“AUTOPSIA AL ALMA DE JUDAS” “En aquellos días Pedro se

Comentarios

Transcripción

“AUTOPSIA AL ALMA DE JUDAS” “En aquellos días Pedro se
“AUTOPSIA AL ALMA DE JUDAS”
“En aquellos días Pedro se levantó en medio de los hermanos (y los reunidos
eran como ciento veinte en número), y dijo: Varones hermanos, era necesario
que se cumpliese la Escritura en que el Espíritu Santo habló antes por boca
de David acerca de Judas, que fue guía de los que prendieron a Jesús, y era
contado con nosotros, y tenía parte en este ministerio. Este, pues, con el
salario de su iniquidad adquirió un campo, y cayendo de cabeza, se reventó
por la mitad, y todas sus entrañas se derramaron. Y fue notorio a todos los
habitantes de Jerusalén, de tal manera que aquel campo se llama en su propia
lengua, Acéldama, que quiere decir, Campo de sangre. Porque está escrito en
el libro de los Salmos: Sea hecha desierta su habitación, Y no haya quien
more en ella; y: Tome otro su oficio” Hechos 1:15-20.
Algo del libro de los Hechos
El libro delos Hechos, escrito por Lucas, es el 5º libro del nuevo testamento,
relata los sucesos ocurridos luego de la resurrección de Jesús, su ascensión al
cielo y cuenta los eventos de los primeros años del inicio de la fe cristiana, es
la continuación de los cuatro evangelios, los principales protagonistas del libro
son los apóstoles (Pedro y Pablo los mas destacados), y el Espíritu Santo la
persona mas importante y extraordinaria. El capitulo uno junto con relatar la
extraordinaria ascensión del Señor Jesucristo al cielo, también se relata el
momento de la importante sucesión de Judas, el traidor, quien fue
reemplazado por Matías.
¿Quien fue Judas el Iscariote?
Judas hijo de Simón (Juan 6:17), fue llamado directamente por Jesús para ser
parte del colegio apostólico, estuvo mas de tres años y medio junto al maestro,
originario de Queriot, se le llamó “el Iscariote” para diferenciarlo del otro
Judas (Lucas 6:16, Juan 14:22). Fue honrado por el Señor, ya que le entregó
el cargo de tesorero del grupo. Mostró siempre un carácter fuerte y motivado
por los intereses económicos, como muchas personajes bíblicos comenzó bien
y terminó mal, al igual que Saúl, Sansón, Salomón, Los hermanos de la iglesia
en Galacia y muchos otros. Fue testigo del extraordinario ministerio del Señor,
vio miles de sanidades, milagros, liberaciones y se cree que fue uno de
predicadores junto con los 70 enviados por el maestro (Lucas 10:1-11,
Marcos 3:15) experimentó esto y mucho mas, y aun así se perdió (Juan
17:12, 1ª. Corintios 9:27). Es prototipo del hombre traidor e insidioso, su
carrera apostólica fue de las peores, terminó traicionando a Jesús y lo vendió a
los sacerdotes del templo por 30 monedas de plata (Mateo 26:14-16), culminó
su historia terrenal quitándose la vida (Mateo 27:3-10).
Autopsia al alma de Judas
Al penetrar en lo profundo del alma de Judas descubrimos una gran cantidad
de situaciones, sentimientos y concepciones erradas que llevaron a Judas a
terminar de la manera como terminó. Uno de sus principales problemas fue su
falta de conversión total al Señor y a la causa del evangelio, otro grave
problema en su alma, fue su amor al dinero que manifestó de varias maneras,
aun robando de las ofrendas que el colegio apostólico recaudaba. Judas y
Acán tenían un espíritu similar y el mismo problema de raíz, amaron el dinero
por encima de Dios y eso los hizo tranzar su fe (Josué 7:1, Mateo 6:24, 1ª.
Timoteo 6:10).
1. MEDICINA= “Examen médico de un cadáver para determinar las causa
y circunstancias de la muerte, tiene como propósito obtener información
del fallecido”.
2. COLOQUIAL= “Examen detallado de algún asunto”.
El pecado externo de Judas fue la traición de su amigo cuando vendió a Jesús
al enemigo. Pero la raíz del problema fue la manera de pensar y la actitud que
llevaron a Judas cometer ese acto. Alguien dijo que Judas en un momento
debió haber pensado así; "yo he dejado mi negocio y sacrificado mis
oportunidades para mejorar en mi posición y mis posesiones durante los
últimos tres años y medio siguiendo a Jesús día y noche. Ahora tengo la
impresión por lo que Jesús está diciendo y haciendo, que El en verdad no
cumplirá con mis sueños. Yo pensé que seguir a Jesús mejoraría mi posición,
mi poder y prestigio, pero al parecer estaba bien equivocado". Puede que el
haya creado en su mente lo que se llama “idea preconcebida” que eran
argumentos para sentirse justificado para hacer las acciones que hizo. Satanás
se aprovecho de los malos sentimientos y prejuicios de su alma para engañarlo
y luego entrar en el; el diablo lo hizo creer que el era mejor que el resto y
merecía una mejor recompensa por su trabajo, lo hizo dudar de las promesas
del Maestro (Proverbios 21:2) Quizá al oír al Señor hablar de que ellos se
sentirían en el futuro en tronos para juzgar la nación, pensó que Jesús era un
Mesías que vendría con espada y un gran ejercito, para destruir a roma y su
poderoso imperio y para redimir definitivamente a Israel, colocándolo en la
gloria de los días del rey David y Salomón (Mateo 19:28). Judas pensaba
erróneamente que debía ser obligatoriamente POR LO QUE HACIA en vez de
pesar cual era la razón verdadera de ese servicio.
Muchos, al igual que Judas, piensan que servir a Dios debe traer inmediatas
recompensas, comienza con un sentimiento de “Dios me debe por servicios
prestados, yo merezco recompensa” y cosas por el estilo. Judas es el gran
prototipo de uno de los pecados mas despreciables y aberrantes; La traición,
dar la espalda al amigo, al líder, es como dice el refrán popular “morder la
mano del que le da de comer”. Vendió al Señor por 30 monedas de plata, el
precio establecido por un esclavo, y lo entregó a los principales líderes
religioso hebreos. Así se convirtió en el traidor por antonomasia (Mateo
26:14-16). El término traidor lee en el griego PRODOTES; “carácter
malvado” el cual se convirtió en un verdadero titulo para identificar a Judas el
gran apostata del colegio apostólico.
Cuando Jesús mojó el pan y lo dio al Iscariote indicando quién lo iba a
traicionar, los discípulos no sabían nada, judas nunca manifestó sus oscuras
intenciones porque su maldad estaba en lo profundo de su corazón Juan
13:26. El fue un hombre de confianza del Señor; discípulo, tesorero, testigo de
sus milagros etc. Y sin embargo se perdió. Satanás entro en él, porque Judas lo
permitió, el diablo para entrar necesita una puerta abierta Lucas 22:3.
El arrepentimiento de Pedro fue muy distinto al de Judas, Pedro lloró
amargamente, pues había fallado a su maestro y sentía el dolor en su alma por
su traición, Judas tenia temor al castigo divino y a la reprobación de la gente
por su acto (Lucas 22:60-61, Mateo 27:3-5). Al final su conciencia lo acusó y
lo golpeó tan fuertemente que no pudo resistir la perturbadora voz interna, que
lo hizo entender que había vendido al Señor de la gloria, y lo hizo tomar tan
drástica decisión de acabar con su vida, se fue a la eternidad perdido, por ello
se la llamó “el hijo de perdición” Salmo 41:9.
Quizá Judas nunca se sintió parte de los discípulos, el no quiso servir sino ser
servido, y pretendió sacar un provecho personal de todo lo que estaba pasando
a su alrededor con el ministerio del Señor Jesucristo. Al final elaboró en su
alma un resentimiento y emitió un juicio errado de su líder, Judas traicionó al
Señor por su propia voluntad, y lo hizo de la forma mas baja lo traicionó de la
forma mas baja que se puede uno imaginar, con un beso en la mejilla, como
dice un canto cristiano; “con un beso traicionero”.
Judas comenzó en el espíritu y terminó en la carne (Gálatas 3:3), comenzó en
el cielo y termino en el infierno, estuvo en la iglesia y terminó descarriado,
estuvo con Jesús y terminó con el diablo, comenzó como un discípulo de
Cristo y terminó siendo un instrumento del diablo. Dios lo usó para salvar
almas y el mismo se perdió, el Señor le dio poder para resucitar muertos y el
se quitó la vida, comenzó siendo un hombre de confianza del Jesús y terminó
convirtiéndose en el gran traidor.
Palabras finales
El lugar donde se ahorcó es hoy un basural y por ahí pasan todas las aguas
sucias de la ciudad y se produce un olor horrible. Ese lugar se llamaba “campo
del alfarero”, luego se llamó “campo de sangre” hoy es un cementerio; ¡qué
ironía! Allí se arruinó para siempre un ministerio, allí murió un apóstol, allí
murió un compañero de Jesús. Judas es el gran fracaso del colegio apostólico.
El pudo perfectamente haber predicado en pentecostés, pero se ahorcó.
Todos nosotros los creyentes hemos dicho o hecho (o algún día diremos o
haremos) cosas tontas y erradas bajo gran presión, miedo y confusión,
especialmente cuando - igual que los Doce - vemos todas nuestras esperanzas,
sueños y ministerio cayéndose a nuestro alrededor. Cuando eso sucede,
¿seguimos el ejemplo de Pedro o el de Judas? Como Pedro debemos estar
dispuestos a admitir nuestras malas acciones y cambiar. Si llegamos a ser
divinamente flexibles y ajustables, Dios puede restaurarnos y llevar nuestro
ministerio a ser más efectivo de lo que nunca soñamos que podría ser posible.
Amén.

Documentos relacionados