COMPRAS

Comentarios

Transcripción

COMPRAS
Las calles de las
COMPRAS
T R I D E N T E Y Z O N A C E R C A N A A P I A Z Z A D I S PA G N A
Via dei Condotti, Via Frattina, Via Borgognona,
Via delle Carrozze, Via Vittoria, Via della Vite
Via del Babuino
Via Margutta
1-2
3
4
PIAZZA DEL POPOLO Y VIA DEL CORSO
Via del Corso
Galleria Alberto Sordi (antigua Galleria Colonna)
5
6
CAMPO MARZIO
Piazzetta Sant’Eustachio
7-8
P I A Z Z A N AVO N A Y A L R E D E D O R E S
Via dei Coronari
Via del Governo Vecchio, Via dei Banchi Vecchi
8
9
CAMPO DE’ FIORI Y CALLES CERCANAS
Via del Pellegrino, Piazza Campo de’ fiori, Via dei Giubbonari
Via dei Cappellari, Via dei Chiavari, Via di Monserrato,
Via delle Botteghe Oscure
10-11
GU ETO
Via dei Falegnami, Via dei Funari, Portico d’Ottavia
12
MONTI
12
SAN LORENZO
13
O S T I E N S E Y G A R B AT E L L A
13
TR ASTEVERE
Porta Portese (mercado)
13-14
B A R R I O F L A M I N I O Y A L R E D E D O R E S D E PA R I O L I
Borghetto Flaminio (mercado), P.zza Verdi (mercadillo), P.zza Mazzini (mercadillo)
15
B A R R I O P R AT I
Via Ottaviano, Via Cola di Rienzo
15
B A R R I O S A N G I OVA N N I
Via Appia Nuova, Via Sannio (mercadillo)
15
Roma, con sus
innumerables bellezas
arquitectónicas,
históricas y paisajísticas,
es un destino muy
popular para los turistas
procedentes de todo el
mundo. En sus calles se
puede encontrar de
todo, desde los
testimonios de una
civilización milenaria
hasta las últimas
innovaciones
tecnológicas. Esta
contaminación de lo
antiguo con lo moderno
hace de Roma una
ciudad mágica donde ir
de compras es también
un viaje entre arte y
cultura.
Los lugares de culto de
las compras romanas se
concentran en la zona
del Tridente y la zona
cercana a Piazza di
Spagna. Alrededor de la
Barcaza siempre se
aglomera un gran
número de turistas y
alguien, siguiendo la
tradición, lanza una
moneda a la fuente,
antes de adentrarse por
las calles más famosas
1
de la moda: via dei
Condotti, la reina de las
compras citada en
películas famosas,
via Frattina, via
Borgognona, via delle
Carrozze, via Vittoria,
via della Vite: calles
llenas de historia y, al
mismo tiempo,
intérpretes del glamour
y la elegancia. Las
tiendas se suceden
ofreciéndose a la vista
con escaparates
brillantes, las firmas más
grandes de la moda no
renuncian a tener sus
2
www.turismoroma.it - www.060608.it
espacios aquí, donde
prendas elegantes,
admiradas en las
portadas de las
principales revistas de
moda, se confunden con
las arquitecturas, a veces
casi austeras, de los
edificios. Toda la zona
que rodea la plaza está
llena de talleres de los
diseñadores italianos e
internacionales más
importantes: el templo
de la alta moda está
aquí.
Si nuestro turista es un
fanático de la elegancia
exclusiva, no sólo podrá
comprar prendas únicas,
sino que tendrá a su
disposición servicios
personalizados de
alta costura.
Se deja embelesar
por los
escaparates de las
suntuosas
joyerías, que en
estas calles se
alternan con talleres
y tiendas de diseño
italiano e internacional,
porcelanas preciosas y
ricas librerías de arte.
¿Está soñando o ha
vislumbrado entre el
brillo de las joyas a la
última diva del
momento? Y, si es un
nostálgico, le
parecerá ver por via
Borgognona, envuelta
en una estola de pieles
blancas, a Ava Gardner,
Liz Taylor o la
imperecedera Sophia. Y
mientras ya va pensando
que también en las
callecitas alrededor de
Fontana di Trevi, otro
símbolo de la ‘dolce vita’,
se esconden talleres y
tiendas interesantes.
Se para sorprendido
delante de la estatua del
Babuino: la antigua
escultura representa un
sileno tumbado y
cuando, en la segunda
mitad del siglo XVI, se
convirtió en fuente
pública, al pueblo
romano le pareció tan
fea que la apodó
precisamente "babuino",
topónimo
que desde entonces da el
nombre a la calle.
En realidad, via del
Babuino es una calle
elegante que, además de
numerosos anticuarios
famosos, hasta hace
algunos años tenía
tiendas de un estilo
menos formal, a
contracorriente con los
dictámenes de la alta
moda. Hoy, sobre todo
después de su
remodelación, muchas
firmas "de tendencia"
han abierto aquí sus
www.turismoroma.it - www.060608.it
3
puntos de venta.
Las numerosas placas
colgadas en los edificios
de toda la zona nos
recuerdan que aquí
pasaron sus estancias
muchos artistas, a partir
del siglo XVIII, porque a
poca distancia se abre la
Porta del Popolo que
marca la llegada a la
ciudad por la Vía
Flaminia, camino que
seguía quien iba a Roma
desde el norte.
A nuestro turista, que ya
va hasta arriba de bolsas
de colores, no se le habrá
escapado que en Piazza
4
www.turismoroma.it - www.060608.it
di Spagna aún se
conserva la casa de
los poetas Keats y
Shelley y dentro de
poco descubrirá que
Goethe vivió
precisamente en una de
las principales calles de
las compras romanas.
Paralela a via del
Babuino, pasa via
Margutta (en su origen,
la calle era la parte
posterior de los bellos
edificios del Babuino,
aparcamiento de
carrozas y carros, porque
allí se encontraban las
escuderías y los
almacenes), conocida
por muchos como la vía
de los artistas, una
tradición que se
remonta a finales del
siglo XVIII, cuando allí se
instalaron pintores,
escultores y anticuarios,
y a partir de los años 50
como la residencia de
numerosos personajes
del mundo del
espectáculo. La calle aún
conserva, aunque
diferentes talleres se
hayan convertido en
viviendas privadas, todo
su encanto bohemio y de
callecita “a las afueras”
lejos de la
contaminación y del
caos de la ciudad
moderna, ideal para ir de
por las galerías de arte y
conocer aspectos del
arte y de la Roma
Antigua, pero también
locales a la moda. Cada
año, en otoño, aquí tiene
lugar la Mostra dei
Cento pittori (Exposición
de los cien pintores).
Al fondo, se erige el
obelisco de Piazza del
Popolo. Merece la
pena sentarse a
degustar un helado
o un café en las
mesitas de estos
bares, los mismos
donde en los años 50 y
60 se podía ver a
escritores, directores de
cine y artistas famosos:
Pasolini, Morante, Fellini
y Fontana, que los
habían elegido como
lugares privilegiados
para sus encuentros.
Una dulce parada antes
de volverse a sumergir
en las calles de las
compras.
Via del Corso, una larga
cinta que llega hasta
Piazza Venezia.
Antiguamente se
llamaba via Lata (ancha),
pero luego el nombre
cambió a Corso porque
aquí corrían los caballos
bereberes que
competían en los
torneos del Carnaval
Romano.
www.turismoroma.it - www.060608.it
5
Es la
calle de la moda
joven, de colores,
alegre, un intenso vaivén
de jóvenes que invade
las aceras y el carril. Los
escaparates de vaqueros
de todo tipo, pantalones
en tejidos de alta
tecnología, sudaderas,
zapatillas de jogging y
camisetas incluso
personalizadas: algunas
tiendas imprimen bajo
solicitud los mensajes o
las imágenes más a la
moda entre los jóvenes.
Chaquetas de tejidos
técnicos o de piel y las
últimas colecciones de
las grandes marcas de
6
www.turismoroma.it - www.060608.it
ropa
informal
esperan a grupos
de jóvenes ansiosos por
sorprender a los amigos
con sus últimas
compras.
No puede faltar una
visita a la Galleria
Alberto Sordi, que se
encuentra en la misma
calle, a mitad del
recorrido. Hasta hace
algunos años, para todo
el mundo era la Galleria
Colonna. Se abre justo
enfrente de la columna
de Marco Aurelio, que
adorna la plaza
homónima.
Posteriormente,
se le dedicó al gran
actor romano tan
querido por sus
conciudadanos. La
Galería está animada
con tiendas elegantes, de
ropa, perfumerías, de
accesorios, de belleza y
librerías.
Quizás nuestro turista
encuentre algo que le
guste. Si es más de
megastore, hay varias en
via del Corso. Tendrá
mucho donde elegir. Y si
no puede optar por las
clásicas camisas blancas
o azules, de rayas o
cuadros, o chaquetas de
óptimo corte.
O desviarse hacia las
calles del Campo Marzio,
llenas de tiendas
elegantes y atractivas.
Desde la época de
Augusto, Campo Marzio
(Campo de Marte) es el
corazón de la ciudad. La
zona de la ciudad más
poblada en la Edad
Media, en el
Renacimiento la
eligieron las familias
nobles para construir los
www.turismoroma.it - www.060608.it
7
suntuosos palacios
que eran sus
moradas
habituales:
Palazzo Massimo
alle Colonne,
Palazzo Borghese,
Palazzo Farnese.
Aún hoy es el
barrio que la
mayoría de los
romanos identifica
con el "centro".
Adelante, entonces,
buscando entre los
palacios renacentistas y
las plazas barrocas las
‘maravillas’ que ofrece la
zona a quien, como
nuestro turista, se
descubre entusiasta de
‘cosas antiguas’.
Efectivamente, es una
verdadera isla del tesoro
para los aficionados a las
antigüedades, y también
es la ocasión perfecta
para probar el café más
a la moda de la ciudad,
en el bonito marco de la
piazzetta di
Sant’Eustachio.
8
www.turismoroma.it - www.060608.it
Piazza Navona es una
maravilla: le acogen los
pintores ‘de la calle’, los
que, por pocos euros,
hacen un retrato con el
fondo de las magníficas
fuentes; pocos pasos y
via dei Coronari se
presenta con una
secuencia
ininterrumpida de
tiendas de
antigüedades: muebles,
jarrones, estanterías y
mármoles preciados se
mezclan con estampas
antiguas.
Una fiesta para los
coleccionistas seducidos
por las vistas de Piranesi
y de Giovan Battista
Falda; por los alegres
grabados de Bartolomeo
Pinelli o las románticas
pinturas de paisaje y
antiguas ruinas
romanas. Quien esté
interesado puede darse
un paseo más largo y
llegar hasta Largo della
Fontanella di Borghese,
una verdadera mina
para todos los amantes
de las estampas y los
libros antiguos,
las revistas de época y
los grabados.
A pocos pasos de piazza
Navona, en via del
Governo Vecchio y via
dei Banchi vecchi
("banchi" quiere decir
bancos: en esta zona
limítrofe con San Pedro,
centro político y
económico de la ciudad
a partir del siglo XV, se
habían instalado los
bancos de la época),
Roma desvela otra de sus
mil caras. Estas calles y
las cercanas conservan
intacto el encanto y el
color de la ciudad
vieja. En toda la
zona se
encuentran
talleres
artesanos,
junto con
pequeñas
tiendas que
imponen
un estilo
www.turismoroma.it - www.060608.it
9
‘a contracorriente’,
auténticas joyas
de bisutería de
baquelita,
originales de los
años 40, prendas
y accesorios
vintage,
creaciones de
jóvenes estilistas
emergentes.
Otro breve paseo y se
llega a via del
Pellegrino, antigua “via
degli Orefici” por los
numerosos talleres de
orfebrería que se
encontraban aquí. El
nombre actual se debe a
10
www.turismoroma.it - www.060608.it
la posada del Peregrino,
que acogía a los
numerosos fieles que se
dirigían a San Pedro.
También el lado
flanqueado por Palazzo
della Cancelleria estaba
ocupado por talleres
artesanos. Muchos de
ellos han desaparecido,
pero las tiendas que
los han sustituido
han mantenido el
mismo estilo
popular, artesano y
elegante
de ‘cosas hechas a
mano’ que ha
contribuido a conservar
la identidad de la calle,
al igual que
de las muchas
callecitas cercanas.
Aquí nuestro turista
podrá comprar objetos
de artesanía, pequeños
muebles, marcos,
lámparas, tejidos que
decoraban las casas de
los burgueses de finales
del siglo XIX, junto con
prendas, joyas, zapatos,
bolsos, imposibles de
encontrar en otros
lugares, creados por
artistas y artesanos
romanos. Ahora nuestro
turista vaga entre los
característicos callejones
que rodean Campo dei
fiori, histórica y célebre
plaza de la Roma
popular: la domina la
estatua de
Giordano
Bruno, el filósofo que
para los romanos se ha
convertido en el símbolo
de la libertad de
pensamiento. A su
alrededor se suceden
calles de nombres que
evocan tiempos pasados:
via dei Giubbonari, via
dei Cappellari, via dei
Chiavari, via di
Monserrato y, más allá,
via delle Botteghe
Oscure. Los topónimos
recuerdan que en estas
calles se construían
llaves, sombreros y
corpiños: los ‘gipponari’
eran precisamente los
tejedores de corpiños
El caso de via di
www.turismoroma.it - www.060608.it
11
Monserrato es diferente:
allí, durante dos siglos, de
1440 a 1600, se
encontraba la cárcel de
los Savelli, poderosos
jueces que ejercían su
jurisdicción en la calle.
La cárcel estaba
reservada
principalmente a los
judíos, ya que estamos a
pocos cientos de metros
del Gueto.
Pero nuestro turista tiene
muchas ganas de
retomar sus compras y,
después de vagar un poco
entre via dei Falegnami,
via dei Funari y el Pórtico
de Ottavia, donde
12
www.turismoroma.it - www.060608.it
comprará cosas insólitas
e interesantes, decide ir
a otra zona de la
ciudad.
El día aún no ha
terminado: aún
queda tiempo para
buscar ropa original,
pequeñas boutiques y
estudios de jóvenes
artistas. Monti es el
barrio ideal, muy cerca
del Coliseo, más pequeño
y menos turístico que
otros, y combina la
modernidad con el
encanto histórico: en las
callejas y los rincones
tranquilos se descubren
verdaderas joyas de
artesanía, arquitectura y
moda. Actualmente
Monti, a pesar de su
historia (en los tiempos
de la antigua Roma era la
Suburra, es decir, la zona
de la ciudad reservada a
la plebe urbana que vivía
en condiciones
miserables y donde se
cometía todo tipo de
crimen), es un enclave de
artistas jóvenes, centro
creativo de la ciudad:
paseando por las calles
de guijarros, no es raro oír
el rumor de la máquina
de coser de un diseñador
o los martillazos de un
joyero. Además, es un
lugar de culto para los
amantes del vintage y de
creaciones originales que
proponen las pequeñas y
curiosas tiendas que se
ocultan entre una cuesta
arriba y una cuesta abajo.
La historia de Monti es
similar a la de los demás
barrios obreros de la
ciudad, como San
Lorenzo, que también
es el primer barrio
universitario por
la presencia de la
Sapienza, la
única universidad
de Roma hasta hace
algunas décadas; y
Ostiense, que tiene
dentro de su
territorio la
Garbatella, con su
insólita arquitectura de
‘ciudad jardín’, lleno de
muestras de arqueología
industrial y escenario de
muchas películas de
Ozpetek. Barrios que hoy
en día son capaces de
dictar cánones nuevos y
más actuales en el campo
de la moda, pero también
de la música y del arte
contemporáneo en sus
formas más diferentes,
sobre todo entre los
jóvenes,
gracias a las nuevas
generaciones de artistas
que viven en ellos.
“Porta Portese, Porta
Portese!”, así reza la
canción de un conocido
cantautor romano
www.turismoroma.it - www.060608.it
13
en homenaje al
mercadillo más famoso
de la ciudad, querido por
todos los romanos. Es
domingo por la mañana
y nos cuesta encontrar a
nuestro turista en el río
de gente que invade las
calles del mercado. Se ha
levantado temprano
porque el mercado es
enorme y caótico y quiere
verlo todo. Y además
quiere encontrar una
ocasión única, quizás una
prenda vintage, un
cuadro deseado durante
mucho tiempo o una
14
www.turismoroma.it - www.060608.it
colección de platos o
vasos de los años 50.
¡Quién sabe si lo
conseguirá! Hay miles
de puestos. Porta
Portese se originó en
la posguerra de la
Segunda Guerra
Mundial en el barrio
popular de Trastevere
como continuación del
mercado negro
floreciente que tenía
lugar en Tor di Nona
en los años oscuros de
la guerra y toma su
nombre de la bella
puerta romana de la
zona, antiguamente
Porta Portuensis, por la
vía homónima que ahora
va hasta Fiumicino, la
antigua Portus. Abre
todos los domingos, de 7
de la mañana a 2 de la
tarde. Es indispensable
echarle un vistazo a la
guía, pero en seguida se
vuelve a sumergir entre
los numerosos puestos
en un tourbillon de
antigüedades, ropa y
joyas vintage o
simplemente de segunda
mano que se mezclan con
baratijas de todo tipo. La
multitud se abre paso a
codazos y a empujones.
No es fácil elegir entre
cuadros, obras de arte,
joyas, carteles y pósteres
de películas antiguas.
Parece una misión
imposible, pero él lo
conseguirá. Se ha
quedado en Roma un día
más precisamente para
no perderse esta
experiencia que, al
volver a casa, podrá
contar enseñando (por
fin lo ha conseguido) la
bonita lámpara
modernista que ha
comprado.
Quizás le sobrará tiempo
para pasar por el
Borghetto Flaminio, otro
mercadillo dominical, y
sumergirse entre ropa
de segunda mano,
pequeños objetos de
decoración y mucho
más. O para visitar los
mercadillos de Piazza
Verdi o de Piazza
Mazzini, zonas más
recientes que muestran
otra cara diferente de la
ciudad: aquí las plazas y
las calles cuentan con
sus nombres una
historia más reciente y
nos muestran la imagen
de la Roma del siglo XX a
través de las sobrias
arquitecturas
humbertinas.
Nuestro turista volverá
pronto y podrá concluir
su exploración de las
calles romanas de las
compras, de Prati a San
Pietro, de via Ottaviano
a via Cola di Rienzo,
verdadero paraíso de las
compras de moda; de via
Appia Nuova a via
Sannio, donde todas las
mañanas el colorido
mercado del barrio es un
bullir entre los
numerosos puestos en
busca de camisas
button-down,
chaquetones militares o
de marinero y jerseys
aran cálidos como el sol
de Roma.
www.turismoroma.it - www.060608.it
15
Las calles de las
COMPRAS
Parioli
Piazza Verdi
Pinciano
Borghetto Flaminio
Prati
Via Cola di Rienzo,
Via Ottaviano,
PiazzaMazzini
Centro storico, Rione Monti
Via Condotti, Via del Corso
Piazza di Spagna, Via dei Giubbonari ,
Via del Boschetto, Galleria Alberto Sordi
Trastevere
Porta Portese
San Giovanni
Via Sannio,
Via Appia Nuova
Las fotos son de Emanuele Bastoni, Vanda Biffani,
Andrea Cenni e Martina Cristofani
No dispersar
eN el ambieNte

Documentos relacionados