la comunicación como transmisión de información

Comentarios

Transcripción

la comunicación como transmisión de información
LA COMUNICACIÓN COMO TRANSMISIÓN DE INFORMACIÓN
Comunicarse implica una interacción con alguien. Sin embargo esta interacción posee
cualidades y consecuencias distintas según el punto de vista con el que analicemos la
comunicación. El punto de vista más clásico en la teoría de la comunicación es aquel en el
que se tiene en cuenta un aspecto de la interacción: la transmisión de información. Este
punto de vista ha surgido desde el modelo lineal de la comunicación
II. MODELO LINEAL DE LA COMUNICACIÓN
2.1. Proceso del acto comunicativo:
Desde la Teoría de la Comunicación, Shannon elaboró una teoría matemática de la
comunicación. Esta teoría describía la comunicación como un proceso lineal. En el
contexto de la comunicación humana a este proceso de comunicación se le etiquetó como
modelo lineal de la comunicación. El modelo tuvo gran influencia en las ciencias sociales
de la época, hasta el punto de que posteriores modelos que han intentado describir el
proceso de la comunicación desde la psicología han mantenido el esquema básico del
modelo de Shannon.
El estudio de la comunicación desde este modelo se apoya en la descripción del
proceso que sigue el acto comunicativo. Un primer aspecto a tener en cuenta desde este
proceso es que sólo hay comunicación cuando aquello que se comunica tiene un
significado común para los dos elementos de la interacción. Antes de atribuir significado a
una idea es necesario codificarla en términos comprensibles, y a partir de ahí realizar el
acto de la comunicación. Un segundo aspecto consiste en que no se puede transmitir una
idea sin disponer de un medio o soporte. Aquí es necesario referirse a dos conceptos que
suelen confundirse: información y comunicación. Para el modelo lineal de la
comunicación, el primer concepto (información) hace referencia a la acción de informar, es
decir, al contenido de una comunicación (mensaje); el segundo (comunicación) se refiere a
cómo el proceso pone en contacto dos o más polos (emisores y receptores) que
intercambian información).
MODELO DE SHANNON Y WEAVER
FUENTE DE INFORMACION
V
V
V
EMISOR >>>>>>>> señal >>>> RUIDO >>> señal >>>> RECEPTOR
emitida
recibida
V
V
V
DESTINO
La comunicación desde el modelo lineal se concibe como un proceso de
transmisión de información, realizado con un acto lingüístico, consciente y voluntario.
En este proceso los dos elementos más importantes para el éxito de la comunicación son el
emisor y el receptor, considerados individualmente.
Este modelo ha sido pensado para sistemas técnicos. Cuando se intentó aplicarlo a
la comunicación entre personas se vio que era insuficiente. Posteriores modificaciones del
modelo desde la psicología, siguen manteniendo una concepción de la comunicación entre
dos personas como transmisión de un mensaje sucesivamente codificado y después
decodificado. Sin embargo ha sido necesario incorporar al modelo el concepto aplicado
por Wienner de feedback. El feedback proviene del modelo cibernético de Wienner, y
rompe el esquema lineal al hacerlo circular. Es la única forma de que la base del modelo
pueda tener una aplicación en la comunicación humana, puesto que las personas no son
elementos estáticos en el proceso de comunicación, como lo puedan ser dos terminales
telegráficos.
De esta forma la estructura del acto comunicativo sigue manteniendo la misma
concepción de comunicación como proceso de transmisión de información, pero
desarrollando un modelo circular, más próximo al modelo cibernético de Wiener. Un
modelo humano basado en el modelo lineal de la comunicación quedaría así:
EMISOR >>>>> MENSAJE >>>ruido>>> MENSAJE >>> RECEPTOR
(código) (canal)
(canal) (decodifica)
<
<
V
<
<
EFECTOS
<
<
V
<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<< FEEDBACK <<<<<<<<<<<<<<<<<<<
2.2. El desarrollo de la comunicación desde el modelo lineal
Teniendo en cuenta un proceso de comunicación entre ‘A’ y ‘B’, donde ‘A’ emite
un mensaje y ‘B’ lo recibe, la comunicación sólo se produce cuando se dan las tres
siguientes leyes del proceso:
Ley 1ª: ‘A’ tiene intención de emitir un mensaje. Luego los mensajes que ‘A’ no ha
querido transmitir no forman parte de la información transmitida, y por lo tanto no se
está produciendo comunicación.
Ley 2ª: ‘B’ recibe el mensaje que ‘A’ tenía intención de transmitir. Los mensajes que
‘B’ reciba, o interprete, o crea recibir, pero que no coincidan con el contenido
informativo que ‘A’ tenía intención de transmitir, no constituyen parte del proceso, por
lo tanto, no son parte de una comunicación.
Cuando estas dos condiciones no se dan el proceso de transmisión de información
no ha logrado la comunicación, es decir, ha habido un error en el proceso. Desde este
modelo los errores se producen debido a la aparición de ‘ruido’, el cual impide que la
información transmitida por ‘A’ llegue fielmente a ‘B’. Dos tipos de ruido son los
causantes de estos errores:
a) Ruido sintáctico:
Este ruido afecta a la forma de la información. El sintagma, frases y palabras que
construyen lingüísticamente la información transmitida, se ha deteriorado en algún paso
del proceso de transmisión. Esto impide que la información llegue con fidelidad a ‘A’. Lo
que recibe el receptor no es exactamente lo que le ha enviado el emisor. Varias son las
causas de este tipo de ruido:
Ruido sintáctico en la relación interpersonal:
- - Distracción de ‘B’: El receptor puede ser distraído por otro mensaje que se
solapa, por algún otro estímulo que llame su atención, por cansancio, o por
voluntad de no querer oír. La distracción impide que ‘B’ escuche toda la frase.
- - Deterioro del canal. El receptor puede no oír el mensaje debido a un defecto en
el canal que impide la llegada del mismo en condiciones adecuadas.
- - Interferencia: Puede suceder que un estimulo o mensaje aleatorio interfiera con
el mensaje intencionado, impidiendo al receptor atender al mismo
Ruido sintáctico en la transmisión de información en organizaciones:
- - Filtrado: característico de la comunicación ascendente (de subordinado a
superior). En el caso del filtrado el canal acepta que pasen determinados mensajes
seleccionados, mientras que otros se quedan esperando, o desaparecen.
-
-
-
- Acumulación: El canal ascendente no puede asumir todos los mensajes, por lo
que se crea un embudo. En este caso los mensajes no son filtrados, y se quedan
esperando en algún lugar del canal, acumulándose allí.
- Ocultación: Los subordinados están interesados en que determinados mensajes
no lleguen nunca al nivel superior, o que su llegada se retrase. El mecanismo
utilizado es ocultar la información.
- Distorsiones generales: debido a la variedad y amplitud de los canales, la
información sufre continuas distorsiones como resúmenes de la información,
síntesis para lograr más rapidez o contaminaciones debidas a interpretaciones
personales.
b) Ruido semántico:
Este tipo de ruido ocurre cuando el receptor y el emisor no atribuyen el mismo significado
a las señales enviadas. No se trata de que no llegue al receptor una palabra o una frase, sino
de que el receptor atribuya a estas un significado distinto del que el emisor quiere enviar.
La fuente de este error está en las personas. Fundamentalmente en la interpretación que ‘B’
haga de los contenidos enviados en el mensaje de ‘A’.
La posibilidad de estos ruidos sugiere que existe al menos dos fuentes
fundamentales que sustentan su aparición: el canal y el receptor.
El canal es fuente de errores por sus propias deficiencias de carácter técnico. El
canal cara a cara puede ser defectuoso por una incapacidad del emisor, o por interferencias
ocasionadas por un ruido ambiente muy fuerte. Los ruidos así originados son fáciles de
solucionar debido a que tanto emisor como receptor son conscientes de las dificultades de
comunicación y utilizan las técnicas de feedback apropiadas como la reiteración, que
consiste en repetir otra vez el mensaje hasta que se ha entendido.
El ruido que tiene su origen en el receptor es más difícil de solucionar. La
existencia de ruidos en esta parte del proceso impide la comunicación debido a que se
incluyen erróneamente en el proceso dos suposiciones que lo deterioran:
a) a) No es verdadero lo que dice ‘A’ sino lo que entiende ‘B’. Cada persona ve y
oye selectivamente. Un mensaje que coincide con el sistema de valores del
receptor o que incrementa su sentimiento de valor personal, se amplia. Al contrario
el mensaje se resume o disminuye en relevancia para la atención del receptor.
b) b) Cuando ‘B’ interpreta erróneamente un mensaje de ‘A’, la culpa siempre es de
‘A’. Esto es así debido a que ‘A’ no ha tenido en cuenta el mundo de expctativas y
valores de ‘B’ y no ha adaptado la forma del mensaje a este mundo para que pueda
ser recibido el mensaje con efectividad.
De estas consideraciones se deduce una tercera ley para lograr la comunicación:
Ley 3ª: La responsabilidad del proceso y por lo tanto de la comunicación es del emisor
(‘A’). ‘A’ debe asegurarse de que ‘B’ ha recibido correctamente la información que ha
querido transmitirle. Para ello debe ser consciente de los errores que pueden producirse
bien en el canal, bien en el receptor.
Cuatro estrategias surgen de este modelo de comunicación para garantizar la
comunicación o evitar errores en el proceso: mejorar las habilidades de transmisión del
emisor, mejorar la fluidez del canal, escuchar y practicar feedback.

Documentos relacionados