El concepto inteligencia emocional (IE) apareció por primera vez

Comentarios

Transcripción

El concepto inteligencia emocional (IE) apareció por primera vez
LA INTELIGENCIA EMOCIONAL
En los años recientes el término inteligencia emocional (I.E.) ha ido tomando fuerza y
es cada vez más conocido por más gente. Sin embargo todavía muchos no saben con exactitud
que significa. Se podría decir que el término Inteligencia Emocional se relaciona a la capacidad
de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las
emociones, en nosotros mismos y en nuestras relaciones.
El concepto de Inteligencia Emocional (IE) apareció por primera vez desarrollado en
1990 en un artículo publicado por dos psicólogos norteamericanos el Dr. Peter Salovey y el Dr.
John Mayer que definieron la Inteligencia emocional como “la habilidad para percibir, asimilar,
comprender y regular las propias emociones y la de los demás promoviendo un crecimiento
emocional e intelectual”.
No obstante, quedó relegado al olvido durante cinco años hasta que Daniel Goleman,
psicólogo y periodista americano con una indudable vista comercial, convirtió estas dos
palabras en un término de moda al publicar su libro Inteligencia emocional (1995) donde afirma
que existen habilidades más importantes que la inteligencia académica a la hora de alcanzar un
mayor bienestar laboral, personal, académico y social es decir; que necesitamos una nueva
visión del estudio de la inteligencia humana más allá de los aspectos cognitivos e intelectuales
que resalte la importancia del uso y gestión del mundo emocional y social para comprender el
curso de la vida de las personas.
El término Inteligencia emocional incluye DOS TIPOS DE INTELIGENCIAS:

LA INTELIGENCIA PERSONAL: está compuesta a su vez por una serie de competencias
que determinan el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos y comprende tres
componentes
que son: El Autoconocimiento o Conciencia de uno mismo,
La
Autorregulación o Control de sí mismo y La Automotivación o Motivación Intrínseca.
1.- El Autoconocimiento o Conciencia de uno mismo:
Se refiere a tener consciencia de uno mismo, reconocer el sentimiento mientras está
ocurriendo.
Esta habilidad constituye la piedra angular de la inteligencia emocional porque esta
conformada por la conciencia emocional, la auto-evaluación y la confianza en uno mismo.
La Conciencia Emocional
Permite al individuo reconocer sus propios estados emotivos y
los efectos que producen en las demás personas.
La autoevaluación
Implica tener conocimiento de los propios recursos interiores,
habilidades y límites.
La confianza en uno mismo
Representa la certeza sobre el propio valor y las capacidades
que se tienen para interactuar eficazmente.
2.- La Autorregulación o Control de sí mismo:
Se refiere a la capacidad de controlar las emociones. impulsos y recursos internos, que
incluye:
El Autocontrol
La Confiabilidad
La Integridad
La Adaptabilidad
La Innovación
Es la capacidad de manejar adecuadamente las emociones y los
impulsos que puedan resultarnos perjudiciales.
Es la capacidad de mantener normas de honestidad e integridad con
nosotros mismos.
Es la capacidad de asumir la responsabilidad de nuestra actuación
personal.
Flexibilidad para afrontar los cambios.
Estar abierto y dispuesto ante las nuevas ideas, enfoques novedosos y
la nueva información.
3.- La Automotivación o Motivación intrínseca:
Esta capacidad de la Inteligencia Emocional consiste en encontrar fuentes y tendencias
emocionales que puedan guiar o facilitar la obtención de nuestros objetivos, en lo que se
incluye:
Motivación al logro
Compromiso.
Iniciativa.
Optimismo.

Esforzarse por mejorar o satisfacer un determinado criterio de
excelencia
Secundar y aliarse a las metas del grupo o la organización.
Disposición para aprovechar las oportunidades que se presenten y
actuar con prontitud cuando se presenten.
Tenacidad para la consecución de los objetivos, a pesar de los
obstáculos y contratiempos que tengan que enfrentarse.
LA INTELIGENCIA INTERPERSONAL: al igual que la anterior, esta inteligencia también
está compuesta por otras competencias que determinan el modo en que nos relacionamos
con los demás que son: La Empatía y Las habilidades Sociales
1.- La Empatía:
Es la habilidad para entender las necesidades, sentimientos y problemas y
preocupaciones de otros, en lo que se incluyen:
Comprensión de los demás.
Ayudar
a
los
demás
desarrollarse.
Orientación hacia el servicio.
Aprovechar la diversidad.
Conciencia política
a
Tener la capacidad de captar los sentimientos y los puntos
de vista de otras personas e interesarnos activamente por
las cosas que les preocupan.
Percibir las necesidades de desarrollo ajenas y fomentar
sus aptitudes.
Prever, anticiparse en el reconocimiento y satisfacción de
las necesidades de los “clientes”, es decir de los que
dependen de nosotros.
Cultivar y aprovechar las oportunidades que nos brindan
diferentes tipos de personas.
Capacidad para identificar las corrientes emocionales y de
las relaciones de poder subyacentes en un grupo.
2.- Habilidades sociales:
Es el talento en el manejo de las relaciones con los demás, en saber persuadir e
influenciar a los demás. En esto se incluyen:
Influencia
Comunicación.
Manejo de conflictos.
Liderazgo
Catalizador del cambio.
Establecer vínculos
Colaboración
cooperación.
Habilidades de equipo.
y
Aplicar tácticas efectivas para la persuasión.
Capacidad para escuchar activamente y transmitir mensajes
claros y convincentes.
Capacidad de manejar situaciones de conflicto, negociar y
resolver desacuerdos.
Inspirar y dirigir a grupos y personas.
Capacidad para iniciar, dirigir o manejar situaciones de
cambio.
Alimentar sistemas de vinculos y relaciones (redes le llama
Kotter) para propiciar la obtención de objetivos.
Ser capaces de trabajar con los demás en la consecución de
una meta común.
Ser capaces de crear la sinergia grupal en la consecución de
metas colectivas.
Principios de la Inteligencia Emocional:
1.- Recepción :
Cualquier cosa que incorporemos por cualquiera de nuestros sentidos.
2.- Retención :
Corresponde a la memoria, que incluye la retentiva (o capacidad de almacenar información) y el
recuerdo, la capacidad de acceder a esa información almacenada.
3.- Análisis :
Función que incluye el reconocimiento de pautas y el procesamiento de la información.
4.- Emisión :
Cualquier forma de comunicación o acto creativo, incluso del pensamiento.
5.- Control :
Función requerida a la totalidad de las funciones mentales y físicas.
Usos de la Inteligencia Emocional:




En el desarrollo personal de las personas
En la crianza y educación de los hijos.
En el trabajo.
En toda relación del ser humano.
Ventajas de Aplicar las Habilidades de Inteligencia Emocional en el Ser Humano:
Estas cinco habilidades prácticas son útiles para cuatro áreas fundamentales de
nuestra vida:
1) Propenden a nuestro bienestar psicológico, base para el desarrollo armónico y equilibrado de
nuestra personalidad.
2) Contribuyen a nuestra buena salud física, moderando o eliminando patrones y/o hábitos
psicosomáticos dañinos o destructivos, y previniendo enfermedades producidas por
desequilibrios emocionales permanentes (angustia, miedo, ansiedad, ira, irritabilidad, etc.).
3) Favorecen nuestro entusiasmo y motivación. Motivación y emoción tienen la misma raíz latina
(motere), que significa moverse (acercarse hacia lo agradable o alejarse de lo desagradable).
Gran parte de nuestra motivación en distintas áreas de la vida está basada en estímulos
emocionales.
4) Permiten un mejor desarrollo de nuestras relaciones con las personas, en el área familiarafectiva, social y laboral-profesional. En este último plano, la Inteligencia Emocional significa
llevar a un nivel óptimo la relación entre las personas: determina qué tipo de relación
mantendremos con nuestros subordinados (liderazgo), con nuestros superiores (adaptabilidad)
o con nuestros pares (trabajo en equipo). Las emociones determinan cómo respondemos, nos
comunicamos, nos comportamos y funcionamos en el trabajo y/o la empresa.
La Inteligencia Emocional Aplicada en el Ámbito Educativo:
La Inteligencia Emocional ha surgido como un paradigma para ser aplicado en las
diferentes organizaciones especialmente las empresariales lo que han suscitidado con sus
efectos tan positivos, un gran interés en el ámbito educativo como una vía para mejorar el
desarrollo socioemocional de los alumnos.
Por esta razón es importante que la IE se integre en el contexto educativo para que
tanto docente como alumnos puedan desempeñarse en un ambiente grato y de equilibrio
emotivo.
La inteligencia emocional es una herramienta estimulante para aquellos docentes
interesados por el quehacer educativo, involucrando tanto el ser físico como el mental, el
afectivo y el social en un todo. Además de brindarle mejores y mayores oportunidades para que
los alumnos desarrollen sus capacidades interiores, con la finalidad de hacer las clases en
entornos más humanos.
En virtud de lo señalado, el docente debe poner en práctica las habilidades que forman
parte de la inteligencia emocional, lo cual favorece un clima de interrelación eficaz, y así el
alumno se hace más participativo, interesándose por el aprendizaje.
Algunas claves de como gestionar adecuadamente las emociones
Gestionar adecuadamente las emociones supone:







No someterlas a censura. Las emociones no son buenas o malas, salvo cuando por
nuestra falta de habilidad hacen daño, a nosotros o a otras personas.
Permanecer atentos a las señales emocionales, tanto a nivel físico como psicológico.
Investigar cuáles son las situaciones que desencadenan esas emociones.
Designar de forma concreta los sentimientos y señalar las sensaciones que se reflejan
en nuestro cuerpo, en lugar de hacer una descripción general (“estoy triste”, “estoy
nervioso”…).
Descargar físicamente el malestar o la ansiedad que nos generan las emociones.
Expresar nuestros sentimientos a la persona que los ha desencadenado, sin acusaciones
ni malas formas y detallando qué situación o conducta es la que nos ha afectado.
No esperar a que se dé la situación idónea para comunicar los sentimientos, tomar la
iniciativa
Ing. Ana Li Puleo P

Documentos relacionados