Jesús está aquí

Comentarios

Transcripción

Jesús está aquí
Mesaret
Núm. 91 - abril 2010
Revista vocacional para los monaguillos y
seminaristas menores de la Diócesis de Toledo
”Jesús está aquí”
Jornada diocesana de monaguillos
22 de mayo 2010
Mesaret
Revista vocacional para los monaguillos y
seminaristas menores de la Diócesis de Toledo
Mesaret - 2
Número 91
Abril 2010
Seminario Menor “Sto. Tomás de Villanueva”
Pza. San Andrés, 4, 45002 - Toledo
925 224 950
www.seminariomenortoledo.es
[email protected]
[email protected]
[email protected]
Sumario
Saludo ............................................................... 2
El Seminario día a día .................................... 3
Encuentro Eucarístico de niños .............. 5
La Santa Misa ................................................. 6
El cura de Ars ................................................. 8
Testimonios valientes ................................... 10
Club de monaguillos“San Tarsicio”........... 11
Monaguillos de la Puebla de Almoradiel .. 12
Saludo
H
ola chavales. ¿Qué tal os va?...
De nuevo con nosotros a través de
nuestra revista... Esta ha tardado un poco más en salir por algunos contratiempos pero ya nos ponemos
de nuevo en marcha.
Como veis el tema central de este número es
Cristo Eucaristía. Varios acontecimientos han hecho que lo elijamos como eje de nuestras páginas.
El principal es el Congreso Eucarístico Nacional que
tendrá lugar en Toledo y con el encuentro de niños... Esperamos poder reunirnos muchos.
Os contamos nuestra vida durante el segundo
trimestre; os hablamos del día del monaguillo -que
no se os olvide el encuentro del sábado 22- y en
el comic hemos comenzado la vida del Santo Cura
de Ars. El tema de formación de nuestras páginas
centrales está “super chulo”. A ver que os parece... Y
al final hemos colocado la foto de los monagos de
la Puebla de Almoradiel; no os asustéis de que sean
tantos, porque ellos ya se organizan.
Y os dejamos con un pensamiento del Sto. Cura
de Ars sobre la Eucaristía:
“Padre Santo y Eterno, hagamos un intercambio. Vos tenéis el alma de mi amigo, que está en el purgatorio, y yo tengo el
Cuerpo de vuestro Hijo, que está en mis manos. ¡Bien! Liberad
a mi amigo y yo os ofrezco a vuestro Hijo con todos los méritos
de su Muerte y Pasión”
El Seminario día a día
¿Qué tal monagos? Como os ha ido este segundo trimestre del curso. Nosotros como siempre a tarea,
ocupados en miles de cosas. Igual que en el número anterior de nuestra Mesaret está vez hemos recogido
el dialogo de que dos seminaristas de a segunda sección... en él hablaban de las distintas actividades que
desde Navidad habíamos tenidos en la casa. La conversación tiene lugar un poco antes de celebrar la semana Santa.
- Madre mía, que rápido se ha pasado la Cuaresma, ya estamos
pisando los talones a la Semana Santa. ¿Te acuerdas de lo que nos
costó incorporarnos a la vida del Seminario después de las vacaciones
de la Navidad?
- Ya ves, como tú dices, parece que estoy quitando las figuritas
del Belén de mi casa. El tiempo se pasa muy rápido. Tienes razón,
empecé el trimestre sin ganas, pero me animó la esperanza de ir a Ars.
Con el Arzobispo en la celebración de S. Ildefonso
- Me acuerdo que al principio nos costaba creernos que llegaríamos a ir a Ars. Y también recuerdo como le pedíamos a S. José que
sacase adelante la peregrinación.
- Si, y S. José, como buen padre del Seminario, nos escuchó desde
el cielo; y que bien nos escuchó, porque la peregrinación fue estupenda. ¡Oye!, ¿jugaste tú también con la nieve?.
- Claro que sí, pero lo más importante y lo que más me gustó fue
encontrarme con el Sto. Cura de Ars, solamente para esto hicimos la
Peregrinación.
- Sí, pero la Peregrinación a Ars no fue solamente ese maravilloso
encuentro, sino cada día: el ambiente, los buenos ratos, la oración, el
autobús… A mi personalmente, los días que más me gustaron fueron los que pasamos en Paray le-Monial. El Señor quiso que nos diésemos cuenta de que la fuente de todo lo que podemos hacer y vivir
es su AMOR. Y quiso que nos metiésemos dentro de su Corazón.
Eucaristía del cumpleaños de D. Braulio
- Es necesario que los monaguillos, nosotros los seminaristas y
sobre todo los sacerdotes se introduzcan en el Costado abierto del
Señor, porque el sacerdote es el amor del Corazón de Jesús.
- Terminamos la Peregrinación empezando la Cuaresma. La Cuaresma que es un tiempo de conversión, dio comienzo en nosotros
en la capilla donde se convirtió un gran santo: S. Ignacio de Loyola.
- Allí nos impusieron las cenizas, como signo de nuestra pobreza
humana en la tierra.
Salida de la peregrinación física a Ars
Entrada en el pueblo del Sto. Cura de Ars
- Como comenzamos con buen pie la Cuaresma, así hemos seguido; gracias a los viacrucis de todos los viernes, y
el ambiente en sí, hemos
sentido profundamente
como el Señor se entrega
por nosotros.
- En este camino
que nos regala la Iglesia,
aprendo a caminar con
María, porque es Madre
de esperanza.
“S. Juan María ¡Qué todo salga bien!”
Mesaret - 3
Bachillerato, ganadores del Torneo del Café
- Tienes toda la razón, a mi también fue lo que más me gustó,
porque veía a Jesús a través del ejemplo del Sto. Cura de Ars. Le pedí
al Sto. Cura que me diera un espíritu sacerdotal como el del Señor.
Cuando me fui de Ars, le dije al Sto. Cura que un día me concediera
volver no como seminarista, sino como sacerdote.
- El día 27 de febrero nuestra rutina cuaresmal cambió para
acoger a casi 230 monaguillos de toda nuestra Diócesis. Fue un
día divertido en el que fuimos acompañados por el Señor todo el
tiempo… e incluso en los juegos.
- Yo me acuerdo de cuando era monaguillo venir a estas convivencias, y este fue uno de los factores para que yo ingresase en el
Seminario, por eso tenemos que aprovechar mucho estas convivencias.
- Los días 5 al 7 de marzo el Señor se fijó en algunos de nuestros
padres para enseñarles el gran amor que Él nos tiene: el Seminario
organizó los Ejercicios Espirituales para padres dirigidos por D. Juan
Félix Gallego, formador de esta casa. Los padres volvieron transformados y con un corazón ardiente que iluminaba.
Mesaret - 4
- Otro parón es nuestro camino Cuaresmal, fue para celebrar
la gran solemnidad de nuestro Patriarca S. José, padre de Jesús y
modelo de toda la Iglesia, protector de las vocaciones. Este día vino
a presidir la Sta. Misa el Obispo auxiliar D. Carmelo. Al finalizar la
Sta. Misa y llenar el estómago en la comida marchamos de Campaña vocacional a muchos pueblos, dando testimonio del Seminario.
Juegos de la convivencia de monaguillos
Velada de monaguillos en el Seminario Mayor
- ¿Sabes dónde organiza la Pascua el Seminario?
- La 1ª Sección marcha a casa; la 2ª sección, algunos se van a
ayudar a sus parroquias, otros estilo libre y otros a Seseña con el
Seminario; la 3ª irá a Alcuescar (Cáceres).
- La verdad es que la Virgen nos ha cuidado durante todo este
trimestre. S. José aprendió todo de Ella. Estos dos como al Niño
Jesús nos han cuidado con cariño y guardado de todo mal. Y estoy
seguro que nuestra Madre Dolorosa nos cuidará y nos mantendrá al
lado de Jesús Crucificado en esta Semana Santa.
Grupo de padres en los Ejercicios Espirituales
ngo de Ramos
Procesión del Domi
paña vocacional
Oración en la cam
Candidatos para la Confirmación
Campaña vocacion
al en Escalona
c. en Seseña
Pascua de la 2ª Se
Encuentro Eucarístico de niños
“Tan cerca de mí, Jesús esta aquí”
Este es el lema que en este año
quiere convocar a todos los niños de la
Diócesis entre 7 y 12 años el próximo
día 29 de mayo para celebrar juntos un
encuentro eucarístico en el marco de la
celebración del X Congreso Eucarístico
nacional que tendrá lugar en nuestra
ciudad de Toledo, durante el último
fin de semana de este mes de mayo.
De este modo, los niños, preferidos
del Señor, podrán de algún modo vivir
este Congreso y ofrecer el homenaje
de su alegría y sencillez a Cristo Eucaristía. Él nos vuelve a decir, como a los
apóstoles: “Dejad que los niños se acerquen a mi”.
Esperamos que sean varios miles de
niños los que se reúnan para cantar y
gozar de la presencia viva de Jesús en el
misterio de la Eucaristía.
A las 10:30 h., está previsto tener la
acogida y un ratito de catequesis, aquí en
nuestro Seminario.
En torno a las 13:00 h. tendremos un
acto eucarístico en la Catedral.
Para luego terminar, a partir de las
15:30 h. con un gran festival en la Plaza
del Ayuntamiento.
Os esperamos a
todos y sed vosotros, los monaguillos, los que consigáis que todos los
niños de vuestro
pueblo, junto con
sus catequistas y el
párroco, se animen
a pasar este día
aquí, junto a Jesús,
que está tan cerca
de nosotros.
Cartel del X Congreso Eucarístico
Día del Monaguillo
De nuevo nos hemos reunido para
celebrar el día del monaguillo. ¡Está vez
ha sido una pasada!. Llegamos a reunirnos, según cifras, unos 230 monaguillos
con casi medio centenas de curas (unos
50)... Pero seguro que si podéis contarnos en la foto somos más.
Como siempre nos lo pasamos genial... Era la primera vez que nuestro
nuevo arzobispo nos veía juntos. Y menuda sorpresa se llevo D. Braulio; si D.
Foto general del Grupo de monaguillos
Carmelo, nuestro obispo auxiliar, ya se
lo había dicho, pero no se esperaba que fuésemos tantos... si os acordáis casi no cogiamos en la capilla.
El desarrollo del encuentro fue como siempre... Al principio amenazaba la lluvia pero luego casi desbordamos a los seminaristas que tomaban los datos, y a punto estuvieron de volverse un poco locos. El sol
siempre brilla en los acontecimientos del Señor.
Este año en la oración que tuvimos se nos hablo del Sto. Cura de Ars y de su encuentro con Antonio
Grive: “Tú me has mostrado el camino a Ars; yo te mostraré el camino del cielo”. Y es que nuestra meta es
poder disfrutar del Señor, allá en el cielo, pero empezando aquí en la tierra.
Luego el video y la encuesta... los juegos con un tablero especial, siguiendo las reglas del parchís... la
comida con los seminaristas y por la tarde la velada en el salón de actos del mayor. Este vez el regalo ha
sido un estuche para que cuando estemos en el cole nos acordemos de la gran suerte que tenemos siendo
monaguillos, ya que todos los días podemos estar cerca de Jesús y de vez en cuando nos juntamos para
pasarlo genial en nuestras convivencias... ¿No te perderás la próxima?
Mesaret - 5
Es muy conveniente ir ya animándonos y creando ambiente para disfrutar de esta jornada.
El encuentro tendrá tres momentos
principales:
La santa misa.
Mucho más de lo que piensas
Q
Mesaret - 6
uerido monaguillo:
midas, los hebreos elevaban a Dios en agradecimiento
por todos sus dones. De hecho, Jesús pronunciaba la
Tu ocupación principal, como monaacción de gracias antes de las comidas (Mt 14,19). Así,
guillo, es la de “ayudar a Misa”. Para que participes
en la Santa Misa, toda la Iglesia se une a la “acción de
cada día mejor y caigas en la cuenta de la importangracias” y a la glorificación de Cristo al Padre.
cia de tu misión, hoy quiero hablarte de ella.
3. Finalmente, el nombre “Santa Misa” procede
* En primer lugar, los nombres:
del envío final con que el sacerdote despide en la cele1. El nombre más antiguo es el de “Fracción bración en latín al pueblo: “Ite, missa est”. S. Gregorio
del pan”, pues era utilizado ya por los primeros cris- Magno y Santo Tomás de Aquino le dan otra intertianos (Hch 2,42.46; 20,7.11). Hace referencia al pretación: en la Misa se produce un “envío” de las súgesto que hizo Jesús en la multiplicación de los pa- plicas del pueblo a Dios, por mediación del sacerdote
nes y de los peces, en sus apariciones, ya resucitado y, sobre todo, en ella se remite, se ofrece o “se envía”
(Lc 24,40) y, sobre todo, en la Última Cena, al ins- a Dios una Víctima, que es Jesucristo.
tituir este Sacramento: “tomó el pan, lo partió…”
* Pero, ¿qué es realmente este sacramento?
(Mt 26,26; 1 Co 11,24). Aquel gesto adelantaba lo
1. Es un sacrificio. Cristo actualiza sobre el Alque iba a ocurrir con su cuerpo al día siguiente en la
cruz: iba a ser roto en obediencia amorosa al Padre tar el mismo sacrificio que realizó en el Calvario, pero
para salvarnos. Por eso, un rito muy importante de ahora de un modo incruento, aunque con las mismas
la Misa es cuando el sacerdote parte el Cuerpo de disposiciones de su Corazón de entrega y de ofrenda al
Cristo, en sus apariencias de pan, a la vista de todo el Padre por la salvación de los hombres. ¿Qué nos habla
pueblo, antes de presentarlo al pueblo y comulgarlo. de este sacrificio en la Misa? La presencia de un Altar,
de una Víctima y de un sacerdote, el recuerdo que se
2. “Eucaristía”, que significa “Acción de grahace actual de la última cena (“la noche en que iba a
cias”. También es un término muy antiguo, procede
ser entregado…”), la separación de su Cuerpo y de su
de las bendiciones que, sobre todo, durante las coSangre, la “fracción del pan” consagrado, la presencia
de una cruz sobre el altar o junto a él…
2. Es un banquete, porque, en este sacramento,
Jesús se te da en comida para alimentar tu alma, unirse
a ti y transformarte, cada vez más, en Él. Además, al
participar todos del mismo Cuerpo y Sangre de Cristo,
entramos en comunión unos con otros y formamos
un solo cuerpo, la Iglesia (1 Cor 10,16-17). ¿Qué nos
habla de este banquete en la Misa? El hecho de comulgar el Cuerpo de Cristo, el gesto de la paz, la oración
en común, los manteles, las flores y las velas que adornan el altar…
3. Es una presencia: la de Cristo, que ha querido permanecer para siempre con nosotros (“Emmanuel”: “Dios-con-nosotros”) en su Palabra y bajo las
apariencias de pan y de vino. ¿Qué nos habla de esta
presencia en la Misa? La proclamación de la Palabra de
Dios que tienes que dejar que entre en tu corazón y
que se haga realidad en tu vida, la reverencia con que
hemos de participar, la genuflexión bien hecha porque
Dios está presente, las palabras de la liturgia que nos
lo señalan como presente substancialmente entre nosotros: “Esto es mi Cuerpo…”, “ésta es mi Sangre…”,
los libros litúrgicos, los ornamentos…
“éste es el Cordero de Dios…”
4. Es un anticipo del cielo, pues se adelanta ya * Por cierto, ¿sabes qué significa cada uno de los oren la tierra aquella comunión de vida con Dios de namentos con que ayudas a revestirse al sacerdote?
que gozaremos tras la muerte. Al comulgar y reci1. El alba blanca representa el traje de fiesta con
bir el Cuerpo y la Sangre de Cristo, el cielo entra en
que el Señor nos reviste para participar de su Mesa y
nuestra alma.
nos recuerda la vestidura blanca que recibimos en el
* ¿Ves cuánta riqueza encierra la Santa Misa? Cuan- Bautismo.
do tu párroco la celebra, el tiempo se detiene (aun2. El cíngulo representa la pureza y la entreque la gente, o quizás también tú, no quites la vista
ga total del sacerdote a Cristo. También simboliza
del reloj), los ángeles, los santos y toda la creación
a toda la Iglesia que, unida al sacerdote, ofrece el
están pendientes de lo que está ocurriendo sobre el
sacrificio redentor de Cristo.
Altar. Después de cada Eucaristía, aunque parece que
3. La estola alude a los poderes que Cristo ha
todo sigue igual, no es así, todo ha cambiado, porque Cristo ha vuelto a ofrecerse al Padre sobre esta conferido al sacerdote como pastor, maestro y guía
de las almas.
tierra y la ha renovado.
¿Has visto el papel tan importante que cumples
no sólo en tu Parroquia, sino en la Iglesia y el mundo? Ya no sólo “ayudas a Misa”, sino que también
colaboras con Cristo a redimir muchas almas y a llevarlas al cielo.
4. La casulla, que, junto con la estola, cambia
de color según los tiempos litúrgicos, representa el
yugo suave del amor de Cristo, con el que Él se va a
ofrecer al Padre.
* Durante la celebración de la Eucaristía procura estar en silencio, escuchando con atención la Palabra
de Dios, estando siempre con devoción y diligente
a las funciones que, como monaguillo, debes desempeñar.
Y después de ella, no te marches en seguida, ayuda a tu sacerdote a dejar todo recogido y ordenado,
da gracias a Dios por lo que acabas de vivir y no olvides, cuando salgas a la calle, que eres amigo íntimo
de Jesús, que Él te mira con predilección y que te
espera cada día.
Por cierto, ¿no has pensado alguna vez que, tal
Por eso, es necesario prepararte y preparar las co- vez, Jesús te está llamando para que un día des el
sas bien. Es necesario ser puntuales, más aún, llegar paso de ayudar a Misa a presidirla en su nombre?
con un cierto tiempo de adelanto para rezar un momentito ante el Sagrario, colocar los vasos sagrados,
O
RACIÓN PARA
ANTES DE LA MISA
Señor, Jesús, sé muy bien que
la Misa a la que voy a asistir,
unido a toda la Iglesia, es el mismo Sacrificio del Calvario. Enséñame y ayúdame a ofrecerme
juntamente contigo.
Virgen María, que estuviste entonces junto a tu Hijo:
haz que en mí resuene el eco de
aquellas palabras suyas “Ahí tienes a tu Madre” para que aprenda
a ser buen hijo tuyo.
O
RACIÓN PARA
DESPUÉS DE LA MISA
Señor Jesús, una vez más me
has querido cerca de tu altar,
sirviéndote a ti y a los hermanos.
Gracias por tu Palabra, gracias
por tu Cuerpo y tu Sangre que
he podido recibir. Ayúdame a ser
siempre amigo tuyo y comportarme como tal.
Virgen María, Madre de Dios y
Madre mía, haz que en todo lo
que diga, haga o piense, Jesús sea
glorificado.
Mesaret - 7
Tu misión es la de ayudar al sacerdote en la celebración de este “admirable misterio”, pero Jesús te
pide además que te unas a Él en su ofrenda al Padre.
Y, ¿qué puedes ofrecer tú? Tu vida, tus estudios, tus
preocupaciones, tus ilusiones, tus sueños, también
tus travesuras… Todo para Dios. Y, así, cuando tu
párroco levanta la patena y el cáliz y dice “Por Cristo,
con Él y en Él…”, ya no va Cristo solo, vas tú también con Él, con tu vida, tal como eres. Y Dios acepta
de buen grado la ofrenda que le has hecho con la de
su Hijo Jesús.
Mesaret - 8
U
n día que el pequeño
Antonio Givre estaba
guardando su rebaño en la
campiña de Ars, vio venir
hacia él a un sacerdote al
que no conocía.
É
ste se había perdido en
la niebla y le preguntaba
cómo llegar a Ars. Pronto vas
a descubrir la vida tan edificante de este sacerdote, su
nombre es Juan María Vianney.
A
A
C
S
us padres son muy acogedores y caritativos,
invitan a su mesa a todos
los mendigos y peregrinos
que llaman a su puerta. El
pequeño Juan María está
encantado cuando se le permite servirles.
L
a familia Vianney es
muy piadosa. El niño
aprende muy pronto las oraciones. Un día le regalan
una figurita de la Virgen y
se le ve feliz. Una tarde, no
vuelve a casa. Su familia le
busca... Se encuentra en el
establo, entre dos vacas, rezando de todo corazón
U
E
S
O
J
asi siempre que se habla de Juan María, se le
llama simplemente “el Cura
de Ars”. Pues bien, ni siempre fue cura, ni tampoco ha
nacido en Ars, sino en Dardilly, cerca de Lyon. Era el
cuarto de seis hijos, y nació
el 8 de mayo de 1786 en una
familia de labradores.
stalla la Revolución
francesa y se prohíbe
rezar en las Iglesias, los sacerdotes son perseguidos...
Hay algunos que consiguen
esconderse y celebrar la
misa, de noche, en graneros,
para gentes que arriesgan su
vida yendo allí. Entre ellos,
la familia Vianne.
e prohíbe también tener objetos religiosos.
Juan María, para proteger
su virgencita, la lleva a los
campos, en el fondo de su
bolsillo. Mientras él guarda
sus animales, la coloca en el
hueco de un árbol, la adorna
y con su hermana Margarita
reza el rosario.
ntonio Givre le indica
amablemente. Entonces el sacerdote se inclina hacia él, le pregunta su
nombre y le dice: “¡Muy
bien, Antonio, tú me has
indicado el camino de Ars,
y yo te mostraré el camino
del Cielo!”
tros niños se unen a
ellos y Juan María les
habla de Jesús tratando de
recordar lo que ha aprendido al escuchar a su madre
o a un sacerdote. Organizan juntos pequeñas procesiones cantando. Gracias a
Dios nadie les ve, pues también esto está prohibido.
ntonio le explica que
la parroquia comienza
justo ahí, en el cruce. En
ese momento, Juan María
Vianney se arrodilla y reza.
Es su primer gesto antes de
iniciar su labor apostólica
en el pueblo que le ha sido
confiado y donde él se propone hacer amar a Dios.
na de sus grandes alegrías es ir a misa con su
madre por la mañana. Ella le
explica lo que dice y hace el
sacerdote, y reza con su hijito, y a él le encanta estar así
en la casa del Señor.
uan María tiene casi nueve años cuando va por
primera vez a la escuela,
pues hasta entonces, no había habido maestro en Dardilly. El muchacho se aplica
y, pronto, por la tarde, al
calor del juego, la familia
puede oírle leer vidas de
santos…
H
E
an de pasar dos años
más para que él pueda
hacer su primera confesión.
Un sacerdote se instala en
Écully, el pueblo vecino,
donde se hace pasar por cocinero. Un día se encuentra
en Dardilly, en casa de los
Vianney y propone al niño
que se confiese.
n 1798 Juan María
Vianney va a vivir con
una tía en Écully. Allí dos
religiosas refugiadas preparan a los niños para la
primera comunión. Cuando
llega el gran día se reúnen
en una granja. Delante de
las ventanas se coloca un
gran carro de heno.
T
ermina la revolución
y las gentes son libres
para practicar su religión.
Juan María se siente llamado a convertirse en sacerdote. Tiene diecisiete
años cuando se lo dice a sus
padres. Su madre derrama
lágrimas de alegría, pero al
padre le cuesta más.
D
J
A
l cabo de cierto tiempo,
se desanima y piensa
abandonar. El padre Balley
le empuja amistosamente
a continuar. Entonces emprende un largo peregrinaje
hacia Louvesc, para pedirle
a S. Juan Francisco Régis
que le ayude a aprender
bastante latín para poder
continuar.
E
n octubre de 1809, Juan
María debe alistarse en
el ejército pero cae enfermo.
Cuando se cura, es enviado
a Roanne con los soldados
que combaten en España. El
día en que debe partir entra
en una iglesia para confiarse
al Señor. Se concentra tanto
en la oración que no nota
que se le pasa la hora.
S
E
A
E
A
n 1810, Napoleón se
casa con María Luisa
de Austria, y decreta que
los hombres en la situación
de Juan María no sean castigados. El joven decide
enseguida volver. Las gentes de Noes se entristecen
por su marcha, y le hacen
un regalo: la sotana que
llevará en el Seminario.
lgunas semanas después de su vuelta, muere la señora Vianney. Juan
María vuelve a Écully, donde él vive no ya con su tía,
sino en la casa parroquial,
con el padre Balley de quien
ahora es a la vez el jardinero y el sacristán, y además
continúa estudiando bajo su
dirección.
n 1812 ingresa en el
Seminario de Verriéres. Como ha comenzado
a estudiar más tarde que
los demás tiene problemas
de aprendizaje, su latín no
es muy sólido... Gracias a
Dios, conoce a un amigo,
Marcelino
Champagnat,
que sufre su misma situación, y se apoyan.
e pone en camino al día
siguiente para intentar
reunirse con sus compañeros... es evidente que no
llegará nunca a alcanzarlos.
Las gentes del pueblo de
Noes le esconden, pues él
corre el riesgo de ser arrestado como desertor. Y procura devolver el favor, y da
clases a sus hijos.
l año siguiente, los dos
estudiantes pasan al
Seminario de Lyon. Allí, el
pobre Juan María está completamente perdido en el
curso de latín y se le reenvía
a Écully. Está desesperado.
El cura de Écully le acoge
en su casa, trabajan con él,
le ayuda cuando puede y le
anima a perseverar.
Continuará ...
Mesaret - 9
uan María se dedica a
sus estudios con su mejor
voluntad. Pero desgraciadamente tiene mala memoria
y, a pesar de su constancia
y de su esfuerzo denodado,
no llega a retener las lecciones de latín. Y esta lengua
es absolutamente necesaria
para entrar en el Seminario.
os años más tarde, el
cura de Écully, el padre Balley, abre una escuela para formar muchachos
que quieren ser sacerdotes.
El señor Vianney acaba
cediendo. El padre Balley
comprende enseguida que
debe acoger a Juan María
en su escuela...
Testimonios valientes
Fernando Sánchez Castro, 13 años
San Pablo de los Montes (Toledo)
Soy Fernando, tengo 13 años, soy de
¡Hola!
San Pablo de los Montes y estudio 1º de ESO en el Seminario Menor.
Mi vocación vino cuando estaba en 6º. Jesús me llamo en una convivencia de monaguillos. Os lo explico:
<< Yo estaba tranquilo en mi casa y mi madre me dijo que fuese al Seminario a estudiar. Yo dije que no
porque sé que echaría de menos a mis amigos y a mi familia. Al día siguiente el Señor me hablo por la boca
de mi párroco y de mi madre. Y yo volví a decir que no. Mi madre se puso a hablar conmigo y me dijo que
dentro de poco se iba a tener una convivencia de monaguillos; y yo acepte ir.
Cuando estuve allí, el día se paso volando. Y esa tarde el Señor estando yo en la capilla me dijo: “Ven y
sígueme”. Yo acepte, porque ¿cómo voy a decirle que no?. Además acepte con mucha ilusión de seguirle.
Cuando volví a casa lo primero que hice fue decirle a mi madre: “Mama, acepto ir al Seminario para
dos cosas: para estudiar y seguir allí, y para entregar mi vida al Señor”. Mi madre dijo: “Hágase en ti lo que
Dios quiera”. >>
Por eso monaguillos, no tengáis miedo de que el Señor os llame. No echareis de menos a vuestra familia, ya que cada domingo la podéis ver y una vez al mes salís a vuestros pueblos para poder estar con los
amigos. Y sobre todo, fiaros mucho de la Virgen que es quien nos protege a todos.
Mesaret - 10
Un fuerte abrazo. Fernando
Monaguillos de
La Puebla de Almoradiel
L
os Monaguillos de La Puebla de Almoradiel nos sentimos orgullosos de pertenecer a la Parroquia de San Juan Bautista,
y de servir a nuestros queridos y apreciados
Sacerdotes en la Santa Misa (eso lo primero);
pero también estamos muy contentos por
las actividades (algunas relacionadas con la
Iglesia y otras no) que nuestros Sacerdotes,
D. Ángel y D. José Antonio, organizan.
El “Club” de los monaguillos de La Puebla de Almoradiel está bien organizado, ya que cada monaguillo
va un día de la semana a asistir (de lunes a sábado); el domingo todos nos ponemos de acuerdo para que
los 25 monaguillos que somos nos podamos repartir en las dos Misas mayores, y así nunca dejar solo al
Sacerdote.
Los domingos por la tarde nos damos cita en la Ermita de Santa Ana, donde oramos un rato; después,
D. José Antonio nos aclara las dudas que podamos tener y nos informa de actividades que vamos a realizar;
cuando terminamos la oración y la reunión, abrimos dos salas, una donde tenemos un futbolín y una mesa
de ping-pong y otra en la tenemos una nintendo wii y play statión 2, donde podemos divertirnos un rato.
Los días de fiesta, como pueden ser el Cristo de la Salud o la Virgen del Egido, ¡¡TODOS!! Los monaguillos acudimos a Misa y a sus respectivas procesiones.
…Y esto, un poco abreviado, es lo que los monaguillos de la Parroquia de San Juan Bautista de La Puebla de Almoradiel, hacemos y sentimos de una de nuestras más preciadas ocupaciones: SERVIR A DIOS.
Lista de los últimos miembros del Club
stimados monaguillos:
¿Qué tal estos días de Semana Santa? ¿Cómo
lleváis el comienzo de la Pascua?...
Esperamos que hayáis disfrutado mucho estos días
ayudando en las parroquias. Nosotros también hemos
estado a tarea como os lo podréis imaginar. No paramos.
Hemos querido publicar la lista de los miembros del
club. Cómo veis esto va en aumento... y no estáis apuntados todos porque no cabrían pero esto marcha bien. Es
una alegría conocer la ilusión que os hace formar parte
de este club. Y la verdad es que merece la pena no ya por
ser del club y contar con las distintas ventajas que tiene
sino sobre todo porque esta es una manera de decir que
os importa mucho Jesús y que estáis dispuesto a estar a
su lado ayudando en el altar. ¡Qué suerte! ¿verdad?...
De algunos nos faltan algunos datos y por ello aún
no hemos podido haceros llegar el carnet. Pero procuraremos que durante estos días los podáis recibir en vuestra
parroquia. Hablar con vuestros sacerdotes. Y animaros
también a haceros unas fotos y nos las mandáis como
han hecho los monaguillos de la Puebla de Almoradiel.
¿A qué quedan muy chulos con sus sacerdotes y el sacristán?
No se os olvide visitar nuestra página y dar un vistazo
al rincón del club del monaguillo. Allí están también las
listas; si veis algún fallo decídnoslo para corregirlo., ¿vale?
¡Ah! Se nos olvidaba... ¿qué tal la revista “cinco panes
y dos peces”? ¿a que es chula?. Esperamos que os ayude a preparar vuestro encuentro semanal con el Señor y
que la vayáis trabajando cada día para así ir aprendiendo
nuevas cosas acerca de la tarea que tenéis encomendada.
Y antes de despedirnos recordaros de nuevo las próximas citas:
El día 22 de mayo la jornada
diocesana de monaguillos... lo pasaremos genial y como otros años
puede que terminemos con una
batalla campal de agua, para ver
quien sale más empapado.
Y de mediados de Julio el campamento. Posiblemente desde el 19
al 25 de julio... Id reservado esas fechas para disfrutar con nosotros de
estos días de las vacaciones de verano en medio de la naturaleza para
así disfrutar mucho con el Señor.
Y sigue actualizándose...
Correo electrónico del Club
[email protected]
Mesaret - 11
225. Francisco José Gómez Sánchez. Escalonilla
226. Abel. Alía
227. Víctor. Alía
228. Daniel. Alía
229. Gonzalo. Alía
230. Abraham. Alía
231. Cristian Liberman Marín Ossa. Seseña Nuevo
232. Luis Díaz Parrilla. Seseña Nuevo
233. Iván Albarrán. Seseña Nuevo
234. Steven Novas Hernández. Seseña Nuevo
235. Inaki Andrés Sepúlveda Muñoz. Escalona
236. Diego Gutiérrez Duro. Escalonilla
237. Alfonso Lázaro-C. Losana. Puebla de Montealban
238. Alberto Rollón Sánchez. Buenaventura
239. Carlos Castrejón Martín. Buenaventura
240. Daniel Valbuena González. Buenaventura
241. Diego Serrano Aguirre. Pantoja
242. Julian Rey Bermejo. Pantoja
243. Ángel Perales Lucas. Pantoja
244. Víctor Bernardo Hernández. Sonseca
245. Juan Julián Gómez Martín. Sonseca
246. Miguel Sánchez Gómez. Sonseca
247. Alejandro Sánchez Valentín. Sonseca
248. David Bernardo Hernández. Sonseca
249. Sergio Martín García. Sonseca
250. Víctor Cordefro Angulo. La puebla de Montealbán
251. Luis Alfonso Montero Almorox. Escalona
252. Miguel Ángel Molina Domínguez. Escalona
253. Oscar Romero Rocío. Escalona
254. Víctor Hernández Mora. La Guardia
255. Sergio Izquierdo García. La Guardia
256. Manuel Mora Sánchez. La Guardia
257. Benito Hernández Yepes. La Guardia
258. Cristóbal Hernández Yepes. La Guardia
259. Cristóbal Mora Sánchez. La Guardia
260. Sebastián Cañadilla Gallego. La Guardia
261. Pedro Checa Toledo. La Puebla de Almoradiel
262. Jesús Checa Toledo. La Puebla de Almoradiel
263. Marcos Villarejo Cicuendez. Puebla de Almoradiel
264. Alberto Vaquero Vianco. La Puebla de Almoradiel
265. Jaime Manzaneque Villafranca. Puebla Almoradiel
266. Javier Moreno Palomino. La Puebla de Almoradiel
267. José L. Tomás Heras Cicuendez. Puebla Almoradiel
268. Rodrigo Escobar Villajos. La Puebla de Almoradiel
269. David Bustos Leñero. La Puebla de Almoradiel
270. Jesús Palomino Molina. La Puebla de Almoradiel
271. Manuel Villafranca Sesmero. Puebla de Almoradiel
272. José Ángel Bustos Casas. La Puebla de Almoradiel
273. Jaime Palomino Vaquero. La Puebla de Almoradiel
274. Gabriel Martínez Nieto. La Puebla de Almoradiel
275. Álvaro Maqueda Arellano. Puebla de Almoradiel
276. Jesús Recuero Sepúlveda. La Puebla de Almoradiel
277. Germán Barrios García. La Puebla de Almoradiel
278. José Antonio Bustos Alcázar. Puebla de Almoradiel
279. Jonathan Marín Moreno. La Puebla de Almoradiel
280. Pablo Gómez González. La Puebla de Almoradiel
E
Grupo de monaguillos de
la Puebla de Almoradiel

Documentos relacionados

Una visita muy especial

Una visita muy especial Cuaresma y Pascua. En esta Mesaret vamos a conocer mejor el tiempo

Más detalles