Salida de París - Universidad Sergio Arboleda

Comentarios

Transcripción

Salida de París - Universidad Sergio Arboleda
Vigésimo Tercera Misión a China
̶ 2016 ̶
Universidad Sergio Arboleda
Un apor te institucional de la
Universidad Sergio Arboleda
a la educación de los colombianos
«Culturización con visión de negocios»
— Una vivencia enriquecedora, formativa y de imperecedera recordación —
Material protegido por Derechos de Autor
Reservados todos los derechos
Prohibida la reproducción total o parcial de este documento,
el tratamiento informático de su texto,
la publicación y transmisión por cualquier medio,
sea electrónico, mecánico, por fotocopia u otros procedimientos,
sin el consentimiento previo y por escrito del autor.
Juvenal Infante – Universidad Sergio Arboleda
© Copyright 2010 – 10-263-134 – All Rights Reserved
REPÚBLICA DE COLOMBIA
MINISTERIO DEL INTERIOR Y DE JUSTICIA
DIRECCIÓN NACIONAL DE DERECHO DE AUTOR - UAE
OFICINA DE REGISTRO
Imagines adquiridas legalmente de “Shutterstock” y otras propias del autor.
Tabla de contenido
Índice
Presentación general de la programación y cuadro de vuelos internacionales
Salida de Bogotá: indicación de vuelos y conexión en París
Agradecimientos especiales
A modo de prólogo
Arribo a la República Popular China
Parámetros climáticos de Beijing – (Indicador aproximado para el resto de China)
Aeropuerto Internacional de Beijing
Día 01 – Beijing
Día 02 – Beijing
Día 03 – Beijing
Día 04 – Beijing
Día 05 – Beijing / Xi’an – (Tren nocturno)
Día 06 – Xi’an
Día 07 – Xi’an
Día 08 – Xi’an / Hangzhou – (Avión)
Día 09 – Hangzhou
Día 10 – Hangzhou
Día 11 – Hangzhou / Shanghái – (Tren bala)
Día 12 – Shanghái
Día 13 – Shanghái
Día 14 – Shanghái
Día 15 – Shanghái / Guilin – (Avión)
Día 16 – Guilin / Yangshou – (Barco y autobús)
Día 17 – Guilin / Guangzhou – (Tren bala)
Día 18 – Guangzhou
Día 19 – Guangzhou / Hong Kong – (Barco – Trayecto fluvial y marítimo)
Día 20 – Hong Kong
Día 21 – Hong-Kong
Día 22 – Hong-Kong / (día completo en H.K. – noche a bordo) / París
Día 23 – París / Bogotá
Fin de la Vigésimo tercera Misión a China
Regreso a Colombia – Vuelos, conexión en París y arribo a Bogotá
Equipaje permitido y elementos prohibidos en los vuelos
Seguridad personal en China y Hong Kong
El cuidado con el pasaporte
Recomendación sobre tarjetas de crédito y débito
Consejos para compra de ropa en China
Nota importante de obligatorio conocimiento
Listado con direcciones de hoteles reservados y confirmados
Mapa del recorrido:
Trayecto internacional: Bogotá-París-Beijing-Hong Kong-París-Bogotá
Trayecto interno en China de Beijing a Hong Kong
Hoja de Vida (síntesis) del Director de la Misión
Anexo: Shanghái 1990 vs 2010
2
3
4
5
6
7
7
7
8
10
14
20
25
27
30
34
36
37
38
41
43
43
44
46
47
48
49
51
53
54
55
56
57
58
58
59
60
60
61
62
63
63
64
65
66
------------ o ------------
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
2
Imponentes columnas del Palacio Imperial o “Ciudad Perdida” – Plaza Tian An Men en Beijing.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
3
P RO GRAMACI ÓN
ACTIVIDADES EN CHINA Y HONG KONG
Un programa universitario con fines educativos
―
SIN ÁNIMO DE LUCRO
―
«China: la protagonista del siglo XXI»
ITINERARIO DE VUELOS INTERNACIONALES
*
VUELO
FECHA
ORIGEN
DESTINO
SALIDA
LLEGADA
AF 423
19-Junio /16
BOGOTÁ
PARÍS
5:30 PM
11:15 AM
AF 128
20-Junio /16
PARÍS
BEIJING
13:45 PM
AF 185
AF 422
13-Julio /16
14-Julio /16
HONG KONG
PARÍS
PARÍS
BOGOTÁ
10:55 PM
11:10 AM
5:50 AM*
5:55 AM
3:15 PM
21-Junio /16. Se adelanta un día al pasar del Hemisferio Occidental al Oriental en el meridiano 180º cuando
se cruza la Línea Internacional de Cambio de Fecha. Así mismo, se retrasa una fecha al regreso.
Bogotá / (París) / Beijing / Xi’an / Hangzhou / Shanghái / Guilin /
Yangshou / Guangzhou / Hong Kong / (París) / Bogotá
Tres semanas en China y Hong Kong
Salida: Bogotá, domingo 19 de junio de 2016 a las 5:30 p.m.
(Encuentro en el Aeropuerto ELDORADO: 2:45 p.m.)
Regreso: Bogotá, jueves 14 de julio de 2016 a las 3:15 p.m.
— En total son veintiséis (26) días completos de viaje —
(Se gana una fecha al regreso)
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
4
Airbus A340-300 - (jet cuatrimotor)
Aeronave de largo alcance y fuselaje ancho para 272 pasajeros.
Velocidad de crucero: Mach 0,82 (896 km/h)
― Bogotá-París / París-Bogotá ―
Boeing 777-300ER - (jet bimotor)
(El avión más grande del mundo)
Aeronave de largo alcance y fuselaje ancho para 322 pasajeros.
Velocidad de crucero: Mach 0,80 (851 km/h)
― París-Beijing / Hong Kong-París ―
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
5
Salida de Bogotá: domingo 19 de junio de 2016 a las 5:30 p.m.
Encuentro en el Aeropuerto ELDORADO: 2:45 p.m.1
Asistencia especial en el aeropuerto durante el proceso de check-in
a cargo de la División de Viajes de la Universidad Sergio Arboleda.
Vuelo
Línea aérea
Salida
Llegada
AF 423
Air France
5:30 p.m. Bogotá
11:15 a.m. París
Airbus A340-300 - (jet cuatrimotor)
— Bogotá – París: 8.636 km (5.366 millas) 10h 30min de vuelo —
Noche a bordo
 Cena + desayuno a bordo2.
Duración de la escala en el Aeropuerto Charles De Gaulle:
2h:30 min.
Salida para Beijing: lunes 20 de junio de 2016 a las 1:50 p.m.
Vuelo
Línea aérea
Salida
Llegada
AF 128
Air France
1:45 p.m. París
5:50 a.m. Beijing
Boeing 777-300ER - (jet bimotor)
— París – Beijing: 8.198 km (5.094 millas) 9h 50min de vuelo —
Noche a bordo
 Cena + desayuno a bordo.
Air France le brinda a nuestro grupo
especial asistencia al embarque y acomodación de sillas.
------------ o -----------Para evitar inconvenientes, Air France informa que el check-in counter se cierra del todo a las 4:45 p.m. Además, debido a
trabajos de remodelación en la zona de emigración de El Dorado, esta operación puede tardar hasta 60 minutos. Por lo tanto,
conviene ser puntuales.
1
Gratis durante el vuelo: además de las comidas principales, bebidas, snacks, periódicos, revistas, música variada y una
amplia oferta de películas y series de televisión; todo, mediante pantalla táctil individual en el asiento delantero y audífonos.
Hay de qué distraerse; incluso, aprovechar los vuelos para descansar. ¡No cuente las horas, disfrútelas, góceselas!
2
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
6
AGRADECIMIENTOS ESPECIALES
A
La Embajada y Consulado
de la República Popular China
en Colombia
A
La Embajada de Colombia
en la República Popular China
A
La aerolínea Air France
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
7
A modo de prólogo
P
ara conocer una nación y tratar de acercarse a la identidad de un pueblo que nos sea de
naturaleza extraña, es preciso ir a su encuentro con los ojos de la mente y del alma bien abiertos
y expectantes. De este modo, quien viaja con la imaginación alerta y el ánimo dispuesto a la
caza de sensaciones nuevas, sabiendo dejar de lado todo lo fútil e inconexo, se renueva en sí mismo, y
al asimilar lo que captura, termina por convertirse en parte de ese mundo que descubre. Así, las
impresiones que recoge y el nuevo aire que el visitante franco y espontáneo inhala, influyen su
carácter, lo moldean, lo ennoblecen y le aclaran la mente y el juicio. Por esta razón se dice que un gran
viaje es la ocasión más propicia para conocerse mejor a sí mismo.
Siendo así, al embarcarse en un viaje de exploración cultural a lejanas tierras, conviene saber
desprenderse de los prejuicios turbios y sin fundamento que distraen y confunden, así como de esa
perniciosa propensión al cotejo que, a la postre, solo consigue nublar la visión de la razón. Más bien,
para obtener el mejor fruto de su peregrinaje, el viajero esmerado, atento y observador habrá de
aprestarse a pasar por alto los contrastes —verídicos o figurados— entre usos y costumbres, entre lo
perceptible y lo implícito, que nos apartan de quienes nos abren sus puertas y nos acogen con libertad
y tolerancia en su suelo natal, tal como les llegamos, tal como somos y estamos hechos.
La senda conducente consiste en consagrarle algún interés previo a escudriñar sus orígenes: de dónde
vienen y qué camino han transitado, a fin de poder establecer en el escenario real la analogía necesaria
entre su pasado y presente, entre el mito y la evidencia, entre la fantasía y la realidad, entre el telón y
el fondo… Y tanto más imperioso lo es por cuanto se trata de la legendaria e inefable China, el antiguo
Imperio del Medio, fascinante, misteriosa, enigmática y sugestiva. China es cuna de una civilización
de imperturbable encanto, cuyo aspecto más revelador es su propia continuidad histórica y cultural,
que permanece intacta a través del paso de los siglos y milenios a pesar del modernismo triunfante que
ellos mismos le imprimen. Es así, porque sus gentes han conservado indemne una tradición íntima,
propia, exclusiva y subjetiva, por mucho más tiempo que ninguna otra comunidad humana sobre la
Tierra; una raigambre que ostenta la edad de la misma cultura humana. De hecho, los chinos se
modernizan, sí; se internacionalizan, sí…, pero no se occidentalizan; siempre seguirán siendo chinos.
Y es así porque ser chino es una condición inmutable que no renuncia a ese meticuloso pragmatismo
de la perspectiva confuciana que constituye el núcleo de sus cánones éticos. El chino no se aparta de la
disciplina holística del orden, de la unidad de todas las cosas naturales, incluido el hombre, y del
equilibrio y la armonía representados en el Yin y el Yang que les viene del taoísmo. Jamás abandonan
la esperanza de una vida longeva (la trascendencia) mediante la praxis de una vida afable y generosa,
disipada de alteraciones contradictorias, tal y como lo profesan las enseñanzas de la doctrina y el
método budista de vida, que a través de la introspección conduce al fin del sufrimiento emocional,
siendo esta la creencia preeminente en la cual se fundamenta el budismo en todas sus derivaciones.
Por eso se dice que viajar a través de China es sumergirse en la esencia pura que destila el mejor texto
de capítulos medulares de la historia universal que los occidentales desconocemos; es el eslabón que
nos falta para poder interpretar con mayor claridad de criterio el devenir de la humanidad, partiendo
del proceso de sus remotos orígenes. Y es esta, justamente, la finalidad que persigue el Programa de
Misiones Académicas a China de la Universidad Sergio Arboleda; porque si bien los pueblos de las
diferentes naciones del mundo ven a China desde ópticas distintas, todos comparten la importancia de
visitarla, de conocerla, de verla con sus propios ojos y de vivirla más allá de sus propias fronteras
culturales, que a veces lo limitan a uno en el sentir y entender. De suerte que un gran viaje, exitoso,
lúcido y bien logrado, es ese cuyo legado cultural nos transforma, emancipa nuestra mente, estimula la
imaginación y enriquece el intelecto. China es, en fin, la protagonista del siglo XXI. Conocerla es un
privilegio; haberla conocido, una misión cumplida en la vida. Visitar a China para saber de ella, lo
dicen los expertos, es el instrumento indispensable para lograr un adecuado engranaje en las relaciones
con los chinos en todos los ámbitos, en particular en el de los negocios y los asuntos de Estado.
Juvenal Infante
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
8
Arribo a la R. P. China: martes, 21 de junio - 2016
(中华人民共和国 — Zhōnghuá Rénmín Gònghéguó)
Parámetros climáticos promedio de Beijing en grados Celsius (°C)
Mes
Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic.
Temperatura máx.
1
4/6
Temperatura mín.
-6
-5
10/14 18/21 22/25 26/28 28/32 32/38 30/24 20/16 12/8
3
10
14
22
26
28
20
10
0
3/1
-5
 Código telefónico de China: 86
Al poner los pies en China en esta XXIII Misión Académica de la
Universidad Sergio Arboleda, nos aprestamos a emprender toda una gran
marcha de norte a sur por una de las naciones más extensas y variadas del
Globo, que representa en sí la más refinada y ancestral civilización,
ciertamente de costumbres e idiomas muy disímiles de todo aquello que hemos
conocido. En casi cuatro semanas habremos consumado un periplo de unos
4.500 km a través de míticas ciudades imperiales, como lo son Beijing y Xi’an; de las más bellas
ciudades de China: Hangzhou y Guilin; urbes súper modernas con los skylines más sugestivos del
planeta: Shanghái, Guangzhou y Hong Kong... En fin, toda una incursión por lejanas tierras
seductoras, una gran aventura que nos permitirá conocer, como más y mejor se puede en tan limitado
tiempo, un país y un pueblo con una tradición cultural milenaria y fascinante. Sus habitantes, por lo
general amables, siempre listos a acoger y asistir al visitante foráneo, nos sorprenderán gratamente,
tanto como las incomparables reliquias históricas y culturales que la gran nación china guarda en
testimonio de lo que ella ha sido. Para tal peregrinaje, habremos echado mano de casi todos los medios
de transporte existentes: aviones, autobuses, taxis, trenes, metro, rickshaws (bici-taxis), teleférico,
barcos…, todo con el fin de movernos continuamente a través del país y cubrir las largas distancias
necesarias para desvelar los invaluables tesoros que esta gran nación alberga.
Ocioso advertir que tratar de redactar unos comentarios actualizados sobre China es labor poco más o
menos imposible. China no sigue un libreto agarrotado; China guarda con celo su esencia, su identidad
inmanente, sí; pero también se innova, evoluciona y se transforma día a día. Así, la historia del hombre
jamás nos había dado cuenta de una nación y un pueblo más dinámicos, más afanosos, más cambiantes
y a la vez más fieles y devotos a su tradición y a su propia y distintiva cultura ancestral, no obstante su
insaciable obsesión por la modernidad. Suena paradójico, pero esa es China y así son los chinos.
Con todo, a título de sugerencias generales para quienes viajan a China, procuraré registrar entre las
anotaciones que siguen algunas de mis impresiones personales, tratando de ser lo más objetivo posible
acerca del gigante asiático que me aprecio de conocer apenas, por mucho, moderadamente; jamás
suficiente. Estas observaciones se basan en mis experiencias personales y son recomendaciones
abiertas y voluntarias para el visitante ávido de conocimientos y entendimiento; desde luego, siempre
sobre la base de mis propias vivencias y capacidad de percepción puesta a prueba en ya más de treinta
visitas efectuadas al antiguo Celeste Imperio; la primera de ellas en 1978. Trataré también de fijar
diferencias y contrastes entre falsas creencias e insospechadas realidades. Bienvenidos, pues, a nuestra
vigésimo tercera misión a China de la Universidad Sergio Arboleda con un cálido Ní Hâo! (你好)
Aeropuerto Internacional de Beijing
北京首都国际机场 (Código IATA: PEK):
El Aeropuerto Internacional de Beijing, es hoy un inmenso
complejo en forma de dragón que se compone de grandes
edificios, tres terminales, tres pistas y dos modernas torres de
control que operan simultáneamente. Un formidable edificio
inteligente, sustentable, confortable y amable con el usuario.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
9
Tal como es ahora, el aeropuerto se construyó en varias
etapas sucesivas a través de algo más de medio siglo,
cuando era tan pequeño y vetusto que no contaba ni
poco internacionalmente. Tres décadas después, además
de permanentes remodelaciones y ampliaciones, la más
ambiciosa, última y reciente de estas fases consistió en
la construcción del despampanante Terminal 3, cuyo
interior se muestra en la foto de la derecha. Dispone de
cerca de un millón de metros cuadrados de edificación,
tres kilómetros de longitud y capacidad para el tránsito
de 76 millones de pasajeros. En la actualidad, este es,
sin duda, el más moderno, más funcional y más grande aeropuerto del mundo.
Para tener una mejor idea, este aeropuerto es tan grande como cuatro Heathrow, de Londres; más
grande aún que los aeropuertos Charles De Gaulle, de
París, y Heathrow, juntos. El moderno Terminal 3 se
inauguró en febrero de 2008 como parte de los
preparativos de la ciudad para la celebración de los
XXIX Juegos Olímpicos. Su diseño se le adjudicó,
mediante reñido concurso internacional, al
renombrado arquitecto británico Sir Norman Foster,
quien fue Premio Príncipe de Asturias de las Artes
2009. Las columnas rojas y el elegante techo dorado
del exterior del magnífico Terminal 3 (foto a la izquierda)
evocan los palacios y templos imperiales de la
legendaria capital china. El edificio es impresionante
y fastuoso; es el símbolo palpable del enorme poderío
alcanzado por China en los últimos 38 años, cuando
en 1978, en medio de la pobreza y el atraso, el gran dirigente Deng Xiaoping le dijo a los chinos:
«enriquecerse es glorioso». Y con esa frase arrancó el arrollador proceso de despegue que aún no
termina y ha resultado en el capitalismo exitoso y arrollador que hoy ostentan los chinos con orgullo,
en contraste con aquel pasado sombrío, de severa austeridad, extremo rigor político e improductivo
colectivismo. ‒Infortunadamente, en esta ocasión llegamos al Terminal 2 y no al soberbio Terminal 3‒.
Día 01 - Beijing
Martes, 21 de junio.  Desayuno-buffet + Cena especial de bienvenida.
Arribo a Beijing - 北 京.
Entramos a
China por Beijing (antes Pekín), que significa
Capital del Norte. Beijing es la puerta de
entrada de la mágica China y una de las urbes
más antiguas y fascinantes, fundada en 1405 a.
C. Es la sorprendente gran metrópoli capital de
China; eje político, gubernamental, social y
cultural de esa gran nación que no cesa de
asombrar al mundo. En efecto, por los últimos
ocho siglos Beijing ha sido la capital majestuosa
de China —imperio y república—. Se encuentra
situada en el norte de la Llanura Huabei. Latitud 39° ‘93N; similar a la de Madrid (40º ‘31N) y la de
Roma (41° ‘54N). Es y ha sido corazón y alma de la sociedad china a través de su larga historia;
sorprende a sus visitantes, encanta y cautiva a viajeros venidos de los cuatro rincones del planeta a
explorar lo antiguo y disfrutar de lo nuevo. Se le tiene como punto de encuentro del pasado con el
presente y una ventana abierta al futuro de China y del mundo.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
10
Al presente, aquella clásica y legendaria ciudad se ha modernizado y figura entre las metrópolis más
grandes y populosas del Orbe; segunda de China después de Shanghái.
En efecto, cuando hace tres décadas,
apenas transitaban en sus grandes
avenidas algunos pocos automóviles
oficiales y uno que otro taxi, en
contraste con las marejadas sin fin de
bicicletas y rickshaws (bici-taxis), hoy
circulan en ellas más de cinco millones
de vehículos automotores. Cada día
ingresan unos mil automóviles a su
desenfrenado tránsito. Pero, asimismo,
salen de circulación los automotores de
más de diez años y se construyen cada
día más y más vías modernas y
eficientes. De igual forma, se aplican
medidas estrictas para controlar la alarmante polución ambiental urbana por monóxido de carbono.
Tan pronto salimos del Terminal 2, encontramos que nos espera Rosa
Cheng, nuestra guía-acompañante china portando un cartel de la
Universidad Sergio Arboleda, y quien nos mostrará la magia de
Beijing y sus alrededores en perfecto español. Asimismo nos asistirá
después durante todo el recorrido hasta Guangzhou, donde después de
visitar la ciudad durante dos días nos embarcaremos para navegar por
río y mar hacia la mítica Hong Kong, donde culmina la misión.
El traslado al hotel, Marriott Renaissance Beijing Capital, se
efectúa en un cómodo autobús, trayecto en el cual percibimos las
primeras impresiones sobre China. A medida que se avanza por la
autopista, se va revelando una urbe en plena ebullición, plagada de
excavadoras, grúas, elevadores y andamios que testimonian su
dinámico crecimiento. Una vez en la ciudad sorprende que casi todo sea nuevo o en proceso de
construcción. Barrios completos y edificios de más de veinte años parecen acorralados; se nota que
tienen sus días contados... Los chinos dicen: ¡El futuro no espera! Se les adelantan a las necesidades;
no se dejan coger ventaja de los problemas ni los obstáculos…!

A la llegada al hotel (foto de la derecha),
procedemos a hacer el check-in y recibir algunas
instrucciones de parte de Rosita, nuestra guía,
quien hace particular énfasis en la utilidad absoluta
de mantener siempre consigo una tarjeta del hotel,
la cual viene con el nombre y dirección del mismo
en mandarín e inglés, y sirve para mostrarla a los
taxistas cuando decidamos aventurarnos en las
calles de China y queramos regresar al hotel por
nuestra propia cuenta. Así mismo, Rosita nos
informará acerca de la tasa de cambio de la
El Lobby - Foto cortesía de Marriott Hotels & Resorts
moneda y de cómo servirse de las tarjetas para
llamadas telefónicas y del internet del hotel a fin de comunicarse con Colombia. Se nos advierte que
debe mantenerse la precaución de llevar siempre consigo los números de teléfonos celulares del
director de la misión, del guía local y de la guía-acompañante. Seguidamente, se procede a distribuir
las habitaciones por pares, cuyo listado (rooming list) permanece vigente, aunque no inflexible, para el
resto del circuito. Caben los cambios, si son solicitados por los interesados y si las circunstancias lo
permiten sin generar inconvenientes para los otros o sobrecostos.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
11
Después de nuestro primer desayuno en China, en el que se sugiere comenzar de una vez a probar los
típicos platos chinos, se recomienda efectuar cambio de divisas por moneda china 3 en el banco, justo
abajo, al lado del hotel. Enseguida, tenemos un par de horas de reposo, como para tomar una ducha y
descansar un rato. A la hora que nos indique nuestra guía, tomamos el autobús a nuestro servicio, que
nos llevará a la Gran Explanada de los Juegos Olímpicos de 2008, una gran expectativa de todos.
Allí podremos observar de
cerca el exterior del Estadio
Nacional de Beijing, más
usualmente conocido como
el Nido de Pájaro, en razón
de la red de acero sólido que
forma su estructura exterior
y está recubierta de una capa
de polímero transparente.
Este enorme estadio tiene
330 metros de largo, 220 de
ancho y 69 en su punto de
mayor altura. Desde todo
punto de vista es una construcción impresionante.
Allí mismo, veremos el Centro
Acuático Nacional, más conocido
como El Cubo de Agua, uno de los
proyectos estrella de los Juegos
Olímpicos de 2008 por su armazón
rectangular, recubierta de unas
membranas o cojines de plástico
transparente, que permite el paso de
la luz natural y están al alcance de
la mano de los curiosos que quieran
comprobar su textura elástica, tersa,
mullida, fresca y de especial
sensación al tacto.
 Cerca de las 07H00 p.m., salimos del hotel en autobús hacia nuestra primera cena china, que será
en el restaurante gourmet Chiang Nan Mansion (娃哈哈江南赋大酒楼), el cual aparece en la foto a la
derecha, y donde viviremos nuestra primera experiencia
con la auténtica gastronomía china, la utilización de los
palillos4 y la mesa redonda giratoria.
Hasta donde cada cual pueda, se sugiere no pedir cubiertos
con el objeto de hacer el primer ensayo y comenzar a
entrenarnos con los palillos orientales, lo cual en realidad
no es nada difícil, ni mucho menos incómodo. Los chinos
encuentran sus palillos, por lo general de madera, más
adecuados para comer, más higiénicos y saludables que
nuestros cubiertos metálicos.
El renminbi es la moneda oficial de China. Su unidad es el yuan. La tasa de cambio es fijada oficialmente por el gobierno y
se mantiene invariable, ya sea que el cambio se realice en un banco o en el servicio de cambio de los hoteles. Para cambiar en
los bancos hay que presentar el pasaporte y toma más tiempo.
3
Se comenzaron a utilizar en China como utensilios para comer, servir y cocinar desde hace entre 3000 y 5000 años. No solo
se usan en China sino también en Japón, Corea, Vietnam y Tailandia; y no en el resto de los países asiáticos.
4
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
12
 Posteriormente regresamos al hotel, donde cabe pasar un rato en la piscina y/o sauna5 con el fin de
descansar un poco y, sobre todo, con el objeto de no irse a dormir demasiado temprano, a efectos de
tratar de irnos acomodando al nuevo horario. Respecto a China tenemos una diferencia de +13 horas.
Lo ideal es procurar irse a la cama allá a la hora que habitualmente lo hacemos en Colombia, digamos,
hacia las 11:00 p.m. La despertada será a las 07:00 a.m., pero en razón del cambio de horario,
seguramente desde antes ya estaremos bien despiertos, en pie e impacientes de salir a explorar y
satisfacer nuestra curiosidad por conocer. Atención: En los hoteles el desayuno-buffet está abierto a partir de 06:00.
Día 02 - Beijing
Miércoles, 22 de junio.  - Desayuno-buffet + almuerzo + cena.
Al terminar el desayuno, a la hora que nuestra guía nos habrá señalado la noche anterior, tomamos el
autobús que nos llevará a la gran Plaza de Tian An Men, que en chino quiere decir Plaza de la Puerta
de la Paz Celestial (天安门广场), localizada en el polo central de la ciudad. Este grandioso monumento,
se constituye en el núcleo central de la nación china contemporánea. Es la plaza pública más grande
del mundo, con 880 metros de largo (norte a sur) y 500 de ancho (este a oeste); un área total de
440.000 metros. En ella, hará 66 años, el máximo líder de la China revolucionaria y comunista, el
presidente Mao Zedong, proclamó la República Popular China (R. P. Ch.) un soleado y fresco
sábado otoñal del 1° de octubre de 1949. Desde entonces, se evidenció la necesidad de contar con un
espacio adecuado para celebraciones oficiales. (Caminaremos mucho; se recomiendan ropa y zapatos cómodos)
Así, la Plaza fue concebida para celebrar actos políticos masivos de apoyo al régimen, algo ajeno a la
tradición china, pero muy propio de los regímenes comunistas. Hoy, cabe decirlo, del comunismo de
antes solo queda en China el ismo de consumismo, a pesar del unipartidismo imperante en cabeza del
Partido Comunista Chino (P.C.Ch.). Si la China de hoy es todavía comunista, lo será solo de nombre.
Esta vastísima explanada de
pavimento gris y altos postes de
alumbrado, corazón de Beijing y
punto de encuentro de masas, se
edificó a comienzos de los años
cincuenta tras el éxito de la
revolución comunista liderada
por Mao Zedong. Asombra el
orden y pulcritud. De hecho,
quien escupa, arroje papeles o
ensucie allí, recibe una multa.
“Puerta de la Paz Celestial” – Vía de acceso al Palacio Imperial o Ciudad Prohibida.
El uso de la piscina es gratuito para los huéspedes. A veces, en algunos hoteles, por usar el baño sauna debe pagarse una
módica suma en moneda china, la cual se carga a la habitación. En cambio, el famoso masaje de pies (foot massage) resulta
más costoso y menos apropiado en los hoteles que en los sitios especializados. No olvide empacar vestido y gorro de baño.
5
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
13
Nota: En este punto de la Plaza, el elemento focal más visible es un monumental retrato de Mao Zedong que se erige en el
telón de fondo ineludible para la foto que chinos y extranjeros se toman en la Plaza. Este es el punto donde nosotros nos
tomaremos la foto oficial de la Vigésimo Tercera Misión de la Universidad Sergio Arboleda a China.
Es el complejo palaciego más grande del mundo, ícono por excelencia del Imperio chino, símbolo de
poder y riqueza y testigo de los principales hitos arquitectónicos de Beijing y de China. Su nombre
completo en chino es «Ciudad Púrpura Prohibida». Hoy en día, los chinos simplemente lo
denominan Gùgōng (故宫), que significa «Palacio Antiguo».
Fue en la Puerta de la Paz Celestial, la principal puerta de la Plaza, construida en el siglo XIX, donde
en 1949 Mao proclamó desde una tarima el nuevo régimen de la República Popular bajo la égida del
partido comunista, vencedor de la guerra civil que durante 20 años enfrentó a los nacionalistas del
Kuomintang y al bando comunista del PCCh, que todavía hoy ostenta el poder. Intrigan a los visitantes
extranjeros los sendos epígrafes rectangulares enormes, en caracteres blancos en alto relieve y fondo
rojo, a lado y lado del retrato. En mandarín, estos sencillamente rezan: «Viva la República Popular
China» y «Viva la unidad de los pueblos del mundo». En el centro de la Plaza se eleva un obelisco
de piedra: el Monumento a los Héroes del Pueblo, de 38 m de altura, y una inscripción escrita por el
propio Mao, en la cual se lee: «Los héroes del pueblo son inmortales».
En el lado Oeste de la plaza se encuentra la Gran Sala del Pueblo, donde se congrega la Asamblea
Nacional. Al Este, se halla el Museo de Historia y de la Revolución. En el centro, el Monumento a
los Héroes del Pueblo, al Norte el Mausoleo del presidente Mao.
La imponente Plaza de Tian An Men fue producto de Mao Zedong, también llamado «El Gran
Timonel» o «El Gran Líder» o, simplemente, «Presidente Mao», quien quiso contar con una gran plaza
para concentraciones masivas y que superara las dimensiones de la «Plaza Roja» de Moscú y las de
cualquier otra gran plaza del mundo, que fuera la más grande e imponente de todas, símbolo del
nacionalismo de la naciente China comunista de aquella pasada época. Y fue justo en ella, el 1° de
octubre de 1949, cuando Mao izó por primera vez la bandera roja de la embrionaria nueva China.
Allí, en la Plaza, se conmemoran aún las efemérides patrias más importantes, tales como el desfile del
1º de octubre —Día Nacional—, que en 2009 se convirtió en un formidable espectáculo cuando los
chinos celebraron el 60° Aniversario6 de la Fundación de la República Popular China. En efecto,
con un pomposo desfile cívico-militar, en el que unos 200.000 efectivos tomaron parte, se cumplieron
los festejos para conmemorar las seis décadas de la fundación de la República Popular China. La
parada militar que sirvió de homenaje fue impresionante; modernos tanques, misiles y aviones del
Ejército de Liberación Popular (ELP) —el mayor del mundo, con cerca de 2,5 millones de
combatientes—, se exhibieron marchando por la Avenida Chang’An (48 Km de longitud), frente a las
atestadas tarimas de honor que se instalaron en la Plaza y albergaron a miles de invitados especiales.
La Plaza de Tian An Men fue también el tétrico escenario de la Protesta de 19897, generada por
estudiantes, profesores e intelectuales que demandaban mayores libertades civiles y apertura del
sistema político. Los dirigentes del alto gobierno conceptuaron que no era ese el momento ni la forma
y decidieron sofocar el movimiento. En la contención de la protesta perdieron la vida alrededor de
2.000 manifestantes o tal vez más, cuando el Ejército Popular de Liberación (EPL) entró a reprimir en
forma violenta la manifestación en la Plaza y calles aledañas. Se calcula que hubo cerca de 10.000
heridos por cuenta de la infantería y los poderosos tanques, así como otro tanto de arrestos y severas
condenas que, se afirma, incluyeron numerosas ejecuciones y encarcelamientos de larga duración.
El evento fue fastuoso. El mundo entero lo vio —total o parcialmente— por televisión y, desde luego, asombró a todos su
suntuosidad y perfección. Los mejores desfiles se pueden ver en el enlace: http://www.youtube.com/watch?v=ofFa0CO90wA
6
Este es tema todavía tabú en China y tópico que los extranjeros nunca debemos abordar, a no ser que se trate de un chino
con quien se haya logrado establecer una relación personal de mucha confianza. Frente a contactos de negocios, es preferible
abstenerse de hacer cualquier tipo de comentario al respecto. En general, el tema político es delicado y lo mejor es no mostrar
demasiado interés. No conviene solicitarle a la guía comentar este asunto; es tema, en verdad, que en China preferiblemente
se deja de lado o a la iniciativa de los mismos chinos, que lo abordarán motu proprio o simplemente no lo harán.
7
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
14
El Palacio Imperial o “Ciudad Prohibida” – Morada de los emperadores del Siglo XV a principios del XX.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
15
Después de visitar la plaza, ingresamos a
través de la mencionada Puerta de la Paz
Celestial al grandioso «Palacio Imperial»
(紫禁城) o «Ciudad Prohibida», llamada así
en razón de la interdicción para el pueblo
raso por espacio de más de 500 años de
entrar en ella traspasando sus inexpugnables
murallas, so pena de ser ejecutado. El
Palacio Imperial se constituye, por encima
de la Gran Muralla, en la atracción turística
más auténtica y significativa de toda China.
Residencia de los todopoderosos y
endiosados emperadores («Hijos del Cielo»),
fue sede del poder y recinto sagrado de las
dinastías Ming y Qing hasta 1911. (A la
izquierda, el Trono Imperial). Se construyó en el
siglo XV, entre 1404 y 1421.
Todo en la “ciudad prohibida” es simbólico; una representación espiritual del universo, desde los
tejados de esmalte amarillo dorado (color del Emperador) hasta los dragones dispensadores de buena
suerte que protegen las 70 hectáreas de esta ciudad dentro de la ciudad. En el palacio vivían, además
de la Emperatriz, no menos de diez mil personas, entre cortesanos, altos dignatarios del régimen,
consejeros eruditos, educadores, artistas, calígrafos, médicos, historiadores, adivinadores, eunucos e
incontables concubinas, que acompañaban y servían con total consagración al Emperador Celestial y
a su familia como única y excelsa razón de su existencia; para eso nacieron y para eso vivían.
 Almuerzo. Después del almuerzo, y como ya es habitual en nuestras misiones a China, siempre y
cuando las circunstancias lo permitan, ofrecemos una breve visita informal en la sede de la Embajada
de Colombia en Beijing8 a nuestra Embajadora, Dra. Carmenza Jaramillo, diplomática, ex directora
de Proexport en los Estados Unidos y ex Embajadora de Colombia en la India, quien sobre seguro nos
recibirá, si el momento le es propicio de acuerdo con su agenda de compromisos.
Pasaremos el resto de la tarde en el popular
Mercado de la Seda (Silk Market o también
Silk Street (秀 水 街), obligado paraíso de las
compras. El autobús a nuestro servicio nos
esperará en el parqueadero enfrente de la entrada
principal del Mercado, el cual, así parezca
exagerado, se le considera el tercer destino más
popular de Beijing después de la Gran Muralla y
de la Ciudad Prohibida. Todo turista u hombre de
negocios que visita Beijing, sin duda pasará una
tarde o parte de ella en este vibrante mercado.
Cabe anotar que en el Mercado de la Seda o Xiu
Shui Market, que ocupa un edificio entero de siete pisos, atiborrado de todo tipo de mercancías y
productos; en verdad, se puede encontrar todo lo imaginable y con una diferencia abismal de precios
en comparación con Occidente. Se calcula que entre semana el mercado recibe unos 30.000 visitantes
y casi el doble durante los fines de semana. Se le llama también «Mercado de Imitaciones», dado que
en él se halla toda clase de ropa, zapatos, relojes, bolsos para señoras, maletas de viaje, morrales,
bisutería, artículos deportivos, gafas de sol, cámaras digitales, ingeniosos gadgets electrónicos, etc.,
todo teóricamente “de marca”.
8
Embajada de Colombia en China (哥伦比亚驻北京大使馆 光华路34号,北京 100600)
Guang Hua Lu, 34 - Beijing 100600 ―  (86-10) 65 32 17 13 – 65 22 33 77 – 65 32 31 67.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
16
En el mercado de la seda, se encuentran, incluso, sastrerías que confeccionan vestidos y camisas a la
medida, al gusto del cliente, hombre o mujer, de un día al otro.
En cuanto a las imitaciones, conviene saber que existen, por
supuesto, de todas las categorías imaginables, desde la imitación
más burda y ordinaria hasta copias o replicas casi perfectamente
idénticas a la marca original. Personajes como George Bush padre
(ver foto), Henry Kissinger, Nelson Mandela, el Príncipe de Asturias,
hoy Rey de España, y hasta Juanes y Shakira, para mencionar
apenas unos pocos, han comprado allí, dándose aires de duros
regateadores y contentos de haber conseguido una buena ganga.
Según los expertos, en el Silk Market se
encuentran desde los más torpes remedos, las
falsificaciones más ordinarias y ramplonas,
mediocres a simple vista y, claro está, de la peor
calidad, hasta verdaderas réplicas —como les
llaman ellos— o copias triple A, por lo general
algo costosas, pero que pueden no diferenciarse
prácticamente en nada del original. Este asunto es,
desde luego, cosa muy personal y solo incumbe a
cada cual; es, en el fondo, cuestión de gusto y de
saber reconocer las buenas copias de las menos
buenas. Con todo, los precios en el Mercado de la
Seda son a menudo muy atractivos. Y, aún si uno se equivoca y paga más de lo que debió haberle
costado, no es tampoco mucho lo que se “pierde”.
Para dar un ejemplo, un par de zapatos tenis, u otro tipo de calzado deportivo, que en Colombia podría
costar no menos de $300.000, allí es posible conseguirlo por $80.000, de
suerte que estando allá, aún para los más cautos, se destapa el frenesí
consumista de los visitantes extranjeros venidos de todas partes del mundo,
que atiborran sus pasillos desde la apertura hasta el cierre. (9:00 a 9:00). Así,
China, la llamada «fábrica del mundo», conquista los mercados
internacionales con precios sumamente competitivos y cada vez de mejor factura; algunos, de calidad
óptima, que a veces no tienen mucho ni nada que envidiarle a un artículo común que se adquiera en
Bloomingdale´s, Harrods, Galeries Lafayette, el Corte Inglés o algún almacén del Centro Andino o de
Unicentro. Es cuestión personal: conocer de calidades y tener buen ojo.
Es importante saber que el juego del regateo en el Mercado de la Seda es duro y
parejo; sin piedad ni remordimiento. Es una regla imprescindible, es la modalidad
del lugar y de muchos otros sitios en China. Hay que aprender, naturalmente, pero la
escuela se hace rápido y, una vez se aprende, se ahorra uno bastante dinero y tiempo
en la lucha por obtener el mejor precio. Lo cierto es que el monto puede alcanzar a
bajar hasta un 70% menos respecto del precio dado en respuesta a la primera
consulta y, en este aspecto, por idiosincrasia y tesón, los colombianos siempre
logramos llevarnos las mejores gangas...
En parte, el éxito depende de no perder nunca la sonrisa ni el buen talante
mientras se regatea y se bromea al tiempo con las chicas vendedoras;
siempre ganan las ocurrencias amables y la simpatía para hacer bajar los
precios. El comprador displicente que se enoja, pierde el juego, puesto
que, en realidad, de eso se trata, de un juego en el que se pone a prueba la
habilidad del otro en el arte del regateo: no mostrar interés; hacer creer
que uno ya tiene poco dinero porque ha gastado lo que tenía; señalarle
“defectos” al producto; no le gusta tanto ese color…, etc.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
17
Finalmente, allá como aquí, lo que uno quiere comprar no vale más de lo que uno está dispuesto a
pagar…! Un aspecto curioso es que en este mercado la barrera lingüística es vencida por la rara virtud
de que hacen gala las jóvenes chinas que atienden los cientos de puestos ―visiblemente de estrato
bajo―, de comprender y hacerse entender en varios idiomas. La negociación se lleva a cabo con
calculadora en mano. El vendedor pone un precio, digamos 100, y lo muestra en la calculadora; el
comprador pone el suyo: 20 o 25, para quedar al fin en 40. Finito, finito…, ni para ti ni para mí…, son
expresiones de ellas para indicar que no bajan ni un yuan de más, pero siguen bajando. No hay que
extrañarse, ni vale la pena incomodarse, si estas jóvenes vendedoras nos agarran para no dejarnos ir,
nos empujan, nos arrinconan, nos atenazan entre dos de ellas. Nos llaman guapa o guapo, al principio,
pero si no compramos, puede que nos digan: tú, loco…, tacaño; vete, vete…!  Hotel.
Día 03 - Beijing
Jueves, 23 de junio.  - Desayuno-buffet + almuerzo.
Por fin, la visita más esperada y
uno de los mayores atractivos de
China, como también es sin duda
una de las obras de ingeniería de
la antigüedad más grandiosas e
inspiradoras a escala universal:
la Gran Muralla China (长城)9,
que se tiene como una de las
maravillas del planeta y el ícono
más representativo de China ante
el mundo. Es una soberbia e
imponente obra defensiva de la antigua China, en donde se acantonaba el vasto ejército imperial para
proteger su reino. Todo un titánico bastión es esta impresionante fortificación, que fue construida de
manera consecutiva durante las sucesivas dinastías de emperadores que reinaron entre el siglo V a. C.
y el más reciente siglo XVI. Su propósito era resguardar los confines del imperio en su frontera norte
de los ataques de los nómadas Xingú, los
Bárbaros de Mongolia, de naturaleza belicosa e
invasora, y las tribus campesinas del antiguo
territorio manchú, al noroeste del país.
La gracia y el enorme atractivo de la Gran
Muralla residen en su majestuosidad, su fuerza,
su pasmosa extensión y, de cierta manera, su
recato de cara al entorno natural. En su totalidad,
la Gran Muralla cuenta con más de seis mil
kilómetros de longitud, mil pasos fortificados y
diez mil torres o atalayas de vigilancia y
concentración de tropas. En realidad, la Gran
Muralla no es una construcción del todo continua;
está compuesta por toda una serie de tramos
edificados cada uno durante el curso de diversas
dinastías por espacio de más de dos milenios. Narra
la historia que casi una cuarta parte de la población
china de la época —soldados y campesinos venidos
de todo el reino— participó en las duras labores al
momento de su construcción. También se dice la descomunal obra quedó convertida en el mayor
cementerio de China, puesto que en sus laderas se hayan enterrados más de diez millones de seres.
9
Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1987. En 2007 con toda justicia fue elegida como una de las Siete
Maravillas del Mundo Moderno. El tramo que visitaremos está situado en Balading, a unos 70 km del centro de Beijing.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
18
De la Gran Muralla se alega que es la única estructura artificial ―obra del hombre― visible por el ojo
humano desde la órbita terrestre, pero esto no es cierto; es simplemente un mito callejero. En verdad,
existen en el mundo grandes estructuras de ingeniería de mayor envergadura: represas, grandes
puentes, enormes autopistas sobre pilotes, que tampoco se alcanzan a divisar desde el espacio exterior.
 - Almuerzo chino en restaurante campestre a las afueras de Beijing, en cercanías de la Gran
Muralla. Por la tarde, visitaremos el Camino Sagrado, una avenida a cuyos costados están dispuestas
grandes estatuas en piedra de animales: camellos, elefantes, leones, caballos y demás, así como
imponentes efigies humanas de altos funcionarios y militares de rango superior.
Las estatuas están ubicadas en un bello parque
y fueron erigidas según los estrictos preceptos
de la teoría del Feng-shui (pronúnciese fong
shway). Se hallan ubicadas en las afueras de
Beijing —a unos 50 kilómetros del centro de
la capital, en el distrito de Changping, justo
antes de llegar a la Gran Muralla— en un
bello valle protegido por montañas.
Un río corre cerrando el valle y desemboca en
un lago, creando la localización ideal de
acuerdo con el movimiento del agua y del
viento en relación con las montañas y la
energía particular que fluye de cada uno de los
puntos cardinales, combinación esta de los elementos armónicos que conforman el Feng-shui. Es, por
tanto, el lugar ideal que la sucesión de 13 de los fastuosos emperadores de la Dinastía Ming eligió
para hacerse construir dentro del mismo complejo sus teatrales tumbas —yin zhai, o “morada de los
muertos”— para la guardia de su memoria en la posteridad.
De regreso a Beijing visitamos una Fábrica de Cloisonné10 , donde aprenderemos
sobre este bello y legendario arte. El cloisonné, o arte decorativo del esmaltado, es
considerado un género de arte tradicional chino de clase alta, pero la técnica y los
materiales que se emplean en este trabajo fueron traídos de Europa en el siglo XIV,
primeramente del Imperio bizantino y después de Francia, donde ha sido y aún hoy es
sumamente valorado.
Pero el día aún no termina; todavía hay
más... En camino de regreso a Beijing,
visitaremos una Fábrica de Seda. Y esta
no es una parada más, ya que aprender de
la seda, de sus orígenes y descubrimiento,
de la industria manufacturera, doméstica, que fue en sus
comienzos y de todo ese extraordinario y enmarañado
proceso de perfeccionamiento artesanal, es asimilar de
cerca un importantísimo componente de la historia más
remota y significativa de China: el arte de la Seda.
(En la foto de arriba se observan los tres elementos esenciales para la fabricación del valioso género: el llamado gusano, la
hoja de la morera de la cual este se alimenta, y el capullo que él mismo crea para su protección y del cual se extrae el hilo
para el telar, como lo muestra la foto de abajo).
La palabra cloisonné es de origen francés y se refiere a la técnica de aplicar finos alambres de cobre para crear relieves en
diferentes áreas del esmaltado sobre el metal moldeado. Esta es una antigua práctica de metalistería, un proceso de múltiples
pasos empleado en la producción de joyas, floreros, platos y otros objetos decorativos. Los artículos confeccionados con esta
técnica son llamados también cloisonné. En internet se consigue amplia información. El esmalte es una pasta vítrea de todos
los colores existentes e imaginables por el artista, que se funde por la acción del calor para recubrir objetos de metal,
cerámica o vidrio, tales como platos, vasijas, jarrones, figuras, joyas, pequeñas cajas, etc.
10
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
19
Para una mente despierta y ávida de ilustración y entendimiento, es
de gran valor cultural el simple hecho de ponerse a pensar, de
reflexionar e imaginarse cómo está estructurada la esencia de un
pueblo que por su capacidad innata de análisis, de observación e
ingenio creativo, logró concebir la ocurrente idea de elaborar una
tela tejida de delicado espesor, amable al contacto con la piel y, a la
vez, de extraordinaria resistencia, partiendo del simple capullo
inexpresivo que una oruga engendra para su amparo mientras
permite que la madre naturaleza procese la metamorfosis que lo
convertirá en mariposa.
Desde cuando la seda se descubrió en China, hace más de cuatro
milenios, su producción y comercio no han perdido un ápice de
su importancia económica y social como vestimenta ornamental
preferida por las clases altas de antes y de ahora.
En efecto, aún hoy, en nuestro mundo moderno y pragmático,
donde imperan los extensos cultivos de algodón y las fibras
sintéticas, la seda sigue siendo altamente valorada. Por eso
conviene saber que el arte milenario del hilado de la seda11 ―originario de la China antigua―, un
tejido natural, de brillo y suavidad óptimos e insuperables, que ha cautivado a la sociedad humana
desde tiempos inmemorables, sea producto del minucioso procedimiento de devanar el capullo de
seda, el cual se remonta al año 2.600 a. C, hecho que la hace una de las fibras textiles existentes más
antiguas. (Arriba, la túnica de un emperador: finos bordados de hilos de seda, de oro y plata, en relieve sobre lienzo de
seda)
A la seda los chinos la llaman con orgullo “pequeño tesoro”. Su fórmula de fabricación fue un
auténtico secreto de Estado que tardó tres mil años antes de ser divulgado fuera de las fronteras de
China, cuando Japón, y luego la India, finalmente consiguieron averiguarlo.
Cuenta la tradición que la fórmula de su producción le fue enseñada a los campesinos chinos 200 años
antes de la era cristiana por la emperatriz Xi Ling Shi (llamada Leizu), esposa de 14 años de edad,
predilecta del mítico Emperador Amarillo, Qin Shi Huangdi (221-206 a.C.).
De la seda al titanio y cristal:
Más adelante, durante nuestro
recorrido de la jornada, que no
termina, hacemos una parada
frente a otra gran obra de la
arquitectura futurista de la China
del siglo XXI: el Gran Teatro
Nacional de Beijing, llamado El
Huevo, por la forma ovoide que
lo distingue por efecto del espejo
de agua que lo rodea. Está
ubicado sobre la vieja y extensa
Avenida Chang’An ( 长 安 街 ),
con 47 km de largo y 10 carriles
en algunos tramos, sobre todo en
la vecindad del ícono: la Ciudad
Prohibida. La línea No. 1 del Metro corre por debajo y a todo lo largo de la avenida. Chang’An quiere
decir «Paz Eterna».
En la génesis de la tela de seda está la gran oruga blancuzca, un insecto nativo del norte de Asia, de nombre Bombyx mori,
que de manera errónea se le llama «gusano».
11
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
20
Sorprendente este bien logrado contraste que
genera una construcción vanguardista en
medio de la zona más clásica de la ciudad. El
autor es el arquitecto francés Paul Andreu,
quien tuvo a su cargo el audaz diseño y la
dirección de la construcción de la obra, a
pedido del Gobierno Municipal de Beijing.
La fachada del teatro consiste en una magna
cúpula de titanio y cristal en medio de un
plano externo de agua que imita un espejo y
lo hace parecer a la vista como si fuera una
gigantesca nave interplanetaria de forma elíptica que irrumpiera del fondo de un lago. El efecto se
constituye en una verdadera proeza artística de la arquitectura moderna.
Esta gran obra de la arquitectura posmoderna
fue creada para convertirse en un verdadero
ícono representativo de Beijing, tal como lo
quisieron las autoridades chinas, es decir,
algo que invocara a la ciudad un carácter
exclusivo, único e distintivo, y le trasluciera
al pueblo chino y al mundo la renovación, la
modernidad y, desde luego, la rara opulencia
megalómana de la China actual.
Para visitar su interior se accede a través de
un pasillo debajo del estanque que rodea el
Teatro. Este, tiene capacidad para unos 6.500
espectadores, que se reparten en cuatro
grandes salas destinadas a funciones de ópera clásica y moderna ―china y/u occidental―, teatro y
conciertos de música culta. Cuenta también con salas más pequeñas para presentaciones de solistas,
recitales, conciertos de cámara y ensayos.
Nota: Quienes deseen asistir a una presentación, deben comunicarlo cuanto antes al Director de la misión para averiguar la
programación y efectuar la reserva correspondiente. Esta sería una actividad opcional, cuyo costo no está incluido.
Entrada la noche, disfrutaremos de una
cena muy especial en el clásico y
afamado restaurante «Qianmen Quan
Ju De» 12 , fundado en 1864. Es el más
auténtico y tradicional para saborear el
célebre pato laqueado pekinés 13 ,
(Běijīng kǎo yā) típico de Beijing y
orgullo de su arte culinario. En varios
restaurantes de Beijing y de China, en
general, se come el pato laqueado; en
algunos mejor que en otros, pero para
nuestro recuerdo, hemos elegido el mejor
de todos, el más original, el más antiguo
y exclusivo de todos los restaurantes de
pato laqueado de Beijing. El propósito es
vivir de manera especial esta memorable experiencia: degustar en Beijing el pato laqueado a la
pekinesa justamente en el restaurante donde mejor lo sirven desde hace 150 años.
12
13
Fotos de la entrada y un salón del restaurante tomadas de su propio catálogo impreso de presentación.
Exquisito pato al horno, barnizado con miel, pimienta molida, jengibre, anís estrella, salsa de soya y algo de ajo.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
21
En verdad, más que una simple y corriente cena, este evento se
convierte en pieza relevante de nuestro afán de aproximarnos a la
cultura china. En cuanto al plato en sí, el «pato laqueado» cuenta
con más de 600 años de historia; se remonta a la Dinastía Yuan
(1206-1368), el imperio mongol, y ya para comienzos del siglo
XV era uno de los platos preferidos de la familia imperial durante
la penúltima dinastía, la Ming, de los Han, o sea, la etnia china
mayoritaria. (A la derecha, el frontis del restaurante «Qianmen Quan Ju De»).
Desde el punto de vista gastronómico,
se trata de un exquisito pato asado al
horno. Su fino secreto culinario
consiste en que antes de pasar el pato a
la brocheta suspendida en un horno
rotativo, se le sopla aire14 entre la piel y
la carne para separarlas, se embadurna
el cuerpo con jarabe de malta, miel y
pimienta y se le deja secar a la sombra,
de suerte que la epidermis tostada se
torna de color rojizo intenso, como acaramelado, cual si hubiese sido
barnizado con fina laca roja; de ahí su nombre: laqueado.
Para asarlo se emplea un horno antiguo abierto, de leña. Como combustión
se utiliza preferiblemente la madera del duraznero o del peral, las cuales son resistentes, arden a fuego
lento, expelen muy poco humo y desprenden un sugerente y sutil aroma natural. Cada pato que se
sirve trae su número de serie y se come deshuesado, la piel bellamente dorada, bien crujiente, junto
con rebanadas de carne y grasa de las capas cutáneas del pato, envuelto en delgadas crepes de harina
de trigo con cebollín picado, pepino crudo en tiras y una salsa de licor de frutas y ciruela. Para
paladares y olfatos cultos, bien entrenados, resulta delicioso.
A continuación, fotografías15 de apenas tres de los incontables personajes conocidos que han visitado
el restaurante «QianMen Quan Ju De» (前门全聚德) para degustar su célebre pato laqueado:
En este punto, cuando ya son cerca de las diez de la noche, estamos ciertamente algo fatigados, pero al
mismo tiempo nos invade la estimulante sensación de haber vivido una jornada exuberante y pletórica,
cargada de sorpresas y satisfacciones, lo cual nos infunde un ánimo inesperado y alentador que nos
hace sentir renovados y con deseos de continuar. Con todo, el largo día aún no termina... Al salir del
restaurante nos encontramos con la bella calle peatonal «QianMen», un espacio que combina lo más
seductor de lo clásico con lo moderno. Esta, es una de las calles más antiguas y tradicionales de
Beijing, con 570 años de recorrido histórico, que ahora luce renovada tras seis largos años de
importantes obras de recuperación y de fidedigna restauración con la finalidad de convertirla en nuevo
atractivo de la ciudad.
Actualmente se hace de manera mecánica mediante un pequeño soplador eléctrico; antiguamente lo hacían los mismos
cocineros a pulmón, con la boca.
15 Fotos tomadas del catálogo de presentación del Restaurante.
14
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
22
Antigua calle peatonal «Quian Men» - Beijing
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
23
Allí, en la calle Quian Men, se halla un centenar de almacenes, en su mayoría de tradición china, y
otros muy modernos, pero que conservan el frontis original y en los que se encuentran las marcas
extranjeras más reputadas, en un solo sitio para el disfrute de sus visitantes. Entre los primeros, se
hallan algunos tan antiguos como el mismo restaurante Quan Ju De, donde acabamos de cenar (1864)
y la célebre farmacia Tong Ren Tang16, que bien vale la pena conocer así sea su exterior. Baste saber
que hoy en día la farmacia Tong Ren Tang es el principal productor de medicina tradicional china, con
una tradición de 344 años. Las crónicas cuentan que la farmacia como tal abrió sus puertas en 1669
para surtir a los emperadores de la última dinastía, la Qing (1644-1911).
Hotel. (A pesar de la hora, el autobús nos estará esperando para retornarnos al hotel. Estaremos cansados, tal vez sí;
pero todos mostraremos esa inconfundible expresión de satisfacción y buen ánimo por el máximo aprovechamiento del día).

Día 04 – Beijing
Viernes, 24 de junio.  - Desayuno-buffet + almuerzo.
Después de desayunar, salimos en
nuestro autobús a visitar Yiheyuan,
o Palacio de Verano ( 颐 和 园 ),
llamado sugestivamente «Jardín de
la Salud y la Armonía». Antes se
le llamaba «Jardines del Perfecto
Lustre».
El magnífico Palacio de Verano es
una de esas visitas maravillosas que
nunca olvidaremos. Está ubicado a
unos 15 km. del eje central de la
capital china. Los incontables
edificios que conforman este gran
complejo están situados entre el Lago Kunming y la Colina de la Longevidad Milenaria, ubicación
ideal que obedece los exigentes preceptos del Feng Shui. El vasto conjunto constituye un magistral
ejemplo del nivel de lujo y las comodidades suntuosas de los últimos años de las dinastías imperiales.
Una de las obras más destacadas del
Palacio de Verano es el Gran Corredor,
(foto a la izquierda). Se trata de un pasillo
cubierto de más de 728 metros de largo que
bien vale la pena recorrer con especial
atención. La marquesina y las columnas del
corredor están decoradas con algo así como
14.000 preciosas pinturas de delicadas
escenas costumbristas de aquella especie
de pomposa Belle Époque china. Imposible
detenerse a admirar todos los cuadros que
decoran el Gran Corredor, pero lo poco o
mucho que se alcance a ver exaltan los
sentidos y estimula la sensibilidad estética
que nos lleva al deleite. Son, realmente,
unas muy bellas e inspiradoras miniaturas pintadas al óleo sobre las traviesas de madera; ellas retratan
ambientes y paisajes representativos de la vida cotidiana del Palacio en su mejor época, es decir, en los
tiempos de la Emperatriz Regente Cixi (pronúnciese Zishí). Apreciémoslas.
En un artículo titulado «Las empresas más antiguas del mundo», Wikipedia da cuenta del restaurante Quan Ju De, así como
de la farmacia Tong Ren Tang. Vale la pena buscarlo.
16
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
24
En la mitad del corredor se encuentra
la Pagoda del Buda Fragante.
También, el conocido Barco de
Mármol. La nave original estaba
construida enteramente de mármol
blanco y cristal puro (actualmente, una
gran parte del barco ha sido restaurado
con piezas de madera). La construcción
de este barco, que hacía las veces de
terraza exclusiva para festejos reales y
recreación, la financió la emperatriz
regente Cixi (1835-1908) ―quien llegó al poder habiendo sido concubina imperial, y a quien se le
llamaba igualmente «emperatriz viuda»―, usurpando de manera caprichosa significativa tajada de
una partida presupuestal destinada a renovar la maltrecha Marina de Guerra china, razón por la cual el
pueblo chino tiene a esta obra sobrecargada y frívola, tan espléndida como superflua, por símbolo de
corrupción y absolutismo de aquel imperio manchú ilegítimo y laxo, ya en franca decadencia.
Las obras de que dispone el Palacio: salones,
pabellones, templetes, jardines, puentes y
galerías, llegan a las 3.000. Las principales son:
el Jardín de la Armonía y la Virtud, la Sala
de la Bondad y la longevidad y la Sala de la
Alegre Longevidad, que se hallan en un
recinto al pie de la puerta oriental del Palacio;
la Larga Galería, la Sala de Nubes Dentadas,
la Sala para Escuchar a las Oropéndolas, la
Pagoda del Incienso Búdico y el Quiosco de
Bronce. Y hay más. Todos con nombres
idílicos, poéticos, que muestran la afición
arraigada de los chinos por la lírica y la poesía
aun en el lenguaje común y cotidiano: el Pabellón Conocedor de la Primavera, el Buey de Bronce y
el Puente de 17 Ojos…
El Jardín del Gusto Armonioso, al nordeste del Palacio, es conocido
como un «jardín dentro del parque» por su estilo particular. La magnífica
disposición de las obras crea una armonía perfecta, siendo esta una
característica de la arquitectura china tradicional, tal vez oculta
inicialmente para los ojos neófitos de los occidentales, pero quienes
viajamos por China poco a poco iremos corriendo el velo y
maravillándonos cada vez más de su peculiar y refinada estética. Por eso
es importante no desconcertarnos al principio cuando nos encontremos
frente a cosas y situaciones que no entendemos bien, pues a medida que
avancemos en nuestro descubrimiento de China y de sus rasgos
distintivos, iremos entendiendo cada vez más y todo nos resultará menos
extraño. Al final, aprenderemos a
apreciar mejor y a sentirnos más a gusto.
El conjunto del Palacio de Verano fue objeto de vandalismo y
destrucción por parte de las tropas invasoras de Inglaterra y
Francia en el curso de la Segunda Guerra del Opio (18561860). Esta triste recordación perdura entre los chinos como
símbolo vivo de la dominación extranjera y la humillación de la
nación, que los llevó al recogimiento y al repliegue durante más
de un siglo, cuando China se encerró, se enclaustró en sí misma
y tomó distancia histórica del mundo exterior.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
25
De regreso a Beijing, visitaremos una industria de perlas cultivadas de agua dulce. Las perlas, al
igual que la seda, han ejercido especial atracción entre las mujeres de todas las épocas.
Se dice que les ilumina el rostro como ninguna otra joya. Aquí aprenderemos que las
perlas cultivadas se producen en un criadero de ostras, o moluscos, a las que se les
inserta un cuerpo extraño de tamaño microscópico. Como reacción natural, su
organismo genera una capa suave de carbonato de calcio (nácar) alrededor de ese
objeto ajeno que se le ha introducido, formando así una perla.
Las perlas cultivadas en agua dulce, provienen de lagos y ríos de aguas muy
puras de China. Frecuentemente tienen una forma asimétrica; son de brillo
medio a alto y miden entre 3.5 mm y 7.0 mm. Son más que todo blancas,
pero también pueden ser rosadas o tener un tinte rosado u oscuro, de matices
muy bellos, como se muestra en la fotografía de arriba, a la izquierda. Las
perlas han sido siempre, desde épocas muy remotas, en Occidente como en
Oriente, símbolo de distinción, riqueza y, sobre todo, de buen gusto. Fue la
gema favorita de la princesa Diana de Gales, por ejemplo.
Panorámica del grandioso Templo del Cielo
"Templo del Cielo".
 Almuerzo. Por la tarde visitaremos el Templo del Cielo o «Tian Tan», el mayor y más sagrado de
su clase en toda China; se extiende sobre unas 270 hectáreas; magnífico, soberbio, sublime. Declarado
Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco; es el máximo exponente en pie del arte Ming
(1368-1644), contemporáneo del Palacio Imperial o “Ciudad Prohibida”, que ya conocimos.
Es aquí donde el emperador, ungido
como tal por mandato divino,
efectuaba sus plegarias para obtener
buenas cosechas. Pasaba la noche en
la Sala del Ruego de las Buenas
Cosechas. Su construcción, prodigio
de solo madera y cerámica
cristalizada, levantada sin emplear un
solo clavo ni uniones de metal, se
inició en el reinado del Emperador
Yong-Le (dinastía Ming 1368-1644),
quien bautizó con su nombre a
Beijing. El Templo se concluyó en
1420. Los colores vivos y vistosos del interior se restauraron respetando la estética original tras un
incendio originado por un rayo en 1889. Su diseño se basa en el concepto de unión del cielo y de la
tierra, siendo para los antiguos chinos el cielo redondo y la tierra cuadrada. Por eso el templo es
circular y cuadrado el parque en donde este se erige, como bien puede apreciarse en la foto
panorámica de arriba: un círculo entre un cuadrado.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
26
En todas las épocas del año, verano como invierno, en el sano
ambiente de los jardines del parque podremos observar grupos
de ancianos que se entretienen tocando música con sus
instrumentos tradicionales, cantando y bailando al aire libre en
medio de los árboles (foto de la izquierda), o practicando el Tai
Chi, un conjunto de ejercicios físico-espirituales compuestos
de movimientos corporales rítmicos, muy suaves, lentos y
fluidos, que estimulan la meditación. También veremos a
chinos, sobre todo de edad madura, sacando a pasear a sus
pájaros en las jaulas, jugando a las cartas o haciendo volar
cometas, que los mismos chinos inventaron 1.200 años a. C.17
y de las cuales han permanecido fieles aficionados a través de los tiempos.
El Templo del Cielo, es uno de los cuatro templos de sacrificio
que existen en Beijing, junto con el Templo del Sol, el de la
Tierra y el de la Luna. Detrás de la pomposa Ciudad
Prohibida y la imponente Gran Muralla, sin duda el Templo
del Cielo es el escenario más bello y sugestivo de la última
ciudad capital. Se refiere a un gran conjunto arquitectónico de
edificios y jardines. Ocupa una superficie amurallada de 273
hectáreas e incluye: el Templo de la Plegaria por la Buena
Cosecha, el Palacio de la Bóveda Celeste (o Bóveda Imperial
del Cielo) y el Altar del Cielo (o Altar de la Terraza Circular).
Las simetrías son perfectas; todo gira en torno del número
nueve18, un guarismo mágico e imperioso que personificaba el
poder absoluto del Emperador, el llamado Hijo del Cielo,
cuyos deseos, palabra y mandatos eran «Decretos Sagrados»,
incontrovertibles, de total y obligatorio cumplimiento, de
incondicional e imperiosa obediencia para todos los súbditos,
que por cientos de generaciones nacieron bajo esta consigna
perentoria e incontestable: obedecer y adorar al soberano Emperador por encima de todo.
En 1420 se le adicionó al conjunto el Templo de la Plegaria por la Buena Cosecha, una fastuosa y
sobrecogedora edificación circular de 30 m. de diámetro y 38 de altura, que se destaca, construida
sobre tres terrazas circulares de fino mármol blanco. El gran edificio se sustenta sobre 28 pilares de
madera y muros de ladrillo; no hay ninguna viga. A la llegada de la primavera, el emperador rogaba en
él por las buenas cosechas y, al llegar el otoño, daba gracias por los frutos obtenidos. Estos dos
eventos significaban para el Emperador los deberes más sagrados de su divina investidura.
Por su parte, el Palacio de la Bóveda Celeste y el Altar del Cielo fueron erigidos en 1530. En el
primero de estos, los emperadores rendían homenaje a sus antepasados, elemento esencial de la cultura
espiritual sínica de todos los tiempos y todavía plenamente vigente. En el segundo, ofrecían sacrificios
al llegar el solsticio de invierno e imploraban por lluvias durante el verano. El Palacio de la Bóveda
Celeste o Bóveda Imperial del Cielo está rodeado por «el muro del eco».
En el pasado lejano las cometas tuvieron usos prácticos en China. Las usaban para medir distancias y como elemento
auxiliar de comunicación durante la guerra en la transmisión de señales en los campos de batalla. Hoy, el ejercicio de volar
cometa se practica todavía como un arte y método de recreación, relajación y meditación entre jóvenes y ancianos; lo toman
como un deporte muy serio que implica grandes desafíos. Algunas de estas cometas son verdaderas obras de arte.
17
Muchas costumbres chinas gravitan en torno de la creencia en la energía especial que ellos otorgan a ciertos números, y las
supersticiones que en su cultura rodean a los dígitos. La pronunciación de estos números refleja la afinidad de los chinos con
los homónimos; muchos dígitos se consideran afortunados o malhadados, sobre la base del significado de vocablos que
suenan similares. El nueve es un número providencial, en cambio el cuatro es homófono de la palabra muerte y por tanto de
muy mal agüero. Por ejemplo, el piso cuatro en los hoteles, sencillamente no existe.
18
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
27
Sobre este último, si uno se ubica junto a él en cualquier punto (su diámetro es de 65 metros) y emite
una voz o cualquier efecto acústico, resonará en el punto opuesto y se escuchará en todo el perímetro
del mismo.
Para descansar un poco, algo distinto: de hecho, algo
sumamente interesante y casi nunca tenido en cuenta en las
excursiones de turismo que ofrecen la mayoría de las
agencias de viajes: visitamos un centro de salud basado en
la medicina tradicional del Tíbet, el «Zhong Yan Wan
Kang Hospital»19, donde a todo el grupo se nos practicará
un masaje de pies ―según el método original de la India y
China de la reflexología y digito puntura— y en donde un
equipo de médicos chinos procederá a efectuarnos un breve
examen de medicina tradicional (ambos costos incluidos)20, una
de las artes más antiguas de sanación que haya conocido la
humanidad en su historia.
En la foto de arriba, se aprecia la disposición de una farmacia tradicional, que hoy sigue el mismo
esquema de organización de las hierbas, plantas, minerales, huesos, etc., (Foto de abajo a la izquierda) que
emplean en sus fórmulas los farmaceutas chinos, a fin de catalogarlos, almacenarlos y conservarlos
adecuadamente, de manera que no les penetre la luz del sol.
Como es sabido, a uno de los tesoros de la cultura china, su medicina, se le reconoce ahora su justo
valor y es cada vez más usada en la práctica clínica occidental, en razón de que se ha comprobado la
efectividad de sus poderes curativos mediante el uso de recetas antiguas para prevenir y tratar
dolencias comunes.
Hoy en día, las naciones más desarrolladas prestan mucha atención al talento milenario
chino de prevenir y curar enfermedades con métodos y productos naturales. Además, allí
mismo, quienes lo deseen —sin que nadie, sobra decirlo, esté obligado a hacerlo—
pueden adquirir tratamientos de la farmacopea oriental, cuyo principio terapéutico
consiste en restaurar el equilibro alterado en el organismo con base en los secretos de la Teoría del Yin
y el Yang y de los cinco elementos21.
Al final de la tarde, para quienes lo deseen, se
les recomienda de manera muy especial asistir
al afamado espectáculo de teatro La Leyenda
de Kung-fu, de imperecedera recordación. Sin
duda, este es uno de los espectáculos de su
estilo más aclamado en China por chinos y
extranjeros. Me complace recomendar este
espectáculo, porque vale la pena, sobre todo
para aprender sobre la cultura y filosofía del
Kung-fu. Esta presentación en vivo ha sido
catalogada como una de las más emocionantes
y con mayor despliegue artístico. Espectáculo de
Kung-fu: (Opcional. Costo no incluido). Nuestra guía
se encarga de hacer comprar las entradas. El autobús permanece a nuestro servicio para transportarnos al teatro y, después del
espectáculo, de regreso al hotel.
19
«Beijing Traditional Chinese Medicine Health Preservation Research Center».
El masaje dura 30 minutos y es gratuito. Sin embargo, la costumbre es darle una propina a la o el masajista de unos 4 USD.
Claro está que quien no desee el masaje, bien puede simplemente rehusarse a recibirlo sin que nadie se moleste.
20
Los cinco elementos: teoría primitiva en la que se fundamentaban los antiguos para explicar los fenómenos de la
naturaleza; decían que todo en ella estaba formado por cinco elementos básicos: madera, fuego, tierra, agua y metal.
21
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
28
La energía y dinamismo de esta obra y el talento que se despliega en el escenario causan asombro en
cada una de las proezas de que hacen gala los actores; consumados atletas que a cada instante desafían
las leyes de la física. Además, el espectáculo ha sido trasladado al lenguaje emocional, de suerte que
puede ser entendido por todos.
La historia gira alrededor de un jovenzuelo adolescente llevado por su madre al templo budista de
Kung-fu, en Shaolin, para ser educado y convertirse en monje guerrero de la milenaria tradición.
El maestro recibe al niño y se compromete a guiarlo en su aprendizaje dándole el nombre de «Chun
Yi», que en chino quiere decir “el puro”. En el viaje el joven crece y desarrolla las habilidades del
Kung-fu, resistiendo tentaciones para mantener la moral y disciplina del arte marcial que,
contrariamente a lo que se piensa en occidente, busca desarrollar la bondad, el apego a la verdad, a la
honestidad, la perfección en el comportamiento y la dedicación de por vida al buen ejemplo. Chun Yi,
“el puro”, debe cumplir retos, afrontar caídas y aprender a superar las tentaciones, la vanidad y el falso
orgullo, los celos… Por el contrario, debe aprender a tener confianza en sí y lograr una prudente y
sana autoestima, y buscar siempre todo cuanto hay de noble, verdadero, puro, justo y honorable.
Esta obra teatral es de suyo toda una lección acerca de los arraigados principios morales y valores
humanos de los chinos, que se trasmiten de padres a hijos, generación tras generación. Para verla,
estaremos un poco cansados y dormitaremos a ratos, pero aun así, vale el esfuerzo. Es un buen
complemento para todo el resto de lo tanto que veremos y aprenderemos en China.  Hotel.
Día 05 - Beijing/Xi’an (Tren nocturno de primera clase – Salida: 7h57 p.m.)
Sábado, 25 de junio.  - Desayuno-buffet + almuerzo. Noche a bordo.
En la mañana, una visita importante y
reveladora: los Hutongs ( 胡 同 ), es
decir, los callejones o callejuelas que
forman los barrios tradicionales de
muchos suburbios de las ciudades
chinas, siendo los de Beijing los más
característicos y afamados. Así, la
capital china alberga cientos de estos
barrios tradicionales, la mayoría de
los cuales fueron urbanizados en la
periferia de la Ciudad Prohibida a
partir de la Dinastía Yuan
―formidable y vastísimo imperio mongol fundado
por Gengis Kan― (1279-1368), seguida de la
Dinastía Ming (1368-1644) y, finalmente, la última
de las dinastías, la Qing (1644-1911). Por eso afirman
los historiadores que Beijing es de origen mongol.
Los Hutongs son los angostos callejones que cruzan
y entrelazan las casas antiguas de un solo piso, de
ladrillos de cemento gris, tejado de barro cocido
negro y portones rojos, con sus patios tradicionales,
llamados patios cuadrados. Infortunadamente, los
viejos hutongs están siendo reemplazados a marchas
forzadas por nuevos edificios y rascacielos para dar
paso a la modernización de la ciudad, convertida en
hiperactiva metrópoli, populosa, embotellada y
altamente polucionada, cual es el alto precio que ha
debido pagar por su delirante proceso de desarrollo acelerado e impetuoso.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
29
En la actualidad, apenas se encuentran ―todavía― unos cuantos hutongs. Por eso es importante
conocerlos ahora, porque se teme que, infortunadamente, en buena parte estos estén condenados a
desaparecer y con ellos lo que revelan de su encanto de barrio popular y de vecindario ancestral. Lo
cierto es que un recorrido a través de los hutongs nos proporciona una muestra de la vida tradicional
china, tal como lo era antiguamente: grupos practicando el Tai Chi muy temprano por las mañanas,
los abuelos (jubilados) jugando Mahjong y tomando té verde, los espontáneos e improvisados puestos
callejeros, los niños que van a la escuela de la mano de sus abuelitas, las bicicletas con timbre...
Dejamos, pues, de lado los grandes edificios modernos y centros
comerciales; en los hutongs apreciaremos cómo vive la clase
obrera y media baja común. Conoceremos el patio típico cuadrado
que sirve de centro neurálgico de la vida cotidiana a las cuatro
casas que lo encierran, habitadas por familias distintas, que viven
por siempre en íntima vecindad, incluso todavía compartiendo la
cocina y un solo baño comunitarios, tal como fue siempre.
Veremos las pequeñas tiendas de barrio, los talleres de reparación
de bicicletas, los toderos y puestos callejeros de venta de todo lo
imaginable. Uno puede caminar por estas estrechas callejuelas
serpenteantes, algunas todavía de tierra apisonada y lajas de
piedra, y se topará con estructuras muy antiguas que testimonian
los siglos idos; una de ellas, la Torre del Tambor, que en tiempos
pasados anunciaba las principales horas del día y los eventos más
relevantes de la vida urbana convencional.
Después, de los Hutongs, visitamos la Universidad de Beijing (北京州立大学) o Beijing Daxue. Los
estudiantes y profesores la llaman Bei Da. Es la más antigua de China; más de un siglo de
desarrollo, y no solo posee una larga historia, puesto que fue fundada a finales del siglo
antepasado, en 1889, durante la última dinastía Qing, (Emperatriz Cixi) sino que se le
considera entre las dos mejores del país, título que año tras año compite con la no menos
importante, y así mismo famosa, Universidad de Tsinghua, que se le tiene como la MIT de China.
En sus inicios, se llamó «Universidad Imperial
de Pekín» hasta que la revolución comunista
liderada por Mao Zedong constituyó la República
Popular en 1949. A partir de entonces, pasó a
llamarse como en la actualidad: Universidad de
Beijing. Su prestigio lo acredita y sustenta su
sobresaliente nivel de investigación y enseñanza
tanto de las ciencias y la tecnología como de las
letras y humanidades, campo en el cual esta
universidad descuella entre las más importantes e
influyentes de toda Asia y del mundo. En el año
2007 figuró en el puesto 14 del ranking mundial
que publica la revista británica especializada The
Times Higher Education Supplement.
La Universidad se encuentra ubicada en un inmenso y hermoso campus de estilo arquitectónico
tradicional chino llamado Yan Yuan, el cual se extiende en un área de más de tres millones de metros
cuadrados, colindante con el Palacio de Verano, en contraste con la mencionada Universidad de
Tsinghua, de estilo más moderno. En 2014 la Universidad de Beijing censó a 35.500 estudiantes entre
alumnos de pregrado, estudiantes de posgrado, de doctorado y estudiantes internacionales. Cuenta con
cinco grandes facultades que enfatizan en la investigación: Letras y Humanidades, Ciencias Sociales,
Ciencias Naturales y Aplicadas, Informática e Ingeniería y Medicina tradicional y moderna; 42
institutos; 216 centros de investigación y varios hospitales de enseñanza y práctica.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
30
Su biblioteca, la mayor de toda Asia, atesora cerca de siete millones de títulos; claro, la mayoría en
chino y lenguas análogas. En fin, todas estas son razones más que calificadas para dedicarle un buen
rato a conocer la universidad, así sea sólo de manera muy somera en razón de la falta de tiempo.
 - Almuerzo y tarde libre entre las 2h00 y 6h00 p.m. Lo más probable es que la mayoría quiera
regresar al Mercado de la Seda. En tal caso, el autobús nos esperará en el mismo sitio del parqueadero
para buses donde nos esperó la vez pasada, a fin de trasladarnos a la estación del tren con destino a
Xi’an. En esta oportunidad la puntualidad es asunto de capital importancia. ¡El tren sí es estrictamente
puntual; sale al minuto exacto, ni un segundo de más o de menos y, por supuesto, no espera a nadie!
Es interesante conocer el intenso ajetreo de una de las
estaciones de
tren de Beijing.
Para la mayoría
del grupo es
desconocida la
vivencia
de
pasar una noche
a bordo de un
tren para un
viaje nocturno. El acomodamiento se efectúa en literas
dentro de cabinas de primera clase; cuatro camas
individuales por cabina, tal como se ve en la foto de la
derecha. Cierto es que uno duerme muy bien en el tren, excepto los jóvenes, que lo pasan contentos y
aprovechan la ocasión de estar juntos para armar juegos, generalmente de cartas, que habrán adquirido
en el Mercado de la Seda y, lo que no podría faltar, para tomarse unas cervezas.
Nota: En China, las cervezas nacionales son de excelente calidad y bastante baratas. La Tsingtao ―$1.000 la botella―, es
una cerveza clara, ligera, de 4.5° de contenido alcohólico (menor graduación que la colombiana). Sin duda se convierte en la
predilecta del grupo. En todo caso, sepamos que China es el primer productor y consumidor de cerveza del mundo. (Cerveza,
se dice en chino: “pi jou”).
Día 06 – Xi’an
Domingo, 26 de junio.  - Desayuno-buffet + almuerzo.
Arribo a Xi’an. Inicialmente llamada Chang'An
Torre de la Campana de Xi'an
(长安).
Muy antigua ciudad del norte de China, que
guarda con celo los testimonios enraizados de su
riquísima y rancia historia. Es interesante observar el
excesivo deterioro, totalmente antiestético y caótico
de la estación de tren de Xi’an y de los alrededores de
la misma. El motivo radica en que lejos de allí una
nueva e híper moderna estación ya se está
construyendo para ser estrenada a finales de 2016. De
suerte que todo lo que se ve hoy será completamente
demolido para dar paso a grandes obras de
infraestructura y nuevas instalaciones con todos los
servicios. Sabiendo uno cómo se hacen las cosas allá,
no es difícil anticipar que la nueva obra será
ciertamente óptima.
Así, esta mágica ciudad milenaria, emergida en el tramo final, o inicial, de la Ruta de la Seda, se ha
convertido en cita ineludible de todo visitante de China que desee adentrarse en los orígenes más
evidentes de su ancestro cultural y de su esplendor como civilización aventajada que ha sido durante
milenios, exceptuando algunos intervalos.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
31
Actualmente, capital de la provincia de Shaanxi, Xi’an es una de las seis antiguas capitales de la China
imperial. Asimismo, Xi’an fue inicio y final de las caravanas de la mítica Ruta de la Seda22.
Mapa de las diferentes rutas de la Seda
Hoy en día, con sus tres millones de
habitantes (y otros tres en la periferia),
Xi’an es el centro económico, industrial
y cultural de la región Noroeste de
China, y también la urbe más grande de
esta importante región del país. Es difícil
definir el encanto que inspira Xi’an,
pero sin duda su gente, sus calles, el
casco amurallado, sus construcciones
antiguas, su reducida pero significativa
población chino-musulmana, le fijan un
halo especial que la ha convertido en una de las ciudades más interesantes y más visitadas de toda
China en los últimos tiempos. Durante la Dinastía Ming Chang'An fue rebautizada Xi’an (西安), que
se traduce como Paz Occidental. Es una de las ciudades más carismáticas de China. Capital imperial
durante doce dinastías por más de mil años, centro político y cultural durante los siglos de su máximo
apogeo y punto de partida de la Ruta de la Seda. (Ver mapa arriba y foto abajo, a la derecha). De hecho, para
entonces Xi’an era llamada en el mundo conocido Capital de la Seda. También, Ciudad del Jade,
piedra preciosa de la cual más adelante se brinda amplia información.
La Ruta de la Seda, que era
transitada en camello por largas y
nutridas caravanas de mercaderes y
aventureros, se extendía desde la
antigua Chang’An, actual Xi’an,
Antioquía (Siria) y Constantinopla
(hoy Estambul), que para entonces
era la mayor y más rica ciudad de
Europa y, de allí, al resto del
continente europeo.
Sobre la base de lo anterior, Xi’an
bien podría considerarse como una de las urbes más trascendentales de la historia de la humanidad
civilizada. Por ende, mientras los distritos suburbanos que rodean la ciudad están repletos de reliquias
históricas; la propia ciudad, a pesar de las sucesivas destrucciones y reconstrucciones a lo largo de los
siglos, ha conseguido conservar un aire dinámico y mundano en virtud de su importante jerarquía en el
curso de la historia. Otro elemento importante de Xi’an, también relacionado con la Ruta de la Seda
que tantos beneficios le aportó a la ciudad y a la sociedad china en general, fue la grandiosa Dinastía
Tang (唐朝), que durante sus casi tres siglos de existencia histórica, comprendidos entre los años 618 y
907, tuvo a la antigua Chang’An como capital. Para la época, Xi’an ya era la urbe más poblada sobre
la Tierra con cerca de dos millones de habitantes entre nativos, extranjeros radicados en ella y una
importante población flotante de mercaderes que la visitaban continuamente para intercambiar los
productos traían y los que llevaban a lejanas tierras.
Por la «Ruta de la Seda» se conoce el itinerario que antiguamente aproximó a los grandes imperios de la época: el romano
y el chino. Fue el camino por el que las sedas y las especias del Lejano Oriente llegaron a Occidente para ataviar de lujo y
sensualidad a las mundanas cortesanas de la Roma de los grandes emperadores y darles sabor y aromas exóticos a sus
comidas. Los confines de la Ruta se sitúan convencionalmente en Roma y Chang’An (hoy Xi’an), y sus diferentes ramales
entrecruzan ciudades antaño grandiosas y reveladoras de ese momento histórico de la civilización, como Damasco, Bagdad o
Samarkanda y accidentes geográficos de insuperable realce, como lo pueden ser el macizo del Pamir (Asia Central, al norte
del Hindu Kush), con pasos de montaña de 5.000 metros de altitud, o los vastísimos desiertos del Gobi, que en mongol
significa «tierra sin agua» y Taklamakán, que quiere decir «lugar donde entras pero no sales». La ruta de la Seda era mucho
más que una única carretera; era todo un tejido de senderos de comercio, que en su extremo más oriental llegó hasta Japón.
22
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
32
En definitiva, para los interesados en conocer de China y sus orígenes,
es clave saber que la Dinastía Tang23, o el Imperio Tang ―como a
veces también se le denomina― está considerada por los historiadores
como el pináculo del florecimiento y apogeo de la formidable
civilización china, muy comparable al Renacimiento florentino en la
Europa de los siglos XV y XVI, solo que en China este movimiento
cultural, de características y alcances semejantes al europeo, tuvo
lugar entre cinco y seis siglos antes que en Italia.
(A la derecha, una bella cerámica de esmalte tricolor vidriado, característica por
excelencia del arte ornamental de la dinastía Tang. Este bellísimo e invaluable
ejemplar se halla en el Museo de Historia de Shaanxi, en Xi’an)
Lo cierto es que, por motivo de las comunicaciones por tierra, río y
mar que se abrieron entre las culturas orientales y occidentales, e
inspirado por el contacto continuo y renovador con la India, el Oriente
Medio y Europa, el imperio chino vivió un auge fecundo de inventiva
y creatividad en incontables campos de la cultura, de suerte que el
reino de la Dinastía Tang se tiene en la historia de China como la edad
de oro de las corrientes artísticas en todas sus formas, la plástica, la cerámica vidriada, la literatura, la
música y las ideas filosóficas y políticas. La sociedad china alcanzó en aquella época brillante y
poderosa un bienestar material y una riqueza cultural sin precedentes.
Un aspecto adicional muy interesante de nuestra visita a Xi’an pertenece al capítulo de la remota
prehistoria, es decir, de antes de la aparición del Homo Sapiens sobre la Tierra. En efecto, aquí, en las
estribaciones de Xi’an, cuna del nacimiento de la nación china, vivió hace entre medio y un millón de
años el Hombre de Lantián.
Se trató de un homínido fósil cuyos restos fueron hallados en Lantian,
provincia de Shaanxi, y ha sido clasificado por los científicos como
una subespecie primitiva del Homo Erectus, (antepasado del Homo
Sapiens, el primogénito de nuestra especie humana). Los restos fósiles
encontrados de este espécimen los veremos exhibidos en el Museo de
Shaanxi: parte de un cráneo y de una mandíbula, tal como se observa
en la foto de la izquierda.
El Museo de
Shaanxi, del cual
trataremos más
adelante, fue abierto al público en 1991. Figura
entre los mejores, entre los más completos y
representativos de toda China. Su visita bien vale
la pena y, de lejos, no defrauda. En una gran
antesala del museo, se exhiben y se pueden
adquirir reproducciones de objetos preciosos,
libros ilustrados de la historia de Xi’an y también
algunas genuinas antigüedades, sobre todo
porcelanas, con su correspondiente certificado de
autenticidad y permiso de exportación.
Muestra de un bello fresco de estilo Tang
La dinastía Tang (618-907 d. C.), edad de oro de la historia de China. Sus emperadores impulsaron el florecimiento cultural
seis siglos antes que el renacimiento europeo. Una época en la que China era sin duda la nación más grande y poderosa del
mundo en todos los frentes. La cúspide de la dinastía Tang se refiere al periodo entre el reinado del emperador Taizong y el
del emperador Xuanzong, durante el cual China disfrutó de un sistema político ético y floreció en todos los aspectos,
incluyendo el comercio, la sociedad civil, la literatura y las artes. El ámbito artístico fue muy activo durante la dinastía Tang;
el refinamiento y diversidad de temas en la pintura, la caligrafía, la arquitectura y los bordados de seda y demás nunca antes
había sido tan amplia. Un bello ejemplo del arte “Tang” lo es la cerámica vidriada tricolor que conoceremos en Xi’an.
23
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
33
De la vieja y deteriorada estación de tren, que sin duda nos causará extraña impresión, nos trasladamos
al Grand Melia Hotel, un hotel recién inaugurado, de cinco estrellas, de la famosa cadena hotelera
española, en parte decorado según el refinado estilo de la Dinastía Tang, edad dorada de China.
Al llegar al hotel, pasamos a tomar el desayuno mientras esperamos la asignación de las habitaciones
para subir a darnos una ducha y procurarnos un breve descanso.
 Almuerzo. Por la tarde visitamos la Gran Pagoda de la Oca
Salvaje (A la derecha, templo budista y la Pagoda al fondo), construida en el año
652. La Pagoda cuenta con cinco plantas destinadas a albergar las
escrituras budistas que tradujo el monje Xuan Zang (unos 1.335
volúmenes); es uno de los grandes íconos de Xi’an. Hoy en día la
Pagoda es un portentoso edificio de 64 m de alto en forma de fortaleza.
Luego, pasaremos por la Torre de la Campana y visitaremos la
Antigua Muralla de Xi’an, del Siglo XIV, dinastía Ming; una de las
pocas murallas en China que aún se conservan casi intactas. Tiene un
perímetro de 14 km., que se puede recorrer en bicicletas de alquiler que
allí se encuentran 24 . Seguidamente,
para un justo y grato descanso; se
sugiere un milagroso masaje de pies.
Masaje de pies opcional - Recomendado:
Costo: aproximadamente USD 25 por 70
min. A quienes lo deseen, el autobús los
dejará en el sitio del masaje. El regreso al
hotel será por cuenta propia; cinco minutos
en taxi o caminando, a no más de quince
minutos.

 Cena libre. No lejos del hotel, a
escasos diez minutos a pie, se halla
la Plaza de la Pagoda de la Oca
Salvaje que visitamos en la tarde. En
frente de ella, se hallan los jardines
y las fuentes de aguas danzantes
iluminadas. Se recomienda visitarlas y pasear por sus alrededores.
El programa es muy grato y por lo tanto
bastante aconsejable sacarle tiempo y ánimos a
presenciar este espectáculo público (gratuito) de
chorros de agua danzantes, luz y sonido, lo cual
puede darse, por ejemplo, después del masaje
de pies, cuando nos sentiremos bastante
descansados y con las baterías recargadas. En
los alrededores del parque de las fuentes, muy
próximo de nuestro hotel, se encuentran
incontables opciones de cafeterías, restaurantes
y bares bastante atractivos para cenar y sitios
muy placenteros para tomar un aperitivo o una
cerveza y tratar de entablar conversación con
grupos de chinos. Los más abiertos son, desde
luego, los jóvenes estudiantes, a quienes gusta
conocer extranjeros y recibir suvenires.
Los menos deportistas, pueden hacer el recorrido o parte de él en carritos eléctricos como los que usan los golfistas, que se
pueden alquilar por no mucho dinero en el punto de concentración del grupo, junto con las bicicletas.
24
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
34
Una de las múltiples imágenes de Buda que se hallan en la Gran Pagoda de la Oca Salvaje.
Tallada en madera preciosa recubierta de laminilla de oro, someramente policromada.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
35
En cuanto a discotecas, como en todas las ciudades chinas, en Xi’an las hay excelentes y en ellas, así
como en cualesquiera de sus calles, a cualquier hora del día o de la noche, reina la total seguridad. Los
delitos contra extranjeros son por lo general hurtos menores; carterismo, mas nunca mediante prácticas
violentas. Un atraco como tal, a mano armada, digamos con arma blanca, al estilo colombiano, sería
en extremo inusual y con seguridad fuertemente castigado con dura cárcel. Hablar de armas de fuego,
inconcebible!
Por ello, puede decirse que una ocasional riña callejera entre jóvenes en plan de fiesta, jamás pasa a
mayores; nunca hay armas de por medio y los arranques de provocación o de eventual agresividad son
por esencia siempre moderados y efímeros. Por naturaleza, los chinos son de temperamento sosegado
y pacífico. Pero vale advertir que no toleran ni perdonan los insultos o humillaciones en público, de
suerte que se les haga «perder la cara», lo cual es lo más trascendental para ellos. A los chinos, por
ejemplo, no se les debe llamar a voz en cuello. Para ellos es insultante. Si uno necesita algo de un
chino, debe acercársele lo suficiente como para hablarle sin tener que alzar la voz. Tampoco les gusta
que se les señale con el dedo índice, como si se les estuviera acusando de algo indebido.  Hotel.
Día 07 - Xi’an
Lunes, 27 de junio.  - Desayuno-buffet + almuerzo.
Finalmente, después del desayuno salimos algo más temprano que de costumbre para hacer una de las
visitas más aguardadas y provechosas: el asombroso Ejército de Guerreros
y Caballos de Terracota —del italiano terra cotta (tierra cocida)—, con
más de 8.000 portentosas figuras de tamaño natural. Las estatuas están
hechas de arcilla negra moldeada y endurecida en horno de ladrillo a fuego
lento, de un colosal y completo regimiento de combatientes. Se cuentan
entre ellas soldados, oficiales de alto rango, de 1.80 m. de estatura en
promedio, caballos y carruajes de guerra, todos enterrados en formación
marcial. La finalidad de esta tremenda
parafernalia era resguardar el mausoleo de
El Primer Emperador de la China
unificada, Qin Shi Huangdi25 (259-210 a.
C.), cuyo nombre original era Qin Zheng.
Huangdi, cruel, sangriento y despiadado
caudillo, que en el siglo III a. C. culminó su gran obsesión: la fusión
en una sola nación de los entonces varios, dispersos y antagónicos
reinos de la predominante etnia Han, y estableció el primer Estado
unificado y multiétnico de poder centralizado en la historia de todo
ese vasto territorio-continente que se llamaría China.
Qin Shi Huangdi se convirtió así en el hombre más poderoso de la
Tierra y se proclamó «Primer Emperador del Reino de China».
Aún hoy en día, al magnífico Huangdi se le tiene como majestuoso
e inigualable protagonista de los anales de aquella Gran China
ancestral, un superhombre que logró la unificación de los muchos
pueblos y reinos chinos, que desde entonces han perdurado unidos,
valga decirlo, por más de dos milenios, si acaso con algunos
contados períodos de interrupciones transitorias.
Qin Shi Huangdi (pronúnciese chin chi juandi), el Primer Emperador de la China unificada, tenía solo trece años cuando en
el año 256 a. C. ascendió al trono de la dinastía Qin y en 25 años logró subyugar a todos los estados rebeldes del Este,
convirtiéndose en el primer Emperador de China. Durante sus once años como monarca absoluto del mundo chino, Qin Shi
Huang se propuso transformar su país de manera que su legado pudiese perdurar en manos de sus descendientes «mil años»
más. Estandarizó pesas y medidas, introdujo un alfabeto único y emprendió la construcción de la Gran Muralla. Huangdi
murió mientras buscaba el elixir de la vida eterna en la legendaria Isla de los Inmortales. A su muerte, el imperio pronto se
desintegró a causa de una cruenta guerra civil. La capital fue destruida y su palacio y tumba saqueados.
25
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
36
Este gigantesco emplazamiento se constituye en uno de los hallazgos arqueológicos más significativos
del pasado siglo XX a nivel planetario. Su descubrimiento convulsionó al universo académico y
científico mundial de historiadores, arqueólogos y antropólogos.
Así, los célebres guerreros y caballos de
terracota le han restituido su merecida
fama mundial a la por mucho tiempo
olvidada capital imperial de los Qin. El
gran ejército, formado por más de ocho
mil combatientes y caballos hechos de
barro (arcilla) cocido ―terra cotta―
permaneció oculto bajo tierra y lodo
durante más de 2.200 años, hasta que el
hallazgo casual de unos campesinos en
1974 los repuso a la historia.
En sus alrededores existen numerosas
tumbas de emperadores de los reinos de
la dinastía Qin, de la Han, la Sui y de la importante y emblemática Dinastía Tang. Sin embargo, el
descubrimiento más valioso es la gran fosa (foto de arriba) del ejército de soldados de infantería armados
de espadas, lanzas y hachas de bronce, oficiales de mando, arqueros con sus arcos, flechas y ballestas,
caballos con sus aparejos y adornos (decorados con plumas y arneses), y carruajes de bronce con todos
los detalles de su equipamiento de guerra y guarniciones (foto a la derecha). Un dato interesante es que
todos los rostros son diferentes, con expresiones
faciales definidas e individuales, peinados y ropaje
según su rango y posición, así como igualmente lo
son los cuerpos, todos de estatura y contextura
heterogénea y proporcional; por lo general, superan
1.80m. Otro detalle: cuando se descubrieron las
tumbas, se encontraron las armas de bronce y las
puntas de las flechas perfectamente afiladas.
La historia y el séquito de guardias y caballería de
la tumba imperial de Qin Shi Huangdi, que ellos
llamaban “última morada del Emperador”, hoy se
tiene como genuina Octava Maravilla del mundo.
La reseña se puede ver en un excelente documental
de History Channel de 50 minutos de duración: https://www.youtube.com/watch?v=WLJG64XXM0o

 - Almuerzo. Por la tarde, nos trasladamos al famoso Barrio Musulmán,
donde visitaremos la Gran Mezquita de Xi’an 26 . Para quienes de verdad
deseen aprender de China, y también como factor interesante de cultura
general, es importante conocer una faceta significativa de su historia y saber
que el Islam ha sobrevivido en China por más de 1.400 años. Su origen radica
en la llegada al reino chino durante la dinastía Tang (618-907) de viajeros y
mercaderes en el siglo VII procedentes de Persia y Afganistán que se
aventuraban por la Ruta de la Seda, la larga arteria comercial que unía a China
con el Asia Menor y con el Occidente, partiendo de Xi’an hasta llegar al mar
Mediterráneo, en Europa. (A la izquierda, portal de entrada al Barrio Musulmán)
La mezquita islámica de Xi’an fue construida hacia el año 742 para atender los requerimientos religiosos de una colonia
musulmana cada vez más importante en la región. Es herencia y vestigio palpable de la Ruta de la Seda y constituye un buen
ejemplo de la fusión entre el estilo arquitectónico chino y el tradicional islámico. No obstante que la construcción es de estilo
chino y su apariencia la de un monumento de estilo Tang, su estructura interna, así como los grabados y la simbología,
muestran claramente la fuerte e inconfundible marca islámica.
26
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
37
La Ruta de la Seda no era un camino de una sola dirección y
tampoco llevaba únicamente mercancías chinas a Occidente
(piedras y metales preciosos, telas e hilos de seda y lana,
bordados de oro y plata, ámbar, tallas de marfil africano, el
precioso jade, coral, especias, esencias y aceites aromáticos,
barras de tinta, colorantes, medicinas, hojas de té verde y negro,
plantas y raíces con propiedades raras (medicinales y
afrodisiacos), animales exóticos, papel, pólvora, cuchillería,
dagas y sables…). Al tiempo que la cultura china se expandía,
otras culturas llegaban a China y hacían presencia con sus gentes,
sus productos y sus creencias. Entre ellas, primeramente el
Budismo, venido de la India, y después el Islam, proveniente de
los vecinos países árabes. (A la derecha, un grupo de auténticos chinos
musulmanes en las calles de Xi’an)
En los siglos ulteriores siguieron viniendo musulmanes a China y
en ocasiones hasta consiguieron conversiones entre la población
nativa, aunque en ese entonces los musulmanes eran objeto de una cierta forma de discriminación; por
ejemplo, los matrimonios entre chinos e islamitas eran ilegales. Hoy la comunidad musulmana china
es plenamente aceptada. Se les considera una de las 53 minorías étnicas y alcanza unos 40 millones de
seguidores (uigures, en su mayor parte), concentrados sobre todo en la zona oriental del país.
Ciertamente China, como lo sabemos, es un país enorme y muy poblado (1.400 millones de
habitantes), de suerte que esos 40 millones de musulmanes que ella alberga son apenas una muy
reducida minoría dentro del país, pero si se compara con las naciones árabes, son tantos como los
habitantes de Irak o de Arabia Saudí y más que los de Siria.
Plazoleta de la Gran Mezquita de Xi’an
La Gran Mezquita y el barrio musulmán de Xi’an que
visitaremos son testimonio viviente de esta particular
realidad histórica y actual. La Gran Mezquita es un
edificio construido en el siglo VIII (año 742), una
mezcla sorprendente de las arquitecturas china e
islámica. Es una de las mezquitas más antiguas y mejor
preservadas de China. La visita es muy didáctica.
Además, también hay compras... En efecto, a la salida
de la mezquita, hallamos lo que los españoles llaman
“mercadillo”, donde podemos comprar todo tipo de
chucherías. También aquí se impone el regateo, aunque
menos intenso que en el mercado de la seda de Beijing.
Después del barrio musulmán, haremos algo muy interesante para
quienes habremos tenido el interés de indagar acerca de la importancia
del jade en la cultura china. Me extiendo en este punto porque
personalmente lo considero trascendental en tanto como importante
elemento cultural chino, poco conocido en Occidente: visitamos un
taller de Jade. El interés en visitar un taller o factoría y, al tiempo, bazar
de Jade27 es incontestable. La respuesta del porqué es relevante esta visita
y lo mucho que aprenderemos en ella acerca de los chinos, lo precisa una expresión que desde tiempos
remotos existe en China: «el oro tiene precio, el jade no».
Es una roca que contiene jadeíta o nefrita, de lo cual depende su consistencia. El que más se utilizó en China durante
milenios es el jade suave (nefrita); hasta hace unos dos siglos que se implantó el uso del jade duro (jadeíta). De acuerdo con
otros minerales presentes en la piedra, el jade puede ser de diversos colores: verde, blanco crema, rosado, amarillento, rojizo,
gris, en todos sus matices. Es dable que la tonalidad sea pareja o que se presente en betas de tonalidades enfrentadas de un
mismo color o combinación de ellos. Comúnmente la pieza terminada es opaca, siendo las transparentes las más deseadas.
27
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
38
En efecto, según los entendidos, la relación de la cultura china y el jade es muy estrecha y antiquísima;
se remonta al menos a siete mil años o más. Los chinos, desde luego, ven con muy buenos ojos al
extranjero que conoce de la importancia del jade y lo sabe apreciar por lo que significa para ellos. En
los museos chinos, japoneses, coreanos, birmanos, mexicanos y guatemaltecos se muestran toda una
serie de artefactos que datan asimismo de épocas prehistóricas y que de modo evidente fueron
amuletos o fetiches relacionados de cierta manera con supersticiones y creencias sobrenaturales.
Desde entonces, primero los chinos y después los descendientes de los mayas en nuestra América
Central, utilizaron el jade para la fabricación de utensilios y adornos.
La elaboración del jade en China ha alcanzado un altísimo nivel artístico a
través de varios miles de años. Algunas piezas son para ellos auténticos
tesoros. Se cuenta que en el palacio imperial había algunas a las que tomó más
de setenta y hasta elaborarlas, lo cual indica que le demandó a varias
generaciones de artesanos muy expertos el poder crear esos maravillosos
trabajos.
Téngase en cuenta que el jade es más duro que el granito y más rudo de grabar
que el acero macizo. De ahí que cuando los diamantes se introdujeron por
primera vez en China procedentes de la India, lo que ocurrió entre los años
1000 y 220 a. C., en un principio se les valoró más como herramienta de
grabado del jade que como gemas en sí.
Aún todavía, en la cultura china de ayer como en la de hoy, el oro sigue
siendo símbolo de riqueza y ostentación; el jade, de elegancia y distinción. Al
jade se le valora por su claridad y la intensidad del color. Estos son los dos
factores esenciales a tener en cuenta a la hora de calificar sus cualidades y el
precio. El jade nunca alcanza a ser del todo cristalino, pero cuanto más se
aproxime a la traslucidez, mejor tasado será. Los más apreciados son el verde manzana —muy raro y
valioso—, y el «verde imperial». Del mismo modo, el jade lavanda es poco común y por lo mismo
consigue precios sumamente elevados.
Como curiosidad, entre los más buscados, por lo raros, son los que traen un remolino
verde en el corazón de una piedra de fondo blancuzco; los coleccionistas orientales lo
llaman «musgo en nieve» y se negocia en los mercados de China y Japón por sumas
astronómicas.
En China, tanto como para Mesoamérica, es decir, la América Central descendiente de
los mayas, el jade encarna un verdadero culto. Se cree que sus objetos atraen
diferentes tipos de suerte. En las culturas maya y azteca, el jade es considerado la «piedra celestial» o
«piedra sagrada», símbolo de vida y amor eterno: la piedra de la creación. En Guatemala, el valle del
río Motagua tiene uno de los más grandes yacimientos del mundo y fuente de los colores más vistosos.
Allí se haya el Jade Arco Iris, el Jade Negro y el Oro Galáctico, cual es un jade negro con
incrustaciones naturales de oro, plata y platino, supremamente costoso. Según la mitología china, el
jade es el esperma seco de dragón.
En fin, el jade tiene algo muy especial en común en todos los pueblos que lo conocen: se cree que trae
buena suerte, salud y fortuna. Se le llama «piedra de dioses y reyes»: materia, luz y color que irradia
salud y felicidad28. Para los mayas, ayuda en el parto y protege a los niños de las enfermedades. Por
toda Asia millones de personas portan amuletos de jade y creen que les procura poder, erudición,
pensamientos puros y, sobre todo, larga vida y buena salud. Esto último es una especie de obsesión
para los asiáticos. Lo cierto es que tanto en América como en el Oriente se tiene al jade como un
armonizador de energías, ideal para el cuerpo humano, tanto como para las casas.
Recomiendo buscar en Internet el libro-catálogo Piedras del cielo. Civilizaciones del jade. Explica cómo la adoración por
el jade en China y América Central tiene una larga historia y un muy rico contenido cultural.
28
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
39
Hoy, después de una jornada muy activa, nos merecemos un buen descanso, por lo cual procuraremos
regresar temprano al hotel, y más bien darnos la oportunidad de pasar un buen rato de relajación y
reposo en la piscina del hotel. Lo cierto es que habremos tenido un día bastante trajinado, pero al
mismo tiempo lo habremos disfrutado en pleno, en cuanto hemos alcanzado a conocer verdaderas
maravillas de China. Cada día aprenderemos más y cada día tendremos la impresión de entender más
de China, de su historia y de su gente.  Hotel.
Día 08 – Xi’an
Martes, 28 de junio.  - Desayuno-buffet + almuerzo.
Para quienes deseen vivir una experiencia muy china y ciertamente positiva, bien vale la pena
levantarse un poco más temprano con el fin de tomar una clase de Tai Chi Chuan antes del desayuno,
en la terraza interior del hotel. El instructor es un connotado maestro que nos explicará los principios y
bondades de este deporte físico y espiritual, en medio de los movimientos básicos que lo caracterizan,
parsimoniosos y fluidos, que nos enseñará y nos hará ejecutar.
El Tai Chi Chuan es una de las formas más conocidas y populares en China y en el mundo de las artes
marciales de la antigüedad, inicialmente concebida para
ejercitarse en la técnica de la lucha cuerpo a cuerpo, con o sin
armas. En la actualidad se práctica de manera masiva, a modo
de gimnasia y, en esencia, busca el equilibrio entre la mente y
el cuerpo para mejorar la calidad de vida física y mental. En
efecto, este deporte se constituye en una forma muy
provechosa de meditación en movimiento; sirve para relajar
los músculos, las articulaciones, corregir posturas y activar los
órganos internos.
 - Después del desayuno visitaremos con todo detenimiento el ya antes mencionado Museo de
Historia de la Provincia de Shaanxi. Esta visita se constituye en genuino abrebocas a las memorias
más recónditas de China y testimonio de la lenta, pero constante evolución del conocimiento humano
sobre la base de la experimentación paso a paso. El museo, erigido según el más auténtico estilo de la
Dinastía Tang, es tal vez el mejor museo de historia de China, razón por la cual no visitamos antes el
Museo de Historia de Beijing, sería repetitivo. Su muestrario de casi 40.000 reliquias históricas y
artísticas parte de la más lejana prehistoria, desde el paleolítico, y reúne testimonios de varios milenios
de evolución de la Provincia de Shaanxi como de China en general. No olvidemos que Xi’an fue
capital imperial del reino durante más de mil años y diez dinastías.
Museo de la Provincia de Shaanxi – Construido según el estilo Tang
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
40
El museo logra su cometido de exposición histórica y cultural de manera moderna e innovadora, muy
bien organizado. Todo lo que se exhibe en él es selecto y bien dispuesto, de suerte que antes de ser
repetitivo y monótono, un recorrido atento y cuidadoso se torna en grata experiencia para el visitante
por su ambiente elegante, bien iluminado, cómodo, acogedor y particularmente didáctico.
Como tal, este museo es visita obligada para todo
aquel que viaje a China y quiera conocer su historia
ancestral y los orígenes de su pródiga cultura, así como
el grado de magnificencia que alcanzo el pueblo chino
en épocas tan remotas. En él se hallan restos de más de
6.000 años de antigüedad, incluso muy anteriores, que
prueban que Shaanxi fue uno de los sitios de aparición
de la especie humana en Asia oriental. La colección de
objetos de bronces de la dinastía Zhou del Oeste
(1.000 a. C) es única, al lado de piezas y figuras de
plata, oro y jade, así como pinturas murales de las
tumbas de la dinastía Tang. (A la izquierda, bello espécimen
de cerámica tricolor esmaltada, característica de la Dinastía Tang)
 - Almuerzo. Seguidamente, visitamos el Museo del Bosque de las Estelas de Piedra. Para mayor
claridad, estela es un vocablo cuyo origen etimológico procede del latín aestuaria y significa huella o
rastro. Se refiere, pues, a la señal que deja un cuerpo sólido ―o gaseoso― cuando se mueve. El mejor
ejemplo: la estela de burbujeo que deja una lancha de motor sobre una
superficie de agua o la que dibuja un avión a reacción en la atmósfera por
efecto de la condensación. Estela (usualmente Stella), se ha adoptado
también como apelativo femenino bastante común.
En el caso del museo que nos aprestamos a visitar, estela es simplemente
la señal o impronta (grabado) que se hacía antes de la linotipia para marcar
un acto relevante o un hecho histórico, generalmente sobre lajas o tablas de
piedra, a fin de preservarlo en el tiempo. De hecho, el bosque de estelas que veremos alude a una
extraordinaria e impresionante colección de estelas conmemorativas ―o piedras con inscripciones―,
que datan algunas de hace más de tres mil años. Es el mismo principio que aún subsiste y permanece
en uso de las lápidas funerarias con datos de identificación del difunto y algún mensaje recordatorio
inscrito, tal como las vemos en los camposantos.
El Bosque de Estelas de Xi’an también es llamado Museo
Beiling, que figura entre los más significativos del
patrimonio histórico y cultural de la humanidad y contiene,
entre muchas otras maravillosas reliquias, algo así como tres
mil estelas de piedra de inestimable valor, con muestras
únicas de la literatura y del admirable arte de la caligrafía.
El museo, propiamente, fue construido en el año 1087
(Dinastía Song del Norte) ocupando un área del Templo de
Confucio de Xi’an que había sido construido en el año 652.
El propósito fue albergar y resguardar un precioso conjunto
de tablillas de piedra denominado «El Kai-cheng Clásico» y, particularmente, el más grande de todos
los libros clásicos de la cultura china ancestral: «El Clásico de la Piedad Filial», que contiene los
diálogos de Confucio con sus alumnos, a quien él siempre guio con fidelidad a los principios, tal como
lo hizo Sócrates en la Grecia antigua 80 años después. Allí, podremos observar de cerca El Clásico de
la Piedad Filial, tallado en piedra durante la Dinastía Tang. En fin, en tanto como atracción turística, el
Museo Beiling, o Bosque de Estelas de Piedra, rivaliza en China con los Guerreros de Terracota o el
Palacio Imperial (Ciudad Perdida) de Beijing. Terminamos la visita hacia las 5:00 p.m.
Resto de la tarde libre.  Hotel.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
41
Día 09 – Xi’an / Hangzhou
Miércoles, 29 de junio.  - Desayuno-buffet + almuerzo.
Desayuno y traslado al aeropuerto con destino a la bella ciudad de Hangzhou.
Arribo a Hangzhou.
Hacia el
mediodía llegamos a Hangzhou,
capital de la provincia oriental de
Zhejiang. Una ciudad moderna, pero
sobre todo bella y distinguida, que no
renuncia a poseer un sabor clásico, un
ambiente tradicional tremendamente
seductor. Por algo uno se siente muy
bien allí... De todas las ciudades
chinas, Hangzhou es sin duda la más
elegante y la más amable de visitar.
El grato recuerdo que deja la ciudad y
su ambiente idílico en el visitante,
nacional o extranjero, es perene. En
verdad, por sí solas las palabras no
son suficientes para describir ese especial embrujo de Hangzhou. Fue fundada en el año 100 a. C., y
figura entre las seis grandes antiguas capitales de la China Imperial en diferentes épocas, como
también lo son Beijing, Xi'an, Luoyang, Kaifeng y Nanjing. De seis de esas capitales, habremos
conocido tres durante nuestro trote por China de tres semanas.
Chinos y extranjeros se refieren a Hangzhou como el paraíso en la Tierra. Marco Polo29, el célebre
mercader y explorador veneciano del siglo XIII, la visitó en uno de sus viajes por
el extenso imperio del Gran Khan, en tiempos de la Dinastía Yuan (1171-1368).
Incluso para los mismos chinos, quizá Hangzhou sea el destino turístico más
apetecido entre ellos. Hay un viejo refrán chino que reza: En el Cielo, el paraíso.
En la Tierra, Hangzhou. Existe la convicción de que tal vez sea Hangzhou la urbe
más bella de toda China y, debido a ello, ciertamente famosa en el mundo entero
desde tiempos remotos, de suerte que chino rico o famoso que se respete, tiene
apartamento o casa en Hangzhou.
El encanto de Hangzhou se debe en gran parte
a su medio ambiente suave y fresco. La
vegetación es pródiga, la ciudad entera, por
donde uno vaya, rebosa de árboles de hermoso
follaje, sauces, prados verdes bien tenidos,
arbustos de diversas formas, flores de todos los
colores…, incluso vastos jardines de la bella
flor de loto en las orillas del Lago; en general,
el paisaje urbano es sumamente acogedor. El
visitante, venga de donde viniere, tiene la
impresión de que en Hangzhou lo envuelve a
uno una placentera energía especial que lo hace
sentir muy a gusto. (La imagen de la derecha nos
muestra el sereno y fresco verdor de Hangzhou)
Cuando Marco Polo estuvo Hangzhou en el siglo XIII, y refiriéndose a ella dijo: «Es la ciudad más elegante y espléndida
del mundo». Las calles y los ríos son muy anchos; hay en ella 12.000 puentes, la mayoría de piedra. La industria de la seda y
las artesanías locales: abanicos de sándalo, brocados, tapicerías y sombrillas, alcanzan su máxima expresión en refinamiento
y belleza cuando se producen en esta ciudad.
29
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
42
Un rincón del Lago del Oeste – Antigua residencia de la familia Hu (120 años). Ricos comerciantes de la
Dinastía Qing. Se aprecia el estanque poblado de carpas doradas y un diseño perfecto y armonioso.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
43
De hecho, para un extranjero no asiático,
Hangzhou le procura un sinfín de escenarios y
panoramas inolvidables. La abundante flora
bien cuidada de las márgenes del lago, el
conjunto de puentes, la silueta de la pagoda
que se divisa en el horizonte, las colinas que
bordean su lago… Todo esto, adornado con
toda esa frescura y serenidad, lo hacen sentir a
uno muy bien en esta reluciente ciudad, limpia
y ordenada, donde a más de uno de nosotros no
nos disgustaría vivir algún tiempo, justamente
con el propósito de disfrutar de esa vida grata y
serena que algunos de nosotros terminamos
idealizando y guardando en la memoria de nuestros
mejores deseos. Lo cierto es que siempre nos
acordaremos de esta bella ciudad. Hangzhou cuenta
con gran variedad de monumentos históricos y
reliquias culturales de mucha importancia, como el
gran Buda sentado del Templo de Lingyin ―Templo
de las Almas Escondidas―, razón por la cual la
ciudad se ha convertido desde tiempo atrás en un
destino de gran atractivo turístico, justo por las
mismas razones que en otras épocas sedujo a
emperadores, cortesanos, altos funcionarios, mercaderes acaudalados, literatos y connotados artistas.
A este propósito, algunos eruditos afirman que el summun de la cultura china no se alcanzó tanto en la
dinastía Tang de Xi’an ―de la cual ya conocemos algo― como durante la dinastía Song del Sur, de
Hangzhou (960-1279). En la mágica Hangzhou se encuentra «Xi Hu», el famoso Lago del Oeste, con
múltiples santuarios y monasterios antiguos. Según los mismos chinos, existen en China algo así como
36 Lagos del Oeste, pero este, el de Hangzhou, dicen ellos, es el más bello y representativo de todos.
Respecto a las bondades de esta generosa réplica de paraíso terrenal,
cabe mencionar los elogios que en el siglo XIII expresó a su paso por
Hangzhou el incansable viajero y cronista veneciano Marco Polo
cuando escribió: Esta es la ciudad más espléndida que he visto… Así,
tal cual, figura repetidamente en sus relatos. Tanto agradó la ciudad al
asiduo caminante italiano que decidió sentar fueros allí por un largo
tiempo, donde se desempeñó como gobernador de la ciudad en
representación de su amigo el Gran Kublai Kan, mongol que se hizo
primer emperador de la Dinastía Yuan; era nieto del Gran Gengis
Kan, que había conquistado vasta parte del territorio chino.
Hangzhou es, demás, uno de los centros más importantes de la
industria de la seda de China y del mundo. Por tanto, allí se encuentra
una gran variedad de géneros de seda y satén de exquisita calidad que
deleitan a los compradores de buen gusto: camisas, blusas, pañoletas,
bufandas, corbatas, y todas las clases de seda cruda. Como en todas
partes, los precios van de acuerdo con la calidad; al lado de las mejores, también se consigue seda de
inferior clase e incluso de material sintético (poliéster), a costos mucho más bajos. La experiencia
indica que es preferible comprarse una o dos piezas de muy buena calidad, antes de que sean más
cantidad, pero de clase inferior. Claro que esto es muy personal…!
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
44
Después de ubicarnos en el hotel, salimos a visitar el Templo del Alma Escondida, uno de los
templos budistas más famosos del sur de China y lugar de peregrinación para un amplio número de
fieles de la región. Para los viajeros extranjeros tiene gran interés en razón de su larga historia y
gracias a las numerosas obras de arte que alberga en su interior.
Enseguida visitaremos el Parque Hua Gang, el cual cuenta con un lago dividido en tres partes y
cuatro islas. Allí se ven majestuosos y engreídos pavos reales, casas tradicionales chinas y multitud de
atractivos espacios para pasear y deleitarse con la naturaleza y la atmósfera sosegada y cautivadora
que se aprecia por todos lados en Hangzhou y estimula los sentidos y las bellas emociones. A la
entrada del Templo se halla La Colina Voladora, con mágicas efigies budistas esculpidas en roca. El
templo suele estar colmado de fervorosos fieles que vienen de toda China a orar y a rendirle culto a
Buda. A veces se nos da la suerte de presenciar alguna ceremonia practicada por monjes de humilde
semblante y actitud, con sus cabezas rapadas y túnicas drapeadas de color naranja.
 Cena en el restaurante del Zhejiang Internacional Hotel en el centro de la ciudad, cuyo buffet
gourmet es excelente. Después de cenar, seguimos a nuestro hotel, el Ramada Plaza Haihua, el cual,
como ya lo habremos constatado, bien por encima de cualquier otra consideración, se cuenta entre los
mejores situados de Hangzhou, a escasos 150 metros ―menos de dos cuadras, si acaso, de las orillas
del Lago del Oeste.  Hotel.
Día 10 – Hangzhou
Jueves, 30 de junio.  - Desayuno-buffet + almuerzo.
Después del desayuno realizaremos un corto paseo en
barcarola típica por el Lago del Oeste, (Xī Hú), un
derroche de apacible naturaleza, símbolo por
excelencia de la atracción de Hangzhou ―cuya
imagen es tan emblemática que se muestra en el
billete de 1 yuan que tanto tendremos en nuestras
manos, y en el que se ven las tres pagoditas―. Por
ventura, como ya está dicho, se halla situado a unos
cuantos pasos de nuestro hotel, lo cual nos permite
salir en cualquier momento a pasear por sus márgenes
de senderos peatonales profusamente arborizados.
La armoniosa belleza escénica, exquisita y serena, de Hangzhou, ciudad fundada por la dinastía Qin y
célebre por su hermosa flora y frondosa vegetación, su magnífica seda y su té verde de incomparable
calidad, ha hecho de ella un destino ideal para las vacaciones de nacionales y extranjeros. Los recién
casados chinos, la tienen desde tiempos remotos como destino predilecto para su luna de miel.
 Almuerzo. Por la tarde, visita al pequeño
Museo de la Seda. Después, conoceremos una
plantación de té en el Pueblo
Meijiawu a fin de aprender
acerca de la milenaria cultura
del té, desde el cultivo hasta el
proceso del producto final
mediante tostado a mano. Allí, se nos brinda la
ocasión de degustar diferentes tipos de tés,
siendo bien reconocidos los de esta región como
los mejores de China, y tal vez del mundo: el
afamado, y caro, té verde de Longjing (Pozo del
Dragón).
Para lo que resta de la tarde, daremos un paseo por la calle histórica peatonal Hefang Jie (河坊街).
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
45
Atención: Para esta noche, de modo muy especial se les recomienda una obra fabulosa: Impresión del
Lago del Oeste (印象西湖), que con su elenco de decenas de actores y figurantes, y prodigiosos efectos
escénicos sobre la superficie
del lago, lo deja a uno sin
aliento. Se desarrolla en pleno
aire libre, en el mismo Lago del
Oeste. Es una espléndida
función teatral montada sobre
la base de admirables efectos
especiales que son generados
por las luces láser, los potentes
reflectores, pasmoso sonido de
alta fidelidad y la calidad de
interpretación de los figurantes,
dan la impresión muy real de
estar caminando sobre la
superficie del agua. Definitivamente, no podemos perdernos de esta obra que se atesorará en nuestra
memoria por siempre. Difícil ver algo mejor en otra parte del mundo.
La dirección y puesta en escena de la obra es nada más ni menos que de Zhang Yimou, el más grande
y famoso director de cine chino y quien tuvo a su cargo la concepción y dirección de las ceremonias de
apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 que maravillaron al mundo entero.
La música, elemento cardinal de la función,
es de otro de los grandes: el compositor
Kitaro, multi-instrumentista de origen
japonés y Premio Grammy 2001, que aporta
su música exótica, chispeante, sugerente y
cargada de contrastes innovadores. El mismo
Kitaro explica su música como inspirada en
la naturaleza y en la esencia del espíritu; los
críticos la definen como poética, colorida y
vibrante, profundamente emotiva.
(Opcional: costo no incluido. Aprox. USD 35).
Nuestra guía se encarga de adquirir las entradas. Tendremos transporte disponible para la ida y el regreso al hotel. Se
recomienda llevar filmadora con grabadora de audio30.  Hotel.
Día 11 – Hangzhou
Viernes, 1° de julio.  Desayuno-buffet – Día de descanso.
En este punto del recorrido llegamos a la mitad de nuestro
periplo. Un día de descanso nos cae muy bien. No es
propiamente día de compras o de cualquier otra cosa, sino lo
que es: un día de descanso, de puro, simple y llano descanso.
Este es un día para tomarlo todo con calma; quedarnos hasta
un poco más tarde en cama y olvidarnos del ajetreo y el
horario, tomar una siesta, dar un paseo a pie o en bicicleta
(gratuita) por los parques que bordean el que ya nos es familiar
Lago del Oeste, o simplemente deambular de forma tranquila
por la ciudad, así sea para detenernos a ver las vitrinas de Porche, Bentley o Lamborghini cerca de
nuestro hotel. Un día descansado nos hará recuperar fuerzas.
El tema musical del espectáculo es muy bello. Lo interpreta la nueva sensación de la canción china, Jane Zhang. La
canción y la voz enamoran enseguida. Quien desee oírlo, abra el enlace: http://www.youtube.com/watch?v=mLfet-F7y7g
30
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
46
Conviene no dejar de regresar con calma a la concurrida calle histórica peatonal: Hefang Jie, la
encarnación del viejo e inspirador Hangzhou. Se sugiere probar la sabrosa —y algo exótica— comida
informal que se encuentra en los callejones aledaños a la calle principal: una experiencia barata y muy
simpática. Atención: Muy cerca de nuestro hotel, caminando, se encuentran las fuentes danzantes del
Lago del Oeste. Funcionan de 6 a 9 pm. (Foto de arriba a la derecha). Se recomienda no perderse de verlas;
el show es atractivo, en cierta forma sorprendente, y gratuito…!  Hotel.
Encontrándonos en Hangzhou, hay una
observación importante que no se puede dejar
pasar. Se trata de conocer algo sobre el Gran
Canal de China (大运河). En efecto, cuenta la
historia que el año 486 a. C., un emperador
chino de la remota dinastía Sui, dio la orden
de construir un canal fluvial que uniera el
norte con el sur de China para el transporte,
básicamente de tropa y alimentos (granos).
Transcurrió algo más de un milenio hasta
cuando en el año 609 de nuestra era, durante la dinastía Sui, se lograron unir todos los tramos y de este
modo se completó la grandiosa obra de ingeniería civil, como no existe en el planeta otra de su tipo
que se le compare. Para muchos, compite en méritos con la Gran Muralla.
Desde el punto de vista del ingenio aplicado y la tecnología que se usó, puede de pronto superarla. Es,
de hecho, la vía fluvial artificial más extensa del mundo. Tiene una pasmosa longitud de casi 1.800 km
entre Hangzhou y Beijing, dos ciudades que conoceremos bien, y la extraordinaria particularidad de
que el inicio de su construcción data de hace 2.400 años y que, aún hoy, una buena parte sea navegable
y preste todavía servicio como autopista hidráulica para el transporte de carga.
En la actualidad, unos 100.000 cargueros al año cursan sus tramos habilitados y transportan 260
millones de toneladas. Es veintiuna veces más larga que el Canal de Panamá y su trazado va de 1 m.
bajo el nivel del mar hasta 40 m. de elevación en su punto más alto. Esta admirable obra del hombre,
monumental por todas sus características, es llamada desde antaño Gran Canal Pekín-Hangzhou, en
razón de las dos urbes chinas que interconecta mediante la unión de los dos ríos más importantes de
China: el Yangsé, al sur, y el Huang He (río Amarillo), al norte, junto con otros ríos de menor caudal y
extensión, algunos lagos y pantanos.
Día 12 – Hangzhou / Shanghái (Tren bala de primera clase)
Sábado, 2 de julio.  - Desayuno-buffet + almuerzo en Shanghái.
Al término del desayuno, nos trasladamos en un deslumbrante tren bala que nos dejará boquiabiertos,
tal como se aprecia en la foto de abajo, con
destino a la espectacular Shanghái, la cara
moderna y futurista de China, que se lució ante
el mundo como sede de la Exposición Universal
2010, cuando entró en servicio el tren.
A Shanghái se le tiene como la urbe más vibrante
y cosmopolita de China, así como su locomotora
en todo lo relativo a la economía del país. Es una
de las megalópolis más populosas y dinámicas de
todo el planeta; la quinta en su orden de
magnitud e importancia, que hoy ronda los 23
millones de habitantes. Para mayor ilustración,
imaginémonos exactamente a la mitad de la
población de Colombia en una superficie de 6.340 km².
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
47
El trayecto de 200 km que vamos a recorrer de Hangzhou a la súper metrópolis de Shanghái, dura 45
minutos en el tren bala CRH380 de fabricación china, que en algunos tramos de este corto trayecto
consigue velocidades de 350 km/h. En ensayos experimentales ha logrado alcanzar los 450 km/h. Es
un hecho que China ha conseguido avances tecnológicos sorprendentes en su sistema ferroviario.
Pensemos que una nación súper poblada, de 1.400 millones de seres, está obligada a buscar la manera
más eficiente de transportar a millones de pasajeros/día en un país de dimensiones también enormes,
de suerte que los trenes chinos son perfectamente comparables a los mejores europeos y japoneses.
Arribo a Shanghái. Al entrar a la ciudad nos
trasladaremos al Grand Mercure Zhongya Hotel.
Un hotel moderno, de cinco estrellas, casi recién
inaugurado y particularmente bien situado. Queda
justo al lado de una estación del metro que en
apenas diez minutos nos transporta a «People
Square» o Plaza del Pueblo. A la salida misma de
nuestro hotel se hallan varios de los recursivos
McDonald’s, Pizza Hut, KFC, incontables tiendas
de víveres, farmacias; Malls, al cruzar la calle, etc.
De aspecto cada vez más moderno e innovador, los
restos de la pasada ocupación colonial de Shanghái y
de las relaciones de la urbe con la Europa de finales
del siglo XIX y principios del XX, todavía son visibles
en los 52 grandes edificios construidos en estilo
neoclásico y moderno que conforman «El Bund», o
«Malecón», una de sus zonas más célebres, que
conoceremos bien.
En razón de ese prolongado pasado de colonialismo,
en cierta forma Shanghái simboliza el abuso de
Occidente sobre Oriente, aunque, no obstante de ello,
en esa larga fase colonial ella también se benefició del
contacto directo con naciones extranjeras, sobre todo las europeas y más particularmente con Gran
Bretaña, dado que la ciudad fue Concesión británica durante la «Imperial Age» de los anglosajones.
Pero recordemos que Shanghái fue también colonia muy importante de los franceses, de los alemanes
y, tiempo después de los norteamericanos, que terminaron todos ellos construyéndose sus propios
barrios distintivos, sus parques privados, campos de deportes, clubes, teatros y todo tipo de caprichos.
Perfil nocturno del “Malecón”, más conocido como El Bund, según el nombre que le dieron los británicos.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
48
En épocas del colonialismo, los extranjeros vivían
en Shanghái en términos envidiables de privilegios,
de opulencia y confort, en brutal contraste con la
pobreza asfixiante de la avasallada población
nativa, que tenía prohibido el acceso a sus barrios
elegantes, parques bien tenidos, clubes, edificios,
escuelas, sus famosos y regios bancos, compañías
de seguros, y demás. No es fantasía que en algunos
sitios reservados a los extranjeros, había avisos que
decían: «No se admiten chinos».
Pero al final, toda esa herencia cosmopolita y su
misma importancia como cruce de culturas, han
convertido a Shanghái en una gran ciudad; de
hecho, en la más dinámica, innovadora y pujante de
toda Asia, que bien puede presumir hoy de ser, si
no la que más, una de las urbes más interesantes y vanguardistas del mundo entero, paradigma de
planificación urbana creativa y altamente eficiente. No en vano el leitmotiv de la Expo Shanghai 2010
fue justamente “la vida urbana”, es decir, todo lo relacionado con el urbanismo en todos sus aspectos,
bajo el lema oficial: “Better city - Better life”.
Sin que se le pueda tildar de ciudad mundana, porque es primordialmente una ciudad empresarial e
industriosa, donde prima la laboriosidad consagrada y el dinamismo exuberante de su gente, en el
mundo entero se reconoce la vida nocturna de Shanghái como de las más excitantes.
De hecho, sus bien tenidos barrios de auténtico estilo y sabor europeo, sus incontables restaurantes de
alta gama, cafés, bares y discotecas de lujo, la han convertido en prototipo de entretenimiento y
glamour en las horas de ocio de sus jóvenes ejecutivos, los yuppies chinos y extranjeros, que
mantienen el boom económico de la ciudad y resaltan su ambiente cosmopolita.
No sin razón se afirma que la cualidad y el talante de una gran ciudad se definen por la innovación de
su arquitectura, la creatividad del espacio construido y su infraestructura urbana, y estos tres elementos
fundamentales le dan su identidad y son claros indicadores de la sociedad que la habita y se afana en
mostrar su imagen, sus realidades y logros al mundo. Y en este contexto, Shanghái se lleva las palmas.
 Almuerzo. Enseguida procedemos a tomar el Tren
Maglev (Tren de levitación magnética por sus siglas en
inglés). Es el primer tren comercial operante de alta
velocidad de este tipo en el mundo. Puede alcanzar 350
km/h en los 100 segundos del arranque y una velocidad
máxima de 431 km/h en el recorrido de siete minutos.
Durante ensayos, este vehículo futurista y a la vez
presente, alcanzó la pasmosa velocidad de 501 km/h.
El tren, tal como se aprecia en la foto de la derecha, va
desde la estación de Longyang Road del naciente
Distrito Financiero de Pudong, hasta el modernísimo Aeropuerto Internacional de Pudong; tarda
apenas siete minutos en completar el trayecto de 32 km, que en automóvil, por autopista, toma
fácilmente una hora o más.
Nota: Sepamos que, junto con Nueva York, Londres, París y Tokio, Shanghái ha sido catalogada dentro del nuevo concepto
de Ciudad Global31.
Basta con haber visitado Beijing y, sobre todo, Shanghái para empezar a ver ciudades como Nueva York algo estancadas e
incluso desmejoradas. Sin duda Nueva York pudo haber sido la gran ciudad del siglo XX, y sigue siendo emblemática,
cautivadora y fascinante, pero todo indica que las grandes urbes del siglo XXI estarán en Asia y particularmente en China.
31
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
49
La experiencia del Maglev, sin duda nos hará vibrar de la emoción y nos llevará a entender que sí
estamos en el siglo XXI y hacia dónde se dirige el futuro de la civilización humana tecnológica, que
nació con el cambio de milenio y apenas comienza su larga vida. Aprovecharemos para conocer el
moderno Aeropuerto Internacional de Pudong, inaugurado hace 15 años, en octubre 1999 para
conmemorar el cincuentenario de la fundación de la República Popular China en 1949.
Después, volvemos a Pudong para subir hasta el piso 88 del mirador
de la Torre Jin Mao (foto a la izquierda en el centro), hito histórico del
desarrollo arquitectónico de Shanghái, de 420 m. de altura y
peculiar estilo Neo Art-Deco. La Torre Jin Mao es el segundo
rascacielos más alto de China y el sexto del mundo desde el 30 de
agosto de 2008, cuando fue superado en altura por el nuevo Centro
Financiero Mundial de Shanghái (CFMS —SWFC en inglés—),
de 492m y 101 pisos, construido con los más altos estándares y
siendo este el tercero más alto del mundo y primero de China.
El CFMS es tenido en el mundo entero como modelo de innovación
y creatividad, erigido a poca distancia del primero en la zona de
Pudong. Desde la Torre Jin Mao apreciaremos en detalle el CFMS
(Foto a la izquierda) con forma de destapador de botellas, al lado del Jin
Mao. En la planta de abajo, ya de salida, nos podemos tomar un
delicioso jugo de frutas tropicales con yogurt. En fin, el CFMS fue
galardonado en 2008 por el Consejo de Rascacielos y Hábitat
Urbano de Chicago como el mejor rascacielos del mundo construido
ese año. Por su silueta, el edificio recuerda a un gigantesco destapador en gracia al vano trapezoidal
encajonado entre sus pisos 94 y 100, un hueco que se calculó para evitar el impacto de los fuertes
vientos y que, en principio, iba a ser circular, pero las autoridades chinas conceptuaron que redondo
luciría muy nipón...
A la derecha, tenemos una foto del apenas recien inaugurado «Shanghai
Tower». Es el rascacielo más alto de China y el segundo del mundo, detrás
del Burj Khalifa, de Dubái. El Shanghai Tower tiene 128 pisos y se eleva a
632 m., con un área total construida de 420.000 m². Le llaman, simplemente,
«El Shanghai». Importante anotar que el edificio cuenta con innovaciones
de primer orden en ahorro de energía. Su fachada, de acero ligero y vidrio
pulido que da la apariencia de fino cristal, está concebida de forma espiral
con el objeto de desviar las cargas del viento y recoger el agua de lluvia para
utilizarla como elemento refrigerante (aire acondicionado) y para el sistema
de calefacción y provisión de agua caliente. Cuenta, entre otros mecanismos,
con un sofisticado sistema de turbinas de viento que le generan en buena
proporción la energía, lo cual lo hace auto sostenible en su funcionamiento.
Para cerrar el día
con broche de oro,
al caer la tarde haremos un inolvidable paseo
en barco por el Río Huangpu. (A la izquierda,
una vista de Pudong desde el crucero por el río
Huangpu. Incluido). El río es uno de los íconos
de la ciudad. Divide en dos a Shanghái en el
tramo de 400 metros de ancho que separa
Puxi, orilla occidental y donde se halla el
frente de edificios coloniales que conforman
El Bund y la otra orilla, donde está el
ultramoderno Distrito Financiero de
Pudong.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
50
En fin, no lo duden los integrantes de la misión, este crucero nocturno será una experiencia impactante
y perdurable que los hipnotizará y dejará hechizados. Preparen sus cámaras y vídeo-filmadoras (no
olviden recargar baterías antes). Pasadas las 9 de la noche regresamos al hotel; algo cansados, pero
seguramente bastante contentos y con una vivificante sensación de asombro y encanto.  Hotel.
Impresionante evolución de Shanghái en 20 años
Todas las ciudades importantes del mundo crecen y modifican su paisaje en el transcurso de los años.
Pero el caso de Shanghái supera de lejos a cualquier otra. Las dos fotografías que siguen muestran el
cambio arrollador de la ciudad Shanghái en apenas 20 años, entre 1990 y 2010. Y continúa creciendo!
1990
2010
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
51
Día 13 – Shanghái
Domingo, 3 de julio.  - Desayuno-buffet + almuerzo.
Después del desayuno, un recorrido por el afanoso
Centro de la ciudad. Acto seguido, visitamos el
Jardín del Mandarín Yu Yuan, situado al lado del
antiguo Templo de los Dioses de la Ciudad, y
enseguida el popular y concurrido Bazar adyacente
del mismo nombre.
El jardín, clásico hasta el más mínimo detalle, lo
hizo Pan Yu, un funcionario de la época Ming. Su
belleza se advierte en el equilibro entre seres
animales, vegetales y minerales. Dos hectáreas
donde se hallan una treintena de pabellones de la
parte residencial, galerías, colinas artificiales,
exóticos y muy valiosos pedruscos de variadas
figuras y tamaños, en su estado original, labrados
por la naturaleza.
El Bazar se compone de once callejuelas por donde diariamente transitan más de 100.000 personas
visitando su pintoresco mercado popular, recargado de tiendas de todos los tipos. Su historia se refiere
a que antiguamente la ciudad giraba en torno al Templo de los Dioses de la Ciudad, construido en la
época Song (siglo XI) para proteger y salvaguardar las estatuas de los dioses locales. Este regio templo
experimentó varias remodelaciones hasta transformarse en un mercado público: el Bazar del Jardín
del Mandarín Yuyuan, (Jardín de la Alegría). Es el único vestigio existente del pasado pre colonial de
la ciudad, es decir, de estilo puramente chino, sin ninguna influencia extranjera.
Entre los paisajes del jardín, diseñado en 1559 durante la dinastía Ming, destacan el Muro del
Dragón, el Puente de las Nueve Curvas (construido de esta forma para espantar a los demonios, que
solo pueden avanzar en línea recta) y la Casa de Té Huxinting, en el centro de un pequeño lago
artificial. A su alrededor, el bazar de los jardines Yu, un área peatonal repleta de callejuelas y tiendas
de souvenirs y toda clase de productos típicos, que pretenden recrear la arquitectura antigua china.
 - Almuerzo. Por la tarde visitaremos el Centro de Exhibición de la Planificación Urbana,
ubicado en la Plaza del Pueblo, la cual se erige en el antiguo hipódromo de la ciudad y tiene forma de
media luna. Entre otros, en ella se encuentra el Museo de Historia de Shanghái, que visitaremos
enseguida. La sede del museo es fácilmente identificable por su diseño moderno de forma redondeada,
a semejanza de una antigua vasija china de bronce, tal como puede observarse en el centro de la
imagen de abajo, en un despejado y brillante día de verano como seguro nos tocará a nosotros.
Museo de Historia de Shanghái en la “Plaza del Pueblo” – Epicentro de la ciudad.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
52
Creado en 1952, más que un museo de la ciudad, se trata de un museo de la historia general de toda
China. Reúne lo antiguo y lo contemporáneo de la vida cotidiana de los chinos. En
sus cinco plantas podremos ver once galerías y tres salas de exposiciones en las
que guardan un tesoro invaluable de más 120 mil piezas de exhibición
de objetos y arte antiguo chino de plena vigencia actual. El museo es
ciertamente muy bueno, insuperable, podría decirse, es fácil recorrerlo
y, dada su enorme capacidad didáctica y de compendio de tantas cosas
que ya habremos visto, bien merece dedicarle todo el tiempo que se pueda, incluso volver el día libre.
En cada una de las galerías se agrupan los diferentes elementos exhibidos, de suerte que podremos
visitar salas dedicadas específicamente a presentar bronces de todas las épocas, campanas en versión
de instrumento musical, esculturas, grabados, cerámicas, las más bellas porcelanas,
suntuosas piezas de jade, pinturas, caligrafías, sellos, monedas, vestimentas de las
distintas regiones y etnias, etc.
Hay, incluso, toda una galería centrada en muestras de espléndidos muebles antiguos
de las dinastías Ming (1368-1644) y Qing (1644-1911) que, además de la belleza
intrínseca de las maderas preciosas empleadas en su elaboración, en particular el
sándalo rojo, son ejemplo de sensibilidad artística y buen gusto. Puede uno constatar
el esmerado nivel de refinamiento en la sobria, pero elegante decoración de interiores
de los chinos ancestrales.
El día termina con un paseo por «El Bund» o
«Malecón» y recorrido a pie por la calle peatonal
«Nanjing Lu», (foto a la derecha) donde, además de
darse uno un baño de multitud, se observa siempre un
frenesí que recuerda aquel de la Europa derrochadora
de finales de los sesenta, ahora que la nueva clase
media china muestra su fisonomía más voraz de
consumismo y alarde, para terminar en la Plaza del
Pueblo (People's Square o Renmin Square).
El regreso al hotel será por nuestra propia cuenta en el
moderno y eficiente Metro de Shanghái, justo con el propósito de conocer y aprender a conducirnos
en este magnífico, pulcro y eficiente medio de transporte masivo, que se tiene entre los más avanzados
en tecnología y de los mejores del mundo. En efecto, el Metro, o tren subterráneo, que seguramente
nos causará cierta envidia, es uno de esos elementos que le dan el carácter de mega-metrópolis a
Shanghái.
Hacer uso del Metro, tal como lo hace a diario cualquier
shanghainés, es una experiencia de la cual no nos podemos
perder. Nos impresionarán sus estaciones absolutamente
relucientes, bien diseñadas, prácticas y fáciles de utilizar. Así
mismo, la comodidad y seguridad de los vagones, tanto como
la rapidez del servicio. Se recorren kilómetros tras kilómetros
en pocos minutos, incluso por debajo del ancho río Huangpu,
de Puxi a Pudong o viceversa. Pero del Metro de Shanghái
hay que saber, además, que con cerca de 440 km de vías en
doce líneas en servicio, construidas en apenas tres décadas
(ver anexo al final del documento, pág. 64), la de Shanghái se
convierte en la red de metro más extensa del mundo; bastante
más desarrollada, más moderna y de tecnología mucho más avanzada que las redes de Londres, París,
New York o Tokio. Para el 2020 se proyecta que la red tendrá casi el doble de kilómetros y de líneas
que van y vienen en todas las direcciones, cubriendo toda la densa y extendidísima área metropolitana.
A los colombianos nos asombra, nos apabulla de admiración y nos causa algo de envidia…!  Hotel.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
53
Día 14 – Shanghái
Lunes, 4 de julio.  - Desayuno-buffet + almuerzo sorpresa.
Visita al templo «Yufo Si» o Templo del Buda de Jade. Un monasterio budista construido en 1882
para albergar dos estatuas traídas de Birmania. Cada una de ellas está tallada de una sola pieza de jade
blanco. Unos cien monjes moran en el claustro, y puede verse como realizan sus ceremonias. Así
como tantos otros, el Templo se mantuvo cerrado al público entre los años 1949 y 1980 al prohibirse
en China los cultos religiosos durante el período maoísta y particularmente en los tiempos aciagos de
la azarosa y nefasta Revolución Cultural, que duró diez interminables años, de 1966 hasta la muerte de
Mao Zedong en 1976.
 Almuerzo sorpresa. Durante la tarde contamos con el servicio de
autobús y guía acompañante para actividades especiales de interés
del Grupo. En este punto, se recomienda el espectáculo de
acrobacias ERA, Intersection of Time, tenido por los conocedores
como el mejor espectáculo de acrobacias de China. (Opcional: costo no
incluido; aproximadamente. USD 30). Nuestra guía local se encarga de comprar
las entradas.
Nota: Sin duda, Shanghái es la ciudad china que evoca más emociones a los
extranjeros. Probablemente Beijing le resulte más reservada y enigmática al
visitante occidental, pero Shanghái ciertamente ofrece una mezcla más sugestiva y
fascinante de imágenes y tópicos de toda índole. En los años dorados de las décadas
de los años veinte y los treinta del siglo pasado, fue llamada «París del Oriente» y
también ciudad de pecado y de exotismo, inspiración de morbosas novelas y películas de drama, lujuria, pasión, intriga y
suspenso. Los temas predilectos: espionaje, gánsteres, prostitución, droga y crímenes sofisticados.
Día 15 – Shanghái
Martes, 5 de julio.  - Desayuno-buffet
Día completamente libre. Para disfrutar de uno de las mayores distracciones de esta ciudad: el
shopping. En Shanghái se consigue de todo, absolutamente todo..., solo hay que saber buscar para
encontrar lo que uno desea. Un ejemplo: hay una calle de varias cuadras donde venden instrumentos
musicales de oriente y occidente. En cuanto a los desplazamientos y la búsqueda de las direcciones, no
hay de qué preocuparse; a estas alturas del viaje ya sabremos cómo movernos con soltura y confianza
por nuestros propios medios sin correr riesgos de ninguna índole.  Hotel.
Nota: Dado el viaje a primera hora del día siguiente, conviene recogerse temprano.
Día 16 – Shanghái / Guilin
Miércoles, 6 de julio.  - Desayuno-buffet + almuerzo en Guilin
Madrugamos a tomar el vuelo con el objeto de no
perder buena parte del día. La despertada será a las
5:00 a.m., para bajar a hacer el check-out y dejar
todas las maletas en el lobby del hotel. El desayuno
será a las 06:30. Salida del hotel y traslado al
Aeropuerto Hongqiao, a las 07:30 para tomar el
vuelo que nos llevará a la seductora Guilin. A esta
etapa del viaje la llamamos “de ensueño”; es ese el
término calificativo que nos merece Guilin. Aún
desde el avión, momentos antes de aterrizar,
podremos apreciar la belleza de Guilin y su entorno
que desde las nubes nos ofrece panoramas
espléndidos formados por los picos de montañas, colinas y peñascos de extrañas siluetas, ríos y lagos
tan claros y puros como un espejo, y una densa vegetación de verde infinito, libre y lujuriosa de vida y
de incomparable frescor.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
54
Arribo a Guilin.
Al llegar a Guilin, ciudad que descansa sobre los paisajes de las montañas y de
las aguas del río, capital de la provincia de Guangxi, entramos a la zona subtropical de China, donde
también se encuentran, más abajo, Guangzhou (Cantón) y Hong Kong. Predomina el clima cálido y
húmedo, pero de agradable sensación. Su población es de algo más de medio millón de habitantes.
Será, pues, la ciudad más pequeña de todas las que habremos conocido en nuestro recorrido por China.
En los días serenos y despejados el reflejo de las
aguas reposadas y transparentes del río Li 32
proyecta en sus márgenes la silueta de las colinas
cercanas y montañas del fondo con sorprendente
claridad, de forma tal que le crean a uno la
percepción de estar transitando sobre las colinas
y en medio de ellas cuando se navega por el río.
Cuando sobreviene la noble lluvia fina y brumosa
de Guilin, balsámica y cristalina, el cuadro se
vuelve una acuarela de singulares tonos tenues: el
río y las colinas vecinas se arropan de un velo de
llovizna y de exigua niebla, que le causan a uno
la sensación de estar viviendo una alucinación,
un instante conmovedor de fantasía inédita en un escenario natural incomparable e irrepetible.
Su toponimia es muy lírica; va con su belleza natural: Guilin
significa “bosque de los olivos dulces perfumados”. Ello se
debe a que en esta región, en las riberas del río Li, crece en
abundancia y de manera espontánea en sus campos y en las
laderas de sus colinas un arbusto ornamental originario del
Himalaya llamado olivo dulce (Osmanthus fragrans), el
cual da bellas flores de color blanco, crema, amarillo o
anaranjado, vivamente olorosas. De ellas emana un perfume
fresco y suave que recuerda la fragancia delicada del
melocotón, y cuyo aroma inunda la ciudad en la época de
las mansas lluvias otoñales. De Guilin se dice también que
es sinónimo de exquisitos paisajes y como tal fue inmortalizada con una cita poética sobre ella de un
célebre prosista chino de la dinastía Tang y uno de los literatos más importantes de la historia de
China, Han Yu (768 - 824), que describió así el paisaje de Guilin: «El río es como una cinta de seda
verde y las montañas como horquillas de jade azul turquesa». Todo chino culto conoce esta reseña, de
la cual lo importante para nosotros es percatarnos de que hace ya 1.300 años Guilin era elogiada por su
belleza inconfundible. Otro dato interesante sobre los orígenes de Guilin es que figura en los mapas
históricos desde la época del Primer Emperador Qin Shi Huang Di. Se recomienda abrir el enlace:
http://www.taringa.net/posts/imagenes/14869675/La-Maravillosa-Cueva-de-la-Flauta-de-Cana-en-China.html
En definitiva, el gran atractivo de Guilin se centra en los
paisajes que dibuja un racimo de elevaciones multiformes
que la rodean: montañas, colinas y enormes peñascos
independientes formados de piedra caliza milenaria y los
llamados karst, que figuran en el catálogo del Patrimonio
de la Humanidad de la Unesco. Muchas de estas montañas
y peñones alojan en su interior cavernas subterráneas de
profundidades y tipologías diversas y, del mismo modo,
externamente exhiben características muy propias. Uno de
estos rasgos especiales se puede apreciar en el karst
llamado «Colina de la Trompa del Elefante», cual es de sus estampas más conocidas de Guilin.
En chino se diría Li Jiang, puesto que río se dice jiang. Por lo tanto, se le llama Li Jiang o río Li, pero llamarlo “río Li
Jiang” sería en cierta forma pleonástico.
32
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
55
Del aeropuerto salimos directamente al hotel, el Sheraton Guilin, uno de los mejores de la ciudad.
Magnífica su ubicación sobre una de las márgenes del vistoso y tranquilo río Li, en el corazón de la
ciudad, a pocos pasos de la calle peatonal Zhengyang y a unos diez minutos caminando de la Colina
de la Trompa de Elefante. Después del check-in y de subir el equipaje, salimos enseguida a almorzar.
No hay tiempo que perder; nos espera una visita
espectacular que sin duda nos maravillará y
estimulará las fibras más hondas de nuestro sentido
estético y capacidad de asombro. Así, salimos en el
autobús con destino a la Gruta de la Flauta de
Caña33, a escasos quince minutos del hotel.
Sin duda, una de las estructuras geológicas más
admirables que nos brinda el arte divino de la
Creación y que un ser humano pueda conocer a lo
largo de su vida, se concentra de manera rara en la
Gruta de la Flauta de Caña. Esta, es una cueva
subterránea como existen muchas en el mundo,
pero que como ninguna otra, lleva implícito el sello
de la contemplación y el embrujo que su fastuosidad estética ejerce sobre quien se adentra en ella.
Se trata de un raro inframundo ―que hay quienes
lo califican de surrealismo natural― moldeado en
cavidades subterráneas de piedra caliza cárstica y
cuyo proceso de formación para convertirse en
estalactitas, estalagmitas, columnas y cortinas34 le
tomó varios cientos de miles de años a la
naturaleza primitiva. Los 300 metros de recorrido
de la gruta, cueva o caverna, como prefiera uno
llamarla, están fraccionados en etapas según los
diferentes escenarios del conjunto y los
apelativos que han inspirado. El más conocido, el
Palacio de Cristal del Rey Dragón, como también, la Montaña de Fruta, la Flor, entre otros.
Esta caverna específica, según apreciación de los geólogos, tiene entre
500 y 700 mil años. Las curiosas formaciones de roca derivan sus colores
de los diferentes minerales que contiene el suelo que cubre la montaña y
que al filtrarse el agua de lluvia mineralizada, se fusiona con el carbonato
cálcico predominante en la composición de la piedra interior y crea ese
mundo fantástico de formas y colores.
De paso, se le encuentra mucha similitud con la soberbia cúpula de la Sala
de los Derechos Humanos del Palacio
de la ONU en Ginebra, obra reciente
del artista español, originario de
Mayorca, Miguel Barceló, uno de los
más grandes pintores actuales. Sabrá
Dios si Barceló estuvo en Guilin…
(Foto: la cúpula de la ONU en Ginebra, de Miguel Barceló)
Se llama Gruta o Cueva de la Flauta de Caña porque al exterior de la boca de entrada crecen plantas de bambú, cuyas cañas
servían en tiempos pasados para la fabricación de flautas.
33
Estalactitas y estalagmitas, ambas son espeleotemas, que quiere decir, “formaciones de las cavidades”. Las estalactitas
tienen forma cónica y son las que cuelgan del techo de las cavernas. Las estalagmitas parece que brotaran del suelo. Las
columnas se dan cuando se unen estalactitas y estalagmitas. Las cortinas se forman de un conjunto compacto de estalactitas.
34
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
56
Dato interesante es que durante la última guerra mundial la cueva sirvió de refugio antiaéreo a los
habitantes de Guilin para resguardarse de las bombas y metralla de los aviones japoneses. Con todo,
para 1944 la ciudad, antes rica en vestigios de su largo y rico pasado, quedó devastada por efecto de
las bombas niponas, lo cual explica que sus construcciones sean relativamente nuevas en su mayoría.
Al caer la tarde, después de un breve descanso en el hotel, haremos un agradable paseo en barco por el
Lago Shan Hu, a un par de cuadras del hotel, donde veremos la Pagoda Dorada, llamada Pagoda del
Sol y la Pagoda Plateada o Pagoda de la Luna.  Hotel.
Día 17 – Guilin / Yangshou
Jueves, 7 de julio.  - Desayuno-buffet + almuerzo en el barco
Después del desayuno, el autobús nos conducirá al muelle de Zhujiang, a 45 minutos del hotel, donde
tomaremos una embarcación que nos llevará a
navegar en un crucero por el pintoresco y manso río
Li, que se tiene por el más bello de los ríos de
China, hasta la pequeña ciudad de Yangshou
(Panorámica de la izquierda). El recorrido de 60 km en el
barco se cubre en algo menos de cinco horas y se
denomina “vía dorada de agua”. Será, sin duda
alguna, una de las experiencias más gratas y
memorables de nuestra visita de tres semanas por el
“País del Centro”. Esta actividad nos aproximará a
la magia de la naturaleza de esta parte del sur del
país con toda su riqueza paisajística y a la auténtica
manera de vivir en la China rural. Nos dejará enseñanzas valiosas sobre la vida tradicional de los
campesinos, algunos de grupos de las llamadas minorías étnicas (Zhuang, Hui, Miao, Yao, Dong) y los
pescadores ribereños, todo lo cual tiende a desdibujarse en razón del afanoso envite de la economía
exitosa que poco a poco los alcanza y arrastra hacia el modernismo irresistible y arrollador. Muy
distinto será todo dentro de un par de décadas…
La excursión hasta Yangshou nos hará pasar por cultivos de arroz en los campos y en las terrazas de
las montañas y colinas (Foto de la izquierda), campesinos labrando la
tierra con sus búfalos
de agua, bosques de
bambú, las rústicas
viviendas de pescadores
rivereños que de pronto
veremos en su faena de
pesca con la ayuda de
sus cormoranes. La
típica escena ocurre por
lo general ya entrada la
noche, momento en que
los pescadores de la región salen en sus largas y angostas balsas de
troncos de bambú que impulsan con una pértiga de madera, asistidos
de cormoranes, una especie de cuervos acuáticos que gozan de gran
habilidad para zambullirse y pescar bajo el agua. A estas aves, los
pescadores que las entrenan y las cuidan con todo el esmero y cariño
que se le tiene a una mascota, les atan una trencilla al pescuezo para
que no se puedan tragar los peces que sacan. No hay crueldad; después, las alimentan muy bien. El
regreso desde Yangshou lo hacemos en nuestro autobús, que habrá ido a recogernos. El trayecto hasta
Guilin dura un par de horas. Atravesamos llanuras dedicadas a la agricultura, más que todo el arroz,
aunque también cultivan la caña de azúcar y una especie de dátil llamado jujube, por cierto delicioso.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
57
De vuelta en Guilin, podemos salir a cenar por nuestra cuenta en alguno de los muchos restaurantes
que encontramos en el vecindario del hotel y a dar un ameno paseo por la orilla del río. Justo enfrente
del hotel encontramos un buen sitio para masajes de pies o de cuerpo entero.
Atención: A escasos pasos del hotel, saliendo hacia la derecha, por la calle peatonal Zhengyang, se
hayan algunos sitios que ofrecen un peeling de los pies mediante la utilización de unos pececillos de la
familia de los garra rufa, que succionan los pellejitos o epidermis muerta, callosidades, costras o
reciedumbres de los pies. Este es un tratamiento teóricamente estético, que
proviene de Turquía, Siria e Irak, y se ha puesto de moda en muchas partes del
mundo. Es posible que nos llame la atención, pero en el caso de China, al
menos en esos sitios callejeros, no es muy prudente. Ocurre que uno debe
sumergir los pies en peceras de agua pobladas de un par de docenas de estos
pequeños peces (ver foto), pero en estos lugares no siempre cambian los peces y a
veces ni siquiera el agua. Por lo tanto es probable que se adquieran infecciones
y, de pronto, hasta enfermedades más graves que pueden transmitir personas
precedentes contagiadas. El riesgo puede ser remoto, pero existe y es mejor evitar.
Día 18 – Guilin / Guangzhou
Viernes, 8 de julio.  - Desayuno-buffet en Guilin - Almuerzo en Guangzhou.
Después del desayuno, salimos para tomar un tren bala en primera clase durante tres descansadas y
placenteras horas rumbo a Guangzhou. Su nombre tradicional en español, y en general en occidente, es
Cantón, ciudad capital de la Provincia de Guangdong, situada bien al sur del país.
Arribo a Guangzhou.
Es la ciudad más
importante del sur de China; tercera en
población después de Shanghái y Beijing. Su
rasgo histórico más relevante para Occidente es
haber sido el principal punto de partida de los
emigrantes chinos durante los siglos XIX y
principios del XX, y también el principal puesto
fronterizo de acceso a China desde el mar del
sur. En la actualidad, Guangzhou (廣州) —que
asimismo se le puede llamar Cantón, si se
prefiere— resulta ser muy conocida por los colombianos en razón de su afamada feria bianual: la
«Feria de Cantón».
Además, es igualmente conocida por cuenta también de su
gastronomía, más parecida a la que estamos habituados los
occidentales, justamente porque nos la trajeron los chinos
cantoneses inmigrantes que se asentaron en nuestros países con sus
originales restaurantes, hoy especializados en servicio a domicilio.
Esto se debe a que los chinos que emigraron y conocemos en
nuestras tierras, provienen precisamente de esa región costera del
sur de China y, entre otras cosas, nos trajeron su culinaria
particular, aunque con el transcurso del tiempo se fue adaptando a
la demanda propia de nuestro paladar y olfato.
En cuanto al clima, puesto que Guangzhou, al igual que Hong
Kong, está situada en zona subtropical, –en el trópico de cáncer–,
para principios de julio encontraremos allá una temperatura bastante comparable a la de la Costa
Atlántica nuestra; la vegetación es muy similar. Aun en época de invierno, en Guangzhou se ven matas
de banano, plantas y árboles tropicales, incluso de mango y piña. Las frutas, tal como las nuestras, son
dulces y jugosas, debido al clima cálido y a la humedad ambiente natural del trópico.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
58
El prodigioso crecimiento económico de Guangzhou, como el del resto de China,
tiene fundamento en las innovaciones emprendidas por Deng Xiaoping 35 . La
política de apertura económica y de flexibilización del régimen que introdujo el
gran dirigente y visionario Deng Xiaoping (1904–1997), quien asumió el poder
en 1978, dos años después de la muerte de Mao, trajeron un deslumbrante
desarrollo acelerado y sostenido en toda China y particularmente a la antes
pobre, rezagada y aislada Provincia de Guandong. En buena parte, su
consistente progreso se debe también a la proximidad de la ciudad con Hong Kong, situada a 182 km,
así como a su acceso natural al Río Zhu Jiang o Río de las Perlas, sobre cuyo delta se asienta la
ciudad y en una hora de navegación la comunica con el Mar de China, lo cual le ha facilitado desde
siempre el tráfico comercial marítimo con el mundo.
Al entrar a la ciudad, para aprovechar el tiempo, visitaremos enseguida la Mansión de la Familia
Chen. Es importante esta visita para conocer de primera mano cómo vivía una familia china rica hasta
antes de la instauración de la República Popular en 1949 con la subida del comunismo.
 Almuerzo-buffet. Es sabido que la cantonesa es mundialmente la
más conocida de las cocinas regionales de China. Encontraremos
platos, como el Chow Fan (arroz frito), que nos serán familiares.
Posteriormente, después del almuerzo, nos trasladamos a nuestro
hotel, Guangzhou Baiyun Hotel, en donde, si es fuera el caso,
encontramos las maletas que dos semanas atrás enviamos por tren
desde Xi’an, la Torre de la Televisión que vemos en la foto de la
izquierda y el nuevo distrito financiero de la ciudad. Resto de la
noche libre para recorrer la ciudad. Se recomienda pasear por la
concurrida y dinámica «Beijing Lu» (Calle Beijing —peatonal—) y,
nuevamente, shopping y restaurantes por doquier, sobre todo el
shopping. …De locura, dicen las señoras!  Hotel.
Nota: En la noche, antes de irse temprano a la cama, se recomienda una
cena ligera (seguramente habremos almorzado suficiente) y un buen rato de
relajación en la piscina cubierta y la zona húmeda del hotel: jacuzzi, sauna
y baño de vapor. Ya sabemos que en un periplo como el nuestro es
necesario procurarse intervalos de un sano y verdadero descanso, a fin de
tratar de recuperar fuerzas físicas y de ánimo.
Algunas jornadas resultan algo fatigantes, es cierto, pero nunca realmente al
extremo, puesto que el Director de la Misión lo tiene muy claro y, desde
luego, procura obviar actividades que en realidad no reporten una
enseñanza útil e ilustrativa por lo cual valga la pena invertir energías. Del
cansancio, pues nos recuperamos, no hay duda. Lo que sí no se recupera
fácilmente es todo aquello que dejemos de conocer en un viaje tan
interesante con limitaciones de tiempo. Una vez le pregunté a un amigo qué
le quitaría él al viaje y me dijo: el regreso…!
Día 19 – Guangzhou
Sábado, 9 de julio.  - Desayuno-buffet.
Día completamente libre, seguramente dedicado a las compras y, ojalá, a algo o mucho de descanso.
Prominente político reformista chino y padre indiscutible de la China moderna. Aunque nunca fue explícitamente jefe de
Estado ni de gobierno, entre 1978 y prácticamente hasta su muerte se desempeñó como líder principal del PCCh. Como tal,
gobernó al país conduciéndolo a la reforma económica aperturista que él visionó y puso en práctica. Así, Deng Xiaoping creó
y perfeccionó la política denominada «socialismo con características chinas», también conocida como «socialismo de
mercado» o «economía de mercado socialista», mediante la cual abrió las compuertas de China a los mercados mundiales y,
de hecho, al capitalismo que hoy impera en el país.
35
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
59
Guangzhou es una ciudad de cerca de 14
millones de habitantes en todo su conjunto
metropolitano. Además de ser una ciudad
bonita, al menos en su nuevo desarrollo, como
lo habremos constatado la noche anterior, su
mayor atractivo para los extranjeros radica en
las compras, ya que Guangzhou aglutina la
mayor carga de producción de toda China: el
60% de todo lo «Made in China» que se vende
en las tiendas del mundo entero se fabrica y
sale de aquí. Además, es bien sabido que la
cocina cantonesa es de las más variadas y más
adaptada al gusto occidental.  Hotel.
Día 20 – Guangzhou / Hong Kong
Domingo, 10 de julio.  - Desayuno-buffet + almuerzo en el hotel.
Mañana libre después del desayuno para rematar las compras que no se alcanzaron a hacer durante el
día anterior. Pero sería bueno también dedicarla al descanso hasta el mediodía, hora del check-out.
Nota: Es importante que al salir por la mañana, se deje la habitación libre. Hay que bajar a tiempo y reunir todo
el equipaje, que se dejará en la guardería del hotel, ubicada en el área del lobby, a mano izquierda de los
ascensores, y proceder a hacer el correspondiente check-out definitivo.
Encuentro en el lobby del hotel a las 1H00 p.m., para almorzar. Después del almuerzo, volvemos al
autobús que nos llevará al muelle de embarque sobre el Río Zhujiang o Río de las Perlas. En el
camino, nos adentramos en los recintos de la famosa
Feria de Cantón y hacemos un recorrido, rápido
pero suficiente, por el exterior de sus inmensos
pabellones, cuyo interior solo se puede visitar
durante las ferias. Son, básicamente, dos grandes
ferias por año: la de primavera, que dura todo el mes
de abril, en dos etapas, y la de otoño, durante el mes
de octubre.
Al llegar al embarcadero, abordamos el trasbordador
de las 06:00 p.m., con destino a la mítica y atractiva Hong Kong, la radiante Perla del Oriente, otro
gran puerto marítimo de carga, eje financiero del Asia-Pacífico y gran polo de comercio exterior.
Como tal, su puerto figura entre los más dinámicos e importantes del mundo. La isla de Hong Kong
está situada a unos 180 kilómetros de distancia del embarcadero y dos horas de un cómodo y sereno
trayecto fluvial y marítimo en el transbordador Lian Zhu Hu que se muestra en la foto. El barco, que
llaman “ferry”, es muy cómodo; además, viajamos en primera clase. Los pasajeros nos mantenemos en
la cabina, completamente cerrada, por lo tanto, en cuanto a seguridad, no hay de qué preocuparse.
 Código telefónico de Hong Kong: 852
Arribo a Hong Kong.
A la derecha, la nueva bandera de la Región
Administrativa Especial de Hong Kong, que se adoptó luego de la retrocesión
formal de la ex colonia británica a la República Popular China en 1997.
Hong Kong significa literalmente «Puerto Fragante». Representa una sofisticada fusión de la cultura
oriental y occidental y es sede de inmensas fortunas corporativas y personales, y vitrina por excelencia
de las grandes y más prestigiosas marcas de lujo del mundo. Ingresamos a la ciudad de noche por la
Bahía Victoria para vivir, así sea desde la cabina cerrada de un transbordador rápido, ese halo de
excéntrica aventura que evoca el Mar de China, y en medio de la exuberante iluminación de sus
rascacielos babilónicos y fosforescentes, cuyo skyline, al decir de muchos, supera al de Manhattan…
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
60
Deslumbrante vista panorámica de Hong Kong entrando a la ciudad de noche por la Bahía Victoria
Nota: Hong Kong es un real crisol de razas y uno de los lugares con mayor libertad económica del mundo. Como puerto
libre, en su territorio las mercancías importadas están exentas de impuestos. Existe gran facilidad para crear y establecer
empresas, así como para mover capitales sin límites de y hacia el exterior. Un emporio delirante, no solo destinado a hacer
dinero, sino también a gastarlo con elegancia y estilo. El derroche de lujo y buen gusto es la norma, no la excepción.
Luego de atracar en el «Ocean Terminal» de Kowloon, pasaporte a la mano, pasamos los controles de
inmigración (Hong Kong es uno de los pocos Estados que no exigen visado a los colombianos) y
procedemos a recoger nuestro equipaje, que cada cual carga en carros porta-equipajes. Allí, nos
recibirá nuestro guía local, Alberto, un hongkonés hispanohablante que ya nos conoce bien y nos
atiende con especial deferencia. En este punto, al cargar las maletas nos sorprenderemos del inmenso
volumen de equipaje que llevamos y lo podremos apreciar en su totalidad.
Enseguida, traslado en autobús al Harbour Plaza Metropolis Hotel, Kowloon. Cena por cuenta
propia, que puede ser en el centro comercial adyacente al hotel: The Metropolis Mall, o en el hotel
mismo. Muy cerca, saliendo a mano izquierda por el Metropolis Mall, se halla un McDonald’s al que,
invariablemente, la mayoría vamos a dar como para no acostarnos sin comer algo.  Hotel.
Piscina al aire libre del Harbour Plaza Metropolis Hotel ̶ Abierta de 06:00 a. m. a 10:00 p.m. Foto cortesía del hotel.
Generalidades sobre Hong Kong: Hay que tener cuidado con el sentido de la circulación. Al igual
que en el Reino Unido, Japón, India, Australia, etc., allá se conduce por la izquierda y el timón de los
vehículos está situado a la derecha. Por lo tanto, al cruzar una calle —siempre por las cebras—, uno
debe mirar hacia la derecha y no tanto a la izquierda como se hace entre nosotros. Por cierto, Hong
Kong goza de una excelente planificación urbana y una magnífica señalización para peatones y
automovilistas.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
61
Las calles están indicadas con sus nombres en chino
y en inglés; los cruces peatonales cuentan con
indicadores luminosos (semáforos con cronómetro
para peatones) y advertencias sonoras, que
incrementan la seguridad de los transeúntes. El
sistema de transporte público funciona muy bien y no
es caro: buses, generalmente de dos pisos, metro
(MTR), tranvía (en el centro de la Isla, algunos
emblemáticos de dos pisos que evocan el viejo Hong
Kong), taxis, ferris entre la isla y el continente,
transbordadores que van de isla en isla, y magníficas
vías urbanas e interurbanas, túneles y puentes…
La actividad cultural es incesante y muy variada, al
igual que la vida nocturna. Por todas partes y a toda
hora se encuentran buenos restaurantes y bares para
todos los estilos y tan caros o económicos como uno
los quiera. En definitiva, Hong Kong es bastante más
que un puente privilegiado de concurrencia entre
Oriente y Occidente, puesto que los hongkoneses han
sabido armonizar siglo y medio vivido como parte del
Imperio Británico con los cinco milenios o más años
de ancestro chino, de suerte que han conseguido crear su propio estilo de vida, su propia y auténtica
identidad y talante especial. Desde todo punto de vista Hong Kong es una gran metrópoli, pero su
mayor riqueza son sus habitantes, nativos y extranjeros, gran cantidad de extranjeros, habituados a
vivir en un entorno cambiante y ciertamente muy distinto al resto de las culturas que la circundan.
Abajo, los tres elementos con que sueña un hongkonés y por los cuales trabaja incansablemente toda su vida: un automóvil de
lujo, un bello y poderoso yate que represente estatus y genere sensación de jerarquía y respeto, y un espléndido apartamento
en un selecto edificio con vista al mar, diseñado y construido con base en la aplicación estricta de las normas del Feng Shui.
Rolls Royce, yate y Pent House en la playa: el sueño de los hongkoneses
Así, en Hong Kong la opulencia se muestra sin timidez. Se ven automóviles fabulosos. Los magnates
viven a sus anchas sin que eso moleste a nadie; los bienes de fortuna no se disimulan; los ricos y
famosos no necesitan automóviles blindados ni guardaespaldas. Los que tienen menos, los admiran…
En fin, no obstante su reciente y marcado pasado colonial, que ciertamente le dejó huellas profundas,
como parte de China que siempre ha sido, Hong Kong ha permanecido aferrada a su imperturbable
raigambre china original, de suerte que esa pseudocultura que los hongkoneses exhiben con tan
aferrada devoción al lujo y al derroche, es realmente epidérmica; en el fondo, todo eso no es más que
una variante de lo meramente chino, que desde lo más hondo de su corazón los mueve a perseguir la
admiración y el miramiento de los demás. Exactamente igual está ocurriendo con los chinos de China.
Por eso, los hongkoneses se sintieron bastante aprensivos cuando se acercaba la fecha de la retrocesión
por parte del Reino Unido y reunificación con China, sentimiento que poco a poco se fue desdibujando
cuando pudieron constar la viabilidad y eficacia de la aplicación del principio promulgado por Deng
Xiaoping: «un país, dos sistemas» y la conveniencia de encontrarse irradiada en primera instancia del
sorprendente poderío económico que fue alcanzando la R. P. China a partir de los años noventa.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
62
Para muchos visitantes, la tendencia
es asociar a Hong Kong con el
“shopping”. Pero quien solo hace
eso, se pierde de lo mejor de la
ciudad: esa parte de magia y de
ciertos matices y contrastes de
misterioso embrujo que ella guarda
para aquellos que la saben conocer
queriendo verlo todo, escudriñarlo
todo. De este modo, con algo de
imaginación y sin tener que gastar
mucho dinero, se pueden explorar y
conocer rasgos únicos e increíbles
de la ciudad. No obstante, hay que reconocer que, en todos los casos, desde tiempo atrás las miles y
miles de tiendas de todo lo concebible, aunado a los buenos precios sin impuestos, suponen la mayor
atracción turística de Hong Kong para esa inmensa masa de visitantes que la asedian sin tregua. Por
algo, quien haya ido a Hong Kong, siempre querrá volver.
Por último, a modo de legado de los metódicos británicos, la observancia y aplicación de las leyes en
Hong Kong es sumamente estricta, lo cual hace de ella una ciudad en la que se goza de los más altos
estándares de seguridad ciudadana del mundo. Fumar en sus calles, por ejemplo, está prohibido,
excepto en algunas esquinas provistas de grandes ceniceros públicos. Su inobservancia es factor de
sanción, mediante multa pecuniaria, aunque claro que no faltan los fumadores obstinados que no son
capaces de contenerse, y se arriesgan... En los lugares públicos, incluso al aire libre, por ejemplo en un
parque, en la playa o en el espacio abierto de un centro comercial, de una universidad o un estadio, es
decir, donde haya público alrededor suyo, ¡ni pensarlo! La gente se encarga de reprender a quien se le
ocurra encender un cigarrillo.
Día 21 – Hong Kong.
Lunes, 11 de julio.  Desayuno-buffet.
Se recuerda que por razones prácticas los almuerzos y cenas no están incluidos en Hong Kong. Pero el
desayuno del hotel es excelente, y la alimentación corriente, además de óptima, puede ser muy económica.
Después del desayuno, Alberto, nuestro guía hongkonés, nos llevará a visitar el Pico Victoria (Victoria
Peak). También se le conoce como el Monte Austin. Es el punto más alto de Hong Kong, con 552 m,
desde el cual, de día o de noche, se logran unas espectaculares vistas y fotos panorámicas de conjunto
sobre la Bahía Victoria, la Isla de Hong Kong, la península de Kowloon y los «New Territories», lo
cual hace de este el atractivo turístico más frecuentado de Hong Kong.
Seguidamente visitaremos la hermosa
playa de la Bahía Repulse (foto de la
izquierda), de arena blanca impecable y
cálidas aguas limpias y azules que en
verano invitan a un chapuzón, al cual
algunos ceden enseguida. Lo cierto es que
provoca cierta sensación extraña bañarse
en el legendario mar meridional de China;
le parece a uno increíble. Luego, pasamos a
visitar la aldea flotante de pescadores
Aberdeen y enseguida entramos a visitar
el dinámico centro de Hong Kong,
hervidero de rascacielos y de fabulosas
tiendas y galerías comerciales que se acumulan como colmenas en el reino de una vital, próspera e
insaciable sociedad de consumo.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
63
Por la tarde, tiempo libre para almorzar en
alguno de los cientos de sitios que se
encuentran por doquier. Es tiempo de
vitrinar, hacer compras y andar a pie por
cuenta propia lo que más se pueda de la
ciudad; es la mejor manera de conocer. Si
uno se organiza bien, tendrá tiempo
suficiente para muchas cosas.
Imprescindible andar a pie la populosa
Nathan Road (foto a la derecha), inundada
hasta más no poder de avisos multicolores
de neón y leds, almacenes finos, joyerías,
incontables tiendas de gadgets electrónicos,
perfumerías, cafés, restaurantes, etc. Paso a
paso descubrimos que en Hong Kong la
opulencia, el lujo y la ostentación no son
simples presunciones. Por el contrario, se percibe una suerte de devoción por la riqueza. Los
automóviles son, en buena parte, de alta y altísima gama, y todos muy bien tenidos, impecables,
relucientes, parecen recién estrenados. Claro, el secreto es que las calles son perfectamente limpias, sin
basura, sin charcos ni huecos ni alcantarillas destapadas… No se ve, por demás, un solo pordiosero!
Por su lado, el transporte público es excelente y bastante económico. Un trayecto normal de metro con
todas las comodidades que supone el moderno MTR de Hong Kong, cuesta exactamente lo mismo que
una buseta común y silvestre en Bogotá, pero sin la posibilidad de atraco, los constantes frenazos de
infarto ni los mendicantes que se suben a cantar o a vender maní y chocolatinas viejas.
A las 7:00 p.m., quienes lo deseen, nos damos cita en la fuente del The Peninsula Hotel para pasar
juntos al malecón de la Bahía Victoria, al lado de la Star Ferry Terminal de Kowloon, para situarnos
frente a la Isla de Hong Kong, donde se amontona la gente, turistas y nativos, para presenciar el
espectáculo de luz y sonido llamado «Sinfonía de Luces», que atrae todas las noches a miles de
espectadores. El espectáculo, si así se le puede llamar, no está concebido para trastornar a nadie de la
emoción; es, escuetamente, una buena forma de observar el impresionante skyline de Hong Kong
desde Kowloon, o sea, el lado opuesto del brazo de mar que separa la isla del continente, de suerte que
se aprecian los relucientes rascacielos hongkoneses proyectando al cielo las luces formidables de
potentes leds y rayos láser, al compás de la música techno de un poderoso sintetizador.
Para ir al hotel, nos damos cita en la base de la
inconfundible Torre del Reloj que vemos en la foto,
una de las pocas construcciones coloniales que aún
quedan en pie en la renovada Hong Kong. Junto a esta
alegórica construcción de 45 metros de altura, se
encuentra el notable edificio del Centro Cultural de
Hong Kong, el cual visitaremos y, al lado, el
Camellón Marítimo o Waterfront Promenade, desde
donde uno disfruta de la vista de los rascacielos
iluminados del otro lado del puerto, en la Isla de Hong
Kong.  Hotel.
Como toda gran ciudad, a Hong Kong hay que andarla y andarla hasta donde le lleguen a uno las
fuerzas. ¡No hay tiempo que perder...! Hong Kong merece todo el esfuerzo que uno esté dispuesto a
emplear en aras de conocer de ella lo que más se pueda. El sector de Kowloon, en el cual nos alojamos
nosotros, es una de las áreas urbanas más densamente pobladas del Planeta. Se sugiere visitar la propia
Isla de Hong Kong y tal vez almorzar allá. La mejor forma de ir a la Isla, es cruzando la Bahía
Victoria con el «Star Ferry», cuño inconfundible de la tradicional y evocadora Hong Kong.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
64
Ya en plan de despedida
de China y de Hong
Kong, para quienes lo
deseen y cuenten todavía
con una reserva de unos
80 o 100 USD por
persona (sin licor), se
sugiere una cena en el
restaurante «Felix» del
famoso y, por demás,
refinado
hotel
The
Peninsula, situado en el
cruce de las famosas
calles Nathan Road y
Salisbury, en Tsim Sha
Tsui, no muy lejos de
nuestro hotel. Es más,
The Peninsula se convierte en punto de encuentro y de referencia para nosotros durante nuestra
permanencia en Hong Kong.
Se trata de un bello hotel colonial: una mezcla de tradición asiática y de buen gusto inglés. Hotel de
gran lujo, de célebre esplendor. Fue fundado y regido por ingleses hasta hace poco y, en aras de
conservar la costumbre, sigue sirviendo el llamado té de media tarde (afternoon tea o high tea) en su
regio «Vestíbulo Dorado», que se aprecia en la siguiente página.
Allí, se revive el más puro estilo clásico del Imperio Británico, al son de las melodías de un piano,
violín y contrabajo, saxofón y
batería ligera, que recrean una
escena suave y deleitable de los
llamados «Felices Años Veinte»;
nostálgicos años de oro de la
entreguerras, que van de 1918 a
1939, y nos evocan aquellas
películas del clásico Hollywood.
Quien se quede a tomar el
tradicional high tea, servido
espléndidamente según la más
genuina tradición inglesa, no
querrá irse, como quien espera
años para vivir un instante. Será
ese un bello regalo que se
eternizará de por vida con cierto
halo de nostalgia en la memoria de los momentos gratos.
De hecho, el hotel The Peninsula, ha sido elegido en varias ocasiones como el mejor del mundo. Fue
construido en aquellos dorados años veinte y, desde entonces, continúa estableciendo estándares de
calidad, distinción y confort.
“The Peninsula” sobresale entre los mejores hoteles del mundo por su alto nivel de comodidad y
exclusivo ambiente de gala clásica y elegancia sin presunción. Además, a la entrada podrá verse una
flota de impecables limusinas Rolls Royce, de reluciente color “verde imperial” e interior beige, que
the house mantiene al servicio de sus consentidos huéspedes. Desde luego, nos resulta inevitable
querer salir en una foto al lado de uno de esos majestuosos Rolls. Aprovechemos la ocasión, sí, pero
evitando el habitual gesto de simular como si se recostara uno sobre ellos posando de dueño. Lo mejor
es ni siquiera acercárseles demasiado si queremos evitarnos un discreto llamado de atención.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
65
Día 22 – Hong Kong (Posibilidad de visita a Macao)
Martes, 12 de julio.  - Desayuno buffet.
Día completamente libre. Para quienes lo deseen, podrán visitar en barco, por su
propia cuenta, la Isla de Macao (澳門). Ir a Macao implica salir de Hong Kong; se
hace emigración y al llegar a Macao se diligencia la visa, que se adquiere en el
mismo puerto de ingreso y cuesta USD 15. El proceso de inmigración es expedito.
Ruinas de la Catedral de São Paulo en la hora azul
Macao fue un protectorado portugués a
partir del año 1557 cuando el Reino de
Portugal quiso fundar un asentamiento
estable en Asia que sirviera de asiento
a los misioneros jesuitas dedicados a la
conversión de sus habitantes chinos al
Catolicismo. Esto hizo que durante 450 años Macao fuera
una colonia en la costa sur de China bajo las leyes de
Portugal, hasta finales de 1999, cuando se protocolizó su
exigida retrocesión a la República Popular China.
Hoy, a Macao se le tiene como «Las Vegas de Asia». Se
dice que sus casinos facturan más que sus pares de Las
Vegas. Queda a unas dos horas de trayecto marítimo de
Hong Kong. Se requiere prácticamente de todo el día
para ir, así como de una visa, que se obtiene sin
dificultad.
(Atención: A Macao hay que ir provisto de pasaporte y de la
tarjeta de nuestro hotel en Hong Kong).
Nuestro guía o el
director de la Misión
indicarán cómo ir a
la Isla de Macao.
Quienes prefieran quedarse en Hong Kong, un verdadero
calidoscopio de actividades les espera. Pueden aprovechar el día
para ir a la playa, de compras; a unos de los incontables Shopping
Malls u outlets que existen, o al «Hong Kong Disneyland»,
inaugurado en 2005. Este, realmente es una réplica del Disneyland
de París, pero en versión reducida. Por eso se recomienda aún más
pasar buena parte del día en el parque temático acuático y de
diversiones «Ocean Park», uno de los oceanarios más grandes del
Mundo. Es un bello parque temático marítimo, inaugurado en 1977, y convertido desde entonces en
uno de los más significativos imanes turísticos de Hong Kong. Entre tantos otros atractivos se puede
conocer a la pareja de osos pandas que allí habitan: Anan, el macho, y Jiajia, la hembra, legado de
China a Hong Kong para conmemorar la retrocesión de la Isla por parte del Reino Unido en 1997.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
66
De todos modos, existen en Hong Kong y Kowloon ―el mayor hormiguero humano del planeta―
innumerables museos, entre ellos el Museo del Espacio, el Museo de Arte Moderno, galerías de arte,
anticuarios, monumentos, y grandes conciertos en su espectacular “Centro Cultural”.  Hotel.
Atención: Este día, víspera del regreso a Colombia, conviene efectuar un pre-check-out al llegar en la noche al
hotel, con el fin de agilizar la salida del día siguiente. Es decir, pagar las cuentas cargadas a la habitación, si las
hubiere: Mini bar, Internet, teléfono local y de larga distancia, room service, etc. La idea es que al día siguiente
temprano, solo haya que desayunar, entregar la llave de la habitación y recibir la orden de salida. El equipaje
quedará en la guardería de maletas que el hotel tiene a disposición de los huéspedes a mano izquierda saliendo de
los ascensores. Este servicio es gratuito. Ahí mismo puede uno pesar sus maletas para no exceder el peso
autorizado por la aerolínea: 23 kg por pasajero, más el equipaje de mano, de hasta 12 kg. (Ojo: Ver pág. 70)
Día 23 – Hong-Kong
Lunes, 13 de julio.  - Desayuno-buffet - Comidas a bordo del avión.
REGRESO – Hong-Kong / París / Bogotá
Día libre. Este día, cuando cumplimos 23 días completos de estadía entre China y Hong Kong, nos
invade la grata sensación de «misión cumplida». Habrá que preparase para rematar el viaje y regresar
a Bogotá. De esta manera, luego de un buen desayuno, que será el último buffet de la misión,
procedemos a bajar maletas al lobby, pesarlas y dejarlas al cuidado gratuito de la guardería del hotel.
Acto seguido, se abandona la habitación. Como siempre, antes del mediodía se efectúa el check-out,
entregando la(s) llave(s) en la recepción.
Se cuenta prácticamente con todo el resto del día para dar la última vuelta, visitar un museo que nos
quedó haciendo falta, hacer la última compra…, y volver a reunirnos todos a las 6:00 p.m. en el lobby
del hotel. Allí, nos aprestamos a recoger nuestro equipaje, repesarlo y nos cercioramos de que éste sea
debidamente embarcado en el furgón que tendremos dispuesto para el transporte de las maletas.
A las 7:00 p.m., procedemos
a abordar el autobús que nos
trasladará al impresionante
Aeropuerto Internacional
de Hong Kong 36 (Código
IATA: HKG).
El trayecto desde el hotel
hasta el aeropuerto no tarda
más de 30 minutos. Esta será
también nuestra última salida
en el autobús, con el que ya
estábamos tan familiarizados. Nos acompañará Alberto, nuestro guía hongkonés, quien permanecerá
con nosotros para asistirnos durante el proceso de check-in y conducirnos hasta emigración, no sin
antes haberse percatado de que todo está en regla y no tendremos contratiempos al abordar nuestro
vuelo de regreso a Colombia.
En este punto, les decimos gracias y adiós a Alberto, a Hong Kong y a China. Con algo de nostalgia y,
esperemos que así sea, con deleite y satisfacción, habremos cumplido con la intensa programación de
nuestra Vigésimo Tercera misión de un poco más de tres semanas de travesía por China ―incluyendo
la grata estadía en la fabulosa Hong Kong―.
Otro prodigioso diseño de Sir Norman Foster. En cuanto a su ingeniería, corresponde a una de las obras de construcción
más costosas que se conozcan en el mundo reciente. Fue erigido sobre un pequeño islote de accidentada topografía, la cual se
aplanó y agrandó artificialmente a tres veces su tamaño original, ganándole terreno al mar. Entró en funcionamiento a
mediados de 1998 en reemplazo de aquel tradicional Aeropuerto Kai Tak, que había servido desde 1925 como aeropuerto de
Hong Kong, pero a lo último ya era considerado entre los más arriesgados, porque los aterrizajes y despegues se efectuaban
en medio de un muy estrecho corredor entre montañas y rascacielos; cada operación era toda una proeza para los pilotos.
36
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
67
Habremos conocido mucho, ciertamente
bastante más de lo que imaginábamos antes
de viajar, pero la verdad es que China todavía
da para más y a todos al menos nos pasará por
la mente el deseo de regresar y revivir la
experiencia. (A derecha, foto del aeropuerto)
En fin, sin lugar a exageración alguna, este
viaje habrá sido una de esas grandes y más
memorables experiencias de nuestra vida.
¡FELIZ REGRESO A CASA!
Fin de la Vigésimo Tercera Misión a China
de la Universidad Sergio Arboleda
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
68
Emprender un gran viaje
Emprender un gran viaje, escaparse del entorno rutinario en busca de percepciones
nuevas y sensaciones inesperadas, es una terapia vivificante que nutre la mente y
reconforta el espíritu, a la vez que tonifica el cuerpo en gracia al empleo físico que
implica el andar insaciable por los caminos que maravillan y embelesan.
Emprender un gran viaje es resistírsele al rito cotidiano, a esa suerte de lasitud de la
vida diaria que cuando no tiene pausa lleva al desgaste y a la pérdida de interés por
las cosas de nuestros afectos. De modo que experimentar un cambio sustancial de
curso y de realidad, relaja las tensiones, despierta los sentidos y abre los ojos del
alma para acometer el quehacer habitual con un sentido renovado.
Emprender un gran viaje comienza con el refrescante y reparador fervor previo, que
despierta la expectativa de ir al encuentro de un destino inédito y anhelado. Así,
durante ese lapso de ilusión expectante, la conciencia toma distancia de los nimios
problemas cotidianos que a veces nos parecen más trascendentes de lo que suelen
ser.
Emprender un gran viaje es apartarse del ejercicio banal, de la pasividad, es
marchar al viento y al sol; es salirse de sí mismo. Es poner la vida bajo la lupa para
percibir en perspectiva la propia existencia y volver a redefinir lo importante. Es,
por demás frecuente, que grandes decisiones orientadas a cambios de prioridades se
concreten durante un viaje. Por eso, lo que yace de un gran viaje es todo un
aprendizaje único, una inestimable vivencia imperecedera que nos hará mejores y
nos dará un nuevo aire de inspiración y creatividad.
Juvenal Infante
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
69
Regreso a Colombia

Salida de Hong Kong hacia París y Bogotá:
Lunes, 13 de julio de 2016
Encuentro en el lobby del hotel: 06:30 PM




Salida del hotel hacia el aeropuerto:
Check-in para el vuelo AF 185:
Embarque en vuelo de Air France:
Salida del vuelo AF 185 con destino París:
07:30 PM
08:15 PM
09:55 PM
10:55 PM  Cena + desayuno a bordo.
Boeing 777-300ER - (jet bimotor)





Trayectos París-Beijing / Hong Kong-París

 Llegada a París:
Jueves, 14 de julio de 2016
Aeropuerto Charles De Gaulle:
05:55 AM
Duración de la escala en el Aeropuerto Charles De Gaulle de París: 5h:05 min.
 Salida de París: jueves, 14 de julio de 2016
Check-in y embarque en vuelo de AF 422:
Salida del vuelo AF 422 con destino Bogotá:
09:55 AM
11:00 AM  Almuerzo + refrigerio a bordo
Airbus A340-300 - (jet cuatrimotor)






Trayectos Bogotá-París / París-Bogotá

 Arribo a Bogotá:
Jueves, 14 de julio de 2016 - Aeropuerto ELDORADO: 3:15 PM
(Hora de Colombia)
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
70
EQUIPAJE:37
Es necesario tener en cuenta que las compañías aéreas tienen sus políticas de equipaje y que estas son
cada vez más restrictivas. De suerte que, tal como actualmente lo están haciendo todas las aerolíneas
en los trayectos de Colombia a Asia y viceversa, Air France admite solo una (1) pieza de equipaje
facturado (en bodega) con un peso máximo de 23 Kg. (50 libras) y una (1) pieza de equipaje de mano
de hasta 12 Kg. (25 libras) para llevar consigo en la cabina. Sin embargo, los pasajeros que deseen
traer una maleta adicional de hasta 23 Kg., pueden adquirirla al hacer el check-in por internet antes de
viajar con un descuento de hasta el 30% con pago con tarjeta de crédito por internet o en el aeropuerto
de Hong Kong, con un costo de aprox. € 70 por maleta de hasta 23 Kg., si se adquiere con antelación
vía internet. De otra manera, se puede pagar en el aeropuerto, al embarcar, a razón de US$ 100/pieza.
Atención: En los vuelos internos en China se tiene derecho solamente a una pieza por persona de
máximo 20 kilos, más una pieza de equipaje de mano o morral de hasta 12 kilos por persona. Por esta
razón es importante despachar por tren desde Xi’an a Guangzhou (Cantón) una o más maletas con las
cosas que se han comprado y no se van a necesitar durante el resto del recorrido por territorio chino.
Esta operación es, desde luego, estrictamente personal y como tal su costo no está incluido, pero este
no es nada elevado; en realidad, resulta bastante económico. La ventaja: desprenderse de peso y bulto
innecesarios y ciertamente engorrosos de llevar consigo durante el resto del circuito.
Nota: Por motivos que se aducen de seguridad, en los vuelos domésticos en China está totalmente
prohibido llevar encendedores de cualquier naturaleza, tanto en el equipaje de mano como en bodega o
consigo mismo. Aun tratándose de un encendedor de lujo o de un simple suvenir, inexorablemente le
será decomisado. Ni intente tratar de camuflarlo, porque de todos modos los agentes de seguridad del
aeropuerto lo descubrirán y lo confiscarán, además del tiempo que se pierde al hacerles abrir las
maletas. A los artefactos electrónicos, gadgets o juguetes, se les deben retirar las pilas, exceptuando
los teléfonos celulares, que sí son permitidos. Los juguetes imantados también están prohibidos.
SEGURIDAD PERSONAL EN CHINA
China es un país muy seguro. Justamente se precia de ser de los países más seguros del
mundo. Allá, sin duda, descansaremos de esa estresante situación de alerta en que nos
mantenemos los colombianos en nuestra vida cotidiana. En efecto, el índice de delitos y de
criminalidad es muy inferior allá al de la gran mayoría de los países del mundo entero. Uno
puede andar tranquilo, sin ningún temor, a cualquier hora del día o de la noche y por cualquier
lugar por oscuro o solitario que sea, con la certeza de que nada le va a pasar. Así mismo se
puede tomar un taxi, el primero que pase, en cualquier lugar; se repite, sin temor a nada.
Esto se debe a que la delincuencia es muy perseguida y muy severamente penalizada desde
tiempos remotos. En las zonas rurales y las ciudades pequeñas, donde la gente se conoce entre
sí, el grado de tranquilidad es prácticamente total, porque la misma población civil está atenta
del comportamiento de los demás y prestos a denunciar cualquier violación de las normas.
Artículos Prohibidos: Como es bien sabido, existe una serie de objetos y productos que por razones que se aducen de
seguridad están restringidos o prohibidos en la cabina de una aeronave. Por lo tanto, deben ser facturados como equipaje de
bodega, siempre y cuando no esté igualmente vedado su transporte en bodega. Por disposiciones internacionales los pasajeros
tienen la obligación individual de informarse con claridad acerca de estas normas, por las que cada cual es única y
enteramente responsable. Este hecho cobra mayor importancia para todos cuando se trate de medicamentos, de suerte que en
caso de duda, lo prudente es que el interesado averigüe individual y directamente con la aerolínea, cada cual por su lado.
37
Entre estos objetos y productos, están restringidos: a no más de tres (3) onzas, o sea 90 ml, aproximadamente, la cantidad de
líquidos, cremas, gels, aerosoles o sustancias de consistencia similar que los pasajeros pueden llevar consigo al pasar los
controles de seguridad de los aeropuertos. Prohibidos: armas de fuego y armamento en general; objetos corto punzantes o con
aristas (tijeras, limas, cortaúñas), instrumentos contundentes: martillos, destornilladores, etc., explosivos e inflamables;
sustancias químicas y tóxicas, así como objetos imantados y algunos instrumentos electrónicos en funcionamiento.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
71
No obstante, en la actualidad, a pesar de las drásticas medidas que prevalecen, en los últimos
años se han comenzado a producir casos de delincuencia callejera en las grandes urbes. Los
atracos siguen siendo muy raros, por no asegurar que son del todo inexistentes; un paseo
millonario, inconcebible. Ni siquiera el simple raponazo de un celular. En cambio, sí se
pueden dar casos de carterismo, que a veces involucran el corte de bolsos con bisturí. Esto
puede ocurrir en las aglomeraciones, en las horas pico en el metro, en las estaciones de tren o
mientras uno hace cola para entrar a un espectáculo, por ejemplo, siempre que haya gentíos.
Por lo tanto, en esos sitios, es mejor ser precavidos, no descuidar sus pertenencias y estar
pendientes de guardarnos las espaldas unos con otros. Hay que cuidarse mucho de los
limosneros; con frecuencia son utilizados para distraer a la gente mientras le sacan la cartera.
Las autoridades chinas aducen que en ciudades como Guangzhou (Cantón) el mayor índice de
delitos callejeros se le atribuye en gran proporción a la masificación de trabajadores
inmigrantes: indios, filipinos, malayos, africanos, generalmente de baja estirpe, y, tal vez,
hasta uno que otro compatriota nuestro. ¡Esperemos que no! Pero cuidémonos de los que de
manera fortuita nos encontramos allá y nos ofrecen ayudarnos a hacer mejores compras…
De todos modos, a ninguno de los 580 integrantes de nuestras diecinueve misiones anteriores,
jamás le ha sucedido nada en este sentido en China y mucho menos en Hong Kong. Por el
contrario, algunos han encontrado objetos que por descuido habían dejado abandonados en
algún sitio, y se ha visto el caso que los han llamado afanosamente, casi corriendo detrás de
ellos para entregarles algo encontrado. Aun así, seamos precavidos, cuidemos nuestras
pertenencias, protejámonos entre todos y, como se dice en Colombia: ¡NO DEMOS PAPAYA!
IMPORTANTE: Siempre, al salir de una ciudad a otra y dejar el hotel, no olvide revisar muy bien las
habitaciones, incluso el baño, closet, gavetas y debajo de la cama. Cerciórese de haber recogido todas sus
pertenencias, sobre todo lo que haya depositado en la caja de seguridad de la habitación. De manera
especial, tenga presente haber recuperado su pasaporte y de llevarlo consigo.
EL MÁXIMO CUIDADO CON EL PASAPORTE:
Bien que por fortuna no le haya ocurrido nunca antes a ninguno de los integrantes de las misiones a
China de la Universidad Sergio Arboleda, no está de más advertir que pocos eventos pueden resultar
tan traumáticos durante un viaje de esta naturaleza como la pérdida del pasaporte, sobre todo en un
país extraño y remoto, donde apenas nos sabríamos valer por sí solos. En consecuencia, la primera
recomendación es dejarlo siempre en la caja de seguridad del hotel junto con las pertenencias de valor.
En China y Hong Kong, mientras estén en la calle nadie les requerirá su pasaporte. No obstante, de
todos modos es prudente llevar consigo una fotocopia del mismo; no más que las hojas de
identificación y donde aparece la visa china. Eso sí, deberá mostrarlo físicamente, en original:
-
Al abordar aviones en los vuelos internos en China;
Al salir de China en Guangzhou (Cantón) hacia Hong Kong;
Al llegar a Hong Kong;
Al irse a Macao y, claro está, al regresar nuevamente a Hong Kong;
Al tomar el vuelo hacia París para regresar a Colombia;
Al abordar en París el avión de regreso a Colombia, y
Al hacer inmigración en Eldorado.
También necesitará presentar su pasaporte en China, mas no en Hong Kong ni en Macao, siempre que
quiera hacer cambio de divisas o retiro de fondos directamente en un banco. De resto, lo aconsejable
es mantenerlo siempre a salvo en la caja de seguridad de la habitación de los hoteles, las cuales son de
muy fácil uso. (Tenga el cuidado de utilizar siempre la misma clave y que esta sea de fácil recordación)
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
72
RECOMENDACIÓN MUY IMPORTANTE SOBRE TARJETAS DE CRÉDITO / DÉBITO:
Para quienes vayan a utilizar tarjetas de crédito y/o débito durante el viaje, más que simplemente
aconsejable, antes de salir de Colombia es indispensable avisar a su banco por escrito que usted va a
estar en el exterior y hará uso allá de sus tarjetas de crédito o débito, mencionando los países que
visitará, en este caso, China y Hong Kong, pasando por París, donde podrá hacer uso de ellas.
No deje de hacerlo para evitarse la contrariedad de que, obedeciendo a políticas de seguridad, su banco
le bloquee su tarjeta, así fuere temporalmente, lo cual le resultaría bastante incómodo si usted quisiera
hacer una compra o retirar dinero en efectivo, sobre todo si esto ocurre durante un fin de semana. Lo
prudente es hacer llevar la carta al banco y solicitar le pongan el sello de radicado a una copia que
preferiblemente usted llevará consigo durante el viaje para prevenir cualquier evento de esta índole.
Nunca sobra llevar a mano números de teléfonos de su banco en Colombia, el nombre de un
funcionario que lo conozca y su correo electrónico, a fin de poder entrar rápidamente en contacto
directo con su banco en caso de necesidad. Pregunte y anote un teléfono de 24 horas de servicio.
COMPRA DE ROPA EN CHINA:
Hay que tener mucho cuidado con las tallas; atención a esto: primero, el sistema de tallaje chino no
corresponde al nuestro ni al europeo o al americano. Además, por lo general los chinos, y sobre todo
las chinas, son más pequeños que los occidentales, incluso que los latinos. En todo caso, lo más
prudente al comprar ropa allá es medírselo todo, repito: TODO, así esté uno comprando la misma
prenda y aparentemente la misma talla. Una razón es que a veces se “equivocan” con las tallas o nos
pueden dar una camisa de manga corta cuando la pedimos de manga larga; doblada uno no nota la
diferencia si no la abre.
Por eso, nunca está de más desempacar las cosas en el almacén, revisar muy bien lo que se está
comprando y medírselo todo. Ellos parten de la idea de que difícilmente un turista extranjero volverá a
hacerles el reclamo. Y tienen razón..., probablemente no regresemos a China de manera tan inmediata.
MUY IMPORTANTE:
Por favor, tenga la amabilidad de leer atentamente esta nota antes de viajar. Su contenido es
de imperioso conocimiento y aceptación.
La Universidad Sergio Arboleda solicita a los integrantes de la misiones a China especial
tratamiento de consideración, de cortesía y deferencia con todo el personal chino al servicio de la
Misión. En consecuencia, cualquier queja o reclamación sobre ellos la recibirá y la encausará de
manera exclusiva el director de la misma, quien sabrá cómo hacerlo del modo más efectivo.
En este orden, se les ruega a los integrantes de la Misión tener en cuenta, ante todo, que existen
multitud de elementos culturales que nos diferencian en mucho de los ciudadanos chinos. Por ende,
en caso de que eventualmente llegare a presentarse algún tipo de desavenencia entre un miembro de
la Misión y alguno de los colaboradores chinos, conviene comprender y hacer valer en primera
instancia la eventualidad de estar malinterpretando gestos, actitudes, reacciones o expresiones
empleadas de forma errada, mas no forzosamente de manera pendenciera o malintencionada por
parte de ellos o viceversa.
Así mismo, y por las mismas razones de fondo, conviene abstenernos de comportarnos de forma
demasiado bromista o confianzuda con el personal chino. Hay que saber entender que ellos no
perciben de la misma manera las ocurrencias, tal vez jocosas entre nosotros, las bromas de doble
sentido que les son tan propias a la espontaneidad y fogosidad del talante latinoamericano, pero que
resultan ser totalmente ajenas a la idiosincrasia oriental. Por ejemplo, alzarle la voz a un chino o
señalarlo con en el dedo índice, es una ofensa grave; así mismo lo es llamarlo a gritos. Cuando
requiera llamarlo, acérquesele. Que tenga un feliz viaje y un provechoso recorrido por China.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
73
Hoteles reservados y confirmados
Beijing
Renaissance Beijing Capital Hotel (北京富力万丽酒店)
No. 61 Dongsanhuan Middle Road, Chaoyang District, Beijing 100022
 +86-10-58 63 88 88 – Fax: +86-10- 58 63 80 00
www.marriott.com/hotels/travel/bjsbc-renaissance-beijing-capital-hotel/
Xi’an
Gran Melia Hotel (西安盛美利亚大酒店)
No.1666 Qujiangchi West Road, Qu Jiang New District, Xian 710054.
 +86-29-68 21 66 66 – Fax: +86-29-68 68 59 99
www.melia.com/es/hoteles/china/xian/gran-melia-xian/index.html
Hangzhou
Ramada Plaza Haihua Hangzhou Hotel (华美达广场杭州海华大酒店)
(
) 38
No. 298 Qingchun Road, Hangzhou 310006
 +86-571-87 21 58 88 – Fax: +86-571-87 21 51 08 ― www.ramadahz.com
Shanghái
Grand Mercure Shanghái Zhongya (上海中亚美爵酒店)
330 Meiyuan Road, Zhabei District, Zhabei, 200070 Shanghái
 +86-21-63 53 55 55 – Fax: +86-21 63 53 05 05
www.agoda.es/asia/china/Shanghái/grand_mercure_Shanghái_zhongya_downtown_by_accor.html
Guilin
Sheraton Guilin Hotel (桂林喜来登大酒店)
No. 15 Binjiang Road, Guilin, Guangxi 541001
 +86-773-282 55 88 – Fax: +86-773-282 55 88
www.starwoodhotels.com/sheraton/property/overview/index.html?propertyID=483&language=es_ES&loc
aleCode=es_ES
Guangzhou (Cantón)
Guangzhou Baiyun Hotel (最佳西方广州白云宾馆)
No. 367 East Huanshi Road, Yuexiu District, Guangzhou
 +86-40 08 10 68 68 – Fax: +86-20 83 31 25 00 ― www.baiyun-hotel.com
Hong Kong
Harbour Plaza Metropolis Hotel, Kowloon (香港都会海逸酒店)
No. 7 Metropolis Drive ̶ Hunghom, Kowloon, Hong Kong
 +852-31 60 68 88 – Fax: +852-31 60 69 99 ― www.harbour-plaza.com/metropolis/Index-en.htm
Nota: No obstante que en Hong Kong el alojamiento hotelero es usualmente bastante costoso, el «Harbour
Plaza Metropolis Hotel» es excelente, muy bien ubicado, con magníficas y muy completas instalaciones y
comodidades; el desayuno, de los mejores del recorrido... Sin embargo, cabe advertir que las habitaciones
estándar dobles, como las de todos los hoteles de Hong Kong, son mucho más pequeñas que las de China
Continental a las cuales venimos acostumbrados, sin que ello desmerite la calificación del hotel, el cual, de
todos modos, será de nuestro total agrado y satisfacción. La razón es que en Hong Kong el metro cuadrado
de construcción es de los más costosos del mundo. Lo mismo ocurre, por ejemplo, en Tokio y Singapur.
Excelente hotel. No se explica uno cómo no ostenta las cinco estrellas que bien merece, sobre todo por su magnífica
ubicación y el nivel de tarifas. No obstante, en algunas páginas web especializadas sí se le otorga categoría de cinco estrellas.
38
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
74
Trayectos aéreos internacionales
Bogotá – París – Beijing / Hong Kong – París - Bogotá
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
75
Circuito interno en China
Beijing, Xi’an, Hangzhou, Shanghái, Guilin, Yangshou,
Guangzhou y Hong Kong
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
76
Curriculum Vitae de Juvenal Infante
Síntesis
Economista y Magíster en Comercio Internacional de la «Ecole des
Cadres Affaires Economiques de Paris, Francia».
Títulos académicos homologados por la Universidad Nacional de
Colombia.
Tarjeta Profesional de la Sociedad de Economistas de Colombia.
Ex diplomático:
Agregado Comercial en Viena, Austria;
Consejero Económico y Cónsul General en Moscú, URSS;
Consejero de la Embajada en París, Francia.
Integrante de la Comisión Asesora de la Presidencia de la República para el establecimiento
de las relaciones diplomáticas de Colombia con la República Popular China.
Presidente de la Primera Comisión Oficial de Colombia a la República Popular China.
Subdirector General de Política Comercial del Instituto Colombiano de Comercio Exterior –
INCOMEX (anterior a la creación del Ministerio de Comercio Exterior).
Autor del libro "China Popular: Un reto comercial".
Negociador Internacional del Fondo de Promoción de Exportaciones, del Ministerio de
Relaciones Exteriores, del Instituto Colombiano de Comercio Exterior, del Ministerio de
Comercio Exterior y del Ministerio de Agricultura.
Miembro de la Junta Directiva de la Corporación Nacional de Turismo.
Directivo del World Trade Center de Bogotá. Miembro de la primera Junta Directiva del Hotel
Bogotá Royal (Hoteles Royal).
Asesor General de la Presidencia de PROEXPORT.
Asesor del Ministro de Agricultura en el área de las relaciones y negociaciones con
organismos internacionales y de integración económica.
Representante para Colombia de varias empresas internacionales.
Fundador y ex presidente de la Cámara de Comercio e Industria Colombo-Coreana.
Conferencista y catedrático del tema colombo-asiático y de negociaciones internacionales.
Fundador y Director del "Centro de Estudios del Asia-Pacífico" de la Universidad Sergio
Arboleda.
Miembro de la Junta Directiva de la Cámara Colombo China de Inversión y Comercio,
Director del programa de Misiones Académicas a China de la Universidad Sergio Arboleda
(20 misiones efectuadas a la fecha).
Libro en proceso de edición: "El Planeta China".
Consultor privado.
Copyright 2010 – Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin autorización escrita del autor.
77

Documentos relacionados

VEN Y DESCUBRE EL MARAVILLOSO MUNDO DE CHINA HOY

VEN Y DESCUBRE EL MARAVILLOSO MUNDO DE CHINA HOY inigualable. ICONO&China pretende en este segundo decenio del siglo XXI llevar el mensaje de “Descubre China, ven y viaja a este país exótico y conoce la experiencia de vivir a uno de los ICONOS de...

Más detalles