El cuerpo institucional Crítica y Clínica de otra subjetividad ¿Qué es

Comentarios

Transcripción

El cuerpo institucional Crítica y Clínica de otra subjetividad ¿Qué es
98
Sobre Terapia de crisis
(2007) de Alfredo Moffatt
Año 10 • Nº 98 • Marzo de 2008 • $ 5.-
Leyenda
clínica sobre
el dolor
Dios está en la lluvia.
V de Vendetta
Marcelo Percia
Adelanto exclusivo del ensayo de Luis Gruss
Lo inalcanzable
Las mujeres en la vida y la obra de
Franz Kafka, Fernando Pessoa y Cesare Pavese
El cuerpo
institucional
¿Qué es ser
creativo?
D. Markwald, I. Marazina, N. Trosman
Gerardo Smolar
Crítica y Clínica
de otra subjetividad
Mujeres y varones
en el mundo de hoy
Ana María del Cueto
Alejandro Romero
Director
Director
Román Mazzilli
Entre el sufrimiento y la invención
El cuerpo institucional
Secretario de redacción
Walter Vargas
Redacción
Luis Gruss, Patricia Mercado,
Denise Najmanovich,
Daniel Seghezzo
Publicidad
María Eugenia Conde,
Valeria Rena
Colaboran en esta edición
Marcelo Percia, Diana Markwald,
Nora Trosman, Isabel Marazina,
Julio Chueco, Ricardo Arias, Pablo
Hupert, Alejandro Romero, Adriana
Piterbarg, Catalina Viola, Juan
Disante, Gerardo Smolar, Ricardo
Klein, Ana del Cueto, Cecilia Torres,
Silvia Fernández, Daniel Tarnovsky,
Fernando Vico, Enrique Guinzberg,
Marcelo Miceli.
Redacción
Argerich 2543 Dto. B
(1417) Capital - Argentina
Redacción: Tel/fax: 4501-1701
Publicidad: Tel: 4504-2449
E-mail: [email protected]
Website: www.campogrupal.com
Impresión: Genesis S.A.
Campo Grupal es una publicación
de Ediciones Presencia.
Suscripciones
Por 11 ediciones anuales:
Argentina: $ 75.América Latina: u$s 60.Otros países: u$s 70.-
Casa reciclada
Palermo Soho
El sufrimiento en las
instituciones y “el ideal de
la coincidencia”
Diana Markwald
[email protected]
R
ené Käes, en su trabajo “Realidad psíquica y sufrimiento en
las instituciones”, señala que “una gran parte de las cargas
psíquicas está destinada a hacer coincidir en una unidad imaginaria los ordenes lógicos diferentes y complementarios, para hacer
desaparecer la conflictividad que contienen. Las instituciones fomentan la sinergia de todas estas cargas y de todas las formaciones que
producen la ilusión de la coincidencia y mantienen la relación isomórfica entre los individuos y su grupo”
Hasta aquí Käes da cuenta de un fenómeno que es propio de la subjetividad humana y por lo tanto de todo agrupamiento. Las instituciones tienden a evitar tensiones, a mantenerse estables. Se pretende
homogeneizar para que lo heterogéneo quede conjurado.
Este intento de preservar la unidad imaginaria es siempre fallida
puesto que lo expulsado retornará produciendo un nuevo malestar
Profundizando en esta línea e intentando desarmar el imaginario que
sostiene que el “sufrimiento institucional” porta un sentido unívoco,
encontré que éste adquiere diferentes formas que producirán diferentes
efectos sobre la tarea primaria que convoca, sobre las subjetividades
que habitan esos ámbitos y sobre las posibilidades de hacer una intervención.
¿Qué sucede cuando indagamos en la historia de una institución y
aparece una versión oficial que sostiene que la “ilusión de la coincidencia” no tiene fisuras? Allí sabemos que, conjuntamente con esta versión, conviven otras versiones y otros decires que contienen muchas
veces versiones proscriptas. El modo en que el sufrimiento se presenta hace que cuando estas versiones entran en conflicto, y la permeabilidad institucional lo permite, puedan darse las condiciones para una
intervención. A su vez, a partir de esta última, las voces taponadas
podrían ocupar un lugar.
¿Qué sucede, en cambio, cuando en una empresa textil fundada por
un señor y continuada por sus hijos se quiere persistir con un modo de
hacer las cosas que no se logra sostener en el mercado actual? Este fracaso produce una forma diferente de presentación del sufrimiento institucional. Para un observador externo, es muchas veces evidente que
el peso del mandato fundador resulta asfixiante y aplasta lo novedoso.
Sin embargo hay allí una certeza absoluta que afirma implícitamente
que lo que fue es lo que debe seguir siendo ya que cualquier modificación al mandato original es vivida como una traición. En algunos
casos, cuando la obediencia al fundador amenaza con la desaparición
de la organización, se produce la consulta institucional.
Por último, ¿qué sucede cuando en una comunidad terapéutica todos
los agentes institucionales atravesados y capturados por la institución
dinero se aúnan en un proyecto que pervierte el objetivo de rehabilitación? Aquí, “la ilusión de coincidencia” corroe la capacidad de pensamiento tanto de los sujetos que trabajan como de los que dirigen y pone
en juego un problema ético. Los beneficiarios del objetivo institucio-
nal quedan abolidos como sujetos y puestos en el lugar de mercancía.
Pienso que allí la corrupción (“mortificación” diría Ulloa) se ha hecho
cultura. Para los analistas institucionales, esta modalidad presenta un
desafío mayor, ya que nos enteramos de este tipo de funcionamiento en
general sólo cuando alguien que trabaja allí ha sido excluido.
Estas formas de expulsar las diferencias y de retorno de las mismas
nos confrontan con tres modalidades distintas en las que el sufrimiento se presenta dentro de una institución. Si bien algo del orden del
sufrimiento es constitutivo de nuestro ser en el mundo, pienso que
cuando en una institución hay lugar para reestablecer la tensión sufrimiento-invención, existe la posibilidad de una intervención.
Insistencias
Isabel Marazina
[email protected]
P
roponerse reflexionar acerca del sufrimiento y la creación en las
instituciones no es ocioso. Es una preocupación que a mí desde
Brasil y a mis colegas en Buenos Aires nos viene atormentando
hace ya algunos años, dado que desde los diferentes recorridos en que
se desarrolla nuestra práctica del trabajo institucional, se presenta con
alguna insistencia. Intentamos detectar y cercar estas insistencias para
pensar en ellas como caminos de comprensión del acontecer institucional.
Fue así que organizamos hace dos años atrás, bajo el auspicio de una
institución psicoanalítica, una mesa sobre el tema de la implicación
institucional y nos volvemos a proponer trabajar en una próxima mesa
algunas observaciones que agrupamos bajo el título “Sufrimiento y
creación en las instituciones”
Salvadas las debidas licencias literarias, creo que se hace necesario
definir sufrimiento y creación. Sin duda cuando hablamos de sufrimiento no nos referimos aquí al inevitable malestar que la cultura nos
apareja, tal como lo observó Freud en su obra, nunca tan actual.
En particular, ahora me estoy refiriendo a un término que se localiza en el discurso de aquellos que piensan las instituciones en
Argentina: Desfondamiento. En varios momentos de su textos, Ana M.
Fernández, por ejemplo, se refiere a las instituciones desfondadas,
intentando caracterizar las instituciones que no esbozan respuesta de
ninguna especie a las demandas sociales en las que se ven implicadas,
como si ya no hubiera tejido de sustentación institucional o cualquier
consistencia posible.
¿Qué tipo de sufrimiento se cristaliza allí? ¿Cómo pensar y favorecer el movimiento instituyente en esas situaciones? Más aún, ¿es posible sostener una apuesta a la existencia de creación –por lo tanto, de
fuerzas instituyentes - en las instituciones, hoy? ¿Cómo se entrelaza el
discurso acerca de la precarización del estado con este suceder institucional?
¿Es importante cruzar la experiencia argentina con otras experiencias de países que ocupan espacios semejantes en la jerarquía del capitalismo globalizado?
La experiencia singular de vivir y trabajar en otro país trae como
consecuencia un desplazamiento en la experiencia cotidiana. Este
movimiento ayuda a romper una posición de autorreferencia estéril ,
Consultorios
4831-6272 4832-5625
[email protected]
www.espaciosoler.com.ar
Lic. Carla Ricagno
Psicóloga-UBA
Un espacio… donde construir
nuevos modos de pensarnos,
crearnos y reinventarnos, en las
situaciones concretas y en los
vínculos que sostenemos.
Para que otro estar en el mundo
sea posible.
Enfoque psicológico,
filosófico y corporal
4799-7582 / 15-6289-9010
Zona Olivos – Congreso
Campo Grupal / 2
No hay preguntas sin respuestas, sólo preguntas mal formuladas. The Matrix
Alquiler de consultorios
zona Tribunales
modos e intensidades de cada quién. Y en este despliegue de la potencia, puede suceder que haya composición, encuentro y expansión, o
descomposición y hasta destrucción.
Se abre aquí la posibilidad de pensar a la institución, como el movimiento permanente de composición y descomposición de las potencias
colectivas. Y en este trayecto, me pregunto ¿de qué afectos es capaz un
cuerpo institucional?
Si tomamos el espíritu de la pesadez como idea conductora en la
obra de Nietzsche, tendremos un cuerpo y una subjetividad impotente,
capturada, obediente .¿Cómo fugar?
El afirma la danza contra el espíritu de la pesadez, pero sabiendo
que éste es amo del mundo, advierte que el combate es infinito.
¿Cómo encarar esta lucha con un enemigo tan poderoso?
Promoviendo la capacidad afirmativa y creadora del arte en su filiación
a la vida, concibiendo al arte como una posición de la existencia en
perpetuo combate con la pesadez y la negatividad.
De este modo, la institución deviene un campo de fuerzas, unas afirmativas, activas y creadoras y sus opuestas negativas, reactivas y destructoras.
¿Somos capaces de concebir algo inédito en el espacio institucional?
¿Cómo detener la repetición de lo igual, la historia monumental con su
peso aplastante y los pactos mortíferos para la vida?
Spinoza pensaba en una comunidad de hombres libres, de potencias
orientadas por afectos activos, trayectos complejos pero nunca imposibles.
Parafraseando a Nietzsche ¿qué nos impulsa a vivir el instante
siguiente, cuando no se trata de cada uno sino de la vida institucional?
Tal vez sólo podamos recorrer la pregunta, sumando otra. ¿Es posible
un acontecimiento portador de una nueva subjetivación, ligada al amor,
la alegría y la potencia de obrar?
¿Puede un acontecimiento de este orden terminar con la trinidad
moral de tiranos, sacerdotes y esclavos, como modelos de funcionamiento institucional?
Para concluir y en una intensa cercanía con esta línea, tomo una idea
de Deleuze que encierra una apuesta infinita: “de lo que se trata siempre es de liberar a la vida, allí donde está cautiva, o al menos intentarlo en un incierto combate”.
fuente de certezas autoritarias. Hay en la diversidad una posibilidad
fecunda de pensar nuevas salidas para problemas que no son únicos,
sino comunes a todo el continente.
Me parece importante recordar que la trampa del individuo no es
exclusiva de los sujetos, sino que también la encontramos con plena
vigencia en los orgullos nacionales.
¿De qué afectos es capaz
una institución?
Nora Trosman
[email protected]
L
a Etica de Spinoza propone un real desafío al pensamiento filosófico moderno, éste es el modelo del cuerpo. Y aún más, cuando a partir de un acto absolutamente provocador, en palabras de
Deleuze, afirma: no sabemos lo que puede un cuerpo, no sabemos de
su potencia ni de las intensidades que produce en el encuentro con
otros cuerpos.
Ignorancia de la conciencia que desencadena, al mismo tiempo que
ignora y por lo tanto ilusiona, el desenfrenado impulso de control y
poder. Pero jamás una pasión del cuerpo podrá ser doblegada por la
razón, sino sólo por otra pasión más fuerte; real corte con el racionalismo, apertura de un espacio absolutamente inédito para la época. (siglo
XVII)
Recorrer la Etica orientada por la hipótesis del paralelismo, (no hay
ninguna primacía, ni del alma sobre el cuerpo, ni del cuerpo sobre el
alma) constituye una lectura fecunda.
Polémico,arduo e inútil combate que enloqueció a la modernidad.
Lejos de las líneas más duras de la filosofía, lejos también de la
moral, que es su inmediata consecuencia, lejos de los poderosos ideales y del deber ser, Spinoza habla de la potencia como efectuación.
No se trata nunca, como en la tradición metafísica, de un grado de
imperfección y realidad menor respecto del acto, sino de toda la perfección y realidad de la que cada ser es capaz en cada momento.
Vía abierta al deseo, impulso, insistencia y perseverancia en los
• A estrenar, ambientes modernos
• Silenciosos- Amplios- luminosos
• Recepción y sala de espera
• Servicio de Secretaría
• Alquiler por hora, módulos
y día completo
Paraná 264 Piso 4 Of. 40
Tel: 4371-9628 156-252-2432
www.consultoriosparana.com
Conversación
Filosófica
para Pensar
la Vida
y vivir mejor
la vida personal,
y vincular
Alejandro
Romero
Lic. en Filosofía
Conversaciones
individuales y grupos
4831-7833 15-6659-9164
[email protected]
Licenciaturas en:
•
Psicología
Psicología
•
Psicopedagogía
Psicopedagogía
•
Psicomotricidad
Psicomotricidad
•
Psicología
PsicologíaSocial
social
Por articulación:
• Psicopedagogía
Psicopedagogía
Carreras de posgrado:
Maestríaenen
Gestión
• Maestría
Gestión
de de
Proyectos
Educativos
Proyectos
Educativos
Especializaciones en
• Especialización en
Abordaje Psicoanalítico
• Gestión
GestiónEducativa
Educativa
• Educación
Educación
Abordaje Psicoanalítico
en Familia y Pareja
en Familia y Pareja
en Patologías Psicosomáticas
INFORMES e INSCRIPCIÓN: Sede Avenida de Mayo de 9.00 a 20.00 en Av. de Mayo 866. Capital . Tel. 5217-7878 int: 286-287. [email protected]
Mayor Strasser: "¿Cuál es su nacionalidad?" - Rick: "Soy borracho" Casablanca
Campo Grupal / 3
Acompañamiento
terapéutico
Catalina R. Viola
[email protected]
Hace tiempo que trabajo la idea, a
partir de algunas observaciones
surgidas de la atención psicoterapéutica, que el vínculo con otro produce importantes efectos de transformación subjetiva en el enfermo,
enfocado en sus distintas respuestas frente al diagnóstico y en la evolución de los mismos, favoreciendo
un mejor pronóstico.
En un primer momento, la tarea fue
avanzar dentro del recorrido histórico familiar, como modo de entender
al paciente desde esta particular
inclusión cultural-familiar.
Resultaba fácil ir al encuentro de un
discurso cientificista, que diera en
término de indicaciones respondiendo a la demanda social, dejando por fuera toda posibilidad de que
emergiese una singularidad, un
reconocimiento de su recorrido y
sus dificultades.
Frente a diagnósticos que a veces
irrumpen en forma inesperada o en
otras circunstancias con cierta predictibilidad, el Acompañante sostiene, escucha, la incontrolable ansiedad disparada por la situación traumática que lleva al sujeto a sentirse
sin recursos para seguir luchando
por la vida. Es entonces articulador
entre el entorno familiar y el paciente.
Viñeta clínica:
Se trata de una mujer de 43 años,
divorciada, 2 hijos, abogada, profesional exitosa, con una sólida posición socio-económica. Su alcoholismo la llevó durante todo su matrimonio a episodios agresivos, produciéndose un grado de intoxicación que motivó internaciones en
diferentes hospitales e instituciones.
Luego, con la aparición de algunos
síntomas, se despertaron en ella
rechazo, odio, resentimiento hacia
el marido, seguido de depresión,
con la suspensión de su actividad
profesional-laboral y de su vida
social, desarrollando rasgos de aislamiento.
Ante esta situación, se incluye en el
equipo tratante a un Acompañante
Terapéutico cuya principal función
fue la de actuar como nexo abisagrante entre la paciente y su entorno, tratando de ofrecerle pautas
conductuales diferentes que actuaran como posibles modelos de
identificación.
El porqué de implementar el acompañamiento terapéutico en el quehacer cotidiano del enfermo.
Quizás este relato, nos abra la posibilidad de transitar antiguos caminos y de encontrar otros nuevos,
así como evitar el aislamiento.
La paciente acompañada por un
equipo interdisciplinario empieza a
encontrar respuestas útiles y liberadoras y la representación ejercida
por el Acompañante Terapéutico le
permitió una mayor contención y el
seguimiento de conductas que aparecen en lo cotidiano. Esto hace
que el Acompañante sea un activo
agente de resocialización.
El Acompañante Terapéutico muestra un nuevo sistema de relaciones
humanas, un modelo diferente al
intercambio patológico familiar al
que la paciente estaba acostumbrada.
Un enfoque interdisciplinario, una
mirada abarcativa, abre posibilidades terapéuticas, a veces insospechadas.
Epílogo: apuesta clínica inquietante que nos convoca a pensar respuestas más allá de lo inmediato.
* Docente Coordinadora del
Instituto Kliné
Campo Grupal / 4
Sobre Terapia de crisis (2007) de Alfredo Moffatt
Leyenda clínica
sobre el dolor
Moffatt como arquitecto de salidas emergencia.
Marcelo Percia
[email protected]
1.Crisis.
ace veinticinco años, en 1982, Alfredo Moffatt publica un
libro con el mismo nombre aunque con diferente subtítulo
Terapia de crisis. Teoría temporal del psiquismo. La idea
de terapia de crisis insiste. Trata de pensar cómo asistir a quienes
se sienten acabados y experimentan el movimiento de lo vivo
inmovilizado. Ambos textos explican la sensación que tienen los
arrasados de que el tiempo no termina nunca: cada instante se
expande en un espacio sin fronteras o se extiende en el pulso de
una eternidad enloquecida. Una y otra vez, estos libros dicen la
vivencia de asfixia de los que sienten que no hay después o el desasosiego que asalta a los que se experimentan perdidos o el abatimiento de los cuerpos desmoronados o la voluntad de morir que
tienen los que se perciben en una caída absoluta.
Propongo leer Terapia de crisis no como método o técnica, sino
como decisión política de estar junto a los desesperados; no como
tratado de retórica positiva que ve en cada crisis una oportunidad,
sino como tanteo de escapes provisorios. Propongo pensar a
H
ACTIVIDADES DE ABRIL – MAYO
TALLERES GRATUITOS DE ABRIL
• “Lo ético y lo moral”. Ejercicios de investigación de conductas.
Sábado 5 de abril de 11 a l3 hs.
• “Las modalidades del amor presentes en los procesos vitales”.
Sociodrama.
Sábado 12 de abril de 11 a 13 hs.
• “Duelos colectivos. Genocidios¨. Sociodrama.
Sábado 26 de abril de 11 a 13 hs.
• “Familiarizarse con la Ruta de la Creación”. Sociodrama.
Sábado 3 de mayo de 11 a l3 hs
ASISTENCIA . Entrevista previa
• “Los obstáculos internos en los proyectos personales”.
Psicodrama
Sábados 12 y 19 de abril de 15 a 19 hs.
• “Grupo de psicodrama”:
Jueves de 8 a 10 hs. A. M.
• “Grupo de psicodrama de mujeres”
Martes de 14 a 16 hs. (Otros horarios: a concertar).
• “Prevención del “stress” en tareas de proximidad con la muerte”.
Miércoles de 14 a 16 hs. Desde el miércoles 9 de abril¨.
• “Creatividad. Superación de obstáculos”.
Martes de 19 a 21 hs. Desde el martes 8 de abril.
• “Encuentros de matrimonios” Días y horario a concertar.
2. Hospitalidad matrera.
Alfredo representa la voz matrera del psicoanálisis en Buenos
Aires, pero matrera no porque sea grito fugitivo que se esconde en
la inmensidad del campo, sino por portar la astucia urbana y la suspicacia clínica que heredó de Pichon Rivière.
Moffatt practica la gauchada en la emergencia. La gauchada es
una forma del don: ayuda que se da sin esperar nada a cambio o
especular beneficio alguno. La magia de la gauchada reside en
que ofrece algo a alguien que nunca antes se ha visto y que es probable que no se vuelva a ver. En la gauchada, se da la disposición
misma. El que pregunta, ¿me hacés la gauchada?, no exige, reclama o demanda, sino que pide el dar. A su vez, el que hace la gauchada no consuma una entrega heroica o sacrificial, sino que ejercita la potencia celebrante de ayudar.
La clínica de la crisis supone la posibilidad de una salida, la presencia de otro cuerpo y la gauchada como cultura de la hospitalidad.
3. Patas en las fuentes.
Los libros de Moffatt dicen una clínica con las patas en las fuentes por el barrial que se arma alrededor de la desesperación y por
la irreverencia que busca refrescarse en medio de tanto cansancio.
Clínica con las patas en las fuentes es la que se mete en el movimiento de un sufrimiento desbordado y la que se desprende de
solemnidades profesionales. El momento de la crisis no es lugar
para vanidades disciplinarias. En la emergencia, el yo profesional
se encuentra como siempre estuvo: sin sustento.
Si las patas en la fuentes es la figura de la irrupción de los
pobres y desheredados en la plaza del poder, en el mundo clínico
es estampa ética de de la proximidad.
Moffatt cuestiona la pomposa formalidad profesionalista.
Asunto que importa porque, entre nosotros, muchas veces, profesionalismo es despolitización y formalidad, indolencia.
4. Imaginario de la ayuda.
Alfredo sabe obrar en las emergencias del alma. Emergencia
como imprevisto trágico, brote de dolor, inclemencia absoluta y la
emergencia, también, como el aflorar de una fuerza que se abre
camino. Conoce la urgencia de las existencias indefensas o las
vivencias fuera de sí. Escribe con reminiscencias heideggerianas:
“La vida es un estar arrojado hacia esa esperanza o hacia esa
incertidumbre con que se reviste el futuro”. Sabe que para
Heidegger, estar arrojado es estar proyectado, pero que proyectar
no significa planear lo que vendrá o planificar logros (tener trabajo, casa, hijos, auto, jubilación), sino el tender hacia como condición de posibilidad.
Moffatt intenta, entonces, pensar ese pasaje del desalojo de sí al
arrojo como potencia de existir conociendo el apremio de los que
sienten que no tienen nada, de los que se ofrecen a la mano de
cualquier voluntad. Conoce ese instante congelado de todas las
posibilidades. La urgencia como estado sin tiempo o el tiempo
desesperado sin existencia por delante.
La desesperación es una ausencia sin fin, inmediatez insoporta-
SEMINARIOS
• “Capacitación para la conducción de talleres”.
Martes de 20 a 22 hs. Desde el martes 8 de abril al martes 6 de mayo.
• “Reconocimiento de manifestaciones transpersonales”
Miércoles de 20 a 22 hs. Desde el miércoles 9 de abril al miércoles
14 de mayo.
• “El Arte de Vivir en Paz” – UNIPAZ
Viernes 9 y sábado 10 de mayo.
• “El Yoga de la Voz” – VOX MUNDI PROJECT.
5 y 6 de abril y 24 y 25 de mayo.
INVESTIGACION
• “Reconocimiento de los afectos”. Sociodrama pedagógico.
Los lunes de 10 a 12 hs.
• “Intermedicinas”. Los viernes de 10 a 12 hs.
Conferencia gratuita "Mandala de la Paz"
Lama Padma Santem. Viernes l8 de abril a las 19.30 hs.
- Las actividades tienen aranceles institucionales y requieren inscripción previa.
- La Fundación recibe aportes para sostener los proyectos.
Información e inscripciones: lunes, miércoles y viernes de 14 a 19 hs.
o FUNDACION MARTINEZ-BOUQUET o
Güemes 3950 (1425BKV) Buenos Aires – Argentina. Te: (54 11) 4831-3738
[email protected] / [email protected]
www.alumine.org.ar
[email protected]
Yo quería una misión... y por mis pecados me dieron una. Apocalypse Now
Grupo Ananké
Escuela de
Terapia Escénica
Abierta la inscripción para el 2008.
Sedes: Barrio Norte (BA) y Zona Oeste.
Módulo cuatrimestral no correlativo:
Hacia una
psicopatología escénica
Dirige: Lic. Graciela Piperno
ble, deriva loca de un horror sin consuelo, certeza de lo irremediable, encierro
en un presente eterno.
Alfredo, que inventa la expresión primeros auxilios del alma, es un practicante de la confortación en nuestros
días. Pero, ¿cómo se da fuerza a quien
se encuentra sumergido en su debilidad?
El acto de confortar cuando no es
comodidad complaciente, consuelo o
consejo voluntarista, es ánimo de proximidad. Cuerpo presente en escuelas en
zonas de riesgo, junto a la vida en situación de calle, en las experiencias de los
jóvenes de la violencia y las drogas, en
los hospicios olvidados, en comedores para chicos que llamó
Oyitas, en espacios clínicos de grupo como el Bancadero o el
Bancapibes, en una cooperativa para la esperanza en los fondos
del hospital Borda o andando catástrofes para estar cerca de los
sobrevivientes (AMIA, avión de LAPA, Cromañon).
Moffatt lee en Sartre que estamos caídos en la esperanza que es
también incertidumbre. Abandonados en el mundo sin el amparo
de dios, dependiendo de actos que puedan tejer una existencia
posible con otros. Pero, ¿cómo se atiende a los cuerpos arrasados
por el dolor? ¿Como se asiste a otro en el momento de la devastación, en el instante de la experiencia desolada?
La cuestión es cómo intentar prácticas de la ayuda, de la confortación, incluso de abrazo, que no queden atrapadas en el goce
moral de una nueva caridad psicológica. Asunto que no se resuelve repitiendo sentencias sobre la distancia, la abstinencia o el discurso Amo. El ideal de ayuda moffattiana expresa un imaginario
amparador en un mundo que carece cada vez más de actitud para
alojar el dolor. Quizás el último de los existencialismos clínicos en
tiempos de intemperie.
Conviene volver a pensar la cuestión del alma no como mito
espiritual, don metafísico o cifra inmaterial; tampoco como adentro o interioridad. No se trata de proponer, ahora, un
tardío reflejo prefreudiano, ni de confundir la confortación con alguna técnica de fortalecimiento del yo. Alma suele
ser el nombre de una sensibilidad desbordada, de una vida fuera de sí. Alma
es la figura extrema o límite de nuestras
representaciones culturales: se dice te
quiero con toda mi alma para declarar
un amor sin restricciones o lo siento en
el alma para expresar total empatía o me
partiste el alma para decir que se experimenta el máximo dolor o puse mi alma
para ilustrar que se entregó todo o compañero del alma para atestiguar amistad eterna.
5. Anécdotas.
Sobre Moffatt se cuentan cosas. La anécdota clínica es el género de las intervenciones curiosas, inéditas, inesperadas, divertidas.
Entre nosotros, ese estilo de relato se tramó alrededor de la figura
de Enrique Pichon Rivière: el mito fundador de una práctica desprejuiciada, libre de estereotipos e instrucciones dogmáticas.
No importa si todas las anécdotas que circulan sobre Moffatt son
verdaderas, todas las leyendas mezclan circunstancias ocurridas
con otras posibles o inventadas.
Terapia de crisis es un libro que narra hechos legendarios de la
asistencia comunitaria, historias más bien dirigidas a oyentes que
a lectores, un manifiesto escrito para la transmisión oral. No conviene reprocharle reiteraciones, omisiones, desprolijidades. Su
texto representa el cuento fantástico de una clínica de la pobreza
en nuestro país. Fantástico, entre otras cosas, por su capacidad de
imaginar escenarios diferentes a los consultorios.
Sin embargo, las anécdotas sobre Alfredo, si bien dicen algo de
Que pacifica sería la vida sin amor Adso. Que segura. Que tranquila. Y que insulsa. El nombre de la rosa
Informes: 4659-4007 / 4443-8965
[email protected]
Escuela de
Creatividad y
Psicodrama
Tigre Nordelta
Dr. Ricardo Arias
[email protected]
15-5415-2646
GRAFOLOGIA
AYUDA AL ESTUDIO PROFUNDO
DE LA PERSONALIDAD
CURSOS BREVES
Inicio Marzo
9 encuentros de 2 hs c/u
viernes 19 a 21 hs
en Corrientes y Pringles
Informes e inscripción:
Elizabeth Echeverria
Lic. En Sociología, Psicóloga Social
y Grafoanalista
15-5692-8772
4703-2335
[email protected]
Campo Grupal / 5
De “segunda mamá”
a trabajadora de la
educación
Silvia Fernández
[email protected]
La formación docente no comienza el
día en que se llega al ciclo superior
dispuesto a conocer la disciplina elegida, cada futuro docente se comienza a moldear como tal desde su rol
de alumno, su biografía escolar, sus
vivencias, a través de las identificaciones que sus docentes dejaron en
él generando marcas y continúa
durante el ejercicio a modo de “formación de oficio”. En el quehacer de
la vida institucional escolar se forma
la “cultura del trabajo de la enseñanza”, como conjunto de saberes básicos del ejercicio. El maestro aprende
(Alliau, Andrea: “El maestro que
aprende”).
Todos estamos atravesados por la
historia y en algún momento vimos
las cosas como nos las mostraron
(aunque más no sea desde nuestro
lugar de alumnos en ese primer contacto con la escuela).
Los medios masivos de comunicación, las instituciones, el terrorismo
de Estado y la impunidad, el triunfalismo de los que ejercen la violencia
simbólica o tiran misiles por el
mundo, los salvajes abatares económicos, la división del mundo en oprimidos y opresores: Todo eso y más
nos atraviesa intentando marcar una
línea de pensamiento hegemónica
que permita sostener el statu quo.
Es interesante pensar el rol docente
desde esta perspectiva.
Durante mucho tiempo, padres, técnicos, psicólogos y asistentes en general de la vida escolar, bregamos por
obtener un compromiso con la función basado en el vínculo con los
jóvenes. Hoy aparece en los escenarios institucionales una variedad muy
heterogénea de posturas docentes y
si bien encontramos los de vieja formación, agarrados a la clase teórica
sin contemplar siquiera si el otro
escucha, ni mucho menos si entiende, aparecen también una gran cantidad de profesores muy comprometidos con sus alumnos, que los conocen y cuidan, que los escuchan y
pelean por sus derechos.
Paralelamente, en las últimas décadas, se ha ido deteriorando la calidad
de vida y de condiciones de trabajo
en la que los docentes se desempeñan. Se desprestigió vertiginosamente la profesión y bajó mucho su nivel
adquisitivo.
A comienzos de los 90 Paulo Freire
(“Cartas a quien pretende enseñar”),
ya señalaba los riesgos del/la docente “Tía”, que establecía una relación
familiar, de mucho afecto con sus
alumnos que desdibujaba en mucho
su lugar de trabajador/a. en nuestro
país se hablaba de la maestra como
“la segunda mamá”.
Las tías no hacen paro. Se desviven
por sus sobrinos y están siempre dispuestas.
Ni hablar de las madres. ¿Qué madre
pretendería que se le pague por cuidar de sus hijos y enseñarles a ser
buenos ciudadanos, obedientes y preparados para el trabajo?
Los/as trabajadores de la educación
no son familiares y tienen derecho a
reclamar. No son malos, ni dejan de
pensar en los alumnos por hacer
paro.
Luchar con el modelo internalizado
de subordinación, mezclado con el
“buen amor” parece ser el nuevo
objetivo.
Formar trabajadoras/es de la educación, comprometidas con su rol profesional y laboral.
Esta línea permite correrse de la ilusión de que con el cariño por nuestros alumnos cambiamos su lugar en
la sociedad. El maestro aprende, el
alumno también. Un maestro que
lucha es un buen ejemplo de que
estudiar puede servir para que las
cosas sean de otra manera.
Campo Grupal / 6
esa estirpe pichoniana, neutralizan la fuerza de sus intervenciones
o de la no habitualidad de los espacios en los que trabaja: suelen
presentarlo como personaje raro, loco, clown, linyera, santo, predicador. Es cierto: Moffatt asume un tipo paródico, una caricatura
intelectual, un grotesco universitario, pero (quizás) esos sean sus
modos escandalosos de hacerse lugar junto a las existencias negadas.
Su libro vuelve a relatar las dificultades y padecimientos de los
que viven encerrados en los hospicios y abandonados en las calles
de la ciudad. Interesan sus anécdotas como huellas de una antropología urbana de la locura y la pobreza en nuestros días.
6. Sentencias.
Moffatt no utiliza un sistema de citas como lo hace la escritura
académica ni se autoriza con las fórmulas que están de moda entre
los psicoanalistas. En cuanto a los autores que leyó, actúa como las
vanguardias antropofágicas latinoamericanas: se traga a un filósofo alemán o a un psicoanalista francés ejerciendo su derecho a
transformar todo lo que se le ofrece.
Al final, construye la ilusión de un manual de máximas pensado
como conjunto de recursos al alcance de todos. Se refugia en
expresiones que escucha en el habla colectiva o pronuncia frases
ingeniosas y chispeantes que dan que pensar o cultiva ejemplos
con cuidado dramático. Veamos algunas de sus sentencias.
Ya mencioné cómo Heidegger aparece aludido en muchos de sus
aforismos. Escribe: “Estar sanos no es fácil: debemos cambiar y
seguir siendo los mismos”, para sugerir la idea de cambio como
apertura: poder ser el mismo siendo otros. Un estado de irresolución o de permanencia de una identidad insustancial. La mismidad
como estado posible de lo plural en uno.
O en este dicho que le pertenece: “Somos equilibristas: a veces,
se mueve la soga y nos caemos en el tiempo”, para indicar que nos
caemos en la inmovilidad o en la eternidad como en un estado de
soledad (que llama “soledad cósmica”), experiencia de la quietud
paralizada y de la carencia de sí o de la pobreza infinita. O como
expresaba hace unos años (1982): “Se dirá que la vida, la vivencia de existir, es como una bicicleta: si se detiene se cae”, para
ilustrar que las almas en crisis son como equilibristas o ciclistas
que se caen en el tiempo.
O en esta sentencia que dice: “El mundo de hoy está esquizofrenizado por la negación del futuro y no por la represión de la
Seminario de Psicoanálisis
Obstáculos para el analista en la clínica actual
• Respuestas del analista a las demandas de tratamiento en la actualidad
• Herramientas para establecer un diagnóstico
• Modos de localizar y tratar los síntomas de los sujetos
contemporáneos
• Condiciones necesarias para el alojamiento del consultante en un
tratamiento analítico
• Decisiones del analista
• Deseo del analista, dificultades para su puesta en ejercicio y operación
Lic. Gustavo Cappelli
4786-4144
Lic. Carlos Vilaseca
4783-9218
[email protected]
Asociación Civil
sin fines de lucro
Pers. Jur. Nro. C 8806/84
Actividades Abril 2008
Seminarios para psicólogos, médicos, psicopedagogos y trabajadores sociales
“Nudos del Alma”, Una visión gestáltica sobre la psicopatología
Lic. Jorge Genzone.
Lunes de Abril a Julio de 13.30 a 15.30 hs. cada 15 días. Comienza el 7 de Abril
“Arqueología de la intolerancia y violencia”
Lic. Teresa Llorente y Lic. Francisco Sánchez Torres
4 encuentros los Miércoles de 13.30 a 15.30 horas. Comienza el 16 de Abril
Los temores al sometimiento, la soledad y los otros como existencia.
Respuestas e interrogantes al encuentro del camino.
"Curso interactivo para la comprensión y profundización
en la coordinación de grupos de Psicoterapia Gestalt"
Lic. Nora Spinetto y Lic. Fernando Bianchi
8 clases los martes de 13 a 15 horas. Comienza el 15 de Abril
Temas regulares y conflictivos en el abordaje de la dinámica de la
co-coordinación y la dinámica grupales para Psicólogos y médicos psiquiatras
con o sin experiencia en coordinación grupal.
Se otorga certificado. Informes e Inscripción: Gurruchaga 1168 Cap Fed.
Tel: 011-4772-9865
[email protected]
sexualidad”, para dar a entender cómo la falta de futuro desplaza,
en nuestros días, el problema del disciplinamiento sexual y para
recordar que la emergencia psicológica es el momento en el que
alguien, que no puede tener la experiencia del tiempo, busca amparo. O para decir que no hay experiencia del tiempo sin posibilidad
de tener una historia con otros.
O también cuando inventa términos, como en este pasaje: “La
cultura es un conjunto de mensajes que dicen cómo hacer una
vida. El camino imaginario que debemos recorrer los “UTERUMBAS” (los que vamos del útero a la tumba)”, para avisar que una
teoría clínica tiene que poder asistir al teatro íntimo y desolado de
los equilibristas, de los que juegan a la vida, de los que necesitan
saber que sólo componen una breve historia entre dos muertes.
O en ese tramo en el que, para ilustrar lo que podría ser una vida
sin angustia existencial, imagina que una vaca puede decirle a otra,
tranquilamente: “siempre quise viajar en camión”, apelando a la
imagen de vaquitas esquizofrénicas (criaturas con la conciencia
lisa, desenganchadas de todo), como figura de la experiencia de un
conjunto de existencias sin nerviosismo social que se apacientan y
andan juntas camino del matadero. Ocurrencia que aprovecha que,
en la cultura argentina, la figura del matadero insiste como representación de barbarie y muerte, como significante cultural de una
carnicería humana.
O en otro relato (que reitera en todos sus libros) que describe un
crisis que él mismo tuvo: “Miraba el reloj, sin poder entender la
hora (...) La eternidad no estaba cortada en pedacitos para poder
aguantarla, no me protegían las horas, los días, los meses, los
años...”, para ayudar a imaginar cómo es el momento ciego de un
dolor que va más allá de las palabras, acontecimiento emocional
del exceso. Algo semejante a lo explica Blake en sus Proverbios
del Infierno cuando escribe: “El rugido de los leones, el aullido de
los lobos, el furor del mar encrespado, son partes de la eternidad,
excesivamente grandes para el ojo del hombre”.
O cuando relata que pregunta a un chico de la calle, Huesito, por
qué se daba con Poxi, y el otro le responde: “Yo duermo donde vos
caminás, ¿Querés que me vuelva loco? Dame una casa, dejo el
Poxi”, para sugerir que los pibes de la calle no son chicos santos,
sino existencias sin futuro, sin amparo, sin memoria.
O la vez que, para distinguir entre enfermedad y crueldad, escribe: “Entonces, el esquizofrénico es lo contrario del psicópata. El
psicópata es el asesino serial, el estafador, el cana brutal y sin
compasión; el torturador, es la persona que tiene el interior completamente vacío y maneja el mundo, él está afuera de sí mismo,
está en el mundo, es como un robot y controla a los demás, vive a
fuera porque adentro no ha ya nadie”. O explica: “Distinguís a los
desalmados por que tienen una mirada sin arrugas (...) Había uno
que daba miedo, hasta los guardias le temían. Un día agarró un
lápiz y se lo enterró en el ojo a otro sin ningún motivo y sin que se
le moviera un pelo, sólo para intimidar, para indicar que él sería
el jefe en ese mundo de terror”. O simula una historia para ilustrar
la cuestión de la maldad: “Aunque me obligaran, no podría ser
torturador: comenzaría a cortarte con un vidrio roto, cuando
empezara a brotar la sangre me desmayaría, me daría lástima, me
identificaría con vos. En cambio un desalmado de verdad pensaría: Este puto vidrio no corta nada. Y rompería otra botella”.
Capacitación - Entrenamiento
con técnicas no convencionales
- Juego y Creatividad
Escuela
Cursos
Talleres
- Conducción de Grupos especializada en técnicas lúdicas
y expresivas
- Entrenamiento de Roles Directivos
- Armado y Conducción de Proyectos
Asesoramiento Individual – Grupal – Organizacional
Charlas informativas
Lunes 17 de marzo 18.30 hs
Martes 18 de marzo 19 hs.
estudio
inés moreno
Desde hace 31 años.
“Un lugar para vivenciar,
pensar, crear, crecer
como personas,
como profesionales”.
Mantén cerca a tus amigos pero aun más cerca a tus enemigos. El Padrino
Virrey del Pino 2365
-primer piso 0103
Tefax 4785-3273
www.inesmoreno.com.ar
[email protected]
[email protected]
“Lo mejor de nosotros aún no ha nacido”
Lic. Juana Koslo
PSICOANALISTA
Aranceles accesibles
y personalizados
Pedir entrevista al 4957-0765
ó 15-5642-4151
[email protected]
SERVICIOS
EDITORIALES
O cuando cuenta que escuchó en un hospicio. “Doctor, no me
quite la tristeza porque es lo único que tengo”, para recordar que
la melancolía, la paranoia, los delirios son modos fallidos de ampararse en la desesperación.
O la ocasión en la hace esta distinción entre los que tienen sed
“Una cosa es un curda peleador y violento, que es un tipo peligroso y otra cosa es el curda charlatán y divertido que termina
dormido. Uno se va a la violencia, hacia afuera. El otro se va
hacia los recuerdos”, para evitar ingenuidades benéficas, mistificadoras de los bebedores o condenas masivas para los intratables.
O en estas frases sobre el problema de la acción: “La acción en
la escuela es como un zorro en un gallinero (...) “El lenguaje de
los chicos es la acción. Yo lo he visto en los chicos de la calle que
tienen exagerado ese modo de existir. Una patada, según como
sea, quiere decir andate, quereme o esperá un cachito”, para
advertir la existencia de una especie de yo acción o reconocer la
contundencia del acto o la experiencia tangible de los cuerpos confrontados que se encuentran o repelen, frente a las abstracciones
débiles que salen de la boca de las maestras. O para dar a entender
que, tal vez, la fuerza física, el cuerpo blindado por la cultura del
aguante, sea la única ilusión de identidad y de poder que a muchos
chicos les queda.
O como cuando, en pasajes sobre los pibes de la calle, cuenta
que un chico le dice “Yo ya estoy jugado, sigo hasta que me
bajen” o escribe que: “Pueden vivir pero no pueden existir (...)
Son depredadores (...) Condenados al presente continuo (...)
Consiguen alivio inhalando sustancias” o propone: “Lograr el
paso de la conciencia acrónica a la historicidad del yo, a que el
grupo, la ranchada entera, pueda generar un proyecto conjunto
que configura una perspectiva de vida para cada uno”, para inaugurar meditaciones en las que se puedan pensar que los desalma-
dos de la calle no son seres resentidos, o distinguir que la crueldad
que viene del resentimiento puede llamarse revancha o venganza,
pero que esta crueldad que viene de sí misma, tal vez, sea prueba
vacía de existencia. O para ayudar a entender que los chicos violentos dicen el fracaso de la domesticación de los cuerpos a través
del miedo, que la amenaza de castigo no amedrenta, sino que desafía el valor de sus existencias vacantes. O para permitir escuchar
que los chicos violentos no son habitantes, sino deshabitados que
transitan una selva iluminada de signos de consumo.
6. Ranchadas clínicas.
En la emergencia se percibe que falta aquello que nunca estuvo:
cae la ilusión de una comunicación posible. Tal vez sea por eso que
Moffatt piensa que lo único creíble en ese momento es la presencia callada del que abraza. El abrazo como negación provisoria de
la soledad. En la situación de emergencia cada uno está solo en su
dolor, pero no es un dolor de personas aisladas, sino un dolor que
se mezcla en la queja incesante que expresan todos los lastimados.
¿Cómo sugerir en medio de la soledad del horror la existencia de
un tiempo portador de otras posibilidades? De pronto, la soledad
se anuda entre los que gritan solos, entre los que aproximan sus
cuerpos en espasmos semejantes de palabras que aúllan y enloquecen. Moffatt intenta, en el momento de la crisis, la invención
de una ranchada clínica. Ranchada: reunión de personas que se
asientan juntas en un lugar para guarecerse de la angustia mientras
esperan a que las palabras lleguen para dar abrigo a sus sentimientos despellejados.
Nota
1 Texto completo de la presentación leída el 3 de diciembre de
2007, en la Biblioteca Nacional.
• Lectura y diagno´stico
de textos
• Organizacio´n de estructura
• Correccio´n de estilo
Javiera Gutie´e´rrrez
4796-4881
[email protected]
www.varones.com.ar
De vez en cuando
hay que hacer una pausa
contemplarse a sí mismo
sin la fruición cotidiana
examinar el pasado
rubro por rubro
etapa por etapa
baldosa por baldosa
y no llorarse las mentiras
sino cantarse
las verdades
Mario Benedetti
•Consultas individuales
•Grupos terapéuticos
Lic. Guillermo Augusto Vilaseca
y equipo
Inf.: 4804-5811 15-5578-7125
Correo electrónico:
[email protected]
www.clinicasgrupales.com.ar
ESCUELA SISTEMICA ARGENTINA
Asociada a la Escuela de Terapia Familiar del Hospital Sant Pau de Barcelona,
España y al MRI (Mental Research Institute), Palo Alto USA
CURSO ANUAL 2008
ESPECIALIZACIÓN
EN TERAPEUTAS DE GRUPO
INSCRIPCIONES ABIERTAS
Curso de Posgrado
Modalidad Virtual
PSICOANÁLISIS Y PRÁCTICAS
SOCIO-EDUCATIVAS
Aportes para abordar el Malestar Educativo Actual
Dirección Académica: Perla Zelmanovich
Coordina: Dr. Horacio Serebrinsky y Equipo
Horario: Miércoles de 19:00 a 21:00hs.
Inicia: 02 de abril 2008 - Arancel: 8 cuotas de $150
Modalidad de trabajo: Las clases se desarrollan en dos módulos: uno teórico
según el temario establecido, y luego una hora de reflexión en pequeños grupos con un coordinador previamente designado.
Solicitar programa. / Evaluación final / Se entrega certificación
Fray J. S. M. de Oro 1843 (1414) Te/Fax: 4774-6112 / 2875
[email protected] www.escuelasistemica.com.ar
Período Lectivo: Curso de 5 meses de duración.
1° cohorte: Abril a Agosto de 2008. Inscripciones abiertas hasta el
15 de marzo de 2008.
2° cohorte: Agosto a Diciembre de 2008. Inscripciones abiertas de
junio a julio de 2008.
La inscripción se realiza en forma virtual completando el formulario
disponible en la página web: www.flacso.org.ar/educacion
Crearnos la posibilidad de
vivir la vida como
acontecimiento
Encuentros semanales /
Intensivos mensuales
Informes: [email protected]
Tel: 5238-9300 int.480
Ayacucho 551 (1026AAC) Ciudad de Buenos Aires - Argentina
El orgullo del erudito es como el de un condenado que está orgulloso de su celda porque es grande. Un buda
Campo Grupal / 7
Otras formas
del adiós
A propósito de la muerte
de Emilio Rodrigué
Julio Chueco
[email protected]
Tomo dos o tres expresiones al
pasar de la entrañable veneración
que trasunta la crónica de la despedida del amigo, del compinche,
veneración hacia el amigo, hacia el
psicoanálisis, que a la muerte de
Emilio Rodrigué escribe Tato
Pavlovsky, (“Emilio Rodrigué”,
Pagina 12, 22 de febrero último):
“Me dijiste que de Armando,
Hernán, Fernando y yo, vos era el
menos burgués de los cinco”. “Y si
faltara algo para sentirte cerca, juntos nos fuimos de la APA con
Plataforma y tanta gente querida”.
“Vivimos juntos con David Cooper
en La Casona, vos intentabas analizarlo pero siempre terminábamos
internándolo”.
Si es que tomara valor hacer metáfora de la estela que deja
Rodrigué, nacido de la “rancia oligarquía terrateniente”, si es que a
esta altura debiéramos dar crédito
a las constituciones subjetivas que
en algún momento fueron llamadas
conciencia de clase, si es que nos
permitiéramos pensar con David
Cooper de la posibilidad de la vuelta desde la esquizofrenia, la posibilidad de estas mutaciones, se llaman a ser representación. De la
rancia oligarquía, a la esposa,
negra, se permite extrapolar
Pavlovsky.
Necesariamente viene a colación
otra mutación de clase hecha corporalidad, la de un Guevara Lynch
que nos trae a cuento la idea de la
radicalidad de estas fugas de la
constitución de origen. Guevara
fue parte de una revolución en
armas. Rodrigué, Armando,
Hernán, Fernando, Tato, juntos se
fueron de la APA, con tanta gente
querida. La APA que con sólo el
gesto de cerrar sus puertas sin
más, frente a tanto exilio forzado y
desapariciones, hubiera hablado
de otra historia institucional. Estos
que anticiparon la historia real se
fueron porque ya lo sabían. Y de la
condicionalidad de la fuga o de la
permanencia en la naturaleza
heredada, el juego entre una cosa
y la otra, si es que nos habla la
metáfora de la estela que deja
Rodrigué, es acerca de “qué se
resiste en cada uno para ir más
allá de los propios límites
(Rozitchner)”. Qué cosa de la radicalidad sucede en la revolución de
las armas y qué cosa de la radicalidad sucede en la cosa cotidiana
de revolucionar los días. El secreto
de cuánto de cada una de ellas
habrá de tomar para sí la historia.
El psicoanálisis no ha quedado
indemne al paso de Rodrigué y sus
compinches. Tampoco la casa fue
tomada, es cierto, pero no son aplicables los usos de un tiempo sobre
uno anterior. Rodrigué deja escritos, deja estelas, queda a nuestra
propia radicalidad leerlos y tomar
cuenta de ellos. No hay registro de
psicoanálisis alguno hacedor, partícipe, de alguna revolución, más
bien lo contrario, la casa que no se
cerró es figura más bien de la
complacencia. Para el escéptico
queda la escena final de un
Rodrigué encerrado en un paraíso
personal, San Salvador de Bahía,
si es que puede representar un
ensueño clasista, la huída de las
limitaciones mayúsculas. Para la
historia que quisiera entrever aquí,
es algo de aquello que los tiempos
nos han escamoteado. La convicción de que lo que nos es íntimo,
puede revulsionar lo que nos es
exterior. Registro de las diversas
formas de haber sido.
Campo Grupal / 8
Producciones y devenires
Crítica y Clínica
de otra subjetividad
Ana María del Cueto
[email protected]
M
i encuentro con Deleuze estuvo intermediado por
Guattari y de la mano del análisis institucional. Fue un
toque, un leve encuentro, acompañado de otras lecturas clínicas y de otros autores. Apenas se diferenciaba del
resto... El concepto de transversalidad pronto fue un recurso de
aplicación clínica tanto en el análisis institucional como en los
grupos y en los pacientes individuales. Desde ahí aparece el
Antiedipo. También junto a otro libro de Marie Cecile y
Edmund Ortigues “El Edipo africano”. Junto a ellos mi actividad se repartía entre la política, la crianza, el psicoanálisis, una
comunidad terapéutica, mi formación en psicodrama y los gruposAños más tarde mi interés por los textos de Deleuze y
Guattari adquirió otra dimensión, adquirió volumen, corpulencia. Puso en cuestión. Me hizo más libre en mis pensamientos
teóricos y en el quehacer clínico cotidiano. No fue un
toque....me atravesó. Me afectó en el sentido del afectus de
Spinoza.
Al comienzo la lectura de los textos se presentaba cerrada,
oscura en su claridad. Las palabras se entendían pero mi mente
conmovida se rebelaba. Dejé caer el sedal en la corriente al estilo de Virginia* y el sedal osciló aquí y allá varios minutos y es
ahí donde comienzo a encontrar en el devenir de la lectura algunas ideas que se agolpan en la punta de la línea como
peces/pececitos escuálidos que necesitarían engordar.
Establezco un encuentro. Me dejo llevar y juego con las ideas
que provocan en mí algunos recorridos que los invito a acompañar.
De la lógica de los conjuntos discursivos a la lógica de las
intensidades que sólo tiene en cuenta el movimiento, los procesos existenciales que se constituyen y se desterritorializan en un
flujo de expresión y encuentro.
Y aparecen los planos en donde conceptos, afectos, ideas y
sensaciones se reparten ocupando un espacio sin describir.
Recorro diferentes momentos, elasticidades, detenciones. El
plano es lo que garantiza el contacto.
Es la imagen de mi pensamiento. Pensamiento como plano y
no como verticalidad masificada, serializada. Fuerzo mi pensamiento que a veces adquiere “libertad de movimientos”.
Experimento hasta donde. Las almas y los cuerpos: en planos. Pliegue. Surco. Grieta. Abismo
El encuentro con mi potencia me posibilita el abandono de
una cierta trivialidad creando espacios de conceptos, ideas,
deseos, afectos que se ensamblan puntualmente, que me afectan de múltiples maneras en ese instante irrepetible y único que
transforma en el “entre” las modalidades de existencia.
De la mano de Deleuze florece Spinoza....Es un Spinoza leído
desde Deleuze. Dice que dice... Y luego su pasión me envuelve.....
Afecciones y afectos. Variaciones continuas de potencias que
van de un estado a otro mostrando afectos.
Los cuerpos afectados. Mi cuerpo con tu cuerpo, con las
ideas, con los olores.
Estos pasajes de potencia de un estado a otro , placer, displacer, incomodidad, ira, malestar, estas transiciones no son necesariamente concientes. El alma y el cuerpo y los dos expresando una misma y única cosa: un atributo del cuerpo es también
una expresión del alma. El alma no está ni encima ni adentro,
esta con, esta en, expuesta a todos los contactos, a todos los
encuentros. Esta “entre”
Y aparece lo Micropolitico. Que da un sentido a mis actos y
al día a día. Que me potencia
Las grietas, los huecos, las líneas de fuga siempre moleculares Siempre fluye o huye algo, que escapa a la gran organización de domesticación de los cuerpos y las mentes.
La escritura el psicodrama, la clínica, los grupos, el teatro, la
cultura, la creación artística, la transmisión, estos encuentros
que protagonizamos algunas veces, crean las condiciones de
posibilidad para que surjan acontecimientos. Se juegan ideas en
movimiento
Recobro la ilusión y el deseo de reencontrar el cuerpo deseante colectivo que permita la invención de otra subjetividad
Aparece el cuerpo a cuerpo. Organismos acoplados formando
composiciones de potencia creadora. Movimiento minoritario
que produce un acontecimiento capaz de romper el Orden
Instituido. La máquina “entre” es la protagonista
Que el efecto/texto Deleuze y Guattari nos provoque nuevos
usos críticos y clínicos
Mi ideal, cuando escribo sobre un autor, sería
no escribir nada que pueda afectarlo de tristeza
o si está muerto, que lo haga llorar en su tumba:
pensar en el autor sobre el cual escribo.
Pensar en el tan intensamente que ya no pueda ser un objeto,
y que ya no pueda identificarme con él.
Evitar la doble ignominia de lo erudito y de la familiar.
Restituir al autor un poco de esa alegría, de esa fuerza,
de esa vida amorosa y política que ha sabido dar,
inventar...
Gilles Deleuze
Nota
* Un Cuarto propio, Virginia Wolf
15
ex año
pe s d
rie
nc e
ia
NUEVO ESPACIO GRUPO PSICODRAMA CREATIVIDAD
Dirección Dr. Eduardo Tato Pavlovsky
Co-dirección Lic. María C. Pavlovsky
CURSO DE FORMACIÓN
EN PSICODRAMA
Y COORDINACIÓN GRUPAL
Inscripción abierta 2008
TALLERES DE PSICODRAMA Y
MULTIPLICACION DRAMATICA: 8/3 y 12/3
Informes: 4778-0195 www.psicodrama.com.ar
www.carolinapavlovsky.com.ar
SEMINARIO INTENSIVO DE
PSICODRAMA Y TEATRO ESPONTANEO
Reflexión grupal sobre Teoría de la Escena.
Entrenamiento en Técnicas Psicodramáticas.
Formación en Coordinación Grupal Psicodramática.
Supervisión Psicodramática de Prácticas Grupales.
Técnicas de Representación en Teatro Espontáneo.
LABORATORIO INTENSIVO MENSUAL
Seminario de Teoría de la Escena.
Función Abierta de Teatros de la Memoria.
Taller de escenas Temidas del Rol Profesional.
Coordinación: GUSTAVO ARUGUETE y Equipo
La Puerta: Sánchez de Bustamante 549. Informes: 4656-4222 / 7904
[email protected]
www.practicasgrupales.com.ar
CURSO de
ACOMPAÑANTE TERAPEUTICO
Para profesionales, estudiantes y trabajadores de la salud
•PRACTICAS HOSPITALARIAS
•OBSERVACION DIRECTA de PACIENTES
ABRIL a AGOSTO 2008
ABIERTA LA INSCRIPCION
Dirección Académica: Lic. Catalina Viola
CERTIFICADOS DE ASISTENCIA
Informes e
e inscripción:
Informes
inscripción:
Lerma
252,
Capital
TE:
(011)
4777-9966
/ 8849
Lerma 252, Capital TE:
(011)
4777-9966
/
www.kline.com.ar [email protected]
Tu enfoque determina tu realidad. La Guerra de las Galaxias
CURSO DE PERFECCIONAMIENTO
EN ANALISIS INSTITUCIONAL
¿Cuántos niños y niñas más?
Quien paga los
platos rotos ahora
Ricardo Arias
[email protected]
“Hay tres cosas que nunca vuelven atrás…: la palabra
pronunciada, la flecha lanzada y la oportunidad perdida”
Proverbio chino
A
lgo a reflexionar:
Mrt-a después de 4 años sufridos por el dolor de maltratos, violaciones, y el abandono de la familia y para
preservar nuevos ataques..... Vuelve (gracias a una “ley” ¿?que
prioriza la familia) a su familia de la cual fue retirado por violaciones y sin mediar vinculación previa y con un deterioro mayor
del que se fue se la “devolvió”. Ordeno el Juez.
Rr-a después de deambular de institución de “menores” en institución –dirigida- de mayores. Y por cierre de la última, se
encuentra internada en el Hospital Tobar, mientras este trabaja,
entre sus posibilidades y limitaciones especificas; Rr-a, labora
con su vida, en rumbo des-conocido su devenir.
Gstv-a habiendo también atravesado diferentes instituciones.
Hoy, en la que está, le han informado -los mayores- que pueden
llegar a cerrar. ¿Cual será su destino? ¿Su próximo día? ¿Su
noche soñada? ¿Su sueño amanecido?
-Y esto es, casi todos lo sabemos -a pesar de estar educados y
tomados por su efecto de ignorancia y mala fe- que estas historias
no es algo recortado de otras tantas Mrt-as, Rr-as, Gstv-as.
Y no es que “progres” y “bienhechores” hablemos poco de los
maltratos familiares e institucionales, de la violencia de (hacia
los) los niños. Casi todos los discursos: académicos, políticos,
felicientos, etc. van siendo tomados por la problemática, pero,
quizás, alguna sabiduría monstruosa, les permite hacer como el
pato: estar en el agua pero no mojarse.
Se sabe, mientras vamos sabiendo, que quienes pagan los platos
rotos son los que no pueden defenderse y tiene prohibido hacer
piquetes. Mientras, los que quieren que se reduzca las múltiples
retenciones a la producción de productos, en el espacio de la oferta y demanda –y otras cuestiones reimportantes- seguirán renegando de la difícil experiencia que la vida les acerca: los niños y
las niñas: quienes son los que (no) cierran sus heridas como pueden. Son los que viven a la intemperie, siempre; cuando no tienen
cabida simbólica-real-imaginaria en un lugar que los aloje con
sus cuerpos-buscadores-del-bien-decir.
La paradoja es, que la real herida abierta, es la de los “econo-
mistas”: esos, que logran que su disciplina no tenga nunca el Valor
suficiente para re-partir justicia (construir LEY). Y saben que
tiene sentido aquello mencionado por Fidel (y tantos otros), esta
vez en una interrupción, cerca del mar argentino, “si tu quieres presidente- puedes acabar con la desnutrición infantil en tu territorio, depende de ti”. Interrupción donde nadie re-pregunto ¿Por
que no te callas? El hubiera, posiblemente, haberse tomado unos
minutos para decir por que es imposible callarse.
Siguiendo en nuestras calles, veredas, plazas y hogares. ¿No
será que lo económico como el lenguaje viabiliza lo mejor y lo
peor de las cuestiones humanas? Las produce, y las hace circular…no siempre: a veces solo acumula.
Mrt-a está con su “familia” violentadota, porque, los funcionarios, encontraron que el papá posee obra social olvidando los
hechos y los dichos de ese padre. La devolvieron a ese padre
cubierto por el dinero de O.S. Casi todo, lo vivido por Mrt-a se
tras-toca, por algunas monedas quietas que no circulan: que no
hacen pregunta acerca de cuales son los “valores” de con-tacto
entre las personas y sus grupos de intercambio.
Rr-a y Gstv-a corren la misma suerte en eso de “no” saber su
destino, porque las instituciones cierran trágicamente sus cuerpos
y orificios. Se achatan a lo concreto de unos economistas que pervierten los números. Diluyen la evidencia de lo infinito hacia el
cero mortal próximo y al horizonte lo diluyen en un “power point”
disparado sobre una pared: asesinan no solo la lejanía y lo próximo del semejante de un niño y con ello la valentía del esfuerzo
por lo humano incognoscible y creativo. Con su mala fe ruin; se
hacen responsables de su aislamiento totalitario y absolutista que
rompe los vínculos de lo que muestra el arriba y el debajo de las
líneas inciertas del horizonte del cual reniegan.
Decimos que: todos pensamos en ellos...en los chicos: habrá
que ver que es lo que soñamos de ellos, que hay entre razón y
razón de esos pensamientos para los chicos. El Poder Judicial, el
Poder Ejecutivo con todos los organismos de poder ¿que piensan
cuando revuelven lo que resuelven? ¿Mantener su Poder? o
¿esconder su pre-potencia? Insuficientes para correr riesgos, y
caminar en la incertidumbre deciden la repetición de la muerte:
reciclar los planes al modo de la ficción de los números enteros
del FMI con su prosa de funcionarios fracasados y acorralados en
el pánico que les sugiere todo infante bendecido, se mueven como
cadáveres que cabalgan en la inevitable parca sin ton ni son por
aquí y por allí buscando financiación para algún niño a quien
callar.
¿Cuantos niños y niñas rotos -mal-dichos- habrá que callar?
PROFESOR:
Mgr. Roberto Montenegro
COORDINACIÓN GENERAL:
Ps. Social Eugenia Manzanelli
Certificados Oficiales
‘
COM
IE
14 DE NZO
INFORMES e INSCRIPCION:
ABRI
L
Lunes 18 a 21 hs
INSTITUTO ARGENTINO DE ESTUDIOS
ECONOMICOS Y SOCIALES (IATES)
San José 225 / 243
Tel: 4983-2278 / 4981-2193 / 4381-3358
DIANA DREYFUS
DREYFUS
DIANA
investigar la
la materia,
materia,
investigar
la
la forma,
forma, el
el color
color
clases
clases grupales
grupales
seminarios
seminarios
adultos
adultos //
adolescentes
adolescentes //
chicos
chicos
[email protected]
[email protected]
4584-7814
4584-7814
Taller de
parejidad
Disposición, deseo,
ideas y conducta
efectiva de una
persona en torno
a la relación
de pareja
19 de abril
de 14 a 18 hs
Coordinador:
Lic. Ricardo Klein
Inscripción previa
Tel: 4775-7960
Email:
[email protected]
La venganza es un plato que debe servise frío. Kill Bill
Campo Grupal / 9
Adelanto exclusivo de ‘Lo inalcanzable’, el ensayo premiado de Luis Gruss
Ninguna mujer está desnuda
En pocas semanas llega a las librerías
Lo inalcanzable (las mujeres en la vida y
la obra de Franz Kafka, Fernando
Pessoa y Cesare Pavese). Se trata de un
ensayo de Luis Gruss -colaborador
habitual de Campo Grupal- publicado
bajo el sello editorial de Capital
Intelectual. Lo que sigue es un adelanto
exclusivo del libro, consagrado primer
finalista por el último concurso de ensayos convocado por el diario La Nación.
Esta entrega se completa con un breve
recuadro donde se traza una sinopsis del
contenido general.
Una mujer no es de nadie, salvo de sí misma.
Ningún hombre pierde más mujer que la que ya no tiene.
Abelardo Castillo
excluyente- significó un hecho social y cultural de relevancia.
La religión del amor (aun con sus matices de idealización
extrema que algunos concibieron como variante neoplatónica) suponía una corriente herética. La tan kafkiana disociación pasión/matrimonio del amor cortés significó también
una afirmación de la individualidad y la libre voluntad de
los amantes. La habitual vinculación de lo bello con lo
bueno (utilizada por los trovadores medievales para reafirmar la naturaleza celestial de la mujer) no sorprende en una
época impregnada de ideales abstractos que le robaba letra
a la teología con fines no precisamente angelicales. En su
epístola a los romanos San Pablo señala que a través de las
obras visibles se conocen las invisibles de Dios. Ver (y
tocar) para creer.
La primera trampa que debería evitarse a propósito del
amor cortés es ver a la Dama como a un objeto carente de
sustancia. El cuerpo no se ponía al margen del poema y la
infinita alabanza. Tampoco se omitía la exacerbación del
deseo, aun al extremo de la contención y la abstinencia. La
mujer era un misterio dotado de un intraducible más allá.
¿No habrá sido también una estrategia para elevar el valor
de esa mujer mediante obstáculos especialmente creados
para dificultar el acceso a ella? Freud lo dice de este modo:
La necesidad erótica pierde considerable valor
psíquico en cuanto se le hace cómoda la satisfacción. Para que la libido alcance un alto grado es
necesario oponerle obstáculo. Siempre que las
resistencias naturales opuestas a la satisfacción
han resultado insuficientes los hombres han creado otras, convencionales, para que el amor constituyera verdaderamente un goce.
¿
Existe algo propio en las mujeres que las vuelva indescifrables? ¿Encierran en sí algún misterio digno de
consideración? El supuesto enigma femenino desconcertó a filósofos y estudiosos provenientes de varias disciplinas. Los griegos vieron a la mujer como a un varón
imperfecto. El hombre medieval llegó a demonizarla, a quemarla viva o pensarla como el ser más apto para pactar con
el diablo. La mujer ha sido ídolo, diosa, musa, hechicera,
imagen de la fecundidad pero también de la muerte. En casi
todas las culturas las diosas de la creación son, al mismo
tiempo, deidades de la destrucción. Reducido el poder de la
Inquisición y de la Iglesia empezaron a caer viejos mitos y
tabúes. Pero aún en la modernidad siguió pesando el desconcierto y aún el temor en torno a la condición de mujer.
Nietzsche la comparó con los gatos debido a su carácter
imprevisible, secreto e independiente de la voluntad del
hombre. Freud, sintiéndose casi derrotado en su indagación,
llegó a ver en el universo femenino un muro que cierra toda
perspectiva, un velo espeso que luego sería asociado torpemente a una conformación genital determinada. A los hombres siempre les fascinó el disfraz femenino, el semblante
imaginario que prefieren a la amenaza de la falta real que la
eliminación del velo revelaría. No dudamos en cubrir a las
mujeres porque no podemos descubrir a la mujer. Sólo
podemos inventarla.
Lejos de lo anatómico y más próximo al mundo simbólico el arcano femenino suele ser vinculado con el pudor que
incentivó la civilización, atavismos de toda clase, el temor
o excesivo respeto que la diferencia sexual generó y aún
genera en algunos hombres o la mitificación surgida del
amor cortés. Esta modalidad nacida en la baja Edad Media
entre nobles y trovadores resaltó el ideal de La Dama consagrándola como objeto sagrado. El psicoanálisis vería en
esta fe de signo amoroso una forma singular de la sublimación. Pero al momento de conformarse como variable ética
–a fines del siglo XI en Provenza- el amor cortés podía ser
considerado una ideología subversiva opuesta a la cultura
oficial signada entonces por un cristianismo blindado. El
sólo hecho de revalorizar a la mujer sin desdeñar su cuerpo
y colocarla en el altar que antes ocupaba Dios -de manera
La fuente del deseo es alcanzada a través del desvío o la
postergación. El hombre cortés desea realmente acostarse
con su musa idealizada. Pero el placer máximo, por absurdo que resulte a una mirada pretendidamente moderna, se
realiza más en la espera que en la consumación. El varón
abreva en su propio entusiasmo, en su enamoramiento del
amor. Y la Dama es la excusa para concretar ese despliegue.
Pareciera por momentos que el agua rodeara a la Isla Mujer
sin llegar a cubrirla. Ni siquiera un maremoto podría hacerlo. El agua finalmente se retira y la isla vuelve a su estado
anterior. La imagen permite aproximarse a un territorio virtualmente inconquistable.
EL SILENCIO
En todas las épocas se hicieron intentos por acotar el
silencio que toda mujer encierra entre sus pliegues. Ella es
siempre “lo otro” para el hombre. Es su contrario y su complemento. Intentando aproximarse a esa zona de riesgo y
encanto los poetas surrealistas consideraron a las muchachas como mediadoras. Paul Éluard inventó en ese afán la
palabra medieuses. Lo hizo postulando a las mujeres como
puente invisible entre el hombre y el universo o como
exquisitas intermediarias entre la tierra y el cielo. André
Breton (figura liminar de ese movimiento que intentó unir
vida, arte y sueños en un solo impulso) veía en la mujer al
único poder eterno ante el cual vale la pena inclinarse. Ella
pasa a convertirse en un privilegiado bien y se propone, al
mismo tiempo, como blanco elegido para el despliegue de
ilimitadas ilusiones.i
El amor y la mujer ocupan un lugar central: plena libertad erótica unida a la ciega creencia en el amor único. La
mujer abre las puertas de la noche y de la verdad; la unión
amorosa es una de las experiencias más altas del ser ¿Pero
ESCUELA DE
PSICODRAMA
Oficial
Formación: semanal / mensual / cada 3 meses
Abierta la Inscripción 2008
INSTITUTO DE LA MASCARA
4775-3135/5424
Lic. Elina Matoso - Dr. Mario Buchbinder
[email protected]
Campo Grupal / 10
www.mascarainstituto.com.ar
cómo reaccionar ante la ausencia de la mujer deseada?
Tanto en las cartas de amor como en los e-mails actuales
este vacío puede ser visto como un episodio de lenguaje que
pone en escena la falta del ser amado. Pasión de la falta.
Nostalgia. Una angustia sin nombre. La necesidad que no
quiere ni puede ser satisfecha: se nutre de sí misma y no
encuentra jamás realización. La nada es la apertura originaria de todo lo que existe. Es la eternidad que relampaguea
en la supresión del tiempo.ii
Históricamente el discurso de la ausencia es pronunciado
por la mujer: ella es sedentaria por naturaleza; el hombre es
viajero y cazador. Lo femenino se declara en el hombre que
espera y sufre: milagrosamente está así feminizado, no
parece dispuesto a olvidar, el recuerdo no lo deja en paz.
¿Es el estado supuestamente inconquistable de la mujer lo
que sostiene viva la llama del deseo?
Y además, ¿cómo definir lo que ni siquiera permite ser
nombrado? ¿Cómo explicar la enorme atracción que esta
incógnita produce en algunos hombres? El alfarero hace
girar la vasija en torno a un agujero que se abre en su interior. El arquitecto alza muros en torno a volúmenes invisibles. Los artistas esculpen la obra bordeando una oquedad
que increíblemente sostiene el andamiaje. ¿Anida en el
vacío una metáfora posible de la mujer?
Sería demasiado fácil atribuir parte del enigma a una disposición genital poco elocuente. La representación habitual
de la vagina suele asociarse con un hueco inestable circundado de entornos contráctiles y dilatables. ¿Puede relacionarse esta condición anatómica con ese nebuloso mundo
erótico? ¿Acaso la aparente carencia es una traba para el
placer? Esto no sólo es improbable sino que tal vez sea justamente esa falta el verdadero origen del goce en las mujeres. Muchas de ellas ostentan una vida sexualmente plena.
Pero saben, aún así, que existe una zona difícil de localizar
que permanece distante. Tarde o temprano esas damas tendrán la convicción de que hay un lugar impreciso de sí mismas adonde nadie ha podido llegar. Es algo inasible de su
cuerpo y su alma que ningún hombre alcanzará a tocar,
penetrar o descubrir.
¿Permite esto asegurar que las mujeres permanecen “vírgenes” durante toda su vida? No lo son anatómicamente
hablando. Pero tal vez sí en un plano menos literal. Se trataría más bien de un velo inmaterial (y no por eso irreal) que
se interpone entre la mujer y ella misma, entre su identidad
y su cuerpo, entre la palabra de donde deriva su deseo y el
silencio donde se perpetúa su goce.
El lenguaje (rey del malentendido) excluye a la mujer de
todo lo que puede representarse. Para hacerse ver y sobreponerse al histórico silenciamiento social, sexual y cultural
que arrastra, ella se siente obligada a afirmarse en el artificio. Adopta incluso un comportamiento varonil que la salva
de la disolución. Ni la anatomía ni la psicología alcanzan a
solucionar el dilema filosófico que se plantea. Esta ambigüedad ha sido causa de confusiones y cataclismos espirituales difíciles de abarcar para quienes padecen esas oscilaciones. Más aún para el que observa a las mujeres desde
lejos procurando rotularlas de algún modo tranquilizador.
Dilemas como éstos no se aclaran mediante el cómodo
recurso de las clasificaciones.
LA NIEBLA
Existe una notable fluctuación entre el culto a la mujer y
su burda mistificación, construcción cultural, riesgo o mentira. Tal vez el error de esas interpretaciones resida en considerar lo femenino como una casa que mantuviera una
puerta siempre clausurada. La idea de buscar la llave de la
cerradura en la distinta configuración genital de hombres y
El trabajo terapéutico de lo corporal
Percepcion, movimiento, imagen, palabra.
Las técnicas corporales generan un dispositivo que
permite la elaboración de diversas temáticas, posibilitando el encuentro con la historia personal desde un
lugar subjetivo de cambio y creatividad.
Recursos: elementos de concientización corporal,
ejercicios de bioenergética, uso de objetos y máscaras, trabajos individuales y de intercambio grupal.
Martes de 18 hs a 20.30 hs. - Costo: $ 160 mensuales
Propongo trabajar especialmente sobre:
• Cuerpo y ambiente
• Cuerpo y tiempo
• Cuerpo y lazos
Coordinación: Lic. Mónica Groisman
J.R. de Velasco 770 Capital
Tel: 4857-0855 [email protected]
¿De qué sirVe una reVolución sin baile? V de Vendetta
Ante esa indefinición de base Lacan encontró la solución
parcial de llamar objeto a (la vocal proviene del vocablo
francés autre) a eso que no se deja decir y que viene para
satisfacer el goce. El procedimiento consiste en darle un
nombre al problema que no entendemos. Y si llevamos este
razonamiento al plano literario, ¿acaso no encierra ese
mecanismo el secreto de toda escritura? ¿No nace el lenguaje de la ausencia y la incomprensión? ¿No damos nombres a las cosas debido a que nos enfrentamos a situaciones
que escapan de nosotros como los peces de la red? Las
redes de pescar palabras están hechas únicamente de palabras.
mente no existe: no al menos como fusión total de un cuerpo con otro, no como el encuentro de dos mitades convertidas en un todo (constituyendo al ser andrógino) según
pretende el mito de Aristófanes en El banquete de Platón.
El amor es asociativo por definición. Pero el goce cristaliza en soledad. Por algo será que el partenaire de una mujer
nunca está completamente seguro de haber llegado a lo más
profundo de ella. También la mujer duda. Y eso ocurre en
parte por el desacuerdo inicial del que se viene hablando.
Porque en definitiva, y aunque suene paradójico, ¿cómo
tener mejor a un otro que perdiéndolo? ¿Se puede acaso
volver a poseer una cosa? –le pregunta Kafka a Milena¿Eso no querrá decir perderla?
QUÉ QUIERE UNA MUJER
mujeres resulta de cualquier modo insuficiente. Freud se
ocupó en su tiempo de confirmar que las consideraciones
anatómicas poco aportan a la causa. No se trata de discernir diferencias entre órganos y cromosomas. La distinción
entre los sexos excede la materialidad de la carne para llevarnos directamente a la metáfora. ¿Metáfora de qué?
Una clave quizás resida en las palabras. Un ser hablante
no bebe ni come ni copula como un animal. El ser humano
ya no puede recrear la vida salvaje de donde proviene. En
él todo lo que se relaciona con el orden de la necesidad es
inevitablemente subvertido y modificado hasta límites
inimaginables. Y en el plano de las relaciones entre hombres y mujeres el tema se complica todavía más. ¿Qué significa para el otro la persona amada? ¿Se trata de una figura real que alguna vez llega a conocerse con plenitud? A
esta pregunta se podría responder de varias maneras, casi
todas seguramente acertadas, casi todas seguramente insuficientes. ¿Se trata de la propia imagen proyectada en otra
persona? ¿Es un cuerpo que se prolonga en otro cuerpo?
¿El otro representa y sintetiza a un conjunto de experiencias pasadas?
Carver, en su cuento Caballos en la niebla, hace concluir
lo siguiente a un hombre repentinamente abandonado por
su mujer: Tomar esposa es dotarse de una historia. Y si eso
es así debo entender que yo estoy ahora fuera de la historia. O podría decirse que mi historia me ha dejado. O que
a partir de ahora habré de seguir viviendo sin historia.
Quedarse “al margen” por un tiempo no significa una inhabilitación de por vida. Alguien vendrá a restituirnos en la
historia. ¿Con qué criterio lo elegiremos? Debe existir alguna característica común en todos los seres que amamos. Se
ama a aquel que porta el rasgo de quienes fueron deseados
precedentemente. Quizás todos los seres de los cuales nos
enamoramos se parezcan en algo. Y por eso nos sorprende
comprobar tarde o temprano que el recién llegado lleva la
marca de otra persona instalada en una región atávica de la
memoria.
La elección del objeto de amor suele tener que ver con
los puntos más dolorosos y escondidos de nuestra existencia. De ahí que con frecuencia se formen parejas que resultan incomprensibles, cuando no ridículas, para todo el
mundo menos para los interesados. Flaubert decía que
cualquier cosa observada el tiempo suficiente se vuelve a la
larga interesante. Eso quizás explicaría uno de los tantos
aspectos inexplicables de la confluencia amorosa, como por
ejemplo esas parejas que, vistas desde lejos, resultan inverosímiles. La razón probable puede estar cifrada en el postulado flaubertiano: los dos se han mirado lo suficiente
como para volverse interesantes.
La mujer y la muerte son irrepresentables. ¿Cómo simbolizar la falta original que signa a la sexualidad femenina?
¿Cómo imaginar eso que nadie ha visto? Frente a esta
incertidumbre se planta el discurso masculino, penetrativo
y omnipotente. No resulta fácil para el hombre admitir el
secreto que atesoran las mujeres. Cada vez que intenta
poseerlo la temible palabra impotencia aparece en el horizonte. Ante esa amenaza muchos responden con la burla, el
desprecio, el insulto. Las mujeres mienten –ataca Pavese en
su diario-. Mienten siempre y a toda costa. Y no hay que
asombrarse: llevan la mentira hasta en los genitales.
¿Misoginia, resentimiento, miedo? Todo a la vez.
El hombre avasallante de hoy, al igual que el guerrero de
ayer, no se resigna a que una mujer frene su avance. Desde
esa convicción alimenta la ilusión de que todo hueco será
colmado y que hasta la muerte puede ser vencida. Lo femenino, en cambio, asume la ambigüedad del ser y desde ahí
impone la poderosa estrategia del débil. Es la mujer quien
da forma y sustancia a esa ausencia constitutiva de la que
es portadora. Algo parecido les pasa a los hombres capaces
de asumir una actitud más recóndita. Vendrá la muerte y
tendrá tus ojos anuncia Pavese como si hablara de lo
mismo. Kafka termina una carta a Felice diciéndole: Va
contigo mi deseo irrealizable. Y cuando Pessoa escribe que
el mayor amor es la muerte o el olvido abona también la
idea.
La idea evoca la incierta posesión de lo deseado, un tema
que preocupó a Pessoa en buena parte de su obra. También
ha sido motivo de reflexiones en Lacan, para quien la relación sexual concebida en los términos habituales directa-
ADOPCION
< GRUPO PARA PADRES ADOPTANTES:
Lo hermoso (decía Rilke) no es otra cosa que el comienzo de lo terrible. Y los que buscan la belleza –decía la alemana Chista Wolf- están a merced del horror. El amor es
una llama trágica y letal. La conjunción es inherente a la
pasión: la continuidad del ser está en el amor; la discontinuidad en la muerte. Sólo se puede entrar en ambos países
una única vez. Por alguna razón los franceses aluden al
orgasmo como petite mort (pequeña muerte). Mientras el
amor esté vivo se colocará siempre al borde de su derrota.
Su futuro será incierto. El erotismo ascenderá a medida que
caigan los velos. Pero tras el último velo se esconde la
nada.
Lo dicho hasta aquí no permite imaginar un universal
femenino único e indiscutible. Por eso Lacan suplantó la
famosa pregunta planteada por Freud (¿qué quiere la
mujer?) por otra que acota significativamente los términos:
¿qué quiere una mujer? Se niega así la existencia abstracta
de un conjunto genérico de mujeres y se hace posible indagar mejor en el trasfondo singular de las pretensiones femeninas. Una mujer no es algo dado sino un ser en continuo
estado de fluidez, un devenir, un empuje hacia algo desconocido y nuevo. ¿Qué busca entonces? ¿Y qué los hombres
en ella? Tal vez ya sea hora de averiguar cómo responden a
estos difíciles interrogantes esos seres no menos complejos
y enigmáticos -o sea femeninos- que fueron Pessoa, Kafka
y Pavese.
Notas
i Actas surrealistas, Quadrata.
ii Sergio Givone, Historia de la nada, Adriana Hidalgo
Editora, pág. 142.
El libro
Tres escritores de calidad probada (kafka, Pavese, Pessoa) desarrollaron relaciones especialmente conflictivas con las mujeres. Les costó acceder a ellas tanto en el plano erótico como en
el afectivo. El ensayo de Luis Gruss habla de eso (lo inalcanzable como absoluto/lo alcanzable sólo en partes) pero trasciende ampliamente la excusa para abordar en profundidad
temas afines: el deseo, la sexualidad femenina, la escritura, el
erotismo, la muerte. Entre lo biográfico, lo filosófico y lo psicológico la indagación del autor de La carne y Malos poetas
despliega con estilo ameno, aunque no por ello menos hondo,
temas centrales para la vida de cualquier persona. Hay algo que
nos falta (siempre) y hay algo que siempre se ofrece aún bajo
la forma de espejismo para compensar nuestras carencias. Un
poco de todo eso palpita en Lo inalcanzable, un libro de próxima aparición.
ESCUELA SUPERIOR DE PSICOLOGIA SOCIAL
“viviendo la espera”, integrando ilusiones y temores.
CURSOS Y POST GRADOS
< GRUPO PARA PADRES ADOPTIVOS:
“Descubriéndonos”, acompañando lo que va surgiendo en el rol de padres.
•Psicodrama ( 1 Año)
•Mediación y Negociación (1 Año)
EL OBJETIVO DE ESTOS ENCUENTROS GRUPALES ES EL DE COMPARTIR TEMORES, ESPERANZAS, ALEGRIAS Y ANSIEDADES EN UN CLIMA CALIDO Y DE RESPETO, PROMOVIENDO EL AMOR RESPONSABLE.
Ianca- Homologado por el Ministerio de Justicia.
Coordinación: Counselor Alicia Grinblatt
•Post-Grado en Desarrollo Personal (1 Año)Oficial
(A-1327)
PSICOLOGÍA SOCIAL
– Plan Especial
para Graduados
no Oficiales.
Grupos, consultas individuales y de pareja
Informes: [email protected]
Tel: 15-5662-3393
YERBAL 1755 (Alt. Av. Rivadavia 6200) - C.A.B.A. Tel 011-4631/3582-9424
Verá señora, ¡que quería yo hablarle de Dostoievski!. Amanece, que no es poco
www.espsicosocial.com.ar
Campo Grupal / 11
DESDE MEXICO
Enrique Guinsberg
[email protected]
La batalla por el petróleo está en
marcha, enfrentando a quienes
quieren su privatización y los que
se oponen a ella. Por un lado el
gob9ierno y el PRI, el partido que
lo tuvo por largas décadas, y por
el otro sectores nacionalistas
encabezados por López Obrador.
Aunque los primeros lo niegan y
dicen que se mantendrá el control
del Estado, pero permitiendo
inversiones privadas que, aseguran, permitirán el acceso a pozos
donde se requieren inversiones
que, sin la privada, tendrían que
quitarse de beneficios sociales
como educación, salud, etc. A su
vez la oposición pregunta por qué
no se invirtieron en Petróleos
Mexicanos los altísimos ingresos
de los últimos años, producido
por el alto costo del petrçóleo,, y
aseguran que la privatización ya
está en marcha con contrartos
secretos, faltando sólo una modificación constitucional que permita que se anule la nacionalización hecha hace muchas décadas.
Será una batalla muy fuerte, que
indicará hasta qué punto el discurso de López Obrador se concretará en hechos, así cómo se
movilizarán los sectores políticos
y sociales a los que se dirige.
Porque, hasta ahora, ha sido sólo
una expresión de palabras, muy
opositora pero sin expresiones de
lucha. Pero, según parece, en
estos meses los privatizadores
presentarán su propuesta, y los
opositores comenzarán con las
movilizaciones, a las que ya
están llamando
¿logrará este gobierno lo que
buscaron los anteriores sin conseguirlo? No se sabe, pero sin
duda lo intentará, aunque expresando que no se perderá el
manejo estatal y se hará lo que,
destacan, hacen incluso con éxito
países socialistas como Cuba y
China. Aunque, en los hechos,
permite una cada vez mayor
inversión privada en la producción de electricidad, y lo mismo
en petróleo, pero sin por ahora
cambiar la legislación. La llamada
“reforma energética” es entonces
uno de los ejes centrales de la
política oficial, junto con la reforma judicial, la laboral, etc., todas
consonantes con el espíritu neoliberal dominante hace tiempo.
El enfrentamiento ya está en marcha, y todo indica que será duro,
faltando sólo saber con qué fuerza cuentan cada uno, y hasta
dónde llegarán, sabiendo que
está en juego un recurso central
del país que, sin duda, alguna,
abrirá el camino para otras privatizaciones hasta ahora no intentadas. Pero también será una prueba para una oposición que, hasta
ahora, poco ha salido del terreno
verbal, que tendrá que demostrar
su fuerza y capacidad de organización, así como de movilización
de sectores que siguen pagando
el precio del ingreso a lo que se
entiende como “modernización”:
los canpesinos entre ellos, que
exigen la revisión del tratado de
libre comercios con Canadá y
Estados Unidos, así como los
obreros, cada vez con salarios
más exiguos.
En los últimos tiempos se dice
constantemente que las guerras
del futuro serán por el agua, ante
la escasez mundial de este vital
elemento. En México lo seguirá
siendo por el petróleo.
La temporalidad de nuestra época (Segunda parte)
El pasado era un dato
ineludible del presente...
Pablo Hupert
[email protected]
E
ste artículo continúa el examen de la concepción práctica
del tiempo de nuestros tiempos, examen que comenzáramos
en un artículo anterior.1 Adelantemos un rasgo de nuestra
temporalidad. Mientras la unidad mínima del tiempo moderno era
el momento, la del tiempo contemporáneo es el instante.
Cada época ostenta una temporalidad que le es propia. El tiempo no existe ni consiste. Y si insiste es porque morimos. El tiempo, dicen que dice la física, es una de las cuatro dimensiones en
que transcurre nuestra exigua vida newtoniana. Esa dimensión es
una pura extensión, una pura indeterminación: nada. Esta indeterminación es un espacio donde ocurren los fenómenos. Esta pura
extensión se determina de una manera singular en cada época histórica. La extensión así determinada es un modo de acaecer de los
fenómenos. Este modo es interno a la época.
Este modo singular, esta extensión singular sobre la cual los
fenómenos se extienden de un modo singular, es lo que corrientemente llamamos tiempo. La manera en que se suceden las cosas y
la comprensión del suceder. Es lo que los historiadores llamamos
temporalidad de una época.
Tiempo sólido
Borges condensa la concepción moderna del tiempo, esa del
tiempo como encadenamiento de causas y efectos, como encadenamiento pasado-presente-futuro:
“Es fama que le preguntaron a Whistler cuánto tiempo
había requerido para pintar uno de sus nocturnos y que
respondió ‘toda mi vida’. Con igual rigor pudo haber
dicho que había requerido todos los siglos que precedieron al momento en que lo pintó. De esa correcta aplicación de la ley de causalidad se sigue que el menor de los
hechos presupone el inconcebible universo e, inversamente, que el universo precisa del menor de los hechos.
Investigar las causas de un fenómeno… es proceder en
infinito. (Borges, Jorge Luis, Obras completas, t. II, p.
179)
Frases de Borges en el mismo sentido hay por doquiera. La concepción moderna del tiempo concibe que el tiempo es un espacio
donde se engranan causas y efectos, donde cada hecho es un
engranaje que mueve al siguiente. Cada hecho motoriza al siguiente, en una relación de transmisión directa, como la de la cadena de
la bici. Este determinismo causal fue formulado en toda su radicalidad por el dieciochesco matemático Laplace:
“Podemos mirar el estado presente del universo como
el efecto del pasado y la causa de su futuro. Se podría
condensar un intelecto que en cualquier momento dado
sabría todas las fuerzas que animan la naturaleza y las
posiciones de los seres que la componen, si este intelecto
fuera lo suficientemente vasto para someter los datos al
análisis, podría condensar en una simple fórmula de
CURSOS MARZO DE 2008
Asistencia y
Docencia en
Salud mental
SALUD MENTAL
ACOMPAÑAMIENTO TERAPEUTICO (Nivel Inicial)
ADICCIONES
OPERADOR SOCIOTERAPEUTICO (Nivel Inicial)
OPERADOR SOCIOTERAPEUTICO (Especialización en
Proyectos Preventivos)
TERCERA EDAD ASISTENTE GERIATRICO (Nivel Unico)
CARRERAS Y CURSOS DE FORMACIÓN PROFESIONAL
Posibilidades de incorporación al equipo institucional
Cursos presenciales, semipresenciales y a distancia
Informes e Inscripción: 4382-4724
E-Mail: [email protected] / Web: www.redba.com.ar
Campo Grupal / 12
Tiempo fluido
Hoy no vemos así las cosas, hoy asumimos que podemos sacar
uno que otro hecho sin alterar la historia universal. Asumimos, de
un extremo, que a veces la transmisión causal se da a través de
correas y que las correas patinan. No nos parece que si esta mañana decido cambiar mi desayuno cambie el curso de la historia
humana, o siquiera el curso del día que comienza. Y asumimos, en
el otro extremo, que una aleta de mariposa en China puede producir un terremoto en Nueva York. Sin causa suficiente, puede haber
desastres (o mejor dicho: no sabemos qué causa será suficiente
para que haya uno). Hoy los hechos no están encadenados entre sí
en una ley tal de causa y efecto como fichas de dominó cayendo
en fila. Hoy hay incertidumbre. Hoy el determinismo laplaciano
resulta una cándida ilusión cientificista –o un delirio. Aun así, está
en la base de la común afirmación –que hoy no tiene sustento– de
que el pasado nos da la clave del presente y éste del futuro. Porque
hay incertidumbre, sin embargo, hoy, para conocer el presente, no
buscamos conocer el pasado. Ya no estamos tan seguros de que
entender cómo el pasado causó el presente nos dé la clave para con
el presente prever el futuro (y prepararlo, menos).
Hay aquí, en estado práctico, una concepción del tiempo que llamaré temporalidad fluida. Un pasaje de Borges nos ayuda a definir la temporalidad fluida. En el cuento “La espera”, dice
“Villari trataba de vivir en el mero presente, sin recuerdos ni previsiones; los primeros le importaban menos que
las últimas. Oscuramente creyó intuir que el pasado es la
sustancia de que el tiempo está hecho; por ello es que este
se vuelve pasado enseguida. Su fatiga, algún día, se pareció a la felicidad; en momentos así, no era mucho más
complejo que el perro.”2
El carácter perruno de la subjetividad fluida es así realmente en
lo que respecta a la sustancia del tiempo: El tiempo es pasado pero
en el sentido más literal de la palabra, en el sentido de que el tiempo pasa constante y velozmente. En el sentido de que constantemente deja de ser (si es que llega a serlo). En el sentido de que no
hay ninguna constancia en él. En el sentido de que su sustancia es
en todo caso insustancial, pues no muere para constituirse en
muerto que interpela, sino que muere sin más, muere para no ser
siquiera olvido, como dice Dalmiro Sáenz de un escuadrón del
siglo XIX perdido en la Patagonia.
“-¿Quién dio la orden de tomar ese rumbo absurdo?
“-Vos o yo, no sé, estábamos borrachos.
“La falta era grave, habían mandado a la muerte a diecisiete soldados del 3 de Línea… Los dos hombres que
decidieron la no existencia de esos soldados… decidieron
destruir esa hoja donde figuraban tal vez los nombres del
soldado Ulloa y del soldado Benítez y otros quince más
Instituto de Psicoanálisis de las
Configuraciones Vinculares
PSICOANÁLISIS DE LOS VÍNCULOS
HERRAMIENTAS TEÓRICO-CLÍNICAS
Formación teórico- clínica en Psicoanálisis de los Vínculos
Intervenciones. Problemáticas y Especificidades del Campo Vincular
Laboratorio de Prácticas Vinculares
Trabajo permanente de la implicación del rol profesional en la clínica,
y en los distintos ámbitos de inserción laboral.
• Curso Anual Intensivo: 2dos viernes y sábados de cada mes: producción de
subjetividad – intervenciones en el campo vincular – grupos de reflexión
– laboratorio de prácticas vinculares
Grupo de formación en Psicodrama,
orientación Deleuze - Guattari - Foucault
Abierta la inscripción. Sábado de 10 a 12 hs.
Cel: 15-3141-4818
Universidad Autónoma MetropolitanaXochimilco
movimiento de los grandes cuerpos del universo y del
átomo más ligero; para tal intelecto nada podría ser
incierto y el futuro así como el pasado estarían frente sus
ojos.”
www.pasajezen.com.ar
[email protected]
• El laboratorio puede cursarse en forma independiente y está dirigido a
profesionales del campo psicológico – jurídico – ocupacional
– organizacional – institucional - etc
Inicio: Abril 2008 - Abierta la inscripción
Entrevistas no aranceladas.
Secretaria de AAPPG – Arévalo 1840, CABA 4774-6465
[email protected] - www.aappg.org.ar
Sin ti las emociones de hoy no serían más que la piel muerta de las de ayer. Amelie
prácticas mismas del sujeto asambleario.5
Al elegir jefe de gobierno porteño, en cambio, el sujeto sufragante leyó que el pasado debía quedar atrás, que hay que mirar
para adelante. Aquel sujeto asambleario, autogestivo, gestor de su
barrio, gestador de sus subjetividad y su política, leía su situación
como consecuencia nefasta de un pasado nefasto, con el que había
que saldar cuentas. El sujeto sufragante que pide gestión, que delega en la gestión cual buen consumidor que pide un buen servicio,
desdeña los antecedentes del oferente. La imagen del candidato
presente sustituía sin resto la imagen del antiguo miembro de la
patria contratista.
Así las cosas
porque esos soldados… no existían en ningún lado más
que en esa lista…
“Los dos murieron de cólera ese mismo año, por lo
tanto esos diecisiete jinetes que ni siquiera llegaron a ser
leyenda tampoco llegaron a ser olvido.”3
Así como ocurre con la espacialidad y la sociabilidad fluidas,4
que se caracterizan por la aleatoriedad de la conexión entre dos
puntos cualesquiera, así también ocurre con la temporalidad fluida. Este tiempo no tiene momentos sino instantes. Los momentos
iban encadenados; los instantes, en cambio, son un flash: se dan
desconectados. Hay conexión cuando el automatismo del capital y
el consumo lo requieren, lo que implica que hay desconexión
cuando dejan de requerirlo. Y, si algo ya vuelto pasado, algo ya
materialmente inexistente, no es conectado subjetivamente con
algo materialmente presente, se convierte en nada. “La nada del
desierto los convierte en nada”, dice Dalmiro Sáenz del escuadrón
desaparecido.
Tiempo conexo
Pero no solo hay automatismos; también hay potencia subjetiva.
Hay conexión cuando hay decisión subjetiva de que haya conexión, como piedra de toque para una constitución. Tengo la sensación de que toda constitución subjetiva potente, activa, lo requiere. Y así, por ejemplo, el sujeto asambleario nacido el 20/21 de
diciembre de 2001, asistió fervorosamente, el 24 de marzo de
2002, a la manifestación por el aniversario del golpe de Estado del
’76, estableciendo de hecho una genealogía del neoliberalismo,
señalando que eso que terminó en el corralito, en la sequía financiera, en la desocupación crónica, y demás lacras de los ’90 había
nacido con el golpe milico. El neoliberalismo de los noventa filiaba en el golpe de los milicos, una filiación determinada por las
Una de las tantas cosas que ha estallado en añicos, una de las
cosas que se ha fragmentado en la posmodernidad, es el tiempo.
La desligazón del tiempo, desligazón entre presente y pasado y
entre presente y futuro, la desligazón interna del presente y la desligazón interna de pasado, se suman a la plétora desligadora que
dificulta la significancia subjetiva en los tiempos actuales. Ya no
es necesario, parece decir nuestra vida actual, saldar cuentas con el
pasado, puesto que ningún vínculo nos une a él, y mucho menos
nos somete.
La modernidad nos había liberado de muchas ataduras: ya fuera
la de la religión, ya la de la superstición, la de la monarquía, la de
los lazos feudo-vasalláticos, la que fuera. La posmodernidad nos
ha liberado además de la atadura al pasado. El encadenamiento
causal entre pasado, presente y futuro producía una ligadura ineludible del sujeto con los tiempos. Así, un personaje de Les Luthiers,
moría “atrapada por su pasado”, y le suplicaba “¡Suéltame pasado!”. Ya fuera para liberarse, ya para honrarlo y continuar, o para
transformarlo o para cuestionarlo, con el pasado había que relacionarse, puesto que el pasado interpelaba, puesto que de hecho la
relación estaba planteada desde el vamos, previamente a nuestro
mismo nacimiento. Si no se lo quería honrar y continuar, tal vez se
lo podía superar, pero el pasado era un dato ineludible del presente.
La temporalidad fluida, en cambio, es como la del video-clip:
cada imagen, decía Ignacio Lewkowicz, reemplaza sin resto a la
anterior. En el moderno cine, en cambio, cada imagen, fuera producto de un plano secuencia, o de un montaje, debía justificar de
alguna manera su aparición, debía deducirse narrativamente o al
menos visualmente de la imagen anterior. Esto era así porque cada
imagen seguía a la anterior, mientras que en el posmoderno videoclip, cada imagen sustituye a la anterior.
Notas
1 “Tiempo disperso y tiempo compuesto”, en Campo Grupal 96, diciembre de
2007; disponible en www.pablohupert.com.ar.
2 Jorge Luis Borges, 1969 [1951], El Aleph, Planeta, Barcelona; subrayado mío.
3 Malón blanco, Emecé, Buenos Aires, 1995, pp. 11-13; subrayados míos.
4 Pensamos la espacialidad fluida en “La ciberespacialidad o la infinidad de
opciones del mercado”, Campo Grupal 81, agosto de 2006; disponible en
www.pablohupert.com.ar.
5 Ver Ignacio Lewkowicz, Sucesos Argentinos. Caracterizamos otra subjetivación que produce conexión temporal en “Tiempo disperso y tiempo compuesto”, ya
citado.
También en Mar del Plata y La Plata
CENTRO DE FORMACION EN
PSICOLOGIA SOCIAL COMUNITARIA
Asociación Civil sin fines de lucro - I.G.J. Nº 0000583
INSCRIPCION
2008
Presenta sus cursos de POSTGRADO
I.- PSICODRAMA Y
SOCIODRAMA COMUNITARIO
Duración 3 años. -Concurrencia quincenal,
días sábados de 10hs. a 12,30hs.
-Inicia 10 de Mayo de 2008
- Charlas informativas: sábados a partir de
Abril de 10hs. a 12hs.
Abierta la inscripción a 1º y 2º año
Informes: 4682-0017
[email protected]
II.- ESTRATEGIAS DE ENSEÑANZA
Duración: Abril a Junio 2008.
Todos los sábados de 10.00 a 13.00 hs.
Modalidad: Clases teóricas y Prácticas de
Ensayo.
Informes: [email protected]
Centro de Formación en
Psicología Social Comunitaria
Informes e inscripción: 4641-0479
[email protected]
Lugar: Donizetti 59 C.A.B.A.
(alt. Av, Rivadavia 9400 – Villa Luro)
PSICODRAMA
¿Por qué me relaciono con
la persona equivocada?
¿No me relaciono
o me relaciono mal?
Por medio de técnicas
psicodramáticas
aprenderemos a
relacionarnos mejor para
poder armar vínculos
nutricios en las areas:
pareja, familia, profesión
y amistad.
Encuadre: individual
o grupal
Frecuencia: semanal
4702-4847 15-4417-0049
10mo. Seminario Anual
Operación Psicosocial en las Organizaciones
Estrategias, tácticas y técnicas para el cambio
Ámbito Institucional Organizaciones de servicios, salud, educativas, justicia,
gobierno, pymes, municipios, no gubernamentales, gremiales, profesionales.
Director del Seminario: Carlos R. Martínez
Duración de Abril a Noviembre de 2008 - Ciudad de Buenos Aires Lunes de 19,30 a 21,30 hs.
frecuencia semanal - Ciudad de Mar del Plata y La Plata frecuencia mensual un sábado por mes
Módulo 1 - Organizaciones, Categorización de las Organizaciones, Formas de Apropiación, Esquema Organizacional, Estructura, Racionalidad, Ideología, Cultura,
Módulo 2 - Conflicto, Incidencia del Rol en Situaciones de Conflicto, Forma del Despliegue de los Conflictos, Conductas Tácticas, Proceso de Solución de Conflictos,
Ejercicio, Relaciones e Ilusiones de Poder, Los Sujetos y el Poder, Justificaciones del Uso del Poder, Acerca de las Ilusiones de Poder
Módulo 3 - El sujeto en la organización, y los grupos en la organización, Unidad Grupal y Exclusión, Normales, transgresores, Marginales. Prejuicio, Tarea correctora
Módulo 4 - Cambio, Los sujetos en procesos de cambio, Vínculos de expoliación, y de la producción, Cómo operar en un proceso de cambio. Proceso y técnicas de
indagación, Obstáculos y técnicas dagar, Tipos de preguntas
Módulo 5 - Diagnóstico Organizacional, Unidades diagnósticas, Simultaneidad diagnóstica-operativa, Formas de obtención de información: Observaciones participativas, entrevistas, participación simulada, Autodiagnósticos grupales, Acceso de la información. El discurso de los sujetos, Lo manifiesto, lo presunto, lo deseado.
Módulo 6 - Operación psicosocial, Táctica operacional, Aprendizaje Organizacional, La Intervención, Formas de intervención, Dispositivos y técnicas, Talleres, Aportes
conceptuales, Particularidades de la operación, Reflexiones sobre en imprevisto, La posición del operador.
Consultar por Posgrados
oficiales y Cursos
ENCUENTROS INFORMATIVOS
los miércoles de marzo
a las 20 hs.
Confluencia psicosocial (011) 4633 - 8144 - [email protected]
No es lo que seas en el interior, tus actos son los que te definen. El rotorno de Batman
Campo Grupal / 13
Amores perros
Mujeres y varones en el mundo de hoy (Primera parte)
Daniel Tarnovsky
[email protected]
Alrededor de
una pregunta
Como era un tanto temprano me dije...voy a
caminar un rato, no me va a venir mal...tras
una larga jornada sentado en el consultorio
La situación era propicia, me quedaba un
tiempito libre hasta la hora de la reunión en
casa de Ricardo, hacia allí me dirigí.
La travesía, como era de prever, pese al frío,
me permitió transpirar la camiseta; fue una
verdadera delicia urbana...
Alpinismo sobre basurales...
cartoneros revolviendo despojos de despojos...
calles oscurecidas por el miedo al robo...
cortadas desoladas por el robo del miedo...
tropezones en veredas destrozadas, qué
copado es pagar ABL !!!
policías requisando rateritos...los pocos no
arreglados con ellos...
otros mas policías aterrados en esquinas
desiertas...
el guiño invitante de algún travesti titritando
de frío...
el turbio y gris olor del asfalto mezclado con
smog...
autos modernos que pasan arando el alma...
autos viejos que tosen su larga e injusta condena...
taxistas que merodean a la caza de insomnes
tempraneros...
colectivos que escupen odio a peatones eternamente esperantes que putean por lo bajo...
que agachan sus cuerpos enmohecidos y
agotados de toda la batalla...
el inmundo y rancio olor a meo del paso bajo
nivel en Jean Jaures...
los pies descalzos y sucios de Sánchez de
Bustamante heridos bajo los trenes...
trenes que van a ningún lado...
una niña con su mamá que la asusta y regaña
con su apuro...
unos niños limpian los últimos vidrios de su
diminuta estatura...
y ya nadie a estas horas baja su ventanilla
para convidar un mendrugo...
la paranoia y la muerte surcan las sombras de
la esquina cromañonica...solo alli esta cromañón?
una anciana se esfuerza por cerrar un postigo
con vista al gasoil quemado...
un diariero muestra sus ultimas novedades en
tetas artificiales...
un viejito apura a trancadas rengas el regreso
a su intima y tal vez tibia humedad...
la boca halitósica de una estación de salida al
infierno...
y de llegada del nunca mas...
el cielo con unas estrellas pocas que olvidaron resplandecer...
la luna que se atreve insinuante con su galanura en la plaza del no me acuerdo...
unas pocas prostitutas que alquilan sus últimas flores marchitas de la extensa jornada...
algunos bares sórdidos que invitan al resguardo con un triste cero a cero paraguayo...
la inclemencia ruidosa de las avenidas rivadaviaycorrientes...
el gargajo amarillento tras la partida de los
últimos consumidores del abastoshopping
los escombros por todas partes de una guerra que (no)fue???
las bolsas abiertas del desamparo infinito...
el espacio publico privado de tersura...acanalado por la bestial violencia...
caricias espásticas en una pareja que sube a
un remís roñoso...
unos cuantos perros dejan rastros fecales
para el dulce amanecer que se vendrá...
otros perros hurguetean los basurales
comiendo mejor que aquellos otros niños...
unos gatos harían sus amores pero parecen
arrepentirse y huyen al percibir mi cercanía...
cajeros abarrotados de papeles que exudan
desigualdad en cálculos abismales...
la urbe exhala pústulas por los poros fétidos
de su espalda, aquí en el sur...
y el miedo atroz se me infiltra hasta la medula...
y mientras... blumberg prepara su marcha
fúnebre
como será en el norte??? o en el enenizado
plutón???
vos sabes que hay días que yo me siento un
poco así...como esta metrópoli...
hoy no...
...cuando llegaba, a mi nido...anestesiando
vómitos...
un enloquecido pájaro nocturno...
cantó.
Campo Grupal / 14
Alejandro Romero
[email protected]
C
omo ocurre a menudo, me plantean una pregunta: “¿Cómo
debe ser el hombre de hoy; qué valores debe sostener?”. Y
la redoblan: “¿y ser mujer: cómo debe acompañarlo?”.
Pero… en la forma de la pregunta vienen dados los parámetros
de la respuesta: es una condensación de la concepción hegemónica y “oficial”, digamos así (lo que antes se llamaba “la ideología
hegemónica”) dada no como contenido –faltaba más- sino como la
forma de lo que pretende ser un preguntar abierto. Tal como está,
la pregunta impone un deber ser (“¿cómo debe ser?”), acepta que
hay un modelo de varón al que todos deben atenerse y que es el
único adecuado a la época en que vivimos (“el hombre de hoy”):
conocerlo sería obedecerlo. Además, asume que el modo de ser de
la mujer sólo puede definirse por referencia al del varón. En síntesis, en su propia forma la pregunta pide una receta moral de corte
patriarcal.
Sin embargo, como también ocurre con frecuencia, tras esa
forma “prejuiciada” de formular la pregunta latía en quien me la
hizo una inquietud –podríamos decir incluso una angustia- muy
real. Tratemos entonces de darle a esa inquietud otra forma, que no
nos condicione tanto a la hora de responder.
Una receta y su alternativa
Recuerdo, hace unos años, un artículo de Gabriela Acher en la
revista Cuatro por Cuatro en la que ella pedía con vehemencia
“una revolución masculina” que sacara a los varones de la “guerra
de egos”. “Ellos tienen que ganar guita, tienen que ser exitosos,
porque si no se les va el ego a la mierda, y con el ego el resto del
cuerpo”, se quejaba. Desde entonces, y junto a este “síndrome del
éxito”, prolifera también otro modelo: el de los varones desmotivados y desorientados: esos que, en suma, y según sus propias
palabras, tienen que “ponerse las pilas” porque “nada me calienta”.
En aquel entonces contesté dándole la razón a Gabriela en cuanto a la sobreexigencia, pero recordándole que las mujeres tenían
que ver con ello, porque esperan de los varones que sean al mismo
tiempo tradicionales –es decir proveedores y exitosos- y “modernos”, es decir participes de la vida hogareña, juguetones, y respetuosos de la independencia, la igualdad y la libertad de sus parejas.
Me repito: “Por una parte, ser los hombres del sistema, con sus
atributos de cálculo y ambición bien puestos. Por otro, ser éstos,
nuevos: abiertos, igualitarios, que se conmueven y manejan valores de libertad y alegría de vivir; de exploración y goce. Aquellos
que establecían relaciones “para siempre”, seguras y continentes,
con la familia ante todo (aunque reservaran sus propios espacios,
¡qué mal!), pero en el acto éstos, independientes de sus parejas,
que las reconocen libres en la realización de sus deseos”.
Una doble exigencia que, aunque asumida por los varones mismos, resulta insostenible porque combina modelos de relación
contradictorios: el de la división tradicional de roles sociales, productivos y afectivos, y el de la asunción igualitaria de esos roles
por parte de ellas y ellos. El del deber-ser socialmente establecido,
por un lado, y el de la elección personal y el gusto de vivir, por
otro.
Ahora bien, esta última alternativa, igualitaria y de búsqueda de
una vida más acorde con las ganas de cada cual, implica que los
varones hagan suyas características que la tradición atribuyó a las
mujeres: la vulnerabilidad; el amor por lo hogareño; el deseo de
ser cuidado y contenido; el gusto por la intimidad en el trato con
los hijos..., etcétera. De ello concluía que lo que haría falta, en todo
caso, es una revolución “de las relaciones” que resignifique el sentido de la existencia y de los vínculos tanto para ellos (nosotros)
como para ellas (ustedes, chicas). Creo que lo que allí se dijo vale
también ahora.
El fin de la era del progreso patriarcal
Como índice de esto, evoco otro retazo de conversación: hace
unos días un amigo, director de una ong y profesor de Tai Chi, me
comenta que ve a las mujeres más activas y emprendedoras que a
los varones. Y tras un momento de silencio agrega: “también es
cierto que están movidas por un estímulo suplementario, que los
varones no tenemos: conquistar terreno en un mundo en que nosotros todavía conservamos privilegios”. Es decir, luchar contra la
subordinación a la que tradicionalmente los varones las sometieron: consolidar la igualdad de género.
Para los varones, en cambio, es diferente: vivimos una época en
la que todavía los vínculos sociales están comandados por la búsqueda de dominio, jerarquía y privilegios, pero ya no nos resulta
legítimo –ni posible ni deseable- mantener subordinadas a las
mujeres. Enhorabuena. Así, desde el punto de vista de la lógica de
la dominación y el “mando”, se puede decir que estamos “en retirada”. Las mujeres participan de esa lógica casi en iguales condiciones –presidentas, diputadas, empresarias, ejecutivas, policías y
juezas van siendo moneda corriente-, y los varones se preguntan:
¿nosotros, que espacios socialmente valorados y prestigiosos
podemos ganar sin destruirnos como seres humanos íntegros y
autónomos?
Es que el Sentido de Utilidad y de Dominio – típicamente
“viril”- hasta hace cincuenta años abría espacios de progreso personal y se identificaba con el progreso social: más dominio de la
naturaleza, más dominio sobre nuestras pasiones, más dominio -de
occidente y de la Razón científico-técnica-- sobre la vida y las personas. Lo “femenino” seguía siendo, por antonomasia, el espacio
de las actividades “maternales” –la enseñanza, el cuidado de los
enfermos- o, en el mejor de los casos, las artes.
Hoy, el Sentido de Utilidad y Dominio sigue mandando pero ya
no genera progreso, sino que amenaza con destruirnos a todos.
Con lo cual, ya no despierta en nosotros entusiasmo ni esperanza;
no promete mundos mejores, sino más amenazantes: nos atenemos
a él porque aún no encontramos otro sentido y otras estrategias
para vivir, trabajar, amar y criar. Pero lo hacemos con desaliento,
desganados y asustados. Quienes por tradición “llevamos la batuta” en el concierto del Dominio y la Utilidad, los varones, estamos
en primera fila también a la hora de su entrada en crisis. Ya lo dije:
GRUPOS DE DESARROLLO PERSONAL
ALETHEIA PARA LOS GRIEGOS SIGNIFICA DEVELAR, CORRER EL VELO…
ESTA ES UNA DE LAS PROPUESTAS PARA ESTOS ENCUENTROS
DE NUESTRO SER EN RELACION
Duración: 16 encuentros (1 cuatrimestre)
Modalidad: encuentros de dos horas una vez por semana
Cupo: 8 personas
Coordinación General: Lic. Silvia Schverdfinger
Supervisión: Dr. Eduardo -Tato- Pavlovsky
Coordinación: Counselor Alicia Grinblatt
Informes: email [email protected] - Tel: 15-5662-3393
ACTIVIDADES 2008
• Cursos de Psicodrama y Coordinación grupal
• Grupos Terapéuticos con Psicodrama
• Supervisión Individual,
Grupal e Instituciones
• Talleres teóricos y vivenciales
Informes e Inscripción: 4962-4583
[email protected] [email protected]
www.eipaso.com.ar
Solicitar entrevista de admisión
TALLERES DE:
Arte y Recreación
Danza Árabe
Psicología
Dibujo y Pintura
Social:
Apoyo escolar
cursos y talleres
Aranceles accesibles
Teatro
Giribone 911 Capital - 4552-3484 (17 a 20 hs)
[email protected]
Si puedo hacer cicatrices, ¿tengo el poder de sanarlas? El efecto mariposa
Resonancias de
una acción barrial
Cecilia Torres
[email protected]
Relato de la protesta - marcha de
apoyo - volanteada de cartoneros y
vecinos del sábado 23 de febrero al
mediodía.
conservador: hay que aceptar las condiciones hegemónicas y pelear por ser los primeros, los mejores, los “ganadores”, de eso se
trata: varones sobreadaptados, conservadores, ambiciosos y sin
cuartel, que han decidido no hacerse “preguntas inútiles” sino
avanzar siempre y sin tregua, a cualquier costo. Costo que termina
siendo personal y social, físico y afectivo. Ya Sigmund Freud, en
un texto célebre de comienzos del siglo XX (“El malestar en la
cultura”) nos habló de esos costos. Vale la pena releerlo.
Recapitulemos
enhorabuena.
Varones desorientados por nuevas preguntas
Es por esto, se diría, que registramos entre “ellos” una mayor
desorientación. Y más escepticismo y desaliento, más “nihilismo”,
en especial entre quienes buscan la igualdad y la libertad en las
relaciones entre los géneros y las personas. Aquellos cuya sensibilidad los llama a vivir de modo más amoroso, alegre, libre y placentero. Su confusión y hasta su desánimo podrían entenderse
como el efecto directo de no poder contestar aquella pregunta que
propuse, y que se puede reformular así: ¿a qué espacio de “progreso” podemos aspirar en un mundo que nos venden como inmodificable, en que ya no legitimamos nuestros privilegios de género
pero seguimos teniendo responsabilidades y aspiraciones parecidas a las de nuestros padres y abuelos mientras los espacios de
ascenso social se achican, la competencia económica es cada día
más dura y excluyente, el saber ha perdido prestigio social y valor
institucional y los “espacios de poder” son objeto de disputas
cada vez más ajenas a toda ética y todo sentido social?
El carozo de la cosa
Ocurre que el modelo masculino, de la civilización patriarcal y
“moderna”, ordenado por el dominio guerrero y la utilidad (o,
dicho en otras palabras, por la cuantificación y la apropiación),
está en crisis como organizador de sentido y de futuro. E inventar
otras maneras de ser varones y otro sentido para la virilidad no es
fácil: implica encontrar (generar) e ir poniendo en práctica un
sentido del vivir y un modo de vincularse que estén “más allá” de
esa dupla constituida por la utilidad y la dominación, por la “competencia excluyente” y la apropiación. Como decíamos al comienzo, una real mutación. Algo que hay que hacer de a poco. Que
cada uno puede empezar por su cuenta, pero que para desplegarse
y encontrar sus formas requiere imaginación, constancia, cierta
dosis de atrevimiento, y buenas alianzas con los/las demás: tejer
un movimiento acompañado y compartido.
Varones conservadores
Centro
PsicoSocial
Argentino
Asociación Civil
Personería Jurídica: 1772728/57422
Resolución Ministerial: 01198/06
-Institución de Salud Mental que forma parte del Plan estratégico de Salud del
Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
ROAD: 4589/06
Director: Prof. Daniel Gonzalez (Psicólogo Social)
La alternativa a esa búsqueda no es otra que la de los varones a
los que se refería Acher en su nota, los de la guerra de egos, los que
contestan la pregunta que planteábamos de modo “adaptativo” y
ESCUELA SUPERIOR DE
PSICOLOGIA SOCIAL
(A-1327)
CARRERAS TERCIARIAS - TÍTULOS OFICIALES
PSICOLOGIA SOCIAL A DISTANCIA Resolución Nº: 3918/05
Como verán, traté de desarmar la pregunta inicial. No se trata de
cómo “deben ser” varones y mujeres. Sino de cómo quieren y pueden ser en el mundo que nos toca. Y, por lo tanto, se trata de preguntarse cómo es este mundo. Los varones y las mujeres sabían
cómo “debían ser” en un mundo en que la singularidad y el bienestar personal eran algo secundario –casi un lujo-: lo importante
era el Progreso, la producción de más y más riqueza material y de
los saberes técnicos que nos permitieran ejercer –algún día- un
dominio seguro y total sobre la Tierra y sobre nosotros mismos. En
un mundo así (el mundo moderno, hoy global) lo que cada uno
quiere importa poco. Lo único valiosos es el poder de dominio y
apropiación.
Hoy la situación es otra. El mundo sigue organizado por esa
lógica, pero ya no creemos que sea virtuosa y nos conduzca a la
felicidad. Ya no creemos que el “dominio total” sobre cosas,
vivientes y personas, sea del todo posible, y sentimos con mucha
intensidad que no es deseable. Así, en esta crisis de proyecto y de
sentido ¿no es mejor preguntarnos cómo queremos vivir, personalmente y con los demás (en pareja, en familia, en el barrio, en el
trabajo, en sociedad), para poder contestar como vamos a tratar de
hacerlo? Acto seguido, ¿no se trata de averiguar qué posibilidades
ofrecen la realidad y el mundo para empezar a vivir como queremos? Partiendo de este análisis, en la próxima entrega me voy a
referir a la dimensión práctica.
3 Años
(1º, 2º y 3º Año)
PSICOLOGIA SOCIAL PRESENCIAL -3 Años
Resolución Nº 606/02 • Turnos: Mañana, Noche,
Sábados Intensivos ( 1º, 2º y 3º Año)
CONSULTOR PSICOLOGICO - 3 Años
Resolución Nº 212/98 Turnos: Mañana, Noche,
Sábados Intensivos ( 1º, 2º y 3º Año)
GRAFOLOGIA – 2 Años
Especialización – 1 Año Resolución Nº 1232/04
Plan Especial para Profesionales
YERBAL 1755 (Alt. Av. Rivadavia 6200) - C.A.B.A.
Tel 011-4631/3582- 9424 www.espsicosocial.com.ar
DEPARTAMENTO ACADEMICO
Inscripción ABRIL 2008
-OPERADOR SOCIOTERAPEUTICO
EN DROGADICCION
-ACOMPAÑANTE TERAPEUTICO
-COORDINADOR GRUPAL EN
DROGADICCION Y ALCOHOLISMO
DURACION 5 MESES
Los certificados son OFICIALES
y con salida laboral.
Todos los cursos tienen articulación
con la Universidad CAECE
Teléfono: 4326-4641
Mail: [email protected]
Viamonte 776 piso 4 Capital
Hay un momento para el valor y otro para la prudencia y él que es inteligente los distingue. La sociedad de los poetas muertos
Con el objeto de manifestar el repudio a la detención violenta de cartoneros asentados en Barrancas de
Belgrano a consecuencia de la suspensión del" Tren blanco", la incautación de sus instrumentos de trabajo
(sus carros), y el liso y llano robo de
sus más mínimas pertenencias personales durante su detención por
parte de la policía, una centena de
vecinos nos concentramos en las
Barrancas de Belgrano,( "Pampa y la
vía", literalmente), mientras una
nutrida hilera de policías apostados
con sus chalecos naranja, motociclistas, autos y agentes de civil nos
"esperaban" desde temprano.
Cartoneros, vecinos de la Asamblea
de Corrientes y Juan B. Justo,
Asamblea de Villa Urquiza,
Chacarita, Colegiales, Villa Ortúzar,
Núñez y Belgrano formamos un
heterogéneo grupo compuesto por
parejas, familias, mamás con bebés,
ciclistas, jóvenes y transeúntes que
se fueron sumando en el camino.
Se eligió marchar llevando los vecinos changuitos con bolsas de basura,
los cartoneros repartiendo volantes,
todos juntos.
Nuestras pancartas: "Somos todos
cartoneros", "No convirtamos a
Argentina en un país racista contra
los pobres", "Reestablecimiento del
tren blanco", "No a la violencia en
nuestro nombre","Sí a al basura reciclada por nuestros cartoneros".
Potencias que nacían al calor de los
diálogos de gestos, palabras y cuerpos y que daban por resultado nuevas ideas que se plasmaban en
acciones concretas: por ocurrencia
de un vecino, cambiamos el nombre
a la calle Virrey Vértiz por "Virrey"
Macri.
Aplausos, cantos, cacerolas y consignas compartidas durante la marcha.
En la calle, recepción dispar: desde
vecinos que se sumaban silenciosamente a la marcha, hasta ácidos
rechazos, gestos indiferentes, o apasionadas escuchas e intentos de diálogo con transeúntes empecinados
en dar su opinión, generalmente
oponiéndose a la convivencia en la
ciudad con cartoneros, estigmatizándolos por "vagos" y ladrones.
Al interior de la marcha: intercambios
fluidos entre vecinos y cartoneros,
novedad, intensidades, encuentros y,
lamentablemente, situaciones límite:
ante el sol arrasador del mediodía y
más de tres días sólo a mate, se
debió hacer un llamado de urgencia
al SAME por descompostura de uno
y desmayo de otro compañero cartonero.
Una esperanza: juntos pudimos
generar un nuevo posible. Ante la
cotidiana naturalización del individualismo y la violencia , la desvalorización de la palabra y la lógica
unívoca hegemónica de un modelo
que discrimina, descalifica y excluye
al diferente, cuerpos que se entremezclaron para resistir la impunidad del autoritarismo, buscar soluciones que incluyan lo rechazado y
pelear por la restitución de un lugar
para el otro.
Hoy hay cartoneros que, arrasada su
fuente de trabajo, están sin comer y
sin dormir hace semanas. Lo que
les pasa a ellos, nos puede pasar a
cualquiera de nosotros. Nosotros
somos ellos y ellos, nosotros.
Una oportunidad de actuar, hoy, aquí
mismo, para crear nuevos posibles…
Se necesitan mentes, manos y cuerpos a la obra, YA!
Campo Grupal / 15
Sombra
Parejidad
Juan Disante
[email protected]
De amores, pareja,
encuentros y otras cosas...
Ricardo Klein
[email protected]
“
Conocí ayer a alguien. Fue mágico y somos ya pareja. Es
increíble”.
“Lo ví y supe que era el amor de mi vida”.
“La amé en ese encuentro”.
“El contacto que tuvimos fue maravilloso. Lástima lo desastroso de la relación. ¿Cómo puede ser?”
y…
y…
y…
(a llenar con la pluma de cada lector en sus
múltiples historias).
Decía Baudrillard que “el problema de la realidad es que siempre coincide con la teoría que nos armamos de ella”. Lo que nos
olvidamos es que es sólo una teoría, solamente “nuestra” realidad,
entre todas las posibles existentes.
A partir de allí quiero compartir algunas ideas, bosquejos, trazos,
-esos que arman una realidad posible- que pueda facilitar que cada
cual esboce, pinte, matice, su propia tela referencial.
El amor es un sentimiento, por lo cual pasa o no pasa, se siente
o no se siente. No es voluntario, ni conveniente, solamente a veces
ocurre. Claro que hay condiciones para que ocurra. A la vez, las
condiciones no son de laboratorio, por eso vale lo de Serrat: “Me
gusta todo de ti, pero tú no.”
La pareja es una construcción. No se la puede buscar; se trata de
hacerla. Y como par, dos, es imprescindible que sus productores
sean dos. Puedo querer estar en pareja, como puedo querer vivir en
una casa. En ambos casos tengo que hacerlo, que construirlo. La
diferencia es que la casa puedo comprarla hecha, la pareja no. Es
un trabajo artesanal intransferible.
La pasión es… diferente del amor. Igual que éste pasa o no pasa.
Igual que éste no es voluntaria ni conveniente. Diferente de éste…
¿diferente de éste? Si, diferente de éste. Puedo amar sin sentir
pasión, o sentir pasión sin amar. La pasión, al revés que el amor,
no precisa conocer al otro. El amor es una relación de conocimiento mutuo. La pasión niega lo desagradable del otro… para mí.
El amor lo acepta… pese a mí (o a costa de una negación del
pesar).
El encuentro a veces ocurre, cuando dos –sean quienes fueran y
en la relación que fuese- entran en contacto, compartiendo aquí y
ahora. Un encuentro es golondrina, por lo cual es a veces confundido con el verano. En esa confusión, cuando la golondrina se va,
queda el frío gélido del invierno.
No desesperar, ya vendrán nuevas golondrinas…
Amor y pareja pueden ir o no juntos. Sentimiento, relación.
Entrecruzamiento. No obligatoria unión. La amalgama entre
ambas a veces no suelda. “Entonces no es amor” –escucho una voz
(infantil, producida por sucesivas introyecciones) suspirar-. “pues
si fuera amor “verdadero”…” aceptaríamos las diferencias; y
quizá éstas son de tal magnitud que la unión es imposible… pese
al amor que nos tenemos. Rescatemos aquí la oración gestáltica, en
la cual ni yo ni tú vinimos a satisfacer las expectativas del otro.
Claro que, parafraseando la oración, “si nos encontramos” –si se
encuentra el amor y la pareja- “puede ser maravilloso, y si no …
no tiene remedio”.
“Te amo como sos… eso sí, por favor, no me digas cómo sos”.
Enamoramiento que –reflejado en las ganas de amar y ser amadoes sólo un tenue reflejo de mis deseos, más que la imagen y la presencia de otro. Enamoramiento que –por efectos de realidad, por
Carrera 2008
Director: Dr. Luis Mazzarella
Campo Grupal / 16
www.terapiacorpral.com.ar
estar en contacto con el otro que es, por efectos de poder diferenciar lo que quiero que sea de lo que es- puede devenir en amor.
-“¿Y cuál es la diferencia?”- pregunta soberbiamente un enamorado. –“La diferencia es la diferencia” –responde el amor, y aclara –“la diferencia es poder reconocer y aceptar la diferencia; algo
que el que está totalmente enamorado no puede. El amor implica
conocimiento del otro; esa es la diferencia”.
El amor de la oración gestáltica. Escuché muchos comentarios
acerca de la oración. De la fascinación al odio que producía, de lo
terrible de su realidad a la sabiduría de su enseñanza. Lo que nunca
escuché fue indiferencia. ¿Cómo ser indiferente a lo que dice?
“Yo soy yo. Tú eres tú.” Está lleno de amor. De amor no confluente, o sea, simplemente de amor, pues la confluencia -al negar
al otro-, niega el amor hacia él.
“No vine a este mundo a cumplir tus expectativas”, lo cual
implica que no haré cualquier cosa para ser querido por ti; reafirmo, yo soy yo.
“No viniste a este mundo a satisfacer mis expectativas”, es una
aceptación de que no me completaré ni realizaré contigo; si podré
estar contigo, si nuestras expectativas se entrelazan. Prefiero escribir entrelazan y no coinciden pues no son de coincidencia unívocas; pueden construir una danza conjunta entre ellas.
“Si nos encontramos puede ser maravilloso”, maravilla del
encuentro, aquí, ahora, contigo.
“Y si no, no tiene remedio”, como dijo Serrat, es muy triste la
verdad, lo que no tiene es remedio. Y no hay remedio, pues tampoco hay enfermedad, sólo desencuentro. Doloroso desencuentro
para lo cual la farmacia no tiene remedio, y la vida sólo calmantes.
En especial, el tiempo.
H Muda. H Silente. Allí donde las palabras callan y se inscriben
en la piel, sin posibilidad de verbalizar, la vivencia sin posibilidad
de conciencia, donde las teorías vuelan sin dar cuenta (hablando
por ejemplo de lo real), donde los cuerpos danzan y la química
crea efectos inexplicables, como la canción infantil “Con esta sí,
con esta no”...
H Muda. H se muda, troca. Transforma. Encuentros que al dejar
marca modifican a posteriori lo anterior, que tras ellos nada queda
igual. H, h, …
…I , … I, ... I I... , I I … , I I …, entre tantos puntos suspensivos… en el encuentro entre dos… I I…, algo va ligando… I – I…,
I - I…, produciendo entre ellos…, I-I…, H…
Todas estas letras e ideas remiten a pensar el concepto de “parejidad”. Denomino parejidad al conjunto heterogéneo formado por
la disposición, el deseo, las ideas y la conducta efectiva de una persona en torno a la relación de pareja.
Si bien tiene nexos con lo que se denomina la pareja interna no
coincide con ésta, pues no remite sólo a lo interno, sino además a
la relación que la persona establece en su contacto con el medio y
a su posicionamiento efectivo –no sólo ideico- en relación a la problemática de pareja.
Disposición es la actitud general de la persona hacia el estar/no
estar en pareja, más allá de que esté o no emparejado.
El deseo –pues la pareja no es una necesidad (tomada la necesidad como propia de las vitales biológicas, más allá de que en algunas vivencias subjetivas sea considerada como tal)- remite a lo que
está en juego para esa persona como motor, como movimiento
vital en la relación de pareja, unida a su contracara polar, el miedo,
el freno.
Las ideas refieren tanto al sistema ideológico-conceptual de la
persona en referencia a la pareja, como así a sus introyectos.
Incluyo la conducta efectiva desarrollada por la persona respecto a la problemática de pareja pues ésta es el lugar y la forma en
que todo lo anterior se manifiesta; sus contradicciones, sus incoherencias, sus resistencias, el interjuego de luces y sombras a trabajar.
Trabajar. Por que -lo sepas o no, lo quieras o no- estar en pareja
es un trabajo. Trabajo placentero o no. Trabajo forzado o no.
Trabajo extra o no. Trabajo.
Centro de Capacitación Pichoniana
Cuando nació, alguien dejó caer su
diminutivo de Sombra y, durante el
resto de su vida, ya nadie lo quiso. En
su pueblito de hambre polvorienta se
crió para el cachetazo. La mitad del
padre que tuvo, desde el abrigo del
tonel patero, se encargaba de hostigarlo y sacudirle lonjazos “pa´ que se
haga hombre”. Tampoco lo dejaron
estudiar: “¡que vaya a trabajar!”. No
fueron tantos años, sino aquellos
decisivos en los que se abriga el
amor. La madre, que le dedicaba
medio tiempo, convencida de que
todo lo intenso es fugaz, le dijo que
emigrara. Así que, sabedor de que era
un hombre construido por partes, se
mudó a Neuquén.
Cuando estaba por hacerse “mula” de
la droga, en el estaño conoció a un
hombrecito chupado para adentro,
una rareza que vivía con su madre y
se vanagloriaba de ser catador de etanol y confidente de fanfarrones bronceados. Entre copa y copa se les disparó la lengua. Y juntando sus vacíos,
se confesaron sin ilusiones e imaginaron que el tiempo de hacer “guita”
se les escurría entre los dedos.
Sombra dijo que su mayor dolor era
sentirse solo como alma en pena. Así
que lloraron a moco tendido recordando el maltrato que les reservó la
vida. A Sombra le pareció escuchar el
mejor consejo de su vida: “Reclutáte
en la policía viejo, es la única forma
que te respeten”. No tardó en hacerle
caso.
Ya dentro del cuerpo de infantería,
poco a poco, sintió que las caras se
enturbiaban. La hemorragia de dignidad no cicatriza fácil y al destierro no
se lo vence así nomás. En poco tiempo acopió varios procesos por
matoncito, pero un amigo del poder
le dijo que se los levantaban para
darle un sentido a su bronca acumulada y convertirlo en un justiciero con
chapa. Nunca imaginó que en la
misma mesa de ellos iba a poder disfrutar del dulzor del guindado y del
perfume francés.
El día de la protesta docente, sintió
que su pasado volvía sin remedio. Del
otro lado, miles y miles abrazados; de
su lado, él solo, masticando desamparos. Observó que, después de
expresar su solidaridad, la multitud
se retiraba sin tenerlo siquiera en
cuenta. Una vez más, se vio a sí
mismo asediado por el ermitaño
dolor de quien se siente burlado.
Entonces, fiel a su mandato cuartelero, puso en ejecución la peor maña
del represor solitario: cumplir con el
rito de la obediencia debida. Fue en
ese instante donde se cruzaron los
intereses del poder con su disponibilidad sin regreso. Levantó el arma
apoyándola sobre su hombro, babeó
la culata, hizo rechinar sus dientes y
con una puteada desencajada apuntó
a la nuca del profesor Carlos
Fuentealba. Con toda la saña apretó el
gatillo y, por un momento relámpago,
creyó que estaba tirando contra la
cabeza de su padre.
Tal vez por miedo a revisar su origen,
a partir esa última “proeza”, Sombra
se enteró que estaba condenado de
por vida.
Encontrá herramientas para mejorar
tu calidad de vida y de la comunidad.
Curso: Promotores en Salud Comunitaria
Duración 2 años - Frecuencia Semanal
Módulos específicos: Sexualidad, Adicciones,
Violencia familiar, Economía Social y Solidaria.
Teoría del Dr. Enrique Pichon Rivière
NO SE REQUIEREN ESTUDIOS SECUNDARIOS
Informes e Inscripción: NEIKE-PROFAM ASOCIACION CIVIL
ECHEANDIA 4590 (alt. Escalada 2300), Ciudad Autónoma de Bs. As.
Tel. 4683-0020 Comunicación directa: (15) 3196-9309
Una víctima, y quién no lo es. El cuervo
Estar escuchante
Lic. Valeria Cordoba
Confesiones desde
el “desparramatorio”
(UBA)
Atención Psicológica
niños / adolescentes / adutos
Psicodiagnosticos
Orientacion vocacional
Cel: 15-3234-1850
E-mail: [email protected]
Adriana Piterbarg
[email protected]
L
a burbuja de intimidad que se construye en el encuadre psicoterapéutico ofrece la ocasión de volver a habitarse,
abriendo ciertas compuertas para demorarse en el estar en
sí. No son las palabras del analista las que desatan el nudo sino su
peculiar manera de ir cartografiando la escucha. Paciente y terapeuta iniciamos un viaje por una especie de cinta sin fin, buscando un horizonte que nunca deja de estar lejos y siempre está al
alcance de la mano. Aparentemente hay puertos donde soltar amaras, puertos donde anclarse, señales que demuestran que no todo
fue naufragar, pero la orilla atesorada es lograr una coincidencia
con uno mismo, que cada cual atienda su juego siendo el timonel
de su propia embarcación, respetando su singular manera de viajar. A lo largo de mi recorrido como psicóloga clínica he logrado
desaprender varias cosas e incorporar otras tantas. Reconozco gratamente que cada uno de mis pacientes ha sabido despabilar diferentes rincones de mi escucha corporal. Para ellos entonces, estas
palabras como una forma de agradecerles desde el cuerpo de la
escucha.
Se enciende la luz de tu relato, tus palabras aletean amarillas llevándome a mirar la lluvia en el patio de atrás de tu vida
y allá vamos…
y así estamos…
y estos somos…
Paciente y terapeuta en el paraje cósmico al que mal llamamos
“consultorio”. En realidad no hay nada por consultar sino mucho
por desparramar: tristezas añejadas, dulces sueños, complejas
complejidades, dudas inquebrantables, confusos haciadondes…
¡tanto por desparramar! Creo que para ser más precisos deberíamos llamar “desparramatorio” a este espacio donde los bordes
entre el malestar y el bienestar se tornan más difusos.
Tus palabras siguen aleteando, ahora son rojizas casi carmín, sin
mucho desparpajo van desabrochando seductoramente el límite de
lo que sos, perfilando tus claro-oscuros
y estamos solos…
y estamos juntos…
y estamos solamente juntos…
Después de todo no hay mejor paraíso que una buena sombra.
Esto pretendo ofrecerte con el abrigo de mi recepción, aunque a
veces…
Siguen tus palabras de un color azul cobalto, delineando tus
horizontes, entre heridas marchitas y resplandecientes,
son cataratas, aluviones, cuentagotas,
son laberintos, autopistas, callejones,
son pollitos mojados, dinosaurios o un buen avestruz…
y te veo volver, sufrir, crecer, perderte,
y me veo escuchar, sonreír, dudar, moverme.
Un silencio, un flash, un santiamén, una eternidad.
Vuelven tus palabras al túnel de mi escucha. ¿Son verdes o violetas? El viento de tu ahora va al galope levantando polvareda, y
yo no se adonde habrá quedado mi montura. Mis ideas se despeinan, amanecen las preguntas:
¿Dónde se posarán tus palabras sin retorno?
¿Dónde desensillar el silencio de la angustia?
¿Dónde estará Irma, mi psicóloga?
Mi alma se sacude, se acomoda, intentando aterrizar junto a la
tuya. Acelero el motor de mi escucha, comprobando que mi atención esté flotante y mis flotadores atentos. Busco un espacio, una
suerte de lienzo donde entrelazar tu colorido, y en ese salto al
vacío –que algunos llamamos insight- veo a tu alma presurosa saltar hacia otro escondite… ¿o estarás buscando nuevos colores?
Seguiremos la próxima sesión, desparramando en el “desparramatorio”, este conglomerado de voces subterráneas, refugio de
intimidades, donde vivo la magia de desparramar ante tus ojos mi
“estar escuchante”.
Fragmento del capítulo "El cuerpo de la escucha", que formará
parte del libro REPENSAR LO CORPORAL.
ESCUELA
DE ARTE Y
PSICODRAMA
Dirigida por Adriana Piterbarg
• Cursos de formación en Psicodrama,
Niveles I, II y III.
• Training en dirección de escenas.
• Técnicas de acción aplicables al trabajo
con grupos.
• Psicoterapias individuales y grupales
con orientación psicodramática
• Curso de Teatro espontáneo
A D I C C I O N E S
Centro de Atención
AUCAN
Tratamiento: Adicción a drogas,
Anorexia-Bulimia, Juego compulsivo
TALLERES DE UNA JORNADA, 14 a 17 hs.
Tabaquismo 12 de abril
Alcoholismo 15 de marzo
Aprender a comer 29 de marzo
Pasaje Amberes 775 PB - Capital Federal
Sarmiento 1478 - 2º Piso - San Miguel
Colegio Da Vinci - Comodoro Rivadavia - Chubut
Solicitar entrevista telefónica al 4431-8773
[email protected]
www.arteypsicodrama.com
Informes e inscripción únicamente a: 4702-1128 y 15-4185-8462
[email protected]
www.aucan.com.ar
Consultorios en Once y Tribunales
Ya salió el Nº 2
Conseguilo en los kioscos
o llamando al 4504-2449
Universidad
Popular Madres
de Plaza de Mayo
Universidad de
Lucha y resistencia
CARRERA DE PSICODRAMA
Coordinadora Ana del Cueto
y Equipo
Duración 3 años
SEMINARIO DE POSGRADO
INTENSIVO FORMACION EN
PSICODRAMA Y
COORDINACION GRUPAL
Segundo Sábado del mes / en
convenio con FUNDAGIC.
Coordinación Ana del Cueto –Pablo Blache
Talleres informativos de
Psicodrama y Grupos
17 de marzo y 31 de marzo
de 19 a 21 hs Gratuito UPMPM
Hipólito Irigoyen 1584 - (1089) C.A.B.A.
Informes e Inscripción:
4384- 8693 www.madres.org
Taller de
Investigación
Filosófica
Línea Gilles Deleuze
Pensar la Potencia
- Talleres grupales de investigación filosófica.
1 vez por semana 3 horas.
- Talleres individuales
de investigación filosófica
y artística.
- Taller de actuación y
composición.
1 vez por semana, 3 horas.
[email protected]
15-3256-5577 4961-0432
www.filoartelambertoarevalo.blogspot.com
Las cicatrices nos recuerdan que el pasado es real. El silencio de los inocentes
Campo Grupal / 17
Casona Cultural
Humahuaca
Centro Cultural cuyo micro
emprendimiento tiene aristas de
trabajo desde la Salud Mental, la
educación por el Juego, el
espacio comunitario barrial, y el
área artística: Intentando
armar un tejido social, para la
reconstrucción de vínculos
solidarios, promover la cultura,
difundir valores de salud y
articular creativamente lo que
esté pasando en el entramado
social que participa. La Casona
asumió ese papel de referente
barrial. Es un lugar donde los
vecinos y tallerístas atienden el
bar, pintan murales en las casas,
arman milongas callejeras,
intervenciones recreativas y
emprenden movidas solidarias.
AREA ARTISTICA:
• Artes Plásticas
• Taller de Teatro
• Introducción a la producción
de espectáculos, música
y eventos
• Producción de espectáculos
de teatro y danza
• Tango
• Danza Contemporánea
• Danza Butoh
• Mitología y danzas africanas
Taller intensivo teórico práctico.
• Seminario de Danza
Contemporánea
• Yoga
AREA PSICODRAMATICA
y de Salud:
• Teatro Espontáneo Abierto
• Psicodrama Psicosocial
• Psicodrama comunitario… laboratorio de experiencias para
hacer en la calle…
AREA COMUNITARIA:
• Milonga en la calle
• Cumbre de Juegos Callejeros
• Baldosas por la memoria, grupo
Barrios, Memoria y Justicia
• Ventana aborigen
Con el Rioba:
• En constante contacto con 16
instituciones del abasto once .
• Varios proyectos en Red.
Sobresalen:
• Cine en la calle, vecino traiga
su sillita…
• Teatro Comunitario: “La picazón del Abasto” estamos armando
elenco!!!
AREA RECREATIVA:
• Seminario de capacitación y
orientación para participar en
jornadas y los eventos callejeros.
Jornadas. Encuentros.
Coordinación de grupos. Juegos.
Comunidad.
CASONA CULTURAL HUMAHUACA
Humahuaca 3508
abasto - capital
tel: 4862-5369
[email protected]
www.casonahumahuaca.com.ar
Campo Grupal / 18
Juego, espontaneidad, expresión
¿Qué es ser
creativo, hoy?
Gerardo Smolar
[email protected]
C
rear, es originar, producir algo nuevo, diferente, inexistente.
Consideramos creativo al ser que tiene ese don al nacer, y
también al que lo desarrolla posteriormente.
La experiencia confirma que es una capacidad latente en todos y
que se la puede estimular de diversas maneras, adecuadas a la personalidad y a la escuela de la vida de la que procedemos cada uno de
nosotros. Las formaciones particulares adquiridas, desarrollan algunas habilidades, pero también operan deformaciones, creando algunos vicios laborales y profesionales. Un ejemplo común es el desarrollo técnico a expensas de la conexión humana. También se puede
ver un desarrollo espiritual, desprovisto de una capacidad de lucha
por la vida.
¿Pero por qué y para qué serviría ser creativo?
Muchas veces ocurre que ya se ha establecido por hábito y/o porque así se lo pensó, una forma común de responder a alguna necesidad o problema.
Tengo un ejemplo: una joven recién casada, cortaba un peceto en
dos partes, que ponía en distintas asaderas. Cuando su inquieta esposo, le preguntó el motivo, recibió la respuesta de que su madre lo
había hecho siempre así. Consultada la suegra, le hizo saber al curioso, que el motivo había sido no tener asaderas más grandes… pero no
era esa la cuestión, en la que estaba su hija… que nunca preguntó
nada sobre el tema…
Las situaciones cambiantes, generan frecuentemente la conveniencia de innovar. Los cambios en ocasiones se pueden prever y estimulan la imaginación y la capacidad emprendedora de los creativos. En
otras oportunidades se nos imponen sin previo aviso, y el estrés ocasionado nos estimula una respuesta nueva o nos paraliza, entrando en
crisis y caída derrotista.
Vivimos en una época de cambios tan vertiginosos que el que no
logre adaptarse creativamente, no podrá enfrentar adecuadamente,
los problemas, que esos mismos cambios puedan generar.
Ser creativo hoy, sigue siendo, ser original y fundamentalmente,
prepararse para resolver los nuevos problemas.
Si no queremos vivir masificados, va a ser imprescindible, animarse a ser uno mismo, más allá de las críticas y rechazos o la no aceptación.
Tenemos que aceptar la propia naturaleza y sus necesidades básicas.
Carl Rogers dice: “…creatividad es la tendencia del hombre a realizarse a sí mismo, a hacer realidad en sí mismo, todas sus potencialidades…”
También necesitamos imperiosamente, sentir que pertenecemos a
una familia, una pareja, un grupo, una comunidad…
Estos son dos grandes imperativos biológicos y espirituales.
Dice el refrán que la necesidad es madre de la creatividad, sentir
que nos falta algo (o que nos sobra algo).
Esto es válido para todas las necesidades del ser humano, desde las
básicas de supervivencia y subsistencia, la lucha por la vida, así como
las vinculares: emocionales, sentimentales, sociales y espirituales de
trascendencia.
Una clave importante para la capacidad creativa, es conservar activo al niño que fuimos y que llevamos adentro nuestro.
Un estudioso de la niñez. David Winnicott, afirmó que el brillo y
espontaneidad de la infancia, era difícil volver a tenerlo.
Difícil, pero no imposible. Si sabemos que vale la pena, conservar
algunas funciones típicas de cada período evolutivo, podremos hacerlo, diferenciándolas de las otras características que no nos interesan
retener, ya que son superadas con el crecimiento y madurez logrados.
Es lo que sucede con la inmadurez neuromotora y cerebral. El pensamiento egocéntrico que describió Piaget y el amor posesivo tan
conocido en los niños.
Son valiosas durante toda la vida: la curiosidad típica del niño, el
impulso de curiosear y descubrir, preguntar porqué, querer saber…
Hacen a un espíritu libre y curioso del mundo exterior y/o interior.
Cualquier desarrollo humano, requiere de una cuota de sana curio-
* asistencia psicológica grupal
* entrevistas de orientación
* talleres expresivos: expresión corporal, yoga, eutonía.
* taller sobre HIV
* taller de la memoria
• área docencia: cursos - seminarios
Carlos Gardel 3185, 2º “E” Capital Tel/Fax 4862-0944 directo 4865-0923
[email protected]
sidad. La inocencia y la capacidad de asombro, que no antepone
“peros” a las experiencias. El dejarse llevar por la energía vital a nuevas sensaciones, pensamientos, imágenes, expresiones y acciones.
Mi nieto de 17 meses, se largó a hablar a su manera, con todo el
mundo. Sólo conoce pocas palabras y las demás las lalea y hace gestos con la cara y las manos, muy expresivos. Seguramente esta actitud osada y valiente, le va a permitir hablar pronto, a medida que
aprenda más palabras.
Veo que mi nieto, a quien llamaron Valentino (porque deseaban que
fuera valiente), tal como lo hacen tantos niños, de distintas edades,
juegan a ser y hacer, lo que todavía no saben ni ser, ni hacer bien, sin
hacerse demasiados problemas de vergüenza, ni de sobrexigencias.
Haciendo primero por imitación, van adquiriendo destrezas progresivamente, que luego les permite tener reacciones creativas genuinas.
Un niño de sólo 2 años, les dijo a sus padres, en una noche de truenos y relámpagos, que fue “un trueno de cola”, el sonido del gas
intestinal, que eliminó ruidosamente.
Para que un niño pueda conducirse con espontaneidad creativa, hay
que dejarlo en paz, es decir sin coartarlo con un exceso de normas y
prohibiciones, muchas veces nacidas de miedos excesivos, deseos de
cuidarlo y comportamientos rígidos, aprendidos sin pensar, ni cuestionar, como ocurrió en el ejemplo del peceto. Siendo yo un bebé me
fajaban como un matambre, durante bastante tiempo… “para que no
se me tuerza la columna”…
Todos seguramente, recordamos algunos mitos, como el de no
bañarse, ni lavarse la cabeza, durante la menstruación.
Esto que menciono, no quiere decir que recomiende no guiar a los
hijos. Siempre es bienvenida la regulación experimentada y afectuosa de padres, abuelos, tíos, y demás adultos que vigilan cuidadosamente el bienestar y crecimiento de un niño. A ellos mismos les viene
bien, su propio desarrollo creativo y saludable que les permitirá reconocer el clima facilitador del crecimiento de personas libres y positivas para sí mismas y los demás.
El adulto encuentra actualmente, cantidad de propuestas que estimulan la ampliación de su conciencia, su sensibilidad y movimientos
y la rica expansión de su expresión creativa: danzas, juegos teatrales.
Expresión corporal, plástica, musical, coral, literaria.
Sensopercepción, yoga, bioenergética, eutonía y otras gimnasias
energizantes.
En el Centro de Biocreatividad, integramos el trabajo corporal bioenergético (que moviliza la energía bloqueada) y la canalizamos
luego a través de distintos lenguajes expresivo / creativos.
El objetivo es la salud, el desarrollo creativo y la propia realización.
Claves de la creatividad
CONCIENCIA Y CONEXIÓN: Darse cuenta de las necesidades (
por su percepción), y si están enmascaradas, descubrirlas por los simbolismos que hablan de ellas, en los sueños, ensueños y las producciones expresivo/creativas.
INFORMACIÓN: A través de los medios.
REACCIÓN: Respuesta activa a la necesidad.
INICIATIVA: Decisión para iniciar la reacción creativa, independiente de lo ya establecido y convencional.
DISCERNIMIENTO: Integración del raciocinio y la intuición.
Integración del propio criterio con las opiniones autorizadas.
LIBERTAD INTERIOR: Permitirse soñar, imaginar, idear, planificar, comunicar, expresar, sin juzgarse ni dejarse juzgar prematuramente.
LIBERTAD DE ACCIÓN: Movidos por la curiosidad, el asombro,
la sorpresa, el descubrimiento, la invención.
APRENDER HACIENDO: Del ensayo y del error también se
aprende. Para hacer hay que poder deshacer.
PROCESO: Todo tiene un comienzo, un desarrollo y un fin.
TRABAJO SOSTENIDO: Completar el proceso, a pesar de las
dificultades surgidas.
ENERGIA, LUGAR Y TIEMPO: Para poder realizar el acto creativo con el trabajo necesario.
DESEO: Impulsa la acción ansiosamente y con pasión.
AMOR, HUMOR, FE Y ALEGRIA: Motorizan energéticamente
todos los proyectos y amortiguan la tensión y la ansiedad del deseo
imperioso.
JUGAR Y JUGARSE: Con combinaciones diferentes y novedosas.
Miradas de la realidad distintas. Compromiso en las búsquedas.
GOZAR: Del hacer y de los resultados. Eludir dentro de lo posible,
el dolor y el sufrimiento evitables.
¿DINERO? Si falta puede ser una traba, pero también un objetivo
a lograr y un incentivo. Lo mismo es válido para todas las carencias.
Cualquier impedimento más profundo, requerirá la ayuda especializada para desbloquear funciones.
Siempre que estreno un sombrero se me borran de la cabeza toda clase de cuentas y de números. Lo que el viento se llevó
AGENDA
Universidad CAECE
Cursos de educación continua
- Formación de Asistentes para personas con discapacidad, familias y organizaciones vinculadas
con la temática.
Coordinación: Dr. Fernando Stern
- Postgrado en Danza / Movimiento terapia (D/ M
T).
Dirección: Licenciada Maralia Reca, ADTR.
- Desarrollo psicomotor: indicadores de alteración
psicomotriz.
Dirección: Lic. Horacio Diego Sagray.
Contacto: [email protected]
5252-2812 / 2849 www.caece.edu.ar
Seminario de Posgrado en Psicodrama y Grupos
Pablo Blache - Ana del Cueto en convenio con
Fundagic Buenos Aires/Tierra del Fuego.
Intensivo segundo sábado del mes
Cuota $80
Talleres informativos 17 de marzo y 31 de marzo
de 19 a 21 hs Gratuito Universidad Popular Madres
de Plaza de Mayo
Hipólito Irigoyen 1584 (1089)
Informes e Inscripción 4384- 8693
www.madres.org
Introduccion a la Clínica psicoanalitica
con parejas y familias
Dispositivo y transferencia
Escena e interpretación
Coordinan Lic. Pablo Torres - Lic. Gerardo Gómez
Lunes de 14:30 hs a 16 hs
Inicio: 14/04/08 Finalización: 02/06/08
No arancelado
CSM Nº 3 A. AMEGHINO GCBA
Secretaría de Docencia e Investigación
Curso de Postgrado
Informes e inscripción: Av. Córdoba 3120 1º P. de
8:30 hs a 14:30 hs Sra. Elsa Durante Tel: 4862 2895 Int. 106
Certificados Oficiales
Talleres intensivos de Psicodrama y
Multiplicacion dramática
Coordina:Lic: María C. Pavlovsky
8/3 de 11 a 15 hs.
12/3 de 19.30 a 22.30 hs.
Informes: 4778-0195 www.psicodrama.com.ar
www.carolinapavlovsky.com.ar
Operador en violencia familiar
Curso interdisciplinario 2008
Solo con inscripción previa
Se dicta el 2° sábado de cada mes.Inicio abril 2008.
2° sábado.
Dirigido a estudiantes, docentes, psicólogos, trabajadores sociales, psicopedagogos, médicos, abogados, etc.
Certificación y asistencia
A.A.D.I.F. Asociación Arg. Para el Desarrollo Integral
de la Familia
[email protected] 4301-8152
http://personales.ciudad.com.ar/aadif/
Un Relato sobre la temática de Adicciones desde
la experiencia en un Centro del Gobierno de la
Ciudad de Bs. As.
A cargo del Licenciado en Psicología y Psicólogo
Social Jorge Perê Vignau
Los invitamos compartir este espacio de reflexión
en nuestra Sede Social el
Viernes 14 de Marzo 2008 18:30 hs.
A.P.S.R.A. - Asociación de Psicólogos Sociales de
la república Argentina
Informes e inscripción: [email protected]
4958-3912 www.apsra.org.ar
Yatay 122 PB. 2º Cpo. Ciudad Autónoma de Buenos
Aires
Talleres gratuitos - Aluminé
“Lo ético y lo moral”. Ejercicios de investigación de
conductas.
Sábado 5 de abril de 11 a l3 hs.
“Las modalidades del amor presentes en los procesos vitales”. Sociodrama.
Sábado 12 de abril de 11ª 13 hs.
“Duelos colectivos. Genocidios. Sociodrama.
Sábado 26 de abril de 11 a 13 hs.
“Familiarizarse con la Ruta de la Creación”.
Sociodrama.
Sábado 3 de mayo de 11 a l3 hs
Fundación Martínez Bouquet
Güemes 3950 , Capital / 4831-3738
[email protected] / [email protected]
www.alumine.org.ar
Counseling – Consultoría Psicológica
Inscripción 2008
3 años de duración
La Suisse – CEPEC Educación superior
Av. Corrientes 1996, Capital
4953-7099 / 9582
[email protected] www.cepec.edu.ar
Carrera de Psicodrama Entrenamiento y
Materias complementarias
Día de cursada. Lunes y miércoles de 19 a 22 hs.
Coordinación Ana del Cueto y Equipo
Duración 3 años Operador Grupal en Psicodrama
Cuota 460
Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo
Hipólito Irigoyen 1584 (1089)
Informes e Inscripción 4384- 8693
www.madres.org
Coordinación de grupos
Está abierta la inscripción al Programa Anual de
Capacitación en Coordinación de Grupos con
MultiRecursos Técnicos en el Instituto de
Investigaciones Grupales.que dirige Graciela
Jasiner
Encuentros informativos: Martes 18 y 25 a las 20
hs. Miércoles 12 y 19 a las 14 hs.
Guatemala 4334
Informes: (011) 4833-7808 Mail:
[email protected]
Página web: www.ingrupos.com.ar
Actividades en el Instituto de la Máscara
- Seminario Cuerpo, grupo y máscaras
- Taller de Trabajo Corporal Expresivo
- Taller de Construcción de Máscaras
Tel. 4775-3135
[email protected]
www.mascarainstituto.com.ar
Lycopodium
A partir de la especialización del campo del deseo,
investigamos desde y hacia la multiplicidad, partiendo de lo corporal – sonoro – gestual – literario
– plástico - psicodramático, buscando experimentar el pasaje de lo fijado a lo dinámico, de lo conocido a lo extraño, de lo cristalizado a lo creativo y
de lo lúdico a lo maravilloso, en pos de la creación
de nuevos posibles.
Lic. Cecilia Torres – Prof. Marina Kohan
Tel. 4554-2315 - [email protected]
Entrenamiento en Actuación Física
Para estudiantes y actores. Profesor: Alejandro
Barratelli
Se investigara el cuerpo en sus variables poéticas y
como creador del gesto en un mundo donde la
palabra habita universos desconocidos. Utilizando
diferentes técnicas expresivas y recursos dramáticos en la improvisación, el actor es así generador
de su propio lenguaje incluyendo secuencias físicas
para favorecer la apertura en la propuesta escénica.
Informes e Inscripción:
Teatro IFT. Boulogne Sur Mer 549 de 16 a 21 hs.
4961-9562/4962-9420
teatrobarr[email protected] [email protected]
para Principiantes
Un lugar para desplegar nuestras posibilidades creativas
Para descubrir nuestro cuerpo y nuestra voz como
materia expresiva...jugar, inventar, sorprendernos,
arriesgar, crear todo el tiempo...encontrarnos en la
alegría de improvisar como experiencia de otras
realidades posibles, no transitadas cotidianamente.
Una propuesta investigativa...transitar preguntas y
seguir desarrollando tus potencialidades expresivas....
"Improvisar es unirse al mundo, confundirse con
él." Gilles Deleuze
Martes a las 20,30 Hs. En Casona Cultural de
Humahuaca, Humahuaca 3508.
www.casonahumahuaca.com.ar /
[email protected]
Programa de formación Tobi Natal en Salud
Corporal y Psicológica a partir del embarazo,
parto y puerperio
Duración: 2 años
Asistencia: 12 horas teóricas-prácticas más 4
observaciones mensules
Inicio: Abril 2008
Coordinación: Lic. Viviana Tobi y equipo transdisciplinario
Paraguay 4694. Tel 4773-1574
www.tobinatal.com.ar [email protected]
Teatro
- Taller de experimentación expresiva
Seminario Cuerpo y Grupo
Coordina: Lic. Patricia Mercado
a.
1.
2.
3.
El cuerpo: puentes entre la tensión y la expresión.
Campo perceptual y narrativas corporales.
Cuerpo y poder.
La acción como advenimiento del cuerpo.
b. La producción grupal: en torno al conflicto y sus
posibles lecturas.
1. Demora y diálogo: trama comunicacional y acontecimiento.
2. La metáfora como exploración del devenir grupal.
3. El silencio, de lo resistencial a lo creativo.
4. Desafiliación e identidad.
Derrotero Bibliográfico:
Pensar en compañia de Foucault, Nietzsche, Cioran, Deleuze, Le Breton,
Bernard, Andrade, Rolnik, Ingber, Pessoa, entre otros.
• Frecuencia semanal. • Módulos cuatrimestrales.
• Comienza en marzo. Lunes de 20 a 22hs.
• Arancel $ 120 por mes.
Espacio de trabajo vivencial (trabajo corporal, plástica,
máscaras, escena), reflexión teórica y escritura.
Inscripción al (5411) 4854-5732
patomercado2001 yahoo.com.ar
Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Publicidad
x
mail
Mailing exclusivo para la difusión
de eventos y actividades del ámbito Psi
Alcance masivo
Precios accesibles
Contacto: [email protected]
Puede que hayamos acabado con el pasado, pero él no ha acabado con nosotros. Magnolia
Campo Grupal / 19
LA INTERPRETACIÓN
DE LOS SUEÑOS
Conversaciones
Luis Gruss
[email protected]
Anoche le dije que cambiáramos de sitio porque en el de
siempre caían piedras en punta. Ni siquiera había sillas para
sentarse. Por lo general encontrábamos hojas de viento
girando en el viento. Y lo digo así para ponerle algún nombre a esa especie de nube o sábana que nos cubría. Ella aparecía puntual en un hueco borrado del mapa. Los relojes se
derretían. Y si llovía no era agua lo que inundaba ese campo
sin tiempo que perder.
Sus gestos parecían venir de lejos al igual que sus palabras disueltas en licor de flores. A veces me mostraba su
colección de jirafas o los discos de vinilo que, como murciélagos, todavía colgaban del techo. Yo prefería hablar de
cualquier cosa con tal de llamar su atención. A veces le contaba las últimas películas que me hicieron llorar. En cierta
ocasión llegué a enumerar la serie de dislates amorosos que
había padecido por su culpa. Ese punto la irritaba especialmente. Se negaba a cargar con el fardo que le endilgaba y
(debo admitirlo) tenía razón. Sin perder elegancia conseguía
hacerme callar con graciosos movimientos de gacela. Sus
manos avanzaban por mis piernas dibujando líneas quebradas en el medio. También la charla era sinuosa como todo.
Los temas se sucedían alocadamente y alrededor caían muebles, caños, grandes arboledas y escaleras que abrazaban
ese raro bulevar.
--Necesito pedirte un favor—me sorprendió un día.
Supongo que después siguió hablando pero al despertar
no pude recordar de qué ayuda se trataba. Luego la encontré en Malvinas. Cada uno tenía a su cargo un grupo de soldados. Llevé el mío a ver un circo montado en la primera
línea de batalla. Ella quedó a cargo de un pelotón de fusilamiento. Me entusiasmaba la idea de que los dos estuviéramos juntos llevando adelante un proyecto común. Al regresar nos besamos fuerte y profundo como en los viejos tiempos. Creo que me fui de las islas porque no aguanté más.
Eran las cinco de la mañana y el forzado estado de vigilia se
mezclaba peligrosamente con la herida. Pensé. Hasta las
hormigas trabajan para cambiar el eje de la tierra.
--No te vayas— alcancé a rogarle. Daba la impresión de
que su cuerpo se diluía como ciertos peces que huyen de las
corrientes amargas. Yo seguía hablando pero ella parecía no
escuchar; una batería de rock pesado sonaba en los costados
y varios jefes disputaban mi cabeza. Hubiera deseado que se
quedara pero no podía impedir la sucesión vertiginosa de
los días. De nada me sirvió sacar el álbum, poner la música
que nos hacía bailar cuando vivir era mejor que escribir y
las aves acudían sin que nadie las llamara. Por eso le propuse que cambiáramos de cita. Porque en la de siempre –le
expliqué- las conversaciones se pierden como niños en el
bosque.
No existe en la vida onírica nada demasiado absurdo, incoherente o anormal.
Tampoco en la escritura. Soñando o
escribiendo podemos traicionar cien
veces a la mujer o al hombre a quien
supuestamente adoramos en estado de
vigilia. Podemos incurrir en deliciosas
perversiones, traicionar, mentir, dirigirnos incluso hacia el lugar equivocado y
acertar. Freud dedicó un libro clásico al
tema. Pero la interpretación de los sueños sigue siendo difícil y anormal como
los textos que sueñan en esta página.
La vaca
Fernando Vico
[email protected]
Calor
Marcelo Miceli
[email protected]
Si el destino existe, está de mi parte por noventa centímetros: la distancia que me separa del BGH 3000 frigorías que
cayó en la vereda. Media cuadra más allá cae un Top House
2250 frío-calor, con temporizador, indicador LED y control
remoto y mata a una chica de piernas largas. Quiero huir, y
huyo, pensando en los buenos tiempos donde el peligro
sólo estaba en las macetas. Un Peabody con filtro antibacterias de 6000 frigorías se las ingenia para aplastar de una
vez a cinco turistas alemanes de pantalones cortos y medias
altas. El impacto me sacude contra un ventanal de ropa para
talles especiales donde mi suegra compraba en secreto. Sigo
corriendo, ahora en zig-zag, porque así corren en las películas para esquivar las balas. Un chico con arito en forma de
dado me imita pero mal: el zig-zag lo hace al revés y al tercer movimiento lo alcanza un Westinghouse que fue adquirido con un descuento del veinte por ciento. Distraído, un
Blue Sky casi me agarra el pie derecho, aunque ya le tomé
el pulso al asunto: la caída es anunciada por las gotitas que
expulsan de la manguera. A partir de ahí, si quiero evitar
morir como un sapo, tengo entre dos y tres segundos para
Campo Grupal / 20
freno, dejándola pasar de largo. Oosso. Corta en cinco a una
rubia con tacos.
Faltando dos cuadras para la General Paz dejo la huida en
zetas y le voy derecho, en i latina, saltando en el puntito
imaginario apenas paso el puente, entusiasmado por un try
histórico. Hace poco vi el mundial de rugby. Esquivo los
cuerpos, paso sobre ellos, poniendo más voluntad que técnica porque se me jodió el menisco. En mi próxima vida
compraré zapatillas para alto impacto, no importa el precio.
Un Conqueror de ventana hace un cráter. Pienso en cráter,
pienso en cráneo, en que me duele por tanto sol, por tanto
ardor. Solo quiero llegar a casa, cerrar las ventanas y encender el Surrey.
Sigo y sigo. No sé cuánto. La ciudad queda atrás.
Estoy en el campo. Hay otros también, los que pudimos
escapar más o menos vivos, más o menos sanos. Hay vacas
bajo el grupito de árboles. Podría descansar con ellas, aprovecharme de su leche, de su carne, aprender a tajearlas, descubrir los cortes en carne propia, esto es bola de lomo, esto
entraña, pero prefiero estar al aire libre, sin nada sobre mi
cabeza, ni siquiera nubes. Las vacas no son cubanas, por lo
que considero que tampoco es zona de satélites. Ya nada
más puede caerse. No sé si es un alivio pero se asemeja.
Estamos, estoy fuera de peligro.
El sol va yendo. Los atardeceres en el campo son tan pictóricos. Es un naranja diluido en soda. Suenan los grillos,
que es lo único que reconozco por algún campamento infantil.
Entonces me aflojo.
El pasto amortigua la caída, pero igual oigo un plack, al
rato un plick, otro plick. Siento que cae mi boca, después
mi nariz, el brazo derecho, el anular con el anillo, los ojos.
Soy testigo de los diferentes sonidos hasta que llega el turno
de mis orejas y ya no oigo nada más.
Ilustraciones de Rosana Carballo [email protected]
avanzar. Un sapo aplastado. Aunque ya estoy cansado y no
sé qué es mejor. La escapatoria es correr por el medio de la
calle hacia los suburbios, alejarme de edificios. Pero han
perfeccionado su accionar. Una vez en el suelo, los ventiladores (¿también les dicen coolers?) salen de sus jaulas y
persiguen. Me cortaron las piernas, oigo gritar. Aunque
carezco de atractivo, mis curvas logran confundirlos: ellos
van en línea recta; pertenecen al primer peldaño evolutivo y
espero que pasen horas hasta que se perfeccionen. La hélice de un York de 4500 frigorías se cruza en diagonal y
Odio el surrealismo de los sueños. Me da bronca que
cualquier cosa pueda pasar dentro del desarrollo onírico. No
es que quiera censurar a nadie: que cada uno sueñe lo que
quiera. Lo que me molesta es que te vienen contando una
historia más o menos normal, te tienen enganchado como si
fuera el final de la telenovela y al final la cosa se termina
yendo para el lado de los tomates. Supongamos que la trama
viene con una competencia de atletismo en los Juegos
Olímpicos. Competís contra un ex compañero de primaria,
el quiosquero de la esquina y un actor de la tele. El premio
es la chica que te gusta. De jurado está tu madre. Hasta ahí
vamos perfecto. Pero las tribunas están repletas de vacas.
¿Qué tienen que ver? ¿De dónde salieron? ¿Por qué no me
dejan tranquilo?
Las vacas aparecen para que la interpretación sea un poco
más complicada. “No queremos darle todo servido al espectador”, diría el director de cine que suele recurrir a esos
recursos cuando no sabe cómo contar una historia. “No sé,
es muy loco, re- fumado, algo onírico”, comentará alguien
cuando intente explicarle la película al compañero de trabajo.
Me sabrán disculpar, pero para mí los sueños están sobrevalorados. Hoy en día la gente hace cualquier cosa por un
sueño: canta, baila, incluso patina. Y yo, la verdad, no creo
que tengan demasiada importancia. ¿Qué significado esconden esas vacas? ¿Se me revelará algo inédito en mi vida por
saber por qué está la tribuna repleta de vacunos? No creo.
Si me pierdo buscando el sentido de la vaca, menos encontraré el sentido de la vida.
No obstante, hay personas que ganan muchísimo dinero
interpretando sueños. Sus respuestas suelen ser iluminadoras. Eso sí, poseen un complejo sistema de referencias para
determinar qué hay detrás de la palabra vaca. Ellos estudiaron mucho y pueden pasarse horas escuchando narraciones
rescatadas de la duermevela. A uno de esos profesionales le
conté mi historia. Y no dudó un segundo en darse cuenta de
lo que pasaba. Este hombre de barba, anteojos y voz gastada por el cigarrillo, se acomodó en su sillón, carraspeó y sin
mirarme me dijo:
-Sencillo pibe. Jugale al 54: la vaca.
...Y nada significan, porque nada que valga la pena puede ser entendido por la mente. Manhattan

Documentos relacionados

Numero 93 - Escuela de Psicología Social de Montevideo

Numero 93 - Escuela de Psicología Social de Montevideo El psicoanálisis operó junto con otros discursos sociales promoviendo un movimiento de levantamiento de las represiones, como si con la liberación de las costumbres, las personas alcanzarían cierta...

Más detalles

Numero 112 - Escuela de Psicología Social de Montevideo

Numero 112 - Escuela de Psicología Social de Montevideo Secretario de redacción Walter Vargas Redacción Luis Gruss, Patricia Mercado, Denise Najmanovich, Daniel Seghezzo. Administración y Publicidad María Eugenia Conde, Pablo Scarfo Colaboran en esta ed...

Más detalles