como dar textura natural al icopor o porexpan

Comentarios

Transcripción

como dar textura natural al icopor o porexpan
COMO DAR TEXTURA NATURAL AL ICOPOR O POREXPAN
Por: María Fernanda Tenorio Reyes – Tuluá, Valle del Cauca, Colombia
El icopor es un material que permite crear diversos elementos para nuestro pesebre,
porque viene en diferentes formas como láminas, bloques y, sobre todo, porque es muy
fácil trabajar con el.
Más que enseñarles como cortar
o dar forma a alguna pieza,
quiero compartirles un truco que
utilizo para dar un acabado
natural al icopor, que se aproxima
más a la textura de las piedras y
se puede aplicar en muros y
pisos o en cualquier otra
superficie.
Juega un papel muy importante el pegamento porque es natural y económico; en
Colombia lo llamamos ‘engrudo’. Esta técnica puede definirse como una aplicación del
‘papel maché’.
Que necesitamos:
•
•
•
•
•
•
•
Pieza elaborada en icopor
Una cucharada de fécula de
maíz
Una taza de agua
Zumo de medio limón
Estufa
Pincel plano
Papel higiénico
Para preparar el pegamento,
diluimos la fécula de maíz en el
agua, adicionamos el limón y
llevamos la mezcla a la estufa, a
fuego medio, sin dejar de revolver.
Va adquiriendo una consistencia
cremosa, similar a una ‘colada’.
La retiramos de la estufa y la
dejamos enfriar para utilizarla en
nuestro trabajo, sin correr el riesgo
de quemarnos.
La pasamos a un recipiente plástico que
tenga tapa, preferiblemente.
Este pegamento lo podemos guardar en la
nevera y utilizarlo al día siguiente si nos ha
quedado.
Puede ocurrir que en la nevera se ponga
espeso; en ese caso, lo llevamos
nuevamente al fuego con un poquito de
agua y nuevamente tomará la consistencia
cremosa del primer día.
Ubicamos nuestra pieza de icopor sobre un papel para proteger la superficie de trabajo
Alistamos: un pincel plano, que no sea fino y papel higiénico cortado en trozos que
podemos separar en capas, según sea su espesor.
Ahora si, manos a la obra…
Aplicamos el pegamento en pequeñas áreas y poco a poco colocamos la ‘hoja’ de papel
higiénico. Cabe anotar que se puede utilizar también papel de cocina o pañuelos
desechables pero el acabado final podría variar por las diferentes texturas de estos.
Con mucho cuidado, procedemos a aplicar un poco de pegamento sobre el papel y lo
fijamos a la superficie. Allí va quedando definida la textura, procurando no perder las
hendiduras entre las piedras.
Recortamos los bordes
sobrantes para facilitar el trabajo
en las partes curvas, en este
caso, uno de los arcos.
Con el pincel y pegamento se dobla el papel para cubrir la parte inferior. Continuamos el
mismo proceso en las demás partes de nuestra pieza.
Aplicamos
pegante,
colocamos el papel
y nuevamente
aplicamos pegante
a la superficie,
doblamos a los
costados y de una
vez vamos dando
la textura final.
Es importante trabajar con mucho cuidado, mientras se adquiere la práctica.
Revisamos muy bien todas las partes, internas y externas de nuestra pieza para que todo
quede cubierto, detallamos lo que sea necesario y dejamos secar hasta el día siguiente.
Cuando esté completamente seca, aplicamos pintura de vinilo blanco que, además de
proteger nuestra pieza, es una buena base para el acabado final.
En este caso se trabajó una base en ocres, con efectos en tonos café, rojo y negro. Algo
similar se hizo en el piso. Y así quedó la arcada en nuestro Pesebre 2012 – Familia
Sanclemente Tenorio, del cual compartimos fotografías en el Boletín de Arte Pesebre.