Las casas señoriales en la España del XVII

Comentarios

Transcripción

Las casas señoriales en la España del XVII
Las casas señoriales
en la España del XVII
Salas 2.2 a 2.6
Museo
Nacional
de Artes
Decorativas
Las casas señoriales
en la España del XVII
Salas 2.2 a 2.6
Cubierta: Detalle de la arqueta de piedras duras decorada con pájaros y frutas
MINISTERIO DE CULTURAIO DE CULTURA
Edita:
© SECRETARÍA GENERAL TÉCNICA
Subdirección General
de Publicaciones y Documentación O DE CULTURA
NIPO:
ISBN:
Depósito legal:IO DE CULTURA
Imprime:O DE CULTURA
MUSEO NACIONAL
DE ARTES DECORATIVASI
MINISTERIO
DE CULTURAIRA
Carmen Calvo Poyato
Ministra de CulturaDE CULTURA
Antonio Hidalgo López
Subsecretario de CulturaDE CULTURA
Julián Martínez García
Director General de Bellas Artes y Bienes Culturales
Alberto Bartolomé Arraiza
DirectorDE CULTURA
Las casas
señoriales en la
España del XVII
5
Estas casas contaban normalmente con dos
plantas en las que la sobriedad del aspecto
exterior y la sencillez de los materiales
arquitectónicos contrastaban con la riqueza
del mobiliario y los adornos del interior:
tapicerías de Flandes, alfombras orientales
y españolas, pinturas de género, espejos,
bufetes y escritorios lujosamente revestidos,
pesados cofres, braseros, escaparates cargados
de objetos preciosos...
Escenario de la vida social
La aristocracia se estableció definitivamente
en la Corte y en otras ciudades, donde vivía
de las rentas de sus distantes propiedades
rurales y de otros derechos y privilegios
concedidos por la Corona. Su vida dejó de ser
itinerante y, en consecuencia, los muebles que
conformaban los ambientes domésticos ya no
Fachada de la casa de doña Isabel de Félix de
Aragón, junto a la iglesia de San Juan.
Dibujo de Juan Gómez de Mora
(Archivo de la Villa, Ayuntamiento de Madrid)
eran portátiles y se hicieron más aparatosos y
especializados. También aumentó el número
de estancias, al volverse las actividades sociales
Vista de la Carrera de San Jerónimo y el Paseo del Prado con el cortejo de Eugenio de Saboya,
hacia 1686, atribuida a Jan Van Kessel (Colección Carmen Thyssen-Bornemisza)
y el protocolo más complejos. Un cierto boato
invadió la vida pública y también la privada,
en contraste con la crisis económica que
empezó a extenderse por todo el reino.
AMBIENTES RECONSTRUIDOS
EN EL MUSEO
A continuación, podemos recorrer una serie
de dependencias representativas de cualquiera
de esas casas: un oratorio privado, una cámara,
un estrado, una sala y una cocina. Están
inspiradas en las descripciones realizadas
por viajeros europeos del siglo XVII como
el italiano Cassiano del Pozo o la condesa
francesa d´Aulnoy. Estas reconstrucciones
nos permiten trasladarnos a esa época e intuir
cómo eran, cómo vivían y de qué objetos se
rodeaban quienes en ellas moraron.
Oratorio [sala 2]
6
1
2
3
3
4
Las familias señoriales solían tener oratorios
privados y, a veces, capellán propio. El oratorio,
que había de ser adornado decentemente,
podía ocupar una sala entera, o reducirse a
una hornacina, o a un mueble de puertas que
contenía el altar, los ornamentos litúrgicos y
las imágenes de devoción.
LA DEVOCIÓN COTIDIANA
Era un espacio dedicado a la oración y a la
piedad doméstica, fiel reflejo del fervor
religioso que se daba en todos los aspectos
de la vida cotidiana. La estancia se decoraba
con esculturas, pinturas y objetos de carácter
religioso, como cuadros de devoción,
relicarios y crucifijos.
Fray Juan Rizzi: Misa de San Benito,
Museo de la Real Academia
de Bellas Artes de San Fernando
Piezas expuestas
4
En las jambas del vano de entrada, puerta de
dos hojas. España, mediados del siglo XVI
(Inv. 2023 y 2024).
En la pared, pareja de ángeles músicos.
Madera policromada. España, siglo XVII
(Inv. 1706 y 1714).
Vitrina
1
2
Armario oratorio
Armario oratorio. Madera pintada
marmoleada. España, 1719. (Inv. 26123).
1
2
3
y
La Sagrada Familia. Escuela de Carlo
Maratta. Fines del siglo XVII (Inv.
19525).
Portaviático. Plata repujada. España,
segunda mitad del siglo XVII (Inv.
4449).
Candelabros. Metal y esmalte. España,
siglo XVII (Inv. 19509 y 19510).
3
4
5
6
7
7
8
8
Alfombra. Ushak, Anatolia (Turquía),
siglo XVII (Inv. 26590).
9
9
Cristo camino del Calvario, de Alessandro
Algardi. Bronce cincelado y dorado. Italia,
siglo XVII (Inv. 2071).
Tríptico dedicado a San Ignacio de
Loyola (pío recuerdo de Roma). Madera
ebonizada y plata repujada. Roma, siglo
XVII.
Relicario. Plata. España, principios del
siglo XVII (Inv. 6575).
Relicario. Madera ebonizada y bronce. La
Anunciación. Nápoles, siglo XVII (Inv.
2244).
Pareja de ángeles torcheros. Madera
dorada. España, siglo XVII (Inv. 1445 y
1443).
Pareja de relicarios con escenas bíblicas
(Historia de Jacob). Figuras de vidrio.
Nápoles, siglo XVII (Inv. 1670 y 1676).
Relicario. Madera, papel y seda. España,
siglo XVII (Inv. 19521).
Relicario. Madera y vidrio coloreado.
Nápoles, siglo XVII (Inv. 2222).
Virgen del Sagrario de Toledo. Óleo sobre
cobre. España, siglo XVII (Inv. 19520).
La cámara [sala 3]
6
6
4
El dormitorio principal se situaba junto
a la zona pública. Aunque el señor podía
compartirlo con su esposa, entre las gentes de
la aristocracia la señora solía disfrutar de una
cámara propia, que podía incluir un estrado.
5
5
La cama, centro de la cámara
2
1
3
Las camas, que se arrimaban a la pared por el
alto cabecero, eran de columnas o de medias
7
columnas. Las sábanas de mejor calidad eran
las de Holanda, y las frazadas (mantas), las de
lana de Castilla. La ropa propia y de cama se
guardaba en arcas, siendo muy apreciadas las
de ciprés por su agradable olor. A menudo
se tendía un lienzo bajo el techo, llamado
guardapolvo, para que no cayera suciedad
sobre el lecho.
Muebles para la intimidad
El sentimiento religioso, siempre presente, se
dejaba ver tanto en los motivos de las pinturas,
como en los altarcillos y objetos de devoción
que se muestran en el escaparate.
El tocador, que se había desarrollado
en el último tercio del s. XVI, adoptaba
diversas formas. No eran raras las cajas
compartimentadas con espejo en el interior de
la tapa, que contenían pomos, cajas de peines,
bandejillas, azafates, peinadores y tenazuelas
(pinzas para arrancar el vello).
Arcas, escaparates, bufetes y escritorios
completaban el adorno de la cámara.
Cervantes describe así un dormitorio de
casa rica en La fuerza de la sangre: “[Leocadia]
topó con una ventana que pudo abrir, por
donde entró el resplandor de la luna, tan
clara, que pudo distinguir los colores de
unos damascos que el aposento adornaban.
Vio que era dorada la cama, y tan ricamente
compuesta, que más parecía lecho de príncipe
que de algún particular caballero; contó las
sillas y los escritorios; notó la parte donde
la puerta estaba, y aunque vio pendientes de
las paredes algunas tablas, no pudo alcanzar
a ver las pinturas que contenían. La ventana
era grande, guarnecida y guardada con una
gruesa reja”.
Piezas expuestas
8
Cama “a la portuguesa”. Palosanto y bronce.
Portugal o Salamanca, segunda mitad del
siglo XVII (Inv. 2059).
1
2
3
4
Pareja de retablos portátiles con escenas
marianas que pertenecieron a la familia
Velasco, Condestables de Castilla. Marco
de marfil y ébano. Flandes, siglo XVII
(Inv. 19391 y 19392).
Papelera. Madera ebonizada, concha
de tortuga y hueso grabado. Madrid,
mediados del siglo XVII (Inv. 589).
La Anunciación. Francisco de Solís
(Madrid, 1629-1684) (Inv. 25732).
Reloj de noche. Cifras horarias caladas
para dejar pasar la luz interior. Madera
chapeada de ébano y bronce dorado de
Pantoja de la Cruz:
Nacimiento de la Virgen, 1603
© Museo Nacional del Prado
10
1
1
3
4
El estrado [sala 4]
2
7
9
6
5
Países Bajos o España, siglo XVII (Inv.
26358).
8
molido. Firmado por Joseph de Lellis,
Roma, 1670 (Inv. 2037).
5 Caja tocador. Madera, marfil y carey sobre
pan de oro. España o México, último
tercio del siglo XVII (Inv. 12510).
6 Papelera. Ébano, teca y otras maderas.
India portuguesa (Goa), siglo XVII (Inv.
2051).
7 Escaparate con una Crucifixión de marfil
y una Santa Cena de cera. Primera mitad
del siglo XVII (Inv. 2045).
8 Arca. Laca sobre madera. Japón. Arte
Nambán, fines del siglo XVI (Inv.
10140).
9 Escritorio. Chapeado de ébano y carey.
Flandes, mediados del siglo XVII (Inv.
25531). Junto a este escritorio, silla de
brazos. Nogal. Castilla, primer tercio del
siglo XVII (Inv. 1408).
10 Lámpara de tipología flamenca. Bronce.
El estrado era una habitación, o una parte
de ella, en la que las damas tomaban asiento
sobre almohadas o colchones de estrado,
sobre una tarima que las protegía de la
humedad del suelo. De origen musulmán, sus
antecedentes se remontan a la Edad Media.
En el siglo XVII seguía siendo el lugar donde
la señora de la casa, acompañada de las damas
a su servicio, leía, charlaba, cantaba, bordaba,
cosía y tomaba el chocolate, teniendo
alrededor objetos y mueblecillos cuya rareza
y precio manifestaban el poder y la situación
económica de la familia.
La tarima, que se revestía con corcho,
alfombras, telas o guadamecíes, dividía en
dos la estancia. Sobre ella se disponían sillas
bajas, llamadas de mujer o de devanar seda,
junto a bufetillos y escritorillos de estrado,
en los que se guardaban papeles, pequeños
libros, adminículos y objetos de uso, y sobre
los que se despachaba un billete o se escribía
una carta.
Antonio de Pereda, Bodegón con dulces,
vasijas y escritorio de ébano, h. 1652.
Museo del Ermitage, San Petersburgo
9
10
Escaparates
el grave adorno de una y otra silla”. Lope de
Vega: La gatomaquia.
En la parte baja se mostraban las vitrinas o
escaparates, y en ellos diversidad de objetos
menudos de adorno, llamados bujerías:
imágenes y objetos de devoción, curiosidades
de la China o de las Indias (objetos raros y
a veces preciosos), platería y mueblecillos
escogidos.
Piezas expuestas
Tarima [1]
1
Rincones para la lectura
Las lecturas siguieron siendo aún los
romances, la Guía de Pecadores de Fray Luis de
Granada y las historias de amor junto a las
nuevas novelas. En algunas casas, surgieron
pequeñas academias poéticas en las que,
además de hacer poesía, se leía a Teresa de
Ávila o al beato Juan de la Cruz.
“Estaba el rico estrado de ricas almohadas
adornado en tarimas de corcho, y por defuera
2
3
4
5
Caja escribanía. Ébano, teca y otras maderas de Indias. India portuguesa (Goa),
mediados del siglo XVII (Inv. 3037).
Pebetero. Plata. Perú, siglo XVII (Inv.
6423).
Braserillo. Bronce. España, siglo XVII
(Inv. 26434).
Silla de estrado. Nogal y terciopelo.
Castilla, segunda mitad del siglo XVII
(Inv. 1579).
Escritorillo. Madera chapeada en hueso
y madera ebonizada. Italia (?), siglo XIX
11
11
4
6
7
9
3
1
2
10
5
8
Francisco de Zurbarán: La Virgen niña adormecida, hacia 1630, Colegiata de Jerez de la Frontera
(Inv. 2219). Según modelo alemán del
siglo XVII.
6 Bufetillo de estrado. Nogal. Castilla, siglo
XVII (Inv. 2838).
7 Escritorillo. Madera chapeada de ébano
y marfil. España (?), hacia 1600 (Inv.
2220).
8 Atril. Nogal. España, siglo XVII (Inv.
538).
9 Tablero de juegos con escaques y
alquerque. Hueso y concha de tortuga.
España, siglo XVII (Inv. 20887).
10 Escritorillo. Marquetería de elemento por
elemento. Sur de Alemania, principios del
siglo XVII (Inv. 2735).
11 Retrato de niños a la moda del siglo XVII.
Óleo sobre lienzo. Copia anónima del
siglo XIX (Inv. 4229).
Tarima
1
2
3
David con la cabeza de Goliath, atribuido
a Pedro de Orrente (1570/80-1644/45)
(Inv. 19999).
Arqueta. Carey sobre pan de oro, ébano y
marfil. España, siglo XVII (Inv. 2649).
Floreros de loza dorada. Manises
(Valencia), siglo XVII (Inv. 18187 y
18188).
Escaparate
Escaparate. Madera ebonizada, concha de
tortuga y bronce. Madrid, segunda mitad del
siglo XVII (Inv. 17866).
1 Niño Jesús. Madera policromada. Sevilla,
siglo XVII (Inv. 4696).
2 Cesta para los símbolos de la Pasión
de un Niño Jesús. Filigrana de plata.
Iberoamérica, siglo XVII (Inv. 18157).
3 Pareja de floreros. Plata. España, siglo
XVII ( Inv. 1279 y 1280).
12
1
1
3
3
3
2
3
2
Vitrina
2
1
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
Santo Domingo. Marfil. India portuguesa
(Goa), siglo XVII.
Piezas de cristal al estilo del siglo XVII.
Murano, hacia 1920 (Inv. 919 y 7039).
Relicario. Plata dorada, filigrana y aljófar.
España, siglo XVII (Inv. 1539).
San José. Madera policromada. España,
fines del siglo XVII (Inv. 6630).
Cofrecillo. Cerámica. Tonalá, México.
Plato. Porcelana. China, época Ming, siglo
XVI-XVII (Inv. 316).
Cofrecillo. Encorado sobre madera,
hierros dorados. Venecia, siglo XVI-XVII
(Inv. 441).
Niño Jesús. Madera tallada y policromada.
Sevilla, siglo XVII.
Miniaturas. España, siglo XVII (Inv.
26124 ).
La Virgen y San José. Marfil dorado y
pintado. Filipinas, siglo XVII (Inv. 1806
y 1807).
Inmaculada Concepción. Óleo sobre
cobre; marco de bronce dorado. Sur de
Italia, siglo XVII (Inv. 2054).
Cruz. Cristal de roca. Italia, siglo XVII.
Bandeja. Filigrana de plata. España, siglo
XVIII (Inv. 18158).
San Felipe Neri. Plata dorada. Italia, siglo
XVII (Inv. 1965).
Copa. Cerámica. Tonalá, México, siglo
XVII.
Qendi. China, dinastía Qing, siglo XVII
(Inv. 19058).
Díptico. Óleo sobre cobre. Italia, siglo
XVI-XVII (Inv. 26439).
Arqueta. Carey moldeado y plata. Primera
mitad del siglo XVII (Inv. 1252).
Arqueta. Carey grabado. México, siglo
XVII (Inv. 7829). Con muestrario de
cintas.
3
4
6
5
5
9
9
11
8
7
15
10
16
12
10
13
14
17
18
19
La sala [sala 5]
Una o más antesalas daban paso a las salas
o cuadras, que eran las estancias públicas de
recibir. Las paredes se entelaban con tapices
o telas ricas –brocados o damascos–, o
simplemente se enjalbegaban y se adornaban
con pinturas; en las casas que tienen varias
plantas, la inferior, que se habita en verano
por ser más fresca, se cubría con guadamecíes.
El mobiliario subrayaba la posición social de
sus dueños.
Asientos y escritorios
Los asientos (sillas con o sin brazos o de tijera)
se colocaban a intervalos regulares contra la
pared, al igual que los bufetes, mesas sobre
las que se disponían escritorios. Éstos no sólo
servían para escribir o guardar documentos,
sino también como adorno. Se chapeaban con
materiales de lujo como concha de tortuga,
ébano, palosanto y marfil.
13
Michele Regolia: Interior de una sala napolitana,
de estilo español, mediados del siglo XVII,
Colección Pisan, Nápoles
14
Otros muebles
Los espejos, que se difundieron desde los
años treinta, se combinaban con las pinturas
enmarcadas en madera o carey. Completaban
la decoración cajas, relojes, ramilleteros de
plata y otros objetos, muchos importados
de Europa o de las Indias: escritorios de
Alemania, Nápoles o Flandes, mesas de
jaspes italianas, muebles chapeados en plata
de Augsburgo, lacas japonesas o mejicanas,
etc.
“Sala primera entoldada
de unos damasquillos chinos
y con sus franjones finos
de alta cenefa adornada, unas
pespunteadas sillas
y un bufete”
(Lope de Vega:
La ventura sin buscalla).
El ambiente
Las habitaciones se calientan con braseros. Para
sahumar los interiores se quemaban pastillas
de olor en braserillos o perfumadores.
“Abundan los brillantes tapices, las
ricas sillerías, las artísticas pinturas, los
grandes espejos y la vajilla de plata; los
virreyes de Nápoles y los gobernadores
de Milán han traído de Italia muy buenos
cuadros; los gobernadores de los Países
Bajos, excelentes tapices; los virreyes de
Sicilia y Cerdeña, bordados admirables
y primorosas estatuas; los de las Indias,
piedras preciosas y finos metales” (Mme
d’Aulnoy).
7
2
5
4
6
1
3
Piezas expuestas
1
2
3
4
5
6
7
Arqueta. Ébano y piedras duras. Florencia,
siglo XVII (Inv. 2216).
Espejo. Madera dorada y ebonizada.
España, fines del siglo XVII (Inv. 2266).
Bufete. En el frente de las gavetas, el
emblema de la Inquisición. Nogal. Toledo,
fines del siglo XVI (Inv. 2652).
Papelera. Castilla, primer tercio del siglo
XVII (Inv. 17862).
Retrato de Severino Medrano, Maestro Mayor
del Arte de la Seda de Toledo. Anónimo. Óleo
sobre lienzo. Toledo, mediados del siglo
XVII (Inv. 2029).
Dos sillas a la portuguesa. Nogal y cuero
labrado. Portugal o España, segunda
mitad del siglo XVII (Inv. 2002 y 2013).
Colcha. India portuguesa (Goa). Raso
y bordado de seda. Fines del siglo XVII
(Inv. 2012).
15
3
2
1
1
2
3
4
5
Clave. Castilla, siglo XVII-XVIII (Inv.
19380).
Papelera. En la puertecilla central, imagen
del Niño del Remedio. Madera ebonizada,
concha, hueso y bronce. Castilla, segunda
mitad del siglo XVII (Inv. 2230).
Papelera. Nogal, hueso, madera ebonizada
y bronce. Madrid, hacia 1660 (Inv. 2211).
4
5
Armario. Nogal macizo chapeado de
nogal en rosetones y boj. Cataluña,
principios del siglo XVII (Inv. 1453). En
el interior, piezas de porcelana china de la
Dinastía Qing.
Silla de brazos. Nogal y cuero. Castilla,
segunda mitad del siglo XVII (Inv.
1222).
Cocina [sala 6]
En las grandes casas, se situaba en la zona
de servicios, generalmente en la planta
baja. Se organizaba en torno al hogar, y
estaba equipada con calderos, pucheros,
arrimadores, cercadores, trébedes, espeteras,
y otros utensilios. En despensas y alacenas se
guardaban los alimentos.
Giovanni Battista Ruoppolo:
Bodegón de cocina, mediados del siglo XVII,
Colección Astarita, Nápoles
16
Para comer
Para beber
El pan, de trigo y de cebada, era la base de la
alimentación. La olla podrida era muy común,
aunque la carne, aderezada con muchas
especias, se consideraba más apetitosa, sobre
todo el capón de leche. Algunos pescados
como la sardina y el lenguado se enviaban
escabechados desde los puertos hacia el
interior. Tortas, frutas confitadas, manjar
blanco y otros dulces se servían de postre y
de merienda.
“Para hacer una olla podrida se le ha
de echar carnero, vaca, tocino, pies de
puerco, testuz, longanizas, lenguas,
palomas, lavancos, liebre, lenguas de vaca,
garbanzos, ajos y nabos si es su tiempo, y
la carne que cada uno quisiere. Hase de
mezclar todo en una olla, y ha de cocer
mucho. Llevará sus especias, y después de
bien cocida, se harán platos de ella, con
mostaza de mosto, o de otra, y por encima
de los platos échasele perejil, porque
parece bien, y es muy bueno”.
Se hacía gran consumo de bebidas dulces.
El chocolate se tomaba a todas horas,
acompañado de un vidrio de agua. Los
refrescos se fabricaban con nieve, traída de
la sierra por los neveros y conservada en los
pozos de la nieve, profundos y cubiertos con
paja. Los más populares fueron la aloja, de
miel, agua y especias; la limonada con vino
y limón; y el sorbete de nieve endulzada con
esencias de anís, jazmín y guindas.
“Hay que beber más que de ordinario a
causa de la gran cantidad de pimienta que
ponen en todas las viandas, además de la
que sirven en la mesa como sal, estando
hechos sus saleros para tener uno y otro,
no dejando de especiar para hacer, como
dicen ellos, buena digestión” (Bartolomé
Joly: descripción de una comida ofrecida
en Barcelona, en 1803).
17
2
1
3
Piezas expuestas
El hogar [2]
1
La mesa
Presenta piezas talaveranas de servicio de
mesa: platos, jarras, especieros, y dos leones
que son adorno de mesa (Inv. 113, 115, 183,
2684, 3300, 9347, 9327, 9411, 9436, 9414,
9437, 12084, 12085, 25782).
2
3
4
El hogar [1]
1
2
3
18
Banco plegadizo. Nogal. Castilla, fines
del siglo XVI o principios del XVII (Inv.
3085).
Llares (Inv. 12888, 2374). Acompañado
por una espetera, un caldero y unos
trébedes con parrilla (Inv. 3489, 3138,
12316 y 12312).
Arca. Castaño. Inscripción “VIVA/
MARIA/ HERNANDEZ”. Castilla la
Vieja, siglos XVII-XVIII (Inv. 2378).
En la pared derecha. Bodegón de frutas,
anónimo. Sevilla (?), siglo XVII.
Sobre la viga del hogar, vajilla de cocina
talaverana y turolense (Inv. 77, 80, 89, 173,
182, 186, 188, 190, 2741, 3096, 3322, 3463,
25739).
2
7
4
1
3
5
6
5
6
7
Armario. Norte de Castilla. Fines del siglo
XVII (Inv. 2298). En la parte superior,
objetos de cobre (Inv. 2659, 5060 y 12333)
y de cerámica talaverana (Inv. 185, 109,
9368).
Bodegón. Atribuido a Juan de Zurbarán
(1620-1649) (Inv. 25736).
Mesa. Castaño. Norte de España, primera
mitad del siglo XVIII (Inv. 2702). Sobre
el tablero, cuencos de cerámica de Teruel,
siglo XVII (Inv. 3191 y 3193).
Bodegón de pescado y útiles de cocina.
Tomás Hiepes (hacia 1610-1674). Mediados
del siglo XVII (Inv. 25546).
Alacena. Pino. Castilla, fines del siglo XVII
(Inv. 2439). En su interior, vidrios de mesa
españoles del siglo XVII.
Arca. Norte de España, siglo XIX (Inv.
2332). Sobre la tapa, plato de Talavera,
siglo XVII (Inv. 3068).
Bodegón de cocina. Atribuido a Juan
Esteban. Principios del siglo XVII (Inv.
26383).
De martes a sábado: de 9:30 a 15:00 h.
Domingos y festivos: de 10.00 a 15.00 h.
Cerrado: todos los lunes del año.
C/ Montalbán, 12 - 28014 Madrid
Tel: 91 532 64 99 y 91 532 68 45
[email protected]
Los cueros
Sala 2.1
Museo
Nacional
de Artes
Decorativas
Los cueros
Sala 2.1
Cubierta: Detalle de El gusto, de Brueghel el joven (siglo XVI).
© Museo Nacional del Prado
MINISTERIO DE CULTURAIO DE CULTURA
Edita:
© SECRETARÍA GENERAL TÉCNICA
Subdirección General
de Publicaciones y Documentación O DE CULTURA
NIPO:
ISBN:
Depósito legal:IO DE CULTURA
Imprime:O DE CULTURA
MUSEO NACIONAL
DE ARTES DECORATIVASI
MINISTERIO
DE CULTURAIRA
Carmen Calvo Poyato
Ministra de CulturaDE CULTURA
Antonio Hidalgo López
Subsecretario de CulturaDE CULTURA
Julián Martínez García
Director General de Bellas Artes y Bienes Culturales
Alberto Bartolomé Arraiza
DirectorDE CULTURA
Cueros
ornamentales
A lo largo de la historia, la piel curtida
(cuero) ha sido un material muy utilizado
para la elaboración de una amplia gama de
productos relacionados con la indumentaria,
el mobiliario y la arquitectura. De hecho,
en determinados periodos, el cuero fue
más empleado que los tejidos para recubrir
las paredes, embelleciendo y aislando las
habitaciones con él revestidas.
labrados o repujados, policromados y dorados
(estofados).
Los cordobanes, al ser más rígidos, se
utilizaban para las encuadernaciones, los
respaldos de sillas y otros muebles. Los
guadamecíes, en cambio, estaban más
dedicados a los revestimientos y las tapicerías,
a veces formando paneles iconográficos como
los retablos y los cuadros de devoción (igual
que en la capilla reconstruida en la planta baja
del museo).
Cordobanes y guadamecíes
Dos técnicas fueron las más usadas para
decorar las láminas de cuero. Los cordobanes
se elaboraban a partir de la piel de cabra,
más dura, y estaban decorados con relieves
obtenidos gracias a la aplicación de moldes
de metal. Los guadamecíes se hacían con piel
de carnero, más delicada, e iban estampados,
De los talleres andalusíes
a los centroeuropeos
Ambas técnicas fueron desarrolladas en la
Península Ibérica por los artesanos andalusíes
durante la Edad Media y alcanzaron su mayor
difusión durante los siglos XVI y XVII gracias
Vista de un interior revestido con guadamecíes. El gusto, de Jan Brueghel de Velours. 1617-18
© Museo Nacional del Prado
5
a los talleres moriscos, que abandonaron los
motivos de tradición islámica y se adaptaron
a los nuevos gustos decorativos. Desde el
siglo XVII, las producciones peninsulares de
guadamecíes fueron sustituidas por otras del
centro de Europa, como la mayor parte de las
que se exhiben en esta sala.
Piezas expuestas
6
Guadamecíes para revestimientos murales
de los siglos XVI al XVIII, con motivos
ornamentales de estilo renacentista y
barroco:
1-2 Guadamecíes españoles del siglo XVI:
la Verónica (Inv. 12115) y decoración de
granadas (Inv. 291).
3 Guadamecí centroeuropeo de la primera
mitad del siglo XVII, con decoración de
cenefas (Inv. 274).
4 Guadamecí holandés del primer tercio del
siglo XVIII (Inv. 322).
5 Guadamecí holandés del último cuarto
del siglo XVII, con decoración de flores
y querubines (Inv. 473).
6 Guadamecí holandés de mediados del
siglo XVIII, con rocalla y pájaros (Inv.
482).
7 Guadamecí centroeuropeo de la primera
mitad del siglo XVIII, con decoración
vegetal (Inv. 319).
8-11 Guadamecíes centroeuropeos (Países
Bajos o Francia) del segundo cuarto del
siglo XVIII, con diseños de lazo inspirados
en los grabados del ornamentista Daniel
Marot (Inv. 327, 495, 471 y 284).
Guadamecí centroeuropeo
del segundo cuarto del siglo XVIII
Los estuches
de cuero del
Tesoro del Delfín
La colección de objetos preciosos conocida
como el Tesoro del Delfín, hoy conservada en
el Museo del Prado, fue propiedad de Luis de
Borbón (1661-1711), primogénito de Luis XIV
y, por tanto, heredero del trono francés (Delfín
de Francia), quien, sin embargo, falleció antes
de llegar a reinar. Parte de su herencia pasó
entonces a su hijo Felipe V y, más tarde, al
ajuar de su palacio en Madrid al proclamarse
Rey de España.
Para proteger los objetos, se realizaron
una serie de estuches de cuero con motivos
dorados estampados, cada uno de ellos
adaptado con gran precisión a la forma del
objeto correspondiente.
Representación del escudo del Delfín de Francia
en uno de los estuches de cuero
7
8
Retrato de Luis de Borbón, Delfín de Francia. Copia de François de Troy,
© Museo Nacional del Prado
Una colección única de objetos
preciosos
El gusto por el coleccionismo de Luis de
Borbón hizo que reuniera un conjunto
excepcional de piezas de vajilla y objetos
decorativos para la mesa realizados en
piedras duras (ágata, ónice, lapislázuli, etc.),
porcelana, vidrio y marfil y guarnecidos con
monturas de metales preciosos, esmaltes y
pedrería. En las cuatro vitrinas de esta sala, se
incluyen, junto a los estuches, reproducciones
de las piezas que se guardaban en ellos.
Estuches para proteger
la colección del Delfín
Otros fueron sustituyendo, a lo largo del siglo
XVIII, a los estuches originales. La estructura
es de madera, forrada al exterior con cuero,
y al interior con lana y raso o tafetán para
amortiguar los movimientos del objeto.
Copa abarquillada con una sirena alada en el asa,
perteneciente a la colección del Tesoro del Delfín
conservada en Museo del Prado, nº inv. 6 .
© Museo Nacional del Prado
9
Interior de uno de los estuches realizado
con alma de madera, acolchado con vellón de lana
y forrado de tela
Piezas expuestas
Vitrina 1:
Vitrina 3:
Inv. 362, 397, 340, 353, 377 y 350.
Inv. 12 101, 355, 387, 384, 343 y 290.
Vitrina 2:
Vitrina 4:
Inv. 408, 380, 454, 452, 363 y 370.
Inv. 381, 410, 338, 373, 392 y 12100.
7a8
V1
9
V2
10
6
10
11
4a5
V3
1a3
V4
De martes a sábado: de 9:30 a 15:00 h.
Domingos y festivos: de 10.00 a 15.00 h.
Cerrado: todos los lunes del año.
C/ Montalbán, 12 - 28014 Madrid
Tel: 91 532 64 99 y 91 532 68 45
[email protected]
Cerámica
de Talavera
Sala 2.9
Museo
Nacional
de Artes
Decorativas
Cerámica de Talavera
Sala 2.9
Mujeres en la sección de pintura en el taller de Ruiz de Luna. Archivo Municipal de Talavera de la Reina
MINISTERIO DE CULTURAIO DE CULTURA
Edita:
© SECRETARÍA GENERAL TÉCNICA
Subdirección General
de Publicaciones y Documentación O DE CULTURA
NIPO:
ISBN:
Depósito legal:IO DE CULTURA
Imprime:O DE CULTURA
MUSEO NACIONAL
DE ARTES DECORATIVASI
MINISTERIO
DE CULTURAIRA
Carmen Calvo Poyato
Ministra de CulturaDE CULTURA
Antonio Hidalgo López
Subsecretario de CulturaDE CULTURA
Julián Martínez García
Director General de Bellas Artes y Bienes Culturales
Alberto Bartolomé Arraiza
DirectorDE CULTURA
Cerámica
de Talavera
Aunque en Talavera de la Reina (Toledo)
existieron alfares desde época medieval, es
a lo largo del siglo XVI cuando, gracias a
la proximidad de la Corte, la industria de la
cerámica experimenta un gran desarrollo;
tanto la producción de vajilla de mesa como
la de azulejos.
Muchos monasterios importantes y
algunos de los palacios que se construyeron
en esa época llenaron sus paredes, mesas y
alacenas con los colores de Talavera.
Estos encargos influyeron en las
producciones seriadas e hicieron que durante
el siglo XVII se fueran reflejando en las
“talaveras” todos los cambios del gusto de
las clases dirigentes castellanas. De ahí la
variedad de estilos, temas, colores y formas
que podemos contemplar en esta sala.
Durante el siglo XVIII, la gran difusión
de las lozas finas de Alcora y de las porcelanas
europeas y españolas hizo que, pese a los
intentos por imitarlas, la producción de
Pájaro pintado a mano en el cuerpo de una jarra. Inv. 13075
Talavera perdiera calidad y se destinara a
mercados más populares. Este fenómeno se
aprecia también en las series del siglo XIX.
Motivo central de un plato de Talavera. Serie tricolor
5
Evolución cronológica y estilística de las producciones talaveranas
Siglo XVI
Serie de las
mariposas
Serie de helechos
y golondrinas
Serie tricolor
Serie policroma
Serie azul
6
Serie esponjada
Serie alcoreñas
Serie de
pabellones y
guirnaldas
Serie de encaje
de bolillos
Serie de la línea
vermiculada
Serie de la Virgen
del Prado
Serie de la
Guerra de la
Independencia
Siglo XVII
Siglo XVIII
Siglo XIX
Piezas expuestas
1a
Serie de las mariposas
1b
Serie de helechos y golondrinas
2a
Serie tricolor (I)
2b
Serie tricolor (II)
3
Series para las órdenes Monásticas
4a
Serie azul (I)
4b
Serie azul (II)
5a
Serie policroma (I)
5b
Serie policroma (II)
6
Series alcoreñas
7
Serie de encaje de bolillos,
serie de la línea vermiculada y
series populares de los siglos XIX y XX
8
Azulejos
7
6
5B
5A
7
8
4B
4A
3
1A
2A
1B
2B
1a. Series de influencia Oriental (I)
Serie de las mariposas
SIGLO XVI Y PRINCIPIOS DEL XVII
1b. Series de influencia oriental (II)
Serie de helechos
y golondrinas
1
3
5
2
4
6
SIGLO XVII Y PRINCIPIOS DEL XVIII
1
3
6
8
La serie de mariposas es característica
de las producciones azules de la primera
época (siglo XVI). Se denomina así por los
motivos que decoran el reborde de los platos
y fuentes: unas grandes formas aladas dobles
acompañadas de líneas curvas, gruesas y
finas, que parecen mariposas. A veces son
sustituidas por una línea quebrada, gruesa y
fina alternativamente.
Los centros están ocupados por un solo
animal de gran tamaño: águilas, liebres, leones,
gallináceas... sobre elementos vegetales más
densos en la base y más claros a los lados. Los
fondos, casi sin decoración, hacen resaltar la
figura principal.
Sobre el ala se disponen motivos vegetales
denominados “mariposas”, alternando con
flores y otras plantas (excepto en el nº 4).
Motivos centrales, siempre sobre un lecho
vegetal:
1 búho (Inv. 19551).
2 león pasante (Inv. 44).
3 cuerno de la abundancia con flores
(Inv. 2827).
4 garza (Inv. 19548).
5 grulla (Inv. 48).
6 liebre (Inv. 49).
2
4
5
7
A través del comercio con el Lejano Oriente
llegaron abundantes productos a los mercados
europeos, que sirven de inspiración para los
talleres occidentales. Las porcelanas azules
fueron largamente imitadas por las lozas
europeas a partir del siglo XVI y especialmente
durante el XVII.
En Talavera, se produjeron principalmente
dos series en azul, la ya citada de mariposas y
la llamada de helechos y golondrinas. En la de
helechos, éstos rellenan las alas de los platos,
bien en bandas continuas, bien repartidos
en cinco compartimentos. Los centros los
ocupan por lo general una o dos golondrinas
volando, un helecho arborescente y una gran
flor. A veces, el escudo de quien hace el
encargo o un pequeño animal sustituyen a las
golondrinas.
Platos grandes
1, 2, 6 y 7 En los medallones centrales, una
gran flor y golondrinas bebiendo en
una charca; en la cenefa perimetral, seis
compartimentos con helechos (excepto el
nº 7, con hojas de palma) (Inv. 12148, 40,
42 y 2859).
base. Está inspirada en lozas flamencas e
italianas, tanto en los colores como en los
temas: bustos, soldados, angelotes, animales
fantásticos, cornucopias y vegetales, tratados
a medida que avanza la producción con mayor
estilización (desenfado y alejamiento de los
modos originales).
Platos pequeños
En las cenefas, haces de helechos (en el nº 5,
sin compartimentar). Motivos centrales:
3 Liebre (Inv. 3227).
4 Motivo vegetal radial (Inv. 3225).
5 Escudo con la leyenda “SOR INÉS
DE LA M(ADR)E DE DIOS” entre
golondrinas (Inv. 3226).
Este último seguramente pertenezca al
“ajuar de profesión” de una novicia al entrar
en el convento.
2a. Serie tricolor (I)
DE FINALES DEL SIGLO XVI
A PRINCIPIOS DEL XVIII
LA INFLUENCIA EUROPEA
A mediados del siglo XVI, comienza a
producirse la llamada serie tricolor, por
el azul y el naranja sobre el blanco de la
9
1
2
4
3
4
5
7
6
8
El blanco y los colores, al principio muy puros,
se van ensuciando poco a poco, lo que ayuda a
ordenar la serie cronológicamente.
1, 3 y 4 Platos grandes. Motivos centrales:
grifo, gacela y jabalí. Cenefas con flores
(Inv. 6, 19555 y 17).
2 Plato pequeño. Motivo central: ser híbrido
(angelote y flor) de estilo plateresco. En la
cenefa, peces y cuernos de la abundancia
(Inv. 9426).
5 y 6 Botes de farmacia. Identificación de
los contenidos: “G. ARMONIACI”
7
8
[granos de rábano rusticano, indicado
como digestivo, diurético y contra el
raquitismo] (5) y “S. CARTHAMI”
[semillas de cártamo o alazor, indicado
como condimento en las comidas y
purgante, y para fortificar el esperma] (6).
Motivos principales: liebre (5) y ave rapaz
(6) (Inv. 5 y 3).
Plato pequeño. Motivo central: corona
sobre flor de lis (Inv. 2514).
Salero o especiero. Decoración vegetal
(Inv. 12477).
1 y 3 Primeras producciones talaveranas
en tricolor bajo influjo italo-flamenco,
del tercer cuarto del siglo XVI. Plato y
cuenco con motivo central muy parecido:
busto de caballero con sombrero (en el nº
3 lleva barba). Cenefas con hojas y flores
(Inv. 19559 y 26408).
2 Fuente. Motivo central: arquitectura ideal
de influencia italiana (Inv. 4).
4, 5 y 6 Platos grandes. Motivos centrales:
figura de dama con halcón (escena de
cetrería), busto de soldado cubierto con
borgoñota y figura de soldado (en ambos
casos, posiblemente de la guardia suiza
de la Corte española). Cenefas con flores
(Inv. 19, 19506 y 22).
7 Plato. Motivo central: medallón con rostro
humano (Inv. 9443).
4
5
1
2
6
3
3
4
5
6
2
7
8
9
12
10
11
13
3. Series para las órdenes
monásticas
2b. Serie tricolor (II)
10
1
7
1 y 2 Tarro y jarro con el escudo de la orden
franciscana. En el segundo, la leyenda
“S(AN) DIEGO DE ALCALÁ” identifica
la advocación del convento para el que fue
realizado (Inv. 3044 y 13179).
3 y 4 Tarros de farmacia del Real Monasterio
del Escorial, con los escudos de la orden
jerónima (león rampante) y del cenobio
(la parrilla del martirio de San Lorenzo).
Serie esponjada. Identificación de los
contenidos: “L. AMIANTUS” [amianto,
administrado mediante fricciones, e
indicado contra la parálisis, los hechizos y
los venenos] y “S. FALARIS” [semillas de
alpiste, usadas para ablandar las durezas y
tumores] (Inv. 32 y 36).
5 y 6 Jarro y orza con el escudo de la orden
dominica (Inv. 9149 y 13177).
7 Tarro con decoración vegetal de influencia
italiana (Inv. 3976).
8 Tarro con escudo sin identificar (con
clavel) (Inv. 9154).
9 Jícara con escudo de la orden agustina
(Inv. 5364).
10 y 11 Orzas con el escudo del monasterio
benedictino de Santo Domingo de Silos,
respectivamente bajo corona real y capelo
abacial (Inv. 25723 y 25724).
11
Detalle de un tarro de farmacia con la parrilla del martirio de San Lorenzo. Inv. 32
12 y 13 Tarro y orza con la custodia que
identifica al Colegio Máximo de la
Compañía de Jesús de Alcalá de Henares
(Inv. 25581 y 25582).
La mayoría de los tarros (nº 6, 8 y 10 a
13) lleva una cartela en blanco para que luego
los boticarios de los distintos conventos
escribieran en ella el nombre del producto al
que decidieran destinar el recipiente.
4a. Serie azul matizado
o al claroscuro (I)
SIGLOS XVII Y XVIII
Esta serie comienza a fines del siglo XVI, con
unos azules muy claros, a veces matizados con
toques blancos, inspirados en piezas italianas.
Durante el siglo XVII, los azules se oscurecen
y destacan sobre fondos manchados de otro
azul más claro. Las imágenes pintadas sobre
12
2
3
1
4 5
6
8
9
7
estas cerámicas tienen sobre todo un carácter
paisajista y naturalista.
Las formas son muy variadas, reflejando
la diferente funcionalidad de los objetos:
botes y orzas para la farmacia; vajillas para
la mesa; útiles de escritorio; o instrumentos
litúrgicos. Sus cuidadas decoraciones hicieron
de esta serie una de las más apreciadas de la
producción talaverana del siglo XVII.
1 Pebetero calado y con tapa, rematada por
una figura masculina desnuda. Bandas
con motivos vegetales (roleos) (Inv. 41).
2 Fuente con ala sinuosa y dos escotaduras.
Paisaje central con arquitecturas ideales
de inspiración oriental. Leyenda:
“MIRANDA”. Cenefa con motivos
vegetales (roleos) (Inv. 2785).
3 Botella en forma de calabaza. En el
cuerpo inferior: garza, zorro y mariposas
entre arbustos (Inv. 2781).
4 y 5 Pareja de saleros-especieros. El nº 4 con
la letra “P” (¿pimienta?) y el nº 5, con la
“A” (¿azúcar?) (Inv. 33 y 35).
6 Salero. Decoración vegetal (Inv. 12486).
7 Salero-especiero
con
dos
pozos.
Decoración vegetal (Inv. 12487).
8 Escribanía con cuatro pozos para tinteros
y orificios para plumas. Motivo principal:
galgo persiguiendo a una liebre (Inv.
9356).
9 Orza con paisajes y arquitecturas ideales
(Inv. 17860).
1
2
3
4
4b. Serie azul (II)
1
2
3
4
Plato con escena de tauromaquia
(picador). Leyenda: “GODAR” (nombre
del comitente) (Inv. 2325).
Plato con pareja, quizás perteneciente
al ajuar de boda de la dama a que hace
referencia la leyenda: “DOÑA ISABEL
DE ULLOA” (Inv. 2784).
Fuente con forma de venera, seguramente
una pila benditera o bautismal. En el
centro: jarrón con flores entre pájaros y
árboles. Anagrama: “MARÍA”. Leyenda:
“PEÑA SACRA. A DEB(OCIÓ)N DE
D(O)N CLE(MEN)TE ROBLES”,
que son los nombres del santuario y del
donante (Inv. 2789).
Orza. Motivos principales: leopardos
alternando con arquitecturas ideales.
Cenefa con motivos vegetales (roleos)
(Inv. 3006).
Comienza en el siglo XVI con piezas
italianizantes decoradas sobriamente en
amarillos, azules y blancos, como la orza que
perteneció a don Sebastián de Portugal.
En el siglo XVII, la paleta se enriquece
con varios verdes, y los temas, con escenas
de toros, cacerías en animados paisajes y
personajes en discretas conversaciones.
Estas series culminarán, ya en el siglo
XVIII, con las exquisitas decoraciones del
“Maestro de la flor de la patata”, llamado así
por usar abundantemente esta planta en el
marco naturalista de las escenas.
1, 2, 3 y 4 Orza, especiero, plato y fuente
gallonada. Escenas infantiles: dos
niños tocando clarines, un ciervo y un
leopardo en un entorno boscoso (1); y
niños jugando con una cuerda (2 y 4) y
montando un caballito de juguete en
un entorno campestre (3). Cenefas con
motivos vegetales (roleos) y geométricos
(Inv. 102, 100, 103 y 176).
5 Jarra con grullas y motivos vegetales (Inv.
175).
6 y 7 Jarrita y jarrón del denominado
“Maestro de la Flor de la Patata” con sus
característicos motivos vegetales de hojas
minuciosas inspirados en la planta de la
patata (en ese sentido, la nº 2 también
podría ser de este taller o de un imitador).
3
5a. Serie policroma (I)
FINALES DEL SIGLO XVII Y SIGLO XVIII
La serie policroma es la que más fama le ha
dado a Talavera, por la riqueza y perfección
de sus piezas en formas, colores y acabados.
5
1
2
4
6
8
7
13
1
2
4
5
6
3
8
Además, la decoración incluye garzas y
arquitecturas ideales (Inv. 12134 y 184).
Placa con el “Sueño de San Juan Bautista”
(Inv. 26357).
5b. Serie policroma (II)
1
14
2
3
4
5
Plato. Escena cinegética: dos cazadores,
uno a pie y otro a caballo, con dos perros
persiguiendo a una cierva (Inv. 172).
Fuente con ala sinuosa y dos escotaduras.
Decoración dividida en cuarteles con
motivos vegetales (roleos), geométricos y
arquitecturas; y un perro en el medallón
central (Inv. 105).
Fuente. Motivo central: tauromaquia (un
grupo de jinetes vestidos a la romana
alanceando a dos toros), seguramente
inspirado en un grabado renacentista. Al
exterior: liebre, aves, toros y mariposas
(Inv. 167).
y 6 Candeleros con forma de caballero
arrodillado y de león. El segundo es
similar a los expuestos sobre la mesa de
la cocina recreada en esta misma planta
(Inv. 177 y 110).
Orza con las armas de don Sebastián
de Portugal, hacia 1581. Decoración de
influencia italiana (blanco y amarillo
sobre azul, de influencia veneciana) (Inv.
19465).
6. Series alcoreñas
SIGLOS XVIII Y XIX
La pujanza y éxito que alcanzaron las lozas
de Alcora hizo que se imitasen en las otras
manufacturas españolas, incluida Talavera.
Algunas de las imitaciones son tan fieles
al modelo que hasta puede dudarse sobre su
verdadero lugar de fabricación. Es el caso
de las piezas (varios platos y un bote, en esta
vitrina) con decoración de puntilla azul según
el “estilo Bérain”, en las que sólo la riqueza en
estaño del esmalte o los detalles en amarillo
permiten distinguir su origen talaverano.
Serie del “ramito”
Motivo característico: pequeñas composiciones vegetales con frutos y hojas repartidas por
toda la superficie.
1, 2 y 4 Platos con ala de castañuelas. En
el nº 1, la figura central es un elefante,
seguramente inspirado en el que trajo
Carlos III para el Gabinete de Historia
Natural, que hoy se conserva disecado en
el Museo Nacional de Ciencias Naturales.
Las otras composiciones centrales son:
motivo de la serie del “chaparro” (2) y
motivo vegetal con árbol y manzanas, con
la leyenda: “GAGAGA” (4) (Inv. 9191,
9172 y 9179).
6 Cantimplora (Inv. 5181).
7 Especiero triangular con tres pozos (Inv.
9341).
10 Salsera romboidal con borde de
castañuelas. Motivo central de la serie del
“chaparro” (Inv. 4045).
11 y 12 Mancerina doble y en forma de venera
(Inv. 9176 y 4065).
3
2
1
4
9
6
5
10
7
8
11
12
15
Serie de la “puntilla Bérain”
Motivos de encajes inspirados en las
decoraciones del ornamentista francés Jean
Bérain.
3 y 8 Plato y orza. En el nº 3, composición
central con soldado y florero (Inv. 3563
y 5188).
5 Salvilla. Medallón central: escena galante
con soldado y dama. Leyenda: “SEGURA”
(Inv. 5189).
9 Tarro de farmacia. Identificación del
producto: “S. CATHAPUL” [semillas
de ricino, uno de los más extendidos
purgantes]. Debajo, escudo de la
Inquisición, pues debió elaborarse para
la casa de un familiar de esta institución
(Inv. 13173).
7. Otras series: novedades
incorporadas en Talavera a fines
del siglo XVII y durante el XVIII
y el XIX
SERIE DE ENCAJE DE BOLILLOS (FINALES
DEL SIGLO XVII Y PRINCIPIOS DEL XVIII)
En esta serie, las decoraciones reproducen
encajes en negro sobre fondo blanco.
4
5
Fuente. Leyenda (nombre del comitente):
“IUAN DE GUERTA” (Inv. 9366).
Especiero. Motivo central: niño jugando
con un pájaro (Inv. 19558).
1
2
3
8
7
6
4
5
10
11
12
9
16
SERIE DE LA LÍNEA VERMICULADA (FINALES
SERIES POPULARES DE LOS SIGLOS XIX Y XX
DEL SIGLO XVII Y PRINCIPIOS DEL XVIII)
Se caracteriza por el trazado con un punzón
de un surco sinuoso en las bandas oscuras,
para que aparezca el blanco del fondo.
11 Mancerina en forma de venera. Incluye
también motivos de la serie del “ramito”
(Inv. 9625).
1
Las series más modernas de Talavera muestran
una gran variedad de temas: pabellones y
cortinajes que cuelgan enmarcando motivos
heráldicos; escenas militares y de personajes
de la Guerra de la Independencia; y la Virgen
del Prado, patrona de la ciudad. Otros, como
el de la pajarita, aunque también presente
en Talavera, es más común en Puente del
Arzobispo, localidad cercana en la que se
elaboraron lozas según el modo talaverano.
Serie de pabellones y guirnaldas
1
9
Jarrón (Inv. 9546).
Tintero con un pozo y seis orificios para
las plumas. Leyenda: “D(O)N DAMASO
BALMORISCO” (Inv. 12127).
10 Mancerina. Leyenda: “LORENZA
DÍAZ. AÑO DE 1841” (Inv. 9163).
12 Jarra de bola (Inv. 2607).
Serie de la Virgen del Prado
3
Plato. Cenefa con guirnaldas. Leyenda:
“VICENTA OJALBO. AÑO DE 1859.
N(UEST)RA S(EÑO)RA DEL PRADO”
(Inv. 13196).
Serie de la Guerra de la
Independencia
8
Jarra de bola con asa sogueada. Escena:
soldado y vendedora de uvas. Fondo:
motivos de la serie del “ramito”
(Inv. 5093).
Serie para la Cofradía de San
Sebastián (Madrid)
6
7
Jarra de bola con asa sogueada. Escudo
con leyenda: “MANUEL DE CASTRO.
COFRADIA SACRAM(ENTA)L DE
S(AN) SEB(ASTIA)N DE MAD(RI)D.
A(Ñ)O DE 1751” (Inv. 9155).
Jarra de bola. Motivo central: custodia
sobre corona y manto regio. Leyenda:
“AÑO DE 1831” (Inv. 5103).
Otras series
2
Salvilla. Medallón central: paisaje con
arquitecturas y pastor con perro y rebaño.
Leyenda: “D(O)N GASPAR DÍAZ DE
OTAZU” (Inv. 12226).
17
8. Los azulejos talaveranos
Las producciones más notables de azulejos
fueron realizadas por encargo para los palacios
de la nobleza, las iglesias y los refectorios
monásticos. Gracias a la técnica del azulejo
pintado, que permitía desarrollar grandes
composiciones figurativas, los zócalos y los
paneles se llenaron de temas religiosos y
profanos, sustituyendo en su función a los
frescos y los retablos. También se fabricaron
paneles más pequeños en los que la escena
ocupa un medallón en medio de una trama
decorativa, o zócalos sólo con motivos
ornamentales al gusto de la época.
AZULEJOS DE ARISTA
18
Las primeras producciones de azulejos de
Talavera son de principios del siglo XVI y de
estilo mudéjar. Se fabricaban a molde según
la técnica de “arista” (por las líneas en relieve
que definen la decoración), desarrollada por
los alfareros musulmanes. Con el tiempo,
fueron incorporando motivos góticos y
luego renacentistas. Por sus características,
se emplearon fundamentalmente para cubrir
zócalos y jambas en pasillos y puertas y bordes
de escalones.
AZULEJOS PINTADOS
La técnica del azulejo pintado se introdujo en
Talavera a mediados del siglo XVI procedente
de Flandes y de Sevilla, donde había llegado
antes desde Italia de la mano de Niculoso
Pisano. Con ella se incorporaron también
las escenas complejas y las composiciones
normalmente inspiradas en grabados
contemporáneos. De esta forma, la azulejería
se convertía en uno de los principales soportes
del gusto clasicista del Renacimiento.
Los paneles más sobresalientes fueron
elaborados durante el último cuarto del
siglo XVI y la primera mitad del siglo XVII.
Después, aunque la producción se mantuvo
hasta el XVIII, la calidad decayó mucho como
consecuencia del menor número de encargos.
PANELES DE ESTILO RENACENTISTA
(SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XVI)
1
Conjunto de tres paneles (de 15 azulejos
cada uno) con medallón central en amarillo
y marco en tonos azules, simulando
una composición en relieve a base de
grutescos, roleos, bustos femeninos y
máscaras. De arriba abajo, las escenas
centrales representan el mito de Acteón
(trasformado en venado, es atacado por
sus lebreles), una cierva bebiendo en una
fuente, y una cacatúa. Estos paneles iban
normalmente enmarcados en zócalos más
amplios con composiciones rítmicas (Inv.
12027, 12029 y 12030).
2 Panel de 36 azulejos con grutescos,
roleos y bustos femeninos en azul sobre
fondo amarillo. Formaría parte de una
composición más extensa en el zócalo de
un muro (Inv. 12026).
De martes a sábado: de 9:30 a 15:00 h.
Domingos y festivos: de 10.00 a 15.00 h.
Cerrado: todos los lunes del año.
C/ Montalbán, 12 - 28014 Madrid
Tel: 91 532 64 99 y 91 532 68 45
[email protected]
Tejidos
Sala 2.8
Museo
Nacional
de Artes
Decorativas
Tejidos
Sala 2.8
Seda labrada del último cuarto de siglo XVI
MINISTERIO DE CULTURAIO DE CULTURA
Edita:
© SECRETARÍA GENERAL TÉCNICA
Subdirección General
de Publicaciones y Documentación O DE CULTURA
NIPO:
ISBN:
Depósito legal:IO DE CULTURA
Imprime:O DE CULTURA
MUSEO NACIONAL
DE ARTES DECORATIVASI
MINISTERIO
DE CULTURAIRA
Carmen Calvo Poyato
Ministra de CulturaDE CULTURA
Antonio Hidalgo López
Subsecretario de CulturaDE CULTURA
Julián Martínez García
Director General de Bellas Artes y Bienes Culturales
Alberto Bartolomé Arraiza
DirectorDE CULTURA
Tejidos
Los tejidos se definen según tres elementos
básicos: las materias primas con las que
están realizados, la técnica empleada en su
elaboración y la decoración.
realizan en telares que han ido evolucionando
desde el más simple, el telar de pesas,
pasando por los accionados por un pedal o
un tiro, hasta los mecanizados, como el telar
de Jacquard.
Materias primas
Decoración
Son las fibras textiles, los tintes y los metales
utilizados para fabricar el tejido. Hasta
mediados del siglo XIX se utilizaron fibras y
tintes naturales, posteriormente empezaron a
ser sustituidos por materias artificiales.
Técnica de fabricación
Se define por la estructura interna del tejido,
que se compone de dos órdenes de hilos
perpendiculares entre sí. Los colocados de
forma vertical forman la urdimbre y los hilos
que la cruzan se llaman trama. Los tejidos se
Joris van Straeten: Retrato de Isabel de Austria, 1573,
Monasterio de las Descalzas Reales, Patrimonio Nacional
Las decoraciones se realizan tejidas, como
en el caso de los terciopelos o damascos o
bordadas sobre el tejido con aguja e hilo,
o aplicadas sobre el tejido mismo. El hilo
empleado es seda, lana, algodón u otros de
más valor en oro o plata; incluso pueden
utilizarse piedras preciosas y perlas. Entre
las decoraciones tejidas destaca la tapicería:
sobre un tejido de base se teje con lanzadera
pequeña, cambiando el color del hilo según
la necesidad del diseño. Esta técnica fue
ampliamente utilizada por los coptos (vitrinas
1 y 2).
5
6
Telar de tiro. Grabado de L’Encyclopédie, siglo XVIII
Piezas expuestas
9
8
6
4
2
7
5
3
1
13
14
1-2 Tejidos coptos
3-4 Terciopelos
10
5-6 Damascos
7-8 Otras técnicas textiles
9-15 Bordados
11
12
15
Evolución de las técnicas textiles
Las diversas técnicas textiles se han
desarrollado desde la Prehistoria y están
ligadas a los distintos tipos de telares y su
evolución tecnológica.
La Edad Contemporánea
La mecanización de los telares a partir del siglo
XVIII, y la creación de fibras y tintes sintéticos
en el siglo XIX, influirán en la calidad de las
producciones textiles y permitirán su generalización.
La Edad Media y la Edad Moderna
Durante estos dos periodos, se producen
una serie de cambios y transformaciones en
la industria textil en Europa, entre los que
destacan:
• la llegada a la Península Ibérica y al sur de
Italia de la seda y el algodón,
• la incorporación de nuevas materias primas,
tras el descubrimiento de América, como el
tinte rojo de la cochinilla americana,
• los nuevos telares de pedal y de tiro,
• la llegada de tejidos “exóticos” procedentes
de América y Oriente (vitrina 9).
Gracias a estos avances, se fabricaron
tejidos más complicados, como el terciopelo,
destacando Italia y España como sus centros
más reconocidos de producción (vitrinas 3, 4
y 10); o los damascos (vitrinas 5 y 6).
Principales centros textiles
en el Mediterráneo durante
la Edad Media y Edad Moderna
7
Ligamento de tafetán y sarga.
Grabado de L’Encyclopédie, siglo XVIII
Seda y bordados
Durante la Edad Media la seda es una de
las materias primas principales, aunque
se produce su progresiva sustitución en la
urdimbre por algodón o cáñamo (en los
brocateles, vitrinas 7 y 8) por ser ésta un
elemento no visible y que abarata el coste.
El bordado como decoración se encuentra
tanto en piezas de indumentaria (vitrinas 10
y 11) como en fragmentos de tejidos (vitrinas
9 y 12 a 15). Este tipo de decoración se puede
realizar con un diseño previo, como en el
bordado a hilos contados (vitrinas 9, 10 y 13
a 15), o mediante el bordado de aplicación,
que incorpora piezas de otros tejidos como
elementos decorativos (vitrina 10).
Terciopelo cortado y distintos
hierros para cortar.
Grabado de L’Encyclopédie, siglo XVIII
Aguja, lanzadera y ovillo de hilo de lino
de época copta
8
1-2 Tejidos coptos
A
C
B
D
Vitrina 2
La palabra copto designa a los egipcios
cristianos. Los tejidos coptos son ejemplo de
la riqueza decorativa del periodo que abarca
desde inicios del siglo IV hasta los siglos
XI-XIII. Los motivos utilizados son muy
variados, la mayoría derivan de temas grecolatinos o escenas bíblicas y se disponen en
zonas concretas del vestido o túnica, chales
o cortinajes.
1
2a
2b
2c
2d
Frontal de túnica copta. Lino y lana. 440640 d.C. (datación obtenida por carbono
14).
Medallón con escenas de la vida de José.
Lino y lana. Siglo IX-X (Inv. 13955).
Medallón con escena de Daniel entre los
leones. Lino y lana. Siglo X (Inv. 13917).
Fragmento decorado con hojas de parra,
aves y roleos. Lino. Siglo IV-V (Inv.
13942).
Fragmento de posible colgadura decorado
con motivos florales en losange. Lino y
lana. Siglo VIII (Inv. 13899).
La dama Teodosia. Pintura al fresco.
Antinoé, siglo VI
9
3-4 Terciopelos
D
A
B
C
E
Vitrina 4
10
El terciopelo recibe distintas denominaciones
según la técnica empleada: rizado o bucleado,
cortado, gofrado, etc. Se empleaba tanto
para indumentaria (vitrina 10) como para
colgaduras, tapicería e incluso encuadernación.
Las decoraciones, enriquecidas con hilos
dorados, plateados, lentejuelas…, podían ser
grandes motivos vegetales (como la piña o
la granada), pequeños motivos de animales
fantásticos, formas geométricas, etc.
3
Terciopelo cortado y brochado. Seda e
hilos de plata aleada. Mediados del siglo
XV (Inv. 24211). Un ejemplar similar,
procedente de la tumba del rey Enrique IV
de Castilla (1454-1474) en el Monasterio
de Guadalupe, se encuentra en la Real
Academia de la Historia.
4a, 4b y 4c. Terciopelos gofrados. Seda.
España. Siglo XVI (Inv. 23298, 19441 y
19442).
4d y 4e. Terciopelos cortados y brochados.
Seda e hilos metálicos dorados. Siglo XV
(Inv. 19318 y 24047).
5-6 Damascos
C
A
B
D
Vitrina 6
El damasco es un tejido que se caracteriza
por el efecto cromático de su superficie
(combinación de brillo y mate o de dos
colores); además podían estar decorados con
hilos metálicos, bordados, etc, y con motivos
vegetales, fantásticos o animados. Se tejían en
seda o lino, este último muy común a partir
del siglo XVIII.
5
6a
6b
6c
6d
Damasco. Seda. Última década del siglo
XVII (Inv. 21439).
Damasco. Seda e hilos metálicos dorados y
plateados. Principios del siglo XVIII (Inv.
21445). Este tipo de tejidos se conoce como
“seda bizarra” por la extraña y fantástica
decoración que mezcla, entre otros,
motivos vegetales con motivos zoomorfos
y figuras humanas o fantásticas.
Damasco. Seda. Siglo XVII (Inv. 23656).
Damasco bicolor. Seda. Siglo XVI (?)
(Inv. 21560).
Damasco bicolor. Seda. Finales del siglo
XVI o principios del siglo XVII (Inv.
19416).
11
7-8 Otras técnicas textiles
A
B
C
D
E
Vitrina 8
12
A partir de la Edad Media, la extensión de
los centros textiles y la rápida imitación
de las nuevas técnicas hace muy difícil la
identificación de los tejidos con su centro de
producción. Se fabrican tejidos cada vez más
complicados (taqueté, lampás, brocatel,
etc.), aumentando el número de tramas y
urdimbres. La decoración es más abigarrada,
con motivos grandes o pequeños, que ocupan
la mayor parte de la superficie.
7
Brocatel. Seda y cáñamo o lino, hilos
metálicos dorados y plateados. Primera
mitad del siglo XVI (Inv. 1122).
8a y 8b. Doble tela. Seda y lana. Siglo XVIII
(Inv. 23588 A y B).
8c Brocatel. Seda, cáñamo (?) e hilos
metálicos. Siglo XV (Inv. 23213).
8d Tafetán a dos caras. Lana. Siglo XVII
(Inv. 23606).
8e Taqueté. Seda. Siglo XV (?) (Inv. 19412).
9 -15 Bordados
A
B
Vitrina 9
La decoración sobre un tejido con aguja e
hilo se denomina bordado. Los tejidos de
base pueden ser de muy diversas calidades y
texturas, desde lisos, a labrados y terciopelos.
El hilo empleado es de seda, lana, algodón
u otros de más valor en oro o plata; incluso
llegan a utilizarse pedrerías y perlas, además
de aplicaciones de otros tejidos.
9a Fragmento de bordado con motivos
florales. Raso de seda y bordado matizado
de hilos de seda, metálicos plateados y
lámina plateada. Manufactura europea de
influencia china. Siglo XVI (Inv. 23687).
9b Fragmento de bordado con aves y motivos
vegetales. Gasa de seda y bordado mixto (a
hilos tendidos y matizado) de hilos de seda
y metálicos plateados, y láminas de plata.
Siglo XVI. Manufactura indoportuguesa
(Inv. 21459). Este fragmento es igual a
la colgadura de la cama de Isabel Clara
Eugenia, hija de Felipe II, que se conserva
en el Real Monasterio de San Lorenzo de
El Escorial..
10 Dalmática. Terciopelo cortado de seda.
Principios del siglo XVI. Bordado de
aplicación de raso y tafetán en seda e hilos
de seda (Inv. 1275).
11 Casulla. Lampas o lampazo de seda.
Siglo XVI. Banda central: bordado de
aplicación con hilos tendidos de seda e
hilos metálicos (Inv. 1299). La decoración
del tejido remite a las producciones de
influencia nazarí, mientras que el bordado
es plenamente renacentista.
12 Bordado. Tafetán de lino y bordado de
hilos de seda. Siglo XV. Esta pieza es de
manufactura nazarí y se caracteriza por
lo abigarrado de la decoración realizada
en punto de cadeneta, punto de cruz y
punto de Argel, con motivos geométricos,
vegetales y epigráficos.
13a Almohada. Tafetán de lino y bordado
a hilos contados de seda. Principios del
13
siglo XVI. Manufactura española (Inv.
23785).
13b Bordado. Tafetán de lino y bordado de
hilos de seda. Segunda mitad del siglo
XVI. Manufactura española (Inv. 1301).
Este tipo de bordado con la decoración de influencia renacentista (motivos
a candelieri) por su origen italiano, se
extendió, también, por el Norte de África
y Turquía.
14 Dechado. Tafetán de lino y bordado a
hilos contados de seda. Hecho en 1801.
Manufactura castellana (Inv. 2201).
15 Bordado. Tafetán de lino y bordado
de seda lasa. Manufactura de la zona
salmantina o extremeña. Siglo XVIII.
Los motivos decorativos del siglo anterior
demuestran la raigambre y perduración de
los mismos en este tipo de manufacturas
(Inv. 803).
14
Con el fin de preservar los tejidos del deterioro que produce su exposición a la luz,
la selección de piezas mostradas cambiará regularmente.
De martes a sábado: de 9:30 a 15:00 h.
Domingos y festivos: de 10.00 a 15.00 h.
Cerrado: todos los lunes del año.
C/ Montalbán, 12 - 28014 Madrid
Tel: 91 532 64 99 y 91 532 68 45
[email protected]
Cerámica
de Teruel
Sala 2.7
Museo
Nacional
de Artes
Decorativas
Cerámica
de Teruel
Sala 2.7
Cubierta: Torres de la iglesia de San Pedro. Teruel
MUSEO NACIONAL
DE ARTES DECORATIVASI
MINISTERIO DE CULTURAIO DE CULTURA
Edita:
© SECRETARÍA GENERAL TÉCNICA
Subdirección General
de Publicaciones y Documentación O DE CULTURA
NIPO:
ISBN:
Depósito legal:IO DE CULTURA
Imprime:O DE CULTURA
MINISTERIO
DE CULTURAIRA
Carmen Calvo Poyato
Ministra de CulturaDE CULTURA
Antonio Hidalgo López
Subsecretario de CulturaDE CULTURA
Julián Martínez García
Director General de Bellas Artes y Bienes Culturales
Alberto Bartolomé Arraiza
DirectorDE CULTURA
Cerámica
de Teruel
Los principales centros con tradición alfarera
en Aragón han sido Calatayud, Muel, Teruel
y Villafeliche. De los cuatro, ha destacado
siempre Teruel, por la mayor calidad de sus
producciones y por su prolongada actividad,
sin interrupción desde el siglo XIII hasta
nuestros días. Sus estilos evolucionaron desde
la tradición mudéjar a la imitación de las
modas europeas, siempre de manera sencilla
y poco refinada, pero muy vistosa gracias a la
vivacidad de sus colores.
Dos grandes periodos
en la cerámica de Teruel
Hasta el siglo XVI, todas las decoraciones se
realizaron en verde y morado, siguiendo la
tradición y el estilo mudéjar. Predominaban los
motivos vegetales y geométricos sencillos.
A partir de ese momento, se incorporaron
las composiciones en azul y las escenas más
Detalle de las torres de la iglesia de San Pedro. Teruel
naturalistas: paisajes con animales y escenas
con personajes. Este cambio fue consecuencia
de la evolución del gusto con la llegada masiva
de importaciones de porcelana china.
La relación entre forma y
función es muy evidente en las
producciones turolenses
Las piezas para servir la mesa (platos,
escudillas o vinagreras) eran sencillas y sin
complicaciones.
Eran más variados los tipos destinados
a la cocina (jarros, morteros, alcuzas, orzas
o lebrillos), lo que demuestra que las formas
robustas y resistentes de Teruel tuvieron más
éxito en este contexto.
También se elaboraron botes de farmacia,
azulejos, pilas benditeras y bacines.
5
6
Detalle de la Y gótica de un lebrillo del siglo XV
Piezas expuestas
1
2
4
3
1 Técnicas y decoraciones
Usos de la cerámica:
2 Vajilla de mesa
3 Cerámica de cocina
4 Otros usos
1. Técnicas y decoraciones
6
7
7
8
4
1
8
5
1
2
3
Serie verde y morada:
siglos XV y XVI
2. Usos de la cerámica.
Vajilla de mesa
Platos pequeños
1
1
2
3
Lebrillo con Y gótica. En el ala, cenefa
con motivo de zig-zag. Siglo XV (Inv.
86).
Plato con inscripción: MAR (seguramente
las iniciales de quien lo encargó), rodeada
por hojarasca. Siglo XVI (Inv. 3108).
Alcuza u oliera con decoración vegetal.
Siglo XV (Inv. 2391).
2
3
Series azules: siglos XVII a XIX
4
5
6
Plato con ciervo. En el medallón y en el
ala, hojas y flores. Finales del siglo XVII
o principios del XVIII (Inv. 3778).
Plato con motivos vegetales (“flor de la
alcachofa”). Serie azul. Siglo XVIII (Inv.
3799).
Plato con escena bucólica (amorcillo en
medio de un paisaje boscoso). En el ala,
hojas, flores, mariposas y aves. Inscripción
(seguramente el nombre de quien hizo el
encargo): DOMº MARn SEGUR. Pieza
de influencia italiana. Siglo XVIII (Inv.
3313).
Plato con motivos vegetales. En el borde,
cenefa con motivos de lazo de tradición
mudéjar, tomados de Talavera, serie
tricolor. Siglo XVII (Inv. 3890)
Plato con busto masculino de perfil,
rodeado por motivos vegetales. En el ala,
motivos inspirados lejanamente en las
mariposas talaveranas. Siglo XIX (Inv.
3809).
Plato con pájaro, rodeado por motivos
vegetales estilizados. Serie verde y
morada. Segunda mitad del siglo XVII
(Inv. 3105).
Plato con liebre, rodeada por hojas y
mariposas. En el ala, cenefa con motivos
de lazo de tradición mudéjar talaverana.
Serie azul. Segunda mitad del siglo XVII
(Inv. 3820).
Plato con motivos florales. Serie azul.
Finales del siglo XVIII (Inv. 3307).
Contenedores de líquidos
4
5
Vinagrera con dos rostros de querubines.
Inscripción: JOSEPH JIMENO. Serie
azul. Siglo XVII (Inv. 3162).
Jarra con bandas abstractas y hojas. Serie
verde y morada. Finales del siglo XVIII
(Inv. 3097).
7
6
7
8
Salvillas o fruteros
Jarra con pájaro. El pico vertedor está
a su vez pintado de modo que sugiere
la cabeza de un ave rapaz. Serie verde y
morada. Siglo XVIII (Inv. 3276).
Alcuza (jarra aceitera) con rostro
femenino de perfil. Serie verde y morada.
Siglo XVIII (Inv. 92).
Jarra con dos caballeros separados por
árboles. Serie azul. Siglo XVII (Inv. 3301).
1
9
Salvilla con pájaro sobre una rama,
rodeado por flores y hojas. Serie azul.
Siglos XVIII-XIX (Inv. 3904).
10 Salvilla o frutero con estrella humanizada,
rodeada por hojas. Serie azul, de influencia
catalana. Mediados del siglo XVIII (Inv.
3793).
3
2
8
7
4
5
8
6
12
11
13
9
10
14
15
Platos grandes y fuentes
Para el aceite
11 Plato con un ave sobrevolando una casa
y decoración de relleno a base de flores y
mariposas. Serie azul. Siglo XVIII (Inv.
3311).
12 Fuente con ave. En el medallón y en
el ala, hojas, flores, mariposas y aves.
Inscripción: TOMASA MOLINER.
Serie azul. Mediados del siglo XVIII (Inv.
3328).
1
Alcuza con león estilizado, rodeado por
palmetas. El pico vertedor simula la
cabeza de un ave. Serie verde y morada.
Siglo XV (Inv. 2385).
Para el vino
2
Jarra con “pico de cigüeña”, con motivos
vegetales. Serie verde y morada. Siglo XV
(Inv. 2283).
Otros
13 Mancerina (para la jícara de chocolate)
con decoración floral. Serie morada.
Finales del siglo XVIII o principios del
XIX (Inv. 17383).
14 Salero con bandas abstractas. Serie azul.
Finales del siglo XVIII o principios del
XIX (Inv. 3429).
15 Pistero (para dar de beber a los enfermos).
Serie azul. Siglo XVII (Inv. 15589).
Para preparar los alimentos:
morteros
3
4
5
3. Usos de la cerámica.
Cerámica de cocina
Mortero con mascarones en relieve y
palmetas pintadas. Serie azul. Siglo XVI
(Inv. 17112).
Mortero con aves, sobre un fondo
decorado con caracolillos. Serie verde
y morada. Finales del siglo XVII (Inv.
3221).
Mortero con decoración abstracta. Serie
verde y morada. Finales del siglo XVII
(Inv. 83).
Para fregar
6
3
1
4
Lebrillo con pastor y liebre, rodeados por
hojas y flores. Serie verde y morada. Siglo
XVIII (Inv. 3094).
5
2
Para almacenar
7
6
7
Orza con palmetas y flores. Serie verde y
morada. Siglo XVI (Inv. 3093).
9
4. Usos de la cerámica.
Otros usos
5
1
Placas con motivos religiosos
1
2
Panel de azulejos con Inmaculada. Las
placas están numeradas para su correcta
colocación. Serie policroma. Siglo XVIII
(Inv. 2312).
Placa ovalada con escena de la Pasión de
Cristo (Subida al Gólgota), seguramente
perteneciente a una serie completa para
Via Crucis. Serie azul. Finales del siglo
XVIII (Inv. 2406).
6
4
2
12
3
10
7
11
9
8
rodeados por otros motivos vegetales.
Serie azul. Finales del siglo XVIII (Inv.
3945).
Pilas benditeras
3
4
10
Pila benditera con Calvario. Serie verde y
azul. Siglo XVIII (Inv. 25849).
Pila benditera con San Antonio y el Niño.
Serie azul. Inscripción con fecha: 1840
(Inv. 3104).
Botes de farmacia
5
6
7
Bote con el motivo de la figueta. Serie
azul. Siglo XVIII (Inv. 3979).
Bote con ave, rodeada de hojas y flores.
Serie azul. Primera mitad del siglo XVIII
(Inv. 3161).
Bote con decoración vegetal. Serie azul
de influencia catalana. Siglo XVIII (Inv.
3148).
Bacías de barbero o sangrador
8
9
Bacía de barbero con paisaje. Serie azul.
Siglo XVIII (Inv. 3337).
Bacía de barbero con tres abetos o cipreses,
Azulejos heráldicos
10 Azulejo con pera o calabaza (armas de
la familia Dolz). Serie verde y morada.
Mediados del siglo XV (Inv. 87).
11 Azulejo con granada (armas de la familia
Pérez Arnal). Serie verde y morada.
Mediados del siglo XV (Inv. 85).
Otros
12 Bacín decorado con guirnaldas. Serie azul
de influencia alcoreña. Finales del siglo
XVIII (Inv. 3759).
De martes a sábado: de 9:30 a 15:00 h.
Domingos y festivos: de 10.00 a 15.00 h.
Cerrado: todos los lunes del año.
C/ Montalbán, 12 - 28014 Madrid
Tel: 91 532 64 99 y 91 532 68 45
[email protected]
El tesoro
Sala 2.10
Museo
Nacional
de Artes
Decorativas
El tesoro
Sala 2.10
Cubierta: Detalle de El sueño del caballero, Antonio de Pereda
© Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
MINISTERIO DE CULTURAIO DE CULTURA
Edita:
© SECRETARÍA GENERAL TÉCNICA
Subdirección General
de Publicaciones y Documentación O DE CULTURA
NIPO:
ISBN:
Depósito legal:IO DE CULTURA
Imprime:O DE CULTURA
MUSEO NACIONAL
DE ARTES DECORATIVASI
MINISTERIO
DE CULTURAIRA
Carmen Calvo Poyato
Ministra de CulturaDE CULTURA
Antonio Hidalgo López
Subsecretario de CulturaDE CULTURA
Julián Martínez García
Director General de Bellas Artes y Bienes Culturales
Alberto Bartolomé Arraiza
DirectorDE CULTURA
El tesoro
El afán del hombre por poseer los objetos más
apreciados se ha manifestado con frecuencia
a lo largo de todos los tiempos. También el
gusto por acumularlos e incluso mostrarlos
a los demás, siempre con una fuerte carga
simbólica.
En esta sala podemos contemplar objetos
de cronología muy amplia que formaron
parte de los tesoros y primitivas colecciones
europeas.
Evolución del concepto de tesoro
Desde la Antigüedad, los tesoros de los
templos guardaron las ricas ofrendas
realizadas a las divinidades y los palacios
se vieron revestidos de objetos y signos que
hablaban de las virtudes y riquezas de sus
propietarios. Pese a esta separación, no existía
un límite claro entre la simbología religiosa y
la civil, como no lo había tampoco desde el
punto de vista ideológico.
Es en el Renacimiento cuando se produjo
el auge del coleccionismo y se introdujo la
distinción entre arte sacro y arte profano,
según los criterios del Humanismo. Se
crearon las primeras “galerías” o “gabinetes”
abiertos a un círculo social más amplio y
tomó cuerpo el coleccionismo real en toda
Europa, manteniéndose activo en los siglos
posteriores. Por los inventarios de la reina
Isabel la Católica, conocemos la diversidad de
objetos que “atesoró”: pinturas, tapices, libros
miniados, marfiles, joyas...
Con estas “cámaras” repletas de objetos
ricos y raros, la aristocracia consiguió
aproximarse durante la Edad Moderna al
ideal de posesión simbólica del mundo, de sus
saberes, sus riquezas y sus “maravillas”. Estas
colecciones pasarán luego, en la mayoría de los
casos, a formar parte de los grandes museos.
Objetos suntuosos representados en El sueño del caballero, Antonio de Pereda
© Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
5
Detalle del grupo escultórico de
marfil procedente del ajuar de la
reina María Cristina de Nápoles
6
Piezas expuestas
1. Joyería
2. Relojes
4
3. Objetos de uso religioso
3
2
1
7
8
9
4. San Vicente Ferrer
5. Báculo del obispo de Tuy
5
6. Grupo escultórico
7. Arqueta relicario del Papa Sixto II
8. Copas, salero y escribanía
9. Jarro y aguamanil
6
1. Joyería
Colgantes con motivos religiosos
de los siglos XVI y XVII
13
8
7
11
12
1
10
9
4
3
5
2
Piezas que se añadían a los collares como signo
de devoción y con un carácter protector.
4 Imagen de la Inmaculada en el seno de
un águila bicéfala coronada. Atribuida
a Hugues Evans, hacia 1630. Oro y
diamantes (Inv. 18699).
5 Credo (libro de oraciones) con 25 láminas
iluminadas en vitela. Perteneció a Carlos
V. Entre 1530 y 1540. Oro y rubíes (Inv.
19964).
6 Ángel Custodio. Primer tercio del siglo
XVII. Oro, esmalte, piedras preciosas y
perlas. (Inv. 1546)
SIGLO XVIII
2
6
Colgantes
SIGLOS XVI Y XVII
Pinjantes de la segunda mitad
del siglo XVI
Colgantes para diferentes piezas: collares,
diademas o cierres de toca.
1 Pinjante con forma de delfín. Oro, esmalte
y piedras preciosas (Inv. 1567).
2 Pinjante con forma de rana. Oro, esmalte,
piedras preciosas y perlas berruecas
(aljófares) (Inv. 1556).
Estas piezas podían formar parte de collares
complejos o, desmontadas como aquí,
incorporarse a broches y otros elementos del
vestido femenino.
7 Oro y piezas de vidrio (Inv. 2140).
8 Oro y puntas de diamante (Inv. 2126).
Collar o peto de 4 cuerpos
9
Collar con varias piezas desmontables
con la forma de los escotes de la época.
Oro, perlas y piezas de vidrio (simulando
pedrería) (Inv. 2154).
Rosa de pecho del siglo XVII
Broche con motivos religiosos
3
Broche que se solía colocar en el centro
del corpiño. Filigrana de oro y perlas
berruecas (aljófares) (Inv. 1562).
10 Virgen con Niño. Filigrana de oro,
esmeraldas y placa esmaltada (Inv. 1529).
7
Colgante con la Virgen (anverso)
y San José (reverso)
Reloj de sobremesa
2
11 Oro, diamantes, perlas berruecas y marfil
pintado a la acuarela (Inv. 26378).
SIGLO XIX Y XX
Caja y esfera de bronce. Manecilla única,
de plata, para marcar solamente las horas.
Sonería sencilla con una única campana.
Conserva la llave original, fechada
en 1660. Firmado Albrecht Erb. Viena
(Austria), 1660 (Inv. 25734).
Collares modernistas
Relojes de bolsillo
12 Collar con peto formado por dos peces
afrontados, de H. Petit. Oro, zafiros, diamantes
y perla. Fines del XIX (Inv. 18368).
13 Gargantilla con peto formado por flores,
cadenas y colgantes. Platino, diamantes y
perlas. Ansorena. Principios del siglo XX
(Inv. 14649).
3
2. Relojes
6
4
5
8
Reloj de oro, esmalte y brillantes, de
Bordier, Ginebra (Suiza). Siglo XVIII
(Inv. 19496).
Reloj fabricado por Robert Stroud
(Londres). Oro repujado y esmalte. Siglo
XVIII (Inv. 19497).
Reloj marca PHS. Automático. Da los
cuartos. Oro y esmalte. Principios del
siglo XIX (Inv. 19484).
Reloj de oro, esmalte y brillantes. En la
tapa, escena con dama leyendo. Desroches,
Ginebra (Suiza). Siglo XIX (Inv. 19490).
Reloj de torrecilla
3. Objetos de uso religioso
1
Caja y esferas de bronce y latón dorado.
Sonería en la parte superior simulando un
campanario. Escuela alemana, siglo XVII
(Inv. 19578).
Arqueta-relicario
1
Plata y esmaltes. Taller veneciano, siglo
XVI.
1
2
Portapaz
2
3
4
5
6
La Virgen con el Niño y San Juan Bautista,
bendecidos por Dios Padre. Bronce
esmaltado. Posiblemente del taller de
Daroca (Zaragoza), comienzos del siglo
XVI (Inv. 1826).
5. Báculo del obispo de Tuy
1
2
3
Báculo episcopal de estilo modernista, en
plata repujada y dorada con engastes de
piedras, oro y esmaltes, realizado por los
orfebres catalanes Hermanos Masriera. Tres
capillas con figuras de marfil atribuidas al
escultor E. Bernabés. Regalo al Obispo de
Tuy (Pontevedra), D. Valeriano Menéndez
Conde y Álvarez, por suscripción popular en
1907 (Inv. 25659).
Cáliz
3
Plata y esmaltes translúcidos. Taller
español, segunda mitad del siglo XIV
(Inv. 25701).
4. San Vicente Ferrer
9
Plata y esmaltes granadinos. Figura orante
de Juan de Zúñiga, Maestre de la Orden de
Alcántara. Hacia 1460-70 (Inv. 25725).
6. Grupo escultórico
Grupo escultórico en marfil que representa
una bacanal. Procede del ajuar de la Reina
María Cristina de Nápoles en su matrimonio
con Fernando VII. Escuela alemana, segunda
mitad del siglo XVII. Crátera de plata de
época posterior (Inv. 17828).
7. Arqueta relicario del Papa Sixto II
Arqueta-relicario de plata para la cabeza del
Papa Sixto II, atribuida a Francisco Merino.
Toledo. Segunda mitad del XVI. Cubierta
con plaquetas de jaspe, esmaltes y engastes de
piedras preciosas. Sobre la tapa, la figura del
Papa, orante (Inv. 19968).
9. Jarro y aguamanil
Jarro de loza de Urbino (Italia)
1
8. Copas, salero y escribanía
Mayólica “a istoriato”. Oracio Fontana.
Urbino, Italia. 1540-1550. La montura de
cobre dorado, de taller alemán, fue añadida
en el siglo XVII. Perteneció a la colección
del príncipe Oettingen-Wallerstein (Inv.
25735).
Copa de cuerno de rinoceronte
Fuente de aguamanil
1
2
Montura de plata sobredorada. China,
época Ming, finales del siglo XVIprincipios del XVII (Inv. 25469).
Plata dorada. Inscripción con el nombre
de la dueña: Dª. Catalina Diegrosisco y H.
Realizada en Potosí (virreinato de Perú)
y resellada en Córdoba (España). Primer
cuarto del siglo XVII (Inv. 1266).
Copa de ágata
10
2
Montura de plata, del siglo XIX (Inv. 19345).
Nautilus
3
Jarro de aguamanil
3
Plata. Realizado por el platero Alonso
Gutiérrez en Valladolid. Último cuarto
del siglo XVI (Inv. 580).
Concha de molusco montada sobre pie de
plata. Punzón de Subías Bobastro. Finales
del siglo XVI (Inv. 19567).
Arqueta
2
4
Plata. Siglo XIX. La tapa está formada por
un tablero de “piedras duras”. Florencia,
siglo XVI (Inv. 19389).
Salero de plata
5
Realizado por Adrians Lins el Viejo, de
Brujas (Bélgica), hacia 1630 (Inv. 19967).
1
3
De martes a sábado: de 9:30 a 15:00 h.
Domingos y festivos: de 10.00 a 15.00 h.
Cerrado: todos los lunes del año.
C/ Montalbán, 12 - 28014 Madrid
Tel: 91 532 64 99 y 91 532 68 45
[email protected]

Documentos relacionados