cosas de familiacosas de familia

Comentarios

Transcripción

cosas de familiacosas de familia
PROVINCIA MARISTA IBÉRICA Nº 2 - JUNIO 2004
Obras que merecen la pena
Encuentro de la Familia Marista
De centenarios
sumario
Ibérica Marista
Junio, 2004
Nº. 2
Equipo de coordinación:
Segundo P. Barragán
Isaac Lara
Laudelino Pérez
Gonzalo Saiz
José Luis Santamaría
El hacha perdida
3
Obras que merecen la pena
4
Acompañando a los hermanos
6
Haciendo familia
10
Fotografía:
Lardero... fiesta de la familia
14
Colaboradores:
Si no hay mata... no hay patata
18
Archivo Ibérica, Archivo Madrid Marista, Jesús Saiz, Pedro L. Rincón,...
Aniceto Abad, Fernando Alés, Florentino Andrés, Victorino de Arce, Máximo
Aguirre, Fernando Arriero, Rafael
Bazán, Álvaro Carod, Eladio Flórez,
Javier García, Gustavo Gil, Marino
González, Samuel Holguín, Ricardo
Izura, Valentín Jiménez, Isaac Lara,
Andrés Larrambere, Fernando Lemos,
Federico López, Aquileo Manciles,
Luis A. M. Chasco, Lucinio Medel,
Jesús Orte, Esteban Ortega, Ignacio
Pérez, Patxi, Ildefonso Ramiro, Pedro
Romero, Gonzalo Saiz, Alejandro Saiz,
Jesús Sainz de Vicuña, José Luis Salazar, Antero Serrano, Julián Somavilla,
Francisco Javier Usunáriz.
Decálogo para estar bien...20
Cien años... en Zaragoza22
Cien años... en Toledo28
El árbol se conoce por sus frutos
32
El dolor y la alegría
34
...de Pascua
36
Cosas de familia
43
Mi experiencia personal de...
62
Actividades del verano 2004
63
Diseño:
Gonzalo Saiz
Dirección:
Revista Ibérica Marista
Ctra. Moralzarzal, 6. Apdo. 48
28400 C. VILLALBA (Madrid)
Tfno.: 91 849 31 82.
Fax: 91 849 31 84.
[email protected]
Depósito Legal: M-21161-2004
Imprime:
G U A D A R R A M A
Ibérica marista
editorial
U
el hacha perdida
n hombre perdió su hacha. Sospechaba del hijo de su vecino.
Al observar su forma de caminar, le parecía que era la propia
de un ladrón de hachas; su fisonomía, la de un ladrón de hachas; todos sus movimientos y gestos eran, sin excepción, los
propios de un ladrón de hachas. Al poco tiempo, el hombre fue
a cavar al valle y se encontró su hacha. Al día siguiente, cuando volvió a ver
al hijo de su vecino, ni uno solo de sus movimientos o gestos le parecieron
los de un ladrón de hachas. (Carlos G. Vallés, Salió el sembrador)
O bien nuestro amigo es muy perspicaz o deben ser muy claras las señales
que caracterizan a los ladrones de hachas. A mí me gustaría saber cuál
es la forma de andar propia de un ladrón de hachas, cuál es la forma
de moverse y de hablar, incluso me gustaría saber en qué se distingue,
por ejemplo, de la forma de andar propia de un ladrón de bicicletas o de
carretillas, por decir. Sin embargo, el ojo suspicaz de nuestro amigo lo
distingue todo, perdón, mejor, se imagina, todo y en cada movimiento, en
cada detalle, en cada inflexión de su voz cree ver con seguridad absoluta
los gestos delatores del ladrón de su hacha. Hasta los rasgos del presunto
ladrón le parecen la propia de un ladrón de hachas.
Amigo, la idea preconcebida proyecta los prejuicios sobre los hechos o
personas en cuestión, y ya todo se ve bajo ese prisma, lo tiñe de su color, lo
encaja en su molde. Pero, ¿es que no lo veis?; si es evidente. ¡Fíjate cómo
anda, cómo habla, cómo se mueve! Cada gesto lo denuncia, cada guiño lo
define. No hay duda ninguna, no hay más que verlo. ¿Para qué hacen falta
más pruebas? Su forma de actuar es más elocuente que las declaraciones
de todos los testigos o las investigaciones de la policía. Él tiene que ser,
luego él es. Míralo cómo se porta. Prueba viviente de su propia culpa.
El peso de la sospecha escondida, alimentada en secreto, creída sin apelación, es mayor que la sentencia de cien tribunales de justicia. Las sospechas
matan la convivencia.
Ibérica marista
C
Obras que
merecen la pena
Samuel Holguín
omentaba en el número anterior de nuestra revista que la
tarea más importante que tenemos ahora entre manos es
la de construir entre todos la provincia Ibérica. Y esta construcción ha de hacerse desde las personas, buscando lo
mejor de nosotros mismos para que así sea posible irradiar
el espíritu a las estructuras y a las obras.
Todos somos conscientes de que «estar en obras», tanto si son simples
acondicionamientos como si suponen una remodelación más estructural,
conlleva tener que planificar previamente qué queremos hacer, quién va a
realizarlas, qué materiales vamos a utilizar, con qué presupuesto contamos,
cuánto tiempo van a durar… pero todo lo damos por válido porque estamos
seguros de que va a suponer una considerable mejora con respecto a lo
que había antes. En otras palabras, creemos que merece la pena.
Si esto es válido para cualquier obra material, cuánto mayor cuidado y cariño tendremos que poner si las «obras» implican acondicionar o remodelar
personas, ideas, actitudes, criterios… ya que cada uno de nosotros somos
protagonistas de situaciones y vivencias muy distintas, y la sutileza de éstos
matices son los que darán la variedad y riqueza del proyecto que hemos
asumido, eso sí, siempre que realicemos los esfuerzos necesarios, personal,
comunitaria e institucionalmente, para afrontar sin desfallecimientos este
cometido.
¿Qué «obras» merecen la pena?
Merece la pena construir el Reino.
Los tiempos que nos tocan vivir no parecen los más adecuados para hablar
de utopías. ¿Cómo podemos ser signo del Reino para los que muchas veces
creen únicamente en lo tangible y material? ¿Cómo vamos a transmitir a
los niños y jóvenes los valores evangélicos, que chocan con el sistema de
valores que ofrece una sociedad de consumo? ¿Cómo pueden nuestros
centros educativos, los grupos de jóvenes comprometidos con su fe y solidaridad ser revulsivo que haga cambiar nuestra sociedad por otra más
humana, justa y solidaria?
Ibérica marista
Si el fuego que Jesús vino a traer a la tierra está vivo en nuestros corazones,
si este fuego es capaz de transformar nuestra persona, la comunidad en
que vivimos, a aquéllos con los que nos relacionamos en nuestro trabajo,
estaremos en el buen camino para construir una nueva provincia y el Reino,
tal como la querría nuestro Padre Marcelino.
Merece la pena vivificar nuestra identidad y espiritualidad.
Tanto el vigésimo Capítulo General en su documento «Optamos por la vida»
como el hermano Seán Sammon en sus alocuciones y escritos nos han puesto
de manifiesto la necesidad imperiosa de reforzar nuestra identidad y vivificar
nuestra espiritualidad. Creo que será suficiente con esta cita del hermano
Seán: «Hermanos, cualquiera que sea la identidad renovada que elijamos
como base de nuestro modo de vida marista, en su centro debe aparecer
de forma palpable esta sencilla verdad: nuestra vida consiste en buscar a
Dios. No lo dudéis: cuando Jesús, el entusiasmo por su evangelio y su misión
estén en el corazón de nuestra vida, entonces María encontrará su puesto
privilegiado y actualizado en nuestra espiritualidad; la Palabra de Dios será
proclamada entre los jóvenes desfavorecidos; nuestras comunidades serán
centros de oración y de reconciliación; y la conversión del corazón, a la que
todos aspiramos, llegará a nosotros y a todos los que aprecian el sueño y
el ideal de Marcelino Champagnat. La vida religiosa se centra en Jesús. No
lo olvidemos nunca.»
Merece la pena construir una provincia marista nueva.
Los mimbres ya los tenemos, el proyecto conocido y
las personas dispuestas. ¿Qué nos falta? Ser actores
de nuestra propia transformación, con convicción
y decisión, despacio pero sin pausa. Sintámonos
elementos activos de pequeños o grandes logros
-conseguir objetivos, por sencillos que sean, es
ilusionante- y no dejemos pasar la oportunidad
de ver crecer en nuestras manos la nueva realidad
provincial.
Si es cierto el dicho «amamos aquello que conseguimos con nuestro esfuerzo», no podemos sentarnos a
ver si lo nuevo surge por sí mismo o si otros hacen
el trabajo por mí. Lo que otros construyan puede
convertirse en algo extraño para mí si me quedo al
margen de la nueva vida que nace o me oculto a
la nueva realidad.
Por eso os invito a todos, hermanos y seglares de
la reciente provincia Ibérica, a ser constructores de
«obras que merecen la pena» y poner la mirada y
todo vuestro esfuerzo en lo que proporciona vida, y vida en abundancia.
Alcalá de Henares, a 20 de junio de 2004.
Ibérica marista
acompañando
a los hermanos
Entrevista al H. JOSÉ LUIS SALAZAR, miembro de la Comisión de Espiritualidad
Ibérica Marista. ¿Qué es el Equipo de Espiritualidad y
quiénes lo formáis?
H. José Luis. Más que un equipo, es una comisión en
el campo de la animación de la espiritualidad; se
trata, más bien, de una comisión, complementada
con dos equipos.
La Comisión de Espiritualidad es uno de los tres
núcleos implicados en la marcha y animación de
la naciente Provincia Ibérica y se enmarca dentro
de su esquema y propósito básico de prioridades
para su proceso de formación, en consonancia
con las intuiciones de San Marcelino Champagnat
al fundar el Instituto marista y las recomendaciones emanadas del XX Capítulo General, como
respuesta al amor a Dios y a las necesidades de
nuestra sociedad.
Está comisión la integran cinco miembros: dos con
dedicación plena: Samuel Holguín (coord.) y José
Luis Salazar y tres con dedicación parcial: Ernesto
Tendero, José Larrea y Mayte Ballaz. A su vez, se
ve completada con dos equipos técnicos que apoyan la reflexión y, en cierto modo, se especializan
en dos campos de acción diferenciados:
Ibérica marista
El primero de estos equipos se ocupa de la animación y atención de los hermanos, Equipo técnico
de animación del sector hermanos. Junto a los
hermanos Samuel y José Luis, se suman cuatro
hermanos más: José L. Lázaro, Ignacio Pérez, Abel
Muñoz y Manuel Mesonero.
El segundo equipo se ocupa de la animación y atención de los hermanos y seglares: Equipo técnico
de animación del sector de hermanos y seglares, y
está integrado por Ernesto, Mayte y José por parte
de la comisión, más otros tres miembros que se le
añaden: Luis M. Chasco, José Aº Zazu y José Mª
Pérez-Soba.
I.M. Brevemente, sin pretender una radiografía de la
vida consagrada, ¿cuáles crees tú son los grandes
retos a los que han de dar respuesta los religiosos,
y los maristas entre ellos?
H. José Luis. Los religiosos, los maristas, somos
conscientes de que peregrinamos en búsqueda
de Dios y del sentido de la vida, en un mundo
fantástico por sus conquistas, pero desconcertante
por sus contradicciones y su fragilidad. Queremos
ayudarnos, como hermanos, en esta búsqueda
apasionada, haciendo de nuestras comunidades
escuelas de fe para nosotros, para los jóvenes y
para los sedientos de Dios. Nuestra experiencia de
Dios se hace pan que se comparte para la salvación
de todos. Como diría el H. Charles Howard ante el
XX Capítulo General también, «somos conscientes
de que vivimos en un momento difícil y complejo
de la historia del mundo, de la Iglesia y de nuestro
Instituto Marista».
Nos enfrentamos a nuevos retos y en este sentido
la Comisión de Espiritualidad, se siente comprometida a intervenir en la línea de la animación
y coordinación de todo tipo de actividades que
apoyen una nueva identidad espiritual, que se
centre prioritariamente en descubrir a Dios encarnado en el hombre de hoy, acompañando a los
hermanos y seglares de la Provincia Ibérica a
dar respuesta a la llamada que Dios les hace en
sus respectivas y complementarias vocaciones
y ayudándoles a profundizar en su identidad
marista:
Animando a las personas y grupos de la Provincia
Ibérica a responder a la llamada de centrar su vida
en Jesucristo, al estilo de María. Dando un impulso
a nuestras comunidades de hermanos y seglares
para discernir los que Dios nos pide hoy. Convocando a los hermanos y seglares de la Provincia a un
proceso de reflexión y de compromiso en torno a
lo que nos identifica como maristas. Por otra parte,
somos conscientes en la comisión de que el tema
de la solidaridad debe ser un eje transversal que
abarque todo y que es algo que afecta a todas las
comisiones, ya que no hay una comisión específica.
Tenemos que reencontrar al Dios encarnado en el
hombre de hoy. Muchas cosas y maneras de vivir
nuestra fe pueden ser cuestionadas. Nuestros lenguajes litúrgicos no siempre son asequibles a los
jóvenes de hoy y puede que les aburran y necesiten
una puesta al día de muchas formas de transmitir la
presencia de Dios entre nosotros. Quizás nuestra
religión no les sirve y nuestro hogar religioso y
eclesial es inhóspito.
Tenemos que cambiar el chip de siempre e ir más
allá de la experiencia religiosa interior, caer en la
cuenta de lo que Dios implica para nosotros, con
una hondura y radicalidad tales que se traduzcan
en una opción de vida en la que el ser humano sea
la piedra de choque, donde se verifican los frutos, el
tesoro escondido que polarice la vida entera.
Tenemos que caminar hacia una nueva espiritualidad, descubrir el camino que lleva a descubrir a
Dios en el hombre. “Lo que hagáis a uno de éstos…
a mí me lo hacéis”. En la más auténtica intuición
de Jesús no es el encuentro religioso con Dios
el núcleo de la utopía del Reino, sino el hecho
samaritano: aquel hereje religioso y marginado que
se inclina sobre el herido mientras los dos clérigos
judíos (sacerdote y levita) pasan de largo. Jesús
opera con su palabra y actitud una de las más
atrevidas revoluciones del pensamiento religioso:
a un pueblo que le pide que le muestre a Dios le
invita a volverse hacia el hombre. A la hora de la
verdad por eso seremos juzgados: “Me disteis
de comer… cuando lo hicisteis a uno de estos
pequeños.” (Mt.25)
I.M.Personalmente creo que vuestra comisión es
fundamental para nuestra Provincia; más aún,
para nuestra vida como consagrados. ¿Tenéis la
sensación de que, en cierto modo, nos estamos
jugando nuestro futuro?
H. José Luis. Por supuesto, y por eso afirmamos nuestro
propósito. Pienso que hoy los maristas, y en general
la espiritualidad religiosa, asistimos al espectáculo
de una sociedad “occidental” que se organiza al
margen de la fe y se distancia progresivamente de
Dios y del aspecto religioso en general. Nuestra sociedad no siente dependencia ni necesidad de la fe.
El fenómeno religioso, en nuestra sociedad actual,
no es atacado ni evitado, simplemente se ignora.
Se vive al margen, entregándose frenéticamente
al consumismo sin límites, fagocitando cuanto se
encuentra al paso.
Vemos que este distanciamiento progresivo se está
haciendo palpable en los jóvenes, que no encuentran en la Iglesia o en la vida religiosa respuestas
adecuadas a sus necesidades de dar sentido a sus
vidas. Esto nos afecta de lleno, ya que repercute
seriamente en nuestra misión y nuestra opción
vocacional, amenazando nuestra continuidad, tanto
en el sentido espiritual que hemos vivido hasta hoy,
como en su continuidad histórica.
Diversas formas de asociación de seglares maristas, como el movimiento Champagnat, se están
desarrollando y se viven en diferentes niveles.
Desde quienes comparten el trabajo hasta quienes
comparten vida. Desde quienes descubren algunos
rasgos de espiritualidad marista hasta quienes se
sienten en profunda comunión.
Creo que si no queremos jugarnos el futuro, debemos caminar con firmeza en la orientación que
nos dan desde el XIX Capítulo General, donde se
nos insta a caminar juntos hermanos y seglares,
Ibérica marista
respetando las particularidades y los ritmos de
cada cual. Estamos llamados a comprometemos y a promover experiencias y procesos de
reflexión conjunta, que nos lleven a profundizar
nuestra identidad marista y a perfilar distintas
formas de pertenencia al Instituto. Creo que es
evidente que el Espíritu de Vida nos conduce
por este camino común.
La comisión de espiritualidad es muy consciente
y sabe que ello implica procesos de formación
conjunta de hermanos y seglares de cara a la
misión, la espiritualidad y la vida y caminar juntos
al estilo de María.
I.M. Aunque ya tenemos perfectamente elaborados
y estructurados los objetivos y los medios.
¿Cuál sería para ti el punto hacia donde hemos de dirigir nuestro empeño en estos tres
años?
H. José Luis. Durante estos tres años que siguen,
hemos enmarcado nuestras estrategias en tres
objetivos:
c Animar a que las personas y grupos de
la Provincia a respondan a la llamada de
centrar su vida en Jesucristo, al estilo de
María.
e Promoviendo jornadas de espiritualidad o
de oración para hermanos y seglares.
e Organizando Ejercicios Espirituales anuales
para hermanos y/o seglares con temas
como: Identidad marista, Proyecto personal.
e Apoyando la organización de la Pascua para
hermanos y familia marista.
c Dar un impulso a nuestras comunidades
de hermanos y seglares para discernir lo
que Dios nos pide hoy.
Ibérica marista
e Creando itinerarios de reflexión individual y
comunitaria en torno a la identidad marista.
e Elaborando unos indicadores que nos puedan
ayudar a descubrir más y vivenciar la identidad marista hoy.
e Estudiando proponer nuevas fórmulas de
vinculación de los seglares al Instituto.
e Animando a los grupos de Misión Compartida
que hay en la Provincia.
e Atendiendo de forma especial el acompañamiento al proyecto comunitario del curso
2004-2005 y a proyectos de otros grupos
provinciales.
e Formando a los superiores de comunidad
para que puedan acompañar la animación
comunitaria.
e Ofreciendo acompañamiento comunitario
externo desde la Comisión de Espiritualidad
a las comunidades que lo soliciten.
e Visitando trimestralmente a las comunidades.
c Convocar a los hermanos y seglares de la
Provincia a un proceso de reflexión y de
compromiso en torno a lo que nos identifica como maristas.
e Preparando materiales que ayuden a la
elaboración de los proyectos personales y
comunitarios.
e Desarrollando un plan de personalizaciónformación para hermanos y seglares.
e Formando acompañantes comunitarios, de
grupos de fe o de personas, en sus itinerarios
de fidelidad personal.
e Convocando foros de diálogo o asamblea
provincial para profundizar en la identidad.
e Elaborando un plan de formación permanente
por edades: hasta 45 años, de 45 a 65 y más
de 65 años.
I.M. En este camino emprendido estaréis encontrando dificultades, sin ninguna duda. ¿Podrías
enumerar algunas que más estén dificultando
nuestro caminar, tanto a nivel personal como
provincial?
H. José Luis. El camino que hemos emprendido de
construir la Provincia Ibérica es apasionante
pero no necesariamente fácil. Nos hemos marcado unos objetivos para estos tres años que
siguen en vistas a crear un espacio para habitar,
desde donde, juntos, nos lancemos hacia una
misión apasionante y evangelizadora. Por eso
pretendemos:
c Lograr “un hogar para todos”, lo que supone que nuestras comunidades se conviertan
en hogares donde se ayuda a cada hermano
y seglar a centrar su vida en Jesús, a integrar
la fe y la vida, a encontrar a Dios en los
acontecimientos de cada día y a crecer en
comunión.
c Llevados por “un mismo espíritu” crear
espacios de fraternidad, de sencillez y de
vida evangélica al servicio de la misión.
c Y ensanchar nuestro corazón para que nadie
se sienta excluido, siendo “un anuncio de
vida”, donde todos encuentren el aliento
que necesitan y quienes lleguen a nosotros sean acogidos y bienvenidos.
Andar este camino supone redescubrirlo cada
día. Pero son muchas las inercias que debemos
vencer, muchos los prejuicios que tenemos que
superar identidades que debemos superar, actualizar, redescubrir, hasta encontrar la identidad
que se nos dará desde fuera, desde una realidad
que no podemos controlar y desde un Dios que
pone nombre a las cosas y a las personas. Un
Dios que escoge su pueblo.
I.M. Sin duda, en el camino que hemos emprendido
hay motivos de esperanza. ¿Qué hechos, actitudes, habéis encontrado en los hermanos que
más os estimulan a seguir ilusionados en la tarea
emprendida?
H. José Luis. Diversas formas de asociación de seglares maristas, como el movimiento Champagnat,
se están desarrollando y se viven a diferentes
niveles son signos de esperanza y luces que nos
van indicando el camino. Desde quienes comparten el trabajo hasta quienes comparten vida.
Desde quienes descubren algunos rasgos de la
espiritualidad marista hasta quienes se sienten en
profunda comunión.
Estamos convencidos de que el Espíritu de vida
nos conduce por este camino común. Respetando
las particularidades y los ritmos de cada cual,
nos comprometemos a promover experiencias y
procesos de reflexión conjunta, que nos lleven a
profundizar nuestra identidad marista y a perfilar
distintas formas de pertenencia al Instituto. Ello
implica procesos de formación conjunta de hermanos y seglares.
Contamos con muchos hermanos y seglares
para la misión, que quieren abrirse al servicio del
mundo, atentos a las necesidades del entorno,
insertándose en la Iglesia local y donde su testimonio se vuelve más creíble al vivir una vida
sencilla y pobre.
I.M. ¿Cuál crees debe ser la actitud de los hermanos
para llevar adelante la tarea que nos proponéis?
H. José Luis. Con frecuencia nace en nosotros la tendencia, aun en las cosas más nobles, de organizar
las cosas de tal modo que se logre aquello que
se nos propone. Nos gusta poner nuestra “nota”
particular en la que se perciba nuestra participación y protagonismo.
Me viene a la mente una oración que se atribuye
a San Agustín: “Dame, Señor, las fuerzas para
responder a lo que me pidas”. Y la de María
“Hágase en mí según tu palabra”.
Hoy, más que nunca, necesitamos como Champagnat acudir a María para decirle que es su obra
y no la nuestra.
Estar disponibles, dispuestos a realizar lo que nos
llegue en nombre de Dios, puede ser una buena
actitud espiritual. Crear espacios de fraternidad,
donde se ayude a crecer a los jóvenes y se cuide
de los mayores, se atienda con especial cariño a
los más débiles y donde abunde el ungüento del
perdón para curar las heridas y el vino de la fiesta
para celebrar tanta vida compartida.
Ibérica marista
Haciendo familia
Gonzalo Saiz
Un año más, y como movidos por
una necesidad, nos hemos reunido
de nuevo en el marco espléndido de
Villalba para celebrar el encuentro de
la Familia Marista.
Son XXIV las Jornadas de la Familia
Marista celebradas ya -aunque en
rigor es el I Encuentro de la Familia
Marista de Ibérica- y no por ello la
rutina y el siempre igual domina
nuestros encuentros. Siempre hay
motivos y situaciones que refuerzan
la necesidad de vernos, saludarnos,
hablar, sentirnos familia. El motivo
que reforzaba el encuentro de esta
vez era evidente: hacer, construir la
Familia Marista de nuestra Provincia Ibérica.
Villalba,
23 de mayo
10
Ibérica marista
Todo estaba preparado: la finca, espléndida, luciendo sus mejores galas
gracias a las lluvias caídas, al sol de
los días precedentes y a los segadores que afanosamente la pusieron a
punto. El tiempo, aunque la inestabilidad de los días anteriores restó
presencias en vez de sumar, parece
ser que los encargados solicitaron un
buen día y, si no es por el final, casi
lo consiguieron.
El esfuerzo y el bien saber hacer de
los responsables se dejó sentir, no en
vano llevaban meses de trabajo en la
preparación.
Con la acogida
juvenil y alegre comienza la jornada.
Saludos, sonrisas y
abrazos son la primera
señal de que nos encontramos con rostros conocidos
de otras veces. Es el primer
síntoma de que nos encontramos
en familia.
Una vez ubicados y elegido un
buen lugar, todos nos sumamos
a las distintas actividades que, de
forma natural y sin agobios nos
van integrando en el ritmo de la
jornada.
En primer lugar es el H. Samuel,
nuestro Provincial, quien con
cálido acento nos da la bienvenida y nos anima a lanzarnos sin
miedo al nuevo reto que a todos
nos incumbe: todos estamos
llamados a construir la Provincia
Marista Ibérica; cada uno desde
su puesto y todos unidos hemos
de lograrlo; nadie se puede autoexcluir.
Es el H. Aniceto quien, ya entrenado después de una lucida
celebración del Centenario de Toledo -felicidades, bolos-, anima y
compromete a todos a participar
y disfrutar del día que se presenta
prometedor.
Un ir y venir incesante de un patio
a otro, del chiringuito de Chamberí al de Toledo, al de Guadalajara, o... con música ambiental
o en directo en los frontones, es
el ambiente que invita al saludo,
a la conversación, al recuerdo y
al paseo relajado. Los más pequeños disfrutan de los diversos
talleres o del castillo hinchable;
los jóvenes y no tan jóvenes
participan en la tirolina, los
deportes organizados, y
los demás entre el bar,
las distintas actividades y la tómbola, que
11
Ibérica marista
casi siempre toca,
van ocupando la
mañana.
Es la una y la megafonía nos invita a dirigirnos
al momento cumbre de la
jornada: la celebración de la
Eucaristía de la Ascensión del
Señor, invitándonos a, comprometidos en la construcción de un
mundo mejor, trascender nuestra
mirada recordando que estamos
llamados a levantar nuestras vidas
y nuestros corazones hacia otras
realidades. El ambiente juvenil,
las motivaciones, los cantos, el
mensaje de la homilía hacen sentirnos amigos, hermanos, hijos de
Marcelino. ¿Cómo no sentirnos
hermanos los que comemos el
mismo Pan y compartimos ideales
e ilusiones?
Y después de la misa... la mesa.
En los frontones, en las mesas del
pinar o distribuidos por la finca
en grupos abiertos se va dando
cuenta de las viandas que cada
familia aporta. Todos son bien
recibidos. La sobremesa, reposada
y en amigable compañía, permite
el diálogo sereno y el encuentro en
la amistad. Anécdotas, ilusiones,
promesas... forman parte de las
conversaciones.
Mientras, y con ritmo marchoso, en
los frontones los músicos han reunido junto a ellos un buen número
de personas que se va incrementando sin cesar. Se suceden las
actuaciones: rock, flamenco, danza
española, pop... No importa, todo
tiene cabida en esta casa de todos.
El ambiente se caldea, todos nos
animamos. Nos encontramos bien
y a gusto. Había cuerda para,
pero las manecillas del reloj
avanzan sin parar y el regreso nos espera a todos.
12
Y en este cálido ambiente llega la conclusión
Ibérica marista
de la jornada: distendidos, alegres y
unidos -¡qué más quiere una madre para sus
hijos!- cambiamos nuestra
mirada y nos dirigimos a
ella, a la Buena Madre. Aniceto
toma de nuevo el micrófono y nos
invita a la oración, al recuerdo, al
diálogo, a la ofrenda de flores, a
la ofrenda y compromiso personal
y de grupo por vivir más entregados a los demás. Las flores y los
cantos son el colofón ideal de esta
jornada.
Mientras, el cielo parece querer
descargar un diluvio. Ello no es
óbice para que las despedidas y
las últimas promesas de nuevos
encuentros no se hagan. El sabor
agridulce de toda despedida,
acentuada por el hecho de apenas
poder haber hablado con quienes
aprecias, nos deja con la promesa
personal de renovar y cultivar amistades, de favorecer encuentros...
En suma, un día inolvidable, repleto de emociones, recuerdos y
vivencias. Así se hace Provincia.
A todos gracias por este día, gracias por vuestra presencia y gracias
muy especialmente a los que lo
habéis hecho posible.
Y un deseo: aquí, o donde sea,
todos, y más, el próximo año.
13
Ibérica marista
Luis A. Martínez Chasco
P
rimeros días de junio. Mirada
intermitente y alternativa al
cielo y al suelo. Al cielo, esperando que el tiempo se asegure y las temperaturas suban
un poco. Al suelo, tratando de
acelerar las pequeñas obras en curso y
conseguir que estén listas para el acontecimiento.
Éste no es otro que el I Encuentro de la
Familia Marista Ibérica en su segunda sede
de Lardero. Todos estamos convocados a
la fiesta del primer domingo de junio, día
Lardero,
6 de junio,
fiesta de la
familia
14
Ibérica marista
6. Coinciden dos solemnidades, sin
competencia entre sí, sino con mutuo
refuerzo: la Santísima Trinidad y San
Marcelino Champagnat.
Por si faltara algún ingrediente, un sol
espléndido –reforzando al de la víspera– invita a tomar el bus o el coche
y acercarse hasta la casa marista de
Lardero. Así lo hacen, en efecto, varios
cientos de personas de los distintos
puntos de la nueva Provincia. Todos
han acogido la convocatoria y confluyen
bajo el lema de la jornada, que atrae
las miradas colgado en la fachada de
la residencia de los hermanos mayores:
«Construyendo la Familia Marista de la
Provincia Ibérica». Es la tarea y el gozo
que da unidad a las diferentes propuestas de este primer trienio.
Las diversos momentos y actos de la
jornada van a reforzar dicho lema. Música ambiental, cielo limpio y guías de
tráfico reciben a asistentes. ¡Lástima que
el asfaltado de la travesía de acceso no
haya recibido todavía el aprobado! Pero
ese inconveniente es ajeno a los deseos
o lamentos de unos u otros; pertenece a
otras instancias.
paso, colaborar con la ONG–, malabarismo infantil a lomos de los hinchables,
chapuzones sin cuento en la piscina...
También dan la bienvenida una serie de
detalles, que invitan a sentirse en casa y a
acomodarse o reservar mesa bajo sombra.
Resalta, en esta ocasión, la última novedad
para que la finca de Lardero resulte cada
vez más acogedora. Es la reciente remodelación del campo de fútbol pequeño
en un incipiente parque. Tan reciente que
necesita cintas de protección frente a pisadas inoportunas; pero se puede pasear
por su adoquinado.
Y llega el momento central de la jornada.
A la una, cuando el sol se deja ya sentir,
la sombra de la pérgola nos invita a sentirnos más familia que nunca en torno al
altar que nos hace hermanos y pan de vida
para repartirnos. Se llena el foro. Hermosa
foto de familia en varios círculos concéntricos: presencia cercana y símbolo para
el camino cotidiano. Templamos nuestras
voces para que aúnen más los corazones.
Y nuestros cantos y plegarias se elevan
indistintamente al Dios-Trinidad-familia y
a san Marcelino: en ellos se fundamenta
y se anuda nuestra identidad. La celebración discurre con ritmo ágil y participativo;
La mañana transcurre rápida entre saludos, inspección del entorno, visita al puesto
de SED para calmar en parte la sed –y, de
«Construyendo
la Familia Marista
de la Provincia Ibérica».
Es la tarea y el gozo
que da unidad a
las diferentes propuestas
de este primer trienio.
15
Ibérica marista
Templamos nuestras voces
para que aúnen más los
corazones. Y nuestros
cantos y plegarias se
elevan indistintamente
al Dios-Trinidad-familia
y a san Marcelino:
en ellos se fundamenta y
se anuda nuestra identidad.
incluso con el grito sin pentagrama de
los casi bebés, bastante numerosos.
A Ella
renovamos
la ofrenda
de nuestras
personas,
de nuestras
familias,
comunidades,
obras
y proyectos.
16
Ibérica marista
Otro gesto de fe completa al de la
eucaristía, previa una corta procesión hasta la blanca imagen de
Nuestra Señora, que preside la residencia Santa María. Ante ella cantamos nuestra pertenencia a María
y el compromiso para crecer como
familia marista. A Ella renovamos
la ofrenda de nuestras personas,
de nuestras familias, comunidades,
obras y proyectos. El sol aprieta y
nos arracimamos bajo la sombra
de los árboles que flanquean la
imagen, mientras cantamos, con
melodías populares, unas letrillas
que expresan esas actitudes y sentimientos.
Tras el alimento espiritual, el cuerpo
reclama también su porción. En torno
a mesas contiguas y con escaso protocolo, se va dando buena cuenta de
los exquisitos menús que las madres
han rivalizado en preparar. Y, por
supuesto, como para que nadie se
quede con ganas. La proximidad
física y la confianza invitan a probar
platos de cocinas no habituales, con
la sola limitación de que la capacidad gástrica pronto
alcanza su cupo. Pero lo importante es el estrechamiento
de lazos y la sana rivalidad de recetas culinarias.
La tarde invita a la siesta,
pero hoy no existe tele que
acune el sopor; ni nadie la
echa en falta. Se prolonga
la sobremesa, quizás itinerante, o se echan unos
faroles al mus. Y pronto la
música hace salir al tendido, entre sol y sombra,
y mover el esqueleto, por
si alguno anduviera falto
de calorías. Son unas dos
horas con mayor o menor
público en el plató a ras
de suelo, pero todos bailan por dentro, incluso los
inexpertos en los ritmos de
última hora.
Champagnat,
sin duda,
sonríe y
hasta se siente
orgulloso.
La parte lúdica tiene un final esperado y feliz. Lo disfrutan sobre todo los pequeños, mas también los que hace
tiempo dejaron de serlo pero conservan su niño interior.
Todos desaparecen bajo la montaña de espuma, con la
sensación, tal vez, de que un manto de nieve limpia sudores
y refrigera el ambiente. Es la traca final.
Ahora toca recoger los enseres personales y comunes,
alargar un poco la despedida y montar de nuevo en el
vehículo para el regreso. El atardecer caluroso y lleno de
luz retiene los pies en Lardero, pero la responsabilidad
ante el lunes, día 7, los pone en marcha. Cada uno se
lleva consigo una experiencia inolvidable. Y en su destino
se hará portavoz de ella y de que hacer familia es sencillo
y confortable, y más si el empeño es conjunto.
Como ocurrió en las vísperas del día 6, también el ocaso
de esta jornada encontrará manos voluntarias que traten
de devolver a la casa anfitriona su fisonomía ordinaria. Se
apilan sillas y mesas, hasta nuevo alquiler; se desmonta
el tablado; se pasa la escoba por lo porches... Todo con
cariño, presteza, sencillez, generosidad. Gracias de corazón.
Champagnat, sin duda, sonríe y hasta se siente orgulloso.
Ibérica marista
17
si no hay mata...
no hay patata
Álvaro Carod Aisa
L
os días 8 y 9 de mayo nos reuníamos en Lardero un
gru-po de unas cien personas, compuesto por animadores, profesores, personal de servicios y demás gente
de buen vivir.
Un fin de semana para compartir, conocernos, explicar más a fondo
cómo es la nueva Provincia Ibérica y ahondar un poco más en la
figura de María.
Uno de los momentos clave del encuentro fue la presentación de la
nueva provincia por parte del hermano Samuel. «Hay menos hermanos y otros que se hacen mayores, y aunque no faltan las ganas,
fallan las fuerzas...» Ya no puede haber nueve provinciales, veinte
consejeros, etc., se impone una reorganización. Y aquí «estamos
todos en el ajo»: hermanos, padres, alumnos, animadores. Con
todos hay que contar y todos tenemos que trabajar.
Como todo cambio que se
precie, exige esfuerzo, en
este caso principalmente
en kilómetros. No son
pocas las dificultades que
nos vamos a encontrar en
el camino, pues los padres
con niños y los mayores no
se pueden desplazar con
tanta facilidad. A esto hay
que sumarle la diferencia
de caracteres, costumbres,
nuestra comodidad... Es
cierto, todos tenemos que
poner algo de nuestra parte para que esto funcione.
18
Pero, ¿por qué ver problemas, cuando lo que teneIbérica marista
mos delante son retos? En este
tiempo, donde parece que es más
importante lo poquísimo que
nos «diferencia» (a mí me gusta
llamarlas «peculiaridades» que
nos enriquecen a todos), la Familia Marista se une. Iguales en
sentimientos, ilusiones, alegrías,
preocupaciones. A Marcelino
no le importaron las distancias,
¿por qué nos iban a importar a
nosotros?
El tema de reflexión en los grupos fue «que me devuelvan a
la señora María». Hay muchas
«vírgenes», la Virgen de Leire,
la Virgen del Pilar, la Virgen de
La Paloma... y si tenemos que
ver en cada una de ellas a alguien diferente, ¿no estaremos
tapando, bajo cientos de mantos dorados, ostentosas reliquias,
a la verdadera María? ¿Acaso hay cientos de Marías? ¡Que
me devuelvan a la señora María!, a esa mujer llena de cariño,
humildad, trabajo, esfuerzo, paciencia, pero sobre todo de
amor. Que el deseo de un artista, de un pueblo, de expresar
su devoción a María con lo mejor y más bello que tenían, no
nos impida ver a la «buena madre».
Me viene a la memoria aquella canción que decía «baja a Dios
de las nubes, llévale a la fábrica donde trabajas...»; quizás
podría valer «baja a María del altar, llévala a la familia donde
vives...». Por cierto, no le busquéis la rima porque no la vais
a encontrar.
El fin de semana del 6 de junio fuimos
algunos madrileños a Lardero, a disfrutar del día de La Familia Marista.
Y lo mejor de todo, a sentirnos como
en casa. Nos faltaron horas para
ver todo lo que nos querían enseñar
(genial, así hay excusa para volver),
y aquí les esperamos para que ellos
se sientan aquí igual de a gusto que
estuvimos nosotros.
Y sin aburriros más, os animo a seguir haciendo Provincia todos juntos.
Tenemos por delante un reto apasionante, que nos va a enriquecer
(y mucho) a todos, y del cual estoy
completamente seguro que no nos
vamos a arrepentir.
Ánimo. Un fuerte abrazo.
Ibérica marista
19
decálogo para estar bien
con uno mismo y con los demás
Pedro Romero García
Estar bien con uno mismo es el mayor deseo y la más importante tarea del hombre en esta vida,
porque ello le permite sentirse válido para sí y para los demás.
Estar bien con uno mismo requiere disfrutar de suficiente salud psicoafectiva, que consiste en la
capacidad de afrontar todas las circunstancias de la vida de un modo positivo y favorable a la
calidad humana de la persona, a la superación de las dificultades que tienden a entorpecerla y a
la armonía con los demás. Para conseguirla hay que entrenarse con ilusión y perseverancia en las
siguientes actitudes:
1 Quererse como persona, es decir, ser
amigo de uno mismo y sentirse capaz
de razonar, tomar decisiones, amar,
tener ideales, comunicar a los demás
lo mejor de sí mismo. Al realizarlo,
uno se experimenta válido, base de la
autoestima.
2 Aceptarse como se es, limitado y
contradictorio, como todo ser humano,
pero con grandes posibilidades de
superar deficiencias personales. Esta
comprensión serena de sí facilita la tarea
de mejorar y de mirar al futuro con más
esperanza.
3 Saber afrontar con fortaleza las inevitables
situaciones negativas de la vida y
aprovecharlas para aprender nuevas y
más positivas pautas de comportamiento
y actuación.
20
Ibérica marista
4 Tomar distancia de las críticas, para
reducir al máximo el daño emocional,
controlar resentimientos y aprovechar la
parte de verdad que puedan encubrir
para mejorar la propia imagen.
5 Pensar por sí mismo sobre las diversas
situaciones de la vida para poder gozar
de criterio propio y personal, bien
informado y formado, y expresarlo con
claridad, sin miedo ni agresividad.
6 Aceptar y respetar a los demás, porque
también ellos son importantes y dignos
de ser tenidos en cuenta en sus opiniones
y sentimientos, aunque no coincidan
con los nuestros. Esto hace sentirse en
armonía con nuestros semejantes.
7 Reconocer los propios errores con naturalidad y no castigarse afectivamente
por ellos: saberse perdonar y hacer lo
posible por rectificar.
8 Liberar tensiones emocionales y físicas
mediante el desahogo con alguien de
confianza, la relajación psicofísica, la
distracción, el buen ánimo y el sentido
del humor.
9 Canalizar energías mediante la creatividad, disfrute al aire libre y hasta
el ejercicio físico diario, que se ha
demostrado un buen antidepresivo.
10 Saber disfrutar de lo positivo de la vida,
de lo bello, de la amistad, de cantidad
de pequeños detalles.
Ibérica marista
21
Cien años
de
presencia
marista
en Aragón
al servicio
de la
educación
de los
jóvenes
1903 - 2003
22
Ibérica marista
Han pasado ya 100 años desde aquel 18 de junio
de 1903 en que los Maristas abrían en Zaragoza
una escuela y se dedicaban a la enseñanza de los
niños y de los jóvenes de la ciudad.
Cien años de relaciones, de presencia ininterrumpida, de proyectos, de sacrificios, de ilusiones y
de generosa entrega a la obra.
Celebrar cien años es como hacer una llamada
a detenernos por un momento y sin nostalgias,
contemplar y valorar lo que otros han hecho
durante estos 100 años por el Colegio El Pilar
Maristas, con su esfuerzo callado en la noble
tarea de educar al mundo infantil y juvenil.
Ricardo Izura
BREVE HISTORIA DE LOS
MARISTAS EN ZARAGOZA
Como hemos reseñado, el 18 de junio de 1903 se abría
el colegio en un modesto local de la calle Mayor, nº 40
, con el apoyo del prócer local D. Cecilio Gasca.
La competencia profesional y los excelentes métodos
pedagógicos que aplicaron llamaron la atención en
la ciudad y produjeron un rápido crecimiento del
alumnado, que en tan sólo un año sobrepasaba los
200 alumnos.
Era necesario ampliar el local o trasladarse a otro
lugar. Y en efecto, en enero de 1905 la comunidad
escolar, compuesta por 10 profesores y 300 alumnos,
se traslada a la calle San Jorge, nº 13, a unos locales
más amplios.
Con el paso de los años creció el prestigio del colegio
y paralelamente sus necesidades de expansión, por
lo que la finca de San Jorge se vio incrementada
paulatinamente con solares colindantes, hasta
ocupar el colegio de los Maristas la mayor parte de
la manzana.
El año 1943 se empezaron las obras de un nuevo
colegio en la calle San Vicente de Paúl con capacidad
para 900 personas. Dentro de la estética propuesta
por las normas urbanísticas de la propia calle San
Vicente de Paúl, se eligió la de la arquitectura española de final del Renacimiento. Para la capilla se
consideró adecuado el llamado Renacimiento tardío.
Y la fachada es de un elegante estilo aragonés.
Pero en enero de 1980, en aras de mejores, más amplias y modernas instalaciones saltaron el río Ebro y
se trasladaron a la calle Rafael Alberti, en la zona de
Actur. Aquí se abrieron 43 aulas con una capacidad
para 1400 alumnos.
Cien años de
relaciones,
de presencia
ininterrumpida,
de proyectos,
de sacrificios,
de ilusiones
y de generosa
entrega a la obra
CELEBRANDO
EL PRIMER CENTENARIO
1. Apertura oficial: 24 de septiembre
Para conmemorar tan magno acontecimiento se celebró
en el Paraninfo de la antigua Universidad de Zaragoza,
la apertura oficial con asistencia de autoridades.
El discurso inaugural estuvo a cargo de D. Antonio Embid,
ex presidente de las Cortes de Aragón, catedrático de
Derecho Administrativo y exalumno marista.
Una proyección sonora de un video sobre la Historia
marista en Aragón nos volvió a las páginas de la historia
centenaria, recreando a los asistentes los momentos
vividos gloriosamente en las cuatro ubicaciones habidas
del colegio.
La Coral de la Hermandad de la Caja de Ahorros de la
Inmaculada nos deleitó con el canto del Gaudeamus Igitur
interpretado a cuatro voces.
Las autoridades asistentes al acto fueron obsequiadas
con un grabado original realizado por Mariano Castillo
con motivo del Centenario de los Maristas en Aragón, y
que fueron entregados también al ex alumno más antiguo,
Juan Gasca Saló y a la alumna más joven del colegio,
Nerea Ruiz Gómez.
3. Ofrenda de flores a la Virgen del Pilar
El 17 de octubre Colegio y Cofradía, juntos en procesión
si dirigieron al Templo Mariano para ofrecer a María
del Pilar un ramo de flores y pedir su protección en los
comienzos de los actos del Centenario. Unas palabras
del Director, D. Jesús Bregón, ponían en manos de
la Madre las ilusiones, esperanzas y deseos de este
Centenario marista.
Niños hoy, hombres de bien en el futuro
4. Rosario de Cristal: 13 de octubre
A las 19 horas, el colegio sale con el 5º Misterio Gozoso
por las calles de la ciudad rezando el rosario. Un numeroso grupo de alumnos, antiguos alumnos, profesores,
maristas, fraternidad y representantes de la Cofradía
componían este nutrido grupo marista, que quiso comenzar de esta manera su ensueño del Centenario en
Zaragoza.
5. Olimpiada Deportiva ‘Centenario Marista’
Los días 17, 18 y 19 de octubre, con una representación
de los colegios de Zaragoza y de otras Comunidades
«El Pilar, Maristas» de la calle S. Vicente de Paúl
2. Eucaristía en Acción de Gracias
El 26 de septiembre, en la Basílica de Nª- Sª del Pilar, a
las 20´00 horas. Concelebraron con el señor Arzobispo,
sacerdotes y religiosos antiguos alumnos, así como los
capellanes vinculados a la vida del colegio.
Recreación de un aula de los 50
Ibérica marista
23
Autónomas se desarrolló este acto de presentación de la
Olimpiada deportiva en el colegio. Presentó el acto Mario
Ornat, antiguo alumno y periodista deportivo del Heraldo de
Aragón, junto con Fernando de Andrés (Balonmano), Juan
Carlos Bernad (Fútbol), Francisco Gracia (Judo), Joaquín Ruiz
(Baloncesto), Cristóbal Ramo (Ajedrez). Todos ellos exalumnos
del colegio. Durante tres días los patios del colegio y el marco
incomparable del Polideportivo fueron testigos del colorido de
los equipos que competían por el triunfo.
Autoridades asistentes a la apertura del Centenario
6. Exposición filatélica itinerante
Celebrar cien años es como hacer una
llamada a detenernos por un momento y
sin nostalgias, contemplar y valorar lo
que otros han hecho durante estos 100
años por el Colegio El Pilar Maristas,
con su esfuerzo callado en la noble tarea
de educar al mundo infantil y juvenil
Para iniciar a los alumnos de la ESO en este arte y para
conmemorar el Centenario, los días 18 al 22 de noviembre, se organizó el XI campeonato de Aragón de filatelia y
unos talleres de iniciación a la Filatelia en nuestro colegio.
Fueron 17 colecciones de diversa índole, en la que una
de ellas recogía sellos de 1919 a 1949, presentando un
sello del que sólo hay 50 ejemplares en el mundo. Se
estampó un matasellos a nombre del Colegio por concesión de Correos, que nos recordará para siempre este
acontecimiento memorable.
7. Galardón ‘Tercerol’ a los Hermanos Maristas
Comisión del TERCEROL. Otorgado este año al ‘paso’
24
Fue el 25 de marzo. Este galardón lo otorga la Asociación
para el Estudio de la Semana Santa a aquellas personas e
instituciones que se distinguen por su promoción, difusión
y estudio de la misma. En Zaragoza, la Comunidad Marista destaca por su participación con la Cofradía de «La
entrada de Jesús en Jerusalén» formada por escolares
y antiguos alumnos.
Asisten al acto Samuel Holguín, provincial de los Maristas, el profesor Antonio Beltrán, José García Alfonso,
presidente de la Asociación, y Fernando García. El
Justicia de Aragón y el investigador y académico de
Bellas Artes de San Luis, D. Wifredo García Rincón.
Éste fue el encargado de exponer la vinculación marista
con la Semana Santa española, en donde cuenta con
diversas cofradías.
La banda de música de la Diputación Provincial puso
fin al acto con «la madrugá», que sonó como fondo de
una secuencia de imágenes de la Pascua marista y
aragonesa.
8. Exposición «Imágenes del recuerdo»
Eucaristía de acción de gracias en la Basílica
Ibérica marista
Del 29 de marzo al 24 de abril, en la sala Goya del Gobierno de
Aragón, ubicada en el antiguo colegio en lo que fue la capilla,
se presentó una gran exposición etnográfica del centenario de
la llegada de los maristas a Zaragoza. Más de 2.000 fotografías
antiguas y nuevas, objetos emblemáticos, recortes de prensa,
simulación de dos aulas, una antigua y otra nueva, trofeos deportivos, rincón marista de Marcelino, Personalidades, Antiguos
alumnos, Cofradía, SED, Amanecer y un largo etcétera, son parte
de los aspectos que abarcaba esta magna exposición, que fue
visitada por más de 3.000 personas. Algunas se emocionaron
al recordar sus tiempos felices, ya lejanos, de estudiantes o los
acontecimientos religiosos de primeras comuniones o bodas
celebrados en esa capilla.
Curso 1948-49. Ejercicios espirituales
9. Semana de Aragón: 26 al 30 de abril
Ciclo de conferencias «Centenario». Cuatro han sido las
desarrolladas en el colegio: «Cómo nos venden la moto,
imágenes para pensar, el reto del s. XXI», por D. José Antonio
Gabelas Barroso, profesor y periodista, dirigida a los alumnos
de Bachillerato.
La segunda: «Parque tecnológico del Reciclado López Sorano,
una realidad», por María López y José Manuel de Gregorio,
dirigida a los alumnos de 4º de ESO.
La tercera conferencia: «Educar en valores», por Fernando
González Lucini, maestro, pedagogo y conferenciante, dirigida
a todos los padres del colegio.
La cuarta: «El escudo de Aragón» por D. Guillermo Fatás
Cabezas, Director del Heraldo de Aragón, catedrático y autor
de libros y artículos de Aragón, dirigida a todos los padres del
colegio. Asiste al acto Don Marcelino Iglesias, Presidente de la
Comunidad Autónoma.
10. Comunidad. Curso 1950-51
Premios San Jorge: 22 abril
Por la Orden del Departamento de Educación, Cultura y Deporte,
se concede al Colegio la Placa de reconocimiento «por sus cien
años de continuada labor educativa enraizada en la realidad
cultural, social y humana de Aragón» y «por haber contribuido
de forma destacada en la formación de generaciones de aragoneses en un clima de colaboración y apertura y permanente
búsqueda de la calidad». El acto tuvo lugar en la Sala de la
Corona del Pignatelli.
11. Inauguración del Mural del Centenario
Como recuerdo y gratitud a la Institución Marista, se ha colocado
en la fachada del Colegio, un monumental cuadro de 15 metros
de largo por 5 de alto. La obra ha sido realizada por la Escuela
Taller de Cerámica de Muel, de la Diputación de Zaragoza. Profesores de Dibujo, padres de alumnos y exalumnos del colegio
El Pilar han ayudado a la confección del mural.
12. Noche Marista (pendiente de celebrar)
Emocionado encuentro será, a no dudarlo, el de hermanos, profesores y ex alumnos con el recuerdo de sus mutuas vivencias.
Comisión de la Exposición Centenario Marista
...una larga fila de más de 500 alumnos,
propiciaron una bella estampa de orden
y bullicio juvenil a su paso por las calles
del recorrido. Una vez en la santa capilla cantos a María, oraciones, ofrenda de
flores y «piropos» a nuestra Buena Madre.
¿No es esto lo que quería Marcelino?
25
Ibérica marista
Hay cosas que no se borran de la imaginación, para bien o para
mal. Éste es el momento de apreciar lo que sembramos en el
campo de la educación y en el diario moldear de las personalidades cívica y religiosa de nuestros alumnos.
13. Jornada de puertas abiertas: 15 de mayo
Ofrenda floral 24 horas de Balonmano
Visita guiada por el Colegio en grupos de 10 personas, al frente
de un profesor/a, que iba mostrando las dependencias colegiales
a las que, posiblemente, nunca habían tenido acceso. Simultáneamente actuaciones de teatro en el salón, exposiciones de los
trabajos, pinturas, experiencias en el laboratorio y, finalmente,
verbena en los patios hasta las 12 de la noche, dirigida por una
compañía experta en animación popular juvenil.
14. 24 horas de balonmano: 23 de mayo
Rememorando un aula de hace...
Un total de 2.200 jugadores de 177 equipos formaron parte de
esta sensacional fiesta del deporte escolar aragonés que tuvo
la característica del Centenario Marista.
El pistoletazo de salida se dio a las 11 h. del sábado, con la
ofrenda a la Virgen del Pilar ante su estatua colocada a la entra
da del colegio. Y el cierre con un partido de veteranos entre
Helios y Ademar a las 13 h. del domingo.
En algunos momentos se estaban jugando simultáneamente
hasta siete partidos. Después de cada partido los jugadores una
camiseta de recuerdo, merienda a base de refresco, bollería y
bocadillos. Es toda una tradición que cuenta ya con 35 ediciones
el memorial de Roberto Suso.
15. Cierre del Centenario en el Parque de Atracciones
Pudimos apreciar, y en ello
coincidieron los padres, la calidad
de la cosecha recogida en este
centenario. Estos 60 alumnos
sabrán dar ejemplo de vida
cristiana y honradez ciudadana
recibida en el colegio
26
Ibérica marista
Peregrinación colegial al Pilar
A las cuatro de la tarde del 25 de mayo se dieron cita ante la
imagen de la Virgen en su Basílica, los alumnos y sus profesores desde 3º de Primaria a 2º de Bachillerato. Toda una larga
fila de más de 500 alumnos, propiciaron una bella estampa de
orden y bullicio juvenil a su paso por las calles. Una vez en la
santa capilla cantos, a María, oraciones, ofrenda de flores y
«piropos» a nuestra Buena Madre. ¿No es esto lo que quería
Marcelino?
16. Cosecha número 100
El 26 de mayo los alumnos de 2º de Bachillerato, a los que
llamamos «la cosecha número 100», se despidieron del colegio, junto con sus familias, en dos actos: el uno religioso en la
Parroquia, y el otro cultural en el salón. El colegio les despidió
con la imposición de la insignia de antiguos alumnos y la Beca,
en color azul con el escudo del colegio bordado.
No faltaron momentos de emoción al recordar los alumnos con
gratitud los nombres de algunos de sus profesores, algunos ya
ausentes, al narrar los momentos vividos.
Pudimos apreciar, y en ello coincidieron los padres, la calidad de la cosecha recogida en este centenario. Estos 60
alumnos sabrán dar ejemplo de vida cristiana y honradez
ciudadana.
17. Clausura oficial del centenario en la Sala Mozart
Ese mismo día, y para cerrar el centenario, concierto en el
auditorio a cargo de la Banda de Música de la Academia
General Militar de Zaragoza, dirigida por el comandante D.
Luis Blanco, antiguo alumno. Ante una asistencia de 1200
personas esta unidad de música desgranó magistralmente
diez obras seleccionadas para este momento, a las cuales se
añadieron cuatro más a petición del público entusiasmado,
que no cesaba de aplaudir.
Cerró el acto el Director del colegio, D. Jesús Bregón, y clausuró el Centenario agradeciendo emocionado a personas y
colectivos el apoyo recibido en todos los actos celebrados y
que tan brillante han resultado.
Reunión anual de Antiguos Alumnos. 2003
18. La Familia Marista en el Parque de atracciones
El 6 de junio, cerca de 1000 personas, pertenecientes a la
familia marista de Zaragoza, se dieron cita en el Parque de
atracciones para despedir el Centenario. El acto dio comienzo
con la celebración de la santa misa y seguida de la distribución
de los premios a los ganadores en las diversas categorías de
pintura, fotografía, literatura, teatro, carteles, etc. Merecieron
premio especial los organizadores de la Exposición del Centenario, que tanto éxito alcanzó y que piden se repita pronto,
sin esperar al segundo centenario.
El resto de la mañana se ocupó en disfrutar, pequeños y
mayores, de las numerosas atracciones que presenta este
maravilloso Parque.
Y a las 2´30 la gran paellada familiar de 600 raciones, saboreada en ambiente cordial de profesores, familias, alumnos
y antiguos alumnos. Vamos, que merece repetirse.
Nuestra Cofradía en ‘la entrada de Jesús en Jerusa-
Nuevo colegio El Pilar en el Actur
Que Marcelino siga bendiciendo desde el cielo esta parcela marista de Zaragoza, que al cumplir sus 100 años
ha demostrado que está viva y generosa, dispuesta a trabajar ilusionada por una sociedad en fraternidad, en
igualdad y en religiosidad, hundiendo sus raíces en la realidad cultural y humana de Aragón. Felicitaciones
mutuas.
27
Ibérica marista
En septiembre del 1903, unos intrépidos Hermanos Maristas, a petición del
Canónigo D. Joaquín de Lamadrid, iniciaban su actividad con tres alumnos
externos y nueve huérfanos.
Cien años de trabajo silencioso, constante y serio. Cien años de un
servicio educativo de calidad. Cien años «enseñando a crecer», formando «buenos cristianos y honrados ciudadanos», fieles al espíritu de S.
Marcelino Champagnat. La Comunidad Educativa del Colegio «Santa María»
de Toledo (hermanos, profesores, padres, alumnos, antiguos alumnos,…), ha
celebrado gozosa el «Centenario» del Colegio en este curso 2003-2004.
La celebración del Centenario de nuestro Colegio ha sido un excelente
marco para dar gracias, revivir, compartir y despertar nuevas ilusiones. Ha
sido un curso muy intenso, rico en celebraciones, encuentros, conferencias,
concursos, actos,… en los que han participado hermanos, profesores, padres,
alumnos, antiguos alumnos,…
Aniceto Abad
Cien años enseñando
a crecer a los niños
y jóvenes de Toledo
Inauguración en la Catedral toledana
De forma rápida y concisa enumero los principales actos tenidos con
motivo de este Centenario:
OCTUBRE 2003
* El día 5, domingo, comenzamos las celebraciones con solemne Eucaristía en el incomparable marco de la Catedral Primada, presidida
por el Sr. Arzobispo, D. Antonio Cañizares.
* Por esas fechas, en el nuevo Salón de Actos del Colegio, celebramos
la Eucaristía de inicio de curso y, dirigidos por la Srta. Pilar Saiz,
representaron los alumnos la obra «Nosotros, ellas y el duende» (de
Carlos Llopis).
* Inauguración del Centenario: El día 7 marcó el inicio oficial del Centenario. Presidieron el acto D. José Bono, Presidente de Castilla-La
Mancha, Dª. Encarnación Naharro, Delegada del Gobierno, D. José
Manuel Molina, Alcalde de Toledo, el H. José Luis Salazar, Provincial
de Madrid y el H. Aniceto Abad, Director del Colegio. Concluidas las
intervenciones oficiales, la «Unidad de Música» de la Academia de
Traslado de restos de Hermanos asesinados
Infantería ofreció un concierto.
28
Ibérica marista
Jaime Mayor Oreja, después de su conferencia
* Conferencia de D. Jaime Mayor Oreja: El día 14, D. Jaime Mayor
Oreja pronunció la conferencia titulada «Visión actual de España». Le
dio la bienvenida el Director del Colegio y le presentó D. José Manuel
Molina. D. Jaime dejó un inmejorable recuerdo por la exposición y
claridad de sus ideas, el respeto a todas las opciones y personas, y
por su amabilidad.
* Traslado de los restos de los hermanos asesinados en la Guerra
Civil a la iglesia de Santa Teresa: El día 25, sábado, la Comunidad
Marista de Toledo, en unión con los hermanos de la Provincia y de
numerosos profesores, alumnos,… realizó el emotivo traslado de los
restos de los hermanos martirizados en 1936.
* Ambientación de clases: En la última semana, los alumnos ambientaron y adornaron sus respectivas clases con motivos del «Centenario».
* Asimismo, durante este mes se celebraron en el colegio la primera
reunión de Directores de la Provincia y la «Jornada de formación de
profesores nuevos».
NOVIEMBRE 2003
Autoridades. Día de la inauguración
* D. Enrique Múgica, Defensor del pueblo: El día 10 fue D. Enrique
Múgica quien pronunció su magistral conferencia sobre «Génesis de
derechos humanos».
* Jornada del Educador Marista: Asistieron numerosos profesores de
nuestros colegios. Al finalizar la Jornada, D. Cecilio Arévalo, Decano
del Colegio de Doctores y Licenciados de Castilla-La Mancha, hizo
entrega al H. Aniceto del Diploma y la Medalla por el que se le declara
«Colegiado de Honor» en su Centenario.
* Concurso «Canción Centenario»: El día 28, los alumnos participaron,
por niveles y aulas, en las dos convocatorias del concurso «Canción
Centenario».
DICIEMBRE 2003
Festival de la Canción. Ed. Infantil
* Concurso «Tres Violetas»: La finalidad era difundir entre los alumnos
el significado de las «tres violetas», símbolo de los maristas.
* Festivales de Navidad: Terminó este denso trimestre con el «Festival
Centenario de Navidad». Se desarrolló en cuatro jornadas, según las
etapas educativas, a las que asistieron numerosos familiares y amigos.
AÑO 2004
Festival de Navidad. Bachillerato
* Jornada del Animador Marista: Un centenar de jóvenes colaboradores en actividades como Grupos de Vida Cristiana, campamentos,
acompañamiento,… se dieron cita para animarse, ayudarse y completar
su formación.
* Jornada de AMPAS: Días más tarde fueron las Asociaciones de Madres
y Padres de los colegios maristas quienes se reunieron en una jornada
de reflexión. En la Eucaristía se rindió un agradecido homenaje a los
expresidentes del APA de Toledo.
Ibérica marista
29
Monumento a S. Marcelino con su autor
Cien años de trabajo
silencioso, constante y
serio. Cien años de un
servicio educativo de
calidad. Cien años
«enseñando a crecer»,
formando «buenos
cristianos y honrados
ciudadanos» fieles al
espíritu de S. Marcelino
Champagnat.
Paella para todos, hasta para repetir
OTRAS CONFERENCIAS
* «Mujeres, política y periodismo»: Interesantísima charla-coloquio
que fue organizada y dirigida por Esther Esteban, periodista toledana.
Intervinieron, además, Pilar Cernuda, Victoria Prego, Consuelo Sánchez
Vicente y Encarnación Valenzuela.
* «Educación y sociedad»: Fue la conferencia que pronunció Dª. Ana
Botella. Presentada por Esther Esteban y acompañada, entre otros,
de Dª. Ana de Palacio, Ministra de Asuntos Exteriores.
* «Iglesia, Educación y Estado»: Esta conferencia, muy oportuna en el
contexto de la situación española, la pronunció D. Antonio Cañizares,
Arzobispo de Toledo.
ENCUENTROS DE ANTIGUOS ALUMNOS
* 1º Encuentro de Antiguos Alumnos: Tuvo lugar el día 7 de febrero y
dio comienzo con una eucaristía. Asistieron los alumnos que terminaron
antes de 1980.
* Presentación del libro «Cien años de Presencia Marista en Toledo»:
Fue presentado por su autor, el H. Luis Puebla, el Editor, D. Felipe
Centelles y D. José María San Román, antiguo alumno, Presidente de
Caja Castilla-La Mancha, Entidad Patrocinadora.
* Inauguración de la Exposición «Cien Años en la Memoria»: En la
preparación trabajaron, muy especialmente, D. Antonio Asenjo y D.
Juan José Álvarez. Numerosas familias y antiguos alumnos aportaron
material: carteras, libros, cuadernos, diplomas, murales, trabajos,
fotos,… La exposición tuvo una gran aceptación, fue muy visitada y
despertó emotivos recuerdos.
* 2º Encuentro de Antiguos Alumnos: Fue el 17 de abril y a él acudieron
los que terminaron en el colegio después del año 1981.
ACTIVIDADES DEPORTIVAS
30
Alumnos a la entrada de nuestra parroquia
Ibérica marista
* Jornada Deportiva Marista: Organizada y dirigida por el H. Julián, D.
Miguel Vicente, D. Mariano y D. Rafael, participaron todos los colegio de
la Provincia de Madrid, compitiendo en baloncesto, minibasket, fútbol
sala y atletismo.
* Competiciones de alumnos-antiguos alumnos: Reñida fue la competición de fútbol sala entre alumnos y antiguos alumnos, entre los que
se encontraban jugadores que habían militado en los mejores equipos
de la Liga Nacional.
Escena de ‘Sonrisas y lágrimas’
* Exhibición de baloncesto en sillas de ruedas: El equipo «La Peraleda» de lesionados medulares del Hospital de Parapléjicos jugó un
partido entre ellos y seguidamente contra alumnos en esas mismas
sillas.
* Bendición e inauguración de la estatua de San Marcelino: El día
20 de mayo, aniversario de su nacimiento, se procedió a la bendición
e inauguración oficial de la estatua dedicada a S. Marcelino con la
presencia de su autor, D. Luis Martín de Vidales.
* Paella gigante: El resto del día fue una jornada festiva y de convivencia
en torno a una paella gigante para profesores y alumnos.
* Concurso de coreografías: En este concurso participaron todos los
cursos divididos en dos niveles: Ed. Primaria y ESO-Bachillerato.
JUNIO 2004: CLAUSURA DEL CENTENARIO
Musical «Sonrisas y lágrimas»: Tuvo un gran éxito. Lo prepararon profesores, alumnos, padres, antiguos alumnos,… dirigidos por la Srta.
Pilar Saiz y D. Casimiro Díaz. Intervinieron unas setenta personas. Con
la música en directo, la interpretación fue perfecta. Como expresión
del éxito está la afluencia de público a las tres representaciones y los
largos aplausos cosechados.
Clausura del Centenario: Tuvo lugar el día 4. Concierto musical, ofrecido
por la Banda Municipal de Toledo. Siguió el acto académico, presidido
Autoridades. Día de la inauguración
por la Sra. Delegada del Gobierno, el Sr. Alcalde de Toledo, el Consejero
de Educación y otras autoridades civiles, militares y religiosas.
La celebración del centenario
de nuestro Colegio ha sido
un excelente marco para dar
gracias, revivir, compartir y
despertar nuevas ilusiones.
Verbena: Siguió la verbena colegial, organizada por SED-Toledo. Como
todos los años fue la delicia de los niños, jóvenes y padres. Se dio por
concluida bien pasada la media noche.
6 de junio, Fiesta de S. Marcelino: Eucaristía de acción de gracias:
En el Salón de Actos se celebró la Eucaristía de acción de gracias. La
presidió el Sr. Arzobispo, D. Antonio Cañizares, y con él concelebraron
una docena de sacerdotes.
Entrega de la Medalla de Oro de la Ciudad al ‘Colegio «Santa María»
Hermanos Maristas’. El día 18, el Sr. Alcalde de Toledo, D. José
Manuel Molina, hizo entrega de la «Medalla de Oro de la Ciudad y
pergamino acreditativo» a D. Aniceto Abad, Director del Colegio «Santa
María» en reconocimiento de los servicios prestados a la ciudad a lo
largo de estos cien años.
Al terminar esta exposición de las principales actividades realizadas a lo largo de este «curso Centenario» del Colegio «Santa
María» de Toledo, es un deber de justicia agradecer a D. Julio
Díaz Aparicio, motor, alma y vida de las numerosas actividades,
que ha puesto todo su tiempo y empeño en llevar esta laboriosa
empresa adelante. Y entre los numerosos colaboradores hay que
mencionar a Dña. Esther Estaban, D. Alberto San Román Águila,
D. José Antonio San Román Plaza,… y a las entidades que han
colaborado económicamente para hacer posible el desarrollo de
todos los actos realizados.
H. Aniceto, D. Julio...
Ibérica marista
31
El árbol
se conoce por sus frutos
E
Julián Somavilla
Julián Somavilla
vocar nuestro Colegio de
Toledo y sus alumnos, antiguos alumnos y familias,
suscita en mí unos sentimientos profundos de gratitud y me hace elevar la mirada hacia Santa
María, patrona del Centro, “que siempre es
la que hace todo entre nosotros”, según
expresión de S. Marcelino Champagnat.
Se han cumplido los cien años, ¡ahí es
nada...!; una especie de veteranía dorada
de la llegada de los primeros Hermanos
Maristas a la Ciudad Imperial, donde fundan
este centro educativo, nuestro Colegio “Santa María”. Un siglo en contacto permanente
con la juventud estudiantil.
La verdadera educación supone la formación
integral de todo el hombre. A partir de ahí,
la acción educativa prioriza todo el proceso
de humanización. En la educación, pues,
está la clave para conseguir el cambio de
una sociedad. La escuela es insustituible,
y un país en vías de desarrollo no lo conseguirá nunca sin colegios y medios de
comunicación; y el mundo no cambiará si no cambia de valores.
Sabemos que nuestro campo educativo es limitado, pero a la vez también tenemos
conocimiento de la aportación que objetivamente hacemos a la sociedad, si se quiere
estudiar con rigor el papel que ha desempeñado y desempeña la formación de las
personas.
32
Nuevo Salón de Actos del Colegio. Centro de las actividades
Ibérica marista
Muchos religiosos educadores, con
una dedicación total a su misión
pusieron su esfuerzo, capacidades,
entusiasmo y su ejemplo en pro de la
juventud, formando y educando a una
pléyade de niños y jóvenes.
Nosotros, continuadores en este
apostolado, nos sentimos optimistas
por la rica herencia que nos legaron,
a saber: la devoción a nuestra Madre,
su espíritu de sacrificio, su entrega
total -sin medida- a su vocación, su
trabajo constante, su buen ejemplo,
sus tradiciones…
La comunidad en pleno de los once
hermanos fue un paradigma para todos
en aquel borrascoso agosto de 1936
-nuestra guarra civil-; ahí tenemos el
ejemplo heroico a nivel nacional e
internacional: la epopeya del Alcázar
de Toledo; toda la comunidad alcanza
la palma del martirio derramando su
sangre por Cristo.
Aunque todos fueran mártires, cito en
particular al H. Juan María, que podía
haberse librado de morir aduciendo
ser ciudadano francés, y sin embargo,
con gran sencillez, dijo: “Iré donde
vayan mis Hermanos” ¡Loor a nuestros
mártires!
La educación que hemos impartido
en este Centro desde sus orígenes ha
sido extensa, sólida, formativa, abierta
a las ciencias, las letras, las artes, la
naturaleza,... en suma, la educación
integral, y todo ello siempre con su
sello característico.
¿Qué queda tras esta centuria de su
fundación? Dejaron una obra y una estela que sigue ejerciendo un poderoso
y pluridimensional influjo a lo largo de
este periodo, educando a generaciones
y generaciones de los que frecuentaron
nuestras aulas.
No resulta fácil estudiar cuidadosamente todo lo realizado, mostrando una
comunidad educativa en acción, a la
que no se idealiza. La imagen que se
proyecta en estos años es un fiel reflejo
del talante de las distintas épocas, conservando siempre su carácter propio.
Ponderar lo que se hizo antes y ahora
es un quehacer muy condicionado por
las coordenadas ambientales, pero
siguen siendo valores de saber y de fe
la calidad educativa, la cercanía y la
formación en saberes concretos; se ha
considerado un modelo de ser humano, que sigue siendo hoy un ideal y un reto.
Hacer un análisis honesto y bien fundamentado de nuestra estancia en Toledo es muy difícil, pero a su luz es muy positivo el balance de la aventura pedagógica de los maristas.
Expresamos en primer lugar nuestra gratitud al Señor por haber podido continuar
nuestro apostolado entre los alumnos, para cuantos han frecuentado nuestras aulas,
imbuyéndoles como característica especial la devoción a nuestra Madre; igualmente
nuestro agradecimiento a cientos de familias que depositaron su confianza en nuestra
institución, confiándonos lo mejor y más valioso: sus hijos.
Vinisteis buscando no sólo la cultura y modelos de comportamiento; en suma, una
formación integral, y creo sinceramente que la comunidad educativa, con el mismo
ideal y todos unidos, han pretendido siempre daros una enseñanza de la mejor calidad,
una respuesta a lo que nos exige la sociedad actual: “Para educar cumplidamente
a los niños y jóvenes hay que amarlos, es decir, entregarse por
entero a su educación”. (S. Marcelino Champagnat).
A nuestra edad, hablo para los mayores, añoramos los días
felices de la infancia; años en que el tiempo no existía. Un día,
unas horas, eran entonces cifras de eternidad; todos recordáis
con nostalgia tiempos pasados, motivo por el cual debemos
sentirnos optimistas pues, como decía Dostoievski, “el hombre
que guarda muchos recuerdos de su primitivo pasado, ése está
salvado para siempre”.
El árbol se conoce por sus frutos, y “no basta alcanzar la
sabiduría, es preciso utilizarla”, que decía el autor latino; lo
constato por esa serie de profesionales en todos los campos
que hay entre vosotros.
Nuestro centro, igual que los demás, tiene héroes anónimos; esos educadores que con
su abnegación dieron una impronta a su trabajo y marcaron en los valores cristianos
a miles de niños y jóvenes.
Un recuerdo especial para ese conjunto de beneméritos hermanos y profesores que,
a través de un siglo, contribuyeron con su trabajo en el día a día a vuestra formación
al estilo marista.
Para su servidor, los largos años pasados en nuestro Colegio de Toledo han sido de los
más felices y quedan corno una experiencia central de vida y crecimiento vocacional;
un punto de referencia gozoso y necesario en la noble labor de educador.
Cuán cierto es que el hombre encuentra su propia plenitud en la entrega de sí mismo
a los demás, teniendo como paradigma el “...¡oh hombre!, no descanses, procura
descanso a los demás”. (Gandhi)
Y concluyo: Mi deseo es que sigáis llevando a feliz término la “Carta Magna” de los
Hermanos Maristas: “...formar buenos cristianos y honrados ciudadanos”. Y que Santa
María, Reina y Madre, nos guíe a todos y nos ayude en nuestro empeño.
Nosotros, continuadores en este apostolado,
nos sentimos optimistas por la rica
herencia que nos legaron, a saber:
la devoción a nuestra Madre,
su espíritu de sacrificio, su entrega total
-sin medida- a su vocación, su trabajo
constante, su buen ejemplo, sus tradiciones.
Ex presidentes del APA de Toledo
H. Luis Puebla. Presentación del libro
NOTA:
El H. Luis Puebla, antiguo Director de este Centro, ha elaborado una historia
amplia, objetiva, pausada y sugerente. Es un texto técnico, voluminoso y denso,
hecho desde claves historiográficas, con unos prolegómenos dedicados a describir perfiles colegiales. Aunque se abordan con detalle los aspectos formativos,
académicos, lúdicos, etc. de estos años, la investigación no se limita estrictamente
a lo colegial; se presta una atención suficiente y ponderada a la sociedad, a las
corrientes ideológicas y políticas de las etapas turbulentas, patrióticas, etc., y a
los sucesivos planes de estudio de Calleja, de Ibáñez Martín y posteriores.
Todo esto confiere a la obra “Centenario de los Hermanos Maristas en Toledo”,
escrita con rigor y claridad, una amenidad que se agradece, valorando las
fuentes utilizadas, con abundante bibliografía y curiosidades pintorescas.
Hay muchísimo trabajo en sus páginas, que facilitan la asimilación de lo que
pretende trasmitir.
Nuestro agradecimiento más sincero por este regalo, digno de toda loa.
Ibérica marista
33
Cartas al hermano León
el
Q
dolor
y la alegría
uerido hermano León:
Tu carta me llegó tarde, cuando ya el invierno parecía
vencido y la primavera entraba tan de sopetón, que
hubo de retirarse como si se sintiera abochornada. A
un invierno largo ha seguido una primavera lluviosa y
cambiante, que me recordaba mi infancia ya un poco
lejana. Y en éstas estamos.
Yo, por esa manía que tengo de revolver en el tiempo,
pensaba en ti mientras contemplaba la lluvia que caía
vertical sobre la sierra y empapaba los valles cercanos.
También pensaba en tus compañeros de la primera
hora: Maeso, Gil, “que oraba sin interrupción, incluso
durmiendo”, Rogelio, Lucio, Bernardo, “de santo recuerdo”, Pedro, Silvestre, Sabatino, Morico y Juan de
34
Ibérica marista
colaboración
Victorino de Arce
Capella. En total, siete. Y recordaba aquella escena:
Estabais recogidos en el trasero de una sacristía entre
Asís y Espoleto mientras caía la lluvia, “que desarticula
los dedos de los pies y en los corazones cala el desánimo”. Lo cuenta Álvaro Pombo en la “Vida de San
Francisco de Asís,” que he vuelto a leer porque cada
vez me parece más joven y atractiva. ¡Se parece tanto
a las Florecillas que tú conoces o, tal vez, escribiste!
Pero cambiemos de tema.
En mi carta anterior te
hablaba de un hermano
que murió el mismo día
de la Navidad después de
soportar con entereza su
enfermedad. Yo por esas
fechas comenzaba a leer
y meditar un libro de José
Mª Cabodevilla. El libro se
titula “Señora nuestra” y
es un “misterio del hombre
a la luz del misterio de
María”. Cabodevilla fue un
cura periodista que asistió
al Concilio de Juan XXIII.
Entonces era joven y sus
libros se leían como un
regalo. Yo, por entonces,
vivía la vida atropellada
del profesor. Por eso lo
leí deprisa sin llegar a su
esencia. Ahora lo he releído y meditado. Despacio.
¡Qué cosas dice, amigo
León! ¡Y cómo las dice!
Por eso, quiero compartir
contigo algo de lo que he
aprendido sobre el dolor y
la alegría, la Cuaresma y
la Pascua.
El dolor no
puede
entenderse
por un
cristiano,
como fruto
exclusivo del
fracaso de la
naturaleza.
Tiene que ser
entendido
como algo
antinatural o
sobrenatural.
Dice que el dolor no puede entenderse por un cristiano, como
fruto exclusivo del fracaso de la naturaleza. Tiene que ser entendido como algo antinatural o sobrenatural. Es decir, para su
explicación es necesaria una luz superior, la de la revelación,
que llegue hasta el propio misterio. No basta la luz terrena que
sólo ilumina los metabolismos animales. En conclusión: “el
dolor -incluido el de los niños inocentes- existe porque existe
el pecado”.
Por otra parte, el dolor realiza la obra de asemejarnos a Cristo
que, siendo inocente, murió por los culpables. Bernanos lo
expresa bellamente en una de sus obras cuando afirma que “el
sufrimiento es nuestra parte común con Cristo”.
La explicación del dolor media entre dos concepciones distintas:
la griega y la semita. La primera lo reduce a un simple trastorno
físico. La segunda, lo considera como un castigo del pecado
personal. Cierto, que muchas veces las conductas desarregladas
pueden acarrear trastornos físicos, pero no se puede hacer de
ello una norma absoluta.
Para un cristiano, el dolor, además de ser ocasionado por el
pecado, santifica si se soporta con el mismo espíritu que lo
sobrellevó Jesús. Es decir, cuando nuestro dolor se trasforma
en compasión con los dolores de Cristo. Sólo si es aceptado
de esta manera, “el dolor casi siempre es necesario -afirma
Cabodevilla- para que las almas se despierten y se abran a la
verdad”. María, la Madre de Jesús y nuestra, es modelo perfecto
en esto y en todo.
La alegría cuando
inunda el alma
la transforma,
y transforma también la vida entera: lo que el hombre piensa
y lo que realiza.
El hombre ha
nacido para la
alegría. No para
el sufrimiento.
La alegría es otra cosa. La alegría cuando inunda el alma
la transforma, y transforma también la vida entera: lo que el
hombre piensa y lo que realiza. El hombre ha nacido para la
alegría. No para el sufrimiento. La Cuaresma es sólo el prólogo
de la Pascua como el sábado lo es del domingo y el invierno
de la primavera. De igual forma, los umbrales de esta vida no
son más que el umbral de la dicha eterna. Por eso, concluye
José María Cabodevilla, “el cristiano es, ante todo, un testigo
de la resurrección”.
No obstante si comparamos el dolor con la alegría, ésta admite
muchas menos posibilidades estéticas que el dolor. “La alegría,
señala Cabodevilla, tiene muy cortos horizontes en el dominio
de la música o de la plástica”. Esto es cierto en el mundo cristiano. No así en esta casa en la que vivo. En el altar de la capilla
preside una imagen bellísima de Cristo resucitado. No conozco
muchas que la imiten.
Para concluir pienso, amigo León, que esta alternancia de Cuaresma y Pascua, de sábado y domingo, de Adviento y Navidad;
en definitiva, de dolor y alegría está sabiamente “inventada”
por Dios. ¿Qué sería de nosotros si todo fuese sufrir o todo
gozar? Sería como alimentarnos siempre con el mismo manjar
o contemplar sentados el mismo paisaje. Por el contrario, el
cambio de estaciones o de paisajes nos incita a la admiración
o al análisis de aquellos nuevos detalles que en otras ocasiones
no supimos descubrir.
3535
Adiós, hermano León. Seguiremos unidos en la oración. Saludos
de Romualdo, que te recuerda con afecto.
Ibérica marista
...de PASCUA
En Cristo,
somos una familia
Pascua de bachillerato
en Arceniega
L
Fernando Arriero
a Pascua de bachillerato, que celebramos en Arceniega este año por primera
vez como Provincia Ibérica, tenía ya sus
antecedentes que auguraban una experiencia riquísima. Me estoy refiriendo a
la Pascua de Los Molinos en 2003. En ésta ya nos
juntamos chavales de Bilbao, Zaragoza, Pamplona, Madrid y Guadalajara. Y es que el número
reducido de participantes nos llevó a adelantar
la reestructuración.
36
Sin embargo, si de algo no nos podíamos quejar
este año es del número de chavales que quisieron celebrar intensamente este momento tan
importante dentro de su proceso de crecimiento
en la fe. Entre jóvenes y animadores llegamos
al número de ochenta y cuatro. Un equipo de
animadores con inmensas ganas de trabajar, serIbérica marista
vir, expresar y vivenciar
su fe hizo posible que las
celebraciones, las catequesis y los momentos
de tiempo libre llegaran
al corazón de los chicos.
Pero esto no hubiera sido
posible si los jóvenes no
hubieran traído un fuerte
deseo de abrirse a los
demás, de conocer nueva
gente y de implicarse en
las propuestas que los
animadores les ofrecíamos.
Los días se fueron sucediendo al ritmo pascual
acostumbrado, a pesar de
que en alguna celebración no fue
posible la presencia de presbítero.
Veíamos cómo la integración entre tanta gente iba siendo posible
y entrañable al ir pasando el
tiempo..; y cuando parecía que el
lema de la Pascua – «Que todos
seamos uno»- se hacía realidad
entre nosotros, llegaba el momento de la despedida. Aún hubo
tiempo para disfrutar de la última
noche de fiesta antes de llegar a
nuestras casas, donde debíamos
seguir haciendo del lema parte de
nuestra vida.
esta Pascua, nos vendrán fácilmente a la cabeza la Pascua
judía, en la que antes de comer
y beber la sangre y cuerpo de Jesús, tomamos los alimentos judíos
(pan ácimo, hierbas amargas,
mermeladas,...); el viacrucis en
día lluvioso y en un clima de exquisito silencio; el desierto, que a
algunos incluso se les hizo corto;
la adoración de la cruz, en la que
otros vivieron el momento más
afectivo de encuentro con Cristo;
los talleres del silencio –entre los
que destacó el testimonio del H.
Enrique Foncea sobre su vivencia en Guinea- y la larga Vigilia
Pascual- hasta las tres de la
mañana, bien amenizada
por unos «pequeños» petardos en el momento de
la Resurrección.
Pero seguro que también
guardaremos estos días
muy dentro de nosotros
por la gente tan genial de
Bilbao, Erandio, Zaragoza,
Pamplona, Toledo, Madrid
y Guadalajara con la que
pudimos compartir vida, fe
y fiesta. «Y qué más quieres
que alumbrar, y qué más
quieres que dar vida...»
37
Imagino que cuando recordemos
Ibérica marista
En Cristo, somos una familia
Hechos uno en la amistad
Pascua familiar
en Lardero
Ildefonso Ramiro
38
Ibérica marista
C
reo que no éramos conscientes del vuelo de los neumáticos
por encima del asfalto. La Pascua de Lardero nos atraía como
un imán a las virutas del hierro. Pero como colegiales, la
inquietud bacheaba nuestro ánimo.
Al llegar a la casa de acogida, la calle, con las huellas del
destrozo marcadas en su rostro, nos indicaba que para llegar a la Pascua,
había que pasar antes por el calvario.
Las caras conocidas, al entrar, nos alegraron. Los rostros anónimos, cuando
nos cruzábamos, aletearon nuestra zozobra.
Como parvulitos acudimos a la presentación. La ignorancia en la costumbre se asentaba en la atención de las buenas gentes que, con facilidad de
palabras y gestos sueltos, exponían la andadura reglada para los días en
que la Pascua la viviríamos en hermosa conjunción.
Gestos adustos. Expresión circunspecta. Todo un jardín de sensaciones.
El deseo de hermanamiento se hizo evidente en las oraciones en público.
«Roguemos por los hermanos que sufren... por los que no pueden hablar...
por los que dan la vida... Y que el Espíritu purifique nuestras conciencias y
los llueva de santidad para hacer su voluntad como en el cielo».
Rostros compungidos. Lágrimas de dolor. Ofrenda ante el Monumento.
Padre nuestro,
Padre ausente y presente,
de creyentes y no creyentes.
Hacedor de todo,
Dádiva de Bondad y Bien.
Vigilante de la noche y el día.
Señor de las fuentes,
de los ríos y mares.
Padre que es estás en mí
y fuera de mí:
en mi esencia y en mi existencia,
esperando el saludo de tus hijos,
que compensen tus esfuerzos creadores
y aclamen tu Bondad corredentora.
Padre deseoso
por darnos el reino,
fuente de amor y ternura,
protector que fecundas nuestras vidas,
uniéndote a nosotros
para vencer el dolor.
Sembrador de trigales,
pan en la mesa,
molinero de desdichas,
labrador de vides,
amoroso en reservas,
manjar hecho alimento
para ahuyentar el hambre.
Venero infinito de paz,
azacán que aminoras
el polvo del camino
y nos nievas de paz
mirando siempre al hombre.
Pretil que nos proteges
del salto al vacío
cuando la fe escasea.
Escudo de antorcha
de todos los males,
que cuidas nuestros días
e iluminas nuestras noches
como a tus caros hijos
que, cargados de ignorancia,
pisamos la tierra.
¡Líbranos de todo mal!
Y llegó la Pascua. Ansiosos por bañarnos en
la piscina de Siloé, orábamos adictos al donaire de la Resurrección. Y
descendió el Bingo. ¡Oh sorpresa!. Los rostros estupefactos, asombrados
y maravillados fueron soportando la escena. Todos los ojos se abrían,
esperando, al menos, una línea. Algo que poderse llevar. Un recuerdo de
la celebración en la Pascua hecha ofrenda. Pero el don no se obtuvo cantando el juego. La Resurrección también vale un rato de esparcimiento.
Lavada nuestra morada y jalbergado nuestro interior, se hermanaron
los últimos momentos. Hechos uno en la Amistad, el abrazo del adiós se
hizo con vocación perdurable en el tiempo. El año que viene, hojando y
deshojando la naturaleza, será un buen momento para devolver el abrazo
que recogimos a despedirnos. ¡Ojalá que no faltemos ninguno!
39
Ibérica marista
En Cristo, somos una familia
Pascua
en Sigüenza
3º y 4º de ESO
Para nosotros la Pascua ha sido una experiencia de las más importantes y agradables de GVC, que nos ha dado la oportunidad de realizar
actividades diferentes como la cena judía, el camino a Barbatona, al
monte Otero… conociendo a gente y animadores y acercándonos a
nuestro ambiente cristiano. En general: «UNA EXPERIENCIA DIFÍCIL
DE OLVIDAR»
Alba López Trillo y Arancha Prudencio Rodríguez
Puede que esta Pascua no pase a la historia, pero siempre se quedará algo de ella en la gente que allí estuvo.
Desde que llegamos se veía algo diferente, distinto de
lo de todos los días.
La Última Cena se celebró mitad en la capilla mitad
en el comedor; con verduras amargas, cordero y pan
ácimo (que a los tres días se convirtió en piedra) para
conmemorar la Cena Judía y la salida de Egipto.
Amaneció el viernes y subimos y bajamos, como el
Cireneo, nuestra cruz a nuestro monte. Más tarde el
payaso, los oficios y la adoración de la cruz, partida en
dos por los hombres, pero rodeada de luces.
El sábado salida a Barbatona para encomendarnos a
nuestra Virgen; y lo que pasó por la noche todos nos lo
imaginamos ya… la celebración jubilosa de la RESURRECCIÓN DEL SEÑOR en todos y cada de nosotros.
Gracias a todos los que estuvisteis allí por hacer que
no olvide mi primera Pascua como animador, y sobre
todo, a alguien que nos «habló» de la coca-cola y del
uso de las balas.
40
Ibérica marista
David (Toledo)
En Cristo, somos una familia
Pascua
en Buitrago
Universitarios
Gustavo Gil
Jesús
nos reúne
P
rocedentes de
varios lugares
y con realidades personales
y comunitarias diversas,
nos dimos cita en la Pascua de Buitrago un nutrido
número de participantes
deseosos de tener unos
días intensos de encuentro con el Resucitado.
Aunque la mayoría son jóvenes de la Provincia Ibérica, también
comparten su vida y fe gentes de comunidades parroquiales y
de base que tienen por costumbre participar en esta Pascua.
No faltan tampoco quienes vienen por primera vez, aunque
no han mantenido contactos
previos con nuestros ambientes maristas.
Sin duda que éste es uno de
los rasgos que caracterizan
a la Pascua de Buitrago: su
apertura y acogida a las realidades plurales, con la riqueza eclesial que esto supone;
cada cual, con su grupo de
procedencia, se encarga de
animar los distintos momentos
de la Pascua, aportando así
el estilo propio. Esto hace que
algunas aportaciones llamen
la atención, unas que sean
significativas, otras que no se
entiendan del todo; no falta lo
Ibérica marista
41
provocativo, lo simpático, lo reaccionario y
aquello que llega al corazón.
Los tiempos se organizan principalmente en torno
a la oración, a las celebraciones y al compartir
por medio de grupos de reflexión. Estos grupos
responden a un tema previo que ha servido
de motivación inicial para situarse. Otros, en
cambio, prefieren el desierto y la reflexión en
soledad, a pesar de las posibilidades que todos
tienen en la abundancia de tiempos para la
reflexión personal.
Hay que reconocer la disposición positiva a compartir las propias vivencias e inquietudes con los
demás. Sin duda que es uno de los elementos que
causa mayor satisfacción. De igual modo es significativa la disponibilidad ante los asuntos que
hay que preparar y llama la atención la actitud
de servicio que durante los días previos de organización y preparación se pone de manifiesto. No
me gustaría pasar de largo un agradecimiento
explícito a quienes se han animado a aceptar
más tarea de la que tenían prevista.
Pero la novedad ha sido el inicio de la andadura de la Provincia Ibérica por ser el primer año
que la Pascua nos junta. Esto ha creado cierta
expectación por parte de los jóvenes, ya que se
han encontrado con otros que tienen inquietudes
similares en lugares diferentes.
42
Ibérica marista
Haciendo
familia
Isaac Lara
Fiestas de familia...
Fiestas del compartir
V
cosas de familia
Buitrago
illalba, Lardero... Barcelona.
Decir Villalba, decir Lardero es decir Encuentro,
Familia, Amigos... Fiesta del Compartir.
Hemos ensanchado el espacio de nuestra tienda. Y
así, juntos, vamos construyendo la Familia Marista
de la Provincia Ibérica.
Y también, desde Buitrago, vamos construyendo
Familia con nuestras Hermanas Concepcionistas.
Hemos vivido su fiesta, nuestra fiesta, en Arenys
de Mar y en Barcelona. Fueron los días 11 y 12
de junio.
Miro hacia atrás y siento que cada día que pasa
nuestra tienda está más llena de gente, de nombres concretos, de hermanos y hermanas.
Compartir carisma y misión es actual y doy gracias a Dios por todo ello: por vosotros, hermanos
y hermanas, que siempre habéis estado ahí, en
nuestras vidas, y por los que entráis de nuevo en
ellas; por vosotros, alumnos y alumnas, niños y
niñas, que enriquecéis nuestras vidas y las dais
sentido; por todas las personas que estáis tan cerca
y nos ayudáis a seguir creciendo: profesores que
dais lo mejor de vosotros mismos, personal de
administración y servicios que tanto nos apoyáis,
padres que nos entregáis vuestros hijos, lo mejor
de vuestra casa, familiares y amigos tan cercanos
siempre... ¡Gracias por tanta vida entregada y
compartida!
¡FELIZ VERANO PARA TODOS!
Ibérica marista
43
cosas de familia
S. José del Parque
Talante
Marino González
Tópico
Si entreabrimos la ventana de la actual política, ¡cuidado
con acatarrarse!, vemos que se repite como un tópico la
palabra talante. Mira por dónde me viene al pensamiento
en este mes de mayo hacer unas consideraciones sobre
el talante de María, el talante de Marcelino y el talante de
nuestro Colegio San José del Parque.
acercado a María para aprender de Ella la calidad de su mirada y su
capacidad de acogida. Acercarse a Ella es aprender esa tarea que
necesita el hombre: contemplar a Dios en la meditación para llevarle
luego a los hombres.
El talante de María
No resulta difícil comprender la motivación que el educador cristiano y
religioso encuentra para darse y realizar el gran número de actividades
religiosas y pastorales: primeras comuniones, primorosamente preparadas y catequéticamente realizadas, edificación y vivencia de fe de los
asistentes con ausencia del cumplido social. La participación de toda la
Comunidad religiosa ha sido total y admirable. Las fiestas colegiales, con
la sobrecarga que ellas conllevan, han sido expresión del mejor espíritu
que reina entre alumnos y profesores. ¡Enhorabuena!. Los encuentros
con los padres, la necesaria expresión triangular: padres, educadores y
alumnos, han sido muy frecuentes y cuidadosamente preparados..
A este propósito, San Bernardo nos invita a acercarnos
al talante de María: “En los peligros, en las angustias, en
las dudas, piensa en María. No se aparte María de tu
boca, no se aparte de tu corazón. No te descaminarás si
la sigues; no desesperarás si la ruegas; no te perderás
si en Ella piensas. Si Ella te tiene de su mano no caerás;
si te protege, nada tendrás que temer; no te fatigarás si
es tu guía; llegarás felizmente a puerto si Ella te ampara;
y así, en ti mismo experimentarás con cuánta razón se
dijo: Y el nombre de la Virgen era María”. (Homilías sobre
la Virgen, 2, nº 17,B.A.C. nº 110)
Construir “hacia dentro”
Nuestra Comunidad educativa y colegial siente cómo
nuestra Buena Madre nos conduce con un talante
dulce, firme, maternal “hacia dentro”, allí donde verdaderamente vivimos la experiencia de un encuentro con
Dios, colmando así el deseo que siempre se halla vivo
en nuestro interior.
44
Siguiendo e imitando este talante habitual y ordinario
en la vida de María, nuestro Colegio ofrece un talante a
ejemplo de María que se expresa en mil formas, actitudes
y en la atmósfera educativa y mariana que se respira en
todo su ambiente intracolegial. Diremos que antes de
colgar cuadros de María en las paredes, construimos
las paredes para que en ellas podamos colocar flores
y cuadros en honor de María. Esto es “construir hacia
adentro” un marianismo consciente y práctico.
Cada día, hermanos, profesores, alumnos, padres,
antiguos alumnos, personal no docente, cada uno según sus posibilidades horarias y laborales, nos hemos
Ibérica marista
María, fuente de motivación
Entiendo que quien se acerque a leer estas líneas diga: nada nuevo
nos cuentas en el hecho, pero destaco el entusiasmo que hace nuevo
lo antiguo y tradicional. Esto es hacer vida y comunidad educativa con la
aportación de cada ego, sin excepción. Donde hay vida, hay movimiento,
entusiasmo, ilusión y entrega. Hay amor que brota de la actitud “hacia
dentro” que motiva el talante que nos refleja María.
cosas de familia
Función orientadora de la juventud
Atenta la Dirección del Colegio a las nuevas formas, usos y costumbres
que la juventud de hoy está implantando en una relajación en su forma
de vestir, de expresarse, en su vocabulario ( imitación, a veces hasta
blasfema, de algún dramaturgo irreligioso, blasfemo y ofensivo para
la fe de los creyentes), pese a que no faltan voces que afirman que
ésta es la nueva cultura de los jóvenes, no ha dudado en recordar la
función, aún más educadora y formativa que instructiva del Colegio y
llamar la atención de padres, profesores y alumnos de la postura firme
de no permitir que tales actitudes se pongan de manifiesto en la vida
colegial. El Colegio debe educar. Y así ha añadido nuevas normas de
comportamiento en el RRI que todos debemos respetar. Me consta
que los padres han aplaudido esta decisión clara, concreta y expresiva
del Hermano Director. Parece ser que hoy día sobran miedos y falta
orientación. Estamos para educar, y la misma raíz latina ducere nos
está diciendo que tenemos que conducir, encauzar, abrir pistas y
orientar, misión prioritaria de toda Dirección escolar.
Ya veis, pues, cuál es el talante que expresa el Colegio San José del
Parque, copiado de dos modelos: Marcelino Champagnat y María
nuestra Buena Madre, primera educadora en la escuela de Nazaret.
Guadalajara
Reflexiones
desde la
Alcarria
Rafael Bazán
D
esde esta ciudad de Guadalajara,
nuestro Colegio, que abrió sus
puertas en los años sesenta y en
la actualidad acoge a más de seiscientos
alumnos desde Infantil a Secundaria,
continúa ofreciendo algo que hoy suena
a tópico: la formación integral del alumno,
objetivo fundamental de todos nosotros.
En los años ochenta, yo escribía en una
revista Marista algunos párrafos que hoy
siguen teniendo vigencia:
* Esta sociedad de nuestros días nos
exige una pedagogía integral, partiendo de centros educativos que afronten
con rigor los problemas de los valores
de la fe y de la cultura.
* La inseguridad, que producen los cambios educativos, hace necesario insistir
en los valores esenciales de la educación Marista.
Ilustres pedagogos y psicólogos demandan hoy valores para nuestros
alumnos que, premonitoriamente y a lo largo de los años, han marcado
un «estilo propio» de enseñanza en nuestros Colegios; no obstante, las
circunstancias sociológicas y familiares de nuestro tiempo me suscitan
algunas reflexiones: ¿No hemos ido dejando de lado a nuestros alumnos como personas y nos hemos dedicado a abrumarles, buscando
sólo resultados académicos y comportamientos estereotipados que
no logran configurar su personalidad y saber estar en esta sociedad?
¿No estamos soslayando la pedagogía de la presencia por burocracias,
unas veces oficiales, otras colegiales, que no benefician el desarrollo
evolutivo de los alumnos?
El hombre no es más que lo que la educación hace de él. (Kant)
Ibérica marista
45
cosas de familia
N. S. de la Roca
Los de
la Roca
Eleuterio es el maquinista. Pedro, el suplente. Resulta curiosa la actitud de los
presentes. Entre ellos hay quien traduce
o comenta, introduce a los personajes
o explica sus actitudes. Todo menos la
simple expectación pasiva. Yo creo que
es la auténtica actitud ante una obra de
arte. La obra de arte habla. El espectador
responde. De esta manera se establece el
diálogo que enriquece a ambos.
Incidencias comunitarias
El 23 de abril murió en Lantadilla (Palencia) la querida hermana de Luis Puebla.
Varios hermanos asistimos al funeral.
echas las presentaciones en la Desde aquí nuestro más sentido pésame
crónica anterior, es justo abordar al hermano Puebla. El 8 de mayo varios
otros asuntos; por ejemplo, la vida comunitaria. Como en cualquiera otra comunidad,
la nuestra tiene su ritmo. Un ritmo que,
traducido a términos musicales, está entre
el moderato y piu lento. En todo caso es
un ritmo que admite pocas variantes. El
primer acto de la mañana comienza a las
nueve con la oración. Ni que decir tiene
que se hace con respeto y devoción. Viene
después el desayuno, que sólo varía los
días de fiesta en los que se introduce chocolate y churros. Luego, cada cual se retira
a sus habitaciones. Es la hora del trabajo
personal: lectura, meditación, música…
Otros, dedican algunas horas al parque:
cultivo, riego, limpieza… La finca es la admiración de cuantos la visitan. Después de
la comida viene el descanso y la merienda.
A las 6 comienza la sesión opcional de cine.
Victorino de Arce
H
Koumra - Shar
Ibérica en
el Chad
46 É
Esteban Ortega
sta última etapa del curso ha
estado llena de pequeños
acontecimientos, que han hecho
Ibérica marista
que los días y las semanas pasasen volando.
Nos llegaron Arnaud y Blaise,
los dos hermanos chadianos que
han completado su dos primeros
años de formación en Nairobi, y
se sumaron a la celebración de
las Jornadas Vocacionales que
se estaban celebrando en Sarh.
En ellas 20 congregaciones diferentes, algunas venidas de otras
diócesis del país, presentaron su
carisma y su misión.
Al terminar el curso académico,
tanto en Koumra como en Sarh,
tendrá lugar una Convivencia
Vocacional para los jóvenes que
durante año son acompañados
en el descubrimiento de su propia
hermanos asistieron a la Romería de Ntra.
Sra. de Barbatona (Guadalajara). Otros
prefirieron acercarse a visitar el santuario
de Ntra. Sra. de Loreto. Todo sea en honor
de nuestra Madre. También hubo asistencia a uno de los actos del Centenario del
Colegio Santa María de Toledo y a su
clausura. En el primero habló el Cardenal
sobre «La educación hoy». Muy interesante. Merecería ser publicado. El 23
fue la reunión de la «Familia Marista» en
nuestra finca. Por fin, el 30 celebramos la
fiesta onomástica del hermano Fernando
y el 4 de junio la del hermano Amancio.
¡Felicidades! A partir de aquí comienza la
comunidad a dispersarse. Es tiempo de
descanso y de retiros.
vocación. También ahí estarán
presentes los dos hermanos y el
postulante que acaba de llegar de
Tatum, en Camerún.
Al nutrido grupo de nuevos bautizados de la Noche Pascual, en
torno a la fecha de Pentecostés,
unas 150 personas, en su inmensa
mayoría jóvenes, han sido confirmadas. Las de nuestra Parroquia,
en el contexto de una Peregrinación Mariana.
En el Centro Cultural «Champagnat» de Koumra, hasta donde ya
llegan las ondas de la radio diocesana, «LOTIKO», la celebración de
la Semana Cultural es el colofón de
cada año a las actividades que se
desarrollan cotidianamente.
Al servicio
de la Iglesia
Jesús Sainz de Vicuña
D
espués de un largo y lluvioso
invierno, la primavera luce todo su
esplendor por nuestra zona. No en vano
ésta tiene tres santos protectores de los
campos: San Fausto que, como decía el
recordado H. Honorato Asarta, reposa
«en carne mortal» (momificado) desde el
siglo XI en la vecina iglesia parroquial de
Bujanda (Álava), San Isidro Labrador, que
se venera en la ermita de San Bartolomé,
en el centro de Valdega, y San Gregorio
Ostiense, que la domina desde su basílica
barroca de los altos de Piñalba. A los tres
se honra en sus respectivas fiestas con
romerías y solemnes celebraciones.
La comunidad de Ancín trabaja pastoralmente para no desmerecer en eficacia de
la naturaleza que la rodea. Tres veces al
mes se reúne con el clero de la zona: con
los del arciprestazgo en Los Arcos, para
el retiro mensual que ambienta temática-
mente D. Julio Morondo;
con los del vicariato, en
el taller de catequesis de
Larrión, animado por D. Alfredo Iso y por el vicario general D. Luis Oroz (este año
hemos tratado la pastoral
del bautismo y del matrimonio); y en el monasterio de
Iranzu, donde D. Gregorio
Martínez ha completado
nuestra formación teológica
con el tema monográfico
de los laicos en la Iglesia. Después de las
sesiones, que duran casi toda la mañana,
solemos comer juntos. En un plan más
informal nos reunimos periódicamente
con curas, frailes y seglares en comidas
de hermandad, normalmente al abrigo de
alguna ermita de la región.
confirmación de adolescentes y personas
adultas (generalmente emigrantes). No
escatimamos medios materiales y humanos para hacer un servicio pastoral eficaz.
Tanto la cuaresma como el tiempo pascual
nos han ofrecido inmejorables ocasiones
para demostrar nuestro celo.
Los hermanos trabajamos al servicio de
dos unidades parroquiales: la de Valdega
y la de Berrueza; compuesta la primera
de ocho pequeñas parroquias a las que
servimos dos hermanos; otros dos lo
hacen en la segunda unidad. Pero todos
convivimos en Ancín con el párroco de la
Unidad Parroquial de Valdega, Ayudamos
a los párrocos respectivos en las celebraciones de la Palabra, tanto en días feriales
como festivos; distribuimos la comunión
a ancianos o imposibilitados por achaques de salir de sus casas; hacemos de
monitores en celebraciones eucarísticas
y en comunitarias de la penitencia; en
algunos casos llevamos la catequesis de
No quiero dejar pasar la ocasión sin hacer referencia a la atención pastoral que
requiere el santuario de San Gregorio
Ostiense. El hermano Simeón se desvive
para que todas las peregrinaciones se
realicen a plena satisfacción y que la «sagrada cabeza» del santo pase por todos
los pueblos de la comarca bendiciendo
los campos. Con motivo de la fiesta del
santo el 9 de mayo, se consiguió que la
arqueta relicario del santo, que se venera
en la catedral de Pamplona, estuviera unos
días con nosotros. El precioso relicario es
de plata repujada y adornada con medallones de esmaltes, filigranas y perlas. Buen
continente para mejor contenido.
Un año más, el grupo importante de niños y niñas
que se benefician del Proyecto Escolar sostenido por
SED, han terminado con una
simpática fiesta familiar coordinada por los hermanos
y tutores.
Tanto en Koumra, como
en Sarh, hemos llegado al
final de un nuevo año de
catequesis, en la que unos
500 jóvenes se preparan
durante cuatro años para el
bautismo. Los hermanos damos catequesis y llevamos
la coordinación.
cosas de familia
Ancín
47
Ibérica marista
cosas de familia
Aguilar de Codés
Con la
gente
Máximo Aguirre
Hablemos del tiempo: Ha sido
tema socorrido en los comentarios de la
gente de estos pueblos. El prolongado y
singular invierno de este año ha sugerido
el tema. “Hace tiempo que no habíamos
conocido invierno tan duro”, decían los
viejos del lugar. Muy avanzado ya mayo,
hemos experimentado, por fin, la llegada
de la primavera, que ha sido fugaz. Tiempo breve que ha dado entrada a días con
temperaturas de verano y al surgimiento
Iglesia parroquial románica de Azuelo.
Pertenecía a un antiguo monasterio.
48
de una vegetación espléndida. Todo un
placer contemplar, en nuestras correrías
apostólicas, la naturaleza exuberante,
que ha envuelto de belleza y color a
estos hermosos parajes que llevan a su
contemplación, mientras se oye el silencio
de sus montes, valles y laderas. Loado
sea el Creador.
Ibérica marista
Con la gente: Nuestra labor por
estos pueblos de Aguilar de Codés,
Lapoblación, Meano, Azuelo, Torralba del
Río, Codés etc. nos permite el beneficio
del contacto con sus gentes. Gozo es lo
que se siente al conversar con ellos, oír
sus comentarios y escuchar sus viejas
y entrañables historias. “En nuestros
tiempos...”
Celebraciones litúrgicas: En el
calendario religioso desarrollado en este
último período, destacamos la celebración de los cultos de Semana Santa: En
estos pueblos cuenta mucho la tradición
de sus inamovibles costumbres. Hemos
admirado el fervor en los oficios propios
de la Santa Semana, en las procesiones
desarrolladas en ambiente de silencio
devoto y profundo. La mayoría de las
gentes que viven y trabajan fuera del
pueblo se dan cita en estas ocasiones
para participar en los acontecimientos
de su pueblo. La población se duplica
los fines de semana y en vacaciones.
Es obligado recordar también el fervor y
entusiasmo de los pueblos de la amplia
zona de Codés al acudir en romería a su
hermoso Santuario.
Encuentros
con los sacerdotes: Aludimos
también a nuestros contactos y
colaboración con
los sacerdotes y
laicos comprometidos en la tarea
parroquial de estos
pueblos. Contacto
y comunicación de
experiencias y doctrinas el que se ha
ido llevando a cabo
fundamentalmente
los miércoles de
cada mes. Han sido
reuniones de reflexión y oración unas, de “jornadas taller”
de programas de acción pastoral parroquial otras, exposición de distintos temas
doctrinales, etc. El cierre del curso nos ha
brindado la oportunidad de una jornada
de excursión por lugares escogidos del
amplio entorno de provincias limítrofes
de nuestra tierra.
A
provechamos esta segunda oportunidad que nos
brinda IBÉRICA MARISTA para
presentarnos de nuevo y contaros retazos de nuestra vida y
actividades.
«Decíamos ayer...» que la comunidad la formamos cuatro hermanos.
Pero si tomáis la lista de destinos,
veréis que ya somos cinco. Para
los que no nos conocéis, y vistos
de izquierda a derecha, somos
los hermanos Miguel Aguirre,
Federico López, Cristóbal Samaniego, Domingo Miguel y Antonio
Giménez.
Y después de esta presentación
tan oficial vamos a describiros
nuestro quehacer diario.
Ya os adelantábamos que nuestra
vida y actividades giran en torno a
la Editorial Edelvives. La presencia
cosas de familia
Edelvives
Jardineros,
guías...
Federico López
de la comunidad va unida a la actividad de los Hermanos que trabajan
directamente en la empresa y es
la razón primaria de su existencia.
Recordaréis que antaño llegó a
contar esta comunidad con un
grupo de hasta catorce hermanos,
que desarrollaban su trabajo en
Edelvives. En la actualidad el H.
Antonio es el único que, como
Director, trabaja directamente en la
obra de la Editorial.
Quizá os preguntaréis: ¿y el resto
de hermanos, qué hacéis? Veamos:
Los demás, ante todo, le acompañamos y hacemos comunidad con
él. Dos de nosotros seguimos con
la simpática costumbre de recibir a
los numerosos colegios que vienen
a ver Edelvives. Rara es la semana
que no nos visitan dos o tres clases
de colegios de chicos y chicas de
Zaragoza y alrededores. Una breve
charla de presentación; un toque
de atención para invitar a la lectura
personal y un recorrido guiado por
nuestros talleres e instalaciones
son el programa que ofrecemos
a nuestros visitantes. Y con el
obsequio de libros de la Editorial
termina la visita.
También la limpieza de los alrededores de la casa, como jardines,
árboles y demás adornos florales,
corren de nuestra cuenta. Y como
cumplimiento de nuestro Proyecto
Comunitario, «el atender a los hermanos o amigos que nos visitan»
es otra de nuestras actividades. Y
os aseguramos que la ejercemos
con mucho cariño y con bastante
frecuencia.
De vez en cuando nuestra
sosegada vida se agita,
como cuando a media noche de uno de los días pasados, uno de los hermanos
de la comunidad despertó
sobresaltado al sentir que
alguien había entrado en
su habitación y encendido
la luz. El diálogo que se
entabló entre ambos, por
escueto, es esclarecedor.
El hermano: ¿Qué pasa? El
intruso: ¡Nada, nada! Y eso
fue todo. El supuesto caco
huyó por donde se coló.
(Suponemos que trepando
de terraza en terraza.) Aún
estamos preguntándonos
quién fue y qué es lo que
buscaba en ese lugar y a
esas horas.
También un piquete de
huelga, perteneciente a la
Comisión de Artes Gráficas, agitó un poco nuestra
existencia cuando nos visitó
el primero de mayo con la
intención de obligar a cerrar
la empresa y para que los
trabajadores se unieran
a la huelga. La oportuna
llegada de la policía, que
acudió a la llamada de la
Dirección, terminó con la
aventura y con los gritos
del vociferante «piquete
informativo».
En estas fechas nos unimos de corazón a los actos
que el colegio del Pilar
está celebrando con motivo de los cien años de la
venida de los hermanos a
Zaragoza.
49
Ibérica marista
cosas de familia
50
Iturribide
L
a vida comunitaria sigue su ritmo
normal y sin sobre saltos dentro de la
hermandad que nos caracteriza.
La comunidad ha celebrado el Triduo
Pascual asistiendo a los actos litúrgicos
en nuestra Parroquia de Santa María de
Iturribide; Iñaki con los miembros de la
Fraternidad lo han celebrado en Lardero,
de donde vuelven encantados por la participación habida y la excelente preparación
de las diversas ceremonias.
Fernando Lemos
Otro detalle de la acogida de la comunidad
ha sido la convivencia tenida con cuatro
sacerdotes de La Rioja, vinculados con lo
Marista, que han compartido con nosotros
misas, vivencias y comida y que han vuelto a su lugar de residencia encantados
por el trato que han recibido en nuestra
comunidad.
Los hermanos Iñaki y Fernando, y acompañados por varios miembros de la
Fraternidad, han acudido a las Jornadas
de Espiritualidad tenidas en Lardero,
destacando la convivencia y amistad entre
todos los asistentes, puestas de manifiesto
en el trato y en las distintas reuniones tenidas. En ellas se puede ver que la figura de S. Marcelino es un gran imán que atrae
y une a las personas.
El 30 de mayo, y casi como final del curso, la Fraternidad se reúne para hacer la
evaluación del curso; en un primer momento se tiene un tiempo de oración y evaluación, seguida de una Eucaristía celebrada por D. Pedro Mª Zalbide, para terminar
con una comida en el comedor del colegio a la que asisten otros miembros de la
comunidad.
El día 6 de junio, la comunidad en pleno se traslada a Lardero para celebrar el Día de
la Familia Marista, junto con un buen grupo de familias y alumnos del colegio, pasando
una jornada de luz y alegría celebrando a S. Marcelino y a la Sma. Trinidad.
Las actividades tenidas, la amistad y entrega de todos los participantes en ayudar y
hacer del día una jornada inolvidable, merece la pena seguir celebrándola en años
sucesivos. Damos desde aquí las gracias a la comunidad de Lardero por la buena
acogida que nos dispensaron.
Para terminar,
decir que el día
8 nos visito el H.
Samuel, que se
entrevistó, con
cada uno de los
hermanos a fin de
planificar el nuevo curso; gracias
por el tiempo que
nos dedicó y la
promesa de estar
dispuestos a lo
que disponga.
Hermanos
Ibérica marista
Chamberí
Acabando
el curso
Ignacio Pérez
E
ste colegio se presenta
por primera vez en nuestra
nueva revista provincial, así
que… ¡Saludos para todos!
Estamos aún con la resaca de
la celebración del Centenario,
(de momento, el primero), que
nos dejó un excelente sabor y
recuerdo, y, aunque vivido en sencillez, tuvo momentos brillantes,
quedándonos recuerdos como el
magnífico mural pintado por Goyo
(una de las piezas destaca en la
portada del «librito fotográfico de
identidad provincial»), o la Historia del Colegio en sus primeros
Lardero. Sta. María
La vida
sigue
Valentín Jiménez
D
espués de haber anunciado
en la crónica anterior la llegada de la primavera, ésta no se ha
asomado hasta bien entrado el mes
de mayo. El frío y la nieve de las pequeñas montañas de Clavijo nos han
acompañado más de lo esperado.
cosas de familia
cien años, escrita por el H. Luis Puebla.
Ahora nos encontramos comenzando
la historia del segundo centenario, y lo
hacemos con 1350 alumnos, desde Infantil hasta 2º de bachillerato; y para ello
trabajamos los 12 hermanos con un gran
grupo de profesores y personal auxiliar,
formando un equipo de 105 personas.
Nuestro sobrio caserón, que se remonta
a los primeros años cuarenta, sigue
necesitando retoques: últimamente se
ha trasladado la biblioteca general, el
salón de audiovisuales ha sido renovado
totalmente y el laboratorio de idiomas
ha quedado de siglo XXI. Aparte esto,
hemos trabajado un plan de calidad y
también la seguridad y la prevención
de incendios y accidentes. Hemos
acompañado a tres hermosos grupos
de primeros comulgantes, así como
a un grupo de universitarios antiguos
alumnos en su confirmación. En comunidad y en comisión hemos reescrito el
Proyecto Educativo del Centro. Con una
«pequeña multitud» hemos participado
en la XXIV Jornada de la Familia Marista en Villalba (obteniendo por un rato
el don de la lluvia), y hemos enviado
la tarta y sus artífices a la celebración
de Lardero. Las fiestas colegiales, en
honor de S. Marcelino Champagnat,
las hemos celebrado los días 3 y 4 con
¿Será por esto por lo que varios hermanos han tenido que pasar por la
recientemente inaugurada clínica “Los
Manzanos”?
El primero fue el H. Esmeraldo Tudanca,
cuyo estómago protestaba por la abundancia de “pata negra” a que lo tenía
sometido. Ha recobrado sus fuerzas
y energías y ya recorre los caminos
riojanos a la velocidad del rayo.
A continuación se hizo una “reparación”
prostática al H. Vicente Orcajo, a la vez
que se le extirpó una hernia inguinal. Se
ha recuperado satisfactoriamente y ya
va cogiendo el ritmo normal de vida en
su comunidad.
El H. Dionisio Egiguren también ha sido
tratado de problemas urinarios. En unos
pocos días superó la crisis inicial, pero
tendrá que someterse en breve a nuevas
exploraciones médicas.
Y últimamente ha sido el H. Ildefonso
Pérez quien ha seguido los pasos de
los anteriores en la mencionada clínica.
Su intervención quirúrgica de próstata
está fijada para el día
15 del presente mes de
junio. Aparte de estos
percances fisiológicos,
nuestra vida de comunidad sigue el ritmo
normal humano y espiritual. Hemos celebrado
con gozo y devoción el
mes de María, dedicando un momento del día
a honrarla con cantos,
más o menos acordes, y
plegarias, según nuestras tradiciones.
El 6 de junio, fiesta del
P. Champagnat, ha sido
la fecha elegida para
hacer partícipes de
nuestra alegría marista a los más cercanos a la comunidad. Médico, enfermeras,
personal de servicio,... nos han acompañado en tan entrañable celebración.
Cerramos nuestra crónica ya al inicio del verano, en el que nuestros familiares y
amigos suelen hacerse presentes en esta residencia, ya que a la mayoría de nosotros
las limitaciones físicas nos impiden desplazarnos. Nuestra casa queda abierta a
cuantos queráis visitarnos en esta época veraniega.
gran diversidad de pequeñas y grandes
cosas…
Estos días -al escribir esto- se suceden
los actos académicos de fin de curso;
esperamos buenos resultados de la selectividad; hacemos los últimos exámenes
a los más encantados con el colegio (ya
que vienen cuando la gran mayoría se
queda en casa); en ESO abrimos nuevas
plazas… Y aquí seguimos, con el convencimiento de que a la escuela cristiana, por
mucho que lo busquen, no encuentran
suelo donde cavarle la tumba.
Ibérica marista
51
cosas de familia
52
Trinidad de Arre
Parada
y fonda
Lucinio Medel
Q
ueridos lectores: Trataré de recoger, de revivir los momentos
más interesantes ocurridos a lo largo de
los meses de abril, mayo y junio. Intentamos seguir construyendo poco a poco
nuestra comunidad. Durante estos meses
hemos estado ocupados en varios trabajos de mejora del albergue y de algunas
dependencias de la comunidad. El tejado
del albergue tiene goteras y se vio la
necesidad de rehacerlo en su totalidad,
se pidió presupuesto a varias empresas,
pero, como la Cofradía no tiene dinero
para tal obra, se decidió pedir ayuda al
Gobierno de Navarra a través de la Institución Príncipe de Viana, que, esperamos,
nos la conceda.
Tanto la Cofradía como la Provincia pusieron su empeño en que la casa que iban a
ocupar lo hermanos quedara una vivienda
digna, pero quedaron algunos flecos,
que procuramos subsanar este curso,
pintar las habitaciones de los hermanos y
dotarlas de los muebles y complementos
sencillos, pero dignos. Nos queda poder
adecentar nuestro pequeño oratorio, una
vez que tengamos un sencillo plano de
cómo se puede hacer y dispongamos del
presupuesto correspondiente.
Visitas comunitarias: a las comunidades
de Santa María y de acogida para felicitar
a los hermanos Isaac Martínez de Guereñu, Alfonso Eciolaza, Álex Mena y Fernando Arriero en el día de su cumpleaños. El
H. Eleuterio pasó dos días en Zaragoza
con motivo de los actos del Centenario
marista en Aragón.
Visitas recibidas: Los hermanos de las comunidades de Villalba y de Buitrago, que
hicieron un recorrido por esta zona norte
de la IBÉRICA. Lástima que pasaran tan
de prisa y no se pararan algún tiempo más
Ibérica marista
aquí. Nos visitaron con las mismas prisas
los hermanos Ángel Arrondo y Jesús
Mª Martínez. Nos visitan con frecuencia
José Luis Lázaro y Martín José Cayetano.
Gracias a todos.
5 DE JUNIO: La visita más agradable
fue la de San Miguel de Aralar. El ángel
fue madrugador. Llegó puntualmente
a las 7:30 de la mañana. Venía desde
la parroquia San Andrés de Villava, le
acompañaban el Párroco y numerosos
fieles que entonaban alegres canciones.
En el límite de Villava y Arre fue recibido
por el párroco de Arre y numeroso público,
se “besaron” las dos cruces parroquiales
y entramos cantando en la basílica. Se
celebraron seguidamente dos misas:
una para los vecinos de Arre y otra para
los habitantes de los pueblos del valle de
Egüés. A las 10 nos dejó el Ángel.
La Cofradía: La Cofradía celebró su
Capítulo General el día 24 de abril. El
Capítulo se compone de unos 20 cofrades.
Por la comunidad asistimos el H. Eduardo
y yo. A las 11 tuvimos misa en la basílica,
celebrada por el presidente de la Cofradía,
D. Jesús Zubiri. Seguidamente, la reunión:
el secretario dio lectura al acta del año anterior, lo mismo hizo el administrador con
las cuentas de entradas y salidas, ambas
realidades en cantidades muy exiguas.
El Superior de comunidad les expuso la
necesidad de realizar alguna pequeña
obra en sus locales. Comprenden la necesidad, pero, como no tienen dinero... El
número de cofrades es de 1172. Acabada
la reunión comimos en un mesón en las
cercanías de Arre.
6 DE JUNIO: Fiesta de la Santísima
Trinidad, titular de la basílica y patrona
de Arre. Es el día grande, precedido de
una fervorosa novena, en la que canta
la coral San Andrés, de Villava. Desde la
mañana hay cohetes, pasacalles y volteo
de campanas. Se celebran tres misas,
todas muy concurridas, lo mismo que el
aperitivo ofrecido por las autoridades de
Arre para el público en general. La misa
de 12, presidida por las autoridades,
fue cantada por la coral de San Andrés.
La iglesia a rebosar. El templo estuvo
abierto hasta las ocho de la tarde y todo
el tiempo estuvo ocupado por devotos de
la Santísima Trinidad.
7 DE JUNIO: Celebramos en comunidad, y con el fervor y cariño correspondientes, la fiesta de muestro Fundador,
San Marcelino.
EL ALBERGUE: Hasta el día de
hoy, 8 de junio, y desde principios de
año han pernoctado en el mismo 1536
peregrinos.
Presencia
marista
Jesús Orte
L
a presencia marista en
Fuenlabrada nace en el año
1996 en sintonía con el XIX
Capítulo General y los orígenes de
nuestra congregación.
Los ojos, los oídos y el corazón
se fijaron en una zona donde
creímos poder aportar mucho con
nuestro carisma, y así la Provincia
nos envió y allí se desplazaron
tres hermanos, que forman una
comunidad.
Desarrollamos nuestra misión en
el barrio de LORANCA y NUEVO
VERSALLES, de 23.798 habitantes, a unos 25 Km. de Madrid,
insertos en el municipio de Fuenlabrada. Este barrio fue fruto de
un consorcio urbanístico entre la
Comunidad y el Ayuntamiento en
el año 93, aunque Nuevo Versalles existía ya mucho antes. Este
consorcio edificó 7.728 modernas
viviendas, de las cuales el 80%
son de protección pública. En
este complejo urbanístico existen
ocho grandes torres del IVIMA y
otra más, la de “Tía Javiera”, con
toda clase de emigrantes, que
fueron adjudicadas a las familias
más necesitadas de realojo e
inmigración. Es sobre todo a los
niños y jóvenes de estas familias
a los que atendemos en nuestro
Centro Espiral.
Nuestra presencia en el barrio está
abierta a todas las entidades que
trabajan para mejorar la situación
y la calidad de vida del niño y del
joven en la mayoría de los ámbitos
posibles: familiar, cultural, socia,
laboral y poniendo de nuestra
parte lo mejor de nosotros mismos.
Tenemos como misión: Promover
su educación integral al estilo
Champagnat, avanzando juntos,
hermanos y seglares, decidida e
inequívocamente, en caminos nuevos de educación, evangelización
y solidaridad; intentamos que se
sientan queridos, comprendidos,
valorados y que recuperen su
dignidad de personas.
Trabajamos con estos chavales
de riesgo social en el Centro
Espiral, de enseñanza no formal,
en colaboración con Caritas diocesana, Caritas parroquial y el
Ayuntamiento de Loranca. Su
edad es, sobre todo, de 6 a 19 años.
Lo hacemos a través de Garantía
Social, Pisa (Proyecto de integración
social de adolescentes) y proyecto
Infancia, con cuatro talleres, apoyo
escolar básico y ocio alternativo.
Hemos creído oportuno que nuestra
presencia en el barrio vaya caracterizada por tres llamadas que sintonizan con el espíritu de nuestros
capítulos General y Provincial:
* Vivir en su mismo barrio, hacernos todas las tareas de la
casa. Queremos ser un vecino
más, conocer las realidades
familiares, las personas del
mismo y que su realidad nos
toque directamente en nuestra
piel, intentando transmitir la
vida por contagio desde los
valores del Evangelio.
* Ofrecemos nuestra presencia
y servicio a favor de los niños
y jóvenes más desatendidos
y empobrecidos del barrio; y
también a las personas que
directa e indirectamente puedan repercutir en el futuro de
ellos.
* Ir haciendo camino con las
personas que se sientan interpeladas por el Evangelio
y luchan por la justicia, intentando estar vinculados a Dios,
sobre todo, en la Parroquia, la
Diócesis y la provincia marista
Ibérica: con el Movimiento Junior, la Confirmación, Caritas,
Liturgia, Confer, la Delegación
de Misiones y la Comisión de
Espiritualidad de laicos, que
dirige el hermano Ernesto.
Por lo demás, aquí estamos, siempre abiertos y acogedores para
que podáis conocer esta misión
provincial in situ. Nos gustaría
recibir vuestra visita para hacer de
la provincia un hogar para todos.
Ahora es muy fácil: basta tomar
la línea 10 del Metro, dirección
Puerta del Sur y luego el metro
Sur, parándose en la estación
Loranca. Está muy cerca.
Ibérica marista
cosas de familia
Fuenlabrada
53
cosas de familia
Hogar Champagnat
...Existe
Aquileo Manciles
A
nivel social o político, está de
moda decir: “Teruel existe”; en un
plano más confidencial, se puede afirmar
en este caso, que el HOGAR CHAMPAGNAT existe; y parece que seguirá existiendo. Entonces, ¿por qué ha desaparecido
del mapa marista de la Provincia Ibérica?
Sin duda, porque ha sido un despiste o un
malentendido, que más de un problema
ha causado y está causando. Se supone
que el despiste no será de la misma persona que ha separado por provincias los
“recordatorios” de cada día del Calendario
religioso, con lo que a la mayoría -pues la
mayoría de hermanos peinan canas- se
les hace poco menos que imposible el
localizar fechas sobre queridos hermanos
y compañeros de fatigas durante largos
años, hoy en diferentes provincias de la
España Marista. Al menos esa lamentación se oye por aquí y por allá y dicen que
no parece que haya sido por problema de
espacio.
Después de esta inoportuna introducción,
y haciéndome eco de que el Hogar Champagnat existe, diría que la vida en este hogar ha sido en estos cinco meses últimos, y
ya estamos en el 31 de mayo, más viva que
nunca, y sólo voy a citar alguna que otra
actividad: los fines de semana últimos han
tenido lugar aquí cita todos los miembros
de la Comisión de Misión con sus equipos
de asesores técnicos y han compartido
reflexión, trabajo y también fraterno ágape.
En fechas recientes de sábado y domingo,
EDAC ha impartido a un grupo numeroso
de jóvenes, con dominio femenino, parte
de las horas necesarias para la concesión
del título de ANIMADORES de Tiempo
Libre y otros.
En el ámbito educativo, pastoral, formativo, social y espiritual, ha habido un
movimiento casi frenético porque aquí se
han programado las pascuas juveniles, los
campamentos de verano, los encuentros
en Sobrado de los Monjes y Camino
de Santiago, los Campos de Trabajo
en América o África, los estudios sobre
ayuda de Proyectos para Guatemala y
zonas africanas, los apadrinamientos...
Los fines de semana del mes de mayo
han sido un ir y venir de responsables de
grupos, equipos, comisiones y un largo
etc. La Fraternidad de L’Hermitage sigue
siendo fiel los domingos por la tarde a sus
encuentros de oración y reflexión.
A nivel de la reducida comunidad, que
también existe todavía, al menos hasta
hoy, 31 de mayo, en la medida de sus
posibilidades, también ha tenido sus
aportaciones y presencias provinciales
- semana de Vida Religiosa, fiesta del
Deporte Provincial en Toledo, cumpleaños
del Superior, presencia en las Pascuas
provinciales de la zona, junta de vecinos,
fiesta de la Familia Marista, y haciéndose
eco de “hogar”, han sido bien acogidos
varios Hermanos que han pernoctado
entre nosotros.
Y aunque el mes de mayo ha sido clima-tológicamente un mes sorpresivo, con poco
sol, mucho agua, bastante viento y bajas
temperaturas, la reducida comunidad ha
intentado no dejar en el olvido a la BUENA
MADRE y sigue existiendo, pendiente ya
de los últimos retoques de la ansiada
residencia provincial alcalaína, en la que
una vez más se cumple aquello de que “
en las obras se sabe cuándo empiezan
pero nunca cuándo acaban”, aunque ya
se aprecian algunas señales evidentes
de que se acerca la apertura de la nueva
residencia Provincial alcalaína: primera
reunión de la Comisión de Misión y el
traslado de algunos muebles.
54
Ibérica marista
Desde
la sierra
Antero Serrano
La Residencia o
Casa de Encuentros
Por fin vemos cumplido el deseo
por tanto tiempo esperado: tener
habitaciones con servicios completos. Lo realizado ha quedado
muy bien, aunque sin explotar
al máximo sus posibilidades de
capacidad. Designios inescrutables yusivos...
Con motivo de las obras -junio
2003 a febrero 2004- los clientes habituales han disminuido.
Esperemos poder recuperarles
sin mucho tardar. No falta nada
para este optimismo esperanza-dor: adecuación cómoda
de las instalaciones y acogida
calurosa y fraterna por parte de
la comunidad.
Uno de los primeros grupos en
disfrutar de estas mejoras fue el
de los superiores de las casas
de la Provincia Ibérica, en una
reunión habida los días 20 y 21
de febrero pasado.
Los albergues
Como de costumbre, la mayor
parte de los fines de semana
han estado a tope. Lo mismo
se diga de la visita que nos
hacen en días lectivos muchos
colegios para planificar el curso y luego para evaluar dicha
programación. De ordinario es
la jornada laboral propia del colegio, trasladada a Los Molinos.
Esto se da durante los meses de
septiembre a mayo.
La finca
Se mantiene muy cuidada, mejorada y limpia, gracias a la
conjunción común de esfuerzos
varios y de modo especial a los
más implicados en dicha tarea.
cosas de familia
Los Molinos
Podemos señalar tres mejoras:
un camino con adoquines polícromos entre el césped del
crucero y la Residencia, una
nueva parcela de nuevo césped
junto a ese sendero o paseo y
la verja o valla que se ha puesto
en la tapia que limita con las
calles Calvario y Fdez. Sola,
que abarca lo que llamamos
jardín parque.
Aparte de la seguridad, necesaria para la finca y de cuantos
nos visitan, queda muy airosa
con su configuración longiforme
metálica. Toda esta obra de forja
se ha realizado en casa. José
María, el de mantenimiento, ha
sido el alma fundamental de
dicha obra, bien acabada, con la
ayuda de varios hermanos. ¡La
unión hace la fuerza!
55
Ibérica marista
cosas de familia
Rumanía
San Sebastián
El latido
de la vida
Seis
concreciones
Fernando Alés Portillo
Q
Bucarest, 18 de junio 2004
ueridos hermanos y amigos de
Ibérica Marista:
Recibid de nuevo un saludo desde Bucarest, en Rumania. Queremos compartir
con todos una estupenda noticia. El
pasado 29 de abril inauguramos la casa
«San Marcelino Champagnat» para chicos
sin hogar.
Laurentiu, Marius, Remus, Christian,
Ricardo y Alin son 6 chavales entre los 9
y los 12 años que ya han experimentado
en sí mismos las dificultades que sufren
muchos niños en nuestra sociedad rumana. La pobreza y la falta de recursos, la
fragilidad de la familia, la pérdida de los
padres, el abandono de la escuela... Son
factores que empujan a muchos críos a
un triste itinerario por diversos orfanatos
o internados, e incluso en muchos casos
a buscarse la vida por si solos en las
calles. Los hermanos hemos querido dedicar
preferentemente a ellos nuestros esfuerzos. Sabemos que cuanto podamos hacer
no es más que una gota de agua en la
Javier Usunáriz
inmensidad del mar. Somos conscientes de que el hecho de acoger y convivir
con un pequeño grupo de chicos no
sea más que un gesto, una actitud de
recuerdo y compromiso con los muchos
que siguen a la espera de una pequeña
luz. También os aseguramos que esto
no es sino el principio de otras ofertas
educativas que se irán concretando. Tenemos muchas ideas en la cabeza, pero
lo que cuenta es lo concreto... Hemos
empezado, pues, con seis preciosas
«concreciones»...
Pese a lo que hemos ido experimentando
y descubriendo, en este mes y medio nos
sentimos torpes aprendices en esta nueva
etapa de hacer familia con los pequeños.
Esto va a ser, lo está siendo ya, una escuela de humanidad para los hermanos.
Y la verdad es que se ha comenzado en
el mes de mayo, no encontramos mejor
manera de plasmar lo que significa María
y esa dimensión más maternal que todos
llevamos dentro. Contamos, seguro, con
tu interés y tu oración por este nuevo
proyecto. Un fuerte abrazo.
A
l igual que en otros lugares,
también en la comunidad de
Donosti nos encontramos en la
recta final del curso, dando entrada
ya al caluroso verano.
Cuando trasladamos la vista atrás
para contemplar el devenir de la
comunidad durante este año, constatamos que, desde nuestra labor con
los chicos y desde el contacto con la
gente del barrio, han sido muchos los
momentos que nos hablan de VIDA.
Una vida que, desde la sencillez de
la gente y desde lo escondido de
cada día, nos comunica con el vivo
latido de querer ser una comunidad
cercana a lo que nos rodea. Y lo
cierto es que, aunque en ocasiones
puede que los latidos apenas se
dejen sentir, siempre hay VIDA.
Con esta sensación llegamos al
final del curso, un curso marcado
por las diferentes actividades con
los chicos más pequeños y con los
jóvenes: curso de bailes, torneos... y,
como colofón final, viaje a Zaragoza,
donde tenemos previsto disfrutar,
entre otras cosas, del parque de
atracciones.
En lo que respecta a la andadura
de nuestra comunidad, durante este
curso también nos encontramos
con la sensación de sentirnos enriquecidos, de haber compartido y
generado momentos de VIDA. Algo
a destacar es la salida comunitaria
que realizamos, visitando algunas
comunidades como la de Los
Molinos, Navalmoral de la Mata,
56
Ibérica marista
Haciendo
camino...
Eladio Flórez
...con Jesús, María y Marcelino.
Talavera de la Reina y Chamberí. Fueron días
intensos de convivencia, de descanso y de
encuentro con hermanos. Aparte de conocer lugares como El Escorial o el Valle de los Caídos,
nos movía el deseo de conocer cuanto antes
la VIDA de nuestra nueva provincia, algo que
hemos tenido presente en nuestra comunidad
durante este curso.
El objetivo se vio cumplido con creces. En todos
los lugares que visitamos nos sentimos muy
bien acogidos por los hermanos, nos sentimos
verdaderamente como en casa y, sobre todo,
muy agradecidos de haber podido palpar tanta
VIDA.
Desde aquí os deseamos a todos un feliz
verano; que sea un tiempo de descanso, de encuentros, de actividades... En todo os deseamos
lo mejor. ¡Hasta pronto!
Vuestra comunidad de Donosti.
La vida es un regalo de Dios, una experiencia de felicidad en la comunicación y
acogida.
Cada inicio de curso es una llamada a
crear comunidad, que sea espacio de vida
evangélica en fraternidad y misión.
Plasmamos la utopía de una comunidad
de fe, de oración y de vida en el Proyecto
Comunitario.
El principio dinamizador será: POR UN
MUNDO DISTINTO.
a. Distintos y en misión: abiertos a los
acontecimientos de la historia.
b. Distintos e hijos de Dios: integrando en
nuestra vida a Jesús, María y Marcelino.
c. Distintos y hermanos: Viviendo en clima
de confianza y apoyo mutuo, haciendo
de la comunidad un HOGAR.
Aprovechamos el primer encuentro para
agradecer a los hermanos Honorio y
Ángel, que se van a otras casas, su colaboración y ejemplo; y a los hermanos
Elías y Jesús Rodríguez les acogemos
y deseamos acierto en su misión en esta
comunidad.
Varios acontecimientos revitalizaron nuestra convivencia: la fiesta de los cumpleaños
de los hermanos, la visita de los Hnos.
Delegados del C. General y hermanos de
varias casas, la cercanía del H. Provincial
y su Consejo, etc.
Participamos en la vida de la Provincia
Ibérica: en las jornadas de Lardero, en
Navidad, para conocer las prioridades
provinciales y rendir cálido homenaje a
los Hermanos Jubilares. En Sigüenza, con
hermanos, profesores y PAS, en la oración
y reflexión previa a la Pascua.
Hemos sido solidarios en el dolor de
nuestros hermanos ante el fallecimiento
de alguno de sus seres queridos.
La circular: «Una revolución del corazón»
y el Informe de los Delegados de Roma
sirvieron de base para la reflexión comunitaria.
Nos hemos hecho presentes en las celebraciones del Centenario de Toledo.
Para romper la monotonía e ir conociendo
mejor la Provincia Ibérica, programamos
una visita a Navarra.
En Estella, Puentelareina, Eunate, Sangüesa, Roncesvalles, etc., nos hicimos
romeros de Santiago y evocamos las
gestas de los peregrinos y el romancero.
Nos zambullimos en la historia en Sos,
Pamplona, Javier, Leire...
Gozamos de las bellezas de Dios sembradas en la naturaleza y en el corazón
de los hombres.
Gracias por vuestra acogida familiar y entrañable, hermanos de Lardero, Pamplona
y Sigüenza.
cosas de familia
Villalba. Sta. María
57
Ibérica marista
cosas de familia
Pamplona
Fin de
curso
Andrés Larrambere
J
unio en Pamplona es un mes en
el que se amontonan los acontecimientos. La fecha límite que
establecen los Sanfermines obliga a
trabajar contra el reloj. Para el cinco
de julio todo debe estar terminado: la
fiesta es incompatible con el trabajo.
La despedida del curso comienza
con la fiesta de Marcelino. Eucaristía,
chupinazo, globos, caramelos, teatro,
magia, talleres... y de remate la verbena. Todo el Colegio patas arriba
en honor de nuestro santo fundador.
Como todos los años, los profesores
más implicados en la celebración terminan alabando las bondades de la
clase ordinaria.
Los mayores, en nuestra casa los de 2º
de Bachillerato, han estado estos días
con los nervios de la Selectividad. El
resto de los alumnos, con mayor o menor inocencia, perfila sus vacaciones
de verano. En Secundaria la LOCE ha
traído el regalo de exámenes en septiembre. Los profesores, entre notas y
memorias de final de curso, apuramos
nuestra formación en prevención de
riesgos laborales y calidad.
Los días pasan deprisa. Llega el verano, pero bajan las temperaturas. Es
decir, llega el verano de Pamplona:
¿volveremos a pasar frío en San Fermín? Buena señal: cuando comenzamos a preocuparnos por el clima es
que se han terminado las clases. Feliz
descanso a toda la Provincia.
58
Ibérica marista
cosas de familia
Sigüenza
Desde
aquí
Florentino Andrés
F
rancamente, por estos
lares hemos tenido una
primavera con poco sol y
abundante lluvia, sobre todo el
mes de mayo, habiendo contabilizado en este mes 85 litros
de líquido del cielo. Tanto el río
como el canal han pasado por
la finca muy crecidos.
Hemos tenido dos visitas muy
agradables del H. Provincial,
con un diálogo personal y
comunitario muy constructivo,
con una panorámica muy realista de la situación de la nueva
Provincia. Algo más tarde vino
el H. Administrador Provincial.
Paseo por la finca escuchando
y viendo las distintas situaciones
y necesidades, completando el
recorrido por los diferentes departamentos de la casa y viendo
las posibles realizaciones para
completar su estructura.
del Henares, montañas de
fósiles, de aragonitos, jacintos, etc.
Felicitaciones a los hermanos
organizadores de la Semana
Santa. Celebraciones comunes,
reuniones de grupos... hasta
el vía crucis del Viernes Santo,
camino, digo subida, hasta el
Otero, con muchos kilos de
madera en los hombros de
unos valientes y sacrificados
jóvenes, con el firme propósito
de llegar a la cumbre. Lo consiguieron.
Nos produjo una grata alegría
la presencia de los hermanos
que durante cinco meses han
seguido los cursos de espiri-
tualidad. Conducidos por el
H. Javier Espinosa y animados por el H. Benito Arbués,
el grupo de 27 pasaron una
semana de oración y reflexión,
dejándonos un gratísimo recuerdo.
Nos fue imposible celebrar San
Marcelino como se merece el
6 de junio, dados los grupos
que aquí se encontraban.
Lo celebramos con todos los
honores el día 17 de junio,
acompañados por los Padres
Josefinos, los Hermanos de
la Sagrada Familia con su H.
Provincial y algunos amigos y
colaboradores de la casa. Día
completo.
La abundante lluvia de los meses de primavera no fue óbice
para que los numerosos grupos
dejan de cumplir sus peticiones.
Me voy a referir, en especial, al
grupo del colegio de Toledo y
a los dos grupos de San José
del Parque. Disfrutaron conociendo las bellezas que rodean
Sigüen-za: Palazuelos, Salinas
de Imón, Castillo de Santiuste,
Pelegrina, las cuevas de Olmedillas, Medinaceli, nacimiento
59
Ibérica marista
cosas de familia
Bilbao-Garamendi
A
Kaixo!
Patxi
provechando que es la
primera crónica de la
comunidad, está bien señalar que la formamos los
hermanos Abel, Charly, Jaime
y Patxi. A excepción de Charly,
nadie supera la treintena: ¡dichosa juventud! Trabajamos en
los centros de Bilbao y Erandio y
nuestro proyecto comunitario es
la acogida y acompañamiento
de jóvenes. Estamos en el barrio bilbaíno de Santutxu, un
barrio dinámico y obrero con
mucha gente joven.
Acabamos de terminar el curso
y las tareas han sido variadas
a lo largo de él: trabajo en el
aula, grupos de crecimiento, formación universitaria
y extraescolar, aparte de los
retiros y encuentros provinciales, etc. Pero, sin lugar a
dudas, el acontecimiento más
importante de este curso ha
sido el compromiso definitivo
de Jaime, que tuvo lugar en
Lardero en septiembre. Aún
sigue resonando en nosotros
el sí a la invitación que el Señor le ha hecho. Cuenta con
nosotros, Jaime.
Como os contaba más arriba,
nuestro proyecto comunitario
es la acogida de jóvenes que
quieran vivir una experiencia
comunitaria marista; para
ello abrimos nuestra casa a
los encuentros con jóvenes,
ya sean eucaristías, reuniones, momentos de oración y
reflexión… Nos servimos de
cualquier disculpa para estar
juntos y que los jóvenes puedan compartir nuestra vivencia
de comunidad.
Y quien quiera dar un paseo
por el «botxito», conocer el
Guggenheim, Gernika, la
Costa o cualquier rincón de la
bonita Bizkaia, aquí nos tenéis
en Garamendi.
60
Un abrazo a todos, Comunidad Garamendi
Ibérica marista
Educar en
el 2003-04
Eladio Flórez
El objetivo prioritario de este curso: Por un mundo
distinto.
Distintos y hermanos e hijos de Dios y en misión
Con ilusión y esperanza iniciamos la aplicación de la
LOCE que proclama: la autoestima, la solidaridad, la
dignidad de la persona, la libertad, el diálogo enriquecedor e instaura la cultura del esfuerzo (¡tan olvidado!)
y fomenta los valores.
Sensibles a las demandas de nuestro entorno, se amplía
la oferta para:
a. Hijos de emigrantes que ignoran el español o presentan desfase curricular significativo. Para paliar esta
necesidad ofertamos dos Aulas de Enlace.
b. Jóvenes con inquietudes en el medio natural a los
que les ofrecemos un Ciclo de Grado Medio.
Actividades complementarias motivadoras:
a. En el campo formativo:
· La celebración de la eucaristía y recepción de los
sacramentos. Se fomentan los G.V.C .
· El Proyecto Hombre, de prevención contra la droga,
con los alumnos de 1º y 2º ESO.
· Escuela de Padres : Pretende ser un tiempo de encuentro para fomentar la labor educadora.
· Excursiones de la Comunidad Educativa, que facilitan
la convivencia y la cultura.
b. En el plano pedagógico:
· Destaca la salida del 15 de abril: 147 alumnos y 10
profesores del 2º ciclo de ESO se desplazaron a
Segóbriga (Cuenca) para poder asistir al espectáculo
clásico que se representa cada año en ese lugar. La
primera obra fue la tragedia griega Andrómaca (a las
12 h), y a las 16 h. la comedia latina Milus Gloriosus
(El soldado fanfarrón).
· 7 de mayo. Jornada cultural europea. Por medio de
talleres los alumnos ponen de relieve la diversidad de
los países, época y hombres notables.
c.Deportivo:
El 17/III/04 nos invita «La Red de Deporte y Cooperación», que es una ONG que fomenta los valores positivos
de la educación física en la juventud. Proyectan unos
documentales que destacan esos valores. Seguidamente
visitamos la Ciudad Deportiva, donde juega y se entrena
la selección española.
Acontecimiento que sirve de reflexión y comentario:
11 de marzo. Lo que ha ocurriendo en Madrid deja
huella profunda en el alumnado. En la mañana siguiente
se sustituyen algunas clases para realizar diversas actividades que les ayuden al análisis del acontecimiento.
Grandes paneles ambientan las aulas y pasillos, con
el lazo de crespón negro, y frases alusivas a la paz y
en favor de las víctimas. Se leyeron manifiestos contra
el terrorismo, se cantó, se encomendaron a Dios a los
fallecidos, a los heridos y sus familiares. El dolor cristalizó
en sentimiento...
Las fiestas colegiales, en torno al 6 de junio, con su
programa religioso, cultural y deportivo y el Acto Académico de despedida a los alumnos de 4º ESO, se
cierra el curso.
En el surco queda la «semilla» depositada con esfuerzo,
ilusión y esperanza por parte de profesores y padres. Al
alumno le corresponde facilitarle la atención adecuada.
cosas de familia
Villalba. Colegio
61
Ibérica marista
cosas de familia
62
Mi experiencia personal
en la presencia marista de Fuenlabrada
Q
ueridos amigos:
Durante el último año de mi vida he tenido la enorme
suerte de participar en un proyecto joven, sincero y
apasionante: “El Proyecto Espiral de Garantía Social”.
Un proyecto debatido entre la utopía y la realidad
del día a día con los chavales, entre sus ilusiones y
sus desmotivaciones, entre sueños y desengaños,
pero siempre desde la responsabilidad y la implicación. Espiral ha estado, y estoy seguro que seguirá
estando, cargado de ilusión, de coherencia y de
honestidad, porque la educación adquiere aquí su
verdadero sentido: “ayudar a ser persona”. Por eso
sigue vigente y sigue siendo necesaria esta referencia
y esta oportunidad para los chavales.
Por mi parte, desde el primer día que comencé junto
con otros compañeros nuevos me he sentido respetado, valorado y querido. También he comprobado en el
corto periodo de tiempo de un año que la educación,
cuando realmente se cree en el chaval, da resultados.
Ibérica marista
Javier García
A pesar de las dificultades diarias, de la falta de reconocimiento institucional y de la incomprensión de
la labor educativa, este proyecto sigue teniendo hoy
todo su sentido. Espiral tiene el mejor aval que un
centro educativo puede tener: su equipo educativo, y
en concreto quiero destacaros a vosotros. Desde el
primer momento he percibido el buen ambiente que se
respiraba, la capacidad de, a pesar de las diferencias,
remar en la misma dirección. En la diversidad, lejos de
apreciar tensión, he percibido riqueza y complementariedad. Y eso repercute en los chavales.
Por eso me resulta y me ha resultado tan complicado decir adiós, que espero sea hasta siempre o
hasta cualquier día. Trabajar con vosotros ha sido
un placer y una oportunidad de aprender algo de
todos y de cada uno de vosotros: de Jesús su ilusión
y curiosidad admirable por seguir aprendiendo, de
Ernesto su trato profundamente humano y detallista,
de Conchi su talento educativo y claridad de ideas,
de Rafa su experiencia e implicación con el alumno,
de José de Electricidad su orden, responsabilidad y
amistad conmigo, de José de Fontanería su capacidad de conectar con el chaval, de Maika su trabajo
infatigable, de Fernando su alegría y generosidad,
y de Luis, compañero de batallas, su disponibilidad
y enorme capacidad educativa. También quiero
agradecer a los Hermanos Maristas la oportunidad
que me dieron de lanzarme al ruedo educativo, mi
primera verdadera oportunidad que nunca olvidaré.
Finalmente quiero agradecer a los chavales, los
verdaderos protagonistas de la educación, lo que de
ellos he podido aprender.
Por mi parte empiezo una nueva aventura cargado de
ilusión, en la que espero poder dar algo de lo mucho
que aquí he aprendido. Sé que difícilmente encontraré
en mi nuevo trabajo un grupo humano tan cercano y
familiar como éste. Espero que Espiral tenga la suerte
que se merece, y a vosotros os deseo lo mejor en el
futuro, tanto a nivel profesional como a nivel personal.
Que, a pesar de todo, sigamos creyendo en la educación como palanca de cambio, que sigamos creyendo
en los chavales.
Hasta siempre.
Ibérica marista
ACTIVIDAD
DESTINATARIOS
FECHAS
Congreso de orientación Orientadores de los centros
5 al 7 de Julio
Madrid
Cursillo ERE
Profesores de Religión
1 y 2 de Julio
Chamberí
Campamento grupos Alumnos/as 5º y 6º Prim.
16-30 de Julio
Piedralaves (Ávila)
Campamento grupos
Alumnos/as 1º y 2º ESO
16-30 de Julio
Gandullas (Madrid)
Campamento grupos
Alumnos/as 1º y 2º ESO
16-30 julio
Río Losa (Burgos)
Campamento grupos
Alumnos/as 3º y 4º ESO
16-30 de Julio
Puras (Valladolid)
Campamento grupos
Alumnos/as 3º y 4º ESO
16-30 Julio
Belabarce (Navarra)
Camino de Santiago - Norte
Alumnos/as 1º BACH.
16-30 de Julio
Camino Norte de Santiago
Campo de trabajo/exper. Oración
Alumnos/as 2º BACH.
16-30 de Julio
Sobrado de los Monjes
Campo de trabajo/exper. Oración
Animadores - universitarios
1-15 y 19-30 de Julio Pamplona y Buenafuente
Taller de animación, cursos monitor, Animadores de Colegios
1 al 14 de Julio
coordinador y animador cristiano
6 al 14 de Julio
Sigüenza (Guadalajara)
Encuentro Nacional de MARCHA
Animadores 3 al 9 de Agosto
Lardero (La Rioja)
Curso de acompañamiento
Hermanos y animadores
3 al 7 de Agosto
Lardero (La Rioja)
Campo de Trabajo -Tercer Mundo
Hermanos y seglares
Julio y Agosto
Guatemala
Campamento urbano
Niños/as Ciudad Joven
Julio y Agosto
Entrevías
Campamento Fuenlabrada
Niños/as Proyecto Espiral
30 al 4 de Julio
Fuenlabrada (Madrid)
Campamento Scout
Alumnos/as Scout de 3º Pr. a Bch 1 al 15 de Julio
Baleira (Galicia)
Cursos de Inglés
Alumnos/as de nuestros colegios Julio y Agosto
Dublín
Campamento de inglés
Niños/as de 8 a 14 años
1 al 15 de Julio
Guardamar (Alicante)
Consejo Provincial Ibérica
Miembros del Consejo
7 al 11 de Julio
Roxos (La Coruña)
Ejercicios Espirituales
Hermanos Ibérica Marista
19 al 25 de Julio
Lardero (Logroño)
Ejercicios Espirituales
Hermanos Ibérica Marista
21 al 27 de Junio
Lardero (Logroño)
Ejercicios Espirituales
Hermanos Ibérica Marista
28 al 4 de Julio
Villalba (Madrid)
Ejercicios Espirituales
Hermanos Ibérica Marista
26 al 1 de Agosto
Sigüenza (Guadalajara)
Ejercicios Espirituales
Hermanos Ibérica Marista
23 al 29 de Agosto
Sigüenza (Guadalajara)
LUGAR
Calendario de actividades VERANO 2004
63
H. Ambrosio, Chema y J. Bocho
C. Misión - Patricia-Belén.
Dª Maite-Ignacio
Delegaciones regionales SED
Srta. Sofía
H. Ernesto
H. Benito
Hno Eduardo-Viajes Dublín
D. Rafael Zamorano
H. Provincial
H. Provincial
H. Provincial
H. Provincial
H. Provincial
H. Provincial
C. Misión
C. Misión
D. Jorge Isidro-Pepe
D. Andrés Blázquez-Abi
H. Jaime Comabella-Mario M.
H. José Félix-Juanjo
D. Óscar Gracia-Alfonso R.
H. Isaac- Isa
H. Raúl-Belén
C. Misión-H. Gustavo
RESPONSABLE
PROVINCIA
MARISTA
IBÉRICA
Celebración de
la Eucaristía en
Lardero.
6 de junio.
Centenario de los
HH. Maristas en
Zaragoza.
Apertura en el
Paraninfo de
la Universidad.
Centenario de los
HH. Maristas en
Toledo.
Conferencia de
Dª. Ana Botella.

Documentos relacionados