - San Jerónimo.
Hacienda de Lo Orrego Abajo, del siglo XVII-XIX, ubicada en el pequeño Valle de San Jerónimo
entre Casablanca y Algarrobo. Casas originarias de mediados del siglo XVIII. Construcciones
definitivas son probablemente de 1850, Hacienda de los Perales de Tapihue de San Cayetano y
la de San Jerónimo, del siglo XIX. La primera, fue residencia de la familia de San Alberto Hurtado,
donde pasó sus años de infancia. La segunda, destaca por su capilla enteramente tallada a mano.
Fundo Lo Orrego Arriba vieja y tradicional casona patronal con capilla familiar, y parque de
exóticas plantas y árboles. Única construcción de su especie que se conserva después del
terremoto de 1985
Hacienda San Jerónimo en la localidad del mismo nombre. Capilla construida en el siglo XVIII,
casa patronal y bodegas de la antigua hacienda.
Lo Abarca localidad rural fundada hace más de 400 años .Museo de objetos, colección de
carruajes del siglo XVII y santuario de grandes tradiciones populares.
LAS CRUCES
M
25 26
8
SAN SEBASTIÁN
CARTAGENA
M SAN ANTONIO
24
5
LO ABARCA
LLOLLEO
3
MUSEOS
13.Museo Arqueológico y Antropológico de Casablanca |
24.Museo Municipal de Ciencias Naturales y Arqueología
de San Antonio | 25.Museo Parroquial “Iván Larrain
Eyzaguirre”. Cartagena | 27.Museo de Artes decorativas
Villa Lucía. Cartagena | 28.Museo de Placillas.
EL TURCO
78
Litoral Sur
de los Poetas
2
LEYDA
LO GALLARDO
4
ipo
Ma
Río
ROCAS DE
SANTO DOMINGO
MELIPILLA
LAS BRISAS
Reserva Nacional
El Yali
94
CUNCUMÉN
Laguna
de Matanzas
Punta Toro
Ester
o Ya
li
Laguna del Rey
SAN ENRIQUE
Punta Perro
LA BECA
RAPEL
BUCALEMU
CUNCUMÉN
BAJO
78
TALAGANTE
BUIN
ICONOGRAFÍA
Hitos geográficos (geo simbolos)
Áreas silvestres
Sitios históricos
IGLESIAS
5.Iglesia la Candelaria. San Antonio | 12.Capilla Los
Perales SS.CC. La Retuca | 16.Santuario Lo Vásquez.
Sitios arqueológicos
CASAS PATRIMONIALES
6.Casa Museo Pablo Neruda Isla Negra.
Monumentos nacional
Sitios de culto religioso
M Museos
SITIOS ARQUEOLÓGICOS
2.Cultura Llolleo. San Antonio.
Rutas históricas
SITIOS HISTÓRICOS
5.Monumento Manuel Rodríguez. Til Til | 6.Tumba de
Huidobro. Cartagena | 7.Planta Ballenera. Quintay.
Haciendas
Casas patrimoniales
Circuito Turístico Patrimonial
ZONAS
QUIMCAHUE
1
Litoral Norte, Costa Esmeralda
2
Litoral Centro, Valparaíso, Viña del Mar, Concón
3
Litoral Sur de los Poetas
4
Valle de Casablanca
5
Valle de Quillota
6
Valle de Aconcagua
7
Valles de La Ligua-Petorca
8
Ruta de Los Libertadores
95
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
8. Identidad y Desarrollo
96
97
Camino, Cabildo - Putaendo
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Plaza de La Ligua
1.
Región Habitable - Sustentable,
y Calidad de Vida
Uno de los atributos resultantes del estudio de percepción ciudadana
realizado fue en forma recurrente lo referente a las condiciones
ambientales del territorio regional, en cuanto a lo benigno del clima y
las bondades de una variedad de paisajes y ecosistemas aptos para el
asentamiento de las comunidades humanas que relacionadas entre
si por la estructura de ocupación de sus diversas zonas geográficas,
fueron definir a través de la historia, la conciencia de una región
generosa, amable, y favorable para habitar y vivir.
Esta no ha sido una región de colonos que han debido luchar contra las
inclemencias de una naturaleza dura como las selvas lluviosas australes,
o las áridas zonas del desierto nortino. De hecho fue la zona que eligieron
los conquistadores para asentarse, y desde aquí ejercer su dominio sobre
el país.
98
Si bien esta particularidad climática se extiende desde Coquimbo hasta el
Bío Bío con características propias de un clima mediterráneo, la franja entre
Los Molles y Santo Domingo presenta características climáticas, geográficas
y paisajísticas diferentes a sus áreas vecinas por el norte y por el sur, así
como en el caso de Santiago, sus condiciones favorables por naturaleza son
afectadas por el crecimiento urbano. La ciudad capital creció en conurbación
con sus poblados vecinos, Quilicura, San Bernardo, Maipú y Puente Alto,
mientras se acercan Melipilla, Lampa, Colina, Buin, Paine y Talagante.
La metrópolis avanzó sobre suelos agrícolas, constituyó un centro y una
periferia distanciados por la desigualdad, y la congestión vehicular, la
contaminación ambiental y la expansión indiscriminada de áreas carentes de
servicios básicos, impulsaron la migración, el barrio alto se fue trasladando
cada vez más hacia la precordillera mediante enclaves segregados, y gestaron
la aparición del mercado de vivienda de fin de semana en la costa.
El modelo clásico de construcción y ordenamiento del urbanismo
funcionalista, basado en la zonificación de áreas destinadas a diversas
actividades como barrios residenciales, zonas industriales, comerciales,
culturales, de esparcimiento, recreación, etc. Conectadas por una red de
carreteras y de vías rápidas de circulación de la estructura urbana, derivó
así en problemas de disociación funcional, y tendencias a la desvalorización
de los centros, disgregación de la población y confinamiento de sectores
por condiciones socio - económicas, alejamiento de los domicilios de los
lugares de trabajo, carencia de servicios y de espacios públicos además de
problemas de calidad de vida, salud física y mental, entre otros.
Frente a este tipo de problema en la década de los noventa (1993) en Europa
se pone en marcha la primera fase del proyecto de Ciudades sostenibles,
promovido por Naciones Unidas, cuyo informe sirve como documento de
referencia principal en la Segunda Conferencia Europea sobre Ciudades
Sostenibles celebrada en Lisboa (Portugal) en octubre de 1996.
Una definición de desarrollo sostenible, ampliamente aceptada, figura en
el Informe Brundtland (Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo,
1987) “El desarrollo sostenible es el desarrollo que satisface las
necesidades actuales sin poner en peligro la capacidad de las futuras
generaciones de satisfacer sus propias necesidades”.
Se considera complementaria a esa definición la de la Unión Mundial de
la Conservación (Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas y
Fondo Mundial de la Naturaleza, 1991): “El desarrollo sostenible implica la
mejora de la calidad de vida dentro de los límites de los ecosistemas”. Lo
que fue ampliado por el Consejo Internacional de iniciativas Locales (ICLEI)
como “Desarrollo sostenible es aquel que ofrece servicios ambientales,
sociales, y económicos básicos a todos los miembros de una comunidad
sin poner en peligro la viabilidad de los entornos naturales, construidos y
sociales”.
El concepto incorpora además del cuidado del medio ambiente a corto
plazo, la idea de preservarlo para las generaciones futuras dando fuerza al
principio de igualdad intergeneracional que postula que las personas del
futuro merecen un medio ambiente tan bueno o mejor que el que tenemos
en la actualidad. Pero si esto es válido para tiempos venideros, también lo es
para el presente, en el sentido que el desarrollo sostenible debe propender a asegurar la calidad de vida de los habitantes, lo cual se traduce no sólo en el
aumento de ingresos que permitan a las personas cubrir sus necesidades,
sino también en la igualdad de oportunidades para la superación de la
pobreza y el fortalecimiento de los aspectos sociales y éticos del bienestar
humano. Paseo Bellamar, San Antonio
Habitar se refiere a la “manera según la cual somos los hombres sobre la Tierra”, “el hombre es en cuanto habita”
como dice Heidegger. La esencia del habitar implica por sobre todo humanidad. Toda la humanidad supone
relaciones sociales que se definen, a partir del proceso de habitar.
Los habitantes habitan un territorio determinado y con ello lo conforman. Habitando existen: en su manera de estar
en el mundo los seres humanos existen como habitantes y por ello necesitan construir. Construyen edificando y
construyen cultivando. Transforman al territorio en un lugar: lo humanizan, lo cargan de significados e historias. Lo
hace suyo y lo construyen. Tal es condición esencial del ser humano.
Asociado a lo anterior surge también el concepto de ciudades habitables
resultantes de una adecuada relación entre territorio, población,
actividades, servicios infraestructura sustentada en políticas concebidas
con un enfoque global, cuyo objetivo es la organización del espacio y el
desarrollo equilibrado de una sociedad sostenible.
En este sentido es condición fundamental para las ciudades tener en
cuenta aspectos como: Medio Ambiente, Bienestar Social, Salud y
Cultura.
Calidad de Vida
la vez emergen nuevas posibilidades en relación a la mayor disponibilidad
de tiempo libre que hace posible desarrollos personales y la emergencia de
nuevos valores sociales, otras dimensiones de la relación con la naturaleza
y con los demás.
Autores como Levi y Anderson describen como calidad de vida “una
medida compuesta de bienestar físico, mental y social, tal y como lo percibe
cada individuo y cada grupo, y de felicidad, satisfacción y recompensa (…),
incluyendo aspectos como salud, familia, trabajo, vivienda, competencia,
sentido de pertenecer a ciertas instituciones y confianza en los otros” (Levi
y Anderson, 1980).
El concepto que sintetiza este conjunto de factores vinculados a lo
Habitable es el de CALIDAD DE VIDA que hace referencia a una diversidad
de circunstancias que incluyen además del bienestar personal, el ámbito de
relaciones sociales del individuo, sus posibilidades de acceso a los bienes
culturales, su entorno ecológico - ambiental, los riesgos a que se encuentra
sometida su salud física y psíquica.
El concepto de calidad de vida hace referencia a una diversidad de
circunstancias que incluyen además de la satisfacción de necesidades, el
ámbito de relaciones sociales del individuo, sus posibilidades de acceso
a los bienes culturales, su entorno ecológico ambiental, los riesgos a que
se encuentra sometida su salud física y psíquica, etc.. Es decir, se está
haciendo referencia a un término que es sinónimo de la calidad de las
condiciones en que se desarrollan las diversas actividades del individuo,
condiciones objetivas y subjetivas, cuantitativas y cualitativas.
La calidad de vida es un constructo social relativamente reciente que surge
en el marco de cambios sociales que junto a las necesidades básicas de
vivienda, educación, salud, cultura, vislumbran problemas provocados por
el modelo de desarrollo económico, de carácter ambiental, de carácter
psicológico y, de formas de habitar.
Lo central en la calidad de vida es la comparación de atributos o
características de una cosa con los que poseen otras de su entorno
(Blanco, 1988). Es un concepto que, por tanto, se encuentra sujeto a
percepciones personales y a valores culturales, pero que hace diferencia
también a condiciones objetivas que son comparables.
El surgimiento de problemas como enajenación del individuo de los
procesos de decisión, la impersonalidad de los espacios públicos y de
los modelos productivos, homogeneización de los hábitos y de la cultura,
estilos de vida unidimensionales, de individuación, de impersonalidad,
producen la pérdida de referentes sociales de pertenencia y de identidad, a
En este contexto la calidad de vida implica la integración de tres grandes
dimensiones: CALIDAD AMBIENTAL, BIENESTAR SOCIAL, IDENTIDAD
CULTURAL.
Región para ser vivida.
99
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Borde Costero, Viña del Mar
Las regiones son unos ecosistemas de escala donde se establecen sinergias
entre el tiempo libre y la racionalidad integrada de redes del tejido social
superpuestas y orientadas hacia la SOSTENIBILIDAD LA COOPERACION
Y LA GOBERNABILIDAD.
La Región de Valparaíso posee todas las características para ser una zona
amable y digna de habitar. Tiene un amplio borde costero, un clima benigno
que favorece las actividades agrícola y turística, valles y cordillera, ciudades
que cuentan con un entorno natural variado y rico en especies tanto de flora
como de fauna, todo lo cual convierte a la Región en un atractivo lugar para
vivir y trabajar.
Pero, para que nuestras ciudades y campos conserven todo aquello,
debemos acercarnos a ciertos requisitos en diferentes planos: legislativo,
medioambiental, infraestructura, políticas de bien común, calidad urbana,
productos diferenciadores locales, hospitalidad con los visitantes y un plan actividades culturales con identidad zonal.
El aspecto más conocido de la sustentabilidad es el respeto y la preservación
del medio ambiente, sin embargo, debemos considerar que existen tres
áreas del desarrollo a las cuales hay que referirse como los tres pilares
mismos del desarrollo sustentable:
1. Sustentabilidad Ambiental significa preservar y enriquecer
los ecosistemas locales y globales, evaluando y minimizando los
impactos de la sociedad en el medioambiente.
100
2. Sustentabilidad Social requiere de un desarrollo que mejore
la salud y el bienestar de la comunidad de la región, dando
oportunidades de trabajo y promoviendo la creación de negocios,
crecimiento personal, educación, salud y aprendizaje de por vida.
3. Sustentabilidad Económica significa que un desarrollo es
rentable debido a prácticas claras de negocios, con beneficios
de costo apreciables gracias a la implementación de políticas
estratégicas de sustentabilidad tales como la conservación de agua
y energía. Significa crear riqueza para inversionistas y propietarios,
trabajos para la gente de la comunidad, y un nuevo desarrollo de
negocios en la economía local.
Sólo en la conjunción de estos tres ejes es que las ciudades lograrían
construirse bajo el sello de lo sostenible enfatizando las actividades humanas
que favorezcan el entorno natural y lo preserven a futuro.
Aspectos Ambientales
Uno de los temas centrales del desarrollo sustentable urbano a futuro es el
cuidado de los recursos naturales y el acceso a los servicios ambientales como el agua potable y los recursos energéticos. El tema del acceso a este
tipo de servicios cobra relevancia si se considera el explosivo crecimiento
demográfico experimentado por nuestras sociedades contemporáneas, las
cuales en su mayoría se concentran en centros urbanos cada vez más en
crecimiento.
En la Región de Valparaíso podemos mencionar como significativo en este
sentido la recuperación de la calidad de playas y ríos, lo cual ha potenciado
el turismo, uno de los principales pilares de nuestro desarrollo. Crucial ha
sido en este proceso la construcción de plantas de tratamiento de aguas
servidas apostadas en las principales ciudades de la región, lo cual ha
contribuido también al desarrollo agrícola y a reducir significativamente los
problemas y costos de salud de los habitantes. Evidente ha sido también
el mejoramiento de la calidad del aire en zonas que por décadas han sido
impactadas por el flagelo de la contaminación atmosférica como es el caso
de Puchuncaví - Ventanas.
Región Saludable
Tradicionalmente, la salud ha estado asociada con la ausencia de
enfermedades, en cambio, en la actualidad, la OMS propone un concepto
de Salud más amplio y positivo, al definirla como: “el estado de completo
bienestar físico, psíquico y social”.
Hoy en día existe una estrecha relación entre Salud - Actividad Física
- Calidad de Vida y la ciudad como ambiente donde se desarrollan las
actividades que condicionan la vida del individuo: económicas, sociales,
culturales, educativas, de ocio, etc, tiene un papel determinante en la salud
de las personas que viven en ella.
El entorno urbano y el entorno físico como soporte natural adaptado y
modificado por el hombre no siempre favorecen el mayor bienestar y equilibrio
del individuo, el proyecto Ciudades Saludables, potencia la creación de las
redes tanto nacionales como internacionales, y sus funciones se concretan
en: intercambio de información y acción conjunta en el ámbito de cada país.
A su vez los compromisos que deben asumir, las ciudades son:
• Formulación de políticas municipales en los distintos ámbitos sectoriales.
• Creación de entornos físicos y sociales saludables.
• Refuerzo a la acción comunitaria, promoviendo la participación pública.
• Apoyo a las personas para desarrollar su habilidad para mantener y
mejorar su salud.
• Reorientación de los servicios de atención sanitaria con el objetivo de
promover la salud.
En la Quinta Región, particularmente en la zona de Puchuncaví, se ha
considerado tradicionalmente como un sector con alta contaminación del
aire, sin embargo esta situación ha sido revertida en parte, en virtud de las
acciones paliativas realizadas por la industria implicada.
“Las medidas implementadas produjeron una significativa reducción de las
emisiones de material particulado y SO2 en la zona. En lo que respecta
a material particulado, a partir del año 2000 las emisiones se encuentran
por debajo de las 1.500 Ton/año, lo que representa un 37.5 % de las
emisiones autorizadas por el Plan de Descontaminación. Esto representa
una reducción aproximada de un 94,4 % respecto a las emisiones medidas
el año 1994 (26.705 Ton/año).
En lo que respecta a la calidad del agua, el saneamiento del litoral de gran
parte de la Región de Valparaíso posee un significado altamente diferenciador
respecto del resto del borde costero del país. Lo más importante que se ha
producido en torno a este tema en la región, es el esfuerzo de coordinación
entre los municipios, Estado y el sector privado, para que los programas de
saneamiento sean coordinados y apoyados, mediante la simplificación de
procedimientos que ayuden a lograr que todas las playas y ríos de la región
tengan sus aguas limpias, para garantizar su sustentabilidad a largo plazo.
El saneamiento total de las aguas servidas de la Región de Valparaíso se
produjo el año 2006 con la puesta en marcha del emisario de San Antonio
(ESVAL) lo cual significó un hito nacional en esta materia en la que se
invirtieron 200 millones de dólares entre el 1999 y el 2005. A esto se suma “el
saneamiento del río Aconcagua y del Estero de Limache que descontaminó
el Valle del Aconcagua, permitiendo cumplir con las exigencias de los
Tratados de Libre Comercio firmados por Chile, especialmente en la
preservación de los aspectos fitosanitarios, en los cuales el agua limpia
juega un rol clave”. (1)
(1) “Hito nacional: Quinta Región es la primera en concluir el proceso de limpieza
total de sus aguas” disponible en: http://www.esval.cl/NoticiaCompleta.php?cod_
noticia=noti54
Todo lo anterior garantiza no sólo el desarrollo económico, sino también el
desarrollo social, al mejorar la calidad de vida y salud de las personas.
Espacios Publicos y Calidad De Vida
Uno de los parámetros indicativos de condiciones de Calidad de Vida
de las ciudades son los espacios públicos de esparcimiento al aire libre,
áreas verdes, plazas y parques, y en especial de esparcimiento al aire libre,
áreas verdes, plazas y parques, y en especial aquellos que se asocian a
caracteres identitarios. La Quinta Vergara, el Jardín Botánico, el paseo del
borde costero, en Viña del Mar, El Edén de Quillota, y los que alcanzan
la categoría de geosímbolos como El Parque Nacional La Campana, o el
cerro del Mauco. Un caso significativo es el Proyecto Sendero de Chile
cuyo tramo Cerro Orolonco en Putaendo ofrece una ruta que presenta
espectaculares vistas de los valles de Aconcagua, Rinconada Silva, cerros
de Zaino y comprende el parque cementerio de carretas, parque de huasos
de Sahondé gran atractivo turístico patrimonial.
El tratamiento del borde costero y los requerimientos de la expansión
portuaria constituyen un problema crucial para el desarrollo de la Región
y para las ciudades - puerto, demandando los espacios adecuados para
las funciones comercial, turística y de esparcimiento y recreación de sus
habitantes, que sienten el mar como algo que le es propio y hacen de la
orilla un espacio público o plazas del borde, donde se configura la identidad
de la ciudad como un estar y circular con la mirada en el horizonte.
101
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Puerto de Valparaíso
2. Región Global / Portal
Privilegiada por su localización en el centro del país y por su cercanía a la
capital donde se concentra en conjunto alrededor de la mitad de la población
nacional, así como por la proximidad de la ciudad argentina de Mendoza
con sus conexiones a las provincias de Cuyo y Buenos Aires, esta Región
naturalmente se fue conformando a través de su historia como un eje de
tránsito bidireccional de personas, productos y mercaderías, visualizando
como un portal, pórtico, o puerta de entrada y salida, desde o hacia el
océano Pacífico a través de los puertos del litoral, y desde o hacia el cono
sur de América a través del Paso fronterizo Libertadores.
A través de este portal, han transitado los protagonistas de una historia
de las localidades, zonas, región y país, que constituyen hitos relevantes
y significativos para su configuración integradora en el tiempo: pueblos y
culturas originarias, conquistadores, patriotas independentistas, ejércitos
libertadores, inmigrantes, refugiados, turistas, etc. Así como los productos
de la naturaleza y de la industria, mercaderías, y bienes transables, que
constituyen la base del desarrollo, y consolidación del eje sobre el que se
instala el proyecto actual de “corredor bioceánico”.
Este portal se caracteriza por :
102
Movilidad producto de la conectividad permite a miles de personas
desplazarse entre las diversas zonas para estudiar, trabajar y vivir.
Coexistencia de diversidad de paisajes y realidades urbanas.
Vinculación comercial e industrial con el mundo.
Tránsito: transfronterizo, transcontinental como atributos de la conectividad.
Transversalidad en la ocupación del territorio afianzada por construcción del
ferrocarril y las redes viales.
Integración Costa e interior desde siempre (la vida circula entre ambos ejes.)
El análisis de la literatura disponible y del conocimiento experto regional el
sub - sector con potencial de mayor impacto es el Transporte Marítimo”.
Siendo los productos asociados a este sub - sector, a nivel regional, que
han presentado los mayores crecimientos: Servicio Marítimo Portuario y
Servicio de Carga Camionero.
El sub - sector Transporte Marítimo - Portuario con el mayor potencial de
clusterización. Sin embargo, el nivel de integración actual del eje en términos
de capital social e institucional, y su relevancia para el desarrollo de los otros
ejes de desarrollo lo sitúan con elevado valor transversal.
Los productos asociados a este sub - sector, a nivel regional, que presentan
las mayores tasas de crecimientos son servicios de transporte marítimo,
servicio de carga camionero y servicio de carga ferroviaria.
Un documento central para contextualizar la conceptualización de Portal es
la Estrategia Regional de Desarrollo, aprobado en marzo del año 2001, en
donde define la Visión de Región señalando que ésta se deberá constituir en
el “Portal de la zona central del Cono Sur de América”, lo que se logrará
mediante el aprovechamiento de las ventajas comparativas que le otorgan su
localización en la macro zona central del país y una adecuada infraestructura
de transporte que la convertirán en la puerta de entrada y salida privilegiada del
comercio de bienes procedentes del mercado de este territorio de influencia y
del Cono Sur con los países de la Cuenca del Pacífico.
Entre los factores que brindan potenciar el desarrollo a la Región destacan
su localización en la macro zona central de Chile y portal del cono sur de
América, que la favorece como sitio de intercambio comercial en el marco de
los mercados globalizados. Especial relevancia puede tener también la Región
como sitio de tránsito, asociado al Corredor Bioceánico, dada la infraestructura
portuaria formada por los puertos de Valparaíso, San Antonio y el complejo
Quintero - Ventanas, como centros de recepción de mercaderías hacia y desde
el exterior, los que cuentan con capacidad instalada y equipamiento suficiente
para aumentar el movimiento portuario. Limitantes para esta oportunidad
de aprovechamiento de localización privilegiada y facilidades portuarias, son
algunas condiciones de la infraestructura que hacen que la conectividad no
sea aun suficientemente expedita.
Como característica relevante de la Región es necesario mencionar su
economía diversificada, basada principalmente en la explotación de recursos
naturales en los sectores minero, silvoagropecuario, pesquero y turístico; pero
también son muy importantes los sectores de servicios y el sector terciario.
Puerto de San Antonio
Región abierta al mundo.
El sector marítimo constituye un pilar de apoyo fundamental al modelo
económico del país, más del 85% del comercio exterior se desarrolla por
los puertos nacionales, de los cuales la Región de Valparaíso concentra el
56% de la transferencia de carga. Para mantener la productividad, eficiencia
y competitividad en las operaciones portuarias, es necesario concretar
oportunamente los requerimientos de infraestructura conforme a las
proyecciones de demanda, lo que significa aumentar las capacidades de
transferencia para los puertos, fundamentalmente a través del incremento de
las áreas de apoyo logístico a las operaciones portuarias y de la construcción
de accesos adecuados a los flujos de cargas proyectados, en compatibilidad
con el desarrollo urbano de las ciudades de San Antonio y Valparaíso
El corredor como estructura interna se genera a partir de tres polos, que
coinciden con tres nodos mayores estructurales de la región. El primero de
ellos es el nodo Los Andes - San Felipe, que corresponde al Portal terrestre
de conectividad con el Mercosur y Portal Atlántico, el segundo es el nodo
Quillota - La Calera, el cual a modo de Portal Norte, aparece como el punto
de encuentro entre la ruta 5 norte y la ruta 60 ch, este Portal se constituye
en el punto de contacto de la región y el país con el total de las regiones
norte. Finalmente el nodo Valparaíso - Viña del Mar, el cual corresponde al
Portal marítimo que coloca en contacto a la región y al país con su condición
marítima con el Pacifico y comercialmente con el mundo del APEC.
Y finalmente, una tercera variable estratégica a considerar son las opciones
que se están evaluando para el proyecto que unirá Chile con Argentina
mediante un túnel de baja altura, a desarrollar en el Paso Fronterizo Cristo
Redentor, que tendría un costo estimado en 3.000 millones de dólares.
La región, articulada sobre la base de ejes y nodos que permiten entender
el ordenamiento del territorio desde el punto de vista de su estructura
espacial, a partir de un eje mayor, que coincide con su eje histórico y
geográfico definido por el paisaje, el río Aconcagua. Este elemento es el
corredor bioceánico del valle de Aconcagua, a este elemento geográfico,
se le superpone la actual ruta 60 ch, como elemento mayor del corredor
comercial, que entre los Andes y Valparaíso, se constituye como el mayor
flujo del país desde el punto de vista terrestre, según datos de la Intendencia
de Valparaíso, equivalente en la actualidad a 10.1 millones de toneladas y
con una tasa proyectada de crecimiento anual de un 8.23%, conformándose
en el principal punto de contacto del país con el Mercosur y el Atlántico.
Así también el otro extremo del corredor, determinado por los puertos de
Valparaíso y San Antonio se constituyen en el punto de contacto del país
y la región con el Pacifico y APEC, con un promedio de 2.2 millones de
toneladas equivalentes a casi el 96% del total de las exportaciones del país.
Bajo estos puntos de vista la región vuelve a manifestar una condición dual,
tanto de identidad local y global, ambas desarrolladas simultáneamente.
103
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Territorio y Población
Los Molles
Los Molles
Putaendo
SAN FELIPESanta María
Cabildo
Panquehue
Nodo 3
56,89% de la Población
876.022 hab.
La Cruz
Panquehue
Llaillay
Rinconada
Nodo 1
8,56% de la Población
131.911 hab.
Santa María
San Esteban
Curimón
Viña del Mar
Nodo Mayor 3
Quilpué
Laguna Verde
Concón
Olmué
VALPARAÍSOViña del Mar
Laguna Verde
Placilla
Curauma
Curauma
Algarrobo
El Quisco
Casa Blanca
Algarrobo
El Quisco
Isla Negra
EL Tabo
SAN ANTONIO
Rocas de
Santo Domingo
Nodo 4
8,57% de la Población
136.594 hab.
Centro Urbanos según Población
104
1.000.000 - 5.500.000
Habitantes
100.000 - 500.000
Habitantes
40.000 - 100.000
Habitantes
15.000 - 40.000
Habitantes
5.000 - 15.000
Habitantes
Llaillay
Curimón
Rinconada
Cabildo
Concón
LA LIGUA
EL Tabo
Las Cruces
Cartagena
SAN ANTONIO
Viña del Mar
VALPARAÍSO
Laguna Verde
Rocas de
Santo Domingo Putaendo
QUILLOTA
Ruta 60
Calle Larga
Ruta 57
Area Metropolitana
Santiago
Ruta 68
Algarrobo
El Quisco
Placilla
LOS ANDES
Ruta F698
Casa Blanca
La Calera
Curauma
San Esteban
Ruta 60
Isla Negra
Isla Negra
EL Tabo
Las Cruces
Cartagena
Panquehue
Nodo Mayor 1
Los Andes
San Felipe
Santa María
r
ayo
M
l
ia
Olmué
ad
R
d
Limache
Ruta 5
da
i
iv
t
Villa Alemana ec
n
Quilpué
Placilla
La Cruz
QUILLOTA
Valparaíso
Viña del Mar
Villa Alemana
Nogales Catemu
Hijuelas
La Calera
Quintero
Concón
Limache
Puchuncavi
Ventanas
QUILLOTA
VALPARAÍSO
SAN FELIPE
Maitencillo
LOS ANDES
Calle Larga
Putaendo
Ruta 5
co
La Calera
Quintero
Nogales Catemu
Hijuelas
Zapallar
de
Ventanas
SAN FELIPE
Cabildo
LA LIGUA
Papudo
Calle Larga
Putaendo
de
Curimón
Rinconada
Zapallar
Nodo 2
Maitencillo
14,88% de la Población
Puchuncavi
229.241 hab.
Pichicuy
Santa Esteban
LA LIGUA
Papudo
Nodo Mayor 5
La Ligua
Ar
co
Pichicuy
Ar
co
Nodo 5
el 5,95% de la Población
91.683 hab.
r
Meno
l
a
i
ad
dR
a
id
tiv
c
ne
o
c
Las Cruces
Nodo 5
Nodo 4
Nodo 3
Santa 56,89%
María de la Población
SAN
FELIPE
el 5,95% de la Población
8,57%
de la
Población
91.683 hab.
136.594 hab.
876.022 hab.
San Esteban
Nogales Catemu
Panquehue Curimón
LOS ANDES
Hijuelas
La Calera
Rinconada
La Cruz
Calle Larga
Llaillay
Cartagena
Nodo 2
14,88% de la Población
229.241 hab.
Estructura Territorial
La economía mundial se ha convertido en un mosaico de regiones económicas, que abarcan una
multiplicidad de jurisdicciones políticas (países, estados, provincias, ciudades), y cuyos puntos
nodales o centros son las ciudades. Ellas adquieren un nuevo rol como actores en un orden
internacional hasta ahora monopolizado por los estados nacionales como los únicos actores
públicos globales.
La estructura de ocupación territorial del corredor bioceánico central está determinada por su
emplazamiento sobre la red de caminos existentes, y queda claramente visualizada en la cartografía
adjunta. Compareciendo un conjunto de tres nodos o polos de desarrollo conformados por
duplas de ciudades cabecera de sus respectivas provincias instaladas sobre el eje de circulación
que corre desde cordillera al mar.
Estos nodos como centros intermedios entre tramos de la red de transporte adquieren el valor
de Portales Terrestres, en cuatro puntos de cruce que dan acceso a otros tramos y direcciones
como lo fue LLay Llay en el trayecto del ferrocarril Valparaíso Santiago, portal del tramo hacia Los
Andes y Mendoza.
En esta estructura aparecen dos zonas fuera del eje: San Antonio y Petorca, aunque San Antonio
por su carácter portuario queda vinculado por un camino transversal a través de Casablanca y
Algarrobo, y en forma directa por la ruta 5 y autopista del Sol. Petorca en cambio aunque tiene
conexiones a ruta 5 queda en una posición satelital lejana.
La voluntad política de repotenciar el eje de corredor bioceánico a través del Paso “Los Libertadores”
mediante la construcción de un túnel a baja altura, conectándose a la ruta que desemboca en
el Puerto de Valparaíso junto a la construcción del ferrocarril andino entre Mendoza y Los Andes
descarta opciones distintas como el corredor por la Sexta Región que conecta a Argentina por el
paso Las Leñas empalmando con San Antonio a través de la carretera de la fruta.
SAN ANTONIO
Nodo Mayor 4
San Antonio
Ruta 48
Rocas de
Santo Domingo
Rutas del Arco Conector
Portal Terrestre
Ruta 57 = 58.38 km
Santiago - Los Andes
País, Norte
Santiago
Ruta 5 = 73.19 km
Santiago - Calera
LOS ANDES
La Calera
Ruta 68 = 86.59 km
Santiago - Valpataíso
QUILLOTA
Portal Terrestre
Ruta 5 = 45.94 km
Santiago - La Ligua
Viña del Mar
Portal Marítimo
Pacífico / Asia
Santiago
SAN FELIPE
105
Ruta F698 = 50 km
Santiago - Olmue
Ruta 48 = 72.59 km
Santiago - San Antonio
Territorio y Conectividad
Mercosur - Santiago
Santiago
Portal Terrestre
País, Sur
Santiago
Corredor Bioceánico
Ruta 60 ch
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Convento San Francisco, Curimón
Paseo Wheelwright, Valparaíso
3.
Región Patrimonial
y Turística
No cabe duda que Viña del Mar y Valparaíso son reconocidos como un
centro de atracción turística de fama continental. En el caso de la primera,
desde un suburbio de paseo dominical para habitantes de Valparaíso, con
la llegada del tren se transformó en una zona residencial que se desarrolló
alrededor de la estación del ferrocarril. A partir de la parcelación realizada
por José Francisco Vergara, en cuyo contrato se estipulaba “dar en arriendo
pequeños lotes de terreno que se adquieren con la condición de que se
edificaran casitas pintorescas rodeadas de hermosos jardines“ (Santos
Tornero), la afluencia masiva de visitantes va poniendo de moda el veraneo
en torno al Gran Hotel de la calle Álvarez y el concepto de balneario a partir
de los baños de mar que instaló el Dr. Von Schröeder en Caleta Abarca,
precursor de las playas que entonces quedaban lejanas, tras la zona de
industrias en la costa de la población Vergara.
106
El terremoto de 1906 con su secuela de destrucción en Valparaíso marca el
inicio del éxodo a la ciudad de las quintas y jardines, junto a la conformación
del hipódromo Valparaíso Sporting Club, el Paperchase, la edificación de
elegantes mansiones, villas de modelo italiano y castillos, se empieza a
configurar la identidad de ciudad jardín con un estilo aristocrático de vida.
Después vendrá el casino, (1930), un palacio en medio de jardines, que
marca la impronta de la ciudad y atrae al turista nacional y al residente de
verano santiaguino. Sucesivamente surgirían, el Palacio Presidencial, la
Quinta Vergara, el Teatro Municipal, el Hotel O´Higgins, Cap Ducal, Estadio
Sausalito, así como los grandes eventos entre los cuales distingue el Derby
Day y el Festival de la Canción, los que posicionan la marca de Viña del Mar
como ciudad bella o ciudad que encanta.
Por su parte el viejo Valparaíso, nostálgico de su pasado glorioso como la
Joya del Pacífico, no pierde su encanto pintoresco y bohemio, inspiración
de artistas, pintores, poetas, escritores e intelectuales que cantan el espíritu
de una ciudad indescriptible, en un proceso de reconversión como ciudad
patrimonio de la humanidad y centro de atracción turística nacional.
Pero la región es más vasta que Valparaíso y Viña del Mar, su patrimonio
natural y cultural se extiende a otras localidades que albergan bienes
culturales significativos que otorgan a la zona un atractivo turístico con
proyección nacional e internacional como el Parque Nacional La Campana,
el convento de Curimón en San Felipe, el centro invernal de Portillo, la casa
de Neruda en Isla Negra y el litoral sur entre Algarrobo y Rocas de Santo
Domingo, entre otras localidades.
Conceptualmente ocio se entiende como tiempo libre que se dedica a
actividades que no son ni trabajo, ni tareas cotidianas esenciales. Es un
tiempo recreativo que se usa libremente como una actividad restauradora de
un estado vital, en tanto que el trabajo ya no se limita a una función obligada
para subsistir, sino como una forma de realización del ser personal, condición
que alcanzada da cuenta del nivel de vida y desarrollo de la sociedad.
En este contexto el uso del tiempo libre da lugar a la práctica de variadas
actividades, sociales, deportivas, recreativas, y entre ellas la de viajar con
tales fines, a lo que llamamos turismo.
La practica del turismo es una experiencia de desplazamiento territorial,
basada en la movilidad de las personas, desde lugares de origen hacia
destinos elegidos por sus cualidades o atractivos, lo que constituye una
práctica social que suma a la condición del descanso y la recreación un
factor de vinculación con otros entornos ambientales o culturales y un
sustento logístico de transportes, hospedaje, servicios y actividades
complementarias que involucra recursos financieros, humanos y materiales,
generando negocios, trabajo y crecimiento económico.
Desde su inicio como actividad organizada el turismo se fue relacionando
con objetivos de rentabilidad económica, pero existen en su desarrollo otros
factores, que le confieren un valor especial como práctica social que permite
conocer otras realidades culturales, ampliar visiones de mundo e interactuar
con otras comunidades sociales, valorando la diversidad, el multiculturalismo
y a la vez fortalecer la propia identidad.
En este contexto la vinculación entre turismo, patrimonio e identidad cultural
es algo natural e inherente al desarrollo de las personas y de la comunidad,
y cada vez más son materias incorporadas en las políticas y estrategias de
desarrollo nacionales.
El turismo se ha convertido en un fenómeno de masas y en una de las
industrias más potentes de los países desarrollados y en vías de éste, de ahí
que se advierte la necesidad de ajustarse a una serie de cambios que están
delineando unas nuevas tendencias dentro del sector, como por ejemplo
la nueva riqueza de la clase media y de los jóvenes y el envejecimiento de
la sociedad, lo cual ha provocado que haya un aumento de la demanda
de viajes. Cada vez más personas se pueden permitir ser un turista, y con
diversos intereses, desarrollándose variados tipos de actividad turística en
función de las cualidades de los lugares:
• Turismo de sol y playa: es el turismo por excelencia de esta región y el
más masificado en la temporada estival.
• Turismo cultural: tiene por motivación el acercamiento al patrimonio
y sitios de valor histórico.
• Turismo rural: contacto con la naturaleza y tradiciones en pequeñas localidades.
• Turismo de salud: espacios naturales con propiedades terapéuticas. • Ecoturismo: visita a lugares con valor ecológico, reservas naturales.
• Turismo deportivo y aventura: práctica de deportes de temporada.
• Turismo gastronómico: desarrollado en torno a comidas típicas
de países o regiones.
Aunque no se puede hablar de agotamiento del modelo turístico dominante
(estival - sol - playa) cuya demanda masiva persiste, existe una búsqueda de
nuevos valores y modos de vacacionar, descansar y aprovechar el tiempo libre.
La Organización Mundial del Turismo dependiente de Naciones Unidas
estipula que éste comprende las actividades que realizan las personas
durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno habitual,
por un periodo de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio,
por negocios y otros motivos.
El turismo en nuestra zona presenta las siguientes características
ampliamente reconocidas por todo el país:
a) Una realidad marcada por el clima, la diversidad de paisajes, la
conectividad, la cercanía con la capital y muy especialmente por el
Borde Costero.
b) Un Borde costero extenso que aloja una verdadera red de
balnearios que van desde Santo Domingo por el sur hasta Los
Molles por el norte, donde no sólo llegan visitantes, sino moradores
temporales de segunda vivienda.
Siendo el turismo de descanso lo predominante, esto no significa que no
existan otros atractivos que generen flujos propios, como por ejemplo la ruta
patrimonial de Valparaíso. Sin embargo, el predominio del primero asegura
la reiteración de la visita, el hábito de descansar principalmente en nuestra
costa o en zonas del interior como Olmué o valle del Aconcagua.
Mercado Turístico Regional
El Informe Final de la “Consultoría Regional para apoyar la preparación de
Agenda y de Planes de Mejoramiento de la Competitividad de la Vª Región”
elaborado por PETQUINTA S.A., Consultora Técnica, 2007; y contrastado
con el análisis de la literatura disponible y del conocimiento experto regional,
se ha definido “que al interior de este eje los sub - sectores con potencial de
impacto son Turismo de Sol y Playa y el Turismo de Intereses Especiales”.
Ambos sub - sectores, dadas la concentración y la cercanía y la naturaleza
de los mismos, presentan atributos y productos complementarios, con una
demanda interna consolidada - segunda en importancia del País - y una
externa con tasas crecientes.
Un ejemplo de lo anterior, son las motivaciones de los argentinos, principal
mercado emisor de corta distancia, quiénes manifiestan en un 49,1% su
interés por Sol y Playa, un 42,5% por realizar compras y un 72,1% por los
distintos tipos de Turismos de Intereses Especiales.
107
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
San Alfonso del Mar, Algarrobo
La demanda respecto del sub - sector Sol y Playa está asociada
fundamentalmente al mercado interno y al ingreso de turistas de corta
distancia, principalmente argentinos. Así, el 40% de los turistas de la Región
Metropolitana, principal mercado emisor interno, prefiere como destino la
Región de Valparaíso y de éstos el 63% establece como principal motivación
Sol y Playa. (1)
(1) Plan Maestro de Turismo Región de Valparaíso, Encuesta Mercado Interno, PUCV - 2004.
Por otra parte desde el punto de vista de oferta, existe necesidad de
desestacionalizar la demanda y agregar valor a los programas existentes, y
conferir a la imagen local un sello diferenciador competitivo frente a destinos
alternativos.
La región tiene una participación de 37,5% sobre el total de turistas extranjeros
que ingresan a Chile. De éstos sobre el 78% declara que sus motivaciones
están asociadas a productos vinculados al sub - sector Intereses Especiales.
Los productos asociados a estos sub - sectores, a nivel regional, que han
presentado los mayores crecimientos son Cultural - Patrimonial, Naturaleza,
Congresos - Eventos, Compras y Sol - Playa.
Al interior del eje, los análisis realizados sitúan a Intereses Especiales como
el sub - sector con mayor potencial de clusterización. Los productos
asociados a este sub - sector, a nivel regional, que han presentado los
mayores crecimientos son Cultural - Patrimonial, Naturaleza, Congresos Eventos y Cruceros.
Complementariamente, en otro estudio relacionado con el turismo interno
(residentes en Chile) durante el año 2007 (2) elaborado por SERNATUR,
se señala que nuestra zona costera concentra el 77% de interés como un
destino de turismo interno.
108
(2) Sernatur, Sitio Oficial de turismo en Chile, “Estudio e Investigaciones:
Estudio de Turismo Interno 2007.”,
http://www.sernatur.cl/institucional/PDF/estadisticas/turismo - interno/ESTUDIO - DE - TURISMO INTERNO - 2007 - IPSOS.pdf
DESTINOS TURISTICOS (3)
Nº
Destinos (Áreas) Incidencia % en
Turísticos
el total de lugares
mencionados
1
Valdivia
32,1%
2
Valparaíso y Viña del Mar
31,6%
3
La Serena y Coquimbo
28,5%
4
Pucón y Villarrica
28,0%
5
Litoral Norte R. Valparaíso 24,9%
6
Concepción
22,2%
7
Santiago y Farellones
21,0%
8
Litoral Algarrobo
Sto. Domingo
20,6%
9
Temuco y Lago Buci
20,1%
10
Salto del laja y Antuco
17,5%
11
Chillan y Valle Las Trancas
17,1%
12
Chiloé
17,1%
13
Lago Llanquihue
y Todos los Santos
16,3%
14
Rancagua
y Valle del Cachapoal
14,5%
15
Lago Calafquén
13,5%
16
Lago Panguipulli y Ranco
11,4%
17
Parque Nacional La Campana 10,4%
18
Valle del Elqui
10,3%
(3) Sernatur, Sitio Oficial de turismo en Chile,
“Estudio e Investigaciones: Estudio de Turismo Interno”
Turismo y Segunda Vivienda
La adquisición de la segunda vivienda, es un caso significativo de
desarrollo inmobiliario asociado a la actividad vacacional y turística, que
aparece posteriormente de haber satisfecho la necesidad básica de
vivienda permanente, y ofrece variadas alternativas de ubicación, entorno,
materialidad y servicios complementarios, desde grandes condominios
o resort como Marbella, Alto Mantagua, San Alfonso del Mar, Parcelas de
agrado en zonas del interior, o casas en las zonas de playas.
Mientras la vivienda general, en la zona analizada aumentó en un 32%, el
crecimiento de la segunda vivienda tuvo un incremento del 67%, lo que
muestra la expansión en una década de este tipo de vivienda en el borde
costero. Es Importante señalar que esta estimación es aún un cálculo
restringido, dado que desde el 2002 a la fecha la cifra ha tenido un importante
crecimiento no considerado y en el caso de Viña del Mar sólo se contabilizan
las viviendas desocupadas; 11.771, aún cuando hay un importante número
de viviendas que aparecen como ocupadas y sin moradores. Un ejemplo de
ello es que se registraron en el Censo del 2002, 5.536 viviendas en donde los
moradores no se encontraron ese día, y es posible que en su gran mayoría
corresponderían a segundas viviendas.
Centro Invernal, Portillo
Durante del año 2007 de Sernatur, se señala que el segundo motivo por
el que los entrevistados deciden su destino vacacional, es porque poseen
vivienda en el lugar. (4)
Durante el 2008 en la Región de Valparaíso existían 80 proyectos en
desarrollo de segunda vivienda.
La identificación del Turismo como vocación propia de nuestra región,
está caracterizada principalmente por un turismo de descanso u ocio,
complementado por un turismo de intereses especiales. Este carácter está
determinado por el clima, la variedad de paisajes, la excelente localización
en relación al principal centro urbano del país y a su extenso borde costero
que cubre todo el territorio con una gran red de balnearios que van desde
Santo Domingo por el sur hasta Los Molles por el norte, lo que se ve
complementado por la gran calidad de vida reconocida por los habitantes
del resto del país.
(4) Sernatur, Sitio Oficial de turismo en Chile, “Estudio e Investigaciones:
Estudio de Turismo Interno 2007.”,
http://www.sernatur.cl/institucional/PDF/estadisticas/turismo - interno/ESTUDIO - DE - TURISMO-
INTERNO-2007-IPSOS.pdf
Esta información se ve confirmada con otro estudio que pretendía conocer
el lugar donde alojan, cuando vienen a Viña del Mar, los que provienen de
las comunas ABC1 de Santiago (Las Condes, Providencia, Vitacura, Lo
Barrenechea). Este estudio arrojó como resultado que un 32,4% de los
entrevistados tienen casa propia en Viña del Mar.
Según informe de Revista Gestión en el 2007 sobre el boom de la segunda
vivienda, “el 74% de la demanda de los inmuebles de ocio se centra en la
playa (inmediata o cercana a la ciudad cabecera zonal); un 18% en zonas de
lagos; un 7% en sectores de montaña y un 1% en áreas campestres.”
Constatar que 1 de cada 4 viviendas de la zona costera corresponde a
segunda vivienda es de enorme trascendencia para la región y su desarrollo.
Comparativamente la segunda vivienda de la zona de Villarrica - Pucón es
del orden del 31%, mientras que la Serena - Coquimbo y Vicuña es de un
13%.
Es una realidad que enriquece nuestra realidad turística, ya que son
personas que vienen periódicamente a la zona y consumen tanto bienes
como servicios, además pagan contribuciones y generan el interés de otros
por contar con un espacio propio de descanso.
En la actualidad, los proyectos inmobiliarios de segunda vivienda en Chile,
están enfocados no sólo a clientes de los estratos socioeconómicos (5)
más altos como el estrato ABC1, sino también a los estratos C2 y hasta
el segmento C3 está accediendo a este tipo de inmuebles, el cual antes
aparecía con participación cero en el mercado, hoy refleja que se está
incorporando incipientemente con un 4% de participación (6).
(5) Revista Gestión, 15-06-2007
(6) Revista Gestión, (15-06-2007), “
Negocio de segunda vivienda: como en sus mejores tiempos”.
El sector de la segunda vivienda ha cambiado considerablemente, y no
se debe sólo a que ha dejado de ser inalcanzable, sino que también a la
sofisticación que presentan estos proyectos inmobiliarios, en relación a
los materiales de construcción y equipamiento, por lo que algunos son
considerados como “Mega Proyectos”, incorporando características de valor
agregado. Entre éstas se destacan canchas de golf, lagunas, marinas, club
house, restaurantes de primer nivel, piscinas temperadas, spa, club ecuestre
y playas privadas, entre otras, apuntando principalmente a satisfacer las
necesidades de descanso y diversión, todo incluido en el mismo lugar.
La principal característica del borde costero de la Región de Valparaíso es su
fácil acceso al mar, su densidad e influencia social y cultural. Está conformado
por un conjunto de polos de desarrollo multifuncionales emplazados a lo
largo del litoral central, con dos puertos y dos ciudades únicas en Chile por
sus recursos y valor patrimonial y cultural, recreativo y de esparcimiento,
gratas para residir, trabajar, estudiar, pasear, que se interconectan con todas
las zonas del interior y las potencian.
Todas las regiones del país - incluyendo la Metropolitana - han definido
al sector Turismo como un eje estratégico o cluster a priorizar. La clave
del desarrollo es permitir la flexibilidad como nuevo principio central de
la producción y de la gestión se vincule con la necesidad de competir en
mercados globales y segmentados tanto espacial como temporalmente,
promoviendo una transición hacia la diversidad de modos postfordistas, que
posibilite que emerja una nueva geografía económica en donde coexisten
regiones y sistemas urbanos de tipo tradicional con nuevas estructuras
espaciales discontinuas organizadas en “redes” y en “cadenas”.
Por otra parte el incremento significativo de vivienda vacacional trae
consigo problemas colaterales, como los impactos del aumento del parque
automotriz, congestión de las vías, polución, contaminación acústica y visual,
y repercusiones en el campo del espacio urbano y arquitectura locales,
(por ejemplo densidad de edificación en entornos con valor paisajístico,
caso edificios sector Cochoa en Viña del Mar, y en la sostenibilidad de los
suelos agrícolas (caso de parcelaciones de antiguas haciendas en valles con
capacidad productiva) que requieren de políticas estratégicas de desarrollo.
109
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
110
9. Identidad Percibida
Identidad Proyectada
111
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Que nos une
y que nos Identifica
IDENTIDAD PERCIBIDA
El Estudio de percepción Identitaria realizado mediante la aplicación de
encuestas, focus group y entrevistas en profundidad en tres gurpos focales:
habitantes de la región de zonas de costa e interior, visitantes turistas y
extranjeros, y personalidades representativas de nivel nacional entregó los
siguientes resultados generales:
1. Una coincidencia en la percepción de una región con Identidad propia
entre los diferentes referentes, habitantes, turistas y extranjeros.
2. El 90% de los habitantes se declara orgulloso de pertenecer esta región
sin embargo quienes nos ven desde afuera (Turistas y estudiantes
extranjeros) no perciben este nivel de identificación en sus habitantes.
3. Los habitantes espontáneos señalan como atributos territoriales más
representativos de la región: El borde costero, los paisajes y el clima.
4. Los turistas y estudiantes extranjeros señalan como más representativos
la condición de puerto, el relieve de cerros circundantes, y el borde
costero.
El Puerto se valora como un elemento que representa una importante
actividad económica y una característica distintiva de la ciudad de Valparaíso
con relevancia nacional, en el contexto del perfil exportador de la región
interior (fruticultura e industria agroalimentaria) y del país.
El Paisaje se considera como un espacio con una gran diversidad y variedad
de entornos geográficos en las áreas de Cordillera, valles y litoral.
Los cerros como elementos geográficos son valorados principalmente por
Turistas, Estudiantes Extranjeros y habitantes del resto del país, como parte
de un paisaje que caracteriza a la región.
El Clima es valorado por su carácter templado y benigno, comparado con
otras zonas del país de condiciones más extremas.
112
Consultados por elementos considerados como hitos identificatorios de
la Región, en forma espontánea aparecen como los más representativos
el mar, asociado al borde costero, sus playas y puertos, reafirmando el
posicionamiento de este elemento geográfico como imagen de la región, y
principal foco de atracción de un país que tiene a la cordillera de Los Andes
como gran telón de fondo, pero que se visualiza como barrera que separa
y aísla, frente a un océano que abre y proyecta un horizonte extenso de
oportunidades. En este contexto se comprende la valoración de la región
como portal de comercio internacional, que se proyecta al cono sur del
continente y costa Atlántica, y a Asia- Pacífico a través del eje corredor
bioceánico Valparaíso-Buenos Aires.
113
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
La valoración que se da a un evento como el Festival Internacional de la
Canción de Viña del Mar, se interpreta en cuanto a su trascendencia como
hito identitario, que proyecta imagen asociada a turismo, entretención, y
espectáculo de nivel internacional de la ciudad, región y país, vinculado a la
imagen de Región Turística:
Principalmente de Descanso
Región Turística
• Visitante Temporal
• Habitante de Segunda Vivienda
Por Localización
Por Conectividad
Por Existencia de 4 Puertos
Región Portal
Región Global
• Gran Corredor Bioceánico
• Puerta del Pacífico
Región Habitable
y Sustentable
En cuanto a atributos que se consideran fortalezas de la Región
desde el punto de vista identitario, distintivo y diferenciador respecto
a otras regiones:
El Turismo como una actividad económica en estado de crecimiento y
desarrollo con base en el carácter patrimonial de Valparaíso, y en la fama de
Viña del Mar como capital turística de Chile.
La Conectividad en cuanto a disponibilidad de una red de comunicación
vial que permite integración horizontal y vertical, tanto interna como con el
resto del país.
La ubicación geográfica cercana a Santiago, y equidistante con el resto del
país, y su proximidad con Mendoza Argentina.
La Diversidad de actividades y alternativas de recreación y esparcimiento
que ofrece la zona en campos de cultura, deportes, eventos, etc.
La Calidad de Vida es asociada a un ritmo de vida más tranquilo y la
conjunción de atributos y fortalezas que le dan sentido. (Clima, Los Paisajes,
La Diversidad de panoramas, Borde Costero, la conectividad, la ubicación).
Del cruce e interpretación de las diversas categorías de atributos y fuentes
consultadas, los conceptos más relevantes e integradores en sentido
identitario son Región Turística, Región Portal, y Región Habitable y
sustentable.
Recursos Naturales
• Geografía
• Clima
Las conclusiones apuntan que la Región Turística queda claramente
identificada tanto por los análisis cualitativos y cuantitativos. Este carácter
turístico esta ampliamente caracterizado por el gran borde costero que va
de Santo Domingo a Los Molles, Olmué y la zona interior con las parcelas de
agrado y el turismo rural. Por otro lado, la Región Portal es valorada por esta
condición de reunir los principales puertos marítimos y terrestres del país,
por la ubicación, en relación a la región Metropolitana y la infraestructura de
conectividad existente.
Recursos Productivos
• Agricultura
• Minería
• Pesca
• Servicios
IDENTIDAD PROYECTADA
NARRATIVA: QUE NOS UNE Y QUE NOS IDENTIFICA
“Como bien lo saben los exportadores chilenos, es la narrativa que envuelve
al producto lo que aumenta el valor de cada una de nuestras botellas de vino,
nuestros racimos de uva o nuestros productos del mar. Lo mismo saben
quienes buscan atraer inversión o turismo. La promoción del producto es
indispensable, pero es cuando una narrativa universal de Chile alcanza a los
consumidores cuando aumentan el valor y la exposición de todos nuestros
intercambios.”, (Juan Gabriel Valdés, Director Proyecto Imagen País )
MAPA IDENTITARIO
Y ACTIVIDADES PRODUCTIVAS
Región Turística
Conectividad
Globalidad
Diversidad
Movilidad
Paisaje
Transversalidad
Clima
Mar
Localización
Calidad
de Vida
Región
Habitable
y Sustentable
Borde Costero
• Una región con proyección transfronteriza y trasandina, (Valparaíso - Los
Andes - Mendoza - Buenos Aires), y transoceánica (cuenca del Pacífico),
eje histórico precursor del actual proyecto de corredor bioceánico.
Las investigaciones empíricas revelan la importancia de variables tales
como la homogeneidad de valores y costumbres locales; la intensidad de
los vínculos familiares, de amistad y asociativos y el grado de integración y
solidaridad de la colectividad de referencia. Las motivaciones son múltiples.
Se puede tener el sentimiento de pertenecer a una región sociocultural por
nacimiento, por habitación prolongada, por integración social, por radicación
generacional o por actividad profesional.
• Región histórica, escenario de hitos de la independencia nacional, cruce
de los Andes del Ejército Libertador, Escuadra Libertadora del Perú, y de
la historia republicana.
El análisis de los atributos identitarios existentes en la región configuran
una caracterización de la identidad regional que desde las dimensiones del
Territorio y del Patrimonio, de la Memoria Histórica, Colectiva y del imaginario
local, sustentan la narrativa de una historia y de una visión de futuro que
contribuye a fortalecer la cohesión social, la motivación y el compromiso
ciudadano con su desarrollo.
Región
Habitable
y Sustentable
¿Cuál es el relato identitario de nuestra región?
“El relato” trata de la existencia de un ente territorial denominado “región
de Valparaíso”, caracterizado por una diversidad geográfica, ambiental
y espacial de zonas con particularidades propias, que en su conjunto
responden a un orden político y administrativo de 7 Provincias.
Si consideramos como definición operativa del concepto de identidad
regional, un proceso a través del cual las personas se identifican con un
territorio, con su cultura, tradiciones, paisaje, historia, etc., asumiendo un
sentimiento de pertenencia a su sistema cultural de referencia, basado en
la conjunción entre el medio físico, continuidad histórica y contexto social.
(Surge así el concepto de región socio-cultural, definida por Guillermo Bonfil
como “la expresión espacial, en un momento dado, de un proceso histórico
particular...” 1973).
La identidad regional se da cuando por lo menos una parte significativa
de los habitantes de una región ha logrado incorporar a su propio sistema
cultural los símbolos, valores y aspiraciones más profundas de su región
• Región policéntrica interconectada interna y externamente con Santiago,
y Mendoza.
• Región patrimonial, poseedora de importantes monumentos y sitios de
valor histórico.
• Región pionera y emprendedora, gestora de importantes empresas de
trascendencia nacional e internacional, Tren Trasandino Naviera PSNC.
• Región cultural. Lugar elegido por intelectuales, artistas y poetas.
• Región multicultural. Centro de inmigrantes y encuentros de culturas de
colonias extranjeras.
Este relato, surgido del proceso histórico de ocupación del territorio, desde
los primeros asentamientos humanos, de la conquista incaica y española,
de la independencia y de la gestación de la República, junto a la recopilación
de elementos propios de las tradiciones y costumbres, modos de vida y
hechos memorables que forman la memoria colectiva y el imaginario local,
permite identificar los elementos representativos de cultura regional con
potencialidad de gestionar desarrollo.
• Región turística, habitable y con calidad de vida atractiva para vivir, visitar,
estudiar y trabajar.
Una política sensata de desarrollo cultural en el plano regional implica poner
en juego conjuntamente tres tipos de acciones: abrir la región al mundo,
cultivar su especificidad histórica y cultural, y, finalmente, estimular la
participación de los habitantes, ya que se trata de un desarrollo endógeno
autosustentado.(1).
FACTOR COMÚN DE TODA ESTA VARIEDAD DE ATRIBUTOS
CULTURALES; SOCIALES E HISTÓRICOS ES LA CONJUNCION DE
ATRIBUTOS GEOGRÁFICOS, CLIMÁTICOS, ESPACIALES; AMBIENTALES
QUE CONFIGURAN UNA MACRORREGIÓN DIVERSA, VARIADA Y
PLURI-IDENTITARIA; HOSPITALARIA, ACOGEDORA Y ATRACTIVA PARA
HABITAR Y VIVIR, INTERCONECTADA INTERNA Y EXTERNAMENTE
CON VOCACIÓN Y PROYECCIÓN GLOBAL (TRANSCONTINENTAL Y
TRANSOCEÁNICA.)
• Calidad de Vida
114
¿Cómo se adquiere una identidad marcada por la territorialidad? Según Pollini
(1990:),” mediante la socialización primaria de los individuos en el ámbito
de múltiples colectividades de pertenencia territorialmente caracterizadas.
A través de procesos de socialización los actores individuales interiorizan
progresivamente una variedad de elementos simbólicos hasta llegar a
adquirir el sentimiento y el estatus de pertenencia socio-territorial.”
(1) Pollini, Gabrielle, 1987.Apartenenza e identità. Milano: Franco Angeli
ELEMENTOS DE UNA NARRATIVA
IDENTITARIA REGIONAL
• Una región que tiene más de 10.000 años de presencia de comunidades
humanas de las cuales existen vestigios en sitios arqueológicos
en zonas contiguas como Quereo, en Los Vilos y laguna de Tagua
Tagua, pertenecientes al período denominado Paleoindio,: o los de
Huentelauquen, El Chivato, Los Molles del período arcaico, y las Tradición
Bato y Complejo Cultural Llolleo, del período Alfarero (300-900 a. de .C.)
que constituyen bienes y atractivos turístico de interés.
• Una región incorporada al Imperio incaico, el Tawaintisuyo, entre 1470
y 1493, constituida como la región del Kollasuyu, de lo cual existen
vestigios del camino del inca, y el pucara de El Tártaro en el Cerro El
Castillo de Putaendo, y testimonios de cronistas de los asentamientos
incaicos en Quillota.
• Una región con un rol central en la conquista española, donde Diego de
Almagro establece su centro de operaciones, desde el cual se descubre
la bahía de Valparaíso, (Juan de Saavedra) los lavaderos de oro del Marga
Marga, y posteriormente Pedro de Valdivia nombra Puerto de Santiago
(1554).
• Una región cuya ciudad de Valparaíso se convierte en el principal puerto
de recalada en el Pacífico por la ruta Cabo de Hornos, (1616) y de la ruta
Valparaíso Callao como centro de comercio entre las provincias de Cuyo,
Buenos Aires y el Virreinato del Perú
• Región efectivamente habitada de Cordillera a Mar.
• Región rica en recursos naturales, productiva y exportadora.
CONCEPTOS CLAVES:
Región Habitable, sustentable y con calidad vidaGlobal, transcontinental transoceánica.
Patrimonial y turística.
En razón de lo anterior el texto de esta publicación ha sido concebido con
una estructura narrativa que responde a los siguientes principios.
• Una secuencia no lineal de un discurso conformado en tiempo y espacio
como un conjunto de microhistorias locales arraigadas en la memoria
histórica, colectiva e imaginario social de la región.
• Estructura de lectura fragmentada de información, acotaciones al
margen, citas y referencias que cruzan el cuerpo del libro y van hilando una
historia en base a una selección convencional de hitos representativos
con valor identitario a escala regional (eso significa que no están todos
los hechos sucedidos sino aquellos considerados más significativos).
• La estructura del corpus narrativo, plantea ideas centrales abiertas a
ser profundizadas a través de lecturas de bibliografía y documentación
existente en diversas fuentes.
• El eje estructurante de la propuesta está en la conjunción entre las
características identitarias del Territorio, el Patrimonio regional, y la
Memoria y su cruce con el estudio de percepción.
115
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
• La caracterización identitaria apunta a la focalización de las principales
áreas productivas en las que los atributos identitarios tienen potencialidad
de generar desarrollo, competitividad y crecimiento económico, lo que
no implica excluir otras existentes.
• Estos focos tocan en forma directa o indirecta a los ejes estratégicos del
plan de desarrollo de la región.
La propuesta enfatiza el objetivo del Programa de Fortalecimiento de Identidad
promovido por el Gobierno Regional y SUBDERE orientado a promover
la socialización e internalización del concepto de Identidad regional,
y la comprensión de su rol, e incidencia en el desarrollo de la Región, a
través de la instalación de la reflexión en los organismos y organizaciones de
la comunidad.
Desde el enfoque de la identidad como un proceso construcción social
las identidades colectivas tales como género, clase, etnia, nacionalidad etc.,
son consideradas “identidades culturales”, cuyo significado se refiere a una
cualidad o conjunto de cualidades con las que una persona o grupo de
personas se ven íntimamente conectadas, y se definen a sí mismos al querer
relacionarse -identificarse con determinadas características.
Las identidades culturales funcionan produciendo significados e historias con
los cuales las personas pueden identificarse de distinta manera, y mientras
más relevante sea el rol de la identidad colectiva para la construcción de una
identidad personal, mayor será la atracción de los significados y narrativas
que se crean para interpelar a los individuos a identificarse con ellos.
II. CONCEPTOS INTEGRADORES
La problemática de la gestión estratégica de la Identidad y implica entonces
un complejo proceso de Comunicación. De información y difusión de ideasfuerza, de conceptos competitivos, de valores culturales y de imágenes de
soporte; tanto en el interior del territorio como en el entorno de interacción y
en los principales mercados de actuación de las organizaciones integrantes
de la “empresa” común que configura la región.
1. REGIÓN PORTAL.
El estudio de identidades resulta coincidente en definir como uno de los
elementos más significativos de caracterización de la Región el concepto
de Portal, entendido como espacio territorial que cumple el rol de puerta
de entrada y salida de productos y mercancías que transitan por el eje de
comercio internacional transcontinental y transoceánico que sitúa a esta
región como parte de la Macrozona Central de Chile y del área interregional
del cono Sur de América.
De ahí que la propuesta resultante del estudio realizado, se refiera a la
definición de tres conceptos ideas fuerza que configuran la imagen territorial.
Estos son los conceptos de Región Habitable /sustentable, Región
Portal y Región Turística, las que teniendo como soporte la idea fuerza
de CALIDAD DE VIDA como atributo integrador y portador de una cualidad
que toca a la vivencia de las personas, como protagonistas de los procesos
de desarrollo, se manifiesta en el espacio de las ciudades como unidades
básicas de la estructura territorial.
Esto es corroborado desde el punto de vista histórico, y de las percepciones
de los actores sociales que reconocen en este atributo de su identidad
una potencialidad de desarrollo vinculada a la infraestructura portuaria, de
transporte, de servicios y apoyo logístico asociados.
Son las ciudades agrupadas política y administrativamente en provincias
o cualquier otro tipo de organización, las que interactúan desde lo local,
en forma asociativa, constituyendo redes de cooperación, en función
de las líneas estratégicas de desarrollo elegidas para actuar sinérgicamente
potenciando su competitividad.
La vinculación y congruencia entre la localización física del corredor
bioceánico, y las redes existentes de carreteras, con la configuración histórica
del eje del valle del Aconcagua, y del ferrocarril reafirma la conciencia de
un hito presente en la memoria colectiva como experiencia vivida por miles
de personas que diariamente transitan por las carreteras y el ferrocarril, y
como imagen percibida del tránsito de camiones portadores de container
a través del paso Libertadores y de naves mercantes en los puertos de
Valparaíso. Esto al punto de constituir la figura del container como un icono
representativo de esta caracterización identitaria de la Región como corredor
internacional de comercio.
De ahí que una imagen alegórica de esta identidad territorial sea la estructura
molecular de un conjunto de esferas interconectadas e interactuantes que
contienen en su interior la multi diversidad de lo local y que se insertan en el
mundo global en forma unitaria en cada una de las dimensiones estratégicas,
definidas como áreas prioritarias de desarrollo identitario: Región Portal,
Turística y Habitable.
La nación es un caso muy especial en este respecto porque demanda y
logra un grado de compromiso de parte de sus miembros que no tiene
paralelos con otras identidades culturales, de tal forma que es capaz
de instaurar el concepto de lo chileno en una gran diversidad de grupos
originarios, e inmigrantes de diversas procedencias que asumen como
propios determinados atributos, costumbres, y sentimientos respecto a sus
tradiciones y visión de futuro.
2. REGIÓN HABITABLE - SUSTENTABLE (CALIDAD DE VIDA).
La identidad de un territorio es el conjunto de las percepciones colectivas
que tienen sus habitantes con relación a su pasado, sus tradiciones y sus
competencias, patrimonio cultural, estructura productiva. Recursos, futuro,
etc. También, puede estar fundada en un proyecto futuro o una utopía, que
convoca compromisos de adhesión.
IDENTIDAD Y ESTRATEGIA REGIONAL
IDENTIDAD Y DESARROLLO REGIONAL
I. CONCEPTOS FUNDAMENTALES
(VISIÓN DE FUTURO)
Vínculos de la caracterización identitaria planteada por el estudio SER
REGION y los conceptos fundamentales de la Estrategia Regional de
Desarrollo, (versión 2001-2010).
El concepto de “desarrollo” se percibe generalmente como “crecimiento” y
“progreso”, lo que no se limita solamente a desarrollo económico, sino en
forma más amplia orientado a conseguir desarrollo social y calidad
de vida.
116
Región ,portal, saludable, integrada, equilibrada, de recursos y humanidad
diversa: islas, costa, valles y cordillera, inserta en un contexto nacional e
internacional.
Pero el espacio regional es un espacio organizado en base a ciudades. En
las ciudades vive y trabaja la mayoría de la población. Además, la experiencia
muestra que las ciudades, en razón de sus funciones más que por su
tamaño, tienden a integrarse en redes de cooperación y sinergia cada vez
más nutridas.
La Imagen Territorial personaliza e identifica los atractivos y productos del
territorio. La gestión estratégica de la Imagen Territorial, apunta entonces
a lograr que cualquier elemento estratégico de un territorio obtenga una
rápida identificación positiva, a escala supraregional e internacional. Esto
comprende a sus empresas y organizaciones; sus productos y servicios
como turismo, y tecnología; así como, en su caso, su calidad de vida. En
síntesis, su “estilo de vida”.
La Región se propone constituir el Portal central del Cono Sur de América
aprovechando las ventajas comparativas que le otorgan su localización
y la infraestructura de conectividad vial, como puerta de entrada y salida
del comercio de la Macrozona Central de Chile, del Área Interregional
sudamercana y de la Cuenca del Pacifico.
Por su parte la narrativa motivadora de un proceso de identificación de las
personas con la idea de región se arma en torno al conjunto de microhistorias
y de hitos relevantes de los que dan cuenta los testimonios de personajes de
nuestra historia regional acerca de los atributos que sustentan la calidad de
vida de esta región privilegiada.
La Región se propone además consolidar un alto nivel de calidad de vida,
posicionándose como una Región de vida saludable, logrando un medio
ambiente descontaminado y privilegiando la producción limpia y la promoción
de la salud, con el objetivo de mejorar las condiciones y calidad de vida de
la población regional.
El estudio de Identidades concluye también en el reconocimiento de la
Calidad de Vida como atributo asociado a la caracterización identitaria de
esta región, vinculado a sus condiciones geográfica, ambiental, climática y
paisajística, que la hacen atractiva para vivir, visitar, trabajar, estudiar y como
zona de descanso vacacional.
Asociado a sus condiciones de presencia de un entorno natural variado,
que comprende lugares en ambientes cordilleranos, precordilleranos,
montañosos, valles fértiles y costas de variadas configuraciones morfológicas,
ofrece condiciones favorables para la vida de sus pobladores de todas las
condiciones sociales, ofreciendo una amplia diversidad de espacios públicos
que favorecen el objetivo de desarrollo social, equidad socio económica y
desarrollo económico con sustentabilidad de sus recursos naturales, en
cuyo contexto el estudio identitario resalta el concepto de CALIDAD DE VIDA
en su sentido amplio como un atributo existente y desarrollable como factor
de atractivo para el mercado inmobiliario y turístico.
El concepto de calidad de vida hace referencia a una diversidad de
circunstancias que incluyen además de la satisfacción de necesidades, el
ámbito de relaciones sociales del individuo, sus posibilidades de acceso a
los bienes culturales, su entorno ecológico-ambiental, los riesgos a que se
encuentra sometida su salud física y psíquica. Es decir, se está haciendo
referencia a un término que es sinónimo de la calidad de las condiciones
en que se desarrollan las diversas actividades del individuo, condiciones
objetivas y subjetivas, cuantitativas y cualitativas, las que en el caso de
nuestra región son claramente favorables.
117
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
3. FUNCIONES
a. Función económica
La Región busca la maximización de su crecimiento económico basado
en el uso sustentable de sus recursos naturales, en el fortalecimiento de
las capacidades productivas y en el mejoramiento integral de los recursos
humanos e institucionales, generando una oferta diversificada y competitiva
con producción limpia orientada principalmente al mercado mundial
globalizado, favoreciendo el desarrollo de potencialidades y oportunidades
regionales y el acceso de la población regional al empleo y a la satisfacción
de sus necesidades de consumo.
b. Función social.
Para ello la Región debe propiciar el fortalecimiento de los organismos sociales
para la integración de sus habitantes a los beneficios del desarrollo, en un
contexto de equidad y de igualdad de oportunidades para la satisfacción
de las necesidades básicas de educación, salud y vivienda; favoreciendo
en las mismas el acceso a la institucionalidad como también la posibilidad
de acceso al empleo y la capacitación, integrando a los grupos prioritarios y
propendiendo a una mayor equidad en la distribución de los ingresos.
c. Función cultural
La Región busca propiciar la socialización de una cultura de descentralización
y regionalización mediante el fortalecimiento de las identidades locales, la
protección y la valorización de las expresiones culturales que existen y se
desarrollan en su territorio, contribuyendo a su plena integración y valoración.
Para ello debe propender al reconocimiento de los vínculos tangibles
e intangibles que estructuran una malla unificadora de la diversidad y los
nodos articuladores del territorio, privilegiando un principio de equidad y de
sustentabilidad que enfatice el valor de la identidad local, de sus actividades
y de sus asentamientos humanos, como base de un desarrollo endógeno.
Dicha malla debe conectar armónicamente la Región costa con la interior,
favoreciendo la preservación y el respeto de las identidades y del patrimonio
natural y cultural regional, y desarrollando políticas y acciones orientadas
a satisfacer las necesidades y expectativas culturales y sociales de la
población regional.
y de corredor, fortaleciendo la percepción de su condición de eje virtual que
une el nodo costero marítimo portuario con el nodo fronterizo cordillerano,
y los nodos intermedios como tramo de un eje mayor de proyección
transoceánico y transcontinental.
Esto requiere desarrollar estrategias de comunicación destinadas a
posicionar el concepto mediante elementos de comunicación visual que
van desde elementos iconográficos, simbólicos y emblemáticos como una
Marca - Región asociada al sistema de conectividad, logística y transporte
multimodal que conforma el corredor bioceánico, con el objetivo de promover
identidad-identificación y reconocimiento como atributo caracterizador.
Una de las aplicaciones con capacidad de generar este posicionamiento
de imagen en los habitantes, visitantes y transeúntes en la red de caminos
del corredor es la señalética de orientación vial y elementos de orientación e
información de sitios y bienes patrimoniales lo que en general es en el país
precario.
b) Contribuir a la Generación de un Sistema
de Protección Social en la Región:
La Región aspira a la plena integración social de sus habitantes, con el fin
de potenciar el desarrollo del capital humano; para lo cual el Sistema de
Protección Social debe generar las condiciones que brinden seguridad a
las personas durante toda su vida, garantizándoles derechos sociales que
les permitan reducir los riesgos en empleo, salud, educación y previsión;
permitiendo condiciones de mayor equidad y oportunidades de progreso.
Este desafío requiere del compromiso de la ciudadanía en su conjunto,
mediante el fortalecimiento y promoción de la responsabilidad social, de una
gestión de gobierno eficiente y de una amplia participación de los actores
públicos y privados
El Objetivo de fortalecer la responsabilidad social, equidad y oportunidades
de progreso y cobertura de riesgos requiere generar una cultura de la
solidaridad y derechos sociales, que tiene como ejemplo a los personajes
protagonistas de nuestra historia regional, que responden al perfil de
benefactores, solidarios y Como Juana Ross de Edwards, Isabel Caces
de Brown, Federico SantaMaría, entre otros, y a las grandes iniciativas
institucionalizadas y sostenidas por la ciudadanía, como han sido entre otras
el Refugio de Cristo, el Hogar Arturo Prat, identificadas con la Región.
4. OBJETIVOS ESTRATÉGICOS
a)
b)
c)
d)
e)
f)
118
Consolidar el Corredor Bioceánico.
Contribuir a la generación de un sistema de protección social en la Región.
Asegurar un desarrollo económico competitivo y sustentable.
Impulsar la tecnología y la modernización.
Desarrollar ciudades y barrios de calidad.
Fortalecer la institucionalidad regional, provincial y comunal.
a) Consolidar el Corredor Bioceanico:
Se trata de un desafío estratégico prioritario para la Región, que abre
posibilidades de dinamismo a las distintas áreas de la economía de la Región
y del país. El Corredor Bioceánico de la Región de Valparaíso se concibe no
sólo como una ruta o vía física terrestre que conecta los océanos Pacífico y
Atlántico, sino como un espacio dinamizador multidimensional, de carácter
político, económico y cultural, que sustenta la condición de plataforma de
negocios que Chile y la Región están impulsando. El desarrollo del corredor
es posible fortalecer primero a través de la asociación e integración de todas
las provincias de la Región y luego con otras regiones de la macrozona central
del país, y las entidades subnacionales de Argentina, Uruguay y Brasil, con
quienes se comparte la condición de pertenencia a un eje transversal entre
los océanos Atlántico y Pacífico, en el llamado Corredor Bioceánico Central.
El modo de incorporar el factor identidad regional al elemento CORREDOR
BIOCEANICO, con el objetivo de posicionar a la región en el contexto
internacional, requiere trabajar en su proyección intraregión, dirigida a su
población con el propósito de identificar a la región con el concepto de Portal
Aparte de las políticas concretas de fomento de acciones que favorezcan la
atención de los problemas, necesidades, carencias y vulnerabilidad de las
comunidades y familias de bajos recursos, desde el punto de vista identitario,
internalizar la cultura de solidaridad implica sostener en el tiempo en forma
continua programas de acción solidaria asociados a una red regional de
apoyo a las comunidades vulnerables al modo de la campaña nacional Un
Techo para Chile. Crear una red solidaria regional basada en la fuerza de la
población universitaria de la zona, es un elemento potente de internalización
de este atributo identitario regional, canalizándolo hacia sectores que no son
atendidos por la institucionalidad existente.
c) Asegurar un Desarrollo Económico Competitivo y Sustentable:
Desde el punto de vista del desarrollo productivo, la Región espera
maximizar su crecimiento económico con sustentabilidad, fortaleciendo las
capacidades productivas y generando una oferta diversificada y competitiva,
orientada principalmente al mercado mundial globalizado, aprovechando las
oportunidades que brindan los nuevos tratados de libre comercio suscritos
por el país y la condición de plataforma de negocios del país. El plan reconoce
la potencialidad de las actividades productivas y de servicios, destacando
el turismo, el comercio, la exportación de productos silvoagropecuarios y
agroindustriales, la minería, los servicios de comunicaciones, los servicios
de transporte, portuarios y las tecnologías de la información. Para ello se
requiere aún dotar de la infraestructura que genere el soporte de apoyo al
desarrollo y sustente las actividades productivas.
El objetivo de fortalecer las ventajas comparativas asociadas a la potencialidad
de las actividades productivas y servicios como el turismo, comercio, minería,
agroindustria etc., plantea desde el punto de vista identitario una política de
valorización de los atributos transversales que cruzan a toda la diversidad de
actividades productivas. Uno de esos atributos transversales que vinculan
actividades de producción agraria, vinícola, industrial, comercial, minera, es
la actividad turística, que no obstante que en su mayor volumen atrae por
su oferta de verano en torno a la recreación vacacional de sol y playa, y por
el descanso en segunda vivienda, o de fin de semana, genera un amplio
campo de atractivos temáticos o de intereses especiales, como turismo
cultural y patrimonial, ecológico, aventura, rural.
Sin perjuicio de ello dentro de la diversidad de alternativas que responden
a una gran segmentación de demanda y de productos, el turismo cultural
reúne condiciones propicias para generar una serie de actividades
complementarias que además de fortalecer la identidad y promover la cultura
local, acogen iniciativas rentables en servicios, transportes, gastronomía,
hotelería, comercio, que crecen proporcionalmente a los flujos de visitantes
que reciben, como ha sido el caso del comercio desarrollado alrededor de
centros culturales La Sebastiana en Valparaíso, o en torno al litoral de los
poetas en el borde costero de la provincia de San Antonio, en Cartagena.
d) Impulsar la tecnología y la modernización:
Tiene como objetivo general, impulsar la ciencia y la tecnología al servicio
del desarrollo regional, favoreciendo la investigación básica y aplicada, la
innovación y la transferencia tecnológica, valorando la identidad de la Región
y promoviendo la concertación entre empresarios y científicos, aprovechando
la articulación del sistema universitario regional.
Ello permite establecer una estrategia para -en primer lugar- capacitar en
acceso y manejo de nuevas tecnologías, el fortalecimiento de las ciencias
básicas, y la promoción de la innovación tecnológica en las empresas de
la Región para hacerlas más competitivas, la potenciación de los centros
de investigación, la transferencia tecnológica; y el mejoramiento del capital
humano.
Para ello, se debe fomentar un cambio cultural que lleve a incorporar dentro
del modelo de negocio de las empresas regionales la constante búsqueda
de innovaciones en la aplicación productiva estimulando la innovación
tecnológica como una herramienta para favorecer el aumento de la
competitividad.
El objetivo de mejorar la calificación del capital humano, y promover la
innovación tecnológica en las empresas para hacerlas más competitivas,
desde el punto de vista identitario, implica orientar, focalizar y privilegiar
el fomento de programas que se vinculen al fortalecimiento de atributos
identitarios regionales, como enfrentar problemas de contaminación, que
atentan contra la calidad de vida de los habitantes, o contra sus procesos de
producción, como es el caso de los productos frutícolas sujetos a estrictas
normativas en contexto de tratados de comercio internacionales.
Casos críticos en este sentido han sido la contaminación de la chimenea
de Enami - Ventanas sobre tierras agrícolas de Puchuncaví, hasta la
instalación de filtros, la contaminación del Río Aconcagua, o de las playas
de Viña del Mar.
En otro orden de aplicaciones, la relación investigación y Desarrollo
vinculante entre Universidades y Empresas abre el campo de la búsqueda
de innovación aplicada a casos reales de producción, servicios logística o
infraestructura tecnológica de la región .por ejemplo incorporación de red
informática rural desarrollada por Centro de Estudios Tecnologías Calidad
CTAC - UVM.
e) Desarrollar Ciudades y Barrios De Calidad:
El desarrollo de barrios de calidad, el entorno de las viviendas y la periferia
urbana, para lograr no sólo la simple atención de los requerimientos
básicos de viviendas e infraestructura sanitaria, sino su intervención integral,
incluyendo la problemática de los vertederos, la gestión integral de residuos
sólidos, y el mejoramiento de la calidad de vida de las personas asociado
a la seguridad ciudadana y el orden público, requiere no solo de políticas
sectoriales de planificación en los campos de desarrollo urbano, medio
ambiente, vivienda e infraestructura, sino por sobre todo políticas integrales.
Desde el punto de vista identitario es relevante trabajar en la mejora de
la infraestructura cultural de localidades de las diversas provincias, que
cuentan con iniciativas modestas, precarias o incipientes, gracias a iniciativas
de personas o grupos gestores de cultura local. Son casos notables pero
carentes de recursos para su crecimiento e incremento de sus acciones y
resultados el Museo de La Ligua, la casa de la cultura de Cabildo y entre
otras que merecen ser apoyadas.
Dar valor a los rasgos distintivos de las ciudades a través de actividades
culturales, implica implementar programas que incentiven, fomenten y
apoyen el desarrollo de iniciativas locales, de gestión cultural, valorización de
espacios públicos de encuentro cultural que contribuyen a elevar la calidad
de vida ciudadana.
f) Fortalecer la Institucionalidad Regional, Provincial y Comunal:
El Gobierno Regional es un actor relevante en la elaboración y puesta
en marcha de los instrumentos de planificación y políticas de integración
regional; en consecuencia, el fortalecimiento de sus diferentes dimensiones
en favor del mejoramiento de su gestión a través de procesos que buscan
focalizar e inducir decisiones coherentes con los objetivos del desarrollo
regional, hace necesario perfeccionar los mecanismos de interacción.
Participación y comunicación que respondan a los intereses globales de la
Región y a los intereses particulares de la ciudadanía en cada uno de los
territorios que la conforman, reconociendo en todos ellos sus características
especiales y aspiraciones.
5. VINCULACION CON ESTRATEGIA REGIONAL
DE DESARROLLO E IDENTIDAD
El documento original de la Estrategia 2001-2010, señala en sus “principios
orientadores” un planteamiento respecto al rol de la región en su entorno, en
el que establece unas políticas generales en los ámbitos de las denominadas
Funciones: Política, económica, social, cultural y territorial.
De éstas la función cultural define un objetivo de fortalecimiento de las
identidades locales y la valorización de la diversidad cultural.
Siendo la Cultura el campo más directo de vinculación entre el concepto de
identidad y la estrategia regional de desarrollo, desde el punto de vista de
la estructura identitaria desarrollada en el Proyecto Ser Región todos ejes
estratégicos definidos por la Estrategia y Plan de Desarrollo Regional permiten
definir políticas de incorporación de la Identidad como factor de desarrollo
e identificación con sus planteamientos estratégicos, los que son propicios
de formular y expresar en la forma de una Política de Fortalecimiento de
la Identidad que establezca un marco que guíe la definición de los planes
de acción, quedando para las instancias de planificación la concreción
de mecanismos que permitan su materialización, y evaluación a través de
indicadores de gestión pertinentes.
El estudio de identidad realizado en base a la aplicación de encuestas, focus
Group y entrevistas, así como el análisis desde el punto de vista histórico
y sociocultural es coincidente y reafirma los objetivos planteados por la
Estrategia Regional en los siguientes elementos identitarios.
119
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
1. Caracterización de Región portal vinculada a Corredor bioceánico.
2. Caracterización de Región con alto nivel de Calidad de Vida.
3. Caracterización de Región habitable (segura, saludable) y sustentable
4. Caracterización de Región solidaria, equitativa e integradora.
5. Caracterización de Región competitiva, innovadora y emprendedora.
6. Caracterización de Región universitaria (científica - tecnológica).
Fortalecimiento de áreas prioritarias de desarrollo productivo con valor
identitario:
1. Eje Portal Corredor Bioceanico
Eje estratégico vinculado a concepto de atributo identitario REGION GLOBAL
Y PORTAL que comprende un conjunto de cualidades del campo del
ordenamiento territorial, en función del eje transversal Valparaíso Aconcagua,
constituido como nodos de interfases de proyección transcontinental y
transoceánica.
4. Eje Ciencia y Tecnologia
Fortalecimiento y desarrollo de la oportunidad que presenta una base
amplia de universidades con capacidad intelectual, científica y tecnológica
instalada, con potencialidad de atraer estudiantes extranjeros y generar un
ámbito común de vida universitaria, que eleva calidad de vida de la región.
1. Gestar proyectos concretos que contribuyan a internalizar y socializar
los principios básicos que sustentan la caracterización de las identidades
presentes en la región con un sentido unitario en torno a los atributos
identitarios de base territorial, histórica, patrimonial, sociocultural, y valorativa
de la diversidad regional.
Énfasis en el fomento de la gestión creativa, innovadora y emprendedora.
2. Constituir una base de experiencia empírica de las potencialidades
existentes en la región para generar crecimiento y desarrollo a partir de la
puesta en valor de los activos culturales y patrimoniales existentes en la
región.
Este objetivo estratégico prioriza el desarrollo de la infraestructura de
conectividad vial y ferroviaria, y los flujos de transporte multimodal, de
mercaderías, productos, y personas.
La política de inserción del factor identitario en los planes de acción
relacionados con esta área de desarrollo debería promover, fomentar e
incentivar la incorporación de los elementos simbólicos constituyentes de los
procesos de percepción identitaria, de tal modo que el habitante o usuario
de la red de tránsito, perciba y reconozca la presencia de ésta como un
elemento que caracteriza el orden territorial de esta región.
Dentro de los mecanismos que operan en el nivel de las percepción identitaria
son relevantes aquellos del campo del lenguaje, narrativa, relato y metáfora,
en orden al carácter simbólico del concepto de identidad.
Nombrar: Poner nombre es un acto fundamental del lenguaje y de la
identidad de las cosas, y un a forma de reconocerlas y comprender su
sentido. Siguiendo a Heidegger, el nombrar es iluminar o dotar de sentido a
las cosas.
Nombrar el sistema de carreteras que conforma la red de conectividad vial
(camino de la fruta, autopista del sol, autopista Los Libertadores o Litoral de los
Poetas son actos de identificación que dan sentido: Nombrar las carreteras
de la Región, Ruta 68, ruta 5, Troncal Sur, Ruta de Los Conquistadores,
Libertadores, Patriotas, apoyado con un sistema de señalética identitaria
propia de la región es un forma de generar posicionamiento del concepto
de región que queremos, unitaria y diversa. Nombrar las ciudades con sus
nombres originales (hitos en los accesos, al modo de monolitos de Rotary)
Señalética de hitos patrimoniales.
2. Eje Sistema de Protección Social y Eje Ciudades y Barrios de Calidad:
Fortalecimiento del concepto y atributo identitario CALIDAD DE VIDA como
conjunción de conceptos de región habitable, sustentable, ecológica,
saludable.
120
Énfasis en los espacios públicos de encuentro ciudadano, esparcimiento,
recreación, vinculados a los bienes patrimoniales del territorio, naturaleza,
geografía y paisaje, como los espacios del borde costero (Valparaíso, Viña
del Mar, San Antonio) los parques (Valparaíso Sporting Club-SausalitoJardín Botánico) las nuevas plazas de Armas contemporáneas, lugares de
recorrido, y actividad multifucional.
Plazas con monumentos. Símbolos de los grandes eventos, hitos y
personajes que construyen la identidad regional. Ciudades sin monumentos,
(a lo más el busto homenaje a Arturo Prat o a Bernardo O´Higgins) y estatuaria
precaria de las plazas.
3. Eje Desarrollo Económico Competitivo y Sustentable
Fortalecimiento de la cultura de innovación y emprendimiento versus la
actitud nostálgica del pasado, el pasado como símbolo de los atributos que
hay que imitar y rescatar.
Turismo de descanso, recreativo, cultural y patrimonial.
Industria cultural con identidad regional. Artesanía, diseño.
Industria agroalimentaria con denominación de origen: Marca Región.
5. Eje Institucionalidad
Consolidación de una estructura o instancia de difusión, promoción y
socialización del Proyecto identitario SER REGIÓN dependiente del Gobierno
Regional.
Dada la significación que tiene la Identidad en el desarrollo endógeno es
preciso asignarle un lugar permanente en la institucionalidad regional,
de tal manera que se asegure una continuidad en su proyección y una
profundización en su contenido y significación.
La imagen región hoy no es compartida y distintas instituciones la proyectan
según su particular forma de verla. Naturalmente que ello junto con afectar
la generación de una imagen común que nos posicione adecuadamente
nacional e internacionalmente, trae consigo la multiplicación de esfuerzos
descoordinados y que junto con no sacarle el provecho adecuado a los
recursos, tampoco logran un resultado efectivo.
Es preciso darse una institucionalidad que permita la continuidad de un
trabajo que tiene un principio pero no tendrá un final, ya que es imperioso
seguir trabajando y ahondando en el mismo.
Por otra parte, se hace necesario difundirla al interior de la comunidad
regional para lograr una mayor autoidentificación con ésta, como también
asumir la conducción de todas las acciones de difusión de esta identidad
nacional e internacionalmente.
Para todas estas dimensiones se requiere de una instancia que asegure
la continuidad del trabajo y coordine a todos los organismos públicos
en función de una visión común compartida de la identidad e imagen a
proyectar. Se contribuirá con ello a incrementar la efectividad de organismos
tales como ProChile, Sernatur, Agencia Regional de desarrollo productivo,
Ministerio de Relaciones Exteriores y su red externa- en lo referido a su tarea
de promoción sectorial o genérica de la Región en el exterior.
6. PROYECTOS EMBLEMÁTICOS
Los proyectos deben enmarcarse en los propósitos generales del programa
del fortalecimiento de la Identidad Regional orientados a contribuir a los
procesos de descentralización y desarrollo endógeno, planteados por
SUBDERE. En este contexto los proyectos emblemáticos deben tener en
consideración los siguientes antecedentes:
a.Demostrar que son capaces de generar condiciones (sicosociales;
socio-culturales o socio-económicas) para potenciar capacidades internas
existentes o potenciales que identifican (o puedan identificar) a la región, de
tal modo de fortalecerlas y que se proyecten a través del tiempo de manera
autónoma. Evidentemente, el carácter “potencial” de las capacidades
existentes en que se basa un proyecto debe ser demostrado.
b.Vincular de manera asociativa a personas y organizaciones, de tal modo
que se produzcan nuevos espacios de poder, donde las identidades de
la región desarrollen sus fortalezas, en un proceso de empoderamiento
continuo y autosustentable.
Los proyectos emblemáticos deberán considerar, para su adecuada
elaboración las siguientes definiciones conceptuales:
3. Abrir nuevos campos de acción en la gestión cultural asociada a la
identidad regional.
7. ÁREAS PRIORITARIAS
1. Narrativa Identitaria: Proyectos de valorización de acontecimientos,
hechos y acciones de la Memoria histórica, colectiva e imaginario regional
que contribuyen a socializar atributos de la identidad regional.
Identidad Percibida:
Como nos vemos como nos ven
El presente estudio se centró en el objetivo de conocer la percepción que existe actualmente respecto de la identidad o identidades presentes en
la región de Valparaíso tanto a nivel local, en cuanto auto percepción que
corresponde a la visión ue tiene la población regional de sí misma; como
a nivel externo en cuanto detección de la visión de observadores externos
como habitantes de otras regiones y extranjeros .
Con este estudio se construyó un mapa identitario que resume todos
aquellos elementos característicos y propios de la región de Valparaíso para
contribuir con esta información al proyecto genérico de Ser Región.
Estudio
Autopercepción
Fase 1
Estudio Cualitativo
Exploratorio
en la comunidad
Fase 2
Estudio Cualitativo
en referencia
de opinión local
14 Focus Groups
Territoriales y
sectoriales
Entrevista en
profundidad a
12 personas locales
2. Productos con Valor Identitario: Proyectos de producción de elementos
de manufactura artesanal o industrial con valor identitario y representativos
de la región.
3. Turismo Cultural, Patrimonial: Proyectos de Planes y Programas de
turismo cultural, patrimonial o de intereses especiales con clara componente
identitaria regional.
4. Comunicación: Elementos de comunicación gráfica, audiovisual o
multimedial destinados a la difusión, promoción y apoyo a actividades y/o
programas de fomento cultural, patrimonial con valor identitario regional.
Fase 3
Estudio Cuantitativo
en la comunidad local
811 unidades muestrales,
error de muestreo de + 3.51% con una confianza del
95% y varianza máxima.
Estudio
de Percepción Externa
Fase 1
Estudio Cualitativo
Entrevista a líderes
nacionales
Fase 2
Estudio
Cuantitativo
Turistas
Entrevista a
8 líderes
nacionales
Muestra 200
turistas
Entrevista en
profundidad
Error de
muestreo de +
- 10 % con una
confianza del
95% y varianza
máxima
Fase 3
Estudio
Cuantitativo
Estudiantes
Extranjeros
Fase 4
Habitantes
del resto
del país
747 habitantes
Muestra 100
de todo el país
estudiantes
con permanencia
sobre 6 meses en
la zona
Error de muestreo
de + - 7.07 %
con una confianza
del 95%
y varianza máxima
Error de
muestreo de
+ - 3.66 %
con una
confianza del
95%
y varianza
máxima
121
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Figura 4
1. Percepción de nuestra Identidad
Se observa que existe una total coincidencia de que somos una región con
Identidad propia entre los diferentes referentes, auto percepción y percepción
de extranjeros.
¿Qué paisaje o recurso natural de la región Lo que mejor representa
lo hace sentirse más orgulloso?
a la región
Figura 1.
¿Cree usted que la región de Valparaíso tiene identidad propia?
Si No Ns / Nr Turistas 93 2,5 4,5 Estudiantes 96 1
3
Extranjeros Autopercepción
88,35
7,32
4,33
En relación a nuestra Identificación con la región, se observa una diferencia
entre el discurso y lo que vivimos. Es así como el 90% se declara orgulloso
de pertenecer a la región con la región, sin embargo en los hechos, quienes
nos ven desde afuera (Turistas y estudiantes extranjeros) no percibe este
nivel de identificación.
Figura 2.
¿En qué medida considera usted que la gente de la región se
identifica con la región? Base: Turistas y alumnos extranjeros
Nada
Poco
Algo
Mucho
Turistas
17
34
34,5
14,5
Alum. Extranjeros
3
28 (No constatan una alta identificación)
53 (No constatan una alta identificación)
16
El análisis a nivel nacional, al consultar sobre la importancia de nuestra región
a nivel país, la gran mayoría nos deja en el ranking en tercer lugar. Mientras
que el resto del país valora su propia región como la segunda en importancia.
Ello demostraría que esta consideración de auto identificación con su región
no es propia nuestra, sino que se da en todo el país.
Se definen las bases de los atributos donde el mar es valorado más en
la autopercepción como el horizonte permanente o cercano con el que
vivimos. Para la percepción externa, sea la visión nacional como de turistas
y estudiantes extranjeros, valoran más el borde costero como una realidad
con la que ellos se relacionan directamente y que diferencian a la región de
otras del país.
Figura 3.
Presencia asociado a cada Atributo
122
Población
Borde Costero Puerto Cerros
Paisajes Clima
/ Atributo
Mar / Playas
Autopercepción 28,5% - - 9,7% 14,90%
Percepción
Nacional 33,0% - - 19,7% 11,40%
Turistas 57,5% 18,5% 17,5% - Estudiantes
Extranjeros 25,0% 31,0% 36,0% - Ranking de Atributos
1º lugar
2º lugar 2º lugar 3º lugar 3º lugar
Población
Borde Costero Puerto Cerros
Paisajes Clima
/ Atributo
Mar / Playas
Autopercepción 1 - - 3 2
Percepción
Nacional 1 - - 2
3
Turistas 1
2
3 - Estudiantes
Extranjeros 3
2
1 - -
Autopercepción 46,49
Mar, playas y borde costero
2,03
Paisajes y reservas naturales 3,71
Cordillera
8,27
Cerros
8,44
Puerto
7,22
Campo
Percepción Nacional
40,57
3,22
1,33
17,57
22,73
5,27
Figura 5
Análisis Cualitativo de Símbolos Regionales
Símbolos de la Región de Valparaíso
Nº Estudio Autopercepción
Estudio Percepción Externa
1 Mar
Ciudad de Valparaíso
2 Festival de Viña
Mar, playas y puerto
3 Arquitectura
(Término referido a Valpo.)
Ciudad de Viña del Mar
4 Fiestas Religiosas
Festival de Viña del Mar
5 Aire Puro
Casino
6 Zona Patrimonial
Aire Puro
7 Armada
8 Puerto
9 Festival de Cine
10 Fuegos Artificiales (Fin de Año)
11 Gastronomía (Término referido a Valpo y Con Con)
12 Frutas y verduras
Figura 8
¿Según su opinión cuáles son las características que diferencian a la
región de Valparaíso de las otras del país?
Turismo Clima
Variedad Económica
Borde Costero
Recursos naturales
Productos propios
Paisaje
Puerto
Cordillera En el estudio se pudo determinar el perfil de nuestra gente está asociado
a: Solidario, Relajado, de Calidez humana, con sentido de pertenecía a la
región, busca la unidad social, es más cortoplacista y algo conservador.
Figura 9
Percepción de la Gente
Autopercepción
Cualitativa
Elementos significatorios de la región
1º Lugar: Puerto, Mar y Playa
2º Lugar: Festival de Viña del Mar
2. Identificación de fortalezas asociadas a región de Valparaíso
Figura 6
¿Según su opinión cuales son las fortalezas de la región?
Turismo
Clima
Puerto
Agronomía
Cultura
Recursos Naturales
y variedad geográfica
Tradición Autopercepción
22,51
14,18
10,64
5,12
4,95
Percepción Nacional
36,48
5,59
23,12
2
1,47
8,85
1,52
5,93
2,84
Autopercepción
Percepción Externa
1,69
7,95
15,34
10,45
10,02
0,76
8,27
8,61
7,37
1,38
5,8
2,14
4,05
12,28
3,77
21,92
0,56
3,98
Percepción
Externa
Cualitativa
Figura 10
Atributos y Fortalezas de la Región
Simbolos de la Región
Atributos
RESULTADOS GENERALES
Borde Costero
Mar y Playa
Festival
de Viña del Mar
Puerto
Paisaje
Turismo
Cerros
Climas
Autopercepción
Cuantitativa
Sentido de
pertenencia y arraigo
Conservadores
Relajados y Tranquilos
Calidez Humana
y Unidad Social
Solidarios
y conspiradores
Cortoplacista,
no muy trabajadores
Sentido de
pertenencia y arraigo
Conservadores
Relajados y Tranquilos
Calidez Humana
y Unidad Social
Conspiraciones
Algo Optimista
Algo Solidario
Cortoplacistas
Conservadores
- Sentido de Pertenencia
- Solidarios
- Relajados
- Calidez Humanos
- Busca la Unidad Social
- Cortoplacista
- Conservador
Conectividad
Calidad de Vida
Diversidad
Ubicación
Fortalezas
Percepción
Externa
Cuantitativa
Perfil
Figura 7
Fortalezas asociadas a la región
Nº
1
2
3
4
5
6
Estudio Autopercepción
Calidad de vida
Diversidad de Panoramas
Conectividad
Ubicación
Riquezas Naturales
Calificación Personal
Estudio Percepción Externa
Calidad de vida
Diversidad Panoramas
Conectividad
Ubicación
123
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Identidad Percibida
La Visión de los Actores Sociales
Entrevistas Publicadas en Páginas del Proyecto Ser Región
El Mercurio de Valparaíso, Octubre 2008 / Agosto 2009
Carmen Greco,
Alfredo Barría,
“Creo la identidad de la Región de Valparaíso como netamente turística; sin
embargo la identidad regional es riquísima y vasta, porque tenemos minería,
agricultura, pesca y por esta diversidad, cualquier cosa que emprendamos va
a ser bueno. También, nos hemos constituido como un centro universitario
importante y estas dos actividades están amarradas, ya que los estudiantes
en algún momento traen a sus amigos y parientes y les hacen verdaderos
recorridos a diferentes sitios de la zona para que vean la región en la que
están viviendo y eso pasa también incluso con los extranjeros. “La región de Valparaíso tiene una enorme ventaja comparativa respecto
a otros lugares de Chile y del continente. Estamos ante un caso singular
en la historia de las identidades geográficas , donde importan poco los
planes ingenieriles o los diseños de marketing turístico. Valparaíso es marca
registrada en los círculos intelectuales y académicos europeos, por su
pasado mítico y legendario.
presidenta de la Federación MIPYME, Región de Valparaíso
La federación está en este momento trabajando con el Ministerio de la
Cultura y las Artes en una mesa regional con los artesanos; con esto nos
hemos dado cuenta de que nos hace falta trabajar en el tema de la identidad
regional para que ésta se manifieste en la actividad de manera más potente.
En la parte turística estamos diversificando la oferta, hay que enseñarle a la
gente que todo lo que envuelve a la ciudad es un activo turístico, porque
antiguamente sólo se pensaba que la actividad involucraba a los dueños de
hoteles y restaurantes; sin embargo, turismo es todo, la señora que hace
pan, la que vende la leche, el que vende diario; todos son expresión de la
identidad que tenemos”.
Carlos Núñez,
director del Departamento de Artes Musicales de la Universidad
de Playa Ancha.
Conviene tener presente que existen un sinnúmero de activos culturales
que han sufrido deterioros perdiendo su valor patrimonial, tradicional y
cultural. Lamentablemente uno de ellos es la fiesta de San Pedro de Caleta
El Membrillo, donde se han priorizado otros factores con el fin de darle un
mayor “flujo turístico”. Así como algunas fiestas ceremoniales han perdido
su tradicionalidad, otras como la fiesta de San Pedro en caleta Higuerilla
se han potenciado gracias a que los mismos bailes ceremoniales han visto
que su quehacer es valorado. Visto desde esta perspectiva tenemos que las
fiestas de ceremoniales tienen una plena vigencia en nuestra región, por citar
algunas: fiesta de San Pedro, fiesta de San Lorenzo, Cruz de Mayo, Virgen
de Pocochay, entre otras.
Gregorio Correa
Presidente de AgroPetorca
“Si nos remontamos a 20 años atrás el panorama agrícola estaba centrado
principalmente en una agricultura extensiva, cultivos tradicionales de
siembras de trigo - maíz - papas y chacarería en general. Esto se reflejaba en un sistema de trabajo relajado, no tan acelerado y la preocupación central
estaba dada por temas de riego-pestes y la espera de precios fijados para
las futuras cosechas.
124
La Provincia de Petorca siempre se caracterizó por ser eminentemente
minera (Cabildo y Petorca). A la Ligua llegó Sercotec y fue tomando acciones
en torno al desarrollo de la industria del tejido y los dulces, que se transformó
en un gran impacto empresarial, especialmente la mujer tomó este desafío
con mucha fuerza.
A principios de la década del 90 se empieza a producir un fuerte impacto de
las plantaciones de paltos en las Comunas de La Ligua - Cabildo y Petorca.
Este cambio productivo fue explosivo y tecnológicamente impactante,
especialmente en los sistemas de riego tecnificado, que transforma a
la Provincia de Petorca en la más tecnificada del país. El solo hecho de
tecnificar implicó el desafío de capacitar mucha gente y por ende mejorar
los ingresos de los trabajadores. Otro impacto fue el ingreso masivo de la
mujer al mercado laboral y la llegada de inversionistas que convirtieron a esta
Provincia en una de las más importantes en producción de paltas del país,
todo lo cual ha transformado la identidad de nuestra provincia. Finalmente
creo que hay que trabajar mucho para que la gente se sienta orgullosa de
ser parte de la PROVINCIA DE PETORCA”.
académico de la Universidad Adolfo Ibáñez y Director del Festival
de Cine de Valparaíso
Es una ciudad que tiene una identidad propia, que no depende de políticas
alcaldicias. El peor y el mejor alcalde son superados por el ánima de la ciudad.
Esta dimensión genuinamente poética, ha sobrevivido incluso a los peores
momentos históricos de la ciudad. Ni la pérdida de sus bases industriales, ni
la transformación del puerto, ni la emigración de cuadros profesionales, han
logrado destruir esta imagen que parece tener rasgos inéditos.
Un activo cultural es un fenómeno perdurable a través del tiempo. Y este
valor intangible no se lo dan los discursos patrimoniales, tan de moda en la
actualidad. Nadie descubre Valparaíso en un folleto de Sernatur o en una
oficina de información turística. Un activo cultural anida en el corazón de las
personas , en el territorio silencioso de un crepúsculo , de una travesía por la
bahía , en la contemplación de una cripta , un mausoleo decimonónico o una
casona descascarada . Pese a las apariencias , no han sido los habitantes
de Valparaíso ni sus hijos pródigos o ilustres, los que han dibujado el paisaje
de la ciudad. Valparaíso nació allí sencillamente, para develar el misterio y la
fugacidad de la vida”.
Cristián Contreras Molina,
obispo de San Felipe
“Uno de los mayores atributos de la región interior es su actividad minera,
y sobre todo en este momento en que existe una expansión en esta área
que llena de expectativas a la población en general porque no sólo se
podrá potenciar al desarrollo del país en general, sino que generará altas
condiciones económicas y sociales que ayudarán a las familias del interior.
La agroindustria también ha crecido en el último tiempo creando muchos
puestos de trabajo para las mujeres y los hombres del sector. Los habitantes
de la Quinta región interior llevan una vida apacible y tradicional, la zona está formada por gente de campo, personas que mantienen sus valores
y costumbres. Por lo demás, las ciudades de San Felipe y Los Andes mantienen su propia identidad a pesar de estar a una hora y cuarto de
Santiago”.
Jorge Martínez Durán,
director sedes Valparaíso y Viña del Mar Duoc-UC
“El capital humano que se forma en la región se debe crear en sintonía con
las empresas, es decir, los programas de la educación terciaria si no están
en sintonía con las empresas no son formadores de capital humano, para
que los programas estén en sintonía con las fuentes de trabajos tienen que
ser elaborados en conjunto con éstas. El avance más grande que se ha
logrado en este sentido es que las autoridades públicas educacionales,
el empresariado y los lugares de instrucción educacional, tienen plena
conciencia de que si no se forman profesionales con competencias
laborales certificables, nos quedaremos en una zona gris en el sentido de
competitividad y productividad medible y cuantificable. Esta es una región
diversa, tiene cordillera, mar, campos, viñas, turismo, puertos, aduanas,
la diversidad que tiene la región se proyecta en el mundo de la educación simplemente con una formación especulativa orientada a la creación de una
cultura de alta diversidad y con una formación práctica direccionada hacia el
trabajo en base a competencias laborales destinadas a desarrollar a todas
las industrias de la zona”.
Eduardo Cavieres Figueroa,
Washington Cárdenas,
“El mar es uno de los mayores atributos de la región; su presencia ha
marcado profundamente la historia de la región de Valparaíso y la de sus
habitantes. Este recurso natural todavía despierta asombros y curiosidades.
Atrae por ejemplo a la gente del Valle del Aconcagua, la que a pesar de estar
más cerca de Santiago viene a la ciudad puerto por la presencia marítima
que hay. Otro componente que le atribuye a la región ciertas particularidades
marítimas que la diferencian de otras, es la marcada y significativa presencia
de la Armada de Chile en el territorio. Esta institución configuró relaciones
sociales e hizo que la población en general se apropiase de lo que ellos
representan y significan para el país. De esta forma se entiende entonces
que el símbolo porteño desde el punto de vista de las fuerzas militares, a
pesar del fuerte papel que juega el regimiento Maipo, es el de las fuerzas
de la marina. En este sentido la figura de Arturo Prat se establece como
el héroe indiscutido de la región de Valparaíso. La causa de esto es que la
ciudad puerto se apropió y solidarizó con este personaje de la historia de
Chile, llegando al punto de construirle un gran monumento, el cual lo enraíza
aún más a la historia porteña.
Dentro de los servicios existentes en el turismo de intereses especiales,
la gastronomía es una de esas prestaciones que impulsa directamente el
desarrollo económico de la región. Por tal motivo se han desarrollado en los
últimos años una serie de iniciativas para fomentar el mercado culinario en la
zona, como la profesionalización de la actividad gastronómica, que significa
trabajar no sólo con el dueño del local, sino también con los trabajadores
para incorporar mejores prácticas de manufactura, perfeccionar la calidad
del servicio e infraestructura del establecimiento e incorporar el valor de
lo local a la oferta gastronómica. “Mosaico de Sabores” es otra iniciativa
impulsada por empresarios locales durante el 2007. Su objetivo es lograr
estándares de calidad común que aseguren un óptimo servicio al cliente
en diferentes restaurantes. Dicha iniciativa es apoyada por instituciones
públicas y por la Comunidad Europea.
Premio Nacional de Historia, académico PUCV
La historia marítima de la región tiene sin duda muchos capítulos, además
de la naval, existe también una económica ligada estrechamente con el mar.
El siglo XIX fue uno de los más importantes para la historia de Valparaíso en
términos económicos, antes de la apertura del canal de Panamá, la bahía
siempre estaba surtida de barcos de todas las nacionalidades. Valparaíso
era el gran emporio, no sólo de Chile, sino del Pacífico Sur.
Durante el siglo XX los ciudadanos de Valparaíso y sus alrededores llevaban
una vida esencialmente marítima. El sector portuario tenía un gran volumen
de trabajadores, los que hacían de su trabajo en el puerto una verdadera
forma de vida. A este escenario se sumaba la relación de Valparaíso con
el interior de la región a través del ferrocarril, medio que no sólo llevaba
pasajeros, sino también productos, los que se vendían en el puerto principal.
Todo esto hizo y continúa haciendo que la región tenga una recordada
historia marítima que define en parte su carácter identitario”.
director regional de Sercotec.
El desafío que tiene la región es incorporar en la oferta gastronómica
sabores propios de nuestro territorio, sobre todo aquellos relacionados
con la industria de la fruticultura primaria. Si bien se puede establecer un
vínculo más provechoso entre los restaurantes y la industria de la agricultura
regional, existe una problemática en el comercio de los productos del mar
debido a la escasez de éstos en la zona, no obstante, esa poca producción
se le puede dar un valor agregado a través de procesos como cadena de
frío y sellado mínimo.”
Saruya Adeni,
estudiante del programa School for International Training (SIT).
“Yo quería estudiar en un país donde hubieran dos elementos importantes,
por un lado la economía y por otro la cultura, porque hay una cultura muy
tradicional aquí, y también una más avanzada y moderna. Pero antes de
venir no sabía mucho del país, es una aventura, ya que yo sólo sabía de
Chile por los libros. Una de las cosas que más me ha atraído son los cerros
de Valparaíso, en especial Cerro Alegre. Sin embargo me parece que hay
muchos lugares bellos en la región, como Isla Negra.
Karina Francis Gajardo
directora regional de Conama
“La región se ha podido desarrollar en el último tiempo a través de sus
recursos naturales, los cuales se han enfocado en áreas tan variadas, como
por ejemplo el turismo sustentable. Los recursos naturales presentes en
las actividades turísticas son además atributos ecológicos prioritarios que
forman parte de la Estrategia Regional de la Biodiversidad, creada el año
2006, con el objetivo de velar por la conservación de la biodiversidad nativa a
través de la sustentabilidad de los ecosistemas y sus especies. Ejemplos de
esta idea, es el trabajo llevado a cabo en el parque La Campana y el bosque
de las Petras, donde a través de una labor sinérgica entre la Conama, los
municipios correspondientes y los privados se ha podido salvaguardar
el entorno, promoviendo además el desarrollo social-económico en las
comunidades aledañas a estos sectores.
Otra iniciativa significativa es la implementación del Sistema Nacional de
Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (SNCAE),
impulsado por Conama con el apoyo de instituciones públicas y privadas,
el que establece estándares ambientales que son verificados en tres niveles
en la educación municipalizada, el curricular pedagógico, la gestión y
las relaciones del entorno, de tal manera de incorporar integralmente los
contenidos medio ambientales a la educación pública, a través de distintas
experiencias”.
125
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Columnas de Opinión
Diario el Mercurio de Valparaíso, Octubre 2008 / Agosto 2009
126
127
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
128
129
Avenida Urmeneta, Limache
10. Epílogo
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
Epílogo
La figura de la portada expone la imagen de siete esferas, que representan siete
provincias diversas, cada una con sus propias particularidades, geográficas,
paisajísticas, ambientales, sociales y/o culturales, unidas sólidamente por
los vínculos que surgen de los valores de la historia, del patrimonio y de las
potencialidades de asociatividad en torno a la construcción de un proyecto
de desarrollo común, visualizado como el sueño de región que queremos
ser: La región con mejor calidad de vida del país.
El concepto de Calidad de Vida, como factor integrador de los atributos
surgidos de la percepción de las personas, internas y externas, que reconocen
en características como la localización, el clima, el ambiente y el paisaje, en
los bienes naturales y en el patrimonio cultural, en la infraestructura y en la
institucionalidad que conforma su capital social, reúne las condiciones para
dar lugar a los asentamientos humanos con un sentido de habitabilidad,
sustentabilidad, equidad, y bienestar social, que la hace atractiva para vivir,
visitarla, invertir, y emprender.
Una Región que tiene memoria, histórica, colectiva e imaginario; que
relaciona una diversidad de microhistorias locales, y bienes patrimoniales
dispersos, pero accesibles, y vinculables en función de los grandes
conceptos integradores de los hitos identitarios que marcan una impronta
que desde el pasado se reconoce en el presente y se proyecta al futuro.
Desde ese enfoque la figura de Región Habitable y sustentable. Región
Global, (transfronteriza, transcontinental y transoceánica), Portal de Chile
al mundo. Región patrimonial, cultural y turística, Región innovadora,
emprendedora y creativa. Región equitativa y solidaria. Grandes áreas de
atributos identitarios relacionadas a su vez con los grandes ejes estratégicos
de Desarrollo Regional.
El factor común de esta diversidad de conceptos integradores es el concepto
de Calidad de Vida. La imagen predominante y reiterada del estudio de
percepciones realizado es la de una Región privilegiada por la conjunción
de atributos que la hacen acogedora, atractiva, saludable y vivible, lo que
es proclamado desde los conquistadores españoles, (Pedro de Valdivia,
Jerónimo Vivar, Alonso de Ovalle) los inmigrantes europeos (Maria Graham,
Marie Bulling) hasta los turistas nacionales y extranjeros, y los nuevos
residentes de viviendas de descanso que hacen de ésta una Región capital
del turismo de descanso y Capital de la Cultura nacional, Región universitaria
que atrae estudiantes nacionales y extranjeros.
130
Una región, sin embargo, que tiene altos índices de desempleo, y zonas
vulnerables que requieren de políticas sociales y un espíritu solidario como el
que caracterizó a esta región en su época de oro, por la obra de numerosos
benefactores como doña Juana Ross de Edwards; gracias a sus aportes
fue levantado el hospital San Agustín de Valparaíso luego llamado Enrique
Deformes, en los terrenos que hoy ocupa el Congreso Nacional, y su
preocupación por las viviendas “miserables e insalubres” de los trabajadores,
motivó la construcción del edificio de la Unión Obrera en el cerro Cordillera
de Valparaíso. A esto se suma la creación de sanatorios tras la epidemia de
cólera en 1887, asilos de ancianos, la donación de los terrenos donde está
la actual catedral de Valparaíso, etc. “Por el volumen y por el silencio con
que ejerció la filantropía, es la figura principal que ha tenido Chile”,Federico
Santa María, millonario chileno que hizo su fortuna en París al alero de la
inversión y especulación, legó toda su riqueza para la construcción de una
universidad para el “proletariado” en Valparaíso, que hoy lleva su nombre. El
croata Pascual Baburizza, donó su dinero para la creación de un organismo
de formación agrícola, Isabel Caces de Brown permitió la creación de la
Universidad Católica de Valparaíso.
Este espíritu solidario lo institucionalizaron también el Refugio de Cristo, y
el Patronato de los SS.CC, el Ejército de Salvación, el Hogar de huérfanos
Casa de la Providencia, y el Hogar Arturo Prat de la Armada de Chile, entre
otras obras de Beneficencia, a nivel regional.
En este contexto cobra valor y sentido el concepto de calidad de vida como
idea, fuerza e imagen, objetivo de una Región que acoge a todos los grupos
sociales. Las familias de la aristocracia que fundan Zapallar o Rocas de
Santo Domingo y los veraneantes populares de Cartagena, aunque definen
sus propios ámbitos, comparten la riqueza de un extenso patrimonio natural.
De otro modo la convivencia es manifiesta en las grandes celebraciones
como El Derby Day, el Festival de la Canción de Viña del Mar, los Carnavales
Culturales, la Fiesta de Año Nuevo y las grandes festividades religiosas,
como practicas sociales eminentemente integradoras.
En este sentido el centro de la estructura asociativa de las siete provincias,
está constituido por las personas, como destinatarios y protagonistas
de los procesos de desarrollo, y como el capital humano que posibilita el
emprendimiento, la innovación, la gestión, y la competitividad que produce
crecimiento, con sustentabilidad y armonía con el ambiente.
Teniendo presente la experiencia de la Comunidad Autónoma de Extremadura
en España, una Región que buscando su diferenciación con otros territorios,
se define como la Comunidad Autónoma donde mejor conviven los valores
de lo auténtico con el futuro, donde la calidad de vida se ha instaurado como
valor nuclear, y donde se ha apostado por un modelo de desarrollo basado
en el equilibrio, como consecuencia de la manera de hacer y de la forma
de vivir de los extremeños “se presenta como una sociedad equilibrada,
que apuesta por todos sus habitantes, que invierte en las personas y en su
futuro, en su cultura, en su identidad, en su bienestar…
La campaña de comunicación sintetizó el concepto en la idea de una filosofía
vital de dar tiempo a las cosas que realmente son importantes en la vida
(versus la estresante urgencia del vivir metropolitano). En la frase Tiempo
para las cosas por las que vivimos y posteriormente y luego la marca como
Somos Extremadura.
En el caso de nuestra Región el Proyecto propone como imagen de un
proceso de socialización y fomento de la reflexión y acción sobre la relación
Identidad y Desarrollo la imagen simbólica de una estructura molecular de
siete unidades diversas sólidamente asociadas e integradas en torno al
concepto de una región con Más Calidad de Vida, punto de partida de lo
que puede convocar a definir una marca Región.
131
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
132
133
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
BIBLIOGRAFÍA
· Anderson, B “Comunidades imaginadas. Reflexiones sobre el origen y difusión
del nacionalismo”, México, Fondo de Cultura Económica, 2000.
· Aravena, Pablo. Trabajo, memoria y experiencia: fuentes para la historia de la
modernización del Puerto de Valparaíso. Valparaíso, Chile: Fondart: Universidad
Arcis Valparaíso: Centro de Estudios Interculturales y del Patrimonio de la
Universidad de Valparaíso, 2006.
· Arenas Vasquez, Federico, Cáceres Quiero, Gonzalo. “Ordenamiento del
Territorio de Chile” .Desafíos y urgencias para el tercer milenio “Ediciones
Universidad Católica de Chile ,2001.
· Darwin, Charles .Darwin en Chile (1832-1835). “Viaje de un naturalista
alrededor del mundo”. Edición David Yudilevich, Editorial Universitaria, Santiago
de Chile, 2005.
· Edwards Bello, Joaquín, 1887-1968, Calderón, Alfonso, 1930- comp Memoria
de Valparaíso.. Santiago de Chile: Zig-Zag, c1969.
· Archivo Histórico de Viña del Mar (Chile), Viña del Mar. Archivum: revista del
Archivo Histórico de Viña del Mar. Archivo Histórico de la Ilustre Municipalidad
de Viña del Mar, 1999.
· Echeverría Moorhouse, Guillermo.Noticias para una historia de las parroquias y
doctrinas de San Felipe, El Real, Santa Rosa de los Andes, antes de Aconcagua
y Curimón, y San Antonio de Putaendo. Santiago de Chile: (s.n), 1972. Santiago
de Chile: Talleres de R. Neupert.
· Atlas Cartográfico del Reino de Chile, Siglos XVII .XIX del Instituto Geográfico
Militar de Chile.
· El Mercurio. Hitos Históricos de la Quinta Región: desde el nacimiento de “EL
Mercurio” hasta nuestros días. Valparaíso: Diario El Mercurio, 2003.
· Auge, Marc; “Los no-lugares. Espacios del anonimato. Una antropología de
la sobremodernidad”, Ed. Gedisa, 2006.
· Encina, Francisco A; Castedo, Leopoldo. “Historia de Chile” Empresa Editora
Zigzag,1954,
· Basalto L., Renato 75 años de Viña del Mar: 1879- 1954.. Viña del Mar: (s.n),
1953.
· Espinoza Enrique; “Geografía Descriptiva de la República de Chile” ,Imprenta
Litografía y encuadernación Barcelona ,Santiago de Chile 1903.
· Bazán Dávila, Raúl. “El patrimonio territorial que recibimos del reino de Chile”;
Colección Terra Nostra .Nº 9 .Universidad de Santiago.1986.
· Estrada T. Baldomero, Schmutzer S., Karin, Méndez B., Luz María, Caviares F.,
Eduardo. Valparaíso: sociedad y economía en el siglo XIX. Valparaíso: Ediciones
Universitarias de Valparaíso, 2000.
· Berque, Agustín; “En el origen del paisaje” .Revista de Occidente Nº 189.1997
· Bladh, C.E. “La República de Chile 1821-1828”. Estocolmo 1837.,Edición
Eugenio Pereira Salas .Santiago de Chile.Imprenta Universitaria 1951.
· Billbeny Norbert. ”La identidad cosmopolita” .Editorial Kairos,Barcelona 2007.
· Boisier, Sergio; “Las regiones como espacios socialmente construidos”, en
Revista CEPAL Nº 7 - 1979
· Boisier, Sergio; “Desarrollo territorial y descentralización. El desarrollo en el
lugar y en las manos de la gente”. Revista EURE, vol. XXX, No. 90, pp. 27-40,
Santiago de Chile, Sept. 2004.
· Boisier, Sergio; “Las regiones como espacios socialmente construidos”, en
Revista CEPAL Nº 7 - 1979
· Bonnemaison, J. (1981). “Voyage autour du territoire». L’Espace
Géographique, n°. 4, pp referencia en Territorio y Cultura, Gilberto Giménez .
http://redalyc.uaemex.mx/redalyc
· Calderón, Alfonso, 1930, Calderón Alfonso, comp., Schlotfeldt, Marilis, comp
A Memorial to Valparaíso.. Santiago de Chile: RIL, 2005.
· Castells, Manuel; “El Poder de la Identidad”, en La Era de la Información,
Volumen 2, . Editorial Alianza,1997.
· Eyzaguirre, Jaime; Historia de Chile ,Editora Zigzag,Santiago de Chile 1982.
· Figueroa, Julio. “Historia de San Felipe” Imprenta La voz de Aconcagua .1902.
· Ferrer Fougá ,Hernán, “Proceso de conformación Territorial de Chile
(1536-1881)”. Tomo II .Cartapacio de Mapas. Colección Terra Nostra Nº20
.Universidad de Santiago de Chile .1990
· Fipl, Joohanna; Fuentes, Eduardo; Hoffman, Alicia “El paisaje que vemos;
Percepción Ambiental en ” Ecología del Paisaje en Chile Central”.Eduardo
Fuentes y Sergio Prenafeta Editores .Ediciones Universidad Católica de Chile
,1988.
· unta de Andalucía Valparaíso: guía de arquitectura = Valparaíso: an
architectural guide. Consejería de Obras Públicas y Transportes. Dirección
General de Arquitectura y Vivienda de Valparaíso- Sevilla: MINVU: Junta de
Andalucía, 2005.
· Kéller R., Carlos. Los orígenes de Quillota.—EN: Boletín de la Academia
Chilena de la Historia, Nº 61 (1959), página 97.
· Larraín, Jorge; “Identidad Chilena”, Editorial LOM.Santiago,2000.
· Larraín, Jorge, “Modernidad Razón e Identidad en América Latina”, Editorial
Andrés Bello. Santiago ,2005.
· Larraín, Carlos J. Viña del Mar. Santiago- Chile: Nacimiento, 1946.
· Lorenzo S., Santiago, Vásquez L., Nelson, coaut., Harris B., Gilberto, coaut.
Vida, Costumbre y Espíritu empresarial de los porteños: Valparaíso en el siglo
XIX. Valparaíso: Ediciones Universitarias de Valparaíso, 2000.
· Lukas, 1934-1988. Apuntes Viñamarinos. Valparaíso: Universitarias de
Valparaíso, 1980.
· Martin y Manero, Vicente. Historia eclesiástica de Valparaíso. Valparaíso: Impr.
Del Comercio, 1890.
· Marambio Pérez, Hugo.Apuntes Poteños. Santiago (Chile): Humarpe, 2004.
· Martín y Manero, Vicente. Historia Eclesiástica de Valparaíso.
· Martinez Lemoine, René. “El Modelo Clásico de Ciudad colonial
Hispanoamericana”. Facultad de Arquitectura y Urbanismo. Universidad de
Chile,!977.
· Mercado, Claudio; Rondón, Victor, “Museo Chileno de Arte Precolombino” La
cordillera de Los Andes: Ruta de encuentros, Santiago de Chile 1994.
· Graham, Mary .Diario de mi residencia en Chile en el año 1822.Editorial
Norma, Santiago de Chile,2005.
· Monografía Histórica de Valparaíso desde su descubrimiento hasta nuestros
días 1536-1910. Silva, Víctor Domingo, 1882-1960.
· Güell, Pedro; “La identidad regional como factor y objetivo del desarrollo
humano autosostenido”, en Revista Universum Nº 11, 1996, Universidad de
Talca.
· Mongin, Olivier; “La Condición urbana. La ciudad en épocas de
mundialización” Ediciones Paidós, 2006.
· Montecino, Sonia (compilaora) “Revisitando Chile .Identidades, mitos e
historias” Cuadernos Bicentenario, Presidencia de la República, 2003.
· Museo Chileno de Arte Precolombino “Con mi humilde devoción. Bailes chinos
· Cavieres, Eduardo; “Servir al soberano, sin detrimento del vasallo”. ”El
comercio colonial y el sector mercantil de Santiago de Chile en el siglo XVIII”
Ediciones Universitarias de Valparaíso de la PUCV, 2003.
· Harrison, Francisco, 1934-, Morales, Manuela, arquitecto, Swain, Bruce.
Cronología Gráfica… del lugar de origen de Valparaíso. Valparaíso, Chile: Eds
Universitarias de Valparaíso, 2007.
· Navarro Bello, Galit; ”La importancia del paisaje como valor patrimonial”, en
· Ciento cuarenta años de historia de la Cámara de Comercio y Valparaíso/
Cámara Regional de comercio y de la producción. – 174p.—Valparaíso, CL:
Taller de historia Fundación Renzo Pecchenino Lukas, 1998.
· Harrison Ogalde, Francisco, Morales V., Manuel Coaut., Swain S., Bruce
Coaut. Cronología Gráfica… del lugar de origen de Valparaíso. Valparaíso:
Ediciones Universitarias de Valparaíso, 2007.
· Conversaciones con Sergio Boisier, vol. IV, No. 2, 2007, número especial
sobre desarrollo regional, Revista Ciencias Sociales Online, Universidad de Viña
del Mar, www.uvm.cl/csonline
· Hernández C., Roberto. Las Obras Marítimas de Valparaíso y el puerto de
San Antonio. La concesión de Quintero: estudio histórico sobre un gravísimo
problema regional a la vez que nacional. Con ilustraciones y dibujos hechos
especialmente. (1900-1926). Valparaíso: Victoria, 1926.
· Cobos, María Teresa, “La División político-administrativa de Chile, 1541-1811”
Instituto de Historia Universidad Católica de Valparaíso.1989.
· Comunidad británica de Valparaíso en la primera guerra mundial a través de
The South Pacific Mail / Pérez Castro, Roberto Ignacio; González Errázuriz,
francisco Javier, prof. Guía.
· Corvalán Quiroz, Alejandro Valparaíso: una propuesta regional para el cambio
de década.—Valparaíso: PET, 2001.
· Cuadra, Alvaro. ”Hiperindustria cultural”, .Editorial ARCIS, Santiago de Chile,
2008.
· Hübner Meza, Bárbara; Zamorano Fuentes, Alejandra. Mitos y Leyendas de
Valparaíso: una fusión entre su historia y sus relatos populares. Viña del Mar.
Universidad de Viña del Mar, 2006.
· Instituciones y Actores del Desarrollo Territorial en el Marco de la Globalización
.Centro de Estudios Urbano Regionales (CEUR) –ILPES CEPAL .Ediciones
Universidad del Bio-Bío.1999.
· Instituto Geográfico Militar, Geografía de Chile. Tomo V Región de Valparaíso.
Santiago de Chile 1996.
· Instituto de Historia. Valparaíso 1536-1986: Primera Jornada de historia
urbana. Universidad Católica de Valparaíso, 1987.
· Jornada de Historia Urbana 1536 (1ª. : 1986: Valparaíso). Valparaíso 15361986. Valparaíso: Instituto de Historia. UCV, 1987.
cumplir cien años de vida). Viña del Mar, Chile: El Observador, 1974.
· Solar, Claudio (1926). Valparaíso en la literatura. Revista del Pacífico.
Valparaíso, 1964.
· Someda, Hidefuji, “El Imperio de los Incas, Imagen del Tahuaninsuyo creada
por los cronistas” Pontificia Universidad Católica del Perú.2003.
· Subercaseaux, Benjamín. “Chile o una loca geografía”. Ediciones Ercilla,
Santiago de Chile,1948.
· Tapia Canelo, Carlos. Historia de Los Andes: homenaje al bicentenario de Los
· Castillo Oreja, Miguel Ángel, (editor) “Ciudades históricas; Conservación y
Desarrollo” Encuentros sobre Patrimonio Fundación Argentaria,Madrid ,2000.
· Cobos, María teresa, Vásquez L., Nelson, Iglesias S., Ricardo, Molina
A., Mauricio. Cartografías Histórica de Valparaíso. Valparaíso: Ediciones
Universitarias de Valparaíso de la Universidad Católica de Valparaíso, 1999.
· Silva Bijit, Roberto. Me llamo Viña del Mar: (la ciudad cuenta su historia al
· Los Andes, históricas relaciones. Santiago de Chile: Eds. Alto Aconcagua,
1997.
· Miranda Araya, Héctor. Cruz Adler, Bernardo. San Felipe de Aconcagua. San
Felipe: Eds. Aconcagua, 1949-1950 impr.
· Historia de San Felipe. Figueroa G., Julio. San Felipe: “La voz de Aconcagua”,
1902.
Valparaíso, 1962.
· Stuven, Ana María. “Chile Disperso, el país en fragmentos”. Editorial Cuarto
· Giménez G (2000) “Territorio, cultura e identidades. La región sociocultural”
en Estudios sobre las culturas contemporáneas. Vol. V Época II Nº 9. Editorial
Cultura Universidad de Colima.México,
· Hacer Región, Valparaíso. Centro de Estudios de la región de Valparaíso.
· Sáez Godoy, Leopoldo. Toponimia de Valparaíso. Universidad de Chile.
· Le Dantec, Francisco. Crónicas del viejo Valparaíso. Valparaíso: Ediciones
Universitarias de Valparaíso, 2003.
· Harris Bucher, Gilberto. Cinco estudios revisionistas sobre emigración de
chilenos e inmigración extranjera en Chile durante el siglo XIX.
· CORFO (Chile). Este es mi Patrimonio: Valparaíso. Programa Territorial
Integrado Puertocultura Valparaíso: Universidad de Valparaíso, 2006.
134
· Cubillos Meza, Adela Ivonne, “Comercio y Sociedad en los orígenes de la Villa
Santa Rosa de Los Andes 1785-1824”. Ediciones de la Junta de Adelanto de
Los Andes, 1992.
en Chile Central” Santiago de Chile 2003.
Revista Electrónica DU&P. Diseño Urbano y Paisaje, Volumen I, N°2, Centro
de Estudios Arquitectónicos, Urbanísticos y del Paisaje Universidad Central de
Chile, Julio 2004.
· Orellana, Mario; ”Chile en el siglo XVI Aborígenes y Españoles” El Proceso de
aculturación .Bravo y Allende Editores, Universidad Central. 2003 .
· Ovalle, Alonso de“HISTÓRICA RELACIÓN DEL REINO DE CHILE”. Pehuén
Editores. Santiago de Chile 2003. Pág 38.
· Parra Mondaca, Gonzalo. La identidad socio-cultural de la religión de
Valparaíso como factor del desarrollo y de los medios de comunicación
regionales en el proceso. Viña del Mar: Universidad de Viña del Mar, 1996.
· Quezada, Arturo; Aguilera, Darío: Prado, Crisitián; Aguayo. Esteban, “Historia
de La Ligua”. I.Municipalidad de La Ligua,Museo de La Ligua; Editorial Godan
,2007.
· Revista CA, “Ciudad y Arquitectura” .Colegio de Arquitectos de Chile - Nº 116.
* Raveau Viancos, Estanislao. Congregación de los Sagrados Corazones.
Historia de su servicio en Chile.
· Ricoeur, Paul; “Historia y narratividad” Editorial Paidós, Barcelona, 1999
· Rogers Richard, “Ciudades para un pequeño planeta”, Editorial Gustavo Gili,
Barcelona, 2000.
· Ruiz-Tagle, Carlos. Antología de Casablanca. Casablanca: Ilustre
Municipalidad de Casablanca, 1982. santiago de Chile: Talleres Ed. Antártica.
Propio. Santiago de Chile, 2007.
Andes (1791-1991). Los Andes (Chile): Eds. Junta de Adelanto de Los Andes,
1989 Santiago de Chile: Arancibia Hnos.
· Tapia Canelo, Carlos.Los Andes: la historia, la cultura y su gente. Los Andes,
Chile: Alto Aconcagua, 2000 (Santiago, Chile: Arancibia Hnos). ubicación Nro.
De pedido Sede Compañía 983.522 T172la 2000.
· Troncoso Narváez, Roberto. Historia de Quilpué. Chile: s.n, 1986 Santiago de
Chile: La Nación.
· Toynbee, Arnold, “Entre el Maule y el Amazonas”, Editorial Francisco de
Aguirre, Buenos Aires, 1968.
· Trebbi Romolo, “Desarrollo y tipología de los conjuntos rurales en la zona
central de Chile”. Siglos XVI-XIX” Ediciones Nueva Universidad, 1980.
· Valparaíso, el violín de la memoria. Vial, Sara, 1931-. –359p.—2ed—Santiago,
CL: Ril, 20011.
· Valparaíso 1536-1986. Primera Jornada de Historia Urbana . Instituto de
Historia Universidad Católica de Valparaíso, 1987.
· Vargas Cariola, Juan Eduardo. José Tomás Ramos Font: una fortuna chilena
del siglo XIX.–271p—1.ed—Santiago.
· Vicuña Mackenna, Benjamín, 1831-1886. Crónicas Viñamarinas. Valparaíso:
Salesianos, 1931.
· Vicuña Mackenna, Benjamín. Crónicas Viñamarinas. Valparaíso: Talleres
Gráficos Salesianos, 1931.
· Vicuña Mackenna, Benjamín. Obras completas de Vicuña Mackenna, Volumen
III: Historia de Valparaíso.
· Villalobos, Sergio; Silva, Osvaldo; Silva, Fernando; Estellé, Patricio.”Historia de
Chile”. Editorial Univesitaria, Santiago de Chile.2006.
· Von Loe, Elizabeth. “Marie Bulling: Una institutriz alemana en Valparaíso” Diario
de vida 1850-1861. Editorial Puntángeles Universidad de Playa Ancha, 2005.
· Waisberg, Myriam. La arquitectura religiosa de Valparaíso: siglo XVI- siglo XIX.
Santiago: Fondecyt, 1992.
· Waisberg, Myriam La vivienda de fines del siglo XIX en Valparaíso: casas de
Playa Ancha. - Satiago: FONDECYT, 1988.
· Wardle, Arthur C.; “El Vapor Conquista el Pacífico. Anales de las hazañas
marítimas” ,1840-1940. Imp. Universo Valparaíso ,1940.
· Zúñiga, C. y Asún R “Identidad Regional en contexto de cambio. Un estudio
en la Araucanía, Chile”. En documento “Propuesta conceptual del Programa de
Identidad Regional de Subdere” 2003, disponible en http://www.subdere.gov.
cl/1510/article-72848.html
135
REGIÓN DE VALPARAÍSO | IDENTIDAD Y DESARROLLO
PROYECTO SER REGIÓN
Identidad para el Desarrollo
Programa de Fortalecimiento de la Identidad
Gobierno Regional de Valparaíso y
Subsecretaría de Desarrollo Regional SUBDERE.
Realizado por equipo interdisciplinario de la Universidad de Viña del Mar con el
apoyo de Centro de Innovación y Emprendimiento (C-I-E.E) y Escuela de Arte
y Diseño UVM.
Eduardo Nanjarí R. Arquitecto.
Jefe de Proyecto.
Ana María Chamy M. Diseñadora
Directora Escuela de Arte y Diseño UVM.
Marcela Porto F. Periodista.
Mag. © Comunicación Política.
Jorge Gibert G. Sociólogo.
Doctor en Filosofía.
Patricio Young M. Comunicador Social
Magíster en Cs. del Desarrollo.
Piero Moltedo P. Ingeniero Comercial
MBA Master en Administración de Empresas.
Xavier Adaros M. Diseñador Gráfico
Soledad Jiménez O. Diseñador Gráfica
Taller Identidad y Patrimonio 2008
Escuela de Arte y Diseño UVM.
Consultores Especialidades
136
Alejandro Corvalán Q. Ing. Comercial.
Doctor en Economía Regional.
Osvaldo Pacheco R. Ingeniero Forestal
Magíster en Cs. Ambientales.
Patricio Canala-E. Arquitecto
Dr,© Desarrollo Urbano Sustentable.
Patricio Medina. Antropólogo.
Eduardo Silva CH. Ingeniero Industrial
Centro de Innovación y Emprendimiento
Nodo Tecnológico UVM-Innova CORFO.
Oscar Sanhueza M. Diseñador Gráfico.
Ximena Iommi A. Magíster Historia y
Magíster en Filosofía-
Hernán Silva C. Estadístico .
Mariano Andrade.
Producción Audiovisual.
Colaboradores:
Ramón Alfaro V. Asesor y coordinador
Gobierno Regional.
Luis Grizetti B. Ingeniero Industrial.
Coordinador apoyo logístico.
Producción, difusión, elementos de apoyo gráfico, audiovisual y web:
Pabla Parodi, secretaria de Rectoría UVM; Diseñadora Gráfica: Carolina
Hernández; Periodistas: Alejandra Zamorano F., Consuelo Caviedes F.,
Lorena Álvarez; Relacionador Publico UVM: Hector Boye.
COLOFÓN
Edición a cargo de Taller de Identidad y Patrimonio de la
Escuela de Arte y Diseño de la UVM.
Jefe de Proyecto:
Eduardo Nanjarí R. Arquitecto.
Textos:
Marcela Porto F. Periodista
Alejandra Zamorano F. Periodista.
Gustavo Rojas, Diseñador Gráfico
Producción:
Ana María Chamy M. Diseñadora
Diseño:
Dirección de arte: Xavier Adaros M.
Soledad Jiménez. Diseñadora Gráfica.
Colaboradoras:
Mónica Rivas Diseñadora
Paula Ibáñez Diseñadora
Fotografía:
Taller Ser Región Escuela de Arte y Diseño UVM.
Mauro Bregante S., Fotógrafo.
137
138

Documentos relacionados