sarnago - Mancomunidad de Tierras Altas de Soria

Comentarios

Transcripción

sarnago - Mancomunidad de Tierras Altas de Soria

2
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010

SALUDO DEL PRESIDENTE
“ Que 20 años no es nada” dice el tango de Gardel. Nosotros hemos cumplido 30, que es un
poco más. No es nada fácil permanecer durante tantos años juntos. Son muchas las asociaciones
que en sus comienzos son muy activas, pero poco a poco se van quedando sin energías y
acaban desapareciendo. Gran parte de los socios, sabemos que durante estos años no todo ha
sido un camino de rosas. Hemos tenido momentos verdaderamente amargos que a punto han
estado de terminar con todo. Con el apoyo de todos, cediendo un poco cada uno, hemos llegado
hasta este aniversario. GRACIAS, en nombre de Sarnago.
Los estatutos de la asociación la definen como cultural y sin ánimo de lucro, pero todos
sabemos que sus funciones van mucho más allá. Desde la asociación siempre se ha trabajado
para ir mejorando las infraestructuras del pueblo. Ha habido momentos en que se han tenido
que asumir funciones que seguramente no eran las de una asociación cultural. De no haber sido
así seguramente en estos momentos no tendríamos un modesto alumbrado público, la fuente
estaría seca, el cementerio totalmente derruido, el edificio de las escuelas sería un montón de
escombros y así un largo etcétera. Es por todo ello y por lo que nos queda, que tenemos que
seguir por lo menos otros 30 años más. A diferencia de otros pueblos, Sarnago no posee
ayuntamiento propio; por tanto, muy a nuestro pesar, hay veces que esa responsabilidad recae
sobre la asociación. Todos sabemos que Sarnago no es un pueblo al uso. Sin el trabajo y el
dinero de los que hemos acudido al pueblo, en estos momentos no tendríamos las pequeña
infraestructuras que he nombrado. Todos sabemos que venir a pasar unos días al pueblo,
supone hacer algún trabajo para la comunidad. De ser un pueblo con una estructura instaurada
por la administración nuestras vacaciones serían de una forma completamente diferente.
Para alguno de los socios sé que la parte cultural, de la asociación, no es lo más prioritario.
Personalmente creo que este aspecto es igual o más interesante que otros (no solo de pan vive
el hombre). Dentro del mismo, cabe destacar la recuperación de las Móndidas y del Ramo.
Tenemos una fiesta, que seguramente se venga celebrando, con pequeñas modificaciones,
desde hace más de 2.000 años. Nuestra generación no puede pasar a la historia como la última
que conmemoró estos actos. De producirse en otros lugares del estado o del extranjero, debido
a su antigüedad y peculiaridad, sería declarada de interés cultural. Algo nos ocurre por estas
tierras, que no sabemos poner en valor estas pequeñas cosas. La mayor parte de las fiestas que
se celebran por toda la geografía nacional tienen una antigüedad de muy pocos siglos, algunas
tan solo de años. Todos tenemos un poco de responsabilidad. Hagamos un pequeño esfuerzo
que nos haga sentirnos orgullos de tener nuestras raíces en esta preciosa y olvidada tierra.
Felicidades a todos, por seguir estando aquí.
José Mari Carrascosa
30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
3


En un lugar de Tierras Altas, cuyo nombre no puedo olvidar, sobrevivían sus habitantes y tuvieron que emigrar.
La época más fuerte de la emigración tuvo lugar en los años 60, cuando la industria y la construcción ocuparon un
lugar destacado en el desarrollo de las grandes ciudades; y comenzó a llegar la mecanización al campo
El Gobierno de la época, en lugar de colaborar con la población a su asentamiento, fomentando y ayudando a
constituir cooperativas o sociedades. Hacia todo lo contrario, poniendo pegas y trabas, e impulsando la gran desbandada.
Retiraron las maestras de los pueblos, cerraron las escuelas. El caso de Sarnago fue muy significativo en este aspecto.
Teniendo un centro escolar en San Pedro Manrique, los 5 o 6 últimos alumnos fueron enviados al Burgo de Osma ¿Qué
opciones se les presentaba a esos padres en el pueblo, sino marchar y dejarlo todo?
Por si era poco todo esto, paso a copiar literalmente el BOE de 7/12/1965 decreto 3632/1965 de 25 de noviembre,”
por el que se declara de utilidad pública y necesidad y urgencia de la ocupación a efectos de su repoblación forestal....”
En dicho decreto decide como se harían las cosas, sin
derecho a réplica ni a proponer nada por parte de vecinos
ni
Ayuntamientos. Artículo segundo.-“Los dueños
afectados por la declaración quedan obligados a repoblar
las fincas de su propiedad...” Artículo tercero.-“... los
propietarios de montes particulares y los de libre
disposición de los Ayuntamientos que sean enajenables
podrán también venderlos al Patrimonio Forestal del
Estado....En caso de incumplimiento por los propietarios
de las obligaciones contraídas, podrá la Administración
Forestal imponerles consorcios forzosos, si se trata de
montes de Ayuntamientos, o la expropiación cuando se
trate de fincas particulares...” Bajo mi punto de vista,
creo que con esto se obligaba a marchar de los pueblos
¿De qué comíamos, si las fincas las tenías que plantar de
pinos? ¿De dónde sacábamos el dinero para plantarlos? Si
lo hacías en consorcio con el patrimonio ¿Cuál sería
nuestra ocupación hasta que los pinos pudiesen empezar a
producir? Si no hacías ninguna de estas acciones y no
vendías te expropiaban forzosamente ¿Qué hacías en el
pueblo sin tierras para cultivar ni escuela para los hijos?
Tenías que acatar las órdenes que te daban. Si no
obedecías, te daban una patada en el culo y a correr.
Las cosas estaban claras, querían Sarnago a toda costa,
la parte de monte para instalar un Coto Social de Caza
Entrada a Sarnago
Mayor, organizado y dirigido por ellos mismos. La tierra de
labor, para hacer una concentración parcelaria, para San Pedro Manrique. La tierra de Sarnago es mejor que la de San
Pedro, menos paja pero más y mejor grano. ¿Qué tenían que ver los de San Pedro en Sarnago?
A las tres o cuatro familias que no vendieron les dieron su parcela, ya no merecía la pena hacerles cumplir con “sus
leyes”. Ya eran los dueños de la mayor parte del terreno, les daba lo mismo tres más que tres menos.
Como las viviendas nunca fueron abandonadas, poco a poco volvíamos a pasar unos días, en lo que durante
generaciones había sido, es y será nuestro pueblo.
4
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010

Los obreros venidos de San Pedro, a las órdenes de los jefes de ICONA en Soria, cercaron el pueblo con alambrada.
Esta llegaba hasta las paredes de las viviendas, como si estuviésemos encarcelados, para entrar o salir del pueblo
teníamos que abrir una puerta de alambre de espinos ¿Éramos vacas para estar encerrados de esa forma? ¿Tan mal nos
habíamos portado, cuando hicimos lo que ellos querían? Estaba claro, nuestra presencia no era bienería para
no molestar la caza, o que no se la quitásemos?
El primer año que el pueblo estuvo encerrado, cada día aparecían 8 o 10 estacas de la cerca, arrancadas y tiradas en el
suelo ¿serían los ciervos y jabalís que querían beber agua en el pueblo?
Al año siguiente habían cambiando todo el cercado, vallando solamente lo que era pastizal, para que las vacas no
salieran, quedando de esta forma libre un pequeño perímetro alrededor del pueblo (las eras y errañes), así como todos
los caminos de entrada al pueblo.
En el año 2001 fueron enviados certificados de propiedad,
emitidos por la Dirección General de Catastro (Ministerio de
Hacienda), a los respectivos dueños de alguna de las eras, errañes
y huertos. Cuando tuvo lugar la expropiación, no quedó muy claro
que dichas fincas hubiesen entrado en el mismo paquete que el
resto de los parajes, y siendo un organismo oficial el que emitió
dichos documentos, los vecinos y oriundos de Sarnago creyeron en
todo momento que esos escasos trozos de tierra y de nuestra
historia no los había adquirido el Patrimonio Forestal del Estado y
habían sido respetados. Parece ser que, después de 45 años de
aquella fatídica fecha, y una vez que creíamos ya superada y
olvidada, la Consejería de Medio Ambiente vuelve a “meter el
dedo en la llaga” y quiere jugar con los sentimientos de las
personas a las que un día se les mostró el camino de la emigración.
Es ahora (BOCy L nº 21 de 2 de febrero de 2010) y aplicando,
no sé qué artículo de deslinde de monte público, cuando quieren
aprovechar que “el Pisuerga pasa por Valladolid” y” arramplar”
con todo, no importándoles en absoluto si, los escasos metros
cuadrados que bordean el pueblo, tienen escrituras públicas,
Camposanto de Sarnago
figuran inscritas en catastro u otros documentos. Son escasos los
pueblos que siguen conservando las eras y errañes tal y como se usaron durante tantos siglos hasta hace muy poco
tiempo. No sé qué destino le tienen preparado para estos pequeños trozos de nuestra historia. En estos momentos, en que
se quiere poner en valor todas estas pequeñas cosas, flaco favor se hace desde la administración, desde su prepotencia y
altanería, haciendo oídos sordos a la justa reivindicación de Sarnago y otros pueblos de la comarca. En estos tiempos tan
difíciles ¿Es en estas pequeñas cosas en las que la administración ocupa sus recursos? Si tienen dinero de sobra, bien
podrían colaborar en arreglar los accesos al pueblo u otras necesidades más acuciantes. Por favor, no jueguen con los
sentimientos de las personas.
Otros pueblos de la comarca quedaron desiertos o semidesiertos, pero éstos no fueron obligados por BOE, sino que
lo hicieron por buscar un futuro mejor para ellos y sus hijos. En la actualidad poseen sus tierras, si alguien quiere
regresar puede hacerlo y volver a cultivarlas.
En Sarnago pasamos largas temporadas, pues en la actualidad hay 23 viviendas restauradas, tres de nueva
construcción ¿Cómo es que Abel Hernández en su libro “Historias de la Alcarama” dice varias veces “pueblo
abandonado”? Las palabras “deshabitado temporal” encajarían mejor. Si por abandono se refiere a su casa y otras que
están derruidas, ahí tengo que darle la razón; así como por el poco interés que demuestran las administraciones.
SARNAGO NO ESTÁ ABANDONADO
30 años 1980-2010
José Carrascosa Calvo
Asociación Amigos de Sarnago
5
SARNAGO:
 Pequeña villa de las Tierras Altas de Soria, aunque más que villa podríamos llamarla fortaleza, enclavada en las
insinuantes estribaciones de la Sierra de la Alcarama, con sus construcciones de mampostería que le daban aspecto de
solidez y rudeza hasta que entrabas y te situabas en su plaza mayor y te sentías abrigado por edificios de solera: el
ayuntamiento, las escuelas y la iglesia con un soberbio campanario que, a su vez, se sentía orgulloso de albergar, en lo
más alto, una sólida y sonora campana.
En los años sesenta Sarnago formaba parte del Partido Médico de San Pedro Manrique y era San Pedro el único que
podía hacerle sombra porque tenía en la iglesia mejor torre y mejor campana y, además, el mercado de los lunes, pero
los diecisiete pueblos restantes, que formaban dicho Partido, podrían tener más tierras o más rebaños, pero no podían
sentir la satisfacción de tener un campanario como el de Sarnago, aunque los de Acrijos también se sentían muy
satisfechos de tener un gran reloj de pared en la fachada del Consistorio Municipal, regalo de un vecino que emigró a
“Las Americas” y, pasados los años, volvió como un indiano pudiente que tuvo a bien el agasajar a su pueblo con aquel
“presente”.
Los pueblos que formaban “El
Partido” eran pequeños, habitados por
escasas familias y, salvo los que estaban
junto a la carretera de San Pedro hasta la
carretera de Arnedo a Soria, los demás se
encontraban aislados en plena montaña o
perdidos en pedregosos y resecos valles
donde un grupo de chopos y una pequeña
dehesa hacían el ambiente más agradable.
Estos pueblecitos estaban separados unos
de otros por montañas, arroyos o
barrancos y se comunicaban a través de
sendas de caballerías o de cabras que
atravesaban una accidentada geografía
formada por altas cumbres, profundos
torrenteras e inmensos precipicios... y los
llanos eran pedregosos.
Sarnago, barrio de abajo nevado
En apariencia todos los pueblos
parecían iguales, pero en el fondo eran distintos, marcados por características muy personales:
Los de Fuentebella eran amables. Los de Acrijos, evasivos, como buenos cazadores. Los de Bea, infortunados, puesto
que vivían en un profundo desfiladero con escasas tierras de labranza y de pastoreo. Los de Armejún, solitarios, perdidos
entre los montes, a cuatro horas de caballo y su deseo de soledad llegaba hasta tal extremo que, cuando pasado el tiempo
quedaron solo dos vecinos en el pueblo, ni siquiera se hablaban, lo que fue motivo para que TVE les dedicase un extenso
reportaje. Los de Taniñe eran de alegre talante. Los de Matasejún se sentían satisfechos con sus ubérrimos campos en los
que abundaba la caza. Los del Vallejo, introvertidos, pues eran pocos, mayores y con malas comunicaciones. Los de
Valdelavilla, ufanos de su dehesa y su valle. Los de Valdenegrillos vivían lejos y resignados ante sus esteparias tierras
sembradas de cristales de pirita de dorados reflejos. Los de La Ventosa eran sencillos y de espíritu bromista. Los de Las
Fuentes se sentían pastores por encima de todo. Los de Palacios vivían complacidos pues no eran muchos, disponían de
fértiles tierras y de las mejores caballerías del contorno.
6
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010
Los de Huérteles y los de Montaves se sentían orgullosos de vivir junto a la carretera de Soria a Calahorra y de tener
grandes rebaños de merinas. Los de Villarijo eran diferentes, tal vez porque estaban más cerca de Arnedo que de San
Pedro. Los de San Pedro eran comerciantes y trataban de sacar provecho de todos en el mercado de los lunes.
Fueron pasando los años... El Estado se planteó reforestar aquellas baldías tierras y compró campos, montes,
barrancos e incluso los pueblos. En cuanto los lugareños recibieron “los dineros” desaparecieron, marcharon a otras
tierras, buscando una mejor vida, mientras el Patrimonio Forestal del Estado comenzó a construir amplios caminos de
tierra (las llamaban pistas) por las que se podía circular en automóvil hasta cualquier de los abandonados pueblos.
Los médicos que atendían a los habitantes de aquellos tierras, antes de construir las pistas, saben lo que sufrieron para
trasladar a un enfermo grave o a una parturienta problemática desde su pueblo hasta San Pedro para derivarle desde allí
hasta el Hospital de Soria. Y nunca llegaron a comprender el porqué el Estado no había hecho por los hombres lo que sí
hizo por los pinos .
Pasaron los años y vimos como aquella comarca se fue cubriendo de pinos al tiempo que se quedaba sin vecinos. El
mercado de San Pedro se fue perdiendo poco a poco. Parecía que todo se iba apagando, pero el espíritu sampedrano, al
igual que el Ave Fenix renació de sus propias cenizas y resurgió con fuerza transformando su tradicional “matanza” en
una próspera industria chacinera, gracias al esfuerzo de jóvenes empresarios que desafiaron el futuro.
Siguieron pasando los años y aquellos pueblos quedaron abandonados, recibiendo de vez en cuando la visita de
senderistas o de curiosos. En alguno de ellos se ha montado algún punto de reunión donde se puede tomar un refresco...
menos Sarnago que, como le ocurrió a San Pedro, va renaciendo de sus propias cenizas con entusiasmo gracias a la
ilusión y al tesón de los hijos y de los nietos de los hombres y mujeres que yo conocí durante los años que estuve
ejerciendo la Medicina en aquellas tierras.
Sarnago tiene futuro y lo demuestra a través de la reconstrucción de casas, búsqueda de agua en el subsuelo, la llegada
de entusiastas como Boni y Luisa y la celebración de la fiesta que organiza todos los veranos, en honor a San Bartolomé,
con Móndidas incluidas, para que no se pierda la tradicional procesión hasta el alto de la dehesa.
Deseo que así sea.
Diego Rafael Cano
11-4-2010
30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
7

Antonio Machado, amante de la naturaleza
Y otra vez roca y roca, pedregales
desnudos y pelados serrijones,
la tierra de las águilas caudales,
malezas y jarales,
hierbas monteses, zarzas y cambrones.
CII Orillas del Duero, (13-17)
El poeta Antonio Machado siente un profundo amor por la naturaleza. (Algo que “en mi supera infinitamente al
del arte”, nos confiesa). Lo heredó -ya de niño- de su abuelo paterno Antonio Machado Núñez, catedrático de ciencias
naturales, primero en la Universidad de Sevilla y más tarde, desde 1883, en la de Madrid. Siendo Antonio infante -junto
con su hermano mayor Manuel-, como alumno de la Institución libre de Enseñanza, participó en las excursiones
escolares, de carácter instructivo, organizadas por sus venerados maestros, con salidas al monte de El Pardo o a la sierra
del Guadarrama, y en las que aplicaban los principios pedagógicos de la observación; es decir, los de ver sobre el terreno
para comprender mejor la realidad de las cosas.
Tiene una general aceptación que la llegada de Antonio Machado Ruiz a la duda de Soria, el 1 de mayo de 1907,
para ejercer su trabajo como catedrático de francés de su Instituto General y Técnico, supuso un cambió radical en su
poética. El subjetivismo o solipsismo manifiesto hasta entonces, propio de sus “Soledades” y de sus “Galerías” del alma,
se desvanecerá ahora, al orientar su mirada reflexiva al mundo exterior, hacia los otros: al paisaje y el paisanaje que le
rodea. Así, Machado comienza a observar la realidad de manera objetiva -y también crítica ante su pasado histórico-, lo
que desarrollará en su poesía posterior. De este modo, Soria supone para el poeta el gran descubrimiento puesto de
manifiesto en sus “Campos de Castilla”.
Muy pronto, entabló Antonio Machado una
entrañable amistad con el periodista y redactor de
“Tierra Soriana” José María Palacio, escribiente,
por otra parte, de la Sección de Montes del Distrito
Forestal de la provincia. Con todo ese bagaje de
sabiduría acumulado, no debería de extrañarnos lo
más mínimo las abundantes y variadas referencias a
la naturaleza que se advierten en los versos de
Machado. Sin ir más lejos, un solo poema como el
de “Las encinas” (CIII) -dedicado “A los señores de
Masriera, en recuerdo de una expedición a El
Pardo”-, significa, además de un apasionado elogio
a la encina -característica de muchos paisajes de
economía campesina de las diferentes regiones
españolas-, un auténtico tratado de botánica, por
ilustrarnos la condición de toda una serie de árboles
como el roble, el pino, la palmera, el haya, el chopo,
el olmo, el manzano, el eucalipto, el naranjo y el
ciprés.
¿Qué tienes tú, negra encina
campesina
con tus ramas sin color
en el campo sin verdor;
con tu tronco ceniciento
sin esbeltez ni altiveza,
con tu vigor sin tormento,
y tu humildad que es firmeza? (58-65)
8
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010

 
Y es que Antonio Machado identifica y
reconoce las diferentes clases de plantas, pájaros
o rocas debido a su mostrado interés por las
ciencias de la naturaleza. A nuestro gran poeta
le gustaba, sobremanera, dar largos paseos en su
afán de fundirse con ella. Con las hojas de los
árboles, el agua del río y el viento libre en la
cumbre de las montañas. Lo vemos caminante y
pensativo por las márgenes del Duero, entre San
Polo y San Saturio. Misterioso y silencioso iba
una y otra vez.
José María MARTÍNEZ LASECA
Para los amigos de Sarnago
Estas letras son para felicitaros por vuestra asociación, que desde hace años mantenéis con trabajo e ilusión. La
creasteis para trabajar por vuestro pueblo, y la verdad es que lo habéis conseguido.
Habéis arreglado casas, recuperado la fiesta, con la aportación de cosas antiguas habéis hecho un bonito museo,
para que podamos visitarlo en verano mucha gente de los pueblos vecinos
Organizáis actividades culturales, invitáis a personalidades, publicáis vuestra revista y hacéis que “Sarnago”, sea
protagonista.
Sois un ejemplo a seguir para muchos pueblos cercanos, que al igual que vosotros un día, por circunstancias de
la vida, tuvimos que dejarlos, no deberíamos por nada del mundo olvidarlos.
Mª Jesús Miguel Lafuente
30 años 1980-2010
Matasejún Junio de 2010
Asociación Amigos de Sarnago
9
LA MESTA
A principios del siglo XIII surgió una gran organización que respetaba los derechos y
los intereses de los ganaderos, inicialmente castellanos y leoneses: el Honrado Concejo
de la Mesta. Denigrada por unos y ensalzada por otros, la Mesta fue, hasta su
desaparición en 1836, una institución de gran trascendencia en la historia y economía
española. Durante seis siglos, un lapso superior al de la existencia de muchos países,
dedicó gran parte de sus esfuerzos a preservar los caminos por los que discurriría la
oveja merina: las Cañadas.
Bajo protección real, la mesta iniciará su ascensión, convirtiéndose en una de las
instituciones más poderosas de la monarquía hispánica. Para ello, se concederán
numerosas prerrogativas y privilegios que provocarán las protestas de pueblos y villas,
originando la "leyenda negra" de la Mesta.
Por ejemplo, la ley de posesión otorgada por los
Reyes Católicos, permitía a la institución disfrutar de
la posesión indefinida de pastos a precio del arriendo
primitivo, o gratuitamente si las reses hubieran
ocupado la finca durante un tiempo sin que los
dueños lo supieran, o sabiéndolo no hubieran hecho
reclamación expresa de sus derechos de propiedad.
Aunque la mesta mantuvo una enorme influencia
durante muchos siglos, su poder efectivo comenzó a
disminuir a finales del siglo XVI. La abundante
legislación prohibiendo y multando severamente a
aquellos cerrasen o roturasen las cañadas confirma
Escudo de la Mesta
que las leyes se incumplían constantemente, como
así se refleja en los escritos de los Hermanos de la Mesta y en los numerosos litigios
abiertos a raíz de estas transgresiones.
La decadencia final de la Mesta se inició en el siglo XVII, con la subida de Carlos III
al trono. Las nuevas corrientes reformadoras motivaron la promulgación de varias leyes
en las que se derogaba la Ley de Posesión, se concedía a los municipios el derecho a
disponer de los terrenos comunales y se suprimía la figura del Alcalde Entregador.

Las críticas, especialmente lanzadas desde los sectores ilustrados, se intensificaron a
partir del siglo XVIII. Sin duda tuvo que ver el aumento demográfico español en el siglo
XVIII - de 7 a 10 millones de habitantes- que trajo la necesidad de ampliar la superficie
cultivable, y la preponderancia dentro de la mesta de los grandes ganaderos en perjuicio
de los pequeños propietarios, convirtiendo a la organización en una institución peligrosa
por su poder y su espíritu conservador en clara oposición al espíritu reformador
ilustrado.
Con algunos altibajos ligados a la coyuntura política española, la decadencia de la
Mesta se acentuó a mediados del siglo XVIII, hasta su desaparición en 1836 y su
sustitución por la Asociación General de Ganaderos del Reino.
Alberto Luque Cortina
© Medio Ambiente y Desarrollo, 2000
10
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010

LA TRASHUMANCIA
La trashumancia del latín "trans"(de la otra parte) y "humus"(tierra), es un
movimiento cíclico en el que los pastores conducen su ganado desde una región hasta
otra de clima diferente, con el fin de asegurar durante todo el año la adecuada
alimentación de sus animales.
EN BUSCA DE LA TIERRA
En España la trashumancia se identifica con el traslado de rebaños a finales de
septiembre, del norte al sur, a los pastos de "invernada", donde el ganado permanece
hasta mayo, momento en que el pastizal empieza a amarillear y se regresa a los prados
de montaña "agostaderos", donde permanecerán hasta la llegada del mal tiempo, a
finales de septiembre.
Si bien existen indicios de movimientos pecuarios en la España prerromana, la
primera legislación escrita sobre el tránsito de ganado no aparece hasta el siglo VIII, en
el Fuero Juzgo visigodo. Sin embargo, deberá esperarse hasta el siglo XII para que la
trashumancia, tal y como hoy la entendemos, inicie su gran desarrollo, limitándose
hasta entonces a trayectos cortos denominados transterminancia.
Siendo España un país con amplia tradición ganadera, ¿ por qué la trashumancia no
apareció hasta el siglo XII? La respuesta es sencilla: imagina un rebaño de 1.000 o
2.000 cabezas atravesando la península en aquellos conflictivos tiempos, sometido a las
acciones de los ejércitos cristianos y
musulmanes o a los ataques de las
bandas de ladrones o de los lobos, sin
protección física ni jurídica para
animales ni hombres, sin caminos
estatales y sin pastos seguros de
invernada...
Fue a mediados del siglo X III
cuando
los
rebaños
pudieron
desplazarse por el reino de castilla sin
excesivos peligros: a medida que la
pacificación se extendía las zonas de
trashumancia se fueron ampliando,
creciendo también las vías por las que
pasaba el ganado hasta configurar una
red de caminos de más de 125.000
kilómetros que comunicaban los pastos
de verano del norte (León, Burgos,
Soria o La Rioja) y los pastos de
Ovejas en Sarnago
invernada en el norte de Andalucía, La
Mancha y Extremadura. De la importancia de la trashumancia da buena fe Sánchez
Albornoz cuando afirma que:

“La reconquista fue en parte el duelo perdurable entre la oveja cristiana y el caballo árabe”
Alberto Luque Cortina
© Medio Ambiente y Desarrollo, 2000
30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
11
EN HOMENAJE A MIGUEL DELIBES
Tenía conciencia de que “la vida siempre es breve” y se paró el reloj de su vida un doce de marzo, pero su corazón
sigue presente en su obra y en los valores humanistas que nos legó. Amigo del campo, de las letras y de su prójimo.
Hoy queremos desde las páginas de esta revista rural hacer humildemente un homenaje al maestro y escritor que
compaginó la vida sencilla con el amor a la naturaleza y al mundo rural. Apostó siempre por el mundo y cultura
rurales, en peligro de extinción en los últimos años. En estos días de recuerdo de su persona y de su obra la televisión
recogía estas palabras textuales vertidas en una entrevista: “algunos dicen que soy un cazador que escribe, prefiero
decir que he procurado ser un hombre sencillo que vive sencillamente”. El protagonista de sus novelas es siempre el
hombre, un paisaje en el tiempo, una pasión. Cultivó, dicen los críticos, cierto realismo rural, aderezado con ribetes
poéticos que emanan de sus protagonistas como Azarías, el Nini... personajes con un corazón profundo y complejo,
como él mismo autor reconoce: “abismarme en esas honduras y complejidades aspiré yo en mi aventura de
narrador.” (“La esencia de la novela”).
Es curioso que ocupaba el sillón de la “e”
minúscula de la Real Academia de la Lengua. A mí
me sugiere este detalle la “e” de la eco-sencillez,
valores que supo encarnar en su vida y transmitir en
su obra. Escribía sus novelas y artículos sobre
papeles del Norte de Castilla reciclados
expresamente para él. La sencillez siempre ha sido
creadora de excelencia espiritual y de libertad
interior. La simplicidad siempre fue el distintivo de
los sabios y santos de verdad. Lo que se opone a
nuestra cultura de excesos y complicaciones es la
vivencia de la sencillez, la más humana de todas las
virtudes, presente en todas las demás. Gracias
Maestro.
¿Por qué escribir? Para dejar constancia de la
vida y sus personajes. “La poesía únicamente existe
si hay un destinatario” (He dicho, Miguel Delibes).
Las palabras se pueden olvidar pero no mueren.
Seguirán vivas en el tiempo, mientras haya alguien
que las desempolve, las lea. El escritor escribe para sí y para los demás. Para explorar lo que hay en el corazón
humano de sus vecinos y conocer a la vez el suyo, con sus paisajes y circunstancias. Como decía Ortega: dime dónde
vives y te diré quien eres. Mi amigo Juan “el mudo”, avulense y peruano a la vez, dice que somos lo que comemos,
aunque comamos guijarros.
No se trata de reivindicar territorios imposibles desde la ilusión del tiempo, ni añorar un pasado que quizá nunca
existió. Al verdadero escritor no le mueve la vanidad literaria, sino la necesidad de ordenar ideas y sentimientos.
Escribimos para dar rienda suelta a la curiosidad innata que sentimos por el origen de las cosas, por conocer a las
personas y sus circunstancias. Somos conscientes de que vivimos en una tierra donde sus moradores, como buenos
castellanos, son gente de pocas, pero precisas, palabras. Como árida es esta tierra de las sierras del Alba, Montes
Claros y la Alcarama. No me gustaría marchar de esta tierra sin conocer mejor a sus gentes, llamándolas por su
nombre, sin conocer algo más de sus pequeñas y cotidianas historias. Escribir es poner nombre a las cosas. “En
aquellos lugares familiares, donde era conocido, tomaba conciencia de que era un ser humano en el mundo”
(Doris Lessing).
12
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010

Tenemos un gran reto o misión que realizar en esta tierra que se desangra: humanizar las relaciones, la
convivencia, devolver la autoestima perdida. El virus del individualismo, propio de las sociedades urbanas, también
se ha infiltrado entre las costuras de nuestra convivencia. “Todo ser ha venido a este mundo para aliviar la
soledad de otro ser” (Miguel Delibes).
A la hora de retratar sobre el papel la realidad, seguro que se nos escaparán muchos detalles, algunos
importantes, porque la realidad completa no se puede abarcar en el lenguaje, se nos escapa como el agua entre las
manos. No se trata de defender una cultura determinada, ni condenar nada ni a nadie, a no ser la hipocresía que en
todos estilos de vida se esconde. Testigos de la vida corriente donde sobrevivimos, vivimos o fracasamos porque no
conseguimos lo que soñamos. Personajes de la vida son mis vecinos, no de novela. Personajes de la resistencia, los
que quedaron, “los del retén”, como dice mi amigo Doroteo. ¿Ganaron o perdieron los que se fueron? Algunos
marcharon en contra de su voluntad, obligados, con una pistola al pecho, con un par de albarcas y poco más. Otros
conscientes de que la tierra no daba trigo ni para alimentar a la propia familia. Cada uno tendrá que contar su propia
historia si no ha perdido la memoria y no renegó de sus raíces.
“Quizás sólo el recuerdo sea la herencia
de ti que no gastamos.
Es a la vida la memoria un eco,
añil que se deslíe pero que llena el agua,
una alianza para el dedo grande
del aire que habitaron nuestros muertos.
Si no hubiera memoria no tendría
razón de ser el tiempo, y la inocencia
iría por las calles siempre virgen,
dando su paraíso”.
(Diezmo de madrugada, Antonio Hernández. Premio Leonor de poesía 1982)
Uno escribe para volver a las raíces que nos sustentan.
JESÚS MENDOZA DUEÑAS
30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
13

“DESTRUCCIONES”:
Breve reflexión sobre la fragilidad del espacio construido en el medio rural.
Destrucción. (Del lat. destructo, -nis).
1.
2.
Construcción. (Del lat. constructo, -nis).
f. Acción y efecto de destruir.
f. Ruina, asolamiento, pérdida grande y
casi irreparable.

1.
2.
3.
f. Acción y efecto de construir.
f. Arte de construir.
f. Obra construida o edificada
A veces, con la mejor intención, construimos
nuevas viviendas o intentamos reconstruir nuestras
viejas casas del pueblo, abandonadas y olvidadas.
Hemos de acercarnos a ellas desde el conocimiento
y desde el respeto (éste vendrá de forma natural de
aquél) y cocinar su rehabilitación a fuego lento,
como un guiso ancestral cuya receta conocemos y
que pertenece a todos. La llamada “arquitectura
popular” que hoy podemos ver (también en
Sarnago, por supuesto) es el producto de la
evolución constructiva de cientos o miles de años,
es muy frágil y está a punto de desaparecer en
muchos casos.
Debemos ser capaces de integrar las
comodidades de la vida
actual de manera
armoniosa, con un adecuado uso no sólo de los
materiales y de su colocación precisa, sino también
de las formas y los volúmenes. Es necesario
conservar los huecos (ventanas, puertas), los
ritmos, y las tipologías que dan el carácter especial
a cada población y, en definitiva, a su “alma”
construida. Construir es un “arte”.
No siempre es fácil, pero es un reto que hay
que intentar con mimo, recobrando el valor que
tuvieron
los
elementos
constructivos
o
adaptándolos a nuevos usos, pero sin perder de
vista que han de integrarse en un entorno muy
sensible y al que se puede dañar de forma
prácticamente
irreversible. Seamos, pues,
cuidadosos y humildes al acometer la construcción
de nuevas viviendas o la rehabilitación de nuestras
viejas casas, corrales, cuadras, cercados, etc. De lo
contrario lo que conseguiremos es que nuestra construcción o reconstrucción se convierta en una auténtica
“destrucción” de lo que tanto añoramos y queremos.
Acompaño esta breve reflexión, a modo de ejemplo gráfico, con fotografías de dos situaciones extremas: la
falta de sensibilidad o el respeto a la hora de abordar la construcción en el medio rural. Se aprecia claramente que el
esfuerzo merece la pena.
Fotografías: Francisco Javier Muñoz Monge.
Soria, Marzo de 2.010
14
Francisco Javier Muñoz Monge,
Arquitecto.
www.fjaviermunoz.com
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010

El cura de Sarnago
La verdad es que Soria nunca deja de sorprenderme. Para lo pequeña que es la provincia y lo poco poblada
que está, Soria es una caja de sorpresas que continuamente produce emociones fuertes tanto a sus habitantes como a
los forasteros. De ahí quizá su atractivo.
La última de esas emociones me la ha producido el gesto del cura de San Pedro Manrique, el célebre Toño
Arroyo. Y eso que no estaba yo presente. Según me contó una amiga – y me confirmó luego el protagonista -, Toño,
el cura de San Pedro, de quien presumo de ser amigo pese a mi anticlericalismo, cumplió por fin este año uno de sus
mayores deseos, me consta, de cuantos le quedaban por realizar en la vida. Después de cerca de treinta años como
párroco de San Pedro, después de toda una vida dedicada en cuerpo y alma (y no es una frase hecha) al servicio de
sus feligreses, sean éstos creyentes o no, Toño tenía una espina clavada, que era la de no haber pasado nunca el
fuego, la noche del solsticio de San Juan, como manda la tradición de su pueblo. Pero este año lo realizó y con éxito.
Me dicen quienes lo vieron que la ermita de la Virgen de la Peña se vino abajo ante la valentía del cura y ante lo que
significaba el gesto: ¿qué mejor comunión con sus vecinos que hacer suyas sus costumbres?.
En estos tiempos de curas acomodados, de
obispos que sólo se manifiestan, salvo excepciones, para
defender sus privilegios terrenales, de religiosos que sólo
lo son de boquilla, cuando no se contradicen con sus
actos, emociona el gesto de Toño por lo que significa.
Aunque no lo precisaba para demostrar algo que tiene ya
más que demostrado, como su compañero Jesús, tras
treinta años de entrega a su comunidad, que abarca un
sinfín de pueblos desperdigados por una de las comarcas
más olvidadas de toda Soria. Días de veinticinco horas
atendiendo a sus parroquias y sofocando fuegos por
todas partes. Continuos viajes de un lado a otro para
animar a los vecinos de los pueblos más aislados en
invierno o para llevarles en su propio coche a la capital a
una revisión médica o a resolver gestiones privadas.
Jornadas maratonianas, en fin, para apoyar a una
asociación de un pueblo o para arreglar una iglesia que amenaza ruina definitiva. Y todo robándole horas a su
tiempo, que parece que se estira como el chicle, y rascándose el propio bolsillo cuando el dinero no llega, porque es
escaso, al revés de lo que dicen que suelen hacer los curas… Esos son los avales de Toño y de Jesús, pese a que
algunos no se los reconozcan.
Yo sé que a Toño, con su humildad, estas palabras quizá hasta le incomoden. Pero, en una sociedad como la
nuestra tan poco dada a reconocer los méritos de los demás, creo que es necesario que alguien lo haga y, por eso, yo
hoy he tomado la pluma para, desde la lejanía, reconocer el gesto protagonizado por un humilde cura que lleva toda
su vida dando ejemplo de lo que debería ser su misión. Si hubiese muchos como él, otro gallo le cantaría a la
Iglesia…
JULIO LLAMAZARES


30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
15
SAN PEDRO MANRIQUE EN LA DOCUMENTACIÓN MEDIEVAL

Es sabido que estas tierras fueron habitadas ya desde la misma prehistoria, cuando menos de una forma nómada,
para pasar a establecimientos sedentarios en épocas prerromana, romana, visigótica, etc. Los restos arqueológicos así
lo atestiguan. Otra cosa es la cuestión documental, ya más difícil, pues la documentación comenzó a recopilarse en lo
que a nosotros respecta hace casi mil años. De ahí para atrás nos introducimos en la nebulosa de los tiempos, donde la
historia y la leyenda se mezclan en un todo. Yo voy a seguir la senda documental de nuestro importante archivo
catedral.
Nos situamos en el año 1.127 cuando Domingo Cristofol y su hermano vendían al obispo de Calahorra Don Sancho,
una finca en Taniñe, cerca de San Pedro Manrique. En 1.152 se registró la donación de una serna (tierra de sembrado)
en Préjano por Fernando Peláez a la catedral de Calahorra, con ocasión de partir para Tierra Santa (Santo Sepulcro).
Posteriormente se registra la entrega de otros bienes por parte de su esposa doña Ximena y del presbítero de Herce. La
donación fue confirmada por don Stephano, de San Pedro.
En Septiembre de 1.154 otra operación
revela que el presbítero Esteban donaba una
viña en Préjano y una finca en San Pedro a la
catedral calagurritana. En 1.185 Don Juan de
Préjano, que era Prior de Calahorra, y su
cabildo hacían un convenio con Domingo
Mancebo sobre una heredad, apareciendo
como Señor de San Pedro Didaco Semenez.
Cuatro años después, 1.189, se produjo un
cambio de una pieza propiedad del Obispo de
Calahorra, junto a la dehesa de Fitero, por otra
que Pedro Quesada, Abad de Fitero, tenía en
San Pedro Manrique. Era Señor de San Pedro
W. Gonzalvez.
A lo largo del siglo XII los documentos revelan nombres y cargos importantes de San Pedro Manrique. En 1.127
Fortún López era Señor, no-solo de San Pedro, sino también de Soria capital. Ese mismo año era el Sayón (es decir, el
encargado de que se cumpliera la justicia y ejecutor o verdugo) Blasco Ferriol y Alcaide Sanz López. En 1.185 el
Señor Dominante era Gonzalvo Copelin. Y en 1.189 W. Gonsalvez, así como Petrus Mengueiones desempeñaba el
cargo de juez, Fortunio, el de sayón y Iohannes Rubens el de theolonearius o encargado de cobrar para el fisco las
alcabalas. Por último en 1.197 el señorío era ocupado por Guillermo Gonsalvez, que al mismo tiempo lo era también
de un amplísimo territorio que comprendía Calahorra, el valle de Arnedo, Ágreda, Cervera del Río Alhama y Aguilar.
Recordemos también que ya en este siglo existía en San Pedro una hermosa iglesia románica, cuyos restos,
magníficamente recuperados, podemos contemplar hoy en el espléndido arco dentro de la parroquia de San Martín,
según accedemos al templo, a mano derecha. Es, pues, claro que la actual iglesia se levantó sobre el solar de
16
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010
aquella románica y muy seguramente reutilizando sus propios materiales. Fue algo corriente el que se demolieran los
templos románicos, ya pequeños para las nuevas poblaciones, erigiendo otros de corte gótico. En otros lugares los
aprovecharon realizando con ellos las nuevas ampliaciones, pero aquí no.
En 1.234 se realizó la donación de un prado, un linar (finca sembrada de lino) y una pieza de tierra en el río de
Valdeparadas al monasterio de Fitero. Fue fiador a fuero de San Pedro, un tal Domingo Lázaro.
En 1.250, corriendo el mes de Junio, se produjo una venta hecha por don Martín, Abad de San Prudencio, al
monasterio de Fitero, de un molino en San Pedro Manrique por 200 maravedises. Gobernaba San Pedro Symon Royc y
la escritura fue corroborada en la propia villa sampedrana.
Cuatro años más tarde, 1.254, el Rey Alfonso X "El Sabio" ordenaba a los concejos de Ágreda, San Pedro (reflejado
como "de Yanguas", nombre que por entonces ostentaba San Pedro Manrique ) y Cervera que amojonasen los
términos de Tudején y Niencebas de acuerdo con los principios concedidos por los reyes de Castilla al monasterio de
Fitero.
Tres años más tarde, 1.257, en Mayo, se
redactaba en Calahorra una concordia con
intervención del Cardenal Gil y la aprobación del
Papa, entre el Obispo de Calahorra, don Amar, y el
cabildo catedral sobre la asignación de parroquias
y la distribución de las rentas y frutos de las
mismas que debían corresponder tanto a la mesa
episcopal como a la capitular. San Pedro
Manrique, junto con sus aldeas, aparece en el
arciprestazgo de Yanguas.
A punto de cerrar el siglo XIII, en 1.295, Sancho
Martínez y su tía Toda Ibáñez, recibían en
arrendamiento del Deán de Calahorra, el monasterio de San Pedro El Viejo, llamado entonces San Pedro el Viejo de
Yanguas con todas sus fincas y pertenencias por setenta maravedises de la guerra al año.
Importante también para la historia de San Pedro fue su población judía. Las primeras noticias de los judíos en la
diócesis de Calahorra, a la que pertenecía San Pedro Manrique y sus aldeas, datan del siglo XI, sin embargo, la
tradición sitúan a la población hebrea incluso antes de la dominación musulmana a comienzos del siglo VIII.
Nuestros judíos se hallaban instalados por entonces en lo que era una muy importante villa ganadera, dedicándose a
los negocios, la agricultura ( con cereales, viñas y huertas ), siendo incluso propietarios de las tierras, el tratamiento de
las pieles y ejerciendo el funcionariado (fueron merinos, alcaldes, recogedores de pechas o impuestos...), la artesanía,
etc. El establecimiento y organización de la Mesta supuso un auge considerable de los pueblos de la sierra y por
supuesto un aumento de la población sampedrana merced a la riqueza que conllevó el desarrollo del ganado lanar bajo
el favor del Honrado Concejo de la Mesta.
Según Cantera, esto y la protección de los Manrique, señores de la villa, razona la existencia en San Pedro de una
pequeña comunidad hebrea que participó en los repartimientos del "servicio y medio servicio", así como del
30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
17

"servicio de los castellanos de oro", contribuyendo durante toda la mitad del siglo XV dentro del Obispado de
Calahorra, al que pertenecía y perteneció hasta 1.956 en que las cincuenta y una parroquias de tierra de Yanguas y
San Pedro Manrique pasaron a Soria.
Pero también a lo largo de los siglos los judíos pleitearon, sobre todo con la iglesia, siglos XIII al XV, por
negarse al pago de los diezmos sobre las propiedades inmuebles que tenían y que habían pertenecido antes a
cristianos. La batalla de los impuestos siempre ha sido una constante a lo largo de su historia.
Los registros de la documentación correspondiente a San Pedro de Yanguas, (nombre, repetimos, que ostentó la
villa hasta que, como es sabido, Don Pedro Manrique añadió su apellido, sustituyendo al de Yanguas, cosa que tuvo
lugar en 1.464), así lo atestiguan.
Cuando a finales del siglo XV los Reyes Católicos decretaron la expulsión de los judíos de los reinos de España,
salvo que se convirtiesen, la judería de San Pedro Manrique se estimaba en cerca de dos docenas de familias. Lejos
quedaba la época de bonanza del siglo XIII con los reyes castellanos Alfonso VIII, Fernando III y Alfonso X en
que los hebreos pudieron hacerse en propiedad con las tierras que trabajaban, las casas que habitaban y acrecentar
todavía más su patrimonio. Después, en la primera mitad del siglo XIV, con Alfonso XI y Pedro I, se impulsaría
más todavía su importancia llegando a su apogeo. Pero también tuvieron sus momentos de persecución, matanzas,
robos y ruina, como en el período de Fernando IV.
Posiblemente los judíos de San Pedro
contaron con su sinagoga, teniendo en
cuenta que todos sus miembros
(podemos calcular poco más o menos
alrededor de un centenar) practicaban la
religión con rigurosidad. Por cierto,
muchas sinagogas fueron transformadas
en lugares de culto cristiano una vez que
se verificó la expulsión y los Reyes las
entregaron a los Obispos y abades; de ahí
que con las reformas posteriores y
modificaciones estructurales quedasen
fosilizadas, difuminadas y en algunos
casos irreconocibles.
Es en ese año tan crítico para ellos cuando a través de un escrito de los Reyes, el Capitán general de la frontera
de Navarra, Don Juan de Ribera, tuvo comisión para sentenciar un pleito entre el Duque de Nájera por una parte e
Ysaque Levi, su mujer, Dolce, sus hijos y su nuera y con doña Sencuera. Terciaba por medio una cuestión de
alcabalas o impuestos por compraventa y permutas de heredades e inmuebles y venta de mercaderías. En este caso
concreto fue sobre un contrato de un arrendamiento que tenía el judío en San Pedro.
En general los judíos sampedranos estaban descontentos con el trato que les daba el Duque. Este noble debía de
ser un pájaro de cuidado. El propio Ysaque fue detenido y acabó encarcelado. El trato que le dio llegó a tal extremo
que estando en prisión falleció su hijo Yuçe y el Duque no consintió en que el padre pudiese acudir al entierro.
18
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010
A pesar de estos datos, documentados, sabemos que hubo judíos que gozaron de fuero propio, como los de Nájera
y otros que incluso ocuparon los castillos de las poblaciones, como en Arnedo. En Calahorra compraron
propiedades en el mismo castellar de San Francisco.
En fín, la aventura judía termino el 31 de Julio de 1.492, fecha límite decretada por Isabel y Fernando para que
abandonasen el reino, cosa que hicieron la mayor parte de ellos. El pequeño núcleo judío debió de estar dentro del
recinto fortificado de San Pedro, murallas que se abrían al exterior a través de cinco puertas, al contrario que solía
suceder con la población mora, que se instalaba distante. Ya en el interior, el arroyo del Regajo partía el casco
urbano en dos, todo ello dominado por el castillo rocoso del Señor de la villa.
Y sobre el período judío que comprende el momento de luchas fraticidas entre Enrique de Trastamara y su
hermano Pedro, por la corona de Castilla, tenemos una noticia curiosa que tuvo su punto de partida en la victoria
definitiva de Enrique. Estamos, pues en la segunda mitad del siglo XIV. Los judíos castellanos huyeron como
pudieron para refugiarse en Navarra donde su reina Juana, los tomó bajo su protección.
Para evitar ser descubiertos, se dirigieron hacia allí monte a través desde nuestros pueblos serranos con lo puesto
y su dinero. Nada más. Atrás quedó todo el patrimonio, vendido, malvendido o simplemente dejado. Pues bien, en
las alturas de tierra Yanguas un judío ( o quizás una familia al completo, no lo sabemos ), no cabe duda que se vio
en peligro en plena montaña y escondió la vasija con las monedas de plata que transportaba. El judío debió de
morir, pues no regreso a por su tesoro.
Y allí estuvo oculto durante más de seiscientos años hasta que una máquina que se hallaba ampliando una pista
para darle más anchura, en una de las cazoletadas de la retro sacó esa tinajilla y al tirar la tierra la estrelló quedando
desparramadas cientos y cientos de monedas. Al cabo de los años todavía subían por -aquellas alturas buscadores
de metales y extraían entre las piedras monedas procedentes de aquel tesoro, una parte del cual (10 que pudieron
recuperar en el momento) fue trasladado a Soria donde hoy se encuentra. Por cierto ¿cuantos tesoros habrá
sepultados en tantos y tantos pueblos abandonados de nuestras sierras?
Félix Manuel Martínez san Celedonio
30 años 1980-2010
Calahorra, Junio de 2.010
Asociación Amigos de Sarnago
19
HABANERA DE SARNAGO
Habanera compuesta e interpretada por la Ronda del Linares, con motivo de las fiestas de Sarnago.
Hoy que puedo cantar, canto a mi tierra
Sarnago en la Alcarama, gente de veras.
La vida me llevó a vivir fuera
y hoy quiero regresar pronto a mi tierra.
Soy de una tierra hermosa, y de solera
un día me marché y hoy vuelvo a verla
con el brillo del sol y el agua fresca
se llena el corazón con su pureza.
Donde mi madrecita llora y reza,
la Santa Trinidad me la proteja.
la moza sarnaguesa tras su reja
sueña con escuchar mi rondadera.
En ese lugar nací, esa es mi tierra,
y en ese lugar morir también quisiera.
El alma me partiría si supiera
que a Sarnago no he de volver, … Dios no lo
quiera….
Soy de una tierra hermosa, y de solera
un día me marché y hoy vuelvo a verla
con el brillo del sol y el agua fresca
se llena el corazón con su pureza.
En ese lugar nací, esta es mi tierra,
y en ese lugar morir también quisiera.
El alma me partiría si supiera
que a Sarnago no he de volver …Dios no lo
quiera….
23 de agosto de 2009
Ronda del Linares, Igea (La Rioja). Un momento de su actuación en Sarnago
20
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010
SALUDO A SARNAGO
(Musica : niña bonita). LETRA : J.A. CAMPOS.
TONO: La Mayor.
INTRODUCCIÓN: rondalla, una estrofa. Cerrar con tres acordes rápidos)
Hemos llegado a este lugar
y os venimos a saludar
con esta ronda podrás cantar
y si te animas también bailar.
Hoy es un día de fiesta
de alegría y tradición.
El mozo lleva su ramo
con orgullo e ilusión.
A Sarnago hemos venido
a cantar esta canción
la rondalla del Linares
os canta de corazón.
Rondaremos por las calles
con respeto e ilusión
cantaremos todos juntos
para que salga mejor.
Hoy Sarnago está cantando
hoy le late el corazón
vuelven sus hijos al pueblo
a seguir la tradición.
Móndidas de tela y mimbre,
flores puestas con amor,
urgujuelo de tres ramas
y las cintas de color.
Mozas Móndidas que esbeltas
con su garbo y su salero
sois flores de La Alcarama
lo mejor del mundo entero.
Y nosotros contaremos
al mundo en esta canción:
los Amigos de Sarnago
es gente de admiración.
Su alegría y su sonrisa
es la mejor recepción
y a todo el que los visita
lo tratan como a un señor.
Ven, ven, ven,,
ven a cantar
con la Ronda del Linares
que te ofrece su amistad.
Ven, ven, ven a disfrutar
únete a nuestras canciones
y un buen rato pasarás.
30 años 1980-2010
Ven, ven, ven,,
ven a cantar
con la Ronda del Linares
que te ofrece su amistad.
Ven, ven, ven a disfrutar
únete a nuestras canciones
y un buen rato pasarás.

Asociación Amigos de Sarnago
(23 de agosto de 2009).
21
Móndidas y Mozo del Ramo.
Día grande en Sarnago
La mañana salió con un sol radiante, como la ocasión se merecía. Madrugamos un poquito para los últimos
preparativos. Nos compensó el levantarse temprano para tomar un buen chocolate acompañado de un par de
rosquillos, que teníamos preparados desde el viernes. En mitad de la faena recibimos la visita de una familia oriunda
de Valdenegrillos, hacen un alto en su camino hacia la feria de San Pedro, comparten sus recuerdos en la visita al
museo y en su despedida les obsequiamos con unas revistas, con tostadas y rosquillos. Con la llegada de Jesús,
párroco de San Pedro, comenzamos con la fiesta. Los toques de las campanas sirvieron para convocar a todos los
vecinos a la plaza. Se hicieron las fotos de rigor a las Móndidas y al Mozo con su Ramo. Las 10, hora de comenzar
con los actos. En una procesión, más bien informal, sube la comitiva por la calle del “tío Eugenio” hasta la “era
empedrada”, dejando a un lado la fuente y el lavadero. En la entrada del pórtico de la iglesia ya esperan los demás
actores, el párroco y el recién remozado San Bartolomé, ¡Qué buena obra se ha hecho en su restauración!. Es el
momento de rendir pleitesía a la imagen y al vicario, los cuatro protagonistas cumplen su misión. Comenzamos la
procesión propiamente dicha, abriendo la comitiva el enorme pendón portado con gran destreza por Iñaki. A poca
distancia “El Ramo”, con sus cuatro pañuelos cubriéndolo por entero, los roscos azafranados y cubierto de flores de
todos los colores, con David como portador y asesorado en todo momento por Ramiro y Anselmo. Las mozas
Móndidas, Laura, Silvia y Leyre, con las vestimentas tradicionales, llevan sobre sus cabezas los cestaños preparados
para la ocasión. Cada una debe llevar su dama de honor, en este caso desempeñado con maestría por Vanesa, Isabel y
Mª Carmen. El Santo necesita más porteadores y hacia mitad del camino hay relevo de brazos, Manuel, Abilio, David,
Pablo, Boni, Raúl, son alguno de los encargados de este menester. La asistencia a la procesión es masiva, aunque creo
que son más los que se dedican a las fotos y videos. Por razones obvias, la misa no se puede celebrar dentro de lo que
un día fue, y con el tiempo volverá a ser, el templo. El pórtico cumplió esta misión aunque no todo el personal pudo
tomar asiento.
Una vez terminados estos actos, comenzamos con la Asamblea General de la Asociación, en la sala que en su día
ocuparon las escuelas. Los temas son muy variados, que por razones de espacio no enumeraré.
Cuando la reunión llega a su fin, es hora de compartir, con todos los que se han acercado hasta el pueblo, de un
agradable aperitivo. El sol está en lo más alto y requiere que busquemos la poca sombra que la casa de Julia y Rafael
ofrece sobre la plaza. A punto de terminar con el ágape llegan, desde Igea en la Rioja, nuestros amigos José Luís, José
Antonio y los demás miembros de la “Ronda el Linares”, con sus instrumentos y cánticos nos acompañarán el resto
del día.
Con un poco de pereza hay que retirarse a comer, cada uno con sus familias y sus invitados. La sobremesa es breve,
son las 17:30 y hemos quedado para continuar con el resto de los actos. La noticia de la recuperación de las Móndidas
en Sarnago ha corrido por toda la zona, a estas horas son más de 300 personas las que se congregan en todo el núcleo
urbano. Las campanas vuelven a repicar, convocando a todos hasta la iglesia, para después de entonar “La Salve”
bajar juntos, en una procesión cívica, hasta la plaza. Todo va seguido, se despojan de los pañuelos al Ramo, se sujetan
bien los roscos de pan azafranado, se meten bien dentro para que las ramas los protejan y una cuerda se encarga de
apretar las ramas con el fin de que no molesten mucho cuando se introduce por la ventana, de lo que en su día fue el
Ayuntamiento. Como se cuelga David, para impedir que los que tiran desde arriba (José Mari, David, Manuel, Lucio,
Fernando y alguno más que colabora). Se cumple con la tradición y después de una pequeña lucha se consigue que
por fin , el Ramo, entre en la sala. Se retiran los roscos y se vuelve a tirar a la plaza. Comienza la lucha, entre los del
barrio de arriba y el de abajo, simulando una “sokatira” entre ambos. No pasa mucho tiempo, las fuerzas flaquean y
son los del barrio de abajo los que consiguen llevárselo hasta sus dominios.
Durante todo este tiempo, las Mozas Móndidas, han permanecido impasibles, con el cestaño en todo momento
sobre sus cabezas, observando el transcurso de los acontecimientos desde la parte alta de la plaza. Es hora de
descubrirse la cabeza. Llega el momento más emotivo de toda la fiesta. En representación de las 3 mozas, Leyre es la
encargada de recitar una conmovedora cuarteta, compuesta por Ramiro para la ocasión. La emoción es muy grande y
alguna lágrima asoma entre los asistentes.
Después de tantas impresiones llega la hora de relajarnos. Con sus instrumentos de cuerda y cánticos, la rondalla
toma el relevo. El comienzo no puede ser más espectacular, con dos piezas compuestas por ellos mismos, alusivas a
Sarnago y a su fiesta. Con la colaboración de buena parte de los socios, se hicieron unas cestas de rosquillos con los
que obsequiar a todos los que nos acompañaron este día tan importante para nosotros. Los rosquillos impresionantes,
pero no podía faltar una copa de moscatel fresquito para pasarlos. La cosa se va calentando y la mayor parte de los
asistentes acabamos bailando al son de la rondalla. Tiempo de fotos, de charlas animadas y recuerdos de lo que un día
fue la vida y la fiesta por estos lugares. Con una mezcla entre alegría, por el emotivo y bonito día que hemos pasado
juntos, y nostalgia se despiden nuestros amigos de la rondalla prometiéndonos que no faltarán el año próximo. El resto
de los asistentes van por el mismo camino. Prometemos seguir intentando celebrar las Móndidas de Sarnago por San
Bartolomé, el año próximo y sucesivos. Os esperamos a todos
22
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010

30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
23

26
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010
ESTA CASA ERA UNA RUINA
Pongo la televisión un domingo cualquiera de abril y digo: “esto me suena, yo en ese pueblo he
estado” y claro es Yanguas. Empiezo a ver algunas caras conocidas, la dueña de la pensión, el señor
que tira los cohetes en fiestas, el alcalde los abuelos etc. me siento cómodamente en el sofá y llamo a
mi prima Pili para que sintonice Antena3. Muchos ya conoceréis el programa, o lo visteis, pero a mi,
desde la lejanía de Tierras Altas sorianas, me llamó la atención y así a simple vista me pareció buena
idea la de restaurar una casa municipal y dársela, junto con un puesto de trabajo, a una familia
numerosa; creo que eran 6 niñas más los padres que previamente habían pasado un casting y una
votación de los habitantes.
Y digo, que me parece buena idea porque la publicidad que se dio a Yanguas, durante 2 horas, más o
menos que duró el programa, no se la hubiera dado nadie, de no haber sido seleccionado, este pueblo
para el concurso.
Ojala hubiera muchas propuestas e iniciativas
como estas
para dar a conocer esta bella
comarca Soriana de Tierras Altas, llenas de historia,
costumbres, paisajes y sobre todo gentes, sí
gentes, cada vez menos, pero buenas gentes.
Ojala hubiera muchos alcaldes y concejales con
las ganas e iniciativas
de salir en la
TELEVISIÓN, sí lo pongo con mayúsculas, de
quitarnos las vergüenzas y miedos que nos
acomplejan y que no nos dejan crecer.
SARNAGO es otro ejemplo visible de iniciativas
y creatividad; y de como un grupo de personas
están haciendo un gran trabajo con pocos medios,
pero con una gran ilusión. Cada vez que entro
desde la lejanía en su visita virtual, a través de la
web, me sorprendo con sus novedades, la
recuperación de las Móndidas, la fuente, el
museo, el arreglo del camino, el centro de pueblos
abandonados, las magnificas presentaciones de las
revistas y lo que quede por venir …que
esperemos que dentro de sus modestos medios,
pero su gran ilusión, sea mucho.
Yanguas
Desde la asociación de amigos de ACRIJOS
mi más sincera felicitación por todo lo bueno que estáis haciendo por esta comarca .
Carlos Jiménez
www.acrijos.es
http://www.facebook.com/pages/Acrijos-Spain/Acrijos/107201855977265?ref=ts.
30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
27

La huella de Árabes y Judíos en tierra de San Pedro
En estos momentos en que se habla de multiculturalidad y de la herencia que en España nos han dejado los diversos
pueblos; vale la pena decir algo de la huella que judíos y árabes dejaron en la comarca de San Pedro Manrique.
Pero antes de entrar en el tema, la pregunta obligada es: ¿hubo árabes y judíos en esta tierra? ¿ Han sido borradas sus
huellas por la desmemoria?
Para empezar, a diferencia de algunas comarcas limítrofes, la presencia árabe fue escasa. Pero se constata la existencia
de un número considerable en pueblos de la Tierra de San Pedro ubicados en la cuenca del Alhama, como Valdeprado, y
en otros como Valdemoro y Berdonces..
Aunque no se han hallado restos arquitectónicos, hay topónimos tan significativos como Alkarama y Alhama que
atestiguan su presencia sin género de dudas. Karama significa dignidad en lengua árabe y Al es el artículo que la
precede; tal palabra no es conocida entre los bereberes del norte de África, pero es muy común en el árabe clásico; y
de aquí cabe la posibilidad de que fueron árabes, oriundos de Oriente Próximo, quienes dieran tan hermoso nombre a
esta montaña que se asienta en el término de Sarnago.
El topónimo Alhama es probable que proceda
de Al Haman, una palabra que en árabe
significa baño; y éste pudo ser el motivo de
que dieran tal nombre a este río tan abundante
en aguas termales.
Además hay otras pruebas como el nombre de
algunos pueblos que evocan este pasado como
Valdemoro y el despoblado de Berdonces, al
que siempre han llamado el pueblo de los
moros.
Pero recientemente los historiadores están
aportando una valiosa información sobre la
población mudéjar de la zona. La
documentación nos dice que los moriscos
fueron numerosos en Aguilar, Cervera e
Vertiente oriental de la Alkarama y el Moncayo: tierra de moriscos y judíos
Inestrillas y también en el pueblo de
Valdeprado, ubicado en tierra de San Pedro.
Los documentos aportados por Moreno Ramírez de Arellano y los estudios de I Rodríguez R. De Lama nos informan
que, después de la reconquista, los árabes siguieron en estas tierras como fieles súbditos de la corona y a comienzos del
siglo XVI se convirtieron al cristianismo.
En el caso de los moriscos de los reinos de España, para evitar confusiones y malentendidos, conviene aclarar que
todos ellos estaban bautizados, si bien es verdad que su conversión no fue un acto de voluntad propia sino que se debió a
las presiones ejercidas por la Corona y las amenazas del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición. Pero lo cierto es
que desde un punto de vista legal eran cristianos y muchos de ellos buenos practicantes de esta religión, en la que no
faltaban clérigos y hermanos de diversas cofradías.
Lo específico de los moriscos del valle del Alhama es que, a diferencia de otros como los de Granada y los del reino
de Valencia, tenían un elevado proceso de integración social: participaban de la liturgia católica, aunque muchos, en
privado, mantenían ritos de la religión de Mahoma; hablaban sólo castellano, pues habían olvidado la lengua árabe y
desconocían su alfabeto; no utilizaban la indumentaria tradicional, bebían vino, tenían matrimonios mixtos, aunque no
eran frecuentes, y ocupaban cargos en el gobierno municipal como regidores y procuradores.
28
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010
Todo ello no impidió que en 1609 Felipe III dictara el decreto de expulsión que afectó por igual a toda la población
morisca de España.
Pero ¿qué ocurrió con los moriscos de la cuenca del Alhama?
El historiador R, de Lama afirma que algunos de ellos, incluidos los de Valdeprado, a pesar de estas medidas,
continuaron en estas tierras y así han permanecido casi hasta nuestros días manteniendo su oficio de trajinantes y
buhoneros.
La explicación de su permanencia es que algunos lograron eludir la orden de expulsión; es el caso de la mayoría de
los moriscos de Inestrillas, de los ancianos y de las personas impedidas; lo mismo ocurrió con las moriscas casadas con
cristianos viejos así como con los hijos de moriscos casados con cristianas viejas. Y además años después de la
expulsión algunos regresaron a sus hogares y recuperaron sus bienes y cargos municipales.
Sólo así se explica que determinados apellidos moriscos como De Fe, Amillo, Diez, Izquierdo, Calvo, Herrero,
Carpintero, Ballestero, Arnedo, Infante, Montero, Valdelagua, Remón, Gento que figuraban en las actas de bautismo de
1502, en los autos de fe de la Inquisición y se mencionan en la relación de sambenitos de Santa Maria La Redonda,
aparecieran años después de su expulsión en los documentos municipales e incluso los encontremos en la actualidad
entre los vecinos de las localidades mencionadas.
Como dato curioso vamos a referirnos a dos apellidos de raigambre morisca que aparecen en la zona: me refiero al
apellido de Fe y Barrero.
El apellido de Fé que da nombre en Yanguas a la calle Alejandro Osacar de Fe, aparece mencionado en la relación de
moriscos de Aguilar bautizados en 1502. El clan de los de Fe era uno de los más poderosos de tierra de Aguilar y
muchos de sus miembros sufrieron los rigores de la Inquisición. Durante el reinado de Felipe III padecieron la
expulsión al igual que el resto, pero alguno de ellos o bien la eludió o retornó años más tarde, tal como podemos
comprobar por el segundo apellido de Alejandro Osacar de Fe, nacido en San Pedro, pero cuya familia era oriunda de
Inestrillas
Otro de los apellidos de estirpe morisca es Barrero; un apellido muy común en Tierra de San Pedro. En este caso
conviene aclarar que en algunas zonas los alfareros recibían el nombre de barreros. Las profesiones de herrero, lancero,
ballestero, carpintero, platero, herrador, barrero eran habituales entre los moriscos y muchos de ellos al bautizarse
sustituían sus apellidos árabes por el nombre de las profesiones que ejercían
El apellido Barrero era muy común entre las familias moriscas de Villarrubia de los Ojos, en el Campo de Calatrava,
que, debido a un privilegio concedido por los Reyes Católicos, evitaron el exilio y, en la actualidad, lo poseen
reconocidas familias moriscas de Tetuán y Xauen, descendientes de los moriscos expulsados en el siglo XVII. En este
caso la duda es ¿cómo pudieron llegar estas gentes apellidadas Barrero a las tierras de San Pedro? La respuesta más
fácil es que alguna de estas familias se enrolara con los pastores trashumantes cuando retornaban de los invernaderos de
la Extremadura.
Como conclusión es posible afirmar que la huella morisca fue muy fuerte en el valle del Alhama y en concreto en
algunos pueblos de tierra de San Pedro como Valdeprado. Allí mantuvieron un estilo de vida propio caracterizado por
el cultivo de la huerta, el cultivo y el trabajo del cáñamo y la venta ambulante, pero además en estas tierras aun perviven
algunos apellidos de origen morisco.
No obstante queda mucho por investigar. Para ello están los archivos de Soria y de la diócesis de Calahorra que sin
duda contribuirán a dar a conocer más cosas sobre la historia de esta minoría.
De la minoría judía hay algunas informaciones, aunque no son tan abundantes. El topónimo Arco de los Judíos nos
confirma la existencia de una judería en la villa de San Pedro. Esta aljama, anexa al barrio de la Rochela, se encontraba
dentro de la muralla junto al arco de este nombre. Según el historiador S. Celedonio se trataba de una comunidad
integrada por unas cien personas que se dedicaban preferentemente a las actividades mercantiles.
30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
29
Dada la importancia de la ganadería en Villa y Tierra es más que probable que su principal actividad estuviera
relacionada con el comercio lanero en el que servirían de intermediarios entre los ganaderos sampedranos y sus
clientes del puerto francés de la Rochela.
Esta judería debió entrar en crisis a finales de la baja Edad Media coincidiendo con las
guerras fraticidas entre Pedro I y Enrique de Trastamara y su decadencia final debió
llegar con el decreto de expulsión de 1.492. Aunque desconocemos otros pormenores,
es probable que algunos de sus miembros optaran por la conversión para evitar ser
expulsados. Esta hipótesis parece confirmarse por los versos descarnados de la epístola
badana:
En Montaves los hebreos
Los que estuvieron sin Dios
Hasta el año mil quinientos
Arco de los judíos, San Pedro
Montaves es una aldea de la tierra de San Pedro y si damos crédito el contenido de esta
estrofa es posible que esta pequeña aldea estuviera poblada por judíos que en el año
1492 se convirtieron al cristianismo.
La permanencia de judeoconversos en la zona lo confirma también la condena de prisión que el Santo Oficio impuso
al converso de judío Francisco Vélez, vecino de la villa de Cornago y también las condenas a la hoguera de dos
vecinas de Yanguas de apellido Oncala: la una a ser quemada viva y la otra en estatua, por ser difunta.
Con estos datos pretendemos dar más luz sobre la presencia de judíos y moriscos que padecieron el castigo de la
intolerancia; con la salvedad de que como afirma R. Lama alguno de los descendientes de conocidos moriscos viven
entre nosotros y hasta hace poco seguían practicando igual que sus antepasados un comercio ambulante que la gente
de más edad conoció.
Como permanente recuerdo, en el término de Sarnago, está la sierra de la Alkarama con su hermoso nombre árabe.
Bibliografía de Consulta
Boletín de la Real Academia de la Historia: La Inquisición también pasó por Aleson. La Rioja 1907
J.Dadson y Trevor: Los moriscos de Villarubia de los Ojos. Edit Iberoamericana.
Felipe Manuel Martínez San Celedonio: Revista Sarnago 2010
Miguel A. Ramírez Arellano: Poder y Sociedad morisca en el Valle del Alhama. Edit: IER. Logroño 1909
Ildefonso Rodríguez R. de Lama: Moriscos, judíos y francos en el reino de Nájera.
Miguel A. San Miguel Valduérteles y Jesús Vasco: Fuego Sendero y fiesta. Edit Concejalía de San Pedro Manrique
Luis Vázquez Fernández: Privilegio de no-expulsión de los moriscos del Campo de Calatrava.
Fotografías de Gaspar Ruiz en el libro Fuego, sendero y fiesta.
Gijón a 3 de junio de 2010
30
Miguel A. San Miguel Valduérteles
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010

El año de Abel Hernández
"Suárez y el Rey”, Premio Espasa de Ensayo
El periodista y ensayista soriano Abel Hernández (Sarnago, 1937), ganó el pasado
28 de Septiembre de 2009 el XXVI Premio Espasa de Ensayo por "Suárez y el Rey",
una crónica sobre la relación de dos de los protagonistas de la Transición en España,
el ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez y el Rey.
En "Suárez y el Rey" se esbozan los orígenes personales de Suárez y el Rey, así
como "los caminos que les llevaron a situarse en una posición política", informó la
editorial Espasa en un comunicado en el que dio a conocer el fallo del premio.
Abel Hernández periodista, columnista y autor de varios ensayos de temática
política, explora la relación de amistad y complicidad entre el ex presidente y el
monarca desde 1969.
El premio reunió a más de medio centenar de obras procedentes de España y de países americanos como México,
Argentina o Cuba.
El jurado estuvo integrado, como en ocasiones anteriores por Pedro García Barreno, Amando de Miguel, Fernando
Savater, Vicente Verdú y Pilar Cortes, en representación de la editorial.
“El caballo de cartón” Premio de la Crítica de Castilla y León
Nada resulta más romántico que unas ruinas. Las paredes medio caídas, el cementerio
cubierto de maleza entre la que se adivina el nombre de un joven muerto -¡quién sabe!en extrañas circunstancias, y una iglesia, que fue grande y capaz, de la que sólo se
mantienen las nervaduras y en un rincón, cubierta por la hojarasca, una pila bautismal
que será románica y espera brazos fuertes para ser rescatada del olvido y evitar que, para
siempre, se convierta en un pequeño zigurat. Era Sarnago hace veinte años.
El hilo de ilusión se convirtió en una buena dosis de oxígeno cuando un sarnagués
decidió recordar por escrito su vida en aquel pueblo de la sierra, alto, frío y límpido,
desde donde se comprende la grandeza de la naturaleza y la dureza del devenir diario.
Una dureza que, con el auxilio de la Administración, propició el abandono de sus
gentes
Dice mi amigo Jaime del Huerto, presto a pintar Sarnago, que ahora, después de leer
las dos novelas de Abel, lo hará de otra forma. Abel ha resucitado el Sarnago de los años
cuarenta, cincuenta y sesenta y así se ha podido enlazar con los esfuerzos de esta última
década. El hilo de ilusión ha dado sus frutos.
Y le ha insuflado vida de una forma natural, como el que cuenta junto a la lumbre, sin alambiques que tan exuberante
hacen al relato, sin alardes de cultura enciclopédica, sin magias inexplicables, ni tonterías tan al uso en algunos
pedantes. “Caballo de cartón”, como antes “Historias de la Alcarama”, ha sido comparado con la literatura del 98 y con
Miguel Delibes. A mí me ha recordado a John Berger y un relato de su “Puerca tierra”, el titulado “También aúlla el
viento”:
“A veces cuando oigo el viento aullar en la noche, recuerdo. Había muy poco dinero en el pueblo. Durante
ocho meses trabajábamos en la tierra y sacábamos el mínimo necesario para comer, vestirnos y calentarnos
durante todo el año. (…) Todos los años, cuando matábamos el cerdo, invitábamos a comer a todos los
vecinos, al señor cura y al maestro”.
Isabel Goig Soler
30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
31
SARNAGO
Una tarde del verano pasado, me
senté en las ruinas del castillo que
hubo en su día en Sarnago. Desde allí
contemplaba el pueblo y, fascinado
por su hermosura, sentí un profundo
deseo de ser nacido allí. No me
importaba la iglesia caída, ni el
abrazo pertinaz de las zarzas, ni las
calles vacías ni las chimeneas sin
humo. Protegido por la Alcarama el
pueblo miraba a Soria orgulloso y
triste a la vez.
La primera vez que visité Sarnago
sentí una honda tristeza. No podía
comprender cómo un pueblo podía
estar vacío, sin gente, sin perros en las
calles ni gallinas en los
Sarnago, vista desde el “Castillo”
muladares. De espaldas a la
Alcarama, la iglesia, ahora huérfana de torre, llevaba años luchando por mantenerse erguida y apenas podía sujetar la
única campana que llamaba a orar. Le pesaba demasiado el tiempo. Le dolía no poder llamar a sus fieles con su tañido
y no entendía como siendo la casa de Dios fuera por Éste abandonada. La fuente vomita su agua desesperadamente en
el lavadero queriendo emular un río que nunca existió y está triste porque ya no escucha a las mozas hablar de amores
y añoranzas mientras lavaban la ropa y la tendían en el tomillo para impregnarla de su olor. Ya no se sientan los viejos
a las solanas resguardados de los fríos vientos de la montaña para contarse las mil y una historias, siempre las mismas,
de duros trabajos con sus manos en las minas de Bilbao o en la azucarera de Miranda. Ya no gruñen los cerdos en las
pocilgas esperando su San Martín y matar, a su vez, el hambre de la posguerra. Ya no se escuchan las esquilas de las
ovejas en la sierra, ni los ladridos de los mastines para protegerlas, ni los berridos desesperados de los corderos
solicitando mamar, ni los silbidos de los pastores tratando de recomponer el hato.
Sin embargo, a pesar del deterioro que ha infringido el paso del tiempo y el olvido, un puñado de
sarnagueses ha iniciado una lucha desigual contra ellos. Con ilusión y ciertas dosis de inocencia tratan de
rescatar su tierra. Tierra abonada con la ilusión de ver florecer el romero y el tomillo sobre los pasos de sus
mayores. Ignorados por las instituciones, solo cuentan con la ayuda de la amistad porque su presencia en el
pueblo no se traduce a votos. Echemos una mano todos los que sentimos la tierra soriana. Hagámoslo por
la memoria de quienes han vivido la dureza de un pasado en un pueblo que aún conserva su hermoso
nombre y que descansa en la solana de La Alcarama siendo testigo del vuelo del milano, del canto de la
abubilla y del correteo del corzo en sus pastizales suplicando que la soledad no se convierta en desamparo.
Devolvamos la vida a la sierra y devolvamos a Sarnago la ilusión de ver sus calles vivas y sus chimeneas
encendidas.
Jesús Vasco
Barakaldo, 3 de Mayo de 2010
32
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010
Celebración del día del Libro
Con motivo del día del libro,23 de Abril, la Villa de San Pedro Manrique celebra una ruta de Literatura y Senderismo,
este año 2007, Dolores Sáenz Calongé encargada de la Biblioteca y concejala de Cultura, la ha marcado a los altos de
Peraita para celebrar esa merienda campestre en sus praderas.
La reunión fue en los jardines de la Biblioteca donde su encargada, después de un caluroso saludo, le dio la salida a la
ruta por el paseo verde hasta el antiguo puente de piedra de la dehesa, por el que se cruzo el rió Linares y por una
empinada cuesta camino de Sarnago y Fuentebella , se llegó a la carretera que va a Sarnago, donde a los pocos metros a
mano izquierda sale un camino de parcelaria por una suave solana que va al despoblado pueblo de Fuentebella y pasa
por las praderas de Perita donde se hizo un descanso, en este descanso, se sacaron fotos y entre otras cosas se vieron
esos pueblos que están al frente los que tienen sus términos sembrados de pinos como Taniñe, Buimanco, Valdemoro,
Vea, Peñazcurna, Armejún y Villarijo, que la crisis de los años 1960 y 1970 fue la que les dio el abandono a estos
encantadores y artísticos pueblos.
Después de este descanso se continuo la ruta
por estrechas veredas, las que ofrecían el
semblante más suave entre jóvenes y verdes
pinos, hasta volver a las praderas de Peraita, y
con el sol ardiente de la alegre primavera, en
una de sus verdes praderas se tendieron los
manteles y cada uno aportamos nuestra
merienda, a una mesa en común que con
productos variados de la tierra, a cual más
atractivo a la vista y al gusto de nuestro
paladar, con es toque de originalidad, del buen
sabor de los productos serranos de estas tierras
sampedranas, se disfrutó de una comida
campestre los de la ruta de senderismo en ese
día tan grande como es para los amantes de la
lectura el día del Libro.
En el tiempo del reposo, la encargada de la
biblioteca repartió libros, a los que se les dio
lectura a varios párrafos, la Agente de
Desarrollo “ Milena" y su pareja les dieron
lectura a relatos que invitaban a visitar y
Foto Heraldo de Soria
conocer este rincón de nuestras Tierras Altas
de Soria, la encargada de la biblioteca a relatos con temas relacionados con estas tierras, el sacerdote de Sotillo de
Rincón a poemas de Antonio Machado, el sacerdote Don Martín Zamora a poesías de nuestro paisano sacerdote Don
Delfín Hernández y coma final nuestro sacerdote Don Antonio Arroyo le dio lectura al escrito del día del Libro del año
dos mil seis.
Estas praderas de Peraita están en el termino municipal de San Pedro Manrique linde al de Sarnago en las faldas de la
Alcarama y es uno de los enclaves más hermosos y menos conocido de este rincón de nuestras Tierras Altas de (Soria)
El sitio encantador el dima inmejorable, pero el tiempo corría y se inicio la salida, por esos descampados cerros de cara
al cierzo de caminos casi cerrados por falta de uso y yo ya mayor de los del pelo blanco, con José Luis Espuelas en el
todo terreno el que hace de coche escoba, por la pista de subida regresamos a los jardines de la biblioteca, donde
esperamos a los que venían andando, los que fueron acompañados en la ruta por un "Perro" que es el mejor amigo y
compañero del hombre.
Como esto de escribí es una de mis grandes aficiones y en mis ratos libres yo disfruto dejándoles recuerdos a los hijos
y los nietos como este del día del Libro, el que con gran ilusión le doy a mi amigo José María Carrascosa Ridruejo de
Sarnago, para si tiene un hueco lo ponga en la revista que el dirige, de la "Asociación Amigos de Sarnago".
Juan Torregrosa Mata
30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
33

Obras en Tierras Altas

Desde el año 1943 al 1959, se llevaron a cabo una serie de obras en la provincia de Soria que fueron reportajeadas
en una publicación titulada “Veinte años de paz en el Movimiento Nacional bajo el mando de Franco”, editado por la
Jefatura Provincial del Movimiento de Soria, bajo la dirección del Excmo. Sr. don Luis López Pando. Confección
Juan Ríos Suárez. Impresión Prensa Gráfica, S.A., año 1959.
La publicación es un alarde, como si en esos veinte años el dotar a las localidades de mínimos servicios fuera un
hecho excepcional, y no una obligación a cumplir por cualquier gobierno, dictatorial o democrático.
He seleccionado las obras de algunas poblaciones de Tierras Altas para recordarlas en la revista “SARNAGO”.
Acrijos, 174 habitantes
1952, escuela mixta y casa para el maestro
1956, abastecimiento de aguas
1956, suministro de fluido público
1958, urbanización de varias calles
Las Aldehuelas, 541 habitantes
1952, electrificación del Barrio Villaseca Somera
1958, electrificación de Las Aldehuelas, Los Campos,
Valloria y Ledrado
Armejún, 142 habitantes
Campos
1952, electrificación
1955, reparación de caminos rurales
1955, pavimentación de calles en periodo avanzado
Buimanco, 100 habitantes
1957, electrificación
1958, camino rural
El Collado, 231 habitantes
1952, electrificación de Navabellida y El Collado
La Cuesta, 164 habitantes
1947, electrificación de La Cuesta y Aldealcardo
1951, salón de actos
1952, cementerio

Matasejún
34
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010
Fuentebella, 156 habitantes
1956, electrificación
1957, abastecimiento de aguas
1958, urbanización de calles y pavimentación de la plaza Huérteles, 377 habitantes
1951, frontón, instalación fluido eléctrico en Huérteles y en Montaves
1952, construcción de un abrevadero en la dehesa boyal
1953, construcción puente rural
1955, urbanización de calles
1956, construcción de fuente y abrevadero y camino rural
Matasejún, 255 habitantes
1951, electrificación
1952, electrificación de Valdelavilla
1954, reconstrucción Casa Consistorial
1957, abastecimiento de aguas, fuente, lavadero y
abrevadero en Valdelavilla
1958, reconstrucción del frontón, construcción puente rural,
repoblación forestal de 2000 chopos, camino rural en
Valdelavilla.
Oncala, 319 habitantes
1952, electrificación
1956, urbanización de calles
San Andrés de San Pedro, 156 habitantes
1952, electrificación
1954, urbanización de una calle
Santa Cruz de Yanguas, 374 habitantes
1945, camino vecinal a Villar del Río
1950, restauración de la iglesia parroquial
1952, captación de aguas, fuente y abrevadero
1956, repoblación forestal “coto Magisterio”
Santa Cruz de Yanguas
1957, reloj público

30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
35
1957, electrificación Santa Cruz
1957, electrificación Valdecantos y Villartoso
1957, escuelas unitarias
1957, curso cultural a cargo de la Sección
Femenina
1958, urbanización y pavimentación plaza Mayor
1958, cercamiento de la dehesa boyal
1958, construcción de una pequeña presa para el
riego de 15 hectáreas
1958, construcción de albergue para persona y
animales en el extrarradio
1958, construcción de dos viviendas para
maestros, casa rectoral y camino forestal de 3 Km.
Sarnago, fuente del “Pozo” 1956
Sarnago, 462 habitantes
1956, electrificación de Sarnago y El Vallejo
1956, una fuente, camino rural de 4 Km, camino rural de 6 Km a El Vallejo, camino rural de 6 Km a Valdenegrillos.
Taniñe, 232 habitantes
1952, electrificación de Taniñe y Fuentes de San Pedro
1955, construcción de vivienda para el señor maestro y oficinas municipales
Valdeprado, 366 habitantes
1953, cementerio, electrificación
1955, camino rural a Cigudosa
1957, electrificación de Castillejo de San Pedro,
pavimentación de una calle, reparación casa
rectoral, camino vecinal a Fuentes de Magaña,
camino rural en Castillejo de San Pedro
Valtajeros, 270 habitantes
1949, electrificación Torretarrancho
1951, electrificación
1958, pavimentación y alcantarillado de varas
calles; abastecimiento de aguas, lavadero y fuente;
camino rural de 3.800 metros.
Sarnago, antiguo trasformador 1956
36
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010
Vea, 295 habitantes
Electrificación de la entidad menor de Valdemoro
La Vega y Lería, 160 habitantes
1958, electrificación de las dos
Ventosa de San Pedro, 317 habitantes
1946, construcción de frontón
1951, electrificación de Ventosa y Palacio
1953, construcción de un puente rural
Villar del Río, 280 habitantes
1950, lavadero público
1952, grupo escolar de niños y niñas
1953, reforma casa consistorial, centro rural de higiene y
casa para el médico,
1954, pavimentación frontón, reparación cementerio,
1956, empedrado de la plaza y calles del pueblo,
electrificación
1957, curso de la cátedra ambulante de la Sección Femenina
1959, construcción de una carretera desvío
Villar de Maya, 234 habitantes
1943, construcción de un frontón
1950, construcción de una escuela mixta en Santa Cecilia
1957, electrificación de Santa Cecilia y de Villar de Maya
1958, puente rural en Santa Cecilia
Villarijo, 216 habitantes
Santa Cruz de Yanguas
1955, reparación caminos rurales
1959, pavimentación de una calle
Vizmanos, 272 habitantes
1958, electrificación
Yanguas, 457 habitantes
1955, escuela de niños y niñas con viviendas; construcción de fuentes públicas
1957, pavimentación plaza mayor
1958, pavimentación calle Mayor
1959, electrificación de Yanguas, La Mata y Vellosillo
30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
37

Si nos fijamos detenidamente en los datos parece ser que ya se pergeñaba la despoblación de algunas localidades, y
que tal vez se hacía desde las propias autoridades de la provincia.
Llama la atención que un núcleo poblacional como Las
Aldehuelas, con 541 habitantes, sólo fuera “agraciado” con la
electrificación. Almarza, en cambio, con parecido número de
vecinos (546), viera realizados proyectos como: vivienda para
el maestro, escuela de párvulos, pavimentación de calles,
lavadero, cerramiento de la dehesa y construcción de
abrevaderos, reforma de las instalaciones del alumbrado
público, albergues de ganado lanar, nuevo cementerio, casa
para teléfonos, correos, telégrafos y funcionarios,
abastecimiento de aguas, y repoblación con 15.000 chopos.
Por otro lado, los pueblos de Armejún (142 habitantes),
Buimanco (100), Vea (295), Villarijo (216), Fuentebella (156),
y Taniñe (232) todos ellos deshabitados desde hace años,
recibieron la electrificación y poco más, pese a que sumaban
entre todos más de mil cien habitantes. Vea concretamente,
sólo vio realizada la electrificación de su agregado
Valdemoro. En Sarnago vivían 462 personas. Todo lo que
consiguieron fue la electrificación de Sarnago y El Vallejo,
una fuente, y 16 kilómetros de caminos rurales. Todos estos
despoblados pertenecen, desde la agrupación de municipios, a
San Pedro Manrique. La población total es de seiscientos
veinte habitantes aproximadamente.
Otro caso sangrante fue el de Oncala. Cuando se publicó, en
1959, “Veinte años de paz…”, solamente en esta villa vivían
319 personas. Las obras públicas se limitaron a la
San Pedro Manrique
electrificación y urbanización de algunas calles. Como ejemplo
comparativo, digamos que La Póveda, en la misma fecha, tenía 322 habitantes, trece más que Oncala, y en cambio se
llevaron a cabo las siguientes obras: escuela para niños y vivienda para el maestro; albergue para prácticas de esquí;
repoblación forestal en 88 hectáreas; electrificación; abastecimiento de aguas, tres fuentes y tres abrevaderos.
El caso contrario se da en Acrijos, en 1959 tenía (según la publicación que comentamos) 174 habitantes y fueron
varias las obras realizadas, como puede verse. En 1979, veinte años después, la prensa provincial da la noticia de que se
habían plantado en este lugar mil nogales.
Isabel Goig Soler
38
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010

Dr. Valentín Carrascosa.
Un Sarnagués con reconocimientos internacionales.
El pasado año fue especialmente emotivo para este gran jurista y trabajador incansable. Nacido en Sarnago (1937),
emeritense de adopción y socio de la Asociación Amigos de Sarnago.
MIEMBRO HONORARIO DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE LIMA
Este acto reconoce los méritos y trayectoria del doctor Carrascosa y su labor profesional en el área jurídico
informática.
El miércoles 11 de Noviembre de 2009, en sesión solemne se
incorporó al Dr. Valentín Carrascosa López, como Miembro
Honorario del Ilustre Colegio de Abogados de Lima, por Acuerdo
de la Junta Directiva y en el contexto del XIII Congreso
Iberoamericano de Derecho e Informática y los 25 años de FIADI.
Con presencia de los expositores extranjeros y participantes del XIII
Congreso Iberoamericano de Derecho e Informática, se dio lectura
al Acuerdo de Junta Directiva que incorpora como Miembro
Honorario del Ilustre del Colegio de Abogados de Lima al Dr.
Valentín Carrascosa, Presidente de FIADI, profesor y jurista
español. Este acto reconoce los méritos y trayectoria del Dr.
Carrascosa y su labor profesional en el área jurídico informática.
Los presentes felicitaron y compartieron con alegría este
acontecimiento. La membresía, fue entregada en la sede del colegio de abogados limeño; donde el Dr. Pedro Patrón
Bedoya pronunció sentidas palabras, resaltando las bien conocidas cualidades del Dr. Carrascosa como jurista,
doctrinario, profesor, y presidente de la FIADI (institución que celebra sus 25 aniversarios de existencia)
PRESIDENTE DE HONOR DE LA ASOCIACION ARGENTINA DE INFORMÁTICA JURIDICA (A.A.I.J.)
Dos días después y dentro del mismo congreso, se efectuó la entrega del diploma que acredita al Dr. Valentín
Carrascosa López como presidente honorario de la A.A.I.J. (entidad esta coorganizadora del XV congreso
iberoamericano - FIADI- Argentina - 2011)
El flamante honorario presidente, aceptó emocionado tal distinción.
30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
39
Romance a SARNAGO
Sarnago está situado
entre Alcarama y Lutero,
las Arrañes a sus pies,
el Villar y el Horcajuelo.
- Las Arrañes se borraron
con pretexto de progreso.
Los olmos fueron testigos
del camino hacia El Vallejo-.
Las Hoyuelas y la Lomba
con la Cereda por medio,
fajada por las Zorreras
hasta la pieza el Sombrero,
atisban Valdezaguera,
Caleras y los Terreros.
El Cubillo y Serrezuela
reciben al sol primero
después de escalar sus rayos
el Collado del Robledo.
Más cerca se esconde el Pozo
por tantos siglos venero
de agua fresca y cristalina
en verano y en invierno.
Al costado los Cerrillos,
Ventosilla en otro cerro,
dando vista a Lagunilla,
otro manantial añejo
del que discurren sus aguas
hasta la Fuente del Pueblo.
Al poniente está el Castillo,
que no de moros guerreros,
sí de celtas vigilantes
y también de los iberos,
con la Mata y Bajorente
como fieles escuderos.
Entre el Collado y las Eras
marca orilla el Cementerio,
- Camposanto lo llamaban
en vida nuestros abuelos -.
A su izquierda va trazado
el camino de San Pedro,
visible su trayectoria
apenas trescientos metros.
Desde el Cogote el Losar,
pasando por el Fustero,
se ven el Sastre y las Hoces
y el camino a Castillejo.
A su espalda el Hombriazo,
- buena tierra de centeno -.
Detrás queda Bastolilla,
abajo un barranco seco.
Al norte el Cogote la Hoya
corona al Egido abierto
en extendida pradera
que hace de esquí para el cierzo.
Al Prado de los Rebollos
y a su vecino el del Cerro
los separa la Cañada,
lugar de buitres y huesos.
Siguiendo por el Reajal,
frente a los Cerros Bermejos,
están las huertas de Horcajo
selladas por el barbecho.
A Solana y Abejeras
regaban dos riachuelos.
Palancar y los Rincones
fueron más bien montañeros.
También La Virgen del Monte
- que guardaba algún misterio fue invadida por “okupas”
de los pinos “forasteros”,
como ocurrió en la Dehesa
donde la dula del pueblo
pastaba entre robledales
al cuidado del dulero.
La Cuesta no se libró
de las heridas del hierro,
ni tampoco las Laderas,
pero... volvamos al Pueblo,
de nombre propio Sarnago
de Mayorales sin perros.
Asentado cara al Raso,
con el horizonte abierto
a un futuro de esperanza
porque sus hijos han vuelto.
Han remozado sus casas
con pasión y con esfuerzo;
y pueden calmar la sed
que en otro tiempo sufrieron;
y que mantienen aún vivo
el pasado en su Museo.
Existieron cuatro cruces
de bendiciones y ruegos:
una fue la Cruz de Cantos,
otra fue la Cruz del Cerro;
otra la Cruz de la Villa
frente a la Cruz del Vallejo.
Hay una espina clavada:
¡La Torre se vino al suelo!
Las campanas desterradas
gritan calladas al cielo
ascender a sus troneras
y repicar a festejos
cuando las tejas se ocupen
de la cubierta del templo
y el paisaje quede limpio
de cantarrales desiertos...
Volvamos nuestra mirada
al camino de San Pedro,
la Pieza Larga y Ampudia,
para imaginar viajeros
con sus idas y venidas
en permanente trasiego
desde lugares lejanos
al Mercado en otro tiempo;
para hacer realidad
lo que sigue siendo un sueño
brindándoles la acogida
que fuera “ley” de este Pueblo.
Delfín Hernández Domínguez
40
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010

COLABORA CON ESTA ASOCIACIÓN
En nuestro afán por ir mejorando el pueblo, principalmente en su faceta cultural, y con la colaboración de la obra social
de Caja Navarra, programa "tu eliges tu decides", hemos presentado varios proyectos a dicha entidad, todos han sido
aprobados. Gracias al apoyo de clientes, que han decidido que el dinero que la Caja gana por sus cuentas y esta destina a
la obra social, repercuta en SARNAGO.
Dentro de estos proyectos cabe destacar la financiación de una parte de la edición de esta revista, sin dicho dinero
hubiese sido prácticamente imposible sacarla adelante.
Otro proyecto consiste en ir restaurando poco a poco el edificio de las antiguas escuelas y que en la actualidad alberga
el Museo Etnológico de Sarnago. Con el dinero conseguido a través de este proyecto hemos arreglado una sala, lo que
en su día era el Ayuntamiento de Sarnago y de sus dos pedanías (El Vallejo y Valdenegrillos). En dicha sala estamos
ultimando el montaje de una pequeña biblioteca y queremos que también pueda usarse como sala de exposiciones.
Aspecto de la sala (antiguo Ayuntamiento) antes y después de la rehabilitación
Para estas cosas, y otras más que tenemos en mente, necesitamos de tú colaboración. Si eres cliente de Caja Navarra y
estás interesado en colaborar con esta bonita causa, acude a tu oficina, o visita la web “www.tueligestudecides.com”. Si
no eres cliente, también puedes colaborar. Acércate a una oficina de Caja Navarra y haz un donativo para el proyecto.
Nº de Proyecto
30 años 1980-2010
20.267
Asociación Amigos de Sarnago
41


Presentación de la revista “Sarnago” Nº 2 y el libro “Historias de la Alcarama”
“El acto se convirtió en una reivindicación del mundo rural”
Organizado por la Asociación de Amigos de Sarnago y con una asistencia de 300 personas y la intervención de los
escritores Abel Hernández e Isabel Goig, el fotógrafo César Sanz, la cineasta Mercedes Álvarez, el editor Javier
Santillán, más el presidente de la Asociación David Izquierdo, el secretario de la misma José Mª Carrascosa, el alcalde
de San Pedro José Antonio Hernández Alonso y el párroco de San Pedro Toño Arroyo. Se realizó el día 20 de agosto
de 2009, en Sarnago la presentación del número 2 de la revista “ Sarnago” y del libro “Historias de la Alcarama” de
Abel Hernández, libro de memorias que transcurre en Sarnago y los pueblos vecinos de Tierras Altas.
El acto comenzó, a las 18,15 horas de la tarde en la plaza del pueblo, con la presentación, por parte del alcalde de
San Pedro Manrique, de los sentados en la mesa de intervinientes.
Posteriormente José María Carrascosa, Secretario de la Asociación de Amigos de Sarnago, presentó al público
asistente al acto, la Revista, que por tercer año consecutivo edita la Asociación y que tiene una gran variedad y calidad
en sus artículos. Hizo un resumen detallado de todos los escritos, agradeciendo las colaboraciones y repartiendo
ejemplares. Continuó su intervención realizando una reflexión sobre el abandono de los pueblos, sirviéndose de textos
literarios, y pasó la palabra a los otros oradores que de una forma amena y emotiva fueron contando sus experiencias
vitales, convirtiéndose el acto en una reivindicación del mundo rural.
Ya en el turno de Abel Hernández, nacido en la localidad, en la casa familiar abandonada enfrente de donde
hablaba, disertó sobre los recuerdos recogidos en el libro. “Historias de la Alcarama” es un libro de memorias “lleno
de inesperadas revelaciones” que nos regresa a recuerdos que percibimos presentes y que ha tenido una buena
acogida entre el público y la crítica. En sus 40 capítulos repasa historias y descripciones del pueblo, de los oficios y
tareas, del paso del tiempo y las estaciones, de las fiestas, del abandono de los pueblos….y de la vida entera que pasa.
Al final tiene un glosario de palabras y dichos que resuenan en todos los descendientes de esta tierra. El autor anunció
la próxima edición de una continuación que llevará por título “El Caballo de Cartón” y que verá la luz en el otoño.
Tras las intervenciones y el emotivo acto muy aplaudido por el público asistente tuvo lugar un pequeño ágape con
degustación de productos elaborados y donados por el Taller de Empleo de alimentos tradicionales de la
Mancomunidad de Tierras Altas acompañado de un vino, denominación de origen Navarra, sufragado por la
Asociación, cuando el calor feroz que padecemos este año en Soria, daba un respiro y la brisa a través de los montes
traía ecos de culturas antiguas.
Javier Sainz Ruiz
42
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010
Sarnago como referente cultural de Tierras Altas
Sarnago es ya un referente cultural en Tierras Altas. Hace casi veinte años, cuando lo visité para el trabajo sobre la
despoblación, no podía imaginar lo que la Asociación Amigos de Sarnago, con José María Carrascosa al frente, sería
capaz de conseguir. Lucha, constancia e ilusión han sido los ingredientes que han hecho posible logros como ir
restaurando casas, el agua, mejorar algo el camino, mantener el museo etnográfico, editar tres revistas.
A este esfuerzo se ha unido Abel Hernández con su obra “Historias de la Alcarama” y ello ha sido un revulsivo más que
ha arañado la neblina de los recuerdos y ha reunido en torno a ellos a los que se vieron obligados a abandonar sus casas, o
a aquellos otros que, con mejor talante, se marcharon creyendo encontrar fuera de Sarnago una vida mejor, que tal vez lo
haya sido, pero puede que el precio pagado por ello haya resultado elevado.
En el espacio de la plaza, conformada por una casona que perteneció a la familia de Abel y Delfín y la vieja escuela,
rodeada por montes viejos, venerables y antiguas dehesas, sarnagueses emigrados, buenas gentes de Tierras Altas, y
muchos visitantes de pueblos vecinos, nos dimos cita, un año más, para acompañar a José María Carrascosa, a los
miembros de la Asociación, y a Abel Hernández, en la presentación de la revista Sarnago nº 2, y en el libro –comparado
ya con el buen hacer de la Generación Literaria del 98- “Historias de la Alcarama”, cuya foto de portada fue hecha por el
fotógrafo soriano César Sanz, quien también tuvo palabras de elogio merecido para Abel. Anunció el autor una segunda
parte, de la cual leyó un capítulo, emocionado y emocionante para los allí presentes.
Isabel Goig Soler.
30 años 1980-2010
Asociación Amigos de Sarnago
43
En memoria de Antonio Cabrero y Valentín Llorente
Asesinados el 3 de septiembre de 1936 en término de Fuentebella
El pasado tres de Julio, tuvo lugar en La
Sierra de La Alcarama (Soria), un acto de
Recuerdo y Reconocimiento a estos dos
asesinados. Una triste y larga historia que
ha dado lugar a la celebración de este
homenaje y de la que ya dimos cuenta en
el nº 1 de esta revista.
En el año 2000, continuamos la búsqueda de
forma sistemática, y después de andar un largo
camino en busca de personas y testimonios,
conseguimos obtener datos suficientes para
conocer lo sucedido al abuelo y al maestro
durante los 40 días que permanecieron
refugiados en la Sierra de La Alcarama.
Vista general de los asistentes al acto
Junto a varios amigos y descendientes de la
zona, peinamos y rastreamos más de 25 veces el lugar señalado en busca de la fosa, no pudiendo dar con ella. Intentamos
todo lo que estaba en nuestra mano, difundimos los testimonios a los cuatro vientos con la intención de que de nuevo se
hablara del tema, fuimos encontrando personas de estos despoblados en varias poblaciones del Estado que se fueron
interesando y comenzaron a recoger datos entre sus mayores. Encontramos que no todos los pueblos habían muerto.
Encontramos, “Sarnago Vive”, una asociación de amigos de Sarnago que trabajan por la reconstrucción del pueblo y que
edita esta revista que siempre nos brindó un espacio para difundir nuestra búsqueda y, a través de la cual, obtuvimos la
clave para ir encontrando a las personas mayores que sabían de lo sucedido en aquél verano del 36.
Unas personas nos llevaron a otras, poco a poco nos fueron aportando croquis sobre la zona, nombres de términos y
caminos, nombres e historias sobre los antiguos pobladores de la Sierra. Todo esto nos llevó a obtener gran información y
nos ayudó mucho a la hora de hablar con los descendientes de la sierra y plantearles el tema. La mayoría de estas
personas, nos acogieron en sus casas como si fuéramos de la familia, compartiendo con nosotros (como lo hicieron antes
con el abuelo y el maestro), sus casas, su comida y, sus recuerdos. Muchos de ellos /as, a pesar de no haber hablado en 70
años de estos asesinatos, continuaban guardando en algún lugar de su memoria este cachito de historia silenciada.
Otros/as, los menos y más ruines, a pesar de tener datos se cerraron de banda aludiendo a su mala memoria y a que no hay
que hablar de eso, (que según ellos/as), hacía ya mucho tiempo y habría heridas. ¡Como si las tuviésemos cerradas!
Nosotros continuamos en nuestra tarea. Estar solos en esto, nos retrasaba mucho nuestro objetivo de encontrar los restos y
nos dirigimos a varias Asociaciones de Memoria Histórica para ver si nos podían echar una mano. Nos presentamos e
informamos a todas ellas de la investigación realizada y de sus resultados, Desde Soria, Iván Aparicio de la Asociación
Recuerdo y Dignidad, no tardó en involucrarse y venir a la Sierra a ver el sitio y a que le contáramos la historia. Jesús
Vicente Aguirre, desde La Rioja, estaba ultimando su gran obra “Aquí Nunca Paso Nada” sobre la represión en La Rioja
en 1936 y contactamos con él. Vicente pudo ampliar su información sobre el Maestro Valentín Llorente, Igeano y maestro
de Fitero e introdujo una página en su libro contando esta historia (en la 2ª edición de “La Represión en Soria” también
aparecerá). Siempre nos ofreció su apoyo y el de los suyos. Desde San Pedro Manrique, Miguel Ángel San Miguel, la
familia Del Rincón y otras personas nos brindaron también su apoyo. Desde, Sarnago, Acrijos, Fuentebella, Cornago e
Igea varias personas fueron soporte de esta tela de araña que fuimos tejiendo para recuperar la memoria perdida.
En esta última etapa, nuestro deseo era lograr la coyuntura necesaria para realizar un acto de Recuerdo y Reconocimiento
en la Sierra que les vio vivir y caer asesinados. Apoyados por las Asociaciones, Recuerdo y Dignidad de Soria, “La
Barranca” de La Rioja y Ahaztuak 1936-1977 Olvidados, de Euskal Herria, así como ayudados por algunas personas a
título individual, fuimos trabajando la puesta en marcha del monolito y del acto que celebramos el pasado día tres.
44
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010
Un día entrañable. Sobre las 11 de la mañana cerca de 125 personas se acercaron con sus coches al cruce de
Sarnago. La Caravana por la Memoria subió despacio hacia la Sierra, contemplando sus inmensos paisajes. Gentes
de muchos lugares acudieron para blindar este acto, desde Murcia, Gijón, Madrid, Barcelona, Cornellá, Soria,
Logroño, Cornago, Igea, Villamediana, Fuentebella, Sarnago, Acrijos, San Pedro Manrique, Gasteiz, Bizkaia, Leiza,
Iruña, Tafalla, Pueio, Miranda, Sartaguda, Tudela… Familiares y amigos, pastores y ganaderos de la zona,
hortelanos, personas de diferentes ámbitos e ideologías, personas de otros países, trabajadores/as, parados,
sindicados, jubilados, niños/as, escritores, historiadores, músicos, militantes de foros y asociaciones por la Memoria,
familiares de asesinados de varias provincias, alcaldes, concejales/as, parlamentarios y hasta una diputada, que lo
dejaron todo y priorizaron tomar parte en este homenaje.
Tras aparcar los coches, caminando por un cortafuegos paseamos hasta acercarnos frente al monolito. Allí, varias
personas colocaron sus flores sobre una soga que amordazaba la bandera republicana que lo cubría. Tras una pieza
de gaita tocada por los hermanos Alkuaz y Omar Cabrero, en nombre de las familias, realizamos una intervención de
agradecimiento a todas las personas que nos han ayudado en este camino; así como, a las personas presentes en el
acto. Seguidamente, Fermín Balencia y José Mari Alkuaz, tocaron y cantaron “Si subes al Alto Loiti” que narra una
historia similar en un paraje similar. Desde la familia de Antonio Cabrero, se procedió a la lectura de un texto que
narraba la historia de los asesinados y lo sucedido durante su estancia en La Alcarama. Se procedió a descubrir el
monolito consistente en una gran piedra parda, clavada frente a los montes y barrancos que les vieron vivir y caer
asesinados. El la piedra, la placa que les recuerda y una frase que les mantendrá siempre vivos. “Con el recuerdo de
vuestros sueños perfilamos hoy nuestro futuro”. Un baile del Aurresku en su honor, dio paso a la intervención del
Sampedrano, Miguel Ángel San Miguel Valdúerteles, que haciendo un poco de historia, enlazó lo sucedido en San
Pedro y en la sierra con el tiempo republicano, la represión posterior y lo sucedido a Antonio y Valentín.
Descendientes de tres generaciones de Fuentebella, hoy amigos, entregaron tres rosas rojas a las familias de los
asesinados y fundiéndose en un sentido abrazo con ellos, dieron lectura a un emotivo poema de un hijo de
Fuentebella y del siguiente Reconocimiento:
“De Pitillas a Fuentebella por la Bardena a la sierra de la Alcarama; el alcalde y el maestro vieron truncadas sus
vidas. La injusticia, el miedo y la intolerancia abrieron una gran herida. Hoy descendientes de quienes causaron
tal dolor, queremos propiciar un encuentro que permita reconocer aquel momento y pedir perdón a las victimas y
sus familiares. Deseamos que este reencuentro en este lugar y ahora sea la reconciliación de nuestras
generaciones y sirva para resarcir y recuperar la memoria histórica, cerrando una vieja cicatriz y abriendo una
puerta a una nueva historia de amistad y compromiso. Que de ahora en adelante, este acto represente un modelo
de Justicia, Libertad y Respeto”.
Paco Marín cantó la jota dedicada al alcalde de Pitillas y dio lectura a un texto que “hermana” en su lucha a todas
las personas represaliadas, tanto a las de Sartaguda como a las de Villamediana y otros lugares. La familia de
Valentín Llorente, llegados desde Madrid y en su nombre, su sobrina Pilar Llorente, recordó a su tío Valentín. Al
maestro de escuela que tanto apreciaban y agradeció a los presentes la restauración de su memoria con este acto.
Miguel, con su saxofón hizo sonar al viento el “El Cant dels Ocells”, que Pau Casals tocó sobre la tumba de
Machado. Dos clarinetes cerraron el acto al son de, “Ya se van los pastores…” que fue cantado por las personas que
rodeaban el monolito. Desde las tres asociaciones se reconoció el trabajo realizado por los familiares en esta
búsqueda, animando a los presentes a tomar compromiso y restaurar la memoria de todas aquellas personas que
quedaron asesinadas y abandonadas por las cunetas y barrancos del Estado.
Sobre las 14:00 h, cerca de sesenta personas nos quedamos a comer en el merendero junto al río Linares. Hermosa
comida compartida y de hermandad de sentimientos en la que pudimos disfrutar de canciones, bailes, conversaciones
y saludos con unos y otras hasta las ocho de la tarde y en un ambiente excepcional. Muchas de las personas que
participaron nos propusieron volver en otra fecha a recordarles y compartir el día. Desde nuestras familias dejamos
el encargo de que si alguien puede continuar aportando algún testimonio sobre el lugar de la fosa, no dude en
ponerse en contacto con nosotros, así mismo, queremos pedir a los vecinos de la Sierra que, a partir de este
momento, este Monolito, forme parte de vuestro hermoso patrimonio y que sea tomado como un punto de encuentro,
sin odios ni rencores, siendo respetado con la justicia que le corresponde.
Y como testigo el Sol y los montes que los vieron envejecer día a día, la brisa fresca en la Sierra nos revivió la
memoria y trajo a nuestro recuerdo, sus sueños, de cuando a casa volvían.
Gracias de nuevo. Ander Cabrero - Maite Zalakain
Contacto: [email protected]
30 años 1980-2010
Más Información en: lavaradelalibertad.blogspot.com
Asociación Amigos de Sarnago
45
UN SARNAGUÉS A SU PUEBLO
Sarnago, tú no estás solo,
ni hundido ni abandonado.
Varios nacidos aquí,
Hicieron la Asociación,
que ya cumple treinta años.
Se sienten muy satisfechos
por los objetivos logrados.
sus casas han arreglado.
Otros las han hecho nuevas,
para venir en verano.
El 24 de agosto nuestra fiesta celebramos.
San Bartolomé, las móndidas, el ramo,
por tus calles paseamos.
Estos nacidos aquí
que con otros se casaron,
son, navarros, aragoneses
riojanos y castellanos.
Hay 24 viviendas
reparadas en Sarnago.
Son 24 familias,
que vienen en verano.
Sarnago, tú no estás solo.
Un Sarnagués.
Bonifacio Pérez Vallejo
PARA NUESTROS AMIGAS y AMIGOS DE EGEA DE LOS CABALLEROS
Del Sr. Cura y Alcalde;
d nuestra Asistente Social,
delos Sampedranos presentes,
un saludo muy cordial.
A nueve personas de Egea,
que hoy, son amigos verdaderos,
los conocimos en Marzo pasado
en los Baños de Fitero.
Buenos compañeros llevasteis,
que ahora, son nuestros amigos,
del comportamiento vuestro,
quedamos muy complacidos.
A, Teófilo y esposa Nati,
a Gregorio y esposa Ascensión,
a Jesús y su esposa Carmen
y al joven, José Ramón.
Sois, unos amigos sanos,
en vuestro proceder se nota,
disteis alegría a San Pedro
con el Sentir de la Jota.
Saludo que yo, expansiono
porque la idea no es mala,
un saludo de los de Huérteles
San Andrés, Yanguas y Oncala.
Veo, que me faltan dos,
por ello doy un rempingo,
porque también saludamos
a Mª Jesús ya su esposo Domingo.
Con gran gusto y complacencia
queremos saludar ahora,
a la linda Mari Carmen
vuestra excelente Directora.
Este día tan memorable,
los Sampedranos nunca lo olvidaremos,
por lo bien que nos han tratado.
los amigos, de Egea de los Caballeros.
En Fitero nos conocimos,
allí nació nuestra amistad,
y propusimos traeros
a nuestro Pueblo a cantar.
De San Pedro os fuisteis contentos
de como os habíamos tratado,
hoy día 11 de Octubre
somos vuestros convidados.
Demos, dos vivas a nuestras Villas,
para que esta AMISTAD fructifique,
" VIVA EGEA DE LOS CABALLEROS "
"VIVA SAN PEDRO MANRIQUE" .
El 3 de Mayo fuisteis a San Pedro
con gran placer, os escuchamos,
y de vuestra magnifica voz
admirados nos quedamos.
A todos amigos presentes
saludamos con alegría,
guardaremos un grato recuerdo
de esta exquisita comida.
Un abrazo especial para todos,
de Aurelio y de Juanita,
otro abrazo igual de fuerte
de PABLO que os felicita.
San Pedro Manrique, Noviembre de 1.996.
AUTOR: Pablo Espuelas del Rincón
46
Asociación Amigos de Sarnago
30 años 1980-2010

Documentos relacionados