10 AÑOS ARQUITECTOS DE LA COMUNIDAD Uruguay

Comentarios

Transcripción

10 AÑOS ARQUITECTOS DE LA COMUNIDAD Uruguay
Arq. Alicia Berasategui
Arq. M.ª Magdalena Bervejillo
Arq. M.ª Virginia Jorcin
Claudia Amengual
SOCIEDAD DE ARQUITECTOS
DEL URUGUAY
TAPA3.indd 1
Hace 10 años se impulsó, desde el seno de la Sociedad de Arquitectos del Uruguay
(sau), la formación del Programa Arquitectos de la Comunidad, inspirado en el
Programa Arquitecto de la Comunidad (pac) de Cuba y en las enseñanzas del
arquitecto argentino Rodolfo Livingston sobre una nueva forma de ejercer la
profesión y de hacer arquitectura.
El Programa se hizo realidad gracias a los aportes y la creatividad de un gran equipo
de arquitectos que trabajaron para formularlo y adaptarlo a nuestro medio.
Arquitectos de la Comunidad promueve el acercamiento del profesional a toda
la sociedad y especialmente a aquel que no utiliza los servicios de un arquitecto.
Por eso ha instalado consultorios barriales y promociona los servicios de una forma
accesible para la población. Entendemos que esta es una forma de devolver lo que
se nos entregó en nuestra formación universitaria.
Arquitectos de la Comunidad propone la práctica colectiva y el trabajo en equipo,
desde la atención cliente —que siempre la hacen dos arquitectos— hasta los
debates grupales del consultorio y los plenarios y talleres de todos los integrantes
del programa.
Este no es un libro técnico de arquitectura, pero en él se registran casos que
ilustran nuestro trabajo y nuestra postura frente a la arquitectura cotidiana.
En estos 10 años hemos capitalizado muchos aprendizajes y estamos orgullosos
del camino emprendido. Por lo tanto, queremos trasmitir nuestra visión y experiencia
a aquellos que se interesen y a quienes les entusiasme conocer nuevas prácticas,
ampliar su campo de trabajo o darle un nuevo rumbo a su profesión.
10 AÑOS ARQUITECTOS DE LA COMUNIDAD URUGUAY
EQUIPO EDITORIAL:
10 AÑOS
ARQUITECTOS
DE LA COMUNIDAD
Uruguay
15/10/2010 04:51:24 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 2
15/10/2010 05:29:50 p.m.
10 años
ARMADO_FINAL.indd 3
15/10/2010 05:29:58 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 4
15/10/2010 05:30:02 p.m.
ARQUITECTOS DE LA COMUNIDAD
Uruguay
SOCIEDAD DE ARQUITECTOS
DEL URUGUAY
ARMADO_FINAL.indd 5
15/10/2010 05:30:02 p.m.
© Arquitectos de la Comunidad
Correo electrónico: [email protected]
Teléfono: [598] 2410-1515
Equipo editorial:
AGRADECIMIENTOS
Arq. Alicia Berasategui
Arq. M.ª Magdalena Bervejillo
Arq. M.ª Virginia Jorcin
Colaboradora: Arq. Alicia Meliá
Textos:
Claudia Amengual
Corrección:
Maqui Dutto
Diseño:
Manosanta desarrollo editorial
www.manosanta.com.uy
Zelmar Michelini 1116
Tel.: [598] 2902 7681
Impresión:
Manuel Carballa
A toda la gente que nos contrató, nos conoció, usó
nuestros servicios y nos recomendó.
A los cientos de clientes que, a su manera, ya sea
manifestándolo, recontratándonos o recomendándonos, nos agradecen por los servicios prestados.
A las instituciones que nos apoyaron: mvotma,
instituciones barriales en cada consultorio.
A los colegas que desde los inicios nos unimos en
esta aventura que hoy ya da sus frutos. A los que
fueron ingresando y se pusieron la camiseta desde
el principio y a los que vendrán.
A los colegas que aportaron su valioso tiempo y
trabajo militante para que este proyecto sea hoy
una realidad.
A los funcionarios de la sau, por la colaboración
permanente en el trabajo de nuestros equipos.
Octubre 2010, Montevideo, Uruguay
Depósito Legal: 353 004
ISBN: 978 9974 98 172 0
ARMADO_FINAL.indd 6
15/10/2010 05:30:02 p.m.
Este libro fue preparado por Arquitectos de la Comunidad Uruguay, para conmemorar
nuestros 10 años de trabajo.
Colaboraron con diferentes aportes todos los integrantes actuales del programa,
también los ex integrantes, con quienes mantenemos lazos de camaradería y
compartimos una misma visión de la función del arquitecto en nuestra sociedad.
Las obras y trabajos que se exponen son apenas una muestra a modo de ejemplo
del amplio universo de casos e intervenciones realizadas, de las cuales lo que nos
importa resaltar es la innovación en la relación cliente-arquitecto.
Valoramos la colaboración de la escritora Claudia Amengual, quien llevó adelante
el texto de este libro con entusiasmo y compromiso con nuestro programa.
Esta publicación fue posible gracias a la colaboración del mvotma
y a ebital Ingeniería y Construcciones - Una empresa de campiglia
ARMADO_FINAL.indd 7
15/10/2010 05:30:02 p.m.
Índice
Prólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
¿Qué implica llamarse
Arquitectos de la Comunidad . . . . . . . . . . . . . . . 13
La organización del programa. . . . . . . . . . . . . . .37
Una misma visión, distintas experiencias. . . . . . . . . 13
El reglamento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .37
arquitecto de la Comunidad? . . . . . . . . . . . . . . . 35
Los consultorios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .39
I. Orígenes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
Auscultando la realidad . . . . . . . . . . . . . . . . . .19
Allí donde la profesión se acerca a la gente . . . . . . .39
Consultorios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41
Experiencias de consultorio . . . . . . . . . . . . . . . .43
II. ¿Qué significa ser un
Yatay . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43
arquitecto de la comunidad? . . . . . . . . . . . . . . . . 23
Colón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
El compromiso profesional . . . . . . . . . . . . . . . .25
Mercedes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45
Una nueva forma de ejercicio de la profesión. . . . . . 26
Malvín . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
Tras los pasos de Rodolfo Livingston . . . . . . . . . . .28
8 de Octubre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
Decodificando las necesidades
Ciudad de la Costa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47
y los deseos ocultos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .28
General Flores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
El Método . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30
Paysandú . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49
¿Cómo ingresar al programa
ARMADO_FINAL.indd 8
III. La arquitectura de una idea . . . . . . . . . . . . . . 31
Arquitectos de la Comunidad? . . . . . . . . . . . . . . .50
Arquitectos de la Comunidad en Uruguay . . . . . . . .33
Formarse, querer y poder . . . . . . . . . . . . . . . . .50
Cómo trabajan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33
Evaluaciones e informes . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51
El arancel y el acto arquitectónico . . . . . . . . . . . . 34
Entender para crecer . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51
15/10/2010 05:30:03 p.m.
Las comisiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54
Un balcón, un aljibe y un sueño . . . . . . . . . . . . . .72
Los foros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54
Sede social para la Universidad de
Los talleres. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55
la Tercera Edad (uni 3)en la Ciudad de la Costa . . . . . 74
La socialización del trabajo. . . . . . . . . . . . . . . . 56
Funcionalidad, espacialidad y un canto a la vida . . . . 74
Las reuniones de camaradería . . . . . . . . . . . . . . 56
Cocheras techadas para una cooperativa
de viviendas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .76
IV. Nosotros y los otros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57
El triunfo de la autogestión guiada . . . . . . . . . . . .76
La imagen institucional . . . . . . . . . . . . . . . . . .59
Reforma y mantenimiento de la sede
Actividades paralelas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60
del Instituto Nacional de Semillas . . . . . . . . . . . .77
El Fin de Semana del Patrimonio . . . . . . . . . . . . 60
Una puesta a punto y una lección de
Participación en muestras de artes plásticas . . . . . . 61
ética profesional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .77
Participación en las ferias
Calidad de vida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .78
del latu y en ExpoPrado . . . . . . . . . . . . . . . . . 62
Reformas en la casa de Martín y Natalia . . . . . . . . .79
Los medios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63
Reformas en una casa de la calle Parva Domus . . . . .81
Reformas en la casa de una familia
V. La relación con el Estado . . . . . . . . . . . . . . . . 65
de Pueblo Victoria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .82
El convenio credimat . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
Arquitectura que deja huella . . . . . . . . . . . . . . .82
Edificios de propiedad horizontal . . . . . . . . . . . . .83
ARMADO_FINAL.indd 9
VI. El trabajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69
El gigante despierta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84
Buenas prácticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71
Adecuación del acceso principal
La reforma del Mercado de los Artesanos . . . . . . . .72
a un edificio institucional . . . . . . . . . . . . . . . . 86
15/10/2010 05:30:03 p.m.
Un cliente con espíritu accesible . . . . . . . . . . . . 86
Gotemburgo, Suecia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 102
Premio bshf 2006
VII. Entrevistas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87
Empresa de vivienda de Johannesburgo
Entrevista al arquitecto Ricardo Muttoni . . . . . . . . 89
Johannesburgo, Sudáfrica . . . . . . . . . . . . . . . . 103
Entrevista a las arquitectas
De Uruguay a Colombia
Silvia Domingorena y Perla Coppola . . . . . . . . . . .92
Neiva, Encuentro Internacional . . . . . . . . . . . . . . .
Hábitat Colombia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104
VIII. La experiencia con y en el exterior. . . . . . . . . . 95
De Ecuador a Uruguay
Intercambio y reconocimiento . . . . . . . . . . . . . . .97
Colegio de Arquitectos de Ecuador,
De Uruguay a la bshf. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98
Provincial Pichincha . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 105
Premio bshf 2002
De Entre Ríos a Uruguay
Arquitecto de la Comunidad de Cuba
Visita de los colegas de caper . . . . . . . . . . . . . . 106
La Habana, Cuba . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99
De Uruguay a Ecuador
Premio bshf 2004 - Common Ground Community
XVI Bienal Panamericana de Quito 2008 . . . . . . . . 107
Nueva York, Estados Unidos . . . . . . . . . . . . . . . 100
Premio bshf 2004
IX. Epílogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 109
Programa Rural de Salud y Medio Ambiente
Un epílogo y una puerta abierta. . . . . . . . . . . . . 111
Orissa, India . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101
ARMADO_FINAL.indd 10
Premio bshf 2005
X. Arquitectos de la Comunidad
Rehabilitación de vivienda con energía solar
Los integrantes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113
15/10/2010 05:30:03 p.m.
Prólogo
La presente publicación es el testimonio gráfico del
trabajo de un grupo de profesionales que han desarrollado una nueva forma de hacer arquitectura.
La esencia es la paulatina mutación del libre ejercicio de la profesión, desde el estudio particular hasta
una práctica colectiva, con las garantías necesarias.
Esa práctica, en la que las responsabilidades se asumen individualmente pero acompañados por el saber
y el control del grupo, permitió aproximar al arquitecto a la mayoría de la población, que prescindía de
nosotros. El desafío era transformar la práctica para
transformar la realidad.
Estos cambios son procesos y no pretenden sustituir otras formas, sino convivir con ellas. En estos
procesos hay reflexiones sobre la práctica y luego
adecuaciones a la realidad para ir mejorándola. Práctica-teoría-práctica es la síntesis de la concepción
metodológica dialéctica que guía la Educación Popular y que subyace en el encuadre del programa.
Quizás lo fundamental de esta experiencia radica
en que procede desde la Sociedad de Arquitectos del
Uruguay y que, más allá de ajustes y visiones, se
enmarca estrictamente en los reglamentos, la ética,
los honorarios y la responsabilidad profesional.
Diez años de vida hablan de un proyecto que dio
respuesta a la necesaria aproximación del arquitecto
a la sociedad.
Porque sabemos de las dificultades para instrumentar procesos colectivos, porque conocemos que
se sacan fuerzas de pequeños logros y del agradecimiento de la gente, por estos diez años y por
muchos más, y con un orgullo indisimulado, a las
y los colegas de Arquitectos de la Comunidad: ¡¡¡felicitaciones!!!
Arq. Ricardo Muttoni
11
ARMADO_FINAL.indd 11
15/10/2010 05:30:03 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 12
15/10/2010 05:30:03 p.m.
Arquitectos de la Comunidad
Unidas como están a la vida de las personas y a la historia de los pueblos, las
palabras cuentan más de lo que dicen. Arquitecto proviene del latín architectus, i,
y esta abreva en el griego arkhitékton, es decir, ‘constructor o artesano principal’.
No extraña, pues, que el arquitecto sea un artesano, pero también un artista del
espacio y de las formas.
Hace diez años, la profesión del arquitecto se vio enriquecida en Uruguay con
la instauración de un proyecto alentado por valores humanistas. Sobre la base
de la solidaridad, la promoción social, la ética profesional y el compromiso, Arquitectos de la Comunidad abrió el camino hacia una nueva forma de entender
la arquitectura.
En esta década de esfuerzo, los Arquitectos de la Comunidad han probado su
vocación de servicio sustentada en la claridad de objetivos y en un método de
trabajo que busca afianzar los lazos entre el profesional y el cliente. En el trayecto,
dignifican la profesión y van abriendo surcos de experiencia en equipo, con un
sentido comunitario hacia adentro y hacia afuera del programa.
Los Arquitectos de la Comunidad saben que de su buen desempeño depende en
gran medida el bienestar de las personas. Su participación activa en todo el proceso
de construcción de una vivienda los involucra con las familias y los compromete con
la aventura humana. Ayudan a pensar y a ver, guían, sugieren, concretan lo imaginado
en posible y, más de una vez, ahorran al cliente dinero, tiempo y esfuerzo.
ARMADO_FINAL.indd 13
Presentación
Una misma visión, distintas experiencias
13
15/10/2010 05:30:03 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
14
ARMADO_FINAL.indd 14
15/10/2010 05:30:04 p.m.
Presentación
Dice Gastón Bachelard en su Poética del espacio: «Sin la casa, el hombre sería
un ser disperso. Lo sostiene a través de las tormentas del cielo y de las tormentas
de la vida. Es cuerpo y alma. Es el primer mundo del ser humano». Efectivamente,
la casa es una primera dignidad de la persona, un derecho. Desde ese enfoque los
Arquitectos de la Comunidad conciben su trabajo y lo extienden a todas aquellos
actos profesionales que requieren la intervención de un arquitecto.
La arquitectura es un arte, un oficio y una vocación. Es, también, una actividad
generadora de recursos, fuente de inversión, ahorro para el cliente, constructora
de ciudades, creadora de comunidades y una particular visión del mundo. Además
de esto, los Arquitectos de la Comunidad hacen de su trabajo una forma de vida.
Una década después de haber iniciado el camino, una evaluación crítica arroja
resultados positivos. Los Arquitectos de la Comunidad pueden estar orgullosos
de lo que han hecho y seguros de que es posible ir a más. Deben ir a más. Aún no
han llegado a todos aquellos que necesitan de sus servicios, pero a cuyos requerimientos el programa se adaptaría sin hacer cambios radicales en su estructura
y articulándose con otros sectores sociales.
Desde la madurez de un programa que ha sorteado innumerables obstáculos y
cumplido todas las exigencias de la profesión, los Arquitectos de la Comunidad han
alcanzado la mayoría de edad y demostrado la seriedad de su emprendimiento.
Estos diez años de trabajo confirman que aquella idea inicial era acertada. El
pasado es un crédito abierto hacia el futuro y un aval para continuar andando.
Ahora se vuelve imprescindible reflexionar acerca del presente y preguntarse si es
posible hacer cambios para mejorar el desempeño, difundir su trabajo y avanzar
hacia una integración más plena con la sociedad que ha confiado en ellos y los
impulsa a crecer.
15
ARMADO_FINAL.indd 15
15/10/2010 05:30:05 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 16
15/10/2010 05:30:05 p.m.
I. Orígenes
ARMADO_FINAL.indd 17
15/10/2010 05:30:05 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 18
15/10/2010 05:30:07 p.m.
Orígenes
En octubre de 1998, motivada por la percepción de
que la imagen del arquitecto llegaba distorsionada
a la gente, la Sociedad de Arquitectos del Uruguay
(sau) contrató a la empresa Cifra con la finalidad de
analizar el vínculo entre el arquitecto y la comunidad. La encuesta arrojó resultados sorprendentes.1
Un 31 % de las personas encuestadas había construido o hecho reformas en los últimos cinco años.
De ese 31 %, solo un 2 % (en capital e interior) había
contratado a un arquitecto.
Si se tomaban en cuenta la edad, la educación y
el nivel socioeconómico, la encuesta indicaba que los
menores de treinta años, los profesionales universitarios y los encuestados pertenecientes a hogares
1. Los datos completos de la encuesta de Cifra pueden
ser consultados en el Boletín sau de marzo de 1999.
ARMADO_FINAL.indd 19
de más altos recursos mostraban mayor tendencia a
contratar a un arquitecto.
Las razones esgrimidas por quienes no se habían
inclinado por esa opción —y habían preferido hacer
el trabajo solos con albañil o con constructor— iban
desde la convicción de que un arquitecto implicaba un alto costo hasta la percepción de que la obra
no tenía la envergadura suficiente que ameritara la
contratación del profesional. Había que acercar los
arquitectos a la gente.
Para eso, se volvía imprescindible señalar las ventajas de su contratación y los errores de percepción
vinculados a estos profesionales. El argumento del
costo elevado se transforma en falacia cuando el cliente debe pagar el doble por algo que pudo haber sido
hecho correctamente en una primera instancia por un
profesional competente y habilitado. Es decir, muchas
veces lo barato termina por ser más caro.
Orígenes Auscultando la realidad
Auscultando la realidad
19
15/10/2010 05:30:07 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
20
ARMADO_FINAL.indd 20
El argumento de que el arquitecto es un profesional al que solo atañen grandes obras se diluye
al constatar las ventajas de contratarlo para obras
típicas de la arquitectura doméstica, tales como reestructura o redistribución del espacio disponible,
soluciones de iluminación, calefacción o ventilación;
mediación técnica en conflictos con viviendas colindantes; atención a edificios de propiedad horizontal,
trámites de regularización, etc. La respuesta, por tanto, abarca la arquitectura cotidiana desde la que se
estructura una ciudad. De este modo, la actuación de
un arquitecto también se refleja en mejoras generales
para la población.
Los cambios debían operarse a dos puntas. Por un
lado, el gran público debía reconocer la profesión de
arquitecto. Por el otro, los arquitectos debían aprender a presentarse y a relacionarse con sus potenciales
clientes, algo para lo que no estaban preparados.
Para mejorar las condiciones del hábitat popular debe haber muchos y muy buenos arquitectos trabajando en ello.
Ricardo Muttoni, «El nicho de mercado»,
editorial del Boletín sau, marzo de 1999.
El desafío consistía en persuadirlos de que la
contratación sería beneficiosa. Esto obligaba a los
arquitectos a observarse y a hacer una evaluación
crítica de aquello que no estaban comunicando bien.
Decidir cómo presentarse —esto es, determinar el
registro de lenguaje, la actitud frente al cliente y la
claridad de los actos profesionales— se volvió el eje
de la reflexión.
Los arquitectos demostraron tener una capacidad
de autocrítica profunda. Pronto se hizo evidente que la
formación universitaria no alcanzaba a cubrir ciertos
aspectos de la práctica profesional. Del mismo modo,
gran parte del ejercicio transcurría sobre prejuicios
que volvían al arquitecto un profesional competente
en el aspecto técnico, pero poco pragmático a la hora
de relacionarse con el resto de la sociedad.
La experiencia de Arquitectos de la Comunidad,
según la aplicación del Método del arquitecto Rodolfo Livingston, había dado frutos en otros países
y proponía una aproximación a la imagen que se
estaba buscando.
A instancias de su presidente, el arquitecto Ricardo
Muttoni, y tras un debate que evaluó las ventajas de
su implementación en Uruguay, en mayo de 1999
la Comisión Directiva de la sau decidió impulsar la
creación del programa. Algunos integrantes de aquella directiva, como los arquitectos Rodolfo Juanche,
15/10/2010 05:30:07 p.m.
Estamos planteando la necesidad de adaptar
nuestro ejercicio profesional a las necesidades de la población… Estamos promoviendo
nuevas fuentes de trabajo… Estamos trabajando en un proyecto denominado Arquitectos de la Comunidad.
Ricardo Muttoni, «El nicho de mercado»,
editorial del Boletín sau, marzo de 1999.
Orígenes Auscultando la realidad
Alicia Artigas, Perla Coppola y Sylvia Domingorena,
también confiaron en el proyecto y se integraron a
él, y otros, como y el arquitecto Sergio Somoza, lo
promovieron incansablemente. El 24 de noviembre
del mismo año quedó constituida la organización
Arquitectos de la Comunidad que operaría en la órbita de la sau. Luego tomaron su turno desde la Comisión Directiva las arquitectas Iris Rozada, Victoria
Mazal y otros muchos arquitectos de la Comunidad,
quienes aportaron toda su creatividad para continuar
desarrollando el Programa. La misma Perla Cóppola,
siendo integrante del programa, fue presidenta de la
sau durante el período 2002-2004.
21
ARMADO_FINAL.indd 21
15/10/2010 05:30:08 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
Ricardo Muttoni
Egresado de la Facultad de Arquitectura en 1979,
se desempeñó como docente durante varios
años en la misma facultad. Ha realizado tareas
de investigación orientadas a la vivienda de interés social, cooperativas y vivienda rural. En su
actuación profesional ha concretado más de 200
obras, que superan los 25.000 metros cuadrados construidos. Ha participado en varios concursos de arquitectura e integrado el Colegio de
Jurados de la sau. Ha publicado trabajos en revistas especializadas nacionales y extranjeras.
Ha integrado el Claustro y el Consejo Interino
de la Facultad de Arquitectura. Su participación
gremial en la Sociedad de Arquitectos del Uruguay lo llevó a ser su presidente por el período 1998-2000. Bajo su presidencia, en 1999 se
creó Arquitectos de la Comunidad. Desde 1984
a 2004 fue integrante de la Unidad de Vivienda
de la Comisión de Programa del Frente Amplio.
Desde el año 2000 integra la mesa coordinadora
del Frente de Vivienda y Hábitat del Movimiento
de Participación Popular. En 2003 fue miembro de la Dirección Nacional del Movimiento de
Participación Popular en calidad de suplente.
En 2004 fue elegido para integrar la Convención
Nacional del Frente Amplio. Desde marzo de
2005 a marzo de 2007 fue coordinador general
del Programa de Integración de Asentamientos
Irregulares. Desde marzo de 2010 a la fecha,
forma parte de la Comisión Directiva del Plan
de Integración Socio-habitacional (Plan juntos)
en carácter de delegado del mvotma.
22
ARMADO_FINAL.indd 22
15/10/2010 05:30:08 p.m.
II. ¿Qué significa ser un
arquitecto de la comunidad?
ARMADO_FINAL.indd 23
15/10/2010 05:30:12 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 24
15/10/2010 05:30:14 p.m.
¿Qué significa ser un arquitecto de la comunidad?
Para ingresar al programa Arquitectos de la Comunidad es requisito ser un profesional arquitecto. La
precisión no es menor por cuanto implica una formación universitaria que certifica la idoneidad para
llevar adelante la tarea.
El perfil diferencial está marcado por la pertenencia
a un grupo que actúa con un método innovador de
trabajo y un objetivo claro. Dicho método, que se verá
más adelante, fue definido por el arquitecto argentino
Rodolfo Livingston a partir de su experiencia en Cuba
con la implementación del programa Arquitecto de
la Comunidad.2
Los arquitectos de la Comunidad trabajan en grupos
de dos y no reciben al cliente en un estudio, sino en un
2. Rodolfo Livingston, El método. Buenos Aires:
Ediciones de la Urraca, 1995.
ARMADO_FINAL.indd 25
consultorio. Los consultorios están ubicados en distintas
zonas de la ciudad, al nivel de la calle, y ofrecen un ámbito hospitalario que invita al cliente a pasar sin sentirse
intimidado. De ese modo, son los arquitectos quienes se
adaptan a las necesidades de la gente y vuelven accesible ese primer contacto. La relación profesional-cliente,
¿Qué significa ser un arquitecto de la comunidad? El compromiso profesional
El compromiso profesional
25
15/10/2010 05:30:14 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
tantas veces entorpecida por prejuicios, se ve facilitada
por esta modalidad de trabajo.
26
ARMADO_FINAL.indd 26
[…] facilitar las condiciones de contratación de
los servicios profesionales de un arquitecto,
con pautas claras que establezcan qué prestaciones brindará, qué responsabilidades asume
y cuál es el costo por concepto de honorarios.
Ricardo Muttoni, «Nueva fuente de
trabajo, nueva visión del arquitecto»,
en Boletín sau, marzo de 1999.
Una nueva forma de ejercicio
de la profesión
Los arquitectos de la Comunidad tienen un compromiso serio con la sociedad y, muy particularmente,
con su comunidad. Ese compromiso no se resiente
en absoluto ante el ejercicio digno y redituable de la
profesión. Se traduce en la búsqueda de un mayor
acercamiento a la comunidad local y al cliente, en
particular. De este modo, se generan lazos para una
buena relación arquitecto-cliente.
Desde el comienzo los objetivos planteados han
sido los siguientes:
• Desarrollar una práctica profesional que se
dirija, en principio, a sectores de la población
15/10/2010 05:30:15 p.m.
• Ayudar a mantener y mejorar el stock habitacional y optimizar el uso de los recursos
económicos de los usuarios.
• Promover y difundir las ventajas de la contratación de un profesional arquitecto.
• Ampliar el universo de usuarios al facilitar
las condiciones de contratación de los servicios profesionales de un arquitecto y, de esa
manera, generar la demanda del servicio.
• A través de una participación más amplia
en los procesos constructivos, minimizar los
perjuicios derivados de la carencia de asistencia técnica.
ARMADO_FINAL.indd 27
La contratación de un profesional arquitecto
enriquece el entorno construido… mejora la
calidad de vida de la comunidad.
Ricardo Muttoni, «Nueva fuente de
trabajo, nueva visión del arquitecto»,
en Boletín sau, marzo de 1999.
¿Qué significa ser un arquitecto de la comunidad? El compromiso profesional
que rara vez acceden a un arquitecto, con un
servicio permanente de asesoramiento y atención personalizada.
27
15/10/2010 05:30:20 p.m.
Tras los pasos de Rodolfo Livingston
10 años Arquitectos de la Comunidad
Decodificando las necesidades y los deseos ocultos
28
ARMADO_FINAL.indd 28
Rodolfo Livingston es un arquitecto argentino que vive
su profesión tal como la concibe, esto es, con un sentido práctico y humanista basado en el respeto por el
cliente y la dignificación de la profesión de arquitecto.
Fue el promotor del Arquitecto de la Comunidad de
Cuba e inspirador del programa en Uruguay.
En setiembre de 1999 visitó Montevideo, invitado
por la sau, para iniciar un ciclo de cursos orientado a
aquellos arquitectos interesados en la propuesta de
Arquitectos de la Comunidad. En aquella oportunidad,
respondió algunas de nuestras preguntas. Transcribimos aquí parte de la entrevista.3
Mi profesión es la de arquitecto y me dedico a la
microarquitectura. Atiendo familias comunes y no
necesariamente proyectos de casas nuevas […] Hay
innumerables problemas referidos a la vivienda que se
3. La entrevista completa se publicó en el
Boletín sau de setiembre de 1999.
le presentan a la gente, relacionados con cambios en
su familia o con las mudanzas. También se producen
cambios en las costumbres y los gustos. […] Todos
estos cambios se traducen en escenas. Las escenas
necesitan escenarios: los escenarios son las casas de
las personas. Pero la mayor parte de las personas no
llama a un arquitecto para hacer estos cambios. […]
No solo la gente común ignora que los arquitectos
tenemos la función de prever los pequeños cambios
que se van a producir a lo largo de los años. […]
Por otra parte, la gente responde a sus necesidades
cambiantes por su cuenta, porque los arquitectos están para hacer torres de vidrio. Y en las facultades
también se preparan arquitectos para hacer obras
grandes. Pero el grueso de la energía constructiva
y económica no está en la construcción de viviendas
nuevas, sino en la infinidad de pequeñas reformas
que hace la gente por su cuenta.
La mayor parte de las viviendas son reformadas
por sus propietarios una o más veces durante su vida
15/10/2010 05:30:36 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 29
Rodolfo Livingston (Argentina, 1931)
Arquitecto egresado de la Universidad Nacional de Buenos Aires en 1956. Ha atendido a
más de tres mil clientes en forma personal.
Las reformas y viviendas nuevas son sus temas preferidos. Fue profesor en varias universidades y dicta seminarios de posgrado,
ligando siempre la arquitectura con la vida,
eje principal de su pensamiento. Es el creador
de la especialidad Arquitectos de Familia, un
sistema de diseño participativo que ha recibido dos premios internacionales (Best Practices, Estambul 1996, y World Habitat Awards,
Bruselas 2002). Durante la década de 1990
supervisó la aplicación del programa Arquitectos de la Comunidad en Cuba. Es autor de
10 libros con 38 ediciones.
¿Qué significa ser un arquitecto de la comunidad? El compromiso profesional
útil. Estas reformas representan entre el 60 y el 80 %
del volumen constructivo total de un país.
Entonces, hay dos mundos desconectados: una
cantidad de necesidades de la gente y, por otro lado,
un mundo creciente de profesionales preparados para
hacer grandes obras, que no tienen trabajo. […]
La realidad demuestra que el pensamiento previo a
la obra economiza materiales. Muchas veces, el análisis del problema conduce a la no realización de la
obra, simplemente a una reorganización del espacio.
Eso la gente no lo sabe.
Lo que planteamos nosotros es una nueva forma,
una nueva modalidad del ejercicio profesional, que
puede dar no solo trabajo, sino también satisfacción
a los arquitectos.
La gente empieza a ver que puede llamar al arquitecto sin necesidad de que se apodere de toda la obra.
Ve que no es un personaje inaccesible, sino que está a
alcance de la población de la misma manera que está
el médico, el psicólogo, el abogado.
Primero, hay que aprender a interrogar al cliente.
Hay que aprender a decodificar la demanda. Cómo
se escucha, qué preguntas se hacen. Después, viene:
¿cómo se hace para pensar una casa sin necesidad de
hacer una reforma? […]
Nosotros nos basamos en un estudio serio —no
larguísimo, pero serio— del cliente, de los posibles
29
15/10/2010 05:30:36 p.m.
desarrollos futuros, etc. Eso se vincula con el pago:
¿cómo no te va a pagar un cliente, aunque no hagas
una obra, si le ahorraste 20.000 dólares?
La participación activa y creadora del cliente hace
que, si uno no cree que el otro puede ayudar, entonces
no se puede aplicar el Método. Es decir, el Método se
basa en la escucha del cliente, en la participación creadora del cliente y en la creatividad del arquitecto.
[…] cuántos errores se hubieran podido evitar, cuánto dinero se hubiera ahorrado con
el asesoramiento oportuno y adecuado de un
arquitecto.
10 años Arquitectos de la Comunidad
Rodolfo Livingston
30
ARMADO_FINAL.indd 30
[…] no es solo el mantenimiento lo que se
descuidó, sino también el pensamiento, lo
que resulta más costoso todavía, porque pensar es lo más económico que hay y no pensar
es carísimo.
Rodolfo Livingston
El Método
El Método es el título de uno de los libros del arquitecto argentino Rodolfo Livingston, quien a
principios de la década del sesenta desarrolló en
Cuba una forma de construir que propone un acercamiento entre el profesional y el usuario. «El tema
‘vivienda’ no se refiere solamente a las construcciones, sino también a las personas que las habitan
y cuyas costumbres, sueños y padecimientos debemos conocer e interpretar», dice Livingston.
El Método se basa en la constatación de una
brecha entre el usuario —que manifiesta desconocimiento y confusión ante la eventualidad de contratar a un arquitecto— y el profesional que no ha
sido entrenado para tratar con el cliente. Establecer
los canales adecuados de comunicación optimiza
cualquier empresa.
El Método protocoliza la relación cliente-arquitecto por medio de una serie de etapas presentadas
con tal claridad que alejan cualquier duda o recelo.
Cliente y arquitecto saben a qué atenerse porque
desde el principio de la relación El Método les presenta claramente las reglas de juego.
En tal sentido, se vuelve imprescindible capacitar al
arquitecto para que sepa decodificar la demanda oculta
del cliente y así responder a sus reales necesidades.
15/10/2010 05:30:37 p.m.
III. La arquitectura de una idea
ARMADO_FINAL.indd 31
15/10/2010 05:30:39 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 32
15/10/2010 05:30:40 p.m.
III. La arquitectura de una idea
Cómo trabajan
Recibirse de arquitecto es la primera condición para
integrar el programa, pero el título universitario no
basta. Ser un arquitecto de la Comunidad implica adherir a una serie de valores, concebir la profesión de
una manera determinada y adaptarse a una dinámica
de trabajo en grupo que tiene sus propias reglas de
funcionamiento. El Método del arquitecto Livingston
fue tomado como referencia y adaptado a las condiciones particulares del Uruguay.
En este sentido, el trabajo en parejas es decisivo.
De ese modo, no solo hay un respaldo mutuo, sino que
se habilita un escenario de discusión y crítica que da
solidez a cualquier proyecto y proporciona un ámbito
de mayor seguridad tanto para el cliente como para
los profesionales actuantes.
ARMADO_FINAL.indd 33
Estas parejas comparten el tiempo de su guardia
en el consultorio, visitan el sitio del cliente, preparan
informes, proyectan, intercambian ideas, debaten y
ofrecen un acto profesional más sólido. De ahí que
sean tan importantes las relaciones interpersonales
y que la solidaridad se transforme en un factor de
cohesión indispensable dentro del programa.
El trabajo en parejas se ve reforzado por el trabajo
grupal. Las asambleas, los plenarios y todas las instancias de reunión, como talleres y cursos, proporcionan
no solo un saludable intercambio de conocimiento y
experiencia, sino que permiten un doble control, interno y externo, del ejercicio de la profesión.
Esta operativa acerca a clientes y arquitectos, a la vez
que propicia el trabajo colectivo que permite el traslado
de experiencias entre colegas y lleva la profesión a
ámbitos de la sociedad adonde antes no llegaba.
La arquitectura de una idea Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
33
15/10/2010 05:30:40 p.m.
Se trata de un enfoque riguroso en lo que respecta al ejercicio ético de la profesión, que constituye el
marco protector para un desarrollo digno de todos
los profesionales arquitectos y una garantía para el
cliente, que recibe un servicio de calidad.
10 años Arquitectos de la Comunidad
El arancel y el acto arquitectónico
34
ARMADO_FINAL.indd 34
Muchas veces, comprender un arancel profesional
resulta engorroso para el cliente. El programa Arquitectos de la Comunidad se ciñe al arancel de la
sau, pero ofrece una modalidad original y clara en
lo que respecta a la presentación y al cobro de los
honorarios.
El presupuesto es desglosado en actos arquitectónicos que se corresponden con las distintas etapas y que
están fijados de acuerdo con la categoría de la edificación y los metros cuadrados en los que se interviene. El
cliente podrá optar por una, algunas o todas de estas
etapas y tendrá claro, desde el inicio, a qué atenerse
de acuerdo con sus posibilidades e ingresos.
La etapa de la consulta es de vital importancia en
todo el proceso. Es en ese momento cuando cliente
y arquitecto toman contacto y establecen una suerte de pacto desde el que desarrollarán su relación.
Algunas veces, esta relación empieza y acaba en la
propia consulta. Otras veces, se extiende hacia sucesivas etapas, cada una de las cuales constituye
un acto arquitectónico perfectamente delimitado y
arancelado.
La intervención de un arquitecto de la Comunidad comprende todas las acciones para las que está
preparado un arquitecto; acciones tan diversas como
confección de anteproyectos y proyectos, dirección de
obra, asesoramiento en la presentación de trámites,
elección de presupuestos, compraventa de inmuebles
y resolución de los problemas que presenta el mantenimiento permanente de las construcciones.
Una orientación adecuada ahorra gastos y tiempo.
La inspección ocular y el diagnóstico primario bien
hecho producen un informe de situación en el que
se determina la magnitud del trabajo y los pasos
a seguir. Algunas veces, esta primera instancia es
suficiente para dar una solución a la problemática
planteada. Cuando la complejidad amerita estudios
más profundos y la inspección ocular es insuficiente,
el arquitecto proporciona un presupuesto en el que
incluye sus honorarios y un plan de trabajo. Muchas
veces lo que se requiere es la elaboración de un diagnóstico, la determinación de la terapéutica a aplicar
y la confección de una memoria constructiva, para
luego hacer un llamado a precios y asesorar al cliente
en la elección de la empresa a contratar.
15/10/2010 05:30:40 p.m.
Los arquitectos de la Comunidad, como su nombre
lo indica, tienen por objetivo estar cerca de la pobla-
ARMADO_FINAL.indd 35
ción. Sin embargo, llamarse de la Comunidad hace
creer a muchos que el trabajo es gratuito o que está
subvencionado por algún tipo de convenio con las intendencias o con el Estado. En el caso de Montevideo,
por otra parte, la existencia de los centros comunales
La arquitectura de una idea Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
¿Qué implica llamarse arquitecto
de la Comunidad?
35
15/10/2010 05:30:40 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
36
ARMADO_FINAL.indd 36
zonales (ccz) mezclaba las denominaciones y propiciaba la idea de una alianza simbiótica entre los ccz y
el programa. Lo cierto es que los ccz han apoyado el
trabajo de Arquitectos de la Comunidad y es común
en los consultorios recibir clientes que vienen derivados de esos centros; pero, más allá de esa confianza,
el accionar de ambas entidades siempre ha sido independiente.
El acercamiento a la gente y a los barrios no implica la gratuidad del trabajo. Muy por el contrario, en
Arquitectos de la Comunidad se dignifica la profesión
con el respeto por la justa remuneración y la aplicación
del arancel de la sau. En este sentido, el programa
es garantía de ejercicio honesto de la profesión y se
enorgullece de ello.
Sabido es que la profesionalización requiere de una
retribución acorde que permita al profesional sustentarse y actualizarse de manera continua. Solo a partir
de esa actualización le será posible ejercer con niveles
óptimos de calidad.
Vivir de la profesión es un derecho humano que
debería ser reivindicado como un camino hacia la
realización personal plena.
El control que se ejerce desde el propio programa
refuerza el cumplimiento de esta pauta fundamental
para el desarrollo sano de cualquier profesión. Pero
mucho más importante que cualquier control es la red
de confianza que se va tejiendo día a día, y que permite
a los arquitectos fiarse uno del otro. Sobre esas bases
funciona el programa.
Por otra parte, la convocatoria anual de la sau y
los cursillos de iniciación preparan a los interesados
en participar del programa e invitan a desarrollar una
nueva experiencia de trabajo y una visión especial de la
profesión, porque hay algo en el espíritu de Arquitectos
de la Comunidad, una unión íntima con el aspecto
social de la profesión, un sentido de equipo que lleva
a comprometerse con el programa más allá de los
intereses personales.
15/10/2010 05:30:51 p.m.
La organización del programa
El reglamento consigna la creación de Arquitectos
de la Comunidad y define el programa como «una
modalidad de trabajo en equipos integrados por arquitectos socios de sau que se ubicarán en los barrios
para facilitar el acceso al servicio profesional de sectores de la población que hasta ahora han prescindido del asesoramiento de arquitectos o que no cuentan con un profesional de confianza».
Asimismo, establece que los servicios serán regulados por el Código de Ética y Ejercicio Profesional de
la sau. Todo arquitecto del programa aportará a la sau
una parte de los honorarios percibidos y volcará un
porcentaje a un fondo común con el que se cubrirán
costos de infraestructura y otros gastos.4
La financiación provendrá del cobro de honorarios, los
cuales se ajustarán al arancel que establece la sau.
4. El reglamento del programa se encuentra en sau.
ARMADO_FINAL.indd 37
Si bien el trabajo se realiza en parejas de arquitectos, cada profesional será responsable técnica y
legalmente por su desempeño.
El trabajo se coordina desde los consultorios
ubicados en diversos puntos de la ciudad y de fácil
acceso al público.
Los arquitectos de la Comunidad utilizan los distintivos de la sau y un distintivo especialmente diseñado
para el programa. Además de ser socios de la sau,
deberán estar inscritos en la Caja de Jubilaciones y
Pensiones de Profesionales Universitarios y en la Dirección General Impositiva.
La Asamblea de Arquitectos de la Comunidad está
integrada por todos los arquitectos de la Comunidad
y es convocada y presidida por la Mesa Coordinadora
de Arquitectos de la Comunidad, que también fija el
orden del día.
Existe una Mesa Ejecutiva compuesta por cinco
miembros electos entre todos los integrantes del
programa.
La arquitectura de una idea Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
El reglamento
37
15/10/2010 05:30:54 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
La Mesa Coordinadora de Arquitectos de la Comunidad está integrada por los coordinadores de los
locales y la Mesa Ejecutiva. Es la que en reuniones
periódicas conduce la marcha del programa.
Los coordinadores son los representantes del grupo,
y les corresponde elevar las propuestas provenientes
del consultorio, así como informar acerca de las decisiones de la Mesa Coordinadora y tomar los recaudos
necesarios para el cumplimiento del reglamento.
38
ARMADO_FINAL.indd 38
15/10/2010 05:30:54 p.m.
Los consultorios
El consultorio es aquel «establecimiento privado donde se despachan informes o consultas sobre materias
técnicas».5 El origen de la palabra consultar, en tanto
pedir consejo o información, hunde sus raíces en el
latín consultare, que significa ‘deliberar, discutir’. El
consejo o la información, por tanto, son hijos de un
intercambio de ideas previo.
Desde este punto de partida que presupone una
interacción entre cliente y arquitectos, se trabaja en
los consultorios de Arquitectos de la Comunidad.
Los primeros consultorios estuvieron ubicados en
viejos locales que afe tenía en desuso. A través de un
convenio se acordó realizar trabajos de refacción, pintura e iluminación para recuperar esos locales deterio-
5. La definición corresponde a la primera acepción
de la palabra según la 22.a edición del Diccionario
de la Real Academia Española. Las demás
acepciones presentan matices interesantes.
ARMADO_FINAL.indd 39
rados a cambio de instalar allí los consultorios. Así fue
que se establecieron los consultorios de Manga y Colón;
en cambio, en el caso de la estación Yatay, la instalación
no pudo concretarse por problemas logísticos.
Debido a que la convocatoria inicial para integrar el
programa superó la cantidad de gente esperable, hubo
que salir a buscar, en Montevideo, otras locaciones que
no fueran las estaciones de afe. Se abrieron entonces
los consultorios de 8 de Octubre, Yatay y Malvín.
En el área metropolitana y en otros departamentos del país también se congregaron arquitectos de
la Comunidad: Ciudad de la Costa, Minas, San José,
Maldonado, Salto, Paysandú, Mercedes y Nueva Helvecia. En cada una de esas ciudades, cuya realidad es
bien distinta a la de la capital, la implementación del
programa marcó su impronta y aportó claras variantes.
En la actualidad están funcionando los de Ciudad de
la Costa, Mercedes y Paysandú.
El consultorio está ubicado al nivel de la calle, con
cartelería visible que luce el logo de la sau y el de
La arquitectura de una idea Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
Allí donde la profesión se acerca a la gente
39
15/10/2010 05:31:00 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
Arquitectos de la Comunidad. Constituye una invitación a pasar, no intimida y da la sensación de ser un
lugar accesible, donde los problemas y deseos serán
atendidos. En algunos casos, un cartel adicional explica
los servicios que allí se brindan.
Cuando el potencial cliente llega, siempre hay dos
arquitectos de guardia que lo reciben y escuchan. Otras
veces, el primer contacto es telefónico, pero en todos
los casos la sede de trabajo donde el arquitecto se
asienta y desde donde se proyecta es el consultorio.
Cada consultorio tiene su número de teléfono, pero
además existe en Montevideo una línea rotativa.
Integrados al barrio, los consultorios son una cálida
forma de llevar la profesión a la gente. Pequeños en
superficie, austeros, equipados con lo necesario, resultan un ámbito acogedor para entablar una relación
y afianzar los lazos profesionales.
Desde allí se organiza el trabajo. En su seno funciona la comunidad de los arquitectos —unos veinte por consultorio— y constituyen, además, el lugar
donde periódicamente se celebran las reuniones. En
la actualidad, un centenar de profesionales conforma
Arquitectos de la Comunidad.
La relación con el barrio no se reduce al acercamiento del cliente. También se buscan los caminos para
integrarse al entorno. Así, durante el Fin de Semana
del Patrimonio cada consultorio ofrece los servicios
de sus profesionales para hacer visitas guiadas por
distintos lugares de interés arquitectónico. Asimismo,
se ha colaborado con escuelas en la elaboración de
murales, se ha prestado asistencia técnica en el montaje de exposiciones fotográficas itinerantes y se ha establecido contacto con agrupaciones de comerciantes
para propiciar el desarrollo de la zona.
40
ARMADO_FINAL.indd 40
15/10/2010 05:31:00 p.m.
Consultorios
Yatay (Paso Molino)
Av. Agraciada 4266, tel. 2307 0000
Gral. Flores (Goes-Reducto)
Av. Gral. Flores 2906, tel. 2208 5515
ARMADO_FINAL.indd 41
8 de Octubre (Unión-Maroñas)
Av. 8 de Octubre 4385, tel. 2509 2013
La arquitectura de una idea Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
Línea rotativa en Montevideo: tel. 2410 1515
41
15/10/2010 05:31:00 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
Malvín
Av. Italia 4023, tel. 2614 0552
42
ARMADO_FINAL.indd 42
Ciudad de la Costa
Av. Gianattasio Km. 22.100, tel. 2682 0529
Paysandú
Gral. Leandro Gómez 1194, tel. 4724 1957
Mercedes
Giménez 703, tel. 4532 4102
15/10/2010 05:31:21 p.m.
Yatay
Se acababa el tiempo de estar en el fondo de la sede
de sau donde nos habíamos alojado todos los arqcomunitarios antes de emprender nuestra emancipación locativa. Fueron buenos tiempos: compartíamos
un espacio (donde ahora es la biblioteca) y nos inventamos un sistema complejo para atender las llamadas. Nos divertíamos al trabajar todos juntos y empezar a aplicar nuestro método. Esas fueron nuestras
primeras lecciones.
Fuimos el primer consultorio que se emancipó. De
acuerdo con el contrato que habíamos firmado con
afe, nos tocaba ir a la estación Yatay. Sin embargo,
el lugar era casi inaccesible y el local —en estado
de precariedad— estaba ocupado por intrusos. Del
allí solo adoptamos nuestro nombre y empezamos a
buscar un local adecuado.
Lo encontramos en el Paso Molino sobre Agraciada, en una zona de gran movimiento comercial. Nos
ARMADO_FINAL.indd 43
mudamos el 22 de agosto de 2000, con una pequeña
ceremonia a la que asistieron los arquitectos Ricardo
Muttoni, José Luis Olivera —presidente electo por ese
entonces— y medios de prensa.
En aquel momento éramos treinta y dos arquitectos, y tuvimos que armar tres turnos fijos y rotativos
extras e incluso abrir los sábados. Fue el grupo más
numeroso. Luego, poco a poco, llegamos al número
La arquitectura de una idea Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
Experiencias de consultorio
43
15/10/2010 05:31:32 p.m.
ideal de veinte y comenzamos a atender en dos turnos,
matutino y vespertino, de lunes a viernes.
Nuestra primera coordinadora, Nancy Igoa, estuvo
desde un principio en el diseño del programa y aportó su muy buena dinámica y capacidad de liderazgo
para que el consultorio marchara a la perfección. Hoy
hemos logrado un grupo unido que tiene como claro
objetivo el progreso permanente del programa.
10 años Arquitectos de la Comunidad
Colón
44
ARMADO_FINAL.indd 44
El consultorio de Colón estuvo abierto desde 2000 a
2006 y tuvo tres locales. El primero, según lo recuerda uno de sus integrantes, era «un cuartito en el ángulo de la estación de trenes que daba a tres frentes.
Era luminoso y en buen estado, aunque con falta de
pintura, y había que sacar una mampara que lo dividía por la mitad. Un grupo se encargó de los arreglos
y quedó precioso». Luego vendría un local sobre Av.
Garzón y, finalmente, el lugar definitivo en el Centro
de Comerciantes de Colón.
Desde la inauguración de este consultorio hasta su
cierre, seis años más tarde, no solo fue una de las sedes
de Arquitectos de la Comunidad, sino que se constituyó en base de operaciones para otras actividades. El
apoyo durante el Fin de Semana del Patrimonio y la
participación en actividades zonales —por ejemplo—
estaban entre ellas.
El consultorio funcionó con los altibajos de todo
colectivo humano. De los veinte integrantes iniciales,
la mayoría vivía en zonas lejanas y eso implicaba un
desgaste importante en transporte y tiempo que se potenciaba por la crisis económica que atravesaba el país.
Junto con esta contrariedad, los roces naturales de toda
convivencia fueron volviendo inviable su operativa. En
diciembre de 2006, el consultorio cerró y algunos de
sus integrantes se distribuyeron en otras sedes.
15/10/2010 05:31:40 p.m.
El consultorio de Mercedes fue inaugurado el 29 de
junio de 2002 en la sede departamental de la sau. De
los ocho integrantes iniciales, dos eran de Dolores.
Por aquel entonces, una vez a la semana, los arquitectos se trasladaban a esa ciudad.
Actualmente somos diez integrantes que cumplimos guardias en el consultorio por la mañana. La dinámica de trabajo tiene sus especificidades, diferentes
a aquellas de nuestros estudios particulares. Consideramos que el trabajo en equipo nos ha enriquecido y
la formación de parejas para responder a los llamados
ha estimulado el intercambio generacional.
Durante ocho años hemos sido partícipes de la vida
de Mercedes a través de nuestra actividad profesional,
que reforzamos con un micro radial semanal patrocinado por empresas locales vinculadas a la construcción. Durante el programa respondemos dudas
de los oyentes acerca de cuestiones vinculadas con
su vivienda. No esperamos a que los clientes vengan;
nosotros vamos hacia ellos.
La experiencia de Mercedes tuvo uno de sus momentos culminantes durante el temporal de diciembre
de 2006. Arquitectos de la Comunidad trabajó conjuntamente con la Intendencia de Soriano y el Ministerio
de Desarrollo Social. Los daños fueron terribles: desde
ARMADO_FINAL.indd 45
voladuras de techos hasta fisuras de muros, humedades y daños estructurales de todo tipo.
En 2005 ya habíamos participado en un equipo de
trabajo durante un tornado. En 2007, cuando la ciudad
quedó una vez más bajo agua, colaboramos con el
Comité de Emergencia departamental y con la sau.
Fue muy importante acompañar a nuestra gente
durante unos días de dolor en los que muchos tuvieron que abandonar su casa y subsistir en condiciones
de precariedad. Más que nunca se hizo evidente el
compromiso que debe alentar la actividad de todo
arquitecto.
La arquitectura de una idea Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
Mercedes
45
15/10/2010 05:31:41 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
Malvín
46
ARMADO_FINAL.indd 46
Por medio de un contrato de comodato con la Barraca
Colla, en camino Carrasco y 20 de Febrero, conseguimos un local en ruinas, pero con mucho potencial.
Hicimos la obra por medio de un convenio con la
Escuela de la Construcción de utu. Los estudiantes
adquirieron experiencia y nosotros logramos nuestro local. Al final, hicimos varias jornadas de trabajo
colectivo donde todos (los 24 integrantes y nuestros
familiares) aportamos nuestro esfuerzo para terminar
el consultorio.
El premio a tanto trabajo fue un local único, con paredes de ladrillo bolseadas, pisos de madera, grandes
ventanales, cielorraso y luminarias, puertas dobles de
madera totalmente restauradas, una cocina, un baño
y un jardín posterior que le daba un carácter especial
a todo el consultorio.
Nos instalamos a fines del 2000, pero hicimos la
inauguración en marzo del siguiente año, en un día
de calor insoportable, con la presencia de autoridades
de la sau, miembros de la directiva y empleados de la
Barraca Colla, medios de prensa, familiares y amigos.
En el 2004 el local se vendió y, ante esa nueva situación,
alquilamos un nuevo consultorio sobre Av. Italia. A
partir de ese momento, adquirimos nuestro nombre
definitivo: Consultorio Malvín.
Este nuevo local es más amplio. Tiene dos ambientes: el delantero, donde recibimos a nuestros clientes,
y el posterior, donde mantenemos reuniones de trabajo
y charlas técnicas. Por medio de un gran cartel y con
una fachada pintada con los colores institucionales,
logramos destacar sobre la importante avenida.
8 de Octubre
Cercano a la esquina de 8 de Octubre y camino Corrales opera nuestro consultorio, que definimos
como «la sala de emergencias de un hospital». Sabemos que nuestra labor va más allá del ejercicio de
la arquitectura.
15/10/2010 05:31:44 p.m.
Ciudad de la Costa
La zona presenta carencias de toda índole y hay
que actuar un poco como asistentes sociales, otro poco
como psicólogos o mediadores en los conflictos entre
vecinos. De ahí que los arquitectos enfoquemos nuestro
trabajo como un servicio a la comunidad.
Algunas veces, la precariedad —o la irregularidad— de las construcciones hace nacer una primera
idea de demolerlas, pero la experiencia ha demostrado
que muchas veces es posible encontrar una solución
adecuada a las necesidades y posibilidades del cliente
sin recurrir a medidas extremas.
Los arquitectos de la Comunidad nos hemos insertado en el barrio; nuestra labor también ha abarcado
asesoramiento a comisiones barriales y gremiales,
ARMADO_FINAL.indd 47
En 1999 comenzaron nuestras reuniones en el estudio particular de la arquitecta Alicia Artigas, quien
era la delegada de la Sociedad de Arquitectos para el
departamento de Canelones.
Éramos más de veinte arquitectos compartiendo
el entusiasmo por conquistar un nicho importante de
clientes en una zona que crecía rápidamente pero sin
una propuesta clara, ni urbana ni constructiva.
Comenzamos a tener reuniones semanales en la
Asociación de Fomento de San José de Carrasco, que
nos cedía sus instalaciones. Eran reuniones enriquecedoras, en las que se hablaba tanto de cuestiones
teóricas como de las dificultades y las necesidades
reales para ejercer la profesión en equipo.
De esa forma, nos fuimos empapando del Método
Livingston. Deliberamos acerca de los caminos más
apropiados para su aplicación y, finalmente, decidimos
La arquitectura de una idea Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
recorridos guiados durante el Fin de Semana del Patrimonio, elaboración de artículos para la prensa zonal,
entre otras actividades.
Esta forma del ejercicio de la profesión permite el
aprendizaje mutuo de los respectivos códigos (clientearquitecto) y afianza nuestros vínculos.
47
15/10/2010 05:31:45 p.m.
En setiembre de 2003, buscando una mejor ubicación en zona comercial, nos mudamos al consultorio
actual, en la calle Viña de Mar casi Av. Giannattasio, al
que mejoramos en equipamiento y terminaciones y que
tiene en la zona el reconocimiento de los vecinos.
La nuestra es una historia corta, pero llena de experiencias muy valiosas desde el punto de vista profesional y humano.
10 años Arquitectos de la Comunidad
General Flores
48
ARMADO_FINAL.indd 48
salir a la búsqueda de un lugar propio, donde establecer nuestro primer consultorio.
Llegó de la mano de un conocido comerciante de
la zona, que nos ofreció en comodato el lateral de una
construcción en la acera norte de la Av. Giannattasio,
a la altura del km 22.
Inauguramos en setiembre del año 2000.
Fue una época fermental, llena de energía y voluntad para alcanzar los objetivos planteados.
Hoy, con la perspectiva que dan estos diez años y la
experiencia acumulada por el grupo, nos sentimos con
mayor aplomo y coherencia, tanto en nuestro funcionamiento como en nuestras prestaciones de servicio
profesional.
En junio de 2002 fue inaugurado el consultorio en
General Flores 2906, que desde entonces funciona en
el mismo lugar. Su primer emplazamiento había sido
en Belloni y Carlos A. López, en uno de los locales de
15/10/2010 05:31:54 p.m.
Paysandú
Con el impulso de la Sociedad de Arquitectos del Uruguay y la posterior convocatoria de la Comisión Delegada de Paysandú, se conformó el grupo para organizar la creación de Arquitectos de la Comunidad.
Los colegas de la Delegada Paysandú que resolvieron
conformar el grupo original fueron ocho: Beatriz Anselmi,
Sergio Babic, Fabiana Bartesaghi, Juana Galizzi, Andrés
Hitateguy, Miguel Laviano, Lauro Pons y Adrián Silva.
Tras varias reuniones se decidió que el mejor local
para instalar el consultorio era el añejo edificio sede
de la Sociedad Española Cultural y Recreativa, ubicado
en la calle Leandro Gómez 1194, cerca de las oficinas
ARMADO_FINAL.indd 49
municipales. El 8 de noviembre de 2001 se suscribió
un convenio con dicha Sociedad, por el cual se acondicionarían un sector del local y la fachada, a cambio
de un determinado plazo de alquiler.
Varias empresas del medio local y nacional apoyaron el emprendimiento con diferentes aportes. Se
refaccionó y pintó la fachada, se construyeron baños,
se cambiaron aberturas y pisos y se reacondicionaron
habitaciones, que luego serían utilizados en parte por
la Sociedad Española y en parte para la instalación
del consultorio.
Finalmente el 23 de enero de 2002 se inauguró
el consultorio de Arquitectos de la Comunidad en la
«remozada sede de los españoles».
En el transcurso de estos años se han firmado sucesivos convenios similares al inicial, lo que ha permitido
al programa continuar en el local de origen.
La arquitectura de una idea Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
afe —más precisamente, en la estación Manga— y
luego hubo un breve pasaje por un local en General
Flores y Lorenzo Fernández.
El actual consultorio tiene una planta baja amplia.
Allí se atienden las consultas. En la planta alta hay una
sala con una gran mesa en torno a la que se celebran
las reuniones del grupo.
La participación en distintas actividades comunitarias ha afianzado los lazos con el barrio. Las consultas
aumentan y los vecinos identifican el consultorio como
parte de su paisaje cotidiano.
49
15/10/2010 05:32:15 p.m.
¿Cómo ingresar al programa Arquitectos de la Comunidad?
10 años Arquitectos de la Comunidad
Formarse, querer y poder
Cada año, la sau hace un llamado abierto para el ciclo de charlas de iniciación al ejercicio liberal de la
profesión, destinado a los arquitectos que acaban de
obtener su título. Una de esas charlas es una presentación del programa Arquitectos de la Comunidad y
una invitación a integrarse que se hace extensiva a
todos los socios.
El profesional interesado debe participar de un cursillo de preparación y hacer una pasantía de tres meses
en alguno de los consultorios. Durante la pasantía, el
candidato trabaja junto a las parejas de arquitectos y
no solo es testigo de la puesta en práctica del quehacer
arquitectónico, sino que se empapa de los ideales que
acompañan el ejercicio de la profesión en Arquitectos
de la Comunidad.
Transcurridos los tres meses, se evalúa al candidato
tomando en cuenta principalmente su desempeño en
términos de adaptación, capacidad de trabajo en grupo
y compromiso, pues el éxito del programa depende del
buen funcionamiento colectivo.
50
ARMADO_FINAL.indd 50
15/10/2010 05:32:18 p.m.
Evaluaciones e informes
El espíritu crítico ha sido guía constante para marcar el rumbo del programa. La operativa de los
consultorios contempla estas evaluaciones que se
dan de manera directa por la propia dinámica de
trabajo en parejas, y que se refuerza en los plenarios y asambleas. El autoexamen está implícito
en el espíritu de Arquitectos de la Comunidad. Es
a través de esta actitud honesta y reflexiva que se
hace posible corregir errores, orientar la acción y
continuar con aquellas prácticas que la experiencia
demuestra correctas.
El trabajo de los Arquitectos de la Comunidad está
basado en parámetros de calidad sometidos a prueba
y actualización. Periódicamente se realizan encuestas
de satisfacción cuyos resultados han sido positivos
y estimulantes: 95 % de los clientes se ha manifestado conforme. Asimismo, el control realizado por
la recopilación y el análisis de datos permite hacer
estadísticas y visualizar el estado de situación en un
momento determinado.
ARMADO_FINAL.indd 51
De las gráficas se desprende que de todas las llamadas, 51 % se concreta en consultas. De estas, 32 %
culmina en trabajo efectivo.
De las consultas, el 40 % se vincula a cuestiones
constructivas (soluciones constructivas específicas,
resolución de patologías de la construcción, etc.). Le
siguen los temas de diseño, que en el 2009 llegaron al
28 %, reforma y obra nueva. Luego los temas de gestión
—20 % en todo el período—, trámites de diverso tipo,
informes y asuntos legales.
Quizá el dato más importante sea el que permite
saber por qué un cliente se acerca a Arquitectos de la
Comunidad. Del total de consultas atendidas en el 2009,
el 32 % correspondió a clientes que ya habían trabajado
con el programa y a personas que habían sido recomendadas por algún cliente. Eso prueba un nivel de
satisfacción más que aceptable y constituye un buen
termómetro para determinar que se está en el rumbo
correcto y que el desempeño profesional es bueno. Un
cliente satisfecho no solo es un cliente que vuelve, sino
La arquitectura de una idea Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
Entender para crecer
51
15/10/2010 05:32:18 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
52
ARMADO_FINAL.indd 52
otro cliente que viene de su mano. Tradicionalmente los
clientes se acercaban a los arquitectos por algún tipo de
vínculo —familiar, allegados, amigos—. La novedad es
que el actual cliente no tiene ninguno de esos vínculos
con los integrantes del programa; llega por el simple
hecho de que el programa los puso a su alcance.
La recomendación de los Centros Comunales Zonales también indica una buena relación con el barrio.
Y no es despreciable la cantidad de consultas derivadas de la promoción y difusión, ya sea por medio de
folletería, ya por la exposición en los medios.
Pero hay mucho trabajo por delante. Arquitectos de
la Comunidad debe afianzar sus puentes de comunicación con la gente. Es imprescindible llegar al gran
público para hacer conocer las posibilidades que el
programa brinda.
Gráfica 1. Cantidad de llamadas y
consultas (en porcentajes)
Todos los locales (enero-diciembre de 2009)
Gráfica 2. Cantidad de consultas
y trabajos (en porcentajes)
Todos los locales (enero-diciembre de 2009)
37
40
63
60
CONSULTAS
37
SOLO LLAMADAS 63
TRABAJOS
CONSULTAS
40
60
15/10/2010 05:32:18 p.m.
Gráfica 3. Relación entre llamadas
y consultas (en porcentajes)
Todos los locales (abril de 2000 - junio de 2010)
Gráfica 5. Cantidad de consultas,
según temas (en porcentajes)
Todos los locales (abril de 2000 - junio de 2010)
2500
2000
1500
49
21
22
47
10
La arquitectura de una idea Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
51
Medios de prensa
Difusión local
Referencias
Otros
53
1000
500
SOLO LLAMADAS 49
CONSULTAS
51
Gráfica 4. Relación entre consultas
y trabajos (en porcentajes)
Todos los locales (abril de 2000 - junio de 2010)
36
24
24
16
Constructivos
Diseño
Trámites
Otros
0
Gráfica 6. Cantidad de consultas, según
medio de difusión (en porcentajes)
Todos los locales (abril de 2000 - junio de 2010)
3500
3000
32
2500
2000
68
1500
1000
SOLO CONSULTAS 68
TRABAJOS
32
ARMADO_FINAL.indd 53
500
0
15/10/2010 05:32:18 p.m.
Otras formas de trabajo: entre todos
10 años Arquitectos de la Comunidad
Las comisiones
54
ARMADO_FINAL.indd 54
Dentro del programa se establecieron comisiones de
diferente índole cuyo cometido es desarrollar áreas
de interés.
Comisión Formación: Tiene como fin organizar los
eventos, tanto para tener actualizados a los miembros
en varias materias como para buscar las dinámicas de
perfeccionamiento del programa. Esto implica abordar
temas como la revisión permanente del reglamento, la
elaboración de presupuestos, los procesos de anteproyecto, la resolución de patologías, entre otros.
Comisión Difusión: Su objetivo es fomentar la difusión
del programa y darle unidad a su imagen. Se encarga de
organizar los stands de ferias, imprimir los afiches, folletos y almanaques, coordinar los artículos en revistas y las
apariciones en prensa. Esto incluyó en una oportunidad
la contratación de una agencia de publicidad.
Comisión Arancel: Su función primaria es articular
el arancel de la sau en una planilla funcional al pro-
grama en la que prime la claridad. Esta comisión, además, actualiza los aranceles, a los que agrega aquellos
puntos necesarios según los nuevos requerimientos y,
por último, desarrolla los protocolos correspondientes
a cada acto arquitectónico.
Comisiones temporarias: Pueden ser creadas según
las necesidades, con un fin específico y a término.
Los foros
Gracias a los avances informáticos y a Internet, contamos con varios foros.
Foroarqcom: Foro general, abierto a todos los
miembros y directiva de la sau, tiene como cometido
difundir información interna y externa y horizontalizar el conocimiento. Cualquier miembro acude al foro
para solicitar información técnica o administrativa y
rápidamente recibe las respuestas. También se utiliza
para difundir congresos, charlas y exposiciones.
15/10/2010 05:32:18 p.m.
Los talleres
Organizados por la Comisión Formación, los talleres
apuntan a mejorar el funcionamiento del programa,
tanto en la interacción de sus miembros como en su
actualización profesional y en mejoras administrativas u horizontalización de criterios.
ARMADO_FINAL.indd 55
Taller Técnico: Son jornadas de intercambio de
conocimientos técnicos en las que se exponen y discuten trabajos realizados por los Arquitectos de la
Comunidad.
Taller Organizativo: Son jornadas de evaluación y
propuestas dirigidas a mejorar el funcionamiento del
programa. Se realizan periódicamente, por lo general
en Montevideo. Son obligatorios para los integrantes
y los consultorios de otros departamentos mandan
delegados que luego trasmitirán las experiencias al
resto. En alguna oportunidad se realizaron talleres
en otras ciudades para fortalecer los vínculos con
los colegas de otros puntos del país.
La arquitectura de una idea Arquitectos de la Comunidad en Uruguay
Foros particulares: Cada comisión, cada consultorio y la coordinadora de Arquitectos de la Comunidad tienen su propio foro, que sirve para facilitar
el trabajo en común.
55
15/10/2010 05:32:18 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
La socialización del trabajo
56
ARMADO_FINAL.indd 56
El programa innovó en este tema y se logró trabajar
en equipo. Lo primero es constituir las parejas, en cuyo
seno se discuten y se suman propuestas para devolver
a los clientes. Es en los grupos de referencia, los consultorios y los foros, donde naturalmente se logra la
socialización del trabajo. Con este sistema se ha enriquecido notoriamente la capacidad de trabajo y conocimiento de los arquitectos comunitarios, y se ha dado
una mejor respuesta a las demandas de la sociedad.
Las reuniones de camaradería
También los arquitectos comunitarios buscan otros
espacios para confraternizar, donde conocerse y divertirse fuera de las estructuras laborales. Esto ayuda a
crear otras redes de unidad, tanto dentro de los consultorios como de todo el colectivo del programa. Entre
otros encuentros cada diciembre se reúnen arquitectos
y familias en una multitudinaria fiesta de fin de año.
15/10/2010 05:32:20 p.m.
IV. Nosotros y los otros
ARMADO_FINAL.indd 57
15/10/2010 05:32:22 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 58
15/10/2010 05:32:23 p.m.
Nosotros y los otros
La imagen institucional
ARMADO_FINAL.indd 59
Hemos precisado experiencia para afianzar nuestro
funcionamiento interno, diseñando cada aspecto de
nuestro actuar. Ahora, ya consolidados como programa, podemos y debemos mostrarnos con más fuerza
hacia el exterior.
Nosotros y los otros La imagen institucional
El logo del programa es el producto de tiempo y reflexión destinados a reforzar nuestra intención de
buscar elementos que nos identificaran como Arquitectos de la Comunidad.
La instalación de los consultorios a nivel de calle, los carteles y folletos, la participación en ferias
y exposiciones, la presencia en programas de radio y
televisión, las notas de prensa y un tímido espacio en la
Web (dentro de la página de la sau) han permitido dar
a conocer el programa, pero estamos lejos de explotar
todo nuestro potencial.
Sabemos que, si tuviéramos más y mejor difusión,
aumentaría considerablemente el número de consultas. El cliente potencial existe, pero para que se acerque
es necesario que nuestra presencia en los medios sea
fuerte y continua. Tratamos, dentro de nuestras posibilidades, de habilitar esa comunicación para estar en
el lugar y el tiempo en que somos necesarios.
59
15/10/2010 05:32:24 p.m.
Actividades paralelas
10 años Arquitectos de la Comunidad
El Fin de Semana del Patrimonio
60
ARMADO_FINAL.indd 60
Cada año, el Ministerio de Educación y Cultura y la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación dedican
un fin de semana a la celebración de nuestro patrimonio. Durante esos dos días, el país entero se moviliza,
las puertas de algunos edificios se abren y los uruguayos salimos a reconocer aquello que nos pertenece y
que también define nuestra identidad nacional.
Estimulados por la posibilidad de ser parte de esta
movida cultural, Arquitectos de la Comunidad pone al
servicio de la población su experiencia y conocimientos
profesionales. Ya en caminatas guiadas, ya en ómnibus —embanderados con el logo del programa—, nos
unimos a la fiesta popular y colaboramos para que
sea algo más que un paseo.
Uno de los integrantes del consultorio de Colón
recuerda: «El recorrido rural era una excursión de todo
el día. Salíamos con varios ómnibus y concurría muchísima gente. Algunos autos nos seguían. En el lugar se
daba una charla breve y se dejaba tiempo para recorrer
el lugar. Luego, volvíamos al ómnibus y seguíamos el
camino. Al mediodía, parábamos para almorzar en una
cantina del club de una cooperativa. Creo que llegamos a ser unas trescientas o cuatrocientas personas.
Durante dos años terminamos con un concierto en la
iglesia de Colón. La jornada comenzaba a las ocho y
media de la mañana y terminaba cerca de las siete de
la tarde, en la iglesia o en la plaza».
Es ya tradicional el circuito por las casonas del
Prado y son muchas las personas que se acercan año
15/10/2010 05:32:36 p.m.
Participación en muestras
de artes plásticas
Desde el 2005 se ha prestado colaboración para el
montaje de varias exposiciones fotográficas. Ese año,
por ejemplo, durante la celebración del Fin de Semana del Patrimonio, la muestra estuvo dedicada a don
Carlos Solé.
ARMADO_FINAL.indd 61
La experiencia se repitió en el 2006 y el 2008, con
una exposición itinerante de fotos de los barrios Paso
Molino y Belvedere, y una muestra de cuadros de Carlos Paez Vilaró en el marco del homenaje a las culturas
afrouruguayas, respectivamente.
Nosotros y los otros La imagen institucional
a año y llenan los ómnibus que están a disposición
para estos eventos. «Lo mejor de toda esta movida
es lo agradecida que queda la gente y lo contentos
que quedamos nosotros por haber aportado nuestro
granito de arena a un acontecimiento cultural que es
construido por todos los uruguayos», dice una integrante del consultorio Yatay.
61
15/10/2010 05:32:36 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
62
ARMADO_FINAL.indd 62
un esfuerzo colectivo por embellecer y mejorar los
edificios escolares.
Imposible sería enumerar aquí las participaciones,
pero sirvan las citadas a modo de ejemplo para apreciar cómo nuestra tarea va más allá de la definición
tradicional de un arquitecto.
Pero, además, hemos participado en la implementación de concursos y posterior pintura de murales
en escuelas públicas. En esas experiencias, los arquitectos hemos interactuado con maestros y niños en
Participación en las ferias
del latu y en ExpoPrado
Arquitectos de la Comunidad ha participado en las
ferias Constructa (2005, 2007 y 2009) y Expohogar
15/10/2010 05:32:39 p.m.
(2006, 2008 y 2010) en el predio de exposiciones del
Laboratotio Tecnológico del Uruguay (latu). Para tales
eventos, que constituyen un medio de acercamiento al
público, la Comisión de Difusión de Arquitectos de la
Comunidad diseña y arma el stand institucional, que
modifica según las necesidades de cada caso. Además,
ARMADO_FINAL.indd 63
Los medios
Las apariciones en televisión, en varios ciclos de presentaciones para la promoción del programa credimat (crédito del mvotma para compra de materiales)
Nosotros y los otros La imagen institucional
son los propios arquitectos del programa los que están
allí para atender a las demandas del público.
La Comisión de Difusión también tiene a su cargo
los materiales de promoción —volantes, banderas,
banners, almanaques, tarjetas personales y trípticos—
así como la publicidad en diarios, revistas y páginas
clasificadas, además de la organización de lanzamientos de convenios y fiestas de camaradería.
63
15/10/2010 05:32:42 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
64
ARMADO_FINAL.indd 64
y del Programa Arquitectos de la Comunidad, permitieron una difusión masiva que se hizo notar en el
aumento de las consultas.
Del mismo modo, se ha participado en programas
radiales —especialmente en emisoras comunitarias—
y se colabora con periódicos y boletines zonales con
artículos de interés general vinculados al mantenimiento de las construcciones.
El consultorio Mercedes tiene una aparición semanal en una emisora local en la que se brindan consejos
para mejorar la sanidad de las viviendas y se responde
a las preguntas de los oyentes.
15/10/2010 05:32:44 p.m.
V. La relación con el Estado
ARMADO_FINAL.indd 65
15/10/2010 05:32:46 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 66
15/10/2010 05:32:48 p.m.
Ya desde el comienzo, la existencia Arquitectos de la
Comunidad estuvo pautada por el convenio realizado
con afe para el usufructo de las estaciones de tren en
desuso. Luego, en diferentes momentos, se obtuvo la
declaratoria de interés ministerial, como en el caso
del Ministerio de Trabajo y el de Cultura.
Pero los que durante más tiempo se desarrollaron
y permitieron que el programa tuviera una difusión a
todo nivel fueron los convenios realizados con el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio
Ambiente (mvotma) y credimat (crédito para la compra
de materiales de construcción surgido de la cooperación entre los gobiernos de Uruguay y Alemania).
El convenio credimat
La crisis de los años 2001 y 2002 significó un quiebre
profundo en la sociedad uruguaya. Todas las activi-
ARMADO_FINAL.indd 67
dades se vieron resentidas y el trabajo de los arquitectos no quedó a salvo de ese retroceso.
Con el objetivo de asistir a los grupos de población
de menores recursos en el proceso de construcción o
refacción de las viviendas, en agosto del 2001 el mvotma y la sau firmaron un convenio para difundir los
programas Arquitectos de la Comunidad y credimat.
Este fue reforzado por un nuevo convenio, firmado
en el 2004, en el que se estipulaban las pautas de relación entre ambas entidades firmantes y un programa
La relación con el Estado
La relación con el Estado
67
15/10/2010 05:32:48 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
68
ARMADO_FINAL.indd 68
de promoción conjunta en aquellas áreas de influencia
de Arquitectos de la Comunidad.
Finalmente, en el 2006, el mvotma y la sau ratificaron el convenio del 2004, en el que también se disponía que Arquitectos de la Comunidad promocionaría
entre sus clientes el programa credimat, en tanto el
mvotma ofrecería apoyo institucional en el marco de
una campaña publicitaria.
Asimismo, el convenio establecía que el mvotma
otorgaría a la sau un monto de dinero determinado
con cargo a la cuenta especial de credimat. Esta suma
sería entregada contra las rendiciones de cuentas de
sau-Arquitectos de la Comunidad por el pago de los
servicios de promoción y por concepto de asesoramiento técnico de sau-Arquitectos de la Comunidad a cada
familia beneficiaria que lo solicitara.
El asesoramiento técnico que propiciaba este convenio buscaba facilitar las relaciones entre el cliente y el
profesional actuante y, en este sentido, comulgaba con
el espíritu del programa Arquitectos de la Comunidad.
El convenio indicaba que el arquitecto debía relevar
ciertos datos para sustentar las estadísticas del mvotma,
así como elaborar un informe en el que se diera cuenta
de los detalles de la intervención técnica. El Ministerio,
a su vez, extendería un certificado para asesoramiento
donde figurarían los datos del beneficiario, el monto del
crédito y los datos del arquitecto actuante.
En el mismo convenio se establecía que todo el material para la difusión debía hacer mención al mvotma, a la
dinavi, al programa credimat, al programa Arquitectos de
la Comunidad y a la sau. Esto permitió a Arquitectos de la
Comunidad desarrollar importantes campañas publicitarias para difundir tanto el crédito como el programa.
Este libro y su difusión son, también, producto de
ese esfuerzo mancomunado.
La necesaria integración
Las familias de autoconstructores cambian
su vivienda y la ciudad, con motivación y esfuerzo, pero también necesitan el apoyo financiero y el asesoramiento que les permita
alcanzar un mejor producto final.
El Estado puede y debería integrar a las políticas públicas a los Arquitectos de la Comunidad,
para que con su compromiso social y experiencia profesional acompañen a esas familias en
un trabajo de esfuerzo compartido para la mejora de la calidad del stock habitacional.
Arq. Daniel Cafferatta
Coordinador del Programa credimat, mvotma
15/10/2010 05:32:51 p.m.
VI. El trabajo
ARMADO_FINAL.indd 69
15/10/2010 05:32:51 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 70
15/10/2010 05:32:53 p.m.
El trabajo
Cada vez que un arquitecto de la Comunidad atiende el teléfono, sabe que puede estar al inicio de un
camino, pero no sabe hasta dónde lo llevará. La experiencia de estos diez años nos ha confirmado que
nuestro trabajo va más allá de lo profesional y que
un arquitecto no solo debe estar actualizado técnicamente. Es imprescindible que también esté preparado para tratar con las personas, identificar sus problemas, orientarlas hacia el mejor rumbo que permita satisfacer sus necesidades de acuerdo con sus
posibilidades reales. Nuestra tarea más importante
es ayudar al cliente a pensar la mejor solución.
Cuando entramos a una casa, nos ponemos en contacto con la intimidad del cliente. Esto nos genera una
doble responsabilidad, porque somos conscientes de
que deposita en nosotros una confianza que trasciende
nuestra condición de arquitectos.
Hemos sido testigos de los cambios positivos que
nuestra acción ha significado para algunas familias o
para colectivos humanos que han modificado su vida
o su trabajo a partir de las transformaciones operadas
en su medio personal o laboral. Nosotros no hacemos
magia, pero colaboramos para optimizar los distintos
ámbitos de desarrollo.
Los casos que a continuación narramos, y que nos
llenan de orgullo, son apenas una muestra variopinta
del largo recorrido que Arquitectos de la Comunidad
ha hecho a lo largo de esta década.
El trabajo Buenas prácticas
Buenas prácticas
71
ARMADO_FINAL.indd 71
15/10/2010 05:32:53 p.m.
La reforma del Mercado de los Artesanos
Un balcón, un aljibe y un sueño
10 años Arquitectos de la Comunidad
Arq. Adriana Castaño, Arq. Silvia Prada
72
ARMADO_FINAL.indd 72
Un día de mayo de 2001 el teléfono sonó en el consultorio de Yatay.
La reparación de un balcón en el Mercado de los
Artesanos de la plaza Cagancha motivó esa primera
consulta, pero pronto se hizo evidente que existía un
sueño colectivo y que aquellos doscientos diez artesanos solo necesitaban el impulso y la orientación
profesional para concretarlo.
Helena, Marga, Carlos, José y Claudio integraban la
Comisión de Local de la Asociación Uruguaya de Artesanos. Planteada nuestra forma de trabajo de acuerdo con el Método, los lazos comenzaron a afianzarse.
Pronto pudimos encontrar formas de participación que
permitieron integrar a todos aquellos artesanos que
así lo quisieran y al público en general. Un papelógrafo y unos cuadernos invitaban a expresar opiniones,
necesidades y deseos.
Era una época difícil para el país, pero el desafío
contaba con el estímulo imparable de todas las utopías. Aprobado el proyecto, los balcones de las dos
fachadas fueron reparados y se inició el proceso de
reformar el local, vincular las dos plantas e integrar
el edificio al espacio verde de la plaza.
Nuestra profesión nos relaciona con todo el devenir
humano y nos conecta, a veces, con las raíces profundas
que se hunden en la historia. El edificio donde funciona el
15/10/2010 05:32:53 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 73
Nos llena de orgullo contar esta experiencia. Cada
vez que pasamos por allí y vemos la pujanza de esos
hombres y mujeres que confiaron en nosotros para
llevar adelante su sueño, recordamos que también
hay algo de amor artesano en el ejercicio profesional
de los arquitectos.
El trabajo Buenas prácticas
Mercado de los Artesanos data de 1880. Al excavar para
la instalación sanitaria, descubrimos un aljibe antiquísimo. Huelga comentar la emoción y la sorpresa.
Pero la relación fue más allá de cuestiones constructivas. Un día, mientras el proyecto estaba en marcha, el teléfono volvió a sonar. Esta vez la consulta
excedía los límites de nuestro trabajo profesional,
pero aun así nos identificaba como Arquitectos de la
Comunidad: la Comisión de auda estaba en el trance
de evaluar una nueva forma de funcionamiento y buscaba nuestra ayuda para organizar la dinámica de su
reunión de acuerdo con el Método.
Las consultas se sucedieron una tras otra y así los
nuevos proyectos, los trabajos de mejoramiento y mantenimiento de todo el edificio nos ligan hasta el día de
hoy a esta comunidad de artesanos.
73
15/10/2010 05:32:54 p.m.
Sede social para la Universidad de la Tercera Edad (uni 3)
en la Ciudad de la Costa
Funcionalidad, espacialidad y un canto a la vida
10 años Arquitectos de la Comunidad
Arq. Rosana Rolfi, Arq. Gustavo Parnás
74
ARMADO_FINAL.indd 74
La Universidad de la Tercera Edad —o uni 3, como se
la conoce— es una prueba de que la edad no constituye una barrera para el aprendizaje, la socialización
y el enriquecimiento cultural de las personas. En el
año 2000, la sede de Ciudad de la Costa fue declarada
de interés departamental y ese hecho fue el punto de
partida hacia una sede social propia.
La complejidad del desafío nos obligó a aguzar la
creatividad. Las personas que asisten a uni 3 provienen
de medios socioeconómicos diversos y sus intereses
van desde la literatura a la danza, pasando por el ejercicio físico, la artesanía y los idiomas. Un factor común
las une y es el impulso vital que alienta su aventura.
Desde un principio supimos que estos clientes
trabajarían en el proyecto con entusiasmo, y así fue.
Determinaron con precisión cada una de las necesidades y elaboraron un programa ajustado a ellas.
Pronto entendimos que para enfocar nuestra tarea
debíamos tener presentes dos conceptos: funcionalidad y espacialidad.
Las historias de vida, la experiencia de estas personas que dedicaron su tiempo a trabajar junto con
nosotros en la elaboración del proyecto contribuyeron a crear una buena comunicación entre clientes
y arquitectos. Finalmente, luego de un intercambio
15/10/2010 05:32:57 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 75
desde entonces no ha hecho más que seguir su proceso
de gestación. No pasará mucho antes de que veamos
concretado otro sueño.
El trabajo Buenas prácticas
de ideas y común esfuerzo, comenzó a perfilarse una
propuesta que conjugaba las necesidades con las
posibilidades materiales.
El resultado cumplía con los requisitos de bienestar, armonía con el entorno, respeto a la ecología, costo adaptado al presupuesto disponible y, sobre todo,
un enfoque arquitectónico moderno que reflejara el
espíritu renovador de uni 3. Un sistema constructivo
mixto en el que la solidez de la albañilería se encontrara con la calidez de la madera fue la base del
proyecto final.
Otorgado el permiso de construcción, ya estamos
a punto de comenzar la primera etapa de la obra.
Una obra que nació bastante antes de aquella primera
llamada de uni 3 a Arquitectos de la Comunidad y que
75
15/10/2010 05:33:03 p.m.
Cocheras techadas para una cooperativa de viviendas
El triunfo de la autogestión guiada
10 años Arquitectos de la Comunidad
Arq. Mariela Abate, Arq. Helena Difilippo
76
ARMADO_FINAL.indd 76
La llamada llegó al consultorio de Malvín. Nadie podía prever entonces que una relación laboral muy
particular estaba a punto de iniciarse. Uno de los
directivos de una cooperativa de viviendas pedía asesoramiento para construir treinta cocheras que no
sólo mejorarían las instalaciones generales, sino que
serían un medio para recaudar fondos por concepto
de alquiler.
La propuesta era original: los cooperativistas, fieles
a su espíritu de autogestión, querían participar activamente en el proceso. Por otra parte, la escasez
de presupuesto acicateó la creatividad: primero nos
propusimos reutilizar unas losetas de hormigón que
habían sobrado de la construcción de las viviendas, y
luego, con el asesoramiento profesional adecuado, fue
posible también fabricar las piezas de hierro reticulado
en la propia cooperativa.
Luego de los estudios de viabilidad, la opción elegida consistió en cercar 903 m² y techar en dos etapas 45 cocheras, con posibilidad de construir otras 23.
Durante nueve meses, arquitectos y cooperativistas
trabajamos en equipo. El resultado nos confirma que
la creatividad, el esfuerzo y la profesionalidad superan
cualquier escollo económico y concretan en realidad
las necesidades y los deseos.
15/10/2010 05:33:13 p.m.
Reforma y mantenimiento de la sede del
Instituto Nacional de Semillas
Una puesta a punto y una lección de ética profesional
Cuando llegamos al inase, después de una llamada
de su directora ejecutiva, nos sorprendió el edificio
enclavado en un gran parque, a pocos kilómetros de
Montevideo, con galpones transformados en invernaderos y grandes extensiones de campo cultivado.
Nos sorprendió, también descubrir aquel collage de
reparaciones, ampliaciones y reformas hechas a través de los años y de sucesivas administraciones.
El desafío consistía en recuperar aquel edificio que
ofrecía tantas posibilidades, pero que estaba deteriorándose a la vista de todos. El presupuesto era acotado
y debimos armar un plan de trabajo adecuado a la
circunstancias. Para el caso, propusimos las siguientes
etapas: relevamiento general y estudio de la situación;
determinación de patologías y terapéutica; intervención en interiores y exteriores; mantenimiento; llamado
para buscar precio de acuerdo con el dinero disponible
y supervisión técnica de las obras.
ARMADO_FINAL.indd 77
La historia comenzó en el 2007. Tres años más tarde
la relación de confianza mutua nos permite continuar
con aquel plan inicial e ir agregando obras no previstas.
Nobleza obliga destacar un detalle nada menor en todo
este proceso: la directora ejecutiva que hizo aquella primera llamada es familiar directa de una arquitecta del
programa. A solicitud de esta profesional, se comunicó
con la línea rotativa y la consulta fue tomada por la pareja
de arquitectos que en el momento estaba de guardia. Esta
ética desde la que trabajamos es también nuestro aval.
El trabajo Buenas prácticas
Arq. Álvaro Más, Arq. Marcela Nowinski
77
15/10/2010 05:33:15 p.m.
Ampliación de vivienda unifamiliar en Ciudad de la Costa
Calidad de vida
10 años Arquitectos de la Comunidad
Arq. Joselyn Rotela, Arq. Beatriz Zeballos
78
ARMADO_FINAL.indd 78
La Ciudad de la Costa se ha constituido en una de
las áreas de mayor explosión demográfica en toda
América del Sur. Enclavada en un entorno arbolado
próximo al río, permite la ilusión de una vida más
reposada a salvo del ajetreo de la ciudad. En el 2008,
una familia de la zona decidió ampliar su casa y jerarquizar el acceso junto con la fachada principal.
La familia sabía lo que necesitaba: un estar más
amplio, un tranquilo lugar de trabajo y un acceso a
la vivienda más destacado. Nosotros debíamos pensar
cómo hacerlo. El primer inconveniente era la cercanía
de la vivienda con el límite de los retiros laterales y
frontales. El segundo, aumentar el área edificada dentro de los márgenes de la reglamentación vigente. Pero
el mayor desafío era la dificultad de llevar adelante la
obra con la familia viviendo en el lugar.
Demolimos la cochera y el alero del porche. En
planta baja construimos un espacio que se integra
con el living comedor y que se continúa en una escalera hacia una segunda planta, donde se construyó
un estudio. Los ladrillos de vidrio que acompañan el
trayecto de la escalera permiten la entrada de luz y
logran una atmósfera cálida.
Ampliamos la abertura del acceso principal y lo
coronamos con una pérgola en madera dura con tensores de acero. Para la fachada elegimos piedra gris
y ladrillo bolseado. El resultado: una vivienda acogedora, integrada a su entorno y adecuada para las
necesidades del grupo familiar.
15/10/2010 05:33:19 p.m.
Reformas en la casa de Martín y Natalia
Ayudar a pensar
Arq. Gustavo Delfino, Arq. Nolberto Llaguno
ARMADO_FINAL.indd 79
un nuevo baño, una escalera principal en el hall y un
porche de acceso.
Dicen los arquitectos cuando relatan el proceso:
«Esta era la casa que Martín y Natalia querían, pero
que no expresaban directamente en su proyecto». Como
recuerda el arquitecto Livingston, muchas veces nuestra contribución más importante es ayudar a pensar.
El trabajo Buenas prácticas
Con la ilusión de todo comienzo, Martín y Natalia
nos manifestaron su voluntad de reformar su recién adquirida vivienda. Se trataba de un bien en
régimen de propiedad horizontal y en mal estado
de conservación.
En este caso, nuestra tarea prioritaria fue ayudar a
pensar, dilucidar con los clientes cuáles eran sus necesidades y deseos y, finalmente, obrar de acuerdo con el
presupuesto disponible. Pero, además, quisimos ir más
allá y enfocamos el proyecto con la mente puesta en
ampliaciones futuras que pudieran contemplar la llegada de hijos y la actividad profesional de Martín, que
estaba a un paso de obtener su título de abogado.
De aquella primera consulta —un poco a tientas
y con más dudas que certezas—, acabamos con una
construcción plena de aire y luz, integrada a los jardines y patios. Se cambiaron pisos, revestimientos y
aberturas; se solucionaron las humedades; se amplió
la cocina; se rehabilitó un patio; se cambió la instalación sanitaria; se construyó un dormitorio al frente,
79
15/10/2010 05:33:25 p.m.
Reformas en una casa de la calle Parva Domus
Al principio fue una ventana
10 años Arquitectos de la Comunidad
Arq. Mariana Misol, Arq. Antonio Del Castillo
80
ARMADO_FINAL.indd 80
En el barrio montevideano de Punta Carretas, hay una
calle con un nombre que dispara las más diversas fantasías. En esa calle hay una casa antigua, construida con
materiales nobles que ha sido reciclada varias veces a
través de los años. Su dueña se comunicó con nosotros.
Quería cambiar una ventana que daba al frente, cuyo
estilo nada tenía que ver con el de la construcción.
La calidez de aquella casa no admitía aquella ventana de aluminio; mucho menos la cortina de enrollar en pvc. Apenas entramos nos invadió el olor del
cafecito con el que nos esperaban, entendimos que la
casa irradiaba hospitalidad y que todo en ella debía
ser una invitación a sentirse a gusto. La conversación
pronto derivó hacia ámbitos más personales y, otra vez
la profesión de arquitecto se involucró con la intimidad
de una familia. La reforma iba más allá de lo estético;
era una cuestión de bienestar. Aquella casa pedía más
que el cambio de una ventana. El Método nos permitió
identificar las reales necesidades de sus moradores y
canalizar sus deseos en hechos factibles.
A partir de la propuesta original, terminamos por
hacer bastante más: retirar el cielorraso, excavar hasta
el nivel de la vereda, agregar un entrepiso de hierro
y una escalera construida dentro de un volumen de
vidrio. Y, por supuesto, cambiamos la ventana por una
de madera cuyo diseño motivó varios encuentros con
los clientes. Nos consta que nuestro trabajo significó
una mejora de su calidad de vida.
Hoy nos llena de alegría transitar por la calle Parva Domus, en especial si hay sol, y ver destacarse en
la fachada aquella ventana que fue el origen de un
cambio más profundo.
15/10/2010 05:33:28 p.m.
El trabajo Buenas prácticas
81
ARMADO_FINAL.indd 81
15/10/2010 05:33:30 p.m.
Reformas en la casa de una familia de Pueblo Victoria
Arquitectura que deja huella
10 años Arquitectos de la Comunidad
Arq. María Virginia Jorcin, Arq. María Alejandra Pérez
82
ARMADO_FINAL.indd 82
La arquitectura tiende lazos que trasciende lo profesional. Es posible saber cuándo comienza la relación con
un cliente, pero no cuándo terminará. El día en que una
familia de Pueblo Victoria solicitó nuestros servicios
por una humedad en el garaje, no podíamos saber que
era el inicio de un camino de más de cuatro años.
Después de evaluar propuestas y proyectos, no
solo acabamos por cambiar la losa del garaje, sino
que hicimos modificaciones adecuadas a los deseos y
a las posibilidades económicas de nuestros clientes.
La ampliación total no llevó más de 4 m², pero supuso
poner a punto la instalación sanitaria, reorganizar el
espacio interior con pequeñas reformas y mejorar la
fachada. Todo ello con la familia viviendo en la casa
durante el proceso.
La extensión en el plazo de la obra obedeció a factores económicos. Nuestro trabajo debió adaptarse a
la situación particular de aquella familia e ir acompasando su entusiasmo por mejorar sus condiciones de
vida con las posibilidades reales de hacerlo.
Cuando terminamos, ya nada era igual. La casa y la
familia habían cambiado, pero ambas se mantenían en
pie. Es posible que las transformaciones hayan permitido
esta supervivencia. Nunca sabremos si nuestra tarea
afectó para bien los vínculos familiares, pero presentimos —y nos gusta creerlo— que, además de reformar la
casa, colaboramos en la mejora de su estilo de vida.
15/10/2010 05:33:34 p.m.
Al buscar nuevos nichos de trabajo, fue una sorpresa
constatar que muchos edificios de propiedad horizontal
no contaban con un técnico arquitecto para asesorarlos
y atender sus necesidades en cuanto al mantenimiento
de la propiedad. Así fue que armamos una propuesta
de trabajo que adecuaba los honorarios en una planilla
de fácil lectura y salimos a ofrecer nuestros servicios.
La respuesta fue excelente. Los administradores y copropietarios han encontrado en Arquitectos de la Comunidad un apoyo que hasta ese momento no tenían.
Los temas planteados van desde una cuenta de medianería hasta asesoramiento en temas relacionados
con la aplicación de la Ley de Propiedad Horizontal. A
eso se suman consultas por problemas constructivos,
como modificaciones o ampliaciones de la copropiedad
en espacios comunes, adecuaciones para accesibilidad,
cambios en los accesos, en las zonas de retiro frontal,
o construcción de barbacoas y parrilleros.
No menor es la intervención que ha tenido Arquitectos de la Comunidad en dar solución al mantenimiento de las construcciones: impermeabilización de
azoteas, reparación de tanques de agua, renovación
de fachadas y pozos de aire, humedades varias, pérdidas en las instalaciones sanitarias, desprendimientos de hormigones, cambio de aberturas o cañerías,
entre otras.
También es muy apreciada la intervención en los
controles o supervisiones de obra. Para la copropiedad,
como para el administrador, contar con un arquitecto
que sea el nexo entre la empresa constructora y el
edificio es una garantía y un respaldo.
Los administradores encuentran en este programa
el apoyo, la imparcialidad y la transparencia imprescindibles en cada una de las actuaciones, lo que hace
que los copropietarios conozcan sus obligaciones y
vean respetados sus intereses.
El trabajo Buenas prácticas
Edificios de propiedad horizontal
83
ARMADO_FINAL.indd 83
15/10/2010 05:33:38 p.m.
Rehabilitación de los exteriores del Palacio Díaz
El gigante despierta
10 años Arquitectos de la Comunidad
Arq. María del Rosario Bolioli, Arq. María Cecilia Reggiardo
84
ARMADO_FINAL.indd 84
Pocos edificios montevideanos son tan emblemáticos
como el Palacio Díaz. Desde su ubicación céntrica
próxima al cruce de 18 de julio y Ejido, el monumental palacio exhibe su arquitectura art déco de la década del treinta, cuando fue construido por los señores Ramón y Pedro Díaz.
La inclusión del edificio dentro del patrimonio
municipal permitiría exonerar el pago total o parcial
de la contribución inmobiliaria siempre y cuando se
rehabilitaran su fachada principal, torre y medianeras
hacia 18 de Julio.
Con esta propuesta recibimos la primera consulta y, de inmediato, supimos que no se trataba de un
trabajo común. El Palacio Díaz iba a requerir el tratamiento especialísimo que se da a todo aquello que
es excepcional.
El trabajo demandó un estudio previo exhaustivo
que incluyó un acuerdo acerca de los parámetros planteados por la Comisión de Patrimonio de la Intendencia
Municipal de Montevideo.
Nuestro objetivo iba más allá de una lavada de cara.
Pretendíamos mejorar las condiciones de seguridad,
habitabilidad e higiene. Esto incluía la rehabilitación
de los exteriores, que comprende trabajos de albañilería, reparación de aberturas de hierro y colocación
de cerramientos de protección.
La obra está en marcha. Recuperar este edificio no
solo para sus habitantes, sino para la ciudad toda, es
un desafío. Poco a poco, el gigante despierta.
15/10/2010 05:33:39 p.m.
El trabajo Buenas prácticas
85
ARMADO_FINAL.indd 85
15/10/2010 05:33:39 p.m.
Adecuación del acceso principal a un edificio institucional
Un cliente con espíritu accesible
10 años Arquitectos de la Comunidad
Arq. Teresita Amarillo, Arq. Ana María Cozzano
La consulta llegó al consultorio de Malvín en 2009
y solo proponía una adecuación del acceso principal
a un edificio institucional para cumplir con la legislación vigente. Las arquitectas Ana María Cozzano y
Teresita Amarillo fueron más allá y propusieron un
plan de accesibilidad que eliminara las barreras arquitectónicas existentes. El plan incluía adecuación
de baños y ascensores, dotación de pasamanos, señalización y circulaciones horizontales.
Si bien el plan propuesto fue dejado para más adelante, se puso en marcha el proceso de adecuación de
los accesos y de uno de los baños de la planta baja.
El trabajo de las arquitectas, en este caso, no se limitó exclusivamente a satisfacer la demanda inicial del
cliente, sino a asesorarlo con respecto a la importancia
de la accesibilidad en un edificio público con gran potencial. Todo edificio debe tener condiciones para que
las personas puedan ingresar a él, pero la accesibilidad significa algo más. Accesibilidad significa que el
usuario pueda llegar, ingresar, usar y egresar.
La mejora de estas condiciones permite que todas
las personas utilicen el inmueble de manera más segura, equitativa, autónoma y confortable. Las barreras
arquitectónicas, urbanísticas, del transporte y sociales
no afectan únicamente a las personas con discapacidad; todas las personas y las diversas características
por las que atraviesan a lo largo de la vida se ven
favorecidas por la ausencia de barreras. Si un espacio
es apto para una persona con dificultades, es mejor
aún para quien no las tiene.
86
ARMADO_FINAL.indd 86
15/10/2010 05:33:50 p.m.
VII. Entrevistas
ARMADO_FINAL.indd 87
15/10/2010 05:33:56 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 88
15/10/2010 05:33:58 p.m.
Entrevista al arquitecto Ricardo Muttoni
El arquitecto al servicio de la sociedad
El arquitecto Ricardo Muttoni, presidente de la sau desde 1998 al 2000, fue impulsor del
programa Arquitectos de la Comunidad y se constituyó en uno de los pilares del proyecto. Diez
años después conversó con las arquitectas María Magdalena Bervejillo y María Virginia Jorcin.
ARMADO_FINAL.indd 89
años de Arquitectos de la Comunidad también sean
una buena oportunidad para reflexionar acerca de la
Sociedad de Arquitectos del Uruguay como institución. También acerca de la formación universitaria.
La facultad sigue preparando artistas con técnica. Se
estudia desde el trabajo de algunos héroes y no de la
arquitectura popular. El paradigma es la genialidad y
no el servicio social. Y lo digo claramente y convencido: esto destroza al arquitecto, que también debe ser
servidor de su sociedad.
—Pero, volviendo a Arquitectos de la Comunidad…
—Es que todo está relacionado. En 1990 habíamos
hecho una encuesta para medir la autopercepción
de los arquitectos. Diez años más tarde hicimos otras
Entrevistas
—¿Cómo ves el programa a diez años de su inicio?
—Estoy maravillado, alegre y feliz de que estemos
celebrando los diez años de funcionamiento de Arqcom, aunque debo decir que no estoy muy enterado
de cómo ha sido todo el proceso. La idea surgió en
Cuba y, cuando conocí a la arquitecta Selma Díaz,
que vino de visita a ver a fucvam (Federación Uruguaya de Cooperativas de Ayuda Mutua) y me contó
de la experiencia cubana y del arquitecto Livingston,
pensé en la posibilidad de implementarlo aquí. Se
me ocurrió que podía ser una forma de brindar un
servicio desde el ejercicio libre de la profesión, pero
regulado por el gremio. Claro que no fue fácil al principio. Había que hacer entender que no se trataba
de ejercicio desleal de la profesión. Quizá estos diez
89
15/10/2010 05:33:58 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
90
ARMADO_FINAL.indd 90
dos para saber cuántos estaban trabajando en la
función pública y cómo nos veían desde afuera. Fue
entonces cuando caímos en la cuenta de que algo
funcionaba mal, sobre todo con respecto a los sectores de menos recursos. Los datos indicaban que el
arquitecto es un profesional que trabaja para gente
que tiene dinero y que, de los que habían construido
en los últimos cinco años, el 96 % no había utilizado
a un arquitecto. Hay un costo social que no se mide:
las consecuencias de una vivienda insalubre o precaria, por ejemplo. Por otro lado, la construcción está
ahora en valores inalcanzables debido a varios factores. Uno de estos factores es la normativa municipal,
exigente, sin términos medios; un sistema puntilloso
que termina provocando que muy pocos lo cumplan
y el resto ni se acerque. La normativa es tan exigente
que excluye a más del 60 % de la población. Intenta
contemplar a todos, pero no debemos olvidar nunca
que nada hay más injusto que tratar igual a los desiguales. Yo pretendía que el arquitecto de la Comunidad fuera una aproximación a las necesidades reales
de la gente. Para mí era casi un desafío, una revolución en la forma de ejercicio de la profesión.
—Es cierto, nosotros reconocemos en el programa
una voluntad y una vocación de corte social. Y hemos experimentado el agradecimiento de las per-
sonas a las que con nuestro aporte le hemos mejorado su forma de vida. Pero también es justo que
podamos vivir de nuestra profesión y muchas veces
ese cliente no tiene el dinero suficiente para pagar
la obra y nuestros honorarios. Surge el problema,
porque esas personas necesitan un crédito, pero no
tienen garantía. Entonces para generalizar el servicio de los arquitectos tendríamos que asociarnos
con el Estado, porque al Estado le interesa que el
hábitat mejore. Y a través de convenios se pueden
cubrir los honorarios.
—Con respecto a eso, al instaurar el programa de Arqcom estábamos creando un instrumento que facilitara racionalmente y en forma colectiva un aterrizaje
de nuestra arquitectura para dar respuesta a sectores
que no acuden a los arquitectos, y no estoy hablando
solamente de los más carenciados.
—Algunos colegas entendieron que podíamos ser
competencia desleal, pero nosotros actuamos con
transparencia, hacemos los aportes correspondientes, cobramos el arancel, cumplimos con el código
de ética del arquitecto…
—Quiero expresar mi preocupación porque un grupo
de directivos de SAU se ha opuesto a Arqcom. ,creo
que no se entendió el proyecto. Estuvimos casi dos
años discutiendo el reglamento y llegamos a acuer-
15/10/2010 05:34:10 p.m.
dos que contemplaran los estatutos de sau, el código
de ética, el arancel, todo. Quizá tenga que ver con la
naturaleza humana y el miedo a los cambios.
Entrevistas
—Esa actitud nos ha obligado a dejar convenios por
el camino.
—Nosotros tenemos que empezar a reconstruir la
cuestión. Arqcom tiene que buscar su camino. Este
es un momento de cambios y podemos apostar todos
juntos, el país entero, cada uno por un lado diferente. Y en este cambio hay espacio para la intervención
puntual en pequeña escala. Ahí entra Arquitectos de
la Comunidad, sobre todo porque es una organización que fija pautas y reglas de juego, que compite
sanamente y tiene una visión colectiva del asunto.
Eso es lo que hay por delante. La idea es abrir muchas líneas de acción. Creo que Arquitectos de la Comunidad va a encontrar un nicho de trabajo. Sería
una garantía que fuera parte de la sau, pero una sau
que colabore, no que ponga palos en la rueda. Para
eso se necesita buena voluntad de todas las partes.
Ojalá se logre, por el bien de todos.
91
ARMADO_FINAL.indd 91
15/10/2010 05:34:10 p.m.
Entrevista a las arquitectas
Silvia Domingorena y Perla Coppola
A pulmón y a corazón
10 años Arquitectos de la Comunidad
Las arquitectas Perla Coppola y Silvia Domingorena fueron dos de las fundadoras
del programa en Uruguay. A diez años de aquella iniciativa, accedieron a responder
las preguntas de las arquitectas Alicia Berasategui, María Magdalena Bervejillo
y María Virginia Jorcin. Recogemos aquí algunas de sus impresiones.
92
ARMADO_FINAL.indd 92
—¿Cómo evalúan el programa después de diez años?
P. C. —Los consultorios fueron una puerta abierta para
que la gente se acercara. Yo creo que hoy, a diez años,
en la situación actual del país, y teniendo en cuenta
que ha sido todo a pulmón y a corazón, la estructura de Arquitectos de la Comunidad perfectamente se
puede insertar en las políticas públicas. Se puede y se
debe. Estamos preparados para ello. […] Y vos ves que
la gente sigue construyendo donde se le ocurre, en el
retiro frontal, lateral o del fondo, el cuartito de arriba…
Para mí, el arquitecto tiene que estar en la elaboración
de esos proyectos porque es el único que puede decir
cómo hacer las cosas y cuánto dinero va a costar.
S. D. —A mí me admira realmente que Arquitectos de
la Comunidad siga en pie después de diez años, habiendo pasado por momentos de crisis de trabajo, en
los que el mantenimiento del programa implica casi
como una situación milagrosa que se da por un toque
mágico que tiene el programa y que cada integrante
de alguna manera percibe y valora.
—¿Piensan que el arquitecto hoy está cumpliendo
con su función social de una manera eficiente?
S. D. —Realmente creo que la contribución del ar-
15/10/2010 05:34:10 p.m.
—¿Qué opinan acerca de ofrecer nuestros servicios
profesionales a otros sectores, como instituciones
públicas o privadas?
S. D. —El desarrollo de Arquitectos de la Comunidad
tiene que pasar por una colaboración directa, una
subcontratación o por convenios. Cuando hay un grupo de profesionales armados con una línea de trabajo,
o agrupados, es mucho más fácil establecer un convenio con cualquier institución.
P. C. —La preparación que tienen los Arquitectos de
la Comunidad encaja perfectamente en el encuadre
ARMADO_FINAL.indd 93
que le están dando ahora a la política de vivienda. Y
la estructura del programa es muy adecuada para establecer convenios, contratos, etcétera.
S. D. —No solo la formación, sino la experiencia que
han desarrollado en estos diez años de ir viendo cosas, situaciones, problemas de la gente, de ir viendo
cómo resolver esto, aquello, las dificultades, los hace
idóneos para encarar ese tipo de trabajo.
—¿Qué apreciación hacen de la relación que existe
entre los miembros del programa?
S. D. —Para mí significó vincularme con una cantidad
de gente, compartir, aprender, recibir y dar apoyo.
Fue un intercambio riquísimo. El hecho de trabajar
de a dos o en grupo es importante. […] Para ser de
Arquitectos de la Comunidad hay que tener determinado perfil.
P. C. —Yo me acuerdo de que mi idea era hacer un
centro de asistencia para ayudar a la gente. Y no todo
el mundo tenía esa sensibilidad.
—¿Cómo ven a Arquitectos del Comunidad dentro
del gremio?
S. D. —El programa solamente pretendía (y pretende)
ocupar un nicho de mercado que está disponible y en
el que no todos los arquitectos estaban interesados.
P. C. —Al principio, algunas personas nos veían como
Entrevistas
quitecto puede y debe ser mayor. Se sigue gastando,
se sigue construyendo, y el famoso criterio de «ahorramos el arquitecto» sigue siendo el peor gasto que
hace la gente. Construye mal, no aprovecha lo que
podría, empeora lo que ya está.
P. C. —Yo creo que solos no podemos. Nosotros dependemos de que las intendencias sean conscientes,
de que salgan a decir «no construyan en cualquier
lado», que se haga de la manera que corresponda y
el bps también obre de esa manera, no como freno
sino como reguladores de las distintas situaciones. La
ciudad se sigue haciendo sola. Se debe trasmitir que
hay un plan de ordenamiento, ordenanzas municipales, aspectos legales que todos debemos cumplir para
el desarrollo de la ciudad.
93
15/10/2010 05:34:28 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
un megaestudio. El concepto es equivocado; el megaestudio es para grandes obras, grandes proyectos
y grandes inversiones, y lo nuestro no es eso, nunca
lo fue y la prueba está a la vista. Para mí habría que
rever los estatutos de la sau y promover programas
de trabajo. Que existan programas laborales. Otros
gremios tienen ya experiencias, como los médicos
con el casmu, los dentistas con redentis…
—¿Qué nuevo enfoque propondrían para un mejor
desarrollo del programa?
P. C. —Para desarrollar mejor el programa deberíamos, primero, valorarlo más en la interna del
gremio. Se deberían hacer los contactos con las
intendencias, los ministerios o cualquier institución que se presente. Una herramienta fuerte es el
Congreso de Intendentes. Se les debe trasmitir que
lo de la canasta de materiales o los planos económicos de vivienda no pueden ir solos, tienen que ir
con asesoramiento profesional. ¿Se imaginan qué
pasaría si los medicamentos salieran de los laboratorios y llegaran al paciente sin la intervención de
un médico? Tenemos pruebas abundantes en estos
diez años de gente que hizo su vivienda usando los
materiales de la manera más increíble. Para que lo
que se construya, fundamentalmente a nivel popular, signifique una verdadera mejora en la calidad
de vida de los ciudadanos, el profesional formado
para tales fines debe estar allí antes de que se haga
nada. Todo peso invertido en vivienda debe estar
bien colocado, no se puede gastar y después volver
a gastar. Así no avanzamos.
94
ARMADO_FINAL.indd 94
15/10/2010 05:34:28 p.m.
VIII. La experiencia con y en el exterior
ARMADO_FINAL.indd 95
15/10/2010 05:34:28 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 96
15/10/2010 05:34:30 p.m.
La experiencia con y en el exterior
¿Qué significa que un programa como Arquitectos de
la Comunidad desarrollado en Uruguay tenga contacto con el exterior? En primer lugar, corresponde
a estos tiempos en los que es imposible sustraerse a
los fenómenos de integración que propone el ímpetu
globalizador. Para crecer ya no alcanza la presencia
en el propio país; hay que estar en el mundo. De ahí
que nuestro esfuerzo por establecer redes con otros
países sea un aspecto cada vez más importante dentro del programa.
Por otro lado, este contacto es prueba de una visibilidad que, poco a poco, vamos ganando. El hecho de
que en el exterior sepan de nuestra existencia implica
un reconocimiento de nuestros logros.
Cada vez que un Arquitecto de la Comunidad se
traslada al exterior, o durante las instancias de encuentro en Uruguay, el intercambio de conocimiento
y experiencia ha sido fecundo. Podemos aprender de
ARMADO_FINAL.indd 97
otros y ellos pueden aprender de nosotros. El enriquecimiento profesional se ve estimulado por este ida
y vuelta que afianza lazos y permite acceder a nuevas
formas de llevar adelante nuestro trabajo.
La experiencia con y en el exterior Intercambio y reconocimiento
Intercambio y reconocimiento
97
15/10/2010 05:34:30 p.m.
10 años Arquitectos de la Comunidad
De Uruguay a la bshf
La Building and Social Housing Foundation (bshf)
es una entidad independiente sin fines de lucro que,
desde 1976, está abocada a la investigación en el área
de la vivienda a escala internacional y a la difusión
de conocimientos. Esta investigación tiene aplicación
práctica y está enfocada en la mejora de las condiciones del hábitat, a través de programas innovadores,
menos burocráticos, en los que se optimiza el aprovechamiento de los recursos y se promueven la cooperación y la autogestión.
Entre sus actividades, la bshf patrocina un concurso que otorga dos veces al año el Premio Mundial
del Hábitat, materializado en becas de ejecución para
aquellos proyectos ganadores. En el marco de este
concurso y con el propósito de que la propuesta ganadora sea difundida, cada año se organizan jornadas de
intercambio con visitas de estudio a los sitios ganadores, a fin de fomentar la difusión de buenas prácticas
en el campo de la vivienda y facilitar la transferencia
de conocimientos y experiencias. En ellas participan
profesionales de varios países y de diversas disciplinas.
El espíritu de esta dinámica es que estos profesionales
regresen a su país con ideas innovadoras que puedan
ser transferidas en el medio local.
98
ARMADO_FINAL.indd 98
15/10/2010 05:34:32 p.m.
Premio bshf 2002 - Arquitecto de la Comunidad de Cuba
La Habana, Cuba
En el 2002, el programa Arquitecto de la Comunidad de Cuba —que venía funcionando desde 1994—
resultó ser uno de los ganadores del Premio Mundial del Hábitat. Esto implicó un reconocimiento y
constituyó un impulso para todos quienes estamos
en la misma senda.
Los arquitectos José Pedro López, Laura Ballo y Cecilia Olivera viajamos a Cuba para una visita de estudio
que duró cinco días. La oportunidad fue propicia para
conocer el lugar donde se había iniciado el programa
pac y para contar la experiencia uruguaya, que por
aquel entonces llevaba tres años. Nuestra presentación
despertó gran interés en todos por tratarse del mismo
programa desarrollado en una organización política y
económica totalmente diferente a la cubana. Confirmaba la posibilidad de reproducir la experiencia en una
economía de mercado y dentro del ejercicio liberal de
la profesión con el apoyo de una organización gremial,
que en nuestro caso es la sau.
ARMADO_FINAL.indd 99
A lo largo de las diez horas de trabajo que ocuparon cada jornada, los arquitectos uruguayos asistimos
a presentaciones, concurrimos a los consultorios de
Centro Habana, Pinar del Río y Santa Cruz, discutimos
el funcionamiento del programa, recorrimos La Habana Vieja y charlamos in situ con algunos usuarios.
Más allá de las diferencias —en diez años, los
cubanos habían intervenido en medio millón de casos y su plantel ascendía a ochocientos arquitectos
que cubrían el 90 % del territorio y actuaban con
el apoyo de una subvención estatal—, este intercambio de experiencias confirmaba la viabilidad del
programa en contextos sociales tan distintos como
Uruguay y Cuba.
La visita fue más que interesante y vimos experiencias valiosas que nos permitieron comprobar la
calidad de nuestra formación profesional en las áreas
técnicas (estructura, instalaciones, etcétera) y la calidad de nuestro trabajo en los aspectos formales.
La experiencia con y en el exterior Intercambio y reconocimiento
Arq. Cecilia Olivera, Arq. Laura Ballo, Arq. José Pedro López
99
15/10/2010 05:34:32 p.m.
Premio bshf 2004
Common Ground Community
Nueva York, Estados Unidos
10 años Arquitectos de la Comunidad
Arq. Ana María Cozzano
100
ARMADO_FINAL.indd 100
En setiembre de 2004 visitamos Nueva York para conocer una experiencia que iba a permitirnos constatar
una vez más que la arquitectura puede cumplir una
importante función social.
La Common Ground Community es una organización sin fines de lucro creada para mejorar la vida de
aquellas personas con bajos ingresos o en situación de
calle. La apuesta va más allá de lo edilicio; el programa
también facilita el acceso a los sistemas de salud y
presta asistencia en la búsqueda de empleo.
Apoyado en exoneraciones impositivas y en contribuciones privadas, el programa se aboca a la restauración de edificios de altísima calidad que han
sufrido un proceso de degradación y están ocupados
por población marginal —muchas veces vinculada
al ámbito delictivo—, y proporciona, a cambio de
una contraprestación mínima, viviendas económicas
a aquellas personas que no accederían a ellas de
otro modo. Se trata de viviendas de transición que se
constituyen en una primera oportunidad para romper
el círculo de indigencia en el que algunos han caído.
Más allá de las diferentes realidades, el intercambio
de experiencias permitió encontrar patrones comunes
y discernir cuáles de los aspectos de aquel programa
eran aplicables en Uruguay, ya que lo que verdaderamente importa es el concepto de vivienda de transición,
conjuntamente con la práctica de brindar las herramientas para la reinserción social y laboral.
Desde todo punto de vista fue una oportunidad única que nos permitió el contacto con otras realidades
y nos ofreció prácticas innovadoras para replicar en
nuestros países.
Como siempre, la diversidad se constituyó en fuente
de enriquecimiento.
15/10/2010 05:34:32 p.m.
Premio bshf 2004 - Programa
Rural de Salud y Medio Ambiente
Orissa, India
La India es tierra de contrastes. Pujante y en desarrollo, presenta también niveles de escandalosa pobreza. Orissa es uno de las regiones más pobres y,
por si esto fuera poco, sufre desastres naturales con
frecuencia.
Hasta allí llegó la ong Gram Vikas. Luego de detectar que un altísimo porcentaje de las muertes en
esa región se debía a las condiciones de sanidad —en
especial, vinculadas a las dificultades de acceso al
agua—, la ong puso en marcha el Programa Rural
de Salud y Medio Ambiente. Cada familia construyó su
propio cuarto de baño con saneamiento conectado a un
depósito común sobre una torre que todo el poblado
ayudó a levantar. Además de resaltar los valores comunitarios, el proyecto afirmaba el valor de la mujer
como agente de cambio.
Junto con veintiocho participantes de dieciocho países, la arquitecta Natalia Brener viajó a Orissa en el
ARMADO_FINAL.indd 101
2004, en el marco de una visita de estudio para conocer
el emprendimiento ganador del premio World Habitat
Award. En su informe destacó «el orgullo y la autoestima de los pobladores y en especial de las mujeres.
Nos mostraban la limpieza de sus baños, el nivel de
participación, la alegría de los niños en las escuelas y
su afán por aprender. Explican el empoderamiento de
la práctica por los pobladores y el intenso y meritorio
trabajo de los integrantes de Gram Vikas».
La experiencia con y en el exterior Intercambio y reconocimiento
Arq. Natalia Brener
101
15/10/2010 05:34:33 p.m.
Premio bshf 2005 - Rehabilitación
de vivienda con energía solar
Gotemburgo, Suecia
10 años Arquitectos de la Comunidad
Arq. María Virginia Jorcin
102
ARMADO_FINAL.indd 102
La información acerca de las visitas de estudio impulsadas por la bshf que se centrarían en el Proyecto
de Rehabilitación de Vivienda con Energía Solar en
Gårdsten, Gotemburgo, llegó a la arquitecta María Virginia Jorcin justo cuando necesitaba asesorarse acerca
de precalentamiento de agua con paneles solares.
Tras manifestar su interés, fue invitada a participar
en mayo de 2006. Durante la semana que duró su estadía en Suecia, Jorcin compartió junto con personas de
todo el mundo —vinculadas a los sectores académico,
empresarial, público y privado— las buenas prácticas
relacionadas con la eficiencia energética.
Gårdsten fue elegido por ser uno de los barrios
más degradados de la ciudad. Es uno de los muchos
que Suecia construyó dentro del programa 1.000.000
de viviendas, para solucionar su déficit habitacional
después de las grandes guerras.
Para revitalizar Gårdsten se necesitaba trabajar
interdisciplinariamente, comprometiendo a los usuarios e introduciendo las tecnologías de vanguardia.
La eficiencia energética se empleó también para solventar los gastos de la rehabilitación; los costos de
la energía no gastada se invirtieron en la propuesta
y lograron una solución sustentable que es ejemplo
de rehabilitación urbana.
La oportunidad fue propicia para hablar acerca del
programa Arquitectos de la Comunidad, que ya era conocido por las autoridades de bshf pero no por el resto
de los asistentes. A su regreso a Uruguay, la arquitecta
se puso en contacto con los organismos relacionados
con el tema, para trasladar lo aprendido durante su
experiencia y aportar así a la comunidad local. Hoy
sigue formándose en esta materia y colabora con la
Comisión de Eficiencia Energética de la sau.
15/10/2010 05:34:36 p.m.
Premio bshf 2006 - Empresa de
vivienda de Johannesburgo
Johannesburgo, Sudáfrica
En octubre de 2007, la arquitecta Gabriela Gallardo
fue seleccionada por la bshf, junto con otras veinte
personas de todo el mundo, para participar en las
jornadas de intercambio que anualmente organiza la
fundación. En Johannesburgo tuvo la oportunidad de
conocer algunos de los proyectos llevados a cabo por
la Empresa de Vivienda de Johannesburgo (jhc) que
son tomados como ejemplo en otros lugares del país.
Luego de los cambios sociopolíticos de 1994, Sudáfrica experimentó una transformación significativa en el perfil de los centros urbanos marginales.
Muchos edificios abandonados fueron ocupados de
manera ilegal, lo que produjo gran deterioro de barrios enteros.
La jhc fue creada para dar respuesta a la situación
y comenzó su tarea de rehabilitación de esos centros
urbanos, que incluyó reutilizar edificios vacíos en el
ARMADO_FINAL.indd 103
centro de la ciudad. En este proceso, el ahorro energético fue considerado prioritario.
Además de brindar apoyo para la obtención de la vivienda, se incentivó la participación de los integrantes
de la comunidad, lo que generó un mayor compromiso
con el mantenimiento de las viviendas y su entorno.
El efecto que ha tenido la jhc sobre la ciudad de
Johannesburgo es notorio. Lo que una vez fue una
zona deteriorada se ha transformado en ejemplo de
rehabilitación urbana que contribuye a consolidar el
sistema democrático sin discriminación racial.
La experiencia con y en el exterior Intercambio y reconocimiento
Arq. Gabriela Gallardo
103
15/10/2010 05:34:38 p.m.
De Uruguay a Colombia
Neiva, Encuentro Internacional Hábitat Colombia
10 años Arquitectos de la Comunidad
Arq. Mariana Misol
104
ARMADO_FINAL.indd 104
En setiembre de 2007, tuvo lugar en la ciudad colombiana de Neiva el VIII Encuentro Internacional Hábitat Colombia, bajo el lema Ciudades intermedias: los
desafíos para la internacionalización.
Arquitectos de la Comunidad vio en este encuentro
una posibilidad de integrar su método de trabajo a
esta propuesta de revalorización de las ciudades como
punto de convergencia de la actividad humana. En el
marco de un proceso de globalización y de migración
masiva del ámbito rural al urbano, la ciudad se reivindicó como síntesis de lo global-local por conjugar
la apertura al mundo sin descuidar la protección de
cada identidad específica.
Con este sentido de entidad integradora, se hizo
evidente que la ciudad requería —y requiere— de
inversión pública y privada para llevar adelante las
transformaciones necesarias que mejoren la calidad
de vida de sus habitantes.
Arquitectos de la Comunidad Uruguay y Arquitectos
de la Comunidad de Cuba expusieron sus respectivas
experiencias. El Método fue altamente valorado y se
discutió acerca de las posibilidades de implementarlo
en la ciudad de Neiva.
15/10/2010 05:34:39 p.m.
De Ecuador a Uruguay
Colegio de Arquitectos de Ecuador,
En julio de 2007, una delegación de colegas ecuatorianos representantes del Colegio de Arquitectos
de Ecuador, Provincial Pichincha (cae-p), nos visitó
durante tres días. Tiempo atrás habían manifestado
interés por conocer la operativa del programa Arquitectos de la Comunidad. Su intención era implementarlo como proyecto piloto en Quito y extenderlo más
tarde al resto del país.
La situación en Ecuador era similar a la de Uruguay
en lo referente a los prejuicios para contratar a un arquitecto. Existía, además, precariedad en el régimen de
viviendas de cierta franja de la población, lo que volvía
necesaria la intervención de profesionales que contribuyeran a regularizar la situación y fueran el nexo
entre esa población y las autoridades competentes.
Simultáneamente, una resolución gubernamental implementaba un plan de vivienda por el que las
personas de bajos recursos recibirían un monto para
regularizar, reformar o construir. En todos los casos
debía actuar un arquitecto. Eso aumentaba las pro-
ARMADO_FINAL.indd 105
babilidades de trabajo y se adecuaba bien al formato
del programa.
Al cabo de esos días de fructífero intercambio, se
firmó un memorando de entendimiento entre la sau y
el cae-p, en el que se manifiesta la voluntad de tender
lazos profesionales de mutua cooperación entre ambas
instituciones.
La experiencia con y en el exterior Intercambio y reconocimiento
Provincial Pichincha
105
15/10/2010 05:34:40 p.m.
De Entre Ríos a Uruguay
10 años Arquitectos de la Comunidad
Visita de los colegas de caper
En octubre de 2009, algunos colegas de la Junta Ejecutiva del Colegio de Arquitectos de la Provincia de
Entre Ríos (caper), Regional Este, y otros profesionales argentinos viajaron a Montevideo para entrevistarse con representantes del programa Arquitectos
de la Comunidad.
La intención de la Junta Ejecutiva es lograr que este
tipo de acciones pueda implementarse en localidades
entrerrianas a partir de la gestión de la institución que
nuclea a los arquitectos de la provincia.
En un clima de confraternidad, los visitantes conocieron diferentes obras en Montevideo ejecutadas
a partir del programa y conocieron el trabajo de los
profesionales uruguayos.
106
ARMADO_FINAL.indd 106
15/10/2010 05:34:41 p.m.
De Uruguay a Ecuador
XVI Bienal Panamericana de Quito 2008
En noviembre de 2008 se desarrolló la Bienal Panamericana de Quito bajo el lema Sentir la arquitectura latinoamericana. La participación de Uruguay se
destacó con la presencia de los arquitectos Mariano
Arana, Aldo D’Agosto, Miguel Ángel Odriozola Guillot y Gabriela Gallardo, quien fue la encargada de
presentar el programa Arquitectos de la Comunidad
de la sau dentro del Seminario del Hábitat Social.
La coordinación para Uruguay en la confrontación
Panamericana de la baq estuvo a cargo de la arquitecta Ana Milován.
La exposición de las arquitectas Gallardo y Milován trasmitió la experiencia innovadora de Arquitectos de la Comunidad en lo que hace al ejercicio liberal de la profesión, al intercambio y enriquecimiento
tanto profesional como personal, así como también
la satisfacción de brindar un servicio al alcance de
toda la comunidad.
La experiencia con y en el exterior Intercambio y reconocimiento
Arq. Gabriela Gallardo, Arq. Ana Milován
107
ARMADO_FINAL.indd 107
15/10/2010 05:34:44 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 108
15/10/2010 05:34:46 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 109
La experiencia con y en el exterior Intercambio y reconocimiento
IX. Epílogo
109
15/10/2010 05:34:46 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 110
15/10/2010 05:34:48 p.m.
Epílogo
El epílogo es, en cierto modo, una forma de cerrar una historia. Pero esta historia
no ha de cerrarse porque, a diez años de su comienzo, refuerza sus convicciones
a través de estas páginas que han pretendido recorrerla. Estas páginas quedan
abiertas hacia el futuro y serán la puerta por la que seguiremos transitando quienes hemos hecho una forma de vida de este proyecto.
Nos impulsa el reconocimiento de los clientes que han solicitado nuestros
servicios y que, tiempo después, han vuelto o nos han recomendado a otros. Ese
es uno de nuestros mayores galardones y también nuestro crédito.
Hoy redoblamos las ganas, la energía, la experiencia y la fortaleza. Otros vendrán
a continuarnos, a mejorar lo que llevamos hecho. La arquitectura es construcción;
la construcción es vida en movimiento.
Arquitectos de la Comunidad seguirá su camino de dignificación de la profesión
de arquitecto, para la gente, con la gente y por sus sueños.
Epílogo Un epílogo y una puerta abierta
Un epílogo y una puerta abierta
111
ARMADO_FINAL.indd 111
15/10/2010 05:34:48 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 112
15/10/2010 05:34:48 p.m.
X. Arquitectos de la Comunidad
ARMADO_FINAL.indd 113
15/10/2010 05:34:48 p.m.
INTEGRANTES: Malvín: Beatriz Alcaraz, Teresita Amarillo, Alicia Berasategui, Rosario Bolioli, Ana Cozzano, Cecilia Curbelo, Gabriela Gallardo, Alvaro Más, Ana Milován, Marcela Nowinski,
Gabriela Pacheco, José Pañela, Cecilia Reggiardo, Claudia Severi, Adriana Sosa, Alejandro Taroco. Ciudad de la Costa: María Cecilia Antonoff, Andrea Bianchi, Cecilia Caballero, Magdalena
Castro, Sandra Debitonto, Antonio Del Castillo, Rossana Lacaze, Mariana Misol, Alicia Molina, Gustavo Parnás, Paola Pérez, Leonel Rodrigues, Rosana Rolfi, Joselyn Rotela, Josefina Torres,
Alejandro Trucillo, Beatriz Zeballos, Ruth Zürcher. 8 de Octubre: Gustavo Delfino, Jorge Ferrés, Nolberto Llaguno, Lidia Machado, Alicia Meliá, Ana Ravaschio, Ana Resnichenko, Carla Rovira,
Virginia Ruiz, Virginia Varese. Gral. Flores: Ximena Ayestarán, Gabriel Blechman, Silvana Casali, Vilma Ceriani, María de los Ángeles Fonseca, Horacio Herbert, Ana Jeruchim, Mónica Lloret,
Fabiana Milán, Mónica Misol, Silvana Mussi, Magdalena Perera, Natalia Porley, Claudia Rebollo, Patricia Ricciardi, Ignacio Rodríguez, Inés Sarries, María Rosario Suárez, María de los Ángeles
Villar. Mercedes: Alejandra Abelar, Germán Arias, Silvia Cantoni, Pablo Curti, Luz Denis, Carla Di Stasio, María Noel Ferreira, Mariana Gross, Enzo Perini, Pilar Rienzi, Inés Rosales, Álvaro Torres,
ARMADO_FINAL.indd 114
15/10/2010 06:29:13 p.m.
Rosario Urdangarín. Paysandú: Fernanda Alves, Mª del Huerto Correa, Gonzalo David de Lima, Mónica Ferraris, María Eugenia Gavirondo, Paula Lanfranconi, Eduardo Lancieri, Marcelo Russi,
Adrián Silva, Cristina Sosa. Yatay: AndreaTardi, Verónica Eccher, Victoria Meneses, Adriana Premru, Fabiana Panizza, Mónica Fernández, Silvia Prada, Adriana Castaño, Alejandra Pérez, Mª
Virginia Jorcin, Mª Elena Reolón, José Luis Outeda, Sandra Tabárez, Mª Magdalena Bervejillo, Mariana Piñeiro, Gabriela Veloso, Sandra Toledo, Cecilia Olivera, Álvaro Gelabert, Carolina Castells,
Natalia Cardona. Algunos de los ex-integrantes: Adriana Alonzo, Alberto Leira, Alicia Artigas, Alicia Urrestarazu, Álvaro Domingorena, Ana Villaverde, Andrés Cacho, Andrés Eliseo Cabrera,
Andrés Nogués, Angelo Olivera, Monica Barceló, Carlos Ríos, Cecilia Crocco, Claudia Coronel, Nancy Igoa, Gabriela Caraballo, Gabriela Elhordoy, Germán Ducuing, Graciela Muslera, Griselda
Sandoval, Helena Difilippo, Iris Rozada, Juan Camma, Laura Ballo, Lilián Moreira, Magela Bielli, Marcelo Vergara, María del Carmen Zarrillo, María José Iglesias, Mariela Abate, Natalia Brener,
Néstor Pereira, Perla Coppola, Roberto Callicó, Rossana Scarpelli, Sandra Rosas, Serrana Calvo, Susana Scapiego, Sylvia Domingorena, Verónica Suárez, Vicky Mazal ○
ARMADO_FINAL.indd 115
15/10/2010 06:32:16 p.m.
ARMADO_FINAL.indd 116
15/10/2010 05:41:27 p.m.
10 años
ARMADO_FINAL.indd 117
15/10/2010 05:41:34 p.m.
Arq. Alicia Berasategui
Arq. M.ª Magdalena Bervejillo
Arq. M.ª Virginia Jorcin
Claudia Amengual
SOCIEDAD DE ARQUITECTOS
DEL URUGUAY
TAPA3.indd 1
Hace 10 años se impulsó, desde el seno de la Sociedad de Arquitectos del Uruguay
(sau), la formación del Programa Arquitectos de la Comunidad, inspirado en el
Programa Arquitecto de la Comunidad (pac) de Cuba y en las enseñanzas del
arquitecto argentino Rodolfo Livingston sobre una nueva forma de ejercer la
profesión y de hacer arquitectura.
El Programa se hizo realidad gracias a los aportes y la creatividad de un gran equipo
de arquitectos que trabajaron para formularlo y adaptarlo a nuestro medio.
Arquitectos de la Comunidad promueve el acercamiento del profesional a toda
la sociedad y especialmente a aquel que no utiliza los servicios de un arquitecto.
Por eso ha instalado consultorios barriales y promociona los servicios de una forma
accesible para la población. Entendemos que esta es una forma de devolver lo que
se nos entregó en nuestra formación universitaria.
Arquitectos de la Comunidad propone la práctica colectiva y el trabajo en equipo,
desde la atención cliente —que siempre la hacen dos arquitectos— hasta los
debates grupales del consultorio y los plenarios y talleres de todos los integrantes
del programa.
Este no es un libro técnico de arquitectura, pero en él se registran casos que
ilustran nuestro trabajo y nuestra postura frente a la arquitectura cotidiana.
En estos 10 años hemos capitalizado muchos aprendizajes y estamos orgullosos
del camino emprendido. Por lo tanto, queremos trasmitir nuestra visión y experiencia
a aquellos que se interesen y a quienes les entusiasme conocer nuevas prácticas,
ampliar su campo de trabajo o darle un nuevo rumbo a su profesión.
10 AÑOS ARQUITECTOS DE LA COMUNIDAD URUGUAY
EQUIPO EDITORIAL:
10 AÑOS
ARQUITECTOS
DE LA COMUNIDAD
Uruguay
15/10/2010 04:51:24 p.m.

Documentos relacionados