Wolga Nro 8 def.p65

Comentarios

Transcripción

Wolga Nro 8 def.p65
-
-
Publicación del Centro Argentino Cultural “Wolgadeutsche”
“Rescatar... Preservar... Difundir...”
Año 3 - Nº 8
○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○
NUESTRAS
FIESTAS ALEMANAS
○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○
Músicos en la Fiesta de la Trilla,
Aldea Santa Anita.
Grupo de baile “Gewohnheit”,
Aldea San Antonio.
○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○
Celebrando
la vida...
○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○
Brindis en casamiento simbólico,
Aldea Protestante.
1
-
En este número
de
. Celebrando la vida ------------------- 2
. Más imágenes del Encuentro
Cultural “Wolgadeutsche” --------- 3
. La primera fiesta popular alemana
del Volga en Crespo ----------------- 4
. El poder del patrimonio o
el patrimonio del poder ------------ 6
. Caterine ---------------------------------- 7
. Carta desde el archivo -------------- 8
. Genealogía de la estirpe
Gassman --------------------------------- 9
. Colonias fundadas
en el Bajo Volga ----------------------- 10
. Mis contradicciones
con la espiga dorada ---------------- 14
. Historia de un sueño --------------- 15
Imágenes de tapa:
Marcelo Jacob (Santa Anita).
Juan Carlos Scheigel Huck
(San Antonio; Aldea Protestante).
Publicación editada por
el Centro Argentino Cultural
“Wolgadeutsche”
Año 3 - Nº 8
Tel.: (011) 15-4099-9291
[email protected]
Director: Jorge Germán Sack.
Colaboradores:
Fabián Enrique Jacob.
Tirada: 1000 ejemplares.
Costo del ejemplar: $1,00.Registro de propiedad
intelectual en trámite
“Wolga” respeta la opinión de
sus colaboradores. Por lo tanto,
los artículos firmados expresan
los pareceres de sus autores,
que la publicación puede
compartir o no.
“Wolga” se reserva el derecho
de adecuar las colaboraciones a
los requerimientos editoriales.
Se permite la difusión total
o parcial mencionando la fuente.
2
-
Celebrando la vida.
Nuestras fiestas alemanas...
Domingo al mediodía. Todavía es temprano. La gente llega y se saluda, no por cumplir un protocolo social, sino
con la calidez de viejos amigos. El mate espumante va de
mano en mano. Las tortas y otras obras maestras de nuestra sencilla y deliciosa repostería, son expuestas a la vista
del público, que ya reserva sus porciones. La orquesta, afinando los instrumentos, deja volar los primeros y tradicionales acordes. Ya bailan algunos,
preparando el clima de una fiesta que promete. Luego vendrá la comida, no
sin antes agradecer a Dios por el pan, por la familia, por la amistad, por estar
juntos... Después del almuerzo, música y baile. Melodía y movimiento. En
algunas fiestas algo más, un toque característico, un grupo de bailes típicos,
un homenaje a la madre, un recuerdo a los abuelos. Y sobre todo esa alegría
auténtica, que repite códigos de doscientos años atrás en el tiempo.
Usted acaba de leer la descripción de cualquier fiesta de los alemanes del
Volga en alguna parte de nuestro país. Para ella, tomé como base las que he
visto aquí, en el Gran Buenos Aires, pero creo que en muchos lugares se
repetirán iguales, con más o menos variantes, según la ocasión.
En esta “Wolga” encontrará los detalles de una de las primeras fiestas de
los alemanes del Volga en Argentina. Un ejemplo de cuánto valor dieron
nuestros abuelos al reencuentro y al compartir, entre amigos, los recuerdos de
la vieja patria.
Hoy somos continuadores de aquellas primeras celebraciones. Pero también somos responsables por ellas.
Tal vez parezca que, en algunos lugares, nuestras fiestas típicas están perdiendo el sentido, castigadas por el avance de la modernidad. En algunas
quizás sólo queden como referente “la abundante cerveza y algunas melodías típicas”, tal como dice en su artículo María Fernanda Stang (pág.6). Es
cierto, muchas veces el paso del tiempo y otros factores hacen que cosas
valiosas pierdan su sentido original.
Pero mientras tengamos algo de lo cual aferrarnos, todavía estamos a
tiempo de rescatar más. Algunas de nuestras fiestas en el Gran Buenos Aires
(hablo de ellas porque son las que vivo con más frecuencia), se fortalecen
cada vez más en identidad y en rescate de nuestra cultura, sin dejar de ser por
eso alegres y amenas. Un ejemplo reciente: la hermosa fiesta vivida el 6 de
enero de 2006. A ella, invitados por la Filial Unser Leit, de la Asociación
Argentina de Descendientes de Alemanes del Volga, asistimos todos los alemanes del Volga, sin distinción de instituciones. Disfrutamos y compartimos
las melodías y canciones del grupo musical de alemanes de Rusia formado
por Jakob Fischer, Katharina Rissling y Wladimir Dederer, que nos visitaron,
desde Alemania, acompañados de un grupo de amigos. Esa noche marcó un
comienzo en el intercambio fluido con nuestros hermanos alemanes de Rusia,
que quedaron en Europa. Sin duda un beneficio que nos trae la modernidad
con el acortamiento de distancias, antes inmensas, y la facilidad de comunicaciones en el mundo de hoy. En esto podemos reflexionar que, a veces, los
nuevos tiempos nos quitan cosas pero traen otras a cambio. Aparentemente
amenazan la identidad promoviendo un mundo globalizado y comercial, pero
a su vez fortalecen el contacto y la comunicación entre pares para preservar
una identidad común.
Propuesta: Sigamos haciendo de nuestras fiestas alemanas uno de los ámbitos dónde vivir y rescatar nuestra cultura. Preservemos en ellas aquellos
detalles que nos identifican más plenamente: el espíritu familiar, nuestras
comidas típicas, nuestro folclore, nuestra educación, nuestra forma de ser y
de celebrar la vida.
Germán.
-
-
más imágenes... imágenes... imágenes... imág
ENCUENTRO CULTURAL “WOLGADEUTSCHE”
Museo del Hotel de Inmigrantes, 1al 15 de octubre de 2005
Antigua rueca (Spinnrad).
Colaboración de la Unión
de Alemanes Libres y sus
Descendientes, de Valle
María (Entre Ríos).
Retrato hecho en carbonilla. Es el retrato del matrimonio de Nicolás Gassmann y Gertrudis Kessler. Gentileza
de su propietaria Celina Asselborn de Imbroff
(Valle María - Entre Rios).
Exposición de fotografías. En este sector se observan imágenes de las iglesias de las distintas aldeas alemanas del Volga
en todo nuestro país.
Camisa de niño, colaboración de la sra. Emma Barón de
Dening. Presenta bordados y el cuello redondo, característicos de las prendas de Europa Oriental. Se acompaña
con el texto: “Valioso recuerdo. Prenda que usaba al fallecer una bebé de la aldea Dobrinka (en el Volga). Murió de
cólera, justo antes de que sus padres Jakob Clauser y Ana
Heinze, emigraran hacia Argentina en 1912”.
3
-
-
○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○
La primera fiesta popular
○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○
alemana del Volga
en Crespo
○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○
En ocasión del Cincuentenario de la inmigración de los Alemanes del Volga en Argentina
Corría el año 1928. Se cumplían los primeros
cincuenta años de la presencia en el país, de los
inmigrantes alemanes procedentes de las aldeas situadas en ambas orillas del río Volga, en Rusia, y
con ese motivo se había organizado en Crespo una
gran fiesta popular. En todo Entre Ríos se organizaban los inmigrantes de esa corriente para asistir
a la celebración. Los organizadores no habían sospechado una repercusión previa tan grande, ya no
sólo en nuestra provincia, sino en todo el país, incluso con promesas de asistencia de personas de
otros países. Era totalmente inusitado. Previendo
todo el movimiento que se iba a realizar en la pequeña villa en los dos días centrales de los festejos
que se llevarían a cabo 29 y 30 de septiembre, comenzó un inmenso trabajo a cargo de los integrantes de la comisión organizadora. Todos los esfuerzos estaban centrados en organizar el recibimiento y brindar una cómoda estadía a los visitantes.
Ver el movimiento de Crespo en las semanas previas en cada casa, ya era todo un espectáculo, principalmente en la Aldea San José, ya que iban a llegar parientes y conocidos que no los veían desde
que cada familia tomó para distintos asentamientos;
algunos no se veían desde el barco, otros desde el
Volga. Se “blanqueaban” las casas para recibir a
los parientes, amigos, o simplemente paisanos que
iban a necesitar albergue, y los días previos los
Crucecitas 8º, Nogoyá, Entre Ríos
¡Disfrute de su fin de semana
en “Cabaña Sascha”!
Dentro del predio,
usted podrá visitar nuestro
MUSEO ARGENTINO
AUSTRÍACO ALEMÁN
AGRÍCOLA, INDUSTRIAL Y CULTURAL
Máquinas antiguas de trabajo rural, restauradas
y en perfecto funcionamiento.
Réplica de una herrería de 1920.
Consultas al tel. (011) 42644902
4
hornos humeaban haciendo pan, “Riebelkuchen”,
y “Füllsel”. Cuenta el pastor Riffel en un escrito de
1929, refiriéndose a este acontecimiento que
“…montañas de alimentos fueron amontonadas y
preparadas para que los visitantes, tanto los anunciados como los no anunciados no tengan que pasar hambre. En honor de las amas de casa de Crespo debe decirse: todos los visitantes han sido satisfechos. Afamada sea por lo tanto la hospitalidad de
los hogares de Crespo…”
Era la primera vez que los alemanes del Volga
en el Plata organizaban una fiesta colectiva tan
grande.
Cuenta el citado pastor Riffel, que “era una apariencia solemne ver tantos paisanos juntos. Viejos
conocidos que no se habían visto desde hacía decenios se saludaban. Por doquier rostros contentos, apretón de manos y alegría porque nosotros,
los alemanes de Rusia, nos hayamos encontrado
finalmente en una fiesta colectiva…”
Se estimó el número de asistentes en más de
5000 personas. De cerca o de lejos, habían llegado
en ferrocarril, en automóvil y en carro. Se charlaba, se intercambiaban recuerdos, se contaban como
habían sido los viajes a América, la estadía en el
hotel de los inmigrantes, y la llegada a Entre Ríos.
Cada uno estaba deseoso de contarle al otro sus
- ELECTRICIDAD
- PLOMERÍA
- GAS
Raúl Gerstner
Tel.: 4737-7934
Celso Borgiallo Unrein
Tel.: 4645-0294
-
-
○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○
experiencias, con quien había formado familia,
cuantos hijos tenía, y como habían comprado el
campo y las herramientas. Todo era motivo de conversación. Nada quedaba en el tintero. No era para
menos, era la primera vez en cincuenta años que
se encontraban. Muchos provenientes de una misma aldea, no se habían visto más durante esos cincuenta años, y esto tornaba totalmente emotivo ese
encuentro de parientes o vecinos.
Como representante oficial del “Deutscher
Volksbund für Argentinien” (Liga popular alemana en Argentina) vino su vicepresidente, Dr. A.
Noss de Bs. As. El Sr. Arnold Oberlín representó
el “Deutscher Bauernbund” (Unión Agraria
Germáno-Argentina), el SR. Rhenius, Director del
“Deutsche La Plata Zeítung” (Diario Alemán La
Plata); el Sr. Pastor Friedrich Brepohl de Ponta
Grossa en Brasil, trajo los saludos de los alemanes
del Volga del Brasil.
También una serie de saludos llegaron por escrito a la Fiesta, como el del Obispo, monseñor D.
Theophil Meyer, Presidente de la Conferencia
Episcopal Evangélica-Luterana de Moscú, o el del
Prior del Volga “Bergseite” (Lado “montañoso” en
el lado derecho u occidental del río Volga.), Pastor
Max Maier en Balzer, etc, etc.
Los actos fueron presididos por el gobernador
de la Provincia Dr. Laurencena. Este hecho era considerado una honra especial y un signo de benevolencia que los alemanes del Volga gozaban ante el
gobierno del país que los cobijó, cosa que nunca
había sucedido en Rusia. El 28 y 29 de septiembre
Crespo ya lucía adornos festivos. El Gobierno de
la provincia había puesto a disposición de la
En Zona Norte...
JORGE SOMMER
comisión muchas banderas que lucían en las calles
y sobre todo en el predio de la fiesta. En el taller
del Sr. Juan Müller había una pequeña exposición:
un arado de hacía 50 años atrás y un “carro para
agua” (“Wasserwagen”) como habían sido construidos inicialmente por los propios alemanes del
Volga, también una guadaña con un “rizo”. El sábado de tarde se mostraron diapositivas del Volga,
a la que asistieron un gran público, pero el espectáculo y el gran movimiento comenzó recién al día
siguiente. Quien venía a Crespo desde afuera podía ver moverse en las calles todo tipo de medios
de transporte cargados de personas. A la mañana
fueron bendecidas las dos iglesias nuevas: la iglesia evangélica alemana y la católica.
Después el gobernador fue llevado junto con su
comitiva al lugar de la Fiesta, que era la casa del Sr.
Juan Schneider, mientras que a los demás participantes de la fiesta se les servía un apetitoso asado
con cuero en el patio de la fonda de los hermanos
Schneider. A las 2 y media de la tarde comenzó el
acto principal de la fiesta en la gran plaza de Crespo con el Himno Nacional. Hubo varios y representativos discursos. La fiesta terminó con una parte
musical, y una representación teatral que fue muy
del agrado de los asistentes. Muchos se fueron a
sus pueblos el domingo después del mediodía. El
lunes hacia el mediodía llovió intensamente, cuando muchos transitaban los precarios caminos rumbo a sus lejanas casas, mojados, pero contentos,
cantando, felices de aquel inolvidable encuentro
en Crespo, y que hoy quise recordar.
Orlando Britos
En internet...
Aldea Protestante
Dedicado a quienes fueran
sus habitantes y a quienes la habitan hoy.
Instalaciones de gas.
Agua fría y caliente.
Cloacas.
http://ar.geocities.com/aldeaprotestante/
Sarandí 244, Villa Ballester
Tel. 4767-8961
Asociación de Alemanes del Volga y Alemanes Allegados
¡WIR SIND EINE JUNGE VEREINIGUNG AUF EIN
NEUEN WEG!
[email protected]
Der große
Himmels-Ring
5
-
-
“Donde hay poder, hay resistencia.” Foucault
El poder del patrimonio o el patrimonio del poder
Segunda Parte
Por María Fernanda Stang, [email protected]
Decía en la primera parte de este artículo que cosas: porque delatan la escasa conciencia de contengo, más que una hipótesis, una preocupación servación que tenemos los descendientes de alepor la conservación selectiva que realiza el poder manes del Volga, por un lado, y porque las conserespecto de nuestro patrimonio cultural. Ahora creo cuencias de estas acciones pueden ser graves para
que es más bien una hipótesis preocupante.
nuestra identidad. Y en este tipo de errores no hay
Intentaba, al explicitar la noción de poder de la vuelta atrás.
que parto, explicar que esa selectividad no puede
Siento que estamos haciendo mal las cosas. Anatribuirse a determinadas personas, o gobiernos, o tes de explotar económicamente el potencial de
intereses económicos, si bien todos esos “sujetos” nuestro patrimonio, que es lo que se está intentanestán involucrados en estas relaciones de poder. do hacer, es necesario que lo determinemos, lo resComo decía el filósofo francés Michel Foucault, catemos, lo valoremos, lo preservemos y los trans“las relaciones de poder son a la vez intencionales mitamos. Que lo investiguemos y lo documentey no subjetivas. No hay poder que se ejerza sin mos. Y salvo algunos esfuerzos individuales, o de
una serie de miras y objetivos [lo que] no significa algunas pocas agrupaciones e instituciones eduque resulte de la opción o decicativas, no creo que esa sea la mira
sión de un sujeto individual”.
a la que se está apuntando.
Quisiera, a través de algunos
Se malinterpretaría mi opinión
ejemplos, graficar las situaciones
si
se
pensara que con esto estoy
“... Antes de explotar
que me preocupan:
oponiéndome al desarrollo turíseconómicamente tico como una vía de progreso
Escena 1: Un grupo de jubilael potencial de para las aldeas. Lo que digo es que
dos participa de una visita turístinuestro patrimonio... ese desarrollo turístico tiene que
ca a las aldeas entrerrianas de los
alemanes del Volga. Bien podría
es necesario que estar necesariamente basado en
esa previa documentación y revahaberse llamado la maratón de las
lo
determinemos,
lorización. Y además tiene que traiglesias: en cada pueblo se los
lo rescatemos, tarse de proyectos autogestados y
hace visitar este edificio, mencionando algunas escasas referencias
lo valoremos... ” autogestionados, porque es claro
que de esta manera se sustentarán
históricas, básicamente fechas. Les
en una mirada que contiene la hissirven por ahí unos alfajores que
toria, los imaginarios y la ideolobien podría haber elaborado una
gía de estos sujetos.
criolla hacendosa. El almuerzo,
quizás lo más típico, es acompañado por una banEstoy convencida de que las vías para emprenda que interpreta melódicos latinos de los 70.
der estas tareas pasan por un uso estratégico de las
Escena 2: Vecinos de las aldeas que, con un es- herramientas educativas y comunicacionales. De
píritu valorable, rescatan objetos antiguos dándo- ámbitos como las escuelas, o publicaciones como
les un valor patrimonial exclusivamente por su an- ésta, deberá partir esta mirada responsable hacia
tigüedad, sin sopesar la relación que ese objeto pu- nuestro patrimonio. Todavía no está todo perdido,
diera o no haber tenido con los alemanes del Volga. porque como dice Foucault, donde hay poder, hay
resistencia.
Escena 3: Fiestas que el único anclaje que encuentran con la cultura de nuestro pueblo son la
abundante cerveza y algunas melodías típicas.
Bibliografía Consultada
Me preocupa sobre manera la noción de patri- FOUCAULT, Michel. Historia de la sexualidad I.
monio cultural que implícitamente sustentan estas La voluntad de saber. Buenos Aires, Siglo XXI,
acciones. Y me preocupan básicamente por dos 1990, 17ª edición en español.
6
-
-
...“Ella sabe casi de todo
sin haber aprendido
nada”...
Caterine
2ª parte
stas memorias de Catalina nos hacen ver
que un manuscrito, sigue prevaleciendo
como una forma de autoexpresión, satisfaciendo esta total necesidad de un ser humano.
Por eso sus manuscritos son tan importantes,
contienen muchos elementos que hacen posible
autenticar su escrito, determinando lo que ella quiso expresar.
Su trazado, único y dinámico, está influenciado
por el estado físico y mental del momento de escribir que se manifestó asta su avanzada edad y durante enfermedades y también deterioros por estados emocionales.
Continuando con la investigación biográfica y
grafológica vamos descubriendo nuevas facetas
desconocidas sobre Catalina.
Cuando era chica, también padeció de un problema de piel, que le producía costras en el cuero
cabelludo, por lo que fue necesario cortarle varias
veces los cabellos.
A los siete años padeció una pleuresia, que amenazó su vida.
Su hombro derecho era más alto que el izquierdo. Como los médicos se declaraban incompetentes ante esa misteriosa deformación, se llamó a un
curandero.
Dicho curandero era un personaje de los
más famosos, por ser el verdugo de la ciudad.
Este hombre tenía una fama de terrible.
Ordenó que todas las mañanas se frotara a la
niña, y luego le prepararon un corsé muy rígido, que debió usar durante cuatro años. Finalmente, cuando cumplió los once, se le corrigió la espalda y su salud mejoró, recuperando la fuerza y la alegría.
Considerando que el manuscrito, fue también su realidad física, tiene dos dimensiones, que pueden ser visualizadas por la presión ejercida por la mano y el suave relieve
que dejó en el reverso del papel.
Se destacan los estados de ánimo y muchas cosas más.
Su salud había mejorado, en cambio su
rostro continuó siendo poco agraciado, su nariz era larga, el mentón afilado, y una delgadez, que en esos tiempos se decía “de gato
despellejado”.
Es probable que los edificios en los que vivió su niñez Sofía,
Ella tenía una clara conciencia de sus imdespués Catalina, hayan sido similares a los que vemos en la
perfecciones físicas, pero el brillo en
imagen (Fuente: Archivo personal de Felisa).
7
-
Caterine
su mirada y la inteligencia. Según dichos
de las personas que la cuidaban: “Ella sabe casi de
todo sin haber aprendido nada”.
-
CARTA DESDE
EL ARCHIVO...
Desde el archivo de “Wolga” les presentamos la
siguiente carta, enviada desde Pueblo Santa María (Cnel. Suárez, Bs. As.). Agradecemos profundamente al Sr. Melchior por los conceptos que en
ella expresa, que nos permiten valorar lo realizado hasta ahora y seguir adelante a pesar de las
dificultades.
Mayo de 2005
Sr. Celso Borgiallo Unrein
De mi mayor consideración y estima:
Grabado de época, en el que se observa dentro del salón a una
muchacha tocando el piano (Fuente: Archivo personal de Felisa).
“No tiene oído y no experimenta
placer ante las melodías”.
Sofía se dedicó así a estudiar francés y a los grandes autores. De todos los profesores que le enseñaron, el único que salió muy decepcionado de ella
fue el profesor de música. Dijo: “No tiene oído y
no experimenta placer ante las melodías”.
Después de muchos años, Catalina dejó escrito
en sus memorias: “La música es nada más que
ruido”.
Tampoco nunca jugó a las muñecas, le interesó
sólo la acción y el movimiento, especialmente en
los juegos con violencia, con otros niños.
Siempre estuvo al mando de una pequeña pandilla. Ya de niña tenía alma de líder.
Felisa Reder de Müller. Grafoanalista.
(Continuará en el próximo número de “Wolga”).
8
Realmente me reconforta y alegra profundamente el haber recibido su carta y, sobre todas
las cosas, la información que me transmite en la
misma sobre las actividades que han ido desarrollando en los últimos meses: ¡felicitaciones! Es encomiable y digno de destacar y felicitar la labor
que están realizando. Han logrado concretar lo que
siempre anhelé que algún día se llevara a cabo:
cristalizar un centro cultural, pero un centro cultural en serio, dedicado a rescatar, preservar y difundir la cultura de los alemanes del Volga (...)
Reitero mis congratulaciones y los insto a continuar por esta encomiable senda que seguramente será ardua, porque el camino de la cultura en la
Argentina exige mucho de sacrificio, convicción y
vocación.
Con respecto a la revista Wolga, mi opinión personal es que está delineada con mucho arte y cuidado en los detalles más mínimos. Es elocuente
en cuanto a la información y las imágenes que refuerzan las notas. También quiero remarcar la calidad literaria que poseen los editoriales que redacta Germán Sack; asimismo adhiero plenamente
a los conceptos que vierte en los mismos.
Me gustaría que me enviaran información de
cómo suscribirme a la publicación, pues es mi intención participar de vuestro proyecto en todo lo
que esté a mi alcance.
Sin otro particular que saludarlo muy atentamente, me despido con un fuerte abrazo.
Julio César Melchior
(Correo electrónico: [email protected])
-
-
Genealogía de la estirpe Gassmann (II)
En el número anterior me referí a personas que
habían investigado o escrito sobre la estirpe
Gassmann. Ahora continúo con una síntesis del
propio esfuerzo en la búsqueda.
Amando C. Gassmann, hijo de Alfredo, nieto
de Juan (1890-1955), bisnieto de Mathias (18521933) y tataranieto de Nikolaus (1826-1900). En
la década del 70 encontré en nuestra casa paterna
el libro del P. Ludger Grüter “Festschrift zum
Fünfzig-Jahr-Jubiläum der Einwanderung der
Wolga-Deutschen in Argentinien” publicado en
1928, Cincuentenario de la Inmigración de los Alemanes del Volga a Argentina. Lo leí con interés y
encontré sorprendido que en la página introductoria
el autor mencionara como fuentes “die genaue
Familienchronik von Nikolaus Gaßmann” (la detallada crónica de familia de Nicolás Gassmann).
Averigüé quién era ese Nikolaus G. y me alegré
mucho al saber que fuera nuestro antepasado. Desde
entonces quise conseguir o conocer tal crónica, si
es que aún existía. Estando en febrero de 1982 en
Crespo, Entre Ríos, fui a Diamante en busca de la
familia que supuestamente poseía la crónica buscada. Encontré a la señora Elena Gassmann de
Aguilar, hija de Juan Evangelista G. (ver número
anterior), quien me dijo que no sabía dónde se hallaba el libro original, pero me prestó una fotocopia encuadernada del mismo. Volví a fotocopiarlo
y encuadernarlo, de manera que desde entonces
poseo como un tesoro –aunque en fotocopias- la
famosa Crónica de Familia de mi Tatarabuelo. Está
con la letra manuscrita alemana llamada Sütterlin
que se usó hasta la Segunda Guerra Mundial. Lentamente y practicándome en esa letra, he podido
leerlo, extraer los datos de nuestros antepasados
Gassmann, y así armar nuestro árbol genealógico,
llegando a ocho generaciones atrás, hasta aquel
Johann (Juan) Gassmann que emigró de Alemania
a Rusia y fue cofundador de la aldea Pfannenstiel
o Marienthal. En el mismo año 1982 hurgué también en los archivos de la Liga Germánica y fotocopié artículos sobre los alemanes del Volga, entre
los que también se halla uno sobre el patriarca
Nikolaus Gassmann y su Crónica de Familia.
Desde 1984 estuve en Alemania, donde traté de
averiguar el lugar de origen del antepasado Johann
Gassmann. Conociendo la indicación de la crónica
de Nikolaus, según la cual Johann G. habría emigrado de Ulm / Württemberg, pero considerando
que en 1936 nuestro pariente Juan Evangelista G.
ya lo había buscado allí sin éxito, dirigí mis averiguaciones en otras direcciones.
En primer lugar me dirigí a distintos centros de
genealogía y heráldica sometiendo a su análisis el
presunto “escudo de la familia Gassmann -un corzo y una hoja de alfalfa-” que aparece en la crónica, y preguntando por registros de emigraciones y
por la posibilidad de avanzar en la búsqueda de
mis ancestros.
Otras cartas envié a los archivos de Lübeck y
Ulm, preguntando por registros de las emigraciones del siglo XVIII. En Lübeck no se registraron
los emigrantes que se embarcaban hacia San
Petersburgo. Tampoco en el archivo de Ulm tienen
tales registros, pero me dieron interesantes datos:
“Que está comprobado que en Ulm hubo desde
1764 emisarios rusos (¿o franceses al servicio de
Rusia?) que hacían propaganda para la emigración a Rusia. También está comprobado, que muchos de esos emigrantes se embarcaron en Ulm
bajando por el Danubio. Lamentablemente los emigrantes que no eran oriundos de la ciudad misma
de Ulm y su territorio no fueron registrados con
sus nombres.”
Como el dialecto de la aldea Pfannenstiel o
Marienthal / Volga (la aldea de los Gassmann), corresponde al del S-O del Palatinado-Sarre, se especula que una gran parte de los habitantes de
Pfannenstiel, hayan sido oriundos de esa zona. Por
eso yo dirigí mi siguiente búsqueda por esta parte
del Palatinado. Pero encontré que en toda esa región había muy pocos Gassmann, y todos provenían en definitiva de otras regiones, en especial
Württemberg y Alsacia (Francia).
A los Gassmann de Alsacia se agrega el hecho
que allí junto a la ciudad de Hagenau se encuentra
el famoso santuario mariano y centro de peregrinación “Marienthal”, de mismo nombre que la aldea de los Gassmann, lo que me motivó
9
-
-
Genealogía de la estirpe Gassmann (II)
una cierta suposición. Dirigí mi primera
carta a los archivos departamentales de
Estrasburgo con preguntas de carácter genealógico
y germanístico (dialecto alsaciano). Por la primera
fui recomendado a los archivos de Hagenau, de
donde sólo pudieron darme una respuesta negativa a mi búsqueda de Johann Gassmann. Para la
segunda, la carta fue derivada a un Prof. de
Germanística de la Univ. de Estrasburgo y especialista del dialecto alsaciano: el Prof. Matzen me describió y graficó la propagación de los Gassmann
en Alsacia; pero vi que no era allí donde debía seguir buscando.
La provincia de Baden-Württemberg (dos regiones que se unieron, uniendo sus nombres), era
la última, y a la que dediqué mis mayores esfuerzos. En los libros de Werner Hacker sobre la emigración desde esa provincia encontré dos Johann
Gassmann, uno emigrado de Ichenheim, Baden, en
1771 para Hungría, otro de Maulburg en 1735, sin
destino conocido. Otro Gassmann Sebastián, de
cerca de Sigmaringen, en 1741 para Hungría. Escribí a los párrocos católicos de esos pueblos y finalmente fui derivado al archivo de la diócesis en
Rottenburg, ya que los libros eclesiásticos del siglo XVIII se encontraban allí. Pero los resultados
obtenidos del archivo tampoco eran los buscados.
Por su parte Werner Hacker respondió a mi carta
que no tenía registrado ninguna emigración
Gassmann de Ulm, ciudad del que según Nikolaus
G. habría emigrado su bisabuelo. Además, como
católico sería muy improbable, ya que Ulm y su
territorio al norte era protestante.
Entretanto tuve contacto con el Dr. Horst
Boxler, médico y genealogo alemán, quien descubrió que un hermano de su antepasado, Joseph
Boxler oriundo de Dietenheim al sur de Ulm (región católica), había emigrado al Volga, y era
cofundador de Marienthal. Él cree que también mi
antepasado Johann Gassmann, así como algunos
otros cofundadores de Pfannenstiel eran de esa región. De hecho, en la lista de los fundadores de
Pfannenstiel según Anton Schneider, contenido tanto en sus apuntes “Aus der Geschichte der Kolonie
Mariental” como en la crónica de familia de
Nikolaus G, figura tanto Joseph Boxler como Johann
Gassmann, muy cerca uno del otro (N° 62 y 65
respectivamente). De Johann Gassmann apunta
Schneider que era un buen hortelano. El Dr. Boxler
me fotocopió de la guía telefónica el mapa de la
10
región SO de Ulm con sus pueblos, donde, en especial Schelklingen, viven muchos Gassmann. Pero
a pesar de mis múltiples contactos con sus párrocos y con algunos de los Gassmann, tampoco di
allí con el antepasado buscado. Por su parte, el Dr.
Horst Boxler visitó sus parientes lejanos en
Kazajstán, EE.UU. y Argentina. Aquí, su principal
referente era Mons. Pedro Boxler, obispo de
Gualeguaychú.
En el Censo poblacional de 1798 de las Colonias Alemanas del Volga no se menciona el lugar
de origen en Alemania. Los demás censos de aquellos primeros años no están a mi disposición.
El libro de Karl Stumpp “Die Auswanderung
aus Deutschland nach Rußland in den Jahren 1763
bis 1826” (La Emigración de Alemania hacia Rusia entre 1763 hasta 1862) está ordenado de acuerdo a los lugares de asentamiento en Rusia: colonias de San Petersburgo, de la región del Volga y
del Mar Negro. Las emigraciones al Mar Negro están
todas registradas, no así las del Volga, cuyas emigraciones fueron anteriores, en gran parte prohibidas, y sólo algunos quedaron registrados. Por lo
tanto, el mencionado libro es muy incompleto para
la región del Volga, y así tampoco figura mi antepasado Johann Gassmann. Pero en un registro de
la Emigración al Volga del mismo autor Karl Stumpp
publicado en el anuario de 1960 aparece
“Gassmann, Johann, Ulm/Wetzlar, He.”, lo cual me
resulta extraño.
Por otra parte, una fuente de Rusia menciona
que mi antepasado Johann Gassmann sería oriundo de Weissenburg, a unos 100 kms al NE de Ulm,
pero que se había reunido con un grupo en Ulm
para emprender la emigración. Todo queda por corroborar. La misma fuente de Rusia menciona que
en 1922 habría emigrado de Marienthal con destino a Valle María, Argentina, una familia Gassmann
(Georg y Paulina con tres hijos). Y otra fuente menciona la llegada desde Marienthal en 1909 de la
familia de Jacob Gassmann y esposa Anne-Marie
Gerber con dos hijos y dos hijas. El hijo mayor,
Pedro, habría quedado ciego a los 15 años, escribía poesías y era conocido como “der Blinde Peter”
(el ciego Pedro). Pero en CEMLA no tienen registrado la llegada de tales familias.
En un Congreso de alemanes del Volga realizado en Büdingen en 1995, el conferencista Victor
Herdt, miembro del Instituto para la Investigación
sobre los alemanes de los países del Este
-
-
En el semanario
editado en alemán y
ruso “Neues Leben”,
perteneciente al gran
diario “Prawda” de
Moscú, se publicó el
24/09/1986 un artículo “Ein Wiedersehen
nach 45 Jahren” (Un
reencuentro después
de 45 años) con la correspondiente foto.
Era un reencuentro en
Kamichin (Sur de la
Reencuentro en Kamichin (Sur de la zona del Volga) de egresados de la facultad de
zona del Volga) de
Medicina de Engels. Emil Gassmann es el el 3° desde la izquierda.
egresados de 1941 de
la facultad de Medici(Göttingen), anunció la publicación de las Listas na de Engels. Entre ellos se mencionó al especiade inmigración al Volga, -encontradas en los ar- lista en Ortopedia Emil Gassmann. En la foto del
chivos de Engels-, en un trabajo conjunto de su grupo (tres con instrumentos de música) pude coInstituto con el señor Igor Plewe de Saratov. En el nocerlo de inmediato: el 3° de izq. Traté de ubicarsiguiente congreso de Büdingen en 1997 estuvo lo en la entonces todavía Unión Soviética, escripresente Igor Plewe, quien habló sobre el tema “In- biendo a “Neues Leben” y a la Cruz Roja Alemavestigación histórica sobre los Alemanes del Volga na. Del primero no recibí respuesta, de la segunda,
en el lugar”. Lamentablemente lo hizo en ruso por después de sus averiguaciones, una respuesta neno saber alemán, pero según las fracciones que me gativa. Después de la Perestroica de Gorbachev,
fueron traducidas también mencionó las listas de muchos alemanes de la Unión Soviética pudieron
inmigración al Volga. Pero recién mucho más tarde emigrar a Alemania. De la Asociación de Alemacomenzó a publicarse el primero, luego el segun- nes de Rusia en Stuttgart recibí el aviso que Emil
do de los presuntamente cuatro tomos previstos, Gassmann se encontraba en Alemania. Tomé contodo en orden alfabético de los nombres de las co- tacto con él, es oriundo de Marienthal, y me contó
lonias o aldeas. En Argentina, algunos ya poseen y escribió de su vida muy dura ya desde su niñez.
ejemplares de los ya publicados. Tengo la esperan- En su árbol genealógico sólo pudo retroceder hasza de encontrar en el tomo que incluye Mariental ta su abuelo Jakob Gassmann, casado con Gerstner,
los datos de los Gassmann buscados. Otra fuente a nacido en 1852 y fallecido en 1881 de tifus. Emil
buscar aún son los registros de “La Iglesia de Jesu- Gassmann falleció en 1997 con 81 años.
cristo de los Santos de los Últimos Días”
Luego encontré en Volk auf dem Weg 4/1997 y
(Mormones).
me contacté telefónicamente con Nikolaus
En los diversos encuentros organizados por la Gassmann que había emigrado de Kazajstán, donAsociación de Alemanes de Rusia en Alemania, así de vivían en la aldea “Tonkoschurowka”, fundada
como en los congresos culturales de los alemanes en 1908, aldea hija de Marienthal.
del Volga yo solía participar. Allí me reunía con el
Amando Gassmann.
grupo de los mayores, oriundos del Volga o
específicamente de Marienthal, para tratar de reunir datos históricos y genealógicos. Efectivamente encontré portadores de apellidos comunes a Valle María y de mi aldea San Miguel -que es hija de
Enseñanza - Traducciones - Gótica
Valle María (Hermann, Sterzer, Kinderknecht), y
Amando Gassmann
emparentados con Gassmann. También participé en
Tel. (011) 4857-5839
seminarios de genealogía para alemanes del Volga
en Stuttgart y Büdingen, a los cuales fui invitado.
ALEMÁN
11
-
-
Colonias fundadas
en el Bajo Volga
(4ª parte)
c. Colonias en el río Tarlyk en el Wiesenseite.
A lo largo de los bancos del río Volga, en la región del río Tarlyk
90
Brabander (Kaziskaja)
26-jun-1767
91
Dehler (Beresowka)
01-jul-1767
92
Bangert (Saumorje)
01-jul-1767
93
Stahl (Stepnoje)
13-ago-1767
94
Kukkus (Wolskoje)
26-jun-1767
95
Lauwe (Laube, Jablonowka)
19-ago-1767
96
Jost (Popowka)
05-jul-1767
97
Laub (Tarlyk)
12-jul-1767
98
Dinkel (Tarlinowka)
12-may-1767
99
Straub (Skatowka)
12-may-1767
100
Warenburg (Priwalnoje)
12-may-1767
101
Preuss (Krasnopolje)
12-may-1767
102
Hölzel (Kotschetnaja)
11-sep-1767
103
Leitsinger (Kustarewo)
12-may-1767
104
Keller (Krasnorynowka)
12-may-1767
105
Seelmann (Rownoje)
15-jul-1767
c
c
p
p
p
p
p
p
p
p
p
c
c
c
c
c
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
LeRoy
y
y
y
y
y
y
y
y
y
y
y
y
y
y
y
y
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
Pictet
13
14
La suma de Colonias da 105, porque se incluyó a Sarepta.
De estas colonias, 5 fueron abandonadas en los primeros años, todas en el Wiesenseite:
1. Bern, abandonada entre 1769 y 1771 durante la reubicación de nueve colonias porque las tierras
asignadas eran áridas. Soloturn, Paninskoje, Zürich, Bern, Bettinger, Basel, Zug, Schaffhausen y
Glarus fueron desplazadas, desde el río Kleiner Karaman a los bancos del río Volga en 1770. Durante este desplazamiento, las 36 familias de la colonia Bern fueron redistribuidas en las otras 8 colonias.
2. Keller y Leitsinger fueron destruidas por ataques de los Kirquisios en 1774. 317 colonos fueron
llevados como prisioneros. Los colonos sobrevivientes fundaron Neu-Kolonie.
3. Cäsarsfeld y Chasselois fueron destruidas por ataques de los Kirquisios en 1784. Muchos de sus
colonos fueron llevados como prisioneros.
En estas primeras 105 colonias de extranjeros en la zona del Volga, se puede ver que las fechas de
fundación iban de mayo a septiembre (primavera y verano en el hemisferio norte).
d. Nuevas colonias fundadas entre 1772 y 1802
Cerca de Jagodnaja Poljana, al noroeste de Saratov, en el Bergseite
106
Pobotschnoje
1772
p
107
Neu-Straub
1802
p
Bajo Seelmann en los bancos del Volga del este (Wiesenseite)
108
Neu-Kolonie (Kustarevo-Krasnorynovka) 1776
c
15
Las 103 colonias mencionadas arriba (108 menos las 5 abandonadas) permanecieron habitadas hasta
el inicio de la Segunda Guerra Mundial.
Cada colonia tenía una cantidad de campo asignada, que se distribuía entre las familias de acuerdo a
la cantidad de varones que las componían. La tierra era propiedad de la Corona Rusa. Cada 10 ó 12 años
12
-
-
e. Colonias Hijas en el Bergseite
Noroeste de Kamyshin, fundadas entre 1852 y 1860
109
Neu-Norka
1852
p
110
Alexandertal (Neu-Sosnowka)
1860
p
111
Rosemberg
1852
p
112
Unterdorf (Weslowo)
1852
p
113
Marienfeld (Spatzenchutor)
1852
c
114
Josephstal (Skypalewo)
1852
c
115
Erlenbach (Remennaja)
1852
p
116
Awilowo
1846
p
16
117
Wiesental
118
Oberdorf
1852
p
En la región entre los ríos Karamysh y Medveditza, fundadas en 1863
119
Neu-Messer
1863
p
120
Neu-Dönnhof
1863
p
121
Neu-Balzer
1863
p
Colonias fundadas en
el Bajo Volga
las tierras se volvían a repartir entre
las familias, asignando de nuevo según la cantidad de varones. Este
mecanismo, que llamaban MIR, beneficiaba a las familias con predominio de hijos varones, sobre aquellas donde habían más mujeres.
En 1769, después de la fundación
de las 104 colonias originales, las
mismas tenían una población de
23000 personas, con un promedio de
220 personas por colonia. Después
que los contratiempos de los primeros años fueron dejados atrás, la canMercado en la aldea Balzer, Bergseite (www.volgagermans.net)
tidad de colonos creció rápido. En
1816 habían 61000 personas en 102 colonias, con un promedio de 600 en cada una de ellas. Por 1834 el
promedio había crecido a 1100. En 1848 el promedio rondaba de 1500 a 1600 personas por colonia.
Como la cuota de campo asignada a cada colonia no había sido modificada, se hizo necesario la colonización de nuevas tierras. Se consideraba que un agricultor era capaz de explotar 32 hectáreas de campo,
pero en 1848, en varias colonias había una proporción que apenas superaba 16 hectáreas por agricultor.
Fue por ello que entre los años 1848 y 1864 fue fundado un largo número de colonias hijas, algunas en
el Bergseite, pero la mayoría en el Wiesenseite.
13
Leitsinger y Keller del grupo del río Tarlyk, abandonadas durante 1770 como resultado de ataques
de los Kirguisios. / 14 Ver nota anterior. / 15 Los colonos sobrevivientes de las colonias Leitsinger y
Keller fundaron esta colonia. / 16 Abandonada después de algunos años.
(Continuará en el próximo número de “Wolga”)
Grupo de Investigación Histórica y Genealógica de Alemanes Volguenses
“Ecos de Alemania”
AM 660 La Popular - La radio que crece...
Tel.: 4236-2514 / 4219-4725
Jueves de 20:00 a 21:30 hs.
Colabora con este número
de “Wolga”:
Familia Dobler González
Conducido por Diana y Santiago Dreher
Correo: [email protected]
13
-
-
Cocina y salud
Hola German:
Tengo en mi archivo personal, escrito por mí, sobre algo que viví cuando me integré
un poco más con el CACW. Esto se relaciona con la espiga de trigo y mi celiaquía.
Te lo envío y ve si es de interés publicar algo del tema. No está de más, porque como
he leído el consumo del trigo era muy importante en las posguerras, y aparecieron
muchos enfermos con problemas intestinales, y los médicos que anticiparon sobre esta
intolerancia al gluten contenido en el trigo, eran entre otros:
W. Karel. Dicke: Un pediatra alemán , que en 1941, aconsejó que la dieta no debe contener
nada de pan o galletas, una comida caliente, dos veces al día, es bien tolerada. La tercera
comida puede consistir en un plato de comida caliente, sin trigo, con leche dulce o amarga.
En 1949/50 se demostró que el trigo y el centeno eran perjudiciales para los celíacos.
W. Karel Dicke, H.A.Weijers y J.H. Van de Kamer: en 1952 asocian el celíaco al trigo,
porque con la hambruna de la guerra, no comían pan y se mejoraban.
Tengo bastante información sobre el tema, si más adelante aparece algún comentario o
consulta me ofrezco a contestarlas.
Mis contradicciones con la espiga dorada
Durante estos últimos 24 años, he asumido plenamente mi condición de celíaca adulta (patología
genética manifestada por intolerancia total al gluten
contenido en algunos cereales: trigo, avena, cebada, centeno). Y como tal, los productos que puedo consumir se rotulan con la sigla “Sin TACC”(sin
trigo, avena, cebada, centeno) y/o
una espiga dibujada dentro del círculo que comúnmente significa
prohibido.
Pero, últimamente mi curiosidad hizo que me interesara por armar mi árbol genealógico y conocer un poco más sobre mis
ancestros, de los cuales lo único que sabía era que
fueron alemanes o alemanes de Rusia. Y que mi
abuela hacía muchas comidas típicas muy ricas,
pero no muy seguido podía comerlas, porque vivíamos bastante distantes y nos veíamos una o dos
veces al año. Ella falleció hace más de 40 años.
El destino quiso que me contactara con el CACW,
en el año 2005 y con gran sorpresa, me enteré de
que ambos abuelos eran Alemanes del Volga, que
se dedicaron toda su vida al cultivo del noble cereal, el trigo en Dufaur (Bs. As.) y en Colonia Santa María (La Pampa).
Más grande fue mi sorpresa, al
saber que la espiga dorada de siete
granos forma parte de la identificación propia de los alemanes del
Volga, lo que me lleva nuevamente a amigarme con ella, aunque sea
simbólicamente hablando, ya que
mi dieta “Sin TACC” es de por
vida.
Además quiero contarles que no
puedo consumir la cerveza tan tradicional y típica de los alemanes
(porque es a base de cebada), aunque ya hay en el
mercado cervezas hechas a base de: sorgo, maíz y
arroz, para no dejar de brindar cuando la ocasión
lo requiera.
Por supuesto que yo, sin saber, ya me había adaptado varias recetas típicas de los alemanes del Volga,
utilizando harinas y premezclas aptas para celíacos.
Margarita Hollman.
El Señor David Schiffner (Alemania) busca sus parientes emigrados a Argentina a principios del siglo
XX: Se trata de Lidia de Geiss y sus descendientes. Sus padres eran de apellido Eisel y Schiffner.
Información dirigir a Amando Gassmann, Tel. (011) 4857-5839.
14
-
-
Historia de un sueño...
El acordeón de Felipe Resla
Voy a contarles la historia de
un sueño.
El señor Cristian Stein era un
alemán del Volga al que le gustaba tocar el acordeón en su
casa, para su familia y amigos.
Pero tenía un sueño, comprarse
una legítima acordeón “Paolo
Soprani”.
Cristian Stein era primo de la
mamá de Felipe Resla, nuestro
conocido amigo del grupo musical “Los compadres del Volga”.
En la época de la guerra en
las islas Malvinas, durante el año
1982, Cristian y su esposa viajaban desde Espeleta hasta donde viven los padres de Felipe. Iban a acompañarlos y hacerles
más llevadera la angustia de la familia que esperaba noticias de Felipe, que estaba en las islas.
El tiempo pasó, y por fin don Cristian pudo cumplir su sueño y comprar el acordeón que tanto
deseaba.
Así deleitó a su familia y amigos con su música.
Pero desgraciadamente pudo
disfrutarla muy poco, ya que falleció a los tres meses de haberla
comprado.
Con el tiempo, la familia de
Cristian Stein le ofreció el acordeón a Felipe, y él la compró.
Desde ese momento, ese instrumento musical lo acompañó
en todas sus presentaciones, en
todas nuestras fiestas alemanas.
Esa “acordeón roja” que usa
Felipe, fue el sueño de Cristian
Stein.
En cada presentación, en la que Felipe nos brinda su música, también le rinde su mejor homenaje a Cristian Stein, quien fue muy querido por toda
su familia.
Este recuerdo me lo contó una noche, muy emocionado, el mismo Felipe.
Diana N. Antonelli de Dreher.
(Ilustración: Josef de Ponte, Rußlanddeutsches Liederbuch, Alexander Schwab)
de Oscar Weimer
Soldaduras especiales: sistemas
TIG y MIG.
Bajo protección gaseosa de Argón
y CO2.
Acero inoxidable, cobre, bronce,
aluminio y titanio.
Pequeñas y grandes series.
Rellenados de moldes y matrices.
C. F. Melo 3981 - (1602) Florida
TEL.: 4761-7916
Av. Santa María 3359 - B1624BQB
Rincón - Tigre - Bs. As.
COMUNICADOS CON EL MUNDO...
Dirección de nuestro sitio en Internet:
www.cacw.com.ar
Correo electrónico del Centro
Argentino Cultural “Wolgadeutsche”:
[email protected]
15
-
Centro Argentino Cultural
-
PROGRAMA RADIOFÓNICO
“Wolgadeutsche”
Libros disponibles para la venta:
Los Alemanes del Volga - V. Popp/N. Dening
Rusia. Crónica de un viaje soñado - Emma Barón
Alemanes ayer, Argentinos hoy - G. Stang/O. Britos
Crónicas de otros tiempos - G. Stang
Una vida más - Ana Stertzer
Identidad e inmigración - Horacio Walter
Historia e historias de Crespo - O. Britos
Hist. del deporte de la ciudad de Crespo - O. Britos
Historia de la ciudad de Crespo - O. Britos
Huellas de colonos 1- A. Néstor Franz
Huellas de colonos 2 - A. Néstor Franz
El baúl de los recuerdos - Maier Schwerdt
El zimbal de don Alfonso - Marcos Fuentes
Consultas:
Tel. (011) 4737-7934, Raúl Gerstner.
Correo electrónico: [email protected]
Abadjian y Cía.
AM 1250 RADIO
ESTIRPE NACIONAL
Jueves y sábados de
19 a 20 hs.
Idea y Conducción:
Ricardo Schmunck
Tel. Emisora: (011) 4441-1400
Fax: (011) 4482-1711
Página Web:
www.estirpenacional.com.ar
Tel. Producción: (011) 4738-2064
Cel. 15-4197-1761
Correo electrónico:
[email protected]
Recuerdos de
nuestros abuelos
Telas para cortinas
55 años de servicio al cliente
avalan una línea completa
en cortinas y accesorios,
para la decoración.
Atendemos de
lunes a viernes de 09:00 a 18:00 hs.,
sábados de 10:00 a 13:00 hs.
Azcuénaga Nº 240 y 244. Once.
Tel.: 4951-7338 / 4951-6584
[email protected]
16
Rescatando historias,
vivencias y bonanzas
de seres tan queridos y sabios,
como fueron nuestros abuelos.
¡Con hermosas melodías
que alegran el corazón!
AM 890 - Sábados de 9.00 a 11.00 hs.
Idea y conducción: Aurelio Weinbinder.
Tel.: 4644-7600 / 4644-7601.

Documentos relacionados