TEXTO DE PLATÓN: FEDÓN 74ª-83d

Comentarios

Transcripción

TEXTO DE PLATÓN: FEDÓN 74ª-83d
TEXTO DE PLATÓN: FEDÓN 74ª-83d
1ª PRUEBA: ARGUMENTO DE LA REMINISCENCIA
a) Recordamos las Ideas a partir de las cosas sensibles, porque estas son semejantes, se
parecen a aquéllas, pero al mismo tiempo son diferentes.
Ejemplo: La idea de igualdad
-
Hay cosas sensibles que decimos son iguales, por ejemplo dos piedras
Pero no son La Igualdad
¿Cómo llegamos al conocimiento de la Igualdad? Será a partir de las cosas iguales,
pero no directamente: Las cosas sensibles que son iguales en cierto sentido son
también diferentes, mientras que LO IGUAL EN SÍ nunca puede ser desigual, por tanto
no obtenemos directamente la igualdad de las cosas sensibles, sino que al verlas
RECORDAMOS un conocimiento que ya poseemos de una realidad más perfecta y
superior, a la que las cosas pretenden imitar.
Por tanto: Es necesario haber contemplado LO IGUAL antes de ver cosas iguales y reconocer
que todas ellas tienden a ser como lo igual, pero no lo son plenamente. Antes de percibir
cualquier cosa como igual a otra, hemos de haber conocido la IGUALDAD.
Y puesto que tenemos conocimiento sensible desde que nacemos, el conocimiento de las
Ideas ha de ser anterior al nacimiento.
EN DEFINITIVA: TENEMOS CONOCIMIENTO DEL MUNDO INTELIGIBLE ANTES DE
NACER.
b) CONOCER ES RECORDAR.
Hemos adquirido el conocimiento antes de nacer, pero ¿Nacemos sabiendo o bien
olvidamos tal conocimiento al nacer?
- si tuviéramos el saber, podríamos dar razón de lo que sabemos, sin embargo esto no
pasa respecto al conocimiento de las realidades inteligibles, luego no tenemos saber
de ellas al nacer.
- Hemos olvidado al nacer ese conocimiento
- Luego, conocer en esta vida es recordar
¿Cuándo han adquirido las almas el conocimiento de lo que han de recordar en vida? Antes de
nacer.
CONCLUSIÓN: LAS ALMAS EXISTEN ANTES DE NACER (Y TIENEN ENTENDIMIENTO)
2ª PRUEBA: LA VIDA NACE DE SU OPUESTO: LA MUERTE
La reminiscencia prueba la pre-existencia del alma, pero ¿seguirá el alma existiendo después
de la muerte?
Tiene que vivir tras la muerte, pues si vive antes de nacer y nace de la muerte, cuando el
hombre muere ella no puede morir ya que ha de volver a nacer.
3ª PRUEBA: LA SIMPLICIDAD DEL ALMA POR LA SEMEJANZA CON LAS IDEAS
Hay que analizar dos asuntos:
- qué tipo de cosas se pueden descomponer y cuáles no
- a cual de ellas corresponde el alma
A) -Lo compuesto se descompone, lo simple, no.
- Las cosas que no cambian, que son siempre del mismo modo, idénticas consigo
mismas, serán las simples.
B) –Las Ideas –realidades en sí- , como lo igual en sí, la belleza en sí, que son lo realmente
“ente”, el ser en sentido propio, no cambian, son idénticas a sí mismas.
- Por el contrario las cosas concretas que son bellas o tienen cualquier cualidad no se
mantienen idénticas, sino que cambian. Este tipo de realidad se conoce por los sentidos,
aquél por la razón.
En nosotros hay alma y cuerpo.
El alma es invisible mientras que el cuerpo es visible.
Cuando el alma se guía por el cuerpo, sus sentidos lo arrastran al mundo sensible y se
extravía y perturba, toma por real lo que no lo es, se mantiene en la ignorancia.
Cuando observa la realidad por sí misma, se dirige hacia la realidad pura y verdadera,
eterna e idéntica consigo misma y se reúne con ellas como si fuera de su misma especie.
(A esta experiencia se le llama MEDITACIÓN)
El alma es más afín a las realidades inmateriales, eternas e idénticas consigo mismas.
El cuerpo se asemeja al mundo sensible.
Mientras están unidos, al alma le corresponde por naturaleza gobernar al cuerpo, al cuerpo
obedecer. Y puesto que es lo divino lo que por naturaleza gobierna, y lo sensible lo que
obedece, el alma se asemeja más a lo divino, el cuerpo a lo mortal.
Por tanto,
- cuando el hombre muere, su cuerpo queda en este mundo y se someterá a la
corrupción
- El alma podrá marcharse a un lugar distinto (Hades) noble, puro, invisible (Adonde irá
el alma de Sócrates al morir, si Dios quiere)
o La Filosofía prepara para que el alma pueda reunirse con lo divino y puro (lo
semejante a ella)
o Pero si se separa del cuerpo contaminada e impura por su contacto con el
cuerpo, confundida por los deseos y placeres, quedará deformada por lo
corpóreo, se convertirá en algo pesado, y será arrastrada al mundo terrenal:
tendrá que vivir de nuevo encerrada en diferentes cuerpos

Documentos relacionados