h Módulo 5 Erotismo, Respuesta Sexual Humana y Disfunciones

Comentarios

Transcripción

h Módulo 5 Erotismo, Respuesta Sexual Humana y Disfunciones
Erotismo, respuesta sexual
humana y disfunciones eróticas
Objetivos
5
* Proporcionar a los y las profesionales de la salud un breve panorama actualizado sobre el
erotismo, la respuesta sexual y las disfunciones de la vida erótica.
* Examinar algunos aspectos significativos de los daños provocados a la salud sexual que
representan las disfunciones eróticas.
* Propiciar la reflexión y el análisis sobre las distintas causas que intervienen en la
disfuncionalidad erótica.
?
Introducción
Preguntas que se hacen con frecuencia
¿Es lo mismo sexualidad que
erotismo?
eróticas como enfermedades?
No. Como ya se ha apuntado en este manual,
la sexualidad es una amplia construcción
social que tiene implicaciones biológicas,
psicológicas y culturales. Dispone de varias
dimensiones: el sexo, el género, la
reproductividad, las relaciones afectivas y el
erotismo. De esta manera este último, el
erotismo, es una parte de la sexualidad.
¿Son sinónimos disfunciones sexuales
y disfunciones eróticas?
Sí. No obstante, actualmente se considera más
apropiado hablar de disfunciones eróticas,
pues este concepto alude a un placer especial
conformado por tres elementos esenciales: el
deseo, la excitación y el orgasmo que
conforman la respuesta sexual humana. Por lo
tanto, las afecciones negativas del placer
erótico son, específicamente, las disfunciones
de la vida erótica, comúnmente denominadas
disfunciones sexuales.
¿Se considera a las disfunciones
Aunque algunas asociaciones médicas
internacionales conceptualizan a las
disfunciones de la vida erótica como
enfermedades, son en realidad síndromes o
conjunto de manifestaciones comunes que
corresponden a diferentes causas, incluso
psicológicas y culturales. En medicina, un
ejemplo típico de síndrome es la fiebre, que
puede tener múltiples orígenes y corresponder
a distintos padecimientos. Así, la disfunción
eréctil o la eyaculación precoz, también tienen
causas variadas y se presentan como
síndromes que afectan la calidad de vida de
las personas.
¿Explorar la vida erótica es una
función exclusiva de los profesionales
de la sexología?
No. La vida erótica es parte fundamental de la
salud integral y tiene un impacto directo en la
calidad de vida del individuo, la pareja y la
familia. Los profesionales de la salud deben
incluir a la vida erótica en la exploración
cotidiana para ofrecer un servicio integral.
MODULO 5
109
110
¡Hablemos de salud sexual!
Desarrollo temático
El erotismo
E
l erotismo es un fenómeno eminentemente humano, pues no se conoce que las especies
animales no humanas generen y compartan erotismo, sino simplemente tienen actividad
copulatoria con fines de reproducción de la especie.
En la especie humana, a merced del
gran desarrollo del cerebro superior,
surgió la capacidad de construir
“subjetividades” y con ellas, la integración
sensorial, emocional y cognitiva de los
gustos y apetencias. Podemos decir entonces
que el placer es inherente a los humanos y que
su búsqueda y encuentro, son derechos
inalienables.
El placer es fuente de salud física y emocional;
se vive como fuente personal de energía y
motivación, expresándose de múltiples maneras,
en forma particular mediante el sistema sensorial
de la vista, el tacto, el olfato, el oído y el gusto. En
la generación de placer también intervienen de
manera preponderante las ideas y las fantasías.
Basta evocar alguna circunstancia en la que por
medio de sus sentidos una persona se haya
puesto en contacto con los estímulos
exteriores: observar un crepúsculo o una
“lluvia de estrellas”; oler la fragancia de una
rosa o el aroma de un buen café; acariciar la
suave piel de un bebé o frotarse
enérgicamente el cabello durante el baño;
escuchar el canto matinal de los pájaros o
un concierto sinfónico; saborear una
exquisita comida o un buen vino.
Convocamos también a que los lectores traigan a la memoria la emoción generada por la lectura de
un libro, la conversación con un grupo de amigos, el sueño delicioso de hace algunos días, así como
las ideas producidas por cada una de estas evocaciones.
El común denominador en las anteriores experiencias, es el placer. Éste representa gratificación,
delicia, bienestar. De igual manera, cuando las experiencias percibidas por los sentidos adquieren
una tonalidad especial de disfrute, pueden convertirse en fuentes de placer erótico.
En años recientes se realizó un consenso internacional sobre salud sexual. La definición del
erotismo consensuada, es:
“Erotismo es la capacidad humana de experimentar las respuestas subjetivas que evocan los
fenómenos físicos percibidos como deseo sexual, excitación sexual y orgasmo, y que por lo general
se identifican con placer sexual” (OPS, WAS 2000).
EROTISMO, RSH Y DISFUNCIONES EROTICAS
Respuesta sexual humana
111
La comprensión de la complejidad de la misma es importante para los profesionales de la salud. No
obstante, también otras definiciones son utilizadas:
“El erotismo es la potencialidad humana de producir y comunicar una forma especial de placer:
deseo, excitación y orgasmo.”(Barrios, 2002).
La capacidad del erotismo incluye los fenómenos mentales (las ideaciones, las fantasías, los
recuerdos) asociados a ese placer. Esta potencialidad erótica puede o no incluir la reproducción y a
partir del advenimiento de los anticonceptivos, es posible privilegiar al placer sobre la facultad
reproductiva. Cabe anotar, además, que a diferencia de las llamadas especies animales “inferiores”,
donde las hembras son sexualmente cíclicas, las mujeres no lo son, pues lo único cíclico en ellas son
los períodos menstruales y , por ende, su potencialidad reproductiva.
Dicho de manera simple: las mujeres, igual que los hombres, están en disposición de erotizarse de
manera continua (aunque no permanente), pues no se requieren épocas de celo o de apareamiento,
ya que los seres humanos acceden al placer per se y no se relacionan eróticamente con fines
necesariamente reproductivos; más aún, muchos hombres y mujeres que tienen relaciones sexuales
toman medidas preventivas para evitar embarazos no deseados.
El erotismo no incluye necesariamente las relaciones coitales (introducción del pene en la vagina),
pues su práctica puede implicar sólo caricias, palabras, fantasías compartidas o no, e interacción de
los cinco sentidos, sin que exista cópula o penetración.
Una forma frecuente de obtención de placer erótico es el autoerotismo, que consiste en las caricias
que la persona se prodiga a sí misma con vistas al logro de dicho placer.
Aunque tradicionalmente la actividad autoerótica se asocia a la masturbación de los órganos
sexuales externos pélvicos (pene o vulva), en realidad las caricias autoeróticas incluyen toda la
corporalidad. Incluso algunas personas, pueden llegar a la excitación o al orgasmo por contacto en
lugares del cuerpo que convencionalmente no se consideran como“zonas erógenas” (áreas del
cuerpo que en la mayoría de las personas generan placer al ser estimuladas).
El erotismo tiene bases fisiológicas y psicológicas y puede estudiarse cognitivamente a partir de la
así llamada curva de la respuesta sexual humana.
Respuesta sexual humana
E
ste es un tema de particular interés para la salud sexual, no sólo porque ha permitido avanzar
en el conocimiento del erotismo, sino que también su estudio ha llevado a la comprensión de
fenómenos que pueden ayudar a las parejas a mejorar y enriquecer su actividad sexual. Por
otra parte, ha abierto el campo del tratamiento de las disfunciones eróticas (también conocidas
como disfunciones sexuales), por diferentes medios.
Los cambios corporales que ocurren durante la actividad sexual fueron descritos en forma
sistemática por primera vez en 1966 por Masters y Johnson (1978), en un libro que se convirtió en
un clásico titulado: Respuesta sexual humana.
Estos autores representaron sus hallazgos por medio de una curva y la dividieron en cuatro fases,
además de un período refractario. Actualmente conocemos más de esta respuesta a partir de los
descubrimientos sobre la participación en ella de los factores neuroquímicos.
Si bien no profundizaremos en este nivel de estudio, a continuación se muestra una tabla que nos
ofrece un panorama de la intensa participación neuroquímica en la respuesta sexual humana.
MODULO 5
El hombre y la mujer no se
relacionan eróticamente
necesariamente con fones
reproductivos. En realidad,
la mayoría de las ocasiones
que se tienen relaciones
sexuales, el fin es el placer
sexual.
¡Hablemos de salud sexual!
RESPUESTA SEXUAL HUMANA
Participación de neurotransmisores y hormonas
DESEO
Respuesta fisiológica
( + ) incrementa, ( - ) disminuye.
112
*
*
*
*
*
*
*
*
EXCITACION
Dopamina (+)
Serotonina (-)
GABA (-)
LH-RH (+)
Tiroxina (+) o (-)
Testosterona (+)
Prolactina (-)
Estrógenos (-)
*
*
*
*
*
*
*
*
*
Acetilcolina
Péptido intestinal
vasoactivo (PIV)
Norepinefrina
Prostaglandinas
Estrógenos
No adrenérgicos
No colinérgicos
Óxido nítrico
GMPc
ORGASMO
*
*
*
RESOLUCION
Noradrenalina
Acetilcolina
Péptidos opioides
*
*
Vuelta del
organismo a su
estado basal
Reposo
fisiológico
y emocional
La respuesta sexual humana implica diversos cambios en los cuerpos de mujeres y hombres en
cada una de sus fases. A continuación, una breve descripción de éstas de acuerdo a Masters y
Johnson:
La excitación
El sustrato biológico de esta fase es la vasocongestión mediada por el Sistema Nervioso. Cuando un
estímulo resulta efectivo para iniciar la respuesta sexual, el Sistema Nervioso emite
neurotransmisores a los microvasos de la región pélvica. El mensajero químico produce apertura de
arteriolas y cierre de vénulas y todo ello ocasiona la vasocongestión.
El congestionamiento sanguíneo provoca que las estructuras genitales aumenten de tamaño, como
puede observarse en los labios menores, el clítoris y el pene. Debido a la intensa vasocongestión
referida, algunos de los primeros signos de la excitación sexual son la lubricación vaginal y la
erección del pene.
RELAJACION
INTENSA EXCITACION
Útero
Clítoris
Útero inicia
elevación
Vagina
Clítoris
Vagina
ORGASMO
Útero elevado se contrae
Contracciones
vaginales
Clítoris
Lubricación
Labios menores
y mayores
Ano
Labios Plataforma
inchados
Labios
Musculatura se contrae
Respuesta sexual humana femenina
Se desconoce el mecanismo preciso de la lubricación vaginal, pero aparece en fracciones de
segundo, después de que la mujer se siente excitada. La explicación más sencilla señala que es
EROTISMO, RSH Y DISFUNCIONES EROTICAS
Respuesta sexual humana
producto de la gran vasocongestión pélvica; sin embargo, el epitelio vaginal hace difícil el paso de
un exudado en tan corto tiempo. Algunas mujeres hacen referencia a que están excitadas cuando
dicen “me mojé” o “estoy húmeda”. En esta fase también las paredes vaginales se separan y el
útero, que normalmente se recarga en la vejiga, tiende a elevarse de su posición normal.
RELAJACION
INTENSA EXCITACION
Pene
erecto
ORGASMO
Pene
erecto
Pene
flácido
Líquido
preeyaculatorio
Escroto Testículo
Ano
Escroto
cambia de
textura
Contracciones
involuntarias
Líquido
eyaculatorio
Contracción
de musculatura
Testículo
se eleva
Respuesta sexual humana masculina
En el varón, aparte de la erección peneana, los testículos se aproximan al periné debido a la acción
del cremáster, músculo que se localiza en el escroto y que también realiza esta acción cuando el
medio es muy frío o ante una reacción de miedo. Lo contrario sucede cuando hace calor; es decir, la
piel del escroto se torna delgada y los testículos penden hasta el extremo más bajo de esa bolsa.
Tanto para el hombre como para la mujer se observa aumento del ritmo cardíaco y de la presión
arterial. Igualmente un ligero enrojecimiento de algunas zonas del cuerpo: el rubor sexual. Durante
esta fase también puede ocurrir que los pezones se pongan erectos y la aureola aumente de tamaño.
Cuando las mujeres no han lactado, sus glándulas mamarias pueden aumentar hasta un 25%.
La meseta
Esta fase se caracteriza porque los cambios antes descritos alcanzan sus máximos posibles. En las
mujeres, los labios mayores se hinchan y tienden a separarse; los labios menores también se tornan
turgentes y adquieren una coloración intensa.
Debido a un proceso de retracción, el clítoris parece disminuir de tamaño, pero esto es sólo un
efecto aparente y no significa que la excitación disminuya y mucho menos que haya terminado. Es
posible que la lubricación vaginal comience a desaparecer y el completo enderazamiento del útero
produzca la formación de una especie de cámara en la parte posterior o profunda de la vagina.
El pene alcanza sus máximas dimensiones en cuanto a longitud y circunferencia se refiere. Es
posible observar por la uretra la salida de unas cuantas gotas de un líquido transparente que
proviene de las glándulas bulbouretrales o de Cowper y cuya función es alcalinizar la uretra para
impedir que los espermatozoides sean dañados por el medio ácido que produce la orina. Es
importante señalar que este líquido contiene espermatozoides, y aunque el varón se retire antes de
eyacular dentro de la vagina, siempre existe la posibilidad de un embarazo.
Los testículos pueden estar pegados al periné, aunque descenderán de vez en cuando si la meseta se
prolonga. Los ritmos cardíaco y respiratorio aumentan aun más. El rubor sexual se extiende y
aumenta la tensión muscular. La duración de la meseta es muy variable y está más influenciada por
aspectos psicosociales de lo que la gente podría suponer.
MODULO 5
113
114
¡Hablemos de salud sexual!
El orgasmo
Esta fase se caracteriza por dos elementos diferenciados: las contracciones musculares y la
sensación subjetiva de placer. Al mismo tiempo, se suceden contracciones involuntarias de la
musculatura pélvica que provocan que el individuo tenga diversas sensaciones que varían de
acuerdo con su experiencia.
Tanto el hombre como la
mujer experimentan
contracciones involuntarias
al momento del orgasmo y
la sensación subjetiva del
placer.
Las expresiones pueden variar desde un clímax, hasta manifestaciones más sutiles como un suspiro
o un leve relajamiento. La mujer presenta una serie de contracciones en la parte más externa de la
vagina y tiene sensaciones placenteras. Algunas dicen: “siento mariposas en el estómago”, otras
mencionan: “es como si cayera en una especie de vacío”. La mayoría coincide en que se pierde la
percepción del tiempo; y otras más relatan: “tengo unas sensaciones muy intensas en la región del
clítoris que después se extienden como en ondas al resto del cuerpo”.
El varón también tiene contracciones involuntarias, sobre todo en la base del pene, y en la mayoría
de los hombres la eyaculación (expulsión de semen por la uretra) ocurre durante el orgasmo. Sin
embargo, debe enfatizarse que orgasmo y eyaculación no son el mismo fenómeno. Al igual que en
la mujer, en el hombre existen sensaciones placenteras que por definición son subjetivas y por lo
tanto, únicas o personales.
La multiorgasmia, esto es, la capacidad de tener varios orgasmos en un solo evento, se observa más
frecuentemente en las mujeres, aunque en los hombres existe la misma potencialidad.
La resolución
En esta fase los cambios ocurridos remiten; es decir, se pierde la erección del pene y los testículos
retornan a su posición original. Y en la mujer, los labios tanto mayores como menores recobran su
tamaño y el clítoris retorna a su posición inicial, lo mismo que el útero.
Respecto del varón, debe señalarse que el tiempo requerido para que el pene pierda su erección se
relaciona generalmente con la duración de la meseta: entre más tiempo dure la meseta, más tiempo
estará el pene erecto después del orgasmo y viceversa.
Período refractario
Masters y Johnson (1995), señalan que forma parte de la fase de resolución y lo describen como
exclusivo de los varones. Los autores afirman que durante el lapso que dura este período no se
puede tener otra respuesta, a diferencia de las mujeres que, por no tenerlo siempre, estarían
dispuestas y podrían llegar a tener orgasmos ad infinitum. Sin embargo, algunas mujeres
mencionan que en ocasiones, después de un orgasmo, no pueden volver a intentar tener otra
relación sexual porque están prácticamente exhaustas y satisfechas y ello es similar a lo que ocurre
en el hombre. La duración del período refractario suele aumentar conforme el varón envejece.
Aportaciones a la propuesta de Masters y Johnson
Helen S. Kaplan (1978), investigadora y sexóloga estadounidense, dividió a la respuesta sexual en
tres fases: deseo, excitación y orgasmo. Esta propuesta es muy interesante porque incluye al deseo
sexual. Las propuestas de Masters y Johnson y la de H. S. Kaplan no se contraponen sino que, por el
contrario, se complementan. Aunque existen diferencias básicas en las propuestas:
a)
b)
Kaplan incluye al deseo sexual como una dimensión nueva.
El modelo de Masters y Johnson supone que la respuesta sexual es lineal: de la excitación
sigue invariablemente la meseta, después el orgasmo, etc.
EROTISMO, RSH Y DISFUNCIONES EROTICAS
Respuesta sexual humana
En la propuesta de Kaplan las
diversas dimensiones son
independientes. Esta visión ORGASMO
permite comprender cómo las
personas pueden presentar
conflictos en una fase de la
MESETA
respuesta sexual y no en otras.
Como podrá observarse, en las
Resolución
siguientes tablas aparece una
integración de las fases de
EXCITACION
ambas propuestas.
La respuesta sexual humana
cambia de acuerdo con la edad
del individuo.
Masters y Johnson
Masters y Johnson
ORGASMO
MESETA
Período
refractario
Curva de la respuesta sexual humana masculina
Resolución
EXCITACION
Mujeres
con varios
orgasmos
Curva de la respuesta sexual humana femenina
No obstante, siempre existe el potencial y éste nunca se pierde por completo. Se dice que es integral
porque es todo el organismo el que responde, además de incluir emociones, significados y
pensamientos en cada experiencia y en cada individuo y pareja en forma particular.
RESPUESTA SEXUAL HUMANA FEMENINA
Síntesis de cambios físicos
EXCITACION
Vagina: lubrica,
aumentan los dos
tercios anteriores de la
misma, se expande y
torna oscura.
* Labios mayores:
aplanamiento y
elevación anterolateral.
* Labios menores:
engrosamiento.
* Cervix y útero:
desplazamiento.
* Mamas: aumento de
tamaño.
* Pezones: erectos.
* Rubor sexual.
* Frec. cardiaca:
aumento.
* Frec. respiratoria:
aumento.
* Tensión arterial:
aumento.
* Aumenta tensión
neuromuscular.
Ansiedad placentera
*
ORGASMO
MESETA
Lubricación vaginal: aumenta o
disminuye.
* Vagina: se forma plataforma
orgásmica (dos tercios anteriores).
* Labios mayores: aumenta la
elevación y el aplanamiento.
* Clítoris: queda bajo capuchón
clitorídeo.
* Labios menores: más gruesos.
* Cervix y útero: verticalización.
* Mamas: aumento de tamaño.
* Pezones: erectos.
* Rubor sexual.
* Frec. cardiaca: aumento.
* Frec. respiratoria: aumento, es
superficial y rápida.
* Tensión arterial: aumento.
* Tensión neuromuscular: aumento.
* Agudeza visual: disminución.
* Agudeza auditiva: disminución.
*
Contracciones
rítmicas involuntarias
de plataforma
orgásmica, útero y ano.
* Rubor sexual.
* Frec. cardiaca:
aumento.
* Frec. Respiratoria:
aumento. Se torna
superficial y rápida.
* Tensión arterial:
aumento.
* Tensión
neuromuscular:
aumento, pérdida de
control voluntario.
Calambres.
* Agudeza visual:
disminución.
* Agudeza auditiva:
disminución.
* Emisión de líquido
por la uretra.
*
RESOLUCION
Vagina: regresa a su
estado, desaparece la
plataforma.
* Labios mayores: tamaño y
color habitual.
* Labios menores: Forma y
tamaño normal.
* Cervix y útero: posición
normal.
* Mamas: regresión de
tamaño.
* Pezones: sin erección.
* Rubor sexual:
desaparece.
* Frec. cardíaca: normal.
* Frec. respiratoria:
normal.
* Tensión arterial: normal.
* Tensión neuromuscular:
sensación de relajación.
* Agudeza visual: normal.
* Agudeza auditiva:
normal.
*
PERIODO REFRACTARIO: Lapso de tiempo que transcurre entre el fin de la resolución y una nueva respuesta sexual. Algunas mujeres
pueden no necesitar este período para iniciar otra respuesta sexual.
MODULO 5
115
¡Hablemos de salud sexual!
RESPUESTA SEXUAL HUMANA MASCULINA
Síntesis de cambios físicos
MESETA
ORGASMO
RESOLUCION
Erección peneana: aumento de
rigidez y del tamaño de la cabeza
del pene.
* Escroto: aumento, mayor grosor,
disminución de pliegues.
* Testículos: cercanos al cuerpo.
* Pezones: erectos.
* Fluido preeyaculatorio.
* Rubor sexual.
* Frec. cardíaca: aumento.
* Frec. Respiratoria: aumento
(superficial y rápida).
* Tensión arterial: aumento.
* Tensión neuromuscular: aumento.
* Agudeza visual: disminución.
* Agudeza auditiva: disminución.
Contracciones
rítmicas involuntarias
de próstata, vesículas
seminales, pene y
recto.
* Testículos: pegados
al cuerpo.
* Rubor sexual.
* Frec. cardiaca y
tensión arterial:
aumento.
* Frec. respiratoria:
aumento (superficial).
* Tensión
neuromuscular:
aumento, espasmos,
calambres.
* Agudeza visual y
auditiva: disminución.
* Eyaculación.
Pene: pérdida gradual de
erección, recuperación de
tamaño y grosor normales.
* Escroto: disminución del
grosor, aumento de
pliegues.
* Testículos: descenso.
* Pezones: sin erección.
* Rubor sexual:
desaparece.
* Frec. cardíaca y
respiratoria: normal.
* Tensión arterial: normal.
* Tensión neuromuscular:
disminución, sensación de
relajación.
* Agudeza visual: normal.
* Agudeza auditiva:
normal.
EXCITACION
Erección peneana.
* Pene: aumento de
tamaño, dureza y
grosor.
* Escroto: aumento de
grosor, disminución de
los pliegues.
* Pezones: erectos.
* Rubor sexual.
* Frec. cardiaca:
aumento.
* Frec. Respiratoria:
aumento.
* Tensión arterial:
aumento.
* Tensión
neuromuscular:
aumento.
*
Ansiedad placentera
116
*
*
*
PERIODO REFRACTARIO: Lapso de tiempo que transcurre entre el fin de la
resolución y una nueva respuesta sexual.
Disfunciones de la vida erótica
T
ambién llamadas disfunciones sexuales o simplemente disfunciones eróticas, se refieren a
la falla de una o más fases de la respuesta sexual humana. Una disfunción erótica se
caracteriza por ser persistente y/o recurrente, causar malestar al individuo que la sufre o a su
pareja y generar insatisfacción sexual. Esta definición toma en cuenta al otro miembro de la pareja y
además excluye las fallas de funcionamiento que puedan presentarse ocasionalmente, y que suelen
ocurrirle a cualquier hombre o mujer.
Es evidente que una persona puede tener problemas en una o varias fases, y que otras fases de la
respuesta sexual continúen presentándose sin alteración alguna. No basta que aisladamente ocurra
una dificultad en el ejercicio erótico, sólo se hablará de disfunción cuando la alteración constituya
un fenómeno que se repite constantemente durante un período de tiempo considerable. Esto
significa que la disfunción no es un hecho aislado, sino más bien un acontecimiento reiterado.
Se menciona a la pareja como un factor importante para definir si hay o no disfunción, porque en un
gran número de ocasiones las personas se sienten muy bien respecto a su propio desempeño, pero
cuando se interroga al otro miembro de la pareja, éste menciona que la actividad sexual no es
EROTISMO, RSH Y DISFUNCIONES EROTICAS
Disfunciones de la vida erótica
117
placentera a causa de la manera como se ejerce. Cabe mencionar que hay personas que desarrollan
disfunciones eróticas sin tener pareja estable.
Modalidades de las disfunciones eróticas
Las disfunciones, según su etapa de aparición se dividen en:
Disfunción primaria
Cuando la persona la ha padecido desde el inicio de su vida erótica.
Disfunción secundaria
Cuando se presenta después de haber tenido un desenvolvimiento erótico adecuado y satisfactorio.
Es importante investigar las circunstancias en las que ocurre la problemática; y por ello se habla de:
Disfunción selectiva
Cuando la alteración en la respuesta sexual ocurre solamente con el contacto de pareja y no en el
autoerotismo. Por ejemplo, es frecuente que algunas mujeres puedan tener orgasmos tocándose
solas, pero no en el momento de tener relaciones con su pareja.
Disfunción situacional
Cuando sucede en circunstancias o personas específicas; por ejemplo, cuando un hombre no tiene
erección con una pareja pero con otra sí.
Clasificación de las disfunciones eróticas
Las disfunciones eróticas se consideran síndromes, pues constituyen manifestaciones comunes
que, sin embargo, pueden corresponder a múltiples causas.
A continuación se presenta una tabla clasificatoria de los síndromes sexuales de acuerdo con la fase
de la respuesta sexual que resulte afectada; para este efecto se usará el modelo Kaplan que es el
utilizado en las clasificaciones internacionales:
Disfunciones de la fase de deseo
Las disfunciones del deseo son aquellas que afectan el apetito sexual de las personas. No
necesariamente la frecuencia de las relaciones sexuales, sino el deseo de tener o no encuentros
eróticos.
Síndrome del deseo sexual disminuido
La frecuencia con la que la persona deseaba o se le antojaba tener encuentros eróticos en el pasado
ha disminuido notoriamente o ha desaparecido.
Síndrome del deseo sexual hiperactivo
El deseo sexual se presenta con tal frecuencia e intensidad que interfiere en las actividades
cotidianas (por ejemplo, el trabajo), pues no es posible controlar la necesidad de tener actividades
eróticas.
Disfunciones de la fase de excitación
Las disfunciones de la excitación se relacionan con la dificultad para lubricar en las mujeres y para
tener erección en los hombres, y en ambos con la dificultad para “sentirse excitado” durante el
encuentro erótico.
MODULO 5
Las disfunciones de la vida
erótica pueden clasificarse
de acuerdo al momento de
aparición, las circunstancias
en las que se presenta y a la
etapa de la respuesta sexual
en que se aparece la
dificultad.
118
¡Hablemos de salud sexual!
Síndrome de excitación sexual masculina
Comúnmente llamada disfunción eréctil, es la incapacidad persistente para tener o mantener una
erección que impide una actividad erótica satisfactoria, la cual a menudo imposibilita o dificulta la
penetración (Rubio A. E., Revuelta Z. S., 1994). Según el grado de afección, puede ser leve,
moderada o severa. Puede acompañarse de la dificultad para sentirse excitado o no. A esta
disfunción anteriormente se la llamaba impotencia, sin embargo este término ha caído en desuso
por la connotación peyorativa que contiene.
Síndrome de excitación sexual femenina
El síntoma principal consiste en que la vagina no se humedece o lo hace insuficientemente; ello
propicia que se dificulte la penetración o que cuando se realice provoque dolor. Puede acompañarse
o no de la dificultad para sentirse excitada.
Disfunciones de la fase de orgasmo
La eyaculación precoz en el
varón se relaciona con la
dificultad de hacer
concientes las sensaciones
que anteceden al orgasmo.
Algunos autores consideran que las dos primeras disfunciones que en seguida se enlistan
corresponden a la fase de la meseta, dado que es el factor tiempo de este período (que representa un
puente entre la excitación y el orgasmo), el que está alterado. Por otro lado, es necesario recordar
que también el orgasmo tiene manifestaciones anatómicas y fisiológicas además de la sensación
subjetiva de haber tenido un orgasmo. Por ello, algunos autores diferencian, por ejemplo, entre el
“orgasmo”: la sensación subjetiva y emocional de haber eyaculado, y la eyaculación en sí misma.
Síndrome de eyaculación precoz (o eyaculación rápida)
El hombre no controla (voluntariamente) su eyaculación, la cual sobreviene no cuando el varón lo
desea sino que resulta inevitable e inoportuna. Por ejemplo, no puede decidir aplazar el momento
de eyacular para disfrutar más la relación sexual. La eyaculación precoz no depende, como se
pensaba anteriormente, del número de minutos que el hombre tarde en eyacular. Todos los hombres
pueden, aun controlando su eyaculación, desear tener una relación sexual rápida ocasionalmente.
La mayoría de las veces la eyaculación precoz suscita incomodidad o frustración tanto en el hombre
como en su pareja, ya que ésta no se siente tomada en cuenta. Durante el coito, la eyaculación
prematura puede ocurrir antes, durante o después de introducir el pene o al autoestimularse.
“El hombre que tiene un adecuado control voluntario sobre su eyaculación, está conciente de las
sensaciones premonitorias, por lo tanto, puede modular, contener y decidir, hasta antes de la
inevitabilidad , el momento de su eyaculación” (Barrios, D. M., 2002).
Síndrome de eyaculación retardada
Esta disfunción es lo contrario de la anterior y hace referencia a la incapacidad que tiene el hombre
para eyacular a pesar de recibir estimulación, desearlo e intentarlo.
EROTISMO, RSH Y DISFUNCIONES EROTICAS
Disfunciones de la vida erótica
119
Síndrome de insensibilidad orgásmica (femenina o masculina)
Es la extrema incapacidad o dificultad para percibir la sensación subjetiva del orgasmo. Es decir, a
pesar de tener las repuestas fisiológicas del orgasmo (principalmente identificadas en la mujer por
las contracciones vaginales y en el hombre por la eyaculación) no se presenta la sensación de tener
el orgasmo. Durante mucho tiempo se dudó que los hombres padecieran esta disfunción; sin
embargo, hay varones que pese a eyacular durante sus relaciones, niegan tener las sensaciones
subjetivas del orgasmo. Esto también refuerza el hecho de que orgasmo y eyaculación son dos
fenómenos diferentes, si bien frecuentemente cercanos en la esfera temporal.
Síndrome de anorgasmia femenina
Incapacidad persistente para alcanzar el orgasmo en las mujeres. Este suele ser el síndrome más
frecuente en ellas.
Otras disfunciones
Las disfunciones pueden dañar cualquier fase de la respuesta sexual, y existen otros ejemplos,
como:
Síndrome de vaginismo
Contracción involuntaria, sostenida y dolorosa de la musculatura del tercio externo de la vagina
que impide la penetración. Las mujeres suelen referir que su vagina se cierra sin que ellas lo deseen.
Esta respuesta corporal no tiene relación alguna con el amor o el deseo que sientan por la pareja
sexual. Cuando la pareja no busca ayuda profesional, ésta es una de las causas más frecuentes de la
entidad legal conocida como “matrimonio no consumado”.
Síndrome doloroso o dispareunia
Hace referencia al dolor que puede experimentarse en cualquiera de las fases de la respuesta sexual,
con o sin relación coital. Esta disfunción puede encontrarse tanto en hombres como en mujeres.
Síndrome de evitación sexual fóbica
Se sufre un intenso malestar, temor, angustia, sensación de dificultad para respirar y otros síntomas
cuando se acerca la posibilidad de tener un encuentro erótico, incluso a pesar de desear y amar a su
pareja sexual.
Usualmente por esta respuesta incontrolable el individuo evita toda situación de índole sexual. Pese
a que conoce que su miedo es exagerado y desproporcionado respecto al riesgo real, es capaz de
cualquier cosa con tal de no verse enfrentado a la situación que lo altera.
Causas de las disfunciones
Las disfunciones pueden ser de origen biológico, psicológico, sociocultural y de pareja. Resulta
prácticamente imposible encontrar una causa única, la mayoría de las veces el origen es
multifactorial; por ejemplo, la diabetes puede ocasionar que el hombre tenga problemas eréctiles,
pero la ansiedad causada por las primeras fallas con toda seguridad exacerbará el grado de la
disfunción.(Barrios D. 2002, 1998)
Por otro lado, aun cuando se trate de una disfunción de causa orgánica como la ausencia de erección
debida a una sección medular, saber que ambos miembros de la pareja pueden obtener placer e
incluso llegar al orgasmo por medio de caricias en las que no interviene el pene, puede mejorar en
forma importante el aspecto anímico y el desempeño erótico del paciente. Quienes deseen
profundizar en el tema, pueden revisar la bibliografía recomendada.
Causas biológicas
Naturales
Procesos como el embarazo, el climaterio y el envejecimiento ocasionan cambios en el organismo
MODULO 5
Algunas personas piensan
que el dolor al tener
relaciones sexuales o la
dificultad para introducir el
pene en la vagina son
eventos “normales”. Por
eso, es preciso indagar
también sobre estas
disfunciones al abordar el
tema de la sexualidad con
los y las consultantes.
120
¡Hablemos de salud sexual!
Enfermedades frecuentes en
nuestro país como la
diabetes mellitus, la
hiperlipidemia o la
hipertensión arterial son
causas conocidas de
disfunciones eróticas.
que de una u otra manera modifican nuestra respuesta
sexual. En el embarazo, por ejemplo, las alteraciones
del primer trimestre son mencionadas por muchos
investigadores como una explicación de la
disminución tanto del deseo sexual como de la
frecuencia coital de esa época. En el último
trimestre, al cansancio que presentan
muchas mujeres debe agregarse la
incomodidad que puede ocasionar el
vientre crecido.
Patológicas
Los profesionales de la salud saben que
cualquier situación que afecte la salud se
convierte en un “anafrodisíaco”; es decir,
algo que altera negativamente el
potencial erótico. Las enfermedades que
frecuentemente causan disfunciones
eróticas son aquellas que afectan el
funcionamiento vascular, neurológico u
hormonal. Entre ellas por su frecuencia resaltan
la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, el
exceso de grasas en sangre (o hiperlipidemia), las
cardiopatías, las lesiones medulares, el hipotiroidismo y el
hipertiroidismo (alteración en la producción de hormonas tiroideas), la disminución de testosterona
(hipogonadismo), las alteraciones en la producción hormonal en general, la aparición de tumores,
la depresión, los trastornos provocados por la ansiedad e incluso las alteraciones a nivel
neurológico o la artritis.
Iatrogénicas
Aquí se agrupan aquellas disfunciones ocasionadas por el profesional de la salud y debe quedar en
claro que esto no se restringe a los médicos sino que debe aplicarse también a los psicólogos y
terapeutas y a todos aquellos profesionistas que proporcionan alguna forma de tratamiento. Si
coincidimos con Carl Rogers en que: “Toda educación es una forma de terapia y toda terapia es una
forma de educación”, también podrían entrar a este apartado aquellos profesionales que por medio
de sus mensajes influyen en sus oyentes, como profesores, divulgadores científicos y
conferencistas.
La iatrogenia farmacológica
Quizá la más conocida de esta disfunción, es aquélla en la que un medicamento prescrito para
aliviar una dolencia específica afecta en forma negativa el potencial erótico sexual del paciente.
Uno de los ejemplos más dramáticos lo constituye sin duda alguna la eyaculación retrógrada
causada por fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central. Cada vez son más los
investigadores que publican trabajos sobre sustancias con efectos secundarios adversos a la
respuesta sexual. (Jaspersen, G. J. 1995). En estos casos, el profesional de la salud podrá buscar las
opciones que menos alteren el funcionamiento sexual del paciente. No obstante, es importante
mencionar que en numerosas ocasiones, es una prioridad atender una enfermedad determinada y
dar tiempo a que ésta se regularice para continuar luego con la mejoría sexual.
La iatrogenia quirúrgica
Se refiere a las alteraciones que en forma directa o indirecta pueden causar los procedimientos
quirúrgicos; un ejemplo conocido por todos sería la eyaculación retrógrada o las fallas en la
erección posteriores a una prostatectomía.
La iatrogenia verbal
Es aquélla en la que un comentario o expresión del terapeuta incide negativamente en el desempeño
sexual del consultante. Los juicios valorativos del profesional de la salud del tipo “las mujeres que
EROTISMO, RSH Y DISFUNCIONES EROTICAS
Disfunciones de la vida erótica
121
sólo alcanzan el orgasmo por medio de la estimulación del clítoris son inmaduras” o “los hombres
después de cierta edad deben resignarse a perder sus erecciones”, pueden interferir con la respuesta
sexual del paciente.
Causas psicológicas
El estado psicológico y la personalidad de los individuos se relaciona en forma estrecha con el
desempeño sexual; por ejemplo, los obsesivos con frecuencia sufren disfunciones sexuales.
Recordemos que su enorme atracción por el perfeccionismo reside en que desconfían de sus
actuaciones en todos los campos en los que se desenvuelven y la sexualidad no es la excepción.
La auto observación es una de las formas como se expresa la ansiedad en las personas que padecen
disfunciones eróticas (Barrios, 1998). Cuando un varón que cree tener problemas eréctiles intenta
“hacer el amor” con su pareja, tocará u observará de manera disimulada cuánto tan erecto se
encuentra su pene, en vez de abandonarse a la experiencia. Paradójicamente cuando mejor
desempeño él quiere tener, su respuesta sexual se ve afectada por la ansiedad. Ello, desde el punto
de vista neurológico, significa que su sistema nervioso se encuentra en estado de alerta (de ataque o
de huida), con lo cual la sangre se dirigirá preferentemente a los músculos y al cerebro y no al pene.
A su vez, la angustia hará que sus arterias no se relajen e impidan el llenado de sangre del pene, lo
cual es necesario para la erección como ocurre cuando existe una respuesta sexual adecuada.
Además, la ansiedad, de cualquier origen se traduce en distracción y ésta en una menor excitación.
Además de la ansiedad, existen otros problemas de desarrollo psicológico que pueden traducirse en
disfuncionalidad erótica en la vida adulta. Por ejemplo, la vivencia de eventos traumáticos en la
etapa de desarrollo, como el abuso sexual infantil o la violación, suelen ser causas posteriormente
de disfuncionalidad. La educación exageradamente represiva de las manifestaciones sexuales,
también puede ser un factor que facilita una disfunción de este tipo en la vida adulta.
Causas socioculturales y de pareja
Aquí se incluyen toda clase de factores relacionados con la influencia de la cultura y el orden social
que determinan tanto los roles de género rígidos y estereotipados, como los procesos mentales y
actitudinales derivados de ellos. A guisa de ejemplo, puede afirmarse que en términos generales los
hombres son condicionados socialmente, desde su más tierna infancia, para que eyaculen rápido.
Cuando el menor comienza a masturbarse lo hace en el baño y casi siempre a toda prisa para evitar
ser sorprendido. Efectuar una práctica sexual de esta manera, a veces durante años, hará que el
hombre se condicione para eyacular a la brevedad. Esto contribuye, junto con la falta de atención a
las sensaciones premonitorias de la eyaculación, a perpetuar este síndrome.
Hace algunos años, era norma común que muchos varones que tenían su primera relación coital con
una trabajadora sexual se vieran exigidos por ésta a terminar casi de inmediato. En la actualidad los
jóvenes suelen tener su primer coito con una amiga, pero las condiciones impiden generalmente
que ellos puedan realizar el acto con toda calma. Lo más probable es que se convierta en una
actividad clandestina y por lo tanto llena de tensión, que tiene que llevarse a cabo a gran velocidad
para disminuir las posibilidades de ser sorprendidos. Todo lo anterior forma un cuadro que se
vuelve dramático, explicativo del origen de la disfunción erótica masculina más frecuente.
Cuando el varón dice “me vine”, describe que algo le sucedió fuera de su control, que fue
inesperado y sobre todo que la emisión de semen ocurrió en forma involuntaria. Por medio de los
silencios, los errores de información, los tabúes y las represiones, nuestra sociedad contribuye a
que el varón eluda la responsabilidad de su actuación.
Por otro lado, cuando se analiza la historia de mujeres que padecen anorgasmia, un hallazgo
frecuente es que nunca o casi nunca se masturbaron; asimismo, ellas mencionan que vivieron su
sexualidad en forma reprimida. Son comunes en dichas historias los contextos familiares, escolares
y religiosos que niegan el derecho al placer de las mujeres. Éstas, a menudo internalizan su vivencia
erótica como algo sucio, pecaminoso o degradante. Incluso el concepto de “buena mujer” con
frecuencia es asociado, entre otros rasgos, con el ejercicio exclusivo de las relaciones eróticas
procreativas, negando o soslayando su derecho al placer.
MODULO 5
Tanto factores personales
como de la interacción
entre los miembros de la
pareja pueden ser causas de
disfunciones de la vida
erótica.
122
¡Hablemos de salud sexual!
Por lo que hace a los problemas diádicos o de pareja, no cabe duda que la afección del nivel afectivo,
de convivencia y erótico, está permanentemente influenciada por aspectos eminentemente
socioculturales, como el género. Por otro lado, es común observar en las historias clínicas sexuales
que la cama y la actividad erótica de la pareja es una especie de campo de batalla donde se dirimen
diversos conflictos de ambos: pugnas por el poder, revanchas, enojos no ventilados oportunamente
y “castigos” inconscientes, entre muchos otros.
Los fármacos y otros tratamientos ante las
disfunciones eróticas.
Muchas disfunciones eróticas pueden prevenirse con adecuada educación sexual. Especialmente
una educación que permita la libertad del conocimiento y expresión del cuerpo, la equidad y la
comunicación entre hombres y mujeres, la búsqueda del crecimiento personal y sexual y el respeto
y libertad para hablar de nuestra sexualidad sin temor a ser rechazados y evaluados.
Otras disfunciones también podrían resolverse con la educación específica, evitando su cronicidad
y el consiguiente desgaste emocional personal, de pareja y familiar. Incluso hay materiales
educativos serios que guían a las personas a realizar actividades que pueden resolver sus
inquietudes y los problemas eróticos. Sin ir muy lejos, el simple hecho de informar que existen
alternativas profesionales para el tratamiento de las alteraciones del funcionamiento erótico,
podrían ayudar a miles de personas que viven desalentadas en una vida erótica y de pareja
disfuncional. Es en este sentido que el papel de los profesionales de la salud adquiere nuevamente
un valor incalculable para sus consultantes. Por otro lado, existe la terapia sexual destinada a
abordar esta dimensión de la sexualidad humana, especialmente para las disfunciones de causa
psicológica o mixta (psicológica y orgánica). En el módulo “atención a la salud sexual” podrán
encontrarse las generalidades de la misma.
Las alternativas
medicamentosas que en la
actualidad existen para
algunas disfunciones de la
vida erótica, brindan la
posibilidad de contrarrestar
los efectos de enfermedades
y continuar el crecimiento
sexual de los individuos y
sus parejas.
Es pertinente en la actualidad dedicar un breve espacio para las nuevas alternativas
medicamentosas que se utilizan con excelente efectividad, especialmente para la disfunción eréctil.
Anteriormente, los hombres con disfunción eréctil de causa orgánica contaban con pocas y
usualmente difíciles oportunidades de recuperar sus erecciones. Este panorama ha cambiado desde
hace algunos años, pero notoriamente a partir del Sildenafil (ViagraR). Además del Sildenafil, en
breve tiempo se contará con otras alternativas ya estudiadas como el Vardenafil (LevitraR)y el
Tadalafil (CialisR), de diferentes laboratorios. Los tres medicamentos pueden ayudar notablemente
(aunque sus efectos pueden variar de persona a persona) a lograr una erección adecuada siempre y
cuando el hombre se sienta excitado y haya esperado de media a una hora después de haber tomado
el medicamento para iniciar las caricias eróticas y el acto sexual. Salvo por el elevado costo y bajo la
consideración de las contraindicaciones médicas y medicamentosas que para cada una se
establecen, estas alternativas son una respuesta segura y altamente efectiva para miles de hombres
con disfunción eréctil.
Las disfunciones eróticas afectan a quien las vive, a su relación de pareja y a la interacción familiar.
Las parejas de los hombres con disfunción eréctil requieren también de información y orientación.
Es común que cuando un hombre empieza a presentar dificultades de erección, su pareja piense que
ha perdido el atractivo sexual, que hay una tercera persona en el vínculo amoroso o que ya no es
deseada o amada por su compañero. Estas falsas ideas deben ser aclaradas y eliminadas de manera
que la pareja como tal, incluya, cuando así se requiera, el tratamiento medicamentoso
adecuadamente, sin presentar obstáculos o rechazo.
No es pertinente indicar estos tratamientos a cualquier hombre con disfunción eréctil, pues antes
de hacerlo se requiere de un diagnóstico preciso. La disfunción eréctil, puede ser un síntoma de
otras enfermedades subyacentes. Si no se realiza un diagnóstico preciso existe el riesgo, por
ejemplo, de que un hombre sienta que ya no tiene ningún problema porque recuperó sus erecciones,
dejando de lado, por ejemplo, una diabetes no diagnosticada que seguirá su curso.
EROTISMO, RSH Y DISFUNCIONES EROTICAS
Disfunciones de la vida erótica
123
Otras alternativas para la disfunción eréctil de causa orgánica son las bombas de vacío y los
implantes peneanos por medio de la cirugía. La bomba de vacío es un aparato que permite al
hombre introducir su pene flácido en un espacio que por medio de presión hará que se erecte.
Utiliza, para mantener esta erección, unas ligas elásticas que se colocan en la base del pene. Esta es
una alternativa adecuada para hombres que no pueden tomar las alternativas farmacológicas, para
los que no les son eficientes las mismas o los que tienen daños anatómicos y fisiológicos severos.
Este aparato deberá ser utilizado cada vez que se desee tener relaciones sexuales. Los implantes
peneanos pueden ser seguros y eficientes, pero necesariamente sólo en casos extremos donde
ninguna de las otras alternativas haya sido eficiente o por haberse encontrado un daño anatómico o
fisiológico irreparable por otros medios. Otras cirugías peneanas son para solucionar problemas
venosos, arteriales y de diversos tipos que afectan la erección normal. Es recomendable reiterar a
los consultantes que existen alternativas prácticamente para la mayoría de los problemas de
erección de causa orgánica, pero que cualquiera de éstas debe decidirse después de una adecuada
evaluación.
También en los últimos años se ha probado la eficacia de los antidepresivos, especialmente los
inhibidores de la recaptura de serotonina, en el tratamiento de la eyaculación precoz. Estos suelen
inidicarse cuatro horas antes de la relación sexual. Los antidepresivos no incrementan el
conocimiento del hombre sobre sus sensaciones ni mejoran el control voluntario, mas si retardan
eficazmente la eyaculación, esto puede significar la disminución de la angustia que algunos
hombres viven ante lo prematuro de su eyaculación, permitir que incremente su seguridad y
entonces pueda con mayor facilidad obtener el control de su eyaculación.
Consideraciones finales
Resulta claro que, tras el panorama que se expuso con anterioridad, la presencia de una disfunción
de la vida erótica se acompaña de un deterioro en la calidad de vida personal, de la pareja y de la
familia y que los esfuerzos para evitar estas condiciones están justificados en función de las
consecuencias que tienen. Es recomendable entonces que, en el ámbito de la prevención los
factores que pueden evitarse y generan disfunción sean conocidos por la población. En el plano de
la atención a estos problemas, es recomendable que el personal de salud se familiarice con estos
problemas tanto como que se cuente con recursos adecuados para referir a las personas que así lo
requieran para tratamientos especializados que en la actualidad suelen resultar altamente efectivos
en la solución de los problemas de la disfuncionalidad erótica.
Referencias Bibliográficas
Barrios M. D. (2002). “Resignificar lo masculino. Guía de supervivencia para varones del siglo
XXI”.-México: Vila Editores.
Barrios M. D. (1998). “La disfunción eréctil y su importancia en la relación de pareja”. En: Libro
de resúmenes del IX Congreso Latinoamericano de Sexología y Educación Sexual.México: FEMESS p 58.: FEMESS, 1998. (p58).
Jaspersen G. J. (1995). “Farmacología de la erección peneana y disfunción eréctil”.México: Archivos Hispanoamericanos de Sexología,. 1995; 01(01):85-98.
Kaplan H. S. (1978). “Manual ilustrado de terapia sexual”.-Barcelona: Grijalbo Mondadori.
Masters W., Johnson V. (1978). “Respuesta sexual humana”.-Buenos Aires Buenos Aires: InterMédica.
Masters W., Johnson V., Kolodny R. (1995). “Eros. Los mundos de la sexualidad”.-Barcelona:
Grijalbo Mondadori.
Organización Panamericana de la Salud. Organización Mundial de la Salud. Asociación Mundial
de Sexología (2002). “Promoción de la salud sexual. Recomendaciones para la acción”.Guatemala: Author.
Rubio E., Revuelta S., (1994). “Fisiología del erotismo humano”. En: Antología de la
sexualidad humana. Vol. I.-México: Miguel Ángel Porrúa Grupo Editorial/ CONAPO .
MODULO 5
124
¡Hablemos de salud sexual!
Herramientas educativas
Ejercicios reflexivos y participativos
“¿Cómo es mi cuerpo?”
Objetivo
Los y las participantes:
Reconocerán el cuerpo con naturalidad, dando un valor positivo al placer sexual.
Aplicación
Grupal, individual.
Material
Hojas en blanco, cinta adhesiva y plumones
Instrucciones
a) ¿Qué piensan, saben, sienten...?
Para lograr mayor éxito en esta actividad es importante averiguar cuál es el grado de naturalidad o de inhibición con
el que los participantes aceptan su cuerpo.
*
Entregue a los participantes una hoja en blanco y solicíteles que dibujen su cuerpo. Si le preguntan si deben dibujarlo
vestido o desnudo, vuélvales a repetir su pedido: “Dibuje su cuerpo.”
*
Cuando terminen de dibujar sus cuerpos, recoja los dibujos y péguelos en la pizarra e inicie un diálogo que los ayude
a exteriorizar lo que sienten frente a sus cuerpos: agrado, desagrado, aceptación, rechazo, vergüenza, inquietud,
miedo; para ello, las siguientes preguntas pueden servirle de guía:
“¿Los cuerpos que vemos dibujados están vestidos o desnudos?” “¿Por qué algunos están vestidos?”
“¿Se parecen a ustedes?” ¿Aparecen todas las partes del cuerpo en los dibujos?” (Señale los dibujos que estén
incompletos.) “¿Qué partes faltan?” “ ¿ por qué faltarán esas partes?” “¿Qué sintieron al dibujar sus cuerpos?”
“¿Y al ver los dibujos frente a ustedes?” “¿Qué partes de su cuerpo les hacen sentirse bien?”
*
Luego de este intercambio devuélvales sus dibujos y pídales que, junto a las partes de sus cuerpos que más les gustan
o más les desagradan, escriban pequeños mensajes al cuerpo tratando de explicar por qué tienen estos sentimientos
frente a esas partes. Dé unos cinco minutos para que realicen esta actividad.
b) Reflexionando juntos
*
Pregunte al grupo qué tan difícil fue escribir sus mensajes; espere sus respuestas y anime al diálogo.
*
Pregunte al grupo, “¿Hay alguna parte de su cuerpo que resulte incómoda, prohibida o dañina si la toca o la muestra?”
*
Si alguien respondió afirmativamente, pregunte de nuevo al grupo:
“¿Creen realmente que debe ser así?” “¿Por qué?” “¿Conocen los nombres de todas las partes de su cuerpo?”
“¿Conocen la forma, color y textura de sus genitales?” Si no los conocen, averigüe por qué.
*
Ayúdeles a aceptar y valorar su cuerpo con la siguiente reflexión: “Muchas veces no se nos ha permitido tocar
libremente nuestro cuerpo. Otras veces no hemos podido siquiera mencionar su nombre. Desde niños aprendemos
equivocadamente que el cuerpo tiene partes malas. A medida que podamos hablar de nuestro cuerpo con naturalidad
y expresar todo lo que sentimos, iremos aprendiendo a valorarlo, quererlo y cuidarlo.”
c) Llevándolo a la vida
*
*
Para concluir esta actividad invite a los y las participantes a escribir un mensaje de compromiso con su cuerpo.
Permita que algunos participantes lean su compromiso y felicíteles por hacerse responsables de su bienestar.
EROTISMO, RSH Y DISFUNCIONES EROTICAS
Herramientas educativas
125
Herramientas educativas
Ejercicios reflexivos y participativos
“Las tres caras del erotismo”
Objetivo
Los y las participantes:
Reflexionarán sobre la importancia de percibir y nombrar al erotismo como algo bello y valioso.
Aplicación
Grupal, individual.
Material
Tres cartulinas u hojas de rotafolio.
Marcadores de cuatro colores.
Instrucciones
*
*
*
*
Coloque las cartulinas en la pared o pizarrón.
Escriba con el mismo marcador en una cartulina: “deseo sexual”, en otra: “excitación sexual “ y en la tercera:
“orgasmo”.
Explique a los y las participantes que juntos harán una lista de todos los términos que conozcan para nombrar a cada
fase de la respuesta sexual, pueden ser términos que les agraden o les desagraden. Por ejemplo: “caliente, fogosa,
ganoso”.
Pida a un participante (o usted mismo, si es una aplicación individual) que escriba en las cartulinas los términos que
el grupo vaya mencionando en cada fase de la respuesta sexual.
*
Al terminar las tres listas, pida a los participantes que señalen cuáles términos les parecen agradables y positivos de
las tres listas. Señalen uno a uno los términos con un color, ejemplo: el rojo.
*
Solicite ahora que hagan lo mismo con otro color, ejemplo: el verde, para aquellos términos que les son indiferentes,
o sea, ni positivos ni negativos o desagradables.
Por tercera vez repita la acción señalando ahora con un tercer color los términos que les parezcan positivos o
agradables.
*
*
Solicite a los y las participantes que intenten recordar una experiencia erótica agradable. Pueden hacerlo con los ojos
cerrados. Brinde un minuto o dos para que la recuerden.
Pida a los participantes que ahora mencionen lo que cada fase de la RSH (respuesta sexual humana) puede significar
para ellos en esa experiencia. Por ejemplo: “Para mí deseo en esa experiencia significa intimidad, cercanía.” Anote
con el color que se utilizó para los términos positivos estos significados en cada fase de la RSH.
*
Finalmente, pregunte al grupo:
*
“¿Qué pasaría si todas las personas aprendiéramos que el erotismo es esto (señalando los significados y términos
positivos)?” “¿Qué pasaría si nosotros hubiéramos aprendido que el erotismo es positivo?” Espere a escuchar las
respuestas de los participantes.
*
Para cerrar el ejercicio recuerde a los y las participantes que hablar del erotismo en términos positivos, percibiéndolo
como una cualidad bella, valiosa y positiva de los seres humanos, permite a los consultantes aceptar esta dimensión
de la sexualidad y ayuda a prevenir algunas disfunciones eróticas.
MODULO 5
126
¡Hablemos de salud sexual!
Herramientas educativas
Ejercicios reflexivos y participativos
“¿Tienes la respuesta? ”
(1)
Objetivo
Los y las participantes:Reconocerán las fases y características de la
respuesta sexual humana en hombres y mujeres.
Aplicación
Grupal, individual.
Material
Caja de cartón.
Tarjetas con preguntas.
Hoja de trabajo para el facilitador o la facilitadora.
Instrucciones
*
Imprima una fotocopia de las tarjetas con preguntas “¿Sabes la respuesta?” Recortelas y colóquelas dentro de una
caja de cartón.
*
Tenga a la mano una copia de la hoja para el facilitador o la facilitadora de “Respuestas”
*
Introduzca al tema y explique que van a hablar de la respuesta sexual humana y de la información que existe al
respecto.
Explique que al centro del salón se encuentra un caja con una serie de preguntas sobre el tema. Pida que un voluntario
seleccione una de las tarjetas, la lea y pregunte al grupo:
*
“¿Quién sabe la respuesta?”
*
Brinde oportunidad para que el grupo participe. Si no saben la respuesta el docente deberá responder con apoyo de la
hoja de trabajo.
*
Continúe la actividad hasta concluir el total de respuestas.
*
Pregunte al grupo si consideran que aumentar los conocimientos sobre la respuesta sexual humana puede brindar
algún beneficio en lo personal, para la relación de pareja y en la relación con los consultantes. Espere las respuestas.
Pregunte al grupo si fue difícil hablar de la respuesta sexual en el contexto de la actividad. Espere las respuestas e
independientemente de las mismas, invite a los y las participantes a transmitir la información adquirida a sus
consultantes , amistades, familiares o pareja.
*
*
*
*
Recalque la importancia de facilitar los medios para hablar de la sexualidad y hacer de ésta un tema común de
conversación.
Concluya sobre los aspectos más relevantes, en especial aquellos en donde existan dudas.
Enfatice que una respuesta sexual placentera involucra de manera importante la relación de la pareja, el afecto, la
libertad y el respeto. Y que deberá existir un acuerdo mutuo entre los miembros de la pareja.
1. Adaptado de The Clarity Collective. Taught not caught. Strategies for Sex Education ,
Worcester y Londres, The Trinity Ppress. Worcester and London. 1986.
EROTISMO, RSH Y DISFUNCIONES EROTICAS
Herramientas educativas
Hoja de trabajo para el facilitador o la facilitadora
Tarjetas de preguntas “¿Sabes la respuesta?”
6. ¿De dónde proviene
la lubricación vaginal
1. ¿Qué es la respuesta
cuando hay
sexual humana?
estimulación sexual y
por qué es importante?
11. ¿ Qué es
el orgasmo?
2. ¿El ciclo de
respuesta sexual
básicamente es el
mismo para las
mujeres que para los
hombres?
7. ¿Qué le sucede al
hombre si tiene
erección pero no tiene
relaciones sexuales?
12 ¿Es similar el
ciclo de respuesta
sexual
durante la
masturbación
que en el coito?
3. ¿Cuáles son las fases
de la respuesta sexual
humana?
8. ¿Cuál es el papel del
ambiente y los
sentimientos en la
respuesta sexual?
13. ¿Es necesario
buscar el orgasmo
simultáneo?
4. ¿Cuál es la función
del clítoris?
5. ¿ Siempre termina la
estimulación sexual
en un coito?
14. ¿Es más maduro el
9. ¿Existe un momento
orgasmo con relación
en la respuesta sexual
sexual que el orgasmo
en que el orgasmo es
del autoerotismo en las
inevitable?
mujeres?
10. ¿Qué cambios
ocurren en el cuerpo
de la mujer durante
el ciclo de respuesta
sexual?
MODULO 5
15. ¿Un hombre
saludable sexualmente
puede complacer
siempre
a su pareja?
127
128
¡Hablemos de salud sexual!
Hoja de trabajo para el facilitador o la facilitadora
Respuestas de “¿Sabes la respuesta?”(1)
1. ¿Qué es la respuesta sexual humana?
Es el conjunto de cambios que ocurren en el organismo humano frente a cierto tipo de estímulos denominados
sexuales, los cuales tienen la capacidad de producir un orgasmo. La respuesta sexual humana incluye el deseo,
la excitación y el orgasmo.
2. ¿El ciclo de respuesta sexual básicamente es el mismo para las mujeres que para los
hombres?
El ciclo de respuesta sexual es casi igual para las mujeres que para los hombres; ambos atraviesan las mismas
fases. No obstante, en general la mujer suele requerir más variedad de caricias y tiempo para llegar al orgasmo
y los hombres, por aprendizaje, están más focalizados en la estimulación de genitales. Otra diferencia es que
algunas mujeres pueden experimentar varios orgasmos sin necesidad de atravesar por un período de
relajación, mientras que el hombre necesita de un periodo de “descanso” entre una y otra relación sexual.
3. ¿Cuáles son las fases de la respuesta sexual humana?
Según Helen S. Kaplan, sexóloga estadounidense, son tres: el deseo, la excitación y el orgasmo.
Anteriormente eran conocidas por Masters y Johnson otras fases: excitación, meseta y orgasmo. Otra opción
es incluir: deseo, excitación, meseta, orgasmo y resolución. Cualquier respuesta puede ser adecuada. El
período refractario es el lapso requerido para pasar de una respuesta sexual a otra.
4. ¿Cuál es la función del clítoris?
Es un órgano externo, cuya función es recibir y transformar la estimulación sexual en placer.
5. ¿ Siempre termina la estimulación sexual en un coito?
No. La estimulación sexual tiene como principal objetivo el sentir placer y esta experiencia puede terminar en
un coito o no. Es recomendable que las personas tengan la libertad de disfrutar el placer sin la exigencia
permanente de terminar en el coito.
6. ¿De dónde proviene la lubricación vaginal cuando hay estimulación sexual y por qué es
importante?
Proviene de las paredes de la vagina y generalmente es resultado de la excitación. Es un líquido claro que
forma una capa de humedad que facilita la introducción del pene como preparación para el coito; si no hay
lubricación, la penetración puede resultar incómoda o dolorosa tanto para la mujer como para el hombre.
7. ¿Qué le sucede al hombre si tiene erección pero no tiene relaciones sexuales?
Nada. La erección se pierde lentamente.
8. ¿Cuál es el papel del ambiente y los sentimientos en la respuesta sexual?
Son una parte fundamental para detener o continuar con la totalidad de los eventos en la respuesta sexual
humana; son inhibidores de la respuesta sexual en situaciones que se vivan como peligrosas o con dolor: el
enojo, la falta de aprecio en la pareja o la hostilidad. El aprecio, el amor, el respeto mutuo y los factores
estéticos despiertan deseo sexual en los seres humanos; también las manifestaciones de cariño y la creatividad.
El impulso sexual responde más al placer que al dolor. Una relación con una pareja receptiva y atrayente es un
estímulo que desencadena o refuerza el deseo sexual. De esta forma, la respuesta sexual humana es un medio
para expresar sentimientos profundos; es un encuentro con lo que somos, donde el respeto y el conocimiento
posibilitarán una relación de armonía con nosotros mismos y el medio ambiente.
9. ¿Existe un momento en la respuesta sexual en que el orgasmo es inevitable?
Sí, cuando la persona facilita la excitación sexual se empiezan a desencadenar una serie de cambios
específicos, empezando por la lubricación vaginal y la erección del pene; una vez que los cambios se
establecen completamente llega un momento en que la acumulación de estímulos hará que se presente el
orgasmo a través de contracciones involuntarias tanto en hombres como en mujeres.
EROTISMO, RSH Y DISFUNCIONES EROTICAS
Herramientas educativas
129
Hoja de trabajo para el facilitador o la facilitadora
Respuestas de “¿Sabes la respuesta?”(2)
10. ¿Qué cambios ocurren en el cuerpo de la mujer durante el ciclo de respuesta sexual?
Aunque se dan cambios en todo el organismo, las manifestaciones más evidentes son la lubricación vaginal, el
endurecimiento de las mamas y erección de los pezones, la coloración rojiza de la piel y el cambio discreto en
el tamaño de labios mayores y menores; hay otros cambios en el canal vaginal y en su parte más exterior se
reduce el diámetro de la vagina; finalmente, se presentan contracciones involuntarias en la parte exterior de la
vagina, el útero y el recto, y el cuerpo regresa a su estado de reposo.
11. ¿ Qué es el orgasmo?
Es la descarga de la tensión sexual, físicamente se presenta como una serie de contracciones involuntarias a
nivel del área de los genitales y sensaciones de placer generalizadas.
12 ¿Es similar el ciclo de respuesta sexual durante la masturbación que en el coito?
Sí, es similar; durante la masturbación se experimentan los mismos cambios que en el coito y también ocurren
orgasmos similares. Aunque para una misma persona cada orgasmo puede ser diferente en cada experiencia
erótica, ya sea en autoerotismo o en pareja.
13. ¿Es necesario buscar el orgasmo simultáneo?
No y no es recomendable presionarse por eso. Es responsabilidad de cada pareja el decidir cuáles son las
condiciones particulares de su expresión sexual, tomando en cuenta el afecto y el respeto mutuo. La expresión
de la sexualidad humana no responde a modelos o estereotipos sociales, responde a demandas individuales
basadas en la armonía, la gratificación, el placer o el juego, el amor, etc., e implica aprendizaje y
conocimiento.
14. ¿Es más maduro el orgasmo con relación sexual que el orgasmo del autoerotismo en las
mujeres?
No. La mayoría de las mujeres saludables sexualmente requieren de estimulación en el clítoris tanto en el
autoerotismo como en la relación sexual. Algunas mujeres se sienten mal por no tener orgasmos sin
estimulación clitorídea durante la relación sexual como resultado de la contaminación de errores de
información. Ambos orgasmos son igualmente maduros y son una expresión del desarrollo erótico saludable.
15. ¿Un hombre saludable sexualmente puede complacer siempre a su pareja?
No. Un hombre saludable sexualmente se comunica con su pareja, ambos pueden expresar sus deseos, los dos
se estimulan mutuamente, la satisfacción depende de ambos, y a la vez cada miembro de la pareja puede
estimularse a sí mismo de acuerdo a sus necesidades. Tanto hombres como mujeres forman una parte activa de
la vida erótica.
MODULO 5
130
¡Hablemos de salud sexual!
Notas

Documentos relacionados

Respuesta Sexual Humana

Respuesta Sexual Humana ya que los seres humanos acceden al placer per se y no se relacionan eróticamente con fines necesariamente reproductivos; más aún, muchos hombres y mujeres que tienen relaciones sexuales

Más detalles