Descargar documento

Comentarios

Transcripción

Descargar documento
Diálisis: tomar las
decisiones que mejor
se adapten a usted
Guía de Asistencia para la toma
de decisiones relativas a la diálisis
Guía editada por Kidney Research UK y
traducida por la Sociedad Española de
Nefrología. Nuestro agradecimiento por la
cesión de los derechos de reproducción
Asistencia para la toma de
decisiones relativas a la diálisis
Esta guía está dirigida a aquellas personas que padecen una enfermedad renal crónica o
conocen a alguien en esa situación. Su propósito consiste en ayudar a las personas a decidir qué
tratamiento de diálisis es el más conveniente en función de su estilo de vida.
Los destinatarios de la presente guía pueden emplear los espacios en blanco para anotar
aspectos importantes relacionados con su propio estilo de vida y con su forma de afrontar su
enfermedad renal. Posteriormente, estas anotaciones servirán como base para que las personas
afectadas hablen sobre las decisiones relativas a la diálisis con sus familiares y con los
profesionales sanitarios.
Los destinatarios pueden escribir su nombre en el siguiente espacio en blanco. Así sabremos a
quién corresponde la guía para poder devolvérsela en caso de que la dejara olvidada en la
clínica.
Nombre:
Unidad renal:
El servicio de educación prediálisis o la unidad renal le entregará la presente guía. Estos son los
detalles de su servicio renal:
Miembros del equipo:
Información de contacto y dirección:
02 www. kidneyresearchuk.org
Elaboración de la Guía de Asistencia para la
toma de decisiones relativas a la diálisis
La Guía de Asistencia para la toma de decisiones relativas a la diálisis de Kidney Research UK ha sido
confeccionada por el equipo de investigación de Yorkshire Dialysis Decision Aid (YoDDA) a partir de
varios estudios que se basan en la experiencia de numerosos pacientes durante la toma de decisiones
relativas a la diálisis y de algunos folletos distribuidos por los servicios renales a organizaciones
benéficas y organizaciones de pacientes. El equipo YoDDA está compuesto, entre otros, por científicos
que han aportado sus puntos de vista e investigadores de determinados servicios sanitarios
pertenecientes a la Universidad de Leeds, enfermeras, médicos y pacientes de los hospitales de
atención secundaria (Hospital Trust) del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS) de Leeds,
Sheffield, Doncaster, Bradford, York, Hull y North Staffordshire. Si desea obtener información relativa a
los estudios YoDDA, visite la página web www.yodda.leeds.ac.uk o póngase en contacto con la Dra.
Hilary Bekker ([email protected]) del Instituto de Ciencias de la Salud de Leeds (Leeds Institute of
Health Sciences), Universidad de Leeds, 101 Clarendon Road, Leeds LS2 9LJ (Reino Unido). Los estudios
han sido financiados por Kidney Research UK en colaboración con Baxter Healthcare Ltd, British Renal
Society, Renal Association y National Kidney Federation; Informed Medical Decisions Foundation,
EE.UU., y Yorkshire Kidney Research Fund.
Descargo de responsabilidad: Se ha hecho todo lo posible por aportar una información completa y
rigurosa a la fecha de publicación. No obstante, existe la posibilidad de que se produzcan errores. Si
tiene alguna pregunta, diríjase a su médico o a su servicio renal.
Última actualización del documento: julio de 2015
0845 070 7601
03
Respaldo
Esta Guía de Asistencia para la toma de decisiones relativas a la diálisis respalda las recomendaciones
relativas a la información y a la educación de las directrices del NICE (National Institute for Health and
Care Excellence) sobre la enfermedad renal crónica, la lesión renal aguda y la diálisis peritoneal. De
igual forma, apoya la información sobre la preparación para la terapia renal sustitutiva en las normas de
calidad del NICE para la enfermedad renal crónica.
www.nice.org.uk/about/what-we-do/into-practice/endorsement
National Institute for Health and Care Excellence (junio de 2015)
Organizaciones de profesionales sanitarios y pacientes recomiendan la Guía de Asistencia para la toma
de decisiones relativas a la diálisis, tanto en el Reino Unido como a nivel internacional. La Guía de
Asistencia ha recibido innumerables elogios durante la entrega de premios Patient Information Awards
de la British Medical Association, el comité European Renal Best Practice y la International Society of
Peritoneal Dialysis recomiendan su uso en los programas de prediálisis; y tanto el International Patient
Decision Aid Library Inventory System y patient.co.uk la aprueban como guía de asistencia dirigida al
paciente para la toma de decisiones.
Referencias:
Bekker HL, Winterbottom A, Gavaruzzi T, Mooney A, Wilkie M, Davies S, Crane D, Tupling K,
Mathers N of the Yorkshire Dialysis Decision Aid (YoDDA) Team. The Dialysis Decision Aid
Booklet: Making The Right Choices for You. Kidney Research UK: Peterborough, UK. (2015).
www.kidneyresearchuk.org/DialysisDecisionAid
Winterbottom AE, Gavaruzzi T, Mooney A, Wilkie M, Davies SJ, Crane D, Baxter PD, Meads DM, Mathers
N, Bekker HL. Patient acceptability of the Yorkshire Dialysis Decision Aid (YoDDA) Booklet: a prospective non-randomised comparison study. Peritoneal Dialysis International. (en prensa en 2015)
www.pdiconnect.com.
Si desea conseguir una copia de la Guía de Asistencia para la toma de decisiones relativas a la diálisis de Kidney Research UK,
póngase en contacto con el Servicio de Información Sanitaria de Kidney Research UK:
■ Página web: www.kidneyresearchuk.org/health-information
■ Correo Electrónico: [email protected]
■ Teléfono: 0845 300 1499
Únicamente se enviarán copias en papel de la Guía de Asistencia para la toma de decisiones relativas a
la diálisis por correo postal a direcciones del Reino Unido.
Kidney Research UK fomenta el uso generalizado de la Guía de Asistencia para la toma de decisiones
relativas a la diálisis tanto dentro como fuera del Reino Unido. No se permite realizar adaptaciones de
esta guía, únicamente se realizarán traducciones a otros idiomas. En caso de que desee realizar una
traducción, póngase en contacto con la organización benéfica para solicitar el permiso adecuado.
04 www. kidneyresearchuk.org
Utilización de la Guía de Asistencia para la
toma de decisiones relativas a la diálisis
Los destinatarios de la presente guía pueden utilizarla de diferentes maneras. Algunas
personas la leen varias veces, mientras que otras prefieren leerla en privado y otras
prefieren hacerlo en familia, con los amigos o con profesionales sanitarios. Hay personas
que la leen de principio a fin, y otras que prefieren hojear solo determinados capítulos.
Las siguientes aplicaciones resultan muy útiles para guiar al lector a lo largo de la guía:
■ Los Mapas conceptuales para la toma de decisiones son esquemas que ayudan al lector
a relacionar la información de la guía con las decisiones que las personas que padecen una
enfermedad renal crónica tienen que tomar. Los mapas sirven como indicadores que
introducen el siguiente tema que se tratará en la guía. Por ejemplo, en el mapa que se
muestra a continuación, las palabras Enfermedad renal crónica aparecen dentro de un
cuadro clave con el contorno de color morado. El primer tema que trata la guía es el de la
enfermedad renal crónica.
■ Las Páginas de contenido enumeran los capítulos que versan sobre las enfermedades
renales y la diálisis e incluyen un número de página en la guía.
■ Las Tablas describen las características de las cuatro opciones terapéuticas de diálisis que
existen, colocadas en columnas para ayudar al lector a comparar las semejanzas y las
diferencias entre ellas.
■ La sección Toma de decisiones relativas a la diálisis incluye aplicaciones diseñadas para
ayudar a las personas a decidir qué tratamiento de diálisis es el más conveniente en función
de su estilo de vida en un determinado momento.
■ El Glosario describe el significado de los términos que los profesionales sanitarios emplean
para describir la enfermedad renal y su tratamiento.
Mapa conceptual para la toma de decisiones n.º 1 – Enfermedad renal crónica
Enfermedad renal crónica
Enfermedad renal terminal
Tratamiento conservador
Tratamiento renal sustitutivo
Diálisis
Hemodiálisis
hospitalaria
Hemodiálisis
domiciliaria
Trasplante
Diálisis peritoneal
Diálisis peritoneal
automatizada
ambulatoria continua
0845 070 7601
05
Índice
Las primeras tres secciones de la guía contienen información útil destinada a ayudar al lector a:
■ Adquirir conocimientos para entender en qué consiste la enfermedad renal (Sección A).
■ Adquirir conocimientos para entender en qué consisten los tratamientos de diálisis (Sección B).
■ Decidir qué tratamiento de diálisis es el más conveniente para el paciente (Sección C).
La cuarta sección contiene información relativa a la vida diaria de un paciente con una
enfermedad renal y las fuentes de investigación que se han utilizado para elaborar la guía
(Sección D).
(A) Información sobre la enfermedad renal crónica
1. ¿Qué es la enfermedad renal crónica?
2. ¿Qué es la enfermedad renal crónica aguda?
3. ¿Qué es la enfermedad renal terminal?
4. Tratamientos para la enfermedad renal terminal
08
11
13
16
(B) Información sobre las opciones de diálisis
5. Introducción a los tratamientos de diálisis
6. Consideración de las decisiones relativas a la diálisis
7. Características comunes a distintos tipos de diálisis
8. Diferencias entre distintos tratamientos de diálisis
22
25
28
32
(C) Toma de decisiones relativas a la diálisis
9. Comparación de los cuatro tratamientos de diálisis
10. Toma de decisiones relativas a la diálisis
40
42
(D) Información adicional
11. Glosario
12. Información adicional para el paciente
13. Investigación empleada en la Guía de Asistencia
para la toma de decisiones relativas a la diálisis
14. Agradecimientos del equipo de investigación YoDDA
15. Información de Kidney Research UK para el paciente
06 www. kidneyresearchuk.org
48
50
51
53
54
(A) Información sobre
la enfermedad renal crónica
1.
2.
3.
4.
¿Qué es la enfermedad renal crónica?
¿Qué es la enfermedad renal crónica aguda?
¿Qué es la enfermedad renal terminal?
Tratamientos para la enfermedad renal terminal
08
11
13
16
0845 070 7601
07
1. ¿Qué es la enfermedad renal crónica?
La enfermedad renal crónica (ERC) es un problema de salud de larga duración que consiste en la
pérdida gradual de la funcionalidad de los riñones. Con el tiempo, los riñones dañados dejan de
funcionar por completo. En ocasiones, la enfermedad renal crónica recibe el nombre de insuficiencia renal crónica o fallo renal crónico. El adjetivo “crónico” significa que dura meses o años. La
palabra “renal” hace referencia a los riñones.
¿Cuáles son las funciones renales?
Cuando los riñones están dañados de forma permanente no pueden llevar a cabo sus funciones
habituales. Como resultado, se produce una acumulación excesiva de líquidos y toxinas nocivas
en el organismo. Los riñones desempeñan cinco funciones diferentes en el organismo.
1) Los riñones actúan como un filtro y “limpian” la sangre. El cuerpo humano expulsa los residuos
corporales y el exceso de agua a través de la orina.
2) Los riñones controlan los niveles de agua y de minerales necesarios (por ejemplo, sales, sodio y
potasio) para preservar un buen estado de salud.
3) Los riñones contribuyen a que las hormonas controlen de forma adecuada otras funciones
corporales como la presión arterial o la anemia.
4) Los riñones mantienen el equilibrio ácido-base en la sangre.
5) Los riñones controlan los niveles de calcio en sangre y contribuyen a preservar una buena salud ósea.
¿Dónde se encuentran situados los riñones?
La mayoría de las personas nace con dos riñones. Son órganos internos situados a ambos lados de
la columna vertebral a la altura de la zona lumbar (figura 1). Los riñones tienen forma de alubia y
tienen un color rojizo. Un riñón tiene el tamaño aproximado de un puño cerrado (figura 2).
Sangre “sucia”
con residuos y agua
Corazón
Pulmones
Sangre “limpia”
sin residuos ni
exceso de agua
Hígado
Estómago
Riñones
Salida de la orina hacia la vejiga
Figura 1:
Figura 2:
¿Dónde se encuentran situados los riñones?
El riñón y la función renal
08 www. kidneyresearchuk.org
¿Cuáles son las causas de la enfermedad renal crónica?
Aproximadamente, 8 de cada 10 personas en el Reino Unido (el 8%) padecen enfermedad renal
crónica (ERC). A medida que una persona se va haciendo mayor, aumentan las probabilidades de
padecer la ERC. Las personas originarias del Sur de Asia y del África Negra tienen más probabilidades
de desarrollar la ERC. Muchas enfermedades pueden provocar que los riñones dejen de funcionar
correctamente. Entre las causas más habituales se incluyen la diabetes y la presión arterial elevada.
Otras enfermedades que pueden dañar los riñones son:
■ La inflamación renal (glomerulonefritis).
■ Nefropatía por reflujo (flujo retrógrado de la orina hacia los riñones).
■ Trastornos genéticos (hereditarios) como la enfermedad renal poliquística (ERP).
■ Uso prolongado de analgésicos u otros fármacos.
■ Enfermedades autoinmunes (tienen lugar cuando el sistema inmunitario ataca al riñón como si se
tratara de un cuerpo extraño).
Síntomas de la enfermedad renal crónica
A menudo, aquellas personas que padecen la enfermedad renal crónica en una etapa temprana no
experimentan síntoma alguno y se sienten bastante bien. A medida que la enfermedad empeora, la
persona en cuestión puede experimentar algunos síntomas: debilidad, cansancio, picor, pérdida del
apetito, cefaleas, pérdida de peso, náuseas, manos y/o tobillos hinchados. Con frecuencia, las personas
descubren que padecen la enfermedad renal crónica cuando está bastante avanzada debido a que
estos síntomas son comunes en las personas de edad avanzada o en personas que no padecen una
enfermedad renal. La mayoría de ellas descubre que padece una enfermedad renal al someterse a las
pruebas médicas oportunas.
¿Qué deben hacer las personas que padecen la enfermedad renal crónica para cuidar su salud?
Las personas afectadas por la enfermedad renal crónica tienen citas regulares con médicos
especialistas in servicios renales situados en los hospitales. Los servicios renales proporcionan
asesoramiento con la finalidad de que el paciente preserve su estado de salud de la mejor forma
posible y realizan pruebas rutinarias para comprobar el funcionamiento de los riñones (consulte la
sección Enfermedad renal crónica aguda en la página 11).
El médico especializado en enfermedades renales recibe el nombre de nefrólogo. Los pacientes con la
enfermedad renal crónica visitan al nefrólogo de forma regular para comprobar el funcionamiento de
los riñones y controlar su estado de salud en general. Pueden que también tengan que visitar a otros
especialistas, como a un coordinador de trasplantes o un médico especialista en cuidados paliativos.
Asimismo, existen otros profesionales sanitarios cuya función consiste en ayudar a las personas a
gestionar su enfermedad renal crónica, como por ejemplo:
■ Las enfermeras y las enfermeras especialistas en enfermedades renales y diálisis proporcionan el
asesoramiento necesario para gestionar la enfermedad renal, la medicación y el resto de tratamientos.
■ Los nutricionistas proporcionan asesoramiento relacionado con los alimentos, las bebidas y la
nutrición.
■ Los trabajadores sociales trabajan de forma conjunta en unidades renales para guiar a los pacientes
con enfermedades renales en la elección del tipo de ayuda más apropiada para poder financiar el
tratamiento.
■ Los terapeutas y los psicólogos clínicos trabajan de forma conjunta en algunas unidades renales
para ayudar a los pacientes a adaptarse y enfrentarse a su enfermedad renal, y a su manejo.
0845 070 7601
09
Enfrentarse a la enfermedad renal crónica
Las personas con enfermedad renal crónica (ERC) son capaces de vivir una vida plena; no obstante,
es posible que tengan que realizar algunos cambios para manejar su enfermedad. Numerosas
personas con ERC necesitan que otras personas les presten su ayuda, especialmente si la
enfermedad empeora. Esas otras personas pueden ser familiares, amigos o profesionales sanitarios.
Cada persona decide enfrentarse a su enfermedad de una forma diferente. Mostrarse activo al elegir
los tratamientos y al manejar la enfermedad contribuye a conservar la sensación de tener el control,
lo que, a su vez, ayuda a las personas a tener la certeza de que han elegido el tratamiento que mejor
se adapta a su estilo de vida. Las personas con ERC que se involucran más en el manejo de sus
cuidados consiguen mejores resultados sanitarios.
Es habitual que algunos pacientes se conviertan en expertos en lo que se refiere al manejo de su
enfermedad renal. Para poder llevar una vida lo más normal posible, los pacientes que padecen una
enfermedad renal toman medicación y controlan la ingesta de alimentos y agua cada día, durante el
resto de sus vidas (páginas 29-30).
Utilice el espacio en blanco para tomar notas o apuntar dudas relacionadas con
su experiencia relativa a la enfermedad renal crónica:
10 www. kidneyresearchuk.org
2. ¿Qué es la enfermedad renal
crónica aguda?
Se determina que un paciente presenta enfermedad renal crónica aguda cuando las pruebas
médicas que realiza el servicio renal demuestran que el estado de los riñones es cada vez peor. El
ritmo de empeoramiento de los riñones no es el mismo para todos los pacientes. Tomar la
medicación e introducir ciertos cambios en el estilo de vida son medidas que pueden contribuir a
aminorar el ritmo de empeoramiento de los riñones. En el momento en que las funciones renales
empeoran, los profesionales sanitarios dicen que “los riñones están fallando”.
Los servicios renales piden al paciente con enfermedad renal crónica aguda que decida cómo
prefiere manejar su enfermedad renal en el futuro. Es necesario que decida entre tratamientos cuya
finalidad consiste en desempeñar alguna de las funciones renales, tratamiento renal sustitutivo y
tratamientos que manejan los síntomas de la enfermedad renal, tratamiento conservador.
Pruebas para verificar el funcionamiento de los riñones
Se utilizan los resultados de dos pruebas para examinar los riñones y establecer cómo están
funcionando:
■ La tasa de filtrado glomerular estimado (TFGe): se trata de un análisis de sangre que comprueba el
funcionamiento de los riñones para filtrar los residuos de la sangre de una persona. Por lo general, los
riñones filtran 100 ml de sangre por minuto. La pérdida de la función renal en personas con
enfermedad renal supone que se limpian menos de 100 ml de sangre por minuto y, por
consiguiente, la TFGe comienza a disminuir.
■ El cociente albúmina/creatinina (Coc A/CR) es un análisis de orina que comprueba el funcionamiento
de los riñones para mantener las proteínas en la sangre. Por lo general, en la orina de una persona
suele haber una mínima cantidad de albúmina (0,2 mg/mmol). La pérdida de la función renal en
pacientes con enfermedad renal implica la existencia de 3 mg/mmol o más de albúmina en la sangre
y el resultado del Coc A/CR comienza a subir.
A algunas personas les resulta útil pensar en la función renal como si se tratase de un porcentaje, que
va desde el 100% (función total) al 0% (sin función) (véase figura 3). Si la función renal de un paciente
comienza a disminuir, existe la posibilidad de que la enfermedad renal se esté agravando. A medida
que se agrava la enfermedad, el paciente necesitará diferentes tratamientos para tratar los síntomas
y realizar la función de los riñones.
0845 070 7601
11
Función renal completa
100%
(100%)
Función normal
Sin enfermedad renal
(90-99%)
90%
80%
Cierta perdida
de la función
70%
(60-89%)
60%
50%
40%
Pérdida leve de la función
(45-59%)
Pérdida moderada
de la función
(30-44%)
30%
20%
10%
Enfermedad renal crónica
Pérdida grave de la función
(15-29%)
Insuficiencia renal
Enfermedad renal terminal
Sin función renal
Exitus (si no hay reemplazo renal)
(1-14%)
0%
(0%)
Figura 3: Relación entre la perdida de la función renal y el agravamiento de la enfremedad renal
Utilice el espacio en blanco para apuntar sus dudas o
pídale a alguien cercano que lo haga por usted:
12 www. kidneyresearchuk.org
3. ¿Qué es la enfermedad renal terminal?
Mapa conceptual para la toma de decisiones n.º 2 – Enfermedad renal terminal
Enfermedad renal crónica
Enfermedad renal terminal
Tratamiento conservador
Tratamiento renal sustitutivo
Diálisis
Hemodiálisis
hospitalaria
Hemodiálisis
domiciliaria
Trasplante
Diálisis peritoneal
Diálisis peritoneal
automatizada
ambulatoria continua
Cuando los riñones funcionan por debajo del 10-15% de su funcionamiento normal, la enfermedad
renal se describe como enfermedad renal terminal (ERT). A la enfermedad renal terminal también
se le denomina enfermedad renal avanzada (ERA), ERC en estadio 5, etapa 5 de la clasificación ERC,
enfermedad renal en etapa terminal (ERET) o insuficiencia renal crónica (IRC). La enfermedad renal
terminal no tiene cura, por lo que una vez que dicha enfermedad se ha confirmado, la persona la
padecerá durante el resto de su vida.
Problemas de salud propios de personas con insuficiencia renal terminal
Algunos de los problemas más comunes que los síntomas pueden causar son hipervolemia,
desequilibrio mineral y presión arterial elevada.
La hipervolemia se produce cuando hay un contenido excesivo de agua en el organismo. Esto
ocurre cuando el volumen de fluidos que se acumula en el organismo al ingerir alimentos o líquidos
es mayor al volumen de fluidos que se excreta en la orina y mediante el proceso de diálisis.
Normalmente, la primera manifestación de la hipervolemia es la inflamación de los tobillos. Si la
hipervolemia es severa puede provocar dificultades respiratorias (edema pulmonar), la elevación de
la presión arterial (hipertensión) y cardiopatías. Cuando se produce un fallo renal, la producción de
orina disminuye. En ese caso, el paciente debe ingerir una cantidad inferior de líquidos. La medición
de la cantidad de orina que una persona produce sirve para indicar la cantidad de líquidos que
puede ingerir (límite de ingesta de fluidos).
0845 070 7601
13
El desequilibrio mineral se produce cuando existe una concentración anómala de minerales (como
por ejemplo, de potasio o fósforo) en el organismo. Los riñones contribuyen a controlar los niveles
de minerales presentes en la sangre, regulando la concentración de cada mineral que se excreta en
la orina. Los profesionales sanitarios especializados en nefrología realizan análisis de sangre
regulares a los pacientes con insuficiencia renal terminal con la finalidad de monitorizar el equilibrio
de la concentración de minerales. Además, asesoran al paciente indicándole qué alimentos debe
ingerir para que se mantenga el balance de minerales en el organismo. Los problemas de salud que
se pueden manifestar cuando una persona tiene una concentración elevada de estos minerales son:
■ Nivel elevado de potasio plasmático (hiperpotasemia). La hiperpotasemia puede provocar
debilidad muscular, un trastorno del ritmo cardíaco (arritmia) y, en algunas personas, la
muerte súbita.
■ Nivel elevado de fosfato en sangre (hiperfosfatemia).
■ La hiperfosfatemia puede provocar picores, inquietud, enfermedades óseas y arteriosclerosis.
La Presión arterial elevada puede provocar insuficiencia renal al deteriorar el funcionamiento renal
(consulte las páginas 8-9). Y, la insuficiencia renal también puede provocar la elevación de la presión
arterial. Si los riñones no funcionan correctamente, no son capaces de controlar la presión arterial. La
elevación de la presión arterial de una persona provoca el deterioro de los vasos sanguíneos. Y, el
deterioro de los vasos sanguíneos aumenta las probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular
o un infarto agudo de miocardio. Con frecuencia, las personas con enfermedad renal toman
medicación (uno o varios comprimidos) para controlar la presión arterial.
Síntomas de la enfermedad renal terminal
El término Uremia se emplea para hacer referencia a la incapacidad del organismo para deshacerse
de las toxinas y el exceso de agua. La uremia puede ser responsable de numerosos síntomas, como
por ejemplo: debilidad, somnolencia o cansancio persistente; piel escamosa o prurito; inflamación en
pies, rostro, manos o tobillos; alteraciones en la respiración o dificultad respiratoria u olor
desagradable a amoniaco (el amoniaco es un compuesto químico que tiene un fuerte olor a orina)
y/o gusto metálico desagradable en la boca, pérdida del apetito y/o náuseas; calambres musculares
y/o piernas inquietas; alteraciones del patrón de sueño (deficiencia de sueño, alteraciones en la
concentración y/o confusión excesiva); disminución de la libido; sensación de frío, presión arterial
elevada, cefaleas persistentes, vómitos, equimosis o hemorragia.
Los profesionales sanitarios especializados en nefrología pueden ayudar a las personas con
enfermedad renal terminal a manejar o aliviar estos síntomas mediante la administración de
fármacos u otros tratamientos y el asesoramiento en cuanto a los cambios que pueden introducir en
su estilo de vida.
No obstante, no será posible curar la enfermedad renal terminal y/o frenar el deterioro de los
riñones.
14 www. kidneyresearchuk.org
Cómo acostumbrarse a la enfermedad renal terminal
Informar a una persona de que sus riñones fallan puede afectar a su vida, a su estado de
ánimo y al de las personas que lo rodean; puede que se muestre conmocionada o triste y se
niegue a aceptarlo. Es normal que experimente ansiedad, depresión, cierta preocupación
relacionada con su aspecto físico y pérdida de su seguridad y el apetito sexual. Algunas
personas presentan dificultades para concentrarse y pensar con claridad, y otras,
dificultades sexuales. La impotencia es el trastorno sexual más común, pero su tratamiento
suele dar unos resultados óptimos.
La mayoría de las personas considera que adquirir más conocimientos sobre su enfermedad
(la insuficiencia renal) y los tratamientos disponibles, ayuda a enfrentarse mejor a ella. A
algunas personas les reconforta compartir sus vivencias y sentimientos con otros pacientes,
amigos o familiares. El paciente puede encontrar apoyo en una gran cantidad de
profesionales sanitarios como enfermeras especializadas en nefrología, psicólogos clínicos,
trabajadores sociales y médicos. Asimismo, existe una variedad de servicios diseñados para
ofrecer apoyo de diferentes formas.
Utilice el espacio en blanco para anotar sus dudas o
pídale a alguien cercano que lo haga por usted:
0845 070 7601
15
4. Variedad de tratamientos
para la enfermedad renal terminal
Mapa conceptual para la toma de decisiones n.º 3 –
El tratamiento conservador y el tratamiento renal sustitutivo
Enfermedad renal crónica
Enfermedad renal terminal
Tratamiento conservador
Tratamiento renal sustitutivo
Diálisis
Hemodiálisis
hospitalaria
Hemodiálisis
domiciliaria
Diálisis peritoneal
automatizada
Trasplante
Diálisis peritoneal
automatizada
Cuando una persona recibe la noticia de que sus riñones están fallando, se le pide que decida cómo
prefiere comenzar a manejar la enfermedad renal terminal. El manejo diario de su enfermedad renal
dependerá de la elección del tratamiento. Dado que la enfermedad renal terminal es una condición
que dura toda la vida, cada persona tendrá que hacer modificaciones relacionadas con la elección del
tratamiento conforme la enfermedad y su vida cambian. Cabe esperar que cada persona tome
diferentes decisiones en momentos distintos de su vida.
La primera decisión consiste en elegir un tratamiento que desempeñe alguna de las funciones
renales (tratamiento renal sustitutivo) o un tratamiento con el que se manejen los síntomas de la
enfermedad renal (tratamiento conservador):
16 www. kidneyresearchuk.org
El tratamiento renal sustitutivo es un plan de tratamiento que consiste en desempeñar las
funciones renales, también es conocido como tratamiento de reemplazo renal (TRR). Los diferentes
tipos de tratamiento renal sustitutivo son:
■ Diálisis: durante el tratamiento se utiliza un equipo para limpiar la sangre y desempeñar
algunas de las funciones normales de unos riñones sanos. Mediante la diálisis se realizan el
10% de las funciones de unos riñones sanos. De este modo se alivian algunos de los síntomas
de la enfermedad renal. Sin embargo, los riñones dañados del paciente seguirán
deteriorándose.
■ Trasplante renal: una persona sin enfermedad renal (donante) dona un riñón a una persona
cuyos riñones fallan (receptor) en el transcurso de una intervención quirúrgica. El riñón
trasplantado realiza, aproximadamente, el 50% de las funciones de dos riñones sanos. Este
porcentaje controla los síntomas de la enfermedad renal. Sin embargo, los riñones dañados
del paciente seguirán deteriorándose.
El tratamiento conservador es un plan de tratamiento que sirve para tratar los síntomas de la
enfermedad renal terminal. Mediante este tipo de tratamiento no se reemplaza la función renal, y los
riñones dañados del paciente seguirán deteriorándose.
El Tratamiento conservador trata los síntomas propios de la enfermedad renal terminal
mediante fármacos, cambios en el modo de vida y otros tratamientos. El tratamiento hace
que los riñones sigan funcionando durante tanto tiempo como la enfermedad renal lo
permita. Por lo general, aquellas personas que deciden seguir un tratamiento conservador
en lugar de un tratamiento renal sustitutivo presentan otros problemas médicos o un
estado de salud delicado. Es posible que consideren insuficientes los beneficios de la diálisis
para el manejo de su enfermedad en comparación con el esfuerzo que conlleva.
Algunas de las personas que se sometan a este tratamiento fallecerán a consecuencia de
otra enfermedad antes de fallecer a causa de la insuficiencia renal. Y otras fallecerán
prematuramente como resultado de la enfermedad renal.
0845 070 7601
17
Un trasplante renal implica la colocación del riñón de una tercera persona en el cuerpo del
paciente con enfermedad renal terminal durante una operación quirúrgica. El riñón
trasplantado puede pertenecer a una persona con la que el paciente no tiene relación
alguna (donante vivo), a un miembro de su familia (donante vivo genéticamente
relacionado DVGR), o una persona fallecida (donante fallecido en muerte encefálica [DFME]
o donante fallecido en paro cardiaco [DFPC]). No todas las personas con enfermedad renal
terminal pueden someterse a un trasplante renal. Unas 45 personas de cada 100 (45%) no se
pueden someter a un trasplante renal por razones médicas. Un requisito indispensable para
poder realizar un trasplante consiste en encontrar un donante compatible con la persona
que padece la enfermedad renal.
Los profesionales encargados de realizar la operación son los cirujanos. Normalmente, el
riñón trasplantado se coloca debajo de los riñones dañados. El órgano trasplantado
desempeñará todas las funciones propias del riñón necesarias para que el organismo goce
de un buen estado de salud. Las funciones que realiza un riñón trasplantado permiten que la
persona trasplantada prescinda de las limitaciones de ingesta de líquidos y alimentos que
seguía antes de la operación. Después del trasplante de riñón, el paciente tendrá que tomar
una medicación durante el resto de su vida para que su organismo (sistema inmunitario) no
rechace el riñón trasplantado. La mayoría de las personas que se someten a un trasplante
tienen una calidad de vida superior y una mayor esperanza de vida que aquellas que se
someten a un tratamiento de diálisis.
Numerosos pacientes con enfermedad renal crónica se incluyen en una lista para trasplantes
a la espera de un donante. Esta espera puede prolongarse durante un largo periodo de
tiempo. Mientras los pacientes esperan un riñón que sea compatible, tienen que decidir a
qué tipo de diálisis se quieren someter. Aproximadamente 33 de cada 100 personas que se
someten a diálisis se encuentran en la lista de espera para trasplante. De esas 33 personas en
lista de espera, alrededor de 15 recibirán el trasplante.
En ocasiones, el riñón trasplantado no cumple con su función. De media, en
aproximadamente 50 de cada 100 personas (50%) que han recibido un riñón de un donante
cadáver, el riñón trasplantado funcionará 15 años. En alrededor de 60 de cada 100 personas
(60%) que han recibido un riñón de un donante vivo, el riñón trasplantado funcionará un
promedio de 15 años. Las personas a las que les comience a fallar el riñón trasplantado
deberán decidir entre recibir otro trasplante, someterse a diálisis o a un tratamiento
conservador.
18 www. kidneyresearchuk.org
Consideraciones de la decisión entre el tratamiento renal sustitutivo
y el tratamiento conservador.
Algunos aspectos como el modo de vida del paciente, su vida familiar o sus experiencias harán
que valore de distinta forma cada uno de los tratamientos que se mencionan a continuación. En la
página 42, puede encontrar preguntas que le ayudarán a diferenciar los aspectos de su estilo de
vida que considera importantes de aquellos que podría modificar. Pregunte a los profesionales
especializados en nefrología si alguno de los tratamientos encaja mejor con su estilo de vida que
el resto.
La enfermedad renal de una determinada persona, otros problemas de salud y el propio estado de
salud de la persona con enfermedad renal terminal pueden hacer que un tratamiento sea más
adecuado que otro. El historial médico de algunas personas pueden hacerlas inapropiadas para
someterse a un trasplante renal o para seguir un tipo determinado de diálisis. Pregunte a los
profesionales especializados en nefrología si alguno de los tratamientos encaja mejor con su
historial médico por razones médicas.
El resto de información contenida en la guía está dirigida a aquellas personas
que se planteen decidirse por un tratamiento de diálisis.
Utilice el espacio en blanco para anotar sus reflexiones o dudas:
0845 070 7601
19
20 www. kidneyresearchuk.org
(B) Información sobre las
opciones de diálisis
5.
6.
7.
8.
Introducción a los tratamientos de diálisis
Consideración de las decisiones relativas a la diálisis
Características comunes a distintos tipos de diálisis
Diferencias entre distintos tratamientos de diálisis
22
25
28
32
0845 070 7601
21
5. Introducción a los tratamientos de diálisis
Mapa conceptual para la toma de decisiones n.º 4 – Tratamientos de diálisis
Enfermedad renal crónica
Enfermedad renal terminal
Tratamiento conservador
Tratamiento renal sustitutivo
Diálisis
Hemodiálisis
hospitalaria
Hemodiálisis
domiciliaria
Diálisis peritoneal
automatizada
Trasplante
Diálisis peritoneal
ambulatoria
continua
La presente guía describe cuatro tipos de tratamientos de diálisis. Para la mayoría de personas,
todos los tratamientos de diálisis resultan eficaces para la extracción de las toxinas y fluidos del
organismo. Todas las opciones de diálisis presentan ventajas e inconvenientes. Dado que cada
persona tiene una vida diferente, cada una tiene que pensar qué tratamiento resulta más
adecuado en función de su modo de vida. Algunas personas consideran de utilidad obtener
información acerca de las cuatro opciones antes de tomar una decisión. También hay personas a
las que resulta útil hablar de las opciones con familiares y amigos, o pedirles que lean la guía.
¿Qué es la diálisis?
La diálisis es un tratamiento destinado a aquellas personas cuyos riñones han dejado de funcionar
casi por completo. En los tratamientos de diálisis se utiliza un equipo que realiza
aproximadamente el 10% de las funciones normales de unos riñones sanos. Este porcentaje se
traduce en la extracción de una gran cantidad de toxinas y fluidos para conseguir que el
organismo siga funcionando. La diálisis extrae toxinas y exceso de agua del organismo del
paciente mediante a) el funcionamiento una máquina que bombea la sangre fuera del cuerpo
(hemodiálisis) o b) la adición de un fluido que se extrae del abdomen (diálisis peritoneal).
22 www. kidneyresearchuk.org
La diálisis no cura la enfermedad renal crónica. Los riñones dañados seguirán deteriorándose. La
mayoría de personas con insuficiencia renal terminal que siguen tratamientos de diálisis tienen
una esperanza de vida mayor que aquellas que se someten a tratamientos conservadores. Las
personas que inicien un tratamiento de diálisis, tendrán que continuar con él durante toda su vida
o hasta que se les practique un trasplante renal exitoso. Cada persona tendrá la posibilidad de
cambiar de tipo de tratamiento de diálisis en función de los cambios que se produzcan en su vida
o estado de salud.
Tipos de diálisis
Cuando una persona decide someterse a diálisis se le pide que elija uno de los diferentes
tratamientos de diálisis. Existen dos tipos de tratamientos de diálisis y dos modalidades para cada
uno de ellos: la hemodiálisis (HD), practicada en un centro especializado (HDH) o en el domicilio
(HDD); y la diálisis peritoneal (DP), practicada de forma continua ambulatoria (DPAC) o
automatizada (DPA) en el domicilio.
Diálisis
Hemodiálisis
(HD)
HD hospitalaria
(CHD)
Diálisis peritoneal
(PD)
HD domiciliaria
(HHD)
DP ambulatoria
continua (DPAC)
DP automatizada
(DPA)
Para la mayoría de personas, todos los tratamientos resultan igualmente eficaces para la
extracción de los residuos corporales del organismo. Los tratamientos de diálisis se diferencian
ligeramente en (consulte la tabla resumen de la página 40):
■ El equipo que se utiliza para extraer los residuos.
■ La localización del punto de acceso que se realiza en el cuerpo para posibilitar el desarrollo
del tratamiento.
■ El lugar en el que se desarrolla la sesión de diálisis.
■ La frecuencia de las sesiones de diálisis.
■ La duración de las sesiones de diálisis.
0845 070 7601
23
El número exacto de sesiones de diálisis (frecuencia) y la duración de cada una de ellas dependen
del funcionamiento de cada riñón desde el comienzo de la diálisis. Las personas que se someten a
diálisis se hacen análisis de sangre con regularidad a fin de calcular la frecuencia y la duración de
las sesiones de diálisis.
Diálisis y esperanza de vida
La esperanza de vida de los pacientes con enfermedad renal terminal es menor que el de las
personas sanas. Tras comenzar el tratamiento de diálisis, la esperanza de vida del paciente se ve
afectada por los mismos factores que los pacientes que no se someten a diálisis. La causa más
común de fallecimiento en personas que se someten a diálisis suele ser otra enfermedad como
enfermedades cardiovasculares, diabetes o infección, y no la propia enfermedad renal.
Se han llevado a cabo numerosos estudios mediante la monitorización de la esperanza de vida de
pacientes con diferentes tipos de diálisis. Los científicos han comparado varios grupos de
personas con diferentes tipos de diálisis con la finalidad de comprobar si existe un tipo de diálisis
mejor que el resto. Y parece ser que ninguno de los tipos de diálisis implica que se alargue la
esperanza de vida. No obstante, es complicado desarrollar estudios que respondan a esta
pregunta, dado que las personas con enfermedad renal crónica empiezan la diálisis en un estadio
diferente y padecen distintos tipos de enfermedades diferentes.
La mejor opción posible para alargar la esperanza de vida consiste en planear el tratamiento de
diálisis lo antes posible junto con los profesionales especializados en nefrología. Aquellas
personas que deciden comenzar el tratamiento en el momento en el que la función renal
comienza a deteriorarse tienen una esperanza de vida mayor que aquellas que comienzan la
diálisis más tarde, cuando ya se ha producido insuficiencia renal.
Utilice el espacio en blanco para anotar sus reflexiones o dudas:
24 www. kidneyresearchuk.org
6. Consideración de las decisiones
relativas a la diálisis
Infórmese acerca de las cuatro opciones y piénselo detenidamente antes de decidir cuál de ellas
desea probar. Conocer las razones por las que llegó a la conclusión de que un tratamiento de
diálisis le convenía más que otro, será de utilidad al decidirse por un tratamiento de diálisis.
Para la mayoría de personas, las cuatro opciones de diálisis resultan igualmente eficaces.
Asimismo, todas las opciones causan efectos secundarios y problemas de salud a largo plazo; y
todos cambian la vida del paciente. Es necesario que cada persona decida que tratamiento de
diálisis se adapta mejor a su estilo de vida. A menudo, los profesionales sanitarios especializados
en nefrología se reunirán con los pacientes y sus familiares para ayudarles a asegurarse de que el
tratamiento de diálisis que elijan se adapta a su estilo de vida.
La mayoría de los pacientes podrán optar al tratamiento de diálisis que prefieran. No obstante,
determinados servicios renales no ofrecen los cuatro tratamientos de diálisis. Aunque, también
hay algunas personas para las que, por razones médicas, es más apropiado una opción de
diálisis que las demás. Un gran número de personas con enfermedad renal terminal se
someterán a varios tipos de diálisis durante su vida.
¿Cuándo es momento oportuno de tomar la decisión?
Cuando una persona recibe la noticia de que sus riñones se están deteriorando, es imposible
saber cuánto tiempo tardarán los riñones en fallar. La importancia de que cada persona decida a
qué tipo de diálisis prefiere someterse antes de que sus riñones fallen reside en los siguientes
motivos:
a) Poder decidir qué tratamiento de diálisis les conviene más en función de su estilo de vida.
b) Dar a los servicios renales la posibilidad de modificar la forma de manejar la enfermedad renal
del paciente. Los servicios renales trabajan junto a otros servicios de apoyo para garantizar
que todas las modificaciones tanto domiciliarias como hospitalarias se hayan introducido
antes de que el paciente comience el tratamiento de diálisis.
c) Dar al equipo quirúrgico la posibilidad de realizar la intervención necesaria para realizar un
punto de acceso al organismo del paciente. Antes de poder utilizar el equipo de diálisis, es
necesario que el paciente tenga un punto de acceso por el que poder extraer los fluidos y
toxinas de su organismo. Se puede tardar hasta 8 semanas en realizar un punto de acceso. En
algunos casos, será necesario llevar a cabo esta operación más de una vez en el caso de que el
primer punto de acceso no funcione correctamente.
d) El hecho de planificar y comenzar la diálisis antes de que el riñón falle contribuye a que el
paciente goce de un estado de salud más favorable. En el caso de aquellas personas con
enfermedad renal terminal que no planifiquen ni comiencen la diálisis antes de que sus
riñones fallen puede que resulte necesario comenzar un tratamiento de diálisis no previsto o
de emergencia.
0845 070 7601
25
Hablar sobre la diálisis con familiares, amigos y profesionales especializados en nefrología
A muchas personas les resulta útil hablar con familiares y amigos sobre los aspectos importantes de su
estilo de vida, su estado de salud y los diferentes tratamientos de diálisis. Cada persona tiene una serie
de dudas o preocupaciones diferentes respecto a los tratamientos de diálisis. Hablar sobre su decisión
con sus familiares ayuda al paciente a explicar a los profesionales especializados en nefrología los
aspectos importantes de la misma y las razones que la han motivado.
El personal especializado en nefrología proporcionará información, formación y apoyo al paciente al
tomar decisiones relativas al tratamiento de diálisis. A la hora de tomar esta decisión, el personal
hablará con el paciente y sus familiares a fin de determinar qué opción de diálisis encajará mejor con
su estilo de vida.
La experiencia de diálisis de otros pacientes
A algunas personas les resulta útil escuchar las historias de otros pacientes en las que narran cómo es
vivir siguiendo un tratamiento de diálisis. También hay personas que hablan con otros pacientes sobre
su enfermedad renal mientras esperan su turno durante sus visitas rutinarias al hospital. Aunque la
experiencia de otras personas sobre su diálisis y su enfermedad renal terminal puede ayudar a las
personas que se enfrentan a la diálisis; es importante tener en cuenta que cada persona es distinta y
vive la vida de forma diferente. Las razones que pueden hacer que un tipo de diálisis sea el más
adecuado para una determinada persona pueden no ser válidas para el resto de personas.
Todos los servicios renales ofrecen información para ayudar a los pacientes a tomar sus decisiones
relacionadas con los servicios de diálisis. La mayoría de ellos contarán con información sobre grupos
de apoyo organizados por el servicio renal y diseñados para que las personas con enfermedad renal
crónica se reúnan y hablen sobre lo que significa vivir con esa enfermedad. Algunos servicios renales
organizan encuentros entre personas que se someten a diálisis y pacientes nuevos para que hablen
acerca de los diferentes tratamientos de diálisis.
Adaptaciones y modificaciones del tratamiento de diálisis
Algunas personas introducen adaptaciones y modificaciones en el tratamiento de diálisis
después de haberlo comenzado. Hay pacientes que cambian algunos detalles propios de la
diálisis pero continúan con el mismo tipo de tratamiento de diálisis, y otros cambian de tipo
de tratamiento de diálisis. Existen dos razones principales que llevan al paciente a hacer
dichas modificaciones:
■ Tanto la enfermedad como el estado de salud de la persona cambian con el tiempo. Por
ejemplo, en algunos casos la enfermedad renal empeora, puede que se detecten otros
problemas de salud o que surjan complicaciones derivadas del tratamiento de diálisis
que han elegido.
■ Es habitual que se produzcan cambios en la vida de una persona desde el punto de
vista, familiar, laboral, social o personal. Por ejemplo, puede que un paciente deje de
trabajar, que se mude, que sus aficiones cambien o que haya diferentes personas
viviendo en el mismo domicilio.
26 www. kidneyresearchuk.org
Utilice el espacio en blanco para anotar sus reflexiones o dudas:
0845 070 7601
27
7. Características comunes a distintos
tipos de diálisis
El capítulo 7 aporta información relativa a las características comunes a los cuatro tipos de
tratamientos de diálisis.
Contacto con los profesionales sanitarios
Las personas que se someten a diálisis ven a los profesionales sanitarios especializados en nefrología
con regularidad durante sus controles médicos rutinarios de la enfermedad renal. El paciente también
verá al personal de diálisis con regularidad para verificar el correcto funcionamiento de la diálisis. Los
profesionales especializados en nefrología cuentan con una amplia experiencia ayudando a las
personas a manejar su diálisis y la enfermedad renal en casa, de vacaciones, en ocasiones especiales y
durante la práctica de sus aficiones; y podrán ayudarles a aprender a vivir con la diálisis.
Operación de realización del punto de acceso
Es necesario que las personas que se someten a diálisis tengan un punto de acceso por el que poder
extraer los residuos y las toxinas del organismo y volver a introducir los fluidos limpios. Para realizar el
punto de acceso será necesario someter al paciente a una operación. La operación para realizar el
punto de acceso consiste en la apertura de una fístula o catéter en el cuerpo del paciente para crear
una vía de entrada a través de la piel que, normalmente, dura tanto tiempo como mantenga la diálisis.
Esta operación es una intervención quirúrgica, y para realizarla será necesaria la utilización de
anestesia.
Es probable que haya que repetir la cirugía más de una vez para realizar un punto de acceso que
funcione correctamente.
Cuidados del punto de acceso
Es importante mantener el punto de acceso limpio. Los profesionales sanitarios especializados en
nefrología enseñarán al paciente a realizar la diálisis de forma segura y a mantener el punto de acceso
limpio. Si las bacterias se introducen en el punto de acceso puede producirse una infección grave. La
mayoría de las infecciones se pueden tratar si se detectan rápido; sin embargo, si no se inicia un
tratamiento, las bacterias pueden proliferar y extenderse por todo el cuerpo provocando un cuadro de
septicemia que, en ocasiones, puede tener consecuencias letales.
Complicaciones relacionadas con la diálisis
La diálisis puede provocar ciertos efectos secundarios desagradables que pueden ser graves, no
obstante, casi todos ellos se pueden prevenir o tratar.
■ Infección que se produce cuando las bacterias acceden al organismo a través del punto de
acceso. Si no se trata, la infección se puede extender por todo el organismo. Los signos de
infección son: enrojecimiento, calor, reblandecimiento, dolor o pus localizados alrededor del
punto de acceso, fiebre, temblores o enturbiación del líquido de diálisis. Para tratar la infección
puede ser necesaria la administración de antibióticos en comprimidos o mediante terapia
intravenosa. A veces será necesario recurrir a la cirugía para limpiar la infección o realizar un
nuevo punto de acceso. Al mantener el punto de acceso limpio se previene, en gran medida, el
riesgo de sufrir una infección.
28 www. kidneyresearchuk.org
■ Las obstrucciones en el punto de acceso implican un funcionamiento incorrecto del tratamiento
de diálisis. En el caso de los pacientes que se someten a hemodiálisis existe la probabilidad de
que se produzca una obstrucción de la fístula arteriovenosa; y en el de los pacientes que se
someten a diálisis peritoneal, es posible que se obstruya el catéter y deje de funcionar.
Problemas de salud relacionados con la diálisis
Las personas que comienzan un tratamiento de diálisis necesitan un período de tiempo para adaptarse
a todos los cambios que conlleva. De hecho, existen una serie de problemas comunes a los que el
paciente se tiene que enfrentar al someterse a diálisis, como la hipervolemia, la elevación de la presión
arterial y la adaptación a la rutina de la diálisis. Los profesionales sanitarios especializados en nefrología
ayudan a las personas a acostumbrarse a estos y otros problemas relacionados con la diálisis, como la
restricciones en la dieta y en la ingesta de líquidos, la aversión hacia su apariencia, el sentimiento de
incertidumbre de cara al futuro, y la sensación de que son una carga para las personas que las rodean,
como los familiares y los amigos.
Cambios en el manejo de las personas de la enfermedad renal crónica
La diálisis es un tratamiento adicional que las personas tienen que introducir en su rutina diaria para
poder manejar su enfermedad renal terminal. Se necesita tiempo para armonizar la rutina de la diálisis
con las actividades sociales, las aficiones, la familia, el trabajo y el hogar. Todas las personas que se
someten a diálisis ven al personal especializado tanto en el hospital como en casa con la finalidad de
que les ayuden a la hora de introducir los cambios oportunos en cuanto a sus hábitos alimentarios
(comidas y bebidas) y los cambios relacionados con su medicación.
Complicaciones relacionadas con la diálisis
La diálisis puede provocar ciertos efectos secundarios desagradables que pueden ser graves, no
obstante, casi todos ellos se pueden prevenir o tratar.
Utilice el espacio en blanco para anotar sus reflexiones o dudas:
0845 070 7601
29
Cambios en la dieta y en la cantidad de líquidos que cada persona puede ingerir
La elaboración de estos cambios es una tarea que el nutricionista y los profesionales sanitarios
especializados en nefrología llevan a cabo de forma conjunta. Los riñones contribuyen a garantizar que
el organismo extrae de los alimentos y los líquidos la cantidad de energía y nutrientes necesarios para
funcionar correctamente. La dieta depende del peso, el tamaño corporal y las posibles enfermedades
de cada persona. Los nutricionistas conversan con el paciente para determinar la dieta más adecuada
para sus necesidades en materia de salud en función de su estilo de vida, religión y cultura.
Cambios relacionados con la administración de fármacos y vitaminas
La elaboración de estos cambios es una tarea propia de los profesionales sanitarios especializados en
nefrología. Aunque la diálisis elimina el exceso de minerales, estos se vuelven a acumular en el
organismo después de cada sesión de diálisis. A continuación se enumeran algunos de los fármacos
que el paciente con insuficiencia renal puede necesitar:
■ Vitaminas y comprimidos con hierro.
■ Comprimidos conocidos como quelantes de fósforo cuya función consiste en impedir que el
organismo extraiga una cantidad excesiva de fósforo de los alimentos y los líquidos.
■ Inyecciones de eritropoyetina (EPO) para ayudar al organismo a formar eritrocitos.
■ Comprimidos para controlar la presión arterial.
Cambios relacionados con la ingesta de alimentos y líquidos
Normalmente, cuando una persona va a comenzar el tratamiento de diálisis, se le pide
que introduzca un determinado número de cambios en la ingesta de líquidos y
alimentos. La introducción de estos cambios puede convertirse en todo un reto. Cada
persona tendrá que adoptar unos cambios diferentes en función de su estado de salud,
su estilo de vida y el tratamiento de diálisis.
Los nutricionistas ayudan a las personas a pensar en el tipo de comidas y bebidas que
prefieren “sacrificar” para definir una dieta sana de diálisis que encaje en su estilo de
vida. Determinadas personas necesitan beber menos de un litro al día, y evitar la ingesta
de alimentos con un contenido elevado de líquidos como helados, salsas y sopas. La
mayoría de personas tendrá que reducir su ingesta de alimentos ricos en sodio, potasio y
fosfato. Algunos ejemplos de alimentos ricos en sodio, potasio y fosfato son:
■ Alimentos ricos en sodio: comidas y sándwiches listos para comer; beicon y jamón;
pescado ahumado; queso y comidas cocinadas con demasiada sal
■ Alimentos ricos en potasio: plátanos, patatas cocidas, naranjas o chocolate
■ Alimentos ricos en fosfato: productos lácteos como yogur y queso, judías cocidas,
lentejas, cereales con salvado o sardinas
30 www. kidneyresearchuk.org
Utilice el espacio en blanco para anotar sus reflexiones o dudas:
0845 070 7601
31
8. Diferencias entre distintos
tratamientos de diálisis
La tabla resume la información relativa a la hemodiálisis y la diálisis peritoneal. Comprender las
diferencias entre ambos tipos de diálisis puede resultar útil para la mayoría de personas.
Hemodiálisis (HD)
Diálisis peritoneal (DP)
Diferentes
nombres
La hemodiálisis filtra los
residuos corporales y el exceso
de fluidos en la sangre con un
líquido (baño de diálisis) y una
membrana artificial utilizando
una máquina externa.
La diálisis peritoneal filtra los
residuos y el exceso de fluidos
en la sangre con un
líquido(baño de diálisis) que
se introduce por el ombligo y
luego se extrae.
Cómo funciona
la diálisis
La sangre se bombea desde el
organismo a la máquina, que
cuenta con varias membranas que
separan la sangre del líquido
(líquido o baño de diálisis). Estas
filtran los residuos y el exceso de
fluidos de la sangre. Los residuos
se incorporan al baño de diálisis,
que se extrae de la máquina y se
desecha.
La sangre recorre los órganos
internos y los intestinos dentro
del cuerpo. La membrana que
recubre estos órganos es el
peritoneo, y el espacio creado
por el peritoneo es la cavidad
peritoneal.
La sangre limpia se vuelve a
bombear al organismo (el proceso
se repite varias veces). Se tardan 4
horas en extraer los fluidos y
residuos corporales de la sangre.
El proceso constituye una “sesión
de diálisis”.
La sangre se bombea fuera y
dentro de la máquina
rápidamente y al mismo tiempo
para que el paciente no
experimente una pérdida
sanguínea.
32 www. kidneyresearchuk.org
El líquido (líquido o baño de
diálisis) se introduce en ese
espacio. El peritoneo actúa de
filtro natural y posibilita el paso
de los residuos y los fluidos de la
sangre al líquido de diálisis.
Después de 1 o 2 horas, el
líquido utilizado se drena y se
desecha. A continuación, se
incorpora líquido fresco. El
drenaje del líquido utilizado y la
incorporación de líquido fresco
recibe el nombre de “sesión de
diálisis” o “intercambio”.
El líquido (baño de diálisis) se
introduce y se drena a través del
ombligo utilizando un catéter
Realización
del punto
de acceso
Hemodiálisis (HD)
Diálisis peritoneal (DP)
Algunas personas tienen una
fístula en el brazo. Una fístula es
un vaso sanguíneo que se ha
intervenido quirúrgicamente
para hacerlo más ancho y fuerte.
Cuanto mayor es la anchura del
vaso sanguíneo más sencillo
resulta bombear la sangre del
paciente hacia la máquina de
hemodiálisis y de vuelta al
organismo. Normalmente, las
venas, tienen un flujo bajo de
sangre y la velocidad del flujo
sanguíneo es demasiado baja
para las máquinas de
hemodiálisis.
El paciente tiene un catéter
peritoneal acoplado al
abdomen. El catéter accede la
cavidad peritoneal a través del
ombligo. El baño de diálisis pasa
a través del catéter hacia el
espacio peritoneal. Tras finalizar
la sesión, se sella el catéter con
una tapa protectora.
La fístula tiene que desarrollarse
en el momento de su realización,
para que la sangre pueda fluir
sin problemas a través de ella.
Una fístula tarda unas 8 semanas
en funcionar correctamente. La
fístula más común es la que se
obtiene mediante la conexión
quirúrgica entre una vena y una
arteria y se localiza en el brazo
(fístula arteriovenosa [AV]). La
fístula que se forma conectando
un catéter sintético a un vaso
sanguíneo recibe el nombre de
injerto arteriovenoso.
El paciente tiene que cuidar la
fístula manteniéndola limpia,
antes y después de las sesiones
de diálisis, evitando dormir
sobre el brazo de la fístula,
evitando que le realicen
drenajes sanguíneos o le
coloquen goteros, ni le tomen la
presión arterial en ese brazo.
Un catéter peritoneal es una
pieza suave de plástico con
forma de tubo de unos 20 cm. El
cirujano inserta el tubo justo por
debajo del ombligo.
Transcurridos entre 7 y 10 días
desde la operación se extraen
los puntos quirúrgicos. El catéter
peritoneal también recibe el
nombre de catéter de
Tenckhoff.
El paciente debe cuidar el
catéter lavándose las manos
antes de tocarlo, limpiando
alrededor del punto de
inserción, realizando los
intercambios en sitios limpios y
cubriendo el punto de acceso
para que se mantenga limpio. Si
se cuida de forma adecuada, un
catéter peritoneal puede durar
muchos años.
0845 070 7601
33
Sesiones
de diálisis
Efectos
secundarios
Hemodiálisis (HD)
Diálisis peritoneal (DP)
La sesión se desarrolla
conectado la máquina de
hemodiálisis a la fístula. La
sangre se bombea hacia la
máquina y en sentido contrario.
Se utilizan agujas para extraer la
sangre por un extremo de la
fístula (arterial) e introducirla por
el otro (venoso). Al extraer las
agujas cuando finaliza la sesión,
se cubre la zona con apósitos.
Se realiza un intercambio
mediante la conexión de la bolsa
o la máquina al catéter. Se drena
el fluido que se extrae del
abdomen y se introduce fluido
fresco. Entre los intercambios, el
fluido se mantiene en el
abdomen y, al finalizar el
intercambio se coloca una tapa
en el extremo del catéter.
El paciente se suele someter, al
menos, a 3 sesiones semanales,
cada una de 4 horas. Hay
personas que realizan la sesión
en el domicilio y otras, lo hacen
en el hospital. Si se realiza en el
hospital, hay que incluir el
tiempo de desplazamiento en la
sesión.
En el caso de la DP ambulatoria
continua, el paciente suele
realizar 4 intercambios diarios de
45 minutos cada uno. En el de la
DP automatizada, se realiza un
intercambio durante la noche. El
intercambio se realiza en
cualquier lugar que resulte
cómodo para el paciente y esté
limpio. La mayoría de pacientes
lo realizan en casa.
Someterse a hemodiálisis
implica tener unas agujas
introducidas en la fístula durante
cada sesión. Se puede aplicar
anestesia local para adormecer
la pierna o el brazo (en función
del lugar de inserción de la
aguja). La anestesia contribuye a
que la hemodiálisis resulte
menos dolorosa.
Por lo general, la diálisis
peritoneal no es dolorosa.
Determinadas personas afirman
que el dolor se produce durante
el drenaje y la inserción de
fluidos del abdomen. Suele ser
posible combatir el dolor
cambiando los drenajes; además
el dolor no se prolonga
demasiado.
Algunas personas sienten mareo
o cansancio durante o después
de la sesión de diálisis.
La mayoría de personas se siente
bien durante y después del
intercambio de la diálisis
peritoneal.
También hay personas que
opinan que tener una fístula en
el brazo o la pierna resulta
molesto.
34 www. kidneyresearchuk.org
A ciertas personas les resulta
molesto tener un catéter y
fluidos en el abdomen.
Hemodiálisis (HD)
Complicaciones Los problemas relacionados con el
punto de acceso son el motivo más
relacionadas
común de visita al hospital.
con la diálisis
Los problemas más comunes son
la infección (septicemia), la
obstrucción por coágulos
(trombosis) y la disminución del
flujo sanguíneo (estenosis). Estos
problemas impiden el correcto
funcionamiento de la hemodiálisis.
Estenosis
La estenosis (estrechamiento de
los vasos sanguíneos) ralentiza el
flujo sanguíneo a través del punto
de acceso; se suele producir
gradualmente, pero presenta
algunos signos tempranos de
advertencia como la presencia de
hemorragias más prolongadas al
finalizar la diálisis.
Existen diferentes tratamientos de
la estenosis: insertar un balón de
tamaño reducido en el vaso que se
infla en el interior (angioplastia) o
utilizar un extensor metálico
(stent) insertado en el vaso.
Trombosis
La formación de coágulos en la
sangre (trombosis). La sangre
contiene unas células involucradas
en la formación de coágulos
(plaquetas) que suelen agregarse
para reparar lesiones en los vasos
sanguíneos (por ej. en heridas).
Pueden adherirse al tejido granular
y a las paredes dañadas de los
vasos sanguíneos en una fístula o
un injerto, principalmente
alrededor del orificio de punción
de la aguja y cuando el flujo
sanguíneo se ha ralentizado. En
este caso, la fístula podría dejar de
funcionar.
Diálisis peritoneal (DP)
La infección es el problema más
habitual. Se trata de una infección
localizada en el abdomen que
puede llegar a ser grave. La
infección se produce cuando afecta
al espacio peritoneal del interior del
abdomen. Asimismo, se pueden
producir otros problemas clínicos
como hernias, drenaje insuficiente,
infección en la zona de salida del
catéter y fugas localizadas en el
catéter. Estos problemas pueden
impedir el funcionamiento de la
diálisis peritoneal.
Drenaje insuficiente y fugas
Un drenaje insuficiente puede estar
provocado por varias causas. Por
ejemplo, que la fibrina (proteína
fibrilar) obstruya el catéter de DP.
Por lo general, el conducto se puede
desobstruir mediante aspiración o
inyectando unos determinados
fármacos en su interior (tarea que
desempeña la enfermera).
Hernias
Una hernia es una protrusión visible
(en la mayoría de los casos)
localizada en el abdomen. Puede
producirse cuando un tejido interno,
como por ejemplo, un órgano,
ejerce una fuerza de presión contra
la pared del espacio del cuerpo en la
que se localiza. El aumento de
presión en la cavidad peritoneal
puede provocar la debilitación de
los músculos del estómago,
aumentado la probabilidad de
aparición de hernias.
Una hernia puede no presentar
síntoma alguno, y provocar dolor
únicamente al levantar peso,
inclinarse o toser. La cirugía suele ser
el único tratamiento posible para
reparar una hernia.
0845 070 7601
35
Detalles de las
infecciones
relacionadas
con la diálisis
Hemodiálisis (HD)
Diálisis peritoneal (DP)
La bacteriemia (o septicemia) es
una infección en el flujo
sanguíneo. En algunos casos la
infección se puede extender
hacía las válvulas cardíacas
(endocarditis) o hacia los discos
intervertebrales (discitis).
La peritonitis es una infección
del peritoneo (membrana que
recubre los órganos alojados en
el abdomen). En algunos casos,
la infección puede dañar el
peritoneo. Será necesario tratar
las infecciones de mayor
gravedad con antibióticos en el
centro hospitalario.
Estas infecciones de mayor
gravedad se suelen tratar con
antibióticos en el centro
hospitalario
Detalles de
enfermedades
poco frecuentes
relacionadas con
la diálisis
En algunas ocasiones, las
infecciones relacionadas con la
diálisis pueden dañar las
válvulas cardíacas o los discos
intervertebrales. La lesión
implica un deterioro de las
funciones del corazón o la
columna vertebral. A menudo el
tratamiento incluye cirugía y la
administración de antibióticos.
El tratamiento de estas lesiones
implica un cierto riesgo de
fallecimiento.
36 www. kidneyresearchuk.org
Es posible que algunos
pacientes desarrollen esclerosis
peritoneal encapsulante (EPE).
La EPE implica el engrosamiento
y endurecimiento del peritoneo
debido a la formación de
calcificaciones sobre la
membrana, lo que provoca que
el peritoneo deje de funcionar
correctamente. El tratamiento
incluye cirugía y la
administración de esteroides. El
tratamiento de la EPE implica un
cierto riesgo de fallecimiento.
Utilice el espacio en blanco para anotar sus reflexiones o dudas
relacionadas con la hemodiálisis o la diálisis peritoneal:
0845 070 7601
37
38 www. kidneyresearchuk.org
(C) Toma de decisiones
relativas a la diálisis
9. Comparación de los cuatro tratamientos de diálisis
10. Toma de decisiones relativas a la diálisis
40
42
0845 070 7601
39
9. Comparación de los cuatro tratamientos
de diálisis
La tabla compara las características de los cuatro tratamientos de diálisis. Los aspectos que a
unas personas pueden resultar interesantes pueden no serlo para otras.
Hemodiálisis (HD)
Diálisis peritoneal (DP)
Hemodiálisis en
el hospital (HDH)
Hemodiálisis en
el domicilio (HDD)
Diálisis peritoneal
ambulatoria
continua (DPAC)
Diálisis peritoneal
automatizada
(DPA)
Lugar de
realización
El paciente se
desplaza al hospital
o a un centro
especializado para
someterse a la
sesión de diálisis.
El paciente realiza la
sesión de diálisis en
el domicilio.
La mayoría de
pacientes realizan
las sesiones en casa
o el trabajo.
Cualquier lugar en
condiciones
higiénicas es válido.
La mayoría de
pacientes realizan
las sesiones en casa.
Cualquier lugar en
condiciones
higiénicas es válido.
Cómo se
realiza la
diálisis
Conexión a una
máquina a través
del brazo o la pierna
(4 horas/sesión)
Conexión a una
máquina a través
del brazo o la pierna
(4 horas/sesión).
Conexión a una
bolsa a través del
abdomen (40
minutos/sesión)
Conexión a una
máquina a través
del abdomen (9
horas/sesión).
Número
habitual de
sesiones a
la semana
3 días a la semana
Al menos 3 veces a
la semana (durante
el día o la noche)
Todos los días
Todas las noches
Número
habitual de
sesiones
al día
1 sesión al día
1 sesión al día
4 sesiones al día
(intercambios)
1 sesión al día
Persona
encargada
de realizar
la diálisis
Personal del
hospital o centro.
El paciente recibe
formación para
realizar la sesión por
sí solo.
El paciente recibe
formación para
realizar el
intercambio por sí
solo.
El paciente recibe
formación para
realizar el
intercambio por sí
solo.
Diálisis
asistida y
diálisis
compartida
En algunos centros,
el paciente recibe
formación para
manejar por sí solo
algunos aspectos de
la sesión de diálisis.
(HDH compartida)
Se puede formar a
un cuidador para
que la realice. Se
puede tratar de un
familiar, un amigo o
un auxiliar de
enfermería.
(HDD asistida).
Se puede formar a
un cuidador para
que la realice. Se
puede tratar de un
familiar, un amigo o
un auxiliar de
enfermería.
(DPAC asistida)
Se puede formar a
un cuidador para
que la realice. Se
puede tratar de un
familiar, un amigo o
un auxiliar de
enfermería.
(DPA asistida).
40 www. kidneyresearchuk.org
Hemodiálisis (HD)
Diálisis peritoneal (DP)
Hemodiálisis en
el hospital (HDH)
Hemodiálisis en
el domicilio (HDD)
Diálisis peritoneal
Diálisis peritoneal
ambulatoria continua automatizada
(DPAC)
(DPA)
Normalmente se
realizan durante el
día, aunque algunos
centros ofrecen
también sesiones
nocturnas.
Normalmente el
paciente se sienta o
se tumba en una
cama o un sofá y lee,
escucha música, ve
la televisión o
duerme durante la
sesión.
La mayoría de
pacientes prefiere
realizar la sesión
durante el día.
Normalmente el
paciente se sienta
o se tumba en una
cama o un sofá y
lee, escucha
música, ve la
televisión o
duerme durante la
sesión.
La mayoría de
pacientes realizan
los intercambios por
la mañana, antes del
almuerzo, antes de
la cena y antes de
irse a dormir.
Se suelen sentar o
realizar el
intercambio de pie.
La mayoría de los
pacientes prefiere
realizar el
intercambio por la
noche.
El paciente suele
estar dormido
durante el
intercambio.
Una máquina
externa. La máquina
se coloca junto a la
cama del paciente o
el sillón reclinable
durante la sesión.
Una máquina
externa y baño de
diálisis. La máquina
suele ser del
tamaño de una
cómoda de
grandes
dimensiones.
Bolsas para desechar
el baño de diálisis
utilizado y bolsas
con el fluido limpio.
Portasueros con un
gancho para
suspender la bolsa
de diálisis durante el
intercambio.
Una máquina
externa y el baño de
diálisis. La máquina
suele ser del tamaño
de una maleta
pequeña.
Modificaciones
en el
domicilio
Los hospitales o
centros
especializados
cuentan con
máquinas de diálisis
instaladas junto a la
cama o el sillón
reclinable.
La máquina se
coloca en el
domicilio del
paciente. Es
necesario contar
con espacio
suficiente para
guardar la
máquina, la cama o
sillón reclinable y
el resto de
material.
Es necesario contar
con espacio
suficiente para
guardar las bolsas de
diálisis (un armario o
espacio libre en
condiciones
higiénicas en una
casetilla, un sótano o
un garaje).
Es necesario contar
con espacio en el
domicilio para
guardar la máquina
y el resto de material
(un armario o
espacio libre en
condiciones
higiénicas en una
casetilla, un sótano o
un garaje).
Apoyo del
servicio
renal para
la diálisis
Organizan el
desplazamiento para
que el paciente se
someta a la sesión
de diálisis y la
planificación de los
cuidados cuando el
paciente se va de
viaje.
Organizan el
suministro de la
máquina, las
modificaciones
que se tienen que
introducir en el
domicilio y la
planificación de los
cuidados cuando
el paciente se va
de viaje.
Organizan el
suministro de las
bolsas, las
modificaciones que
se tienen que
introducir en el
domicilio y la
planificación de los
cuidados cuando el
paciente se va de
viaje.
Organizan el
suministro de los
materiales, las
modificaciones que
se tienen que
introducir en el
domicilio y la
planificación de los
cuidados cuado el
paciente se va de
viaje.
Duración
habitual de
la sesión
de diálisis
Equipos
necesarios
0845 070 7601
41
10. Toma de decisiones relativas a la diálisis
En este capítulo tendrá que anotar los aspectos relevantes en su vida diaria, su opinión acerca
de las opciones de diálisis y los tratamientos que mejor encajen en su vida. A la mayoría de las
personas les resulta útil hablar sobre estas cuestiones con sus familiares o el equipo
especializado en nefrología.
1. Lista de las actividades que realiza y le gustaría seguir
realizando durante el tratamiento de diálisis.
Socialización (por ej.
con los amigos o la familia)
Aficiones (por ej. jardinería,
pesca, música, punto, etc.)
Ocio (por ej. senderismo,
ciclismo, natación, deporte)
Vacaciones, viajes
(por ej. cerca, en el extranjero, etc.)
Desplazamientos (por ej.
en transporte público, conducir, etc.)
En casa (por ej. cocinar, fregar
los platos, hacer tareas domésticas)
Suministro de cuidados
(cuidar a la familia, cuidar a una mascota)
Tiempo de relajación (por ej.
dormir, ver la TV, religión)
Cuidados personales (por ej. ir al baño,
darse un baño, vestirse, peinarse)
Estudios (por ej. clases nocturnas,
escribir, leer)
Trabajo (por ej. trabajo
remunerado, voluntariado)
42 www. kidneyresearchuk.org
2. Enumere sus dudas o preocupaciones relativas a la diálisis
El punto de acceso
(en el brazo, en la pierna, en el abdomen)
Lugar de realización de la diálisis
(en el domicilio, el hospital, el trabajo o de viaje)
Cuestiones relativas al momento de la sesión
(días, duración, noche, día)
Desarrollo de la diálisis
(efectos secundarios, instalación, viajes)
Apoyo del servicio renal para la diálisis
(desplazamiento, apoyo en el domicilio)
Otros aspectos
(otras cuestiones que considere relevantes)
3. ¿Hasta que punto cree que cada tratamiento de diálisis le permitirá
seguir realizando las actividades que considera importantes?
Rodee con un círculo una cifra para cada tratamiento.
Nada en absoluto
Totalmente
Hemodiálisis – Centro
con una máquina en el hospital)
0
1
2
3
4
5
6
Hemodiálisis – Domicilio
(con una máquina en el domicilio)
0
1
2
3
4
5
6
Diálisis peritoneal –
Continua Ambulatoria
(con una bolsa en casa o en un
lugar en condiciones higiénicas)
0
1
2
3
4
5
6
Diálisis Peritoneal – Automatizada
(con una máquina en casa o en un
lugar en condiciones higiénicas)
0
1
2
3
4
5
6
0845 070 7601
43
4. ¿Qué tratamientos de diálisis considera que encajarán
mejor en su vida actual?
Marque un círculo en cada tratamiento.
No
Puede No sé
que no
Puede
que sí
Sí
Hemodiálisis - Centro
(con una máquina en el hospital)
O
O
O
O
O
Hemodiálisis – Domicilio
(Con una máquina en el domicilio)
O
O
O
O
O
Diálisis peritoneal – Continua
Ambulatoria
O
O
O
O
O
O
O
O
O
O
(con una bolsa en casa o en un
lugar en condiciones higiénicas)
Diálisis peritoneal – Automatizada
(con una bolsa en casa o en un lugar
en condiciones higiénicas)
Utilice el espacio en blanco para anotar sus reflexiones o dudas relacionadas
con sus preferencias para ayudar a los profesionales sanitarios especializados
en nefrología a planificar sus cuidados de diálisis:
44 www. kidneyresearchuk.org
0845 070 7601
45
46 www. kidneyresearchuk.org
(D) Información adicional
11. Glosario
12. Información adicional para el paciente
13. Investigación empleada en la Guía de
Asistencia para la toma de decisiones
14. Agradecimientos del equipo de investigación YoDDA
15. Información de Kidney Research UK para el paciente
48
50
51
53
54
0845 070 7601
47
11. Glosario
A continuación se incluye una lista de términos que los profesionales sanitarios utilizan al
hablar sobre la enfermedad renal y las opciones terapéuticas con las definiciones y abreviaturas
correspondientes.
Término
Descripción del término
Abreviatura
(en su caso)
Enfermedad renal avanzada Véase insuficiencia renal terminal
ERA
Fístula arteriovenosa
Véase fístula
Fístula AV
Diálisis peritoneal
automatizada
Diálisis que se realiza por la noche durante unas 9 horas
automáticamente con una máquina.
DPA
Bacteriemia
Complicación seria (también llamada septicemia),
infección que se puede tratar con antibióticos pero en
ocasiones pueden producir problemas de salud graves.
Si no se trata puede provocar el fallecimiento
del paciente
Catéter
Tubo de plástico que se inserta en el abdomen
del paciente para poder realizar la diálisis peritoneal
Enfermedad renal crónica
Enfermedad prolongada que implica un
funcionamiento incorrecto de los riñones
ERC
Insuficiencia renal crónica
Otro término para insuficiencia renal crónica
IRC
Insuficiencia renal crónica
Otro término para insuficiencia renal crónica
Fallo renal crónico
Otro término para insuficiencia renal crónica
Insuficiencia renal crónica
Otro término para insuficiencia renal crónica
Tratamiento conservador
Tratamiento paliativo para la enfermedad renal
crónica aguda que incluye modificaciones en la dieta,
pero no incluye diálisis
Diálisis peritoneal
ambulatoria continua
Diálisis que se realiza 4 veces al día mediante la
utilización de unas bolsas de baño de diálisis para
realizar el intercambio
Creatinina
La creatinina es un residuo corporal que los riñones
sanos filtran de la sangre
Baño de diálisis
Líquido que se emplea en la diálisis; puede
contener glucosa
Diálisis
Tratamiento que extrae las toxinas y el exceso de agua
del organismo
Insuficiencia renal
en estadio terminal
Otro término para insuficiencia renal crónica
IRT
Enfermedad renal en
estadio terminal
Otro término para insuficiencia renal crónica
ESRD
48 www. kidneyresearchuk.org
DPAC
Término
Descripción del término
Abreviatura
Esclerosis peritoneal
encapsulante
Complicación poco frecuente, pero muy grave que
provoca lesiones en la membrana peritoneal.
Estas lesiones hacen que el estado de salud de la
persona se deteriore enormemente y pueden
provocar su fallecimiento
EPE
Eritropoyetina
Hormona (proteína o fármaco) que ayuda al organismo
en la formación de eritrocitos para prevenir la anemia
EPC
Enfermedad renal
terminal
Nombre que recibe la condición en la que el riñón deja
de funcionar (casi por completo)
ERT
Tasa de filtrado
glomerular estimado
La FGe muestra si los riñones filtran los fluidos y limpian
la sangre de forma correcta
FGe
Intercambio
Drenaje del líquido utilizado y adición de fluido fresco
durante una sesión de diálisis peritoneal
Fístula
Una fístula es necesaria para realizar la hemodiálisis. Un
cirujano conecta una vena y una arteria bajo la
epidermis, normalmente a la altura del antebrazo
Hemodiálisis
Tratamiento para extraer los residuos orgánicos y el
exceso de agua del organismo del paciente mediante la
utilización de una máquina
HD
Hemodiálisis domiciliaria
Hemodiálisis que se realiza en el domicilio del paciente
HHD
Hemodiálisis hospitalaria
Hemodiálisis que se realiza en el hospital
HDH
Nefrólogo
Médico que trata a las personas que padecen problemas
renales
Conducto de DP
Véase catéter
Diálisis peritoneal
Tratamiento para extraer los residuos corporales y el
exceso de agua del organismo del paciente mediante la
utilización de fluido salino que se introduce espacio
peritoneal (que se encuentra a la altura del abdomen)
del paciente y se extrae de él con un conducto que se
inserta en el abdomen (por debajo del ombligo)
Renal
Adjetivo que hace referencia a los riñones
Terapia renal sustitutiva
Tratamiento que desempeña algunas de las funciones
renales
Catéter peritoneal
(o de Tenckhoff)
Véase catéter
ERC en estadio 5
Otro término para insuficiencia renal terminal
Trasplante
Intervención quirúrgica durante la cual se traslada un
riñón donado por una tercera persona
Uremia
Condición que se produce cuando los residuos
corporales y el exceso de agua no se extraen de la
sangre
(en su caso)
DP
TRS
0845 070 7601
49
12. Información adicional para el paciente
A continuación se enumeran una serie de libros y páginas web que han resultado útiles a
los pacientes con enfermedad renal crónica.
Libros
Andy Stein and Janet Wild (2010). Kidney failure explained (4th ed.) Class Publishing, London.
Andy Stein and Janet Wild (2002). Kidney dialysis and transplants. “At your fingertips” guide.
Class Publishing, London
Asociaciones de pacientes
British Kidney Patients Association
www.britishkidney-pa.co.uk
UK National Kidney Federation
www.kidney.org.uk
Páginas web del Reino Unido con información renal
Edinburgh Renal Unit
www.edren.org
Kidney Dialysis Information Centre
www.kidneydialysis.org.uk
Kidney Patient Guide
www.kidneypatientguide.org.uk
Kidney Research UK
www.kidneyresearchuk.org
NHS Chronic Kidney Disease
www.nhs.uk/conditions/Kidney-disease-chronic
NHS Dialysis
www.nhs.uk/conditions/dialysis
NICE Guidelines
www.nice.org.uk/guidance
The Renal Association
www.renal.org
UK Renal Registry
www.renalreg.com
Páginas web dirigidas a cuidadores (no son específicas de la ERC)
www.carersweek.org
www.nhs.uk/Carersdirect/Pages/CarersDirectHome.aspx
50 www. kidneyresearchuk.org
13. Investigación empleada en la
Guía de Asistencia
Publicaciones que se basan en investigaciones: los datos que se incluyen en la guía se basan en
artículos científicos extraídos de las siguientes fuentes:
Fuentes para la elaboración de la Guía de Asistencia para la toma de decisiones relativas a la diálisis
■ Bekker HL, Winterbottom A, Gavaruzzi T, Mooney A, Wilkie M, Davies S, Crane D, Tupling K, Mathers
N of the Yorkshire Dialysis Decision Aid (YoDDA) Research Projects. The Dialysis Decision Aid
Booklet: Making The Right Choices for You. Kidney Research UK: Peterborough, UK. (2014).
www.kidneyresearchuk.org/health-information.
La enfermedad renal y las opciones terapéuticas
■ BNICE Clinical guideline (CG125). Peritoneal dialysis: Peritoneal dialysis in the treatment of stage 5
chronic kidney disease. Issued: July 2011.
■ NICE Clinical guideline (CG73). Chronic kidney disease. Issued: September 2008 and (CG182) Issued
July 2014.
■ NICE Technology appraisals (TA48). Renal failure - home versus hospital haemodialysis.
Issued: September 2002.
■ The Renal Association clinical practice guidelines: Planning, initiating and withdrawal of renal
replacement therapy. Issued: September 2009.
■ The Thirteenth Annual Report, UK Renal Registry, December 2010.
■ Blake P, Burkart JM, Churchill DN, et al. Recommended Clinical Practices For Maximizing Peritoneal
Dialysis Clearances. Peritoneal Dialysis International, 1996, 16, 458-456.
Experiencias de pacientes en la toma de decisiones relativas a la diálisis
■ Morton RL, Tong A, Howard K, et al. The views of patients and carers in treatment decision making
for chronic kidney disease: systematic review and thematic synthesis of qualitative studies. British
Medical Journal, 2010, 340:c112, doi:10.1136/bmj.c112.
■ Murray MA, Brunier G, Chung JO, et al. A systematic review of factors influencing decision-making in
adults living with chronic kidney disease. Patient Education and Counseling, 2009, 76, 149–158.
■ Winterbottom AE, Bekker HL, Conner M, et al. Choosing Dialysis Modality: decision making in a
chronic disease context. Health Expectations, 2012, doi: 10.1111/j.1369-7625.2012.00798.x.
0845 070 7601
51
Elaboración de información de ayuda para la toma de decisiones relativas al tratamiento
■ HL Bekker, Thornton JG, Airey CM, Connelly JB, Hewison J, Lilleyman J, et al. Informed decision
making: an annotated bibliography and systematic review. UK: Health Technology Assessment
Number 3, 1999, NHS R&D.
■ Bekker HL, Winterbottom AE, Butow P, Dillard A Feldman-Stewart D, Fowler J, Jibaja-Weiss M,
Shaffer V, Volk RJ. Do personal stories make patient decision aids more effective: a critical review
of evidence and theory? BMC Medical Informatics and Decision Making. 2013: 13(Suppl 2):S9
(doi:10.1186/1472-6947-13-S2-S9)
■ Gavaruzzi T, Summers B, Latchford G, et al. Is it better to present dialysis treatment choices in an
option or attribute format? An experimental study. International Shared Decision Making
Conference; Maastricht, NL, 19-22 June 2011.
■ Stacey D, Légaré F, Col NF, Bennett CL, Barry MJ, Eden KB, Holmes-Rovner M, Llewellyn-Thomas
H, Lyddiatt A, Thomson R, Trevena L, Wu JHC. Decision aids for people facing health treatment or
screening decisions. Cochrane Database of Systematic Reviews 2014, Issue 1. Art. No.: CD001431.
DOI: 10.1002/14651858.CD001431.pub4
■ Summers B, Gavaruzzi T, Latchford G, et al. Testing the added value of information structure and
value clarification in resources to facilitate people’s decision making about dialysis treatments.
Society for Judgment and Decision Making Conference, Seattle, WA, USA, 5-7 November 2011.
■ The International Patient Decision Aid Standards (IPDAS) Collaboration’s Quality Dimensions:
Theoretical Rationales, Current Evidence, and Emerging Issues, BMC Medical Informatics and
Decision Making, 2013, 13: S2. (http://ipdas.ohri.ca/resources.html) and Ottawa Hospital Research
Institute – Patient Decision Aids (https://decisionaid.ohri.ca/)
■ Winterbottom A, Bekker HL, Conner Mark, Mooney A, Evaluating the quality of patient
information provided by Renal Units across the UK. Nephrology, Dialysis and Transplantation.
2007; 22: 2291-2296.
52 www. kidneyresearchuk.org
14. Agradecimientos del equipo
de investigación YoDDA
El equipo de investigación YoDDA quiere dar las gracias a todos los pacientes y profesionales
sanitarios que han participado en nuestros estudios y nos han dado su opinión acerca de los
borradores de la presente guía. Sus puntos de vista y experiencias han sido muy útiles a la hora de
elaborar una guía que fuera de utilidad para las personas que se enfrentan a estas decisiones.
Los miembros del equipo de investigación YoDDA son:
■ Representantes de los pacientes: Dennis Crane (National Kidney Federation), Ken Tupling
(Sheffield Kidney Patients Association).
■ Profesionales sanitarios: Andrew Mooney, Gary Latchford (Leeds NHS Trust); Martin Wilkie,
Lorraine Edwards (Sheffield NHS Trust); Simon Davies (University of Keele); Nigel Mathers
(University of Sheffield).
■ Científicos responsables de la toma de decisiones: Hilary Bekker, Anna Winterbottom, Teresa
Gavaruzzi, Barbara Summers (University of Leeds); Anne Stiggelbout (University of Leiden).
■ Informáticos expertos en el ámbito sanitario: Susan Clamp (University of Leeds); Owen
Johnson, Scott Jones (x-lab, University of Leeds).
■ Investigación sobre los servicios sanitarios: Paul Baxter, David Meads (University of Leeds),
Louese Dunn (Sheffield NHS Trust).
0845 070 7601
53
15. Información de Kidney Research UK
para el paciente
Kidney Research Uk es la organización benéfica de mayor importancia que se dedica a la
investigación de la enfermedad renal en el Reino Unido, con la finalidad de encontrar tratamientos de
mayor calidad y cuidados novedosos para las enfermedades renales. Nuestro servicio de información
a los pacientes está disponibles de forma gratuita para todos los pacientes renales, sus familias y
cuidadores; también está a disposición de los profesionales sanitarios e investigadores; y ofrece
asesoramiento y formación a fin de tratar mejor cada tipo de problema renal, ayudando a millones de
personas a comprender mejor en qué consiste la enfermedad. Nuestros recursos constan de:
Página web
Con una gran variedad de recursos descargables disponibles al alcance de un clic de ratón. Podrá
obtener información sobre el tratamiento y el manejo de la enfermedad renal, preguntas frecuentes
y blogs que se centran en la experiencia de otros pacientes con enfermedad renal y otros muchos
aspectos relacionados. Si desea obtener información adicional y visitar todos los contenidos
disponibles, visite la página web: www.kidneyresearchuk.org/health-information
DVD Vivir con una enfermedad renal
Kidney Research UK dispone de una gran variedad de DVD informativos que se pueden pedir a través
de nuestra página web. Los DVD ofrecen información realmente importante destinada a los
pacientes y le ayudarán a tomar las decisiones acertadas acerca de su estilo de vida y, si fuera
necesario, acerca de la planificación del tratamiento. Si desea obtener información adicional, visite la
página web: www.kidneyresearchuk.org/ LivingwithKidneyDiseaseDVD
DVD Las elecciones relacionadas con la diálisis: ¿Qué opciones existen?
Está disponible un nuevo DVD cuya finalidad consiste en ayudar a las personas a decidir qué
tratamiento de diálisis es el más conveniente en función de su estilo de vida. Ofrece una visión de
cada opción de diálisis; son las visiones de seis pacientes que han tenido que tomar sus propias
decisiones. Sus historias ofrecen un reflejo sobre cómo es la realidad y en lo que implica tener que
afrontar una decisión así. Si desea obtener información adicional, visite la página web:
www.kidneyresearchuk.org/DialysisChoicesDVD
Libro de cocina para pacientes con enfermedad renal
Está disponible un nuevo DVD cuya finalidad consiste en ayudar a las personas a decidir qué
tratamiento de diálisis es el más conveniente en función de su estilo de vida. Ofrece una visión de
cada opción de diálisis; son las visiones de seis pacientes que han tenido que tomar sus propias
decisiones. Sus historias ofrecen un reflejo sobre cómo es la realidad y en lo que implica tener que
afrontar una decisión así. Si desea obtener información adicional, visite la página web:
www.kidneyresearchuk.org/DialysisChoicesDVD
Si desea conseguir una copia de la Guía de Asistencia para la toma de decisiones
relativas a la diálisis de Kidney Research UK, póngase en contacto con el Servicio de
Información Sanitaria de Kidney Research UK:
Página web: www.kidneyresearchuk.org/health-information
Email: [email protected]
Telephone: 0845 300 1499
Únicamente se enviarán copias en papel de la Guía de Asistencia para la toma de decisiones relativas
a la diálisis por correo postal a direcciones del Reino Unido. Algunos países han traducido la guía a su
propia lengua.
Póngase en contacto con nosotros si desea obtener información adicional:
54 www. kidneyresearchuk.org
Utilice el espacio en blanco para anotar sus reflexiones o dudas:
0845 070 7601
55
MARCH 2015
T: 0845 070 7601
www.kidneyresearchuk.org
Kidney Research UK, Nene Hall, Lynch Wood Park, Peterborough PE2 6FZ
Registered Office: Nene Hall, Lynch Wood Park, Peterborough PE2 6FZ.
Kidney Research UK is a limited company registered in England.
Registered company no. 905963. Registered charity no. 252892.
Registered Scottish charity no. SC039245.

Documentos relacionados