Alonso Donoso - Schoenstatt Maipú

Comentarios

Transcripción

Alonso Donoso - Schoenstatt Maipú
Familia Schoenstatt Maipú
1
Familia Schoenstatt Maipú
ÍNDICE
Entrada
Pág.
10
10
10
11
11
11
12
12
12
12
13
13
13
13
14
14
14
15
15
15
15
16
16
16
17
17
17
17
17
17
17
17
18
18
18
18
18
18
Gloria
Abre tu jardín
Aclaro
Alabaré
Canta Iglesia
Canto a Dios Padre
Celebremos
Como un sol
Den al Señor
Este es el día
Gracias al Dios creador
Hacia ti
Haz cantar tu vida
Hijo del padre
Jerusalén
Juntos como hermanos
Mensajero de la paz
Portadores de la esperanza
Preparad
Señor, quien entrará
Qué alegría cuando me dijeron
Vamos a la casa del Señor
Venga tu reino
Vengan a él
Vienen con alegría
19
19
19
20
20
20
20
21
21
21
21
Perdón
24
24
24
24
24
24
24
25
25
25
25
25
25
25
26
26
26
22
22
22
22
23
23
23
23
23
Gloria (Hnas de María)
Gloria
Gloria II
Gloria, gloria
Gloria, gloria, gloria
Gloria, gloria a Dios
Gloria, gloria a Dios en el cielo
Gloria, gloria aleluya
Gloria a Dios
Gloria a Dios en el cielo
Gloria a Dios en el cielo, mucha paz
en la tierra
Gloria a Dios en las alturas
Gloria a Dios en las alturas II
Gloria al Señor
Gloria Betsaida
Gloria Cantan
Gloria nortino
Gloria trino
Gloria y honor sean dados
La gloria a Dios, al Padre creador
Aclamación y proclamación del
Evangelio
Hoy perdóname
La misericordia del Señor
Oh santo Dios
Oh Señor ten piedad
Perdón Señor
Señor, Señor, Señor ten piedad
Señor ten piedad
Señor ten piedad II
Señor ten piedad III
Señor ten piedad IV
Señor ten piedad V
Señor ten piedad de nosotros
Ten piedad de mi oh Dios
Ten piedad de mi Señor
2
¿A dónde iré Señor?
Abre mis labios
Alabe todo el mundo
Aleluya
Aleluya II
Aleluya III
Aleluya IV
Aleluya V
Aleluya, el padre me envió
Aleluya es el Señor
Aleluya hay un gozo en el cielo
Aleluya vivo estas
Amor, amor
Bendecid a Dios
Busca primero el reino de Dios
Cristo Jesús
Dios está aquí
Familia Schoenstatt Maipú
26
26
26
26
26
26
26
26
26
26
27
27
27
27
27
27
27
27
27
27
27
28
28
28
28
28
Dios ha hablado
Dios que nos amas
Donde hay amor
El Señor es mi fortaleza
En el nombre de Jesucristo
En nuestra oscuridad
En ti Señor reposa
Escucha bien amigo mío
Gloria a ti Señor
Gustad y ved
Jesús es Señor
Margaritas
Mi alma se reposa
Nada te turbe
No me eligieron ustedes
Oh Sagrado Corazón
Pon tu gozo
Preparad el camino al Señor
Señor, escúchanos
Si alguno tiene sed
Tengo sed de ti
Toda la tierra
Tú has venido
Tú lo sabes todo
Tu palabra me da vida
Tuyo es el reino
33
Vida y ofrenda
Santo
34
34
34
34
34
35
35
35
35
35
35
35
Alabanza y gloria
Santo (Gran Gozo)
Santo
Santo a Cristo Rey
Santo de gloria
Santo es el Señor
Santo es el Señor del universo
Santo Franciscano
Santo Gen Rosso
Santo, Señor de gloria y poder
Santo trote
Tembloroso
Cordero
36
36
36
36
36
36
36
Cordero continental
Cordero de Dios (P. Cristóbal
Fones)
Cordero de Dios (Pepe Plaza)
Cordero de Dios
Cordero Betsaida
Cordero Saya
Dios de amor
Ofertorio
Comunión y meditación
29
29
29
29
30
30
30
30
30
31
31
31
31
32
32
32
32
33
Bendito seas
Bendito seas Señor
Después de preparar
El Señor nos da su amor
El vino y el pan
En tu altar
Juntos nos acercamos
Los cinco panes
Negra es la uva
Oh Señor
Pan vivo
Recibe, oh Dios
Recíbeme
Recibe Señor
Sabemos que vendrás
Te hace presente en mi
Toma
Tomad Señor y recibid
37
37
37
38
38
38
39
39
39
40
40
40
40
41
41
3
A Jesús
A mi lado
A nuestros corazones (Hnas de
María)
A ti Jesús
A tu encuentro
Abandónate (Romina González)
Al caer la tarde
Alegraos (Hnas de María)
Alégrate hija inmaculada
Algún día moveremos las montañas
Alma de Cristo
Alma Misionera
Alma y Corazón (Felipe Poblete,
Ricardo Acosta y Marcos R.)
Alzar banderas
Ámame como eres
Familia Schoenstatt Maipú
42
42
42
43
43
44
44
44
44
45
45
45
45
46
46
46
47
47
47
48
48
49
49
49
49
50
50
50
51
51
51
52
52
52
53
53
53
53
54
54
54
55
55
55
56
56
56
Amar
Amar es entregarse
Amarte a ti Señor
Amigo de publicanos
Aquellas palabras
Aquí estoy
Aquí estoy Señor
Bautismo
Buen Pastor
Cada vez que te recibo
Caminando en la alianza
Camino de la cruz
Camino, verdad y vida
Canción al corazón de Jesús
Canción a Jesús resucitado
Canción al sagrado corazón
Canción de Elías
Canción del si
Canción del profeta Jeremías
Cara a cara
Cayado de amor
Cerca de ti
Cenáculo joven
Como antes, más que antes
Como el padre me amó
Como quisiera
Como un niño
Confía
Confiados en Cristo
Consagrados a ti
Consolad
Corazón de fuego
Coronado de espinas
Cristo de hoy
Cristo del calvario
Cristo está conmigo
Cristo joven
Cristo te necesita para amar
Deja que nazca
Déjate
Desierto
Despertar
Duerme Señor en mi barca
El apóstol
El buen samaritano
El caminante
El crucifijo
57
57
57
58
58
59
59
59
60
60
60
61
61
61
62
62
62
62
63
63
63
64
64
64
65
65
66
66
66
67
67
67
68
68
68
69
69
69
70
70
70
71
71
71
72
72
72
4
El jardinero
El joven rico
El llamado
El peregrino de Emaús
El proceso
El Señor de la historia
El Señor es mi pastor
En el principio
En nuestra llameante bandera
En ti
En ti Señor
En tus alas de fuego (Hnas de María)
En tus manos
Encuéntrame (Romina González)
Encuentro
Entrega
Entregando el corazón
Eres el fuego
Es el Señor
Escojo la vida
Espíritu Santo
Estamos aquí
Estas dentro de mi
Felices hombres del Señor
Frente a ti Jesús
Fruto nuevo de tu cielo
Fuego
Fuego de su fuego
Fuiste tu
Getsemaní
Haces nuevas todas las cosas
Hasta que mi patria sea Sion
Hay un lugar
He pensado
Heimat (Felipe Poblete y Mario H.)
Heroicamente en tu jardín
Hijo levántate
Hoy es tiempo de Santos
Hoy Señor vengo ante ti
Humilde corazón
Imploramos tu Espíritu
Jardinero
Jesucristo
Jesús (Elicura)
Jesús de Nazaret
Jesús de pies cansados
Jesús el carpintero
Familia Schoenstatt Maipú
73
73
73
74
74
74
75
75
75
76
76
76
77
77
78
78
78
79
79
79
79
80
80
80
81
81
81
81
82
82
82
83
83
83
84
84
84
85
85
85
85
86
86
86
87
87
87
Jesús en el templo
Jesús, en ti confío
Jesús eucaristía
Jesús estoy aquí
Jesús, ¿Quién eres tú?
La barca
La contienda
La entrega
La oración
La primera legión
La samaritana
La voz del mar
Las redes
Las tres gracias del santuario
Lázaro
Llévame
Llévame II
Lo que importa es el amor
Los pasos de Jesús
Mar adentro
Mar adentro (misión país)
Maranathá
Más allá del mar
Más que un sueño
Me tocaste Jesús
Mi amigo fiel
Mi buen pastor
Mi corazón está en paz
Mi Cristo bendito
Mi Señor, mi Dios
Mi Señor y mi Dios
Milagro de amor
Misioneros del 2000
Misión del apóstol
Nadie te ama como yo
Ni la muerte ni la vida
No mueras hermano
Óigame Señor Jesús
Oración
Oración de la noche
Oración de San Francisco de Asís
Oración de Santa Rafaela
Otra vez junto a ti
Oye amigo mío
Padre, hijo, buen pastor
Padre amado, Padre amado
Padre amerindio
88
88
88
89
89
89
90
90
90
91
91
91
91
92
92
92
92
93
93
93
94
94
94
95
95
95
96
96
96
97
97
97
98
98
98
99
99
99
100
100
100
101
101
101
102
102
102
5
Padre voy contigo
Pan del cielo
Para darlo a los demás
Para los próximos cien años
Pastor y cordero
Paz armada
Pentecostés
Pescador de hombres
Por eso ven
Prueben que bueno es el Señor
Puert et Pater
Que puedo darte Jesús
Que se niegue a sí mismo
Que te puedo dar
Quiero alabarte
Quiero cantar una linda canción
Quiero construirte una casa Señor
Rema
Renacer
Salmo 91
Salmo de la creación
Salto a la luz
Salve Rey
Señor
Señor a quien iremos
Señor átame
Señor del cielo y mar
Señor envíanos
Señor tu eres nuestro pan
Señor yo creo
Será Dios
Si me levantaré
Si no estuvieras tu
Si no tengo amor
Si yo no tengo amor
Siempre has sido tu
Siempre si
Siervo de Dios
Sígueme soy camino
Sin ti
Solo basta Dios
Soñar
Sopla tu viento
Tal como eres
Tan cerca de mi
Tanto tiempo
Tantos hombres
Familia Schoenstatt Maipú
102
103
103
103
103
104
104
104
104
105
105
106
106
106
107
107
107
108
108
108
108
109
109
110
110
110
111
111
111
112
112
112
112
113
113
113
114
114
114
115
115
115
116
116
116
Tarde de luz en Caná
Te adoro con fe
Te alabo
Te consagro
Tengo un corazón
Tiembla de emoción
Tierra nueva de la trinidad
Tres cosas tiene el amor
Toma mi mano y ven
Toma mi vida aquí estoy
Tómanos Señor
Tu eres mi camino
Tu rostro
Tu voz no se olvida
Tu voluntad
Tu y yo por ellos
Tuyo soy
Un nuevo hogar
Un nuevo sol
Una historia entre dos
Una llamada de amor
Vamos a tu encuentro
Vamos al padre
Ven
Ven amada mía
Ven conmigo
Ven Espíritu y transforma
Ven Jesús
Ven, levántate
Ven Señor
Ven y sígueme
Ven y verá
Vengo a ti
Venid a mí
Vive Dios
Vivo sin vivir en mi
Volver a empezar
Volver a volar
Vuela
Vuelvan los ojos
Y yo le resucitaré
Yo soy el camino
Yo volveré a cantar
Yo te alabo
Zaqueo
Cantos marianos
117
117
117
118
118
118
118
119
119
119
120
120
121
121
121
121
122
122
122
123
123
123
123
124
124
124
124
125
125
125
126
126
126
127
127
127
127
128
128
128
129
129
129
129
130
6
Agradecimiento
Alégrate una vez más
Álzate vencedora
Amor incomparable
Arcilla entre sus manos
Asunción de María al cielo
Avanza Reina
Ave Imperatrix
Ave María
Ave María (Hnas de María)
Ave María (Pablo Coloma)
Ave María II
Ave María (Un día)
Ave María (Cristóbal Fones)
Ave María llena de gracia
Bajo tu amparo (Betsaida)
Bendita eres, Madre
Bienaventurada
Cántico a María
Como tú (Betsaida)
Con esos ojos de misericordia
Consagración
Contigo María
Contigo Virgen del Carmen
Dichosa tú
Dulce doncella
Dulce doncella que trabajas
El ángelus
El diario de María
El mensaje de Gabriel
El saludo de María
En tu poder y en tu bondad
Gracias madre (Hnas de María)
Hazme ser tu hija
He aquí tu esclava
Hoy me consagro a ti
Junto a ti María
La elegida
La promesa
Llena de gracias
Madre, aquí estoy
Madre, aquí estoy II
Madre, aquí estoy III
Madre de la luz
Madre de nuestra América
Familia Schoenstatt Maipú
130
130
131
131
131
131
132
132
132
132
133
133
133
133
134
134
134
135
135
135
135
136
136
137
137
137
137
138
138
138
139
139
139
140
140
140
140
140
141
141
141
142
142
Madre del amor
Madre del mundo
Madre del redentor
Madre del silencio
Madre desciende
Madre hoy quiero hablarte
Madre quien me mire te vea
Maravillas hizo en mí
María
María acércame a él
María, aseméjanos a Ti
(L: P.J. Kentenich; M y I: Felipe
Poblete y Ricardo Acosta)
María, casa de Dios
María de la alianza
María de la paz
María de Nazaret
María gran azucena
María luz de esperanza
María mírame
María se refleja en ti
María tierra del padre
María, ven a reinar (Hnas de María)
María Virgen del Carmen
Mi alma canta
Mirarte a ti (Romina González)
Nunca perecerá
Oh María
Oh María, madre mía
Oh Santísima
Para construir contigo el reino (Hnas
de María)
Por ti, hija de Sion
Por ti María
Proclama mi alma
Puer et Pater (Felipe Poblete y
Ricardo Acosta)
Quiero decir que sí
Que vio en ti
Reginae Sum (Hnas de María)
Reina del tamarugal
Reina inmaculada
Reina ven
Rostros
Santa María
Santa María del camino
Santo es este lugar
142
143
143
143
144
144
144
144
145
145
145
145
146
Señora tómame la mano
Sube al cielo (Hnas de María)
Te elevan María
Todavía una vez más
Un día al cielo iré
Un día la veré
Vals de las cuatro azucenas
Vamos a cantar
Venid y vamos todos
¡Ven reina, madre de Dios!
Virgen del Carmen Bella
Virgen María
Vuelve María
Himnos
147
147
147
148
148
148
149
149
150
150
151
Himno a la Santísima Trinidad
Himno aliadas de Schoenstatt
Himno campamento Catemu 2010
Himno de alabanza
Himno de Franz Reinisch
Himno de la familia
Himno del jubileo
Himno Maipú
Himno misión país
Himno nacional juventud femenina
Himno siembra UC
Cantos de adviento y navidad
152
152
152
153
153
153
154
154
154
155
155
155
156
156
156
156
157
7
A Jesús niño
A la sagrada familia
A las doce de la noche
A María en Belén
Adviento
Campana sobre campana
El tamborilero
En Belén
Ha nacido un Rey
La noche tranquila
La peregrinación
La vigilia (Hnas de María)
Los peces en el río
Mi burrito sabanero
Noche de paz
Ofrenda de Belén
Toda la tierra espera al salvador
Familia Schoenstatt Maipú
157
157
157
158
Tu santuario es nuestro Belén
Vamos todos a Belén
Vayamos Cristianos
Ven Señor no tardes
Hoy quiero cantarte
169
169
169
170
170
171
171
171
172
172
173
173
173
CDS DE SCHOENSTATT
Esto que te doy
159
159
160
160
161
161
161
162
162
162
162
163
163
Abrazada a ti
Consuelo de los hombres
El que muere por mi
Escúchame Dios
Esto que soy, eso te doy
Hasta que el mundo anda por él
Ignis Mariae
La reina en familia
Nada sin ti, nada sin nosotros
Quiero ser santo
Renace la vida y el corazón
Salmo 17
Si rasgaras
Quédate entre nosotros
174
174
174
175
175
175
176
176
176
177
177
Ciudad multicolor
164
164
165
165
165
166
166
167
167
167
168
168
Alza mi paz
Brille tu luz Señor
Buenas noches Padre Dios
De mi vida eres el sol
Esperaban en Jerusalén
María de la trinidad
Primera misionera
Que el fuego se transforme
Quiero decir tu nombre regreso
Señor de mis silencios
Transforma mi casa en tu hogar
Tu canto
Vivir en ti
Cena de jueves
Cristo Rey
Estandarte
Jesús alimento que da vida
Kuaray ose jevy (el sol vuelve a
alumbrar)
La de siempre
María madre
No hay amor más grande
Sião multicolor
Te vuelvo a entregar
Tu amor
Vivir
Cántaro niño
Corazón más ancho
De Cirene
Después de caer
Misioneros
Nuevas playas
Por un solo momento
Somos JM, somos iglesia
Subido al Sicomoro
Todavía una vez más
Tu herencia
Misión Nigeria
178
178
178
178
179
179
179
180
180
180
8
Aseméjanos a Ti
Bautismo de fuego
Camino del pastor
Canción al Dios escondido
Desciende
Himno Misión Nigeria
Nuestra alianza
Ofrecimiento
Padre amado
Salve Reina
Familia Schoenstatt Maipú
Tiempo de alianza
181
181
182
182
183
183
183
184
184
184
185
185
185
186
Conversión
Acuérdate de mi
Apareces
Caminando
Camino de eternidade
En manos del padre
Frente a ti
La labor del apóstol
Mi entrega a ti
Milagro en el Jordan
Se en quien he puesto mi confianza
Siempre para ti
Sin fronteras
Reina y madre
Tu voz
187
187
188
188
188
189
189
189
190
190
9
Contigo en el camino
Espera mi Señor crucificado
Hoy creemos
La flagelación
No me mueve
Presente, vivo y real
Que quieres de mi
Señor mío y Dios mío
Ven Espíritu Divino
Ven Espíritu Santo Creador
Familia Schoenstatt Maipú
ENTRADA
Y de nuevo despertamos a la vida
a entregarnos por entero a la labor;
si pudiera detener esta rutina
y dar gracias porque existo hoy.
ABRE TU JARDÍN
Abre tu jardín, traigo una nueva noticia;
novedad sin fin, corramos a recibirla
ven, levántate.
Cambiaría como todo cambiaría
por completo nuestra posición
de egoísmos y de falsas apariencias
cambiaría nuestro falso amor.
Abre tu jardín, pon flores en tu ventana,
canta una canción, hoy día se murió la
muerte.
Es día de fiesta, es día de vida.
ALABARE
No te quedes hoy, encerrado en tus
costumbres,
como en el sillón de las antiguas
verdades.
Llega un nuevo día, ven a renacer.
/: Alabaré a mi Señor:/
Juan vio el número de los redimidos
y todos alababan al Señor
unos oraban, otros cantaban,
y todos alababan al Señor.
Vamos por ahí, cantando la buena nueva.
Ama de verdad, como a ti te están
amando.
Vive la palabra, luego vivirás.
Todos unidos, juntos cantemos
glorias y alabanzas al Señor
gloria al Padre, gloria al Hijo
gloria al Espíritu de amor
ACLARO
Mira como aclara en la cordillera
como florece el resplandor del sol;
como la fría mañana se entibia
como Dios nos da un día más de amor...
Somos tus hijos Dios Padre eterno
Tú nos has creado por amor
te alabamos, te bendecimos
y todos cantamos en tu honor.
Y su luz recorre campos y florestas
abarcando hasta el último rincón
penetrando por tinieblas, dando vida,
y jamás detiene su calor.
Y aclaró en el último rincón de mi pieza
aclaró en el último rincón de mi corazón;
aclaró la eterna oscuridad del camino,
aclaró un día más de vida nos ofrece
Dios.
10
Familia Schoenstatt Maipú
Y hace que suban al cielo
de la mano de María
hombres llenos de alegría, de su gracia
portadores.
“Vayan a encender el mundo”, es
consigna y profecía
de la mano de María es misión de
fundadores.
CANTA IGLESIA
Señor queremos que mires tu,
toda nuestra comunidad
en ella hay paz y belleza,
amor y miseria y pecado también.
Mira y acerca tu gracia
necesitamos oír tu voz,
de tu evangelio, con gozo nuevo
y una esperanza en el corazón.
CELEBREMOS
Canta iglesia reunida aquí,
es el Señor que te invita,
a renovarte en la fe y a ser
en el mundo un testigo de amor.
Canta iglesia y alza tu voz
en una sola alabanza,
en una sola asamblea orante
y alegre porque vive Dios.
Vamos a cantar al Señor
Un canto nuevo porque su amor
Es grande por nosotros
Acerquémonos a su mesa.
Unamos mis alabanzas
Den gracias al Padre que nos
Regala a Jesús
Conocido por el Espíritu.
Haz Señor que con tu espíritu,
podamos también discernir,
con fe mirar el futuro
sin miedo de poder fracasar.
Santa María la madre
de la nueva evangelización
ruega Señora, por los que sufren,
por los que esperan en tu bondad.
/: Celebremos al Señor de la vida
Al resucitado, Cristo el Señor:/
Gocemos de su presencia real
Jesús está con nosotros
Alegría, paz y amor
Para todos que Dios llamó.
CANTO A DIOS PADRE
Grande es el cariño
para con tus hijos
tierno eres Padre
con quienes te aman
Tú bien lo sabes
de qué estamos hechos
te acuerdas de que somos tierra.
Dios nos sostiene y nos cuida
nos protege y nos cobija,
con su amor nos regocija
en nuestra terrena andanza.
El Padre nos va cambiando
como alfarero a la arcilla
somos su voz, su semilla,
la tierra de sus amores.
11
Familia Schoenstatt Maipú
COMO UN SOL
ESTE ES EL DÍA
Hoy me llamas a subir.
Aquel monte, en oración.
Es un largo recorrido,
que tus pasos han seguido
Y al quedarme tras de Ti
Te contemplo en emoción.
Este es el día en que actuó el Señor: sea
nuestra alegría y nuestro gozo.
Dad gracias al Señor porque es porque
es eterna su misericordia.
¡Aleluya, aleluya!
Que lo diga la casa de Israel:
es eterna su misericordia,
que lo diga la casa de Aarón:
es eterna su misericordia
Que lo digan los fieles del Señor:
es eterna su misericordia.
Te diriges hacia el Padre,
en intensa reflexión.
Tus Vestidos se iluminan,
tu Mirada ya encendida,
habla al corazón que late
con un dejo de temor.
Abridme las puertas del triunfo
y entraré para dar gracias al Señor .
Esta es la puerta del Señor;
los vencedores entrarán por ella.
Yo no he de morir, yo viviré
para cantar las hazañas del Señor
Como un sol,
te hemos visto hoy brillar,
y que brille en nosotros
con tu Luz, la Santidad.
Como un sol,
nos has dicho tu Verdad,
y tu Padre con su Voz
nos da cuenta de tu Don.
La piedra que el cantero desechó,
es ahora la piedra angular
Es el Señor quien lo ha hecho,
esto ha sido un milagro patente.
Te doy gracias porque me escuchaste
porque fuiste, Tú, mi salvación.
Ya los justos te acompañan,
haz contado de tu Cruz.
Nos empapas de alegría,
de tu Gracia tan divina
que trajiste a los que aclaman,
que del mundo eres la Luz.
GRACIAS AL DIOS CREADOR
Gracias al Dios creador
gracias al Dios que es amor
porque hizo nacer el amor humano
para dar vida para ser luz y camino
en su creación.
DEN AL SEÑOR
Den al Señor sus alabanzas
Denle poder, honor y gloria
a una voz, canten un himno al Señor
Alégrense mares y montañas,
alégrense el cielo y las estrellas,
porque el Señor de la vida
hizo nacer el amor
En siete días Dios creó el mundo
Adán pecó y perdió el cielo
Jesús vino para redimirnos
murió en la cruz y nos salvó.
Cante la vida en la tierra,
cante la creación entera,
porque el Señor de la vida
hizo nacer el amor.
Jesús dijo a Pedro ven te llamo
el camino es duro mas iré contigo.
Pedro respondió soy un pecador
tiró sus redes y al Señor corrió.
12
Familia Schoenstatt Maipú
HACIA TI
HIJO DEL PADRE
Nunca pensé que tu casa era mi casa
donde tú eres el Padre y por el Espíritu,
yo tu hijo. Anduve errante por los valles y
quebradas el desierto imponente
buscando pistas que me guiaran.
Hijo de Dios Padre Dios y Señor
Hijo de María , Tú, buen pastor Hijo y
hermano libertador
ven, Jesucristo, ven, ven, Señor
Por el nombre nos conoces
buen pastor de la Iglesia
en la noche y lejanía
te conocen tus ovejas.
Hacia ti, Dios Padre Creador.
(Infinito en el amor)
Hacia ti, por Cristo el Redentor
(Eres tú el Buen Pastor)
Hacia ti, con María dar un sí.
(Estar abierto a tu querer)
Con tus manos perforadas
rompe el Padre las cadenas
con tu rostro ensangrentado
de su amor nos da la prueba.
Hacia ti, en tu Espíritu que consume mi
ser, hoy tomo el camino que tú vayas
señalando, adentrando en el misterio de tu
amor crucificado. Mantendré alegre y
siempre seguro el paso porque no recorro
solo, sino con tu Hijo a mi lado.
Cada pobre es tu llaga
cada cárcel es tu tienda
cada viuda es tu llanto
ya tu muerte es primavera.
HAZ CANTAR TÚ VIDA
JERUSALÉN
Yo creo en Dios que canta
Que la vida hace cantar
/: Es tiempo de ponerse de pie,
Pues tu luz viene con la gloria del Señor:/
Levanta tu mirada y mira lejos,
Que tu corazón se funda y se dilate.
He aquí tus hijos que vuelven hacia ti
Construyendo el nuevo amanecer.
Creo en Dios que canta y que la vida hace
cantar la dicha y el amor son los regalos
que el da es como la fuente que canta en tu
interior y te impulsa a beber la vida que Él
te da.
Jerusalén, Jerusalén,
Quítate el manto de tristeza
Jerusalén, Jerusalén
Canta y baila por tu Dios.
Creo en Dios que es Padre y que Él se
dice al cantar Él hizo para ti cantar la
creación;
nos invita a todos que a la vida le
cantemos
solo pensando en Él brota sola una
canción.
Creo en Jesucristo que es el hijo de Dios
Padre y en el evangelio Él nos canta su
amor;
Él hace cantar la vida de los hombres
y toda vida es la gloria del Señor.
/: Todas las naciones marcharán hacia Ti
En tu luz los reyes nacerán:/
La paz y la justicia en ti gobernarán,
Plena de confianza y amor estarás.
El tiempo de tu duelo habrá terminado,
Entre las naciones me glorificarás
13
Familia Schoenstatt Maipú
JUNTOS COMO HERMANOS
PORTADORES DE LA ESPERANZA
Juntos, como hermanos
miembros de una iglesia
Vamos caminando
al encuentro del Señor.
Despierta en el corazón la necesidad de ir
a entregar las manos y las ganas de servir.
Se escucha un grito de desesperanza en el
hay tanta gente extraviada, sin ganas de
vivir.
Un largo caminar
por el desierto bajo el
No podemos avanzar
sin la ayuda del Señor
Y es su voluntad, venir a este lugar,
ser la luz que ilumine el caminar
Portadores de la esperanza,
siguiendo a Cristo con el corazón,
sembradores de la Palabra
encendiendo almas con su amor.
Unidos al rezar,
unidos en una canción
Viviremos nuestra fe
con la ayuda del Señor
Se abren nuevas puertas para evangelizar,
se necesitan nuevas voces que porten su
verdad.
Nuestra Iglesia crecerá con fuerza y
santidad,
si nos donamos libremente, en misión, a
los demás.
La iglesia en marcha está
a un mundo nuevo vamos ya
donde reinará el amor,
donde reinará la paz.
MENSAJERO DE LA PAZ
¡Es hermoso ver la paz de la montaña
Los pies del mensajero de la paz!
Un nuevo paso dar, la bandera levantar,
en nombre del Señor hasta el final.
El señor envió a sus discípulos,
Los mandó de dos en dos.
Portadores de la esperanza...
Renacerán la fe y la caridad,
se calmarán tormentas con su paz,
se construirán hogares donde reine la
verdad,
donde todos puedan compartir el pan.
Los mando a las ciudades
Y lugares donde iba a ir él.
“La cosecha es abundante”,
Les dijo el señor al partir.
Portadores de la esperanza...
Pídanle al dueño del campo
Que envíe más obreros a su mies.
Portadores de la esperanza,
siguiendo a Cristo con el corazón,
sembradores de la Palabra,
encendiendo almas con su amor,
construyendo el Reino del Señor.
Al entrar en una casa
Saluden anunciando la paz.
Cuando alguien los reciba
Que se apoye en nuestra paz.
Cuando entren y no los reciban,
La paz a ustedes volverá.
14
Familia Schoenstatt Maipú
Según la costumbre de Israel
A celebrar el nombre del Señor
En ella están los tribunales de justicia
En el palacio de David.
PREPARAD
Una voz grita en el desierto, es la voz de
un profeta, "enderecen el camino del
Señor que pronto viene"
Desead la paz a Jerusalén
Vivan seguros los que te aman
Haya paz dentro de tus muros
En tus palacios, seguridad.
/: Preparad, preparad, preparad, el
camino del Señor:/
Las quebradas eran rellenadas, los montes
y cerros allanados, las asperezas se
suavizan, todos verán el día del Señor.
Por mis hermanos y compañeros
Voy a decir “la paz contigo”
Por la casa del Señor, nuestro Dios
Te deseo todo bien.
Convertid vuestro corazón, comenzad una
nueva vida, cuando llegue el Mesías, os
encontrará esperando
VAMOS A LA CASA DEL SEÑOR
Vamos a la casa del Señor
a ver el más grande acto de amor,
a ver el Misterio de nuestra fe:
el Cuerpo y la Sangre del Señor.
SEÑOR, QUIÉN ENTRARA
/:Señor, quién entrará
En tu santuario para alabar:/
El de manos limpias y corazón puro
Que no es vanidoso y que sabe amar.
/:Señor yo quiero entrar
En tu santuario para alabar:/
Dame manos limpias y corazón puro
No ser vanidoso, enséñame a amar.
Canta, Oh lengua, el gran misterio
de la Sangre del Señor
y de su Cuerpo glorioso
que en precio del mundo nos dejó
Aquel Rey de las naciones
que de María nació.
/:Señor, ya puedo entrar
En tu santuario para alabar:/
Tu sangre me lava, tu fuego me quema
Tu Espíritu santo inunda mi ser.
Vamos con María, nuestra Madre,
la Reina y esclava del Señor,
y con San José, humilde varón,
los santos y ángeles del Dios.
/:Canta, Oh lengua, el gran misterio
de la Sangre del Señor
y de su Cuerpo glorioso
que en precio del mundo nos dejó:/
QUÉ ALEGRÍA CUANDO ME
DIJIERON
Qué alegría cuando me dijeron, vamos a
la casa del Señor, ya están pisando
nuestros pies, tus umbrales Jerusalén.
Aquel Rey de las naciones
que de María nació.
Jerusalén está fundada
Como ciudad bien compacta
Allá suben las tribus
Las tribus del Señor.
15
Familia Schoenstatt Maipú
VENGA TU REINO
VIENEN CON ALEGRÍA
Somos Pueblo de Dios, Iglesia Peregrina
como una gran familia que camina unida
venimos a cantar en la fracción del pan
que nuestra fuente es el Dios de la Vida
Vienen con alegría, Señor
Cantando vienen con alegría, Señor
Los que caminan por la vida, Señor
Sembrando tu paz y amor.
Venga a nosotros tu Reino de Amor
pon a tu Pueblo de pie
celebraremos contigo, Señor
renueva nuestra esperanza
celebraremos contigo, Señor
una fiesta de Nueva Alianza
Vienen trayendo la esperanza
A un mundo cargado de ansiedad
A un mundo que busca y que no alcanza
Caminos de amor y de amistad.
Vienen trayendo entre tus manos
Esfuerzos de hermanos por la paz
Deseos de un mundo más humano
Que nacen del bien y la verdad.
Somos Cuerpo de Cristo, Iglesia que
comparte
y que alimenta al mundo tan dolido de
hambre
venimos a cantar en la fracción del pan
que nuestro amor es el Dios hecho carne
Somos Templo sagrado del Espíritu Santo
como un hogar que acoge alegría y dolor
venimos a cantar en la fracción del pan
que nuestra fuerza es Dios Consolador
VENGAN A EL
Vengan a el, el fuente de vida nueva.
Vengan a el, el es vida y verdadera paz.
Vamos a el, el es fuente de vida nueva.
Vamos a el, el es vida y verdadera paz.
Por largo tiempo yo vagué
Con un vacio en el corazón;
Estaba herido y mendigué
En un mundo donde no hay paz.
Pero hoy día mi vida cambio,
Jesucristo la trasformó,
Quiero cantar y proclamar
Que Jesús es la verdad.
Es en su vida que descubrí
Mi rostro y mi identidad,
Cristo me llama a renacer
A la vida de eternidad.
16
Familia Schoenstatt Maipú
PERDÓN
HOY PERDONAME
PERDÓN SEÑOR
Hoy perdóname, hoy por siempre, sin
mirar la mentira, el vacío de nuestras
vidas nuestras faltas de amor y caridad.
Perdón Señor,
Perdón Señor piedad de mí.
Pequé Señor,
Pequé Señor piedad de mí.
Hoy perdóname, hoy por siempre aún
sabiendo que he caído que de Ti siempre
había huido hoy regreso arrepentido,
vuelvo a Ti, vuelvo a Ti.
SEÑOR, SEÑOR, SEÑOR TEN
PIEDAD
Señor, Señor, Señor ten piedad.
LA MISIERICORDIA DEL SEÑOR
La misericordia del Señor
Cada día cantaré.
Cristo, Cristo, Cristo ten piedad.
Señor, Señor, Señor ten piedad.
OH SANTO DIOS
SEÑOR TEN PIEDAD
Oh Santo Dios, Jesús Señor
tu mano me tocó,
me amaste a mí, un pecador
tu gracia me salvó.
/: Señor ten piedad
de nosotros ten piedad:/
Cristo ten piedad
Cristo ten piedad
Cristo ten piedad
Tu gracia recibí, dulzura y luz
yo nunca merecí tanto amor
mi vida renació, se iluminó
de la sombra pasé a la luz
/: Señor ten piedad
de nosotros ten piedad:/
Me abriste el corazón con tu perdón
mi pecho se inflamó en el ardor
porque tu gracia, Señor, mi dolor curó
ya nunca más sentí temor
SEÑOR TEN PIEDAD II
Señor ten piedad
Ten piedad de nosotros
OH SEÑOR, TEN PIEDAD
Cristo ten piedad
Ten piedad de nosotros
Oh Señor, ten piedad
de nosotros ten piedad.
Señor ten piedad
Ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad
de nosotros ten piedad.
Oh Señor, ten piedad
de nosotros ten piedad.
17
Familia Schoenstatt Maipú
SEÑOR TEN PIEDAD III
TEN PIEDAD DE MI OH DIOS
Señor ten piedad
Cristo ten piedad
líbranos del mal,
misericordia de nosotros ten Señor.
Ten piedad de mi oh Dios
Conforme a tu misericordia
Conforme a la multitud de tus piedades
Borra mis rebeliones,
Lávame mas y mas de mi maldad
Y límpiame de mis pecados. (Bis)
SEÑOR TEN PIEDAD IV
Señor ten piedad de nosotros,
Señor ten piedad de nosotros.
TEN PIEDAD DE MI SEÑOR
Cristo ten piedad de nosotros,
Cristo ten piedad de nosotros.
Ten piedad de mi Señor,
ten piedad, ten piedad,
ten piedad de mi Señor, ten piedad de mi.
Señor ten piedad de nosotros,
Señor ten piedad de nosotros.
Cristo escucha y ten piedad
Ten piedad, ten piedad,
Cristo escucha y ten piedad, ten piedad de
mi.
SEÑOR TEN PIEDAD V
Señor, ten piedad, de nosotros ten piedad,
oh Señor, de nosotros ten piedad.
Cristo, Cristo, oh Cristo ten piedad,
Cristo Jesús, de nosotros ten piedad.
Señor, ten piedad, de nosotros ten piedad,
oh Señor, de nosotros ten piedad.
SEÑOR, TEN PIEDAD DE
NOSOTROS
Tú, que has sido enviado a sanar
los corazones afligidos
Señor, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros
Tú, que has venido a llamar
a todos los pecadores
Cristo, ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad de nosotros
Tú, que estás sentado a la diestra del
Padre, para interceder por nosotros
Señor, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros
18
Familia de Schoenstatt Maipú
GLORIA
GLORIA (Hermanas de María)
Tú que reinas al lado del Padre
Atiende nuestra súplica.
Solo tú eres Santo, solo tú Señor,
Solo tú altísimo, tú Jesucristo.
Con el Espíritu Santo
En la gloria de Dios Padre.
Amén, amén.
Gloria a Dios en el cielo
y en la tierra paz a los hombres
que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos, te adoramos,
te glorificamos, damos gracias
Señor Dios, Rey celestial.
GLORIA II
Dios Padre Todopoderoso
Señor Hijo, Único Jesucristo
Señor Dios, Cordero de Dios,
Hijo del Padre.
Tú que quitas el pecado del mundo(ten
piedad de nosotros,)
Tú que quitas el pecado del mundo
(atiende nuestras súplicas,)
Tú que estás sentado a la derecha del
Padre
ten piedad de nosotros.
Gloria a Dios en el cielo y en la tierra
Paz a los hombres.
Gloria a Dios padre nuestro poder y amor
Que hiciste de la nada la creación
Y por salvar al mundo de sus pecados
Enviaste desde el cielo a tu hijo amado.
Gloria a Dios, Jesucristo, Dios hecho
hombre,
Que llevas en tu carne nuestros dolores,
Que venciste a la muerte crucificado,
Y reinas y junto al Padre, resucitado.
Porque sólo Tú eres Santo, sólo Tú Señor
sólo Tú Altísimo, con el Espíritu Santo
en la gloria del Padre.
Amén.
Gloria a Dios, Santo Espíritu, viento y
fuego
Que hiciste de los pueblos, un solo
pueblo,
Que animas a la Iglesia con tu aliento
Para que anuncie al mundo el evangelio.
GLORIA
Gloria a Dios en el cielo,
Y en la tierra paz a los hombres
Que ama el Señor.
Te alabamos, te bendecimos,
Te adoramos, te glorificamos.
Te damos gracias,
Por tu inmensa gloria.
Tú Señor Dios, Rey Celestial,
Dios Padre Todopoderoso.
Tú Señor único, Jesucristo,
Señor, Cordero de Dios.
Tú que quitas el pecado del mundo
Ten piedad de nosotros,
19
Familia de Schoenstatt Maipú
GLORIA, GLORIA
GLORIA, GLORIA A DIOS
|: Gloria, Gloria a Dios en el cielo
y en la tierra a los hombres paz :|
Gloria, gloria a Dios alabanzas,
El no cuida con amor,
Gloria a Dios, gloria a Dios.
Te alabamos y te bendecimos,
te adoramos y glorificamos
y nosotros hoy te damos gracias
por tu grande y eterna gloria
Padre, queremos alabarte
Con Cristo agradecerte,
La vida juvenil, imagen de tu ser.
Cristo, amigo siempre joven,
Que junto con María,
La madre virginal, compartes nuestro
andar.
Señor Dios nuestro, Padre, Padre, Padre
Señor Dios hijo, piedad, piedad
Piedad Señor.
Tú que quitas el pecado del mundo
Escúchanos, escúchanos.
Tú que estas a la derecha del Padre
Piedad, piedad, piedad Señor.
Solo tú eres santo, solo tú Señor
Solo tú altísimo Jesucristo
Con el Santo Espíritu en la Gloria de Dios
Padre
Amén, amen, amen.
Santo, Espíritu de Dios,
Que in fundes fuerzas nuevas,
A nuestra juventud, y creas el amor.
GLORIA, GLORIA A DIOS EN EL
CIELO
Gloria, gloria a Dios en el cielo
Y en la tierra paz a los hombres que ama.
GLORIA, GLORIA, GLORIA
Gloria, gloria al Padre en el cielo,
Gloria, gloria al Padre aquí en la tierra,
Hoy te adoramos por tu gloria,
Que ya está sembrada por toda la tierra,
Bendecimos tu amor.
Gloria, gloria, gloria,
al Señor, Dios en el cielo,
y en la tierra paz
a los hombres de buena voluntad.
Te alabamos y te bendecimos,
te adoramos, te glorificamos,
te damos gracias, Señor,
por tu inmensa gloria,
te damos gracias, Señor, Señor,
Dios, Rey celestial,
Dios Padre Todopoderoso.
Gloria a Jesucristo en las alturas,
Gloria a Jesucristo en la tierra,
Tú que con tu mente no animas,
Borra mis pecados, ten piedad del mundo,
Tú que estas a la derecha.
Y a su Santo Espíritu en el cielo,
Y a su Santo Espíritu en la tierra,
Tú que nos infundes fuerzas nuevas,
Llena nuestras almas, llénanos de gozo,
Tú que creas el amor.
20
Familia de Schoenstatt Maipú
Tú, que estás sentado a la diestra del
Padre
ten piedad de nosotros porque tú eres santo
sólo tú, Señor, Altísimo Jesucristo
con el Espíritu Santo
en la gloria de Dios Padre.
GLORIA, GLORIA ALELUYA
Gloria, gloria aleluya
Gloria, gloria aleluya
Gloria, gloria aleluya
En el nombre del Señor.
Gloria al padre que ha creado
Todo el mundo por amor
Gloria al hijo que ha nacido
Por salvarnos del dolor
Gloria demos al Espíritu
Divino del amor:
Cantemos al Señor.
GLORIA A DIOS EN EL CIELO
Gloria a Dios en el cielo
Y en la tierra paz a los hombres.
Gloria a Ti, oh Padre omnipotente
Rey Celestial.
Te alabamos bendecimos
Adoramos oh Señor
Padre eterno, bondadoso
Y a tu hijo el Redentor
Ten piedad tú que eres Santo
Con tu Espíritu Señor:
A ti gloria y honor.
Gloria a Ti, oh Hijo del Eterno
Dios Redentor.
Gloria a Ti, Espíritu Divino
Que eres amor.
GLORIA A DIOS EN EL CIELO,
MUCHA PAZ EN LA TIERRA
GLORIA A DIOS
Gloria a Dios en el cielo
Mucha paz en la tierra,
Gloria a Dios en el cielo
Mucha paz en la tierra.
Gloria a Dios en el cielo
y en la tierra paz
a los hombres que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria te alabamos
te bendecimos, te adoramos
te glorificamos, te damos gracias
Señor Dios Rey celestial
Dios Padre poderoso.
Te alabamos, te bendecimos
Te adoramos,
Te glorificamos, te damos gracias,
Por tu inmensa gloria.
Tu Señor Dios, Rey celestial,
Padre poderoso,
Tú Jesucristo, Cordero de Dios,
Hijo del Padre.
Hijo único, Jesucristo, Señor, nuestro
Dios
Cordero de Dios, Hijo del Padre
tú, que quitas el pecado del mundo
ten piedad de nosotros
tú, que quitas el pecado del mundo
atiende nuestra súplica.
El único Santo, solo tú Señor,
Solo tú altísimo,
Tú Jesucristo, y Espíritu Santo,
En la gloria del Padre.
21
Familia de Schoenstatt Maipú
GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS
GLORIA AL SEÑOR
Gloria a Dios en las alturas
Y en la tierra paz
Para todos los hombres
De buena voluntad.
Te alabamos, te bendecimos
Te adoramos, te glorificamos
Te damos gracias por tu inmensa gloria.
|:Gloria canten todos, gloria al Señor:|
A Ti, oh Dios, amor y honra, aleluya.
A Ti, que reinas sobre mares, aleluya.
Cielos y tierra siguen el camino que Tú
señalas.
A ti, oh Dios, amor y honra, aleluya.
A ti, que reinas sobre mares, aleluya.
Porque estas junto al padre
De nosotros ten piedad,
Porque tú solo eres santo,
Tú solo el señor.
Tú solo el altísimo Jesucristo Dios
Con el santo espíritu en gloria de Dios,
Amén, Amén, Amén, Amén.
Amor creó al universo, aleluya.
Como huellas de su amor, aleluya.
Que nos conducen como un camino que
va hacia el cielo.
Amor creó al universo, aleluya
Como huellas de su amor, aleluya.
GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS
II
GLORIA BETSAIDA
Gloria, gloria, gloria a Dios
Gloria a Dios en el cielo y tengan paz,
Los que aman al Señor.
|:Gloria a Dios en las alturas
y en la tierra paz a los hombres,
paz a los hombres, paz a los hombres
que ama el Señor:|
Por tu inmensa gloria te alabamos,
Te bendecimos, te adoramos,
Te glorificamos oh Señor
Dios Padre todopoderoso.
|: Te alabamos, te bendecimos,
te adoramos, glorificamos.:|
|:Te damos gracias, te damos gracias:|
por tu inmensa gloria Señor Dios rey
celestial
Jesucristo único Señor y Dios
Cordero de Dios, Hijo del Padre
Tú que quitas el pecado
|: Porque Tú solo eres santo,
solo Tú, solo el altísimo:|
|: Tú solo Altísimo Jesucristo,
con el Espíritu Santo, santo:|
en la gloria de Dios Padre,
Amén, amén, amén, amén.
Oye nuestras súplicas Señor…
Tú que estás a la diestra del Padre
Ten piedad de nosotros.
Porque sólo tú eres santo Señor
Altísimo Jesucristo
Con el Espíritu Santo
En la gloria de Dios Padre. Amén.
Amén, amén, amén, amén.
22
Familia de Schoenstatt Maipú
|: Aleluya amén:|
|: Gloria a Dios, Gloria a Dios,
Gloria al hijo:|
|: A él sea la gloria:|
|: Aleluya amén:|
GLORIA CANTAN
Glooooooooooooooooria
a Dios en el cielo. (Bis)
Gloria cantan en el cielo
Al niño que nació en Belén
El eco de valle en valle
Repite una y otra vez.
|: Gloria a Dios, Gloria a Dios,
Gloria al Espíritu:|
|: A él sea la gloria:|
|: Aleluya amén:|
Hoy nosotros repetimos
Todos juntos al cantar
Que los cielos entonaron
A la entrada del portal.
GLORIA Y HONOR SEAN DADOS
Gloria a Dios en el cielo
y en la tierra paz a los hombres
que ama el Señor. (Bis)
Adoremos al Dios niño
Que nos trajo salvación
Y pidámosle su gracia
Cantando todos a una voz.
Gloria y honor sean dados
al Padre y al Hijo
a Ti, Espíritu Santo
por la eternidad.
Cristianos en esta noche (día, tarde)
Entonemos con amor
Nuestro canto de alegría
Como ángeles de Dios.
LA GLORIA A DIOS, AL PADRE
CREADOR
La Gloria a Dios, al Padre creador, al
Hijo salvador y al Espíritu Santo amor
bendito seas, bendito seas, bendito seas
Señor.
GLORIA NORTINO
Gloria a Dios en las alturas
Y en la tierra paz a los hombres,
|: Paz a los hombres que ama el Señor:|
Te alabamos Dios eterno, bendito seas
para siempre, la Gloria Dios, la Gloria
Dios honor y Gloria a Dios.
Aleluya, aleluya.
Te alabamos, oh Señor,
Te bendecimos, oh Señor,
Te glorificamos, oh Señor,
Te damos gracias, oh Señor.
De alabamos Jesucristo te damos gracias
para siempre, la gloria a Jesús la gloria a
Jesús honor y gloria a Jesús.
Aleluya, aleluya.
Te adoramos Padre Creador
Y a Jesucristo el Cordero de Dios
Con el Espíritu en la gloria de Dios
Con el Espíritu en la gloria de Dios.
Te alabamos santo espíritu bendito seas
para siempre la gloria a ti, la gloria a ti
honor y gloria a ti.
Aleluya, aleluya.
GLORIA TRINO
|: Gloria a Dios, Gloria a Dios,
Gloria al padre:|
|: A él sea la gloria:|
23
Familia de Schoenstatt Maipú
ACLAMACION Y PROCLAMACION DEL EVAGELIO
¿A DÓNDE IRÉ SEÑOR?
ALELUYA II
¿A dónde iré señor?
sólo tú tienes, palabras de vida eterna.
/: Aleluya, Aleluya :/
Camino que anuncias nuevos tiempos
Cristo vivo entre los hombres
Verdadero Salvador.
Despierte nuestra tierra y te alaben
Por los siglos de los siglos
Proclamemos que Jesús resucitó.
ABRE MIS LABIOS
Abre mis labios Señor, para poderte
alabar
Abre mi corazón, para poderte adorar.
Resuene entre los hombres la esperanza
La miseria en nuestras almas
Hoy encuentra su perdón.
Florezcan en los valles nuevos cantos
Que anuncien que eres Vida
El Camino la Verdad y nuestro Rey.
ALABE TODO EL MUNDO
Alabe todo el mundo
Alabe al Señor
Alabe todo el mundo
Alabe a nuestro Dios.
ALELUYA
ALELUYA III
Aquello que desde el principio del mundo
existía en comunión con el Padre y el
Espíritu. Aquello que hemos escuchado
del Señor, que nuestros ojos vieron; eso
lo anunciamos.
Aleluya, Aleluya, aleluya.
Padre, Hijo y Espíritu
Toda la creación te alaba
Porque tu amor
llena el cielo y a la tierra.
Aleluya, aleluya,
Aleluya, aleluya.
ALELUYA IV
Jesús es la palabra de vida y luz eterna
que estaba con el Padre y a nosotros
llegó. Nosotros lo hemos visto y por eso
lo anunciamos para que en Él se alegre
toda la Creación.
Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya.
Cante la tierra entera
A nuestro Dios y Señor
Lleguen con himnos de gozo
Él trae la salvación.
Que amor tan grande nos ha tenido Dios
que en Cristo Jesús nos ha hecho sus
hijos. Éste es el regalo más grande que
nos dio para que como hermanos vivamos
en su luz.
24
Familia de Schoenstatt Maipú
ALELUYA V
ALELUYA HAY GOZO EN EL
CIELO
Aleluya, Alelu Aleluya
Aleluya, Aleluya (bis)
Hay gozo en el cielo, los ángeles cantan
Hay gozo en el cielo, los ángeles cantan
Te di mi vida, aleluya.
Yo creo en tu amor
yo espero en tu bondad
yo medito tu ley
Dios de Santidad.
Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya.
ALELUYA VIVO ESTAS
Señor Tú eres mi ley
Señor Tú salvarás
En Ti descansaré
Señor de verdad.
Aleluya, aleluya, vivo estás Señor Jesús
Aleluya, aleluya, para siempre eres la
luz.
Por Ti yo viviré
Por Ti yo cantaré
y me someteré
a Tu voluntad.
Resucitado y vivo estas, entre nosotros
Dios de la Paz.
Brille Señor brille tu luz, resucitaste
desde la cruz.
Es fiel Tu amor
es fiel Tu bendición
sin fin publicaré
tu fidelidad.
Tú proclamaste nueva ley, unos a otros
ámense.
Enséñanos justicia y paz, a comprender a
los demás.
ALELUYA, EL PADRE ME ENVIO
Aleluya
Aleluya, aleluya, Aleluya, aleluya.
Te adoramos oh Señor, te damos gracias
Dios de amor.
El padre me ha enviado para anunciar
La buena nueva a los pobres, aleluya.
AMOR, AMOR
Amor, amor, amor, amor
Hermanos míos Dios es amor
Ama a todos como hermanos
Dios es amor.
ALELUYA ES EL SEÑOR
Aleluya es el Señor, aleluya nos hablará
Aleluya, ven abre tu corazón,
Aleluya, aleluya.
BENDECID A DIOS
Aleluya es el Señor, aleluya él nos habló
Aleluya, ven abre tu corazón,
Aleluya, aleluya.
Bendecid a Dios, todos los siervos de
Dios
Que permanecen en la casa de Dios
Levantad las manos hacia el santo lugar
Bendecid a Dios, el Señor Dios.
25
Familia de Schoenstatt Maipú
BUSCA PRIMERO EL REINO DE
DIOS
EL SEÑOR ES MI FORTALEZA
El Señor es mi fortaleza,
el Señor es mi canción
Él nos da la salvación
/:En él confío y no temo más:/.
Busca primero el Reino de Dios
Y su perfecta justicia,
Y lo demás añadido será
Aleluya, aleluya.
EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO
Aleluya, alelu, aleluya
Aleluya, aleluya. (Bis)
En el nombre de Jesucristo
se doble toda rodilla
los que están arriba en el cielo
en la tierra y debajo de la tierra.
/:Y toda lengua confiese que es el Señor
para gloria del Padre:/
CRISTO JESÚS
Cristo Jesús, oh fuego que abraza
Que las tinieblas en mi no tengan voz.
Cristo Jesús, disipa mis sombras
Y que en mi solo hable tu amor.
EN NUESTRA OSCURIDAD
En nuestra oscuridad
enciende la llama de tu amor, Señor,
de tu amor Señor, en nuestra oscuridad
enciende la llama de tu amor, Señor,
de tu amor, Señor.
DIOS ESTÁ AQUÍ
Dios está aquí,
tan cierto como aire que respiro,
tan cierto como la mañana se levanta,
tan cierto como que este canto lo puedes
oir.
EN TI SEÑOR REPOSA
En Ti Señor reposa todo mi ser
He sido amado por Ti
Sí, sólo en Ti se alumbra la esperanza
En Ti sólo Señor.
DIOS HA HABLADO
Dios ha hablado con su pueblo, aleluya
Y su palabra nos enseña, aleluya.
Abran sus oídos pueblo querido,
Abran sus oídos y escúchenle,
Ábranlos ahora pueblo amado
Dios nos habla hoy,
Dios nos habla hoy.
ESCUCHA BIEN AMIGO MIO
Escucha bien amigo mío lo que el Señor
Va a decir. (Bis)
GLORIA A TI SEÑOR
DIOS QUE NOS AMAS
Esta es la palabra de Dios
Gloria y honor, a ti Señor Jesús.
Dios que nos amas, hoy te damos gracias
Dios que nos salvas, te alabamos hoy.
GUSTAD Y VED
DONDE HAY AMOR
Gustad y ved que bueno es el Señor,
Dichoso el que se acoge a él.
Donde hay amor, y caridad
Donde hay amor, Dios ahí está.
26
Familia de Schoenstatt Maipú
JESÚS ES SEÑOR
OH SAGRADO CORAZÓN
Jesús es, Jesús es Señor.
Jesús es, Jesús es Señor.
Jesús es, Jesús es Señor.
Oh Sagrado Corazón
nuestros sueños tómalos
Danos fuerza, tu perdón,
Cristo en ti confiamos.
Aleluya, aleluya. (3 veces)
PON TU GOZO
Gloria a Dios, gloria,
gloria a Dios. (3 veces)
Pon tu gozo en el Señor;
Él te dará los deseos del alma
Pon tu gozo en el Señor.
MARGARITAS
Margaritas comenzaron a salir
y me anunciaron lo que está por venir.
Como una linda primavera de color,
llegan los tiempo que el Señor nos
anunció.
Preparad, el camino al Señor,
Y anunciad la palabra de Dios.
Serán los tiempos de la hermandad
serán los tiempos de la tranquilidad
serán los tiempos de la felicidad
y florecerán como Margaritas.
Voz que clama en el desierto
Preparad el camino al Señor,
Desterrad la mentira por siempre,
Preparad el camino al Señor.
PREPARAD EL CAMINO AL
SEÑOR
Margaritas comenzaron a salir
Y me anunciaron lo que está por venir.
SEÑOR ESCUCHANOS
Señor escúchanos
Te presentamos nuestra oración,
Dios de la vida, Dios del amor.
MI ALMA SE REPOSA
Mi alma se reposa sólo en el Señor, Él
tiene mi salud, si en Dios mi alma se
reposa, se reposa en paz.
SI ALGUNO TIENE SED
Si alguno tiene sed,
Que venga a mí y beba.
NADA TE TURBE
Nada te turbe, nada te espante
Quien a Dios tiene nada le falta
Nada te turbe nada te espante
Solo Dios falta
Alimenta señor nuestro desierto
Que una flor quiere vivir.
TENGO SED DE TI
Tengo sed de ti, oh fuente del amor,
Tengo sed de ti, tu amor es libertad.
NO ME ELIGIERON USTEDES
No me eligieron ustedes
fui yo quien los elegí.
Ustedes son mis amigos
serán mis testigos, vivirán en mí.
27
Familia de Schoenstatt Maipú
TODA LA TIERRA
TU LO SABES TODO SEÑOR
Toda la tierra levante su voz
Canten la gloria del liberador,
Cristo Jesús resucitó, ¡Aleluya!
Tú lo sabes todo Señor,
sabes bien cuanto te amo.
TU PALABRA ME DA VIDA
Aleluya, aleluya, aleluya. (Bis)
Tu palabra me da vida, confío en Ti Señor.
Tu palabra es eterna, en ella esperaré.
El gran destierro del hombre acabó
por fin la casa del Padre se abrió
sobre la muerte la vida triunfó, ¡Aleluya!
TUYO ES EL REINO
Resucitado en aurora triunfal
nos da la vida el Cordero pascual
vida divina, la vida inmortal, ¡Aleluya!
Tuyo es el Reino, tuyo el poder y la
gloria, por siempre Señor.
Cantemos todos los hijos de Dios
las maravillas que hizo el Señor
a Él por siempre la gloria y honor,
¡Aleluya!
TÚ HAS VENIDO
Tú has venido, Tú volverás
Te esperamos oh Jesús
Estabas muerto y vivo estás
Sé nuestra vida oh Jesús.
28
Familia de Schoenstatt Maipú
OFERTORIO
Bendito seas Señor, Dios del universo
por este pan, fruto de la tierra
y del trabajo del hombre.
Es éste el pan que presentamos hoy, el
pan de nuestra vida, el pan de nuestro
amor, el pan de nuestra tierra del gozo y
del dolor, nuestro esfuerzo es hacer
nuestro mundo mejor.
Que recibimos de tu generosidad
y aquí te presentamos Él será, para
nosotros pan de vida.
Bendito sean por siempre Señor.
Faltando el vino en las bodas de Caná, tu
madre se te acerca y te lo hace saber, los
jarros llenen de agua y háganlo probar,
necesario es el vino para celebrar.
Bendito seas Señor, Dios del universo
por este vino, fruto de la vid
y del trabajo del hombre.
Es éste el vino que presentamos hoy, el
vino de amistad y de fraternidad, el vino
que será la sangre del Señor, nuestro
esfuerzo es hacer nuestro mundo mejor.
BENDITO SEAS
Que recibimos de tu generosidad
y aquí te presentamos Él será, para
nosotros bebida de salvación.
Bendito seas por siempre Señor
EL SEÑOR NOS DA SU AMOR
El Señor nos da su amor, como nadie nos
lo dio, Él conduce nuestros pasos con su
fuerza y con su luz, al partir juntos el pan,
Él nos llena de su amor es el pan de la
amistad, el pan de Dios.
BENDITO SEAS SEÑOR
Bendito seas, Señor, Dios del Universo
por este pan (vino), fruto de la tierra (vid)
y del trabajo del hombre
que recibimos de tu generosidad
y ahora te presentamos
él será para nosotros Pan de Vida (Bebida
de Salvación)
él será para nosotros Pan de Vida (Bebida
de Salvación)
Es mi Cuerpo, que doy a comer
Es mi Sangre, que doy a beber
Porque soy vida, y soy el amor
Oh Señor, condúcenos en tu amor.
El Señor nos da su amor, como nadie nos
lo dio, fue un humilde carpintero como
los de Nazaret, con sus manos trabajó,
como todos los demás, conoció los
sufrimientos y el dolor
DESPUÉS DE PREPARAR
Después de preparad, la tierra y de
sembrar, se ha recogido el trigo bajo el
sol otoñal, ha sido necesario blanca harina
hacer, el trabajo del hombre ha hecho este
pan.
El Señor nos da su amor, como nadie nos
lo dio, y su amor era tan grande que en la
cruz llegó a morir, pero más pudo el amor
que la muerte y el dolor , de la tumba
resucita vencedor.
29
Familia de Schoenstatt Maipú
Es nuestra vida, nuestra esperanza,
nuestro dolor y amor
deja que nuestras manos lleguen a Ti.
EL VINO Y EL PAN
El vino y el pan te presentamos
Bendito por siempre seas Señor
Bendito es el pan que nos diste
Fruto de la tierra y del trabajo de los
hombres.
El pan que es tierra, fruto y trabajo tu
cuerpo ya será, dánoslo y nuestra vida
renacerá. El vino convertido en tu sangre
dánoslo a beber y se hará fecundo nuestro
dolor.
El vino y el pan te presentamos
Bendito por siempre seas Señor
Bendito es el vino que nos diste
Fruto de la vid y del trabajo de los
hombres
Como el pan y el vino
que se transforman en este altar
transforma nuestras vidas
y nuestro hogar.
Al poner el pan en esta mesa
Tiende tú la mano a los demás
Deja tu sonrisa en los caminos
Que quizás mañana cantara nuestra
canción
LOS CINCO PANES
Un niño se te acercó aquella tarde
Sus cinco panes te dio para ayudarte
/:Los dos hicieron que ya no hubiera
hambre:/
Al poner el vino entre tus manos
Pido por el hombre sin amor
Por los que se marchan sin mirarte
Por los que no creen que aún nos queda
algo de amor
La tierra, el aire y el sol son tus regalos
Y mil estrellas de luz sembró tu mano
/:El hombre pone su amor y su trabajo:/
También yo quiero poner sobre tu mesa
Mis cinco panes que son una promesa
/:De darte todo mi amor y mi pobreza:/
EN TU ALTAR
En tu altar señor,
te ofrecemos hoy día el pan,
te ofrecemos el vino también,
pan y vino de amor.:/
NEGRA ES LA UVA
Negra es la uva, largo el camino
duro el trabajo, rojo es el vino
Campo chileno, trigo amarillo
Manos que hacen pan.
Con esta ofrenda Señor, /:
junto a Ti queremos estar,
con tu cuerpo y tu sangre Señor
será más fácil llegar.
/:Acéptalos, recíbelos
Y danos tu Cuerpo y tu Sangre:/
JUNTOS NOS ACERCAMOS
Juntos nos acercamos
a esta mesa para ofrecer
todo lo que tenemos que es para Ti.
Te presentamos estas ofrendas,
un poco de pan, un poco de vino,
manos agrestes, rostros cansados,
trabajo del campesino.
30
Familia de Schoenstatt Maipú
OH SEÑOR
RECIBE, OH DIOS
Oh Señor, recibe el pan que ofrecemos
Por Tu espíritu, será para nosotros
Pan de vida, Jesucristo
que bajó del cielo
Él nos dice: "Es mi cuerpo
que entrego por todos"
Recibe, oh Dios, el pan que te ofrecemos,
luego será el cuerpo de Jesús.
También acepta nuestro sacrificio,
nuestra oración y nuestro corazón.
Recibe, oh Dios, el vino que ofrecemos,
luego será la sangre de Jesús.
También acepta nuestro sacrificio,
nuestra oración y nuestro corazón.
Y también, recibe el vino del campo
Por Tu espíritu, será para nosotros
Bebida de, salvación
Fuente de perdón
Él nos dice: "Es mi sangre
que derramo por todos"
Recíbelos, Señor, por nuestras faltas,
por los que están aquí junto al altar,
por los cristianos, vivos y difuntos,
por todo el mundo, por su salvación.
PAN VIVO
RECÍBEME
En un misterio de entrega su vida Dios
nos dio en Cristo el Hijo amado,
Redentor y Pastor, Maestro y Salvador.
Recíbeme, con toda la miseria que hay en
mí, con todos los deseos de seguir, por tu
camino.
Iluminar es hoy el reto en la oscuridad
servicio entrega en fidelidad
hasta la muerte.
Partiste el pan con tus manos, Señor del
camino tu rostro revelas al hombre
sencillo, a quien se hace niño.
Pan Vivo, anhelo del alma misterio de
luz y salvación. Quédate con nosotros
que ya se ha ido el sol, quédate Señor.
Hoy es tiempo de dar a manos
llenas lo que se nos dio
es brillar, hasta consumirse,
iluminar, un mundo en penumbras
hasta que no quede yo sino Tú.
Quédate con nosotros
que nos arde el corazón,
quédate que cae la noche
esperemos la salida del sol.
Quédate con nosotros
que nos arde el corazón
haz tuya nuestra pobre casa
y seremos peregrinos de tu amor
quédate Señor.
No se enciende una lámpara
para ocultarla bajo el celemín
la llama, que tu encendiste en mi
la ponga yo en lo alto
y que María me ayude a decir sí.
En vino y pan te entregaste y amaste
hasta el final en cada altar se renueva
el misterio de salvación de un hombre que
amó siendo Dios.
31
Familia de Schoenstatt Maipú
Tu que haz preparado este lugar,
que haz traído contigo el vino y el pan
celebrando la alegría de estar hoy,
junto a tí, Oh buen Jesús, en este altar.
RECIBE SEÑOR
Hoy te traigo el pan en estas manos
que es tu Cuerpo entregado por mí,
hoy te traigo cuanto tengo
gratitud por tu amor,
gratitud por tu amor.
Porque humildemente
vienes hacia mí, Señor,
y limpias con tus ojos mi interior.
Hoy te traigo el Cáliz de tu Sangre
derramada por tu amor incomprendido
hoy te traigo mi débil voluntad
que se entrega a Ti,
que se entrega por Ti.
Es es Pan, es tu Cuerpo que hoy nos
quieres entregar, es la vida que queremos
regalar a los que escuchan tu Voz y
buscan paz. Y también este vino
es la sangre a derramar, para así
nuestros pecados perdonar y volverte a
mirar, con humildad.
Recibe Señor el amor que te traigo
con toda mi humildad
todo lo que hay en mí
te lo doy.
Tú que sabes lo que ha de venir
y aún así nos quieres dar tu Bendición
pues tu Amor va más allá de nuestro ser
frágil que vuelve a caer una vez más.
SABEMOS QUE VENDRÁS
Por este mundo que Cristo nos da
Hacemos la ofrenda del pan
El pan de nuestro trabajo sin fin
Y el vino de nuestro cantar
/:Sabemos que vendrás,
Sabemos que estarás
Partiendo a los pobres tu pan:/
Porque te haces más pequeño
por amor, Jesús,
para entrar más fácil en el corazón
TOMA
Toma que tu cuerpo sea mi cuerpo,
que tu sangre sea mi sangre,
que tu luz sea mi ciudad.
La sed de todos los hombres sin luz
La pena y el triste llorar
El hambre de los que mueren sin pan
Cansados de tanto luchar
Deja, que penetre en tu misterio,
que me hunda en tu palabra
tómame Señor.
Traigo ante Ti nuestra justa inquietud
Buscar la justicia y la paz
En la patena de nuestra oblación
Acepta mi vida, Señor
Más tómame, y húndeme en Ti mi si
que olvide mi ayer,
que vuelva a creer la
Y así podré volver a gritar
que vivo tu amor,
que voy hacia Ti.
TE HACES PRESENTE EN MI
Tú que has consagrado el corazón,
a los que en tu rostro vieron la verdad,
compartiendo la belleza del amor,
que se entrega en el dolor a los demás.
32
Familia de Schoenstatt Maipú
TOMAD SEÑOR Y RECIBID
VIDA Y OFRENDA
Tomad Señor y recibid
la ofrenda que traigo
Pan y vino al altar
Que pronto se convertirán
En tu cuerpo y tu sangre
Don de tu santidad.
Oh, oh, oh, oh, oh.
Traigo junto al pan y a este vino
La alegría que tengo de servirte Señor
Te pido que me aceptes con ellas
Gracias por invitarme a esta fiesta de
amor.
Es pan que será tu cuerpo
Es vino que será tu sangre
En el preciso momento
En que tú los consagres.
Señor acepta esta ofrenda,
Es vida la que te entregamos
Es fruto de nuestros campos
Es fruto de nuestro esfuerzo.
Pero señor, sabemos muy bien
Que hay hermanos
que sufren hambre y sed.
Por eso hoy, hoy te pedimos
Que multipliques,
el pan y el vino.
Traigo junto al pan y a este vino
El dolor de las almas que no saben de ti
También las intenciones de tantos
Para que los bendigas, les des de tu paz.
Tomad Señor y Recibid.
33
Familia de Schoenstatt Maipú
SANTO
ALABANZA Y GLORIA
SANTO
Alabanza y gloria, a nuestro Dios,
Santo es el Señor, Dios del Universo.
Alabanza y Gloria a nuestro Dios,
cielos y tierras muestran su esplendor
Santo, santo
Santo es el Señor
Dios del universo
del cielo y la tierra
Alabanza y gloria a nuestro Dios,
sea bendito el que viene en su nombre.
Alabanza y gloria a nuestro Dios
hosanna en el cielo y en la tierra.
Hosanna, hosanna,
hosanna en el cielo
Bendito el que viene
en el nombre del Señor
Dios del universo
del cielo y la tierra.
Alabanza y gloria, a nuestro Dios,
Santo es el Señor, Dios del Universo.
Alabanza y Gloria a nuestro Dios,
Santo es el Señor, santo es nuestro Dios.
SANTO A CRISTO REY
SANTO (Gran Gozo)
Santo, Santo, Santo
Señor de gloria y poder
el cielo y la tierra
están llenos de Ti
Hosanna, hosanna,
hosanna a nuestro Rey.
Santo, santo, santo
es el Señor del universo,
llenos están los cielos
y la tierra de su gloria.
Bendito es el que viene
en el nombre del Señor
hosanna en el cielo
al hijo de David.
Bendito aquel que viene
en el nombre de Dios
Hosanna, hosanna,
hosanna a nuestro Rey.
Un gran gozo se anuncia
en el pueblo de Israel
Es Cristo Salvador
que llega para iluminar.
SANTO DE GLORIA
/:Santo, santo, santo es el Señor
Dios del universo:/
Llenos están el cielo
y la tierra de su gloria
¡Hosanna en el cielo!
¡Hosanna en el cielo!
Bendito es el que viene
En el nombre del Señor.
¡Hosanna en el cielo!
¡Hosanna en el cielo!
34
Familia de Schoenstatt Maipú
SANTO ES EL SEÑOR
SANTO, SEÑOR DE GLORIA Y
PODER
Santo, santo, santo es el Señor
Dios del Universo, santo es el Señor
Santo, Santo, Santo
Señor de gloria y poder
El cielo y la tierra están llenos de Ti
Hosanna, Hosanna
Hosanna nuestro Dios
El cielo y la tierra están llenos de tu gloria
Hosanna en el cielo
Bendito es el que viene en el nombre del
Señor
Hosanna en el cielo
Bendito aquel que viene
en el nombre de Dios
Hosanna, Hosanna
Hosanna nuestro Dios
SANTO ES EL SEÑOR DEL
UNIVERSO
SANTO TROTE
/:Santo, santo, santo:/
Santo, santo, santo, los cielos te
proclaman
Santo, santo, santo, a nuestro rey Yahvé
Santo, santo, santo, es Él quien nos
redime
Santo es el Señor del universo
el que dio la fuerza a nuestras vidas.
Quien con su bondad de Padre nuestro
sigue iluminando nuestra senda
quien con su poder de buen maestro
nos viene guiando en este mundo
/:Porque mi Dios es santo
la tierra llena de su gloria es:/
/: Cielo y tierra pasarán,
más Tú palabra no pasará :/
/: No, no, no pasará:/
SANTO FRANCISCANO
Santo es el señor mi Dios digno de
alabanza, a él el poder el honor y la
gloria.(Bis)
Bendito es el que viene en nombre del
Señor
Da gloria Jesucristo, el hijo de David
Hosanna en las alturas a nuestro Salvador
Bendito es el que viene en el nombre del
Señor.
/:Hosanna, hosanna, hosanna oh Señor:/
Bendito el que vine en el nombre del
señor, con todos los santos cantamos para
ti.(Bis)
SANTO GEN ROSSO
TEMBLOROSO
Santo, Santo, Santo
el Señor Dios del universo, el cielo y la
tierra están llenos de tu gloria.
Santo, santo, santo Señor
temblorosos te aclaman tierra y mar
santo, santo, santo Señor
/:Hosanna, hosanna,
hosanna en lo alto del cielo:/
Te alaban jubilosos
Es tu pueblo que te canta.
Bendito el que viene
en nombre del Señor.
35
Familia de Schoenstatt Maipú
CORDERO
Que quitas el pecado del mundo
danos la paz, danos la paz,
danos la paz
danos la paz, danos la paz,
danos la paz
CORDERO CONTINENTAL
//: Cordero de Dios, cordero de Dios
Tú que quitas el pecado del mundo
ten piedad de nosotros ://
Cordero de Dios, cordero de Dios
danos la paz, danos la paz.
CORDERO BETSAIDA
Cordero de Dios
Tú que quitas el pecado del mundo
Ten piedad, ten piedad, de nosotros.
CORDERO DE DIOS
(P. Cristóbal Fones)
Cordero de Dios,
tú, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios
Tú que quitas el pecado del mundo
Te piedad, ten piedad, de nosotros.
Cordero de Dios,
tú, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios
Tú que quitas el pecado del mundo
Danos la paz, danos la paz.
Cordero de Dios,
tú, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz, danos la paz.
CORDERO SAYA
Cordero de Dios que quitas el pecado,
(Cordero de Dios que quitas el pecado)
Ten piedad señor, ten piedad,
(Ten piedad señor ten piedad) (Bis)
CORDERO DE DIOS (Pepe Plaza)
Cordero de Dios, que quietas el pecado
del mundo, ten piedad de nosotros, ten
piedad. (bis)
Cordero de Dios que quitas el pecado,
(Cordero de Dios que quitas el pecado)
Danos la paz señor, danos la paz,
(Danos la paz señor, danos la paz)
Cordero de Dios, que del mundo borras
mal,
Danos la paz, danos la paz, danos la paz.
DIOS DE AMOR
Dios de amor, el cordero
que se entregó, por nuestros pecados.
Misericordia, misericordia
ten de nosotros misericordia (bis)
CORDERO DE DIOS
/:Cordero de Dios, Cordero de Dios:/
Cordero de Dios
Que quitas el pecado del mundo
/:ten piedad de nosotros:/
Dios de amor, el cordero
que se entregó, por nuestros pecados.
Danos tu paz, Señor, danos tu paz
danos tu paz Señor, danos tu paz Señor
Cordero de Dios, Cordero de Dios
Cordero de Dios
36
Familia de Schoenstatt Maipú
COMUNIÓN Y MEDITACIÓN
¿A dónde iré sin ti Señor?
Sin tu mirada hoy
Donde yo este tu estas ahí,
Contigo yo puedo revivir.
A JESÚS
Porque no soy nada, me llena tu todo
porque yo no puedo, se notan tus logros
es en mi pobreza, que luce tu fuerza
en mi pequeñez, tu grandeza.
Tú me conoces, guía hoy, mi vida Señor
Toma mi mano, conduce mi andar
Al Padre Dios yo quiero llegar.
Escóndeme, quiero ser tu sombra,
la que siempre te espera
otra flor en primavera.
Me basta, con saber que estás cerca,
con sentirme tuya
y esperar confiada que así me sostengas.
A NUESTROS CORAZONES
(Hermanas de María)
A nuestros corazones
la hora del Espíritu ha llegado
la hora de los dones, del apostolado
lenguas de fuego y viento huracanado.
Acércate, cuando me veas más débil
cuando veas que hay algo que me arriesga
a perderte.
Me basta si eso tú me prometes
puedo esperar confiada en el día
en que por fin podré verte.
Oh, Espíritu desciende,
orando está la Iglesia que te espera.
Ven visítanos y enciende
como la vez primera los corazones
en la misma hoguera.
A MI LADO
La fuerza y el consuelo,
el río de la gracia y de la vida
derrama desde el cielo
la tierra envejecida
renovará su faz reverdecida.
Tú me conoces, puedes sondear mi pensar
Aunque no hable, me has de escuchar
Me estrechas y me amas sin cesar.
Tu mano me cubre, siempre estas, en mi
caminar
Tu amor me sorprende, me llena de paz
Donde yo este, tu vas a estar.
Gloria a Dios Uno y Trino,
al Padre creador, al Hijo Amado
y Espíritu Divino
que nos ha regalado
alabanza y honor le sean dados.
¿A dónde iré sin ti Señor?
Sin tu mirada hoy
Donde yo este tu estas ahí,
Entregas, tu vida por mí.
Aunque yo trate, de hacer sentir, mi vida
gris
Todo es claro, como el día ante Ti
La tiniebla, es luz para ti.
37
Familia de Schoenstatt Maipú
ABANDÓNATE (Romina González)
A TI JESUS
A ti Jesús elevo mi oración,
quiero sentir, quiero amar,
como amaste, Tú serás mi ideal
y de mi, hoy te entrego mi corazón,
oh mi Jesús, enséñame a confiar,
y abandonarme como tú en el Padre Dios.
La vida, la muerte y la paz,
El mundo, el Futuro y la tranquilidad,
Todo esto te pertenece
Mientras no olvides que tú eres
de Cristo el Señor.
Mira a tu alrededor,
Todo es tuyo y creado por Dios,
Dime, ¿qué más puedes necesitar?,
Sólo Él basta, no temas
que a tu lado está.
A TU ENCUENTRO
Jesús es tuya la voz que late en el alma
que derrumba el temor. Oh Jesús me
llevas a andar recorres, el mundo de hoy.
Es tu luz que ilumina la vida es tu cruz
que le cobra sentido al dolor y al amor,
quien descubre en el débil la fuerza y en
el fuerte la fragilidad quien irrumpe en el
cielo hasta el mar.
Abandónate, entrégate en Sus manos,
déjate caer a Sus pies, abandónate y haz
Su voluntad, demuéstrale a todos que
nada con Él... Te Faltará.
Espíritu, Fe y Comunión,
Son los regalos que Dios nos dejó.
Tan infinito es Su Amor
Que nos promete la Vida y la
Resurrección.
Es el Dios que hace hablar a los mudos y
al sordo escuchar quien derrama la paz
y a los pobres el pan. Es el Dios quien
habita profundos rincones al sol quien
transforma mi vida desde el corazón
quien inunda en el alma y despierta en el
mundo el amor.
Abandónate, entrégate en Sus manos,
déjate caer a Sus pies, abandónate,
renace en el Señor, y muéstrale al mundo
que junto a Él...No morirás, no morirás.
Jesús me haces callar pues en el silencio
fecunda es tu voz oh Jesús tus manos
reciben las mías y tu cuerpo el dolor. No
habrá fuerza que me haga parar ni razón
que me haga olvidar que cargaste la cruz
eres tu quien se entrega y humilla del
olivo al calvario Jesús y en la muerte
encontraste la luz.
Corre a Sus brazos, no tengas miedo,
déjate amar, Confía en el Señor,
déjate amar, confía en el Señor…
Y abandónate, entrégate en Sus manos,
déjate caer a Sus pies, abandónate y haz
Su voluntad, demuéstrale a todos que
nada con Él... Te faltará.
38
Familia de Schoenstatt Maipú
AL CAER LA TARDE
ALÉGRATE HIJA INMACULADA
Como el niño que no sabe dormirse
sin cogerse a la mano de su madre,
así mi corazón viene a ponerse
sobre tus manos al caer la tarde.
Es el nuevo comenzar
de una historia ya marcada
por entrega y fidelidad,
por un Padre que nos llama a decidirnos,
a dar la vida,
a ponerla en su misión.
Como el niño que sabe que alguien vela
su sueño de inocencia y de esperanza,
así descansará mi alma segura,
sabiendo que eres Tú quien nos aguarda.
Una heroica juventud
firme como los primeros
hoy soñamos llegar a ser.
Con la audacia de salir a la conquista,
desde el Cenáculo,
arde nuestro corazón.
Tú endulzarás mi última amargura,
Tú aliviarás el último cansancio,
Tú cuidarás los sueños de la noche,
Tú borrarás las huellas de mi llanto.
Mujeres que luchan y forjan la historia,
hoy nos invitan a vivir y morir.
Tú nos darás mañana nuevamente
la antorcha de la luz y la alegría
y por las horas que te traigo muertas
Tú me darás, una mañana viva.
Por un mismo Ideal.
Hija Inmaculada, ponte de pie!
Que no se detengan tus pasos.
María ha reinado en tu corazón,
vuelve hoy a darle tu Sí.
ALEGRAOS (Hermanas de María)
Alegraos, alegraos.
Alégrate, pues Dios te ha llamado.
Alégrate, eres hija escogida.
Toma tu bandera,
acoge en tus manos la herencia
para ser Apóstol de hoy.
Quien es este que vuelve, glorioso y
malherido, y a precio de muerte compra
la paz y libertad, a los cautivos, este es
Cristo el Señor, que venció a la muerte
con su Resurrección.
En sus manos la corona,
Reina de la Juventud,
asumimos con Fe la misión.
Hoy también nos necesita como hijas,
fiel instrumento,
“Con María, Aquí Estoy!”
Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya,
aleluya, aleluya.
Se durmió con los muertos y reina entre
los vivos, anunciad a los pueblos, que
habéis visto y oído, aclamad al que viene,
este es Cristo el Señor, que venció a la
muerte con su Resurrección.
María nos llama con fuerza a seguirla
Hoy nos entregamos a vivir y morir.
Por un mismo ideal…
Alégrate, toma tu bandera,
un Chile que guarda esta herencia
para ser Apóstol de hoy.
Muy de mañana fueron las mujeres
sepulcro vacío y se postraron a sus pies
“no tengáis miedo, yo soy Cristo el Señor
que venció a la muerte con su resurrección.
39
Familia de Schoenstatt Maipú
Estoy dispuesto a lo que quieras
no importa lo que sea,
Tú llámame a servir
ALGÚN DÍA MOVEREMOS LAS
MONTAÑAS
Se ha puesto el sol, en la noche
caminamos
Venimos del dolor, pero sonreímos.
Somos la semilla del día que comienza
Y forjamos, con Dios, nuestro destino.
Llévame donde los hombres
necesiten tus palabras
necesiten mis ganas de vivir.
Donde falte la esperanza
donde todo sea triste
simplemente por no saber de Ti.
Volveremos a nacer de las cenizas,
Plantaremos la flor donde no hay nada;
Y hablaremos de amor donde hay odio,
Y algún día, moveremos las montañas.
Te doy el corazón sincero
para gritar sin miedo
lo hermoso que es tu amor.
Señor tengo alma misionera
condúceme a la tierra
que tenga sed de Dios.
Porque somos partidarios de la vida,
Y llevamos en el pecho la esperanza
Porque somos caminantes
En la noche de los tiempos,
Y en la noche previvimos la mañana.
Así en marcha iré cantando
por pueblos predicando
tu grandeza, Señor.
Tendré tus brazos sin cansancio,
tu historia entre mis labios,
tu fuerza en la oración.
Construiremos la paz sobre la guerra,
llenaremos las cosas de alegría,
llamaremos hermano a cada hombre
y será entonces que los hombres
serán una familia.
ALMA Y CORAZÓN (Felipe Poblete,
Ricardo Acosta y Marcos R.)
ALMA DE CRISTO
Alma de Cristo, santifícame
cuerpo de Cristo, sálvame
sangre de Cristo, embriágame
agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame
Oh buen Jesús, óyeme
y dentro de tus llagas escóndeme
no permitas que me aparte de Tí.
Del enemigo defiéndeme
en la hora de mi muerte llámame
y mándame ir a Ti, para con tus Santos
te alabe por los siglos de los siglos
Amén, Amén.
Hoy tengo una historia que contar
En mi vida volviste a reinar
Madre tu me llamaste por una misión
Y el tiempo ha incendiado el corazón.
Por ti…
María el camino
Y Cristo la meta, en el tabor
Y el sol se tradujo en una canción
// Nuestra misión…( Ser )Alma y
corazón//
De un simple sueño
Todo se hizo realidad
Ser sal y luz entre los hombres
Y el mundo transformar
ALMA MISIONERA
Señor, toma mi vida nueva
antes de que la espera
desgaste años en mí.
40
Familia de Schoenstatt Maipú
De que Cristo habita en nuestro hogar,
De que Cristo renace en nuestro hogar.
ALZAR BANDERAS
Vamos a abrir la esperanza Señor
Vamos que nos falta tiempo
Para tornar nuestras manos en pan
Para forjar cielo nuevo.
AMAME COMO ERES
Conozco tu mi seria las luchas y
tribulaciones de tu alma la debilidad
y dolencias de tu cuerpo conozco tu
cobardía, tus pecados y tus flaquezas
conozco…y a pesar de todo te digo dame
tu corazón.
Vamos a juntar espadas de amor
Para dejar nuestra huella
Pisando tierra llevando el altar
Y eliminando fronteras.
Y que el cielo se cubra de luz
Y que la tierra se llene de cruz
Pues venimos tu sueño a cumplir
Congregante por Cristo a morir.
Ámame tal como eres,
dame tu corazón
si para amarme,
esperas a ser un ángel
nunca llegaras a amarme.
Sueña con alzar banderas
Sueña con Cristo y ponte en su lugar
Y que podamos construir ciudad
Con nuestra Reina en ella
Vamos a dejar pisadas
Y corazones cambiar con amor
Y que lo hecho sea prueba final
De que Cristo habita mi hogar
De que Cristo habita tu hogar
De que Cristo habita en nuestro hogar.
Déjame amarte, en mis planes esta
moldearte, mientras te amo asi tal como
eres y quiero que tu, hagas lo mismo
deseo ver tu corazón que se levanta de lo
profundo de su miseria amo en ti tu
debilidad, me gusta el amor de los pobres
quiero que desde la indigencia, se alcance
un grito te amo señor, te amo Señor.
Danos las ganas de servir Señor
Te regalamos los sueños
Para soñar con tu anhelo de paz
Y refundar este tiempo.
Y que podamos tu nombre gritar
Para la tierra poder conquistar
Porque tus manos ya no tienen fin
Padre Santo queremos servir.
Sueña con alzar banderas
Sueña con Cristo y ponte en su lugar
Y que podamos construir ciudad
Con nuestra Reina en ella
Vamos a dejar pisadas
Y corazones cambiar con amor
Y que lo hecho sea prueba final
De que Cristo habita mi hogar
De que Cristo habita tu hogar
41
Familia de Schoenstatt Maipú
AMAR
AMARTE A TI SEÑOR
Señor, yo no quiero sentir
que tu mandamiento de amor
es sólo una obligación
quiero entregarme de adentro
quiero ser tu instrumento.
Amarte a Ti Señor
En todas las cosas
Y a todas en ti,
En todo amar y servir
En todo amar y servir.
Señor, quiero ser feliz
amando a los demás
en mi forma natural
quiero reír y quiero llorar
con lo que me diste para gozar.
Tu amor me ha dado vida,
tu amor me ha dado ser
de Ti me viene todo,
y a Ti debe volver.
Gustoso pues te ofrezco,
mi haber, mi poseer,
tu amor y gracia dame,
demás no es menester.
Amar, yo quiero aprender a amar
como me hiciste amar
al darme tu soplo divino
cuando marcaste mi ideal.
Amar, yo quiero aprender a amar
como me hiciste amar
para sentir que estoy vivo
porque hay algo que te puedo dar
tu amor, tu amor.
Presente en las creaturas
y activo en todo estás,
en mí como en un templo
te dignas habitar.
De Ti bondad y gracia
me llueven sin cesar;
mi oficio ya no es otro,
sino servir y amar.
Señor, quiero descubrir
que hay algo que me diste
que puedo compartir
y poder abrazarme confiado a la vida
sabiendo que voy a hacerte feliz.
AMAR ES ENTREGARSE
Amar es entregarse,
olvidándose de sí
/:buscando lo que a otro
puede hacerle feliz:/
Qué lindo es vivir para amar
Qué grande es tener para dar
/:dar alegría y felicidad,
darse uno mismo, eso es amar:/
Si amas como a ti mismo
Y te entregas a los demás,
/:verás que no hay egoísmo
que no puedas superar:/
42
Familia de Schoenstatt Maipú
AMIGO DE PUBLICANOS
AQUELLAS PALABRAS
“Señor de los afligidos Salvador de
pecadores, mientras aquellos señores de
solemnes encintados llevan al templo sus
dones, con larga cara de honrados.
Ay que me gusta escucharte cuando les
dices: si la “la viuda, con su moneda
chiquita ha dado más que vosotros,
porque ha entregado su vida”.
Ya toda me entregué y di
y de tal suerte he trocado,
que es mi amado para mí,
y yo soy para mi amado.
Cuando el dulce cazador
me tiró y dejó rendida,
en los brazos del amor
mi alma quedó caída.
Señor de las Magdalenas, pastor de
samaritanos, buscador de perlas finas
perdidas en los pantanos, cómo te quedas
mirando con infinita tristeza al joven que
te buscaba y cabizbajo se aleja, por
quedar con su dinero. ¡Ay, que difícil que
pase por esta aguja un camello!
Y cobrando nueva vida
de tal manera he trocado
que es mi amado para mí,
y yo soy para mi amado.
Y cobrando nueva vida
de tal manera he trocado
que es mi amado para mí,
y yo soy para mi amado.
Amigo de los humildes, confidente de los
niños, entre rudos pescadores escoges a
tus ministros; parece que todo fuera en tu
Evangelio sorpresa; Dices: “felices los
mansos y los que sufren pobreza,
bendito son los que lloran, los sedientos
de justicia, dichosos cuando os
maldigan”.
Hirióme con una flecha
enherbolada de amor,
y mi alma quedo hecha
una con su Criador.
Ya no quiero otro amor
pues a mi Dios me he entregado,
y mi amado es para mi,
y yo soy para mi amado.
“Es hijo de los demonios”, los fariseos
decían, “se mezcla con los leprosos y con
mujeres perdidas, el sábado no respeta
¿Dónde vamos a parar? Si ha decidido
sanar a toda clase de gente. ¡Es un
hombre subversivo! Ante tanta confusión
yo me quedo con lo antiguo”.
Ellos miraban al cielo y Tú mirabas al
hombre cuando apartado en el monte te
entregabas a la oración; sólo buscabas a
Dios, a tu Padre Santo y justo; en el
secreto nombrabas, para que Tú los
sanaras, al hombre uno por uno, y lo que
el barro manchaba tus ojos lo hicieron
puro”.
43
Familia de Schoenstatt Maipú
AQUÍ ESTOY
BAUTISMO
Desde lejos hoy contemplo Su andar. Al
profeta que se apura al caminar. Se ve
oscuro el horizonte, su camino lleva a el
monte donde en un huerto se esconde el
misterio que ha de pasar, Dios que haces
lo imposible para hacernos más felices.
Haz donado tus raíces, haz querido
entregarlo. Para no mostrar tu fuerza, si
no tu Voluntad.
Jesús, Jesús mi amigo, estás conmigo
desde que el cielo se abrió para mí, en mi
bautismo.
Padre, tu Hijo aquí presente. Te entrego
libremente lo que he de sufrir. Padre,
aunque no lo deseo y amargo es el cáliz.
Te entrego estas manos, para gloria de tu
Amor.
Unido a su Cuerpo, miembro soy
de la Iglesia en comunión
seré una ofrenda viva de amor
para quererte aún más Señor.
Dejad que los niños, vengan a mí dice el
Señor, sellando mi alma con su amor,
para siempre suyo soy, me hundo en el
agua del perdón y renazco para Dios en la
cruz de salvación inicio mi resurrección.
Espíritu santificador
vives en mi corazón
no lo dejes nunca por favor
que ya soy hija de Dios.
Corre agua por su boca, corre sangre por
su frente. De rodillas en el monte, reza el
Hijo del Hombre. Tiene sucias ya sus
Manos; qué injusta la culpa Señor. Dios
que haces maravillas para vernos más
contentos, de mi culpa me arrepiento.
Culpa que cargó tu Hijo, vuelve tu
Misericordia a mi vida, a mi misión.
BUEN PASTOR
Bajando los montes, me ves Pastor fiel,
conoces mis manos, conoces mis pies.
Cautivo en mis miedos me pierdo de Ti,
puerta siempre abierta, de un solo redil.
AQUÍ ESTOY SEÑOR
Aquí estoy, Señor, arado de arriba abajo
despojado de la vieja cosecha, sin una
sola hierba verde sin una sola.
Contigo a mi lado ya no temo más,
por verdes praderas me llevas a andar.
Confío mi vida, enséñame a amar;
firme es tu cayado, camino de paz.
Aquí estoy, Señor, la reja de hierro me ha
volteado de adentro afuera y ha sacado al
aire la entraña frágil la piedra dura, la
entraña frágil.
Dame tu alegría, Señor, toma mis
temores, guía, Tú, mi senda, Buen Pastor,
lléname de vida, reconozco hoy tu voz.
Aquí estoy, Señor, todo entero al sol que
quema y al rocío de la noche, puro surco
rajado, herido de esperanza, abierto para
la nueva siembra la nueva siembra.
Cada vez que llamas,
te escucho, Pastor:
“Sigue mis pasos, justicia y amor.”
Los cercos se abren, Liberador.
Aquí estoy, Señor, arado de arriba abajo
despojado de la vieja cosecha, sin una
sola hierba verde sin una sola.
Aquí estoy, Señor.
Dame tu alegría, Señor, cárgame en tus
brazos, guía Tú mi senda, Buen Pastor,
lléname d vida, reconozco hoy tu voz.
Lléname de vida, reconozco hoy tu voz.
44
Familia de Schoenstatt Maipú
Pasas entre la gente sin reprocharles nada
y miras silencioso que el camino se
alarga.
CADA VEZ QUE TE RECIBO
Cada vez que te recibo, Señor,
algo grande pasa en mí.
Cada vez que estoy contigo, mi Dios,
me acerco un poco más a ti,
porque en la hostia estás,
mi Jesús de verdad.
Con los hombros hinchados por llevar el
madero, un madero cargado de pecados
del pueblo. Aquel sacrificio en que
culmina tu vida de treinta y tres cortos
años largamente sufrida.
Estoy a un paso del cielo aquí,
estoy a un paso del cielo, sí.
Treinta y tres años de vida, hondo
predicador, de tan noble evangelio y tan
noble misión, a estos palos naciste, a
salvar hombres como yo: débiles
peregrinos que no entonan canción.
De tanto amor, te entregarás,
en la cruz y en el altar,
tu cuerpo das, tu sangre das,
tu alma y tu divinidad,
todo un Dios escondido en un pan.
Tú te mueres tantas veces en mi calle y
mi nación y hoy loco de amor mueres
deformado.
Tú no tenías cruz, buscaste las mías
y por mucho que caigas, sin embargo
caminas. Seguiré tus pasos amigo Jesús al
final y locura, locura de cruz.
CAMINANDO EN LA ALIANZA
Caminando en la Alianza
En la fe probada del ayer
Caminando en la Alianza,
Hacia un nuevo amanecer.
Gracias, Señor, gracias por cargar con tu
cruz, tu cruz que no es tuya, sino mía.
Amo a aquellos que me aman
Y he de serles siempre fiel.
De mi mano irán sus pasos
Y su amor siempre ha de arder.
Recibí una familia, de una noble
tradición.
Dios me dio de nuevo un Padre
Que por mi, mucho sufrió.
CAMINO, VERDAD Y VIDA
No se turbe vuestro corazón,
creéis en Dios, creed también en mí.
Pues subo al cielo, donde mi Padre,
a prepararles un lugar allí.
Y en agradecimiento,
Vaya mi fidelidad; día a día caminando
En amor y en verdad.
Y al final yo volveré, para llevarlos
conmigo, yo soy Camino, Vida y Verdad,
nadie va al Padre si no por mí.
Y los que coman de mi carne
tendrán vida y Yo los resucitaré
para que un día, junto a María,
gocen del cielo por una eternidad.
CAMINO DE LA CRUZ
Silencioso pasas, cargando tu cruz
tu cruz que no es tuya, sino mía.
Descalzo sobre el polvo de tu querida
tierra, que hoy te condena por amar a
cualquiera.
45
Familia de Schoenstatt Maipú
En el desierto y el altar, en los silencios y
el dolor de mi ciudad, habla Señor, tus
siervos quieren amar con lealtad.
CANCIÓN AL CORAZÓN DE JESÚS
Quiero hablar de un amor infinito
que se vuelve niño, frágil
amor de hombre humillado.
Quiero hablar de un amor apasionado.
Con dolor carga nuestros pecados
siendo Rey se vuelve esclavo.
Fuego de amor poderoso
Salvador, humilde, fiel, silencioso.
CANCIÓN AL SAGRADO CORAZÓN
Rendido a tus pies, oh Jesús mío
Te pido humildemente amarte, servirte
y serte fiel.
Mira que soy pobre, oh buen Jesús
Soy débil y necesito apoyarme en Ti
Para no caer.
Amor que abre sus brazos de acogida
quiero hablar del camino hacia la vida.
Corazón paciente, amor ardiente, quiero
hablar de aquel que vence a la muerte.
A las puertas de tu corazón
Vengo, llamo y espero, oh Señor
Y del mío te hago decidida entrega
Tómalo y dame a cambio
Lo que me lleve a la eternidad, oh Señor.
Quiero hablar de un amor generoso
que hace y calla, mora a todos
buscándonos todo el tiempo
esperando la respuesta, el encuentro.
Quiero hablar de un amor diferente
misterioso, inclaudicable,
amor que vence en la cruz.
Quiero hablar del corazón de Jesús.
Señor, quiero hacer tu voluntad
Y Tú me dices: “Ánimo,
no temas que soy yo” .
Oh, Sagrado Corazón sé todo para mí
No busque yo consuelo
Más que en Ti.
CANCIÓN A JESUS RESUCITADO
Sé Tú mi refugio, quiero esconderme en
tu corazón, y del mío te hago decidida
entrega, tómalo y dame a cambio, lo que
me lleve a la eternidad, oh Señor.
Aquí estoy Señor mi Dios mi voz tan
débil se levanta por tu Amor, caminaré,
abriendo los corazones con tu cruz.
Cristo de Gloria y oración toma mi vida
entera para tu Misión, envíame, a
construir las historias en la fe.
Porque yo creo en tu Resurrección,
porque Tú fuiste el que adentró nuestro
barco en el mar, y los vientos hoy nos
anuncian que vienen tiempos de santidad
ven Señor Jesús, mi patria será tu hogar.
Dios de esperanza y libertad, inunda el
alma de mi tierra con tu paz, Tú Buen
Pastor, eres la Vida que quiero anunciar.
46
Familia de Schoenstatt Maipú
CANCION DE ELÍAS
CANTO DEL PROFETA JEREMIAS
Te busqué en la tormenta
en la fuerza de un huracán
en el fuego, en el trueno
y en el temblor te quise hallar.
Antes que te formaras
Dentro del vientre de tu Madre,
Antes que tú nacieras
Te conocía y te consagré,
Para ser mi profeta
En las naciones yo te escogí,
Iras donde te envié,
Lo que te mande proclamaras.
Pero fue en lo pequeño
y en débil donde te encontré
en el susurro, en la brisa
donde tus palabras de amor escuché.
Tengo que gritar, tengo que arriesgar,
Ay de mi si no lo hago,
Como escapar de ti, como no hablar,
Si tu voz me quema adentro.
Tengo que andar, tengo que luchar,
Ay de mi si no lo hago,
Como escapar de ti, como no hablar,
Si tu voz me quema adentro.
Te busqué en las estrellas,
en la inmensidad del mar,
te busqué yo tan lejos
sin saber que en mi podías estar.
Pero fue aquí tan cerca
el lugar donde al fin te encontré
me hablabas al corazón
silencioso en una oración.
No temas arriesgarte,
Porque contigo yo estaré,
No temas anunciarme
Porque en tu boca yo hablaré.
Te encargo hoy mi pueblo
Para arrancar y derribar,
Para edificar,
Destruirás y plantaras.
CANCIÓN DEL SÍ
Llamas y me ofreces con amor
construir un mundo mejor
necesitas de mi sí.
Quieres que te siga hasta el fin
que comprenda que sin mí
muchos quedarán sin Ti.
Deja a tus hermanos,
Deja a tu padre y a tu madre,
Abandona tu casa
Porque la tierra gritando está.
Nada traigas contigo,
Porque a tu lado yo estaré,
Es hora de luchar,
Porque mi pueblo sufriendo está.
Sí, no solamente porque sí
sino porque yo junto a Ti
encuentro paz, soy muy feliz.
Sí, aunque no entienda digo sí
aunque no vea digo sí
Tú me elegiste siempre sí.
Sé que Tú no puedes esperar
tengo que dejar mi plan
tu camino vale más.
Soy la sal que Tú quisiste echar,
luz que debe iluminar
me elegiste para amar.
47
Familia de Schoenstatt Maipú
CARA A CARA
CAYADO DE AMOR
Solamente una palabra,
solamente una oración
cuando llegue a Tu presencia, Oh señor.
No me importa en que lugar
de la mesa me hagas sentar,
ni el color de mi corona, si la llego a
ganar.
Cuando aún las estrellas se resisten al sol,
Cuando el mundo te sueña, se sonríe el
pastor.
Y el rocío bendice toda obra de Dios
Él enciende una hoguera mientras hace
oración.
Les conoce sus huellas, su cabello, su
olor
Sus caídas, su entrega, sus pupilas, su sol.
Ya ha olvidado su vida, sus heridas de
amor
Hoy más bien se preocupa si el rebaño es
de Dios.
Solamente una palabra,
si es que aún me queda voz,
y si logro a articularla en Tu presencia.
No te quiero hacer preguntas,
sólo una petición,
y si puede ser a solas, mucho mejor.
Sólo déjame mirarte cara a cara,
y perderme como un niño en Tu mirada.
Y que pase mucho tiempo, y que nadie
diga nada, porque estoy con el Maestro,
cara a cara.
Que se ahogue mi recuerdo en Tu
mirada, quiero amarte en el silencio y sin
palabras. Y que pase mucho tiempo, y
que nadie diga nada, solo déjame mirarte
cara a cara.
Con la tarde los vientos, se han llevado el
calor.
Y la lluvia escondida al rebaño asustó.
Y a pesar de que sabe que él la protegerá
la pequeña se pierde en la oscuridad.
Ha cruzado los bosques, ríe la tempestad
No es el mismo camino y comienza a
llorar
Ya la noche es eterna y el silencio mayor
Pero alguien la carga y le abraza el temor.
Solamente una palabra,
solamente una oración
cuando llegue a Tu presencia, Oh señor.
No me importa en que lugar
de la mesa me hagas sentar,
ni el color de mi corona, si la llego a
ganar.
Y la aurora despierta, y se seca el dolor
Vuelven dos caminando, por delante el
pastor.
Y camina tranquilo con cayado de amor,
Ser Pastor de mi Padre, ser un Cristo de
Sión.
Sólo déjame mirarte cara a cara,
aunque caiga derretido en Tu mirada.
Derrotado y desde el suelo, tembloroso y
sin aliento, aún te seguiré mirando, mi
Maestro.
Cuando caiga entre Tus plantas de
rodillas, déjame llorar pegado a Tus
heridas. Y que pase mucho tiempo, y que
nadie me lo impida, que he esperado este
momento, toda mi vida.
48
Familia de Schoenstatt Maipú
CERCA DE TI
COMO ANTES, MAS QUE ANTES
Cerca de Ti Señor yo quiero estar
Tu grande, eterno amor quiero gozar
Llena mi pobre ser, limpia mi corazón
Hazme tu rostro ver en la aflicción.
Como antes, más que antes, Amor,
Sopla tu viento, ven Espíritu de Amor;
Enciende el Fuego que da vida en
comunión,
Siembra tu huerto, inunda mi corazón.
Pasos inciertos doy, el sol se va
Mas si contigo estoy, no temo ya
Himnos de gratitud, alegre cantaré
Y fiel a Ti Señor, siempre seré.
Como antes, más que antes, amor.
Sopla tu viento, ven Espíritu de Amor
Alienta el alma, da esperanza, da calor.
Tú me conoces y me amas como soy.
Día feliz veré, creyendo en Ti
En que yo habitaré, cerca de Ti
Mi voz alabará tu santo nombre allí
Y mi alma gozará cerca de Ti.
Como antes, más que antes, Amor.
Como antes, más que antes, amor,
Sopla tu viento, ven Espíritu de amor;
Enciende el fuego que da vida en
comunión,
Siembra tu huerto, inunda mi corazón.
Mi pobre corazón inquieto está
Por esta vida voy buscando paz
Más sólo Tú Señor la paz me puedes dar
Cerca de Ti Señor, yo quiero estar.
Como antes, más que antes, amor.
Sopla tu viento, ven Espíritu de Amor
Alienta el alma, da esperanza, da calor.
Tú me conoces y me amas como soy.
CENÁCULO JOVEN
Mujer que llevas en ti, anhelos de
construir, serás la viña del Señor para
dar frutos de amor. Junto a ti está María,
Esposa, Virgen y Santa, sé la hija que no
olvida, la misión por la que canta.
COMO EL PADRE ME AMÓ
Como el Padre me amó, yo os he amado
permaneced en mi amor,
permaneced en mi amor.
Cenáculo joven para un nuevo amanecer,
toma tu bandera, el mundo te espera.
Santuario del mar, fuente de gracia
divina, nos envías a la lid con tu norte
como guía.
Si guardáis mis palabras y como
hermanos os amáis, compartiréis con
alegría el don de la fraternidad.
Si os ponéis en el camino sirviendo
siempre la verdad, fruto daréis en
abundancia, mi amor se manifestará.
Hagamos de esta tierra lo que el Padre un
día soñó seamos apóstoles de Schoenstatt
una iglesia que el amó. La historia nos
mostró el ideal que Dios nos dio fuerza
que cambia corazones, alianza que
alimenta fundadores.
No veréis amor tan grande como aquel
que os mostré. Yo doy la vida por
vosotros, amad como yo os amé.
Si hacéis lo que os mando y os queréis de
corazón, compartiréis mi pleno gozo
de amar como El amó.
49
Familia de Schoenstatt Maipú
mi voz ha de cantar.
COMO QUISIERA
Cómo quisiera en cada día ver nacer tu
primavera, en cada noche abrir tu puerta,
a la mirada de la luna y las estrellas y al
amor, cómo quisiera que tus palabras
fueran luz de mediodía, de esperanza y de
alegría.
Reiré como un niño reiré,
Subiré a sus brazos subiré,
Mis ojos abriré colmados de su Amor.
Lloraré de alegría al encontrar a mi
Padre, cansado de juegos dormiré
arrullado con su voz, con su voz.
Cómo quisiera que entendieras que tu
silencio es poesía De un amor eterno, que
espera por tu música de aliento y por tu
voz. Cómo quisiera que tus labios besaran
tus heridas, los errores de tu vida.
CONFÍA
Hoy se abre entera la puerta hacia Dios
habla clara y brillante tu voz
veo pleno el camino a seguir.
Cómo quisiera poder llevarme todos tus
temores, y que volvieras a mirar de frente,
a las alturas de tus sueños y a tus nortes y
a tu amor. Cómo quisiera que tus manos
no tocaran una sombra, sino el nombre de
la Aurora.
Hoy tiene un nuevo sentido el luchar
ya ni el miedo me impide amar
y en tu fuerza aprendí a seguir.
Quiero recorrer tus pasos y aferrarme de
tu mano llévame donde pueda ser testigo
de tu fuego y sentir como escribes con
mis manos tu canción.
Y aunque no pueda, seguir sembrando
contigo esta historia, te librarás de todas
tus barreras, y aunque lejos, yo gritaré tu
nombre, y le hablaré a la Aurora, de tu
victoria.
Hoy mi corazón confía
no hay amor más firme que el tuyo señor
pues yo sé que mi descanso esta en ti
y no habrá tormenta que no me encuentre
alerta y vivir pues vives conmigo y estás
presente en mí.
COMO UN NIÑO
Como el río de vida que brota del
corazón de un volcán, y las aguas
cristalinas de las montañas, que bajan al
mar, al compás del sonido del viento que
recorre mi tierra.
Hoy cuando el alma no quiere luchar
y el cansancio me va a derrotar
tu mirada me mantiene en pie.
Es el latido de tu corazón
que se funde en mi pecho Señor
tu silencio acompaña la paz.
Que expresen mis labios la voz de mi
alma, un canto de gozo del que me habita,
que expresen mis labios la voz de mi
alma, un canto de gozo fuerte y vibrante
del que me habita.
Y si logro ver tu sombra mi alma en tu
luz se asombra óyeme, cantaré por Ti a
oídos que no escuchan que estás cada vez
vibra fuerte el corazón.
Al haz de su luz las aves cantan,
los que conocieron el dolor, en Él
descansan. ¿Has visto el sol en el
horizonte, el atardecer en el mar?
Él, que todo ha creado, Para Él
50
Familia de Schoenstatt Maipú
Funde a fuego nuestra misión,
lánzanos a la aventura:
manos que parten Pan,
consagrado el andar.
CONFIADOS EN CRISTO
Dicen que hoy es el momento en que
todos alcemos las voces, digamos lo que
Él anunció. Hoy es el día en que nacen
anhelos y un grito en el alma despierta la
necesidad, de compartir a Cristo Jesús y
emprender un camino que llegue a la luz.
Eterno Señor de todas las cosas,
seguimos Tu bandera
conoces de sobra nuestra humanidad
fecunda nuestras miserias,
refunda nuestras fronteras.
Vamos siguiendo las huellas de un
corazón puro de una cruz vivida, de un
Dios de verdad. Vamos confiados en
Cristo abramos las puertas de un mundo
apagado que no vive en paz. Unamos
nuestras manos y abramos paso a que
venga nuestro Salvador.
Hay hambre en el mundo de hoy,
hambre de pan y justicia, Señor
toma nuestros brazos, queremos servir
contigo el Reino construir.
Confiados en tu misericordia
nos acercamos a Ti Señor
venimos a cantar tu infinita bondad
el triunfo de tu gracia nuestra libertad.
Hemos venido a seguir tu querer, hoy te
saluda tu pueblo, hoy caminamos por ti
hoy imploramos tu bendición.
Para ser tu bandera Jesús seguiremos tus
pasos y seremos una santa juventud, que
anuncie tu paz, que anuncie tu paz.
CONSOLAD
Consolad a mi pueblo, dice el Señor,
Hablad al corazón del hombre,
Gritad, que mi amor a vencido,
Preparad el camino,
que viene tu Redentor.
Hoy nos llamaste a seguirte a ser
instrumentos, salir a tu encuentro y nunca
temer. Hoy nos llamaste a buscar a María
tu madre, la madre del mundo y de la
humanidad. Madre del corazón de este
Chile y madre de nuestro profundo ideal.
Yo te he elegido para amar,
Te doy mi fuerza y luz para guiar,
Yo soy consuelo en tu mirar,
Gloria a Dios.
CONSAGRADOS A TI
Confiados en tu misericordia
nos acercamos a Ti Señor
para ofrecerte de nuevo la vida
para entregarte nuestra voluntad.
Consolad a mi pueblo, dice el Señor,
Sacad de la ceguera a mi pueblo,
Yo he sellado contigo Alianza perpetua,
yo soy tu único Dios.
Venimos con María nuestra Madre
en la presencia de tus santos, Señor
venimos a cantar Tu infinita bondad
el triunfo de Tu gracia: nuestra libertad.
Consolad a mi pueblo, dice el Señor,
Mostradles el camino de libertad;
Yo te daré fuertes alas, transformaré tus
pisadas en sendas de eternidad.
Con tu amor y gracia Señor,
caminaremos
cielo nuevo, nueva canción
proclamaremos.
51
Familia de Schoenstatt Maipú
Y por mi vida acepta el dolor
y se hace esclavo para el Reino de Dios,
siendo Dios.
CORAZON DE FUEGO
Una bandera se alza en el cielo
y presiento que el viento me llevará
Un corazón que se pinta de rojo y negro
llamándome a despertar.
Por mi vida acepta la muerte
este hombre, el Hijo de Dios, por amor.
Fue coronado con espinas de dolor,
y por mi vida cargó con la cruz,
cargó con mi cruz.
Y por mi vida acepta la muerte
este hombre, el Hijo de Dios, por amor.
Cuando la masa pretende imponer su
verdad y a los libres y recios quieran
derivar fieles permanecemos a nuestro
ideal.
Corazón de Fuego, Roca de la Patria,
Corazón de Fuego en la vida diaria,
Corazón para cambiar mi realidad
y así mostrarle al mundo entero
que no estamos locos ni estamos ciegos
lo nuestro no es ningún secreto
Dios rebalsa nuestro corazón.
CRISTO DE HOY
Otra vez junto a Ti
Hoy no quiero pedirte
Hoy no quiero sentir,
Que estás lejos, más allá
Porque sé que Tú eres de esta tierra
Tú eres de aquí.
Una mujer, una madre la misma que esa
tarde Cristo nos quiso dejar
Esa mirada que abraza, que sabe que
pasa, y que sueña con mucho más.
Quiero que haya esta vez
Simpleza en mis palabras
Y que mi alma vibre
En ellas al nombrarlas
Para impregnar de Ti cualquier cosa
No hace falta poesía.
CORONADO DE ESPINAS
He oído hablar de Jesús,
un hombre que atado fue golpeado,
burlado y humillado.
Y este hombre carga con la culpa del
pecado de hombres y mujeres que no lo
conocen.
Pero yo quiero verte más
Al lado del que lucha
Quiero poder sentir
El peso alivianar
Quiero que llegues a todo el mundo
Como un Cristo de hoy .
Fue coronado con espinas de dolor,
y por mi vida cargó con la cruz,
cargó con mi cruz.
Fue coronado con espinas de traición,
con espinas que mi vida no impidió y
sufrió.
Muy del pan y del hambre más
Del camino y el dolor
(No quisiera pedir, sólo poder mostrarte)
Lograrás que la unión
De las manos sea más que canto
Y harás que la gente
Ya no te pinte en carteles
Sino en el ser real como el Padre
Y como el que sufre.
Fue nombrado Rey de los judíos y el
trono que le dieron fue la cruz del
madero.
Y por amor este hombre no se cansa
porque sabe que su vida es ofrenda
bendita.
52
Familia de Schoenstatt Maipú
Tú lo tienes, Tú lo das.
CRISTO DEL CALVARIO
En este día, Cristo del Calvario
voy a rogarte por mi alma enferma
pero al verte mis ojos van y vienen
de tu cuerpo a mi cuerpo con vergüenza.
Ya no temo, Señor, los abismos
Ya no temo, Señor, la inmensidad
Porque eres, Señor, el camino
Y la vida y la verdad.
Cómo quejarme de mis pies cansados
cuando veo los tuyos destrozados
cómo mostrarte mis manos vacías
cuando las tuyas están llenas de heridas.
CRISTO JOVEN
Ven hermano y cántale a Cristo, a ese
Cristo joven que un día nos redimió.
Cómo explicarte a Ti mi soledad
cuando en la cruz alzado y sólo estás
cómo explicarte que no tengo amor
cuando tienes rasgado el corazón.
Haz de tu amor una plegaria o un simple
canto alegre que el Señor escuchará.
Ven aquí, canta ya, no te olvides tú de
Cristo. Piensa que en la cruz por
nosotros El se dio.
Ahora ya no me acuerdo de nada
huyó todo lo que me atormentaba
el ímpetu del ruego que traía mi
se me ahoga en la boca que pedía.
No te alejes del camino marcado que
Cristo ha señalado para acercarnos a El.
Y sólo pido no pedirte nada
y estar aquí junto a tu imagen muerta
/: y aprendiendo que el dolor es sólo
la llave de Tu Santa puerta :/
Devuélvele con fe inquebrantable ese
amor incuestionable que nos ha ofrecido
El.
CRISTO TE NECESITA PARA
AMAR
CRISTO ESTÁ CONMIGO
Cristo está conmigo
Junto a mí va el Señor
Me acompaña siempre
En mi vida hasta el fin.
Cristo te necesita para amar, para amar.
Cristo te necesita para amar.
Cristo te necesita para amar, para amar.
Cristo te necesita para amar.
Ya no temo, Señor, la tristeza
Ya no temo, Señor, la soledad
Porque eres, Seño, mi alegría
Tengo siempre tu amistad.
No te importe la raza ni el color de la piel
Ama a todos como hermanos y haz el bien.
Al que sufre y al triste dale amor, dale
amor, al humilde y al pobre dale amor.
Al que vive a tu lado dale amor, dale
amor, al que viene de lejos dale amor.
Ya no temo, Señor, a la noche
Ya no temo, Señor, la oscuridad
Porque brilla tu luz en las sombras
Ya no hay noche, Tú eres luz.
Al que habla otra lengua dale amor, dale
amor, al que piensa distinto dale amor.
Al amigo de siempre dale amor, dale
amor, y al que no te saluda dale amor.
Ya no temo, Señor, a los fracasos
Ya no temo, Señor, la ingratitud
Porque el triunfo, Señor, en la vida
53
Familia de Schoenstatt Maipú
porque te amo no encontrarás en otro
lado, quien quiera ya morir por ti.
DEJA QUE NAZCA
Puede ser que tu palabra
Tenga fuerza y voluntad
Y que no te sobre nada
Porque ya te han visto dar
¿quién es dueño de tu gloria
y cuánto cuesta no mostrar?
Si es difícil ser vos mismo
Qué careta vas a usar.
No tengas miedo, no te dejaré,
las veces que tú me reclames,
yo gozo al ver que quieres regresar,
déjame que yo te levante”.
Señor, no ves que quiero regresar,
pero me pesa mi pasado,
acaso pides lo que no sé dar,
el tiempo me ha secado el alma.
Deja que nazca en vos
Deja que nazca Dios
Deja que nazca Dios
Deja que nazca en vos
Tanto he besado el suelo, no lo ves,
mis manos se han cerrado tanto.
“No te preocupes, te rescataré,
mi vida cambio por la tuya”.
Hubo uno que fue grande
Sin tener que aparentar
Reconócete pequeño
Y el más grande te honrará.
Haz de tu mundo un pesebre
Con paredes de humildad
Y no te fijes en los reyes
Y dale al niño su lugar.
Y Tú me dices…
Déjate, que te consuma
este fuego, no apagues ya más esta
hoguera que yo encendí en tu corazón
DESIERTO
DEJATE
Tantas veces mi playa es un desierto,
donde encontrar una flor es tiempo de
dedicación, tiempo de comprender.
Hace ya tiempo que comprendí
Tú me buscaste en todas partes,
la llama que un día empezó a fallar,
Tú no dejaste se apagase.
Que Tú, que eres dueño de mi vida,
tienes un tiempo distinto, tiempo de
sabiduría, para lograr que desde mí
pueda encontrar esa semilla enterrada,
de semilla a un árbol, frondoso para amar.
Yo no comprendo y digo que será,
será que estaba equivocado,
y he descubierto que este loco está,
de amor muriendo porque le ame.
Tantas veces mi playa es un desierto,
No ha sabido enriquecerse por el mar,
Mar de hombres que buscan tener arraigo,
Seca arena no ha sabido aceptar.
Yo no he querido saber más
de la locura que me late,
pero la fiebre quiere regresar
y El no dejó de predicarme.
Quedando arena seca se retira la ola,
Mar de hombres que no supo recibir
Playa no dejes jamás de ser su playa,
Pues si no hay playa es porque ya no hay
mar.
Y Tú me dices:
Déjate, que te consuma este fuego
no apagues ya más esta hoguera
que si no hay fuego no habrá luz.
Créeme, que estoy clavado
54
Familia de Schoenstatt Maipú
el que me anima, el que es mi alimento.
Sé el que despliega todas mi velas
hacia las nuevas playas.
DESPERTAR
¿Eres Tú quien camina entre las sombras,
quien se muestra y es misterio en
nuestras almas? Dicen de Ti que eres luz
y oscuridad, y las veces que te he visto
me has envuelto con tu paz en el silencio,
me has amado en el silencio.
Ven, Señor habita en mi casa
se Tú el dueño, quien la diseñe.
Ven Señor y dirige mi barca
al corazón de mi Padre.
¿Eres Tú quien irrumpe en la miseria,
quien acoge a los humildes en su corazón?
Te conocí y no he podido olvidar, como
miras con amor, mis caídas y mi temor, y
mis tinieblas, me salvaste de mis tinieblas
Para alejarme del vacío y soledad de
quien no sabe de Ti.
EL APÓSTOL
Hace tiempo, Tú Señor en gran silencio
Escuchaste mis anhelos y proyectos
Mi camino lo tenía definido
Muy seguro me sentía yo sin Ti.
Pero un día Tú rompiste el silencio
Tu palabra, mis proyectos cuestionó
Me dijiste: “dame espacios en tu vida
Muchos planes he pensado para ti”
Eres Tú quien me llama a despertar,
a buscar en tu amor la verdad, a salir y
ponerme en camino a mirar en tus ojos
Jesús. Eres Tú quien me llama a despertar
a buscar en Ti la libertad a abrazar alegre
la pesada cruz a entregarme por tu
voluntad, toma mi vida.
No esperes, Jesús, vuélveme a despertar.
Habla Señor, dime Tú lo que has pensado
Necesito de tu voz y parecer
He tratado de hacer, sólo mi vida
Hoy quiero fundarla en tu querer
Me dijiste “un apóstol yo te haré
Y en tu boca tu boca mi palabra yo
pondré
Tú serás del perdido la esperanza
Del lejano, cercanía de mi amor”
DUERME SEÑOR EN MI BARCA
Jesús que es lo que puedo decirte
más yo sólo quiero recibirte,
mi casa no está muy arreglada
pero en Ti, su dueño, está confiada.
Tormentas vienen una y otra vez
y no sé cuanto podré resistir
aunque yo no te pueda ver
sé que sin Ti no podría vivir.
Quiero Señor, hacer mío tu deseo
He llegado a comprender quién eres Tú
Agradezco que en mi Tú te fijaras
Yo contigo quiero siempre caminar
Duerme, Señor, en mi barca,
no te molestes, no te despiertes
si es que mi barca peligrara
no temo, en Ti está anclada.
Verdad que quieres mi casa agrandar
para poder a muchos albergar,
me duele mucho romper los muros,
pero no así si miro el futuro.
Manda, Cristo, que sople tu viento
55
Familia de Schoenstatt Maipú
El sol se ha ocultado, la noche invade el
desierto. Por segundos siento miedo y en
un manto de estrellas cubres mi cuerpo, y
puedo sonreir.
EL BUEN SAMARITANO
Anda faltando en el mundo
algún buen samaritano
que trate al hombre de hermano
tenga la sangre que tenga
/: y que venga de donde venga
siempre le tienda la mano:/
Jesús he caído, mi cuerpo está abatido
por el caminar, por el caminar.
Tengo sed y el hambre roba mis fuerzas,
ya no puedo seguir, no puedo seguir.
Por esos mundos de hoy
andan pobres y andan ricos
andan grandes y andan chicos
aporreados por los males
/: y el prójimo no me lo explico
dónde está, que ya no sale:/
Aun falta por caminar, quizás pueda
desmayar, no temo pues sé que Tú
junto a mí estarás.
EL CRUCIFIJO
Hay que ser como los árboles
que en las invernadas crudas
del ramaje se desnudan
para que otros tengan calor
//: que donde todos se ayudan sale más
linda la flor://
En un antiguo pasillo, un oscuro rincón,
una simple casa que ya se olvidó,
a lo lejos se ve un viejo crucifijo
cubierto de polvo y olvido.
De repente me mira y me guiña un ojo,
y me lleva a limpiarlo con gozo.
Una mirada que brilla de ternura,
que me invita a dejarlo todo e ir con Él.
EL CAMINANTE
Brilla el sol y la arena quema mis pies,
las sandalias no los pueden proteger
No desmayo aún tengo fe y en un instante
me desplomo y me apoyo en Ti.
Cristo no tiene manos y pide las mías
(tuyas)
Cristo no tiene voz y pide mí (tu) canción
Cristo no tiene pies para caminar el
mundo, Cristo pide mi (tu) amor.
Jesús he caído, mi cuerpo está abatido
por el caminar, por el caminar.
Tengo sed y el hambre roba mis fuerzas,
ya no puedo seguir, no puedo seguir.
El camino no es fácil se hace largo ya,
entre flores y espinas he de caminar.
Para alcanzar algún día el arco iris final
de alegría y gozo en la eternidad.
Escucha tu voz, toma mi mano, sé que lo
lograrás…
Cristo tienes mis manos úsalas cual tuyas
Cristo tienes mi voz que canta tu canción
Cristo tienes mis pies para caminar el
mundo, Cristo aquí tienes mi amor.
Alimentas mis fuerzas, sacias mi hambre
y mi sed, tu voz me conduce por los
caminos a recorrer, caminas conmigo, tu
sombra me propicia el frescor y al caer la
tarde, y al caer la tarde en tu abrazo
encuentro el calor.
56
Familia de Schoenstatt Maipú
EL JARDINERO
EL LLAMADO
Hay un árbol en mi jardín
yo lo cuido, riego y podo
para que el pueda crecer fuerte y sano
aunque el no pueda entender.
Hace tiempo, Tú Señor, en gran silencio,
escuchaste mis anhelos y proyectos,
mi camino lo creía definido,
muy seguro avanzaba yo sin Ti.
El agua llega hasta él,
por los surcos que modelo
le regalo el viento que si lo mece,
es porque yo estoy en él.
Pero un día tú rompiste el silencio,
tu palabra mis proyectos cuestionó,
me dijiste “dame espacio en tu vida,
muchos planes he pensado para ti”.
Yo soy tu Dios, tu creador
soy jardinero y soy también amor.
Habla Señor, dime Tú lo que has pensado
necesito yo tu voz y parecer,
he tratado de hacer solo mi vida,
hoy quiero fundarla en tu querer.
En invierno dejo caer
sus hojas a la tierra
así puedo hacer nacer nueva vida
para que él pueda crecer.
Me expresaste “un Apóstol yo te haré,
y en tu boca mi palabra yo pondré,
Tú serás del perdido la esperanza,
del lejano cercanía de mi amor.
El árbol de mi jardín
es un cuento imaginario
para poderte decir que tú,
hijo, eres todo para mi.
//: Quiero Señor hacer mío tu deseo,
he llegado a comprender quién eres tú,
agradezco que en mí tú te fijaras
yo contigo quiero siempre caminar.://
EL JOVEN RICO
Señor, ¿Qué más puedo hacer?
he cumplido todo, pero no me basta
por eso vengo aquí,
¿Qué más puedo hacer, Señor, por Ti?
Tus ojos me miran con amor
¡Anda, deja todo y sígueme!
Señor, todo es posible para Ti,
dame Tú la fuerza para poder decirte
sí.(bis)
57
Familia de Schoenstatt Maipú
EL PEREGRINO DE EMAÚS
EL PROCESO
Qué llevabas conversando me dijiste buen
amigo, y me detuve asombrado, a la vera
del camino, no sabes lo que ha pasado
ayer en Jerusalén, a Jesús de Nazaret, a
quien clavaron en cruz, por eso me
vuelvo triste a mi aldea de Emaus.
Dicen que estás a mi lado
pero yo te siento lejos
dicen que estás junto a mí
y yo sólo escucho el silencio
y yo solo escucho mi silencio.
A veces me envuelven tus voces
y a veces se escapa tu luz
mis manos te buscan ansiosas
y sólo encuentran tu sombra,
y solo les quedan tus sombras.
Por la calzada de Emaus, un peregrino
iba conmigo, no le conocí al caminar,
ahora sí, en la fracción del pan.
Van tres días que se ha muerto, y se acaba
mi esperanza, dicen que algunas mujeres
al sepulcro fueron de alba, Pedro, Juan y
algunos otros hoy también allá buscaron,
mas se acaba mi confianza, no
encontraron a Jesús, por eso me vuelvo
triste a mi aldea de Emaús.
Jesús quiero descansar un poco en ti
que mi desierto se convierta en un jardín.
Tierra nueva preparada para ti,
mi alma busca un jardín.
Jesús quiero descansar un poco en ti
que mi desierto se convierta en un jardín.
Tierra nueva preparada para ti,
mi alma busca un jardín
mi alma busca su jardín.
Oh tardíos corazones que ignoráis a los
profetas, en la ley ya se anunció, que el
Mesías padeciera, y por llegar a su gloria
escogiera la aflicción, en la tarde de aquel
día, yo sentí que con Jesús, nuestro
corazón ardía a la vista de Emaus.
Te busco hijo mío,
como el mar besa la arena
como el viento la primavera,
te busco como semilla,
que busca la luz y rompe la tierra.
Hizo señas de seguir más allá de nuestra
aldea, ya la luz del sol poniente pareció
que se muriera, “quédate forastero ponte a
la mesa y bendice”, y al destello de su luz
en la bendición del pan, mis ojos
conocerán al amigo de Emaus.
Te busco hijo mío
porque tú eres mi jardín
perfume de mi huerto
te busco como la noche,
que anhela la luna y busca su estrella.
Cayeron las cadenas, la triste oscuridad
por mi nombre me has llamado,
ya no vivo en soledad,
mi nombre ya es tu nombre.
Mi silencio habla de ti, mis manos te
conocen, mi alma juega en tu jardín.
58
Familia de Schoenstatt Maipú
El me guía por sendas de justicia por
amor de su nombre, en oscura quebrada
yo no temo porque estás junto a mi, tu
cayado, la vara de tu diestra son ellos mi
confianza.
EL SEÑOR DE LA HISTORIA
Nuestra historia es posible traducirla,
en la huella sangrante de tus pasos;
en tu rostro Señor, en tus heridas;
en un tronco, en las espinas, en tres
clavos.
Para mi Tú dispones una mesa frente a
mis adversarios, has ungido con óleo mi
cabeza y mi cáliz rebosa, de bienes y de
gracias gozaré en tu casa mientras viva
Porque en cada palabra que dijiste,
y en cada gesto que entregaste,
y entre cada silencio que guardabas,
ibas Señor, contándonos tu vida.
Demos gloria al Padre poderoso, a Jesús,
el Señor al Espíritu que habita en nuestras
almas, nuestro consolador al Dios que es,
que era y que vendrá, por los siglos de los
siglos.
Y es por eso posible lo imposible,
es posible esperar lo inesperado .
Es posible creer en lo increíble,
es posible morir resucitando.
EN EL PRINCIPIO
Y te esperan así los postergados,
y te esperan los pobres y sencillos,
y te esperan también los olvidados,
y te esperan a lo largo de los siglos.
En el principio, era el verbo, el verbo
estaba ante Dios, el era Dios, estaba ante
Dios, en el principio. Por Él, se hizo todo
sin Él no se hizo nada, todo lo que fue
hecho, en Él tenía vida.
Porque vienen tus manos luminosas,
porque vienes Jesús resucitado ,
porque vienes triunfando de las sombras,
porque todo en Ti se ha iluminado.
Para todos, la vida era luz, que brilla en
las tinieblas. Y las tinieblas, no la
recibieron no la vencieron. Ella era la luz
verdadera, la luz que ilumina todo, y
llegaba al mundo.
Porque viene contigo la justicia,
la libertad de todos los cautivos,
quien tiene en paz los perseguidos,
de tu luz, tu amor los humillados.
Ya estaba en el mundo, que por el verbo
se hizo, vino a su casa, y los suyos, no lo
recibieron. Pero a los que lo recibieron,
los hizo hijos de Dios, el verbo se hizo
hombre, entre nosotros vivió.
Y es por eso posible lo imposible,
es posible morir resucitando.
EL SEÑOR ES MI PASTOR
Hemos visto su gloria, la del Hijo único
de Dios, en Él hemos visto a Padre de los
cielos. Jesús redimió, hemos recibido
todos cada don amoroso prepara a otros.
El Señor es mi pastor
nada me habrá de faltar.
El Señor es mi pastor, qué me puede
faltar, en las verdes praderas, el me lleva
a reposar, condúceme a las aguas del
solaz, y mi alma reconforta.
59
Familia de Schoenstatt Maipú
EN NUESTRA LLAMEANTE
BANDERA
EN TÍ SEÑOR
/:En ti, en ti, en ti señor
Hemos puesto nuestra fe:/
En nuestra llameante bandera
de rojo bordaste el Santuario
conocerá la tierra entera
que noble Reina nos ha enviado.
Ni en las armas ni en la guerra, sino en ti
Señor, hemos puesto nuestra fe.
Ni en la fuerza ni en la ciencia sino en ti
Señor, hemos puesto nuestra fe.
Te cantaremos tras la última conquista
Enorgullécete, traemos tu bandera,
no te inquietes traemos tu bandera,
ámanos, traemos tu bandera,
corónate, tu bandera, vuelve invicta.
Ni tampoco en nosotros sino en ti Señor,
hemos puesto nuestra fe.
Entre crisis de esperanza solo en ti Señor,
hemos puesto nuestra fe.
En lanzas atamos tu insignia
cortando la altura de los vientos,
proclamará con gallardía,
su desafío a la noche y al tiempo.
Servidores de los hombres porque solo en
ti, hemos puesto nuestra fe.
Alegrando las tristezas porque solo en ti,
hemos puesto nuestra fe.
La historia ató a nuestras astas,
la vida y el triunfo del Padre
la inmaculada luz de Bárbara,
la voz de Mario que habla en la sangre.
Pregoneros de la vida porque solo en ti,
hemos puesto nuestra fe.
Sembradores de esperanza porque solo en
ti, hemos puesto nuestra fe.
EN TI
Portadores de la luz porque solo en ti,
hemos puesto nuestra fe.
Levadura de las masas porque solo en ti,
hemos puesto nuestra fe.
En Ti, Señor, en Ti, dador de vida en
plenitud, sólo en Ti, somos hoguera para
el mundo.
En tu fuego de libertad se han acrisolado
todos los muros del Santuario. tú nos has
renovado como tierra nueva, has
balbuceado en nosotros, nuestros
nombres, cada nombre.
En la profundidad del Padre, en el árbol
del Hijo, en la grandeza de María, tú nos
has renovado como tierra nueva, has
balbuceado en nosotros, nuestros
nombres, cada nombre.
60
Familia de Schoenstatt Maipú
Quiero ahora escoger
sólo tu Santa Voluntad
dejarme conducir
contigo atravieso ciegamente
tinieblas y noches.
Porque sé que tu amor me guarda
y en él hay un puerto donde
puedo descansar.
EN TUS ALAS DE FUEGO
(Hermanas de María)
En tus alas de fuego,
Espíritu de santidad
se funde el alma
y encuentra la paz.
A tu sombra alegremente
arrebatas de dicha
sin ruido ni aspaviento
haces tuyo, el corazón.
ENCUÉNTRAME (Romina González)
Pasan los días y noches,
mi vida sigue su rumbo,
la soledad y el temor se apoderan
de mi alma en segundos.
Y cuando más creo confiar,
miro a mi lado y solo veo oscuridad.
Ven (6)
Ven Espíritu de Amor, ven.
A tu abrigo amoroso
haces Hijos del Señor
conduces hacia el Padre
en el Hijo que es amor.
Has colmado a la Madre
de tu pureza y bondad,
en Ella has derramado
abundante, ternura y verdad.
Pero busco en silencio, siento el llamado,
solo escucho Tu voz que consuela
mi angustia y mi dolor.
Me levanto del suelo, sigo Tus pasos,
solo siento Tu calor que entibia
mi triste corazón…Señor, encuéntrame.
Tú que estás en las alturas
quisiste un día habitar
en el alma de María
y crearte allí tu hogar.
Tú que actúas en silencio
y a todo infundes amor
transforma nuestras almas
que seamos uno en el Señor.
Cuando todo es incierto
y nada detiene este mundo,
tiemblo de miedo y el frío se apodera
de mi cuerpo en segundos.
Y cuando más creo confiar,
miro a mi lado y solo veo oscuridad.
Pero busco en silencio, siento el llamado,
solo escucho Tu voz que consuela
mi angustia y mi dolor.
Me levanto del suelo, sigo Tus pasos,
solo siento Tu calor que entibia
mi triste corazón.
He gritado tan fuerte, he alzado mis
manos, di mi nombre o indica el camino
que no se donde estoy.
Yo estaba contigo y me he perdido en el
llanto, quiero volver a Ti y no puedo,
recíbeme otra vez…Señor, encuéntrame.
EN TUS MANOS
En mi vida hasta ahora
en las manos tuve yo
el timón de mi barca
tan a menudo te olvidé.
Sólo de vez en cuando
desvalido a Ti volvía
pero la barca
en tus planes navegaba.
Más yo sabía, que en tus manos
siempre encontraba dirección.
61
Familia de Schoenstatt Maipú
Aunque no sea mi amor igual al que tu
me das, toma mi corazón si en algo sirve a
tu plan, y si me necesitaras por pequeña
que sea mi voz, pídeme Señor, que mi
vida se, entregue a tu amor y valiente
moriré para ti.
ENCUENTRO
En un grito de viento y de lluvia rompiste
el silencio, y se abrió la mañana en
cascadas de eternidad, se olvidaron las
dudas, se olvidó aquel miedo, se acabó el
dolor, el no entender, tantos silencios sin
respuesta, preguntas abiertas, caminos
sin encontrar la ansiada libertad.
ENTREGANDO EL CORAZÓN
Vemos brillar las estrellas
en nombre de Aquel que siempre lucha
déjanos volar al más allá
no sucumbir en tempestad.
Con un fuego de sol que calcina llegaste a
mi tienda y quisiste que ardiera mi alma
prendida de amor. Respetaste mi tiempo,
aguardaste paciente mi indecisión, para
volar por las cumbres del misterio, que
me abriste en esa hora, encuentro de
plenitud, donde el alma halló la paz.
Inquiétanos cuando perdamos la fe de tu
amor
Viviendo siempre abandonos a tu misión
Aquí entregando el corazón.
Y entonces la duda fue sí,
y entonces la lucha fue sangre y fuego
para vencer la oscuridad, vestida de
incomprensión, la oscuridad, paisaje de
muerte, rasgado el velo, sólo sol.
Déjanos volar al más allá
Donde el cielo se une con el mar
Viviendo el amor de tu misión
Aquí entregando el corazón
mi Dios.
En un grito de viento y de lluvia
rompiste el silencio, y se abrió la mañana
en cascadas de eternidad.
ERES EL FUEGO
Hay algo que quiero entregar
toda mi vida para los demás
Ser luz para iluminar
en medio de la oscuridad.
Por tu Corona, salir a pelear.
ENTREGA
Cuando siento tu amor tocar mi corazón,
cuando veo en tu luz la fuerza de tu calor,
no hay más respuesta posible, que
entregar todo lo que hay en mí, tómame
Señor, y seré como un niño ante ti, seré
tuyo, como acto de amor.
Tu Eres el fuego que habita en mi
corazón,
Eres la fuerza para dar un paso más.
Déjame que te ame con todo mi ser, y en
silencio puedas entender, lo que entrega
mi amor cuando veo en ti esa cruz de
dolor. Y sabrás que quiero desangrarme
por ti, si me tomas la mano y me usas hoy
para vencer, y clavar tu bandera y tu voz
sin dudar ni temer. Sin dudar ni temer.
Hay algo que quiero entregar
toda mi vida para los demás
Ser manos para trabajar
y así el mundo cambiar.
Por tu nombre, Corazones incendiar.
62
Familia de Schoenstatt Maipú
Esta mañana miro a los ojos,
abrazo una espalda, doy mi palabra,
escojo la vida, escojo la vida.
ES EL SEÑOR
El que anda sobre el agua,
el que multiplica el pan,
el que calma con su voz mi tempestad,
quien pide llenar mis jarras
para dar vino a beber,
el que rema en lo profundo de mi ser.
Esta mañana te escucho en silencio,
te dejo llenarme, te sigo de cerca,
escojo la vida, escojo la vida, escojo la
vida.
Es Palabra que alimenta,
es la brisa que me alienta,
es la Vida, es el Camino, es la Verdad.
ESPIRITU SANTO
Espíritu Santo eres el alma de mi alma
te adoro humildemente
ilumíname, fortifícame, guíame,
consuélame
y en cuanto corresponde al plan
del Eterno Padre Dios,
revélame tus deseos.
Es el Señor,
¿acaso no arde nuestro corazón?
Es el Señor,
el que me llama, el que me ama,
es el Señor.
El que no mira mis faltas,
sino mi fidelidad,
el que hace roca mi debilidad,
Aquél que lo sabe todo,
pero vuelve a preguntar,
el que hace fiesta al verme regresar.
Dame a conocer lo que debo realizar
dame a conocer lo que debo sufrir
dame a conocer lo que silencioso y con
modestia y en oración debo aceptar,
cargar y soportar.
/: Sí Espíritu de amor
dame a conocer la voluntad del Padre
pues toda mi vida quiere ser a su querer
un perpetuo sí :/
Es el Fuego que me quema,
es el gozo que me llena,
es la Fuerza que yo no puedo explicar.
ESCOJO LA VIDA
Esta mañana enderezo mi espalda,
abro mi rostro, respiro la aurora,
escojo la vida. Esta mañana acojo mis
golpes, acallo mis límites, disuelvo mis
miedos, escojo la vida.
Esta mañana miro a los ojos,
abrazo una espalda, doy mi palabra,
escojo la vida.
Esta mañana remanso la paz,
alimento el futuro, comparto alegría,
escojo la vida. Esta mañana te busco en la
muerte, te alzo del fango, te cargo tan
frágil, escojo la vida.
63
Familia de Schoenstatt Maipú
/:Estás dentro de mí, tú eres ese gozo del
alma, el agua de mi jardín,
que limpia todas mis fuentes.:/
ESTAMOS AQUI
Hay que cantar algo nuevo,
Hay que intentar enlazar,
Manos que son diferentes
Para empezar a trabajar.
Todos mis nombres,
porque soy hombre,
porque soy pobre,
porque eres Padre.
Unámonos por un mundo,
Que queremos construir,
Con la esperanza de Cristo,
Que entre la cruz en mi país.
FELICES HOMBRES DEL SEÑOR
Felices hombres del Señor,
del mundo sean primavera,
el hielo funde con amor,
pues Dios es sol en nuestra tierra.
Cristo señala la huella,
Hoy sólo hay que caminar,
Dejar las manos abiertas
Y en ellas poner la verdad.
Al mundo en oscuridad
vuelve Jesús a revelar
lo que nos dice tu misterio
danos tu espíritu a vivir
puede tu vida dar así
el gozo pleno de tu Reino.
Voy a escoger, el mundo de Dios y
ofrecer mi voz a cualquiera, que quiera
escuchar, que María nos viene a buscar y
que hay muchas maneras de amar.
A construir, el cielo en la tierra, y servir,
a todo el que anhele aprender a rezar, y
así juntos poder alabar, a ese Dios que
regala la paz.
Porque si estamos aquí es para traer
a ese Cristo que te hace crecer.
En nuestra pobre sequedad
no ha sido fácil encontrar
el cielo abierto hacia tu Reino
danos tu espíritu a vivir
pues nos dejaste al partir
yo viviré siempre en ustedes.
Haznos ser nuevo instrumento,
Que aprendamos a creer
Que la misión es de todos
Y aún queda mucho por hacer.
Si el corazón está cerrado
por egoísmo y temores
quien es Señor quien puede abrirlo
danos tu espíritu a vivir
porque eres tú quien nos regala
al Dios ternura como herencia.
Combina nuestros talentos,
Necesitamos la unión,
Porque cada uno importa,
Al transformar un corazón.
ESTÁS DENTRO DE MI
No necesito alas para volar hasta Ti,
no necesito fuego para sentir tu calor.
No necesito dormir para poderte soñar,
no necesito hablar para que escuches mi
voz.
64
Familia de Schoenstatt Maipú
Sopla Señor en mi oído,
sopla fuerte arranca el miedo,
pues sin Ti me hallo perdido,
sin tu luz me encuentro ciego.
Sopla Señor y hazte viento,
y bautízame en tu nombre
Llámame a servir Maestro,
hazme fiel entre los hombres.
Toma mi vida en tus manos,
mis sueños, mi amor, mi todo,
mi cansancio, mi pecado
y moldéame a tu modo.
FRENTE A TÍ JESÚS
Jesús estás herido,
tu Alma y tu Cuerpo entregados.
Tus Ojos se cierran cansados
y un grito lloró tu abandono.
Frente a Ti, OH Jesús,
frente a este llanto de amor.
Aquí estoy Jesús para Ti,
hoy te entrego mi vida y mi cruz.
Jesús, un miedo envuelve,
mi corazón angustiado.
Pues hoy te he negado tres veces
y no he sabido acompañarte.
Sopla, y bautízame en tu brisa, sopla
renovame en tu sonrisa, sopla.
Sopla Señor tu caricia,
y sobre mis sentimientos,
que sea el Ángel de Tú Misa,
quien obre en todo momento.
Sopla Señor y hazte canto,
pon tu palabra en mis manos
En ellas tu providencia
y bendice a mis hermanos.
Quiero ser de tu árbol rama,
fruto nuevo de tu cielo
Que madura en tu palabra,
como un ave en pleno vuelo.
Me vuelves a perdonar,
yo te vuelvo a prometer.
Aquí estoy Jesús para Ti,
hoy te entrego mi vida y mi cruz.
Frente a Ti, OH Jesús,
frente a este llanto de amor.
Aquí estoy Jesús para Ti,
hoy te entrego mi vida y mi cruz,
hoy te entrego mi vida y mi cruz,
hoy te entrego mi vida y mi cruz.
FRUTO NUEVO DE TU CIELO
Sopla, sopla Señor tu grandeza, sopla
Hazme fiel en mi pobreza, sopla.
Sopla, y bautízame en tu brisa, sopla
renovame en tu sonrisa, sopla.
Sopla Señor te lo pido,
quédate esta noche en mi alma,
pues solo tu amor y abrigo,
me dará consuelo y calma.
Sopla Señor sopla fuerte,
envolveme con tu brisa
y en tu Espíritu renovame,
hazme libre en tu sonrisa.
A pesar de mis caídas,
hazme fiel a tus promesas.
Sopla Señor en mi vida,
y arrancame esta tristeza.
Sopla, sopla Señor tu grandeza, sopla
Hazme fiel en mi pobreza, sopla.
65
Familia de Schoenstatt Maipú
Profeta en el cruce de caminos
Eres luz reflejo del sol.
FUEGO
Sobre un mundo malherido
he venido a traer fuego,
sobre la tierra sombría
como un carbón de tormento.
Y cuánto desearía
que estuviera ya ardiendo,
mi corazón enardece
ante el dolor de mi pueblo,
llamarada de justicia
que desciende desde el cielo.
Fuego de su fuego, alma de su alma
Eres grito y voz en la tempestad
Eres fuego que nos lleva al sol.
Fuego que se oculta pero brilla
En el rincón de la lágrima
Fuego de incansables caminantes
Que hace días las tinieblas
Fuego, que nos llega hasta el alma
En la sangre de aquellos que te aceptan.
Llama y acción se consumen,
un río de lava ardiendo,
es Cristo que vive en mí,
un compromiso que es fuego.
FUISTE TÚ
Fuiste Tú quien formó mis entrañas
fuiste Tú quien tejió mi ser
fuiste Tú quien modeló en lo secreto
cada fibra, cada hueso.
Como un fuego que se enciende
para inflamar otros fuegos,
Cristo ha puesto su morada
en el fondo de mi pecho,
quema mi alma, me devora,
mis palabras son incendio
por los niños y los pobres
que sollozan frente al templo.
Si sufren hay que gritar:
Dios quiere todo mi esfuerzo.
Si no creyera en mi historia
con su llanto y con su risa
si no creyera en mi camino
eternamente señalado.
Si no creyera que me amas
más allá de lo que creo
y que tu amor es más fuerte
más fuerte que mi abismo.
Animado por el amor,
urgido por el derecho,
encierro en mi corazón
la miseria de esos cuerpos
abandonados al frío,
cómo dejar de quererlos
si sonríen por la calle
como Cristo verdadero,
si se inflama como hoguera
mi alma: llama, acción y fuego.
Fui bordado en lo profundo de la tierra
ya antes de nacer
y por eso es para mi la noche
luminosa como el día.
Si no creyera en mi anhelo
de unión perfecta
si no creyera en tu muerte
y me olvidara de tus llagas.
FUEGO DE SU FUEGO
Fuego que las brasas retuvieron
Por decenios del silencio
Hasta que el soplo del espíritu
Te alzó en uvas rojas
Profeta en la más oscura noche
66
Familia de Schoenstatt Maipú
GETSEMANI
HACES NUEVAS TODAS LAS
COSAS
Para que mi amor no sea un sentimiento,
tan sólo un deslumbramiento pasajero.
Para no gastar mis palabras más mías,
ni vaciar de contenido mi “te quiero”.
Hey, que haces nuevas todas las cosas
Que haces nuevas todas las cosas
Que haces nuevas todas las cosas.
Quiero hundir más hondo mis raíces en Ti
y cimentar en solidez éste mi afecto,
pues mi corazón que es inquieto y es
frágil sólo acierta si se abraza a tu
proyecto.
Es vida que brota en la vida, es fruto que
crece en amor, es vida que vence a la
muerte, es vida que trae el Señor.
Dejaste el sepulcro vacío, la muerte no te
derrotó, la piedra que te detenía, el día
tercero cayó.
Más allá de mis miedos, más allá
de mi inseguridad
quiero darte mi respuesta.
Aquí estoy para hacer tu voluntad,
para que mi amor sea decirte sí,
hasta el final.
Me ofreces una nueva vida, renuevo en Ti
mi amor, me das una nueva esperanza, ya
todo lo viejo pasó.
HASTA QUE MI PATRIA SEA SION
Duermen su sopor y temen en el huerto,
ni sus amigos acompañan al Maestro.
Si es hora de cruz es de fidelidades,
pero el mundo nunca quiere aceptar esto.
Estos hombres son leyenda, así lo cuenta
la historia, vienen de distintas tierras, con
sus tinieblas y glorias.
Dame a comprender, Señor, tu amor tan
puro, amor que persevera en cruz, amor
perfecto. Hazme serte fiel cuando todo es
oscuro para que mi amor sea más que un
sentimiento.
De las montañas más altas, y de los valles
más frescos, una misión que nos ata, ser
constructores del reino.
Por amor puro heredamos una misión
fundadora, y cual legión de soldados, no
vemos ya mas la hora de luchar juntos,
aliados, unamos fuerzas ahora.
Haznos pues tus instrumentos, Madre
vestida de sol, guía hacia los nuevos
tiempos, a estos tus hijos de Sión.
Queremos hoy coronarte Reina de
nuestra canción, no dejaremos de amarte,
somos tus hijos de Sión.
No es en las palabras ni en las promesas
donde la historia tiene su motor secreto;
sólo es el Amor en la cruz madurado
el amor que mueve todo el universo.
Pongo mi pequeña vida hoy en tus manos,
por sobre mis inseguridades y mis miedos
y para elegir tu querer y no el mío
hazme en Getsemaní fiel y despierto.
La bandera que flamea, aqui en nuestro
corazón, es de lucha verdadera, fidelidad
y canción.
La reconquista no acaba, quien sabe que
pasará, en tu frente una corona, querida
MTA.
67
Familia de Schoenstatt Maipú
Quisiera poder abrazarte
y en tu oído volcar mis secretos
pero para sentirte muy cerca
no necesito que bajes del cielo.
HAY UN LUGAR
Hay un lugar más allá del mar,
es la pradera asoleada
donde el buen Dios nos regaló
nuestro taller del amor.
Donde cada mañana nace una pregunta
y en cada atardecer
la respuesta puedo agradecer.
Porque sé que conoces mi alma
Tú le das vida, sin tu amor yo me muero
Yo soy tuyo y entero me entrego
en tus manos y te digo te quiero.
Padre, tu obra es grande
si soy tu promesa voy a cumplir.
Padre, llámame hija
tienes mis manos para construir
tu instrumento quiero ser
a María encarnar
quiero la herencia guardar.
HEIMAT (Felipe Poblete y Mario H.)
Cuando la vida va y viene
Comienzan las despedidas
Se aleja la tierra
Se acaban las alegrías.
Tal vez en otros tiempos
De nuevo vuelva a ver
La tierra que encanto mi alma
Y mi más hondo padecer.
Hay un lugar más allá del mar,
una pradera filial
donde el Espíritu descendió
al Cenáculo que es hogar
donde la Inmaculada reina en lo alto
para regalar su grandeza a la ciudad.
Porque amar y sufrir
Son una misma cosa
Dos rosas del mismo rosal
Son origen de esta prosa
HE PENSADO
Tú lo sabes señor, y sabes el porque
Aquí yo te encontré en la nada
El terruño sigue siendo mi morada
Y lo dejaste florecer…
//En el Elqui te encontré//
He pensado cuántas cosas quisiera decirte
cuántas cosas, quisiera entregarte,
cuántas veces, me he quedado muy triste
al darme cuenta, que he vuelto a fallarte.
Cuando veo que eres tan bueno conmigo
porque caigo y Tú estás para levantarme
no consigo comprender tu grandeza
pero es simple, yo soy hijo y Tú mi Padre.
Tierra de mis amores
Escondidos en el tiempo
Montañas y quebradas
Siempre lo he ido descubriendo
Gracias por ir a mi lado,
por ser mi camino,
gracias por ser compañero,
porque eres mi amigo,
gracias por darme tu mano,
y porque vamos juntos,
gracias por dejar las huellas
de tus pasos junto a los míos.
Tu presencia en este valle
Hace que no pase el tiempo
Imposible que lo calle
Es imposible retenerlo
Imposible retenerlo…
68
Familia de Schoenstatt Maipú
el es el amor, sólo Él.
(a los que se hacen pequeños como Él.)
HEROICAMENTE EN TU JARDIN
Vamos conquistando el desierto,
vamos regalándole una flor,
algo nuevo que se necesita para amar,
la azucena que queremos irradiar.
Levántate, eres hijo de Dios,
eres más de lo que has sido hasta hoy.
HOY ES TIEMPO DE SANTOS
Heroicamente tu jardín
de azucenas para Ti.
Heroicamente tu jardín
creando el hombre nuevo para Dios.
Hoy es tiempo de grandes anhelos,
de abrazar la cruz y mirar el cielo,
de anunciar a todo el mundo la verdad
y dejar en tus manos mi amada libertad.
Junto al Padre iremos creciendo,
regalando nuestro corazón, junto a tu
Santuario en la Alianza de Amor,
respondiendo con un sí heroico.
Hoy es tiempo de fidelidad,
de abrazar la cruz y empezar a andar,
de vencer las tinieblas, la mediocridad.
¡Hoy es tiempo de santos!, nacidos para
amar.
HIJO LEVÁNTATE
Levántate, eres hijo de Dios,
eres más de lo que has sido hasta hoy.
Hoy Señor quiero contigo avanzar,
quiero ser tus manos, tu voz; quiero
encender en cada corazón el amor que
nació de la cruz.
OH Señor, que no me canse de amar,
que tu luz sea mi canción, contigo llevo
mi cruz, me abandono a tu plan como
cera en tus manos me dejo modelar.
Cuéntaselo sencillamente,
Él lloró también con la gente.
Él está cerca de ti siempre
háblale y Él te dirá.
Yo me muestro a los humildes,
a los limpios de corazón,
a los que se hacen pequeños como yo.
Hoy es tiempo de lucha y victoria,
conquistemos por la Reina la corona,
que la cruz se alce de nuevo en esplendor,
que los pueblos conozcan la luz de
salvación.
Él se muestra a los humildes,
a los limpios de corazón,
a los que se hacen pequeños como Él.
Hoy es tiempo de grandes anhelos,
de abrazar la cruz y encender el fuego,
ese fuego que es Espíritu de Dios,
que nos llama a decidirnos, a decir ¡aquí
estoy!
Descansa en Él sencillamente,
no te apartes de la cruz que Él quiere
verte. En su amor te aliviarás siempre
óyelo y Él te dirá.
Vengan a mí, descansen en mí,
yo soy el amor, por ti estoy aquí.
Búsquenlo a Él,
(Él se muestra a los humildes,)
descansen en Él,
(a los limpios de corazón,)
69
Familia de Schoenstatt Maipú
mira que los hombres de hoy te buscan,
y quiero poderte compartir.
HOY SEÑOR VENGO ANTE TI
Hoy, Señor, vengo ante Ti,
bajo tu mirada a descansar.
Te entrego mi fe, mi esfuerzo, gratitud,
pues sólo Tú mueres por mí.
Déjame sentirte Jesús
dame el don de regalar tu luz.
Cuando el sol ...
Hoy, Señor, vengo ante Ti,
hoy, Señor, vengo a pedir
que no te olvides de mí,
que me alientes una vez más.
Que me vuelvas a levantar,
contigo quiero caminar.
Señor que te haces rey y sirviente
Ven a mi humilde Corazón
Señor que te haces rey y sirviente
Ven a mi humilde Corazón.
IMPLORAMOS TU ESPÍRITU
(Hermanas de María)
Hoy, Señor, vengo ante Ti
con esperanza en tu amor salvador,
en tu gloriosa resurrección.
Amén, amén.
Ven Espíritu Santo, ven
ven a nuestro Cenáculo.
Ven Santificador
y habita el corazón.
HUMILDE CORAZÓN
Alma de quien grita en el desierto
Sombra que habitas los caminos de Israel
dime como tengo que buscarte
cuando se me nubla el corazón.
Ven con tu fuego y funde lo débil,
con tu fortaleza que es omnipotencia.
Junto a María esperamos que vengas
a nuestro corazón.
Créeme señor cuando te canto
sabes bien que temo cuando no te puedo
ver Cristo ven, tu sabes que te amo
ven a rescatarme en tu poder.
Ven Espíritu Creador
a renovarnos hoy
ven Espíritu de Amor
y danos tu calor.
Mira que hoy es tiempo de paz
y te necesito para andar.
Ven con tu viento y habita en el alma
irrumpe en silencio con tus siete dones.
Atiende nuestra oración,
ven Dios Consolador.
Cuando el sol se esconda en el ocaso
quiero encontrarte en mi jardín
y sea tu gloria, motor de mi historia
para poder contar que estas aquí
Cristo que caminas en las aguas
haz que no me inunde en el temor
Tu sabes que tienes mis panes y peces
recíbelos para la salvación.
Señor que te haces rey y sirviente,
Ven a mi humilde corazón.
Ven Espíritu Santo, ven
a fortalecer nuestra fe.
Ven promesa del Señor
a iluminarnos hoy.
Ven Dios viviente, desciende y enciende
a todos tus hijos que unánime esperan.
Un corazón y una sola alma haz Tú de
nuestra unión
Dios que hablas claro en el silencio,
abre mis oídos para que te pueda oír,
70
Familia de Schoenstatt Maipú
Por todas partes veo gente que clama por
comprensión. Buscan con desespero
sacarse espinas del corazón. Es mi deseo
ver aumentando siempre esta procesión.
Para que todos juntos un día entonemos
esta canción.
JARDINERO
Jardinero, sembrador, peregrino, que
amas tu jardín. Ven, ven como la
primavera después del largo invierno.
Despierta la semilla dormida, fortalece
las raíces cansadas, endereza los troncos
torcidos, poda tus árboles.
JESÚS (Elicura)
Ven, ven, como la primavera después del
largo invierno. Irrumpe con la fuerza de
la savia joven, da vida, despierta vida,
resucita, ven.
Jardinero, sembrador, peregrino, que
amas tu jardín. Ven, ven como la
primavera después del largo invierno.
Jesús, Jesús, Jesús
eres camino y verdad,
eres pan que se hace vida
eres siempre una esperanza y un perdón.
Jesús, Jesús, Jesús
junto a Ti nace una cruz,
brota fresca la vida nueva
a veces eres desierto y otras mar.
Engendra en tu tierra la vida, reaviva el
color de tus prados, infunde en tus
bosques el verdor, fecunda tus campos.
En el tiempo, en el mundo
veo tu luz, veo tu cruz
En el trabajo del hombre,
estás Tú, estás Tú,
en ese ser que palpita,
en la ciudad que me grita
en esa voz que susurro
en el que sufre y en el que busca amor,
en una sonrisa y en una oración.
Conversa con tus montes callados, inunda
con murmullos sus huertos, regálale su
nido al ruiseñor, alegra su jardín con tus
cantos.
JESUCRISTO
En ese día que nace
veo tu luz, veo tu cruz
En esa mano extendida, estás Tú, estás Tú
En esa risa que es canto,
en esa lluvia que es llanto
en mi país lastimado,
en mi guitarra y en mis ganas de amar,
en toda esta tierra que está llena de Ti.
//:Jesucristo (3) yo estoy aquí://
Miro hacia el cielo y veo la nube blanca
que va pasando. Miro la tierra y veo la
multitud que va caminando. Como esas
nubes blancas, la gente pasa sin dirección.
Quien podría mostrar el camino cierto,
eres Tú, Señor.
Toda esa multitud tiene mucho amor
porque quiere paz. Pero, a pesar de todo,
la esperanza no morirá. Cuando nazcan
las flores la fe en los hombres tendrá
valor. Miro hacia el cielo y veo que está
viniendo mi Salvador.
71
Familia de Schoenstatt Maipú
por ti, por mi sólo a morir a morir para ser
vida y quedarse siempre aquí.
JESÚS DE NAZARET
Jesús de Nazaret, Cristo presente
Pastor que consuelas mi dolor
Maestro de pobres y cobardes,
Las aguas y el sol me hablan de ti.
Jesús mi Señor amado que hiciste hogar
en mi pecho y en mi jardín Jesús humilde
pastor que perdido en el rebaño un frágil
cordero soy.
Jesús de Nazaret, que en mi silencio
Mi alma solo grite tu nombre
Tu amor siga escribiendo mis días,
Tú que has hecho historia entre los
hombres.
Y así, Jesús fuiste una estrella y también
Jesús, tú fuiste en el Gólgota un ladrón.
Jesús, mi Jesús más cierto que todo lo
haces más bello y me das una razón.
Desde el fondo de mi ser su Santo
nombre, bendice alma mía al Señor.
JESÚS El CARPINTERO
Yo no sé qué está pasando
parece quieren cambiarme
a ese hombre que llevo dentro
y que vive en cada gente
yo no sé si ya no escucho
o si es Él quien me habla menos
lo que siempre fue su canto
hoy siento que es mi llanto.
Ven Jesús entre mil voces,
Te llama mi vida también
Te piden mis brazos descanso
Confían mis miedos en ti
Porque tu cruz la esperanza ha forjado,
Señor resucitado.
Jesús de Nazaret, que siempre escuchas
La inquieta fuerza de mi corazón
Has vuelto a buscar mis pequeñeces
Para llenar de gracia mi canción.
El hombre que yo conozco
No es de espuma y vanidades
Siempre es libre y verdadero
Son sus ojos diferentes
Cuando llama es un susurro
Cuando calla una tormenta
Una brasa cuando ama
Cuando siente es un torrente.
JESUS DE PIES CANSADOS
Jesús de pies cansados
de andar, de andar siempre y volver.
Jesús, Cristo clavado
que mueres, que mueres y es porque.
Eres Jesús el carpintero el de alegrías y
quebrantos de pobres y afligidos de mi canto
y el de tantos. Jesús amor, Padre ternura
Dios del pan, Dios del madero Señor de la
esperanza eres el hombre que yo espero.
Todo un mundo de amor yo te ofrecí y
solo dolor dejé por donde fui, Jesús del
decir limpio es verdad que te he mentido
y te vendí.
El otro, el que quieren imponerme
Es de piedras y mentiras
Sólo compra, suma y vende
Es de hielo y amargura
Yo no quiero parecerme
a eso que llaman el hombre
el hombre es uno y desde siempre
en Él creo y quiero verle
Jesús tu frente de espinas Tu que llevas
las sandalias sobre el mar. Jesús, el de
hacer cosas sencillas el de las manos
heridas las que reparten el pan.
Jesús de valles y praderas el que nunca
hizo fronteras el que vino por su cruz
72
Familia de Schoenstatt Maipú
Venid a Mí, sedientos,
Yo soy la fuente de agua,
eterno manantial.
Venid a Mí los pobres,
venid a Mí los agobiados
que Yo os he de aliviar.
JESÚS EN EL TEMPLO
En el templo te esperaba aquel hombre
justo y sabio, a quien el Espíritu de Dios
reveló tu Santo Nombre, a quien una voz
del corazón dijo qué era ser Cristo
redentor, salvador.
JESÚS EUCARISTÍA
Presuroso anunciaba lo que tanto había
guardado en su noble corazón,
Tú serás el Mesías y a tu madre muy serio
señalaba, dura espada atravesará tu alma.
María pues Él dará su vida, para salvar
los corazones.
Jesús sé que estás ahí en el Sagrario,
esperando que alguien te venga a
acompañar, sin hablar, como en la cruz,
tus ojos buscan dónde descansar.
¡Jesús mírame! estoy junto a Ti.
Ahora puedes, Señor, según tu querer,
dejar que este siervo se vaya en paz.
Porque han visto mis ojos, el misterio de
tu Salvación. La que haz preparado a la
vista de todos tus pueblos, ilumíname
para poder dar gloria a tu Cruz.
Aunque sólo soy un niño, yo lo quiero de
verdad, y le canto con los ángeles a Jesús
en el altar. Aunque sea muy poquito lo
que yo le puedo dar, a Él le gusta que yo
vaya a buscarlo en el altar.
Jesús vivo estás aquí en la Eucaristía,
ofreciéndote a los hombres por amor,
es Dios hecho pan y vino,
el quiere que yo vaya a comulgar,
¡Jesús sí quiero! y humilde voy a Ti.
Y tus padres admirados, a tu padre
carpintero un gozo invadió. Y tu madre
Maria, generosa sonreía su destino. Que
se haga Señor tu Voluntad, mi vida será
siempre tuya. Aquí estoy Señor mi Dios.
Jesús ahora estoy contigo en sacramento,
y es tu gracia que me llena de tu paz,
no te vayas, quédate así, que cada día Tú
y yo seamos comunión. ¡Jesús te quiero
más! Por querer quedarte así.
JESÚS, EN TI CONFÍO
Jesús, en Ti confío,
Tú eres mi esperanza,
mi dulce claridad.
De Ti brota la fuerza
que salva nuestras almas,
de Ti viene la inmensa paz.
Jesús, amigo nuestro,
tu gracia nos libera,
alúmbranos tu luz;
Tú eres nuestra casa,
Tú eres la alegría,
Jesús, Hijo del Padre Dios.
73
Familia de Schoenstatt Maipú
Di, ¿qué he de esperar, que sepa elegir,
por qué he de luchar?
Tú, ayúdame, pues no quiero más
dudar ni temer.
JESÚS ESTOY AQUI
Jesús estoy aquí,
Jesús que esperas de mí
mis manos están vacías
que puedo ofrecerte,
sólo sé, que quiero ser diferente.
Es Fe al dudar, confianza al crecer,
amor al vivir.
Eres paz al luchar, bondad al vencer,
y gozo al servir.
Jesús estoy aquí,
Jesús que esperas de mí,
mis ojos temen al mirarte,
quisiera poder enfrentarte.
LA BARCA
Sola en el puerto de la verdad,
Veo mi vida meciéndose en el mar.
Es una barca que no viene ni va,
Mis esperanzas son velas sin hinchar.
Amar como Tú amas,
sentir, como Tú sientes
mirar a través de tus ojos, Jesús.
Contigo mi camino es difícil
me exiges abrir un nuevo horizonte
en la soledad de mi noche, Jesús.
No tengo playas donde atracar
No tengo amarras, a nadie tengo ya.
A la deriva está mi barca en el mar
A la deriva, mi vida flota ya.
No , no puedo abandonarte,
Jesús en mi penetraste
me habitaste, triunfaste,
y hoy vives en mí.
Dime, Señor, ¿a quién tengo que
esperar? ¿con qué viento, con qué rumbo
debo navegar? Dime, Señor, pescador del
más allá, Si habrá un puerto donde pueda
anclar.
JESÚS, ¿QUIÉN ERES TU?
Jesús, ¿Quién eres tu?, tan pobre al nacer,
que mueres en cruz.
Tu das, paz al ladrón, inquietas al fiel,
prodigas perdón.
Sólo en el puerto de la verdad
Dos nubes blancas se mecen en el mar.
Son dos amores que no supe alcanzar,
Son dos entregas y a cambio soledad.
Tu, siendo creador, me quieres a mi
que soy pecador.
Tu, dueño y Señor, me pides a mí,
salvar la creación.
Cristo, es sal de la vida,
Luz en tinieblas, es todo amor.
Cristo, es trigo molido,
Uva pisada, ése es Jesús.
Jesús, ya sé de Ti, algo de tu ser,
¿qué quieres de mí?
Mas yo, quiero saber, qué rumbo seguir,
y ¿qué debo hacer?
74
Familia de Schoenstatt Maipú
para con Su Amor volver a caminar
imploremos toda Su misericordia
Él nos mostrará el poder Su bondad
nos dará la gracia de poder seguirlo
seguir el camino de la santidad
por quererlo amar.
LA CONTIENDA
Más allá de lo que espera el propio yo,
de lo que expresa el corazón,
de aquello que puedo ver;
escondido el anhelo de amar
hoy quisiera entregarte mi fidelidad.
Son tus pasos los que he de seguir,
es tu amor el que invita a vivir,
eres Tú quien conduce hacia el cielo,
quien amó primero, quien calma mi sed.
Escuchando Su voz
entregándonos a Sus brazos
que nos hacen sentir `
toda Su protección
Lograremos tener,
a pureza del alma
que nos traiga Su amor, nos inunde Su ser
nos dará la verdad
nos alienta su voz y su paz.
El que pueda entender,
Señor, que entienda mi
que renuncias hay en cualquier lugar;
nadie dijo que era fácil la contienda
mas contigo estoy dispuesta a caminar.
Para aquel que ha encontrado un tesoro,
que ha dejado todo por el Reino de Dios
el amor se hace vida en silencio
pues sólo aquí encuentro mi felicidad.
LA ORACIÓN
Te suplicamos, Señor, que manifiestes tu
bondad, salva a todos cuantos sufren la
mentira y la maldad, ten piedad de los
humildes y a los caídos levanta. Hasta el
lecho del enfermo acerca tu mano santa
entra en la casa del pobre y haz que su
rostro sonría para el que busca trabajo sé
Tú fuerza y compañía.
Como el sol que brilla al amanecer
haz que en Ti pueda encender
el mundo para anunciar
que tu amor es más fuerte Señor,
que conduces a todos a tu corazón.
Silencioso hoy esperas mi sí
y me invitas contigo a vivir
en amor que se dona y no espera,
que cruza fronteras, que calma la sed.
A la mujer afligida dale salud y reposo a
la madre abandonada un buen hijo
generoso encuéntrale Tú el camino al hijo
que huyó de casa al pescador perdido, al
vagabundo que pasa que el rico te mire en
cruz y a sus hermanos regale que no haya
odio ni envidias entre tus hijos iguales.
LA ENTREGA
Por amor a Jesús
Con palabras que más que en canto
Se unen en oración y me muestran su luz
Yo quisiera pedir, que al juntarse mis
manos
con las de los demás a Él lleguemos al fin
porque entrega su Cruz
le debemos la fe de vivir.
Da al comerciante justicia, al poderoso
humildad a los que sufren paciencia, y a
todos tu caridad venga a nosotros tu
reino, perdona nuestros pecados para que
un día seamos, con Cristo resucitados tú,
Señor, que puedes esto y mucho más
todavía recibe nuestra alabanza, por Jesús
y con María.
Y al cerrar los ojos y vaciar la vida
con confianza que Jesús nos va a
escuchar
nos regala Su grandeza y nos guía
75
Familia de Schoenstatt Maipú
El agua que Tú me das, lava lo manchado
hace brotar del mal un bien, tu fuego
quemó mis labios y me lancé a correr,
tu nombre gritaré, cantaré.
LA PRIMERA LEGION
La Primera legión quién podría olvidarla
entre miles y miles ella fue la escogida
muchachada que alegre victoriosa y
gallarda, por el Reino de Schoenstatt
inmolaran sus vidas.
LA VOZ DEL MAR
La voz del mar habla de tu figura
Montañas dan a ti su mineral
Desierto va marcando el camino
Al mensajero que parte a su destino.
Se entregó por entero,
con audaz corazón
sin preguntas ni quejas,
la Primera Legión.
Dispersos van subiendo por la cuesta
Para escuchar a su Señor hablar
Espíritu se hace allí presente,
Para anunciar que todos lo han de amar.
La Primera Legión fue la más generosa
en la fe y el amor y la entrega confiada
del fracaso supieron de la sed y el
cansancio cuanto fue bendecida tanto así
fue probada.
Y al mirar alrededor me doy cuenta
De colores que nunca pude ver
A ti Padre hoy también puedo verte
Entre gente que he llegado a conocer.
La Primera Legión fue la más victoriosa
acallar nadie pudo su cantar de esperanza
ni prisión ni destierro ni la sangre ni el
fuego ni el morir con la muerte que
sellara su alianza.
Entre tantos que su casa me ha abierto
Me han mostrado, la riqueza de vivir
De dejar tribulaciones al costado
Cuando importa más el dar que recibir.
LA SAMARITANA
Llegaste tan de pronto, misterio de amor,
tus ojos negros calaron hondo;
y habitaron oscuros lados de mi cuerpo
herido y tu luz me asombró, tu luz.
Y por las noches reunidos como
hermanos
Se abren voces que quieren compartir
La vida que el Cristo de los pobres
Como un regalo nos deja al venir.
"Dame de beber" tú me dijiste,
al tiempo de mil latidos de mi corazón.
"Si supieras el don de Dios y quien te lo
pide, tu vendrías a buscar mi agua".
Y al mirar alrededor me doy cuenta
De colores que nunca pude ver
A ti Padre hoy también puedo verte
Entre gente que he llegado a conocer.
"Porque todo el que beba del agua que yo
le de tendrá vida, no tendrá sed. Porque
todo el que beba de la fuente de Mi Vida
limpiará sus heridas no tendrá sed".
Entre tantos que su casa me ha abierto
Me han mostrado, la riqueza de vivir
De dejar tribulaciones al costado
//Cuando importa más el dar que recibir//
El agua que Tú me das llena mi pozo
vacío, es agua de tu Espíritu en mi
corazón, colma todos mis cántaros
hechos de barro y tu viento de amor me
envuelve.
76
Familia de Schoenstatt Maipú
LAS REDES
LAS TRES GRACIAS DEL
SANTUARIO
Después de haber trabajado
Sin nada pescar,
Después de haberse cansado
Sin fruto tocar,
Tú llegas señor a mi orilla,
Pidiendo mí rumbo cambiar,
Me mandas volver a pescar
En el fondo del mar.
La gran gracia del Santuario, se llama
cobijamiento, se detona en el momento,
en que cruzas el umbral. La Mater te mira
fijo, hace que te sientas hijo, los primeros
congregantes, no pudieron escapar.
Siente el fuego en tu corazón
(cobíjalo – transfórmalo – envíalo)
arde pronto ya por la misión
(cobíjalo – transfórmalo – envíalo)
Solo porque tú me lo pides
Lo hare sin tardar,
Mis redes al mundo echaré
Para poder sacar,
Aquellos que lloran en la soledad
Del fondo del mundo sin luz
Me pides que suba a tu barca
Y me ponga a pescar.
La gran gracia del Santuario
se llama transformación, cambiará tu
corazón, cuando cruces el umbral. La
Mater te da confianza, si te entregas en
Alianza, los primeros congregantes, no
pudieron escapar.
Si solo porque tú lo dices,
Si, en tu nombre las redes echaré
En la parte más onda,
En lo escondido del corazón,
Donde quieres hallar a tus hijos
Que viven sin ti. (Bis)
La gran gracia del Santuario, es la gracia
del envío, la misión no será un lío,
cuando cruces el umbral. La Mater
implora tanto, llega el Espíritu Santo, los
primeros congregantes, no pudieron
escapar.
Señor quiero serte sincero
No quiero mentir,
Me alegra saber que me quieres
Y vienes por mí,
Pero soy cobarde y muy débil de fe
A veces me hundo en el mar,
Pero si confías en mí, yo te seguiré.
Hay tanta tiniebla y dolor
En el fondo del mar,
Los hombres no quieren creer
Y se sienten muy bien,
Y sufren cansados sin nada obtener,
Se angustia todo el corazón,
Pero si me envías Señor,
En tu nombre hablaré.
77
Familia de Schoenstatt Maipú
LÁZARO
LLÉVAME II
Jesús, el camino era pesado,
Jesús por el viaje te has cansado,
Sin embargo no te importo, y estás aquí.
Jesús, que puedo hacer
Para llevarte a los demás
Para poderte responder
Y dar amor.
Jesús, he salido a tu encuentro,
Te esperaba con el corazón despierto,
Pero es tarde, para mí se pasó el tiempo.
Señor yo quiero ser
Un instrumento fiel y firme
Un ejemplo de Santidad
Para el mundo de hoy.
Crees en mí me preguntaste,
Y tu mirada se clavó en mis ojos,
Yo creo en Ti, Señor, yo creo en Tí.
Quiero entregarme a los demás
Quiero encontrarte en mi hermano
Y así hacer que mi amor
Sea más fuerte para ti Señor.
Te entrego todo mi corazón, lo que me
duele, lo que te hiere, lo frágil que soy; te
conmoviste por mí, y me miraste Señor,
porque me viste solo en mi noche, en mi
dolor. Te entrego todo mi corazón, lo que
me duele lo que te hiere, lo frágil que
soy; te conmoviste por mí, y me tocaste
Señor, porque tus manos lo pueden todo,
si Tú eres Dios, vivo por Ti…
Llévame por playas y mares
Utilízame renuévame
Con tu espíritu de amor.
Quiero ser tu llama en el mundo
Encender corazones con palabras de fe
Y así lograr, que tu padre
Reines en nuestro corazón.
LLÉVAME
Llévame, llévame donde tu vayas,
llévame, ¿A dónde iré lejos de Ti?
¿A dónde iré si no estás en mí?
Padre ayúdame a ser
Como María nuestra madre
Para aceptar tu voluntad
Confiando en tu plan.
Quiero mirarte sólo a Ti, Señor;
a lo más alto, volar en tu Amor,
y descubrir que la vida eres Tú.
Y darte un sí de amor
En los momentos de dolor
Tomando yo mi propia cruz
Y aliviar tu dolor.
Llévame, llévame donde tú vayas,
llévame, llámame y envíame,
no habría sentido si no estuvieras tú.
Quiero entregarme a los demás…
Llévame por playas y mares…
Quiero cantarte sólo a ti, Señor
abrir el alma y el corazón.
No soy yo si en mi vida me faltas Tú.
Quiero mirarte sólo a Ti, Señor
a lo más alto, volar en tu amor
y descubrir que mi vida eres Tú
eres Tú.
78
Familia de Schoenstatt Maipú
y fijar mi mirada en el mar.
LO QUE IMPORTA ES EL AMOR
Tantas noches desvelado
tanta lágrima callada,
como derramada en el mar;
tanta prisa para nada
tanto cuento ya contado,
no puedo hablar de ti,
Sin decir que ere Amor.
Y navegar, sin mirar atrás jamás,
Tú me invitas a remar
mar adentro sin temor.
Y así echar redes a la profundidad
si tú lo dices Señor, ellas se van a llenar.
Pero no, es tanta la oscuridad
y aquí en tierra tendría tantos que dejar
tu llamado grita en mi corazón
que a los hombres les regale yo tu amor.
Porque Tú eres vida en plenitud
y eso es hablar de amor,
del Hijo Salvador;
Porque Tú eres fuente en plenitud
agua viva para el hombre y
y eso es hablar de amor
porque eres Padre y Espíritu de Amor.
MAR ADENTRO (Misión País)
Maestro que perecemos
Que me hundo en mis pecados
No me olvides, no me dejes
En la tormenta de mi alma.
LOS PASOS DE JESÚS
Perder la vida, tomar la cruz,
Seguir los pasos de Jesús,
Amar con su forma de amar,
Perder la vida para ser luz.
¿Dónde está vuestra Fe?
Mira mi corazón traspasado
Llamad y se os abrirá
Ven a la cruz donde estoy
Para traerles la calma.
Darse por el que nadie amó, darse por el
abandonado, que espera ver amanecer.
Prestar oído a su clamor, amar como un
enamorado, aquel que nadie quiere ver.
Mar adentro contigo, Señor
Más alto y profundo
Echad las redes, confiad en Él
Él nos hará tierra buena.
Gritar que Dios no está dormido, y que
está dándonos su fuerza, que va
sembrando libertad. Gritar que el odio no
ha vencido y la esperanza no está muerta,
y Dios invita a caminar.
Mar adentro contigo, Señor
Dame agua viva
Y bajo el manto de María
En tu nombre me haré, al mar.
Andar caminos aún no andados, saltar
abismos y fronteras, ir donde nadie quiere
ir. Darle la mano al que esta solo, y que
ya todo lo ha perdido, darle la fuerza de
vivir.
Jesús, ¿qué buscas de mí?
Abre mis ojos que no puedo ver
Creo, Señor, mas aumenta mi Fe
Sáname con tu palabra.
Jesús, entra en mí,
Dame Fe que mueva montañas
Llévame sobre las aguas
Dame tu mano y ven
Haz de mí tu ventana.
MAR ADENTRO
Jesús, hoy Tú me quieres llamar
a vivir contigo en libertad
a dejar las arenas de mi ayer
79
Familia de Schoenstatt Maipú
que su victoria vuele más allá del mar,
pues la vida se hace fácil con su voz,
porque siempre está presente alrededor,
ese Dios que es tangible, infinito y visible
en el amor.
MARANATHÁ
Me miras desde el silencio de la cruz
Y tu palabra resuena en mi corazón,
Señor…
¿También ustedes se irán?,
¿También me abandonaran?,
¿A quién iremos Señor si solo tú tienes
Palabras de vida eterna,
Palabras de vida eterna?
Se abre la puerta a los que necesitan
bondad, hay que buscar expresión más
sencilla en el dar. Porque se necesitan de
pasos que recorran caminos sin fin
con María aferrada en las manos
y la mente dispuesta a servir.
Entonces, a quien tememos
Cuando el dolor toca la puerta
Y nuestros ojos olvidan la paz…
Bienaventurado tú que lloras
Que un día en mi casa, mi padre enjugara
Todas aquellas lágrimas, él te consolara.
Que se llenen…
Se abren las puertas del cielo más allá del
mar.
Y ese día al fin será la paz
Y el tiempo de fraternidad,
Y el mundo viejo habrá pasado ya,
Y con el los sufrimientos,
Y Dios alumbrara todos los corazones,
Señor, Maranathá. (Bis)
MAS QUE UN SUEÑO
Caminando en un lejano atardecer
Todos juntos empezamos
Que la semilla que el viento trajo ayer
En la ciudad quería florecer.
Pero el tiempo con su paso continuó,
y el sueño joven arraigó
María sus corazones encendió
Y fue así que la semilla germinó.
MAS ALLA DEL MAR
Amaneció en la tierra del Reino de Dios
Es el momento en que todos son parte del
sol. Hoy es la luz la que invade el silencio
y que brilla cual invitación
a ser llama para quién no crea en ti
a ser extraordinario el vivir.
La Reina quería otro lugar
Y desde allí sus gracias irradiar
Ella con sus obras lo mostró
y una Primavera Sagrada, descendió.
Hoy es encuentro de hermanos que van a
partir, hoy son sus manos ejemplos a los
que han de venir. Se hace inmenso el
gozo en el cielo cuando hay humildad en
la voz de aquellos que no temen al soñar
si es Cristo el fundamento de la paz.
Cuando el alba comenzaba a despuntar,
y los pajarillos a cantar
El cielo con sus luces se cubrió
Pues el Santuario, se conquistó.
La semilla que un día floreció
en un árbol ya se convirtió
Y es hoy una concreta realidad
de aquel sueño del Santuario en la
Ciudad.
Que se llenen los oídos de cantar,
que se inflamen las sonrisas al rezar,
pues el corazón revienta de su ardor,
porque es Cristo el que inunda mi
canción.
Que seamos todos parte de su bienestar,
80
Familia de Schoenstatt Maipú
ME TOCASTE JESÚS
MI BUEN PASTOR
Me tocaste Jesús, y cerré mi puerta
y me hablaste Jesús, con el pan y el vino
y así, con tu sombra detrás que todo
alumbró, tu rostro sereno.
Al amanecer siento tu voz
que me indica por donde salir,
son tus pasos Jesús, los que quiero seguir.
Verdes pastos contigo encontraré.
Con un trozo de ayer, yo te esperé en mi
puerta, con un montón de papel, que
jamás se pudo leer, y casi sin mirar me
alejé, Jesús, sentí tu llamado.
Buen Pastor que me entregas tu vida
por mi nombre me llamas y guías.
Buen Pastor me conduces a la plenitud.
Tú me amas, tu voz seguiré.
Me sonrió dulce y me miró fijo,
Yo soy tu amigo, me dijo.
Le sonreí luego, y lo sentí cerca,
Tienes un nuevo amigo.
Buen Pastor, yo te conozco y Tú a mí
como Tú al Padre, y el Padre a Ti.
Él te pide que entregues tu vida, Señor,
y que seas puerta de la salvación.
Hoy he vuelto al lugar donde hay amor
sincero. No me quiero alejar, por favor
escucha, Jesús: donde hay vida Tú estás,
quiero ser de Ti, tu hermano, tu amigo.
Buen Pastor del redil he salido
voy confiado y seguro contigo.
Buen Pastor, tus caminos he de recorrer,
junto a ti, nunca me perderé.
Yo soy tuyo, me conoces bien,
Tú me amas, tu voz seguiré.
MI AMIGO FIEL
Es Jesús mi fortaleza
mi Dios y mi Señor
Es Jesús la viva fuente
donde el alma encuentra paz.
MI CORAZON ESTA EN PAZ
Mi corazón está en paz, mi espíritu
reposa, tengo una madre y un padre
y una familia que crece. He descubierto
un tesoro dentro de mi corazón, tengo una
Madre y me acuna ¡qué niño feliz que
soy!
Por eso quiero hoy cantar a mi Señor
rendirle mi oración cantar su tierno amor
pues él me dio la paz me dio la salvación,
es Jesús mi amigo fiel.
En Jesús encontrarás
la paz que buscas hoy
En Jesús tendrás la vida
el gozo y el perdón.
Mi padre es un Padre Bueno pero también
exigente, me pide que sea santo en lo que
haga diariamente. A todos los llamo
hermanos y los invito a que vengan a esta
familia que un Padre y una Madre nos
espera.
81
Familia de Schoenstatt Maipú
Cómo entender tus caminos,
Sin tus huellas que me muestren
El sentido a tanto espino.
MI CRISTO BENDITO
Mi Cristo bendito, presente en un pan,
entregado en la cruz y el altar
para que hoy podamos contigo amar
recibiéndote al comulgar.
Tú, Señor, luz de mi noche,
Huellas que siguen mis pasos,
Respuesta a tantas preguntas que,
Que en mi corazón de niño
eran sueño, eran canto,
Ahora en Ti descansan Padre,
Y florecen en tus manos.
Porque somos pobres viniste a nacer
entre frío y pobreza en Belén,
y fuiste un obrero como San José
en aquel taller de Nazaret.
Como en aquella Pascua
hoy tu Vida nos das
Tú, que eres Camino y Verdad.
MI SEÑOR Y MI DIOS
Mi Señor y mi Dios
cansado de andar, de peregrinar,
en tus manos quisiera dejar
hoy mi vida y volver a empezar.
¡Gracias, gracias Señor!
Padre, Hijo y Soplo de Amor.
Jesucristo, ten piedad, Señor
de tu pueblo y escucha el clamor.
Mi Señor y mi Dios
Maestro tranquilo, me llevas contigo,
en tu barca quiero navegar
ir confiado en la tempestad.
Danos lo que Tú sabes nos falta, Señor
para ir a cumplir la misión
de escuchar y anunciar tu mensaje de
amor con las gracias de ésta Comunión.
Sopla el viento y estás
en la brisa que calma mi andar,
en el fuego que no se consume
y en la aurora que pinta de luz y calor
Tú estás Señor.
MI SEÑOR, MI DIOS
Tú, Señor, que hablas a oscuras,
Cuando no hay como entenderte,
Cuando no hay cómo saber que.
Que las sombras son presencia
Y los silencios murmullos,
Tus caricias soledades
y Tu voz un canto suave.
Mi Señor y mi Dios,
soy peregrino, caminas conmigo
y descubro que Tú eres mi Dios
y es que arde por Ti el corazón.
Mi Señor y mi Dios
camino en silencio contigo en el tiempo
hoy quisiera poder anunciar
tu palabra que es vida y verdad.
Tú, Señor, que sabes todo e interpretas
melodías, tú que unes bien mis notas para
componer el día. Mi Señor, mi Dios, tan
ausente, tan cercano, tan presente entre
mis manos, mi Dios.
Y presente Tú estás
en el vino y el pan del altar,
el misterio que me revela
tanto amor y grandeza que puedo
exclamar ¡Mi Señor y mi Dios!
Tú, Señor, padre de todos
Que me buscas sin reposo,
Cuando vivo sin saber bien.
Sin saber cómo encontrarte,
82
Familia de Schoenstatt Maipú
Misioneros para el mundo del 2000
necesitas y yo quiero estar ahí,
a tu lado, caminando junto a Ti,
misioneros del 2000.
MILAGRO DE AMOR
Jesús, aquí presente en forma real
te pido un poco más de fe y de humildad.
Y así poder ser digno de compartir
contigo el milagro más grande de amor.
MISIÓN DEL APOSTOL
Milagro de Amor tan infinito
en que Tú mi Dios te has hecho
tan pequeño y tan humilde para entrar en
mí. Milagro de Amor tan infinito
en que Tú mi Dios te olvidas
de tu gloria y de tu majestad por mí.
Que misión tan grande es ser apóstol,
seguir al señor a donde vaya.
anunciar con gozo el evangelio,
ser para los hombres portadores de su
paz.
Tanto nos amó que al despedirse
en la Santa Cena aquella tarde,
nos dio como pan su propio cuerpo
y su sangre como vino de fraternidad.
Y hoy vengo lleno de alegría
a recibirte en esta Eucaristía
te doy gracias por llamarme a esta cena
porque aunque no soy digno, visitas Tú
mi alma.
Tanto nos amó que un viernes Santo,
clavado en la cruz Cristo murió;
y en su muerte él nos dio la vida,
vida de alegría, vida de ser hijos de Dios.
Gracias, Señor por esta comunión.
MISIONEROS DEL 2000
OH, Jesús, mi gran señor, mi amigo fiel,
tu misión es grande y grande es tu perdón
la esperanza de encontrar la salvación
es difícil si tu amor no está.
Con tu espíritu me fortaleceré,
correré tus riesgos con mucho valor,
hablaré de Ti con toda mi pasión,
día a día viviré por Ti.
Danos el amor apasionado de Pedro,
la audacia evangélica de Pablo,
y la fiel intimidad del Apóstol Juan,
la sencilla pobreza de Francisco,
la alegría servidora de Alberto Hurtado,
la entrega generosa de Laura Vicuña,
el silencio misionero de Teresa de Los
Andes, envíanos Señor Jesús.
De la mano y para no quedarme atrás
de María nuestra Madre seguiré,
y como ella la confianza en Ti pondré;
ya no habrá más días de soledad.
83
Familia de Schoenstatt Maipú
angustia se ciernan sobre ti nada te podrá
vencer, El ya resucitó.
NADIE TE AMA COMO YO
Cuanto he esperado este momento,
cuanto he esperado que estuvieras asi,
cuanto he esperado que me hablaras,
cuanto he esperado que vinieras a mi.
NO MUERAS HERMANO
Te siento respirar, y te veo ahí en la cruz.
Y busco en tus ojos, no hay nada de odio
a pesar de la sangre que cubre tu rostro.
Yo se bien lo que has vivido,
se tambien porque has llorado,
yo se bien lo que has sufrido,
pues de tu lado no me he ido.
Me mirás una vez más, como hiciste junto
al mar. No puedo ocultarte mis miedos
humanos, quisiera que bajes, y seques mi
llanto. Ya sabías de mi andar, y también
de tu final, sabías que el gallo que canta
tres veces sería mi lanza que te abre el
costado.
Pues nadie te ama como yo,
pues nadie te ama, como yo,
mira la cruz, esa es mi mas grande
prueba, nadie te ama como yo.
Pues nadie te ama como yo,
pues nadie te ama, como yo,
mira la cruz, fue por ti fue porque te amo,
nadie te ama, como yo.
Perdóname Señor Jesús, hoy quiero
conservar tu luz. Perdóname Señor Jesús,
hoy quiero cargar con tu cruz.
Yo se bien lo que me dices,
aunque aveces no me hables,
se muy bien lo que en ti sientes,
aunque nunca lo compartes.
Y estoy lejos de tus pies en la tarde de mi
rey. Me escondo entre gente que insulta y
te odia. Comieron tus panes y olvidan tu
gloria. Y no puedo levantar ya mi espada
sin pensar que quieres que todo se cumpla
en su nombre, mostraste su rostro arriba
del monte.
Yo a tu lado he caminado,
junto a ti yo siempre he ido,
y algunas veces te he cargado,
yo he sido tu mejor amigo.
Y María no se va, será siempre tu mamá.
Te pierde en secreto y te ama en lo terno,
un hombre que muere por el mundo
entero.
NI LA MUERTE NI LA VIDA
Ni la muerte ni la vida
ni el presente, el porvenir
nada nos separará del amor de Dios.
Tanto me amas y nunca sabré porqué, si
soy débil, y no te alcanzo a comprender,
si me duermo en el huerto de tu fe, en la
noche que te voy a perder.
Todo es para bien de aquellos que lo ven
nada nos podrá dañar, con nosotros está.
Si Él está con nosotros quién en contra
estará porque Él nos amó, a la muerte
venció.
¿Quién te envía y porqué sólo confiás?
¿Quién te pide tu fracaso y soledad?
Si ya curaste y nos diste de comer, Rey de
mi vida, ¿cuánto más vas a entregar?
Qué podrá separarnos de la vida y la
verdad. Si morimos en su amor, el
camino seguirá. Aunque el miedo y la
Ya te cuesta respirar y mirás a tu papá.
Entregas de nuevo tu vida en sus manos.
Perdona mis faltas, no mueras hermano.
84
Familia de Schoenstatt Maipú
OIGAME SEÑOR JESÚS
ORACION DE LA NOCHE
Jesús, hoy te quiero conversar cómo
pretendes que yo te pueda ayudar, óigame
Señor Jesús que no he sabido mirar más
allá de mis ojos, dejando todo atrás.
Quédate conmigo, oh Jesús
que empieza el día a morir
quédate conmigo, oh Jesús
y en tu pecho hazme dormir.
Tengo tantas manos que estrechar y
tantos ojos que mirar y cómo hacerlo,
Jesús no les quiero fallar tengo mi
persona y algo más, dame tu fuerza y tu
verdad y aunque soy débil Jesús tú no me
dejarás.
Se buen Jesús del cristiano
el hermano mayor
hazlo seguir cada día
tu senda de amor.
Perdón Señor, por las faltas
que hoy cometí
perdón Señor, por las almas
que viven sin Ti.
Jesús, hoy te quiero conversar no me
quiero alejar, déjame tu cruz cargar
óigame Señor Jesús me quieres levantar
muy juntos iremos conquistando a los
demás.
Gracias Señor, por el sol
las estrellas y el mar
Gracias Señor, por el agua
y su canto sin par.
ORACIÓN
Como quisiera olvidarme de mis miedos
y egoísmos como quisiera dejar de lado
mis pesares.
ORACIÓN DE SAN FRANCISCO DE
ASIS
No pida yo todo el tiempo ser amado
no pida yo ser preservado del peligro.
Haz de mí un instrumento de tu paz
Que donde hay odio ponga yo amor
Donde hay ofensas ponga yo perdón
Donde hay discordia ponga yo la unión.
Como quisiera dejar que entrases en mi
alma endurecida de temor protegida en
las tinieblas.
Donde hay duda ponga yo la fe
Donde hay error ponga yo verdad
Donde hay tristeza ponga yo alegría
Donde hay tinieblas ponga yo la luz
No pida yo solamente mi felicidad,
no quiera yo alejarme de tu lado,
no me ame más que a Ti.
Oh maestro, que no me empeñe tanto
En ser consolado sino en consolar
En ser comprendido sino en comprender
En ser amado sino en amar.
Me abandono en tus manos toma mi
libertad como un niño en ti encuentro
el descanso y la paz.
Haz de mí un instrumento de tu paz
Porque dando siempre se recibe
Perdonando se alcanza el perdón
Muriendo se va a la vida eterna.
Haz de mi un instrumento de amor
y verdad, de fidelidad y sin miedo me
entrego a Ti hoy, Jesús, me decido por Ti
todo tuyo soy, todo tuyo soy.
85
Familia de Schoenstatt Maipú
Muy del pan y del hambre más
Del camino y el dolor.
(No quisiera pedir, sólo poder mostrarte)
ORACIÓN DE SANTA RAFAELA
Señor, he visto en mi vida, tu bondad.
Dame tu mano hoy, tu santidad.
Yo te prometo no poner mi amor jamás,
en cosa alguna de la tierra, sino en Ti.
Lograrás que la unión
De las manos sea más que canto
Y harás que la gente
Ya no te pinte en carteles
Sino en el ser real como el Padre
Y como el que sufre.
En Ti, confío todo lo que soy
yo se que nunca me abandonarás.
Señor no quiero yo dejar la empresa aquí
porque es tu obra, por tu gloria y para Ti.
OYE AMIGO MÍO
Mis sentidos, mis potencias, mis afectos
para Ti, amar a todos siempre mi la vale
tu sangre Señor.
Oye amigo mío, hoy vengo hasta aquí
para compartir tu gran soledad,
quiero que me veas como un gran amigo
en el cual seguro tu puedes confiar.
Señor, tu gracia me da fuerza y paz
no debo contentarme con amar.
Hay que atraer a todo el que pueda a Ti,
hay que enseñarles que por Ti deben
vivir.
Señor, me gusta hablar contigo,
Tú me miras, yo te miro, Amén.
Hoy quiero contarte una hermosa historia
donde el ser humano tiene un buen final
y esta historia empieza en el año cero
y aunque pase el tiempo todo sigue igual.
Yo he venido a dar vida, yo he venido a
dar luz y hoy quiero llenar tu alma de
alegría porque yo soy Jesús.
OTRA VEZ JUNTO A TI
Otra vez junto a Ti
Hoy no quiero pedirte
Hoy no quiero sentir,
Que estás lejos, más allá
Porque sé que Tú eres de esta tierra
Tú eres de aquí .
Me acerqué a tu puerta fueron muchas
veces a charlar contigo pero tú no estabas
y aunque entre nosotros no puedes
mentirme.
Me diste la espalda y rehusaste hablar
pero no quisiera seguir mi camino
viendo que este mundo está haciendo mal.
Quiero que haya esta vez
Simpleza en mis palabras
Y que mi alma vibre
En ellas al nombrarlas
Para impregnar de Ti cualquier cosa
No hace falta poesía.
Y a cada momento se hace más pesado
déjame ayudarte no lo dudes más
Yo he venido a dar vida.
Pero yo quiero verte más
Al lado del que lucha
Quiero poder sentir
El peso alivianar
Quiero que llegues a todo el mundo
Como un Cristo de hoy
86
Familia de Schoenstatt Maipú
Señor nuestro, te adoramos,
Señor nuestro, te adoramos.
Levantemos nuestras voces
en un canto de amor,
Señor nuestro, te adoramos.
PADRE, HIJO, BUEN PASTOR
Amanece, se levanta el sol
muy temprano comienza la entrega de
amor, conduces a todos al valle mejor
eres Padre, eres Hijo, eres el Buen Pastor.
Aleluya, Aleluya,...
A lo lejos escucho tu voz, por mi nombre
me llamas pues sabes quien soy
conoces mis pasos, mi peregrinar,
por prados y valles me llevas a andar.
PADRE AMERINDIO
Quiero decirte Padre en aymará,
quiero nombrarte Padre en araucano,
quiero mostrarte Padre mi Otavalo,
quiero darte las gracias por mi amerindia.
Contigo nada me falta, Buen Pastor,
vas conmigo, contigo yo voy.
Contigo nada me falta, Buen Pastor,
pues conoces mi nombre y mi voz
y aunque camine y me pierda
vendrás a mi encuentro
en tus hombros me cargarás,
me dirás: “te amo más que a las demás”.
Quiero decirte fuerte que te amo en
quechua,
quiero sembrar tu reino con trigo maya
quiero darte mi vida como azteca,
quiero adornar tu frente con oro inca.
A lo lejos te veo venir
quisiera seguirte, vivir sólo en Ti
te entrego mis miedos, te entrego mi voz
conduce mi vida hacia tu corazón.
Mi Padre en tu corazón encuentro
mi sintonía, mi sintonía.
Y quiero consagrar ahora a mi pueblo
todo a María, todo a María.
Quiero decirte Padre en guaraní,
quiero nombrarte Padre con mi alma
shuara
quiero mostrarte Padre sierra y mares
quiero darte las gracias por mi amerindia.
PADRE AMADO, PADRE AMADO
Padre amado, Padre amado,
somos hijos bendecidos, Padre amado.
Levantemos nuestras manos
en un gesto de amor,
Padre amado, Padre amado.
Quiero decirte fuerte que te amo en
quechua,
quiero sembrar tu reino con trigo maya
quiero darte mi vida como azteca,
quiero adornar tu frente con oro inca.
Cristo vive, aleluya,
somos pueblo redimido, aleluya.
Levantemos nuestras manos
en un gesto de amor,
Cristo vive, aleluya.
Santo espíritu, Santo Espíritu,
úngenos y llénanos, OH Santo Espíritu.
Levantemos nuestras manos
en un gesto de amor,
Santo Espíritu, Santo Espíritu.
87
Familia de Schoenstatt Maipú
Pan del Cielo
que bajó para vida del mundo.
Pan del cielo,
es Jesús quien se da por amor.
Pan del cielo,
la semilla que dio mucho fruto.
Pan del cielo
danos siempre, Señor, de este pan.
PADRE VOY CONTIGO
He buscado Padre en el corazón de Dios
y he descubierto que ahí dentro
estábamos los dos. Pensados desde
siempre para juntos caminar pues tanto
Dios me quiere, que en Ti, me ha
regalado otro papá.
Quiero sentirte cerca, quiero aprenderte a
amar sé que aunque esto me cueste la
Mater nos unirá por eso es que te canto y
que te he querido hablar, si hoy es muy
cortito, mañana un poco más.
Nos amó ofreciéndose entero,
entregado a la cruz nos amó,
más aún, nos amó hasta el extremo,
nos dejó el memorial de su Pasión.
Al comer de su Cuerpo Bendito
entregado para la salvación,
vida eterna tendremos en Cristo
a la espera de la Resurrección.
Si, Padre voy contigo,
proclamando a Schoenstatt hoy
cuenta conmigo
Sí estamos en Dios
Tú y yo como un solo corazón.
PARA DARLO A LOS DEMAS
Me hiciste tu promesa, me mostraste el
ideal quiero tomarte la mano, y hacerlo
realidad enséñame a ser hija, transparente
del Señor, cenáculo en el mundo, heroica
en la misión.
A veces me siento alejado
y la vergüenza no me deja ni hablar
y solo sé que me duele verte clavado
porque me olvido de lo mucho que me
amas.
Quiero volver a serte fiel.
Quiero volver a serte fiel.
PAN DEL CIELO
Vamos juntos con gran alegría
al regalo que da nuestro Dios,
acerquémonos al Pan de Vida
abriendo el corazón.
Toma de mi lo que te sirva
para darlo a los demás
toma de mi lo que te sirvo
no me guardo nada mas
hoy quiero ser tu instrumento
y predicar tu gran verdad
la de tu palabra la de tu cuerpo
la de tu amor eterno
la de amar al mas pequeño.
Nuestra alma en el mundo no encuentra
alimento que sacie la sed
y aquí está, invitando a la mesa,
quien promete llenar nuestro ser.
¿Cómo he merecido yo
que venga hasta mí el Señor?
Y trato de encontrarte en mis hermanos
pero me hace imposible sin tu amor
soy débil y te pido que tus manos
abran de par en par mi corazón.
88
Familia de Schoenstatt Maipú
PARA LOS PROXIMOS CIEN AÑOS
PAZ ARMADA
Yo quiero una familia donde pueda
compartir, la calidez viviente del hogar,
donde pueda sentarme con los míos y
partir, sobre la mesa el pan de la verdad.
Será una paz armada, compañeros,
será toda la vida esta batalla,
que el cráter de la carne sólo calla
cuando la muerte acalla sus braceros.
Juntos recorramos el camino hacia la luz.
Caminemos en fidelidad. Hondo en
nuestras almas arda viva la confianza en
nuestro Padre, Él nos guiará.
Sin lumbre en el hogar y el sueño mudo,
sin hijos las rodillas y la boca.
A veces sentiréis que el hielo os toca;
la soledad os besará a menudo.
Yo quiero una familia donde cada día
nuevo, se torne historia hecha de la mano
de Dios. Remadora de mares, andadora de
tierras, todo el mundo lo eleve hacia el
Padre, hecho ofrenda.
No es que dejéis el corazón sin bodas;
habréis de amarlo todo, todos, todas;
discípulos de aquel que amó primero.
Perdida por el Reino y conquistada,
será una paz tan libre como armada,
Será el amor amado a cuerpo entero.
Familia es un misterio, es compartir el
corazón, alimentar un fuego, sonreír en
comunión; mirarnos a los ojos y saber
que está naciendo el reino del amor entre
nosotros.
PASTOR Y CORDERO
Como hijo obediente te ofreces al Padre,
le entregas tu sí. Tú, el Cordero de Dios,
el amor divino se refleja en Ti. Como
cordero en silencio aceptas la muerte, una
muerte de cruz, cargas con nuestros
pecados nos das tu vida, tu vida y tu luz.
Eres pastor y cordero,
eres para mí el hombre verdadero,
eres oveja y pastor,
eres vida nueva, eres mi Señor.
Como el pastor bueno sales a buscar a la
oveja perdida. Lo dejas todo de lado para
darle amor, para darle vida. A todos
quieres llevar junto a Dios, ni uno solo
puedes perder, pues ya lo dijiste “En mí y
en mi Padre todos uno solo han de ser”.
89
Familia de Schoenstatt Maipú
Señor, me has mirado a los ojos,
sonriendo has dicho mi nombre
en la arena, he dejado mi barca
junto a ti buscaré otro mar.
PENTECOSTÉS
Tras un largo camino nos encontrábamos
congregados. Entre el frío y el miedo
que impedía mi oración, perseveraba.
Pues un mismo espíritu acompañaba mi
misión, era María, la Madre del Señor.
Tú, sabes bien lo que tengo,
en mi barca no hay oro ni espadas
tan solo redes y mi trabajo.
Unidas nuestras almas en la soledad de
abandono. Con duda y confusión, ante la
ausencia de tu Voz conocida.
Y un fuerte ruido despertó nuestro sueño,
aquel soplo sobre nosotros, el Espíritu de
Dios.
Tú necesitas mis manos,
mi cansancio que a otros descanse
amor que quiera seguir amando.
Tú pescador de otros lagos,
ansia eterna de hombres que esperan
amigo bueno que así me llamas.
Aparecen impetuosas llamas de fuego y
de luz. Para inundarnos de espíritu y de
paz.
POR ESO VEN
Ven Espíritu de Dios, llena mi alma,
llénala hasta rebosar. Que no me canse de
hablar, que es urgente proclamar, que la
historia se repite. Todo pueblo reconozca
tu Mensaje de Amor, que no me canse de
gritar que no te has ido, que hoy y
siempre estás aquí.
Eres fuente de mi esperanza,
la otra huella en la orilla del mar.
Eres mi tierra y mi hogar
tu música es sonido de libertad.
Por eso ven y quédate conmigo
mi gente ya duerme, ya se han ido
y estoy como un niño.
Por eso ven y llena este vacío,
la casa está sola y hace frío,
cambia mi agua en vino,
Es fuerza en mi camino,
cambia mi agua en vino.
Hoy todos repartidos, hemos de salir a
cada pueblo. Y dar ese mensaje, mensaje
de Verdad, de Salvación.
Derramaré mi Espíritu sobre mis hijos y
mis siervos, todo el que invoque mi
Nombre en Mí estará.
Pero de pronto tú te vas,
y al momento te veo llegar;
es tan extraño este andar,
de oscuridad y de claridad.
Y el lenguaje se hace uno, hoy todos
pueden entender. Pues nuestras voces
se convierten en tu Voz.
Y aquí levanto mis ojos
porque descansan en tu mirar,
eres el gozo en mi cantar
que renueva el alma de ciudad.
Por eso ven
Cambia mi agua en vino,
creo en lo que digo,
Cambia mi agua en vino.
PESCADOR DE HOMBRES
Tu has venido a la orilla
no has buscado, ni a sabios ni a ricos
tan solo quieres que yo te siga
90
Familia de Schoenstatt Maipú
Tú eres Dios, yo sólo soy
una pobre creatura,
que es lo que yo puedo darle a mi Dios
que tengo yo que no tenga ya Él
que soy yo, que soy yo.
PRUEBEN QUE BUENO ES EL
SEÑOR
Bendeciré al Señor en todo tiempo
y mi boca no cesará de alabarlo.
Mi alma se enorgullece en el Señor,
que lo oigan los humildes y se alegren.
Yo sé Jesús, qué puedo darte
Tú te has hecho hombre
para redimir la humanidad.
Tu corazón no está saciado
hasta que no se cumpla
en nosotros tu plan de amor.
Prueben qué bueno es el Señor,
hagan la prueba y véanlo,
dichoso aquel que busca en Él refugio
Engrandezcan conmigo al Señor,
ensalcemos todos su nombre.
Busqué al Señor y me dio una respuesta,
me libró de todos mis temores.
Y bien Jesús, yo te daré
todo aquello que no eres Tu toda mi nada
mis miserias para darte un lugar
para que, para que Tú puedas poseerme.
El pobre gritó y lo oyó el Señor,
lo libró de todas sus angustias.
Amen al Señor todos sus fieles,
pues nada le falta a quien le ama
/: Quiero que no quede nada más de mi
quiero que Tú puedas transformarme en
Ti :/
PUER ET PATER
QUE SE NIEGUE A SI MISMO
Soy un niño aun apenas yo te veo ni
siquiera puedo pensar en decir si quiero
me tomas en tus brazos me guías en mis
llanto levantas tu mi frente me enseñas a
mirar.
Señor Jesús, Maestro y Padre
veo al recorrer tu vida
la cruz latente, viva y presente
que llevan tus pasos de cada día.
Mirada profunda y fuerte,
que cambias al pueblo, que escucha y
cree, dame hoy fe para ser fiel a Ti,
para escuchar lo que quieres decir.
Que al final de camino hay un Padre con
su hijo y la Madre desde el cielo cuida ya
del mundo entero que mis obras no son
nada si no son del corazón el amor de un
padre al hijo del amor que me da Dios.
Que se niegue a si mismo quien me
quiera seguir, que tome su cruz de cada
día, /:y me siga:/
Me meto al camino tu huellas yo he de
seguir donde has metido mano ahí he de
construir y cantar al mundo entero lo que
aprendí de Ti
Es difícil, Jesús, escucharte hoy
más hacer tu palabra vida,
hazme asumir el dolor, la alegría
o el sufrimiento que sienta por tu causa.
QUÉ PUEDO DARTE JESÚS
Que puedo darte Jesús, que te complazca
tengo sólo un deseo, poder amarte
quisiera darte algo digno de Ti
quisiera, quisiera.
Me mostraste, Señor, un camino
que lleva directo hacia el Padre
un amor que requiere la entrega total
ahí donde su voluntad quiera que esté.
91
Familia de Schoenstatt Maipú
Amo al Señor, amo a Jesús
Y a El sólo quiero servir
El es mi Dios, mi salvador
Por siempre lo alabaré
QUÉ TE PUEDO DAR
Qué te puedo dar, que no me hayas dado
Tú que te puedo decir, que no me hayas
dicho qué puedo hacer por Ti, si yo no
puedo hacer nada si yo no puedo hacer
nada si no es por Ti, Señor.
QUIERO CONSTRUIRTE UNA
CASA SEÑOR
Todo lo que sé, todo lo que soy
todo lo que tengo es tuyo.
Cómo levantar una casa sobre estos
cimientos míos cuando todo se tambalea
y se empieza a caer, sin tus manos
construyendo Señor me siento vacío y
encuentro que es en vano mi labor.
QUIERO ALABARTE
/: Quiero alabarte, más y más aún:/
Buscar tu voluntad, tu gracia conocer
Quiero alabarte.
Quiero construirte una casa Señor
Quiero construirte una casa Señor
Aunque me cueste la vida entera mi Dios
Aunque me cueste la vida entera mi Dios.
/: Yo quiero amarte, más y más aún:/
Hacer tu voluntad tu gracia recibir
Yo quiero amarte
Cómo edificar una casa tan firme que
resista el viento has tirado los viejos
cimientos, has vuelto a empezar con tus
manos sobre mis manos la obra parece
fácil y trabajas cada piedra con amor.
Las aves del cielo cantan para Ti
Las bestias del campo semejan tu poder
Quiero yo cantar, quiero levantar mis
manos hacia ti.
Contigo madre, se eleva la casa sobre
cimientos firmes y la vida se hace
encuentro al caminar en tu casa he
hallado morada hasta un gorrión sencillo
y descansa como un niño junto a ti.
Quiero alabarte....
Las aves del cielo... (canon)
QUIERO CANTAR UNA LINDA
CANCIÓN
Quiero cantar una linda canción
A un Hombre que me transformó
Quiero cantar una linda canción
Aquel que mi vida cambió.
Es mi amigo Jesús,
Es mi hermano, Jesús
El es Dios, El es rey
Es amor y verdad
Sólo en El encontré
Esa paz que busqué
Sólo en él encontré la felicidad.
92
Familia de Schoenstatt Maipú
Y al sentir, tu fuerte amor de Padre, se
que es solo en tu amor, en tu calor es
donde vuelve a renacer el corazón y es
cuando por fin logro oír la voz que llama
es el fuego que se vuelve a encender.
REMA
¡Rema mar adentro!
¡Rema sin desfallecer!
¡Rema! Que encontrarás las nuevas
playas, horizontes que te hagan renacer.
SALMO 91
No has de temerle al tiempo
ni a la vida y sus vientos,
sino ver y descubrir
lo que Dios quiere decir.
Esa barca es de padres
que con espíritu de hijos
alegres desatan amarras,
confiados se hacen a la mar.
Tú que habitas al amparo del Altísimo,
a la sombra del Todopoderoso,
dile al Señor: mi amparo y mi refugio,
en Ti mi Dios yo pongo mi confianza.
Él te libra del lazo del cazador
que busca destruirte
y te cubre con sus alas
y será su plumaje tu refugio.
No temerás los miedos de la noche
ni la flecha disparará de día
ni la peste que avanza en las tinieblas
ni la plaga que azota a pleno sol.
La Alianza es el sello
de la fidelidad del Padre,
que nos ha acompañado
y en el silencio se ha mostrado.
Por eso rema mar adentro
con ruta clara brazo fuerte,
con una libre decisión
por realizar el plan de Dios.
No podrá la desgracia dominarte
ni la plaga acercarse a tu morada
pues ha dado a sus ángeles la orden
de protegerte en todos tus caminos.
En sus manos te habrán de sostener
para que no tropiece tu pie en alguna
piedra; andarás sobre víboras y leones
y pisarás, cachorros y dragones.
RENACER
Entre las praderas sobre tierra seca
viven restos de un amor que un día
encendió mi corazón.
Una semilla quiere aparecer es canción
que quiere irrumpir silencio que ya habló
y es cuando por fin logro oír la voz que
llama es el fuego que se vuelve a
encender.
Pues si a mí se acogió lo libraré,
lo cuidare pues mi nombre conoció;
me llamará, yo le responderé
y estaré con él en la desgracia.
Lo salvaré y lo enalteceré,
lo saciaré de días numerosos
y haré que siempre pueda ver
mi salvación, mi salvación.
Eres Tu mi Dios la llama en mi interior
eres fuego eres el agua eres el sol, eres
Tu mi Dios la voz de mi canción, quien
me toma de la mano quien guía mi
misión, quien me mira y me pide, que
despierte a un corazón.
Ahora que he nacido, puedo entender,
cómo he de hacer, para lograr que otras
puedan florecer.
93
Familia de Schoenstatt Maipú
Ligero de equipaje me encuentre para en
todo amarte y servir forjador de buen
servicio, humilde corazón.
SALMO DE LA CREACION
Por tu océano azul y las aguas del mar
por todo continente y los ríos que van.
Por el fuego que dice, como arbusto
ardiente por el ala del viento quiero gritar:
SALVE REY
Veo ante mí caminar
al Humillado en sus heridas.
En su cabeza han clavado
espinas que fingen hacer coronar.
Mi Dios, tu eres grande y hermoso Dios
viviente e inmenso eres el Dios de amor.
Mi Dios, tu eres grande y hermoso Dios
viviente e inmenso, Dios presente en toda
creación.
Abren su frente en dolor,
brota su Sangre colorida,
que baña su faz.
Esas heridas abiertas
que muestran su Amor.
Y por los animales, de la tierra y el agua
por el canto del ave, el cantar de la vida.
Por el hombre que hiciste, semejante a ti
y por todos tus hijos, quiero gritar.
Con la corona en su frente
ha dado su Vida en Amor.
Por el dolor que ha sufrido
Hoy es nuestro Señor.
Por la mano tendida, que te invita a la
danza, por el beso que brota, al surgir la
esperanza. La mirada de amor, que
levanta y reanima, por el vino y el pan,
quiero grita.
Abre a nosotros su Reino,
hágase su Voluntad.
Y de rodillas saluden
a aquella corona que viene a salvar.
SALTO A LA LUZ
No pase la noche sin otro sueño por
alcanzar que no termine el día sin morir
un poco más.
En medio de su Pasión
hubo entregado ya su Vida.
Una corona lo humilla
y aquella corona hoy reina en su Paz.
El buen Dios entibie mis días de invierno
María muestre el camino al mar pescador
de tiempo eterno, pastor de paz.
No me canse de buscarte mi Dios, no me
falte el alma fuerte Señor solo y a pie
regálame el camino a tu mayor gloria va
mi vida a la mayor gloria de mi Dios.
Y que vengan los días que venga el salto
a la luz que el buen amor se venga y que
me abrace al Salvador a tu mayor gloria
va mi vida a la mayor gloria de mi Dios.
Gasta mi vida en almas, gaste en Ti mi
valor troca mi sed en servicio amar y
servir a Dios.
94
Familia de Schoenstatt Maipú
SEÑOR
SEÑOR A QUIÉN IREMOS
No encuentro las palabras
Que sepan expresarte
Mi admiración profunda
por tu muerte de amor.
Señor a quién iremos
Si Tú eres nuestra vida
Señor a quién iremos
/: Si Tú eres nuestro amor :/
Se me secan los labios
Y tiemblo al contemplarte
Verte crucificado
Por ser mi redentor.
Quién como Tú conoce, lo insondable de
nuestro corazón, a quién como a Ti le
pesan nuestros dolores, nuestros errores.
Quién podría amar como Tú, nuestra
carne débil, nuestro barro frágil.
Oh Señor,
te acompaño en tu dolor tan santo
Mis ojos se humedecen
Y se mojan de llanto
porque veo temblando
Como has quedado Tú.
Quién como Tú confía, en la mecha que
humea en nuestro interior; quién como Tú
sostiene nuestra esperanza mal herida, y
nuestros anhelos insaciables, quién como
Tú esperas, nuestro sí de amor.
Al admirar tu rostro
Mis ojos son profanos
Tu corona de espinas
clava en mi corazón.
SEÑOR ÁTAME
Señor, átame, átame a tu Santuario
con lazos que no se rompan.
Señor, átame, átame a tu Santuario
con todas las fibras de mi ser.
Sin yo misma saberlo
se me juntan las manos
me arrodillo, te rezo
y te pido perdón.
Señor, dame un corazón de niño,
para creer y dame un corazón de madre
para amar para actuar regálame, Señor,
un corazón de padre.
Oh Señor...
Oh redentor, perdona mi osadía
Perdona que recuerde
Tu pasión, tu agonía, tu corona de
espinas, y tu muerte en la cruz
Señor, átame a tu Madre, la Madre tres
veces Admirable y Reina de Schoenstatt.
Señor, átame a Ella, para siempre.
95
Familia de Schoenstatt Maipú
Señor ven a nuestro encuentro,
Y guía nuestro caminar,
Para seguirte y amarte,
Con tu iglesia en comunión.
Celebrando la eucaristía,
Y viviéndola como un don,
Cargando con nuestra cruz
Y urgidos por ir a anunciar.
SEÑOR DE CIELO Y MAR
Señor, que sondeas Tú mi alma,
que conduces a la calma las tormentas
que amenazan destruir. Ven y calma con
tu voz la tempestad, ven y vence con tu
luz la oscuridad; Tú Señor, que eres
Señor de cielo y mar te entrego hoy mi
libertad, contigo quiero navegar.
Danos Señor ese fuego,
Espíritu Santo de amor
Queremos sentirnos hermanos,
Amando con tu verdad,
Sobre todo a los afligidos
Que lloran en tu soledad.
Mar adentro, Señor, mar adentro en
amor hacia la eternidad. Tú conduces,
Señor, en tormentas y en calma es la
barca de mi propia alma. Mar adentro
contigo Señor, mar adentro profundo en
tu amor.
SEÑOR TU ERES NUESTRO PAN
Señor, que sondeas Tú mi alma, sólo en
Ti yo encuentro calma porque tienes de
mi vida Tú el timón. Hoy es tiempo de
avanzar y de alejar todo aquello que me
impide en Ti confiar. Tú Señor, que eres
Señor de cielo y mar, te entrego hoy mi
libertad, contigo quiero navegar.
Señor, Tú eres nuestro pan
que hay que compartir
un mundo nuevo llega ya,
que hay que construir.
Jesús la noche en que se dio
a todos dice así:
“tomad comed mi Cuerpo éste es
por todos Yo lo doy”.
SEÑOR ENVIANOS
Señor Jesucristo tú eres,
Camino vida y verdad,
Rostro humano de Dios,
Imagen divina en el hombre.
Enciendes nuestros corazones,
Con amor al padre del cielo,
Y alegría de ser cristianos,
De ser enviados por ti.
Estando ya la cena al fin
el cáliz da a beber
“tomad mi Sangre esta es,
por todos yo la doy”.
“El pan que da la vida soy
y la Resurrección,
quien coma de este mismo pan
conmigo vivirá”.
“Yo he venido a salvar
y no a condenar
mi Padre es quien me envió
al mundo vida dar”.
Señor envíanos, a anunciarte con ardor
Y remar mar adentro en el siglo de hoy,
Para que los pueblos tengan vida en ti,
Señor envíanos,
Como discípulos de tu verdad
Y con solidaridad,
Construir la paz y la fraternidad,
En tu amor.
Si un mismo pan nos da el Señor
con Él habrá unidad
y un mismo Cuerpo se hará
el Pueblo del Señor
96
Familia de Schoenstatt Maipú
Será Dios, el que grita desde el corazón
el que lucha por darme su amor, el que
llena mi espacio y quiere inundarme
despacio. Serás Tú, quien desafía el
mundo por mí quien no tiene principio ni
fin, el que mira y espera que le entregue
mi vida entera.
SEÑOR YO CREO
Creo en Dios que lo a hecho todo
y es mi Padre que me ama.
Señor yo creo, Señor yo creo
Señor yo creo pero aumenta mi fe.
Creo en Jesús, su Hijo
hecho hombre por salvarme.
Será Dios la esperanza de aquel que
creyó, que se puede vivir del amor, quien
silencia el pecado que nunca se fue de mi
lado. Serás Tú, quien desafía el mundo
por mí, quien no tiene principio ni fin
el que mira y espera que le entregue mi
vida entera, que le entregue mi vida
entera, para servir.
Creo en el Espíritu Santo
que Dios a puesto en mi alma.
Creo en la Santa Iglesia
que de Dios es pueblo santo
SERÁ DIOS
SI ME LEVANTARÉ
Me acompaña este día tu risa Señor
se alza en el horizonte tu historia en
canción, son tus brazos abiertos, que me
mantienen despierto, aquellos brillantes
pilares de mi corazón.
Sí me levantaré,
volveré junto a mi Padre
Sí me levantaré otra vez
volveré junto a mi Padre.
Déjame volver, déjame volver la para
compartir otra vez mi vida contigo.
Quiero descansar, quiero descansar, para
descubrir otra vez, tu voz en mi alma.
Es el ruido del viento que trae tu voz
fuego que me levanta y me lleva hacia el
sol, será el silencio de Cristo, aquel que
pocos han visto, el sueño que empuja en
su paso al más soñador, al más soñador.
Quiero que me des tu paz, quiero volver a
soñar quiero ser tu fuego otra vez, quiero
volver a confiar .
Será Dios, el que grita desde el corazón
el que lucha por darme su amor, el que
llena mi espacio y quiere inundarme
despacio. Serás Tú, quien desafía el
mundo por mí quien no tiene principio ni
fin, el que mira y espera que le entregue
mi vida entera, para servir.
No se que haces ahí, porque no vuelves a
mí no ves que estoy aquí otra vez, no ves
que nunca me fui.
Los caminos se abren mirando su andar,
sus pisadas son marcas que otros
seguirán, serán sus ojos ventanas para
mirar el mañana, sabiendo que hoy y por
siempre tenemos la paz, tenemos su paz.
97
Familia de Schoenstatt Maipú
No toma en cuenta el mal,
No toma en cuenta el mal,
No se alegra de la injusticia
Se alegra con la verdad.
SI NO ESTUVIERAS TÚ
Si no estuvieras Tú aquí en el altar
con quién podría hablar, si no estuvieras
Tú en este amanecer, a quién podría amar,
si no estuvieras Tú a quién podría dar, mi
alma por entero, a quién podría querer, a
quién sería fiel, si no estuvieras Tú.
Todo lo cree, todo lo excusa, todo lo
espera,
Soporta todo, soporta todo. (Bis)
Si no estuvieras Tú, cerca de mí
no habría una canción para inventar
ni habría una razón para vivir, ni un sueño
que contar, si no estuvieras Tú, no habría
amor, ni flores que cuidar en mi jardín,
habría un corazón en soledad, si no
estuvieras Tú.
Porque el amor, el amor, porque el amor
Es Dios, es Dios, es Dios.
SI YO NO TENGO AMOR
/:Si yo no tengo amor yo nada soy Señor:/
El amor es comprensivo, el amor es
servicial, El amor no tiene envidia, el
amor no busca el mal.
Si no estuvieras Tú en este día aquí dónde
andaría yo, si no estuvieras Tú,
haciéndome sentir, qué sentiría yo, si no
estuvieras Tú a quién le iba a contar, que
tuve una caída, y quién me iba a ayudar,
quién me iba a levantar, si no estuvieras
Tú.
El amor nunca se irrita, el amor no es
descortés, El amor no es egoísta, el amor
nunca es doblez.
El amor disculpa todo, el amor es caridad
no se alegra de lo injusto, sólo goza en la
verdad.
SI NO TENGO AMOR
Aunque yo hablara las lengua de los
ángeles
Si no tengo amor, nada.
Aunque tuviera el don de profecía
Y conociera todos los misterios,
Aunque tuviera plenitud de fe
Y pudiera trasplantar montañas,
Si no tengo amor, nada.
Nuestra fe, nuestra esperanza, frente a
Dios terminarán, el amor es algo eterno,
nunca, nunca pasará.
Aunque repartiera todos mis bienes a los
pobres, y entregara mi cuerpo a las
llamas,
Si no tengo amor, nada.
Porque el amor, el amor,
El amor es paciente, es servicial,
No es envidioso, no se jacta, no se engríe,
Es decoroso, no busca lo suyo, no se
irrita.
98
Familia de Schoenstatt Maipú
a la sombra de los Andes, cobijada por el
mar.
SIEMPRE HAS SIDO TÚ
Jesús, me abriste tu puerta
para que entrara contigo,
y en tu casa dejé de ser peregrino.
Hija Inmaculada, florece al amor
Cenáculo para el mundo
enciéndete por la misión
toma tu bandera, florece hija eterna
y en silencio grita ¡Siempre Sí!
Jesús, en el amor he llegado a conocerte,
en tu misericordia a comprenderte
y en mi cruz a quererte.
A la sombra del Santuario
nuestra Madre fue esculpiendo el corazón
y nos ha enviado hacia nuevas playas
a entregar la vida con pureza y alegría.
El secreto está en nuestro ideal
la bandera hoy lo alza hacia el mar
es la puesta en marcha del 31 de mayo
que nos ha enviado, vamos a navegar.
Siempre has sido Tú
quien habló primero;
compañero de tantos caminos,
tus manos siempre se ofrecieron.
Siempre has sido Tú
quien amó primero;
quien cargó con mi cruz para ver
que no cayera al suelo.
SIERVO DE DIOS
Jesús, eres hermano en mi hermano,
eres la fuente, en el monte, eres quien
lleva hacia el Padre, eres quien vive en el
hombre.
Creció como un retoño, raíz en tierra
seca, con apariencia despreciable,
desecho de los hombres, varón de los
dolores, sabedor de dolencias.
Jesús, que nuestro Santuario sea fuente de
agua viva, vínculos de amor que limpien
heridas.
Siempre has sido tú…
Será enaltecido, será ensalzado,
Le admirarán todas las naciones.
Jesús, que tus manos bendigan esta tierra,
y las nuestras no fallen en la siembra.
Sufrió nuestros dolores, herido y
humillado, por nuestras culpas molido,
mudo ante los hombres, cordero
degollado, su inocencia quebraron.
Siempre has sido tú…
Jesús, tenemos sed de Ti, Jesús,
enséñanos la vida, vida en plenitud,
Jesús, porque siempre has sido Tú...
Murió entre los malvados, su tumba con
los ricos, no hubo engaño en su boca, sus
manos no partieron, la caña no quebrada,
no apagó nuestra llama.
SIEMPRE SÍ
Verá su descendencia, alargará sus días,
será alianza de los pueblos,
luz en las tinieblas, abrirá los ojos,
librará a los cautivos.
Fue tu inmenso amor de Padre
que clavó en el fin del mundo la mirada,
que plantó rosales y sembró el trigo,
semillas nacientes de eterna juventud.
Amor de Padre, mirada de Profeta
a las nuevas playas vino a cosechar
la entrega heroica de rosas vivas
99
Familia de Schoenstatt Maipú
Tómame, levántame en tus brazos
Llévame, y muéstrame la luz
Que aquí, solo me hundo en el mar
Sin ti, no hay sentido alguno,
ni fuerza para amar.
SÍGUEME
Mira Jesús, yo te traigo una gran
inquietud, qué debo hacer nuestro mundo
sufre esclavitud, le falta paz y en muchos
no hay esperanza, dime Señor cómo
puedo sembrar más amor.
Sin ti, Jesús,
sé que muy lejos no podré llegar
Ahora en tu luz,
he vuelto a navegar.
Sígueme, soy camino,
única ruta a seguir
Sígueme, soy la vida
que con amor debes compartir.
SÓLO BASTA DIOS
Oigo tu voz en la calma de mi oración
oigo tu voz en el pobre que me pide pan
desde tu cruz Tú me pides mayor
compromiso, dime Señor cómo puedo
sembrar más amor.
Dios, torrente de amor, Salvador.
Dios, mi Padre Bueno, Creador,
Dios, mi tesoro escondido,
mi fuente de vida, Dios;
sólo basta Dios.
Yo como Tú buscaré dar más que recibir
no hay amor sin sufrir, sin luchar, sin
servir, mas sin tu amor, olvidando te
pierdo de vista, grita Señor aún más
fuerte que te pueda oír.
Dios, mi refugio, mi pastor,
Dios maestro de vida, mi Señor,
Dios, mi jardinero, sembrador,
mi fuego, Dios;
sólo basta Dios.
SIN TI
Sentado en la arena
aislado frente al mar
ahogando mi silencio
para volver a andar.
Decido empezar hoy
de nuevo a navegar
pero al alzar las velas
ya he vuelto a naufragar.
Y en mis sueños, se aparecen
los recuerdos de un lugar
donde el cielo y la tierra
se hacen uno solo y reina la verdad.
Y ahora entre las olas
mis manos logro alzar
buscando una respuesta
la voz que sabe amar
100
Familia de Schoenstatt Maipú
SOÑAR
SOPLA TU VIENTO
Despierta el tiempo, un nuevo lugar
Canta en su nido el zorzal.
Desde el camino se oyen pisar
Huellas de gozo y bondad,
Nace un historia de paz.
Sopla tu viento,
tu aroma en mi huerto tu Espíritu
Sella con tu Fuego
la fuente de mi corazón,
Dime, amor demi alma,
Por dónde debo seguir,
Dime Luz de Esperanza
Si debo callar o gritar con tu voz.
En las sonrisas sueños de ayer
Brota esperanza en la piel
Todos hermanos sin distinción
Si es Dios quién navega en su amor,
Si es Cristo el que ve el corazón.
Brisa suave del día
Qué es lo que debo vivir,
En las calles y plazas;
Dime lo que hay que decir,
Qué es lo que debo buscar.
Cobra sentido el luchar sin temer,
Porque tú estás también
Arde desde el fuego,
El grito que busca Él traer.
Dime, sol de alegría,
El tiempo para sembrar;
Dime, fuente de vida,
Qué es lo que debo esperar,
Cambiar y aceptar .
En la alegría de amar y entregar
No hay barrera que impida llegar
Hacia el mañana de un mundo mejor
Donde una cruz inflame el corazón.
Como un niño creer, en el fuego encender
Desde el agua dar vida y sanar la verdad
Que se siga la luz, de un Dios que regala
el corazón.
TAL COMO ERES
Tú, Señor, ¿me lavarás los pies?
¿comerás cerca de mi?
Yo no puedo dejarte
No soy digno de ti.
Vuela en un verso la invitación
De ser ejemplos al dar
Uniendo esfuerzos para alcanzar
Esa misión que es crear
Lazos de amor y amistad.
No puedo amarte así
No puedo amarte con mi pobreza
No puedo amarte así
No puedo amarte así.
Se siente en lo alto del cielo soplar
Vientos de claridad
Hoy comienza el paso,
Que juntos se hará realidad.
Si no dejas que te lave
No podremos compartir
Ven, acerca tus manos
Abre tu corazón.
Tal como eres, ven
Tal como eres, atrévete a amarme
Tal como eres, ven
Tal como eres, ámame.
101
Familia de Schoenstatt Maipú
Hoy Señor me llamas Tú
con mis manos y mi voz
a ser luz entre los hombres
ser un canto de esperanza.
TAN CERCA DE MI
Tan cerca de mi, tan cerca de mi
que hasta le puedo tocar,
Jesús está aquí.
Mucho tiempo tu palabra fue olvidada,
y tu paz entre rincones fue dejada
por los hombres que no esperan tu venida
hazme un signo de tu amor y de tu vida.
Ya no busco a Cristo en las alturas
ni lo buscaré en la oscuridad
dentro de mi ser, en mi corazón
siento que Jesús conmigo está.
Tú me sabes tan pequeño entre tus manos
y tan débil para levantar el mundo,
necesito de tu fuerza y tu alegría
de tu vida que me anime cada día.
Yo le contaré lo que me pasa
como a mis amigos le hablaré
yo no sé si es Él quien habita en mí
o si soy yo quien habita en Él.
TARDE DE LUZ EN CANÁ
Míralo a tu lado caminando
en las alegrías y el dolor
a tu lado va siempre al caminar
Él es un amigo de verdad.
Esta tarde de sol en Galilea
entre cántaros y cantos a tu Dios.
Mira Juan si es Jesús el que te habla,
son tus ojos los que siguen hoy su voz.
TANTO TIEMPO
Esta tarde de luz entre las aguas
de estas fiestas que vimos en Caná.
Fue María quien ha visto tus pasos
encontrarse al fin con la Verdad.
Tanto tiempo que vague
Sin saber a dónde ir
Ni siquiera en quien creer
No sabía, no sabía qué hacer.
Bendice Jesús con tus Manos
el agua de nuestra voluntad.
Regálanos hoy tu vino de paz.
Cantaremos tu Gloria Señor.
No sabía que existía
Un Dios a quien amar
No sabía que existía
Un Dios en quien confiar.
Bendice también nuestras vidas,
transforma el dolor en lealtad.
Anuncie Caná que Él es nuestro Dios.
el Mesías que vino a salvar con su Cruz.
Más al fin yo encontré
A un amigo en quien creer
Es Jesús, amigo fiel,
Junto a él, eternamente viviré.
Esta tarde de Gloria entre los hombres,
de este vino que abre el corazón.
Ven y haz todo lo que Jesús diga
esta tarde en tus bodas de Caná.
TANTOS HOMBRES
Tantos hombres hay que sufren sin
consuelo
tantos hombres hay que viven sin sentido
tanta gente que hay botada en el camino
y que busca la mirada de un amigo.
102
Familia de Schoenstatt Maipú
TE ADORO CON FE
TE CONSAGRO
Señor Jesús, te adoro con fe
Y me ofrezco a Ti como instrumento
Nada retengo para mi
Tu honra es mi felicidad
Solo a ti quiero consagrar mi amor.
Te consagro lo más mío, lo más íntimo
lo más cálido, mi corazón.
El que Tú ya conoces,
el que no quiere y se rebela,
el que te necesita
y te llama, y te ama,
el que conoce tus latidos
y los comienza a seguir.
A Ti te pertenece cuanto tengo
Hasta la última gota de mi sangre
A Ti mi corazón, a Ti mi voluntad
A Ti mi alegría y mi dolor.
El que tu ya conoces
con su pobreza y su riqueza,
quien te pide sin temor
que acrisoles sus impurezas,
rompe Tú su estrechez
y destruye sus barreras.
Nunca me dejarás solo
Y estarás en mi ayudándome,
Irás conmigo al dolor y a la lucha
Aunque el camino sea largo y duro.
Dispones siempre mi corazón
Para el Espíritu de Amor
Quien me colma de manganimidad
Y sacia mi anhelo con bondad.
Aseméjalo al tuyo,
amplio y libre para amar,
fuente pura de vida,
amor ardiente, puerta del cielo
hogar para el mundo
cenáculo para la Iglesia.
TE ALABO
Aún en la tormenta,
aun cuando arrecia el mar,
te alabo, te alabo en verdad.
Aún lejos de los míos,
aún en mi soledad,
te alabo, te alabo en verdad.
TENGO UN CORAZÓN
Tengo un corazón que late hoy de amor
nace un sentimiento, viva está la fe, Dios
quiere arrancar un sí profundo y claro
hoy en el silencio un pacto comenzó.
Pues sólo a ti te tengo, (Señor)
Pues tú eres mi heredad
Te alabo, te alabo en verdad (bis)
Silencio en mi interior, silencio alrededor
/:Dios quiere llenar mi corazón de amor:/
Aún en la tormenta,
aun cuando arrecia el mar,
te alabo, te alabo en verdad.
Aún sin muchas palabras,
aunque no sé alabar,
te alabo, te alabo en verdad.
103
Familia de Schoenstatt Maipú
TIEMBLA DE EMOCION
TRES COSAS TIENE EL AMOR
Tiembla de emoción nuestro corazón
si de Schoenstatt las banderas ve flamear
y avanzar, por el mundo mensajeras de
alto y nuevo ideal. Oh bien hayan las
banderas de mi reino y de mi hogar.
Tres cosas tiene el amor
Que no se pueden olvidar
Que Dios nos amó primero
Que hay que darse por entero
/: Y ponerse a caminar
Y ponerse a caminar :/
Yo les consagré mi vida y mi fe
y tras ellas, animoso, marcharé y lucharé,
les ofrendo mi reposo, mi trabajo y
padecer, así como hoy son mi gozo, lo
serán en mi vejez.
En medio de su pueblo
Jesús va caminando
En todos sus hermanos
hay señas de su paso.
Si escuchas el silencio
su amor está cantando.
En marcha triunfal, por el mundo irán
de mi Schoenstatt las banderas flamearán
cuando ya nadie en otras primaveras de
nosotros viva más. Pero altivas y señeras
ellas siempre se verán.
Señor Tú me has llamado
a ser tu peregrino
Si un paso yo he entregado,
Tú cien haces conmigo
Para anunciar tu nueva,
la dicha de ser hijos.
TIERRA NUEVA DE LA TRINIDAD
No pida yo no tener mis faltas
Sino más bien aprender a levantarme
No pida yo no tener mis penas
Sino más bien besar mis heridas,
Yo sólo pido una tierra nueva.
Tu mano me conduce
de noche y de día
Llevando tu evangelio
me llenas de alegría
Me alumbra tu palabra,
me sanas las heridas.
No dude yo del camino trazado
Sino más bien camine cada día
No sueñe yo con otras libertades
Sino más bien con las cadenas mías
No sueñe yo con un montón de amores
Sino más bien con el amor más grande,
Yo solo sueño una tierra nueva.
TOMA MI MANO Y VEN
Toma mi mano y ven,
déjame tomarte también
quiero que puedas saber
como se vistió de amor para mí
el día en que te conocí.
/: Tierra nueva,
tierra nueva de la trinidad:/
Toma esta muestra
que entrego hoy a ti
tómala y guardilla dentro de ti.
Ella es el símbolo de nuestra unión
que hoy consagramos ante el Señor si
amor.
/: Tierra del que canta,
tierra del que siembra
tierra del que anhela,
que anhela la vida:/
104
Familia de Schoenstatt Maipú
TOMA MI VIDA AQUÍ ESTOY
TÓMANOS SEÑOR
Sueño con un mundo nuevo,
sueño con otra verdad,
sueño que abro corazones
con el fuego de tu paz.
Venimos a ti Señor, para pedirte una vez
más tu, fuerza, tu sabiduría,
tu amor, tu sencillez y tu verdad.
Aliméntanos Jesús con tu Santa
Comunión condúcenos, junto a María,
por el camino a la eterna salvación.
Sueño que juntas podemos
ser una nueva canción
que formarán los pilares
para construir unidad.
Tómanos Señor
y haznos verdaderos instrumentos de tu
paz queremos Jesús
amar viendo tu rostro en los demás.
Vivamos juntas el sueño
y hagámoslo realidad
entregando amor, esperanza
y así formar tu ciudad.
Venimos a Ti Señor para entregarte
nuestra vida nuestra esperanza y alegría
para servir con tu ejemplo a los demás.
Toma mi vida aquí estoy,
dispuesta a luchar y a vivir
de verdad este sueño,
toma mi vida y mis anhelos
quiero servirte y así construir
una nueva realidad
donde tu reinarás.
Estamos aquí Jesús, unidos en el amor de
tu historia seremos así esa llama
que enciende el corazón de los demás.
Tómanos Señor
y haznos verdaderos instrumentos de tu
paz queremos Jesús
amar viendo tu rostro en los demás.
Sueño que somos hermanas
unidas para construir
un nuevo día, un mañana
que estará lleno de ti.
Tómanos Jesús y haznos hombres nuevos,
los testigos de tu cruz seremos Jesús,
apóstoles guiados por tu luz. Seremos
Jesús apóstoles guiados por tu luz.
Unámonos servidoras,
trabajemos por la paz,
conquistemos el sueño,
tenemos que darle
cabida al amor.
Tómanos Señor
y haznos verdaderos instrumentos de tu
paz queremos Jesús
amar viendo tu rostro en los demás.
Toma mi vida aquí estoy…
donde tu reinarás.
es un mundo de paz.
105
Familia de Schoenstatt Maipú
TU ERES MI CAMINO
TU ROSTRO
Tu eres mi camino, mi vida Señor
Tu eres la verdad que me hace vivir
Has dicho mi nombre, escuché tu voz
Adonde quiera que vayas yo te seguiré
No tengo ningún temor, tú me guiarás
Hoy te pido vive en mi.
Tu rostro, Señor mi rostro,
tus anhelos, mis anhelos;
así iré contigo,
sembrando esperanzas, Señor,
Tú, mi amanecer más luminoso.
Pleno de Pascua, primavera de mi vida,
tu rostro me muestra el rostro vivo del
Padre,
me dices: En Sión soy el árbol e tu jardín.
Jesús nuestro hermano, nuestro Salvador
Uno con el Padre, hombre como yo,
Tu camino de dolor por siempre selló
Nuestra vida con el Padre, nuestra
comunión.
Según tu palabra, volverás Señor,
Para darnos parte en tu reino.
En tu costado de luz yo descanso,
ahí me das a beber de tu vino más nuevo,
me llamas a ser contigo jardinero de la
vida.
Tú me das la fuerza y la libertad
Me das confianza, tú me das valor,
Nada en esta vida nos separará
De tu mano para siempre paz encontraré
Tomarás mis culpas, no me acusarás
De nuevo me levantarás.
TU VOZ NO SE OLVIDA
Te alabo, porque estás en mi alma
porque habitas mi vida
yo nada soy si Tú no estás.
Te alabo, porque de mí no te olvidas
porque sanas heridas
mi corazón sin Ti se esconde.
Padre de la vida, confiamos en Ti,
Cristo Redentor, creemos en Ti,
Ven Espíritu de amor y regálanos,
La unidad que tanto anhela hoy la
humanidad,
Y por mil caminos, tú nos enviarás
Construyendo el Reino del Padre.
Alabo, alabo todo tu ser
tu luz me ilumina, tu voz me levanta
en este amanecer.
Alabo, alabo todo tu ser
aún sin ver la salida, tu voz no se olvida
en este atardecer.
Te alabo, porque caminas conmigo
y alejas peligros
nada entiendo si no estás.
Te alabo, me llamas tu Hijo Amado
como los lirios del campo
nada temo porque estás aquí.
106
Familia de Schoenstatt Maipú
TU VOLUNTAD
TU Y YO POR ELLOS
Señor en tu entrega
nos dejaste el camino para seguir
son tus pasos
los que vida han marcado en mi.
Me miro al espejo y veo el reflejo
de un Schoenstatt vivido con esfuerzo que
va quemando el amor ardiente como
fuego.
Encomendados
a tu madre intentamos llegar más a ti
madre María,
imploramos tu bendición.
Amor de Madre, amor de Hijo siguiendo
fieles el ejemplo de Cristo hay tanto que
dar y tan poco que pedir Madre Santa del
cielo hora cantamos para Ti unidos en
Alianza de amor.
Es el mensaje el que me inspira
tus palabras que busco encontrar
tu gran ejemplo entregaste en la vida,
vida de luz que da tu voluntad.
Vamos construyendo sueños
juntos en la misión Tu y Yo por ellos
toma mi vida afianza mi voluntad
ayúdanos siempre amar la verdad
y así lograr la Santidad.
Tu nos guías, dando gloria a los hombres
en paz es tu vida la que quiero en amor
imitar con María un mensaje de fe y
caridad señor tu voluntad.
Déjame educarte quiero transformarte
hijo predilecto, yo voy a guiarte,
sigue a tu hermano, sé todo para todos
entrégate sin miedo y descubre tu misión.
Buscar el consuelo
del espíritu y en su luz llegar al amor
ser testimonios,
misión entregada por ti.
Yo sembraré en la tierra fértil llenaré el
huerto de tu corazón Madre santa del
cielo, hoy cantamos para Ti, unidos en
lazos de Fe.
Somos libres y eso te damos
la voluntad entregada a tu voz
aunque caigamos cientos de veces,
en ti la lucha es amor.
TUYO SOY
Yo no soy nada y del polvo nací,
pero Tú me amas y moriste por mí,
Ante la cruz sólo puedo exclamar;
¡tuyo soy, tuyo soy!
Toma mis manos, te pido
toma mis labios, te amo;
Toma mi vida, oh Padre;
¡tuyo soy, tuyo soy!
Cuando de rodillas te miro, Jesús
veo tu grandeza y mi pequeñez.
¿Qué puedo darte yo?, tan sólo mi ser
¡Tuyo soy, tuyo soy!
107
Familia de Schoenstatt Maipú
Un nuevo hogar a tu servicio,
una familia para tu Reino.
Dales ser padres para tus hijos, Señor
y hazles uno en el amor.
Vamos que María espera
Abre el camino de Cristo
Vuela hasta lo alto
Fundando en las vidas
Luz creadora, sal transformadora
Misiones al mundo cambiar.
Sus vasos están llenos de esperanza,
sus copas rebosantes de ilusión,
bendice con tus manos hoy el agua
y sácialos con tu vino de amor.
Nace desde el fuego de tu amor
Nueva esperanza, es de día bajo el sol
Dentro de mi pecho vivirán
Grandes anhelos, despiertan libertad.
Oh Padre, Tú que los soñaste juntos
protege y santifica esta unión,
pues en tu Luz serán indestructibles,
dos almas pero un solo corazón.
Y si es más fácil abdicar
Voz que incendia y busca inquietar
Por tu entrega juraré fidelidad.
UN NUEVO HOGAR
UNA LLAMADA DE AMOR
UN NUEVO SOL
He buscado un hombre nuevo
Que descubra la misión
Y que en ella encuentre algo
El amor del padre Dios.
Una tierra que no tiene fronteras
sino manos que juntas formarán
una cadena más fuerte
que la guerra y que la muerte
lo sabemos, el camino es el amor.
Congregante verdadero
En su espada encuentras fuego
Y lucha como un guerrero
Sin importarle el dolor
Y por ello, entrega el corazón.
Un nuevo sol se levanta
sobre la nueva civilización que nace hoy
una cadena más fuerte
que el odio y que la muerte
lo sabemos, el camino es el amor.
Una llamada de amor
A la espera de un si
Cuando nadie es escuchado
Y todos somos ignorados
Confiamos plenamente en ti.
UNA HISTORIA ENTRE DOS
Juntos, plasmar una ilusión
Tu mano, mi mano, un solo corazón
Vive en mi rostro tu verdad
Forja en mis manos servicio y santidad.
Aquí estamos dispuestos padre
Vamos contigo en la batalla
Queremos ser el hombre nuevo
Que tu obra ha logrado reflejar.
Quiero entregarte mi ideal
En la batalla morir, mi vida dar
Vamos tu y yo, una misma canción
Yo tu instrumento, y Tú el hábil trovador.
En tus manos nos hemos abandonado
En tu corazón hallamos una morada
En tu misión queremos construir
El anhelo de una tierra santa.(Bis)
Y cuando empiece a oscurecer
Sólo en Ti yo lograré blandir
Esa espada, esa cruz para irrumpir.
108
Familia de Schoenstatt Maipú
VAMOS A TU ENCUENTRO
VAMOS AL PADRE
Congregados, dejamos de lado los miedos
ayer en los pasos primero la duda que
vuelve a nacer como un puñal que penetra
en el alma nos inunda la inseguridad
como un grito que invade el silencio el
vivir sin luchar.
Tomad, aquí tu Madre me dijo
Tomad aquí mi Madre.
Jesús, no la merezco me dije
Señor si no soy nada.
Y siendo nada, ni pesebre ni albergue
Ella se asentó en mi corazón diciendo:
¡Busca a mi Hijo!
¡Busca a mi Hijo!
En los vientos que cruzan fronteras se
escucha tu voz en la cálida brisa que
invita a tu encuentro Señor nos ayuda a
ponernos de pie a dejar las tinieblas atrás
y del cáliz amargo beber descubrir la
verdad.
Vamos al Padre, buscando al Hijo
Con el espíritu que habita en nuestras
almas. ¡Y pisa fuerte! ¡Y deja huella!
Sale en su busca dejando un camino
Es el camino, del Jesús vivo.
Y vamos todo a vences la incertidumbre
de creer que no podremos recobrar la
esperanzas.
Me canso y no lo encuentro,
A dónde debo ir. Y es ella quien susurra
el camino: Mira al pobre,
Mira al niño ahí está Dios.
Toma tu bandera y sin mirar atrás
sigue adelante, avanza una vez mas
que no nos importen las caídas al final
vale más volverse a levantar.
Ya desde entonces
he encontrado un horizonte
Jesús mi amigo, carpintero del madero
Estoy contigo, estoy contigo.
Vamos a tu encuentro hacia la eternidad
rumbo al horizonte el rumbo hay que fijar
darle un sentido al áspero camino hará
luz en donde haya oscuridad verdadera
libertad.
Congregados, podemos ahora cargar esta
cruz el motivo que mueve mi vida el
como lo haces tu y la corona en tu frente
cansada me cautiva y me hace notar que
ser rey mas que orgullo y nobleza
representa humildad.
Toma tu bandera...
Vamos a tu encuentro...
Vamos a tu encuentro, hacia la eternidad
rumbo al horizonte, el rumbo hay que
fijar que no nos importen las caídas al
final vale más volverse a levantar.
109
Familia de Schoenstatt Maipú
VEN
VEN CONMIGO
Mi alma tiene sed de Ti
del Dios que me llama
que me acerca a su presencia
para decirme que me ama.
Para el que sabe
que el río termina en el mar
no bastan las fuentes
Para el que quiere
sus ojos al cielo llevar
no basta sentarse cara al porvenir
no basta soñar y soñar
no basta plantar un árbol y una flor
pudiendo jardines sembrar.
Mi alma tiene sed de Ti
como tierra reseca y cansada
ven Dios, trae tu cántaro re
derrama el canto de tu agua.
Ven soplo hasta mi alma
(Ven, ven)
ven paloma sobre las aguas
(soplo, ven paloma)
ven viento sobre la casa
(ven viento)
ven fuego, ven fuego de libertad.
(ven, libertad)
Ven conmigo, mi boca gritará contigo
que no es invento nuestro la esperanza.
Trae tus sueños,
en ellos fundiré mis sueños
mañana seguiremos nuestra marcha.
Para el que ha visto
brillar en la noche una luz
no bastan las sombras.
Para el que tiene
sus manos abiertas al sol
para el que ha bebido de la eternidad
no tiene sentido llorar
y el que una mañana descubrió el amor
no puede dejar de luchar.
Mi alma tiene sed de Ti
hoy levanta la mirada
para llenar su rostro
de tu luz de madrugada.
Mi alma tiene sed de Ti
de la soledad donde se ama
del silencio que es presencia
del Dios que me abraza.
Para el que canta
y vuelve sonrisa el amor
no vale el silencio.
Para el que quiere
sus notas al cielo lanzar
Feliz el que entiende que en la libertad
existen cadenas también
pues el que en Samaria se inclinó a beber
al pozo tendrá que volver.
VEN AMADA MÍA
En la noche busqué, el amor de mi alma
En mi árido jardín, él hizo su morada.
Con perlas de rocío cubrió el mi cabeza,
Mi alma está bella, mi bien amado llega.
Ven, amada mía, ven a mi jardín
El invierno ya paso y las viñas en flor
Exhalan su frescor, ven a mi jardín.
Habla mi bien amado, atisba la ventana
El fruto está maduro mi alma esta presta,
Espero tu llamada pidiéndome abrir,
Arrulla la paloma mi bien amado llama.
110
Familia de Schoenstatt Maipú
a tu hijo queremos servir
danos vida en comunión.
VEN ESPIRITU Y TRANSFORMA
Te siento volar, si me quedo en silencio
cuando recorro los cerros de casas
sufrientes, de madres que lloran soledad
de pequeñas sonrisas que nunca volverán
cuando veo Cristos ignorados tu eres
aliento que me impulsa a gritar.
Hoy dispuestos a todo entregar
preparados para celebrar
el regreso de nuestro Señor
de Jesús salvador.
Ven Jesús y enséñame a orar…
Gloria a Dios en el Cielo
Gloria a Dios en el Cielo
Gloria a Dios
Gloria a Jesús Salvador
Gloria a Dios en la tierra.
Ven, ven Espíritu y transforma mi susurro
en un grito, mi tibieza en pasión que
arrase tu revolución, ven, ven, ven
Espíritu Santo dame la fuerza del viento
para llenar de vida lo que ha marchitado
el tiempo.
VEN, LEVÁNTATE
Los rostros se deslumbran, solo con luces
de neón y la claridad del sepulcro abierto
Se esconde me das manos jóvenes para
iluminar rincones cuando me siento
pequeño tú eres aliento que me impulsa a
gritar.
No dejes que la semilla se pierda la
no pares de soñar
no creas porque tu mano este herida la
ya no puedes sembrar .
Es el tiempo de mirar
los surcos no sembrados
no dejes que otro ocupe tu lugar.
Libérame de la gravedad que me ata a la
tierra que tu viento nocturno me remezca
hasta volar.
Ven, levántate
y mira como Cristo necesita de ti.
Ven y alégrate,
tienes tanto para dar y ser feliz.
Ven levántate
y mira como el cielo grita por ti,
ven Alégrate
tienes Tanto para dar y ser feliz.
VEN JESÚS
Hoy nos llamas a tu hijo servir
tenemos que muy pronto empezar
por el mañana, por el porvenir
danos fuerza y voluntad.
Cada paso tendremos que dar
con tu ayuda para levantar
una bandera que lleva una cruz
la victoria alcanzar.
Ven Jesús y enséñame a orar
eres fuego que no va a apagar
hazme llama que encienda otra luz
otras luces camino a la cruz
danos fe y lealtad.
Dime tu cuál es tu verdad
danos la Gracia queremos tu paz
dinos Padre por donde seguir
111
Familia de Schoenstatt Maipú
Jesús ahora soy tu instrumento que te
lleva en el corazón, María eres estrella en
mi bandera y contigo hare de chile tierra
santa para Dios.
VEN SEÑOR
En mi barquita de orgullo
Voy por el ancho mar
me dan miedo las olas
que vergüenza llorar.
VEN Y VERÁS
Ven Jesús, ven Señor
toma mi mano y vamos los dos.
Rompe el día junto al mar,
mil trabajos por realizar y mil sueños,
con la noche huyen las sombras brilla la luz
y nuestras vidas son tuyas, Señor.
Me arranqué de mi casa
buscando mi libertad
pero pasa y pasa el tiempo
y no la puedo encontrar.
Oigo tu voz y siento que me llamas,
dónde moras, Señor, “Ven y verás que
todo es tan distinto a lo que tú soñaste,
ven y verás”.
Me escribiste una carta
y la escuché predicar
en que hablas de una cruz de estrellas
que indica el camino de mi libertad.
Rompe el día, sigo tu voz sobre tus pasos
buscando el lugar donde vives,
dejo mis sueños, las redes caídas,
lo dejo todo y te sigo por los caminos.
Tú sabes de esas estrellas
y que apaciguas el mar
toma el timón de mi barca
toma el timón de mi barca.
Rompe el día junto al mar,
mil trabajos por realizar y mil sueños,
junto a Ti vuelvo a empezar,
de nuevo la vida es misterio y plenitud.
VEN Y SIGUEME
Hace tiempo que sus redes no se hundían
y sus manos empezaron a ceder
su espíritu en silencio
menguaba como luz de atardecer.
VENGO A TI
Vengo a Ti, oh Señor, a rendir mi corazón
quiero más de Ti, toma mi necesidad
dame tu preciosa paz, quiero más de Ti.
Desde el viento lo llamaron por su
nombre una voz que traspaso su corazón
esa voz tenía un rostro y unos ojos que lo
hicieron renacer.
Dame, dame, dame más de Ti, bendito
Señor, dame, dame, dame más de Ti
yo quiero más de Ti.
Que quieres de mi le preguntaba?
ven sígueme, yo te mostrare.
Despierta joven, deja tus redes, que tienes
una patria que salvar, que el amor se viva
en cada casa, y mi madre sea reina una
vez mas, alégrate chile, abre el corazón ,
que Cristo en esta tierra quiere estar.
112
Familia de Schoenstatt Maipú
Cuando estás en la penumbra aguardando
lo peor y desprecias la existencia y su
valor. Si no encuentras un sentido anda y
busca en tu interior y verás que en tu
cuerpo vive Dios.
VENID A MÍ
Mil ideas cruzan mi cabeza, una tormenta
como muchas, más aguda por su tiempo.
Mar revuelto de anhelos e ilusiones, una
madeja enredada, ya no sé por dónde
empezar.
En la pena y la alegría en el llanto, en la
canción en lo bueno y en lo malo del
dolor. En la duda o en la confianza con la
lluvia o con el sol en el centro de tu
cuerpo vive Dios.
Quiero descansar, quiero descansar, mi
alma está agotada de tanto batallar. De
buscar la fuente de mis fuerzas sólo con
mis propias manos y no descansar en Ti,
Señor.
VIVO SIN VIVIR EN MI
Venid a mí los que estáis cansados y
agobiados, venid a mí, cargad mi yugo y
descansad, que mi yugo es llevadero y mi
carga es ligera, venid a mí, pequeños,
venid a mí.
Vivo ya fuera de mí, después que muero
de amor porque vivo en el Señor, que me
quiso para sí, cuando el corazón le di,
puso en él este letrero; que muero porque
no muero.
Venid a mí los que estáis cansados y
agobiados, venid a mí, venid, y aprended
de mí, que soy manso y humilde de
corazón, venid a mí, pequeños, venid a
mí.
Vivo sin vivir en mí; y tan alta vida
espero que muero porque no muero;
vivo sin vivir en mí.
En esta divina prisión del amor, en que yo
vivo ha hecho a Dios mi cautivo y libre
mi corazón y causa en mi tal pasión ver a
Dios, mi prisionero que muero porque no
muero.
Es orgullo el que mi alma como lastre
lleva, peso que no deja volar hacia lo alto
de mi ideal y mirar tu Cruz, y a tu Madre
a tus pies, su sencillez infinita, y una
entrega total.
Ay, que larga es esta vida, que duros
estos destierros, esta cárcel y estos
hierros, en que el alma está metida sólo
esperar la salida me causa un dolor tan
fiero, que muero porque no muero.
VIVE DIOS
Cuando sientes que se queman tus
entrañas por amor y te entregas al
llamado sin temor. Cuando están en
armonía voluntad y corazón, te iluminas y
en tu cuerpo vive Dios.
Vida, ¿qué puedo yo darle a mi Dios, que
vive en mí, si no es perderte a di, para
mejor a El gozarle? Quiero muriendo
alcanzarle pues a El sólo es al que quiero
que muero porque no muero.
Vive Dios, por siempre vive Dios
En tu vida y en tu historia vive Dios.
Vive Dios, por siempre vive Dios
Por tu muerte y por tu gloria vive Dios.
113
Familia de Schoenstatt Maipú
Dame la cruz, te doy mi cruz, dame tu
mano sólo así podré entregarme por
entero y caminar nuevamente por el aire
como la hoja que se mueve con tu viento.
VOLVER A EMPEZAR
Aquí estoy, cansado y triste por fallarte
Padre es que no vez que no puedo seguir
ya es muy tarde.
Es que todavía no he entregado
la ofrenda de mi corazón atado
lo sabes bien, debo entender
que mis ojos aún están cerrados.
Te he vuelto a fallar pero esta vez tengo
miedo de que no me perdones que me
abandones y me dejes así sin saber porque
vivir.
Toma mi fuego, toma mi barro
al fin entiendo lo planeado
aquí estoy, Señor,
intento ser tu hijo amado.
Hijo mírame te amo y tu lo sabes
toma tu cruz y comienza a trabajar.
Recuerda muy bien, que la santidad
es de aquel que lo vuelve a intentar
recuerda muy bien, que yo he venido a
este lugar a salvar a la humanidad.
VUELA
Nada de lo mío te es ajeno
y ya nada puede separarme de Ti
el temor ha sido vencido
todo lo que soy sucede en Ti
todo lo que soy me habla de Ti.
Padre mírame, me he vuelto a levantar
yo quiero caminar hacia lo alto
padre ayúdame a volver a empezar
y no dejes que me vaya jamás.
Vuela tu voz sobre mis aguas
es una paloma que me roza al volar
me elevas, mi inundas, me traspasas
eres esa fuerza que me abraza al llegar.
Pero que puedo hacer ya nadie cree en mí
yo cometí un error y cause mucho dolor.
Hijo levántate el amor es lo más grande
y sé que en cada uno de ustedes el habita.
Mi fuerza no está en lo que quiero
ni en mi oscuridad me oculto de Ti
mi fuerza es un canto que amanece
que se levanta sólo por Ti
sólo por amor a Ti.
Recuerda muy bien, que la santidad…
Yo los tengo aquí en mi corazón, nunca
los dejare.
Ya nada busco, nada quiero
sólo tu amor dámelo a mí
envuélveme con tu viento de fuego
y cantaré mi canción para Ti
sólo por amor a Ti.
VOLVER A VOLAR
Sé que tus ojos me han mirado
y tu paciencia me ha esperado
pero aquí estoy, ya ves,
nuevamente enredado.
Vuela tu voz sobre mis aguas…
Sé que conoces mis heridas,
sé que levantas las caídas,
pero ya ves, me cuesta creer
que aún camines a mi lado.
Eres esa fuerza que me ama sin preguntar.
114
Familia de Schoenstatt Maipú
Yo soy la resurrección
Yo soy la vida
Quien cree en mí
Aun cuando muera
Tendrá vida eterna.
VUELVAN LOS OJOS
Vuelvan los ojos hacia el Señor
y despierten su amor,
canten por Él, con el corazón,
Él es el Salvador, Él es nuestro Señor.
Si señor yo creo
Que tú eres el Cristo
El hijo de Dios
/: Que ha venido al mundo: /
Yo llamé al Señor
y siempre me escuchó
de mis miedos me libró
y sin fin lo alabaré.
YO SOY EL CAMINO
Dios guarda a los que aman
y escuchan su voz,
les consuela de sus penas
y sus pasos El guía.
Yo soy la luz del mundo
no hay tinieblas junto a mí.
Tendrán la luz de la vida
por la palabra que les di.
Los que buscan al Señor
todo lo tendrán
los que abren su corazón
nada les faltará.
Yo soy el camino firme
yo soy la vida y la verdad
por mí llegarán al Padre
y al Santo Espíritu tendrán.
Y YO LE RESUCITARÉ
Yo soy el pan de la vida
Y con ustedes me quedé.
Me entrego como alimento
Soy el misterio de la fe.
Yo soy el pan de vida
El que viene a mí no tendrá hambre
El que viene a mí no tendrá sed
Nadie viene a mí,
Si mi padre no le atrae.
Y yo le resucitaré, y yo le resucitaré
Y yo le resucitaré en el día final.
Yo soy el Buen Pastor,
y por amor mi vida doy;
yo quiero un solo rebaño,
soy para todos salvador.
El pan que yo os daré
Es mi cuerpo vida del mundo
El que como mi carne
/: Tendrá vida eterna: /
Yo soy la vid verdadera,
mi Padre Dios, el viñador;
produzcan fruto abundante
permaneciendo en mi amor.
Si no coméis la carne
Del hijo del hombre
Y no bebéis su sangre
/: No tendréis vida en vosotros: /
Yo soy Señor y Maestro
y un mandamiento nuevo doy;
que se amen unos a otros
como los he amado yo.
115
Familia de Schoenstatt Maipú
Yo te alabo, Señor de cielo y tierra...
Yo te alabo, Señor de cielo y tierra;
yo te alabo, Padre de los pobres;
yo te alabo, Señor de los sencillos;
yo te alabo, Rey de nuestra historia.
Tú eres mi fuerza, mi vida, mi amor y
misión ¡por tu Reino, muero hoy!
YO VOLVERÉ A CANTAR
Yo volveré a cantar al amor y la
esperanza yo volveré a cantar los
caminos de la paz.
Cuando los fríos se acerquen las flores se
morirán pero con la primavera de nuevo
renacerán quizás me veas llorar cuando
un amigo se va el dolor es pasajero y la
vida vencerá.
ZAQUEO
Por las tierras de Jericó
Busco al hombre del que hablan
Hoy me pierdo entre la multitud
De tantos años que me arrastran.
Quizás me veas sufriendo por amor a los
demás quizás me veas gritando que el
pobre no tiene pan la cárcel no es mi
morada las rejas se romperán si fuertes
son las cadenas más fuerte es nuestro
luchar.
Quiero por fin descansar
De tantas viejas y falsas verdades
Y mi alma se inquieta
De que mis ojos se encuentren
Con los tuyos.
Quizás me veas morir quizás me veas
marchar no llores si eres mi amigo me
volverás a encontrar no sé cómo ni
cuándo pero será en un lugar en donde no
haya cadenas y en donde pueda cantar.
Mi debilidad me impide
Reconocer tu rostro cuando pasa
¿Cómo reconocerte Dios cuando pasas?
Mi Zaqueo, baja pronto
Que hoy vengo a quedarme en tu casa
Te he buscado desde antes que el sol
Contemplara tu amanecer
Yo te amo, como el árbol que engrandece
Tu pequeñez.
YO TE ALABO
Vengan a mí, y hallarán descanso en sus
almas, alégrense de que sus nombres,
están escritos en el cielo, sellados
eternamente, en el corazón de mi Padre.
Él cree en ti, confía en su misericordia,
con gozo te hace exclamar.
Es el misterio que alegra tu misión
Soy la salvación que toca tu corazón.
Yo te alabo, Señor de cielo y tierra;
yo te alabo, Padre de los pobres;
yo te alabo, Señor de los sencillos;
yo te alabo, Rey de los pequeños.
Tú eres mi fuerza, mi vida, mi amor y
misión ¡por tu Reino, vivo hoy!
Mi Zaqueo, baja pronto
Que hoy vengo a quedarme en tu casa
Te he buscado desde antes que el sol
Contemplara tu amanecer
Yo te amo, como el árbol que engrandece
Tu pequeñez.
Vengan a mí, los haré apóstoles del Reino
elegidos por su pequeñez amados en su
debilidad son los misterios de mi Padre
que revela a sus hijos. Volvemos a Ti,
confiados en tu misericordia con gozo
queremos cantar.
Es el misterio que alegra tu misión
Soy la salvación que toca tu corazón
Soy la salvación que alegra tu corazón.
116
Familia de Schoenstatt Maipú
CANTOS MARIANOS
AGRADECIMIENTO
ÁLZATE VENCEDORA
Madre, te agradezco todo
y quiero atarme a Ti
con un amor entrañable.
Que hubiese sido de mí sin Ti
sin tu cuidado maternal.
Álzate vencedora
Reina de la nueva alianza
Álzate vencedora, álzate
Él está vivió, Él está vivo.
Porque no fue necesario
que vieses la tumba vacía
para saber que en tu Hijo
estallaba un canto nuevo
y florecían victorias
en inútiles sudarios
hoy te canta el universo
tu himno de triunfo pleno.
Gracias porque me has salvado
y porque con amor
me encadenaste a Ti.
Quiero ofrecerte gratitud
y consagrarme de nuevo a Ti.
ALÉGRATE UNA VEZ MÁS
Fue en el silencio de esa Cruz
que tu Dolor forjó la paz.
Y viste volver a caminar
al Salvador, el que nos dio la libertad.
Hoy caminas entre apóstoles y esperas
el misterio de tu encuentro con tu Dios y
Señor.
Porque tus ojos miraban
más allá del horizonte
y tu fe fue inconmovible
como roca y montaña.
Como el viento y la lluvia
nada pudo detenerlo
hoy te canta el universo
tu himno de triunfo pleno.
Abran el cielo sin temor
Bajen los ángeles de Dios
y te eleven entre cantos.
Alégrate María una vez más,
los que te vieron regresar
cantarán esta verdad.
Por no dudar ni un instante
de la aurora de tu Hijo
en la mitad de la noche
tu voz fue serena y clara.
Porque diste a luz un pueblo
en tu firmeza de llanto,
hoy te canta el universo
tu himno de triunfo pleno.
Virgen que fuiste hasta Belén,
para dar vida al que te amó.
Hoy vuelven los brazos del Señor
a bendecir y levantar tu corazón.
El Espíritu de Dios está contigo
Te hizo madre y refugio de esta historia
de amor.
117
Familia de Schoenstatt Maipú
AMOR INCOMPARABLE
ASUNCIÓN DE MARÍA AL CIELO
Qué amor tan incomparable
Es tu amor por Dios
Que abandono tan grande cuando tú
Dijiste sí a su palabra.
Tu muerte no fue más que un éxtasis
Por tanto anhelo, y tu cuerpo no sufrió
Ahora reinas transfigurada
En la ciudad santa de Sión
Cuyas puertas Dios abrió para ti
Cuyas puertas Dios abrió para ti
Qué amor tan generoso
Es tu amor por todos
Pues de ti, nació por nosotros
Jesús, nuestro salvador.
//:Enséñame a vivir cada día de tal
manera , que el morir me sea fácil
Como corresponde a un heredero del
cielo
Enséñame a enjuiciarme cada noche
Para que después de la muerte
Contemple tu rostro
Para que después de la muerte
Contemple tu rostro y el de Dios://
Amén.
María digna, eres de nuestro cantar
María muestra al mundo
El rostro de Jesús
Que resucitó por todos.
ARCILLA ENTRE SUS MANOS
Eres madre muy sencilla
Creatura del señor,
Virgen pobre, Madre mía,
Llena de gracia y de amor.
Fuiste arcilla entre sus manos
Y el señor te modelo,
Aceptaste ser su esclava,
Siempre dócil a su voz.
AVANZA REINA
Despierta ante nosotros la luz de tu
mañana, cerrada ya la noche se enciende
la esperanza, en ti hoy se posan todas la
miradas.
Avanza, Reina avanza.
Yo quiero ser, arcilla entre sus manos,
Yo quiero ser, vasija de su amor,
Quiero dejar lo mío para él, para él.
Al pie del santuario, estamos tus aliados
delante de nosotros se abre nuestro canto,
confiados de tu mano buscamos la
victoria.
No entendías sus palabras,
Pero respondes con fe,
Dejas que su amor te guíe,
Confiando siempre en él.
Por su espíritu de vida,
Te dejaste transformar,
Te abandonas en sus manos,
Para hacer su voluntad.
Irradie tu alegría mi canción,
se encienda en nosotros tu misión.
Que nuestros pasos sean las huellas
y que lleven el mundo hacia ti,
y que el mundo de nuevo se encienda en
tu amor.
118
Familia de Schoenstatt Maipú
AVE IMPERATRIX
AVE MARÍA
Escuché hablar de un lugar,
un refugio de infinita tranquilidad,
un reino repleto de santidad,
con soldados que nunca perecerán.
Ave María
gratzia plena
María gratia plena
María gratia plena
Ave, Ave dominus
dominus tecum
Escuché hablar de una reina.
Su mirada corazones sembrará,
y su Legión no muere sin pelear,
Como águilas los cielos surcarán.
Benedicta tu in mulieribus
et benedictus
et benedictus fructus ventris
ventris tui Jesus,
Ave María.
Saluda a tu reina, con ansias te espera.
Corona tu corazón, con actos de amor .
Moriremos por tu noble causa,
tu Santuario será nuestra morada.
Por tu Corona saldremos a pelear,
y con tu luz la noche cambiara.
AVE MARÍA (Hermanas de María)
Tiernísima Madre, Sagrada Azucena
destello del Padre que rompes la noche.
Hogar para el Verbo por tu sí de niña
creada María por el que consuela a las
almas.
Y los tambores de guerra latirán,
este mundo tu verás cambiar.
Tu hijo nos llenará de Paz
y feliz en Asunción triunfarás.
Ave María (3)
Corona a tu reina, sus brazos te esperan.
Contempla sus ojos, sin penas ni odio.
Saluda a tu reina, con ansias te espera.
Corona tu corazón, con actos de amor.
Tu amor nos regala fragancia de cielo
amparo seguro para el que te llama.
Susurro divino para el que lo busca,
creada María por el que alienta a las
almas.
El Paraguay será renovado,
vale la pena morir en tu batalla.
Con esperanza construiremos un lugar
refugio de infinita felicidad.
Silencio intocado, misterio sellado
por el fuego vivo de un Niño en tus
brazos.
Regazo que esperas como luz perpetua
al Rey de los cielos que vendrá a habitar
en tu seno.
119
Familia de Schoenstatt Maipú
AVE MARÍA (Pablo Coloma)
en la misma vereda que yo,
tenías tu cuerpo cansado,
un niño en los brazos durmiendo en tu
paz.
María mujer que regalas la vida sin fin.
Dios te salve María, sagrada María
Señora de nuestro camino
llena eres de gracia, llamada entre todas
a ser la madre de Dios.
El Señor es contigo y tú eres la sierva
dispuesta a cumplir su misión
y bendita tú eres, dichosa
te llaman a ti la escogida de Dios.
Y bendito es el fruto que crece en tu
vientre,
el Mesías del pueblo de Dios,
al que tanto esperamos que nazca
y que sea nuestro Rey.
Dios te salve María, Sagrada María,
Señora de nuestro camino.
AVE MARÍA II
Estoy aquí por ti María
La más pequeña la más niña
La más humilde y escondida
Inmaculada para Dios
En la gracia se hizo vida
María madre del amor.
María he mirado hacia el cielo
pensando entre nubes tu rostro encontrar
y al fin te encontré en un establo
entregando la vida a Jesús Salvador.
María he querido sentirte
entre tantos milagros que cuentan de Ti
y al fin te encontré en mi camino,
en la misma vereda que yo
tenías tu cuerpo cansado,
un niño en los brazos durmiendo en tu
paz.
María, mujer que regalas la vida sin fin.
Ave a, A Maer í a M arí
Del Señor
Porqué María me miró
Me siento ya hija de Dios
Porque en sus brazos aprendí
La maravilla que es saber
Dejarse amar por el Señor.
Ave María, Ave María
Tú eres Santa María
eres nuestra Señora porque haces tan
nuestro al Señor,
eres Madre de Dios, eres mi tierna Madre
y madre de la humanidad.
Te pedimos que ruegues por todos
nosotros
heridos por tanto pecar
desde hoy hasta el día final de este
peregrinar.
Estoy aquí por ti María
Entre todas la elegida
La mano suave que nos guía
En los caminos del Señor
Mi consuelo y alegría
Es que María es Madre mía.
Ave María
Porque María me miró
Vivo confiado en el Señor
Porque en sus ojos entendí
La maravilla que es saber
Dejarse hacer por el Señor.
María he buscado tu imagen serena
vestida entre mantos de luz.
Y al fin te encontré dolorosa
llorando de pena a los pies de una cruz.
María he querido sentirte
entre tantos milagros que cuentan de ti
y al fin te encontré en mi camino,
120
Familia de Schoenstatt Maipú
AVE MARÍA (Un día)
AVE MARIA LLENA DE GRACIA
Un día del cielo un ángel a una virgen
habló
Le dijo si aceptaba ser madre del mismo
Dios
La virgen dijo humilde: “esclava soy del
Señor”
Y Dios se hizo hombre y el hombre se
hizo Dios
Ave María llena de gracia
el cielo te cubre con su voz
niña canta tu magnificat
el beso de Dios te hizo mujer.
María,
Ave María
te canta Dios
mi viña guardada ya floreció
Tú eres María, mi esposa y mi niña
mi compañera, mi Madre y mi amiga.
//:Ave María (3)://
De pie en el calvario María a su Hijo
ofreció
Y a todos los redimidos por hijos ella
aceptó
//:Y así surgió la iglesia, y así surgió el
amor://
Ave María llena de gracia
al mediodía se ocultó el sol
del árbol brotó agua y vino
bajo la cruz te hiciste mujer.
Un día en cuerpo y alma María al cielo
subió
Llevada por el deseo de ver a su Hijo y
Señor
Los ángeles se conmovieron al verla tan
cerca de Dios
Por eso en todo el mundo le cantan de
corazón
Ave María llena de gracia
Madre y casa de la unidad
Tú eres fiesta del espíritu
el fuego de Dios te hizo mujer.
Madre María llena de gracia
vestida de sol y estrellas
Tienes la luna a tus pies
Toda hermosa eres mujer.
AVE MARÍA (P. Cristóbal Fones)
BAJO TU AMPARO (Betsaida)
Dios te salve, María
llena eres de gracia
el Señor es contigo
el Señor es contigo
Bendita eres, María
entre todas las mujeres
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús
Santa Madre de Dios
por nosotros, pecadores
ruega ahora y en la hora
de nuestra muerte, amén
Bajo tu amparo, Santa madre de Dios
no desoigas la oración de tus hijos
y líbranos de todo peligro
Santa Madre de Dios.
// Cúbrenos con tu manto
cúbrenos con tu amor
que bajo tu amparo
vayamos hacia Dios //
121
Familia de Schoenstatt Maipú
acogiendo a Israel, pueblo elegido del
Señor.
BENDITA ERES, MADRE
¡Bendita eres, Madre del amor,
amparo y consuelo en el dolor!
¡Bendita eres, Madre del amor,
tú nos llevas de la mano al Redentor!
CANTICO A MARÍA
Mi alma glorifica al Señor mi Dios
gozase mi espíritu en mi salvador
Él es mi alegría es mi plenitud
Él es todo para mí.
Joven sencilla de Israel
el sí de la vida lo llevas en tu interior.
Cuna pobre de Emmanuel,
frágil refugio, abrigas el amor.
Madre de la ternura,
prima servicial de gesto solidario.
Llena de gracia y dulzura
eres dolor silencioso en el Calvario.
Ha mirado la bajeza de su sierva
muy dichosa me dirán todos los pueblos
porque en mi ha hecho grandes maravillas
el que todo puede cuyo nombre es santo.
Su clemencia se derrama por los siglos,
sobre aquellos que le temen y le aman,
desplegó el gran poder de su derecha,
dispersó a los que piensan que son algo.
Dulce regazo de Alegría
lámpara encendida guiándonos al destino,
canto materno y epifanía,
compañera fiel indicándonos el camino.
Portas las Buena Noticia,
Virgen niña, llena de la Luz, María,
Reina de toda justicia,
eres el alma serena, peregrina con Jesús.
Derribó a los potentados de sus tronos
y ensalzó a los humildes y a los pobres
los hambrientos se saciaron de sus bienes
y dejó de si vacíos a los ricos.
BIENAVENTURADA
Acogió a Israel su humilde siervo
acordándose de su misericordia
como había prometido a nuestros padres
a Abraham y descendencia para siempre.
/:Mi alma engrandece al Señor
y mi espíritu se alegra en Dios mi
Salvador:/
Porque ha mirado la humildad de su
esclava,
desde ahora todas las generaciones,
me llamarán Bienaventurada.
Maravillas hizo en mí el Poderoso
Santo es su nombre, Dios bondadoso,
con misericordia de generación en
generación
dispersando a los soberbios de su propio
corazón.
Proezas realizó Dios generoso,
ensalzó a los humildes, derribó a
poderosos.
Colmó a los hambrientos, a los ricos
despidió
122
Familia de Schoenstatt Maipú
COMO TÚ (Betsaida)
Y en prueba de mi filial afecto,
te consagro en este día
te consagro en esta tarde
te consagro en esta noche.
María, tú me conoces
sabes lo poco que soy,
por eso lléname de ti
te pido, por favor.
Mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi
corazón. (Bis)
María préstame tus ojos
para mirarlo como tú,
María préstame tus labios
para hablarle como tú,
María dame un poco de tu amor
quiero amarlo como tú.
Oh gran Madre de bondad
ya que soy todo tuyo
ya que soy todo tuyo.
Guárdame, defiéndeme y utilízame como
instrumento y posesión tuya. (Bis)
María, tú eres mi madre,
mírame con compasión
quiero creer en el Señor
sola no puedo, por favor.
Oh Señora mía, oh Madre mía,
Hoy me ofrezco en todo a ti. (Bis)
Amén
María, tú con José
supieron quererlo a Él
enséñame a mí también
lo que a Él le gusta, lo que es mi bien.
CONTIGO MARÍA
Hoy desperté mirando el sol
Si me quedé entre tus brazos
Creyendo que sería mejor
Ahogar mi amor en tu regazo.
CON ESOS OJOS DE
MISERICORDIA
Si una vez más logré sentir
Que fuiste tú quien me hizo vivir
Si entre mi llanto te encontré
Y en tus pupilas me quedé
Con esos ojos de misericordia,
con esos ojos míranos ahora.
Viento de aurora, María. Hija del Padre
María, siembras el orbe María. Virgen
poderosa María. Huerto sellado María
Dios es tu esposo María, templo del Santo
María Madre del Verbo María.
Contigo, María
Contigo, María.
Si queso alguna vez contar
Lo que en mi sueño iba soñando
Si en cada trazo de tu voz
Pintas canciones de un ocaso
Voz de Justicia María abres la cárcel
María, llave doliente María Virgen que
avanza María. Noble bandera María unes
las vidas María, guías tu pueblo María luz
de la Iglesia María.
Contigo, María
Contigo, María.
Y si hoy volviera a despertar
Sería tu nombre mi verdad
…mi verdad.
CONSAGRACION
Oh Señora mía, oh Madre mía,
Hoy me ofrezco en todo a ti. (Bis)
123
Familia de Schoenstatt Maipú
CONTIGO VIRGEN DEL CARMEN
Por la ruta de mis días, el viaje fue muy
Pesado hasta que hallé una doncella, y así
juntos caminamos para llegar la, la, la...
Contigo Virgen del Carmen, juntos en el
camino, tendemos la mano para servir a
Chile.
Me demostró que en la vida, el amor es
necesario, el que hasta ayer se evadía, al
fin al puente ha llegado, lo cruzará, la, la,
la...
Yo soy el camino, dice el Señor, yo soy la
verdad y la vida. Ya no tienen que temer,
he vencido la muerte y el dolor, en su
casa de alegre paz mi Padre nos espera.
A veces se siente sola, por los que aún no
han llegado pero no los abandona, su
huella les va dejando, la seguirán, la, la,
la...
DICHOSA TÚ
Dichosa tú que entre todas
Fuiste por Dios escogida
Virgen y madre bendita
Única pura y hermosa.
El amor que nos ha dado, es la mejor
comprensión la irrealidad fue pasado, el
presente es nuestro Dios, hasta el final, la,
la, la...
Enséñanos a vivir
Ayúdenos tu oración
Danos en la tentación
La gracia de resistir.
DULCE DONCELLA QUE
TRABAJAS
María, pureza en vuelo
Virgen de vírgenes danos
La gracia de ser humanos
Sin olvidarnos del cielo.
Dulce doncella que trabajas, alegremente
en el telar. Un ángel viene y te pregunta si
desearías ser mamá, de Jesucristo señor
nuestro que sobre el mundo reinara.
Honor a la trinidad
Por esta limpia victoria
Y gloria por esta gloria
Que alegra la humanidad.
Ave, ave María ave, ave, ave María, ave.
(3 veces)
Hágase en mí según lo has dicho, yo soy
la esclava del señor. Fue tu respuesta
generosa se realizó la encarnación. Y así
el verbo se hizo carne y dentro tuyo
palpito.
DULCE DONCELLA
Estamos vivos y vivimos, amarte es
nuestro destino, aunque este viaje es
distinto, sólo hay un solo camino,
llegar a vos la, la, la...
Virgen valiente, virgen santa no tuviste
miedo al recibir, la voz de Dios que te
llamada a dar un paso, a dar tu sí. Y así el
espíritu de vida vino a posarse sobre ti.
Sólo quedó hierba seca por donde antes
pisamos, hoy hay flores de pureza, pues
hacia ti caminamos, espéranos la, la, la...
Te damos gracias padre bueno y a
Jesucristo el señor, pues el espíritu divino
en un vientre se anidó, fue en el seno de
María que dio a luz al salvador.
Dulce Doncella, te seguiré, eres mi
estrella, te alcanzaré.
Yo sé que sí la, la, la...
124
Familia de Schoenstatt Maipú
EL ANGELUS
EL MENSAJE DE GABRIEL
El ángel del señor anuncio a María
Y concibió por obra del espíritu santo.
He aquí la esclava del señor
Hágase en mí según tu palabra.
Fue la luz del Señor la que trajo tu voz a
Nazaret, y tus alas Gabriel se abrieron
para anunciar con gozo a nuestro
Salvador, el Hijo de Dios.
Y el verbo se hizo carne
Y habita entre nosotros
Ruega por nosotros, santa madre de Dios
Para que seamos dignos de alcanzar,
Las promesas de nuestro señor Jesucristo.
Amén.
En tus ojos la paz fueron calma al temor y
la Verdad. Se hizo Vida en sus entrañas
llena de la Gracia eres, alégrate en tu Dios
Virgen de Israel.
Dios te Salve María, el Señor es contigo y
bendito es el fruto que llevas en ti, al que
llamaremos Emmanuel, por siglos su luz
reinará, alégrate pues Él vivirá.
EL DIARIO DE MARÍA
Te miro a los ojos entre tanto llanto la re
parece mentira que te hayan clavado,
que seas el pequeño al que yo he acunado
y que se dormía muy pronto en mis
brazos;
el que se reía al mirar al cielo
y cuando rezaba se ponía serio.
Vuelve pronto Gabriel a contar la victoria
de tu Dios, y a anunciar entre los que
esperan que es María, nuestra Madre y
esclava del Señor, Virgen de la luz y el
dolor.
Sobre ese madero veo al pequeño
que entre los doctores hablaba en el
templo
Cuando pregunté respondió con calma
que de los asuntos de Dios se encargaba.
Es el mismo hombre el que está en la cruz
el Dios de los pobres se llama Jesús
Ya cae la tarde se nublan los cielos
pronto volverás a tu Padre Eterno.
Duérmete pequeño, duérmete mi Niño
hoy yo te he entregado todo mi cariño.
Como en Nazaret aquella mañana
“He aquí tu sierva, he aquí tu esclava”.
125
Familia de Schoenstatt Maipú
EL SALUDO DE MARÍA
EN TU PODER Y EN TU BONDAD
Llena de gracia María,
el Señor te miró con amor,
supiste creer y confiar,
en todas las promesas de Dios.
Humilde esclava María,
tu alegría haz de anunciar,
Bendito es el fruto de tu vientre,
que viene en nombre del Señor.
En tu poder y en tu bondad fundo mi vida
en ellos espero confiando como niño
Madre Admirable, en ti y en tu Hijo, en
toda circunstancia
creo y confío ciegamente.
Dame tu fuerza para levantarme,
para ponerme a caminar.
Dame tu alegría para anunciar si
con prontitud a tu hijo Jesús.
GRACIAS MADRE (Hermanas de
María)
En tu poder y en tu bondad fundo mi
vida.
En mis noches y mis días
me has cobijado en tu regazo
con el tierno amor de Madre
que sabe acoger y educar.
Has compartido mis sueños e ilusiones
has vencido en mis dudas y temores
fortaleciendo mi confianza de niño
despertando mis anhelos dormidos.
María ven, lléname,
inunda mi ser con el Espíritu de Dios.
Mi humilde y pequeño corazón,
espera y anhela el encuentro del Señor.
María Bendita tú eres,
entre las mujeres, Madre de Jesús.
Enciende al mundo con la luz
de Cristo que te habita, tu saludo María
es fuente de Dios.
Gracias quiero darte Madre mía
todo te lo agradezco de corazón
¡Qué hubiese sido de nosotros sin ti,
sin tu cuidado maternal!
María te has puesto en camino,
tu heroísmo te impulsa a partir,
con tu Hijo en tu vientre caminas,
te entregas para servir.
Tu alma celebra María,
la grandeza del Señor,
Tu espíritu se alegra,
en el Dios que te salvó.
Con tu mano has guiado
mi caminar de peregrino
tu mirada ha sido siempre
mi refugio, fuerza y seguridad.
Te ofrezco mi alegría y gratitud
me consagro a ti con eterno amor
conduce mi vida hacia el Hogar,
el Padre mi retorno espera.
Con tu visita quieres regalar,
a Cristo que habita en ti.
Dichosa tú eres, que hoy vienes
a dar un saludo, fuente de amor.
126
Familia de Schoenstatt Maipú
HAZME SER TU HIJA
HOY ME CONSAGRO A TI
Madre, te llevo en
y aunque soy yo siento que en
algo ha cambiado,
Madre, te llevo en mí,
y tu presencia me da
esa paz que he buscado.
María, soy tu hija pequeña,
que hoy vengo a darte el corazón,
Mater toma Tú mi vida, Mater oye mi
canción.
Que tengo sueños, que tengo anhelos,
que tengo ganas de ser mejor,
ser una niña que en su sonrisa
lleva a los hombres, la luz de Dios.
Toma de mi vida lo más grande,
toma de mi ser lo más profundo,
toma de mi yo lo irrenunciable,
toma de mi esencia su inocencia.
Toma mis secreto y mis sueños,
toma mis alegres fantasías,
toma mis rebeldes cobardías,
hazme ser tu hija.
María, quiero tu pureza,
por eso pido quiero ser como tú
Mater, hazme tu reflejo,
Mater, llévame a Jesús.
María, ya soy toda tuya,
ya no tengo nada que temer,
Mater ahora te preocupas,
Mater, que yo llegue a Dios.
Madre, te llevo en mí
y ya no temo,
siento tu tierna mirada.
Madre, te llevo en mí,
mi soledad junto a ti
se ve acompañada.
Madre, y te llevaré
aunque para ello
deba vaciar de mi vida
todo lo que anhelé
mis sueños y hasta
el ser yo mismo.
Que tengo sueños, que tengo anhelos,
que tengo ganas de ser mejor,
tengo una Madre que está en cielo
y de su mano yo siempre voy.
JUNTO A TI MARÍA
Junto a ti María como un niño quiero
estar, tómame en tus brazos, guíame en
mi caminar.
HE AQUÍ TU ESCLAVA
He aquí Señor, he aquí tu esclava
he aquí Señor, he aquí tu hija.
Quiero entregarte mi libertad
toma mi vida, soy tuya.
Quiero que me eduques, que me enseñes
a rezar, hazme transparente, lléname de
paz.
Madre, madre, madre, madre.
Escuché tu voz, en mi corazón
A tu llamado quiero decir sí
Quiero decirte "hágase
En mi, Según, tu palabra"
Gracias, madre mía, por llevarnos a Jesús
haznos más humildes, tan sencillos como
tú.
Tu grandeza proclama mi alma
En Ti se alegra mi espíritu rem
Porque haz mirado a tu esclava
Su humillación
Gracias madre mía por abrir tu corazón
porque nos congregas y nos das tu amor.
127
Familia de Schoenstatt Maipú
LA ELEGIDA
LLENA DE GRACIAS
Una entre todas fue la escogida
Fuiste tu María la elegida
Madre del Señor, Madre del Salvador.
Llena de gracia María,
el Señor te miró con amor,
supiste creer y confiar,
en todas las promesas de Dios.
Humilde esclava María,
tu alegría haz de anunciar,
Bendito es el fruto de tu vientre,
que viene en nombre del Señor.
María llena de gracia y consuelo
Ven a caminar con el pueblo
Nuestra madre eres tú. (Bis)
Ruega por nosotros pecadores de la tierra
Ruega por el pueblo que en tu Dios
espera
Madre del Señor, Madre del Salvador.
Dame tu fuerza para levantarme,
para ponerme a caminar.
Dame tu alegría para anunciar si
con prontitud a tu hijo Jesús.
María ven, lléname,
inunda mi ser con el Espíritu de Dios.
Mi humilde y pequeño corazón,
espera y anhela el encuentro del Señor.
LA PROMESA
¿Qué fue Señor lo que ayer sucedió?
Vi a un ángel que mi casa visitó:
“No temas María, el Señor está en ti
de tus entrañas Dios quiere nacer”
mas, cómo en mi puede esto ocurrir
y me dijo “ten fe, Dios todo lo puede
hacer”
María Bendita tú eres,
entre las mujeres, Madre de Jesús.
Enciende al mundo con la luz
de Cristo que te habita, tu saludo María
es fuente de Dios.
María te has puesto en camino,
tu heroísmo te impulsa a partir,
con tu Hijo en tu vientre caminas,
te entregas para servir.
Señor me es difícil comprender
Lo que en mi tu querer me propone vivir
Mas un tiempo atrás te quise prometer
Que en tu querer viviría hasta morir.
Sólo ayer Señor estaba en Belén
Con Jesús recién nacido entre mis brazos
Sólo ayer Señor, estaba en Nazaret
Con Jesús hombre, hijo y amigo
Y hoy, Señor, estoy en Jerusalén
Con Jesús que en mis brazos descansa en
su morir.
Tu alma celebra María,
la grandeza del Señor,
Tu espíritu se alegra,
en el Dios que te salvó.
Con tu visita quieres regalar,
a Cristo que habita en ti.
Dichosa tú eres, que hoy vienes
a dar un saludo, fuente de amor.
Hoy en su gloria mi Señor, ha vuelto a
vivir y en su bondad me ha querido
visitar y me ha dicho “Mujer, recuerda
siempre la promesa que en tu juventud el
Buen Padre te hizo”, la oración de mi
vida hoy vuelvo a recitar dichosa por los
siglos, vuelvo yo a cantar.
128
Familia de Schoenstatt Maipú
Es contigo, siempre
Aquí estoy, tuyo soy
Llévame donde Jesús./.
MADRE, AQUÍ ESTOY
Madre, aquí estoy
para hacer tu voluntad
te doy mi trabajo
te entrego mis sufrimientos
te doy mi vida.
En mi largo caminar, en mi oscuridad,
eres tú la luna, que brilla con la luz del
sol.
Todo lo ofrezco
por los que me has confiado para que así
/: Amen a Jesús
y aprendan a vivir y morir
por tu Hijo Jesús:/
MADRE DE LA LUZ
Dame tu mano y ven
enséñame a beber
del cáliz de pureza que
emana de tu ser.
MADRE, AQUÍ ESTOY II
Madre en tus ojos está
la luz de la verdad
que sólo tú sabes dar
enséñame a amar.
Madre, aquí estoy, toma mi voluntad,
Aquello que me ata
Y no me deja alcanzar la libertad.
Madre, aquí estoy, toma mi soledad,
Sé Tú mi compañía en el camino
Que asciende hasta la cruz.
María, Virgen mía
luz de la mañana, tibia en mi
sólo tu voz me hace aprender
quiero tuya ser
María, Virgen mía ah
Madre de la luz.
Y que el viento se calme
A mi alrededor, Que haya paz.
Madre, te busco en el silencio
De esa noche sin luz,
De ese río en la tormenta,
De ese niño que llora sin respuesta.
Madre de amor virginal
dentro de Ti está
el regalo de Dios
que pronto nacerá.
Madre, aquí estoy, toma mi libertad,
Quiero encontrar tus manos,
En esta noche, en este río tu paz.
Virgen de luz sin final
envía hacia tu paz
y en tus manos está
toda mi verdad.
Madre, aquí estoy, Madre en tu soledad,
Madre toma mis manos y colma mi ser,
Madre, aquí estoy.
MADRE, AQUÍ ESTOY III
Madre, aquí estoy, contigo quiero estar,
tómame en tus brazos, cuídame como a
Jesús.
/:María, tu hijo soy
Confío en Ti, porque el Señor
129
Familia de Schoenstatt Maipú
Tú llevas el silencio en tu corazón
Tú eres Reina de toda creación
Tú que derribas la muerte con la fe
y te elevas victoriosa a Dios.
MADRE DE NUESTRA AMERICA
Madre de nuestra América
dulce es tu rostro moreno
vivo Evangelio del pueblo
que hoy te viene cantando.
Tú bienaventurada Madre de Jesús
lo acompañas desde la infancia hasta la
cruz.
Tú llevas en silencio una espada de dolor
Tú condúcenos a tu Hijo Salvador.
Por el Sí de tu alianza
Dios se hace hermano nuestro
tiene sangre de tu sangre
y en la tierra nace el cielo.
Virgen fiel e inmaculada
con tu cáliz siempre abierto
en Belén y en viernes santo
su camino es su sendero.
MADRE DEL MUNDO
Desde este nuevo amanecer
Tu fuiste el Crepúsculo Mujer.
Tu Sí fue la respuesta sí con que el
hombre Dios, pudo nacer.
Por el agua del bautismo
somos hijos y herederos
somos pueblo de hermanos
todos juntos somos Templo.
Mientras duren los caminos
clavarás en nuestro pecho
esos títulos de gloria
que Jesús pagó a alto precio.
En su candoroso andar
las heridas Cristo no sufrió
Tus brazos fueron cunas
de sonrisa y algodón.
Madre del mundo, Virgen paciente
tímido umbral que abres paso al cielo
dicen que hoy muere en la cruz
tu hijo Jesús. (Semilla de luz)
Mira tus hijos y escucha
Mira tus hijos y escucha
que nació de tu promesa
para pobres y hambrientos.
Sueña con una gran fiesta
en la mesa ancha del Reino
mira tus hijos y escucha
el clamor de tanto anhelo.
Creció el niño hasta los treinta
como una hoja junto a Ti, rama vital
pero este crudo otoño
los hubo de separar.
Pero llegará pronto el día
en que lo vuelvas a ver María
En la gloria del Reino Celestial.
MADRE DEL AMOR
Tú la amada y favorecida por el Señor
Tú madre de la inocencia y del amor
Tú que preguntas como y no por qué
Tú que te haces servidora de Dios.
No temas dice el ángel
porque has encontrado el favor del Señor
y en la cruz ha vencido
tu Hijo nuestro Salvador.
130
Familia de Schoenstatt Maipú
Y, sobre todo, María
cuando nos habla en los hombres
en el hermano que sufre
en la sonrisa del niño
en la mano del amigo
en la paz de una oración..
MADRE DEL REDENTOR
Dios padre te eligió antes de la creación
Para realizar en ti un plan de salvación.
Tú creíste en su amor, fuiste fiel a su
palabra, y el hijo de Dios te quiso como
madre suya. Y el Espíritu santo de gracia
te colmo, y por su amor te dio su bondad.
MADRE DESCIENDE
Madre del Redentor,
La iglesia te proclama, bienaventurada,
Vuélvenos tu mirada amorosa,
Fortalece a cuantos sufren por la fe. (Bis)
Madre desciende Reina del mundo,
ven Madre, ven
toma morada entre tus hijos
desciende Madre, Reina fiel.
Madre de los hombres, guía a la
humanidad, que busca libertad y justicia
para todos, guíala con tus pasos en la
senda de la paz, que encuentren en Cristo
el camino, la verdad y la vida. Apoya Ho
María nuestra peregrinación y
alcanzamos la eterna salvación.
Mira a tus hijos quienes te aman
ven Madre, ven
danos a Cristo, fuente de vida
desciende Madre, Reina fiel.
Ven con nosotros, ven Victoriosa
ven Madre, ven
mándanos Reina a la conquista
desciende Madre, Reina fiel.
MADRE DEL SILENCIO
Como una tarde tranquila,
Como un suave atardecer
Era tu vida sencilla
En el pobre Nazareth
Y en medio de aquel silencio
Dios te hablaba al corazón .
MADRE HOY QUIERO HABLARTE
Madre hoy quiero hablarte una vez más
y estar cerca de tu corazón, junto a ti.
Y quiero contarte que ya estoy en la
lucha diaria por lograr la santidad.
Quiero que tú me vayas guiando por este
camino que escogí, ser como el Padre
pero tengo miedo de caer y en la
oscuridad no ver pero Madre tú estarás
ahí.
Virgen María, Madre del Señor
/: Danos tu silencio y paz
Para escuchar su voz:/
Enséñanos, Madre buena,
cómo se debe escuchar
al Señor cuando nos habla
en una noche estrellada
en la tierra que dormida
hoy descansa en su bondad.
El mal va dejando huellas tras de sí
pero Schönstatt quiere construir un
mundo nuevo en el que el hombre tenga
que luchar para que Cristo pueda reinar
junto a su Padre.
Ser respuesta para el mundo es la misión
y yo Madre me consagro a ti por entero
eres la Reina de mi corazón,
Madre humilde, esclava del Señor
hazme fuerte en la Alianza de Amor.
131
Familia de Schoenstatt Maipú
MADRE QUIEN ME MIRE TE VEA
MARÍA
Madre, aquí están mis ojos
Madre, aquí están mis manos
por Ti quiero vivir.
A veces me alejo de ti
Cuantas veces olvido tu amor
Aún así me quieres
Déjame cantar tu nombre.
Toma tú mi ser entero
quiero ser un canto nuevo
que tu azucena nazca en mi.
María, María, María, María.
Sin ti no sé por donde ir
Sin ti perderse es fácil
Ayúdame a seguir
A Jesús el salvador.
Madre, quien me mire te vea
quien me mire en Ti crea
quien me mire sienta tu luz.
Y así como Santuario vivo
iré siendo tu testigo
por el mundo proclamaré.
En este difícil caminar
Tú estás siempre a mi lado
Contigo llegaré
Al Señor, viviré.
Madre, quien me mire te vea
quien me mire en Ti crea
quien me mire sienta tu luz.
Madre, quien me mire conozca
el amor de Dios por Él.
MARIA ACÉRCAME A EL
A veces no se que decirle a Dios
Temo herir su corazón
Vergüenza me da contarle otra vez
Que no me he portado muy bien.
MARAVILLAS HIZO EN MÍ
Maravillas hizo en mi
Mi alma canta de gozo
Pues al ver mi pequeñez
Se detuvieron sus ojos
Y El que es santo y poderoso
Hoy aguarda por mi sí
Mi alma canta de gozo
Maravillas hizo en mi.
Pero Dios conoce mi situación
Y me ha querido ayudar,
Por esto a María, su madre, me dio
Para que sea mi mamá.
Cuando no sepa hablar a mi Dios
A María acudiré
Ella oirá mis palabras
Y se las dirá a Él.
Maravillas hizo en mi
Del alma brota mi canto
El Señor me ha amado
Más que a los lirios del campo
Por el Espíritu Santo
Él habita hoy en mi
No cese nunca mi canto
Maravillas hizo en mi.
María conoce muy bien a Dios
Ella es quien lo quiere más
A Ella le pido que me acerque a Él
Y que me enseñe a rezar.
132
Familia de Schoenstatt Maipú
Quieres dar la mano
y yo pedir la tuya
no puedo estar sin Ti
sin Tu mirada pura
Tu voz me llena el alma
María de la Alianza
palabra hecha flor.
MARÍA, ASEMEJANOS A TI
(L: P.J. Kentenich; M y I: Felipe Poblete
y Ricardo Acosta)
Aseméjanos a ti y enséñanos a caminar
Tal como tú, tal como tú, María.
Como tú lo hiciste
Fuerte, digna y sencilla
Bondadosa, repartiendo amor, paz y alegría
Paz y alegría, María.
He cambiado todo mi canto
sólo para soñar Tu brisa
y no soy más que polvo en el camino
aunque no es polvo de tu olvido
quiero ser un puente hacia el cielo
hecho de barro y de fuego
que nace del Santuario.
//:En nosotros recorre nuestro tiempo
Preparándolo para Cristo Jesús://
Amen, Amen, María
MARÍA DE LA PAZ
MARÍA, CASA DE DIOS
Eres mi paz y mi consuelo,
Tus lindos ojos son mi lucero
Cómo pretender no besar tu suelo
Ni olvidar tu nombre,
María eres mi cielo.
Quiero aprender de ti,
tener un corazón abierto
responderle siempre sí a Dios
y así Él habite en mí.
/: María eres la Casa de Dios,
porque llevaste en tu ser, a nuestro
Señor:/, a nuestro Señor, Jesús.
Yo no concibo que no te quieran
Si tus colores son la misma primavera
Cómo no soñarte si tú eres un sueño
De mirada tierna,
María, eres mi cielo.
Quiero ser como Tú,
servir con todo mi amor,
ser hogar abierto para otros,
así como lo eres Tú.
Tú eres el aroma de mi silencio
De la tierra mojada, de mi cántaro
sediento
Cómo no contarte mi huerto de anhelos,
Refugio de esperanza
María, eres mi cielo.
MARIA DE LA ALIANZA
Qué silencio más delicado
amor del amor más escondido
eres mujer Puerta del Cielo
tres colores adornan tu manto
bajan las cascadas de los árboles
que caen hasta el suelo
y llegan al Santuario.
Han pasado los años mi linda estrella
Me sigues iluminando como por vez
primera
Cómo imaginar querer soltar tu mano
Si los años han pasado
Y yo sigo de ti enamorado.
133
Familia de Schoenstatt Maipú
María, gran azucena
María, María madre buena
todo por Ti hasta el final
siendo tu instrumento de paz.
MARÍA DE NAZARET
Dulce muchacha humilde de Palestina
a ti para ser madre, Dios te eligió
|:y cuando desde el cielo te mando un
ángel
para pedir tu consentimiento
tu le dijiste tu esclava soy :|
María yo quiero irradiar
tu luz en la oscuridad
abriendo paso a Cristo
en el mundo actual.
Por eso voy a darte mi corazón
|:y cantando repetiré tu nombre
María de Nazaret:|
MARIA LUZ DE ESPERANZA
En un mundo de tinieblas,
De tristeza y de dolor,
El egoísmo en nuestras almas
No nos deja ver el sol.
Fue tu materna espera luz de esperanza
hasta que el gurisito nació en Belén
|:y llegaron los pobres y peregrinos
para adorarlo y el sonreía
Dios con nosotros el Emanuel:|
La gente no cree en nada,
Le hace falta tu amor
Para conquistar batallas
En el nombre del Señor.
En aquel tallercito de carpintero,
Dios aprendió el oficio del buen José
|:y viniendo en la cocina guardabas cosas
dentro del alma
que te sirvieran para después:|
Y en medio de este desierto
Yo te doy mi corazón.
Viendo morir a tu hijo en el calvario
te hiciste nuestra madre junto a la cruz
|:y quedaste esperando
porque sabía que volvería
resucitado de entre los muertos tu buen
Jesús:|
María luz de esperanza,
María tu eres fuego de amor,
María luz de esperanza
Ilumina mi corazón
María guía nuestra misión.
Aquí todo es oscuro
Solo existe soledad
Úsanos como espadas
Par el mundo transformar.
Ahora que en cuerpo y alma estas en el
cielo
sentimos tu plegaria junto al Señor
|:y que vas caminando con el que sufre
con el que llora, con el que sueña
con la justicia y con el amor:|
No podemos seguir solos
Danos hoy la vocación
Para construir el mundo
Y lograr la redención.
MARIA GRAN AZUCENA
María te quiero ofrecer,
Mis manos para construir
un mundo donde los hombres
puedan sonreír.
Y en medio de este desierto
Yo te canto mi canción.
134
Familia de Schoenstatt Maipú
Hoy nuestra bandera vuelve a flamear
En la tierra del padre y se alce tu paz.
MARÍA MÍRAME
María mírame, María mírame
Si Tu me miras, Él también me mirará
Madre mía mírame, De la mano llévame
Muy cerca de Él, Que ahí me quiero
quedar.
Oye Madre la voz
De los que hoy congregados por ti
Hacen de su corazón
Un hogar donde habita tu amor
Y entonces coronar con tu nombre
nuestro ideal.
María cúbreme con tu manto
Que tengo miedo, no sé rezar
Y por tus ojos misericordiosos
Tendré la fuerza, tendré la paz.
Apóstoles del Dios de la vida
Traspasados por tu profundo mirar
Hoy nuestras espadas se hacen coronas
Gracias madre por tu fidelidad.
Madre consuélame de mis penas
Es que no quiero ofenderle más
Que por tus ojos misericordiosos
Quiero ir al cielo, y verlos ya.
Hoy nuestra bandera vuelve a flamear
En la tierra del Padre y se alce tu paz.
Madre nuestra oyenos
Hoy llevamos con honor
Un “te quiero” en el corazón.
MARÍA SE REFLEJA EN TI
Unas sonrisa, una mirada, un gesto ¡Sí!
María se refleja en ti.
MARÍA, VEN A REINAR
(Hermanas de María)
Y en tu corazón el Padre sembró una flor
y cosechó pureza, humildad y amor.
En esta tierra, en este peregrinar
contigo María la victoria he de alcanzar
se alcen las voces en un canto de
hermandad , María ven, María ven, ven a
reinar.
Ternura infantil que siempre recordaré
y su fuerza vitales fuerza que da la fe.
Testigo fiel mirando a lo alto va
caminando ya de la mano del Padre estás.
Con tus manos teje el amor y la verdad
y de tu mirada broten ríos sin cesar
que rieguen las almas anhelantes de tu
paz, María ven, María ven, ven a reinar.
MARÍA TIERRA DEL PADRE
En tu corazón hoy nos congregas
Volver a entonar nuestra canción
El fuego que ayer colmó nuestras almas
Renace en nuestro ideal de anunciar tu
verdad.
Inmaculada, enciende el ideal
desde la cumbre hazlo brillar
arda el fuego del amor
que se consume por la misión.
Nos enseñaste a amar la cruz de tu hijo,
Que en la faz de un hermano se vuelve
luz,
Que muestra la senda y guía los pasos
Hacia un padre que nos viene a acoger.
Un reino de pureza queremos conquistar
ser tus instrumentos y a Cristo proclamar
toma nuestra entrega en fidelidad
María ven, María ven, ven a reinar.
135
Familia de Schoenstatt Maipú
MARÍA VIRGEN DEL CARMEN
MI ALMA CANTA
La historia de mi patria te recuerda
la estrella que sus pasos alumbró
las voces que forjaron los caminos
que hoy día nos congregan para Dios.
Mi alma canta
Canta la grandeza del señor
Y mi espíritu se estremece de gozo en
Dios Mi salvador. (Bis)
Tu manto cubrió sus esperanzas
y el corazón llenaste de pasión
la fuerza revive en nuestras almas
pues hoy te consagramos la misión.
Porque miró, con bondad
La pequeñez, de su servidora
En adelante toda la gente
Me llamará feliz,
Me llamará feliz,
Me llamará feliz.
María, Virgen del Carmen
tus hijos te quieren cantar
el pueblo que clama tu nombre
su fe hoy te vuelve a entregar
¡Salve Reina de Chile!
Madre del cielo y del mar.
¡Salve Reina de Chile!
Madre del cielo y del mar.
Derribo del trono a los poderoso
Y elevo a los humildes
Colmo de bienes a los hambrientos
Y despidió a los ricos con vacía
Mi alma canta la grandeza del Señor
Y mi espíritu se estremece de gozo en
Dios mi salvador.
María confiamos nuestra vida
en tu inmaculado corazón
y alegres vivimos este tiempo
de amar sin medida al Señor.
Mi alma canta
Canta la grandeza del señor
Y mi espíritu se estremece de gozo en
Dios Mi salvador, mi salvador, mi
salvador.
En cada rincón de nuestro Chile
con fuerza se cante tu canción
tu Gracia ha colmado nuestro anhelo
de ser constructores del Amor.
María, Virgen del Carmen…
Traemos del sur y del desierto
la fuerza y la fe de esta misión
Contigo abriremos los caminos
que anuncien el paso del Señor.
Soñamos en nombre de esta tierra
Con ser hoy un pueblo para Dios
será la promesa del Carmelo
tu alianza con todos los chilenos.
María, Virgen del Carmen…
136
Familia de Schoenstatt Maipú
MIRARTE A TI (Romina González)
Mis manos son tan pequeñas para
construir pero entonces Madre por qué
me has llamado a mí.
Mirarte a ti es sentir
a Dios muy cerca de mí;
mirarte a ti es volar,
mirarte a ti es soñar
que puedo volar sobre el mar,
mirarte a ti es encontrar la paz,
mirarte a ti es perder la razón
y enloquecerse con tanto Amor
al ver en tus ojos a tu Hijo, Cristo Jesús.
Vence y derrótame en la lucha de mi yo
átame fuertemente a Tu amor.
Porque mi amor por débil es más fuerte
aún te suplico Madre que me guíes hacia
Ti.
OH MARÍA
María dame un poco de tu serenidad,
un poco de tu paciencia,
un poco de tu fidelidad .
María enciende mi fuego,
enciéndeme con tu luz,
yo quiero arder por Cristo
con el fervor que tienes tú.
Qué difícil es
llevar una vida sin Tu presencia
Qué difícil es comparar
Tu imagen con la mía
sin Tu amor, sin Tu luz
qué sería de mí.
Mirarte a ti es tener
el alma dispuesta a creer,
mirarte a ti es volar.
Mirarte a ti cantar
que amo a Dios sin dudar,
mirarte a ti es no tener final
mirarte a ti es vencer el temor
y entregarse en un sí de amor
al ver en tus ojos la calma de un cielo
azul.
/: Oh María, Madre mía
no me dejes solo, que moriría
Oh María, madre mía
en Ti confío mis penas y alegrías
no me dejes, que de Ti
depende me vida:/
OH MARÍA, MADRE MÍA
Oh María, Madre mía,
oh consuelo del mortal,
amparadnos y guiadnos
a la patria celestial.
Me alcance tu corazón inmaculado
y puro en amor
Me llene de tu ternura, eterna dulzura
¡Madre de Dios!
Con el ángel de María,
las grandezas celebrad,
transportados de alegría,
sus finezas publicad.
María dame un poco de tu serenidad…
NUNCA PERECERÁ
Quien a ti ferviente clama,
halla gloria en el pesar,
pues tu nombre luz derrama
gozo y bálsamo sin par.
Nunca perecerá quien permanezca fiel
a su Alianza de Amor.
Soy tan débil y pequeña que a tu amor
renuncié tú esperaste Madre y ahora
vuelves a llamar.
137
Familia de Schoenstatt Maipú
el camino hacia Dios,
caminar regalando amor y paz
y confiar en tu victoria y poder
cada nuevo amanecer.
OH SANTÍSIMA
Oh Santísima, oh Purísima,
dulce Virgen María.
Madre amada, inmaculada,
ora, ora por nosotros.
POR TI, HIJA DE SIÓN
Salve estrella de los mares,
dulce Madre del Redentor.
Virgen sin mancha, puerta del cielo,
ora, ora por nosotros.
Por Ti, he venido, por Ti,
la promesa se ha cumplido,
todo se ha sellado.
Hija de Sión, Dios te ha desposado,
no has sido abandonada.
Por Ti han venido, por Ti.
Tú que oíste del Arcángel:
“Dios te salve, María”,
danos la gracia, germen de vida,
ora, ora por nosotros.
Hija de Sión,
madre y Esposa,
desde lo alto unida al Señor.
Hija de Sión,
atiende a tu pueblo,
desde lo alto, unida al Pastor.
PARA CONSTRUIR CONTIGO EL
REINO (Hna. María Inés)
Sé que tú conoces
cuanto trae el corazón,
todo te lo he dado , tuya soy.
Úsame para poder
cumplir tu plan de amor,
para construir contigo el Reino,
para ser tu imagen y en silencio.
Por Ti, he venido, por Ti,
he esperado desde siempre
el momento de tu sí.
Hija de Sión, Dios está contigo,
cobijado en tu seno,
por Ti han venido, por Ti.
Encender el mundo entero
con el fuego de tu amor,
encender los corazones,
llevarlos a Dios,
encender y vencer la oscuridad
y confiar en tu victoria y poder
cada nuevo amanecer.
Por Ti he venido, por Ti,
la historia se hace juntos
desde hoy hasta la cruz.
Hija de Sión, una espada te han clavado,
la vida ha florecido.
Por Ti han venido, por Ti.
Sé que tú has amado
y acogido el corazón
cada vez que dije ¡aquí estoy!
Toma mis anhelos,
mi total disposición
para construir contigo el Reino,
para ser tu imagen y en silencio.
Por Ti te he triado hasta aquí,
Tú sólo te has dormido,
reparte lo que he sido.
Hija de Sión, la luna está a tus pies,
todos van cantando.
Por Ti están cantando, por Ti.
Conquistar los corazones
con la fuerza de tu amor,
encender con alegría
Desde lo alto unida al pastor.
138
Familia de Schoenstatt Maipú
Y enaltece a los humildes,
A los hambrientos los colma de bienes
Y a los ricos los despide vacíos.
POR TI MARIA
Estoy aquí por ti María
la más pequeña la más niña,
la más humilde y escondida
Inmaculada para Dios.
En ti la gracia se hizo vida
María, madre del amor.
Auxilia Israel, su siervo,
Acordándose de la misericordia,
En favor de Abrahán
Y su descendencia por siempre.
Ave María, Ave María del Señor.
PUER ET PATER (Felipe Poblete y
Ricardo Acosta)
Porque María me miró
me siento ya hija de Dios
porque en sus brazos aprendí
la maravilla que es saber
dejarse amar por el Señor.
Como un niño,
Hoy vuelvo a tu corazón
Soñando poder ocupar, el lugar
De Jesús entre tus brazos
Estoy aquí por ti María
entre todas la elegida,
la mano suave que nos guía
en los caminos del Señor.
Mi consuelo y alegría
es que María es Madre mía.
Hoy entro al santuario
Con temores, desafíos y un profundo llanto
Pero es en tu mirada
Donde he encontrado un descanso
Ay! María, si supieras
Que el silencio me agobia
Que es tormenta en mi alma
Me tendrías en tu regazo
Toma mi mano, no la sueltes Jamás.
Porque María me miró
vivo confiado en el Señor
porque en sus ojos entendí
la maravilla que es saber
dejarse hacer por el Señor.
//Sello en mi corazón tu nombre, María
Porque sé que desde la alianza, Me guías
Para ti es un compromiso
Un fuego que enciende//
PROCLAMA MI ALMA
Proclama, mi alma, la grandeza del
Señor, se alegra, mi espíritu, en Dios mi
salvador; porque ha mirado la
humillación de su esclava.
Desde fuera del santuario
Vuelvo a mirar tus ojos, en el cuadro
Hoy abrazo al niño
Que lloraba sin cansancio
Desde ahora me felicitaran todas las
generaciones, porque el poderoso ha
hecho obras grandes por mí.
Su nombre es santo y su misericordia,
llega a sus fieles, de generación en
generación.
Si, María, ahora entiendo
Que la soledad es un regalo
Que es alegría en mi alma
Ya puedo entonar mi canción
Toma mi mano, no la sueltes Jamás.
//Sello en mi corazón…
El hace proezas con su brazo,
Dispersa a los soberbios de corazón,
Derriba del trono a los poderosos,
Solo sigo siendo un niño,
Que anhela ser un padre.
139
Familia de Schoenstatt Maipú
QUIERO DECIR QUE SÍ
REINA DEL TAMARUGAL
Quiero decir que sí como Tú María,
como Tú un día, como Tú María
Quiero decir que sí (4 veces)
Pampa desierta nortina, te ha florecido un
rosal, |: llegan de todos lugares, sus
mandas deben pagar:|
Quiero negarme a mí...
Llaga el 16 de julio, sale la reina a
pasear, |: saludando al peregrino, que la
viene a venerar:|
Quiero entregarme a El...
Viva ya, viva ya, Reina del tamarigal.
Tirana que haces bailar, y a todo un
pueblo cantar.
QUE VIO EN TI
Que vio en ti, dulce y pequeña
Que vio en ti, te hizo la madre de Dios.
Dímelo, digna y silente
Fue de ti que nació la redención, del
mundo.
Triste se queda mi china, debemos de
regresar, |: y entre los tamarugales, se ha
marchitado un rosal:|
Quien te viera María, acunando en tu
seno, aplacando su llanto, celebrando sus
juegos.
Quien te viera María, tu dolor sin
consuelo, con tu niño al calvario,
cargando el madero.
REINA INMACULADA
Quién es esa señora
Revestida de sol
Tan blanca como nieve
de estrellas coronada.
Que vio en ti, Virgen María
Que vio Dios, que con tu amor te colmo.
Dímelo, dulce María
Que vio Dios para entregarte también mi
amor.
Ella, es la inmaculada
Madre de Jesús,
Madre nuestra también
Madre, ven, recibe la corona
Desciende hasta tus hijos
Ven y acepta nuestro corazón.
REGINAE SUM (Hnas. de María)
Por designio del Padre
Madre fue del Señor
Actuó junto a su Hijo
Fielmente en la redención.
Mi Reina y mi Señora
hoy vengo a tu trono,
hoy y todos los días en él
me pongo a tu servicio.
Siempre, en toda su vida,
Respondió sí al Padre
En penas y alegrías
Es luz en nuestro camino.
/:Tú conquista mi ser,
yo conquistaré tu Reino
pues sólo quiero vivir
y morir por ti:/
Jesucristo, al morir
Nos dio un inmenso tesoro
Pues nos la dio por Madre
Que nos conduce al Padre.
Reginae sum (4)
Amarte y honrarte sin fin,
Reginae sum, Reginae sum.
140
Familia de Schoenstatt Maipú
Eres Jesús, rostro de Dios hecho
hombre…
REINA VEN
Reina ven, caminemos juntos
victoriosa vence Tú
Recorramos todo el mundo
que sea un mundo para Dios.
María Virgen del Carmen,
Enséñanos a descubrir
En quienes nos confías
El rostro de tu hijo Jesús
Dios le hizo una gran pregunta
Quieres ser Madre de Jesús
Respondió se haga tu deseo
Soy la esclava del Señor.
Eres Jesús, rostro de Dios hecho
hombre…
SANTA MARÍA
Dios nos dio a todos una Madre
Que nos ama y cuida con amor
Nos ayuda cada día de nuevo
Hijos de su corazón
En un pueblo de Israel
nació una mujer
que su vida consagro
para el Padre Dios.
ROSTROS
En su rostro sólo hay luz,
en sus manos bien
Sus ojos proyectan paz
Y en su vientre un Dios.
Rostros que sonríen,
Que sufren el rigor,
Lloran con la lluvia,
Buscan comprensión.
Santa Maria, Madre de Dios
Lleno de gracia es tu corazón
Reina sencilla del dulce amor
guía mis pasos hacia el Señor .
Rostro que sonríes,
Sanas en el dolor,
Consuelo del que llora.
Rostro de comunión.
En un pueblo de Israel
nació una mujer
que su vida consagro
para el Padre Dios.
Eres Jesús, rostro de Dios hecho hombre,
Carpintero de nuestra vida.
Eres Jesús. Trabajas, forjas, creas,
Sirves y unes nuestra oración.
¡Jesús!, hijo del hombre, rostro de
hombre hecho Dios
¡Iza la bandera, eleva Chile hacia el
Señor!
Nuestros rostros se hacen uno
Caminando al construir
Somos el rostro de Cristo,
Y en Él dignos de servir.
Somos rostro de chilenos,
Desierto, montaña y mar,
Hoy seremos la bandera.
¡A nuestra patria levantar!
141
Familia de Schoenstatt Maipú
Ven, toma posesión de este nuevo
Santuario
para hacer de Chile un Reino mariano
eres Tú la Reina, señal victoriosa
del nuevo tiempo, del nuevo tiempo.
SANTA MARÍA DEL CAMINO
Mientras recorres la vida
Tú nunca sola estás
Contigo por el camino
Santa María va.
Sí, santo es este lugar …
Sí, santo es este lugar
Nada sin ti, María, nada sin mí;
Sí, santo es este lugar
porque en silencio se hace vida el ideal.
/: Ven con nosotros a caminar
Santa María, ven:/
Aunque te digan algunos
Que nada puede cambiar
Lucha por un mundo nuevo
Lucha por la verdad.
SEÑORA TÓMAME LA MANO
Señora, tómame la mano llévame a lo
más hondo de mi mundo interior.
Si por el mundo los hombres
Sin conocerse van
No niegues nunca tu mano
Al que contigo va.
Señora donde me siento libre
donde nace la vida, donde reina el amor.
Aunque parezcan tus pasos
Inútil caminar
Tú vas haciendo caminos
Otros los seguirán.
Señora, son muchos mis pecados, son
tantos mis defectos, y es tan vasto el
error.
Señora, es duro decidirse resolverse a
cambiar pero es hermoso pensar que
puedo, ser un hombre nuevo, si me tomas
la mano y yo lo quiero.
SANTO ES ESTE LUGAR
Es como si el ambiente del hogar nos
rodeara, como si ángeles del cielo
cantaran, “quítate el calzado porque el
lugar que pisas es tierra santa, es tierra
santa”.
Sí, santo es este lugar
pues desde aquí María quiere reinar;
Sí, santo es este lugar
porque hombres santos de esta tierra
nacerán.
Es fruto de la entrega y esfuerzo de todos,
fruto del trabajo de débiles hombros
que en amor se entregan y aspiran al cielo
para ser santos, para ser santos.
142
Familia de Schoenstatt Maipú
SUBE AL CIELO (Hermanas de María)
Hoy los ángeles cantan,
hoy hay fiesta en el cielo
el amor ha vencido,
ella sólo ha dormido.
proclamen que el Dios del Amor te ha
llamado a reinar para siempre.
Y te elevan María entre cantos, más
arriba te espera el Señor, el amor fue el
secreto de tu corazón y Dios Padre en su
gloria corona tu entrega de Amor.
Cuánto anhelo guardabas
en tu alma sencilla,
el amor de una madre
y hoy el cielo se abre.
Brilla el cielo con tu resplandor,
ha llegado por fin la gran hora de Amor,
regocíjate y canta pues Dios te escogió
Dios te salve María en el cielo se oyó.
Para llevarte entre cantos María
y ver resplandores
que anuncian el día
y así coronarte, Reina querida,
eres tú mi alegría.
TODAVIA UNA VEZ MAS
María una vez más, María es que vuelvo a
olvidar todo lo aprendido, tu sí
incondicional. María una vez más, María
¿porqué no puedo confiar, como en aquel
día de mi Sí filial? María una vez más, de
rodillas pedirte paz, quiero que me ayudes
a vivir mi Ideal.
Hoy los ángeles cantan,
hoy la tierra se alegra,
hoy te vistes de gloria
por tu triunfo y victoria.
No se apaga el fuego aunque tenga
miedo, no se tuerce el hierro, no habrá
vuelta atrás. Sólo Tú que reinas en cada
recuerdo puedes levantarme para dar, un
paso más.
Siendo niña esperaba
entonar hoy mi canto
y al mirar hacia el cielo
hoy mi voz yo te entrego.
/:Para cantarte y honrarte María,
para entonarte himnos de alegría
y con los ángeles cantar tu gloria
y así la tierra te aclame Señora:/
Todavía soy un Niño, necesito tu cariño.
Todavía miro el cielo, quiero cumplir
todos tus sueños. Todavía tengo miedo de
extrañar todo lo que veo. Todavía me
hacen falta mi Santuario y mi guitarra.
TE ELEVAN MARÍA
María una vez más, María en tu Poder y
en tu, bondad fundo mi vida y me pongo
a andar, María te quiero cantar, maría ven
a trabajar: mi naturaleza harás elevar.
María una vez más, maría me has vuelto a
mirar. Aurora que en mi cielo, borra la
oscuridad.
El silencio se ha hecho canción, se ha
dormido entre rosas la Madre de Dios.
Resplandece la tierra, se levanta el sol,
todo es fiesta en el cielo, la espera acabó.
Toda envuelta por rayos de Sol, azucenas
adornan la más Bella Flor. De oro y plata
vestida, de gran resplandor, hoy nos abres
las puertas de la Salvación.
Un niño pequeño que tiene sus sueños,
sus miedos, sus ganar de reír, sus ganar
de vivir, dispuesto a morir, que quiere ser
feliz.
Y te elevan María a los cielos, y se alegra
por ti el mundo entero que los pueblos
143
Familia de Schoenstatt Maipú
Toda tu pureza irradiar,
que Dios con su gracia me habite y me
inunde,
y así en el valle hacer realidad
tu imagen que se alza en la cumbre.
UN DÍA AL CIELO IRÉ
Un día al cielo iré y la contemplaré,
Un día al cielo iré y la contemplaré.
Un día la veré con célica armonía
las glorias de María dichoso cantaré.
Apóstol de Cristo seré
Schoenstatt a la Iglesia daré a conocer.
Espíritu Santo, que viniste ayer
de nuevo el mundo conquistemos.
Un día la veré es el cantar del alma que
mi tormento calma y aliento da a mi fe.
Un día la veré la Santa Eucaristía
revela al alma mía que el cielo alcanzaré.
Heroica como los primeros,
mi sí generoso y dé como Tú.
Madre, por Schoenstatt no quiero vivir
si no es al pie de la cruz.
Un día la veré en la radiante gloria con
himnos de victoria su nombre ensalzaré.
VAMOS A CANTAR
UN DÍA LA VERÉ
Vamos a cantar “ave” noche y día,
Y el “ave María” no cese jamás.
Un día la veré, con himnos de alegría,
las glorias de María, dichoso cantaré.
Ave, ave, ave María. (Bis)
Un día al cielo iré y la contemplaré.
Un día al cielo iré y la contemplaré.
El mismo saludo que el ángel te dio
Repiten tus hijos cantando a una voz.
Un día la veré, es el cantar del alma
que calma los tormentos y aliento da a mi
fe.
La buena noticia que Él te anunció
Nos llena de gozo y enciende de amor.
Un día la veré en la radiante gloria,
con himnos de victoria su nombre
ensalzaré.
Tú eres la estrella que anuncia el sol,
La pronta venida del Dios salvador.
Alegre viviste tu entrega total,
En manos del Padre, con fe sin igual.
Tú eres la Madre del pueblo de Dios,
Tú le das su vida la fe y el amor.
VALS DE LAS CUATRO AZUCENAS
Cuatro azucenas te doy,
aquellas que Dios confió al Padre por mí,
en tu corazón cumpliré la promesa
y floreceré en tu jardín.
Tu amor lo probaste al pie de la cruz,
En todo quisiste ser como Jesús.
Tu hija alegre seré
pues sé que con amor me guía el Padre
eterno,
yo cantaré las grandezas de Dios
porque miró a los pequeños.
Tú eres primicia de resurrección,
Tu cuerpo está vivo junto al del Señor.
Tú Madre bendita, nos llenas de luz,
Reflejas sin mancha a Dios, a Jesús.
144
Familia de Schoenstatt Maipú
Madre Inmaculada,
Madre del Creador,
Reina asunta a los cielos,
Llévanos contigo a Dios.
VENID Y VAMOS TODOS
Venid y vamos todos, con flores a María,
con flores a María, que Madre nuestra
es. Venid y vamos todos, con flores a
María, con flores a María, con flores a
María, con flores a María, que Madre
nuestra es.
VIRGEN DEL CARMEN BELLA
Virgen del Carmen bella, madre del
Salvador, /:de tus amantes hijos oye el
cantar de amor:/
De nuevo aquí nos tienes,
purísima doncella,
más que la luna bella,
postrados a tus pies, postrados a tus pies.
Dios te salve, María, del Carmen bella
flor; /:estrella que nos guía hacia el sol
del Señor:/
Tu poderosa mano,
defiéndanos Señora,
y siempre, desde ahora,
a nuestro lado estés, a nuestro lado estés.
Junto a Ti nos reúnes, nos llamas con tu
voz: /:quieres formar de Chile un pueblo
para Dios:/
Desde Maipú Señora, tierra de libertad,
/:bendice a nuestra patria vela por su
unidad:/
¡VEN Y REINA, MADRE DE DIOS!
Madre de misericordia,
Madre del Salvador, s
Auxilio de los cristianos,
Ruega por nosotros a Dios.
Somos un pueblo en marcha, en busca de
la luz: /:guíanos, Madre nuestra, llévanos
a Jesús:/ (bis).
Virgen fiel y prudente,
Reina de la paz,
Santa Madre de Cristo,
Que hagamos su voluntad.
Haznos cristianos, Madre, cristianos de
verdad: /:hombres de fe sincera, de viva
caridad:/ (bis).
¡Ven y reina, Madre, de Dios
Reina y Madre de la Creación!
¡Ven y reina en nuestro corazón,
Para que reine el Señor!
¡Ven y reina, Madre, de Dios
Reina y Madre de la Creación!
¡Ven y reina en nuestro corazón,
Para que reine Jesús, el Señor!
VIRGEN MARÍA
Virgen María, acércate a mi
te lo suplico, escucha mi voz
y si yo olvido mi amor y mi fe
Virgen María perdóname.
Virgen María, hoy vengo a Ti
y arrepentido me postro a tus pies
todo me diste y no te escuché
hoy mi cariño te traigo otra vez.
Madre del Buen Consejo,
Ideal de Santidad,
Reina del Santo Rosario,
Enséñanos a rezar.
145
Familia de Schoenstatt Maipú
VUELVE MARÍA
Dios te miró con sus Ojos
que buscaron tu faz al nacer.
El que llevaste en tus brazos
hoy te corona en su Gloria, y también
recibes de manos del Padre
la obra de su Creación.
Celestial princesa de la historia,
tu alegría convierta nuestro corazón..
Vuelve María, despierta a estos hijos
que llorando esperan tu voz.
En tu alma cargaste la Cruz,
hoy te corona tu Dios y Señor.
Buscan los hombres tu estrella
para admirar la humildad de tu luz.
El sol que hoy te reviste
ha derrumbado la sombra, y también
Tu corona es victoria de aquellos
que amaron con fe a tu Señor.
Reina de los mares y los vientos,
tu camino fue cuna de la Salvación.
146
Familia de Schoenstatt Maipú
HIMNOS
En tu pequeño Santuario, descienda el
Espíritu de Dios seamos así un Cenáculo
llevando al mundo fe y amor.
HIMNO A LA SANTÍSIMA
TRINIDAD
Canta y alaba al Señor
Él nos ha dicho su nombre
Padre y Señor para el hombre
Vida, esperanza y amor.(Bis)
Guardaremos la herencia que nuestro
Padre nos dejó Dios nos ha elegido
prolonguemos juntas este don.
Canta y alaba al Señor
Hijo del Padre, hecho hombre
Cristo Señor es su nombre
Vida, esperanza y amor. (Bis)
El 31 de Mayo en nuestra Alianza de
Amor será vivido y probado
ser María es nuestra misión.
HIMNO CAMPAMENTO CATEMU
2010
Canta y alaba al Señor
Divino don para el hombre
Santo Espíritu es su nombre
Vida, esperanza y amor. (Bis)
Resuena en todas partes a una voz
si miras hacia afuera hay un país que hoy
te quiere a ti y un Dios que te llama a
ayudar.
Hija mía ayúdame, es tu patria la que
quiero levantar hoy te entrego mis manos
y mi voz para Chile transformar.
Canta y alaba al Señor
Él es fiel y nos llama
Él nos espera y nos ama
Vida, esperanza y amor. (Bis)
Aquí estamos, vamos contigo a encender
nuestra tierra devolverle a Chile el
corazón y así irradiar el amor que Tú nos
das vives en mí, vivo yo en Ti
es el regalo a mi país.
(soy un regalo a mi país)
HIMNO ALIADAS DE
SCHOENSTATT
Primera generación , heroica en el amor
hemos sido escogidas
para continuar la gran misión.
Por esta historia sagrada, arde nuestro
corazón, queremos ser portadoras
del nombre que el Padre nos confió.
Anhelos de un país anclado en Dios
mujeres verdaderas reflejos de Ella al
caminar que amen y enseñen cómo amar.
Hija mía ayúdame, es tu patria la que
quiero levantar necesito de tu entrega y de
tu sí que transforme este país.
Aliadas de Schoenstatt, misión que
bordaste en nuestro corazón, Espíritu
Santo, enciéndenos, y así Schoenstatt al
mundo irradiar, y el fuego contagiar.
Porque hoy es tiempo de empezar a
caminar, porque Chile necesita
comprobar que Tú vives en nosotras
que tu amor es nuestra verdad.
Madre haznos reflejo de Tu nobleza real
seremos inmaculadas
hijas que anuncian Tu ideal.
147
Familia de Schoenstatt Maipú
También hoy llama el Padre héroes para
la misión, aquí me tienes Madre como
una ofrenda de amor.
HIMNO DE ALABANZA
Permíteme cantarte una plegaria
que brota desde mi corazón agradecido.
¡Es tanto amor el que he recibido
que es necesidad esta alabanza!
Reina de todos los mundos, vence la
tempestad, mata el engendro del diablo
Tú vencedora real.
Señor, tú eres mi Dios, eres mi Rey
me amaste desde siempre por tu
misericordia.
Cambiaste el corazón hecho de roca
por otro que grabaste con tu ley.
/: Hazme un apóstol de Schoenstatt
cual caballero estaré y moriré sonriendo,
querida MTA. :/
HIMNO DE LA FAMILIA
Canto un himno de alabanza,
te doy gracias, mi Señor,
porque tu misericordia
es eterna para todos.
Canto un himno de alabanza,
gracias por amarme en el principio,
gracias por amarme en mi extravío,
¡Canta mi alma la grandeza del Señor!
Protéjanos tu manto, en tempestad y lid
tres veces admirable, oh torre de David.
Tu arca de nueva alianza, invicta en el
huracán, del siglo gran vencedora, los
tuyos no se hundirán.
Llevamos pues tu nombre, Madre del
Salvador, Tu que eres la más pura, del sol
el resplandor. Tu faro en el mar del
mundo, invicta en el huracán, del siglo
gran vencedora, los tuyos no se hundirán.
A Ti, mi bienhechor, mi Padre bueno,
a Ti, eterna fuente del agua que da vida,
a Ti, quien ama aún en las caídas
yo quiero responder un sí completo.
Consúmanos las llamas, del abnegado
amor, y así florezca Schoenstatt, del
mundo en derredor. Nos guíe la fe
sencilla, invicta en el huracán, del siglo
gran vencedora, los tuyos no se hundirán.
Te doy mi libertad y mi memoria
te doy mi voluntad y también mi
entendimiento.
Te entrego todo aquello que poseo,
¡Recíbelo para tu mayor Gloria!
Protéjanos tu manto, Reina del dulce
amor, tres veces admirable, se escudo
protector. En nuestra misión creemos,
también en el huracán, del siglo gran
vencedora, los tuyos no se hundirán.
HIMNO DE FRANZ REINISCH
Tú eres el signo grandioso lleno de luz y
de sol, todo encendido e inundado por el
amor de Dios.
María Virgen pura, enciende todo mi ser
en tu pequeño Santuario como una llama
de amor.
Como una rosa doliente silente junto a la
cruz dices tu Sí al sacrificio pues Dios lo
quiere de ti.
148
Familia de Schoenstatt Maipú
HIMNO DEL JUBILEO
HIMNO MAIPÚ
Estalla en un himno de victoria
el nuevo tiempo que ilumina el horizonte
es tu hora, floreció tu historia,
invadiendo tus quebradas y montes.
Ando buscando un camino
que sea como yo pienso
/: si tiene espinas no importa
todos lo vamos haciendo:/
Familia latinoamericana
naciste hija, heredera y aliada
continente pleno de promesas,
el profeta puso en ti su mirada.
La alegría del camino
limpiará mis sentimientos
pues María se hace Reina
para todos los chilenos.
Quiero ver aquel camino
despejarlo con mis manos
y si al fin me acompañarás
como hermano me tendrás.
Padre, tu herencia nuestra misión
aquí estamos vamos contigo
nuestra mano en tu mano
nuestro corazón en tu corazón.
Yo quiero ser como el fuego
para forjar el mañana
/:donde el milagro del trigo
y el vino transforma el alma :/
América, tierra de María
por nuestra Reina elegida y visitada
tus santuarios sellan tu destino,
nos envían a la nueva cruzada.
Familia del 20 de enero
ennoblecida por la cruz y por la sangre
en la vida plena de la Alianza
eres alma del reino del Padre.
La entrega del Padre es desafío
es compromiso de asumir su profecía
solidarios con él y nuestros pueblos
nos convoca a ofrecerle la vida.
Santuario del Padre y de sus hijos
abres camino para hacerte hogar fecundo
de una familia santa y misionera
esperanza de la Iglesia y el mundo
149
Familia de Schoenstatt Maipú
De la mano del que busca a Dios
y encender con tu Espíritu nuestra misión.
HIMNO MISIÓN PAÍS
Hoy despierta un llamado a convertir
nuestros pasos en huellas de verdad
nacen miradas felices de seguir
la tarea que se nos confió.
Construyamos la historia de esta tierra…
HIMNO NACIONAL JUVENTUD
FEMENINA
Se abre una Iglesia dispuesta a renovar
la promesa de evangelizar
nuestras ciudades se inunden de tu paz
y el esfuerzo se vuelva santidad.
Hija Inmaculada
Cenáculo para el mundo
ardamos en el fuego de Cristo
en misión de heroísmo y amor.
Las visiones se hacen realidad si en tu
nombre las redes se hunden en el mar.
Padre en tu pequeño Santuario
dejamos nuestro débil corazón.
Confiando ciegamente en tus designios
sellamos una Alianza de Amor;
para que por medio de María
formemos una santa juventud
que mire más allá de las montañas
y conquiste nuevas playas con la cruz.
Construyamos la historia de esta tierra
con el alma dispuesta a escuchar y servir
entregando por Cristo las manos y la voz
se abrirán los caminos para Dios,
nos envíe el Espíritu porque es su
voluntad mi, nuestra Misión.
Los hermanos se encuentren en Jesús
anunciando el camino de la Cruz
nuestra Virgen del Carmen nos proteja
y nos muestre el rostro del Señor.
Tomamos de María Inmaculada
el rasgo de pureza y humildad;
del 15 de Agosto la alegría
de ser hijas del Padre Fundador.
Y en el valle original enaltecido
hemos puesto la bandera del amor
donde Bárbara y ardientes corazones
se inmolaron por cumplir nuestra misión.
Contemplando el misterio de tu amor
respondemos con nuestra libertad
haz de Chile Señor una familia
que viva abierta a entregar.
Seamos Juventud que arriesga todo
como la primera generación
pues Dios puso un Cenáculo en su alma
que a nuevas almas ha de conquistar.
A la luz del 31 de Mayo
alzamos la Bandera e Ideal
al Schoenstatt eterno llevaremos
un campo de Azucenas y un trigal.
Tu palabra donde haya soledad donde
hijos y padres se vuelvan a encontrar.
Construyamos la historia de esta tierra…
Nuestras manos construyan un país
donde abunden las ganas de servir
un lugar donde el hombre y el perdón
abran paso a tu Resurrección.
…es mi entrega, Madre, la vida en Cristo
por el alma de Chile”
Con la fe que levanta una oración
y el silencio fecundo de mi voz
con mis fuerzas y mi debilidad
hoy prometo remar sin temor.
150
Familia de Schoenstatt Maipú
HIMNO SIEMBRA UC
Por mis montañas y puertos
Tú te has querido dar,
has recorrido caminos
que hoy yo estoy llamado a andar.
Hazme de Ti un instrumento
conocer tu voluntad,
dime el camino que debo seguir
y así en Tu nombre actuar.
Tú has llamado a mi puerta
yo llamaré a los demás
que con tu Amor y tu fuerza
mi vida pueda entregar
Sembrando nuevas semillas
con tu Amor iluminar
a quienes buscan tu Vida
y ponen su fe en tu Verdad.
Quiero encontrar en mis pasos
huellas de tu Santidad
junto a tu Madre María
saber llevarte a cada hogar.
Enséñanos tu Palabra
para poner a trabajar
todas las manos unidas en Ti
y al fin proclamar tu Paz.
151
Familia de Schoenstatt Maipú
CANTOS DE ADVIENTO Y NAVIDAD
vienen todos caminando
con presentes y regalos
vienen hoy peregrinando.
A JESÚS NIÑO
En un lugar del mundo escondido en un
pesebre Sagrada Familia te vengo a
buscar. San José y María, juntos adorando
al Niño envuelto en pañales, plácido de
Dios.
Quieren todos saludar
y alegrar a su Niñito,
quieren hoy acompañar
a ese Rey tan pequeñito.
San José y Doña María,
que Dios Padre los bendiga
por abrir el corazón
por traernos salvación.
Alabémoslo, que ha nacido Dios
con ojos de Niño, con ojos sencillos.
Alabémoslo, que es el Redentor
ha venido al mundo ¡llénalo de amor!
Todo el universo brilla para Dios
anunciando al Niño de la Salvación.
Llévanos al cielo para se estrellas nuevas
que brillen por siempre, alabando a Dios.
A LAS DOCE DE LA NOCHE
A las doce de la noche
Todos los gallos cantaron
Y en su canto anunciaron
Que el niño de Dios nació.
Yo que soy un niño te convido a estar
conmigo no me dejes solo, se siempre mi
amigo. Jesús pequeñito, te doy mi
corazón entero te llevo a mi casa, vive
siempre en mí.
/:Ay sí, ay no
Al niño lo quiero yo:/
La Virgen te mece, te sonríe y te protege
contempla el misterio de tan inmenso
Amor. El Hijo de Dios duerme con María
Madre, en tu regazo ¡quiero estar con Él!
En el portal de Belén
Hacen lumbre los pastores
Para calentar al niño
Que ha nacido entre las flores .
Señora doña María
Aquí le traigo unas peras
Aunque no son muy maduras
Pero cocidas son buenas
A LA SAGRADA FAMILIA
San José y Doña María
tengan hoy un lindo día la
aquí brilla como el sol
el que trae salvación.
Hoy es día de alegría
para usted, doña María,
pues por fin llegó la hora
que tanto anunció la aurora.
A las doce de la noche
Un gallo me despertó
Con su canto tan alegre
Diciendo: “Cristo nació”
Y quisiera agradecer
también hoy a San José
por hacer de este lugar
un sencillo y dulce hogar.
Desde lejos, desde el valle,
152
Familia de Schoenstatt Maipú
Os anunciamos el gozo de Adviento
con la segunda llama ardiendo.
Dios Padre en su gloria nos muestra su
Amor , prepara tu alma a Jesús Salvador.
A MARÍA EN BELÉN
María, Virgen María,
hoy he llegado hasta Belén.
Deje acercarme a su Niñito,
quiero cantarle una canción
y cuando abra sus ojitos
llene de luz mi corazón.
Os anunciamos el gozo de Adviento
con la tercera llama ardiendo.
El tiempo se acorta, ya viene el Señor
el mundo se alegra en tan buen Redentor.
María, Virgen María.
traje mi ofrenda hasta Belén:
una mantita, unos pañales,
también le traje un almohadón
para que duerma tranquilito
cuando le cante mi canción.
Os anunciamos el gozo de Adviento
miren la cuarta llama ardiendo.
La luz de la estrella nos lleva a Belén
¡acoge a Dios Niño que ahí va a nacer!
CAMPANA SOBRE CAMPANA
Duerme tranquilo mi Niño Dios,
duerme tranquilo pequeño Sol.
Duerme, duerme, pequeño Rey
que mi corazón es un Belén.
Campana sobre campana y sobre
campana una, asómate a la ventana, verás
al niño en la cuna.
María, Virgen María,
¿puedo quedarme aquí en Belén?
puedo cuidar de su Niñito,
puedo jugar también con Él
y cuando crezca un poquitito
podré enseñarle a leer.
Belén, campana de Belén, que los ángeles
tocan que buenas nos traes.(Bis)
María, Virgen María,
¿puedo cargarlo yo también?
tal vez se duerma entre mis brazos,
tal vez me quiera para Él
tan pequeñito y desvalido,
y al mismo tiempo todo un Rey.
Campana, sobre campana y sobre
campana dos, asómate a la ventana, verás
al niño Dios.
Recogido tu rebaño a dónde vas
pastorcillo, voy a llevar al portal
requesón, manteca y vino.
Caminando a medianoche, hacia donde
vas pastor, le llevo al niño que nace como
Dios mi corazón.
ADVIENTO
Campana, sobre campana y sobre
campana tres, asómate a la ventana acaba
Dios de nacer.
/:Canten con gozo, con ilusión
ya se acerca el Señor:/
Os anunciamos el gozo de Adviento
con la primera llama ardiendo.
Se acerca ya el tiempo de salvación
abre las puertas de tu corazón.
153
Familia de Schoenstatt Maipú
EL TAMBORILERO
HA NACIDO UN REY
El camino que lleva a Belén
Baja hasta el valle que la nieve cubrió
Los pastorcillos quieren ver a su Rey
Le traen regalos en su humilde zurrón
Ropopompom, ropopompom.
Ha nacido en un portal de Belén el niño
Dios.
Era de noche en Belén
dos peregrinos de lejos se ven
ella sonríe y se alegra también
pues sabe que esa noche va a nacer.
Hay que buscar un lugar
dice María mirando a José
Dios hecho Niño pronto vendrá
viene a traer al mundo paz.
Yo quisiera poner a tus pies
Algún presente que te agrade, Señor
Mas Tú ya sabes que soy pobre también
Y no poseo más que un viejo tambor
Ropopompom, ropopompom
En tu honor frente al portal tocaré con mi
tambor.
Noble pesebre
fue cuna de Rey
esa noche las estrellas
brillaron y anunciaron:
¡En Belén ha nacido un Rey!
vamos a ver
canta la tierra su canción
brilla en el cielo
una señal de Salvación.
El camino que lleva a Belén
Yo voy marcando con mi viejo tambor
Nada mejor hay que te pueda ofrecer
Su ronco acento es un canto de amor
Ropopompom, ropopompom
Cuando Dios me vio tocando ante EL, me
sonrió.
Fueron de prisa al portal
pues esa noche no había lugar
ella sonríe mirando a José
aquí estaremos bien los tres.
EN BELÉN
Duerme tranquilo mi Rey
dice María mirando a Jesús,
cantan los cielos la gloria de Dios
porque nació el Redentor.
En Belén todos cantan María
Tú nos traes al Don del Amor
y agradeces al cielo
por ser Tú la Madre de Dios.
Noble silencio
inundó aquel lugar
y en la aurora de ese día
todo en luz resplandecía.
¡En Belén ha nacido un Rey! vamos a ver
brilla la tierra con su amor
y ella guardaba todo en su corazón.
Ave María, ave María,
llena de gracia y bondad,
por ti nos llega la paz.
En Belén todo es luz y alegría
en tus brazos cobijas el Sol,
gran milagro que enciende
la noche con su resplandor.
Ave María, ave María,
Madre del Dios Redentor,
Madre de Cristo, el Señor.
154
Familia de Schoenstatt Maipú
¡Ay! burrito de campo, ay buey mansito,
mi niño está naciendo, háganle sitio.
Un ranchito de quinchas sólo me ampara,
dos alientos amigos, la luna clara.
LA NOCHE TRANQUILA
Cae la noche tranquila,
la noche que te vio nacer
y mi alma se aquieta y espera
vivir un momento de paz.
LA VIGILIA (Hermanas de María)
De nuevo he cerrado los ojos
queriendo tu rostro encontrar,
buscando un pesebre en Belén,
buscando sentir tu calor.
María esperas, trabajas y te cansas
y en tu ser descansa y crece el Salvador.
Mientras el universo contempla admirado
como el infinito se hace Encarnación.
De Ti es de quien se habla, de un Rey,
de un Reino que no tiene fin
y tan pobre que naces, Jesús,
yo tampoco te he dado un lugar.
Mil veces te pido perdón,
me acerco y me postro ante Ti
y en mi alma un pobre pesebre
hoy se abre y te acoge feliz.
En tu sonrisa se puede adivinar
que el Señor en tu silencio habita ya.
Y en tu secreto caben ya sólo dos
tu susurro se hace canto a viva voz.
Ven Señor del universo
ven y enciende el amanecer
ven con el alba el mundo a despertar.
Ven que te esperan los humildes
ven Niño Divino a liberar
que el corazón arde tanto anhelar.
En Ti se ha gestado el milagro
que llena la noche de luz
y que hace de un frío pesebre
la cuna más bella que hay.
Afuera ya es de noche contemplas la
oscuridad que es tuya y en tu noche se
hace intimidad. A la luz de una lámpara
remiendas una manta tus dedos también
tejen vida para abrigar.
LA PEREGRINACIÓN
A la huella, a la huella, José y María
por las pampas heladas, cardos y ortigas.
A la huella, a la huella, cortando campos,
no hay cobijo ni ronda, sigan andando.
Eres lumbre perpetua, Tabernáculo de
Dios que custodias la luz eterna con tu
corazón. Y en tu secreto caben ya sólo
dos tu susurro se hace canto a viva voz.
Florecita del campo, clavel del aire,
si ninguno te aloja, adónde naces.
Dónde naces, florcita, que estás
creciendo, palomita asustada, grillo sin
sueño.
Ven señor del universo...
Ven a regar mi jardín,
ven con tu fuego a sanar
ven con tus manos el barro a modelar.
Ven a derrumbar y a construir
ven nuestra sed a saciar
ven Hijo del Padre su rostro a revelar.
A la huella, a la huella, José y María
con un Dios escondido, nadie sabía.
A la huella, a la huella, los peregrinos,
préstame una tapera para mi niño.
A la huella, a la huella, soles y luna,
dos ojitos de almendra, piel de aceituna.
155
Familia de Schoenstatt Maipú
Noche de paz, noche de amor
en los campos al pastor
coros celestes proclaman salud
gracias y gloria en su plenitud
/:por nuestro buen Redentor:/
LOS PECES EN EL RÍO
La Virgen va caminando, va caminando
solita y no lleva más compañía que el
niño de su manita.
Pero mira como beben los peces en el río
pero mira como beben por ver al Dios
nacido. Beben y beben y vuelven a beber
los peces en el río por ver al Dios nacer.
Noche de paz, noche de amor
Miren que gran resplandor,
Luce en el rostro del Niño Jesús,
En el pesebre del mundo la luz
/: astro de eterno fulgor:/
La Virgen se está peinando entre cortina y
cortina, los cabellos son de oro, el peine
de plata fina.
Noche de paz, noche de amor
Hoy llegó la salvación,
Llene la tierra la paz del Señor,
Llene a los hombres la gracia de Dios,
/: porque nació el redentor:/
La Virgen lava pañales y los tiende en el
romero, los pajarillos cantando y el
romero floreciendo.
Noche de paz, noche de amor
todo canta en rededor
clara se escucha la voz celestial
que llamo a todos al pobre portal
/:Dios nos ofrece su amor:/
MI BURRITO SABANERO
Con mi burrito sabanero
voy camino de Belén. (Bis)
si me ven, si me ven,
voy camino de Belén.(Bis)
OFRENDA DE BELÉN
Con mi cuartico voy cantando
mi burrito va trotando.(Bis)
si me ven, si me ven,
voy camino de Belén.(Bis)
Al Niñito de Belén
todos quieren ofrecer
lo mejor que hay en sus campos
para así alegrarlo tanto.
Yo le quiero regalar,
junto al vino y junto al pan,
la alegría que nos da
siempre en cada Navidad.
Tuqui, tuqui, tuqui, tuqui,
tuqui, tuqui, tuqui, ta
apúrate mi burrito
vamos a ver a Jesús.
Hoy recibe Niño Dios
cada ofrenda, cada don,
hoy recibe nuestras vidas,
nuestras penas y alegrías.
Para que sobre el altar,
junto al vino y junto al pan
se transformen en el don
que hoy te alegra el corazón.
NOCHE DE PAZ
Noche de paz, noche de amor
todo duerme en rededor
sólo velan mirando la faz
de su Niño en angélica paz
/:José y María en Belén:/
156
Familia de Schoenstatt Maipú
TODA LA TIERRA ESPERA AL
SALVADOR
Tu Santuario es nuestro Belén
donde estás junto al Niño y San José
y con brazos abiertos acoges
a niños pequeños y grandes también.
Toda la tierra espera al Salvador,
Y el surco abierto a la obra del Señor,
Es el mundo que lucha por la libertad,
Reclama justicia y busca la verdad.
Tu Santuario es nuestro Belén
donde todo es luz y claridad
ya lo anunciaba la aurora
es el Sol que ha nacido en Navidad.
Dice el profeta al pueblo de Israel,
De madre virgen ya viene el Emanuel,
Será Dios con nosotros, hermano será,
Con él la esperanza al mundo volverá.
VAMOS TODOS A BELÉN
Montes y valles habrá que preparar,
Nuevos caminos tendremos que trazar,
El Señor está cerca hay que irlo a
encontrar,
Y todas las puestas abrir de par en par.
Vamos todos a Belén, con amor y gozo,
Adoremos al Señor, nuestro redentor.
En un pesebre Jesús apareció,
Pero en el mundo es donde nace hoy,
Vive en nuestros hermanos, con ellos esta
Y vuelve de nuevo a darnos libertad.
Envuelto en pañales, en un vil portal,
Al decir del ángel le hemos de encontrar.
En la oscura noche, mar de luz se vio
De la altura un ángel, luego nos habló.
Por celestes voces, yo sentí entonar,
Gloria en las alturas y a los hombres paz.
TU SANTUARIO ES NUESTRO
BELÉN
Oh portal bendito, prenda de perdón,
Eres mi esperanza, se mi salvación.
Tu Santuario es nuestro Belén
en cuya aurora Dios se regocija
donde se nos regala el amor
como un sol que tus brazos cobijan.
VAYAMOS CRISTIANOS
Vayamos, cristianos, llenos de alegría.
Vayamos, vayamos con fe a Belén
Hoy ha nacido, Cristo nuestro hermano.
Tu Santuario es nuestro Belén
donde nace de nuevo Jesús
donde enseñas, María, a encender
las tinieblas del mundo en su luz.
Que nuestra fe te adore,
que nuestro amor te
cante, que nuestro ser te aclame,
Oh Hijo de Dios.
Como allá en Belén
todo resplandece
tu Santuario es el lugar
donde Dios se nos ofrece
como don para alegrar
el día que amanece
gracias Madre por traer
de nuevo al Niño a mi Belén.
Humildes pastores, dejan sus rebaños
Y llevan sus dones al niño Dios.
Nuestras ofrendas, con amor llevemos.
¡Bendita la noche que nos trajo el día!
¡Bendita la Noche de Navidad!
Desde un pesebre, el Señor nos llama.
157
Familia de Schoenstatt Maipú
VEN SEÑOR NO TARDES
Ven, ven Señor no tardes,
Ven que te esperamos,
Ven, ven Señor no tardes,
Ven pronto Señor.
El mundo muere de frio,
El alma perdió el calor,
Los hombres no son hermanos,
El mundo no tiene amor.
Envuelto en sombría noche,
El mundo sin paz no ve,
Buscando va una esperanza,
Buscando Señor tu fe.
Al mundo le falta vida,
Al mundo le falta luz,
Al mundo le falta el cielo,
Al mundo le faltas tú.
158
Familia de Schoenstatt Maipú
CDS DE SCHOENSTATT
ESTO QUE TE DOY
ABRAZADA A TI
CONSUELO DE LOS HOMBRES
Me arrodillo a tus pies,
Mi adorado Rey,
Y con mis perfumes los ungiré.
Con el ardor de mi amor
Yo los lavaré,
Y con mis cabellos los secaré.
Cuando te ahogues en un mar de dolor,
y tu llama se quiera apagar,
cuando sientas que ya no te queda amor,
y te veas lento marchitar.
Si por delante hay un camino largo,
y tienes miedo a fracasar,
si te dejaste llevar por el pecado,
y crees que ya nada puedes dar.
Abrazado a ti en tu Cruz
Quiero por amor permanecer,
Eres el amor de mi vida
Hacia ti tiende mi ser.(Bis)
Hay está él, tu amigo siempre fiel,
es Jesús quien encenderá tu luz,
es tu hermano que te tiende la mano,
déjalo entrar, te quiere abrazar. (Bis)
Y todo el amor que yo pude tener
No se le compara a tu querer.
Eterna alianza de amor
Entre Tú y yo,
Un solo vivir, una sola pasión.
Cuando parezca que no hay ningún
consuelo, y te hundas en la oscuridad,
o si una tormenta recubre tu cielo,
y te invada toda soledad.
Cuando no encuentres el hombro de un
amigo, para tu lagrimas secar,
cuando te sientas del todo vencido,
y temas volver a comenzar.
159
Familia de Schoenstatt Maipú
EL QUE MUERE POR MI
ESCUCHAME DIOS
Todo empezó en una cruz donde un
hombre murió y un Dios se entregó.
Silenciosa la muerte llegó
Extinguiendo la luz
que en un grito se ahogó.
Señor son tus ojos dolor y ternura
Tus manas llagadas brindan amor
Y es tu palabra la fuente de vida
Que alumbra a las almas que van a vos.
Escúchame Dios, escúchame Dios,
Quiero llegar, quiero llegar,
Al horizonte donde haya paz,
Yo quiero servir, quiero servir,
Hasta morir, hasta morir,
A los hermanos que veo en ti.
Viendo su faz de dolor
Una madre lloró y su amigo calló
Pero siendo una entrega de amor
Su camino siguió y en algún otro lado
Una luz se encendió.
Siendo hombre, amigo, esclavo y maestro
Siendo carga pesada, profesor y aprendiz
Entregó hasta su cuerpo en el pan y la vid
Tu corazón llora el pecado del hombre
Invoca tu nombre mi redención,
Y con el sol las tinieblas se alejas
Y arrepentido yo vuelvo a vos.
Desde entonces lo he visto caminar a mi
lado
A ese Dios que se humilla y muere por mi
Es la barca en mi playa, el ruido del
silencio
Que se acerca a su hijo y me abraza feliz
Que se acerca a su hijo y me abraza feliz.
Viendo un humilde calvario
Con rostro cansado soporta la cruz
Y al verme rezando a sus pies
Se olvida de Él, me toma en sus brazos
Y me acoge otra vez.
Siendo fuego, paloma, el agua y el viento
Siendo niño inocente, un Padre y pastor
Hoy acepta mi ofrenda, es mi vida Señor
Desde entonces lo he visto caminar a mi
lado
A ese Dios que se humilla y muere por mi
Es la barca en mi playa, el ruido del
silencio
Que se acerca a su hijo y me abraza feliz
Que se acerca a su hijo y me abraza feliz.
Y si ahora yo acepto esa cruz
Es por esa persona ese Dios
Es por Cristo Jesús
160
Familia de Schoenstatt Maipú
Gota a gota mi sangre te entrego
día a día vivir su misión.
ESTO QUE SOY, ESO TE DOY
A veces te pregunto “¿porqué yo?”
Y sólo me respondes “porque quiero”
Es un misterio grande que nos llames
así, tal como somos, a tu encuentro.
Hazme una antorcha que arda por Cristo,
Incendiar el corazón, ser hogar
como el sol que esparce tu luz
hasta que el mundo arda por Él,
hasta que el mundo arda por Él.
Entonces, redescubro una verdad:
mi vida, nuestra vida, es tu tesoro.
Se trata entonces sólo de ofrecerte
con todo nuestro amor, esto que somos.
Maria, quiero soñar
nuevos caminos comenzar
Quiero ser santo y si debo morir,
mi vida quiero entregar .
¿Qué te daré? ¿Qué te daremos?
¡Si todo, todo, es tu regalo!
Te ofreceré, te ofreceremos
estos que somos,
Esto que soy, ¡eso te doy!
IGNIS MARIAE
Hay fuego en mi que puedes compartir
no debes esperar para servir
fuego soy, no hay fuego sin amor
yo quiero ser señor tu seguidor.
Esto que soy, esto es lo que te doy.
Esto que somos es lo que te damos.
Tú no desprecias nuestra vida humilde,
se trata de poner todo en tus manos.
Cuando te encuentres en la oscuridad
Cuando creas que todo va mal
cuando tus pasos vayan marcha atrás
y la tristeza te empieza a voltear
Aquí van mis trabajos y mi fe,
mis mates, mis bajones y mis sueños,
y todas las personas que me diste,
desde mi corazón de las ofrezco.
Tú no debes temer,
confía y ya verás,
juntos podemos luchar.
Vi tanta gente un domingo de sol.
Me conmovió el latir de tantas vidas.
Y adiviné tu abrazo gigantesco
y sé que sus historias recibidas.
Tristeza, hambre, miedo, soledad
La personas dejaron de amar
sentados nada vamos a cambiar
salgamos todos al mundo incendiar.
Por eso tu altar luce vino y pan:
son signos y homenaje de la vida,
misterio de ofrecerte y recibirnos,
humanidad que Cristo diviniza.
María aquí estoy,
si lo pides yo voy
te entrego mi corazón
HASTA QUE EL MUNDO ARDA
POR EL
María, toma todo
lo que tengo y soy
te ofrezco mi corazón
Como aquel niño
que hoy se acerca ante ti
y te habla de su canción.
161
Familia de Schoenstatt Maipú
oscuridad, porque Cristo en nuestro
corazón esta.
LA REINA EN FAMILIA
Hay un lugar, un rincón con tu mano
donde el cielo y la tierra se vuelven jardín
hay un remanso de amor y esperanza
donde sello una alianza que me lleva
hacia ti.
Muchos son los que en soledad van
perdidos, madre huérfanos están . Sin
saber que hace tiempo atrás, una buena
nueva comenzó a brillar. Hasta el fin
jubilosos ya volvemos a anunciar, porque
así Cristo en los corazones reinará.
En este castillo reuniste a tus hijos
de familia y corazón
conocer, trabajar, respetar cada fuego,
cada forma y su color.
QUIERO SER SANTO
Quiero ser santo Señor, me cuesta tanto
seguirte, quiero ser santo Señor, porque
vos me lo pediste.
Salve reina aquí está tu familia,
fecunda y unida, luchando por la
santidad, luchando por la santidad,
luchando por la santidad.
Y aunque me cueste, aunque no pueda
aunque reviente, aunque me muera.
Solo lanzado a la aventura de tu amor
Mi vida tiene sentido.(Bis)
Un reino que vuelve a encender corazones,
donde niños y padres enseñan a reír,
canciones sin odio, cadenas y engaño,
tan solo fuerza y ganas de servir.
Con los pies en la tierra, pero los ojos en
el cielo, necesito mano, porque solo no
puedo.
Este es el reino que sueñas María
y llenos de alegría queremos construir
el Reino que hoy necesita Argentina
te decimos que sí.
RENACE LA VIDA Y EL CORAZON
Ninguno de nosotros vive para si
Y ninguno muere para si
Si vivimos, vivimos para el Señor
Si morimos, morimos para Él,
Si morimos, morimos para Él.
NADA SIN TI, NADA SIN
NOSOTROS
Dicen que, no hay nada que hacer, que
este mundo ya no tiene solución. Dicen
que, el hombre de hoy, a perdido toda,
toda orientación. Y aquí, te decimos
madre nuestra envíanos, para ser,
portadores de la luz y de la fe.
Aleluya, todo es posible para nosotros.
Resucitó, Cristo nuestro Señor
El vive hoy, en nuestro amor
Y nuestra esperanza.
Renace la vida y el corazón
Renace la vida y el corazón.
Solo así unidos a ti, llevamos a Cristo en
nuestro corazón. Y allí, a través de ti, el
nos ha llamado para esta misión. Como
tú, he aquí los servidores del Señor, para
ser, testimonios vivos del amor de Dios.
Nos apremia el amor del Redentor,
Porque por nosotros Él murió.
Para que todos los que vivan,
Vivan para Él, en la pascua de su amor.
Vivan para Él, en la pascua de su amor.
Tu junto a tu hijo, danos la fuerza, Madre
guíanos, queremos ser siempre testigos
del Señor, una luz que se enciende en la
162
Familia de Schoenstatt Maipú
SALMO 17
SI RASGARAS
Yo te amo, Señor mi fortaleza,
mi roca, mi baluarte, mi liberador.
Eres la peña en que me amparo,
mi escudo y mi fuerza, mi Salvador.
Si rasgaras los Cielos y descendieras.
Si se corriera el velo y yo te viera. La luz
de Tu Mirada me iluminaría, y en un
eterno abrazo de Amor me consumiría.
En el templo se escuchó mi voz,
clamé por Ti en mi angustia.
Extendiste tu mano y no caí,
tu poder del enemigo me libró.
Cuando el árbol florece en la primavera
Cuando las cosas pasan sin que yo quiera
La luz de Tu Mirada me iluminaría, y en
un eterno abrazo de Amor me consumiría.
Las olas de la muerte me envolvían,
me aguardaba la ruina,
pero el Señor venció.
Tu eres la luz que me ilumina,
quien abre mis caminos,
Tú eres mi Dios.
Cuando yo invoqué tu nombre,
con mano poderosa,
me salvó tu Amor.
Son perfectos tus caminos,
tus manos me sostienen
Tú eres mi Rey.
163
Familia de Schoenstatt Maipú
CIUDAD MULTICOLOR
CENA DE JUEVES
CRISTO REY
Sentado a la mesa, me esperas Señor.
Recorres con calma, mi día de hoy.
Ya comen los otros, rodeando tu rostro.
Un fuego encendido, pan y jarras de vino.
Jesús, te alabo, pues quiero en ti encontrar
la Paz, Jesús, te adoro, pues por ti es todo
el amor que yo siento.
Por favor, regálame, la sencillez de tu
alma, el fuego de tu amor.
Pero aguardo lejano, no quiero arruinar,
tu última cena con mi pobre amistad.
No has probado bocado, falta un invitado.
Me buscas ansioso, me extiendes la
mano.
Tú eres mi Rey, a ti alabo.
Eres mi Pastor, a ti me entrego
Tu cuerpo me da vida, tu sangre
salvación, eres mi Señor, mi Dios.
Tomad y comed todos de Él,
tomad y bebed, ¿cómo negarme?
Jesús, te alabo, pues en ti me hago hijo,
Jesús, te adoro, déjame cantarte hoy,
el amor que yo siento por ti, el amor que
hoy te entrego a ti.
No soy digno de que entres en mi casa,
y no entiendo cómo adoras mi morada.
No merezco heredar tus mandamientos
No soy digno, pero aun así me llamas.
Jesús, te alabo, pues a ti te pertenece
todo lo que puedo dar, Jesús, te adoro,
hoy te entrego el corazón y nueva vida,
así me das.
Maestro, es difícil seguir tu verdad.
Me pides que deje lo que aún puedo dar.
Pretendo dar saltos, cruces a cuestas.
Y dudo sincero, si soy de esta fiesta.
Sonríes callado y lavas mis pies.
Y aún de rodillas me dices “Lo sé,
no elijo a los sabios, ni a ricos, ni a
santos, deja que habite en tu casa este
rato”
Tomad y comed todos de Él,
tomad y bebed, ¿cómo negarme?
/:No soy digno de que entres en mi casa,
y no entiendo cómo adoras mi morada.
No merezco heredar tus mandamientos
No soy digno, pero aun así me llamas:/
me salvas, con tan sólo una palabra.
me llamas, me salvas, con tan solo una
palabra.
164
Familia de Schoenstatt Maipú
Jesús alimento que dá vida,
Jesús sou mais filho do Pai
Jesús, como aguá viva,
Quero levar o teu amor.
ESTANDARTE
Señor que vas delante, me invitas a
seguirte una vez más en todas partes
transforma mis caídas, en un fuego
que levante las fuerzas de mi alma
y que se eleve el Estandarte
de tu sonrisa en mi corazón.
Jesús alimento que dá vida,
Jesús sou mais filho do Pai
Jesús, como aguá viva,
Quero levar o teu amor.
Aos homens Senhor.
Camino en la Sorpresa, seguro de
Victoria porque creo sin certezas
que siempre has sido Tú, y siempre
tocarás mi puerta amándome
por todo, y no sólo por mi entrega
hoy vengo a regalarme como Soy.
KUARAHY OSE JEVY
(El sol vuelve a alumbrar)
Hay un tiempo que, todo va bien.
El sol veo correr sin parar ni una vez.
Y cuando dude te veré, en los niños
que confían sin temer, en un hombre, una
mujer, en un hogar, en la juventud que al
mundo quiere cambiar.
Y llegó el día que tuve que detener.
Y mirar el alma que pregunta el por qué
Todo se cayó, tuve que recoger.
Caminar sin mirar atrás,
caminar sobre el mar
caminar para regalar
una nueva oportunidad
caminar y por fin soltar,
lo que no me deja volar.
Mi alma busca algo allá, un lugar, donde
pueda descansar, un hogar, donde pueda
vivir y soltar las riendas del amor, y ser
libre para ver lo que es sentir ese ardor
por querer seguir.
Todo es posible si delante vas,
el camino vas a mostrar.
Luego los días han pasado sin volver y
puedo comprender que es bueno detener.
Saldremos a anunciarte, llevamos con
nosotros tres colores admirables
es ella nuestra estrella, nuestro sello
imborrable, milagro silencioso,
nuestro faro en este viaje.
La Mater nos conducirá hacia vos.
Y puedo ahora entender que vivir es
recoger lo que se cayo en tiempos del
porqué.
Mi vida se abrió y pude agradecer.
Mi alma busca algo allá, un lugar, donde
pueda descansar, un hogar, donde pueda
vivir y soltar las riendas del amor, y ser
libre para ver lo que es sentir ese amor
por ser feliz.
JESUS ALIMENTO QUE DA VIDA
O Senhor está aquí, para me abraçar
Com o pâo o e vinho, me transformará
O Senhor está aquí, para me abraçar
Com o pâo o e vinho, me transformará.
Hay un tiempo que todo vuelve a estar
bien. El sol me ve correr y para verlo ver.
165
Familia de Schoenstatt Maipú
LA DE SIEMPRE
MARIA MADRE
Ya no encuentro la manera de decir que
mi vida es para vos. Ya no encuentro la
manera de cantar, algo que pueda
explicar. Tanta lucha, tanta vida y tanto
amor, por mi Alianza te entregas. Y
aunque intente nunca puedo superar Tu
generosidad.
Hoy Madre, vengo a ofrecerme,
quiero ser un instrumento de tu Paz.
Guíame en este caminar,
ayúdame a serte fiel.
Hoy Madre, yo quiero seguirte,
quiero estar en ti por siempre.
Llévame de la mano,
a tu lado hasta el final.
Voy a volver atrás, y fijarme sin dudar
Que en cada paso que di, estuviste junto a
mí. Gracias una vez más, por un mundo
que cambiar, no voy a descansar, tengo
un nombre que gritar.
María, yo me entrego a ti,
tómame por siempre.
Todos los miedos humanos
de un lado dejaré,
hoy solo importas Tú,
pues en ti encontré,
encontré lo que buscaba
Nunca me dejes, te amo.
Es, es la Mater,
la de Siempre, la de Ayer.
Es, es la Mater, que me dice “ahí estaré”
A la sombra del Santuario me esperas
para contarme una verdad. Que mi
historia está implantada en tu jardín, y
cada día la regás. Desde el cuadro
siempre es nuevo tu mirar, hoy me
quieres educar. La aventura de saber que
pides más y no me puedo negar
Hoy Madre listo estoy,
la historia comienza,
y solo pido permanezcas aquí,
y la meta alcanzaré para la gloria
de tu amor, ayúdame .
Voy a volver atrás, y fijarme sin dudar
Que en cada paso que di, estuviste junto a
mi. Gracias una vez más, por un mundo
que cambiar, no voy a descansar, tengo
un nombre que gritar.
166
Familia de Schoenstatt Maipú
NO HAY AMOR MAS GRANDE
SIÀO MULTICOLOR
Te doy mis manos Señor,
para construir el mañana,
me das tus rayos de sol
para abrigar mi esperanza.
Ao acordar com novas força,
Olhamos para o monte.
Uma luz que nos faz viver,
Uma luz que nos transforma.
Seguimos até a fonte
E bebemos do seu mistério.
Sião dos homens novos,
Sião do fogo eterno.
Tienes mi canto y mi voz
para encender corazones,
te tengo dentro de mí,
voy a llevarte muy lejos de aquí.
Sião é multicor, renova a nossa vida,
Faz morada em cada cor.
Santuário que vive em nova vida. (Bis)
Que todo el mundo se entere Jesús
que eres vida, que eres la luz
No hay amor, no hay amor más grande,
nos diste tu vida en cruz y en dolor.
Por mi hoy, te entregas de nuevo,
te haces pequeño te olvidas de Ti, mi
Señor.
Hoje descemos ao mundo,
Levamos o Deus de amor.
Para iluminar as cidades,
Com espírito de paz.
Vida as acende com vida,
O amor se acende com amor.
Unidos no coração de Deus,
Somos família do Pai Fundador.
Dame tu Espíritu Santo para gritarlo más
alto, que no haya lugar en la tierra donde
faltes Tú.
TE VUELVO A ENTREGAR
Quiero llegar al que sufre
para darle mi consuelo,
quiero entregarle tu paz,
la buena nueva del Reino.
Mis ojos han visto tu alegría,
tu canto en la aurora, tu sonrisa.
Le cantas al Padre, oh María,
un canto sencillo, un nuevo sí.
Tienes mi risa Señor,
que transmite tu alegría,
úsame como instrumento
hazme ser sal y fermento.
En cada silencio de tus días,
me animas a darte a ti la vida.
Mis dudas y miedos en ti se olvidan,
me ofreces tu mano te doy la mía.
Que todo el mundo se entere Jesús
que eres vida, que eres la luz.
Por eso hoy te vuelvo a cantar,
te vuelvo a entregar, mis ojos mi voz.
Y mi corazón no puede entender
toda tu bondad, todo tu querer (bis)
No hay amor…
167
Familia de Schoenstatt Maipú
TU AMOR
VIVIR
María hoy me regalas una nueva cruz
y tengo miedo de perder tu luz,
Pero tu me dices “yo contigo estoy”,
y yo te digo “sin ti nada soy”
Vivir de verdad, es aceptar quien eres en
verdad. Vivir de verdad es mostrarte tal
como eres, en verdad.
Vivir no es dudar, es saber aprovechar tu
libertad. Vivir tampoco es escapar, es más
bien saber dejarse ganar.
Tengo miedo a lo que vaya pasar
solo tu nombre yo quiero cantar
María, Madre mía,
a esta aventura me quiero lanzar
De tu mano forjar santidad,
para el Padre poder entregar
Nuestra cruz en la fidelidad,
nuestra cruz en la fidelidad.
Vivir es confiar, en que siempre puedes
volver a empezar. Vivir es sentir cada
emoción de tu corazón.
Vivir, quiero vivir, amar llorar, reír,
sufrir, cantar, y no dejar que se me
imponga lo que debo sentir, y así liberar
al corazón que quiere latir, que quiere
sentir, que quiere vivir.
María, Madre mía,
por todos lados yo quiero gritar
Que tu nombre me regala paz,
que contigo yo puedo confiar
Y agradecerte por lo que me das ,
y agradecerte por lo que me das.
Vivir no es callar, mas bien es enfrentar la
verdad. Y con valor expresar, lo que
sientes en tu alma.
María tu conoces mi debilidad,
tengo miedo a la soledad.
Pero tu me dices “yo contigo estoy”
y yo te digo “sin ti nada soy”
Vivir es amar y dejar que te amen sin tu
aparentar. Y es sufrir con los demás, lo
complejo de nuestra humanidad.
Vivir al final, es dejar que Dios
transforme tu existir. Y creer en realidad
que tienes una gran vida para compartir.
Ahora por fin tengo seguridad,
porque en tus pasos yo encuentro verdad.
168
Familia de Schoenstatt Maipú
HOY QUIERO CANTARTE
Hoy venimos al Padre
a entonar una nueva canción
como María, en su pequeñez
cantar las grandezas de Dios.
ALZA MI PAZ
Bajo tu amparo nos ponemos Reina
no desprecies nuestro canto
transforma cada pedazo de mí
en signo victorioso en tus manos.
Brille tu luz Señor...
Y alza tú mi paz,
con tu mirada clara,
y alza tu mi paz,
en medio de tormentas,
y alza tu mi paz,
con tu mirada clara,
y álzate bandera, María.
BUENAS NOCHES PADRE DIOS
Antes de cerrar los ojos
los labios y el corazón
al final de la jornada
buenas noches Padre Dios.
Gracias por todas las gracias
que nos ha dado tu amor
si muchas son nuestras deudas
infinito es tu perdón.
Y alza tú mi paz, con tu mirada clara,
y alza tu mi paz, en medio de tormentas,
y alza tú mi paz, con tu mirada clara,
y alza tu mi paz, en medio de tormentas,
y alza tú mi paz, con tu mirada clara,
y álzate bandera, María.
Mañana te serviremos
en tu presencia mejor
a la sombra de tus alas
Padre nuestro abríganos
quédate junto a nosotros
y danos tu bendición.
BRILLE TU LUZ SEÑOR
En débiles vasos de barro
llevamos el don más grande,
la vida de Cristo que quiere brillar
en nuestra fragilidad, brille tu luz Señor.
Antes de cerrar los ojos…
Brille tu luz Señor enciende en nosotros
un nuevo fulgor, una llama viva, tu fuego
y calor, una nueva Resurrección, brille tu
luz Señor.
En corazones de pobre depositas
el único don, una buena nueva
que hay que anunciar a toda la
humanidad, brille tu luz Señor.
Brille tu luz Señor, haz de nosotros un
resplandor, testigos de vida, testigos de
amor, de paz, de esperanza y perdón
brille tu luz Señor.
169
Familia de Schoenstatt Maipú
DE MI VIDA ERES EL SOL
ESPERABAN EN JERUSALEN
Tal como el sol, que hace al campo
florecer y a la vida renacer cuando
amanece, María tú haces florecer mi
alma, y renacer en mi las esperanzas.
Esperaban en Jerusalén
la promesa del Señor
el Espíritu de Dios
que habría de descender
sobre los que debían ser
testigos del amor.
Y así también, madre tú eres el calor que
vence al frío del pecado si aparece, María
eres la llama del fuego que hoy inflama
mi corazón que en Cristo permanece.
Y María estaba con ellos
implorando desde Sión
el espíritu de amor.
La Inmaculada pedía
la irrupción de Dios
para todos sus hijos.
Me siento tan seguro al ir contigo,
me muestras el camino hacia tu hijo.
María de la alianza, María mi bandera,
María eres la más fiel compañera,
me cubres con tu manto,
me llenas con tu amor
María de mi vida eres el sol.
Un ruido vino del cielo
y un viento impetuoso
llenó la casa.
Lenguas de fuego
se posaron sobre ellos
la fuerza de la misión.
Eres la luz, luz que penetra en mi interior,
y que ilumina mis rincones más oscuros,
despejas la tormenta con tus rayos
y surge un arcoiris de tu mano.
Y María estaba con ellos
(esperando del Señor)
implorando desde Sión
el espíritu de amor.
La Inmaculada pedía
(la promesa del Señor)
la irrupción de Dios
(para hacerlos sus hijos)
para todos sus hijos.
La tierra es testigo de tu inmensidad
con la respuesta que al Señor le regalaste,
María eres grandeza, transformada en
belleza, la reina de la luz y la pureza.
En un pacto de amor lo hemos sellado,
Yo fiel y tú caminando a mi lado.
María de la alianza...
María de mi vida eres el sol
María de mi vida eres el sol.
Tal como el sol, que hace al campo
florecer y a la vida renacer cuando
amanece.
170
Familia de Schoenstatt Maipú
Te declaraste esclava,
pero sabías que Él era tu libertad,
Él esperó tus palabras
y tu Sí para ponerse a andar.
MARÍA DE LA TRINIDAD
Alégrate, llena de gracia,
Virgen, Inmaculada.
Dios puso en ti su mirada,
y entregas un Sí por amor.
Esta aquí…
Por eso te hiciste su casa;
tu vientre acogió a nuestro Dios,
y allí cuidaste su vida,
la Vida del Salvador.
Madre del silencio
y de la voz luminosa,
niña del desierto
y mujer de los campos.
Él está en ti, y si me acaricias,
también estará en mi.
/:María, eres Madre de Dios
y Madre de todos nosotros,
eres fuente de salvación
unida en la cruz al Señor:/
QUE EL FUEGO SE TRANSFORME
Tierra fértil es nuestro corazón,
donde Cristo se fijó
y puso en él un pequeño,
humilde pero ardiente
fuego de su amor.
Cantas, Hija del Padre
gozas en su bondad;
Fiel y cercana a tu Hijo
conmueves su corazón.
Imploras la acción del Espíritu
que besa la debilidad,
por eso tu pueblo te canta:
María de la Trinidad.
Unidos en la fuerza del Espíritu,
nos ofrecemos Señor,
colaboramos con tu plan
que el fuego se transforme en pan
y en el altar nuestra entrega indivisa,
fecunda se hará.
PRIMERA MISIONERA
Madre latidos ocultos
rompen el silencio de tu vientre,
esperabas el momento
para quebrar atardeceres
y estallar en tu Sí de mujer.
Tierra fértil es nuestro corazón,
donde María Inmaculada se fijó
y puso en él un fuego
puro y ardiente que no se consumirá.
Madre demasiadas noches
implorando en el secreto,
ahora la luz te ha invadido,
está dentro de ti,
sientes ya, que te toca decir:
Está aquí, entre los discursos del mundo
entre el petróleo y la borrasca,
pero está aquí, dentro de mi,
aguardando una noche callada,
una no más, para traer la luz.
171
Familia de Schoenstatt Maipú
Me levantaré,
iré a la casa de mi Padre
te abrazaré, tengo miedo perdóname,
te abrazaré, Padre mío te abrazaré.
QUIERO DECIR TU NOMBRE
Quiero contarte mil cosas,
quiero cantarte con todo el corazón
quiero mirarte a los ojos,
y sonreírte otra vez.
Otra vez sonreírte
otra vez refugiarme en ti,
otra vez sentirme en tus brazos
para volver a decir.
A lo lejos miré, es mi hijo el que viene,
es mi hijo el que regresa con dolor,
de arrepentido corazón y valor.
No te vuelvas a ir,
soy tu Padre te amo, confía en mí.
Es tan dulce tu nombre María
que lo anhela mi voz
y sin ti yo no sé lo que haría
si has marcado mi vida
con huellas que me muestran a Dios.
Detrás de la pared, yo los vi,
porque a él y no a mi.
Fue él quien se marchó
y yo aquí siempre fiel, detrás de la pared.
Hijo sal de ahí,
es tu hermano, ha vuelto, alégrate.
Quiero llevarte conmigo
y que en mis días presente siempre estés
quiero buscar el silencio
y descubrirte otra vez
Otra vez descubrirte
otra vez cobijarme en ti
otra vez entregártelo todo
y así volver a decir
SEÑOR DE MIS SILENCIOS
Señor que me ilumine tu gloria
que amanezca mi alma
a un nuevo mañana
Señor, que me desborde tu amor
que sea lazo de misericordia.
Es tan dulce tu nombre María...
Señor de mi esperanza, Jesús
luz de mis pasos
en mis noches de vigilia
inúndame con tu presencia
déjame recorrer tus huellas
de pastor y padre.
Querida madre aquí estoy D
te ofrezco todo mi amor
Es tan dulce tu nombre María
que lo anhela mi voz
y tu vida está unida a la mía
si hoy me das tu alegría,
que en todo me conduce al Señor.
Señor de mis silencios más profundos,
Jesús, me regalas la vida de tu Espíritu
en la fuerza de tu nombre
das plenitud y sentido a mis sueños
Señor de mis silencios más profundos,
Jesús, me regalas la vida de tu Espíritu
en la fuerza de tu nombre
das plenitud y sentido a mis sueños
Señor de mis silencios más profundos,
Jesús.
REGRESO
Hoy decidí salir de tu lado
pedirte mis cosas, marcharme de aquí,
lo que me corresponde ser libre y feliz.
Pocos días después,
tuve hambre, no pude te extrañé.
172
Familia de Schoenstatt Maipú
no puedo vivir sin Ti. (Bis)
TRANSFORMA MI CASA EN TU
HOGAR
Tengo tus ojos en mis sueños,
tengo tus pasos en mi senda,
tengo tu brisa en cada noche,
tengo mi canto en Ti.
Madre, que en tu bondad
me acaricias con tus palabras
me cobijas en tu mirada,
en el silencio, en la nada.
Tienes mis manos, tienes mis pies,
tienes mis ojos y mis sueños,
tienes mi corazón,
tienes tu canto en mí.
Madre, también me formas
para que yo dé mis frutos
haz trabajado la tierra
y ahora quieres sembrar.
VIVIR EN TI
Transforma mi casa en tu hogar
que con sólo respirar
María te pueda sentir aquí.
Transforma mi casa en tu hogar
que con sólo respirar
María te pueda sentir aquí.
Hoy que todo era silencio hoy que tu
sombra ha cubierto mis anhelos; no
entendiendo puse mi confianza en ti,
todas mis dudas se esfumaron como el
viento y te he dado mi Sí.
Madre, tú eres la reina
de toda mi voluntad
que mi razón y mi sentir
sólo dependan de ti.
Creo en tu misericordia y en el amor que
ha rebasado mi memoria. Sí, Señor,
fijaste tu mirada en mí, cómo olvidarme
que ensalzaste a los pequeños y hoy tu
vives en mí.
Madre, tú me conoces
las cruces me cuesta aceptar
te entrego todos mis miedos
por ti las voy a cargar.
Jesús en la profundidad del corazón
llenas mi último rincón y descubro lo
mejor que hay en mí y en el centro estás
Tú, y quiero estar así, yo quiero vivir en
Ti.
TU CANTO
Tengo mi corazón en tu regazo,
tengo mis manos en las tuyas,
tengo mis pies en tu umbral
tengo mi canto en Ti.
Mucho tiempo te he esperado y al mismo
tiempo no lo habría imaginado, que tú
entraras en mi casa alguna vez, que tus
latidos y los míos se juntaran y hoy lo
puedo sentir.
Tengo mi historia en tu Santuario,
tengo momentos compartidos,
tengo tu voz en mis recuerdos,
tengo tu canto en mí.
Le das sentido a mi vida le das luz a mi
existir. Mi alegría es verdadera porque es
mi alma la que canta tu grandeza. Sí,
Jesús, te llevo muy dentro de mí, puedo
ayudarte para que el mundo algún día
llegue a vivir en ti.
Y hoy quiero cantarte
otra vez, María,
quiero abrirte mi corazón,
173
Familia de Schoenstatt Maipú
QUEDATE ENTRE NOSOTROS
CANTARO NIÑO
CORAZON MAS ANCHO
Cántaro de Barro, que tus grietas se han
notado, y avergüenzan tu armonía y tu
Ideal. Cántaro de Barro, te incomoda tu
pasado, y no quieres confrontarte una vez
más.
Mi corazón no quiere ver, lo que tu Amor
en mí quiere hacer. Mi corazón quiere
confiar pero el dolor le asusta más.
Quiere volar y a los cielos llegar pero la
vida le hace dudar.
Cántaro de Barro, has sellado tu costado,
y no dejas que perciban tu verdad.
Cántaro de Barro, de tristezas te has
llenado, y no entiendes que agrietado te
amo más.
No temas más, aquí estoy, yo se que
puedes escuchar mi voz. Te dolerá y
comprenderás que es la única forma de
amar. Pero al final, instrumento serás,
y al mundo entero Yo te he de enviar.
Porque lo que llevas dentro
Es un milagro que Yo quise modelar .
Cada grieta que se abre son ventanas que
Mi luz regalarán. Cántaro, cántalo.
/:Hoy, te repito una vez más que te amo
como estás y te elijo para derramarme:/
Hoy quiero ver tu Luz,
quiero que cargues tu Cruz.
|:Mi corazón, en tu corazón, y mi corazón
un Hogar para el mundo mi corazón, en tu
corazón, y mi corazón es totalmente
tuyo:|. Un hogar para el mundo.
DE CIRENE
Cántaro de Barro, no te inquietes si me
tardo, no te apures elevando tu dolor.
Siéntelo despacio, date tiempo es
complicado, hay secretos en tu noble
corazón.
Venías por aquel camino hacia mí.
En realidad nunca pensé cruzarte así.
Bajo esa cruz la majestad del Hijo de
David. Todo el pecado y la soberbia
original, sobre tus hombros a mi lado
pasarán. Y de repente el Salvador cayó y
no sé si es que te puedo ayudar.
Cántaro de Barro, no me tengas por
malvado, y si lo haces, sea por nuestra
amistad. Cántaro de Barro, no sonrías por
agrado, fortalécete al contrario y vuela
más.
Ayúdame a cargar tanto dolor.
Ayúdame, necesitan de tu corazón.
Pero Señor no puedo, Mira mi debilidad.
Ayúdame y verás cómo la hago mía,
y mía es tu capacidad de amar.
Porque lo que llevas dentro…
Los brazos se entrelazan para caminar, tu
aliento lastimado me va haciendo callar.
Y aunque nos griten voy entrando más, en
nuestra intimidad ¿Qué culpa hay en el
hombre, qué merezca tu don? ¿Acaso dar
la vida transforma un corazón? Cuando
llegamos a la cima entendí, que es por
amor.
Alfarero cuesta tanto, hacer vida lo que
canto, pero sueño que algún día llegaré.
Sé que es un regalo el sentirse así de
amado, te lo pido entonces con toda mi
fe.
174
Familia de Schoenstatt Maipú
DESPUES DE CAER
MISIONEROS
Una vez, te prometí que no
volvería a caer de nuevo ahí.
Y parece que no lo cumplí
aquí me tienes estoy de nuevo aquí.
Cuando la alegría, llega desde arriba
no existen las fronteras, sólo hay que
compartirla. (Bis)
Conoces bien todo lo que te quiero dar.
Sabes también cuál es mi gran debilidad.
Hoy me levanto de mis miedos por tu
amor,
es tu mirada y pide un nuevo aquí estoy,
y así descubrir ese fuego que grita en el
alma: soy misionero.
Hubiese sido mejor no comprometerme
con nada,
de esa manera la culpa no sería tan
pesada,
¿Cómo levantar mi corazón?
Madre no quisiera que Jesús me vea así.
oh Jesús yo quise ser perfecto para ti.
Me siento tan pequeño pero mi orgullo no
se quiere arrepentir.
No hay forma de que mi miseria quieras
preferir.
Toma mi Ser, y dale sentido al caminar.
Quédate aquí, junta mis manos que no se
rezar.
Cambian los pueblos y las calles pero el
Sol,
sigue alumbrando a los que dan su
corazón,
y quieren vivir de ese fuego que grita en
el alma: soy misionero.
Aquella vez Yo te prometí que siempre
volvería a creer de nuevo en ti.
Y parece que fue así, nunca me he ido,
estoy como antes aquí.
NUEVAS PLAYAS
Ha sido mejor que te tropieces y te caigas,
de esa manera entendiste que tus glorias
nos distancian, ¡Déjame levantar tu
corazón!
En este mar navego, y cantando vengo
hacia las nuevas playas voy.
En este barco encuentro un corazón muy
nuevo que comienza a despertar.
Madre no quisiera verlo tan lejos de mi.
Nunca quise que merezcas mi Amor por
ti.
Yo te he dado una puerta cada vez que
quisiste venir.
Son pequeñas, no te asustes, sólo siendo
niño, sólo siendo niño, sólo siendo niño,
podrás reír.(Bis)
Y su madero huelo, es agua y sal, y el
viento se lleva mi respirar.
Y su bandera al vuelo muestra el rostro
que refleja la fuerza de la vida.
Y quiero anclar mi barco en el cimiento
del faro y alumbrar con los demás.
En la playa vamos buscando corazones
que nos quieran ayudar.
Es el amor que urge, el podre me surge
encuentra mi mano para darse.
Y la alegría encuentro, los otros me la
dieron y el Sol que alumbra una vez más.
175
Familia de Schoenstatt Maipú
Discípulos, de Cristo en la tierra,
con la misión, de marcar una era,
hay que pelear, como guerreros de Ella.
La iglesia espera ya lo que Kentenich
vino a dar.
POR UN SOLO MOMENTO
En un desierto desperté,
sólo encontré a mi soledad.
La arena no pudo borrar,
tus huellas siguen en mi Fe.
Cristo nos guía, vamos con María,
en Schoenstatt buscamos la santidad.
Hoy anunciamos a un padre y profeta que
amó a la Iglesia y fundó nuestro hogar.
Aún somos pocos, nos falta de todo
y sin embargo sabemos que la Mater está.
Cansado con mi corazón,
ya no peleamos voy con él.
Y en una brisa recordar
la paz que Él sólo puede dar.
Entonces tu palabra me guió,
entonces tu mirada regresó,
encendiendo la hoguera de mi amor.
SUBIDO AL SICOMORO
Vas entrando en mi ciudad, y tanta gente
que se agolpa para ver quién es aquel.
Eres Tú, eres Tú.
Hoy te encontré y hoy te dejé,
es difícil pero ahora entiendo que
todo lo que sentí y todo lo que viví,
el silencio que grita “Quédate”.
Volveré a olvidar y olvidaré cómo andar,
el maestro se aleja una vez más.
Pero todo valió, mi perfume y dolor,
por un solo momento con mi Señor.
Tímidamente me reprocho que hoy
tampoco te veré, y sin embargo
encuentro el modo, de fingir que igual no
lo quería hacer, igual no lo quería hacer.
Pero estás pasando por aquí,
y algo está pasándome a mí.
Mi camino seguirá,
como el tuyo hasta la Cruz.
Puedo serte fiel en la misión,
si voy con los hermanos que me das.
Voy a subirme a mi verdad, para
aceptarme como soy, y así mirarme a los
ojos y que me mires con amor.(Bis)
Tantos han querido reemplazarte,
ocultarte y negarte.
Tantos dan su vida por tu nombre,
sacerdotes como Tú.
Vas entrando en mi casa, y las cosas que
no quiero que descubras sobre mí están
aquí, están aquí.
SOMOS JM, SOMOS IGLESIA
Abres con fuerza las ventanas, que antes
no reconocí y todo el sol de la mañana de
develan ante ti, te develan ante mí.
Dicen que el mundo perdió su sentido,
que el odio es más grande y la muerte ha
vencido. Dicen que nadie ayuda al que
sufre, que Dios se ha dormido y la Iglesia
se hunde. Pero aquí estamos y no nos
asustamos, la noche no puede, apagar,
esta luz.
Hoy has vuelto a confiar en mí,
y quiero regalar todo por ti.
176
Familia de Schoenstatt Maipú
Un niño pequeño que tiene sus sueños,
sus miedos, sus ganar de reír,
Un niño pequeño que tiene sus sueños,
sus miedos, sus ganar de vivir,
Un niño pequeño que tiene sus sueños,
sus miedos, dispuesto a morir,
Un niño pequeño que tiene sus sueños,
sus miedos, que quiere ser feliz.
TODAVIA UNA VEZ MAS
María una vez más,
María es que vuelvo a olvidar
todo lo aprendido, tu sí incondicional.
María una vez más,
María ¿porqué no puedo confiar,
como en aquel día de mi Sí filial?
María una vez más,
de rodillas pedirte paz,
quiero que me ayudes a vivir mi Ideal
Todavía soy un niño…
TU HERENCIA
No se apaga el fuego
aunque tenga miedo,
no se tuerce el hierro,
no habrá vuelta atrás.
Sólo Tú que reinas
en cada recuerdo puedes
levantarme para dar,
un paso más.
Saliste a pelear con la noche en los ojos,
y en tus cristales todo el fuego de la
guerra. Tanto dolor y tanta desesperación,
hoy hacen falta aquellos héroes que aún
temiendo digan “¡Voy!”
Mirando el horizonte vuelves al santuario,
y puedes abrazar allí a tus hermanos, y en
la distancia el Padre bendice tu valor,
nunca estás solo congregante, María vive
en tu corazón.
Todavía soy un Niño,
necesito tu cariño.
Todavía miro el cielo,
quiero cumplir todos tus sueños.
Todavía tengo miedo
de extrañar todo lo que veo.
Todavía me hacen falta
mi Santuario y mi guitarra.
José yo voy con vos,
nos une tanto la misma pasión.
José siempre serás, una luz que
renueva el sentido de luchar
Y así volver a intentar
nuestra mayor libertad, libertad, libertad.
(para amar)
María una vez más,
María en tu Poder y en tu
Bondad fundo mi vida y me pongo a
andar
María te quiero cantar,
María ven a trabajar:
mi naturaleza harás elevar.
María una vez más,
María me has vuelto a mirar.
Aurora que en mi cielo, borra la
oscuridad.
Corres como un niño que acaba de
confiarse, y en secreto ríes como los
audaces. Pero de repente el mundo
desapareció. Abres los ojos, es tu Madre
que te sonríe y te lleva a Dios.
No se apaga el fuego…
177
Familia de Schoenstatt Maipú
MISION NIGERIA
Si una estrella en el cielo
Se inclina para anunciar
No se dé noche más distinta
En que el Señor viene a reinar.
ASEMEJANOS A TI
Madre aseméjanos a Ti
Y enséñanos a caminar
Por la vida tal como tú
Lo hiciste fuerte y digna
Sencilla y bondadosa
Repartiendo amor y paz
En nosotros recorres nuestro tiempo
Preparándolo para Cristo Jesús.
Señor puedo tomarte en mis brazos
Tan cercano has querido reinar
Eres Dios aunque deban cargarte
En tus ojos al cielo llegar.
Puedo ofrecerle a Él mis manos
Se fijara en un pastor
No me rechace lo que tengo
Porque esto es todo lo que soy.
BAUTISMO DE FUEGO
Espíritu conoces mi vida
Haz visto lo que hay en mi
Sabes bien de mis temores
Te los entrego, confío en ti.
En el umbral de un pesebre
La luz presenta a una mujer
Esta postrada en contemplarlo
Le muestra al mundo un salvador.
Espíritu transforma mi vida
Lléname con tu poder
Cuida bien que deje de huir
Haz que me atreva a partir.
CANCION AL DIOS ESCONDIDO
Como puedo hablarte
Si no te miro de frente
Como puedo seguirte
Si no encuentro tus huellas.
Espíritu me haz dado la esperanza
Ahora puedo caminar
Haz hecho valiente al miedoso
Fuerte al débil, quédate aquí.
Como puedo adorarte
Si estas escondido
Como puedo amarte
Si no me puedo obligar.
Espíritu de amor tan entrañable
agua que trae el perdón
fuego que enciendes al mundo
ven a nosotros, a mi corazón.
Espíritu no hay puertas sin abrir
Transforma a la carne, mi piedra, Señor.
Pero quiero hablarte, y quiero seguirte
Y desde el fondo de mi ser adorarte
Pero más que a mí mismo
Quiero amarte.
CAMINO DEL PASTOR
Llevo en la espalda mi trabajo
Mis pies cansados ya no dan mas
Belén has dado la esperanza
Por la que quiero caminar.
Y si para amarte he de amar
Permíteme entregarme
En vida y muerte a cada hombre
Como lo haría por ti.
178
Familia de Schoenstatt Maipú
Y volar, con los ojos en la luz del sol
y volar, hacia el bautismo de tu espíritu
y volar, con la certeza que no morirá la
esperanza
si esta tu cruz y tu fuego en el corazón.
DESCIENDE
Hoy me presento ante ti
Te traigo mi debilidad
Como el niño que soy
Con mi pequeñez y mi temor.
Traemos la pequeñez
con la que haces tus milagros
y la humildad de tu cruz
pasión que levanta en el dolor.
Tómalos, transfórmalos en fortalezas
Para hacer apóstol de tu luz.
Espíritu de Dios
desciende sobre mi cruz
pues es mi esperanza
a que quiero entregar a los demás.
Se unan las diferencias
para poder alabar
a quien nos hace iguales
en el amor.
Espíritu de santidad
Desciende sobre mi misión
A Ti pertenezco y de Ti estoy hecho
Soy congregante de tu luz.
Cada esfuerzo será
luz de esperanza
cada oración tu fuego
de resurrección.
HIMNO MISIÓN NIGERIA
Y volar...
Hoy un nuevo resplandor
trae tu rostro a nuestro ojos
la claridad de tu amor
marca los pasos a seguir.
NUESTRA ALIANZA
Tu manto es el sol que abraza mis heridas
Madre de esperanza estoy aquí
Porque bajo tu mirada llena de amor
Se me ha abierto tan profundo el corazón.
Es la confianza en ti
la que despliega nuestra alas
hoy baja tu bendición
marcando con fuego mi misión.
Del rumbo brilla el oriente
en la sonrisa si fin
de quien me invita a ser
su hermano en ti.
Junto a mi vivirás, mi instrumento
Y en su nombre prenderemos de fuego
Triunfara nuestra alianza
Donde exista la separación
Te he elegido libremente
Y no te dejaré jamás.
Cada palabra será
puente hacia Cristo
cada mirada luz
para el corazón.
No pongo más resistencia para dejarte forjar
Lo que sueñas como madre en mi
Hoy te agradezco tomar a esta mi pequeñez
Para llevar en las manos, mi bandera.
179
Familia de Schoenstatt Maipú
OFRECIMIENTO
SALVE REINA
Cuanto llevo conmigo,
Lo que soporto, lo que arriesgo,
Lo que pienso, lo que amo,
Los meritos que obtengo
Lo que voy guiando y conquistando,
Lo que me hace sufrir, lo que alegra,
Cuanto soy y cuanto tengo te lo entrego.
Encontré en un Padre que acoge
El misterio de mi misión
Una cruz atraviesa mi alma
Esa cruz que cargo con amor.
Si Padre hoy vengo a decirte si.
Es Jesús el que me llama por mi nombre
Es Jesús el que me ama y conoce
Sígueme, te invito a cambiar
Este mundo en familia
Abriremos camino.
Para penetrar el alma de quienes han
dado su corazón
Y encaminar bondadosamente a tí,
A los que por misericordia
tú quieres escoger para ti.(Bis)
Para ti.
PADRE AMADO
Padre amado
Como un niño que acaba de nacer
Quiero encontrarme protegido en tus brazos
En ellos puedo descansar y ser de ti
Mientras me alegro de lo que hay en tu mirada.
Como cuidas que la brasa
Que está ardiendo no se apague,
Quitas piedras del camino del más débil
No existe viento que pueda terminar
Con la calma de mi barca que está anclada en
tierra firme.
Antes de que te vieran nacer
Yo te conocía y te he amado
Bajo la sombra de mi mano
Te he librado
Para que vuelvas a mi.
180
Madre, yo soy de Cristo
Congregante hasta el fin
Madre por Ti y por ellos
Vale la pena vivir
Voy a entregarte mis fuerzas
Para que te amen a Ti
Una cruz negra enterrada
Salve Reina, los que van a morir.
Familia de Schoenstatt Maipú
TIEMPO DE ALIANZA
ACUERDATE DE MI
APARECES
Acuérdate de mí,
cuando estés ahí. (Bis)
Hay días en que me vuelvo ciego
y no escucho ni mi voz.
Jesús te busco y no te encuentro,
no hay destellos de tu luz .
Acuérdate Señor,
de este pobre servidor
Que tienes a tu lado,
cargando su pasado.
Acuérdate que no,
que no todo fue pecado.
Hoy miro arrepentido,
como merecí estos clavos,
sólo Tú puedes salvarme Señor.
Hay días en que hasta me olvido
de recordar mi razón.
es cuando vuelvo a ser niño
implorando en oración.
Es cuando pregunto por qué
tropiezo y vuelvo a caer.
Acuérdate de mí…
Y apareces cuando el Sí quiere ser
negación
cuando intento esconderme en rincones
oscuros
y una vez más me invade el temor.
Y apareces a levantar la fe que cayó,
a entregarme a tu Madre como
Educadora,
hoy dispuesto a morir por tu misión
porque hoy creo en ti, mi Señor.
Hoy brilla en el recuerdo,
la luz de tu mirada.
Son esos momentos
los que encienden mi esperanza.
Y quizás fue mi pasado,
la razón para tus clavos.
Quizás todo lo hiciste
para que vuelva a tu lado.
Ya no importa mi pasado,
ya no me atan estos clavos.
Porque Dios me ha perdonado,
me ha devuelto a mis hermanos.
Porque morir a tu lado
me ha dado Resurrección,
Cuando intento y no consigo
y el sufrir niega mi voz,
Jesús enséñame el camino,
hazme fuerte en el dolor.
Es cuando nace un para qué
en marcha, en ti, hoy viviré.
Acuérdate de mí, Acuérdate de mí,
Acuérdate de mí, cuando estés ahí.
181
Familia de Schoenstatt Maipú
El filo de tus palabras
Anunciando la alegría
Repercuten en el alma
Llaman a vivir la vida.
No te detengas Reina, ven
Se tú mi refugio al caer.
ayúdame a ser instrumento
en las manos de Cristo
quiero cumplir su querer.
Ven con coronas de fuego y victoria
¡Ven, Reina, ven con tu poder!
Caes, camino a Damasco,
Y te confrontas con Cristo:
“Por qué me persigues, Saulo”
Con un ardor jamás visto.
Abrazado a la cruz que enciende mi
esperanza ya siento tu respirar en el
corazón que late fuerte y sin descanso
por aquellos que vendrán.
APOSTOL DE JESUCRISTO
(San Pablo)
Ahora conoces su rostro,
El Espíritu ha soplado,
Entero eres del Maestro,
Apóstol fiel, su soldado.
CAMINHO DE ETERNIDADE
Caminho de eternidade
na vinha de nosso Senhor
na paz do filho perseguido no amor.
Concédeme a mí también
Llevarte a todos los pueblos,
Por el Espíritu ser
Apóstol como fue Pablo.
No olhar do Pai que ilumina
mãos dadas com a mãe do céu
sereno que luta e caminha com a fé em
Deus.
“Cuando soy débil, soy fuerte”
“revestido de la luz”,
Anunciar que ya no hay muerte
Para quien cree en tu cruz.
Filho do céu
eternidade no ar
no amor, caminho, verdade, minha vida..
Señor, permíteme darte a conocer.
Jesús, por la misión quiero serte fiel.
Sou terra mais também sou filho
dia a dia passo a passo eu vou
semeando verde a esperança a flor eu
vou.
CAMINANDO
Caminando miro al cielo, buscando un
espacio donde pueda descansar
al lugar donde llamaste con tu voz
despacio aquél día tiempo atrás.
Partilha na fé em minha cultura
coroando a aliança de amor
com minha cruz meu canto e minha
alegría com meu Senhor.
Sopla el viento llevando la voz del que
me llama por mi nombre una vez más
pareciera que el silencio grita tu palabra
trae ecos de eternidad.
La luz de tu mirar ilumina mi caminar.
Dar pasos y confiar voy
donde quieras llevar.
182
Familia de Schoenstatt Maipú
Tus manos abrazan la Historia.
Caben todos en tu misericordia.
Te mueres por vernos vivir.
Queremos vivir Frente a Ti.
EN MANOS DEL PADRE
¿Qué hay de verdad en este ardor,
De real en el calor
Que empapa mis sentidos?
Hoy Jesús nos llama
a celebrar su Novedad:
Que en Él la vida encuentra
una razón para el dolor,
para el amor. Frente a Ti
¿Cómo saber si no me engaño
Después de tantos años
De gozo en tu presencia?
Pues solo el pensar que no te amo
Me empuja, desolado,
A ahondar en tu Pasión.
(Frente a Ti)
Se abren las puertas del Cielo.
(Frente a Ti)
Nos envuelve un Espíritu Nuevo.
(Frente a Ti)
Y se enciende un llamado a servir!
(Frente a Ti)
Queremos vivir Frente a Ti. (x3)
“¿Adónde iré, Señor?”,
pregunto, osado,
Si solo de tu lado
La Vida veo nacer.
Esto es verdad:
Contigo yo soy feliz
Y no puedo concebir
Tu Voluntad no seguir.
LA LABOR DEL APOSTOL
Arde el corazón
Deja fluir tu canción
Eleva tu oración
Para contemplar tu misión.
Quiero vivir
Intensamente por ti
Regalándote mi sí
Como lo hiciste por mí.
Qué vasto que es el mar
Cuán amplio es el soñar.
Te miro a los ojos, tu brillante rostro,
Me gritas con fuerza y amor de verdad:
Un ideal
Sembraste en mi interior
Ser santo por ti, Señor,
No callar mi corazón.
“Ha llegado la hora de tu amor
A ver si lo anuncia tu voz;
Muerde fuerte, puños apretados:
Yo voy a luchas con vos”.
No soy digno de merecer Padre
Esta gran invitación.
“Si la sal pierde su sabor,
¿Quién la volverá a salar?
Serás vos, hijo mío, serás vos.
Esa es tu gran labor”
Esta misión
Es dura, pero Señor
Todo lo puedo con Vos
Llegó la hora de mi amor.
FRENTE A TI
tus ojos sondean el alma.
Tu sonrisa nos habla en la calma.
Tus pasos queremos seguir.
Frente a Ti, queremos vivir, Frente a Ti.
Hoy mi Alianza de Amor
Es tu Alianza de Amor
Hoy te contesto Sí,
Quiero vivir por ti.
183
Familia de Schoenstatt Maipú
MI ENTREGA A TI
MILAGRO EN EL JORDAN
Contigo Señor
hoy solo quiero estar
pues quiero hablar tan sólo
de mi vida y nada más
por la cual pronto te vas a entregar
por aquella que pronto morirás.
Me siento tan pequeño
y me es difícil aguantar
caminar se hace duro
y cuesta arriba una vez más
pero es por ti que yo puedo pelear
por alcanzar aquello que tú dirás.
Acuden a este lugar
multitudes con el mundo a cuestas
sumidos en dolor y oscuridad
temblando y dudosos se acercan
buscando la vida, buscando el perdón.
Con mi voz siempre en alto
preparo el camino a Aquél
que vence tinieblas, regala a los hombres
la paz y el fuego de Dios.
Un humilde Jesús se presenta ante mí
la voz de enmudece y el corazón grita:
“soy yo quien necesita de ti para vivir”.
Y es en ti, Señor,
que hoy he vuelto a creer
en la fuerza del Espíritu
que hace que en mi tierra llueva
y esa es agua de tu fuente que renueva
mi entrega a ti.
El trueno resuena en el cielo
se estremece el Jordán de temor
tu Espíritu irrumpe en el mundo
Dios nos ha dado un Redentor.
SÉ EN QUIÉN HE PUESTO MI
CONFIANZA
Y es por fin Jesús
que te he podido encontrar
contigo quiero, en mi vida,
entregar cada vez más
porque en tus hombros
mi cruz yo puedo cargar
y tras tus huellas
siempre quiero caminar.
Sólo pido: con María quiero estar,
pues mi misión, sin Ella,
no puedo afrontar
porque ya ves, es tanta la debilidad
y es por Ella que te prometo fidelidad.
Es hora de irrumpir en estos tiempos
de llenar de luz la fuerte oscuridad
sembrando corazones al servicio
de instituir el Nuevo Orden Social.
Llevando las banderas del amor
y golpeando juntos con un fuego que nos
une y no se apagará.
Porque sé en quién he puesto mi
confianza: en un Dios que no se calla,
quiere habitar mi canción.
Y es confiando en ese Padre que
podremos construir en este mundo su
reinado y su legión.
María enciende nuestro corazón,
su Alianza queremos coronar.
184
Familia de Schoenstatt Maipú
En el camino caí, y solo ahí descubrí
que este amor también busca nuestra
pequeñez. Es difícil, ya sé, pero debo
aceptar, que de esta experiencia yo si
viviré. Alegría, tristeza y amor,
esperanza, dolor y canción.
SIEMPRE PARA TI
Jesús, tú me llamaste
yo no lo podía entender
“No tengas miedo”, me dijiste,
“porque este es mi querer”.
Empecé a caminar
Tú me mirabas al rezar,
siendo tan pequeño aún,
no sabía de qué hablar.
Y hoy quiero entregarme por fin
sin barreras, sin fronteras.
Quiero conocerte así
para darte todo lo que soy:
mis pequeñeces,
mis grandezas y mi amor.
Y ahora aquí estoy, Señor,
junto a ti, recíbeme.
Y ahora yo: sí, por fin te conocí
ya mi vida, vacía, jamás estará
Tú me llevas a mí a siempre descubrir
que puedo amarte más sin buscar recibir.
Nada quiere mi alma poseer si por
siempre te puede tener.
Hoy Jesús me revistes con tu Amor
quieres que te siga siempre donde vayas.
Hoy Jesús, me haces digno de tu Amor,
me invitas a llevarte a mis hermanos,
me llamas a ser siempre para Ti.
Pero ahora, Señor,
yo te he fallado a ti,
es que mi pequeñez
no me permite ver.
Y hoy quiero entregarme…
REINA Y MADRE
Dios te salve Reina y Madre,
Dios te salve (Bis)
Y Tú me dices ahí:
“yo te vuelvo a elegir,
sólo confía en mí
y volverás a sonreír”.
Dios te salve, María, llena eres de gracia;
el Señor es contigo; y bendita Tú eres
entre todas las mujeres, y bendito es el
fruto de tu vientre, Cristo Jesús.
Entonces me regreso, Señor,
junto a ti, envíame.
Santa María, Madre de Dios, ruega por
nosotros, pecadores, ahora y en la hora de
nuestra muerte. Amén.
SIN FRONTERAS
Hoy te quiero contar como he estado
hasta aquí pero tu bien sabrás lo que
cuesta decir. Tantas cosas viví otras me
las perdí, sin excusas te las diré todas a
Ti. Alegría, tristeza y amor, esperanza,
dolor y canción.
185
Familia de Schoenstatt Maipú
TU VOZ
Una vez más yo solo frente a ti
tantas cosas que me das y nada puedo
decir pues tu voz canta en mi alma
hay tantas cosas de que hablar.
Tu voz Maria me llena el corazón
habita en mi interior
me enciende en el amor
por eso te cantaría para siempre esta
canción porque no hay amor más dulce
que el que escucho en tu voz.
Una vez más yo solo frente a tí
he vuelto a fallar a nuestro eterno sí
y tu voz canta en mi alma
que me amas tal como soy.
Una vez más yo solo frente a ti
he vuelto a dudar si tú me amas de verdad
y tu voz grita en mi alma
que tu entrega es real.
186
Familia de Schoenstatt Maipú
CONVERSIÓN
CONTIGO EN EL CAMINO
ESPERA MI SEÑOR CRUCIFICADO
Que sean mi voz la que calme los mares
Mis pies marquen Jerusalén
Mi luz, la de Cristo y su voz
Y que brillen las aguas que tenga que
surcar.
Espera mi señor crucificado,
Espera que despierte el corazón,
Que el mirarte silencioso y traspasado,
Te dirá nuevamente su canción.
Cantando bajo el cielo de la noche,
Al sentir, mi Señor tu inmensidad,
Cuando todo callaba frente a ti,
Me cubría como un manto tu bondad.
Señor, pescador de este tiempo,
Pastor, de este monte que esconde al sol
Cada atardecer, sea bendita esta tierra
Y que siga la gracia de ser una antorcha
en las sombras del mar.
Espera mi señor crucificado…
Cristo, voy contigo en el camino,
Que me regalaste para andar,
Haz que lleve fuego en el alma
Y mi corazón en calma,
Para darte la verdad.
Cristo, voy contigo en el camino
Hacia un puerto lleno de tu paz,
Rema con mi barca mar adentro
Que mi red salga al encuentro
De quien no te pueda ver
Cuando vas con mis pies
Recorriendo el camino otra vez.
Llorando bajo el cielo de la noche,
He dejado que muriera mi cantar,
Y en la noche más oscura de mi vida,
Tal ves tú, te cansaste de esperar.
Espera mi señor crucificado…
Que sea tu pan esa que guía,
El vino, tu sangre que sella el final,
Tu camino, Señor ese mismo camino
Que hoy he venido a andar para que otros
lo puedan seguir.
187
Familia de Schoenstatt Maipú
HOY CREEMOS
LA FLAGELACION
He intentado buscar, la manera mejor
de poderte encontrar,
de descubrirte en mi vida Jesús.
Y es cuando logro sentir, que la esperanza
que das vive en mi hermano y al fin
puede con El construir un anhelo mayor.
Hoy pude verte entre sueños
En las penumbras corrí
Pues hoy vi en tus manos amarradas
Llanto de tanto sufrir.
Risas de rostros ajenos
golpes sin nombre ni fin
Y tu voz que brillaba en la sombra
Hoy parecía morir.
El creer por amor, el amar sin pedir,
el pedir que nos llenes y atrever arriesgar
pues en Ti Señor el temor se hace paz.
Pero ese fuego de tus ojos
Aquella luz de amanecer
Traía el sol de la esperanza
Para hacerme comprender
Que sin heridas no habría fe.
Vamos a la luz, sin mirar atrás ,
corazón al servicio de Dios
Ven hermano a sentir
el mensaje que cruza el desierto.
Preparad la voz, para anunciar,
el milagro que ha de venir.
Hoy creemos Señor
y por Ti partiremos de nuevo,
celebrando el misterio
con que te haces presente en la Cruz
en el Pan de la Verdad.
Tu cuerpo oscuro fue guardando
Llagas de otros porvenir
Y esa sangre fue regalo
Que veo hoy en ti aquí a tus pies
Dolor que me hace renacer
Dolor que me hace renacer.
Ahora que puedo ver, como vives en mí
dame la luz al mirar
para encontrarte en el mundo de hoy.
En el silencio del sur, en la potencia del
mar en el fuego del sol,
te haces presente y sin más nos invitas a
dar.
NO ME MUEVE
No me mueve mi Dios para quererte
El cielo que me tienes prometido.
Ni me mueve el infierno tan temido
De dejar por eso de ofenderte.
No me mueve Señor, muéveme al verte
Clavado en una cruz y escarnecido
Muéveme al ver tu cuerpo tan herido
Muéveme tus afrentas y tu muerte.
La fuerza del perdón, la sonrisa de un sí,
la confianza que traes, y que siembras en
nuestro ideal de ser portador de tu luz.
Vamos a la luz…
Muéveme al fin tu amor y en tal manera
Que aunque no hubiera yo te amara
Y aunque no hubiera infierno te temiera.
No me tienes que dar porque te quiera
Pues lo mismo que yo espero, no esperara
Y lo mismo que te quiero te quisiera.
188
Familia de Schoenstatt Maipú
Que quieres de mi.
PRESENTE, VIVO Y REAL
Hablas claro y no entiendo
Cerrado está el corazón
Es que quiero y no puedo
Rendirme a tus pies Señor.
Emprendiendo una marcha hacia Dios un
camino de la santidad, en la verdad, la
humildad y el amor, vivir tu voluntad.
Mas la ruta no es clara, pero si el final
tu llamado mi vocación tarde o temprano
me has de mostrar. Y ardiendo el corazón
hoy me he de preguntar.
Una luz en la oscuridad
Se nubla todo otra vez,
Dame fuego para vivir
O deja almenos morir por ti.
SEÑOR MIO Y DIOS MIO
Y aunque ese amor aun no lo comprendo
Está presente, está vivo y es real
No lo veo no lo alcanzo ni lo siento
Está escondido en el vino y en el pan.
Se levantó polvoriento
al tercer día de verlo partir.
Era impetuoso e incrédulo,
lloraba su muerte, sin fin.
Cristo Rey perdona a este pobre pecador
Que no sabe amor, y enséñale a entregar
Señor vida y corazón en el altar.
Sin miedo a morir.
Volvió al hogar ese día,
y fue Juan el que lo recibió.
Buen Tomás, hoy ha vuelto el Mesías,
ven a celebrar con el Señor.
En la cruz entregado
Y en el pan te tenemos hoy
No te vas a morir por mi
Sino que yo viva en ti.
Ven buen Tomás toca
las heridas de la libertad.
Oh mi Señor, oh Dios mío
y su voz comenzó a adorar.
Óigase en toda la tierra
que el Mesías ha vuelto a vivir.
Que la paz ha llegado a nosotros,
pues sus llagas sanaron por mi.
Que se anuncie en los pueblos,
que este día habló el Señor.
Que ese hombre clavado al madero,
hoy se alza venciendo a la muerte
por la eternidad.
QUE QUIERES DE MI
Perturbado y cansado de todo, de mi falta
de amor, el vacío en el alma, un llamado
A tu causa Señor. Y el mundo se ríe de
todo nos apuñala sin compasión, egoísmo,
orgullo y odio, que penetra en el corazón.
Nos ocultan la verdad para mostrar la
mentira, y ya basta de engaños si es
Cristo en mi hermano el que me necesita
y me hundo en oración.
Id mis hermanos por el mundo
y mostrad lo que vieron en Mí.
Derramad el espíritu vivo
pues ya nadie tendrá que morir.
Que quieres Dios de mi,
Que quieres hoy de mi,
Que quieres Dios,
Que quieres de mi.
Que quieres Dios de mi,
Que quieres hoy de mi,
Que quieres Señor,
Y sed felices por siempre
los que crean sin tener que ver.
Pues yo iré caminando
cada paso que vosotros deis.
189
Familia de Schoenstatt Maipú
VEN ESPÍRITU DIVINO
VEN ESPÍRITU SANTO CREADOR
(P. Cristóbal Fones)
Ven, Espíritu Divino, manda un rayo de
tu lumbre desde el cielo.
Ven, oh Padre de los pobres, luz profunda
en tus dones Dios espléndido.
Ven, Espíritu Santo Creador
Ven, Fuego que alienta la vida
Ven, Agua que limpia y nos fecunda
Soplo que nos hace andar.
No hay consuelo como el tuyo, dulce
huésped de las almas, mi descanso.
Suave tregua en la fatiga, fresco en horas
de bochorno, paz del llanto.
Empujas la historia hacia la libertad
deshaces los miedos que atan
derribas los yugos que oprimen la voz
sacudes las cobardías.
Luz Santísima, penetra por las almas de
tus fieles hasta el fondo qué vacío hay en
el hombre, qué dominio de la culpa sin tu
soplo. Lava el rostro de lo inmundo
llueve, Tú, nuestra sequía, ven y sánanos.
Más dentro de mí que yo mismo
me habitas, Espíritu de amor
me mueves por dentro, me lanzas a amar
me llenas de gracia y ternura.
Toma todo lo que es rígido funde el
témpano, encamina lo extraviado. Da a
los fieles que en Ti esperan tus sagrados
siete dones y carismas. Da su mérito al
esfuerzo, salvación e inacabable alegría.
Amén.
Me alzas del polvo, me pones de pie
me abres de nuevo el camino
me imprimes a fuego en el corazón
el rostro de Cristo el Señor
Ven, Espíritu Santo Creador
Ven, Consolador de los pobres.
190

Documentos relacionados