Clasificación - WordPress.com

Comentarios

Transcripción

Clasificación - WordPress.com
INTRODUCCIÓN AL DERECHO – TURNO MAÑANA - AÑO 2017
UNIDAD IV – CONCEPTOS JURIDICOS FUNDAMENTALES
CONCEPTOS JURIDICOS FUNDAMENTALES
ANTECEDENTES.
En los últimos años del siglo XIX se inició una intensa actividad en el campo de la teoría
del conocimiento jurídico y se conformó que la ciencia del derecho no puede existir
desligada de ésta misma, además de que los grandes problemas de aquella ciencia se
relacionan con dificultades epistemológicas, por lo tanto, la solución a estos problemas
depende grandemente de los esfuerzos y ensayos para resolver esas dificultades. Esta
relación es lo que ha dado inicio a la elaboración de una doctrina de los conceptos
jurídicos fundamentales pero cabe destacar que esta doctrina no es la misma a la
llamada doctrina de conceptos.
La doctrina de los conceptos jurídicos fundamentales precisa que éstos son nociones
de carácter formal que se encuentran en la base de todo derecho posible, y que
constituyen el fundamento teórico del derecho.
Asimismo el derecho aparece de manera distinta, pues mientras que para la doctrina
de conceptos, el derecho es un sistema normativo de carácter abstracto, que posee
una estructura permanente y una base donde se encuentran los conceptos jurídicos
fundamentales, siendo tarea especifica de la filosofía del derecho la formulación de
estos conceptos; para la doctrina de los conceptos jurídicos fundamentales éstos no
tienen un origen empírico ni una índole contingente, sino por el contrario, están
necesariamente comprendidos por la esencia de los jurídico, y pertenecen a todas las
manifestaciones reales o posibles del derecho; es decir constituyen ineludiblemente al
armazón universal de todo derecho (primitivo o complicado, justo o injusto, presente o
futuro, civil o penal)
No siempre los autores de Teoría General del Derecho se ocupan de elucidar nociones
que son de uso frecuente entre los juristas dogmáticos. Algunos de los conceptos de
que se ocupa la Teoría General del Derecho han sido creados por ella, esto es,
introducidos y definidos estipulativamente, con la finalidad de presentar los
fenómenos del derecho en una perspectiva que se juzga más esclarecedora o más rica
en consecuencias teóricas.
Tal como ocurre con, por ejemplo, la noción de “deber jurídico” entendida en su
alcance más lato.
ANÁLISIS ETIMOLOGICO DE LOS TÉRMINOS; CONCEPTO; JURÍDICO; FUNDAMENTAL
CONCEPTO.
Esta palabra proviene del latín “conceptus”, que significa idea que se concibe o forma
del entendimiento; pensamiento expresado con palabras, sentencia, opinión, juicio.
Si embargo ésta es una definición que no tiene relación con los aspectos mentales de
tipo psíquico mediante las cuales el sujeto o persona capta o entiende, ya que este
campo es el que le corresponde a la psicología y no tiene relación con lo aquí
estudiado.
JURÍDICOS
Proviene del latín “iuridicus” que significa, que atañe o se ajusta al derecho.
Son jurídicos por que el jurista los necesita para describir y entender el Derecho
positivo, así como sus problemas.
Constituyen parte de un lenguaje técnico que los estudiosos del Derecho han creado y
enseñado desde tiempos remotos.
FUNDAMENTAL.
El significado gramatical de la palabra proviene de “fundamentum”, principio y
crecimiento en que estriba y sobre lo que se funda una cosa; razón principal o motivo
con que se pretende afianzar y asegurar una cosa.
¿QUÉ SON LOS CONCEPTOS JURÍDICOS FUNDAMENTALES?
Todo concepto es un predicado referido a una materia de conocimiento, al sujeto de
un juicio. El concepto es fundamental cuando es integrante del objeto al cual se
refiere. Entonces un concepto jurídico fundamental será el predicado referido al
derecho, sin el cual éste no puede concebirse: será un elemento constitutivo de todo
derecho posible.
“Son conceptos jurídicos fundamentales por ser elementos invariables aunque no
exclusivos del derecho”
Los conceptos jurídicos fundamentales, en el derecho se nos aparecen como los
elementos que se encuentran en la estructura y en contenido de toda norma jurídica y
en cuya ausencia no se entendería un orden jurídico determinado históricamente.
Estando en todo orden coactivo concreto, se transforman en categorías de
conocimiento, en conceptos básicos. De ahí que sean elementos del derecho y
conceptos que se encuentran en la reflexión teórica.
García Maynez nos da la definición de los conceptos jurídicos fundamentales al tratar
sobre el objeto de la Teoría Fundamental del Derecho; y define como conceptos
jurídicos fundamentales o esenciales las categorías o nociones irreductibles, en cuya
ausencia resultaría imposible entender un orden jurídico cualquiera.
Las diferencias entre estos conceptos, llamados también categorías jurídicas y los
conceptos jurídicos contingentes, esta en que los contingentes no existen en todo
ordenamiento positivo, y que en cambio los esenciales, no pueden dejar de existir en
un sistema jurídico. Por el contrario se habla de conceptos jurídicos contingentes
cuando se manejan conceptos que sólo se encuentran en algunas normas jurídicas
referentes a ramas específicas del derecho, por ejemplo: hipoteca, enfiteusis, etc.
A la filosofía jurídica le corresponde sólo el estudio de los conceptos jurídicos
fundamentales. Los contingentes son estudiados por las especialidades de la ciencia
dogmática, con referencia a un derecho positivo determinado.
Así, son conceptos jurídicos contingentes las instituciones de la esclavitud, del duelo,
del delito de disolución social, es decir. Conceptos que no son comunes a todos los
sistemas jurídicos.
En cambio las nociones de persona, supuesto jurídico, sanción, deber jurídico, derecho
subjetivo, derecho objetivo, acción son irreductibles, ya que sin ellos resultaría
imposible entender un orden jurídico cualquiera.
Por su parte el Licenciado Rojina Villegas señala: “Los conceptos jurídicos
fundamentales son aquellos que intervienen como elementos constantes y necesarios
en toda relación jurídica, es decir, en toda forma de conducta jurídica que se produce
por la aplicación de la norma a los casos concretos”. “En la norma de Derecho se
encuentran en potencia todos los conceptos jurídicos fundamentales y en la relación
jurídica se actualizan esos conceptos para tener una manifestación concreta respectos
de sujetos y objetos determinados, produciéndose por la realización de uno o de varios
supuestos de Derecho”
Para Somló, en toda representación de una norma jurídica el jurista utiliza dos clases
de conceptos jurídicos, a saber; unos que se refieren al contenido de la norma, y que
se encuentran determinados por un legislador histórico, y otros de los que hay que
servirse necesariamente, debido a que constituyen los presupuestos de toda norma
jurídica en cuanto tal.
A los primeros Somló los denomina conceptos jurídicos de contenido, y a los segundos
conceptos jurídicos fundamentales.
La distinción de referencia presupone la diferencia entre materia y forma de la norma
de derecho, esto es, entre aquello que forma parte de la norma como un ingrediente
singular y concreto de la misma, y aquello que tienen de común todas las normas
jurídicas reales o posibles.
CLASIFICACIÓN DE LOS CONCEPTOS JURÍDICOS FUNDAMENTALES
PERSONAS FÍSICAS
El nuevo código elimina la definición del art. 30 del Anterior Código. Tiene una
denominación actual de PERSONA HUMANA.
Es muy importante a fin de poder verificar y determinar los efectos jurídicos que va a
generar la personalidad.
Desde esta perspectiva el anteproyecto no ha modificado los efectos qu se generaban
en el anterior código ya que se reconocen efectos desde la concepción en el seno
materno.
ARTÍCULO 19.- Comienzo de la existencia. La existencia de la persona humana
comienza con la concepción.
ARTÍCULO 20.- Duración del embarazo. Época de la concepción. Época de la
concepción es el lapso entre el máximo y el mínimo fijados para la duración del
embarazo. Se presume, excepto prueba en contrario, que el máximo de tiempo del
embarazo es de trescientos días y el mínimo de ciento ochenta, excluyendo el día del
nacimiento.
ARTÍCULO 21.- Nacimiento con vida. Los derechos y obligaciones del concebido o
implantado en la mujer quedan irrevocablemente adquiridos si nace con vida.
Si no nace con vida, se considera que la persona nunca existió. El nacimiento con vida
se presume.
PERSONAS JURIDICAS:
Persona jurídica (o persona moral) es una organización con derechos y obligaciones
que existe, pero no como individuo, sino como institución y que es creada por una o
más personas físicas para cumplir un objetivo social que puede ser con o sin ánimo de
lucro.1
En otras palabras, una persona jurídica es todo ente con capacidad para adquirir
derechos y contraer obligaciones y que no sea una persona física. Así, junto a las
personas físicas existen también las personas jurídicas, que son entidades a las que el
Derecho atribuye y reconoce una personalidad jurídica propia y, en consecuencia,
capacidad para actuar como sujetos de derecho, esto es, capacidad para adquirir y
poseer bienes de todas clases, para contraer obligaciones y ejercer acciones judiciales.
CODIGO CIVIL:
ARTÍCULO 141.- Definición. Son personas jurídicas todos los entes a los cuales el
ordenamiento jurídico les confiere aptitud para adquirir derechos y contraer
obligaciones para el cumplimiento de su objeto y los fines de su creación.
ARTÍCULO 142.- Comienzo de la existencia. La existencia de la persona jurídica privada
comienza desde su constitución. No necesita autorización legal para funcionar, excepto
disposición legal en contrario. En los casos en que se requiere autorización estatal, la
persona jurídica no puede funcionar antes de obtenerla.
CAPACIDAD JURIDICA Y CAPACIDAD DE EJERCICIO
La capacidad jurídica (o simplemente, capacidad) es, en Derecho, la aptitud de una
persona para adquirir derechos y contraer obligaciones por sí misma, sin el ministerio
o autorización de otro.1
La norma general de capacidad consagrada en este artículo es principio fundamental
de nuestro régimen jurídico, puede enunciarse sencillamente diciendo que la
capacidad es la regla y la incapacidad es la excepción. Por ello, solo en forma legal y
con carácter excepcional puede establecerse una incapacidad sobre la persona como
sujeto de derecho.
La capacidad jurídica se clasifica en dos:


Capacidad de derecho: es la idoneidad que tiene una persona para adquirir
derechos.
Capacidad de obrar o de ejercicio: es la idoneidad de una persona para ejercer
personalmente esos derechos.
La capacidad va paralela a la personalidad: se debe ser necesariamente persona para
tener capacidad. Por eso algunos jurisconsultos han confundido los términos, que sin
embargo son diferentes. Lo mismo se aplica a la diferenciación entre capacidad de
'goce' y de 'ejercicio'; ya que de hecho, puede tenerse capacidad de goce mas no de
ejercicio, un ejemplo sería el nasciturus, quien, aunque aún no ha nacido, pero ya
puede ser titular de ciertos derechos; o yéndonos menos al extremo, podríamos hablar
de los infantes que son propietarios de un bien inmueble, y aunque tienen derechos
sobre la propiedad, no pueden ejercitar sus derechos vendiéndola o arrendándola.
La imposibilidad de ejercer o gozar de la capacidad de obrar se conoce como
incapacidad'.
CODIGO CIVIL
CAPITULO 2
Capacidad
SECCION 1ª
Principios generales
ARTÍCULO 22.- Capacidad de derecho. Toda persona humana goza de la aptitud para
ser titular de derechos y deberes jurídicos. La ley puede privar o limitar esta capacidad
respecto de hechos, simples actos, o actos jurídicos determinados.
ARTÍCULO 23.- Capacidad de ejercicio. Toda persona humana puede ejercer por sí
misma sus derechos, excepto las limitaciones expresamente previstas en este Código y
en una sentencia judicial.
ARTÍCULO 24.- Personas incapaces de ejercicio. Son incapaces de ejercicio:
a) la persona por nacer;
b) la persona que no cuenta con la edad y grado de madurez suficiente, con el alcance
dispuesto en la Sección 2ª de este Capítulo;
c) la persona declarada incapaz por sentencia judicial, en la extensión dispuesta en esa
decisión.
SECCION 2ª
Persona menor de edad
ARTICULO 25.- Menor de edad y adolescente. Menor de edad es la persona que no ha
cumplido dieciocho años.
Este Código denomina adolescente a la persona menor de edad que cumplió trece
años.
ARTICULO 26.- Ejercicio de los derechos por la persona menor de edad. La persona
menor de edad ejerce sus derechos a través de sus representantes legales.
No obstante, la que cuenta con edad y grado de madurez suficiente puede ejercer por
sí los actos que le son permitidos por el ordenamiento jurídico. En situaciones de
conflicto de intereses con sus representantes legales, puede intervenir con asistencia
letrada.
La persona menor de edad tiene derecho a ser oída en todo proceso judicial que le
concierne así como a participar en las decisiones sobre su persona.
Se presume que el adolescente entre trece y dieciséis años tiene aptitud para decidir
por sí respecto de aquellos tratamientos que no resultan invasivos, ni comprometen su
estado de salud o provocan un riesgo grave en su vida o integridad física.
Si se trata de tratamientos invasivos que comprometen su estado de salud o está en
riesgo la integridad o la vida, el adolescente debe prestar su consentimiento con la
asistencia de sus progenitores; el conflicto entre ambos se resuelve teniendo en
cuenta su interés superior, sobre la base de la opinión médica respecto a las
consecuencias de la realización o no del acto médico.
A partir de los dieciséis años el adolescente es considerado como un adulto para las
decisiones atinentes al cuidado de su propio cuerpo.
ARTÍCULO 27.- Emancipación. La celebración del matrimonio antes de los dieciocho
años emancipa a la persona menor de edad.
La persona emancipada goza de plena capacidad de ejercicio con las limitaciones
previstas en este Código.
La emancipación es irrevocable. La nulidad del matrimonio no deja sin efecto la
emancipación, excepto respecto del cónyuge de mala fe para quien cesa a partir del
día en que la sentencia pasa en autoridad de cosa juzgada.
Si algo es debido a la persona menor de edad con cláusula de no poder percibirlo hasta
la mayoría de edad, la emancipación no altera la obligación ni el tiempo de su
exigibilidad.
ARTICULO 28.- Actos prohibidos a la persona emancipada. La persona emancipada no
puede, ni con autorización judicial:
a) aprobar las cuentas de sus tutores y darles finiquito;
b) hacer donación de bienes que hubiese recibido a título gratuito;
c) afianzar obligaciones.
ARTÍCULO 29.- Actos sujetos a autorización judicial. El emancipado requiere
autorización judicial para disponer de los bienes recibidos a título gratuito. La
autorización debe ser otorgada cuando el acto sea de toda necesidad o de ventaja
evidente.
ARTICULO 30.- Persona menor de edad con título profesional habilitante. La persona
menor de edad que ha obtenido título habilitante para el ejercicio de una profesión
puede ejercerla por cuenta propia sin necesidad de previa autorización. Tiene la
administración y disposición de los bienes que adquiere con el producto de su
profesión y puede estar en juicio civil o penal por cuestiones vinculadas a ella.
SECCION 3ª
Restricciones a la capacidad
Parágrafo 1°
Principios comunes
ARTÍCULO 31.- Reglas generales. La restricción al ejercicio de la capacidad jurídica se
rige por las siguientes reglas generales:
a) la capacidad general de ejercicio de la persona humana se presume, aun cuando se
encuentre internada en un establecimiento asistencial;
b) las limitaciones a la capacidad son de carácter excepcional y se imponen siempre en
beneficio de la persona;
c) la intervención estatal tiene siempre carácter interdisciplinario, tanto en el
tratamiento como en el proceso judicial;
d) la persona tiene derecho a recibir información a través de medios y tecnologías
adecuadas para su comprensión;
e) la persona tiene derecho a participar en el proceso judicial con asistencia letrada,
que debe ser proporcionada por el Estado si carece de medios;
f) deben priorizarse las alternativas terapéuticas menos restrictivas de los derechos y
libertades.
ARTICULO 32.- Persona con capacidad restringida y con incapacidad. El juez puede
restringir la capacidad para determinados actos de una persona mayor de trece años
que padece una adicción o una alteración mental permanente o prolongada, de
suficiente gravedad, siempre que estime que del ejercicio de su plena capacidad puede
resultar un daño a su persona o a sus bienes.
En relación con dichos actos, el juez debe designar el o los apoyos necesarios que
prevé el artículo 43, especificando las funciones con los ajustes razonables en función
de las necesidades y circunstancias de la persona.
El o los apoyos designados deben promover la autonomía y favorecer las decisiones
que respondan a las preferencias de la persona protegida.
Por excepción, cuando la persona se encuentre absolutamente imposibilitada de
interaccionar con su entorno y expresar su voluntad por cualquier modo, medio o
formato adecuado y el sistema de apoyos resulte ineficaz, el juez puede declarar la
incapacidad y designar un curador.
DEBER JURÍDICO
Obligación impuesta por una norma jurídica, de realizar una cierta conducta. El
contenido del deber jurídico, según la distinción tradicional, consiste en hacer o no
hacer algo (p. ej., la obligación de entregar una suma de dinero). El distingo común
entre obligaciones de dar, hacer o no hacer, como tres especies de un mismo género,
no es exacto, pues dar algo es una de las formas de hacer algo, por lo que las
obligaciones de dar, quedan incluidas en las de hacer .El concepto de deber jurídico es
correlativo a favor del sujeto pretensor.
Es lo opuesto o contrario a la trasgresión (hecho antecedente al que se encuentra
imputada la sanción, es decir, la hipótesis que condiciona la reacción específica –
coactiva- del derecho).
Si el ilícito es matar el deber es no matar;
Si la trasgresión en no restituir un préstamo, el deber es restituirlo;
Si el entuerto es apoderase de lo ajeno el deber es no apoderarse.
DERECHO SUBJETIVO
El derecho subjetivo son las facultades o potestades jurídicas inherentes al hombre
por razón de naturaleza, contrato u otra causa admisible en Derecho.
Un poder reconocido por el ordenamiento jurídico a la persona para que, dentro de su
ámbito de libertad actúe de la manera que estima más conveniente a fin de satisfacer
sus necesidades e intereses junto a una correspondiente protección o tutela en su
defensa, aunque siempre delimitado por el interés general de la sociedad.
Es la facultad reconocida a la persona por la Ley que le permite efectuar determinados
actos, un poder otorgado a las personas por las normas jurídicas para la satisfacción de
intereses que merecen la tutela del Derecho.
Un derecho subjetivo nace por una norma jurídica, que puede ser una ley o un
contrato, a través de un acuerdo de voluntades para que pueda hacerse efectivo este
derecho sobre otra persona determinada.
La cara contrapuesta de un derecho subjetivo, es una obligación. Todo derecho supone
para una o más personas una obligación de respetarlo, ya sea de forma activa
(obligación de hacer) o pasiva (obligación de no hacer).
Kelsen reduce el derecho subjetivo de las personas al derecho objetivo. Así dependerá
de la existencia de una norma del derecho positivo el que una persona tenga un
derecho subjetivo frente al deber objetivo de otro.
a) Situación en que se encuentra una persona que es titular de un interés que está
reconocida socialmente como legítima y que el ordenamiento jurídico tutela.
b) Situación en que se encuentra una persona que puede exigir de otra persona
determinada el cumplimiento de un deber y en caso de incumplimiento
obtener su ejecución en virtud de una norma jurídica que regula el caso
específicamente.
c) El poder de crear, modificar o extinguir derechos u obligaciones mediante una
manifestación de voluntad. Contratos
d) La situación de cada persona que puede exigir del resto el cumplimiento de los
deberes de respetar su vida, su propiedad, su libertad, etc. en virtud de normas
jurídicas especificas que prevén sanciones para quienes no la cumplan. .
Clasificación
1. Atendiendo a la conducta debida, se distingue entre derechos subjetivos a la
conducta ajena o propia:


A la Conducta Propia: Hacer / Omitir (no hacer lo que yo diga).
A la Conducta Ajena: Exigir una conducta positiva (que se haga algo) o
negativa (que no se haga algo).
2. Atendiendo a su efecto, se distingue entre derechos subjetivos relativos o absolutos:


Derecho Subjetivo Relativo: Se hacen valer ante otra persona o personas
concretamente identificadas.
Derecho Subjetivo Absoluto: Se hacen valer ante todas las personas que
integran la sociedad.
3. Atendiendo a su régimen jurídico, se distingue entre derechos subjetivos públicos y
privados:


Públicos: conjunto de facultades que se hacen valer frente al Estado y
representan una serie de limitaciones que el Estado se impone a sí
mismo.
Privados: Facultades que se ejercen en las relaciones de los particulares
entre sí o con el Estado, cuando éste no actúa en su carácter de ente
soberano.
ACTO JURIDICO
El Acto Jurídico es considerado como la manifestación de la voluntad humana
susceptible de producir efectos jurídicos. Para que esta manifestación de la voluntad
produzca efectos jurídicos, es preciso que se realice de acuerdo con los requisitos
legales previamente establecidos para cada caso. Ejemplo celebración de matrimonio.
Un contrato comercial.
Los hechos jurídicos son todos los acontecimientos susceptibles de producir alguna
adquisición modificación o transferencia o extinción de derechos u obligaciones. Son
hechos naturales o humanos que producen efecto jurídico por ejemplo el nacimiento,
la muerte, la destrucción natural de una cosa, el derrumbe de un edificio, la
promulgación de una ley.
Todos los actos jurídicos son hechos jurídicos pero no todos los hechos jurídicos son
actos jurídicos.
Hechos jurídicos que son ACTOS JURIDICOS: La firma de un contrato, un testamento,
comisión de un delito.
CODIGO CIVIL
TITULO IV
Hechos y actos jurídicos
CAPITULO 1
Disposiciones generales
ARTÍCULO 257.- Hecho jurídico. El hecho jurídico es el acontecimiento que, conforme
al ordenamiento jurídico, produce el nacimiento, modificación o extinción de
relaciones o situaciones jurídicas.
ARTÍCULO 258.- Simple acto lícito. El simple acto lícito es la acción voluntaria no
prohibida por la ley, de la que resulta alguna adquisición, modificación o extinción de
relaciones o situaciones jurídicas.
ARTÍCULO 259.- Acto jurídico. El acto jurídico es el acto voluntario lícito que tiene por
fin inmediato la adquisición, modificación o extinción de relaciones o situaciones
jurídicas.
ARTÍCULO 260.- Acto voluntario. El acto voluntario es el ejecutado con discernimiento,
intención y libertad, que se manifiesta por un hecho exterior.
ARTÍCULO 261.- Acto involuntario. Es involuntario por falta de discernimiento:
a) el acto de quien, al momento de realizarlo, está privado de la razón;
b) el acto ilícito de la persona menor de edad que no ha cumplido diez años;
c) el acto lícito de la persona menor de edad que no ha cumplido trece años, sin
perjuicio de lo establecido en disposiciones especiales.
ARTÍCULO 262.- Manifestación de la voluntad. Los actos pueden exteriorizarse
oralmente, por escrito, por signos inequívocos o por la ejecución de un hecho material.
ARTICULO 263.- Silencio como manifestación de la voluntad. El silencio opuesto a actos
o a una interrogación no es considerado como una manifestación de voluntad
conforme al acto o la interrogación, excepto en los casos en que haya un deber de
expedirse que puede resultar de la ley, de la voluntad de las partes, de los usos y
prácticas, o de una relación entre el silencio actual y las declaraciones precedentes.
ARTÍCULO 264.- Manifestación tácita de voluntad. La manifestación tácita de la
voluntad resulta de los actos por los cuales se la puede conocer con certidumbre.
Carece de eficacia cuando la ley o la convención exigen una manifestación expresa.
HECHO JURÍDICO
El hecho jurídico es toda causa capaz de generar un efecto de derecho; es decir, son
aquellos hechos que tienen connotación jurídica. Pueden distinguirse: Hecho humano:
es el hecho causado por la voluntad. Un contrato, un matrimonio o un testamento.
Hecho natural: es el hecho causado independientemente de la voluntad humana: el
nacimiento, la muerte, la mayoría de edad y el caso fortuito.
Diferencia entre hecho jurídico y acto jurídico.- Hecho Jurídico Genero Mas halla del
derecho, asumen la calificación de hechos jurídicos solo en tanto el derecho les
atribuya un efecto cualquiera Acto Jurídico Especie Valor para el mundo del derecho y
sus efectos son jurídicos.
Hecho jurídico los hechos jurídicos son encontrados por el derecho y este les atribuye
efectos jurídicos Acto Jurídico los actos jurídicos son creados por el derecho para que
puedan producir efectos jurídicos.
RELACION JURÍDICA
Es el vínculo jurídico entre dos o mas sujetos, en virtud del cual,
uno de ellos tiene la facultad de exigir algo que el otro debe cumplir.
La relación jurídica, según se expresa en la definición, se establece siempre entre los
sujetos del derecho (activo y pasivo) y no entre el sujeto y la cosa, como sostiene
erróneamente la doctrina tradicional. Entre los sujetos y las cosas, existen relaciones
de hecho, pero no vínculos jurídicos.
Con lo dicho se comprende que en virtud de una relación jurídica, una persona tiene la
facultad de exigir algo (derecho subjetivo), que otra debe cumplir (deber jurídico a
cargo del sujeto pasivo de la relación).
La relación jurídica es un vínculo entre sujetos de derecho, uno de los cuales se llama
sujeto activo frente a otro llamado sujeto pasivo. La relación se llama jurídica porque si
bien refiere a una relación social el derecho entiende que ésta es relevante y por lo
tanto la regula. Entonces una relación social se diferencia de una jurídica cuando
aquella no necesita ser regulada por el derecho.
Las relaciones jurídicas son aquellas que se derivan de la convivencia social y que
originan derechos y obligaciones para quienes participan en ellas. En razón de que los
seres humanos (por si solos o unidos en agrupaciones que se denominan personas
jurídicas, colectivas) son los únicos posibles receptores de efectos jurídicos, es que esas
relaciones siempre son intersubjetivas... En esa relación intersubjetiva, alguna persona
o grupo de personas se colocan en situación jurídica activa y otra/s en una situación
jurídica pasiva; de forma que quienes se sitúan en la primera posición normalmente
pueden exigir un comportamiento…

Documentos relacionados