Es conveniente voltear la pila 1 ó 2 veces al mes para airear e

Comentarios

Transcripción

Es conveniente voltear la pila 1 ó 2 veces al mes para airear e
Es conveniente voltear la pila 1 ó 2
veces al mes para airear e igualar
las temperaturas.
Si observamos que los materiales
están muy secos, regaremos y
añadiremos materiales húmedos.
Si observamos que están muy húmedos o huelen mal, añadiremos
materiales secos y voltearemos.
Podemos compostar en pilas al
aire libre si disponemos de un
espacio adecuado. O en un compostador, que permite compactar
la materia orgánica, evita que se
desparrame y es más higiénico.
Un compostador casero es fácil
de construir. Sobre un palé de madera se construyen las paredes de
un cubo, con palés o láminas de
madera.
Con ladrillos se pueden construir
tres paredes, dejando entre ladrillos espacios de un centímetro.
Una opción muy fácil es usar un
bidón agujereado tanto en su base
como en sus paredes.
En la pila de compostaje, los residuos orgánicos se descomponen
en presencia de oxígeno, gracias a
la circulación de aire.
ES CONVENIENTE SITUAR
EL COMPOSTADOR:
En un lugar accesible y discreto
en el patio, el jardín o la huerta,
a cierta distancia de viviendas.
Sobre la tierra, no sobre
pavimento.
Bajo las ramas de un árbol que
asegure sombra en verano y
sol en invierno..
Esa descomposición la llevan a
cabo microorganismos; nosotros
favorecemos su presencia añadiendo capas de tierra con estiércol.
En una primera fase se alcanzan
temperaturas de 50ºC, y más adelante de hasta 70ºC.
Es habitual que haya insectos en
las capas superiores, y lombrices
en las inferiores.
Es importante que la base sea porosa y las paredes permitan la circulación del aire mejor si tiene tapa,
para evitar atraer animales no deseados.
Residuos
que se
pueden
compostar
PODEMOS COMPOSTAR
Restos
crudos de
frutas y
verduras
Restos
de café o
infusiones
Restos de
plantas y
ramos de
flores
Cáscaras
de huevo
y frutos
secos
Restos
de podas,
talas, etc.
Restos de
cosechas
EN POCA CANTIDAD
Pieles de
plátanos
y cítricos
Virutas de
madera
Papel de
cocina,
servilletas
de papel
Aceite
crudo de
cocina
Contenedores
de huevos de
cartón
CONVIENE NO COMPOSTAR
Restos de
pescados y
carnes
Restos de
comidas
preparadas
Grandes
cantidades
de tomates
o pan
Utensilios
para el
compostaje
Un recipiente
pequeño para
separar la materia
orgánica
Una pala y una regadera para voltear
la pila de compost y regarla cuando se
considere necesario
Un cubo
para recoger
el compost
maduro
Tijeras para trocear
Una lona para cubrir la pila
si queremos evitar que se
seque en exceso durante el
verano, o se moje demasiado
en época de lluvias
Unos guantes para
toda la manipulación
Una criba para
tamizar el compost
Cerrando el
ciclo: uso del
compost
NOTAS:
Puntualmente pueden generarse
malos olores si se dan condiciones de falta de oxígeno; entonces, es necesario voltear y añadir materia orgánica seca.
Si somos cuidadosos en los residuos orgánicos que compostamos (evitando restos de carne
y pescado, y de comidas cocinadas) y el compostador está
tapado, no aparecerán ratones,
perros o gatos.
Si queremos evitar a las moscas
de la fruta, sobre todo en verano, conviene que la capa superior sea de materia seca.
Compostar no es antihigiénico;
en el proceso se da un incremento de temperatura que elimina patógenos y muchas semillas
de malas hierbas.
Los beneficios del uso de compost
elaborado a partir de la mezcla de
diversas materias orgánicas, son
muchos y variados.
Mejora la estructura del suelo incorporando materia orgánica estabilizada rica en sustancias húmicas, que
favorecen la retención de humedad,
lo que supone un factor importante
en el ahorro de agua de riego.
Proporciona cantidades moderadas
de liberación lenta de los macro
nutrientes (NPK) y también de la
mayoría de los oligoelementos necesarios para el buen crecimiento del
cultivo. Acelera el desarrollo radicular
y los procesos fisiológicos de brotación, floración, madurez, sabor y
color. Al mejorar el estado general de
las plantas aumenta la resistencia al
ataque de plagas y patógenos.
Facilita la instalación de microorganismos favorables. Su riqueza en
oligoelementos lo convierte en un
fertilizante completo. Aporta a las
plantas sustancias necesarias para
su metabolismo. Los fertilizantes
orgánicos cumplen un rol transcendental al corregir y mejorar las condiciones físicas, químicas y biológicas
de los suelos
El compost madura en unos 6
meses, y lo recogemos en la parte
inferior del compostador .
Sabemos que está maduro
porque tiene color oscuro, olor
agradable y textura suelta. Y no
tiene lombrices.
Lo tamizamos y devolvemos a la
pila los elementos gruesos .
Lo dejamos reposar a cubierto
durante al menos 1 mes .
Luego lo usamos en macetas, en
la huerta y el jardín, tanto para
abonar como para acolchar la
tierra.
¿Sabías que...?
De la basura que generamos
en nuestras casas y
depositamos en el contenedor
verde, aproximadamente
el 25% puede terminar
convirtiéndose en compost.
Así, si un ciudadano de Soria
genera de media 332 kilos
de RSU al año, éstos podrían
convertirse en 83 kilos de
compost.
Aumentamos la cantidad de
residuos que van a vertederos
o incineradoras, y a su vez
la necesidad de nuevas
instalaciones.
Desperdiciamos gran cantidad
de nutrientes que proceden de
la tierra y cuyo mejor destino
es volver a ella.
Seguimos fertilizando con
productos químicos, que son
caros y tienen consecuencias
nocivas en suelos y aguas.
Basura
orgánica
25%
25% puede
terminar
convirtiéndose
en compost.
Cuando
compostamos…
Reducimos la cantidad
de residuos que
producimos.
Cerramos ciclos,
recuperando los
nutrientes contenidos
en los residuos
orgánicos para el
abonado y la mejora
estructural de la tierra
de nuestras macetas,
jardín o huerto.
Dejamos de gastar
dinero y de perjudicar
al medio ambiente con
abonos químicos.
Contenedor
de basura
De 332 kilos de
RSU al año, éstos
podrían convertirse
en 83 kilos de
compost.
Compostador
Los fertilizantes
químicos son
novicos para suelos
y aguas.
¿Sabías que...?
En numerosas ciudades y
pueblos de España y de Europa
funciona ya el “compostaje
casero”, donde se promueve
la reutilización de los restos
orgánicos generados en nuestras
cocinas y los generados en los
jardines y huertos particulares,
para producir de manera
autónoma un compost que se
puede usar como abono en esos
mismos jardines y huertos.
El compost se puede utilizar
tanto para el cultivo de huerta
como de flores, para el césped,
árboles y arbustos.
El compost agrega alimentos
y materia orgánica al suelo,
mejorando su textura y
aumentando su capacidad de
retener aire y agua. Grandes
cantidades de compost se
pueden aplicar al suelo en
cualquier momento ya que no
quema las raíces de la planta.
Restos orgánicos
cultivos de huerta
Restos de podas
flores
árboles
Compostador casero
césped

Documentos relacionados