ANA1~~ D~L IN~TlT~T~ D~ ING~NIl~R~~ t.:p

Comentarios

Transcripción

ANA1~~ D~L IN~TlT~T~ D~ ING~NIl~R~~ t.:p
I
,
TOMO
V
15 de Agosto
Núm. 31
ANA1~~ D~L IN~TlT~T~ D~ ING~NIl~R~~
FEllIWCARRIL
ELI~CTllICO DEI! CAniNO DE SANTA ROSA
SOLICITUD
I!
ILu=,TRE
para una ciudad
reo. he pedido
r
,
t
,
A. Ossa á U S. respetLJOSaI~1ente digo: que para que
formar criterio sobre las ventajas é inconvenientes
~antiago
U S.,pueda
que presenta
t
MUNICIPALIDAD:
É INFORMES
informes
el sistema
eléctrico
á los señores don Luis L. Zegers.
'vVilliams rVIenger y al ingeniero de la Oricina
A. Goubet.
senor J ules Cousin.
reconocidos
idóneos.
En vista de ellos y de las observaciones
anteriores
por cablt: aé-
Técnica del seño"
como ingenieros
presentadas
á U S. pido se digne concederme
solicitudes,
don
en mis
autori-
zación para implantar en las calles que se me ha concedido para
el tranvía del camino de Santa Rosa, el sistema eléctrico de
tracción
á sustituir
por medio de postes y cable aéreo, comprometiéndome
este sistema por cualquiera otro eléctrico que no pre-
sente los inconvenientes
de éste, tan luego como sea práctico
universalmente
reconocido,
t
y
1. NI.
Es gracia.
.
SANTIAGO
f
A, O 55A.
~ '1\11\
~,..;o
t.:p
J
{Iti I?
,'\" '"
o' ...
\'t• \-"'
•4.• -,...•...
o~
¡ • J/, eIr
J
1,
"~ -í~\
f
>
<)....y
~':-~·::~"II"¡
t
t,
i'
~
~
1
FERROCARRIL
418
ELI~CTR[CO
Santia,l{O,5 de junio
SEÑOR
DON SANTIAGO
A.
de I893.
OS5A.
Distinguido señor:
He recibido oportunamente su favorecida de fecha 2 de] presente, que me apresuro á contestar.
Me dice usted que ha solicitado, en unión de otros caballeros, dirigiéndose á las M unicipa]idades de Santiago y dc la Victoria, el permiso necesario para construir una línea c\e ferrocarril eléctrico, que partiendo de los Bajos de Mena, con un ramal
á San Bernardo, dé término en el Mercado Central.--Me
pide
usted, al mismo ticmpo, que señale los pe1igros que á mi juicio
pueda presentar tal línea urbana, advirtiénc\ome que usted y sus
compañeros se han fijado en el sistema aéreo, sobre el cual desean obtener los datos que yo pueda suministrarles.
La aplicación de la tracción eléctrica á los tranvias, que en
realidad no son otra cosa sino ferrocarriles en caminos existentes, aunque reciente, está en enorme progreso.
E n los Estados U nidos de N arte América
la mitad de los
tranvias son ya eléctricos; en 1nglaterra y Alemania el desarrollo es muy rápido; )' cn Francia empicza á il11platarse, lo mismo
que en la mayor parte de los otros paises. Esto se comprende,
porque la locomoción eléctrica es rélpida y económica, cuando
se hace buen uso de los órganos eléctricos actuales~ que están
ya notablemente perfeccionados.
De la tracción de los tran vías por la electricidad á]a de los
trenes de ferrocarriles, no hay sino un paso, que los' electricistas
empiezan á franq uear.
En Londres existe un ferrocarril eléctrico. El Bélgica se lleva
á cabo en estos momentos un ferrocarril eléctrico, que debe unir
Bruselas á Amberes. En los Estados U nidos, con motivo de la
ExposiciéH1 de Chicago,
de CIÚcag-oami Saillt Louis
la compañía
E!ectric Rai!way ha hecho igualmcnte
un completo
la traccion eléctrica entre San Luis y,<:':hicago,
trocientos veinte kilómetros. Además la Francia
ocupan
en estos momentos
de hacer serios
de lleno en el cm pIco de la tracción
\' se comprende,
puesto
ción eléctrica
consiste
se la necesita
y t'¡tilmcntc,
á vapor. Además,
pueden
obtener
cosa
en sus ferrocarriles.
ventaja
fuerza motriz
de la materia
empleados
tres:
para realizar
1.0 Producción
ma
para
locomotora
triplicar
de tracción
convencerse
los trenes
de la corriente
por mcdio
sino
cuando
hacer
en la
eléctrica
se
quc se quiera,
y,
las que hoy se obticnen
y con
mucho
ligro. Sería necesario entrar en un largo desarro~lo
á V. lo anterior, pero basta abrir cualquier tratado
trate
de la trac-
q uc no es posible
las velocidadcs
y quizás
otro método
para entrar
por medio de la tracción
teóricamente
duplicar
por cualquier
eléctrica
de
que distan cuay el Austria se
estudios
la principal
en no gastar
tracción
en la práctica,
que
estudio
menos
para probar
especial que
de esto.-Los
eléctricos
eléctrica
sistemas
pueden
á
reducirse
necesaria
de una máquina
pe-
en la mis-
de vapor
instalada
en ella. La máquina de vapor actúa sobre un dinamo que produce la corricnte, y esta corricnte es enviada á una serie de dinamos
fijos en los ejes de la locomotora
los vagones, en el caso de que éstos
sistema lo está ensayando
el Gobierno
de !VIr. S. S. Heilmann.
2."
Suministro
ó en los ejes de todos
sean automotores.
Estc
francés, bajo la dirección
de la corrient<.: eléctrica
medio de acumuladores
qU(~ transporta
á la locomotora
ella misma
por
y que se car-
gan de tiempo en tiempo en una estación fija. En este caso ]a
locomotora
es 111UYsencilla: .compónese simplemente
de una supcrstructura
que reposa
"111
os, que reciben
en movimicnto.
en tres
ó más ejes
de los acumuladores
movidos
la corriente
por cJina-
que los pone
420
FERROCARRIL
,).o La corriente
eléctrica
ELI':CTRICO
de alta tensión
ó potencia],
produ
cida en estaciones eléctricas colocadas á lo largo de la vía, llega
á la locomotora por medio de conductores
fijos colocados en la
vía, aéreos
ó subterráneos,
ó por
este caso, por c(;msiguiente,
rieles
aislados
a] efecto.
En
y los carros que arras-
la locomotora
1
I
I¡
¡
1
tra no ]]evan sino las máquinas dinamos eléctrico motrices, que
actúan
directamente
sobre los cjes.La corriente, como se ha
dicho,
puede
ser distribuída
por
rieles
usados,
aislados
e]éctri-
camente del suelo, Ó por conductores
aéreos ad hoc y generada
por medio de máquinas de vapor ó turbinas que actúen sobre
dinamos,
Sea
colocados
trica se podrá
vagones,
en estaciones
cual fuerc el sistema
hacer obrar
ó bien sobre
sobre
,i ser
la aplicación
tores.-Estudiada
primero
cularmcnte
cn los Estados
espíritu práctico
rápida extensión.
una
una locomotora
vagones al mismo tiempo.
Como decía á V. al empezar,
]]egado
fijas.
que se emplee,
más
la corriente
locomotora
que
elécarrastre
y sobre cada uno de los
]a tracción
importante
de los tranvías'
ha
de los electromo-
en Europa h~ísc desarroJlado
Unidos, don~e ha encontrado
de los norte-amt:ricanos
las condiciones
En menos de tres.alíos, ciento treinta
partien el
de una
ciuda-
des de la U nión han adoptado la tracci('Jl1 eléctrica en líneas que
ki.
abrazan
IIn desarro]]o total de más de dos mil clJatro~ientos
lómetros
de vía: sobre esas líneas circulan
mi] setecientos
carrua-
jes animados por trescientos motores eléctricos, que exigen unos
cuarenta y cinco mil caballos de fuerza motriz.
Vudvo á repetir ,i V.: Ja razón principal de este éxito reside
en la economía
las ventajas
que
procura
que presenta
la tracción
eléctrica
y también
en
sobre la tracciÓn anilí1al. desde el punto
de vista de la (:xp]otación.
Gracias á la facilidad para parar é
invertir la marcha de ¡os electromotores,
se ha podido, sin causar
accidentes, aumentar en más de 50 por ciento la velocidad normal
de los coches.
Los carros
suburbanos
eléctricos,
caminan
hoy
1
I
j
¡
!
FERROCARRIL
ELf:CTRICO
421
f;ícilmente con una velocidad de 50 kilómetros. Además se pueden vencer !as pendfentes, consideradas
impracticab]es con los
.
caballos, y en Estados U nidos se ha podido notar que la tracción
eléctrica permite cn un momento d;].do, con ocasión de una ficsta,
por ejemplo, e] multiplicar los carros de sen'icio, lo queno podría
hacerse con tanta facilidad cmpleando otro género de tracción
El sistema de conductores aéreos lo han empleado y lo emplean con gran éxito );, sin peligro alguno, Siemens y Alske en
Alemania, que desde 1884 establecieron un tranvía eléctrico dc
6 kilómetros entrc Francfort y Offcnbach. Un sistema análogo
cmplea la Compañía de Thomsom-Houston,
lo mismo que Sprague y otros cn Estados U nidos.
No conozco el proyecto, dc ferrocarril de conductor aéreo, de
mi excelente amigo y ex-discípulo don Enrique Vergara Montt;
pero estoy seguro de que su trabajo habrá sido bien estudiado
y meditado.
En una reunión celebrada en Septiembre de 1892, por los
representantes de las compañías de tranvías eléctricos de los
Estados U nidos, bajo la presidencia del célebre ingeniero J ohn
Beckley, en la ciudad de N ueva York, se preconizó el empleo de
con"ductores aéreos. Se recomendó entonces colocar las líneas en
postes de madera ó consolas de fierro, haciendo que los cables de
suspensión fllesen de acero y se recomendó alimentar estas líneas
dividiéndolas en secciones, de suerte que en caso de perturbación,
en una porción cualquiera de la línea, esta sección pueda ser reparada y continuar su funcionamicnto el resto del sistema.
El Bltlletill de 1'.l1ldustrie l11i1lerale de Enero del año actual,
da la noticia de que la Compañía General Francesa de tranvías
ha aceptado la tracción eléctrica con línea aérea en el tranvía
que une la CanlJebiere con Saint LOlJis. Esta línea tiene seis
kilómetros y la instalación la han llevado ;í cabo la casa Sautter
I-larlé y Ca y los talleres de Oerlikon.
MI'. Edll1011clHopkinsoll en un interesante
estudio sobre los
422
FERROCARRIL
ELI~CTRICO
tranvías eléctricos, publicado en Marzo del año actual, preconiza también el empleo de conductores aéreos y después de estudiar los tranvías eléctricos de la Gran Bretaña, dice que la
distribución de energía en los mencionados tranvías concuerda
estrictamente con el conocido principio establecido por lord
Kelvin, á saber, que el precio de la potencia absorbida en los
conductores (líneas) es igual al· interés de1 capital empleado,
principio que deben tener muy presente las personas que emprendan el negocir¡ de tran vías eléctricos.
En Bremen estableció en el corriente año 1892, la Sociedad
de Tranvías de esa ciudad, dos Hneas de tranvías eléctricos con
cables aéreos. Estas líneas son muy accidentadas: recorren la
parte más densa de la población en una extensión de 7 kilómetros. Pues bien, la suspensión del cable aéreo no ha presentado
dificultades y el éxito ha sido completo. Debe advertirse que
estas líneas recorren el 'paseo principal de Bremen.-Se
han
empleado postes de madera y de fierro, que en nada perjudican
á la circulación, estando el conductor á 5.50 metros de altura en
el eje de la vía.
Tendría que extender mucho esta carta si hubiera de citar
las numerosas instalaciones aéreas, cuyas descripciones he leído
y que funcionan satisfactoriamente. Bástame decir que en Bastan, que puede denominarse la ciudad de la electricidad, casi
todos los tran vías están alimentados por conductores aéreos .
. El enemigo de lo bueno es lo mejor. Nosotros no podemos
pretender implantar las aplicaciones de la ciencia, sino muy econÓmicamente. N uestro país es pobre, y por 10 tanto es necesario
bliscar los procedimientos industriales susceptibles de ser implantados económicamente. Si Brcmcn, si Bost<)n y tantas otras
importantes ciudades, más hermosas que Santiago sin duda,
aceptan conductores aéreos, no veo por qué dejaríamos nosotros
de aprovechar las ventajas de tan grande adelanto, so pretexto
de que los conductores aéreos afean la ciudad.
FERROCARRIL
EU:CTIUCO
423
No le hablo de pelig~ros. porque éstos no existen cuando ]a
instalación es ejecutada convenientemente.
Lo prueba el que se
sigan construyendo numerosos tranvías eléctricos de conductores aéreos en todas partes.
Soy su afectísimo servidor y amigo.
(Fimado).-LUIs
Santiago, ¡unio
SEÑOR DON SANTIAGO
L.
ZEGERS.
3 de I893.
A. OSSA:
Muy señor mío:
E n contestación á su carta fecha de ayer, tengo el honor de
dirigirle la presente, autorizando á V. para que haga con ella el
uso que más le convenga.
Primero.-EI cable aéreo es más usado que cualquiera otro
de los sistemas conocidos para la tracción eléctrica de ferrocarriles y tranvías que circulan por medio de las ciudades.
Segundo.-Existen hoy día más de doscientos tranvías eléctricos por cable en las principales ciudades de los Estados U nidos y en algunas ciudades de Europa.
Tercero. -Con tensión baja y corriente continua, que es la
que se usa en los ferrocarriles y tranvías eléctricos y no pasando de quinientos volts no hay peligro de vida ning:..:no ni tamo
poco consecuencias peligrosas para las personas. Tensión de
más de mil volts y COI\ corriente alternativa es peligrosa y aún
puede ser mortal.
Cuarlo.-Estando
el cable bien colocado no se puede cortar
y si llegasen á unirse los dos polos el resultado sería que se
fundiría el ala mbre y naturalmente quemaría las manos, de la
--=.J
FERROCARRIL
424
persona
por
que
lo tocase;
el cuerpo
producir
ningún
QuiJtto.-Con
eléctricos,
de una
ELE':CrrUCo
si hay
unión
persona,
de los dos
siendo
tensión
conductores
baja no puede
efecto por la alta resistencia del cuerpo.
la tensión que se usa para los ferrocarriles
no siendo
ésta de más de quientas
volts, no hay peli-
gro ninguno y solamente
puede producir efecto de quemadura
en las manos ó una conmoción eléctrica sin consecuencias;
esto
sucedería tomando los dos conductores.
Scxto.-Para
necesita
que un cable
que tenga
En resumen,
nocimiento
ocasiondaa
tricos.
tensión
puedo
e1éctrico
pueda
ser peligroso
se
alta; con más de mil volts.
decir á V. que hasta
ahora
no tengo
co-
de que haya sucedido
alguna desgracia
personal
por los cables aéreos usados en los ferrocarriJes eléc-
Creo que con lo expuesto he contestado á toclas sus preguntas que V. ha tenido á bien hacerme, y quedando á su disposición, saluda
á V. su atto. y S. S.
(Firmado)
Santia,¡;·o,junio
SB&OR DON SANTIAGO
Muy señor
Con testando
A.
2.°)
l\!ENCER.
5 de
d?93-
OSSA.
mío:
á su estimada
del
las preguntas
que V. me hace.
1.0) El sistema
más práctico
del cable aéreo,
W.
1
J del
presen te, paso á aclarar
para la tracción
y ta]vez el más conveniente
Los peligros
que puede ofrecer
cahle no son de consideración
es el
para Chile.
la trasmisión
con una tensión
eléctrica
eléctrica
por
menor de 5oovolts.
FERROCARRIL
3.0) U na persona
que soporte
ELÉCTRICO
esta
una fuerte conmoción y (le ninglÍn
perniciosos para la 'salud.
tensión
sufre únicamente
m'odo la muerte
ni resultados
4.0) Este sistema de tracción es el más cmpleado en los Estados U nidos, tanto en los ferrocarriles
como en los tranvías
urbanos,
donde
no siendo
práctico
Esperando
fío
In
tomado
lo saluda
se acepta
como máximun
el usar mayor
que V. pueda
500 volls,
tensión.
realizar
y que significa
de tensión
la obra en que tanto cmpe-
un adelanto
notable
para el país,
su muy atto. y S. S.
(Firmado)
JULl~S
COUSIN.

Documentos relacionados