Of time, work and leisure, Sebastian de Grazia, 1990 (primera

Comentarios

Transcripción

Of time, work and leisure, Sebastian de Grazia, 1990 (primera
Of time, work and leisure, Sebastian de Grazia, 1990 (primera edición 1962)
Los griegos fueron los primeros en tomar seriamente al ocio. Algunas veces
asociaron la palabra con tiempo disponible o libre. Al afirmar que los espartanos
utilizaban su ocio para prepararse para la guerra, uno puede apreciar que
Aristóteles imprime una nota ética a la forma en utilización de éste, nos da una
advertencia de que e tiempo disponible, cuando es mal utilizado (misused) no es
ocio. Obviamente, el tiempo en nuestras manos no es suficiente para convertirlo
en ocio (p.13)
En algún punto, Aristóteles da una somera (rough) equivalencia del (significado
de) ocio. Habla de él y luego agrega, “o en otras palabras, libertad de la necesidad
de trabajar”. A primera vista, este concepto se parece a la idea moderna de tiempo
libre –tiempo fuera del empleo (job)– … Las diferencias, aunque principalmente de
matices en las palabras, reflejan un mundo diferente. Podemos notar para
empezar que tiempo libre acentúa tiempo; deja a un lado una unidad de tiempo
libre fuera del trabajo. En la corta definición de Aristóteles el tiempo no juega
ningún papel. Ocio es una condición o un estado –el estado de estar libre de la
necesidad de trabajar (p.13-14.)
En otra parte Aristóteles menciona no el trabajo, pero la acción como contraste al
ocio … Entiende por acción las actividades hacia otras personas u objetos con el
fin de conseguir una propósito.1 Pero ¿qué tenía Aristóteles contra el trabajo que
lo hizo casi el contrario de ocio? En griego existen dos palabras para referirse a
trabajo.2 Ponos que tiene la connotación de trabajo duro (toil) fatigante, sudoroso
casi doloroso, esfuerzo manual. La otra es ascholia,3 que es más similar a nuestra
idea de trabajo u ocupación en el sentido de tiene un menor elemento de dolor
físico. En origen la palabra denota en verdad la ausencia de ocio … entonces
1
Aristóteles usa la palabra acción en su sentido común asegurando que un ser vivo no puede ser
otra cosa que pura actividad. La pura especulación o contemplación son actividades de los dioses.
2 De Grazia distingue dos términos que en español significan trabajo, labour (es decir, trabajo en
sentido genérico) y work (en sentido específico), no obstante, en nuestro idioma no existe tal
distinción.
3 En párrafos anteriores De Grazia nos explica la raíz etimológica de scholê (escuela), es decir el
opuesto de ascholia, que significa parar o cesar, es decir estar quieto o tener paz. Más tarde
significó tener tiempo disponible o, especialmente, tiempo para uno mismo (p.12).
1
estar sin ocio (unleisure), aunque parece redundante, puede ser la expresión más
cercana a el estar ocupado o trabajando (14).
Ocio es libertad de la necesidad de estar ocupado. Incluye la libertad de la
necesidad de trabajar, pero también abarca cualquier actividad que uno encuentre
necesaria de llevar a cabo, pero que estaría encantado de liberarse de ella. Otra
vez estamos cera de una noción moderna de ocio, como tiempo en el que una
persona puede hacer lo que le plazca, tiempo, quizás, para entretenerse o
recrearse (p.15.)
Pero tenemos que proceder con cuidad. Cuando Aristóteles usa la palabra
ocupación, limita la idea de “hacer lo que a uno le place. Una ocupación es una
actividad que tiene un propósito. Si el propósito no fuera necesario, la actividad no
ocurriría. Por la tanto, ninguna ocupación puede ser ocio, ni siquiera la del
autoempleado, cuyo propósito es autoelegido. Ocio tampoco puede estar
relacionado con una ocupación. Entretenimiento y recreación son necesarias
debido al trabajo. No son fines en sí mismas. La felicidad no está basada en el
entretenimiento, como hacen los niños. En Ética, Aristóteles dice “Ponerse en
acción y trabajar con el propósito entretenerse parece tonto y completamente
infantil”. Mejor dicho es lo contrario, que nos entretengamos como relajación.
Necesitamos
relajación,
porque
no
podemos
trabajar
constantemente.
Necesitamos entretenimiento y relajación para recuperar, recrearnos nosotros
mismos de nuestra ocupación. Pero el objetivo de estar ocupado debe ser
solamente para alcanzar el ocio (p.15.)
Ocio es un estado del ser en el que la actividad es llevada acabo por su propio
propósito o fin (p.15).
¿Qué es lo que uno hace en el ocio? Jugar sería imposible. Jugar –al menos para
los adultos– pertenece al lado de la ocupación: relaja del trabajo. No produce
felicidad pero el sentimiento de placer de relajarse del trabajo y la tensión. “Ocio
es algo diferente” Sostiene Aristóteles en la Política “Pensamos en él como
teniendo en sí mismo placer y felicidad … Él señala dos actividades que merecen
el nombre de ocio –música y contemplación (16).
2
¿Qué propósito tiene enseñar música? El primer argumento es que música es
tradición, de acuerdo con Aristóteles y Platón … La música era para los griegos
sinónimo de cultura (17-18).
Tocar música, recitar poemas y componer ambos, todos pertenecen con la palabra
que Aristóteles usa ocasionalmente para describir las actividades del ocio, es
decir, el cultivar la mente (diagõgê) … No es muy claro si Aristóteles al hablar de
diagõgê quiere decir que durante el ocio uno debe cultivar la mente o si en el
verdadero estado de ocio no se puede hacer otra cosa más que cultivar la mente.
(p.19).
Aristóteles quiso decir por cultivación de la mente y “libertad de la necesidad” en el
ocio, y la relación entre ambas como contemplación. Nuestra palabra viene del
latín pero esta es una traducción del griego theorein, observar, (look upon).
Theōria era también la palabra para teoría, y era usada en la frase “vida teorética”,
que se convirtió en latín “vida contemplativa” las cuales tienen una relación
amigable con vida de ocio. (p.19.)
Contemplación era para Platón y Aristóteles la mejor forma de encontrar la verdad
(truth-finding.) La valoraron por arriba de todas las otras actividades. Era la única
actividad en la que podían retratar a los dioses … Quienquiera mirar al mundo con
un diseño, quien desee deshacer (subdue) o seducir a otros, ganar dinero, fama,
no puede ver más allá del pedazo que corta. Sus objetivos en el mundo ponen
lentes ante sus ojos. No puede siquiera saber que su vista está distorsionada.
(p.20).
Contemplación, como el ocio, o estar en ocio, trae felicidad. En Ética Aristóteles
sostiene que la felicidad se extiende sólo hasta llegar contemplación. Aquellos que
puede contemplar son los más verdaderamente felices (p.20) … Aquellos hombres
que más cultiven la mente son los más parecidos a los dioses y por tanto los más
adorados por ellos. El hombre en contemplación es un hombre libre. No necesita
nadad. Por tanto nada determina o distorsiona sus pensamientos. Hace lo que
ama hacer, y lo que hace lo hace por su propio motivo (propósito, sake). (21)
Los filósofos griegos en un intercambio de scholê y vida contemplativa
transformaron el significado simple de la palabra tiempo disponible en el ideal
3
clásico de ocio con todos sus sentidos de libertad, superioridad y enseñanza con
su propio propósito (21)
Si un hombre sólo esta en ocio cuando es libre, el buen estado debe existir para
darle ocio. Lo que hace en ocio puede igualarse con lo que llamamos actualmente
buena vida. Sorprendentemente pocos filósofos políticos han vista la conexión
entre libertad y ocio como fines del estado. La prevalencia del trabajo en tiempos
modernos, como veremos, parcialmente explica este descuido. Aristóteles lo dio
por sentado: la vida de ocio era la única vida que le iba bien a los griegos. (21)
Los romanos
En latín la palabra para ocio era otium, y como en griego su antónimo estaba
formado con un prefijo negativo negotium (21).
Un hombre está ocupado –en sus actividades militares, comercio, o estado, lo que
sea– y posteriormente descansa, y se recrea a sí mismo. La vejez en sí misma es
un descanso pacífico bien ganado por el negotium. Aristóteles no llamaría esto
ocio. Otium así concebido no es por su propio propósito sino por el del neogotium.
(22).
Séneca en su ensayo La brevedad de la vida da ejemplos de muchos hombres
ocupados, incluido Cicerón, quienes buscan otium no en sí mismo pero porque
están hartos del negotium … Séneca concluye que sólo los hombres de ocio
(otiosi) son aquellos que toman tiempo para filosofar. Sólo ellos realmente viven
(23) … El joven y el viejo, Séneca afirma, necesita ocio. Nadie puede estar sin él.
Sólo en ocio uno puede elegir el modelo con el cual dirigir su vida … Para el
estado perfecto, lo único que puede ser preferido en lugar del ocio, no existe en
ningún lugar. A lo que uno debe aspirar es se capaz de decir, como Séneca lo
expresa en una carta “Soy libre, Lucilius, libre, a donde quiera estoy estoy
conmigo mismo” (p24).
El emperador Julián, el último gran defensor de los ideales paganos, declaró
solemnemente que quien trate de persuadirnos que la vida filosófica, es decir la
4
vida de ocio y contemplación, no es superior a cualquier cosa, está tratando de
mentirnos. (24).
Cristiandad
Los griegos habían dicho que la actividad del ocio era la contemplación, la más
alta de todas porque era la parte del hombre igual a los dioses, que más lo
distinguía de los animales … En la cristiandad la actividad sigue siendo
importante, pero en menor grado debido a sí misma sino debido a su objetivo. El
contemplador es ahora divino no porque contemple sino porque busca contemplar
a Dios (p26)
Lo primero para salvar el alma era llegar cerca de Dios. En algún sentido el trabajo
era algo que uno hacía en su tiempo libre (27.)
Después de la caída de Roma, los monjes tenían ideas distintas a las de los
paganos. Trabajo, el trabajo manual en particular, se convierte en un instrumento
de autopurificación, de arrepentimiento, o para ayudar a otros en caridad. (27)
Retomando los escritos de Tomás Aquino quien sostenía que la Religión era una
actividad que estaba por arriba de la secular, pero la contemplación estaba por
encima de todas. “El acto Ens. Mismo corona la más alta facultad del hombre, el
poder de saber la verdad.” (p28)
Tomás Aquino creía que el trabajo era una parte necesaria de la naturaleza. Pero
dado un excedente, una condición en la que la gente se puede mantener sin tener
que trabajar, entonces el hombre no estaba obligado a ello (to toil). El trabajo
material confina al trabajador a una pequeña parte del mundo. La contemplación –
no todos tenemos ese don por supuesto– permite al hombre mirar la divinidad del
cosmos (p.28).
Todas las manos en acción
5
En el paso entre la edad media y el renacimiento “los hombres querían
urgentemente conocer la tierra, entender su más profundas estructuras, para
poder transformarla (28.)
Al final del medioevo, en lugar de aceptar gustosamente descubrir el eterno orden
armónico a través del a contemplación, el hombre interviene activamente en la
naturaleza, buscando aprender sus leyes y subvertir el orden, mover las estrellas
de su curso, cambiar a los vivientes y revivir a los muertos, ganar de nuevo la
esperanza que el mundo perdió cuando cesaron los milagros (p.29)
Por el siglo quince el Renacimiento estaba listo para cambiar estas ideas en una
doctrina madura … El existe para ser transformado. La grandeza del hombre, su
divinidad, recae no en su capacidad de contemplar, pero en su habilidad de
controlar (subdue) la naturaleza y doblegarla a sus deseos (p.29.) … Con sus
manos y herramientas el hombre deja atrás reino animal y dibuja (draws) cerca del
más alto espíritu (30.)
Los hombres del renacimiento tenían un espíritu independiente y en muchos casos
conquistador. Su idea de trabajo expresaba su confianza y exuberancia … Su
trabajo requería que las manos tocaran los materiales … Le dieron al trabajo la
dignidad que la palabra artesanía sigue teniendo hasta ahora (30.)
Este concepto de trabajo no era el único ni tampoco dominada los tiempos. Otra
doctrina intervino desde la admiración y amor por los clásicos … Además de
scholia/ascholia y otium/negotium, aparece otro par de conceptos que encajan
bien con el ambiente religioso. Cristóforo Landino en un imaginario dialogo entre
Lorenzo el Magnífico y León Battista Alberti –vita contemplativa versus vita activa
… llegan a un acuerdo. La primera debe alternar con la segunda y ser su guía …
Ocio, el ocio secular, aunque arropada en las alusiones bíblicas, regresa a escena
(31)
El bien nacido continúo manteniendo sus manos igual de lejos que los griegos de
la arcilla común. La tradición clásica persistía: si la mayoría trabaja, pocos tienen
ocio (31)
El rompimiento decisivo vino de un lugar inesperado, las utopías. Un canciller de
Enrique VIII (de Inglaterra) se adelanta. Crea una tierra, Utopía, donde nadie
6
trabaja más de seis horas al día. Pero hay un detalle. Todos deben trabajar. Y
turnarse en todos los tipos de trabajo, y trabajar con ambas la cabeza y las manos
… La sociedad del trabajo está en el horizonte. Después del trabajo el día es para
descansar o lo que uno quiera. El tiempo libre también ha llegado como parece.
Un siglo después hay menos trabajo y más tiempo libre en Utopía (31.)
En el siglo dieciocho Adam Smith en su libro La riqueza de las naciones, sostiene
la tesis de que un acto es realmente productivo si toma materias primas y la
convierte en algo útil para el hombre. El trabajo como éste es de hecho el
comienzo de la riqueza. Los verdaderos productores son los trabajadores. El
ocioso (idle) produce nada (32.)
La forma en que el trabajo estaba cambiando no le hubiera gustado a Leonardo, ni
a Cellini, no si ellos hubieran tenido que ser trabajadores. Era el tipo de trabajo por
el que no hubieran negociado (bargained) atados a otros hombres en galerías,
atados a una máquina por el reloj, y organizado por un “invisible” unseen jefe …
Los economistas y los demócratas se apoderaron de la idea … el trabajo era
bueno o se convertiría así, era el derecho de cada hombre (32.)
Hacia la sociedad del trabajo
El ciudadano pobre no tiene esclavos … como señaló Aristóteles al término de La
Política, el único esclavo que un hombre pobre tenía era su esposa. (36.)
Desde este capítulo De Grazia sostiene que algunos hombres nacen para el
trabajo y otros para la vida de ocio. Cuando la vida está atada a la necesidad no
puede hablarse propiamente de ocio
“El agricultor (cuya vida a veces parece que vive en el ocio) vive su vida tomando
tiempo en cuanto puede. Pero dado que no puede controlar los elementos sobre
los cuales depende, no puede estar libre para el ocio. Su trabajo es importante
para aquellos que viven en ocio (39)
Dios necesitó descansar después de su auto impuesta tarea (39)
Con la caída de Roma y el advenimiento de la edad media, tomaron fuerza las
ideas monásticas, entre las cuales se encontraba la pregonaba que “la
holgazanería es la enemiga del alma” (Santo Benedicto). La iglesia católica estaba
7
mejor organizada que los estados, impuso la ideología de que el trabajo, “el
trabajo manual también, es bueno para el alma” (43).
Aparece el renacimiento y se inventa el reloj. Los relojes y las campanas eran
utilizadas para controlar los tiempos en los monasterios (levantarse, rezar, trabajar
en el campo, contemplar, etc.) el Catolicismo o Protestantismo crearon una nueva
idea del trabajo. “Alguna vez el hombre trabajó para mantenerse, o para tener la
posibilidad de vivir. Ahora trabaja para algo más allá de su pan de cada día.
Trabaja porque de alguna manera era lo moralmente correcto (45). Esta ética del
trabajo o (gospel) se propagó por todo el mundo.
Un americano sin trabajo –o alemán o inglés- es un alma maldita (46).
Siempre han habido restricciones al trabajo, desde el punto de vista legal y moral
.. Siembre han habido cánones ampliamente aceptados sobre lo que el trabajo no
debe hacer al hombre. No debe arruinar su salud, ya sea física o mental … no
debe arruinar la familia. Legislación contra el trabajo infantil y la que protege a
mujeres embarazadas cae en esta categoría. No se puede permitir que el trabajo
destruya las fidelidades (royalties) comunales con impunidad (47)
La religión y el estado tienen voz en mantener todas estas restricciones al trabajo,
en relajarlas en una emergencia (47)
… a los jóvenes, ancianos, mujeres, inválido. Les decimos sin trabajo en lugar de
desempleados para enfatizar que estas personas no buscan trabajo pero que no
tienen trabajo (49).
La pérdida del proceso productivo (ver 56, 58).
Aparte de la vida subterránea de movimiento, aventura y guerra fría, existe una
vida en la superficie que vale la pena vivir también. En la industria moderna, donde
todos los hombres y algunas mujeres trabajan no se permite el compañerismo y
liderazgo, y la expresión (play) de toda una gama de emociones. “El trabajo no es
lugar para cortejar” “Así terminó el sermón y la mis terminó, y mis amores también”
(extracto de un diario antiguo 58)
La sensación del retirado (59)
Con la introducción del sistema de fábricas los canales de la socialización
(intecourse) se debilitaron. Previamente el trabajo no agrícola se realizaba en casa
8
o cerca de ella … las relaciones sociales se daban en el mercado, en el parque
central, y en casa. La fábrica tomó a hombres, mujeres y niños fuera de los
talleres y casas y los puso bajo techos cronometrando (timed) sus movimientos de
acuerdo a las máquinas … El artesano en su taller podía salir … La máquina no
puede apagarse tan fácilmente, y aun cuando se apague, la obsolescencia
(gnaws) se la lleva (59).
… Ni las esposas o hijos pueden estar alrededor (around) en un día de trabajo …
Si un trabajador ve a un amigo no puede palmearle el hombre e invitarlo a pub
más cercano … El sistema de fábricas y las máquinas trajeron la bendición de
hacer el trabajo más ligero, pero también la maldición de mayor atención sobre
periodos fijos de (stretches). Al ser marcado el ritmo del trabajo por las máquinas
éste tomó mayor concentración (60)
La concentración en el trabajo disminuye las oportunidades de tener relaciones
sociales en el trabajo. Al hacerlo, priva al trabajador industrial de tal vez su mayor
satisfacción (60)
A lo largo de la historia, durante los apresurados (rough) y turbulentos (tumble)
días del crecimiento tecnológico, el ocio desapareció bajo la avalancha del trabajo.
Cuando levantó su cabeza de nuevo había cambiado de forma. Se trataba ahora
de tiempo libre del trabajo, tiempo fuera del empleo. La cuestión del ocio se había
transformado hacia el tiempo libre. En su actual sentido normal el ocio es
frecuentemente medido por la duración de la jornada semanal de trabajo.
Considerado como el opuesto al trabajo, y estando el trabajo ahora calculado por
el tiempo, el ocio también debe aparecer de la misma forma (63)
Se dice que el tiempo del ocio se ha incrementado enormemente en nuestros días.
Dado que el tiempo libre (intendend) quiere decir, y dado que tiempo libre significa
tiempo fuera del trabajo o no relacionado con el trabajo, se debe verificar esta
proposición (64)
Después de hacer un cálculo de horas dedicadas al trabajo, después de descontar
las 8 horas de trabajo, 8 horas para dormir, quedan 8 horas para todo lo demás,
De Grazia se pregunta si todas las actividades realizadas en este tiempo son
libres (65)
9
La palabra ocio siempre se ha referido a algo personal, un estado de la mente o a
una cualidad del sentimiento. Al parecer al cambiar de término de ocio a tiempo
libre nos hemos movido de un concepto cualitativo a uno cuantitativo (65).
Entre 1850 y 1900 un hombre en promedio trabajaba cuatro años más para
conseguir tres años extras de tiempo libre. “Este parece ser un extraño tipo de
progreso en cincuenta años”.
Listado de actividades de tiempo libre y ocio (p 105), y tiempo dedicado a la tv 113
Los norteamericanos están trabajando más duro que nunca, y en su búsqueda
(drive) por horarios más cortos de trabajo está tratando de mantener su cabeza
fuera del agua para encontrar tiempo para comprar, reparar, la familia, visitar ríos,
nieve, bosque, etc. … Pregunta a cualquier trabajador que harían con su tiempo
de ocio si tuvieran más y te dirían “trabajar en casa” o en una menor proporción,
“estar con la familia”. Es el trabajador no el empleador el que paga por el tiempo
de en el transporte de ida y vuelta al trabajo, así como es el trabajador el que paga
los costos en salud que provoca el humo de las fábricas y la higiene personal y de
su hogar … (143)
(cuando critica los estudios que afirman que los norteamericanos han ganado en
tiempo libre en lugar de efectivo los aumentos en la productividad De Grazia nos
dice) Las horas en los estándares u semanas oficiales de trabajo constituyen una
parte importante del trabajo de los americanos, pero no todo su trabajo en total
(144).
Si de alguna manera han tomado los americanos sus ganancias en productividad
es en dinero. Pueden gastar su dinero en artículos relacionados con su tiempo
libre, pero de tiempo no ha tomado nada más como podemos ver (144).
Ante la pregunta de si la ética del trabajo se ha venido abajo, De Grazia afirma
que los trabajadores nunca la tuvieron, y si alguna vez afectó a alguien fue a los
trabajadores de cuello blanco cuyos oídos están más a tono con la ideología de la
clase de negocios. Es entre los burócratas y grupos profesionales quienes más
pega el extraño fenómeno del miedo a la libertad. La llamada neurosis del
domingo que los psiquiatras han observado es una de sus manifestaciones (151)
10
Relacionado con estas víctimas están todos aquellos que siente que el tiempo
libre debe estar guiado por un propósito valioso, llenado con actividades
constructivas del tipo que lleva a un mejor trabajo o éxito (151).
La legislación sobre las compensaciones para los desempleados en este país
ejemplifica la manera en la que las cambiantes beneficios afectan la forma en
como se piensa la relación entre la naturaleza humana y el trabajo … La
posibilidad de que un hombre no quisiera trabajar pero que requiriera (shirk) para
vivir de su dinero de desempleo no era generalmente aceptado (165)
Después de un tiempo los niños se volvieron más valiosos que los adultos. La
primera ventaja era que eran más baratos, la segunda era su adaptabilidad a la
disciplina de las fábricas. De esta forma fueron de los cultivos de algodón a las
minas, a la elaboración de cerámica (potteries) a las cerilleras. Al final el
Parlamento los rescató. Al final, pero para entonces la industria había encontrado
su fuerza de trabajo, y la siguiente generación había sido propiamente educada en
los hábitos del trabajo (200).
Cuando un zapatero jugaba cartas en la cervecería (alehous) no estaba haciendo
zapatos, pero tampoco estaba gastando su tiempo libre. El tiempo en un sentido
moderno no tenía parte en este esquema. El tenía zapatos que hacer, cerveza que
tomar, y cartas que jugar, todo lo hizo sin la necesidad de las palabras trabajo y
ocio (200-1).
Al crecer y expandirse los pueblos los trabajadores perdieron espacio. Aunque no
se dieron cuenta totalmente de ello, al perder espacio perdieron dinero y tiempo …
a mediados del siglo XIX (1850s) hordas acampaban en casuchas de madera
(wooden shacks) a ambos lados de los antiguos (cart traces), en dónde podría
disfrutar el trabajador de su tiempo libre que había ganado con la enmienda de las
diez horas (Ten Hours Act)? El pasear en bote de aquellos que vivían a la orilla del
Tamesis había sido eliminado por el tráfico. Jugar con pelota en la calle se hizo
fue hecho a un lado por el tráfico de llantas (wheeled). Juegos de apuestas eran
casi desconocidos, testificaba un comisionado de policía de Londres (201-2).
Todo lo que los habitantes de las ciudades acostumbraban hacer como deporte o
recreación requería espacio … (una persona que vivió en Europa continental
11
reportaba que en Inglaterra no había nada que hacer más que irse a emborrachar,
202)
En aquella época el domingo se había convertido en el día más muerto de la
semana … La Reforma (católica) había hecho el día (a dismal bore), y los
hombres de negocios pensaron que se habían movido en la dirección correcta.
Uno de los primeros pasos fue dado por Lucero al asegurar que el único dia
sagrado que tenía que ser observado era el Domingo. Un calendario medieval no
hubiera podido acomodarse a uno de negocios –había demasiados días sagrados.
Otro paso fue la reducir los santos a la mortalidad … en los 1860s bandas de
música llenaron los parques de Londres en domingo y fueron prohibidas por el
arzobispo de Canterby … Los comunes rechazaron una propuesta de abrir el
museo británico y la galería nacional después del servicio dominical matutino. Era
un día para pasarlo en silencio y meditando, no para ir a misa y luego disfrutarla
cantando, bailando, hablando, bebiendo o haciendo lo que el día ofrezca. La
palabra holiday en sus orígenes implica danzando (202-3)
Quitarle el gozo al día del señor, uno debe decir, parece haber sido el propósito.
La idea parece haber sido que si no había nada que hacer para un hombre más
que trabajo, el nunca vería la razón para dejar de trabajar una vez que haya
ganado los centavos suficientes para lo que necesitaba … (ante lo grisáceo de los
descansos) Muchos trabajadores se dedicaron a emborracharse. El lento suicidio
parece haber sido la respuesta (203).
… Un nuevo grupo aparece en escena, aquellos cuyos bolsillos se llenan más
rápido si los trabajadores, una vez que han terminado su día de trabajo, se
convierten en gastadores, gastadores y frívolos (203)
Deslumbrados por estafadores, el individuo vendió su tiempo por objetos
brillantes. Lo hemos visto caer víctima de la publicidad y transformarse en un
consumidor. Las cosas que ahora quiere cuesta dinero, el dinero cuesta trabajo y
el trabajo cuesta tiempo (223)
No tengo nada en contra del ciclo. Pero mientras siga girando alrededor, no tiene
sentido la esperanza por el ocio. El consumo devora tiempo vivo.
12
En torno a la discusión sobre quienes abogan en torno a un mayor tiempo libre,
entre los que se encuentran los publicistas, De Grazia se “Pregunta: ¿En qué
momento las personas compran y consumen? Respuesta: En su tiempo libre”
(275)
A finales del siglo XVIII “La propiedad fue el medio para la felicidad, y en un
sentido tan evidente que si uno era mencionado se implicaba el otro (278)”
La buena vida consiste en que la gente disfrute lo que la industria produce, la
publicidad vende y el gobierno ordena. Esto es lo que parece que tenemos,
entonces. Dentro de ello, ¿qué es lo que nos depara el destino? (294)
Para ser comprado y vendido de esta manera, el tiempo necesitó neutralizarse.
Las formas tradicionales de pasar los días tenían que ser privadas de significado
para que un día fuese como cualquier otro, y el tiempo pudiera entonces ser
gastado en una actividad u otra. Los días, las horas y los minutos se vuelven
intercambiables como piezas estándar. Era muy conveniente que en países que
se industrializaban, el protestantismo se negara a reconocer los santos, tomando
así cien días asignados a sus celebraciones. … Esencialmente, como lo dejó claro
la revolución francesa, el proceso era secularizar el calendario (306)
En los viejos tiempos lo que uno tenía era tiempo de “sobra” (spare time) no
tiempo libre … a menos de que las circunstancias fuesen difíciles (que una
tormenta hubiese dañado la vivienda o algo así), se suponía que uno no debía
trabajar en este tiempo, uno no debía estar enrolado (engage) en lo que uno
llamaría actividades productivas …. En las ciudades griegas se acostumbraba a
decir sobre el trabajo realizado al anochecer “El día ve esto y se ríe” (307)
En las ciudades del mundo industrializado, una vez que paga su deuda de trabajo,
se dice que una persona está libre de obligación. Ésta puede llenar su tiempo
como desee. Sin embargo, tiene que tomar una decisión: que alternativa tiene que
elegir para cada hora o media o un cuarto de hora: ¿jugar, trabajar, hacer labores
en casa, trabajar por las noches? (307)
Tiene que seguir algunas reglas de cómo gastar el tiempo. Un hombre debe
primero gastarlo en primer lugar en cosas que den evidencia visible de que está
haciendo algo … en US pensar no es considerada actividad… En segundo lugar
13
debe hacer cosas que lo ayuden a mejorar. “Mejorar” significa hacer algo que
mejore su él mismo o su propiedad, apariencia, o cualidades para hacer dinero.
Uno debe tener su casa en buen estado … Uno no debe tan sólo leer (una
actividad de algún modo sospechosa porque los únicos órganos que se mueven
son los ojos) pero buscar vigorosamente libre que sean instructivos, informativos,
útiles (307)
Tiempo libre como lo conocemos es del tipo desarrollado por el mundo industrial
del reloj (308)
Los violadores de los horarios son castigados. Si no llegas a tiempo para una cita
serás visto como una persona irresponsable (309)
Un hombre puede desear pasar su tiempo sin hacer nada, si, pero no hacer nada
es una pérdida de tiempo, y el tiempo no debe ser desperdiciado. Es valioso y
escaso. Uno tiene sólo 24 horas de él al día (309)
La escasez de tiempo puede aparecer enigmática. Uno siempre ha tenido 24
horas de él. No deberían parecer menos ahora que antes. Pero antes uno no tenía
24 horas. Había amanecer y atardecer, medio día o la parte más calurosa del día,
y había noche. Sobre todas las cosas uno tenía un día, un día de ciertas
características de acuerdo al calendario (309-310)
Tiempos biológicos, ritmos naturales (311)
Al exaltar el individualismo americano, uno debe recordar que el tiempo de reloj
significa sincronización, lo cual, aplicado al hombre, implica una pérdida de
libertad de acción … Estar sincronizado por el tiempo no es una expresión de
individualismo sino de colectivismo (314)
El tempo impersonal, más que la simplicidad, es lo que aburre al trabajador.
Probablemente se sienta con ganas de hacer las cosas más rápidamente esa
mañana, pero no puede, o puede que se tenga ganas de tomar una siesta o
platicar o hacer el amor o salir a tomar el aire un trago o ejercitar diferentes
músculos. Un trabajador puede estar usando ciertos músculos mientras que
excluye casi totalmente a otros, de esta forma a veces por razones que no se
puede explicar está a punto de explotar u odia la idea de levantarse por la mañana
(315).
14
No es la velocidad, pero la regularidad, lo metódico, continuo e impersonal del
ritmo, y cuando ocurre, la innatural adaptación de nervios y músculos, le quitan la
vitalidad al trabajador en línea y lo hacen sentir de vez en cuando gritar con fuerza
… En su amor por la música los griegos se dieron cuenta que el trabajo fuerza al
hombre a perder su propio ritmo (316-7) (lo que era la escuela con respecto al
desarrollo del propio ritmo)
… Recordemos que una cosa es trabajar al propio ritmo, y otra trabajar para en el
tiempo que le pertenece a otro, y otra más trabajar con el tiempo del reloj (317).
Independientemente de que tanto el ritmo de una maquinaria se sienta como una
imposición, una cosa que ha logrado nuestro entrenamiento es hacer que el
tiempo de reloj parezca real para nosotros (317)
A lo que actualmente llamamos tiempo no es más que el movimiento sincronizado
de relojes… Pero la simultaneidad en los encuentros (cuando dos personas
quedan de verse al mismo tiempo) no significa que la coincidencia de tiempo ha
sido igual para ambas personas (317).
Concepciones de tiempo
El concepto moderno de tiempo es linear. Vs circular y por eventos (318-19)
Un ignorante visitante de una tierra libre de relojes puede preguntarse porque
rechazamos la tiranía del hombre mientras aceptamos la tiranía de un ídolo (el
reloj).
No hay duda que los americanos han llegado a un nuevo nivel de vida. Sea esta
bueno o mal es otra cuestión. Lo que es clara es que es una vida sin ocio … El
ocio no son unas horas libres del trabajo, tampoco fines de semana o meses de
vacaciones o años de retiro … la idea de “tiempo de ocio” una contradicción de
términos. El ocio no tiene adjetivación relacionada con el tiempo. El ocio es un
estado del ser libre de la necesidad, y las actividades del ocio son aquellas que
uno hace por sí mismas (327).
Mientras más maquinaria para ahorrar tiempo exista, mayor presión tendrá una
persona por tiempo (huevos, 329).
Crecimiento de las ciudades tiempo que se pasa en transporte (330)
15
“sin pensar”, más que actividades pasivas es lo que describe mejor a las
actividades que llenan actualmente el tiempo libre “la pasividad de la mente de las
actividades de tiempo libre (332-3)
Una audiencia acrítica se desarrolla porque los medios transmiten no comunican.
No ofrecen la oportunidad de respuesta verdadera (335).
En suma, la causa por la que las actividades de tiempo libre son pasivas debe
encontrarse en el cambio de tipo de espectadores, entre el antiguo, en el cual
cualquier persona de la audiencia podía hacerse escuchar al momento, y el nuevo
tipo, en el que la palabra acrítica o sin pensamiento encaja mejor que pasiva (336)
… El trabajador ideal … necesita descansar y una distracción poco demandante o
somnífera, pero traerlo cada día al ciclo de trabajo disciplinado y cronometrado el
necesita también periodos en los que debe dejarse ir en el ruido, y violencia
(Viernes en la noche, 337).
Tiempo en prisión (ocio, 338)
El mundo comercial e industria en el que vivimos afecta nuestra idea moderna de
ocio. Primero que todo el tiempo libre se gasta generalmente en compañía de
mercancías, a veces denominadas equipamiento para el ocio –televisores, rocolas
(338)
Tanto ricos como pobres llenan su tiempo libre de manera similar (340)
El hombre nunca está solo (341)
Educación de masas (334) ejército leyendo comics.
La posesión de bienes hace creer a los americanos que están en la sima de la
forma de vida (345).
Círculo de producir y consumir hace que cada vez se requiera más trabajo (346)
Incompatibilidad de la democracia y el ocio (351)
Eliminar el espíritu pasivo y acrítico del tiempo libre será tan difícil como quitarle su
ansia de diversión también (353)
El papel del gobierno en torno al ocio (367)
El pasaje de tiempo libre a ocio requiere abandonar el credo democrático de
trabajo para todos (367)
El ocio puede estar más allá de las capacidades de la mayoría de la gente (369)
16
El juego como probada de ocio (375-376).
Existe una clase del ocio (378).
Las mercancía, es lo mejor que las sociedades de consumo pueden ofrecer como
forma de la buena vida. Hágase rico, dice la invitación (Cockaigne), disfrute la vida
como los ricos hacen, tenga descanso y lujo, pero trabajo primero.
Lo que ha logrado la industria de consumo hacer creer hasta sus trabajadores que
pierde … que han alcanzado la vida de Cockaigne (384)
El trabajador que se siente un pasha por tener elevadores de vidrios eléctricos
(385)
Un sensación distinta de tiempo que la nuestra es una condición necesaria para el
ocio (385)
Clase rudimentaria del ocio es lo que tenemos ahora (386) y la clase de ocio que
podría alcanzarse.
Si una doctrina de igualdad se extiende al trabajo, sin embargo, apedrea el camino
hacia una vida de ocio (387)
Desai, conversación y GDP (396)
Energía ama de casa 90 sirvientes (397)
Es mas complicado tener un buen lirista, en vivo y con habilidades al mismo
tiempo, es más complejo que tener una buena rocola.
La urbana idea de que en lo rural no hay nada que hacer (400)
El diálogo, el cual los medios no puede proveer, es la mejor forma cultivar la
mente, no porque
El buen estado 434
17

Documentos relacionados