A3_171 - somim

Transcripción

A3_171 - somim
MEMORIAS DEL XVII CONGRESO INTERNACIONAL ANUAL DE LA SOMIM
21 al 23 DE SEPTIEMBRE, 2011 SAN LUIS POTOSÍ, MÉXICO
A3_171
OBTENCION DE RECUBRIMIENTOS DUPLEX NIQUEL QUIMICO PROYECCION TERMICA SOBRE ACERO DE BAJO CARBONO. EFECTO EN SU
COMPORTAMIENTO A LA CORROSION EN MEDIO SALINO.
A. Barba-Pingarrón1, M. A. Hernández-Gallegos1. F. Sánchez-de Jesús2, A.M. Bolarín-Miró2, R. Valdez-Navarro1 , J. C.
Rosas-Islas1, E. Suárez-Juárez1, J. A. Morales-Soto1
1 Centro de Ingeniería de Superficies y Acabados (CENISA). Facultad de Ingeniería. UNAM.
Edificio “T”. Bernardo Quintana, 2º nivel. Circuito Exterior. Ciudad Universitaria. México, 04510, D.F.
[email protected], [email protected]
2 Área Académica de Ciencias de la Tierra y Materiales. Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.
[email protected], [email protected]
coatings and flame thermal spray NiCrFeBSi
coatings on 1018 AISI carbon steel. Deposits were
characterized using optical and scanning electron
microscopy techniques and electrochemical tests
using sodium chloride solution. Results shows better
corrosion resistance of combined coatings.
RESUMEN
Los recubrimientos obtenidos por técnicas de
proyección térmica con flama, con frecuencia,
presentan elevada porosidad y baja adherencia, lo
cual reduce sus opciones de aplicación. Una vía para
intentar solucionar este problema es asociar este tipo
de revestimientos con alguna otra capa. En este
trabajo se presentan los resultados más relevantes de
una
investigación en
que
se
contrastan
recubrimientos obtenidos mediante proyección
térmica, usando una combinación Ni-Cr-Fe-B-Si, que
se comparan con este mismo tipo de revestimientos,
pero a los que se ha asociado una capa de niquelado
químico, todo ello sobre un acero de bajo carbono
AISI 1018. Se caracterizaron los diversos sistemas de
recubrimientos obtenidos mediante técnicas de
microscopia óptica y de microscopia electrónica de
barrido, así como ensayos electroquímicos de
corrosión de corriente directa. Los resultados
encontrados evidencian la mejora alcanzada en la
resistencia a la corrosión, en medio salino, de los
recubrimientos combinados.
ABSTRACT
Flame Thermal Spray coatings usually have some
porosity and poor adherence to substrate. This work
shows results of a combination of electroless nickel
ISBN: 978-607-95309-5-2
INTRODUCCION.
Los procesos de proyección térmica constituyen un
grupo de tecnologías de amplio potencial de
aplicaciones en diversas ramas de la ingeniería y
aunque su desarrollo en México es aún incipiente, es
claro que ha venido creciendo su uso en nuestro país.
Una de las técnicas que se pueden emplear, la
llamada proyección térmica por flama, utiliza una
combustión producida por una mezcla oxígeno –
acetileno, en una pistola en la que se funden los
materiales a proyectar
y son impulsados
posteriormente, con ayuda de una corriente gaseosa.
Con esta
tecnología
se
pueden
obtener
recubrimientos con muy variadas composiciones que
incluyen combinaciones de metales, diversos
materiales cerámicos e incluso polímeros y
materiales compuestos (1).
El equipo utilizado para tal fin es, de entre las
opciones disponibles en proyección térmica, el más
económico. Sin embargo, es frecuente encontrar que
los revestimientos que se pueden obtener no
presentan el grado de adherencia deseado con el
sustrato y también es común observar que muestran
algún nivel importante de porosidad.
<< pag. 719 >>
Derechos Reservados © 2011, SOMIM
A3_171
MEMORIAS DEL XVII CONGRESO INTERNACIONAL ANUAL DE LA SOMIM
21 al 23 DE SEPTIEMBRE, 2011 SAN LUIS POTOSÍ, MÉXICO
En razón de que, en muchas ocasiones, los
revestimientos que se intenta elaborar se aplicarán
como medio para mejorar la resistencia a la corrosión
del sustrato, las limitaciones anteriores afectarán, sin
duda, esta característica y harán menos eficiente la
respuesta del depósito logrado.
EXPERIMENTACIÓN.
Por tanto, para este tipo de recubrimientos, una
preocupación es la de buscar formas de reducir esta
problemática y para ello se han recomendado
acciones tales como aplicar una operación de sellado
de dichos poros, vía en la cual se han empleado
diversas sustancias, tales como vapor de agua.
Incluso, se ha utilizado la opción de re fundir y re
solidificar el revestimiento usando fuentes de energía
concentrada, tales como la radiación láser (2), lo cual
ha permitido mejorar ambas limitaciones (porosidad
y adherencia), aunque, en su contra, presenta el
inconveniente de su elevado costo.
Las probetas de limpiaron con una solución alcalina
y, a continuación, se sometieron a un procedimiento
de lijado, empleando lijas desde la número 180 hasta
la 600 y, posteriormente, una parte de ellas, fueron
niqueladas utilizando un baño, cuya composición se
ha reportado previamente (4). El pH de la solución
empleada se mantuvo en 4.6 y las piezas se
niquelaron durante 6 horas a 90°C. El arreglo
experimental usado para el proceso de niquelado se
puede observar en la figura 1.
Los recubrimientos químicos de níquel, por su lado,
son depósitos que se generan a través de la reducción
de iones de níquel que se encuentran en una solución
acuosa y que, mediante la acción de un agente
reductor (el más común, el hipofosfito de sodio), y
sin el uso de corriente eléctrica, permiten la
generación de revestimientos de aleaciones Ni-P que,
entre otras ventajas, poseen las de recubrir con
espesor homogéneo el sustrato, independientemente
de la geometría de éste y que pueden, en función del
contenido de fósforo (lo cual , a su vez, depende del
pH de la solución), presentar una condición amorfa o
cristalina (3), con una excelente resistencia a la
corrosión.
Se han reportado recientemente toda una serie de
variantes alrededor de esta tecnología de niquelado
químico. Así, se ha añadido un tercer elemento a la
aleación Ni-P (4), se han adicionado partículas
cerámicas de alta dureza, tales como Al2O3 ó SiC
(5), (6) (7) (8), y recientemente también, se ha
utilizado un depósito de níquel químico como una
capa intermedia (9), reportándose que la combinación
ha permitido una mejora de la resistencia a la
corrosión y, en otro caso (10), se ha colocado una
capa delgada intermedia de níquel químico sobre un
recubrimiento Cr3C2 – NiCr,
obtenido por
proyección térmica con plasma, reportándose una
mejora en el comportamiento tribológico del
recubrimiento.
En este trabajo se reúnen: una capa de una
combinación NiCrFeBSi con otra capa de niquelado
químico y se evalúa, especialmente, su efecto en la
resistencia a la corrosión en un medio salino.
ISBN: 978-607-95309-5-2
Se cortaron y utilizaron probetas de acero de bajo
carbono (AISI 1018) de dimensiones de 30 mm x 23
mm x 9.5 mm. El corte se realizó con una cortadora
Buehler ABRASIMET 2.
termómetro
solución de
niquelado
resistencia
regulador
Baño
termorregulado
Figura 1.- Arreglo experimental utilizado para
efectuar los procesos de niquelado químico sobre los
diversos sustratos.
Se evaluó la rugosidad de las muestras, antes y
después de recubrirlas, mediante un rugosímetro
marca Mitutoyo.
Los recubrimientos de proyección térmica por flama
se realizaron con una pistola Sultzer Metco 5P II y se
usó un compresor Housewife de 5 HP y 180 psi,
procediéndose previamente a granallar con polvo de
Al2O3. Las muestras fueron precalentadas a 180°C y
rociadas térmicamente con una combinación de
NiCrFeBSi colocando la pistola a una distancia de
30-35 cm.
Las piezas revestidas con los diversos sistemas de
recubrimiento, se montaron en baquelita usando una
montadora Buehler Modelo 30-5143 y fueron lijadas
con lijas de la 180 a la 600 y pulidas con alúmina de
3 y 0.5 µm. Posteriormente, se observaron en un
microscopio óptico metalográfico Nikon 039268 y
en un microscopio electrónico de barrido marca
<< pag. 720 >>
Derechos Reservados © 2011, SOMIM
A3_171
MEMORIAS DEL XVII CONGRESO INTERNACIONAL ANUAL DE LA SOMIM
21 al 23 DE SEPTIEMBRE, 2011 SAN LUIS POTOSÍ, MÉXICO
Phillips modelo XL 20, obteniéndose imágenes, en
este
último,
especialmente
con electrones
retrodispersados.
Se prepararon probetas también de 3 cm de largo por
2.3 cm de ancho y 1 cm de espesor para la realización
de ensayos electroquímicos de corrosión de
polarización empleando un potenciostato marca
GILL 802 ACM Instruments, con interfase
electrónica a una computadora personal, para el
registro y procesamiento de datos, por medio del
software ACM Instruments (Serial 1290). Se usó
como electrodo auxiliar una barra de grafito de alta
pureza y calomel saturado (Hg/Hg2Cl2, KCl sat.)
como electrodo de referencia, en una solución de
cloruro de sodio al 3.5 % en peso. Se evaluaron 10
muestras de los 5 diferentes tipos de probetas no
revestidas y recubiertas mediante diferentes sistemas:
acero al carbono sin recubrir, acero niquelado
químicamente, acero revestido mediante proyección
térmica, acero con una combinación de un depósito
de níquel químico más proyección térmica y acero
recubierto mediante un sistema proyección térmica
sobre el cual se colocó una capa de niquelado
químico, durante 10 días.
Figura 2.- Imagen de microscopia electrónica de
barrido de un recubrimiento NiCrFeBSi obtenido
mediante proyección térmica. Es de destacar la
irregularidad del espesor y la porosidad del
revestimiento. BSE. 50 X.
Figura 3.- Imagen de microscopia óptica de
revestimiento NiCrBFeSi sobre acero 1018. Resaltan
las diferencias de espesor en el recubrimiento y la
porosidad del mismo.
RESULTADOS.
La figura No 2, obtenida a través de microscopia
electrónica de barrido permite observar un
revestimiento NiCrBFeSi generado por medio de
proyección térmica. Se puede destacar la
inhomogeneidad del espesor, la presencia de
porosidad y el hecho de que algunas áreas no quedan
recubiertas. Ello se puede corroborar con la imagen
de microscopía óptica que se presenta en la figura 3
donde queda de manifiesto, de modo más claro, la
presencia de porosidad que se produce con el proceso
de proyección térmica con flama, en razón, entre
otras cosas, de la baja velocidad a la que viajan las
partículas fundidas [1].
La figura 4 muestra un depósito de níquel químico
sobre acero 1018 y resulta evidente la homogeneidad
en el espesor del revestimiento y la buena adherencia
que presenta con el sustrato.
Figura 4.- Imagen de microscopia electrónica de
barrido de acero AISI 1018 niquelado químicamente.
Conviene hacer notar el espesor homogéneo que se
presenta y la buena adherencia con el sustrato. BSE.
500 X.
En lo que se refiere a la figura 5, se observa en ella el
aspecto de una combinación de una capa inferior de
niquelado químico y sobre ella, otra producida
mediante proyección térmica por flama. Como queda
ISBN: 978-607-95309-5-2
<< pag. 721 >>
Derechos Reservados © 2011, SOMIM
A3_171
MEMORIAS DEL XVII CONGRESO INTERNACIONAL ANUAL DE LA SOMIM
21 al 23 DE SEPTIEMBRE, 2011 SAN LUIS POTOSÍ, MÉXICO
evidenciado, se observan zonas en las cuales la capa
de proyección térmica no recubre al depósito de
níquel químico, lo que, como se verá más adelante, al
relacionar esta condición con el comportamiento de
este sistema dúplex en los ensayos de corrosión,
puede incidir de un modo importante en dicho
comportamiento. Hay que sumar a lo anterior el
hecho de que se presenta una variación en el espesor
de la capa generada por proyección térmica por flama
y ello puede afectar el comportamiento mostrado en
los ensayos de corrosión, como se explicará más
adelante.
Capa de
proyección
térmica
Capa de
níquel
químico
Capa de níquel
químico
Capa de
proyección
térmica
Figura 5.- Imagen de microscopia electrónica de
barrido de un recubrimiento duplex constituido de
una capa de níquel químico y, sobre ella, otra de
proyección térmica por flama. Se perciben áreas
donde no se observa recubrimiento NiCrBFeSi y una
importante variación en los espesores. BSE 100 X.
A diferencia de lo anterior, en la figura 6, que se
presenta a continuación, se observa una capa
inferior, obtenida mediante proyección térmica por
flama y, colocada encima de ella, una capa superior
de un revestimiento de niquelado químico, y queda
de manifiesto como el depósito de níquel químico
cubre perfectamente el contorno de la capa de
proyección térmica, sirviendo incluso para conseguir
un efecto de “sellado” de zonas que presentarían
porosidad en el revestimiento de NiCrBFeSi,
situación que colabora a explicar, en buena medida,
la mejor resistencia a la corrosión de estos sistemas,
como se podrá corroborar más adelante en los
resultados de los ensayos electroquímicos de
corrosión.
ISBN: 978-607-95309-5-2
Figura 6.- Imagen de microscopia óptica de un
sistema constituido de una capa inferior de
proyección térmica y otra superior de niquelado
químico. Es de destacar la capacidad cubriente del
depósito de níquel químico que sigue detalladamente
el contorno de la capa inferior.
Capa de
proyección
térmica
Capa de
níquel
químico
Figura 7.- Imagen de microscopia electrónica de
barrido de un sistema proyección térmica más
niquelado químico. Destaca la capacidad cubriente
del depósito de níquel químico. BSE. 200 X.
La figura 7 confirma lo expresado líneas arriba, en el
sentido de como el depósito de níquel químico sigue
el contorno de la capa de proyección térmica por
flama, posibilitando de esta manera, una acción
“sellante” efectiva lo que sin duda, redunda en una
disminución del efecto de la porosidad y contribuye a
reducir los riesgos de corrosión.
<< pag. 722 >>
Derechos Reservados © 2011, SOMIM
A3_171
MEMORIAS DEL XVII CONGRESO INTERNACIONAL ANUAL DE LA SOMIM
21 al 23 DE SEPTIEMBRE, 2011 SAN LUIS POTOSÍ, MÉXICO
Abundando en este tema, en la Tabla I y la figura 8,
se muestra una comparación de los niveles de
velocidad de corrosión que presentan los diversos
sistemas de recubrimiento evaluados en este trabajo y
resulta, en primera instancia, evidente que cualquiera
de los diferentes recubrimientos presenta mejor
resistencia a la corrosión que el acero AISI 1018
solo. Conviene señalar que, de entre todas las piezas
recubiertas, el revestimiento producido mediante
proyección térmica por flama presenta la mayor
velocidad de corrosión, lo cual se considera asociado
a la porosidad del revestimiento. Con relación al
depósito de níquel químicos los resultados confirman
sus buenas cualidades como recubrimiento resistente
a la corrosión, asociada a su muy probable condición
amorfa, como ya se ha reportado en otros trabajos
[3]. Llama la atención la respuesta encontrada con el
sistema de niquelado químico revestida con la capa
de proyección térmica, en el que se encontró una
velocidad de corrosión mayor a la del revestimiento
de níquel químico. A reserva de llevar a cabo una
caracterización más amplia de esta clase de sistema
de revestimientos en un trabajo próximo, puede
plantearse como una propuesta de explicación la
existencia de zonas que no se lograron recubrir
cuando se colocó la capa de proyección térmica sobre
la de niquelado químico y la posibilidad de que se
presenten, ligado a ello, pilas locales entre las
aleaciones Ni-P, producto del niquelado químico y la
otra capa, cuya composición incluye una
combinación NiCrBFeSi.
Tabla I.- Velocidades de Corrosión calculadas, de los
diversos sistemas de recubrimientos ensayados, en
una solución de NaCl, a partir de los resultados
provenientes de ensayos de polarización.
Recubrimiento
Vcorr
(milipulgadas/año)
Niquelado Quimico
Acero
Niquelado+Proyección
Proyección+Niquelado
Proyección
0.862203763
4.366024127
1.464876173
0.591238758
2.65521845
Pueden plantearse algunas reflexiones producto de
estos resultados. Una primera es el hecho relevante
de que la contribución de añadir una capa de níquel
químico sobre otra capa producida por medio de
proyección térmica por flama, permite mejorar
sustancialmente la resistencia a la corrosión de estos
últimos. Ello, a su vez,
abre una interesante
posibilidad de ampliar sus aplicaciones y reducir la
problemática
común
que
presentan
estos
revestimientos en el sentido de su elevada porosidad
y reducida adherencia. Sin embargo, por otro lado, a
reserva de completar una más amplia caracterización
de estos sistemas combinados, una de las
restricciones del sistema dúplex propuesto, es la
concerniente al propio recubrimiento de níquel
químico que no se recomienda para su uso a
temperaturas mayores de 500°C, lo cual haría pensar
en esta clase de combinaciones bajo esas propias
restricciones.
Figura 8.- Representación gráfica de la velocidad de
corrosión de los diversos sistemas evaluados y del
acero 1018 AISI desnudo.
RECUBRIMIENTOS
V
e
l
.
C
o
r
r
m
p
y
4.5
4
3.5
3
2.5
2
1.5
1
0.5
0
Series1
FF
CONCLUSIONES
Con respecto al comportamiento de la combinación
proyección térmica por flama como soporte, seguida
de una capa de niquelado químico, que es la que
muestra la menor velocidad de corrosión, se
considera que se integran a ese resultado el hecho de
la buena resistencia a la corrosión que presentan los
depósitos de níquel químico, la capacidad de recubrir
de este tipo de procesos, de modo uniforme,
independientemente de la geometría del sustrato y la
ISBN: 978-607-95309-5-2
acción de “sellado” que produce, y se considera que,
todo ello reunido, complementa la respuesta del
sistema y permite esta mejora en el comportamiento.
1.- Ha sido posible mejorar la resistencia a la
corrosión de los recubrimientos obtenidos mediante
proyección térmica por flama, añadiendo una capa de
níquel químico.
2.- A ello han colaborado la buena adherencia
conseguida entre ambas capas, la capacidad de
recubrir el contorno irregular de la capa de
proyección térmica que muestra el niquelado químico
y, finalmente, la disminución de porosidad que se
<< pag. 723 >>
Derechos Reservados © 2011, SOMIM
A3_171
MEMORIAS DEL XVII CONGRESO INTERNACIONAL ANUAL DE LA SOMIM
21 al 23 DE SEPTIEMBRE, 2011 SAN LUIS POTOSÍ, MÉXICO
evidencia en el sistema combinado, que se consigue a
través de la acción de “sellado” que genera el propio
depósito de níquel químico en la capa generada por
proyección térmica.
(7) Prieto F, Bolarín A, Sánchez de J. F, Mendez,
F.A. Efecto del Sistema de Agitación sobre la
codepositación de alúmina en recubrimientos de
niquelado químico compuesto..Superficies y Vacío,
18 (1) 34 – 45, 2004.
RECONOCIMIENTOS
Los autores (ABP, MAHG, RVN), desean agradecer
el apoyo del proyecto PAPIIT IN107608 “Desarrollo
de Tratamientos Superficiales Térmicos y Químicos
para la optimización de Materiales”.
REFERENCIAS
(1) Garduño, E, Barba, A. Obtención de un
recubrimiento Ni-Cr-Fe-B-Si mediante rociado
térmico por flama sobre acero de bajo carbono.
Memorias del X Congreso Anual de la Sociedad
Mexicana de Ingeniería Mecánica. p. 467-472. 2004.
(2) García-Alonso M.C., López V., Escudero M. L,
Macías A. Laser melting treatment of Ni-P surface
alloys on mild steel: Influence of initial coating
thickness and laser scanning rate. Revista de
Metalurgia. Madrid, 33 (4) 1997, 250-257.
(8) A. Grosjeana, M. Rezrazia,U, J. Takadoumb, P.
Berc¸. Hardness, friction and wear characteristics of
nickel-SiC electroless composite deposits. Surface
and Coatings Technology 137, 2001. 92 – 96
(9) V.K. William Grips, V. Ezhil Selvi, Harish C.
Barshilia , K.S. Rajam. Effect of electroless nickel
interlayer on the electrochemical behavior of single
layer CrN, TiN, TiAlN coatings and nanolayered
TiAlN/CrN multilayer coatings prepared by reactive
dc magnetron sputtering. Electrochimica Acta 51
(2006). 3461–3468
(10) J.F. Li), C.X. Ding. Improvement in tribological
properties of plasma-sprayed Cr3 C2 –NiCr coating
followed by electroless Ni-based alloy plating. Wear
240, 2000. 180–185
(3) Barba A.
Recubrimientos por Reducción
Química Autocatalítica. Capítulo 15 del libro
“Ciencia e Ingeniería de la Superficie de los
Materiales Metálicos” editado por los Drs. Alfonso J.
Vázquez Vaamonde y Juan J. de Damborenea
González. Colección Textos Universitarios. No 31.
Editorial: Consejo Superior de Investigaciones
Científicas de España. P. 261-279. Madrid, España.
2001.
(4) Vargas L, Barba A., Bolarín A., Sánchez F. Age
Hardening of Ni-P-Mo electroless deposit. Surface
Engineering.Vol. 22, No. 1, February 2006, pp. 5862.
(5) Barba A. Obtención y Caracterización de
Recubrimientos Químicos Compuestos
Ni-PX(Al2O3, SiC) sobre Aluminio. Tesis Doctorado, U.
de Barcelona 1997.
(6) Barba, A. Bolarín A., Sánchez de J. F., Hernández
M.A. Molera P. Modificación de Propiedades de
Recubrimientos Químicos de Níquel sobre Aluminio,
mediante la codepositación de partículas de SiC.
Memorias del XVI Congreso Internacional Anual de
la SOMIM” ISBN: 978-607-95309-3-8, Septiembre
2010
ISBN: 978-607-95309-5-2
<< pag. 724 >>
Derechos Reservados © 2011, SOMIM

Documentos relacionados