(Microsoft PowerPoint - Cuaresma2 [S\363lo lectura])

Comentarios

Transcripción

(Microsoft PowerPoint - Cuaresma2 [S\363lo lectura])
y
ANUNCIANDO LA BUENA NOTICIA
DEPARTAMENTO PASTORAL COLEGIO SAN NICOLAS DE MYRA
Carnaval y Cuaresma
A partir del siglo VI y VII, algunas
personas en la Europa cristiana,
consideraban que antes del comienzo
de un período de penitencia, ayuno y
reflexión debían comer, beber y
divertirse. Esta costumbre de unos
pocos se masificó en algunas lugares,
dando origen durante el Renacimiento al
CARNAVAL, palabra que viene de
CARNAL en contraposición a un tiempo
especialmente ESPIRITUAL como es la
CUARESMA.
Estas celebraciones, que se mantienen
hasta
nuestros
días,
que
se
manifestaban con desfiles, disfraces,
banquetes y fiestas en la calle, tenían
como constante ser un período de
permisividad y cierto descontrol, que
invariablemente terminaba en la
madrugada del MIERCOLES DE
CENIZA.
Don Carnal y doña Cuaresma
¿QUÉ ES EL MIÉRCOLES DE CENIZA?
Es el principio de la Cuaresma; un día especialmente penitencial, en el que manifestamos
nuestro deseo personal de CONVERSIÓN a Dios. Si bien no es fiesta de precepto, se
aconseja que nos acerquemos a los templos a que nos impongan la ceniza, expresando
con humildad y sinceridad de corazón, que deseamos convertirnos y creer de verdad en el
Evangelio.
La rigurosidad de la idea de penitencia se
ha suavizado mucho, pero ese día se nos
exige el ayuno riguroso para todos los
católicos mayores de 14 años (una
comida en el día y no comer a deshora) y
abstinencia para todos (no comer carnes
rojas ni blancas).
Las cenizas significan lo siguiente:
a) Condición débil y caduca del hombre,
que camina hacia la muerte;
b) Situación pecadora del hombre;
c) Oración y súplica ardiente para que el
Señor acuda en su ayuda;
d) Resurrección, ya que el hombre está
destinado a participar en el triunfo de
Cristo.
¿QUÉ ES LA CUARESMA?
Llamamos Cuaresma al período de cuarenta días reservado a la preparación de la Pascua.
Este es un tiempo de penitencia y de renovación para toda la Iglesia, con la práctica de la
oración, la limosna, del ayuno y la abstinencia.
"La Iglesia se une todos los años, durante
los cuarenta días de la Gran Cuaresma, al
Misterio de Jesús en el desierto" (C.I.C 540)
Debiera ser un tiempo de un retiro colectivo
durante los cuales la Iglesia, proponiendo a
sus fieles el ejemplo de Cristo, se prepara
para la celebración de las solemnidades
pascuales, con la purificación del corazón,
una práctica perfecta de la vida cristiana y
una actitud penitencial.
La duración de cuarenta días simboliza entre otras cosas, el retiro de 40 días de Jesús en
el desierto previo al inicio de su vida pública; el retiro de 40 días de Moisés en el desierto;
los 40 días que duró el diluvio y los 40 años de la marcha del pueblo judío antes de llegar
a la Tierra prometida.
PENITENCIA sinónimo de CONVERSION
La penitencia, es un conjunto de actos interiores y exteriores dirigidos a la reparación del
pecado cometido. Es literalmente un cambio de vida.
La conversión, es la vuelta a Dios del pecador después de haber estado alejado de Él, o del
incrédulo que alcanza la fe. La parábola del Hijo pródigo lo describe maravillosamente.
El Catecismo de la Iglesia Católica nos dice ….
“Tomar la cruz cada día y seguir a Jesús es el
camino más seguro de la penitencia.” (C.I.C. 1435).
Esta penitencia puede tener expresiones muy variadas, pero
se señala especialmente tres formas: el ayuno, la oración y
la limosna, que expresan la conversión con relación a si
mismo, con relación a Dios y con relación a los demás.
Siendo una de las mas importantes para obtener el perdón
de los pecados, los esfuerzos realizados para reconciliarse
con el prójimo, las lágrimas de penitencia, la preocupación
por la salvación del prójimo, la intercesión de los santos
y la practica de la caridad que cubre multitud de pecados
(CIC1434)
Por lo tanto, en gran medida dependemos de nuestra
relación con los hombres, para que nuestra
conversión sea agradable a Dios.
EL AYUNO
El Papa Benedicto XVI en su mensaje de Cuaresma
de este año 2009, se detiene especialmente en el
AYUNO, del cual destacamos lo siguiente:
• En nuestros días en que la práctica del ayuno ha perdido un poco su valor
espiritual, y ha adquirido mas bien el de una medida terapéutica para el cuidado
de nuestro propio cuerpo. Esta claro que ayunar es bueno para el bienestar
físico, pero para los creyentes, es en primer lugar una “terapia” para curar todo
lo que les impide conformarse a la voluntad de Dios.
• Con el ayuno y la oración le
permitimos a Cristo, que venga a
saciar el hambre mas profunda
que podemos experimentar: el
hambre y la sed de Dios.
• La práctica fiel del ayuno
contribuye a dar unidad a la
persona, cuerpo y alma
• El ayuno nos ayuda a tomar conciencia de la situación en la que viven muchos
de nuestros hermanos. Ayunar por voluntad propia nos ayuda a cultivar el estilo
del buen samaritano que se inclina y socorre al hermano que sufre.
• Al escoger privarnos de algo para ayudar a los demás, demostramos que el
prójimo que pasa dificultades no nos es extraño.
SUGERENCIAS EN FAMILIA
• Rezar en familia, y hacer cada uno un propósito personal para
realizar durante la Cuaresma, que sea sencillo y familiar.
Los mas chicos: no comer dulces; ayudar en la casa; regar; comer
sin reclamar, etc, y los mas grandes algo que nos cueste como por
ejemplo no fumar; dejar el traguito o los chocolates, etc.
•En las parroquias se
reparten las alcancías
de cuaresma que van
en ayuda de los mas
necesitados.
Llenémosla con lo que
dejemos de gastar
con nuestro propósito
cuaresmal.
Confesarse antes de Semana Santa
y ofrecerle a Cristo, cada día, lo que
nos molesta y duele.
Estar siempre contentos y alegres.
Recordar que Jesús nos enseñó que
cuando ayunemos y hagamos
sacrificios o actos de caridad,
debemos hacerlo discretamente, sin
que los demás se den cuenta.
DEPARTAMENTO PASTORAL COLEGIO SAN NICOLAS DE MYRA