Memoria | 2012 – 2013

Comentarios

Transcripción

Memoria | 2012 – 2013
Verde es el color de la esperanza y de lo que cuidamos.
Por ello, ahora que iniciamos este nuevo caminar,
hemos decidido que queremos adoptar simbólicamente
el verde como nuestro color.
Memoria | 2012 – 2013
Asociación La Alianza
Guatemala, 2013
www.la-alianza.org
Por un mundo libre de esclavitud.
No a la trata de personas,
no a la discriminación,
no a la violencia sexual contra niñas y adolescentes
© La Alianza
Guatemala, 2013
Diseño: Pensódromo
Impresión: Serviprensa, S.A.
Todos los cuadros al óleo incluidos en esta memoria fueron realizados por las niñas y adolescentes que residen en La Alianza.
Respetando todas las regulaciones nacionales e internacionales sobre imágenes de NNA, hemos colocado en esta
Memoria sólo las que no dejan ver sus rostros o, cuando así ha sido, contamos con la autorización expresa y firmada
de los padres, madres o tutores, así como de las jóvenes mayores de 18 años.
Todas las imágenes son propiedad de ALA.
Esta publicación puede ser reproducida parcial o totalmente siempre que se cite la fuente.
Tabla de contenidos
Carta de la Dirección Nacioal5
La realidad que estamos cambiando
11
Carta Verde
14
La Alianza
17
Nuestra razón de ser
18
EJE 1: Protección y abrigo
19
Psicología21
Atención médica y pediátrica
22
Educación formal
22
Educación vocacional
24
Guardería25
Reintegración25
Testimonios28
Arte, cultura, deportes, recreación
30
EJE 2: Prevención
32
Eje 3: NNA frente al sistema de justicia
34
Eje 4: Incidencia
36
Avanzando juntos
40
Restituir la esperanza
42
Tejiendo la red
46
ANEXOS
Glosario47
Certificación del CNA
48
Dictamen de auditoría | 2012
49
Dictamen de auditoría | 2013
51
Información institucional
53
5
CARTA de la DIRECCIÓN NACIONAL
En el corazón de nuestro quehacer siguen estando las niñas
y adolescentes víctimas de trata, violencia sexual, madres
adolescentes y sus hijos e hijas, que día a día cruzan nuestra
puerta, viven bajo el techo común que nos abriga, y se abren a
la vida con ganas de vivirla. Creemos en ellas y se los hacemos
saber desde el primer abrazo. Ellas han sido y siguen siendo
nuestro motivo principal, nuestra razón de ser. Es con ellas y con
los hijos e hijas de algunas de ellas, con quienes hacemos un
pacto de confianza, amor incondicional y respeto absoluto por
sus vidas. Sostenemos, desde el primer día, que la dignidad no es
un discurso sino una forma de vivir. Y por eso las acompañamos
desde ese momento, hasta meses o años después de que salen
de La Alianza, según un Plan de Vida acordado a partir de los
intereses y necesidades que ellas han planteado.
Tres años ya, y apenas si los hemos sentido. Desde la presentación
de nuestra última Memoria de Labores, en el año 2011, muchas
cosas han pasado. Nuevos contextos políticos, nuevos proyectos
que impulsar, nuevos desafíos que enfrentar. Hemos crecido en
anchura y en profundidad, hemos enfrentado grandes retos y
momentos difíciles, pero también hemos gozado y aprendido
todas y todos juntos de qué se trata esto de abrigar, cuidar y
proteger a otro ser humano que entra a la vida, a partir de una
visión de dignidad. Estamos satisfechos.
La legislación nacional e internacional sobre niñez y adolescencia,
así como las políticas y protocolos asociados a ella, constituyen
el marco regulatorio en el cual se inscribe nuestro trabajo. Y es en
En el
corazón de
nuestro quehacer
siguen estando
las niñas y
adolescentes
víctimas de trata
y violencia sexual.
6
este marco en el que rendimos cuentas. Se las rendimos a quienes nos debemos:
a las niñas, niños y adolescentes, y a la sociedad, global y local, que tiene la
responsabilidad y el compromiso de proteger y cuidar a la niñez y adolescencia,
así como de garantizar el cumplimiento de sus derechos. También nos rendimos
cuentas a nosotros/as mismos al final de cada día.
Tenemos conciencia de vivir en un país que ha adquirido una deuda histórica con su
niñez, adolescencia y juventud. Trabajamos, la mayoría del tiempo, a contracorriente,
enfrentando un sistema de niñez y adolescencia que padece enormes debilidades,
en un país que aporta cifras vergonzosas cuando se habla de la educación, la salud
y la seguridad de las nuevas generaciones. Los niños, niñas, adolescentes y jóvenes
guatemaltecos enfrentan, diariamente, violencias de todo tipo.
Sin embargo, no somos lo que nos pasa, sino lo que hacemos con lo que nos pasa.
Por ello, buscamos que NNA trasciendan la condición de víctimas y se conviertan
en sujetos de sus propios relatos y sus propias vidas. En congruencia con lo
anterior, no sólo ofrecemos protección integral a quienes se acercan a nosotros,
sino que trabajamos en acciones preventivas en todo el territorio nacional.
También brindamos acompañamiento legal a NNA que están dentro y fuera de
La Alianza y, desde los trámites de identificación personal hasta el seguimiento
de casos penales, todo cabe en este rubro. Finalmente, también buscamos
incidir en las leyes y políticas del país, en coordinación con otras instancias
gubernamentales y no gubernamentales afines, para que el contexto sea cada
día más favorable y responda a las necesidades reales de la niñez, adolescencia
y juventud de Guatemala. En este sentido, sabemos que trabajar en red es
fundamental para empujar procesos de nación con visión de largo plazo.
La fortaleza de ALA está en su equipo. Personas comprometidas, profesionales y
solidarias que cuidan a otras, de manera integral y desde un enfoque de Derechos
Tenemos conciencia de vivir en un país
que ha adquirido una deuda histórica con su
niñez, adolescencia y juventud. Trabajamos,
la mayoría del tiempo, a contracorriente,
enfrentando un sistema de niñez y adolescencia
que padece enormes debilidades…
7
Humanos, que saben que no sólo se deben a la
población atendida, sino a la niñez, adolescencia
y juventud del país, la de hoy y mañana. La
mística, la vocación y la dedicación con que
realizan su trabajo se ven reflejadas en el diario
vivir de la Residencia, pero también en los
resultados y logros institucionales alcanzados.
Todo esto ha quedado reflejado en la Memoria
que ustedes tienen en sus manos ahora. Y además,
van en ella las voces de una adolescente y una
La fortaleza de
ALA está en su equipo.
Personas comprometidas,
profesionales y solidarias.
8
joven que ya fueron reintegradas a sus comunidades e intentan
seguir adelante en su camino hacia la plena independencia y
autonomía. Por otra parte, hemos incluido una lista de quienes
creyeron en nosotros en nuestra primera etapa de “despegue”,
y se sumaron con lo que podían aportar, a este esfuerzo que
es de todas y todos. Cada aportación es importante cuando se
suma a una misma intención a favor de la niñez y adolescencia.
Finalmente, las cuentas claras son importantes; la transparencia
de nuestro accionar se ve reflejada en los informes de auditoría
2012 y 2013, incluidos en este documento.
Hemos constatado durante este tiempo que el quid no está ni en
los edificios bien construidos, ni en las leyes bien diseñadas; lo más
importante es el ser humano. Lo fundamental es formar y tratar de
otra manera a las nuevas generaciones y garantizarles sus derechos
desde que nacen. Lo que nos ha faltado a los adultos son el fuego,
la pasión, la voluntad y la ternura para cambiar una realidad que
cada día nos recuerda el camino que nos hace falta recorrer. A ese
caminar le apostamos en ALA, y le seguiremos apostando. Nos
equivocaremos más de una vez, pero muchas otras acertaremos
en nuestro intento de hacer de esta Guatemala, un mundo mejor
para cada niña, cada niño y adolescente que la vida nos acerque.
Y lo trataremos de hacer sencillamente, como decía Luis Cardoza y
Aragón, “con la precisión y la lealtad de la inmediatez de la infancia”.
Gracias por abrazar nuestra esperanza.
Carolina Escobar Sarti
Guatemala, 27 de octubre de 2013
…lo más importante
es el ser humano. Lo
fundamental es formar y tratar
de otra manera a las nuevas
generaciones y garantizarles
sus derechos desde que nacen.
Lo que nos ha faltado a los
adultos son el fuego, la pasión,
la voluntad y la ternura para
cambiar una realidad que cada
día nos recuerda el camino que
nos hace falta recorrer. Debido a su posición
geopolítica, Guatemala es
un país de origen, tránsito y
destino de personas migrantes,
lo cual ha favorecido la
agudización del fenómeno de
la trata de personas.
11
LA REALIDAD QUE ESTAMOS CAMBIANDO
La población actual de Guatemala asciende a 15.073.375 habitantes. El 51,22% es población
femenina y cerca de la mitad de la población total (48%) son niños, niñas y adolescentes
(menores de 18 años)1. Un alto índice de esa población vive en pobreza o pobreza extrema;
de allí que el 43,4% de niños y niñas menores de 5 años presentan desnutrición crónica, la
cual afecta a 8 de cada 10 niños y niñas indígenas (80%)2. ¿No es el hambre una de las
formas de violencia más tortuosas que se puede ejercer contra un ser humano?
Debido a su posición geopolítica, Guatemala es un país de origen, tránsito y destino
de personas migrantes, lo cual ha favorecido la agudización del fenómeno de la
trata de personas3. Las víctimas de la trata y violencia sexual son principalmente
mujeres, niñas y adolescentes (NA). Aunque no siempre llegan al femicidio4, los
delitos de esta índole constituyen una grave violación a los derechos humanos y
producen efectos nocivos en la vida, la salud y la dignidad de las de NNA, sean éstos
físicos o psicológicos. Y a pesar de que hoy contamos con un Sistema de Protección
Integral para la niñez y adolescencia que, en teoría, es uno de los mejor concebidos
de la región latinoamericana, en la práctica el Estado guatemalteco continúa
mostrando serias deficiencias en la atención y protección de NNA.
La alta tolerancia social a la esclavitud, la violencia patriarcal tantas veces practicada
en los hogares de NNA, el crimen organizado y la impunidad, se imponen frente a los
avances logrados, a lo cual contribuyen las escasas acciones en prevención, el limitado
presupuesto del MP y la aún incipiente especialización de la Fiscalía Contra la Trata.
Tampoco ayudan la escasa o deficiente coordinación entre las instancias del Estado
encargadas de dar respuesta a esta problemática (PGN, SBS, MP, OJ, PNC…) y las pocas
condenas a estos delitos por los juzgados a cargo. Sin embargo, y según cifras aportadas
por el Centro de Análisis y Documentación Judicial, así como de la Policía Nacional Civil,
señalan que del 2012 al primer semestre del 2013 han sido capturados 1.561 adolescentes
en conflicto con la ley penal, y de estos se han emitido 619 sentencias por asesinato,
homicidio, violación, robo agravado y extorsión. Este dato es en extremo revelador.
Por su parte, el Procurador de los Derechos Humanos (PDH) informó que desde el
1 Proyecciones de población a 2012 del Instituto Nacional de Estadística (INE).
2 PDH. “Informe sobre violencia sexual en contra de niñas, adolescentes y mujeres en Guatemala”. Guatemala, 29 de octubre del 2012.
Cita a www.unicef.org/guatemala/spanish/panorama_18467.htm.
3 De enero a noviembre de 2012 se produjeron 10.215 denuncias de abuso sexual y trata de personas. De acuerdo con el Centro
Nacional de Documentación del OJ (CENADOJ), 3.938 casos fueron judicializados, contrastando esta cifra con el reporte del MP hasta
septiembre de ese año, cuando solo se produjeron 11 sentencias. Prensa Libre 16 de diciembre del 2012; cita como fuente a la Secretaría
Contra la Violencia Sexual y la Trata (SVET).
4 Para el año 2012 se cuantificaban 6.500 muertes violentas de mujeres desde el año 2000. Para el periodo del 1 de enero al 16 de julio
del 2013, El Periódico (19.07.2013, pág.2), citando como fuente al INACIF y al Grupo Guatemalteco de Mujeres, reportó que el primero
ha realizado 3.564 evaluaciones por delitos sexuales, de los cuales 1.847 fueron cometidos contra NNA de entre 10 y 19 años de edad.
12
año 2008, se han dado 37 sentencias por el delito de
trata de personas, 13 de ellas en el 2012. Este dato
refleja una respuesta que no es acorde a la magnitud
del problema. Según cifras del Ministerio Público
(MP), de enero a octubre del 2012 se registraron 319
víctimas de trata, lo cual no refleja la cantidad de
personas explotadas o esclavizadas, pues la Oficina
de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito
(UNDOC) manifestó que, de acuerdo con parámetros
internacionales, por cada víctima rescatada, 30
más seguirán siendo explotadas clandestinamente.
Aplicando ese índice a Guatemala, añadió, resulta
que además de las 319 víctimas detectadas existirían
otras 9.570 ocultas en el país5.
Existe una Ley de Protección Integral a la Niñez y
Adolescencia [Ley PINA], una Política Pública de
Protección Integral (2007- 2017), y un Plan de Acción
Nacional para la Niñez y Adolescencia de Guatemala
2004-2015 formulado por la SBS, en cuyo marco, varias
instituciones han sido autorizadas por el Consejo Nacional
de Adopciones (CNA) para brindar servicios de protección
y abrigo a la niñez y adolescencia. Sin embargo, muy
pocas, entre ellas La Alianza, atienden a víctimas de
trata y violencia sexual, cumpliendo una función que
correspondería al Estado.
Si bien es cierto que entre 1999 y 2013 se han dado
pasos importantes en los ámbitos de la legislación, la
institucionalidad y las políticas públicas relacionadas con
niñez y adolescencia, como lo mencionamos en párrafos
anteriores, es también indispensable mencionar que el
Sistema de Protección Integral de Niñez y Adolescencia
del Estado guatemalteco presenta una serie de
deficiencias que impiden su adecuado funcionamiento.
Si no fuera así, durante los últimos 12 años, según
datos recabados en ese periodo y reportados por la
Policía Nacional Civil (PNC) y la Comisión Internacional
contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), no se
5 PDH. Informe de situación sobre trata de personas en Guatemala 2012”, contenido en el Informe Anual Circunstanciado 2012, relativo al estado de situación
de los derechos humanos en el país.
13
habrían producido 6.575 muertes violentas de mujeres de todas las edades, 75 de ellas sólo en enero
del 2013. Y si no fuera así, no quedarían embarazadas seis niñas o adolescentes entre los 10 y los 18
años cada hora en Guatemala6.
En sólo un día de este año, aparecieron en un medio de comunicación7 cifras de violencia contra la niñez que
son frías en sí mismas, pero que en el contexto guatemalteco, son datos reveladores de una realidad compleja.
La Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (ODHA) reporta 244 muertes de menores de edad, 69 de
ellos a balazos, 8 por arma de blanca y 8 por estrangulamiento. El Instituto Nacional de Ciencias Forenses
(INACIF) reportó de marzo al 15 de julio de este año, 775 muertos por diferentes causas, entre 10 y 19 años.
De estos 270 fueron a balazos y de ellos, 31 tenían entre 0 y 14 años. También reportó 23 muertos por arma
blanca, cuatro entre 0 y 14 años. La Procuraduría General de la Nación (PGN) señaló que durante el 2013 han
rescatado 110 niños y adolescentes víctimas de maltrato físico, y el representante de UNICEF denunció que
cada día muere más de un niño por armas de fuego. Por su parte, el Ministerio Público (MP) recibe 12 denuncias
por abuso sexual al día y confirmó que cada hora 6 niñas y adolescentes quedan embarazadas producto de
violación. Este año ha recibido 75 denuncias por trata de menores que son prostituidos y usados como esclavos
y mendigos. Finalmente, los Juzgados de niñez reportaron que 52 bebés son abandonados al año. Y aquí no
hemos hablado de analfabetismo, o de NNA en maras y pandillas, instrumentalizados para el crimen.
El factor cultural incide mucho en esta situación, ya que la violencia contra las niñas, adolescentes y mujeres
es normalizada desde el hogar hasta las instituciones del Estado y la sociedad. Importa destacar que la Ley
VET, Art. 28, establece que las relaciones sexuales con niñas de 14 años de edad hacia abajo son consideradas
violación, por lo que los datos citados hablan de un alto índice de comisión de ese delito contra menores. En
el ámbito de la justicia, los casos judiciales que llegan a sentencia por agresión sexual son pocos, y los niveles
de impunidad son altos. El PDH informó en octubre del 2012 que “el recuento de 2008 a 2011 revela que el
88% de casos (de violencia sexual contra mujeres, niñas y adolescentes) no han sido resueltos. En ningún
caso ese nivel de impunidad ha sido menor al 86%. En 2009, incluso, fue del 93%”8. Este es el contexto
en el que se inscribe nuestro quehacer de cada día. Trabajar por mejorar las condiciones de vida de los NNA
de Guatemala ha dejado de ser una intención para convertirse en una situación de urgencia nacional, en un
problema de Estado que cada gobierno habría de poner en el centro de su agenda política.
6 Datos de Visión Mundial de Guatemala (VGM) y del Observatorio en Salud Sexual y Reproductiva (OSAR). El Periódico, 14.08. 2013. Según esos datos, en el año
2009 se dieron 41.259 embarazos en niñas y adolescentes menores de edad, en el 2010 fueron 45.048, en el 2011 subieron a 49.231. En el 2012 llegaron a 59.000,
y en lo que va del año 2013, van ya 34.000. Corroborados también por UNICEF en Prensa Libre el 21.08.2013.
7 Prensa Libre. 16.08.2013.
8 “Informe Violencia sexual en contra de niñas, adolescentes y mujeres en Guatemala”. 146º periodo de sesiones, CIDH. Jorge Eduardo de León Duque, PDH.
Guatemala, 29 de octubre del 2012.
14
Carta Verde
Verde no es sólo el color que surge de la mezcla del amarillo y
el azul, los colores que, por cierto, identifican a Asociación La
Alianza. Verde es el color de la esperanza y de lo que cuidamos.
Por ello, ahora que iniciamos este nuevo caminar, hemos
decidido que queremos adoptar simbólicamente el verde como
nuestro color.
Verde esperanza es el color que queremos transmitir a nuestra
niñez y adolescencia. A nuestras vidas llegan hoy niñas y
adolescentes que, por diversas circunstancias, han pasado por
experiencias muy difíciles. Mañana llegarán a nuestra puerta
también niños y adolescentes desamparados y vulnerados en sus
derechos más esenciales. Para todas ellas y todos ellos tenemos
ahora y tendremos siempre un lugar en La Alianza.
En medio de tanta violencia, queremos que sepan que en el
mundo hay personas que creen en ellas y ellos. Queremos que
sepan que tenemos una profunda ilusión de dar nuestra energía,
nuestro tiempo y lo que somos, para generar espacios de paz,
de armonía y de respeto en esta comunidad humana que ahora
toma forma.
Verde es el color de lo que cuidamos, y eso significa que nos
cuidamos a nosotros mismos y nosotras mismas, a las demás
personas, y a la naturaleza que nos rodea, incluidos todos los
seres vivientes, las plantas y lo que está en nuestro entorno. Por
ello, ser verde va más allá de no tirar basura o de tener un bonito
jardín; ser verde es una forma de vivir que lleva implícitos los
principios de cuidar y respetar.
No hacer a las demás personas lo que no quisiera que me
hicieran a mí, es el principio más verde de todos. No tratar mal
al ser humano que está próximo a mí, no hacerle daño a animal
alguno, reciclar la basura, cultivar los alimentos que ingerimos,
usar sólo el agua y la luz que necesitamos, comenzar a producir
menos desperdicios, conservar limpios nuestros espacios,
dialogar y respetar las opiniones de las demás personas, todo
15
esto y mucho más, forma parte de nuestra
intención verde.
Verde es el color de la paz que soñamos
y queremos vivir. A futuro, deseamos
también contar con luz solar en nuestras
residencias, y promover el uso racional
del agua y de la energía, entre muchas
cosas más. Anhelamos contagiar de este
espíritu verde a las comunidades cercanas a
nosotros y a muchas más personas. Pero el
sueño apenas comienza a hacerse realidad
y precisa de muchas manos y muchas voluntades trabajando juntas.
Esperamos tener, cada día, el privilegio de seguir aprendiendo de nuestras niñas, niños
y adolescentes. Esta carta verde es nuestro pequeño manifiesto y la expresión del
pacto que queremos hacer entre todas y todos nosotros y los seres humanos que la
vida nos ha confiado.
16
17
La Alianza
Asociación La Alianza (ALA) inició una nueva etapa institucional el 10 de diciembre del año
2010, fecha en que se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos en todo el mundo.
Refundada por Covenant House International, organización de larga tradición en atención a la niñez,
adolescencia y juventud, se inscribió como Asociación no lucrativa el 8 de febrero del mismo año
(2010), bajo la partida No. 25860, folio 25860 del libro 1, en el Registro de Personas Jurídicas del
Ministerio de Gobernación. A partir del 17 de enero de 2011, se inaugura oficialmente la Residencia
para protección y abrigo de niñas, niños y adolescentes. ALA cuenta con la certificación del Consejo
Nacional de Adopciones que le autoriza para brindar protección y abrigo a los mismos. Resolución
Nº CNA-DG-epdan-007-2012, del 28/06/2012.
Guatemala es un país que, por su posición geopolítica, se ha convertido en lugar de origen,
tránsito y destino de víctimas de la trata de personas, la mayoría de ellas mujeres, niñas, niños
y adolescentes. Asociación La Alianza se crea ante el incremento alarmante de la trata de
personas —tanto en este país como en la región centroamericana— y la falta de regulaciones para
proteger a la niñez y adolescencia. Nace con el objetivo de brindar protección y abrigo a las niñas
y adolescentes víctimas de los delitos de trata y violencia sexual, así como a madres adolescentes
y NA en riesgo social, y de incidir en la construcción de la institucionalidad y la normativa que
proteja a ese segmento de la población.
El trabajo de ALA se realiza desde la perspectiva de los derechos humanos. Busca que las niñas y
adolescentes con las que trabajamos sean conscientes de las causas por las que fueron víctimas de
trata y violencia sexual; que cambien su pensamiento y actitudes para convertirse en personas libres
y conscientes de sus derechos como personas y como mujeres; que cuenten con herramientas para
constituirse en sujetos de sus propias vidas y no en víctimas funcionales de un sistema.
La acción de ALA está dirigida a la defensa del derecho a la vida y a la vida digna de las niñas y
adolescentes; a la afirmación de su libertad contra la esclavitud a la que fueron sometidas; al
derecho a vivir sin violencia, al respeto y cuidado de su cuerpo y a decidir sobre él; al derecho a tener
su identidad y a practicar su propia cultura. Pero, sobre todo, el trabajo está dirigido a la búsqueda
de justicia. Buscamos transformar la vida de las víctimas, y evitar a la vez que otras también lo sean.
Entendemos nuestro trabajo como una búsqueda de la deconstrucción de las relaciones de poder
apoyando a las niñas y adolescentes, favoreciendo la generación de fortalezas individuales y colectivas
para enfrentar el sexismo, el racismo, el adultocentrismo y cualquier forma de opresión, desde el ejercicio
de su autonomía y libertad, como forma de incidir en la construcción de cambios culturales y sociales.
Que las niñas sean conscientes de las causas por las
que fueron víctimas de trata y violencia sexual.
18
Nuestra Razón de ser
Servir y proteger a la niñez y la adolescencia desamparadas, haciendo con las niñas, niños y
adolescentes un pacto de confianza, respeto absoluto y amor incondicional. Nuestro compromiso
es crear oportunidades excepcionales para su desarrollo personal y su bienestar, con el fin de que
puedan alcanzar su más alto potencial y ser plenos sujetos de derecho.
De acuerdo con esa misión, la finalidad del trabajo de Asociación La Alianza se sintetiza en:
• Atender integralmente, de manera transicional y transformadora, a niñas y adolescentes en alto
riesgo social, víctimas de trata y explotación sexual, así como a madres adolescentes y sus bebés, en
un contexto amplio de vigilancia y garantía de sus derechos humanos.
• Crear oportunidades excepcionales para el desarrollo y el bienestar personal, para una adecuada
reintegración familiar, social, o a la vida independiente de la población atendida.
• Trabajar estratégicamente en la prevención de todas las formas de violencia contra las niñas y
adolescentes dentro de la sociedad e incidir, con acciones afirmativas, en las políticas públicas y las
disposiciones legislativas que benefician a la niñez y adolescencia del país.
• Acompañar legalmente casos de trata y violación sexual que así lo requieran, tanto dentro como
fuera de nuestra residencia, para obtener justicia y reparación para las víctimas de tales delitos.
19
EJE 1: Protección y abrigo
En la residencia viven un promedio diario de 60 niñas y adolescentes, algunas de ellas con sus bebés
o embarazadas. Ellas llegan al hogar por orden de Juez o Jueza debido a que son sobrevivientes de
trata y/o violencia sexual, y requieren protección para no ser re-victimizadas si regresan al entorno
del que tuvieron que salir.
Las residentes tienen entre 12 y 18 años de edad, aunque a veces llegan con sus hermanitas, de
menor edad, que también necesitan protección porque están en riesgo de correr la misma suerte que
sus hermanas mayores. Ellas se auto-identifican mayas, ladinas o mestizas. Algunas ingresan siendo
analfabetas y otras con algunos años de estudio.
Estas niñas y adolescentes que acogemos en ALA, cuyos derechos han sido violentados, han
sido afectadas de muchas maneras: Embarazos adolescentes y/o forzados; ITS (Infecciones de
Transmisión Sexual); conductas no acordes a su edad o nivel de desarrollo1; estigmatización, culpa,
miedo; interrupción del proyecto de vida; cosificación, estrés postraumático. La pobreza y la pobreza
extrema son caldo de cultivo para la ocurrencia de la problemática, pero no se constituyen en la única
causa de estas problemáticas. Una cultura altamente tolerante a la esclavitud, al autoritarismo, al
machismo, termina normalizando delitos que en otras sociedades serían intolerables.
En ALA les brindamos atención integral, porque integrales son también sus necesidades y sus
derechos, y porque se trata no sólo de darles temporalmente un techo, abrigo y seguridad, sino
de que recuperen su vida, empiecen a ejercer sus derechos, construyan fortalezas, conocimientos,
habilidades y destrezas que, cuando salgan de ALA, sean los puntales que les permitirán defender
sus derechos, vivir sin violencia y estar en el mundo sin miedo a la felicidad.
La atención directa les es proporcionada por un Equipo de Salud Integral, llamado así porque
atienden a las niñas y adolescentes con una comprensión de la integralidad de la salud, que es
física, psicológica, emocional. El Equipo está integrado por trabajadoras sociales, psicólogas,
procuradoras/es legales, abogada/o, psiquiatra, médica, y enfermera. Y a este equipo se suma el
trabajo de la Coordinadora residencial y del grupo de educadoras/es que día a día acompañan a NA.
Dos importantes retos fueron superados y los consideramos como logros: 1) El equipo de ALA
tuvo la capacidad de revisar las metodologías empleadas y hacer las adecuaciones pertinentes,
particularmente para lograr que todas las residentes estudiaran con reconocimiento del MINEDUC;
y 2) Fue creado el Programa de Reintegración, mediante el cual se desarrollan las estrategias
y acciones para que las NA puedan reintegrarse a su familia, su comunidad y/o a una vida
independiente cuando no tienen adónde ir.
1 No tienen los intereses que otras niñas; hay áreas de su vida incongruentes con su edad respecto a otras niñas de su misma edad que no han sido violadas e, incluso,
que lo fueron una sola vez; no hay congruencia entre su desarrollo físico, emocional, afectivo, sexual; su desarrollo afectivo está atrasado respecto al promedio de
niñas de su edad; no han tenido estructura y se enojan si se les pide limpieza, orden, responsabilidad; no han tenido estimulación cognitiva, por lo que no se analizan
ni cuidan de sí mismas; su conducta es sexualizada –conducta sexual traumática-, es decir, apelan al sexo como una forma de demostrar el afecto, que es lo que
los agresores les enseñaron pues pidieron afecto y las violaron en forma reiterada. Además de la violación, toda la violencia vivida desde su nacimiento (pobreza,
abandono, falta de amor, de estudio, de atención a su salud, etc.). La violación a prácticamente todos sus derechos genera este fenómeno.
20
Algunos datos de la atención integral son los siguientes:
Año 2012
Recibieron atención integral 115 NA,
madres adolescentes y sus bebés.
29 de ellas permanecieron desde el 2011
Año 2013
Recibieron atención integral 79 NA.
54 de ellas permanecieron
desde el 2012
Total atendidas desde el 28 de marzo 2011 hasta el 30 de septiembre del 2013: 153
Protección y abrigo durante 2012 y 2013
120
111
100
86
80
64
60
50
40
25
20
12 13 11
16
14
12
4
0
2012
2012
19
2013
2013
6
1
Total
total
Ingresos
Adolescentes
Madres Adolescentes
Niños/as 1 dia a 3 años
Niños/as de 4 a 11 años
21
Psicología
Año 2012
622 terapias psicológicas
individuales
y grupales
Año 2013
541 terapias psicológicas
individuales y 171 atenciones
psiquiátricas
Todas las NA residentes recibieron apoyo y acompañamiento psicológico, el cual
tiene como actividades prioritarias las siguientes:
a. Acompañamiento durante el Encuentro por la Mañana y el de la
Noche, cuando las NA se reúnen y conversan sobre su estado emocional
y físico y su plan diario de vida.
b. Atención individual para el abordaje de los eventos traumáticos.
c. Atención en crisis
d. Realización de terapias grupales alternativas:
a. Flores de Bach
b.Láser puntura
c. Medicina natural
d.Biodanza
e. Talleres específicos sobre: asertividad, autoestima, intereses
vocacionales, hábitos de estudios.
e. Orientación a madres de familia respecto a las necesidades afectivas
y de apoyo de sus hijas.
f. Orientación y acompañamiento a la educadora de bebés respecto a la
estimulación temprana.
22
Atención médica y pediátrica
Consultas médicas:
Atención de enfermería:
Educación formal
Año 2012: estudiaron 40 NA
Año 2013: estudiaron 45 NA
Contamos con un centro de cómputo y en el
2012 las NA aprendieron computación.
Todas estudian desde alfabetización hasta
secundaria, incluso 6 con capacidades
especiales. Lo hacen en planes diario y
a distancia. Algunas asisten a un centro
educativo. En nuestra Aula Integral,
multigrado, reciben asesoría de diversos
centros educativos y el apoyo de una
monitora que es maestra. En 2012 nos
apoyó el ISEA y en 2013 lo hace la DIGEEX
Occidente. Todas las modalidades cuentan
con el aval del Ministerio de Educación.
Año 2012
Año 2013
557
330
1.590
960
23
Nivel y modalidad
Cantidad de NA 2012
Cantidad de NA 2013
Primaria. En el Aula Integral, a
distancia (2013).
En 2012 en plan diario y primaria
acelerada en Escuela en Casa. Todas
pasaron de grado ese año.
18
18
Secundaria básica, plan diario y a
distancia en Aula Integral.
En 2012, plan diario y a distancia.
Todas pasaron al grado inmediato
superior. Incluye una en diversificado,
graduada ese año.
8
10
Secundaria plan diario.
0
5
Aula Integral en 2012. Incluye
alfabetización y otros grados.
11
-
Alfabetización en centro
especializado: Niñas y adolescentes
con capacidades especiales, en
modalidad presencial.
0
3
Alfabetización y escritura Braille en
centro especializado.
0
2
Pre kínder (hija de residente)
0
1
Reintegración externa con apoyo,
asesoría y acompañamiento de ALA
y/o coordinando con otros centros
educativos.
3
6
40
45
TOTAL
Educación vocacional
La educación vocacional se realiza pensando en la reintegración de cada niña o adolescente. Es una
posibilidad que se les ofrece para aprender un oficio que les permita sobrevivir cuando salgan de ALA
y, quizá, ayudar a sus familias. Se presenta aquí porque, finalmente, estos procesos de aprendizaje
son parte de la atención integral que reciben.
Algunos datos:
45 niñas y adolescentes se prepararon en 2012 y 36 en 2013.
El primer año participaron en talleres prácticos de: computación, cocina y panadería, corte y
confección y formación agrícola.
En 2013 recibieron cursos especializados de: gastronomía guatemalteca e internacional, dibujo,
bisutería, cocina, panadería, corte de cabello y formación agrícola.
Las NA hacen pan dulce, desabrido y pasteles. Consumen diariamente su propio pan. Con esto
también elevan su autoestima. También practican agricultura, con lo que desarrollan habilidades
para la resolución de problemas como el de la seguridad alimentaria, por ejemplo. Con corte y
confección, que aprendieron en el 2012, desarrollaron su creatividad y cuentan con más herramientas
para el trabajo y la vida independiente.
25
Guardería
Las y los bebés son cuidados medio día,
mientras sus mamás estudian o realizan
otras actividades. Ellas se hacen cargo del
almuerzo. Son niñas cuidando niñas/os,
por lo que a veces les cuesta asumir esa
responsabilidad que no querían y para la
cual no están preparadas. La educadora les
ayuda con sus bebés una parte del día, les
da estimulación temprana bajo orientación
del equipo de psicología, y ella misma
orienta a las niñas madres para que puedan
hacerlo con sus hijas/os.
Reintegración
La apertura de este programa fue un reto que nos planteamos desde el año 2012. Fue posible
hacerlo a partir de marzo del 2013. Previamente habíamos realizado la reintegración de muchas
NA, pero es hasta este año que lo hacemos de manera estructurada.
Si bien toda la atención integral y todo el trabajo que las niñas y adolescentes hacen
desde que ingresan a ALA está dirigido a que recuperen sus vidas, conozcan sus derechos y
tengan la capacidad de defenderlos, desde Reintegración se desarrollan acciones dirigidas,
específicamente, a su reintegración. Por supuesto, coordinando con el resto de equipos. Así, los
equipos de Reintegración y Trabajo Social coordinan todo lo relacionado con educación, tanto
formal como vocacional; el equipo de Prevención genera mejores condiciones comunitarias para
que al reintegrarse, las NA encuentren una mejor recepción, sin estigmas o agresiones debido a
los hechos que sufrieron.
El equipo de Psicología las prepara para su regreso a sus familias, comunidades o para iniciar una
vida independiente, y también las apoya mientras dura el acompañamiento. Y procuración legal
gestiona todo lo relativo a la protección de las
niñas y adolescentes por el Estado.
El compromiso de ALA, a través de este
Programa, es acompañar a las NA durante
dos años después de su reintegración, a fin
de que concluyan sus procesos de estudios,
consigan un empleo y se estabilicen
emocional y socialmente.
Las familias de las NA también reciben
26
apoyo. Por una parte, se entiende que los
daños sufridos afectan a todo el entorno
familiar de las víctimas, al menos al más
cercano, por lo que también requiere
apoyo. Por otro, se busca que las familias
comprendan lo que sufrieron sus hijas,
las causas de ello, y les brinden apoyo
en sus procesos de reintegración, además
de cuidado para evitar que los mismos
hechos, o similares, vuelvan a ocurrir.
Padres, madres y otros/as familiares de
las niñas y adolescentes, destinan tiempo,
en la Escuela Familiar que desarrollamos,
a conocer las problemáticas de trata,
violencia sexual y otras, y a adquirir
conocimientos para relacionarse con y
apoyar mejor a sus hijas sobrevivientes de
algún tipo de violencia.
El compromiso de ALA, a través de este Programa,
es acompañar a las NA durante dos años después de su
reintegración, a fin de que concluyan sus procesos de estudios,
consigan un empleo y se estabilicen emocional y socialmente.
27
Niñas y adolescentes reintegradas en el 2012 y 2013 por orden de Juez o por haber cumplido la
mayoría de edad.
2012
0
4
Reinserción a familia nuclear
8
Reinserción a familia ampliada
Traslado a otro hogar
Egreso no planificado
8
2013
5
6
21
Reinserción a familia nuclear
Reinserción a familia ampliada
Traslado a otro hogar
Egreso no planificado
31
Otros datos:
Visitas domiciliares e institucionales realizadas para seguimiento y actualización de diagnósticos,
visitas familiares, gestiones educativas y monitoreo.
327 en 2012 - 137 en 2013 (hasta el 30 de septiembre).
28
Testimonios
Nombre: Nansi Maribel de los Santos Saravia.
Fecha de nacimiento: 7 de abril de 1995.
Edad: 18 años
Escolaridad: 3º Básico
Ingresó Asociación La Alianza: 01/09/2011
Egresó: 18/06/2012
Breve descripción: Fue reintegrada con la modalidad de familia
ampliada en audiencia definitiva de fecha 18 de junio 2012. A la
fecha vive con su madre y abuela.
Apoyos brindados por ALA 2011-2013: Abrigo y protección durante
siete meses y diecisiete días, seguimiento educativo (2012 y 2013).
Este año concluyó tercero básico y está inscrita en el Instituto de
Capacitación Técnica (INTECAP) donde recibirá el diploma de
Manicurista y Pedicurista Profesional.
Testimonio
Nansi Maribel de los Santos Saravia
Nací el 7 de abril de 1995. Tengo 18 años
• ¿Cuál ha sido tu experiencia fuera de la Alianza?
Bueno en realidad al principio fue difícil porque uno se acostumbra a un tipo de vida y al regresar con nuestra
familia nos damos cuenta que nosotras mismas debemos de poner en práctica todos los valores que nos
han enseñado, pero también nos damos cuenta que no estamos solitas pues yo en lo personal me siento
29
muy protegida aunque ya no esté dentro de ALA pues me siguen apoyando incondicionalmente tanto en
los estudios, preparación técnica y también en lo personal. Hoy en día le doy muchísimas gracias a Dios por
haberme enviado a una casa donde desde el primer día me han brindado todo su apoyo y su cariño.
¡Gracias a todos los integrantes de ALA!!! Los quiero mucho…
• ¿Cómo te sientes con el apoyo que le da ALA?
Bueno yo me siento súper bien pues esto será una experiencia inolvidable para mí pues con el apoyo de
la ALA he logrado continuar con mi plan de vida. ALA me ha ayudado con mis estudios se interesan por
darme apoyo emocional, ellos siempre están pendientes de mi me demuestran su cariño y yo siento como
si fueran parte de mi familia. Y sé que con todo lo que me dan podre lograr mi meta de ser una profesional.
Nansi Maribel de los Santos Saravia
Nombre: María Cristina Borrayo Subuyuj
Fecha de nacimiento: 10 de enero de 1998.
Edad: 15 años
Escolaridad: 4º Primaria
Ingresó Asociación La Alianza: 02/07/ 2012
Egresó: 15/10/2013
Breve descripción: Fue reintegrada con la modalidad de familia
ampliada en audiencia definitiva con la abuela materna Señora
Juliana Pirir Vicente.
Apoyos brindados por ALA 2011-2013: Abrigo y protección un año
y tres meses con trece días, seguimiento educativo (2012 y 2013)
este año concluyó cuarto de primaria y se le ha brindado apoyo en
JUNKABAL en los cursos de Bisutería y Corte de cabello.
Testimonio
Hola, cuando yo estuve con ustedes de Asociación La Alianza me sentí muy agradecida con todas del
grupo integral porque me enseñaron muchas cosas.
Gracias por apoyarme todo este año gracias a todas y con Dios quiero seguir con los consejos y también
les agradezco cuando me da los consejos aprendí muchas cosas buenas. Para mi regaños es buena
para mi y gracias por apoyarme. yo no les pago pero hay alguien que les paga y es Dios él es único para
ayudar por todo lo que pasa. Es el único puede salvarnos también el grupo integral que me apoyaron.
Todo lo que hice nunca voy a olvidar de todos ocupan un espacio en mi corazón.
Bueno me despido de todas de la Asociación La Alianza Dios les bendiga siempre. Los quiero, buen día.
María Cristina Borrayo Subuyuj
30
Arte, cultura, deportes, recreación
La educación que ofrece ALA a las niñas y adolescentes es integral. No se limita al aula, sino que
estimula la creatividad, la expresión, la libertad de cada una, ofreciéndoles técnicas para crear y
desahogarse; fomenta el crecimiento interior, el aprecio por lo que expresan otras/os mediante el
pincel, la fotografía, la escultura, la actuación y cualquier otra forma de expresión. Las NA crean y
expresan, al tiempo que conocen y valoran las creaciones de otras/os.
Pero también se ejercitan físicamente más allá de lo
que demanda el ciclo escolar; esto les ayuda a mejorar
su salud física y mental, a asimilar nutrientes, a crecer,
a mantenerse sanas. Por ejemplo, llevan dos años de
practicar yoga todos los sábados.
En muchas ocasiones combinan el ejercicio físico y
la cultura con la recreación, el paseo. Aprenden así
jugando y disfrutando.
Algunas actividades realizadas durante estos dos años fueron:
• Dos batucadas (comparsas) en la Residencia.
• Asistencias al cine.
• Natación.
• 17 talleres de pintura con diferentes técnicas.
• Fábrica de sonrisas 2 veces al mes durante 6 meses.
• Acompañamiento espiritual de acuerdo con la religión que profesan o su cosmovisión: católica,
evangélica, cristiana o maya.
31
• En sus vacaciones: Actividades deportivas y recreativas a campo abierto, visitaron dos asilos de
ancianos/as, con quienes departieron durante medio día, fueron al zoológico y al cine.
• Las navidades las celebramos todas/os en ALA, con ellas y sus familias. Aprendieron a hacer
diversas manualidades y bisutería fina.
• Las niñas y adolescentes madres fueron a Antigua Guatemala el 10 de mayo, Día de las
madres, a conocer diversos lugares de importancia y asistieron a un concierto de música folklórica
latinoamericana.
• Participaron en el cine foro de la película La Isla, sobre memoria histórica, verdad y la justicia.
• Asistieron a diversas actividades culturales como al Ballet Folklórico; Museo de Arte Moderno
Carlos Mérida, conociendo la obra altruista de varios pintores que donan su trabajo al Hospital
Neurológico de Guatemala; Museo Nacional de Historia Natural, etc.
• 10 NA conformaron un equipo de fútbol, y se enfrentaron al equipo del personal de ALA y a otro
de la empresa AVON.
• 30 NA realizaron la primera maratón de ALA, recorriendo 7 Km.
• Asistieron al Parque Naciones Unidas, donde se realizó un rally de obstáculos, en la propia
naturaleza; montaron a caballo, caminaron por los senderos de dicho parque, respiraron aire puro.
• Presentaron números de gimnasia rítmica, ensayados durante muchos días con la ilusión de
competir.
• Participan 40 niñas, en un recorrido de 11 Km., en la carrera de las antorchas, que se realiza
anualmente en Guatemala para conmemorar el día de la independencia de América Central.
32
EJE 2: Prevención
La acción consiste en la realización de sesiones educativas con diversos actores locales,
gubernamentales y no gubernamentales, de todos los poderes del Estado, con el fin de:
1) Modificar patrones de conducta en familiares y comunidades. Que comprendan que la
violencia y la trata no son naturales y son delitos.
2) Para que brinden mejores condiciones para que las NA se reintegren a esos espacios.
3) Para que oficiales y agentes de la PNC y otros operadores de justicia conozcan y apliquen los
protocolos de atención a las víctimas/sobrevivientes de violencia sexual y trata y la Ley VET.
Las actividades de prevención realizadas en los años 2012 y 2013 se resumen así:
DESCRIPCIÓN ACTIVIDADES DE PREVENCIÓN REALIZADAS
900
813
800
700
626
600
500
428
400
300
198
200
100
0
43
Intervenciones
diversos
Intervenciones educativas
educativas diversos
actores/as
actores/aslocales
locales
Total 2013
TOTALES
61
18
Total 2012
2,943
3,756
Total
dediversos/as
diversos/as
actores/as
Total de
actores/as
capacitados/as
capacitados/as
Que
comprendan que la
violencia y la trata
no son naturales y
son delitos.
6
17
23
Intervenciones
PNC
Intervencioneseducativas
educativas aalala
PNC
Total
agentesy oficiales
y oficiales
la PNC
Total de
de agentes
de lade
PNC
capacitados/as
fueron
1278)
capacitados/as
(en (en
20112011
fueron
1,278).
33
Los departamentos y municipios de actuación durante los dos años, determinados por los lugares de
donde provienen las niñas y adolescentes residentes o que han salido de la residencia, son los siguientes:
1
Alta Verapaz (Cabecera)
3
Chimaltenango (San Martín
Jilotepeque, Tecpán y Cabecera)
5
Petén (Cabecera)
7
Quiché (Nebaj y Cabecera)
8
Escuintla (Cabecera)
9
Guatemala
10
Huehuetenango (Barillas, Santa
Bárbara y Cabecera)
11
Izabal (Puerto Barrios y Morales)
12
Jalapa
14 Quetzaltenango (Coatepeque y
Cabecera)
16
Sacatepéquez (Antigua y Ciudad Vieja)
17
San Marcos (Malacatán, San Pablo,
Cabecera)
18
Santa Rosa (Taxisco)
19
Sololá (Panajachel)
22
Zacapa (Cabecera)
34
Eje 3: NNA frente al sistema de justicia
Durante los dos años que reportamos, acompañamos, asesoramos y dimos seguimiento a los
casos de todas las niñas y adolescentes en el sistema de protección. Se gestionaron documentos
de identidad a las niñas que no contaban con ellos, que “no existían” en este país; se las preparó
(con intervención también de psicología) para las audiencias de protección, en las cuales las y
los jueces analizaron sus casos y tomaron las decisiones que consideraron más pertinentes para
garantizar la seguridad de las NA; se realizaron diagnósticos sistemáticos (con intervención de
Trabajo Social) para poder informar a las y los jueces si las niñas y adolescentes cuentan con
alguien que las reciba en sus hogares o en familias sustitutas. Buscamos que en las audiencias de
protección prevalezca siempre el interés superior de las niñas, adolescentes y sus bebés.
La investigación y procuración de casos, que
incluye la obtención de los documentos de
identidad, se realiza en los lugares de donde
provienen las NA residentes. En el año 2013
se llevó a cabo en los siguientes lugares:
Guatemala, Mixco, Villa Canales, Amatitlán,
San Juan Sacatepéquez (departamento de
Guatemala); Antigua Guatemala (departamento
de Sacatepéquez), Chimaltenango; Quiché;
Sololá; Malacatán, San Antonio Sacatepéquez
(departamento de San Marcos); y Petén.
En el área penal, hasta el 2012 empujamos
casos penales de NA residentes en ALA, que eran
litigados por Misión Internacional de Justicia.
Nosotras/os les brindábamos información
y apoyo en todo el proceso de protección y
preparación de las NA para presentarse a las
audiencias penales.
A partir de marzo de este 2013, atendimos
también al desafío que nos planteamos el
año anterior: llevar los casos de las NA que
protegemos directamente ante el sistema penal,
constituyéndonos en querellantes adhesivos.
De manera que antes y ahora, con métodos
diferentes, seguimos en alianza con las niñas
y adolescentes, en la búsqueda de justicia y la
sanción a los agresores.
35
Un resumen de los casos atendidos durante los dos años es el siguiente:
DESCRIPCIÓN CASOS ATENDIDOS 1
250
195
200
150
120
100
63
60
50
7
0
Audienciasevacuadas
evacuadas
Audiencias
en Proceso de
en Proceso de
Protección.
Protección.
20
16
6
0
Inscripcionesen
en el
el
Inscripciones
RENAP
RENAP
Seguimientoa acasos
casos
Seguimiento
penales por trata y
penales por trata y
violencia sexual, sin ser
violenciaquerellantes
sexual, sin ser
0
querellantes
2012
2013
Audiencias evacuadas
Audiencias evacuadas
en Proceso Penal.
en Proceso Penal.
Seguimientoa acasos
casos
Seguimiento
penales como querellantes,
penales como
trabajando de cerca con
elquerellantes,
Ministerio Público.
trabajando de cerca con
el Ministerio Público.
1 A partir del mes de abril Asociación la Alianza cuenta con personal que se encarga directamente del seguimiento en el proceso penal de las niñas y adolescente
abrigadas en el Programa Residencial.
Los datos que se presentan a continuación son producto de un análisis interno que realiza ALA,
por lo que la tipificación de delitos no necesariamente es la misma que llevan a cabo los Jueces
que conocen los casos. En 12 casos fue establecida más de una causa.
Causas por las que las niñas y adolescentes son enviadas a la Residencia
para recibir atención - Años 2011 a 2013
180
153
160
140
128
120
100
80
60
56
45
0
64
53
40
20
0
25
11
Riesgo
social
Riesgo social
11
Violación
Violación
5
2
7
6
1
7
10
10
1
1
0
4
0
4
1
0
1
3
0
3
Agresiónsexual
sexual
Trata
de Personas
personas Violación
trata Remuneración
por Agresión
Empleo
de
Violencia
contra
Maltrato
contra Total
Totalde
deingresos
ingresos
Trata de
Violación yytrata
Remuneración por
Empleo de
Violencia
contra
la
Maltrato contra
trata de
personas menores
personas menores
trata
depersonas
personas
personas
menores
lamujer
mujer
personas
menores
de edad
de
de
edaden
en
de edad
edad
actividades
actividades
laborales lesivas a
laborales
lesivas a
su integridad y
su integridad
y
dignidad
dignidad
Motivo de ingreso de NNA 2011-2012
Motivo de ingreso de NNA 2013
Total 2011-20131
36
Eje 4: Incidencia
Realizamos el trabajo de incidencia desde
una visión de país. Nos interesan la paz y
la justicia; nos sentimos responsables por
toda la niñez y adolescencia de Guatemala,
no sólo por las NA que atendemos. Por
eso nuestro trabajo busca el beneficio de
todas y todos ellos, mediante el impulso
a la creación y aprobación de leyes y/o
reformas legales, así como también a la
implementación de políticas públicas
y/o la revisión e implementación de
protocolos de protección, atención o
repatriación, entre otros. Por lo mismo,
actuamos siempre de manera coordinada
con otras organizaciones e instituciones
con las que compartimos los mismos
intereses, en particular aquellas que
trabajan con niñez y adolescencia, mujeres
y derechos humanos, aprovechando
los liderazgos colectivos e individuales
existentes y construyendo otros. Y
finalmente, involucramos a la comunidad
internacional cuando es preciso, desde la
conciencia de que una es la humanidad.
Hacer alianzas y movernos en red con instancias gubernamentales y no gubernamentales, o
con organismos internacionales que trabajen alrededor de intereses comunes a los nuestros,
es fundamental no sólo para el logro de nuestros objetivos institucionales, sino para mejorar la
situación de la niñez y adolescencia del país. Así, cumplimos con nuestra obligación de velar por
el bienestar y la seguridad integral de la niñez y la adolescencia que atendemos, y lo hacemos
en coordinación / colaboración con la institucionalidad del Estado, velando porque ésta actúe
en congruencia con la normativa nacional e internacional y con los intereses superiores de NNA,
haciendo un uso adecuado del trabajo y los recursos que aportamos las y los ciudadanos.
Las siguientes son algunas
acciones realizadas en el
periodo 2012-2013:
- La Dirección Nacional de
ALA, en representación de
37
todas las organizaciones que integran la Red Contra la Trata, firmó y entregó una carta
dirigida al Consejo Consultivo del MP, solicitando la creación de la Fiscalía contra la
Trata en el MP. Esta Fiscalía fue creada el 25 de abril 2012, lo que consta en el Oficio No.
130-2012 emitido por el Consejo del MP de Guatemala y dirigido a ALA.
- Coordinación con el MP, agencias de Naciones Unidas, organismos internacionales
y dos organizaciones de la sociedad civil en representación de la Red contra la Trata,
entre ellas ALA, para avanzar a mediano y largo plazo en tres rutas: 1) seguimiento a los
casos de trata y fortalecimiento de la investigación penal; 2) prevención y capacitación
a fiscales y otros operadores de justicia de esa Institución; y 3) atención y prevención
integral. Para el efecto fueron conformados tres grupos, y en todos participó ALA.
- Como parte del Grupo Articulador de Sociedad Civil en Materia Migratoria, ALA ha
participado en el proceso de diseño, gestión y presentación de una propuesta de
reforma a la Ley Migratoria.
- En coordinación con la PNC se elaboró el plan de capacitación 2013 para asegurar,
durante ese período, el desarrollo del proceso de capacitación de personal de la PNC
sobre la problemática de la trata, la legislación relacionada y la masculinidad.
- Junto con otras organizaciones, se realizó un plantón frente al Palacio Nacional,
demandando al Gobierno protección y garantías a los derechos de la niñez y
adolescencia. Simultáneamente, otras organizaciones realizaron la misma actividad
frente al Congreso de la República y la Corte Suprema de Justicia, con el fin de interesar
a los tres poderes del Estado en la situación de la NA. Esto se realizó el 01/10/2012, Día
Internacional de la Niñez.
- El mismo 1 de octubre, diversas organizaciones que trabajamos con niñez, adolescencia y
juventud, y/o en torno a las problemáticas de violencia y trata de personas, realizamos una
conferencia de prensa en demanda de protección y respeto a los derechos de dicha población.
- Veintisiete (27) cuadros hechos al óleo por las NA en el año 2011, fueron exhibidos
en la Procuraduría de Derechos Humanos en ocasión de celebrase el Día Internacional
contra la Trata de Personas, el 23 de septiembre 2012.
38
Najat Maalla M’jid, relatora especial de Naciones Unidas
(ONU) sobre la venta, prostitución y pornografía de la niñez.
Estoy preocupada por la tolerancia social a
la violencia que sufren niñas y mujeres que se vive en
Guatemala. Pese a numerosas acciones emprendidas por
diversos actores y reformas a ciertas leyes, los problemas
relacionados persisten. Es indispensable cambiar
percepciones y comportamientos. Pueden transformarse
las causas socioeconómicas, pero si la impunidad persiste,
de nada sirven los esfuerzos anteriores.
39
- El 1 de octubre de 2012, el Procurador de Derechos Humanos, Lic. Jorge de León
Duque, visitó ALA.
- Las más altas autoridades indígenas del país visitaron ALA y realizaron una
ceremonia para bendecir a ALA y su Residencia.
- ALA dio aportes al informe de la Relatora para sobrevivientes de violencia sexual,
en el contexto de la reunión interagencial de NNUU para el seguimiento a la CEDAW.
- Se proporcionó información sobre la problemática de la trata en Guatemala a
solicitud de la oficina en Ginebra para la Relatora especial de NNUU sobre Venta de
niños, prostitución y pornografía infantil, Sra. Najat Maalla M’Jid. A solicitud de las
organizaciones que trabajan con niñez, la Directora Nacional de ALA las representó
frente a la Relatora, quien visitó las instalaciones de La Alianza, quedándose a
almorzar con las residentes y con el equipo de trabajo de la institución. Agosto 2012.
- ALA participa en el proceso de revisión y actualización de los protocolos de
Protección y Repatriación, en el seno de la Comisión Interinstitucional contra la
Trata (CIT), en la que participan instancias de Estado y de sociedad civil.
- ALA ha establecido diversos convenios: 1) con la Procuraduría General de la Nación,
en enero del 2013, para realizar trabajo conjunto; 2) con la Comisión de la Reforma
Policial para educar a la fuerza especial de la PNC en el tema de trata; 3) con la
Oficina de Derechos Humanos de la PNC para las capacitaciones a sus agentes; 4)
con el Instituto de Hermanas Mercedarias Misioneras de Berrioz para desarrollar
acciones de sensibilización a las NA y Educadoras residenciales y enfermería; 5) con
la Oficina de DDHH de la PNC para formar a 50 policías de San Marcos, que replicarán
los conocimientos en 8 meses a otros 800 agentes; 6) con Population Council para
facilitar la participación de las niñas y adolescentes residentes en La Alianza que lo
deseen, en el Programa “Abriendo Oportunidades”, que básicamente es la participación
y/o formación de las NA en grupos comunitarios para vida independiente, haciendo
ejercicios ciudadanos y contra la violencia hacia las mujeres.
- Se inició un proceso educativo dirigido a la Red de Coatepeque, que integra 24
instancias del gobierno local y sociedad civil que trabajan alrededor de los temas
niñez y trata, mediante un convenio firmado por ambas instancias. El proceso inició
el 28 de agosto del 2013.
40
AVANZANDO JUNTOS
La responsabilidad es universal y hay quienes la asumen.
Nos apoyaron durante distintos momentos de 2012 – 2013, con dinero, colaboraciones y donaciones
en especie, las siguientes personas, empresas e instituciones.
Donaciones en dinero:
Instituciones/Organizaciones/Organismos/EMPRESAS
Casa Alianza Alemania
Casa Alianza Gran Bretaña
Casa Alianza Suiza
Covenant House International
Covenant House Toronto, Canadá
CPS Logistics
Departamento de Estado de EEUU (JTIP)
Diakonía
Duffy Foundation
UNICEF
Personas / familias
Andrew Bustillo y familia
Beth Corets y Sydney Gough
Bruce Rivers
Carlo Errani
Cinzia de Santis
David P. Kelly
Dr. Ann Deignan
Ellen Colcord y David Schroeder
Gerd Synove Fladby
Hilary Duffy
Iliana Guadalupe González
Kevin Ryan y familia
Krista Thompson
Laurence Gold y Linda Hahn
Linda Andryc
Marcelo Torricelli
Margaret Anne Healy
Maura Monaghan, Chris Morris y flia.
Mike Sweeney, Robin Jacobowitz y flia
Nora Ryan
Ofelia Sarti
Olivia Harrison
Pablo Odell
Rev. Dorothy Greene
Staff de Covenant House Intl.
41
Agradecemos la valiosa colaboración ofrecida, de distintas maneras, durante el periodo 2012 - 2013 de:
Aline Bovard, Asociación de Porcicultores de Guatemala (APOGUA), Asociación de Scouts de Guatemala,
colaboradores/as de Asociación La Alianza, Berta Queché, Byron Recinos del Cid, CEMACO, CPS Logistics,
Carnicería “La Chinita”, Colegio Americano (alumnos de Michelle Urdiales), Consortium Legal, Domino’s
Pizza, Duc in Altum, Eco Hotel Playa Quilombo de Cucurumbé, Elizabeth Sánchez, Embajada Cristiana,
Embajada Suiza en Guatemala, Empacadora Toledo, S.A., En la mira con K-riño, Esteban Monroy Fuentes,
Fábrica de Sonrisas, Familia Menocal Cóbar, Flor de Castillo, Familia Torrebiarte Novella, colaboradores/as Grupo
Comercial de Comunicaciones, Dr. Gustavo Palomo, Harold Caballeros (hijo), Hermanas Mercedarias,
Hotel Café del Sol, Industria Avícola Rosanda, Innovaciones Sostenibles de Látex S.A., Instituto de
Recreación de los Trabajadores (IRTRA), Inversiones Inmobiliarias Martí S.A., Jesús Sánchez y familia,
Lissy de Gálvez, Luis Alberto Cruz, Mahaud Faas, Maratón del Tamal, María Pacheco, María José Paredes,
Mariana Parra Zaid, Michelle Urdiales, Pastas INA, Ricardo Saravia, Rosa de Solares, Rosa María Hauri,
Salvador Cortave, The Hope Project, Valentina Torricelli, Verduras y frutas “La Cooperativa”.
42
RESTITUIR LA ESPERANZA
De Carolina Escobar Sarti
Al ritmo de la tecnología del siglo XXI, crece también la
demanda de cuerpos cada vez más jóvenes. Un modelo
patriarcal que a lo largo de la historia ha acuerpado la
esclavitud, particularmente la de grupos en situación de
mayor vulnerabilidad como las mujeres y la niñez, teje su
red de violencia y muerte en distintos niveles de nuestra
sociedad. A esa forma de esclavitud moderna le llamamos
“trata de personas”.
Frecuentemente confundimos trata de personas con
tráfico de personas, y si bien pueden llegar a darse
simultáneamente, no son lo mismo. La trata es un delito
contra la persona, y según la OIM, implica «la captación,
el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al
uso de la fuerza u otras fuerzas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o a
una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener
el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación». El
tráfico, en cambio, es un delito contra el Estado, cuando una persona es trasladada de un lugar a
otro, pasando por alguna frontera de manera ilegal. Es cierto que muchas veces se mezclan estos
dos delitos, pero un tratante no es siempre un traficante, por ejemplo.
El problema de la trata se ha agravado en la última década porque tiene “mercado”, lo cual nos
habla de una serie de redes y complicidades inimaginables en todos los niveles de las sociedades
que padecen esta pandemia. En Guatemala, es hoy tremendamente complejo porque está
mezclado, la mayoría de las veces, con el crimen organizado, el narcotráfico y un Estado débil
que no otorga a sus habitantes la condición de ciudadanía ni los protege desde su nacimiento.
Por otra parte la trata, las más de las veces, está directamente relacionada con otro delito que
ha sido históricamente normalizado por buena parte de la sociedad guatemalteca: la violencia
sexual, sobre todo contra las niñas. Ambos delitos se practican en un entorno de silencio,
corrupción e impunidad.
Esos vacíos son copados inmediatamente por las mafias que tienen más dinero para gastar en un
mes, que lo que nuestros presupuestos nacionales alcanzan a cubrir en un año. Para funcionar,
esas mafias necesitan enquistarse meticulosamente en el sistema de justicia, en instancias
gubernamentales, en empresas, en el sistema educativo, en la política, en las familias y en las
comunidades, entre otros.
43
En ese sentido, las alianzas y redes entre instancias no gubernamentales y gubernamentales
que trabajan en esta problemática son fundamentales para incidir en los cambios culturales,
legales y políticos necesarios para ofrecer una mejor atención a las víctimas de la violencia sexual,
explotación y trata de menores de edad, así como para la persecución penal de los victimarios y la
implementación de acciones de índole preventiva que tiendan a erradicar estos delitos.
Considerada una de las formas contemporáneas más crueles de esclavitud, la trata es un
problema de carácter transnacional, un crimen de lesa humanidad y una de las peores violaciones
a los derechos humanos. Y aunque vivimos en impunidad, fue muy importante la aprobación, en
el año 2009, de la Ley contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas. Esa norma
tipifica y sanciona las conductas ilícitas relacionadas con la explotación y la trata de personas,
y establece disposiciones mínimas en la atención y protección de las víctimas, la prevención de
la problemática y la restitución de los derechos violentados.
Las cifras de desnutrición, abandono, falta de educación y salud, violencia intrafamiliar, entre
otras que dan cuenta de las diversas formas de violencia sostenida en contra de la niñez y
adolescencia del país, nos sitúan en un contexto donde es evidente que los adultos no hemos
hecho bien las cosas. Nuestra doble moral ayuda a crear monstruos que después condenamos
a la prisión, a las pandillas o a la muerte, mientras pedimos por ellos en nuestras oraciones.
No habrá desarrollo posible si no nos enfrentamos en bloque como sociedad para crear las
condiciones idóneas que permitan a niñas, niños y adolescentes vivir en dignidad y desarrollarse
plenamente. Por ello, acompañar a quien se está enfrentando a condiciones de vida violentas y
difíciles, es una forma de luchar.
Nunca se da tanto como cuando se da esperanza, así que ante la enorme deuda que, en este sentido,
El problema de la trata se ha agravado en
la última década porque tiene “mercado”, lo cual
nos habla de una serie de redes y complicidades
inimaginables en todos los niveles de las sociedades
que padecen esta pandemia. En Guatemala, es hoy
tremendamente complejo porque está mezclado, la
mayoría de las veces, con el crimen organizado, el
narcotráfico y un Estado débil.
44
hemos contraído con la niñez y adolescencia de Guatemala, habrá que levantar pactos ungidos de
civilización del tamaño de la paz y la justicia que anhelamos, mucho más rentables que el crimen.
La verdad, es que a nadie le gusta la pobreza
Unos porque la padecen, otros porque les mueve la consciencia y otros porque simplemente les
ofende la vista. Quizás a los únicos a quienes les gusta, es a aquellos que se aprovechan de la
situación tan vulnerable en la que se encuentran niñas, niños, adolescentes y jóvenes que viven en
condiciones de pobreza. Dentro de esta situación miserable de opresión y exclusión, son las niñas,
las adolescentes y las jóvenes las que llevan la peor parte. Son ellas las más desprotegidas entre
los desprotegidos. Aquí y en todo el mundo, esta desventaja se hace obvia, porque a la situación de
pobreza se suma el hecho de ser mujeres. Son ellas las que corren un mayor riesgo de ser abusadas
sexualmente, excluidas, discriminadas o maltratadas.
Teóricamente, lo único que estas niñas y jóvenes pobres poseen, son sus cuerpos. Pero en
realidad, ni eso les pertenece; desde pequeñas son abusadas por los hombres de su entorno, en
muchos casos prostituidas y cuando quedan embarazadas son ellas las que engendran y cuidan,
como pueden, vidas igualmente miserables a la de ellas. La respuesta no es sencilla, porque no
hay respuestas sencillas para preguntas complejas. Por ello, la voz de Yerena, una niña de diez
años sobreviviente de trata, es la primera que nos toca escuchar con atención: «La violencia no
es buena porque duele y me hace llorar». ¿Suena sencillo?
Convencidas de que sus vidas y sus cuerpos no valen nada, son menores las posibilidades de
que las víctimas potenciales tengan opciones de vida dignas y libres. La pobreza, asociada a
otros factores como la falta de educación, de salud, de condiciones óptimas para el desarrollo
humano, es no sólo el campo fértil, sino el motor para la siembra de esclavas y esclavos en el
mundo. En todo esto, la complicidad del Estado y la sociedad, es indispensable.
La trata funciona porque hay alguien que engancha a personas vulnerables por la vía del engaño
o de la amenaza, alguien que las vende y alguien que las compra. En el contexto de esta lógica
de “libre mercado”, donde lo único libre es el poder, esta persona que compra se llama “cliente”.
Si ese cliente no existiera y no tuviera tanto poder como el que este sistema mercantilista le
ha otorgado, las redes de trata no tendrían razón de ser. No podemos entender este negocio
criminal sin seguirle la pista al dinero. Cómo lavan el dinero y en dónde; qué dicen los bancos y
la inversión bursátil como actores relevantes. En medio de tanta miseria, corrupción, impunidad,
machismo, exclusión y violencia, es fácil comprender que en Guatemala haya un creciente negocio
de trata. Si no hubiera clientes que pagaran por sexo, ninguna niña o niño sería esclavizado de
esta manera, pero los hay y abusan del poder que un sistema les ha conferido, para esclavizar el
futuro de la humanidad. Por ello, hay que ponerles rostro.
45
Esclavitud no es destino
“El ruiseñor se niega a anidar en la jaula, para que la esclavitud no sea el destino de su cría”, dijo
Khalil Gibrán. Así, podemos preguntarnos si queremos volar y cantar, o seguir apostándole a vivir
en esta jaula donde los cautiverios se toleran, se normalizan y se consideran “naturales”.
Hay que cuidarse de la palabrita “natural”, porque normaliza formas de opresión y esclavitud
aceptadas tácitamente por las sociedades, las permite y las tolera. No es natural que un ser
humano sea dueño de otro y que este otro le pertenezca. No es natural que niñas o niños entren
a su vida sexual y reproductiva a la fuerza, de la mano de hombres abusadores. No es natural
que no protejamos a las personas más vulnerables, porque el espejo más fidedigno donde una
sociedad puede reflejarse, es la situación que vive la gran mayoría de su niñez, adolescencia y
juventud. No es natural que una mujer sea violada y menos natural es que no pueda decidir sobre
su cuerpo. No es natural el silencio cómplice de los funcionarios de justicia, de las familias y de
la sociedad. No es natural que haya madres adolescentes que a los doce años estén cuidando
hijos e hijas sin haber sido ellas jamás cuidadas. No es natural esta cultura de muerte que tiene
a tantas personas prisioneras desde su nacimiento.
Somos parte de un modelo que genera una alta tolerancia hacia fenómenos como la trata, la
esclavitud y la explotación de personas, porque “el cliente siempre tiene la razón” y ese cliente es un
hombre que tiene un permiso social histórico para abusar de niños, niñas, mujeres y otras personas
de grupos altamente vulnerables. Sin embargo, algunas veces, quienes enganchan a esas personas
vulnerables, las que las prostituyen o toleran este orden también son mujeres, porque la cultura
patriarcal nos ha cruzado a todos y todas durante 25 siglos y, si no despertamos conciencia alrededor
de ello, la replicamos con demasiada facilidad porque está asociada a una lógica de sobrevivencia
mercantilista en países tan pobres como Guatemala.
Todo lo anterior se enmarca en un sistema patriarcal que, en la Guatemala feudal-colonial,
se expresó en el “derecho de pernada” que tenían los dueños y capataces de las fincas sobre
las primogénitas vírgenes de los trabajadores, y se expresa aún hoy en la violación temprana
de niñas que apenas comienzan a menstruar. Esto se produce, generalmente, de parte de los
hombres de la familia, sean estos el abuelo, padre, padrastro, hermano, primo o tío. Un modelo
que, en mucho, se nutre de los dogmas religiosos y se decanta en conceptos que afirman la
autoridad del padre de familia sobre su descendencia y la imposibilidad histórica de las mujeres
de decidir sobre sus cuerpos. En todo caso, lo que importa es tomar conciencia de que no es
normal que una niña, un niño o un adolescente sean esclavizados de manera alguna.
Toca entonces abrir la puerta de la jaula para que salgan las aves que han estado presas y volver
a cerrarla para que dentro no anide más la esclavitud.
46
Tejiendo la red
Los costos operativos anuales de Asociación La Alianza son significativos, si se considera el trabajo
que realizamos en prevención, protección, reintegración, apoyo y seguimiento legal e incidencia. Como
podemos ver en la página 40, la credibilidad que nuestro trabajo ha generado en los últimos tres años,
así como la creciente reputación por su calidad y transparencia en la gestión, ha comenzado a atraer
donantes que, poco a poco, han confiado en nosotros. Pero aún, lo que recibimos para atender la fuerte
demanda que hay en el país en el ámbito del trabajo con niños, niñas y adolescentes, no es suficiente.
Queremos avanzar en la autosostenibilidad de nuestros programas y en la autogestión de cada
una de nuestras residentes, pero mientras esto sucede, precisamos de apoyos y acompañamientos
que nos permitan caminar con pie firme.
Por ello, si la experiencia transformadora de La Alianza le dice algo, contribuya con nosotros
asegurando la continuidad de nuestras acciones. Esto puede hacerlo realizando donaciones por
internet a la cuenta que aparece a continuación o poniéndose en contacto con nosotros en las
direcciones que aparecen al final de esta Memoria.
Gracias por tejer con nosotros esta red de solidaridad.
PARA ENVÍO EN DÓLARES
WACHOVIA BANK N.NEW YORK, N Y USA
SWIFT: PNBPUS3NNYC
ABA: 026005092
Cuenta Nº: 2000192002914
BANCO BENEFICIARIO
Nombre: Banco Industrial, S.A. Guatemala, C.A.
SWIFT: INDLGTGC
Cuenta Nº: 2000192002914
Domicilio: 7ª. Avenida 5-10 Z. 4 Torre I centro Financiero
Ciudad: Guatemala
País: Guatemala
BANCO BENEFICIARIO FINAL
Nombre: ASOCIACIÓN LA ALIANZA
Cuenta Nº: 000-031880-8
PARA ENVÍO EN QUETZALES
Nombre: ASOCIACIÓN LA ALIANZA
Cuenta Nº: 000-031856-8
47
ANEXOS
GLOSARIO
ALA Asociación La Alianza
CEDAW Comité para la eliminación de la discriminación contra la mujer
CNA Consejo Nacional de Adopciones
CONAMIGUA Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala
DDHH Derechos Humanos
DIGEEX Dirección General de Educación Extraescolar
ECPAT Asociación Para la Eliminación de la Prostitución, Pornografía,
Turismo y Tráfico Sexual de Niños, Niñas y Adolescentes
ISEA Instituto de Educación a Distancia “La Escuela en su Casa”
Ley VET Ley Contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas
MINEDUC Ministerio de Educación
MP Ministerio Público
NA Niñas y adolescentes
NNA Niños, niñas y adolescentes
NNUU Naciones Unidas
OIM Organización Internacional para las Migraciones
OIT Organización Internacional del Trabajo
PDH Procuraduría de Derechos Humanos
PNC Policía Nacional Civil
RENAP Registro Nacional de las Personas
UNICEF Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia
UNODC Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito
USA Estados Unidos de América
USAID Agencia de los Estados Unidos de América para el Desarrollo
Internacional
48
CeRTIFICACIÓN DEL CNA
49
DICTAMEN DE AUDITORÍA | 2012
50
51
DICTAMEN DE AUDITORÍA | 2013
52
53
INFORMACIÓN INSTITUCIONAL
JUNTA DIRECTIVA 2011 – 2013
Presidente: Álvaro Castellanos Howell
Vicepresidente:James Morgan White
Secretaria: Margaret Anne Healy
Tesorero: Nathan Joseph Byrd
Vocal I: Manolo Rodríguez
Vocal II:.Kevin Ryan
Vocal III: Tomas Potenza
JUNTA DIRECTIVA 2013 – 2015
Presidenta: Karla Menocal de Mata
Vicepresidente: Álvaro Castellanos Howell
Secretaria: Marilys de Estrada
Tesorero: Margaret Anne Healy
Vocal I: Kevin Ryan
Vocal II: James Morgan White
Vocal III: Tomas Potenza
Asociación La Alianza
13 avenida 0-37 zona 2 de Mixco, Colonia la Escuadrilla
01057 Guatemala, CA.
Tel.: (502) 2250 5151
Email: [email protected]
www.la-alianza.org
Versión en inglés
Para quienes quieran consultar la versión de la Memoria | 2012 - 2013 en inglés
pueden hacerlo desde: www.la-alianza.org/memoria/
Verde es el color de la esperanza y de lo que cuidamos.
Por ello, ahora que iniciamos este nuevo caminar,
hemos decidido que queremos adoptar simbólicamente
el verde como nuestro color.
Memoria | 2012 – 2013
Asociación La Alianza
Guatemala, 2013
www.la-alianza.org
Por un mundo libre de esclavitud.
No a la trata de personas,
no a la discriminación,
no a la violencia sexual contra niñas y adolescentes

Documentos relacionados

Descargar - La Alianza Guatemala

Descargar - La Alianza Guatemala No hacer a las demás personas lo que no quisiera que me hicieran a mí, es el principio más verde de todos. No tratar mal al ser humano que está próximo a mí, no hacerle daño a animal alguno, recicl...

Más detalles