Japón: ciudades que encogen y envejecen como reto regional del

Comentarios

Transcripción

Japón: ciudades que encogen y envejecen como reto regional del
035 Winfried Flüchter
11/7/07
11:12
Página 401
Japón: ciudades que encogen
y envejecen como reto regional
del cambio demográfico
Winfried Flüchter
Geógrafo y profesor de la Universidad de Duisburg-Essen
Anuario
Los desencadenantes de este proceso son factores demográficos y de reestructuración económica. El cierre de “viejas” industrias o bien su traslado al extranjero ha provocado
En Japón, la activa sociedad metropolitana y la dinámica uren los países en transformación, aunque especialmente en
banística no pueden ocultar un problema grave, el fenómelos países industrializados y en regiones con una estructura
no mundial de las “ciudades que encogen y envejecen”.
débil, la pérdida de numerosos puestos de trabajo. No sólo
Mientras que, por una parte, las regiones metropolitanas,
la emigración, sino también una tasa de natalidad demasialos grandes centros regionales, ciertas ciudades de la región
do baja y el envejecimiento extremo de la población son los
y de la periferia siguen creciendo (aunque a un ritmo moprincipales factores que han llevado a una disminución de la
derado); por otra, las ciudades, especialmente (aunque no
población. Al mismo tiempo, estos procesos locales de enveexclusivamente) las más pequeñas, experimentan una disjecimiento son un reflejo de la
minución de la población. La de“Los procesos de encogimiento urbano se
emigración: los jóvenes deciden
sindustralización, la emigración,
han convertido en un fenómeno global que marcharse allí donde hay trabala reducida tasa de fertilidad y
el envejecimiento extremo son requiere su debida atención al tratarse de un jo, mientras que los de mayor
factores que ganan terreno en acontecimiento sin precedentes en la historia edad permanecen en el lugar.
determinados escenarios, espede la humanidad. (...) Éste fenómeno se da Europa, cuna de la industrialización y del crecimiento moderno
cialmente en las zonas periférimás bien en épocas de paz y afecta
de las ciudades, ha sido tamcas de Japón, y que amenazan
principalmente a los países prósperos
bién origen de procesos de
a largo plazo con afectar a
desarrollados, aunque también a los estados encogimiento y envejecimiento
otras regiones del país fuera de
con problemas de transformación.”
existentes en la actualidad y
las metrópolis y grandes capitaque van ganando terreno desde aquí hacia todo el territorio
les regionales. Tomando como punto de partida el número
internacional (Rientes 2004).
de habitantes registrados entre 1960-2000 y 2000-2005,
este artículo analiza el desarrollo de la ciudad y el proceso
Durante el período comprendido entre las décadas de 1960
de encogimiento en Japón en un clima de tensión entre dos
y 1990, el encogimiento de población afectaba aproximaescenarios: el proceso de crecimiento y reurbanización (Todamente a una de cada seis metrópolis en todo el mundo.
kyo), y el de encogimiento (Hokkaido).
Actualmente, este fenómeno se produce en una de cada
cuatro –siempre según las estadísticas, cuya rigurosidad
informativa está todavía por demostrar–. Así pues, en térCiudades que encogen y envejecen
minos administrativos, en un gran número de metrópolis se
registran desde hace décadas balances negativos; no ocurre
Los procesos de encogimiento urbano se han convertido, en
lo mismo en la región metropolitana de estas ciudades, que
los umbrales del siglo XXI, en un fenómeno global que recomo unidad presenta un alto crecimiento del número de
quiere su debida atención al tratarse de un acontecimiento
habitantes y cuenta con una población relativamente joven,
sin precedentes en la historia de la humanidad. Los factores
a consecuencia de los intensisimos procesos de suburbanidesencadenantes de este fenómeno no son, como ilustran
zación.
numerosos ejemplos a lo largo de la historia, fuerzas externas y violentas de efecto limitado en el tiempo y el espacio
(guerras, catástrofes, epidemias). Este proceso, que se inicia
lentamente y que después apenas se aprecia, se da más
La sociedad japonesa ante nuevos retos
bien en épocas de paz y afecta principalmente a los países
prósperos desarrollados, aunque también a los estados con
La sociedad japonesa es esencialmente una sociedad urbaproblemas de transformación.
na vital, y resulta difícil imaginar que el fenómeno de las
401
ASIA
PACIFICO
Resumen
035 Winfried Flüchter
11/7/07
11:12
Página 402
Sociedad
“ciudades que encogen” constituya realmente un problema. Las ciudades japonesas operaron de forma demasiado
dinámica incluso en la época del “década perdida”, un período de recesión y deflación que acaba de concluir y del que
el país se ha recuperado paulatinamente.
El cambio demográfico es el origen de los desafíos actuales
y futuros. Japón, más que cualquier otra nación en el mundo, se enfrenta a problemas demográficos graves, cuyas
causas son:
- Tasa de fertilidad extremadamente baja: en Japón la tasa
de fertilidad total, que con un valor de aproximadamente
2,1 hijos por mujer garantiza la estabilidad de la población,
ha experimentado una caída histórica del 2,23 hijos por mujer (1967) al 1,26 hijos por mujer (2005) que ha situado al
país nipón en el último lugar de la escala mundial.
- Esperanza de vida extremadamente alta: se estima que la
esperanza de vida media de la población nacida en 2005 será de 85,1 años para las mujeres y de 77,9 para los hombres; y en 2050, aumentará a 92,5 y 84,1 respectivamente:
la cifra más elevada en comparación con los pronósticos
internacionales.
para el país en conjunto, son una realidad: la espectacular
disminución de la población, el envejecimiento extremo de
la sociedad, los problemas para mantener una infraestructura eficaz. Todo ello afecta a pueblos (mura) y pequeñas
ciudades (machi) de todo el país, situados a las afueras de
las aglomeraciones suburbanas de las ciudades más grandes; aunque, sorprendentemente, este fenómeno también
se impone en el numeroso grupo de ciudades (shi).
Rápida urbanización: concentración
demográfica, metropolización,
megalopolización
Según las estadísticas oficiales, el 78,7% de la población de
Japón reside en “ciudades” (shi)1, un porcentaje muy elevado en la escala mundial, especialmente si tenemos en cuenta que en Japón una comunidad no recibe oficialmente la
categoría de “ciudad” hasta alcanzar los 50.000 habitantes
–un valor mínimo muy elevado en comparación con el resto
de países.
Paralelamente al enorme éxito económico que alcanzó Japón durante los años de la posguerra, la urbanización en este país se desarrolló a un ritmo vertiginoso y centró su foco
- Envejecimiento extremo: en 2005 la población mayor de
de acción en la zona costera del Pacífico (Flüchter 1998) y,
64 años superó el 20%; se calcula que en 2050 este pormás concretamente, en las tres grandes aglomeraciones urcentaje aumentará hasta un 36%: un porcentaje que junto
banas: Tokyo, Osaka y Nagoya en forma de metropolización
con el de Italia es el más elevado del mundo.
y, en forma de megalopolización, en una amplia franja regional de ciudades, que incluye la franja costera e interior y
- Disminución de la población: en 2005 y por primera vez,
se extiende por el este hasta el norte de Kyushu (Kitakyudesde el final de la Segunda Guerra Mundial, Japón registró
shu, Fukuoka). El proceso de aglomeración urbana resulta
antes de lo esperado, una considerable disminución de la
especialmente evidente en las tres regiones metropolitanas.
población, después de que ésta alcanzara su punto más
Aquí, el número de habitantes comprendidos en un radio
álgido con la cifra de 127,8 mide 50 km alrededor de cada
“Durante el período comprendido entre 1960 núcleo metropolitano pasó del
llones. Según una hipótesis sey 1990, el encogimiento de población
cundaria, hasta 2050, esta cifra
33,4% (1960) al 44,2% (2000)
se reducirá en un 22% y la po- afectaba aproximadamente a una de cada seis de la población global de Jametrópolis en todo el mundo. Actualmente, pón. Este fenómeno se produblación descenderá hasta los
este fenómeno se produce en una de cada
100 millones de habitantes.
ce especialmente en la región
cuatro (...) No ocurre lo mismo en la región de la capital,Tokyo, en la que,
A diferencia de lo que ocurre
metropolitana de estas ciudades, que como en el mismo espacio de tiempo,
en Europa Central, en Japón la
el porcentaje de la población
unidad presenta un alto crecimiento del
inmigración no constituye, en
aumentó del 16,7% al 24,2%.
número de habitantes y cuenta con una
principio, una solución al probleLa atracción que ejerce la capipoblación relativamente joven”
ma de la pérdida de población
tal es tan fuerte que desde los
que sufre el país. La imagen de homogeneidad étnica y social
años noventa se habla de un “foco principal de concentraque defienden los propios japoneses de su nación así como
ción en Tokyo” (Tokyo ikkyoku shuchu).
las consiguientes barreras psicológicas contra la inmigración
masiva son factores de mucho peso en Japón. No en vano sus
La concentración demográfica es, también en Japón, una
leyes de inmigración son extremadamente restrictivas.
consecuencia directa de la industrialización. El exceso de
mano de obra en una agricultura de pequeñas explotaciones
En las regiones rurales de la periferia de Japón estos profue el motivo que impulsó el éxodo rural incipiente que tuvo
blemas, que a largo plazo supondrán una clara amenaza
lugar sobre el año 1900 y que en un principio tuvo conse-
402
035 Winfried Flüchter
11/7/07
11:12
Página 403
Anuario
cuencias absolutamente positivas. La descongestión de traregistran en las prefecturas. Si bien el país nipón ha experibajadores en las tradicionales explotaciones agrícolas familiamentado un considerable aumento de la población a lo
res proporcionó a la agricultura perspectivas para la racionalargo de estos últimos 40 años –que ha pasado de 94,3
lización y mayor productividad laboral, al tiempo que creaba
millones a 126,9 millones de habitantes, registrándose un
un deseado potencial de mano de obra para la industria.
incremento global del 34,6%– también se ha registrado
Durante los años de la posguerra, la progresiva industrializauna considerable disminución en 12 de las 47 prefecturas,
ción dio un giro a las razones y consecuencias de la migratres de las cuales se encuentran en la extensa región de
ción interior: a mayor influencia del auge económico sobre
Tohoku, y nueve, en el sudeste del país. El índice de poblalos procesos de urbanización y atracción de las ciudades, más
ción en otras 22 prefecturas ha aumentado considerablepatente era el cambio del efecto
mente; sin embargo, las cifras
“Paralelamente al enorme éxito económico no alcanzan la media del país.
de empuje (push effect) del país
que alcanzó Japón durante los años de la
al efecto de arrastre (pull effect).
Esto afecta a las grandes zonas
posguerra,
la urbanización en este país se
Simultáneamente a la concendel centro de Japón, a las afuedesarrolló a un ritmo vertiginoso y centró
tración de población y el sobreras de las metrópolis, a partes
su foco de acción en la zona costera del
desarrollo de las aglomeraciode Kyushu así como a la perifenes urbanas, se produjo una reria del noroeste de Honshu.
Pacífico y, más concretamente, en las tres
ducción y subdesarrollo de las
grandes aglomeraciones urbanas: Tokyo,
zonas periféricas rurales. Si bien,
Osaka y Nagoya (...) La atracción que ejerce En 1960 las grandes ciudades
a partir de la mitad de los años
la capital es tan fuerte que desde los años de más de 200.000 habitantes
setenta esta tendencia, que preconstituían el 33,1% de la ponoventa se habla de un ‘foco principal de
dominó con especial vigor dublación global de Japón; en
concentración en Tokyo’”
rante el período de crecimiento
2000 dicho porcentaje ya había
económico entre 1955-1973, adquiere una menor intensialcanzado el 47,8%, lo que refleja un ritmo de desarrollo
dad, el desigual reparto de la población en el marco regional
extraordinariamente dinámico. El aumento de población en
sigue siendo agudo.
casi todas las 107 ciudades de dicho tamaño pudo ser considerable, a excepción de únicamente cuatro ciudades: las
de Sasebo y Kure, antiguos puertos de mar y astilleros, víctimas de un doloroso proceso de desindustrialización; y los
Desarrollo urbano y proceso de
dos principales centros nacionales Tokyo y Osaka, aunque
encogimiento 1960-2000 y 2000-2005
ha sido en la aglomeración urbana (término municipal) de
estas ciudades donde se ha registrado una reducción fuerte
A partir de un inventario cartográfico del censo de poblay absoluta de la población. Por el contrario, la población de
ción desde 1960 (véase Mapa 1) se obtiene información
un gran número de ciudades grandes situadas en el cintusobre el desarrollo de las ciudades en Japón. El análisis del
rón suburbano que rodea Tokyo y Osaka ha experimentado
crecimiento y disminución de población se basa en las siun crecimiento espectacular, principalmente en el área meguientes comparativas:
tropolitana de Tokyo.
-Tamaño de la ciudad: menos de 50.000 habitantes hasta
En el resto del país, otras once ciudades con más de
varios millones.
200.000 habitantes muestran un crecimiento absoluto; sin
embargo, no llegan a alcanzar la media de crecimiento na- Situación de la ciudad: metrópolis contra periferia, núclecional. Este es el caso, por una parte, de metrópolis como
os metropolitanos contra periferia metropolitana, núcleos
Kyoto y Nagoya, cuya pérdida relativa encuentra explicación
de la periferia contra resto de la periferia.
en la suburbanización; y por otra, de ciudades marcadas por
la desindustrialización. Entre estas últimas encontramos ciu- Períodos: comparación entre los períodos 1960-2000 y
dades con industria de chimeneas y portuaria tales como
2000-2005.
Kitakyushu, Shimonoseki, Shimizu, Amagasaki y Hakodate,
y prefecturas como Naha, Nagasaki, Gifu, Wakayama y YaLas estadísticas se basan en los resultados de los censos llemagata.
vados a cabo cada cinco años desde 1960, época en que se
inicia el período de gran crecimiento económico.
En ciudades con menos de 200.000 habitantes, se observan
dos conclusiones fundamentales. Estas ciudades, consideradas pequeñas en Japón, muestran, por una parte, un desDesarrollo de las ciudades en Japón 1960-200
arrollo importante en las aglomeraciones suburbanas alrededor de las tres metrópolis Tokyo, Osaka y Nagoya así
Centrémonos en primer lugar en los indicadores que se
403
ASIA
PACIFICO
Japón: ciudades que encogen y envejecen como reto regional del cambio demográfico
035 Winfried Flüchter
11/7/07
11:12
Página 404
Sociedad
MAPA 1.
Desarrollo de las ciudades en Japón (1960-2000)
Japón: Cambio en la población
de las ciudades (shi) 1960-2000
de 450 a 1.397%
Incremento
de 280 a 450%
de 180 a 280%
de 100 a 180%
de 52,1 a 100%
Incremento medio
en en conjunto de las
ciudades: 52,1%
de 25 a 52,1%
de 0 a 25%
<0 a -15%
Descenso
de -15% a -35%
de -35 a -60%
de -60 a -86%
Incremento medio
nacional: 34,4%
Población en 2000
Edición: W. Flüchter. Cartografía: H. Krähe.
como en los grandes centros regionales de Sapporo y Fukuoka (incremento de un 100% en 40 años, lo que representa un porcentaje de dos cifras al año). Por el contrario, la
población de la gran mayoría de estas ciudades (más) pequeñas ha experimentado una disminución relativa y absoluta (en comparación a la media nacional de las ciudades).
En el ámbito local y de regiones pequeñas, la gravedad de
las pérdidas de población varía según el lugar, especialmente en lo que respecta a las Company Towns, como Hitachi y
404
Muroran, que dependen de una sola gran empresa. Este
proceso tiene consecuencias especialmente dramáticas en
los antiguos distritos mineros del carbón como Sorachi (Hokkaido) y Chikuho (al norte de Kyushu).
De los datos recogidos entre las décadas 1960-2000, se
desprende la siguiente conclusión: en Japón en el caso de
las ciudades grandes con más de 200.000 habitantes no se
puede hablar de “ciudades que encogen”, tampoco en el
035 Winfried Flüchter
11/7/07
11:12
Página 405
Japón: ciudades que encogen y envejecen como reto regional del cambio demográfico
caso de las metrópolis de Tokyo, Osaka y Nagoya, si, tal como corresponde, se consideran dentro de sus contextos
funcionales y territoriales también como regiones metropolitanas. Las ciudades de esta magnitud, que destacan en
urbanización y dinamismo, contrastan con el elevado número de ciudades (más) pequeñas situadas en la periferia de las
metrópolis y los grandes centros regionales con una gran
disminución de la población en parte fuera de lo común.
Desarrollo urbano en Japón 2000-2005
Para analizar el desarrollo urbano en Japón 2000-2005 (ver
Mapa 2), nos centraremos en primer lugar en los indicadores urbanos. Si bien la población global del país todavía experimenta un crecimiento de únicamente un 0,7% en estos
5 años, pasando de 126,9 millones a 127,8 millones de
habitantes, en 31 de las 47 prefecturas se registra una dis-
MAPA 2.
Desarrollo urbano en Japón (2000-2005)
Japón: Cambio en la población
de las ciudades (shi) 2000-2005
de 8,5 a 16,8%
de 5,0 a 8,5%
de 3,0 a 5,0%
de 1,0 a 3,0%
Incremento
Incremento medio
en en conjunto de las
ciudades: 1,0%
de 0 a 1,0%
<0 a -1,0%
de -1,0% a -3,0%
de -3,0 a -5,0%
de -5,0 a -8,5%
de -8,5 a -12,1%
Descenso
Incremento medio
nacional: 0,7%
Edición: W. Flüchter. Cartografía: H. Krähe.
405
ASIA
PACIFICO
Anuario
Población en 2000
035 Winfried Flüchter
11/7/07
11:12
Página 406
Sociedad
mori (311.000, -2,3%), Morioka (287.000, -0,6%), Akita
(333.000, -1,1%), Fukushima (292.000, -0,1%), Kofu
(194.000, -1,0%), Kanazawa (455.000, -0,4%), Nagano
(378.000, -0,1%), Matsue (197.000, -1,3%), Tokushima
(268.000, -0,1%), Kochi (334.000, -0,1%), Saga (207.000,
-0,9%), Nagasaki (443.000, -3,2%). También se ven afectadas capitales de prefecturas más grandes situadas en la periferia de las regiones metropolitanas, como Maebashi
(319.000, -0,6%) en Kanto, Gifu (400.000, -0,7%) en la región interior de Nagoya, Nara (371.999, -1,3%) y Wakayama (376.000, -2,8%) en la aglomeración urbana de OsaEn comparación con el período de fuerte crecimiento comka. Otras capitales de prefecturas han experimentado un
prendido entre los años 1960-2000, dos hechos sorprenden
escaso crecimiento, aunque también una disminución relaen especial: en primer lugar, el creciente número de ciudativa (es decir, un aumento por debajo del 1%, a la media de
des en todo el país afectadas por el proceso de encogitodas las ciudades en este período) como Yamagata
miento; en segundo lugar, el espectacular aumento de la
(256.000, +0,2%), Toyama (421.000, +0,1%), Tottori
población en los núcleos de las metrópolis, encabezadas por
(202.000, +0,5%) y Takamatsu (338.000, +0,4%), aunque
Tokyo-ku (distrito municipal 8,48 millones, +4,3%) seguidas
también otras de mayor importancia como Niigata
de las, por así decirlo, –el número de habitantes relativiza
(785.000, +0,7%) y Kagoshima (604.000, +0,4%). En toesta denominación– ciudades satélite: Kawasaki (1,33 millodas las ciudades mencionadas, sobre todo en las mayores,
nes, +6,2%), Yokohama (3,58 millones,+4,4%), Chiba
se podría especular que sus balances negativos se deben a
(924.000,+4,2%), así como Nagoya (2,22 millones,+2,0%),
los procesos de suburbanización, a un aumento de la poblaOsaka-shi (2,63 millones,+1,3%), Kobe (1,53 millones,
ción en los municipios directamente colindantes. Sin embar2,1%). Por el contrario, se estanca Kyoto-shi (1,47 millones,
go, éste es el caso solamente a
0,0%), y simultáneamente las
“Sorprendentemente también se observa
pequeña escala. Los valores
ciudades en la periferia de las
metrópolis registran un creci- una disminución en la población de un gran medios que muestran todas las
número de capitales de prefecturas. (...)
ciudades mencionadas antemiento mínimo cuando no neriormente son un reflejo de la
gativo.
Una disminución absoluta se observa
especialmente en las capitales de prefectura realidad.
Respecto al encogimiento de de menor tamaño (entre 200.000 y 455.000
El segundo resultado que mueslas dimensiones de las ciudahabitantes) situadas en la periferia”
tra el espectacular incremento
des, cabe destacar que se trata,
demográfico en el núcleo de las metrópolis (exceptuando
al igual que en el período comprendido entre 1960-2000,
Kyoto) es asombroso. Se trata de nuevas tendencias de desde representantes (más) pequeños situados en la periferia.
arrollo de las metrópolis, de la reurbanización, que empezó
Sin embargo, también se ven afectadas aquellas ciudades
a abrirse camino ya a finales de los años noventa.
industriales que antiguamente albergaban a millones de
Anteriormente, la suburbanización típica de las metrópolis
habitantes como Kitakyushu (993.000, -1,8%), así como un
condujo a un importante aumento de la población en las
gran número de ciudades con más de 100.000 habitantes
regiones periféricas, a un enorme descenso de la población
como Sasebo, (248.000, -1,2%), Kure (251.000, -3,2%),
en la City (“cráter de población residente”)3 y a formas
Shimonoseki (291.000, -3,5%), Shimizu2 (230.000, -2,9%),
Amagasaki (462.000, -0,8%) y Hakodate (294.000, -3,6%).
extremadamente laboriosas de equilibrio.
minución absoluta. Entre éstas cabe destacar la prefectura
de Hokkaido y la totalidad de la zona noroeste exceptuando Miyagi (gran centro regional de Sendai) así como la totalidad de la zona sudeste de Japón excluyendo Fukuoka
(gran centro regional de Fukuoka). Seis prefecturas más, las
de Osaka y Kyoto entre otras, han registrado un incremento absoluto de la población; sin embargo por mucho que se
haya experimentado un aumento, las cifras alcanzadas se
mantienen por debajo de la media nacional.
Sorprendentemente también se observa una disminución en
la población de un gran número de capitales de prefecturas.
En el pasado, estas ciudades, en su calidad de centros administrativos, económicos y culturales de región, mantenían
generalmente un balance demográfico condicionado por la
inmigración dentro de la región. Muchas de estos núcleos
urbanos han abandonado dicha tendencia. Una disminución absoluta se observa especialmente en las capitales de
prefectura de menor tamaño (entre 200.000 y 455.000
habitantes) situadas en la periferia (datos siguientes correspondientes a 2005, porcentaje del aumento, ciudades comprendidas en la franja del noroeste hacia el sudeste): Ao-
406
Actualmente, esta tendencia está tomando un rumbo inverso. A la cabeza de este nuevo desarrollo se encuentra Tokyo.
Los 23 términos municipales que lo componen (2005: 8,5
millones de habitantes) ya entre 1995-2000 experimentaron
un incremento demográfico de 163.000 personas (2,0%).
Entre 2000-2005 este balance positivo fue mucho mayor
registrándose un aumento de 348.000 habitantes. Este proceso es más acusado en los tres distritos municipales centrales: Chuo, Minato y Chiyoda, en las zonas más afectadas
por el “cráter de la población residente”. Paralelamente a
este desarrollo, las ciudades situadas en la periferia de las
regiones metropolitanas crecen poco e incluso menguan.
035 Winfried Flüchter
11/7/07
11:12
Página 407
Japón: ciudades que encogen y envejecen como reto regional del cambio demográfico
Periferia de Japón: Hokkaido como ejemplo
de proceso de encogimiento
Con una superficie de 83.454 km2, en la mayor prefectura
del país con diferencia, se llevó a cabo a finales del siglo XIX
una amplia urbanización y, actualmente es, en comparación
con el resto del país, una zona poco poblada (68 habitantes/km2). A partir de los años ochenta el número de habitantes se ha mantenido entre 5,6 y 5,7 millones. El siguiente análisis del desarrollo demográfico y urbano de Hokkaido
se centra, según la misma pauta, en los períodos comprendidos entre 1960-2000 y 2000-2005.
Entre los años 1960-2000, Hokkaido experimenta un crecimiento absoluto de un 14,0%; sin embargo, todavía se
mantiene relativamente muy por debajo de la media nacional, que se sitúa en un 34,6%. La movilidad demográfica
natural y principalmente positiva evitó durante tiempo que
el número de habitantes disminuyera anteriormente a consecuencia de las continuas emigraciones a las zonas principales de Japón. Entre 2000-2005 la población experimentó
un ligero descenso, situándose en 5,6 millones de habitantes (-1%).
Desarrollo urbano de Hokkaido
Es asombroso observar como, a lo largo de estas cuatro décadas, en algunas ciudades más grandes, especialmente en
Sapporo, capital de prefectura, se aprecia un crecimiento
demográfico y, por el contrario, en las ciudades (más) pequeñas situadas fuera de estas aglomeraciones urbanas se
observa un encogimiento demográfico. El considerable crecimiento de la capital de prefectura cuya población total ha
pasado de 0,6 millones a 1,8 millones de habitantes (un crecimiento del 203% o bien del 5,1% anual) se ve superado,
MAPA 3.
Desarrollo urbano de Hokkaido entre 1960-2000
Hokkaido: Cambio en la población
de las ciudades (shi) 1960-2000
de 450 a 663%
Incremento
de 280 a 450%
de 180 a 280%
de 100 a 180%
de 52,1 a 100%
de 25 a 52,1%
Incremento medio
en en conjunto de las
ciudades: 52,1%
Incremento medio
nacional: 34,4%
Descenso
Anuario
<0 a -15%
de -15% a -35%
de -35 a -60%
de -60 a -86%
Población en 2000
Edición: W. Flüchter. Cartografía: H. Krähe.
407
ASIA
PACIFICO
de 0 a 25%
035 Winfried Flüchter
11/7/07
11:12
Página 408
Sociedad
Mikasa (-75,9%), Akabira (-71,2%), Ashibetsu (-68,7%) y
en cada caso, por las ciudades satélite suburbanas. Un caso
Bibai (-64,3%). Estos municipios suponen no solo para
extremo es el de Kitahiroshima (crecimiento del 663% o del
Hokkaido, sino para el resto del país, récords negativos
16,6% anual), una ciudad periférica con muchos espacios
lamentables. Son “ciudades” (shi) solamente en el sentido
verdes, posibilidad de zonas de recreo cerca de la gran ciuformal de la palabra, no deberían serlo desde el punto de
dad y muy bien comunicada, a menos de 20 minutos de la
vista estadístico (ni, por descontado, funcional). La poblaestación central de Sapporo y del aeropuerto internacional
ción de todas estas ciudades ha disminuido y se ha situado
de Shin-Chitose. El municipio, que en la actualidad cuenta
muy por debajo de los 50.000 habitantes, cifra a partir de
con 58.000 habitantes, y que en el año 1968 pasó de la
la cual una comunidad puede ascender a la categoría de
categoría de pueblo (mura) al rango de ciudad pequeña
ciudad. Cinco de las ciudades
(machi), ostenta estadísticamente desde 1996 –año en el que “Es asombroso observar como, a lo largo de mencionadas ni siquiera cumestas cuatro décadas, en algunas ciudades plen con el antiguo criterio de
se registró un incremento de la
más grandes, especialmente en Sapporo,
shi que establece un mínimo de
población de hasta 50.000 ha30.000 habitantes. Un caso exbitantes– la categoría de “ciucapital de prefectura, se aprecia un
dad” (shi). A excepción de Ota- crecimiento demográfico y, por el contrario, tremo es Utashinai, que en
1960 albergaba 38.000 habiru, una ciudad de gran tradición
en las ciudades (más) pequeñas situadas
tantes, una cifra que en 2000
industrial y portuaria, cuyo desfuera de estas aglomeraciones urbanas se
se redujo a 5.941 habitantes y
arrollo se ha visto reducido conobserva un encogimiento demográfico.”
que en 2005 alcanzó su punto
siderablemente a causa de la
más bajo con 5.221 habitantes. No deja de ser extraño que,
desindustrialización y la escasez de territorio, todas las ciuen las estadísticas, los antiguos distritos mineros mencionadades de la aglomeración urbana de Sapporo muestran un
dos arriba todavía conserven la categoría de “ciudad”; sin
balance positivo. Las causas no radican sólo en la suburbaniembargo, es comprensible desde un punto de vista polítización, sino también en la promoción estatal de la región
camente correcto: no se puede permitir que una región exDoo (Hokkaido central) en vistas de la reconstrucción y amplotada económica y ecológicamente se vea más perjudicapliación de una moderna infraestructura (entre otras Ishikari:
da debido a la degradación categórica de sus ciudades.
puerto comercial; Tomakomai: puerto industrial).
En la periferia de la aglomeración urbana de Sapporo sólo
las ciudades más grandes (entre 110.000 y 300.000 habitantes) registran balances demográficos positivos: Obihiro
(71,5%), Kitami (67,4%), Asahikawa (67,0%), Kushiro
(27,3%) y Hakodate (18,4%). Parece obvio que se ha producido un aumento de la población de estas ciudades aisladas, puntos centrales de una amplia periferia y zona interior.
Sin embargo, Kushiro y Hakodate se encuentran, en comparación con la media de crecimiento de todas las ciudades
de Hokkaido (52,1%), en camino ya de registrar pérdidas.
Sin tener en cuenta las ciudades mencionadas más arriba, el
proceso de encogimiento ya afecta al resto de Hokkaido en
su totalidad. Los pueblos (mura) y pequeñas ciudades (machi) son, sin duda, los primeros afectados, pero las demás
ciudades (shi) tampoco escapan a este fenómeno. La situación es extremadamente lamentable en las ciudades pequeñas de la región de Sorachi, entre Sapporo y Asahikawa. Se
trata de una antigua región minera del carbón que a partir
de 1900 experimentó un considerable progreso gracias a su
papel de proveedora de materias primas destinadas al desarrollo de Hokkaido que, a su vez, en los años sesenta, alcanzó el punto álgido de su desarrollo económico, pero que
desde entonces se ve inmersa en una decadencia catastrófica. Seis son las ciudades en esta zona que se encuentran
en peligro de desaparición debido al desastroso descenso demográfico que sufren: Yubari (-86,3%), Utashinai (-84,4%),
408
La polarización del sistema urbano en Hokkaido, que ya en
los años noventa empezaba a perfilarse, se encuentra actualmente en pleno apogeo. A excepción de la aglomeración urbana de Sapporo, todas las ciudades presentan un
balance negativo. Este fenómeno es sorprendente especialmente en Asahikawa (355.000 habitantes, -1,3%), el principal centro regional de la zona central de Hokkaido, pero
también para las demás ciudades aisladas de tamaño moderado: Hakodate (294.000, -3,6%), Kushiro (182.000, -5,3%),
Obihiro (171.000, -1,4%), Kitami (111.000, -1,3%). Ciudades industriales y portuarias como Otaru, Kushiro, Muroran (viejo distrito siderúrgico) y en cierto modo también
Tomakomai (nuevo centro orientado a la industria portuaria)
confirman esta tendencia. El encogimiento de estas ciudades está relacionado, por lo general, con la débil estructura
económica de Hokkaido y con el estancamiento del desarrollo industrial, en comparación con la media nacional. Se
ha perdido un gran número de puestos de trabajo en la industria. Otro factor que ha contribuido a la disminución de
estas ciudades es el poder de atracción que ejerce Sapporo
sobre los inmigrantes de toda la prefectura. En Hokkaido se
habla del “foco de concentración único” en simetría con el
“foco de concentración único en Tokyo”.
El encogimiento incluso más acusado de las ciudades (más)
pequeñas de Hokkaido confirma la persistente tendencia
negativa. De escandalosa puede calificarse la situación en el
035 Winfried Flüchter
11/7/07
11:12
Página 409
Japón: ciudades que encogen y envejecen como reto regional del cambio demográfico
MAPA 4.
Desarrollo urbano de Hokkaido entre 2000-2005
Hokkaido: Cambio en la población
de las ciudades (shi) 2000-2005
de 500 a 5,1%
Incremento
de 3,0 a 5,0%%
de 1,0 a 3,0%
Incremento medio
en en conjunto de las
ciudades: 1,0%
de 0 a 1,0%
Incremento medio
nacional: 0,7%
<0 a -1,0%
de -1,0% a -3,0%
de -3,0 a -5,0%
de -5,0 a -8,5%
Descenso
de -8,5 a -12,1%
antiguo distrito minero de Sorachi. Las pérdidas de población que han experimentado las ciudades de dicho distrito
en los resultados obtenidos durante el período 1960-2000,
en comparación con el valor porcentual de las décadas anteriores, son incluso mayores.
Más dramática es aún la situación que afecta al desarrollo
de Yubari, la antigua ciudad minera del carbón más grande de Sorachi. Coincidiendo con el apogeo de su desarrollo,
la población de esta ciudad a principios de la década de los
sesenta alcanzaba los 117.000 habitantes, una cifra que disminuyó dramáticamente hasta tocar fondo en el año 2000
con 14.791 habitantes (-87,4% en 40 años; es decir, un
porcentaje del -2,2% anual). En esta ciudad la fracción de
habitantes mayores de 64 años supera el 40%, un porcentaje que dobla la ya sin duda elevada media nacional del
20%. En la época de auge, se extraían anualmente de las
24 minas de carbón un total de 4 millones de toneladas de
Anuario
Edición: W. Flüchter. Cartografía: H. Krähe.
carbón. Desde el cierre de la última mina de carbón en 1990
se han perdido los puestos de trabajo en la industria. A pesar de los esfuerzos de la ciudad por reorientar su estructura hacia la industria turística, la caída siguió su curso hasta
que, en 2006, el municipio se declaró en quiebra, y desde
entonces depende del gobierno central.
Problemas estructurales similares se observan en las antiguas ciudades mineras de Sorachi mencionadas más arriba.
La imagen que proyecta la región deja mucho que desear.
Las empresas mineras, protagonistas determinantes en la
zona, no se hicieron particularmente responsables de los
puestos de trabajo. El fatal desenlace que vivieron algunas
minas de carbón lo explica. Tras décadas de prosperidad,
estas empresas se retiraron sin más de la región dejando
atrás una población totalmente desconcertada. La desolación de algunas casas que todavía se mantienen en pie salta
a la vista, aunque no refleja con exactitud la magnitud de
409
ASIA
PACIFICO
Población en 2000
035 Winfried Flüchter
11/7/07
11:12
Página 410
Sociedad
los problemas existentes, ya que la gran parte de las casas
de madera donde habitaban los mineros hace tiempo que
se demolieron y la naturaleza ya se ha apoderado irremisiblemente del espacio vacío.
- El desarrollo de medidas estatales, prefecturales y municipales para promocionar la oferta de viviendas en el centro
de la ciudad –con el modelo de ciudad vertical, compacta y
multifuncional como telón de fondo.
El Estado japonés no permaneció cruzado de brazos ante la
decadencia regional y se apresuró a proporcionar los medios
necesarios para reestructurar las viejas regiones mineras. Esta
iniciativa del Estado debía concluir en 2002, pero se amplió
hasta 2007 para aquellas zonas especialmente necesitadas
–también para el distrito de Sorachi–. Será interesante observar cómo se superan los procesos de encogimiento y envejecimiento en una región que es el actual reflejo de los problemas que se avecinan en gran parte de Japón.
- La demanda originada por distintos tipos de clientela (solteros y parejas de profesionales, así como personas de más
edad con una buena posición) interesada en viviendas urbanas y próximas al centro de la ciudad como alternativa a las
viviendas en las afueras (Hohn 2002).
Este proceso se vio forzado a través de la ley de “Medidas
extraordinarias para la revitalización de las ciudades en las
regiones metropolitanas”, decretada en 2002 y con una vigencia limitada de 10 años.
Regiones metropolitanas de Japón entre
la reurbanización y el encogimiento
Paralelamente a la reurbanización, en la periferia de las
aglomeraciones urbanas se produce un estancamiento de la
población residente que, en muchos casos, sufre un considerable encogimiento. Sin lugar a dudas, la demanda de
Lo importante no es si el desarrollo de las regiones metrovivienda en estas zonas sufre una importante caída. Las new
politanas de Japón obedece a la suburbanización o a la reurtowns que proliferaron en las décadas de los sesenta y
banización, el hecho es que estas aglomeraciones urbanas,
setenta sufren un estancamiento en la población y algunas,
con Tokyo a la cabeza, han experimentado desde hace déincluso una reducción del número de habitantes. Sin embarcadas un crecimiento demográfico importante en su totaligo, el problema de la desocupación de viviendas sólo ocudad. Incluso a pesar de que esta tendencia haya experimenrre en zonas mal comunicadas, sobre todo en aquellas que
tado recientemente un considerable freno, los pronósticos
se encuentran apartadas de las estaciones de cercanías. El
concluyen que el número de habitantes en esta zona contidescenso de población en algunas new towns deja entrever
nuará aumentando ligeramente en el futuro. Dentro de las
que la “desocupación de viviendas” o incluso “el encogiregiones metropolitanas cabe establecer una clara diferenmiento de las ciudades” tamcia entre el núcleo y la periferia.
“El Estado japonés no permaneció cruzado bién puede suponer un probleLa suburbanización supuso para
de brazos ante la decadencia regional
ma en las zonas metropolitanas
las zonas periféricas de las agloy se apresuró a proporcionar los medios
(aunque, en este caso, sólo en
meraciones un aumento consinecesarios para reestructurar las viejas
las zonas periféricas). Este federable de población, mientras
nómeno encuentra explicación,
que en los núcleos de las agloregiones mineras (...) Será interesante
sin duda, en el traslado de la
meraciones acentuó el “cráter
observar cómo se superan los procesos
población residente de las zode población residente”. A fide encogimiento y envejecimiento en
nas periféricas al centro de la
nales de la década de los nouna región que es el actual reflejo de
ciudad y, sobre todo, en el camventa, procedente de Tokyo, delos problemas que se avecinan en gran
bio generacional de la poblajó de predominar la “terciarizaparte de Japón.”
ción cada vez mayor que reside
ción”, el dominio del sector de
en la periferia. Hace unos treinta o cuarenta años se instalos servicios en el núcleo urbano de la ciudad, de tal manelaban en esta zona familias jóvenes, más tarde los hijos de
ra que la población del núcleo urbano experimentó un conéstas se independizaron y abandonaron el lugar dejando
siderable crecimiento y se redujo notablemente el “cráter
atrás a sus padres, quienes disponen de mayor espacio para
de población residente”.
vivir, contribuyendo de este modo al “encogimiento” de la
población, un fenómeno que no necesariamente tiene que
Son varios los factores que explican esta tendencia de reurconducir a la desocupación.
banización:
- La bajada del precio del suelo en todo el país (consecuencia de la larga recesión o deflación), especialmente en el
núcleo/centro de las metrópolis: ya no se estila la adquisición de una propiedad a una distancia cada vez mayor del
centro, como había sido el caso durante mucho tiempo.
410
Conclusiones
La sociedad japonesa es una sociedad urbana. El 21% de
los ciudadanos de este país reside en urbes de millones de
035 Winfried Flüchter
11/7/07
11:12
Página 411
Anuario
banización y, como consecuencia de ello, el fenómeno de
habitantes y el 48%, en ciudades con más de 200.000 habiencogimiento ya no afecta a los núcleos de las metrópolis
tantes. Los desafíos más recientes como la recesión, deflasino a su periferia.
ción, disminución de la población y envejecimiento de la
sociedad no han podido con el carácter urbanita de los jaEl fenómeno de la “desocupación” debe considerarse teponeses y japonesas. El problema no radica tanto en las
niendo en cuenta que en Japón, en comparación con el
“ciudades que encogen”, sino, más bien, en las “zonas que
resto de países, la construcción de nuevas viviendas se proencogen y se desocupan” (kaso chiiki) situadas en la perifeduce con mayor frecuencia. Generación tras generación
ria rural, tal como corroboran los resultados obtenidos de
(aproximadamente cada 30 años) se derriban los viejos edilas investigaciones sobre el desarrollo urbano de los perioficios de viviendas y en su lugar se levantan nuevas consdos 1960-2000 y 2000-2005 siempre que el estudio se centrucciones. Así pues, el problema de la “desocupación”
tre en las ciudades más grandes y no se analice de forma
pierde gravedad, dado que la demolición y la nueva consindependiente cada una de las ciudades que forman parte
trucción se producen continuade aglomeraciones urbanas, si“El fenómeno de la ‘desocupación’ debe
mente en cortos espacios de
no en el contexto de regiones
considerarse teniendo en cuenta que en
tiempo, lo que contribuye a
metropolitanas, en un marco
Japón, en comparación con el resto de
que el fenómeno del encogide procesos de suburbanizapaíses, la construcción de nuevas viviendas miento pueda abordarse de
ción y reurbanización.
una forma más flexible.
se produce con mayor frecuencia. (...) Así
Sin embargo, en el análisis del pues, (…) dado que la demolición y la nueva
desarrollo urbano de las regio- construcción se producen continuamente en El rápido descenso demográfico
nes periféricas de las metrópolis
cortos espacios de tiempo, el fenómeno del y el envejecimiento de la sociedad que afectan a todo el
en Japón, se observa que ya duencogimiento pueda abordarse de una
país ha llevado a considerar el
rante el período 1960-2000 se
forma más flexible.”
fenómeno de las “ciudades que
produjo un encogimiento de un
encogen y envejecen” en Japón como un problema, cuya
gran número de ciudades, sobre todo las (más) pequeñas.
magnitud, sin embargo, no se considera lo suficientemente
Durante el periodo 2000-2005 el descenso de población
amplia como para creer necesaria la aplicación de estrateserá especialmente dramático, hasta en la periferia de las
gias de acción. Hasta hoy era imposible imaginar “transforregiones metropolitanas este fenómeno no solo afecta a la
mación sin crecimiento”, no se consideraba (todavía) acepgran masa de ciudades (más) pequeñas, sino también desde
table desde el punto de vista político y práctico. Sin embarhace tiempo a un gran número de ciudades más grandes
go, el pesimismo se cierne sobre estos asuntos. Ha llegado
con más de 100.000 habitantes, entre las que sorprendenel momento de que los protagonistas responsables (pertetemente se encuentran muchas capitales de prefecturas.
necientes a los ámbitos de política, burocracia ministerial,
economía y medios de comunicación) en sus diferentes niEl encogimiento de las ciudades se produce en zonas muy
veles (nacional, prefectural y municipal) expliquen con madeterminadas, por ello, no es extraño que junto a una reyor contundencia que las décadas doradas de crecimiento y
gión que encoge se encuentre otra en pleno proceso de credesarrollo han tocado a su fin. Lo más sensato sería que en
cimiento. La pregunta del “porqué” de este fenómelas zonas en las que el proceso de encogimiento ya se ha inino está estrechamente relacionada con la pregunta del
ciado, la “reconstrucción urbana” se basara en la “decons“dónde”. En las zonas periféricas de las metrópolis, el encotrucción urbana”. El proceso de “encogimiento” podría
gimiento casi siempre va unido a la desindustrialización,
mejorar la calidad de vida de la sociedad del bienestar que
la emigración de la población joven y el envejecimiento de
habita en espacios reducidos; por ejemplo, mediante la desla sociedad. Nos referimos aquí básicamente a zonas con un
congestión del mercado inmobiliario, con una mejor calidad
desarrollo industrial monoestructural –en especial, zonas
de vida y de vivienda en las ciudades gracias a los nuevos
mineras, en las que el cierre de las empresas supone granterrenos disponibles, y con potencial ecológico para mejorar
des problemas para la población residente–. Por otro lado,
la calidad del medioambiente. Visto de esta manera, en Jaen las regiones metropolitanas, los procesos de suburbanipón el proceso de “encogimiento” no supone necesariazación condujeron durante décadas a una despoblación de
mente sólo riesgos, sino también oportunidades.
los centros metropolitanos. Entretanto, esta tendencia ha
tomado un rumbo opuesto a favor de los procesos de reur-
411
ASIA
PACIFICO
Japón: ciudades que encogen y envejecen como reto regional del cambio demográfico
035 Winfried Flüchter
11/7/07
11:12
Página 412
Sociedad
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
FLÜCHTER, Winfried. “Japan: Geographische
Fragestellungen, Strukturen, Probleme”. En: Mayer, Hans
Jürgen y Manfred Pohl (editores): Länderbericht Japan.
Bonn: Bundeszentrale für politische Bildung, serie de
publicaciones, vol. 355, 1998. P. 14-49.
Análisis de Japón como potencia económica y otros
temas: desarrollo urbano, migración, urbanización.
HOHN, Uta. “Trend zur Reurbanisierung. Renaissance
innerstädtischen Wohnens in Tokyo”. En: Geographische
Rundschau, 54, (2002). P. 4-11.
Explicación de las causas y estructuras de la reurbanización
tomando como ejemplo Japón.
Ministry of Internal Affairs and Communications of Japan,
Statistics Bureau. 2005 “Population Census of Japan.
Preliminary Counts of the Population on the Basis of
Summary Sheets”. Prompt Tabulation Series No.1. Tokyo,
2006.
Recoge los últimos resultados del censo de población
relativo a 2005 en comparación con el de 2000.
OSWALT, Philipp (edit.). “Schrumpfende Städte”. Vol. 1,
Internationale Untersuchung. (2004). Ostfildern-Ruit: Hatje
Cantz Verlag. y Oswalt, Philipp (ed.) (2005): Shrinking
Cities. Vol. 1, International Research. Ostfildern-Ruit: Hatje
Cantz Verlag.
Recoge resultados comparativos básicos sobre ciudades en
proceso de encogimiento en el marco internacional (et al.
contribución de Tim Rieniets) y nacional japonés
(contribuciones de Winfried Flüchter, Yasuyuki Fujii y John
W. Traphagan).
OSWALT, Philipp (editores). “Schrumpfende Städte”.
Vol. 2, Handlungskonzepte. (2005). Ostfildern-Ruit: Hatje
Cantz Verlag.
Recoge ideas, instrumentos y visiones para abordar el
fenómeno de las ciudades que encogen.
1. Estadísticamente la actual diferenciación entre ciudad (shi), ciudad pequeña (machi, cho) y pueblo (mura, son) ya no es un claro indicador
de dimensión. Al principio, en la categoría de una shi se incluían todos los municipios con una población superior a los 300.000 habitantes;
cifra que actualmente ha descendido a 50.000. Sin embargo, en realidad el valor umbral de una shi para la categoría de ciudad no es
necesariamente significativa. De este modo, ciudades que tras perder un parte considerable de población solamente albergan unos miles de
habitantes siguen manteniendo su categoria de shi desde el punto de vista estadístico.
2. Según el censo de 2005, pierde la categoría de ciudad independiente y en base sobre una nueva reestructuración municipal pasa a formar
parte de Shizuoka (2005: 701.000 Einwohner).
3. N. del E: El fenómeno de “Cráter de población residente” se produce cuando la parte central del núcleo urbano (que el autor denomina
City) tiende a vaciarse de población, que se instala en el entorno periférico.
412

Documentos relacionados