Radioterapia oncológica

Comentarios

Transcripción

Radioterapia oncológica
sumario
OCTUBRE-2001
La radioterapia es un tratamiento que se utiliza desde hace un siglo y que ha evolucionado
con los avances científicos de la Física, la Ingeniería, la Oncología y la Computación,
mejorando tanto los equipos como la precisión, calidad e indicación de los tratamientos.
Emplea las radiaciones para eliminar las células tumorales en la parte del organismo donde
se apliquen, impidiendo que el tumor crezca y se desarrolle. No obstante, las células
normales también son afectadas, aunque la mayoría de ellas tienen capacidad para
recuperarse del daño provocado por la radiación; vuelven a crecer y a reproducirse,
cubriendo las áreas de las células tumorales muertas.
Radioterapia oncológica
EGÚN la distancia en que
esté la fuente de irradiación, se pueden distiguir
dos tipos de tratamientos:
– Braquiterapia, en la cual la
fuente de irradiación está cerca o
en el área a tratar. Se utiliza principalmente en tumores ginecológicos, para lo que la paciente es
hospitalizada y se instalan los
dispositivos radioactivos en el
interior de su cuerpo y se dejan
por un determinado número de
horas. Esta práctica se realiza en
el quirófano con anestesia general para no provocar dolor.
– Teleterapia o radioterapia
externa, en la que la fuente de
irradiación está a cierta distancia
del paciente en equipos de grandes dimensiones, como la unidad
de Cobalto y el acelerador lineal.
La radiación puede ser de rayos
Gamma, rayos X o electrones. En
este tipo de tratamiento, que es el
más común, los pacientes acuden
diariamente a su ambulatorio
para llevarlo a cabo.
S
los tumores malignos de cabeza y
cuello, en cáncer ginecológico, de
mama, de próstata, de pulmón,
tumores de partes blandas y tumores del sistema nervioso central.
Además, asociada a cirugía y
quimioterapia cumple un papel
muy importante en el manejo del
cáncer de mama, sobre todo en el
tratamiento conservador. Así, el
control local del cáncer de
mama, logrado por la combinación de la tumorectomía, el
vaciamiento axilar y la radioterapia han conseguido uno de los
mayores avances en el manejo de
esta patología, haciendo posible
la conservación de la mama y
evitando el tratamiento quirúrgico mutilante a muchas mujeres.
Por otra parte, la radioterapia
es muy efectiva en el control
local del cáncer de recto, donde
ha logrado disminuir más del 30
por ciento la tasa de recidiva
local, mientras que en el cáncer
de vejiga es posible evitar la
cirugía radical y conservar la
vejiga con el uso de quimioterapia neoadyuvante y radioterapia.
Esta terapia cumple también
un rol importante en el manejo
loco-regional del cáncer de pulmón, así como en los tumores
pediátricos, requiriendo estos
últimos de una alta complejidad
en el diseño de la técnica para la
protección de tejidos sanos.
Por último, cuando no es posible
enfocar un tratamiento con intención
curativa, lo que ocurre en general en
los pacientes que llegan a la consulta con la enfermedad muy avanzada,
Indicaciones de la
radioterapia en Oncología
La radioterapia está indicada
para la curación de la mayoría de
los tumores, constituyendo una
importante arma terapéutica que
se puede utilizar sola o asociada
con cirugía y/o quimioterapia.
Conjuntamente con la cirugía es
un tratamiento de primera línea en
53
sumario
la radioterapia es útil para calmar el
dolor, evitar fracturas óseas y disminuir la masa tumoral.
Personal implicado
En el tratamiento por radioterapia participa un amplio equipo de profesionales con experiencia que está integrado por los
siguientes especialistas:
-Oncólogos radioterapeutas:
son los médicos especialistas responsables de la evaluación, prescripción del tratamiento y de su
diseño, así como de la supervisión y la vigilancia del paciente.
-Radiofísico: es el responsable
de la dosimetría clínica, de los
métodos de cálculo, control de calidad y funcionamiento dosimétrico
de los equipos. Supervisa todos los
aspectos radiofísicos de los tratamientos simples o complejos.
– Ingenieros: revisan periódicamente los equipos, realizando
mantenimiento preventivo y
reparación cuando sea necesaria.
Además, regulan el correcto funcionamiento mecánico y electrónico de los equipos.
-Técnicos en radioterapia: especializados en el manejo de los equipos radioterápicos.Tienen la responsabilidad de la ejecución diaria
del tratamiento prescrito y participan en el cuidado del paciente en el
equipo de tratamiento.
-Auxiliares de Enfermería,
auxiliares administrativos y
secretarias: se encargan de la
atención del paciente en la consulta en citaciones, etc., contribuyendo al bienestar del mismo.
Equipamiento de alta
tecnología
54
La Oncología en España tiene
dos especialidades asistenciales
reconocidas: la médica, que centra su actividad en el tratamiento
con quimioterapia y la evaluación de pacientes oncológicos y
la Oncología Radioterápica, centrada en el empleo de radiaciones
y el estudio y seguimiento de
pacientes oncológicos. Según el
doctor Felipe Calvo, jefe del
Departamento de Oncología del
Hospital General Universitario
Gregorio Marañón de Madrid,
“esto define dos zonas diferenciadas de asistencia a los pacientes, que son situaciones de superespecialización en las que es
necesario el desarrollo de un
conocimiento muy específico”.
“La radioterapia -explica el doctor- es una actividad asistencial
ligada al equipamiento de alta tecnología, que es muy rápidamente
cambiante, de forma que los aparatos que se van diseñando tienen
cada vez más elementos de sosfisticación y mejoras muy importantes. Esto, junto al hecho de que sea
prácticamente imposible no tener
conocimientos de informática para
trabajar e interaccionar con los
grandes ordenadores que desarrollan las técnicas de irradiación, así
como con elementos de planificación y ejecución de la misma,
introduce unas novedades en el
ámbito de la gestión clínica muy
apremiantes para los especialistas”.
Este desarrollo tecnológico
continuo conlleva que los equipos
médicos tengan una vida media y
sea necesario su reposicionamiento por otros nuevos, debiéndose
realizar los proyectos a un plazo
de cincos años. Según el doctor
Calvo, “esta situación obliga a
que cada vez que se negocie un
cambio instrumental desde las
unidades de Oncología Radioterápica con la Gerencia del hospital, se negocie mucho dinero”.
Por otra parte, por lo rápido que
cambia el conocimiento en esta
especialidad, son muy importantes
las bases de datos y las búsquedas
biográficas que ofrece Internet.
“En Oncología Radioterápica, la
generación de nuevos datos que
afectan al día a día hace imprescindible que los especialistas estemos informados de las novedades
en tiempo real”, explica el doctor.
Adaptación de los
especialistas a las nuevas
tecnologías
Además de la renovación tecnológica, que supone un gran
coste para los hospitales, el otro
límte con el que se encuentra la
Oncología Radioterápica es la
necesidad de que los especialistas
se adapten a las nuevas tecnologías. “Los aparatos que se reponen son nuevos en todos los sentidos, incluso en las formas de interaccionar el médico con ellos. En
este sentido, la radioterapia, en la
actualidad, es de gran calidad pero
consume mucho tiempo del médico, del físico y de todos los profesionales que participan en el proceso” explica el doctor Calvo.
“Por el contrario -añade-, con
frecuencia, el tiempo de los profesionales está ya agotado de
antemano, sobre todo en los hospitales universtarios”.
La Oncología Radioterápica
en España
La Oncología Radioterápica
en nuestro país ha tenido un desrrollo extraordinario en la última
década, de forma que se han ido
incorporando tecnologías en
prácticamente todos los hospitales dependientes de las comunidades autónomas y del Insalud.
Según el doctor Calvo, “sin estar
aún a nivel europeo en términos
de equipamiento, la situción de la
especialidad en España está muy
cerca de éste, habiendo pasado
de una situación asistencial muy
problemática a otra bien coordinada y establecida para el sistema de salud y de cara a los
pacientes. Así mismo, contamos
con un sistema MIR capaz de
formar generaciones de especialistas futuros con las tecnologías
más modernas. El problema no
está en los recursos humanos,
sino en la falta de recursos para
renovar los materiales de tecnología médica aplicada”.
“Solucionar este problema -añade el doctor Calvo- es muy difícil.
Analizando la información comparada de países europeos y Estados
Unidos, nadie tiene una solución al
desarrollo de la Oncología Radioterápica y su integración armónica
en los hospitales. Sólo los centros
norteamericanos muy prósperos
van por delante en inversión y
desarrollo de la tecnología”."

Documentos relacionados