Doc CUCS # 24C SV

Comentarios

Transcripción

Doc CUCS # 24C SV
Documento CUCS # 24C
PRSC200717(3)Puttini-Pereira (B)
Puttini RF, Júnior AP. Além do mecanicismo e do vitalismo: a “normatividade da vida”
em Georges Canguilhem. [Entre el mecanicismo y el vitalismo: la “normalidad de
vida” de acuerdo a Georges Canguilhem]. PHYSIS: Rev. Saúde Coletiva (Rio de
Janeiro, Brasil) 2007; 17(3): 451-464.
Objetivos: Discutir la epistemología de las ciencias de la vida y la salud, así como describir
la visión mecanicista de lo normal y lo patológico frente al vitalismo, de acuerdo a Georges
Canguilhem.
Metodología: Analítica e interpretativa.
Resultados: Los autores describen la epistemología de las ciencias de la vida y la salud
según tres enfoques: 1) el método hipotético-deductivo, que plantea hipótesis de tipo causal
para comprobar fenómenos mediante observaciones y experimentos; 2) las formulaciones
teleológicas, que explican el comportamiento como activado por propósitos o causas finales
y, 3) el vitalismo, que entiende a la fuerza vital como adicional a las fuerzas físicas
conocidas, lo que concilia las diferencias entre la teleología y el método hipotético. De esta
manera, los autores describen varios avances científicos realizados en torno a la
comprobación vitalista, lo que constituye la base de los conceptos de normalidad y patología
discutidos por Georges Canguilhem.
Para los autores, el concepto de “normalidad de vida” es parte del núcleo central del
pensamiento de Canguilhem. Ellos exponen la epistemología de esta normalidad en los
siguientes términos: 1) lo normal es el estado habitual e ideal de los órganos y cualquier
deficiencia implica la aplicación de la terapéutica; y 2) el núcleo central de la epistemología
de las ciencias de la vida es la llamada auto-organización, la que se deriva del vitalismo y
propone que el ser humano atribuye valor a ciertos estados o comportamientos del cuerpo.
En este sentido, los autores describen que la normalidad es un concepto ambiguo, ya que es
utilizado para describir o atribuir valor y al mismo tiempo determinar normas y acotar lo
patológico, en circunstancias de que la normatividad está realmente presente en el cuerpo
de forma fenomenológica y vivida. De este modo, Canguilhem establece diferencias entre la
anomalía y la patología: la primera es una variación o discontinuidad ocurrida en la especie,
la cual es valorada como una incidencia negativa para el proceso vital, mientras que la
patología se refiere a las alteraciones de un organismo a partir de las variaciones del medio
ambiente. Con base en lo anterior, los autores exponen los nuevos conceptos de lo normal y
lo patológico de Canguilheim: lo normal es la interacción entre el organismo y el medio de
acuerdo con normas; la anomalía o patología representa la alteración de una norma. Para
diferenciar la concepción de la teleología vitalista y el concepto de normatividad de
Canguilhem, los autores introducen la propuesta de Michel Debrun. Este último distingue
dos tipos de auto-organización: la primaria y la secundaria. La primaria es un sistema
integrado por elementos que interactúan y son independientes entre sí. La secundaria es un
sistema abierto a las interacciones con su medio, el que se transforma a lo largo del tiempo.
La normalidad se deriva de la auto-organización secundaria, mientras que las pulsiones
vitalistas actúan en el plano primario y dirigen el desarrollo del organismo y su evolución. Por
lo tanto, los autores encuentran que los procesos de desarrollo y evolución del organismo no
son auto-organizados.
Conclusiones: Para los autores, Georges Canguilhem diferencia lo normal y lo patológico
de acuerdo al concepto de normatividad de vida, lo cual implica la oposición entre el
mecanicismo y el vitalismo. Los autores concluyen con apoyo en Michel Debrun que la
normatividad no posee una connotación vitalista.

Documentos relacionados