View/Open - Universidad Andrés Bello

Comentarios

Transcripción

View/Open - Universidad Andrés Bello
UNIVERSIDAD ANDRÉS BELLO
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA REHABILITACIÓN
ESCUELA DE FONOAUDIOLOGÍA
PROGRAMA DE DIPLOMADO/MAGÍSTER AUDIOLOGÍA
TESIS PARA OPTAR AL GRADO ACADÉMICO
DE MAGÍSTER EN AUDIOLOGÍA:
“PROPUESTA PARA MEJORAR LA PROTECCIÓN AUDITIVA
DEL PERSONAL EXPUESTO A RUIDO EN LA ESCUELA
DE INVESTIGACIONES POLICIALES DE LA PDI”
AUTORES:
DIANA MILENA CASTILLO AGUILERA
MARGARITA MARÍA CIFUENTES ÁLVAREZ
Fonoaudiólogas
TUTOR:
Dr. LUIS DENTONE SILVA
Otorrinolaringólogo
ASESORA FONOAUDIOLÓGICA:
MARTHA ARROCET SÜTTERLIN
Fonoaudióloga Mgt. Audiología
METODÓLOGA:
Prof. ILSE LÓPEZ
Santiago – Chile
2012
CORRECTORES:
- Prof. CRISTIAN GODOY BARRERA
Fonoaudiólogo Mgt. Audiología
Docente Programa de Magister en Audiología UNAB
Hospital San Juan de Dios-O.R.L.
- Prof. RODRIGO TRONCOSO
Fonoaudiólogo Mgt. Audiología
Docente Pre y postgrado Escuela de fonoaudiología
Universidad Andrés Bello
RESUMEN
Existen sonidos que específicamente producen gran daño auditivo, como los
impulsivos o de impacto, producidos por las armas de fuego en las prácticas de tiro,
realizadas como parte del entrenamiento policial. Los aspirantes de la Escuela de
Investigaciones Policiales de Chile (ESCIPOL), en sus entrenamientos están
expuestos a este tipo de ruido, arriesgándose a padecer una pérdida auditiva
inducida por ruido (PAIR). En este estudio se determina si los equipos de protección
auditiva (EPA), utilizados por los aspirantes de la ESCIPOL en las prácticas de tiro y
su forma de uso, cumplen con el objetivo de proteger la audición y disminuir el
riesgo de lesionarla.
Es un estudio no experimental, descriptivo, de corte transversal y longitudinal;
en el cual se consideraron variables referidas al ambiente o polígono, a los sujetos,
un total de 114 aspirantes de la ESCIPOL de tercer año y a la protección auditiva. Se
desarrolla en 4 etapas: En la etapa I se registran los niveles de presión sonora,
tiempo de exposición y cantidad de disparos durante una práctica de tiro; en la etapa
II se determina el estado de la audición de los aspirantes; en la etapa III se registran
las especificaciones técnicas de la protección auditiva, se observan el estado y el
modo de uso de dicha protección y se miden en los aspirantes los conocimientos e
información sobre la protección auditiva, los efectos del ruido sobre la audición y la
existencia de síntomas auditivos producto de la exposición a ruido y en la etapa IV se
comparan la atenuación sonora en dB de las orejeras, los tapones personalizados y
el uso combinado de estos dos EPA.
Los resultados muestran que en las prácticas de tiro con pistolas se generan
elevados niveles de ruido impulsivo, altamente perjudiciales para el oído, entre 118.2
y 119.8 dB de presión sonora. Al comparar 114 audiometrías de ingreso con las
audiometrías tomadas en este estudio, después de tres años en la institución, se
encontró que la exposición a este ruido impulsivo en los aspirantes de la ESCIPOL,
generó descensos en los umbrales auditivos y algunas caídas en las frecuencias
agudas,
lo que podría evidenciar que la mayoría de ellos se encuentran en un
período previo al inicio de una PAIR, en donde las personas manifiestan algunos
signos y síntomas como cansancio, tínitus ocasional y malestar, evidenciados en la
encuesta a la población estudiada. Se comparan 76 audiometrías, antes y después
de la exposición a ruido utilizando orejeras como protección auditiva y se encuentran
descensos temporarios del umbral (DTU), los cuales reflejan que las orejeras no
aportan la suficiente atenuación sonora frente al ruido impulsivo de las pistolas; se
evalúa entonces la audición después de una práctica de tiro usando orejeras más un
tapón personalizado en 14 estudiantes que presentaron DTU y se comparan los
resultados, hallándose que en ambos oídos para las frecuencias de 1000 a 8000 Hz.,
disminuyeron los umbrales audiométricos, estos resultados favorecieron el uso de la
doble protección auditiva, como método para evitar el descenso temporario del
umbral y prevenir una PAIR. Al encuestar la población se encontró que, aunque
expresaron que es necesario usar los protectores auditivos durante todo el tiempo de
práctica mientras se está expuesto a ruido, saben que se enfrentan a riesgos para la
salud al no utilizarlos y dicen conocer sobre los efectos del ruido en la audición, no
usan la protección auditiva durante toda la práctica de tiro, porque se la retiran
parcial o totalmente para conversar y responden que se alejan del ruido para
comunicarse con alguien, lo que no es completamente posible dentro de un polígono
cerrado. Se encuentra que la atenuación sonora es mayor al usar simultáneamente
tapones personalizados y orejeras en vez de uno solo de estos elementos de
protección auditiva. Además, se nota que en la ESCIPOL no existe un programa de
salud auditiva, que fomente el auto-cuidado y protección cuando se está expuesto a
ruido.
En conclusión, este estudio confirma que los aspirantes de la ESCIPOL se
encuentran en riesgo de lesionar su audición, debido a los altos niveles de ruido
impulsivo al que se enfrentan en una práctica de tiro, es importante fomentar en esta
población el uso de doble protección auditiva, tapones personalizados más orejeras
que ofrezcan un nivel de reducción de ruido (NRR) de 30 dB y la implementación de
un programa de promoción y prevención en salud auditiva.
INDICE
INTRODUCCIÓN ............................................................................................. 1
PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN ............................................................. 3
OBJETIVOS GENERALES ............................................................................. 4
OBJETIVOS ESPECÍFICOS ........................................................................... 5
1. Ambiente .................................................................................................... 5
2. Sujetos ....................................................................................................... 5
3. Protección Auditiva ...................................................................................... 6
MARCO TEÓRICO .......................................................................................... 7
I. Pérdida auditiva inducida por ruido (PAIR) .............................................. 7
1.1. Fisiopatología de la cóclea y estructuras nerviosas dañadas por ruido ......... 9
1.2. Evolución de la pérdida auditiva inducida por ruido ................................... 12
1.3. Medición de la audición ........................................................................... 13
II. El ruido ....................................................................................................... 16
2.1. El ruido y sus efectos en la salud ............................................................. 16
2.2. Tipos de Ruido ....................................................................................... 17
 El ruido estable o fluctuante............................................................... 17
 El ruido impulsivo.............................................................................. 19
2.3. Fisiología de la audición y sus mecanismos de defensa frente al ruido ....... 24
2.4. Medición del ruido................................................................................... 32
III. Protección auditiva ................................................................................... 34
3.1. Rendimiento de los protectores auditivos ................................................. 37
3.2. Tipos de protección auditiva .................................................................... 38
 Orejeras ........................................................................................... 38
 Tapones ........................................................................................... 39
 Protectores auditivos especiales ........................................................ 41
3.3. Colocación de la protección auditiva ....................................................... 42
 Colocación de tapones ..................................................................... 42
 Colocación de orejeras ...................................................................... 44
3.4. Combinación orejeras y tapones .............................................................. 45
3.5. Tiempo de uso y protección auditiva ........................................................ 46
3.6. Promoción del uso de la protección auditiva ............................................. 47
MARCO METODOLÓGICO. ......................................................................... 49
I. Tipo de estudio .......................................................................................... 49
II. Variables .................................................................................................... 50
III. Población y Muestra ................................................................................. 52


Población ................................................................................................. 52
Muestra.................................................................................................... 52
IV. Etapas del estudio .................................................................................... 53
Etapa I .......................................................................................................... 53
 Sonometría .............................................................................................. 53
 Registro de tiempos de exposición de un aspirante a ruido.......................... 53
 Registro de la cantidad de disparos durante una práctica de tiro .................. 54
Etapa II ......................................................................................................... 54
 Otoscopía ................................................................................................ 54
 Audiometría por vía aérea ......................................................................... 54
Etapa III......................................................................................................... 56
 Registro de las especificaciones técnicas del tipo de la protección
auditiva empleada por los aspirantes de la ESCIPOL.................................. 56
 Pauta de observación de los protectores auditivos de la ESCIPOL .............. 56
 Pauta de observación del uso de los protectores auditivos de la
ESCIPOL ................................................................................................. 56
 Encuesta dirigida a los aspirantes de ESCIPOL .......................................... 57
Etapa IV ........................................................................................................ 58
 Medición en dB. del nivel de atenuación sonora ofrecida por la
protección auditiva (orejeras) utilizada por los estudiantes de
ESCIPOL ................................................................................................. 58
 Medición en dB. del nivel de atenuación sonora proporcionada
por los tapones personalizados ................................................................. 58
 Medición en dB. del nivel de atenuación sonora brindada por el
uso combinado de dos elementos de protección auditiva
(orejeras y tapones personalizados) .......................................................... 58
V. Análisis de los Resultados ........................................................................... 60
TABLA N°1 NIVEL DE PRESIÓN SONORA MEDIDO EN DIFERENTES POSICIONES
CON PISTOLA JERICHO MODELO 941 RPSL CALIBRE 9 mm ....................... 60
TABLA N°2 TIEMPO DE EXPOSICIÓN DE UN ASPIRANTE AL RUIDO PRODUCIDO POR
UN ARMA DE FUEGO............................................................................. 61
TABLA N°3 CANTIDAD DE DISPAROS REALIZADOS DURANTES UN PRÁCTICA DE TIRO .62
TABLA N°4 DESPLAZAMIENTOS DEL UMBRAL POR FRECUENCIAS EN O.D . ................. 63
TABLA N°5 DESPLAZAMIENTOS DEL UMBRAL POR FRECUENCIAS EN O.I . .................. 65
TABLA N°6 DESCENSOS TEMPORARIOS DEL UMBRAL (DTU) EN O.D . ......................... 68
TABLA N°7 DESCENSOS TEMPORARIOS DEL UMBRAL (DTU) EN O.I . .......................... 71
TABLA N°8 RESULTADOS DE LA ENCUESTA DIRIGIDA A LOS ASPIRANTES DE
ESCIPOL.............................................................................................. 74
REGISTRO DE LAS ESPECIFICACIONES TÉCNICAS DEL TIPO DE PROTECCIÓN
AUDITIVA EMPLEADA POR LOS ASPIRANTES DE LA ESCIPOL ..................................... 76
TABLA N°9 ESTADO DE LOS PROTECTORES AUDITIVOS EMPLEADOS POR
LOS ASPIRANTES DE LA ESCIPOL .......................................................... 77
TABLA N°10 OBSERVACIÓN DEL USO DE LOS PROTECTORES AUDITIVOS DE LA
ESCIPOL.............................................................................................. 78
TABLA N°11 COMPARACIÓN DE LOS UMBRALES AUDITIVOS DESPUÉS DE LA
EXPOSICIÓN A RUIDO USANDO UNA PROTECCIÓN AUDITIVA (OREJERAS)
Y DOBLE PROTECCIÓN AUDITIVA (TAPONES Y OREJERAS) EN O.D.. ......... 80
TABLA N°12 COMPARACIÓN DE LOS UMBRALES AUDITIVOS DESPUÉS DE LA
EXPOSICIÓN A RUIDO USANDO UNA PROTECCIÓN AUDITIVA (OREJERAS)
Y DOBLE PROTECCIÓN AUDITIVA (TAPONES Y OREJERAS) EN O.I . ............ 82
TABLA N°13 NIVEL DE ATENUACIÓN SONORA EN dB. DE LA PROTECCIÓN AUDITIVA .... 84
DISCUSIÓN. ......................................................................................................... 86
CONCLUSIONES................................................................................................ 93
BIBLIOGRAFÍA .................................................................................................... 95
ANEXO 1
PROPUESTA PARA MEJORAR LA PROTECCIÓN AUDITIVA DEL PERSONAL
EXPUESTO A RUIDO EN LA ESCIPOL ............................................................................. 98
ANEXO 2
OREJERAS 3M PELTOR (USO, LIMPIEZA Y ALMACENAMIENTO)...................102
INTRODUCCIÓN
La audición es una función sensorial muy importante para el desarrollo del ser
humano porque le permite la adquisición de funciones cerebrales superiores como el
lenguaje y el aprendizaje, la socialización, la afectividad y el desempeño laboral.
El sistema auditivo trabaja constantemente incluso durante el sueño, responde
con rapidez lo que lo hace un sentido de alerta al peligro, permite además discriminar
el habla para la comunicación oral con los semejantes y le permite al ser humano
estar en contacto con el medio que lo rodea (8).
Para que la función auditiva se lleve a cabo, se necesita un oído en buenas
condiciones, que recoja el sonido desde el mundo exterior y lo transmita al nervio
auditivo que debe estar sano para que pueda conectar el oído con el cerebro y este
al estar activo interprete los mensajes relacionados con el sonido.
El oído interno es el que recibe la onda sonora conducida a través del oído
externo y el oído medio, filtrándola, traduciéndola y generando impulsos nerviosos
como energía bioeléctrica, para que viaje por el nervio auditivo hacia el tronco
encefálico, hasta llegar a la corteza cerebral auditiva en donde se decodifica en un
idioma y en emociones.
La hipoacusia o disminución de la audición puede ser causada por una
enfermedad presente en una o en varias estructuras del oído o por un trauma o
lesión de dichas estructuras como el daño irreversible que sufren las células ciliadas
ante la exposición a ruido con el trascurso del tiempo.
Cuando se afecta el oído interno como en el caso de la pérdida auditiva
inducida por ruido (PAIR) dependiendo de la intensidad del ruido y del tiempo de
exposición a este, se produce una disminución significativa de la audición que puede
llegar a la sordera total denominada cofosis o anacusia, afectándose además la
discriminación del lenguaje generando con esto alteraciones comunicativas,
laborales, emocionales y de socialización, es decir, que perturba la calidad de vida
1
del individuo afectado por este tipo de pérdida, quien para poder escuchar necesita
de ayudas tecnológicas como las prótesis o implantes auditivos y de rehabilitación
como el entrenamiento auditivo y/o la lectura labial; ayudas que pueden ser
brindadas en acción conjunta por un equipo de profesionales entre los que se
encuentran el otorrinolaringólogo y el fonoaudiólogo.
La pérdida auditiva inducida por ruido (PAIR) (26) se puede y se debe evitar
utilizando una adecuada protección auditiva cuando el desempeño laboral del
individuo se lleva a cabo en un ambiente con ruido. Existen sonidos que
específicamente producen gran daño auditivo, como los impulsivos o de impacto
producidos por armas de fuego en las prácticas de tiro realizadas como parte del
entrenamiento policial.
Los aspirantes de la Escuela de Investigaciones Policiales de Chile
(ESCIPOL), realizan prácticas de tiro con pistolas que producen entre 118.2 y 119.8
dB. una vez a la semana durante 120 minutos, siendo esta una frecuencia crónica de
exposición a ruido, que los pone en riesgo de padecer una PAIR, considerando
además la probabilidad de que la efectividad, la calidad protectora y el uso
de la
protección auditiva empleada en dichas prácticas no esté siendo realmente eficaz
para el resguardo de la salud auditiva.
En este estudio se comprobará qué tanto la protección auditiva utilizada por
los aspirantes de la ESCIPOL en las prácticas de tiro y su forma de uso cumple con
el objetivo de proteger la audición y disminuir el riesgo de sufrir una pérdida auditiva
inducida por el ruido de las armas de fuego.
2
PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN
Durante el desarrollo de esta investigación se pretende resolver los siguientes
interrogantes:
1.
¿Cuál es el nivel de ruido al cual están expuestos los aspirantes de la
ESCIPOL en las prácticas de polígono?
2.
¿Hay un deterioro de la audición en los aspirantes de tercer año de la
ESCIPOL tras la exposición frecuente a ruido en las prácticas de tiro?
3.
¿Es óptimo el equipamiento utilizado para la protección auditiva frente a
ruido en los aspirantes de la ESCIPOL en las prácticas de tiro?
4.
¿Es más efectivo usar dos instrumentos de protección auditiva?
5.
¿De qué tipo debería ser el
segundo instrumento de
protección
auditiva?
6.
¿Se exige dentro de las prácticas de tiro el uso de protección auditiva?
7.
¿Es bien utilizada la protección auditiva en las prácticas de tiro?
8.
¿Qué aspectos se deben considerar en la selección del tipo de
protección auditiva más adecuada para los estudiantes de la ESCIPOL?
9.
¿Se han considerado las fechas de vencimiento o mantenimiento de los
instrumentos de protección auditiva?
10.
¿Existe un programa de salud auditiva que fomente el auto-cuidado y
protección cuando se está expuesto a ruido?
3
OBJETIVOS GENERALES
1. Analizar en cuanto a intensidad y duración el ruido presente en el polígono
durante las prácticas de tiro de los aspirantes de la Escuela de Investigaciones
Policiales (ESCIPOL).
2. Determinar el estado auditivo actual de 114 aspirantes de tercer año de la
ESCIPOL.
3. Conocer el estado y modo de uso de la protección auditiva de los aspirantes
de la ESCIPOL durante las prácticas de tiro y comprobar la efectividad de la doble
protección auditiva como forma para evitar el descenso temporario del umbral
auditivo después de la exposición a ruido.
4
OBJETIVOS ESPECIFICOS
1. Ambiente:
1.1. Medir los niveles de ruido impulsivo al que se enfrenta un aspirante de la
ESCIPOL durante las prácticas de tiro.
1.2. Calcular el tiempo de exposición a ruido al que se enfrenta un aspirante
de la ESCIPOL durante las prácticas de tiro.
1.3
Calcular la cantidad de disparos de una y de varias armas de fuego
durante una práctica de tiro.
2. Sujetos:
2.1. Determinar la existencia de pérdidas auditivas inducidas por ruido o de
desplazamientos de los umbrales auditivos en 114 estudiantes de tercer año de la
ESCIPOL al comparar las audiometrías de ingreso con las realizadas durante este
estudio.
2.2. Determinar la existencia de descensos temporarios del umbral (DTU) en
76 aspirantes de tercer año de la ESCIPOL al comparar las audiometrías de antes y
después de una práctica de tiro.
2.3. Preguntar a los aspirantes de la ESCIPOL acerca de los conocimientos
que tienen sobre los efectos del ruido en la audición y sobre la existencia en ellos de
síntomas auditivos producto de la exposición al ruido impulsivo de las armas.
5
3. Protección Auditiva:
3.1. Analizar las especificaciones técnicas del tipo de protección auditiva
empleada, su tiempo de uso y el estado en que se encuentra dicha protección.
3.2. Observar en forma directa el modo de uso de la protección auditiva por los
aspirantes de la ESCIPOL durante las prácticas de tiro.
3.3 Preguntar a los aspirantes de la ESCIPOL acerca de la información que
manejan sobre la protección auditiva y sobre cómo es el modo de uso que ellos
hacen de dicha protección durante las prácticas de tiro.
3.4. Comprobar la efectividad de la doble protección auditiva como forma para
evitar el descenso del umbral auditivo.
3.5. Comparar la atenuación sonora en dB. aportada por cada equipo de
protección auditiva analizado en el estudio, orejeras, tapones personalizados y por el
uso combinado de estos dos elementos.
6
MARCO TEÓRICO
I.
Pérdida auditiva inducida por ruido (PAIR)
Ensordecer trae graves consecuencias a nivel emocional, social y laboral,
razones suficientes para que se le preste atención a la pérdida auditiva inducida por
ruido.
La Asociación Americana de Medicina del Trabajo en 1989, define la
hipoacusia inducida por ruido laboral como: la pérdida progresiva de audición que se
desarrolla a lo largo del tiempo, varios años, y que es resultado de la exposición en el
ambiente del trabajo a ruidos continuos o intermitentes de alta intensidad.
Diferenciándola del trauma acústico, el cual consiste en un cambio repentino del
umbral de audición y que es consecuencia de una exposición a un único estallido de
sonido de gran nivel de intensidad.
Werner(26), en 2006 señala que el ruido puede afectar la audición en forma
súbita e imprevista, como cuando ocurre una explosión porque se libera gran
cantidad de energía sonora en muy poco tiempo, quedando como consecuencia un
trauma acústico; cuando la energía sonora liberada por el ruido se da a través del
tiempo,
en forma gradual y cotidiana
en el ambiente laboral, se produce una
enfermedad profesional denominada pérdida auditiva inducida por ruido (PAIR)
según la legislación de riesgos del trabajo citada por el autor.
En la hipoacusia inducida por ruido la responsabilidad es compartida por
empleadores, aseguradoras de riesgos y el propio estado quienes deben velar por la
salud auditiva de los trabajadores, haciendo control y seguimiento de la exposición a
ruido laboral y tomando medidas de prevención, como el uso de protección auditiva
adecuada frente al ruido, considerando las frecuencias e intensidades a atenuar por
estos elementos; los anteriores requerimientos y medidas aparecen establecidos en
la Guía Técnica para la evaluación de los trabajadores expuestos a ruido y/o con
sordera profesional del ISP de Chile, 2005.
7
La potencia o intensidad del sonido es medida en decibeles (dB.) que son
unidades logarítmicas muy pequeñas equivalentes a la décima parte de un Bel, la
escala de medición sonora va desde 0 dB. hasta 160 dB.; un reloj despertador puede
producir 30 dB., una conversación aproximadamente 60 dB., un camión en
movimiento 90 dB., una máquina perforadora 110 dB., un avión 125 dB., etc. Los
sonidos que superan los 85 dB. pueden causar pérdida auditiva inducida por ruido
dependiendo la intensidad del ruido y del tiempo de exposición a este factor.
Para que un sonido sea considerado ruido debe tener intensidades altas, ser
una serie de ondas sonoras que se dan en todas las frecuencias de forma aleatoria y
sin guardar entre sí ninguna armonía, convirtiéndose en un estímulo desagradable
que afecta el bienestar general del individuo.
Dentro de las fuentes de ruido que pueden causar PAIR están las armas de
fuego que pueden llegar a emitir entre 120 a 165 dB. dependiendo del tipo de arma,
de su recámara y de su calibre; las armas de calibre pequeño producen un ruido
impulsivo de contenido espectral donde se concentra la mayor cantidad de energía
acústica, entre 150-2500 Hz.,valores promedio en el oído del tirador.
Considerando las altas intensidades producidas por el armamento, el ruido
afecta al personal de las fuerzas armadas y de policía quienes se exponen a este
factor durante las prácticas de tiro como parte de su formación profesional, debiendo
ante este riesgo tomar medidas de prevención usando protección auditiva.
Un solo disparo es muy rápido y afectará la audición temporalmente, lo cual
podrá recuperarse con el reposo. En el entrenamiento del tiro policial este evento se
repite y con el paso de tiempo y con el cúmulo de prácticas se irá lesionando la
audición de manera irreversible porque se destruyen las células ciliadas impidiendo
que el nervio auditivo reciba la información para llevarla al cerebro.
8
Los tiradores tardan en percibir el daño auditivo porque inicialmente sienten
ligera presión en los oídos y/o zumbidos, síntomas que pueden desaparecer en
minutos, horas o días después de que termina la exposición a ruido y el tirador
supone que sus oídos están bien. Sin embargo, aunque no aparezcan ninguno de los
síntomas en los oídos, algunas de las células ciliadas ya han sido destruidas por el
ruido y como aún quedan suficientes células ciliadas sanas, la audición parece estar
normal. La pérdida de audición va siendo progresiva cuando se repite la exposición a
ruido porque más células ciliadas van destruyéndose. Werner (2006) señala que
puede haber una destrucción de hasta el 17 % de células ciliadas externas sin que
se perciba pérdida auditiva.
Las células ciliadas externas e internas son muy vulnerables, se rompen con
facilidad por el ruido elevado y continuo y no tienen capacidad regeneradora, por lo
tanto al sufrir un daño de estas minúsculas estructuras la persona perderá capacidad
auditiva de manera irreversible. Ante esto se debe recurrir a distintas formas de
rehabilitación protésica como audífonos o implantes cocleares.
Figura N°1: Células ciliadas externas sanas
Figura N°2: Células ciliadas Externas deterioradas por ruido
1.1. Fisiopatología de la cóclea y estructuras nerviosas dañadas por
ruido
El Dr. Federico A. Werner en su obra Afecciones auditivas de origen laboral
(2006); hace una revisión histórica de la fisiopatología de la cóclea y de estructuras
nerviosas dañadas por la exposición a ruido, un resumen es citado a continuación.
9
Habermann en Alemania en el año 1890 descubrió la ausencia de células
ciliadas en las espiras del órgano de Corti
cuando realizó una autopsia de los
huesos temporales de un obrero caldero que por padecer sordera adquirida en el
trabajo no escuchó el tren que se acercaba y murió arrollado.
Sucesivas investigaciones posteriores al hallazgo de Habermann, localizaron
la principal lesión en el segmento inicial de la cóclea, a unos 10 mm. donde se
asientan las células ciliadas sensibles a estímulos sonoros de frecuencias agudas en
la banda de 4000 Hz..
Figura N°3: Cóclea sana
Tomada de centroauditivoleones.com
Figura N°4: Cóclea deteriorada por ruido,
puede observarse la falta de células ciliadas
Hoessli, en 1992 trató de reproducir las condiciones de trabajo de los calderos,
inventando un cilindro de hierro dentro del cual introducía cobayos. Dicho cilindro
era golpeado permanentemente por martillos movidos por un pequeño molino de
agua. El estudio histopatológico comprobó la lesión progresiva del órgano de Corti
basándose en dos factores: la intensidad del ruido y el tiempo de exposición.
Davis y Upton descubrieron que la lesión por ruido empieza por las células
ciliadas externas y que a medida que progresa el daño se extiende a las células
ciliadas internas.
Los estudios de Johnsson y Hawkins a través de microscopía de contraste
confirmaron la ubicación de la lesión en el segmento de los 4000 Hz., además vieron
que el espacio dejado por las células muertas es ocupado por las células conectivas
10
de sostén de Deiters y en la fase final desaparece el órgano de Corti, quedando solo
la membrana basilar cubierta por células epiteliales.
Remy Pujol a través de la microscopía electrónica pudo observar los cambios
en la estructura histológica del órgano de Corti, cambios progresivos y hasta cierto
punto reversibles cuando existe un descenso temporario del umbral (DTU) debido a
edema de las terminaciones nerviosas, alteraciones vasculares, modificaciones
químicas y alteraciones en la forma de los cilios que originan menor contacto entre
estos y la membrana tectoria, este descenso del umbral se recupera después de un
periodo de reposo sin exposición a ruido.
En los descensos permanentes del umbral (DPU) las lesiones se vuelven
irreversibles y se localizan en las células ciliadas externas, en los cilios, en las
células de sostén y en las estructuras nerviosas.
En las células ciliadas se observan cambios como la aparición de lisosomas
gigantes, fragmentación de mitocondrias, edema, picnosis, desintegración del núcleo
y vacuolización del citoplasma, que llevan finalmente a la destrucción de la célula.
Las alteraciones en la estructura especial de la membrana celular de las células
ciliadas externas, perturban el intercambio iónico produciendo la extrusión del
material intracelular, acelerando la destrucción de los cuerpos celulares, aparecen
abundantes restos de células ciliadas degeneradas y macrófagos en los líquidos
linfáticos de la cóclea.
Los cilios pierden su orientación axial, se edematizan y a veces aparecen
como arrancadas de su implantación, perdiéndose la disposición en W o en V.
Las células de sostén de Deiters y de Hensen se degeneran y provocan el
derrumbe de los pilares y el colapso de túnel de Corti. Las células de Deiters que
van remplazando a las células ciliadas muertas forman un epitelio cuboide con
imagen de escaras o cicatrices.
11
Los cambios en la sinapsis de las células ciliadas es uno de los signos del
efecto del ruido sobre la estructura del VIII° par, van apareciendo vesículas en las
terminaciones eferentes de las células ciliadas externas y tumefacciones en las
dendritas de las células ciliadas internas, hay disminución de las células del ganglio
espiral que reflejan la degeneración de las fibras del nervio auditivo y alteraciones en
la morfología de las neuronas de la vía ascendente.
1.2. Evolución de la Pérdida inducida por ruido
Figura N°5: Células Ciliadas internas y externas sanas
Figura N°6: Células Ciliadas lesionadas por ruido
Según Werner (2006) la lesión comienza dañando las células ciliadas externas
en la hilera más alejada de las células ciliadas internas luego la segunda y la tercera
fila, perdiéndose su mecanismo de
amplificación que mejora la audición y la
agudeza frecuencial de los estímulos que llegan al oído con una intensidad menor
de 50 dB. SPL. Al continuar la exposición al ruido se dañaran también las células
ciliadas internas, lo que altera la transducción y la audición, instaurándose
progresivamente una hipoacusia sensorioneural que por lo general es bilateral
simétrica cuando la exposición a ruido laboral llega a ambos oídos con casi la misma
presión sonora. En los conductores de trenes, violinistas y tiradores podría haber
mayor exposición a ruido de un oído que del otro porque la cabeza actuando como
una masa interpuesta en el camino del sonido atenúa 10 dB. SPL al oído más
alejado de la fuente de ruido. En hipoacusias perceptivas, cuando las diferencias
entre un oído y otro sobrepasan los 15 dB. HL al comparar cada frecuencia en el
audiograma se podría hablar de asimetría porque presentan patrones audiométricos
diferentes.
12
En condiciones estables de exposición a ruido, la hipoacusia inducida por este
factor comienza por afectar las frecuencias agudas, entre 3000 y 6000 Hz.,
produciendo una muesca o escotoma en la frecuencia de 4000 Hz., característica
también presente en el trauma acústico, ototoxicosis y en presbiacusias (26). Si
persiste la exposición a ruido, la muesca se profundiza y se ensancha abarcando
progresivamente las frecuencias vecinas hasta comprometer las correspondientes a
la percepción del habla 500, 1000 y 2000 Hz., haciendo que la persona empiece a
reconocer su pérdida auditiva, porque se le dificulta la comprensión del lenguaje,
tiene problemas para entender las palabras de un mensaje, lo que se acrecienta
cuando hay un ambiente ruidoso, la persona entonces evita las reuniones sociales,
eleva el volumen de la radio y la televisión y solicita que se le repitan las palabras.
Además de los problemas de discriminación del habla, puede aparecer la
diploacusia, fenómeno que hace percibir el sonido como si este estuviera compuesto
por dos tonos, pareciéndose a la audición del eco; la algiacusia, sensación de
audición dolorosa ante pequeños incrementos de la intensidad del sonido, lo que es
un signo de reclutamiento, y los acúfenos o tinnitus que son zumbidos en los oídos.
1.3. Medición de la Audición
Para determinar el daño auditivo inducido por ruido se utiliza la medición de
los umbrales absolutos de los tonos puros a través de la audiometría tonal. Los
umbrales son los tonos más débiles que apenas son audibles y producen movimiento
de un área determinada de la membrana basilar, así un tono puro débil de 4000Hz.
sólo genera una respuesta neural de las fibras nerviosas asociadas a las células
ciliadas en la región de 10 mm. de distancia de la ventana oval, que corresponde a
las células ciliadas receptoras de la frecuencia de 4000 Hz..
En una cóclea normal para estimular los receptores de todas las frecuencias
entre 500 y 6000Hz. se necesita casi la misma pequeña cantidad de energía; cuando
hay lesión de células ciliadas o faltan en un área específica o si están degeneradas
13
las fibras nerviosas de esta zona, se requiere mayor cantidad de energía para
movilizar la membrana basilar y hacer que las células ciliadas lesionadas estimulen
al nervio o logren desencadenar respuestas en las células y fibras nerviosas
adyacentes a la zona afectada. A esta diferencia de energía necesaria expresada en
dB. se le denomina pérdida auditiva inducida por ruido PAIR.
En la audiometría de tonos puros se utiliza un audiómetro, que es un aparato
eléctrico utilizado para medir la audición de manera subjetiva, que genera diferentes
tonos puros entre las frecuencias 125 a 8000 Hz. a intensidades que van desde los 10 a los 120 dB.; además posee 2 vías de salida, una por vía aérea y otra por vía
ósea. Para este estudio se utilizó un audiómetro modelo Maico MA 41 para medir la
audición de los aspirantes de tercer año de la ESCIPOL y un audiómetro Clinical
Audiometer AC 33, de 2 canales para medir a campo libre los niveles de atenuación
sonora de los diferentes protectores auditivos como orejeras, tapones personalizados
y la combinación de estos dos elementos.
Figura N° 8: Audiómetro Interacoustics
Clinical Audiometer AC 33, de 2 canales
Figura N°7: Audiómetro Maico MA 41
14
La Cámara silente es una cabina sonoamortiguada con sello en la puerta,
ventilación, luz,
parlantes, micrófono, una silla, y ventana que permita la
visualización entre el paciente y el evaluador, la finalidad es aislar al paciente de
sonidos desde el exterior y minimizando la reverberancia en su interior.
Antes de realizar la audiometría de tonos puros es necesario visualizar la
indemnidad de las estructuras del oído externo como el conducto auditivo externo y
la membrana timpánica en su cara externa. Para realizar esta observación se utiliza
un otoscopio el cual es un instrumento que consta de una lupa, una luz, una batería y
conos intercambiables según el tamaño del conducto auditivo externo (CAE), se
empleó un modelo: HEINE mini 2000.
Figura N° 9:
15
Otoscopio HEINE mini 2000.
II.
El ruido
El ruido es un problema importante a nivel mundial desde la perspectiva de la
salud ambiental, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima en 300 millones
las personas afectadas, en Chile el 80% de las incapacidades permanentes por
enfermedades profesionales ocurre por la exposición a ruido.
El ruido es un sonido complejo no periódico; una serie de ondas que se dan en
todas las frecuencias de forma aleatoria y sin guardar entre sí ninguna relación
matemática, es decir es irregular; es una superposición de varios movimientos de
vibración con frecuencias e intensidades diferentes, cuyos componentes no son
armónicos entre sí. El ruido corresponde a un sonido no deseado porque cuando el
nivel sonoro es alto se convierte en un estímulo desagradable que afecta el bienestar
general del individuo.
2.1. El ruido y sus efectos en la salud
El ruido no sólo afecta la audición ocasionando lesiones transitorias o
permanentes, sino que además produce otras alteraciones en la salud, aparecen a
nivel fisiológico efectos como la dilatación de las pupilas, agitación respiratoria,
aumento de la presión arterial, menor irrigación sanguínea, disminución de la
secreción gástrica, aumento del colesterol, aumento de la glucosa en la sangre y
efectos psicológicos como el insomnio, fatiga, estrés, depresión, irritabilidad, histeria,
neurosis, aislamiento social, falta de deseo sexual (6). Todo lo anterior afecta el
rendimiento intelectual y la productividad a nivel individual y en equipo en los
trabajadores.
16
2.2. Tipos de Ruido
En el decreto supremo N° 594 de 1999 del Ministerio de Salud MINSAL que
aprueba el REGLAMENTO SOBRE CONDICIONES SANITARIAS Y AMBIENTALES
BÁSICAS EN LOS LUGARES DE TRABAJO, Título IV de la Contaminación
ambiental, párrafo III Agentes físicos-ruido, artículos N° 70 al N° 82 en la exposición
laboral a ruido se distinguen 3 tipos de ruido: el ruido estable, el ruido fluctuante y el
ruido impulsivo.
Artículo 71: El ruido estable es aquel ruido que presenta fluctuaciones del nivel de
presión sonora instantáneo inferiores o iguales a 5 dB.(A) lento, durante un período
de observación de 1 minuto.
Ruido fluctuante es aquel ruido que presenta fluctuaciones del nivel de presión
sonora instantáneo superiores a 5 dB. (A) lento, durante un período de observación
de 1 minuto.
Ruido impulsivo es aquel ruido que presenta impulsos de energía acústica de
duración inferior a 1 segundo a intervalos superiores a 1 segundo.
 El ruido estable o fluctuante:
Artículo 73: En la exposición a ruido estable o fluctuante se deberá medir el nivel de
presión sonora continuo equivalente (NPSeq o Leq), el que se expresará en
decibeles ponderados ''A'', con respuesta lenta, es decir, en dB.(A) lento.
Artículo 74: La exposición ocupacional a ruido estable o fluctuante deberá ser
controlada de modo que para una jornada de 8 horas diarias ningún trabajador podrá
estar expuesto a un nivel de presión sonora continuo equivalente superior a 85
dB.(A) lento, medidos en la posición del oído del trabajador.
17
Artículo 75: Niveles de presión sonora continua equivalentes, diferentes a 85 dB. (A)
lento, se permitirán siempre que el tiempo de exposición a ruido del trabajador no
exceda los valores indicados en la siguiente tabla:
NPSeq
[dB. (A) lento]
80
81
82
83
84
85
86
87
88
89
90
91
92
93
94
95
96
97
98
99
100
101
102
103
104
105
106
107
108
109
110
111
112
113
114
115
Horas
24,00
20,16
16,00
12,70
10,08
8,00
6,35
5,04
4,00
3,17
2,52
2,00
1,59
1,26
1,00
Tiempo de exposición por Día
Minutos
Segundos
47,40
37,80
30,00
23,80
18,90
15,00
11,90
9,40
7,50
5,90
4,70
3,75
2,97
2,36
1,88
1,49
1,18
56,40
44,64
35,43
29,12
Estos valores se entenderán para trabajadores expuestos sin protección auditiva personal.
18
Artículo 76: Cuando la exposición diaria a ruido está compuesta de dos o más
períodos de exposición a diferentes niveles de presión sonora continuos
equivalentes, deberá considerarse el efecto combinado de aquellos períodos cuyos
NPSeq sean iguales o superiores a 80 dB. (A) lento. En este caso deberá calcularse
la dosis de ruido diaria (D), mediante la siguiente fórmula:
D = Te1+ Te2 + … + Ten
Tp1
Tp2
Tpn
Te = Tiempo total de exposición a un determinado NPSeq
Tp = Tiempo total permitido de exposición a ese NPSeq
La dosis de ruido diaria máxima permisible será 1 (100%).
Artículo 77: En ningún caso se permitirá que trabajadores carentes de protección
auditiva personal estén expuestos a niveles de presión sonora continuos
equivalentes superiores a 115 dB. (A) lento, cualquiera sea el tipo de trabajo.
 El ruido Impulsivo
Artículo 78: En la exposición a ruido impulsivo se deberá medir el nivel de presión
sonora peak (NPSPeak), expresado en decibeles ponderados “C”, es decir, dB. (C)
Peak.
Artículo 79: La exposición ocupacional a ruido impulsivo deberá ser controlada de
modo que para una jornada de 8 horas diarias ningún trabajador podrá estar
expuesto a un nivel de presión sonora peak superior a 95 dB. (C) Peak, medidos en
la posición del oído del trabajador.
Artículo 80: Niveles de presión sonora peak diferentes a 95 dB. (C) Peak, se
permitirán siempre que el tiempo de exposición a ruido del trabajador no exceda los
valores indicados en la siguiente tabla:
19
NPS peak
[dB.(C)]
90
91
92
93
94
95
96
97
98
99
100
101
102
103
104
105
106
107
108
109
110
111
112
113
114
115
116
117
118
119
120
121
122
123
124
125
126
127
128
129
130
131
132
133
134
135
136
137
138
139
140
Horas
24,00
20,16
16,00
12,70
10,08
8,00
6,35
5,04
4,00
3,17
2,52
2,00
1,59
1,26
1,00
Tiempo de Exposición por Día
Minutos
Segundos
47,62
37,80
30,00
23,80
18,90
15,00
11,90
9,40
7,50
5,90
4,70
3,75
2,97
2,36
1,88
1,49
1,18
56,25
44,65
35,44
28,13
22,32
17,72
14,06
11,16
8,86
7,03
5,58
4,43
3,52
2,79
2,21
1,76
1,40
1,11
1,00
Estos valores se entenderán para trabajadores expuestos sin protección auditiva personal.
20
Artículo 81: En ningún caso se permitirá que trabajadores carentes de protección
auditiva personal estén expuestos a niveles de presión sonora peak superiores a
140dB. (C) Peak, cualquiera sea el tipo de trabajo.
Artículo 82: Cuando un trabajador utilice protección auditiva personal, se entenderá
que se cumple con lo dispuesto en los artículos 75 y 80 del presente reglamento si el
nivel de presión sonora efectivo no sobrepasa los límites máximos permisibles
establecidos en las tablas indicadas en tales artículos.
Para los efectos del reglamento sobre condiciones sanitarias y ambientales
básicas en los lugares de trabajo del decreto supremo N° 594 de 1999, se entenderá
por nivel de presión sonora efectiva la diferencia entre el nivel de presión sonora
continua equivalente o el nivel de presión sonora peak, según se trate de ruido
estable, fluctuante, o impulsivo respectivamente y la reducción de ruido que otorgará
el protector auditivo. En ambos casos la reducción de ruido será calculada de
acuerdo a las normas oficiales vigentes en materia de protección.
Además del ruido impulsivo generado en el ambiente laboral que menciona el
decreto supremo N° 594 de 1999 del MINSAL, en el presente estudio se habla
específicamente del ruido producido por las armas de fuego, considerado
como
impulsivo porque su intensidad es elevada, su duración es extremadamente corta, y
los intervalos entre un disparo y otro son superiores 0,2 segundos (200 mseg),
donde la exposición a este ruido podría provocar una pérdida auditiva debido a la
intensidad, intervalo, duración y frecuencias del ruido y teniendo en cuenta la
cantidad de exposiciones, ángulo de incidencia, la susceptibilidad individual y las
características de la persona expuesta como son edad, sexo, alteraciones auditivas
preexistentes, antecedentes mórbidos y familiares.
Teniendo en cuenta la intensidad del ruido; el Naval Surface Weapons Center,
Dalhgreen, en Virginia, expone que el riesgo de sufrir un trauma acústico
dependiendo de la intensidad de un ruido impulsivo es: Poco riesgo a intensidades
menores a 115 dB. , moderado riesgo de 115 a 130 dB., alto riesgo de 130 a 140 dB
21
y por encima de está intensidad las lesiones son permanentes en oídos humanos no
protegidos. Kryter en 1965 sistematiza que a medida que aumenta la intensidad de
estimulación, se van afectando paulatinamente las frecuencias más graves, entre
130 —140 dB se afecta la frecuencia de 4000 Hz.; a 150 dB, la frecuencia de 3000
Hz.; a 160 dB, la frecuencia de 2000 Hz., a 165 dB, la frecuencia de 1000 Hz.
De acuerdo al espectro frecuencial del ruido impulsivo, se debe tener en
cuenta que una detonación no es un sonido puro con una frecuencia única, sino un
conjunto de frecuencias que se propaga en forma de una onda de presión sonora,
que al ser analizada frecuencialmente va variando desde el principio a fin. Al inicio en
una detonación, están presentes todas las frecuencias audibles y una parte de la
gama de los ultrasonidos, a medida que transcurre el tiempo van desapareciendo las
frecuencias agudas y al final solo persisten las frecuencias medias y graves. Una
detonación corta en donde predominan las frecuencias altas será más lesiva que
una detonación larga en donde las frecuencias bajas ejercen un efecto protector
sobre la cóclea porque enmascaran a las agudas. Buffe en 1988 en un trabajo
experimental comprueba que un disparo provoca una oscilación del tímpano que es
máxima entre los 3400 y los 4000 Hz., lo cual ayudaría a explicar que las lesiones
aparezcan en esas frecuencias y en las superiores.
Varias teorías han intentado explicar
el daño especifico en la frecuencia de
4000 Hz. en el trauma acústico, una de ellas señala que el oído externo y oído medio
amplifican en mayor medida las frecuencias comprendidas entre 2000 y 4000 Hz.,
por lo que esta banda frecuencial llega con mayor amplitud a la cóclea. Otra teoría
expone que en la pérdida auditiva inducida por ruido el daño inicial y mayor, aparece
a mitad de camino, aproximadamente entre la ventana oval y el ápice de la cóclea,
en un punto a unos 10 mm de la partición coclear o a un tercio del camino del ápice,
esto debido a que el canal auditivo actúa como caja de resonancia y amplifica
frecuencias entre 2000-5000 Hz. por 10 dB o más, este efecto de resonancia tiene un
máximo cerca de los 2.500 Hz. en consecuencia los tonos puros, y por supuesto los
componentes del ruido, en la región de frecuencias desde 2000-3000 Hz. llegan al
oído interno a una intensidad mayor que los tonos de frecuencias mayores o
22
menores, y estos tonos de 2000-3000 Hz. producen su efecto máximo en el área a
10 mm.
Ward en 1961, afirma que la pérdida auditiva típica desarrollada en personas
expuestas a ruido impulsivo como el que se producen en explosiones, disparos o
estampidos; comienza y suele ser más severa en la zona de los 4.000 a 6.000 Hz.
En apariencia el latigazo de partición coclear producido por la onda viajera asociada
a un único impulso alcanza también su máxima amplitud en la región de 10 mm.
Dr. José María Relanzon López, en Madrid en 1992 en la Tesis Doctoral
titulada “Validez de los test predictivos de la fatiga auditiva en la prevención del
trauma acústico” encontró la frecuencia 6000 Hz. como la más susceptible, la que
mas precozmente se lesiona y la que inicialmente sufre mayores cambios de umbral,
al estudiar antes y después de realizar un ejercicio de tiro con armas de fuego a 1000
individuos pertenecientes al ejército y escogidos al azar. Ante este hallazgo el autor
hizo una revisión de la literatura al respecto y encontró que aunque muchos autores
hallaron mayor susceptibilidad en la frecuencia de 4000 Hz., fueron mayoría los que
lo hicieron en la frecuencia de 6000 Hz. entre estos autores se destacan los estudios
de Walden, realizado en 1975 en el U.S. Army, los de Salmivalli en el ejército
Finlandés, que encontró el doble de afectación de la frecuencia 6000 Hz. que de la
4000 Hz., y los de Ylikoski que en 1987 consideraba que era la 4000 Hz. y en 1989
comprobó que era la 6000 Hz. la mas precozmente afectada. Otros investigadores
coinciden en que la frecuencia 6000 Hz. es la más afectada, como Buffe en Francia
1988 y Pilgramm en Alemania 1991, Poncet 1991 y otros autores como Klockhof en
1986, Gámez, Relanzón en 1987. Jiménez en 1989. Fierrera en 1990.
El Dr. Relanzón también menciona a Massart que en 1991 encontró que no es
la frecuencia 4000 Hz. ni la 6000 Hz. la más afectada, sino la 8000 Hz. En su trabajo,
la 8000 Hz. se afecta en el 50% de los casos, la 6000 Hz. en el 30% y la 4000 Hz. en
el 20 %. En el trabajo de Gil Carcedo también la frecuencia de 8000 Hz. fue la que
sufría mayores variaciones.
23
2.3. Fisiología de la audición y sus mecanismos de defensa frente al
ruido
El oído posee dos sistemas para el paso del sonido: un sistema de conducción
que incluye el oído externo y medio y un sistema de percepción que incluye el oído
interno, el nervio, la vía y corteza auditiva.
El sistema de conducción del oído está conformado por las estructuras
pertenecientes al oído externo y medio como son: el pabellón auricular, conducto
auditivo externo, membrana timpánica, la cadena de huesecillos, la tuba auditiva y
ventanas oval y redonda.
El oído externo recoge las ondas sonoras del ambiente y las conduce a través
del conducto auditivo externo hacia el tímpano. La membrana timpánica es puesta en
movimiento por las variaciones de presión del aire que produce la onda sonora, el
martillo recibe estas vibraciones y transmite el movimiento al yunque y al estribo para
llevar el sonido hasta el oído interno. Cuando el sonido es muy fuerte, es
considerado como una agresión que podría dañar al sistema auditivo, entonces los
músculos del oído medio, el tensor del tímpano o del martillo y el músculo estapedial
o del estribo actúan como un mecanismo de defensa que por medio de la
amortiguación de los movimientos de la membrana timpánica y de la cadena de
huesecillos atenúan la intensidad del sonido.
El músculo tensor del tímpano o del martillo cruza el oído medio originándose
en su pared medial
e insertándose en el cuello del martillo traccionándolo en
dirección anterior y medial, tensando la membrana timpánica aumentado su
resistencia a la oscilación y produciendo que una parte de la onda sonora sea
reflejada hacia el exterior y la otra absorbida hacia la cadena osicular y el músculo
estapedial o del estribo, el cual se origina en la pared posterior de la cavidad
timpánica y se inserta en el cuello del estribo traccionándolo hacia la pared posterior
del oído medio e inclinando su base para evitar que el estribo presione la ventana
oval y por consiguiente reduciendo las vibraciones transmitidas al oído interno; el
24
movimiento del músculo actúa como un reflejo, es decir un acto involuntario al que se
le conoce como reflejo acústico o estapedial, que es desencadenado principalmente
por la contracción del músculo estapedial inhibiendo los movimientos del estribo,
pero si la intensidad del sonido sigue en aumento 15 dB. más sobre el promedio
entre 65 dB. y 80 dB. de intensidad necesaria para desencadenar el reflejo
estapedial, se contrae también el tensor timpánico disminuyendo los movimientos del
martillo. La acción de estos dos músculos es antagónica y simultánea lo que pone
rígida la cadena osicular produciéndose un aumento de la impedancia del sistema
timpano-osicular.
Cuando el ruido es producido por disparos de armas de fuego se debe
considerar la activación del reflejo estapedial, que depende del tiempo entre una y
otra detonación, así en los primeros disparos en ráfaga de una ametralladora
donde los intervalos son muy cortos de 30 mseg., la cóclea se queda sin protección
porque el reflejo acústico o estapedial no alcanza a activarse hasta pasado su
periodo de latencia inicial entre 10 a 200 mseg.; pasadas las primeras detonaciones
el reflejo se activa y continúa actuando sin suspenderse en los siguientes disparos
debido a que los intervalos entre ellos son muy cortos, hasta que se produce la
fatiga del músculo quedando el oído sin protección. En los disparos con pistolas el
intervalo entre uno y otro es superior a 200 mseg., quedando la cóclea desprotegida
porque la latencia del reflejo es más larga que la duración de la detonación. La
hipótesis de que el reflejo estapedial protege con más eficacia hasta la frecuencia de
2000 Hz podría explicar porque el trauma acústico aparece en las frecuencias
superiores a esta.
Frente a situaciones de estrés para los policías cuando realizan un operativo,
el organismo segrega hormonas como la adrenalina, la noradrenalina y el cortisol,
activando la fisiología de autodefensa del cuerpo, la cual hace que la intensidad del
ruido percibido sea mucho menor que en situaciones de normalidad, porque el ser
humano ensordece aproximadamente un 84%,
debido al efecto
de exclusión
auditiva o túnel sonoro, donde el músculo tensor del tímpano tensa la membrana
timpánica reduciendo notablemente el ruido percibido por el tirador, que es
25
nuevamente disminuido porque el músculo estapedial tensa la cadena osicular; la
noradrenalina da suficiente resistencia a este músculo para soportar durante e
incluso unos minutos después del combate. El efecto de exclusión auditiva o túnel
sonoro hace que el disparo en el operativo sea similar al de una práctica de tiro con
uso de protección auditiva.
Cuando el individuo es expuesto por largo tiempo a sonidos de alta intensidad
como los disparos durante una sesión de entrenamiento de tiro, los músculos del
oído medio se fatigan muy rápidamente perdiendo eficiencia para la protección de la
audición; haciéndose necesario el uso de protectores auditivos que permitan
mantener la indemnidad de las estructuras del oído disminuyendo el riesgo de sufrir
una pérdida auditiva.
Al impactar la platina del estribo sobre la ventana oval el sonido llega al oído
interno, que está conformado por la cóclea en donde se encuentra el órgano de Corti
con las células ciliadas; protegidas estas estructuras por el hueso petroso o peñasco
formando parte de la base del cráneo.
En el oído interno se inicia el procesamiento de la información auditiva, más
específicamente en la cóclea que contiene el órgano de Corti con las células ciliadas
especializadas en la detección
de las vibraciones mecánicas que constituyen el
sonido, su tono y su intensidad, posteriormente en el tallo cerebral se detecta el
origen, la discriminación del sonido, sus variaciones transitorias y se identifica el
tono; finalmente en la corteza cerebral se procesa el mensaje auditivo.
La cóclea o caracol es un conducto enrollado en forma de espiral que describe
2.5 vueltas alrededor del modiolo, tubo óseo dentro del cual se encuentran las fibras
nerviosas del nervio auditivo; al interior de la cóclea se encuentran tres conductos,
rampas o escalas, la vestibular, la timpánica y la media; en el vértice de la cóclea se
encuentra el helicotrema que comunica las rampas vestibular con la timpánica y
entre ellas circula la perilinfa a diferencia de la escala media en la cual circula la
endolinfa, es allí donde se encuentra el órgano de Corti soportado por la membrana
basilar formando el piso que es reforzado por dos pilares el interno y el externo, a
26
ambos lados de estos pilares se encuentran las células de sostén en donde se
asientan las células ciliadas del órgano de Corti. Las células ciliadas internas se
disponen en una sola hilera junto al pilar interno y cerca del modiolo y las células
ciliadas externas en 3 hileras por fuera del pilar externo. Por encima del órgano de
Corti se encuentra la membrana tectoria fijada al modiolo en su extremo interno y
quedando libre en su otro extremo, con ella están en contacto la parte apical de los
estereocilios de las células ciliadas externas y las bases de dichos cilios están en la
lámina reticular formada por los extremos superiores de las células de sostén.
La cóclea es la ventana que le permite al cerebro comprender el sonido, allí se
discriminan los sonidos según su frecuencia, se codifican los sonidos en el tiempo,
se filtran, se traduce la energía mecánica a energía bioeléctrica y se generan
impulsos nerviosos. Para realizar todas estas funciones la onda sonora en la cóclea
pasa por varios estados, el de la mecánica coclear, el de la micromecánica coclear y
el de la transducción o transformación de la energía mecánica a energía bioeléctrica.
La mecánica coclear es originada por los movimientos de los líquidos, de la
membrana de Reissner y de la membrana basilar; cuando la onda sonora llega a la
cóclea a través de la ventana oval mediante los movimientos de pistón de la platina
del estribo se genera una onda de presión hidráulica en la perilinfa presente en la
rampa vestibular, esta onda se extiende hacia el helicotrema estimulando la
membrana de Reissner, generando presiones en la endolinfa de la rampa media,
provocando a la vez en la membrana basilar movimientos ondulatorios sincrónicos
con la frecuencia del estímulo sonoro; al pasar la zona del helicotrema la vibración
vuelve por la rampa timpánica hacia la ventana redonda que posee una membrana
elástica cuyo desplazamiento es inverso al de la platina del estribo proyectándose
hacia afuera cuando la ventana oval está siendo presionada hacia dentro y entrando
cuando la platina del estribo deja de presionar la ventana oval; estos movimientos
continuos generan un vaivén vibratorio necesario para la transmisión del sonido,
esto es lo que se denomina juego de ventanas, las que actúan en diferente fase.
27
En la figura N°10 se puede visualizar el recorrido de la onda sonora desde la
rampa vestibular hacia el helicotrema en color rojo y su paso hacia la rampa
timpánica en colora azul.
Figura N°10: recorrido de la onda sonora desde la rampa vestibular
hacia el helicotrema en color rojo y su paso hacia la rampa timpánica
en colora azul. (22)
La micromecánica coclear se relaciona con la sensibilidad auditiva y la
selectividad frecuencial de la cóclea que son reguladas por mecanismos activos y
pasivos.
Los mecanismos pasivos dependen de las características físicas distintas en
la membrana basilar y son activados frente a sonidos mayores entre 40 y 60 dB.
SPL, ocurren en la cóclea desplazamientos del órgano de Corti en relación con la
membrana tectoria que está por encima de dicho órgano, el cual se encuentra
ubicado en la rampa media y apoyado sobre la membrana basilar que va
aumentando progresivamente su ancho desde la base hasta el ápice de la cóclea.
Cerca de la ventana oval esta membrana es más gruesa, rígida y angosta y es más
delgada, flexible y ancha hacia el ápice, estas variaciones en sus dimensiones le
permite actuar como un analizador de frecuencias o primer filtro de la señal sonora,
quedando en la base las células ciliadas sintonizadas para frecuencias agudas cuyo
movimiento ondulatorio se agota más rápido y en el ápice las células ciliadas
sintonizadas para frecuencias graves, teniendo la onda sonora que viajar más para
llegar hasta allí.
28
Frente a los sonidos menores a 40 dB. SPL se activan los mecanismos activos
de la cóclea rol desempeñado por las Células Ciliadas Externas (C.C.E.) que
permiten la gran sensibilidad auditiva y una selectividad frecuencial fina. Con la
vibración de la membrana basilar el órgano de Corti con las células ciliadas se
desplaza hacia arriba y hacia abajo, los cilios de las C.C.E. que están en contacto
con la membrana tectoria y tienen una capacidad contráctil, actuando como un
segundo filtro de la señal sonora, dada dicha capacidad por una proteína llamada
prestina arrastran hacia sí la membrana tectoria haciendo de esta forma que los
cilios de las células ciliadas internas C.C.I. se acerquen también a esta membrana,
lo que permite su despolarización y la descarga de la información auditiva de dichas
células hacia las neuronas aferentes del ganglio espiral.
Las contracciones de las C.C.E. mencionadas anteriormente generan sonidos
llamados ecos cocleares o emisiones otoacústicas que se dirigen hacia el exterior a
través del oído medio pudiendo ser captados en el conducto auditivo externo por un
micrófono muy sensible.
En la figura N°11 se observa la distribución tonotópica de las frecuencias en la
cóclea y en la figura N°12 el órgano de Corti con los estereocilios de las células
ciliadas externas en contacto con la membrana tectoria
Figura N°11: Selectividad frecuencial en la cóclea (22). Figura N°12: El órgano de Corti. (22)
29
Una característica inherente de la transducción de sonido que realiza el
órgano de la audición es el proceso de no linealidad compresiva, que sucede porque
el amplificador coclear determina que el cociente del desplazamiento del estribo con
respecto al desplazamiento de la membrana basilar en la frecuencia característica,
es mayor para bajas intensidades que para altas intensidades de estimulación y debe
ser compresiva para que el amplio rango de magnitudes de la señal de entrada sea
apretado en un rango más estrecho de salida.
Existen importantes no linealidades en la respuesta de la cóclea a los
estímulos sonoros, por ejemplo, al adicionar un tono a otro se puede suprimir la
respuesta al primero y percibir nuevos tonos que son combinaciones de las
frecuencias que componen los sonidos con que se estimula. Este proceso de no
linealidad desaparece cuando hay un daño metabólico, por trauma acústico, por
drogas ototóxicas o por cualquier otro proceso que lesione o altere la respuesta de
las C.C.E.
La transducción o transformación de la energía mecánica en energía
bioeléctrica es realizada por las células ciliadas que se activan según la región de la
membrana basilar que oscila con mayor amplitud, actuando dichas células como
transductores de energía sonora a impulsos nerviosos porque sus terminaciones
basales contactan las fibras del nervio coclear haciendo sinapsis con el 95 % de las
neuronas aferentes mielinizadas y bipolares que
internas (C.C.I.),
inervan a las células ciliadas
cada una de estas células contacta con 20 diferentes fibras
aferentes, esta rica inervación aferente produce una gran divergencia de la
información fundamental en la codificación de la información auditiva, el 5 % restante
neuronas aferentes no mielinizadas inervan a las C.C.E.
La transducción mecanoeléctrica se realiza a través de las uniones de punta
entre los estereocilios siendo estas uniones filamentos muy finos que debido al
desplazamiento unen el ápice de un estereocilio con la pared lateral del siguiente que
es un poco más grande, ésta sería la dirección excitatoria en que
aumenta
la
tensión y se produce un cambio molecular que lleva a la apertura de los canales
30
iónicos mecanotransductores o poros acuosos, entrando iones de potasio
despolarizando la célula ciliada en su región apical; si el desplazamiento es en
sentido contrario, los iones de calcio interactúan en el interior
de los cilios con
moléculas de miosina disminuyendo la tensión de las uniones de punta, aminorando
la apertura de los canales mecanotrasductores
e hiperpolarizando las células
ciliadas, que se inhiben produciendo la ausencia de estimulación de las fibras
nerviosas aferentes, además al reducirse la tensión se produce el fenómeno de
adaptación, que hace disminuir las respuestas ante los estímulos auditivos
constantes.
En la figura N°13 se muestran las uniones de punta de los cilios de las células
ciliadas y en la figura N°14 el fenómeno de adaptación que sucede ante estimulación
constante
Figura N°13: Uniones de punta de Marc Lenoir y Remy Pujol (7)
Figura N°14: Fenómeno de Adaptación (7).
La diferente composición iónica de los líquidos en la cóclea influye en el
intercambio iónico en la transducción mecanoeléctrica, así en la perilinfa la
concentración de potasio es baja lo que hace que el ión de potasio tienda a salir del
interior celular y no a entrar como sucede en el caso de la mecanotransducción que
se realiza en la endolinfa, cuando el potasio sale por los canales iónicos de la
membrana basolateral, la célula se repolariza retornando a su nivel de reposo. Los
desplazamientos de iones entre la endolinfa y la perilinfa producen los potenciales
microfónicos cocleares que constituyen una medida del potencial receptor del
conjunto de células ciliadas y son debidos a la activación de las células ciliadas
externas que tienen un potencial más negativo -70mv mientras que las células
ciliadas internas tienen – 40 mv dando origen al potencial sumado cuya respuesta
tiene un componente importante de corriente directa.
31
El cambio de potencial eléctrico en la células ciliadas producido por la
activación
del
sistema
mecanotransductor
determina
la
liberación
del
neurotransmisor aferente llamado glutamato y por consiguiente la activación de las
neuronas aferentes del ganglio espiral. Dichas neuronas reciben información de un
área específica de la cóclea en donde las células ciliadas están conectadas con
estas neuronas y por lo tanto tienen
estudian
frecuencias características, las cuales se
por medio de curvas de sintonización que grafican la amplitud que el
estímulo debe tener para activar la neurona. Las curvas de sintonización tienen una
forma simétrica en el caso de las neuronas que responden a bajas frecuencias
menores a 1000 Hz. y son asimétricas para sonidos más agudos.
El sistema auditivo lleva la información del sonido desde los órganos
periféricos hasta la corteza cerebral a través de la vía auditiva aferente, desde la
corteza auditiva envía información motora hacia las células ciliadas externas en el
órgano de Corti por medio del la vía auditiva eferente, a través de sus haces medial y
lateral para moderar su contracción y proteger al oído ante el ruido, al reducir
la
capacidad del amplificador coclear y mejorar la sensibilidad de la audición cuando el
ambiente es ruidoso.
2.4. Medición del ruido
La medición del ruido es el primer paso para determinar la existencia de riesgo
para la salud
teniendo en cuenta las intensidades del mismo
y el tiempo de
exposición a este.
La medición del ruido puede ser realizada utilizando diferentes equipos
dependiendo de los datos que se deseen obtener y del tipo del ruido que se pretende
medir; dentro de los equipos más utilizados para la medición del ruido se encuentran
los sonómetros.
32
El sonómetro es un instrumento que registra en dB. los sonidos percibidos;
consta de un micrófono, un amplificador, un filtro de ancho de bandas, un
promediador y un lector de valores. Una vez que el micrófono capta el sonido se
genera una carga eléctrica proporcional a la presión del sonido que se registra, esta
carga eléctrica se amplifica y se somete a un filtrado dependiendo del ancho de
banda o frecuencia que se pretenda determinar. Este equipo presenta diferentes
escalas de acuerdo a las frecuencias sonoras a medir; la escala A se aproxima a la
respuesta del oído humano ante bajos niveles de presión sonora, siendo la más
utilizada para estudiar las frecuencias sonoras que más afectan a la audición
humana, la escala C se aproxima a la respuesta del oído ante elevados niveles de
presión sonora y la escala B
corresponde a valores intermedios entre las dos
escalas anteriores. Después de que el ruido ha pasado por alguna de las escalas,
vuelve nuevamente a amplificarse y va a un promediador de energía que definirá su
dimensión, para las mediciones en este estudio se utilizó un sonómetro marca UNI –
T, UT 350- SERIES. Figura N°15
Figura N° 15: UNi–T, UT 350- SERIES
33
III. Protección Auditiva
En la actualidad la prevención del trauma acústico y de la hipoacusia inducida
por ruido está basada principalmente en la protección personal de los expuestos a
este factor.
Los protectores personales auditivos son dispositivos que ocluyen el oído
externo para atenuar el sonido.
En el Decreto Supremo 594-99 del MINSAL, T Í T U L O III De las Condiciones
Ambientales, PÁRRAFO IV De los Equipos de Protección Personal el artículo
54
menciona la exigencia del cumplimiento de las normas por dichos elementos.
Artículo 54: Los elementos de protección personal usados en los lugares de trabajo,
sean éstos de procedencia nacional o extranjera, deberán cumplir con las normas y
exigencias de calidad que rijan a tales artículos según su naturaleza, de conformidad
a lo establecido en el decreto N°18, de 1982, del Ministerio de Salud.
En Chile el Instituto de Salud Pública (ISP) en la “guía para la selección y
expone los criterios técnicos y las
control de los protectores auditivos”,
recomendaciones para una adecuada selección, uso, limpieza, mantención y
almacenamiento de equipos de protección auditiva (EPA) en los lugares de trabajo:
Para la selección de un EPA es necesario identificar los riesgos, evaluar y
caracterizar el ruido, así como también determinar las condiciones ambientales en el
puesto de trabajo que puedan afectar la vida útil y el rendimiento del protector. Es
recomendable que personal capacitado, con la colaboración del trabajador participen
en dicho proceso. Para llevarlo a cabo es importante tener en cuenta los siguientes
factores:

Las exigencias en materia de atenuación sonora; son el principal factor
a considerar en la selección de un protector auditivo. Éste permite garantizar una
protección eficaz en términos de reducir el nivel de ruido a niveles de presión sonora
34
bajo el nivel de acción o nivel de exposición continuo equivalente diario durante toda
la jornada, sin obstaculizar la percepción del habla, señales de peligro o señales
necesarias para el ejercicio correcto de la actividad laboral.
Es importante que el protector auditivo no otorgue una excesiva atenuación lo
que se considera como sobreprotección, lo que podría originar que el trabajador se
retire el protector auditivo cuando necesite comunicarse, tenga la sensación de
incomodidad, o interfiera con las señales de alarma que debe escuchar, lo cual
sucede en aquellos casos donde el nivel de presión sonora efectivo ponderado A,
(L’A) está más de 20 dB. bajo el Nivel de Acción, que es el nivel de exposición
continuo equivalente diario durante toda la jornada.
Se consigue una atenuación sonora entre 25 a 30 dB. con el uso adecuado
de los tapones auditivos al introducirlos profundamente en el conducto auditivo
externo. Las orejeras tienen menor atenuación que los tapones para ruidos por
debajo de 250 Hz. y levemente una mejor atenuación entre los 1000 y los 2000 Hz.
Al usar tapones y orejeras al mismo tiempo se pueden obtener entre 5 a 10 dB. más.

Marca de certificación reconocida por la autoridad sanitaria (Instituto de
Salud Pública de Chile “ISP”). Los protectores auditivos que se comercialicen y
utilicen en los lugares de trabajo deben ser certificados. Se acepta la
comercialización y uso de estos productos certificados bajo norma extranjera debido
a que en Chile no existe un servicio de control y certificación de protectores auditivos
autorizados por el ISP.

Compatibilidad con otros Equipos de Protección Personal, de tal forma
que el trabajador quede protegido contra todos los riesgos presentes.
El uso de algunos tipos de protectores auditivos en combinación con otros
equipos de protección personal podría reducir el nivel de protección auditiva. Se
recomienda cuando se usan elementos de protección ocular y cascos de protección
que podrían interferir en el correcto ajuste del protector auditivo, como en el caso de
utilizar orejeras, que estas sean de posición única o universal y utilizadas detrás de la
35
nuca o bajo la barbilla, en conjunto con la cinta de cabeza cuando no son acoplables
al casco que debe ser certificado. En estos casos se recomienda principalmente el
uso de tapones y cuando se ocupe casco dichos tapones deben ser sin arnés.
Se recomienda principalmente el uso de tapones sin arnés, cuando se utilizan
pantallas faciales y equipo de protección respiratoria porque el arnés de sujeción del
aparato de protección respiratoria podría interferir con el sello de las orejeras y
tapones unidos por un arnés.

La comodidad que ofrece al trabajador y sus problemas de salud, para
determinar si el protector auditivo ejerce influencia sobre éstos. La comodidad de un
protector auditivo influye en el tiempo de uso, porque si este es intermitente
disminuye drásticamente la protección del trabajador y la eficacia del control del
riesgo. En este sentido, es importante tener en cuenta que parámetros como la
masa, los materiales, las terminaciones, la presión de las almohadillas, la fuerza del
arnés, el tamaño, el impedimento de la evaporación de la transpiración, el aumento y
acumulación de sudoración entre otros, van a influir en el uso y aceptación del
protector auditivo.
Con anterioridad a la utilización del protector auditivo se debe establecer la
condición de salud auditiva o de la piel del trabajador mediante un chequeo médico,
para evitar que enfermedades como la otitis puedan ser agravadas por el uso de
protectores auditivos tipo tapón.
El proceso de selección de protectores auditivos debe ser participativo. Antes
de la decisión de compra, los profesionales encargados de la seguridad y los
trabajadores deben probar aquellos modelos y tallas que más se adapten a la
morfología del usuario y sean más cómodos, a partir de una muestra de protectores
auditivos del mercado que cumplan con las especificaciones técnicas requeridas.

Condiciones del lugar de trabajo. Para una selección adecuada del
protector auditivo se debe tener en cuenta en el ambiente de trabajo la existencia de
36
condiciones de humedad, polvo, calor o frío excesivo, radiación solar entre otros, que
pueden cambiar las propiedades de sus materiales y con ello disminuir su vida útil.
3.1. Rendimiento de los protectores auditivos
Berger, entre 1979 y 1992 expone la trayectoria del sonido a través de los
protectores auditivos como un factor que puede determinar el rendimiento de estos
dispositivos, explicando que el sonido puede llegar al oído interno de una persona
que tiene su conducto auditivo externo ocluido por un protector a través de cuatro
vías de trasmisión
como: Las fugas debido al uso incorrecto de la protección,
reduciendo la atenuación sonora entre 5 a 15 dB. dependiendo del tamaño de la
fuga; la vibración como pistón de los tapones auditivos por la compliancia del
conducto auditivo afectando la atenuación de las bajas frecuencias y las copas de las
orejeras pueden vibrar contra la cabeza; la transmisión a través del material del
protector que puede reducir significativamente la atenuación sonora por encima de
los 1000 Hz., dependiendo de la masa y rigidez de los materiales, el amortiguamiento
interno de la copa y de las almohadillas; la conducción ósea y de los tejidos que
permite que lleguen alrededor de 40 a 50 dB. por debajo del nivel sonoro que llega al
oído a través del conducto auditivo externo sin oclusión. Ver la figura 16.
Figura N°16: Ilustraciones de las 4 Vías por las cuales el sonido puede llegar al oído ocluido con protección auditiva
(tapón y orejeras): 1. Fuga, 2. Vibración, 3. Transmisión a través del material, 4.Conducción ósea y de los tejidos. (19)
Además es importante tener en cuenta que el rendimiento de los protectores
auditivos en los sitios donde son utilizados, no es el mismo que el evaluado en los
laboratorios, en donde todas las condiciones están controladas porque se utiliza
personal bien entrenado en el uso de protectores auditivos y en donde se obtiene
37
altos porcentajes de atenuación sonora a diferencia de lo que pasa en los lugares de
trabajo en donde la colocación y el uso de los protectores auditivos no es la
adecuada y su rendimiento disminuye por debajo del 50 % (5). Ver la figura 17
Figura N°17: Comparación de NRRs (Noise Reduction Rating) publicados en USA por fabricantes de protectores auditivos
(valores de atenuación basados en ensayos de laboratorios) y mediciones hechas en lugares de trabajo por investigadores
[Berger, E.H., J.R. Franks, and F. Lindgren (1996)].
De acuerdo con lo expuesto en el párrafo anterior y según Osguthorpe en
1991 (18) la eficacia de los protectores auditivos depende más de las prácticas
inteligentes de equipamiento, de una buena instrucción y aprendizaje que del propio
dispositivo.
3.2. Tipos de protección auditiva
 Orejeras:
Las orejeras constan de un arnés de metal o plástico para sujetar dos copas o
casquetes revestidos en su interior para evitar el paso del sonido y los bordes de las
copas una espuma de absorción acústica para aplicarlas con hermetismo contra la
cabeza. Ver Figura 18.
38
Figura N°18: Orejeras
Las orejeras se clasifican de acuerdo a su tamaño; pueden ser de una talla de
cabeza o cubrir varias tallas; de acuerdo al elemento utilizado para acoplar las
orejeras pueden
ser orejeras con arnés y orejeras acoplables a un casco de
protección con brazos de soporte que realiza una función equivalente al arnés en las
orejeras.
Los arneses se clasifican de acuerdo a su posición en el uso; de posición
universal y de posición única, que se pueden utilizar con el arnés ubicado sobre la
cabeza, bajo la barbilla o detrás de la nuca.
 Tapones
Son protectores auditivos que se insertan en el conducto auditivo o en la
cavidad de la oreja, bloqueando la transmisión del sonido por vía aérea. A veces
vienen provistos de un cordón interconector o de un arnés.
Los tapones según su vida útil se clasifican en desechables, destinados para
ser utilizados una sola vez y los reutilizables, que se pueden utilizar más de un vez,
deben contar con un envase adecuado para su conservación, así como también traer
información sobre su mantención y limpieza.
39
Los tapones según su adaptabilidad al uso, se clasifican en:
- Tapones moldeables por el usuario: Se comprimen con los dedos,
reduciendo su diámetro, para luego ser insertados en el conducto auditivo
donde se expanden y amoldan. Figura 19
Figura N°19: Tapones moldeables
- Tapones premoldeados: están compuestos por una, dos o tres cuñas
o rebordes que ayudan a sellar el conducto auditivo. Éstos no requieren
manipulación antes de colocarse. Para estos tapones se debe indicar en el
folleto informativo el rango de diámetros de conductos auditivos con que se
puede utilizar. Figura 20
Figura N°20: Tapones premoldeados
- Tapones personalizados: Hechos a la medida del usuario, obtenidos a
partir de un molde del conducto auditivo de cada usuario. Suelen ser del tipo
reutilizable. Figura 21.
Figura N°21: Tapones personalizados
40
- Tapones unidos por un arnés: Son tapones desechables o
reutilizables unidos entre sí por un arnés. Se introducen en el conducto
auditivo o bien se colocan a la entrada del mismo. Como en el caso de las
orejeras; estos protectores pueden ser de una talla de cabeza o cubrir varias
tallas: mediana o estándar (M o N), y/o pequeña (S) y/o grande (L).

Protectores Auditivos Especiales
Un protector auditivo lineal, como tapón u orejera, no debe provocar
inconvenientes al usuario tales como: dificultad para entender un diálogo; no
escuchar señales de peligro o de advertencia; o la imposibilidad de escuchar
cualquier otro sonido o señal necesarios para la actividad laboral. En caso contrario
se deben utilizar protectores auditivos especiales diseñados para tales problemas.
Los protectores auditivos especiales se clasifican dependiendo del nivel de presión
sonora:
- Protectores auditivos activos, que incorporan circuitos electroacústicos
destinados a reproducir una señal idéntica a la entrada, pero desfasada en
180º (principio de cancelación).
-
Orejeras
con
sistema
de
comunicación:
Incorporan
un
sistema
electroacústico de intercomunicación, de tipo inalámbrico o por cable, a través
del cual se pueden recibir y transmitir señales audibles de cualquier tipo.
- Cascos anti-ruido: Son equipos de protección personal que cubren las orejas
y gran parte de la cabeza, permitiendo de esta manera reducir la transmisión
de ondas sonoras aéreas a la cavidad craneana disminuyendo así la
conducción ósea del sonido al oído interno.
41
3.3. Colocación de la Protección Auditiva:
La persona que utiliza correctamente la protección auditiva en ambos oídos percibe
su propia voz más fuerte y como si fuera producida desde el centro de la cabeza, a
esto se le denomina efecto de oclusión, el cual puede ser utilizado como forma para
controlar la correcta colocación de los equipos de protección auditiva; siendo un
indicador de incorrecta colocación de dicha protección si la persona no distingue el
cambio en la forma de percibir su voz al contar de 1 a 5 mientras se introduce los
tapones, se deberá entonces ajustar nuevamente los tapones o cambiar su tamaño.
El efecto de oclusión es menor en las orejeras con copas grandes y en tapones
insertados más profundamente, tal como lo muestra la figura 22.
Figura N°22: Muestra el efecto de oclusión y la relación con el ajuste y el tipo de protector auditivo. El efecto es mínimo cuando
el protector tipo tapón es insertado profundamente y crece a medida que el protector es retirado. En el caso de orejeras el
efecto de oclusión es menor para copas con volúmenes grandes. (19).

Colocación de tapones:
Los tapones deben ocluir los dos oídos de igual manera al ser introducidos
totalmente dentro de los conductos auditivos y dependiendo del tamaño de estos se
podrían considerar tapones de diferentes tallas.
42
Para colocar el tapón en el oído izquierdo se debe pasar la mano derecha por
detrás de la cabeza para tirar suavemente la oreja izquierda hacia arriba y hacia
atrás con el fin de enderezar el conducto auditivo e introducir el tapón con la mano
izquierda. Para colocar el tapón en el oído derecho se debe pasar la mano izquierda
por detrás de la cabeza para tirar suavemente la oreja derecha hacia arriba y hacia
atrás con el fin de enderezar el conducto auditivo e introducir el tapón con la mano
derecha. Cuando se utilicen tapones moldeables o expandibles estos deben ser
enrollados suave y lentamente antes de realizar el procedimiento anterior.
En la figura 23 se muestra el comportamiento de un tapón auditivo de espuma
bien y mal ajustado.
Figura N°23: Se ilustra un tapón
auditivo de espuma bien ajustado y
plenamente insertado en el conducto
auditivo y otro mal ajustado que se
limita a bloquear sólo la entrada del
conducto auditivo sin insertarse. El
primero presenta buena atenuación a
todas las frecuencias, mientras que el
tapón de espuma mal ajustado
induce una atenuación claramente
menor. (19).
43
 Colocación de orejeras:
Las orejas deben quedar completamente encerradas en el interior de las
copas de las orejeras y las almohadillas deben permanecer en contacto con la
cabeza ejerciendo la misma presión en ambos lados para evitar la filtración de aire
que pueda reducir la protección auditiva, el ajuste del arnés debe ser confortable
para la persona que utiliza las orejeras. La utilización de otros elementos como lentes
de seguridad no debe interferir con el buen sello de estos equipos de protección
auditiva.
Para colocar las orejeras se deben despejar las orejas retirando el cabello,
aros y armazón de gafas, extender el arnés a su máxima longitud, afirmar las copas y
presionar con los dedos hacia adentro y arriba, después ajustar el arnés, revisando el
buen sello de las almohadillas al pasar los dedos alrededor de estas; si es necesario
el uso de lentes de seguridad estos deberán ser compatibles con las orejeras; las
copas ovaladas se deben usar en forma vertical y no horizontal; cada una debe estar
marcada con derecha e izquierda y con la dirección de la copa.
En la figura 24 se muestra el rendimiento de una orejera bien colocada y otra
mal colocada.
Figura N°24: se ilustra una orejera bien
ajustada con buen cierre en todo el
perímetro del pabellón auditivo y otra con
una fuga bajo la almohadilla. El gráfico
muestra que, mientras que la orejera bien
adaptada proporciona buena atenuación a
todas las frecuencias, la orejera mal
adaptada no produce prácticamente ninguna
atenuación en frecuencias bajas. (19).
44
3.4.
Combinación de Orejeras y Tapones:
El uso de tapones auditivos en combinación con orejeras, proporcionan una
atenuación entre 5 a 19 dB. más (24) y proveen mayor protección que cualquiera de
los dos elementos solos (4),(25); en ambientes laborales esta combinación es
aconsejable cuando la exposición ponderada en el tiempo de 8 horas excede 105 dB.
A, en exposiciones por debajo de ese nivel es difícil de implementar su uso debido a
la interferencia con la comunicación y a la dificultad para motivar y exigir a las
personas el uso combinado de estos dos elementos de protección.
Cuando se requiera el uso de doble protección auditiva, orejera y tapón, se
debe tener presente que la protección entregada no es la suma aritmética de los dos
protectores auditivos.
Una fórmula empírica simple que permite estimar la reducción de ruido global
obtenida con una combinación de orejera y tapón, es:
SNR(O+T) = 33log (0.4SNRO+0.1SNRT)
Donde:
SNRT= índice de reducción único del tapón auditivo
SNRO = índice de reducción único de la orejera
En el uso de doble protección auditiva el incremento de la ganancia varía
aproximadamente entre 0 a 15 dB. sobre el mejor elemento de protección utilizado
individualmente a excepción de la frecuencia de 2000 Hz. donde la ganancia es de
unos pocos dB.
OSHA (Occupational Safety & Health Administration) utiliza un procedimiento
aceptable de computar la doble protección adicionando 5 dB. al NRR (Noise
Reduction Ratings) del elemento más protector de los dos empleados.
45
3.5. Tiempo de Uso de Protección Auditiva:
En el artículo N° 79 de MAFRE SEGURIDAD del 2000, Hiselius y Hult,
estudian la importancia del tiempo de utilización de la protección auditiva, explicando
que “El daño a la audición causado por niveles nocivos de ruido es proporcional a la
cantidad de energía acústica que alcanza al oído en una jornada laboral, un minuto
sin protección auditiva causa el mismo daño que mil minutos con protección, es decir
en un ambiente ruidoso un protector auditivo con una atenuación de 30 dB. sólo deja
pasar el 0,1 por 100 de la presión sonora que alcanza el protector, sin el protector el
oído recibirá 1000 veces más energía por unidad de tiempo”.
Si el protector auditivo es removido por solo un periodo corto de tiempo, la
protección se reduce significativamente como lo muestra la figura 25.
Figura N° 25: RELACIÓN ENTRE EL TIEMPO DE USO DEL PROTECTOR AUDITIVO Y LA REDUCCIÓN DE RUIDO
EFECTIVA. Tomada del ANEXO 5. (13)
1. Protector auditivo que otorga una reducción de ruido de 10 dB.
2. Protector auditivo que otorga una reducción de ruido de 20 dB.
3. Protector auditivo que otorga una reducción de ruido de 30 dB.
NOTAS:
· Independiente del protector auditivo, si el tiempo de uso es de 4 horas la reducción de ruido efectiva es de 3 dB.
· Por ejemplo: se ha medido un LAeq,8h = 105 dB.(A) y se decide usar el protector auditivo que otorgue una
reducción de ruido de 30 dB., se tendrá un LAeq,8h = 75 dB.(A) si se utiliza el protector auditivo durante 8 h; por
el contrario si se deja de usarlo durante 0,5 h y se usa solo durante 7,5 h, se tendrá un LAeq,8h = 93 dB.(A), por
lo tanto, a pesar de usar el protector auditivo existe riesgo de sordera profesional.
46
3.6. Promoción del Uso de Protección Auditiva:
El trabajador debe utilizar el protector auditivo durante todo el tiempo que esté
expuesto a ruido* y su uso correcto se debería garantizar por medio de aspectos
como, la atenuación sonora del protector auditivo, su comodidad y las capacitaciones
periódicas a los usuarios de la protección auditiva.
El personal expuesto a ruido debe ser capacitado en las medidas de control
del ruido que se han implementado, en los efectos que tiene el ruido en la salud y en
el uso correcto del protector auditivo*, dicha capacitación debe ser teórica y práctica
utilizando para ello una metodología acorde al grupo que va ser instruido, se deben
considerar contenidos como:
-
Conceptos básicos de ruido ocupacional.
-
Efectos en la audición producto de la exposición a ruido.
-
Niveles sonoros en sus lugares de trabajo.
-
El riesgo al que se expone si no se utilizan protectores auditivos.
-
La influencia del tiempo de uso en la eficacia de la protección auditiva.
-
La repercusión de la inserción correcta de los tapones y de la
colocación adecuada de las orejeras en la protección del riesgo.
-
La audición de mensajes verbales y/o señales de advertencia o
alarmas, en caso de que sea necesario.
-
Compatibilidad con otros equipos de protección personal.
-
Realización de actividades prácticas relacionadas con la correcta
colocación del protector auditivo.
-
Aspectos relacionados con la limpieza y el mantenimiento de los
protectores auditivos.
_____________________________________________________________________________________________________
* Establecido en el artículo 53 del D.S. Nº 594/99 del MINSAL.
47
El asesor de prevención o el supervisor debe estar familiarizado con el uso
correcto y mantención de la protección auditiva, debe dar ejemplo utilizando la
protección auditiva y debe chequear periódicamente el uso de protección auditiva en
el personal expuesto a ruido.
La
protección
auditiva
que
presente
deterioro
por
caídas,
golpes,
envejecimiento o mala utilización debe ser reparada en sus partes afectadas o ser
sustituida, garantizando el mantenimiento de las especificaciones técnicas como la
fuerza del arnés al compararlo con unas orejeras nuevas, la
forma de las
almohadillas que se observa diferente a la original, hay endurecimiento, suciedad del
relleno, grietas en su cubierta que pueden incomodar, incompatibilidad con otros
elementos de protección personal, efectos sobre la salud de la piel del usuario.
48
MARCO METODOLÓGICO
A continuación se describe cada uno de los momentos relacionados con la
metodología de investigación propios de este estudio y determinados estos por lo
establecido en cada objetivo general.
I. Tipo de Estudio

No experimental
Este estudio presenta características no experimentales debido a que algunas
variables no son afectas por factores causales y solo se tiene en cuenta la
situación natural dada en ellas.

Descriptivo
Dentro de este estudio se describe el estado auditivo de los aspirantes de tercer
año de la ESCIPOL, el daño auditivo inducido por el ruido de las armas de fuego,
el modo de uso de la protección auditiva, posterior a las diferentes mediciones
como las audiometrías, las sonometrías y a la observación directa.

Transversal
Algunas de las variables son estudiadas en un solo momento.

Longitudinal
Algunas de las variables son estudiadas antes y después de ser afectas por un
agente causal.
49
II. Variables
OBJETIVOS ESPECÍFICOS
VARIABLES
PROCEDIMIENTO
PARA LA
OBTENCIÓN DE
DATOS
1.1. Medir los niveles de ruido
impulsivo al que se enfrenta
un aspirante de la ESCIPOL
durante las prácticas de tiro
Nivel de Presión sonora
ejercida por una pistola
Sonometría
Nivel de presión sonora
ejercida por varias pistolas
1.2. Calcular el tiempo de
exposición al que se enfrenta
un aspirante de la ESCIPOL
cuando se somete al ruido
durante las prácticas de tiro.
Tiempo de exposición a ruido
de un aspirante durante una
práctica de tiro
Tiempo de exposición a ruido
de un aspirante durante toda
su permanencia en la Cálculos
ESCIPOL
matemáticos
Cantidad de disparos de una
pistola.
Cantidad de disparos de 5
pistolas.
Estado del Conducto auditivo
externo de los aspirantes de Otoscopía
la ESCIPOL
1.3 Calcular la cantidad de
disparos de una y de varias
armas de fuego durante una
práctica de tiro.
2.1. Determinar la existencia
de
Pérdidas
auditivas
inducidas por ruido o de
desplazamientos
de
los
umbrales auditivos en 114
estudiantes de tercer año de la
ESCIPOL al comparar las
audiometrías de ingreso con
las realizadas durante este
estudio.
2.2. Determinar la existencia
de descensos temporarios del
umbral (DTU) en
76
aspirantes de tercer año de la
ESCIPOL al comparar las
audiometrías de antes y
después de una práctica de
tiro.
2.3. Preguntar a los aspirantes
de la ESCIPOL acerca de los
conocimientos
que
tienen
sobre los efectos del ruido en
la audición y sobre la
existencia
en
ellos
de
síntomas auditivos producto
de la exposición al ruido
impulsivo de las armas.
INSTRUMENTOS
DE MEDICIÓN
Sonómetro
marca UNI –T,
UT
350SERIES
Calculadora
Otoscopio
HEINE
2000.
mini
Estado auditivo actual de 114
aspirantes de tercer año de
la ESCIPOL después de 3
años de exposición al ruido
producido por armas de
fuego.
Audiometrías
Descenso temporario del vías aéreas
umbral DTU en 76 aspirantes
de la ESCIPOL de tercer año
después de una práctica de
tiro considerando frecuencias
en un rango de 10008000Hz.
Conocimientos
de
los
aspirantes
de
ESCIPOL
sobre los efectos del ruido en
la audición.
Existencia en los aspirantes
de la ESCIPOL de síntomas
auditivos producto de la
exposición al ruido impulsivo
de las armas
50
de Audiómetro
MAICO MA-41
Respuesta de la
encuesta por los Encuesta
aspirantes de la
ESCIPOL
OBJETIVOS ESPECÍFICOS
3.1.
Analizar
las
especificaciones técnicas del
tipo de protección auditiva
empleada, su tiempo de uso y
el estado en que se encuentra
dicha protección.
3.2. Observar en forma directa
el modo de uso de la
protección auditiva por los
aspirantes de la ESCIPOL
durante las prácticas de tiro.
3.3 Preguntar a los aspirantes
de la ESCIPOL acerca de la
información
que
manejan
sobre la protección auditiva y
sobre cómo es el modo de uso
que ellos hacen de dicha
protección
durante
las
prácticas de tiro.
3.4. Comprobar la efectividad
de la doble protección auditiva
como forma para evitar el
descenso del umbral auditivo.
3.5. Comparar la atenuación
sonora en dB. aportada por
cada equipo de protección
auditiva analizado en el
estudio
orejeras,
tapones
personalizados
y
uso
combinado
de estos dos
elementos.
PROCEDIMIENTO
PARA LA
OBTENCIÓN DE
DATOS
INSTRUMENTOS
DE MEDICIÓN
Especificaciones técnicas de Revisión de los
los protectores auditivos instructivos
utilizados por los aspirantes anexos al equipo
de ESCIPOL
Observación
Estado o situación de los directa de los
protectores auditivos
protectores
auditivos.
Hoja
de
consignación de
datos
VARIABLES
Uso de
auditivos.
los
protectores Observación
directa de
Aspirantes.
Hoja
de
consignación de
los datos
Hoja
de
los consignación de
los datos
Información que tienen los
aspirantes de la ESCIPOL Respuesta de la
sobre la protección auditiva
encuesta por los
Modo de uso la protección aspirantes de la Encuesta
auditiva por los aspirantes de ESCIPOL
la ESCIPOL
Estado auditivo posterior al
uso de doble protección
auditiva de 14 aspirantes
seleccionados de un grupo
que presentan descenso
temporario
del
umbral
consecuente a la exposición
a ruido
Atenuación sonora en dB.
aportada por cada equipo de
protección auditiva analizado
en el estudio (orejeras,
tapones personalizados y
uso combinado de estos dos
elementos de protección
auditiva).
51
Audiometrías por
vía aérea
Audiometría
campo libre
Audiómetro
MAICO MA-41
a Clinical
Audiometer AC
33, de 2 canales
III.

Población y Muestra
Población
Los aspirantes pertenecientes a la ESCIPOL de la Policía de Investigaciones
de Chile que cursan su tercer año de estudios en esta Institución.

Muestra
Un total de 114 aspirantes pertenecientes al grupo de tercer año de la
ESCIPOL 2011
Forma de selección de la Muestra:
La selección de la muestra se realiza de manera aleatoria eligiendo entre los
10 grupos de aspirantes de tercer año solo a 4 grupos.
Criterios de inclusión fueron los siguientes:
- Pertenecer a la ESCIPOL.
- Aspirantes cursando tercer año.
- Aspirantes con buenas condiciones de CAE al realizar la otoscopía que
permita realizar la audiometría por vía área.
Criterios de exclusión:
- Aspirantes con alguna patología de CAE o membrana timpánica que impida
la realización del audiometría por vía área.
52
IV. Etapas del estudio
Etapa I:
En esta etapa se estudian los niveles de presión sonora que afectan a los
aspirantes de la ESCIPOL para ello se realiza:

Sonometría
En esta primera etapa se mide el nivel de presión sonora producido por un
arma y por varias armas de fuego en el polígono durante las prácticas de tiro de los
aspirantes de la ESCIPOL, según el tipo de arma a utilizar, su calibre y el polígono
en el cual se encuentran practicando; se utiliza para esta medición un sonómetro
marca UNI-T, sound level meters, UT 350-SERIES, UT 351. Con dicho instrumento
se realizan varias mediciones en diferentes sitios del polígono considerando aquellos
lugares en donde se ubica el personal destinado a dichas prácticas, a diferentes
distancias y al lado del oído del sujeto quien realiza los disparos.
Los datos se registran en la tabla N°1 de los resultados.

Registro de tiempos de exposición de un aspirante a ruido
Se realiza un registro aproximado del tiempo de exposición a ruido al que han
estado sometidos los aspirantes de la ESCIPOL durante su estudio, desde la fecha
de ingreso en el año 2009 hasta el día de toma de las audiometrías requeridas para
este estudio, posterior a ello se realiza una promediación que determina el tiempo de
exposición a ruido en una práctica de tiro, en un mes, en un año y durante toda su
permanencia en esta Institución.
Los datos se registran en la tabla N°2 y se ilustra en la grafica N°1 de los
resultados.
53

Registro de la cantidad de disparos durante una práctica de tiro
Se realiza un registro de la cantidad de detonaciones a las que están
expuestos los aspirantes de la ESCIPOL durante una práctica de tiro, teniendo en
cuenta el número de disparos efectuados por cada uno de ellos.
Los datos se registran en la tabla N°3 de los resultados.
Etapa II:
En esta etapa se determina el estado de la audición de los aspirantes de la
ESCIPOL para lo cual se realizan los siguientes procedimientos.

Otoscopía
La otoscopía es un procedimiento a través del cual se realiza una inspección
del CAE y de la membrana timpánica con el fin de determinar si se encuentran en
buenas condiciones para realizar el siguiente procedimiento que es la audiometría
por vía aérea. El otoscopio empleado es modelo HEINI mini 2000.
Se realizan otoscopías a una muestra de 114 aspirantes de la ESCIPOL
previo a la toma de las audiometrías por vía aérea; realizando las recomendaciones
respectivas de acuerdo con las observaciones encontradas en algunos casos como
el lavado de oídos ante la presencia de tapones de cerumen.

Audiometría por vía aérea:
La audiometría por vía aérea se efectúa en un ambiente silencioso con un
audiómetro marca MAICO MA 41, teniendo en cuenta las frecuencias entre los 1000
y 8000 Hz. con el fin de determinar el estado actual del la audición de los aspirantes
y antes de la prueba se les explica a cada uno el procedimiento y la forma de
responder.
54
Se toman audiometrías por vía aérea a 114 aspirantes para determinar la
presencia de pérdida auditiva inducida por ruido después de 3 años de prácticas de
tiro.
Los datos obtenidos se registran para los oídos derechos en la tabla N° 4 y se
ilustran en los gráficos N°2 y N°3, para los oídos izquierdos se consignan en la tabla
N°5 y se ilustran en los gráficos N° 4 y N° 5, confrontando cada una de las medidas
obtenidas por frecuencia desde 1000 hasta 8000 Hertz en las audiometrías de
ingreso a la institución en el año 2009 con las audiometrías actuales, se obtienen
porcentajes de los datos obtenidos y se analiza la existencia o no de
desplazamientos del umbral en la población estudiada.
Además en una muestra de 76 aspirantes de la ESCIPOL se realizan
audiometrías por vía aérea en un rango frecuencial de 1000-8000 Hz.,
antes y
después de la exposición a ruido, lo que permite determinar la existencia o no de un
descenso temporario del umbral (DTU).
Los datos obtenidos se registran para los oídos derechos en la tabla N° 6 y se
ilustran en los gráficos N°6 y N°7, para los oídos izquierdos se consignan en la tabla
N°7 y se ilustran en los gráficos N°8 y N°9, confrontando cada una de las medidas
obtenidas por frecuencia antes y después de la exposición a ruido, se obtienen
porcentajes de los datos obtenidos, se analiza la existencia o no de DTU en la
muestra estudiada y se determinan las frecuencias más susceptibles de presentar
dicho descenso.
Finalmente solo a un grupo de 14 aspirantes que presentaron descenso
temporario del umbral, se les realizan audiometrías por vía aérea después de
exponerse al ruido de las armas en las prácticas de tiro utilizando doble protección
auditiva (tapón personalizado obtenido a partir de un molde del CAE y orejeras); los
datos obtenidos se registran para los oídos derechos en la tabla N° 8 y se ilustran en
el gráfico N°10, para los oídos izquierdos se consignan en la tabla N°9 y se ilustran
en el gráfico N°11, donde
se comparan con los resultados de las audiometrías
realizadas después de la exposición a ruido utilizando una protección auditiva
55
(orejeras), lo que permite determinar si es mejor el uso de doble protección auditiva
frente al uso de un sola protección auditiva. Se obtienen porcentajes de los datos
obtenidos.
Etapa III:

Registro de las especificaciones técnicas del tipo de protección auditiva
empleado por los aspirantes de la ESCIPOL
Se registra el tipo de protección auditiva, los niveles de atenuación
ofrecida, el
tiempo de duración, las recomendaciones para su uso, los
cuidados en cuanto a su mantenimiento y a su almacenamiento; todo es
analizado
de manera cualitativa como información
relevante para este
estudio.

Pauta de observación de los protectores auditivos de la ESCIPOL
A través de esta pauta se toman datos relevantes en cuanto al estado de
los protectores auditivos empleados por los aspirantes de la ESCIPOL
teniendo en cuenta
la condición de las espumas y del material que las
recubre, la fallas en la presión del arnés del protector, entre otras,
determinando de esta manera algún deterioro visible del protector auditivo.
Las observaciones realizadas se consignan en la TABLA N°9 y se les asigna
un porcentaje por respuesta.

Pauta de observación del uso de los protectores auditivos de la ESCIPOL
A través de esta pauta se toman datos acerca de cómo es el modo de
uso que le dan los aspirantes de ESCIPOL a su protección auditiva en las
prácticas de tiro, teniendo en cuenta la colocación del protector, la ubicación
correcta de este sobre el pabellón auricular, la manipulación de este durante la
práctica y fuera de la práctica, los cuidados frente a su uso, entre otros. Las
56
observaciones realizadas se consignan en la TABLA N°10 y se les asigna un
porcentaje por respuesta.

Encuesta dirigida a los aspirantes de ESCIPOL
A través de esta encuesta se obtienen datos acerca de la información que
manejan los aspirantes de la ESCIPOL sobre la protección auditiva y de cómo es el
modo de uso que ellos hacen de dicha protección durante las prácticas de tiro,
además se sondean los conocimientos que tienen sobre los efectos del ruido en la
audición, y sobre la existencia en ellos de síntomas auditivos producto de la
exposición al ruido impulsivo de las armas.
La encuesta evalúa los siguientes aspectos:
-
Importancia que se le da a la protección auditiva.
-
Características para elegir un protector auditivo.
-
Conocimientos acerca del uso, colocación y efectividad de los
protectores auditivos.
-
Compatibilidad del equipo de protección auditiva con otros equipos
de protección personal.
-
Formas de comunicarse con las demás personas en un ambiente
ruidoso.
-
Conocimientos sobre los efectos del ruido sobre la audición.
-
Existencia de síntomas auditivos experimentados por los aspirantes
de la ESCIPOL.
La encuesta es anónima y tiene una serie de preguntas destinadas a obtener
los datos necesarios que permiten el cumplimiento de los objetivos del estudio, dicho
instrumento es validado por cinco aspirantes de la ESCIPOL no incluidos dentro del
estudio, los cuales al responder la encuesta piloto, confirman si esta cumple el
propósito para el cual fue hecha.
57
Los datos obtenidos en la encuesta se registran en la TABLA N° 8 donde se
contabilizan el número de respuestas para
preguntas
determinan
cada opción en cada una de las
y mediante el mayor porcentaje obtenido para cada pregunta
se
las opiniones, el comportamiento y conocimientos de los aspirantes
frente a cada una de las situaciones planteadas, además se establece la presencia
de algunos síntomas
en la salud general que pudieran ser producidos por
la
exposición al ruido.
Etapa IV:
A una persona con audición normal bilateral no incluida dentro de este estudio,
se le realiza una audiometría a campo libre sin protección auditiva; después para
medir los dB. de atenuación ofrecida por las orejeras, los tapones personalizados y el
uso combinado de estos dos elementos, se le realizan las siguientes audiometrías
usando las protecciones auditivas.

Medición en dB. del nivel de atenuación sonora ofrecida por la protección
auditiva (orejeras) utilizada por los estudiantes de ESCIPOL.
Se realiza una
audiometría a campo libre utilizando los
protectores auditivos de los estudiantes de la ESCIPOL (orejeras) para
medir en dB. el nivel de atenuación sonora ofrecida por estos
protectores.

Medición en dB. del
nivel de atenuación sonora proporcionada
por los
tapones personalizados.
Se realiza una audiometría a campo libre utilizando tapones
personalizados para medir en dB. el nivel de atenuación sonora proporcionada
por estos elementos de protección auditiva.
58

Medición en dB. del
combinado de
nivel de atenuación sonora brindada
dos elementos de protección auditiva
por el uso
(orejeras y tapones
personalizados).
Se realiza una audiometría a campo libre utilizando orejeras y tapones
personalizados para medir en dB. el nivel de atenuación sonora brindada por
el uso combinado de estos dos elementos de protección auditiva.
Los datos obtenidos se registran en la tabla N° 13 y se ilustran en el
gráfico N°12 de los resultados.
59
V. ANALISIS DE LOS RESULTADOS
TABLA N° 1
NIVEL DE PRESION SONORA MEDIDO EN DIFERENTES POSICIONES
CON PISTOLA JERICHO MODELO 941 RPSL CALIBRE 9 mm
POSICIÓN DE LA MEDICIÓN
POSICIÓN 1 Weaver
POSICIÓN 2 Isóceles
118.2dB. SPL
119. 2dB. SPL
119.3dB. SPL
119.8dB. SPL
NIVEL DE PRESION SONORA
NIVEL DE PRESIÓN SONORA PRODUCIDO
POR 1 PISTOLA EN POLIGONO CERRADO
NIVEL DE PRESIÓN SONORA PRODUCIDO
POR 5 PISTOLAS EN POLIGONO CERRADO
Para medir los niveles de ruido impulsivo al que se enfrenta un aspirante de
la ESCIPOL durante las prácticas de tiro, como lo plantea el primer objetivo
específico (1.1) se realizan sonometrías al lado del oído de quien dispara, utilizando
un sonómetro marca UNI–T, UT 350-SERIES; encontrándose que en las dos
posiciones ejecutadas (Weaver e Isóceles), los disparos producidos por una pistola y
los disparos producidos por varias pistolas, no muestran una diferencia de presión
sonora significativa porque no es mayor a 1 dB.
En la posición Weaver se aprecia que el oído izquierdo queda más expuesto a
la onda proveniente de la boca de fuego, debido a la postura adoptada por la cabeza
y en esta posición el nivel de presión sonora ejercida por los disparos producidos por
varias pistolas supera los 95 dB. (C) llegando hasta los 119.3 dB. En la posición
Isóceles ambos oídos están expuestos de igual manera a la detonación, y el nivel de
presión sonora de los disparos llega hasta los 119.8 dB (C). La exposición a estos
60
niveles de presión sonora sin protección auditiva es lesiva para la audición teniendo
en cuenta que los aspirantes de la ESCIPOL tienden a retirarse las orejeras durante
las prácticas de tiro para conversar con sus compañeros.
TABLA N° 2
TIEMPO DE EXPOSICIÓN DE UN ASPIRANTE AL RUIDO PRODUCIDO POR UN ARMA DE FUEGO
Durante una Durante un Durante
Durante 2do Durante 3er Durante toda su
práctica
de MES
1er AÑO Año
Año
permanencia en la
tiro
ESCIPOL
120 minutos
480 minutos
0 minutos
3840 minutos
2400 minutos
6240 minutos
Gráfico N° 1
En la tabla N° 2 y gráfico N°1 se desarrolla el segundo objetivo específico (1.2)
que es calcular el tiempo de exposición a ruido al que se enfrenta un aspirante de la
ESCIPOL durante las prácticas de tiro y durante el trascurso de su estudio en la
institución, siendo de: 120 minutos en una práctica de tiro, 480 minutos en un mes, 0
minutos en el primer año porque no se realizan prácticas de tiro durante ese año,
3840 en el segundo año y 2400 en el tercer año; observándose que la mayor
exposición se produce durante el 2° año y en forma acumulativa la exposición total
es de 6240 minutos al sumar la exposición durante el segundo y el tercer año.
61
En una práctica de tiro de 120 minutos se excede el tiempo sin protección
auditiva permitido según el decreto supremo N° 594/1999 del MINSAL que está entre
1,88 y 1,49 minutos para la exposición a niveles de presión sonora entre los 119 dB.
y los 120 dB. producidos por los disparos de varias pistolas.
TABLA N° 3
CANTIDAD DE DISPAROS REALIZADOS
DURANTE UNA PRÁCTICA DE TIRO
N° Aspirantes
N° de Disparos
1 aspirante
36 disparos
33 aspirantes
1200 disparos aprox.
En la Tabla N° 3 se cumple el objetivo específico 1.3
que es calcular la
cantidad de disparos de una y de varias armas de fuego durante una práctica de tiro.
Para un aspirante la cantidad de disparos es de 33 y por todo el grupo de aspirantes
es de 1200 disparos aproximadamente. Esta información es importante porque las
pistolas generan detonaciones cortas que son más lesivas porque en ellas
predominan las frecuencias altas, así entre más disparos se realicen los oídos
estarán expuestos a mayor cantidad de frecuencias altas a diferencia de las
detonaciones largas en donde las frecuencias bajas ejercen un efecto protector sobre
la cóclea porque enmascaran a las frecuencias agudas. Si además se tiene en
cuenta que el reflejo estapedial protege con más efectividad hasta la frecuencia de
2000 Hz, la cóclea queda desprotegida ante las detonaciones cortas con predominio
de las frecuencias altas y porque la latencia del reflejo entre 10 a 200 mseg es más
larga que la duración de la detonación, es decir el reflejo no alcanza a activarse.
62
TABLA N° 4
DESPLAZAMIENTOS DEL UMBRAL POR FRECUENCIAS EN OÍDOS DERECHOS
después de 3 años en la ESCIPOL y de 6240’ de exposición al ruido de las armas
Fr
dB.
0
5
10
15
20
25
30
35
1000
N°
39
38
29
7
0
1
0
0
2000
%
34.2
33,3
25,4
6,1
0,0
0,9
0,0
0,0
N°
24
39
32
16
3
0
0
0
%
21.05
34,2
28,1
14
2,6
0,0
0,0
0,0
OIDO DERECHO
3000
4000
N°
%
N°
%
42
36.8
42
36.8
34
29,8
45
39,5
23,7
21,1
27
24
9
7,9
2
1,8
1,8
0,9
2
1
0
0,0
0
0,0
0,0
0,0
0
0
0
0,0
0
0,0
6000
N°
43
23
20
11
13
3
0
1
8000
%
37.7
20,2
17,5
9,6
11,4
2,6
0,0
0,9
N°
31
19
26
19
8
5
5
1
%
27.2
16,7
22,8
16,7
7
4,4
4,4
0,9
De acuerdo con el objetivo específico 2.1 se comparan las audiometrías de
ingreso de 114 aspirantes de la ESCIPOL con las audiometrías por vía aérea
dB.
tomadas durante este estudio y no se encuentran perdidas auditivas, pero si
descensos en los umbrales auditivos, y algunas muescas o caídas en las frecuencias
agudas. En la Tabla N° 4 se muestra el número y el porcentaje de desplazamiento
del umbral desde 5 a 35 dB. para las frecuencias entre 1000 Hz. a 8000 Hz. en oídos
derechos.
Gráfico N° 2
NÚMERO Y PORCENTAJE DE DESPLAZAMIENTOS DEL UMBRAL EN dB. POR
FRECUENCIAS PARA OÍDOS DERECHOS
después de 3 años en la ESCIPOL y de 6240’ de exposición al ruido de las armas
63
Aspirantes
50
40
39=34,2%
38=33,3%
30
29=25,4%
39=34,2%
32=28,1%
10
31=27,2%
24=21,1%
16=14%
3=2,6%
1=0,9%
0 dB
2000 Hz
5 dB
10 dB
3000 Hz
15 dB
3=2,6%
1=0,9%
2=1,8%
1=0,9%
2=1,8%
0
1000 Hz
26=22,8
23=20,2%
20=17,5%
13=11,4%
11=9,6%
9=7,9%
7=6,1%
43=37,7%
34=29,8%
27=23,7%
24=21,1%
20
45=39,5%
42=36,8%
42=36,8%
4000 Hz
20 dB
25 dB
6000 Hz
30 dB
19=16,7%
19=16,7%
8=7%
5=4,4%
5=4,4%
1=0,9%
8000 Hz
35 dB
En el gráfico N°2 en los oídos derechos de 114 aspirantes de la ESCIPOL, se
aprecian para cada una de las frecuencias analizadas los desplazamientos del
umbral en dB., que fueron desde 5 hasta 35 dB.; encontrándose el mayor número de
desplazamientos entre 5 a 10 dB. y que el mayor desplazamiento es de 35 dB; se
observan además los casos que no tuvieron ningún desplazamiento del umbral (0
dB.) y que 13,2% de la población presenta muescas mayores a 20 dB. en las
frecuencias de 6000 y 8000 Hz.
Gráfico N° 3
TOTAL DE DESPLAZAMIENTOS DEL UMBRAL Y PORCENTAJE POR
FRECUENCIAS EN OÍDOS DERECHOS
después de 3 años en la ESCIPOL y de 6240’ de exposición al ruido de las armas
En el gráfico N°3 se observa el número total de desplazamientos del umbral con
su respectivo porcentaje por frecuencia en 114 oídos derechos de los aspirantes de
64
la ESCIPOL; En la frecuencia de 1000 Hz., el 65,8% de los aspirantes tuvieron
desplazamiento del umbral, en 2000 Hz. el 79%, en 3000 y en 4000 Hz. el 64% en
6000 Hz. el 62,2% y en 8000 Hz. el 72,8%; en todas las frecuencias se aprecian
desplazamientos del umbral entre el 62,2% y el 79% de la población, las frecuencias
que involucran mayor porcentaje de desplazamiento en relación con el rango de 5-35
dB. son las de 2000 y 8000 Hz. con 79% y 72,8% respectivamente.
TABLA N° 5
DESPLAZAMIENTOS DEL UMBRAL POR FRECUENCIAS EN OÍDOS IZQUIERDOS
después de 3 años en la ESCIPOL y de 6240’ de exposición al ruido de las armas
Fr
dB.
0
5
10
15
20
25
dB.
30
35
40
45
1000
N°
39
37
30
7
1
0
0
0
0
0
2000
%
34.2
32,5
26,3
6,1
0,9
0,0
0,0
0,0
0,0
0,0
N°
36
41
26
10
1
0
0
0
0
0
%
31,6
36,0
22,8
8,8
0,9
0,0
0,0
0,0
0,0
0,0
OIDO IZQUIERDO
3000
4000
N°
%
N°
%
6000
N°
%
N°
47
36
20
9
2
0
0
0
0
0
45
20
24
12
2
3
3
2
1
2
33
25
15
18
10
7
3
2
1
0
41.2
31,6
17,5
7,9
1,8
0,0
0,0
0,0
0,0
0,0
42
35
25
7
1
3
1
0
0
0
36.8
30,7
21,9
6,1
0,9
2,6
0,9
0,0
0,0
0,0
39.5
17,5
21,1
10,5
1,8
2,6
2,6
1,8
0,9
1,8
8000
%
29.0
21,9
13,2
15,8
8,8
6,1
2,6
1,8
0,9
0,0
De acuerdo con el objetivo específico 2.1.se comparan las audiometrías de
ingreso de 114 aspirantes de la ESCIPOL con las audiometrías de vía aérea
tomadas durante este estudio y no se encuentran perdidas auditivas pero si
descensos en los umbrales auditivos, y algunas muescas o caídas en las frecuencias
agudas. En la Tabla N° 5 se comparan las audiometrías de ingreso de 114 aspirantes
de la ESCIPOL con las audiometrías de vía aérea actuales tomadas durante este
estudio; se muestra el número y el porcentaje de desplazamiento del umbral desde 5
a 45 dB. para las frecuencias entre 1000 Hz. a 8000 Hz. en oídos izquierdos.
65
Gráfico N° 4
NÚMERO Y PORCENTAJE DE DESPLAZAMIENTOS DEL UMBRAL EN dB. POR
FRECUENCIAS EN OÍDOS IZQUIERDOS
después de 3 años en la ESCIPOL y de 6240’ de exposición al ruido de las armas
50
47=41,2%
45=39,5%
45
40
Aspirantes
35
30
42=36,8%
41=36%
39=34,2%
37=32,5
36=31,6%
36=31,6%
35=30,7%
33=28,9%
30=26,3%
26=22,8
25=21,9%
25
20=15,5%
20
20=17,5%
15
10
5
25=21,9%
24=21,1%
18=15,8%
15=13,2%
12=10,5%
10=8,8%
7=6,1%
7=6,1%
7=6,1%
2=1,8%
1=0,9%
1=O,9%
10=8.8%
97,9%
1
3=2,6%
1=0,9%
2
0
1000 Hz
0 dB
2000 Hz
5 dB
10 dB
3000 Hz
15 dB
4000 Hz
20 dB
25 dB
30 dB
3=2,6%
2=1,8%
1=0,9%
6000 Hz
35 dB
3=2,6%
2=1,8%
1=0,9%
8000 Hz
40 dB
45 dB
En el gráfico N°4 se aprecian para cada una de las frecuencias analizadas los
desplazamientos del umbral en dB., desde 5 hasta 45 dB.; encontrándose el mayor
66
número de desplazamientos entre 5 a 10 dB. y que el mayor desplazamiento es de
45 dB. para los oídos izquierdos de 114 aspirantes de la ESCIPOL; además se
observan los casos que no tuvieron ningún desplazamiento del umbral (0 dB.) y que
el 24,6% de la población presenta muescas mayores a 20 dB. en las frecuencias de
4000, 6000 y 8000 Hz.
Gráfico N° 5
TOTAL DE DESPLAZAMIENTOS DEL UMBRAL Y PORCENTAJE POR
FRECUENCIAS EN OÍDOS IZQUIERDOS
después de 3 años en la ESCIPOL y de 6240’ de exposición al ruido de las armas
100
Aspirantes
80
75=65,8%
78=68,4%
67=58,8%
60
40
39=34,2%
36=31,6%
72=63,2%
47=41,2%
42=36,8%
81=71%
69=60,5%
45=39,5%
33=29%
20
0
1000 Hz
2000 Hz 3000 Hz
con desplazamiento
4000 Hz
6000 Hz
sin desplazamiento
8000 Hz
En el gráfico N°5 se observa el número total de desplazamientos del umbral con
su respectivo porcentaje por frecuencia en 114 oídos izquierdos de los aspirantes de
la ESCIPOL; en la frecuencia de 1000 Hz., el 65,8% de los aspirantes tuvieron
desplazamientos del umbral, en 2000 Hz. el 68,4%, en 3000 Hz. el 58,8%, en 4000
Hz. el 63,2, en 6000 Hz. el 60,5% y en 8000 Hz. el 71%; en todas las frecuencias se
67
aprecian desplazamientos del umbral entre el 58,8% y el 71% de la población, las
frecuencias que involucran mayor porcentaje de desplazamiento en relación con el
rango de 5-45 dB. son las de 8000 y 2000 Hz. con 71% y 68,4% respectivamente.
Al comparar ambos oídos, las frecuencias más afectadas son las de 2000 y
8000 Hz., el oído izquierdo presentó los mayores desplazamientos del umbral de 45
dB. en la frecuencia de 6000 Hz.
TABLA N° 6
DESCENSOS TEMPORARIOS DEL UMBRAL (DTU) EN OÍDOS DERECHOS
después de la exposición al ruido de las armas usando protección auditiva
Fr
dB.
0
5
10
15
20
1000
N°
%
2000
N°
%
65
8
3
0
0
63
12
1
0
0
85,6
10,5
3,9
0,0
0,0
82,9
15,8
1,3
0,0
0,0
OIDO DERECHO (Hz.)
3000
4000
N°
%
N°
%
57
19
0
0
0
75,0
25,0
0,0
0,0
0,0
54
16
5
1
0
71,0
21,1
6,6
1,3
0,0
6000
N°
%
8000
N°
%
48
15
10
3
0
49
20
4
2
1
63,2
19,7
13,2
3,9
0,0
64,5
26,3
5,3
2,6
1,3
De acuerdo con el objetivo específico 2.2. al comparar las audiometrías de
antes y después de una práctica de tiro utilizando orejeras como protección auditiva,
se determina la existencia de descensos temporarios de los umbrales (DTU) en 76
aspirantes de tercer año de la ESCIPOL. En la Tabla N° 6 Se muestran para cada
una de las frecuencias entre los 1000 y 8000 Hz. los descensos temporarios del
umbral (DTU) en oídos derechos después de una exposición a ruido producido por
armas fuego, encontrándose DTU desde 5 hasta 20 dB., donde la mayoría de los
DTU están entre los 5 dB. y 10 dB. y el mayor descenso es de 20 dB. en la
frecuencia de 8000Hz.; además se observan los casos que no tuvieron ningún DTU
(0 dB.).
68
La presencia de DTU
después de la práctica de tiro aunque se utiliza
protección auditiva refleja que las orejeras no aportan la suficiente atenuación sonora
frente al ruido impulsivo de las pistolas.
Gráfico N° 6
NÚMERO Y PORCENTAJE DE DESCENSOS TEMPORARIOS DEL UMBRAL (DTU) EN OIDOS DERECHOS
después de la exposición al ruido de las armas usando protección auditiva
70
65=85,6%
60
63=82,9%
57=75%
54=71%
Aspirantes
50
48=63,2%
49=64,5%
40
30
19=25%
20
10
0
8=10,5%
3=3,9%
1000 Hz
16=21,1%
15=19,7%
12=15,8%
5=6,6%
1=1,3%
1=1,3%
2000 Hz
0 dB
3000 Hz
5 dB
10 dB
4000 Hz
15 dB
10=13,2%
3=3,9%
6000 Hz
20=26,3%
4=5,3%
2=2,6%
1=1,3%
8000 Hz
20 dB
En el gráfico N° 6 para cada una de las frecuencias entre 1000 y 8000Hz., en
76 oídos derechos expuestos a ruido durante una práctica de tiro, se observan los
descensos temporarios del umbral(DTU), siendo en su mayoría descensos de 5 dB.
para todas las frecuencias, descensos de 10 dB. en casi todas las frecuencias a
69
excepción de los 3000Hz.; descensos de 15 dB. en 4000, 6000 y 8000Hz. y un solo
descenso de 20 dB. solo para la frecuencia de 8000Hz.
Gráfico N° 7
TOTAL DE DESCENSOS TEMPORARIOS DEL UMBRAL (DTU) Y PORCENTAJE EN OIDOS DERECHOS
después de la exposición al ruido de las armas usando protección auditiva
70
65= 85,5%
63=82,9%
57=75%
Aspirantes
60
54=71%
48=63,2
50
49=64,5
con DTU
40
28=36,8%
30
20
22=28,9%
19=25%
11=14,5%
27=35,5%
sin DTU
13=17,1%
10
0
1000 Hz
2000 Hz
3000 Hz
4000 Hz
6000 Hz
8000 Hz
En el gráfico N°7 se observa el número total de descensos temporarios del
umbral (DTU) con su respectivo porcentaje por frecuencia en 76 oídos derechos de
los aspirantes de la ESCIPOL; En la frecuencia de 1000 Hz., el 14,5% de los
aspirantes tuvieron DTU, en 2000 Hz. el 17,1%, en 3000 Hz. el 25%, en 4000 Hz.
el 28,9%, en 6000 Hz. el 36,8% y en 8000 Hz. el 35,5%; se aprecia que a medida
70
que aumentan las frecuencias van aumentando los DTU siendo las de mayor
porcentaje 6000 y 8000 Hz. y la de menor porcentaje es la frecuencia de 1000 Hz..
TABLA N° 7
DESCENSOS TEMPORARIOS DEL UMBRAL (DTU) EN OÍDOS IZQUIERDOS
después de la exposición al ruido de las armas usando protección auditiva
Fr
dB.
0
5
10
15
20
25
1000
N°
%
2000
N°
%
64
10
2
0
0
0
54
18
4
0
0
0
84,2
13,2
2,6
0,0
0,0
0,0
OIDO IZQUIERDO (Hz.)
3000
4000
N°
%
N°
%
71,0
23,7
5,3
0,0
0,0
0,0
61
10
4
1
0
0
80,3
13,2
5,3
1,3
0,0
0,0
61
13
1
1
0
0
80,3
17,1
1,3
1,3
0,0
0,0
6000
N°
%
8000
N°
%
62
10
3
1
0
0
49
15
8
3
0
1
81,6
13,2
3,9
1,3
0,0
0,0
64,5
19,7
10,5
3,9
0,0
1,3
De acuerdo con el objetivo específico 2.2. al comparar las audiometrías de
antes y después de una práctica de tiro utilizando orejeras como protección auditiva,
se determina la existencia de descensos temporarios de los umbrales (DTU) en 76
aspirantes de tercer año de la ESCIPOL. En la Tabla N° 7 Se muestran para cada
una de las frecuencias entre los 1000 y 8000 Hz. los descensos temporarios del
umbral (DTU) en oídos izquierdos después de una exposición a ruido producido por
armas fuego, encontrándose DTU desde 5 hasta 25 dB., donde la mayoría de los
DTU están entre los 5 dB. y 10 dB. y el mayor descenso es de 25 dB. en la
71
frecuencia de 8000Hz.; además se observan los casos que no tuvieron ningún DTU
(0 dB.).
La presencia de DTU
después de la práctica de tiro aunque se utiliza
protección auditiva refleja que las orejeras no aportan la suficiente atenuación sonora
frente al ruido impulsivo de las pistolas.
Gráfico N° 8
Aspirantes
NÚMERO Y PORCENTAJE DE DESCENSOS TEMPORARIOS DEL UMBRAL (DTU) EN OIDOS IZQUIERDOS
después de la exposición al ruido de las armas usando protección auditiva
70
60
50
40
30
20
10
0
64=84,2%
61=80,3%
61=80,3%
62=81,6%
54=71%
49=64,5%
18=23,7%
2=2,6
1000 Hz
13=17,1%
10=13,2%
4=5,3%
1=1,3%
10=13,2%
4=5,3%
2000 Hz
3000 Hz
0 dB
10 dB
5 dB
En el gráfico N° 8
1=1,3%
4000 Hz
15 dB
20 dB
10=13,2%
3=3,9%
1=1,3%
15=19,7%
8=10,5%
3=3,9%
1=1,3%
6000 Hz
8000 Hz
25 dB
para cada una de las frecuencias entre 1000 y
8000Hz., en 76 oídos izquierdos expuestos a ruido durante una práctica de tiro, se
observan los descensos temporarios del umbral, siendo en su mayoría descensos de
entre los 5 dB. y los 10 dB. para todas las frecuencias, descensos de 15 dB. en casi
todas las frecuencias a excepción de los 1000 y 2000Hz.; un solo descenso de 25
72
dB. para la frecuencia de 8000Hz. y no se presentaron descensos de 20 dB. en
ninguna frecuencia.
Gráfico N° 9
TOTAL DE DESCENSOS TEMPORARIOS DEL UMBRAL (DTU) Y PORCENTAJE EN OIDOS IZQUIERDOS
después de la exposición al ruido de las armas usando protección auditiva
70
64=84,2%
Aspirantes
60
61=80,3%
61=80,3% 62=81,6%
54=71,1%
49=64,5%
50
40
con DTU
30
20
27=35,5%
22=28,9%
12=15,8%
15=19,7%
15=19,7%
sin DTU
14=18,4%
10
0
1000 Hz 2000 Hz 3000 Hz 4000 Hz 6000 Hz 8000 Hz
En el gráfico N°9 se observa el número total de descensos temporarios del
umbral (DTU) con su respectivo porcentaje por frecuencia en 76 oídos izquierdos de
los aspirantes de la ESCIPOL; En la frecuencia de 1000 Hz., el 15,8% de los
aspirantes tuvieron DTU, en 2000 Hz. el 28,9%, en 3000 y 4000Hz., el 19,7%, en
73
6000 Hz. el 18,4% y en 8000 Hz. el 35,5%, las frecuencias que involucran mayor
porcentaje de DTU son las de 2000 y 8000 Hz. y la de menor porcentaje es la
frecuencia de 1000Hz.
Al comparar ambos oídos, fue el oído derecho el que presentó mayor número
de DTU y el oído izquierdo presentó el mayor DTU con 25 dB. en la frecuencia de
8000 Hz.
TABLA N° 8
RESULTADOS DE ENCUESTA DIRIGIDA A LOS ASPIRANTES DE ESCIPOL
PREGUNTAS
Rta
% Rta
107
93,9
b. Durante el momento en el que usted dispara
2
1,8
c. Cuando sus compañeros se encuentran disparando
5
4,4
d. Ninguna de las anteriores
0
0,0
71
62,8
42
37,2
60
55,0
a. Durante toda la práctica de tiro mientras está expuesto a ruido
¿Cuando es necesario que usted use los protectores auditivos?
¿Siente que su equipo de protección auditiva es compatible con otros a. SI
elementos de protección personal EPP?
b. NO
a. Se aleja del ruido
¿Cuándo se encuentra en un ambiente ruidoso y necesita comunicarse
b. Se quita el protector auditivo
con alguien, usted que hace?
c. Se retira un poco el protector auditivo de la oreja
8
7,3
41
37,6
a. Le ajusta mucho hasta el punto de incomodarle.
¿Cuál es su mayor dificultad a la hora de colocarse el protector
b. El arnés que une las orejeras no se acomoda a su cabeza
auditivo?
c. El arnés no ajusta lo suficientemente bien
22
23,2
25
26,3
48
50,5
¿Considera que es importante el uso de protección auditiva frente al a. Sí
ruido producido por un arma de fuego?
b. No
99
86,8
15
13,2
a. No tiene importancia
5
4,4
18
15,9
90
79,6
18
15,9
¿Dentro de los factores que pueden influir en la efectividad de un b. Deterioro del protector por tiempo de uso
protector auditivo, cuál sería el más importante para usted?
c. Compatibilidad con otros elementos de protección personal
49
43,4
24
21,2
d. Comodidad
¿Cuál considera usted que es la principal característica de un protector a. Nivel de atenuación proporcionado
22
19,5
62
55,4
¿Cuál es el nivel de importancia que le atribuye al uso de protección
b. Alguna importancia
auditiva?
c. Máxima importancia
a. Mala colocación del protector auditivo
74
auditivo a la hora de elegirlo?
b. Comodidad
20
17,9
c. Facilidad de uso
9
8,0
d. Economía
1
0,9
20
17,9
¿Ha recibido alguna instrucción sobre el uso de de los protectores a. SI
auditivos?
b. NO
65
57,5
48
42,5
¿Ha recibido alguna información sobre la importancia de los a. SI
protectores auditivos?
b. NO
16
14,2
98
86,7
69
61,1
e. Compatibilidad con otros elementos de protección personal EPP
¿Sabe usted que cuando no utiliza los protectores auditivos a. SI
correctamente se enfrenta a riesgos para su salud como irritabilidad,
zumbidos en los oídos, pérdida temporal o permanente de la
b. NO
audición?
Marque con un ticket (√)los efectos del ruido sobre la audición:
44
38,9
a. Pérdida temporal de la audición
5
4,4
b. Trauma acústico
5
4,4
c. Zumbido en los oídos
16
14,0
d. Sordera
13
11,4
e. Irritabilidad
f. Todas las anteriores
g. Ninguna de las anteriores
a. Zumbido en los oídos
b. Dificultad para conversar
¿Ha experimentado usted algunas de las siguientes señales de alerta?,
c. Habla poco clara
marque con una (X) SI o NO
d. Poca concentración
e. Estrés y nerviosismo
0
0,0
73
64,0
2
1,8
49
55,1
9
10,1
2
2,2
13
14,6
16
18,0
De acuerdo con los objetivos específicos 2.3 y 3.3 se pregunta a los
aspirantes de la ESCIPOL acerca de los conocimientos que tienen sobre los efectos
del ruido en la audición y sobre la existencia en ellos de síntomas auditivos producto
de la exposición al ruido impulsivo de las armas, además de la información que
manejan sobre la protección auditiva y sobre cómo es el modo de uso que ellos
hacen de dicha protección durante las prácticas de tiro.
En la tabla N° 8 se muestran las respuestas de los 114 aspirantes de la
ESCIPOL a la encuesta y se observa que los aspirantes son conscientes de que es
necesario usar los protectores auditivos durante todo el tiempo de práctica mientras
se está expuesto a ruido el 93,9% de los aspirantes y consideran importante el uso
de la protección auditiva el 86,8%, le atribuyen gran importancia al uso de la
protección auditiva el 79,6%, aunque expresan no haber recibido información sobre
la importancia de los protectores auditivos el 86,7%.
Dentro de las características para elegir un protector auditivo, fue el nivel de
atenuación proporcionado por el protector la característica principal elegida por
55,4% de los aspirantes.
75
Acerca del uso de la protección auditiva el 57,5% de los aspirantes expresan
haber recibido alguna instrucción al respecto, la mayor dificultad que manifiestan
tener a la hora de usar el protector auditivo es con el ajuste del arnés porque no es
suficiente en 50,5% de los aspirantes; consideran que el factor que más puede
alterar la efectividad del protector auditivo es su deterioro por el tiempo de uso el
43,4% y
el 62,8% sienten que el protector auditivo es compatible con otros
elementos de protección personal.
Para comunicarse con alguien en un ambiente ruidoso expresan alejarse de la
fuente del ruido el 55%.
Poseen conocimientos sobre los efectos del ruido sobre la audición el 64% de
los aspirantes y manifiestan haber experimentado zumbidos en los oídos como
síntoma auditivo el 55,1%.
Obtener la información en la encuesta es importante para tomar las medidas
correctivas sobre el modo de uso de la protección auditiva,
ahondar en la
información sobre la misma e implementar capacitaciones y educación sobre cómo
prevenir daños auditivos y promover la salud auditiva
no solamente durante su
permanencia en la ESCIPOL sino que también en la vida laboral y cotidiana.
REGISTRO DE LAS ESPECIFICACIONES TÉCNICAS DEL TIPO DE PROTECCIÓN
AUDITIVA EMPLEADO POR LOS ASPIRANTES DE LA ESCIPOL
De acuerdo con el objetivo específico 3.1 se analizan las especificaciones
técnicas del tipo de protección auditiva empleada por los aspirantes de la ESCIPOL;
encontrándose que el tipo de protección auditiva utilizada por los aspirantes de la
ESCIPOL son las orejeras 3M Peltor H9A Standar tipo copa con arnés ajustable,
recomendadas para niveles de ruido cercanos a los 98 dB(A), con valores medios de
atenuación de 31 dB de SNR para fonos H9A según las normas ISO 4869, EN 352 y
NCh1331 y de 25 dB los valores de reducción de ruido NRR de acuerdo con la
norma ANSI S3.19-1974.
76
Dentro de la ficha técnica se nombran características de las orejeras como:
las copas con las que cuentan son de perfil medio y puntos pivotantes que permiten
a los usuarios inclinar y ajustarlas para mayor comodidad y eficiencia;
sus
almohadillas rellenas de espuma plástica mejoran su adherencia a los costados de la
cara y disminuyen la transmisión de calor; su arnés metálico, fabricado en acero
inoxidable, distribuye la presión entregando una mayor comodidad y adaptación a las
diversas características antropométricas del cráneo. Además, este arnés resiste
torceduras y deformaciones, y mantiene constante la presión a lo largo del tiempo,
asegurando de esta forma la mantención de la atenuación entregada.
En la ficha técnica como garantía se menciona que el vendedor o fabricante
de estos protectores tendrá la responsabilidad de reemplazar la cantidad de estos
que se pruebe ser defectuosos de fábrica, ante lo cual el cliente deberá presentar su
inquietud. Ni el vendedor ni el fabricante serán responsables de cualquier lesión
personal pérdida o daños ya sean directos o consecuentes que resulten del uso de
este producto. Antes de usarlo, el usuario deberá determinar si el producto es
apropiado para el uso pretendido y el usuario asume toda responsabilidad y riesgo
en conexión con dicho uso.
Las orejeras 3M Peltor traen las Instrucciones sobre su uso, limpieza y
almacenamiento, además de avisos
y advertencias en relación al producto (Ver
anexo 2).
TABLA N° 9
ESTADO DE LOS PROTECTORES AUDITIVOS EMPLEADOS
POR LOS ASPIRANTES DE LA ESCIPOL
RESPUESTAS
OBSERVACIONES
La tensión del arnés es fuerte
Las almohadillas poseen un buen sello
La almohadilla logra mantener un contacto continuo con la cabeza
Se observa la espuma del protector fuera de su revestimiento
Se observa alguna suciedad no posible de ser limpiada
Se encuentra indicado en la copa, la oreja a la cual pertenecen
(derecha e izquierda)
Se observan grietas o fisuras en la copa del protector
Se observa simetría entre las copas
77
SI
73
80
88
59
2
3
% Sí
76,0
83,3
4
91,7
3
61,5
7
2,1
6
3,1
4 4,2
75 78,1
3
NO % No
23 24,0
16 16,7
8 8,3
37 38,5
94 97,9
93
92
21
96,9
95,8
21,9
Continuando con el desarrollo del objetivo 3.1 en la tabla N°9 Se observa el
estado o aspecto que presentan 96 protectores auditivos (orejeras) empleados por
los aspirantes de ESCIPOL, encontrándose que este en general es bueno en cuanto
a la tensión del arnés que es fuerte en el 76% de los protectores, las almohadillas
poseen un buen sello en el 83,3%, las almohadillas logra mantener un contacto
continuo con la cabeza en el 91.6% y existe simetría entre las dos copas en el
78,1%. El estado de los protectores es regular porque se observan las espumas del
protector fuera de su revestimiento en el 61.5% y es malo teniendo en cuenta en el
96.9% no se encuentra indicado en cada copa la oreja a la cual pertenece.
Se observa además que existen algunas suciedades no posibles de ser
limpiadas en el 2.1% de los protectores y que hay grietas o fisuras en la copa del
protector en 4.2%.
Conocer las fallas que presentan los protectores auditivos es importante para
tomar las medidas correctivas en cuanto al cuidado y el mantenimiento que estos
equipos deben recibir, para evitar el deterioro de la audición en el personal de la
ESCIPOL expuesto a ruido, que como ya se mencionó antes presenta descensos en
sus umbrales auditivos en comparación con el estado auditivo que presentaban al
ingreso a la institución.
TABLA N° 10
OBSERVACIÓN DEL USO DE LOS PROTECTORES AUDITIVOS DE LA ESCIPOL
RESPUESTAS
OBSERVACIONES
El aspirante despeja su pabellón auditivo antes de ponerse el protector
El aspirante deja elementos que interfieran con el buen selle del protector
Los pabellones auditivos quedan bajo las copas del protector auditivo y la
cabeza
Se observa un buen selle entre las almohadillas del protector auditivo y la
cabeza
El aspirante ajusta el arnés del protector auditivo
El protector auditivo es utilizado en ambiente ruidoso
Durante la práctica es retirado el protector auditivo para conversar
El protector auditivo es llevado en la mano
El protector auditivo es dejado abandonado
78
SI
43
51
49
34
39
49
45
23
11
% Sí
81,1
96,2
92,5
64,2
73,6
92,5
84,9
43,4
20,8
NO %No
10 18,9
7
2 3,8
4
19
14
4
8
30
42
7,5
35,8
26,4
7,5
15,1
56,6
79,2
El protector auditivo es dejado caer
13
24,5
40 75,5
De acuerdo con el objetivo específico 3.2 se observa en forma directa el
modo de uso de la protección auditiva (orejeras) por 56 aspirantes de la ESCIPOL
durante las prácticas de tiro. En Tabla N°10 se registra que el uso de los protectores
auditivos es bueno en cuanto a que el aspirante despeja su pabellón auditivo antes
de ponerse el protector en el 81,1% de los aspirantes, el aspirante ajusta el arnés del
protector auditivo en el 73,6% , el protector auditivo es utilizado en ambiente ruidoso
en el 92,5%. El uso de los protectores auditivos es regular porque los pabellones
auditivos quedan bajo las copas del protector auditivo y la cabeza en el 64,2% de los
aspirantes, el protector es llevado en la mano por el 43,4% y el 56,6% llevan el
protector insertado en uno de los muslos de las piernas. El uso de los protectores
auditivos es malo porque el aspirante deja elementos que interfieran con el buen
selle del protector en 96,2% y durante la práctica es retirado el protector auditivo para
conversar en el 84,9% de los aspirantes.
Se observa además que el protector auditivo es dejado abandonado por el
20,8% de los aspirantes y que es dejado caer por el 24,5%.
La información obtenida es importante para tomar las medidas correctivas
sobre el modo de uso de la protección auditiva que los aspirantes demuestran.
El objetivo Específico 3.3 preguntar a los aspirantes de la ESCIPOL acerca de
la información que manejan sobre la protección auditiva y sobre cómo es el modo de
uso que ellos hacen de dicha protección durante las prácticas de tiro, fue
desarrollado en conjunto con el objetivo específico 2.3 al aplicar la encuesta dirigida
a los aspirantes de la ESCIPOL. (Ver tabla N°8).
79
TABLAS N° 11
TABLA 11-A
COMPARACIÓN DE LOS UMBRALES AUDITIVOS DESPUÉS DE LA EXPOSICIÓN A RUIDO
USANDO UNA PROTECCIÓN AUDITIVA (OREJERAS O) Y
DOBLE PROTECCIÓN AUDITIVA (TAPONES PERSONALIZADOS Y OREJERAS T+O)
OÍDO DERECHO
Fr
N°
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
1000
2000
3000
4000
6000
8000
O
T+O
≠
O
T+O
≠
O
T+O
≠
O
T+O
≠
O
T+O
≠
O
T+O
≠
5
15
10
15
10
15
10
10
15
10
5
5
10
10
5
15
10
15
10
10
10
10
10
10
5
5
10
10
0
0
0
0
0
-5
0
0
-5
0
0
0
0
0
10
15
15
15
10
15
10
10
15
15
10
10
15
10
10
10
10
15
10
15
10
5
15
15
10
10
10
10
0
-5
-5
0
0
0
0
-5
0
0
0
0
-5
0
10
10
20
25
10
15
10
10
10
10
10
10
10
10
10
5
15
20
5
10
5
5
10
10
10
5
5
10
0
-5
-5
-5
-5
-5
-5
-5
0
0
0
-5
-5
0
10
5
20
20
10
15
10
10
15
10
10
10
5
10
10
5
15
15
5
5
10
5
10
10
10
10
5
5
0
0
-5
-5
-5
-10
0
-5
-5
0
0
0
0
-5
15
10
20
15
15
15
30
10
30
20
30
20
10
20
15
10
20
10
10
15
10
10
25
15
30
20
10
20
0
0
0
-5
-5
0
-20
0
0
-5
0
0
0
0
20
20
30
25
15
25
25
15
40
25
40
20
15
30
20
15
20
10
10
20
25
15
20
15
40
15
10
25
0
-5
-10
-15
-5
-5
0
0
-20
-10
0
-5
-5
-5
TABLA 11-B
DIFERENCIAS EN dB. ENTRE LOS UMBRALES AUDITIVOS DESPUÉS DE LA EXPOSICIÓN A RUIDO
80
USANDO UNA PROTECCIÓN AUDITIVA (OREJERAS) Y
DOBLE PROTECCIÓN AUDITIVA (TAPONES PERSONALIZADOS Y OREJERAS)
Fr
≠ dB.
0
-5
-10
-15
-20
1000
N°
%
2000
N°
%
12
2
0
0
0
10
4
0
0
0
85,7
14,3
0,0
0,0
0,0
71,4
28,6
0,0
0,0
0,0
OÍDO DERECHO
3000
4000
N°
%
N°
%
5
9
0
0
0
37,7
64,3
0,0
0,0
0,0
7
6
1
0
0
50,0
42,9
7,1
0,0
0,0
6000
N°
%
10
3
0
0
1
71,4
21,4
0,0
0,0
7,1
8000
N°
%
4
6
2
1
1
28,6
42,9
14,3
7,1
7,1
De acuerdo con el objetivo específico 3.4. comprobar la efectividad de la doble
protección auditiva como forma para evitar el descenso temporario del umbral
auditivo. En los oídos derechos de 14 aspirantes de la ESCIPOL (tabla N° 11-A) se
comparan los umbrales auditivos después de la exposición a ruido usando orejeras,
con los umbrales auditivos después de la exposición a ruido utilizando
simultáneamente tapones personalizados más orejeras, en la Tabla N°11-B se
muestran las diferencias o disminuciones en dB. encontradas entre los umbrales
comparados, las que fueron desde 5 hasta 20 dB. para las frecuencias entre 1000
Hz. a 8000 Hz, con su respectivo porcentaje; además se observan los casos que no
tuvieron ninguna diferencia (0 dB.)
Para
los oídos derechos al usar doble protección auditiva (tapones
personalizados y orejeras) hubo mayor protección de la audición de los aspirantes
entre el 50% y el 71.4%, en las frecuencias a partir de los 3000 Hz. porque estas
presentaron disminución de dB. en los umbrales auditivos posteriores a la exposición
al ruido impulsivo de las pistolas a excepción de la de 6000 Hz. en la que no hubo
variaciones en el umbral en el 71.4% de los aspirantes
Gráfico N° 10
DIFERENCIAS EN dB. ENTRE LOS UMBRALES AUDITIVOS DESPUÉS DE LA EXPOSICIÓN A RUIDO
USANDO UNA PROTECCIÓN AUDITIVA (OREJERAS) Y DOBLE PROTECCIÓN AUDITIVA (TAPONES
PERSONALIZADOS Y OREJERAS) EN OÍDOS DERECHOS
81
En el gráfico N°10 En 14 oídos derechos, se aprecian para cada una de las
frecuencias analizadas, las diferencias o disminuciones en dB. desde 5 hasta 20 dB.,
entre los umbrales auditivos después de la exposición a ruido usando orejeras con
los umbrales auditivos después de la exposición a ruido utilizando doble protección
auditiva, con sus respectivos porcentajes. Encontrándose la mayor cantidad de
diferencias o disminuciones del umbral, en la frecuencia de 8000 Hz. donde el 71,4%
tuvieron diferencias desde 5 a 20 dB. y en la frecuencia de 3000 Hz. el 64,3%
tuvieron diferencias de 5 dB. En la frecuencia de 4000Hz. el 50% tuvieron diferencias
entre 5 y 10 dB.; para el resto de las frecuencias en la mayoría de aspirantes no se
observaron diferencias entre los umbrales.
TABLAS N° 12
TABLA 12-A
COMPARACIÓN DE LOS UMBRALES AUDITIVOS DESPUÉS DE LA EXPOSICIÓN A RUIDO
USANDO UNA PROTECCIÓN AUDITIVA (OREJERAS O) Y
DOBLE PROTECCIÓN AUDITIVA (TAPONES PERSONALIZADOS Y OREJERAS T+O)
OÍDO IZQUIERDO
Fr
N°
1000
O
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
10
15
15
20
15
15
15
5
10
15
T+O
2000
≠
10 0
10 -5
15 0
15 -5
15 0
5 -10
15 0
5 0
5 -5
10 -5
O
10
15
20
15
20
15
10
10
10
15
3000
T+O
≠
O
10
10
20
10
15
10
10
10
10
10
0
-5
0
-5
-5
-5
0
0
0
-5
5
10
15
25
20
10
20
5
10
15
T+O
4000
≠
5 0
10 0
10 -5
15 -10
20 0
5 -5
20 0
5 0
5 -5
10 -5
82
O
10
10
25
20
15
10
15
10
10
15
T+O
6000
≠
10 0
10 0
15 -10
20 0
15 0
10 0
15 0
10 0
10 0
10 -5
O
10
30
25
15
15
10
20
10
15
15
T+O
8000
≠
10 0
10 -20
10 -15
10 -5
10 -5
10 0
5 -15
10 0
15 0
10 -5
O
10
35
35
30
20
30
25
15
35
15
T+O
≠
5 -5
25 -10
30 -5
30 0
15 -5
30 0
15 -10
15 0
15 -20
10 -5
11
12
13
14
15
10
10
15
10
10
10
10
-5
0
0
-5
20
10
15
15
5 -15
10 0
10 -5
10 -5
15
10
10
15
10
10
10
15
-5
0
0
0
10
20
5
10
10
20
5
10
0
0
0
0
15
25
15
10
15 0
25 0
5 -10
10 0
15
25
15
30
15
25
15
30
0
0
0
0
TABLA 12-B
DIFERENCIAS EN dB. ENTRE LOS UMBRALES AUDITIVOS DESPUÉS DE LA EXPOSICIÓN A RUIDO
USANDO UNA PROTECCIÓN AUDITIVA (OREJERAS) Y
DOBLE PROTECCIÓN AUDITIVA (TAPONES PERSONALIZADOS Y OREJERAS)
Fr
dB.
0
-5
-10
-15
-20
1000
N°
%
7
6
1
0
0
50,0
42,9
7,1
0,0
0,0
OÍDO IZQUIERDO
IZQUIERDO4000
2000 OIDO3000
N°
%
N°
%
N°
%
6
7
0
1
0
42,9
50,0
0,0
7,1
0,0
8
5
1
0
0
57,1
35,7
7,1
0,0
0,0
12
1
1
0
0
85,7
7,1
7,1
0,0
0,0
6000
N°
%
7
3
1
2
1
50,0
21,4
7,1
14,3
7,1
N°
7
4
2
0
1
8000
%
50,0
28,6
14,3
0,0
7,1
De acuerdo con el objetivo específico 3.4. comprobar la efectividad de la doble
protección auditiva como forma para evitar el descenso temporario del umbral
auditivo. En los oídos izquierdos de 14 aspirantes de la ESCIPOL (tabla N° 12-A) se
comparan los umbrales auditivos después de la exposición a ruido usando orejeras,
con los umbrales auditivos después de la exposición a ruido utilizando
simultáneamente tapones personalizados más orejeras, en la Tabla N°12-B se
muestran las diferencias o disminuciones en dB. encontradas entre los umbrales
comparados, las que fueron desde 5 hasta 20 dB. para las frecuencias entre 1000
Hz. a 8000 Hz, con su respectivo porcentaje; además se observan los casos que no
tuvieron ninguna diferencia (0 dB.)
Para los oídos izquierdos, al usar doble protección auditiva (tapones
personalizados y orejeras) hubo mayor protección de la audición de los aspirantes
entre el 50% y el 57,1%, en las frecuencias de 1000, 2000, 6000 y 8000Hz., porque
estas presentaron disminución de dB. en los umbrales auditivos posteriores a la
exposición al ruido impulsivo de las pistolas, en la frecuencia de 3000 Hz el 42,9%
presentaron disminuciones en los umbrales y en la frecuencia de 4000 Hz en el
85,7% de los aspirantes no tuvo variaciones en los umbrales.
Gráfico N° 11
83
DIFERENCIAS EN dB. ENTRE LOS UMBRALES AUDITIVOS DESPUÉS DE LA EXPOSICIÓN A RUIDO
USANDO UNA PROTECCIÓN AUDITIVA (OREJERAS) Y DOBLE PROTECCIÓN AUDITIVA (TAPONES
PERSONALIZADOS Y OREJERAS) EN OÍDOS IZQUIERDOS
12=85,7
12
Aspirantes
10
8
6
7=50%
6=42,9%
8=57,1%
7=50%
6=42,9%
7=50%
5=35,7%
4
2
1=7,1%
1=7,1%
1=7,1%
1=7,1%
0
1000 Hz
2000 Hz
3000 Hz
4000 Hz
-15
-5
-20
-10
7=50%
4=28,6%
3=21,4%
2=14,3%
2=14,3%
1=7,1%
1=7,1%
1
6000 Hz
8000 Hz
0 dB
En el gráfico N°11 En 14 oídos izquierdos se aprecian para cada una de las
frecuencias analizadas las diferencias o disminuciones en dB. desde 5 hasta 20 dB.
entre los umbrales auditivos después de la exposición a ruido usando orejeras con
los umbrales auditivos después de la exposición a ruido utilizando doble protección
auditiva con sus respectivos porcentajes. Encontrándose la mayor cantidad de
diferencias o disminuciones del umbral, en la frecuencia de 2000 Hz donde el 57,1%
tuvieron diferencias de 5 y 15 dB. En las frecuencias de 1000, 6000 y 8000 Hz. igual
número de aspirantes tuvieron diferencias entre los umbrales el 50%, en 3000 el
42,8% tuvieron diferencias de 5 y 10 dB y en la frecuencia de 4000 Hz. la mayoría
de aspirantes no presentaron diferencias entre los umbrales.
TABLA N° 13
NIVEL DE ATENUACIÓN EN dB. DE LA PROTECCION AUDITIVA
Fr
TIPO
PROTECCIÓN
Sin protección
Tapón personalizado
orejeras
Combinación de tapón y
orejeras
250
Hz.
500
Hz.
1000
Hz.
2000
Hz.
3000
Hz.
4000
Hz.
6000
Hz.
8000
Hz.
5
25
25
35
0
35
40
45
0
30
35
40
0
30
35
40
0
30
30
40
0
45
35
50
0
50
40
55
0
60
45
65
Gráfico N° 12
84
De acuerdo con el objetivo específico 3.5 se comparan la atenuación sonora
en dB. de la protección auditiva analizada en el estudio orejeras, tapones
personalizados y uso combinado de estos dos elementos de protección auditiva para
las frecuencias entre 250 a 8000Hz. En la tabla N° 13 y el gráfico N° 12 se observa
que para todas las frecuencias el uso combinado de tapón y orejeras genera una
atenuación mayor ante el sonido frente al uso de una sola protección auditiva: frente
a las orejeras la atenuación es de +5 dB. en las frecuencias de 500, 1000 y 2000
Hz., de +10 dB. en las frecuencias de 250 y 3000 Hz., de +15 dB. para 6000 Hz. y
de +20 dB. para 8000Hz.; frente al tapón personalizado la atenuación es de +10dB.
para las frecuencias de 250 a 3000 Hz. y de +5 dB. para el resto de las frecuencias.
Al comparar el tapón personalizado y las orejeras presentan la misma atenuación
para las frecuencias de 250 y 3000 Hz., una atenuación de +5 dB. para las orejeras
en las frecuencias de 500 a 2000 Hz., una atenuación de +10 dB. para los tapones
en las frecuencias de 3000 y 4000 Hz. y de +15dB. en la frecuencia de 8000Hz.
Comparar el nivel de atenuación sonora entre los equipos de protección
auditiva analizada en el estudio orejeras, tapones personalizados y uso combinado
de estos dos elementos, es importante para recomendar que los aspirantes de la
ESCIPOL usen doble protección auditiva en lugar una sola (orejeras) para evitar el
daño en la audición.
85
DISCUSIÓN
En las prácticas de tiro con pistolas se generan elevados niveles de ruido
impulsivo altamente perjudiciales para el oído, considerando que sobre los 95 dB. (C)
de presión sonora y ante un tiempo prolongado de exposición a este tipo de ruido, se
puede generar un pérdida auditiva inducida por ruido, muy perjudicial para el
desempeño laboral de un aspirante de la PDI, ante situaciones extremas de
enfrentamiento, donde la audición es un sentido de alerta; al rendir declaraciones
ante la fiscalía, donde las fallas de discriminación auditiva pueden poner en duda la
86
fidelidad y veracidad de
sus afirmaciones. Perder audición además le afecta el
desempeño personal, familiar y social. De acuerdo con el CAOHC (1993) el ruido
produce otras alteraciones en la salud como la dilatación de las pupilas, agitación
respiratoria, aumento de la presión arterial, menor irrigación sanguínea, disminución
de la secreción gástrica, aumento del colesterol, aumento de la glucosa en la sangre
y efectos psicológicos como el insomnio, fatiga, estrés, depresión, irritabilidad,
histeria, neurosis, aislamiento social, falta de deseo sexual.
En este estudio se ha evaluado el ruido impulsivo generado por las pistolas en
una práctica de tiro realizada por los aspirantes de la ESCIPOL, encontrándose
niveles entre 118,2 y 119,8 dB. producidos por una y por varias pistolas en un
polígono cerrado. Si se tiene en cuenta la información anterior y el artículo 80 del
decreto supremo N° 594/1999 del MINSAL, Título IV De la Contaminación ambiental,
párrafo III
Agentes físicos-Ruido, en donde se indica
el tiempo de exposición
permitido en relación al ruido impulsivo para los niveles de presión sonora diferentes
a 95 dB. (C) peak sin utilizar protección auditiva; el tiempo de exposición permitido
para los aspirantes de la ESCIPOL sería entre 2,36 minutos y 1,49 minutos en vez
de 120 minutos que dura una práctica de tiro utilizando la protección auditiva en
tiempo parcial porque esta es retirada para conversar. Al considerar el tiempo de
exposición a ruido impulsivo removiendo la protección auditiva aunque sea por un
periodo corto se corre el riesgo de dañar la audición. Hiselius y Hult, en el artículo
N° 79 de MAFRE SEGURIDAD del 2000, afirman que un minuto sin protección
auditiva causa el mismo daño que mil minutos con protección, así si un aspirante de
la ESCIPOL se retira la protección auditiva sus oídos recibirán 1000 veces más
energía acústica por unidad de tiempo. Es importante considerar además que la
cóclea queda desprotegida porque la latencia del reflejo estapedial entre 10 a 200
mseg es más larga que la duración de la detonación, es decir el reflejo no alcanza a
activarse.
Al comparar las audiometrías de ingreso de 114 aspirantes con las
audiometrías después de tres años de estudio en la ESCIPOL, no se encontraron
perdidas auditivas, pero si descensos en los umbrales auditivos y algunas muescas
en las frecuencias agudas provocadas por los altos niveles de intensidad a los que
87
están expuestos los aspirantes, al tiempo de exposición y al mal uso de los
protectores auditivos durante las prácticas de tiro.
Los descensos en los umbrales auditivos hallados en este estudio podrían
evidenciar que la mayoría de los aspirantes de la ESCIPOL se encuentran en un
período previo al inicio de una PAIR en donde el deterioro auditivo no es significativo,
pero la persona manifiesta algunos signos y síntomas como cansancio, tinitus
ocasional y malestar producidos por la exposición al ruido impulsivo de las pistolas.
Algunos síntomas fueron manifestados al encuestar a la población estudiada:
zumbidos en los oídos, estrés, nerviosismo y poca concentración. El menor número
de aspirantes que presentan muescas en las frecuencias agudas estarían mucho
más cercanos a un grado de PAIR leve en donde ya se manifiesta la dificultad leve
para percibir los tonos agudos y aun no se presentan dificultades en la comunicación.
Los síntomas mencionados anteriormente podrían desaparecer en minutos, horas o
días después de que termina la exposición a ruido y el tirador supone que sus oídos
están bien. Sin embargo, aunque no aparezcan ninguno de los síntomas en los
oídos, algunas de las células ciliadas ya han sido destruidas por el ruido y como aún
quedan suficientes células ciliadas sanas, la audición parece estar normal. Werner
(2006) señala que puede haber una destrucción de hasta el 17 % de células ciliadas
externas sin que se perciba pérdida auditiva.
Remy Pujol a través de la microscopía electrónica pudo observar los cambios
en la estructura histológica del órgano de Corti, cambios progresivos y hasta cierto
punto reversibles cuando existe un descenso temporario del umbral (DTU) debido a
edema de las terminaciones nerviosas, alteraciones vasculares, modificaciones
químicas y alteraciones en la forma de los cilios que originan menor contacto entre
estos y la membrana tectoria, este descenso del umbral se recupera después de un
periodo de reposo sin exposición a ruido. En este estudio se encontraron descensos
temporarios del umbral (DTU) al comparar 76 audiometrías de vía aérea en el rango
88
frecuencial entre los 1000-8000 Hz.,
antes y después de la exposición a ruido
utilizando orejeras como protección auditiva.
Ward en 1961, afirma que la pérdida auditiva típica desarrollada en personas
expuestas a ruido impulsivo como el que se producen en explosiones, disparos o
estampidos; comienza y suele ser más severa en la zona de los 4.000 a 6.000 Hz.
En apariencia el latigazo de partición coclear producido por la onda viajera asociada
a un único impulso alcanza también su máxima amplitud en la región de 10 mm.
Buffe en 1988 en un trabajo experimental comprueba que un disparo provoca una
oscilación del tímpano que es máxima entre los 3400
y los 4000 Hz., lo cual
ayudaría a explicar que las lesiones aparezcan en esas frecuencias y en las
superiores. Werner en 2006 refiere que las frecuencias más susceptibles en la
hipoacusias inducidas por ruido son la agudas entre 3000 y 6000 Hz. produciendo
una muesca o escotoma en la frecuencia de 4000 Hz.
En este estudio al analizar los desplazamientos del umbral que presentan los
aspirantes después de 3 años de estar expuestos a ruido impulsivo de las armas, se
encontró que las frecuencias que presentan muescas mayores a 20 dB. fueron las de
6000 y 8000 Hz para los oídos derechos e izquierdos, más la de 4000 Hz solo para
los oídos izquierdos; al analizar los DTU se encontró que las frecuencias más
afectadas fueron para los oídos derechos las comprendidas entre 3000 y 8000 Hz.
siendo la de 6000 Hz. la que presenta mayor cantidad de DTU y para los oídos
izquierdos las frecuencias comprendidas entre los 2000-8000 Hz. siendo la de 8000
Hz. la que presenta mayor número de DTU; en ambos oídos el mayor DTU se
encuentra en la frecuencia de 8000Hz., con 20dB. para los oídos derechos y 25 dB
para los oídos izquierdos.
De acuerdo con los resultados obtenidos donde las frecuencias de 6000 y
8000 Hz. presentaron mayores muescas en los descensos del umbral auditivo y
mayor números de DTU hacen pensar que la típica muesca en 4000 Hz. no siempre
aparece ante los ruidos impulsivos, esto debido a que una detonación no es un
sonido puro con una frecuencia única, sino un conjunto de frecuencias que se
89
propaga en forma de una onda de presión sonora, que al inicio presenta todas las
frecuencias audibles y una parte de la gama de los ultrasonidos, a medida que
transcurre el tiempo van desapareciendo las frecuencias agudas y al
final solo
persisten las frecuencias medias y graves.
Lo anterior es demostrado por autores como el Dr. José María Relanzón
López, en Madrid en 1992 encontrando que la frecuencia 6000 Hz. es la más
susceptible, la que más precozmente se lesiona y la que inicialmente sufre mayores
cambios de umbral, ante el ruido de las armas de fuego, al revisar la literatura
encontró que aunque muchos autores hallaron mayor susceptibilidad en la frecuencia
de 4000 Hz., fueron mayoría los que lo hicieron en la frecuencia de 6000 Hz. entre
estos autores se destacan los estudios de Walden, realizado en 1975 en el
U.S.Army, los de Salmivalli en el ejército Finlandés, que encontró el doble de
afectación de la frecuencia 6000 Hz. que de la 4000 Hz., y los de Ylikoski que en
1987 consideraba que era la 4000 Hz., luego en 1989 comprobó que era la 6000 Hz.
la mas precozmente afectada. Otros autores coinciden en que la frecuencia 6000 Hz.
es la que más se afectada, entre ellos Buffe en Francia 1988, Pilgramm en Alemania
1991, Poncet 1991, Klockhof en 1986, Gámez, Relanzón en 1987, Jiménez en 1989,
Fierrera en 1990.
Massart en 1991, encontró que no es la frecuencia de 4000 Hz. ni la 6000 Hz.
la más afectada, sino la 8000 Hz., en su trabajo la frecuencia de 8000 Hz. se afecta
en el 50% de los casos, la 6000 Hz. en el 30% y la 4000 Hz. en el 20 %. En el trabajo
de Gil Carcedo también
la frecuencia de 8000 Hz. fue la que sufría mayores
variaciones.
Al encontrar en los aspirantes de la ESCIPOL descensos temporarios del umbral
(DTU) después de una práctica de tiro con orejeras como equipo de protección
auditiva, se consideró evaluar la audición después de una práctica de tiro usando
doble protección auditiva orejeras más un protector personalizado en 14 estudiantes
que presentaron DTU, para comparar los resultados; en ambos oídos para las
frecuencias de 1000 a 8000 Hz. se encontraron disminuciones de los umbrales
90
audiométricos después de la exposición a ruido utilizando doble protección auditiva,
Las diferencias encontradas favorecen el uso de la doble protección auditiva como
método para evitar el descenso temporario del umbral y prevenir una pérdida auditiva
inducida por ruido. Lo anterior coincide con la U.S. Army Environmental Hygiene
Agency (1975)
que propone el uso de tapones auditivos en combinación con
orejeras porque proporcionan una atenuación entre 5 a 19 dB. más; y con lo
expuesto por Berger (1983) y Damongeot et al (1989) quienes afirman que el uso
combinado de dos elementos de protección auditiva proveen mayor protección que
cualquiera de los dos elementos solos.
Del uso y cuidado que se le dé a la protección auditiva depende la efectividad
de su atenuación frente al ruido. En la encuesta aplicada a 114 aspirantes de la
ESCIPOL se encontró que el 93,9% expresan que es necesario usar los protectores
auditivos durante todo el tiempo de práctica mientras se está expuesto a ruido, el
61,1% saben que se enfrentan a riesgos para la salud al no utilizar la protección
auditiva y 64% responden saber sobre los efectos del ruido en la audición. Las
anteriores respuestas no coinciden con el tiempo de uso de la protección auditiva
durante las prácticas de tiro, porque el 44,9% responden retirarse parcial o
totalmente las orejeras para conversar y 55% responden que para comunicarse con
alguien se alejan del ruido, lo que no es completamente posible dentro de un
polígono cerrado, donde los aspirantes podrán alejarse medianamente de la fuente
sonora pero igual son alcanzados por el ruido impulsivo producido por las armas, y
al retirarse la protección auditiva se encuentran en riesgo de lesionar su audición.
Además el 37,2% de los aspirantes consideran que su equipo de protección auditiva
no es compatible con otros elementos de protección personal como las gafas de
protección visual usadas por ellos, porque impiden un buen selle entre las
almohadillas del protector y la cabeza al no poder despejar el pabellón auricular
retirando el armazón de gafas para la colocación de las orejeras, como lo proponen
las indicaciones de uso de este equipo de protección auditiva. El 50.5% manifiestan
como mayor dificultad al colocarse el protector auditivo que el arnés no se ajusta lo
suficientemente bien, lo cual puede ser debido a que el 56,6% de los aspirantes
llevaban el protector auditivo insertado en uno de los muslos de las piernas, el
91
26,3% refieren que el arnés no se acomoda a su cabeza y 23,2% dicen que el arnés
les ajusta mucho hasta incomodarle, este último aspecto en este estudio no fue muy
influyente en el tiempo del uso del protector auditivo como si lo fue el hecho de
retirárselo para comunicarse.
El nivel de atenuación proporcionado por el protector auditivo fue la
característica principal que el 55,4% de los aspirantes consideraron se debe tener en
cuenta para elegirlo, en segundo lugar califican la comodidad que este le ofrece a la
persona y su compatibilidad con otros elementos de protección personal. Esta
respuesta dada por los aspirantes de la ESCIPOL coincide con la guía para la
selección y control de los protectores auditivos del Instituto de salud pública en Chile,
donde se expone que las exigencias en materia de atenuación sonora son el
principal factor a considerar en la selección de un protector auditivo lo que permite
garantizar una protección eficaz en términos de reducir el nivel de ruido a niveles de
presión sonora bajo el nivel de acción, que es el nivel de exposición total diario.
Dentro de la encuesta el 43,4% seleccionaron al deterioro del protector
auditivo por el tiempo de uso como el factor más influyente en la efectividad del
mismo, seguido de la compatibilidad con otros elementos de protección, la
comodidad y la mala colocación del protector. Autores como Berger, E.H., J.R.
Franks, and F. Lindgren (1996) explican que el rendimiento de los protectores
disminuye por debajo del 50 % en los lugares de trabajo donde la colocación y su
uso no es el adecuado a diferencia de los altos porcentajes de atenuación sonora
obtenida en los laboratorios en donde todas las condiciones están controladas y se
utiliza personal bien entrenado en el uso de protectores auditivos. Según
Osguthorpe en 1991, la eficacia de los protectores auditivos depende más de las
prácticas inteligentes de equipamiento, de una buena instrucción y del aprendizaje
del propio dispositivo. En este estudio se encontró que a los aspirantes de la
ESCIPOL les hace falta instrucciones e información sobre la importancia del uso de
los protectores auditivos, porque el 57,5% refieren haber recibido instrucciones al
respecto y sólo el 14,2% responden haber recibido alguna información sobre la
importancia de los protectores auditivos
92
Las orejeras son un buen elemento de protección auditiva siempre y cuando
cuenten con las características apropiadas para suplir las necesidades de atenuación
de ruido requeridas para el sitio laboral. En el caso de la ESCIPOL donde hay
exposición a ruido impulsivo de alta intensidad entre los 118 y los 120 dB.(C), las
orejeras utilizadas por los aspirantes, que han sido diseñadas para lugares donde la
exposición a ruido laboral esté cercana a los 98 dB.(A), entregando un valor de
reducción de ruido NRR de 25 dB., no ofrecen la suficiente atenuación requerida
frente al ruido impulsivo de las pistolas. En este estudio a través de audiometría de
campo libre utilizando tapones personalizados, orejeras o estos dos elementos
simultáneamente se compararon los niveles de atenuación ofrecida encontrándose
que para todas las frecuencias desde 250 Hz. a 8000Hz. el uso combinado de tapón
y orejeras ofrece una atenuación mayor ante el sonido frente al uso de una sola
protección auditiva. Para las frecuencias medias fueron los mejores elementos de
protección auditiva las orejeras que ofrecieron 5 dB. más de incremento en la
atenuación sonora frente a los tapones personalizados; para las frecuencias agudas
a partir de 4000Hz. fueron los tapones personalizados los mejores elementos de
protección auditiva ofreciendo entre 10 y 15 dB. más de atenuación sonora por
encima de las orejeras.
CONCLUSIONES
El grupo de aspirantes de ESCIPOL constituye un grupo en riesgo de sufrir
lesiones auditivas ya que es una población que está expuesta a altos niveles de ruido
impulsivo provocado por las detonaciones de la pistolas que usan durante las
prácticas de tiro, en este estudio el enfoque fue dirigido sobre tres aspectos
relevantes: El primero relacionado con el ambiente, que se refiere al polígono en
donde se realizan las prácticas de tiro; el segundo con los sujetos, que se refiere a
los aspirantes de tercer año de la ESCIPOL, y el tercero relacionado con la
93
protección auditiva, que se refiere a los elementos de protección personal que
reducen los niveles de presión sonora que llegan al oído para prevenir daños en la
audición, en el caso de los aspirantes de la ESCIPOL son utilizadas orejeras 3M
Peltor H9A Standar tipo copa con diadema ajustable.
Todos los interrogantes planteados al inicio del estudio fueron resueltos en su
totalidad, debido a que se conocen los altos niveles de ruido a los que están
expuestos los aspirantes de la ESCIPOL durante las prácticas de tiro, los cuales han
generado descensos en los umbrales auditivos y algunas caídas en las frecuencias
agudas, lo que demuestra que el equipamiento utilizado para la protección auditiva
(orejeras) no es el optimo para esta población y que en la selección, uso y
mantenimiento de dichos equipos no son tenidos en cuenta los criterios técnicos y
las recomendaciones para una adecuada selección, uso, limpieza, mantención y
almacenamiento de equipos de protección auditiva expuestos en la “guía para la
selección y control de los protectores auditivos del ISP ”de Chile. Aunque se exige el
uso de la protección auditiva durante las prácticas de tiro esta es retirada parcial o
totalmente para conversar. Se demuestra que es más efectivo en vez de un elemento
protección auditiva usar dos, orejeras más tapones personalizados hechos a la
medida del usuario y obtenidos a partir de un molde del conducto auditivo de cada
oído. Además se constata que en la institución no existe un programa de salud
auditiva que fomente el auto-cuidado y protección cuando se está expuesto a ruido.
Al tener en cuenta que los protectores auditivos tipo orejeras utilizadas por los
aspirantes de la ESCIPOL no ofrecen la suficiente atenuación requerida frente al
ruido impulsivo de las pistolas, debido a que han sido diseñadas para lugares donde
la exposición a ruido laboral esté cercana a los 98 dB. (A) y un valor de reducción de
ruido NRR de 25 dB., y considerando los desplazamientos en los umbrales auditivos
al comparar las audiometrías de ingreso con las realizadas después de tres años de
estudio, se hace necesario que en esta institución se considere:

El uso combinado de tapones personalizados junto con las orejeras que ofrezcan
un NRR de 30 dB.
94

La aplicación de las indicaciones proporcionadas por el estado de Chile a través
del Instituto de Salud Pública (ISP) en la guía de selección y control de los
protectores auditivos en relación a los criterios técnicos y las recomendaciones
para una adecuada selección, uso, limpieza, mantención y almacenamiento de
equipos de protección auditiva para el personal expuesto a ruido.

Capacitaciones sobre los efectos que tiene el ruido en la salud y en el uso
correcto de los protectores auditivos.

Implementación de un programa de promoción y prevención en salud auditiva
con controles audiométricos periódicos para los aspirantes de la ESCIPOL.

Evaluar la reverberación y materiales de atenuación de los polígonos cerrados
con el fin de implementar medidas de control técnicas y/o administrativas
destinadas a disminuir la exposición a ruido.

Desarrollar normas para la comunicación dentro de los polígonos, estableciendo
un lenguaje de señas o con luces para evitar que los aspirantes de la ESCIPOL
se retiren la protección auditiva para conversar durante las prácticas de tiro y
queden expuestos a riesgo de dañar su audición.
Si la institución realiza las sugerencias dadas se evitará cuestionamientos en
las declaraciones de sus profesionales y futuras indemnizaciones por enfermedad
profesional.
Teniendo en cuenta las conclusiones de este estudio se anexa una propuesta
para mejorar la protección auditiva del personal expuesto a ruido en la ESCIPOL.
BIBLIOGRAFÍA
1.
AEITP (Asociación Española de Instructores de Tiro policial). EQUIPOS DE
PROTECCIÓN ACÚSTICA- Aeitp.es PDF 2007.
2.
AEITP (Asociación Española de Instructores de Tiro policial). FISIOLOGÍA DEL
ENFRENTAMIENTO ARMADO: “EL DESEO DE SOBREVIVIR”. Registro
Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior n°587.339. www,aeitp.es.
2012.
95
3.
Albornoz Villagra, Christian. Sánchez Valenzuela, Mauricio. ESTRATEGIA
FRENTE A LA PROBLEMÁTICA DEL RUIDO OCUPACIONAL. Revista C & T
Ciencia y Trabajo. Año 8, N°20 abril / junio 2006, pág 58-64.
4.
Berger, E.H. “EAR Log Series, N°1 - N°20”. Aero Company, Indpls. IN. 19791992.
5.
Berger, E.H. Franks, J.R. Lindgren, F. 1996. “INTERNATIONAL REVIEW OF
FIELD STUDIES OF HEARING PROTECTOR ATTENUATION”. In A. Axelsson,
H. Borchgrevink, R.P. Hamernik, P.-A. Hellstrom, D. Henderson, and R.J. Salvi,
editors, Scientific Basis of Noise-Induced Hearing Loss, pp. 361–377. New York:
Thieme.
6.
CAOHC Council for Accreditation in Occupational Hearing Conservation, 1993.
7.
Chavez, Hortencia. Ortega. Aída. Soto, Enrique. Vega, Rosario. FISIOLOGÍA
DE LA AUDICIÓN: LA CÓCLEA. Instituto de fisiología Universidad Autónoma
de Puebla. 2003.
8.
De Sebastián, Gonzalo. Audiología Práctica, Ed. Panamericana, 1999, Capítulo
1, pág. 2.
9.
DECRETO SUPREMO 594/1999 DEL MINSAL, REGLAMENTO SOBRE
CONDICIONES SANITARIAS Y AMBIENTALES BÁSICAS EN LOS LUGARES
DE TRABAJO, Título IV de la Contaminación ambiental, párrafo III Agentes
físicos-ruido, artículos N° 70 al N° 82.
10. Diamante, Vicente. OTORINOLARINGOLOGÍA Y AFECCIONES CONEXAS,
ed, El Ateneo, 2004. pág 17 – 19.
11. Fonos 3M Peltor H9A Ficha Técnica.
96
12. García
Ruíz,
Jesús. FISIOLOGÍA
DEL
OÍDO
INTERNO:
MECÁNICA
COCLEAR. ANATOMÍA DE LAS VIAS AUDITIVAS.www.otorrinoweb.com.
13. Guía para la Selección y control de protectores Auditivos EPA del ISP de Chile.
14. Guía preventiva para los trabajadores expuestos a ruido del ISP de Chile. 2012.
15. Guía Técnica para la evaluación de los trabajadores expuestos a ruido y/o con
sordera profesional del ISP de Chile, 2005.
16.
Morales García, Carlos. OTONEUROLOGÍA CLÍNICA. ”Fisiología Coclear”.
Capítulo 1, páginas 13-19.
17.
Narins, Peter M. Pedemonte,
Marisa. Las células ciliadas de la cóclea, un
ejemplo de transducción bidireccional. Actas de Fisiología 1999. Pág 79 – 107.
18.
Osguthorpe, J.D. Klein, A.J. "PRESERVACIÓN LABORAL DE LA AUDICIÓN".
Clínicas otorrinolaringológicas de Norteamérica, Vol:2. 403-415. 1991.
19. Pacheco Arévalo, Gonzalo Enrique. TESIS “GUÍA PARA LA SELECCIÓN Y
CONTROL DE PROTECTORES AUDITIVOS”
U. Austral de Chile-Valdivia
2006.
20. Relanzón López, José María. TESIS “VALIDEZ DE LOS TEST PREDICTIVOS
DE LA FATIGA AUDITIVA EN LA PREVENCIÓN DEL TRAUMA ACÚSTICO”,
Madrid 1992. Pág 18-29 y 38.
21. Salinas, Mauricio. RUIDO Ciencia & Trabajo | AÑO 8 | NÚMERO 20 | ABRIL /
JUNIO 2006. www.cienciaytrabajo.cl Pág A25.
97
22. Rodríguez Ana Beatriz ORL. Presentación “ FISIOLOGÍA COCLEAR” 1ª y 2ª
Parte 2007.
23. Ruíz Casal, Efren. Tesis “CONTAMINACIÓN ACÚSTICA: EFECTOS SOBRE
PARÁMETROS FÍSICOS Y PSICOLÓGICOS .U. de la Laguna
24. U.S. Army Environmental Hygiene Agency. 1975.
25. Uso de Doble Protección Auditiva (Protector Auditivo de Inserción + Protector
Auditivo Tipo Orejera) INFORMACIÓN TÉCNICA División de Salud Ocupacional
y Seguridad Ambiental de 3M Chile S.A. PDF 2007.
26. Werner, Antonio. AFECCIONES AUDITIVAS DE ORIGEN OCUPACIONAL, Ed.
Dos y una, Argentina 2006. Capítulo 8.
ANEXO 1
PROPUESTA PARA MEJORAR LA PROTECCIÓN AUDITIVA
DEL PERSONAL EXPUESTO A RUIDO EN LA ESCUELA
DE INVESTIGACIONES POLICIALES DE LA PDI
En el presente documento se hacen recomendaciones y/o sugerencias para
mejorar la protección auditiva sobre tres aspectos relevantes de acuerdo con cada
98
uno de los objetivos generales planteados en el estudio, el primero relacionado con
el ambiente, el segundo con los sujetos y el tercero con la protección auditiva.
1. El Ambiente: Se refiere al polígono en donde se realizan las prácticas de tiro.

Instalar luces que al encenderse indiquen el momento de disparar, para
que las instrucciones no tengan que ser dadas verbalmente. Otras luces
intermitentes y de color rojo que adviertan de señales de alerta, peligro o
la necesidad de evacuación del lugar.

En el polígono cerrado se debería adecuar un sector aislado con vidrios
para poder observar, en donde los aspirantes que no se encuentren
disparando puedan conversar sobre los aspectos relevantes de su
entrenamiento profesional mientras afuera de esta sala se encuentran
aspirantes disparando.

Evaluar los materiales de las paredes del polígono para ver si estos
absorben suficientemente el ruido o lo reflectan.

Realizar modificaciones en las normas y reglamento existente del polígono
en el cual se considere el decreto supremo 594/1999 artículos 78 al 82, la
guía preventiva para los trabajadores expuestos a ruido del ISP de Chile y
la guía para la selección y control de los protectores auditivos ISP de
Chile.
2. Los Sujetos: Se refiere a los aspirantes de la ESCIPOL
 Adquirir para la ESCIPOL un audiómetro no muy especializado y en lo posible
una cámara silente que permita realizar dentro de la misma institución las
evaluaciones de ingreso de los aspirantes con el fin de asegurarse de que
estos no ingresen con una pérdida auditiva preexistente y se puedan realizar
cada 6 meses controles audiométricos durante el segundo y tercer año en la
99
escuela para verificar que los aspirantes si estén usando la protección auditiva
y en el caso contrario aplicar sanciones respectivas. La información
audiométrica obtenida durante los controles debería anexarse al curriculum
del funcionario para posteriores controles médicos.
De no ser posible tener una cámara silente adecuar una sala pequeña con
materiales como espuma o plumavit que amortigüen los sonidos externos.
Si los aspirantes ya vienen con una audiometría tomada en otra institución
podrían realizarse en la ESCIPOL otra audiometría durante el primer mes de
ingreso con el fin de corroborar los resultados para dar de baja a aquellos
aspirantes cuya audición presente alguna alteración desde el punto de vista
audiométrico.
 Realizar un programa de promoción y prevención en salud auditiva en el cual
estén contempladas además de las audiometrías ya mencionadas, carteles de
prevención sobre los efectos del ruido sobre la audición, el riesgo al que se
expone si no utilizan los protectores auditivos, el uso correcto de los
protectores auditivos, la limpieza y el mantenimiento de los protectores
auditivos. Además debe haber un supervisor que debe estar familiarizado con
el uso correcto y mantención de la protección auditiva y que chequee
periódicamente el uso de protección auditiva en el personal expuesto a ruido.
 El personal expuesto a ruido debe ser capacitado en las medidas de control
del ruido que se han implementado, en los efectos que tiene el ruido en salud
y en el uso correcto del protector auditivo de acuerdo con lo establecido en el
artículo 53 del Decreto 594/99 del MINSAL., dicha capacitación debe ser
teórica y práctica utilizando para ello una metodología acorde al grupo que va
ser instruido, se deben considerar contenidos como:
-
Anatomía y fisiología básica del sistema auditivo.
-
Conceptos básicos de ruido ocupacional.
-
Efectos en la audición producto de la exposición a ruido.
100
-
Niveles sonoros en sus lugares de trabajo.
-
El riesgo al que se expone si no se utilizan protectores auditivos.
-
La influencia del tiempo de uso en la eficacia de la protección auditiva.
-
La repercusión de la inserción correcta de los tapones y de la
colocación adecuada de las orejeras en la protección del riesgo.
-
La audición de mensajes verbales y/o señales de advertencia o
alarmas, en caso de que sea necesario.
-
Compatibilidad con otros equipos de protección personal.
-
Realización de actividades prácticas relacionadas con la correcta
colocación del protector auditivo.
-
Aspectos relacionados con la limpieza y el mantenimiento de los
protectores auditivos.
 Establecer un lenguaje de señas para dar instrucciones dentro del polígono,
para que las instrucciones no tengan que ser dadas verbalmente.
3. La Protección Auditiva: Se refiere a los elementos de protección personal que
reducen los niveles de presión sonora que llegan al oído para prevenir daños en la
audición, estos pueden ser orejeras, tapones y protectores auditivos especiales.
 Mejorar las características de la protección auditiva adquiriendo protectores
con un Nivel de reducción del ruido (NRR) de 30 dB y en el caso de las
orejeras que estas sean de posición única o universal y sean utilizadas detrás
de la nuca o bajo la barbilla para que tengan compatibilidad con otros equipos
de protección personal como elementos de protección ocular.
101
 Para aumentar la atenuación ante el ruido se debe considerar además de las
orejeras el uso de un segundo elemento de protección auditiva como los
tapones personalizados hechos a la medida del usuario y obtenidos a partir de
un molde del conducto auditivo de cada oído.
ANEXO 2
INSTRUCCIONES DE USO, LIMPIEZA, ALMACENAMIENTO, AVISOS
Y ADVERTENCIAS DE LAS OREJERAS PELTOR DE 3M
Instrucciones de Uso:

Utilice siempre los protectores con las manos limpias.

Colóquese los protectores antes de entrar al área de trabajo.

No se retire los protectores en el área de trabajo.
102

Siga las instrucciones de uso para lograr un buen ajuste:
-
Antes del ajuste, debe inspeccionar el producto para asegurarse que no
está deteriorado o dañado.
-
Si
están
dañados
o
deteriorados
deséchelos
inmediatamente
y
reemplácelos por unos nuevos.
-
Retire el pelo hacia detrás de las orejas y cualquier joya que pueda afectar
el sellado acústico antes de proceder al ajuste de la orejera.
-
Versión Diadema:
1. Separe las carcasas de la orejera y póngaselas sobre las orejas de forma que
las almohadillas sellen de forma suave y cómoda alrededor de las orejas (Figura1).
2. Ajuste la altura para maximizar la comodidad y el sellado deslizando las
carcasas arriba y abajo de la guía mientras sujeta el arnés (Figura 2).
3. Muestra el producto correctamente ajustado (Figura 3).
Cuando el protector auditivo se ajusta correctamente su propia voz debe sonar "a
hueco" y los sonidos de alrededor deben resultar amortiguados. Para un ajuste
óptimo las almohadillas deben sellar correctamente el oído sin interferencias en dicho
sellado, por ejemplo con patillas de gafas, bandas de ajuste de mascarillas, etc. La
103
carcasa debe cerrar completamente el oído. Si no consigue un ajuste correcto y
cómodo contacte con su supervisor o con 3M.
Limpieza y mantenimiento
1. Al final de cada turno las almohadillas deben limpiarse con productos adecuados,
como por ejemplo, 3M™ 105 toallitas limpiadoras, a fin de conservarlas limpias e
higiénicas. El equipo puede limpiarse también con una disolución de detergente
suave y agua.
2. Si las orejeras no pueden limpiarse, están deterioradas o dañadas, reemplácelas
por unas nuevas.
3. Las almohadillas y el absorbente interior pueden sustituirse usando el Kit de
Higiene tal y como se muestra a continuación. Véase la Fig. 9.
104
Figura N°9
-
Retire las almohadillas y el absorbente como se muestra.
-
Reemplace las almohadillas deterioradas o dañadas insertando el nuevo par
del kit de higiene.
-
Se recomienda cambiar los kits de higiene dos veces al año para mayor
comodidad y protección.
-
Deseche el producto dentro de 5 años desde la fecha de fabricación o
inmediatamente si están deteriorados, dañados o no pueden limpiarse.
4. Deseche el producto conforme con la legislación local.
Nota: Adicionalmente a los kits de higiene que aparecen a continuación, están
disponibles almohadillas adhesivas HY100 para absorción de sudor y humedad para
mayor comodidad e higiene.
105
Almacenamiento:
-
Guarde los protectores en un lugar seco y libre de contaminantes.
-
Almacene siempre el producto en su embalaje original y lejos de cualquier fuente
de calor o luz solar.
Mientras el producto se encuentra almacenado asegúrese de que la diadema (en
-
caso de la versión de diadema) o las almohadillas no se encuentren forzadas de
forma que se pueda dañar la orejera.
AVISOS
Asegúrese siempre de que el producto:
-
Es adecuado para el trabajo.
-
Se ajusta correctamente.
-
Se lleva puesto durante toda la exposición.
-
Se cambia cuando es necesario.

Este producto puede resultar dañado por algunas sustancias químicas.

Para más información puede consultar 3M.

Abandone el área inmediatamente si el protector auditivo resulta dañado.

La utilización de protectores higiénicos puede afectar al nivel de protección
auditiva de la orejera.

No modifique o repare este producto.
Las orejeras, y especialmente las almohadillas, pueden deteriorarse con el uso
por lo que deben ser examinadas frecuentemente, para detectar por ejemplo, roturas
o fugas. El sellado acústico del equipo puede verse afectado si se utilizan otros
equipos a la vez, como por ejemplo gafas, mascarillas, etc. Esto podría reducir la
atenuación proporcionada. En caso de duda, contacte con su supervisor o llame a
3M.
106
Mientras se utilizan, los protectores auditivos reducen el sonido ambiental
pudiendo afectar a la recepción de señales de alarma, advertencia y/o comunicación
vital. Seleccione siempre el producto correcto para cada ambiente de trabajo, de
forma que las señales imprescindibles de comunicación y emergencia se mantengan
audibles.
Las orejeras conformes a Normas Europeas EN352-1 y EN352-3 son "talla
mediana" o "talla pequeña" o "talla grande".
Las orejeras acopladas a casco "Talla mediana" ajustan a la mayoría de los
usuarios. La "Talla pequeña" o "Talla grande" es están diseñadas para ajustar a los
trabajadores para los que la "Talla mediana" no es adecuada.
Las orejeras ancladas a casco de seguridad deben usarse solamente con un
casco de seguridad certificado según aparece en la Tabla1.
Una adecuada selección, entrenamiento, utilización y mantenimiento de los
equipos son necesarios para conseguir una protección eficaz del usuario frente al
ruido.
Advertencias:
No seguir las instrucciones de uso de estos productos de protección personal y/o
no llevar la protección durante todo el tiempo de exposición puede afectar a la salud
del usuario y ocasionar una enfermedad grave o discapacidad permanente.
107

Documentos relacionados