Carmen Marshalka

Comentarios

Transcripción

Carmen Marshalka
Carmen Marshalka
Proyecto Final Segunda Parte- Ensayo
El desorden de tu nombre
La búsqueda de identidad
Cuando personas están enamoradas, no saben bien la diferencia entre malas
decisiones y buenas decisiones. También, personas tienen las mismas dificultades cuando
no ha determinado su propósito en la vida o su identidad. Pero, cuando los dos problemas
plaguen a la misma persona, los resultados pueden ser espantosos. Los personajes Julio
Orgaz y Laura Rodó, en la novela El desorden de tu nombre por Juan José Millas, tienen
problemas en sus vidas que vienen de sus mentes confundidos. Los personajes principales
de la novela, Julio y Laura, muestra que cuando no se sepa que representa en la vida, vas
a ser más susceptible a hacer cosas inmorales. Personas necesitan tener conocimiento de
su identidad para vivir con moralejas buenas.
Dentro de la novela por Millas, la novela que Julio escribe, se llama El desorden
de tu nombre, muestra los sentamientos confusos se siente Julio sobre su propósito en la
vida y como está más susceptible a hacer cosas inmorales. No se da cuenta de este, pero
él escribe sobre su vida en su novela. En la novela, hay un hombre que representa Julio
Orgaz quien está confuso sobre su vida y trata buscar su identidad. Las acciones del
hombre ficticio, quien nunca se meta en líos, enseñan a Julio hacer cosas inmorales y no
va a tener consecuencias malas. En la novela por Julio, “cuando el paciente comprende
que se ha enamorado de la mujer de su psicoanalista, decide matarle. No ere un vodevil,
era una historia fuerte, que ya estaba viendo bastante clara en su cabeza” (41). Este
escenario da la idea a Julio para matar al marido de su amante Laura, su psicoanalista,
Carlos Rodó. A causa de su novela, Julio no entiende la diferencia entre que es la
realidad, como su vida actual, y que es ficticio, como sus libros. Entonces, cuando hay un
asesinado en el libro y no hay una persona que da la culpa, Julio piensa que esto es la
misma manera como en realidad. Además, Julio tienen mucha dificultad con distinguir la
novel de su vida actual y esto destruye sus relaciones. Cuando Julio está solo en su
apartamento, él “se sentó en el sofá para observar al escritor imaginario que escribía una
novela suya llamada El desorden de tu nombre" (61). No puede comprender que no hay
un escritor imaginario y la novela es suya. Él estaba triste sobre el muerto de su amante
anterior Teresa Zagro, entonces necesita buscar la felicidad en otros o en su novela. Julio
hace muchas cosas inmorales e inhonestas porque no entiende su propósito en vida. A
veces Julio es un escritor y a veces Julio mira al escritor imaginario. Esto conflicto divide
su vida en más partes que son necesario y saludable. Cuando su vida no esta en orden, no
puede ser un buen ciudadano.
Las malas decisiones y mentiras de Julio también muestran que es probable que
personas sin identidad conocido hagan cosas peores. Julio nunca visita a su hijo y hace
excusas para quedarse en su apartamento. Cuando su hijo lo llama a Julio y pide a verle,
Julio responde por diciendo, “‘he estado toda la semana resfriado y todavía tengo fiebre.
Otro día, ¿de acuerdo?’” (35). Pero, de verdad solo quiere ver a Laura en vez de su hijo.
Luego, Julio pregunta “‘¿Te da igual no tener padre?’” y su hijo responde que “‘Pues si,
para lo que sirve un padre’”(35). Julio está confuso sobre sus responsabilidades porque
no se identifica como un padre. No se identifica como nada, solo vive por sus amantes.
Julio vive en el momento, entonces él pierde de las cosas que están sucediendo ahora,
como la juventud de su hijo. Por siendo un padre malísimo, es evidente que Julio hace
cosas inmorales. Adicionalmente, Julio mata a su mascota inocente, un canario, pero no
se siente culpable. Julio “lo sacó de la jaula y miró aquella cabeza en su mano. Durante
unos segundos se observaron los duramente. De repente, el cuello del animal se quedo
blando... Estaba muerto" (48). Julio echa la culpa de la muerte en un infarto y dice esto a
Laura. Julio no entiende que es un asesino del canario. El pobrecito canario solo quiere
escapar de su jaula y canta canciones, como <<La internacional>>, a Julio. Julio siempre
pone los sentamientos de otras personas afuera de sus pensamientos y continúa con su
vida.
Las malas decisiones y mentiras de Laura muestran que personas desorientadas no
pueden vivir con moralejas buenas. Laura necesita escribir en su diario para entender
mejor lo que debe hacer sobre su relación con Carlos y Julio y para descubrir su
identidad. Laura escribe que tiene “problemas con cielo e infierno, que resulta cifierno e
inelo, que no significa nada. Sin embargo, razón y corazón da razón y corazón. En fin”
(18). Sus entradas de diario muestran que está perplejo sobre la diferencia entre sus
responsabilidades o “razón” y lo que quiere su corazón. Cuando mezcla “razón” y
“corazón” resulta en las mismas palabras. Esto es significado de su mente porque no
puede distinguir entre lo que debe hacer y lo que quiere hacer. También, Laura engaña a
su marido muchos veces durante toda la novela. Ella manda que Julio no hable de su
relación a nadie, especialmente a su psicoanalista. Laura sabe que su marido es el
psicoanalista de Julio cuando nadie más lo sabe. Cuando tiene un conversación con su
esposo, Laura dice, “‘a mi no me pasa nada, yo estoy bien…’” pero Carlos dice que, “‘Yo
no, Laura. Yo no.’” (43). Es obvio que Laura está engañada a Carlos pero Carlos siempre
es honesto con Laura. Carlos es muy sospechosa de Laura porque no tienen un
matrimonio bueno. Laura no presta atención a los sentamientos de Carlos porque no se
preocupe de sus necesidades. Por eso, ella no tiene moralejas buenas. Además, es terrible
que Laura engañe a su mama sobre su vida. La madre dice a Laura, "'dime la verdad,
¿Hay otro hombre?" (63). Su madre pregunta a Laura por curiosidad y quiere ayudarla
pero Laura no es honesta. Laura no sabe si quieres estar en una relación con Carlos o
Julio, entonces no puedes ser honesta con su madre ni Carlos ni Julio. Adicionalmente,
Laura engañe a Julio sobre Carlos en cada concertación sobre él. Cuando está en la
apartamento de Julio, Julio pregunta a Laura sobre el trabajo de su marido. Laura
responde por diciendo, "'Mi marido, ingeniero'" (47). Laura se siente que necesita decir
mentiras a Julio para proteger su matrimonio. Esto muestra que ahora Laura no quiere
separarse de Carlos completamente. Al fin de la historia, Laura hace una gran decisión
sobre su vida y aunque "era la mujer de Carlos Rodó, pero que- enamorada como estaba
de Julio- había decidido matarle" (69). Ella asesinada de Carlos para vivir con Julio
siempre. Laura es más susceptible a matar Carlos porque no está segura con el propósito
de sus relaciones ni su vida. Esta terminación es buena por Julio y Laura, pero en realidad
es una manera mala para empezar una relación con otra persona.
La novela, El desorden de tu nombre, puede enseñar a los lectores lo que no debe
hacer en sus relaciones. El autor, Millas, usa Laura mas como una herramienta par
explicar la mente de Julio. Laura represente la confusión en Julio porque siempre está
tomado por Teresa. Si los personajes se aseguran de sus moralejas y éticas, es posible que
vivan como personas más honestas y honorables. Pero, eso no lo ocurre y un hombre
inocente muere. Antes de se puede participar en una relación, se necesita conocer
completamente su identidad o como alternativa sus relaciones van a hacer daño a otros.

Documentos relacionados