2004/73. Composición del personal de la Oficina del Alto

Comentarios

Transcripción

2004/73. Composición del personal de la Oficina del Alto
OFICINA DEL ALTO COMISIONADO DE LAS NACIONES
UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS
2004/73.
Composición del personal de la Oficina del Alto Comisionado de las
Naciones Unidas para los Derechos Humanos
La Comisión de Derechos Humanos,
Recordando que, en su informe a la Comisión Especial del Consejo Económico y Social
(E/CN.4/1988/85 y Corr.1), la Comisión reafirmó que la consideración primordial que se
tendría en cuenta al nombrar al personal de todas las categorías sería la necesidad de asegurar
el más alto grado de eficiencia, competencia e integridad y que estaba convencida de que este
objetivo era compatible con el principio de una distribución geográfica equitativa y tenía en
cuenta las disposiciones del párrafo 3 del Artículo 101 de la Carta de las Naciones Unidas,
Recordando también que, en los párrafos 11 y 17 de la parte II de la Declaración y
Programa de Acción de Viena, la Conferencia Mundial de Derechos Humanos pidió al
Secretario General y a la Asamblea General que proporcionaran suficientes recursos
humanos, económicos y de otra índole para que el Centro de Derechos Humanos pudiera
realizar sus actividades en forma eficaz, eficiente y rápida, y reconoció la necesidad de
reestructurar el mecanismo de las Naciones Unidas en la esfera de los derechos humanos para
que respondiera a sus necesidades reales,
Reafirmando la importancia de las particularidades nacionales y regionales y de los
diversos antecedentes históricos, culturales y religiosos, así como de los diferentes sistemas
políticos, económicos y jurídicos,
Consciente de que las Naciones Unidas propugnan el multilingüismo como medio de
promover, proteger y preservar la diversidad de idiomas y culturas en todo el mundo y que un
multilingüismo auténtico promueve la unidad en la diversidad y la concordia internacional,
Teniendo en cuenta la necesidad de prestar especial atención a la contratación para la
Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de
personal procedente de Estados Miembros no representados o insuficientemente
representados, en particular de países en desarrollo y países con economías en transición, cosa
que mejorará la composición actual del personal, basada en una distribución geográfica más
equitativa,
page 1
Reiterando su profunda inquietud por el hecho de que en el informe del Alto
Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos presentado en
cumplimiento de la resolución 2003/74 de la Comisión, de 25 de abril de 2003, sobre la
distribución geográfica y las funciones del personal de la Oficina (E/CN.4/2004/100), se
constata claramente que una región está sin lugar a dudas excesivamente representada en la
composición del personal y que persiste el desequilibrio (véanse los anexos de la presente
resolución),
Expresando nuevamente su preocupación por la no representación o la insuficiente
representación de varios Estados Miembros, especialmente países en desarrollo y países con
economías en transición, en el personal de la Oficina del Alto Comisionado, muchos de los
cuales tampoco están representados ni tienen suficiente representación a nivel de toda la
Secretaría, teniendo presente en particular el criterio de la distribución geográfica equitativa,
Expresando también su preocupación porque la prevalencia del personal de proyectos,
al igual que la distribución geográfica de los consultores, ha sesgado la distribución
geográfica del personal de la Oficina en favor de Europa occidental y América del Norte,
Observando con grave preocupación que la dependencia de la Oficina de los recursos
extrapresupuestarios es la razón fundamental del desequilibrio en la composición de su
personal,
1.
Toma nota del informe del Alto Comisionado sobre composición del personal
de la Oficina del Alto Comisionado y de las medidas aplicadas por la Oficina descritas en
éste, aunque no han mejorado la situación;
2.
Acoge con satisfacción el informe de la Dependencia Común de Inspección
sobre el examen de la gestión de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas
para los Derechos Humanos (JIU/REP/2003/6) y su acento particular en las políticas de
contratación y la composición del personal, presentado en cumplimiento de las resoluciones
de la Comisión de Derechos Humanos 2002/80 de 25 de abril de 2002 y 2003/74 de 25 de
abril de 2003;
3.
Recuerda que la Asamblea General ha pedido al Secretario General que
disponga que los jefes de los departamentos correspondientes rindan cuenta de la ejecución de
los planes de acción en materia de recursos humanos y se asegure de que ellos a su vez tengan
page 2
debidamente presente la representación geográfica equitativa cuando consideren a los
candidatos incluidos en las listas aprobadas por los órganos centrales de examen, así como en
las listas, y que le presente un informe anual sobre el progreso hecho por los departamentos
en la ejecución de sus respectivos planes de acción en materia de recursos humanos;
4.
Expresa su profunda preocupación por la conclusión del informe de la
Dependencia Común de Inspección de que el desequilibrio en la distribución geográfica del
personal de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos es un problema
grave y endémico;
5.
Lamenta que, a pesar de las reiteradas peticiones de la Comisión de que se
rectifique el desequilibrio en la distribución geográfica del personal, la situación siga igual,
que una región ostente más de la mitad de los puestos de la Oficina del Alto Comisionado y
más puestos que los otros cuatro grupos regionales juntos, y que se hayan incrementado más
los puestos no sujetos a distribución geográfica que aquellos sujetos a ésta, que corresponden
a poco más de un tercio de la totalidad del personal;
6.
Estima que el establecimiento del Grupo Consultivo en Cuestiones de Personal
es una iniciativa razonable, pero también que la actual composición del Grupo es muy poco
equitativa ya que un solo miembro de los seis procede de un país en desarrollo, y pide por
tanto a la Alta Comisionada que reconsidere su composición y su mandato con el fin de lograr
el equilibrio en la distribución geográfica de los miembros del Grupo y asegurar que
contribuya a mejorar la composición del personal de la Oficina en General;
7.
Toma nota de la recomendación del Alto Comisionado de que la Oficina de
Gestión de Recursos Humanos establezca un grupo profesional de derechos humanos con
objeto de atraer al ámbito de los derechos humanos a jóvenes profesionales calificados de
países no representados o insuficientemente representados, a la vez que subraya que sería más
eficaz que la Oficina del Alto Comisionado proporcionara a la Oficina de Gestión de
Recursos Humanos una lista de los países no representados o insuficientemente representados
en la Oficina, y pide por tanto que la Oficina del Alto Comisionado prepare anualmente dicha
lista y que la Oficina de Recursos Humanos la tome en consideración al organizar los
concursos;
8.
Celebra que la Oficina haya establecido medidas para aplicar los principios de
distribución geográfica de la Organización prestando especial atención a los países en
page 3
desarrollo no representados e insuficientemente representados al asignar los puestos
extrapresupuestarios y que en el último año haya aumentado la cantidad de personal no sujeto
a distribución geográfica procedente de los grupos regionales de países en desarrollo y de los
países con economías en transición, y pide a la Alta Comisionada que siga utilizando la
política de nueva contratación para corregir el desequilibrio actual en la composición del
personal de la Oficina;
9.
Expresa su preocupación porque la mitad del personal recientemente
contratado para puestos no sujetos a distribución geográfica procede de una sola región, y su
número es levemente superior al de los funcionarios de nueva contratación de las otras cuatro
regiones juntas, manteniéndose prácticamente igual la disparidad existente;
10.
Expresa también su preocupación por la práctica difundida de asignar a
asesores técnicos (titulares de contratos de la serie 200 del Reglamento del Personal de las
Naciones Unidas) funciones operativas que deberían ser competencia de personal de la serie
100 y funciones de supervisión de personal de la serie 100 del Reglamento del Personal,
práctica que es contraria a las normas establecidas y que debería abandonarse;
11.
Subraya que la propuesta de la Oficina del Alto Comisionado a la Oficina de
Gestión de Recursos Humanos de reducir el número de contratos de la serie 200 de personal
que desempeña funciones esenciales convirtiendo sus contratos de la serie 200 en contratos de
la serie 100, limitados al servicio en la Oficina del Alto Comisionado, es contraria a las
políticas, normas y reglas de las Naciones Unidas en materia de recursos humanos y es, por
tanto, inaceptable;
12.
Pide a la Oficina del Alto Comisionado que observe plenamente las políticas,
normas, reglas y prácticas de las Naciones Unidas en lo relativo a los recursos humanos y que
en consecuencia ajuste sin más demora sus prácticas y procedimientos en la materia, en
particular sus políticas de nombramiento y contratación, a las políticas, normas, reglamentos y
prácticas de recursos humanos de la Secretaría; y que además compruebe y ajuste sus criterios
de clasificación de puestos a los de la Secretaría antes de anunciar cualquier nuevo puesto y
que deje de anunciar puestos extrapresupuestarios sin comprobar antes los criterios de
clasificación con la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra;
13.
Reitera la necesidad de que la Alta Comisionada cumpla las disposiciones del
párrafo 3 de la sección X de la resolución 55/258 de la Asamblea General, de 14 de junio
page 4
de 2001 sobre la gestión de los recursos humanos, en que se pide nuevamente al Secretario
General que siga incrementando sus esfuerzos por mejorar la composición de la Secretaría
garantizando una distribución geográfica amplia y equitativa del personal en todos los
departamentos;
14.
Considera que es necesario adoptar medidas urgentes, concretas e inmediatas
para modificar la actual distribución geográfica del personal de la Oficina del Alto
Comisionado, favoreciendo una distribución más equitativa de los puestos, de conformidad
con el Artículo 101 de la Carta, en particular mediante la contratación de personal de los
países en desarrollo y países con economías en transición, incluso para puestos de categoría
superior;
15.
Pide una vez más al Secretario General que tome las disposiciones necesarias
para que se preste especial atención a la contratación de personal de los Estados Miembros no
representados e insuficientemente representados, en particular de países en desarrollo y países
con economías en transición, para proveer las vacantes existentes, así como para nuevos
puestos en la Oficina del Alto Comisionado, a fin de lograr una distribución geográfica
equitativa y un mejor equilibrio entre hombres y mujeres, dando especial prioridad a la
contratación para puestos de alto nivel y del cuadro orgánico;
16.
Insta a los donantes a que en la medida de lo posible aporten sus
contribuciones sin fines especificados, para dar flexibilidad a la Alta Comisionada en el
nombramiento de personal y la asignación de recursos entre las diferentes actividades y
proyectos;
17.
Pide nuevamente al Secretario General que, al firmar con los países acuerdos
para proporcionar a la Oficina del Alto Comisionado los servicios de funcionarios subalternos
del cuadro orgánico, inste a esos países a que procuren asignar recursos financieros
adicionales para garantizar que personas de países en desarrollo puedan trabajar en calidad de
funcionarios subalternos del cuadro orgánico, con el fin de respetar el principio de la
distribución geográfica equitativa; además, se debe establecer un mecanismo permanente en
virtud del cual por cada funcionario subalterno del cuadro orgánico de un país donante que se
incorpore a la Oficina del Alto Comisionado se incorpore otro funcionario subalterno del
cuadro orgánico de un país en desarrollo;
page 5
18.
Destaca la importancia de que todos los puestos, incluidos los correspondientes
a nombramientos especiales para operaciones sobre el terreno, se anuncien públicamente, y de
que se difundan descripciones pormenorizadas de las funciones en todos los Estados antes de
llenarse;
19.
Pide a la Alta Comisionada que vele por que no se encomienden a los
funcionarios subalternos del cuadro orgánico tareas políticamente delicadas ni tareas
esenciales en las que pueda ponerse en entredicho su imparcialidad;
20.
Reitera la norma permanente de que los consultores no deberán desempeñar
funciones que correspondan a los funcionarios de la Organización ni tener responsabilidad
representativa o de supervisión alguna, y pide a la Alta Comisionada:
a)
Que se abstenga de recurrir a consultores para la realización de funciones
asignadas a puestos de plantilla;
b)
Que se atenga estrictamente a las normas vigentes y a las resoluciones
pertinentes de la Asamblea General al contratar a consultores, y que en particular compruebe
y certifique que la Organización no dispone del personal especializado correspondiente antes
de decidir contratarlo;
c)
Se empeñe más en lograr un equilibrio geográfico entre los consultores
calificados y los contratistas particulares;
21.
Reafirma la importancia de garantizar el carácter universal, objetivo y no
selectivo del examen de las cuestiones de derechos humanos y pide a la Alta Comisionada
que siga velando por que el desempeño de su mandato y el de la Oficina del Alto
Comisionado se rijan por estos principios;
22.
Recalca que el personal de la Oficina del Alto Comisionado debe mantener su
neutralidad y respetar plenamente la independencia de la labor de todos los mecanismos de la
Comisión y de los órganos creados en virtud de tratados, a la vez que apoya su
funcionamiento;
23.
Pide también a la Alta Comisionada:
page 6
a)
Que prepare un plan de acción integral con el fin de reducir el desequilibrio
actual del personal, fijando objetivos y plazos concretos;
b)
Que evite la superposición y duplicación de funciones y persiga el objetivo de
aumentar la eficiencia y mejorar la gestión, teniendo en cuenta las resoluciones y decisiones
pertinentes, en particular la petición de la Asamblea General de que se racionalice la gestión y
las recomendaciones hechas al respecto, al proponer nuevas estructuras, puestos o
reclasificaciones de puestos, incluidos los del personal directivo superior, con miras a
asegurar una capacidad directiva y una coherencia estructural óptimas;
c)
Que presente un informe completo sobre la aplicación de la presente resolución
a la Comisión en su 61º período de sesiones, que deberá incluir:
i)
La composición del personal de la Oficina del Alto Comisionado, dividida en los
cinco grupos regionales de las Naciones Unidas que ha establecido la Asamblea
General (Estados de África, Estados de Asia, Estados de América Latina
y el Caribe, Estados de Europa occidental y otros Estados, y Estados de Europa
oriental), con una indicación, entre otras cosas, de la categoría, la nacionalidad y
el sexo del personal permanente y del que no sea de plantilla;
ii)
El plan de acción, así como las medidas adoptadas para aplicarlo, las realizaciones
concretas y sus resultados;
iii)
Las disposiciones tomadas para aplicar otras medidas solicitadas en la presente
resolución y sus resultados;
iv)
24.
Cualquier otra recomendación para mejorar la situación actual;
Señala a la atención de la Asamblea General la presente resolución en el
contexto del examen del tema de la gestión de los recursos humanos;
25.
Invita a la Asamblea General y a sus órganos subsidiarios competentes, entre
otros la Comisión Consultiva en Asuntos Administrativos y de Presupuesto, el Comité del
Programa y de la Coordinación y la Quinta Comisión de la Asamblea General, a tomar
debidamente en consideración la presente resolución y el informe de la Dependencia Común
de Inspección sobre el examen de la gestión de la Oficina del Alto Comisionado de las
Naciones Unidas para los Derechos Humanos (JIU/REP/2003/6), en particular otras
page 7
cuestiones y recomendaciones sobre organización, gestión, dirección ejecutiva, estructura,
administración, finanzas y otros asuntos más técnicos de gestión de los recursos humanos
contenidas en el informe y no abordadas en la presente resolución;
26.
Pide a la Dependencia Común de Inspección que ayude a la Comisión de
Derechos Humanos a supervisar sistemáticamente la aplicación de la presente resolución y
que presente un estudio de seguimiento exhaustivo del cumplimiento de las decisiones de la
Comisión y otros órganos intergubernamentales de la Organización relativas a la gestión, los
programas y la administración de la Oficina del Alto Comisionado, en particular en lo que
respecta a sus repercusiones en las políticas de contratación y la composición del personal, a la
Comisión en su 63º período de sesiones y a la Asamblea General en su sexagésimo primer
período de sesiones, con propuestas concretas de medidas correctivas, en su caso, para la
aplicación de las resoluciones pertinentes de los órganos intergubernamentales, comprendida la
presente resolución;
27.
Decide examinar esta cuestión en su 61º período de sesiones en relación con el mismo
tema del programa.
57ª sesión,
21 de abril de 2004.
[Aprobada en votación registrada por 35 votos
contra 14 y 4 abstenciones. Véase cap. XVIII, E/2004/23 – E/CN.4/2004/127]
Anexo I
PERSONAL DE LA OFICINA DEL ALTO COMISIONADO DE LAS
NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS
Distribución geográfica (número de puestos)*
Grupos regionales
Puestos sujetos a distribución
geográfica
Puestos no sujetos a distribución
geográfica
2000 2001 2002 2003 2004 2000 2001 2002 2003
2004
Total
2000 2001 2002 2003
2004
Estados de África
11
10
12
10
9
25
21
22
24
25
36
31
34
34
34
Estados de Asia
15
13
17
16
16
1
6
9
8
11
16
19
26
24
27
Estados de América Latina
y el Caribe
8
9
9
9
9
8
10
13
15
19
16
19
22
24
28
Estados de Europa oriental
5
5
5
6
7
1
6
6
7
7
6
11
11
13
14
36
41
48
45
46
61
69
85
96
104
97
110
133
141
150
75
78
91
86
87
96
112
135
150
166
171
190
226
236
253
Estados de Europa
occidental y otros
Estados**
Total de puestos
page 8
* Las cifras correspondientes a 2004 se basan en los cuadros 1 y 2 del informe del Alto Comisionado (E/CN.4/2004/100). Las cifras
correspondientes a los años anteriores se basan en los informes del Alto Comisionado para esos años.
** Incluye a Suiza e Israel.
Anexo II
PERSONAL DE LA OFICINA DEL ALTO COMISIONADO DE LAS
NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS
Distribución geográfica (porcentaje)*
Grupos regionales
Puestos sujetos a distribución
geográfica
2000 2001 2002
2003
Puestos no sujetos a distribución
geográfica
2004 2000 2001 2002 2003
2004
Total
2000 2001 2002 2003
2004
Estados de África
15
13
13
11,6
10,3
26
19
16
16
15,1
21
16
15
14,4 13,4
Estados de Asia
20
17
19
18,6
18,4
1
5
7
5
6,6
9
10
11
10,1 10,7
Estados de América Latina y
el Caribe
11
11
10
10,5
10,3
8
9
10
10
11,4
9
10
10
10,1 11,1
6
6
5
7
8,0
1
5
4
5
4,2
4
6
5
48
53
53
52,3
52,9
64
62
63
64
62,7
57
58
59
Estados de Europa oriental
Estados de Europa
occidental y otros
Estados**
5,5
5,5
59,8 59,3
* Los porcentajes para 2004 se calcularon sobre la base de los cuadros 1 y 2 del informe del Alto Comisionado (E/CN.4/2004/100). Las
cifras correspondientes a los años anteriores se calcularon sobre la base de los informes del Alto Comisionado para esos años.
** Incluye a Suiza e Israel.
page 9

Documentos relacionados