EDUCANDO PERSONAS LIBRES ALBERTO CASCANTE DÍAZ

Comentarios

Transcripción

EDUCANDO PERSONAS LIBRES ALBERTO CASCANTE DÍAZ
ALBERTO CASCANTE DÍAZ
Escuela de padres y madres – Colegio Santo Tomás - Dominicas
EDUCANDO PERSONAS LIBRES
EDUCANDO PERSONAS LIBRES
(Alberto Cascante Díaz)
INTRODUCCIÓN
La libertad es un valor clave que se presenta como un anhelo, una necesidad, una
conquista. Las campañas de los políticos y las de consumo nos prometen, pero…
¿somos conscientes del alto grado de MANIPULACIÓN al que nos someten?
Tomando conciencia de ello, es importante que padres y educadores dirijan sus
esfuerzos para enseñar a diferenciar, discernir y analizar el contenido de este tipo de
mensajes.
DESENFOQUES DE LA LIBERTAD
Se habla mucho de “libertad”, pero poco y mal de su sentido y definición. Se trata de
un valor que sufre desenfoques. De alguna forma, este valor suele convertirse en algo
aprovechado, especialmente por los adolescentes, para reivindicar dosis de libertad
que no les corresponde. Distinguimos cuatro desenfoques:

Huida del compromiso: La libertad es un valor preposicional: de, con, para. Los
jóvenes quieren libertad de… horarios, colegio, etc. En realidad no existe la
“libertad con” y la “libertad para”, sino la “libertad con y para”. Esto indica que
apunta hacia un SENTIDO. La “libertad con y para” lleva consigo un
compromiso con algo o alguien para llevar a cabo un proyecto dotado de
sentido y razón de ser. Cuando disponemos de libertad para elegir entre varias
opciones, al desechar las no elegidas enriquecemos nuestra propia libertad y la
dotamos de sentido.

La libertad no tiene límites: Nada ni nadie puede limitarla. Un “yo” sin límites
invade el espacio ajeno. La libertad de uno mismo termina donde empieza la
de los demás.

La libertad es hacer lo que me da la gana: Libertinaje. La libertad solo tiene
sentido cuando se emplea para lograr el proyecto para el que hemos sido
creados. Hay situaciones en las que no cabe opción posible, en el caso de
tener que elegir, son aquellas en las que la libertad no debe usarse para ir en
contra de la naturaleza.

Padres que retienen la libertad: Los hijos no son propiedad de los padres. Hay
padres y madres que no conceden espacio a la libertad de los hijos por
entender que son parte de su propiedad (sobreprotección). Es natural que
conforme los hijos van creciendo y madurando, ellos mismos van gestionando
su vida y libertad. El error, como fuente de aprendizaje, es crucial como
herramienta para el crecimiento personal. Un clima de libertad enclaustrada
promueve la rebeldía e impide el crecimiento armónico.
ALBERTO CASCANTE DÍAZ
Escuela de padres y madres – Colegio Santo Tomás - Dominicas
EDUCANDO PERSONAS LIBRES
¿QUÉ ES LA LIBERTAD?
La LIBERTAD es la capacidad de autodeterminación consciente. Esta definición del
pedagogo Abilio de Gregorio, resulta poco clara y algo metafísica. Sin embargo, el
propio autor la explica diciendo que se trata de la posibilidad de elegir sabiendo por
qué.
NO SE ES LIBRE CUANDO…
 No hay posibilidades de elegir, sino una única dirección.
 Se toma decisiones a lo loco, de forma irreflexiva.
 Se está presionado, interna o externamente.
SE ES LIBRE CUANDO…
 No hay presiones (voluntad)
 Se decide sabiendo por qué (reflexión)
 Se procede a la educación de la libertad (autoridad)
¿CÓMO SE EDUCA LA LIBERTAD?
La libertad es un derecho con el que se nace, pero también es una capacidad y por lo
tanto puede desarrollarse y educarse. De la misma manera que nacemos con manos y
éstas son adiestradas para hacerles capaces de muchas cosas, la capacidad de la
libertad puede ser incrementada y mejorada. ¿Qué pautas podemos seguir para ello?

Fortalecer la voluntad: La voluntad es la capacidad de tomar decisiones sin
estar sometido a presiones externas o externas.
 Presiones externas; La MANIPULACIÓN está presente en todos los
ámbitos de nuestra vida (política, economía, medios de comunicación,
etc…). Se trata de una influencia ejercida sobre las personas con el fin
de modificar sus conductas actuando por vía emocional y
subconsciente, en vez de hacerlo por la vía reflexiva. Como puede
comprobarse, se produce un manejo de las emociones en el proceso
manipulador.
¿Cómo hacer frente a la manipulación?
o Estando despiertos, atentos, no anestesiados.
o Siendo reflexivos y críticos con las modas y corrientes, no
aborregados.
o Alertando sobre los peligros, códigos y pautas manipuladoras de
la publicidad. Esto lleva consigo diferenciar entre necesidad real
y artificial, entre la parte seductora e informativa y localizar las
falsas asociaciones (imágenes y expresiones que se emplean,
deseos y valores que se venden).
ALBERTO CASCANTE DÍAZ
Escuela de padres y madres – Colegio Santo Tomás - Dominicas
EDUCANDO PERSONAS LIBRES
 Presiones internas; Tendencias, tics, manías, vicios personales… nos
impiden muchas veces ejercer libremente nuestra propia voluntad.
¿Cómo hacer frente a las presiones?
o Educar en la austeridad. Cuantas más necesidades te creas,
más cadenas te atan. Cuanto más se tiene, más se desea. La
austeridad no es no tener nada, sino estar contento con lo que
se tiene. Esto conlleva distinguir lo importante de lo superfluo.
Nuestra obligación como educadores es frenar el consumo y el
capricho, de lo contrario el egoísmo y la debilidad se harán sitio
en los niños, que a la postre crecerán sin límites e insatisfechos
de forma continua. “Los niños tienen antes el juguete que el
deseo”. En esta línea no se maneja adecuadamente la
voluntad.
o Educar en el orden. En el terreno de las preferencias. Si los
intereses son dispersos y no hay una jerarquía marcada, no es
fácil elegir bien o puede caerse en la indecisión crónica.
¿Cómo educar el orden? Acostumbrando a elegir desde la
reflexión; renunciando a algo al escoger; siendo perseverante y
no una veleta tras la elección.
o Cultivar la disciplina. Poner límites y normas en el espacio y
tiempo. Un niño que acepta las normas sabe esperar, no
funciona por el “me apetece”, es fuerte. El filialtrado que nuestra
sociedad vive (frente al patriarcado y la familia sándwich)
dificulta el cultivo de la disciplina.
¿Cómo educar la disciplina? Los niños necesitan saber qué
pueden y no pueden hacer. Aprender que poco a poco deben ir
tomando responsabilidad de sus actos y que toda acción tiene
por lo tanto una consecuencia. Ello les aportará seguridad ya
que tendrán una guía para saber cómo actuar.

Fortalecer la reflexión: Las decisiones surgidas desde un desequilibrio reflexivo,
por defecto o por exceso, merman la libertad. ¿Cómo podemos fortalecer la
reflexión?
 Asegurando la información adecuada.
 Actuando frente a la manipulación.
 Dando razones por las decisiones.
 No actuando por prontos o acaloramientos.
 Distinguiendo entre emociones, sentimientos y pasiones.

Manejar adecuadamente la autoridad: La autoridad de padres y educadores no
es enemiga de la libertad, sino un valor necesario que le precede. Cuando los
niños – hijos son excesivamente jóvenes, los adultos tomamos las decisiones
por ellos, debido a su inmadurez para hacerlo por ellos mismos.
Posteriormente, conforme vayan alcanzando mayor grado de madurez, ellos
irán tomándolas por si solos. Los padres irán cediendo autoridad de orden por
ALBERTO CASCANTE DÍAZ
Escuela de padres y madres – Colegio Santo Tomás - Dominicas
EDUCANDO PERSONAS LIBRES
autoridad de consejo, para no frenar su desarrollo, dándoles la oportunidad de
aprender del error.

Documentos relacionados