Good practices for capacity building: Template for Case- studies

Comentarios

Transcripción

Good practices for capacity building: Template for Case- studies
Escuelas de campo para agricultores para el manejo integrado de plagas
en los cultivos de algodón de la India
Resumen
La colaboración de larga data que ha existido entre el Gobierno de la India y la FAO ha facilitado la
introducción y posterior extensión del sistema de Escuelas de Campo para Agricultores (ECA). En Andhra
Pradesh, la ECA, conocida localmente como “Polam Badi”, se ha implantado como metodología oficial de
capacitación de agricultores en técnicas agrícolas sostenibles.
Los factores que contribuyeron al éxito del programa fueron los siguientes:
Compromiso del gobierno: El gobierno se comprometió a aplicar metodologías innovadoras para afianzar
su servicio de extensión con miras a satisfacer los requerimientos de los agricultores y fomentó la
incorporación del enfoque de ECA, lo que dio paso a la formulación de una nueva Política Nacional para
Agricultores en 2007.
Asignación sostenida/estratégica de recursos: El gobierno central y los gobiernos de tres estados de la
India comenzaron a destinar fondos a partir de 2002 para programas de capacitación de agricultores en el
manejo integrado de plagas en los cultivos de algodón.
Diseño de un programa pedagógico adecuado de capacitación: El enfoque de los programas de
capacitación para agricultores y oficiales de extensión abordó las necesidades particulares de los
participantes, con una duración y contenido acorde a los objetivos de desarrollo de cada uno de ellos. Los
asistentes participaron activamente en el programa, que se extendió por la temporada completa de cultivo,
lo que les permitió adquirir experiencia práctica y perfeccionar sus capacidades analíticas y en la toma de
decisiones.
Combinación de modalidades de intervención: Se organizaron diversos encuentros, talleres y seminarios
internacionales dirigidos a los responsables de la toma de decisiones, como medio complementario de
sensibilización respecto de la necesidad de aplicar programas educacionales para ampliar los
conocimientos de los agricultores.
Calidad de los insumos técnicos y la vigilancia: El haber contado con la participación de facilitadores
competentes en las ECA comprometidos con el enfoque de escuelas de campo y el haber trabajado
estrechamente con oficiales de gobierno, constituyeron los elementos fundamentales que permitieron
despertar el interés de los agricultores por participar en el programa y facilitaron el proceso de aprendizaje
por descubrimiento. Los gobiernos establecieron un sistema idóneo de control de calidad para las ECA.
Apoyo a la acción colectiva y el empoderamiento: El enfoque comunitario de las ECA favoreció la
formación de grupos y su empoderamiento, y permitió generar ingresos y fomentar actividades socioculturales.
Interacción entre los distintos agentes sociales: Se facilitó la interacción entre los institutos científicos, las
universidades y los responsables de formular las políticas tanto a nivel del gobierno central como de los
estados, lo que permitió establecer asociaciones efectivas para la aplicación de estrategias/metodologías
integradas.
1. Contexto
La India posee el mayor número de cultivadores de algodón en el mundo y está ubicada en el
tercer lugar a nivel mundial en producción de algodón, por detrás de los EEUU y China. Gran
parte del algodón producido en la India es utilizado para confeccionar prendas de vestir, una de
las principales exportaciones del país. El Gobierno de la India (GI) promueve estas exportaciones
activamente y busca expandir su producción, reducir costos e implementar economías de escala
1
para satisfacer la demanda interna y hacer frente a la fuerte competencia de países asiáticos como
China.
La agricultura en la India, y el sector del algodón en particular, depende fuertemente del uso de
pesticidas, los que han ocasionados graves consecuencias para el medioambiente,1 la salud y la
economía, reduciendo la sostenibilidad de la producción agrícola. El uso de pesticidas también ha
sido consecuencia del limitado acceso que tienen los agricultores a alternativas adecuadas,
información y servicios educacionales.
Desde los años ’80, el gobierno, a través de los departamentos de agricultura de los estados, ha
estado promoviendo enfoques experimentales para innovar en su servicio de extensión y abordar
las necesidades de los agricultores.
Fue dentro de este contexto que se introdujo el enfoque de ECA (recuadro 1) para capacitar a los
agricultores en gestión ecológica de sus parcelas, es decir, el manejo integrado de plagas (MIP).
El primer programa de Capacitación de Capacitadores (CdC) en ECA para desarrollar las
capacidades de los extensionistas2 se realizó en Chithambaram, en el estado de Tamil Nadu, el
año 1993 con el apoyo del Programa Interpaíses de la FAO para MIP y el Cultivo de Arroz en
Asia. El gobierno de la India y sus asociados han implementado otros proyectos en ECA desde
entonces 3 , lo cual ha demostrado la viabilidad del MIP como mecanismo para reducir la
dependencia de pesticidas químicos.
En función de estas experiencias y dado el alto grado de interés demostrado por el gobierno de la
India en el MIP, la FAO, en asociación con la Unión Europea (UE), emprendió un programa
regional en 1999, de cinco años de duración, en MIP en algodón.4 El programa se aplicó en cinco
estados: Andhra Pradesh, Karnataka, Maharastra y Tamil Nadu. El objetivo del programa era
contribuir a reducir la pobreza rural, protegiendo el medioambiente y la salud humana mediante
la promoción de prácticas agrícolas sostenibles a través del desarrollo de capacidades. El
principal objetivo era reforzar los conocimientos técnicos de los agricultores en gestión de
parcelas con miras a reducir la utilización de insumos químicos.
Recuadro 1. “Conceptos básicos” de las Escuelas de Campo para Agricultores
El concepto de Escuelas de Campo para Agricultores (ECA) fue adoptado por primera vez a gran escala
en Indonesia en 1989 para reducir la dependencia de pesticidas en los cultivos de arroz al reforzar los
conocimientos de los agricultores sobre la ecología de los cultivos (Kenmore, 1996). Los principios que
guían el desarrollo de ECA surgieron de la tradición aldeana de alfabetización y cuidados de salud.
El enfoque de ECA se centra en el autodesarrollo y formación de capacidades de los agricultores. Los
agricultores se convierten en expertos en prácticas agrícolas adaptadas a las condiciones locales a través
de la experimentación y adopción de soluciones innovadoras. Mediante observaciones y análisis
semanales de las parcelas seguido del manejo mismo de éstas, los agricultores adquieren las competencias
técnicas y la confianza necesarias para la toma de decisiones. En consecuencia, el enfoque invierte el
sistema de extensión “de arriba hacia abajo”, impulsada por la investigación, y se centra específicamente
en el conocimiento convencional de los agricultores. Los agricultores dejan de ser receptores de paquetes
tecnológicos ya desarrollados para convertirse en expertos de campo que colaboran con el personal de
extensión del gobierno para encontrar soluciones pertinentes a las realidades locales. Los resultados e
1
La contaminación de los recursos hídricos se ha transformado en el mayor problema ambiental para la India. El Consejo de
Aguas Subterráneas (Ground Water Board) detectó altos niveles de residuos de pesticidas en las aguas subterráneas y en el agua
envasada para consumo humano.
2 Se trata de oficiales gubernamentales que organizaron diversas actividades comunicacionales y educacionales para la población
rural.
3 Los proyectos ADB/CABI (1993 - 96) y del PNUD (1994 - 1999), en colaboración con el GI, llevaron a cabo la CdC que formó
alrededor de 270 capacitadores expertos en MIP en los cultivos de algodón.
4 “GCP/RAS/164/EC Integrated Pest Management for Cotton in Asia (1999-2004)”. La India fue uno de los seis países asiáticos
(Bangladesh, China, India, Pakistán, Filipinas y Vietnam) comprometidos con el programa.
2
impactos de las ECA abarcan desde logros técnicos al incremento del capital social y humano.
Los conceptos básicos y elementos esenciales son comunes a los programas de MIP de las ECA de varios
países, por ejemplo: la práctica del análisis de agro-ecosistemas (AAES) como herramienta para la toma
de decisiones para el manejo de campo; experimentos de campo para fortalecer la capacidad analítica de
los agricultores, y la educación no formal de adultos para facilitar el aprendizaje colectivo de los
agricultores participantes. Una buena ECA requiere de facilitadores con sólidos conocimientos técnicos y
un plan de estudios para la campaña agrícola completa, integrada con la fenología de los cultivos.
Hasta la fecha, los programas de las ECA en MIP y otros temas como el manejo de suelos, agua y
ganadería, se han implementado en 74 países (Braun et al., 2006).
2. Intervención de desarrollo de capacidades
El desarrollo de capacidades se centró en una combinación de modalidades, esto es, capacitación
(capacitación de facilitadores–CdF y capacitación de agricultores–Escuelas de Campo para
Agricultores); intercambios de campo y giras de estudio; clubes de agricultores y grupos de
ex alumnos, y talleres nacionales y encuentros para los responsables de la toma de
decisiones.
2.1 Capacitación
Capacitación de facilitadores
La capacitación de facilitadores fue impartida por el equipo directivo del proyecto en
colaboración con los funcionarios del Departamento de Agricultura que habían recibido
capacitación en el programa que se realiza cada año durante una campaña de cultivo, en grupos
de 25 a 30 participantes.
La capacitación fue diseñada principalmente para personal de extensión del gobierno así como
funcionarios de ONG y científicos para reforzar sus competencias técnicas en MIP, la
capacitación participativa y sus capacidades de manejo y experimentación. Una vez finalizada la
capacitación, los participantes pueden llegar a ser facilitadores para las ECA.
En 1999, se realizó un taller de desarrollo del plan de estudios antes del inicio del programa
que contó con la participación de 25 personas, entre ellas, expertos nacionales e internacionales
en MIP, científicos, facilitadores expertos y especialistas en métodos participativos. El taller
produjo un plan de estudios con 20 cronogramas semanales de capacitación que incorporan
experimentos de campo, ejercicios de campo y los temas para discusión participativa. La CdF y el
plan de estudios de la ECA fueron revisados periódicamente, durante cada campaña agrícola, en
base a la experiencia adquirida, las necesidades locales y las recomendaciones emanadas del
taller anual organizado por el programa. Esto permitió asegurar la calidad de la capacitación.
Recuadro 2. Ejemplo de un cronograma semanal de CdF
MIE
VIE
AAES
AAES/Seguimiento de IAP
Temas especiales
Escuela de campo para agricultores
(en las aldeas)
SAB
Temas especiales
JUE
14,0014,30
14,30-16,45
Educación no formal
Zoológico de insectos/IAP
Discusión participativa con un
experto
Educación no formal
Preparación para ECA
Retroalimentación de las ECA
Planificación de las actividades
para la semana siguiente
16,4517,00
EVALUACIÓN D ELA
JORNADA
MAR
Fisiología de los cultivos/Temas
especiales
Zoológico de insectos/InvestigaciónAcción Participativa (IAP)
13,0014,00
Ejercicios de dinámicas de grupo
LUN
08,30 – 13,00
ALMUE RZ O
DIA
3
Los participantes en la CdF fueron seleccionados por la FAO en colaboración con los
departamentos estatales de agricultura y otras entidades nacionales. El objetivo fue crear un grupo
equilibrado en términos de género 5 integrado por agentes jóvenes, creativos y motivados que
pudieran promover un giro de paradigma del enfoque de desarrollo rural, de uno de transferencia
tecnológica de arriba hacia abajo a uno de formación de capacidades de los agricultores.
La capacitación incluyó: análisis del ecosistema; manejo de cultivos; toma de decisiones;
procesos participativos; planificación organizacional; dinámicas grupales, y la exposición a
pesticidas y los riesgos a la salud. El enfoque aplica una metodología de aprendizaje a través de la
práctica: durante el curso de CdF, los participantes actuaron como facilitadores en la ECA
durante una campaña agrícola completa. Una vez egresados, los participantes dirigen una ECA
bajo la supervisión de facilitadores expertos estatales o provinciales. Este mecanismo permitió
realizar una evaluación de su desempeño en el trabajo y entregar orientación directa.
Cada año fueron seleccionados nuevos facilitadores del grupo de egresados de la CdF. Al inicio
de cada curso de CdF, se realizaron cursos de repaso de dos semanas de duración para reforzar
los conocimientos de los nuevos capacitadores en los últimos avances en MIP en el cultivo de
algodón y para actualizar los conocimientos de aquellos que ya cuentan con experiencia en el
tema.
Capacitación de agricultores
La metodología de ECA fue empleada para educar a los agricultores sobre MIP durante una campaña
agrícola completa.
Las escuelas se organizaron en las mismas parcelas de los agricultores. Unos 25-30 participantes
asistieron a sesiones de media jornada cada semana por un período de seis meses, desde la etapa
previa a la siembra hasta la cosecha.
El ejercicio central de la ECA es el análisis de agroecosistemas (AAES). En cada sesión, los
participantes fueron divididos en pequeños grupos para observar el cultivo, las condiciones del campo
y las condiciones ambientales de las dos parcelas bajo estudio: una parcela MIP y una parcela de
práctica para los agricultores. Estas observaciones fueron registradas en diagramas (recuadro 3),
discutidas, comparadas e interpretadas por el grupo bajo la orientación de los facilitadores en MIP. El
objetivo era ayudar a los agricultores a adquirir los conocimientos necesarios para poder tomar
mejores decisiones y fomentar el aprendizaje a través del descubrimiento.
5
La participación de mujeres aumentó año a año hasta alcanzar el 30% en 2004.
4
Recuadro 3- Ejemplo de diagrama de AAES
El plan de estudios para la ECA fue elaborado y ajustado conjuntamente por los agricultores, los
facilitadores MIP y los expertos quienes colaboraron en los experimentos de campo asociados a las
ECA piloto para abordar cuestiones agronómicas específicas de la localidad.
Recuadro 4. Escuelas Agricultor a Agricultor (Farmer-to-Farmer Schools o F2FS)
En la India, fue posible introducir un modelo mejorado de ECA basado en la el método de capacitación
“agricultor a agricultor” (o F2FS, por su sigla en inglés). Esta capacitación fue impartida por ex alumnos
de las ECA con competencias demostradas e interés particular en la materia. Los facilitadores agricultores
seleccionados recibieron capacitación complementaria en métodos de facilitación y habilidades
comunicativas así como en aspectos técnicos antes de organizar sus propias ECA. Se organizaron cursos
en las aldeas de los facilitadores empleando la misma metodología de las ECA regulares. Los facilitadores
agricultores recibieron el apoyo de facilitadores expertos, en caso necesario.
2.2 Intercambios de campo y giras de estudio
Se realizaron diversas actividades, tales como visitas de contacto, jornadas de campo y
encuentros de agricultores para enriquecer el aprendizaje de los participantes, facilitar el
intercambio de conocimientos entre los agricultores y facilitar la difusión de prácticas agrícolas
ecológicas.
Durante la CdF, se organizaron giras de estudio a institutos de investigación como el
International Crops Research Institute for the Semi-Arid Tropics (ICRISAT) y el Central
Integrated Pest Management Centre (CIMPC) con objeto de presentar a los participantes los
últimos descubrimientos científicos y actividades de desarrollo en materia de MIP.
5
Los departamentos estatales organizaron dos congresos de agricultores (700-800 agricultores)
con la colaboración de los grupos de las ECA, a los que fueron invitados agricultores de las
aldeas vecinas para que pudieran visitar parcelas MIP y participar en una sesión introductoria en
el desempeño del análisis agroecológico de campo (AAES).
2.3 Clubes de agricultores y grupos de ex alumnos
Se fomentó la formación de asociaciones y clubes de agricultores de las ECA. Estos grupos
inscritos organizaron actividades relacionadas al MIP, desde la producción de biopesticidas a
base de nim hasta pruebas de investigación de campo. Algunos de ellos estaban involucrados
activamente en el área social prestando apoyo a los agricultores más vulnerables de la aldea. El
proyecto diseñó un sistema para los facilitadores/monitores de las ECA para dar seguimiento a
los grupos de ex alumnos para que pudieran continuar las actividades de MIP. En 2003, este
sistema fue empleado para apoyar a 86 grupos activos de ex alumnos de ECA. Los gobiernos
estatales han adoptado este sistema y, en 2004, extendieron el apoyo financiero y técnico a 379
grupos de ex alumnos (176 en Karnataka, 90 en Maharashtra y 113 en Andhra Pradesh).
2.4 Talleres y encuentros para los responsables de la toma de decisionesSe realizaron
talleres, seminarios y encuentros nacionales e internacionales para concienciar a los responsables
de la toma de decisiones respecto de la necesidad de implementar programas educacionales que
refuercen los conocimientos y habilidades de los agricultores y restablecer la viabilidad
económica y sostenibilidad ecológica de la producción de algodón.
En cada uno de los talleres de CdF se organizaron programas de orientación de uno o dos días de
duración para los oficiales dedicados a actividades de extensión agrícola. Estos programas tenían
por objeto asegurar de que los facilitadores de las ECA recibieran el respaldo de sus supervisores
directos encargados de los programas.
Durante la ejecución del proyecto, se realizaron dos encuentros nacionales para los responsables
de la formulación de políticas a nivel del gobierno central y de los estados para revisar el
progreso del proyecto, desarrollar un plan de acción, racionalizar los fondos del gobierno de la
India para las acciones de MIP y organizar un encuentro final para compartir los logros.
3. Resultados
Entre los años 2000 a 2004, el programa de ECA para algodón MIP en Asia creó un catastro de
facilitadores MIP. Los servicios de extensión, las ONG y varios institutos de investigación
capacitaron a más de 50 mil agricultores en los estados que participaron en el desarrollo de
modelos con miras a su eventual ampliación a escala.
El fortalecimiento de los conocimientos y habilidades de los agricultores en el manejo ecológico
de parcelas produjo un fuerte impacto en las localidades donde se ejecutó el proyecto.
Específicamente, se produjo una drástica reducción en el uso de pesticidas altamente tóxicos, en
algunos casos de más de 1000 ml de ingrediente activo por hectárea (i.a./ha) por temporada a una
cantidad mínima de 250 ml i.a./ha. Esta reducción se produjo gracias a los mayores
conocimientos con que contaban los agricultores y la confianza en el uso de alternativas de
control biológico. En consecuencia, se logró minimizar la exposición a pesticidas tóxicos,
especialmente de los organofosfatos que son usados ampliamente, lo que produjo un impacto
positivo en la salud humana. Por ejemplo, la incidencia de envenenamiento agudo por pesticidas
entre los trabajadores rurales se redujo a la mitad en algunas de las parcelas del proyecto.
También pudieron contenerse los riesgos ambientales en la biodiversidad de las parcelas.
6
Asimismo, a través de la gestión integrada de la producción, los agricultores alcanzaron niveles
más altos y constantes de producción.
El número de facilitadores que recibieron capacitación directa bajo la supervisión del proyecto de
MIP en algodón, incluidos los facilitadores agricultores al cierre del proyecto, hizo posible que
los estados pudieran implementar alrededor de 2.000 ECA al año para capacitar a 100 mil
agricultores directamente.
Durante los últimos dos años de ejecución del programa de la FAO, se extendió la asistencia a los
departamentos estatales de agricultura para organizar programas de CdF financiados por los
gobiernos estatales y para convertir la metodología de ECA en práctica común en los programas
regulares del gobierno. El gobierno central autorizó a los gobiernos estatales desviar fondos
asignados a demostraciones de MIP en virtud de la Misión Tecnología de Algodón6 con objeto de
organizar modelos de CdF y ECA para el proyecto. El gobierno de Maharashtra se valió de la
cláusula de flexibilidad para organizar 143 ECA para la producción de garbanzos en 2003, tres
CdF y 248 ECA/F2FS en 2004. Asimismo, 90 grupos de ex alumnos de las ECA recibieron
apoyo financiero a través de estos fondos.
En virtud de los esquemas de planes de trabajo estatales, los gobiernos de Karnataka y Andhra
Pradesh destinaron US $492.000 7 para la realización de CdF, ECA y F2FS, así como otras
actividades de capacitación en MIP en dichos estados.
En el estado de Andhra Pradesh, el enfoque de ECA pasó a llamarse localmente como ‘Polam
Badi’ a partir de 2004 y fue implantada como metodología oficial para la capacitación de
agricultores en prácticas de gestión agrícola sostenibles. Según los informes oficiales, durante
2005-2007, se organizaron 6.947 Polam Badis, y sólo en 2006 un total de 1.966 agricultores
sirvieron de facilitadores en 983 aldeas.
En 2007, tres años después de que concluyera el programa de la FAO, se hicieron esfuerzos
sostenidos en el país por institucionalizar el programa. Por ejemplo, las directrices y presupuesto
para la implementación de la Misión Tecnología en Algodón estipulan la organización de otras
ECA durante los años 2005-06 y 2006-07.
4. Factores críticos que contribuyeron al éxito de las prácticas de desarrollo de capacidades
Los factores que contribuyeron al éxito del programa de ECA en la India fueron los siguientes:
Compromiso e interés del gobierno de la India por ejecutar pilotos y optimizar el modelo de ECA
El gobierno de la India (a nivel nacional y/o de los estados), desde la década del ’90 ha
demostrado su disposición y compromiso por ejecutar nuevas metodologías piloto y reforzar las
capacidades de su servicio de extensión en respuesta a las necesidades de los agricultores. En
consecuencia, durante unos diez años, el gobierno, en asociación con la FAO, implantó la
metodología de ECA para fortalecer las capacidades institucionales e individuales para la gestión
ecológica de parcelas en varios estados de la India.
El programa contribuyó a la reorientación de los servicios y políticas de extensión agrícola del
país. La Política Nacional para Agricultores fue aprobada en 2007, lo que representó un avance
importante ya que reconoció de manera oficial la necesidad de invertir tanto en la educación de
los agricultores como en la innovación.
La Misión Tecnología de Algodón (Technology Mission in Cotton - TMC) fue promovida por el gobierno de la India en febrero
de 2000 para aumentar el rendimiento y mejorar calidad del algodón y para aumentar los ingresos de los agricultores de algodón,
reduciendo los costos de producción. Para alcanzar dicha meta, el programa se incorporó al XI Plan Nacional por un período de
dos años, hasta 2009.
6
7
Este monto no incluye los honorarios de los facilitadores.
7
Asignación sostenida/estratégica de recursos para garantizar la calidad de la capacitación y de los
facilitadores calificados
Como fuera indicado anteriormente, el gobierno central dio instrucciones a algunos estados para
que destinaran los fondos del programa nacional Misión Tecnológica en Algodón 8 a la
realización de CdF, ECA, F2FS y otras actividades de capacitación en MIP a partir de 2002. Los
estados de Maharashtra, Karnataka y Andhra Pradesh cumplieron dichas disposiciones. En
Andhra Pradesh, la ECA se ha implantado como metodología oficial de capacitación de
agricultores en mejores prácticas de gestión.
Diseño pedagógico y adecuada concordancia de la duración de la capacitación al contenido y objetivos
de desarrollo individual de capacidades
La principal modalidad de intervención fue la capacitación individual e institucional
(agricultores, servicio de extensión).
La metodología pedagógica probó ser particularmente efectiva dado que el proceso se centra en el
beneficiario de la capacitación, lo cual garantiza que la duración de la capacitación sea acorde al
contenido y los objetivos individuales de formación de capacidades. De hecho, la experiencia de
aprendizaje coloca tanto a los agricultores como los agentes de extensión al centro del proceso. Ellos
participaron activamente en el proceso de aprendizaje, limitado al ciclo biológico (una campaña
agrícola, un año). Este enfoque permitió a los participantes adquirir experiencia práctica y ganar
mayor confianza al refinar sus capacidades analíticas y para la toma de decisiones a lo largo de
un período significativo de tiempo.
Combinación de modalidades de intervención para sensibilizar a los responsables de la toma de
decisiones
Asimismo, se organizaron encuentros internacionales, talleres y seminarios como instrumentos
complementarios para concienciar a los responsables de la formulación de políticas respecto de la
necesidad de adoptar programas educacionales que refuercen los conocimientos de los
agricultores.
Monitoreamiento de la calidad, mecanismos de apoyo y actividades de seguimiento
La intervención también estableció un sistema de monitoreamiento para garantizar la calidad de
la CdF y las ECA. Como medida de apoyo a la CdF, se encomendó a facilitadores expertos a
trabajar en estrecha colaboración con los oficiales gubernamentales en su calidad de contrapartes.
Cada uno de los gobiernos estatales nombró a un oficial para prestar apoyo exclusivo a los
coordinadores de la CdF y al experto del programa en el monitoreamiento de la calidad de las
ECA. Para esto, también se realizaron talleres de revisión periódicamente. El programa demostró
que la facilitación científica dirigida a agricultores mediante el aprendizaje por descubrimiento
requiere de facilitadores expertos. Por lo tanto, la intervención fue exitosa debido a que fueron
seleccionados buenos facilitadores que estaban muy comprometidos con la escuela de campo y
pudieron animar y fomentar la asistencia.
Enfoque de ECA que fomentó la acción colectiva y el empoderamiento
Asimismo, el enfoque comunitario de las ECA favoreció la formación de grupos y su
empoderamiento. Un número significativo de clubes de agricultores lograron generar ingresos a
través de cuotas de inscripción y la producción y venta de biopesticidas. Los clubes de ex
alumnos emprendieron iniciativas socio-culturales a beneficio de la aldea como, por ejemplo,
actividades para que las mujeres solteras pudieran generar ingresos.
Enfoque de ECA que facilitó la interacción entre los distintos agentes sociales
8
Véase el pie de página 5.
8
Finalmente, el programa de ECA también facilitó la interacción entre los institutos científicos y
de investigación (por ej., el Consejo de Investigación Agrícola de la India), las universidades y
los responsables de formular las políticas del Ministerio de Agricultura tanto a nivel del gobierno central
como de los estados. Estas interacciones han creado asociaciones eficaces para estrategias
integradas de desarrollo rural.
5. Lecciones aprendidas y oportunidades
Las ECA han sido aplicadas como metodología de desarrollo de capacidades en la India tanto por
los gobiernos locales como en otros proyectos de la FAO desde que concluyera el Programa
FAO-UE de MIP en los cultivos de algodón en Asia. Sin embargo, se han presentado varios
desafíos en el proceso de institucionalización al tratar de mantener la calidad de capacitación a
medida que este enfoque se va expandiendo y extendiendo a gran escala.
Existen varias limitaciones en términos prácticos que han condicionado la implementación de
ECA, entre ellas, las demoras que se han producido en la liberación de fondos para sustentarlas,
la poca coordinación que existe entre los copartícipes y la sobrecarga de trabajo que implica para
los oficiales de extensión organizar las ECA. Una mayor integración de las estrategias de
desarrollo rural podría mitigar algunos de estos problemas.
A la fecha, los programas de ECA en la India se han enfocado hacia el aumento de la
productividad agrícola y la reducción de los costos de producción. La actual crisis en los precios
de los alimentos hace evidente la necesidad de apoyar a los agricultores, más allá del precio al
productor que reciben, para escapar de la pobreza. Aumentar la productividad y la resiliencia
agrícola no ha probado ser una vía efectiva para que la mayoría de los campesinos más pobres
escapen de condiciones de vida de subsistencia. Los bajos precios pagados al productor y la
competencia con productores de gran escala amenazan con mantener a los agricultores pequeños
y marginados sumidos en la pobreza. La flexibilización de los mecanismos políticos postindependencia que regulan el comercio interno de productos básicos nacionales ha facilitado el
ingreso de grandes empresas privadas al sector de agronegocios, y éstas rápidamente han abierto
cadenas de tiendas minoristas de verduras y cereales en todo el país. Sin embargo, los pequeños
agricultores no están vinculados directamente al mercado y, por lo tanto, no tienen cómo obtener
ganancias de estos mecanismos mejorados de comercialización.
Se requiere de nuevas herramientas y componentes específicos en las ECA para abordar estas
cuestiones. Los programas de ECA podrían aplicarse explícitamente para fortalecer las
capacidades de los agricultores para organizarse con miras a satisfacer la demanda del mercado y
también para afianzar enfoques de comercialización pro pobres. Las ECA deberían reforzar las
capacidades orgánicas para permitir a los agricultores aumentar el valor agregado de
agroproductos para mercados locales. También deberían servir de plataforma para vincular a las
organizaciones de agricultores con las grandes cadenas minoristas. En ciertas zonas también
podrían abrir oportunidades para la exportación de cultivos especializados.
Emerge una oportunidad: la creciente preocupación por el medioambiente ha creado una
demanda nacional y global cada vez mayor de productos ‘limpios’. Hasta ahora, los productos
MIP como el algodón se han comercializado en mercados locales sin valor agregado. Las ECA
podrían apoyar a las federaciones de organizaciones de pequeños agricultores para que
desarrollaran “productos nicho” y microempresas para capturar este valor agregado.
6. Bibliografía adicional y mayor información

FARMERS FIELD SCHOOLS (FFS): A Group Extension Process Based on Adult Non-Formal
Education Methods. Gallagher K., Global IPM Facility Secretariat.
9

Kenmore, P., 1996. Integrated Pest Management in Rice. En: Persley, G. (Ed.), Biotechnology
and Integrated Pest Management. CAB International, Wallingford, pp. 76-97.

A Global Survey and Review of Farmer Field School Experiences, Braun A., Jiggins J., Roling N.,
van den Berg H., y Snijders P., 2006. Nairobi: International Livestock Research Institute, y
Wageningen: Endelea.

Environmental Education for Poor Farmers. Ooi, P.A.C., Walter-Echols G., Weidong D.,
Morales-Abubakar A. L., Guan Soon L., Pachagounder P., Soomro M. H., Galvan C., Mancini F.,
Petersen R., Kamp K. (eds). 2004. Oficina Regional de la FAO para Asia y el Pacífico.

Moving On: Farmer Education in Integrated Insect Pest and Disease Management. Jiggins J. y
Mancini F. 2008, Peshin R., Dhawan A.K. (eds.), Integrated Pest Management: Dissemination
and Impact, Springer C., Science+Business Media B.V. 2008.

Increasing the environmental and social sustainability of cotton through farmer education in
Andrha Pradesh. Mancini F., Thermorshuizen A., Jiggins J. y van Bruggen A. H. C, 2008, 2007,
Agricultural Systems 96, 16-25.

Evaluating Farmer Field School Outcomes using the Sustainable Livelihood Approach. Mancini
F., van Bruggen A. H. C., Jiggins, J. L. S., 2007. Experimental Agriculture 43 (1).

Acute pesticide poisoning among female and male cotton growers in India. Mancini F., Van
Bruggen A. H. C., Jiggins J. L. S., Ambatipudi A., Murphy, H., 2005. International Journal of
Occupational and Environmental Health 11(3), 221-32.
10

Documentos relacionados