Revista: Nos Toca a Nosotros

Comentarios

Transcripción

Revista: Nos Toca a Nosotros
SIM ÍNDICE
La Oración que
traspasa Fronteras
La Iglesia debe
Página 4
Nos toca a Nostotros
Página 10
Piedras en el Camino
Obstáculos en tu llamado Misionero
Página 12
Levantando Fondos
Un sustento Económico y de Oración
Página 14
Tú...también puedes ir
Sirve a Dios con tu Ocupación
Página 16
Directora de la revista: Christina Conti
Coordinadora de Comunicaciones en Castellano de SIM
Equipo:
Sandra Chiang Gomero
Yelen Rodríguez Chavéz
Sandra Chang García
Marcela Cuadros Noriega
Gracias a los estudiantes de CILTA, y al curso lingüístico del
ILV en Lima Perú, por ser nuestros modelos para la revista.
EL PROPÓSITO DE SIM
SIM es una misión cuyo propósito es glorificar a Dios, establecer,
fortalecer y cooperar con las iglesias alrededor del mundo:
• Evangelizando a los no alcanzados
• Ministrando a las personas necesitadas
• Discipulando a los creyentes en su iglesia local
• Equipando a las iglesias para cumplir con la Gran
Comisión
misionessim.org
[email protected]
Si quieres servir a Dios como misionero, SIM puede
ayudarte a encontrar el lugar y ministerio.
*SIM no provee los fondos. Te ayudamos en todo lo que está a nuestro
alcance, para que puedas llegar al campo de misión. Cada misionero
levanta sus propios fondos y apoyo de oración.
SIM
Ayuda a que tu Iglesia se
involucre en las Misiones
por Sandra Chiang Gomero
Cómo orar por las Misiones
Latinos: Calidad de Exportación
Expandirse
“Una iglesia
local que
envía es la
que entrega
a sus hijos a
la obra
misionera.”
Antonio Carlos Nasse,
de Misiones
Transculturales de Brasil
Con las pocas herramientas que tenían, salieron al mundo. No sabían con certeza cómo
lo harían, pero querían obedecer. Han pasado
más de 2000 años desde que a un grupo de
hombres se les encomendó una tarea: llevar
esperanza al mundo.
Hoy, la Iglesia vive gracias a esa esperanza
y también tiene la obligación de continuar lo
que empezó este primer grupo de hombres: La
Gran Comisión.
Dios quiere cumplir su plan de expansión a
través de Su cuerpo: la Iglesia.
La evangelización no es tarea sólo de los
misioneros – es responsabilidad de la iglesia.
El apoyo de mi Iglesia para
cumplir mi sueño Misionero
Doris soñó con ser misionera desde muy joven. Sin embargo, le
tomó un tiempo descubrir qué es lo que quería Dios con su vida.
Cuando terminó su carrera compartió con su amiga, Katy, sus deseos
de servir a Dios y fue invitada a participar en el Ministerio de Misiones de su iglesia. Permaneció un año
trabajando allí y a la par ayudando a niños de la
calle y discapacitados.
Finalmente, salió a preparase en un campamento misionero (JUCUM) y descubrió que Dios
había puesto en su corazón el sueño de
servir en las misiones transculturales.
Hoy en día, Doris se encuentra trabajando con SIM dispuesta a salir a un país
cerrado para servir entre los refugiados.
Su iglesia cumplió un rol importante
para ayudarla a descubrir su llamado. “Mi
iglesia ya tiene 4 misioneros sirviendo fuera
del Ecuador así que ellos definitivamente son
los que me envían juntamente con SIM, he
recibido su respaldo total, tanto espiritual como
económico y definitivamente Dios usa el consejo de
mis pastores para guiarme y confirmar las decisiones
que hasta ahora he debido tomar”.
Su recomendación para la iglesia es que mantengan una comunicación abierta y constante con
los posibles candidatos, que motiven y difundan la
carga misionera.
Ella sabe muy bien que está cumpliendo el propósito de Dios para su vida y su amor a Dios es lo
que la impulsa continuar adelante por fe.
“…creo que no hay nada en el mundo más grandioso
y emocionante que cumplir el propósito para el cual Dios
nos ha llamado”.
Una Iglesia madura es
una Iglesia que envía
Si no hemos sido llamados a ir, entonces podemos enviar a otros
al campo misionero. Una iglesia madura está conciente de que su
responsabilidad va más allá de lo que sucede dentro de las paredes
de su templo.
Es capaz de mirar al mundo y orientar sus esfuerzos hacia las
misiones:
 Busca e impulsa a hombres y mujeres con un llamado probado
y aprobado para ir.
 Se compromete a darles apoyo económico continuamente y
animarles en su ministerio.
Los misioneros necesitan que la iglesia los apoye constantemente
para que puedan funcionar de una manera efectiva y duradera.

Reconociendo que debemos hacer misiones (oración, ofrenda, enviar y/o ir)

Comenzando con un programa serio
de estudio, enseñanza y predicación
sobre el libro de los Hechos. Tener
testimonios de misioneros en la iglesia,
también ayuda a desarrollar la visión
misionera.

Colocando un mapa del mundo y eligiendo un país y/o un grupo no alcanzado con el Evangelio para aprender sobre
sus necesidades e interceder.

Buscando asesoramiento de una o más
agencias misioneras que ya estén enviando misioneros.

Creando un presupuesto (si no existe)
específico para misiones y así apoyar
proyectos locales o transculturales. Esto
significa comprometer a tu iglesia a
ofrendar para la obra misionera.

Sería bueno que en tu iglesia realicen
un viaje misionero transcultural de
corto plazo para entender mejor la
necesidad.

Finalmente, identificando, animando y
preparando a sus potenciales misioneros para enviarlos.
Tus Misioneros necesitan de tu apoyo
Apoyo Moral
Animar a los misioneros ya
que tendrán que dejar sus
comodidades, familia y seguridad.
Apoyo Financiero
Es importante un compromiso constante para mantenerlos
en el campo con un ingreso
para vivir cada mes.
Apoyo Pastoral
Cuidar de su crecimiento y
renovación espiritual. Preocupación por un mentoreo constante, consejos y discipulado.
Apoyo Práctico
La ayuda necesaria para que
los misioneros hagan las gestiones de viaje, vivienda, transporte, atiendan situaciones
personales y otras necesidades.
Apoyo de Comunicación
Apoyo al Retorno
Enviarles cartas, encomiendas, correos electrónicos y
llamarlos por teléfono para
que el misionero no deje de
sentirse parte de la familia de
la iglesia.
Es importante recordar que
una vez que retornen a su país
hay que ayudarles a adaptarse
nuevamente a la cultura. Muchas veces puede producirse
un choque cultural más difícil
del que sufrieron cuando
salieron.
Apoyo de Oración
La intercesión constante por
los misioneros los protege y les
da el aliento para continuar.
“Así como
Dios estuvo
dispuesto a
entregarnos
lo mejor
que tenía:
Su Hijo, así
la iglesia
debe estar
dispuesta a
dar lo mejor
de sí, esto
implica sus
líderes, sus
siervos.”
- Un misionero
en Asia
SIM Llega al Mundo
por Sandra Chiang Gomero
a través de tu Oración
Si no puedes alistar
tus maletas e ir a otro
país a servir, puedes orar
La oración no necesita visas ni pasaportes,
sólo un corazón dispuesto a cumplir la voluntad de Dios.
A través de la oración podemos llegar a otras
naciones; unirnos a cualquier equipo que Dios
está usando y ser parte de la siembra y cosecha.
La voluntad de Dios es que todos se salven,
entonces ¿Estamos orando según Su voluntad?
¿Estamos intercediendo por los motivos de
Su corazón o estamos más preocupados por
nuestras propias necesidades?
Dios está buscando hombres y mujeres que se
humillen y le busquen de corazón para clamar
por las necesidades que a Él le preocupan.
“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi
nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi
rostro, y se convirtieren de sus malos pecados;
entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré
sus pecados, y sanaré su tierra”
(2 Crónicas 7:14).
La oración es el detonador que permitirá que
la obra de Cristo siga avanzando.
Cuando oramos, llegamos al corazón de Dios
y conversamos con Él.
Podemos preguntarle porqué orar y oír su voz para
interceder por aquellos
que lo necesitan.
Orar es más que un
privilegio, es un deber.
Muchos misioneros continúan trabajando gracias
a que otras personas, en
algún lugar del mundo,
se comprometieron a orar
por sus vidas.
La oración es lo que
nos da vida y
los misioneros
dependen
de ella.
SIM
Testimonios de oraciones contestadas
16 Guardianes
Era la noche del 23 de marzo en Kenya. La tribu de los Mau Mau
aterrorizaba a la ciudad con continuos asesinatos.
Los misioneros Matt y Lora Higgel regresaban en auto a la capital Nairobi atravesando el territorio de aquella tribu. De pronto la camioneta en
que viajaban se malogró y no pudieron ponerla de nuevo en marcha.
Asustados y sin otra opción, más que pasar la noche ahí, invocaron al
Salmo 4:8 “En paz me acostaré y así mismo dormiré, porque sólo tú, Jehová, me haces vivir confiado” así se quedaron dormidos en el vehículo. A
la mañana siguiente lograron reparar la camioneta y se fueron sin ningún
problema.
Poco después, un pastor local les contó a los Higgel que el jefe de los
Mau Mau había confesado que esa noche, junto a otros tres hombres,
habían trepado a la camioneta de los Higgel con la intención de matarlos
pero de pronto vieron a 16 hombres que los rodeaban por lo que salieron
huyendo. Esta sorpresa acompañó siempre a los Higgel.
Pasado un tiempo, la pareja fue a los Estados Unidos en un tiempo de licencia. Un día, su amigo Clay Brent les contó que el 23 de marzo, él había
sentido una pesada carga de oración por sus vidas y se habían reunido 16
hombres a interceder esa noche por ellos, el mismo número de hombres
que el jefe de la tribu vio que habían protegido a los misioneros.
(Libro: Cambiemos el Mundo a través de la Oración)
Un guía en el camino
Una vez acompañé a un grupo de 9 obreros latinos a un viaje de
oración entre las tribus nómadas no alcanzadas de África. Nosotros nos
adelantamos al grupo, pero a las 6pm nos dimos cuenta que debíamos
haber llegado hacia ya una hora. Nos encontrábamos perdidos, casi a
oscuras y con guerrillas cerca. A las personas que les pedíamos referencia
no hablaban el idioma que yo dominaba, “amarena”, sino sus idiomas
locales. Al darnos cuenta de esto, paramos el carro, y el grupo se unió en
un círculo para orar. La petición fue poder encontrar alguien que hablara
amarena y así conseguir la orientación clara para llegar al lugar dónde
ya nos esperaba el resto del grupo, que también se encontraban orando
por nosotros. “Envía a tus ángeles a que nos dirijan” exclamó uno de los
miembros del equipo. Al terminar nuestra oración encontramos a un
hombre observándonos. Para nuestra sorpresa hablaba fluidamente el
idioma amarena. Después de los saludos, nos preguntó qué hacíamos allí
y luego nos dirigió directo al lugar donde nos esperaban. Dios escucha
la oración de unidad y humildad. Él responde la oración específica. “En
el campo misionero andar sin oración es como andar sin brújula.” No lo
intenten. (José, misionero en Asia)
Organízate
con un grupo de amigos para interceder por una etnia
o país durante un mes. Llámalos y envíales información para que
mantengan el compromiso en las oraciones.
Realiza
un calendario de oración escogiendo las etnias menos alcanzadas con el Evangelio y asígnales un día de la semana. Así orarás
cada día por un motivo a lo largo de un mes o un año.
“Dios hace todo a
través de la oración y
nada sin ella.”
- John Wesley
Adopta
una etnia. Busca información de las creencias, la cultura y
misiones que estén trabajando con este grupo.
Contáctate
con una iglesia o agencia misionera que tenga misioneros en el campo. Escríbeles para que te envíen peticiones específicas
para orar.
Investiga
sobre un país del mundo: información social, política,
económica y otros datos importantes. Márcalo en un mapa y cuélgalo
en tu habitación para recordar orar por él cada noche.
A través de la oración
Orar ha sido nuestro lema desde el
inicio. SIM sabe que el poder de la
oración está disponible para ayudarnos
a enfrentar las batallas y luchas diarias
¡Orar fervientemente es nuestra meta!
Ordena
un rincón de tu casa. Decóralo con fotografías, mapas o
características de un país o continente. Actualiza los datos cada mes.
Navega
en Internet buscando información sobre las misiones. Hay
muchos motivos por los que puedes orar. Si quieres información constante visita páginas como: www.comibam.com, www.hispanos.imb.
org, www.operationworld.com o nuestra página web: misionessim.
org
Las formas de orar pueden variar. Lo importante es que te ayuden
a recordar tu compromiso de orar por las misiones y animar a que
otros se unan contigo.
No es tan importante que ores todo el día sino que lo hagas con
un corazón sincero dispuesto a ser usado por Dios en la intercesión por las misiones.
Lo que puedes conseguir con oración constante, sólo se verá si
nos unimos y clamamos para que la obra de Dios siga avanzando.
SIM Durante un
desayuno con
los pastores de
Guatemala,
Obed Cruz, les
está ayudando
a ampliar su
visión de las
misiones.
SIM es un Equipo
Latinoamérica, esto no ha limitado
nuestro deseo de apoyar a misioneros
latinos en lo que refiere a infraestructura, formación de equipos de trabajo
y oportunidades de servir en países en
los cuales tenemos un equipo de SIM.
En los países donde aún no estamos
presentes, te podemos contactar a
través de las alianzas estratégicas que
tenemos con otras organizaciones. Es
la Iglesia la que te envía y nosotros te
ayudamos en todo lo que está a nuestro
alcance para que puedas llegar al
campo de misión.
Contáctate con nosotros para que
puedas saber más de como te
ayudaremos a cumplir tu llamado
misionero.
Buscamos
capacitar a los
creyentes y
trabajamos a su
lado para hacer
juntos la obra
misionera. Cada
misionero de
SIM, cuenta con
varios colaboradores de la iglesia
local.
“La comida no es desarrollo.
El verdadero desarrollo es
que mejore todo. Yo creo
que la Biblia nos enseña un
Evangelio integral, donde
Dios quiere proveer para las
necesidades físicas y espirituales.”
Si tienes cualquier pregunta, escríbenos a:
[email protected]
misionessim.org
La Historia de
SIM
Tu iglesia local te envío. SIM te ayuda a que llegues.
“El único
sentido de
esta vida
consiste en
ayudar a
establecer
el Reino de
Dios.”
León Tolstói
Ministerios de SIM
Evangelismo, plantación y
crecimiento de la Iglesia
Formación Teológica
Educación
Lingüística, Traducción y
Alfabetización
Apoyo Médico
Multimedia y Arte
**SIM no provee los
fondos. Te ayudamos
en todo lo que está a
nuestro alcance, para
que puedas llegar al
campo de misión. Cada
misionero levanta sus
propios fondos y apoyo
de oración.
Administración
Servicio Técnico
m
o
is i
e sirven en más de 40 p
u
q
aí s e
os
r
e
s
n
de
lm
.
do
un
SIM se fundó hace 100 años cuando varios siervos de Dios
dejaron sus hogares y viajaron al África, Asia y Sudamérica
para compartir el Evangelio con gente que nunca lo había
escuchado. Este movimiento misionero ha crecido hasta involucrar a cientos de miles de personas alrededor del mundo.
Unos han dejado su tierra para compartir el Evangelio en
otros países. Mientras que otros oran y ofrendan generosamente
para facilitar la expansión del Evangelio. Lo cierto es que todos
tenemos una parte importante en este gran trabajo.
Servimos con el mismo propósito: Glorificar a Dios
a través del establecimiento, fortalecimiento y
cooperación con iglesias alrededor del mundo
mientras evangelizamos a los no alcanzados,
ministramos a las personas necesitadas, hacemos
discipulado con creyentes en las iglesias locales, y
equipamos a las iglesias para cumplir con la Gran
Comisión (Mateo 28:19). El resultado del trabajo
de SIM se muestra en más de 15,000 iglesias establecidas. Más de 10 millones de personas en todas
partes del mundo hoy día adoran al Dios verdadero como resultado del trabajo de SIM.
“El SIDA se ha convertido en la enfermedad más devastadora que la humanidad
ha enfrentado”, dice la ONU.
Más de 60 millones de personas han sido
infectadas con el VIH.
Como consecuencia de ello, tenemos
millones de huérfanos, destrucción de
familias, y economías devastadas.
Le respuesta de SIM al SIDA es un
programa llamado Esperanza. Junto con
las iglesias nacionales de África e India
deseamos ser las manos y los pies de
Cristo. Contamos con proyectos que están
sirviendo en los hogares, en el tema de
prevención, impulsando
a que la Iglesia
responda y ayude
a las personas y
niños
vulnerables.
Manuel Carrasco, Chile
1.6
00
Venimos trabajando fuertemente a
través de las alianzas estratégicas, para
facilitar el envío de misioneros latinos
al campo, permitiendo así, el intercambio de experiencias y aprendizaje que
este proceso implica.
Contamos desde nuestros inicios
como misión, con varios equipos
misioneros multiculturales alrededor
del mundo (en un país podemos
tener misioneros de Alemania, Corea,
Estados Unidos, Inglaterra y otros que
provienen de América Latina, África,
etc.) Esto hará posible la inserción de
misioneros latinos en el trabajo de
SIM.
Si bien es cierto que no contamos
con una oficina de envío para toda
Juntos para el Reino
Esperanza para los que
tienen SIDA
ene más de
es una
comunidad
de seguidores
de Dios que
se deleitan
en adorarlo,
tienen una
pasión por el
Evangelio y
busca cumplir
la misión de
Jesucristo en
el mundo.
Carlos Ruiz
(Ecuador)
conversa
con Doris
quien tiene
un llamado
misionero
entre los
afectados
por la
guerra.
ti
M
I
S
Estamos al servicio
del movimiento
misionero Latino.
Trabajo con niños y jóvenes
Ayuda Humanitaria y SIDA
Estos misioneros vienen de
más de 30 países diferentes.
SIM Llamado a Servir
en las Comunidades...
Oscar Huarac, trabaja actualmente en la sierra peruana juntamente con el Instituto Lingüístico de Verano (ILV) en el Ministerio de
Traducción de la Biblia. Junto con su esposa Janet y su hija, viven en
la ciudad de Huaraz, Perú.
por El Equipo SIM
Abraham fue llamado a ser padre de multitudes, José a
gobernar el pueblo de Dios, Moisés a establecer las leyes
de Jehová, Samuel, Jeremías e Isaías a declarar palabra de
Dios como profetas y Pablo a proclamar las Buenas Nuevas del Evangelio a los gentiles.
El llamado es de Dios, quien motiva el corazón de sus
hijos para Su servicio. Todos tenemos un llamado para
servir al Señor, pero, tal vez tú has sido llamado a las
misiones.
Tengo un llamado
¿Qué puedo hacer?






Ora para que Dios confirme tu llamado.
Ora por el lugar donde quieres servir.
Comparte con tu pastor, padres y líderes acerca de
tu llamado misionero.
Prepárate integralmente (en el área profesional,
bíblica, misionera, de idiomas, etc.)
Participa en una experiencia misionera de corto
plazo.
Busca varias agencias misioneras que se ajusten al
tipo de ministerio que quieres realizar.
“Miles de Latinos son
llamados y están esperando
en las orillas de Sudamérica,
tratando de ir a los lugares
más difíciles y no alcanzados
del mundo para ser Sus
testigos.”
Myron Loss, Uruguay
SIM: ¿Cuál fue la motivación que Dios usó para tu llamado?
Oscar: Mi motivación pricipal para servir como misionero fue la información que recibí acerca de
las misiones en el mundo y de la realidad actual a través de conferencias y revistas misioneras.
Entendí además, que Dios está buscando corazones dispuestos a llevar Su mensaje al mundo.
También, cuando estudié la Palabra reconocí claramente que la Gran Comisión dada por
Cristo es llevar Su Palabra al Mundo, y al mismo tiempo, fue dada a la iglesia de hoy.
Si Dios te ha llamado a
las Misiones, ¡Prepárate!
SIM: ¿Qué recomendaciones darías a quienes están siendo llamados a ser
misioneros hoy?
Oscar: Las recomendaciones que daría son: La base principal en el llamado de Dios es la oración
y nuestra dedicación diaria a Dios. Aprender a esperar con paciencia, descansar y confiar en
Dios hasta el tiempo que Él tiene señalado. Este
proceso puede durar meses o años. También, reco“La gran comisión no es
miendo buscar el respaldo de la iglesia y ver que tus
dones espirituales estén de acuerdo con el llamado.
una opción para ser
Teológicamente
No puedes proclamar lo que no sabes. Estudia la Palabra
de Dios a fondo y fortalécete en la sana doctrina. Sin
embargo, no basta con tener mucho conocimiento bíblico,
debes practicarlo.
Culturalmente
Conocer los rasgos y característica del lugar en el cual
te vas a desarrollar como misionero y si estás dispuesto a
adaptarte a los cambios.
Emocionalmente
Debes saber de antemano que estarás solo y sin las
relaciones que tenías antes de salir de tu país y cultura. Sin
embargo, que todo esto no te desestabilice para seguir con
tu llamado. Prepara también a tu familia para tu salida.
Eclesiásticamente
No puedes ir solo, necesitas la ayuda de tu iglesia. La
iglesia debe aprender su rol en las misiones y así podrá
brindarte su apoyo a través de la oración y economía.
Además, tu participación en diferentes ministerios de la
iglesia te preparará para el campo misionero.
SIM
años después, en 1992, inicié mi apoyo a la misión Wycliffe. En 1995, recibí el llamado de
Dios para servirle en el campo misionero. Inicié mi ministerio mostrando el video de Jesús en
quechua a las comunidades y luego desarrollé materiales de lecto-escritura y alfabetización en
el idioma quechua.
 Sientes un deseo fuerte de evangelizar,
especialmente a los de otra cultura.
 Tienes facilidad para aprender idiomas.
 Eres activo en la vida de la iglesia.
 Buscas amistades transculturales.
 Muestras interés en otras culturas, especialmente con respecto a las misiones.
 Andas con Cristo, eres sumiso a Él .
Desarrolla una fuerte intimidad con Dios y dependencia
del Espíritu Santo, de esta manera entenderás el camino
que debes seguir en tu llamado. Enfrentarás una guerra
espiritual así que, recuerda que es vital tu preparación para
enfrentarla y debes tener cobertura en oración.
Pastor Kevin Shearer
SIM: ¿Cómo te llamó Dios al ministerio?
Oscar: En 1990 entregué mi vida a Dios, recibiendo a Cristo como mi Salvador Personal. Dos
¿Cómo saber si eres llamado a
las misiones transculturales?
Espiritualmente
“Es más fácil decir que eres
llamado a las misiones, que
llevar una vida misionera.
Se dice que, del dicho al hecho
hay mucho trecho.”
¡Pasaron 17
años!
Desde que Carlos
recibió su llamado,
y luego viajó a Asia.
Un tiempo largo,
pero la promesa
de Dios siempre se
cumple.
En Asia...
SIM: ¿Cómo te llamó Dios al ministerio?
Carlos: Dos años después de conocer a Jesús, en
considerada, sino un
mandamiento para ser
obedecido.”
James Hudson Taylor
una reunión de oración Dios desafió mi corazón para servirle como misionero en Asia. Allí
oré por primera vez por otras naciones, un país llamó mi atención por su necesidad del
Evangelio y la dificultad de predicarlo. Entendí que Dios tenía un plan.
Considero que la iglesia fue otro de los instrumentos que Dios usó para guiarnos. Allí
era necesario que desarrollemos primero nuestra relación con Dios, una buena actitud
de servicio, nuestros dones y las herramientas para el ministerio.
SIM: ¿Cuál fue la motivación que Dios usó para
tu llamado?
Carlos: Primero el amor de Dios por los perdidos ha sido siempre una gran motivación para mi vida, también el ejemplo
de una vida de obediencia de otros misioneros que lo
dejaron todo para seguir a Cristo yendo a lugares lejanos:
como Hudson Taylor, Raymond Clark, etc.
Todos tienen un llamado
Aunque estas páginas traten de un llamado para ir, todos
tenemos un llamado para servir en el Reino. También
todos somos llamados a orar y dar.
SIM “Dios está buscando
corazones dispuestos a llevar
su mensaje al mundo sin
importarle que sea un
mestizo, gringo o indígena.”
Oscar Huárac, misionero
por Sandra Chang García
S
entados a la orilla del río para refrescarse,
Felipe y Mohammed se reían como amigos y conversaban acerca de la vida.
Hace tres años se conocieron en la puerta del edificio
que compartían. Felipe, nuevo en la ciudad, le preguntó a
Mohammed si había un mercado por allí. Desde ese momento simpatizaron. Tenían mucho en común, una familia
numerosa y unida; luchas por sobrevivir y ambos provenían
de una cultura que imponía una religiosidad casi ciega.
Empezaron una amistad y ésta dio fruto espiritual. Muchos,
por el parecido, los habían confundido como hermanos,
pero ahora sí lo son.
Muchísimos no creyentes pueden conocer a nuestro Salvador a través de la calidez latina. La personalidad latina es
distintiva, fácilmente reconocible.
Hans Ziefle, misionero de SIM quien trabaja en movilización de misioneros desde Chile, dice que los latinos somos
alegres, espontáneos y fáciles de motivar. “Son muy sentimentales y sencillos en su forma de ser”.
Esto es verdad porque la alegría se refleja en nuestras sonrisas y carcajadas que contagiamos a los demás. Y nuestra
espontaneidad la reflejamos al conversar con otras personas.
Samuel Escobar, peruano y profesor de misiología,
alude que somos un pueblo idealista y con
ganas de hacer muchas cosas.
“Los misioneros latinos son
por lo general extrovertidos,
entusiastas y soñadores,”
dijo Escobar.
Ese entusiasmo
lo mostramos en
el hecho
de que no
nos gusta
estar quietos,
sin hacer nada.
Sin embargo, a veces
somos poco prácticos.
Evelyn Ruiz, ecuatoriana
10 SIM
que ha servido como misionera por diez años, agrega que
los latinos tenemos un sentido de unidad porque siempre
pensamos en los demás:
“Quizá algo diferente es el sentido de comunidad y unidad que tenemos los latinos, por lo general no somos individualistas y siempre estamos preocupados por los otros”.
Este aspecto es importantísimo, ya que muchos de
los latinos que van al campo “Yo creo que los
comparten esta característimisioneros
ca con la sociedad a la que
latinos van a
llegan y les permite identificarse con ella.
mostrar al
Jesús Londoño, Director
mundo algo
Ejecutivo de COMIBAN,
muy especial.”
agregó, “Nuestras raíces son
José, misionero
una mezcla de españoles,
árabes, etc. Por lo tanto la
nueva generación no hace
diferencia de razas. Hay un sentido de unidad, de mezcla.
No hay fronteras y podemos comunicarnos mejor con la
gente del mundo”.
Su personalidad se ve plasmada en cada acción y cada
relación que los misioneros latinos establecen y además,
la influencia. Esto es importante porque pueden cambiar
vidas. Cada rasgo aportará al ministerio que Dios les ha
encomendado.
“Porque como los latinos somos una mezcla racial y cultural nos gusta la idea de atravesar culturas,” dijo Escobar.
Esto facilita muchísimo la disposición para el trabajo
misionero.
“Los misioneros latinos pueden servir, gracias a su personalidad y a sus dones, en evangelismo y trabajos pioneros
e incluso lo hacen mejor que los europeos y norteamericanos,” dijo Ziefle.
Es decir, nuestro carácter influye muchísimo. En especial,
al tener un estilo de vida muy sencillo, podemos ir de un
lugar a otro sin mucho problema.
Otro de los aspectos que compartimos con muchas
sociedades en distintas partes del mundo, es que hemos
sido marcados por la violencia. América Latina sufre y ha
sufrido muchos abusos. Como dice Londoño:
“Hemos vivido siempre en un contexto de violencia que
nos hace entender mejor la realidad de otros países”.
Ziefle agregó que también entendemos a los oprimidos de
distintos países en desarrollo porque los latinos vivimos la
misma realidad.
“¡Dios ha puesto a los latinos para este momento en la
historia de las misiones! Son parte de los enfoques de SIM
porque de hecho, ustedes ya personifican muchas de las
cualidades que SIM quiere: una vida sacrificial, la facilidad
para construir relaciones, etc. Yo creo que los misioneros latinos van a mostrar al mundo algo muy especial,” dijo José,
misionero de SIM trabajando en Asia.
“Yo crecí en una época en la que hablar de misiones sólo
era en referencia a personas del extranjero, altos, blancos y
rubios. Entonces, ¿Cómo Dios elegiría a un indígena como
yo para que sea un misionero?” agregó Oscar Huárac, misionero peruano.
Venciendo Los prejuicios, los misioneros latinos aceptan
su llamado y enfrentan los tabúes antiguos. Poco a poco se
dan cuenta que Dios tiene un plan hermoso para ellos.
¡Y que hoy es el tiempo!
Los “Pero”
Sin embargo, el temperamento latino tiene algunas desventajas. Samuel Escobar señala que podemos ser faltos de
realismo, pero que a pesar de ello Dios nos utiliza en sus
propósitos y tiene un plan muy grande para cada uno.
“El lado débil es que pueden ser superficiales en sus
relaciones, inconstantes frente a las dificultades y faltos de
realismo. Pero conozco muchos a quienes Dios está usando,” dijo Escobar.
“Ha sido un largo proceso de aprendizaje. Aún cuando
fuimos a la Argentina donde se habla el mismo idioma
tuvimos que aprender a tratar a las personas y apreciar sus
virtudes sin ceder a la tentación de quejarnos de sus defectos,” dijo Escobar.
Esto es muy importante porque
a veces pensamos que nuestro
punto de vista es el mejor
y es el único, pero al concebir semejante idea debemos
acordarnos que esto podría
bloquear el trabajo misionero.
¡Nos toca A
Nosotros!
Estos factores nos hacen parecidos a
distintas sociedades no alcanzadas en el
mundo, y también nos permiten, de
manera más fácil llegar a ellas.
• Parecido físico con algunas razas.
• Hemos experimentado la pobreza por lo
tanto simpatizamos con étnias que atraviesan por lo mismo.
• Cercanía y hospitalidad. Ambas nos
caracterizan. Úsalas. Recordemos que es
innato en nosotros establecer contacto,
por lo tanto podemos hacer misiones de
esta forma.
• Hemos sufrido el rechazo racial y cada día
son más las personas que lo experimentan.
• Vivimos en una sociedad que nos inculca
una fe ciega más que un estilo de vida.
• Somos personas que nos interesamos
en personas y en pasar tiempo con ellas.
Preferimos tener muchos amigos a tener
muchos proyectos.
• Hemos experimentado la violencia y la
opresión por ser parte del Tercer Mundo.
SIM
SIM 11
Obstáculos
Piedras
por Marcela Cuadros Noriega
En el camino
¿Cuántas veces te has tropezado con algunas piedras cuando ibas caminado muy rápido por salir tarde?
Caíste inmediatamente por no prestar atención al camino. Te lastimaste. ¿Cuál fue tu primera reacción?
De la misma manera en tu caminar cristiano, cuando descubres tu llamado misionero, caminarás por
muchas sendas haciendo preguntas, observando, tropezando y pidiendo consejo para levantarte. En este
periodo también te encontrarás con algunas piedras que en un principio, dependiendo de tu actitud, te
podrían llevar tanto al éxito como al fracaso.
Una puerta cerrada
Quizá tu iglesia no tiene visión misionera, este es uno
de los obstáculos más comunes. Y como consecuencia
no envian misioneros.
Tú puedes ser un pilar importante para ayudar a tu
iglesia y llevarla hacia este campo, tal vez por un tiempo
puede ser este tu rol. Empieza a promover el ministerio
de misiones, esto ayudará a otros a involucrarse en una
nueva visión.
Es importante trabajar de la mano con la iglesia y
crecer juntos. Debes lograr el respaldo y la cobertura de la iglesia en todo lo
que hagas.
“Creo que el primer paso es con el pastor, intenta ponerlo en contacto con
misioneros u organizaciones misioneras”, nos aconseja Obed Cruz.
Todo movimiento debe gestarse en oración. El candidato puede invitar a
otros hermanos a orar sistemáticamente por el apoyo para salir al campo. “Era
primordial estar involucrados con la iglesia antes de salir al campo, así era
como Dios quería prepararnos. Por esto, considero que la iglesia fue otro instrumento que Dios usó para guiarnos a conocer Su voluntad”, nos aconseja un
misionero trabajando en Asia.
12 SIM
El Tiempo es de Dios
La Biblia menciona que Pablo salió
al campo misionero después de 12
años de haber recibido su llamado.
Y tú ¿puedes esperar tanto tiempo
como Pablo?
Si Dios ha puesto el sentir en tu
corazón confirmando Su llamado,
capacítate y sigue sirviendo en tu
iglesia. Dios abrirá las puertas y la
iglesia te reconocerá como un potencial misionero y se identificarán
contigo.
Pero hay muchas iglesias donde
ni siquiera han oído de misiones.
Es allí donde TÚ puedes empezar a
trabajar.
 Busca predicadores para hablar
de misiones.
 Involucra a los miembros de tu
iglesia y anímalos a formar un
grupo de oración.
 Motiva a tu pastor para que se
interese más en las misiones.
 Infórmate mucho sobre misiones.
Falta de recursos
Las finanzas son los medios para ir al campo, pues de esto
depende que puedas establecerte en el lugar y trabajar el proyecto misionero. Es parte del ministerio y debe considerarse
como un tema para educar a la iglesia.
Lamentablemente, este tema es el que limita el envío de
muchos misioneros al campo. A veces resulta que la iglesia
no ha tenido la suficiente información de cómo ENVIAR y
la falta de experiencia le impide hacerlo. Tu rol también puede iniciarse informando y preparando a la iglesia en finanzas
para misiones.
“La parte curiosa de este tema, no es que no hayan recursos, ni que los países sean pobres. Cuando se entiende la
razón de existir de la iglesia, entonces los recursos, por pocos
que estos sean, van encaminados a las misiones”, nos dice
Obed Cruz, quien trabaja en movilización misionera con
SIM desde Centroamérica.
Lo ideal es construir una plataforma de envío, en donde se
involucre primero tu pastor y se invite a otras iglesias a participar. Es un proyecto en conjunto, no sólo tu iglesia aporta,
sino varias. Entre más iglesias lo hagan es mejor. Necesitas involucrar a tu familia, amigos y a cuanto co-
Tu Actitud frente a
los Obstáculos
Tú puedes reaccionar de dos formas:
Pasar la piedra y seguir adelante
con los planes trazados por Dios,
aunque sea grande el precio a
pagar.

Dejarlo todo cuando las cosas
no salen bien, sintiéndote luego
frustrado.
Por ello es importante reconocer
qué es una piedra y aprender de ella.
En algún momento preguntarnos
¿Para qué está? ¿Qué quiere Dios que
yo haga con lo que estoy enfrentando?
El llamado permanecerá, debemos
esperar el tiempo de Dios.
Tomar decisiones precipitadas te
puede llevar al fracaso y como
conscuencia de esto el desánimo.

nocido tengas. Haz
una lista, ordénala
y preséntala con
motivos de oración.
Además, presenta
un proyecto de varias
fases con viajes de corto
plazo. Las experiencias que
compartas de tu viaje animarán
a la iglesia a participar en ofrendas y
a otros para ir
al campo.
El tema de levantamiento de fondos es de suma importancia. No sólo con la finalidad de obtener tu sustento, sino
también para que la iglesia participe en las misiones.
“También lo que ayudaría mucho al candidato es unirse a
una misión que lo respalde en este tema y no hacerlo solo,
ya que se pone en riesgo. Si bien es cierto que una misión
no te paga por ser misionero, sí es cierto que te puede respaldar en momentos críticos. Esa es una de las funciones de la
agencia misionera local”, dijo Cruz.
Rompiendo un fuerte Lazo
A veces tener lazos muy fuertes con la familia impide
separarte de ellos. Cuando llega el tiempo de salir al
campo, los lazos se convierten en una piedra que
obstaculizará tu adaptación. Sin embargo, depende de
tu decisión.
“Si no provienen de una familia creyente, la decisión del hijo realmente puede resultar absurda y
vergonzosa”, nos dice Cruz.
¿Cuántas veces has hablado con tu familia de
tu llamado y has sido rechazado, ignorado o no
han confiado
en ti? Lo
importante es que
debes de tener la convicción y
tomar la decisión, pero hacerlo en amor.
Hacerles saber que Dios ha preparado
un camino y que lo ha diseñado con un
propósito para tu vida.
Tal vez tus padres no estén de
acuerdo ni acepten tu decisión,
pero si ya están enterados, su papel será el de respetarla y confiar
en ti.
Las circunstancias que pases
con la familia no deben de
restar la pasión por tu llamado. Al contrario, debes tener
siempre puesta tu mirada en
el Señor, quien es el autor y
consumador de tu fe.
SIM 13
APOYO
ECONÓMICO

“Si tuviéramos demasiado daríamos sin sentimiento.”
Fondos
- Jesús Londoño, COMIBAM
Levantando
para las Misiones
Levantar fondos es una parte del ministerio. No es mendigar; más bien es una
oportunidad para que otros formen parte del desafío de hacer misiones.
Empieza orando, sin oración es imposible saber lo que Dios quiere. Si oras, no
dependerás tanto de la ayuda financiera, pero sí de Dios y lo que Él tiene planeado para ti. El mundo le pertenece a Dios y Él proveerá todo lo que necesitas.
¿Por qué levantar Fondos?
Tradicionalmente se ha pensado que el levantamiento de
fondos es quizá una de las partes más difíciles para todo
aquel que quiere ser misionero.
Pero en realidad, no es así porque “La obra no es nuestra
sino de Dios”. Es Dios quien pone en los corazones de las
personas e iglesias el apoyar a un misionero.
Es una de las formas más evidentes en que Dios muestra
su provisión para los siervos que Él ha llamado a la obra
misionera en otros pueblos y culturas.
Las personas e iglesias que se comprometen a orar y ofrendar forman parte importante del EQUIPO MISIONERO
según Romanos 10:14-15 “necesitamos predicadores que
vayan…pero también iglesias que envíen y apoyen a los
misioneros”.
14 SIM
Pautas para
levantar Fondos
Debes acudir a familias e
iglesias que conozcas y ofrecerles
información acerca de tu ministerio y proyectos futuros. Esto se
puede hacer a través de trípticos o
boletines.
 Haz que tus amigos, los que
se identifican contigo, cristianos
y no cristianos, sepan cuales son
tus planes. Que los conozcan y
capten tu visión. De esta forma
lograrás involucrarlos.




Apoyar en misiones es un privilegio
y al mismo tiempo un sacrificio. En
2 Corintios 8:1-9 podemos apreciar
cómo la iglesia de Macedonia daba
más allá de lo que podía, pero sabían
que participar en misiones era un
honor y lo hacían con mucho gusto.
Además, con el dinero que se levante se podrán llevar a cabo, a través
de los misioneros, los proyectos que
Dios tiene en cada parte del Mundo.
El misionero es un obrero de Dios y
como tal es digno de su propio salario. (Mateo 10:10)
Si el misionero tiene el apoyo económico fiel de la iglesia, podrá dedicarse completamente a la labor encomendada por Dios. También, lo hará
sin ningún tipo de preocupación o
distracción de índole económica.
Una iglesia que apoya económicamente a las misiones demuestra
obediencia a la Palabra de Dios.
¿De verdad Lo
crees?
Así que mi Dios les proveerá
de todo lo que necesiten,
conforme a las gloriosas
riquezas que tiene en Cristo.
Filipenses 4:19
Necesitas de un
sustento Económico
y de Oración
Algunas ideas de como comenzar
 De acuerdo al lugar en donde piensas desarrollar tu
llamado misionero, elabora un presupuesto de gastos, el
cual puede ser de gastos iniciales (que incluye los gastos
de trámites, pasajes aéreos, impuestos etc.) y de gastos
mensuales, incluyendo los gastos por alimentación,
hospedaje, salud, capacitación en idiomas, transporte y
un monto de dinero para emergencias. Es recomendable
que tu iglesia te envíe y que llegues al campo y seas recibido por una agencia misionera, la cual podría proporcionarte los valores del costo de vida en los lugares donde
tiene misioneros.
 Ora para que Dios te ayude a ver mucho más allá de
solo la búsqueda de recursos financieros. Busca también
personas que oren por ti. Este será un pilar en tu futuro
ministerio. Y para que te guíe y muestre las personas que
han de apoyarte como parte de tu Equipo.
 Haz una lista con direcciones, teléfonos y dirección de
correo electrónico de todas las personas e iglesias que
conoces. La meta i nicial es de 300 personas y 10 iglesias.
Elabora y organiza una base de datos electrónica, la cual
podría ser luego impresa.
 Elabora un tríptico y un fólder con información del
ministerio que vas a realizar para presentarla a personas
e iglesias.
 Envía las cartas con tarjetas de compromiso de Oración y
Financiero
 Al recibir las tarjetas de vuelta da gracias a Dios por cada
una y asegúrate de anotar en la lista quienes se comprometieron en oración y quienes con apoyo financiero y
quienes en ambos.
 La lista tal vez deberá ser depurada luego de una segunda
o tercera carta. Es muy
importante que envíes cartas de agradecimiento a
todos los que se comprometieron a formar parte
de tu ministerio. Ahora
es tiempo de elaborar una
lista específica de promesas de fe.
 Analiza tu apoyo
económico y anota
los porcentajes
pendientes y
de cumplimiento.
Esta referencia en la Biblia fue escrita para
una iglesia que era fiel en sus ofrendas.
SIM 15
por Yelen Rodríguez Chavéz
Dios quiere usarnos con todo lo que somos y todo lo
que tenemos. Tal vez eres un profesional o posiblemente
tienes una empresa y te estás preguntando…
¿Puedo yo servir a Dios en misiones con mi ocupación?
La respuesta es que Dios, desde el Antiguo Testamento,
ha usado a hombres y mujeres para llevar la Palabra a
otras culturas a través de sus trabajos y testimonios fieles.
Eso lo vemos en la vida de Daniel, José, Ester, Nehemias (quienes fueron llevados fuera de su país para
ejercer una función y hacer saber de la realidad de Dios
en medio de sus vidas). En el Nuevo Testamento apreciamos al apóstol Pablo, que durante una época de su
ministerio fabricaba tiendas para sustentarse, mientras
predicaba el Evangelio a los gentiles (Hechos 18: 1-5,
2 Corintios 11:8).
Por el ejemplo de Pablo, se llamó Hacedores de Tiendas
a los misioneros biocupacionales. Estos son cristianos
con un llamado auténtico para llevar el Evangelio en un
contexto transcultural. Son personas con dos ocupaciones. La primera es
la expresión de
su compromiso
con la extensión del Reino
de Dios. La
segunda es una
ocupación
(profesión,
Clases de Biocupacionales
oficio o negocio) con el cual son identificados por el
pueblo donde residen, según Jonathan Lewis, autor
cristiano.
Global Opportunities, una agencia con recursos para
los biocupacionales, dice que estos son profesionales
con motivación misionera transcultural, que integran el
evangelismo transcultural con su trabajo secular, y que
se sustentan por medio de este.
También, enfatizan en que el verdadero biocupacional evangeliza por medio de su integridad, por
la calidad de su trabajo, por sus cálidas relaciones y
por su diálogo con los demás. Además de, la convivencia diaria en el trabajo.
“Los Hacedores de Tiendas son una alternativa real y
un complemento indispensable entre las misiones mundiales” dice su página web.
Tu ocupación no está fuera de los planes de Dios para
extender el Reino de los cielos en la tierra. Él nos dio su
Espíritu Santo para avivar en nuestros corazones el amor
por todas aquellas personas que, aunque alcanzaron la
realización profesional o económica, aún no tienen
a Aquel que puede dar un verdadero sentido a sus
vidas.
Pregúntale al Señor si Él desea usarte para la extensión de su Reino como un hacedor de tiendas
y dale trascendencia eterna al
deseo que tienes (probablemente puesto por Dios) de ejercer
tu ocupación en otra cultura.
Para mayor información,
visita: misionessim.org
El Misionero Profesional
Son cristianos que por medio de sus profesiones, negocios u oficios, son
aceptados donde la denominación de “misionero” no es bien recibida.
Hay países en los cuales el acceso a los misioneros tradicionales no es
permitido. Una forma en la cual se está llevando el mensaje de salvación
a estos países, es por medio de misioneros biocupacionales.
El Misionero Económicamente Autosustentable
Nuestras iglesias latinas aun no están asumiendo su responsabilidad
frente a la Gran Comisión y por eso hay poco apoyo a la obra misionera.
Por ello, aquellos cristianos con un fuerte llamado misionero transcultural están obedeciendo el encargo de Dios para sus vidas a través de
las misiones biocupacionales. De esta forma, sustentan su ministerio en
otros países por el ejercicio de su ocupación.
Los Negocios Para Las Misiones
Para poder apoyar a los misioneros en países donde hay pocos recursos
económicos, los biocupacionales también pueden proveer de finanzas
para las misiones a través de negocios. Así, generan recursos para financiar a las misiones y para crear oportunidades de trabajo, de mentoreo,
discipulado y desarrollo dentro de la comunidad.
Que necesitas para ser un Misionero Biocupacional
Según el Dr. Tai Woong Lee, Director de Global Ministry Center en Seúl, se necesitan cuatro
cosas que te ayudarán a ser un misionero biocupacional:
 Debes ser capaz de nutrirte espiritualmente a ti mismo en un contexto en el cual no recibas mucho apoyo espiritual o emocional de
parte de otras personas.
 Debes ser capaz de ajustarte a la tensión emocional que es producida por vivir en medio de una cultura que no es la tuya, es decir
tener la capacidad de adaptarte.
 Debes haber desarrollado la habilidad de testificar a otras personas
y de nutrirlas a lo largo de su crecimiento espiritual. En otras palabras tener habilidades para discipular a otros.
 Debes ser eficiente (un buen trabajador o profesional) en la profesión u ocupación que has elegido, porque tu desempeño laboral y
profesional es parte de tu testimonio como biocupacional.
SIM ya trabaja con
Biocupacionales
El uso de actividades profesionales y
comerciales, como base del ministerio, no es
un concepto nuevo para SIM.
A través de su larga trayectoria como una
misión que planta iglesias, muchas personas,
como profesores y profesionales de la salud,
han servido en SIM con trabajos remunerados.
En años recientes, SIM ha establecido alianzas
comerciales para entrar en países de acceso
restringido.
SIM reconoce el potencial de la misión basada en los negocios y ha designado a Graeme
Kent como promotor, para desarrollar nuevos
tipos de ministerios y formar redes de trabajo.
Todo esto, junto con SIM y otras agencias que
trabajan en esta área.
“La prioridad siempre será el ministerio antes
que el comercio. Las plataformas de negocio y
de profesionales deben facilitar las prioridades
ministeriales de SIM”, dijo Kent.
SIM está asumiendo distintos desafíos, incluyendo el identificar y evaluar oportunidades
convenientes para expandir las actividades de
negocio y de profesionales.
“Estamos comprometidos en desarrollar
una amplia gama de ministerios basados en
negocios, diseñados para ayudar a construir el
Reino de Dios y Su Iglesia”, dijo Kent.
SIM ve mucho potencial, especialmente en
los Hacedores de Tiendas, esto ayudará a los
latinos a tener un ministerio transcultural.
Ahora nos estamos preparando para esto.
“La misión es un privilegio y la responsabilidad de todos los cristianos,
un estilo de vida para todos en toda situación y en todo momento”.
16 SIM
David Bosh, Teologo
SIM 17
Puente Latino
Declaración de Fe
Aquellos que sirven con SIM están comprometidos con las verdades esenciales
del cristianismo bíblico. Estas incluyen lo siguiente:
DIOS
Hay un solo Dios el cual existe eternamente en tres personas: Padre, Hijo y
Espíritu Santo. Dios es el Omnipotente Creador, Salvador y Juez quien gobierna todas las cosas de acuerdo con
su soberana voluntad y está cumpliendo sus propósitos en la creación y en la
Iglesia para su gloria.
EL PADRE
Dios el Padre es la fuente de todo lo
bueno. Él inicia la creación y redención y la completa a través de Su Hijo y
del Espíritu Santo.
LA PALABRA ESCRITA DE DIOS
La Biblia, que contiene el Antiguo y
Nuevo Testamento, es la Palabra de
Dios escrita, que reveló su carácter y
propósitos a todos los pueblos. Es la autoridad final en todo lo relacionado a
creencias y comportamiento. El Espíritu Santo inspiró a los autores humanos
de la Biblia para que todo lo escrito sea
totalmente confiable e inequívoco.
LA RAZA HUMANA
La humanidad es la cúspide de la
creación de Dios en la tierra, llevando
Su imagen, diseñada para tener una
relación con Él y siendo el objeto de
Su amor redentor. Todos han pecado,
dando como resultado culpa, muerte y
aislamiento de Dios, así como en el deterioro de cada aspecto de la naturaleza
humana. Las personas son incapaces
de salvarse a sí mismas del castigo por
el pecado y del dominio de Satanás.
JESUCRISTO
Jesucristo, siendo completamente Dios
y completamente humano, entró a la
historia como Salvador del Mundo.
Fue concebido por el Espíritu Santo, nació de una virgen y vivió una
vida ejemplar sin pecado en perfecta
sumisión al Padre y en buenas relaciones con los demás. Él murió en una
cruz, resucitó corporalmente y ascendió al cielo donde aboga por su pueblo
y está exaltado como Señor sobre todas
las cosas.
SALVACIÓN
La muerte sacrificial de Cristo, con la
cual llevó el castigo que corresponde a
18 SIM
los pecadores, es la única y suficiente
provisión de Dios para la salvación de
la gente de toda cultura y edad, expresando así Su amor y satisfaciendo Su
justicia. Por la gracia de Dios, el pecador arrepentido, al confiar solamente
en el Señor Jesucristo como Salvador,
es reconciliado con Dios, y es adoptado
por el Padre en Su familia y recibe vida
eterna.
EL ESPÍRITU SANTO
El Espíritu Santo hace efectiva la obra
de Cristo para los pecadores, dándoles
vida espiritual e incorporandolos a la
Iglesia. Él habita en todos los creyentes,
los capacita para amar, servir, testificar
y obedecer a Dios. Además, los equipa
con dones y los transforma para ser
cada vez más como Cristo.
LA IGLESIA
La Iglesia universal está formada por
todos los que han nacido del Espíritu
Santo. Encuentra su expresión local
en comunidades de creyentes llamados
por Dios para adorarle, tener comunión, proclamar el evangelio y hacer
discípulos entre las naciones, reflejar el
carácter de Dios, involucrarse en obras
de compasión, luchar por la verdad, la
justicia y realizar el bautismo.
EL MUNDO ESPIRITUAL
Los ángeles son seres espirituales que
glorifican a Dios, lo sirven y ministran
a Su pueblo. Satanás es un ser espiritual que fue creado por Dios, pero que
cayó porque pecó. El diablo, junto con
otros espíritus malignos, son los enemigos de Dios y de la humanidad. Este ha
sido derrotado por la obra de Cristo,
está sujeto a la autoridad de Dios, y tiene condenación eterna.
EL FUTURO
El Señor Jesucristo regresará visiblemente a la tierra en gloria y consumará
Su triunfo final sobre el mal. Dios hará
todo nuevo. Los muertos serán resucitados y juzgados. Los no creyentes sufrirán castigo eterno y la separación de
Dios. Los creyentes entrarán a una vida
de gozo eterno en comunión con Dios,
glorificándole eternamente.
¿Quieres
Cruzar?
Puente Latino es un programa que busca explorar
la vida misionera en el campo. Implica aprender otro
idioma, sumergirse
en la cultura de la
“Es una
gente y vivir en un
oportunidad de equipo multicultural.
ser discipulado “Un proceso de
para
en el ministerio discipulado
Latinos con visión a
y de crear un
largo plazo”, dijo José
de Guatemala, quien
ministerio
junto a su esposa y faefectivo y
milia, se encuentran
duradero.”
en Asia trabajando
- José
como misioneros de
SIM.
Jose dice que la iglesia de Latinoamérica está en
una fase de exploración. Es por eso que el programa
de Puente Latino busca ayudar y orientar a todos los
que tienen el deseo de servir en las misiones.
“Este esfuerzo tiene el propósito de abrirle los ojos
a la Iglesia Latina y mostrarle que Dios está levantando a Su Iglesia y que puede hacerlo a través de ellos”,
dijo José.
Desde el 2003, Puente Latino ha buscado discipu-
eso con esta
“Mis amados, el proc
zado a
plantita que ha empe conscientoy
germinar es lento; es
a ver con mis
te que tal vez ni voy
produzca;
ojos el fruto que ella
ce que unos
pues el Libro Santo di s riegan,
otro
son los que plantan,
crecimiento
pero de Dios viene el
viendo y sé
pero, lo que estoy vi
, es grandioque ustedes también
ás que Papá
so, es una muestra m
te terreno
está interesado en es
hoy más que nunca.
ntacto con
Ruego, sigamos en co eciosa
ta pr
Papá presentando es eciendo
ga cr
plantita para que si
l amor verdaen ella la semilla de
tada.”
dero que ha sido ploan
de Él,
En el servici
J (en Asia)
VALORES CENTRALES
SIM es una comunidad de seguidores de Dios que se deleitan en
adorarlo y tienen una pasión por el Evangelio, buscando cumplir
la misión de Jesucristo en el mundo.
Somos una Comunidad del Evangelio que:
Se compromete con las Verdades Bíblicas
Irene (Guatemala),
Melissa (Costa Rica),
y Dalila (Honduras)
sirvieron en Asia
por seis meses como
parte del Puente
Latino.
lar obreros en su proceso de trabajo a largo plazo entre los no alcanzados para que puedan realizar un buen trabajo y permanecer más
tiempo en el campo misionero.
“Creo que Dios está moviendo a Latinoamérica hacia un despertar
misionero y que si Dios se está moviendo allí, hay que unirse al proceso. Creo que los latinos tienen algunas ventajas que pueden aprovecharse en el campo para un mejor nivel de acercamiento al plantar
iglesias”, dijo José.
Aunque el programa en este momento sólo va al Asia, SIM piensa
desarrollar otros campos en otros países donde puedan adoptar la
misma visión. El Puente Latino no es una experiencia de corto plazo
sino que es un proceso a largo plazo.
“Es una oportunidad de ser discipulado en el ministerio y de crear
un ministerio efectivo y duradero”, dijo José.
Puente Latino Es un programa de dos pasos:
1. Exploración de seis meses, y después
2. Capacitación de dos años
También Puente Latino ofrece un programa para que los
pastores y líderes de las iglesias puedan ir a visitar y conocer la
realidad tal cual es.
Para mayor información, visita: misionessim.org
Estamos comprometidos con las verdades bíblicas y gozosamente reafirmamos el cristianismo histórico y evangélico.
Declaramos con valor a las naciones las Buenas Nuevas de
vida nueva en Jesucristo.
Depende de Dios
En fe, dependemos de Dios para la provisión de todas
nuestras necesidades. Demostraremos diligencia, integridad, cooperación y responsabilidad al desarrollar y usar los
recursos que Dios provee.
Se dedica a la Oración
La oración es fundamental en nuestra vida y ministerio.
“A través de la oración”, es nuestro lema y por medio de
ella alabamos a Dios, buscamos su dirección, pedimos
recursos y deseamos que el Espíritu Santo unja nuestro
ministerio.
Se enfoca en Misiones
Estamos comprometidos en la tarea urgente e inconclusa
de hacer discípulos de Jesucristo a todas las naciones. Al
hacerlo deseamos trabajar en una relación de amor, confianza e interdependencia con las iglesias y otras organizaciones que comparten nuestra visión.
Se centra en la Iglesia
Estamos comprometidos en ser una Misión que planta,
alimenta y prepara a las iglesias para que sean la expresión
de Cristo en sus comunidades y para evangelizar con una
visión y acción transcultural.
Se preocupa por las Necesidades Humanas
Humildemente reconocemos que la máxima necesidad
humana es conocer a Dios. También, creemos que Él
nos ha llamado a un servicio compasivo e integral en este
mundo perdido para aliviar el sufrimiento, fomentar el
desarrollo humano e impactar a la sociedad.
Desea ser una Familia semejante a Cristo
Deseamos ser una comunidad transformadora, dedicada a
ser como Cristo en su amor, servicio, santidad y obediencia
al Padre. Creemos que seguir el ejemplo de Cristo implica
sacrificio, algunas privaciones, e incluso la muerte.
Crece y aprende
Creemos en el valor y los dones de cada miembro de SIM
y de aquéllos a quienes buscamos servir. Practicamos el
discipulado interactivo, el aprendizaje durante toda la vida,
el liderazgo participativo, el desarrollo mutuo y el entrenamiento como disciplinas duraderas.
Se fortalece por la Diversidad
Somos una agencia internacional porque creemos que
esto expresa la unidad del cuerpo de Cristo en el mundo. Creemos que seremos más eficaces en el ministerio
al incorporar la riqueza de la diversidad cultural a SIM y
celebrar nuestra unidad en Cristo.
Sensible a nuestra Época
Responderemos con creatividad y valentía a las necesidades y oportunidades en medio de esta sociedad cambiante,
bajo la guía del Espíritu Santo. Para ser eficaces y relevantes, nuestros ministerios, prioridades y estructuras están
sujetas a una evaluación y adaptación continua.
SIM 19

Documentos relacionados

Volumen 6 - Nueva Vida En Cristo

Volumen 6 - Nueva Vida En Cristo buenas noticias. Sin embargo, no lograron evangelizar al mundo entero. Esta tarea la dejaron a los cristianos que les iban a seguir. Desde entonces, el mensaje ha llegado a nuestros países, gracias...

Más detalles

Guillermo D. Taylor / Eugenia Campos

Guillermo D. Taylor / Eugenia Campos LAS MISIONES MUNDIALES Nos complace sobremanera, ahora, presentarlo en esta nueva versión, totalmente revisada y actualizada, con la convicción y confianza que habrá de ser una herramienta valiosa...

Más detalles

Guerra Espiritual

Guerra Espiritual el Pentecostés. Jesús ha delegado el poder espiritual a los creyentes. Este poder es experimentado a través del Espíritu Santo: “Pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo haya venido sobre voso...

Más detalles