3,5 MB - Festival Internacional de Cine de Gijón

Comentarios

Transcripción

3,5 MB - Festival Internacional de Cine de Gijón
44 Festival Internacional
de Cine de Gijón
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
elcuarentaycuatro
(2)
44 Festival Internacional
de Cine de Gijón.
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Gala de Clausura – Eva Hache
“¿Ingredientes para hacer reír?
Ser muy generoso”
Para la clausura de esta
noche (puertas a las 20.25,
comienzo a las 21.03, Teatro
Jovellanos), el Festival ha
apostado por la humorista
Eva Hache, que actualmente
dirige y presenta el late show
Noche Hache, emitido en la
cadena Cuatro. Será su
segunda participación en el
certamen gijonés, después de
que el año pasado entregara
a Isabel Coixet un premio
especial por su contribución
al cine independiente.
Al fin y al cabo es lo que maneja
nuestra vida. Hay que reírse por no
llorar.
Susana Tejedor
¿Cuáles son sus referentes en el
humor?
En la gala se sentirá como pez en el
agua. Humor, monólogo, contacto
con el público...
Sí, estaré en mi salsa. Creo que el
guión está muy hecho a mi medida.
Es muy correcto; mejor dicho, está
correctamente bien. Creo que estaré
muy cómoda.
Tengo una técnica de collage inconsciente. No elegí a nadie como modelo, pero todos nos dejamos influenciar por el humor del momento,
como Martes y Trece, Rosa María
Sardá, Los Simpson...
Supongo que tendrá previsto improvisar... Alguna morcilla caerá.
Parece que fue ayer cuando empezó
con Manel Fuentes...
Voy a interactuar e improvisaré, sin
duda; pero lo justo, porque sé que
hay que adaptarse al guión y, sobre
todo, al tiempo.
Fue ayer. Como experiencia televisiva fue muy valiosa. Fue un placer
aprender de todos.
Como monologuista participó en algunos programas de la cadena Paramount Comedy (Nuevos Cómicos,
Telecompring, La Hora Chanante...).
El monólogo es un paso más intenso,
más cómodo. Lo ajustas más a ti. No
tienes que estar pendiente de todo el
entramado. Tienes una capacidad de
improvisar, según qué tipo de monólogo, porque hay algunos que requieren que te ajustes al guión porque
para eso está escrito por alguien. Es
otro tipo de trabajo, con más responsabilidad. Son dos cosas diferentes.
Es el segundo año que asiste al Festival de Cine de Gijón. En la pasada
edición fue la encargada de entregar a la directora catalana Isabel
Coixet un premio especial del certamen por su contribución al cine independiente. Vamos a hacerle personal fijo del certamen.
Yo, encantada. Tengo muy buena relación con el Festival. Aparte de que
conocía su larga trayectoria mundial,
por la calidad de las películas. Sólo
hay un problema: falta tiempo entre
tanto cine y tanta sidrería. Para el año
próximo me pido una baja y vengo.
Usted ha dicho que hay que hacer
un “entretenimiento inteligente”.
¿Cómo se consigue?
Haciendo humor sin sangre. Huyendo del chiste fácil, de lo grosero,
de lo malsonante. Hay gente que
piensa que decir caca, culo y pedo es
muy gracioso. A eso algunos lo llaman inteligente. Yo no estoy de
acuerdo. Además, pienso que más
que inteligente, en el humor hay que
ser un poco gilipollas.
¿Hay un cambio en el humor?
Con los monólogos el humor cambió
algo. Se dejó de lado el micrófono y
el taburete, pero Gila, con su teléfono, hacía algo parecido a lo que se
hace ahora, a lo que hace Pedro Reyes, Agitación + IVA, Splunge. Convivimos con otros humores que derivan en ese rollo de los scktechs.
Reírse de la política. En eso no se
ha cambiado.
El presente es Noche Hache, de
Cuatro, como presentadora. La fórmula está teniendo éxito.
Estaba segura de que sería un programa que daría que hablar, que se
crearía expectación, pero como dicen algunos: que hablen de tí aunque sea bien.
En el cine obtuvo un papel en la
película Locos por el sexo (2005) de
Javier Rebollo. ¿Le tienta el cine?
Sí, me gustaría hacer cine. Es un
buen escape a lo que hago.
Dígame unos ingredientes para hacer reír.
Ser muy generoso.
Corto de Clausura – Longaniza con patatas
Rutíu d’amor
bien, pese a que, evidentemente, sobren-y quilos. Un escritor que nun
publicare nada…
Longaniza con patatas reflexona sobre la pareya. La seguridá de qu'unos
quilos de más ye una escusa perfeuta
p’analizar, ensin analizar, una evidente crisis de pareya que, por falta
d’igua, va llevalos a la separación.
Longaniza con
patatas
Xuan Acosta, España, 2006, 15’
Primer imaxe: una pareya que sal de
la farmacia (únicu esterior de la
cinta). Ella bromia sobre’l sobrepesu
d’él, dalgo que nun quier asumir.
Lleguen a casa. Él ye feliz na cocina.
Esplícanos a los espectadores la meyor manera de cocinar llonganiza
con patates. Ella, una muyer moderna, activa, que pon procuru na so
imaxe esterior; él que quier comer, y
Acosta consigue abrir la fame del
espectador, pese a que pue sospechase que la historia nun va finar
bien. Ente bocáu y bocáu del platu
preparáu pol protagonista (seguro
qu’a más d’ún entren-y les ganes de
probalu al finar de ver el curtiu), la
moza plantea-y, eso sí, mui selemente, que ya nun lu quier y, dende
llueu, ya nun lu ve atractivu. Él
paez nun entender el mensaxe, espuestu polo demás nidiamente, nel
que nun falten los reproches hacia
la so falta de cuidáu personal, hacia’l so trabayu y hacia la so forma
de vida; en xeneral.
Namái al final, l’home-y fai una entruga a la moza, asina, al debalu:
“Que ye que vas dexame?” too ello,
xintando na terraza de casa, tiraos
nuna tumbona, y col sol bañando los
cuerpos. Pa poner la guinda, dos copes de bon vinu. Too sería perfeuto,
si nun fora porque trátase de la cabera escena d’una historia d’amor.
Güei a les 20.30, Teatro
Jovellanos
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Película de Clausura - Idlewild
Música y delirio
(3)
Festival Internacional 44
de Cine de Gijón.
1, 2, 3
De casa al trabajo
y del trabajo al cine
Marcelo Panozzo
Hoy: Comienzos
Yo toco el piano. Yo canto. Que conste que preferiríamos otra cosa.
Idlewild
Bryan Barber, USA, 2006, 90’
“Megalomanía” y “autoindulgencia” son palabras que suelen usarse como insultos o incluso
como diagnósticos psicológicos. Pero, todo hay
que decirlo, una pizca o una tonelada de una o
de la otra no vienen mal para hacer películas
grandes (de físico y de corazón). Dar ejemplos
de esto podría resultar una insolencia, pero hay
muchos y en general se trata de films a los que,
tarde o temprano, se les termina colgando la
etiqueta de “obra maestra”. También hay películas un poquitín excedidas, a las que el disparo de “obra maestra” se les estrella en el larguero, jugada seguida por una pañolada de la
afición. Mala cosa.
Idlewild, la película de Bryan Barber protagonizada (¡estelarizada!) por André "Andre 3000"
Benjamin y Antwan "Big Boi" Patton (es decir,
el súper dúo de hip hop llamado OutKast, los
padres de aquel disco-maravilla llamado Stankonia) es una obra maestra en toda regla que
sin embargo se llevó una leve pitada, al igual
que otros musicales descarriados y abundantes
que no encontraron en su día los ecos de la
justicia plena (Pennies From Heaven, por ejemplo, o el Under the Cherry Moon de Prince).
Porque en el abc del rhythm & blues y el hip
hop parece existir un termómetro para medir la
megalomanía, una escalada hacia la locura que
incluye primero el disco conceptual (delirio
leve), luego la película (delirio alto) y finalmenta la línea de ropa propia (delirio sin remedio, a la P. Diddy). Puede haber algo de eso
aquí, pero por delante de cualquier acusación
hay que anotar que estamos ante una gran película, generosa, atrevida y deslumbrante.
Idlewild está ambientada en Georgia en los
años de la Ley Seca y en un bendito club llamado La Iglesia. Por allí se mueven Percival,
el encargado de una funeraria con ínfulas de
músico (Andre 3000), que manipula cadáveres
de día y toca el piano por las noches. Su colega de toda la vida es Rooster (Big Boi), un
tipo de su casa con esposa y cinco hijos, que
por las noches también marcha hacia La Iglesia, para trabajar junto a su tío (Ving Rhames). Las ramificaciones de la historia tendrán que ver con música, gángsters y
mujeres, naturalmente; pero los ecos de esa
fantasía musical de ayer llegan, con absoluta
comodidad, hasta el día de hoy.
Stephanie Zacharek, cuyos excelentes textos
sobre cine se publican en el sitio salon.com,
además de definir a Idlewild como un film
“ambicioso, embrollado y extraordinario”, lo
asociaba a las fotografías que Charles "Teenie"
Harris tomó en los 50 y los 60 para el periódico
Pittsburgh Courier, indelebles retratos de la comunidad afro-americana local. En realidad,
Zacharek utilizaba una frase escrita sobre Harris para graficar las ambiciones de Idlewild,
frase que decía lo siguiente: “Lo que cada una
de esas personas de Pittsburgh asumen es eso
que todos los norteamericanos necesitamos saber, que nuestra historia está hecha de muchas
historias y que estamos conectados tanto por la
historia de nuestra Nación como por las cosas
que inventamos, robamos o refinamos para vivir nuestras vidas lo más cerca posible de nuestros deseos”. Lo que Zacharek quería señalar
con esa cita, suponemos, es que lo más brillante de la película de OutKast no es la música
ni la recreación de una época ni los trajes de
las bailarinas, sino el alma, cosa que ya hace de
Idlewild una rareza total y absoluta.
A las 20.30 (Gala de Clausura), Teatro
Jovellanos. En el mismo programa se
proyectará el corto Longaniza con patatas.
Uno. Último día de trabajo aquí en la
redacción de “El cuarenta y cuatro”.
¿Cómo se hace para enfrentar esa
ecuación de: extraña satisfacción por
el deber a punto de cumplirse + nostalgia a la vuelta de la esquina (por lo
que hay ahora mismo y mañana no
habrá) = sabor de boca raro, mezcla
de orujo de miel y mate. Quizás sea
un buen momento (bueno como casi
cualquier otro, o mejor) para hablar
de principios, de inauguraciones, nacimientos, orígenes, de todo eso, a
modo de conjuro o de simple expresión de deseo.
Dos. Empecé con Daft Punk como
todo el mundo, en el verano del 97 y
con Homework, aquel discazo, el
mismo de Around the World y Da
Funk. Escuché el disco de manera
enfermiza, pero el clímax prodújose
una noche de verano en una fiesta
celebrada en una tal “Casa Revolver”
de Buenos Aires, en la que una canción de Homework sonó una, sonó
dos y sonó tres veces, pavimentando
el inexorable camino hacia la epifanía (ruta trazada, también, para qué
negarlo, a base de vodka con naranja
y hamburguesas de soja, que la “Casa
Revolver” la llevaban unos adorables
chicos krishna que carne nunca jamás probaban, pero 40º de rango alcohólico vaya que sí). ¿La canción en
cuestión? Rock'n Roll, 7’ 32’’ en los
que Bangalter y de DeHomemChristo pasaban de Led Zeppelin
olímpicamente y se detenían a darle
tratamiento biónico a los mantras
metalizados de Gary Glitter llamados
Rock & Roll, partes 1 y 2 (sonidos cosechados por las mismas fechas en
que fue alumbrada la Carretera asfaltada en dos direcciones de Monte
Hellman, cita gloriosa de Electroma). ¿La epifanía? Sencillita: los
robots también son seres humanos,
pero además los seres humanos somos un pelín robots (estábamos a
punto, nótese, de recordar a Kraftwerk), girando por una fiesta con el
vaso en la mano, con precisión
digna de mejor causa, y quedando
en evidencia una, dos, tres veces, al
compás de Rock'n Roll.
La primera vez con Tsai fue diferente
(siempre con Tsai es diferente): Buenos Aires, Festival Internacional de
Cine Independiente, retrospectiva Tsai
Ming-liang, noche inaugural de lluvia espeluznante afuera, y en la pantalla, con The Hole, mucha lluvia
también y goteras como de tsunami
bonsai. El mundo entero anegado
pero de un modo muy extraño, a través de esa humedad original (ya lo
decíamos, el comienzo con Tsai)
igualmente iluminadora, como de
descubrir que hay un líquido amniótico al que regresar y es el del cine
propiamente dicho. Todo en Tsai es
eso que vemos y algo más, así como
nosotros mismos (¡plantas que piden
agua!) somos eso que mostramos y
quizás algo más. Ojalá mucho más.
Tres. El Festival Internacional de Cine
de Gijón cierra hoy su edición 44
proyectando I Don’t Want to Sleep
Alone (de Tsai Ming-liang, a las
22.15, Cines Centro Sala 5) y Daft
Punk’s Electroma (a las 17, Cines
Centro, misma sala 5). Son citas de
honor verdaderas: ver las últimas películas del 44, cruzar los dedos por
más Tsai, por más Daft Punk, por
mucho más Xixón. Por nuevos principios. Y dejar que el desánimo se
imponga de una buena vez a la satisfacción, sabiendo que “el deber cumplido” no es nada del otro mundo y
que, además, más vale estar dignamente triste que alegre por idioteces.
So long babe.
(4)
44 Festival Internacional
de Cine de Gijón.
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Maribel Verdú - Premio Nacho Martínez
Un reconocimiento imperioso
La actriz española Maribel Verdú recibirá esta noche el Premio Nacional
de Cinematografía Nacho Martínez,
que otorga el Festival Internacional
de Cine de Gijón. La entrega del reconocimiento tendrá lugar durante la
ceremonia de clausura del 44 Festival y será el también actor Eloy Azorín el encargado de entregar a Verdú
el premio: una escultura realizada
por el artista Jaime Herrero (familiar
de Nacho Martínez, el actor asturiano fallecido en 1996 que da nombre al galardón).
Éste es ya el quinto año que se
otorga este premio, que anteriormente recayó en la actriz Assumpta
Serna (2005), que compartió escenario con Martínez en la película Matador, de Pedro Almodóvar; en Eusebio Poncela (2004), en el director de
cine asturiano Gonzalo Suárez, y en
el actor Juan Echanove.
Para Maribel Verdú, el premio tendrá un sabor especial, puesto que
coincidió en dos ocasiones con Nacho Martínez a lo largo de su carrera: Los días del cometa, largometraje dirigido por Luis Ariño en
1989, y en la serie de televisión Los
jinetes del alba, dirigida por Vicente
Aranda (1990).
Maribel Verdú Rollán, que se encuentra de plena actualidad gracias
al éxito de El laberinto del fauno, de
Guillermo del Toro, nació en Madrid
hace 36 años. Comenzó su carrera a
los trece años de edad apareciendo
en varios anuncios de publicidad,
hasta llegar al mundo del cine y la
televisión. Un día, estando en el bar
de un estudio cinematográfico, Maribel conoció a Jaime Fernández y a
partir de esa charla consiguió el papel de la hermana de Victoria Abril
en El crimen del capitán Sánchez. Es
que aquella primera gran oportunidad le llegó de la mano de uno de
sus directores fetiches, el que según
sus propias palabras es uno de los
que más le ha marcado en su carrera:
Vicente Aranda, que la eligió para
encarnar un papel en un episodio de
la serie de televisión La huella del
crimen, el titulado El crimen del Capitán Sánchez, basado en la novela
de Juan Benet.
Tras aquella primera actuación, hizo
papeles en series de éxito como Segunda enseñanza, de Pedro Masó, y el
capítulo titulado Cosecha del 73 de la
famosa serie Turno de oficio, de Antonio Mercero. Estos trabajos los realizó con sólo 15 años. A la misma
edad rodaría su primer largometraje
como protagonista, El sueño de Tánger, del desaparecido Ricardo Franco,
en el que trabajó junto a Fabio Testi
y Pastora Vega. A partir de ese momento, Maribel no ha parado: en total más de 60 títulos conforman su
carrera. Películas, la mayoría de ellas
españolas, y varias series de televisión. En el teatro debutó en 1986 con
el personaje de Julieta (la de Romeo)
y desde entonces ha simultaneado
cine y en el escenario.
En 1986, rodó El año de las luces, de
Fernando Trueba, película que obtuvo el Oso de Plata del Festival de
cine de Berlín en la edición del año
siguiente. Su carrera era ya imparable porque en ese mismo año, participó en La estanquera de Vallecas, y
en 1987 en El señor de los llanos,
que rodó en Venezuela con Santiago
San Miguel. En 1988, volvió a ser
protagonista en El mundo de Juan
Lobón, de Enrique Grasó. En diciembre de 1990, iniciaría el rodaje de
una de las películas más importantes
de su carrera, porque su papel de
Trini, en Amantes, es para ella uno
de lo más interesantes que ha hecho
nunca. Gracias a este personaje, Maribel fue nominada en febrero de
1992 al Goya a la mejor intérprete
femenina. En junio de 1992 intervino en Belle epoque, de Fernando
Trueba, película que conseguiría el
Oscar a la Mejor Película Extranjera
y obtuvo también nueve Goyas.
Un homenaje al actor asturiano
Ignacio Martínez Navia-Osorio, más conocido como Nacho Martínez,
nació en Mieres, en 1952. Inició su carrera cinematográfica como hermano de Tasio, en la película del mismo nombre dirigida por Montxo
Armendáriz. Sin embargo el papel por el que será recordado es el del
torero, en la película, Matador, de Pedro Almodóvar, donde compartía
protagonismo con un jovencísimo Antonio Banderas. De Almodóvar
son también La ley del deseo y Tacones lejanos, en las que Nacho también participaría. Asimismo, tendría un pequeño papel en la película de
culto del cine español El viaje a ninguna parte, de Fernando Fernán
Gómez. Junto a su carrera de actor de cine, tuvo una larguísima trayectoria como actor de doblaje tanto de cine como de dibujos animados. Falleció después de una larga enfermedad, hace ahora 10 años,
cuando contaba tan sólo con 44. Este año, además, fue recordado en la
XX gala de los Premios Goya. Ya en el año 1994, el Festival Internacional de Cine de Gijón le dedicó un ciclo de homenaje.
Festival Internacional 44
de Cine de Gijón.
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Ciclo Peter Whitehead
Que todo cambie para que todo siga igual
Fire In The Water
Peter Whitehead, UK, 1977, 90’
Ésta es la película con la que Peter
Whitehead pone punto y final a su
carrera como cineasta. Una suerte de
epitafio cinematográfico personal,
una última mirada atrás como despedida a esta parte de su vida. En el
arranque, una cita brechtiana para
constatar el advenimiento del fin:
“Nada quedará de las grandes ciudades excepto el viento que las recorre”
David Hockney se convierte en el trasunto de Whitehead y Nathalie Delon
en la inevitable figura femenina que
siempre puntualiza el trabajo del director. La era pop toca a su fin y ha
llegado el momento de recapitular.
¿Qué fue mal en nuestra revolución?
¿Por qué no fue posible el triunfo?
Estas cuestiones que a día de hoy resuenan con un eco absolutamente
naïve no parecen tener una respuesta
sencilla. Si Whitehead no ha sido capaz de resolver el enigma y los tiem-
pos definitivamente han cambiado, la
única salida posible es la huida; el
abandono.
Y si se trata de huir, la Tierras Altas
escocesas se presentan como un destino inmejorable. Una furgoneta cargada de cintas de celuloide, una casa
y decenas de kilómetros en color
verde prado sin más compañía que
el sonido de ese mismo viento que
una vez recorrió el corazón de una
urbe en llamas.
Pero antes de consumar la ejecución
fílmica, Whitehead/Hockney va a
concederle un postrero espacio a la
nostalgia. Un repaso al álbum de fotos de tiempos pretéritos donde la
La primera esposa de Alain Delon y el otro zorro.
gente salía más joven, más guapa y
última misión. La naturaleza y su
más viva. Retazos de Wholly Commumística iconográfica de riachuelos,
nion, Benefit of the Doubt, Tonite Learcos iris, cascadas, rocas y fauna
t’s All Make Love In London, The
viva y muerta se convierte en el obFall, etc. para constatar la defunción
jeto fílmico. Un avance de sus nuevos
de una época excitante.
intereses bien alejados ya del alboroto y el impulso creativo que una
Para contarnos y contarse el final de
vez atrapó.
este trayecto, el celuloide cumplirá su
Después, los halcones, Asia, la mística
y el chamanismo. El fin de los días. El
comienzo de otros.
Hoy a las 19.45, Antiguo Instituto
Desorden y Concierto
El origen del amor
Follow My Voice:
The Music of
Hedwig
Katherine Linton, USA, 2006, 100’
En Nueva York existe un instituto, el
Harvey Milk School, que desde hace
15 años acoge a chicos y chicas, de
entre 12 y 21 años, que han sufrido
problemas de acoso escolar en sus
centros de estudio por ser gays, lesbianas o transexuales. Este espacio,
que ofrece a los chicos la posibilidad
de seguir formándose en un entorno
seguro -y que tiene una lista de espera de tres años- se vio envuelto en
la controversia cuando, en el año
2003, grupos anti-gay y algunos
miembros del ayuntamiento de la
ciudad comenzaron una campaña de
protestas por los fondos públicos que
se destinaban al centro.
Aquí es donde surge el nombre de
Chris Slusarenko, productor musical,
quien lanza la idea de crear un disco,
con la colaboración de algunas de
las figuras más representativas de la
escena del rock indie, que revisite las
canciones del musical de John Cameron-Mitchell Hedwig And The
Detrás de la pancarta, esos otros chicos pelean por lo que les pertenecen.
Angry Inch, y donar los fondos del
proyecto para la fundación que financia el centro.
Wig In A Box es el nombre elegido
para disco, y la documentalista Katherine Linton fue la encargada de
retratar esta historia de supervivencia, sueños, esperanzas y lucha por
la búsqueda de la propia identidad.
El plantel de artistas que se sumaron al proyecto acabó por redondear el mismo. Yoko Ono con Yo La
Tengo, Rufus Wainright, The Breeders, Cyndi Lauper, Jonathan Ritchman, They Might Be Giants, The
Polyphonic Spree y algunos otros
supieron captar la esencia y el espíritu Angry y hacer suyas las canciones de la película.
A través de los testimonios de cuatro de los alumnos del Harvey Milk
School –Meg, Angel, Ralphy y Tenaja- que se yuxtaponen con momentos de la grabación de los te-
mas, podemos acercarnos a los graves conflictos que estos chicos se
han visto obligados a superar con
enorme determinación, y de que
manera las canciones de Angry consiguen reflejar esa historia de lucha
y sacrificio, en un mundo muy, muy
hostil.
Hoy a las 22.15, Antiguo Instituto
(5)
(6)
44 Festival Internacional
de Cine de Gijón.
Mahamat-Saleh Haroun,
director de Daratt
Perdones,
determinaciones y
otros círculos
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Bruno Dumont
Un aprendizaje
fotograma a fotograma
El director Bruno Dumont, al
que el Festival de Cine de Gijón ha dedicado un ciclo, explicó ayer la simbiosis entre la
pintura y su cine. El realizador
francés reconoció que “estoy
en la búsqueda de mí mismo.
Sigo buscando”.
Mahamat-Saleh Haroun, el director de Daratt, afirmó ayer durante la rueda
de prensa que ofreció que “lo que me inspiró fue mi propia realidad”. “Conozco a mucha gente del Chad. En 1965 comenzó allí la guerra y da la
sensación de que este conflicto lleva toda la vida, aunque ahora los rebeldes están luchando contra el gobierno”. Como ejemplo gráfico relató el
caso de un hombre de su vecindario al que la policía militar le disparó.
Salvó su vida, ahora trabaja en un banco, intenta salir adelante, pero su
cara está totalmente desfigurada. “Yo conozco a las personas que le dispararon. Y es que estamos en una especie de círculo infernal, que es preciso
romper, pero no con un programa de perdón, como se refleja en la película, sino con determinismo”.
En la película aparecen tres generaciones: el abuelo, el padre muerto y el hijo,
un chico de 16 años que no tiene manera de salir de la situación en la que se
encuentra. “Si el presente consiste en la venganza, el presente no existe. Si él
mata, el círculo de violencia sigue”. El director africano reconoció que su película ha tenido una buena acogida en su país. “A la gente le gustó. En Venecia recibió el Premio Especial del Jurado. Cuando volví a Sudán las autoridades vieron la proyección de Daratt y se sorprendieron porque les llamó la
atención el hecho de perdonar y romper el círculo de violencia, algo que no
está en la mentalidad del gobierno”.
Haroun señaló que “es irónico el hecho de que la película hable de la impunidad y que el gobierno me haya concedido una medalla por la cual nadie me
puede meter en la cárcel. Eso me confunde”. El realizador señaló que no concibió la película para cinéfilos, sino que quiso desde sus raíces “hablarle a
todo el mundo, no para dar una lección, porque la gente pensaría que se trata
de un informe bélico y no les interesaría. Contado de la forma en que lo hice,
creo que les llegará a todos, ya que esta guerra se puede aplicar a otros países, no sólo es un problema africano”.
Su intención, por el contrario, fue “traer África al centro. Existe una percepción de que África está en un barrio del mundo, pero a mí me preocupan temas como el amor, la muerte y la memoria”. Recordó su pasado como periodista. Fue una excusa para llegar al cine, porque lo que, de verdad, le gusta es
escribir. Una vez conseguida la financiación para la película, abandonó sus
afanes periodísticos.
Es la segunda vez que aborda el tema de la ausencia paterna en una película.
Anteriormente, lo hizo en Abouna. “Pensé mucho en por qué los padres están
ausentes. No sólo es un problema del Chad, sino de toda África. Todas las figuras paternas están muertas. No existe una referencia. Es necesario saberlo
para ser felices. Ésa es la idea que quiero transmitir en mis películas”. Como
conclusión, dijo, que Daratt “muestra que cuando estás cerca de la tragedia es
cuando compruebas que quizás no sea tan mala como pensabas”.
Paisaje abstracto con hombre
al fondo es el título del libro
que se ha editado durante el
festival. Su autor, Nando
Salva, dijo de Dumont que “es
uno de los cineastas más interesantes en la actualidad” y
reconoció que no hubo un
diálogo entre director y autor
respecto a la estructura del libro, aunque sí destacó que
“fue una conversación plagada de referencias pictóricas
y ello me dio la pista a la hora
de escribir. Hay una elocuencia emocional que no se
apoya en palabras sino en la
forma de mirar”.
Esta referencia gustó al director, que insistió en que “un
cuadro es una imagen muda,
parada. No soy pintor, pero la
primera imagen que me lleva
al cine, a la meditación, es la
pintura. Luego, intento hacer
imágenes animadas a la hora
de hacer cine, pero es la pintura es una fuente de inspiración esencial. Contemplar, mi
puesta en escena, mis ejes, se
lo debo a la pintura”.
De todas maneras, afirmó que
quiere hacer cine: “La pintura
es sólo una fuente. Es difícil
porque la imagen está en movimiento; es más fácil hacer la
imagen, lo difícil es la duración y conseguir que algo
único pueda hacer sentir. Cada
película mía intenta reparar a
la anterior”.
Dumont afirmó que a la hora
de hacer cine sólo busca una
historia muy sencilla, dos o
tres personas, deseo y hostilidad, un paisaje y un lugar
donde transcurra la historia.
“Luego, todo lo que hago es
tensar la relación que los personajes van a mantener entre
ellos. Una vez concebida la
historia me planteo preguntas.
Creo que hago un cine que se
inicia con expresiones y le
dejo al espectador hacer su
trabajo; sin el público, la película no tiene sentido”. Para él,
la historia es totalmente secundaria, pero, cree, que “en
los elementos de una película
no debe de haber preeminencia, la luz no ha de ser muy
poderosa y los personajes no
demasiado fuertes. Si una escena es demasiado buena es
un error, ha de ser la película
entera buena”.
Analista minucioso de su cine,
señaló que “me siento muy
próximo al expresionismo y al
simbolismo. Acepto no ser el
único poseedor de la verdad.
Yo soy un intelectual, pero
cuando hago una película intento desaparecer. Por ejemplo,
en la primera escena de la película Flandres tenía tres páginas de guión y finalmente
quedó en 20 segundos de filmación. Intento llegar a la
sensibilidad, expresar lo que
siento. La verdadera paradoja
del cine es dar una apariencia
de realidad. Sólo podemos filmar lo que es visible; la sencillez lleva a la profundidad. Mis
películas son falsas sociológicamente, porque tengo una
formación filosófica: intento
extraer lo esencial, pero sólo
filmar lo real”.
También aseguró que rodar
una escena de sexo no le interesa en absoluto: “La ambigüedad parece muy real. Es
extraño ese ciclo de la transformación. Es una cuestión de
equilibrio”. Pese a las temáticas de sus filmes, aseguró que
no es una persona pesimista,
“pero me gusta la tragedia.
Ésta está desapareciendo porque parece que hoy en día
sólo interesa la comedia. En
las tragedias se habla de las
debilidades para sublimarlas.
Mis películas pueden, a veces,
ser sombrías, pero intento encontrar la luz a partir de mi
puesta en escena. Lo que
cuenta es la memoria de la
película”.
(7)
Festival Internacional 44
de Cine de Gijón.
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Desorden y Concierto
Desorden y Concierto se despide del respetable de la mejor
manera posible, cantando una canción. La sección da por
concluido un año más de rock y emoción, entonando los
versos inmortales de Yesterday Once More, de The
Carpenters... ¡Hasta el año que viene!
CNN con rimas
Rampage
George Gittoes, USA, 2006, 103’
El mito del “sueño americano” ha
encontrado en el mundo del rap un
terreno abonado para toda su iconografía elogiadora del triunfo. Los
chicos de los barrios negros más pobres se afanan en domar la rima perfecta que les haga salir a ellos y a
sus familias del oscuro agujero de la
marginalidad y los gatillos rápidos.
Cuando George Gittoes se encontraba en Iraq filmando su documental Soundtrack To War, se encontró
con el soldado Elliot Lovett rapeando
la frase “Nos disparan más en Miami
que en Bagdag”. Éste fue el arranque
de una relación entre el director y el
joven rapero: uno (el segundo) introdujo al otro (el primero) en su agitado entorno social. Un universo que
hace que muchos chicos vean la incorporación a filas -con el probable
destino iraquí- como una escapatoria
hacia un lugar más seguro.
Lovett nos sirve de enlace entre dos
guerras. Una se desarrolla en Oriente
Medio y la otra tiene como escenario
las calles de muchas ciudades norteamericanas -en este caso el Brown
Sub de Miami- con la ayuda de sus
dos hermanos raperos, nos conduce
por el camino que pretende encontrar una salida a la violencia del
Había una vez tres Carpenters (pero uno no era hermano): John, Karen y Richard...
Nos disparan más en Miami que en Bagdad.
ghetto. Con estos tres personajes, el
soldado, el poeta y la joven estrella
emergente, Gittoes construye una
historia que nos muestra su cara más
amarga cuando Marc -el hermano en
el que están puestas las esperanzas
de toda su familia- muere en un tiroteo durante la grabación de la película, consumando las proféticas palabras de su hermano.
Quizás a esto se refería Chuck D de
Public Enemy -uno de los padres del
actual hip hop- cuando decía que el
rap debería aspirar a ser la CNN del
pueblo negro.
Hoy a las 22.15, Cines Centro Sala 3
When I was young
I'd listened to the radio
Waitin' for my favorite songs
When they played I'd sing along
It made me smile
Lookin' back on how it was
In years gone by
And the good times that I had
Makes today seem rather sad
So much has changed
Those were such happy times
And not so long ago
How I wondered where they'd gone
But they're back again
Just like a long lost friend
All the songs I loved so well
It was songs of love that
I would sing to theN
And I'd memorize each word
Those old melodies
Still sound so good to me
As they melt the years away
Every Sha-la-la-la
Every Wo-wo-wo
Still shines
Every shing-a-ling-a-ling
That they're starting to sing's
So fine
All my best memories
Come back clearly to me
Some can even make me cry
Just like before
It's yesterday once more
When they get to the part
Where he's breakin' her heart
It can really make me cry
Just like before
It's yesterday once more
(8)
44 Festival Internacional
de Cine de Gijón.
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Caras, taquilla, móviles, bobinas, dedos,
proyecciones... y todo lo demás también
Palmira y Marco (no confundir con el
gran www.marcorecuero.com), nuestros
brillantes fotógrafos, nos regalan sus
particulares composiciones “Tema 44”:
diez postales del Festival que se va, diez
fotos que, de alguna manera o de
muchas, resumen el espíritu de Gijón 06.
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Festival Internacional 44
de Cine de Gijón.
(9)
(10)
44 Festival Internacional
de Cine de Gijón.
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Consultorio de
A ver si logramos
entender de qué
coño va eso del
cine moderno
Estimada señora,
me dirijo a usted en la confianza
de que sabrá dar cumplida respuesta a la cuestión que a modo
de repulsa rotunda le planteo. Soy
hombre de cierta edad que trabaja
como dependiente en el ramo de
la confección, si bien mi verdadera vocación es la poesía. Me
consdero, a fuer de resultar inmodesto, poeta de calidad más que
encomiable. A modo de ejemplo le
transcribo aquí algunos versos de
mi última composición, que he
dado en llamar “Oda Nevada”: “La
nieve cubrió tejados / la nieve cubrió aleros / la nieve heló pájaros /
Nieve / Nieve / Cuando nieva nieve
soy puro / todo blanco”. Tras esta
muestra de mi trabajo, paso a mayores. El caso es que como poeta
que me considero me gusta asistir
a recitales de mis compañeros bardos, así, puesto al tanto de que el
Festival de Cine ofrecía una película que bajo el título Wholly
Communion recogía un encuentro
poético celebrado en 1965, acudí
raudo y emocionado a verla. Qué
horror, señora, qué esperpento. Le
diré que el público allí mostrado
era la mayor patulea de melenudos, beatniks, hippies, proxenetas,
mujeres descocadas mostrando los
senos y otros seres, que aún pareciendo humanos, sinceramente,
dudo mucho que lo fueran. Un sin
Dios, señora, un dislate y desvergüenza mayúscula, y eso por no
hablar del grado de intoxicación
etílica, cuando no ya de sustancias
opiáceas y otros alucinógenos. Y
qué puedo decirle en cuanto a los
bardos que se dieron cita en el escenario. No tengo palabras. No se
lo que son pero poetas, oígame
bien, seguro que no. Unos maltratadores del verso que a grito pelado declamaban sinsentidos. Pero
el despropósito alcazó cotas inimaginables cuando un tal Gregory Corso, ebrio y aporreando
una gallina contra una botella, insultaba al público tildándolo de
“semillero fascista y cachorros de
campus”. ¿Y puede usted creer que
la chusma, lejos de darse por
ofendida, coreaba al susodicho beodo? Mi disgusto, señora, es de tal
magnitud, que no me ha quedado
más remedio que improvisar unos
versos al efecto: “Oh, bardos felones / los que de la rima hacéis
mofa / Oh, escoria del verso / Oh,
chusma bufa que ofendeís a las
musas / Lengua os será cortada /
manos os serán cercenadas/ mudos, ciegos y sordos / Castigararos
Dios por vuestros indecoros”.
Querido amigo,
cuan pesarosa me hallo de que
haya sufrido usted tan penosa experiencia. Le diré, que lo que usted
ha visto no es otra cosa que los
llamados Hapennings o Perfomances, eventos anárquicos por demás
y que vienen a ser lo que buenamente le venga en gana al artista,
camelador, truhán o caradura de
turno. Que lo mismo pueden enrollarse una boa costrictor al cuello
mientras dan panderetazos con la
cabeza que atarse un zapato mientras hablan con los cordones. En
fin, que tiene usted razón, querido
señor, que la poesía ya no es lo
que Dios y Becquer mandan. Atrás
quedaron los tiempos de nuestro
Pemán y su imperial y recia lírica:
“Tierras de España / Picas en
Flandes / Oriflamas y pendones /
agitados al aire/ Épica imperial
campando en tierras bravas/ moros rendidos a la Reina Santa”.
Qué pena, sí, que ya nadie componga odas a las madres, a las golondrinas, al arco iris, a los ángeles, a las niñas de Fátima, a los
gitanos y la guardia civil o las
margaritas del campo. Sin ir más
lejos, yo misma he tenido el disgusto de leer recientemente un
laureado poemario con cosas tales
como “si tú me llamas a casa yo
cojo un taxi / quizás tarde si no
llevo suelto / igual entonces cojo el
autobús”. Inenarrable, ¿verdad?
Pues así estamos en este yermo
desalmado, tan prosaico y burdo
que ni rima ni quiere rimar. Esperando haberle servido de sostén y
sustento en estos momentos de
desconsuelo,
Reciba un cariñoso
saludo.
Querida señorita Garcis.
Me pongo en contacto con usted y con esta iluminadora sección que tan útil
ha resultado para una buena parte del bienintencionado, aunque en ocasiones
aturdido y muchas veces horrorizado, público de este Festival con el objeto
de recabar su ayuda para esta última jornada. He intentado -infructuosamente dicho sea de paso- encontrar dentro de la programación musical anexa
al festival algún recital o evento que se adecuara a mis inquietudes melómanas. Soy el director, coordinador y cabeza visible de la coral polifónica de jubilados Dulce Senectud. Desde siempre he considerado fundamental, dentro
de la formación integral de un estudioso de la música, la apertura a los nuevos géneros, movimientos y vanguardias que vienen a enriquecer nuestro
amado Reino de las Siete Notas. El sábado me trasladé hasta el recinto de la
Feria de Muestras con la intención de acercarme al extraño universo de las
músicas avanzadas. Me cuesta describir las encontradas sensaciones que allí
experimenté -sobre todo después de encontrarme con mi sobrino nieto Jonathán que estaba muy contento y tuvo a bien convidarme a un refresco de extraño sabor- pero le diré que hube de abandonar el guateque pues comencé
a sentirme muy mareado, debido probablemente al exceso de decibelios y
la profusión de luces parpadeantes y colores intensos. Tampoco me fue
muy bien en el recital de los extraños Humbert Humbert, a los que podría
describir como directamente infernales, ni en el del señor Jotamayúscula,
que me resultó igualmente incomprensible. Mi pregunta es: ¿cree usted que
en las actuaciones de hoy podré encontrar algo más acorde con mis preferencias musicales?
Afectuosamente, Géminis.
¡Qué bien le entiendo querido
Géminis!
Cuántas veces le he repetido a los gerifaltes de esta casa que no todo han de
ser alardes de modernidad y avant-garde. Sin ir más lejos, yo mismo les propuse para este año un programa musical basado en la lírica clásica de la zarzuela; nuestro nunca bien ponderado género chico. La Verbena de La Paloma,
La Violetera, Soldadito Español, Las Leandras o Doña Francisquita son parte
esencial de nuestro acervo cultural que deberían sin duda estar representados
en nuestro humilde festival, pero una y otra vez he chocado contra el muro
de la incomprensión de los musiquillos del tres al cuarto que pululan por esta
oficina. En todo caso, le encomiendo encarecidamente que ni tan siquiera se
aproxime a los eventos musicales del día de hoy. Me temo que ni el salvajismo australopiteco de MC5 ni el despiporrismo desquiciado que protagonizará la fiesta de clausura serán plato de su gusto. Desde aquí le emplazo a
que permanezca atento a próximas entregas televisivas de José Luis Moreno
y le deseo toda la suerte del mundo en su curiosa aventura corística.
Suya y casi sorda,
Doña Elena Garcis
(12)
44 Festival Internacional
de Cine de Gijón.
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Esbilla
PATROCINADO POR:
El cuerpo pal’ que lo trabaje
No Body is
Perfect
Raphaël Sibilla, Francia, 2006, 79’
Lo que Dios creó no lo modifiquen
Corporación Dermoestética, tatuadores y body artistas porque el
cuerpo es templo y ha de volver
tras su paso por la vida tal cual nos
fue donado. Lo que a diario retorna
al cielo está muy estropeado por
fuerza mayor de balas, golpes,
hambre, enfermedad o vejez. Es
aceptable, lo que no lo es y además
es pecado aparecer con bifurcaciones de lengua, lóbulos haciendo veces de porta platos soperos, anillamientos de ombligos, pezones,
prepucios, cejas, narices o labios
mayores; anzuelos clavados en partes carnosas, amputaciones yakuzas, metros de piel serografiados y
encías peladas de dientes para trabajos bucales perfectos. Y, si pecado
del gordo es modificar el cuerpo,
utilizarlo como instrumento para
dar y recibir placer, es condena
eterna por los siglos de los siglos y
atañe a toda práctica insensible,
grosera y viciosa. A saber: prescindir de hacer el amor por fornicar en
vano, derrochar simiente reproductora, bridar cuerpos. emparedarse
entre extraños, azotar nalgas en
postura disciplinaria, chirriar dientes bajo capuchas de latex, jugar a
médicos y enemas, a amos y esclavas y viceversa, a japonesas vestidas de colegialas con ejecutivo restregador a las espaldas y en el
metro, contorsionarse bajo un látigo, travestirse del sexo contrario,
no buscar los ojos de extraños penetrados o penetrantes, usar y abusar de artilugios onanistas, egoísmo
sin preliminares, orgasmos unilaterales y sobre todo, no recordar caras a la mañana siguiente ni números de teléfono.
Toda esta manipulación corporal,
todo el pecado y aún algunos más
que ni el Kamasutra, Shere Hite o
Linda Lovelace conocen, pasan y llenan No Body is Perfect. Voyeurismo
frío, aséptico, riguroso, distante y
¿Y ustedes qué coño miran?
hasta didáctico que repasa, tras diez
años de acumular película, toda la
imaginación sexual que campa por el
mundo y que los adultos consienten
a otros adultos. Prácticas que hieren
remilgos, pudores y tabúes, rodadas
desde Brasil a Nueva York pasando
por Francia, Mali y cómo no, ese paraíso sexual bizarro y calloso que se
llama Japón y que es nuestro gran
favorito.
Hoy a las 22.30, Cines Centro Sala 2
Esbilla
Peter O'Toole es su santidad
¿Nunca va a ser al revés? ¿Cuando veremos a una viejuna enamorando a un tontito?
Venus
Roger Michell, UK, 2006, 95
Con su adorable mezcla de ligereza y de profundidad, Venus sirve un poderoso pote en el que el deseo adulto se enfrenta a la alegre despreocupación de
la juventud. Pero el resultado no es exactamente lo que uno espera. Maurice
(Peter O'Toole, ese gran Peter O'Toole), Ian (Leslie Phillips) y Donald (Richard
Griffiths) son tres hombres mayores medio jubilados que se ven cada día en
su pub favorito para brindar, intercambiar opiniones sobre el estado del
mundo y lanzarse alguna pulla. Ya no son tan ágiles como antes, pero la
edad no ha afectado sus capacidades mentales. Ian espera la llegada de la hija
adolescente de su sobrina, que viene a Londres para cuidarle. Pero la descarada Jessie es lo contrario de lo que él esperaba. Le había comprado un CD
con las Pasiones de Bach, pero ella prefiere la MTV. Ian no tarda en hartarse
del comportamiento de su sobrina nieta. La enérgica joven cae bien a Maurice, un actor de cierta fama, y los dos empiezan a pasar tiempo juntos. Él la
lleva al teatro, ella le lleva a discotecas. Maurice descubre que la edad no ha
disminuido su deseo por la belleza femenina.
La vejez introduce a la juventud en sus conocimientos y la juventud responde
con alegría. Pero todo se complica y desequilibra cuando el deseo entra en la
ecuación y es rechazado por uno de los componentes. El director Roger Michell consigue el equilibrio perfecto entre dos deseos opuestos. O’Toole ofrece
un Maurice gloriosamente delicado, en interpretación que es, a la vez, encantadora, irónica y dolorosa.
Hoy a las 22.30, Cines Centro Sala 4
Festival Internacional 44
de Cine de Gijón.
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Universo Media
La ficción intoxica
nuestras vidas
Diego Díaz
Jordi Costa es uno de los máximos
exponentes de una nueva generación
de jóvenes e iconoclastas críticos cinematográficos enamorados de la
cultura basura. Ingentes cantidades
de televisión, cómic, y cintas de vídeo son el bagaje de un cinéfilo heterodoxo cuyas referencias van desde
Alain Resnais a las películas de lucha
libre mexicana. Firma habitual de
variadas publicaciones, también participa en Universo Media, donde pronunció la conferencia “Fan-fics, spoofs y otras ficciones usurpatorias en
el ciberespacio”.
Los alcaldes de los pueblos de la sierra madrileña Buitrago de Lozoya,
Gargantilla del Lozoya y Torremocha
del Jarama han presentado una propuesta para hacer de sus pueblos un
parque temático dedicado a la “Tierra
Media” de los libros de J.R.R.Tolkien.
“La ficción intoxica nuestras vidas”,
dice Costa tras analizar los hábitos
crecientemente interactivos de los espectadores con respecto al cine. Trekis que llevan su entusiasmo por Star
Trek hasta el punto de aprender a hablar en Klingon, adultos que se disfrazan de personajes de dibujos animados, tribus urbanas imitadoras del
manga y el anime japonés... Costa repasó en su charla la fascinación del
espectador postmoderno por universos paralelos y autosuficientes que
“abducen al espectador”.
Para este tipo de fans la mera contemplación pasiva de las películas no
es suficiente, necesitan ir más allá y
fundirse con sus mitos e íconos favoritos. Esta interacción se expresa
en fenómenos como los fanzines y
comunidades virtuales dedicadas a
películas y series de televisión, o las
fan-fictions, peliculillas caseras hechas por incondicionales de sagas
como Star Trek o La Guerra de las
Galaxias (algunos, como apuntó
Costa, “más papistas que el Papa”).
Otra vertiente más bizarra, o cuando
menos peculiar, de esta interactividad es la fantasía sexual con personajes de ficción. El slash, fantasías
homoeróticas entre personajes de ficción, las fiestas klingon en clubes sadomasoquistas o el sexo entre personas disfrazadas de peluche son
algunas de las posibilidades sexuales
que ofrece este mundo de alter egos
virtuales. Vivimos tiempos de personalidades múltiples, opina Costa, y
cada vez parece menos excéntrico el
tener un yo virtual con el que desarrollar una vida paralela, tal vez
más interesante que la real.
Glosario Friki
Para adentrarse en la jungla de léxico
bizarro y cultura basura por la que
Jordi Costa se mueve como pez en el
agua conviene tener una buena guía.
Aquí unos cuantos términos que
Costa dejó caer en su conferencia. Si
os va el morbo y las cosas raras aquí
hay para una buena sesión de Google.
Furrys
Comunidad fascinada por los dibujos
animados. Se dedican a asistir disfrazados de sus héroes de la infancia a
(13)
Ciclo Bruno Dumont
Desiertu a dambos
llaos de la piel
reuniones con otros amiguitos también vestidos de peluches. A algunos
de los entrañables “furrys” les gusta
mucho disfrazarse de dibujos animados añadiendo un poquito de sexo
en la velada. Frotarse con sus amiguitos y “rasguñarse” como se dice
en el argot de esta subcultura.
Slash
Fantasías homoeróticas entre personajes de ficción aparentemente heterosexuales. Una de las más recurrentes es el capitan Kirk montándoselo
con el hierático doctor Spock.
Fan Films
Versiones apócrifas de sagas como
Star Trek o La Guerra de las Galaxias hechas por sus fans (algunas de
muy buena calidad). George Lucas
ha premiado a algunos de ellos dándoles trabajo.
Lego Films
Adaptaciones de escenas de películas
hechas con muñequitos Lego.
Backstagemonstermovies
Películas caseras de terror hechas por
amantes del género. Muchas de ellas
sirvieron a sus creadores como carta
de presentación para conseguir trabajo en producciones de Hollywood.
¿Rasguñamos un poquitín, amiguito de peluche?
29 Palms
Francia / Alemania / USA, 2003. 119’
Bruno Dumont sal pal desiertu californianu incitáu pol deséu d’incorporar al
típicu cine americanu una cultura dafechamente europea. Asina, nel so tercer
llargumetraxe, 29 Palms, presentáu a concursu en Venecia, el direutor francés
contrapón los limitaos espacios europeos cola esperiencia de los descomanaos
paisaxes del desiertu de Joshua Tree, dexando que los sos dos protagonistes
se pierdan cuando tan intentando descubrise a sí mesmos nel infinitu espectáculu natural que tienen delantre los güeyos.
Realmente, la historia d’amor cuntada por Dumont aseméyase muncho al
desiertu nel que s’ambienta, inhóspitu, peligrosu y crudamente indiferente. El
noyu de la película ta totalmente neutralizáu, el direutor dexa que los fechos
pasen énte la cámara, nuna gueta constante del “yo” interior de los dos protagonistes.
Na travesía d’esi desiertu, silenciosu ya infinitu, a Dumont nun se-y escapa la
oportunidá d’esplorar, de mou voluntariu, el cine americanu de ficción, onde
nun s’escaez la cita de los clásicos. Drama d’amor nel que violencia y pasión
entemécense cada vegada más hasta la traxedia final.
29 Palms ye una película minimalista. Sólo hai dos actores protagonistes y
dalgún qu’otru estra. Un paisaxe desérticu, inhóspitu y ensin nengún rasgu
artificiosu. Una idea de narración y non muncho más. ¿Pue facese un film de
dos hores namái con eso?
Denny y la so pareya Chris viaxen de los Ángeles rumbu a 29 Palms. Nel so
viaxe en coche paren nel desiertu de Joshua Tree, pa llueu siguir el so camín.
A lo llargo la película vemos, cenciellamente, la rellación tan particular d’esta
xoven pareya. Falen poco, cuerren d’un llau pa otru, tóquense muncho y miren reflexivos pal paisaxe. Desnúdense y mantienen sexu nos roqueros d’un
desiertu afogantemente secu.
Lo que más esmolez na rellación d’esta pareya ye la violencia condensada
que surde una y otra vuelta y d’un mou evidente na personalidá de Denny.
Hai fechos claros de cierta tendencia agresiva hacia la so moza qu'alarmen
pasu ente pasu a midida que van desarrollándose les aiciones dramátiques.
Hai daqué primitivo na rellación, un impulsu animal que los xunta. Toa esta
violencia acumulada alcuentra una vía d’escape hacia’l final, pero al revés.
Tola agresividá que Denny dió, agora recíbela. Toa xunta y al mesmu tiempu.
Güei a les 19.45, Cines Centro Sala 5
(14)
44 Festival Internacional
de Cine de Gijón.
Nobleza obliga
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Café con…
Día d’Asturies
Nota de la redacción: el periódico de la 44 Edición del Festival Internacional de Cine de Gijón quiere poner en conocimiento de sus lectores que el Vizconde de La Merced en
estas últimas jornadas ha hecho notoria dejación de las
funciones para las que se le había contratado. La situación
con el citado colaborador estaba llegando ya a un punto
prácticamente insostenible. Reiteradamente se le advirtió,
día tras día, que una parte fundamental de su cometido en
estas páginas era entregar sus textos en el plazo indicado.
Por poner un ejemplo de los lamentables episodios que ha
protagonizado, simplemente les diremos que cierta noche,
después de haber permanecido en paradero desconocido
durante buena parte del día y sin haber entregado aún su
columna a punto de cerrar el número, un miembro de la redacción que había salido en su búsqueda le sorprendió notablemente perjudicado en una famosa sidrería de la ciudad
con compañías de dudoso gusto. Al recriminarle su comportamiento y su falta de profesionalidad, el Vizconde sacó
a relucir su rostro más violento provocando una situación
bastante bochornosa en el citado establecimiento. Pasados
unos minutos se presentó en la redacción con actitud soberbia y su columna garabateada en las octavillas promocionales de una discoteca. Únicamente la indudable calidad
del texto hizo que viera la luz, pero no siendo de recibo semejante comportamiento se le conminó a modificar su negativa actitud con escasos resultados. Es por esto que hemos optado por rescindir su contrato aunque en un acto de
generosidad le hemos cedido un pequeño espacio para la
réplica y la despedida.
Nobleza obliga - Coda final
¡Ah mis queridos lectores! Por seguro desde esta casa se
habrán vertido todo tipo de infundios sobre mi persona. Teniendo en cuenta mi nobilísima condición no entraré jamás
en ese juego obsceno de dimes y diretes, pero bien podría
yo contarles más de una alcahuetería acerca de esos personajillos -casquivanas por demás ellas, beodos sin complejos
ellos- que organizan el Festival. Aviso para navegantes:
cualquier tipo de calumnia vertida sobre mi persona será
objeto de estudio por parte de mis abogados y, en última
instancia, blanco de mi sagaz pluma. Sepan he recibido ya
jugosas ofertas de algunos de los más prestigiosos diarios
nacionales para continuar con esta columna, así que advertidos están. Y a ustedes, mis seguidores, cuya categoría personal está muy por encima de la de todos estos soplagaitas,
sólo me queda desearles unas Felices Pascuas y un próspero
año nuevo.
¡Volveré! No lo duden.
Después de la proyección vino el Café
con..., y en la mesa, los directores de
los cortos a concurso del Día
d’Asturies lanzaron su grito de guerra:
hay que filmar, filmar y filmar, como
se pueda, lo que se quiera.
En cada una de las ediciones del Festival de Cine de Gijón la presencia de
los realizadores de cortometrajes asturianos va consolidándose y ampliándose. Ayer los cafés del Festival
contaron con la presencia de los directores que en esta 44 edición se
presentan a concurso en el Día d’Asturies. El aumento en el número de
producciones fue uno de los primeros temas que salieron a colación. A
este respecto Eliana Álvarez una de
las directoras del corto Vacyo opinaba: “Cada año hay más producciones gracias al soporte digital. Ahora
con muy pocos medios puedes sacar
adelante tu proyecto”.
Aparte de las facilidades que pueda
ofrecer el formato, para Konchi Rodríguez, co-directora de La terapia,
las ideas siguen siendo lo principal:
“Si haces un corto es porque tienes
algo que contar. Da igual los medios
que tengas para poder hacerlo. Siempre lo necesario es primero tener una
idea”. Jaime Fernández, que competía
por partida doble con La marea y
The Party is Over, también veía positiva la posibilidad que ofrece el Festival de presentar los trabajos en formato digital: “La mayoría de las
ayudas económicas que otorgan los
organismos públicos acaban utilizándose para pasar las películas de digital al formato cine. En este festival
no hace falta eso”.
En la charla también se habló del escaso apoyo que la pequeña industria
audiovisual local ha ofrecido a los
realizadores asturianos. Manuel Pizarro, realizador de Gertrud, lo resumía
así: “Intentamos que las televisiones
de Asturias nos apoyen pero…”. Y
Konchi Rodríguez, que también estuvo presente en la pasada edición
del Festival, apuntaba: “Ninguna de
las televisiones que existen en Asturias ha proyectado los cortos del Día
d’Asturies del año pasado. No hay
ningún tipo de ayuda”.
Con Laura Blanco, creadora de La
invasión de los hiperpúberes, la conversación giró hacia la relación del
cine con las artes plásticas, el campo
del que ella procede: “Cada una de
las manifestaciones artísticas tiene
su propio lenguaje, pero al final lo
que pretenden es narrar las mismas
cosas”. Claudia Lorenzo en su corto
Recuerdos ha utilizado el idioma
castellano y también el inglés: “Lo
que más me gusta es que mis personajes hablen. Para algunos momentos usé el inglés porque me parecía
que sonaba mejor para lo que querían decir”. Para finalizar, Laura
Blanco animó a los jóvenes que
quieran comenzar en el mundo del
cortometraje a solicitar las ayudas
que ofrece la Fundación Municipal
de Cultura del Ayuntamiento de Gijón y Jaime Fernández propuso la
idea, importada del País Vasco, de
agrupar los trabajos audiovisuales
asturianos en un DVD que pueda
distribuirse por los festivales para
poder llegar a esos circuitos.
(15)
Festival Internacional 44
de Cine de Gijón.
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Tablón de anuncios
Datos, agregados, correcciones, post-its y otros detalles
que es mejor tener en cuenta...
Ese estúpido
cuestionario que
todo el mundo lee
Hoy: Iván Ferreiro
(rockero)
16.00 horas: Presentación del DVD Eclectia – Un panorama del videoclip nacional contemporáneo. En el
Café del Sol.
ges de Iggy Pop- puso a Detroit definitivamente en el
mapa histórico de la música. Ahora se reúnen cómo
DKT para celebrar las canciones y el legado de MC5
y para ello contarán con unos invitados de lujo, que
recordarán a los miembros de la banda ya fallecidos:
Rob Tyner (vocalista) y Fred “Sonic” Smith (guitarrista). La guitarra invitada será la de Adam Pearson
(Sisters Of Mercy) y de la parte vocal se encargarán
Lisa Kekaula (The Bellrays). Este concierto es de los
que se recordarán muuuuucho tiempo.
Gala de Clausura – Horarios
00.30: Fiesta de Clausura – Andrew Weatherall
La gala de cierre del Festival se desarrollará esta noche según el siguiente cronograma: a las 20.25 se
abrirán las puertas del Teatro, a las 20.30 será el
turno de un entremés musical a cargo de un dj, y a
las 21.03 dará comienzo la gala. Al terminar la ceremonia se proyectará la película final de este Gijón
2006, Idlewild, fantasía musical animada por el dúo
de hip hop OutKast. Más información, páginas 2 y 3.
La carrera de Weatherall tiene un sinfín de recovecos. Su nombre quedará permanentemente asociado
a su trabajo como productor en el álbum Screamadelia de Primal Scream -el disco que hizo bailar por
primera vez a muchos rockeros- pero su trabajo comenzó con el acid house y los años del sonido
Madchester. Más tarde, con Sabres Of Paradise produjo música para clubs aún no superada y tras la
disolución de estos formó
Rueda de prensa de hoy
12.15 horas: fallo del palmarés
En el salón de actos de la Obra Social y Cultural Cajastur, Plaza del Monte de Piedad.
Café con...
Fiesta de clausura – Precios
Para la fiesta de esta noche en el Parque del Piles las
entradas en taquilla costarán 12 euros (dicha entrada
incluye una copa); allí mismo, los acreditados del
festival presentando su credencial abonarán 9 euros
(con copa), y también en la línea de los descuentos,
los que vayan al concierto de DKT/MC5 y presenten
en la misma taquilla del Parque del Piles esa entrada,
pagarán sólo 7 euros.
Fiestas, conciertos y otras aventuras
nocturnas
20:30 horas: DKT/MC5 + Biscuit (Parque del Piles)
Apriétense los cinturones que vienen curvas peligrosas. Vamos a asistir a un pedazo de historia del rock
con mayúsculas. DKT –por si les confunde tanta sigla- son las iniciales de Davis, Kramer y Thompson,
los miembros vivos de los míticos MC5, la banda que
a finales de los 60 revolucionó musical y políticamente el territorio del rock americano más salvaje
con su Kick Out The Jams. Explosiva, rebelde y tremendamente influyente para las generaciones posteriores, su música -junto a la de sus vecinos los Stoo-
Una película
Una revista
Matar a un ruiseñor (Robert
Mulligan)
Computer Music
Un actor
Federico Luppi
Una actriz
Scarlett Johansson
Un color
Azul
Un vicio
Fumar
Una marca de ropa
Una canción
Ns/nc
El hombre que casi conoció a Michi Panero (Nacho Vegas)
Un programa de televisión
Una comida
Pasta
Un libro
El Principito (Antoine de SaintExupéry)
Una ciudad
Buenos Aires
Redes
Un personaje de
animación
Mazinger Z
Una estupidez
Vivir
Muletillas, gritos, dimes y
diretes, pseudo-blasfemias
No podemos despedirnos sin esas
frases que durante las dos últimas
semanas sonaron día sí y otro también en estas, nuestras oficinas. Anoten, que así es como realmente se
saca adelante un festival de cine.
Two Lone Swordsmen junto a Keith Tenniswood y
publicó Return to the Flightpath Estate, un doble álbum que traspasa géneros siendo a la vez bailable y
“escuchable”. En su faceta como dj ha seguido, con
ese espíritu inquieto que le caracteriza, mezclando
estilos, siempre desde una perspectiva progresista e
innovadora, como demostró en el álbum Hypercity.
DJ: Eulogio + Eclectic MethodBoite: Nick Recordkicks (Milán). Alma pater del
sello de culto italiano Recordkicks.com y compilador de varios de los más exquisitos volumenes de
música negra de baile (el consabido y efectivo “nu
& rare souldancefloorjazzdeepfunklatinlibrary”)
como son el Let’s Boogaloo o el Soul Shaker. + G
Kahn & Félix A. Limaña.
¡Amparooo!
¡Me cago en los Lumière!
¿Pero tien que ser ahora?
Porque tengo un marrón...
No, eso pregúntaselo al
jefe.
Es que no me coge el móvil.
¡Qué pereza, por dios!
Está bueno que te cagas.
A ver, un alma buena que
me vaya a los cafés.
¿Vamos a por un café con
gotas?
¡Quiero papitas!
Sssshhhhhhhhhhhhhhhhh
h!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
¡Esa puerta, cagonmimanto!
Preguntan por ti. ¿Está
buenu? Bueeeno... pa’un
apañín.
Preguntan por ti. ¿Es tetona?
¿Qué pasa con el clero?
¿Quién va al fumadero?
Pero a ver, ¿este vien con
la churri?
¿Quién coño pisó el router?
¡No me aparece la barrita
de Windows!
Ay Dios, estoy bombeando.
Lo hacemos en un pis-pas.
Con mucho retraso ya te
lo mandé...
¿Esti puntu de la rueda
quién ye?
Neniiiii... ¿a qué no me
haces un favorín?
No me pone.
Menuda tralla.
¿Qué trillizo es ése?
Are you the real Dito?
Festival de Cine, digame.
Fran, ¿una preguntina?
Que no, que no.
A ver donde siento yo a
esta gente ahora.
Una bobina llegó, pero dos
fueron pa’ Kuala Lumpur.
Pégale una patadina,
anda.
Mariajo, dame perrines
pal’agua.
¿Cuántos Monopolis te
quedan?
¿Dónde está el Vizconde?
¿Ya llegaron los sobaos?
¿Ya se acabo la quesada?
Mi ordenador está en función secador.
Ché, pero esta computadora es una mierda.
¿Qué ponemos en portada?
Estoy muy quemada, eh.
Pero muy quemada.
¿Tenéis un Gelocatil?
¿Una cervecina del
tiempo?
Hoy dejo el Red Bull.
¿Pero estos alfajores no
son los de Navidad?
Ay, Dios.
Madre de Dios, contestaron dos el cuestionario.
Las erratas son las primeras en abandonar el barco.
Ay cómo me está repitiendo la morcilla.
¿Alguien quiere Visvaporú?
Esta cena es la cagada.
Que soeces que somos en
este equipo.
(16)
44 Festival Internacional
de Cine de Gijón.
Viernes 1 de diciembre de 2006,
número nueve
Hoy...
TEATRO JOVELLANOS
20:30 H.
GALA CLAUSURA
"Longaniza con patatas" 15'
"Idlewild" 90'
GIJÓN SUR
CINES CENTRO SALA 2
17:00 H.
ENTRADA LIBRE
NUEVOS CINES
CINES CENTRO SALA 4
17:00 H.
SECCIÓN OFICIAL
"Cenizas y diamantes" 103'
17:00 H.
ENTRADA LIBRE
ESBILLA
"Longing" 88'
19:45 H.
NOCHE DEL CORTO ESPAÑOL
"For(r )est in the Des(e )rt" 12'
"Equipajes" 10' / "Botellón" 13'
"La leyenda del hombre lento" 13'
"Mi tío Paco" 12'
"Fascículos" 8'
"La leyenda del tiempo" 109'
20:00 H.
NUEVOS CINES
"El baile de los bomberos" 72'
22:30 H.
ESBILLA
"No Body is Perfect" 79’
22:15 H.
DESORDEN Y CONCIERTO
20:00 H.
ENTRADA LIBRE
NUEVOS CINES
"Cuerno de Cabra" 100'
22:30 H.
ESBILLA
"Venus" 95'
Periódico Festival Internacional
de Cine de Gijón
Redacción:
Marcelo Panozzo, Susana Tejedor,
Isabel Lueje, Jairo Moreno.
Traducciones asturiano:
María Xosé Rodríguez, Llucia
Menéndez.
Fotógrafos:
Marco Villabrille, Palmira Escobar.
Diseño y maquetación:
www.marcorecuero.com
"Y todo lo demás también" 90'
Imprime:
El Comercio.
ANTIGUO INSTITUTO
17:00 H.
ENTRADA LIBRE
LARRY CLARK
"Impaled" 38'
CINES CENTRO SALA 1
11:00 H.
NUEVOS CINES
CINES CENTRO SALA 3
16:00 h.
CORTOS OFICIAL
"Madre Juana de los Angeles"
19:45 H.
P. WHITEHEAD
"Fire in the Water" 90'
22:15 H.
DESORDEN Y CONCIERTO
"Follow my Voice - The Music
of Hedwig" 100'
113'
17:00 H.
SECCIÓN OFICIAL
(no compet)
"Suely in the Sky" 88'
19:45 H.
ENFANTS TERRIBLES
CINES CENTRO SALA 5
10:00 H.
SOLO PRENSA Y ACREDITADOS
SECCIÓN OFICIAL
"Longaniza con patatas" 15'
"Idlewild" 90'
"The Hip Hop Project" 88'
22:15 H.
DESORDEN Y CONCIERTO
17:00 H.
DESORDEN Y CONCIERTO
"Daft Punk's Electroma" 74'
"Rampage" 118'
19:45 H.
BRUNO DUMONT
19:45 H.
LARRY CLARK
"29 Palms" 119'
"Ken Park" 96'
22:15 H.
SECCIÓN OFICIAL
22:15 H.
ENFANTS TERRIBLES
"I Don't Want to Sleep Alone"
"Wristcutters" 91'
Dos-avisos-dos
1.- Sólo por hoy, la taquilla de
los Cines Centro estará abierta en
los siguientes horarios: de 10.30
a 14 y desde las 15 hasta el comienzo de la última sesión nocturna. Esto es porque el programa oficial de cortos se
proyectará a las 16.
2.- Como es tradición, este domingo se proyectarán las películas ganadoras del Festival. La cita
es en el Teatro Jovellanos. A
las18 horas se verá la ganadora
del premio del Jurado Joven,
mientras que a las 20.30 se proyectará a la obra elegida por el
Jurado Internacional. A agendar:
domingo, Jovellanos, 18 y 20.30.
115'
Santos del Día
1
DE DICIEMBRE
Estado del tiempo
Chubascos en las primeras horas del
día que irán poníendose impertinentes
hasta descargar en fuertes aguaceros.
Temperatura moderada, ni frío ni calor, y vientos suaves que podrían intensificarse a primeras horas de la
tarde.
Estado de la Mar
Mar revuelta con marejadas de tramontana y marejadillas rizadas de poniente y subponiente. Se recomienda
no pescar.
Estado de la luna
Llena hasta que deje de estarlo.
Refranes populares
“Comida copiosa, onanismo, siesta y a
otra cosa”. “Morcilla que revienta, fabada que escarmienta”. “Quien con cabras se acuesta, leche a la mañana y
queso en fin de semana”.
Santa Teodosía de
Albacete
Teodosía era pastorcilla de rebaño de
cabras en las llanuras de Albacete
cuando los Astrogodos invadieron su
aldea y tras matar a hombres y ancianos, hicieron presas a mujeres y niños. Llevados a las crueles tierras de
sus vencedores, los niños fueron puestos a trabajar en las minas de azufre
de la región mientras las mujeres eran
destinadas a la esclavitud doméstica,
en el caso de las menos apetitosas, y a
los lechos de los soldados en el caso
de aquellas en edad de merecer. Este
último fue el destino de Teodosía que
resignada y protegida por su fe en
Dios, sobrevivió a todo tipo de forzamientos y proezas bajas de las tropas.
Cada mañana oraba al Señor para que
tuviera a bien llevársela con él y acabar así con tanta ignominia. Escuchada por el Altísimo, la hizo fenecer
una noche de orgía prolongada. Teodosía se relajó bajo el soldado de
turno, emitió suspiro y aún tuvo
tiempo de decirle en pleno corrimiento: “Dios y yo te perdonamos”.
Elevada a los altares, Teodosía es patrona de cabreros y pastoreadores de
rebaños en general..
Santa Leocadia de
Buenaventura
Priora, virgen y mártir, Leocadia había
sido destinada a los hábitos desde
niña. Llegada a priora del convento de
las Monjas Redentoras de Jesús y María del Perpetuo Socorro y la Sagrada
Paloma, fue acusada de tratos con el
maligno por una monja rival que deseaba su puesto. Llevada al tormento
por la Santa Inquisición, confesó tras
días de potro y Doncella de Hierro, tener tratos carnales con Belcebú y toda
su cohorte en pleno. Condenada a la
hoguera sucumbió no sin antes perdonar a la chusma congregada que la
escupía (si bien no lo bastante para
apagar las llamas) e insultaba llamándola barragana, bruja y hereje. En el
siglo XVI, el Papa Saturnino I hizo revisar su caso y hallándola inocente la
elevó a los altares. A ella se dirigen los
inocentes condenados, los calumniados y los creyentes descontentos con
la siguiente plegaria: “Leocadia que
pasaste tormento, Leocadia que sufriste llamas, estoy en la trena por
culpa ajena”.

Documentos relacionados