Fraternizando mayo 2015 - Misioneros del Espíritu Santo, Provincia

Comentarios

Transcripción

Fraternizando mayo 2015 - Misioneros del Espíritu Santo, Provincia
FRATERNIZANDO
Misioneros del Espíritu Santo
Provincia de México
Nº LX
mayo de 2015
COMPARTIR DE LOS HERMANOS
SER HERMANOS AL ESTILO DE JESÚS:
EXPERIENCIA DE MISIONES EN XOCHITEPEC
Carlos de Tavira
Pastoral Juvenil del Altillo, México D.F.
Un grupo de jóvenes pertenecientes a distintas plataformas pastorales de los
Misioneros del Espíritu Santo, decidimos lanzarnos a una experiencia de solidaridad,
encuentro y reconocimiento mutuo, con algunas comunidades Tlapanecas de la Montaña de
Guerrero. La experiencia, conocida comúnmente como
Semana Santa (29 marzo 5 abril).
El domingo 29 de marzo, nos encontramos y reunimos los diversos equipos en la
parroquia de Ayutla. Fuimos recibidos por la comunidad de Misioneros del Espíritu Santo de
Xochitepec y los voluntarios. Ahí tuvimos un momento de oración, convivencia y compartir.
Acabado ese momento, personas de cada uno de los pueblos vinieron por nosotros a Ayutla
y nos llevaron a nuestros destinos de misión.
1
Mi nombre es Carlos de Tavira, tengo 18 años, y soy parte de la Pastoral Juvenil de
San José del Altillo. Este año, junto con cuatro chicos más, visité la comunidad de Escalerilla
Zapata, un pueblo gentil, donde las personas son respetuosas, alegres, compartidas y
atentas.
er hermanos al estilo de Jesús , que consiste en compartir
festejo, juego, alegría, duelo y momentos difíciles.
Edith, Santiago, Karla, Cecilia (mi equipo de misión) y yo fuimos testigos de un Jesús
vivo en el hermano que, en cada gesto de la gente, se manifiesta y camina a nuestro lado.
También somos afortunados
de poder haber presenciado
el paisaje de la montaña,
siempre tan hermoso, puro y
colorido.
Entre otras cosas,
visitamos a la gente en sus
casas, comimos con ellos,
compartimos las celebraciones, jugamos con los niños
e hicimos a un gran amigo
llamado Adolfo. Adolfo es un
chico, de 16 años de edad,
que es catequista voluntario
en Escalerilla. Encontramos
en Adolfo compañía y servicio, ya que es un chavo sumamente inteligente, sensible,
carismático y servicial. Él le dedica su tiempo y trabajo a transmitir la palabra de Jesús a sus
hermanos; visita casas, canta y ora.
Vivir la Semana Santa en Escalerilla Zapata fue para nosotros un nuevo contacto con
Dios, desde la diferencia de los ritos y el paralelismo de la fe. Nos hicieron parte de sus
celebraciones y sus creencias, en las cuales la flor, la vela y el copal siempre están
presentes y simbolizan la vida, la luz de Jesús y la pureza.
Así como vimos a un pueblo de paz, también conocimos a un pueblo que sufre por la
desigualdad, la marginación y el
desprecio. Pero, trabajando en
comunidad,
sobrepasan
los
problemas y se apoyan como una
gran familia
Esta experiencia significó
para nosotros cantar al Señor un
canto nuevo, en otra lengua y en
otro tono. Y hoy somos testigos
del amor, la fraternidad y la vida
nueva.
Ya estamos de nuevo en
nuestra rutina, pero nuestro corazón sigue encendido y daremos
testimonio de nuestra experiencia
con la vida misma.
2
LOS VIAJES ILUSTRAN
P. Emilio Suberbie, MSpS
Comunidad de Tuxtla, Chis.
El año pasado, la comunidad de Tuxtla Gutiérrez, decidimos conocer un poco más de
Chiapas y su cultura, así que en las vacaciones
ilustrativo y ayudó, especialmente a los recién llegados a la comunidad, a inculturarnos más
en la realidad chiapaneca.
Este año (para variar un poco) nos pusimos de acuerdo como comunidad para pasar
las vacaciones en la casa de ejercicios El Carmen en Catemaco, Veracruz. Un lugar muy
hermoso, en las faldas de una colina a orillas del lago que muchos hermanos de la Provincia
ya conocen pues se ha convertido en lugar de ideal para las vacaciones de varias
comunidades.
Coincidimos alegremente en la fecha (lunes 13 de abril) y el lugar cuatro comunidades
de la Provincia: Comalcalco, Xochitepec, Casa Provincial y nosotros. Un total de veintiún
fuimos llegando y acomodándonos en nuestras habitaciones.
Fue muy agradable el poder convivir con hermanos que casi no conocía y otros que
hacía mucho no veía. Como siempre, en un ambiente de mucha fraternidad. Había un poco
Siendo tantos, el menú de opciones para
descansar era muy diverso. Para algunos, leyendo
tranquilamente al lado de la piscina con una vista
espectacular de la laguna, para otros visitando algún
lugar de los muchos que hay cerca: las Cascadas de
Eyipantla, la laguna de Sontecomapan con sus
manglares, la Reserva Ecológica Benito Juárez, Playa
Escondida, un paseo por la laguna de Catemaco, el
pueblo, etc.
Por supuesto no faltaron las amenas
sobremesas para compartir experiencias y vivencias,
el juego de dominó después de la cena, la película
no tenía unas vacaciones comunitarias tan
comunitarias. Que bendición el poder convivir con y
como hermanos.
El día siguiente de nuestra llagada, los
exploradores nos dividimos en varios grupos según
los gustos personales. Unos fueron a visitar las
fábricas de puros y conocer cuál es el proceso de
elaboración; otros fueron a la playa; algunos a
recorrer el pueblo y otros nos fuimos a las cascadas de Eyipantla. Un lugar muy hermoso y a
pesar de estar en tiempo de sequía, la cascada es espectacular.
Por la tarde aprovechamos muchos para pasear por el pueblo. La parroquia es muy
bonita, muy bien cuidada y está dedicada a Nuestra señora del Carmen, que por cierto unos
3
El miércoles, un nutrido grupo fuimos a conocer una reserva ecológica. Abundante en
flora pero con poca fauna. Se oían pajarillos cantar a lo lejos y los únicos animalitos que
pudimos observar fueron los primates que íbamos por el sendero. Al final de éste llegamos a
una cascada donde algunos aprovechamos para refrescarnos con una nadadita. ¡Qué
delicia! Medalla al mérito para nuestro hermano Luis Manuel Sandoval que llegó casi hasta el
final.
A todos nos hizo una muy buena
impresión la conciencia ecológica que
tiene la gente que administra la reserva
y el deseo de conservar esos bosques.
Por la tarde el obligado paseo
por el lago para ver a los monos
(aparecen en la foto, cualquier
semejanza es pura coincidencia). El
paseo incluía una mascarilla de barro y
una limpia. Todos optamos por la
mascarilla. Después del agotador
trabajo en semana Santa no nos venía
renovado a nuestras comunidades. De la limpia propusimos mejor hacerle nosotros la limpia
sol. Qué lugar tan bonito, se ve clarita la mano de Dios en la grandeza de su creación.
Después de las cenas por supuesto que no faltaban las sabrosas sobremesas, el
dominó o alguna película aunque a decir verdad esto último no tuvo mucho éxito pues
preferíamos compartir con los hermanos.
El jueves, como la comunidad de la casa Provincial partía para el puerto, celebramos
nuestra Eucaristía de acción de gracias (pero no porque se iban). Qué enriquecedor vernos
los hermanos reunidos en torno a la mesa para darle gracias a Dios por esta experiencia tan
gratificante.
Algunos no queríamos irnos sin ver el mar así que se organizó un grupito para ir a la
laguna de Sontecomapan y de ahí a la barra. Llegamos al pueblo y algunos hermanos que
habían ido antes conocían a un tal Jesús (qué coincidencia) que nos acompañó en el
recorrido en la lancha. ¡Qué lugar tan bonito! Fuimos a un estero donde pudimos nadar, a un
manglar fuera de serie, y a la barra donde salimos un poquito a mar abierto. De regreso
Jesús nos propuso llevarnos a una playa que él conocía, playa Escondida. Se supone que
era la casa de un exgobernador pero estaba ya todo en ruinas. Era una colina con una vista
del mar espectacular. Como había que bajar un pequeño acantilado para llegar a la playa
nos pusimos nuestro traje de baño antes. Yo tome un montón de fotos con mi celular. Al
llegar a la playa de la emoción salimos corriendo para meternos al mar, pero se me olvidó
que llevaba el celular en la bolsa del traje. Supuse que como era un teléfono inteligente
habría cerrado la boca para no ahogarse, pero no fue así, el pobre murió y con él todas las
fotos que había tomado, por eso s
hermanos para esta crónica. Bueno, lo importante quedó en el corazón y en la memoria.
4
Fue una experiencia de vacaciones muy gratificante, tal vez eché de menos el tener
más momentos de oración en común, pero desde luego que nuestro Buen Padre Dios se
hizo muy presente en todo momento. Muchas gracias Tatica Dios.
LA PASIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN DE JESÚS ES LA VIDA DEL MIGRANTE
Hno. José Pablo Mora Gómez, MSpS
Comunidad del Filosofado, Jal.
Este texto surgió a petición de un estudiante del Instituto Ciencias de Guadalajara. El
chavo se puso en contacto conmigo porque le encargaron en su clase de formación
Ignaciana que entrevistara a algunos prestadores de servicio voluntario con una doble
característica: que profesen la fe cristiana y que liguen su voluntariado a esta vivencia.
Así que cuando este chavo me preguntó ¿Cómo ligas la pasión, muerte y resurrección
de Jesús a tu trabajo con los migrantes? Vinieron a mi mente miles de ideas y formas
de abordar el tema, pero, volviendo a lo esencial, decidí compartir una cuestión más
de experiencia que de corte académico. Así también a ustedes, mis hermanos, se lo
comparto:
Soy José Pablo Mora, tengo 23 años, soy religioso
Misionero del Espíritu Santo y desde hace un año soy
voluntario en la organización Dignidad y Justicia en el
Camino A.C. (FM4 Paso Libre). Esta organización trabaja
en la defensa de los derechos humanos de migrantes en
tránsito por la Zona Metropolitana de Guadalajara, además
de brindar asistencia humanitaria (por medio de un
comedor) y acompañar procesos de denuncias de
violaciones a los derechos humanos. Sin lugar a dudas, lo
que motivó mi participación como voluntario en FM4 fueron
mis convicciones de fe. Es decir, entré a colaborar ahí
porque la vida cristiana tiene que concretizarse en actos de
solidaridad.
Cuando me pregunto ¿en qué Jesús creo? viene a mi recuerdo la radio novela de los
hermanos Vigil Un tal Jesús , en la que presentan a un Jesús muy humano, muy normal, un
judío de Galilea, durante los primeros 30 años de nuestra era. Parte de un pueblo que estaba
sufriendo mucho, Roma había conquistado los territorios palestinos, con todas las
implicaciones que eso tiene. Las revueltas y las promesas de liberación que surgieron
previas y posteriores a Jesús fracasaron, fueron apagadas por la fuerza de las legiones
romanas. Y Jesús también esperaba la liberación, él (al igual que sus discípulos) confiaba en
que Dios tenía un proyecto de libertad para el pueblo judío, pero: ¿cuándo? ¿Cómo? ¿Quién
lo coordinaría?
Y según mi experiencia de fe, Jesús no tenía pensado ser él el encargado de una
encomienda de tal magnitud. Porque la propuesta de Jesús era formar una comunidad donde
todos fueran hermanos, donde el amor y la solidaridad serían los criterios de convivencia,
pero esto implicaba romper con las instituciones religiosas de su época, también con el poder
político y con todo lo que oprimiera y mancillara la dignidad de los hombres y las mujeres.
Por eso Jesús fue un tipo muy amenazante, fue un revoltoso: su predicación y su actuación
ponían en riesgo las instituciones (con estas beneficios y posiciones de muchas personas).
5
Pero en la mente de Jesús, no creo que estuviera fundar una Iglesia o establecer una
religión. La idea de Jesús era transformar la vida de la gente desde abajo y por medio del
amor. Resultó que mientras trabajaba por esta encomienda (porque Jesús fue entendiendo
que era el proyecto de Dios) ganó muchos enemigos. Y el resultado fue su muerte: la cruz
era el castigo para los revoltosos y revolucionarios, para los que atentaban contra el poder
del Imperio Romano.
Lo maravilloso del asunto viene después: la resurrección de Jesús es el acto de
confirmación de parte de Dios, de que Jesús estaba en lo correcto: la comunidad universal
de hermanos regida por el amor y la solidaridad son el proyecto de Dios. Los discípulos y las
primeras comunidades cristianas entendieron bien el asunto y empezaron a compartir sus
bienes, sus vidas, a comer juntos y a ayudar a los más pobres.
Dios no permite que la vida de Jesús termine en la cruz, con la resurrección se nos
enseña que la vida surge en medio de las condiciones más terribles, o sea, que en medio del
dolor y del sufrimiento pasan cosas sorprendentes. Dios genera vida aun cuando a nuestros
ojos resulta imposible de comprender.
Y desde ahí quiero compartir lo que
significa para mí el servicio a los
migrantes en una doble dimensión:
porque para mí (como creyente en Jesús
y en su proyecto) no hay otra forma de
traducir la vida cristiana si no es en la
solidaridad. Dicho de otro modo: si digo
que soy cristiano eso tiene que
concretarse en una práctica solidaria y de
amor, porque de no ser así el resto es
puro sentimentalismo, moralismo y
prácticas vacías. Y como dije antes, si el
proyecto de Jesús es la construcción de
una comunidad de hermanos que lucha por la dignidad de los hombres y las mujeres,
entonces hay muchos lugares y posibilidades para comprometerse.
Porque la sociedad actual es experta en generar exclusión, pobreza y marginación, así
que la invitación está ahí. Yo entendí que la concreción de mi vida creyente debería ser al
servicio de los marginados y excluidos. ¿Por qué? Porque ese fue el proyecto de Jesús.
Además encuentro ahí un proceso de pasión, muerte y resurrección. Desde mi experiencia la
pasión es lo que despierta la fuerza del corazón (no pasión como tortura sino como algo que
apasiona, como cuando te gusta un deporte se dice: pasión por el fútbol). Y mi p asión es el
servicio a las víctimas y a los marginados, esto hace que mi vida tenga sentido y fuerza. La
muerte la vivo en ese proceso,
porque tengo que dejar muchas
comodidades, gustos, estilos, tengo
, morir al
individualismo y al narcisismo, morir
a lo seguro y controlable.
La resurrección es lo mejor:
cuando vivo ese proceso descubro
nuevas fuerzas para seguir, porque
ningún servicio voluntario es fácil,
pero además la vida no viene de mis
6
puras ganas, sino de ver la fuerza de voluntad y las esperanzas de los migrantes. Ellos me
dan una nueva vida. Y aquí comparto la otra clave de lectura sobre la pasión, muerte y
resurrección de Jesús pero a la luz del camino de los migrantes.
Los centroamericanos que transitan por México buscan una vida más digna y mejores
condiciones para ellos y sus familias. Las razones histórico-temporales de su migración son
diversas, pero todas se generan por situaciones de injusticia, violencia y marginación. Ellos
viven la pasión en el sentido de sufrimiento y dolor, su migración es forzada y no voluntaria.
Se ven expuestos a muchas agresiones y situaciones inhumanas. Sufren de manera injusta,
como lo sufrió Jesús; la muerte de ellos (de los migrantes y de Jesús) es producto de la
crueldad y maldad de ciertas gentes. En este sentido están unidos a la pasión de Jesús y
como él sufren por un proyecto: el de su vida y la de sus seres queridos.
Ahora bien, servir y colaborar con los migrantes en su paso, no soluciona su
sufrimiento, pero sí lo hace menos inhumano. Colaboramos haciendo que su camino sea
más digno y bondadoso. Y nuevamente, al estilo propio de Dios surge la vida, hay
resurrección. Cuando escucho a los migrantes y sus historias, donde a pesar de tanto
sufrimiento son capaces de seguir luchando, pienso: aquí está la resurrección. O cuando veo
entre ellos gestos de fraternidad y de solidaridad, me doy cuenta que está sucediendo el
mismo milagro: la vida florece en medio de la muerte.
Por eso tengo que afirmar con
seguridad que la pasión, muerte y
resurrección de Jesús es la vida de los
migrantes: ellos se unen a la vida de Jesús,
de mis hermanos más humildes, lo hiciste
invitación a unirme al proyecto de Jesús.
Con ellos también vivo la pasión, muerte y
resurrección. Sucede lo que no es explicable
a los ojos escépticos: la pasión, muerte y
resurrección (sobre todo esta última) está
aconteciendo hoy, en ellos y en nosotros.
GRACIAS GUILLERMITO POR TODO
Josefina Martínez Guerrero (Josefinita)
Laica de la comunidad de Huexotitla, Pue.
Por los meses de noviembre, diciembre y enero de 1963, entré a estudiar a la Normal
Superior con los Lasallistas. Y a la par llegan 13 Misioneros del Espíritu Santo, con su
Carisma peculiar, alegría, entusiasmo, servicio, toda una vocación. Entre ellos, Guillermo
Salto Huacuz, con muchos dones especiales.
El ambiente es especial: monjas, monjes, curas, seminaristas, novicias, hombres y
mujeres de escuelas particulares. Se organizaban posadas, con rezo del Rosario, pedida de
posada,
En el siguiente curso llegan los Misisipis (así les decíamos) con discos de villancicos y
entre las voces principales está la del tenor Guillermo Salto Huacuz; me toca venderlos, pero
no hay problema, se acaban pronto. Mi amistad se va acrecentando con el Señor Salto (lo
7
bromeaban por llamarlo así, nombre que se les daba a los Lasallistas:
Señor) Empiezo a escribirle al Altillo, me contesta y así voy siguiendo su
preparación a la ya cercana ordenación Sacerdotal, su presencia en el
Sagrario cuando hay que dar el sí definitivo. Llega el día esperado de su
Ordenación Sacerdotal, 26 de marzo de 1967. Vamos muchos poblanos en
un autobús y en una camioneta. Su alegría y entusiasmo, identificación con
todos los que le rodean, llena el Altillo en ese día de poblanos.
El Canta Misa es el 21 de mayo de 1967 en Acuitzio del Canje,
Mich. No nos lo podemos perder, la población se vuelca en pleno,
repiques, cohetes, enramadas, alegría, nos llevan a la Parroquia. Don Moy
y Doña Pepita (papas de Guillermo) disfrutan y dan gracias a Dios de esta
fecha familiar, de amistad y de presencia de Dios.
Su manera de ser lo lleva a la Apostólica en Moneda 89, ya que
tiene el don de organizar y ver las necesidades de la casa. En mayo se
llevan a cabo los juegos de blancos y azules y el Padre Guillermo organiza
una tómbola con regalos extraordinarios, que ha venido recolectando. Hay
también rifas: padres de familia, amigos, bienhechores, todos ayudan. Sus
dotes de organización y de ver más allá lo llevan a 18 años como Ecónomo
provincial. Su dinamismo lo hace ir y venir, reconstruir y construir; comprar
y vender, promociones de bienhechores los domingos en los diferentes
templos de los M.Sp.S, la casa provincial de Páramo y sobre todo el
Noviciado en Querétaro que supervisaba cada ocho días.
Ya en este tiempo se sentía cada vez más mal, de algo que había
empezado como molestia al caminar, al grado de adaptar su coche para
manejarlo sólo con las manos. Se da muchos golpes (caídas).
Ya está en la Encarnación, celebra sentado en un banco alto. La casa está llena de
barras por donde pasa, para que no se caiga. Va perdiendo fuerza, lo cargan casi como
robot. Algo extraordinario fue su silla de ruedas con motor, ya que salía de la casa y platicaba
con la gente de la colonia. El don especial que Dios le regaló fue su paciencia, su sonrisa, su
don de gentes, pues solamente con eso pudo salir adelante con su mal y ser un fiel
testimonio de la presencia de Dios en él.
Mención especial merece su
voz de tenor que pudo maravillas al
más versado. Siempre le pedíamos
El Remero
. En lo personal llenó mi
vida de espiritualidad y de servicio,
aunque no se note.
Fue mi compañero, amigo,
hermano, consejero, asesor, mi
confesor
o que siempre me llenó
fue su manera de celebrar, con Dios
en Pleno, al abrir los brazos, con los
ornamentos, hacía una cruz que
terminaba con sus manos sacerdotales
que tenía (manazas).
8
Desde un principio aprendí a quererlo y a quererlo en serio. Yo creo que me faltan
cualidades de nombrar, que lo hicieron insustituible en mi vida. Cuando platicaba con él
siempre decía
?
No tengo con que darle gracias a Dios el que lo haya puesto en mi camino, que me
haya tenido y me tenga entre su grupo selecto de amigos, el que yo le haya podido decir
muchas veces que lo quería mucho y que él algunas también me lo haya dicho. Sus
absoluciones en mis confesiones y sobre todo sus bendiciones que ahora me las seguirá
Que el Espíritu Santo fuente de toda pureza te la comunique por
medio de la cruz y guarde tu cuerpo y tu alma siempre puros. En el nombre del Padre y del
Gracias Guillermito
¡por todo!
CAMINAR DE LAS COMUNIDADES
COMPARTIENDO LA VIDA Y EL TRABAJO DESDE HUEXOTITLA
P. José Luis Fdez. de Valderrama, MSpS
Comunidad de Huexotitla, Puebla
Queremos compartirles brevemente algo de lo que hemos vivido en este trimestre
pasado y el caminar del proyecto pastoral con el que vamos intentando responder a lo que
nos planteamos en la REM provincial.
Continuamos en el proceso de consolidación de Éxodo, Emaús, Discípulos Misioneros
y del Equipo de Provoc, y vamos impulsando y cuidando el acompañamiento vocacional a
Seguimos avanzando en el proceso de
transición de los organismos anteriores al nuevo
proyecto pastoral: Evangelización, Pastoral
Matrimonial y Separados y divorciados, de los que
han surgido pequeñas comunidades y nuevos
agentes para el Proceso Comunitario de Adultos
(PCA) y la Pastoral Social. También los grupos de
Profesionistas jóvenes se han incorporado a todo
el proceso como pequeñas comunidades, con sus
características específicas.
En enero continuamos con los 6 grupos del PCA, en los que participan unas 170
personas, e hicimos una nueva convocatoria de la que constituimos 3 nuevos grupos con
unas 130 personas. La experiencia está resultando muy positiva y vamos capacitando a los
Acompañantes (animadores) actuales y futuros con pequeños talleres.
9
Ya hemos empezado a ofrecer l
personas. Todos los talleres han tenido una numerosa afluencia de gente.
También vamos dando pasos significativos en el conocimiento, seguimiento y
acompañamiento de las antiguas y nuevas Pequeñas Comunidades (PC), que actualmente
son más de 70. Hemos constituido un equipo de seguimiento, estamos realizando Talleres
para ofrecer herramientas que revitalicen y unifiquen el caminar y la vida de todas las PC y
ya hemos tenido varias asambleas con
los representantes de todas las PC,
empezando a visualizar un nuevo
rostro y organización como Comunidad
de Comunidades.
Otras acciones y celebraciones
han sido también muy importantes
para seguir configurándonos como
Pueblo Sacerdotal animado por
nuestra espiritualidad. La Kermes un
domingo de noviembre con la
participación de todos los grupos y
comunidades; la celebración del
Centenario de nuestra Congregación;
el Día de la Fraternidad que celebramos el 8 de marzo, y que es un día de convivencia de
toda la Comunidad de Huexo con nuestros hermanos de la Casa Conchita; la Misa
comunitaria y la Hora Santa mensuales; el retomar en las PC la reflexión sobre el PAAC, la
Semana de Provoc, etc.
También estamos dando pasos para desarrollar la Pastoral Social con algunos talleres
de capacitación y abriendo nuevos espacios de colaboración en otras Colonias de la
Parroquia de la Resurrección. Y estamos revisando la Catequesis Infantil, la Liturgia, futuros
Compartirles por último que cerramos el trimestre con varios retiros para jóvenes y
adultos de los diversos grupos, celebrando
dos intensos Momentos Fuertes (retiros)
del PCA y por supuesto la Semana Santa y
la Pascua.
El P. Marcos, con un grupo de 20
jóvenes, fueron de misiones a Xochitepec
toda la semana. Los PP. Antonio y Abel
estuvieron de misioneros en dos colonias
de la Parroquia de la Resurrección. El P.
Mario acompañó una pascua juvenil con
orientación
vocacional
en
nuestras
instalaciones en la que participaron unos
40 jóvenes. Y los PP. Xavier, Roberto y
José Luis celebraron en nuestro templo y
10
colaboraron con las Religiosas de la Cruz. Siempre es algo
especial la vivencia de estos días, pero nos quedamos admirados
de la buena y numerosa participación.
Y continuamos caminando en el último trimestre de este año,
todos implicados con entusiasmo y alegría en el proyecto
comunitario y pastoral, agradeciendo al Señor lo que está haciendo
en nosotros y en Huexo, y atentos para escuchar sus sueños,
hacerlos nuestros y vivirlos juntos.
Esperamos que todos sigan gozando el abrazo del Padre en
el Resucitado y reciban nuestro abrazo fraterno.
P. Baltazar Góngora Carrillo, MSpS
Comunidad de Guastatoya, Guatemala.
Así hemos iniciado este tiempo pascual: seguros de la presencia del Resucitado en
nuestra parroquia y nuestra vida. Así también los saludamos, hermanos, esperando que esta
presencia llene de alegría y esperanza la vida nuestras comunidades.
Queremos compartir un poco la vida nuestra comunidad. Ha sido un tiempo intenso,
pero muy bendecido. A mediados del mes de marzo estuvieron con nosotros Cecilio y
Ricardo para tener la visita fraterna, fueron unos días de compartir y de seguir proyectando la
vida de esta comunidad y de la parroquia. Agradecemos la cercanía de nuestros hermanos.
Metidos de lleno en la cuaresma, apoyamos
las jornadas penitenciales en las parroquias de
nuestro decanato: largas jornadas de confesiones
que nos sirvieron para conocer más la realidad de
las parroquias cercanas y seguir estrechando lazos
fraternos con nuestros hermanos del presbiterio.
También seguimos participando en los
diversos espacios que a nivel de Diócesis se nos ha
pedido apoyar: Bernardo esta en la Pastoral Juvenil
de nuestro decanato, Sergio forma parte de la
Comisión del Clero y Balta está en el equipo que
está redactando el Plan Diocesano de Pastoral para
los próximos cinco años.
Con mucha alegría se ha recibido la noticia
de la beatificación de Monseñor Romero, y ya a
nivel diocesano se están organizando jornadas de
reflexión y oración, así como la participación en la
ceremonia de beatificación. Este acontecimiento es un impulso para seguir con el legado de
tantos hermanos y hermanas que han entregado su vida y de manera especial en este país,
tierra de muchos mártires.
11
La Semana Santa se nos presentó como una oportunidad de hacer más presencia en
diferentes sectores de la parroquia, así que nos dividimos para ello: Sergio estuvo en el
sector 1 de la parroquia que abarca las aldeas de Santa Rita, El Naranjo, Anshagua, San
Rafael y El Infiernillo. Bernardo en el sector 3 que lo componen las aldeas de Tierra Blanca,
Las Morales y El Subinal. Este año 3 de las Misioneras de la Caridad también apoyaron en el
sector 4 de la parroquia, Balta se quedó en la cabecera parroquial.
La participación fue muy numerosa y en todas las celebraciones se promovió la
involucración de equipos de laicos de las comunidades para la organización, así que para
ellos esa fue una de las novedades de esta Semana Santa. Intentamos hacer dialogar la
Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús con la realidad del país en pleno ambiente
preelectoral y con la realidad de nuestro pueblo como: el cuidado del medio ambiente, las
injusticias, la realidad de una Iglesia acomodada y tantos otros signos de muerte que se
vieron iluminados por el Resucitado, invitándonos a ser esa luz que modifique nuestra
realidad.
la Semana Santa se conjuntaron con la tradición de
este pueblo, como las procesiones con
las imágenes: desde varios días antes se
juntaron grupos de personas para adornar
. En todas había
mensajes de esperanza. El Viernes
Santo, la vida del pueblo inició desde muy
temprano 1:00 am, pues por las calles en
donde el viacrucis pasaría se pusieron
alfombras elaboradas con aserrín pintado
de colores, frutas, verduras, flores
nas
verdaderas obras de arte. Este año un
nuevo elemento apareció en las
alfombras: los Misioneros del Espíritu
Santo y la Cruz del Apostolado, como un
gesto del cariño de la gente.
La Vigilia Pascual fue muy bonita, con mucha gente en el Templo, en la calle donde se
colocaron sillas y hasta en el parque. La vigilia fue organizada por los jóvenes, así que hubo
mucha vida en ella. Participamos los tres y fue una
verdadera fiesta de resurrección.
La siguiente semana aprovechamos para tener unos
días de descanso y conocer algún sitio más de nuestra
Guatemala, así que fuimos al Lago de Atitlán, un sitio
hermoso rodeado de pueblos mayas que conviven con
innumerables turistas extranjeros y gente que se ha
quedado a vivir allí. Pudimos descansar, convivir más entre
nosotros y gozar de la riqueza cultural y natural de
Guatemala.
Pues ahora seguimos con nuevas fuerzas y con el
empuje propio de estos días, por delante tenemos mucho
trabajo: la Asamblea Diocesana de Pastoral, la asamblea
parroquial para definir nuestro proyecto pastoral, la
consolidación de las casi 32 comunidades de adultos y de
la Pastoral juvenil. Los retiros de evangelización para las
comunidades, etc.
12
Estamos muy contentos y confirmando la acción y paso del Espíritu del Resucitado por
esta comunidad. Hermanos agradecemos sus muestras de cercanía y aquí seguimos
trabajando y haciendo presencia provincial en estas tierras. ¡Felices Pascuas!
P. Luis A. Almirón Vargas, MSpS
Comunidad de La Chorrera, Panamá.
les mandamos un gran abrazo fraterno de pascua de resurrección, y queremos compartirles
lo más significativo de nuestra vida en este último tiempo.
A principios del mes de
marzo tuvimos la visita canónica
de los hermanos del Consejo
Provincial, Cecilio y Ricardo, a
quienes recibimos con mucha
alegría en nuestra nueva casa
del barrio Guadalupe. En el
itinerario del encuentro fuimos
dialogando sobre cómo hemos
estado durante este tiempo, qué
experiencias nos han venido
configurando,
cómo
hemos
caminado como comunidad,
etc... Nos vamos dando cuenta,
con claridad, que estamos entrando en un nuevo momento de este proceso de fundación,
eso nos anima enormemente, y así nos lo reflejaron nuestros hermanos provinciales, a partir
de largos espacios de diálogo y durante la revisión de la propuesta de lo que puede ser
nuestro proyecto de pastoral. Mucho de lo que se estudió y se coloca ahora como esquema
vertebral del proyecto parroquial de pastoral está en concordancia con el Plan
Arquidiocesano, y lo que toca para este año es irle imprimiendo, junto con los laicos, el sello
de nuestra espiritualidad, y líneas concretas que nos permitan desarrollarlo de tal manera
que responda a lo que nos está pidiendo la REM.
El día 9 de marzo, los padres
provinciales y la comunidad, tuvimos una
reunión en el salón parroquial, con
algunos de los agentes de pastoral, para
conversar sobre lo que ha significado
nuestra llegada a la parroquia, cómo nos
perciben los laicos, dar un acercamiento
a la Espiritualidad de la Cruz y a nuestro
carisma y misión y, así mismo, explicitar
algo de la intención de nuestra llegada a
Panamá. Nos parece que este fue un
13
encuentro significativo, pues los laicos nos van visualizando como una Congregación, como
una familia de hermanos que ejercemos el ministerio presbiteral, muy diferente a la
experiencia diocesana, al mismo tiempo que los laicos van haciendo un proceso de
dándose
cuenta que algo novedoso está emergiendo.
Por otro lado, en este tiempo
hemos venido apostando por la
fraternidad con los hermanos sacerdotes, especialmente los que conformamos la vicaría. Mensualmente nos
reunimos para revisar y reflexionar
sobre diferentes asuntos que conciernen a las parroquias, principalmente lo
que se refiere a lo que está estipulado
en el directorio arquidiocesano de
liturgia y sacramentos, para llegar a
acuerdos comunes. Dichas reuniones
se van turnando de sede y la idea es
compartir en un ambiente de amistad y fraternidad. En algunos momentos hemos tenido
paseos y encuentros más distendidos con la intencionalidad de conocernos más e ir
haciendo vínculos de amistad. Así mismo, durante los momentos fuertes de confesione s en
la pasada cuaresma, nos turnamos semanalmente para apoyar en las distintas parroquias.
La experiencia de Semana Santa fue para nosotros un nuevo momento para conocer
más sobre las costumbres, ritos y tradiciones celebrativas del panameño chorrerano, e
involucrarnos cabalmente en las diferentes actividades propias de este tiempo, para
descubrir la vida que surge de la experiencia de la resurrección. Decidimos que en todas las
capillas se realizarían los oficios litúrgicos correspondientes a los días santos, con previa
preparación con el padre que acompaña cada una de ellas.
Nos dimos cuenta que la gente anhela y apoya cierto tipo de procesiones y actos
piadosos que se mezclan entre lo devocional y lo mágico, como una manera de manifestar
su fe en el Señor. Algunos de estos actos tienen sus raíces en tradiciones que provienen del
interior del país que se han ido entremezclando según la comunidad, y otras, de las arcas de
los gustos de los antiguos párrocos. No obstante, ha sido interesante escuchar, dialogar,
participar y evaluar cada uno de estos momentos, rescatando lo más importante y sobre todo
lo que realmente va dando vida a la comunidad.
14
Tuvimos la oportunidad de participar con el clero diocesano y otras comunidades
religiosas en la misa crismal presidida por el señor Arzobispo José Domingo Ulloa en la
catedral metropolitana. En dicha celebración se mencionaron los cambios que se llevarán a
cabo en algunas parroquias de la arquidiócesis, y en lo que concierne a nuestra vicaría, el
surgimiento de una nueva parroquia y la situación de los padres colombianos que nos
recibieron en Chorrera y que son enviados a otra zona vicarial.
Muchos elementos de convivencia, cercanía y vínculos con distintas personas y
grupos de nuestra parroquia van manifestando paso del Espíritu y simiente para caminar
como Pueblo Sacerdotal al encuentro del Resucitado. Nuestra parroquia manifiesta mucha
vida y deseos de hacer las cosas desde otras claves pastorales; sin embargo, necesitamos
seguir escuchando a este Espíritu Santo con un oído más agudo, dejarnos acompañar por
esta bella gente chorrerana y continuar dando pasos de inculturación para comprender el
modo de trasmitir nuestro carisma y espiritualidad.
Al terminar todo el trajín de la Semana Mayor nos fuimos preparando para tener unas
cortas vacaciones compartidas con la comunidad de Costa Rica, como una opción de tejer
relaciones entre comunidades cercanas y compartir la vida. De este modo, tomamos la
decisión de viajar hacia el país tico por
vía terrestre y pasar unos días con
nuestros hermanos Neme, Nacho, David,
Lalo y el postulante David, como un signo
de reconocernos haciendo camino de
Reino. Fueron aproximadamente unas 15
horas de viaje que disfrutamos mucho,
pues conocimos la frontera y recorrimos
lugares novedosos y paradisiacos. Al
llegar a San José, el padre Ignacio
Herrera fue por nosotros y nos dirigimos
a un apartamento que consiguieron los
hermanos ticos, en una playa que se
llama Herradura, en Puntarenas.
Fueron días muy agradables y distendidos, con ratos de descanso personal que se
despacharon entre lectura, caminatas, nadadas y diálogos muy amenos, como convivencia
comunitaria donde aprovechábamos para compartir la vida con alegría y frescura.
En uno de esos días, la comunidad de Costa Rica nos propuso ir a un parque nacional
llamado Manuel Antonio, ubicado en el pacífico costarricense, para gozar de las bellezas de
una selva tropical, de sus hermosas
playas y de una variedad de animales
exóticos
como
de
vegetación
extraordinaria. Realizamos un recorrido
lleno de aventura y belleza, admirados por
la majestad que nos ofrece la naturaleza.
Al finalizar la mañana, fuimos a compartir
un delicioso almuerzo, prácticamente
como cierre de este encuentro vacacional
en común, y muy agradecidos con el
Señor que nos permite vivir una
experiencia tan enriquecedora.
15
Agradecemos a los hermanos ticos su acogida y hospitalidad; recuperamos que nos
ha hecho mucho bien este encuentro y nos hemos sentido muy bien con esta experiencia.
Contemplar la realidad desde la mirada amorosa de Jesús Sacerdote ha sido nuestro
talante en este tiempo. Hay cosas que se recuperan con ilusión y esperanza, otras,
entendemos, necesitan el paso del tiempo, que creemos, es el tiempo de Dios. No obstante,
nos sentimos muy queridos y reconocidos por la gente, y mantenemos una comunidad
abierta y cercana que extiende la mano y sabe acoger con alegría. Apenas, el fin de semana
pasado quisimos abrir las puertas de nuestra casa y compartir un pequeño almuerzo con
algunas de las personas que nos acompañan en este caminar.
Realmente ha sido una experiencia vinculante y las mismas personas se sienten muy
contentas y agradecidas de que los Misioneros del Espíritu Santo estemos ahora en sus
vidas. Consideramos que cada paso que damos es para seguir descubriendo la voluntad de
Dios en este nuevo proyecto que abriga ilusión y esperanza, y que quiere, con el corazón,
El miércoles 22 de abril de 2015 falleció el P. Guillermo Salto Huacuz,
MSpS, a los 78 años. En mayor o menor medida, todos fuimos testigos de
su caridad pastoral, su trato afable y amable con la gente, su amor
incondicional a la Congregación, y sobre todo, su entereza, paciencia y
espíritu de sacrificio para sobrellevar su enfermedad. 47 años en silla de
que el Señor te dio.
En el mes de abril dejó la Congregación el H. Jesús Ramírez Martínez
(Chuy), filósofo de 3º año, de la comunidad del Filosofado de Arenales
Tapatíos.
El próximo 29 de mayo nuestro hermano Gilberto Torres Ángeles, superior
de la comunidad de Morelia, Mich., celebrará su 50 Aniversario de profesión
religiosa. Gilberto, nos unimos a tu acción de gracias por la fidelidad del
Señor en tu vida y le pedimos que no deje de incrementar tu amor a la
Congregación y a nuestra querida vocación. ¡FELICIDADES!
16
17
PRESENTACIÓN DEL LIBRO DEL P. RICARDO PÁEZ MORENO
"Pautas bioéticas.
La industria farmacéutica entre la ciencia y el mercado".
Edita Fondo de Cultura Económica y la UNAM, 2015, 340p.
Habrá dos presentaciones:
21 DE MAYO a las 6 pm en la librería Octavio Paz, del FCE (Miguel Angel de
Quevedo 115, Col Chimalistac).
Presentan: Juliana González, Paulette Dieterlen y Jorge Linares.
28 DE MAYO a las 7 pm en el Centro Cruces (Moneda 85 A).
Presentan: Carlos Viesca, Victor Martínez Bulle Boyri y Luis Fernando Falcó.
CALENDARIO
MES DE MAYO
1-4
Capacitación de agentes intermedios de Pastoral Juvenil (plataformas de Puebla,
Altillo, Pedregal, Sta. Bárbara, Morelia y Filosofado) en Cruces.
1-3
Visita Fraterna a la comunidad del Teologado
8-10
Visita Fraterna a la comunidad del Filosofado.
13-15
Visita Fraterna a la comunidad de San Felipe.
18-20
Visita Fraterna a la comunidad del Pedregal.
24
PENTECOSTÉS
25
Convivencia provincial de Pentecostés (a la 1:00pm en la Casa Santa Cruz del
Pedregal. Av. Boulevar de la Luz 208)
Consejo Provincial
25-28
28
Reunión del Consejo con el Equipo provincial de PV
29
50 Aniversario de Profesión religiosa del P. Gilberto Torres Ángeles, MSpS.
18
MES DE JUNIO
8-10
16-18
Visita Fraterna a la comunidad de Tuxtla Gutiérrez.
Visita Fraterna a la comunidad de Morelia.
20
Ordenación presbiteral de los HH.DD. Pablo Meza Pernas y Juan Carlos Equihua
Ramírez, en Huexotitla, Puebla, a las 18:00h.
21
Canta Misa del P. Pablo Meza Pernas, en Huexotitla, Puebla, a las 13:30h.
22-25
27
29-1
Consejo provincial
Canta Misa del P. Juan Carlos Equihua, en Tanzitaro, Mich., a las 12:00h.
Visita Fraterna a la comunidad del Noviciado.
El Espíritu de Jesús
vivifica las asperezas de la vida,
dulcifica las dificultades de la existencia
que los acontecimientos cotidianos
y las adversidades multiplican sobre nosotros,
.
19

Documentos relacionados

Fraternizando agosto 2015 - Misioneros del Espíritu Santo

Fraternizando agosto 2015 - Misioneros del Espíritu Santo [email protected] y sacerdotes que, desde diferentes lugares de México, Costa Rica, Guatemala y Colombia, iniciamos con mucho entusiasmo para descubrir una nueva visión, un nuevo rumbo en nuestra pastoral...

Más detalles