3.3 MB - Lucha Internacionalista

Comentarios

Transcripción

3.3 MB - Lucha Internacionalista
Iraq:
Cap a un
nou ordre
imperialista
Maig 2003 - donatiu 3 euro
Presentació
Guerra i crisi econòmica
L'imperialisme avui
pàg 3
La lluita contra Aznar
i la monarquia
pàg 28- 34
Continuar la lluita.
Construir LI.
pàg 34-39
pàg 4 - 12
pàg 12 - 28
1
Bombardead Texas: tienen petróleo también
El cambio de régimen
empieza en casa
22
Tu nombre aquí
Estado patrocinado por el terrorismo
L
PRESENTACIÓ
a lluita contra la guerra d’Iraq ha estat la principal mobilització a escala mundial i de l’Estat
espanyol més gran des dels anys 70. Els joves
ens hi hem posat al capdavant i hem
demostrat una gran capacitat de lluita. Ara ens volen
fer creure que la guerra s’ha acabat, i que l’esforç de
milions de persones per aturar-la ha estat estèril.
Sabem que cap de les dues coses és certa. La guerra comença ara, perquè és ara quan es posarà en
marxa la màquinaria de l’ocupació, que és de fet
l’objectiu de l’atac. És ara que el poble palestí
s’enfronta a un nou moment crític, on l’imperialisme
el vol forçar a abaixar el cap, aturar la Intifada i renunciar als seus drets més elementals, començant per la
legítima resistència a l’ocupació i a la colonització de
la seva terra. El poble iraquià i el poble palestí segueixen
lluitant: avui els cal tant como abans la nostra
solidaritat. La lluita ha de continuar ara contra
l’ocupació imperialista. I tampoc no és veritat que la
mobilizació no hagi servit de res. És cert que han
arrassat l’Iraq, però ho han hagut de fer en les pitjors
condicions, molt pitjors de les que han gaudit en
guerres anteriors. Aïllats, i posant-se en evidència,
només han pogut esgrimir la raó de la força. Els
governs de Blair i Aznar trontollen, i per això volen
passar pàgina. I el que més temen és que ens
organitzem. Aquest ha de ser l’avenç més important
d’aquesta lluita, que no ha estat estèril, i no ho serà,
sobretot, si en sortim més forts, més preparats per
seguir endavant. No volem lluitar un dia ni dos, ni contra una guerra i prou. Hem après que volem seguir
lluitant cada dia i que les coses han de començar a
canviar d’arrel.
Per parlar de tot això estem preparant una Jornada
de Debats sobre la guerra, sota el títol “Iraq i el nou
ordre imperialista”. Joves de diferents àmbits volem
trobar-nos per discutir les raons de fons de la guerra:
quin paper juguen les guerres en el sistema econòmic?
Quins son els projectes de l’imperialisme sobre l’Orient
Mitjà i la resta del món? Com s’explica la repressió?
Quin és el paper de l’Estat espanyol al món? Per què
la resposta de l’esquerra institucional i els sindicats és
insuficient? I volem parlar també de les repostes:
l’internacionalisme i la construcció d’una alternativa
revolucionària davant
aquest
món
de
destrucció i massacres.
Aquest suplement
és un rrecull
ecull
d'articles ja
publicats per a que
veixin al debat de
ser
serveixin
la Jor
nada
Jornada
"Iraq: cap un nou
ordr
e imperialista"
ordre
3
GUERRAICRISIECONÒMICA
I. Crisis global de la globalización
1. ¿Qué es una
crisis de
sobr
epr
oducción?
sobrepr
eproducción?
El modo de produccion capitalista es el unico modo de produccion
social que engendra crisis de sobreproducción. En todos los anteriores,
las crisis aparecian por la insuficiencia de producción y tenian por motor la satisfacción de las necesidades sociales (miseria engendrada
por catastrofes, epidemias, hambrunas o sequias, guerras...). La producción en el capitalismo debe
también satisfacer las necesidades sociales, pero no es su motor
tor.. Este es la parte de plusvalia
que, transformada en dinero, se
convierte en capital suplementario (tasa de beneficios).
La forma de poder obtener ese
dinero es que la producción tenga
por objetivo la producción de valores de cambio. Ese hecho es el que
ha distorsionado el anterior sistema
de trueque, separando el proceso
de compra y venta por medio del
dinero, separando el valor de uso
y el valor de cambio.
La crisis capitalista llega por
por-que el desarrollo tecnologico, industrial, comercial... “produce
demasiados medios de trabajo
y subsistencia para hacerlos funcionar como medios de explo-
tación a una cierta tasa de beneficios”. El mismo capital los impulsa para obtener beneficios y aumentar la competitividad, pero a la
vez, engendra su crisis al sobresaturar
los mercados que no alcanzan a
comprar a precios que permitan
mantener la tasa de beneficios Ver
anexo de VW en SEAT donde se
incrementa la tasa de plusvalía pero
no la debeneficios por las inversiones tecnológicas aún insuficientes).
“Las relaciones burguesas resultan demasiado estrechas para contener las riquezas creadas en su
seno. ¿Cómo vence esta crisis la
burguesia? De una parte, por la
destrucción obligada de una masa
de fuerzas productivas –y medios
de producción-; de la otra, por la
conquista de nuevos mercados y la
explotación mas intensa de los antiguos. ¿De que modo lo hace entonces?. Preparando crisis mas extensas y mas violentas y disminuyendo los medios de prevenirlas”.
En la epoca del imperialismo (a
partir de la 1ª guerra mundial como
definió Lenin), del capitalismo
monopolistico, las crisis ciclicas ya
no pueden actuar como durante la
libre competencia y restablecer
equilibrios dinamicos ampliando mercados: son las convulsiones de un
modo de producción que agoniza –
aunque dure decadas-. Los picos
de sus crisis son por tanto mucho
La tasa de beneficios es el motor de la
economía capitalista
Normalmente en el terreno sindical usamos el concepto plusvalia para defender
salarios o exigir la reducción de la jornada o los ritmos. Se convierte en tema
central en la negociación colectiva porque el capitalista sabe bien que es la unica
fuente de sus beneficios. Todo ello entendiendo por plusvalia “el excedente de
horas de trabajo por encima de las que el trabajador necesita para producir sus
medios de subsistencia que es apropiado por el capitalista” (Albarracin, p 29).
Pero el motor de la producción, lo que le importa al capitalista es la tasa de
beneficio que es el porcentaje que representa la plusvalia del capital total invertido
(que son salarios mas capital constante: materias primas y maquinas). Pero como
para aumentar la productividad –y con ella la plusvalia y la competitividad-, hay
que aumentar la inversión en maquinaria, la tasa de beneficios siempre tiende a
bajar, y la unica variable que le permite al capital tratar de recuperarla es la reducción del costo salarial –aplicando despidos y topes-. La tasa de beneficios mide la
rentabilidad del capital: cuanto saco por lo invertido: ese es el motor de la producción capitalista.
44
mas virulentos: las dos guerras
mundiales, con el crack del 29 entre ellas, la del 74-75, la del 80, y la
actual son las pruebas.
2. Globalización:
plan del
imperialismo por
superar la crisis
anterior.
La “globalización” fue el plan del
imperialismo por superar la crisis que
a fines de los 60 y los 70 provocó
una profunda caída de los beneficios empresariales acompañada por
un debilitamiento del imperialismo y
un ascenso revolucionario (Vietnam,
Nicaragua,..). En esta situación llegó Reagan al poder: hizo enormes
inversiones en armamento (Guerra
de las Galaxias), pero más que eso
fue al choque directo con la clase
obrera norteamericana, imponiendo un retroceso enorme en sus
condiciones de trabajo.
Empujó al alza el dólar aunque ello
conllevara una pérdida de
competitividad de la industria, provocando un fuerte efecto llamada a
los capitales del mundo, movimiento facilitado por la ofensiva política
feroz que exigía a todos los gobiernos permitir la libre circulación de
capitales. El 70% de los ahorros
mundiales se dirigen hoy a los
EE.UU. La entrada masiva de capitales, junto a los gastos estatales
en la industria de armamento –motor de la producción industrial yanqui- empujaron al alza el consumo
interno y ahí nació la llamada “locomotora” mundial, aunque creciera
el déficit comercial de los EE.UU.
hasta cotas históricas.
La globalización se completó con
amplias zonas de producción al servicio de los monopolios sin aranceles internos que redujeron más los
costes (NAFTA, UE, ASEAN,
Mercosur...)
y
aceleró
la
deslocalización de industrias en busca de mano de obra muy barata. A
la vez que exigía a través del FMI y
con el arma de la Deuda Externa a
todos los Gobiernos a poner a la
venta a precio de saldo toda empresa susceptible de ser rentable
(privatizaciones). Con todas estas
medidas –impensables sin la presión/colaboración de la burocracia
de la URSS de Gorbachov- el capitalismo recuperó los beneficios empresariales a costa de un aumento
brutal de la plusvalía extraída a los
trabajadores en todo el mundo.
La actual crisis indica que los recursos que han utilizado en los últimos 20 años se agotaron. Eso no
quiere decir que vayan a abandonar esas medidas sino que deben
encontrar nuevas formas de extracción de plusvalía o profundizar
cualitativamente las existentes.
3. La burbuja
especulativa
Uno de los rasgos fundamentales de la globalización es que
la fuente principal de acumulación de capitales no está ligada
al proceso productivo, sino alrededor de la principal mercancía que circula hoy por el mundo: el dinero. Se produce así una
inversión del sentido del flujo de capitales. De etapas anteriores en que
estos salían de la metrópoli para
invertirse en materias primas o industrialización en las colonias, y revertir de vuelta a su orígen en pago
a productos manufacturados; ahora se trata lisa y llanamente de un
flujo imparable de capital que se
arranca directamente del mundo
semicolonial, sin que haya ninguna
inversión sustancial.
En la etapa actual, de dominio
del capital financiero, la tendencia decreciente de la tasa de ganancia empuja a los capitalistas
a llevar sus capitales al mercado
especulativo, sacandolos del proceso de producción directa. Las
Deudas Publicas, la especulación
inmobiliaria, el narcotrafico, el mercado de armamento, los denominados mercados de derivados (divisas, etc...) son basicamente los lugares donde van a moverse los capitales especulativos.
Con la globalización, este capital
parasitario dio un salto espectacular favorecido por los medios
tecnicos de comunicación al servicio de la circulación de capitales,
llegando a hacer trastabillar monedas y obligando a salir en su defensa constantemente a los bancos
centrales nacionales. Ya en el año
93 (según Kurtzman) las transacciones en los mercados financieros,
gracias a las computadoras, suponían 200 billones de dólares al año,
es decir 10 veces el PIB anual conjunto de todos los países
industrializados occidentales, o lo
que es lo mismo, en ptas de entonces, de cada 100 circulando en
el mundo, 97 pertenecían al mercado financiero.
Esta politica de desplazar la inversión productiva a especulativa,
si bien permite coyunturalmente
combatir la caida de la tasa de ganancia, no solo no esta exenta de
contradicciones, sino que al mismo
tiempo agrava la crisis. Eso es así
porque esa politica genera
desocupacion y contracción del
consumo, atentando contra la realización final de la plusvalia, con lo
cual se profundiza la sobreproducción y provoca la crisis. Las crisis
parciales vividas en este periodo
han sido prueba de esos disloques
en los mecanismos capitalistas.
Esta contradicción central se explica porque el unico capital que
genera riqueza es aquel ligado a la
producción. Por esta razón todo el
esfuerzo de los estados burgueses,
como administradores de los intereses globales de las burguesias y
mediadores de sus sectores, se
centra en generar las condiciones
necesarias para que los capitales
ficticios sean reinvertidos en el proceso productivo, generando la misma o similar tasa de beneficios que
en el terreno especulativo. Los mecanismos para atraer a los capitales son las medidas de
desregulación y los incentivos a la
deslocalización, como medios para
garantizar al capital suficientes niveles de plusvalia como para mantener tasas de beneficio aceptables.
Por eso también, junto a las tradicionales instituciones financieras
del imperialismo, éste ha fortalecido el papel de la OMC. Los acuerdos tomados en el seno de la Organización Mundial del Comercio
están encaminados a establecer las
condiciones para la liberalización de
los mercados. Pero aunque estas
medidas se aplican a la
comercialización de materias primas
-lo que impide establecer ninguna
medida proteccionista, como aranceles a la exportación- mayoritariamente procedentes de países
subdesarrollados, no se aplican a
ciertos productos manufacturados
(como aranceles o protección mediante patentes a productos farmacéuticos o a los insumos agríco-
las) procedentes mayoritariamente
de países desarrollados.
Políticas monetaristas
Para paliar la crisis los estados ponen en
funcionamiento un capital ficticio -usando palabras de Marx-de dimensiones crecientes sobre la base del impulso de políticas crediticias,
bajadas de los tipos de interés,... Pero con ello
no resuelven la crisis sino que la aplazan haciéndola mayor.
4. ¿Por
qué la
¿Porqué
economía se
subor
dina a la
subordina
política?
Mientras hubo mercados que
conquistar, el sistema se desarrolló. Cuando no los hubo (1ª guerra
mundial) solo quedaron las guerras
para disputarlos y la carrera desesperada por la productividad. Las crisis quedaron reducidas a un producto del propio sistema que impulsa el aumento constante del capital orgánico para aumentar la productividad, pero a la vez hace caer
la tasa de ganancia. Por tanto, contra los economistas burgueses que
culpabilizan de las crisis a las crecientes demandas obreras y populares, afirmamos que el capitalismo
no necesita a la clase obrera para
La sangría de la
deuda exter
na
externa
Las Deudas Externas, son fuente no solo
de acumulacion de capital (el llamado “tercer mundo” pasó a triplicar la deuda entre
el 80 y el 92: de 567 mil millones $ a 1.419
mil millones, después de haber pagado
1.662,2 mil millones), sino también la via
para la semicolonizacion de muchos paises
por las potencias imperialistas. Junto a la
externa, empiezan a ser un problema explosivo las deudas internas de los estados
–particularmente los latinoamericanos- que
se utilizan como forma de refinanciamiento
de las deudas externas a través de la banca normalmente extranjera, con intereses
aún superiores a los de los mercados internacionales, en dólares y no en las monedas nacionales.
5
incurrir recurrentemente en crisis,
pero si la necesita para salir de ellas.
Solo se cae, pero solo no se levanta. El capitalismo solo sale de su
crisis por la accion externa de la
lucha de clases: la supera si logra infligir una derrota a la clase
obrera e imponer nuevas condiciones de sobreexplotacion que
le permitan remontar la tasa de
ganancia.
Por eso ratificamos lo que
afirmabamos en las tesis
fundacionales del Comité Internacio-
¿Una crisis distinta?
Hay incluso economistas que dicen que como
lla acumulación actual sea esencialmente especulativa la crisis actual es algo sustancialmente
distinto a las crisis de sobreproducción clásicas.
Creemos que no. Porque la característica de
todo este siglo de fase imperialista es el dominio
del capital financiero-especulativo sobre los otros
dos sectores (industrial y comercial), de manera
que –como ya ocurrió en el crack del 29- una
crisis del sistema financiero provoca una crisis en
cadena que atraviesa todo el sistema capitalista.
Hoy ese predominio/dependencia es aun más
acentudado.
Porque además cuando hablamos de crisis de
sobreproducción no estamos pensando sólo en
producción de mercancías consumibles sino en
toda forma de mercancías, incluida el capital en
todas sus formas (dinero, acciones, bonos, ...).
66
nal Cuarta Internacional: “A partir de
la primera guerra imperialista (...)
cambian las relaciones causales de
los acontecimientos historicos. En
relacion con las grandes epocas
historicas y el desarrollo normal de
las sociedades, el marxismo ha sostenido que el hilo rojo que explica
todos los fenomenos son los procesos economicos. Pero en una
epoca revolucionaria y de crisis,
esta ley general tiene una refraccion
particular que invierte las relaciones causales, transformando el mas subjetivo de
los factores –la direccion
revolucionaria- en la causa
fundamental de todos los
otros fenomenos, incluso
los economicos”. Asi
pues, si hasta la epoca
del
imperialismo
deciamos
que
la
politica era economia
concentrada,
la
inversion
de
causalidad nos lleva a
decir que con el imperialismo la
economia es politica concentrada. No se puede entender el efecto Tequila y la crisis mexicana, sin
tener en cuenta la rebelión zapatista;
como tampoco la crisis argentina
sin las caceroladas y los piqueteros.
Ni
un
solo
fenómeno
economico, desde los grandes
como el boom de postguerra, el
surgimiento del toyotismo, o la
actual desregulaciónón, podrian
explicarse sin los estados como
garan tes de los intereses del capital y el rol politico jugado por
las direcciones del movimiento
obrero que fueron determinantes en la aplicación de esos planes. El capitalismo se cayó varias
veces, pero ellos ayudaron a que
se levantara sobre las espaldas de
los trabajadores.
5. ¿Fue la
globalización una
nueva etapa o ciclo
de desar
desarrr ollo del
capitalismo?
Con el desarrollo de la
globalización apoyada en los cambios en la organización del trabajo y
el desarrollo de las tecnologías de
la comunicación se escuchó reiteradamente el que estábamos ante
una nueva época o ciclo de desarrollo del capitalismo. Esa teoría ha
tenido diversas formulaciones, incluso desde las filas del trotskismo, con
Mandel. Éste explicaba las crisis
economicas y sus superaciones
coyunturales, por las teorias de las
ondas largas, las ondas Kondratieff.
Estas ondas de auge-declive del
capitalismo se producirían en forma
endógena, es decir por su propio
desarrollo. Estas tesis de Mandel,
como antes de él todas las corrientes reformistas y hasta hace
poco los que veían en la
globalización la base de una nueva onda larga de recuperación,
acaban por hacer el juego a los
economistas e ideólogos burgueses que propician la austeridad ya que “si la clase obrera
acepta sacrificios podemos conocer una nueva etapa de auge”.
Para nosotros no es así, sino
como antes explicábamos, el
movimiento de ciclos está determinado por la acción externa de
la lucha de clases, y una onda
larga solo es factible por un factor exógeno al ciclo: la aceptación pasiva de la clase obrera de
los planes de sobreexplotación
salvaje, de desregulación, que
permitan remontar la tendencia
decreciente de la tasa de ganancia. Así la aceptación por un sector
de la clase de mayores niveles de
sobreexplotación, dispara el proceso de impulsar esas mismas condiciones a los otros para hacerlos
“competitivos” arrastrando hacia
atrás las condiciones de todos que,
aunque momentaneamente hayan
permitido nivelar la tasa de ganancia, la verán descompensada por
la inversión tecnológica y volverán
a enfrentarse a otra vuelta de tuerca para incrementar la extracción
de plusvalía mediante otra medida
salarial o desreguladora. Y aún y
así, el incremento ilimitado de la productividad para nivelar la tasa de ganancia, llevará necesariamente a
los mercados a una nueva crisis de
sobreproducción.
Publicat al Suplement de la
I Jornada Sindical de LI
Desde el 2000 la economía de los
EE.UU. inició una profunda curva descendente que ha ido arrastrando al conjunto de las economías del planeta. En
EE.UU. desde esa fecha, el sector industrial ha marcado una recesión ininterrumpida hasta hoy, en tanto el crecimiento del PIB pasaba del 1% a valores negativos del 0’4%. El paro subió
al 5,4%. El consumo interno -principal
motor de la economía de los EE.UU.bajó drásticamente, mientras los índices de endeudamiento de empresas y
familias son demasiado altos para permitir recurrir a nuevos créditos, a pesar
de las sucesivas reducciones de tipos
que los hacen más baratos. La recesión a fines del verano ya era una realidad, hoy es más grave. El impacto de
esta crisis es mundial: el comercio crecerá solo un 2% este año frente al 12%
del 2000. En Japón en los últimos 4
meses hubo un millón de despidos. En
Alemania el PIB bajó al 0,75%, mientras el paro subió al 9,5% en octubre y
superará los 4 millones este invierno.
La OCDE advierte que el mundo está
en recesión por primera vez en 20 años.
Las previsiones hablan de más paro en
los países imperialistas y más pobreza
en el mundo semi-colonial por nuevas
caídas de los precios de las materias
primas. La guerra en Afganistán no es
ajena a este panorama, al contrario, forma parte de las medidas del imperialismo para intentar imponer una salida a
la crisis.
La primera crisis global de la
globalización.
globalización
Estamos ante la primera crisis global
de la globalización. Hasta el año 2000,
los EE.UU. –motor y principal beneficiario de la globalización- habían conseguido aislar las crisis en zonas localizadas: la de México del 95 con la entrada masiva de dinero; la del sudeste
asiático, confinándola e imponiendo una
masiva destrucción de capitales
(devaluaciones de monedas, cierres de
empresas que dejaron millones de trabajadores en paro, ...), aunque al ser estas economía satélites del capital japonés, dejaron la economía nipona en la
recesión más grave desde la II Guerra
Mundial, de la que no ha salido. Siguieron las crisis de Rusia, Brasil y Argentina, pero actuó de nuevo el efecto aisla-
miento. Pero hoy la crisis llegó al corazón del imperio. Empezó golpeando la
“nueva economía”, es decir los sectores que “debían permitir al capitalismo
crecer indefinidamente” según algunos
“expertos”, pero siguió con la “vieja”.
Para encontrar el último periodo similar en datos negativos en la economía norteamericana hay que
remontarnos a la grave recesión del 8182, justamente la que preparó el lanzamiento de la llamada globalización. No
es casual, asistimos al principio del final
de este ciclo que ha durado casi 20 años
y permitido a los grandes capitalistas
ganar enormes sumas de dinero a costa de una creciente extensión del hambre y la miseria en el mundo.
La “globalización” fue el plan del imperialismo por superar la crisis que a
fines de los 60 y los 70 provocó una
profunda caída de los beneficios empresariales acompañada por un debilitamiento del imperialismo y un ascenso revolucionario (Vietnam, Nicaragua,..). En esta situación llegó Reagan
al poder: hizo enormes inversiones en
armamento (Guerra de las Galaxias),
pero más que eso fue al choque directo con la clase obrera norteamericana,
imponiendo un retroceso enorme en
sus condiciones de trabajo. Empujó al
alza el dólar aunque ello conllevara una
pérdida de competitividad de la industria, provocando un fuerte efecto llamada a los capitales del mundo, movimiento facilitado por la ofensiva política feroz que exigía a todos los gobiernos permitir la libre circulación de capitales. El 70% de los ahorros mundiales
se dirigen hoy a los EE.UU. La entrada
masiva de capitales, junto a los gastos
estatales en la industria de armamento
empujaron al alza el consumo interno y
ahí nació la llamada “locomotora” mundial., aunque creciera el déficit comercial de los EE.UU. hasta cotas históricas. La globalización se completó con
amplias zonas de producción al servicio de los monopolios sin aranceles internos que redujeran más los costes
(NAFTA, UE, ASEAN, Mercosur...) y
aceleró la deslocalización de industrias
en busca de mano de obra muy barata. A la vez que exigía a través del FMI
y con el arma de la Deuda Externa a
todos los Gobiernos a poner a la venta
a precio de saldo toda empresa susceptible de ser rentable (privatizaciones).
Las recetas de Bush
Bush llegó a la Casa Blanca con
un paquete de medidas para la crisis: de nuevo enormes inversiones
en armamento (con la estrella del
paraguas antimisiles), planes para
acabar con la escasez de energía
abaratando su producción y dando
facilidades para recurrir a las fuentes más contaminantes (carbón,
nuclear, ...), explotación de las reservas naturales de Alaska... De
entrada rechazó cualquier compromiso de control de gases (Kioto).
Junto a ello prometía recortes en
los impuestos de los ricos y menos
ayudas sociales.
Bush aplicaba la lógica de Reagan
frente a la recesión: si el consumo
es incapaz de mantener la actividad industrial, entonces debe ser
la administración quien lo active.
¿Comprar qué? La producción 100%
made in USA, de la que depende el 60%
de toda la producción industrial yanqui: la industria armamentística, que
además permite aumentar el poder
norteamericano en el resto del planeta.
Para el 2002 el Presupuesto federal
prevé un aumento del 7% en inversión
militar, la mayor subida desde Reagan,
en 1981. En la primera etapa de gobierno a Bush se le acumularon los contratiempos y las resistencias a sus planes, pero llegó el 11 de setiembre.
GUERRAICRISIECONÒMICA
Guerra y
crisis económica
Con todas estas medidas –impensables sin la presión/colaboración de la
burocracia de la URSS de Gorbachovel capitalismo recuperó los beneficios
empresariales a costa de un aumento
brutal de la plusvalía extraída a los trabajadores en todo el mundo.
La actual crisis indica que los recursos que han utilizado en los últimos 20
años se agotaron. Eso no quiere decir
que vayan a abandonar esas medidas
sino que deben encontrar nuevas formas de extracción de plusvalía o profundizar cualitativamente las existentes.
¿Qué supusieron los hechos del
7
11 de setiembre?
Una aceleración del curso recesivo
de la crisis. Cayó el consumo interno
(1,8% sólo en septiembre, el mayor
descenso desde enero del 87) ; el PIB
cayó al –0,4%. La Bolsa acumuló nuevas pérdidas con la excepción de las
firmas relacionadas con el armamento.
Pero lo decisivo es que la nueva situación de guerra permitió a las multinacionales, que habían aplicado planes de
reestructuración graduales de despidos ya a lo largo del 2001, aplicar una
drástica reducción de costos: 450.000
despidos sólo en EE.UU. en octubre. La
política mediática de pánico a nuevos
atentados (ántrax, viruela, voladura de
puentes, ...) que potenció la propia administración, sirvió para enmascarar y
paralizar cualquier reacción de los trabajadores, mientras mantenía toda la
tensión en apoyo a la guerra.
La crisis se agravó, pero los hechos
del 11 de setiembre impulsaron
decidídamente los planes de Bush. El
combate al terrorismo le permitió
relanzar sin discusión su plan: aprobó
incentivos fiscales por valor de 75.000
millones de dólares, que unidos a los
aprobados para la reconstrucción de
Manha-ttan, supone un estímulo fiscal
de más de 100.000 millones (más del
1% del PIB), aprobó para defensa
345.000 millones para lucha
antiterrorista, aunque tuvo que ceder
más ayudas sociales (ampliación del
subsidio de paro de 26 a 39 semanas),
entregó más de 40.000 millones y otros
15.000 si era preciso para ayuda urgente a las compañías aéreas, esto último a pesar de las quejas de la UE por
competencia desleal.
88
Esta no es la Guerra del Golfo
Algunos preveyeron que las enormes
inyecciones a la industria que iban a
suponer las compras de armamento
con la guerra revertirían la crisis. Ciertamente los aumentos de cotización en
bolsa General Dynamic, ATK o
Raytheon compensaron en parte las
extraordinarias bajadas de las
aerolíneas- pérdidas totales entre 100
y 275 millones de dólares, de agencias
de viajes, aseguradoras y otras relacionadas con el transporte. El Grupo
aero-espacioal norteamericano Lockheed Martin –asociado al grupo britanico
BAE Sistems- se hizo con un contrato
de 37 billones de ptas en pedido yanqui de 3000 aviones de combate de 3ª
generación JSF, que pueden ampliarse
a 74 billones de ptas en contratos a
estados aliados. Pero nada de esto es
equivalente a la situación que creó en la
guerra del Golfo del 91, entonces la
Guerra permitió una consolidación de
la industria militar en el marco de un crecimiento general. Raytheon, la compañía del misil tierra-aire Patriot, fue la estrella de Wall Street. Cada vez que uno
de sus misiles iba al encuentro de un
Scud irakí, volaba un millón de dólares.
Motorola ingresó 1000 millones de ptas
por sus teléfonos portátiles desembarcando en Kuwait. A ellos siguieron General Motors, Ford y Chrisler, contratados
para reemplazar las pérdidas de vehículos militares.
Pero hoy, el cómputo de subidas y
bajadas es claramente negativo. Uno
de los indicadores de las perspectivas
de evolución de la economía de mundial es el precio del petróleo. Hace diez
años la amenaza de guerra provocó un
alza del precio del petróleo hasta los
40$ el barril. Hoy por el contrario, el
precio del petróleo se hunde a menos
de 20$, lo que ha obligado a recortes
en la producción para intentar reflotarlo
entre 22 y 28$. De acuerdo que la guerra del Golfo afectó estados directamente productores de crudo, pero eso
no es suficiente para explicar la evolución opuesta en los precios. Hay que
añadir lo esencial, entonces se precisaba más petróleo (florecía la
globalización), por el contrario hoy la
situación es de recesión.
El carácter de esta nueva crisis no es
otro que una nueva sobreproducción.
El capitalismo es el único modo de producción que llega a su crisis y declive
por el exceso de abundancia. Claro que
ese “exceso” de producción lo es sólo
para quienes la quieren vender con unos
márgenes de beneficio, hoy no hay exceso de producción para un planeta en
el que avanza el hambre y la miseria
para la mayoría de la población. Pero
eso a ellos no les importa lo más mínimo.
Perspectivas
Ya hay economistas burgueses que
hablan que el capitalismo debiera empezar a desglobalizarse e introducir medidas keynesianas, es decir pasar del
llamado “neoliberalismo” a una política más intervencionista del estado,
con mayores gastos de protección
social que eviten explosiones sociales. Incluso Soros –que en el 92,
ganó 1.000 millones netos de beneficios apostando por la
devaluacion de la libra esterlina- hoy
defiende la tasa Tobbin.
Pero el plan de Bush parte de imponer una derrota al movimiento de
masas que permita una nueva extracción de plusvalía para recuperar
los beneficios. Pero para ello precisa: 1) golpear a su clase obrera y a
la internacional para aplicar nuevos
recortes en condiciones laborales, sueldo y recortes sociales; 2) seguir sangrando los pueblos a través de la deuda externa y someterlos más estrechamente (ALCA, privatizaciones, ...). Pero
aplicar esos dramáticos planes y sus
consecuencias es imposible sin imponer un régimen de terror que paralice y
destruya cualquier oposión. Y ese es el
“nuevo orden internacional” y Bush opta
a ser el gendarme que lo asegure. La
salida de la crisis no esa cuestión económica sino política, y ahí está la guerra:
por ejemplo la declaración de Bush de
perseguir a Bin Laden “vivo o muerto”
tuvo un inmediato efecto estabilizador
en Wall Street. Y es así porque hay una
estrecha relación entre la capacidad del
imperialismo por imponer sus planes a
la confianza política que precisan los capitalistas. La capacidad de los EE.UU.
de construir su “nuevo orden internacional”empieza por demostrar que ha
cumplido sus objetivos declarados en la
Guerra actual: imponer un Gobierno controlado en Afgansitán y detener a Bin
Laden.
Caso de empezar a dar muestras de
debilidad y profundizar la desconfianza, el crak financiero está sobre la mesa
a sabiendas de que hoy la cantidad de
papel que hay en el mercado en forma
de acciones, obligaciones, moneda, ...
es un enorme castillo de naipes muchísimo más inchado del que llevó al crack
del 29. La salida de esta crisis se va a
resolver esencialmente en el terreno de
la lucha de clases. No hay nada que esperar para los trabajadores y los pueblos del mundo de un sistema económico que ya no es capaz de generar
más que hambre, miseria, opresión y
guerras. La única salida realista a la crisis, es decir no utópica, es luchar para
derrotar los planes imperialistas y avanzar decidídamente a acabar con el capitalismo, esa tarea hoy empieza en
Afganistán.
Publicat al Suplement Afganistan
Sang
per petroli
A hores d’ara de la nova agressió
imperialista per part dels EUA sobre
el poble iraquià a ningú se li escapa
ja el veritable objectiu de la guerra:
el control de les fonts de petroli en
un moment de crisi econòmica i el
consegüent control geopolític de la
zona. Aigua, petroli, gas,
biodiversitat... han provocat sens
dubte militarització en les terres que
compten amb aquests recursos
estratègics, i el cost, com sempre,
ha estat per als pobles que habiten
aquestes zones. El control dels
jaciments, el mercat i els preus del
petroli han estat factors decisius en
la creació de conflictes i guerres no fa falta recordar la brutal opressió
que van sofrir els pobles en les
guerres de Nigèria des de 1967,
Sudan en conflicte des de 1983,
Congo des de 1997, per no anar
més endarrere ni a més llocs- i en
aquest marc ens vam trobar de nou
davant aquesta agressió genocida
al poble iraquià.
Estats Units és el principal consumidor de petroli del planeta (el seu
consum energètic és de 7.900
quilograms de petroli- equivalent per
habitant i any, enfront de 4.000 a
Alemanya, 3.800 a Japó, 2.400 a
Espanya, 700 a Brasil o 600 a Costa Rica). El 20% del seu enorme
consum, és a dir, més de 400
milions de tones, ho ha d’importar,
però només compta amb una
influència política directa sobre una
minoria de grans productors:
Canadà, Regne Unit, Mèxic, Aràbia
Saudita, els Emirats, Kuwait i
parcialment sobre Indonèsia i
Nigèria. En el món àrab, alguns dels
principals productors (L’Iraq, Algèria,
Líbia) no són països subordinats
d’EEUU, com tampoc no ho són
els altres grans productors:
Veneçuela (ara com ara), Iran,
Rússia o Xina. La intervenció (oberta)
nord-americana a la república de
Geòrgia i la intervenció (oculta) a
Txetxènia formen part del mateix pla
ordit per controlar, pel nord, la gran
regió petrolera d’Àsia central i
Orient Mitjà, que actualment només
controla pel sud.
Són aquests dos factors,
geoeconòmic un i geopolític
l’altre, els que expliquen la
intervenció militar per a
desestabilitzar l’Iraq, que
persegueix destruir el règim i
col·locar un govern subordinat
als interessos nord-americans.
Els interessos empresarials, és
a dir, les multinacionals que es
troben darrere d’aquesta iniciativa
estan
sens
dubte
pressionant. En primer lloc, les
grans empreses petrolíferes,
com Chevron-Texaco (un dels
seus superpetrolers té el nom de
l’assessora per a assumptes de
seguretat nacional de Bush,
Condolezza Rice) o Halliburton
Corporation (la major companyia
subministradora de petroli del
món, amb un valor en Borsa de
18.000 milions d’euros, el
president de la qual ha estat
l’actual vicepresident nord-americà
Dick Cheney, i que, des de
l’arribada de Bush al poder, s’ha
convertit en un subministrador de
construccions militars de primera
magnitud). Però també les
empreses del complex militar-industrial (McDonell Douglas, Lockheed,
Westinghouse),
principals
beneficiàries de l’enorme increment
de la despesa militar a EEUU.
Òbviament,
en
aquest
repartiment participaran amb les
engrunes (que no és poc) Repsol i
la Royal Dutch Shell, tan properes
als caps de govern dels principals
aliats de Bush en aquesta aventura militar, el Regne Unit i Espanya.
Com Alemanya no té grans
empreses petrolíferes, li resulta més
senzill criticar obertament el
projecte d’invasió. França, per la
seva banda, critica també, però
amb major cautela, ja que les seves
empreses (Elf-Aquitaine, ara TotalFina-Elf) participen en projectes
d’explotació energètica al nord del
país, ‘congelats’ per la decisió (¿de
l’ONU o d’EE UU?) d’aïllar al país
per
afeblir
el
règim.
L’imperialisme nord-americà i la
nova versió de la Conquesta
Espanyola, encapçalada pel govern
del PP, són ara aliats. L’Estat
espanyol no s’ha mantingut ni de
bon tros al marge d’aquesta
rapinya. I aquí és on tornem la mirada
directament
a
les
multinacionals, en aquest cas,
Repsol-YPF. La petrolera espanyola
GUERRAICRISIECONÒMICA
Repsol
MARC CRONOLÒGIC SECTOR
PETROLIER ESPAÑYOL
1a Etapa: 1927-1984 Monopoli de
Petrolis a l'Estat espanyol: Intervenció Estatal
2a Etapa: 1985-1991 Període transitori cap
a la Liberalització amb l'ingrés de l'Estat
Espanyol a la CEE.
· 1987: Creació del Grupo Repsol que neix
com una reorganització de les activitats
estatals petrolieres i gasistes tutel·lades per
l'aleshores Instituto Nacional de Hidrocarburos
· 1989: Inici del procés de privatització de
Repsol
3a Etapa: 1992-2002 Liberalització total
del sector petrolier espanyol
· 1997: Finalitza el procés de privatització
de Repsol
9
GUERRAICRISIECONÒMICA
10
10
va néixer el 1987 en el marc del
trànsit cap a la liberalització amb
l’ingrés d’Espanya a la CEE. Avui
ocupa la cinquena posició a Europa i és la setena petrolera del món.
El 1999 va comprar Jaciments
Petrolífers Fiscals d’Argentina (YPF)
amb una inversió d’uns 15 mil
milions de dòlars. Amb la crisi dels
preus del petroli i la crisi d’Argentina,
el govern de la qual va
imposar un impost del 20% a
les exportacions petroleres
Repsol, es va veure obligada
a vendre les seves accions,
amb un deute de 5 mil milions
d’euros. Repsol va anunciar
que venia el 23% de la
participació de Gas Natural a
La Caixa qui, amb un 26% de
les accions, es converteix en
el principal accionista amb el
que inicien la seva incursió en
els negocis del gas natural i
de l’electricitat.
Segons dades d’Expansión
Exterior (Societat Anònima de
capital públic, consultables a
Internet) les empreses
espanyoles agrupades en
aquesta empresa pública van
començar la seva activitat comercial a l’Iraq des de la dècada dels
setanta, convertint-se el país -a
partir dels últims anys 80- en un dels
seus principals mercats al signar-se
un Acord de Compensació, en virtut
del qual Expansió Exterior comprava
130.000 barrils/dia de petroli cru a
la
State
Oil
Màrqueting
Organization, destinant per ordre
d’aquesta
un
percentatge
significatiu al pagament de béns i
serveis d’origen espanyol. A través
de l’Acord es van gestionar des de
1988 contractes per valor de 1600
milions de dòlars, dels quals 1325
milions van correspondre a compra
de cru i 275 milions a exportacions
espanyoles
Però no ens enganyem. Al final
resulta que les multinacionals sí que
tenen pàtria i, a més, responen als
interessos imperialistes dels seus
Estats. Així veiem com el govern del
PP (ni en el seu moment PSOE) no
sempre ha mantingut la mateixa
actitud de considerar a Sadam
Husein una amenaça per al món.
Tal com informaven diferents mitjans
de comunicació aquesta setmana,
el govern va oferir el 1997 a l’Iraq
una “donació” d’una quantitat a
negociar a canvi que el règim
adjudiqués a Repsol l’explotació del
camp petrolífer de Nasiriya (situat al
sud del país, al costat de l’Eufrates)
amb una capacitat potencial
d’extracció de 320.000 barrils diaris.
I aquest gest es produeix al
desembre de 1997, en un moment
que el Consell de Seguretat de
Nacions Unides havia emès ja fins
a 12 resolucions condemnatòries al
Consell de Seguretat de l’ONU va
aprovar a l’octubre els contractes
de subministrament de cru que
Repsol-YPF i Cepsa van signar amb
el Govern iraquià. Això va suposar
per a les dues empreses reprendre
les compres de petroli a l’Iraq,
suspeses l’any 2000 quan el règim
de Sadam Hussein va voler imposar
règim iraquià. La negociació de
Repsol just va prendre cos
precisament aleshores, en plena
crisi dels inspectors. Com
mostraven els informes oficials a la
premsa (es poden veure els informes oficials a Internet per la Secretaria d’Estat de Comerç), datats al
març del 2002, la postura favorable
iraquiana a negociar va estar molt
lligada durant anys a l’exigència de
diversos gestos de suport polític per
part espanyola i, entre aquests gestos, no cal oblidar la reobertura de
l’Ambaixada, visites institucionals o
el viatge oficial de Tarek Aziz a
Espanya. Repsol va coincidir en
aquesta carrera amb la italiana Eni,
en una època en que les petroleres
de les grans potències intentaven
fer-se amb una part del pastís
iraquià. També aquí és interessant
veure com el factor polític és molt
important, perquè l’Iraq ha primat
clarament a les petroleres dels
països amb dret de veto al Consell
de Seguretat de Nacions Unides,
com ara França, Rússia i Xina.
una sobretaxa no contemplada per
l’ONU. El Govern iraquià havia
convidat a diverses petroleres
europees a reprendre les compres
de cru, tot coincidint amb la decisió
de Bagdad de permetre l’entrada
dels inspectors d’armament de
l’ONU.
Més tard, al setembre de 2002,
Repsol va obtenir el permís de
Nacions Unides per a importar cinc
milions de barrils de petroli iraquià,
que mesos més tard es van ampliar en dos milions addicionals. El
Queda clar com aquesta doctrina de “guerra preventiva” només és
l’instrument de l’imperialisme en
moments de crisis econòmiques, i
també queda clar que no hi ha cap
legitimitat per a portar-la a terme:
no a la guerra contra l’Iraq, no més
sang per petroli.
Noelia
Publicat a l'Especial LI 38
Runes + morts = $
Aquesta mateixa setmana era
notícia que les firmes multinacionals
relacionades amb alts càrrecs de
l’equip de Bush reconstruirien l’Iraq.
Destruir primer per a reconstruir
després en nom d’un fals
humanitarisme que excusa un
negoci rodó que les grans
multinacionals i els seus mentors de
l’Administració Bush, recolzats en
els servils Aznar i Blair, han planificat
des de fa anys per controlar el
territori, la població i els recursos de
l’Iraq. Sota frases com “ si hem
d’usar la força, EEUU i la nostra
coalició estem llestos per ajudar els
ciutadans d’un Iraq alliberat”
s’amaga la imposició d’una
reconstrucció de l’Iraq que, igual que
en
altres
escenaris
de
l’intervencionisme bèl·lic i post-bèl·lic
nord-americà, és la culminació del
negoci financer iraquià, que
gestionat per l’administració militar
nord-americana que s’instauri
després de l’ocupació del país,
obrirà l’Iraq a l’establiment de la
rapinya imperialista.
Mitjançant un document oficial
denominat,
sarcàsticament,
“Administració i democratització de
l’Iraq” (revelat parcialment per The
Nova York Estafis el passat 6 de
desembre) l’Administració Bush
començava a perfilar els detalls del
pla que guiaria l’administració del
l’Iraq post-Saddam. Aquest projecte
reprèn els antecedents de
l’ocupació de Japó i Alemanya
després de la II Guerra Mundial (mirar quadre adjunt sobre l’armadura legal nordamericana que sustenta la
seva
falsa
política
“humanitària” representada
per la USAID, Agència Nordamericana per a la
Cooperació Internacional).
De forma cínica es diu en
aquest informe oficial que el
petroli de l’Iraq seguiria sent
“patrimoni del poble iraquià”.
Vinculant embargament,
guerra,
destrucció
i
reconstrucció de l’Iraq, el
projecte preveu una ràpida
presa de control i gestió del
petroli iraquià per a “pagar la
reconstrucció” derivada del desastre de la guerra i de 12 anys de
sancions econòmiques, tot
provocat pels mateixos que ara
volen reconstruir-lo. El document
deixa constància d’alguna cosa
molt important per a entendre
realment que el conflicte no té res
d’”humanitari”; es deixa constància
que els assessors del Departament
d’Estat estan avaluant si un Iraq
ocupat tindria representació en la
OPEP i en qui recauria aquesta
representació. Darrere d’això està,
sens dubte, l’intent per part d’EEUU
de prevenir un major impuls de la
OPEP cap a l’euro. Aquí trobem un
factor estructural determinant que
ens ajuda a entendre la política imperialista nord-americana i la seva
fins ara preeminència: si EEUU pot
suportar el seu immens deute (1/3
del seu PIB) és a causa de
l’existència del dòlar com a principal moneda de reserva i mitjà de
pagament internacional. Estats
Units ha tolerat l’existència de la
OPEP
en
tant
aquestes
transaccions en petroli reciclaven
els seus guanys en petrodòlars.
¿Què passaria si la OPEP com a
grup decidís seguir l’exemple de
l’Iraq i comencés a negociar el
petroli en euros? Això és el que la
intervenció i la “reconstrucció” evitaran a tota costa.
Les promeses d’ajuda i
reconstrucció fetes pels governs de
Bush, Blair i Aznar es constaten
avui com a promeses falses. Només
cal mirar cap endarrera. A
l’Afganistan els drets humans
segueixen avui infringint-se i la dona
afganesa, tantes vegades víctima,
segueix tan oprimida com ho va
estar abans. Això si, el nou govern
de l’Aliança del Nord no va tardar a
concedir el permís per a la
construcció del gasoducte que
alimentaria les companyies nordamericanes
La USAID ja ha definit un pla per
900 milions de dòlars i que implica
realitzar
inversions
en
la
infrastructura de l’Iraq una vegada
finalitzada la guerra. Per agilitzar
aquests projectes, aquesta agència
pot convocar a companyies
americanes específiques, sense
haver de fer licitacions públiques.
La premsa britànica ha revelat un
contracte per a la reconstrucció
post-bèl·lica de l’Iraq, el mateix que
estaria més a càrrec d’USAID que
de Nacions Unides, i que passa per
la privatització de les principals
empreses per a ser licitades a
multinacionals.
Podem prendre com exemple
l’empresa texana Boots&Coots (dedicada a segellar pous petrolífers i
apagar incendis). Aquesta empresa havia anunciat al febrer que
corria un risc imminent de declarar
la suspensió de pagaments.
Casualment el dimarts 26 de març
l’empresa d’infrastructures Kellog
Brown & Root (filial de la multina-
GUERRAICRISIECONÒMICA
La rreconstr
econstr
ucció
econstrucció
Aquí està
la defensa de Bagdad!!
11
GUERRAICRISIECONÒMICA
cional de serveis petrolers
Halliburton, de la qual Dick Cheney
va ser conseller delegat entre els
anys 1995-2000) va anunciar que
Roots serà una de les empreses
susbcontractades a l’Iraq per a les
obres de reparació i modernització
de la infrastructura petrolera
iraquiana, després d’adjudicar-se el
contracte el Cos d’Enginyers de
l’Exèrcit. És molt significatiu i val la
pena parar-se en la dada que a la
mateixa hora que arribaven notícies
que els soldats britànics es
plantejaven entrar a la ciutat petrolera de Bàssora l’acció de
Boots&Coots es disparava un 12%.
L’agència de desenvolupament
nord-americana USAID anunciava
la mateixa setmana que adjudicava
a la companyia nord-americana
Stevedoring Services of America un
contracte de reconstrucció del port
de Um AL Qasr (fins i tot va ser
anunciat abans que les tropes
anglo-americanes l’haguessin pres).
Altres empreses constructores
que participarien previsiblement en
la reconstrucció post-bèl·lica
finançades a través de la USAID
serien Fluor i Bechtel (el 2001 va
fitxar a Kenneth Oscar, secretari de
l’exèrcit que gestionava els
contractes de subministraments del
Pentàgon, i l’ex-vicedirector de la
CIA Bobby Inman, membre del seu
consell).
La rivalitat inter-imperialista en
aquest context de repartiment del
negoci de la reconstrucció no va
tardar a aparèixer. Diverses
empreses britàniques van comentar que temien perdre contractes en
benefici dels nord-americans,
donades les presses per repartir el
pastís iraquià.
I tampoc no va tardar a saltar la
divisió dins la burgesia nord-americana per obtenir una part del botí;
polítics demòcrates es van sumar a
la crítiques de la “destrucció
creativa” a l’Iraq. Senadors
demòcrates ja estan donant els
primers passos per esmenar la
legislació de finançament de la guerra i la postguerra a l’Iraq per a evitar que empreses relacionades amb
alts càrrecs de l’administració Bush,
i que financen al Partit Republicà,
rebin contractes per a la
reconstrucció. Aquesta esmena
prohibiria que una empresa pogués
fer-se amb un contracte si membres
actuals de l’Administració han
ocupat llocs en la direcció o el
consell en els últims quatre anys
(inclouria al mateix Cheney o a John
Snow, secretari del Tresor, la seva
empresa de ferrocarrils té una filial
especialitzada en gasoductes).
No obstant això, si alguna cosa
és fàcil de predir, és que ningú no
assumirà cap de les múltiples
reparacions i deutes que sofrirà en
sang la població iraquiana: els que
estan per la guerra veuen més
importants els dòlars dels barrils de
chapapote que les persones.
Noelia. Historiadora econòmica
Publicat a l'Especial LI 39
Cronología de la USAID:
los tentáculos del falso humanitarismo norteamericano
· Final de la Segunda Guerra Mundial, 1945 Creación del FMI y el Banco Mundial
· 1948 Ley de Cooperación Económica (el Plan Marshall)
· 1951 Fin del Plan Marshall
· 1951-1960 Se delega en el Departamento de Estado todo el tema de las ayudas
económicas pero no existe un organismo independiente que las controle directamente
· 1961 Ley de Asistencia Extranjera durante el gobierno de Kennedy y creación del
USAID
· 1978 Reorganización de la USAID: creación de la International Development
Cooperation Agency (IDCA)
· 1988 Informe Hamilton-Gilman: Se refuerza el papel de USAID como herramienta
promotora de la seguridad de EEUU y sus intereses económicos estratégicos
· 1991 Foreign Assistance Act (G.Bush padre): más control del ejecutivo en los programas de ayudas
· 1994 Peace, Prosperity, and Democracy Act (PPDA, gobierno Clinton): ley de reforma radical del organismo que nunca se aplicó
· 2000 Bush anuncia la New Compact for Development afirmando que “combatir la
pobreza es un imperativo moral y EEUU lo ha tomado como bandera en su política de
ayuda internacional a los países pobres”.
12
12
Atur
em el genocidi
Aturem
contra el poble
palestí
Sharon no s’atura.
Oficialment, el govern
israelià dóna per acabada la
“primera etapa” de
l’operació militar contra
Cisjordània. A la pràctica,
però, la situació dels
territoris ocupats ha canviat
poc: després de 23 dies
d’extermini amb una
impunitat absoluta no es
produeix una retirada, sinó
un replegament parcial de
l’exèrcit. Les tropes
israelianes surten de les
principals ciutats, però les
mantenen assetjades, Arafat
segueix confinat a Ramal·lah
i la sort dels presoners
palestins és incerta. Algunes
ciutats suposadament
abandonades per l’exèrcit
han estat escenari de noves
incursions, amb desenes de
morts i centenars de
detinguts. Ara el poble
palestí tem que les
operacions militars es
traslladin a Gaza. Sharon
sap que pot seguir actuant
impunement: encara es
permet el luxe de vetar el
representant de l’ONU, Road
Larsen -per haver denunciat
la massacre de Jenin, cosa
de la qual s’ha retractat- i el
viatge de la seva comissió
d’observadors de drets
humans.
Te quiero para que mates para mis
beneficios petroleros
Quan encara és impossible fer un
balanç de la darrera operació militar israeliana –a causa de la forta
censura que l’envolta- les primeres
evidències ja són sagnants: només
al camp de refugiats de Jenin 5.000
persones s’han quedat sense casa;
i segons l’ONG israeliana Betselem,
hi ha com a mínim 5.000 presoners
palestins mancats de qualsevol tipus
d’assistència als camps de
concentració d’Ofra, Salem i
Megiddo. Aquest és el resultat del
projecte de neteja ètnica i eliminació
de les restes de qualsevol presència
àrab que caracteritza –ahir com
avui- l’essència mateixa de l’estat
d’Israel. La brutalitat de la darrera
ofensiva només és comparable a la
situació que es va viure el 1967 amb
l’ocupació de la guerra dels Sis Dies,
i a les grans massacres de Sabra i
Shatila de 1982.
No és casual que un dels
objectius de l’exèrcit israelià hagin
estat tots els arxius de l’Autoritat
Nacional Palestina: els registres de
propietat de les terres i les cases –
així com tots els expedients dels
estudiants- han estat destruïts,
aprofundint el robatori i l’espoliació
del poble palestí, sotmès a una
operació de substitució per
colonització
en
forma
d’assentaments, en procés
d’expansió permanent. El setge
sobre l’Autoritat Nacional Palestina
continua, amb el confinament
d’Arafat i la detenció del seu segon
cap, Maruan Barguti, que ja havia
patit un atemptat l’agost del 2001
en el marc de la política
d’assassinats selectius de Sharon.
La política de la UE: no és rídicul,
sinó complicitat
La UE dóna una imatge patètica
en la seva acció diplomàtica: va ser
un escàndol que Sharon no
permetés l’entrevista de Piqué i
Solana –en qualitat de màxims
representants de la política exterior
de la Unió- amb Arafat i que, en
canvi, autoritzés les visites de Zinni i
Powell. Però darrera d’aquesta
aparença d’impotència s’amaga la
complicitat amb el genocidi: la UE
té molts recursos per aïllar Israel,
tant en el terreny polític com en
l’econòmic, sense haver de
comptar amb el vist-i-plau de Bush.
I, si no ho fa no és per incapacitat,
sinó per manca de voluntat política.
Els països de la UE poden trencar
relacions diplomàtiques amb
Sharon: retirar els ambaixadors i
donar una imatge contundent de
rebuig a la seva política, però s’hi
neguen. Sense anar més lluny, a
Barcelona hem viscut com el PSC
vetava aquesta proposta en la plataforma d’organitzacions que ha
convocat les mobilitzacions de
solidaritat amb Palestina. De què
serveix formar part de les
institucions si no s’emprenen
iniciatives d’aquest tipus? D’altra
banda, la UE no s’ha estat
d’amenaçar Arafat, d’incloure la
seva organització -Al Fatah- en la
llista d’organitzacions terroristes,
com va declarar l’emissari europeu
a l’Orient Mitjà, Miguel Ángel
Moratinos, en una conferència a la
Universitat Hebrea de Jerusalem.
En l’àmbit econòmic, el Parlament
Europeu es va posicionar
majoritàriament –amb el vot en contra del Grup Popular- per la
suspensió de l’Acord d’Associació
Euromediterrani entre la UE i Israel,
cosa que privaria els productes
israelians de l’accés preferencial al
mercat europeu, que absorbeix el
31% de les exportacions d’Israel.
Tanmateix, això no passa de ser un
gest simbòlic, perquè la decisió final
pertany al Consell d’Europa –és a
dir dels caps d’Estat- que
evidentment hi està en contra. Ni
tan sols han tingut la decència
d’aturar la venda d’armes a Israel:
l’Estat espanyol ha venut en els
darrers cinc anys material militar a
Israel per valor de 14,2 milions
d’euros.
lor estratègic, Israel és el primer receptor mundial d’ajuda econòmica
nordamericana: anualment rep
3.000 milions de dòlars del govern
dels EEUU. Les seves armes de
destrucció massiva –com els caces F-16 i els helicòpters Apachetambé
són
de
fabricació
nordamericana. Només així es pot
entendre que Israel disposi del quart
exèrcit més fort del món, bomba
atòmica inclosa.
A més, Israel compta amb el
suport polític inestimable dels
EEUU, que s’ha tornat a fer evident
en la darrera ofensiva. Bush ha
qualificat Sharon “d’home de pau”,
quan el món ja havia vist els
resultats de la massacre de Jenín.
I Powell l’ha deixat fer, primer
endarrerint al màxim la seva arribada a Israel i després reunint-se amb
Sharon i donant-li la mà en ple
genocidi, aclarint que el seu viatge
no tenia res a veure amb la retirada de tropes. A més, el govern
nordamericà ha reiterat les seves
amenaces sobre el conjunt del món
àrab: Bush va advertir a l’Irak, l’Iran
i Síria “que es mantinguin fora del
conflicte” i seguí amb la seva
retòrica que “tots a l’Orient Mitjà han
d’escollir: o estan amb el món
civilitzat o amb els terroristes”. En
canvi, Arafat va haver de
condemnar el terrorisme dels
palestins –en àrab i per la televisió
palestina- per poder reunir-se amb
Powell i ha estat acusat
sistemàticament pels EEUU de ser
el causant del conflicte.
Ja ho deia Netanyahu: les
divergències entre nosaltres i els
EEUU “són coses de família”.
L’última resolució de l’ONU sobre
Jenín demostra altra vegada que
la família ha tancat files:
s’investigarà, diuen, però Israel
filtrarà el que la comissió declari.
L'IMPERIALISMEAVUI
EEUU y UE:
còmplices de l'extermini
Cristina-Barcelona
Publicat a LI 29
Bush: Complicitat directa amb
l’extermini
Com a principal baluard de
l’imperialisme en una zona d’alt va-
13
Palestina
Sota setge
14
14
En el context de l’agressió sobre
destacats, Marwan Barghouti, sent
L’Iraq, Palestina ha perdut tota
processat per Israel com a crimil’atenció internacional. Ara no hi ha
nal. Abu Mazen és primer ministre,
càmeres, i Israel és la reraguarda
però ¿de què? Amb aquest
de l’agressió imperialista: més de
nomenament s’ofereix una il·lusió de
trenta palestins han estat
sobirania que només serveix per
assassinats des de l’inici de l’atac a
donar legitimitat internacional a IsL’Iraq. Els tancs i els apatxe actuen
rael: es camufla el caràcter
amb total impunitat i segueixen les
d’ocupació militar directa imposada
demolicions d’habitatges, la
per Israel en la seva operació Mur
destrucció de conreus i un setge
Defensiu amb motiu de l’11-S.
total sobre els Territoris Ocupats. La
L’Autoritat Nacional Palestina mai no
franja de Gaza ja ha estat tallada
ha tingut capacitat de govern real:
en tres zones per l’exèrcit i els
l’única funció real de govern ha
colons israelians. Cisjordània està diestat la d’un aparell repressiu empès
vidida en 50 bantustans, la
per Israel contra els propis palestins,
comunicació dels quals se sotmet
per a frenar la Intifada. I sembla que
a un sistema arbitrari de permisos
fins i tot en les circumstàncies
militars. Les principals ciutats estan
brutals que es viuen en l’actualitat
sota toc de queda i centenars de
segueix sent només això: Arafat ha
milers de palestins no poden ni tan sols sortir de les
seves llars. Cap mitjà de
comunicació va explicar que
el 22 de març 35 tancs
israelians i dos helicòpters
Apatxe van entrar al camp
de refugiats de Jenín.
Mentre, el govern israelià
segueix construint el seu
mur de separació: el dia 23
va anunciar que a la zona
de Nabulus seria desplaçat
per a incloure 40.000 colons
més en el costat israelià.
Èxode. Platja de Gaza
tan sanguinàries com la silenciada
massacre de Jenín. Sharon va anunciar oficialment –per la via dels fets
ho havia fet dos anys abans- la fi
dels acords d’Oslo.
En el context de l’agressió contra
L’Iraq es repeteix la història: Bush
parla d’un pla de pau per al 2005,
que de nou pretén únicament donar una sortida digna a les
dictadures àrabs contra els seus
propis pobles, que segueixen
mantenint un suport massiu a la lluita
del poble palestí. El pla segueix els
postulats israelians: “seguretat” per
a Israel (és a dir, repressió interna
per acabar amb la intifada) com a
precondició per a qualsevol
“negociació”. No s’exigeix cap
compromís a Israel en els primers
estadis del pla. Tampoc
no seria possible, ja que
el nou govern –coalició de
les extremes dretes- ha
deixat clar que no hi ha
res a negociar. El pla Bush
arriba fins i tot al cinisme
de demanar que es
desmantellin només els
assentaments creats
durant el govern Sharon.
Com passa des dels últims
anys, l’OAP és l’únic partit
palestí que ha donat
suport a aquest pla.
Primer Ministre, un
gran aparell repressiu
Abu Mazen, Secretari General del
Comitè Executiu de l’OAP va ser
nomenat “Primer Ministre” palestí,
com a resposta a les pressions
d’EUA per a remodelar l’Autoritat
Nacional Palestina. No és
sorprenent que Bush i Sharon
aplaudissin aquest nomenament, ja
que es tracta d’un dels més
destacats “negociadors” del procés
d’Oslo –en molts aspectes negociat
en secret- i un dels representants
palestins més disposats al “diàleg”
amb Israel.
El tan anunciat nomenament d’un
nou primer ministre palestí no deixa
de ser una mica ridícul, amb 580
escoles i facultats tancades, amb
el propi govern palestí sota setge i
un dels seus parlamentaris més
“Transfer” o
neteja ètnica
“Transfer” és l’eufemisme israelià
per a la neteja ètnica. Aquesta idea
a passat de ser una expressió
patrimoni de grups d’extrema dreta
a convertir-se en un projecte a
l’ordre del dia en les declaracions
dels ministres de Sharon. No es
tracta d’una idea nova -de fet es
troba en l’arrel fundacional de l’estat
d’Israel-: cal crear un Estat dels
jueus i per als jueus, i això suposa
l’expulsió massiva del poble palestí
de la seva terra. Com a resultat de
la
política
sistemàtica
d’implementació d’aquest somni
sionista avui més de dos terços del
poble palestí viuen a l’exili, el que
els converteix en un exemple únic
en la història. I ara es parla
tancat més diaris i ha arribat fins i
tot a cancel·lar les eleccions
sindicals a la univesitat Gazan al
Ashar de Gaza.
El Pla Bush: més del mateix
Va ser Bush qui amb la cobertura
de l’11-S va posar els palestins en
el costat del “Mal”. Abans de la
guerra d’Afganistan va fer
declaracions a favor d’un estat
palestí, per a donar un marge als
règims dictatoriales del món àrab,
que li van donar suport amb plans
ridículs com el del príncep saudí,
recolzat per la Lliga Àrab. Arrasat
Afganistan, Bush es va oblidar fins i
tot de la retòrica humanitària i va
donar tota la cobertura a Sharon per
portar a terme l’operació “Mur
Defensiu” que va incloure accions
Cristina. Barcelona
Publicat a l'Especial LI 39
Por el control estable del área y los oleoductos
Venas de oro negro
Con la agresión norteamericana a
Afganistán, se ponen de nuevo sobre
la mesa, las necesidades estratégicas norteamericanas de “poner un
pie en Asia central” como afirmaba
en T
eheran el Iran Daily
Teheran
Daily.. De hecho,
expresa la imposibilidad de estabilizar la región por otros medios que no
sea el despliegue directo de bases
propias. Y ello, no sólo por la
posición geopolítica, sino también
por la riqueza de los yacimientos
energéticos y las vías de su distribución, que hace hablar a los
geopolíticos indios de una nueva
guerra fría.
Cuando abordamos la situación de
Chechenia analizamos detenidamente la
importancia del petróleo en el conflicto
caucásico (Suplemento de LI Ichkèria!
Diciembre 99). Allí señalábamos que los
proyectos de explotación de los yacimientos de Asia Central y del mar Cáspio, se
remontan al 93, cuando la UE junto a
EEUU aprobó el programa del Corredor
Transporte
Europa-Caúcaso-Asia
(Traceca) que más adelante llegaría a
Ucrania y Mongolia. Era la “Ruta de la
seda del siglo XXI” que tenían como
objetivo oleoductos de salida que no
pasaran por Rusia y sí por territorios
estables “amigos” de occidente. Por
su parte, también señalamos la competencia en la que entraba la rusa
Gazpron, en tanto que la mayor multinacional del mundo, buscando alternativas para el control de la extracción, e inclusive alcanzando acuerdos
como el de la francesa Total para la
extracción de gas en Irán contra los
intereses de EEUU.
Pues bien, Afganistán se enmarca
en esa pugna por los recursos energéticos y las vías de su distribución.
La extracción de gas natural –cuyas
reservas estimadas ascienden a
100.000 millones de metros cúbicos, fue impulsada durante la ocupación
soviética con la apertura de un complejo para la extracción en Yar Qudoq
y dos gasoductos que suman un total de 180 Km y unen la región de
Mazar-i Sarif con Uzbekistan y
Turkmenistan.
Sin embargo, el papel estratégico
de Afganistan en el entramado de los
oleoductos y gasoductos radica en los
L'IMPERIALISMEAVUI
d’expulsar
als
que
segueixen resistint en els
Territoris Ocupats. Fa molt
de temps que Israel no
comptava
amb
un
escenari tan favorable com
el que li ofereix la guerra de
l’Iraq: de fet una de les
raons d’aquesta guerra és
aconseguir una nova
distribució de la zona favorable als interessos de
l’imperialisme i del Gran Israel. Una posiblilitat seria la
deportació massiva a
Jordània –a canvi de la
restauració
de
la
monarquia haixemita que
governa el país a L’Iraq-,
una altra la reducció de la
població palestina dels
territoris ocupats a unes
poques
ciutats
de
Cisjordània,
que
posteriorment podrien ser
annexionades
a
Jordània...
El fet és que el Transfer
ja está funcionat, amb o
sense invasió de L’Iraq:
revocació de drets de
residència, destrucció de
milers
d’habitatges,
deportació dels familiars
dels
acusats
de
“terrorisme”... ¿És la
deportació imminent? La
història del sionisme, el
grau de la despossesió
palestina en els últims
cinquanta anys, l’actual
discurs polític a Israel i la
complicitat de les grans
potències indiquen que el
perill –especialment en el
context de la guerra de
l’Iraq- està sobre la taula.
Si Bush, Blair i Aznar
aconsegueixen una guerra
rápida i victoriosa, és probable que als palestins els
toqui ser un dels majors
“mals col·laterals” de la
història. Si la resistència a
Bagdad i en els carrers
d’Europa, Estats Units i el
món àrab aconsegueix
derrotar a l’imperialisme,
els palestins podran
començar
a
veure
reconeguts de debò els
seus drets com a poble.
Oleoductos y gasoductos proyectados a través de Afganistán
15
de largo alcance que deberían unir
el Turkmenistan con Nueva Delhi a
fin de abastecer de gas natural a
una de las mayores concentraciones de consumidores, así como otro
que partiendo de la misma zona,
debe llevar el gas a Qwadar en la
costa pakistaní.
Aquí se inicia la pugna de intereses. Por un lado Al Qaeda y organizaciones como el Movimiento Islámico de Uzbekistán estarían interesados en extender su poder para
controlar la región entera, incluyendo las provincias de mayoria musulmana del oeste chino, Pakistán
y Cachemira que como se ve en el
mapa le permitiría controlar el nudo
de distribución del Asia Central.
Mientras, la coalición occidental,
con China, Rusia e India, vería muy
peligroso tales avances. Así, la precipitada salida de Pakistán de los
representantes de la anglo-alemana Shell y la austríaca OMV, inmediatamente después del 11 de septiembre. También desde India, se
paralizaba su apoyo al oleoducto de
la argentina Bridas y la estadounidense Unocal que debería llegar a
Delhi tras atravesar el conglomerado de países musulmanes del Asia
Central, a la vez que, por el contrario, aumentaba su interés en la
construcción de la comunicación
energética a través de las provincias occidentales chinas para evitar
el paso por Afganistan y Pakistan y
acceder a los yacimientos próximos
al Caúcaso. La inestabilidad política
ha paralizado otros proyectos como
los de la ExxonMobil con Mitsubishi
y su inversión de 22 billones de dólares en el oleoducto que llegara a China y Japón; o los de la Royal-Dutch/
Shell junto a Gaz de Francia.
Atrás queda la luz verde que dio
occidente a la financiación de los
talibanes por parte de la yanqui
Unocal y la saudí Delta Oil empeñados en que sus oleoductos pasasen a través de un Afganistán pacificado no importaba como si estaba sometido a sus dictados.
Este juego de intereses por la extracción y distribución de la energía
de la zona del Caúcaso y Asia Central que en unos 15 años será el
tercer productor de petróleo del
mundo tras Arabia Saudí y Siberia,
determina también las alianzas políticas. Así Rusia, que puede estar
junto a occidente para evitar el desarrollo de un poder fundamentalista
que avanzara hacia sus propias
16
16
fronteras y enlazara aún más con
Chechenia, no va más allá en sus
coincidencias con EEUU. Por eso,
y a diferencia de éste, ha profundizado los lazos con Iran, acompañándolo de la venta de armas por
valor de 7.000 millones de dólares,
a la vez que con la discusión de
“medidas para impedir que la región del Caspio se convierta en una
región militarizada”, refiriéndose especialmente a la presencia de la
OTAN. Ambos países ya coincidieron sobre el acuífero del Caúcaso,
en el apoyo a la guerrilla de
Massud, y en la oposición a la penetración de EEUU en Azerbaijan
y Georgia. Y por primera vez desde la última masacre en
Chechenia, Putin reabre conversaciones de paz con el representante de Majsadov, intentando cortar
los lazos de éste con el entrenamiento guerrillero checheno que se
desarrollaba al parecer a la sombra de Bin Laden.
Por el contrario, EEUU trata de
pactar con Uzbekistan. -ver recuadro pag. 10- interesado también en
un Afganistan estable que le significaría la posibiilidad de tener oleoductos hacia el océano Índico,
Oriente y el Golfo Pérsico, sin depender del territorio ruso. No le importa pues, que la estabilidad llegue de la mano de EEUU. Sólo que
ahí, está por ver las últimas reuniones de Bush-Putin, que abren la
hipótesis, según el británico “The
Economist”, de que EEUU y Rusia
establezcan bases militares conjuntas en la zona del Caspio, siempre al pie de la riqueza energética
y como garantes de la estabilidad
de la zona.
Durant els últims 15 anys les forces
militars turques han entrat al nord de
l’Iraq diferents vegades sota el pretext
de perseguir als guerrillers del PKK
(Partit dels Treballadors del
Kurdistan), o “d’ajuda humanitària a
les víctimes del conflicte entre els
partits kurds», etc. Aquesta vegada el
govern turc es planteja una
permanència més perllongada al
Kurdistan iraquià, en el quadre de la
seva aliança amb EUA, per la «lluita
antiterrorista» a l’Orient Mitjà.
En el seu regateig bèl·lic amb Washington, el govern turc, a canvi d’obrir el seu
territori a les tropes nord-americanes en el
seu desplegament cap al nord de l’Iraq, no
només exigeix una «ajuda» econòmica
d’enorme quantitat per a compensar les
seves possibles pèrdues en cas de guerra,
sinó que també reclama l’entrada de les
seves tropes amb més de 40 mil homes al
Kurdistan iraquià sota comandament turc.
Per fer aquesta empresa sostenia diversos arguments que, al seu judici, tenen a
veure amb la seguretat nacional del seu
país: abans de res vol aturar -perquè no
arribi a les seves fronteres- una possible
immigració massiva dels kurds cap al nord
quan comenci la guerra. En segon lloc, declara obertament que no permetra que els
kurds creïn cap institució estatal
independent ni federativa (sembla que no
estan contra una autonomia sota
administració central iraquiana). El govern
turc tampoc no vol que les ciutats riques en
petroli, com Mosul i Kirkuk, estiguin sota
control kurd. I finalment, demana el
desarmament de totes les milícies kurdes
una vegada acabi la guerra.
De fet, les tropes turques ja estan situades
en un cinturó de 40 Km d’amplada a la part
iraquiana de la frontera. Així que, quan entrin
les tropes previstes en l’acord amb EUA, la
força real dels turcs arribarà gairebé a 60
Publicat al Suplement Afganistan
mil soldats. Una quantitat que revela
l’objectiu real del govern turc: ocupar el territori kurd per poder configurar la formació de la nova
administració iraquiana després de
la guerra, impedint als kurds
qualsevol intent de practicar la
seva autodeterminació.
Per altra banda, quan es van revelar les exigències del govern turc
no van tardar a arribar les critiques
dels partits kurds. Hoshyar Zebari,
pel Partit Democràtic del Kurdistan
(PDK), i Abdulatif Rashid, per la Unió
Patriòtica del Kurdistan (UPK), van
advertir junts que qualsevol
intervenció de les forces turques
Milers de kurds iraquians es manifesten contra
a la zona iniciaria un nou conflicte
la intervenció de T
ur
quia el 2/03/03.
Tur
urquia
militar entre Ankara i el Parlament
nacional kurd. De fet, segons els
analistes, entre els dos grups kurds
que administren el nord de l’Iraq
sumen 80 mil homes en armes,
incloses forces regulars i
peshmerges (milicians).
A partir de la Guerra de Golf el
1991 els kurds es van veure lliures
al nord de l’Iraq per tal de crear la
seva administració nacional,
centralitzada en el Parlament nacional en el qual KDP i UPK estan
representats per 105 i 49 diputats
respectivament. Malgrat un període
de quatre anys de conflicte bèl·lic
entre aquests partits, que es va acabar el 2001 amb un
acord
sota
les
instruccions de Washington, els quatre
milions de kurds que
viuen a la zona han
gaudit
d’un
cert
desenvolupament
econòmic gràcies a
l’ajuda nord-americana
i al comerç del petroli.
L’única cosa que els
faltava
era
el
desmantellament del
règim de Saddam. De
tal manera que els
plans de Bush d’atacar
i envair l’Iraq van ser
aplaudits pels dirigents
kurds que avalaven
l’acció militar d’EUA.
No obstant això, ara un
possible acord entre els governs
nord-americà i turc que permetés
el desplegament de les tropes
turques al nord de l’Iraq i el seu control de la zona, crea una situació
hostil i incerta. Les autoritats del
PDK han declarat que un acord
entre Ankara i Washington amb
aquest objectiu serà considerat com
la «tercera traïció d’EUA» al poble
kurd.
Els objectius de Turquia
El govern turc mai no va donar el
vist-i-plau a l’estatut que van adquirir els kurds iraquians després de
la Guerra de Golf, i tampoc no li
agrada el projecte d’un Estat kurd
federatiu que els dirigents kurds
volen engegar a partir de l’ocupació
de l’Iraq per les tropes imperialistes.
La seva principal preocupació és
que
qualsevol
tipus
d’autodeterminació kurda pugui ser
exemplar per als més de 15 milions
de kurds que viuen als seus
territoris.
Però encara hi ha més coses
darrera les demandes oficials
turques. El govern turc, en realitat,
vol controlar les ciutats Kirkuk i
Mosul com una mesura per impedir als kurds els ingressos que han
tingut els últims 10 anys. Amb
aquesta finalitat, Ankara planeja
deixar aquestes ciutats a una
administració turcmana quan arribi
l’hora d’enretirar les seves tropes
de la zona, és a dir al final del
«període de transició» que EUA
preveu per a l’Iraq després de la
guerra.
Els kurds pensen que mai no han
estat, en la seva història, tan a prop
d’una possibilitat de tenir un Estat
Nació independent o federatiu. Ho
veuen totalment legítim a pesar que
aquest sigui un «mini-estat regional» construït sota l’auspici d’EUA,
és a dir, l’imperialisme. Nosaltres,
els revolucionaris marxistes
evidentment vam respectar
totalment tota manifestació
d’autodeterminació del poble kurd.
Però alhora, recordem la realitat
palestina, on la direcció conciliado-
ra de Iàser Arafat va cedir davant
la pressió imperialista acceptant un
mini-estat palestí i negant la «Carta
Magna» de l’OAP (Organització per
a l’Alliberament de Palestina) que
tenia com a objectiu la destrucció
de l’Estat Sionista i la construcció
d’una Palestina democràtica, laica
i no racista. Recordem que els
acords de Madrid, Oslo i Camp
David no només no van portar
llibertat i independència al poble
palestí, sinó que van afavorir a Israel per a seguir amb la seva
repressió i les seves matances de
palestins amb el suport del mateix
EUA
Els kurds iraquians
estan davant el mateix
problema. Nosaltres
pensem que l’únic
camí cap a una
v e r i t a b l e
autodeterminació
passa per la lluita contra qualsevol intervenció
de l’imperialisme a
l’Orient Mitjà. La
destinació del poble
kurd està lligada
directament amb la del
poble palestí. Sense la
derrota
de
l’imperialisme,
de
l’Estat sionista i els
règims dictatorials i
monàrquics (com els
de Turquia, l’Iraq, Síria,
Jordània, Kuwait, Aràbia Saudita) el
somni d’autodeterminació dels
pobles d’Orient Mitjà serà utilitzat
per l’imperialisme com un
instrument per a dividir, controlar i
reprimir a aquests mateixos pobles.
Per això, diem:
Aturem els peus de
l’imperialisme a l’Iraq i a
l’Orient Mitjà!
Per la germanor i la
solidaritat dels pobles i els
treballadors de l’Orient Mitjà!
Per un Kurdistan i una Palestina veritablement lliures i
independents!
L'IMPERIALISMEAVUI
Cap a la guerra civil
al Kurdistán
Murat Yakin
Publicat a LI 38
17
Tras el Nuevo or
den inter
nacional
orden
internacional
Bush,
señor de la guerra
18
18
Bush llegó a la presidencia de los
EE.UU. en una dura pugna con el
candidato demócrata Al Gore. El
enfrentamiento y las continuas acusaciones de fraude electoral llevó
al deterioro de instituciones como
la justicia y el propio sistema electoral. ¿Qué había detrás de esa batalla? No sólo las aspiraciones de
dos personas o dos partidos por el
poder, sino la profunda división de
la burguesía americana incapaz de
ponerse de acuerdo en un plan de
salida a la crisis económica.
¿Quién venció con Bush? Los
magnates del petróleo y la industria de armamento, los mismos que
auparon a Bush-padre y la Guerra
del Golfo. Bush-hijo constituyó un
gobierno para parecidos fines: el
Vicepresidente Dick Cheney es un
ejecutivo petrolero y anterior Secretario de Defensa. El secretario de
Estado, Collin Powell, es el anterior
presidente de la Junta de Jefes de
Estado Mayor. El secretario de Defensa es Donald Rumsfeld, alto ejecutivo de Searle Pharmaceuticals
y el Asesor de Seguridad Nacional
lo es de una transnacional petrolera. Por lo demás, tanto Cheney
como Powell son veteranos de Vietnam –Powell concretamente, responsable de la matanza de My Lai
y de la ocupación de Panamá-,
ambos diseñadores de la Guerra del
Golfo.
Bush presentó sus planes económicos para sacar a los EE.UU
de la crisis económica (ver artículo
sobre economía) pero con enormes
críticas y resistencias. Los inicios en
la Casa Blanca estuvieron llenos de
tropiezos y para empezar perdió la
mayoría republicana en el Congreso. Pero los atentados del 11 de
setiembre desbloquearon los planes
de Bush. Algunos analistas afriman
que “si Bin Laden no hubiera existido, habría que haberlo creado”,
abriendo tras esta afirmación una
sinfín de interrogantes más. El caso
es que los atentados, permitieron
a Bush encabezar un frente patriótico e internacional, con el respaldo masivo de la opinión pública norteamericana y el fin de las objecio-
nes demócratas. A Bush hijo se le
abría de nuevo la oportunidad que
tuvo Bush-padre con la Guerra del
Golfo de convertirse en el gendarme mundial indiscutido, imponiendo por fin el “nuevo orden mundial”,
es decir una sóla disciplina y total
acatamiento político y económico a
los dictados norteamericanos.
Bosnia o Kosova fueron intentos
menores, pero los atentados sí permitían volver a reordenar a los gobiernos del mundo tras el imperialismo yanqui. Además la crisis económica –a diferencia de la Guerra
del Golfo- hacía de establecer el
nuevo orden mundial una necesidad imperiosa e inaplazable.
Afganistán es sólo el inicio.
Hacia un régimen policial internacionalmente
internacionalmente
na e inter
En aquellos días de caídas en la
bolsa de la mayoría de valores, las
acciones de la industria militar reflejaron con alzas su triunfo–ver artículo-: venía la guerra y se iniciaban
las millonarias inversiones del gobierno yanqui para tal fin. Sin embargo,
¿qué reflejaban a nivel político? Bush
empezó inmediatamente a cobrarse el cheque en blanco que le dieron tras los atentados: junto a los
millones, obtuvo plenos poderes
para la guerra, reforzó el papel de
los maltrechos FBI y la CIA –en retroceso desde el fin de la guerra fría, incrementando sus partidas y
ampliando sus poderes abiertamente hasta los asesinatos selectivos
incluso a través de terceros –en
apenas 2 meses, a instancias de la
CIA, 50 países han detenido a 360
personas en todo el mundo-, dictó
al mundo las listas de gobiernos y
organizaciones terroristas a perseguir, congelar cuentas y susceptibles de ser víctimas de próximos
ataques... e internamente, consolidó el terrorismo de estado con la
USA Patriot Act.
Según esta nueva ley se abre la
vía a juicios secretos militares y ejecuciones sumarias, sin garantías de
defensa para los sospechosos de
terrorismo; la información de magistrados y gran jurado podrá ser utili-
zada por el FBI y la CIA; igualmente esas agencias podrán efectuar
registros sin previo aviso y llevarse
lo que sea; control sobre cuentas
de hipotéticos sospechosos que
pudieran lavar el dinero; fin de cualquier privacidad al autorizar escuchas, acceso a tarjetas de crédito,
correos electrónicos...; las detenciones pueden ser de hasta 7 días
sin cargos y sin autorización judicial
sea la persona sospechosa o no y
se pueden prolongar indefinidamente por decisión del fiscal general;
detención de inmigrantes a petición
del fiscal o el servicio de inmigración –sean o no sospechosos de
terrorismo- y para aquellos que se
les acuse de trabajar o haber trabajado para una organización terrorista -aunque sea residente legal- deportación o detención indefinida para los no deportables...
Pero, junto a todo ello, esta la ampliación del término “terrorismo” que
se amplía a “cualquier acto destinado a intimidar o coaccionar a la
población civil, o influir la política del
Gobierno... las protestas políticas
que pongan en peligro la vida de
alguien, como las manifestaciones
contra la globalización, pueden ser
consideradas terrorismo. El uso de
un arma que dañe la propiedad,
aunque no cause heridos, también.
El vandalismo, por tanto, también.”
(La Vanguardia, 27/10/01).
Una ley que aprovechando el
marco del patriotismo y las lágrimas,
sienta las bases de un estado policial, tanto contra los movimientos
antiglobalización, como contra las
voces de los cientos de miles de
despidos de estos meses –frenando en seco el lento ascenso de las
movilizaciones obreras de los meses anteriores-. Una ley en fin que,
en las movilizaciones contra la guerra, ha sido motivo de denuncias
airadas, de un movimiento yanqui
que ve consolidarse en su propio
país los mecanismos policiales que
Bush quiere imponer como la base
del nuevo orden mundial.
Publicat al
Suplement Afgansitan
A pr
opòsit de França i Alemanya
propòsit
No hi ha un
imperialisme bo
Davant l’opinió pública es
presenta la divisió en el si de
l’imperialisme: d’un costat el
bloc Bush-Blair-Aznar
disposat com sigui a l’atac, de
l’altre el dirigit per ChiracShroeder, als quals segueixen
Rússia i Xina, que exigeixen
continuï la via de pressió
diplomàtica i inspeccions.
Però aquestes diferències
reals no es corresponen -com
molts mitjans de comunicació
i grups de l’esquerra
plantegen-, al fet que
estiguem davant dues
formes distintes de
l’exercici del poder: la
veu bàrbara de la
guerra i la rapinya de
Bush, i la de rostre
humà i democràtica de
Chirac.
França:
petroli
pudor
via negociada el conflicte amb els
txetxens?
Alemanya, euro i dòlar.
L’assumpte d’Alemanya, actual
presidència del Consell de
Seguretat, no se situa en el tema
petroli, sinó en la batalla subterrània
que mantenen euro i dòlar per controlar el mercat del petroli. Després
de l’aparició de l’euro hi ha una pugna amb el dòlar per tal de controlar les transaccions financeres i
Òbviament la divisió en les files
de l’imperialisme, i possiblement
en el Consell de Seguretat
previst, beneficia al conjunt del
moviment, però una cosa és això
i una altra molt diferent que de
forma oportunista fem un suport
explícit al bloc franco-alemany,
com fa el PSOE o com va fer un
sector de l’esquerra francesa en
la manifestació del 15 saludant
la posició de Chirac i demanantli fermesa.
a
França, simplement, no
està del costat de la guerra perquè avui la seva principal companyia Total-Fina-Elf té
importants contractes i zones
d’explotació amb el règim de
Saddam, el mateix passa amb
Rússia i Xina: un consorci rus
encapçalat per Lukoil i un consorci
xinès liderat per CNPC. Aquests
acords impliquen inversions de
7.500, 4.000 i 2.700 milions de
dòlars, respectivament.
Així doncs, França, com Rússia i
Xina, no estan preocupats pel poble
iraquià sinó pel seu petroli. No cal
oblidar que per unanimitat aquests
Estats han mantingut un
embargament amb conseqüències
catastròfiques sobre la població. La
posició dominant dels EUA amb la
guerra deixaria a França, Rússia i
Xina sense la seva actual posició
privilegiada. O és que ¿França no
ha utilitzat tots els mètodes de guerra posibles en la seva zona
d’influència africana, o potser Putin
ha anat amb compte a resoldre per
guerra no té a veure amb cap
amenaça de les velles armes de
destrucció massiva de Saddam, ni
amb terrorisme. Aquesta guerra
serà per la divisa global per al
petroli», explica el professor William
Clark de la Universitat Johns
Hopkins.
És rellevant llegir la posició de la
patronal alemanya davant la posició
del govern de socialdemòcrates i
verds, doncs mentre el sector
financer comparteix l’estratègia del
govern, l’industrial –particularment
el sector de l’automòbil- busca un
acord amb els EUA que no posi en
perill les seves exportacions.
Si a tot això afegim les xifres
econòmiques dels EUA amb un
dèficit rècord del 60% del PIB, i un
dèficit pressupostari de centenars
de milers de milions, podríem estar
davant nous enfrontaments
comercials seriosos entre els EUA
i la UE: ja es va començar a parlar
d’aranzels per als formatges i vins
francesos de venda als EUA.
com moneda de reserva. Avui les
4/5 parts de les transaccions
comercials i el 50% de les
exportacions, així com 2/3 de les
reserves globals estan en dòlars.
Però aquesta posició ha començat
a canviar: acords comercials
Rússia i la UE comencen a fer-se
amb euros i no amb dòlars. L’Iraq
es va passar al novembre del 2000
a l’euro, Chávez simpatitza amb
aquesta possibilitat, Algèria i Líbia
han anunciat que ho faran en un
futur proper. Corea del Nord va
abandonar el dòlar, Iran es planteja
fer-ho.
« La guerra és una estratègia
d’EEUU per a prevenir una estampida de la OPEP cap a l’euro com
a moneda de referència en les
transaccions de petroli. El control
(militar) del petroli de L’Iraq permetrà
a Estats Units desmantellar el control de preus de la OPEP. Aquesta
Josep Lluis
Publicat a l'Especial LI 38
19
El ataque del 11 de septiembr
orr
es Gemelas en
septiembre
Torr
orres
e a las T
ork y la subsiguiente agr
esión del imperialismo norteYork
agresión
Nuevo Y
americano contra Afganistán para derr
otar el gobier
no T
alibán,
derrotar
gobierno
Talibán,
colocó en el primer punto de la atención mundial el tema del
desarrollo del movimiento islámico en los países musulmanes y
su creciente penetración en el movimiento de masas como
dir
ección política alter
nativa a las que ya existen. De hecho
dirección
alternativa
desde Indonesia hasta Marruecos (cinturón verde) en la gran
mayoría de los países musulmanes, significativas partes de las
masas se agrupan alrededor de las corrientes islamistas que
aparentemente están contra el imperialismo estadounidense y
los gobier
nos rrepr
epr
esor
es (actualmente contra la dictadura militar
gobiernos
epresor
esores
en Pakistán).
20
20
En el mundo occidental, los movimientos islamistas (* ) son identificados principalmente con su proyecto jurídico (construcción de un
estado basado en la sharia, leyes
religiosas), con las normas (restrictivas desde un punto de vista
«modernista») que quieren imponer
a la sociedad (tapar a las mujeres,
prohibir la utilización de bebidas alcohólicas, etc.) y con el método de
lucha armada de varias organizaciones islamistas («terrorismo» según los grandes medios de comunicación). Por otra parte, hay quienes ven elementos progresistas, incluso revolucionarios, en los
islamistas, partiendo de las contradicciones que tienen algunas de
estas corrientes con EE.UU. y con
sus propios gobiernos bonapartistas.
Ellos, también, como el primer grupo pero esta vez para explicar la
fachada “populista” del islamismo,
hacen referencia a los principios
islamistas más tradicionales para
probar su carácter igualitario, humanitario (zakat, el reparto anual de
una parte de los bienes; la obligación del patrón de pagar el sueldo
del obrero antes que se seque el
sudor de éste, según el Corán, etc.)
Sin embargo, no se puede caracterizar una corriente política simplemente con las referencias a su ideología o a los métodos que utiliza para
llegar a su objetivo, que en la mayoría de los casos será engañoso,
sobre todo si esta ideología tiene sus
raíces en 13 siglos atrás, ya que
Mahoma empezó a difundir sus revelaciones a partir del año 640. Por
otra parte, a pesar de que los ulema
(eruditos religiosos) busquen en el
Corán y en sus subsiguientes interpretaciones ( ichtihad ) evidencias
para justificar los fines políticos (y
también económicos) de los corrientes islamistas, el islamismo político es un fenómeno totalmente
contemporáneo. No es porque no
hubiera durante siglos decenas de
Islamismo
político
millones de personas que creían en
el Islam, sino porque no existía la
estructura de clase en la cual varios sectores necesitaran convertir
la religión en una programa político
en su lucha por la dominación.
Orígenes
Los grupos y los partidos
islamistas florecieron a partir de
1970. Sin embargo, tras este repentino crecimiento se halla un proceso latente y lento que se puede
explicar con la introducción del capitalismo en la mayoría de los países musulmanes. Empezando con
el imperio otomano, al cual hasta
el siglo XX pertenecía la gran parte
de los países musulmanes, en el
mundo islamista reinaba el modo
asiático de producción donde todas las medidas de producción, incluyendo las tierras, pertenecían
al estado. Así que el valor añadido
obtenido en la agricultura era expropiado directamente por palacio
para ser utilizado en el sostenimiento
de la burocracia dominante y el
enorme aparato militar, administrativo y religioso. El estado para sobrevivir ante la amenaza de los países sobre todo europeos con un
desarrollo económico superior, se
veía obligado a promover y fortalecer su gigantesco aparato militar y
con este fin ponía intolerables impuestos sobre los campesinos, sacaba dinero por todos los medios
de los comerciantes y saqueaba las
tierras donde pudiera acumularse
alguna riqueza. Esta organización
de la economía impedía la formación de las clases privilegiadas y la
acumulación del capital para reinvertir en agricultura, comercio y
artesanía y restringía el desarrollo
de las fuerzas productivas. El resultado histórico de este proceso
fue la fragilidad y la debilidad económica y cultural de las sociedades «barbaras» en relación con el
capitalismo desarrollado en occidente.
No obstante, la fuerte influencia
y la amenaza de los poderes europeos empezó a abrir las primeras
brechas
en
la
economía
autoconservada de las tierras musulmanas a partir del siglo XIX. La
primera ruptura fue en Egipto con
la dominación napoleónica en
1799, cuando la emergente burguesía francesa intentó introducir
sus mercancías así como sus relaciones de propiedad a través del colonialismo. Los británicos hicieron lo
mismo en sus colonias en el
subcontinente índico. Sin embargo,
la dominación colonial que destruyó las relaciones nativas de producción tampoco creó una burguesía
autóctona que pudiera desarrollar
el capitalismo en dichas zonas. Al
contrario, los comerciantes y artesanos musulmanes se vieron más
debilitados, si no, arruinados, frente a las mercancías extranjeras y
sus agentes, los colonialistas y sus
colaboradores nativos, los grandes
compradores. La presión económica del colonialismo suprimió la acumulación primitiva interna del capital y empujó a los comerciantes y a
los artesanos fuera del sistema financiero, dejándoles un circuito
más limitado. Así que comenzaron
las primeras quejas, sobre todo de
los comerciantes, contra el dominio occidental, y también la utilización del Islam como un refugio social y cultural contra la destrucción
que trajo el imperialismo europeo.
Los dos grandes centr
os
centros
políticos
No era extraño que las primeras
organizaciones políticas islamistas
se constituyeran en Egipto y en
Pakistán: los Hermanos Musulmanes egipcio y Yamaat-i Islami
pakistaní. El movimiento de los Hermanos Musulmanes (Ijwan), cons-
truido en 1927 por un maestro y
orador con talento, Hassan alBanna (1906-1949), en principio,
fue una asociación política clandestina más que un partido. Sus dirigentes formaban una vanguardia
que introdujo el concepto del «Islam político» por primera vez en el
escenario político mundial. La organización no reivindicaba un Estado
islamista, sino un «sistema islamista»
( Nizami-un Islamiyun) dando una
importancia mayor a la reorganización de la sociedad y la economía
mas que a la captura del poder. En
sus reuniones participaban, además
de los intelectuales, los comerciantes, los hombres de negocios y los
tenderos, es decir, la burguesía del
bazaar nativo y los artesanos y los
técnicos que se resistían a ser
proletarizados. Sin embargo, en
poco tiempo las masas se decepcionaron de la política de Wafd, el
partido gobernante de la independencia virtual de 1922 directamente ligado a los colonizadores británicos, y empezaron a inclinarse
hacia los Herman
o
s
Mususlmanes.
Así que la organización abrió mas
de 300 sedes en
todo el país.
Los Hermanos
Musulmanes no
estaban contra el
capitalismo, ni
directamente
contra el imperialismo, ni llamaron
a la yihad contra
el sistema. Lo
que querían, era
la promoción de
la burguesía nativa y por eso defendían el reparto de la riqueza sobre
una base más «igualitaria». Para justificar sus demandas hacían referencias al Corán y a las tradiciones
islámicas. La organización no entraba en conflicto con los colonialistas sino que colaboraban con los
ingleses y con el Rey egipcio para
construir empresas, incluso fábricas,
hospitales y escuelas. Con estos
métodos conciliadores la organización llegó a ser la principal inspiración para los sectores burgueses
nativos de otros países musulmanes y se construyeron organizaciones similares en Siria, Sudán,
Jordania, Kuwait y en los países del
Norte de África.
Es cuando el colonialismo y el
palacio egipcio abrieron a partir de
1940 una campaña de represión
contra las masas y las organizaciones políticas, los Hermanos Musulmanes empezaron a luchar contra
el régimen y la ocupación británica.
Con ese fin se aliaron con los nacionalistas militares del Movimiento de
los Oficiales Libres y organizaron varios atentados contra los políticos,
incluso contra el primer ministro
(1947-48). El líder de la organización,
al-Banna fue asesinado por el régimen en 1949, tres años antes del
golpe de estado llevado a cabo por
los militares contra el Rey.
De todos modos los Hermanos
Musulmanes, como un partido ultra conservador pero «reformista» en
su estrategia, siempre fue «leal» a
las reglas del juego que definía el
régimen. Así que, especialmente a
partir del asesinato de Nasser, participó en las elecciones, incluso en
alianza con su rival histórico, el partido de Wafd, ganando en 1984 diez
representantes al parlamento. También en las elecciones de 1987 hizo
coalición con otros partidos (al Ajrar,
«Partido Libre», y al Amal, «Partido
del Labor») para sacar 34 parlamentarios. Uno de los partidos más representativos de la estrategia e ideología de los Hermanos Musulmanes
es el Refah (Partido de Bienestar)
de Turquía. Refah llegó a ser el primer partido en el parlamento turco
en las elecciones de 1995 con el
21% de los votos e incluso formó
gobierno en coalición con otros partidos conservadores occidentalistas,
hasta que el ejército le echara del
poder, con un decreto en 1997.
Otro centro mundial donde el Islam asumió un carácter político fue
el subcontinente índico. La primera
corriente político islamista ha sido
el Yamaat-i Islami, fundada por un
periodista y ensayista, Abu Ala al
Maududi (1903-1979), en 1941, seis
años antes de la creación de
Pakistán independiente. La organización tenía la misma estructura
que los Hermanos Musulmanes,
pero era mucho más elitista, con
sus dirigentes intelectuales que difundían la idea del «renacimiento
islamista», es decir la encarnación
fundamentalista en la religión y en
la política. Al contrario del caso de
los Hermanos Musulmanes, la burguesía nativa de Pakistán, tuvo la
oportunidad de marcar la construcción de Pakistán y participar en la
formación del nuevo estado a través de Yamaat-i Islami. Maududi representó un papel importante en la
redacción de la primera Constitución (1956) que definió Pakistán
como una «República Islamista». El
partido penetró en todas las instituciones del estado, incluso en el ejército, a pesar de
tener conflictos con algunas dictaduras
militares y con
el Partido Popular
de
Bhutto, que
estaban a favor de un desarrollo de estilo
occidental.
La era
nacionalista y
la
radicalización
del islamismo
Tanto los Hermanos Musulmanes como el Yamaat-i Islami, y
sus similares en otros países musulmanes, fueron partidos de la burguesía nativa o «nacional» que buscaba
su «revolución democrática» aunque
fuera con una ideología ultra conservadora, y en muchos casos, reaccionaria. Sus dirigentes eran intelectuales de primer orden, profesionales, hombres de negocios y técnicos. Contaban con el apoyo de las
clases medias y representaban las
reivindicaciones del capital comercial
y la pequeña industria regional.
No obstante la «revolución» que
soñaba la burguesía islamista llegó
al mundo musulmán una vez más
desde fuera, pero esta vez no a tra-
21
22
22
vés del colonialismo sino de los partidos nacionalistas que lograron la
independencia política de sus tierras.
Y los promotores de este proceso
fueron básicamente los militares.
Primero en los años 1920 los republicanos nacionalistas de Kemal
Ataturk en Turquía, luego en los
1950-60 los partidos de BAAS (Partido del Resurgimiento Socialista) en
Siria e Iraq, «Oficiales Libres» en
Egipto, el Frente Nacional de Liberación en Argelia, Bumedian en Túnez, etc, crearon regímenes represivos de partido único, llevaron a
cabo nacionalizaciones en casi todos los sectores de la economía y
pusieron en marcha un rápido proceso de industrialización, alfabetización y urbanización al estilo occidental. Los estados, apoyándose en la
tecnología y el capital europeo, se
convirtieron en los más grandes
inversores en la producción industrial desde la metalurgia hasta las
bebidas alcohólicas. También eran
los mayores banqueros.
Esta era del desarrollo del capitalismo estatal creó una gigante burocracia privilegiada encabezada por
los militares. También se formó una
burguesía industrial y financiera privada que se aprovechó de las inversiones de los estados. Sin embargo, a pesar de todo el nacionalismo de los regímenes, sus economías entraron en el mercado mundial y a través de sus lazos con la
tecnología y capital imperialista llevaron a los jóvenes países independientes a ser semicoloniales o dependientes. Mientras conservaban
sus privilegios, las burocracias estatales y las burguesías nacionales
no veían ningún problema en esto,
e intentaban acelerar el desarrollo
occidentalista con todas sus consecuencias.
Los sectores más tradicionales de
la burguesía, sobre todo los del comercio y la agricultura, se encontraron una vez más fuera de juego,
con la pequeña porción del pastel
que les quedaba. Algunos sectores
de ella cambiaron de bando y prosperaron económicamente. Pero
esto no era posible para el conjunto
y se vieron obligados a retroceder y
refugiarse de nuevo en la resistencia islamista. Tanto la represión de
los regímenes sobre las corrientes
islamistas, como los primeros logros
del crecimiento nacional y su subsiguiente euforia, crearon dentro de
las masas expectación y debilitaron
los partidos de ideología islamista.
Así que, debieron esperar el fracaso del nacionalismo del tercer mundo y la crisis de los regímenes
bonapartistas, que darían señales
a partir de los años 70.
El rápido crecimiento de las economías de los países semicoloniales
y dependientes musulmanes llegó
a su fin con la crisis del capitalismo
mundial y con el agotamiento de
los recursos nacionales. El frenazo
fue tan fuerte, como su anterior desarrollo espectacular, y la consiguiente crisis fue aún más profunda. Muchos sectores de la población, sobre todo las clases medias
se vieron empujadas a la pobreza y
la miseria. El rápido proceso de alfabetización y la extensión de la
educación había formado a miles
de jóvenes pero ahora carentes de
empleo. Las grandes ciudades se
vieron rodeadas de barrios pobres,
sin
servicios
básicos
y
superpoblados con parados y marginados. De tal manera que el islamismo político y su teoría populista
encontró el caldo de cultivo necesario para su reaparición de forma
espectacular. En el libro Islamic
Liberalism: A Critique of
Development Idologies (“Liberalismo
islamista: Una critica de las ideologías de desarrollo”, Londres, 1988)
se explica muy bien:
“ La burguesía musulmana, en
gran medida, ha abandonado el
nacionalismo en su forma primitiva.
El estado burocrático-autoritario,
identificado con el Baas, Nasser,
Ataturk, el sha de Irán y Bumedian,
transformó el nacionalismo liberal y
lo usó para fortalecer el estado.
Pero la inadecuación de la capacidad y los recursos del estado nacional, su alteridad cultural y su excesiva extensión en asuntos internacionales condujeron a unos logros limitados y una creciente oposición. A su vez, esta oposición fue
sostenida por una coalición de regímenes tradicionales (dirigidos por
Arabia Saudí y algunos poderes occidentales (orientados por los Estados Unidos).
“En algún sentido, el surgimiento
del islamismo es una dimensión
ideológica del movimiento para restringir el poder del estado… un movimiento constituido por una libre
coalición de fracciones burguesas,
algunos capitalistas rurales agrarios,
notables y propietarios de tierras, y
los virtualmente proletarizados
miembros de la pequeña burguesía funcionarial, la intelligentsia
subempleada, y la gran población
de estudiantes. Los intereses que
estos segmentos parecen tener en
el debilitamiento del aparato del estado, o en ganar una cuota más
grande de influencia dentro de él,
no son compatibles, así que uno de
los propósitos del proceso ideológico contemporáneo es enmascarar
la divergencia de estos intereses.
Esta puede ser una de las funciones de las nuevas formulaciones
islamistas.”
No obstante, esta vez la reaparición del islamismo político fue mucho más radical, fuera de la matriz
definida por los Hermanos Musulmanes e Yamaat-i Islami. ¿Por
qué? Porque, en primer lugar, la
profundidad de la crisis no solamente afectaba a la burguesía islamista,
sino empeoraba drásticamente las
condiciones de vida de los grandes
sectores de la pequeña burguesía.
Sobre todo decenas de miles de jóvenes, los estudiantes, que estaban llenos de rabia frente al engaño de los regímenes. Para ellos la
ideología nacionalista ya había fracasado y la radical llamada de los
islamistas a la unidad de todos los
creyentes (ummat) para cambiar el
sistema les parecía la única alternativa y además, culturalmente
muy atractiva. Frente a la represión
de los regímenes bonapartistas y
dictatoriales, luchaban por un estado islamista basado en la sharia.
Las traiciones de los partidos comunistas que muchas veces formaban parte del bloque gobernante,
así como la invasión soviética de
Afganistán, los convirtió en los “carniceros de los rojos” entre los cua-
les, también incluían a los demócratas y liberales. Acusaban a las
huelgas de los trabajadores de disturbios que empeoraban la crisis
económica y eran furiosos enemigos de la clase obrera y los sindicatos. La vida lujosa de la burocracia
estatal y de la burguesía próspera
les llenaba de odio hacía la cultura
occidental. La extensión de la prostitución provocaba actitudes machistas y opresoras contra las mujeres.
Incluso se ponían rabiosos por el “reformismo” de los partidos islamistas
del tipo Hermanos Musulmanes, de
manera que empezaron a asesinar
a varios dirigentes de estos partidos (por ejemplo, el Hizbullah turco
asumió más de 100 asesinatos de
este tipo).
Así empezó el proceso de divergencias y rupturas de los corrientes
isla-mistas más tradicionales y la formación de los grupos shariaistas de
tipo fascista.
Capital islamista inter
nacional
internacional
El resurgimiento del islamismo
político coincidió con otros dos elementos más importantes que le
dinamizaron y condicionaron: el
boom del petróleo de 1974 y la política de «islamización» de la zona
por Estados Unidos. Después de la
guerra de octubre 1973 entre Israel
y los países árabes, principalmente
Siria y Egipto, los países árabes
exportadores de petróleo decretaron el embargo de las ventas de
petróleo a los aliados occidentales
de Israel que acabaron con un éxito político: Israel se vio obligado a
retirarse del Sinaí y Líbano. Pero el
mejor resultado fue para Arabia
Saudí y los productores del petróleo de la peninsular arábiga: el precio de coste del petróleo pasó de
2,01 dólares el barril a principios de
1973 a 10,24 dólares en 1975 y continuó subiendo hasta 1980. Así que
los ingresos de los productos petroleros de los países musulmanes
exportadores
aumentaron
drásticamente. Arabia Saudí que
ingresaba 4,3 mil millones de dólares en 1973 cobraba 102,2 mil millones dólares en 1980; los ingresos
de Kuwait pasaron de 1,7 mil millones a 17,9 mil millones, y los de los
Emiratos Árabes Unidos, de 9 mil
millones a 19,5 mil millones de dólares entre las mismas fechas.
El gran resultado de este boom
del petróleo fue la acumulación de
una reserva financiera enorme en
manos de los países de la penínsu-
la. Los países árabes de la Organización de los Países Exportadores
de Petróleo (OPEP), tuvieron en
1980 un excedente total de 120.000
millones de dólares a su disposición.
Con este capital gigantesco Arabia
Saudí empezó a tejer su red financiera a través de nuevos bancos
islámicos. El primer banco privado
comercial, casi de prueba, el Banco Islamista de Dubai, se fundó en
1975. Dos años más tarde, y en una
escala más amplia, Muhammad alFaisal de Arabia Saudí construyó el
Banco Islamista Faisal. Y a conti-
nuación, el Banco Islamista Faisal
de Egipto, de Sudan; Banco de
Jordania; el Bait al-Tamwil de
Kuwait; el Banco Islamista de
Bahrein; y finalmente, en 1982, el
grupo al-Baraka encabezado por los
saudís que se extendió rápidamente a una geografía más amplia, incluyendo Al-Baraka Ltd. en Londres.
Posteriormente en otros países
árabes y musulmanes como Turquía, Túnez, Malasia, Senegal,
Bangladesh y Mauritania también
surgieron instituciones financieras
básicamente con el capital saudí.
Mientras tanto en 1975 la Organización de la Conferencia Islámica
fundó el Banco Islámico de Desarrollo con base en Arabia Saudí y
luego el Banco Internacional Islámico
de Inversión y Desarrollo, con sede
en Egipto. Por otra parte muchos
de los bancos islámicos se unieron
en la «Asociación Internacional de
Bancos Islámicos» a partir de 1977.
Hasta mediados de los 80 la gran
mayoría de estos bancos estaban
exentos de impuestos (tasas de
negocios, etc.) y esto contribuyó a
su éxito al ofrecerles una rentabilidad más alta que los bancos convencionales.
En 1984 estos bancos islámicos
poseían un capital de 12.000 millones de dólares y se convirtieron en
gigantes financieros en sus países
respectivos. Sin embargo, lo más
interesante fue el objetivo de la utilización del resto de los ingresos
excedentes: Arabia Saudí y otros
poseedores árabes depositaron el
principal grueso de los fondos en instituciones financieras occidentales
que pagaban intereses, que a su
vez extendían créditos que cobran
intereses a los países semicoloniales
y dependientes. Es decir, los Saudís
utilizaban su dinero para la explotación de los países llamados del tercer Mundo en colaboración con el
imperialismo. En 1984 los países árabes solos soportaban una deuda
externa de 136.000 millones de dólares.
Los bancos directamente ligados
al capital saudí y las donaciones que
Arabia Saudí hizo a los musulmanes «obedientes» de todo el mundo, permitió crear una nueva burguesía comercial y financiera en el
ámbito del mundo musulmán. Por
su parte la burguesía islamista más
tradicional de los países musulmanes o prosperó rápidamente, o se
incorporó a los «nuevos ricos». Estos últimos fueron producto del flujo
de la inmigración de mano de obra
hacía Arabia Saudí y otros países de
la península arábiga en los 70 y 80.
Jóvenes diplomados y universitarios
experimentados, técnicos, artesanos
y campesinos de los países pobres
en petróleo como Sudán, Egipto,
Palestina, Líbano, Siria, Jordania, Turquía, Pakistán e India fueron a los
Estados del Golfo, de tal manera
que estos contaban con más de 5
millones de trabajadores inmigrados.
Los inmigrantes que vivieron un tiempo en las petromonarquías regresaron a sus países con unos ahorros
importantes e invirtieron su dinero en
la bolsa, en las instituciones financieras, en la especulación y en varios casos en el tráfico de drogas.
Este nuevo grupo social, que se convirtió en uno de los componentes de
la burguesía islamista, consideraba
que no debía nada a las elites nacionales que ocupaban el poder después de la independencia.
También estaban fuera de la matriz de los Hermanos Musulmanes
y fuertemente ligados con el
23
wahabismo, la doctrina defendida
por los discípulos de Ibn abd el
Wahhab (1703-1792), predicador
rigorista, cuya influencia predominó
en el Islam saudí. Los wahabistas
que apoyaban la monarquía saudí
pertenecían a la corriente mundial
creada por los Hermanos Musulmanes hasta la proliferación de los petrodólares. Pero a partir de finales
de los 70 las instituciones
wahabistas cambiaron de dimensión
y se dedicaron a la propaganda a
escala mundial de su ideología profundamente fundamentalista. Su
objetivo era al mismo tiempo, hacer del Islam una figura de primera
línea en la escena internacional, que
sustituyera a los nacionalismos derrotados, y reducir las formas de expresión plurales del Islam, a las
creencias e intereses de los señores de La Meca.
Esto fue una política fuertemente
apoyado por el imperialismo norteamericano durante los 80 y 90 bajo
el lema de «islamización» del cinturón verde. Para derrotar a la invasión soviética en Afganistán y contener su expansión en Asia; para penetrar en las repúblicas soviéticas con
población musulmana como
Uzbekistán, Turkistán y Tayikistán;
para debilitar y derrotar a los gobiernos nacionalistas como los de Irak,
Siria y Argelia y la dirección nacionalista de la lucha palestina contra los
sionistas, la OLP; para desviar las luchas de las masas contra los gobiernos como los de Turquía,
Pakistán y Marruecos; el imperialismo trabajaba codo con codo con los
saudís en la propagación del islamismo político con su versión más reaccionaria y fascista.
Las decenas de organizaciones
shariaistas de todo tamaño que salieron a la escena política en esta
24
24
época empezaron a utilizar cada
vez más el método del terror. Los
principales grupos egipcios fueron
el Takfir wal Hiyra (Anatema y Retiro), el Yamiat Islamiyya (Sociedad
islámica) y el Yihad Islamista, este
último asesinó al presidente Sadat
en 1981 durante un desfile militar.
Estos grupos acusaban a los
ulemas oficiales y tradicionales de
traición al Islam y empezaron a liquidarles. En Turquía Hizbullah hizo
lo mismo contra los dirigentes de
Refah, además, organizaron «patrullas de corrección» para aterrorizar a los estudiantes en las universidades, a la gente en los barrios y
en las calles. En Afganistán los profesores enviados a la universidad
de al Azhar en El Cairo, financiada
por los saudís, a su regreso al país,
después de un intento de levantamiento en 1975, se exiliaron a
Pakistán para provocar una escisión entre Yamaat-i Islami y Hizb-i
Islami en líneas ideológicas, políticas y étnicas. Hizb-i Islami ya quedó fuera de la órbita de los Hermanos Musulmanes, con relaciones
muy estrechas con los servicios
secretos pakistaníes (así como con
la CIA) y apoyándose en el sector
pashtun de la población. En Palestina, Hamas (Resistencia Islámica)
nació en los 80 como un grupo centrista de los Hermanos Musulmanes, mientras Yihad Islámica optó
por el terrorismo y la acción directa
violenta contra los judíos, con la ambición de aprovechar la traición de
Arafat a la lucha palestina, pero también de marginar a los movimientos como la FDLP de George
Habbache y la FPLP de Naef
Hawatemeh con tendencias izquierdistas y revolucionarias. En Argelia
el GIA (Grupo Armado Islamista),
fundado en 1992 por el FIS (Frente
Islámico de Salvación),
cuando este fue golpeado por la dictadura militar a pesar de su triunfo
electoral, rompió con su
creador y se convirtió en
el grupo islamista más
violento, asesinando a
intelectuales, periodistas
y mujeres.
El movimiento Taliban
(Los Estudiantes) se formó con los estudiantes
árabes,
afganos,
pakistaníes de los
madrasas, las escuelas
en las que se enseñan las
ciencias religiosas y jurí-
dicas islamistas, fundadas por el
gobierno de Pakistán con el apoyo
financiero de Arabia Saudí. Entrenados y armados (con armas de China) por los Estados Unidos, los
Taliban lograron el apoyo de las tribus pashtun en la guerra civil afgana
y tomaron Kabul en 1996. En su rápida victoria jugaron un papel importante los expertos militares
pakistaníes, las armas suministradas
por los Estados Unidos y los dólares
utilizados para «comprar» a los comandantes de las organizaciones rivales y a los jefes de las tribus.
Muchos de estos grupos, como
en el caso de los Taliban, escaparon ya de las manos de sus creadores, los saudís y norteamericanos. Por otra parte, los Hermanos
Musulmanes y sus semejantes en
los países musulmanes se apartan
de los grupos radicales y apoyan a
los gobiernos, activa o silenciosamente, para que les dejen fuera del
juego político. Estamos frente a un
proceso similar al pre-Nazi alemán,
donde el partido fascista intentaba
ganar la superioridad política contra otros partidos conservadores tradicionales e incluso poner de rodillas a la gran burguesía financiera
para imponerle su liderazgo.
Yusuf Barman
* En el artículo he utilizado deliberadamente al adjetivo «islamista» para definir y
diferenciar los partidos y corrientes con un
proyecto político religioso islámico, de otros
partidos que igualmente son musulmanes
pero optan por el modelo político occidental; en el mundo musulmán son muy
escasos los partidos laicos con influencia
de masas.
Por otra parte hay que hacer una diferenciación entre los partidos islámicos.
En occidente para llamar a las organizaciones de tipo al-Kaida se emplean denominaciones como “fundamentalistas
islámicos”, “integristas musulmanes”,
“islamistas radicales”, y ahora “terroristas
islámicos”, etc. Nosotros, preferimos, el
calificativo “shariaista” para diferenciarles
políticamente de los partidos islamistas
con carácter reformista. Pues los
shariaistas, tienen el objetivo de imponer
yá la sharia [la ley islámica, el Korán] sobre la sociedad, tomando el poder; mientras los “reformistas”, lo ponen como un
objetivo a largo plazo, o ni siquiera lo admiten, y funcionan bajo la constitución y
las leyes establecidas, reivindicando reformas pacificas en ellas.
Publicat al Suplement Afganistan
¡No al ALCA!
¡Movilización y plebiscito para der
derrr otarlo!
¡Una América Latina unida y socialista es posible!
Después del 11 de setiembre, el
imperialismo norteamericano, como
reacción al derrumbe de las torres
gemelas y parte del Pentágono,
desató una contraofensiva global de
la cual la guerra contra Afganistán
es sólo una parte. Acosado por la
crisis económica, en medio de crecientes movilizaciones contra la
globalización neoliberal y ante los
fracasos de estos planes, usó el
pretexto del llamado combate al
terrorismo, para relanzar una nueva ofensiva recolonizadora. El centro de la guerra contra Afganistán
es en realidad la lucha por el control de la riqueza petrolera de esa
zona que el régimen de los talibanes
se resistió a entregar incondicionalmente al imperialismo norteamericano.
Antes del 11 de setiembre el gobierno de Bush encaraba dificultades para obtener el denominado fast
track o vía rápida para llevar adelante acuerdos como el Tratado de
Libre Comercio de las Américas
(ALCA), debido a las contradicciones entre diversas fracciones de las
transnacionales vinculadas sobre
todo al control energético. Pero con
el pretexto mencionado Bush alcanzó no sólo un consenso nacional para la guerra contra Afganistán,
sino también para su contraofensiva global. Tan es así que el fast
track, entrampado hasta hace pocos meses, fue aprobado ya por el
Congreso norteamericano.
Y es que el imperialismo para salir
de la aguda recesión económica
en la que se encuentra, del fracaso de sus planes de ajuste, necesita apretar más a los trabajadores
y a los pueblos del mundo con el
fin de superexplotarlos y hacerles
pagar los costos de la crisis y por
esa vía superar las graves dificultades en que se encuentra
La victoria militar contra
Afganistán logrado con todo el poderío de una santa alianza imperialista contra uno de los pueblos
más pobres, le envalentona para
plantar sus garras contra otros países y otros pueblos como en
Oriente medio. Es en este marco
que el FMI declara que el ALCA es
más necesario que nunca, y es por
esto que el Congreso norteamericano le dio el pase de la vía rápida.
Se trata de acelerar la
implementación del ALCA para
asegurarse el control absoluto
recolonizador del conjunto de América Latina como medio para salir
de su crisis.
Pero sin darles apenas tiempo a
que saborearan su ignominiosa victoria los trabajadores y el pueblo
argentino salieron a la palestra
abriendo una crisis revolucionaria
que derribó dos Gobiernos en quince días y mantiene abierta hoy una
revolución obrera y popular en curso que es la vanguardia destacada
de América Latina contra la miseria y el expolio al que el imperialismo somete al subcontinente latinoamericano.
Es el signo de estos tiempos, la
lucha encarnizada entre revolución
y contrarrevolución. Frente a la
ofensiva recolonizadora en todas
sus formas y hoy materializada en
al ALCA se hace imperativo afirmar
la respuesta unitaria de los trabajadores y los pueblos de América
Latina , siguiendo los pasos de la
clase obrera y el pueblo argentino.
Está puesto ala orden del día impulsar un amplio movimiento para
impedir la aplicación del ALCA, para
derrotarlo con la movilización de las
masas de todo el continente. Hay
que continuar las batallas de Buenos Aires y de Quebec, ahora en el
marco revolucionario que abrió el
Argentinazo. Saludamos el encuentro hemisférico de lucha contra el ALCA realizado en la Habana
donde concurrieron la amplia mayoría de organizaciones sindicales,
sociales y de la juventud de América latina y también de Canadá y
los EEUU. Compartimos el acuer-
do de impulsar el plebiscito popular
contra el ALCA para que sean los
trabajadores y los pueblos y no los
gobiernos entreguistas y la burguesía sumisa , las que decidan a sus
espaldas el destino del continente.
Estamos firmemente convencidos de que hoy es más necesario
y más posible que nunca impulsar
un gran movimiento unitario de
masas para derrotar el ALCA. Y
convencidos de que esta tarea sólo
la puede tomar con consecuencia
la clase trabajadora latinoamérica,
porque de la patronal y sus gobiernos, as¡ como de muchas direcciones burocráticas, no se puede
esperar más que entrega, sumisión
y capitulación al amo imperialista.
Para los socialistas revolucionarios la lucha contra el ALCA, contra la recolonización no puede desembocar sino en una salida obrera
y socialista para el continente, en
una Federación Socialista de América latina.
Los pr
olegómenos
prolegómenos
del ALCA: De Bush
a Bush
En el marco de una ofensiva global del imperialismo post caída del
muro de Berlín, la idea del ALCA es
lanzada en 1991 por el entonces
presidente de los Estados Unidos
Bush padre. Se buscaba como una
medida de reaseguro y de expansión imperialista, constituir un «bloque comercial» hegemonizado por
los EEUU y compuesto por Canadá y todos los países latinoamericanos , menos Cuba. Este «bloque»
alcanza a 800 millones de habitantes y genera un Producto Bruto Interno (PIB) de 11.4 billones de dólares que es el 40 % del PIB mundial. Desde entonces empiezan los
preparativos para llevar adelante
esta propuesta. En 1994 en Miami,
se realiza la primera cumbre de presidentes de los 34 países que lo integran y se inicia formalmente las
25
negociaciones. Dando continuidad
a las tratativas se han realizado las
cumbres de Santiago de Chile en
1998 y la de Québec-Canadá del
presente año. Todas estas cumbres
han sido precedidas por varias reuniones ministeriales y de las comisiones encargadas de las negociaciones entre los países.
De esta manera países tan débiles como San Vicente o Granada,
con un Producto Bruto Interno (PIB)
de un mísero 316 millones de dólares, entrarán a «competir» en un
mercado abierto con la primera potencia del mundo que ostenta un
PIB de 8.7 billones de dólares. Tal
el escenario y los protagonistas de
este proyecto.
A pesar de que últimamente se
ha llegado a hablar bastante del
ALCA, debido sobre todo a las manifestaciones de protesta de los trabajadores y la juventud en Argentina y en Québec y últimamente el
Encuentro Hemisférico de Lucha
Contra el ALCA realizado en Cuba,
muy poco se ha dado a conocer
de las negociaciones entre los gobiernos, ya que estas discusiones
se vienen realizando en secreto,
completamente a espaldas de la
población trabajadora y de la absoluta mayoría de los pueblos de los
34 países. A dichas reuniones se ha
negado la participación de organizaciones que no sean parte oficial
de los gobiernos, pero donde sí participan, como no podía dejar de ser,
representantes de las grandes empresas transnacionales.
El ALCA entrará en vigor a partir
de Enero del 2006, pasando por una
serie de reuniones y cumbres que
terminen de redondear los acuerdos que den luz verde a la aplicación formal del proyecto.
El pr
oceso de
proceso
r ecolonización de
América Latina
26
26
En las últimas dos décadas con
la aplicación de los llamados planes
neoliberales al mando del FMI América Latina viene sufriendo un proceso de recolonización. La política
de sobreexplotación, saqueo y pillaje imperialista empujar a un cambio en las relaciones estructurales
entre los países latinoamericanos y
el imperialismo. Se trata así de modificar en forma cualitativa la actual
relación
de
dependencia,
semicolonial, en dirección a una
nueva dominación colonial. Este
proceso tiene aspectos económicos, políticos y militares. Y se expresa en el extraordinario aumento
de la deuda externa, la desnacionalización del patrimonio por medio de
las privatizaciones, la dolarización de
las monedas, la adecuación de las
leyes a los dictados del capital
transnacional y el control de las fuerzas militares por las del imperialismo.
Se trata de la imposición de una brutal superexplotación de los trabajadores y los pueblos que viene profundizado la desocupación, el hambre y la miseria en nuestros países.
La deuda externa es la punta de
lanza por la cual se extrae ingentes
cantidades de riqueza que van a
las manos de las transnacionales y
los países imperialistas. Es un mecanismo mediante el cual se chantajea a los países para someterlos a
los planes del FMI. Esta deuda se
multiplicó por diez desde 1975 y se
triplicó desde 1980. En 1990 se
debía 439,700 millones de dólares
y hoy esa cifra ha ascendido alrededor de la astronómica cantidad
de 800,000 millones de dólares, a
pesar de que entre 1992 y 1999 se
pagó 913,000 mil millones. Es decir
generaron un circulo infernal de saqueo que hace que cuanto más se
paga más se debe, convirtiéndose
así en deuda ...eterna.
Por medio de las privatizaciones
se ha rematado la mayor parte del
patrimonio nacional de nuestros países en ramas como las materias
primas, empresas públicas, telecomunicaciones, bancos, electricidad,
etc., y está en curso áreas como
la educación y también el agua...
Todas las monedas nacionales
están sujetas al dólar, el 70% de
las economías latinoamericanas
están dolarizadas. Países como Panamá, El salvador y últimamente
Ecuador han sido forzados a adoptar el dólar como moneda oficial.
La pérdida de la moneda nacional
es una de las máximas expresiones de la pérdida de la soberanía
nacional.
En el terreno militar el imperialismo busca readecuar los ejércitos
de nuestros países a la necesidad
de
enfrentar
protestas
y
movilizaciones de las masas que
amenacen su poder. Para ahorrarse una intervención directa que les
resultaría contraproducente, despliega el control de esos ejércitos
mediante asesores que los
monitorean. Y para instrumentar
ese objetivo ha instalado bases mi-
litares en Tres Esquinas y Tolima
(Colombia), Manta (Ecuador) e
Iquitos (Perú). El Plan Colombia es
la expresión más avanzada de este
proceso. Se pretende con ello, bajo
el pretexto de la lucha contra el
narcotráfico, una intervención militar para recomponer el Estado capitalista en crisis y acosado por la
lucha de masas y la guerrilla.
El control y dominio del imperialismo se expresa también en el hecho que incluso las legislaciones se
han adecuado alas necesidades del
capital, en particular en lo que atañe a la legislación laboral, la protección de la propiedad, la exención de impuestos, etc. Estas
readecuaciones llegaron a tener
rango Constitucional como en el
caso de Perú. De esta manera se
permite que hombres de confianza
de transnacionales (Fraga en Brasil,
Kusinsky en Perú) y el FMI dirijan directamente la economía de nuestros
países y hasta se digiten gobernantes
de hecho como fue la designación de
Cavallo en la Argentina
Todo este proceso viene produciendo miles de desocupados, crecimiento de la pobreza, pérdida de
la soberanía. Los gobiernos de
nuestros países vienen aplicando
todo este plan hambreador y
entreguista bajo el argumento de
que no hay otra salida que el libre
mercado para nuestros países. Son
los agentes directos de la aplicación de los dictados del FMI.
ALCA: más que el
NAFT
A para toda
NAFTA
América Latina
Mediante el ALCA se busca afianzar y profundizar todo este proceso de saqueo y sometimiento de
nuestros países. Es decir no es que
la aplicación del ALCA empezará de
cero, sino que partirá de lo que ya
existe para llevar a un grado extremo la superexplotación y dependencia a América Latina.
El NAFTA un antecedente
del ALCA
Frente a los defensores del ALCA,
a los que niegan que profundizará
el proceso de recolonización en
curso, se hace obligado analizar los
resultados del Tratado de Libre Comercio ( NAFTA por sus siglas en
inglés) que es un acuerdo entre el
imperialismo norteamericano, Ca-
sas son extranjeras.. Es decir lo que
se
ha
producido
es
la
desnacionalización de la industria por
efectos de la importación de
insumos industriales del extranjero
que han desplazado a los nacionales. Con relación al sistema financiero, en el primer semestre del
2001 con la venta del BANAMEX al
CITIBANK, el 83 % del sistema financiero mexicano pasó a manos
extranjeras, principalmente de los
EEUU, y Canadá.
Ocurre también que en 1982
México importaba 790 millones de
dólares
de
alimentos
agroindustriales, pero en 1999 pasa
a importar 8, 240 millones de dólares. México casi no importaba arroz,
hoy importa de los EEUU el 50%
del consumo. México exportaba
papas, hoy se rechaza las papas
mexicanas aduciendo razones
fitosanitarias, para importar del extranjero. México exportaba algodón,
hoy es uno de los mayores
importadores de este producto.
Como consecuencia
se ha reducido la superficie cultivada y hay más de 6 millones de trabajadores del campo desplazados y en
camino ala migración en busca de
trabajo. La pobreza también ha aumentado, en 1984 había 11 millones
de pobres, el 16% de la población,
en el 2001 pasa a ser 54 millones, el
58% de la población. Cerca de 20
millones son indigentes. En estos últimos años el costo de la canasta familiar aumentó 560% mientras
que los salarios solo aumentaron 135 %. En las
maquiladoras el salario de un
trabajador es 15 veces menor que en los EEUU por producir lo mismo. En 1980 el
salario de un trabajador norteamericano era 4 veces superior,
en los noventa pasa a ser 10 veces
más. Respecto al desempleo hay 50
millones de mexicanos, la mitad de la
población, auto empleados en
microempresas, es decir sin
sindicalización, ni derechos sociales.
Por si todo esto fuera poco la
empresas transnacionales al amparo de las normas de este acuerdo
han patentado productos tradicionales de México como el maíz, el
tomate y también en ramas de la
medicina. Mediante este acuerdo
todas las leyes están al servicio de
las multinacionales. Y producto de
esta relación de dominio el petróleo mexicano una empresa
emblemática, PEMEX, pasó a ser
la garantía de un préstamo de los
EEUU (FMI) por 52,000 millones de
dólares otorgado para paliar la crisis de 1994.
A la luz de estas cifras no se puede decir que México se haya desarrollado con la aplicación del NAFTA, sino todo lo contrario, se ha
vuelto más dependiente, más explotado, más pobre, casi sin soberanía nacional y en proceso avanzado de recolonización imperialista.
Baste ver de Presidente del país al
ex-gerente de la Coca Cola.
ALCA es más que NAFTA
El NAFTA significó para México
la desnacionalización de sus industrias; el aumento de la deuda externa; retroceso agrícola; aumento del
desempleo; disminución de los salarios, pérdida de la su soberanía a
favor de un mayor dominio del imperialismo. El ALCA incorpora todos
los criterios básicos del NAFTA que
ha hecho de México más explotado y dependiente, pero avanza
mucho más en favor de las empresas transnacionales y en desmedro
de los trabajadores y la soberanía
de nuestros países. Ello es así porque se pretende aplicar todas las
draconianas exigencias del gran
capital que son recogidas por la Organización Mundial de Comercio
(OMC) y en especial por el Acuerdo
Multilateral de Inversiones (AMI). Así
por ejemplo, en nombre de proteger la propiedad y salvaguardar las
inversiones,
e l
L'IMPERIALISMEAVUI
nadá y México, basado en los mismos principios en que se sustentará el ALCA. Este acuerdo empezó
a aplicarse en 1994 lleva pues tiempo de vigencia más que suficiente
para ver en qué medida México un
país dependiente del imperialismo,
se ha hecho más o menos dependiente, más o menos sometido y explotado, para ver si los trabajadores
y el pueblo han elevado su nivel de
vida o por el contrario se han empobrecido más todavía. De esta
manera tendremos una aproximación a los resultados de lo que le
espera a América Latina con la aplicación de un NAFTA extendido a
todo el continente.
Los defensores del NAFTA como
los del ALCA afirman que este tipo
de acuerdos generará en nuestros
países más inversiones, más comercio, más exportaciones, más empleo, en suma más desarrollo.
Es cierto que en 6.5 años de aplicación del NAFTA en México se han
incrementado las inversiones llegando a 102,215 millones de dólares
de inversión extranjera. En 5 años
el comercio con los EEUU creció
118 %. Las exportaciones pasaron
de 23.307 millones de dólares en
1981 a 138.147 millones de dólares
en octubre del 2000. La industria
manufacturera pasó de 20.4% en
1981 al 87.05% del total de las exportaciones en el 2000.
Pero ocurre que en todo este
período la deuda externa mexicana
en lugar de bajar aumentó desmesuradamente. En 1990 la deuda
externa total ascendía alrededor de
107 mil millones de dólares para
ascender a 164 mil millones el en
año 2000. La deuda publica en 1990
ascendía a 70,843 millones de dólares y en marzo del 2001 pasó a
ser 81,602 millones de dólares a
pesar de que se pagó por pasivos
de esta deuda 64,000 millones de
dólares en los últimos 10 años.
En lo que respecta a las exportaciones en 1981 tenían un contenido nacional de 85.9% y en 1996
había bajado a 41.8%. Por cada
dólar de exportación industrial a
EEUU hay en el 2001, la irrisoria
cantidad de 18 centavos de contenido nacional. En las industrias de
ensamblaje,
las
llamadas
maquiladoras, el componente nacional sólo alcanza 2 centavos de
dólar. Las 5 mayores exportadoras
son empresas extranjeras En la industria textil el 71% de las empre-
27
ALCA incorpora el tristemente celebre capitulo 11 del NAFTA en virtud del cual se subordina el interés
publico y ambiental de un país y de
sus leyes a tratados internacionales favorables a las corporaciones
transnacionales. Las grandes
transnacionales quedarán absolutamente fuera del control de los estados latinoamericanos, amparadas
por una legislación por encima de
las leyes nacionales. Es decir la pérdida completa de cualquier rasgo de
soberanía.
En el NAFTA quedó fuera del
acuerdo la cuestión de los recursos
energéticos, ahora mediante el
ALCA se pretende considerar las
fuentes energéticas del continente
(petróleo, gas, electricidad, el agua,
etc), como «propiedad hemisférica»,
es decir «norteamericanizar» la energía, o lo que es lo mismo pasar todos los recursos energéticos a propiedad del imperialismo norteamericano. Este objetivo apunta también a apropiarse de lo mejor de la
amazonía mediante una pretendida internacionalización de la misma,
especialmente de la brasileña.
De esta manera, el ALCA no puede ser considerado sino como el
instrumento jurídico político imperialista para legalizar y profundizar la
recolonización de América Latina y,
de aplicarse, será la coronación colonizadora de nuestros países.
(...)
Argentina - FOS Frente Obrero
Socialista
Argentina - CS - Convergencia
Socialista (sección simpatizante)
Bolívia - MST Movimiento Socialista
de los Trabajadores
Brasil - PSTU Partido Socialista de
los Trabajadores Unificado
Chile - MPS Movimiento por el
Socialismo
Costa Rica - MTC Movimiento de
Trabajadores y Campesinos (sección
simpatizante)
Costa Rica - POS Partido Obrero y
Socialista
México - POS Partido Obrero y
Socialista
Paraguai - PT Partido de los
Trabajadores
Peru - PST Partido Socialista de los
Trabajadores
R. Dominicana - LIT Liga Socialista de
los Trabajadores
LITci – Liga Internacional de los
Trabajadores – Cuarta Internaciona
Publicat com a
Suplement del LI 33
28
28
El estado español:
cabeza de ratón o
cola de león
1. En el mar
co de la
marco
UE: eur
o y crisis
euro
En enero 02 entraba en vigor el
euro: un paso importante para la unificación financiera de la UE, es decir,
permitirá en primer lugar una reducción de los costes financieros de las
grandes empresas que trabajan dentro la UE. A la vez les ha de permitir acumular en una divisa más fuerte que
hipotéticamente pueda competir en los
mercados financieros internacionales y en
las carteras de divisas con el dólar, decimos hipotéticamente porque hasta ahora no lo ha demostrado.
¿Y para la gente? en primer lugar el
euro no es sólo una moneda sino
todo un conjunto de medidas de política económica para llegar a él, que
han supuesto un retroceso en las
condiciones de vida de los trabajadores en toda Europa (Planes de
Maastrichict, Convergencia, Reformas Laborales ...). Es posible que la
existencia del euro como moneda evite
ataques especulativos sobre las monedas más débiles de la Unión Europea,
como pasó hace unos años, pero en realidad estamos ante un proceso similar a una dolarización de las economías menos desarrolladas, para decirlo más exactamente se trata de una
deutsche-markización. Mientras la situación va al alza no hay grandes problemas, pero una dolarización o la
versión europea del euro, la deutschemarkización, impone una reducción
de las capacidades de los Estados
para hacer una política más social y
reducir los efectos de las crisis económicas. En definitiva tiende no a nivelar las condiciones de vida sino a
profundizar las diferencias pues son
los estados más ricos los que tienen
el poder de la política monetaria.
El euro se forjó en un período de crecimiento económico, pero ha llegado en
plena crisis: «la crisis más grave de los
últimos treinta años», según el ministro
de Economía. Y el motor de la UE, Alemania, ve caer el PNB al 0’1% el tercer
trimestre del 2001 y entra en recesión en
el 2002. Las cifras en el estado español
bajan menos porque todavía se mantiene el consumo interno, pero los expedientes de regulación y la no renovación de contratos precarios ya se
cuentan por decenas de miles lo que
hace que las cifras del paro empiecen a
crecer. A lo largo de la historia de la
actual UE los períodos de desarrollo
europeo han coincidido con los períodos de crecimiento económico, mientras que en los períodos de crisis se paraban. Ahora sin embargo llega el euro
en el inicio de una grave crisis: los dirigentes de la UE deben pensar que peor
sería pararlo.
En esta situación se ponen en
cuestión los planes de estabilidad en
los que se basa el euro: déficit mínimo, control del gasto público,
privatizaciones y liberalizaciones... Así los
estados están obligados a no utilizar las
principales herramientas para reducir los
efectos de la crisis: recursos presupuestarios mayores a los ingresos, bajadas
de los tipos de interés e incluso
devaluaciones de la moneda nacional,
más intervención del estado, ... y –sin
estos paliativos- los estados débiles están atados de pies y manos. Es el caso
de Portugal, Irlanda, Holanda o Finlandia pero también, en segunda instancia, del Estado español que ha emprendido con una dureza extrema los
ataques sobre las condiciones de vida
de los trabajadores para hacerles recaer
todo el peso de la crisis. Los mismos
EEUU que llevaban dos años con
superávits presupuestarios ya han anunciado que sólo en el 2005 volverán al
equilibrio y que en estos años habrá
déficit. Alemania ya ha hecho declaraciones relativizando la importancia del
déficit cero. Sin embargo, Aznar, se
mantiene como firme defensor en el
control de la inflación.¿Cuanto tiempo
pueden aguantar les presiones que la
crisis introducirá dentro de los estados
bajo el Pacto de estabilidad en el que
se sostiene el euro?. ¿Qué pasará entonces?: ¿un crecimiento de las
movilizaciones sociales como en América Latina/Argentina o una ruptura de
las bases que han hecho posible el
euro?. Por si acaso el euro tiene dos
caras, la europea y la de cada estado,
cía económica es una expresión
de la hegemonía política, y por
ende, militar.
La facilidad para derivar dinero público al empresariado -inversión en armamento y, subvenciones a las multinacionales...- y la de golpear con despidos a los trabajadores es lo que
explica la productividad de la
empresa en los EUA y la fortaleza –es decir confianza de los
inversores internacionales- en el
dólar. Alan Greenspan el 1/12/01
señalaba que la debilidad europea
frente USA se basaba en que “en
Europa los legisladores se han preocupado de proteger a los trabajadores, lo que incrementa el coste
del despido”.
Éste ha sido el caballo de batalla de la patronal y el gobierno
y han conseguido bajar el costo del despido, pero aún están
lejos del despido libre y gratuito de los EUA.
2.Los efectos de la
ampliación al Este
sivamente a toda la UE, ha hecho
escribir que ésta no es más que un
“auxiliar” de la globalización y va a
remolque de lo que hagan los EUA.
La comparación entre las dos monedas mide la rentabilidad de los capitales a uno y otro lado del Atlántico. El economista belga Paul
Grauwe dice que la debilidad del
euro ante el dólar “es cuestión de
percepciones y psicología”, y sigue,
“en tiempos de guerra hay una que
es “fundamental”: la “bomba
cortamargaritas””. El dólar no ha
dejado de valorizarse en toda la
guerra de Afganistán,... y es que
ya hemos visto que la suprema-
La ampliación es en realidad
la reabsorción del la zona de influencia alemana, en unas condiciones que no son las de la
actual UE. Si hace unos años estuvo en boga la expresión de una
UE con dos velocidades, y la preparación con las reconversiones SEAT comprada por VW resulta
emblemático de los finales de ese
período- ahora esto se multiplica al
aplicarse a países empobrecidos
con las brutales reformas producidas con el paso a economías de
mercado en los últimos quince
años. Alemania ya se había situado adecuadamente durante este
proceso, con compras de industrias
a precios de saldo, absorciones,
etc...
producto
de
las
privatizaciones de la industria
estatalizada. El caso de la Skoda
checa por VW es emblemático. Las
exenciones impositivas de un lado
(como el 100% que ofrecía
Eslovaquia a la VW durante un período de 10 años) y una mano de
obra barata y cualificada, completaban el panorama. El desfase es
tal que aunque la nueva UE crecerá exponencialmente en cuanto a
población, alcanzando los 480 millones de personas, el PIB sólo subirá un 5%, pareciéndose más bien
a la relación de EEUU con el NAF-
TA
o
el
ALCA.
Las
deslocalizaciones de las filiales
de multinacionales -particularmente- alemanas, se desplaza
del arco mediterráneo anterior
al Este que aún resulta más barato. Y como riqueza no van a
generar -ver datos de México
con el NAFTA-, el aluvión de
inmigrantes tendrá ahora ese
orígen. Ya hoy, empieza a ser
así.
Esa perspectiva golpeaba directamente a los países más débiles
que en la cumbre de Niza del 00 se
opusieron a la ampliación: con Bélgica y Portugal a la cabeza. Pero
también con la de España, con el
tímido apoyo de Grecia, que exigían seguir percibiendo los fondos
de cohesión que de la región mediterránea girarían al este, en peores
condiciones económicas. Al final fue
"convencida" por Alemania, al parecer con la promesa de no tocar
aún los fondos regionales.
Pero la pugna central era entre
Francia y Alemania, puesto que el
intento de redistribuir la financiación
hacia peligrar la PAC (política agraria común) que favorece especialmente al campesinado francés, sustento de la V República. Ganó Alemania: en la cumbre, Chirac y
Schröder (oct. 2002) se pactó que
a Alemania, el principal contribuyente a las arcas comunitarias, le salga gratis la ampliación pese a que
será su principal beneficiario político y comercial. A cambio, queda
aparcada la reforma de la PAC prevista para el periodo 2004-2006 que
rechazaba Francia. De momento
los 10 países que ingresarán perciban ayudas directas a sus agricultores por valor sólo de 9.650 millones de euros entre 2004 y 2006. A
partir de este año, cuando deberán entrar en vigor las nuevas perspectivas financieras para el periodo
2007-2013, el gasto agrícola anual
será el mismo que en 2006: exactamente 45.533 millones de euros
(41.600 para los actuales 15 miembros del club y 3.933 para los 10
incorporados). La desproporción
de la distribución es sangrante
-igual que con los fondos de
cohesión para mantener callados
a los países mediterráneos-, pero
teniendo en cuenta que la PAC supone el 45% del presupuesto de la
UE, el alivio para Berlín es obvio. Y
las draconianas condiciones con
que entran los países del Este, espeluznantes.
LLUITACONTRAAZNARIMONARQUIA
no sea caso que en un tiempo se
deban de utilizar como monedas
nacionales. De entrada, y tras las
inundaciones alemanas de este verano, y en puertas de las elecciones, el SPD anunciaba ayudas que
desestabilizaban el déficit.
Pero además el profundo debilitamiento del dólar producto
de su crisis, puso también sobre la mesa el grado de fortaleza del euro. Y el euro no pasó la
prueba. Al contrario, los únicos
momentos en que se ha cotizado
igual o ligeramente por encima del
dólar ha sido por que este último
aún ha caído más, y no porque el
euro se recuperara. El dólar continúa dominando ampliamente las
reservas internacionales controlando ¾ partes de estos fondos. Esta
diferencia entre el euro y el dólar es
consecuencia de la correlación de
fuerzas entre la UE y los EUA. La
sincronización con la que la crisis
que llega a los EUA afecta progre-
29
Junto con todo esto, se reabre la
discusión de la recuperación de de
competencias de los Estados, exigencia encabezada por Blair, Aznar,
Berlusconi o los nórdicos. Enfrente,
los fuertes de la UE, con Alemania
y Francia que ya les va bien porque
controlan todo lo "común" y sólo
quieren recuperar algunas competencias como la que maneja Mario
Monti, que cada año impone multas de miles de millones de euros a
los Estados o prohíbe grandes fusiones al aplicar las reglas comunitarias de la libre competencia.
Los planes referentes a la toma
de decisiones, profundizan lo hasta
aquí señalado. Reino Unido ha propuesto formar un ‘directorio’ de
países, los grandes, que se encargarían de llevar las riendas de la UE.
España no lo acepta si él no está
incluído. Lo que está claro es que
no estarán los recién llegados.
Para otras economías con presencia de multinacionales alemanas
-como la nuestra- se vienen cierres
y deslocalizaciones.
3. La bur
guesía
burguesía
española cogió el
último tr
en del
tren
imperialismo
30
30
La economía española continúa siendo un eslabón débil de
la cadena imperialista: enormemente dependiente en todos los
sectores productivos de multinacionales extranjeras, lo que
supone una mayor debilidad ante la
crisis. La balanza comercial, que
mide la relación entre importaciones y exportaciones sigue siendo
desfavorable para el Estado español, y son los ingresos por turismo
del todo necesarios para equilibrarla.
Sin embargo, logró incorporarse como cola del león. Su potencial como imperialismo se
basa en un sector de capital financiero y las que eran empresas públicas como Telefónica,
Endesa, Iberia, Repsol... que,
privatizadas, tienen importantes
inversiones en América Latina.
Felipe González hizo un gran servicio al imperialismo español que
parecía deshauciado del tren imperialista y relegado a un rango inferior, para llegar a tiempo de subirse
al último vagón. Eso sí, prometiendo fidelidad al jefe (EEUU) y a su
organización militar (OTAN).
A fuerza de servicios al imperialismo (exYugoslavia, guerra del Golfo...), la Monarquía española ganó
un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU desde el que tener
un mayor privilegio en las intervenciones de “paz” de la ONU, particularmente en Centroamérica.
El peso del Estado español en
América Latina fue creciendo. El rey
empezó a reunir a sus viejas colonias, cual si fuera la Monarquía británica con la Commenwealth o el
presidente francés con sus ex-colonias, pero en pobre.
Los años de acumulación que
permitió el PSOE a la banca permitieron a ésta aprovechar el incremento de peso político y dar el salto a los mercados latinoamericanos.
Junto a los bancos, aprovecharon
las gangas las multinacionales en
vías de privatización como Iberia,
Repsol, Endesa y Telefónica. Como
hoy intentan en Cuba connseguir las
privatizaciones.
4.El sangrantes
caso de Ar
gentina.
Argentina.
Los principales bancos, telecomunicaciones, petroleras y energéticas
en general, tienen en Argentina inversiones por valor de 40.000 millones de dólares que posibilitan espectaculares beneficios. La implantación masiva fue en la década del
90, con el gobierno Menem en que,
al dictado del FMI y para seguir pagando la deuda externa, se vendieron las “joyas de la corona” a precios de saldo. ¡El 75% de esa inversión no fue en metálico sino realizados con títulos depreciados de deuda!. Tampoco creó nuevas fuentes
de trabajo sino que empezó por “sanear” -reduciendo plantillas- las
empresas públicas que rapiñaba
para después aplicar una política de
enormes y rápidos beneficios. Para
hacer semejante expolio el capital
español ha silenciado políticos y jueces con sobornos millonarios: no es
posible una acumulación de beneficios tan salvaje sin una corrupción
alimentada desde las multinacionales. Gobiernos y políticos españoles, tanto del PSOE como del PP,
han sido correa de transmisión y
garantes de los dictados de su patronal industrial y financiera.
5. PSOE y PP al
ser vicio de las
multinacionales.
La connivencia de políticos y patronal española es tan obvia que, al
analizar lo ocurrido en diciembre con
el Argentinazo, que provocó la caída de De la Rua y con él su ministro de economía Cavallo, lo primero
que llama la atención, es encontrar
como asesor suyo al ex-ministro
socialista Solchaga. No hace falta
recordar que Cavallo fue el que desató la movilización con su
“corralito”, tras permitir desde junio
la descapitalización del país con la
salida de los capitales de los grandes inversores, todo al mandado del
FMI y cumplidor riguroso de un único pago: el de la deuda externa.
Excelente asesor Solchaga para el
capital español.
Así cuando la crisis argentina estaba por estallar, Felipe González
visitara la Casa Rosada para hacer
gestiones ante el gobierno en nombre de bancos y empresas españolas. Fue también él quien pidió al
efímero presidente Rodríguez Saa
que frenara la devaluación del peso
hasta después del 1/1/02, para no
crear problemas contables –en dólares- a las empresas españolas en
el cierre del ejercicio. La devaluación llegó en enero, con Duhalde.
En el marco financiero global,
Aznar y González, defienden los
mismos intereses. Esto permite
incluso que, como sucedió en Argentina, uno (González) actúecomo
emisario del otro (Aznar) y los dos
de los empresarios. Pero una vez
se asentó Duhalde, fue directamente Aznar quien tomó la representación del capital español.
Aznar fue claro con Duhalde: hay
que garantizar las rentabilidades
oligopólicas de Repsol-YPF
Repsol-YPF,, de
Telefónica y de otras empr
esas y
empresas
bancos
bancos. Estos quieren seguir obteniendo beneficios sobredimensionados respecto de las condiciones generales del mercado internacional: por ejemplo, que la telefonía
siga percibiendo ganancias en dólares por encima de las tarifas mundiales y que la actividad petrolera
esté prácticamente al margen de
las obligaciones impositivas. Las
multinacionales dictan y Aznar
transmite. Y las presiones surgen su
efecto: el impuesto del 30% a las
exportaciones de petróleo que hizo
amago de imponer Duhalde –y al
que se venía negando Repsol- fue
suprimido en el verano del 2002,
volviendo al 5%, aparte de prome-
compra de Telefónica de Peru.
en puertas de la crisis, del 2000
al 2002, hubo un giro en las inversiones españolas hacia Brasil. Fueron 50.000 millones de euros que
han permitido que Telefónica controle el 25% del mercado, con casi
trece millones de clientes en telefonía fija y otros seis en móvil. El
SCH ocupa el cuarto puesto por
activos en el ranking financiero del
país, con unas inversiones de 5.700
millones de euros en los últimos
cuatro años. Sus activos son de
24.482 millones, con 963 oficinas y
unos 25.000 empleados. El BBVA,
con menor presencia, cuenta con
6. EEUU y UE:
España en el
centr
o de la pelea
centro
por el Mer
cosur
Mercosur
Según Ciro Murayama, economista por la UNAM, las inversiones españolas directas (IED) en
latinoamérica en 8 años se han
multiplicado por 45: 280 millones $
en 1990, a 12.500 millones $ en
1998 –vease que esta cifra es anterior a las millonarias inversiones a
partir del 2000-. Pasa a representar del 9% en 1990 al 68%en 1998
de las salidas de capital directo español. La tasa de crecimiento de
las inversiones españolas directas
durante estos años pasan a ser en
Latinoamérica del 52,5% anual,
mientras que en el resto del mundo
quedan en el 8,5% anual.
España es el segundo inversor en
el subcontinente tras EEUU. Los
inversores, practicamente los mismos que en Argentina. Por países,
Argentina, Brasil, Chile y México concentran 70% de las llegadas de capital español, siendo Argentina el receptor más importante (40%), por lo
cual es también la plataforma de ingreso de las empresas ibéricas al
Mercosur. Los motivos de tal atracción de capitales se relacionan con
la desregulación de la actividad económica interna y la posibilidad de la
compra de empresas públicas. Eso
se refleja en la correspondencia entre las privatizaciones y el volumen
de IED recibido por cada país. Por
ejemplo, en 1994 Perú concentró el
74% de la inversión española con la
su parte, Iberdrola y Endesa suministran energía eléctrica a cuatro
Estados, con unos 10 millones de
clientes. Gas Natural
tiene
600.000.
El capital español ha jugado también como punta de lanza de la
penetración europea, y especialmente la alemana -aunque no sólo:
la italina Camuzzi de gas es un
ejemplo-. Eso hace que la UE sea
el mayor socio comercial del
MERCOSUR y su principal fuente
de IED.
Esa relación privilegiada, favorece a España pues la refuerza frente al plan yanqui de implementación
del ALCA. De momento es posición
de la UE forzar un acuerdo privilegiado o una zona de libre comercio
-con Mercosur y Chile-, antes de
la entrada en vigor del ALCA. En la
octava ronda de negociaciones
este noviembre, tratan de concretar un acuerdo bi-regional centrado en un amplio conjunto de normas sobre la liberalización de los
mercados de bienes y servicios. La
UE -y España con ella- tiene prisa... Y España más pues puede encontrarse sola frente a EEUU si la
amplicación de la UE a los países
del Este hace que Alemania reoriente sus miras de inversión del
Mercosur al Este.
7. Más saqueo y
alguna conclusión
activos por valor de 5.025 millones
y 478 oficinas. Entre ambos controlan casi el 10% del mercado. Por
su parte, Iberdrola y Endesa suministran energía eléctrica a cuatro
Estados, con unos 10 millones de
clientes. Gas Natural
tiene
600.000.
En puertas de la crisis argentina,
del 2000 al 2002, hubo un giro en
las inversiones españolas hacia Brasil. Fueron 50.000 millones de euros
que han permitido que Telefónica
controle el 25% del mercado, con
casi trece millones de clientes en
telefonía fija y otros seis en móvil. El
SCH ocupa el cuarto puesto por
activos en el ranking financiero del
país, con unas inversiones de 5.700
millones de euros en los últimos
cuatro años. Sus activos son de
24.482 millones, con 963 oficinas y
unos 25.000 empleados. El BBVA,
con menor presencia, cuenta con
activos por valor de 5.025 millones
y 478 oficinas. Entre ambos controlan casi el 10% del mercado. Por
La penetración en el Magreb
tampoco han sido minucias.Las inversiones españolas directas en el
Magreb representarían sólo el
0,15% de las realizadas en América Latina. Sin embargo, las del
Magreb son tres veces más rentables que las Latinoamericanas
La participación junto a EEUU en
el intento de golpe a Chávez, el
conflicto de la Isla Perejil,...son expresiones del peso de las multinacionales españolas.
Nos hemos extendido porque el
papel imperialista del estado español, y de multinacionales concretas, normalmente se olvida en la
práctica sindical. A veces incluso se
reflejan posiciones chovinistas que
debemos combatir. Al contario, la
solidaridad con las luchas de los
trabajadores contra las multinacionales españolas se torna una
cuestión central en nuestro
internacionalismo.
LLUITACONTRAAZNARIMONARQUIA
ter lo mismo para el gas y liberalizar
el comercio interior de carburantes....
El "apoyo político" se expresa en
la presión española sobre el FMI
para que envíe dinero fresco a Argentina. A sabiendas que si Duhalde
impone el plan de ajuste y el FMI
decide volver a mandar créditos, la
primera condición será el pago de
la deuda anterior. Los pago al FMI,
al Banco Mundial, al BID, al Club
de París y a otros acreedores bilaterales suman 9.800 millones $. Los
créditos que entrarían del FMI, el
BM y el BID son 12.000 millones $.
Una vez pagadas sus "deudas" le
quedarían a Argentina unos 2.400
millones de dólares. Gobierno y
bancos españoles, volverán a sacar tajada, ya que se cuentan entre los acreedores.
31
Política del
PP y situación
de la clase
obrera
1.Desregulación
salvaje
32
32
No pretendemos aquí hacer el listado de pactos, acuerdos y reformas que hemoos vivido que aparecen extensamente detalladas en los
documentos sindicales de un lado
y en nuestros materiales de otro.
Son la concreción en el estado de
la política general de la globalización
que hemos analizado, y sólo daremos algunos hitos y sobretodo la situación de segmentación y división
en que ha quedado sumida la clase
obrera tras ellas.
En el estado español, la primera
normativa legal que introdujo la
desregulacióon fueron los Pactos de la
Moncloa que incluyeron la figura, hasta entonces desconocida, del trabajo eventual. Los
acuerdos posteriores fueron introduciendo más cambios, pero los pilares de la actual situación cabe buscarlos aún en el
Estatuto de los Trabajadores (1980) y
la Reforma Laboral
del 94. Desde el 84
hasta la actualidad se ha producido
un salto cualitativo en la
desregulación laboral: Reformas Laborales del 94, 97 y 2001, acuerdo
del contrato a tiempo parcial, generalización de las ETTs,... hasta el
último decretazo con el objetivo
puesto en la supresión de los subsidios y el abaratamiento del despido, jalonan un reguerode medidas
en su mayoría pactadas con las
direcciones sindicales. Por delante,
a corto plazo, otra vuelta de tuerca
en la eliminación de derechos adquiridos ahora para los trabajado-
res de empresas ante EREs y cierres, con la Ley concursal, y los presupuestos del 2003.
El panorama a que esto ha llevado ya es el siguiente. Según las cifras de la Encuesta de Población
Activa del 4º trimestre del 2001 –
antes de la última oleada de despidos e incremento de la tasa de
paro, que con los cambios en la forma de cálculo de la EPA dan un
11,09% en agosto 02 de paro
cuando ha estado incrementándose- de los 17.080.300 personas
activas en el estado español,
2.213.400 estaban parados
(12,96% en total, pero alcanza el
18,66% en el caso de las mujeres
que además en un gran número ya
no están contabilizadas como activas). De éstos parados, sólo 328.300
llevaban más de 3 años (14,83% de
los parados) o sea que el 85% son
paros rotativos que pasan de
contratos temporales a paro.
De los cerca de 15 millones ocupados, 3.770.700 (33,7%) tienen
contratos temporales, 2.956.800
(19,7%) constan como autónomos
y 1.188.800 tienen contratos a tiempo parcial (un 20,8% en global, pero
alcanza el 22% en el caso de las
mujeres).
Es decir sólo la mitad de los trabajadores ocupados tiene un
contrato indefinido. Si a la precariedad sumamos el paro, son
mayoría (Datos del INE consultados en página web el 16/10/02). Eso
sin contar los jóvenes en prácticas
que normalmente no reciben remuneración y el trabajo en negro que
al grueso de la tradicional mano
de obra femenina (esencialmente concentrada en confección y
calzado) ahora se le suma el trabajador inmigrante.
La segmentación se introduce en
las mismas empresas, sumando a
subcontratas, dobles y triples escalas salariales para los nuevos contratos que acostumbran a ser los
más jóvenes, que también encabezan el ranking de precariedad. Por
último, con los contratos a tiempo
parcial se está perdiendo la jornada
de 8 horas y volviéndose al cobro
por horas y jornadas superiores.
En ese panorama no queremos
dejar pasar la situación de la trabajadora con contrato. El 9/11/2002
se hizo público un informe sobre 160
convenios publicados en el DOGC
de Catalunya: de ellos, un 14% directamente presenta categorías de un total de 80- totalmente
feminizadas y con sueldos inferiores a las de sus homologos masculinos; un 4,8% de ellos recogen mejoras salariales sólo para hombres;
sólo un 3,2% de los convenios recoge fórmulas para conjugar vida familiar y laboral; de conjunto, los salarios de las mujeres vienen a ser
un 75% los de los hombres.
2. Inmigración:
semiesclavos y
embrión de división
ideológica
Los datos de flujo neto de
inmigrantes en España demuestran
el fuerte aumento de trabajadores
procedentes de otros países. Frente a los poco más de 32.000
inmigrantes que entraban legalmente en España en 1992 y los 39.000
de 1996, el año 1997 registra un
aumento de casi el doble, casi
71.000. En 1998, la cifra sube hasta 109.000 personas para quedar
en 2001 en aproximadamente
94.000. Sin embargo, el mayor impulso a la economía sumergida no
hay que buscarlo en estas cifras oficiales, sino en las bolsas de irregulares que generan beneficios netos
extraídos de una mano de obra esclava. Al respecto, y aunque no hay
sino estimaciones, se calculaba en
250.000 los inmigrantes irregulares
residentes en el Estado Español en
el año 2000 (por debajo aún de las
cifras estimadas para Francia y Alemania que superan los 400.000).
Según la Comisión Europea de la
UE, la economía sumergida en España siguió en aumento entre 1998
(15% del PIB según la misma fuente) y 2000, año en el que llegó al
22% del PIB, por una cuantía que
cionalistas ELA y LAB ante
CCOO y UGT. La reciente huelga
general del 20 de junio tuvo en Euskadi el contrapunto con la convocatoria por parte de ELA y LAB de
huelga el 19. Ciertamente que la
principal responsabilidad de esta división la tienen CCOO y UGT que
gobiernan el mundo sindical sin contar con el resto de fuerzas, ni sindicatos menores ni menos aun nacionalistas, pero la política de las
centrales vascas le hacen el juego
profundizando la división. La división
en el seno de la clase obrera respecto de la cuestión nacional lleva
a que la clase obrera sea hoy, además de dividida, esté subordinada
a la burguesía central y nacionalista, siendo a menudo un instrumento de estas en sus disputas.
Nosotros que defendemos la uni-
3. División
alr
ededor del
alrededor
pr
oblema nacional.
problema
El tema Euskadi
El otro factor que actúa como
elemento de división de la clase
es el problema nacional. Espoleado por el régimen, el Gobierno, los aparatos políticos y sindicales, la política burguesa de
los gobiernos autonómicaos, y
la propia acción de ETA, la división nacional de la clase obrera
se ha ido profundizando en los
últimos 20 años. La fuerte componente inmigratoria, tanto en la clase obrera vasca como catalana,
hacen que esta división esté instalada también en la propia nacionalidad oprimida. Sin embargo, y aunque el problema es general, la punta de lanza de la ofensiva centralista del régimen es Euskadi.
Ejemplo de esa división lo tenemos en el panorama sindical
vasco con la presencia mayoritaria de los dos sindicatos na-
dad de la clase obrera y el
internacionalismo que supere las
divisiones entre estados, estamos
plenamente convencidos que es
imposible imponer ni lo uno ni lo otro.
La unidad y la superación de fronteras y divisiones nacerá de la libre
determinación de los pueblos o
siempre será una forma de opresión
condenable. Es por ello por lo que la
necesaria superación de la división
de la clase obrera, del todo imprescindible y posible -como la había contra Franco- sólo se puede hacer que
bajo la defensa del derecho de autodeterminación del pueblo vasco y
del resto de naciones que hoy vivien
bajo el Estado español, no hay otra
unidad posible que no sea imposición. Y hemos hecho la referencia
a la lucha contra el franquismo porque entonces la clase obrera iba de
la mano de la defensa de los derechos nacionales y la absoluta ma-
yoría de partidos (incluido el PCE y
el PSOE) y fuerzas sindicales defendían el derecho de autodeterminación de los pueblos. Es sobre esa
base que la clase obrera puede forjar una alianza con otros sectores
populares rompiendo la actual subordinación y tutela de los distintos
sectores burgueses.
Con el proceso abierto de
ilegalización de Batasuna el Estado emprende el ataque más contundente a las libertades democráticas de la llamada transición. Garzón se anticipó en dos horas al proceso que iniciaban PP y PSOE con
la Ley de Partidos. Hay carreras para
ver quién es el que se cuelga la medalla de la ilegalización de la organización vasca. Por la via que sea –
política/Ley de Partidos o judicial/
Garzón- nos pronunciamos decididamente contra la ilegalización de
Batasuna. En primer lugar porque
deja ante la imposibilidad de organizarse y expresarse a casi 200.000
vascos que en el País Vasco y Navarra han optado repetidamente por
el
voto
a
este
partido
independentista, y que les ha permitido obtener 890 concejales , gobernar 62 ayuntamientos, con 15
escaños en los parlamentos de Euskadi y Navarra y 1 eurodiputado. En
segundo lugar porque abre un camino, que –como ya ocurrió con la
legislación antiterrorista- se aplicará
a otras organizaciones que cuestionan el régimen.
El principal argumento de PP y
PSOE para justificar la Ley de Partidos de que sólo deben ser legales
los partidos que no recurran a la
violencia para conseguir sus fines
politicos, es una falacia. En primer
lugar porque ellos han hecho
sobrados alardes de violencia para
la consecución de sus fines: impulsando y dando cobertura a los ataques de EE.UU. en la Guerra del
Golfo, o apoyando el embargo a Irak
causa la muerte de miles de niños
iraquies; estableciendo relaciones o
negándose a condenar a Israel y
manteniendo con ese país relaciones privilegiadas, un estado que
masacra sistemáticamente al pueblo palestino y se niega siquiera a
respetar los más elementales procesos democráticos. Pero no hay
que ir tan lejos, el PSOE, con ministros de sus gobiernos implicados
en el GAL y los asesinatos de militantes vascos, o el PP en el que
siguen militando viejos franquistas
y que se niega a condenar el régi-
LLUITACONTRAAZNARIMONARQUIA
supera los 120.000 millones de
euros, y se concentra en la agricultura y la construcción. Buena parte
de la inmigración ilegal. El “milagro
almeriense” es el símbolo, pero sectores como construcción, agricultura, hostelería, el textil en el
Maresme totalmente en manos de
inmigración china irregular –tipo
maquiladoras con sistema “cama
caliente”- atención geriátrica... no
le van a la zaga.
En cifras totales –regulares e irregulares- se prevee que en unos 10
años, el 25% de los trabajadores de
este país sean inmigrantes. Estos
hechos introducen una nueva división en la clase: no sólo porque la
situación legal determina la laboral
en forma determinante –salarios de
miseria por fuera de convenios, no
pago de mesesde trabajo en negro...-, sino también porque de conjunto –incluyendo los regularesforman el estrato más precario
y en peores condiciones salariales y laborales de la clase obrera, a la vez que desde el estado
–y con el apoyo de los grandes
partidos y sindicatos de la izquierda- se impulsa la consolidación de una ideología racista
y xenófoba que, como en el caso
nacional, dividen de arriba abajo a la clase obrera.
33
34
34
men de Franco que después de la
Guerra civil y en los 7 años que la
siguieron ejecutó, en multitud de
ocasiones sin siquiera simulacro de
juicio a más de 300.000. Son el PP
y el PSOE quienes deberían ser los
primeros en ser ilegalizados si se aplicara con rigor su propia ley.
Pero las responsabilidades del
gravísimo paso dado no se limitan
al PP y PSOE, la práctica totalidad
de las fuerzas parlamentarias han
contribuido a la ilegalización. IU que
se pronunció contra la ley de partidos no está contra que se aplique
contra Batasuna absteniéndose en
la votación, y manifiesta públicamente su apoyo al proceso abierto
por Garzón. Pero ni siquiera el PNV
y EA han quedado al margen, pues
aunque su posición ha sido contraria tanto al proceso de Garzón como
a la ley de partidos, han sido ellos,
con la decisión del Gobierno Vasco
quienes lo han aplicado con la actuación de la ertzantza en el cierre
de los locales de la organización
abertzale. ¿No tenía otro camino
que aplicar la decisión del magistrado? Lo tenía, podían haber avanzado en lo que ellos reivindican de
soberanismo, negándose a aplicar
el auto de Garzón, llamando al pueblo vasco a manifestarse o incluso
llamando a disolver el parlamento
antes de negar derechos elementales de expresión y organización.
También ETA ha estado buscan
do una situación de polarización
como la que vive hoy Euskadi. Con
el atentado de Santa Pola y su declaración del 14 de agosto ayuda a
quienes esperaban ansiosos impulsar la ilegalización de Batasuna. La
tensión extrema que vive el pueblo
vasco y la represión debilita objetivamente el movimiento político de
la izquierda abertzale, pero esto no
es prioritario para ETA. En ese sentido la ilegalización de Batasuna
puede ayudar a una radicalización
de sectores que podrían ver en la
lucha armada el único camino ante
la imposibilidad de la lucha política.
El comunicado de ETA citado llegó
como anillo al dedo para empujar
más si cabe las acusaciones contra Batasuna. Los atentados en
ocasiones anteriores, incluso en proceso electorales parecían también
tener el mismo fin. Sabían que aislaban más aun a Batasuna, que hacían crecer rápidamente el voto PP,
... pero el objetivo de ETA no es
precisamente ayudar a ganarse el
movimiento social sino solo reforzar
el papel de sus acciones. Rechazamos tanto los métodos como la
politica de ETA que se han demostrado nefastos para los trabajadores
y el pueblo vasco.
Todos lo saben que con la
ilegalización de Batasuna no van a
acabar con ETA, porque lo digan o
no saben que tras la izquierda
abertzale hay un sentimiento de
opresión de un pueblo, y medidas
como la ilegalización del 15% de la
sociedad vasca las corraboran, aun
en sectores que rechacen los atentados. Si no hubiera ese sentimiento ¿acaso las fuerzas que se han
pronunciado por la autodeterminación y el soberanismo ganarían la
mayoría? ¿o lo harían los sindicatos
ELA y LAB que certifican la misma
ansia de libertad? Esa es una realidad que nadie puede negar. Pero el
caso es que Aznar tampoco espera
Crear empleo, no guerra
acabar, él está interesado en primer
lugar en mantener su posición mayoritaria en el resto del estado español y han conseguido levantar
suficiente odio y elevar las dosis de
nacionalismo español como para
que esa política que ya enfrenta al
propio PNV dé buenos réditos. Esta
es su prioridad.
El enfrentamiento entre las instituciones centrales y las autonómicas
vascas subió de tono a fines de septiembre 02: 1) con la decisión del Parlamento vasco de no aplicar la resolución de Garzón para disolver el grupo de Batasuna (ahora Sozialista
Abertzaleak); 2) con la presentación
de una querella criminal contra el juez;
3) por la demanda al constitucional
contra la ley de partidos, y 4) con la
presentación el 28 de setiembre del
Plan de Ibarretxe (ver recuadro) para
declarar a Euskadi “Estatus libre asociado”.
La respuesta del Gobierno central no se esperó, Aznar le advirtió
que impondrá le ley, el fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, -por
cierto a quien el gobierno acaba de
subir el sueldo el 56%-, afirmó que
se podía aplicar el artículo 155 de la
constitución para la suspensión de
la autonomía, y el más genuino franquista Fraga completó las amenazas con una referencia a la intervención del ejército. Más tarde
Aznar levantó el fantasma de la
exYugoslavia. En este coro no podía faltar el “socialista” Rodriguez
Ibarra, pidiendo la suspensión o
Caldera y Zapatero exigiendo a
Ibarretxe la retirada del Plan.
Otegui criticaba a Ibarretxe por
engañar al pueblo vasco y afirmar
que es posible la autodeterminación
en el marco constitucional. Tiene
razón, es un engaño, como lo fue
en el Pacto de Lizarra. Los términos constitucionales son claros (ver
recuadro) y los recordaba el presidente del Tribunal Constitu-cional,
Manuel Jiménez de Parga, que no
sólo afirma que convocar un
referédum sólo puede hacerlo el rey
e Ibarretxe podría incurrir en delito
penal, sino que afirmó: “basta leer
la Constitución para darse cuenta
de que no es posible romper la unidad de España porque es uno de
los fundamentos básicos de nuestra convivencia.” Y reafirmó que “era
absolutamente intocable”...
El llamado conflicto vasco, ese sentimiento que vive en la mayoría del
pueblo se resume en la negación del
derecho de autodeterminación. Es
decir que a pesar de que el parlamento reivindica ese derecho para
que ellos decidan libremente qué relaciones quieren tener con el resto de
pueblos del estado, el Gobierno central y la constitución monárquica se
lo niega. Esta es la única solución.
Esto no es más que el principio. Del mismo modo que la legislación antiterrorista se aplicó
ya en la represión de luchas de
colectivos, la Ley de Partidos no
hace sino abrir una terrible espiral de procesos arbitrarios que
tan solo la unidad y la movilización podrán detener. Y sin embargo, bajo la presión del frente
político-sindical mayoritario, la
clase obrera del estado español,
tanto como la vasca, están absolutamente divididas.
¿V
iolència a les
¿Violència
manifestacions?
En diverses accions del moviment
contra la guerra s’ha procedit a
boicotejar, esbroncar, o llençar ous
a les seus del PP. Des del PSOE i
IU, des de CCOO i UGT, però
també seguits per molts dirigents de
les plataformes contra la guerra,
s’han rebutjat aquests actes i
reafirmat que el moviment deu ser
estrictament pacifista i no violent.
Tota forma de violència –diuen- s’ha
de rebutjar, i PSOE i IU s’afanyen a
aprovar resolucions de condemna
-conjuntament amb el PP- contra
tals fets. Quina vergonya!
Podem
considerar
si
determinades accions ajuden al
moviment o per contra faciliten la
repressió policial, o allunyen a
sectors de masses, però aquesta
és una consideració pràctica davant
cada acció i una altra cosa és parlar de la legitimitat que es produeixin
enfrontaments amb els dirigents del
PP o els seus locals. És del tot
l’imperialisme, i en el nostre cas
l’Estat. El que passa és que ells
volen tenir el monopoli de la
violència, per a així controlar millor
al poble, i per això compten amb
la complicitat dels partits de
l’esquerra oficial
oficial. Els responsables
de la violència que comet un
treballador en una vaga, un jove en
una manifestació, o sectors d’un
poble oprimit, són qui han creat les
situacions d’explotació o opressió
que poden provocar-les. És Aznar,
que sap que tot el món està en contra i ens imposa la gran violència –
la guerra-, i provoca una vegada i
una altra més amb desqualificacions
insultants i prepotents que –
òbviament- alteren els ànims.
Podem discutir entre nosaltres la
conveniència o no de determinades
accions, però no entrarem en
desqualificacions o condemnes que
només serveixen al poder i ens
divideixen, i és intolerable unir-se al
PP per condemnar unes accions
contra la guerra.
¿Pacifisme o
neutralitat en la
guer
ra?No. Per la
guerra?No.
desfeta de
l'imperialisme!
CONTINUARLALLUITA
Guerra i
violència
deuen merèixer, ¿quin dret a la
paraula deixen als morts a L’Iraq?,
¿quins drets respecten els
agressors? Però no cal anar a
L’Iraq, només cal anar a Euskadi,
quan se succeeixen accions d’ETA,
¿potser el PP no és el primer en
burxar la desesperació de molts
familiars contra Batasuna perquè
increpin, impedeixin la paraula o
assaltin els seus locals? Batasuna
va formar part del tan nomenat
“Esperit d’Ermua”, ¿potser el PP, o
els altres que avui li donen suport
van aixecar un sol dit per protestar
davant tals actes de violència? Però
ni tan sols cal anar al País Basc, a
Madrid la política repressiva i
extremadament violenta contra les
manifestacions contra la guerra és
prou exemple, per no remuntar-nos
als Goya, els actors al Congrés, o
els segurates del PP tapant boques
i donant empentes.
Lliçons de no violència no ens pot
donar el partit franquista del PP, però
tampoc el PSOE que va participar
des del Govern en la guerra del Golf,
que van aprovar les resolucions per
a imposar un brutal embargament
al poble iraquià que va matar a
centenars de milers, i va tenir a un
il·lustre militant –el Sr. Solana- al
capdavant d’una de les maquinàries
de guerra més cruentes, com és
l’OTAN.
No s’ha de permetre la
criminalització de moviments o
El mateix ocorre en el front de
guerra. Hi ha guerra i ja no hi ha
El Galicia, part de l'exèrcit invasor
Violents aall
ll
à...
llà...
grotesc que el mateix dia que els
avions B-52, que compten amb el
suport del govern, provocaven una
matança a Bagdad, Aznar es
pogués estar queixant del dret a la
paraula i el respecte que a tots ens
accions per ser violentes, la
violència sorgeix de l’opressió
l’opressió.
Fer-lo és justificar la seva repressió
i la divisió del moviment
moviment. El gran
violent, del que emana la violència
en el sentit real del terme és
... y aquí
pau. Estem contra la guerra, però
no som indiferents al desenllaç de
la mateixa. Estem per la derrota imperialista i celebraríem el –molt difícil- triomf militar de L’Iraq.
Per això, perquè L’Iraq té tot el
35
dret a defensar-se de
l’agressió imperialista, vam
estar contra la política no
només de l’embargament
sinó la d’exigir el seu
desarmament. Aquesta política avui és còmplice de la
incapacitat del poble iraquià
per plantar cara a l’ofensiva
imperialista. És la política de
tota l’esquerra oficial, la de
CCOO i UGT, la del PSOE i
IU que exigien el desarmament, que aplaudien tot míssil
destruït pel règim de Sadam
tot i sabent que això no
modificava
els
plans
d’intervenció. Volent o no,
només van aconseguir aplanar el camí per a la destrucció
de L’Iraq.
Hi ha companyes i
companys que, estant d’acord
que cal lluitar per la derrota de
l’imperialisme, ens proposen
que callem les nostres
crítiques a Sadam Hussein
perquè potser ells entenen que
formem part d’un front en termes de disciplina militar
burgesa (en la qual no hi hi lloc
per cap crítica ni qüestionament de la direcció). Però
nosaltres ho entenem d’una
altra forma, com una disciplina revolucionària que mentiria
si no digués a les masses que
el principal problema que
tenim per defensar L’Iraq contra l’imperialisme és precisament la presència del règim
de Sadam. Sense ell i amb un
règim de poder popular, la
intervenció imperialista seria
moltíssim més difícil, de segur
que els moviments pacifistes
actuals prendrien un ampli
sentiment revolucionari, es
formarien brigades internacionals de suport com es van formar a Nicaragua per no anar
més lluny, ... Amb Sadam al
poder –que amb una mà
enfronta l’agressió però amb
l’altra segueix sotmetent el
poble- es fa més difícil tot, fins
i tot la solidaritat, sinó que els
hi preguntin a molts escuts
humans
expulsats
de
Bagdad. Però, la nostra
posició és categòrica,, a pesar de Sadam, estem per la
victòria militar iraquiana.
36
36
Josep Lluis. Bcn.
Publicat a LI 39
Interès de classe
En les últimes mobilitzacions l’exigència de convocatòria
d’una vaga general ha estat a l’ordre del dia. No ha estat l’únic
país i la CES ha hagut de posicionar-se. No obstant això, el
resultat final no és molt esperançador: no només no hi ha una
convocatòria unitària sinó que CCOO es despenja, UGT planteja
2 hores i CGT vaga general. Per la seva banda, el panorama a
les empreses és complicat. ¿Com fer realitat aquesta vaga
general que és una necessitat imperiosa de la lluita contra
aquest govern de la guerra?
Les dir
eccions
direccions
sindicals
El 26/03, el Comitè Executiu
Confederal de CCOO resolia, per 15
vots a 11, la no convocatòria de cap
atur per al pròxim 10 d’abril. La
resolució venia emmarcada en les
resolucions de la CES que deixaven
llibertat a les seves organitzacions
estatals –CCOO i UGT aquí- per a
convocatòries d’acord a la situació en
cada país. La votació aprofundia les
divisions en el si de la direcció de
CCOO empenyent a sectors
oficialistes, com el de Benito a votar
al costat dels crítics i a favor de l’atur.
Al final d’aquesta reunió, Fidalgo
defensava la seva posició amb un no
voler “dividir el moviment contra la
guerra”, en clara referència al sentit
de classe d’una vaga general. Fidalgo
té raó que una vaga general posa
d’un costat a la patronal i de l’altre
als treballadors. La qüestió és que
Fidalgo ens expliqui quina unitat
enfront de la guerra existeix entre els
treballadors i la patronal de Repsol,
Ferrovial, El Corte Inglés o Dragados
y Construcciones i els seus plans
d’expoli en la guerra i la reconstrucció.
Fidalgo deu explicar què li duu a
convergir tan estretament amb Cuevas –al cap de la patronal- que arriba exactament a les mateixes
conclusions des de l’òptica contrària,
cridant a la patronal a denunciar als
treballadors que facin els aturs de 15
minuts perquè segons ell res tenen a
veure la política i el tema laboral. Cuevas i Fidalgo ens vénen a dir el mateix:
si es vol parlar de política es va a les
mobilitzacions “unitàries” contra la
guerra, però a les empreses, a
treballar i que ningú no posi la mà en
els beneficis de la patronal.
UGT i CGT, des de posicions
distintes, criden a l’atur. L’una per
dues hores per torn, l’altra per la vaga
general. Al costat d’elles s’alineen el
rosari d’organitzacions sindicals de
sector o nació. Comparades amb la
posició de la direcció de CCOO, totes
elles assumeixen –almenys sobre el
paper- la responsabilitat històrica que
els competeix com a organitzacions de
la classe obrera en la situació actual.
No obstant això, de moment no hi ha
signes –i en la del 20J tampoc no ho
van fer- d’actuar en conseqüència
abordant les mesures necessàries
perquè els seus plantejaments duguin
realment a aturs generals i no a meres
declaracions publicitàries que els
desmarquen de CCOO.
Els tr
eballadors,
treballadors,
com a classe, a la
r eraguar
da
eraguarda
d'aquesta lluita
Per això cal arrencar d’analitzar com
està la classe obrera. En aquesta, el
grau de despolitització a la qual l’han
conduït les direccions tradicionals, arriba a punts de vertigen. Fa 25 anys
era popular la dita: “quan la SEAT
esternuda, Barcelona es constipa”,
lluites que no es reduïen a les
estrictament sindicals sinó que
abordaven reivindicacions socials i
polítiques. Des d’aquelles dates, les
reconversions van colpejar amb
ferotgia el teixit sociolaboral amb el cant
de sirenes de CCOO i UGT que
avalaven els tancaments i “organitzaven” les flamants cooperatives laborals
que no feien sinó multiplicar els
autònoms. Després d’això van venir les
Reformes Laborals, amb una
precarietat que engrandia el camí a
l’individualisme. Tot va ser pactat i
defensat a les empreses per les
direccions sindicals majoritàries. Igual
que l’acord de la modificació de
l’Estatut dels Treballadors on se
suprimien les vagues per motius polítics
o solidaris. I els últims anys de
desmobilització han vingut a tractar de
consolidar un nivell de consciència de
classe baixíssim: hi ha pares que justi-
La vaga general,
una necessitat
I no obstant això, tenen raó les
plataformes contra la guerra quan
insisteixen en la necessitat de la
convocatòria de la vaga general.
Tenen raó els milers que ho han
vingut cridant als carrers. Sense que
entrin a sac els batallons organitzats
dels treballadors, la lluita pot continuar i ser impressionant, però
difícilment arribarà al seu objectiu. I
és curiós que molts dels quals avui
clamen per aquesta vaga general,
fins ahir insistien que no existeixen
classes i que tot és qüestió dels
ciutadans: avui, la realitat de la lluita,
els fa exigir el contrari, més enllà que
tinguin dificultats per reconeixer-ho
i canviar el seu discurs.
En l’última setmana, la discussió
de la guerra va entrar a totes les
empreses. I també, aquestes van
començar a fer llistes dels qui van
secundar els segons aturs de 15
minuts per a efectuar descomptes.
¿On va quedar la suposada unitat
que parla Fidalgo? La proposta de
Coscubiela (en nom de CCOO de
Catalunya, que s’assenta en el
mateix raonament de Fidalgo) de
mantenir els aturs de 15 minuts tots
els dimecres fins el final de la guerra, és de desgast de l’avantguarda
del moviment obrer que pugui secundar-lo, marginant a més a tots
els precaris que només poden
accedir a aturs si hi ha piquets que
ho garanteixin, el que és impensable per 15 minuts setmanals.
Seriosament només es compta
amb les convocatòries d’UGT i
CGT, i la declaració de Fidalgo de
que no cridaran a l’atur però tampoc
no l’enfrontaran. ¿Com fer-lo
realitat? Com a LI vam treure un
volant a les empreses el mateix dia
que es va iniciar l’atac, on a més
d’assenyalar la necessitat de la
vaga general, proposàvem iniciatives
per a impulsar-la: convocatòria de
seccions sindicals i comitès
d’empresa prenent posició referent
al tema o recollida de signatures
individuals exigint la convocatòria
dirigida a les direccions de les
centrals sindicals. Van ser diversos
centenars de treballadors els que
així ho van expressar des dels seus
llocs de treball. En aquestes
empreses va entrar la discussió.
Inclusivament es van posicionar en
el mateix sentit sectors de CCOO,
comara la secció sindical de CCOO
de l’Ajuntament de Barcelona. Avui
ja hi ha convocatòries però el
mètode no canvia: les seccions
sindicals –sense cap sectarisme- i
els comitès d’empresa deuen
posicionar-se
i
convocar
immediatament assemblees de
treballadors. Allà on no sigui possible,
cal recollir signatures exigint al
comitè
la
convocatòria
d’assemblea.
En les assemblees nosaltres
defensaríem la vaga general partint
del que pensa la gent. Pocs pensen
que amb l’atur parem la guerra. Són
més els que veuen que amb l’atur
enfrontem al govern del PP i
accelerem la seva dimissió, al
temps que se li posen condicions
al que vingui després. Que això
afebleix substancialment al front
agressor imperialista, especialment
en la difícil situació de Blair ja no és
tan obvi, i cal explicar-lo. I que siguin
els treballadors els qui poden i han
d’encapçalar amb la seva lluita la
defensa del poble iraquià és una
cosa que per solidària sona llunyana
i cal recordar-ho. Però és que a més
no té res de solidaritat, sinó que és
en propi interès el fer fora el govern
de les privatitzacions, del “decretazo”, de l’atur i la precarietat...
Però qualsevol argument deu tenir
un marc i aquest només pot ser el
d’assemblees sobiranes als centres
de treball. De no fer-se, i en la
situació actual, es corre el risc de
que ja sigui atur o vaga general, les
convocatòries quedin en paper
mullat i en lloc d’avançar
retrocedim.
Sense cap dubte la mobilització
obrera, com a classe, és una
necessitat. Per això, impuls de
seccions sindicals i comitès
d’empre-sa, i convocatòries
d’assemblees
sobiranes
i
coordinació per zona o localitat per
a organitzar la vaga, els piquets i
les mobilitzacions que es determinin.
CONTINUARLALLUITA
fiquen davant el seu fill com a
“necessària” la doble escala salarial
per poder acollir-se ell a la prejubilació.
Mentre, el fill no s’enfronta a
l’empresa, però se’n va a Florència
per a lluitar contra la globalització.
La sacsejada de la guerra ha
despertat a moltíssims treballadors
que han vingut a engrandir les
últimes massives mobilitzacions.
Sense ells les xifres a les que s’ha
arribat serien impensables. Com
tampoc no seria possible el 91%
d’oposició a la guerra que recullen
les enquestes del CIS. Però d’allí a
veure que el cop de gràcia al govern
de la guerra, de l’atur, la precarietat
i els acomiadaments, només pot
venir de la mà dels treballadors
organitzats amb la força que els
dóna ser la base material on el capital assenta la seva extracció de
plusvàlua, hi ha molt de tros. Han
estat anys de pesada propaganda
per
consolidar just el contrari:
l’individu, el “ciutadà”, per això ara,
tot d’una no podem esperar veure
sortir de les empreses la força que
va sacsejar la dictadura o la
transició. No és d’estranyar que
companys de químiques o metall
contin les dificultats del primer atur
de 15 minuts contra la guerra. Els
“ciutadans” que treballen al metall
o químiques ja es van expressar al
carrer i les cassolades, però no
veien fer-ho a la fàbrica: que és just
el que han vingut explicant les
direccions polítiques i sindicals durant
els últims 25 anys.
A més, les “incoherències” no
faciliten les coses, sinó que les compliquen. Per exemple amb el tema
del pacifisme que és també part
responsable de l’escepticisme amb
el qual un treballador es mira el
moviment contra la guerra. Perquè,
¿no diuen Fidalgo, Méndez, Sabater
o Llamazares que estan per desarmar a Saddam Hussein? ¿Qui creu
que Saddam es desarma per
convenciment? Ningú. És una
imposició, ¿aleshores qui pot parlar
d’una imposició “pacífica”?. És una
de les utopies reaccionàries del
moviment anti-guerra que al costat
de les direccions dels partits i
sindicats majoritaris impulsen el
desarmament a l’una que el
moviment contra una guerra per
desarmar a l’Iraq.
Esther. Barcelona
Publicat a l'Especial LI 39
37
CONSTRUIR
Notas para el debate
¿Quienes somos
y qué te proponemos?
Estábamos por cerrar este
dossier, y los textos para
transcribir sobre la necesidad
de construir una alternativa
revolucionaria, o eran
larguísimos o muy específicos.
Y no nos parecía serio cerrar
esta recopilación sin poner
blanco sobre negro lo que es
nuestra propuesta y lo que
además es la mayor polémica
con muchos de vosotros: el
porqué vemos imprescindible
construir un partido y porqué
os proponemos además que lo
hagáis con nosotros. Sin
embargo estas notas no son
un texto acabado sobre el
partido revolucionario y las
bases del trotskismo. Son
apuntes para facilitar el debate
con vosotros en la Jornada,
propuestas que no son patrimonio de LI sino del trotskismo y que desde el partido nos
esforzamos para aplicar
cotidianamente en los lugares
en que nos habéis conocido.
Son cuatro apuntes de nuestras señas de identidad.
·
El internacionalismo es la
primera. No sólo como herramienta imprescindible en la lucha contra
el imperialismo, sino también porque
la revolución sólo puede dar paso a
un sistema –el socialismo- que aborde también las necesidades de la
humanidad a nivel global, mundial.
·
Estamos por el impulso permanente de la movilización. Y ello
no sólo porque es imprescindible
para enfrentar las agresiones del
capitalismo, sino también porque en
la acción, como ocurre con el
aprendizaje de los niños, es cuando aprendemos –como individuos y
como grupo social- y avanzamos en
nuestra conciencia.
38
38
·
Pero para ello hay que trabajar en base a que la movilización
tenga el máximo de posibilidades de
éxito, y eso quiere decir que sea lo
más masiva posible –al menos en
el sector afectado- y que antes y
después tenga un marco donde
evaluarla. Que uno se una a una
lucha, y la pelee hasta el final, sólo
lo hará si la siente suya, y eso sólo
es posible si se han respetado escrupulosamente los derechos democráticos de cada cual: eso es la
democracia obrera. El método
que se basa en asambleas soberanas, donde se expresan todas las
opiniones, para luego, colectivamente asumir una que pasa a tomarse como resolución y se convierte en vinculante para todo aquél
colectivo, con todas las consecuencias que se deriven. Por eso, lo que
cierra el círculo de aplicación de la
democracia obrera es que tras la
acción o la aplicación de una resolución, se haga balance, pues quien
no estuvo de acuerdo tendrá la posibilidad de rectificar o ratificarse en
su postura e incluso pedir la rectificación de la asamblea anterior.
Aclaremos como lo vemos nosotros. Una asamblea que no tiene
inicio y final acordado, no es democrática puesto que cuando resuelve ya un sector se ha ido y a ese
sector se le ha privado de participar
en la resolución. También se desvirtúa si no resuelve nada y se convierte sólo en intercambio de ideas,
pues las asambleas son por definición resolutivas –son una contradicción las “asambleas informativas”-:
los debates pueden ser imprescindibles y muy ricos, pero no son
asambleas. Tampoco es democrático ningún mecanismo que termina impidiendo la defensa de una
posición porque el “moderador” ha
definido un hipotético consenso que
acalla al resto: la búsqueda de
acuerdos es imprescindible y los
tiempos de debate deben limitarse,
pero imponer una posición –aunque
a alguien le pueda parecer que es
la síntesis-, es la imposición del in-
dividuo que hace de moderador
sobre el colectivo, a menos que
vaya seguida de una votación que
la ratifique. Ni menos, los sistemas
de signos que popularizó el mrg y
ahora aplica la Plataforma contra la
guerra de Barcelona: las expresiones de acuerdo o no deben ser un
hecho objetivo y razonado y no
mediciones subjetivas del sentir
momentáneo de la gente pues de
ahí se va a desprender una resolución u otra y eso entraña la responsabilidad consciente de cada
cual al votar.
·
Creemos que es imprescindible para garantizar las respuestas más unitarias posibles en
la movilización que haya sindicatos y unidad sindical, y a otros
niveles plataformas, coordinadoras,
etc... en la que se llegue a acuerdos de unidad de acción o de frente único. Allí pueden converger sectores sociales u organizaciones cuyos fines sean muy dispares. El
nuestro es la revolución socialista
internacional, y la única manera de
elaborar las propuestas que llevan
a ese fin e intervenir en los distintos
espacios en forma coherente con
él es en una organización que colectivamente elabora un programa
entre la realidad actual y las luchas
existentes hoy y el objetivo de la
revolución. Esa organización es el
partido revolucionario que intentamos construir, y ese programa en
esencia es el de transición. No creemos que espontáneamente se llegue a la revolución: luchas han habido muchas, pero no revoluciones
triunfantes. Las luchas han sido
muy duras, han costado muchas
vidas, pero en la mayoría no se ha
avanzado en la solución del problema de fondo que es eliminar al capitalismo. Las luchas pueden ser
espontáneas, las revoluciones
que triunfan, no.
El partido trotskista que nosotros construimos es para
multiplicarla por tantos compañeros como tengamos. Y llegados los
momentos revolucionarios o acciones decisivas, actuar como un todo
frente la policía y el ejército burgués.
Pero no es casual el “democrático”: la máxima democracia interna, los debates y la soberanía de
los equipos; todos los derechos
para las minorías –de tendencia, de
fracción-, son los únicos medios
que tiene nuestro partido para corregir los errores que pueda cometer, para ajustarse y ser capaz de
dar respuesta a cada particularidad
y luego ser capaz de generalizar,...
por eso no se parece a la guerrilla
ni al ejército burgués: donde las órdenes van de arriba abajo. Al contrario, el P. debe ser el primer sitio
donde cada cro. se sienta escuchado, se sienta parte de lo que se
resuelva, y parte esencial de la
construcción colectiva del mismo.
Nuestro partido es un programa y
una forma de funcionar: cada cro
que se nos suma, es un paso hacia completar el programa para la
acción aquí y ahora. Así pues todas las garantías a sus aportaciones o críticas, porque eso es avanzar en la propia construcción no en
forma cuantitativa –simplemente
uno más- sino cualitativa –ese uno
puede ser la concreción de alternativas para todo un movimiento o
un barrio o una fábrica sobre el que
antes ni sabíamos nada ni menos
teníamos ninguna propuesta a hacerle-...
Y la tarea es enorme pues si creemos en la revolución como un proceso mundial, también deberá tener ese ámbito el partido. Es decir,
estamos por un partido mundial de
la revolución. Por eso LI forma
parte de la Liga Internacional
de los Trabajadores- IV Internacional (LIT-CI). Porque así
como LI queremos sea el núcleo de construcción del partido revolucionario en el estado español, así la LIT-CI la entendemos como el motor de
la reconstrucción de la IV Internacional. Aún falta camino
para las dos cosas, pero en esa
tarea estamos.
Por eso, compañero/a,
¡te esperamos!
CONSTRUIR
hacer propuestas al movimiento de masas pues sólo
éste hará la revolución. Y esas
propuestas –como otras muchasestarán sometidas a un proceso
que nosotros queremos sea democrático en los términos expresados
más arriba: no creemos en los sustitutos. Así como los guerrilleros o
sectores de “acción directa” piensan que la gente está atrasada, o
aburguesada, y si ellos –“que ven
claro como hay que luchar”- hacen
lo que todos deberían hacer en forma decidida y si hace falta violenta,
serán un elemento para que los
demás despierten, nosotros creemos en la convicción: en ganar la
confianza y convencer para luego
todos juntos avanzar hacia la violencia necesaria que es todo proceso revolucionario. Nosotros estamos convencidos de nuestras ideas,
pero no las vamos a imponer a nadie, vamos a trabajar paciente y
cotidianamente con todos, porque
la revolución sólo será producto de
la voluntad del conjunto y no de
unos pocos “iluminados”.
Nuestro partido se rige por el centralismo democrático. Centralista pues queremos golpear como
un solo puño en la acción, no queremos dividir nuestra voz, queremos
39
Pots subscriure't a la nostra revista mensual (a escollir vesió en castellà o en
català) enviant les teves dades a l'apartat de correu i fent l'ingrés per un any
al compte corrent: La Caixa 2100- 3459-38- 2100220515 ( 25 euros si te
l'hem d'enviar per correu dins de l'Estat espanyol). La subscripció de
lliurament en mà és de 17 euros i la podeu fer posant-vos en contacte amb
qualsevol militant del grup.
Publicació mensual de Lluita Internacionalista. Dip. legal B-48673-2001
Lluita Internacionalista no es fa responsable de l'opinió expressada en els articles
signats.
40
40
Aquí ens
trobaràs
Ap. Correu 23036 CP - 08080 de Barcelona
Ap. Correu 206 CP- 17080 de Girona
Ap. Correu 92 CP-28320 de Madrid
e-mail: [email protected]
http://personal.telefonica.terra.es/web/
luchainternacionalista

Documentos relacionados

memòria econòmica de catalunya 2015

memòria econòmica de catalunya 2015 Aquest any, la Memòria econòmica de Catalunya del Consell General de Cambres de Catalunya ar­riba a la 51 edició. Més de mig segle de vida durant el qual la publicació ha estat testimoni fidel i ri...

Más detalles