Guía de Animación Misionera - Diócesis de San Pedro Sula

Comentarios

Transcripción

Guía de Animación Misionera - Diócesis de San Pedro Sula
Guía de Animación Misionera
Mes Misionero - DOMUND 2012
Guía de Animación Misionera
Parroquia Evangelizadora, Parroquia Misionera
PORTADA
ÍNDICE
Presentación ..................................................................................................................................................................................... 1
Mensaje del Papa Benedicto XVI, DOMUND 2011 .......................................................................................... 3
Reflexionemos el contenido del adjunto mensaje del Papa, DOMUND 2012 ......................... 7
Capítulo I. Temas Misioneros para los Niños
Tema 1:
Tema 2:
Tema 3:
Tema 4:
Vive tu fe desde tu pequeñez ........................................................................................................ 8
Como pequeños misioneros, compartan su fe desde su pobreza .............. 9
Somos niños misioneros para el mundo entero ......................................................... 11
Como pequeños misioneros, anunciemos el evangelio
siendo solidarios .................................................................................................................................... 13
Capítulo II. Temas Misioneros para las familias
En nuestra portada: Muestra un
cirio encendido y un Rosario
Misionero que representan a Cristo la
Luz que ilumina todo y la presencia
de la Iglesia en el mundo.
El mundo es representado con el
mapa de los cinco continentes que en
su interior se incluyen imágenes de
personas que expresan su fe en Cristo
a través de gestos de solidaridad para
con otros hermanos en diversas
situaciones de sufrimiento y dolor.
Elaboración:
• Equipo Nacional de las
Obras Misionales Pontificias (OMP)
• Directores Diocesanos de las OMP
• Varios colaboradores y colaboradoras
Coordinación y Supervisión:
Tema 1:
Tema 2:
Tema 3:
Tema 4:
En nuestra familia nace la fe ...................................................................................................... 14
Desde nuestra familia, transmitimos la fe a la sociedad ................................... 15
Somos familias misioneras más allá de nuestras fronteras ...............................16
Familias discípulas misioneras testimoniando la solidaridad ......................... 18
Capítulo III. Temas Misioneros para Enfermos
Tema 1:
Tema 2:
Tema 3:
Tema 4:
Viviendo la fe desde la enfermedad .....................................................................................
Compartiendo nuestra fe desde el sufrimiento ...............................................................
Enfermos misioneros para el mundo .................................................................................
Testigos de Cristo desde el sufrimiento y el dolor ................................................
Capítulo IV. Temas Misioneros para Jóvenes
Tema 1:
Tema 2:
Tema 3:
Tema 4:
Somos jóvenes de fe para el mundo ..................................................................................
Jóvenes, la fe se fortalece dándola .....................................................................................
Jóvenes, misioneros Ad Gentes ..............................................................................................
Joven, dá testimonio, sé solidario ............................................................................................
Celebración para la primera semana de octubre ................................................................................ 30
Celebración para la segunda semana de octubre .............................................................................. 32
Celebración para la tercera semana de octubre .................................................................................. 34
Celebración para la cuarta semana de octubre .................................................................................. 36
Capítulo VI. Misión hoy
Para mayor información:
Capítulo VII. Celebraciones litúrgicas
Obras Misionales Pontificias
24
26
27
29
Capítulo V. Celebraciones misioneras para nuestras comunidades parroquiales
Mons. Byron Chevannes
Director Nacional
Obras Misionales Pontificias
Honduras
Oficina Nacional: OMP
Campus de la Conferencia
Episcopal de Honduras,
Los Laureles, Comayagüela
Apartado postal 30242, Honduras
Tel.: (504) 2229-0969
Fax: (504) 2229-0957
Correl: [email protected]
Octubre 2012
19
20
21
22
• Perspectivas de la misión Ad Gentes en Honduras ................................................................ 38
• Jornada Nacional de la Infancia y Adolescencia Misionera 2012 ............................ 40
• Guión litúrgico para la eucaristía de la
Jornada Mundial de las Misiones (DOMUND) 2012 ............................................................. 42
• María mujer de fe y modelo la misión de la parroquia y la diócesis ....................... 45
• Rosario Misionero ................................................................................................................................................. 46
• Hora Santa Misionera ........................................................................................................................................ 48
• Oraciones Misioneras ........................................................................................................................................ 50
• Colecta del DOMUND en Honduras ....................................................................................................... 51
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Presentación
Queridos misioneros y misioneras en el Señor
Así les considero, reconociendo que ustedes no sólo son conscientes del llamado a ser misioneros por
virtud de nuestro bautismo, sino también por la respuesta de fe que hemos notado en su aporte a la
colecta de DOMUND este año pasado. El aumento de la colecta en 8% nos muestra su sentido de
responsabilidad en solidarizarse con los más pobres de la tierra por la causa del Evangelio. Lo
decimos así porque muchos de ustedes aunque pasaban situaciones críticas de más pobreza, falta de
empleo, desastres, enfermedades, muerte etc. miraban la necesidad de la colecta como la Iglesia la
había presentado. Agradecemos a Dios por las gracias que Él ha derramado sobre ustedes y pedimos
que siga bendiciendo sus esfuerzos por extender su Reino en el mundo entero y que guarde la corona
preparada para ustedes en el cielo por este trabajo.
Este año el Santo Padre nos llama a penetrar a todas nuestras estructuras eclesiales con el sentido de
la misión universal, la misión Ad Gentes y nos presenta el modelo de San Pablo misionero. De
nuestro corazón debe brotar la pasión para la misión. No podemos dormir tranquilos mientras
Jesucristo quede desconocido, ignorado, atacado no sólo en nuestra casa sino también en aquellos
países donde no se ha enseñado nada acerca de Él, nuestro único Salvador. El misionero de corazón
tiene que preguntarse: ¿Señor, que más debo hacer? ¿Qué quieres de mí? Dejemos que el Espíritu
Santo nos guie respecto a nuestro propio aporte. Hay que pedirle también que nos ayude a
concientizar a los demás de la importancia que la Iglesia pone en este aporte de DOMUND para la
ayuda de la evangelización.
La Iglesia sigue dependiendo de ustedes para esta tarea inmensa de la Evangelización. Queremos que
Jesús llegue al corazón de cada persona en el planeta. Acompáñanos con un buen aporte digno del
Señor. Hay que rezar el Rosario Misionero para los cinco continentes, la coronilla de la Divina
Misericordia, meterse de lleno en la práctica de la caridad, de las obras de la misericordia. Visite al
Señor sacramentado, rece por la Iglesia, por todos los misioneros y el mundo entero.
Hoy día más que nunca a causa de la urgencia de la misión Él Señor esta llamándonos a todos,
obispos, sacerdotes, diáconos, laicos de toda clase, a atender más a sus ovejas dondequiera se
encuentren para que no se pierda ni una. Mirando la crisis de la fe, la apatía, indiferencia, hostilidad
hacia Él y su Reino, quiere el Señor despertarnos de nuestro sueño y hacernos conscientes de que a
nosotros como miembros de su Cuerpo nos ha dado múltiples carismas a través de su Espíritu, que
hay que despertar y utilizar para cambiar estas situaciones e iniciar o reiniciar el Reino de Dios. Si
cada uno sea consciente que ha recibido algo del Espíritu para el trabajo y por amor a Jesús está
dispuesto a trabajar, Él puede hacer maravillas en el mundo de hoy, pero Él pide primero la
disponibilidad de cada uno para el trabajo que el Espíritu señala.
Hay que escuchar su voz respecto a la misión en todos los niveles de la Iglesia si hemos de avanzar
en el trabajo de la evangelización. Tratando este tema en la Jornada Mundial de las Misiones, el Papa
pide a nuestros obispos que como los primeros responsables de la misión penetren más allá del
cuidado pastoral de sus diócesis hacia la misión universal, la misión Ad Gentes en el mundo entero.
Obras Misionales Pontificias
1
Guía de Animación Misionera
Para nuestros laicos nos parece necesario que tengan un corazón nuevo, dispuesto a ser sensible a la
voz y las inspiraciones del Espíritu que Dios les da. Sólo hay que recordar la escucha de la laica
Pauline Jaricot, una escucha que la condujo a fundar la Propagación de la Fe y a impulsar y abrir
grandes horizontes de la misión para la Iglesia. Vino a ella la nueva idea de una asociación de
misioneros, formada de grupos de diez personas, cada una de las cuales se comprometió a formar otro
grupo de diez y a multiplicarse rezando por la misión y dando una limosna. Es importante escuchar y
discernir la voz baja del Señor sobre Su propia voluntad y actuar siempre con obediencia a la Iglesia.
Nos parece que el creciente interés y la atracción hacia la misión Ad Gentes de parte de muchos
jóvenes misioneros y varios adultos y la afirmación reciente del Santo Padre respecto a la necesidad
de la misión Ad Gentes sean quizá señales del Espíritu de que hay que tratar este área con más
seriedad. Si es así, por qué no escatimamos esfuerzos para apoyar el Centro Misionero Ad Gentes de
Centroamerica (CEMAC). ¿Por qué no animamos en nuestras parroquias a nuestros jóvenes y todos
los que sienten el llamado misionero Ad Gentes? La mies es abundante y los obreros pocos.
Busquemos atraer a la gente no correrla. Es cierto que hay separar el joven que quiere trabajar para
la misión de aquel que quiere ir sólo a pasear. Estos últimos son pocos, en mi opinión. Me parece que
hay algo más profundo en la mayoría de nuestros jóvenes misioneros. Sin menoscabar a nuestros
grupos juveniles donde el enfoque va más hacia el yo o su identidad como joven con cierta militancia,
la misión provee un proceso de formación integral cuyo enfoque principal es la persona de Jesús, Su
llamado y la respuesta como discípulo, misionero. Se imparte en los encuentros de formación temas
pero en un ambiente de retiro, silencio, oración, y de un compartir de la vivencia de uno mismo con
Jesús presente en sus sacramentos (penitencia, eucaristía) o en un ágape comida, todo lo cual conduce
al joven a un cierto compromiso con Jesús. Habría que capitalizar en estos aspectos en una formación
constante que lleva el joven más allá del sentimiento a un compromiso maduro de vida, de
perseverancia con Él en el camino hacia Calvario.
Me alegro compartir con ustedes unos pensamientos sobre la misión. ¡Adelante Misioneros y
Misioneras Adelante!.
Monseñor Byron Chevannes
2
Obras Misionales Pontificias
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Mensaje del Papa Benedicto XVI
Con motivo de la Jornada Mundial de las Misiones (DOMUND 2012)
“Llamados a hacer resplandecer
la Palabra de verdad”
(Carta apostólica Porta Fidei, No. 6)
Queridos hermanos y hermanas:
La celebración de la Jornada Misionera Mundial de este
año adquiere un significado especial. La celebración
del 50 aniversario del comienzo del Concilio Vaticano
II, la apertura del Año de la Fe y el Sínodo de los
Obispos sobre la Nueva Evangelización, contribuyen a
reafirmar la voluntad de la Iglesia de comprometerse
con más valor y celo en la misión ad gentes, para que el
Evangelio llegue hasta los confines de la tierra.
El Concilio Ecuménico Vaticano II, con la participación
de tantos obispos de todos los rincones de la tierra, fue
un signo brillante de la universalidad de la Iglesia,
reuniendo por primera vez a tantos Padres Conciliares
procedentes de Asia, África, Latinoamérica y Oceanía.
Obispos misioneros y obispos autóctonos, pastores de
comunidades dispersas entre poblaciones no cristianas,
que han llevado a las sesiones del Concilio la imagen de
una Iglesia presente en todos los continentes, y que eran
intérpretes de las complejas realidades del entonces
llamado “Tercer Mundo”. Ricos de una experiencia que
tenían por ser pastores de Iglesias jóvenes y en vías de
formación, animados por la pasión de la difusión del
Reino de Dios, ellos contribuyeron significativamente a
reafirmar la necesidad y la urgencia de la evangelización
ad gentes, y de esta manera llevar al centro de la
eclesiología la naturaleza misionera de la Iglesia.
Eclesiología misionera
Hoy esta visión no ha disminuido, sino que por el
contrario, ha experimentado una fructífera reflexión
teológica y pastoral, a la vez que vuelve con renovada
urgencia, ya que ha aumentado enormemente el número
de aquellos que aún no conocen a Cristo: “Los hombres
que esperan a Cristo son todavía un número inmenso”,
comentó el beato Juan Pablo II en su Encíclica
Redemptoris Missio sobre la validez del mandato
misionero, y agregaba: “No podemos permanecer
tranquilos, pensando en los millones de hermanos y
hermanas, redimidos también por la Sangre de Cristo,
que viven sin conocer el amor de Dios” (n. 86).
En la proclamación del Año de la Fe, también yo he
dicho que Cristo “hoy como ayer, nos envía por los
caminos del mundo para proclamar su Evangelio a
todos los pueblos de la tierra” (Carta apostólica Porta
Fidei, 7); una proclamación que, como afirmó también
el Siervo de Dios Pablo VI en su Exhortación apostólica
Evangelii nuntiandi, “no constituye para la Iglesia algo
de orden facultativo: está de por medio el deber que le
incumbe, por mandato del Señor, con vista a que los
hombres crean y se salven. Sí, este mensaje es
necesario. Es único.
De ningún modo podría ser reemplazado” (n. 5).
Necesitamos por tanto retomar el mismo fervor
apostólico de las primeras comunidades cristianas que,
pequeñas e indefensas, fueron capaces de difundir el
Evangelio en todo el mundo entonces conocido
mediante su anuncio y testimonio.
Así, no sorprende que el Concilio Vaticano II y el
Magisterio posterior de la Iglesia insistan de modo
especial en el mandamiento misionero que Cristo ha
confiado a sus discípulos y que debe ser un
compromiso de todo el Pueblo de Dios, Obispos,
sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas y laicos.
Obras Misionales Pontificias
3
Guía de Animación Misionera
El encargo de anunciar el Evangelio en todas las partes
de la tierra pertenece principalmente a los Obispos,
primeros responsables de la evangelización del mundo,
ya sea como miembros del colegio episcopal, o como
pastores de las iglesias particulares. Ellos,
efectivamente, “han sido consagrados no sólo para una
diócesis, sino para la salvación de todo el mundo” (Juan
Pablo II, Carta Encíclica Redemptoris Missio, 63),
“mensajeros de la fe, que llevan nuevos discípulos a
Cristo” (Ad gentes, 20) y hacen “visible el espíritu y el
celo misionero del Pueblo de Dios, para que toda la
diócesis se haga misionera” (ibíd., 38).
La prioridad de evangelizar
Para un Pastor, pues, el mandato de predicar el
Evangelio no se agota en la atención por la parte del
Pueblo de Dios que se le ha confiado a su cuidado
pastoral, o en el envío de algún sacerdote, laico o laica
Fidei donum. Debe implicar todas las actividades de la
iglesia local, todos sus sectores y, en resumidas cuentas,
todo su ser y su trabajo.
El Concilio Vaticano II lo ha indicado con claridad y el
Magisterio posterior lo ha reiterado con vigor. Esto
implica adecuar constantemente estilos de vida, planes
pastorales y organizaciones diocesanas a esta
dimensión fundamental de ser Iglesia, especialmente en
nuestro mundo que cambia de continuo. Y esto vale
también tanto para los Institutos de Vida Consagrada y
las Sociedades de Vida Apostólicas, como para los
Movimientos eclesiales: todos los componentes del
gran mosaico de la Iglesia deben sentirse fuertemente
interpelados por el mandamiento del Señor de predicar
el Evangelio, de modo que Cristo sea anunciado por
todas partes.
Nosotros los Pastores, los religiosos, las religiosas y
todos los fieles en Cristo, debemos seguir las huellas
del apóstol Pablo, quien, “prisionero de Cristo para los
gentiles” (Ef 3,1), ha trabajado, sufrido y luchado para
llevar el Evangelio entre los paganos (Col 1,24-29), sin
ahorrar energías, tiempo y medios para dar a conocer el
Mensaje de Cristo.
También hoy, la misión ad gentes debe ser el horizonte
constante y el paradigma en todas las actividades
eclesiales, porque la misma identidad de la Iglesia está
4
Obras Misionales Pontificias
constituida por la fe en el misterio de Dios, que se ha
revelado en Cristo para traernos la salvación, y por la
misión de testimoniarlo y anunciarlo al mundo, hasta
que Él vuelva. Como Pablo, debemos dirigirnos hacia
los que están lejos, aquellos que no conocen todavía a
Cristo y no han experimentado aún la paternidad de
Dios, con la conciencia de que “la cooperación
misionera se debe ampliar hoy con nuevas formas para
incluir no sólo la ayuda económica, sino también la
participación directa en la evangelización” (Juan Pablo
II, Carta Encíclica Redemptoris Missio, 82).
La celebración del Año de la Fe y el Sínodo de los
Obispos sobre la nueva evangelización serán ocasiones
propicias para un nuevo impulso de la cooperación
misionera, sobre todo en esta segunda dimensión.
La fe y el anuncio
El afán de predicar a Cristo nos lleva a leer la historia
para escudriñar los problemas, las aspiraciones y las
esperanzas de la humanidad, que Cristo debe curar,
purificar y llenar de su presencia. En efecto, su mensaje
es siempre actual, se introduce en el corazón de la
historia y es capaz de dar una respuesta a las
inquietudes más profundas de cada ser humano.
Por eso la Iglesia debe ser consciente, en todas sus
partes, de que “el inmenso horizonte de la misión de la
Iglesia, la complejidad de la situación actual, requieren
hoy nuevas formas para poder comunicar eficazmente
la Palabra de Dios” (Benedicto XVI, Exhort. apostólica
postsinodal Verbum Domini, 97).
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Esto exige, ante todo, una renovada adhesión de fe
personal y comunitaria en el Evangelio de Jesucristo,
“en un momento de cambio profundo como el que la
humanidad está viviendo” (Carta Apostólica Porta
Fidei, 8).
Es necesario renovar el entusiasmo de comunicar la fe
para promover una nueva evangelización de las
comunidades y de los países de antigua tradición
cristiana, que están perdiendo la referencia de Dios, de
forma que se pueda redescubrir la alegría de creer.
En efecto, uno de los obstáculos para el impulso de la
evangelización es la crisis de fe, no sólo en el mundo
occidental, sino en la mayoría de la humanidad que, no
obstante, tiene hambre y sed de Dios y debe ser invitada
y conducida al pan de vida y al agua viva, como la
samaritana que llega al pozo de Jacob y conversa con
Cristo. Como relata el evangelista Juan, la historia de
esta mujer es particularmente significativa (cf. Jn
4,1-30): encuentra a Jesús que le pide de beber, luego le
habla de una agua nueva, capaz de saciar la sed para
siempre.
La preocupación de evangelizar nunca debe quedar al
margen de la actividad eclesial y de la vida personal del
cristiano, sino que ha de caracterizarla de manera
destacada, consciente de ser destinatario y, al mismo
tiempo, misionero del Evangelio.
El punto central del anuncio sigue siendo el mismo: el
Kerigma de Cristo muerto y resucitado para la
salvación del mundo, el Kerigma del amor de Dios,
absoluto y total para cada hombre y para cada mujer,
que culmina en el envío del Hijo eterno y unigénito, el
Señor Jesús, quien no rehusó compartir la pobreza de
nuestra naturaleza humana, amándola y rescatándola
del pecado y de la muerte mediante el ofrecimiento de
sí mismo en la cruz.
En este designio de amor realizado en Cristo, la fe en
Dios es ante todo un don y un misterio que hemos de
acoger en el corazón y en la vida, y del cuál debemos
estar siempre agradecidos al Señor. Pero la fe es un don
que se nos ha dado para ser compartido; es un talento
recibido para que dé fruto; es una luz que no debe
quedar escondida, sino iluminar toda la casa. Es el don
más importante que se nos ha dado en nuestra
existencia y que no podemos guardarnos para nosotros
mismos.
El anuncio se transforma en caridad
La mujer al principio no entiende, se queda en el nivel
material, pero el Señor la guía lentamente a emprender
un camino de fe que la lleva a reconocerlo como el
Mesías. A este respecto, dice san Agustín: “después de
haber acogido en el corazón a Cristo Señor, ¿qué otra
cosa hubiera podido hacer [esta mujer] si no dejar el
cántaro y correr a anunciar la buena noticia?” (In
Ioannis Ev., 15,30).
El encuentro con Cristo como Persona viva, que colma
la sed del corazón, no puede dejar de llevar al deseo de
compartir con otros el gozo de esta presencia y de
hacerla conocer, para que todos la puedan
experimentar.
¡Ay de mí si no evangelizase!, dice el apóstol Pablo (1
Co 9,16). Estas palabras resuenan con fuerza para cada
cristiano y para cada comunidad cristiana en todos los
continentes. También en las Iglesias en los territorios de
misión, iglesias en su mayoría jóvenes, frecuentemente
de reciente creación, el carácter misionero se ha hecho
una dimensión connatural, incluso cuando ellas mismas
aún necesitan misioneros. Muchos sacerdotes,
religiosos y religiosas de todas partes del mundo,
numerosos laicos y hasta familias enteras dejan sus
países, sus comunidades locales y se van a otras iglesias
para testimoniar y anunciar el Nombre de Cristo, en el
cual la humanidad encuentra la salvación.
Obras Misionales Pontificias
5
Guía de Animación Misionera
Se trata de una expresión de profunda comunión, de un
compartir y de una caridad entre las Iglesias, para que
cada hombre pueda escuchar o volver a escuchar el
anuncio que cura y, así, acercarse a los Sacramentos,
fuente de la verdadera vida.
Junto a este gran signo de fe que se transforma en
caridad, recuerdo y agradezco a las Obras Misionales
Pontificias, instrumento de cooperación en la misión
universal de la Iglesia en el mundo. Por medio de sus
actividades, el anuncio del Evangelio se convierte en
una intervención de ayuda al prójimo, de justicia para
los más pobres, de posibilidad de instrucción en los
pueblos más recónditos, de asistencia médica en
lugares remotos, de superación de la miseria, de
rehabilitación de los marginados, de apoyo al desarrollo
de los pueblos, de superación de las divisiones étnicas,
de respeto por la vida en cada una de sus etapas.
6
Obras Misionales Pontificias
Queridos hermanos y hermanas, invoco la efusión del
Espíritu Santo sobre la obra de la evangelización ad
gentes, y en particular sobre quienes trabajan en ella,
para que la gracia de Dios la haga caminar más
decididamente en la historia del mundo. Con el Beato
John Henry Newman, quisiera implorar: “Acompaña,
oh Señor, a Tus misioneros en las tierras por
evangelizar; pon las palabras justas en sus labios, haz
fructífero su trabajo”.
Que la Virgen María, Madre de la Iglesia y Estrella de
la Evangelización, acompañe a todos los misioneros del
Evangelio.
Vaticano, 6 de enero de 2012, Solemnidad de la
Epifanía del Señor.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Instrumento de Trabajo para reflexionar sobre el contenido del
adjunto mensaje del Papa Benedicto XVI en ocasión del DOMUND 2012
1. ¿A quien y/o a quiénes se dirige particularmente
este mensaje del Papa, con motivo de las Jornada
Mundial de las Misiones (DOMUND) 2012.
2. Después de haber leído atentamente este mensaje
¿Cuáles son los puntos y los aspectos que te
parecen más relevantes, si queremos captar nuestra
responsabilidad personal y comunitaria en la
misión de la Iglesia?
5. Qué implica para todos los miembros de la Iglesia
este mandato?
¿Cómo se hacen realidad estas implicaciones en
nuestra parroquia y en nuestras comunidades?
6. ¿Qué nos exige la realidad para comunicar
eficazmente la Palabra de Dios, hoy?
¿Cuál es nuestra respuesta a estas exigencias?
3. “Que significado tiene para ti y tu comunidad la
expresión de San Pablo “Ay de mi si no
evangelizo”? (1 Cor 9.16).
4. ¿A quiénes corresponde la responsabilidad del
anuncio del Evangelio hasta los confines de la tierra
(Misión Ad gentes)?
¿Han asumido plenamente esta responsabilidad?
¿Qué hace falta?
7. ¿Este mensaje te ha enseñado algo sobre la misión
de la Iglesia? Si tu respuesta es afirmativa,
menciona uno o dos elementos que te parecen
contundentes.
Nota. En un encuentro de reflexión, se puede utilizar
este instrumento, escogiendo una u otra de estas
preguntas. Sin embargo, pueden abordar este mensaje
con otras interrogantes. Lo importante es escudriñar lo
que nos ayuda a captar y a comprender que la tarea del
anuncio evangélico le corresponde a la Iglesia entera, la
que es “misionera por su naturaleza” (Ad gentes, 2).
Obras Misionales Pontificias
7
Guía de Animación Misionera
TEMAS MISIONEROS PARA LOS NIÑOS
NIÑOS
CAPÍTULO I
Tema
1
VIVE TU FE DESDE TU PEQUEÑEZ
Objetivo
Ayudar a los niños (as) a conocer en qué consiste
nuestra fe en Jesús y como vivirla concretamente.
Comenzaron a lanzarle piedras y finalmente lo mataron.
c. Reflexionemos y Dialoguemos Juntos.
¿Por qué creen que San Tarsicio protegió hasta con su vida
las hostias que llevaba a los cristianos presos?
Ambientación:
1 Ambientación
¿En qué consistió su acto de fe?
Se sugiere comenzar con el siguiente canto dinámica:
¿Crees que puedes vivir la misma fe que vivió San
Tarsicio? ¿De qué manera?
¿Los misioneros(as) a que han venido?
¡Hemos venido a alabar a Dios!
Él nos llama, Él nos llama, respondamos a la voz de Dios. (2v).
Se pueden ir mencionando nombres de niños(as), Sandra,
Raúl…
Discipulitos
a la Escucha
2 Discipulitos
a la Escucha
a. Oración inicial
¡Ven Espíritu Santo! Llena los corazones de Tus fieles y
enciende en ellos el fuego de Tu amor. (3v).
Invitar a realizar una oración espontánea.
Padre nuestro, Ave María, Gloria.
b. Experiencia Misionera
San Tarsicio es el Patrón de los Monaguillos y de los
Niños de Adoración Nocturna.
Un día celebrando la Eucaristía, el Papa Sixto se acuerda
de los encarcelados que no tenían sacerdote con ellos.
Entonces preguntó ¿Quién será esa alma generosa que se
ofrezca para llevarles el Cuerpo del Señor?
Uno de los que responidieron fue Tarsicio con apenas 11
años. El anciano Sixto exclama: " ¿Tú también, hijo mío?"
Y el niño le dice: ¿Y por qué no, Padre? Nadie sospechará
de mis pocos años. El anciano al entregar las hostias
añadió: "Cuídalas bien, hijo mío".
"Descuide, Padre, que antes pasarán por mi cadáver que
nadie ose tocarlas".
Al encontrarse en el camino con unos niños de su edad,
uno de ellos pregunta ¿que llevas allí? ¿No será lo que los
cristianos llaman sagrado misterio?.
Al querer arrebatarle las hostias, lo lanzan al suelo e
intentan abrirle los brazos, pero Tarsicio se resiste.
8
Obras Misionales Pontificias
d. Escuchemos la Palabra de Dios.
Lectura: Lucas 19, 1-10. Jesús y Zaqueo
e. Enseñanza
Este santo Evangelio nos presenta a Zaqueo, hombre que
cobraba impuestos para Roma y era mal visto por los
judíos. Zaqueo probablemente había escuchado sobre
Jesús. Por esa razón él quería conocerlo y verlo.
Jesús lo ve subido en un árbol y le pide que baje. Zaqueo
corre al encuentro con Jesús, quien le dice que irá a su
casa.
La presencia de Jesús en casa de Zaqueo hace que se
arrepienta y crea en el Hijo de Dios. Su fe lo lleva a
proclamar su nueva vida. Su fe lo conduce a devolver tres
veces más lo que ha robado y a compartir todo lo que tiene
con los pobres.
De alguna manera este Evangelio viene a preguntarnos
¿Qué cambios en nuestras vidas realiza nuestra fe en
Jesús?
Pequeños
MisionerosMisioneros
en Acción
3 Pequeños
en Acción
Explicaré a mis papitos con mis propias palabras la
frase del beato Juan Pablo II: “La fe se fortalece
dándola y la escribiré en mi cuaderno misionero”.
Con mis compañeros (as), pensaremos en una
actividad concreta que muestre nuestra fe, es decir
que muestre que creemos en Jesús.
4
Oración Final
!Gracias Señor por la fe recibida! Ayúdanos a crecer en
ella para compartirla y valorarla. Amén.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Tema
2
COMO PEQUEÑOS MISIONEROS COMPARTAN SU FE DESDE SU POBREZA
Objetivo
Ayudar al niño (a) a tomar conciencia de que es
importante trasmitir su fe desde el ambiente en que
él se desenvuelve.
Ambientación:
1 Ambientación
Colocar carteles o recortes de periódicos de niños que
realizan diferentes actividades que están relacionadas
con el tema. Invitarles a reflexionen sobre el tema a
partir de éstas imágenes.
Discipulitos
a la Escucha
2 Discipulitos
a la Escucha
a. Oración inicial.
Señor, haz que mis ojos Te puedan ver en cada uno de
mis hermanos (as) que sufren, especialmente en
aquellos (as) que carecen de un hogar, de un techo, de
una cama, y de un plato de comida caliente. Señor,
enséñame a valorar todo lo que tengo y a ser solidario
con mis hermanos. Ayúdame a ser colaborador de Tu
Reino y que pueda trasmitir mi fe a tantos niños y niñas
que necesitan de Tu amor. Amén
Padre Nuestro, Ave María, Gloria
b. Canto: desde el corazón de América
(CAM 2)
c. Experiencia Misionera
David es un niño que cree en Jesús y que con tan só lo
nueve años, después de la escuela se dedica a recoger
latas, las cuales vende para poder ayudar en su casa con
el sustento diario.
Un día encontró a su amiguito y vecino Luis, muy triste
y llorando. Se le acercó y lo abrazó. Luego le preguntó
qué pasaba. Luis le cuenta “Estoy muy afligido porque
mi hermanita está enferma y necesita medicamentos los
cuales son caros y no los podemos comprar porque
somos muy pobres”.
Después de escuchar a su amigo, David está dispuesto a
dar el producto de la venta del día, pero también le
propone a Luis ir a hablar con los vecinos para solicitar
su solidaridad y convencerlos que entre todos podrán
obtener el dinero que se necesita para comprar las
medicinas de su hermanita.
Luis ha descubierto en esta acción el rostro de Jesús y
su inmenso amor. Ha comprobado que a pesar de que
todos en el barrio son pobres, su solidaridad es grande,
muy grande, pues gracias a su contribución se ha
logrado recaudar el dinero para las medicinas de su
hermanita quien se ha recuperado de su enfermedad.
d. Reflexionemos y dialoguemos juntos.
¿Hemos compartido nuestra fe como lo hizo David?
¿De qué manera?
e. Escuchemos la Palabra de Dios:
Lectura: Hechos 3,1- 10 (Pedro y Juan sanan a un
hombre tullido).
f. Enseñanza
Cada día nuestra sociedad se ocupa menos de las
personas que tienen una incapacidad física o mental.
La lectura narra que en la entrada del templo un
paralitico está pidiendo limosna. Pedro no tiene oro que
ofrecer, sólo la fe de un Dios vivo que puede cambiar la
vida. Y en nombre de Jesús el paralítico es sanado.
Pedro le da lo que tiene y le comparte esa confianza en
un Dios que puede sanar, no sólo nuestro cuerpo sino
toda nuestra persona. No es necesario tener dinero para
poder compartir lo que tenemos con los demás.
Solamente hace falta fe.
Obras Misionales Pontificias
9
Guía de Animación Misionera
g. Compartamos en grupo:
¿Qué nos pide el Señor a través de este texto bíblico?
¿Tú realmente sientes que Jesús está en cada uno de
nuestros hermanos (as) que sufren?
¿Has oído hablar de personas que se dediquen a ayudar
a los más desposeídos?
Nombrarlas. ¿Te gustaría ser como ellas?
Pequeños
Misioneros
en Acción en Acción
3 Pequeños
Misioneros
Como niño misionero colaboraré en mi casa y en la
escuela siendo modelo de trabajo y de amor por mis
hermanos.
Dedicaré la oración de la noche, a pedir por
aquellas personas que no saben compartir lo que
Dios les ha regalado.
En mi comunidad ayudaré a los que encuentre en
dificultades, mejoraré las áreas verdes y depositaré
la basura en su lugar.
Oración
final: Final
4 Oración
Señor Jesús, Te damos gracias por regalarnos la
posibilidad de compartir con aquellos hermanos (as)
que más lo necesitan. Permíteme ser un buen discípulo
y misionero (a) Tuyo. Que pueda llevar la Buena Nueva
a todos los rincones de nuestro país y con alegría pueda
servirte en los más pequeños (as). Amén.
5
Canto Final
Hechos y no palabras.
¿Qué es la
Infancia
Misionera
(IAM)?
La Infancia Misionera es una de las cuatro Obras
Misionales Pontificias (OMP), mediante la cual se presta
un servicio para ayudar a los educadores (catequistas) a
despertar y desarrollar progresivamente en los niños (as)
y adolescentes una conciencia misionera con dimensión
universal.
De esta forma contribuye a la promoción y florecimiento
de las vocaciones misioneras dentro de los niños (as).
Este servicio consiste en la preparación de catequistas o
agentes de pastoral para que sean animadores
misioneros, para que acompañen a los niños (as) en su
camino hacia una toma de consciencia misionera más
madura, de modo que estos se conviertan ellos mismos en
pequeños y auténticos protagonistas de la misión.
Pueden formar parte de la Infancia Misionera: los niños y
niñas con edades comprendidas entre los 4 y 14 años, y
los animadores (as) que los asesoran en los grupos
misioneros.
La Infancia Misionera no sustituye la catequesis en las
parroquias, ni las clases de religión en las escuelas. En
cambio, presta un servicio de animación y formación
misionera por lo que no existe para competir o quitarles
niños (as) a los grupos infantiles.
Los niños ayudan a otros niños del mundo mucho mas
pobres que nosotros, en el 2011 la colecta realizada por la
IAM durante la Jornada Nacional fue de Lps. 64,166.95
Si estás interesado (a) en recibir más información al
respecto, puedes comunicarte a la oficina nacional de las
Obras Misionales Pontificias (OMP).
OMP - Honduras
Campus de la Conferencia Episcopal de Honduras
Los Laureles, Comayagüela, M.D.C.
Apdo. Postal No. 30242
Teléfono: (504) 2229-0969
Correl: [email protected]
10
Obras Misionales Pontificias
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Tema
3
SOMOS NIÑOS MISIONEROS PARA EL MUNDO ENTERO
Objetivo
Despertar en los niños (as) la conciencia misionera
universal a través de las diferentes formas de
cooperación misionera y motivarlos a practicarlas
para bien de su comunidad y del mundo entero.
Raulito comenzó a llenar una alcancía con el dinero que
le daban. Esta alcancía una vez llena la destinaba para
ayudar a niños (as) muy pobres.
Raulito, conociendo a Jesús y a María ahora piensa en
todos los niños del mundo, y lo hace concretamente a
través de la oración y la ofrenda
Ambientación:
1 Ambientación
Ubicar el Rostro de Cristo en el centro del salón,
rodeado por huellas de colores misioneros y recortes de
rostros de niños y niñas de las diferentes culturas de los
cinco continentes.
Discipulitos
a la escucha:
2 Discipulitos
a la Escucha
a. Oración inicial:
Señor Jesús, apenas estoy comenzando a vivir y Tú ya
me llamas a una misión.
Te ofrezco mi vida entera y me pongo en Tus manos.
Lléname de valentía, sinceridad y responsabilidad para
con mis hermanos y hermanas del mundo entero.
Dame sabiduría, amor, paz, y un corazón grande para
amar a todo el mundo y poder colaborar a llevar la
Buena Nueva a millones de niños y niñas que aún no te
conocen en todo el mundo.
Sólo quiero que Tu nombre sea conocido y Tu Reino de
Amor se extienda cada vez más. Amén.
b. Canto. Envíame a mí.
c. Experiencia misionera
Raulito es un niño de apenas 7 años de edad. Se
caracterizaba por no compartir con otros niños lo que le
regalaban.
Un día, su amigo Andrés, mejor conocido en el barrio
por el Chele, le invitó ir a un grupo de la Infancia
Misionera. Sus papás le dieron permiso para asistir.
Raulito muy emocionado conoció a Jesús y a María,
también aprendió a rezar el rosario misionero y le pidió
a sus padres que lo rezaran por las noches pidiendo por
todos los niños y niñas que no tenían nada para comer.
d. Reflexionemos y dialoguemos juntos
¿Qué nos enseña la historia de Raulito?
¿Has hecho lo mismo que él alguna vez? Cuéntanos.
Animar a compartir en el grupo.
e. Escuchemos la Palabra de Dios:
Lectura: 1 Pedro 2, 9: “Ustedes son una raza elegida”
f. Enseñanza:
Pedro escribe a comunidades de cristianos para
animarlas, y de manera particular sus palabras se
dirigen también hoy a nosotros recordándonos que El
Señor nos ha llamado para una misión: “proclamar sus
maravillas”
De ahí es que todos los cristianos en virtud del
bautismo, somos corresponsables de la actividad
misionera (RM77).
La llamada es ser misionero (a) con todo: con nuestra
vida, nuestro trabajo, nuestros bienes, nuestro tiempo.
Ser misioneros continuamente y siempre. Ser
misioneros (as) en nuestra comunidad local y para el
mundo entero.
Obras Misionales Pontificias
11
Guía de Animación Misionera
La participación de las comunidades y de cada fiel en
este derecho-deber es lo que se llama: “cooperación
misionera”. Por ser cristianos hemos de ser misioneros.
Somos responsables de la actividad misionera, y en
nuestra cooperación misionera se mide nuestra fe.
El Beato Juan Pablo II refiriéndose a la cooperación
misionera de los niños dice: “la cooperación de los
niños en la evangelización es insustituible para nuestro
mundo…con la seguridad de que todos reconocen la
validez de nuestra tarea, de invitar a todos los niños a
cooperar a través de su oración y sus ofrendas en la
acción misionera de la Iglesia” (Venerable SS. Juan
Pablo II, 6 de mayo 1993)
Pequeños
Misioneros
en Acción: en Acción
3 Pequeños
Misioneros
Obtener una copia del mensaje del Papa para la
Jornada Mundial de las Misiones y leerlo en el
grupo. Luego compartir esta fotocopia con los
vecinos que no van a misa.
Durante la semana, rezar el Rosario Misionero,
ofreciéndolo por los niños y niñas más pobres del
mundo.
Motivar a su familia a realizar su ofrenda familiar por
las misiones, a través del sobre, el día del DOMUND.
4 Oración
Oración
final: Final
Me has llamado Señor a continuar la tarea de anunciar
el Reino que comenzó Tu Hijo Jesús.
Con los profetas quiero gritar: Mira Señor, que no soy
más que un niño que no sabe hablar.
Con María, quiero rezar: Aquí estoy, hágase según Tu
Palabra.
Tu Señor, conoces toda mi vida, mis dudas y mi
fragilidad, mis pasos vacilantes y mi confianza en Ti.
Quiero que mi vida esté a disposición del Evangelio
Para que Tu nombre sea conocido, servido y amado por
todos y todas en el mundo.
Mantenme en actitud de escucha y de diálogo
permanente con mis hermanos y contigo. Amén.
Canto
5 final:
Canto Final
Himno de la Infancia Misionera.
¡DE LOS NIÑOS DEL MUNDO SIEMPRE AMIGOS!
12
Obras Misionales Pontificias
LAS OBRAS
MISIONALES
PONTIFICIAS
(OMP)
Las Obras Misionales Pontificas (OMP) proporcionan un
servicio de animación y formación misionera a la Iglesia
local a través de:
• Obra Misional Pontificia de la Propagación de la Fe
(POPF);
- Servicio a los Jóvenes;
- Servicio a los Enfermos;
- Servicios a las Familias.
• Obra Misional Pontificia de San Pedro Apóstol (OSPA);
un servicio en pro de las vocaciones religiosas y
sacerdotales.
• Obra Misional Pontificia de la Santa Infancia o Infancia
Misionera (IAM); un servicio de animación y formación
misionera para la Infancia Misionera.
• Pontificia Unión Misional (PUM). Un servicios de
animación y formación misionera para las religiosos
(as) y Sacerdotes que desean conocer y vivir la
espiritualidad misionera.
Las cuatro Obras Misionales Pontificias participan
igualmente del fin primario y principal de promover el
espíritu de misión universal en el seno del Pueblo de Dios,
de tal modo que su testimonio misionero se exprese
mediante una cooperación espiritual y material a la obra
de la evangelización.
La animación y la formación misionera se realiza a través
de talleres, encuentros, jornadas y retiros que están a la
3disposición
Pequeños
en Acción
de Misioneros
toda la pastoral,
movimientos,
comunidades y parroquias.
Si quiere cooperar con la misión y obtener mayor
información de los servicios que las OMP brindan,
comuníquese a la siguiente dirección:
OMP - Honduras
Campus Conferencia Episcopal de Honduras
Los Laureles, Comayagüela – Apartado Postal 30242
4Teléfono:
Oración
Final
(504) 2229-0969
Correl: [email protected]
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Tema
4
COMO PEQUEÑOS MISIONEROS, ANUNCIEMOS EL EVANGELIO SIENDO SOLIDARIOS
Objetivo
Concientizar a los niños (as) que realizando gestos
de solidaridad se anuncia el Evangelio.
Ambientación:
1 Ambientación
Preparar un altar donde se colocarán las imágenes de la
Virgen María y de los patronos de la misión San
Francisco Javier y Santa Teresita del Niño Jesús.
2 Discipulitos
a la Escucha
Discipulitos
a la escucha:
a. Oración inicial.
Padre, me pongo en Tus manos, haz de mi lo que
quieras, sea lo que sea, Te doy las gracias.
Estoy dispuesto a todo, lo acepto todo, con tal que Tu
voluntad se cumpla en mí y en todas Tus criaturas.
No deseo nada más, Padre. Te confío mi alma.
Te la doy con todo el amor que soy capaz, porque Te
amo y necesito darme a ti, ponerme en Tus manos sin
limitación, sin medida, con la infinita confianza que Tú
eres mi Padre. Amén
b. Canto: El Espíritu de Dios está en este lugar.
c. Experiencia misionera
Había una vez un hombre llamado “Vela” que vivía
rodeado de oscuridad, pero un día quiso salir a la luz.
¡Deseaba recibir la luz!
Un día la luz verdadera que alumbra a todo hombre,
llegó, lo iluminó y lo encendió; y Vela se sintió feliz por
haber recibido la luz. Muy pronto comprendió que tener
luz significa consumirse, alimentar ese fuego desde
adentro, y más grande fue su alegría porque descubrió
su misión; consumirse al servicio de la luz.
Pero entonces, se sentía mal por derretirse tanto y
porque se tenía que defender de tantas corrientes de aire
que querían apagar su luz.
Mientras se preparaba se dio cuenta que, a su alrededor
habían otras velas apagadas por distintos motivos, y se
preguntó: ¿Podré yo encender otras velas? y pensó:
“descubrí mi vocación de apóstol de la luz”.
Entonces, comenzó a encender velas y a iluminar el
mundo. Cada día, crecía su alegría y su esperanza porque
a pesar de derretirse encontraba velas por todas partes:
velas viejas, velas de hombres, velas jóvenes, velas
recién nacidas… y todas las velas bien encendidas.
Cuando llegaba su final, porque se había consumido al
servicio de la luz, identificándose con ella, gritó bien
fuerte: ¡Cristo está vivo en mí!.
d. Reflexionemos y Dialoguemos Juntos
¿Qué nos enseña este cuento del hombre Vela?
¿Con cuáles gestos de solidaridad podemos ser velas
encendidas para iluminar a otros niños y niñas, y
mostrarles el camino para llegar a Jesús?
e. Escuchemos la Palabra de Dios:
Lectura: Mateo 28, 18-20: “Vayan y hagan que
todos los pueblos sean mis discípulos”
f. Enseñanza
Al llamar Jesús a sus discípulos para que lo sigan les da un
encargo muy preciso: anunciar el Evangelio del Reino a
todas las naciones. Por lo tanto todo discípulo es misionero,
pues Jesús lo hace partícipe de su misión, al mismo tiempo
que lo vincula a Él como amigo y hermano (AD 144).
Hoy recordamos también aquellas palabras del Beato
Juan Pablo II en la Encíclica Redemptoris Missio “En
nombre de toda la Iglesia, siento imperioso el deber de
repetir el grito de San Pablo “Predicar el Evangelio no
es para mí ningún motivo de gloria; es más bien un
deber que me incumbe:
Y ¡ay de mí si no predicara el Evangelio!” (1Cor 9,16).
El anuncio del Evangelio debe llevar consigo la prédica
de la Palabra acompañada de los gestos de solidaridad
que hacemos a nuestros hermanos (as) más pobres,
como buenos samaritanos.
Pequeños
Misioneros
en Acción: en Acción
3 Pequeños
Misioneros
Visitar a algún enfermo (a) de la comunidad y rezar
por él o por ella.
Compartir alimentos con personas más pobres.
Oración
final: Final
4 Oración
Señor, concédenos la gracia de poder servir a nuestros
hermanos (as) más necesitados (as) y que a través de estos
gestos de solidaridad Te conozcan y Te sirvan. Amén.
5 final:
Canto
Canto
. Final: Alma misionera
Obras Misionales Pontificias
13
Guía de Animación Misionera
CAPÍTULO II
Tema
1
TEMAS MISIONEROS PARA LAS FAMILIAS
EN NUESTRA FAMILIA NACE LA FE
1 Ambientación
Colocar en un lugar adecuado una imagen o retrato
que represente la persona de Jesús.
Dar la bienvenida a los presentes e invitarlos (as) a
empezar la reunión con un canto (himno que nos
invite a contemplar a Jesucristo).
Oración
la Familia
Discipula
Misionera
2. 2Oración
de lade
familia
discípula
misionera
Amadísimo Padre, Te damos gracias porque Te has
revelado en la persona de Jesús para darnos Tu salvación.
Te pedimos que nuestra fe en Jesús sea siempre constante
para ser sus discípulos y poder anunciarle en nuestras
familias con amor y alegría. Amén.
Se pueden hacer algunas peticiones; terminar la oración
con un Padre Nuestro y un Ave María.
3. 3Miramos
la realidad
de nuestras
familias.familias
Miramos
la realidad
de nuestras
Se dice que en la familia es donde se debe aprender a
tener fe en Jesús, la cual es transmitida por los padres a
los hijos (as) y viceversa.
Cuando los niños (as) son bautizados (as), los padres
adquieren el compromiso de educarlos en la fe hasta
que ellos tengan buen uso de razón y puedan servir a
Jesucristo en el seguimiento de su Palabra. Este es el
ideal de toda familia cristiana, pero en la realidad
vemos que no sucede así. Preguntémonos entonces:
¿Cómo estamos viviendo el compromiso de educar
en la fe a nuestros hijos?
¿Realizamos actos de fe en nuestras familias como
ir a misa juntos, leer y meditar la Palabra de Dios,
orar juntos o alguna otra actividad?
Aplicaciones Prácticas:
a) En la carta apostólica “Porta Fidei” (la puerta de la fe)
del Papa Benedicto XVI, en la que convoca al año de
la fe, nos dice que: “El año de la fe es una invitación
a una auténtica y renovada conversión al Señor, único
Salvador del mundo. Dios, en el misterio de su muerte
y resurrección, ha revelado en plenitud el Amor que
salva y llama a los hombres a la conversión de vida
mediante la remisión de los pecados”(cf. Hch 5, 31).
b) En este sentido, la Palabra que hemos meditado, nos
invita a creer en Jesús como El Enviado del Padre
para salvar a toda persona que cree en Él.
Creer en las palabras de Jesús, es permanecer en Su
luz que disipa las tinieblas del pecado de toda la
persona que le recibe como su Salvador.
c) Hoy se hace urgente el llamado a renovar nuestra fe
en Jesucristo creyendo en su proyecto salvador para
toda la humanidad como nos dice el Papa Benedicto
XVI en la “Porta Fidei”, “La fe sólo crece y se
fortalece creyendo; no hay otra posibilidad para
poseer la certeza sobre la propia vida que
abandonarse, en un in crescendo continuo, en las
manos de un amor que se experimenta siempre
como más grande porque tiene su origen en Dios”.
Sólo el amor de Dios que salva por medio de
Jesucristo nos lleva a acrecentar nuestra fe. Por lo
tanto, no abandonemos nuestra fe en el misterio
salvador de Cristo muerto y resucitado, por darnos
vida eterna a todos los que creamos en Él.
4. 5Compromiso
Familiar
Compromiso
Familiar
Reflexionemos y compartamos: ¿Qué aspectos nos
hacen falta para vivir una fe profunda en Jesucristo?.
Es ahora el momento de llevar a la práctica lo que
hemos reflexionado, por ello en nuestra familia nos
comprometemos a:
Fortalecer y vivir la fe en nuestra familia orando, leyendo
la Palabra y participando activamente de la misa.
Testimoniar y compartir nuestra fe con otras
familias que están, alejadas de la fe en Jesucristo.
4. 4NosNos
dejamos
iluminar
por la Palabra.
dejamos
iluminar
por la Palabra
Conclusión
5. 6Conclusión
Lectura: Juan 12, 44-50 (hacer una breve reflexión y
comentario de la lectura).
Oración: Padre nuestro, Ave María y Gloria al Padre…
Cantos finales.
¿Cómo podemos crecer más en la fe en Jesucristo
en nuestras familias?
14
Obras Misionales Pontificias
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Tema
2
DESDE NUESTRA FAMILIA, TRANSMITIMOS LA FE A LA SOCIEDAD
1. Ambientación
1 Ambientación
Colocar en un lugar adecuado imágenes de familias
que estén realizando alguna acción o servicio
dentro de la Iglesia o la sociedad.
Colocar una Biblia, un rosario y una veladora.
Canto inicial, saludo y bienvenida.
2. 2Oración
de lade
familia
discípula
misionera
Oración
la Familia
Discipula
Misionera
Te pedimos Señor que nos ayudes a ser familias
entregadas a Tu Palabra, viviendo nuestro compromiso
de ser cristianos, anunciándote a los demás como Tú
mismo lo hiciste. Queremos ser sal y luz para el mundo
y llevar Tu mensaje de salvación a todas las familias de
la sociedad en que vivimos, Te lo pedimos a Ti que
vives y reinas por los siglos de los siglos, Amén.
3. 3Miramos
la realidad
de nuestras
familias familias
Miramos
la realidad
de nuestras
En el tema anterior dimos una mirada a nuestras
familias como cuna de la fe. Decíamos que sólo la
familia que vive y celebra la fe puede ser portadora de
la fe en Jesucristo. En el tema de hoy queremos
detenernos en el hecho de ser familias transmisoras de
la fe.
Sólo una familia que tenga una sólida experiencia de fe
y conversión, es capaz de irradiar esa fe a los demás. En
este tema nos interrogamos sobre los siguientes puntos:
¿Nos consideramos una familia que hemos crecido
en la fe de Jesucristo que nos salva?
¿Tenemos una fe madura, en nuestras familias, para
poder transmitirla a las demás?
¿En qué aspectos tenemos que trabajar más para
poder ser familias transmisoras de la fe que
creemos y celebramos?
Reflexionemos estas preguntas y hagamos nuestras
aportaciones para llegar a ser familias que vivamos una
fe auténtica y la demos a conocer.
4. 4NosNos
dejamos
iluminar
por la Palabra.
dejamos
iluminar
por la Palabra
Lectura: 1 Juan 1, 1-4 (hacer una breve reflexión y
comentario de la lectura).
Aplicaciones Prácticas:
a) En la exhortación apostólica “Familiaris Consortio”
el Beato Juan Pablo II, nos dice que la familia tiene
la misión de ser cada vez más lo que es, es decir,
comunidad de vida y amor, en la que recibe la
misión de custodiar, revelar y comunicar el amor,
como reflejo vivo y participación real del amor de
Dios por la humanidad y del amor de Cristo Señor
por la Iglesia su esposa.
b) La fe que hemos recibido del designio salvador de
Cristo, por puro amor a nosotros, es la misma que,
como familias, tenemos que anunciar a las otras
familias. Es lo que el texto de 1 Juan nos dice: “Les
anunciamos lo que hemos visto y oído para que
ustedes tenga vida eterna y estén en comunión con
nosotros”. No podemos ser indiferentes ante el
anuncio de la salvación de Dios a otras familias que
están alejadas de Él.
c) Por lo tanto, como nos dice la Exhortación Apostólica Familiaris Consortio: La familia cristiana, hoy
sobre todo, tiene una especial vocación de ser
testigo de la alianza pascual de Cristo, mediante la
constante irradiación de la alegría del amor y de la
certeza de la esperanza, de la que debe dar razón: la
familia cristiana proclama en voz alta tanto las
presentes virtudes del Reino de Dios como la
esperanza de la vida bienaventurada. Y, en la medida
que la familia es consciente de esta misión que le ha
sido dada por designio de Dios, se hace evangelizadora de otras muchas familias y del ambiente en
que ella vive.
5. 4Compromiso
Familiar
Compromiso
Familiar
No podemos quedarnos sólo con el contenido teórico
que hemos visto en esta reunión. Ahora hagamos un
compromiso para llevarlo a la práctica. En nuestra
familia nos comprometemos a:
Organizar comunitariamente jornadas de Evangelización para todos los miembros de la familia.
Cumplir con nuestro compromiso de anunciar la
salvación de Cristo, visitando a otras familias
alejadas de la Iglesia.
6. 5Conclusión
Conclusión
Oración: Padre nuestro, Ave María y Gloria al Padre…
Cantos finales.
Obras Misionales Pontificias
15
Guía de Animación Misionera
Tema
3
SOMOS FAMILIAS MISIONERAS MÁS ALLA DE NUESTRAS FRONTERAS
1. Ambientación:
1 Ambientación
Colocar en un lugar adecuado instrumentos que
sirvan para la misión de la familia. Puede ser una
Biblia, una revista de las misiones, un rosario
misionero o algún otro instrumento.
Canto inicial, saludo y bienvenida.
2. 2Oración
de lade
familia
discípula
misionera
Oración
la Familia
Discipula
Misionera
Te pedimos Señor, que despiertes en nosotros el deseo
de poder consagrarnos a la misión universal de la
Iglesia. Queremos llevar Tu palabra a otras familias que
no creen en Ti o que todavía no viven su fe con amor,
para que todas las familias del mundo entero,
experimenten la alegría de ser discípulas y misioneras
Tuyas. Te lo pedimos a Ti que vives y reinas por los
siglos de los siglos Amén.
3. 3Miramos
la realidad
de nuestras
familias.familias
Miramos
la realidad
de nuestras
En los temas anteriores hemos echado una mirada a las
familias que viven y transmiten su fe en el seno familiar
y en la sociedad. Pero la misión de la Iglesia va más allá
de nuestras fronteras. Es necesario que haya familias
que se consagren a la misión universal de la Iglesia para
poder expandir las buenas nuevas de Jesucristo a tantas
familias que todavía no le conocen. En este contexto
podemos preguntarnos como familias cristianas:
Aplicaciones Prácticas:
a) Tomando algunas notas del mensaje del Papa
Benedicto XVI, para el Domund 2012, resaltamos que
la misión ad gentes debe ser el horizonte constante y
el paradigma en todas las actividades eclesiales,
porque la misma identidad de la Iglesia está
constituida por la fe en el misterio de Dios, que se ha
revelado en Cristo para traernos la salvación, y por
la misión de testimoniarlo y anunciarlo al mundo,
hasta que Él regrese.
Además, el punto central del anuncio sigue siendo el
mismo: el Kerigma de Cristo muerto y resucitado
para la salvación del mundo, el Kerigma del amor de
Dios absoluto y total para cada hombre y para cada
mujer, que culmina en el envío del Hijo eterno y
unigénito, el Señor Jesús, quien no dudó en compartir
la pobreza de nuestra naturaleza humana, amándola
y rescatándola, a través del ofrecimiento de sí mismo
en la cruz, del pecado y de la muerte.
Ésta tiene que ser la inspiración para toda familia que
quiera consagrarse a la misión Ad Gentes, más allá de
las fronteras.
¿Cuál es el encargo que hemos recibido de Dios,
como familias discípulas misioneras, para llevar el
mensaje de salvación a otras familias del mundo
entero?
¿Conocemos familias que se hayan consagrado a la
misión universal de la Iglesia más allá de las
fronteras?
¿A qué nos llama el Señor como familias discípulas
misioneras?
Reflexionemos estas preguntas y hagamos propuestas
sobre cómo podemos desempeñar nuestra misión
familiar más allá de nuestras fronteras.
dejamos
iluminar
por la Palabra
4. 4NosNos
dejamos
iluminar
por la Palabra.
Lectura: Mateo 28, 16-20
16
Obras Misionales Pontificias
b) El texto que hemos meditado nos habla sobre la
misión que Cristo le encomienda a sus discípulos de ir
a todas las gentes haciendo que sean sus discípulos y
enseñarles todo lo que Él les ha mandado.
Esta es la misma misión que se nos encomienda hoy a
todas las familias.
Queridas familias, es urgente que respondamos al
llamado de ir a anunciar el Evangelio a todas las
gentes en todo el mundo para que todos tengan vida
plena en Cristo.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
5. Compromiso Familiar
5 Compromiso
Familiar
El haber meditado sobre la misión de la familia en el
mundo entero, nos ha despertado el interés de preocuparnos más por nuestro compromiso familiar de ejercer la
misión Ad Gentes en nuestra Iglesia universal. Por ello
como familias misioneras nos comprometemos a:
Orar por las familias en todo el mundo que aun no
conocen a Jesús.
Cooperar generosamente con nuestro aporte
económico para las misiones en la Jornada Mundial
de las Misiones (DOMUND).
Promover la misión Ad Gentes (más allá de las
fronteras) en nuestras familias para que haya más
operarios en la misión de llevar a Cristo a todas las
gentes.
Obra de San Pedro Apóstol
Oración: Padre nuestro, Ave María y Gloria al
Padre…Cantos finales.
La Obra de San Pedro Apóstol (OSPA) es parte de las Obras
Misionales Pontificias que busca sensibilizar a todo el
Pueblo de Dios sobre la importancia del Clero Local en los
territorios de Misión, e invitarlo a colaborar espiritual y
materialmente en la formación de los candidatos al
sacerdocio (seminaristas) y a la vida consagrada en las
Iglesias Misioneras.
¿Qué son las Familias Misioneras?
Lo anterior lo hace a través de la promoción de becas de
estudios, pensiones, cuotas y otros donativos para la
formación de los candidatos al sacerdocio (seminaristas) y
a la vida religiosa.
6. 6Conclusión
Conclusión
Las Familias Misioneras son un servicio de animación y
formación misionera, dirigido a las Familias, que brinda
las Obras Misionales Pontificias de Honduras. Este servicio
es primordialmente dirigido a la Pastoral Familiar que
incluye movimientos y grupos que trabajan en pro de la
familia.
Los objetivos son:
• Despertar, profundizar y mantener el espíritu
misionero en la familia para que cumpla la misión
encomendada entre sus propios miembros.
• Promover y vivir la comunión en la familia, para
brindar un servicio misionero a otras familias.
• Promover y apoyar la animación misionera, en su
propia comunidad y más allá de nuestras fronteras.
Mayor información sobre este servicio
llamar al Tel. (504) 2229-0969
o escribir al Apdo. Postal No. 30242,
E mail: [email protected]
Las personas que forman parte de esta maravillosa obra
reciben periódicamente información sobre las misiones,
así como la oportunidad de participar en las actividades
de las OMP, encuentros, eucaristías, cursos, etc.
Cada año se realiza una colecta para ayudar a seminarios
y casas de formación de religiosas. El 2011 la colecta en
Honduras fue de Lps.62,643.60 realizada en la diócesis de
Santa Rosa de Copan.
Si quieres ser parte de esta obra y cooperar para que un
seminarista o una hermana (o) religiosa (o) sea formado a
través de un aporte o una beca; comunícate a la siguiente
dirección:
OMP - Honduras
Campus Conferencia Episcopal de Honduras
Los Laureles, Comayagüela, M.D.C.
Apdo. Postal No. 30242
Teléfono: (504) 2229-0969
Correl: [email protected]
Obras Misionales Pontificias
17
Guía de Animación Misionera
Tema
4
FAMILIAS DISCÍPULAS MISIONERAS TESTIMONIANDO LA SOLIDARIDAD
1. Ambientación:
1 Ambientación
Colocar en un lugar adecuado una representación
de la acción solidaria que realiza la Iglesia a través
de sus obras .
Invitar a familias discípulas misioneras a contribuir
con estas obras de caridad por los más necesitados
Canto inicial, saludo y bienvenida.
2. 2Oración
de lade
familia
discípula
misionera
Oración
la Familia
Discipula
Misionera
Te pedimos Padre, que Tu infinita misericordia y
compasión por los más necesitados, nos acompañen
siempre en nuestra labor pastoral que, como familias
discípulas misioneras, desempeñamos en nuestras
comunidades. Ayúdanos a ser siempre familias
samaritanas con el dolor de los demás. Te lo pedimos
por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
3. 3Miramos
la realidad
de nuestras
familias familias
Miramos
la realidad
de nuestras
En los temas anteriores hemos hecho un recorrido sobre
la familia como cuna de la fe, transmitora de fe en su
entorno y más allá de sus fronteras. Ahora bien, no
podemos transmitir una fe vacía sin obras. Es necesario
que nuestra labor pastoral y misionera vaya
acompañada de la misma acción samaritana de
Jesucristo. Son tantas las familias que hoy sufren
problemas económicos, sociales, culturales y religiosos
que urgen de una ayuda concreta para poder aliviar sus
penas. Ante esta realidad que vivimos, refelxionemos:
¿Cómo podemos acompañar nuestra misión
familiar con obras de solidaridad?
¿Qué acciones concretas realizamos como familias
discípulas misioneras para los más necesitados de
nuestra Iglesia y sociedad?
¿Cómo podemos hacer de nuestra misión familiar
una acción samaritana?
Meditemos y comentemos estas preguntas que nos
dejan de manifiesto la urgencia que tenemos de ser
samaritanos con los más necesitados.
dejamos
iluminar
por la Palabra
4. 4NosNos
dejamos
iluminar
por la Palabra.
Lectura: Lucas 10, 30-37 (hacer una breve reflexión y
comentario de la lectura).
18
Obras Misionales Pontificias
Aplicaciones Prácticas:
a) Monseñor Ángel Garachana, responsable de la Pastoral
Nacional de Conjunto de Honduras, nos dice que
“partiendo del deseo de una parroquia samaritana,
nos interrogamos sobre “los cambios personales,
pastorales e institucionales que hay que realizar para
que la pastoral social sea lo que nos dice el documento
de Aparecida”. “¿Cómo hacer posible que la opción
preferencial por los pobres sea opción de todos los
miembros de la parroquia?”. Ésta es la dimensión que
se quiere subrayar en la Iglesia de Honduras este año,
ser una Iglesia samaritana que se preocupe por los más
necesitados física y espiritualmente.
b) El Papa Benedicto XVI, en agradecimiento a las
OMP, en el mensaje para el Domund 2012, nos dice
que el anuncio del Evangelio se convierte en una
intervención para ayudar al prójimo, la justicia para
los más pobres, la posibilidad de instrucción en los
pueblos más perdidos, en asistencia médica en
lugares remotos, la emancipación de la miseria, la
rehabilitación de aquellos que son marginados,
apoyo al desarrollo de los pueblos, la superación de
las divisiones étnicas, el respeto de la vida en cada
una de sus etapas.
c) Como familias cristianas, comprometidas con el
anuncio de la fe y del amor, tenemos que hacer de
nuestra acción misionera una acción de solidaridad
para todos aquellos hermanos (as) más pobres que
se encuentran necesitando de nuestra ayuda.
Tenemos que anunciar el Evangelio de palabra y
también de obra.
Compromiso
Familiar
5.4Compromiso
Familiar
Como fruto de este mes de las misiones que ha iluminado
a nuestras familias, queremos comprometernos a:
Despertar en la familia un sentido de solidaridad
para con los demás, especialmente los más
necesitados de nuestras parroquias y comunidades.
Participar en los grupos samaritanos parroquiales
como ser: Pastoral Social, Pastoral del Migrante, la
Pastoral de la Salud, etc.
6.5Conclusión
Conclusión
Oración: Padre nuestro, Ave María y Gloria al
Padre…· Cantos finales.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
TEMAS MISIONEROS PARA ENFERMOS
CAPÍTULO III
Tema
1
VIVIENDO LA FE DESDE LA ENFERMEDAD
Ambientación:
1 Ambientación
¿Por qué el sufrimiento, la enfermedad, el dolor?
Cuando el hombre y la mujer se preguntan ¿por qué? y
¿por qué se sufre?. Son preguntas difíciles de responder
cuando el hombre se las plantea a otro hombre y también
cuando el hombre se las plantea a Dios. En efecto, no se
hacen éstas preguntas al mundo, aunque muchas veces el
sufrimiento provenga de allí, sino que se la plantea a
Dios como Creador, al Señor del mundo.
En definitiva: ¿Qué es el Sufrimiento para tí?
Oración:
2 Oración: Salmo 27
“Responsorio: El Señor es mi luz y mi salvación”
Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo.
3 Escuchemos
de Dios
Escuchemos
la Palabrala
de Palabra
Dios
Lectura: San Mateo 16, 24-27. “El que quiera
seguirme, cargue con su cruz…”
4 Reflexión
Reflexión
Los testigos de la cruz y de la resurrección de Cristo han
transmitido a la Iglesia y a la humanidad un específico
Evangelio del sufrimiento. El mismo Redentor ha escrito
este Evangelio, ante todo con el propio sufrimiento
asumido por amor, para que nadie «perezca, sino que
tenga la vida eterna ». (cf. Juan 3, 16)
Este sufrimiento, junto con la palabra viva de su
enseñanza, se ha convertido en un rico manantial para
cuantos han participado en los sufrimientos de Jesús en la
primera generación de sus discípulos y luego en las que se
han ido sucediendo a lo largo de los siglos.
El Evangelio del sufrimiento significa no sólo la
presencia del sufrimiento en el Evangelio, como uno de
los temas de la Buena Nueva, sino además la revelación
de la fuerza salvadora y del significado salvífico del
sufrimiento en la misión mesiánica de Cristo y luego en
la misión y en la vocación de la Iglesia.
Cristo no escondía a sus oyentes lo inevitable del
sufrimiento cuando se ama de verdad . Decía muy
claramente: « Si alguno quiere venir en pos de mí... tome
cada día su cruz », (Mateo 16, 24) y a sus discípulos ponía
unas exigencias de naturaleza moral, cuya realización es
posible sólo a condición de que « se nieguen a sí mismos
». (Mateo 16, 24, Lucas 9, 23; 14, 27)
Cristo ha vencido definitivamente al mundo opresor con
su resurrección. Y ha vencido al mismo tiempo este
mundo con su sufrimiento. Sí, el sufrimiento ha sido
incluido de modo singular en aquella victoria de la
resurrección. Cristo conserva en su cuerpo resucitado las
señales de las heridas de la cruz en sus manos, en sus pies
y en el costado.
A través de su resurrección manifiesta la fuerza victoriosa del amor, que para Él fue hasta dar la vida en la
cruz. Él quiere infundir la convicción de esta fuerza en
el corazón de los que escogió como sus Apóstoles y de
todos aquellos que continuamente elige y envía. El
apóstol Pablo dirá: «Y todos los que aspiran a vivir
piadosamente en Cristo Jesús sufrirán persecuciones».
(2 Timoteo 3, 12).
En ese sentido la pregunta de ¿Por qué se sufre? debe
replantearse de otra manera; ¿Con quién estoy, quien va
conmigo?
Es Cristo quien está, camina y vive con nosotros en
medio de los sufrimientos. Esa es nuestra fe. Vivir con
Él nuestra condición de dolor y sufrimiento con esta
convicción nos hace comprender el significado más
profundo de la enfermedad.
Dialoguemos
5 Dialoguemos
¿Cómo se entiende el sufrimiento desde el punto de
vista cristiano?
¿Qué relación hay entre el sufrimiento y Cristo?
¿Qué sentido da nuestra fe cristiana al sufrimiento
y la enfermedad?
Compromiso
MisioneroMisionero
6 Compromiso
Orar cada día por los enfermos, ancianos y personas
con discapacidad del vecindario, barrio y parroquia.
Oración
final. Final
7 Oración
Obras Misionales Pontificias
19
Guía de Animación Misionera
Tema
2
COMPARTIENDO NUESTRA FE DESDE EL SUFRIMIENTO
Ambientación:
1 Ambientación
En más de una ocasión hemos sido testigos de la fe de
muchas personas que están muy enfermas. Esas
personas han cuestionado de alguna manera nuestra
propia fe.
El testimonio de ellos (as) llama a la conversión.
¿Por qué estas personas a pesar del dolor y el
sufrimiento se mantienen serenas y en paz?
Oración:
Salmo 22
2 Oración:
Salmo 22
Las palabras pronunciadas en el Gólgota, atestiguan
esta profundidad —única en la historia del mundo—
del mal del sufrimiento que se padece, cuando Cristo
dice: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has
abandonado? » (Marcos 15, 34).
El beato Juan Pablo II en la carta Salvifici Doloris
manifiesta claramente “Cristo al mismo tiempo nos
enseña a hacer el bien con el sufrimiento y a hacer el
bien a quien sufre” (SD 30)
Responsorio: ¡Dios mío, Dios mío, ¿por qué me
abandonaste?¡
Es decir que el sufrimiento en manos de aquellos que
creen en Cristo, se transforma en una herramienta para
hacer el bien, para liberar al mundo, para transmitir la fe.
Escuchemos
la PalabraladePalabra
Dios
3 Escuchemos
de Dios
Dialoguemos
5 Dialoguemos
Lectura: Gálatas 2, 20 “No vivo yo, es Cristo quien
vive en mi…”
¿Cómo el sufrimiento de Cristo es causa de nuestra
salvación?
Reflexión
4 Reflexión
¿Necesita el hombre y la mujer de hoy conocer este
mensaje?
Jesús en su caminar por la tierra se acercó sobre todo al
mundo del sufrimiento humano por el hecho de haber
asumido este sufrimiento en sí mismo.
¿Cómo un enfermo puede dar a conocer este mensaje?
6 Compromiso
Compromiso
MisioneroMisionero
Durante su actividad pública probó no sólo la fatiga, la
falta de una casa, la incomprensión incluso, por parte de
los más cercanos; pero sobre todo fue rodeado cada vez
más herméticamente por un círculo de hostilidad, y se
hicieron cada vez más palpables los preparativos para
quitarlo de entre los vivos.
Particular: Invitar a los enfermos a rezar el rosario
especialmente los días martes y viernes (misterios
dolorosos) y ofrecerlo por sus familiares y otros
enfermos de la comunidad.
Cristo era consciente de esto y muchas veces hablaba a
sus discípulos de los sufrimientos y de la muerte que le
esperaban: « Subimos a Jerusalén, y el Hijo del hombre
será entregado a los príncipes de los sacerdotes y a los
escribas, que lo condenarán a muerte y le entregarán a
los gentiles, y se burlarán de Él y le escupirán, y le
azotarán y le darán muerte, pero a los tres días
resucitará » (Mateo 20, 18).
¡Jesús! ¡Jesús! Yo en la cama, Tú en la cruz.
Cristo va hacia su pasión y muerte con toda la
conciencia de la misión de salvación que ha de realizar
de este modo. Precisamente por medio de este
sufrimiento suyo hace posible «que el hombre no
muera, sino que tenga la vida eterna ».
Por esto San Pablo escribirá de Cristo: « Me amó y se
entregó por mí » (Gálatas 2, 20).
20
Obras Misionales Pontificias
Oración
Final Final
7 Oración
Yo en la cama acostado, Tú en la cruz clavado.
Yo, en la cabeza en blanda almohada; Tú, la Tuya, de
espinas coronada.
Yo, quejándome; Tú, animándome.
Yo, sin pensar que mis dolores unidos a los Tuyos,
tienen un valor infinito.
Tú, anhelando sufrir más por nuestros pecados.
Jesús, Jesús, yo en la cama y Tú en la cruz.
Jesús, creo en Tí. Jesús, espero en Tí. Jesús, voy a Tí.
Amén.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Tema
3
ENFERMOS MISIONEROS PARA EL MUNDO
Ambientación:
1 Ambientación
En el Monte de los Olivos, Jesús dijo a sus apóstoles:
“Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva
a todos” (Marcos 16, 15).
Respondiendo a este llamado el enfermo es misionero
del mundo y coopera a la salvación de los demás, con su
oración y sufrimiento.
2 Oración: Salmo 121
Oración:
Responsorio: ¿De dónde me llegará ayuda?
Escuchemos
la PalabraladePalabra
Dios
3 Escuchemos
de Dios
Lectura: Colosenses 1, 23-24. “….me alegro cuando
tengo que sufrir por ustedes….”
4 Reflexión
Reflexión
Jesús da un significado nuevo al dolor, al sufrimiento,
porque de sus sufrimientos, brota la redención, nace la
vida.
Por eso San Pablo rebosa de alegría en sus padecimientos. No se puede disfrutar el dolor en sí mismo:
sería enfermizo y contrario a la naturaleza humana. Se
puede ser feliz en el dolor, sólo porque sabemos que
“sufrimos por el cuerpo de Cristo presente en la Iglesia”.
Las almas se salvan por la pasión de Cristo, pero de
todo Cristo, de Cristo cabeza y de Cristo en sus
miembros, que somos nosotros.
San Pablo Dice: “Dios ama al que da con alegría” (2
Corintios 9, 7). Tomemos parte con alegría de los
sufrimientos de Cristo por su cuerpo y recibiremos
también nosotros un gran consuelo (cf. 2 Corintios 1, 5).
San Pablo, por Cristo Jesús sufrió persecuciones,
rechazos, ultrajes. Para predicar a Cristo afrontó
larguísimos viajes, corrió peligros en el mar y peligros
por la tierra (cf. 2 Corintios 11, 23-25). Podrá llegar a
decir él mismo: “Yo soy el último de los apóstoles, y ni
siquiera merezco ser llamado apóstol… sin embargo
trabaje más que todos ellos (1 Corintios 15. 9-10),
porque “el amor de Cristo nos urge” (2 Corintios 5, 14),
y “ni la vida ni la muerte, ni el presente, ni el futuro, ni
las fuerzas del Universo, ni criatura alguna podrá
apartarme del amor de Cristo” (Romanos 8, 38-39).
Llega el momento en que los enemigos del Evangelio se
apoderan de Él y lo atan con cadenas, echándolo a la cárcel.
Las cadenas serán un medio más para dar a conocer el
Evangelio. Y el Apóstol, anciano, enfermo y encadenado,
se da cuenta que sus sufrimientos son lo mejor que pueda
ofrecer a Cristo, para que su Reino venga en el mundo.
Las cartas más bellas y profundas de San Pablo son las
que escribió desde prisión (Cf. Cartas a los Efesios,
Filipenses, Colosenses).
El Enfermo también, desde las cadenas de su dolor y la
oscuridad de sus sufrimientos, mira a este mundo que
necesita ser salvado; mira a Cristo, que pide su cooperación. No hay que desesperarse, al contrario, hay que
transformarse el apóstol de Jesús y pregonero de su
salvación.
El mundo no se salva con las palabras, sino con la
gracia de Dios y los sufrimientos de Jesús y sus
discípulos. El enfermo es un cooperador de Cristo
desde su dolor y con su dolor.
5 Dialoguemos
Dialoguemos
¿Será necesario ofrecer los sufrimientos y tribulaciones de la vida en favor de la misión en el mundo?
¿De qué manera puede el enfermo (a) ser Misionero
(a) del Mundo?
Compromiso
MisioneroMisionero
6 Compromiso
Particular: Compartir con una persona cada día la
experiencia personal de vivir el Amor de Dios que es
Padre, y de tener una relación personal con Jesús.
Comunitario: Programar una novena con el Rosario
que incluya intenciones por cada continente del
planeta… siempre en compañía de enfermos, ancianos
y personas con necesidades especiales.
Oración
Final: Final
7 Oración
Dar, Tú puedes dar.
“Gracias, María, por decirle “Sí” a Tu Dios, por Tu vida
llena de generosidad y amor.
Gracias, María, por Tu docilidad, Tu silencio y Tu
sonrisa, por hacer Su voluntad”.
Gracias, María, por ser la humilde esclava del Señor,
transformándote en la más grande cooperadora de la
salvación humana. Amén.
Obras Misionales Pontificias
21
Guía de Animación Misionera
Tema
4
TESTIGOS DE CRISTO DESDE EL SUFRIMIENTO Y EL DOLOR
Ambientación:
1 Ambientación
San León Magno, Papa, al referirse al hospital cristiano
dijo: “Lugar donde Cristo nutre y es nutrido”. Se
puede entender esta frase como el lugar que Cristo
visita y donde es visitado. En el enfermo visitamos a
Cristo, estando enfermos Él nos visita”. (El Enfermo
Peregrino de la Esperanza)
2 Oración:
Oración:
Salmo 71
Salmo 71
Responsorio: “En Ti, Señor, confío”
3 Escuchemos
de Dios
Escuchemos
la PalabraladePalabra
Dios
Lectura: Lucas 10, 25-37 “El buen Samaritano”.
4 Reflexión
Reflexión
La lectura nos muestra la acción de un verdadero
prójimo pues a pesar de sus compromisos e intereses
propios ayuda a un hombre que ha sido golpeado y está
herido.
Pues todo el trabajo realizado puede producir efectos
contradictorios. La semilla tirada puede ser que se
pierda. Sin embargo, el amor puesto en el sacrifico, el
amor avalado por el dolor, nunca falla.
Hoy es un llamado a todos los cristianos a dejar a un
lado nuestros propios compromisos e intereses para
ayudar a todos aquellos hermanos (as) nuestros (as) que
sufren en su condición de enfermos y/o ancianos.
Los enfermos no pueden salir a las calles a realizar
actividades de un buen samaritano, pero si pueden estar
presentes en todo el mundo, haciendo la ofrenda de su
dolor y limitación, poniendo la totalidad de su amor en
el sacrificio para salvar a las almas. Eso es muy eficaz.
Sin embargo, ¿es posible que los papeles se inviertan?
Es decir ¿el enfermo en su condición limitada puede ser
un buen samaritano?
De esta manera los enfermos pueden ser buenos
samaritanos desde su condición de sufrimiento y dolor.
Ciertamente, con sus plegarias, con el ofrecimiento de
su vida, su dolor, su sacrificio, su amor probado, su
simpatía, comprensión y ofrenda constante de la alegre,
bienaventurada esperanza.
Quizás esta experiencia de una hermana religiosa
misionera y enferma nos pueda dar luces de cómo
puede ser esto.
La hermana María Ascensión, después de muchos años
como misionera en Indonesia, sirvió como una buena
samaritana atendiendo a todo el que llegaba a la casa de
misión, en la catequesis, caminado hacia muchos
poblados en su condición de comadrona.
Ahora enferma, casi inmóvil, sin fuerzas. Cualquiera
diría que ya no vale nada. Sin embargo, ella misma dice
que “es mas misionera que nunca”
22
Obras Misionales Pontificias
De esta manera , se convierte en fuente de alegría la
superación del sentido de inutilidad del sufrimiento,
sensación que a veces está arraigada muy
profundamente en el sufrimiento humano. Este no sólo
consume al hombre dentro de sí mismo, sino que parece
convertirlo en una carga para los demás.
Supera el hecho de sentirse condenado a recibir ayuda y
asistencia por parte de los demás y, a la vez, el
considerarse a sí mismo inútil.
La fe en la participación en los sufrimientos de Cristo
lleva consigo la certeza interior que la persona que
sufre « completa lo que falta a los padecimientos de
Cristo »; que la dimensión espiritual de la obra de la
redención sirve, como Cristo, para la salvación de sus
hermanos y hermanas.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Dialoguemos
5 Dialoguemos
¿Cómo nuestros sufrimientos pueden contribuir a la
redención del Mundo?
¿Cómo, desde la enfermedad y el sufrimiento, se
puede ser buenos samaritanos?
Compromiso Misionero
6
Compromiso Misionero
Particular:
Orar con la Coronilla de la Divina Misericordia durante
una semana, a las 3:00 p.m. cada día, y ofrecerla por
todos los (as) misioneros (as) del mundo que como
buenos samaritanos atienden a muchos que sufren.
Comunitario:
Programarán con la comunidad, la recolección de
víveres o medicamentos para ser compartidos con los
enfermos, ancianos y personas con necesidades
especiales, dándoles a conocer que quien se aferra a
Cristo Crucificado no queda sin su auxilio.
Oración
Final: Final
7 Oración
Oración Misionera del Enfermo.
Unión de
Enfermos
Misioneros
(UEM)
La UEM trata de dar una respuesta positiva a nuestro
mundo, cada vez más deshumanizado, por medio de la
participación eficaz de los enfermos, ancianos y
minusválidos, que son apóstoles y cuyo testimonio de
vida cuestiona a los demás hermanos.
Las OMP proporcionan un servicio de formación misionera
particularmente a los visitadores de enfermos y ministros
de la eucaristía que visitan enfermos. Con el fin de que a
través de ellos el enfermo(a) encuentre un sentido
misionero y evangelizador a su sufrimiento y dolor.
Es por eso, que todo enfermo crónico o anciano que desee
ofrecer su vida por las misiones puede ser miembro de la
UEM.
Señor Jesús, a Tu Divina Misericordia entrego mis
dolores, mis largas horas de angustia mis días de
soledad y mis noches sin sueño.
Lo anterior se realiza invitando al enfermo y anciano (a) a
ofrecer sus dolencias por la salvación del mundo y por el
éxito de las misiones, logrando a su vez una superación
humana y espiritual como persona.
Dame la gracia de vivir la enfermedad como el
privilegio de unirme a Tus sufrimientos por la salvación
del mundo.
La UEM ayuda al enfermo a superarse humanamente al
descubrir un nuevo sentido para su vida, comprendiendo
que es útil a pesar de la enfermedad o de la edad, ya que
puede desarrollar todas sus fuerzas o cualidades para
hacer algo benéfico para él mismo y para los demás, hasta
el último momento de su vida.
Concédeme una fe más fuerte para que pueda ofrecer
mis padecimientos por los que me rodean, así como un
buen testimonio de una vida entregada plenamente a Tu
voluntad. Amén.
Le ayuda espiritualmente a tomar conciencia de que es un
miembro doliente del Cuerpo Místico, que de su dolor
brota una energía santificadora hacia toda la Iglesia.
Si eres un visitador de enfermos o un Ministro de la
Comunión que visita enfermos (as) y quieres transmitirles
que tú los visitas con el espíritu misionero, comunícate a
la siguiente dirección:
OMP – Honduras
Campus de la Conferencia Episcopal de Honduras
Los Laureles
Apdo. Postal No. 30242
Teléfono: (504) 2229-0969
Correl: [email protected]
Obras Misionales Pontificias
23
Guía de Animación Misionera
TEMAS MISIONEROS PARA JÓVENES
JÓVENES
CAPÍTULO IV
Tema
1
SOMOS JÓVENES DE FE PARA EL MUNDO
Objetivo
Motivar a los jóvenes a profundizar su fe en Cristo
como algo vital en nuestra sociedad para que su
experiencia la compartan con otros que aún no
conocen a Jesús.
Preparación:
1 Preparación
Buscar en la Biblia nombres de jóvenes que tuvieron fe en
Dios, escribirlos en cartulinas y, pegarlos en varios lugares
del salón de reunión donde puedan ser visualizados mejor.
Canto: Jesucristo
Oración:
2 Oración
Padre Santo que has querido que Te conozcamos, Te
amemos y Te podamos servir, permite que podamos
aprender aún más de Ti, para afianzar nuestra fe en
Cristo Jesús, Tu Hijo, que nos enseña cada día a
permanecer en su amor. Amén
3 Escuchemos
nuestra
Escuchemos
nuestra voz
juvenil voz juvenil
A partir de lo que estamos viviendo en nuestras
comunidades:
¿Qué entendemos por fe?
¿Cómo vive el joven sin fe?
¿Qué falta para que los jóvenes discípulos, misioneros
de hoy muestren, y transmitan su fe?
4
Aprendamos de la Palabra,
Fuente de Vida del Discípulo Misionero
Lectura: Efesios 6, 10 - 19
5 Reflexionemos
Reflexionemos
La lectura nos habla de una lucha entre el bien y el mal,
cuyo campo de batalla se libra todos los días en toda la
humanidad. Hoy especialmente los jóvenes libran una
batalla todos los días, en las calles de nuestras ciudades
y en los caminos de nuestros campos, una batalla
24
Obras Misionales Pontificias
Jóvenes en formación misionera Ad Gentes
silenciosa que pareciera ser ganada por el mal.
El Beato Juan Pablo II en la Jornada Mundial de la
Juventud comentaba “Los jóvenes de hoy son como las
generaciones precedentes: capaces de ser generosos,
solidarios y comprometidos con causas que los
movilizan, pero tienen menos referencias sociales y
sentido de pertenencia que sus predecesores. Son
individualistas, quieren hacer su propia elección sin
tener en cuenta el conjunto de los valores, de las ideas
o de las leyes comunes. Toman sus puntos de referencia
de donde sea para después experimentarlos en su modo
de vivir. Tienden con facilidad al igualitarismo y a la
tolerancia, embebidos de la moda y de los mensajes
impuestos por los modos mediáticos, que de hecho les
sirve de norma en la cual se basan. Corren el peligro de
caer en el conformismo de las modas, como las
esponjas que se dejan impregnar, en vez de construir su
libertad partiendo de las razones para vivir y amar,
hecho que explica su fragilidad afectiva y la duda sobre
ellos mismos en la que se debaten.
Su vida afectiva está marcada por muchas dudas,
comenzando por aquéllas sobre la identidad, el sexo, la
familia. A veces experimentan una gran confusión
respecto a los sentimientos y no saben distinguir entre
una atracción a nivel de amistad y una tendencia
homosexual. La coeducación, en la que han vivido
desde la infancia, puede complicar en el momento de la
post-adolescencia la relación entre hombre y mujer.
Por último, el considerable aumento de los divorcios no
favorece la fe en el otro ni en el futuro.”
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
La lucha sigue en pie y muchos jóvenes discípulos
misioneros de Jesús son los que llevan las mejores
armas a la batalla. Entre ellas está la fe.
Sin embargo, nuestra fe debe ir en constante
crecimiento. La Iglesia nos ofrece medios para que
podamos crecer en la fe.
La catequesis bíblica, a través de la cual Dios nos
habla.
El compromiso apostólico misionero, que nos da la
oportunidad de transmitir nuestra fe a través de un
servicio orientado a los más pobres y vulnerables, en
diversos ambientes de nuestra sociedad.
La oración personal y comunitaria.
La vida sacramental (La confesión y la Eucaristía).
6 ¡Joven
¡Joven
Anuncia!Anuncia!
Realizar la lectura orante de la Palabra de Dios cada
día.
Participar en la eucaristía dominical (aprovechar los
actos penitenciales )\
La Obra de la Propagación
de la Fe (POPF)
Es una de las cuatro Obras Pontificias Misioneras. Presta
sus servicios de animación y formación misionera para
formar a todo el pueblo de Dios, para que tome conciencia
de su vocación misionera universal.
7 Oración
Oración
final: Final
Queremos Señor a partir en este día, profundizar en
nuestra fe y tener la valentía de exponerla en cada uno
de los ambientes en los que nos desarrollamos, siendo
testimonios en medio de otros jóvenes.
Padre Nuestro, Ave maría y Gloria.
Asimismo, informa a los cristianos acerca de la vida y las
necesidades de la Iglesia en Territorios de Misión,
mediante el intercambio de información.
Promueve la participación de todos los bautizados (as) en
la misión Universal, de manera intensa en el mes de
octubre de cada año, Mes de las Misiones, cuyo culmen es
la Jornada Mundial de las Misiones (DOMUND).
Lo anterior lo hace a través de servicios destinados a los
jóvenes, a los enfermos(as) y a las familias, comenzando
por invitar a la oración por las misiones, a colaborar
económicamente con los misioneros a través de la colecta
anual para este fin y a participar en las experiencias de
misión en Semana Santa, el Mes del Matrimonio y la
Familia, el Mes Misionero (Octubre) y la Navidad.
Benedicto XVI: “El mundo necesita el testimonio
de vuestra fe, difundidlo” Ultimo mensaje del Papa a
los jóvenes de todo el mundo en la Misa de Envío de la
Jornada Mundial de la Juventud: “El mundo necesita el
testimonio de vuestra fe, necesita ciertamente a Dios.
A vosotros también os incumbe la extraordinaria tarea
de ser discípulos y misioneros de Cristo en otras tierras
y países donde hay multitud de jóvenes que aspiran a
cosas más grandes y no se dejan seducir por falsas
promesas de un estilo de vida sin Dios”.
Si estás interesado(a) en recibir más información al
respecto o quieres participar en la misión de anunciar la
Buena Nueva, ya sea a través de la oración, ayuda
económica o participando en las experiencias de misión a
la siguiente dirección:
OMP - Honduras
Campus de la Conferencia Episcopal de Honduras
Los Laureles. Comayaguela, M,D,C, Apdo. Postal 30242,
Teléfono: (504) 2229-0969
Correl: [email protected]
Obras Misionales Pontificias
25
Guía de Animación Misionera
Tema
2
JÓVENES, LA FE SE FORTALECE DÁNDOLA
Objetivo
Reflexionar sobre la urgencia de transmitir nuestra fe
como jóvenes discípulos misioneros a través de hechos
concretos para transformar nuestros ambientes.
Canto:
Yo tengoYofetengo fe
1 Canto:
Oración
2 Oración
Señor, Te pedimos que fortalezcas cada día nuestra fe,
para que podamos ofrecer nuestro servicio en nuestra
sociedad.
Te pedimos el mismo ardor misionero que sintió San Pablo
al donarse por entero a la misión, así como el de muchos
hombres y mujeres, que entregándose por completo, han
sabido reconocer a Jesús en otras personas.
Te pedimos que nosotros como jóvenes, anunciemos con
mucha seguridad la presencia real de Cristo en nuestras
vidas dando testimonio en medio de este mundo que cada
día le da la espalda a Dios.
Te pedimos por aquellos jóvenes que aún no Te conocen en
el mundo entero para que puedan entrar en este caminar
misionero por una nueva evangelización. Amén
Escuchemos
nuestra voz
juvenil voz juvenil
3 Escuchemos
nuestra
¿Los jóvenes de nuestra sociedad, en qué o en quién
creen?
¿Cómo grupo juvenil, en qué o en quién creemos o
tenemos fe?
¿De qué manera podemos fortalecer nuestra fe?
4
Aprendamos de la Palabra,
Fuente de Vida del Discípulo Misionero
Lectura: Carta de Santiago 2, 14-26
5 Reflexionemos
Reflexionemos
La lectura nos muestra que la fe viene acompañada por
obras, y de hecho nos muestra dos ejemplos, el de
Abraham y el de Rajab la prostituta.
Al final, sentencia que la fe que no produce obras es una
fe muerta. Lo contrario de esto es lo que el Beato Juan
Pablo II dice en su encíclica la Misión del Redentor:
“La fe se fortalece dándola” RM 1.
26
Obras Misionales Pontificias
La fe crece, se fortalece, es viva en la medida que la
comparto, la transmito. ¿Como hago eso?
A través de hechos concretos de la vida cotidiana.
El Beato Juan Pablo II en su encíclica Esplendor de la
Verdad nos habla sobre un gran desafío para todos los
cristianos, especialmente para los jóvenes: Este desafío
es:“Recuperar y presentar una vez más el verdadero
rostro de la fe cristiana, que no es simplemente un
conjunto de proposiciones que se han de acoger y
ratificar con la mente, sino un conocimiento de Cristo
vivido personalmente, una memoria viva de sus
mandamientos, una verdad que se ha de hacer vida…
La fe es una decisión que afecta a toda la existencia; es
encuentro, diálogo, comunión de amor y de vida del
creyente con Jesucristo, Camino, Verdad y Vida (cf. Jn
14,6)” (VS 88)
El Beato Juan Pablo II nos da algunas pistas sobre como
transmitir la fe, queda claro que no es transmitir
conocimientos a nivel de la mente, en cambio es
compartir la experiencia personal de Cristo.
Por esa razón el Papa Benedicto XVI en su carta la
Puerta de la fe nos reafirma: “La fe, en efecto, crece
cuando se vive como experiencia de un amor que se
recibe y se comunica, como experiencia de gracia y de
gozo” (PF 7).
Esta experiencia de amor no se realiza de manera
privada. “El cristiano no puede pensar nunca que creer
es un hecho privado” (PF 9).
“La fe, precisamente porque es un acto de la libertad,
exige también la responsabilidad social de lo que se
cree” (PF 9). Por eso hoy más que nunca la sociedad
necesita jóvenes valientes que den testimonio público
de Jesús a través de cada actividad que realicen a diario.
Joven Anuncia!
6
¡Joven Anuncia!
Comprometerse a dar testimonio de Jesús en todos los
ambientes en que como jóvenes vivimos.
El objetivo es que vean en nosotros a Jesús.
Oración
final Final
7 Oración
Padre, Te damos gracias por el don de la fe, creemos
oh! Señor, pero aumenta nuestra fe.
Padre Nuestro, Ave María y Gloria.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Tema
3
JÓVENES, MISIONEROS AD GENTES
Objetivo
Desarrollar en los jóvenes la toma de conciencia
sobre la misión de transmitir nuestra fe más allá de
nuestras fronteras, es decir, la misión Ad Gentes.
¿Qué nos dice este testimonio de Ericka?
¿De qué forma podemos ser misioneros Ad gentes?
4
Aprendamos de la Palabra,
Fuente de Vida del Discípulo Misionero
Preparación:
1 Preparación
Lectura: San Mateo 28, 19 – 20
Con anticipación buscar a una persona que haya realizado
una misión fuera de la comunidad e invitarla para el día de
la reunión, para que pueda dar su testimonio (o buscar en
revistas el testimonio de misioneros (as) Ad Gentes).
Reflexionemos
5 Reflexionemos
Canto: Envíame a mí
Oración
2 Oración
Señor Jesús, muchos hombres y mujeres han dejado
todo por ser misioneros Ad Gentes, en otras tierras
lejanas, Te pedimos para que en nosotros se despierte
el deseo de ser Tus colaboradores del Reino de Dios
sembrando Tu Palabra más allá de nuestras fronteras
sociales, culturales, profesionales, familiares y eclesiales, y un día, por influjo del Espíritu Santo podamos
decirte SÍ Señor, aquí estoy envíame a mí. Amén.
3 Escuchemos
Escuchemos
nuestra voz
juvenil: voz juvenil
nuestra
Desde que Soy misionera Ad Gentes VIVO esta frase:
“Mi vida es Misión”.
Todo lo que se vive a diario para mi es misión.
Colaborando en la Pastoral Carcelaria y en la Fraternidad
de Discapacitados me doy cuenta que ser misionera Ad
Gentes me ha enseñado una nueva manera de vivir la vida.
Me enseñó a descubrir mi vida en la vida de los demás.
Cuando ayudo a alguien siento que me ayudo a mí
misma, cuando perdonó a alguien siento que me
perdono a mí misma, cuando entrego parte de mí para
que ellos se sientan felices, me hago feliz a mí misma.
Y algo que veo y siento es que me relaciono con
personas que no tienen una espiritualidad encarnada de
vivir como Iglesia y ser Iglesia. Y siendo la menor entre
ellos me cuestiono y fortalezco mi fe, para poder dar
testimonio de CRISTO EN MI VIDA.
Ericka Jiménez, misionera laica, hondureña en Perú.
Compartir en pequeños grupos las siguientes preguntas:
La Palabra nos muestra que como jóvenes
discípulos misioneros de Cristo, por el bautismo
somos llamados y enviados a llevar el Evangelio a
toda criatura, cultura, raza y nación.
Nos debe cuestionar el número de personas en todo
el mundo que aún no conocen a Cristo.
La misión es deber de todos, pero hay personas que
han tomado una opción, dando parte de su vida al
servicio del Reino de Dios.
Como podemos leer en los Hechos de los Apóstoles
1,8; es el Espíritu Santo quien actúa en aquel que se
deja transformar y así poder cumplir la misión
encomendada.
El Apóstol San Pablo, con todo el recorrido de sus
viajes, llevando a cada lugar la Buena Nueva nos
enseña el proceso de la evangelización en medio de
otras culturas.
En el mensaje para el DOMUND 2012, el Papa
Benedicto XVI nos dice: “Incluso hoy, la misión Ad
Gentes debe ser el horizonte constante y el paradigma
en todas las actividades eclesiales, porque la misma
identidad de la Iglesia está constituida por la fe en el
misterio de Dios, que se ha revelado en Cristo para
traernos la salvación, y por la misión de testimoniarlo
y anunciarlo al mundo, hasta que Él regrese”.
“Como Pablo, debemos dirigirnos hacia los que están
lejos, aquellos que no conocen todavía a Cristo y
todavía no han experimentado la paternidad de Dios,
con la conciencia que "la cooperación misionera se
debe ampliar hoy con nuevas formas para incluir no
sólo la ayuda económica, sino también la participación
directa en la evangelización " (Juan Pablo II, Carta
encíclica Redemptoris missio, 82). La celebración del
Año de la Fe y el Sínodo de los Obispos sobre la nueva
evangelización serán ocasiones propicias para un
Obras Misionales Pontificias
27
Guía de Animación Misionera
nuevo impulso de la cooperación misionera, sobre todo
en esta segunda dimensión”.
!Joven
Anuncia!
6 ¡Joven
Anuncia!
(Compromiso particular y comunitario)
Celebrar la Jornada Mundial de las Misiones
(DOMUND), siendo misioneros Ad Gentes: orando por
los misioneros (as) de todo el mundo, dando una
ofrenda para las misiones en la eucaristía de tu
parroquia del penúltimo domingo de Octubre.
Oración
final Final
7 Oración
Corazón de Jesús, tiende una mirada hacia las tierras de
infieles y hacia los trabajos de los misioneros (as),
quienes, por Tu amor y por el de las almas tan preciosas
para Ti, han abandonado su casa, su patria y sus cariños
más íntimos.
Bendice sus trabajos y concédeles la gracia de repartir
el pan de la divina Palabra entre los mendigos de la
Verdad.
Hazles sentir que Tú estás con ellos(as) en sus trabajos
y preocupaciones, y dales la gracia de perseverar hasta
el fin en la vida de abnegación para la que los(as) has
escogido.
Sagrado Corazón de Jesús, por amor de Tu misma
gloria, protege los esfuerzos de Tus Misioneros y
Misioneras. Amén.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria
Canto Final: Alma Misionera.
Jóvenes Misioneros de la diócesis de Juticalpa.
JÓVENES MISIONEROS
Es el servicio de Animación Misionera ofrecido por las
Obras Misionales Pontificias desde la Obra de la
Propagación de la Fe que considera el carácter propio de
la educación misionera de los jóvenes.
Este servicio es ofrecido primordialmente a la Pastoral
Juvenil con el objeto de que los jóvenes que participan en
los grupos juveniles tomen conciencia de su vocación
misionera y comiencen un discernimiento que los lleve a
servir en un apostolado concreto desde sus parroquias
hasta más allá de las fronteras.
El servicio se proporciona a través de jornadas de
animación misionera, talleres de formación misionera,
retiros, horas santas, experiencias de misión en Semana
Santa y Navidad, entre otros.
La finalidad no es crear grupos paralelos a los grupos
existentes en la Pastoral Juvenil, en cambio, ofrece un
servicio de animación y formación misionera a estos
grupos.
Si estás interesado(a) en conocer mucho más sobre este
magnífico servicio de animación y formación misionera
para los jóvenes, puedes comunicarte a la siguiente
dirección:
Ever Amador, Hondureño y su esposa Silvia Pucheta
misioneros Ad Gentes en Japón.
28
Obras Misionales Pontificias
OMP - Honduras
Campus de la Conferencia Episcopal de Honduras
Los Laureles, Comayagüela, M.D.C.
Apdo. Postal No. 30242
Teléfono: (504) 2229-0969
Correl: [email protected]
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Tema
4
JOVEN DA TESTIMONIO, SÉ SOLIDARIO
Objetivo
Desarrollar en los (as) jóvenes, la toma de conciencia
sobre la misión (ad intra – ad extra) la cual no
solamente se hace con la predica de la Palabra, sino
con el testimonio, con el servicio al prójimo.
Canto:
1 Canto: Hermano entre los hombres
Oración:
2 Oración
Padre Santo Te alabamos y Te bendecimos porque nos
llamaste a estar en Tu presencia, sobre todo en este
grupo, donde Te has manifestado bajo la acción de Tu
Espíritu Santo, nos ha movido el corazón para poder
actuar en cada ambiente de nuestras vidas y así dar
testimonio de Ti, siendo solidarios. Amén.
La misión de transmitir nuestra fe no solamente
consiste en hablar de Jesús y de su Palabra. Consiste,
también, en el servicio concreto que prestamos a la
sociedad, siendo solidarios con nuestro prójimo.
Los obispos de Latinoamérica nos dicen en el
documento de Puebla: “Nuestra fe en el Dios de
Jesucristo y el amor a los hermanos tiene que traducirse
en obras concretas.…La falta de coherencia entre la fe
que se profesa y la vida cotidiana es una de las varias
causas que generan pobreza en nuestros países, porque
los cristianos no han sabido encontrar en la fe la fuerza
necesaria para penetrar los criterios y las decisiones de
los sectores responsables del liderazgo ideológico y de
la organización de la convivencia social, económica y
política de nuestros pueblos. «En pueblos de arraigada
fe cristiana se han impuesto estructuras generadoras de
injusticia»” (DP 437).
Escuchemos
nuestra voz
juvenil voz juvenil
3 Escuchemos
nuestra
Crear grupos y trabajar con recortes de periódicos sobre
actividades de solidaridad que realizan los jóvenes en la
sociedad.
¿Cómo nos sentimos al trabajar juntos?
¿Qué actividades has realizado en Tu comunidad?
¿Cómo podemos ser solidarios?
4
Aprendamos de la Palabra,
Fuente de Vida del Discípulo Misionero
Lectura: Mateo 25, 34 – 46
Reflexionemos
5 Reflexionemos
En nuestros ambientes vemos muchas personas que
andan sin rumbo, no tienen techo, comida, están
enfermas, otros están encarcelados (as); la sociedad
poco se preocupa de ellos (as).
Dios abre espacios para que nosotros ofrezcamos un
servicio solidario y podamos ayudar aquellas
personas más necesitadas.
En nuestra realidad hay ambientes donde se da esta
experiencia del Evangelio y donde tenemos la
oportunidad de servir, sin embargo, nos hacemos los
desentendidos, los ciegos y no extendemos una
mano a favor de quienes más necesitan.
¡Joven
Anuncia!Anuncia!
6 ¡Joven
Durante esta semana, con el grupo, preparar visitas:
al hospital, a la cárcel, a los asilos de ancianos y
discernir sobre un servicio concreto y permanente
en alguna de estas áreas.
Llevar la libra de amor algún necesitado (a) de tu
comunidad.
Oración
final Final
7 Oración
Padre de bondad, Tú que eres rico en amor y
misericordia, que nos enviaste a Tu Hijo Jesús para
nuestra salvación, escucha a Tu Iglesia misionera.
Que todos los bautizados(as) sepamos responder al
llamado de Jesús: "Vayan y hagan que todos los
pueblos sean mis discípulos".
Fortalece con el fuego de Tu Espíritu a todos los
misioneros (as), que en Tu nombre anuncian la Buena
Nueva del Reino.
María, Madre de la Iglesia y Estrella de la Evangelización, acompáñanos y concédenos el don de la
perseverancia en nuestro compromiso misionero.
Amén.
Padre Nuestro, Ave María y Gloria
Obras Misionales Pontificias
29
Guía de Animación Misionera
CAPÍTULO V
CELEBRACIONES MISIONERAS
PARA NUESTRAS COMUNIDADES PARROQUIALES
CELEBRACIÓN PARA LA PRIMERA SEMANA DE OCTUBRE
Monición Inicial
Bienvenidos hermanos y hermanas a esta celebración. El
primer domingo de octubre muchos niños y niñas en
Honduras celebran la Jornada Nacional de la Infancia
Misionera. Niños que con sus gestos manifiestan su fe en
el Señor. Celebremos la fe en comunión con todos ellos.
En este segundo capítulo del libro del Génesis,
meditaremos en el poder creador de Dios y su plan para
constituir comunidad. “No está bien que el hombre esté
solo”. Hombre y mujer tienen el mismo origen y un fin
común, compartir y transmitir la fe. Escuchemos.
Lectura del libro del Génesis.
Lectura del Salmo 127
Canto Inicial
Rito de Inicio
a. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu
Santo.
b. El Dios de la esperanza, que con la acción del
Espíritu Santo nos llena de su alegría y de su paz y
nos hace crecer y perseverar en la fe permanezca
siempre con todos ustedes. R/. Amén
Acto Penitencial
“Si el Señor no construye la casa en vano trabajan los
constructores”.
Monición para la segunda lectura: Hebreos 2, 9-11
Según la carta a los Hebreos, Cristo es superior a los
ángeles, pero no está separado de los seres humanos.
Quien santificó a todos tiene el mismo origen que los
santificados; por eso somos hermanos en la fe. Ahora
Cristo está glorificado por su pasión y muerte y nos
abrió el camino hacia el Padre.
Lectura de la carta a los Hebreos.
Hermanas y hermanos, conscientes que nuestra fe se
debilita al no compartirla, siendo testigos de Jesús,
pidamos perdón al Señor. (Tiempo breve de silencio).
Señor, porque hemos dudado de Tu amor y
misericordia. Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo Jesús, Palabra eterna del Padre, porque no hemos
sabido vivir nuestra fe. Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, Tu nos has pedido que seamos Tus testigos. Sin
embargo, no hemos sido fieles en Tu mandato de
compartir nuestra fe. Señor, ten piedad de nosotros.
Oración
Señor, perdona nuestra falta de fe. Danos fortaleza para
resistir las tentaciones y para anunciar Tu Palabra en el
mundo de hoy, por Jesucristo Tu Hijo. Amén.
Lecturas Bíblicas
Monición para la primera lectura: Génesis. 2, 18-24
30
Obras Misionales Pontificias
Monición para el Santo Evangelio: Marcos. 10, 2-16
El texto evangélico de hoy nos explica que Dios ha
creado al ser humano hombre y mujer y en su unión
matrimonial uno y otro enriquecen su vida y su fe.
La unión es sagrada y nada ni nadie debe separarla.
Pongamos atención a este mensaje, pero antes entonemos el Aleluya.
Lectura del Santo Evangelio según San Marcos.
Vivencia de la Palabra
Partiendo de la iluminación bíblica del Evangelio de San
Marcos que leemos, meditamos y reflexionamos en este
día; nos ubicamos primeramente en el contexto en el que
a Jesús le toca poner en evidencia las actitudes
necesarias para que la fe pueda ser auténtica y profunda.
De entrada Jesús nos muestra que la vida de un
auténtico seguidor suyo, que quiere vivir en fidelidad al
proyecto del Padre, no puede dejarse llevar por la
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
el legalismo. Jesús va más allá de la ley y les puntualiza
que muy a menudo, la cerrazón del corazón humano
impide que podamos conocer plenamente a Dios, pues
la fe no se puede medir por parámetros humanos
legalistas o jurídicos, pues ésta va más allá de una
teoría: Es ante todo una experiencia de vida que
demanda de nosotros:
Sencillez, es decir no exige planteamientos
complicados, pues sabe escuchar y ver con los ojos
y oídos del corazón desde donde se puede ver más
allá de las apariencias.
Apertura, puesto que es llamada a abandonar los
propios esquemas y dejarse instruir y formar por la
nueva pedagogía que el encuentro con Jesús me
demanda, pues en un corazón cerrado en sus propios
esquemas y criterios poco puede obrar Dios
mediante su Espíritu.
Docilidad, que consiste en que, como El Patriarca
Abrahán, podamos fiarnos de la promesa de nuestro
Dios que manifiesta su fidelidad con quien le
obedece o como la Virgen María, que se fía de la
palabra dicha por Dios y se abre a la gracia
transformadora de su amor.
Confianza absoluta, como el ejemplo de los niños
que no tienen más seguridad que la confianza en el
amor que se les brinda.
Hoy día, Jesús cuestiona nuestra experiencia de fe
cuando, como sus seguidores ponemos obstáculos para
que los más pequeños, la gente humilde y sencilla
pueda expresar lo más profundo de su experiencia de fe,
sin darnos cuenta de que aun las personas menos
instruidas nos pueden edificar con su testimonio.
Momento para el Diálogo
Desde Tu experiencia personal,
¿Cómo puedes definir o explicar el término de la fe?
¿Crees que la fe la podemos definir como concepto
teórico, o como experiencia de vida?
¿Conoces personas en la comunidad a quienes
puedes identificar como testigos de una fe
auténtica? Explica y da ejemplos.
Credo
Oración de los Fieles
Por todos los cristianos: para que fieles al Maestro,
aparezcan ante el mundo como sal de la tierra y luz
que alumbra en las tinieblas. Roguemos al Señor.
Por nuestros matrimonios: para que sean fieles
testigos del amor de Cristo ante los demás.
Roguemos al Señor.
Por los cristianos: para que sepamos responder a las
necesidades de los enfermos, de los marginados, de
los desempleados y abandonados. Roguemos al
Señor.
Por nosotros mismos: para que nuestra fe se vaya
transformando en testimonio transparente del amor
de Dios. Roguemos al Señor.
Ofrendas
Oración de Acción de Gracias
Te damos gracias, Señor. Tú quieres que nos miremos y
dialoguemos como hermanos (as), de manera que
podamos compartir las cosas buenas y también las
difíciles. Por eso, Padre, estamos contentos y Te damos
gracias. Nos unimos a todos los que creen en Ti, y con
los santos y los ángeles Te cantamos con gozo.
Padre Nuestro
Oración de Paz
Señor Jesucristo que dijiste a Tus apóstoles, la paz les
dejo, mi paz les doy, no mires nuestros pecados sino la
fe de Tu Iglesia y conforme a Tu Palabra, concédenos la
paz y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de
los siglos.
Comunión
Oración después de la comunión
Conclusión
Que el Señor todopoderoso nos bendiga, nos libre de
todo mal y nos lleve a la vida eterna, en el nombre del
Padre + y del Hijo + y del Espíritu Santo.
R/. Amén.
Podemos ir en la paz del Señor.
R/.Demos gracias a Dios.
Acción Misionera
Durante esta semana, organizarse en pequeños equipos
para visitar a familias donde sus niños no están
asistiendo a la Iglesia, o a la catequesis de la
comunidad.
Obras Misionales Pontificias
31
Guía de Animación Misionera
CELEBRACIÓN PARA LA SEGUNDA SEMANA DE OCTUBRE
Monición Inicial
Nosotros sabemos que Cristo es la Sabiduría de Dios y
Él nos invita a vivir nuestra fe generosamente. Esto
implica renunciar a las cosas que son obstáculos entre
Dios y nosotros. Nos exige generosidad y amor.
Abramos nuestros corazones a esta Sabiduría.
Rito de Inicio
a. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
b. La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y
de Jesucristo, nuestro Señor, estén con todos
ustedes. R/. Amén
Acto Penitencial
Hermanas y hermanos, humildemente, con corazón
arrepentido, reconozcamos nuestros pecados. (Tiempo
breve de silencio).
Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante ustedes,
hermanos, que he pecado mucho de pensamiento,
palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por
mi gran culpa. Por eso ruego a santa María, siempre
Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes, hermanos,
que intercedan por mí ante Dios, nuestro Señor. Amén.
Oración
Dios todopoderoso tenga piedad de nosotros, perdone
nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén.
Lecturas Bíblicas
Monición para la primera lectura: Sab. 7, 7-11.
La sabiduría es mejor que todos los bienes materiales o
humanos. Ella y sus dones los alcanzamos por medio de
la fe y la oración. Escuchemos.
Lectura del libro de Sabiduría.
Lectura del Salmo 89
“Señor Tu eres bondadoso”.
Monición para la Segunda lectura: Hb 4, 12-13
La carta a los hebreos dice que la Palabra de Dios es
eficaz y penetrante. Ella conoce todo, hasta los secretos
32
Obras Misionales Pontificias
del corazón. Esa Palabra es la que ayuda a crecer en
nuestra fe. Pongamos mucha atención.
Lectura de la carta a los Hebreos.
Monición para el Santo Evangelio: Marcos. 10,17-30.
El domingo pasado el tema nos hablaba de ser testigos
de nuestra fe a través de la fidelidad conyugal, hoy nos
dice que hay que tener pobreza voluntaria por el
seguimiento de Cristo. De pie por favor para entonar el
Aleluya.
Vivencia de la Palabra
Esta semana acompaña nuestra reflexión un texto
tremendamente iluminador para el tema y para la
realidad pastoral que muy a menudo vivimos.
Tomemos conciencia en el acento tan importante que
señala Jesús. Lo más importante nos es que seamos buenos
porque cumplimos normas, preceptos o porque no nos
equivocamos. La intención de Jesús con sus seguidores va
más allá de ser simples cumplidores de la ley, del precepto
o del culto y nos llama a constituirnos en hombres y
mujeres cristianas y cristianos. Seguimos a Jesús porque
tenemos opciones profundas, concretas y reales.
El personaje que hoy nos acompaña en este Evangelio,
es el prototipo de hombre-mujer, que, anclado a las
ofertas del mundo, no es capaz de creer en Cristo.
Seguirle a Él supone la renuncia a unos “valores” que, al
lado de los “valores del Evangelio restan importancia.
Además, es la figura de tantos y tantas bautizados (as)
que viven un cristianismo pasivo, limitado a ir a misa o a
la celebración de la Palabra, a no hacerle daño a nadie, a
ofrendar ocasionalmente, etc., pero que no están
dispuestos a un compromiso serio con la evangelización,
a entregar tiempo, talentos, energías; en definitiva, la
vida completa para la extensión del Reino de Dios.
La experiencia de encuentro con Jesús supone la
generosidad, la capacidad de desprendimiento, el estar
dispuestos a renunciar a cosas “buenas” por valores
mucho más importantes y significativos.
Quien se encuentra con Jesús profundamente, se ve
atraído por la personalidad de Jesús que le hace salir de
sí mismo para ir al encuentro de los demás.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
En la vida de nuestras comunidades a menudo nos
encontramos con cristianas y cristianos que traspasados
por la experiencia del encuentro con Cristo, viven y
desviven en el anuncio del Evangelio. De igual forma
nos encontramos con bautizados (as) que toda su vida
asisten a la Iglesia, pero sin comprometerse en serio, sin
que su experiencia de fe trascienda. Lo que implica que
la renovación parroquial debe tocar todas las
estructuras del ser humano, nuestros procesos de
evangelización han de alcanzar a todos y todas y
llevarnos a celebrar la universalidad de nuestra fe
durante el mes de las misiones: ha de llevarnos a tocar
fondo en nuestra vocación de bautizados y bautizadas.
Como grupos, pastorales, ministerios, pequeñas comunidades, hemos de salir de nuestros esquemas para abrirnos a
la realidad diversa con la que nos toca compartir nuestra fe.
Este mes ha de ser el punto de arranque para dinamizar
nuestra parroquia con la generosidad misionera y afrontar
el reto de la misión que no sólo es de geografía, es
también las nuevas situaciones de misión, realidades de
frontera que claman por nuestra generosidad evangélica.
El abanico de la evangelización hoy por hoy es amplio.
Merece potencializar la diversidad de servicios
pastorales misioneros para que nuestras parroquias sean
como dice aparecida “….La casa de todos, escuela de
comunión misionera permanente”….
Momento para el Diálogo
¿Qué acciones concretas existen en su parroquia para
anunciar el Evangelio a los alejados (as)?
Credo
Oración de los Fieles
Por el Papa y por nuestro Obispo: para que Dios les
dé su Espíritu de sabiduría y así puedan fortalecer a
la Iglesia en el amor, la fe y en la unidad. Roguemos
al Señor.
Por nuestras autoridades: para que sirvan a cada uno
con justicia y no se vean tentados de ayudar
solamente a los ricos y a los poderosos. Roguemos
al Señor.
Por nuestros catequistas: para que sean verdaderos
testigos de fe en su gran labor de formación
cristiana. Roguemos al Señor.
Por nuestros jóvenes: para que puedan responder
con fe y generosidad a la llamada del Señor a
seguirle en la vida sacerdotal y/o religiosa.
Roguemos al Señor.
Por cada uno de nosotros reunidos en esta asamblea:
para que no caigamos en la tentación de servirnos a
nosotros mismos y nos fiemos de la Palabra de
Cristo, el Maestro. Roguemos al Señor.
Ofrendas
Oración de Acción de Gracias
Te damos gracias Padre, sobre todo, por Tu Hijo
Jesucristo. Él quiso venir al mundo porque los hombres
se habían separado de Tí y no lograban entenderse.
Él nos abrió los ojos de la fe para que veamos que todos
somos hermanos y que Tú eres el Padre de todos. Por
ese amor tan grande queremos darte gracias y cantarte
con los ángeles y los santos que Te adoran en el cielo.
Padre Nuestro
Oración de Paz
Señor Jesucristo que dijiste a Tus apóstoles, la paz les
dejo, mi paz les doy, no mires nuestros pecados sino la
fe de Tu Iglesia y conforme a Tu Palabra, concédenos la
paz y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de
los siglos. Amén.
Comunión
Oración después de la comunión
Conclusión
Que el Señor todopoderoso nos bendiga, nos libre de
todo mal y nos lleve a la vida eterna. En el nombre del
Padre + y del Hijo + y del Espíritu Santo.
R/. Amén.
Podemos ir en la paz del Señor.
R/.Demos gracias a Dios.
Acción Misionera
Al terminar la Celebración nos damos el espacio para
identificar aquellas realidades de misión que se viven
en nuestra parroquia, sector o comunidad y que
necesitan ser atendidas.
¿Cómo estamos respondiendo a esta realidad?.
Obras Misionales Pontificias
33
Guía de Animación Misionera
Jornada Nacional de las Misiones DOMUND
CELEBRACIÓN PARA LA TERCERA SEMANA DE OCTUBRE
(Para celebracion de la palabra utilizar el texto incluído en el
folleto del Delegado de la Palabra del ciclo correspondiente.)
Lecturas Bíblicas
Monición para la primera lectura: Is. 53, 10-11.
El Siervo de Dios cargará sobre sus hombros todos
nuestros pecados, entregará su vida como expiación.
Esa es la buena nueva para la humanidad escuchen
hermanos y hermanas.
Lectura del libro del Profeta Isaías.
Lectura del Salmo 32
“Señor Tu eres mi refugio”.
Monición para la Segunda lectura: Hb 4, 14-16
Monición Inicial
Vivir los sacramentos, escuchar la Palabra de Dios y la
oración nos dan la fuerza que necesitamos para seguir a
Jesús, para servir a los demás y para anunciar la Buena
Nueva. Hoy estamos celebrando la Jornada Mundial de
las Misiones (DOMUND).
Rito de Inicio
a. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
b. El Señor, que dirige nuestros corazones para que le
amemos, esté con todos ustedes. R/. Amén
Acto Penitencial
El Señor Jesús, que nos invita a la mesa de la Palabra,
nos llama a ser misioneros (as). Reconozcamos, pues,
que somos pecadores e invoquemos con esperanza la
misericordia de Dios. (Tiempo breve de silencio).
Luz del mundo, enviado por el Padre con la misión de
iluminar a todos los que viven en las tinieblas del
pecado: Señor ten piedad.
Buen pastor, que vienes a guiar a Tu rebaño por las
sendas de la verdad y la justicia: Cristo, ten piedad.
Hijo de Dios, que nos envías a ser Tus testigos, Señor,
ten piedad.
Oración
Dios todopoderoso tenga piedad de nosotros, perdone
nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén.
34
Obras Misionales Pontificias
Jesús pudo compadecerse de nuestras miserias y
debilidades porque sabe por experiencia propia lo que
es obedecer y ha sido probado en todo como nosotros,
menos en el pecado. Presten oído a este mensaje.
Monición para el Santo Evangelio: Mc. 10,35-45.
Jesús les explica a los Apóstoles que el camino que lleva
a la gloria es el camino del servicio hasta dar la vida, si
es necesario. Ser sus testigos en la misión de anunciar la
Buena Nueva implica renunciar hasta nuestra propia
vida. De pie por favor para entonar el Aleluya.
Vivencia de la Palabra
“La vocación misionera es un don que nos atañe a
todos los bautizados”. Con gran razón Jesús dedicó
tres años a la formación de quienes serían los
continuadores de la obra evangelizadora que Él había
emprendido. Esta tarea no fue fácil pues no siempre
encontró en sus seguidores toda la disponibilidad que
su proyecto requiere, pero de manera dedicada, clara y
profunda sabe confrontar las actitudes de éstos cuando
no se ajustan a los valores del Evangelio o al menos a la
mística que Él quería impregnar en cada uno de ellos.
El magisterio de la Iglesia insistirá siempre en aquello
que Jesús antes de subir al cielo les ratificó a sus
discípulos. “Todo poder me ha sido dado en el cielo y en
la tierra, por eso vayan y hagan que todos los pueblos
sean mis discípulos; bautícenlos en el nombre del Padre
del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir
todo lo que yo les he encomendado. Yo estoy con ustedes
todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28, 16-20).
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Por ello que a todos nosotros han de urgirnos estas
palabras de Jesús. Su gran anhelo es que toda la
humanidad le conozca y llegue al conocimiento de la
verdad. Por ello que, en la escuela de discipulado,
propuesta por Aparecida e instaurada por Jesús, hemos
de irnos formando y transformando en discípulos
misioneros al servicio del Reino, sobre todo en aquellos
lugares y situaciones más necesitados de evangelización, en nuestras tierras como también más allá de
nuestras fronteras geográficas, sociales e ideológicas
que necesitan ser iluminadas por la palabra transformadora del Evangelio.
Asumiendo las actitudes que Jesús hoy pone en
evidencia a través del ejemplo de los hijos del Zebedeo,
hemos de ser los misioneros y misioneras caracterizados (as) por:
La actitud de la humildad y la sencillez.
La disponibilidad para servir.
Transmitir que lo más importante es que la
humanidad llegue a conocer a Jesús.
Ser conscientes de que la Iglesia y el servicio que
prestemos no es lugar para buscar protagonismo, es
para entregar la vida al precio que sea.
Como Jesús, estar dispuestos a dar la vida; dando lo
mejor de nosotros en lo que hacemos por muy
sencillo que sea.
Tener la certeza que lo más importante no es la
cantidad de cosas que hagamos, sino la calidad de
amor y entrega que pongamos en ella.
La fidelidad al Evangelio, anunciarlo supone irlo
integrando en nuestra vida, no teniendo otro afán que
nos sea “DAR A CONOCER A JESUCRISTO”
Momento para el Diálogo
Según la mentalidad de nuestro mundo, ¿quiénes
son las personas más importantes?
¿Cómo estamos viviendo la vocación de anunciar la
Buena Nueva?
Por todos los pueblos de la tierra: para que se abran
al anuncio del Evangelio. Roguemos al Señor.
Por nuestras propias intenciones y por las necesidades
de nuestra parroquia: para que pongamos nuestra fe y
esperanza en Cristo quien sabe lo que necesitamos y
lo que nos hace falta. Roguemos al Señor.
Por nosotros los aquí presentes: para que el amor crezca
sin cesar y cada vez más desterremos de nuestras vidas
la enemistad, las rencillas, el rencor, el egoísmo, la
envidia, el odio, el individualismo…en cambio seamos
fieles al llamado a la misión. Roguemos al Señor.
Ofrendas
Oración de Acción de Gracias
Te damos gracias, Padre de bondad,
y Te glorificamos, Señor, Dios del universo, porque no
cesas de convocar a los seres humanos de toda raza y
cultura, por medio del Evangelio de Tu Hijo, y los
reúnes en un solo cuerpo, que es la Iglesia. Amén.
Padre Nuestro
Oración de Paz
Señor Jesucristo que dijiste a Tus apóstoles, la paz les
dejo, mi paz les doy, no mires nuestros pecados sino la
fe de Tu Iglesia y conforme a Tu Palabra, concédenos la
paz y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de
los siglos. Amén.
Comunión
Oración después de la comunión
Conclusión
Que el Señor todopoderoso nos bendiga, nos libre de
todo mal y nos lleve a la vida eterna, en el nombre del
Padre + y del Hijo + y del Espíritu Santo.
R/. Amén.
Podemos ir en la paz del Señor.
R/.Demos gracias a Dios.
Credo
Accion Misionera
Oración de los Fieles
Por la Iglesia, especialmente por nuestra Parroquia:
para que anuncie sin cesar que el amor es más fuerte
que el odio y dé testimonio de la misericordia que
ella experimenta de Dios. Roguemos al Señor.
Organizar un rosario misionero en la comunidad y
ofrecerlo por todos los misioneros y misioneras que
anuncian al Evangelio en todo el Mundo. Hacer una
colecta que esté destinada para ayudar en las misiones y
entregársela al párroco.
Obras Misionales Pontificias
35
Guía de Animación Misionera
CELEBRACIÓN PARA LA CUARTA SEMANA DE OCTUBRE
Monición Inicial
Queridos hermanos y hermanas. Nos encontramos
reunidos en comunidad una vez más para celebrar nuestra
fe. Pero este don no es algo solamente de palabras, sino
que es un estilo de vida que nos conduce al servicio de
nuestros hermanos más pobres. Entonemos con alegría el
canto de entrada para empezar esta celebración.
Rito de Inicio
a. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
b. La paz, la caridad y la fe, de parte de Dios Padre, y
de Jesucristo, el Señor, estén con todos ustedes. R/.
Amén
Acto Penitencial
Al comenzar esta celebración, pidamos a Dios que nos
conceda la conversión de nuestros corazones; así
obtendremos la reconciliación y se acrecentará nuestra
comunión con Dios y con nuestros hermanos.
(Tiempo breve de silencio).
Señor, ten misericordia de nosotros.
R: / Porque hemos pecado contra ti.
Muéstranos, Señor, Tu misericordia.
R: / Y danos Tu salvación.
Oración
Dios todopoderoso tenga piedad de nosotros, perdone
nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén.
Lecturas Bíblicas
Monición para la primera lectura: Jer. 31, 7-9.
La primera lectura de este domingo es un canto a la
alegría, exultación desbordante ante la vuelta triunfal a
la Nueva Sión. Nadie está excluido, ni los lisiados o los
impedidos como tampoco los ciegos. Yavé será para
toda la humanidad un Padre. Escuchemos con atención.
Lectura del libro del Profeta Jeremías.
Lectura del Salmo 125
Señor que haya paz en la humanidad.
36
Obras Misionales Pontificias
Monición para la Segunda lectura: Hb 5, 1-6
Esta lectura que a continuación escucharemos es una
meditación sobre el sacerdocio de Cristo. Él es el sumo
sacerdote ya que no fue Él quien se dio esa dignidad,
sino Dios Padre que le llamó. Puesto que Él participó de
la condición humana, conoce bien nuestras debilidades
y miserias.
Monición para el Santo Evangelio Mc. 10,46-52.
Camino a Jerusalén Jesús curó al ciego Bartimeo. Este ciego
oraba con insistencia, pidió la ayuda de Cristo y, a pesar de
las dificultades, por la fe del suplicante se desencadena el
favor divino. El ciego recobró la vista y seguía a Jesús. Antes
de escuchar esta narración entonemos el Aleluya.
Vivencia de la Palabra
Esta semana es la oportunidad para que lo que hemos
reflexionado a lo largo de este mes sirva para ponerlo
por obra.
Los misioneros y misioneras se reconocen no por lo
mucho que prediquen de palabra sino por las obras que
acompañan su labor misionera.
El texto del Evangelio que acompaña nuestro encuentro
es la oportunidad para hacer un profundo examen de
conciencia, es decir una evaluación que refleje la
manera de cómo estamos encarnando nuestra
experiencia cristiana en la comunidad. Para superar un
cristianismo que corre el peligro de quedarse en muchas
reuniones, retiros, discursos, sin llegar a donde
realmente quiere vernos el Señor Jesús es decir,
devolviendo vida ahí donde ésta se ha visto amenazada,
yendo al encuentro de cuantos en nuestro mundo están
ciegos, necesitando de nuestro servicio generosidad,
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
unos ciegos en la fe, otros por sufrimientos,
dificultades, hasta ciegos físicamente.
Este es momento para que hagamos una parada para
reflexionar sobre cómo estamos proyectando nuestra fe,
pero no sólo quedarnos en revisar sino que enmendemos aquello que hasta ahora no hemos hecho bien,
además dar una mirada hacia los sufrimientos de este
mundo, de nuestra gente y ver de qué manera como
Jesús podemos ayudar a ponerse de pie, a devolverle la
dignidad a las personas, de hacerles experimentar la
profundidad del amor de Dios en sus vidas y cómo este
amor se traduce en gestos concretos en la medida que
cada hombre y cada mujer mutilado por los
sufrimientos que golpean su vida sean restaurados.
Momento para el Diálogo
¿Ante el sufrimiento de las personas en nuestra
comunidad qué acciones estamos haciendo?
¿Cómo estamos atendiendo a personas abandonadas
o extremadamente pobres en nuestra comunidad?
Credo
Oración de los Fieles
Por el Papa, los obispos, sacerdotes (especialmente
el/los de nuestra parroquia), diáconos, religiosos y
religiosas y por todos los líderes de la Iglesia: para
que ofrezcan siempre una vivencia renovada de su
fe en Dios. Roguemos al Señor.
Por todos aquellos que trabajan voluntariamente por
el bien de los demás, especialmente en nuestra
comunidad: para que sean bendecidos por su
dedicación e interés en sus hermanos y hermanas.
Roguemos al Señor.
Ofrendas
Oración de Acción de Gracias
Te damos gracias, Padre de bondad, porque nos llamas
continuamente a compartir nuestra fe a través de hechos
concretos, sirviendo como un buen samaritano a
nuestros hermanos más desfavorecidos.
Amén.
Padre Nuestro
Oración de Paz
Señor Jesucristo que dijiste a Tus apóstoles, la paz les
dejo, mi paz les doy, no mires nuestros pecados sino la
fe de Tu Iglesia y conforme a Tu Palabra, concédenos la
paz y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de
los siglos.
Comunión
Oración después de la comunión
Conclusión
Que el Señor todopoderoso nos bendiga, nos libre de
todo mal y nos lleve a la vida eterna, en el nombre del
Padre + y del Hijo + y del Espíritu Santo.
R/. Amén.
Podemos ir en la paz del Señor.
R/.Demos gracias a Dios.
Acción Misionera
Hacer una evaluación de nuestro apostolado a la luz
del Evangelio de este día.
Comprometerse a realizar hechos concretos hacia
nuestros hermanos más desfavorecidos.
Por los responsables del orden social y político: para
que organicen la sociedad de tal manera que nadie
quede marginado o despreciado. Roguemos al Señor.
Por los ciegos de este mundo: para que por medio de
su enfermedad vean mejor el camino hacia el Padre.
Roguemos al Señor.
Por todos nosotros y por nuestras intenciones: para
que acojamos de todo corazón a todas aquellas
personas que la sociedad considera extrañas e
indeseables. Roguemos al Señor.
Obras Misionales Pontificias
37
Guía de Animación Misionera
CAPÍTULO VI
MISIÓN HOY
MISIÓN
PERSPECTIVAS DE LA MISIÓN AD GENTES EN HONDURAS
LA MISIÓN NUESTRA VOCACIÓN
“Cuando la misión de la Iglesia se dirige a los
cristianos se llama Pastoral…”
“Cuando la misión de la Iglesia se dirige a quienes
una vez fueron cristianos pero por diversos motivos le
dieron la espalda a Cristo esta misión se llama Nueva
Evangelización”….
“Cuando la misión se dirige a quienes nunca han
acogido a Cristo como Dios y Señor y es necesario
ofrecerle el primer anuncio de Jesús desde el testimonio
de Fe y de Amor a Cristo de quien anuncia, se llama
Misión Ad Gentes. (Misión Continental y Misión Ad
Gentes, Consejo Episcopal Latinoamericano).
“Desde el punto de vista cristiano, es absurda la
pregunta que dice ¿Por qué partir para la Misión
cuando la Misión se encuentra ya aquí entre nosotros?
Esto dicho con amistad y respeto hacia aquellos que la
formulan. Ir a la Misión es el modo de ser de la Iglesia
y su actividad absolutamente irrenunciable que le hace
poner el ancla en Cristo. Este ir es su vida. El
inmovilismo es para ella causa de extinción.” (Augusto
Castro, Didáctica Misionera, Elementos Teológicos
para crecer con ojos misioneros, Ediciones Paulinas
Pág. 210)
“Si una iglesia local se limita a dar pero no recibe se
cierra a cuanto el Espíritu quiere hacerle presente para
su vitalidad .Si una Iglesia local se limita a recibir pero
no se abre a dar destruye la acción misma de la misión
que implica ofrecer la propia experiencia de fe”. (Ídem
Pág. 220)
“Nuestra época….exige un nuevo impulso en la
actividad misionera de la Iglesia…hoy la iglesia debe
afrontar nuevos desafíos proyectándose hacia nuevas
fronteras tanto en la primera Misión Ad Gentes como en
la Nueva Evangelización de pueblos que han recibido
ya el anuncio de Cristo.” (Redemptoris Missio. N°30)
38
Obras Misionales Pontificias
“La actividad misionera específica o Misión Ad Gentes,
tiene como destinatarios “a los pueblos o grupos
humanos que todavía no creen en Cristo”, “a los que
están alejados de Cristo”, entre los cuales la iglesia
“no ha arraigado todavía”, y cuya cultura no ha sido
aún influenciada por el Evangelio….hay que evitar que
esta responsabilidad más específicamente misionera
que Jesús ha confiado y diariamente vuelve a confiar a
su Iglesia, se vuelva una flaca realidad dentro de la
Iglesia global del pueblo de Dios y , consiguientemente
, descuidada u olvidada.” (RM, N° 34)
EL FUTURO DE LA MISIÓN EN HONDURAS
¿Desde la perspectiva antes señalada en los diferentes
textos eclesiales, cuál es el futuro de la Misión en
Honduras?
Hemos notado cambios y signos de vitalidad misionera
importantes en nuestra Iglesia.
Alabamos los esfuerzos pastorales que se han hecho y
se hacen para revitalizar las parroquias. Nos alegran los
esfuerzos que se han hecho para realizar misiones en
aldeas lejanas de los sectores parroquiales y Diócesis.
Sabemos de la Parroquia “Salvador del Mundo” de
Cerro Grande que preparó a 150 misioneros los cuales
estuvieron en las aldeas más lejanas y abandonadas del
sector. También conocemos la iniciativa de los 60
misioneros de Choluteca que han hecho misiones en
Amapala y otros Sectores de la Diócesis. Seguramente
otros tantos que desconocemos han tomado las mismas
iniciativas en otros lugares del país y eso nos llena de
esperanza.
Nos alegramos también por los católicos que dan
testimonio en sus lugares de trabajo y se acercan a los
que se han alejado de Cristo y de la comunidad.
Queremos dar una palabra de aliento a los que, desde su
fe, están buscando sembrar paz en medio de tanta
violencia y a los que en diferentes campos luchan
contra la corrupción y toda forma de muerte.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
LA MISIÓN AD GENTES
Es importante mencionar el resurgimiento del Consejo
Nacional de Misiones (CONAMI). Esto va a permitir una
mejor coordinación de los esfuerzos que nuestra Iglesia
realiza en vista a la misión tanto Continental como ad
gentes. También nuestras Iglesias de Honduras buscan
abrir caminos hacia la misión universal. Nos llena de
alegría la iniciativa de las OMP, al reunir a los responsables de la Juventud Misionera con los formadores de Ad
Gentes para realizar una acción mancomunada a nivel
Diocesano y Nacional. Estos dos últimos hechos revelan
un deseo de unir y hacer que la misión no sea un tema
aparte de toda la actividad eclesial en Honduras.
Nos animan los esfuerzos que se hacen para formar
misioneros en vista a la Misión Ad Gentes más allá de su
Parroquia y de su Diócesis. Conocemos de la existencia
de tales grupos en Juticalpa, Danlí, Choluteca, San Pedro
Sula y Tegucigalpa de tal manera que todas estas Diócesis
realizan un gran esfuerzo de Animación y Formación
Misionera en vista a la Misión Ad Gentes. Nos alegra la
presencia en medio nuestro de misioneros laicas, religiosas y sacerdotes de diferentes nacionalidades que han
querido hacerse cercanos y hermanos nuestros.
Cabe rescatar también la Campaña de financiamiento
que se ha realizado en diferentes Parroquias para dar a
conocer el Centro Misionero Ad Gentes de América
Central (CEMAC). Esta campaña nos ha revelado que
nuestros feligreses tienen una gran sensibilidad
misionera. Queremos aprovechar para agradecer a
todas las parroquias que han colaborado ya con la
Reparación de la casa del CEMAC y la Formación de
los Misioneros que se están preparando para salir como
Misioneros hacia otros lugares tanto en América
Central como en otros Continentes.
Agradecemos la apertura de los Obispos, Sacerdotes y
laicos que han hecho posible esta campaña.
¿Qué mejor para contestar a la pregunta sobre el futuro
de la misión en Honduras que estos hechos? Y por eso,
podemos concluir que Honduras tiene un futuro
misionero prometedor.
¡Redoblemos esfuerzos en la revitalización de nuestras
comunidades! ¡Abramos nuestras comunidades a las
realidades locales, culturales y sociales para que la
presencia de Cristo transforme esta realidad y
acontezca el Reino! ¡Comprometámonos más aún y
asumamos juntos esta misión de llevar el Evangelio a
los que no conocen a Cristo tanto en nuestros ambientes
como en el mundo entero! ¡Salgamos y proyectémonos
como Iglesia local de nosotros mismos en la misión
universal enviando personas hacia los nuevos
areópagos del mundo, haciéndonos cercanos de
quienes tienen una religión o cultura distinta!
La actividad misionera específica o Misión Ad Gentes
no puede ser descuidada u olvidada y debe dejar de ser
una flaca realidad dentro de la Iglesia global del pueblo
de Dios.
Este año nos ofreció ejemplos de Misioneros nuestros
que han salido de Misión más allá de sus Fronteras:
Ever Amador, después de 10 años de misión en
Tailandia y luego en China, ha aceptado vivir con su
esposa Silvia un nuevo desafío misionero en Japón.
Después de sus estudios teológicos y su ordenación
sacerdotal, Teodoro Baquedano salió para Brasil como
misionero sacerdote.
El Centro Misionero Ad Gentes de América Central
también ha dado frutos. Es así como Melissa Simmons
después de un año de Formación en el Centro
Misionero fue enviada a Camboya.
Luis López aceptó ir como Misionero a El Salvador
para prestar un servicio misionero en la Diócesis de
Zacatecoluca.
Griselda Cabrera y Yorleni Navarro de Costa Rica
después de su año de formación en Tegucigalpa y
fueron enviadas a el Darién en Panamá.
Formación Misionera
Ad Gentes
!Sientes un llamado a ser misionero
(a) más allá de Tus fronteras!. Ell
proyecto de formación misionera Ad
gentes “Manuel de Jesús Subirana” puede ayudarte a
realizar el discernimiento necesario y prepararte
adecuadamente para dicha vocación.
• Conversa con el responsable de misión en Tu diócesis
(director diocesano)
• Luego toma contacto con los responsables del proyecto
en Tegucigalpa.
Padre Andrés Dionne Cel.: 9942 - 9470
Correl: [email protected]
Obras Misionales Pontificias
39
Guía de Animación Misionera
JORNADA NACIONAL DE LA INFANCIA MISIONERA
Introducción
Con alegría misionera celebramos la Jornada Nacional
de la Infancia y Adolescencia Misionera, el domingo 7
de octubre del 2012 bajo el lema: “LOS NIÑOS DE
HONDURAS HABLAMOS DE JESUS AL MUNDO”
Los niños y niñas, de la Infancia Misionera, a luz del
lema de la jornada para este año, están llamados a
anunciar a Cristo con todo su ser en medio de las
realidades difíciles que viven los niños de nuestro país.
Acompañados de la Palabra de Dios, invitamos a los
pequeños y grandes misioneros a descubrir con la
mirada y desde la mirada de Jesús, los signos y señales
del amor de Dios y el llamado a salir de nosotros
mismos para el encuentro de quien lo necesita.
Los niños de Infancia Misionera son una gran
esperanza, porque muchos de los misioneros de hoy y
mañana forman parte de ella. Estos niños misioneros se
comprometen, ya desde ahora a apoyar con su oración
la tarea evangelizadora de tantos misioneros, religiosos
(a), catequistas, delegados de la Palabra de Dios… que
llevan a todos los rincones de Honduras la Buena
Noticia de Jesús.
Sugerencia para preparar con entusiasmo y
ganas nuestra Jornada de la IAM
Intensificando la animación misionera de todos los
niños y adolescentes de la comunidad y promoviendo la
cooperación misionera de todos, para todo el mundo.
Dándole un lugar privilegiado a la oración por las
misiones. Haciendo vigilias de oración, rosarios
misioneros, etc.
Hacer pequeños sacrificios y ofrecérselos a Dios
por las misiones y los misioneros. Por ejemplo, los
niños pueden dejar de comprar dulces y, además de
ofrecer ese esfuerzo, dar a las misiones el dinero que
no han gastado.
Organizando adecuadamente la recolección de las
ofrendas misioneras económicas durante la Jornada,
tanto de las ofrendas de la IAM como de los demás
que quieran colaborar con su ofrenda al fondo de
solidaridad universal de esta Obra.
40
Obras Misionales Pontificias
Tenemos que dar a conocer nuestra alcancía
misionera en nuestra casa, en la escuela y no
olvidarnos de llevarla a nuestro grupo misionero.
Además podemos organizar otras actividades para
conseguir recursos económicos que aumenten
nuestro espíritu misionero.
Realizando distintas actividades culturales y recreativas que favorezcan la animación misionera de los
niños.
Realizar una procesión con los niños rezando el
rosario misionero por las calles de la parroquia.
(Sugerencia para el rezo del rosario misionero).
Se sugiere escoger 5 niños o niñas que representen a
cada continente. Cada niño rezará el Padre Nuestro
cuando le corresponda realizar la decena por el
continente que representa.
Se sugiere 50 niños o niñas que representaran cada
ave María que se reza en el rosario. Se pide que 10
niños se vistan de color verde, 10 de rojo, 10 de
blanco, 10 de azul y 10 de amarillo.
Para la Eucaristía se recomienda:
Nuestro centro debe ser siempre la Eucaristía
misionera. En este ambiente, muchos niños,
adolescentes y animadores hacen por primera vez o
renuevan su consagración misionera.
Monición de Entrada: En esta celebración misionera
disponemos nuestro corazón para escuchar la Palabra
de Dios y rezar por las necesidades de todo el mundo.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Moniciones para la Procesión de ofrendas:
1 niño con el globo terráqueo o planisferio:
El mundo en que vivimos es un regalo del gran amor
de Dios a nosotros. Es en este mundo donde el Señor
nos pide que extendamos su Reino, dando a conocer
y viviendo su mensaje.
5 niños con banderas de los continentes:
Debemos abrir nuestro corazón a todos nuestros
hermanos que viven en los continentes de África,
América, Europa, Oceanía y Asia.
1 niño con una vela encendida y el poster del
DOMUND:
"Te pedimos Jesús que ilumines a los hombres de
todos los continentes, que nos enseñes y ayudes a
trabajar juntos para que reine la paz, la justicia y el
amor"
1 niño con la Imagen de la Virgen María (la imagen
de La Reina de las Misiones o la advocación propia
del lugar)
"Te pedimos Madre que intercedas a favor de todos
nuestros hermanos de los cinco continentes, para que
todos conozcan y amen a Dios y tengan todo lo
necesario para vivir dignamente"
Alcancía: Señor, Te ofrecemos el fruto de nuestra
colecta económica en este año, para ayudar a los
niños y niñas del mundo entero.
Pan y vino. Señor Te ofrecemos el pan y vino, fruto
de la tierra y del trabajo del hombre; ellos
representan la vida de cada uno de los misioneros y
misioneras, que cada día en diferentes lugares de
nuestro país y del mundo, hacen presente Tu rostro
de amor, justicia y bondad.
A celebrar!!!
Para el 2013 la IAM cumplirá 170 años de fundación
por lo que habrán festejos a nivel mundial y en
Honduras cumpliremos 25 años de haber nacido esta
bella obra. Para dicho festejo se está llevando a cabo un
concurso de dibujo dirigido por los mismos niños que
pertenecen a esta bonita obra, en cada diócesis de
Honduras que tiene la IAM está realizando el concurso
y para finales de octubre realizaremos un concurso a
nivel nacional teniendo como base la siguiente
pregunta: ¿Qué te gustaría hacer con la IAM?.
¡Participa!
¡Que Dios derrame abundantes bendiciones sobre esta
obra, y de modo especial sobre quienes participaran de
la Jornada Nacional. “Felicidades pequeños y grandes
misioneros”!
Domingo
Mundial
de las
Misiones
El Penúltimo domingo del
mes de Octubre la Iglesia
Universal celebra la fiesta
misionera:
“Domingo
Mundial de las Misiones”
(DOMUND).
Tiempo privilegiado para que todos los bautizados oren
por la misión y por todos los misioneros del mundo.
Asimismo se les invita a cooperar con los hermanos más
pobres del mundo con una colecta que es distribuida en
los países más pobres.
Esta colecta se realiza a través de un sobre que se entrega
en tu parroquia con anticipación para que el penúltimo
domingo de octubre, además de tu oración, entregues tu
ofrenda.
El Papa pide que el día de la Jornada Mundial de las
Misiones todos los bautizados intensifiquen su oración
por la misiones y ha solicitado realizar una sola colecta en
cada parroquia de cada diócesis del mundo. La cual debe
ser enviada totalmente a través de las OMP a Roma para
su posterior distribución a nuestros hermanos más pobres
del mundo.
Durante el año tú puedes seguir orando y cooperando con
la misión a través de las Obras Misionales Pontificias en
nuestro país.
Si quieres cooperar también puedes hacer tu depósito a la
cuenta de Banco Ficohsa No. 01-201-51342 a nombre de
Obras Misionales Iglesia Católica o comunicarte al Tel.
(504) 229-0969 para que conozcas mucho más cómo tú
puedes también ser misionero.
Obras Misionales Pontificias
41
Guía de Animación Misionera
CAPÍTULO VII
CELEBRACIONES LITÚRGICAS
LITÚRGICAS
Guión Litúrgico para la Eucaristía de la Jornada Mundial de las Misiones
DOMUND 2012 (Verde)
MISA PARA LA EVANGELIZACION DE LOS PUEBLOS
Monición de entrada:
Hermanos y hermanas: Hoy nos hemos reunido, una vez
más, domingo tras domingo, para dar gracias a Dios por el
don de la fe y juntos celebrar EL DOMINGO MUNDIAL
DE LAS MISIONES (DOMUND). Esta jornada nos orienta
sobre la urgencia de la misión. Es una cita importante en el
caminar de la Iglesia; por ello, nos disponemos a celebrar
gozosos esta Eucaristía, cantando con alegría.
Antífona de Entrada (Sal 95, 3-4)
Cuenten a los pueblos su gloria, sus maravillas a todas
las naciones, porque grande es el Señor y digno de toda
alabanza.
Señor ten Piedad
Oración Colecta
Señor y Dios nuestro, que has querido que Tu Iglesia
sea sacramento de salvación para todos los hombres, a
fin de que la obra redentora de Tu Hijo perdure hasta el
fin de los tiempos, haz que Tus fieles caigan en la
cuenta de que están llamados a trabajar por la salvación
de los demás, para que todos los pueblos de la tierra
formen una sola familia y surja una humanidad nueva
en Cristo nuestro Señor, que vive y reina contigo...
Monición a la Primera lectura
El profeta Zacarías, en el siglo VI antes de Cristo, nos
presenta un armónico conjunto de dos discursos en los
que se describe a todos los pueblos de la tierra
volcándose sobre Jerusalén. El profeta, viene a decirnos
que la salvación es universal, para todos los pueblos.
Del libro del profeta Zacarías: 8, 20-23
Esto dice el Señor de los ejércitos: "Vendrán pueblos y
habitantes de muchas ciudades. Y los habitantes de una
ciudad irán a ver a los de la otra y les dirán: “Vayamos
a orar ante el Señor y a implorar la ayuda del Señor de
los ejércitos'. 'Yo también voy'. Y vendrán numerosos
42
Obras Misionales Pontificias
pueblos y naciones poderosas a orar ante el Señor Dios
en Jerusalén y a implorar su protección".
Esto dice el Señor de los ejércitos: "En aquellos días,
diez hombres de cada lengua extranjera tomaran por el
borde del manto a un judío y le dirán: 'Queremos ir
contigo, pues hemos oído decir que Dios está con
ustedes' ". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.
Salmo 66
R/. Que todos los pueblos conozcan Tu bondad.
Ten piedad de nosotros y bendícenos; vuelve, Señor, Tus
ojos a nosotros. Que conozca la tierra Tu bondad y los
pueblos Tu obra salvadora.
R/. Que todos los pueblos conozcan Tu bondad.
Las naciones con júbilo te canten, porque juzgas al
mundo con justicia; con equidad Tu juzgas a los
pueblos y riges en la tierra a las naciones.
R/. Que todos los pueblos conozcan Tu bondad.
La tierra ha producido ya sus frutos, Dios nos ha
bendecido. Que nos bendiga Dios y que le rinda honor
el mundo entero.
R/. Que todos los pueblos conozcan Tu bondad.
La fe viene de la predicación y la predicación consiste
en anunciar la palabra de Cristo.
Monición a la Segunda lectura
El apóstol Pablo, en su carta a los romanos, nos
presenta la contraseña de la salvación: invocar a Jesús,
creyendo con todo el corazón en Él y en su palabra. Hoy
se hace urgente escuchar la Palabra, pero también
necesitamos alguien que la proclame.
De la carta del apóstol san Pablo a los romanos:
10, 9-18
Hermanos: Basta que cada uno declare con su boca
que Jesús es el Señor y que crea en su corazón que Dios
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
lo resucito de entre los muertos, para que pueda
salvarse. En efecto, hay que creer con el corazón para
alcanzar la santidad y declarar con la boca para
alcanzar la salvación. Por eso dice la Escritura:
Ninguno que crea en El quedara defraudado, porque no
existe diferencia entre judío y no judío, ya que uno
mismo es el Señor de todos, esplendido con todos los que
lo invocan, pues todo el que invoque al Señor como a su
Dios, será salvado por El Ahora bien, ¿como van a
invocar al Señor, si no creen en Él? ¿Y como van a creer
en El, si no han oído hablar de Él? ¿Y como van a oír
hablar de Él, si no hay nadie que se lo anuncie? ¿Y como
va a haber quienes lo anuncien, si no son enviados? Por
eso dice la Escritura: ¡Que hermoso es ver correr sobre
los montes al mensajero que trae buenas noticias! Sin
embargo, no todos han creído en el Evangelio. Ya lo dijo
Isaías: Señor, ¿quien ha creído en nuestra predicación?
Por lo tanto, la fe viene de la predicación y la
predicación consiste en anunciar la palabra de Cristo.
Entonces, yo pregunto: ¿Acaso no habrán oído la
predicación? ¡Claro que la han oído!, pues la Escritura
dice: La voz de los mensajeros ha resonado en todo el
mundo y sus palabras han llegado hasta el último rincón
de la tierra. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.
Monición al Evangelio: Marcos 16, 15-20
El texto evangélico que escucharemos hoy, según san
Marcos, pone de relieve la misión evangelizadora y
liberadora de la Iglesia y de los cristianos, así como los
signos de liberación que según Jesús deben acompañar
la palabra. Nos ponemos en pie para entonar el Aleluya.
ACLAMACIÓN (Mt 28. 19. 20) R/.
Aleluya, aleluya.
Vayan y enseñen a todas las naciones, dice el Señor, y
sepan que yo estaré con ustedes todos los días hasta el
fin del mundo. R/.
LECTURA Evangelio Marcos capítulo 16, 15-20
En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les
dijo: "Vayan por todo el mundo y prediquen el
Evangelio a toda creatura. El que crea y se bautice, se
salvara; el que se resista a creer, será condenado. Estos
son los milagros que acompañarán a los que hayan
creído: arrojarán demonios en mi nombre, hablarán
lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos, y si
beben un veneno mortal, no les hará daño; impondrán
las manos a los enfermos y estos quedaran sanos". El
Señor Jesús, después de hablarles, subió al cielo y está
sentado a la derecha de Dios. Ellos fueron y
proclamaron el Evangelio por todas partes y el Señor
actuaba con ellos y confirmaba su predicación con los
milagros que hacían. Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.
Sugerencias para la homilía
El DOMINGO MUNDIAL DE LAS MISIONES
(DOMUND) se celebra el penúltimo domingo de
octubre. “ Id por todo el mundo a predicad el Evangelio
” En todos los países del mundo católico hoy se hace
oración por las misiones y por los misioneros que se
encargan de llevar la palabra de Dios a los que no lo
conocen o a los que lo han olvidado. ¿Por qué se dedica
este día a las misiones? Se tiene un domingo dedicado a
las misiones porque todas las personas necesitamos de
Dios para poder llegar al cielo. Los misioneros tienen
como tarea enseñarnos el Evangelio para poder alcanzar
la vida eterna. Su labor es de capital importancia.
Apartados del mensaje de Benedicto XVI para el
DOMUND 2012
La celebración de la Jornada Misionera Mundial de este
año adquiere un significado especial. La celebración
del 50 aniversario del comienzo del Concilio Vaticano
II, la apertura del Año de la Fe y el Sínodo de los
Obispos sobre la Nueva Evangeli- zación, contribuyen
a reafirmar la voluntad de la Iglesia de comprometerse
con más valor y celo en la misión ad gentes, para que el
Evangelio llegue hasta los confines de la tierra.
El Concilio Ecuménico Vaticano II, contribuyó significativamente a reafirmar la necesidad y la urgencia de
la evangelización ad gentes, y de esta manera llevar al
centro de la eclesiología la naturaleza misionera de la
Iglesia.
“la cooperación misionera se debe ampliar hoy con
nuevas formas para incluir no sólo la ayuda
económica, sino también la participación directa en la
evangelización” (Juan Pablo II, Carta encíclica
Redemptoris missio, 82). La celebración del Año de la
Fe y el Sínodo de los Obispos sobre la nueva
evangelización serán ocasiones propicias para un
nuevo impulso de la cooperación misionera, sobre
todo en esta segunda dimensión.
Junto a este grande signo de fe que se transforma en
caridad, recuerdo y agradezco a las Obras Misionales
Pontificias, instrumento de cooperación en la misión
universal de la Iglesia en el mundo. Por medio de sus
actividades, el anuncio del Evangelio se convierte en
una intervención de ayuda al prójimo, de justicia para
los más pobres, de posibilidad de instrucción en los
Obras Misionales Pontificias
43
Guía de Animación Misionera
pueblos más recónditos, de asistencia médica en lugares remotos, de superación de la miseria, de rehabilitación de los marginados, de apoyo al desarrollo de
los pueblos, de superación de las divisiones étnicas,
de respeto por la vida en cada una de sus etapas.
Desde el Evangelio de hoy
“El que crea y se bautice, se salvará…” En palabras
de Jesús, la fe y el bautismo nos abren las puertas del
cielo. El Señor no dice que la entrada al cielo dependa
del cumplimiento de todos los mandamientos. A Jesús
solo se llega por medio del salto de la fe. ¿Estoy
dispuesto a darlo? Dios nos da este gran don y virtud
sobrenatural de la fe en el bautismo. La fe es una
gracia, si, pero también es una gracia que debe ser
correspondida. En la fe, la inteligencia y la voluntad
humanas han de cooperar con la gracia divina.
Creer es una posibilidad extraordinaria, es la buena
noticia que Jesús nos da a los hombres, pues la fe es
ya el comienzo de la vida eterna. Pero no basta creer
ni conservar la fe para uno mismo.
La fe profundamente vivida nos ha de transformar en
verdaderos testigos de Cristo. ¿Me quedo cómodamente tranquilo, entretenido en mis pasatiempos,
mientras hay muchas personas que no conocen, ni
aman a Cristo? La misión merece toda nuestra
entrega. ¿Estaré dispuesto a comprometer toda mi
persona en la nueva evangelización?
Credo
4. Para que el Señor suscite abundantes vocaciones
misioneras entre nosotros para que nuestros pueblos
en El, tengan vida. Roguemos al Señor.
5. Para que la semilla que esparcieron los misioneros
ya fallecidos dé abundantes frutos. Roguemos al
Señor.
6. Para que todos los aquí reunidos, celebrando el día
mundial de las misiones, colaboremos consciente y
generosamente con el compromiso misionero, con
una constante oración y ofrendas por las misiones.
Roguemos al Señor.
PRESIDENTE: Escucha, Padre, nuestra oración, y
derrama Tu amor sobre los hombres y mujeres del
mundo entero. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Presentación de Dones
Pan y vino: (se sugiere que pan y vino se lleven al altar
con una danza, si es posible Garífuna) Estos son los
dones que recibimos de Tu generosidad, también son
signo del esfuerzo de los misioneros del mundo entero
para llegar a todos los que tienen hambre y sed de
Jesucristo camino, la verdad y la vida.
Oración sobre las Ofrendas
Señor, como aceptaste la gloriosa pasión de Tu Hijo,
dígnate aceptar también por la salvación del mundo, los
dones y plegarias de Tu Iglesia. Por Jesucristo, nuestro
Señor.
Prefacio dominical VI
Oración Universal:
PRESIDENTE: Presentemos al Padre nuestra oración.
Oremos hoy de un modo especial para que la semilla del
Evangelio alcance a toda la tierra. A cada plegaria, responderemos, cantando: OYENOS SEÑOR, OYENOS SEÑOR,
ESCUCHA A TU PUEBLO, OYENOS SEÑOR.
1. Para que toda la Iglesia, bajo la conducción pastoral
del Papa y de los obispos, proclame con confianza y
audacia en todos los pueblos el Evangelio de la
Salvación. Roguemos al Señor.
2. Para que los creyentes en Jesucristo asumamos con
fidelidad nuestra vocación de cristianos que nos convierte en discípulos y misioneros. Roguemos al Señor.
3. Para que los obispos, los sacerdotes, los religiosos y
religiosas, los misioneros y los catequistas sepan superar las dificultades y sean testigos de las bienaventuranzas, con sus propias vidas. Roguemos al Señor.
44
Obras Misionales Pontificias
ANTIFONA DE LA COMUNION (Mc 16, 15)
Vayan por todo el mundo a proclamar la Buena Nueva
a todas las naciones, dice el Señor.
Oración después de la Comunión.
Exhortación Final
Te bendecimos, Padre, con toda la fuerza de nuestro
espíritu por la glorificación de Tu Hijo y nuestro
hermano, Cristo Jesús.
Gracias también, Padre, porque Jesús nos confía su
misión y quiere necesitar nuestra inteligencia y nuestro
corazón, nuestra manos, nuestros labios, nuestros pies,
nuestro tiempo, al servicio de su buena nueva de
salvación y de amor al hombre.
Llénanos de la fuerza del Espíritu y cuenta con
nosotros. Amén.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
MARÍA MUJER DE FE Y MODELO PARA LA MISIÓN DE LA PARROQUIA Y LA DIOCESIS
Objetivo
Profundizar en el conocimiento de la Virgen María
como la mujer llena de fe y confianza en Dios,
modelo de una auténtica misionera de Jesucristo,
ella nos ayuda a encontrar el camino que nos lleva
a Jesús, y así darle un sentido positivo a nuestra
vida personal, familiar y comunitaria.
Ambientación
1 Ambientación
Preparar una imagen de la Virgen María, puede ser una
imagen de la Virgen de Suyapa u otra con la cual el
grupo o la comunidad se identifique más. Luego preparar
un altar bonito, con flores en donde se pueda entronizar
la imagen de la Virgen, colocar en el altar un rosario
misionero donde se representen y se haga una oración
por la Iglesia que se encuentra en los cinco continentes.
Canto:
La cumbia
2 Canto:
Lamisionera
cumbia misionera
Oración
3 Oración
Señor Jesús Tu que nos has acompañado por medio de
Tu Madre la Virgen María, Te pedimos que nos des la
gracia de amarte como Ella lo hizo y a la vez que nos
enseñe a ser verdaderos cristianos, comprometidos por
la causa del Reino de Dios.
Enseñanza
4 Enseñanza
Necesitamos a María para
caminar con esperanza,
con la seguridad de saber
que ella nos acompaña y
para
que
seamos
verdaderos testigos del
amor de Dios en el mundo,
un mundo afligido y
desesperado por causa del
pecado. Que todos nos
acerquemos a Ella para
encontrar el camino y la
ayuda que nos acerca a Jesús el único que le da sentido
positivo a nuestras vidas y nos anima para seguir
adelante en la misión que Él mismo nos ha
encomendado.
Actividad
5 Actividad
Por equipos realizar un poster presentando un aspecto de
la vida de María a partir de los recortes de revistas que
expresan la realidad de nuestra parroquia, diócesis etc.
Invitar a los participantes a que escriban una carta, en la
que expresen un compromiso de hoy en adelante para
seguir el camino de la misión de la mano de María.
Promover el Santo Rosario Misionero en las
comunidades de la parroquia y dejar un día a la semana
para reunirse puede ser en la Iglesia o en algún hogar y
juntos rendirle culto a la Santísima Virgen María.
Texto bíblico. Lucas 1, 26-56
La Virgen María libre y conscientemente ha aceptado la
misión que Dios le ha confiado, desde la anunciación y
cumple su palabra a lo largo de su vida hasta llegar al pie de
la cruz. El llamado que Dios le hace a María de inmediato
la convierte en misionera porque sale a solidarizarse con la
necesidad de su prima Isabel y ya lleva a Jesús en su vientre
pero Ella antes lo ha encarnado en su corazón.
María es la creyente en quien resplandece como don,
apertura, respuesta y fidelidad. Es la perfecta discípula que
se abre a la palabra y se deja penetrar por la gracia del
Espíritu Santo. En nuestras parroquias y diócesis, María
nos invita continuamente a ser misioneros como Ella lo
fue, aceptando la misión que Dios nos ha encomendado a
cada uno, padres de familia, agentes de pastoral,
catequistas etc.
Canto: Viva la Virgen nuestra Patrona u otro canto
puede ser.
7 Oración
Oración
Final Final
María Madre de la Iglesia, primera discípula de
Jesucristo, tú que lo llevaste en Tu seno virginal y nos
lo diste a conocer, ayúdanos a ser verdaderos discípulos
misioneros de Tu hijo Jesucristo, para que con palabras
y sobre todo con las obras, demos vida en nuestras
parroquias y diócesis.
Padre nuestro y un Ave María
Canto
Final: Santa
María
delMaría
camino.
7 Canto
Final:
Santa
del camino
Obras Misionales Pontificias
45
Guía de Animación Misionera
ROSARIO MISIONERO
3. La Venida del Espíritu Santo (Hch 2, 1-4)
4. La Asunción de María Virgen al Cielo (Cantar 6,10)
5. La Coronación de María Santísima como Reina del
Cielo y de la Tierra (Ap 12,1)
Luego de anunciar el misterio y hacer la lectura bíblica, y
realizar el ofrecimiento por cada uno de los continentes
hasta terminar los cinco misterios con los cinco continentes, y rezar el Padre nuestro y las diez Ave Marías.
Ofrecimiento:
Señor Jesús, queremos ofrecerte este Santo Rosario
para que, a través de Tu madre, la Virgen María,
lleguemos a Tus pies para hacer lo que tú nos digas.
Misterios Gozosos (Lunes y Sábado)
1. La Encarnación del Hijo de Dios (Lc 1, 26-38)
2. La Visitación de la Virgen María a su prima Isabel
(Lc 1, 39-40.42.45)
3. El Nacimiento del Hijo de Dios (Lc 2, 1-7)
4. La Presentación de Jesús en el Templo (Lc 2, 22-23)
5. Jesús perdido y hallado en el Templo ( Lc 2, 41-51)
Misterios Luminosos (Jueves)
1.
2.
3.
4.
5.
El Bautismo del Señor (Lc 3, 21-22)
La Boda de Caná (Jn 2, 1-11)
El Anuncio del Reino de Dios (Mc 1, 4-15)
La Transfiguración del Señor (Lc 22, 19-20)
La Institución de la Eucaristía (Mc 9, 2-4)
Misterios Dolorosos (Martes y Viernes)
1. La Agonía de Jesús en el Huerto de Getsemaní
(Mc 14, 32-38)
2. La Flagelación del Señor Jesús (Mc 15,15)
3. La Coronación de Espinas (Mc 15, 16-19)
4. Jesús con la Cruz a cuestas (Mc 15, 21-22)
5. La Crucifixión y Muerte de Jesús (Jn 19, 18. 25-30)
Misterios Gloriosos (Miércoles y Domingo)
1. La Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo
(Mt 28, 1-6)
2. La Ascensión del Señor (Mc 16, 19-20)
46
Obras Misionales Pontificias
Ofrecimiento por los Continentes
en cada misterio.
África (Color Verde)
Oremos por el continente africano, pensando en todas
las personas que lo habitan. Desde la mitad del siglo
pasado, la Iglesia Católica ha realizado grandes
esfuerzos para evangelizar el pueblo africano y
actualmente está cosechando frutos, aunque sea entre
problemas, oposiciones y rechazos en ciertos lugares.
Pidamos a Dios por los misioneros para que sigan
adelante sin desanimarse en medio de tantas dificultades.
América (Color Rojo)
Es el continente de la Esperanza, puesto que en él reside
casi la mitad de todos los católicos del mundo. Sin
embargo, necesita todavía ser evangelizado, encontrándose mucha gente en una gran ignorancia religiosa.
Oremos para que sea dócil a las mociones del Espíritu
que la invitan a dar generosamente desde su pobreza y
que especialmente, la empuje hacia esta gran Misión
Continental.
Europa (Color Blanco)
Oremos para que esta Iglesia no escatime esfuerzos en
el anuncio del Evangelio a tantos inmigrantes no
cristianos, que llegan a ese Continente en busca de
trabajo y mejores condiciones de vida. Que ofrezca a
todos la oportunidad de conocer las enormes riquezas de
Cristo, pues sólo Él es el Camino, la Verdad y la Vida.
Oceanía (Color Azúl)
Es un continente todavía necesitado de evangelización,
con pocos misioneros y grandes dificultades ambientales.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Pidamos a María que interceda ante Jesús por nuestros
hermanos de Oceanía para que logren madurar su fe y
dar frutos abundantes.
Asia (Color Amarillo)
En este continente vive la mayoría de la humanidad y
allí Cristo es casi un desconocido. Existen diferentes
religiones. Pidamos al Señor que abra el corazón de
tantos millones de hombres y mujeres hacia la luz del
Evangelio y tengan la oportunidad de comer y beber un
día el Cuerpo y la Sangre del Cristo.
Ofrecimiento de las Tres Ave María
Dios Te salve, María, hija privilegiada de Dios, Te
suplicamos aumentes la fe en cada Discípulo
Misionero, que ha iniciado con mucho ánimo la
Misión Continental en nuestra Iglesia Hondureña.
Llena eres de Gracia, el Señor está contigo…………
Dios Te salve, María, Madre de Dios Hijo, Te
suplicamos que intercedas ante Dios, para que
aumente la virtud de la Esperanza, en cada familia
que acoja a Tus misioneros. Llena eres de Gracia, el
Señor está contigo…………
Dios Te salve, María, esposa del Espíritu Santo, Te
suplicamos Tu intercesión ante Dios para que
aumente la virtud de la Caridad en cada hombre y
mujer que ha abierto su corazón a Cristo. Llena eres
de Gracia, el Señor está contigo…………
Letanías Misioneras
Señor, ten piedad;
Cristo, ten piedad;
Señor, ten piedad;
Jesucristo óyenos.
Dios, Padre, que quieres que todos los hombres se
salven. Ten piedad de nosotros.
Dios, Hijo Redentor del mundo, que sufriste muerte de
cruz por todos los hombres y mujeres. Ten piedad de
nosotros.
Dios, Espíritu Santo, que atraes a los hombres al
conocimiento de la verdad. Ten piedad de nosotros.
Santa María, Reina de las misiones
San Francisco Javier
Santa Teresita del Niño Jesús.
Rueguen por el mundo.
San Marcos
San Agustín de Numidia
Venerable Carlos de Foucauld
Santos Mártires de Uganda
Beata Clementina Anuarite
Rueguen por África.
San Juan Diego
San Francisco Solano
Santa Rosa de Lima
San Martín de Porres
San Felipe de Jesús
Santo Toribio de Mogrovejo
San Pedro Claver
Santo Pedro de Betancourt
Santos y Beatos del Nuevo Mundo
Rueguen por América.
San Bonifacio de Alemania
San Agustín de Cantabria
San Patricio de Irlanda
San Remigio de Reims
San Leandro de Sevilla
Beatos y Santos del Viejo Mundo
Rueguen por Europa.
Padre Damián de Hancy
San Pedro Chanel
Estrella del Mar
Beatos y Santos de las innumerables islas
Rueguen por Oceanía
San Andrés y Santo Tomás
San Juan de Brito
Beato Teófano Venard
Beato Valentín Berreochoa
Santos Mártires de Corea
Beatos y Santos Mártires de China y Japón
Rueguen por Asia.
Santa María, Reina de las Familias
Estrella de la Evangelización
Reina de la Paz.
Ruega por el mundo.
Oremos
Dios bueno y maravilloso, que quieres la felicidad de
todos Tus hijos, Te pedimos que Tu Palabra ilumine el
corazón de toda la humanidad y que nosotros seamos
verdaderos discípulos misioneros, portadores de la
alegría de la Buena Noticia. Por Jesucristo, misionero
por excelencia. Amén
Obras Misionales Pontificias
47
Guía de Animación Misionera
HORA SANTA MISIONERA
Preparación
Hacer un monumento para resaltar, la presencia de
Jesús Sacramentado, (monumento de dos gradas
revestido de color blanco y adornado con 5 floreros,
que resalten los colores de los cinco continentes; uno
de blanco, uno de rojo, uno de amarillo, uno de verde y
uno de azul), poner tres en la primera grada y 2 en la
segunda donde va ser expuesto el Santísimo, además
poner dos candelabros al lado del santísimo.
Introducción
En este mes de octubre, mes dedicado a las misiones,
vamos a permitirnos estar una hora frente a Jesús
Sacramentado, para pedirle fortaleza para todos los
misioneros y para que cada uno de nosotros bautizados
nos comprometidos en la misión de la Iglesia y hacer
realidad las palabras del Señor Jesús, “Vayan y hagan
que todos sean mis discípulos”. Compromiso de ir, de
orar y ayudar económicamente por la evangelización.
Dispongámonos pues para recibir a Jesús Sacramentado, cantando y de rodillas.
Exposición del Santísimo:
De rodillas, realizar un canto de adoración.
Canto: Bendito, bendito sea Dios.
Presidente:
Señor Jesús, Dios de la vida, estamos aquí para adorarte
y permanecer en Tu presencia, atentos a Tu Palabra.
Momento de Silencio:
Canto: Alma misionera.
Escuchemos la palabra de Dios:
ustedes todos los días hasta el fin del mundo. Palabra
del Señor.
Meditación:
Meditemos la Palabra: Jesús nos ha reunido hoy ante su
presencia, nos ha indicado este lugar, hemos venido a su
presencia, estamos postrados ante Él, aunque todavía
dudemos, aunque todavía no nos comprometamos en la
misión de la Iglesia. Aquí estamos, pídele que sea Él quien
te aumente la gracia de la fe, y que tu misión en la Iglesia
continúe y si no es así, pues que te comprometas a ella.
Jesús te está enviando a la misión de anunciar el Evangelio;
es preciso, “vayan…”. ¿Estás dispuesto a comprometerte
en la misión de la Iglesia? De qué manera? Ten la certeza
que si te comprometes a anunciarlo, Él estará siempre a tu
lado, hasta el fin del mundo.
Varias lecturas con cantos de meditación entre cada
una.
Canto: Soy la semilla que hace crecer…..
Mt 28, 16- 20. Jesús envía a sus apóstoles.
“Por su parte, los once discípulos partieron para
Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Cuando
vieron a Jesús, se postraron ante él, aunque algunos
todavía dudaban. Jesús se acerco y les habló así: me
ha sido dada toda autoridad en el cielo y en la tierra.
Vaya, pues, y hagan que todos los pueblos sean mis
discípulos. Bautícenlos en el Nombre del Padre y del
Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo
lo que yo les he encomendado a ustedes. Yo estoy con
48
Obras Misionales Pontificias
Seguimos escuchando la palabra
Mt 9, 36-38.
“Al contemplar aquel gran gentío, Jesús sintió
compasión, porque estaban decaídos y desanimados,
como ovejas sin pastor. Y dijo a sus discípulos: la
cosecha es abundante, los trabajadores son pocos.
Rueguen, pues, al dueño de la cosecha que envíe
trabajadores a su mies”. Palabra de Dios.
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Momento de silencio de 3 a 5 min….
Meditemos la palabra
La compasión que sintió Jesús, la sigue sintiendo hoy
por tantas personas que no se les anuncia el Evangelio
de Salvación. De ahí entonces que hoy ante la presencia
de Jesús Sacramentado podamos, elevarle nuestra
oración, para que seamos nosotros anunciadores de su
Palabra y que podamos sentir lo que sentía San Pablo,
hasta el punto de decir “Ay de mí si no anuncio el
Evangelio”. ..
Canto: Alma Misionera; llévame donde los Hombres…
Plegarias y Oraciones por cada Continente
Respondemos cantando; oh Señor, escucha y ten piedad.
1. Te rogamos señor, que bendigas y auxilies a todos
los misioneros del continente americano y quienes
reciben el Evangelio, lo reciban en su corazón con
alegría. Oremos al Señor….
2. Te rogamos Señor, por todos los misioneros del
continente europeo, para que sean fieles al mensaje
que predican. Oremos al Señor….
3. Oremos también al Señor, por los misioneros del
continente de Oceanía, para que sean esperanza de
muchos. Oremos al Señor….
4. Pidamos al Señor Jesús, por los misioneros en
tierras del continente asiático, para que llevando ese
Evangelio de servicio y amor, conduzcan a muchas
almas a la presencia de Dios. Oremos al Señor…
5. Por los misioneros en tierras del continente africano,
para que fieles al mandato del Señor, vayan y
anuncien todo lo que él, les ha encomendado.
Oremos al Señor…..
6. Por nosotros, postrados ante la presencia de Jesús
sacramentado, para que fortalezcamos nuestra fe y
que por la gracia del Bautismo que hemos recibido,
nos comprometamos en la misión de nuestra
parroquia. Oremos al Señor…
Canto: La llamada, antes que te formaras…
Gestos Misioneros para cada Continente
En este momento, vamos a colocar a los pies de Jesús
Sacramentado estas 5 velas con el color de cada
continente, como ofreciéndole todo el trabajo que
realizan tantos misioneros.
La vela de color ROJO, que representa al continente
americano;
La vela de color BLANCO, que representa el
continente europeo;
La vela de color AZUL, que representa el continente
de Oceanía;
La vela de color AMARILLO, que representa el
continente Asiático; y
La vela de color VERDE que representa el
continente africano.
Que este signo o gesto sea la manera de que todos los
misioneros sean luz en su misión.
Canto: Dános un corazón, grande para amar…
Oración Comunitaria
Les invitamos a que presentemos nuestra oración al
Señor, uniéndola a la oración universal, que hemos
hecho por todos los continentes….
Oración Final
Señor, Jesús; Tu que Te has quedado con nosotros en la
fracción del Pan, ayudamos a serte fieles en el anuncio
del Evangelio, encomendado a la Iglesia, a esta Iglesia
de bautizados que somos nosotros.
Que al haberte adorado en esta hora santa, bendigas a
todos los misioneros, a nosotros y a nuestra familia, a sí
como a toda nuestra comunidad parroquial.
Bendición Final
Canto Final
A tan grande Sacramento…..y guardar el Santísimo..
Obras Misionales Pontificias
49
Guía de Animación Misionera
ORACIONES MISIONERAS
Oración Por las Misiones
Padre de bondad, Tú que eres rico en amor y
misericordia, que nos enviaste a Tu Hijo Jesús
para nuestra salvación, escucha a Tu Iglesia misionera.
Que todos los bautizados sepamos responder al llamado
de Jesús: "Vayan y hagan que todos los pueblos sean
mis discípulos".
Cristo no tiene labios, sólo tiene nuestros labios para
hablar de sí a los hombres de hoy.
Cristo no tiene medios, sólo tiene nuestra ayuda para
conducir a los hombres hacia sí.
Jesús, que nuestras vidas sean acciones y palabras
eficaces que transmitan Tu verdad a los demás. Amén
Fortalece con el fuego de Tu Espíritu a todos los
misioneros, que en Tu nombre anuncian la Buena
Nueva del Reino.
María, Madre de la Iglesia y Estrella de la
Evangelización, acompáñanos y concédenos el don de
la perseverancia en nuestro compromiso misionero.
Amén
Oración Misionera
Señor Dios, Padre de toda la humanidad, Te damos
gracias por habernos llamado a la Fe a ser parte de la
Santa Iglesia.
Aviva en nuestra comunidad cristiana el espíritu
misionero, y ayúdanos a comprender que nuestro
primer deber es creer, vivir y anunciar el Evangelio.
Te encomendamos a esos hombres y mujeres que,
dejándolo todo, han salido para tierras lejanas
anunciando la Palabra de Tu Hijo.
Haz resonar en nuestros corazones la voz apremiante de
Jesús: “SIGUEME”. Danos el valor de ir predicando la
salvación a quienes no la conocen.
Para que Tu mies tenga obreros, Tus ovejas tengan
pastores buenos, Tus hijos, hermanos.
Te lo pedimos por intercesión de la Santísima Virgen
María, Estrella de la evangelización, la que nos entregó
a Jesucristo, Consolación de la humanidad. Amén.
Oración de compromiso misionero
Cristo no tiene manos, sólo tiene nuestras manos para
hacer su trabajo hoy.
Cristo no tiene pies, sólo tiene nuestros pies para guiar
a los hombres por sus senderos.
50
Obras Misionales Pontificias
Pontificia Unión Misional
(PUM)
La Obra Pontificia de la Unión Misional es un servicio de
las OMP de animación y formación misionera dirigido a
los sacerdotes, religiosas (os), laicos consagrados,
seminaristas y aspirantes a la vida religiosa que sienten
inquietud por conocer y vivir la espiritualidad misionera.
De la vitalidad de la PUM depende en gran parte el buen
resultado de las otras Obras Misionales Pontificias: es
como «el alma de las demás Obras Misionales Pontificias».
Para lograr la formación y sensibilización la PUM, los
miembros que se asocian reciben periódicamente
información de la misión y son invitados a participar de
encuentros, talleres, retiros y experiencias misioneras
durante la Semana Santa y la Navidad.
Para ello se favorecerán también los intercambios fraternos entre los miembros y los testimonios de solidaridad
entre todos los que trabajan en el apostolado al servicio
de la Iglesia en los diferentes Continentes del mundo.
Si estas interesado en formar parte de la Pontificia Unión
Misional comunícate a la siguiente dirección:
Campus de la Conferencia Episcopal de Honduras
Los Laureles
Apdo. Postal No. 30242
Teléfono: (504) 229-0969
Correl: [email protected]
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Colecta de la Jornada Mundial de las Misiones (DOMUND) en Honduras
A continuación se presenta un cuadro que contiene por diócesis la colecta del DOMUND
2011, posteriormente se presentan algunos cuadros de la colecta del DOMUND 2011 por
parroquia de las diócesis de Yoro, Juticalpa, Choluteca y San Pedro Sula.
Colecta del DOMUND 2011
Diócesis
San Pedro Sula
Tegucigalpa
Comayagua
Yoro
Trujillo
Sub-Total
Monto
626,897.54
393,780.22
328,461.00
121,593.70
117,387.50
1,588,119.96
Diócesis
Choluteca
Santa Rosa de Copán
Juticalpa
Otros
Monto
90,968.15
83,524.80
52,457.00
1,776.00
Sub-Total
228,725.95
Gran Total: 1,816,845.91
Colecta del DOMUND 2011 - Diócesis de San Pedro Sula
Diócesis
Zona 11
ZONA
Santiago Apóstol
San Pedro Apóstol
San Pedro y San Pablo
San Antonio de Padua
Sagrado Corazón
Ntra. Sra. de Guadalupe Lima
Buen Pastor
La Resurrección
Nuestro Señor de la Merced
Santísima Trinidad
Emmanuel
San Vicente de Paul
Ntra. Sra. de Guadalupe SPS
San José
San Antonio María Claret
Corazón de María
Sub Total
Zona 2
ZONA 2
Nuestra Señora de Fatima
Nuestra Señora de Lourdes
Nuestra Señora de Suyapa
Nuestra Señora de la Medalla M.
Sagrado Corazón
Monto
4055.00
25000.00
3700.00
23526.00
5500.00
15000.00
31479.00
13020.00
9120.00
27572.09
3400.00
74858.00
37633.20
18430.00
12000.00
25261.00
L. 329,554.29
1057.00
3210.00
10500.00
2726.00
26054.25
Gran Total
Diócesis
Santiago Apostol
Exaltación de la Santa Cruz
Sub Total
Zona 33
ZONA
San Juan Bautista
San Antonio de Cortés
San Ramón Nonato
Nuestra Señora del Carmen
Santa Cruz de Yojoa
Nuestra Señora de la Visitación
San Miguel Arcangel (Potrerillos)
Sub Total
Zona 44
ZONA
Corazón de Maria (Islas de la Bahía)
San Antonio de Padua Tela
San Antonio María Claret Ceiba
San Isidro Ceiba
La Natividad Ceiba
Masica
San Juan Pueblo San Juan Bautista
Nuestra Señora del Pilar
Sta. Rosa de Lima Mezapa
Anónimo
Sub Total
Monto
21819.00
9553.00
L. 74,919.25
18950.00
2281.00
20212.00
24739.00
5740.00
7010.00
9616.00
L. 88,548.00
8229.00
24000.00
8000.00
45000.00
29085.00
5000.00
8323.00
21413.00
4500.00
326.00
L. 153,876.00
646,897.54*
* Incluye L. 20,000.00 de la Colecta de la Infancia Misionera
Obras Misionales Pontificias
51
Guía de Animación Misionera
Diócesis de YORO - DOMUND 2011
Parroquia
Olanchito
Las Mercedes
Urraco
Santa Rita
Toyos
Victoria
Yoro
Negrito
Yorito
San Ignacio de Loyola
Suyapa
Morazán
Total
Monto
25,708.00
17,184.00
3,962.70
4,750.00
10,370.00
12,086.00
13,144.00
14,107.00
5,386.00
5,323.00
4,698.00
4,875.00
121,593.70
Diócesis de JUTICALPA - DOMUND 2011
Parroquia
Monto
Catedral
5,000.00
Santa Geretrudis
3,000.00
Nueva Palestina
3,000.00
San Francisco de Asis Cat. 9,304.00
Santo Tomás
12,457.00
Culmí
2,500.00
San Francisco de Asis Cul. 3,000.00
Gualaco
2,500.00
San Estebán
2,500.00
Campamento
2,500.00
Salamá
4,196.00
La Unión
2,500.00
Total
52,457.00
Diócesis de CHOLUTECA - DOMUND 2011
Parroquia
San José Obrero
Monjarás
San Marcos
Goascorán
Nacaome
Langue
Pespire
San Pablo
El Corpus
El Triunfo
Catedral
Orocuina
San Lorenzo
Amapala
Total
Monto
4,802.15
5.633.00
6,600.00
4,420.00
6,861.00
6,610.00
1,900.00
14,364.00
1,650.00
5,000.00
19,295.00
8,000.00
3,200.00
2,633.00
90,968.15
La Jornada Mundial de las Misiones (DOMUND) une a toda la familia en una familia misionera…Todas las diócesis
del mundo están obligadas a participar en la Jornada Mundial de las Misiones (Manual de las Obras Misionales
Pontificias, 2do. Párrafo, Apéndice B).
En ese día se realizará una sola y única colecta por esa razón “Se invita a los obispos a que pidan a los responsables
de las obras católicas y a todos los fieles que renuncien, en ese periodo, a las colectas de carácter particular….
Deberán también dispones las cosas para garantizar que la colecta de la Jornada Mundial de las Misiones se destine
exclusivamente a los objetivos del Fondo Universal de Solidaridad (cfr. Art. 10) y animar encarecidamente a los
sacerdotes y a los fieles laicos que lo cumplan en este sentido” (Estatutos de las Obras Misionales Pontificias, Art.
No.8).
COLECTA DE LA INFANCIA MISIONERA (IAM)
La colecta de la Infancia Misionera (IAM) se realiza el primer domingo de
octubre, día en el que se celebra la Jornada Nacional de la IAM en
Honduras. Ese día cada niño ofrece la alcancía en la que ha depositado
durante todo el año su aporte para ayudar a otros niños mas pobres del
mundo. Este es el aporte de los niños de Honduras para los niños del
mundo para el año 2011.
Diócesis
San Pedro Sula
Yoro
Tegucigalpa
Comayagua
Choluteca
Santa Rosa de Copán
Total
Monto
20,000.00
229.30
2,054.20
15,728.00
5,274.25
20,881.20
64,166.95
COLECTA DE LA OBRA DE SAN PEDRO APOSTOL (OSPA)
La colecta de la Obra de San Pedro Apóstol (OSPA) se realiza durante el año, y es el aporte de nuestra Iglesia
Hondureña para el sostenimiento de seminarios mayores y casas de formación de religiosos (as) en tierras de misión.
Durante el 2011 la colecta fue de Lps. 62,643.60, este aporte fue realizado solamente por la Diócesis de Santa Rosa
de Copan. OMP – Honduras 2012
52
Obras Misionales Pontificias
“Anuncia la fe en el mundo, irradiando la caridad”
Esta Guía de Animación Misionera es una herramienta de trabajo y a la vez quiere ser un instrumento
práctico que nos ayude a descubriry a vivir de manera intensa nuestra vocación misionera de bautizados
(as), especialmente durante el mes de octubre, el Mes Misionero; para abrir nuestro corazón a la dimensión
de la gran Iglesia Universal.
La presente Guía de Animación Misionera puede ser adquirida en cada diócesis de Honduras a través de
los directores diocesanos de las Obras Misionales Pontificias que aparecen a continuación:
Diócesis
Nombre
Dirección / Teléfono / E-mail
Choluteca
P. José Eulogio Alvarez
Obispado, Choluteca, Casa Episcopal,
Apdo. Postal No.40
C.P. 060101, Choluteca
Tel: 2782-0582, 2782-0316, Fax: 2782-23-01
E-Mail: [email protected]
Comayagua
P. Esteban Fuentes
Obispado – Curia, Comayagua
Apdo. Postal No. 41, C.P. 12101
Tel: 2772-0169, Fax: 2772-4138, Cel. 9672-3275
E-mail: [email protected]
Juticalpa
Obispado, Juticalpa, Olancho
Apdo. Postal No. 2, C.P. 16101
Tel: 2785-2011, Fax: 2785-2787
E-Mail: [email protected]
San Pedro Sula
P. Luis Estévez
Obispado, San Pedro Sula
2 Ave, 1 y 2 Calle N.O. No.1, Apartado Postal No. 207
Tel: (504) 2553-1432, Fax: (504) 2552-9424
E-Mail: [email protected] / [email protected]
Santa Rosa de Copán
P. Elmis L. Guardado
Obispado, Santa Rosa de Copán
2da. Calle N.E. No. 122, Barrio Mercedes
Tel.: 2662-0061, Fax: 2662-1163
E-Mail: [email protected], [email protected]
Tegucigalpa
P. Jorge Castillo
Arquidiócesis de Tegucigalpa
Bo. Morazán, contiguo Iglesia San Martín
de Porres, Edificio Consultorio Jurídico
de la Universidad Católica.
Tel: (504) 2231-0022
E-Mail: [email protected]
Trujillo
P. Felipe López
Obispado, Trujillo, Colón, Apdo. Postal No. 13, C.P. 32101
Tel.: 2434-4997, Fax: 2434-4167
E-Mail: [email protected], [email protected]
Parroquia San Juan Bautista, Iglesia Catedral, Trujillo
Tel.: 2434-4949
E-Mail: [email protected]
Yoro
P. Edilberto Barahona
Obispado, El Progreso, Yoro
Apdo. Postal 105, Tel. 2648-1931
E-Mail: [email protected]
La Ceiba
P. Oscar Del Cid
Obispado, La Ceiba, Atlántida
Apdo. Postal 51, Telefax: 2443-0452
E-Mail: [email protected]
Obras Misionales Pontificias
Mes Misionero - DOMUND 2012
El IV CONGRESO AMERICANO
MISIONERO CAM IV, Comla 9
Nuestra Iglesia en América se ha puesto en camino hacia el IV Congreso
Americano Misionero CAM IV (COMLA 9). Para ponernos en camino cada uno
de los discípulos misioneros de la Iglesia en Honduras es necesario entender que
es un Congreso Misionero Latinoamericano / Americano y que busca.
Los Congresos Misioneros en Latinoamérica se han realizado desde 1977, cada
cuatro años. Se invita a participar a todas las Iglesias particulares y todos los
organismos y fuerzas misioneras.
Los Congresos Misioneros Latinoamericanos, mejor conocidos como COMLAs, se
convirtieron en Congresos Misioneros Americanos a partir de 1999, cuando
participaron representantes de las Iglesias de Canadá y Estados Unidos de América.
El IV Congreso Americano Misionero (CAM IV, COMLA 9) en noviembre de 21013, se realizará en la ciudad de
Maracaibo, en el occidente de Venezuela, bajo el manto protector de su patrona La Virgen de Chiquinquirá.
El objetivo del CAM IV es reavivar la conciencia misionera de la Iglesia que peregrina en América, a través de la
sensibilización, animación e información para que se sientan llamados y comprometidos en esta hora de gracia que
vive Venezuela y América desde un mundo secularizado y pluricultural.
El Lema es: AMERICA MISIONERA COMPARTE TU FE.
El Tema es: Discípulos misioneros de Jesucristo, desde América en un mundo secularizado y pluricultural.
Los ejes temáticos de reflexión son: Discipulado, Conversión, Secularización, Pluriculturalidad y Misión Ad Gentes.
Nuestra Iglesia Hondureña se prepara para vivir con intensidad este evento eclesial. Para esto la El Consejo Nacional
de Misiones (CONAMI) ha propuesto un itinerario preparatorio hacia el CAM IV. Este itinerario consiste en lo
siguiente:
1. Simposio de misionología a nivel nacional el 17 y 18 de noviembre de 2012.
El simposio se realizará con el objetivo de dar a conocer el instrumento de trabajo que ayudará a los feligreses a
reflexionar en cada parroquia sobre la temática del CAM 4.
2. Pre congresos misioneros diocesanos entre los meses de febrero y abril de 2013. Se propone que previo al
Congreso Nacional Misionero se realicen pre congresos a nivel diocesano como preparación al congreso misionero
nacional.
3. II Congreso Misionero Nacional los días 18, 19 y 20 de julio de 2013.
Todos sin excepción estamos invitados a participar activamente en este itinerario que nos conduzca al IV Congreso
Misionero Americano, CAM IV, Comla 9.
Oración para el Congreso Americano Misionero (CAM 4, Comla 9)
Señor Jesucristo, vivo y presente en el camino de nuestros pueblos y en nuestras Iglesias locales, Tú que nos has llamado por
medio del Evangelio, a vivir un encuentro decisivo contigo como hijos del Padre y hermanos de todos, te pedimos nos asista tu
gracia en este CAM 4-Comla 9. Haz que, unidos en la oración y en la misión, seamos los discípulos que envías para llevar tu
palabra a otros pueblos, y seamos los profetas que colaboren en descubrir nuevos signos de tu presencia. Te lo pedimos a ti que
vives, reinas y das vida a nuestras iglesias en la unidad del Padre y el Espíritu Santo, implorando la intercesión de María,
Madre de América. Amén.
Oficina Nacional: OMP
Campus de la Conferencia Episcopal de Honduras,
Los Laureles, Comayagüela, Apartado postal 30242, Honduras
Tel.: (504) 2229-0969, Fax: (504) 2229-0957
Correl: [email protected]

Documentos relacionados