Guía de Tratamiento para la Enfermedad de las Arterias Coronarias

Comentarios

Transcripción

Guía de Tratamiento para la Enfermedad de las Arterias Coronarias
Guía de Tratamiento
para la Enfermedad
de las Arterias
Coronarias
825 DELBON AVENUE • TURLOCK, CA 95382
emanuelmedicalcenter.org
Guía de Tratamiento para la
Enfermedad de las Arterias Coronarias
¿Qué Ocasiona el Estrechamiento
de las Arterias Coronarias?
Las arterias coronarias tienen forma de tubos huecos por los que la sangre puede fluir libremente.
Las paredes musculares de las arterias coronarias son, por lo general, lisas y elásticas, y están
recubiertas con una capa de células denominada endotelio. El endotelio conforma una barrera
entre el torrente sanguíneo y las paredes de las arterias coronarias, y a la vez regula la función
de la arteria al liberar señales químicas en respuesta a diversos estímulos.
El corazón es un músculo que bombea alrededor de 3,000 galones de
sangre a todo su cuerpo cada día. Como todo músculo, el corazón requiere
un suministro constante de sangre que lo provea de oxígeno y nutrientes, y
esa sangre llega al músculo cardíaco a través de varias arterias coronarias.
La enfermedad de las arterias coronarias se inicia a una edad muy temprana. Antes de la
adolescencia, las paredes de los vasos sanguíneos comienzan a presentar estrías grasas.
A medida que se envejece, se va acumulando grasa, lo que provoca un leve daño a las paredes
de los vasos sanguíneos. Otras sustancias que se transportan en el torrente sanguíneo, como
las células inflamatorias, los desechos celulares, las proteínas y el calcio comienzan a adherirse
a las paredes de los vasos. La grasa y las otras sustancias se mezclan para formar una materia
denominada placa.
La enfermedad de las arterias coronarias es el estrechamiento o bloqueo de
dichas arterias. Esto es provocado generalmente por la ateroesclerosis, que
es el endurecimiento u obstrucción de las arterias debido a la acumulación
de placa en la pared interna de las arterias, lo cual puede reducir el flujo
sanguíneo hacia el músculo cardíaco.
Sin un suministro de sangre adecuado, el músculo
cardíaco queda privado de oxígeno y de los nutrientes
que necesita para funcionar adecuadamente. Esto
puede provocar un dolor torácico llamado angina
de pecho. Si se interrumpe por completo el
suministro de sangre a una parte del músculo
cardíaco, o si la demanda de energía del
corazón es mucho mayor a su suministro de
sangre, puede ocurrir un infarto de miocardio
(ataque cardíaco), que es un daño o lesión al
mismo músculo cardíaco.
Arteria coronaria
izquierda
Arteria circunfleja
La enfermedad de las arterias
coronarias afecta a 16.8 millones de
estadounidenses y es la principal causa
de muerte, tanto para hombres como
para mujeres. La American Heart
Association (Asociación Estadounidense
del Corazón) calcula que cada 34 segundos
un estadounidense sufrirá un infarto de
miocardio. Además, el riesgo durante la vida de
padecer una enfermedad cardiovascular después
de los 40 años es de 2 en 3 en los hombres
y más de 1 en 2 en las mujeres.
Arteria descendente izquierda
Arteria coronaria derecha
Con el tiempo, en el interior de las arterias se forman placas de diferentes tamaños. Muchos de los
depósitos de placa son blandos en el interior, con una capa fibrosa, dura que cubre el exterior. Si
la superficie dura se resquebraja o rasga, la materia suave y grasa del interior queda expuesta. Las
plaquetas (partículas de la sangre en forma de disco que ayudan a la coagulación) acuden al área
y se forman coágulos de sangre
alrededor de la placa. El endotelio
se puede irritar también y dejar
de funcionar adecuadamente,
provocando que la arteria muscular
se apriete en momentos
inapropiados. Esto provoca que
la arteria se estreche aún más.
En ocasiones, el coágulo de sangre
se hace pedazos y se restablece
el suministro de sangre. En otros
casos, el coágulo de sangre,
llamado trombo coronario, puede
bloquear repentinamente el flujo
de sangre hacia el músculo
cardíaco. Esto se denomina
oclusión coronaria y puede
provocar uno de tres síndromes
coronarios graves, agudos.
Progreso de la
acumulación de placa
Rama marginal
1
2
Síndromes Coronarios Agudos
Circulación Colateral
Angina de pecho inestable
A medida que aumenta el tamaño de la obstrucción en una arteria coronaria, el
organismo intenta compensarla mediante una circulación colateral, con la creación de
nuevos vasos sanguíneos que desvían el flujo sanguíneo alrededor de la obstrucción.
Sin embargo, en los momentos de mayor esfuerzo o estrés, es posible que las nuevas
arterias no puedan suministrar suficiente sangre rica en oxígeno al músculo cardíaco.
Esto puede ser un nuevo síntoma o un cambio de la angina estable. La angina puede
ocurrir con más frecuencia, suceder más fácilmente estando en reposo, sentirse más
intensa, o durar más tiempo. Aunque a menudo se puede aliviar con medicamentos
por vía oral, es inestable y puede avanzar a un infarto de miocardio. Normalmente,
se necesitan tratamientos o procedimientos médicos más intensos para tratar la
angina inestable.
Infarto de miocardio sin elevación del segmento ST (NSTEMI)
Este tipo de infarto de miocardio más leve o MI, por sus siglas en inglés, no provoca
alteraciones mayores en un electrocardiograma (ECG). Sin embargo, los marcadores
químicos en la sangre indican que ha ocurrido daño en el músculo cardíaco. En el
Infarto de miocardio sin elevación del segmento ST (NSTEMI, por sus siglas en inglés),
la interrupción del suministro de sangre puede ser parcial o temporal, por lo tanto, la
extensión del daño es relativamente mínima.
Infarto de miocardio con elevación del segmento ST (STEMI)
Este tipo de infarto de miocardio o MI lo provoca un período prolongado de
obstrucción del suministro de sangre. Afecta una gran área del músculo cardíaco y
provoca alteraciones en el ECG, así como en los niveles sanguíneos de los marcadores
químicos clave.
Algunas personas manifiestan síntomas que indican que pudieran presentar poco
después un síndrome coronario agudo, otras pueden no tener síntomas hasta que
algo sucede, y aún otras no manifestar ningún síntoma en absoluto del síndrome
coronario agudo.
Todos los síndromes coronarios agudos requieren
evaluación y tratamiento de urgencia.
3
Isquemia
La isquemia es la contracción espasmódica del músculo cardíaco. Se produce
cuando el estrechamiento de la arteria coronaria llega a un punto en que ésta no
puede suministrar suficiente sangre rica en oxígeno para satisfacer las necesidades
del corazón, y el músculo cardíaco queda privado de oxígeno.
La isquemia es como un calambre en la pierna. Cuando se realiza un ejercicio excesivo,
los músculos de las piernas se acalambran porque se quedan sin oxígeno y nutrientes.
El corazón necesita igualmente de oxígeno y nutrientes para seguir funcionando.
Si la irrigación sanguínea del músculo cardíaco no es suficiente para satisfacer sus
necesidades, se produce la isquemia y se puede sentir dolor torácico u otros síntomas.
Es más probable que la isquemia suceda cuando el corazón requiera de oxígeno
adicional. Esto es más común al hacer un esfuerzo, al estar comiendo, durante un
momento de excitación o estrés, o al estar expuesto al frío.
Cuando la isquemia se alivia en menos de 10 minutos con descanso o medicamentos,
posiblemente le digan que usted padece una “enfermedad de la arteria coronaria
estable” o “angina estable”.
La enfermedad de la arteria
coronaria puede avanzar a un
punto en que la isquemia se
produzca incluso en reposo.
La isquemia e incluso un
infarto de miocardio pueden
suceder sin ninguna señal de
aviso, y se le llama isquemia
silente. La isquemia silente
puede ocurrir entre todas
las personas que padecen
cardiopatías, aunque es
más común en las personas
con diabetes.
Isquemia
debida a una arteria
bloqueada
4
Síntomas de la Enfermedad de
las Arterias Coronarias
Si Presenta Síntomas
El síntoma más común de la enfermedad de las
arterias coronarias es la angina de pecho o dolor
torácico. Puede sentirse como una molestia,
pesadez, opresión, presión, dolor, ardor,
entumecimiento, saciedad o constreñimiento en
el pecho. Puede confundirse con indigestión o
acidez estomacal. La angina usualmente se percibe
en el pecho, pero también se puede sentir en el
hombro izquierdo, los brazos, el cuello, la espalda
o la mandíbula.
Si usted, u otra persona con quien esté, presenta dolor en el pecho, brazo izquierdo
o espalda que dure más de 5 minutos, acompañado de uno o más de los síntomas
enumerados anteriormente, llame al 911 para obtener asistencia médica de urgencia.
¡NO ESPERE! El tratamiento inmediato de un infarto de miocardio es muy importante
para reducir la medida del daño al corazón.
Otros síntomas que pueden presentarse con la
enfermedad de las arterias coronarias incluyen:
• Dificultad para respirar
• Palpitaciones (latidos cardíacos irregulares
[arritmia], el corazón se salta latidos o sensación
de aleteo en el pecho)
• Latidos cardíacos más rápidos
• Mareos
• Náuseas
• Debilidad extrema
• Sudoración
Si presenta cualquiera de estos síntomas, es importante llamar a su médico,
especialmente si son síntomas recientes o si se han tornado más frecuentes
o intensos.
Síntomas en las mujeres:
A menudo las mujeres tienen diferentes síntomas de la enfermedad de las arterias
coronarias que los hombres. Por ejemplo, los síntomas de un infarto de miocardio
en las mujeres incluyen:
• Dolor o molestia en el pecho, el brazo izquierdo o la espalda
• Latidos inusualmente acelerados
• Dificultad para respirar
• Náuseas o fatiga
Después de llamar al 911, es posible que el personal de urgencias le indique que
mastique una tableta de aspirina (325mg) lentamente, siempre y cuando no tenga
antecedentes de alergia o hemorragia provocadas por la aspirina. La aspirina es
especialmente efectiva si se administra dentro de 30 minutos a partir del inicio de
los síntomas.
NO tome aspirina para los síntomas de un accidente cerebrovascular (los
síntomas de un accidente cerebrovascular incluyen el entumecimiento o debilitamiento
repentinos de la cara, el brazos o pierna, especialmente en un lado del cuerpo;
confusión repentina, dificultad para hablar o de comprensión; problemas repentinos de
la vista en uno o ambos ojos; problemas repentinos para caminar, mareos, pérdida del
equilibrio o coordinación; y dolor de cabeza repentino e intenso sin causa aparente).
Si los síntomas cardíacos cesan
por completo dentro de algunos
minutos, aún debe llamar a su
médico para informarlos. Llame a
su médico si es la primera vez que
experimenta estos síntomas para
que lo puedan evaluar. Aprenda
a reconocer sus síntomas y las
situaciones que los provocan.
Llame a su médico si presenta
síntomas nuevos o si los síntomas
se tornan más frecuentes o graves.
Si presenta cualquiera de estos síntomas, es importante que reciba
asistencia médica de inmediato; llame al 911 o pídale a alguien que
lo lleve a la sala de urgencias más cercana.
5
6
Angina de Pecho en Comparación
con un Infarto de Miocardio
Nitroglicerina
La angina de pecho es un síntoma que advierte de una cardiopatía, pero no es un infarto
de miocardio. No obstante, los síntomas de un infarto de miocardio son similares a los
de la angina de pecho.
Si le han recetado nitroglicerina y manifiesta una angina, suspenda cualquier actividad
que esté realizando y descanse. Ponga un comprimido de nitroglicerina debajo de
la lengua y deje que se disuelva o, si la usa en forma de aerosol, rocíe debajo de la
lengua. Espere 5 minutos. Si aún presenta los síntomas de angina luego de 5 minutos,
llame al 911 para obtener atención médica de urgencia.
Angina
7
Infarto de Miocardio
La angina es provocada por un suministro
insuficiente de sangre al corazón durante
un período breve.
El infarto de miocardio ocurre cuando se
bloquea el suministro de sangre al corazón
durante un período prolongado, debido
frecuentemente a la formación de un coágulo
en una arteria coronaria parcialmente obstruida.
La angina no causa daño permanente
al corazón.
El infarto de miocardio produce un daño
permanente al músculo cardiaco.
Los síntomas de la angina: Dolor torácico o
molestia en el pecho, dificultad para respirar,
palpitaciones, frecuencia cardíaca acelerada,
mareo, náuseas, debilidad y sudoración que
duran sólo unos cuantos minutos y se alivian
usualmente con reposo o medicamentos.
Los síntomas del infarto de miocardio
usualmente duran más de unos cuantos
minutos e incluyen dolor torácico o molestia
en el pecho que se prolonga por más de unos
minutos o que desaparece y luego vuelve. Otros
síntomas incluyen dolor o molestia en otras áreas
de la parte superior del cuerpo, dificultad para
respirar o falta de aliento, sudoración, sensación
de saciedad, indigestión o sensación de asfixia;
náuseas o vómitos; mareo o debilidad extrema,
ansiedad; frecuencia cardíaca acelerada o
irregular (arritmia).
Los síntomas de la angina se alivian con
descanso o medicamentos.
Los síntomas del infarto de miocardio no
desaparecen dentro de pocos minutos con
descanso ni con medicamentos orales.
La angina no requiere atención médica de
urgencia; sin embargo llame a su médico si es la
primera vez que la manifiesta, si presenta nuevos
síntomas o si se tornan más frecuentes o graves.
El infarto de miocardio atención médica de
urgencia si los síntomas persisten por más de
5 minutos.
Para pacientes diagnosticados con angina crónica estable: Si manifiesta una
angina, ponga un comprimido de nitroglicerina debajo de la lengua y deje que se
disuelva, repitiendo esto cada 5 minutos, hasta llegar a un consumo máximo de
3 comprimidos en un período de 15 minutos. Si aún presenta los síntomas de angina
luego de haber tomado 3 dosis de nitroglicerina, llame al 911 para obtener atención
médica de urgencia.
¡NO ESPERE PARA RECIBIR AYUDA!
Al percibir las primeras señales de un infarto de miocardio, llame al 911
para obtener tratamiento de urgencia. No espere a que sus síntomas
desaparezcan. El reconocimiento y tratamiento tempranos de los síntomas
del infarto de miocardio pueden reducir el riesgo de daño al corazón
y permiten iniciar el tratamiento en forma inmediata. Aunque no esté
seguro de que sus síntomas sean los de un infarto de miocardio, aun
así deberá ser evaluado.
8
¿Cómo se Diagnostica la Enfermedad
de las Arterias Coronarias?
Factores de Riesgo de la Enfermedad
de las Arterias Coronarias
Su médico diagnostica la enfermedad de las arterias coronarias después de conversar
con usted acerca de sus síntomas, revisar sus antecedentes personales patológicos
y factores de riesgo, y de realizarle una exploración física y pruebas de diagnóstico.
Existen varios factores de riesgo de las cardiopatías que pueden ser tratados o controlados,
incluyendo los siguientes:
Estas pruebas pueden incluir análisis de sangre, electrocardiograma (ECG o EKG),
pruebas de esfuerzo de ejercicio y cateterismo cardíaco. Estas pruebas ayudan a
su médico a determinar el grado de su enfermedad de las arterias coronarias, sus
efectos en el funcionamiento del corazón y la mejor forma de tratamiento para usted.
Los nuevos procedimientos de pruebas, como una angiografía por tomografía
computarizada (CTA, por sus siglas en inglés) de las arterias coronarias, pueden
cambiar la manera como se diagnostica la enfermedad de las arterias
coronarias en el futuro.
• Fumar y estar expuesto al humo de tabaco
• Niveles altos de colesterol y triglicéridos en la sangre: En especial,
un nivel alto de LDL (“el colesterol malo”) superior a 100 mg/dl, y un nivel
bajo de HDL (“el colesterol bueno”) debajo de 40 mg/dl. Algunos pacientes
que ya tienen una cardiopatía o una enfermedad vascular (de los vasos
sanguíneos) y otros pacientes que están en un riesgo muy alto deben
intentar tener un nivel de LDL menor de 70 mg/dl. Su médico le puede
indicar las pautas específicas.
• Hipertensión arterial (140/90 mm/Hg o superior)
• Diabetes no controlada
• Inactividad física
• Tener sobrepeso (índice de masa corporal o IMC [BMI, por sus siglas en inglés] de 25 a 29 kg/m2)
o ser obeso (BMI superior a 30 kg/m2). La distribución del peso también es importante. El riesgo
de una enfermedad cardiovascular aumenta si la cintura mide más de 35 pulgadas en las mujeres
y 40 pulgadas en los hombres.
• Ira o estrés incontrolables
• Una dieta con alto contenido de grasas saturadas y colesterol
• Consumo excesivo de alcohol
Los factores de riesgo que no se pueden modificar incluyen los siguientes:
• Género. Los hombres tienen un mayor riesgo de sufrir infartos de miocardio que las mujeres, y los
hombres sufren infartos de miocardio a más temprana edad que las mujeres. Sin embargo, a partir
de los 70 años en adelante, el riesgo es igual para los hombres y las mujeres.
• Edad. Es más probable que la enfermedad de las arterias coronarias ocurra conforme se envejece,
especialmente después de los 65 años.
• Antecedentes familiares de cardiopatías. Si sus padres sufrieron una
cardiopatía (en especial, si se les diagnosticó una cardiopatía antes de los
50 años de edad) usted tiene un riesgo mayor de presentarla. Pregunte
a su médico cuándo es adecuado comenzar a realizarse pruebas de
detección sistemática de cardiopatías, de manera que puedan ser
detectadas y tratadas tempranamente.
• Raza. Los estadounidenses de raza negra padecen de hipertensión arterial más grave que los de raza
blanca y, por lo tanto, tienen un mayor riesgo de sufrir una cardiopatía. El riesgo de una cardiopatía
también es mayor entre los mexicanos-estadounidenses, amerindios, nativos de Hawái y algunos
asiáticos-estadounidenses. Esto se debe, en parte, al alto nivel de obesidad y diabetes que hay en
estas poblaciones.
9
10
Tratamiento para la Enfermedad
de las Arterias Coronarias
Procedimientos para Tratar la Enfermedad
de las Arterias Coronarias
El tratamiento de las enfermedad de las arterias coronarias implica reducir sus
factores de riesgo, tomar medicamentos según se le indiquen, someterse
posiblemente a procedimientos invasivos o quirúrgicos y asistir a consultas regulares
con su médico. Tratar la enfermedad de las arterias coronarias es importante para
disminuir sus riesgo de un infarto de miocardio o accidente cerebrovascular.
Entre los procedimientos intervencionistas más comunes para tratar la enfermedad de
las arterias coronarias se encuentran la angioplastia de balón (PTCA, por sus siglas en
inglés [angioplastia coronaria transluminal percutánea]) y la colocación de endoprótesis
(stents) vasculares o endoprótesis vasculares con liberación de medicamentos.
Reducir sus factores de riesgo implica realizar cambios en el estilo de vida. Su médico
colaborará con usted para ayudarlo a realizar estos cambios.
Si fuma, deberá dejar de hacerlo.
Haga cambios en su dieta para disminuir su colesterol, controlar su presión arterial, y
los niveles de glucosa en sangre si tiene diabetes. Se recomiendan los alimentos con
bajo contenido de grasa, sodio y colesterol. También es importante limitar el consumo
de alcohol a no más de un trago al día. Un especialista en nutrición certificado lo puede
ayudar a hacer los cambios adecuados en su dieta.
Estos procedimientos no se consideran quirúrgicos porque los realiza un cardiólogo
por medio de un tubo o catéter que se inserta en un vaso sanguíneo y no por un
cirujano a través de una incisión. Existen varios tipos de balones o catéteres
disponibles para tratar la placa acumulada en las paredes internas de los vasos
sanguíneos. El cardiólogo elige el tipo de procedimiento basado en las necesidades
individuales del paciente.
Corazón
Arteria coronaria
ubicada en la superficie
del corazón
Estrechamiento
Placa
arterial
Aumente su nivel de actividad para mantener un peso saludable y disminuir el estés.
Siempre verifique con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.
Arteria
coronaria
Placa
Endoprótesis (stent) cerrada
alrededor del catéter de balón
Imagen transversal de la arteria
Catéteres
Endoprótesis (stent)
vascular cerrada
Arteria ensanchada por la
endoprótesis vascular (stent)
Endoprótesis vascular
(stent) abierta
Balón
Placa comprimida
Aumento del flujo
sanguíneo
Placa
comprimida
Arteria
ensanchada
Angioplastia de balón
11
Endoprótesis vascular (stent)
12
Cirugía de Injerto de Bypass de
la Arteria Coronaria (CABG)
Preguntas y Notas
Una o más arterias coronarias bloqueadas se desvían por
medio de un injerto de vaso sanguíneo para restablecer el
flujo sanguíneo normal al corazón. Por lo general, los injertos
provienen de las propias arterias y venas del paciente ubicadas
en el tórax, brazo o pierna. El injerto pasa alrededor de las
arterias obstruidas y así se crea una nueva vía para que la
sangre rica en oxígeno fluya hacia el corazón.
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
Cuando estos tratamientos tradicionales no sean una opción
para usted, los médicos podrán sugerirle otras terapias menos
tradicionales como una revascularización transmiocárdica
(TMR, por sus siglas en inglés) o una contrapulsación externa
sincronizada (EECP, por sus siglas en inglés).
La revascularización transmiocárdica (TMR) por láser es
un tratamiento cuyo propósito es mejorar el flujo sanguíneo
hacia las áreas del corazón que no fueron tratadas por una
angioplastia o cirugía. Se utiliza un láser especial de dióxido de
carbono para crear pequeños canales en el músculo cardiaco,
mejorando así el flujo sanguíneo en el corazón. La TMR se
realiza con más frecuencia como un complemento a la cirugía
de injerto de bypass de la arteria coronaria y pocas veces se
realiza como procedimiento independiente.
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
Injerto de bypass de la arteria coronaria
La contrapulsación externa sincronizada (EECP) puede estimular la circulación colateral
de los pacientes con angina persistente, cuyos síntomas no respondan a los tratamientos
convencionales. La EECP es un tratamiento no invasivo para personas con angina estable
crónica que no obtengan un alivio adecuado de la angina por medio de medicamentos que
contienen nitratos, y que no cumplan los requisitos para un procedimiento tal como una
cirugía de bypass, angioplastia o colocación de endoprótesis vasculares (stents).
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
Atención de Seguimiento
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
Su cardiólogo querrá verlo regularmente para practicarle exploraciones físicas y posiblemente
realizarle pruebas de diagnóstico. Su médico usará la información que obtenga de estas consultas
para vigilar la evolución de su tratamiento. Pregunte a su médico para saber cuándo debe
programar su próxima cita.
13
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
14

Documentos relacionados