JUAN SEBASTIÁN BACH

Comentarios

Transcripción

JUAN SEBASTIÁN BACH
JOHANN SEBASTIAN BACH
(1685-1750)
Marina Mendívil
Mendívil Malo
El trabajo que he realizado es sobre el gran compositor
alemán
Johann Sebastian Bach.
Lo he dividido en
dos partes:
1.- Biografía y obras más importantes.
2.- Influencia e importancia de su música.
Me gustaría, si es posible, que mientras estoy leyéndoos este
trabajo sobre Bach, escúcharamos una selección de música
clásica para niños de este compositor.
1.- BIOGRAFÍA Y OBRAS MÁS IMPORTANTES
Johann Sebastian Bach
(1685-1750)
Johan Sebastián Bach (Juan Sebastián Bach), nació en un muy
bonito y pequeño pueblo de Alemania, Eisenach, el 21 de marzo de
1685. Fue el hijo más pequeño de Johan Ambrosius Bach y
Elizabeth Bach, quienes educaron a su hijo como a cualquier niño
de pueblo.
La familia descendía de músicos, por lo que seguramente ya Bach
traía esto en la sangre. Incluso toda esta rama, era una
prominente familia que por espacio de dos siglos habían dado a su
región excelentes organistas y cantantes: Ministros de capilla,
ejecutantes de órgano, monaguillos, niños cantores, participantes
de coro, etc.
Así, se dice que en toda la historia del arte no ha habido una
familia tan numerosa ni tan unida como la del los Bach, la que por
cerca de 200 años convirtiera un tranquilo rincón del norte de
Alemania en un verdadero semillero de músicos y compositores
de grandes melodías.
Y así transcurrió la vida del pequeño Bach, quien a la muy
temprana edad de 10 años quedara huérfano al morir sus padres.
No se sabe mucho, en realidad, de los primeros años en la vida
del pequeño Juan Sebastián; pero, lo que sí se puede asegurar es
que su padre le había enseñado a tocar violín.
SUS PRIMEROS AÑOS
A la muerte de sus padres, Bach se fue a vivir a casa de su
hermano, Johan Christoph (Juan Cristóbal), quien le enseñara a
tocar el clavicordio. Y se cuenta que este hermano, Cristóbal,
había hecho una colección de piezas para órgano, que con cierto
egoísmo de hermano mayor guardaba celosamente bajo llave en
un armario con puertas de celosía.
Y como buen "hermanito", el pequeño Juan, se levantaba todas las
noches, a hurtadillas, a fin de poder abrir la ansiada puerta y
poder copiar todas esas hojas llenas de pautas y anotaciones.
Deseaba saber y conocer la música de su hermano y las de otros
compositores que también ahí estaban atesoradas y escondidas.
Pero, "héte aquí", que Juanito no podía abrir la puerta; y, si la
forzaba, su hermano se daría cuenta. Entonces ideó otra forma.
Se dio cuenta que a través de las celosías podía meter sus dedos
y así sustraer las partituras. A veces tenía problemas, pues éstas
se hallaban un poco fuera de su alcance. Entonces se ayudaba de
unas pequeñas pinzas que le permitían maniobrar mejor las hojas
y al final de cuentas las agarraba, siempre lo lograba.
Y así estuvo Juan Sebastián Bach, por espacio de seis meses,
copiando todas las noches, a la luz de la luna, aquellas obras que
su hermano le había prohibido mirar. Todo esto trajo funestas
consecuencias para Bach, pues el forzar la vista, le traería
problemas de ceguera. Ceguera que le vendría mucho tiempo
después, ya en su vida adulta.
LA ADOLESCENCIA
Este deseo de estudio, el de saber las obras de los demás, el
copiar partituras que a él le gustaban, el poderlas interpretar y
hacer sus propias composiciones, caracterizaron toda su carrera.
A la edad de 15, su bien timbrada voz de soprano le aseguró una
beca en la Iglesia de San Miguel, en Lüneberg.
Ya en ese tiempo, Bach había asistido al Liceo de Ohrdruff, y
todos los días festivos iba a pie hasta Hamburgo para escuchar al
gran organista holandés Reinken. Bach no perdía oportunidad de
acudir a cualquier concierto que se presentase. De este modo fue
conociendo a grandes intérpretes y compositores de música,
entre quienes se encontraban gentes de otros países como
Francia, Bélgica, Polonia, Italia y Hungría.
LOCO POR LA MÚSICA
Se dice que Bach estaba loco por la música. A veces (se sabe, se
dice y se tiene la certeza y el conocimiento), que caminaba hasta
80 kilómetros para ir a ver y escuchar tocar los conciertos de
órgano que un afamado músico, Buxtehude, daba en la ciudad de
Lübeck. Algo que no creo que se pueda ver en nuestros días.
LA VIDA DE BACH
La mayor parte de la vida de Bach estuvo dedicada a la música.
Cuando tocaba el órgano, le gustaba hacer cambios o “adornar”
las piezas musicales, y por ello se llevó más de una reprimenda
por parte de los encargados de las iglesias. Era muy creativo y le
gustaba ir más allá de la música misma, por ello construía muchos
de sus instrumentos, los arreglaba, afinaba, les hacía
modificaciones y hasta llegaba a inventar nuevos instrumentos.
SE CASA Y SE VUELVE A CASAR
Bach se casó dos veces. Su primera esposa era prima suya y se
llamaba María Bárbara. Era cantante y tenía una excelente voz
de soprano. Tuvieron 7 hijos de los cuales 4 murieron.
Su segunda esposa fue otra cantante llamada Ana Magdalena. Con
ella tuvo 13 hijos. De los 20 hijos que tuvo con sus dos esposas,
solamente vivían 7 cuando Bach murió. De estos siete cuatro
fueron músicos notables, los demás se dedicaron a otras
actividades.
Así, con tantas vocaciones musicales bajo un mismo techo, la casa
de Bach se convertía en un verdadero salón de eventos
familiares, de música y conciertos. Por este motivo, la familia de
Bach hizo nombre y dejó mucho a la posteridad.
CONTRIBUCIONES DE BACH
Como ya he comentado antes, Bach no solamente sabía tocar
instrumentos sino que también sabía afinarlos, construirlos y
hasta inventarlos. Así, entre sus máximas aportaciones está la de
haber contribuido a la evolución del teclado, incluyendo por
primera vez, en la digitación, el uso de los dedos pulgares.
Se dice que cuando llamaban a Bach para probar un órgano nuevo,
le rodeaba un selecto y respetuoso auditorio que le miraba con
mucha atención. Todos esperaban la decisión. Si a Bach le
gustaba el instrumento, regalaba a sus oyentes con alguna de sus
obras; si no, pues nada …
OTRAS COSAS SOBRE BACH
Bach tenía sus cualidades. Era un excelente compositor. De
hecho, cuando probaba un órgano, y sabía que éste era bueno, no
solo deleitaba a los oyentes con ricas melodías, sino que se daba
el lujo de componer algunas "fugas". Las "fugas" son esas
intrincadas formas de expresión musical que él llevó hasta su
máxima expresión.
La fuga gira sobre un tema único repetido en distintos tonos, en
donde las voces se van como entretejiendo para resonar luego
todas juntas. Una habilidad que solo Bach pudo lograr. Una
destreza donde se combinan contrastes musicales y se tejen
todos ellos en un "todo" armonioso. Algo que quizá no haya sido
igualado por nadie.
CONOCIDOS DE BACH
Bach era un hombre de renombre, se relacionaba con gente muy
importante, por ello fue nombrado conde honorario del Duque de
Wissenfals y compositor de la corte del Rey de Polonia y Elector
de Sajonia. Federico el Grande pide escucharlo y Bach accede
gustoso y ahí “improvisa” en varios pianos “Silbermann”.
LA MUERTE DE BACH
Sigue viviendo en Potsdam. Compone muy diversas y variadas
fugas. Sin embargo, su vista empeora, ya que está muy debilitada
por copiar tantos trabajos. Le operan dos veces pero no mejora.
Cuando regresa a Leipzig recupera un poco la vista, pero al poco
tiempo muere de apoplejía.
LAS OBRAS DE BACH
Su colosal y fecunda obra está considerada la cumbre de la
música barroca y uno de los pilares de la música universal.
Muchas de sus obras están enfocadas a temas religiosos. Entre
las más importantes destacan: Misa en Si Menor, la Pasión Según
San Mateo, el Clave bien Temperado, El arte de la Fuga, las
diversas “fugas” y “gavotas” que compuso, y el muy conocido
“Concierto de Brandenburgo”. Todas sus obras nos dejan sentir y
escuchar el temperamento artístico de Bach.
2.- INFLUENCIA E IMPORTANCIA DE SU MÚSICA.
Todos hemos leído y escuchado hablar sobre la importancia que
tiene la música en el crecimiento y desarrollo de los más
pequeños. La influencia ya comienza a ejercerse mientras el bebé
está dentro de la madre, razón por la cual se aconseja a las
futuras madres escuchar música en sus hogares durante su
embarazo.
De un tiempo a esta parte, se está hablando del efecto positivo
que ejerce en especial la música clásica sobre el niño. Esto ha
generado que miles de madres busquen las obras de los grandes
artistas de este género para hacer escuchar su música a los
peques del hogar. Es por ello que se recomienda, entre otros
autores, la música del gran compositor y organista alemán Johann
Sebastian Bach.
Toda la magia de los ritmos, la melodía y la energía de las
composiciones más conocidas de J. S. Bach pueden ser
escuchadas por los más pequeños en este CD llamado Baby Bach,
en el que se han quitado los sonidos oscuros y pesados del órgano,
para dejar una música suave y delicada.
Esta es la carátula del CD por si os interesa escucharla.
Otra forma de escuchar música clásica es por medio de esta
maravillosa colección de dibujos animados.
Estos son los Little Einstein. Son cuatro amigos que se llaman
Leo, June, Quincy y Annie, que junto con su nave espacial llamada
“Rocket” o “Nave” viven muchas aventuras, todas ellas
acompañadas por una banda sonora de música clásica. Es una
serie aconsejada para los niños ya que sin darse cuenta
descubren melodías de distintos compositores. Por eso me
gustaría que viésemos un capítulo de ellos que se llama “Cuento
de un tótem alto” ya que la música es de Bach.
Por último, y si alguien se anima, aquí os pongo una partitura para
flauta dulce de un minuet de Bach.
Espero que os haya gustado el trabajo.

Documentos relacionados