¿Quién Puede Casarse? La Diferencia Entre Estar Casado y Estar

Comentarios

Transcripción

¿Quién Puede Casarse? La Diferencia Entre Estar Casado y Estar
¿Quién Puede Casarse? La Diferencia Entre Estar Casado y Estar Sujeto (Ligado)
Lección 5
¿Quién Puede Casarse?
La Diferencia Entre Estar Casado
y Estar Sujeto (Ligado)
Versículo para recordar: “2Porque la mujer casada está sujeta por la ley al
marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la ley
del marido. 3Así que, si en vida del marido se uniere a otro varón, será llamada
adúltera; pero si su marido muriere, es libre de esa ley, de tal manera que si se
uniere a otro marido, no será adúltera” (Rom. 7:2-3).
Esta lección discute dos cosas diferentes, que si son entendidas como es debido
aclararan muchas preguntas que han surgido. Cuando empecé primero a estudiar
estos asuntos, llamé a dos bien conocidos predicadores y les hice algunas preguntas.
Uno dijo que pensaba que lo mejor era resumir la enseñanza del Nuevo Testamento por medio de hacer una lista de aquellos a quienes les es dado el derecho
para casarse. El otro dijo que si uno pudiera establecer una clara distinción entre
el matrimonio y el lazo (o ligación), sería capaz de contestar la mayoría de las
preguntas y argumentos que han surgido. Desde entonces me he dado cuenta que
ambos estaban en lo correcto.
I. ¿Quién Puede Casarse?
Con esta pregunta simplemente me refiero a aquellos que tienen el derecho bíblico para casarse. Debemos encontrar un pasaje que así autorice a estas personas
a casarse. Si uno desea casarse o volverse a casar y no califica como aquel al que
le es dado el derecho, entonces tal matrimonio sería adúltero.
A. Uno que nunca ha estado casado. Dios tuvo la intención de que el hombre
dejara a su padre y madre y se uniera a su mujer (Mat. 19:4-5). Pablo dijo que el
matrimonio es honroso (Heb. 13:4). El mismo escritor dijo, “8Digo, pues, a los
solteros ... 9pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse
que estarse quemando ... Mas también si te casas, no pecas; y si la doncella se
casa, no peca, ...” (1 Cor. 7:8-9, 28).
B. Uno cuyo compañero está muerto. Pablo argumentó, “... pero si su marido
muriere, es libre de esa ley, de tal manera que si se uniere a otro marido, no será
adúltera” (Rom. 7:3).
C. Uno que repudia a su cónyuge por fornicación. Jesús dijo, “... cualquiera
que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera;
...” (Mat. 19:9). Es argumentado por algunos que este versículo enseña que uno
puede divorciarse por fornicación, pero no puede volverse a casar. La mayoría de
los “padres de la iglesia” argumentaron esta posición; por ej., Orígenes, Tertuliano, Clemente de Alejandría, Ireneo, Justino Mártir, y otros. No obstante, cuando
miramos de nuevo a Mateo 19:9 es obvio que si el hombre que repudia a su esposa
por otra causa distinta a la fornicación y se vuelve a casar adultera, entonces el
hombre que repudia a su esposa por fornicación y se vuelve a casar no adultera.
D. Aquellos que se reconcilian. Después de instar a la pareja a no divorciarse,
Pablo dijo que si lo hacían, “... quédese sin casar, o reconcíliese con su marido;
¿Quién Puede Casarse?
1. Aquellos que nunca han estado casados (Mat. 19:4-5; Heb. 13:4; 1 Cor. 7:9,28).
2. Aquel cuyo cónyuge está muerto (Rom. 7:3).
3. Aquel que repudia a su cónyuge por fornicación (Mat. 19:9).
4. Aquellos que se reconcilian (1 Cor. 7:11).
Anotaciones
23
24
¿Quién Puede Casarse? La Diferencia Entre Estar Casado y Estar Sujeto (Ligado)
...” (1 Cor. 7:11). Tienen el derecho para volverse a casar el uno con el otro. Eso
Anotaciones
necesariamente no sugiere que ellos tengan el derecho para volverse a casar con
alguien más.
Aunque una parte pueda tener el derecho para casarse o volverse a casar, con
quien se esté casando también debe tener el derecho o ese matrimonio será adúltero. Si Juan tiene el derecho para casarse y Juliana (con quien se está casando)
no tiene el derecho, ambos serán culpables de adulterio (Mat. 19:9).
La autoridad y el silencio de las escrituras deben ser respetados. Debemos
perseverar en la “doctrina de Cristo” o no tenemos a Dios (2 Jn. 9). Pablo urgió
que hagamos todas las cosas “en el nombre de Jesucristo” (eso es, por Su autoridad) (Col. 3:17). En todas las cosas debemos ser capaces de colocar nuestro
dedo en el pasaje por eso que creemos y practicamos. Y cuando Dios está en
silencio, no debemos tomar eso como permiso para actuar y hablar. Más bien, el
silencio de Dios no da permiso. Cristo no pudo ser sacerdote en la tierra porque
él salió de la tribu de Judá, “de la cual nada habló Moisés tocante al sacerdocio”
(Heb. 7:14). La misma razón por la que me opongo a la música instrumental y a
la sociedad misionera es esa que con respecto a estas cosas Dios “nada habló”.
Esa es la misma razón por la que me opongo a cualquier otra cosa que no sean
las mencionadas anteriormente para poder casarse; Dios “nada habló” acerca de
esto. Debemos ser cuidadosos de no dejar que nuestras emociones y razonamiento
humano justifiquen cosas que no pueden ser encontradas en la palabra de Dios.
II. La Diferencia Entre Estar
Casado y estar Sujeto (Ligado – [devw])
Romanos 7:2 – “Porque la mujer casada está sujeta [devw] por la ley al
marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la
ley del marido”.
1 Cor. 7:27, 39 – “27¿Estás ligado [devw] a mujer? No procures soltarte.
¿Estás libre de mujer? No procures casarte ... 39La mujer casada está ligada
[devw] por la ley mientras su marido vive; pero si su marido muriere, libre
es para casarse con quien quiera, con tal que sea en el Señor”.
A. Confusión. Cuando fallamos en hacer una distinción entre el matrimonio y
el lazo, nuestra terminología se vuelve muy confusa. Escucho a personas hablar
del “lazo (o vínculo) matrimonial” indicando que el “matrimonio” y “lazo” son lo
mismo. Entonces la idea es que cuando ya no continúan casados, ya no continúan
ligados. Hoy día se habla mucho de estar casado “a los ojos de los hombres” y
casado “a los ojos de Dios”. Lo mismo es verdad del divorcio (por ej., divorciado
“a los ojos de los hombres” y “divorciado a los ojos de Dios”). De esta manera,
para estas personas uno podría estar casado “a los ojos de los hombres” pero no
casado “a los ojos de Dios”. Es hecha una distinción entre matrimonio (o divorcio)
que consiste en “real” y “legal”. Si Dios lo aprueba nos es dicho que es “real”,
pero si Dios no lo aprueba, no es “real”, sino que solamente está casado o divorciado “acomodadizamente”. De esta manera, para ellos no hay tal cosa como un
matrimonio no bíblico, porque si no es bíblico, no es en realidad un matrimonio.
¿Confundido? Lo pongo en alerta.
B. Hay una diferencia. Esto es obvio del hecho de que en Rom. 7:2-3 la mujer
está sujeta (o ligada) a su primer marido aún cuando está casada con su segundo
marido.
El Matrimonio es una relación en la que se entra por acuerdo y es ratificado por
la obediencia con la ley civil. El lazo es un pacto en el que Dios lo une a uno con
su cónyuge. Cuando una pareja se casa bíblicamente, Dios los “une” (eso es, los
yunta) (Mat. 19:6). Esto ocurre en la mente de Dios. Dios hace la unión y solamente Dios puede separar. En un matrimonio bíblico hay un pacto que envuelve a
tres (a Dios, al marido y a la esposa) (Mal. 2:14). La “ley del marido” (Rom. 7:2)
se refiere al lazo o la “ley que ata la esposa a su marido” (G. Kittel, Diccionario
Teológico del Nuevo Testamento, Vol. IV, Pág. 1070). Dios liga a aquellos que
están casados bíblicamente (Rom. 7:2; 1 Cor. 7:39).
25
¿Quién Puede Casarse? La Diferencia Entre Estar Casado y Estar Sujeto (Ligado)
Nótese que estamos ligados “por la ley” a nuestro cónyuge. Creo que la ley
Anotaciones
que nos ata es la ley de Dios de un cónyuge para toda la vida (Gén. 1:27; 2:24).
C. Es posible estar ligado con uno y casado con otro. Nuevamente, ese era
el caso en Rom. 7:2-3. Esta mujer está “sujeta por la ley al marido” aún cuando
está “casada con otro hombre”. Eso es lo que convierte al segundo matrimonio
en adulterio.
Es posible para uno estar libre del yugo y la otra parte no. Cuando Pepe se
casó con María, Dios los yuntó (juntó) (Mat. 19:6). Sin embargo, cuando Pepe
repudia a María por fornicación, Dios lo libera del yugo, mientras María aún está
yuntada (ligada) (Mat. 19:9).
26
¿Quién Puede Casarse? La Diferencia Entre Estar Casado y Estar Sujeto (Ligado)
Anotaciones
D. De esta manera matrimonio es matrimonio y divorcio es divorcio. “Necesitamos ser cuidados al hablar acerca del matrimonio que es matrimonio y del
matrimonio que no es matrimonio, y con la misma luz, del divorcio que es divorcio
y del divorcio que no es divorcio. En esto vamos a envolvernos en ambigüedades y
a practicar gimnasia semántica. De una persona casada no se puede decir que está
soltera, y de una persona soltera no se puede decir que está casada. Podemos usar
adjetivos para modificar o calificar nuestros términos, pero no podemos cambiar
el significado de nuestros términos para hacer que pierdan su identidad esencial.
Si tratamos de jugar este juego, el lenguaje pierde su función” (Maurice W. Lusk,
III, Matrimonio, Divorcio y Segundas Nupcias, Págs. 96-97).
“Un matrimonio puede tener autoridad bíblica o no, pero aún así es un matrimonio; y de aquellos involucrados en el matrimonio no se puede decir que ‘no
están casados’” (Ibíd, Pág. 98).
Si el matrimonio es bíblico y aprobado por Dios, es un matrimonio. Si el
matrimonio no es bíblico y no aprobado por Dios, aún es un matrimonio. Consideremos algunos casos en la Biblia donde el matrimonio no era bíblico (de esta
manera adúltero) y sin embargo aún Dios dijo que era un matrimonio (de veras).
Herodes se “había casado” con Herodías (Mr. 6:17). No obstante, Juan le dijo que
no le era lícito tenerla. A pesar de todo, Dios dijo que se había casado con ella.
En Mat. 19:9 leemos que el hombre que repudia a su esposa y se casa con otra
comete adulterio. ¿Bíblico? ¡No! ¿Casado? Si. Por consiguiente en Rom. 7:3
la mujer es llamada adúltera porque está casada con otro hombre.
¿Quién Puede Casarse? La Diferencia Entre Estar Casado y Estar Sujeto (Ligado)
Anotaciones
Para enfatizar más aún cómo es que no podemos saltar para adelante y para
atrás sobre el término “casado”, consideremos Mat. 19:9. De la declaración, “...
cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con
otra, adultera ...”, aprendemos dos cosas: (1) El hombre que repudia a su esposa
(por una causa distinta a la fornicación) y se casa con otra comete adulterio. (2)
El hombre que repudia a su esposa (por fornicación) y se casa con otra no comete
adulterio. Cuando Jesús dijo, “se casa con otra” ¿quiso decir “casados de veras”
o “casados solo a los ojos de los hombres”? Recuerde, que en el texto Jesús usó
la palabra “se casa” una vez. De esta manera, si El quiso decir “casado de veras”
entonces los hombres de arriba están casados, sea que Dios lo aprobara o no. Si
Jesús quiso decir que no estaban realmente casados, sino solamente “a los ojos de
los hombres”, entonces los hombres de arriba están casados “solamente a los ojos
de los hombres”. Lo mismo es verdad de la “repudiada” (divorciada) en ambos
casos. ¡No podemos tener ambos caminos en este texto!
“Si empezamos a dejar que casado signifique no casado, que creer significa no
creer, en el pacto significa fuera del pacto, ¿dónde terminará todo esto?” (Jerry
Gross, Matrimonio, Divorcio y Segundas Nupcias, (Lusk), Pág. 166).
E. Cuatro posiciones en las que uno puede hallarse con referencia a estando
27
28
¿Quién Puede Casarse? La Diferencia Entre Estar Casado y Estar Sujeto (Ligado)
Anotaciones
ligado. 1. Uno puede estar ligado y bíblicamente casado (Mat. 19:5-6; Rom. 7:2).
2. Uno puede estar ligado y no casado (1 Cor. 7:10-11). 3. Un cónyuge puede estar
ligado y no casado mientras el otro es libre para volverse a casar (Mat. 19:9). 4. Un
cónyuge puede estar ligado a su primer cónyuge aunque casado no bíblicamente
con otro (Mr. 6:17-18; Rom. 7:2-3).
F. Desatando. Esta es una cosa que Dios hace en vista de que El es el que une
(Mat. 19:6). El divorcio no necesariamente desatada. Como hemos visto de Rom.
7:2-3 es aún posible casarse con otro y estar ligado al primer cónyuge.
Desatar significa poner en libertad, libre para volverse a casar (Rom. 7:2-3).
¿Quién es desatado? 1. Uno cuyo cónyuge ha muerto (Rom. 7:2-3). 2. Uno que
ha repudiado a su cónyuge por fornicación (Mat. 19:9).
G. Argumentos contestados. Debemos considerar un par de argumentos que
son hechos en un intento por probar que hay matrimonio que es real y matrimonio
que es sólo a los “ojos de los hombres”.
1. 1 Cor. 7:11 – Este pasaje dice a una mujer que no está casada que se reconcilie
con su marido. El argumento es que ella estaba en ambas situaciones – no casada y
casada (no casada a los ojos de los hombres y casada con su primer cónyuge a los
ojos de Dios ). Sin embargo, palabra “marido” es traducida de la palabra griega
aner la cual es simplemente la palabra para “hombre”. De esta manera, esta mujer
debe reconciliarse con el hombre con quien ella está ligada.
2. Marcos 6:17-18 – Este pasaje nos dice que Herodes estaba casado con la
esposa de Felipe. El argumento es que ella estaba casada (en realidad) con Felipe, pero con Herodes a los “ojos de los hombres”. La palabra traducida esposa
en algunas versiones es traducida del griego gune que es simplemente la palabra
para “mujer” como está en la RV–1960. Felipe era el hombre con quien Herodías
estaba ligada. Los términos “marido” y “esposa” no siempre se refieren a aquel con
quien está actualmente casado (Rom. 7:2-3; Luc. 20:28). Ambos pasajes prueban
el mismo punto que hemos estado haciendo en esta lección.

Documentos relacionados