Imagen “Jesús en la Borriquilla”, fotografía donada “Fotojuanjo

Comentarios

Transcripción

Imagen “Jesús en la Borriquilla”, fotografía donada “Fotojuanjo
Imagen “Jesús en la Borriquilla”,
fotografía donada “Fotojuanjo Marmolejo”
1
Por el bautismo hemos sido sepultados con él en la muerte
para que, así como Cristo fue resucidatdo de entre los muertos
por la Gloria del Padre,
así también nosotros
andemos en una vida nueva
(Romanos 6,4)
Parroquia Ntra. Sra. de la Paz
(Marmolejo)
2
SEMANA SANTA MARMOLEJO BOLETÍN Nº 15
MARZO-ABRIL 2015
SUMARIO
Mensaje del Santo Padre Francisco para la cuaresma 2015
Carta Pastoral del Sr. Obispo a las Cofradías de Pasión
Saludo del Párroco D. Miguel Ángel
Saludo del Presidiente de la Unión Local de Hermandades, Cofradías y Grupo
Parroquial de Marmolejo
Pregonero Semana Santa 2015
Horarios de Misas y Cultos de Cuaresma
Horarios de las celebraciones de la Semana Santa
Amigos de Jesús en la Borriquilla
Cofradía de la Virgen de la Esperanza y Jesús Preso
Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Virgen de la Estrella
Hermandad de la Vera Cruz, Santo Sepulcro y Ntra Sra. de las Amarguras
Cofradía de la Virgen de los Dolores
Grupo Parroquial Cristo Resucitado
Cofradía de Ntra. Sra. de la Paz y San Julián (Patronos de Marmolejo)
Real Cofradía de Ntra Sra. la Stma. Virgen de la Cabeza, Romería 2015
Adoración Nocturna
Pregón Semana Santa 2014
Anuncios colaboradores
04
06
08
09
10
12
13
14
16
19
22
25
28
31
34
38
40
50
EDITORIAL
La Unión Local de Hermandades, Cofradías y Grupo Parroquial de Marmolejo, quiere y
desea apostar por el sentir Cofrade de todos los que de una manera u otra, durante este
tiempo de cuaresma, participan activamente en su cofradía, pero hay que saber que durante
el resto del año también somos COFRADÍA y no debemos dejarnos solo llevar por estos días.
Quiero invitar a todos a participar activamente en los actos y cultos que se han organizado
en este nuevo boletín de la revista para nuestra Semana Santa. Como cristianos tenemos la
obligación de hacerlo tanto en las procesiones como en la Iglesia. Ser Cofrade implica ese
punto de responsabilidad al cual todos tenemos que cumplir.
¡¡¡FELIZ CUARESMA, SEMANA SANTA Y PASCUA DE RESURRECCIÓN!!!
Edita: Unión Local de Hermandades, Cofradías y Grupo Parroquial de Marmolejo
Coordinador: José Manuel Lozano Lozano
Fotografías: Archivo de las Hermandades y Parroquia
Portada: Imagen Jesús en la Borriquilla
Contraportada: Empresa Colaboradora Transportes Márquez
Maqueta e Imprime: Reca Comunicación Visual
3
MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO
PARA LA CUARESMA 2015
«Fortalezcan sus corazones» (St 5,8)
Queridos hermanos y hermanas:
La Cuaresma es un tiempo de renovación para la Iglesia,
para las comunidades y para cada creyente. Pero sobre
todo es un «tiempo de gracia» (2 Co 6,2). Dios no nos
pide nada que no nos haya dado antes: «Nosotros amemos a Dios porque él nos amó primero» (1 Jn 4,19). Él
no es indiferente a nosotros. Está interesado en cada uno
de nosotros, nos conoce por nuestro nombre, nos cuida
y nos busca cuando lo dejamos. Cada uno de nosotros
le interesa; su amor le impide ser indiferente a lo que
nos sucede. Pero ocurre que cuando estamos bien y nos
sentimos a gusto, nos olvidamos de los demás (algo que
Dios Padre no hace jamás), no nos interesan sus problemas, ni sus sufrimientos, ni las injusticias que padecen...
Entonces nuestro corazón cae en la indiferencia: yo estoy relativamente bien y a gusto, y me olvido de quienes
no están bien. Esta actitud egoísta, de indiferencia, ha
alcanzado hoy una dimensión mundial, hasta tal punto
que podemos hablar de una globalización de la indiferencia. Se trata de un malestar que tenemos que afrontar
como cristianos.
1. «Si un miembro sufre, todos sufren con él» (1 Co 12,26)
La Iglesia
La caridad de Dios que rompe esa cerrazón mortal en
sí mismos de la indiferencia, nos la ofrece la Iglesia con
sus enseñanzas y, sobre todo, con su testimonio. Sin embargo, sólo se puede testimoniar lo que antes se ha experimentado. El cristiano es aquel que permite que Dios
lo revista de su bondad y misericordia, que lo revista de
Cristo, para llegar a ser como Él, siervo de Dios y de los
hombres. Nos lo recuerda la liturgia del Jueves Santo con
el rito del lavatorio de los pies. Pedro no quería que Jesús
le lavase los pies, pero después entendió que Jesús no
quería ser sólo un ejemplo de cómo debemos lavarnos
los pies unos a otros. Este servicio sólo lo puede hacer
quien antes se ha dejado lavar los pies por Cristo. Sólo
éstos tienen “parte” con Él (Jn 13,8) y así pueden servir
al hombre.
Cuando el pueblo de Dios se convierte a su amor, encuentra las respuestas a las preguntas que la historia le
plantea continuamente. Uno de los desafíos más urgentes sobre los que quiero detenerme en este Mensaje es el
de la globalización de la indiferencia.
La indiferencia hacia el prójimo y hacia Dios es una tentación real también para los cristianos. Por eso, necesitamos oír en cada Cuaresma el grito de los profetas que
levantan su voz y nos despiertan.
La Cuaresma es un tiempo propicio para dejarnos servir
por Cristo y así llegar a ser como Él. Esto sucede cuando escuchamos la Palabra de Dios y cuando recibimos
los sacramentos, en particular la Eucaristía. En ella nos
convertimos en lo que recibimos: el cuerpo de Cristo. En
él no hay lugar para la indiferencia, que tan a menudo
parece tener tanto poder en nuestros corazones. Quien
es de Cristo pertenece a un solo cuerpo y en Él no se es
indiferente hacia los demás. «Si un miembro sufre, todos
sufren con él; y si un miembro es honrado, todos se alegran con él» (1 Co 12,26).
Dios no es indiferente al mundo, sino que lo ama hasta
el punto de dar a su Hijo por la salvación de cada hombre. En la encarnación, en la vida terrena, en la muerte y
resurrección del Hijo de Dios, se abre definitivamente la
puerta entre Dios y el hombre, entre el cielo y la tierra. Y
la Iglesia es como la mano que tiene abierta esta puerta
mediante la proclamación de la Palabra, la celebración
de los sacramentos, el testimonio de la fe que actúa por
la caridad (cf. Ga 5,6). Sin embargo, el mundo tiende
a cerrarse en sí mismo y a cerrar la puerta a través de
la cual Dios entra en el mundo y el mundo en Él. Así, la
mano, que es la Iglesia, nunca debe sorprenderse si es
rechazada, aplastada o herida.
La Iglesia es communio sanctorum porque en ella participan los santos, pero a su vez porque es comunión
de cosas santas: el amor de Dios que se nos reveló en
Cristo y todos sus dones. Entre éstos está también la respuesta de cuantos se dejan tocar por ese amor. En esta
comunión de los santos y en esta participación en las
cosas santas, nadie posee sólo para sí mismo, sino que
lo que tiene es para todos. Y puesto que estamos unidos
en Dios, podemos hacer algo también por quienes están lejos, por aquellos a quienes nunca podríamos llegar
sólo con nuestras fuerzas, porque con ellos y por ellos
rezamos a Dios para que todos nos abramos a su obra
de salvación.
El pueblo de Dios, por tanto, tiene necesidad de renovación, para no ser indiferente y para no cerrarse en sí
mismo. Querría proponerles tres pasajes para meditar
acerca de esta renovación.
4
2. «¿Dónde está tu hermano?» (Gn 4,9)
Las parroquias y las comunidades
3. «Fortalezcan sus corazones» (St 5,8)
La persona creyente
Lo que hemos dicho para la Iglesia universal es necesario
traducirlo en la vida de las parroquias y comunidades.
En estas realidades eclesiales ¿se tiene la experiencia de
que formamos parte de un solo cuerpo? ¿Un cuerpo que
recibe y comparte lo que Dios quiere donar? ¿Un cuerpo que conoce a sus miembros más débiles, pobres y
pequeños, y se hace cargo de ellos? ¿O nos refugiamos
en un amor universal que se compromete con los que
están lejos en el mundo, pero olvida al Lázaro sentado
delante de su propia puerta cerrada? (cf. Lc 16,19-31).
Para recibir y hacer fructificar plenamente lo que Dios
nos da es preciso superar los confines de la Iglesia visible
en dos direcciones.
También como individuos tenemos la tentación de la
indiferencia. Estamos saturados de noticias e imágenes
tremendas que nos narran el sufrimiento humano y, al
mismo tiempo, sentimos toda nuestra incapacidad para
intervenir. ¿Qué podemos hacer para no dejarnos absorber por esta espiral de horror y de impotencia?
En primer lugar, uniéndonos a la Iglesia del cielo en la
oración. Cuando la Iglesia terrenal ora, se instaura una
comunión de servicio y de bien mutuos que llega ante
Dios. Junto con los santos, que encontraron su plenitud
en Dios, formamos parte de la comunión en la cual el
amor vence la indiferencia. La Iglesia del cielo no es
triunfante porque ha dado la espalda a los sufrimientos
del mundo y goza en solitario. Los santos ya contemplan
y gozan, gracias a que, con la muerte y la resurrección
de Jesús, vencieron definitivamente la indiferencia, la dureza de corazón y el odio. Hasta que esta victoria del
amor no inunde todo el mundo, los santos caminan con
nosotros, todavía peregrinos. Santa Teresa de Lisieux,
doctora de la Iglesia, escribía convencida de que la alegría en el cielo por la victoria del amor crucificado no es
plena mientras haya un solo hombre en la tierra que sufra y gima: «Cuento mucho con no permanecer inactiva
en el cielo, mi deseo es seguir trabajando para la Iglesia
y para las almas» (Carta 254,14 julio 1897).
En segundo lugar, podemos ayudar con gestos de caridad, llegando tanto a las personas cercanas como a las
lejanas, gracias a los numerosos organismos de caridad
de la Iglesia. La Cuaresma es un tiempo propicio para
mostrar interés por el otro, con un signo concreto, aunque sea pequeño, de nuestra participación en la misma
humanidad.
En primer lugar, podemos orar en la comunión de la
Iglesia terrenal y celestial. No olvidemos la fuerza de la
oración de tantas personas. La iniciativa 24 horas para el
Señor, que deseo que se celebre en toda la Iglesia —también a nivel diocesano—, en los días 13 y 14 de marzo,
es expresión de esta necesidad de la oración.
Y, en tercer lugar, el sufrimiento del otro constituye un llamado a la conversión, porque la necesidad del hermano
me recuerda la fragilidad de mi vida, mi dependencia
de Dios y de los hermanos. Si pedimos humildemente la
gracia de Dios y aceptamos los límites de nuestras posibilidades, confiaremos en las infinitas posibilidades que
nos reserva el amor de Dios. Y podremos resistir a la tentación diabólica que nos hace creer que nosotros solos
podemos salvar al mundo y a nosotros mismos.
Para superar la indiferencia y nuestras pretensiones de
omnipotencia, quiero pedir a todos que este tiempo de
Cuaresma se viva como un camino de formación del corazón, como dijo Benedicto XVI (Ct. enc. Deus caritas est,
31). Tener un corazón misericordioso no significa tener
un corazón débil. Quien desea ser misericordioso necesita un corazón fuerte, firme, cerrado al tentador, pero
abierto a Dios. Un corazón que se deje impregnar por el
Espíritu y guiar por los caminos del amor que nos llevan
a los hermanos y hermanas. En definitiva, un corazón
pobre, que conoce sus propias pobrezas y lo da todo
por el otro.
También nosotros participamos de los méritos y de la alegría de los santos, así como ellos participan de nuestra
lucha y nuestro deseo de paz y reconciliación. Su alegría
por la victoria de Cristo resucitado es para nosotros motivo de fuerza para superar tantas formas de indiferencia
y de dureza de corazón.
Por otra parte, toda comunidad cristiana está llamada a
cruzar el umbral que la pone en relación con la sociedad
que la rodea, con los pobres y los alejados. La Iglesia por
naturaleza es misionera, no debe quedarse replegada en
sí misma, sino que es enviada a todos los hombres.
Por esto, queridos hermanos y hermanas, deseo orar con
ustedes a Cristo en esta Cuaresma: “Fac cor nostrum
secundum Cor tuum”: “Haz nuestro corazón semejante
al tuyo” (Súplica de las Letanías al Sagrado Corazón de
Jesús). De ese modo tendremos un corazón fuerte y misericordioso, vigilante y generoso, que no se deje encerrar
en sí mismo y no caiga en el vértigo de la globalización
de la indiferencia.
Esta misión es el testimonio paciente de Aquel que quiere
llevar toda la realidad y cada hombre al Padre. La misión
es lo que el amor no puede callar. La Iglesia sigue a Jesucristo por el camino que la lleva a cada hombre, hasta
los confines de la tierra (cf. Hch 1,8). Así podemos ver en
nuestro prójimo al hermano y a la hermana por quienes
Cristo murió y resucitó. Lo que hemos recibido, lo hemos
recibido también para ellos. E, igualmente, lo que estos
hermanos poseen es un don para la Iglesia y para toda
la humanidad.
Queridos hermanos y hermanas, cuánto deseo que los
lugares en los que se manifiesta la Iglesia, en particular
nuestras parroquias y nuestras comunidades, lleguen a
ser islas de misericordia en medio del mar de la indiferencia.
Con este deseo, aseguro mi oración para que todo creyente y toda comunidad eclesial recorra provechosamente el itinerario cuaresmal, y les pido que recen por mí.
Que el Señor los bendiga y la Virgen los guarde.
Francisco V
5
CARTA PASTORAL
a Cofradias de
Pasión y Gloria
CUARESMA, PREPARACIÓN PARA LA PASCUA
Estimados hermanos y hermanas cofrades:
1. Próximo el miércoles de Ceniza, con
su llamada profunda y sincera para
acercarnos a la misericordia de Dios,
nuevamente quiero hacer llegar a todos
mi saludo desde el día en que nos vimos
en el Encuentro diocesano de la solemnidad de Cristo Rey. Cada recorrido cuaresmal es un camino en el que podemos
experimentar, de manera nueva, el amor misericordioso de Dios. Es Él quien
nos llama e invita: “Convertíos a mí de todo corazón” (Jl 2, 12). Seamos conscientes de que no podemos realizar nuestra conversión sólo con nuestras fuerzas, de ahí la necesidad de salir de nosotros y ponernos en los brazos de Dios
Padre. “Alégrese el corazón de los que buscan a Dios” (Sal. 44).
2. Nuestro mundo, nosotros los primeros, necesita ser convertido, necesita del
amor y perdón de Dios, necesita un corazón nuevo. “Dejaos reconciliar con
Dios”, nos dice el Apóstol San Pablo (2 Cor 5, 20). Os recuerdo, asimismo, lo
que os indicaba en mi última Carta Pastoral y que, por su importancia, conviene no olvidar: la Iglesia está implicada, desde su inicio, y por encargo del
Señor, en la evangelización, es decir, en presentar a los demás la alegría profunda del encuentro con Dios, de descubrir y hacer descubrir el amor de Dios,
manifestado en su Hijo Jesucristo, por cada uno de nosotros.
3. En esta tarea y empeño, como nos repite una y otra vez el Papa Francisco,
la Iglesia necesita a los cofrades, inmersos en actividades laborales, en sus
relaciones familiares, en medio de una sociedad que atraviesa momentos delicados y con escasa esperanza. Por medio de vosotros, cristianos asociados en
6
torno a una Hermandad o Cofradía, debe resonar el estilo de vida que Jesús
enseñó, viviéndola en hermandad, como luz que ilumine a otros. Durante este
tiempo cuaresmal, que nos prepara para la Pascua del Señor, en que comenzamos a celebrar nuestros cultos, os invito a que sean encuentros intensos y
sinceros que os acerquen a Cristo nuestro Salvador y Redentor. Contad, para
ello, con vuestros Consiliarios. Programad de forma nueva para fortalecer vuestra fe, pues sólo así será posible que os manifestéis como verdaderos cristianos en
esta sociedad.
4. El Plan Diocesano de Pastoral para el presente curso es muy concreto cuando describe el camino a recorrer por nuestras cofradías: el estudio de la exhortación del Papa Evangelii gaudium, intensificar la vida de oración, conseguir
crecer en formación cristiana, descender y repasar los fines fundacionales y
raíces de la Cofradía o Hermandad, ponerse en permanente misión hacia
fuera, sobre todo en las propias familias, y amistades. Seleccionemos, para
que “no queramos tanto, que nos quedemos con nada”, como escribió Santa
Teresa de Jesús. No quiero terminar sin antes felicitaros por vuestra fidelidad
y colaboración a favor de los distintos campos de la pastoral diocesana y parroquial. Sabed que estáis muy presentes en mis oraciones y que siempre os
recuerdo con mucho aprecio y agradecimiento.
Con mi saludo y bendición
Cuaresma de 2015
+ Ramón del Hoyo López
Obispo de Jaén
7
SALUDO DEL PÁRROCO
le conocieron al partir el pan
Quiero compartir con vosotros-as la experiencia pascual de
aquellos discípulos. Camino de Emaús van los dos discípulos.
El cansancio y el desánimo les empuja hacia la huida. Ellos vivieron junto a Jesús, el proyecto jamás soñado y le siguieron
como al Mesías que anunciaba la buena Noticia del Reino de
los cielos.
Y ahora todo se ha venido abajo:”Hace ya tres días que fue crucificado”. En el camino de
Emaús vagan dos desengañados. Y les asalta un forastero y les interroga: ¿de qué habláis?
Ellos le cuentan lo sucedido y el recriminan: ¿eres tú el único forastero que no conoce lo sucedido a Jesús? Pero el forastero convierte de nuevo sus preguntas en información, les explica,
con las Sagradas Escrituras, que lo que había sucedido “tenía que suceder”. Incluso les recrimina:”!qué torpes y cerrados de corazón sois para creer lo que anunciaron los profetas!”.
El diálogo ha unido en una extraña complicidad a los caminantes. Al llegar a Emaús, el compañero de viaje hace ademán de seguir. Y los dos discípulos agradecidos tienden la mano de
la hospitalidad al forastero.”!Quédate con nosotros que la tarde va de caída y viene la noche”!.
El “tercer hombre” se queda y se sienta a la mesa. Y ante el pan ofrecido, inicia una bendición
que le delata: “ellos, le reconocen al Partir el pan”. Aquel gesto les era familiar. Ellos habían
comido con gestos como éste y lo había dejado como testamento repartir la bendición para
hacer del pan un Pan de vida eterna, partido y repartido. Y los discípulos del desencanto
“llenan su pecho de alegría al reconocerle pan”. Y se dan cuenta: ¿no ardía nuestro corazón
mientras nos explicaba las escrituras? Comentan entre ellos. El encuentro con el resucitado les
ha cambiado la vida.
Y comienzan el camino de vuelta a Jerusalén. Los que partieron de Jerusalén a Emaús entre
el desencanto y la tristeza, vuelven, en camino de vuelta de sus propias vidas, a paso ligero, a
explicar a los demás discípulos que el Señor ha estado con ellos, que han compartido con Él
mesa y conversación.
El mundo, hoy, es un inmenso éxodo hacia el Emaús de la desilusión y el desencanto. Y fiel a
su proyecto, el Resucitado se acerca a cada caminante para explicarle las Escrituras y ofrecerle
el gesto de la Eucaristía: el Pan partido y repartido. También nosotros podemos conocerle al
partir el pan. Se trata de mirar con otros ojos. Con los ojos de María la Virgen, la primera
discípula del Señor, la Mujer de la alegría.
Miguel Ángel Jurado Arroyo
Párroco de Ntra. Sra. de la Paz. Marmolejo
5 Abril 2015. Pascua de Resurrección
8
SALUDO DEL PRESIDENTE
Como cogida de la mano de la primavera llega este año nuestra
Semana Santa. El eco de tambores, cornetas y demás instrumentos
musicales junto al olor a flor nos anuncia que la Semana de Pasión
está aquí. Comienza el ir y venir de andas, túnicas, enseres,…y como
no, el recuerdo de todos esos cofrades que desgraciadamente este
año no nos acompañarán en las diferentes Estaciones de Penitencia,
aunque sí que estarán asomados a ese balcón del cielo. Vaya por
todos ellos estas primeras líneas, y en especial al que fue un gran
cofrade y presidente de su hermandad D. Antonio Jurado Lara.
Ya pasaron las elecciones, las tomas de posesión de las distintas Juntas de Gobierno y con ello la creación de la Unión Local para los próximos tres años. Es de agradecer una vez más la confianza depositada en mi persona para llevar el timón de este gran equipo humano que lucha diariamente por nuestra
parroquia, y como no por sus cofradías y sus cofrades. Me acompañarán en estos tres años Susana
Modrego como Vicepresidenta, Pedro Solís como Secretario y Cristóbal Serrano como Tesorero, los cuales
nos ponemos a vuestra entera disposición. Han sido unos meses cargados de reuniones y encuentros; no
hemos descansado pero os aseguro que ha merecido la pena. He notado ilusión y compromiso en cada
miembro de esta Unión Local y eso es bueno, muy bueno para nuestra Semana Santa.
Un año más vamos a vivir la Semana Grande en nuestro pueblo, una de las fechas más importantes y
con mayor arraigo en Marmolejo. Para los católicos, es la semana más importante del año, después de
vivir el tiempo de preparación en la cuaresma en nuestras Iglesias. La última semana de vida de Nuestro
Señor Jesucristo, semana que debemos de dedicar a Dios, semana de oración y de añoranza hasta el
Domingo de Resurrección.
Como siempre hablar de Marmolejo y de su Semana Santa, es hablar de sus calles, de sus hermandades,
cofradías y grupos parroquiales, que trabajan todo el año con verdadero ahínco para que esta celebración sea lo más bella posible y brille con todo el esplendor que se merece, de sus gentes, de sus imágenes
y sus desfiles procesionales. Como también de su cultura, historia, patrimonio, gastronomía, tradición y
religiosidad que nunca debemos de perder ni descuidar.
En torno a la Semana Santa, son muchos los actos y cultos que se celebran de las distintas cofradías a
sus Titulares, pero desde la Unión Local destacar el siempre esperado Pregón Oficial anunciador de la
Semana Santa de Marmolejo el próximo D.M 28 de Marzo.
En el mundo cofrade hay muchas personas que trabajan en el anonimato, a los que quiero hacer un
homenaje y reconocimiento, las cuales con su tesón, trabajo, entrega, ilusión y empeño están presentes
siempre que son requeridas para el engrandecimiento de nuestra Semana Santa. Como siempre animaros a pertenecer a las juntas como miembros o como colaboradores, porque todos somos necesarios.
Antes de terminar este saluda quiero que me permitáis ser el primero en exteriorizar mi reflexión para
este tiempo de Cuaresma. Cada uno de nosotros nos sentimos orgullosos de pertenecer a una u otra
Cuadrilla, a una u otra Cofradía, pero ese orgullo ha de ir unido al respeto que tenemos por ellas, ya que
desde que vestimos sus ropas la representamos y por tanto cualquier comportamiento nuestro se extiende
de forma vertical a nuestra Cuadrilla, Hermandad, y al final lo que queda son imágenes equivocadas. Por
tanto desde la Unión Local deseo que pensemos en esto antes de realizar cualquier acción ya que cada
uno de nosotros somos imagen de nuestra Cofradía en la calle cada día.
Como cada año, mi más profunda satisfacción, al poder dirigirme de nuevo a todos los que lean este
mensaje y hacerle llegar en pocas palabras, el gran espíritu cofrade que se vive en Marmolejo. A todos
os deseo una feliz Semana Santa y Pascua de Resurrección.
Me despido con las palabras del Papa Francisco sobre las vocaciones, año el cual se pedirá con más
necesidad en nuestras oraciones: “La vocación es un misterio profundo no fácil de comprender. Si me
siento atraído por Jesús, si su voz calienta mi corazón, es gracias a Dios Padre, que ha puesto dentro de
mí el deseo del amor, de la verdad, de la vida, de la belleza… ¡Y Jesús es todo esto en plenitud!”
José Manuel Lozano Lozano
Presidente de la Unión Local de Hermandades,
Cofradías y Grupo Parroquial de Marmolejo.
9
PREGONERO SEMANA SANTA DE MARMOLEJO 2015
juan manuel perales mercado
Juan Manuel es el segundo hijo del matrimonio formado por Vicente Perales Serrano y María
Dolores Mercado Lara. Nace un 9 de Septiembre
de 1.966, en un pequeño pueblo de la campiña jiennense llamado entonces Higuera de Arjona, actualmente Lahiguera. Recibe las aguas
bautismales a los pocos días de su nacimiento,
el 16 de Septiembre, en la Parroquia de Nuestra Señora de Consolación, de dicho municipio
anteriormente mencionado. Sin haber cumplido los 4 años de edad su familia de traslada a
nuestro pueblo de Marmolejo, del que su padre
es oriundo, para fijar su residencia en él. Calles
tan conocidas por todos nosotros como Divino
Maestro, Canalejas y Armando Palacio Valdés le
irán viendo crecer a lo largo de los años.
Sus primeros años transcurren en el ámbito familiar y en nuestro municipio. Realiza los estudios de Educación General Básica en el colegio público San
Julián. Tras ellos se desplaza a la ciudad vecina de Andújar para llevar a cabo
los estudios de bachiller, primero en el Instituto Nuestra Señora de la Cabeza y
después en el recién creado instituto Jándula.
También hemos de decir que su crecimiento en la fe está íntimamente
vinculado a Marmolejo y, más concretamente, a su parroquia de Nuestra Señora de la Paz. En ella recibió su primera comunión y confirmó su fe con el
sacramento de la unción en el Espíritu. En su seno dio sus primeros pasos en el
compromiso de vida cristiana: fue catequista, participó en el coro parroquial y
en el grupo de lectores de la Palabra de Dios, miembro de la adoración nocturna, etc. Fue el lugar, junto a su familia, donde comenzó a gestarse la vocación
al ministerio sacerdotal, que años más tarde llegaría a ser una realidad.
Terminados los estudios de bachiller se traslada a la ciudad de Jaén
para ingresar en el Seminario Diocesano. En el primer año realiza el COU y el
curso introductorio a los estudios eclesiásticos. Éstos de desarrollaron durante
seis años: dos, dedicados a la filosofía; tres, a la teología y, finalmente, uno a
la pastoral. Fue durante este último curso, cuando el 12 de Octubre, fiesta de
Ntra. Sra. del Pilar, de 1.991, recibe la Sagrada Orden al Diaconado. Ejerció
este ministerio en las parroquias de El Salvador de Alcalá la Real, Nuestra Señora de los Ángeles de Carchelejo y Nuestra Señora de los Remedios de Carchel.
10
El Domingo, 28 de Junio de 1.992, en la Santa Iglesia Catedral de Jaén fue
ordenado Presbítero de manos de el Excelentísimo y Reverendísimo Sr. D. Santiago García Aracil, Obispo de Jaén. En este mismo día presidió por primera
vez la Eucaristía en la parroquia de Nuestra Señora de la Paz de Marmolejo,
comunidad cristiana que le vio crecer como cristiano, le acompañó en esta andadura vocacional y que, finalmente, veía hecha una realidad. Seguro que fue
un momento significativo para dar gracias al Señor, junto a esta comunidad de
referencia, que lo fue para él, por el don que acababa de recibir.
Desde este momento ha ejercido el ministerio presbiteral en las siguientes comunidades cristianas:
- Vicario parroquial de la parroquia de San Andrés de Villanueva del
Arzobispo.
- Párroco de la parroquia de La Presentación de Nuestra Señora de
Torres de Albanchez, administrador parroquial de la parroquia
de la Asunción de Nuestra Señora de Benatae y administrador
parroquial de la parroquia de San Isidro Labrador de Puente de
Génave, de manera simultánea.
- Párroco de la parroquia de la Inmaculada Concepción de Arroyo
del Ojanco y administrador parroquial de la parroquia de San
Isidro Labrador de Puente de Génave.
- Párroco de la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de
Rus, administrador parroquial de la parroquia de Nuestra Señora
de la Paz de El Mármol, administrador parroquial de la parroquia
de La Inmaculada Concepción de Canena, durante dos cursos, y
Capellán del centro hospitalario San Juan de la Cruz de Úbeda,
de manera simultánea.
- Párroco de la parroquia de Nuestra Señora de la Expectación de
Cabra de Santo Cristo y administrador parroquial de la parroquia de San Pedro, apóstol de Larva.
- En la actualidad ejerce su ministerio como Capellán en el centro
hospitalario Ciudad de Jaen, de la capital y administrador parroquial de la parroquia de El Salvador de la misma ciudad.
11
HORARIOS DE MISAS Y CULTOS DE CUARESMA 2015
Miércoles 18 de Febrero.
17.30 h. Imposición de Ceniza a los niños.
19.00 h. Misa de Ceniza.
19.45 h. Via Crucis por las Calles.
Lunes 16 Marzo-Viernes 20 de Marzo.
18.45 h. Exposición del Santísimo y Ejercicio
del Quinario.
19.00 h. Santa Misa, en la Iglesia de Jesús.
Viernes 20 de Febrero.
17.00 h. Inicio Curso Cofrade.
19.30 h. Via Crucis en la Parroquia: Patronos.
Viernes 20 de Marzo.
19.30 h. Via Crucis en Jesús: Ntro. Padre
Jesús.
Sábado 21 de Febrero.
10.00 h. III Ensayo Solidario por las calles de
Marmolejo.
17.00 h. Curso Cofrade.
Sábado 21 de Marzo.
19.00 h. Septenario Virgen de los Dolores.
Misa en la Parroquia, Presentación del Cartel
de la Virgen de los Dolores y Besamanos.
21.00 h. Pregón y Presentación del Cartel de
Ntro. Padre Jesús en el Teatro Español.
Domingo 22 de Marzo.
20.00 h. Charla de Formación sobre la
Resurrección del Señor en los Salones Parroquiales.
Viernes 27 de Febrero.
19.30 h. Via Crucis en la Parroquia: V. Cabeza.
Sábado 28 de Febrero.
09.00 h. Subida a caballo por las Trochas hasta el
Santuario.
Viernes 6 de Marzo.
19.30 h. Via Crucis en la Parroquia: V. Esperanza.
20.00 h. Cena del Hambre (Manos Unidas) en los
Salones Parroquiales.
Sábado 7 de Marzo.
11.00 h. IV Muestra Cofrade Infantil y Elección del
Hermano Mayor Infantil 2015 en la Casa de Pasos.
20.00 h. Acto Cofrade “Vivencias de un Cofrade”
y Presentación del Cartel Jueves Santo 2015 en el
Teatro Español.
Domingo 8 de Marzo.
10.00 h. Fiesta de Estatutos de la Cofradía de la
Virgen de la Esperanza en la Iglesia de Jesús.
Domingo 22 de Marzo.
10.00 h. Fiesta de Estatutos de la
Hermandad de Ntro. Padre Jesús en la
Iglesia de Jesús.
12.00 h. Fiesta y Procesión de San José de la
Montaña en la Parroquia.
19.00 h. Septenario Virgen de los Dolores en
la Parroquia.
Lunes 23 Marzo – Viernes 27 Marzo.
19.00 h. Septenario Virgen de los Dolores.
Misa en la Parroquia.
Lunes 23 de Marzo.
19.30 h. Retiro Cuaresmal al finalizar la
Eucaristía en la Parroquia.
Jueves 26 de Marzo.
19.30 h. “Exaltación de la Figura de la
Camarera” al finalizar la Eucaristía en la
Parroquia.
Viernes 27 de Marzo.
19.00 h. Septenario Virgen de los Dolores,
Fiesta de Estatutos de la Cofradía de la
Virgen de los Dolores en la Parroquia.
19.45 h. Via Crucis en la Parroquia: V.
Dolores.
Viernes 13 de Marzo.
19.30 h. Via Crucis en la Parroquia: Vera Cruz.
Sábado 14 de Marzo.
20.00 h. Muestra Músico- Cultural Cofrade
Marmolejeña en el Teatro Español.
Domingo 15 de Marzo.
10.00 h. Fiesta de Estatutos de la Hermandad de
la Vera Cruz en la Iglesia de Jesús.
12
Sábado 28 de Marzo.
10.00 h. Recogida de Palmas y Palmitos en
la Parroquia.
20.30 h. Pregón Oficial de la Semana Santa
2015.
HORARIOS DE SEMANA SANTA 2015
DIA 29 DE MARZO. DOMINGO DE RAMOS EN LA PASIÓN DEL SEÑOR
9,45 horas de la mañana: Bendición de Ramos en la Iglesia de Jesús. Procesión de Palmas
con la Imagen de Jesús en la Borriquilla.
12,30 horas del mediodía: MISA de Ramos en la Parroquia.
8 de la tarde: Misa de Ramos en la Parroquia
DÍA 30 DE MARZO. LUNES SANTO
9,30 horas de la mañana: Santa Misa en el Convento de San José de la Montaña
DÍA 31 DE MARZO. MARTES SANTO
11 horas de la mañana: Misa Crismal en S.I.C. de Jaén. Bendición Oleos y Renovación
Promesas Sacerdotales.
8 horas de la tarde: Misa en la Parroquia
10 horas de la noche: PROCESIÓN DEL SILENCIO (VIA CRUCIS)
DÍA 1 DE ABRIL. MIÉRCOLES SANTO
8 horas de la tarde: Misa en la Parroquia
DÍA 2 DE ABRIL. JUEVES SANTO. INTRODUCCIÓN TRIDUO PASCUAL
6 horas de la tarde: MISA EN LA CENA DEL SEÑOR EN LA PAROQUIA RECEPCIÓN OLEOS.
8 horas de la tarde: Procesión de Jesús Preso y Virgen de la Esperanza
12 horas de la noche: Hora Santa ante la Reserva Eucarística (Vela)
DÍA 3 DE ABRIL. VIERNES SANTO. PRIMER DIA TRIDUO PASCUAL
6 horas de la mañana: Procesión de Ntro. Padre Jesús y Virgen de la Estrella
12 horas del mediodía: Vía Crucis en la Parroquia
5:30 horas de la tarde: CELEBRACIÓN DE LA PASIÓN DEL SEÑOR en la Parroquia
7:30 horas de la tarde: Procesión del Cristo de la Vera Cruz, Santo Sepulcro y Ntra. Sra.
de las Amarguras
9:00 horas de la noche: Procesión Virgen de los Dolores, en su soledad.
DÍA 4 DE ABRIL .SÁBADO SANTO. SEGUNDO DIA TRIDUO PASCUAL
ADORACIÓN DE LA CRUZ. Preparación Vigilia Pascual
VIGILIA PASCUAL. TERCER DIA TRIDUO PASCUAL.COMIENZO PASCUA
10:00 horas de la noche: (Empieza en el Convento a las 9,45 horas) A continuación Celebración Festiva.
DÍA 5 DE ABRIL. DOMINGO DE PASCUA
9:30 horas de la mañana: MISA DE RESURRECCIÓN en la Parroquia.
10:30 horas de la mañana: Procesión de Jesús Resucitado
12 horas del mediodía: Celebración de Bautismos en la Parroquia
8 horas de la tarde: Santa Misa de Resurrección.
¡Feliz Pascua de Resurrección!
13
Amigos de Jesús
en la
Borriquilla
Una vez más nos vamos aproximando al tiempo de la Semana Grande, esa
fiesta en la que se celebra la muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, el gran paso hacia la vida, el triunfo del bien sobre el mal. Y la iniciamos
con la entrada triunfal y gloriosa de Jesús, a lomos de un pollino en la ciudad
santa de Jerusalén.
Fue aclamado por un gentío inmenso, aunque es verdad que para otros no
era bien visto.
Nosotros vamos a entrar en ese tiempo llamado Cuaresma y vamos a prepararnos para llegar a esa Semana Grande convencidos de que su muerte no fue
en vano, y que Jesús la venció con su gloriosa resurreción.
Como en años anteriores esperamos nos acompañéis, los niños y mayores que
lo deseen, vestidos con túnicas de hebreos y hebreas.
Por este motivo os invitamos a todos los actos que desde nuestra parroquia
se van a celebrar y a acompañar en su recorrido a la imagen de “Jesús en la
Borriquilla” que saldrá a la calle el próximo día 29 de Marzo desde la Iglesia
de Jesús, donde tendrá lugar la bendición de las palmas y a continuación se
iniciará la procesión con el siguiente recorrido:
Salida de Jesús, Huertas, Cristóbal Colón, 20 de Octubre, Cervantes, Pozuelo,
Gamonal, Molinos, San Julián, Arroyo, Plaza Amparo, Parroquia.
Queremos agradecer a la Unión Local de Cofradías de nuestra comunidad
la gentileza que han tenido, por sugerencia de nuestro párroco D. Miguel
Ángel, ceder la portada del libro de Semana Santa a la imagen de Jesús en la
Borriquilla.
Gracias de todo corazón.
14
Ramos
Jesús en la Borriquilla.
domingo de
Jesús en la15 Borriquilla
Cofradía de
Ntra. Sra de la Esperanza
y Jesús Preso
En 1945 es nombrado párroco de Nuestra Señora de la Paz Don Manuel Maroto Castro, iniciándose con
este sacerdote la recuperación del perdido patrimonio artístico y religioso de Marmolejo, sustituyéndose
las perdidas imágenes por otras de nueva factura. Conocedor de la existencia de una imagen destruida
de Jesús pronto pensaría en restituirla. Sabemos que en 1949 fue traída por orden suya la actual imagen
de Jesús Atado a la Columnaen la ermita de Jesús pronto pensaría en restituirla. Sabemos que en 1949
fue traída por orden suya la actual imagen de Jesús atado a la Columna procedente de una parroquia de
Jaén, hasta ahora se ignoraba cual, pero si tenemos en cuenta que la única imagen de un Cristo atado a la
columna no existía en la capital por esas fechas era la de San Idelfonso de Jaén, que se encontraba retirada
del culto en las dependencias parroquiales por no ser del agrado de sys cfrades y la vinculación que don
Manuel Maroto llegó a teber con la referida parroquia y cofrad´´ia pues en 1956 fue nombrado párroco de
la misma y “Jesús Preso” pues no es un cautivo, sino que representa la flagelación del Señor, sea la que en
1943 el escultor Miguel Jiménez Martos realizara para la Vera Cruz de Jaén.
En 1954 se crea la cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza por el gremio de comerciantes de Marmolejo, en 1955 es encargada de la talla de la virgen al escultor sevillano Antonio Eslava Rubio, en 1956 la
virgen llega a Marmolejo y por mandato expreso de don Manuel Maroto las imágenes de Nuestro Padre
Jesús Amarrado a la Columna y Nuestra Señora de la Esperanza realizan su primera estación de penitencia
en la noche del Jueves Santo, lo mismo que lo hacía la antigua imagen del amarrado antes de 1936. Dos
años más tarde la hermandad pasaría a denominarse oficialmente Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza y Jesús Preso.
En definitiva y atendiendo a lo descrito y a un análisis estilístco-comparativo con otras imágenes de Nuestro
Padre Jesús Preso de Marmolejo puede ser atribuida a la gubia del afanado e ignorado escultor giennense
don Miguel Jiménez Martos, atribución aún pendiente de confirmar con la aparición de algún documento
que así lo acredite.
Pero ¿Quién era don Miguel Jiménez Martos?
Nace en Jaén el 26 de marzo de 1890, hijo de un acreditado marmolista de la capital, de ahí su vocación
por la escultura, en un primer momento se forma en la Escuela de Artes de la Real Sociedad Económica,
durante tres años consuecutivos, 1912-1914, consigue una pensión de la Diputación Provincial para ampliar estudios de escultura, gracias a ésta consigue marchar a Italia y trabajar en el entorno de la Academia
Española de Bellas Artes, más tarde tendrá la oportunidad de seguir formándose al lado de Mariano Benlliure y Gil autor del Santísimo Cristo de los Desamparados del Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza
en Andújar. En esta primera etapa realiza obras de carácter civil, algunas de ellas expuestas en el Museo
Provincial.
En 1920 contrae matrimonio con Remedios Gimeno Payá con la que tendrá tres hijas. Las cargas familiares
y el deseo de encontrar un campo más abierto a su actividad profesional le llevan a Valencia donde vivirá
hasta pasada la guerra civil, iniciándose en esta época en la imaginería religiosa, colocándose la etiqueta
de “escultor valenciano”.
Tras la guerra civil vuelve a su tierra, abriendo taller en Torredonjimeno, donde realizará el Señor de la Humildad para esta localidad en 1946, anteriormente y entre 1942 y 1945 realizará para la capital giennense
las imágenes del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, la Oración en el Huerto, Jesús Preso, Jesús Atado a la
Columna, Nuestra Señora de los Dolores y dos imágenes de San Juan Evangelista para la Cofradía de la
Vera Cruz y un Cristo yacente para la Cofradía de la Soledad y Entierro de Cristo. En 1944 realiza para la
Hermandad del Resucitado de Linares las imágenes Señor Resucitado y Nuestra Señora de las Mercedes,
remplazadas en 1957, reemplazadas en 1957, esta última aún en posesión de la hermandad en 1991,
también en esos años recompone la Sentencia de Linares, tallando dos romanos que aún se utilizan en la
actualidad. Se conoce además la realización de un “Cristo muestro en la cruz” para el pueblo valenciano
de Fuente Encarroz.
Realizó también numerosas restauraciones de imágenes maltrechas por la guerra, el decaimiento de los
encargos conforme se van sustituyendo las imágenes perdidas y la necesidad de buscar mejores posibilidades para su familia hace que se translade a Madrid, donde el infortunio hará que fallezca el 24 de enero
de 1951.
Su producción artística, dispersa por Valencia, Jaén y Córdoba aún está sin catalogar, figurando muchas de
sus esculturas con la etiqueta de “anónimas de escuela Valenciana”.
16
ACTOS Y CULTOS DE LA COFRADIA PARA CUARESMA
Y SEMANA SANTA 2015
DÍA 6 DE MARZO
19:30 horas: Vía Crucis de la Pasión del Señor
DÍA 7 DE MARZO
11:00 horas: IV Muestra Cofrade Infantil y elección del Hermano Mayor Infantil 2015
20:00 horas: Acto Cofrade “Vivencias de un Cofrade” a cargo de Don Alfonso
Barea Torralbo y Presentación del Cartel Jueves Santo 2015 en el Teatro Español
DÍA 8 DE MARZO
10:00 horas: Solemne Eucaristía y Fiesta de Estatutos en Honor de nuestros titulares en la Iglesia de Jesús.
JUEVES SANTO DÍA 2 DE ABRIL
Solemne procesión de Nuestra Virgen de la Esperanza y Jesús Preso
Itinerario: Jesús, Divino Maestro, Canalejas, Zapateros, Ramón y Cajal, San Antonio, Plaza del Amparo (Estación de Penitencia en la Parroquia) Palacio Valdés,
Útica, Plaza 28 de Febrero, Coso, Perales, Plaza del Amparo, Francisco Calero
(Arroyo) a Iglesia de Jesús.
La Hermana Mayor es Manuela Padilla Gómez
C/. Gamonal nº 64 - MARMOLEJO
La entrega de las velas para los hermanos se hará en la casa de los pasos el
Miércoles Santo de 17:00 a 19:00 h. situada en la calle Antonio Machado, 24.
17
Jueves Santo
Jesús18Preso
La Madrugá
Ntra. Sra. Virgen
de la Estrella
19
Hermandad Ntro. Padre Jesús Nazareno
y Virgen de la Estrella
Saluda de la Presidenta
Estimados hermanos, un año más nos adentramos en la semana clave para todo cristiano,
en siete días, pasaremos del calvario y muerte de Nuestro Señor Jesucristo a la gloria de la
resurrección. Nuestra Hermandad, siempre muy querida en Marmolejo, ha dispuesto de la
admiración de todos los vecinos. Nadie queda indiferente a Jesús, ni a nuestras filas de nazarenos, ni a la solemnidad del momento. Por ello, en el nombre de la Junta de la Gobierno y en
mi nombre, me gustaría agradecerles su esfuerzo, confianza y entrega. Este año, me gustaría
dar las gracias especialmente a aquellos que ya no están con nosotros, por todo lo que han
hecho por Nuestros Titulares y la Hermandad, y por todo lo que continúan haciendo desde el
cielo. Gracias a todos.
Josefa Centeno Galera, Presidenta de la Hermandad.
...y de repente, Estrella
Desde la fundación y posterior refundación de nuestra Hermandad (el 15 de mayo de 1939,
siendo presidente Andrés Vidal Rodríguez), siempre hemos tenido a Jesús Nazareno como
único Titular. La actual Imagen fue donada por Don Teodoro Martel y Doña Teresa Bernuy,
Condes de Villaverde la Alta, en 1887, y aunque desconocemos a ciencia cierta su autor, sabemos que data de la segunda mitad del siglo XVII, en torno al año 1650, y como fecha muy
tardía, 1715.
Aunque ha procesionado junto a varias Imágenes -conocido por todos su lazo con la Virgen
de los Dolores-, los que vivimos hoy día lo recordamos solo, y esto fue así hasta la Semana
Santa de 1990, cuando se incorporó a nuestra Estación de Penitencia, la Virgen de la Estrella.
Un año antes, siendo presidente Juan Fuentes Casado, la Hermandad se embarcó en un proyecto ilusionante: que tras Jesús vaya su Madre. En un primer momento, se planteó ofrecer la
tarea a algún escultor, pero la familia Lara Medina (hermanos de nuestra Hermandad), conociendo las intenciones de la Junta de Gobierno, ofrecieron una Imagen de la Santísima Virgen
María. Tras visitarla y viendo el buen sabor de boca dejado, la Hermandad inició el proceso
de incorporación como Titular: asamblea de hermanos, procedimiento con el Obispado, modificación de Estatutos,... y su inclusión en el nombre, pasando a ser, “Hermandad de Nuestro
Padre Jesús Nazareno y Virgen de la Estrella”. De este modo, manteniendo la advocación
que ya disponía, la Virgen de la Estrella procesionó por primera vez en la madrugada del 13
de abril de 1990. Así, tras décadas protagonizando la madrugá en la más rigurosa soledad,
Nuestro Padre Jesús inició su habitual camino hacia el calvario, pero a partir de entonces,
acompañado de su Madre, la Santísima Virgen de la Estrella, que año tras año ha ido ganado
ese ‘protagonismo silencio’ que siempre ha caracterizado a la Virgen María: en un segundo
plano; pero siempre cerca de Jesús, con dolor; pero fiel a la voluntad del Padre. En definitiva,
un ejemplo para todos nosotros, y precisamente, siendo este año el XXV Aniversario de su
llegada les queremos invitar a todos los actos y cultos que realizará la Hermandad en honor
a Nuestra Titular.
Gabriel Luis Ruiz Pastor, Vocal de Manifestaciones Públicas.
20
ACTOS Y CULTOS DE LA HERMANDAD PARA CUARESMA
Y SEMANA SANTA 2015
Del 16 al 20 de marzo, en la Iglesia de Jesús:
A las 18:45 horas: Exposición del Santísimo y ejercicio del Quinario.
A las 19:00 horas: Santa Misa.
Viernes 20 de marzo, en la Iglesia de Jesús:
A las 19:30 horas: Vía crucis penitencial.
Sábado 21 de marzo, en el Teatro Español:
A las 21:00 horas: Presentación del cartel de la Estación de Penitencia y Pregón
de la Hermandad a cargo de D. Álvaro Martin Barragán Vicaria (hermano y
Capataz del paso de la Virgen de la Estrella).
Domingo, 22 de marzo, en la Iglesia de Jesús:
A las 10:00 horas: Fiesta Principal de Estatutos, donde se impondrá las medallas a los nuevos hermanos y se hará el cambio de hermanos Mayores.
Viernes 03 de abril (Viernes Santo) a las 6,00 de la mañana:
Solemne procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Virgen de la Estrella.
Itinerario: Jesús, Divino Maestro, Canalejas, Zapateros, Ramón y Cajal, San
Antonio, Plaza del Amparo, Plaza de la Constitución (Estación de Penitencia en
la Parroquia Ntra. Sra. de la Paz), Armando Palacio Valdés, Utica, Plaza 28 de
febrero, Coso, Perales, Plaza del Amparo, D. Francisco Calero Herrero (antes
Arroyo), Iglesia de Jesús.
Hermana Mayor: Dª. María Amparo Moreno Ramírez, con domicilio en Plaza
Virgen de la Cabeza, número 9
Nota: La subasta de la Hermandad se realizara al finalizar la procesión, en la
Casa de la Hermandad, sita en la calle Huertas, número 17.
21
Hermandad de la Vera Cruz, Santo Sepulcro
y
Ntra. Sra. de las Amarguras
AMARGURA DE MARÍA EN LA PASIÓN DE CRISTO
Desde el principio de la Encarnación de Cristo, la Virgen María dió ese SI incondicional que dió paso al gran acontecimiento de la Historia de la Salvación del pueblo judio y del
comienzo de nuestra Historia Cristiana. Este SI llevó a María a muchos otros momentos de
alegría y a la vez de amargura junto a su Hijo Jesús nuestro Señor.
En estos momentos quisiera invitarte a que te detengas para meditar ante los momentos de amargura de María en la Pasión de su Hijo, desde el prendimiento en el Huerto de los
Olivos hasta la Sepultura de Cristo.
Para María no pudieron ser momentos agradables, al contrario, serian totalmente
amargos, pero a la vez momentos que ella asumió con gran fuerza, pues ponía la confianza
en aquel que empezó en ella la obra buena algo más de treinta años antes, confiaba plenamente en Dios, si Él entregó a su Hijo prometido a lo largo de los tiempos como el Salvador y
Mesías, ella confiaba en que el mismo Dios no podía dejar que todo quedase en lo que según
parecía, los sumos sacerdotes, escribas y fariseos, querían hacer desaparecer la persona de
Jesús y, con ello, todo acabase como si no hubiese pasado nada.
Pongámonos en situación, hagamos un esfuerzo para situarnos en aquel mismo instante de la Pasión de nuestro Señor, situémonos en el lugar de María su Madre. La gran
amargura de María comenzó cuando llegó a sus oidos que uno de los seguidores de su Hijo
iba a entregarlo a las autoridades civiles y religiosas del pais, cuánto dolor sentiría María al
enterarse que todos aquellos que seguían a su Hijo y convivían con Él lo abandonaron en
estos momentos de duda y confusión. Qué dolor más fuerte sentiría la Madre del Señor al ver
a su Hijo apresado, y mucho más al verlo ensangrentado y apaleado, siendo inocente de un
castigo que no merecía Aquel que era todo bien para cualquiera que se acercaba a Él.
Pero si grande fue el dolor que sentiría la Santísima Virgen María en esos momentos,
mucho peor tuvo que ser el que experimentara al ver a su Hijo caminando por las calles de
Jerusalen cargando la cruz para cumplir con el peor de los castigos posibles. Imaginémonos
cómo tuvo que ser el encuentro de María con su Hijo camino del Calvario. Momentos terribles
que a María le romperían el corazón, una amargura dolorosa al ver a su único Hijo crucificado, sintiendo los gritos dolorosos y aterradores cada vez que el clavo traspasara el cuerpo
de Jesús. Ante todo, María siguió acompañando a su Hijo en todo
momento, siendo fuerte y confiando en Dios, en quien siempre confió,
tuvo que ver morir de la manera más horrible y dolorosa a su Hijo y
al bajarlo de la cruz, tuvo la fuerza de poder acoger en sus brazos el
cuerpo destrozado de nuestro Señor y llevarlo a la sepultura.
Vivamos estos días Santos en los que recordamos la Pasión, Muerte y
Resurrección de nuestro Señor Jesucristo, como días para madurar en
nuestra fortaleza y como María poder ser fuertes ante cualquier contrariedad y problema en nuestra vida, confiando en Dios y teniendo
siempre como ejemplo a María al pie de la cruz en el Calvario.
Pedro Antonio Jurado Sánchez – Aguilera.
Seminarista de la Diócesis de Jaén, natural de Marmolejo.
22
ACTOS Y CULTOS DE LA HERMANDAD PARA CUARESMA
Y SEMANA SANTA 2015
21 de febrero, sábado. III Ensayo Solidario:
El trono de Cristo Yacente con una cruz portado por costaleros de los distintos tronos de la
Hermandad recorrerá las calles para recoger alimentos con destino a Cáritas.
13 de marzo, viernes, a las 19:30 horas:
Via Crucis de la Hermandad en la Parroquia.
14 de marzo, sábado, a las 20:00 en el Teatro Español
Muestra Músico-Cultural Cofrade Marmolejeña. Con la participación de distintas asociaciones
y saeteras/os de la localidad. Durante el acto se presentará el VIII Cartel “VERA+CRUZ”, anunciador de nuestra Estación de Penitencia el Viernes Santo.
15 de marzo, domingo., a las 10:00 en la Iglesia de Jesús:
FIESTA DE ESTATUTOS DE LA HERMANDAD, con imposición de medallas a los nuevos hermanos y hermanas de pleno derecho. Al término de la Eucaristía, besapiés a la imagen de Cristo
Yacente.
3 de abril, VIERNES SANTO, a las 19:30 desde la iglesia de Jesús:
SOLEMNE ESTACIÓN PENITENCIAL, con el siguiente itinerario: Iglesia de Jesús, calle Jesús,
Divino Maestro, Canalejas, Zapateros, Ramón y Cajal, San Antonio, Plaza del Amparo, Plaza
de la Constitución (Estación de Penitencia en la Parroquia sobre las 22:00), Palacio Valdés, Ortí
Lara, Coso, Perales (Solemne Encuentro entre nuestras dos imágenes titulares de Jesucristo
con su Madre la Virgen de los Dolores alrededor de las 23:30 en la esquina de la Plaza del
Amparo). Francisco Calero Herrero y finalización de la Estación de Penitencia en la Iglesia de
Jesús sobre las 00:30)
ACTOS EN SEPTIEMBRE.
Día 10, jueves a las 20:30 en los Salones Parroquiales:
Asamblea General de Hermanos
Día 12, sábado, a las 19:30 en la iglesia de Jesús:
Solemne traslado de la imagen de Cristo Crucificado desde la iglesia de Jesús a la Parroquia.
Días 12, 13 y 14, a las 20:00:
Triduo en honor al Cristo de la Vera Cruz.
Día 14, lunes, a las 20:00 en la Parroquia:
Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz. Al finalizar la Eucaristía, triduo y besapiés a la imagen
de Cristo Crucificado. Al finalizar, traslado de la imagen a la iglesia de Jesús.
Hermana Mayor: Rocío Perales Luque, C/ Gloria Fuertes, 9
Novedades y estrenos: Plateado de las tallas de las esquinas y laterales del trono de Cristo Crucificado y colocación de remates plateados a la cruz. Nuevo vestido de ebrea para la Virgen.
23
Viernes Santo
Cristo del Santo Entierro
Viernes Santo
Ntra. Sra. Virgen
25 de los Dolores
Cofradía de la
Virgen de los Dolores
Cuaresma es “conversión”, no solo penitencia y sacrificio, es mucho más, es emprender
un camino nuevo en la vida, es decidirse por el cambio, por una sociedad nueva, por un
compromiso nuevo, por un hombre nuevo…
Necesitamos ese cambio para transformar este mundo, sus estructuras, sus relaciones
personales, para que este camino nuevo nos lleve a la Pascua.
Desde esta Junta de Gobierno os invitamos a acompañarnos en este nuevo camino que
hemos emprendido, os agradecemos vuestra participación y aportación en todas las actividades y celebraciones.
Os prometemos nuestra voluntad de servicio para mejorar nuestra cofradía y colaborar en
la vida de nuestra parroquia, que la Virgen de los Dolores nos guíe y acompañe en esta
labor.
Parroco y Capellán: Dº Miguel Ángel Jurado Arroyo
Presidenta: Dª Josefa Romero Molinero.
Vicepresidenta: Dª Marina Pérez Correas.
Tesorera: Dª Ana Gallardo Lozano.
Secretaria: Dª Rocío Pedrajas Godoy.
Camarera: Dª Petra Robles Perales.
Vocal de Caridad: Dª Rosario Ruiz Vergara.
Vocal de Culto:
Dª Rosa María Muñoz Fernández
Dª Dolores Martínez Peña
Dª Rosario Palomares Sena.
Vocal de Formación:
Dª Purificación Nieves Cano
Dª Juana Ollero Ruiz.
Vocal de Manifestaciones Públicas:
Dª Inmaculada González Peña
Dª Agustina Vicaria Pérez.
26
ACTOS Y CULTOS DE LA COFRADIA PARA CUARESMA
Y SEMANA SANTA 2015
V Cena benéfica que tendrá lugar el día 21 de febrero en “Café - Bar
Rafa”.
SEPTENARIO A NUESTRA SEÑORA VIRGEN DE LOS DOLORES. Del 21 al 27
de marzo a las 18:30h.
- OFRECIMIENTO DEL CARTEL DE SEMANA SANTA. El día 21 de marzo en
la misa.
- BESAMANOS DE LA VIRGEN. El día 21 de marzo al finalizar la eucaristía.
- RETIRO CUARESMAL. El día 23 de marzo al finalizar la eucaristía.
- “EXALTACIÓN A LA FIGURA DE LA CAMARERA”. El día 26 de marzo al
finalizar la eucaristía.
- FIESTA DE LOS ESTATUTOS. El 27 de marzo a las 19:00h. Sorteo de mantilla y peina, emblemas de nuestra cofradía acompañada por el grupo de
Capilla.
Visita a las hermanas enfermas durante la cuaresma.
SOLEMNE PROCESIÓN el día 3 de Abril a las 21h.
Itinerario: Parroquia, Plaza de la Constitución, Palacio Valdés, Utica, Plaza
28 de febrero, Coso, Perales, Plaza del Amparo, Plaza de la Constitución,
Hospital, Plaza Juan XXIII, Ramón y Cajal, San Antonio, Encuentro con la
Hermandad de la Vera Cruz, Plaza del Amparo, Plaza de la Constitución,
Parroquia.
Hermana Mayor: Mª Soledad Casado Jurado. Plaza Juan XXIII, nº 4.
Música: Asociación Musical “Maestro Flores”.
Convivencia de costaleros al finalizar la Semana Santa.
Colaboración con las asociaciones de nuestra localidad (Manos Unidas,
Alzheimer, Cáncer).
Viaje a Priego de Córdoba y Viaje Navideño.
Asamblea General el día 11 de septiembre a las 20:30h, con el tradicional
sorteo de hermana mayor, este año se realizará entre todas las hermanas
de esta cofradía.
Festividad de Nuestra Señora de los Dolores el día 15 de septiembre a las
20 horas, acompañada por el grupo de Capilla.
Marmolejo, 2015
La Junta Directiva.
27
Grupo Parroquial
Cristo Resucitado
La Resurrección, el hecho más importante en la vida cristiana.
La resurrección de Jesús es el hecho más importante de toda la historia de la salvación. Es, por eso, el hecho central de esa historia. Porque es el acontecimiento
decisivo en la existencia de Jesús; y en la vida y en la fe de los cristianos.
El Domingo de Resurrección, cuando todavía no había salido el sol, María
Magdalena acudió al sepulcro y, con gran sorpresa, vio que había sido quitada
la gran piedra que cubría la entrada. El cuerpo había desaparecido. Corrió en la
búsqueda del Pedro y Juan; Se han llevado al señor de su tumba; les dijo.
Los dos hombres corrieron al sepulcro, Juan iba por delante de Pedro, llegó
antes pero no se atrevió a entrar. Llegó Pedro y se metió sin pensarlo, vio la tela
de lino y los ropajes mortuorios que había envuelto a Jesús. Juan se reunió con él
y ambos se preguntaban si realmente habrían robado el cuerpo de Jesús o bien
si este habría resucitado de entre los muertos.
El Domingo de Pascua es el día en el cual Jesús salió de su sepulcro. Este hecho
es fundamental para el cristianismo. La historia cuenta que en cuanto se hace
de día, María Magdalena va al sepulcro donde Jesús estaba enterrado y ve que
no está su cuerpo. Un Ángel le dice que ha resucitado. Va corriendo donde está
la Virgen con los apóstoles y les da la gran noticia: ¡Ha resucitado! Pedro y Juan
corren al sepulcro y ven las vendas en el suelo. El desconsuelo que tenían ayer,
se transforma en una inmensa alegría. Y rápidamente lo transmiten a los demás
apóstoles y discípulos. Y todos permanecen con la Virgen esperando el momento
de volver a encontrarse con el Señor.
En la Resurrección, la vocación cristiana descubre su misión: acercarla a todos
los hombres.
El hombre no puede perder jamás la esperanza en la victoria del bien sobre
el mal. Por esta razón, los cristianos con gran júbilo celebran en este día la misa
pascual del Domingo de Resurrección.
¡Y así como Jesús lo había prometido, Él resucitó de entre los muertos al tercer
día después de su muerte!
Alfonso J. Pedrajas Lozano
Colaborador Grupo Parroquial
28
ACTOS Y CULTOS DEL GRUPO PARROQUIAL PARA
CUARESMA Y SEMANA SANTA 2015
Actos y cultos en honor a Cristo Resucitado.
Domingo 22 de Febrero a las 20:00 H (Salones Parroquiales)
CHARLA DE FORMACION sobre la Resurrección del Señor a cargo del Rvdo. D. Miguel
Ángel Solas León, párroco de Villanueva de la Reina.
Domingo 5 de Abril a las 9:30 horas (Parroquia):
DOMINGO DE RESURRECION, eucaristía presidida por el Rvdo. D. Miguel Ángel
Jurado Arroyo, párroco de Marmolejo y presidente del Grupo Parroquial Cristo
Resucitado.
A continuación, SALIDA TRIUNFAL DE CRISTO RESUCITADO
Recorrido:
Parroquia, Iglesia, coso, Juan Carlos I, Plaza de Belén, Juan Carlos I, Blas Infante, San
Sebastián, Útica, Palacio Valdés, Plaza de la Constitución, Hospital, Antonio Alcalá,
Divino Maestro, Yerpes, Francisco Calero, Plaza del Amparo, Plaza de la Constitución,
Parroquia.
Música: El acompañamiento musical será a cargo de la Agrupación Musical Santa
María de la Esperanza de Huelma.
Martes 7, Miércoles 8 y Jueves 9 de Abril a las 20:00 horas:
SOLEMNE TRIDUO DE PASCUA en honor a Cristo Resucitado.
Domingo 12 de Abril a las 20:00 horas (Parroquia)
VIA LUCIS de la Resurrección del Señor.
Un año más invitamos a todas las mujeres a vestir mantilla blanca en nuestra procesión para celebrar la Resurrección del Señor, y
así mismo engalanar nuestras fachadas y balcones con colgaduras
blancas para que sintamos que Jesús venció a la Muerte.
29
Domingo de Resurreción
Cristo Resucitado
30
Ntra. Sra. de la Paz
Fiestas Patronales
Ntra. Sra. La Virgen
de la Paz
31
Cofradía de Ntra. Sra. de la Paz
y San Julián
“Un mandamiento nuevo nos dio el Señor, amarnos como el nos amó”. Y
es que si algo recordamos en el Triduo Pascual es el triunfo del amor, un
amor instaurado en una eucaristía perpetua, es una iglesia viva y triunfal.
Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su hijo para redención de toda
la humanidad. La pasión de Cristo no es final sino el principio de una
nueva vida, de una nueva concepción de la humanidad, con él nace el
hombre nuevo y muere así el hombre viejo.
La caridad de Cristo se hace tan real entre los hombres, que somos
incapaces de ver en la crucifixión el triunfo de la vida sobre la muerte,
la pasión de Cristo nos trae un nuevo mensaje liberador de paz y amor
entre los hermanos.
La Cuaresma es un tiempo que nos invita a la reflexión y a la oración
para poder así terminar convencidos de que Dios es amor; Dios es amor
en su última cena, Dios es amor llevando el madero, Dios es amor en la
cruz y en el sudario.
Y María, la siempre entera, la del corazón traspasado por una espada
como en su día profetizó Simeón, permanece fiel al lado de Jesús, ella es
el modelo de entereza en la fe del cristiano. Siente la soledad de ver morir a un hijo para limpiar el pecado del mundo, por ello ella acepta el SI
que Dios pone en su vida. María es la madre de todo cristiano y cofrade.
Desde la Cofradía de los Santos Patronos, queremos invitar a todo el
Pueblo de Marmolejo a vivir intensamente una Cuaresma y una Semana Santa convencidos realmente de lo que celebramos y de lo que Dios
quiere de cada uno de nosotros. Revivir la Pasión de Cristo, como antes
hemos dicho, no es otra cosa que volver a celebrar el amor de Dios con
su pueblo.
Que San Julián y la Santísima Virgen de la Paz, Sagrados Patronos de
este pueblo, nos guíen en el camino de la fe y hagan de nosotros instrumentos de paz y amor entre los hermanos.
Marmolejo, enero de 2015.
La Junta Directiva
La Hermandad de Ntra. Sra. de la Paz y San Julián - Patronos de Marmolejo
www.patronosmarmolejo.blogspot.com
32
ACTOS Y CULTOS DE LA COFRADIA
DURANTE EL AÑO 2015
ENERO: FIESTAS PATRONALES EN HONOR A NTRA. SRA. DE LA PAZ Y SAN JULIAN.
Jueves 22 de Enero
11:00 h. Ofrenda de Flores de los alumnos del Colegio“Ntra. Sra. De la Paz”.
Viernes 23 de Enero “Vísperas Solemnes en Honor a la Patrona”
12:00 h. Repique de Campanas y Disparo de Cohetes.
19:00 h. Solemnes Vísperas en Honor a nuestra Patrona, la Santísima Virgen de la Paz
Ofrenda Floral y Solemne Besamanos.
Durante todo el día habrá recogida de alimentos en la Parroquia para beneficio de Caritas.
Sábado 24 de Enero “Solemnidad de la Santísima Virgen María, Reina de la Paz”
10.30 h. Concentración de la Hermandad en la Puerta de la Parroquia, para recoger a los
Hermanos Mayores.
11:00 h. Misa Solemne. En ella se Bendecirán las Bandas de los Hermanos Mayores.
Al término, Procesión de Ntra. Patrona por el recorrido habitual.
21.00 h. Tradicional cena de Hermandad en Bar-Restaurante “los cuñaos”.
Domingo 25 de Enero
19:00 h. Triduo con Exposición del Santísimo. Predicación.
Lunes 26 de Enero
19:00 h. Triduo con Exposición del Santísimo. Predicación.
Martes 27 de Enero
19:00 h. Triduo con Exposición del Santísimo. Predicación.
Misa ofrecida por el Eterno Descanso de los Hermanos Fallecidos.
Miercoles 28 de Enero “Solemnidad de San Julián, Obispo y Patrón”
19:00 h. Misa en Honor a Nuestro Patrón San Julián en Rito Hispano-Mozárabe.
SEPTIEMBRE: FERIA Y FIESTAS EN HONOR A SAN JULIAN.
Sábado día 5.- CONMEMORIACIÓN DE SAN JULIAN OBISPO Y PATRON.
- Misa en Honor a Nuestro Patrón.
- Procesión de San Julián.
- Asamblea General de Hermanos.
33
Real Cofradía de la
Virgen de la Cabeza
HISTORIA DE LA IMAGEN ACTUAL LOCAL:
Durante la Guerra Civil, desgracia de todos los hermanos de la Cofradía y de los vecinos de
Marmolejo, se perdió y se destruyo lo mucho o poco de la Cofradía.
En el año 1940, acuerdan un grupo de personas reorganizar de nuevo la Cofradía de la Stma.
Virgen de la Cabeza y darle un impulso fervoroso y creciente a dicha Cofradía.
Por elección se forma una Junta de Gobierno, con carácter permanente, compuesta por un
Presidente, Tesorero, Secretario y seis vocales, cargos que recaen en los hermanos;
Presidente:
Secretario:
Tesorero:
Vocales:
D. Andrés Pastor Peña
D. Julio Vizcaíno Perales
D. Miguel Navarro Molina
D. Juan Collado
D. Cristóbal García Sáez
D. Agustín Barragán Pérez
D. Alfonso Sánchez Solís
D. Pedro Barragán Arévalo
D. Pedro Pastor González
Se eligió Hermano Mayor transitorio a D. Antonio Ortega Quesada para el año 1941, siendo por aquella fecha los gobernadores de banderas D. Francisco Perales González, D. Juan
Robles Casas y D. Juan Casado Cañaveras, celebrándose esta reunión en la sacristía de la
Parroquia de Ntra. Sra. La Paz en el día del Señor del año 1940.
Por aquellas fechas el presidente D. Andrés Pastor Peña, encargó que hiciera una Imagen de la
Virgen, al escultor Aldehuela de Andújar, siendo la Imagen que nos preside hoy en día.
34
INFORMACIÓN ROMERIA 2015
(La Sede de la Cofradía se encontrará eventualmente en la
Calle Francisco Calero nº14,durante el mes de Abril)
JUNTA DE GOBIERNO DE LA REAL COFRADÍA
NTRA. SRA. LA SANTÍSIMA VIRGEN DE LA CABEZA DE MARMOLEJO 2015/2017
PÁRROCO Y CAPELLÁN: D. MIGUEL ÁNGEL JURADO ARROYO
PRESIDENTE: JOSÉ MANUEL LOZANO LOZANO
VICEPRESIDENTE: ÁLVARO MARTÍN BARRAGÁN VICARIA
TESORERO: JUAN PERALES LARA
VICETESOREROS:
1. NARCISO ROBLES AGUAYO
2 .AMALIA MARÍA MEMBRIVES LOZANO
SECRETARIA: JUANA PÉREZ NIEVES
VOCALÍA DE MANIFESTACIONES PÚBLICAS:
1. HIPÓLITO MORENO RECA
2. MANUEL SORIANO BARRAGÁN
3. ANTONIO JESÚS CONTRERAS CUESTA
VOCALÍA DE CULTO Y LITURGIA:
1. VÍCTOR MANUEL NAVARRO OLLERO (MAYORDOMO)
2. ISABEL GALLARDO VICARIA (CAMARISTA)
3. MARÍA DEL CARMEN GODOY RECA (CAMARISTA)
VOCALÍA DE FORMACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS:
1. ROCÍO VALCARRERAS BARRAGAN
2. MARÍA ROBLES NIEVES
VOCALÍA DE CARIDAD Y CONVIVENCIA:
1. ANA CHECA ROMERO
2. AURELIA BOLIVAR GÓMEZ
VOCALÍA PROTOCOLO Y RELACIONES INSTITUCIONALES:
1 .EMILIO JOSÉ URBANO GONZÁLEZ
2. JOSÉ TORRALBO BAREA
VOCALÍA DE PEREGRINACIONES Y PEÑAS:
1. SANTIAGO POSTIGO TORRALBO
2. CAYETANO GONZÁLEZ MEDINA
FISCAL GENERAL DE COFRADÍA: CRISTOBAL MURILLO VICARIA
FISCAL ROMERIA: ANTONIO VICENTE SANTIAGO FLORES
FISCAL BANDERAS: FRANCISCO POSTIGO PEDRAJAS
FISCAL DE ANDAS: CONSTANTINO MANUEL CASTRO GARRIDO
35
La Romería
Ntra. Sra. La Virgen
de la Cabeza
36
Corpus Christi
Corpus37 Christi
Adoración Nocturna
En este año de gracia de Dios, se cumplen diez desde la reanudación de la vivencia eucarística
llevada a cabo por la Sección Adoradora Nocturna de nuestro pueblo.
Recordamos que nuestra sección fue fundada en el año 1.908, siendo la número 12 de nuestra
Diócesis. Su cincuentenario fue celebrado con la fiesta de espigas, pregonando la Eucaristía
en dicha festividad D. José Mª Pemán y con una extensiva y fervorosa participación de todo
Marmolejo, que permanece en el recuerdo de nosotros y de nuestros mayores.
Tras un paréntesis de inactividad a finales del siglo pasado, y gracias a la fructífera labor
pastoral de nuestro párroco D. Julio Segurado Cobos, la Sección Adoradora Nocturna volvió
a estar presente en nuestra comunidad en el año 2005, cuando un grupo de personas nos
comprometimos para celebrar Vigilias de Adoración al Santísimo, al menos, una vez al mes,
en el Sagrario de nuestra Parroquia.
En el año 2008, cumplimos muestro centenario, con una gran participación de marmolejeños
y marmolejeñas, la asistencia del Consejo Diocesano, Secciones Adoradoras de la Diócesis,
Cofradías y Hermandades, Grupo Parroquial, Cáritas, Manos Unidas, catequistas y Madres de
la Congregación de San José de la Montaña; culminando los actos en la Iglesia de Ntro. Padre
Jesús, donde, tras unas palabras de D. Julio, fue exaltada la Eucaristía, en bellísimo pregón de
D. Pedro Ortega, Rector del Seminario Diocesano de Jaén.
Dos años más tarde, celebramos la Fiesta Diocesana de Espigas, de tan reciente recuerdo, y
de la cual, por no extendernos, significamos la participación de todo Marmolejo, cientos de
visitantes y el Pregón Eucarístico de Monseñor Amigo, que se ganó todos nuestros corazones.
Para conmemorar esta década de Adoración Nocturna y, uniéndonos al Plan Diocesano, así
como al Año Jubilar Teresiano, celebraremos una Fiesta de Exaltación de la Eucaristía el día
31 de mayo, así como otros actos que ya se darán a conocer y a los cuales queremos aprovechar esta ocasión para invitaros. Esperamos y agradecemos de antemano vuestra presencia y
colaboración.
Terminamos con nuestro cariñoso recuerdo para Leandro, Antonio y Ana María, adoradores
que han dejado esta orilla para estar en el horizonte del Padre, y a quienes pedimos intercedan
por todos nosotros.
Ave María Purísima
La Junta de Sección.
“Estaos con Él de buena gana. No perdáis tan buena ocasión de negociar…..”
“No suele su Magestad pagar mala posada si le hacen buen hospedaje”
Sta. Teresa de Jesús. Camino de Perfección.
38
ACTOS Y CULTOS DE LA
ADORACIÓN NOCTURNA 2015
VIGILIA DE CUARESMA
Miércoles 25 de Febrero: a las 8 de la tarde, Eucaristía y Exposición del Santísimo en el Convento
JUEVES SANTO
Jueves 2 de Abril: Monumento y Hora Santa a las 12 de la noche, durante toda la noche habrá
turnos de una hora para velar ante el monumento hasta las 12 del mediodía del Viernes Santo,
que se realizará un Via Crucis
EXALTACIÓN A LA EUCARISTÍA
Domingo 31 de Mayo: a las 9 de la noche en el Teatro Español a cargo del Rvdo. Sr. D. Agustín
Rodriguez Gómez.
JUEVES DEL CORPUS CHRISTI
Jueves 4 de Junio: Eucaristía y Exposición del Santísimo. Celebración del Aniversario de la
Sección. A las 8 de la tarde en la Parroquia.
SOLEMNIDAD DEL CORPUS CHRISTI
Domingo 7 de Junio: a las 9 de la mañana en la Parroquia, Eucaristía y Procesión.
Itinerario:
Parroquia. Plaza de la Constitución. Plaza Ntra. Sra. Del Amparo. San Antonio. Ramón y Cajal.
Plaza Juan XXIII. Antonio Machado. Ramiro Lara el Pastorcillo. Miguel Hernández. Plaza 1º de
Mayo. Juan Ramón Jiménez. Ignacio Expósito. Antonio Machado. Plaza Juan XXIII. Hospital.
Plaza de la Constitución. Parroquia.
VIGILIA DE DIFUNTOS
Domingo 1 de Noviembre: Parroquia. Plaza de la Constitución. Plaza Ntra. Sra. Del Amparo.
Francisco Calero. Beata Madre Petra. Ntra. Sra. de la Paz. Perales. Plaza Ntra. Sra. Del Amparo.
Plaza de la Constitución. Parroquia.
VIGILIA DE FIN DE AÑO
Martes 29 de Diciembre: Eucaristía y Exposición del Santísimo en el Convento de San José de
la Montaña. Además de todos estos actos, todos los últimos viernes de cada mes se realizan
las Vigilias ordinarias.
39
Pregón de Semana Santa
MARMOLEJO 2014
A CARGO DE PILAR LOZANO COBA. TEATRO ESPAÑOL
No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.
Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.
Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.
No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.
pude imaginar. Por eso reitero mi agradecimiento a la
Unión Local que, por boca de su presidente, me comunicó que habían pensado en mí.
Y no ha sido esta, en realidad, la primera vez que se
han acordado de mi humilde persona para pregonar la
principal semana cristiana, pero cuando, con anterioridad lo han hecho, las circunstancias de la vida no me lo
permitieron. Por eso mi mayor agradecimiento es para
el Señor y su Madre la Virgen que han propiciado que
pueda estar aquí esta noche. Ellos saben por qué lo han
hecho, ellos saben por qué lo hicieron. De todas formas
hablar de mi pueblo, hablar de su Semana Santa, y elogiar todo lo bueno que se vive en torno a nuestras Hermandades y Cofradías siempre será algo agradable y
admirable.
PRESENTACIÓN
Mi pregón de esta noche es el resultado de un trabajo
duro y laborioso que comencé el año pasado y que sin
ninguna duda he llevado a cabo desde el cariño y el
afecto profundo que le tengo a nuestra Semana Santa
y a las costumbres religiosas de Marmolejo. Un trabajo
en el que me han ayudado, con consejos, comentarios
y asesoramientos personas muy queridas e importantes
para mí, en especial Manuel Jesús “Manu”, sacerdote y
más que amigo, casi casi un hijo para mí, que me ha
trazado con su preclaro juicio, las líneas maestras de este
pregón.
Hermanos… ¡qué hermosa palabra ésta cuando, sacándola de su contexto familiar, la empleamos para llamarnos así cuando, como en este acto, es Cristo el que
nos reúne!. Y es, precisamente, usándola en el sentido
de parentesco espiritual, cuando adquiere su plena intención igualitaria. Por ello y sin más distingos, hermanos
todos sed bienvenidos a este pregón, para el que apelo,
a partes iguales, al cielo para que me ilumine y a vosotros para que, con vuestra benevolencia, seáis indulgentes con mis más que probables fallos.
Es de justicia que agradezca a mi familia el apoyo y entusiasmo que me manifestaron desde el principio, cuando yo dudaba de llevar a cabo esta tarea. A mi marido y
mejor apoyo en la vida Paco Cerezo, diseñador y artífice
de este calvario que, como decorado escenográfico, materializa el mensaje de este pregón; a mis hijos Pilar y
Javier y su pareja Laura, ellos son el sentido de mi fuerza
cada mañana; a mis hermanos con los que comparto
cada día de mi vida en lo bueno y en lo malo; a mis
cuñados; sobrinos; primos y a toda mi familia. Agradecimiento también muy especial a todos los amigos y familiares que habéis venido de fuera. Sé el esfuerzo que
habéis hecho por estar aquí esta noche y de todo corazón os lo agradezco.Todos sabéis lo importantes que sois
para mí y también lo importante que es que estéis hoy
aquí todos.
Reverendo señor Párroco, señor Presidente de la Unión
Local de Hermandades y Cofradías, Excelentísimo señor
Alcalde, miembros de la Corporación Municipal, Presidentes y Hermanos Mayores de las Cofradías y Hermandades, Grupo Parroquial y queridas Madres de Desamparados y San José de la Montaña de Marmolejo.
Ante todo quiero agradecer a la Unión Local de Cofradías de nuestro pueblo el gesto de haberme elegido para
estar aquí esta noche, para tratar de exponerles, a mi
humilde entender, lo que esta semana culminante, que
los católicos calificamos de santa, significa para mí. Una
semana que me ha hecho vivir desde pequeña, como a
tantos otros marmolejeños, el sentir cofrade, empujándome, de un modo u otro, a estar vinculada con las hermandades, bien en primera persona o bien junto a los
miembros de mi familia.
Creo que en la vida no hay nada por casualidad, Dios
nos va dirigiendo el camino y nos lleva a sitios donde
nunca pensamos que podíamos estar, como por ejemplo,
que yo esté aquí esta noche, cosa que, en verdad, nunca
40
DOMINGO DE RAMOS.
INTRODUCCIÓN
Nuestro querido Marmolejo desde siempre ha sido un
pueblo profundamente religioso; así lo atestiguan los
mayores. Desde tiempo inmemorial Jesucristo, el Señor,
ha tenido un lugar preferencial en la vida de sus vecinos
y así, se pierde en el tiempo el ir a venerar a la Madre de Dios peregrinando por caminos y veredas hasta
su Santuario en el cerro del Cabezo; con igual cariño
hemos honrado a San Julián como patrono y protector
de nuestros campos y a nuestra patrona la Virgen en
su envidiable advocación de la Paz; hemos alfombrado
las calles al paso del Santísimo Sacramento; hemos ido
a José durante siete domingos anteriores a su onomástica… y así un sinfín de momentos en los que nuestro
pueblo manifiesta sus hondas creencias religiosas, dedicando a Dios una parte importante del calendario. Pero
sin ninguna duda, el tiempo donde todo esto se pone
más de manifiesto es en Semana Santa.
Y amanece el Domingo de Ramos, comenzando así la
Semana Mayor de los católicos. En nuestro pueblo, desde
hace dos años, no se concibe el Domingo de Ramos sin
la Borriquilla y ello es así desde que un grupo de personas, de demostrado compromiso religioso con nuestro
Marmolejo, entre las que hay que destacar a Antonio
Garrido (q. e. p d.) y con la colaboración económica de
casi todo el pueblo, pusieron todo su empeño en añadir
a los tradicionales pasos procesionales uno nuevo y lucharon, perseveraron y afortunadamente, consiguieron
–otro ejemplo de firmeza y fe- que hoy podamos disfrutar de la Imagen de Jesús en la Borriquilla, como puerta
triunfal de entrada a nuestra Semana Santa, dándole
con ello a este primer día un nuevo sabor, ya que podemos acompañar a esta entrañable imagen, integrada
perfectamente, a estas alturas, en el acervo patrimonial
de Marmolejo.
En el principio Dios creó los cielos y la tierra y vio su
hermosura y de barro quebradizo, hizo al hombre, para
que labrara los campos, para que levantara cimientos y
murallas, raíces y saberes… y así nacieron reyes y emperadores, poetas y filósofos y un pueblo sensible y despierto.
Hablar del Domingo de Ramos, es hablar de día blanco… de día claro… de día luminoso… de día de brillo
especial… de infancia, de eterna ilusión, de esa mirada
limpia e inocente de los pequeños que, por primera vez,
muchos en el regazo de sus madres o abuelas, acompañan a Jesucristo. Es un día de sonrisa libre que se hace
hueco al caminar, soñando con un día en el que ni el
viento siquiera es capaz de apagar la llama de candidez
en los ojos de los niños que, a guisa de hebreos, agitan,
ignorando la razón, palmas y olivos.
Y tanto amó Dios al mundo que encomendó a sus
gentes levantar, cruces y espadañas, veletas y campanas
para anunciar a la cristiandad que Jesús muere por ellos
para poder resucitar.
Y tanto amó Dios al mundo que le dio el don de la fe
y la universalidad, para que todos conocieran el amor y
la verdad, la alegría, la justicia y la paz y tanto amó Dios
al mundo que guio sus pasos hacia esa Cruz que reyes
protegieron con su espada.
Borriquilla primorosa,
muestra noble de humildad,
pídele hoy a tu dueño
que no te lleve a trabajar
que el Maestro anda buscando,
para entrar en la ciudad,
un trono que sea conforme
con su reino celestial.
De la misma forma que, desde los albores del siglo
XVI, la Parroquia de Nuestra Señora de la Paz ha sido el
epicentro cristiano de nuestro Marmolejo, la ermita de
Jesús, que a finales del XIX estuvo a punto de competir
con ella como segunda iglesia del pueblo, es, sin duda,
el referente de la Semana Santa. Por sus puertas salen y
entran la mayoría de nuestras hermandades, en sus aceras muchos niños entusiasmados hemos esperado que
llegara el momento de la procesión. Lo recuerdo perfectamente desde mi infancia.
No anhela oro ni plata...
¡nada que sea terrenal!
quiere que sea su alfombra
tu espinazo virginal;
su fuerza, la de tu grupa
y su seda tu bondad.
¡Ermita de Jesús bien sabes que mi cariño hacia ti es
especial…!. Tú has sido testigo de mi infancia y juventud
en la calle Yérpez que me vio nacer, de la misma forma que ahora lo eres también de mi etapa en la calle
Huertas, donde he formado mi familia y desde la que
no pasa día en que, asomándome a la ventana de mi
casa, te envíe una piadosa mirada. Ermita de Jesús…
¡cuántas confidencias y oraciones te he llevado y cuánta
tranquilidad y consuelo he sacado de ti en las visitas casi
diarias que te hago!.
Ya vienen los discípulos,
Sígueles al arrabal,
Ay, borriquilla sumisa,
de alegre caminar,
hoy simple jumento
y mañana inmortal,
pídele alas al viento,
dale en prenda tu ronzal,
tiempla el trote y mide el paso,
no vayas a tropezar,
que tu carga es la esperanza
de toda la humanidad!
41
Hoy, en un plano algo más prosaico, conlleva el anhelo
de una larga espera de 365 días en los que el cofrade
impaciente, quiere volver a ver a las sagradas imágenes
en la calle.
Borriquilla vivaracha,
sin jáquima y sin ramal,
únete al alborozo
de esta entrada triunfal.
VIVENCIAS DE LA INFANCIA.
¡Arre, borriquilla dócil...
alegra tu caminar!,
que en el evangelio tienes
reservado tu lugar;
junto a la mula y el buey,
y la paloma de la paz
con su ramita en el pico,
y el gallo que, al cantar,
aireó las negaciones,
aquella noche fatal.
He mencionado mi infancia y no he podido evitar que
me viniese a la mente lo que han cambiado las cosas
desde entonces. Una de ellas –quizás la que más- es la
preparación de los pasos, cosa totalmente misterioso
para los pequeños. Aquel enorme respeto con el que se
trataba, no sólo a las imágenes, sino todo lo que las rodeaba… era algo como misterioso y trascendental para
nuestros ojos inocentes, que imaginaban que algo distinto estaba pasando en el barrio, lejos de entender que no
era sino que un año más se acercaba la Semana Santa.
Aquella intriga se acrecentaba por el hecho de que las
puertas de la ermita de Jesús, siempre abiertas, se cerraban a cal y canto, con la consiguiente extrañeza de las
inocentes miradas de la chiquillería, veto que aumentaba
de sobremanera nuestra candorosa perplejidad.
No te pares borriquilla,
que ya estás en el umbral,
no escuches otras voces,
no renuncies a tu afán,
no te asombren esas palmas,
ni esos ramos al pasar,
Jerusalén los ofrece
al que llevas al dorsal...
hoy los agitan con vivas,
mañana le condenarán.
Algunos de aquellos pequeñuelos tuvieron o, mejor dicho tuvimos, la suerte de desvelar aquel secretismo sublime y acceder a sitios a los que, por nuestra edad no nos
hubiesen dejado estar solos, gracias a tener algún familiar vinculado con la hermandad que, a puerta cerrada,
ultimaba sus detalles procesionales. En mi caso concreto,
teniendo en cuenta que era la más pequeña de la familia,
fueron mis hermanos Antonio y Alfonsa, los que, algunas
veces, me llevaron de la mano, advirtiéndome, una vez
dentro, que me sentase y estuviese quieta y en silencio,
advertencia ésta a todas luces innecesaria, ya que todo
aquel trajín me fascinaba y me mantenía boquiabierta.
Mientras, en la calle, un sinfín de niños y niñas se agolpaban en la puerta de Jesús, esperando que comenzara
la procesión, para conformarla con las tradicionales filas
de velas. Resultaban reconfortantes aquellas largas y devotas hileras de niños, jóvenes y mayores, acompañando
todo el recorrido procesional en una bellísima tradición,
lamentablemente, casi desaparecida en la actualidad.
En esta procesión es emotivo ver cómo, mientras la Borriquilla se adueña de la mañana, afloran la esperanza y
la alegría en todo su esplendor, igual que afloraron hace
dos mil años, cuando aquel jumento que, por orden de
Jesús, le buscaron sus discípulos, horadaba con el ariete
de su bendito cabeceo, aquella muchedumbre entregada, que aclamaba como rey al hijo de José, el carpintero
de Nazaret: “Hosanna al Hijo de David… bendito el que
viene en nombre del Señor… hosanna en el cielo…”.
¡Ay, pueblo de Israel… que, entre la indiferencia de los
gentiles, la hipocresía de los fariseos y el prejuicio de
los zelotes, viviste aquellos momentos de euforia, cuán
ajeno eras a que todo estaba cumplido, a que aquel que,
a la grupa de un pollino, llevado casi en volandas por la
multitud, estaba apurando sus días en la tierra!. Hoy, en
la Semana Santa de Marmolejo sí somos conscientes, por
eso, en el fondo del alma, fundimos la cara grave y resignada de nuestro Cristo en la Borriquilla, con esa otra
lívida y mortecina que yace entre cristales en la ermita
de Jesús,… nosotros sí sabemos que ha llegado la hora
anunciada por los profetas y que el momento del cáliz de
la amargura está cerca.
Otro aspecto relacionado con la Semana Santa, muy
importante para mí, han sido los Santos Oficios. Y me
vienen a la memoria, desde mis primeros años de juventud, cómo las muchachas, con una mezcla de coqueteo y
devoción, esperábamos esos días para estrenar la ropa
que, durante semanas, nos habían preparado nuestras
madres. Eran días destacados en nuestro calendario, en
los que el pueblo prácticamente se paralizaba.
En pocas palabras que todo giraba en torno a ese gran
misterio que palpitaba, invisible y enraizado, en nuestras
sensibilidades y sentimientos y se hacía palpable y material en las procesiones por las calles del pueblo.
Concluyendo, el Domingo de Ramos o de la Borriquilla
podría considerarse el resultado de una mezcla extraña
de alborozo y felicidad con predestinación y redención,
es el resumen de nuestra particular forma de entender
el cristianismo, de nuestro color como pueblo y de nuestra cultura más propia. Cuando se conjuga este milagro,
los cristianos lo celebramos con fervor, en el más puro
sentido de la palabra, intentando parecernos a aquellas
gentes que, con sus cantos, sus vítores de alegría y su expectativas de libertad, daban la bienvenida al que creían
que venía a salvarles del yugo romano.
De la Semana Santa, sin ninguna duda, era la noche
del Jueves Santo la más especial. En ella era preceptiva
la visita al monumento y, en cierto modo, era también el
único día que podíamos llegar a casa un poco más tarde, aunque no mucho, por propio interés, ya que había
que conectar, casi sin descanso, con el gran revuelo que,
hacia las cinco de la madrugada, tenía lugar en la Peana,
premonitor de la esperada y triunfal salida de Nuestro
Padre Jesús Nazareno.
42
VIRGEN DE LA ESPERANZA.
A Jesús le tienen preso,
escritas lleva en su cara
palabras de los profetas.
Si existe alguna advocación de la Virgen María que rezume ternura y tintes de alegría, esa es la de Nuestra
Señora de la Esperanza. Esto es por muchas razones, primero, por la gran esperanza de María al ser la madre del
salvador y, segundo, porque, como cristianos, el evangelio nos dice que tenemos que ser hombres y mujeres de
esperanza. Al fin y al cabo, Dios es nuestra esperanza y
nuestra fortaleza.
No tiene trono de plata,
su corona es de muerte,
y su cetro simple caña...
A Jesús le tienen preso
y el verdugo en la plaza,
impíos claveles rojos
le siembra en las espaldas;
ruge el odio del pueblo
y a Barrabás presta alas;
miradas que no se tienen,
manos crueles que se lavan...
Y en la ermita de Jesús también tenemos a la esperanza. Una bellísima imagen que vino a nuestro pueblo en el
año 1956. Querida y mimada por cientos de devotos que
han puesto su esperanza mirando a sus ojos. Imagen y
cofradía con una corta pero intensa historia de fe y devoción a sus espaldas, basta con mirar la gran cantidad de
imágenes fotográficas que existen de su solemne procesión por las calles de Marmolejo cuando aún ni siquiera
muchas de ellas estaban adoquinadas.
El aire ordena silencio,
habla de nuevo la tralla
Cuervo negro que cruzas
el cielo de tierra santa,
pregona que has visto a Jesús
cargado con nuestras faltas,
que cordeles de mentiras
a una columna le atan,
que pecados de madera
le esperan en la calzada...
La Esperanza es el palio de Marmolejo. Bajo sus ocho
varales de plata, la Señora de la expectación bendice e
ilumina a nuestro pueblo en cada atardecer de Jueves
Santo. El gentío se congrega en la Peana y las puertas de
Jesús se abren para dar paso a esta querida hermandad.
Delante de la Virgen, su Hijo amarrado a la columna.
Jesús Preso de Marmolejo. Con sus ojos bañados por
las lágrimas y mirando al cielo, Jesús soporta con abnegación los azotes prescritos por la ley de Roma tras
haber vivido el juicio más injusto de la historia de la humanidad.
A Jesús le tienen preso
no tiene fuerzas ni aliento,
ni vida en la mirada...
tan sólo un cáliz amargo...
tan sólo un triste mañana...
El Jueves Santo siempre ha sido el día de los niños.
Cientos de ellos nos acercábamos en el discurrir de esta
cofradía, acompañando a sus imágenes con velas encendidas. Esto tenía cierta lógica. No había procesión el
domingo de ramos, la madrugada estaba reservada a
los mayores y la procesión del Santo Entierro era exclusivamente para los hombres. Por eso la hermandad de La
Virgen de la Esperanza y Jesús Preso siempre se caracterizó por el gran acompañamiento de niños.
A Jesús le tienen preso,
¡ya no hay nada que le valga!.
Madre de manto verde,
madre nuestra soberana,
Marmolejo a tus pies,
te reza y te acompaña,
te tiene por salvadora,
por madre y por abogada,
junto a Ti no tiene miedo,
junto a Ti nada le falta.
De hecho durante muchos años, esta hermandad tenía
la peculiaridad de además de estar representada por un
hermano mayor, sorteaban entre los más pequeños el
“hermano mayor niño”. Tradición que quedó atrás en el
tiempo y que la actual junta de gobierno ha vuelto a recuperar.
No asustan las tinieblas
de la noche más cerrada
que sólo con tu medalla
al alma torna el sosiego.
Esperanza de Marmolejo, ilumina el corazón de los
niños y jóvenes, para que puedan mirar al futuro con
ilusión, no los dejes de proteger en este mundo difícil que
les ha tocado vivir, sé tú su confianza en el caminar y llena de vida a cada uno de tus hijos y devotos, a mayores
y enfermos, a presos y encarcelados, a los atrapados por
el hambre y la miseria, para todos los hombres de nuestro mundo, que no les faltes TÚ, ¡¡ESPERANZA!!.
Reina de Semana Santa
que nos guardas del pecado,
escucha como plegaria
que, pues a todos ofreces
un agarre de confianza,
habrás de ser por los siglos
la Virgen de la Esperanza.
43
cuando el cielo de ceniza,
a la tierra sobrecoge.
VIRGEN DE LOS DOLORES.
Mi estrecha relación con la hermandad de la Virgen de
los Dolores fue tan sencilla como inesperada. Tuvo lugar
un caluroso día de septiembre del año 1996. Una representación de la Junta Directiva de la Hermandad contactó
conmigo para ofrecerme ser presidenta de la Cofradía.
Jamás supe de quien partió la idea, tampoco pregunte
las razones que les habían llevado a pensar en mí, sencillamente entendí que la Virgen me llamaba y allí debía
estar yo. Me dieron un plazo para pensarlo, pero en verdad que no necesité mucho tiempo para decidirme, pues,
entre mi predisposición, el impulso de mis familiares más
directos y, sobre todo, la ilusión que le hizo a mi madre,
dicho sea de paso una de las hermanas más antiguas de
la Cofradía, acepté el cargo.
Traición en el olivar,
afrenta de sinrazones,
espinas al rey de reyes
gritos, caidas, azotes,
vía crucis de injusticia
y dedos acusadores,
sogas, lanzas y martillo,
un mensaje en cada golpe;
crujen huesos, brota sangre,
hieren clavos en el monte.
Muere tu Hijo en el Calvario...
agoniza entre ladrones
¡qué soledad sin colores...
sin apoyo... sin consuelo...
sin gritos y sin reproches.
Vamos, Virgen, tras de Ti
porque, aun siendo pecadores,
tu sufrir es la llamada
que Marmolejo responde.
Y de este modo, me convertí, con el apoyo mayoritario
de las hermanas de entonces, en la máxima responsable
de la hermandad de las mujeres de Marmolejo.
El primer reto que me propuse fue el de formar una
junta de gobierno amplia, responsable y, sobre todo, con
muchas ganas de trabajar para devolver a la Hermandad
el genuino esplendor que un día tuvo.
¡Qué terrible fue tu trance,
Madre de todos los hombres!...
sin tiempo para medirlo,
sin consuelo que lo acorte.
Este propósito, evidentemente, no significaba un borrón
y cuenta nueva, toda vez que en la antigua directiva había personas valiosísimas, por su dedicación, devoción,
experiencia y predisposición, que ni debían ni podían ser
relegadas o anuladas. De entre todas ellas, sobresalía especialmente una que había dedicado casi toda su vida a
trabajar por la Hermandad, hasta el punto de que todo
el mundo cofrade ha asociado siempre su nombre con
la Hermandad de la Virgen de los Dolores. Esta mujer,
aunque no dijese su nombre, estoy segura que sabría muy
bien que me estoy refiriendo a ella. Y ustedes seguro que
también, es Ana María Cerezo. Ana María ha luchado, ha
caminado, abnegada y sóla, por todo el pueblo, pidiendo
para la Virgen y ha trabajado tanto por la Hermandad,
que consideré, desde el primer momento, que tenía que
quedarse junto a nosotras, junto a nuestra Madre de la
Soledad. Ana María, aparte del ejemplo de un cariño a
la Virgen en el que mirarme, me ha dejado esta medalla
que, para mí es un tesoro y que, a lo largo de su vida ha
llevado sobre su pecho, una hermosa y antigua medalla
que, contraviniendo toda lógica joyera, está chapada de
plata sobre un interior de oro puro de amor a la Virgen,
haciendo nuestra su pena, toda vez que el dolor por el sufrimiento de un hijo es, especialmente, comprendido por
quienes, como la Virgen de los Dolores, también somos
madres
Déjame estar junto a Ti,
deja que a tu lado llore,
porque pena compartida
dicen que es pena más pobre.
Procesión en soledad,
de acompasados tambores,
rebotan en las paredes
palabras que no se oyen,
pero que hablan y entienden
los pechos que no se esconden.
Porque entiendo tu soledad,
acíbar de triste noche,
porque yo también soy madre,
tu dolor me sobrecoge
y uno mi llanto al tuyo,
¡oh!, Virgen de los Dolores.
Y, poco a poco fue tomando forma la primera Junta de
Gobierno, quedando al cabo compuesta por un grupo
de mujeres decididas, valientes y comprometidas, cada
una con el perfil más idóneo, de acuerdo con su carácter y aptitudes, para las diferentes áreas que había que
llevar.
Tengo que manifestar, en público, aquí y ahora, el orgullo y la satisfacción que supuso trabajar con esta casi
docena de hermanas que, desde el primer momento,
mostraron mucha ilusión por este proyecto y comenzamos a caminar con un sinfín de reuniones que al final
dieron resultado.
Uno mi llanto al tuyo,
¡oh!, Virgen de los Dolores,
porque caen tus lágrimas
desgarrando corazones;
porque silencias tu pena
de amargura y bronce;
porque tu sufrir es nuestro
y nuestro el duro broche
que a la muerte infame
tu serenidad impone
Es de justicia destacar el apoyo incondicional y la labor
de dirección y asesoramiento que en esta etapa nos prestó don José Araque, el párroco de entonces y hoy, con
44
seguridad, en el cielo. Él, con su temperamento tranquilo
y con sus consejos callados, siempre me demostró estar
a nuestro lado, en todas y cada una de las laboriosas y
difíciles decisiones que tuvimos que adoptar, para revitalizar la hermandad.
Y él sigue ahí, elevado al cielo desde su camarín, consuela y escucha como buen padre a todas las súplicas y
necesidades que le piden sus hijos de Marmolejo. Todos
conocemos la piadosa tradición de su emparedamiento
en la guerra, quizás también por eso, al igual que ocurre
con las imágenes que despiertan gran devoción, su historia e incluso su autoría está siempre envuelta de misterio.
Una de las primeras preocupaciones era la del acompañamiento a nuestra titular en la procesión. Era escasa,
debido a que se procesionaba demasiado tarde. Para
ello impulsamos la mayor iniciativa que se había dado
en la Semana Santa hasta aquel momento, consistiendo
en adelantar el momento de salida de la procesión, para
coincidirlo con el paso de la Vera Cruz haciendo su estación de penitencia en la Parroquia. El objetivo de este
cambio era doble, en primer lugar, conseguir el encuentro entre ambas hermandades en la tarde noche del Viernes Santo y, en segundo lugar, que la Virgen de los Dolores se viera más arropada por sus hermanas cofrades y
que la entrada a la Parroquia no fuera tan tarde, en una
jornada de cansancio debido a que casi todo el pueblo
acompañaba a Nuestro Padre Jesús en la madrugada.
Pero nada de eso impide que Jesús sea la devoción más
grande de todos los marmolejeños. Extraña simbiosis la
de esta imagen, su trascendencia es tal que su rostro nos
hace sentir cierto hipnotismo, al ver sus manos, heridas
por el hierro, recorre las nuestras un hermanamiento purificador; al advertir sus sienes, heridas por las espinas
de su corona transmiten el escozor de sus pinchazos a
las nuestras y su hombro maltrecho por el peso de la cruz
deriva en una perfecta identificación con el que todos
llevamos por nuestra cruz de cada día.
¡Silencio!... que Jesús prende
la noche marmolejeña.
Va cargado de tropiezos
de culpas y de flaquezas;
ya está libre el pecador
y Él cautivo de su pena.
Esta novedad, emanada de la Junta de Gobierno, se
sometió al parecer de todas las hermanas que lo vieron
con muy buenos ojos y, posteriormente, pasó a la Agrupación de Cofradías, que, igualmente, mostró su total
apoyo desde el primer momento.
¡Silencio!... callemos todos
que ya se abre la puerta,
tiemble el pecho al redoble,
que al Nazareno le llevan,
¡qué soledad infinita
clavada en la madera!
Con la luz verde al proyecto, sólo quedaba llevarlo a la
práctica y así en la Semana Santa de 2002, el 29 de marzo alrededor de las once y media de la noche, en la Plaza
del Amparo, un gentío expectante fue testigo de cómo la
Virgen María mostraba sus dolores al ver pasar a su Hijo
muerto. El dramatismo y la emotividad contenida fueron
tales que nadie pudo evitar que un escalofrío de pena le
recorriese el cuerpo; un silencio absoluto se adueñó del
lugar, diríase que sólo se oía el latir de los pechos nobles
y el rodar de algunas lágrimas piadosas… un silencio
divino, sólo roto por el quejido del bronce en respuesta al
golpe de martillo y la orden suave del capataz, convirtió
aquel encuentro en uno de los momentos más impresionantes de toda la Semana Santa, sobrepasando el episodio los límites humanos y el simple efecto visual de dos
imágenes fundidas en una, para plantarse en el umbral
de lo divino y sentir cómo un enésimo puñal atravesaba
el corazón de María, viendo cómo en una urna de cristal
se llevaban a su hijo, lívido, con los labios entreabiertos
y una terrible herida en el costado de la que manaba un
torrente de amor y perdón.
- ¿Por qué esto, Padre...?, ¿por qué?,
angustiado al cielo eleva
y un «Por toda la humanidad»,
cruza el aire en respuesta.
- Madre... ¿dónde estás Madre...?,
ven a Mí, a darme fuerzas,
¿no ves que me están tejiendo
una mortaja de seda?.
- No puedo, mi Dios, no puedo...
¡Ay, si yo pudiera!,
pero de una anunciación
yo también estoy presa.
Silencio de oídos sordos,
lamento de boca seca,
lanza el látigo al aire
pedazos de carne fresca.
NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO.
- ¿Dónde está el traidor...?.
Está contando monedas.
No hay ninguna duda de que si nuestra Semana Santa
tiene un nombre propio, ese es el de Nuestro Padre Jesús
Nazareno y, si en nuestro pueblo, el rostro de Dios tiene
un nombre ese es el de Nuestro Padre Jesús Nazareno.
En su casa, en la ermita que lleva su nombre podríamos
decir que es Semana Santa todo el año. Sí, porque igual
que en su desfile procesional es acompañado por innumerables filas de hermanos y devotos, igual de innumerables son las personas que cada día lo visitan, entre las
cuales yo también me encuentro.
La gente se arremolina
y al alba marmolejeña,
cuando el clarín raja el aire
y se ahogan las tinieblas,
de la mirada Eterna,
de la Madre que llora
lágrimas de plata y seda,
del traidor que, bajo el árbol,
45
mira lívido una cuerda,
camino de su calvario,
el Nazareno se aleja.
Los tambores arrancan
jirones a la noche negra.
Y así, con luces y sombras, con aciertos y errores, pero
con la ilusión de todos, al final lo conseguimos. Y este
foro… este viñedo sin cultivar, como diría el Maestro, debidamente labrado por todos, sabiamente dirigido por el
párroco y divinamente auxiliado por el Espíritu Santo, no
tardó en dar frutos: la reedición del programa de actos
que todos los años puntualmente, se disfruta en todos
los hogares de nuestro pueblo en los días de cuaresma;
el cartel anunciador de la Semana Santa; el pregón y
tantas y tantas cosas que no se podrían enumerar. Pero,
desde luego, lo más importante fue que se creó un espacio donde todos pudimos dialogar, compartir nuestros
deseos e inquietudes, corregir cosas del pasado y ser en
verdad un grupo que trabajaba por el bien de nuestras
hermandades, de nuestra Parroquia y, en definitiva, de
nuestro pueblo.
Luna triste que no es luna,
ni las estrellas estrellas
son cofrades en el cielo,
en procesión con sus velas.
¡Silencio!... que Jesús prende
la noche marmolejeña.
Nazareno eres el vecino más antiguo y querido de
nuestro Marmolejo, decenas de generaciones te han
acompañado en tu multitudinaria procesión. Tu devoción
se ha instaurado en familias como un componente más
de convivencia Ha pasado de padres a hijos, como sacro
legado, el orgullo de llevarte sobre sus hombros y, anualmente, acuden puntuales hijos tuyos que la vida les ha
llevado a cientos de kilómetros… Nazareno de Marmolejo, epicentro de nuestro sentir religioso, bendícenos desde tu paso madrugador, que nosotros, dentro de nuestra
humildad, te ofrecemos el ser eso tan íntimo para una
comunidad cristiana… para un pueblo trabajador que
es la historia hecha realidad. Cada vez que atraviesas
los umbrales de tu ermita cada madrugada de Viernes
Santo, derramas tu amor sobre cada uno de nosotros.
¡Y una vez más el Señor me llevó a donde no pensé
que iba a poder estar!... Los compañeros de la Agrupación se fijaron en mi humilde persona y alguna cualidad,
desapercibida para mí, debieron encontrarme para ponerme al frente de ellos. Y, tras la pertinente votación, me
hicieron presidenta. Amanecía, así, un nuevo reto que
aumentó la dificultad de mi actividad cofrade, al ser una
responsabilidad añadida a las que ya tenía como Presidenta de la Virgen de los Dolores y como catequista. Bien
es verdad que en esta labor conté con la ayuda inestimable e incondicional de muchas personas, en especial con
la de mi amiga y vecina Puri, perteneciente también a la
Agrupación por la hermandad de la Vera Cruz. Debido a
nuestra cercanía, ella, siempre dispuesta, me acompañaba a todos y cada uno de los lugares a donde tenía que
dirigirme. Sus palabras siempre concertadas, sus consejos siempre puntuales, su apoyo siempre desprendido y
su actitud siempre amable fueron, ella no sabe hasta qué
punto, fundamentales para mí en este periodo. Para ella
mi reconocimiento y mi gratitud, pero, sobre todo, mi cariño porque, ella lo sabe, en casa todos la consideramos
como una más de la familia.
Tras él, su madre, la Virgen de la Estrella, que como
lucero del firmamento alumbra los pasos cansados de su
pobre hijo que peregrina hacia el calvario cargado con
los pecados de la humanidad. De este modo, la Pasión
marmolejeña llega a su culmen ¡cuántos meses esperando que Jesús salga de nuevo a la calle!, cuántos hijos
de Marmolejo, venidos de todos los rincones de España
vuelven puntualmente cada año para acompañarlo en
su procesión. ¡Cuántas saetas que rasgan gargantas le
han dedicado para que su camino sea más llevadero y
cuántas y cuántas emociones despierta Nuestro Padre Jesús Nazareno!.
En la Agrupación, como se comprenderá fácilmente,
no todo fue un camino de rosas, ya que, como frágiles
mortales, hubo momentos de trabajo duro, de opiniones discrepantes, de decisiones comprometidas y de situaciones de agobio, pero en ellos apretaba los puños,
recordaba la fortaleza de la Virgen ante la desgracia y el
sometimiento al Padre de Cristo en su calvario y, automáticamente, se empequeñecían mis penas… y, al cabo,
el trabajo se tornaba agradable, las discrepancias solidez, el compromiso luz y el agobio tranquilidad. Tal es,
creedme, hermanos míos, la fuerza de la fe y la eficacia
de la oración.
AGRUPACIÓN DE COFRADÍAS.
Inmersa en aquella mi primera etapa como presidenta
de la Virgen de los Dolores, en el ambiente cofrade de
nuestra Parroquia se sentía la necesidad de dar un paso
más. Teníamos que reorganizar la Unión Local de Cofradías y Hermandades, porque no sólo había cambiado
la hermandad a la que yo servía, sino que también las
demás se habían renovado y en el seno de cada una de
ellas, un buen número de hermanos y devotos estaban
trabajando mucho y bien, pero era manifiesto que, quizás llevados por las respectivas pasiones, se había relegado a un segundo plano el caminar juntos… el remar
en la misma dirección y cada cofradía estaba siguiendo
derivas personales y diferentes. Al final, acordes con el
amor que Cristo nos recomendó en su mandamiento
nuevo, para que, con él, nos conociesen como hermanos, determinamos unir fuerzas cofrades, convencidos
todos de que, juntos, podríamos conseguir muchos más
objetivos.
Y así ha pasado el tiempo… unos años que, viéndolos
desde la perspectiva actual, puedo decir que recuerdo
con el orgullo, la satisfacción y el cariño de haberlos
dado por las Hermandades de Marmolejo. Se demostró que en unión, diálogo y armonía se pueden conseguir retos que, de otro modo, hubieran sido imposibles.
Afortunadamente, han sido muchos los cofrades que han
continuado y continúan llevando a cabo esta tarea; desde aquí les felicito por la gran labor que hacen, al fin y
al cabo, todos hemos ido recogiendo lo que otros antes
sembraron y ahora tenemos la obligación de cuidarlo
46
La procesión de la Vera Cruz, en mi niñez y juventud,
era la procesión oficial y, quizás merced a ese carácter
extraordinario, su día, el Viernes Santo, en el pueblo el
aire parecía espesarse con una nube de pésame flotante. En ciertos aspectos, impresionaba el silencio que se
vivía aquella jornada, en la que el menor atisbo de un
simple esparcimiento se descartaba con el añadido del
razonamiento prohibitivo de “… porque está el Señor
muerto”. Simplemente, eran otros tiempos -los jóvenes
tendréis que hacer un esfuerzo para imaginarlos- en que
determinadas cosas y actitudes, que hoy resultan increíbles, entonces eran normales: los bares con las puertas
entornadas, cuando no cerrados del todo… en la radio
música sacra o, como mucho, clásica… la Iglesia abierta
hasta el mediodía para visitar el monumento… en definitiva, un ambiente, casi sobrecogedor, en donde se palpaba aquello que se estaba rememorando.
para legarlo a las generaciones venideras. Pero si esto
es gratificante, mucho más lo es el ver cómo nuevas personas jóvenes de nuestro pueblo, comprendiendo que en
la juventud hay tiempo para todo, dedican con alegría
parte de su tiempo a trabajar en esto, a seguir la luz de
Cristo en este campo.
VERA CRUZ.
Conmueve la Vera Cruz
y estremece el Santo Entierro...
Triunfo de cirios y velas,
capirotes nazarenos,
órdenes del capataz,
abnegados costaleros,
guante, martillo y campana
hablan de trecho en trecho,
recibiendo por respuesta
el crujir de los largueros.
Llegado el momento de la procesión y con una santa
parsimonia, larguísimas filas de hombres acompañaban,
en absoluto silencio, al Santo Entierro. Era la única procesión que teníamos vetada los niños, hecho éste que,
como suele ocurrir con todo lo prohibido, aumentaba
nuestra intriga y admiración.
Viernes Santo tarde noche...
silencio de terciopelo
que vas directo al alma
sacándola de sus sueños,
silencio que, desbordado,
penetras en los recuerdos,
anidas en el olvido
y te escapas con el viento...
sufrir... sentir... esperar...
silencio... ¡siempre silencio!.
Es innegable que esta procesión siempre fue la más
hermosa por varias razones: es la única hermandad de
Marmolejo que pone en la calle tres pasos; tiene el atractivo puntual de soldados romanos; es la que más transmite… la que más conmueve, la que oprime los corazones, la que parte el alma y la que hace que cada cristiano
se sienta culpable de lo que representa. Hasta el redoble
del tambor es más profundo y de sus cornetines manan
quejidos al aire. ¡Tarde de Viernes Santo, tarde sagrada
de entre las sagradas; tarde en la que el sacrificio de la
redención adquiere su verdadera dimensión; tarde que
se hace noche y noche que se hace eterna; tarde noche
sublime; tarde noche de piedad compartida; tarde noche
que penetras en las casas por las rendijas de las puertas;
tarde noche completa!… María de la Amargura, la Cruz
y Cristo yacente, ¿acaso se necesita algo más para sintetizar la historia humana de la Redención?. Tarde noche
de Viernes Santo, la más fúnebre, pero, al mismo tiempo,
la más hermosa, ojalá no pierdas nunca eso tan especial
que ha hecho de ti el momento álgido para la gente de
buena voluntad.
Abismo bajo la cruz
y en los vértices del tiempo,
vacío en el camino
y en el sepulcro abierto,
preguntas en la mirada
con un contestar incierto,
labios secos y apretados,
lágrimas de desconsuelo,
ojos que buscan color
y sólo encuentran el negro.
Intensidad que tapizas
las calles de Marmolejo,
y, sabiéndote querida,
penetras hasta los huesos;
que llegas a la conciencia
y te haces de acero
para encerrar los pesares
en jaulas de sentimientos,
¿por qué clavas en el alma
tantos alfileres negros...?.
DOMINGO DE RESURRECCIÓN.
Y ahora, llevados por ese extremismo que tanto nos
caracteriza a los españoles vamos a dar un salto conceptual y vamos a pasar del ocaso a la luz ya que tal puede
considerarse la vuelta de Cristo a la vida.
Viernes Santo, pena triste,
piedad grabada a fuego,
saeta de cante amargo,
Viernes Santo, pesar lleno,
procesiona tus minutos
que allá se alejan lentos
fundiéndose con la noche
desnudos los dos maderos,
la Virgen con su amargura
y el Hijo de Dios muerto.
Ha tres días que expiró
el Maestro en el Calvario,
perdonando a sus verdugos.
Todo se ha consumado.
Sé tú aire el que lleves
el desprecio inhumano
y tú eco quien repitas
47
aquél, esta luz y esta alegría no preceden al
luctuoso final del calvario, éstas vienen a quedarse para siempre. He aquí, hermanos, la
grandeza de este día, es el primer día de la
eternidad.
las risas de los soldados.
Ha tres días que se fue...
dias de angustia y llanto,
días agrios, de tinieblas,
de dudas y desamparo...
Domingo de Resurrección, callaron las trompetas y los tambores de duelo, Jesucristo ha
resucitado y nos ha dado la vida, la alegría y
la paz. El misterio central de nuestra fe también tiene su hueco en nuestra semana grande. Marmolejo tiene la suerte de contar, permitámonos la presunción, con la imagen más
bonita de Jesús Resucitado de toda la región.
Sus ojos nos transmiten la alegría serena del
que ha sufrido por amor, sus pies, elevados al
cielo, nos indican el camino a dónde él nos
dirigirá un día, sus manos, heridas por los
clavos se nos ofrecen para el consuelo de todos los marmolejeños. ¡Preciosa estampa de
cada mañana del Domingo de Resurrección
cuando Nuestro Señor, lleno de vida, sale de
la Parroquia mientras las campanas no dejan
de repicar a gloria, lanzando aleluyas a los
cuatro vientos!. La vida y el sentido de nuestra
esperanza se han hecho realidad. Jesús, tras
vencer a la muerte, marchó a Galilea, se apareció a María Magdalena y a la otra María,
a sus discípulos y a los que iban a Emaús…
y Jesús, nuestro Jesús, nuestro Resucitado,
se aleja por la Calle de la Iglesia… desde el
Enlosado le veo perderse por el zigzag del
Angostillo… y en silencio, con el pensamiento, no puedo evitar lanzarle una pregunta…
¿Dónde vas Jesús triunfante…? y Él, volviéndose me lo aclara todo Voy a aparecerme
a cada uno de los hijos de Marmolejo que
crean en Mí.
¡Para tiempo!, no nos robes
aquellos dias lejanos:
la anunciación del ángel,
la humildad en el establo,
el amor del carpintero,
polvo de huida en los pasos,
sabiduría temprana
a doctores admirados,
bautismo en el Jordán,
tentaciones del diablo,
sermones de libertad,
parábolas y milagros,
consuelo y profecías,
tu iglesia para los años,
santa cena, pan y vino,
cautivo de un beso falso,
sobrevuelo del escarnio,
sentencia del populacho,
llanto entre las mujeres,
ira en forma de clavos,
promesa al buen ladrón
y... lanzada en el costado.
Ha tres días que expiró
y, envuelto en el sudario,
lo borró la gruesa piedra
del sepulcro inmaculado.
Mas... ¿todo aquí termina?...
¿todo ha sido en vano?...
¿acaso venció la muerte?...
¡No!... aún nos queda su pacto!,
¿no ves su mano tendida
para llevarte a su lado?.
De esas andas al cielo
-¡gloria a Ti, Resucitado!que, con tu pasión y muerte,
dejas por mensaje claro:
«Predicad y bautizad,
cruzad mares y oceanos
y amaos entre vosotros...
¡como Yo os he amado!».
¿Qué sentimos los seguidores de Jesús
cuando vemos que ha resucitado?, ¿qué vivimos mientras seguimos caminando tras
sus pasos?, ¿cómo nos comunicamos con él,
cuando lo experimentamos lleno de vida?...
Estamos, pues, en la mañana de la resurrección. Es domingo… pero no un domingo
cualquiera, si acaso hubiese que buscarle semejanza, tendríamos que hacerlo con el ya
descrito de Ramos y la Borriquilla. Domingo
de luz y alegría, pero en contraposición con
Jesús resucitado, ¡gloria a Ti!, tenías razón.
Es verdad cuanto nos has dicho de Dios. Ahora sabemos que es un Padre fiel, digno de
toda confianza. Un Dios que nos ama más
48
toria en un antes y un después!, nunca jamás
temeremos a la soledad, porque cuando estemos en comunión contigo, la luz vencerá a las
tinieblas y andaremos sin miedo por senderos
desconocidos, porque, tal y como prometiste… porque tal y como recogió San Mateo en
la última frase de su evangelio… porque tal y
como tenemos escrito en la cúpula central de
nuestra parroquia: “… yo estoy con vosotros
todos los días hasta el final de este mundo”.
allá de la muerte. Le seguiremos llamando
“Padre” con más fe que nunca, como tú nos
enseñaste. Sabemos que no nos defraudará.
Jesús resucitado, ¡gloria a Ti!, ahora sabemos que Dios es amigo de la vida. Ahora empezamos a entender mejor tu pasión por una
vida más sana, justa y dichosa para todos.
Ahora comprendemos por qué curabas a los
enfermos. Siguiendo tus pasos, viviremos curando la vida y aliviando el sufrimiento.
Gracias, Señor.
Jesús resucitado, ¡gloria a Ti!, sabemos que
Dios hace justicia a las víctimas inocentes.
Hace triunfar la vida sobre la muerte, el bien
sobre el mal, la verdad sobre la mentira, el
amor sobre el odio. Seguiremos luchando
contra todo esto. Buscaremos siempre el reino de Dios y su justicia. Sabemos que es lo
primero que el Padre quiere de nosotros.
He dicho.
Jesús resucitado, ¡gloria a Ti!, ahora sabemos que Dios se identifica con los crucificados. Empezamos a entender por qué estabas
siempre con los dolientes y por qué defendías
tanto a los pobres, los hambrientos y despreciados. Defenderemos a los más débiles y a
los maltratados de la sociedad. En adelante,
escucharemos mejor tu llamada a ser compasivos como el Padre del cielo.
Jesús resucitado, ¡gloria a Ti!, ahora empezamos a entender un poco tus palabras más
duras y extrañas. Comenzamos a intuir que el
que pierda su vida por ti y por tu Evangelio,
la va a salvar. Ahora comprendemos por qué
nos invitas a seguirte hasta el final cargando
cada día con la cruz.
Jesús resucitado, ¡gloria a Ti!, ahora estás
vivo para siempre y te haces presente en medio de nosotros cuando nos reunimos en
tu nombre. Ahora sabemos que no estamos
solos, que tú nos acompañas mientras caminamos hacia el Padre. Escucharemos tu voz
cuando leamos tu evangelio. Nos alimentaremos de ti cuando celebremos tu Cena.
Jesús resucitado, ¡gloria a Ti que dividiste el
tiempo en dos!, ¡gloria a Ti que partiste la his-
49
FIRMAS COLABORADORAS EN ESTE LIBRO DE
SEMANA SANTA 2015
“GRACIAS”
Estimado/a Empresario/a de Marmolejo:
Desde la Unión Local de Hermandades, Cofradías y Grupo Parroquial nos
dirijimos a todos/todas para expresaros nuestro agradecimiento más sincero,
por haber podido contar con vuestra ayuda para la financiación de este libro
de Semana Santa 2015. Sin vuestra ayuda esta labor sería aún más complicada. Os reiteramos nuestro agradecimiento nuevamente. Un abrazo, Unión
Local de Hermandades, Cofradias y Grupo Parroquial de Marmolejo.
50
GESTORIA RUMÍN
Gamonal, 15, 23770 - Marmolejo (Jaén)
Teléfono: 953 541 088
51
T
CONSTRUCCIONES
Y REFORMAS
EN GENERAL
JOAQUÍN
FRANCISCO
669 749 401
618 202 591
Tlf.: 609 13 56 65
MARMOLEJO
52
53
TURISMO RURAL
“Casa San José”
Telf.: 953 540 646 / Móvil: 653 028 734
www.sanjoseyromero.com - www.agenciarural.com
C/. Ramón y Cajal, nº1
23770 MARMOLEJO (Jaén) Telf.: 644 954 984
email: [email protected]
54
LA COMUNIDAD PARROQUIAL TE OFRECE
EN EL CURSO 2014- 2015
EUCARISTÍAS:
- Los domingos y festivos:
a las 10 de la mañana en Jesús.
a las 12 del mediodía en la Parroquia (menos en el Verano que se suprime)
- Los lunes en el convento a las 9:30 horas
- De Martes a Sábado por la tarde en la Parroquia.
- Una vez al mes Misa en la Residencia “ Los Leones”
- Un Sábado al mes en el Poblado de San Julián.
BAUTIZOS:
- Dos días al mes (primer Sábado y último Domingo).
CURSILLOS PARA LA PREPARACIÓN AL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO:
- Del 9 al 13 de Febrero de 2015.
CONFESIONES:
- Antes de las eucaristías y cuando lo solicite el/la penitente.
- Celebraciones comunitarias en Adviento y Cuaresma
ADORACIÓN NOCTURNA
Vigilia Ordinaria el último Viernes de cada mes.
ADEMÁS...
- Ayuda a los más pobres, Manos Unidas y Cáritas.
- Formación Cristiana en la Catequesis de Niños, Jóvenes, Adultos y
Camino Neocatecumental
- Formación Cofrade en el mes de Febrero.
- Biblioteca y Videoteca Parroquial.
- Boletín Parroquial Semanal.
- Grupos de Limpieza, Liturgia y Coros.
- Consejo Pastoral y Asuntos económicos.
- Escuela de Fundamentos Cristianos.
55
Colabora:
Organiza:
UNIÓN LOCAL
DE HERMANDADES
COFRADÍAS Y GRUPO
PARROQUIAL DE MARMOLEJO
56

Documentos relacionados