How to Exercise A Thoroughbred Race Horse

Comentarios

Transcripción

How to Exercise A Thoroughbred Race Horse
Cómo Ejercitar un Caballo Pura Sangre de Carreras
Por Janice Blake-Baeza
Fotos por Barbara D.Livingston
Copyright 2012 Janice Blake-Baeza
***~~~***
Notas de Autor
Este libro ha sido registrado para su disfrute personal. No debe ser re-vendido o regalado a
otras personas. Si desea compartirlo, por favor adquiera copias adicionales para regalarlas. Si
está leyendo este libro y no lo ha comprado, o no fue comprado para su propia lectura, por
favor, regrese a la página web y adquiera una copia para usted. Gracias por respetar el arduo
trabajo de este autor.
Cómo
Ejercitar
Un
Caballo
Pura Sangre
De
Carreras
Dedication
Este libro está dedicado a mi sobrina, Shelby N. Blake, y a otras niñitas y jovencitas que solo
desean estar todo el día entre caballos.
Agradecimientos
Le agradezco a mi esposo, Braulio Baeza, Sr., por consentirme con su generosidad de espíritu y
amor y afecto incondicional, que me ha dado la independencia de escribir este libro durante el
pasado año. Realmente habría sido imposible alcanzar mi objetivo sin su magnánimo apoyo y
devoción. También estoy profundamente agradecida con mi fotógrafa, Bárbara Livingston, por
dedicar tiempo de su ajustada agenda durante la campaña pre-Derby de 3 años en primavera
para tomar las fotos para este libro.
Adicionalmente, me gustaría reconocer y estoy profunda y eternamente agradecida con el
propietario y entrenador de Caballos Pura Sangre Joseph A. “Debes Creer” Lostritto, por
permitirme utilizar sus caballos y equipamiento para tomar las fotos y grabar los videos. Su
continua inspiración, su incisivo ingenio y su honestidad mordaz, me incitaron a terminar este
libro.
A Michelle Bernard, por su amistad indeleble y por acompañarme en mi viaje espiritual hacia
el Amor. A Andrea Chelemengos por nuestras discusiones mañaneras, de larga distancia sobre
la Vida, el Universo y Todo. A mi prima Barbie Hauge, por sus siempre estimadas, breves y
perspicaces ediciones y a Colleen Litof por el pulido extra. Principalmente, me gustaría
agradecer a mis padres por llevarme al establo y “olvidarme” allí, permitiéndome estar entre
los caballos todo el día.
***Si no entiende completamente alguna palabra, detenga la lectura, busque un diccionario y
defínala antes de continuar. De este modo mejorará su comprensión y apreciación del
material.
Tabla de Contenidos
Introducción
Capítulo 1
Capítulo 1a
Capítulo 2
Capítulo 2a
Capítulo 3
Capítulo 3a
Capítulo 4
Capítulo 5
Capítulo 5a
Capítulo 6
Capítulo 7
Capítulo 8
Capítulo 9
Capítulo 10
Capítulo 10a
Capítulo 11
Sobre el Autor
Comenzando
Personas en las Caballerizas
En el Establo
Personas en la Pista de Carreras
Al Paso hacia la Pista
La Pista de Carreras
Comenzando a Galopar
Frenar Luego del Galope
Otras Actividades y el Personal en la Pista de Carreras
De Vuelta en la Pista
Problemas a Buscar
Cómo Debería Ser el Andar del Caballo
Algunos Consejos Para Montar
Pequeños Detalles
El Correcto uso de las Riendas Dobles
Cómo convertirse en un Jockey
Como ejercitar un Caballo Pura Sangre de Carreras
Por Janice Blake-Baeza
¡Ah! ¡Vuela más que corre! Cuando lo monto me transformo en un halcón: trota en el
aire; la tierra canta cuando la toca. ~William Shakespeare, Henry V, Act III, Scene VII
Introducción
Este tratado está dirigido principalmente a un grupo selecto de personas: desde aquel que
recién comienza a ejercitar caballos Purasangre de carreras, hasta el dueño de un caballo de
carreras que desea saber más sobre lo que realmente hace su caballo en la pista por las
mañanas, así como para aficionados al turf que desean un conocimiento más profundo al
respecto de quién, dónde, cuándo y cómo ejercitar un Purasangre. Confío en que todos aquellos
conocedores del tema encuentren interesante y entretenida la información que aquí se brinda.
Naturalmente, en la vida, existen formas correctas de abordar un mismo tema. Aquí se incluyen
soluciones a problemas que han resultado útiles en mi experiencia personal con caballos Pura
Sangre de carreras, así como otras metodologías que describo desde el punto de vista
puramente observacional. Este libro cubre simplemente y de forma rudimentaria los pasos a
seguir para lograr que su caballo llegue de forma segura a la pista de carreras y de vuelta al
establo. Es mi profundo deseo que personas con distinta experiencia le hallen de utilidad para
sustentar una relación suprema con nuestro gran amigo y mentor, el caballo.
Originalmente, este libro fue pensado para la instrucción de mi joven sobrina; por lo tanto, si
junto con el lenguaje de carreras, pareciera brindar consejos paternales, sepan comprender que
está destinado a alguien no familiarizado con el estilo de vida de las carreras y que debe ser
alertado de ciertas situaciones para mantenerse a salvo. Estas situaciones involucran no solo
caballos, sino también con las personas que frecuentan el hipódromo. Como serán capaces de
comprobar, si no lo han hecho ya, los caballos son excelentes modelos a seguir. Como dijo
Winston Churchill en una oportunidad, “Hay algo en la apariencia exterior del caballo que es
bueno para el corazón del hombre”.
Responsabilidad del Autor
Ejercitar un Pura Sangre de carreras no es más peligroso y es casi tan divertido como manejar
un automóvil. Si, luego de leer este libro, siente que montar un caballo de carreras es
prohibitivamente peligroso, por favor recuerde que he remarcado deliberadamente las
situaciones que creo deben ser evitadas o atendidas.
Si resaltara los riesgos que se corren al manejar un automóvil, tampoco querría volver a subirse
a uno. A grandes rasgos, no es peligroso ejercitar un Pura Sangre de carreras; solo debe prestar
atención y estar alerta, del mismo modo que lo hace mientras conduce su coche en la ruta.
El caballo es un símbolo arquetípico que siempre encontrará el modo de traer profundos
y emocionantes recuerdos en cada ser humano. ~Paul Mellon
Verificando las riendas
Capítulo 1 - Comenzando
¿Así que quiere saber más respecto de cómo ejercitar su Pura Sangre de Carreras? ¡Genial!
Ejercitar, o montar, un caballo de carreras es divertido e implica horas de paciencia y
perseverancia para lograr ser experto; pero bien vale el esfuerzo, y la relación que se desarrolla
entre el caballo y sus cuidadores le resultará una experiencia gratificante y satisfactoria. Cada
caballo es un individuo diferente y le enseñará algo nuevo, a la vez que aprende a escuchar lo
que el animal le comunica, haciendo su experiencia y la de su caballo aún más placentera.
Y Allah tomo un puñado de vientos del sur, sopló Su aliento sobre ellos, y creó el
caballo… Volarás sin alas, y conquistarás sin espadas. ¡Oh, Caballo! ~Bedouin Legend
El caballo ocupa un lugar único y especial en nuestra cultura y en la mayoría de las culturas a
lo largo y ancho del mundo. Ha estado a nuestro lado por miles de años, por lo que nos
sentimos naturalmente atraídos por su belleza y majestuosidad. La alegría y satisfacción que
experimentará al dedicar tiempo a los caballos de carrera le beneficiará en todas las áreas de su
vida, no solamente en la pista de carreras.
Los principios ecuestres que aprenderá en este texto pueden ser utilizados en otros aspectos de
su vida diaria y ser utilizados para enriquecer y mejorar su experiencia con esa otra especie
más difícil de tratar: las personas. Pueden resultarle sorprendentes las similitudes entre un
caballo de carreras con mal temperamento y una suegra entrometida. Sin mencionar el modo
similar en el que pueden ambos manejarse, basado principalmente en el tacto y la simpatía.
Deberíamos hacer el bien a los demás de modo tan simple como corre un caballo, o como
una abeja produce miel, o como el viñedo produce uvas estación tras estación sin pensar
en los racimos que ha cargado. ~Marcus Aurelius
Este libro presenta una visión general del manejo en la pista como galopador, y sobre cómo
conducirse al comunicarse con el caballo y con el resto de las personas, tanto dentro como
fuera de la pista. Es también mi deseo más apasionado que con la lectura de este libro, obtenga
conocimientos que le ayuden a divertirse mientras monta y a mantenerse y mantener a salvo a
los caballos y a otros jinetes. Nadie desea resultar herido ni ver a otros lesionarse, ya sea una
persona o un animal. Este no es un texto para aprender a montar. Asumo que el lector puede
mantener una pierna a cada lado del caballo mientras éste se desplaza hacia adelante.
Doy por hecho que al leer este manual está ejercitando un caballo que ya ha participado en
alguna, sino en varias, carreras; por lo tanto, sabe cómo galopar por sí mismo, retroceder,
largar desde la gatera y cambiar de mano, en el momento apropiado. Estos términos y frases
serán explicados a lo largo del texto a medida que sea necesario.
Los hombres son mejores cuando montan, más justos y más comprensivos, y más alerta y
más agradables y más comprometidos, y mejores conocedores de todos los países y
pasajes; a corto y largo plazo, todas las buenas costumbres y modales provienen de ello,
así como la salud del hombre y de su alma. ~Atribuido a Edward Plantagenet
Al Paso con las Palomas
“SNIPS”1: Los Cinco Atributos de unas Buenas Manos
Las manos del jinete, y el modo en el que las utiliza para mantenerse en comunicación con el
caballo, son de una importancia primordial. Las manos son la extensión de la mente del jinete,
y solo con observarlas se puede obtener gran cantidad de información acerca del temperamento
del jinete y de su actitud hacia su trabajo y su caballo. Los siguientes son los cinco atributos
que un buen jinete debe tener para lograr una comunicación constante con su Pura Sangre de
carreras.
Comprensión – en la relación con el caballo. Comprender la situación en la que el caballo se
encuentra, el funcionamiento de su mente, sus deseos, su ansiedad y sus sufrimientos.
Identificación con la vivencia del caballo para pujar de forma correcta. Pensar “junto con” el
caballo. Empatía.
Valor – para continuar el esfuerzo que implica ejercitar el caballo en la pista de carreras. Se
desencadenan muchas situaciones durante el ejercicio que requieren que el jinete se presione a
sí mismo para completar la tarea. Tener valor para finalizar el trabajo, sin importar el miedo o
la aprehensión que se pueda experimentar. Dick Christian, un famoso jinete de salto, dijo una
vez, “Tener agallas nos coloca en situaciones difíciles, pero es el valor el que nos permite salir
de ellas”
Sabiduría – para pensar lo que se está haciendo en consideración al caballo y en la mejor
forma de brindarle instrucciones. Pensar de forma clara, rápido y astutamente.
1
Nota del traductor: con la primera letra de cada atributo, en inglés, idioma original del texto,
se compone la sigla “SNIPS” (Sympathy, Nerve, Intellect, Patience, Skills).
Paciencia – para comprender las reacciones del caballo y permitirle reaccionar a su manera
sin perder el control. Permanecer calmado cuando algo provoca determinada reacción en
nuestro caballo
Destreza
- habilidad para seguir las instrucciones y completar la tarea encomendada sin
importar lo que pueda suceder en el camino hacia y desde y en la pista de carreras que
interfiera con las mismas.
El caballo, a través de todas sus pruebas, ha preservado su dulzura paradisíaca en la
sangre. ~ Johannes Jensen
Las Cuatro Ds
Junto con SNIPS van Las Cuatro Ds
Dedicación – ser devoto; perseverar en la tarea que uno ha elegido.
Deseo – voluntad implacable de alcanzar la excelencia
Determinación – ser resolutivo; para sobrepasar todos los obstáculos que se crucen en el
camino.
Disciplina –insistir en el desarrollo del auto-control; seguir mejorando luego de una ola inicial
de éxito.
Estos cuatro atributos son necesarios para alcanzar la excelencia en cualquier proyecto en la
vida, no solo para aprender a ejercitar Pura Sangre de Carreras.
Su Estado Físico
Si usted es nuevo ejercitando caballos de carreras, necesitará alcanzar cierta aptitud física.
Comience montando dos o tres caballos al día hasta ir mejorando su estado físico. Este
concepto puede sonar trivial. Sin embargo, si se encuentra sobre un caballo fuerte, sus
músculos se fatigan y el animal se desboca, no le será posible detenerlo ni mantenerlo alejado
de situaciones peligrosas. Es de extrema importancia, entonces, monitorizar su estado físico. Si
debe iniciar con un caballo por día, la primera semana, esto también sería correcto.
La hija que no mueve un dedo en la casa es la misma que sale bajo la lluvia torrencial en
bicicleta para pasarse toda la mañana limpiando el estiércol en el establo.
~Samantha Armstrong
Equipo Personal
La vestimenta es una faceta de extrema importancia en su trabajo. Presentarse aseado y prolijo
hará mucho por usted a la hora de conseguir un trabajo decente, y hará maravillas por su
reputación. Si está bien vestido y limpio, las personas harán se crearan ciertas expectativas
sobre su persona y el tipo de trabajo que pueden esperar de usted.
No es tarea fácil mantenerse aseado y prolijo cuando uno trabaja con caballos. Debe esforzarse
para ello. Si su chaleco se rasga, hágalo remendar. Si sus guantes se agujerean, cómprese
nuevos. Cambie la suela de sus botas cuando sea necesario. No es difícil mantenerse prolijo; es
principalmente tedioso.
A pesar de no haber un uniforme para estar en la pista, su ropa de montar debe estar prolija y
los colores deberían combinar para no terminar vistiendo seis colores diferentes al mismo
tiempo. Por ejemplo, su casco y la funda deben combinar con el color de su chaleco. La camisa
bajo su chaleco debe combinar con el casco y con el chaleco o contrastar con ellos de un modo
agradable. Si utiliza chaqueta sobre su chaleco, también debe combinarla con el casco. Como
pantalones, la mayoría de los jinetes utiliza jeans azules o pantalones de caqui.
También puede vestir los colores de la caballeriza para la que trabaja; no es obligatorio pero
genera una bonita imagen. Si el mandil, las riendas y accesorios del caballo son azules, y usted
viste de azul, blanco o tostado, creará una imagen de caballo y jinete más agradable.
Estos son los artículos que necesitará para trabajar como galopador de un Pura Sangre de
carreras:
- Una chaquetilla de montar
- Un casco
- Botas de montar
- Jeans azules o caquis
- Gafas de carrera.
- Fusta o vara
- Guantes*
* En invierno, en los Estados del Norte, también puede requerir orejeras, pasamontañas,
calzoncillos largos, y/o pantalones de esquiar. Usted y su caballo viajarán a 20mph, si no más
rápido, y el viento puede soplar a otros 5 a 30 mph, todo esto a temperaturas bajo cero. Solo
un Brrr! sería subestimar la situación. Calentadores para manos y pies, también serían un
buen aporte.
Dicho eso, estamos preparados para ¡correr como el viento! Ahora nos enfocaremos en la
mecánica de preparación para salir a la pista.
No hay horas en la vida desperdiciadas, si transcurren sobre una montura. ~Sir Winston
Churchill
Capítulo 1a – Personas en las Caballerizas
En el establo y en la pista de carreras trabajan varias personas, que podrán o no tener que ver
con su tarea. Hablaremos de ellas a su debido momento.
Estas personas pueden estar en el establo temprano por la mañana.
Propietarios – son dueños de alguno, o de todos, los caballos en las caballerizas. Pueden
merodear por los alrededores, sobre todo los sábados por la mañana.
El Entrenador - a cargo de todos los caballos y trabajadores.
El Asistente de Entrenador – se encargado de que todo se lleve a cabo de modo eficiente en el
establo.
El capataz – cuya tarea es supervisar los trabajadores y asistir al asistente de entrenador.
Los mozos o peones – responsables del cuidado de los caballos.
Caminadores de caballos - encargados de hacer caminar a los caballos luego de que los mismos
vuelven de la pista.
Personal de lavandería – encargados de lavar todos los días los equipos: vendajes, mandriles,
levanta asientos, etc.
La mayor parte de los hombres en la pista – si es joven y soltera, casi la totalidad de los
hombres en la pista le invitarán a una cita. La mejor manera de manejar esta situación es siendo
simpática, sonreír, y tomarlo a modo de broma. Excúsese y ofrézcale una atractiva sonrisa y
diga, “Gracias, de todos modos. Realmente aprecio su interés,” y continúe con su trabajo.
Galopadores Free-Lance – se les paga individualmente por cada caballo que ejercitan. No
realizan la limpieza de la montura al finalizar.
Galopadores contratados – reciben un sueldo fijo para trabajar con un entrenador toda la
mañana. Luego de finalizado el entrenamiento, se quedan en las caballerizas para inspeccionar
y limpiar su montura.
Cleaning Tack
Photo by JBB
No hay secreto mejor guardado que aquel entre el jinete y su caballo. ~Robert Smith, 1853
Capítulo 2 – En el Establo
Ejercitar un caballo es una gran responsabilidad. El entrenador le confía su caballo para
prepararlo para la pista de carreras, ejercitarlo de manera correcta y traerlo sano y salvo de
vuelta al establo. Esto es un gran compromiso, ya que se ha invertido mucho en términos de
tiempo y dinero en la crianza y entrenamiento del Pura Sangre de carreras hasta este punto.
Usted es el próximo escalón en la maduración del caballo hacia las carreras y, con un poco de
suerte, hacia el círculo de los ganadores.
En cinco minutos puedo convertir a alguien en General, pero un buen caballo es difícil de
reemplazar. ~Abraham Lincoln
Se encuentra ahora preparado, en el establo, esperando para subirse a su caballo y montar hacia
la pista de carreras.
Mientras espera para montar, en la línea de boxes*, hable lo mínimo indispensable. El resto de
las personas intentan trabajar, y si usted anda bromeando o haciéndose el tonto por allí, no será
bienvenido. Mantenga su boca cerrada, súbase al caballo y encabece hacia la pista. Se le paga
por ejercitar al caballo de carreras, no para entretener al personal.
Fila de Boxes
Foto por JBB
*Una línea de boxes es una fila de caballerizas en el establo, que incluye el pasillo frente a los
boxes donde se caminan los caballos.
Cada Pura Sangre de carreras en la pista tiene su propio mozo de caballos. El mozo o peón le
traerá su caballo desde el box listo para montar para que pueda subirse y partir.
Revise su montura antes de subirte al caballo.
Cuando sea el turno de su lote de caballos*, el mozo traerá el suyo desde las caballerizas y le
dará una vuelta para aflojar los músculos. El Pura Sangre de carreras ha estado parado en su
box de tres por tres metros por más de veintitrés horas, por lo que es necesario que estire sus
piernas antes de tener que agregar el peso de un jinete sobre su lomo. Aguarde junto con los
demás jinetes hasta que su caballo se detenga frente a usted, y luego rápidamente y de forma
experta, inspeccione la montura.
*Un lote de caballos es un grupo de caballos que salen a ejercitarse a la pista al mismo
momento. Algunos corren juntos, en compañía, y otros lo hacen en solitario.
Debe inspeccionar su montura cada vez que
monte un caballo. Revise la silla de montar y los
frenos. En ocasiones, luego de la limpieza de los
frenos, las riendas no son colocadas de forma
correcta, o la cabezada no está bien ajustada.
Muchas cosas pueden afectar el correcto
funcionamiento del equipo.
Comprobando las Riendas
En cuanto a la silla, puede haberse desplazado hacia los costados. Puede estar muy adelante o
muy atrás. La sudadera y el levanta asiento pueden estar incorrectamente posicionados. Es
importante que revise personalmente la montura, ya que es usted el responsable de su propia
seguridad y la de su caballo una vez que está sobre él. Solo puede esperar lo que usted mismo
ha inspeccionado, por lo cual debe ser diligente en asegurar su montura.
Si desea modificar algo, dígalo antes de montar. Es mucho más fácil cambiar una pieza del
equipo mientras se encuentra en el suelo que luego mientras monta. Nunca debe asumir que el
mozo ha ensillado el caballo de forma correcta. Si el peón se impacienta o se enoja con usted
porque inspecciona la montura, no le preste atención. Además de querer retomar su trabajo,
algunos mozos son extremadamente orgullosos de su trabajo y tomarán como una ofensa que
usted no confíe en su profesionalismo para ensillar un caballo.
La inspección de la montura no tiene nada que ver con el profesionalismo del mozo. Es su
propia vida la que está en juego, y cuando se encuentre tendido en una cama de hospital porque
sus riendas se soltaron de los frenos y el Pura Sangre de carreras le tiró al suelo, el mozo no
será quien venga a visitarle ni le mande una tarjeta.
Usted mismo debe protegerse, sin importar que le tomen el pelo personas que jamás han
tenido un problema con su equipo al estar galopando en la pista.
Complete tranquilamente la inspección, monte su caballo y proceda con su trabajo. En este
momento, manténgase enfocado en su caballo. Si continúa pensando en el altercado que acaba
de tener con el peón al respecto de la montura, concentración flaqueará y estará más
predispuesto a los accidentes. Aleje de su mente el incidente en el establo. Ahora, en este
momento, preste atención a su caballo.
Si al regreso al establo, el mozo hace algún comentario al respecto del incidente con la
montura, no responda. Solo aléjese. Él no podrá seguirle porque tendrá que atender su caballo
recién ejercitado que vuelve de la pista. No continúe la discusión. Mañana será otro día, y
nuevamente inspeccionará su montura.
Subiendo al caballo
La mayoría de los galopadores son asistidos para montar su caballo. Un asistente le “da un
pie”, es decir, lo levanta desde la pantorrilla izquierda y lo eleva hacia el caballo. Esta técnica
para montar elimina muchos problemas y accidentes que ocurren cuando el jinete trata de
subirse al caballo. Los caballos Pura Sangre pueden ser extremadamente irritables y debemos
poner en práctica cualquier cosa que ayude a mantenerlos calmados.
Cuando el mozo traiga su caballo desde las caballerizas, colóquese del lado izquierdo del
mismo. Luego de revisar la montura, tome las riendas con su mano izquierda, junto con la crin
y aférrese la cruz del caballo. Con su mano derecha, tómese de la montura, eleve su pie
izquierdo, flexionando la pierna hasta lograr un ángulo de 90 grados a nivel de la rodilla, de tal
modo que la planta de su pie mire hacia atrás. Luego permita que otra persona, o el mozo que
sujeta al caballo, le tome de la pantorrilla izquierda y le eleve hacia el caballo. Es mucho más
fácil y práctico de lo que parece.
Subiendo al Caballo
Foto por JBB
Mientras él o ella le elevan hacia el caballo, utilice sus brazos y su pierna derecha para
impulsarse desde el suelo. De este modo quién le ayuda no tendrá que hacer tanta fuerza para
elevarlo.
En el aire
Foto por JBB
Una vez en el aire, volee su pierna derecha sobre el lomo del caballo y siéntese suavemente en
la montura. No se deje caer sobre ella. ¿Cómo se sentiría usted si alguien aterrizara de ese
modo sobre su espalda? Siempre considere el bienestar del caballo por sobre todas las cosas.
Sea consciente las reacciones de su caballo y permita él le enseñe. Sea empático del mismo
modo que lo sería al interactuar con otra persona.
Sobre el Caballo
Una vez arriba del caballo, y mientras va al paso, haga un nudo en las riendas, coloque los pies
en los estribos y compruebe que la cincha este firme. No importa en qué orden. Algunos jinetes
prefieren anudar las riendas primero. Otros prefieren comenzar ajustando la cincha. Puede
hacerlo en el orden que le resulte cómodo.
Anudar las riendas
Para hacer el nudo, coloque una rienda en cada mano y
nivele el largo de las mismas. Júntelas y a mitad del largo
forme un bucle con ambas riendas, pasando el extremo
libre de las mismas por él. La ubicación y el estilo del
nudo son diferentes según cada jinete, y pronto tendrá sus
preferencias sobre ello.
También se anuda el extremo de las riendas para que no
caigan en caso de resbalarse de sus manos mientras monta.
A la vez, esto agrega peso a las riendas y permite que
permanezcan a un costado del caballo. Otro jinete en el
establo puede mostrarle como hacer un nudo, o hacerlo por
usted, si se lo pide. La mayoría de las personas en la pista
son extremadamente serviciales si se anima a pedir ayuda.
Riendas anudadas
Busca Respuesta a tus Preguntas
Si hace una pregunta y le responden de modo grosero, no preste atención, rápidamente
pregúntele a otra persona. No se desanime por la rudeza de una persona. Encontrará gente de
todo tipo en la pista y uno de los aspectos más fascinantes de estar allí es aprender a interactuar
con cada uno de ellos.
Cuando digo esto, no necesariamente me refiero a gente de bajo nivel económico. Tanto los
propietarios como los caminadores pueden tener un día de mal humor. Aprenda a moderar sus
emociones y persevere en obtener respuesta a su pregunta. No importa quién está hoy en un
buen o mal día. Logre que respondan su pregunta.
Los Estribos
La estribera debe ser ajustada según el tipo de trabajo que se vaya a realizar. Para galopar de
forma correcta deberían estar más bien largos, pero suficientemente cortos como para
levantarse de la montura cuando el caballo esté al galope y al hacer trote levantado. (Trote
levantado quiere decir pararse y sentarse siguiendo el ritmo del trote del caballo.)
Hay un famoso dicho en la pista de carreras que
dice, “Cuanto más largos los estribos, más larga
su cabalgata.” Esto se debe a que al usar la
estribera larga, podrá utilizar mejor el largo de
sus piernas para mantenerse sobre el caballo. Si el
caballo tratara de escabullirse de abajo suyo, sus
piernas podrán mantener su posición a mitad del
lomo y prevendrán el desplazamiento hacia los
costados o que, eventualmente, termine en el
suelo. Otra expresión utilizada por los jinetes es,
“Mantenga una pierna a cada lado.” Es lo mismo
que decir: manténgase balanceado sobre el
caballo. Es mucho más fácil mantenerse
Ajustando los Estribos mientras Braulio observa. balanceado si los estribos están más largos.
Al montar con estribos cortos, como un jockey, se arriesga a caer rápidamente del caballo, o a
ser lanzado por el aire, por no tener un largo de piernas suficiente a los lados del caballo con el
cual balancearse si el caballo realiza un movimiento repentino hacia arriba, abajo, adelante,
atrás o hacia los costados. Los Pura Sangre de carrera tienen una tendencia a realizar cualquier
combinación de estos movimientos, de forma frecuente e inesperada. Nunca se relaje mientras
monta un caballo de carreras; tampoco es necesario que se abrace desesperadamente a él.
Revise la Cincha.
Siempre revise la cincha apenas se suba al caballo, para asegurarse de que este cómodamente
ajustada; sin embargo, no la ajuste tanto como para que impida al caballo respirar. El caballo
debe ser capaz de respirar fácil y naturalmente. Levante el faldón del lado derecho y observe
que ambos latiguillos de la cincha tengan la hebilla bien ajustada. En ocasiones, al trasladar la
montura, se pueden soltar las hebillas de la cincha, lo cual no siempre es advertido por los
peones. Asimismo, la cincha puede estar retorcida por debajo del faldón.
Comprobando la montura
Para muchos, las palabras amor, esperanza y sueños son sinónimos de caballos. ~Oliver
Wendell Holmes
Capítulo 2ª – Personas en la Pista de Carreras
Los siguientes son varios profesionales con los que se puede encontrar en la pista de carreras.
Otros Galopadores
Habrá muchos otros galopadores en la pista al mismo tiempo que usted. Es preciso que monte
defensivamente, del mismo modo que al conducir un auto en la carretera.
Igual que cuando conducen, algunos jinetes presentan problemas con las drogas y el alcohol.
Vendrán a trabajar ebrios, y galoparán sus caballos aunque continúen alcoholizados o drogados
desde la noche anterior. Es responsabilidad del entrenador no permitirles montar sus caballos.
Reconozca estos jinetes y manténgase alejado de ellos mientras montan, por la mañana y
durante el resto del día.
También están los ejercitadores poco experimentados, o “verdes”, que tienen poca o ninguna
idea sobre cómo manejarse sobre sus caballos. Es importante saber cuándo comparten la pista
con usted, para que pueda mantenerse lejos. Otra de las razones por las cuales este libro ha sido
escrito es para educar ejercitadores de Pura Sangre a tomar mejores decisiones para mantener
seguros y felices a todos los involucrados.
Reitero, usted es responsable de su propia seguridad y de la de su caballo mientras esté en la
pista de carreras, por lo tanto mantenga sus ojos y oídos atentos a todo, todo el tiempo. Puede
ser una maravillosa manera de disfrutar la mañana, y un excelente ejercicio físico y mental.
Los palafreneros o outriders
Durante las horas de entrenamiento, habrá varios jinetes en caballos con monturas estándar,
parados en distintos sitios alrededor de la pista de carreras, contratados para asistirle. Ellos son
los palafreneros. Se les llama “pony” a los caballos que montan, sin importar su estatura. Le
interesará estar en buenos términos con los palafreneros en todo momento, ya que pueden
salvarle la vida cuando esté en problemas. Los ponies actúan como hermanos mayores para los
caballos de carrera y pueden darle confianza a un caballo nervioso acompañándolo.
Caballo con Pony, Palafrenero a la distancia, Atendedor de Pista
A veces los palafreneros le acompañarán al sector de los partidores, le ayudarán a galopar
suavemente a su caballo hacia el poste antes de comenzar una briseada*. Generalmente utilizan
sus ponies para lograr que su Pura Sangre se controle, y llevarle hacia donde sea necesario.
También le asistirán si presenta problemas con el quipo, o con cualquier otra cosa que no ha
tenido oportunidad de considerar antes de que suceda realmente.
*Una Briseada, es un ejercicio en el cual el caballo corre a una velocidad moderada,
“agarrado”, pero más rápido que un galope, con arreo enérgico por parte del jinete.
La mayoría de los ponies de los palafreneros son machos castrados de color oscuro. Esto se
debe a que los caballos blancos pueden asustar a los más jóvenes si nunca han visto un caballo
adulto de color blanco. (La mayoría de los Pura Sangre de Carreras nace grises y se van
aclarando a medida que crecen.) Es difícil atrapar a un caballo de 2 años si está asustado del
gran monstruo blanco que intenta hacerlo.
Se prefieren los machos castrados como ponies palafreneros. Utilizar yeguas adultas puede ser
problemático cuando se acercan a machos adultos. Éstos pueden tener problemas para
concentrarse debido a su olor.
Galope Acompañado del Pura Sangre de Carreras
“Galope Acompañado” es cuando un jinete en un caballo de tamaño habitual, al que se llama
Pony, guía un Pura Sangre de Carreras alrededor de la pista. En inglés se llama a esta acción
“Ponying”. Se guía al caballo de carreras con una rienda larga que se sujeta a la jáquima del
caballo de carreras.
Los caballos Pura Sangre pueden galoparse
acompañados por varias razones. El entrenador
puede enviar su caballo a la pista sin montador,
acompañado de un pony, si el caballo presenta
alguna enfermedad física que le impide cargar de
forma efectiva y segura con un galopador en su
lomo.
Galope Acompañado, a la izquierda
Esto le ahorra el peso y le permite ejercitarse sin forzar las articulaciones y la musculatura.
Los Pura Sangre suelen excitarse al ser montados. Evitarles el galopador es una manera muy
efectiva de ejercitar al caballo sin agregarle exigencias innecesarias.
Los Asistentes de Starter
Los asistentes de starter son los responsables de guiar a los caballos dentro de las gateras,
asegurarse de que se relajen una vez posicionados y hacerlos partir a todos juntos cuando suena
la campana. Son excelentes jinetes y pueden detectar situaciones difíciles, antes de que sean
verdaderos problemas. Son personas importantes, que debe tener de su lado en la pista de
carreras. Pueden sacarle de aprietos rápida y hábilmente.
El Personal de Mantenimiento
El Personal de Mantenimiento de la Pista se asegura de que la misma esté libre de rocas,
piedras y bolas de hielo, durante el invierno. Certifican que haya suficiente tierra en la pista
para que los caballos puedan correr sin lastimarse las patas y articulaciones, y riegan la pista
para que no esté seca y con polvo.
Atendedor de la entrada a la pista
El atendedor de la entrada a la pista se encuentra en una de las puertas de acceso,
habitualmente en un recinto cerrado, y anota el nombre de los caballos que estarán brisando y
que distancia lo harán. Luego le comunica a los cronometradores, por teléfono o por radio, el
nombre del caballo, que distancia recorrerá y en ocasiones, el color que viste el caballo o el
jinete para que puedan identificarlo entre los demás caballos que estarán brisando en la
mañana.
Casilla del atendedor de la entrada, con torre de control
Foto por JBB
Los Cronometradores
Los cronometradores son responsables de cronometrar al Pura Sangre de carreras que está
brisando mientras recorre la pista desde el poste a la línea de llegada. Los cronometradores se
ubican en una cabina, afuera de la pista, sobre la meta. De este modo, pueden observar con
precisión cuando el caballo alcanza el poste y comienza su brisada, y cuando cruza la línea de
llegada para cronometrar de manera exacta.
Registrar de modo preciso el tiempo de brisada es esencial, ya que éste es publicado en
documentos. Basados en los tiempos de brisada, los handicapers determinan cuán rápido
puede ser el caballo durante la carrera, y, de acuerdo a ello, realizan sus apuestas.
No seas ese jinete que galopa toda la noche sin ver nunca el caballo debajo de él. ~Rumi
Capítulo 3 - Al Paso hacia la Pista.
El trayecto hacia la pista es generalmente una
experiencia placentera. El sentir cada paso de su
caballo, mientras éste balancea su cabeza hacia
un lado y otro. Notar hacia donde mira y hacia
donde no mira su caballo, y, básicamente, entrar
en comunicación con él. Puede compartir la
sensación placentera con los demás galopadores,
que también están disfrutando de la misma
experiencia.
Si su Pura Sangre de carrera no está actuando de manera correcta en el camino hacia la pista,
trate de calmarlo de la mejor manera que le sea posible. Manténgase alejado de otros caballos
de carrera, para que ni usted, ni su caballo, ni otros jinetes o sus caballos reciban una patada o
un salto.
El salto de un caballo de carreras sobre otro, puede causar mucho daño. Los caballos de
carreras tienen herraduras de aluminio en sus cuatro patas. Éstas pueden lacerar fácilmente una
pierna o cualquier otra parte del cuerpo de caballo, y este tipo de lesiones demora mucho
tiempo en sanar.
Mientras no sane la laceración, el caballo no podrá correr, lo cual significa que no estará
ganando dinero, con lo cual estará costando dinero. Esto molestará al propietario, quien
entonces estará pagando para que su caballo este parado en el establo, sin poder correr y, por
ende, sin ganar dinero. El propietario no podrá disfrutar de su caballo y el jockey corriendo los
colores de su cuadra*. Como galopador de caballos, una de sus tareas más importantes es traer
el caballo de vuelta desde la pista sin ninguna lesión.
*Cada propietario tiene un diseño
personal de telas, o colores, que viste el
jockey durante la carrera.
El momento en el que el jockey
vistiendo sus colores cruza primero la
línea de llegada puede ser una de las
experiencias más excitantes para el
propietario en carreras de Pura Sangre.
Trajes de Jockey
Foto por JBB
En el Camino - Normas de Comportamiento en la Pista de Carreras
Si algún galopador en el camino a, desde o dentro de la pista de carreras tiene un mal día y le
dice algo poco agradable en un momento difícil, demuestre comprensión y perdón, y olvídese
de ello tan pronto como le sea posible. No acarree rencores mientras recorre la pista. Si
mientras galopa está pensando en cómo vengarse de otro vareador, no prestará la atención
necesaria a su caballo y esta es una buena manera de cometer errores. Cuando se cometen
errores al montar a caballo, ocurren accidentes y tanto las personas como los caballos resultan
heridos.
Sea tan juicioso como pueda, y mantenga al margen sus emociones. La palabra “Gracias”
funciona de maravillas; como también lo hacen “Que tenga un buen día” y “Qué bueno verle
nuevamente”. Siempre recuerde sonreír. También a usted le hará sentirse mejor.
Por el Camino - Buen Día, o No
Si dijo “Buen día” a otro jinete y éste no pareció enterarse, no se lo tome como algo personal.
Quizás estaba concentrado en su caballo o simplemente no le escuchó. Continúe montando,
concéntrese en su propio caballo, y disfrute de una encantadora galopada. Puede que algún día
sea usted quien esté tan concentrado que no note el saludo de otro jinete.
Navegando el Área de Acceso*
Al ir acercándose a la pista, el ambiente se torna más cargado, mientras galopadores, caballos y
otras personas se congregan y permanecen unos cerca de otros.
*El Área de Acceso es un sector abierto en la baranda externa, por donde caballos y
galopadores entran y salen de la pista de carreras; es como una entrada pero sin portón.
Generalmente, hay tres o más accesos en una pista de carreras.
Existe una especie de lenguaje silencioso para
conducirse por el área de accesos, para el cual es
obligatorio el contacto visual. Mire a ambos
lados para ver quién podría entrar o salir por el
acceso al mismo tiempo que usted. Si otros
caballos van saliendo por el acceso y su caballo
lo permite, deténgase unos pocos segundos antes
de ingresar, para que los otros galopadores
puedan atravesarlo de forma tranquila. La
cortesía es soberana, y si usted cede el paso un
Saliendo por el Área de Acceso a la pista
día, se lo cederán a usted al día siguiente.
A algunos Pura Sangre de carrera no les será imposible detenerse en la puerta del acceso, ya
sea al ingresar o al salir de la pista, y de pronto usted se convertirá en aquel a quien hay que
cederle el paso. Los otros galopadores le darán un espacio amplio para pasar ya que no desean
que su caballo reciba una patada o sea atropellado por el suyo.
La seguridad de todos es lo que más importa, y aquel que está teniendo dificultades con su
caballo se convierte en prioridad.
No todas las pistas tienen una sola puerta para ingresar y salir. Algunas tienen puertas
separadas en el mismo sector. Esto hace más fácil en ingreso o la salida de la pista ya que los
caballos solo van en una dirección.
Doble Puerta de Acceso con Guardia
Foto JBB
Una Parada en la Pista
Una vez que ha guiado su caballo hacia el interior de la pista, enfile su Pura Sangre de carreras
hacia la izquierda y deténgase, de tal modo que su caballo mire hacia el centro de la pista de
carreras, con su cola orientada hacia la empalizada externa. Esto le permite al caballo
relajarse, mirar alrededor de la pista y sentirse a gusto antes de comenzar a ejercitarse. En
ocasiones podrá sentir el corazón de su caballo latiendo aceleradamente mientras está allí
parado, ya que sabe que está a punto de iniciar su galope.
Si siempre comienza a ejercitar al caballo
inmediatamente luego de pisar la pista, el animal
puede anticiparlo y ponerse cada vez más
nervioso al acercarse a ella.
El pararse dentro de la pista es también una
pausa agradable para quien monta y le permite
mirar alrededor al igual que al caballo.
Una Parada en la pista
Algunos entrenadores no exigen que sus caballos
se detengan de este modo a la entrada o a la salida de la pista. Esto también es válido. No es
obligatorio que los caballos realicen esta parada antes o después de su galopada. Escuche y
cumpla con lo que el entrenador le pide.
En Sentido Horario y Anti-Horario
En las pistas de carrera de Pura Sangre en los Estados Unidos, los caballos corren en ambas
direcciones al mismo tiempo. Esto puede parecer desordenado, pero existen reglas que
gobiernan las acciones de cada uno de los involucrados. Los caballos se ejercitan o galopan en
sentido anti-horario, por el carril más interno, y regresan, o van “en dirección inversa”, en
sentido horario, por el carril más externo. Mientras recorren el carril externo, solo se les
permite trotar. Nunca se les permite galopar cuando van en sentido horario. En sentido antihorario, los caballos pueden trotar o galopar.
Iniciar el Trote
Cuando le parezca que el tiempo de la parada ha sido suficiente, o cuando su caballo se ponga
ansioso y desee partir, comience a trotar en sentido horario, contrario al tráfico en la pista,
manteniéndose pegado a la empalizada externa.
Manténgase así hasta alcanzar a alguien delante suyo que
vaya más lento. Entonces simplemente diga “Paso” o
“Voy”. Luego de que el otro galopador sea consciente de
su presencia, sobrepase al caballo por su lado derecho,
manteniendo una amplia distancia entre ambos. De este
modo no recibirá patadas ni intimidará al otro caballo.
Aunque parezca reiterativo, la cortesía le permitirá
mantener una cabalgata segura y su caballo sano.
Trotando
Escuche a su Caballo
Mientras el caballo trota, usted puede hacer trote levantado o quedarse parado. A la mayoría de
los Pura Sangre no les importa por cuál de las dos se decida. Hay algunos, sin embargo, a los
que no les gusta que el jinete permanezca levantado mientras trotan e intentarán desequilibrarlo
hasta que haga trote levantado y viceversa. Esto realmente sucede. Los caballos jóvenes no han
aprendido lo suficiente como para hacer esto todavía, pero un caballo de mayor edad le dirá al
galopador cómo le gusta que lo monten.
Si escucha con atención a su Pura Sangre, él le dirá lo que hacer. Aquí es donde la
“Comprensión”, nombrada en el capítulo uno, en el apartado “SNIPS”, entra en juego. ¿Es
usted lo suficientemente “Comprensivo” como para descifrar lo que el caballo le está diciendo
con respecto a esta situación?
No le pregunte al entrenador en qué diagonal desea que usted haga trote levantado, ni ninguna
otra cuestión relacionada con la monta, ya que la mayoría de los entrenadores no saben mucho
acerca de la equitación. Le mirarán cómo si tuviera tres cabezas.
Caballo Nervioso al Trotar en Sentido Inverso
Si su caballo está nervioso mientras trota y actúa como si quisiera huir, sin calmarse, dirija su
cabeza hacia el exterior de la pista, de modo que su cuarto trasero quede hacia el interior de la
pista y su hombro izquierdo y pecho sobre la baranda exterior. Esta posición evitará que el
caballo huya y le permitirá lograr algún grado de control sobre el mismo.
Cruzando la Gatera
En algún momento durante la mañana, se abrirá la gatera para los caballos que están siendo
instruidos sobre lo que deben hacer en la carrera que se llevará a cabo por la tarde. Esto ocurre
al mismo tiempo que otros caballos galopan en la pista, por lo tanto, preste atención para no ser
atropellado cuando partan de las gateras mientras usted pasa frente a ellas. Aún tomando las
precauciones necesarias, a veces ocurren accidentes.
Los asistentes colocan a los caballos en las gateras y cuando éstos estén próximos a partir,
gritarán o silbarán para atraer su atención si es que usted se encuentra trotando hacia ellas.
Dependiendo del lugar en donde se encuentre con relación a las gateras, le permitirán pasar, o
le solicitarán que se detenga y aguarde hasta que los caballos partan y le hayan pasado por
delante.
Si debe esperar, depende de usted mantener su caballo tranquilo mientras pasan los demás
caballos. A algunos caballos no les gusta detenerse a esperar la partida. Haga lo mejor que
pueda para mantenerse fuera del camino de los caballos que parten desde la gatera y pasan
como ráfaga delante suyo. Esto puede ser más fácil de explicar que de poner en práctica.
El caballo es una criatura que sacrifica su propio ser para existir a través de la voluntad
de otro…el caballo es la conquista más noble del hombre. ~Georges-Louis Leclerc, Comte
de Buffon, (1707-1788)
Capítulo 3a – La Pista de Carreras
Aquí encontrará una breve descripción sobre cómo negociar su lugar en “La Pista de Carreras”.
Dimensiones de la Pista de Carreras
La mayoría de las pistas de carrera de Pura Sangre en Estados Unidos tienen alrededor de una
milla de la largo. Las distancias se miden hacia atrás desde la línea de llegada. El primer palo
demarcatorio desde la meta es el poste un dieciseisavo. Esto significa que falta un dieciseisavo
de milla para alcanzar la meta. El siguiente poste es el de un octavo. El que le sigue hacia la
izquierda es el poste tres dieciseisavos, y así sucesivamente toda la vuelta a la pista hasta llegar
por la derecha a la meta.
Cuando el número de dieciseisavos es muy alto para nombrarlos cómodamente, se les llama
mitades; así, el último poste, a la derecha de la meta, es el siete y medio. El mismo se
encuentra a siete furlones y medio de la línea de llegada. Un furlón es un octavo de milla.
Los postes presentan una determinada combinación de colores. Los postes
de cuarto de milla, de media milla y de tres cuartos de milla (o seis
furlones) son a rayas en rojo y blanco. Los postes de octavos de milla son
de color blanco y negro. Puede observar en la pista el color de los postes al
contar en sentido horario desde la meta.
Poste de Cuarto
de Milla
Algunas pistas Americanas son más largas: Belmont Park en NY, tiene un largo de una milla y
media; Saratoga en NY, que tiene una milla y un octavo de largo; y Ailington Park en IL,
también presenta una milla y un octavo de largo. Hay otras pistas de carrera en Estados
Unidos, más cortas que una milla. Estas son: Hoosier Park en IN, con nueve furlones; Charles
Town en WV, de seis furlones; y Delta Downs en LA, también de seis furlones.
El Carril interno, El Carril del Medio y La Baranda Externa
Hay tres áreas básicas en la pista con las que debe estar familiarizado. Estas son el carril
interno, el carril del medio y la baranda externa.
El Carril Interno
Cuanto más cerca de la baranda interna, más rápido corren los caballos. Mantener su caballo
con alma de competidor alejado del carril interno le ayudará a permanecer relajado. Dado que
se trata de un Pura Sangre de Carreras, al acercarse a otros caballos corriendo rápido, también
él querrá ir rápido. Debe proteger su Pura Sangre de sí mismo, manteniendo su galope a una
velocidad razonable.
Alguna vez puede ocurrir que un caballo pase por su lado externo, es decir, por el lado derecho
de su caballo, a mayor velocidad que la suya mientras usted lo galopa. Esto puede deberse a un
intento del jinete de tranquilizar su caballo y alejarlo del carril interno y de los caballos que
van más rápido. No se preocupe por ello. Permítales pasar, y mantenga su caballo tan relajado
como antes.
Briseando en el Carril Interno
Para brisear, los caballos utilizan el carril interno. Si hay caballos briseando mientras usted
galopa por el medio de la pista, deje suficiente espacio para que su caballo no sea molestado.
Algunas pistas son más angostas que otras, asegúrese de no alejarse tanto del carril interno que
moleste a los que van en sentido inverso por la baranda externa. Utilice su juicio para decidir
qué tan alejado de ambos carriles debe estar. Puede moverse interna o externamente, también, a
medida que aparezcan caballos por un carril u otro.
El Carril del Medio
La mayoría de los caballos son galopados por el medio de la pista. Se trata de un espacio
bastante amplio, pero que queda a criterio de cada jinete; a pesar de ello, el palafrenero le hará
saber si su idea de estar alejado del carril interno todavía está muy cerca del mismo; y
viceversa, si su idea de estar lejos de la baranda externa los coloca todavía muy cerca de la
misma y de las actividades que se desarrollan allí. Si el palafrenero debe pedirle muchas veces
que no galope en el carril interno o cerca de la baranda externa puede, eventualmente, ser
multado.
La Baranda Externa
El sector restante de la pista es la baranda externa. Los caballos aquí viajan en sentido horario,
lo cual también se conoce con el nombre de “backing up”. Algunos regresan a sus respectivos
lugares luego del ejercicio, otros se encuentran en medio de sus millas de ejercicio al trote; y
circulan en dirección opuesta a la de los caballos galopando.
No galope su caballo muy cerca de los que regresan por la baranda externa, ya que alguno
puede espantarse por algo que ocurre fuera de la pista y correr hacia usted a toda velocidad.
Para mantener a salvo su caballo y a usted mismo, mientras galopa preste atención a los
caballos en la baranda externa. No es necesario que los mire directamente, solo manténgalos en
su campo visual. Esto le ayudará a proteger a su Pura Sangre de carreras.
Trotando en Sentido Anti-horario
Nunca galope en, o cerca de, la baranda externa, en ningún sentido. Ocasionalmente, montará
un caballo que no desee trotar cuando esté de regreso. Solo querrá galopar, y no querrá pasar al
trote a pesar de sus esfuerzos y aún cuando su galope sea tan corto que ni siquiera avance. Al
pasar frente al palafrenero, galopando en sentido horario por la baranda externa, no habrá
mucho para decir, excepto algo como, “Realmente, estoy tratando de poner este caballo a
trotar,” y sonreír tímidamente. El palafrenero solo tolerará esta situación por unos pocos días, y
tarde o temprano tendrá que discutirlo con el entrenador del caballo.
Comente con el entrenador que no puede poner el caballo a trotar en la baranda externa a pesar
de su esfuerzo, que el palafrenero ya le ha reprendido, y que le cobrarán una multa si no trota.
Llegado este momento, el entrenador tendrá pocas opciones: 1) puede enviar el caballo a la
pista con un pony, 2) puede contratar otro galopador que, definitivamente, haga trotar al
caballo, o 3) puede hacer que otro galopador saque ese caballo a la pista para confundir al
palafrenero, que pensará que se trata de otro caballo y por lo tanto le dará un respiro y le
evitará la multa.
Caballos Briseando
La mayoría de los Pura Sangre de carreras brisean a primera hora de la mañana o luego de la
pausa a mitad de mañana cuando la pista está recién nivelada. O sea en una pista que no ha
sido estropeada por caballos corriendo toda la mañana. Piense en lo difícil que es caminar en
una playa por donde ha caminado una multitud, comparado con otro sector en donde nadie ha
pisado aún y la arena es suave, lisa y fácil de caminar. Una pista recién nivelada simula las
condiciones de la pista el día de la carrera y el entrenador obtendrá una mejor lectura del
rendimiento de su caballo el día de las carreras.
Como consecuencia, muchos caballos son briseados luego de la pausa de nivelación. Esté
atento para no cruzarse frente al camino de ninguno de los caballos. Para saber si está
briseando mire 1) si el caballo corre con su martingala sin anillos*, 2) presenta vendajes de
ejercicio en dos o en las cuatro patas, 3) utiliza un fijador de lengua**, 4) va montado por un
jockey profesional, 5) va galopando en compañía de otro caballo que parece que va a brisear, o
6) simplemente pregunte al jinete, “¿Está usted briseando?”. Si la respuesta es sí, pregúntele
qué tan lejos irá, y luego asegúrese de mantenerse alejado del carril en ese punto, para
permitirle al briseador un amplio espacio para comenzar la briseada.
*Los anillos son una parte del equipamiento del caballo que va unido a la martingala y a las
riendas, y ayudan al jinete a controlar el caballo. Cuando un caballo brisea, se quitan los
anillos para que tenga más libertad de movimiento.
**Un fijador de lengua es un trozo de tela de alrededor de cinco centímetros de diámetro, que
se coloca rodeando la lengua del caballo, y se fija debajo de la barbilla, para que la lengua no
interfiera con la respiración del caballo mientras está briseando.
Algunos caballos tienen miedo de otros caballos que corren rápido, por ello, enfóquese en la
reacción de su caballo cuando pasen por su lado los que están briseando. Es posible que desee
mantenerlo a un carril o dos de distancia del carril interno mientras esto ocurra. Además, vigile
la baranda externa y sea cuidadoso de no molestar a los caballos que allí se ejercitan.
Siempre que esté montando, preste algo de atención al paradero de los demás caballos, a lo que
están haciendo. No obstante, mantenga su espacio y ocúpese de su trabajo.
La Pista de Turf Funciona
La pista de Turf es otro tipo de superficie sobre la que los Pura Sangre corren durante los
meses más cálidos del año en el Norte y durante todo el año en el Sur y el Oeste. A diferencia
de las pistas de tierra, que son una mezcla de arena y de otros materiales, la pista de turf es de
césped. Las carreras en pistas de Turf son mucho más cómodas para la musculatura y el
sistema esquelético de los caballos. Físicamente, la carrera en el césped les resulta mucho
menos estresante.
Pista de Turf dentro de la Pista de Tierra
Foto por JBB
Ocasionalmente, se le solicitará a los galopadores que ejerciten, o briseen, al Pura Sangre, en la
pista de Turf. Casi no hay diferencia con galoparlo en la pista de tierra, excepto que el caballo
va subiendo y bajando por los desniveles del terreno. Sostenga más largas las riendas para
permitirle balancearse.
Durante algunas mañanas en los meses de verano, la pista de Turf estará abierta para caballos
que necesiten brisear en ella. Estas pistas de césped están situadas en el interior de las de tierra
en la mayoría de las pistas de carreras Americanas.
A veces, los caballos que brisean en el césped ponen nerviosos y distraen a los caballos que
galopan en la pista de tierra. Vigile su caballo y asegúrese de que le está prestando atención a
usted y no a los caballos que brisean en la pista de Turf. En ocasiones, tendrá que tirar,
literalmente, de la cabeza de su caballo hacia el lado de la pista, ya que querrá mirar, y unirse, a
los hermosos caballos que brisean en la pista del centro.
Entrando y saliendo de Pista de Turf
Para ingresar a la pista de césped, los caballos deberán detenerse cerca del acceso a la misma,
luego de haber cruzado la pista de tierra, donde galopan los caballos. Habrá dos hombres
asistiendo a los jinetes y a sus caballos a ingresar a la pista de Turf de forma segura.
Mantenga su mirada en alto mientras galopa en la pista de tierra para ver cuando entren y
salgan caballos de la pista de Turf. El asistente en el acceso, y cualquier otra persona, le
silbarán o gritarán si usted parece no haber visto algún caballo entrando o saliendo de la pista
de Turf.
Un caballo galopa con sus pulmones,
Persevera con su corazón,
Y gana con su carácter. ~Frederico Tesio
Capítulo 4 - Comenzando a Galopar
Luego de haber trotado en sentido inverso hasta el poste donde comenzará su galope, tiene dos
opciones. 1) Posicionar su caballo mirando hacia el centro de la pista y hacer una parada, o 2)
Realizar una gran vuelta en U, asegurándose de que no venga nadie, y proceder con el galope.
(Recuerde: hasta llegar al poste donde comenzará su galope, irá al trote en sentido horario.
Ahora, para ejercitar su caballo, dará la vuelta, encabezando en dirección opuesta, o en sentido
anti-horario)
En este momento se encuentra enfilando hacia la pista en dirección anti-horaria, listo para
partir al galope. Si al momento de comenzar su galope, otro Pura Sangre de carreras galopa en
su dirección, en sentido anti-horario, su caballo puede asustarse al pasar éste por su lado, dar
un salto y salir disparado o tirarle al suelo. Espere que pase el otro caballo y luego inicie su
galope lentamente, trotando una corta distancia, para pasar luego a un galope tranquilo.
Comience su galope a una distancia mínima de medio furlón desde la curva para tener tiempo
suficiente de balancearse antes de que su caballo deba cambiar de mano* y dar la curva. Si
llega desbalanceado a la curva, los tendones, ligamentos y articulaciones del caballo pueden
dañarse. Puede ocurrirle lo que se llama torsión, que debe evitarse siempre que sea posible, en
un Pura Sangre de carreras. Manténgase balanceado con su caballo. No hay secretos para ello
excepto que sentirá cada vez que se encuentre desbalanceado.
*Cambiar de mano significa cambiar la mano con la que el caballo está galopando. Suponga
que usted es un caballo de carreras y se encuentra galopando. Puede iniciar el galope con su
mano izquierda o con su mano derecha. El caballo galopa de la misma manera.
Cuando monte a caballo, preste atención a su alrededor, no mire la cabeza del caballo o la
forma de sus orejas. Mantenga su cabeza arriba y sus ojos enfocados hacia adelante para ver
por donde galopa y donde están los demás jinetes. Del mismo modo que cuando conduce un
auto.
A propósito, del mismo modo que cuando conduce un automóvil: ¡Nada de mensajes de texto
mientras monta!
Montar a caballo no es un hobby a ser tomado a la ligera y abandonado como el juego del
Solitario. Es una gran pasión. ~Ralph Waldo Emerson
Al Galope
Así que usted y su Pura Sangre de carreras galopan ahora por el medio de la pista de carreras,
sintiéndose uno, con el viento que les golpea en la cara. Puede sentir el ritmo intenso del
caballo galopando debajo suyo. La vida es bella. Todo es maravilloso. Exacto! De eso se trata.
Al ritmo del Pura Sangre.
Recuerde mantenerse en el medio de la pista, no muy cerca del carril interno ni de la baranda
externa. Coloque su caballo en un carril a cuatro o cinco cuerpos de carril interno. Esto es, si
los caballos estuvieran de pie, uno pegado al lado del otro, cuerpo con cuerpo, el primer carril
estaría pegado a la baranda interna. El segundo carril sería el que le sigue hacia afuera y así
sucesivamente hasta la empalizada externa. Probablemente haya espacio para quince o más
caballos colocados de ese modo, transversal a la pista. Habitualmente, el cuarto o quinto carril
está suficientemente alejado de la baranda interna como para permitir el paso de los caballos
que allí estén briseando.
En ocasiones, deberá correrse un carril más adentro o más afuera, pero trate de mantenerse en
el medio todo el tiempo que le sea posible*. No galope muy lento ni muy rápido. Recuerde el
poste en el que comenzó su galope y aquel en el cual debe detenerse. Tenga cuidado con los
caballos que van en sentido contrario por la baranda externa.
*Utilizo la frase “…tanto como le sea posible” porque los caballos son animales, no
máquinas, y habrá situaciones en las que el caballo no cumplirá con la orden que usted le de.
En ese caso, haga tanto como el caballo le permita o cómo usted pueda. Los otros jinetes
también sabrán que se trata de un animal y comprenderán la difícil situación en la que se
encuentra al intentar controlarlo. Dé lo mejor de usted y discúlpese si se atraviesa o casi
atropella a alguien.
Cuando sobrepase un caballo que corre por el medio de la pista, no vuelva a ponerse
inmediatamente delante de él, ya que esto llenará de polvo proveniente de los cascos al jinete y
a su caballo que quedan en la estela, detrás. Dele tiempo a su caballo para realizar unas
galopadas antes de recolocarse en el carril en el que venía. Si le sucede que llena de polvo a
otro jinete, discúlpese sinceramente y prometa prestar más atención la próxima vez.
Aunque este en conexión con su Pura Sangre de carreras, manténgase atento a lo que sucede en
la pista y en los alrededores.
El caballo nunca corre tan rápido como cuando debe alcanzar y superar a otros
caballos ~Ovid
Sintiéndose Levemente Fuera de Control
Está montando un Pura Sangre de carreras, y cuando otros caballos pasen por su lado, su
instinto natural será seguirlos. Es tarea del galopador mantener el caballo relajado, a un ritmo
controlado, y de este modo, protegerlo de que corra a demasiado rápido.
Si le parece que está corriendo demasiado rápido, intente reducir la velocidad simulando que
se pasará a la baranda externa. Esto es sinónimo para el Pura Sangre de que el ejercicio ha
terminado y de que es tiempo de frenar y prepararse para parar.. Si lo hace en medio del
galope, su caballo se confundirá lo suficiente como para pensar que ha finalizado el ejercicio y
reducirá la velocidad hasta detenerse.
En el camino hacia la baranda externa, esté atento para no atropellar a nadie que venga
realmente por la baranda externa. No solo eso. Mire hacia atrás para no atravesarse frente a
otro caballo que venga galopando detrás suyo por un carril más externo. Cuando su caballo
haya reducido su velocidad lo suficiente como para controlarlo, vuelva a la mitad de la pista,
continúe con el galope, y disfrute de su astucia para engañar al caballo haciéndole creer que
iban a detenerse. Ha!
Oh! por un caballo con alas!~William Shakespeare, Cymbeline
El Caballo Desbocado
Supongamos que está montando un caballo fuerte, que logra seguir corriendo a toda velocidad.
Primero, no entre en pánico! Segundo, no sea tímido y pida ayuda al palafrenero para detener
al caballo.
Si no tiene mucha experiencia, intentará tirar tan fuerte y por tanto tiempo de las riendas como
le sea físicamente posible. Tirará de ambas riendas, luego de una, después de la otra, y luego de
las dos juntas de nuevo. Y volverá a tirar de una rienda y de la otra. Bajará sus manos, luego
las elevará y las volverá a bajar intentando detener al caballo o al menos reducir su velocidad
de cualquier modo.
Las primeras veces que le suceda será una experiencia casi aterradora. Su corazón late rápido.
Su respiración se hace superficial. No puede ver correctamente. Se sentirá mareado. Sus
músculos se tornarán cada vez más débiles. Y cuando estén tan débiles que ya no pueda hacer
más fuerza, se contraerán y comenzarán a doler como nunca antes.
Luego de esa etapa, sus músculos quedarán flácidos, y tendrá suerte si todavía permanece
sobre el caballo. Pensará en tirarse, salvarse, pero el caballo va a demasiado rápido como para
saltar, y, de todas maneras, el saltar va en contra de sus instintos naturales de autopreservación. Mientras esté así de aterrorizado, su mente recorrerá millones de posibilidades en
una fracción de segundo.
El Pura Sangre de carreras parece correr tan rápido como puede, y usted está tirando de las
riendas tanto como le es posible, pero cuanto más tira, más rápido galopa el animal. Se
encuentra a caballo, completamente fuera de control, recorriendo la pista a toda velocidad,
tratando de mantener el caballo entre las dos líneas blancas (las empalizadas interna y externa
de la pista), sin atropellar a nadie con casi nada o sin control sobre sus músculos. En una
palabra: aterrador.
No importa lo que suceda, no salte del caballo! Si decide saltar, el caballo quedará suelto, sin
jinete, corriendo a toda velocidad, y podrá atropellar a alguien o algo, provocando lesiones o la
muerte de alguna persona o de sí mismo. Cuando usted caiga al suelo, casi con seguridad no
podrá dejar la pista caminando o lo hará con múltiples heridas en varias partes del cuerpo.
Sin embargo, al mantenerse sobre el caballo, conservará una mínima esperanza de no golpear
el suelo si el caballo se cansa de correr y se detiene por su propia voluntad, o por la acción del
palafrenero. Esto es lo que sucede habitualmente cuando el jinete no entra en pánico y hace
saltar al caballo sobre la empalizada interna o alguna otra acción sin sentido. Nuevamente,
reitero: intente no entrar en pánico.
Por otro lado, si usted es un galopador experimentado, sabrá que cuando el caballo corre de
este modo debe llevarlo hacia el carril interno tal como si estuviera briseando. El caballo se
detendrá luego de un cuarto de milla, si no antes. Diríjase nuevamente a la mitad de la pista y
continúe galopando con normalidad, deseando que el entrenador no haya visto cómo caballo
acaba de recorrer un cuarto de milla en escasos veinte segundos.
Luego de este galope desenfrenado, el caballo estará algo cansado por lo que le será más fácil
de manejar. No realice el ejercicio completo de galope con este caballo. Deténgase un rato
antes de lo planificado ya que el caballo ha realizado mucho esfuerzo físico al desbocarse.
Si su caballo dice no, o realizó la pregunta equivocada, o se lo preguntó de un modo
incorrecto ~Pat Parelli
Un Caballo Suelto
Si escucha sonar una sirena, significa que hay un caballo suelto en la pista, búsquelo. No se
detenga a buscarlo. Esto solo determinará que haya otro caballo suelto (el suyo) o un accidente.
Alguien más podría atropellarlos, el caballo suelto podría embestirle, o su propio caballo
podría correr hacia la empalizada interna o hacia la externa si se asusta del caballo suelto
corriendo.
Si el caballo suelto viene hacia usted, posicione su caballo en la misma dirección en la que éste
corre. Esto mantendrá ambos caballos a salvo de chocar de frente. Puede rozarle de costado
pero esto es menos grave que el choque frontal. En todo caso, manténgase lo más alejado que
pueda.
A modo de ejemplo, si usted va galopando cerca de la empalizada interna y el caballo suelto
viene corriendo en dirección opuesta por la empalizada externa, considere frenar y cambiar de
dirección. Siempre guíese por su buen juicio para mantener a salvo a su caballo. Si no se
decide, imite a los demás jinetes o pregunte al palafrenero lo que debería hacer.
Sobrepasar un Caballo a Galope Acompañado
Cuando le sea necesario sobrepasar un caballo que está galopando acompañado, hágalo por el
lado del pony y no por el del caballo de carreras. Esto sería por el lado izquierdo del pony. Si
lo hace por el lado derecho, el caballo de carreras puede fácilmente ponerse de costado y
alcanzar su caballo con una patada. Si no puede evitarlo, asegúrese de pasar a una distancia
considerable del caballo de carreras y de que el mismo está bien sujeto por quien monta el
pony.
El caballo es la proyección de los sueños de las personas sobre sí mismas - fuertes,
poderosos, bellos - y nos dan la posibilidad de escapar de nuestra mundana existencia.
~Pam Brown
Capítulo 5 - Frenar* Luego del Galope.
Se encuentra ahora finalizando su galope. Ha llegado exitosamente a la pista, ha ingresado a la
misma, ha realizado una parada inicial en la pista, ha trotado en sentido inverso, ha
sobrepasado caballos corriendo en sentido inverso, ha pasado junto a las gateras, ha girado para
iniciar su galope, otros caballos le han sobrepasado galopando, ha galopado junto a caballos
que brisean en el carril interno y en la pista de Turf, junto a caballos sueltos, ponies,
palafreneros, ambulancias y caballos desbocados. Kiuf! Y este es solo su primer día, en su
primer caballo!
*Frenar significa reducir la velocidad y, eventualmente, detener al caballo.
Al acercarse al poste en el cual le indicaron detenerse, reduzca la velocidad de su caballo
dirigiéndolo hacia el carril más externo. Al enfilar su Pura Sangre de Carreras hacia la baranda
externa su caballo entenderá que el ejercicio ha finalizado, que es hora de frenar y detenerse.
Mire hacia atrás para no cruzarse frente a otros caballos que sigan galopando en los carriles
más externos.
Si ve un jinete delante suyo frenando y mirando sobre su hombro, le está comunicando con
lenguaje corporal que va a detenerse; por lo tanto manténgase del lado izquierdo del caballo y
su montador, y permítale dirigirse de forma segura hacia la derecha o hacia el sector más
externo de la pista. Evite cruzarse en su camino hacia la baranda externa, continúe galopando y
deténgase más adelante en la pista.
Media Parada
Para detenerse, realice una media parada. Esto significa detener el caballo sentándose en la
montura, presionando con las piernas y tirando de las riendas con ambas manos, ayudando
al caballo a mantenerse balanceado. Continúe tirando con su espalda atrás mientras sostiene las
riendas con sus manos para que la energía del caballo no se traslade completamente hacia
delante.
El motor del caballo es su extremo trasero. Si usted permite que se detenga trasladando su peso
a las patas delanteras, su caballo puede desarrollar problemas en las rodillas, tobillos y
hombros. Puede trastabillar y pisar con sus otras patas.
Al realizar la media parada también evitará volar sobre la cabeza del caballo si este tropezara
por estar cansado luego de la galopada. Ayudar al caballo a mantenerse balanceado en cada
paso es otra de sus responsabilidades como galopador.
Enfilando Hacia la Baranda Externa
Se encuentra ahora trotando y todavía dirigiéndose hacia la baranda externa. No se acerque
tanto a la empalizada externa que interfiera con los caballos que trotan en sentido inverso, pero
sí lo suficiente como para no quedar en el camino de los jinetes que continúan en medio de su
galope. Haga lo que sea necesario para detenerse de forma segura en ese momento y ese día en
particular. Cada caballo es diferente cada día y del mismo modo que los demás. Manténgase
alerta mientras está deteniéndose. Otros galopadores pueden no ser tan considerados como
usted, y pasar como una ráfaga por su lado mientras intenta detenerse calmada y serenamente.
Esto puede hacer que su caballo de un salto adelante y quizá hacia un costado por el susto.
Esto puede suceder, y de hecho sucede, frecuentemente. Téngalo presente, esté preparado y
listo para cualquier cosa. Aprenda a moverse con su caballo, y permanezca conectado con él.
No tiene sentido gritarle al galopador que ha pasado volando por su lado. Ya está lejos y, de
todos modos, probablemente no se ha dado cuenta de lo que ha hecho.
Utilizando Una de las Cuatro Ds
Más tarde, podrá ver al galopador en la cocina, y hacerle saber lo que sucedió de buena
manera. Siempre recuerde sonreír. No se torne beligerante con el montador, aún cuando el o
ella se ponga fanáticamente a la defensiva. Si inicia un altercado ahora, el o ella puede buscarle
en la pista al día siguiente para hacerle lo mismo, sin mencionar a sus amigos a los que le contó
sobre usted la noche anterior mientras salían por un trago. Ahora tiene cinco gorilas a caballo
buscándole en la pista de carreras. No necesita este tipo de dramas cuando monta.
Si le resulta posible, mantenga su boca cerrada y actúe como si nada hubiera sucedido. No es
tan fácil, pero a la larga le mantendrá a salvo. Esta es una de las circunstancias en la que la
disciplina, una de las cuatro Ds, entra en juego. Debe ser disciplinado y no reaccionar frente a
las provocaciones de las otras personas del modo que le gustaría.
Volviendo al trote
Ahora su caballo se ha detenido. Dirija la cabeza de su caballo hacia el centro de la pista y pare
por algunos segundos. Mire hacia atrás antes de dar la vuelta, ya que alguien puede venir desde
allí y al doblar usted hacia su derecha puede causar un altercado, lo cual ya hemos dicho que
no es necesario. Esté alerta y preste atención.
Mientras esté parado allí con su Pura Sangre de carreras, afloje la cincha de la montura desde
abajo de la falda. Dependiendo de la forma de su caballo y de cómo le ajuste la montura, afloje
la cincha uno o dos puntos. Esto le permite al caballo respirar algo mejor en su camino a casa y
le indica que el ejercicio ha finalizado, que es hora de relajarse, respirar hondo y caminar a
casa.
Palmee una o dos veces a su caballo para hacerle
saber que hizo un buen trabajo galopando para
usted, y que aprecia su deseo de complacer y
servir.
Palmeando al Caballo
Luego de palmearlo, dirija su caballo hacia el
carril externo, de nuevo mirando hacia atrás para
no chocar contra nadie que venga trotando en su
dirección. Una vez que ha llegado a la
empalizada externa, comience a trotar hacia su
respectiva puerta de acceso y regrese a su
establo. Esto parece muy simple, salvo que debe
recordar de qué establo partió y cómo regresar
allí.
En su camino hacia la puerta de acceso, por donde están entrando o saliendo caballos. Pase
lejos de las mismas para no asustar a ningún caballo, incluyendo al suyo. El principal objetivo
al ejercitar un Pura Sangre de Carreras es que la experiencia resulte tan agradable como sea
posible.
Camino Al Establo
Ahora que camina hacia el establo, debe pensar hacia donde se dirige y cómo llegará hasta allí.
Si no está seguro, pregunte cómo regresar a su caballeriza.
Mientras recorre el camino, permita a su caballo bajar la cabeza, extender su cuello y estirar su
nariz hacia el suelo. Esto le permite balancear su cuello de lado a lado y caminar
relajadamente, elongando y estirando sus músculos. No todos los caballos harán esto todos los
días, pero es un objetivo por el cual esforzarse, ya que esta posición libera la mente y el cuerpo
del caballo luego de haber realizado su máximo esfuerzo físico durante la galopada o briseada.
Para darle al caballo la libertad de relajarse de este modo,
debe confiar en él lo suficiente como para soltar las
considerablemente riendas. Permita que las riendas se
deslicen a través de sus manos, para que el caballo no sienta
su boca tirante al caminar de regreso. Mantenga un leve y
gentil contacto con la boca del caballo para que él sepa
donde se encuentra usted y viceversa.
Paso Relajado con Contacto
Caminar de este modo hace maravillas por la confianza general del caballo en el jinete y en sí
mismo; sin embargo no se arriesgue ni arriesgue el caballo al pedirle que se relaje. Si siente
que el caballo va a serenarse, o no confía lo suficiente en usted, mantenga un suave contacto
con su boca para apoyarlo y darle confianza.
Como cualquier otro animal, los caballos se asustan de ruidos fuertes o de movimientos
repentinos. Si escucha un ruido, o advierte algo moviéndose rápido en su dirección, puede dar
un salto, preparándose para huir. Esto puede ocurrirle en cualquier momento, cualquier día.
Esté preparado para agarrar las riendas inmediatamente para ayudar a calmar al caballo. Luego
de que se calme, suelte nuevamente las riendas, y continúe con el paso relajado. Esto ocurre
rápido, en uno o dos pasos, pero aprenderá a sentir cuando la cabeza del caballo se eleva y
observa algo de un modo extraño.
El Caballo Que No Quiere Caminar
Ocasionalmente, los Pura Sangre de carreras que regresan de la pista no desean caminar. El
caballo puede ir en un aire intermedio entre el paso y el trote, durante todo el camino a las
caballerizas. Esto estaría bien si no fuera porque se supone que los caballos deben caminar por
los senderos, y puede ser multado si no lo hace; sin embargo, se trata de animales, no de
máquinas, y no siempre harán lo que les solicitamos.
Si se acerca a otro caballo que regresa al paso al establo, hágale saber al jinete que pasará por
su lado al trote. El trote de su caballo puede hacer que el otro caballo se espante y se vuelva
revoltoso y que se desencadene una serie de patadas. También es una buena idea disculparse
cuando pase trotando por el costado de otros caballos, de modo de hacerle saber al galopador
que usted es consciente de que está pasándolos al trote.
Si alguien pasa trotando a su lado por el sendero y se disculpa, diga algo como, “Lo tienes,” o,
“Lo tengo,” o algo similar para hacerle saber al jinete que no hay resentimientos al respecto. La
mayoría de los galopadores han montado caballos similares, saben que está pasando por un
momento difícil y tratarán de mantenerse fuera de su camino. Por otro lado, nunca asuma que
otro jinete sabe lo que hace.
Necesidad de una Escolta
Si ya se sabe que su caballo no se serena en el camino desde y hacia las caballerizas, el
entrenador puede enviar un caminador para escoltarle. Este es un modo maravilloso de hacer
que el caballo se relaje y le da confianza antes de comenzar su galope. Algunos caballos tienen
miedo de los demás caballos y se tornarán tensos y nerviosos al acercarse. El tener un
caminador que le guíe, le permite a este tipo de caballo, concentrarse en la persona y no tanto
en los alrededores.
Algunos entrenadores jamás enviarán su caballo con un caminador hacia la pista de carreras.
Esto también sería correcto. Solo haga lo mejor que pueda para llevar y regresar su caballo.
Mucho, mucho tiempo atrás en nuestra oscura alma, encabrita un caballo...El caballo, el
caballo! El símbolo de la potencia que surge y del poder del movimiento, de la acción.
~D.H. Lawrence
Un Caballo Suelto en el Camino
El instinto natural del un caballo que siente miedo o dolor es huir. Si un Pura Sangre de
Carreras queda suelto en la pista de carreras, uno o dos palafreneros, como mínimo, intentaran
agarrarlo; para este entonces el caballo estará legítimamente asustado, huyendo tan rápido
como puede. Lo único que el caballo desea es ir a casa, a su cálido y bonito box, tomar el
desayuno y dormir una siesta. Pero no puede encontrar donde vive. Esto asusta al caballo aún
más.
En ocasiones, el caballo suelto saldrá de la pista por uno de los accesos, buscando su hogar.
Si usted va camino al establo, y alguien grita, “Caballo Suelto,” búsquelo con la mirada. Si no
está cerca, solo manténgase relajado y continúe camino a las caballerizas. Otras veces, el
caballo suelto se dirigirá hacia usted, y entonces deberá permanecer fuera de su camino.
Si puede hacerlo de forma segura, cabalgue hasta una de las caballerizas hasta que el caballo
suelto haya pasado. Luego, salga de allí y siga su camino. Si no puede salir del sendero,
muévase hacia un lado.
Si se dirige directamente hacia usted, voltee su caballo para que quede mirando hacia el mismo
lado hacia el que viaja el caballo suelto, del mismo modo que en la pista. Esto evitará que el
caballo suelto choque de frente con el suyo. Un Pura Sangre de carreras asustado no está
pensando; simplemente reacciona a estímulos y correrá frente a un auto si se cruza en su
camino. Evite cualquier interacción con un caballo suelto asustado.
El caballo suelto encontrará a la larga el camino su casa, o hacia otro establo y será devuelto a
su propia caballeriza.
Manténgase alerta
Como regla general, mientras se encuentre montando, busque otros caballos, o cualquier otra
cosa que se dirija hacia usted desde cualquier ángulo, especialmente cuando haya finalizado su
galope y esté relajado. No saque sus pies de los estribos y los deje colgando a los lados del
caballo en su camino al establo. Puede requerir el apoyo de los mismos en caso de que su
caballo viera algo y salte inesperadamente. Debe hacer todo lo que esté en su poder por
mantenerse y mantener su caballo y los otros caballos y jinetes a salvo.
Ejercitar un Pura Sangre de Carreras en la pista es similar a manejar un auto en una calle de
barrio. Muchas actividades se desarrollan a la misma vez, y se requiere que esté al tanto de
ellas para mantenerse a usted y a su caballo fuera de peligro. Permanezca con su cabeza en
alto. Manténgase a salvo. Monte prudentemente.
El oro de los gitanos no tintinea ni brilla. Reluce bajo el sol y relicha en la oscuridad.
~Atribuido a los Gitanos Claddaugh de Galway
Capítulo 5a – Otras Actividades y El Personal en la Pista de
Carreras
Otras actividades y personal en la pista de carreras.
El Descanso
El descanso es cuando la pista de carreras cierra a mitad de mañana. Se vuelve a rastrillar para
que esté pareja nuevamente. Luego de que alrededor de que cuatrocientos Pura Sangre de
carreras han corrido rudamente sobre la pista desde que se abrió a las cinco y media de la
mañana, la superficie está cuarteada y despareja.
Al volver a rastrillarla se nivela y da la sensación de ser una pista nueva. Muchos entrenadores
esperan hasta luego de esta pausa, cuando la pista está nivelada y pareja, para brisar sus
caballos.
Tractores Nivelando la Pista Durante el Descanso
Durante este descanso, entre sets, los galopadores se relajan en el establo, o van a la cocina
unos minutos. Es de soberana importancia estar de vuelta en el establo y listo para su próximo
caballo antes de que termine la pausa. Habitualmente dura entre veinte y veinticinco minutos.
La Cocina
La cocina es el lugar al que asiste el personal de la pista para desayunar, comprar una taza de
café, un diario, utilizar la sala de descanso, o encontrarse con amigos u otras personas. Si un
entrenador busca contratar personal para el establo, la cocina de la pista es un buen lugar donde
encontrar alguien buscando trabajo. Es el centro social de la pista de carreras.
La Ambulancia de los Humanos
Si un galopador se cae durante el entrenamiento de la mañana, la ambulancia podrá ingresar a
la pista para cargarlo. Dado que la mayoría de los Pura Sangre de Carreras han visto varios
vehículos en movimiento antes, no le prestan atención a las ambulancias. Lo que puede variar
es la experiencia del chofer en cuanto a los movimientos de los caballos de carreras; por lo
tanto, asegúrese de que el espacio con el que cuenta la ambulancia para maniobrar hasta llegar
al montador incapacitado sea lo bastante amplio. Si el vehículo se dirige hacia usted, de la
vuelta y galope hacia el otro lado, o reduzca la velocidad y mantenga la máxima distancia
posible con la ambulancia que se acerca. También vigile los demás caballos que están
ejercitándose en la pista en ambas direcciones.
Al mismo tiempo que la ambulancia deja la pista, deberá tener en cuenta el caballo suelto, que
montaba previamente el galopador que se ha caído. Un palafrenero o dos estarán
persiguiéndolo, tratando de mantenerlo alejado de la ambulancia y del jinete caído.
Con toda esta conmoción, es un mal momento para caerse del caballo. El personal contratado
para ayudar está ocupado con el jinete caído y su caballo suelto, por lo que si tiene un
problema con su propio caballo, estará solo. Termine oportunamente lo que sea que estaba
haciendo y salga de la pista.
La Ambulancia de los Equinos.
La ambulancia equina es un tráiler tirado por un tractor que lleva todo el equipo veterinario
necesario para ayudar un caballo en peligro en la pista de carreras; es exactamente igual a la
ambulancia humana, excepto que construida para caballos.
La ambulancia equina recoge de la pista aquellos caballos que debido a sus lesiones no pueden
regresar por si mismos a las caballerizas. La guía de comportamiento cuando la ambulancia de
los caballos entra a la pista es la misma que cuando lo hace la ambulancia de los humanos. La
diferencia es que, en general, el chofer de la quina conoce los movimientos de los caballos y
sabe cómo evitar a los que no están imposibilitados en la pista.
Re-nivelar luego de la Ambulancia
El sector de la pista con marcas de neumáticos será habitualmente re-nivelado por el Personal
de Mantenimiento. Esto previene otros accidentes, caballos sueltos, o ambas cosas. El Personal
de Mantenimiento anunciará que la pista estará cerrada hasta nuevo aviso.
No se permiten caballos en la pista mientras los tractores rastrillan ya que los caballos pueden
soltarse y correr hacia ellos, lastimándose. Luego de que la pista ha sido emparejada, se re-abre
para continuar con el entrenamiento.
La pista se re-nivela porque si el caballo que va galopando o trotando ve las marcas de
neumáticos en la pista, puede asustarse y dar un salto, tirando al galopador. También puede
realizar una parada brusca, desmontando al jinete. Si esto ocurre, se repetirá nuevamente la
escena con el caballo suelto, el galopador en el suelo y la ambulancia conduciendo dentro de la
pista.La nivelación de la pista previene los caballos sueltos al emparejar las marcas de los
neumáticos y dejar la pista como nueva otra vez.
El caballo se asusta al ver algo que no estaba allí el día anterior y lo evita desviándose
bruscamente, saltándolo o negándose. Cualquiera de estos tres movimientos puede desmontar
al galopador. Cuando un caballo en movimiento se detiene bruscamente se llama parada en
seco. Cuando un caballo para en seco, el galopador continúa desplazándose hacia adelante y se
asemejará a un dibujo animado en el que el caballo frena y el jinete continúa cabalgando por el
aire, sin caballo debajo de sí mismo. Parece gracioso, pero no lo es cuando le sucede a una
velocidad de 30 o 40 kilómetros por hora.
Ser Multado
Si es multado por cometer una infracción en la pista, le llamarán a declarar en una audiencia
con los Administradores; quedando catalogado como alguien que no escucha o no presta
atención a las órdenes impartidas por las autoridades de la pista. Subsecuentemente, tendrán
poca o ninguna compasión por usted si tiene un accidente o si ocurre algún otro altercado o
infracción, aún si hay evidencia de que no ha sido por su culpa. La reputación dentro de la pista
es de fundamental importancia. Es mucho mejor realizar su trabajo e irse a casa sin llamar la
atención.
Los Administradores.
Los Administradores ofician en las carreras, lo que significa que miran cada carrera
asegurándose de que no se rompe ninguna de las reglas. Los Administradores son también
responsables de mantener el orden entre todos los que trabajan en la pista. Son como la policía
de la pista de carreras.
...Escuche un relincho. Oh, ¡era un relincho tan enérgico y melódico! Mi propio corazón
dio un vuelco con su sonido. ~Nathaniel Hawthorne, “The Chimera,” 1852
Capítulo 6 – De Vuelta en las Caballerizas
De Vuelta en las Caballerizas.
Una vez en su establo, averigüe si debería llevar su Pura Sangre de Carreras directamente a su
box para ser desensillado, o si debería dar una vuelta alrededor del establo. La mayoría de los
caballos se llevan directo a sus boxes para quitarle la montura luego de regresar de la pista. No
ingrese al box hasta que el mozo esté preparado y esperando para ayudar con el desensillado y
para caminar al caballo. Dé una vuelta, o dos, si el peón todavía no está allí.
Montando el Caballo hasta su Box
Realice una curva amplia para ingresar el caballo
a su box desde el pasillo. Si no lo hace, se
arriesga a golpear el borde de la puerta con la
cadera del caballo, provocándole una contusión, o
peor, puede apretarse su propia rodilla entre la
puerta y el cuerpo del caballo.
Curva Amplia Para Ingresar al Box
Luego de golpear la cadera del caballo y de apretarse la rodilla cinco o seis veces, recordará
ingresar de modo perpendicular a la puerta.
Tampoco olvide agacharse. A pesar de estar usando un
casco, al golpearse con la puerta puede dañarse la cabeza
y el cuello.
Agachando la Cabeza
Una vez dentro del box, gire en círculo hacia la izquierda hasta quedar mirando la esquina suroeste del establo, donde le espera el peón con el bozal y el ramal en su mano. El colocar al
caballo enfrentando la esquina ayudará al mozo a controlarlo si éste decide caminar hacia
adelante mientras usted desmonta y le quita su montura.
Enfrentando la Esquina Sur-Oeste en el Box
Desmontando y Desensillando
Desmonte hacia el frente, o hacia el hombro, del caballo, con cuidado para no recibir una
patada de su pata trasera izquierda. Desabroche la cincha, remueva la martingala que está fija a
la cincha entre las patas delanteras del caballo, y deslice la montura de su lomo. Tome la
cincha mientras se desliza sobre el caballo y colóquela sobre la silla para que no toque el suelo.
Coloque la montura en su brazo izquierdo, de modo que la cruz o borren delantero enfrente su
codo. Con su mano derecha, suba la martingala y las riendas por el cuello del caballo hasta que
descansen detrás de las orejas del caballo. Mientras tanto, el peón habrá desabrochado el
ahogadero y la muserola de la cabezada y estará de pié del lado izquierdo de la cabeza del
caballo, listo para colocarle el bozal.
Colóquese del lado izquierdo del peón. Utilice su mano derecha para pasar la testera de la
cabezada, la muserola, las riendas y la martingala suavemente sobre las orejas y cabeza del
caballo. La testera está unida al filete que se encuentra dentro de la boca del caballo, por lo
tanto, sea cuidadoso al sacársela.
Si el filete no cae espontáneamente, no se lo arranque de la boca, haciendo pasar al caballo por
una mala experiencia. Algunos caballos dejarán que el filete caiga gentilmente, mientras que
otros no lo soltarán. Frecuentemente, solo moverlo levemente hacia los costados le hará saber
al caballo que es hora de soltar el filete. El peón le asistirá abriendo la boca del caballo con sus
manos si el mismo no coopera.
Retirando las Riendas
Coloque la cabezada sobre el asiento, que descansa sobre su brazo izquierdo. Soporte el peso
de la montura sobre su brazo izquierdo sosteniendo el borrén trasero con su mano derecha.
Salga del box, llevando la montura en sus brazos,
con cuidado de no tropezar sobre ella. Mire a su
derecha para asegurarse de que ningún caminador
o caballo viene hacia usted. Si efectivamente ve
un caballo, permítale pasar, luego lleve su
montura al rack para monturas que encontrará al
final del pasillo. Si no ve un rack, pregunte al
mozo donde desea que deposite la montura.
Llevando la Montura
Es habitual que haya un caminador listo para llevarse al caballo y darle unas vueltas por los
boxes antes de sacarlo afuera para bañarlo. Si no hay ningún caminador disponible, camine
con su caballo por las caballerizas hasta que el peón tenga el agua lista para el baño. Si no se
siente cómodo caminando un caballo, no se ofrezca. De otro modo, se apreciará mucho su
ayuda.
Discusión con el Entrenador
Una vez de regreso a las caballerizas, y luego de haber desensillado el caballo y colocado la
montura en su lugar, vaya hasta donde se encuentra el entrenador y espere hasta que él o ella le
hable de su caballo. Lo que realmente querrá saber es si el caballo pareció saludable, si estuvo
relajado y si realizó correctamente los cambios de mano en la pista.
Prepare mentalmente las respuestas, habiendo
prestado atención a estos detalles mientras
ejercitaba el caballo. Si hay otros galopadores
respondiendo preguntas en el establo, preste
atención al modo como responden y hágalo de la
misma manera.
Discusión con el Entrenador
Si su Pura Sangre hizo, o no hizo, algo que cree que el entrenador debería saber, dígaselo.
Sea conciso y dulce en su descripción del desempeño del caballo, ya que el entrenador tiene
mucho trabajo y muchas cosas en su mente.
Otra consideración a tener en cuenta es que cuando hace un comentario sobre el caballo de
alguien, es como si estuviera criticándole su hijo. Sea sensible con respecto a cómo está
recibiendo estos comentarios esa persona, ya que se trata de una conversación extremadamente
delicada. Para ser ejercitador de caballos uno debe ser en parte psicólogo, al hablar con
entrenadores y propietarios respecto de sus caballos.
Su Próximo Caballo
Luego de esta discusión, averigüe si hay otros caballos para ejercitar. Si hay, permanezca en el
establo. Si no, es libre de irse, aunque es mejor esperar a que el entrenador le diga que puede
marcharse y no irse así sin más. Si el entrenador se aleja luego de haberle hablado de su
caballo, y usted todavía no sabe si debería quedarse o no, pregunte al asistente si le necesitan.
No tome a modo personal el trato que recibe en las caballerizas. Está allí para ejercitar un Pura
Sangre de carreras, y cuando termina su tarea, se convierte en algo obsoleto. Si se queda por
allí innecesariamente, no permitirá que los demás realicen su trabajo, y no será bienvenido.
Preparando su Próximo Caballo
Si debe galopar otro caballo, vaya a su establo y prepare su montura antes de que el caballo
salga de su box. Si ajusta su montura en el pasillo de los boxes, otros caballos detrás del suyo
deberán detenerse y alguno podría recibir una patada mientras espera que usted monte su
caballo.
Preparando su Próximo Caballo
Si no sabe cuál es el caballo que debe montar, aguarde en los pasillos junto con los demás
jinetes hasta que se lo entreguen. Inspeccione su montura de modo rápido y eficiente, monte el
caballo, ajuste la cincha y termine de ajustar las estriberas y de atar el nudo en sus riendas
camino a la pista. No es gran cosa, simplemente hágalo lo mejor que pueda, como siempre.
Un Dilema Ético
Puede incurrir en un dilema ético si el entrenador le pide que ejercite el caballo de cierto modo
pero usted sabe que algo ocurre con el caballo y que si sigue las instrucciones del entrenador
sus lesiones podrían empeorar. Ésta es la peor parte del trabajo de un galopador.
Supongamos, a modo de ejemplo, que el entrenador le pide que galope al caballo una milla y
media, pero el caballo tiene inflamada su cuartilla izquierda. Su deber es hacer lo que le indica
el entrenador y también proteger al caballo. ¿Qué debe hacer?
Algo que podría hacer es acortar la distancia del galope al no alejarse tanto como lo haría
normalmente en sentido inverso, y hacer un galope corto. Otra opción podría ser un galope
lento. También puede intentar, una vez iniciado el galope, ir acelerando hasta donde sienta que
el caballo se siente cómodo.
Hágale saber al entrenador que el caballo está quitándole apoyo a esa pata, y dígale que espera
que el problema sea encarado y solucionado prontamente.
Si el entrenador nota que a usted no le gusta galopar un caballo en particular, puede hacer que
otro galopador lo ejercite, aún si el problema del caballo empeora en el proceso. Además, si el
entrenador ve que altera su cronograma de entrenamiento, ya puede ir buscándose otro trabajo.
Si la situación empeora tanto que no soporta galopar más el caballo, deberá buscarse otro
trabajo. Si no puede lograr comunicarse con el entrenador, no hay mucho más que pueda
hacerse.
Con respecto al Pura Sangre de carreras del ejemplo anterior, en el que acortó el galope, no
podrá hacer esto todos los días. Eventualmente, el problema deberá ser afrontado o el pobre
animal se pondrá cada vez peor. No es fácil para el ejercitador y, con seguridad, es la peor
parte del trabajo.
El galopador es quien va arriba del Pura Sangre de carreras y puede sentir cosas que el
entrenador no ve. El entrenador haría bien en confiar y tener una buena comunicación con el
ejercitador para obtener el íntimo conocimiento que solo alguien que monta el caballo puede
sentir.
Cambiar de Trabajo
No renuncie a su trabajo, no importa lo horrible que sea llegar cada mañana. Las únicas
razones por las cuales podría dejar su trabajo son 1) se muda a otro estado, 2) le han ofrecido
un mejor trabajo, o 3) no soporta más trabajar para su entrenador, como en el ejemplo anterior.
Si le parece que está a punto de ser despedido, siga presentándose a trabajar cada día hasta que
le despidan. Si renuncia, no podrá cobrar por desempleo. Mientras tenga un cheque en mano al
final de la semana, no renuncie. Siempre piense en protegerse financieramente.
El viento de los cielos es el que sopla entre las orejas del caballo ~Arabian Proverb
Capítulo 6a – Personas Que Verá al Regreso a las Caballerizas
Estas personas pueden estar en el establo luego de que regrese de ejercitar al caballo sobre el
final de la mañana.
El Veterinario - es el médico de los caballos. Su trabajo es mantenerlos saludables.
Personal de Alimentación - entregan a los caballos la avena y otros alimentos provenientes
de la tienda de alimentos.
El Herrero - coloca las herraduras en los cascos de los caballos.
Por falta de un Clavo, se perdió una Herradura; por falta de una Herradura, se perdió
un Caballo; por falta de un Caballo, se perdió el Jinete; siendo alcanzado y asesinado por
el Enemigo, y todo por falta de Cuidado en un Clavo de Herradura. ~Benjamin Franklin,
Poor Richard’s Almanack, June 1758
El Dentista de Caballos - lima los dientes de los caballos para que no haya bordes afilados
que corten su mejilla. Limar significa alisar los bordes afilados de los dientes con una escofina.
Personal del Heno - distribuyen heno y paja en el establo para que los caballos puedan comer
y descansar, respectivamente.
El Pagador - distribuye los cheques los días de cobro.
El Personal de Mantenimiento - se encarga de mantener todas las caballerizas en la pista de
carreras.
Los Electricistas - mantienen funcionando la electricidad y evalúan la seguridad eléctrica del
lugar.
Los Carpinteros - reparan tablas rotas y mantienen el establo apto para trabajar.
¡Ah, corcel, corcel, qué corcel! ¿Tiene el viento su hogar en tu crin? ¿Habrá un oído
sensible, alerta como una llama, en cada una de tus fibras? Sintiendo ese sonido familiar
desde lo alto, en una sola armonía, empujas con tu pecho de bronce, tus cascos apenas
tocando el suelo, en línea recta rasgando el aire, e inspirado por Dios, ¡corres!~Nikolai
Gogol, Dead Souls, 1842
Capítulo 7 – Problemas a buscar mientras Galopa
Aquí presentamos algunos problemas a buscar y a los que debe estar atento mientras ejercita su
Pura Sangre de carreras. Así tendrá algo de lo que hablar con el entrenador cuando regrese al
establo.
Alcance
Se llama alcance cuando la herradura posterior golpea el casco de la extremidad anterior a casi
cada paso del caballo. Se puede oír mientras monta. Es doloroso para el caballo, ya que
continuamente esta pateando su propio casco. El impacto en el casco puede aumentar el calor
en el pie y eventualmente causarle dolor. El herrero puede hacer mucho por corregir este
problema, así que debe decirle al entrenador lo que sucede. El alcance no sucede cuando el
caballo va al galope sino cuando trota. Es un sonido inconfundible de tintineo y chasqueo de
metal contra metal cada vez que el caballo da un paso.
Problemas con el Extremo Trasero
Es fácil de detectar porque le resultará difícil pararse para posicionarse cuando el caballo
intente trotar. Apenas si podrá empujar con su extremo trasero porque le duele y se siente
débil. Será difícil que el caballo logre un ritmo decente dado que no tiene fuerza detrás. Puede
decidir cuál es el lado más inflamado determinando en cuál de las diagonales le resulta a usted
más difícil colocarse en posición.
Cuando un caballo trota, mientras su hombro derecho va hacia adelante, el cuarto trasero
opuesto, o sea el izquierdo, también lo hace. Si tiene problemas para pararse en posición
cuando el hombro o pata delantera derecha de caballo va hacia adelante, entonces es su cuarto
izquierdo el que está inflamado, y viceversa.
Cuando regrese a las caballerizas, dígale al entrenador que siente algo en los cuartos traseros
del caballo. Sea sensible a la reacción del entrenador mientras le habla de su caballo. Algunos
entrenadores le acusarán de tratar de ser entrenador si es muy específico respecto del problema
del mismo.
Tos
Su caballo puede toser durante el ejercicio. Hay muchos tipos de tos y, eventualmente, será
capaz de distinguir una tos de enfermedad de un “me estoy quitando el polvo de la pista de la
garganta.”
En ocasiones su caballo toserá apenas lo monte en el establo. A veces, toserá al llegar a la pista
y al iniciar su camino en sentido inverso. A veces, pero no tan seguido, toserá en medio del
ejercicio. A veces, su caballo toserá al detenerse y comenzar el regreso a casa.
Apenas regrese a las caballerizas, hágale saber al entrenador que su caballo tosió, cuántas
veces lo hizo y cómo sonaba. Compare el sonido de la tos del caballo con el de su propia tos.
No diga al entrenador por qué tosía el caballo, solo dígale que tosía.
Si da al entrenador la razón por la cual tose el caballo, él o ella puede acusarle de “sabelotodo”
y de intentar entrenar su caballo. Le pagan para ejercitar al Pura Sangre de carreras, no para
diagnosticar sus problemas.
Cabeza muy alta o muy baja.
Hágale saber al entrenador si cree que su caballo está llevando la cabeza muy alta o muy baja.
Algunos caballos lo hacen naturalmente, sin que ello se vincule a una enfermedad. Otros llevan
su cabeza muy alta o baja porque presentan alguna enfermedad que están tratando de aliviar.
Nuevamente, no diga al entrenador por qué el caballo lleva su cabeza en una posición inusual,
solo dígale que lo hace. Puede decir algo así como, “Este caballo está llevando la cabeza muy
baja,” o, “Este caballo no quiere bajar la cabeza.” Estas observaciones le permiten al
entrenador saber que algo no anda bien sin que usted interponga su opinión.
De nuevo, le pagan por ejercitar al Pura Sangre de carreras, no para evaluar los malos hábitos
del caballo, de modo que solo dígale al entrenador lo que ha observado. No emita su opinión.
Permita que el entrenador le pregunte primero que opina, luego ofrézcale su opinión.
Problemas en los dientes/Problemas en la Boca
Si el caballo tiene problemas en los dientes, desplazará la mordida hacia ese lado para
inmovilizarlo. También puede levantar la cabeza cada vez que usted toca ese lado de la boca a
través de las riendas. O, puede ladear la cabeza a derecha o a izquierda dependiendo el lugar
que le duela. Hágale saber al entrenador que el caballo presentó sensibilidad en la boca.
Sea consciente de las cosas extrañas que hace el
caballo. Trate de interpretar por qué lo está
haciendo. Los caballos no pueden hablar, de modo
que somos nosotros quienes tenemos que descifrar lo
que nos quieren decir. Trabajar con caballos todos
los días es un gran misterio.
Cabeza Ladeada hacia la Derecha
Desconcentrado
Si el caballo mira hacia afuera o hacia adentro de la pista, hacia el campo próximo o si muerde
a otros caballos que pasan, o se asusta de la nada, puede requerir anteojeras. Éstas ayudan a los
caballos a mantener su atención centrada adelante y a no reaccionar a distracciones en la pista.
Hay diferentes versiones de anteojeras, el entrenador decidirá cuál es la correcta para este
caballo en particular.
Los caballos jóvenes miran alrededor porque nunca antes han visto tanta conmoción y están
interesados en todo. No se deberían colocar anteojeras a caballos jóvenes ya que debe
permitírseles que miren y aprendan lo que hay en su ambiente para que normalicen su
conducta.
Un Pura Sangre de carreras puede realmente necesitar las anteojeras si no está prestando
atención. Sentirá el centro de gravedad del caballo cambiando a cada momento, mientras él
está ocupado mirando todo ese mundo, moviendo la cabeza de lado a lado, de arriba a abajo
para no perderse nada que pueda ser emocionante. Al retornar al establo, hágale saber al
entrenador que el caballo no está concentrado.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
ATENCIÓN
Nuevo Equipamiento
Nunca - NUNCA- monte un caballo apenas se le haya colocado nuevo equipamiento por
primera vez. El nuevo equipamiento incluye anteojeras, fijador de lengua, martingala o botas.
Con el agregado de nuevo equipamiento, con el que no están familiarizados, los caballos se han
encabritado, se han caído y se han desbocado, y han salido disparados por las caballerizas. No
querrá estar sobre él cuando esto ocurra. Haga que el peón le dé por lo menos una vuelta
alrededor de las caballerizas para que se acostumbre a utilizarlo.
El peón o el entrenador pueden molestarse si le pide a éste que le de unas vueltas al caballo. A
pesar de ello, permanezca de pié allí y niéguese a montar hasta que se haga lo que solicitó. Si
insisten en que se suba al caballo en ese momento, camine usted mismo al caballo unas vueltas
alrededor del establo. Esa es mejor solución que terminar en el hospital. Si no le permiten
hacerlo, entonces tendrá que trabajar para otra persona. Es así de simple. No es que el
entrenador esté tratando de que usted se lastime, pero no están definitivamente tratando de
evitarlo. Protéjase a usted mismo, sin que nada más le importe.
Si el mozo, o alguien más en el establo, le llama miedoso o trata de controlar sus acciones
intimidándole para que suba al caballo, o haciendo cualquier cosa en contra de su buen juicio,
sea fuerte, manténgase fiel a sus convicciones e intuición, y sepa que quien le llama miedoso es
realmente el cobarde.
La reticencia a subirse al caballo no significa que el ejercitador tenga miedo de un caballo en
particular, o de realizar una actividad determinada. Es que sabe lo que puede suceder si no se
realizan ciertos procedimientos. No hay sustituto para la experiencia.
Las personas que nunca han montado un Pura Sangre de carreras no tienen idea de lo que ello
significa.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Un caballo! un caballo! mi reino por un caballo! ~William Shakespeare, The Tragedy of
King Richard III
Menudillos
Si el caballo tiene dolor en los menudillos, podrá sentir que cojea con esa mano. Muchos
problemas en el caballo pueden expresarse de modo similar. Simplemente, diga al entrenador
que el caballo parece favorecer su mano derecha o izquierda. Luego permítale trabajar en el
problema.
Los Pura Sangre de carreras son atletas profesionales, y como los atletas humanos, cuando se
les solicita el máximo esfuerzo, pueden terminar con su cuerpo y músculos inflamados. Es
tarea del entrenador del caballo, y del peón hasta cierto punto, notar si el caballo muestra algún
signo de lesión y solucionarla antes de que se convierta en un problema.
Rodillas
Cuando un caballo tiene dolor en una rodilla, trata de no doblarla y puede ladearla hacia afuera
en un esfuerzo por no flexionarla y llevarla directamente hacia adelante. La mano se moverá en
círculos desde el hombro ya que el caballo intenta no flexionar la rodilla.
Hágale saber al entrenador que el caballo no está corriendo bien con su mano derecha o
izquierda. Muchas veces, éste ya sabe cuál es el problema pero puede ser necesario ejercitarlo
de todos modos sin importar lo que sea que le moleste.
Dolor en la Columna
Si al caballo le duele la columna, se agachará cuando le monte, como si quisiera deshacerse de
su peso. Cuando esto suceda, párese de de montura y mantenga su peso fuera del lomo tanto
como pueda.
Esto significa que cuando el caballo trote usted deberá pararse, y que al sentarse deberá hacerlo
suavemente, y no de un golpe seco. Respetar el bienestar y el confort del caballo por sobre
todas las cosas guiará su comportamiento para ser considerado y amable con él. Emular la
generosidad y el espíritu gentil del caballo es una de las principales lecciones de la equitación.
Dolor Muscular, Dolor en el Cuerpo
Un Pura Sangre de carreras con dolor muscular estará rígido y se moverá con esfuerzo. Cuando
trote, su hombro no se moverá libremente y de modo fluido. El paso parecerá torpe, quebrado y
desparejo. El cuarto trasero parecerá arrastrarse detrás de las patas delanteras de modo
desconectado. El caballo tratará de evitar el ejercicio.
De nuevo, a veces el entrenador sabe que existe un problema pero necesita enviar al caballo a
la pista para superarlo. En todo caso, hágale saber lo que siente.
Respiración
Algunos Pura Sangre de carreras tienen problemas respiratorios. Escuche si el caballo tiene
trabajo respiratorio mientras se ejercita. El sonido puede ir desde algo sutil, leve, o zumbido, a
un sonido de gorjeo o un fuerte rugido, cuando el caballo baja su cabeza al suelo para ayudar al
pasaje de aire. Hágale saber al entrenador si escucha o nota algo como esto.
Caminado de Regreso a Casa
Mas no habrá nada que hacer hasta que el caballo siente cabeza. ~William Cavendish,
Duke of Newcastle, 1743
Capítulo 8 – Cómo Debería Ser el Andar de Su Caballo.
El Pura Sangre de carreras debería caminar relajadamente, con su cabeza en posición neutral,
escuchando las órdenes del jinete, a un ritmo controlado.
A continuación se comentan algunas cosas que no debería hacer un caballo de carreras.
Cabeza levantada, “mirando las estrellas”
Cuando el Pura Sangre lleva su cabeza en alto, su lomo va arqueado y tenso. No es fácil ni
cómodo montar un caballo con el lomo hundido. Imagínese a usted mismo haciendo ejercicio
con su cabeza en levantada y la espalda arqueada todo el tiempo. Al estar en esa posición, su
espalda estará tensa, curva y le dolerá.
Al regresar al establo, dígale al entrenador que el caballo corre con su cabeza levantada. De
nuevo, no dé su opinión al respecto de por qué lo está haciendo.
Escuche a su Caballo
Cabeza ladeada hacia adentro o afuera
No es correcto que el caballo galope con su cabeza ladeada hacia adentro o hacia afuera.
Mientras esté en esta posición, las patas de caballo deben torcerse cada vez que toquen el suelo
para mantenerse corriendo en una recta en la pista. Esto aumenta el estrés en todas las
articulaciones de las patas delanteras.
Hacer que el caballo trote una milla o dos en sentido inverso, es menos dañino para sus patas
que hacer que su cuerpo se contorsione todos los días con el galope. Galopar acompañado por
un pony puede también mantenerlo derecho mientras corre.
No sugiera al entrenador que el caballo necesita un pony. Diga que el caballo galopa torcido, y
permita al entrenador ajustar el esquema de entrenamiento de uno u otro modo.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
ATENCIÓN
Su Responsabilidad
Al decirle al entrenador lo que está sintiendo, ya ha cumplido con su responsabilidad como
ejercitador, y el resto no será su problema. Lo que ocurra a continuación esta fuera de su
control. No siga preguntando al entrenador por qué no se ocupa del problema del caballo que
galopa torcido, ni de ningún otro problema que le haya mencionado antes acerca de cualquier
otro caballo.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Caballo Desbocado
Si el Pura Sangre de carreras se desboca todos los días, pronto le dolerá todo su cuerpo y, a su
debido tiempo, resultará lesionado. Encuentre el modo de galoparlo suavemente. Pregunte a
otro galopador por su técnica para frenar un caballo difícil.
Diga al entrenador que le está resultando difícil controlar la velocidad del caballo. Si el
entrenador va diariamente a la pista a mirar el entrenamiento de su caballo, verá que se trata de
un caballo muy fuerte para usted sin necesidad de que se lo mencione.
Caballos “Locos por la Velocidad”
Esto significa que cuando el Pura Sangre llega a la pista, quiere largarse a correr e ir tan rápido
como pueda. El caballo estará ansioso por llegar a la pista, y una vez allí, será difícil
controlarle y mantenerle a una velocidad razonable.
Si monta un caballo “loco por la velocidad” durante algunos días seguidos, el palafrenero,
otros galopadores y las demás personas en la pista, comentarán respecto de cómo va su caballo.
Como ejercitador, esto supone presión para usted, para hacer que mejore el andar del caballo.
Montar este tipo de caballo pone en riesgo a todos los demás, ya que el animal no está
realmente bajo control y puede atropellar ciegamente a otros caballos y jinetes en cualquier
momento.
Hágale saber al entrenador que se trata de un caballo loco por la velocidad. Si le dice al
entrenador que no quiere volver a montarlo, éste puede decidir que usted no monte ningún
caballo, y entonces deberá buscarse otro empleo. Sea diplomático cuando le diga al entrenador
que no desea ejercitar más un caballo en particular.
Galopar un Caballo Nervioso
Como se mencionó anteriormente, para mantener un Pura Sangre de carreras bajo control,
galope más lentamente que lo normal y cerca de la empalizada externa. Esto mantiene al
caballo lejos de los que galopan rápido en el carril interno, para que no se ponga tan nervioso
cuando otros se acercan a él.
Un caballo hermoso es siempre una experiencia... Es una experiencia emocional del tipo
de las que se estropean con palabras.~Beryl Markham
Caballos Encantadores
No todos los Pura Sangre de carreras son locos por la velocidad ni requieren manejo especial.
Algunos disfrutan de su trabajo y tienen un galope hermoso y relajado. Entonces podrá
sentarse, leer el periódico, arreglarse las uñas, o lo que quiera mientras el caballo completa su
galope con usted disfrutando del paseo. Estos caballos son un sueño, y deseará montarlos
durante todo el día. Cuando se le da el placer de ejercitar un caballo encantador como éste, no
se jacte de ello frente a otros galopadores. Tratarán de ser ellos quienes monten el caballo, y de
darle a usted el difícil e indomable que les toca a ellos.
Un Galope Hermoso y Relajado
Dicen que los príncipes aprenden equitación mejor que ningún otro arte. La razón es que
la valiente bestia no es aduladora. Tirará al suelo al príncipe tan pronto como al peón.
~Ben Johnson, Discoveries Made Upon Men and Matter and Some Poems
Capítulo 9 – Algunos Consejos Para Montar.
Aquí se presentan algunos consejos para montar.
Manténgase relajado
Ejercitar un Pura Sangre de Carreras es completamente diferente a montar caballos de
concurso, caballos de dressage, o caballos entrenados en otras disciplinas. La primera gran
diferencia es que los Pura Sangre de carrera son muy volátiles y el galopador debe estar
preparado en todo momento para cualquier eventualidad. Esto no significa que tenga que
prenderse al caballo con sus piernas, como un alfiler a la ropa, hasta caer desmayado por la
tensión.
Caballo y Galopador Relajados
Significa que cuanto más suelto y relajado esté, más fácil le será mantenerse sobre el caballo si
éste decide saltar. Significa que siempre debe estar atento a lo que hace el caballo. Préstele
atención, aún cuando este contándole al amigo que monta a su lado lo “cool” que quedará su
coche cuando le haga instalar las llantas y los vidrios ahumados.
Impulse su Caballo Hacia Adelante
Siéntese de modo relajado, pero listo. Si el caballo se asusta, habitualmente saltará hacia un
costado o hacia adelante. No importa lo que suceda mientras trata de controlar al caballo,
impúlselo hacia adelante.
Si un caballo va de lado a lado o sube y baja, no está moviéndose hacia adelante. Nunca
castigue al caballo tirando de las riendas. Tirar de su boca significa para el caballo que debe
detenerse.
Si tira fuerte de las riendas y el caballo tiene mucha energía almacenada por el susto o porque
está jugando, deberá descargarla de algún modo. Confundido, el caballo se levantará en sus
patas traseras porque no se le está permitiendo ir hacia adelante. Al instante estará en el suelo y
su caballo estará corriendo descontroladamente por la pista. Impulse el caballo hacia adelante
mientras dure la situación atemorizante para él y tarde o temprano se habrá calmado y estará
nuevamente tranquilo. Mande su caballo hacia adelante.
Un Buen Jinete no debería sentir miedo ni rabia. ~James Rarey
Montando Caballos de Dos Años
Cuando se montan caballos de dos años, también conocidos como Pura Sangre de carreras sin
experiencia, es tarea fundamental del galopador impartirle confianza y fe a estos enérgicos
jóvenes. El ejercitador no puede ni pensar en su almuerzo. Toda su atención debe estar puesta
en enseñar y entrenar al joven inexperimentado.
Tan pronto como su concentración se desvíe, el joven Pura Sangre lo sabrá y perderá confianza
en usted y en sí mismo. Saltará o se espantará por cualquier cosa o lo colocará un sinnúmero de
situaciones que no se darían si se mantiene concentrado. No puedo decirle cómo saben cuando
nuestros pensamientos se desvían, pero lo saben y es entonces cuando le ponen a prueba.
Cómo con los Pura Sangre de mayor edad, si el caballo tiene miedo, impúlselo hacia adelante.
Siempre mande el caballo hacia adelante.
Cómo Posicionarse Cuando el Caballo Galopa
Mientras el caballo va al galope, debe mantenerse por adelante del impulso del caballo. Párese
en los estribos, lleve su cuerpo hacia adelante, estire los brazos, y balancee su peso hacia las
manos, en la base del cuello del caballo.
Esto es diferente cuando uno monta un caballo de
salto o uno de entrenamiento. Se siente como si
fuera tan por delante del centro de gravedad del
caballo que fuera a caerse de cabeza por sobre el
cuello del mismo. Lleva tiempo acostumbrarse,
pero este es el modo correcto de mantenerse
balanceado, ya que el Pura Sangre de carreras
avanza a mucha mayor velocidad que los otros
tipos de caballo cuando van al mismo aire.
Al Galope
Montando sobre la Cruz
Puede montar utilizando una cruz simple o doble con sus riendas. Una cruz simple es cuando
tiene una rienda en una mano y ambas riendas en la otra. El galopador lleva habitualmente una
fusta en la mano en la que lleva una sola rienda. La mayoría de los diestros llevan una rienda
en la mano derecha y ambas riendas con la mano izquierda. Esto parece extremadamente
técnico pero luego de unos intentos ni siquiera tendrá que pensar en manipular las riendas, la
fusta, la cruz, el nudo, etc.
Cruz simple
En la mayoría de los aires del caballo, la cruz simple es la que mejor funciona y permite
controlar un caballo ansioso de inmediato. Durante el galope, puede usar una cruz simple o una
cruz doble. Esto significa que sostendrá ambas riendas con ambas manos. Tome una rienda en
cada mano, y coloque una sobre la otra de modo que ambas riendas se crucen delante de usted.
Este tipo de cruz le permite realizar mucho más palanca que la simple si debe frenar un caballo
potente.
Cruz doble
Para iniciar el galope montando su Pura Sangre de carreras, apoye todo su peso sobre la cruz
doble, usando sus nudillos para apoyarse sobre el cuello del caballo por delante de la montura.
Mientras galopa, el caballo sentirá el peso de su cuerpo y el hecho de que sus manos no le
permiten un galope más rápido. Cuando el caballo se relaje, ceda las riendas de la cruz, y para
el final del galope el caballo estará suficientemente relajado como para llevar casi sueltas las
riendas.
Lo esencial de estar con caballos es que nos permiten el contacto con esos raros elementos
que son la gracia, la belleza, el espíritu y el fuego. ~Sharon Ralls Lemon
El Uso de las Manos
Algunos galopadores aspiran a ser el próximo Charles Atlas de los Chicos Galopadores e
intencionalmente harán que el Pura Sangre sea un galopador poderoso, de modo que puedan
decir lo forzudos que son, y lo fuerte que es el caballo, y que nadie que no sea ellos lo puede
galopar, etc. Esta actitud hacia el Pura Sangre no es correcta. Es infinitamente mejor para el
régimen de entrenamiento del caballo que éste se realice en un clima relajado y que no se
tensione cuando el galopador lo monta.
Al ser montado por un galopador con manos y modales relajados, este mismo caballo duro,
puede calmarse y galopar con las riendas sueltas. Puede caminar calmadamente de vuelta a su
establo, sin que salga fuego por sus ollares. El galopador comunica sus intenciones al Pura
Sangre de carreras y le transmitirá confianza, o no, dependiendo de quién sea que está en el
extremo opuesto de las riendas.
Charles Atlas, el chico fuerte y musculoso de manos rudas, resulta, a veces, muy útil. Algunos
caballos realmente necesitan una mano dura, y es una suerte que estos galopadores estén
disponibles para montarlos. Cada caballo es un ser individual y requiere un tratamiento a su
medida. Del mismo modo que sucede con las personas.
Una de las razones por las cuales los pájaros y los caballos son felices se debe a que no
intentan impresionar a otros pájaros y caballos. ~Dale Carnegie
Posición de las Manos
A continuación se presentan algunos consejos al respecto de la correcta posición de las manos
mientras se encuentre sobre un Pura Sangre de carreras de modo de proteger sus muñecas y sus
dedos.
Mantenga sus dedos flexionados y juntos. Los dedos extendidos tienden a engancharse y
fracturarse. Por ejemplo, si uno de sus dedos está extendido hacia adelante y el caballo realiza
un giro o se detiene bruscamente, su dedo puede aplastarse contra el cuello del caballo. En
consecuencia, deberá seguir montando con un dedo lesionado para mantener su trabajo.
Mantenga sus dedos flexionados y juntos.
Mantenga sus muñecas formando un ángulo hacia abajo, y no con los dedos apuntando hacia
arriba. Si sus muñecas están a un ángulo de 90 grados con respecto a sus manos, apuntando
hacia arriba, y el Pura Sangre se detiene de repente o realiza un giro inesperado, su muñeca
puede recibir un traumatismo lo suficientemente importante como para provocarle un esguince
o fracturarla. Si sus muñecas apuntan hacia abajo, la energía del impacto tenderá a flexionarlas
junto con los antebrazos.
Al montar, evite agarrarse de la martingala como que fuera un asa de seguridad. Si se cae, su
mano podría quedar atrapada en ella y usted sería arrastrado hacia las patas del caballo, o
podría lastimarse de cualquier modo inimaginable. Alguna vez puede utilizarla para
rebalancearse pero, como regla general, debe aprender a re-equilibrarse sólo, sobre el lomo del
caballo.
Baje las Manos
Mantenga sus manos abajo, sobre todo cuando el caballo anda saltando por ahí. Al principio
deberá forzarse a hacerlo. Aquí es donde participan nuevamente la concentración y la
disciplina, ya que mientras el caballo corre a gran velocidad, deberá prestar atención a 1) su
caballo, 2) los demás caballos que vienen hacia usted o andan en los alrededores, 3) la puerta
de acceso, 4) la empalizada externa, 5) el carril interno, 6) mantenerse balanceado, y también,
7) a mantener abajo sus manos. La experiencia lo hará más fácil y natural, pero las reacciones
correctas no ocurren al azar. Debe concentrarse en ello y querer mejorar. Sin importar lo que
suceda, baje sus manos y manténgalas tan cerca del cuello del caballo como le sea posible.
Tan importante como mantener abajo las manos es mantenerlas juntas. Esto significa mantener
sus codos pegados a los lados, sin agitarlos a los costados como alas de un avión mientras
intenta controlar su caballo. Mantener juntas sus muñecas, es otro modo de lograrlo.
Mantener sus manos abajo, a nivel del cuello del caballo,
le permite afirmarlas en las riendas que van fijas a la boca
del caballo. Baje las manos al cuello del caballo con la
parte larga de los dedos justo por delante de sus nudillos,
ya que esto prevendrá que sus muñecas se flexionen hacia
arriba. Si el caballo tropieza o salta, sus muñecas serán
más propensas a arrollarse que a absorber el impacto.
Manos Abajo, Codos Adentro
Con las manos en esta posición, también tendrá más fuerza con la que controlar al Pura Sangre
de carreras. Al galopar, lleve su peso hacia adelante, depositándolo en las manos, de este
modo, podrá utilizar toda la fuerza de sus manos, brazos, hombros y espalda para detener al
caballo, si fuera necesario.
Sostenga y Suavice
Sostener y suavizar la boca del caballo. No endurezca la boca del caballo tirando
constantemente a morir de las riendas. Esto hace que el Pura Sangre este constantemente
tirando en contra de sus manos a modo de defensa, utilizando su boca como amortiguador.
Agarre y ceda las riendas levemente, para que la boca del caballo permanezca suave y
responsiva. De nuevo, algunos caballos necesitan un agarre fuerte para mantenerse bajo
control, pero la mayoría responden bien con una mano suave. Sostenga y suavice.
Contacto firme
Manténgase en firme contacto con la boca del caballo con ambas riendas. Algunos galopadores
diestros tienden a sostener la rienda derecha mucho más firme que la izquierda, lo cual
desbalancea al caballo. Para compensar este contacto más firme, el animal tensa los músculos
del lado derecho de la quijada y del cuello. Esto hace que se tensionen los músculos de su
hombro derecho, que a su vez tensionan los músculos de lado derecho de su dorso y así
sucesivamente con el resto de su cuerpo.
Inténtelo con el lado derecho de su mandíbula. Ténsela y, muy pronto, tendrá tensionado el
cuello y luego el hombro, después el lado derecho de su espalda y a continuación su cadera y
pierna derecha, etc. Al Pura Sangre de carreras le sucede lo mismo, solo que además debe
cargar con aproximadamente 70kg del galopador más el equipamiento y corre a 35 – 45
kilómetros por hora.
El galopador es un componente extremadamente importante en el éxito o fracaso de un Pura
Sangre de carreras, ya que solo el modo cómo el ejercitador sostiene las riendas puede
ocasionar dolor al caballo en todo su cuerpo.
Abra y Cierre los Dedos
Si mientras monta, desea que el caballo reduzca la velocidad o que realice una curva, no es
necesario mover completamente su mano o su brazo. Si es bueno en la comunicación con el
caballo, puede lograr una correcta respuesta solo con el abrir o cerrar de sus dedos.
Dedos Abiertos
Simplemente apriete o suelte las riendas, abriendo o cerrando los dedos de sus manos a nivel
del cuello del caballo, si desea lograr una respuesta en el caballo que galopa.
Dedos Cerrados
Esto es habitualmente suficiente y el caballo apreciará sus manos suaves. Si entra en
comunicación superior con el caballo, con solo pensar en lo que quiere hacer ¡el caballo
mágicamente lo hará!
Algunos Pura Sangre de carreras no responden si solo aprieta las riendas y deberá recurrir a
métodos más duros. Cada caballo es un ser individual y debe ser tratado como tal.
Monte su Propio Caballo
Monte su propio caballo y el de ningún otro.
Algunos galopadores intentarán decirle lo que
debería hacer con su caballo, y cómo debería
hacerlo. No los escuche excepto que lo que esté
diciendo tenga sentido y usted decida que es una
buena idea implementarlo. De otro modo,
concéntrese en lo que hace su caballo, y
amablemente ignórelos asintiendo con una
sonrisa. También puede pretender no haberlos
escuchado o, si hablan en otro idioma, hacer de
En el Sendero
cuenta que no les ha entendido.
Es correcto avisarle a otros galopadores que se les está aproximando, o que necesita pasarlo, o
lo que sea que usted esté haciendo, pero no les diga cómo montar sus caballos. A modo de
ejemplo, no le diga a otro jinete que le iría mejor si bajara los talones, o que está sosteniendo
muy firme la boca del caballo (lo cual es un signo de miedo), o que va muy adelante o muy
atrás en la montura. No dé directivas a otros galopadores. Usted solo es responsable por su
caballo. Como en la vida diaria: ocúpese de sus propios asuntos.
Si alguno de los otros galopadores insiste en que haga cómo él o ella dice, no se meta en una
discusión ni grite mientras esté sobre el Pura Sangre de carreras, ni tampoco luego de haber
bajado. Los gritos asustan a los caballos. Actúe como una ser maduro, tráguese su orgullo, y
haga lo que le dice esa persona.
Por ejemplo, si el galopador le dice que vaya más arriba de la montura y monte con la espalda
hacia atrás, hágalo, y luego diga, “¿Así?” El otro galopador dirá que sí, y usted dirá “Gracias
por su ayuda. Realmente la aprecio,” y ofrézcale una sonrisa llena de amor y comprensión, no
de sarcasmo. Cuando se haya ido, vuelva a montar cómo lo estaba haciendo antes.
Sorprendentemente, sin embargo, a veces su sugerencia es realmente beneficiosa y uno nunca
sabe. Acaba de aprender algo nuevo en lugar de meterse en una lucha de egos, dónde nunca
nadie gana.
Briseando un Caballo
Para brisear un Pura Sangre de carreras, galope normalmente por el medio de la pista hasta
estar a un dieciseisavo de milla del poste desde el cual desea comenzar la briseada. Luego
aumente la velocidad de modo de llegar al poste de largada en completo modo de briseada.
Algunos caballos anticipan la misma y tirarán de las riendas todo el camino hacia el poste.
Haga lo posible por mantener el caballo bajo control.
Si el entrenador sabe que un determinado caballo presenta dificultades para llegar al poste,
enviará un pony para que le escolte. Quien monta el pony llevará al Pura Sangre a través de
una correa, o por las propias riendas del mismo, hasta que usted le indique soltarlas, lo cual
será bastante cerca del poste de largada.
Realice su briseada por el carril interno, y luego de la línea de llegada deténgase en el poste
designado. El pony le estará esperando allí para llevarle de regreso a las caballerizas. (Luego
de soltarle para que comience su briseada, el pony da la vuelta y recorre el camino corto
alrededor de la pista, para encontrarse con usted en el sitio donde se detendrá)
Y el casco de los caballos hace temblar el campo que se desmorona mientras corren.
~Virgil, Æneid (29-19 BC), XI. 875.
Capítulo 10 - Pequeños Detalles
Aquí se presentan algunos pequeños detalles que también pueden serle útiles.
Partir de la Gatera
Aprenderá a partir de la gatera por el viejo, y anticuado, ensayo y error. Nadie nace sabiendo
largar un Pura Sangre de carreras desde las gateras. Para empezar, necesitará pasar al paso a
través de ellas, hasta que se haga una idea, del mismo modo que los inexperimentados Pura
Sangre de carreras. Y así aprenderá, del mismo modo que ellos lo hacen.
Llegará un momento en el que deberá largar, ya sea que crea que está listo o no. No entre en
pánico. Actúe como si supiera lo que está haciendo, lleve al caballo a la gatera, agárrese de su
crin y ¡ya está! Sabe más de lo que cree saber.
Prepárese para el tremendo impulso hacia adelante que ocurrirá cuando se abran las gateras.
Mantenga su peso en los talones y las puntas de los pies levemente hacia atrás para que sus
pies no se salgan de los estribos en el primer salto. No lleve muy atrás la punta de sus pies, solo
coloque algo de peso en ellas. Además, mantenga su mentón escondido al partir. Estos
pequeños ajustes en la posición de su cabeza evitarán que reciba un movimiento de tipo
latigazo en el primer salto.
Se encuentra ahora alejándose a toda velocidad de las gateras. Manténgase balanceado, lleve
sus manos a una posición más cómoda, y mire si hay otros caballos corriendo delante suyo o
briseando en el carril interno. Dependiendo de lo que quiera el entrenador para su caballo,
diríjalo al carril interno para brisear, o disminuya la velocidad a un galope para completar el
ejercicio en el medio de la pista. Algunos entrenadores necesitan que su caballo practique
solamente la partida desde las gateras, y no que se los brisee. Así que eso es lo que hará.
Quedar Atrás
Si queda desfasado del impulso del caballo al salir éste de las gateras, puede terminar dando un
salto mortal hacia atrás por arriba de la grupa del caballo y caer al suelo, dependiendo de cuán
firme se haya agarrado de su crin.
Si está fuertemente asido al momento de quedar atrás, será arrastrado por el caballo. En su
próximo salto, la grupa del caballo vendrá hacia adelante luego de su primera impulsión y hará
contacto con su cadera. Su cuerpo será, a su vez, impulsando hacia adelante, y, con un poco de
suerte, quedara colgado del cuello del caballo, dependiendo de su sentido de equilibrio. Si no,
caerá a un lado y de allí al suelo.
Si permaneció sobre el caballo, intente acompasarse con él y aguarde hasta entrar en su ritmo.
Todo esto sucede en pocos segundos mientras el Pura Sangre de carreras parte de la gatera y va
volando tan rápido como puede. Mantenga su cabeza en alto para no atropellar a nadie
galopando en la pista. Ahora conoce la razón por la cual el asistente de starter dice “Préndase
del caballo” antes de abrir las gateras.
La largada puede ser una de las partes más divertidas de montar un Pura Sangre de carreras.
Mentón escondido
Siempre (no solo en la gatera) mantenga su mentón escondido mientras monta su Pura Sangre
de carreras. Al tener la cabeza flexionada, si éste salta rápidamente hacia adelante, se evitará el
movimiento de látigo.
Si no lo tiene en la posición correcta y el caballo
salta hacia adelante, luego de que su cuello se
flexione completamente hacia atrás, puede perder
el equilibrio y caer. No estoy diciendo que su
mentón vaya soldado al pecho, pero manténgalo
apuntando más hacia abajo que hacia arriba. Con
el tiempo lo hará automáticamente, sobre todo
luego de haber sufrido tres o cuatro movimientos
de látigo por no hacerlo.
Todos los galopadores con su mentón
escondido
Labios juntos, Dientes Separados
Este es un dicho de la comunidad actoral que ayuda a los actores a mantenerse relajados en
escena. Entre galopadores, ayuda a mantener los dientes intactos dentro de su boca. Si monta
con su boca abierta y el caballo tira hacia atrás su cabeza, podría pegarle en la boca y romper
sus dientes. Esto no significa que no pueda conversar con sus compañeros en la pista. Solo
quiere decir que preste atención cuando monta un caballo al que le gusta levantar la cabeza.
Con sus labios juntos, no hay nada sobresaliendo de su boca en lo que la cabeza del caballo
pueda quedar enganchada.
Además, si solo dijera “Mantenga su boca cerrada”, podría malinterpretarlo cómo una orden
que indicara apretar los dientes. No apriete los dientes ni tense su mandíbula mientras monta.
Esto hace que el resto de su cuerpo también se tense.
Flexión de los Dedos de los Pies
No flexione, ni apriete, los dedos de los pies mientras galopa, o en cualquier otro momento al
montar un Pura Sangre de carreras. Apretarlos hará que se tensen sus piernas y esta tensión
ascenderá a sus muslos, caderas, espalda y así sucesivamente. Algunos galopadores lo hacen
para mantener sus pies en los estribos. Si necesita tensar los pies para prevenir que se le salgan
los estribos, ajuste las estriberas y aprenda a utilizar las piernas de un modo más relajado.
Siempre lleve su pierna hacia abajo para utilizarla, no hacia arriba, y mantenga abajo los
talones.
Un caballo puede prestarle al jinete la velocidad y fuerza que le faltan, pero el jinete que
es sabio recuerda que ello no es más que un préstamo. ~Pam Brown
Cambio de mano
Mientras va al galope, hay cuatros sitios en donde el Pura Sangre de carreras cambia de mano
para balancearse correctamente. Estos cuatro lugares son el poste siete octavos en la primera
curva, el poste tres cuartos, saliendo de la primera curva, el poste tres octavos llegando a la
segunda curva, y finalmente el poste un cuarto al entrar en la recta final.
El cambio de mano se da porque cuando galopa, el Pura Sangre se guía con una de sus patas
delanteras, del mismo modo que lo haría usted si pretendiera galopar. Mientras recorre la pista
de carreras, al doblar en la curva, el caballo va a la mano izquierda o interna. Al entrar a la
recta, cambia de mano a la externa o derecha, y luego nuevamente a la interna al llegar a la
siguiente curva.
A los Pura Sangre de carreras se les enseña de muy jóvenes a cambiar de mano, y les resulta
natural hacer la curva a la mano izquierda y luego cambiar de mano cuando ingresan a la recta
para descansar la izquierda. Si su caballo no cambia de mano en las curvas y rectas, es porque
seguramente está sintiendo alguna molestia en su cuerpo.
El Caballo No Cambia de Mano
Los caballos pueden no cambiar de mano por varias razones, en la mayoría de los casos se
debe a que sienten algún dolor. Pruébelo usted mismo. Pretenda que le duele un pie y galope
como que fuera un caballo con ese pie. Pronto sentirá empatía por el caballo de carreras que no
desea cambiar de mano. Si el caballo se resiste al cambio de mano, el entrenador debe
encontrar el origen del dolor y trabajar en esa área; sin embargo, muchos excelentes (y no tan
buenos) Pura Sangre de carreras han ganado sin cambiar de mano.
Si monta un caballo que no cambia espontáneamente de mano, pídaselo solamente algunas
veces. Definitivamente, existe alguna razón por la cual no quiere cambiar de mano, así que no
lo fuerce. Asegúrese de hablarle de esto al entrenador.
Algunos galopadores tratarán de forzarlo a cambiar de mano, balanceando el cuerpo del
caballo de lado a lado. Esto es malo para los menudillos, rodillas, hombros y otras
articulaciones del caballo. Si no quiere cambiar de mano, y el galopador le fuerza a hacerlo, el
caballo puede lesionarse aún más.
Los Pura Sangre de carreras quieren hacer lo que se les pide. Son criaturas muy cooperativas, y
su mayor deseo es obedecer y servir. Sin embargo cuando sienten dolor, es nuestra
responsabilidad escucharlos, y ayudar a aliviar – no a exacerbar - ese dolor. Escuche lo que
dice el caballo estudiando su comportamiento. Él se lo dirá, si usted lo escucha.
El medio galope es la cura de todos los males. ~Benjamin Disraeli
Galope Acompañado
Si es nuevo ejercitando Pura Sangre de carreras, seguramente no se le solicitará que realice un
galope acompañado. Sin embargo, puede ser reclutado en el momento si el entrenador necesita
un galopador caliente que vaya con su caballo a la pista.
Para ganar confianza, los Pura Sangre de carreras necesitan galopar acompañados de otro
caballo. Esta experiencia es invalorable al momento de participar en las carreras. Le enseña al
joven caballo a pecharse con otros caballos, a seguir corriendo a pesar de ello, y a no tener
miedo de otros caballos en general.
En su camino a la pista, camine al lado del otro Pura Sangre de carreras como de costumbre.
Una vez que llega a la misma y comienza a desplazarse en sentido contrario, quédese al lado de
su compañía o vaya detrás del mismo. No se acerque demasiado al que va delante suyo. Preste
atención a las orejas del caballo que va adelante para saber si está cómodo o no con el usted
montando detrás de él.
Si sus orejas apuntan hacia atrás o van pegadas a su cabeza, mantenga distancia de sus patas
traseras. Usted o su caballo podrían recibir una patada si se acercan demasiado.
La voluntad es a la gracia lo que el caballo es al jinete. ~Autor Desconocido
Ejercitándose Lado a Lado
Cuando galope acompañado a su Pura Sangre de carreras, manténgase tan cerca como le sea
posible del otro caballo, por si alguno de los dos decide dar una patada. De este modo, el otro
caballo no tendrá espacio suficiente como para dar una patada que alcance al suyo.
Permanezca cabeza a cabeza. Utilice el cuerpo del otro caballo para mantener el del suyo
derecho. Esto le enseña al caballo a tenerse confianza mientras galopa junto a otros y recibe
algunos pechazos. Ser capaz de sentirse cómodo entre dos caballos galopando es una de las
lecciones más importantes que debe aprender un Pura Sangre de carreras.
Si galopa entre tres o más caballos y el suyo trata de quedarse atrás y colocarse detrás de los
demás, talonéelo y péguele con la fusta en el hombro para mantenerlo al mismo nivel que los
demás.
Si uno de los Pura Sangre de carreras es más precipitado y rápido en su galope, aléjese de él
hasta que se calme, y luego, cuando le sea posible, vuelva a ponerse a su lado. Si no se calma,
puede que no le sea posible galopar acompañado de este caballo, ya que la presencia del otro
hace que se vuelva demasiado competitivo.
Al intentar frenar, si alguno de los caballos es demasiado fuerte, deberán alejarse uno del otro
ya que al sentirse incitados a competir no querrán detenerse.
Los caballos son animales de manada y harán lo que el resto de los caballos esté haciendo.
Utilice esto a su favor. Detenerse al lado de otro caballo que está frenando calmadamente
puede hacer que el suyo haga lo mismo más fácilmente.
Luego de frenar, siga los pasos habituales con respecto a estar atento a otros caballos, detenerse
un rato en la pista, aflojar la cincha, palmear al caballo y buscar el camino a casa.
Montar una Potranca o un Potro
Preste atención si monta una potranca (hembra joven) o un potro (macho joven). Las potrancas
son más propensas a patear a un caballo que se les acerque demasiado por detrás. Si usted
monta un potro, y va detrás de una potranca, puede que su caballo siga alegremente a la
hembra. Hasta puede saltarle arriba de algún modo. Si siente que su potro entra en un ritmo
más enérgico y parece muy interesado en la potranca que va delante, reduzca su velocidad y
permita que la hembra se aleje unos pasos hasta que el macho se calme. O mejor aún, pase a la
potranca, y colóquese delante de ella.
Nunca se debe utilizar la fusta para expresar nuestro mal humor hacia el caballo. ~The
Manual of Horsemanship: The British Horse Society and The Pony Club
El Uso de la Fusta
Durante la mañana, se utiliza la fusta para hacer que el Pura Sangre de carreras preste atención
y se mantenga concentrado en lo que tiene delante. También se usa para apurar al caballo si se
queda atrás por miedo de algún objeto que no le resulta familiar o de otros caballos.
Algunos galopadores utilizan la fusta para castigar al caballo cuando salta o se asusta de algún
objeto o caballo cercano. Este es un uso abusivo e incorrecto de la fusta y solo sirve para
asustar más al caballo, si es que estaba asustado. Cuando un jinete abusa de su caballo, en
general significa que se ha asustado y está descargando su enojo en el caballo por haberlo
hecho. Debido a falta de consideración, destreza o amabilidad, ocurren malentendidos que
resultan en caballos malos o resentidos.
Aprender a permanecer sentado tranquilamente mientras el Pura Sangre reacciona en la pista
de carreras, le impartirá confianza y finalmente hará que obtenga un caballo más tranquilo y
con mayor confianza en sí mismo para montar.
¿Que podría pasar si no lo hiciera? Se convierte en un círculo vicioso en el cual el caballo se
asusta y siente el dolor por el fustazo; y siente el dolor del fustazo y se asusta. Manténgase
alejado de los que montan de este modo. Eventualmente, terminarán lastimándose a sí mismos,
al caballo y quizás hasta a usted por estar fuera de control y forzando al caballo a estar aún más
asustado. Cuando dé una orden al Pura Sangre de carreras debe ser firme, pero amable. No
vengativo.
Una técnica que no debería usarse es aquella llamada “round-housing”. Es cuando levanta la
fusta hasta su hombro opuesto y luego golpea con fuerza del lado opuesto del caballo. Es cruel
y ha causado que muchos caballos den la vuelta y corran fuera de control.
Solo utilice la fusta para golpear levemente el hombro del caballo y apurarlo o dirigirlo hacia
determinada dirección. Cualquier otro uso de la fusta es innecesario. Nunca levante la fusta
hasta su hombro para corregir un caballo por la mañana. Si siente que debe apurar al caballo a
pura fusta, quizá debería trabajar más en su técnica para montar y aprender cómo ordenárselo
usando el asiento y las piernas.
En conclusión, no estoy diciendo que el Pura Sangre de carreras no requiera a veces un buen
fustazo para disciplinarlo. Solo asegúrese de que es juicioso y que no lo está haciendo dado sus
emociones negativas.
Pista de Ponies en Belmont
El caballo sabe ser un caballo si se lo deja solo…pero el jinete no sabe cómo montar. Lo
que deberíamos estar haciendo es crear jinetes que cuidaran inmediatamente de los
caballos. ~Charles de Kunffy
Capítulo 10a – El Correcto Uso de Riendas Dobles
El uso correcto del equipamiento en Pura Sangre de carreras va más allá del objetivo del
presente libro, a pesar de ser esencial para que el caballo se comporte óptimamente en la pista.
A pesar de ello, hablaremos del mal uso de las riendas dobles por parte de los galopadores.
Las “falsas riendas”, riendas dobles, o riendas de entrenamiento ayudan a los caballos que
tienen un porte alto de cabeza a utilizar correctamente su cuerpo, llevando la cabeza abajo para
redondear su espalda. Las riendas de entrenamiento deben ser utilizadas junto con las regulares
unidas al freno. Muchos remueven las riendas regulares, utilizando solo las “falsas riendas”
unidas al bocado. Esto está mal. Las riendas de entrenamiento deben ser solo una ayuda para
las manos y las riendas regulares, y no deben usarse como riendas.
Muchos galopadores no saben montar con cuatro riendas, dos en cada mano. En ese caso,
deben aprender. Las riendas regulares se sostienen normalmente. Las de entrenamiento se
agarran por debajo del meñique entre éste y la palma junto a la rienda regular. Nunca se
utilizan las “falsas riendas” para controlar al caballo. Monte normalmente, y cuando el caballo
eleve la cabeza, utilice la “falsa rienda” para ordenarle bajarla.
El Efecto Deseado
Una vez logrado el efecto deseado, es decir, que el caballo baje su cabeza y redondee el dorso,
se aflojan las “falsas riendas”, y el contacto con la boca del caballo se lleva a cabo con las
riendas regulares. Debe ceder la rienda de entrenamiento tan pronto como logre el efecto
deseado. Debe ceder y volver a ajustar las cuatro riendas continuamente mientras ejercita al
caballo.
Manos Firmes, pero Complacientes
La cabeza del caballo se mueve constantemente hacia arriba y abajo durante el galope mientras
trata de encontrar una posición adecuada, no tan dolorosa, en esta nueva situación, por lo cual
deberá ser capaz de ajustar las 4 riendas rápida y diligentemente. Esto le será más fácil a
medida que aprenda a manejar ambos sets de riendas.
En ninguna circunstancia debe dejar sus manos fijas y rígidas. Al no ceder la rienda los
músculos del caballo se fatigan y acalambran. Debe lograr un buen contacto con su boca y el
Pura Sangre debe responder ágilmente a sus sutiles movimientos; esto no se logra con manos
firmes que no cedan las riendas. Tener en mente cómo piensa el caballo e imaginar lo que está
sintiendo le permitirá reaccionar con compasión y tolerancia a sus necesidades.
No se debe tirar de las “falsas riendas” con tanta fuerza que su mentón quede pegado al pecho.
Esto es tan brutal como desastroso. Cuando las riendas de entrenamiento están demasiado
cortas, el caballo no puede moverse hacia adelante fácilmente y se tensionan su cuello,
hombros, espalda y patas traseras.
Para experimentar cuán difícil y doloroso es mantener esta posición por un período de tiempo
prologado, pruebe caminar o correr con su propia cabeza en esa posición. Considere además, a
favor del Pura Sangre de carreras, que no está cargando con un galopador sobre su espalda. Si
la energía del caballo no se permite fluir libremente, la tensión que siente el caballo en las
riendas se transfiere a otras partes de su cuerpo. Ceda las riendas.
Si, el caballo debería bajar la cabeza y sí, debería utilizar correctamente su cuerpo; aún así, se
le debe permitir descansar intermitentemente para permitirle relajar sus músculos que no están
acostumbrados a esta nueva posición. Es lo mismo que cuando usted hace repeticiones de un
ejercicio físico en el club. Debe descansar entre los sets. Mantener la cabeza del caballo
aplastada contra su pecho sin dejarlo descansar es simplemente tiránico. A su debido momento,
el Pura Sangre de carreras será capaz de permanecer en esta posición, pero no lo hará de un
momento a otro ni todo el tiempo que dure la sesión de entrenamiento. Tenga corazón y ceda
las riendas. El caballo mejorará paso a paso, día tras día.
El Caballo que se Niega a Avanzar
Algunos caballos se negarán a avanzar si las riendas de entrenamiento están demasiado cortas.
Permanecerá parado en medio de la pista, moviéndose en círculos sin saber para donde ir
porque su impulso hacia adelante ha sido frustrado. Afloje las “falsas riendas” para que el
caballo se mueva fácilmente hacia adelante. Ceda las riendas.
Nuevamente, no podrá alcanzar su objetivo con las “falsas riendas” en un solo día de
entrenamiento. Los músculos del caballo deben acostumbrarse gradualmente a la nueva
posición mientras utilizan las mismas. Si fuerza al caballo a una posición antinatural,
irremediablemente logrará que sienta dolor muscular, de modo que finalmente no tendrá
caballo alguno para montar. Es torturante observar como un caballo es entrenado con su cuello
curvado hacia el pecho sin descanso.
Luego de utilizar las riendas de entrenamiento de este modo incorrecto, los entrenadores se
preguntarán el origen del dolor en el extremo trasero del caballo y asumirán la condición de la
pista de carreras como responsable. No repararán en que la causa de la tensión inapropiada en
el caballo es la falta de complacencia con las riendas de entrenamiento.
En suma, utilice ambos sets de riendas, pero solo use las “falsas riendas” cuando sea necesario
ayudar al caballo a mantener abajo su cabeza y a utilizar su cuerpo de modo correcto. Luego,
vuelva a controlar el caballo usando solo las conectadas al bocado (las riendas regulares). Las
riendas de entrenamiento son una poderosa ayuda en el entrenamiento de los caballos si se
utilizan correctamente y con “SNIPS” (vea el Capítulo 1).
El Sello Distintivo de la Equitación
Un sello distintivo de la equitación a recordar es el siguiente: Utilice las ayudas tanto como lo
requiera, pero tan poco como le sea posible.
Redondos cascos, flexibles articulaciones, cernejas largas y nutridas,
Pecho amplio, ojos grandes, cabeza pequeña, abiertas narices,
Cruz alta, orejas cortas, piernas rectas y de extremada robustez,
Crin menuda, cola espesa, ancha grupa, piel suave:
Ved; nada le faltaba de lo que debe tener un caballo,
Salvo el arrogante jinete que reclama tan arrogante lomo.
~William Shakespeare,
Venus and Adonis (1593)
Capítulo 11 - Cómo Convertirse en un Jockey
Baeza, Shoemaker, Rotz
Foto: Archivo de Baeza
Si está interesado en convertirse en jockey de Pura Sangre de carreras, debe empezar por
aprender a montar y a permanecer sobre el caballo mientras éste galopa. Luego de logrado esto,
busque un establo que tenga Pura Sangre de carreras, o ex-caballos de carreras, y consiga allí
un trabajo de ejercitador. Cuando se sienta preparado, vaya a la pista de carrera y búsquese
trabajo como galopador. Luego de sentirse cómodo montando caballos todos los días en la
pista, solicite una Licencia de Jockey, y entonces estará listo para trabajar como jockey.
¡Increíble!
Esa es la versión corta de cómo convertirse en jockey.
Alternativamente, puede inscribirse en la escuela de jockeys. Existen en la mayoría de los
países, incluyendo Estados Unidos, cuya escuela se encuentra en Kentucky.
North American Racing Academy
Chris McCarron, Chairman / Executive Director
3380 Paris Pike
Lexington, KY 40511
(859)293-0209, also (859) 288-7588
http://nara.kctcs.edu
Si está pensando en que no conoce a nadie, en que sus padres no conocen a nadie, o no tiene
suficiente dinero como para asistir a la escuela de jockeys, y en que está atascado en medio de
la ciudad, no desespere. Mantenga su deseo de ser un jockey de Pura Sangre de carreras por
sobre todas las cosas, siga haciéndose preguntas, leyendo revistas y libros, y no deje de buscar
el modo.
Tarde o temprano se le presentará una oportunidad. Aprovéchela. De este modo iniciará un
camino, que le llevará a la persona indicada, que le guiará hacia su próximo escalón hacia
convertirse en jockey. Si continúa la búsqueda, eventualmente encontrará el camino. Pero
debe mantener la búsqueda.
Pida, y se le dará; busque, y encontrará; golpee a la puerta, y se abrirá frente a usted.
~Matthew 7:7
Esta frase está escrita en la Biblia, y hace milagros. Lo único de debe hacer es creer.
Si desea ser un jockey de Pura Sangre de carreras, entonces, lo será.
Mi próximo libro lleva el nombre “El Manual del Aprendiz de Jockey”, así que esté atento a su
lanzamiento. También cuento con un sitio web, una página en Facebook, una cuenta en Twitter
y una página en Linkedin si desea contactarse conmigo.
Le deseo lo mejor en la carrera que elija.
El Caballo es un regalo de los Dioses al hombre. ~
Proverbio Árabe.
###
Piense y escriba a continuación lo que para usted significan los cinco atributos de unas buenas
manos y cómo los aplicaría para ser empático con su Pura Sangre de carreras cuando se le
presenten problemas.
“SNIPS”
Comprensión “Sympathy”
Valor “Nerve”
Sabiduría “Intellect”
Paciencia “Patience”
Destreza “Skill”
Las Cuatro Ds se usan para concentrarse en lo que uno quiere y en cómo lo va a conseguir. Sus
objetivos son más fáciles de alcanzar cuando incorpora las Cuatro Ds. Piense y escriba a
continuación lo que las Cuatro Ds significan para usted y cómo las va a utilizar para mejorar
sus destrezas mientras monta un Pura Sangre de Carreras.
Las Cuatro Ds
Dedicación –
Deseo –
Determinación –
Disciplina –
Sobre el Autor
Janice Blake-Baeza vive actualmente en la ciudad de Nueva York y monta Pura Sangre de
carreras en el circuito neoyorquino de Aquieduct, Belmont y Saratoga. Está casada con el
Famoso Jockey Braulio Baeza, y tiene un gato de 5 años llamado Pumpkin.
Janice comenzó su carrera profesional como galopador a los trece años de edad mientras
trabajaba como guía en una pista en Michiana Shores, IN. Siguiendo su pasión por los caballos,
descubrió las carreras de barriles, las pruebas de tres días, los shows de salto y, finalmente las
carreras de caballos.
Janice y Friend
Janice comenzó a ejercitar Pura Sangre de carreras para P. Noel Hickey en Chicago, IL en
1997. Luego ejercitó jóvenes Pura Sangre para Eddie Woods en Classic Mile, Ocala, FL. En
1998, ganó su primera carrera en Tampa Bay Downs montando a “Friendly Goose,” entrenado
por Jason Stodgill. Janice a galopado Pura Sangre de carreras en DE, FL, IL, IN, KY, MD, NJ,
NY, PA, VA, WV, Brazil entre varios otros lugares.
Sitios de Contacto Online
Sitio Web: www.janiceblakebaeza.com
YouTube: www.youtube.com/janiceblakebaeza
Facebook: www.facebook.com/janiceblakebaeza
Twitter: www.twitter.com/@jbbjock
LinkedIn: www.linkedin.com/in/janiceblakebaeza
Mi blog: http://www.janiceblakebaeza.blogspot.com
Entrevista Profesional como Jockey en www.femalejockeys.com/jbb.html

Documentos relacionados