8 de Junio de 2007 - Radar del Fin de Semana

Comentarios

Transcripción

8 de Junio de 2007 - Radar del Fin de Semana
Salto, viernes 8 de junio de 2007 - Año IV - Nº 149
Suplemento semanal de Diario LA PRENSA
«Es increíble...
Sus acordes viene de otra parte...»
Herbie Hancock
«No encuentro palabras para describir
lo que pienso de él como músico»
Neil Weiss
Fotografía: Leo Barizzoni
Hugo Fattoruso en el Larrañaga
Un «fatto» que se roba la noche
2
www.radar.saltonline.net
Cines
Cine Salto
Shopping
Salto Shopping - Tel. 40757
Viernes 8 a jueves14
SALA 1
Viernes: 21.30 hs.
Sábado:
19.30, 21.30 y 23.30 hs.
Domingo a jueves:
18.30 y 21.30 hs.
Lunes a jueves:
19.30 y 21.30 hs.
SEDUCIENDO
A UN EXTRAÑO
Dirigida por James Foley
Con Halle Berry, Bruce Willis,
Giovanni Ribisi, Richard
Portnow, Gary Dourdan
y Nicki Aycox
(+12)
SALA 2
Viernes: 21 hs.
Sábado y domingo:
18.30 y 21.30 hs.
Lunes a jueves:
18 y 21 hs.
PIRATAS DEL
CARIBE 3
Dirigida por Gore Verbinksi
Con Johnny Deep, Orlando
Bloom, Keira Knightley
(ATP)
SALA 3
Viernes: 21 hs.
Sábado:
16, 18, 20 y21.30 hs.
Domingo a jueves:
18 y 20 hs.
LAS TORTUGAS
NINJA
Animación dirigida
por Kevin Munroe
(ATP)
Miércoles: 2 x1
en todas las salas
Cine Sarandí
Sarandí 44 - Tel 33795
Viernes 8 a jueves 14
A las 19 y 21 hs.
REBELDES
CON CAUSA
Comedia de aventuras
dirigida por Walt Becker.
Con Tim Allen, John Travolta,
Martin Lawrence, William H.
Macey y Marisa Tomel
(ATP)
Fattoruso presenta en vivo
su «Ciencia fictiona»
Quienes gustan de la música
en general y del jazz en
particular, no necesitan que
se les explique quienes son,
por ejemplo, Pat Metheny,
Jaco Pastorius, Herbie Hancock, Paquito D’Rivera,
Miles Davis, Hiram Bullock,
Airto Moreira o Flora Purim.
Tampoco aquellos que
admiran a los más grandes
de Brasil, como Chico
Buarque, Milton Nascimento, Hermeto Pascoal, Gal
Costa, Caetano Veloso,
Djavan o Nana Vasconcelos.
De todos modos, puede
ocurrir
que
nuestro
conocimiento o interés por la
música solo nos haya
permitido acceder a algunos
de los principales artistas del
Río de la Plata, como Pedro
Aznar, Spinetta, Adrián
Iaies, Fito Páez, Luis Salinas
o Alejandro Lerner en
«aquella costa»; o Ruben
Rada, Jaime Roos, Eduardo
Mateo, Federico García Vigil,
Laura Canoura y mil más, en
«esta orilla».
Todos ellos tienen cosas en
común y una fue seducirse
en algún momento de sus
vidas, por la posibilidad de
tocar con «el Hugo».
Desde los Hot Blowers o Los
Shakers en sus inicios,
pasando por Opa o su etapa
más reciente con Los
Pusilánimes, el Trío fattoruso
y Rey Tambor, «el Fatto» puede exponer un currículum tan
extenso como impresionante que, aunque él no haga
gala de eso, habla a las claras
de su talla musical.
Que Fattoruso venga
exclusivamente hasta Salto
a brindar un concierto propio,
lamentablemente no es
usual. Es más, no ha ocurrido
nunca hasta hoy; y quizás
tampoco vuelva a ocurrir
«Soy una especie de
operario del piano» -decía
en una nota- «Hoy laburo
acá, mañana allá... y de ‘yo’
no laburé nunca».
Por eso, el de esta noche en
el Larrañaga será uno de
esos espectáculos que algún
día recordaremos con
nostalgia y con el orgullo de
poder decir: -«Yo estuve ahí».
A las nueve y media de la
noche, Salto recibe a un
grande en serio, aunque su
terca modestia se empeñe
siempre en disimularlo. Eso
no implica que no sea
conciente de una realidad
conocida por todos: - «Ya sé
que lo que yo toco no es
taquillero. Si vos anunciás tal
grupo, se agotan las entradas; si anunciás a Hugo
Fattoruso, van 20. Pero no
tengo drama con eso».
LA APERTURA
El nombre de Sergio Calvo
surgió naturalmente. Era el
músico
salteño
más
indicado para oficiar de
anfitrión en el escenario del
Larrañaga, como joven
artista local, estudioso y
creador inquieto, que
además sintoniza -como
decía Geraldo Azevedociertas «inclinações musicais».
En compañía de Carlos
Gerfauo (violín), Marcelo
Cantini (bajo) y Guillermo
Machado (percusión), Calvo
y su piano abrirán el
espectáculo de esta noche,
para ir calentando aplausos,
entrar en clima y recibir de la
mejor manera la exhibición
de «Ciencia fictiona».
EL CONCIERTO DE HOY
«Ciencia fictiona es algo un
poco más osado, musicalmente hablando» -explicaba
Fattoruso- «Para ese disco
me dieron total libertad y solo
participó mi hermano
Osvaldo en uno de los temas.
El resto lo hice solo».
Versiones inverosímiles de
Jaime Roos, de Dorival
Caymmi, de Héitor VillaLobos, de Monk y de Chico
Buarque, junto a temas
propios y alguna que otra
improvisación «in situ» van a
Mayores: $ 50
(2 x 1 todos los días)
Menores de 12 años y
jubilados: $ 30
Pizzas napolitanas, vienesas, portuguesas,
salteñitas y especiales de la casa.
Fainás, figazzas, chivitos, baurús, panchos,
hamburguesas, planchas, milanesas, fritas
y calzone napolitano
BRASIL y GUTIERREZ RUIZ
Envíos sin cargo
www. tacuabe.com
resonar en el teatro desde
las manos y la voz de Hugo
Fattoruso.
Es la presentación en vivo de
su album «Ciencia fictiona»
grabado en Buenos Aires
para la colección S’jazz del
sello Emi. Un disco que,
como publicó el diario La
Nación, «es una verdadera
joya de la música contemporánea».
DETALLES CONEXOS
Las entradas tienen un costo
único de 80 pesos y se
encuentran a la venta en la
boletería del teatro desde las
18 horas. Tras la actuación
de esta noche, Fattoruso se
presentará maána en el
Teatro Florencio Sánchez de
Paysandú y pronto iniciará
una nueva gira por varias
ciudades de España y Francia, como «embajador cultural del Uruguay», auspiciado por los ministerios de
Turismo y de Educación y
Cultura, además de la Junta
Departamental de Montevideo.
RADAR
del fin de semana
es una
publicación semanal que
se edita los viernes con
diario La Prensa.
Redacción: Amorim 56
Tel/fax: 32846
Salto
Quienes deseen hacernos llegar sus comunicados sobre la realización de espectáculos u
otra actividad artística,
para ser incluidos gratuitamente en nuestra
cartelera, pueden enviar
los datos a nuestra dirección de correo electrónico:
[email protected]
hasta el día jueves de
cada semana.
Esta edición de RADAR,
al igual que las anteriores, puede bajarse libremente en Internet, desde
el sitio:
www.radar.saltonline.net
CERTAMEN
LITERARIO
Extraños en la Noche
Era esa hora que según creencias, aparecen los espíritus. Las
ánimas de los que resisten a morir. Cuando en el campo se ven
los fuegos y las aves nocturnas aún están al acecho.
En esa hora, pasada la medianoche, un ánima que volaba, se
posó en la cornisa del Hotel Concordia. Al reconocer el lugar, bajó
lentamente con un vuelo de mariposa. Era quien fue en vida.
María Rosa Di Giorgio. En el desolado pasillo de entrada se quitó
los zapatos de tacón como si fuera a ser oída. Pasó por la
recepción que estaba muda de silencio. Miró hacia el fondo del
patio donde está la habitación que ocupaba cuando venía a Salto,
pero se encaminó curiosa hacia la izquierda, al portón que lleva
a la escalera hacia la planta alta.
Comenzó a subir lentamente, mientras que, como jugando,
deslizaba un zapato por el pasa manos, Pasó el primer descanso
y continuó. -Habitación treinta y dos- pensó.
No terminaba de subir cuando distingue como solo otra ánima,
la figura de un hombre de traje y de gacho gris, que le dejaba ver
solo su amplia e inconfundible sonrisa.
Marosa - ¡Mago! ¿Es usted? (dijo sorprendida)
Gardel - Así me llamaban, pero vos podés llamarme Carlos ¿Nos
conocíamos de antes?
Marosa - No. Cuando usted tuvo el accidente, yo era muy chica.
En mi casa siempre lo escuchábamos por la radio ¿Cómo es que
está aquí?
Gardel - Mi Buenos Aires querido está cada vez más ruidosa y
complicada, me resulta insoportable. Y segundo recorro lugares
que en mi vida conocí, como aquí que es más tranquilo, o voy a
Tacuarembó.
Marosa - ¡Cuéntame cómo es eso! Entonces, ¿No nació en
Toulouse como dicen?
Gardel - Es una historia larga, pero…. ¿Por qué no bajamos al
patio y conversamos allá?
Marosa - Sí, mejor. A mí me gusta la pérgola del fondo y allí me
cuenta todo.
Atravesaron los vidrios de una ventana y descendieron al patio.
Este estaba en penumbras por los frondosos bananeros,
helechos y araucaria, todo en silencio.
Gardel - «El músculo duerme, la ambición descansa» - dijo
sonriendo. Llegaron a la baranda del otro corredor donde trepan
las buganvillas. Marosa corta un ramillete color naranja y se lo
pone detrás de la oreja.
Marosa - ¿Recuerda siempre las letras de sus canciones?
Gardel - Y no las puedo olvidar, yo viví para cantar. Si no hubiera
sido por el accidente, quien sabe si no hubiera muerto viejo y
olvidado. Pero no me has dicho quien sos, cómo te llamaban.
Marosa - Con su voz, no creo que lo hubieran olvidado. En cuanto
a mí, me llamaban Marosa, nombre inventado y en mi vida fui
poetisa, dicen que escribí poesía poética, pero yo escribía como
me venían las palabras. Pero, bajemos. Saltan hacia el patio de
abajo y se dirigen a los bancos bajo la pérgola.
Gardel - Cuéntame más. Lo mío es muy conocido.
Marosa - ¡Pero no dirá que su origen no está rodeado de misterio!
¿Después me lo cuenta?
Gardel - Después, ahora quiero saber más de tí.
Marosa - Yo nací en las chacras y sobre ese ambiente fue
siempre lo que escribí. Me inspiraron los huertos, los animales
del monte, el jardín de mi madre y hasta los dulces de la abuela.
Gardel - ¡Qué interesante! Me gustaría haberlo leído.Marosa - Mi
madre quería que mi hermana y yo fuéramos artistas. Nos
presentaron en los concursos de belleza y de carnaval. Mi
hermana, una vez, fue premiada por el mejor disfraz.
Gardel sonríe, se saca el sombrero y lo pone sobre la mesa.
Marosa coloca allí sus zapatos.
Marosa - Durante años también hicimos teatro, dirigidas por una
actriz argentina que se llamó Nidia Arenas. ¿Cómo llegó, volando
por sus medios o en avión?
Gardel - Volar me cansa, siempre fui gordito y de aviones ni me
hable. Viajo en ómnibus o en el auto de algún turista, total, no me
ven.
Marosa - Yo vuelo desde que dije que volvería convertida en
mariposa. Pronto va a amanecer. ¿Por qué no me canta una
canción de despedida?
Gardel - ¿A ésta hora? ¿Cuál preferiría?
Marosa - Cualquiera. Todas me gustan.
Tomándola de las manos y mirándola a los ojos como en el cine,
comenzó a cantar «El día que me quieras». Al rato se oye que
alguien chista y dice: -¡Apaguen esa radio!
Gardel - ¿No será por mí?
Marosa - ¡Mago! Hasta muerto se oye su voz.
Enseguida otra voz: -¡Están locos, dejen dormir!
Marosa - Mejor nos vamos o nos van a descubrir.
Gardel - Sí, yo me voy a la treinta y dos.
Marosa - Yo volaré a las chacras antes de que salga el sol.
¿Volveremos a vernos?
Gardel - Así espero (le besa una mano) ¡Chau Rosita!
Marosa se eleva y se detiene para que de su espalda salgan dos
enormes alas de colores y volando desaparece detrás de los
techos.
Techa Maglio, dueña del hotel, se levantó temprano, llevada por
un interés que no sabría explicar. Llega hasta la baranda, mira
hacia la pérgola y sobre la mesa ve un sombrero de hombre y
unos zapatos de mujer. Sorprendida, baja y al acercarse, un haz
del sol que salía, le borra los objetos. Desconcertada, se
restrega los ojos, pero solo ve la mesa vacía. Caminó hacia la
escalera y mientras subía, tarareaba «El día que me quieras».
En el patio de entrada, al encontrarse con Janet, su secretaria,
le comenta: - Soñé toda la noche que Marosa y Gardel
conversaban en el hotel. Y me pareció tan real que tuve que ir
hasta el fondo, porque creí que los iba a encontrar.
Jorge Roldán
3
www.radar.saltonline.net
Era bravo con Quiroga...
Cine por TV
Match point
(Inglaterra, 2005)
Dirigida por Woody Allen
Con Jonathan Rhys Meyers,
Scarlett Johansson, Emily
Mortimer, Matthew Goode
Viernes 8 - 19.15 hs.
Cinemax
Traffic
(Estados Unidos, 2000)
Dirigida por Steven Soderbergh
Con Michael Douglas, Don
Cheadle, Benicio Del Toro,
Dennis Quaid, Catherine
Zeta-Jones
Viernes 8 - 22 hs.
TNT
El caso
Thomas Crown
(Estados Unidos, 1999)
Dirigida por John McTiernan
Con Pierce Brosnan, Rene
Russo, Denis Leary, Esther
Cañadas, Ben Gazzara,
Frankie Faison y Charles
Keating.
Viernes 8 - 22 hs.
Warner
El fantasma de la
ópera
(Estados Unidos / Inglaterra,
2004)
Dirigida por Joel Schumacher.
Basada en la obra de Lloyd
Webber y en el libro de
Gastón Leroux.
Con Gerard Butler, Emmy
Rossum, Patrick Wilson, Miranda Richardson, Minnie
Driver
Sábado 9 - 19.25 hs.
Cinecanal
Sueño de una noche
de invierno
(Inglaterra, 1995)
Dirigida por Kenneth Branagh.
Con Michael Maloney,
Richard
Briers,
Mark
Hadfield, Nicholas Farrell.
Sábado 9 - 19.25 hs.
Cinemax
Pollitos en fuga
Ultima fecha
Liguilla
pre Libertadores
Sábado9 - 16 hs
Wanderers / Peñarol
Domingo 10 - 16 hs
Danubio / Bella Vista
Elsa y Fred
Golpe a la vida
(España / Argentina, 2005)
Dirigida por Marcos Carnevale.
Con Manuel Alexandre, China Zorrilla, Blanca Portillo,
Roberto Carnaghi, Federico
Luppi, Carlos Alvarez Novoa
y Omar Muñoz.
Domingo 10 - 20 hs.
Cinemax
Abre los ojos
(España / Francia, 1997)
Dirigida por Alejandro
Amenábar.
Con Eduardo Noriega,
Penélope Cruz, Chete Lera,
Fele Martínez.
Domingo 10 - 22 hs.
A&E Mundo
Madagascar
(Estados Unidos, 2005)
Animación dirigida por Eric
Darnell y Tom McGrath.
Domingo 10 - 22 hs.
Cinecanal
Música
Hugo Fattoruso
El ocaso de un amor
(Estados Unidos / Inglaterra,
1999)
Dirigida por Neil Jordan.
Con
Ralph
Fiennes,
Julianne Moore, Stephen
Rea, Ian Hart.
Lunes 11 - 22.15 hs.
Cinemax
Presentación en vivo de su
disco «Ciencia fictiona»
Músico invitado: Sergio Calvo.
Hoy viernes a las 21.30 horas
en el Teatro Larrañaga.
Entradas generales a 80 pesos
Los de Imaguaré
(Estados Unidos , 2005)
Dirigida por Christopher
Nolan.
Con Christian Bale, Michael
Caine,
Liam
Neeson,
Morgan Freeman, Gary
Oldman.
Martes 12 - 22 hs.
HBO
(Canadá / Francia, 1996)
Dirigida
por
David
Cronenberg
Con James Spader, Holly
Hunter, Elias Koteas,
Deborah Kara Unger.
Miércoles 13 - 22 hs.
Cinemax
Recital celebración de los 30
años del grupo, presentando su nuevo disco «Lo
que callan mis paisanos»
Mañana sábado a las 21.30
horas en el Teatro Gran
Odeón de Concordia.
TyC Sports
Sábado 9 - 21.30 hs
TyC Sports
Estudiantes / Argentinos
TyC Sports
Mallorca / Sevilla
ESPN
Sábado 9 - 22 hs
Domingo 10 - 14 hs
ESPN
Fox Sports
Villarreal / A. Bilbao
Levante / Valencia
Gran Premio de Canadá
No te va gustar
Solas
en la madrugada
Presentación en vivo de su
disco «Todo es tan inflamable».
El viernes 15 de junio desde
las 22 horas en el club Salto
Uruguay.
Anticipadas a 120 pesos.
Estreno de la comedia teatral
de Gerardo Tulipano, a cargo
del grupo salteño D’entrecasa, con la dirección de
Ricardo González Vetey y
las actuaciones de Nelly
Artave, Evangelina Cavallo y
María Cecilia Pereira.
El sábado 16 de junio a las
21 horas en el Hotel Concordia.
Carlos Perciavalle
Show unipersonal de café
concert.
El sábado 16 de junio en el
Hotel Horacio Quiroga.
Informes por el teléfono
30900
Libros
La vida brava
Los amores de Quiroga
Presentación en vivo de su
disco «Los Matices del Salto»
El viernes 15 de junio a las
21 horas en el Teatro Larrañaga, con entrada gratuita
por invitación.
Las invitaciones pueden
retirarse en el Teatro Larrañaga o en el Conservatorio
Municipal
Ciclo presentado por el
Departamento de Cultura de
la Intendencia y el Centro
Cultural de España, en el
Museo de Arqueología
(Zorrilla y Brasil)
Este lunes 11 desde las 20
horas se exhibirá Camarón
(España, 2005), dirigida por
Jaime Chávarri.
Domingo 10 - 18 hs
Sábado 9 - 14 hs
Pruebas de clasificación
Espectáculo de revistas con
Jorge Corona, Azabache,
Karina Caregnata y Diego
Bonel.
Este domingo a las 19.30
horas en el Teatro Larrañaga
Ciclo de cine español
San Lorenzo / Arsenal
Circuito Gilles Villeneuve
Recital del cuarteto de
cuerdas que integran
Fabricio Breventano, Camilo
Alvarez, Sebastián Rey y
Matías Romero.
El viernes 15 a las 21 horas
en el Mercado 18 de Julio.
Cine
G. y Esgrima / Racing
Sábado 9 - 16 hs
Sábado 9 - 20 hs
Jorge Corona
Nosotros nunca
FORMULA 1
ESPN
Cuarteto Ricacosa
Recital de la banda salteña
de rock, presentando su
primer registro discográfico.
El lunes 18 de junio en la
sala El Andén.
N. Chicago / River Plate
Fox Sports
Ensamble Alauda
Recital coral presentado por
la Asociación Coral Cantares, con obras de compositores de los siglos XVI y XVII.
Mañana sábado a las 20.30
horas en la Catedral de Salto.
Sábado 9 - 15.10 hs
Tenfield
Teatro
Abaité
Batman inicia
17ª fecha
Torneo Clausura
Domingo 10 - 16 hs
FUTBOL ESPAÑOL
(Inglaterra, 1997)
Dirigida por Jim Sheridan
Con Daniel Day-Lewis, Emily
Watson, Brian Cox.
Domingo 10 - 23.40 hs.
Cinecanal
Crash,
extraños placeres
FUTBOL ARGENTINO
La escritora Helena Corbellini presenta su más reciente libro, «La vida
brava. Los amores de Quiroga», recreando las memorias de Mª Helena
Bravo, la mujer que acompañó los últimos años del escritor salteño.
La delgada línea roja
(Estados Unidos, 1998)
Dirigida por Terrence Malick
Con Sean Penn, Nick Nolte,
Jim Caviezel, Ben Chaplin.
Domingo 10 - 23.30 hs.
Fox
Domingo 10 - 18 hs
Defensor Sp. / Nacional
(Estados Unidos, 2003)
Documental dirigido por
Jonathan Caouette.
Con Jonathan Caouette,
Renée Leblanc, David Sanin
Paz, Rosemary Davis.
Domingo 10 - 22 hs.
I Sat
(Inglaterra, 2000)
Animación dirigida por Peter
Lord y Nick Park
Domingo 10 - 18.05 hs.
Cinecanal
Deportes por TV
FUTBOL URUGUAYO
Tarnation
ENTRADAS EN VENTA: $ 80
Muestras
Fotocrono
Exposición itinerante de
fotógrafos chilenos por
Uruguay, en el Museo de
Bellas Artes
Presentación del nuevo libro
de Helena Corbellini, para
Editorial Sudamenricana.
Hoy viernes a las 15 horas en
el CERP y mañana sábado 9
a las 19 horas en la sala de
conferencias del hotel
Horacio Quiroga.
Museo histórico
RIO URUGUAY
Planta alta del
Resguardo del
Puerto de Salto
Abierto de jueves a
domingos de 14 a 18 hs
Consulte a través del
celular 099 96 5282
para la organización de
visitas guiadas
4
www.radar.saltonline.net
El fantasma de Quiroga
Diego Moraes nació en Salto hace 28 años. es Licenciado en Letras por la Facultad de Humanidades y Ciencias de la
Educación y Procurador por la Facultad de Derecho de la Universidad de la República.
Su libro «Bestiario del Salto Oriental. Antología de mitos y leyendas fantásticas del departamento» tuvo una primera
edición promocional de 50 ejemplares y se prepara una segunda a través de Zujka Ediciones, 2007.
Lo que sigue es un adelanto de ese trabajo, que en este capítulo se ocupa de un protagonista exntrañable para los
salteños, como Horacio Quiroga.
Según los registros más
fieles, la última vez que
Horacio Quiroga puso un pie
en Salto fue hacia fines del
año 1902 o principios del
1903, cuando ya estaba
radicado en Buenos Aires
luego del trauma que le
había provocado la muerte
de su amigo Federico
Ferrando. Juró entonces cosa que literalmente
cumplió- no regresar jamás
en su vida. Las razones
parecían justificadas: la
ciudad natal, para Quiroga,
no era otra cosa que un
enorme signo de su
desdicha personal. Salto
había sido el escenario de
dos muertes que calaron
hondo en su espíritu (la de
su padre Prudencio en 1879,
y la de su padrastro Ascencio
Barcos, en 1891).
Fueron los salteños quienes
desdeñaron con indiferencia
sus ejercicios literarios en
Gil Blas y en La Revista; y era
también salteño, finalmente,
el hermano del alma que
acababa de morir, víctima de
su propio descuido.
Nada parecía haber en Salto
que el precoz escritor -por
entonces
de
apenas
veinticinco años de edadpudiera asociar con la felici-
dad o siquiera lejanamente
con la alegría.
Sin embargo, muchos son
los biógrafos que han
advertido que, hacia los
últimos instantes de su vida,
Horacio Quiroga planeó casi
secretamente una íntima
reconciliación con el suelo
natal.
En buena medida, este
propósito
ya
podría
adivinarse considerando con
atención la correspondencia
quiroguiana hacia la época
de su segundo exilio
misionero y las reiteradas
ocasiones que en ella el
escritor recuerda con cariño
y nostalgia las ya lejanas
horas de la juventud. En
algunas, como las cruzadas
con Fernández Saldaña,
Quiroga habla a menudo de
rostros, de nombres y de
amigos del Salto, y cuenta
con insistencia humorísticas
anécdotas y recuerdos allí
vividos. En otras, como las
mantenidas con su amigo y
coterráneo Enrique Amorim,
el escritor habla mucho más
explícitamente de un proyecto
general de «rever el paisaje
salteño», proyecto que incluía
no solamente una revaloración de las posibilidades
estéticas del recuerdo del
terruño sino también, acaso,
una vuelta al hogar («Al fin y
al cabo -escribió una vezhasta los elefantes van a
morir todos al sitio dónde
dieron sus primeros trotes»).
De hecho, este último
propósito estuvo muy cerca
de concretarse hacia el año
1935 cuando el propio
Amorim le realizó una
invitación al chalet «Las
Nubes», que Quiroga a la
postre rechazaría alegando
su voluntad de evitar los
previsibles
homenajes
oficiales.
No obstante, la verdadera
razón por la que el proyecto
quiroguiano de la recuperación del Salto quedó
finalmente trunco fue mucho
más drástico: poco tiempo
más tarde el escritor
comenzaría a padecer los
primeros síntomas de un
irreversible cáncer gástrico,
y tanto su salud como su
desequilibrado
estado
anímico lo arrastraron
obligatoriamente hacia
Buenos Aires. Allí, aquejado
por el sufrimiento y la
soledad, la idea del suicidio
se instaló en su mente con
más fuerza que la del regreso.
Sin embargo, es verosímil
que hacia sus últimos
segundos, y ya de cara a Dios,
Quiroga siguiera pensando,
como en un sueño, en su
Salto nativo. Pensó tal vez como había dejado escrito
en el Diario de Viaje a Parísque solamente en Salto
había encontrado alguna vez
diversión. Que entre los
amigos que lo acompañaron
fielmente durante toda su
vida figuraban muchos
salteños. Que fueron los
primeros escritos salteños,
acaso, los únicos que le
produjeron verdadera felicidad creativa. Que la absurda Comunidad de Los Tres
Mosqueteros -precursora
del célebre Consistorio del
Gay Saber- fue una de las
experiencias más delirantes
que
alguien
pudiera
imaginar. Que los carnavales
salteños le proporcionaron
el conoci-miento de algunos
amores imborrables; y que
fueron muchos también, en
defini-tiva, los buenos
recuerdos de su vida de
estudiante en el Instituto
Politécnico. Es también
verosímil suponer que la
fatídica noche de febrero de
1937 en que Quiroga entró
en la muerte en el Hospital
de Clínicas de Buenos Aires,
luego de ingerir una fuerte
dosis de cianuro, llevara
todas o siquiera algunas de
estas
imágenes
impregnadas en su retina.
Pues bien, tal es la razón, y
no otra, por la que el fantasma
de Horacio Quiroga se
aparece todavía en tantos
lugares del Salto: para
conseguir, desde el más
allá, la anhelada vuelta al
hogar que su cuerpo
humano no pudo alcanzar
en vida.
Tal vez también por esta
razón, los lugares en que
con más frecuencia se
manifiesta su espectro sean
las dos casas que éste
cumplir 25 años de la muerte
del músico salteño.
Se trata de todos los alumnos
de piano de la profesora
María Victoria Varela,
reunidos para la foto en el
antiguo local de calle Colón,
donde más de un lector
podrá intentar reconocer
madres o abuelas.
Allá arriba, a la izquierda,
aparece Lamarque Pons en
una imagen hasta hoy
inédita.
Gracias mil a quien nos
proporcionó la fotografía,
(que también figura en ell,
sentada en primera fila)
Aquí cerca y hace tiempo ...
Un mes atrás, al cumplirse
90 años del nacimiento de
Jaurés Lamarque Pons,
procuramos homenajear su
memoria en este RADAR y
colaborar en el rescate
de ciertas figuras del
arte que deberían
enorgullecer a todos los
salteños.
Sin embargo, en esa
oportunidad nos quedó en el
debe esta joyita fotográfica
del
año
1929,
que
aprovechamos a publicar
hoy, con la «excusa» de que
este lunes 11 se habrán de
habitó en la ciudad. En la
primera, ubicada sobre calle
Uruguay, sucesivos inquilinos han visto ciertas noches
al fantasma de Quiroga
deambulando por la oscuridad de los corredores,
envuelto en una larga manta
de color rojo; y en la segunda,
la casona ubicada sobre
Avenida Viera en que
funcionaba hace no mucho
tiempo la llamada «Escuela
al Aire Libre», suele
presentarse a los niños,
caseros y cocineros del
centro educativo, la mayoría
de las veces sentado en una
silla de hamaca ubicada
junto a la estufa del lugar,
aunque también hacia los
terrenos
del
fondo,
revolviendo las plantaciones
de verduras o utilizando
clandestinamente
las
herramientas del galpón. En
tales casos, el fantasma
aparece invariablemente con
el aspecto con que recuerdan
a Quiroga sus últimas
fotografías: enfla-quecido, la
piel arrugada y amarillenta,
la espesa barba comiéndole
la cara, la mirada triste y como
perdida en el vacío.
Pero no son por cierto éstos
los únicos sitios de sus
póstumas peregrinaciones
salteñas. Por el contrario, se
refieren apariciones suyas
en la zona de la Costanera
Sur, más precisamente en
los
alrededores
del
Mausoleo erigido en su
nombre y en el que está
ubicada la famosa -y también
maldita- urna de Ezria que
guarda sus terrenales
cenizas. Igualmente, hay
testimonios que aseguran la
presencia del fantasma de
Horacio Quiroga re-editando
en bicicleta la célebre
travesía Salto-Paysandú,
pedaleando muy orgulloso
con su camiseta del Club
Ciclista Salteño.
Tales apariciones salteñas
del espectro de Quiroga,
naturalmente,
suelen
promover el espanto de sus
ocasionales testigos.
Sin embargo, viéndolo de otro
modo, son la cosa más
natural del mundo.
Al fin y al cabo ¿qué otro
destino más conveniente
para el fantasma de un
hombre que en toda su vida
no fue sino un perpetuo
desterrado, que el de intentar
recuperar, al cabo de ésta, el
familiar sabor del suelo natal,
vale decir, regresar a las
entrañas mismas de la
madre tierra?

Documentos relacionados