Página 1 MÓDULO 3 - Real Instituto de Jovellanos

Comentarios

Transcripción

Página 1 MÓDULO 3 - Real Instituto de Jovellanos
MÓDULO 3: Sonido digital
Objetivos
- Adquirir los conceptos básicos sobre las características del sonido y su función.
- Conocer las funciones básicas de un editor de sonido.
- Realizar grabaciones de sonido, en diferentes formatos, y aplicar transformaciones a los sonidos
obtenidos.
- Valorar y aplicar la importancia de la elección de formato y tipo de compresión al guardar un
archivo de sonido.
Contenidos
UNIDAD 1: Aspectos básicos del sonido




La naturaleza del sonido
Características del sonido
Configuración del sistema de sonido
El control del sistema de sonido
UNIDAD 2: Archivos de sonido digital más usuales



Archivos wav
Archivos mid
Archivos cda
UNIDAD 3: Grabación del sonido



Un editor de sonido: GoldWave
Grabar sonidos externos con micrófono
Grabar sonidos almacenados: CD Audio a wav
UNIDAD 4: Efectos especiales de sonido (I)



Atenuar entradas y salidas de sonido
Recomponer un sonido: copiar y pegar
Amplificar el volumen
UNIDAD 5: Efectos especiales de sonido (II)


Reducción de ruido
Mezclar sonidos
UNIDAD 6: Formatos de sonido comprimidos.

El formato mp3
Página 1
----------------------------------
UNIDAD 1: Aspectos básicos del sonido
A lo largo de esta unidad veremos unos principios básicos que nos permitirán, posteriormente,
comprender los motivos y razones por las que deberemos realizar determinados cambios en la
edición del sonido digital así como mejorar sustancialmente tanto las capturas como las
producciones sonoras.
La naturaleza del sonido
El sonido es una vibración que se propaga a través del aire, gracias a que las moléculas del aire
transmiten la vibración hasta que llega a nuestros oídos. Se aplican los mismos principios que
cuando se lanza una piedra a un estanque: la perturbación de la piedra provoca que el agua se agite
en todas las direcciones hasta que la amplitud de las ondas es tan pequeña, que dejan de percibirse.
Una perturbación que viaja a través del aire se denomina onda sonora y la forma que adopta
esta se conoce como forma de onda.
Características del sonido
En las características del sonido que vamos a considerar se omiten, voluntariamente, algunas como
tono, timbre, etc. Y se sustituyen por otras más adecuadas a la orientación técnica del sonido digital.
Para introducirnos en las características del sonido tomaremos como modelo el menos complejo de
ellos: el sonido de un diapasón. Este instrumento genera un sonido limpio (en el sentido de simple)
a diferencia de los sonidos (música o voz) que están formados por vibraciones muy complejas.
Frecuencia: Es el número de vibraciones por segundo. La
frecuencia de sonido se mide en Hercios (Hz). Un sonido que
vibra una vez por segundo tiene una frecuencia de 1 Hz. Las
frecuencias se escriben normalmente en kilohercios (kHz), unidad
que representa 1.000 Hz.
Una persona normal sin problemas auditivos puede oír sonidos
que estén entre los 20 Hz y 20 kHz (aunque la mayoría de nosotros raramente sobrepasamos los
16 kHz).
Los dispositivos de grabación habituales, los micrófonos, lo que hacen es transformar las
variaciones de presión del aire en una señal eléctrica que puede ser comprendida y almacenada por
un ordenador.
Puedes descargarte el archivo sonido50hz.zip y escuchar el sonido. NO UTILCES
AURICULARES.
Página 2
Amplitud: Es la cantidad de fuerza o energía de un sonido. Se
mide en decibelios (dB). Esta unidad nos será muy útil a la hora de
comparar la intensidad de dos sonidos. La amplitud influye pues
en la intensidad con que percibimos un sonido.
Presta atención a esta unidad, ya que la emplearemos cuando
editemos el sonido para su modificación. Para que te hagas una
idea de cómo funciona te diré que cada 3 dB que aumentamos un sonido duplicamos su intensidad.
Así, por ejemplo, si el programa nos muestra un sonido con 70 dB y nosotros lo aumentamos a 73
dB habremos duplicado su intensidad; si lo aumentamos a 76 la intensidad será 4 veces mayor.
La amplitud es lo que podemos regular con los mandos de
volumen de los aparatos que utilicemos en la reproducción. Si el
volumen (amplitud) es demasiado alto la grabación saldrá
deformada. Si, por el contrario, es demasiado baja sólo
grabaremos ruido.
Para estos ajustes no hay una norma fija pero puedes hacer
ensayos y comenzar situando el control de volumen entre la
mitad y los 3/4 de su valor máximo.
El sonido de la figura tiene la misma frecuencia que el de la superior pero su amplitud es 10 veces
menor.
Dinámica: Es la diferencia entre el valor mínimo y máximo que puede tener un sonido. Tiene
mucha importancia a la hora de seleccionar un dispositivo de grabación o reproducción. Por
ejemplo, cuando gritas muy enfadado tu voz puede alcanzar los 40 dB mientras que cuando susurras
algo al oído bajas a uno 10 dB. Podemos decir pues que la dinámica de tu voz es de 30 dB.
¿Qué importancia tiene esto? Pues mucha, y si no prueba a grabar en un casette, con el mismo
volumen, esas dos situaciones. Verás que cuando gritas, algunas partes del sonido están
distorsionadas mientras que en voz baja todo, o parte, el sonido es inaudible. Ello se debe a que los
dispositivos de grabación no son capaces de seguir correctamente la dinámica de tu voz.
Ancho de banda: Es la frecuencia mínima y máxima con que puede trabajar (en grabación o
reproducción) un dispositivo. Dicho en otras palabras es el rango de frecuencias en las que la
amplitud del sonido no se diferencia en más de 3 dB.
Por ejemplo, un amplificador barato no "suena" igual que el de una cadena de sonido porque
no es capaz de reproducir un rango de frecuencias lo suficientemente amplio para que sobrepase
nuestra capacidad de discriminación. Por eso decimos que "suena a lata".
El El ancho de banda está directamente relacionado con la calidad de los componentes que
empleemos para grabar (y editar) el sonido. Si tenemos en cuenta que en el proceso de edición
hacemos muchos cambios (reproducimos, grabamos, almacenamos, modificamos y volvemos a
reproducir), la calidad final dependerá de la calidad del más malo de los componentes de
nuestro equipo que suele ser siempre el micrófono puesto que su ancho de banda es el más reducido
(como mucho entre 8 y 10 kHz).
Página 3
Ruido: Son sonidos aleatorios que proceden de diversas fuentes y distorsionan o enmascaran
el sonido fundamental. Debes tener en cuenta que no sólo es ruido todo aquello que procede del
ambiente, también los elementos que empleamos en nuestro equipo producen ruido, aunque
nosotros no lo oigamos, (la propia tarjeta de sonido, el micrófono, los altavoces, el propio
ordenador, etc). Todo este ruido interno se suma al del ambiente y, de no tomar las debidas
precauciones, hará que nuestra grabación sea más parecida a una jaula de grillos que a una locución
o un pasaje musical.
El ruido se mide también en decibelios (dB) y se hace en comparación con la intensidad del
sonido principal. Para que te hagas una idea para que un ruido no sea perceptible sobre el sonido
principal debe de haber, entre ambos, una diferencia mínima de 65 dB.
Antes de iniciar las prácticas necesitarás descargarte los siguientes archivos:
sonido17kh.zip, sonido100h.zip, sonido1khz.zip y sonido5khz.zip.
Práctica 1:




Consigue un casette lo más sencillo posible que tenga una entrada para micrófono
exterior. Conecta el micrófono de pie que suele venir con los ordenadores. Sitúa el
control de volumen del casette a la mitad de su recorrido. Colócate a una distancia,
aproximada, del micrófono de unos 10 cm. Graba una frase cualquiera.
Repite la grabación utilizando un micrófono dinámico (si no dispones de uno podrán
prestarte alguno en tu CPR). Graba la misma frase (procurando mantener el mismo tono)
con el mismo ajuste de volumen.
Escucha las dos grabaciones en el mismo equipo. ¿Existe diferencia entre ellas? De todos
los factores del sonido que hemos visto, ¿cuáles crees que han influido en los resultados?
Averigua si puedes mejorar la calidad de la grabación con el micrófono dinámico
reduciendo o aumentando la distancia a la boca.
Práctica 2:



Si eres conductor esta prueba te la habrán hecho alguna vez. Escucha el archivo
sonido17kh.wav.
No es que queramos tomarte el pelo pero, ¿Hay algún sonido grabado en este archivo?
Piénsalo porque además hay una pista muy clara. Si ya tienes una respuesta
compruébala
Podemos asegurarte que la grabación se hizo en una habitación completamente aislada.
¿De dónde procede el ruido de fondo que escuchas?
Práctica 3:

Escucha los siguientes sonidos y contesta: sonido de 100 Hz, sonido de 1000 Hz, sonido de
5000 Hz.
¿Cuál de los tres tiene mayor amplitud? Comprueba la respuesta.
Página 4
Configuración del sistema de sonido
El sistema de sonido de un ordenador se centra en torno a la tarjeta de sonido. Hoy estamos
acostumbrados a escuchar todo tipo de sonidos en el ordenador. Y como en otras muchas cosas
pensamos que siempre ha sido así; nada más lejos de la realidad. Los ordenadores no fueron
pensados, en principio, para manejar sonidos.
El sonido, como parte de las capacidades de los ordenadores, no entró en escena hasta la
aparición de los primeros videojuegos. Esa necesidad se generalizó
rápidamente y comenzaron a aparecer las primeras tarjetas de sonido;
entre ellas la SoundBlaster, la tarjeta que revolucionó el mercado de los
compatibles y ha llegado a convertirse en un auténtico estándar.
La tarjeta de sonido es un dispositivo interno que se conecta a una de
las ranuras de la placa base. Dispone de unas conexiones de entrada /
salida a las que, normalmente, se accede por la parte trasera del
ordenador.
Para realizar las funciones de grabación / reproducción las tarjetas de
sonido necesitan, por una parte poder acceder a la fuente de sonido que
van a procesar; por otra, acceder a los periféricos (altavoces) que lo van a
reproducir. Todo esto se hace a través de las conexiones de entrada /
salida.
Tras muchos años en los que la disposición de los conectores y sus
funciones estaba al arbitrio de cada fabricante, hoy esa disposición es
estándar de tal manera que están situados en el mismo orden y en la
misma posición en todas las tarjetas normalizadas (excluyendo las tarjetas
de última generación que se montan en el frontal del equipo).
A estas alturas no vamos a darte un curso sobre las entradas y salidas de
una tarjeta. Pero como nunca está de más si vamos a ponerte unos
gráficos sobre ellas y sobre las posibilidades de interconexión.
La figura al margen muestra los conectores de entrada / salida de una tarjeta clásica. A estos
conectores hay que acceder por la parte trasera del ordenador y, en muchas ocasiones, debido a
la instalación del equipo no es fácil llegar. Por ello, si insertamos las clavijas a ciegas, lo mejor es
tomar un punto de referencia. El punto más destacado, por su forma, es el conector MIDI; de
esta forma sabemos que desde él, y de abajo a arriba, tendremos: la salida de altavoces y/o
línea, la entrada de micrófono y, finalmente, la entrada de
línea.
Todas las conexiones, con excepción del conector MIDI,
utilizan una clavija llamada mini-jack estéreo (aunque, con
algunas limitaciones, también se pueden conectar clavijas mono).
¿Qué podemos conectar?
Entrada de línea. En esta entrada podemos conectar dispositivos que estén preamplificados, es
decir, que tengan un nivel de sonido aceptable (y con posibilidad de variación). Por ejemplo
serían dispositivos de este tipo un lector de cassettes, un lector de vídeo, un equipo de sonido, un
televisor (si dispone de las salidas adecuadas), un mezclador, un lector de CD, etc.
Página 5
La entrada de línea, como todas las demás, es estereofónica (dos canales) aunque si conectamos
una toma monofónica funcionará también, pero con un solo canal.
Entrada de micro. En esta entrada sólo podemos conectar un micrófono. El tipo de micrófono es
indiferente aunque según sea éste obtendremos mayor o menor calidad de sonido.
Salida de altavoz y/o línea. Este es un conector de salida. En él conectamos dispositivos de
reproducción o grabación de sonido.
En el caso de la reproducción podemos conectar los altavoces del sistema, la entrada auxiliar
de un equipo de música, de un amplificador, etc.
En el caso de la grabación podemos conectar la entrada de sonido de un vídeo (y grabar el
sonido sobre una pista), la de un equipo de música, de una mesa de mezclas.
Conector MIDI. No es un dispositivo de entrada / salida. Es una interfaz estándar que utiliza el
ordenador para comunicarse con determinados instrumentos musicales que soporten el
formato MIDI. Los más habituales son los sintetizadores (u órganos electrónicos).
Por medio de este conector, y de un programa adecuado, podemos interpretar una melodía que se
almacenará en el ordenador o podemos hacer que el programa reproduzca una melodía que sonará
en el sintetizador. Con los conocimientos musicales adecuados es una de las opciones más potentes
de las tarjetas de sonido.
Esta interfaz emplea un tipo especial de conector, tanto en la parte del ordenador como en la
parte del sintetizador o instrumento musical.
El control del sistema de sonido
La tarjeta de sonido por si sola no es capaz de hacer nada. Para funcionar necesita tener instalados
en el ordenador una serie de programas que le permitirán comunicarse con el resto de los
componentes del ordenador. Estos programas se llaman controladores o "drivers" y se instalan
desde un disco de configuración que acompaña a la tarjeta. Normalmente no deberás preocuparte de
esta fase ya que la habrán realizado cuando compraste el ordenador.
Una vez que la tarjeta está instalada junto con sus
controladores aparece en la barra de tareas de Windows lo
que es el centro de control de sonido: el Control de
volumen, con la forma de un pequeño altavoz.
La presencia del control de volumen no
siempre es automática. Puede suceder que
no esté en la barra de Windows; para hacer
que aparezca abrimos MiPC > Panel de
Control >Sonidos y multimedia. Aquí, en la
pestaña Sonidos, marcaremos la casilla Mostar Control de volumen en la barra de tareas y el
control se situará en la barra.
Desde el Control de volumen podemos acceder a todos los dispositivos de sonido, en grabación
o reproducción, que soporta nuestro ordenador. Para ello pulsamos dos veces sobre el icono del
altavoz y se nos abrirá la ventana del control.
Página 6
En reproducción, todos los dispositivos están activados por defecto. Si queremos desactivar
alguno marcaremos la casilla Silencio (si alguna vez tienes problemas de sonido, este es el primer
lugar donde debes mirar y comprobar que el dispositivos correspondiente no está desactivado). En
esta ventana también podemos modificar el volumen específico de cada dispositivo con el
control deslizante correspondiente.
Para acceder a los dispositivos de grabación deberemos seleccionar, en esta misma ventana,
Opciones > Propiedades y en la ventana que se nos abrirá marcar Grabación. Se nos mostrará
todos los dispositivos de grabación que soporte nuestro ordenador.
Ten en cuenta que los dispositivos de grabación no están activados todos por defecto. Por lo que
si queremos utilizar alguno de ellos deberemos comprobar primero, en esta ventana, si el
dispositivo está activado (tiene su casilla marcada) y además que su volumen no está puesto a
cero.
Controles de sonido avanzados
Página 7
No debes realizar ningún cambio ni modificación en estos controles. Si alguna vez tienes
problemas en la reproducción de determinados sonidos, que pueda ser debida a ellos, solicita
la ayuda de un experto.
Modificar estos controles puede causar que el sistema de sonido deje de funcionar por
completo.
Además de los controles que hemos visto, que se refieren a los aspectos físicos de la tarjeta, el
sistema de sonido necesita otros que son los que utilizará para indicarle al ordenador cómo
tiene que reproducir un determinado formato de sonido (veremos los formatos en la próxima
unidad). Estos controles se llaman codificadores y decodificadores (codecs y decoders). Se
instalan junto con Windows y también al instalar las tarjetas de sonido. Si alguno de estos controles
falta en nuestro sistema no podremos reproducir ni grabar el formato de sonido al que
corresponda (en ocasiones nos volvemos locos, cuando no escuchamos un sonido, pensando que se
ha averiado la tarjeta de sonido cuando en realidad,
lo único que sucede es que no tenemos instalado el
control correspondiente).
Estos controles se encuentran todos en los
dispositivos del sistema al que podemos llegar
desde MiPC > Panel de Control > Sistema >
Administrador de dispositivos > Dispositivos de
sonido, vídeo y juegos. Dentro de esa carpeta
encontraremos todos los controladores que utiliza
nuestro sistema para el sonido (y el vídeo).
Página 8
UNIDAD 2: Archivos de sonido digital más usuales
Ya hemos visto que el sonido digital es una "adaptación" del sonido real que se realiza a través
de un medio electrónico: la tarjeta de sonido.
Así pues, la calidad de sonido estará determinada por las características técnicas que tenga
dicha tarjeta. Entre ellas las principales son:


Frecuencia de muestreo (sampling rate): indica cada cuánto se convierte el sonido
analógico en valor digital y se mide en hercios (hz.) o en su múltiplo el Kilohercio (Khz.) .
Para alcanzar la calidad de sonido de un CD Audio necesitamos una frecuencia de
44100 hz. Las frecuencias estándares son 44100 hz., 22050 hz., y 11025 hz.
Tamaño de la muestra (sample size): define el número de bits que se necesitan para grabar
las amplitudes de los sonidos. Las tarjetas de sonido antiguas ofrecían tamaños de 8 bits,
mientras que las actuales tienen un tamaño de muestra de 16 bits. Con 16 bits puede
conseguirse un sonido igual al de los CD Audio, mientras que con 8 bits sólo podemos
conseguir sonidos similares a los de la radio por lo que este tipo de tamaño de muestra
sólo debes utilizarlo para grabar (o reproducir) voz pero no para sonido con calidad
musical.
A propósito de las tarjetas. Si después de este apartado has sacado la documentación de tu tarjeta y
has leído algo parecido a SoundBlaster PCI 128, no te alegres pensando que esa tarjeta puede
manejar un tamaño de muestra de 128 bits ( si así fuese sería 4 veces más potente que cualquier
ordenador existente hoy en el mundo). Ese número sólo significa que tu tarjeta puede reproducir
128 instrumentos (o voces) diferentes.
¿Qué debes tener en cuenta al grabar un sonido?
El destino de ese archivo de sonido y la relación de tamaño / calidad que puedes utilizar. Por
lógica tenderemos siempre a grabar con la máxima calidad. Es decir, a 44100 hz. y 16 bits además,
para disfrutar de buena música, en estéreo. Bueno, no está mal, será un buen sonido. Pero ¿cuánto
ocupará? Vamos a verlo con un sonido cortito, digamos 5 segundos. Sacamos la calculadora y
hacemos la siguiente operación:
5 x 44100 x 2 = 441000 bytes
Esos 5 segundos de sonido ocuparían cerca de 0,5 Mb, o lo que es lo mismo casi la tercera parte
de un disquete.
Ahora vamos con la segunda parte, ¿qué destino tiene ese archivo? Si lo vamos a "colgar" en
Internet necesitaremos unos 2 minutos para descargarlo (con una conexión por módem). Y ten en
cuenta que la mayoría de los usuarios si a los 45 segundos no han obtenido una respuesta
abandonan la conexión.
Si lo vamos a integrar en un programa será mejor que no emplees muchos más como él, o de lo
contrario necesitarás más de un CDROM para distribuir tu aplicación.
Formatos de sonido.
Página 9
Para evitar los problemas anteriores y poder manejar el sonido digital con facilidad se desarrollaron
unas formas para guardar estos archivos de manera que fuesen lo más pequeños posible, sin
perder demasiada calidad. Estas formas reciben el nombre de formatos, cada formato tiene
asociada una extensión que nos sirve para nombrarlo e identificarlo.
Existen muchos formatos de sonido, cada uno desarrollado por un fabricante, y, desde luego, no
todos los programas son capaces de "leer" todos los formatos, de aquí la utilidad de los editores
de sonido que, además de grabar y reproducir sonido, pueden servir para cambiar un tipo de formato
en otro.
Dentro de los formatos podemos establecer una clasificación general en:
Formatos sin compresión: son los que almacenan el sonido tal cual se graba sin realizar
ningún tipo de modificación. Desde el punto de vista de calidad de sonido son los mejores, pero
tienen un gran inconveniente producen archivos de enorme tamaño entre 2,6 y 10,4 Mb (mega
bites) por minuto.
Formatos con compresión: son los que almacenan el sonido de forma comprimida, realizando
una transformación que hace que el archivo sea de menor tamaño. Todos los formatos
comprimidos producen una pérdida de calidad con respecto al sonido original, pérdida que será
mayor cuanto mayor sea el porcentaje de compresión que utilicemos.
En la siguiente tabla te mostramos una comparativa de los principales formatos de sonido con los
que vamos a trabajar en este módulo.
Formato
Desarrollador
Calidad de sonido
Tamaño/minuto
MIDI
Dave Smith
Sonido digital puro.
21 Kb
WAV
Microsoft
Muy buena.
5.3Mb
MP3
Moving Picture Expert
Group
Buena (depende del archivo wav
original).
440 Kb
Excelente.
5,3 Mb
CDA
Formato WAV
El formato WAV, (Waveform Audio File) es un formato de archivo originario de Microsoft
Windows 3.1. Tiene extensión wav. Es el formato para almacenar sonidos más utilizado por los
usuarios de Windows, lo flexible de este formato lo hace muy usado para el tratamiento del sonido
pues puede ser comprimido y grabado en distintas calidades y tamaños de muestreo (11025, 22050
44100 Hz).
Página 10
Aunque los archivos wav pueden tener un excelente sonido comparable al del CD (16 bytes y
44,1 Khz. estéreo) el tamaño necesario para esa calidad es demasiado grande (una canción
convertida a wav puede ocupar fácilmente entre 20 y 30 Mb).
Los archivos wav pueden guardarse con varios tipos de compresión pero los más utilizados
son la compresión PCM y la compresión ADPCM. Pese a que el archivo de sonido sigue siendo
muy grande, si lo comparamos con otros tipos de compresión, la realidad es que nos proporciona la
suficiente reducción de tamaño para que resulten más manejables, sobre todo cuando se trata de
sonidos de corta duración. Si vas a grabar sonidos de larga duración es irrelevante que apliques
estas compresiones puesto que los archivos seguirán siendo muy grandes; emplea en su lugar, si las
características de tu aplicación te lo permiten, formatos con compresión.
El principal problema que te encontrarás con los archivos wav grabados con condiciones
mínimas (8 Khz y 4 bits) es la baja calidad del sonido, los ruidos e incluso cortes en el sonido,
por esta razón casi siempre se usa para muestras de sonido. La ventaja más grande es su
compatibilidad para convertirlo en varios formatos por medio de programas adecuado, un ejemplo
de ello es pasar de wav a mp3.
Normas básicas para grabar en formato wav.



La duración máxima del sonido no debe sobrepasar los 15 segundos.
La grabación debe hacerse en mono. No grabes en estéreo, la mejora que conseguirás será
inapreciable.
Guarda siempre los archivos con compresión Microsoft ADPCM y con 4 bits.
Estas condiciones no se aplican si vas a convertir el archivo wav en un cda.
Formato MIDI
El formato MIDI proviene de Musical Instrument Digital Interface. (Interfase digital para
instrumentos musicales). En realidad tampoco es un formato sino un protocolo de
comunicación estándar para combinar datos entre sintetizadores, programas, procesadores de
efectos y otros dispositivos MIDI.
Es el formato más usado en la composición musical y tiene la extensión mid. En los archivos
mid no se guarda sonido sino información de secuencias, es decir, acerca de cuando tocar, qué
instrumento tocar y de qué forma hay que hacerlo.
El sonido de un archivo mid dependerá de la tarjeta que tengamos instalada (las tarjetas
baratas suelen producir sonidos metálicos y "robotizados").
Página 11
El sonido de cada instrumento tiene un numero que va desde el 1 al 128. Toda la información MIDI
que puede procesar un teclado, se introduce por el conector MIDI de la tarjeta de sonido y va al
ordenador, donde se interpreta y convierte en números. Posteriormente estos datos pueden editarse
y manipularse por medio de programas de edición midi.
Debes tener en cuenta que ningún programa de edición de sonido reconoce archivos de sonido
MIDI por lo que será necesario convertirlos en un formato diferente para poder editarlo (o
recurrir a la edición midi, lo que conlleva unos conocimientos musicales mínimos).
Formato CDA
En realidad es un estándar de almacenamiento más que un formato aunque a nuestros efectos
vamos a considerarlo como tal. Este formato es el que se utiliza en todos los CD´s comerciales de
música.
En realidad un archivo cda es un archivo wav grabado con unas condiciones muy concretas:
44,1 kHz y 16 bits (puede ser mono o estéreo). Una vez que tenemos los archivos wav, con las
características indicadas, cualquier programa incluido con los reproductores-grabadores de CD
puede convertirlo al formato cda aunque también pueden emplearse programas específicos,
diseñados para este cometido.
Normas básicas para convertir archivos a formato cda


El archivo wav origen debe estar grabado, obligatoriamente, a 44100 hz. y 16 bits.
El archivo wav puede ser mono o estéreo. Ten en cuenta que, con el mismo tiempo y formato, un
archivo estéreo será el doble de grande que uno mono.
Práctica 1:



Intenta localizar en Internet una canción, en formato wav, de tu cantante favorito. Si
la encuentras, anota la dirección de Internet, el nombre del archivo y su tamaño.
Inserta en tu lector de CD un CD Audio. Desde el Explorador de Windows, selecciona
Examinar. Anota las pistas que tiene y el tamaño de cada una. ¿Coincide la suma del
tamaño de las pistas con el espacio de disco ocupado que te muestra el Explorador?
Por qué sucede esto.
Intenta localizar en Internet la misma canción que en el apartado uno, en formato
MIDI (mid). Repite las mismas instrucciones del apartado uno. Si no has tenido éxito en
ninguna de las dos búsquedas pero has localizado la canción en otro formato, toma
nota de qué formato se trata.
Página 12
UNIDAD 3: Grabación del sonido
En esta unidad vamos a iniciarnos en el proceso esencial de los editores de sonido: la grabación.
Pero antes de empezar me gustaría que tuvieses claros unos conceptos básicos sobre las fuentes de
sonido. Por ejemplo: debes distinguir claramente entre los sonidos que ya se encuentran
almacenados en un medio (cinta de cassette, disco, CD o cualquier otro posible) de los sonidos
naturales. La forma de tratar unos y otros es, en principio, la misma; sin embargo, los resultados
pueden ser muy diferentes.
La grabación de sonidos naturales no es fácil. Piensa que lo que tú oyes no es, necesariamente, lo
que "oye" el dispositivo de grabación (que puede pasar de tener mejor "oído" que un murciélago a
estar más sordo que una tapia, según la calidad del material que estés utilizando).
Si a pesar de todo crees que eso no importa porque para eso tienes un editor de sonido que corregirá
los defectos estás muy equivocado. El sonido que reciba el editor debe tener una calidad mínima, si
no la tiene los resultados que obtendrás serán, cuando menos tan malos como lo era el sonido
original. Una ayuda para evitar, en parte, los problemas de mala calidad es emplear micrófonos de
buena calidad.
GoldWave
Vamos a trabajar con un editor de sonido. En el mercado existen muchos: CoolEdit 2000, Sound
Forge, ... Sin embargo, tienen un serio inconveniente: están en inglés. Nosotros vamos a utilizar una
versión de GoldWave traducida al castellano para la ocasión. Para instalarla en tu ordenador
deberás descargar dos archivos: gwave426.exe y GoldWavesp.zip.
El primero es el programa en inglés. Una vez descargado, ábrelo. Se instalará el programa en su
versión original. El segundo es la traducción a castellano que, para ahorrar tiempo en la descarga, se
ha comprimido en formato ZIP. Cuando hayas descargado el archivo, ábrelo con Winzip (si ya has
abierto el programa GoldWave, ciérralo) y extrae el único archivo que contiene (GoldWave.exe) a
la carpeta C:\Archivos de programa\GoldWave, que es en la que se habrá instalado el programa en
inglés. Se trata de sustituir el archivo del mismo nombre de la versión en inglés por el nuevo ya
traducido.
Grabar sonidos con micrófono
Prepara el material que vayas a utilizar
(guiones, diálogos, etc) y conecta el
micrófono en la entrada correspondiente de
la tarjeta de sonido. Abre el programa
GoldWave.
Sitúate en menú Archivo > Nuevo. Cuando
pulses se te abrirá una ventana donde debes
seleccionar:
El tipo de sonido: marca la casilla Mono.
La frecuencia de muestreo: selecciona
11025.
La duración del sonido: selecciona 10 segundos (10.000).
Pulsa el botón Aceptar.
Página 13
Posiblemente te resultará extraño que debas definir de antemano la duración de un sonido. ¿Y
qué pasa si no conoces esa duración? No te preocupes, por el momento esto es sólo una práctica y el
programa tiene los mecanismos adecuados para grabar sonido de forma ininterrumpida. Pero
recuerda, GoldWave necesita conocer cuánto va a durar un sonido.
Si en lugar de realizar todo esto pulsas uno de los tres botones, Voz, Radio o CD el programa
rellenará las casillas con unos parámetros definidos.
La barra de estado de GoldWave te mostrará los ajustes que has definido.
1. Verificar los controles de grabación
Sitúate sobre la ventana Control de dispositivos. Pulsa sobre el botón Propiedades.
Selecciona la pestaña Grabación. Debes tener marcadas las siguientes
opciones en el apartado Opciones de grabación: Monitor y Ctrl.
seguridad. El resto de las opciones déjalas como estén.
Si es así pulsa el botón Aceptar.
2. Seleccionar la entrada de grabación
El paso siguiente será comprobar que
tenemos seleccionada la entrada correcta
para la grabación. Para ello sitúate sobre el
icono de volumen
de la barra de
estado de Windows. Pulsa dos veces sobre
él.
En el menú Opciones > Propiedades,
marca la casilla Grabación. Verás los
dispositivos que tienes activados (los que
están con la casilla marcada). Verifica que entre ellos está la entrada de micrófono. Como
medida de precaución desactiva todos los que tengas marcados excepto el micrófono. Pulsa
Aceptar.
Cuando lo hagas se abrirá la ventana de dispositivos de grabación. Marca Entrada de
micrófono y ajusta el nivel de volumen de grabación a un poco menos de la mitad del recorrido.
Minimiza (o cierra esta ventana).
Página 14
3. Comprobar las opciones de grabación
Abre de nuevo las propiedades de la ventana
Control de dispositivos. Pulsa sobre la
pestaña Volumen.
En el apartado Fuentes de grabación y volumen asegúrate que se encuentra marcada la casilla
Selec. de la Entrada de micro. Si no lo está márcala.
Pulsa el botón Aceptar.
ATENCIÓN: La imagen de ejemplo corresponde a una tarjeta de sonido concreta. Lo que tú veas
dependerá del modelo de tarjeta que tengas instalada en tu equipo
4. Iniciar la grabación
Con esto hemos acabado las configuraciones y comprobaciones previas. Para iniciar la grabación
pulsa la tecla Ctrl y sin soltarla el botón Grabar de la ventana Control de dispositivos.
Se iniciará el proceso de grabación del sonido que se detendrá a los diez segundos. La parte de
sonido grabada te aparecerá en color azul sobre la ventana de sonido.
Cierra la ventana de sonido y responde No a la pregunta si quieres guardar el archivo. Cierra el
programa.
Práctica 1:




Selecciona un texto escrito para leerlo en unos 10 segundos. Grábalo en un archivo de
sonido, con una duración de 10 segundos. Selecciona canal Mono y frecuencia de
muestreo 11025. Guarda el archivo con el nombre fvwav161, en formato Onda
(*.wav) y con los atributos 16 bit, mono, con signo.
Repite el proceso, con el mismo texto (no te preocupes si no logras leerlo todo).
Selecciona canal Mono y frecuencia de muestreo 22050. Guarda el archivo con el
nombre fvwav162, en formato Onda (*.wav) y con los atributos 16 bit, mono, con
signo.
Vuelve a realizar el ejercicio. Selecciona canal Mono y frecuencia de muestreo
11025. Guarda el archivo con el nombre fvwavMAD1, en formato Onda (*.wav) y
con los atributos Microsoft ADPCM, 11025, 4 bits, mono.
Compara el tamaño de los tres archivos. ¿Qué conclusiones puedes obtener?
Grabar sonidos de un CD audio
En esta parte de la unidad vamos a aprender cómo grabar sonidos procedentes de un CD Audio. Si
has realizado esta operación alguna vez, utilizando el método "manual", que consiste en abrir el
reproductor de CD y un programa editor de audio, te habrás dado cuenta del engorro que supone
semejante técnica.
Vamos a solucionar este problema haciendo uso de las posibilidades que nos brinda GoldWave y
nos olvidaremos para siempre del trasiego de abrir y cerrar ventanas continuamente.
Página 15
1. Preparar el material
Procúrate un CD Audio con la música que prefieras. Como es imposible saber la estructura del CD
que vas a emplear te diré que, para que puedas seguir este ejemplo, al menos una de las pistas de
audio debe durar más de 5 minutos. Esta condición es sólo para que los tiempos que te voy a indicar
se puedan aplicar en la actividad; por lo demás podrías emplear cualquier clase y duración de pista.
Una vez seleccionado el CD introdúcelo en el lector. Observarás que se pone en marcha el
reproductor de CD´s que aparecerá en la barra de estado de Windows. Ciérralo porque no nos va
a hacer falta.
2. Configurar el programa
GoldWave utiliza una técnica un tanto especial (pero muy fácil). Tanto es así que, en este caso, ni
siquiera necesitamos indicarle al programa la duración del archivo a grabar (como teníamos que
hacerlo en el caso anterior). En su lugar, una vez abierto el programa, sitúate en el menú
Herramientas > Extraer CD audio.
Se abrirá la ventana Extraer de CD audio. Esta ventana es el centro de control del reproductor de
CD´s, de ahí que no necesitemos el reproductor de Windows.
Asegúrate, antes de continuar, que tienes introducido un CD Audio en la bandeja del
reproductor de CD´s, de lo contrario el programa te avisará el error y no podrás continuar
hasta que lo introduzcas.
Vamos a fijarnos primero en las opciones del apartado Técnica de lectura, que son las únicas que,
en ciertos casos vamos a
tener
que
modificar.
La opción que aparece
marcada por defecto es
MMC. Déjala como está.
El resto de las opciones que
no están en color gris
(como CDDA 10 en el
ejemplo) son las que admite
tu lector de CD´s. Estas
opciones podrías utilizarlas
pero la primera es la más
estándar y la que menos
problemas suele dar.
Puede suceder que ninguna de las opciones se puedan seleccionar. Si te sucede esto significa
que tu lector de CD´s no soporta ninguno de los formatos estándar de lectura (cosa extraña a menos
que utilices un lector muy antiguo). De cualquier manera si esto llega a suceder no queda más
alternativa que o cambiar de lector o cambiar de programa.
Si todo ha ido bien pasemos al apartado Dispositivo. Aquí aparecerá el que corresponda al tipo de
lector que tengas instalado, por lo que será diferente del que aparece en el ejemplo.
La parte más interesante son los apartados Desde y Hasta. En cada uno de ellos aparecerán las
pistas de que consta el CD. Puedes seleccionar una de ellas desplegando la lista con la flecha
abajo. Vamos a hacer una pequeña prueba con ellos para comprobar cómo funcionan.
Página 16
3. Realizar una prueba de lectura
3.1
Suponemos que tienes el CD insertado en el lector. Selecciona, en el apartado Desde, una
de las pistas (por ejemplo, la 2). Selecciona, en el apartado Hasta, la misma pista (podría ser
otra). Ahora pulsa el botón Ver desde. Observarás que se pone en marcha el reproductor y te
permite escuchar los 5 primeros segundos de la pista.
Si ahora pulsas el botón Ver hasta escucharás... Está claro, los 5 últimos segundos de la pista.
Presta atención en este punto porque, dependiendo del tipo de música, muchas pistas acaban
en un silencio y, por lo tanto, no escucharás nada.
Una de las utilidades de estas opciones es seleccionar con precisión un tema o una parte de un tema
sin necesidad de tener que escucharlo por completo ya que, como veremos a continuación, podemos
usar los tiempos en lugar de las pistas.
3.2 Procede como en el punto anterior
seleccionando la misma pista en los dos
apartados.
Ahora utiliza las flechas dobles y selecciona,
en el apartado Desde, un tiempo (en el
ejemplo, 2 minutos y 30 segundos).
Selecciona, en el apartado Hasta, un tiempo mayor que el anterior (en el ejemplo, 2 minutos y
59 segundos).
Pulsa los botones Ver desde y Ver hasta. Podrás comprobar como esta vez escuchamos los 5
primeros y los 5 últimos segundos de la selección y no de la pista entera. Además, si observas el
apartado Duración podrás ver el tiempo total que hemos seleccionado de la pista (en el ejemplo,
29 segundos). Al lado tienes la cantidad de espacio, en bytes, que ocuparía el archivo de sonido
si lo grabásemos (en el ejemplo, 5.115.600 bytes, o lo que es lo mismo 5,1 Mb.)
Para iniciar la grabación pulsa el botón
Guardar. Se te abrirá la ventana Guardar
como. En el apartado Guardar en deberás
seleccionar la carpeta donde vas a guardarlo.
En el apartado Nombre de archivo debes
escribir el nombre que asignarás al
archivo. Respeta, dentro de lo posible, las siguientes reglas:



No escribas ninguna extensión (como wav, mp3, etc).
Si es posible no utilices nombres de más de 8 caracteres.
No emplees mayúsculas, ni signos de puntuación, ni eñes ni caracteres no imprimibles.
En el apartado Guardar como archivos
de tipo debes seleccionar el tipo de archivo
(su extensión). Pulsando la flecha se abrirá una ventana donde podrás acceder a los diferentes tipos
de archivos que admite el programa. No selecciones formatos "extraños"; los resultados pueden
ser imprevisibles y te arriesgas a perder todo tu trabajo.
Página 17
En el apartado Atributos de
archivo selecciona el formato
de compresión con que se guardará el archivo.
Si pulsas sobre la flecha podrás ver y seleccionar los diferentes formatos que admite el programa.
Como en el caso anterior utiliza sólo los formatos recomendados a no ser que sepas muy bien qué
estás haciendo.
Una vez establecidos todos estos parámetros pulsa sobre el botón Guardar.
Se iniciará la grabación y al finalizar el tiempo especificado o la pista seleccionada se detendrá
automáticamente la grabación. Si ahora te sitúas en la carpeta que has seleccionado
anteriormente encontrarás el correspondiente archivo de sonido.
Práctica 2:


Elige un CD Audio de música instrumental (el tipo de música a tu elección con el único
requisito que no debe contener pasajes vocales). Graba un archivo de sonido con una
duración exacta de 10 segundos. Guárdalo con el nombre vwavMAD, en formato
Onda (wav) y con el atributo de Microsoft ADPCM; 22050; 4bit; Mono.
Selecciona ahora un nuevo pasaje musical que si contenga pasaje vocal. Guárdalo con el
nombre vwavMADV y con las mismas características que el anterior.
Práctica 3:

Sigue las mismas indicaciones que en el punto 1 de la Práctica 1 pero empleando un
pasaje distinto. Guárdalo con el nombre fvwav162, en formato Onda (wav). y con el
atributo de 16 bit, mono, con signo.
Práctica 4:


Sigue las mismas indicaciones que en el punto 2 de la Práctica 1. Emplea un pasaje
distinto. Guárdalo con el nombre fvmp3441, en formato Audio MPEG (*.mp3) y con
el atributo de Layer3, 44100, mono, 56kbps.
Compara el tamaño, en Kb, de los tres archivos que has obtenido. ¿Cual de los tres ofrece
mejor calidad / tamaño? ¿Cuál de todos crees que es el que mejor estandarización (se
puede emplear en más programas con menos limitaciones) tiene?
Página 18
UNIDAD 4: Efectos especiales de sonido (I)
Como hemos visto en su momento la grabación de un sonido tiene sus pequeños inconvenientes,
unas veces por la propia naturaleza del sonido (muy débil, procedente de ambientes ruidosos, etc) y
otras debidas a los medios que empleamos para grabarlo (material inadecuado, conexiones
defectuosas y otros tipos de deficiencias técnicas). Por todas estas razones, una vez grabado el
sonido, deberemos acondicionarlo para que su audición resulte lo más perfecta posible. Para realizar
estas acciones se emplean los efectos y las herramientas de sonido.
Sin embargo, en las transformaciones del sonido hay dos normas fundamentales.
La primera es la regla básica de cualquier transformación (informática o no): si partimos de una
muestra muy defectuosa o con poca calidad por muchos efectos y transformaciones que apliquemos
no obtendremos ninguna mejora apreciable y en el peor de los casos obtendremos un sonido de peor
calidad que el original.
La edición del sonido puede mejorar y añadir características nuevas a sonidos de calidad buena o
muy buena, en todos los demás casos no esperes milagros. Por ello acostúmbrate a ser meticuloso
desde un principio así, si realmente te importa la producción que vas a realizar, evitarás tener que
repetir un trabajo o simplemente abandonarlo.
La segunda norma es que nunca apliques transformaciones a un sonido que no hayas guardado
previamente ni tampoco las apliques a archivos de sonido comprimidos (sin haberlos
descomprimido previamente.
Las razones son muy claras. En el primer caso evitarás perder el archivo original si algo anda mal;
en el segundo caso las transformaciones actúan mejor en archivos "puros". Ten en cuenta que si
sobre un archivo comprimido (y por lo tanto modificado) aplicamos una transformación y, además,
después lo volvemos a comprimir hemos realizado una serie de pasos en los que, en cada uno de
ellos, ha habido pérdida de calidad. Con lo cual, si no somos previsores, podemos encontrarnos que,
a partir de un archivo correcto, obtenemos un archivo defectuoso.
Efectos de acondicionamiento
Los efectos que podemos aplicar a un sonido son muchos y dependen de la capacidad del programa
de edición para generarlos. Unos son más generales mientras que otros son más específicos y sólo
deben emplearse en circunstancias especiales.
En esta unidad únicamente vamos a ver dos efectos, ambos encuadrados en el ámbito general: el
desvanecimiento de entrada y salida y la amplificación de volumen.
Desvanecimiento de entrada / salida (Fade in / Fade out)
Para que entiendas a qué nos referimos con el término desvanecimiento escucha el siguiente pasaje
musical, grabado desde un casette.
Sonido sin desvanecimiento. Para escucharlo descárgate el archivo fade01.zip.
Página 19
Como habrás podido observar este pasaje empieza y acaba de una forma brusca y provoca un efecto
bastante desagradable (y además da la sensación de descuido). A poco aficionado a la música que
seas habrás observado que los temas comerciales ni comienzan ni acaban bruscamente. Incluso
cuando aparentemente sucede así no te da la sensación de corte absoluto porque cuando se ha
editado el álbum se le ha añadido un desvanecimiento de sonido a la entrada y a la salida de forma
que el sonido comienza y acaba con una transición suave.
Escucha ahora el mismo pasaje anterior al que se le ha aplicado el efecto desvanecimiento.
Sonido con desvanecimiento. Para escucharlo descárgate el archivo fade02.zip
En este segundo caso las transiciones de principio y de fin son más suaves y aunque el corte musical
sigue estando ahí se ha disimulado mediante el desvanecimiento.
Vamos a ver ahora cómo podemos aplicar este efecto a nuestras producciones.
Realizar un desvanecimiento de entrada
Con GoldWave aplicar este efecto es muy simple.
1. Abre el programa. Desde el menú Archivo > Abrir, abre el archivo de sonido al que vamos a
aplicar el efecto.
A continuación seleccionaremos la zona del inicio de archivo a la que aplicaremos un efecto de
desvanecimiento de entrada. Para ello debes definir el principio y final de la zona.
2. Sitúa el cursor del ratón sobre la marca de 0.00 segundos (el
inicio justo del sonido). Pulsa el botón izquierdo del ratón.
Seguidamente sitúa el cursor del ratón sobre la marca, en
segundos, donde va a acabar la zona (en el ejemplo 0.15
segundos). Pulsa el botón derecho del ratón. Observarás que la
zona seleccionada aparece resaltada en azul y delimitada por
dos líneas azules más claras. Esta será la zona a la que le
aplicaremos el desvanecimiento de entrada. El resto del sonido
aparece desmarcado sobre fondo negro y cualquier
transformación que realicemos no le afectará en absoluto.
3. Una vez seleccionada la zona, para aplicar el efecto
sitúate en menú Efectos > Volumen. Selecciona la
opción Atenuar (entrada) o pulsa sobre el botón
Se abrirá una nueva ventana donde podemos
seleccionar el volumen inicial desde el que va a partir el desvanecimiento.
Como lo que deseamos es que al principio no se oiga nada y poco a poco vaya aumentando el
volumen hasta alcanzar la intensidad normal, situaremos el cursor deslizante, del apartado
Volumen inicial, a cero.
Página 20
Esta acción también podemos hacerla pulsando sobre la flecha del cuadro desplegable y
seleccionando uno de los valores que nos aparecen en él.
Para aplicar el efecto pulsamos sobre el botón Aceptar.
Realizar un desvanecimiento de salida
4. El procedimiento es idéntico al anterior, sólo que,
en este caso, lo realizaremos al final del sonido.
Utiliza el cursor deslizante para situarte hacia el
final del archivo.
Sitúa el cursor del ratón sobre la marca, en segundos,
donde se va a iniciar el desvanecimiento de salida (9.75
segundos en el ejemplo). Pulsa el botón izquierdo del
ratón.
Seguidamente sitúa el cursor del ratón sobre la marca, en
segundos, donde va a acabar la zona, que normalmente
será el final del sonido (en el ejemplo 10 segundos). Pulsa el botón derecho del ratón.
Para aplicar el desvanecimiento de salida sigue el procedimiento del apartado 3.
En la opción Efectos > Volumen selecciona Atenuar (salida) o pulsa sobre el botón
Se abrirá la ventana correspondiente al desvanecimiento de salida. En este caso, como lo que
pretendemos es que el sonido vaya disminuyendo, desde su volumen normal, hasta llegar a cero
situaremos el cursor deslizante, del apartado Desvanecer, a 100.
Para aplicar el efecto pulsa el botón Aceptar.
Con esto ya tenemos establecido un efecto de desvanecimiento de entrada / salida sobre nuestro
archivo de sonido.
Antes de guardar el archivo modificado comprueba que la transformación funciona
correctamente y responde a tus previsiones. Recuerda lo dicho anteriormente, si guardas un
archivo original con una transformación sobre él no podrás recuperar el origen.
Página 21
Como puedes suponer los desvanecimientos pueden aplicarse en cualquier parte del sonido, no
únicamente en la entrada y la salida. Esta técnica se utiliza si mezclamos más de un sonido diferente
en un mismo archivo de manera que atenuando el final de uno y el principio del otro podemos crear
transiciones suaves entre diferentes pasajes.
Práctica 1:


Desde un CD Audio graba un pasaje musical, con una duración de 20 segundos, que no
esté al principio o al final de una pista. Guárdalo con el nombre fade111, en formato
Onda (*.wav) y con el atributo de Microsoft ADPCM, 11025, 4 bit, mono.
Aplícale un desvanecimiento de entrada de 6 segundos y uno de salida de 8 segundos.
Guárdalo con el nombre fade168, en formato Onda (*.wav) y con el atributo de
Microsoft ADPCM, 11025, 4 bit, mono.
Práctica 2:

Para realizar esta práctica descárgate el archivo fade03.zip. Guárdalo en una carpeta de
tu ordenador.
Este archivo contiene dos pasajes musicales, muy diferentes, previamente grabados y
mezclados. Para apreciar el efecto de las transformaciones que le vamos a aplicar
escúchalo tal y como está ahora.





Ábrelo con GoldWave. Inserta, en la marca de los 9,15 segundos, un silencio de 1/2
segundo. Consulta la ayuda si no sabes cómo hacer esta operación.
Inserta, entre las marcas de 8,60 a 9,15 segundos, un desvanecimiento de salida.
Inserta, entre las marcas de 9,60 a 13 segundos, un desvanecimiento de entrada.
Inserta, entre la marca de 17 segundos hasta el final un desvanecimiento de salida.
Guárdalo con el nombre fade03a, en formato Onda (*.wav) y con el atributo de
Microsoft ADPCM, 11025, 4 bit, mono. Escucha ahora cómo actúan los
desvanecimientos combinados.
Recomponer sonidos. Copiar y Pegar
Para realizar estas funciones con GoldWave debes prestar atención ya que la manera como se
realizan difiere un poco respecto a lo que estamos acostumbrados en otros programas.
Si examinas la barra de menús del programa, dentro del apartado menú Edición, observarás que el
programa te ofrece dos posibilidades para la función Copiar y tres posibilidades para la función
Pegar. Por el momento, en este módulo, no vamos a emplear ninguna de las funciones especiales y
nos limitaremos a funciones clásicas: Copiar y Pegar.
Página 22
En cuanto a la función Insertar te habrás dado cuenta que no existe. En GoldWave esta función se
realiza por otros medios mucho más precisos.
Aunque en este módulo no vamos a ver la función Cortar sí queremos advertirte sobre sus efectos.
Cortar es una función destructiva; ello quiere decir que una vez realizada y aplicada no puede
deshacerse y, por lo tanto, perderás el formato original del archivo.
Ten en cuenta esto si, por alguna razón, la utilizas.
1. Función Copiar
Esta función realiza una copia de todo un archivo o de una parte del mismo y la guarda en el
Portapapeles. Desde allí podremos trabajar con ella pegándola en el mismo archivo o en otro
diferente.
La función Copiar se realiza siempre sobre la parte del archivo resaltada en azul sobre la
ventana de sonido
1.1 Copiar un archivo completo
Con el archivo abierto, completamente seleccionado, en la ventana de sonido.
Seleccionamos menú Edición > Copiar o pulsamos sobre el botón
Todo el contenido del archivo se copia al Portapapeles desde donde realizaremos las acciones
deseadas.
Si la totalidad del archivo no está seleccionado lo seleccionaremos. Para ello situaremos el
cursor del ratón sobre el inicio y pulsaremos el botón izquierdo del ratón, a continuación
situaremos el cursor sobre el final del archivo y pulsaremos el botón derecho del ratón.
1.2 Copiar parte de un archivo
En primer lugar seleccionaremos la parte del archivo que deseamos copiar. Para ello situaremos
el cursor del ratón sobre el inicio de la zona y pulsaremos el botón izquierdo del ratón, a
continuación situaremos el cursor sobre el final de la zona y pulsaremos el botón derecho del ratón.
Una vez definida la zona, elegiremos menú Edición > Copiar. Sólo la parte seleccionada del
archivo se guardará en el Portapapeles.
2. Función Pegar
Esta función pegará el contenido del Portapapeles en un lugar, previamente definido, del
archivo que en ese momento esté activo.
La función Pegar sólo estará activada si previamente hemos copiado algo en el Portapapeles.
El pegado se realiza siempre a partir del punto donde esté situada la marca de inicio.
2.1 Pegar una selección guardada en el Portapapeles
Página 23
Para realizar el pegado de una selección procedemos de la siguiente manera. En primer lugar
seleccionamos la parte del archivo que queremos pegar y la copiamos (ver Copiar). A
continuación situamos el cursor del ratón en el punto donde queremos pegar la selección. Pulsa
el botón izquierdo del ratón.
Ahora, seleccionamos la opción menú Edición > Pegar o pulsamos sobre el botón
El contenido del Portapapeles se añadirá al archivo en el punto donde estaba situada la marca de
inicio.
Debes tener en cuenta que pegar una selección dentro de un archivo produce saltos y cortes bruscos
en la reproducción por lo que será necesario aplicar algún efecto de desvanecimiento para disimular
el pegado.
Otro truco que puedes emplear es insertar, previamente, en el lugar donde vas a realizar el pegado
un silencio de poca duración (1 décima de segundo) y realizar el pegado justo a su final. De esta
manera te será fácil localizar donde se han realizado los pegados y aplicarás mejor los
desvanecimientos. Cuando todo esté correcto podrás eliminar los silencios con la opción Cortar.
Práctica 3:

Para realizar esta práctica descárgate el archivo copia01.zip. Guárdalo en una carpeta
de tu ordenador.
A partir de su contenido y usando las funciones de Copiar y Pegar debes conseguir un
nuevo archivo que diga la siguiente frase: "Copiar y pegar en un archivo nuevo".

Guárdalo con el nombre copia02, en formato Onda (*.wav) y con el atributo de
Microsoft ADPCM, 11025, 4 bit, mono.
Amplificar volumen
Esta función actúa sobre un archivo de sonido o una parte de él y permite aumentar (o
disminuir) el volumen de reproducción que, por un ajuste defectuoso al grabarlo o por la
propia naturaleza del sonido, ha quedado excesivamente bajo (o muy alto).
Es una de las funciones más útiles ya que la situación de volumen muy bajo suele ser bastante
habitual, sobre todo en las grabaciones realizadas a partir de la entrada de línea con equipos que
carecen de ajuste de volumen o este es muy simple.

La amplificación de volumen, con cualquiera de los dos métodos que veremos a
continuación, es bidireccional. Es decir, puede amplificar o, también, atenuar el sonido
en caso de un volumen excesivo.
Página 24

La amplificación (o atenuación) del volumen puede realizarse sobre el archivo entero o
sobre una parte de él. Esta última posibilidad no te la recomendamos puesto que al
producirse altibajos muy marcados en el volumen crea una sensación desagradable al
oído. Si te ves obligado a usarla hazlo sobre pasajes muy cortos y utiliza la opción
Cambiar en lugar de Maximizar. Comprueba siempre los cambios, escuchando todo el
archivo, antes de dar por buena la modificación.
La amplificación de volumen puede hacerse de dos
formas a las que accedemos desde el menú Efectos >
Volumen. Podemos utilizar la opción Cambiar o la
opción Maximizar.
El funcionamiento de ambas es muy similar aunque con
la opción Maximizar obtenemos resultados más rápidos.
Opción Cambiar
La opción Cambiar actúa por pasos y
amplifica el sonido en base a un
porcentaje a partir del original. Cuando
decimos que actúa por pasos significa que,
salvo casos excepcionales, nunca nos
aumenta el volumen hasta su máximo sino
que deberemos ir aplicando sucesivas veces
el efecto hasta conseguir una amplificación de acuerdo con nuestras necesidades.
Para realizar este efecto seleccionamos (si no lo está) todo el archivo.
Nos situamos en menú Efectos > Volumen y seleccionamos la opción Cambiar o pulsamos el
botón
Se abrirá la ventana Cambiar volumen. Ajustando el cursor deslizante del apartado Volumen
(%) aumentaremos (o disminuiremos) el volumen en el porcentaje seleccionado. Pulsa el
botón Aceptar.
A continuación escucha el sonido y comprueba si el ajuste es correcto. Si el volumen continua
siendo demasiado bajo vuelve a aplicar el efecto aumentando el porcentaje.
Recuerda que en GoldWave si aplicamos un cambio y a continuación un segundo no se puede
deshacer la primera modificación. Guarda a menudo tus trabajos y evitarás pérdidas
innecesarias.
Opción Maximizar
Esta opción, como hemos dicho
anteriormente, actúa de forma similar a
Cambiar
pero
admite
dos
posibilidades: Nuevo máximo o Nuevo
RMS. El empleo de esta segunda
Página 25
opción requiere conocimientos adicionales sobre el sonido por lo tanto en este módulo
prescindiremos de ella y nos centraremos en la opción Nuevo máximo.
Para utilizarla seleccionamos (si no lo está) todo el archivo. Nos situamos en menú Efectos >
Volumen. Seleccionamos la opción Maximizar o pulsamos el botón
Se abrirá la ventana Aumentar volumen. Marca el apartado Nuevo máximo. Ajustando el
cursor deslizante, partiendo desde 1, aumentaremos (o disminuiremos) el volumen en el valor
seleccionado. Pulsa el botón Aceptar.
A continuación escucha el sonido y comprueba si el ajuste es correcto. Si el volumen continua
siendo demasiado bajo vuelve a aplicar el efecto aumentando el porcentaje.
Al utilizar esta función debes tener en cuenta que variaciones muy pequeñas producen
aumentos de volumen muy grandes. Puedes observar también que, en esta ventana, el programa
te recomienda cuál es el aumento máximo de volumen sin que se produzca distorsión (En el
ejemplo, Posición máxima de volumen: 1.770).
Como norma general no apliques este efecto dos veces consecutivas o distorsionarás el
sonido.
Práctica 4:
Para realizar esta práctica descárgate el archivo volume02.zip. Guárdalo en una carpeta de tu
ordenador.
Utilizando la opción Efectos > Volumen > Maximizar debes
conseguir aumentar el volumen del sonido de tal manera que, en reproducción, los dos
canales sitúan la barra de leds, de la ventana Control de dispositivos, en la zona amarilla o
naranja.
Guárdalo con el nombre volume03, en formato Onda (*.wav) y con el atributo de Microsoft
ADPCM, 11025, 4 bit, estéreo.
Práctica 5:


Con el mismo archivo que en la práctica 1 y utilizando la opción Efectos > Volumen >
Cambiar aplica varias veces sucesivas el efecto hasta lograr, según tu modo de ver,
un volumen suficiente.
Guárdalo con el nombre volume04, en formato Onda (*.wav) y con el atributo de
Microsoft ADPCM, 11025, 4 bit, estéreo.
Página 26
UNIDAD 5: Efectos especiales de sonido (II)
1. Reducción de ruido
Esta función actúa sobre un archivo de sonido o una parte de él y permite eliminar o atenuar
ruidos indeseados que se sobreponen al sonido principal.
A tener en cuenta
La norma básica: no esperes milagros. Mas bien decepciones o resultados mediocres.







A lo largo de este módulo lo hemos advertido en más de una ocasión: si un sonido está
fuertemente contaminado de ruido será imposible lograr una corrección aceptable.
La reducción de ruido sólo es eficaz en aquellos ruidos que tienen una frecuencia definida y
no sirve absolutamente para nada en aquellos ruidos de espectro amplio. Estos últimos
ruidos contienen todas las frecuencias de la voz (o musicales) y por lo tanto al intentar
eliminarlos eliminaremos también el sonido principal.
Limpiar un archivo muy ruidoso puede llevar varias horas de trabajo y obtener unos
resultados más bien pobres.
Reducir el ruido en pasajes cortos da mejor resultado que hacerlo en todo el archivo.
Realiza pruebas previas en pasajes que sólo contienen ruido. Así podrás identificar mejor
qué frecuencias debes eliminar. Si ves que son muchas no pierdas el tiempo, graba otro
pasaje y mejora las condiciones de grabación.
La variedad de ruidos que puedes encontrar es enorme por lo tanto no hay normas fijas para
eliminarlos. Deberás proceder por ensayo y error.
Aunque logremos reducir (o eliminar) un ruido lo haremos a costa de perder mucha calidad
en los demás.
Si has leído las recomendaciones anteriores quizá te hayas sentido un poco decepcionado. No lo
hagas. Si fuera tan simple los estudios de grabación no invertirían grandes cantidades de dinero en
locales insonorizados, emplearían un editor de sonido.
Lo que debes tener claro para obtener archivos de sonido limpios es que el ruido debe eliminarse
en la grabación y no después de ella, que es lo que vamos a hacer en este apartado. Por ello
vuelvo a recordarte: planifica el trabajo y emplea materiales de, al menos, calidad media y
obtendrás buenos resultados.
1.1 Formas de reducción de ruido.
GoldWave tiene varias formas por las que podemos
realizar este efecto: Reducción de ruido,
Ecualizador paramétrico y el filtro pasabanda /
corte. Cada una de ellas tiene una aplicación concreta
y realiza la función de manera diferente. Por ello aquí
sólo nos centraremos en la función Reducción de
ruido.
Página 27
Para acceder a ella nos situamos en menú Efectos > Filtros. Al pulsar sobre esta opción se nos
abrirá la ventana de Reducción de ruido en la que podemos distinguir dos partes: la ventana
superior y los ajustes (en la parte inferior).
Ventana superior
En ella podemos distinguir, una línea verde que es el archivo de sonido que tenemos abierto; una
línea amarilla que es la forma de reducción de ruido que vamos a aplicar. Esta línea la
podemos dibujar, pulsando el botón izquierdo del ratón, insertando puntos en los lugares
deseados.
Los puntos de esta línea se pueden mover, pulsando sobre el punto y arrastrando sin soltar.
También se pueden borrar, pulsando el botón derecho del ratón sobre el punto a eliminar.
En la parte inferior de la ventana podemos ver la línea de frecuencias (desde 20 a 20000 Hz). En
la parte izquierda podemos ver los valores de atenuación, en dB, (desde 0 a -100 dB).
Ajustes
Esta parte contiene los diferentes controles de ajuste para la reducción de ruido.
El apartado Preestablecidos sirve para guardar aquellas formas de reducción que hemos
empleado y que han resultado ser eficaces.
Para guardar una forma que tenemos dibujada escribimos un nombre (en el ejemplo, prueba) en
el cuadro desplegable y pulsamos sobre el signo más (+). Para eliminar una forma, la
seleccionamos en el cuadro desplegable y pulsamos sobre el signo menos (-). Para dejar la forma
por defecto, pulsamos sobre la contrabarra (/).
El resto de los ajustes tienen una función que se escapa al objetivo de este módulo por lo que
puedes dejarlos como se muestra en el ejemplo.
1.2 Realizar una reducción de ruido
Página 28
Suponemos que tenemos abierto en GoldWave un archivo de sonido que contiene pasajes
ruidosos. Seleccionamos uno de estos pasajes (si es posible uno que sólo tenga ruido). Nos
situamos en menú Efectos > Filtros > Reducción de ruido o pulsamos sobre el botón
Ahora deberemos tener presente el ruido que hemos escuchado (grave, medio o agudo). Vamos a
suponer que es un ruido grave, por lo tanto su frecuencia será baja y estará situada entre los 20 y
500 Hz. Será en esta zona donde deberemos comenzar a dibujar la forma. Vamos a elegir, al
azar, la frecuencia de 50 Hz.
Situamos el cursor del ratón sobre la línea de 50. Pulsamos el botón izquierdo del ratón y se
marcará un punto. Ahora para atenuar esa frecuencia pulsamos sobre el punto y, sin soltar, lo
arrastramos hasta situarlo sobre la línea de -20. Para comprobar el efecto pulsamos el botón
Aceptar. Escuchamos el sonido y comprobamos si ha desaparecido el ruido. Si no ha
desaparecido deshacemos el cambio (menú Edición > Deshacer) y volvemos a intentarlo
añadiendo más frecuencias o cambiando las que ya tenemos definidas.
Cuando hayamos conseguido la forma de reducción adecuada podemos guardarla y aplicar la
reducción a todo el archivo (sólo si es necesario).
Práctica 1:


Para realizar esta práctica descárgate el archivo ruido02.zip. Guárdalo en una carpeta
de tu ordenador. Para tu información el ruido de fondo que puedes escuchar procede del
ventilador de la fuente de alimentación del ordenador. Elimina todo el ruido dejando
un sonido principal regular o medio (puede hacerse con sólo un ajuste).
Guárdalo con el nombre ruido03, en formato Onda (*.wav) y con el atributo de
Microsoft ADPCM, 11025, 4 bit, mono.
Práctica 2 (voluntaria):


Si tienes un archivo contaminado por ruido intenta repetir la práctica 1 para eliminarlo.
Guárdalo con el nombre ruido04, en formato Onda (*.wav) y con el atributo de
Microsoft ADPCM, 11025, 4 bit, (mono o estéreo).
2. Mezclar dos sonidos
Seguramente en más de una ocasión nos ha surgido la necesidad de disponer de un archivo de
sonido en el que sobre un fondo musical se realiza una narración o una locución. Y también es
posible que, a falta de recursos mejores, hayamos intentado realizar este efecto combinando la
reproducción de la música en algún aparato y grabando, al mismo tiempo, con el micrófono. Los
Página 29
resultados de esta "composición" no pueden ser más desalentadores puesto que se producen ecos
por todas partes, captamos ruidos de fondo, no podemos sincronizar la voz con la música y,
además, esta última suena como en una caja de cartón.
Para resolver este problema podemos acudir a GoldWave y utilizar la función de Mezclar que, con
sólo unos ajustes, nos dará unos resultados perfectos.



A tener en cuenta
La mezcla de audio en GoldWave se reduce sólo a dos pistas que combinadas producen
una pista mezclada. La mezcla puede hacerse en sonidos mono o estéreo.
GoldWave no es un mezclador por lo que mezclar dos canales de música suele
producir efectos "extraños".
Para obtener resultados óptimos los dos archivos de sonido deben estar libres de ruido.
2.1 Mezclar dos pistas de audio
Esta función es muy simple. Para realizarla necesitaremos disponer previamente de, al menos,
un archivo de sonido ya grabado y guardado en nuestro ordenador. De los dos archivos que
emplearemos uno de ellos (normalmente el que contiene la música) será el archivo de fondo,
mientras que el que contiene la voz será el archivo de primer plano.
Para realizar una mezcla procedemos de la siguiente manera:
Abrimos (menú Archivo > Abrir) el archivo de fondo y
comprobamos el volumen de reproducción. No es
conveniente que sea muy alto puesto que de ser así se
"comerá" el sonido de primer plano (para evitarlo nos
veremos obligados a subir el volumen de este último con lo
que introduciremos ruido y obtendremos peores
resultados).
Un nivel adecuado de volumen para el archivo de fondo
es el que se muestra en la imagen y se sitúa entre los
valores 0.2 y 0.4 del eje vertical. Por el contrario, el valor de volumen del archivo de primer
plano debe ser, al menos, el doble que el de fondo (aproximadamente entre 0.6 y 0.8 del mismo
eje).
Estos valores son indicativos puesto que dependerán también del tipo de música que utilices. De
cualquier modo, si sobrepasas estos valores es preferible que reduzcas el volumen.
Abrimos el archivo de primer plano (menú Archivo > Abrir), si ya lo tenemos grabado, o
procedemos a grabarlo en caso contrario.
Seleccionamos la parte del archivo (o su
totalidad) que vamos a mezclar.
Seleccionamos menú Edición > Copiar y
cerramos (o minimizamos) el archivo de
primer plano. Abrimos (o maximizamos) el
Página 30
archivo de fondo. Situamos el cursor del ratón en el lugar donde se va a iniciar la mezcla y
pulsamos el botón izquierdo. Seleccionamos menú Edición > Mezclar, o pulsamos sobre
el botón
Se abrirá la ventana Mezcla donde, con ayuda del cursor deslizante, podemos seleccionar el
volumen con el que se superpondrá el archivo de primer plano (si has seguido las
recomendaciones anteriores no necesitarás realizar ningún cambio en esta ventana).
Pulsa el el botón Aceptar para realizar la mezcla.
Práctica 3:




Selecciona un pasaje musical a tu elección procedente de un CD Audio. Grábalo en un
archivo de sonido con una duración máxima de 10 segundos. Guárdalo en una carpeta de
tu ordenador con el nombre mezfondo, en formato Onda (*.wav) y con el atributo de
Microsoft ADPCM, 11025, 4 bit, mono.
Graba, utilizando el micrófono, un archivo de sonido, de una duración máxima de 5
segundos, con la siguiente frase: "Mezcla realizada por" y tu nombre. Guárdalo con el
nombre mez1pla, en formato Onda (*.wav) y con el atributo de Microsoft ADPCM,
11025, 4 bit, mono.
Realiza los pasos necesarios para mezclar los dos archivos de manera que la mezcla se
inicie a los 4 segundos del archivo de fondo.
Guarda el archivo resultante con el nombre mezcla01, en formato Onda (*.wav) y con
el atributo de Microsoft ADPCM, 11025, 4 bit, mono.
Página 31
UNIDAD 6: Formatos de sonido comprimidos
Formato MP3
Este formato de compresión de audio fue creado por el Moving Picture Expert Group hacia 1995.
Tiene extensión mp3. Este formato está en constante evolución y actualmente se trabaja en el
sucesor que será el MP4 con una compresión de 40 a 1. La calidad de sonido del MP3 y su
pequeño tamaño lo hecho muy popular en Internet, su algoritmo se basa en la forma de escuchar
que tiene el oído humano, pues las frecuencias que quedan fuera de la audición no son registradas
en el archivo (las mayores de 20 Khz. y las menores de 20 hz.). Esto se traduce en archivos mucho
mas pequeños, sin una perdida apreciable de calidad del sonido.
Al usar el formato mp3 se puede reducir un archivo de sonido en un factor de 12 a 1, (1 minuto
de calidad CD en formato mp3 equivale a 1MB aprox.) casi sin pérdida de calidad de sonido.
Factores de incluso 24 a 1 son aceptables.
El uso más corriente que se da a este formato es el de almacenamiento de música. Existen
multitud de aplicaciones para convertir archivos wav o cda a formato mp3 pero actualmente casi
todos los editores de sonido son capaces de realizar esa conversión. Si utilizas GoldWave o
CoolEdit 2000, como editores de audio, no necesitarás otros programas adicionales para realizar la
conversión cda/wav y wav/mp3. Una vez que tengas los correspondientes archivos mp3 no tendrás
más que guardarlos en un CDROM para que puedan ser reproducidos en cualquier ordenador o
reproductor portátil de mp3.
El paso siguiente es pasar el formato wav a mp3. Para ello se utiliza codificador (encoder) este
programa es el encargado de realizar el cambio de formato. Hay que tener en cuenta la calidad que
se desea, a mayor tamaño de archivo mayor calidad. Esto se especifica eligiendo una frecuencia
de muestreo adecuada (entre 8000 y más de 48000 hz.), si el archivo será estéreo o mono y
cómo es la calidad del archivo wav original.
La mayoría de los formatos comprimidos necesitan ordenadores con una cierta potencia ya que para
escucharlos es necesario descomprimirlos.
El formato mp3 en GoldWave.
Como decíamos al hablar de los diferentes tipos de formatos, para reproducirlos y grabarlos, es
necesario que dispongamos de unos pequeños programas, que llamábamos codificador
(encoder) y decodificador (decoder). Estos programas, o al menos los más comunes de ellos, se
instalan por defecto en nuestro ordenador cuando instalamos Windows o una tarjeta de sonido.
Sin embargo, para determinadas aplicaciones (como es el caso de la grabación en formato mp3) el
programa codificador (encoder) no existe ya que suele ser propiedad de alguna empresa y es
necesario pagar una licencia para poder utilizarlo.
Página 32
En el caso de los archivos mp3 el codificador (encoder) original fue desarrollado por
Fraunhofer IIS que es su propietario.
Con el desarrollo de los programas de edición se han desarrollado otros codificadores que son de
uso libre (no hay que pagar licencia por ellos). Algunos programas, entre ellos GoldWave, hacen
uso de estos encoders. Si este codificador no está instalado en nuestro equipo, cuando selecciones la
opción Abrir, en formato mp3, el programa lanzará un mensaje de error; si por el contrario
seleccionas la opción Guardar como (también en formato mp3), el programa no te dejará
seleccionar las opciones de formato y no hará nada.
Así pues, si deseamos que GoldWave pueda reconocer, en reproducción y grabación, el
formato mp3 es necesario que, previamente, guardemos en una carpeta de nuestro equipo el
correspondiente codificador. Para ello:


Descárgate el archivo codecmp3.zip.
Ábrelo con Winzip e indícale que lo extraiga a la carpeta C:\Windows\system.
La próxima vez que utilices GoldWave, con cualquiera de las funciones para archivos mp3, verás
que tienes todas las opciones disponibles.
Convertir archivos a mp3 con GoldWave.
1. Graba el archivo de sonido correspondiente.
En GoldWave no es necesario guardar el archivo intermedio en formato wav ya que la
conversión a mp3 es directa. Guárdalo, en formato wav, sólo si vas a realizar correcciones o
cualquier otra acción sobre el archivo para evitar que en caso de error pierdas la grabación
original.
Recuerda que GoldWave sólo tiene una posibilidad en la opción Deshacer.
2. Realiza las correcciones que creas necesarias (aplicarle algún filtro, acondicionar el volumen,
limpiar ruidos, eliminar las zonas de silencio, a la entrada y salida, que no sean necesarias, etc).
Es muy importante que realices todas las correcciones de sonido antes de convertirlo a mp3 ya
que cualquier corrección que hagas sobre el archivo convertido se traducirá en una
importante pérdida de calidad.
3. Selecciona menú Guardar como. Se abrirá la correspondiente ventana.
En el apartado Guardar en,
selecciona la carpeta donde lo vas a
guardar.
En el apartado Nombre de archivo,
escribe el nombre que le vas a dar al
archivo.
En el apartado Tipo selecciona Audio
MPEG (*mp3).
Página 33
En el apartado Atributos de
archivo, selecciona los
atributos con los que se guardará.

Primer parámetro (Layer 3 en el ejemplo) es común a todos los archivos mp3, por lo que
no necesitarás cambiarlo.
Segundo parámetro (44100Hz en el ejemplo) es la frecuencia de muestreo. Cuando
pulses sobre la flecha para desplegar el cuadro te darás cuenta que en este tercer apartado
podemos seleccionar valores muy diferentes (entre 16000 y 48000). Los valores más
bajos harán que el archivo sea más pequeño pero también la calidad del sonido será
menor (y a la inversa).
Tercer parámetro (mono en ejemplo) es el número de canales con que se guardará. Sólo
puede ser mono o estéreo.
Cuarto parámetro (48kbps en el ejemplo) es el tamaño de muestra. Sucede lo mismo que
en el segundo parámetro, aunque aquí la variación de valores será más grande (entre 8
kbps y 320 kbps). No tiene mucho sentido que selecciones valores mayores de 128 kbps
ya que el aumento de calidad que obtendrás será poco significativo y se incrementará
notablemente el tamaño del archivo.



4. Para completar la acción pulsa el botón Guardar.
Práctica 1:


Instala, siguiendo las instrucciones anteriores, el codec de mp3 para GoldWave.
Comprueba que está instalado correctamente.
Elige un CD Audio. Debes grabar una pista entera (atención a la capacidad de tu disco
duro) y guardarla con el nombre origenmp3, en formato Onda (*.wav) y con los
atributos adecuados para convertirlo a mp3.
Ten en cuenta que, en este caso, deberás guardar el archivo intermedio antes de convertirlo


Convierte el archivo origenmp3 a formato mp3. Guárdalo con el nombre convertmp3.
En este caso no te voy a dar más indicaciones sobre los atributos; elige los que tú creas
más adecuados.
Compara el tamaño de los archivos origenmp3 y convertmp3.
Página 34
MÓDULO 3: EJERCICIOS
Ejercicio 1.




Descarga el archivo hogar.zip. Contiene un documento de Word que deberás leer y grabar
directamente en un archivo de sonido. No debes preocuparte por el tiempo de grabación;
lo importante es que grabes todo el texto (a modo de indicación el pasaje, leído con
expresividad, dura un poco más de 30 segundos). Ajusta los controles de grabación para
obtener un tiempo ligeramente superior.
Grábalo en un archivo de sonido. Selecciona canal Mono y frecuencia de muestreo
11025. Guarda el archivo con el nombre hogar161, en formato Onda (*.wav) y con los
atributos 16 bit, mono, con signo.
Sin cerrar el archivo, guárdalo de nuevo. Selecciona canal Mono y frecuencia de
muestreo 11025. Guarda el archivo con el nombre hogarMAD1, en formato Onda
(*.wav) y con los atributos Microsoft ADPCM, 11025, 4 bits, mono.
Compara el tamaño de los dos archivos. ¿Qué conclusiones puedes obtener?
Ejercicio 2

El objetivo de este ejercicio es un poco complicado, pero verás que con un poco de
paciencia es fácil resolverlo. Consiste en transformar un archivo de formato mid en otro de
formato wav. Para realizarlo descarga el archivo greenslv.zip. Contiene un fichero en
formato mid que deberás transformar en formato wav. Como bien sabes no hay una forma
directa de pasar el primero de los formatos al segundo. Por esta razón (y sin que sirva de
precedente) utilizaremos el Reproductor Windows Media, que puedes encontrar en Inicio
> Programas > Accesorios > Entretenimiento.
Como en el caso anterior, no debes preocuparte por la duración. Deberás transformar 1
minuto y 48 segundos (1m 48s) del archivo mid (dura, aproximadamente, unos 2 minutos
y 50 segundos).
Para realizar la grabación utiliza el siguiente procedimiento: abre el programa GoldWave y
realiza los ajustes de grabación oportunos; ante todo asegúrate de tener marcada la casilla
Monitor del apartado Grabación de la ventana Control de dispositivos. Te recomiendo
esto porque, según el modelo de tu tarjeta de sonido, no tendrás otra forma de comprobar
que llega sonido al editor mas que observando la ventana del Monitor.
Selecciona en el apartado Volumen (ventana Control de dispositivos) la fuente de
grabación que, dependiendo de tu tarjeta, puede tener nombres diferentes (de aquí la
recomendación anterior).
Abre el Reproductor Windows Media y carga el archivo mid (si al cargarse comienza l a
reproducción, detenlo). Minimiza el reproductor. Vuelve a GoldWave e inicia la
grabación. Maximiza el reproductor e inicia la reproducción. Cuando finalice vuelve a
GoldWave y detén la grabación.
Guarda el archivo resultante con el nombre greenMAD, en formato Onda (wav) y con el
atributo de Microsoft ADPCM; 22050; 4bit; Mono.
Ejercicio 3

Vamos a acondicionar los archivos que has obtenido en los ejercicios 1 y 2.
Página 35






Abre el archivo hogarMAD1. Elimina los pasajes de principio y fin que no contengan
sonido.
Guarda el archivo. Realiza la misma operación con el archivo greenMAD. Guarda también
este archivo.
Abre el archivo greenMAD. Inserta, entre las marcas de 0,00 a 0,15 segundos, un
desvanecimiento de entrada.
Inserta, entre las marcas de 1m 35s a 1m 48 segundos, un desvanecimiento de salida.
Guárdalo con el nombre greenMAD1, en formato Onda (*.wav) y con el atributo de
Microsoft ADPCM, 22050, 4 bit, mono.
Abre el archivo hogarMAD1. Inserta un desvanecimiento de entrada de 5 segundos y al
final un desvanecimiento de salida de 10 segundos.
Guárdalo con el nombre hogarMAD11, en formato Onda (*.wav) y con el atributo de
Microsoft ADPCM, 22050, 4 bit, mono.
Ejercicio 4





En este ejercicio vamos a combinar los archivos anteriores en uno solo de tal manera que el
pasaje recitado (hogarMAD11) se sobreponga al pasaje musical (greenMAD1).
Abre GoldWave y carga el archivo greenMAD1.
Abre el archivo hogarMAD1. Selecciona todo el sonido si no lo está. Pulsa menú Edición
> Copiar. Cierra el archivo hogarMAD1.
Sitúate en el archivo greenMAD1. Pulsa el botón izquierdo del ratón sobre la marca de
los 0,45 segundos. Ahora, desde menú Edición, selecciona la opción Mezclar. Pulsa
Aceptar.
Guarda el archivo resultante con el nombre hogargreen, en formato Onda (*.wav) y con
el atributo de Microsoft ADPCM, 22050, 4 bit, mono.
Ejercicio 5 (voluntario).


En este ejercicio vas a trabajar con archivos MIDI (mid). El objetivo es componer una
pequeña melodía y guardarla en formato (*.mid).
Como se requieren unos ciertos conocimientos de música el ejercicio es voluntario
(aunque os recomiendo su realización). Por esta misma razón, para quienes no disponéis de
editores MIDI, o no os manejáis muy bien con los comerciales (Cakewalk, Musicator, etc.),
hemos preparado un pequeño programa editor. Para los que os gusta la música os diré que
su funcionamiento es muy diferente a los editores a los que estáis acostumbrados, por lo que
os puede resultar "extraño". También puede suceder que el programa no funcione en
vuestro equipo; si es así poneos en contacto con vuestro tutor o no realicéis el ejercicio.
Descarga el documento componer.doc y escribe la partitura musical que contiene.
Guarda el archivo resultante en formato mid y con el nombre arboleda. Para realizar el
ejercicio necesitarás también los archivos jezabel.zip (el programa editor) y jezabel.doc
(la documentación del programa, que deberás leer antes de todo).
Envía los archivos resultantes de los cuatro primeros ejercicios por correo electrónico a tu tutor ó
tutora.Si has realizado el ejercicio nº 5 envíalo también.
Página 36
Anexos.
Respuesta. Unidad 1. Práctica 2
Si has respondido que sí hay grabado un sonido has acertado. Hay un sonido de 17000 Hz.
Y no se oye por varias razones. La primera es que el casette donde fue grabado tiene un
ancho de banda que apenas llega a los 10000 Hz. La segunda razón es que este sonido
está muy cerca de la máxima capacidad auditiva de una persona normal.
[Volver]
Respuesta. Unidad 1. Práctica 3
Elemental. Los tres tienen la misma amplitud. Las diferencias que percibes se deben a la
deficiente dinámica y ancho de banda del casette. Espero que con estos 'experimentos'
hayas podido darte cuenta de lo importante que es saber no sólo un poco sobre el sonido
sino también con qué dificultades nos vamos a encontrar y poder idear estratagemas para
evitarlas.
[Volver]
Ayuda. Unidad 4. Práctica 2
Insertar un silencio en cualquier parte de un archivo.
Con el archivo de sonido correspondiente abierto en la ventana de sonido.
Sitúa el cursor del ratón sobre la marca, en segundos, donde quieres que se inicie la inserción
de silencio. Pulsa el botón izquierdo del ratón.
Sitúate en el menú Edición > Insertar silencio.
Se abrirá una subventana donde debes especificar la
duración del silencio. Para ello puedes utilizar los
tiempos predefinidos que tienes en el cuadro desplegable
Tiempo; si pulsas sobre la flecha se desplegarán los
posibles valores que puedes seleccionar. En este caso elige
0.500 segundos (1/2 segundo).
Para aplicar el efecto pulsa Aceptar.
[Volver a efectos]
[Volver a función pegar]
Página 37

Documentos relacionados