Paseo por Carabanchel

Comentarios

Transcripción

Paseo por Carabanchel
Paseo por Carabanchel
(...desaparecida en la década de los 80). Actualmente, Pza. Del Conde de Eleta
“Desde la Finca de Vista Alegre hacia los siglos XIX y XX”
CURSO:
La Historia de España de los siglos XIX y XX
en la Finca de Vista Alegre
Antonio Clemente COLINO PÉREZ
[Contacto: [email protected] ]
Junio de 2007
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
1
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
2
Paseo por Carabanchel:
“desde la Finca de Vista Alegre hacia los siglos XIX y XX”
INTRODUCCIÓN:
Este paseo por algunas calles de Carabanchel, se incluye en el Curso “La Historia de España de
los siglos XIX y XX en la Finca de Vista Alegre” y va dirigido a profesores de Educación Secundaria. Con él pretendemos descubrir y/o recuperar algunos elementos, presentes en este Distrito,
que pueden servirnos para conocer mejor la Historia de España de los siglos XIX y XX y poder
plantear diversas actividades con nuestros alumnos.
Queremos hacer un recorrido abierto a la imaginación de los profesores que participan en este
curso, con el que iremos atravesando puertas que pueden servir para iniciar caminos que posteriormente podremos recorrer y plasmar en materiales útiles para trabajar con nuestros alumnos.
En este recorrido los profesores podremos ilusionarnos aprendiendo y nuestros alumnos podrán
aprender con ilusión.
RECORRIDO: Este paseo, que puede ser continuado posteriormente con otros paseos
complementarios, incluye inicialmente el siguiente recorrido:
Inicio:
Finca de Vista Alegre.............................. Baño de la Reina, Jardín, Campana ...
Calle General Ricardos........................... Fuente (1863)
Palacio del Marqués de Salamanca........ Cedro
Plaza de Carabanchel Bajo..................... Junta Municipal, Fuente (1936), Colegio Santa Cruz.
Calle Padre Amigó y Reformatorio Sagrado Corazón
Colonia Torres Garrido............................ Fábrica de curtidos, Calles María Lejárraga, Witerico
Calles La Época, Siglo Futuro y Diario la Nación.....Colonia La Prensa
Calle Eugenia de Montijo......................... Colegio San Gabriel, Santa Rita
Calle Monseñor Óscar Romero............... La Fosforera, La Mina, Cinco Rosas
Ermita Nuestra Señora La Antigua........ Cementerio, Muñoz Grandes, La Cárcel
Hospital Gómez Ulla, Calle Muñoz Grandes
La Chata. Calle General Ricardos
Final del paseo........................................... Finca de “Vista Alegre”
No podemos incluir en este paseo algunos elementos importantes que también se ubican en el
Distrito de Carabanchel, como son:
El Puente de Toledo, La Ermita y la Fuente de San Isidro, Los Cementerios de San Isidro,
San Justo y Santa María, El Cementerio de los Ingleses, La Colonia Tercio Terol,
El barrio de Mataderos, el Parque de Comillas, El Colegio Concepción Arenal ...
que pueden ser motivo de nuevos paseos.
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
3
Juan Mieg (1779-1859): Carabanchel Alto (arriba), Carabanchel Bajo (abajo).
(“Recuerdos de Carabanchel”, p. 96 IV La memoria reciente. C. J. López. Ed. La Librería, 2003)
Profesor y naturalista suizo, llegó a España en 1814 acompañando a Fernando VII en la vuelta de su
exilio. En 1825 fija su residencia en Carabanchel donde se le conoce con el mote de tío Gigüeño.
Fue Director del Gabinete de Física y Química del cuarto del Serenísimo Infante don Antonio.
Escribió varios libros y pintó varias acuarelas en las que plasmó los alrededores de Madrid.
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
4
PARA EMPEZAR:
Nos encontramos en lo que actualmente es Carabanchel, uno de los Distritos de Madrid, que
cuenta con 7 barrios. Estamos en el barrio de Puerta Bonita situados casi a la misma distancia de
los límites norte (con el Río Manzanares) y sur del Distrito.
Y también estamos casi a la misma distancia del Distrito Usera, al este, que del Distrito Latina, al
oeste. Carabanchel hoy es casi un triángulo algo arrugado y un poquito estropeado. (anexo I)
El Carabanchel actual es muy distinto al Carabanchel de otras épocas. En realidad ha habido
distintos Carabancheles a lo largo de la historia:
el Carabanchel actual, el Carabanchel anterior a la delimitación del Distrito Latina, los Carabancheles anteriores a la anexión de 1948, los Carabancheles en tiempos de Felipe II, los Carabancheles
de San Isidro.
Incluso podríamos remontarnos a los Romanos, los Carpetanos y también a épocas prehistóricas.
Vamos a centrarnos hoy en un período breve y relativamente reciente de los Carabancheles.
Pasearemos por las calles del actual Distrito de Carabanchel tratando de encontrar las huellas que
quedan del paso del tiempo por estos lugares, particularmente de las dos últimas centurias.
Quiero invitaros a pasear buscando algunas pistas que nos puedan ayudar a conocer mejor este
Carabanchel de hoy, y a encontrar las señales que nos permitan recrear la Historia de los siglos XIX
y XX.
Para empezar nos encontramos aproximadamente aquí, en este edificio que actualmente alberga
el CRIF “Las Acacias”, aunque tratando de ser preciso, no sabemos bien si el Crif “Las Acacias”
está dentro de este edificio, o si es él mismo todo el edificio. Quizá sea el espíritu del CRIF quien se
esconde en los rincones de este viejo Palacio. Sobre este Palacio hay mucho escrito, buen ejemplo
se encuentra en el Diccionario Geográfico de Madoz, pero no está todo claro.
Ciertamente podemos ver algunas cosas algo raras:
veremos una bañera sin tapón, un estanque sin agua ni barcas,
una campana que no toca, una fachada desnuda, una capilla sin misas...
...Por lo que parece aquí hay muchos temas por investigar. Además, podemos señalar que estamos
rodeados y cercados.
Fuera de este Palacio, al otro lado de la actual verja que sustituye en parte a la tapia de ladrillo que
cercaba toda la finca, se encuentran personajes singulares y dispares. Descubriremos, entre otros, a
General Ricardos, Muñoz Grandes, Clara Campoamor, María Lejárraga, Eugenia de Montijo,
Teresa Cabarrús, Francisco de Goya, Manuel Machado e incluso veremos a San Isidro en alguno de
sus milagros...
...Pero no seamos recelosos y empecemos el camino.
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
5
“Recuerdos de Carabanchel” (IV. La memoria reciente, pg. 90 y ss.) Carlos J. López de la Cruz
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
6
EMPECEMOS EL PASEO:
Para empezar, y situados frente a la entrada de este Palacio, que a veces no está claro si es el
viejo o el nuevo o el antiguo, quiero que nos fijemos en la fachada y en su alrededor y veamos qué
nos falta. ¿Qué adorno colocaríamos sobre la puerta del Palacio? y ¿qué pondríamos sobre los pedestales que en forma de semicírculo hay a nuestro alrededor en el jardín?
Entremos en el Palacio. Os sugerimos que os imaginéis que somos alguno de los personajes que
visitaron esta Finca de Vista Alegre en sus años de esplendor. Ir entrando hasta el baño de la
Reina. ¿Qué función creéis que tuvo este baño en su época? Y ¿para qué podría servirnos ahora
como profesores?
Parece oirse sonar una campana, veamos qué dice. La leyenda de la campana es bastante informativa sobre quién la hizo y dónde, también sobre cuándo y cómo sonó por primera vez.
Por los pasillos y escaleras de este Palacio también anduvo un personaje singular, de quien
podríamos decir muchas cosas, me refiero al tío Cigüeño (Juan Mieg), que escribió algunos libros y
artículos de Ciencias. (anexo II) Pero libros se han escrito muchos en estos dos siglos.
Veamos una breve muestra de algunos libros de esta época, que se encuentran en las vitrinas
situadas junto a la escalera, en la primera planta de este Palacio. ¿Qué os parecen, cuáles conocíais?
Vamos ya a abandonar este Palacio, pero antes hagamos un breve recordatorio dramático e imaginemos las actividades y ceremonias que tuvieron lugar en el teatro y la capilla de este Centro.
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
7
UN POCO DE AGUA:
Saliendo del Palacio y rodeando algunas vallas que nos protegen de cualquier cascote que pueda caer del viejo pasillo elevado que une los dos edificios, nos encontramos un depósito de agua
elevado, que probablemente esté seco, y una fuente con fecha grabada en la pared y también seca.
El año 1861 fue un importante año en Carabanchel y ocurrieron muchas cosas.
Carabanchel y el agua han formado siempre una interesante pareja. Los carabancheleros necesitaban agua y en muchas viviendas se disponía de un pozo que aprovechaba el agua subterránea
existente. Esta Finca también necesitaba agua para sus árboles y jardines y para tal fin disponía de
varias norias.
Cuando el Marqués de Salamanca trae el agua corriente hasta la Finca de Vista Alegre, decide
colocar una fuente para que la usen todos los vecinos. Y aquí está, de espaldas al barrio, como
avergonzándose de no dar agua.
“General Ricardos” Francisco de Goya y Lucientes. Museo del Prado 1,10 x 0,81 m.
Pintura al óleo. Estilo Academicista, 1794.
Se representa al General Antonio Ricardos Carrillo de Albornoz, destacado militar
que estuvo al frente de la campaña de Portugal con Carlos III. Mandó las tropas
españolas en la lucha con los franceses en el Rosellón.
Al otro lado de la verja se encuentra la Calle General Ricardos, que vivió entre 1727 y 1794, y a
quien podemos contemplar en un cuadro pintado por Goya en 1794, que se encuentra en el Museo
del Prado. ¿En qué batallas participó este General?
Continuemos ahora nuestro paseo, dejando al lado varios edificios y nos dirigimos hasta el
Palacio del Marqués de Salamanca, que sigue siendo defendido por su majestuoso cedro. El
abandono visible de los jardines y de todo el edificio no son suficiente para ocultar la riqueza que
este Palacio tuvo durante la segunda mitad del siglo XIX.
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
8
SALIMOS A LA PLAZA DEL PUEBLO:
Saliendo de la Finca por la Puerta del Pueblo nos encontramos de frente la Junta Municipal de
Carabanchel. Aquí estaba el núcleo central de Carabanchel Bajo y aún quedan pequeños restos,
como los de la calle Blasón, antes Empedrada; que recuerdan otros tiempos cuando funcionaban
fábricas como la de los Cinco Gremios Mayores. Había fábricas de jabón, de ladrillos, de campanas, etc.
Grabado del Palacio del Marqués de Salamanca publicado en “El Campo”. 1882.
Podemos refrescarnos un poco con el agua de la fuente que pasea por esta plaza con su leyenda
de 1936. Si rodeamos la Iglesia observaremos a su alrededor a Monseñor Óscar Romero, que ya no
tiene ninguna Rosa, también está el Colegio de la Santa Cruz y la calle Padre Amigó, que concluye
en otra tapia de ladrillo que cerca el antiguo Reformatorio del Sagrado Corazón.
La larga historia de este edificio empieza antes de poner su primera piedra cuando en España se
discute qué hacer para reformar a tanto joven descarriado. Los Amigonianos pondrán manos a la
obra y el Rey inaugurará el edificio que desde sus inicios esconde un misterioso aljibe.
Salgamos por la puerta por donde salía, con todas sus galas, la banda de cornetas del Reformatorio.
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
9
Placa de la Colonia Torres Garrido, colocada en 1955
Enseguida nos encontramos con la Colonia Torres Garrido quien en 1954 era el Teniente de Alcalde de Carabanchel y quien, según él mismo cuenta en el libro Pasado, presente y futuro de los
Carabancheles, cambió mucho, para bien, en este Distrito.
Si nos asomamos a los bloques que han surgido donde antes había campos que dejaban ver hasta Getafe y el Cerro Los Ángeles, nos encontramos a María Lejárraga. Esta maestra de Carabanchel
fue esposa, y tal vez más cosas, de su marido el escritor Gregorio Martínez Sierra.
María Lejárraga (1874-1974)
Nació en San Millán de la Cogolla (La Rioja) y vivió su infancia en Carabanchel,
donde su padre ejerció de médico. Fue Maestra de Primera Enseñanza, Feminista
convencida y activa, afiliada al Partido Socialista y siempre sometida, por amor, a su
marido, el escritor Gregorio Martínez Sierra.
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
10
Colegio Santa Cruz
El Colegio Santa Cruz nace como fundación de la Junta de Sras. de la Real Asociación de
Beneficencia Domiciliaria de la Parroquia de Santa Cruz.
El 22 de Febrero de 1846 la obra se traslada a Carabanchel, y el 3 de Mayo de 1890 a la finca
propiedad del Sr. Marqués de Casa Ximénez que la dono a la Junta, donde se encuentra actualmente.
Situado en la misma plaza del Ayuntamiento del distrito, está dirigido por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, desde 1846, sufriendo varias transformaciones que han exigido las
leyes de la Enseñanza.
La población proviene en su mayoría de familias emigradas de distintas zonas de España a la
periferia de Madrid, no poseen la riqueza de la cultura pero se esfuerzan porque sus hijos la
consigan.
[ http://hijascaridad.org/svicente/c_educa/centros/centro3.htm ]
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
11
Colegio Hogar “Sagrado Corazón de Jesús”, inaugurado
en Abril de 1926 como Reformatorio “Príncipe de Asturias”
SURGAM Nº 362, 1981
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
12
Arriba, artículos de periódicos donde se recoge la noticia de que Carabanchel Alto y
Carabanchel Bajo se incorporan, anexionados, al Ayuntamiento de Madrid.
Abajo, fotografía del Primer Teniente Alcalde, Manuel López Garrido.
El Consejo de Ministros aprobó la anexión de los dos Carabancheles el día 9 de enero de 1948,
siendo sus últimos alcaldes Rafael López Izquierdo, de Carabanchel Alto, y Rufino Goñi, de Carabanchel Bajo. Este último publica el 27 de abril su último bando: “No muerte, sino incorporación,
significa esta decisiva mudanza para vosotros. Cesa, sí, el gobierno de Carabanchel Bajo... y su
personalidad propia como tal Municipalidad...”. Dos días después, el 29 de abril, Los Carabancheles
son anexionados a Madrid.
Esta anexión fue la primera de un proceso en el que fueron anxionados trece municipios, desde 1948
hasta 1954. El ocho de junio se unifican administrativamente ambos barrios, suprimiéndose la delegación de Carabanchel Alto.
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
13
En el lado opuesto de la Colonia de la Prensa se encuentra una de la Fábricas de Curtidos,
muestra que queda de las fábricas que hubo en el Pueblo.
Las calles de Witerico y Alba de Tormes nos llevan hasta la Colonia de la Prensa, en la que
entramos por las páginas de los Periódicos La Época, Siglo Futuro y La Nación, donde quedan
algunos restos de los chalets que formaron esta Colonia.
Después de cruzar debajo de la puerta de la Colonia de la Prensa, donde se recoge el nombre de
su arquitecto, nos encontramos en la calle de Eugenia de Montijo.
Puerta de acceso a la Coloniade la Prensa
(Construida en 1905). Arquitecto Felipe Mario López Blanco
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
14
Detalles de edificios construidos en la Colonia de la Prensa
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
15
Fragmento del Mosaico Romano hallado
en la Finca de Eugenia de Montijo
Calle arriba se ve la Plaza del Parterre, donde antiguamente empezaba Carabanchel Alto.
Entre los dos Carabancheles está el Colegio San Gabriel, que recuerda su reciente paso por él de
Las Oblatas. Poco queda de la Finca de Eugenia de Montijo: el Mosaico Romano ubicado en el Museo san Isidro, el bosque de las brujas y lo que quede bajo tierra.
Bajemos en dirección a Madrid y pronto nos encontraremos una nueva y vieja tapia. Es el actual Colegio Santa Rita, que en su momento fue la cárcel donde estuvieron los constructores de la
Cárcel de Carabanchel.
Enfrente está La Fosforera, antigua fábrica de fósforos. Subimos por la Calle Monseñor Óscar
Romero. En esta calle, que anteriormente tuvo otros nombres, va desde la Iglesia de San Sebastián
Mártir hasta el Cementerio de Carabanchel y la Ermita Nuestra Señora La Antigua.
En esta calle se encontraban La Casa de Socorro, el local de la OJE, el Cine Imperio, el local de las
JONS, el Campode Fútbol del Carabanchel, la Fuente de la Mina...
Si cruzamos la calle Nuestra Señora de Fátima, subiendo la cuesta, descubrimos en la pared el
nombre anterior de esta calle: Cinco Rosas y al final de la Calle vemos la cárcel de Carabanchel,
ahora con poco uso, el Cementerio de Carabanchel bajo, con poco espacio libre y la Ermita de
Nuestra Señora La Antigua.
Estamos al lado de la Finca de Eugenia de Montijo, que también alberga algunas obras. ¿Qué
podríamos encontrar bajo nuestros pies?
Si nos atrevemos a caminar por entre tanta obra y atravesar este descampado que rodea a la
estación de metro Eugenia de Montijo, llegaremos a la Calle Nuestra Señora de la Luz, donde
podemos ver otra tapia de ladrillo.
Ahora estamos junto a los terrenos del Hospital Gómez Ulla. Desde una de sus puertas, sale la
Calle Muñoz Grandes, que termina en la Finca de Vista Alegre.
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
16
Ermita Santa maría de la Anigua, declarada monumento histórico artístico el 09-10-1981
Está situada al fnal de la Calle Monseñor Óscar Romero (antiguamante Calle Cinco
Rosas), junto al Antiguo Cementerio de carabanchel bajo y la Cárcel Provincial.
En el interior de la ermita se encuentra un pozo, recientemente descubierto, y en su
fachada figura una placa recordando “el milagro del lobo de San Isidro”. Como puede
observarse, el edificio, de estilo mudéjar, se encuentra bien conservado.
(Ver “Materiales Arueológicos Inéditos. Procedentes del Cementerio Parroquial
de Carabanchel Bajo” . C Caballero y otros. Estudios de Prehistoria y Arqueología Madrileña. Nº 102, 2002, pp: 175-192)
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
17
Grabado de la “Ilustración Española y Americana”. Llegada de Eugenia de Montijo a su quinta en
Carabanchel
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
18
NOTAS:
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
19
ANEXO I
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
20
ANEXO II
LA PREDICCIÓN DEL TIEMPO CON “BARÓMETROS VIVIENTES”
Sanguijuelas, ranas y misgurnos, predictores caseros del tiempo en los siglos XVIII -XIX
Carmen Gozalo
Encontré la noticia de la utilización de “barómetros vivientes” para predecir el tiempo en un
semanario ilustrado del año 1842. El artículo se titulaba “Animales meteorológicos” y su autor, Juan
Mieg, introducía el tema zoo-meteorológico, lamentando que el hombre científico de su tiempo, que
pronosticaba con muchos años de antelación la hora exacta de cualquier eclipse de sol o de luna, no
fuera capaz de vaticinar el tiempo atmosférico venidero, para un lugar determinado, con sólo varias
fechas de antelación.
Aseguraba que muchos animales estaban dotados de órganos sensibles que captaban las
alteraciones que el ambiente es susceptible de padecer en su temperatura, humedad, electricidad y
movimiento. Y concluía añadiendo que el hombre, consciente de la superioridad de ciertos animales
respecto a la detección previa de ciertas alteraciones atmosféricas, había sabido aprovechar útil e
ingeniosamente estas capacidades, llevándose a su propio hogar alguno de ellos, para que le
mantuviera constantemente informado de las mudanzas del tiempo. Luego cerraba el tema
refiriéndose concretamente a las sanguijuelas, ranitas verdes y misgurnos.
Era una curiosa noticia en una de las épocas más pintorescas de nuestra historia, la época de
Bretón, Larra, Espronceda, Zorrilla... En las escenas más trágicas de los dramas románticos de moda
nunca faltaban furiosos vientos, ensordecedores truenos, rayos y centellas ambientando tétricamente
paisajes ruinosos y cementerios... España tenía entonces una población próxima a los doce millones
de habitantes que respiraban ya aires de libertad de expresión, escepticismo religioso, amor al paisaje
y gusto por las tradiciones folclóricas.
Ocupaba el trono, desde los tres años, la reina niña Isabel, que había nacido en 1830 de Fernando
VII y su cuarta esposa María Cristina de Nápoles y era regente del reino el General Espartero, de
humilde cuna, ídolo del ejército y de los progresistas. Lo fue hasta la proclamación de la mayoría de
edad de la Reina Isabel II ¡ a los trece años !. Aún Morse no había transmitido su primer telegrama, ni
se publicaban periódicos diarios ilustrados, ni Bell había creado el teléfono, ni se utilizaba la máquina
de escribir, ni había entrado en funcionamiento el primer ferrocarril español, ni siquiera la Meteorología
estaba institucionalizada oficialmente en España... Y, en este contexto político-social tan singular se
impuso la moda en nuestro país, a mediados del siglo XIX, de tener en las viviendas una especie de
peceras de vidrio, medio llenas de agua, con sanguijuelas, ranitas verdes o extraños pececillos, los
cuales, según se decía, estaban dotados de una gran sensibilidad a las mutaciones del tiempo
atmosférico.
Sanguijuelas
Habíamos leído que las sanguijuelas son un grupo de animales de gran diversidad morfológica,
gusanos hermafroditas segmentados, pertenecientes al tipo anélidos, cuyo cuerpo contráctil, cubierto
de piel viscosa, está formado por numerosos anillos, diez ojos y dos ventosas con triple dentadura. Se
alimentan de sangre o fluidos corporales de otros invertebrados o vertebrados, incluido el hombre. Lo
hacen una vez cada tres, cuatro o más meses. En cada comida chupan una cantidad enorme de
sangre, que aumenta su peso unas diez veces. Hasta que no concluyen la digestión total de la sangre
chupada – que puede durar meses - no vuelven a comer. Ponen de 50 a 250 huevos, sólo una vez al
año, después de lo cual la madre muere. Habitan en lagunas, pozos y arroyos, entre el cieno. Fueron
muy utilizadas en la medicina antigua por médicos y barberos para practicar sangrías, como terapia
habitual durante muchos siglos.
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
21
Sanguijuelas
No sé la difusión que esta moda de utilizar las sanguijuelas como barómetros vivientes tuvo en los
hogares españoles, pero sé que aquí, en Santander, las inmediaciones de la vaguada de Las Llamas
antes de su desecación estaban plagadas de estos anélidos y familias enteras de Cueto se dedicaban a
recogerlas y venderlas, incluso a exportarlas a América.
Realmente, la sanguijuela ya era popular como animal predictor del tiempo en el mundo anglosajón mucho antes que en España. Hay una referencia, localizable en una curiosa carta de William
Cowper a Lady Heskett, fechada en 1787, que forma parte del que hoy se considera el epistolario más
hermoso escrito en lengua inglesa que, entre otras cosas, dice: “Tengo una sanguijuela, querida, que
presagia todas las maravillas y connmociones de la naturaleza. No mediante lenguaje inteligible, sino
por medio de una serie de gesticulaciones que no es momento de explicarte. Ningún cambio de tiempo
la sorprende, y, en cuanto a inteligencia primitiva y aguda se refiere, vale por todos los barómetros del
mundo...”
Era costumbre depositar las sanguijuelas en un recipiente de cristal medio lleno de agua, cubierto
con una tela ligera que permitía la renovación del aire. Había que cambiarles el agua cada semana en
verano y cada quince días en invierno. SE editaban unas instrucciones que explicaban el lenguaje de
las sanguijuelas. Su título: BARÓMETRO ANIMADO DE NUEVA INVENCIÓN y tenían un prólogo en
verso:
Cual barómetro animado / de experimental doctrina
La sanguijuela adivina / de la atmósfera el estado
Luego, incluán notas de cómo debían interpretarse los movimientos del anélido dentro de su
habitáculo:
Si la sanguijuela quedaba en el fondo, enrollada sin movimiento o arrollada en espiral:
BUEN TIEMPO
Si se arrastraba hacia arriba: LLUVIA
Si parecía quieta: VIENTO
Si parecía muyagitada y se quedaba fuera del agua: TEMPESTAD
Si, en invierno, permanecía quieta en el fondo: FRÍo
Si en invierno se mantenía en la boca del fraso: NIEVE
Ranas
No se trataba de la rana común de nuestras lagunas, sino de una especie de ranita verde (Hyla
arbórea), de piel de color verde luminoso, que se encuentra generalmente en los árboles a orillas de
los arroyos. Sus dedos, dotados de una conformación singular, con puntas que rematan en unos pequeños globos pegajosos a modo de ventosas, le permiten trepar por los cuerpos más lisos, colgándose a veces de los árboles de una sola pata.
Solían colocarse dentro de un bocal de vidrio, con un poco de arena, césped, agua y una pequeña
escalerilla o palo inclinado que le facilitaba salir del agua y trepar hasta la boca del recipiente, cubierta
con tablillas o un tejido poco tupido que permitía a renovación del aire.
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
22
Cuando la ranita se bañaba moviéndose, era señal de que llovería pronto. Si permanecía quieta
dentro del agua, la lluvia seía duradera. Pero si la rana subía por la escalerita, el palo inclinado o las
propias paredes cristalinas del receptáculo en que vivía, su pronósico era de tiempo sereno, seco soleado. Afirmaba el cronista Mieg ue níngún campesino iniciaba un trabajo importante sin haber consultado a su rana y que tampoco las damas de la ciudad salían de casa sin hacer lo propio. Los signos
premonitorios del comportamiento de este animal ante los cambios de tiempo eran similares a los que
se podían observar en las sanguijuelas, detallados anteriormnte.
Rana verde
En Francia, un antiguo refrán da a conocer la metereosensibilidad de las ranas, aquiparándolas a
barómetros animales (Une grenouille dans un bocal sert de “barométre animal”). Jean-Philippe
Chassany en su Diccionaire de Metéreologie Pupulaire, añade que si la rana tiene una escala a su
disposición, asciende con buen tiempo y desciende en períodos de mal tiempo. En la misma obra,
(pág. 153) una cita de Virgilio (“Dans la vase les grenouilles font entendre leur antique complainte
avanta la pluie”) nos indica que la capacidad predictora de lluvias de las ranas ya era conocida en la
antigüedad clásica.
Misgurnos
Otro de llos animales-barómetro del que da nticia Juan Mieg en el artículo citado al comiezo, es un
pequeño pez, el misgurno fósil, un silúrico de agua dulce parecido en su forma a la anguila, con cuerpo cilíndrico y glutinoso cubierto de piel a rayas pardo-amarillentas. Vive en terrenos patanosos,
arroyos y estanques, en cuyo fondo arcilloso o arenoso suele ocultarse.
Misgurno
Se colocaba en un bote espacioso de vidrio, con una abundante capa de tierra, en la que el misgurno
se revolcaba o se escondía, según las vicisitudes por las que fuera a pasar la atmósfera. Mieg aseguraba
haber contrastado que este animal era capaz de anunciar una tempestad veinticuatro horas antes de que
ésta estallara, revolviéndose inquieto una y otra vez sobre el fondo de la tierra de la vasija. Cuando el pececillo se mantenía inactivo, era señal inequívoca de que estaba asegurado un tiempo estable y sereno.
Ciento sesenta años nos separan del mundo en que Jujan Mieg escribió su artículo “Animales metereológicos”, época en que los pronósticos del tiempo utilizaron como base las señales emitidas por sanguijuelas, ranas y misgurnos. Desde entonces, científicos de nuestra era han seguido experimentando
con ella y, utilizando sus múltiples cualidades, han conseguido hacer de su aplicación “una verdadera necesidad para quienes trabajan en cirugía reparadora y para los tramatólogos que hacen eimplantes. En
definitiva, en todas las cirugías que conllevan transportar tejidos humanos de una lado a otro” (Leniz).
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
23
Con sanguijuelas se fabrican cremas para curar algunas enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos. Y también se utilizan en clínica, como anticoagulantes.
La demanda de estos animales está abastecida por importantes criaderos de Estados Unidos, Francia
e Inglaterra. Si bien es cierto que tienen como hándicap el rehazo psicológico de muchos pacientes, a
quienes resulta muy desagradable y repulsiva su aplicación en su propio cuerpo, por lo que, poco a poco,
van siendo sustituidas por sanguijuelas artificiales de vidrio.
Sin embargo, los científicos no parecen dispuestos a olvidarse definitivamante de las capacidades cualitativas de las sanguiuelas, que fueron nuestros principales barómetros caseros en el siglo XIX. En la última infomación de que dispongo, ya aparecen vinculadas a ordenadores bilógicos.
La noticia dice así: “Unos científicos americanos han creado un ordenador con neuronas de sanguijuelas, que es capaz de realizar operaciones matemáticas simples. Lógicamante, no se pueden esperar
prodigios de las neuronas de unas sanguijuelas, pero éste es sólo el comienzo. Con toda seguridad, los
ordenadores creados con materiales biológicos o mixtos serán una realidad en el futuro”
¿Qué conseguirán aportar los futuros ordenadores biológicos a los pronósticos del tiempo atmosférico?. El tiempo lo dirá.
Carmen Gozalo
Santander, 2002
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
24
OTRAS FOTOS:
Carabanchel Bajo, al final de la guerra
María Lejárraga, junto a Manuel de Falla y Joaquín Turina
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
25
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
26
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
27
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
28
ÍNDICE
Paseo por Carabanchel
“Desde la Finca de Vista Alegre hcia los siglos XIX y XX....................................
1
Image Digital Globe (foto).......................................................................................
2
Introducción...............................................................................................................
3
Para empezar.............................................................................................................
5
Empecemos el Paseo.................................................................................................
7
Un poco de agua.......................................................................................................
8
Salimos a la Plaza del Pueblo..................................................................................
9
ANEXO I....................................................................................................................
20
ANEXO II
(La predicción del tiempo con “barómetros vivientes........................................
21
Otras fotos..................................................................................................................
25
Paseo por Carabanchel
Antonio C. Colino Pérez
29

Documentos relacionados