Red de Experiencias Autónomas de Aborto Seguro

Comentarios

Transcripción

Red de Experiencias Autónomas de Aborto Seguro
Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del
Aborto
Informe de Actividades
2010
www.abortoconpastillas.info
Resumen
Desde Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto trabajamos en
diferentes espacios que consideramos clave no sólo para promover la legalización del
aborto en Argentina y al mismo tiempo mejorar el acceso a la información de las mujeres
sobre aborto seguro y la atención pre y pos aborto, esto último, trabajando con médicos/as
y equipos de salud, funcionarios /as públicos/as y organizaciones sociales.
Para lograr dicho objetivo, nos hemos propuesto desde un inicio sumar al debate sobre la
legalización del aborto las voces de las mujeres que llaman a la Línea y que abortan en
forma cotidiana, desclandestinizar nuestro discurso y nuestra práctica, sistematizar, analizar,
elaborar y difundir información confiable proveniente de la línea telefónica misma y de
fuentes científicas, para desarrollar líneas de acción e interpelación al estado para que
cumpla con las diferentes obligaciones que ha asumido en la protección de nuestros
derechos fundamentales.
La participación en diferentes espacios de incidencia se ha ido delineando también a partir
de demandas concretas de las mujeres que llaman a la “Línea Aborto: más información,
menos riesgos”.
Compartimos a continuación un resumen de algunas de nuestras líneas de acción y
actividades desarrolladas durante nuestro primer año de trabajo.
1. La Línea Aborto: más información, menos riesgos: (011) 15 66 64
7070
La línea “Aborto: más información, menos riesgos”, es un teléfono de acceso público donde
cualquier mujer puede obtener información sobre aborto con medicamentos.
El uso de medicamentos para realizar abortos seguros
lleva más de veinte años como práctica establecida y es
recomendada por la OMS y otros organismos por su
eficacia y bajo riesgo de muerte y complicaciones cuando
se utiliza en forma correcta. Muchas mujeres no saben
que este método existe. Las que saben, suelen obtener
información confusa e incompleta.
Las personas que atendemos la Línea no somos médicas,
somos lesbianas y mujeres que nos capacitamos para
transmitir la información actualizada y corroborada por
fuentes médicas y científicas. No recomendamos, no
indicamos tratamientos, no evaluamos casos particulares
ni diagnosticamos. Tampoco vendemos ni recetamos
medicamentos.
Hablamos directamente con las mujeres que están buscando información sobre aborto con
medicamentos. Hablamos directamente con ellas, porque son ellas quienes deben tener la
información completa y correcta de primera mano y sin filtros, y para que nos hagan las
preguntas que ellas necesitan.
La Línea se puso en funcionamiento en julio de 2009 y desde entonces hemos
proporcionado información científica y confiable sobre aborto seguro con medicamentos a
más de 5.000 personas de todo país.
 La atención de la Línea telefónica
Entre los meses de Enero y Diciembre de 2010, hemos recibido aproximadamente 5,400
llamadas (en promedio 450 llamadas mensuales, 15 llamadas diarias). A partir del mes de
marzo comenzamos a atender 1 hora diaria adicional (en promedio, 7 horas diarias),
actualmente estimamos que podemos responder 1 de cada 3 llamadas que entran a la Línea.
Algunas cifras de la atención telefónica, desde Enero a Diciembre de 2010:










Atendimos 5,400 consultas.
Promedio de atención: 7 horas diarias.
El 53% del conurbano bonaerense.
21% Capital Federal.
26% del resto del país.
Edades de las mujeres que llaman: desde los 13 años hasta los 52 años. El 35%
tiene entre 21 y 25 años. Apenas el 4% menos de 15 años.
La edad gestacional cuando las mujeres se comunican con la línea es en el 82%
de los casos de menos de 9 semanas, 9% entre 9 y 12 y 9% más de 12 semanas.
El 91% de las mujeres está acompañada: el 43% por su pareja, las demás por
amigas y/o por su familia.
El 48% de las mujeres estaba usando anticoncepción cuando ocurrió el
embarazo. Más del 70% de los varones no usa preservativo y las mujeres
cuentan las dificultades en esa negociación.
El 92% de las mujeres conocen algo del método. Pero tienen información
desactualizada o errónea. Los médicos son una fuente de información errónea
casi tanto como Internet (22% y 25%)
 Prensa y difusión del número de teléfono
Los medios de comunicación tienen poder de legitimación y de divulgación. Fue
imprescindible trabajar con comunicadoras/es sociales que se sumaran desde sus roles
profesionales a difundir el número de teléfono y
también la información sobre la existencia del
misoprostol y su impacto. El contexto legal restrictivo
y los monopolios mediáticos originados durante la
última dictadura militar y vinculados a su continuidad
crean un contexto comunicacional represivo que es
necesario revertir. Para lograr estos objetivos se
desarrollaron estrategias comunicacionales micro,
macro, y sectoriales.
A nivel interpersonal el eje comunicacional
desarrollado durante el primer año de acción fue “más
información, menos riesgos”, sobre la asociación
existente entre aborto, clandestinidad, estigma y muerte y articulando alrededor de la
transmisión de información entre pares (línea telefónica), y de la posibilidad concreta de
acceder a un aborto seguro aún en la clandestinidad (misoprostol). A este fin se diseñaron y
distribuyeron durante el año 10.000 stickers con el número telefónico en 20 provincias.
Para la difusión radial y comunitaria contamos con el apoyo de FM La Tribu y AMARC y
grabamos 7 spots radiales que son difundidos cotidianamente por diversos programas de
radios independientes en todo el país 1.
En el nivel de los medios de comunicación masiva el eje comunicacional fue la masividad y
cotidianeidad del aborto como realidad social, cultural, económica, sobre la asociación
entre aborto, drama, soledad, silencio, incapacidad y pobreza. Para esto trabajamos
instalando una lectura política de las cifras oficiales y las llamadas: según el ministerio de
salud de la nación abortan de manera ilegal entre 460.000 y 600.000 mujeres cada año2.
Dicho de otra forma: en argentina cada minuto una mujer aborta de manera ilegal, cada
mujer aborta de manera ilegal en promedio 2
veces en su vida. La muerte es excepcional, pero
es alta en relación a otras causas y se concentra
en las mujeres más vulnerables a la violencia
estructural: pobres, negras, jóvenes, campesinas. 3
La línea telefónica confirmó estos datos y aportó
más información política valiosa: las mujeres no
abortan solas, el mayor drama es tener que
enfrentar el maltrato médico, las mujeres evitan
la consulta médica, muchas buscan información
diferente antes de abortar, el gasto directo
promedio en un aborto es de U$ 500, el
misoprostol se conoce, se consigue, se usa.
En el último año de trabajo, logramos romper el
silencio mediático que existía sobre la
cotidianeidad del aborto en Argentina y sobre
aborto seguro con misoprostol: se han publicado
más de 400 notas de televisión y prensa gráfica
en los medios nacionales, provinciales, locales e
internacionales sobre la experiencia concreta de
la línea telefónica.
La publicación de nuestro tercer informe de atención, motivó un informe especial de 15
minutos en el programa televisivo de un reconocido periodista de investigación, que fue
visto por más de 500.000 hogares 4.
Además de alto impacto mediático, que ha mantenido al aborto en la agenda de los medios
de comunicación de todo el país durante todo el año, este discurso tiene alto impacto
social, y abrió un nuevo discurso público y legal sobre el aborto que se articuló en
documentos, declaraciones, propuestas y actividades en diferentes sectores.
Pueden descargarse en http://informacionaborto.blogspot.com/
“Estimación de la magnitud del aborto inducido en la Argentina”, Pantelides, Edith (Conicet y CenepCentro de Estudios de Población) y Mario, Silvia (Instituto Gino Germani) Informe preliminar presentado a
la comisión Salud Investiga del Ministerio de Salud de la nación, 2006
3 La tasa de mortalidad materna es de 3,9 por cada 100.000 nacidos vivos (2005) el 32% de estas muertes se
debe a complicaciones relacionadas con abortos inseguros.
4 El video puede verse en nuestra página web: www.abortoconpastillas.info
1
2
 Página web y Boletín “InfoAborto: más información, menos miedo”
Desde el lanzamiento de la línea aborto: más información, menos riesgos, hemos difundido
información sobre la Línea y publicado nuestras actividades y materiales en el blog
www.informacionaborto.blogspot.com El formato de blog limitaba la publicación de esta
información y hacía más compleja la búsqueda del material alojado en el site, teniendo en
cuenta las exigencias del proyecto y la publicación diaria de entradas.
Desde el marzo de 2010, hemos logrado desarrollar nuestra propia página web
www.abortoconpastillas.info, que se puso en funcionamiento en el mes de agosto y con un
formato más apropiado para organizar, presentar y difundir el trabajo de la Línea:
documentos, videos, spots y materiales de prensa y difusión 5.
Desde Septiembre publicamos el boletín digital “InfoAborto: Más información, menos
miedo”, dirigido a un público
amplio que incluye individuos,
organizaciones sociales, la red
contra el Aborto Inseguro,
partidos
políticos,
parlamentarias/os, periodistas,
entre otras. Actualmente el
boletín cuenta con 15.000
suscriptoras/es. El mes de su
lanzamiento publicamos una
edición cada semana, y
durante octubre y noviembre,
cada quincena. Las ediciones
publicadas de InfoAborto
pueden verse en http://abortoconpastillas.info/category/prensa-digital
 Procesamiento de datos e informes
Procesamiento de datos
Si bien la llamada telefónica es anónima y confidencial, relevamos y sistematizamos
información que las mujeres aportan en sus llamadas, mediante una ficha que sistematiza
información sobre el acceso a la atención médica, al misoprostol, la anticoncepción, las
fuentes de información incorrecta sobre métodos seguros, experiencias previas de aborto,
el maltrato médico, además de datos generales sobre las mujeres que nos llaman, el
embarazo y factores de riesgo.
Estos datos son cargados luego a una base de datos, para poder analizar cada respuesta por
separado y cruzando variables. Los resultados cuantitativos son expresados en números
totales y porcentajes. Este análisis se completa mediante talleres grupales del equipo de
atención que suman información cualitativa, lecciones aprendidas, dudas sobre la atención,
propuestas de cambios, etc.
También nos permitió acceder a casillas de correo electrónico con mayor seguridad para el intercambio de
información privada Nuestras casillas de correo fueron hackeadas en el mes de abril de 2010.
5
Durante el primer año de atención se atendieron 5,238 llamadas. Utilizamos el análisis de
esta experiencia para incorporar nuevas variables a la atención telefónica, a la ficha de
atención, avanzar en el marco legal, definir las líneas discursivas para los medios de
comunicación y para elaborar nuestros informes y acciones públicos.
Tercer Informe de la Línea Aborto: más
información, menos riesgos
Durante los meses de febrero y marzo de
2010, elaboramos nuestro tercer informe,
Cómo abortan las mujeres en Argentina: entre la
autonomía y la falta de poder. El Informe fue
presentado en el marco del Seminario
Aborto con Misoprostol en la Atención
Primaria de la Salud, del cual participaron
más de 200 personas integrantes de
equipos de salud públicos del primer nivel
de atención.
El informe estuvo orientado a mostrar las dificultades que enfrentan las mujeres en el
acceso a la información veraz y completa sobre el uso del misoprostol y, especialmente, el
acceso al medicamento a tiempo y al costo del mercado por falta de prescripción médica
(acceso a la receta).
El Informe fue presentado en diferentes actividades a lo largo del año, en el Congreso de la
Nación, en actividades con equipos de salud y con organizaciones sociales.
 Acceso al misoprostol en Argentina (CEDAW)
Durante el año 2010, trabajamos en el desarrollo de líneas discursivas para la legalización, el
marco legal y de derechos humanos de las mujeres, que fundan nuestro trabajo y las
obligaciones médicas y del Estado en relación al aborto seguro y el acceso a las medicinas
esenciales, entre otras cosas. Especialmente durante este año desarrollamos instrumentos
sobre el derecho de acceder a información, a la confidencialidad y a la salud.
En este marco, elaboramos un Informe sombra presentado ante el Comité de la CEDAW,
46º Período de Sesiones en julio de 2010, sobre el derecho a la salud y el derecho de acceso
a medicamentos esenciales (misoprostol) en Argentina. El Informe se puede consultar en la
página oficial del Comité de la CEDAW 6.
6
http://www2.ohchr.org/english/bodies/cedaw/docs/ngos/LFDA_Argentina_46.pdf
 Libro: Todo lo que querés saber sobre cómo hacerse un aborto con pastillas
El 4 de octubre de 2010 lanzamos públicamente el libro
“Todo lo que querés saber sobre Cómo hacerse un aborto con
pastillas”. Una publicación que reproduce en un lenguaje
sencillo toda la información que damos por teléfono a
través de la Línea, la información que nos aportan las
mujeres desde su propia experiencia y las respuestas a las
preguntas más habituales que nos hacen las mujeres.
La versión digital fue lanzada en conjunto con la radio La
Tribu, Insurrectas y Punto, Kaos en la Red, Editorial el
Colectivo, Red Nosotras en el Mundo y la Asociación
Mundial de Radios Comunitarias (AMARC, Argentina), en
el marco de una campaña para sumarse a la difusión del
material en Internet. De estos sitios puede descargarse el
libro completo. Hasta la actualidad hemos registrado más
de 15.000 descargas directas y que el material está para
descargar en por lo menos otros 100 sitios de Internet, incluyendo sitios internacionales
como el Consorcio Latinoamericano Contral el Aborto Inseguro (CLACAI) y ILGA
(International Lesbian, Gay, Bisexual, Trans and Intersex Association).
Este lanzamiento fue publicado por el diario nacional Tiempo Argentino y una semana
después, en el Encuentro Nacional de las Mujeres, llevado a cabo los días 9, 10 y 11 de
octubre en la ciudad de Paraná,
Entre Ríos, lanzamos la versión
en papel del libro, y vendimos
3.000 ejemplares en 2 días a
mujeres de todo el país.
Actualmente el libro se encuentra
disponible, entre otros lugares, en
la librerías comerciales de la calle
Corrientes (principal circuito
cultural de la Ciudad de Buenos
Aires), en instituciones como la
librería de la Universidad Popular
de las Madres de Plaza de Mayo,
la Facultad de Ciencias Sociales
de la Universidad de Buenos
Aires y organizaciones sociales,
entre otras, el Frente Popular Darío Santillán (Rosario, provincia de Santa Fe), Las
histéricas, las mufas y las otras (provincia de Córdoba), La Revuelta (provincia de
Neuquén), el Movimiento Juana Azurduy (Mar del Plata, provincia de Buenos Aires), entre
otras.
“Todo lo que querés saber sobre Cómo hacerse un aborto con pastillas” es el libro
publicado por una editorial independiente más distribuido del año 2010: 5,000 ejemplares
fueron vendidos en sólo 3 meses, sin incluir las descargas gratuitas por internet.
2. Trabajo con equipos de salud
Luego de un año y medio de trabajo, hemos logrado articular la atención de la línea
telefónica con una red de referencia directa de 30 equipos públicos de atención primaria de
la salud y salud comunitaria en Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires,
Córdoba, Rosario, Neuquén, La Pampa y Chaco. También con referencias a hospitales y
maternidades públicas en esas provincias, donde los servicios de guardia aplican el
protocolo de atención post aborto del Ministerio de Salud de la Nación o alguno propio.
En el resto del país articulamos con las y los responsables de la ejecución del Programa
Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, que depende del Ministerio de Salud
de la Nación.
En el marco de este trabajo de articulación, hemos desarrollado las siguientes actividades:
 Elaboración y distribución de materiales:
Hemos elaborado y distribuido los siguientes materiales de divulgación dirigidos
especialmente a los equipos de salud:
- Encuesta a médicos y médicas de Argentina sobre aborto, Asociación Metropolitana de
Generalistas y Equipo de Salud (AMEGES) y Lesbianas y Feministas por la
Descriminalización
del
Aborto.
2010.
Disponible
en:
http://informacionaborto.blogspot.com/2010/05/resultados-de-la-encuesta-paramedicos.html
- Kit de información básica sobre aborto con misoprostol, para médicos, médicas y equipos
de
salud.
En
CD.
Disponible
para
su
descarga
en:
http://abortoconmisoprostol.blogspot.com/2010/05/material
es-del-seminario-cd.html
- Aborto Seguro: no tiene precio. Folleto. Marco legal de la actuación
médica en el aborto con misoprostol: informar y recetar.
Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto,
2010. 5,000 ejemplares distribuidos.
- No soy buchón/a. Respeto tu decisión. Aborto Ilegal, ética médica y
confidencialidad. Folleto. Marco legal de la actuación médica.
Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto,
2010. 5,000 ejemplares distribuidos.
- Folleto Mitos y realidades: sobre la prevención del aborto inseguro,
sobre el aborto con misoprostol, sobre la legalización del aborto.
Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto,
marzo 2010. Dirigido a las organizaciones sociales y público en
general. 5.000 ejemplares distribuidos.
- Aborto ilegal y derechos humanos. Presentación. Derechos vigentes de las mujeres que
abortan, obligaciones del estado y los equipos de salud. Dirigido a equipos de salud y
organizaciones sociales (disponible en http://www.mediafire.com/?4zznonx2m2g).
- Afiche de la Red contra el Aborto Inseguro,
Asociación Metropolitana de Generalistas
y Equipo de Salud (AMEGES) y
Lesbianas
y
Feministas
por
la
Descriminalización del Aborto, junio
2010. 3,000 ejemplares distribuidos.
 Seminario “Aborto con Misoprostol en Atención Primaria de la Salud”, abril
de 2010
El 21 de abril de 2010, unas 500 personas se inscribieron en el Seminario “Aborto con
Misoprostol en Atención Primaria de la Salud” que organizamos junto con la Asociación
Metropolitana de Generalistas y Equipos de Salud (AMeGES), la Cátedra Libre de Salud y
Derechos Humanos de la Facultad de Medicina de la UBA y Médicos del Mundo.
Del seminario participaron los especialistas: Rodolfo Ponce de León (IPAS) Fernando
Giayetto (ginecólogo), Fabián Portnoy
(Ameges – CEDES) Hugo Almada
(Universidad de la Republica de Uruguay)
Rafael Sanseviero (RUDA – Uruguay)Paula Ferro (Ministerio de Salud de la
Nación Argentina), Gonzalo Moyano
(Cátedra Libre de Salud y Derechos
Humanos de la Facultad de Medicina de la
UBA y Alames), Gonzalo Basile ( Médicos
del Mundo Argentina) y en teleconferencia
: Rubén Ramírez (IPAS, México) y Rafaella
Schiavonne (IPAS, México).
Sólo unas 200 personas pudieron participar por falta de espacio y se inscribieron en la Red
contra el Aborto Inseguro que fue lanzada ese mismo día 7.
 La Red contra el Aborto Inseguro en Argentina
La Red contra el Aborto Inseguro es una red pública y está integrada por médicos/as,
integrantes de equipos de salud, organizaciones sociales y personas que trabajan en salud
comunitaria y están en contacto directo con mujeres que requieren información, atención,
diagnóstico y/o tratamiento relacionados con el aborto.
La Red contra el Aborto Inseguro es una red pública y está integrada por personas
públicamente comprometidas en la reducción de los daños provocados por el aborto
El programa, panelistas, trabajos, materiales y repercusiones pueden verse en:
http://www.abortoconmisoprostol.blogspot.com
7
realizado en condiciones de riesgo para la vida, la salud física, mental y social de las
mujeres.
Entendemos que una RED es una forma de organizar y gestionar el trabajo en la temática
de prevención del aborto inseguro, que implica otra forma de concebir las relaciones entre
las personas que la integran. La metáfora de la Red nos ubica en que las singularidades no
son las partes que se suman para obtener un todo sino que construyen significaciones en la
interacción.
Los objetivos de la Red son:
•
•
•
•
•
Disminuir la tasa de incidencia de muertes por abortos inseguros en la Argentina y
su contribución relativa a las causas de muerte materna.
Desclandestinizar la práctica del aborto en Argentina, dado que es la clandestinidad
del aborto la que pone en riesgo la vida y la salud de las mujeres.
Promover la autonomía de
las mujeres, a través de la
provisión de información
pública y científica para que
puedan tomar decisiones
informadas y seguras.
Promover en todo el país
espacios de atención para las
mujeres libres de todo tipo
de violencia institucional.
Formar y capacitar a las
personas
que
integran
equipos de salud sobre el uso adecuado del Misoprostol y sobre los derechos y las
obligaciones que tienen en el marco de su actuación médico-sanitaria.
Las personas que integran la Red trabajan en la promoción del cumplimiento de las
obligaciones de quienes trabajan en el sistema de salud, protegiendo a las mujeres desde la
legalidad.
Actualmente, la Red está formada por más de 400 personas que integran equipos de
atención primaria de la salud de todo el país.
A partir de la formación de la Red hemos mantenido reuniones de trabajo, desarrollado
actividades de formación y difundido nuestro Tercer Informe con diferentes equipos de
salud y organizaciones sociales, con la idea de intercambiar información, experiencias,
compartir recursos y consolidar la Red.
Algunos de esos encuentros fueron:
- El 13 de mayo de 2010, nos reunimos con Rodolfo Gómez Ponce de León para trabajar
en el diseño y fortalecimiento de la Red. La reunión se llevó a cabo en la sede de la
organización feminista La Casa del Encuentro y en ella se elaboró el documento de
adhesión a la Red con los objetivos, principios y términos de la adhesión 8.
- El 29 de mayo participamos de “Defendiendo
nuestros derechos sexuales, podemos decidir”.
Movimiento de Mujeres Juana Azurduy, Curso
Zonal de Promotores de Salud de la Central de
Trabajadores Argentinos (Lomas de Zamora),
Asociación Sindical de Profesionales de la Salud
de la Provincia de Buenos Aires (CICOP),
Asociación Civil el Tren de la Libertad, Centro de
Formación Profesional Nº 406, Área de Salud y
Género de Barrios de Pie (Sur 1), Cooperativa de
Trabajo 8 de Octubre, Lomas de Zamora.
- En la Ciudad de Rosario, provincia de
Santa Fe participamos del Seminario “Sobre
mi cuerpo decido yo!” el 24 de junio.
Organizado por el Colectivo de Mujeres las
Juanas de Rosario. Del encuentro participó el
Dr.
Daniel
Teppaz,
tocoginecólogo,
integrante de la Red contra el Aborto inseguro
y Coordinador Dirección de Maternidad e
Infancia del Ministerio de Salud Provincia de
Santa Fe. El objetivo de la jornada fue compartir experiencias e intercambiar sobre las
posibles alianzas con la Red contra el Aborto Inseguro.
- El 29 de julio, presentamos la Red en el
Seminario sobre el Uso del Misoprostol
realizado en el marco de la iniciativa “Tejiendo
redes en Córdoba por el Derecho al Aborto” y
organizado por la Campaña Nacional por el
Derecho al Aborto, Legal, Seguro y Gratuito,
que tuvo lugar en la Escuela de Trabajo Social
de la Universidad de Córdoba y participaron
más de 200 personas (activistas, médicas,
médicos, enfermeras, personal de centros de
salud, trabajadoras sociales, docentes).
- El 19 de agosto, se desarrolló una jornada de trabajo de la Red en el Centro de Atención
Primaria de la Salud Nº 10 de la Localidad de San Martín, provincia de Buenos Aires.
Participaron 30 personas integrantes de equipos de salud de servicios de atención primaria
de la salud públicos del Partido de San Martín y Moreno.
- El 20 de agosto, en la Ciudad de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, participamos
de las Jornadas “El derecho a decidir sobre nuestro cuerpo”, organizadas por el Colectivo
de Mujeres las Juanas de Mar del Plata, 50 personas participaron de la actividad.
Disponible en http://contraelabortoinseguro.blogspot.com/ y
http://www.mediafire.com/?pz5hfz5s5158jc4
8
- El 2 de septiembre de 2010, en la Ciudad
de Resistencia, provincia de Chaco,
participamos de la Jornada “Aborto: un
debate necesario” de la Cátedra Abierta
Diversidad, Género y No Discriminación.
Organizada por Unidos por la Diversidad,
Juventud LGTB, Iglesia Luterana Unida,
Movimiento Universitario SUR, Isepci, Área
de Género Barrios de Pie y Movimiento de
Mujeres Juana Azurduy. 60 personas
integrantes de organizaciones sociales
participaron de la actividad.
- Los días 6 y 20 de septiembre, más de 200 personas que integran las cuadrillas de
Protección Familiar y de Salud Comunitaria del Movimiento Barrios de Pie, participaron
del Taller sobre “Promoción comunitaria de la salud en la prevención del aborto inseguro”.
El Taller fue organizado por Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto
junto con la Áreas de Género y Salud
del Movimiento Barrios de Pie. A lo
largo de las dos jornadas las y los
participantes del Taller abordaron
diferentes estrategias de trabajo para la
prevención del aborto inseguro en los
barrios: cómo difundir información
sobre aborto y sobre aborto seguro
con misoprostol, cómo acompañar a
las mujeres que necesitan atención pre
y pos aborto y qué recursos poner a
disposición de las mujeres para reducir
los daños provocados por el aborto
inseguro. La idea del encuentro era
además de brindar capacitación la articulación con la Red.
- El 15 de septiembre se realizó en el Centro de Salud Comunitaria del Hospital José
Ingenieros un encuentro entre Integrantes de Lesbianas y Feministas y el equipo de salud a
fin de compartir experiencias y afianzar el trabajo de derivación que venimos haciendo
desde la Red con este Centro.
- El 30 de septiembre tuvimos una primera reunión con el equipo de salud del Centro de
Salud y Acción Comunitaria Nº 24 de la Ciudad de
Buenos Aires, ubicado en Villa Soldati.
A su vez, participamos de las siguientes actividades
de promoción y difusión de la Red:
Elaboración del póster “Acceso a la
información un derecho básico y una estrategia para reducir el
aborto inseguro en Argentina. “Más información… menos
riesgo” para la XLII Reunión Anual FASGO
(Federación Argentina de Sociedades de
Ginecología y Obstetricia). La presentación fue realizada los días 8 y 9 de Octubre, fue
realizada frente a un público de 300 ginecólogos/as y estuvo a cargo del Dr. Rodolfo
Gómez Ponce de León.
XXV Congreso de Nacional de Medicina General, organizadas por la Federación
Argentina de Medicina General (FAMG) y la Asociación Metropolitana de Generalistas y
Equipos de Salud (AMeGES), los días 10 al 13 de Noviembre, en el Hotel Bauen, Ciudad
de Buenos Aires. En estas jornadas participamos de la mesa redonda “Misoprostol:
¿Tecnología apropiada en Atención Primaria?, junto con Fernando Giayetto, médico
ginecólogo Fernando Giayetto, asesor de la línea “Aborto: más información, menos
riesgo”, y Fabián Portnoy, docente y investigador de la Escuela de Salud Pública de la UBA
y del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES). También participamos del Panel
sobre “Aspectos legales del aborto con misoprostol” y presentamos el póster “Acceso a la
información un derecho básico y una estrategia para reducir el aborto inseguro en Argentina. “Más
información… menos riesgo”.
Organizamos el taller “Aborto para no Morir”, dentro del ciclo de Problemáticas
Complejas en Atención Primaria de la Salud, Centro de Atención Primaria de la Salud Nº
24, Villa Soldati, Ciudad de Buenos Aires. Asistieron 50 integrantes del equipo de salud y
promotoras de salud y se llevó a cabo el día 4 de noviembre.
IX Congreso Internacional de Salud Mental y Derechos Humanos, organizado por
la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo. Participamos del Panel sobre Salud de las
Mujeres que se llevó a cabo en la Carpa de Médicos del Mundo, junto con Débora Tajer,
Área de Género y Salud de Facultad Psicología (UBA), Graciela Zaldúa, Titular Cátedra
Psicología Preventiva, Facultad Psicología (UBA), el Área Salud y Sociedad, Instituto de
Investigaciones Gino Germani (UBA) y Mario Franquet, médico Obstetra de Guardia del
Hospital Evita de Lanús y Presidente de CICOP. Se llevó a cabo el día 20 de noviembre.
Jornada de Capacitación sobre Aborto Seguro: la Medicina General y los Equipos
de Atención Primaria de la Salud a la
Vanguardia. Organizada por Lesbianas y
Feministas por la Descriminalización del
Aborto-Línea Aborto: Más Información
Menos Riesgos; el Equipo de Salud
Comunitaria,
consultorios
externos,
Hospital José Ingenieros; la Asociación
Metropolitana de Generalistas y Equipos
de Salud (AMEGES) y la Casa de la Mujer
Azucena Villaflor. Las Jornadas se
desarrollaron el 30 de noviembre en el
Salón del Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Plata, participaron 150
integrantes de equipos de salud de la provincia de Buenos Aires y contaron con la adhesión
del Rectorado de la Universidad Nacional de La Plata, Médicos del Mundo – Argentina,
Cicop- Provincia de Buenos Aires, Asociación de Derechos Humanos Miguel Bru, la Red
contra el aborto inseguro en Argentina y la Asociación Médicos Generalistas de la
provincia de Buenos Aires.
3. Acciones de cabildeo
 Acción Pública, “Prohibir el aborto es
gorila”
En Marzo, al inicio de las Sesiones Parlamentarias de
2010, realizamos una campaña-acción para incidir en el
Congreso de la Nación y el Poder Ejecutivo Nacional,
desplegando una bandera en el palco público con una
consigna dirigida al partido del gobierno: “Prohibir el
Aborto es Gorila”. Gorila es el término empleado para
referirse a las personas antiperonistas y a los peronistas
de derecha.
 Proyecto de Ley sobre Legalización del Aborto, Partido Nuevo Encuentro
Durante el mes de febrero de 2010, asesoramos al partido Nuevo Encuentro, que el 8 de
marzo presentó en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación un Proyecto de Ley
para legalizar el aborto hasta la semana 14 de embarazo, en su artículo 1º establece que:
“Toda mujer puede decidir la interrupción voluntaria del embarazo en cualquiera de las
siguientes circunstancias: 1. antes de las
catorce semanas de gestación; 2. si el
embarazo es producto de la comisión de
un delito contra la integridad sexual,
mientras sea inviable la vida del feto con
independencia del cuerpo de la mujer. 3.
si existe peligro para la vida o la salud de
la mujer; entendiéndose a la salud
conforme la define la Organización
Mundial de la Salud como el estado de
completo bienestar físico, mental y social,
y no como la mera ausencia de enfermedades; 4. si se ha diagnosticado médicamente la
inviabilidad de vida extrauterina.”
Se trata de uno de los dos proyectos que se encuentran que tienen estado parlamentario
para ser debatidos durante los años 2010 y 2011, y es uno de los proyectos que comenzó a
debatirse el pasado 30 de noviembre en la Comisión de Legislación Penal del Congreso de
la Nación.
El texto completo del Proyecto de Ley
http://www.parlamentario.com/noticia-27380.html
se
puede
consultar
en:
 Actualización debate sobre Legalización del Aborto, Comisión de
Legislación Penal de la Cámara de Diputados de la Nación
El 20 de abril de 2010, organizamos una sesión informativa formal para Diputadas/os de la
Comisión de Legislación Penal -que debía iniciar el tratamiento de los proyectos sobre
legalización-, junto con la presidencia de la Comisión, gremios y organizaciones sociales.
La sesión informativa estuvo a cargo de de Rodolfo Gómez Ponce de León, médico
ginecólogo, Doctor en Medicina y Master en Salud Maternoinfantil – IPAS, Hugo
Rodríguez Almada, médico especialista en medicina legal y Profesor de la Facultad de
Medicina de la Universidad de la República, Uruguay, y Rodríguez y Fernando Giayetto,
médico ginecólogo, asesor de la línea “Aborto: más información, menos riesgo”.
El objetivo de la sesión fue que los/as legisladores/as se actualicen en el debate legal y
médico sobre el aborto, acercando información sobre legalización, aborto inseguro y
mortalidad materna en Argentina y en la experiencia comparada de otros países de América
latina y el mundo, aprovechando la visita de los expertos a Buenos Aires en ocasión del
Seminario “Aborto con Misoprostol en Atención Primaria de la Salud”,
 Parlamento por el Derecho al Aborto Legal:
Durante todo el año 2010 participamos el
“Parlamento por el Derecho al Aborto legal y
seguro”. Este espacio funciona en el
Congreso de la Nación integrado por
organizaciones de derechos humanos,
políticas y sociales y legisladores/as
nacionales, para promover el debate sobre la
legalización dentro del Congreso.
El 4 de junio, llevamos adelante en el
Congreso Nacional la primera actividad masiva del Parlamento, en el marco de la agenda de
trabajo que diputadas y diputados junto con organizaciones de mujeres y tuvimos la
oportunidad de compartir los datos de nuestro Tercer Informe, Cómo abortan las mujeres en
Argentina: entre la autonomía y la falta de poder.
Unas 200 mujeres que viajaron de todo el país se congregaron al mediodía en la Plaza del
Congreso para difundir información
sobre el aborto a través de volantes,
afiches y una radio abierta. Más tarde,
las actividades se desarrollaron en el
Salón Illia del Senado de la Nación.
Abrieron el panel principal Luis José
Gallo Imperiale, senador uruguayo del
Frente Amplio, María Lucia da Silveira
de la Marcha Mundial de las Mujeres y
Luciana Peker, periodista especialista en
género. La Jornada concluyó con una
reunión plenaria donde todas las
participantes intercambiaron experiencias sobre las acciones llevadas a cabo en cada
provincia y articulaciones posibles en pos de la legalización.
 Campaña en la vía pública “Aborto Inseguro,
Nunca Más”
En Agosto, para el reinicio de las sesiones parlamentarias
luego del receso de mitad de año, hicimos una Campaña en los
alrededores del Congreso de la Nación, que consistió en la
colocación de 10,000 afiches con la consigna: “Aborto Inseguro NUNCA MÁS”, Congreso
de la Nación. El objetivo fue incidir sobre el parlamento vinculando la criminalización del
aborto y las diferentes formas de tortura a la que son sometidas las mujeres en democracia,
como resultado de la prohibición. Establecer el nexo que existe entre las políticas contra la
impunidad de las violaciones a los derechos humanos de la última dictadura cívico-militar y
la legalización del aborto.
 Encuesta a legisladores/as sobre Legalización del Aborto
En septiembre, junto a la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), Movimiento
de Mujeres Juana Azurduy, Juventud Carta Abierta, Secretaría de Género del GEN,
Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto, RAZONAR ONG de
Derechos Humanos, Médicos el Mundo y la Cátedra libre de salud y derechos humanos de
la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y con el auspicio de la Facultad
de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, lanzamos una encuesta a la
totalidad de las/os diputadas/os nacionales sobre las consecuencias de la clandestinidad y
su posición sobre la legalización del aborto.
Debido a la muerte del Ex Diputado Néstor Kirchner, que altera en forma significativa el
clima político, hemos decidido por ahora suspender la continuidad de esta encuesta.
Hemos publicado los resultados obtenidos hasta la fecha en InfoAborto Nº 5, disponible
en: http://abortoconpastillas.info/category/prensa-digital/
 Otras Campañas:
En Julio realizamos una Cybercampaña con el
objetivo de incidir en el público en general
sobre la legalización del aborto durante el
Mundial de Fútbol 2010, visibilizando la
legalización del aborto como un eje principal
de la reforma constitucional de Sudáfrica post
apartheid. La consigna: ¿Sabías que en Sudáfrica
las mujeres pueden abortar durante el primer trimestre
de embarazo sin ser criminalizadas por su decisión?
El aborto es legal desde 1997. Hacé correr la pelota y
que no pare!
Cybercampaña por la legalización del
aborto: ¿Te hiciste un aborto seguro?
Ella no pudo hacerlo, Julio de 2010.
Cybercampaña Aniversario del nacimiento de Eva Perón: “Donde
hay una necesidad, hay un derecho”, Mayo de 2010.
4. Trabajo con Municipios
A partir del año 2010, hemos comenzado a trabajar con diferentes municipios de la
provincia de Buenos Aires que quieren impulsar iniciativas para evitar que las mujeres se
pongan en riesgo por utilizar métodos de aborto inseguros.
En este marco, hemos acompañado a los municipios de La Matanza, Esteban Echevería y
Lanús, que promueven ordenanzas para mejorar la atención de la salud de las mujeres y la
de la “Línea Aborto: más información menos riesgos”, en las instituciones públicas y
privadas de la Salud, en consultas o entrevistas profesionales, y la incorporación de la
siguiente leyenda: “Línea Aborto: más información menos riesgos, Informate llamando o mandando
SMS a (011) 15 6664-7070”, en los
boletines emitidos por las instituciones
del Estado Municipal y en los recibos
de pago del tributo Municipal.
Durante el mes de mayo, comenzamos
a trabajar en una prueba piloto en el
Municipio de Lomas de Zamora,
provincia de Buenos Aires, para
implementar consultorías pre y pos
aborto en 5 centros de atención
primaria de la salud que dependen de
ese Municipio. Capacitamos a más de 60 trabajadoras sociales y psicólogas de los equipos
interdisciplinarios para que comiencen a dar información sobre aborto seguro con
misoprostol. Después de la prueba piloto, la idea es extender las consultorías a los 20
centros de atención primaria que funcionan en el Municipio y que atienden a una población
de unos 600,000 habitantes.
5. Trabajo con organizaciones sociales
Lesbianas y Feministas participa del Foro Social de Salud y Medio Ambiente en Argentina,
una coalición de organizaciones sociales, humanitarias, sindicales, de derechos humanos,
académicas y territoriales, que trabaja por el Derecho a la Salud Colectiva de los Pueblos y
los derechos económicos, sociales y culturales en su caracter integral. Participamos en la
elaboración del documento “22 Puntos por la Salud de la República Argentina en el Bicentenario”,
incluyendo especialmente el derecho al aborto legal, seguro y gratuito 9.
En el último año, nos han invitado a debatir sobre aborto y a difundir el trabajo de la Línea
más de 50 organizaciones sociales y universitarias de todo el país, que se encargan a su vez
de difundir por sus distintos medios: el número de la línea, los stickers y folletos, spots de
radio, los videos y demás producciones que realizamos desde Lesbianas y Feministas.
Stand de Agrupaciones GLTB de la provincia de
Mendoza, Argentina. Actividad del Día por la
Despenalización del Aborto en América Latina y
El Caribe, Septiembre 2010.
Algunas de estas charlas y actividades fueron:
9
-
Juventudes políticas. "La violencia de género y el aborto". El cuerpo ajeno de las
mujeres. Situación social y legal en América latina. Avances y experiencias de
abordaje. 28 de mayo. Juventudes Políticas de América Latina. Facultad de Ciencias
Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).
-
Charla debate sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo, abierta a varones y
mujeres. 28 de mayo. Partido Encuentro por la Democracia y la Equidad (EDE),
Ciudad de Buenos Aires.
-
"Festival Internacional de Cine sobre Diversidad Sexual y Género de Argentina,
Libercine 2010" Edición Ciudad de la Plata. 29 de mayo. Ciudad de la Plata,
provincia de Buenos Aires.
-
“Defendiendo nuestros derechos sexuales, podemos decidir". 29 de mayo.
Movimiento de Mujeres Juana Azurduy, Curso Zonal de Promotores de Salud de la
Central de Trabajadores Argentinos (Lomas de Zamora), Asociación Sindical de
Ver el documento completo en: http://www.forosocialsaludargentina.org/es/template.php
Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), Asociación
Civil el Tren de la Libertad, Centro de Formación Profesional Nº 406, Área de
Salud y Género de Barrios de Pie (Sur 1), Cooperativa de Trabajo 8 de Octubre,
Lomas de Zamora.
-
Jornada de debate sobre aborto en la Facultad de Ciencias Médicas de la
Universidad de Buenos Aires. 10 de junio. Agrupación Estudiantil Realidad,
Compromiso y Participación (RCP), Facultad de Ciencias Médicas de la
Universidad de Buenos Aires.
-
Presentación del libro “El aborto en debate”, de Mariana Carabajal, el Viernes 11
de junio. Cátedra Libre de Derechos Humanos y el Seminario de Derechos
Humanos con perspectiva de género de la Facultad de Filosofía y Letras de la
Universidad de Buenos Aires.
-
Charla debate “Por el Aborto legal,
seguro y gratuito”, 22 de junio.
Facultad de Trabajo Social de la
Universidad Nacional de La Plata.
Ciudad de La Plata, provincia de
Buenos Aires.
-
Caravana cultural por el derecho al
aborto legal seguro y gratuito. 25
de septiembre. Partido de Lanús,
provincia de Buenos Aires.
Espacio de Mujeres del Frente Popular Darío Santillán, Casa del Trabajador
Agustín Tosco, Casa del Sur Lanús, Colectivo de Mujeres Juana Azurduy,
Movimiento Libres del Sur, Movimiento Proyecto Sur, SI en Unidad Popular, Mov.
Universitario SUR Universidad Nacional de Lanús, Movimiento Barrios de Pie,
Sindicato Único de Trabajadores del Estado de Buenos Aires (SUTEBA), CTA
Lanús, Centro Cultural Manuel Suárez, Lesbianas y Feministas por la
descriminalización del aborto y
otras organizaciones.
-
Tercer Festival de Cultura Libre
y Copyleft: Fábrica de Fallas. 27
y 28 de Noviembre. Organizado
por FM La Tribu, Lesbianas y
Feministas
por
las
descriminalización del aborto,
Yo no fui, Buenos Aires Libre,
Revista
Artefacto,
USLA,
Nómade, GRAIN, Correpi,
Firefox Argentina, Ubuntu-AR,
Gleducar, PYAR y RedPanal. La Tribu, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
-
Charla – Debate. Reflexiones sobre la despenalización del Aborto: una cuenta
pendiente. Organizada por el Equipo del Departamento de Salud Centro Cultural
de la Cooperación “Floreal Gorini”, 1 de diciembre. Centro Cultural de la
Cooperación Floreal Gorini, Ciudad de Buenos Aires.
-
Radio Abierta y Taller contra el Aborto Inseguro en Mar del Plata. Organizado por
Las Juanas y al Centro Cultural América Libre. 8 de diciembre, Ciudad de Mar del
Plata.
6. Trabajo a nivel Regional
 La Red de Experiencias Autónomas de Aborto Seguro (REAAS), América
latina
En el marco de las iniciativas de información telefónica sobre aborto seguro que funcionan
en Ecuador, Perú y Chile, hemos creado la Red de Experiencias Autónomas de Aborto
Seguro (REAAS) con las líneas de información que funcionan en los otros países.
Desde el 25 de mayo y hasta el 30 de junio
de 2010, estuvimos acompañando al equipo
de la Línea Aborto: Información Segura de Perú,
con el objetivo de transferir la experiencia
de nuestro trabajo al equipo local y
acompañamos su lanzamiento el 30 de
mayo. 10
Durante el 4 y 5 de junio se realizó en Quito la primera reunión de las líneas telefónicas de
Chile, Perú, Ecuador y Argentina, con la finalidad de compartir las distintas experiencias
locales y trabajar para una articulación regional. Algunos de los objetivos fijados para la
construcción de esta Red son: 1. Contribuir al cambio del estatus social y legal del aborto
en los países que sostienen la Línea; 2. Contribuir a mejorar el acceso a Misoprostol para las
mujeres de la región; 3. Evidenciar un movimiento articulado de mujeres feministas a nivel
regional que trabaja el tema del aborto como un proyecto político que no sólo busca la
despenalización del aborto; 4. Sostener el
debate público sobre aborto, como un
derecho a decidir de las mujeres, desde
una perspectiva feminista que priorice las
experiencias de las mujeres; 5. Informar y
sensibilizar a la población sobre las
diversas experiencias de aborto de las
mujeres en la región; 6. Informar y
sensibilizar a médicos/as, estudiantes de
medicina, medios de comunicación sobre
las diversas experiencias de aborto de las
mujeres en la región; 7. Propiciar y
profundizar las alianzas de organizaciones
Ver al respecto, http://www.kaosenlared.net/noticia/127618/peru-presenta-lima-linea-informacionsegura-sobre-aborto
y
la
filmación
de
la
presentación
en:
http://www.youtube.com/watch?v=c4mReO_AfFM
10
feministas, de jóvenes y de izquierda en la lucha por la despenalización del aborto desde las
distintas realidades locales de cada país.
 Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto es parte de
CLACAI
En este mismo marco, en Septiembre, fuimos invitadas a contar nuestra experiencia de
trabajo frente a más de 150 médicxs,
integrantes de ministerios de salud y
organizaciones sociales de diferentes países
de América latina en el marco del Foro
Regional de Quito: “Articulando “Articulando
agendas para la reducción del aborto inseguro en
América Latina y El Caribe”, organizado por La
Federación Latinoamericana de Sociedades
de Obstetricia y Ginecología (FLASOG), el
Comité
de
Derechos
Sexuales
y
Reproductivos y el Consorcio Latinoamericano contra el Aborto Inseguro (CLACAI) 11. A
partir de esta participación, fuimos invitadas a formar parte de CLACAI. Ello nos permitirá
mayores y mejores alianzas de organizaciones que trabajan en la despenalización del aborto
y contra el aborto inseguro en América latina.
11
Quito, Ecuador 16 y 17 de Septiembre 2010.
NOTAS SOBRE INFORMES, CAMPAÑAS Y PRESENTACIONES
Viernes, 31 de julio de 2009
Una línea para abortos sin riesgos
En Argentina se realizan alrededor de 500.000 abortos clandestinos y, al
menos, fallecen 100 mujeres por año y tienen lesiones o enfermedades
68.000 adolescentes, jóvenes o adultas. Por eso, el grupo Lesbianas y
Feministas por la Descriminalización del Aborto decidió pasar a la acción y
crear la línea telefónica “Más información, menos riesgos”, donde se va a
brindar información completa y en forma comprensible sobre abortos
medicamentosos para intentar evitar que la mortalidad materna en
Argentina siga en crecimiento.
Por Luciana Peker
“Lo que me acuerdo como terrible fue que la médica que me atendió no
dejó que me acompañara nadie. Fui sola y mi mamá y mi amiga estaban
esperando en la esquina en un café. Mi pareja no fue porque no estuvo de
acuerdo con mi decisión. El asunto es que una vez abortada, la anestesia
me dejó muy descompuesta y no podía recuperarme, estaba demasiado
boleada, como el peor borracho sin casi poder sostenerme en pie y la
insensible de la médica me apuró y me dijo que me fuera como sea. Así llegué al encuentro de mi mamá:
sosteniéndome de las paredes y vomitando cada tres pasos”, recuerda Gimena, de un aborto que ya pasó hace más
de 15 años, antes de que nacieran su hijo de 14 y su hija de 12, antes que la adolescencia traspasara sus fronteras y
que sigue generando en ella un silencio continuo que cuando estalla le da náuseas y la regresa al maltrato de la
clandestinidad.
Gimena no integró la lista de mujeres que fallecen cada año por un aborto clandestino. Tampoco quedó infértil o con
una infección. Pero, como si el tiempo no pasara, en una sociedad que le ha puesto dinamismo al sexo, salvo a la
posibilidad de no morir por tener sexo, el drama de Gimena no deja de repetirse. Ella se salvó y ni siquiera integró las
estadísticas del Ministerio de Salud que indican que, actualmente, una de cada 530 mujeres tienen riesgo de morir
por causas relacionadas con el embarazo, el parto o la maternidad, que 4,4 mujeres –cada diez mil nacidos vivos–
fallecen a causa de la mortalidad materna (y en el 24,2 por ciento de los casos por embarazos terminados en
abortos) y que, por cada embarazada que pierde la vida, 20 mujeres sufren enfermedades o lesiones a causa de la
clandestinidad del aborto.
Gimena ni siquiera estuvo ni está en la lista de efectos colaterales del silencio, la opresión, la vergüenza, la ilegalidad
y el maltrato que rodean al aborto. Pero, igualmente, quedó dañada, no por su propia decisión de postergar una
maternidad que no podía sostener como no podía sostenerse a ella misma después del aborto, sino por el abuso de
poder y la inseguridad de la ilegalidad del aborto en la Argentina. En estos años, de todos modos, algo sí cambió:
irrumpió la opción de abortar a través de medicamentos. Sin embargo, la falta de conserjerías pre y post aborto –
como ya existen en los hospitales de Uruguay– hace que, según el testimonio de muchas jóvenes, las pastillas se
vendan en la clandestinidad o en las farmacias pero sin un asesoramiento claro y contenedor. Por eso, el miedo, los
tabúes, los prejuicios y la falta de accesibilidad a servicios amigables no logran bajar ni las muertes ni las
consecuencias de los abortos.
La Argentina tendría que reducir 3/4 la mortalidad materna en el 2015, según se comprometió con las Naciones
Unidas. Pero, por los indicadores actuales, no va a lograrlo. Y, llamativamente, las consecuencias del aborto tienen el
doble de incidencia (en las cifras de mortalidad materna) en la Argentina que en el resto de Latinoamérica, según
cifras oficiales. Y no sólo las estadísticas empujan al abismo del drama. También las que –simple y
desbordadamente– angustian.
“¿Qué hago?”, pregunta una psicóloga de 35 años que ya tiene un hijo de 5 y un marido con otros tres hijos y no
tiene espacio para un nuevo bebé. Aun con dinero, información y formación el misterio es un fantasma que duele. Y
las preguntan aúllan en el cuerpo desamparado en el baño. “¿Cómo se hace?” ¿Cuánto tengo que sangrar para ir al
médico? ¿Me van a mirar con cara de que soy una bruja? ¿Cómo sé si tengo una infección?”, pregunta ella –ni
siquiera parte de un sector vulnerable que está todavía más lejos de poder comprar un medicamento, de ser
respetada en un hospital, de ser escuchada por amigas o compañeros y de ser acompañada en un proceso que
puede aliviar pero que, casi nunca, es sencillo–.
Por eso, las Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto irrumpieron con un cuestionamiento:
“¿Quién puede monopolizar el conocimiento?” Y decidieron pasar a la acción de la palabra y responderle a otras
mujeres sus dudas. “Mantener a las mujeres alejadas del conocimiento sobre modos de abortar en forma segura es
discriminatorio y es condenarlas a morir por falta de información. El uso de medicamentos para realizar abortos
seguros, principalmente con misoprostol y mifepristone, lleva más de veinte años como práctica establecida y es
recomendado por la Organización Mundial de la Salud y otros organismos por su eficacia y bajo riesgo de muerte y
complicaciones cuando se realiza con el método correcto. En nuestro país, el misoprostol es usado cotidianamente
por profesionales de la salud para realizar abortos seguros y otros procedimientos”, informan.
“A pesar de que el aborto con medicamentos en sus diferentes variantes es ampliamente recomendado por
mé[email protected] en todo el mundo, y de que millones de mujeres han usado este método satisfactoriamente, muchas
mujeres, en especial las más pobres y las más jóvenes, no saben que este método existe. Las que saben, suelen
obtener información confusa e incompleta. Y, por eso, ejercemos nuestro derecho al conocimiento sobre cómo
abortar en forma más segura sin distinción de clase, raza, sexo, orientación sexual, etnia, edad, capacidades físicas o
mentales o nacionalidad”, sostiene el comunicado de las mujeres que van a sostener la línea (011-156-664-7070)
“Más información, menos riesgos un proyecto financiado por las organizaciones Women on Waves y XminusY que ya
funciona, por ejemplo, en Ecuador. Dos de las activistas que van a poner la voluntad y la voz en el teléfono son la
trabajadora social Verónica Marzano y la bióloga María Luisa Peralta, que conversaron con Las/12 sobre esta
iniciativa que busca no dejar que la sangre corra sola.
–¿Cuál es la idea de informar a las mujeres sobre abortos seguros?
Verónica Marzano: –La línea va a brindar información sobre cómo se utiliza el misoprostol, que es un procedimiento
barato y no invasivo, en forma segura, según lo recomienda la Organización Mundial de la Salud que tiene un manual
que se llama Aborto sin riesgo que es de acceso público y que se utiliza también en lugares donde el aborto es ilegal.
María Luisa Peralta: –También lo recomienda la Federación Latinoamericana de Obstetricia y Ginecología y otras
organizaciones. Ya está muy aceptado que el estándar básico de atención debería incluir el aborto con
medicamentos.
–¿Por qué es más seguro la utilización de misoprostol que las otras formas de aborto?
María Luisa: –Todo el aborto en condiciones legales y buenas condiciones médicas e higiénicas es una práctica
segura y tiene muy poco riesgo. El problema con el aborto quirúrgico es que donde está clandestinizado son muy
pocas las mujeres que tienen la plata suficiente para pagar un aborto seguro. Cuando es legal, los dos métodos son
seguros, pero, en la ilegalidad, es mucho más seguro utilizar medicamentos al método quirúrgico. Además, muchas
mujeres lo prefieren porque es más natural, se compara a un aborto espontáneo, no es invasivo y lo manejan ellas.
Verónica: –Además es un método muy seguro hasta las 12 semanas.
María Luisa: –El misoprostol tiene una gran cantidad de aplicaciones obstétricas que se hacen de rutina, en el uso
cotidiano, como inducir o facilitar partos en donde se busca que nazca un bebé.
Verónica: –El misoprostol está recomendado por la guía de atención post aborto. Y, además, es de uso común en la
obstetricia, por ejemplo, como para facilitar los partos a término, desde hace veinte años. También regula las
hemorragias después del nacimiento del bebé. Los profesionales de la salud lo usan para muchas cosas.
María Luisa: –Además, nosotras tenemos una premisa. Las mujeres van a abortar igual. Sin el misoprostol hay más
riesgos para las mujeres, pero no menos abortos.
Verónica: –Es imposible sacar de la venta el misoprostol salvo con argumentos muy conservadores –que rocen lo
antidemocrático–, porque para la OMS es un medicamento esencial como el ibuprofeno o la penicilina.
–Argentina tiene un índice de mortalidad materna más alto que Uruguay, Chile y Costa Rica y no está cumpliendo
con las metas acordadas con la ONU. ¿Cómo puede influir el uso de misoprostol en mejorar la salud de las
mujeres?
María Luisa: –Seguro que si no existiera el misoprostol habría más muertes. El problema es que hoy se usa mal
porque la información es incompleta y confusa. Sin dudas, que con buena información bajarían las tasas de
mortalidad materna.
Verónica: –El misoprostol es absolutamente eficaz. El 1 por ciento de las mujeres que tienen un aborto inducido por
misoprostol tienen problemas que no son de riesgo de muerte. En Argentina las mujeres se mueren por ignorancia.
Porque no debería haber muertes por aborto.
Miércoles, 12 de agosto de 2009 |
Una línea con record de llamados
En apenas siete días, mujeres de catorce provincias se comunicaron con el
número que ofrece una organización feminista para dar información sobre
el aborto con medicamentos. Los fundamentos.
Por Mariana Carbajal
Mujeres de catorce provincias se comunicaron en la primera semana a la
línea habilitada para dar información sobre el aborto con medicamentos. La
iniciativa fue lanzada a fin de julio en el país por una ONG feminista, en el
marco de un proyecto regional que apunta a democratizar la información
que está disponible, publicada por la OMS y la Federación Latinoamericana
de Sociedades de Ginecología y Obstetricia, y permitir que llegue a las mujeres de sectores más vulnerables que no
tienen acceso a Internet, para contribuir a reducir las muertes como consecuencia de abortos inseguros, principal
causa de la mortalidad materna en la Argentina. “Las mujeres que llaman están muy agradecidas”, comentó a
Página/12 la trabajadora social Verónica Marzano, una de las activistas que atiende el teléfono, un número de
celular (011-156-664-7070), al cual también se puede enviar un mensaje de texto pidiendo que le devuelvan la
llamada. Organizaciones del movimiento de mujeres, sociales y académicas expresaron su respaldo a la propuesta,
que ya está en marcha en Ecuador y Chile y pronto se replicará en otros países de Latinoamérica.
“Más información, menos riesgo” es el espíritu con el cual activistas de la ONG Lesbianas y Feministas por la
Descriminalización del Aborto se sumaron a una iniciativa que surgió un año atrás en Ecuador, para informar sobre el
uso del misoprostol, una droga de uso obstétrico, que puede ser utilizada para interrumpir un embarazo. “No
brindamos asesoramiento. Acercamos a las mujeres información avalada por la Organización Mundial de la Salud y la
Federación Latinoamericana de Sociedades de Ginecología y Obstetricia”, explicó Marzano, integrante de Lesbianas y
Feministas por la Descriminalización del Aborto. “Quienes atendemos la línea no somos médicas”, aclaró. “Del
feminismo aprendimos la importancia de transmitir información entre mujeres. Este enfoque de educación entre
pares fue muy usado por las personas VIH+ y por los grupos LGTB (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales) durante
la crisis del sida con resultados óptimos”, sostiene el folleto que imprimieron para darle difusión.
Mujeres de 18 a 45 años, de distintas puntos del país, llamaron desde que se dio a conocer el número a fin de julio.
“La información no las compromete a tomar ninguna decisión”, agregó Marzano. “Las que llaman a la línea ya
conocen el misoprostol, pero tienen mala información que puede derivar en un aborto inseguro”, apuntó. Trabajan
con un protocolo de atención y cuentan con el asesoramiento de un comité médico.
El misoprostol es considerado una droga “esencial” por la OMS. La Flasgo publicó un manual donde se detalla sus
usos obstétricos, entre ellos la posibilidad de suministrarlo para interrumpir un embarazo. El derecho a la
información, a la libre expresión y a conocer los avances de la ciencia son los tres pilares en los que se fundamenta la
propuesta, que respalda la organización internacional holandesa Mujeres sobre las Olas, conocida por el barco que
lleva a la costa de países donde el aborto está prohibido para realizar las IVE a bordo. Las promotoras de la línea
recibieron en el país el asesoramiento de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC). “La falta de acceso igualitario
a información pública afecta a la salud, la libertad, la dignidad y hasta la vida, por estas razones resulta esencial
democratizar la información”, señaló Alvaro Herrero, director ejecutivo de la entidad.
Para el epidemiólogo Gonzalo Moyano, la línea responde a una razón de “estricta justicia y salud pública”. “La
mortalidad materna por aborto inseguro en la Argentina es escandalosamente alta. Las mujeres tienen un derecho,
que todavía no está plenamente reconocido, a decidir qué hacen con su cuerpo”, opinó Moyano, profesor de la
Cátedra Libre de Salud Pública y Derechos Humanos de la UBA, uno de los referentes que expresó su adhesión al
proyecto, junto con casi un centenar de organizaciones y representantes del movimiento de mujeres y de entidades
sociales y académicas como el Grupo de Estudios sobre Sexualidades, del Instituto de Investigaciones Gino Germani,
de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, la APDH de La Matanza, la Asamblea de Mujeres de la Federación de
Organizaciones de Base, la Asociación de Especialistas Universitarias en Estudios de la Mujer (Adeuem) y el Area de
Género y Derechos Humanos de las Mujeres, Instituto de Derechos Humanos, de la Facultad de Ciencias Jurídicas de
la Universidad Nacional de La Plata.
El proyecto nació en junio de 2008 en Ecuador, donde existe un marco normativo similar a la Argentina. A pesar de
ser ilegal, salvo algunas excepciones, se estima que se realizan en ese país alrededor de 95.000 abortos por año. El
28 de mayo, una línea similar a cargo de la Red de Salud de las Mujeres arrancó en Chile, donde el aborto está
prohibido.
http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-129827-2009-08-12.html
Diario diagonales. La plata
http://www.elargentino.com/Content.aspx?Id=55923
UN PROYECTO INTERNACIONAL QUE ATERRIZÓ EN ARGENTINA
Una ONG informa en Argentina cómo abortar en forma segura
Una línea telefónica brinda información de cómo abortar en forma segura con Misoprostol, un medicamento que no requiere de
ninguna intervención quirúrgica y que puede utilizarse durante las primeras 12 semanas de gestación. Comenzó a funcionar hace
sólo una semana y ya recibió cientos de consultas de mujeres que buscaban interrumpir un embarazo.
31.08.2009 | 08.18 Comentar (5)
|
La ONG “Mujeres sobre las olas” recorre el mundo en un barco en el que se
hacen abortos
Detrás de la iniciativa, se encuentra la organización no gubernamental
holandesa “Women on Waves”, la misma que brinda servicios de aborto, a
bordo
de
un
barco.
Un simple número de celular generó polémica en sectores públicos y
religiosos. A través de un llamado o el envío de un mensaje de texto, las
mujeres pueden asesorarse sobre cómo abortar con medicamentos. El
proyecto ya tiene lugar en Ecuador y en Chile y busca multiplicarse en otros
países de América Latina, donde el 80% de los abortos se realizan en
condiciones de riesgo, según la OMS. Esa clandestinidad lleva a que 100 mil
argentinas
mueran
por
año.
Para la Sociedad Argentina de Ética Médica y Biológica se trata de “una
droga homicida y feminicida”. La píldora, aseguran, “es letal en cualquier momento del embarazo y debe ser administrada y
controlado
su
indicación
y
uso
por
médicos”,
agrega
en
un
comunicado.
Sin embargo, la trabajadora Verónica Marzano, miembro del grupo Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto
que lleva adelante el proyecto de la línea telefónica en Argentina, asegura: “No recomendamos el aborto ni tomamos decisiones
por las mujeres que consultan, sólo informamos sobre un método recomendado por la Organización Mundial de Salud”.
Aunque el movimiento prefirió no brindar cifras sobre la cantidad de consultas recibidas en la primera semana, informó que la
mayoría de los llamados se hicieron desde el interior del país. “Hemos recibido cientos de consultas de distintas partes: de Salta,
Tierra del Fuego, Chaco, Santa Fe y Catamarca”.
PASTILLA. El Misoprostol se comercializa en la Argentina junto al diclofenac. El nombre comercial de la combinación es Oxaprost
y la función es prevenir los efectos gastrointestinales adversos al antiinflamatorio. En los países donde el aborto no está
penalizado, se lo comercializa de forma autónoma y en el prospecto se indica que puede provocar la pérdida de un embarazo.
“Es un método barato, no invasivo, prácticamente sin posibilidad de infección y sin contraindicaciones”, explica Marzano.
“Aunque el aborto con medicamentos es recomendado por médicos en todo el mundo, muchas mujeres no saben que existe y
entonces recurren al aborto casero o al quirúrgico en condiciones de riesgo. Las que lo conocen, suelen tener información
confusa
e
incompleta”,
señala
Marzano.
La dosis debe ser administrada, vía vaginal, antes de las 12 semanas de gestación, lo cual genera hemorragias en las siguientes
48 horas, hasta la interrupción del embarazo. El precio de lista de una caja de 16 comprimidos es de 220 pesos y debe ser
adquirido
con
receta.
La ginecóloga infanto-juvenil del servicio de ginecología del hospital Argerich, Sandra Vázquez, aclara que “el Misoprostol es el
método más inocuo, recomendado por la OMS y utilizado en los países, donde el aborto es legal, por los profesionales de la
salud”.
Sin embargo, advierte: “hay conocer en qué dosis suministrar para que el método sea seguro”.
DELIVERY. La especialista pone el alerta en el mercado negro del Misoprostol en Argentina, a través del método delivery. De
obligar a una venta más restrictiva de la droga, como reclaman algunos sectores, “la venta ilegal se acrecentaría mucho”, dice a
Diagonales
Vázquez.
“Aunque se obligue a venderlo bajo receta, no significa que no se consiga. Incluso se vende a través de Internet y a la persona le
llega por delivery”, indica la ginecóloga. ¿Cómo es el acceso? Muchos farmacéuticos fraccionan el producto que se vende en
blister
de
16
comprimidos
y
con
una
única
receta
pueden
realizar
hasta
cuatro
ventas.
“La OMS lo ubicó al Misorpostol como medicamento esencial para la salud, pero si hay una difusión masiva el temor es la
restricción de su venta y, por lo tanto, la vuelta al aborto casero o la venta ilegal del medicamento”, agregó la especialista, quien
realizó una investigación sobre el uso de este fármaco por adolescentes.
Argentina: aborto por teléfono
http://www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2009/09/090904_1632_aborto_argentina_mf.shtml
Valeria Perasso
BBC Mundo, Buenos Aires
Es un número de celular habilitado algunas horas por día.
"Más información, menos riesgo" es la premisa. La línea del
"aborto seguro" que funciona en Argentina recibió un número
récord de llamadas en poco más de un mes en operaciones.
La línea del “aborto seguro” recibió un número récord de llamadas en poco más
de un mes.
Lanzado por una organización no gubernamental feminista, el
servicio telefónico apunta a proveer información sobre prácticas de
interrupción del embarazo, en un país donde el aborto es ilegal.
En particular, asesoran sobre el uso del misoprostol, una droga de uso obstétrico que puede ser
aplicada con fines abortivos.
"El misoprostol se viene usando en abortos autogestionados desde hace unos 20 años, y es un avance
científico que permite dejar de lado las 'técnicas de la abuela', que son mucho más riesgosas.
clic Opine: ¿Asistencia para abortar?
"Es un derecho de las mujeres tener acceso a información sobre su uso", dijo a BBC Mundo Luciana
Sánchez, de la organización Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto, a cargo del
proyecto.
Según señalan sus responsables, la línea telefónica opera siguiendo los lineamientos de la Organización
Mundial de la Salud (OMS), que se propone reducir "en 3/4 partes" la tasa de mortalidad materna en
países en desarrollo, una de cuyas causas principales es el aborto en condiciones precarias.
"Esta meta es parte de los Objetivos del Milenio a los que se comprometió Argentina (en la
Organización de Naciones Unidas), pero estamos lejos de lograrlo", señaló Sánchez.
Información, no consejo
El servicio es, en realidad, parte de un proyecto más amplio que funciona ya en Ecuador y Chile y que,
según sus responsables, no brinda consejo médico sino información avalada por la OMS que ya está
disponible por otros medios.
El servicio es parte de un proyecto más amplio que funciona ya en Ecuador y Chile
Apunta, sobre todo, a mujeres de los sectores más pobres, que no tienen acceso a Internet u otras
fuentes de datos.
Pese a que en Argentina el aborto es ilegal, las cifras del Ministerio de Salud indican que se practican
500 mil abortos por año, lo que equivale a casi uno por minuto.
Como consecuencia de prácticas mal realizadas, unas 60.000 mujeres son hospitalizadas cada año, y el
24,2% de las muertes maternas son por causa de abortos clandestinos.
Droga polémica
El proyecto de la línea telefónica ha sido criticado desde la iglesia y otros sectores que rechazan la
despenalización del aborto
El "aborto medicamentoso" sobre el que la línea provee información está basado en el uso del
misoprostol, que en Argentina se comercializa legalmente para el tratamiento clínico de problemas
gástricos y también para inducir el trabajo de parto o en abortos con supervisión médica (que pueden
ser autorizados en el país en casos de violación o riesgo de vida de la madre).
Sin embargo, las estadísticas señalan que seis de cada 10 cajas de la droga, que se consigue con
prescripción médica, son en realidad utilizadas para interrumpir embarazos no planeados.
Tan pronto se puso en marcha, el proyecto de la línea telefónica ha sido criticado desde la iglesia y
otros sectores que rechazan la despenalización del aborto, pero además ha sido mirado con cautela en
el ámbito médico.
"El misoprostol puede llegar a dar contracciones uterinas cuando se lo usa como protector gástrico, y
por eso en algunos casos se utiliza la droga para causar intencionalmente esas contracciones y
expulsar el embrión, incluso implantándola a nivel vaginal. La contracción uterina puede generar
hemorragias graves, y observamos que el 10% de las mujeres que tienen hemorragias termina
necesitando transfusiones de sangre", dijo a BBC Mundo Javier Valverde, presidente del Colegio de
Farmacéuticos y Bioquímicos de Buenos Aires.
Asimismo, algunos expertos objetan la idoneidad de la línea del "aborto seguro".
"Estos servicios están relacionados con las personas que los manejan, y este tipo de drogas conviene
usarlas con asesoramiento profesional en una consulta interpersonal", expresó a BBC Mundo Marcelo
Viggiano, médico de la Asociación Obstétrica Argentina.
Sin embargo, el principal problema sanitario, según los especialistas, es la compra de drogas a través
de circuitos ilegales. Según la Agencia Federal de Control de Alimentos y Medicamentos
estadounidense (FDA), en Argentina anualmente se comercializan de manera clandestina unas 8.000
"píldoras abortivas" de mifepristona, un fármaco no autorizado por las autoridades locales.
"Uno de los principales problemas es el ingreso ilegal de la droga, de contrabando o comprada por
Internet. La relación es muy sencilla:
mientras que una caja traída desde Estados Unidos cuesta US$100, un aborto ilegal cuesta 10 veces
más", comentó Valverde.
Debate pendiente
Por lo pronto, el colectivo de Lesbianas y Feministas pidió asesoramiento a la Asociación por los
Derechos Civiles (ADC) para operar en un marco donde el aborto es punible por ley.
Según explicaron fuentes de esta organización a BBC Mundo, la viabilidad del proyecto se basa en que
la línea telefónica no hace más que ofrecer información que circula en otros ámbitos y es, en ese
sentido, una herramienta que garantiza el derecho constitucional a la información.
La falta de acceso igualitario a información de importancia, sobre todo para grupos vulnerables, impide
tomar decisiones informadas en cuestiones fundamentales de la vida de las mujeres
Álvaro Herrero, ADC
"La falta de acceso igualitario a información de importancia, sobre todo para grupos vulnerables,
impide tomar decisiones informadas en cuestiones fundamentales de la vida de las mujeres", afirmó
Álvaro Herrero, director ejecutivo de la ADC.
Todas las voces coinciden en que la práctica creciente de abortos clandestinos señala en una única
dirección: la necesidad de un debate sobre la despenalización del aborto y sobre las más eficaces
respuestas sanitarias al problema de la mortalidad materna.
"Lo que habría que hacer es buscar un consenso en relación a lo que opina la mayoría de la gente y a
cómo podría bajarse el índice de embarazos adolescentes y no deseados, que son el fondo de este
problema", opinó Viggiano.
22-09-2009 | INTERÉS GENERAL
DETRÁS DE LA PASTILLA
Cada 30 minutos una argentina llama para consultar
cómo abortar
La línea telefónica fue creada para favorecer el acceso a la información sobre los métodos recomendados por la
OMS. Según el Ministerio de Salud de la Nación, en el país se practica un aborto por cada dos nacimientos.
Todas las argentinas abortaron, en promedio, dos veces a lo largo de su vida. Esta cifra está dada por el Ministerio de
Salud de la Nación y pone en evidencia una verdad áspera y definitiva: más allá de compartir la posibilidad de dar a
luz, las mujeres están unidas por la experiencia común -y tanto menos luminosa- de haber interrumpido un
embarazo. A todas, dicen las estadísticas, les ha ocurrido. Y para esas "todas" -las pasadas y las futuras- surgió, el 31
de julio pasado, una línea telefónica gratuita -llamada "Aborto: más información, menos riesgos"- que busca dar
asesoramiento acerca de la interrupción farmacológica de un embarazo, y que en poco más de un mes dio dos
batacazos en la opinión pública. En primer lugar, la organización no gubernamental (ONG) Lesbianas y Feministas por
la Descriminalización del Aborto, a cargo de la gestión de esta línea, se animó a abandonar las disertaciones
ideológicas y asumir el riesgo de dar asesoramiento práctico para abortar. Y en segunda instancia, en el día de ayer
esta misma ONG presentó un balance del primer mes de actividad de la línea telefónica, y lo hizo en un escenario
inédito en la historia argentina: el Salón San Martín de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.
"Ésta es una intervención política inmensa", aseguró ayer la diputada Diana Maffía, presidenta de la Comisión
Especial de Igualdad Real de Oportunidades y de Trato entre Mujeres y Varones. "Ojalá que éste sea un paso previo
a la despenalización del aborto. Ésta es una iniciativa de mucho coraje, y con Diana gestionamos este espacio en la
Legislatura porque se trata de una causa para defender firmemente", agregó Gabriela Alegre, presidenta de la
Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud. Y así fue como, con la ayuda de ambas, sucedió: bajo una
escultura de San Martín a caballo, al lado de la bandera argentina y entre las paredes de roble prosapio -en el
corazón mismo, en síntesis, de las instituciones- las representantes de la línea telefónica dieron un panorama duro y
esclarecedor, del que se puede hacer la siguiente síntesis:
•
El 92% de las mujeres llamó a la línea "Aborto: más información, menos riesgos" acompañada (en el 23% de
los casos por sus parejas).
•
Hubo chicas de 13 a 47 años. De las menores de edad, el 11% llamó acompañada por sus madres.
•
El 82% de los varones no usó preservativo. Esto se debió -de acuerdo con lo que se desprendió de los
llamados- a las dificultades que las mujeres encontraban para negociar con los hombres la anticoncepción y
la prevención de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Dentro de este porcentaje se encuentran
declaraciones como éstas: "Él me dijo que era estéril", "prometió acabar afuera", "no lo pude evitar" o "me
dijo que se había hecho una vasectomía".
•
Más del 90% de las mujeres manifestó sentirse intimidada por conocer experiencias de violencia, amenazas
o denuncias sufridas por mujeres que habían recurrido al sistema de salud.
•
"Lo que se desprende de todo esto es que las mujeres recibimos el tratamiento de un menor de edad que
está bajo tutela -subrayó, luego de la lectura del informe, la legisladora Diana Maffía-. Somos menores de
edad perpetuas, incapaces de tomar una decisión sobre nuestro propio cuerpo. Porque aun considerando
que el embrión tiene derecho a la vida (cosa que yo creo) el aborto plantea un conflicto de derechos, y
cuando hay conflicto de derechos, según el código canónico, hay una decisión de conciencia. Las mujeres
somos sujetos morales y tenemos derecho a decidir en la mejor de las condiciones de información. Por eso
acompañé desde el principio la idea de esta línea telefónica".
"VÁYANSE AL CARAJO"
La línea "Aborto: más información, menos riesgos" es un proyecto que ya fue puesto en marcha en países
como Ecuador y que está financiado por las organizaciones Women on Waves (que cobró fama internacional
por enviar kits abortivos integrados por las drogas misoprostol y mifepristone a cualquier lugar del mundo) y
XminusY. Estas ONG cuentan con el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación
Latinoamericana de Obstetricia y Ginecología (FLOG), que respaldan el uso de métodos abortivos seguros
como el misoprostol, ya que lo consideran agente de salud pública: bien administrado -en el marco de las
primeras doce semanas de gestación-, permite una interrupción segura y con un mínimo control médico
posterior.
Por todo esto, quien llame al número de teléfono argentino encontrará asesoramiento para interrumpir un
embarazo con misoprostol, un medicamento que sirve para tratar úlceras pero que, en los hechos, integra
un descomunal mercado negro abortivo en el que entran usos correctos, pero también fatalmente
incorrectos. De ahí que la democratización de esta información -que circula sotto voce y suele quedar sujeta
a la buena voluntad y los cánones morales de cada médico- permita reducir la cantidad de abortos que se
practican clandestinamente, con el consecuente riesgo de muerte.
"Nosotras no indicamos, ni recomendamos, ni prescribimos qué hacer, simplemente brindamos información
de la OMS y de la FLOG que es de carácter público y que incluso está online, y a la que muchas mujeres, por
diversos motivos, no tienen acceso -explicó Verónica Marzano, una de las activistas a cargo de la línea de
asesoramiento, que además cuenta con el respaldo de un comité de médicos-. Nosotras les decimos a las
mujeres que llamar a esta línea no las compromete a tomar una decisión. Sólo les estamos dando
información para que decidan bien. Y si quieren interrumpir el embarazo, les explicamos cómo hacerlo,
siguiendo el protocolo de la FLOG en lo que refiere a la aplicación del misoprostol. Además, les explicamos
que, ante un eventual aborto incompleto, tienen derecho a completar el aborto en un hospital, porque eso
está legislado desde hace mucho tiempo. Esto es importante, porque muchas mujeres ponen en riesgo su
vida ya que se resisten a ir al hospital por miedo al maltrato de los médicos".
De acuerdo con el informe presentado en la Legislatura, la mayoría de las mujeres que llamaron a la línea
manifestó haber consultado previamente a su médico por información sobre aborto, y haber recibido
información falsa: que el misoprostol podía causarle un derrame cerebral, que necesitarían transfusiones de
sangre, que las pastillas causaban infertilidad, etcétera. Incluso en casos en que las mujeres manifestaron
padecer enfermedades o estar bajo tratamientos incompatibles con la continuación del embarazo, se llegó a
escuchar por parte de los médicos frases como "yo estudié para salvar vidas", "no puedo sacar algo que late"
y "váyase al carajo".
UN VIEJO DEBATE
El derecho a interrumpir un embarazo, según algunas lecturas, está garantizado desde 1921 en el Código
Penal. En el artículo 86, incisos a y b, se enuncian las situaciones en las que el aborto en la Argentina no es
punible, y entre ellas está el riesgo para la salud de la mujer. De acuerdo con la definición de la OMS, "la
salud" consiste en "el estado de bienestar bio-psicosocial", de ahí que todo embarazo no querido pueda
entenderse como un problema para la salud de cualquier individuo. "Esto sería suficiente argumento para
que el acceso al aborto fuera universal, seguro y en manos del Estado -sentenció ayer el médico ginecólogo
Fernando Giayetto, asesor de la línea telefónica-. El misoprostol es eficaz y casi no tiene complicaciones si se
lo usa con racionalidad. Remarco el término 'racional', porque hay barreras interpuestas entre la razón de
los médicos que poseen el conocimiento y de las mujeres que lo ignoran. Al no ceder ni compartir con las
mujeres el conocimiento y la existencia de esta tecnología, estamos obligando a quien lo necesite a usar su
ingenio para crear o buscar otra herramienta, siempre menos segura y casi seguramente mortal. Aunque los
médicos neguemos esta información, las mujeres acceden igualmente al conocimiento acerca de esta droga.
Conocer su existencia no garantiza su adecuado uso, lo que puede provocar que disminuya su eficacia
causando negación y desconfianza sobre un excelente recurso terapéutico".
El misoprostol existe desde hace años bajo la marca Oxaprost 75, un remedio que se usa para tratar úlceras y
que se compone de diclofenac (un antiinflamatorio) y misoprostol (un aislante gástrico que produce
contracciones, y por ende resulta abortivo). Fueron justamente las propiedades abortivas del Oxaprost las
que alimentaron el bruto mercado negro de este producto. Si bien el medicamento se comercializa bajo
receta, la Asociación de Farmacéuticos de la República Argentina estima que el 60 por ciento de las ventas
está relacionado con la interrupción de un embarazo. El problema es que, al realizarse de manera
clandestina, sin una consejería oficialmente organizada -como sí existe en Uruguay-, el misoprostol arrastra
el riesgo de una administración equivocada que puede derivar en hemorragias o en un aborto incompleto
que realmente ponga en peligro a las mujeres.
Sin ir más lejos, todas las mujeres que llamaron a la línea sabían de la existencia del misoprostol o "la pastilla
para abortar", pero estas referencias estaban cargadas de mitos, errores y prejuicios que podían ponerlas en
peligro, del mismo modo que la mala información puso en peligro a cientos de miles de mujeres a lo largo de
los siglos. Al respecto, el médico ginecólogo Fernando Giayetto graficó esta parábola histórica en tres líneas:
"Dedico esta presentación a Lilian, mi madre, que abortó en condiciones seguras hace 50 años. A Luciana, mi
pareja, por sus aportes y apoyo. Y a Ana María, abuela de mi Luciana, que murió de una sepsis por aborto
inseguro hace 50 años".
Línea Aborto, más información, menos riesgos: 011-15-66647070 (se puede llamar o mandar un mensaje de
texto y en la línea contestan gratuitamente). (Crítica digital)
Tras un balance de denuncias telefónicas
Argibay volvió a pedir un debate por el aborto
En un mes hubo 204 consultas de mujeres
Miércoles 23 de setiembre de 2009 | Publicado en edición impresa
La jueza de la Corte Suprema de Justicia Carmen Argibay volvió ayer a exhortar a los legisladores a que traten los
proyectos de despenalización del aborto, al advertir que se trata de un problema que afecta, en especial, a "mujeres
jóvenes, pobres e ignorantes", sin acceso a educación ni a métodos anticonceptivos.
"No defiendo el aborto, no soy abortista ni ando persiguiendo a las mujeres embarazadas para que aborten",
subrayó la jueza en declaraciones radiales. Y calificó de "tragedia" el alto número de muertes que arrojan las
complicaciones por interrupciones de embarazos entre las mujeres más desposeídas.
Argibay subrayó que los riesgos para la salud en abortos no son los mismos para los sectores medios y altos, con
recursos económicos y educativos, y dijo no entender cómo todavía este tema sigue siendo "tabú". La magistrada
insistió en pedirle al Congreso que discuta los proyectos relacionados con la problemática y se quejó de la "cantidad
de influencia terrible" que rodea el tema.
Las declaraciones de Argibay sobrevinieron un día después de que la organización Lesbianas y Feministas por la
Descriminalización del Aborto diera a conocer, en la Legislatura porteña, un balance sobre los primeros 30 días de
operatoria de una línea telefónica (011-156-664-7070) de asesoramiento sobre abortos mediante la droga
misotropol para el tratamiento de úlceras.
La línea Aborto: más Información menos Riesgos recibió en un mes 345 llamadas de mujeres de entre 13 y 47 años,
de las cuales 204 buscaron interiorizarse sobre procedimientos abortivos mediante esa droga, que en el país se
vende bajo receta archivada con el nombre de Oxaprost o Blokiumprost.
El 11 por ciento de las llamadas correspondieron a menores de edad y el 92% de las mujeres estuvo acompañado al
momento de la llamada. En el 23% de los casos, por sus parejas.
El balance mostró que en el 82% de los casos los embarazos fueron producto de la negativa del varón a usar
preservativo.
En diálogo con LA NACION, Gabriela Díaz Villa, una de las propulsoras de la línea telefónica, contó que en más del
90% de los casos las mujeres dijeron sentirse "intimidadas" por conocer experiencias de violencia, amenazas o
denuncias sufridas por otras mujeres que recurrieron al sistema de salud para consultar cómo interrumpir un
embarazo.
"Violencia médica"
"A partir de las llamadas, también notamos que muchas mujeres recibieron información falsa por parte de sus
propios médicos sobre los riesgos del misotropol: desde advertencias sobre que su uso podría provocarles el
estallido del útero hasta padecer derrames cerebrales o sufrir severas hemorragias", afirmó Villa, que englobó ese
tipo de información en lo que parangonó como "violencia médica u obstétrica".
Luciana Sánchez, miembro de la misma organización feminista, aclaró que la iniciativa no recomienda ni prescribe
métodos anticonceptivos y tampoco compromete a la mujer a tomar una decisión: "Sólo se limita a brindar la
información que elaboró la Organización Mundial de la Salud sobre el uso del misotropol como método abortivo en
las primeras 12 semanas de gestación, junto con el protocolo de la Federación Latinoamericana de Obstetricia y
Ginecología (FLOG), que también aprueba su uso", señaló a LA NACION.
Más de la mitad de las consultas telefónicas –el 53%– correspondió a mujeres que residen en Buenos Aires o en el
conurbano, y su duración promedio fue de 30 minutos. Sólo en el 8 % de los casos la mujer se hallaba sola.
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1177849
Miércoles, 23 de septiembre de 2009 |
SOCIEDAD › LA JUEZA DE LA CORTE CARMEN ARGIBAY RECLAMO UN DEBATE POR EL ABORTO
“No puede seguir siendo tabú”
Después de las repercusiones que generaron sus dichos en unas jornadas
del Congreso, reproducidas por Página/12, la jueza insistió con su llamado a
que los legisladores discutan el tema. “Es un problema de mujeres jóvenes,
pobres e ignorantes”, alertó.
La jueza de la Corte Suprema de Justicia Carmen Argibay exhortó a los
legisladores a tratar los proyectos de despenalización del aborto y aseguró
que éste “es un problema de mujeres jóvenes, pobres e ignorantes” que no
acceden a la educación ni a los métodos anticonceptivos. Lo hizo ayer, luego de la repercusión que tuvieron sus
palabras de la semana anterior en un seminario sobre el tema en el Congreso y que habían sido reflejadas en este
diario.
“Yo no defiendo el aborto, no soy abortista ni ando persiguiendo a las mujeres embarazadas para que aborten”,
alertó la jueza, pero sostuvo que las complicaciones por la interrupción de la gestación en los sectores más humildes
de la sociedad “son causa de muerte materna muy alta en nuestro país. Es una tragedia”.
El lunes, una ONG presentó en la Legislatura porteña los primeros resultados obtenidos de las consultas telefónicas a
una línea creada para dar información sobre la interrupción farmacológica del embarazo. Según esa experiencia,
“cada 30 minutos una mujer llama” para saber cómo abortar. La línea telefónica “Aborto, más información, menos
riesgos” fue impulsada por la ONG Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto con el objetivo de
favorecer el acceso a la información.
Argibay sostuvo que “el problema del aborto es el problema de mujeres jóvenes, pobres e ignorantes” y alertó que
eso no sucede en los sectores medios y altos, donde tienen recursos tanto económicos como educativos. “Cuando
uno tiene los medios, no tiene problemas”, sentenció la magistrada, y dijo que “no entiendo cómo todavía este tema
sigue siendo tabú”.
La magistrada insistió en pedir al Congreso que discuta proyectos relacionados con esta problemática: “Había una
iniciativa que no sé si tenía media sanción en Diputados, pero no se pudo tratar en el Senado. Hay una cantidad de
influencia terrible”, se quejó.
La jueza dijo que, si bien a ella personalmente le “gustaría que nadie tuviera que abortar”, esta práctica parecería ser
el único horizonte que queda, razonó, luego del “fracaso” en materia educativa y en la provisión de métodos
anticonceptivos en los sectores más postergados de la sociedad.
“Dado que fracasamos en la parte de educación sexual, que es obligatoria o debería serlo, por lo menos, en las
escuelas para que la gente tenga información, y también fracasamos con la provisión de anticonceptivos para que la
gente no quede embarazada si no quiere, muchas veces a las mujeres la única salida que les queda es el aborto”,
estimó.
Añadió que la interrupción del embarazo es “una desgracia, además de ser sumamente traumática para cualquier
mujer”. “Es una decisión que sólo puede tomar una persona, que es la persona interesada, nadie más la puede
tomar por ella, pero para eso tiene que estar informada, tener educación, los medios, los conocimientos”, insistió.
Para Argibay, lo que está faltando en la Argentina es una profunda “discusión” sobre este asunto. “Cuando se
empieza a hablar del tema, aparece quien quiere proponer ideas o dar información y otros, que se limitan a insultar
al contrario, al que piensa distinto y no debaten nada”, lamentó.
Aborto: ¿quiénes son las que buscan ayuda en una línea telefónica?
El grupo feminista que lo impulsa informó que en un mes llamaron 345 mujeres, de entre
13 y 47 años, de Capital y de 16 provincias; debate sobre el tema en la Legislatura porteña
Martes 22 de setiembre de 2009 |
El debate por el aborto gana presencia en la agenda pública: la semana pasada la jueza Carmen Argibay propuso
flexibilizar la ley que castiga a quienes practican o se realizan abortos; varios proyectos legislativos que abordan el
tema y que estaban dormidos empiezan a ponerse en discusión; además, ayer, la legislatura porteña fue el escenario
donde se difundió el balance del primer mes de funcionamiento de una línea telefónica para informar sobre el
aborto.
Pero, ¿quiénes llamaron a esta línea inédita en la Argentina, denominada "Aborto, más información, menos
riesgos"? ¿Cuál es el perfil de consultas? ¿Qué preguntaron las mujeres?
La línea registró, entre el 31 de julio y el 31 de agosto 345 llamadas y sólo atendió 6 horas por día. El 23% de las
llamadas fueron de la Ciudad de Buenos Aires, el 30%, de la provincia de Buenos Aires y el resto, de otras 15
provincias. Así, precisó Verónica Marzano, miembro de la agrupación Lesbianas y Feministas por la
Descriminalización del Aborto y creadora de esta línea, hubo un promedio de 11 llamadas diarias, con una duración
de unos 20 minutos; 204 llamadas fueron para requerir información específica sobre aborto con misoprostol (se
conoce como "la pastilla para abortar").
El rango etario de mujeres que llamaron es amplio: varía entre 13 y 47 años; además, en el 92% de los casos se
encontraban acompañadas de sus parejas. "Todas mujeres con dudas, temores, ansiedades, miedos parecidos.
Todas unidas por una cadena de tabúes que rodean el cuerpo, la sexualidad, la maternidad, la capacidad de decisión
de las mujeres", cita un documento que leyó ante varias decenas de personas Gabriela Díaz Villa, de la agrupación
impulsora de esta línea.
Estado ausente Las coordinadoras de la agrupación Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto
reconocen que este tipo de actividades de difusión son competencia del Estado. Sin embargo, aclaran que toman la
posta por la ausencia de propuestas oficiales en torno de este tema.
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1177623
Buenos Aires: Debate en la legislatura porteña. Aborto y derecho a la información
Según datos oficiales en Argentina hay un aborto por cada 2 nacimientos. Obstaculizar el acceso a un aborto sin
riesgos es truncar la autonomía de las mujeres y su derecho a la salud.
Lesbianas y feministas por la legalización del aborto | Para Kaos en la Red | 18-9-2009 a las 22:48 | 491 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/buenos-aires-debate-legislatura-portena-aborto-derecho-informacion
JORNADA DE DEBATE
MÁS INFORMACION, MENOS RIESGOS
ABORTO Y DERECHO A LA INFORMACIÓN
Lunes 21 de Septiembre, de 17:00 a 19:00 hs, Salón San Martín
Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Perú 160
Según datos del Ministerio de Salud de la Nación en nuestro país
hay un aborto por cada dos nacimientos. En este contexto,
obstaculizar el acceso a un aborto sin riesgos implica truncar la
autonomía de las mujeres y limitar su posibilidad de gozar de
buena salud.
La línea telefónica “Aborto, más información, menos riesgos” funciona desde el 31 de Julio democratizando el acceso
a la información sobre el método correcto para aborto con misoprostol, medicamento declarado por la Organización
Mundial de la Salud como un método seguro para abortar hasta las 12 semanas de embarazo.
A un mes del funcionamiento de la línea telefónica se darán a conocer los primeros datos recopilados a partir de las
llamadas, en el contexto de un debate más amplio sobre derechos sexuales y derechos reproductivos,
penalización/despenalización
del
aborto
y
violencia
de
género.
Disertantes:
-Gabi Diaz Villa, Lesbianas y feministas por la descriminalización del aborto: Hallazgos y aprendizajes a un mes del
lanzamiento de la Línea telefónica aborto, más información, menos riesgos; Paula Castello, Asociación Mundial de
Radios Comunitarias (AMMARC)/La Tribu: Los medios de comunicación y el poder de las mujeres en el debate sobre
aborto; Ana Ferrarotti, Coordinadora Nacional del Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable, Ministerio
de
Salud
de
la
Nación:
Salud
libre
de
violencia
de
género:
violencia
médica.
- Diana Maffía, Diputada, Presidenta de la Comisión especial de igualdad real de oportunidades y de trato entre
mujeres y varones: Autonomía, democracia y debate parlamentario sobre aborto; Gabriela Alegre, Diputada,
Presidenta de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud: Derechos sexuales y derechos reproductivos
y debate sobre aborto no punible en la Legislatura de la Ciudad.
Organizan:
Gabriela Alegre, Presidenta de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud.
Diana Maffía, Presidenta de la Comisión Especial de Igualdad real de Oportunidades y de Trato entre Mujeres y
Varones. Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto.
Denuncian tratamiento “amarillista y sesgado” en los medios
Verónica Marzano habló sobre el uso del misoprostol para la interrupción del embarazo y cómo se cercena el derecho a la
información sobre el tema
http://www.amprovincia.com.ar/noticias/detail_noticia.asp?id=14836&seccion=1
Verónica Marzano dio precisiones del objetivo con que el “Movimiento de Mujeres” puso a disposición de la
sociedad la línea telefónica 011- 15 6664 7070 para informar acerca de cómo se puede abortar por la vía
farmacológica.
En diálogo con María Falcó en su programa “El Andén”, que se emite los viernes a medianoche por Radio
Provincia, dijo que la idea es venir a suplir una responsabilidad que el Estado no asume y que tiene que ver con
democratizar y poner al alcance de todas las mujeres la información necesaria ante una situación de embarazo
no deseado.
En tal sentido, indicó que la línea, que se llama Aborto + Información – Riesgo, opera para “dar información
emanada por la OMS y otros organismos internacionales sobre aborto con medicamentos, que es un método
seguro que se usa en todo el mundo donde el aborto es legal y como parte de la oferta que se les hace a las
mujeres para realizarlo en su casa hasta la semana 12 con alta seguridad y con controles médicos posteriores”.
Según la entrevistada, en América Latina, la utilización de la droga misoprostol para interrumpir la concepción
“es un método que se usa mucho porque es barato, porque tiene pocos riesgos de infección y hemorragia que
son los riesgos mayores del aborto”.
Lo que se hace desde esa línea “es distribuir información que todos los médicos tienen y que por distintos
motivos no llega a las mujeres, es una información que circula de manera sesgada”.
“Ofrecemos la información de manera correcta, la que todos deberíamos tener cuando el propio Ministerio de
Salud habla de que en Argentina todas las mujeres abortamos dos veces en la vida como promedio”, aseveró
Marzano.
Según sostuvo, toda mujer tiene derecho de conocer sobre “riesgos, señales de alarma, cuándo recurrir a un
hospital” porque es parte de “un servicio que el Estado no brinda y que el Movimiento de Mujeres ha tomado en
sus manos para tratar de bajar la mortalidad por abortos inseguros que es la primera causa de muerte de
mujeres embarazadas en Argentina.
En tanto, aclaró: “no queremos discutir con sectores fundamentalistas, no son nuestros interlocutores,
queremos discutir con el Estado que es el que debe legislar para que el aborto sea legal”.
Significó al respecto que “muchos periodistas creen que tener las dos campanas es tener a las feministas y a la
Iglesia, pero nosotros creemos que el que tiene que responder es el Estado, no la Iglesia”.
En relación a los medios de comunicación, Marzano consignó: “creemos que tienen una obligación ética de
informar bien, de manera correcta, de ser imparciales, nos parece que hay mucho por aprender sobre cómo
abordar este tema”.
“Hay un tratamiento amarillista y sesgado, nosotras pudimos hacer muy buen trabajo con algunos periodistas,
pero en otros sectores priman los prejuicios” señaló Marzano, al tiempo que agradeció a algunos medios,
generalmente alternativos y comunitarios, que han contribuido a difundir la temática.
(“El Andén”, viernes a medianoche AM 1270)
SUPERA EN 3.000% LA INVERSIÓN EN EDUCACIÓN SEXUAL
Mil millones al año en abortos ilegales
Según datos del Ministerio de Salud, hay 500 mil interrupciones de embarazo clandestinas por año, quirúrgicas o
farmacológicas. Josefina Licitra. Encuesta.
“Tuve que sacar un crédito en el banco para poder pagarme un aborto”; “tuve
que pedirle un adelanto a mi patrona”; “vendí mi heladera”; “les pedí plata a
todas mis amigas”, quedé debiendo el alquiler”; “tengo que esperar a que me
paguen el plan”. Éstos son algunos –sólo algunos– de los testimonios que, a lo
largo de los últimos cuatro meses, recibió la línea de atención “Aborto, más
información, menos riesgo” (un número telefónico habilitado el 31 de julio
pasado con el fin de asesorar a las mujeres que quieren interrumpir un embarazo). Y estas son algunas –sólo
algunas– de las realidades que se filtraron ayer en el salón Arturo Illia del Congreso de la Nación, donde la
organización Lesbianas y feministas por la descriminalización del aborto –a cargo de la gestión de la línea– presentó
su segundo balance con datos impactantes sobre una práctica que aún está penalizada en la Argentina.
El siguiente es uno de esos datos: mientras que el Estado invirtió, a lo largo de este año, 35 millones de pesos en el
Programa Nacional de Educación Sexual y Procreación Responsable, en forma paralela las mujeres han debido
desembolsar –también en el 2009– 1.000 millones de pesos para pagar abortos clandestinos: casi un 3.000% más
que la inversión estatal. Para llegar a esta cifra, sólo hay que hacer cuentas: si cada interrupción clandestina de un
embarazo –ya sea quirúrgica o farmacológica– oscila entre los 1.000 y los 5.000 pesos y, según datos oficiales del
Ministerio de Salud hay todos los años unos 500 mil abortos clandestinos, el resultado es que 1.000 millones de
pesos van a un mercado paralelo en el que hay todo tipo de abusos. No sólo económicos.
A modo de ejemplo, fueron enumerados algunos de los 1.700 testimonios que las trabajadoras de la línea recogieron
a lo largo de cuatro meses:
“Tengo miedo. Me pusieron veneno para ratas”.
“Tengo miedo. Una enfermera le dijo a mi mamá que me tenía que abrir el útero con una cuchara”. “El médico no me
avisó que los antibióticos anulan el efecto de las pastillas anticonceptivas. Me dijo que era una boluda por no leer el
folleto”.
“Tengo miedo. A mi hermana en el hospital le dijeron asesina. Las enfermeras le dejaron el feto en la cama durante
toda la noche. La policía vino a mi casa. Tengo 13 años y estoy embarazada”.
La ley. Cada tres días una argentina muere como consecuencia de un aborto realizado en malas condiciones.
Mientras tanto, un informe realizado por la organización Human Rights Watch advierte que en los países donde el
aborto es legal no hay muertes, incluso cuando la interrupción del embarazo se realiza con un tiempo gestacional
superior a las doce semanas.
Este tipo de datos llevó ayer a que, en un salón repleto, varias organizaciones feministas volvieran a exigir la sanción
inmediata de una ley por el derecho al aborto seguro y gratuito. Fueron convocados todos los bloques, pero sólo
estuvieron escuchando los pedidos, Federico Storani (por la UCR), Hugo Cañón (del partido Nuevo Encuentro,
liderado por Martín Sabbatella), Cecilia Merchán (por Libres del Sur) y Silvia Augsburger por el Partido Socialista.
Hay por lo menos dos proyectos en esta dirección. Uno fue impulsado por la legisladora Vilma Ibarra (que propone
que el aborto sea legal, siempre y cuando sea realizado en un hospital); y el otro lleva la firma de la diputada
socialista Silvia Augsburger. Esta segunda propuesta es respaldada por la Campaña Nacional por el Derecho a un
Aborto Legal, Seguro y Gratuito (en el que se inscribe la línea telefónica) y pide la despenalización del aborto si
sucede dentro de las primeras doce semanas de gestación (salvo en el caso de los no punibles, que pueden
practicarse en cualquier momento del embarazo). “Desde hace más de 20 años existe la tradición de que los
movimientos de mujeres presenten proyectos de ley para que el aborto se legalice o se despenalice, pero nunca son
tratados”, advirtió Luciana Sánchez, abogada de la organización que gestiona la línea telefónica.
“EL TELÉFONO DE LA MUERTE”. La línea “Aborto: más información, menos riesgo” inició sus actividades el 31 de
julio pasado, con el fin de asesorar a las mujeres sobre cómo interrumpir un embarazo con recursos farmacológicos
(mediante el uso del medicamento misoprostol). Durante el primer mes de atención recibía una llamada cada media
hora. Pero luego de la presentación del primer informe de la línea en la Legislatura porteña, y del que Crítica de la
Argentina se hiciera eco en su portada del 22 de septiembre pasado, las llamadas se quintuplicaron y empezaron a
suceder a razón de una cada seis minutos.
Esta evolución tuvo consecuencias buenas y de las otras. En las legislaturas de Chaco y Tucumán, y en el Congreso
Nacional fueron presentados –en total– cinco proyectos de declaración de repudio a lo que se llamó –en palabras de
los legisladores chaqueños– “el teléfono de la muerte”. “A través de la Línea confirmamos que hay un terrorismo
desinformativo que incluso llega a los consultorios médicos –dice el informe presentado ayer–. En los testimonios
relevados por la Línea, el 27% de las mujeres tenía información sobre aborto errónea o falsa, proporcionada por un
médico. Además, el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires desde hace diez años impulsa políticas
de restricción de venta y prohibición formal del misoprostol y ha logrado que en todo el país este medicamento haya
dejado de ser de venta libre y se venda bajo receta archivada. A partir de esta restricción, el precio en el mercado
ilegal aumentó entre un 100 y un 200 por ciento. En otros casos, las mujeres son además estafadas: las pastillas se
venden vencidas, en paquetes adulterados. También hemos recibido testimonios de mujeres a quienes se les ha
vendido pastillas que contienen cualquier cosa, e incluso cajas vacías”.
Por este tipo de cosas, sólo el 1% de las mujeres que llamaron a la Línea tenía información completa y correcta sobre
el método de aborto con misoprostol. Aún cuando este medicamento, dado su uso obstétrico para producir abortos
sin riesgos hasta la semana 12 de embarazo, está incluido en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la
Organización Mundial para la Salud.
Línea Aborto, más información, menos riesgos: 011-15-66647070 (se puede llamar o mandar
SMS).
Viernes, 27 de noviembre de 2009 |
SOCIEDAD › CADA VEINTIDOS MINUTOS UNA MUJER PIDE AYUDA AL TELEFONO SOBRE ABORTO
En línea con la información
El número que brinda información sobre aborto con medicamentos recibió
1700 llamados en sus cuatro meses de existencia, según el informe “Más
información, menos riesgo”. El 21 por ciento de las mujeres que
consultaron tiene entre 16 y 20 años.
Por Mariana Carbajal
Cada veintidós minutos una mujer llama a la línea habilitada para dar
información sobre el aborto con medicamentos. En apenas cuatro meses y
medio desde su lanzamiento, el teléfono gestionado por una ONG de
mujeres recibió casi 1700 llamadas de embarazadas –o de personas
cercanas a ellas– que no quieren continuar con la gestación en curso y no
cuentan con el dinero que les exigen en un consultorio privado para
realizarse la práctica de forma segura, un monto que puede llegar a rondar
los 5000 pesos. El número de consultas se incrementó en los últimos dos meses, a partir de que la línea tuvo mayor
difusión en los medios de comunicación.
El nuevo informe sobre el funcionamiento de la línea “Más información, menos riesgo” fue dado a conocer ayer, en
el auditorio del Anexo del Senado, en el marco de las actividades que se desarrollan esta semana por el Día
Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. “La prohibición (del aborto) como violencia
política contra las mujeres”, fue el título del trabajo, que presentó la abogada Luciana Sánchez, integrante de
Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto, la ONG que atiende el celular 011-156-664-7070, en el
que se brinda información sobre el uso del misoprostol, una droga de uso obstétrico, que puede ser utilizada para
interrumpir un embarazo.
Sánchez recordó que la información que suministran está disponible a través de Internet en páginas de la
Organización Mundial de la Salud y de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología.
“Los datos de este informe refuerzan la necesidad de abrir el debate democrático que nos debemos para la
legalización del aborto”, señaló a Página/12 María José Lubertino, presente en el auditorio. El encuentro contó con
un panel de legisladoras de distintas fuerzas que acompañan la iniciativa, entre ellas la socialista Silvia Augsburger y
Cecilia Merchán, de Encuentro Popular, y María Luisa Storani, diputada electa del radicalismo. También estuvo el ex
fiscal general de Bahía Blanca Hugo Cañón, presidente de la Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos
Aires, en representación del también electo diputado Martín Sabbatella, de Encuentro por la Democracia y la
Equidad. Además, participaron integrantes de distintas organizaciones de mujeres.
Sánchez repitió algunas de las frases que –señaló– con desesperación dicen las mujeres que llaman a la línea, ante la
necesidad de recurrir a un aborto y no tener el dinero para pagar un procedimiento en un consultorio privado: “Tuve
que sacar un crédito en el banco”, “El médico me cobra 5000 pesos”, “Tuve que pedirle un adelanto a mi patrona”,
“Tengo que esperar que me paguen el plan”, “Les pedí plata a todas mis amigas”, “Vendí la heladera”, “Quedé
debiendo el alquiler”, “Me gasté los ahorros que tenía para arreglarme los dientes”. Según el cálculo de la ONG, las
mujeres en el país pagan al año unos 1000 millones de pesos por abortos clandestinos. Llegaron a esa cifra partiendo
de que distintas estimaciones con método científicos señalan que se realizan alrededor de 500 mil abortos al año y
tomando como costo promedio 2000 pesos por procedimiento. Ya sea quirúrgico o con medicamentos, el valor de
un aborto en la Argentina oscila entre 1000 y 5000 pesos, explicaron.
Ocho de cada diez mujeres que llamaron a la línea entre el 1º de agosto y el 20 de noviembre viven en la ciudad y la
provincia de Buenos Aires. En ese lapso, 944 embarazadas recibieron información sobre el uso del misoprostol,
considerada una droga “esencial” por la OMS. Alrededor de 300 se comunicaron más de una vez. Otras cuatrocientas
personas llamaron como acompañantes de embarazadas. “Tengo miedo. Una enfermera le dijo a mi mamá que me
tenía que abrir el útero con una cuchara”, contaron ayer que dijo una de las jóvenes que llamaron. “Acá en el barrio
el aborto es como el resfrío”, dijo otra. “Me violaron, pero ninguna clínica ni hospital me hace el aborto”, contó otra
de las mujeres que pidieron información. Sólo el uno por ciento de las que se comunicaron tenía “información
completa y correcta sobre el uso del misoprostol para abortar”, indicó Sánchez.
Según el informe de la ONG, el 75 por ciento de las mujeres que llamaron a la línea tiene entre 21 y 40 años. El 21
por ciento, entre 16 y 20 años. El 40 por ciento tiene entre uno y tres hijos. “Diversos estudios realizados en la
Argentina y en otros países por la OMS y la Flasgo vienen demostrando consistentemente que el uso del misoprostol
es la principal causa de la reducción notable del aborto infectado y de la mortalidad por aborto”, señaló Sánchez. “El
45 por ciento de las mujeres que recibieron información lo hicieron acompañadas por sus parejas varones. Todas las
menores de 18 años llamaron acompañadas, salvo excepciones, por su familia cercana. En un gran número de casos
son esas acompañantes las que llaman primero”, detalló Sánchez.
El derecho a la información, a la libre expresión y a conocer los avances de la ciencia son los tres pilares en los que se
fundamenta la propuesta de Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto. Una línea similar existe ya
en otros países latinoamericanos, que tienen un marco legal restrictivo de acceso al aborto.
http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-136027-2009-11-27.html
De Narváez a contramano y otras postales de la jornada legislativa
El frío saludo de la Presidenta con Cobos; los cruces y las interrupciones; los festejos;
atentos y distraídos
Lunes 1 de marzo de 2010
Por Natalia Pecoraro
De la redacción de lanacion.com
[email protected]
La presidenta Cristina Kirchner inauguró hoy el 128° período de
sesiones ordinarias del Congreso, en una jornada no exenta de
hechos curiosos, graciosos o picantes.
Ante una tribuna repleta de figuras del mundo político, se
destacaron, en la primera fila, los ministros Jorge Taiana, Nilda
Garré, Débora Giorgi, Florencio Randazzo y el jefe de Gabinete,
Aníbal Fernández; junto al titular de la Corte Suprema, Ricardo
Lorenzetti.
También estuvieron presentes Mauricio Macri, jefe de gobierno
porteño, y los gobernadores de la provincia de Buenos Aires,
Daniel Scioli, y de Santa Fe, Hermes Binner, entre otros. Al
secretario general de la CGT, Hugo Moyano, se lo vio
Sin embargo, varios dirigentes faltaron a la cita. Ya lo habían anunciado Elisa Carrió y María Eugenia Estenssoro, de la
Coalición Cívica, y el ex presidente Carlos Menem. Se esperaba que Carlos Reutemann presenciara la ceremonia,
pero no fue.
Frialdad. La Presidenta llegó con su marido y antecesor, el diputado Néstor Kirchner, y fue recibida con el
vicepresidente Julio Cobos. Este encuentro era esperado: la relación entre ambos está paralizada desde el voto no
positivo del mendocino en el Senado. Sólo se dieron un frío apretón de manos.
La mandataria ingresó al recinto al son de la marcha peronista. Los invitados que estaban en los palcos cantaban y
arrojaban papelitos desde las alturas. Cristina hizo la típica V con los dedos índice y mayor de la mano derecha en
alto.
"Gorila". Durante su discurso, Cristina fue interrumpida en varias
oportunidades. Llamaron la atención dos. En un momento, en un
palco del segundo piso colgaron una bandera amarilla que decía en
letras negras: "Prohibir el aborto es gorila". Se escuchó la voz de una
mujer que gritaba lo mismo.
Cuando la Presidenta mencionó la reciente recuperación de un nieto
que había sido apropiado durante la última dictadura, la diputada
de la Coalición Cívica Fernanda Gil Lozano alzó la voz. "Hay 600
desaparecidas en democracia, víctimas de la trata. ¡600!", gritó. Cristina no contestó, pero Cobos tuvo que pedir
silencio.
Invitados. En los palcos del primer piso estaban los invitados VIP. El secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis
Duhalde, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y la titular de Madres, Hebe de Bonafini,
aplaudieron sonrientes cuando la Presidenta mencionó al 101° nieto recuperado y cuando pidió celeridad a la
Justicia en los juicios que investigan crímenes de lesa humanidad.
En el palco de al lado se destacó la férrea y atenta mirada del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno,
sentado junto al intendente de Tres de Febrero, Hugo Curto. En otro palco estaba la madre de la Presidenta, Ofelia
Wilheim.
Tras criticar duramente a la Justicia, Cristina hizo inusuales elogios a los militares. "Se planteó que odiábamos a las
Fuerzas Armadas. ¡Por Dios! Nosotros, los peronistas, somos el único partido político vigente en la Argentina
fundado por un general", dijo, en referencia a Juan Domingo Perón.
Varieté. En plena sesión, la diputada Victoria Donda no largó su celular. Gabriela Michetti sacó un espejito de cartera
y se retocó el maquillaje. Ricardo Alfonsín se levantó y no volvió. Fernando Pino Solanas y Miguel Bonasso se
alternaron en una banca, porque no había lugar para todos.
Francisco de Narváez jugaba con sus manos, miraba hacia los palcos, a (casi) cualquier lado menos a la Presidenta. Se
la pasó haciendo gestos y murmurando con sus compañeros de bloque. Sin embargo, aplaudió una frase de la
Presidenta. "Las elecciones las gana el que tiene el mejor proyecto", dijo Cristina. El colorado de Unión-Pro festejó.
Afuera. Desde temprano, las zonas aledañas al Congreso estuvieron copadas por la policía. Las calles estaban
valladas y (muchos) agentes de la Federal con chalecos naranjas custodiaban que sólo los invitados y la prensa
acreditada accedieran al Parlamento.
Los militantes, que tradicionalmente "acompañan" desde la plaza del Congreso, eran en su mayoría de la Central de
Movimientos Populares (CMP), que encabeza Luis D´Elía, y del movimiento Frente Transversal, que dirige Edgardo
Depetri.
Los simpatizantes sólo coparon una pequeña parte de la plaza. Montaron un escenario sobre la avenida Entre Ríos,
justo debajo de la explanada del Palacio Legislativo, y no ocuparon más que el ancho de la avenida y unos metros de
la plaza, hasta donde empieza el monumento de los Dos Congresos.
Cuando Cristina terminó su discurso, la pobre manifestación de apoyo se desconcentró rápidamente. En la plaza sólo
quedaron papelitos, el escenario vacío, los caballos de los granaderos y unos pocos curiosos.
Gacetilla de prensa - Lunes 8 de marzo de 2010 – Partido Nuevo Encuentro
Impulsan un proyecto de ley para legalizar el aborto hasta la semana catorce de embarazo.
Proyecto de Nuevo Encuentro para legalizar el aborto
Los diputados de Nuevo Encuentro Martín Sabbatella, Vilma
Ibarra, Carlos Heller, Ariel Basteiro y Jorge Rivas, presentaron
hoy –Día Internacional de la Mujer- un proyecto de ley para
legalizar el aborto hasta la semana catorce de embarazo. “Es
imprescindible que la legalización del aborto se instale
definitivamente en la agenda legislativa de 2010”, señalaron los
diputados nacionales, que se reunieron la semana pasada con
Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto
(LFDA), una de las agrupaciones que impulsan la norma.
“Venimos trabajando desde hace tiempo esta temática
consultando opiniones de especialistas y de numerosas organizaciones de la sociedad civil”, expresaron desde el
bloque de Nuevo Encuentro.
“Es necesario dinamizar los proyectos existentes, reforzando los consensos. Siempre hubo proyectos pero nunca
llegaron
a
tener
tratamiento
en
la
Cámara
-explicaron
las
referentes de LFDA-. Este proyecto es muy importante porque propone legalizar el aborto hasta la semana 14 de
embarazo, como se ha hecho recientemente en España. Si esta ley se aprueba en Argentina estaremos dando un
paso
gigante
para
cumplir
los
derechos humanos de las mujeres”. En los últimos 25 años, se presentaron alrededor de 50 iniciativas al respecto.
Acerca del compromiso asumido por los diputados de Nuevo Encuentro, agregaron: “El compromiso de los sectores
progresistas es fundamental. Son los únicos que pueden impulsar la legalización del aborto, que es un paso clave
para terminar con la hipocresía, el negocio y la tortura que se realizan sobre los cuerpos de más de quinientas mil
mujeres que abortamos cada año”.
En la reunión, que se llevó a cabo en la sede del Encuentro, estuvieron
presentes Sabbatella e Ibarra de Nuevo Encuentro y las representantes del
colectivo
Lesbianas
y
Feministas por la Descriminalización del Aborto, Verónica Marzano, Gabriela
Díaz Villa y María Luisa Peralta.
Según el Ministerio de Salud de la Nación en Argentina cada minuto que
pasa una mujer aborta de manera clandestina. Se producen entre 460.000 y
700.000 abortos clandestinos por año. En promedio cada mujer enfrenta en
su vida por lo menos 2 abortos clandestinos.
Desde 1983 al menos 3.000 mujeres pobres han muerto como resultado de la prohibición del aborto. Aún hoy, la
prohibición del aborto sigue estando entre las primeras causas de muertes evitables de mujeres embarazadas en el
país.
http://www.clacai.org/index.php?option=com_content&view=article&id=291:la-prohibicion-como-negocio&catid=6:articulos&Itemid=2
La prohibición como negocio
MARTES, 09 DE MARZO DE 2010 21:50 LUCÍA ALVAREZ
Mantener su ilegalidad alimenta un mercado negro de 1.000 millones de pesos anuales en el que inciden los lobbies médicos y la
especulación farmacéutica
Por Lucía Alvarez
Un aborto por minuto. Casi un aborto por cada nacimiento. Según el estudio de las investigadoras Alejandra Pantelides y Silvia
Mario, encargado por la Comisión Nacional de Programas de Investigación Sanitaria (Conapris), del Ministerio de Salud de la
Nación, en Argentina se realizan anualmente entre 460 y 600 mil abortos clandestinos. Casi 70.000 mujeres requieren atención
médica por infección o hemorragia como consecuencia del uso de métodos inseguros y 100 mueren por año. En democracia, al
menos 3.000 mujeres murieron por intervenciones mal hechas. El aborto sucede, está ocurriendo; es una verdad innegable.
Mientras tanto, la ilegalidad y las barreras administrativas en los casos no punibles siguen estimulando un mercado clandestino
que maneja cada vez más dinero. La organización Lesbianas y Feministas por la Legalización del Aborto presentó el 26 de
noviembre pasado un informe con una cifra estimativa de la plata que mueve este negocio: 1.000 millones de pesos al año.
Ese número es el resultado de multiplicar cada interrupción clandestina, quirúrgica o farmacológica, por un costo promedio de
2.000 pesos. Se calcula que hoy los precios de una intervención oscilan entre 1.000 y 5.000 pesos dependiendo de la localidad,
de la cantidad de médicos que hacen abortos en la zona y de la semana de gestación.
El dato no es menor si se lo compara con los 35 millones de pesos que invirtió el Programa Nacional de Salud Sexual y
Procreación Responsable en 2009. Esto quiere decir que las mujeres invierten en el mercado negro casi 30 veces más que el
Estado.
Históricamente el negocio de los abortos quirúrgicos estuvo vinculado a la penalización. El temor a ser denunciada a la policía y la
vulnerabilidad por la situación de clandestinidad permitió todo tipo de abusos y maltratos por parte de clínicas ilegales y médicos.
En algunos casos, los mismos profesionales de la salud que utilizaban el criterio de objeción de conciencia para los abortos no
punibles en hospitales públicos, practicaban intervenciones clandestinas en clínicas privadas.
Especulación farmacéutica. La llegada hace unos años del aborto con recursos farmacológicos, y específicamente con Misoprostol
y Mifepristone, se convirtió en una amenaza para este esquema. El Misoprostol es una droga considerada esencial para la
Organización Mundial de la Salud (OMS) que tiene un uso abortivo hasta la semana nueve o 12. Es un método no invasivo –
puede aplicarse en la casa, con un control médico posterior– y tiene el 1 por ciento de riesgo de infección y menos del 5 de
hemorragia. Por estas razones, por el acceso y por el precio, los abortos farmacológicos tuvieron una rápida difusión en el país.
Pero como señalaron la socióloga María Alicia Gutiérrez y la ginecóloga Sandra Vázquez, en uno de los primeros estudios que se
hizo sobre el método medicamentoso, Riesgos en salud reproductiva. Uso indebido de Misoprostol en adolescentes embarazadas,
también en ese momento se encontró el modo de lucrar con el cuerpo de la mujer. Como en el 2003 esa droga era de venta libre,
los farmacéuticos optaron por aplicar la venta fraccionada e ilegal y tener métodos de regulación de oferta. “Con cada chica que
hablábamos teníamos un precio diferente. Podía costar 15 como 150 pesos. Además los farmacéuticos no estaban preparados y
daban cualquier información”, comenta al respecto Gutiérrez, docente investigadora de la Facultad de Ciencias Sociales de la
UBA.Cuando las investigadoras Nina Zamberlin y Cecilia Gianni hicieron hincapié en la formación de estos profesionales, las
restricciones vinieron por otro lado. El informe de Lesbianas y Feministas por la Legalización del Aborto señala que el Colegio de
Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires logró entonces que el Misoprostol deje de ser de venta libre en todo el país y se
pase a necesitar receta archivada.
Con esto, no sólo se han aumentado los costos sino que se desarrolló la venta ilegal del medicamento porque muchos
profesionales se niegan a hacer receta o porque las mujeres sienten miedo de pedirla. “Hemos escuchado chicas que pagaron
hasta cuatro veces más en el mercado clandestino. Y son mujeres que tienen que sacar un préstamo o que venden los muebles
de sus casas para poder abortar”, comenta Verónica Marzano, trabajadora social e integrante de la organización. También el
negocio se desarrolla en la web. Existen en internet miles de ofertas para comprar pastillas, aunque pocas garantías de que no
vengan vencidas o adulteradas. Incluso a veces, cuenta Verónica, los paquetes vienen vacíos. “La penalización del aborto hace
que no podamos decidir sobre nuestros propios cuerpos, al mismo tiempo que nos someten a todo tipo de mecanismos
mercantiles. Es una forma de lucro que se relaciona con los otros modos de explotación económica sobre las mujeres”, señala
Gabriela Díaz Villa, de Lesbianas y Feministas. O dicho de otra manera, es una demostración de que el cuerpo de la mujer
produce muchísimo dinero. Incluso cuando aborta.
Fuente: (SUR)
Tomado de: http://www.prodiario.com.ar/
Lanús Noticias
31/05/2010 | 10:45 - Noticias Locales - Política
Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres: Aborto, el camino hacia la
legalización
El panel estuvo compuesto por las concejalas del
Inter Bloque SI-LIBRES DEL SUR de Lanús Stella
Maris García (Si) y Paola Rezano (Libres del Sur); la
Concejala de Esteban Echeverria Grisel Tarsia (Libres
del Sur); la concejala Ivanna Rezano (Libres del Sur)
de Almirante Brown; representantes de la ONG
Lesbianas y Feministas por la Descriminalizacion del
Aborto (de la línea de asesoramiento gratuito: mas
información, menos riesgos) y la Dip, Pcial MC Laura
Berardo responsable del Movimiento de Mujeres
Juana Azurduy de la Provincia de Buenos Aires.
Durante la charla las concejalas y referentes dieron
a conocer 5 proyectos presentados regionalmente en los concejos deliberantes de Lanús, Esteban Echeverria,
Matanza, Almirante Brown y Hurlimgham.
Dentro de estos proyectos se plantean pedidos de informes a los ejecutivos locales sobre la implementación y el
seguimiento del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable y sobre la implementación del
derecho a la Ligadura de Trompas y la Vasectomía de todos y todas los ciudadanos y ciudadanas de la provincia.
Y varios proyectos de Ordenanzas en donde se plantea la necesidad de la implementación del “Protocolo de
Detección Sistemática de Situación de Violencia Contra la Mujer en la consulta Medica”, “La Guía Técnica para la
Implementación de Abortos no punibles” y difusión de la “Línea Aborto: mas información menos riesgos”.
Al respecto Laura Berardo resalto: “en nuestro país se realizan por año mas de 500 mil abortos clandestinos y en el
ultimo año fueron registradas mas de 100 muertes de mujeres por esta causa, es urgente que desde las instituciones
del estado, desde las organizaciones de mujeres, sociales y políticas, pongamos este tema como prioridad de
protección de la salud de las mujeres, por eso estas presentación, por eso el acompañamiento y la difusión al trabajo
que casi artesanalmente vienen haciendo las compañeras de la Línea Aborto Seguro, porque no queremos mas
mujeres muertas por abortos clandestinos.”
Estuvieron presentes en la conferencia de prensa vecinos y vecinas de Lanus, representantes de Proyecto Sur de Lanus, del
espacio de Mujeres del Frente Popular Darío Santillán, del grupo Gesta, de Barrios de Pie, del Movimiento Libres del Sur, del
Movimiento Universitario Sur de la UNLA, del CTA y el SUTEBA Lanus, entre otros.
http://www.lanusnoticias.com.ar/noticia-10405-Día-Internac.-de-Acción-por-la-Salud-de-las-Mujeres:-Aborto--el-caminohacia-la-legalización-
La prohibición como negocio 6-3-2010
Según el Ministerio de Salud de la Nación, en el país se realizan medio millón de abortos clandestinos al año.
Mantener su ilegalidad alimenta un mercado negro de 1.000 millones de pesos anuales en el que inciden los
lobbies médicos y la especulación farmacéutica
http://www.elargentino.com/nota-80812-La-prohibicion-como-negocio.html
Por Lucía Alvarez
[email protected]
Un aborto por minuto. Casi un aborto por cada nacimiento. Según el estudio de las investigadoras Alejandra
Pantelides y Silvia Mario, encargado por la Comisión Nacional de Programas de Investigación Sanitaria (Conapris), del
Ministerio de Salud de la Nación, en Argentina se realizan anualmente entre 460 y 600 mil abortos clandestinos. Casi
70.000 mujeres requieren atención médica por infección o hemorragia como consecuencia del uso de métodos
inseguros y 100 mueren por año. En democracia, al menos 3.000 mujeres murieron por intervenciones mal hechas.
El aborto sucede, está ocurriendo; es una verdad innegable.
Mientras tanto, la ilegalidad y las barreras administrativas en los casos no punibles siguen estimulando un mercado
clandestino que maneja cada vez más dinero. La organización Lesbianas y Feministas por la Legalización del Aborto
presentó el 26 de noviembre pasado un informe con una cifra estimativa de la plata que mueve este negocio: 1.000
millones de pesos al año.
Ese número es el resultado de multiplicar cada interrupción clandestina, quirúrgica o farmacológica, por un costo
promedio de 2.000 pesos. Se calcula que hoy los precios de una intervención oscilan entre 1.000 y 5.000 pesos
dependiendo de la localidad, de la cantidad de médicos que hacen abortos en la zona y de la semana de gestación.
El dato no es menor si se lo compara con los 35 millones de pesos que invirtió el Programa Nacional de Salud Sexual
y Procreación Responsable en 2009. Esto quiere decir que las mujeres invierten en el mercado negro casi 30 veces
más que el Estado.
Históricamente el negocio de los abortos quirúrgicos estuvo vinculado a la penalización. El temor a ser denunciada a
la policía y la vulnerabilidad por la situación de clandestinidad permitió todo tipo de abusos y maltratos por parte de
clínicas ilegales y médicos. En algunos casos, los mismos profesionales de la salud que utilizaban el criterio de
objeción de conciencia para los abortos no punibles en hospitales públicos, practicaban intervenciones clandestinas
en clínicas privadas.
Especulación farmacéutica. La llegada hace unos años del aborto con recursos farmacológicos, y específicamente con
Misoprostol y Mifepristone, se convirtió en una amenaza para este esquema. El Misoprostol es una droga
considerada esencial para la Organización Mundial de la Salud (OMS) que tiene un uso abortivo hasta la semana
nueve o 12. Es un método no invasivo –puede aplicarse en la casa, con un control médico posterior– y tiene el 1 por
ciento de riesgo de infección y menos del 5 de hemorragia. Por estas razones, por el acceso y por el precio, los
abortos farmacológicos tuvieron una rápida difusión en el país.
Pero como señalaron la socióloga María Alicia Gutiérrez y la ginecóloga Sandra Vázquez, en uno de los primeros
estudios que se hizo sobre el método medicamentoso, Riesgos en salud reproductiva. Uso indebido de Misoprostol
en adolescentes embarazadas, también en ese momento se encontró el modo de lucrar con el cuerpo de la mujer.
Como en el 2003 esa droga era de venta libre, los farmacéuticos optaron por aplicar la venta fraccionada e ilegal y
tener métodos de regulación de oferta. “Con cada chica que hablábamos teníamos un precio diferente. Podía costar
15 como 150 pesos. Además los farmacéuticos no estaban preparados y daban cualquier información”, comenta al
respecto Gutiérrez, docente investigadora de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.
Cuando las investigadoras Nina Zamberlin y Cecilia Gianni hicieron hincapié en la formación de estos profesionales,
las restricciones vinieron por otro lado. El informe de Lesbianas y Feministas por la Legalización del Aborto señala
que el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires logró entonces que el Misoprostol deje de ser de
venta libre en todo el país y se pase a necesitar receta archivada.
Con esto, no sólo se han aumentado los costos sino que se desarrolló la venta ilegal del medicamento porque
muchos profesionales se niegan a hacer receta o porque las mujeres sienten miedo de pedirla. “Hemos escuchado
chicas que pagaron hasta cuatro veces más en el mercado clandestino. Y son mujeres que tienen que sacar un
préstamo o que venden los muebles de sus casas para poder abortar”, comenta Verónica Marzano, trabajadora
social e integrante de la organización. También el negocio se desarrolla en la web. Existen en internet miles de
ofertas para comprar pastillas, aunque pocas garantías de que no vengan vencidas o adulteradas. Incluso a veces,
cuenta Verónica, los paquetes vienen vacíos.
“La penalización del aborto hace que no podamos decidir sobre nuestros propios cuerpos, al mismo tiempo que nos
someten a todo tipo de mecanismos mercantiles. Es una forma de lucro que se relaciona con los otros modos de
explotación económica sobre las mujeres”, señala Gabriela Díaz Villa, de Lesbianas y Feministas. O dicho de otra
manera, es una demostración de que el cuerpo de la mujer produce muchísimo dinero. Incluso cuando aborta
SOCIEDAD › PROFESIONALES DE LA SALUD Y ACTIVISTAS DIFUNDEN EL USO DEL MISOPROSTOL
En red contra el aborto inseguro
Un seminario sobre interrupción del embarazo con medicamentos
congregó a varios cientos de médicos. Expertos de otros países explicaron
la necesidad de promover su uso para bajar la mortalidad materna. El
caso de Uruguay.
Por Mariana Carbajal
Medio millar de profesionales de la salud, la mayoría médicos generalistas,
se anotaron para participar de un seminario sobre aborto con
medicamentos, pero más de la mitad se quedó sin lugar porque la
avalancha de inscriptos superó ampliamente la expectativa de los
organizadores. El encuentro tuvo lugar en el auditorio del Centro Cultural
de la Cooperación, cuya capacidad fue colmada por el gran interés que
despertó la convocatoria. Durante la jornada se anunció la conformación de
una red contra el aborto inseguro que promoverá, entre otras acciones, la
difusión de información sobre el uso del misoprostol, un fármaco que se
puede adquirir en las farmacias con receta y con el cual las mujeres pueden interrumpir voluntariamente un
embarazo en sus casas durante las primeras 12 semanas de gestación, sin la presencia de un médico, en forma
segura, según destacaron los expositores.
“Brindar información y recetar el misoprostol no es delito en la Argentina. Hoy si una mujer está en condiciones de
usar misoprostol para abortar de manera segura es antiético, abusivo y puede ser delictivo abandonarla y exponerla
a un aborto de alto riesgo, por ejemplo con una sonda o sin internación en el segundo trimestre de embarazo”,
enfatizó la abogada Luciana Sánchez, integrante Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto, una de
las organizadoras del seminario junto con la Asociación Metropolitana de Generalistas y Equipos de Salud (AMeGES),
la Cátedra Libre de Salud y Derechos Humanos de la Facultad de Medicina de la UBA y Médicos del Mundo.
El misoprostol se vende bajo receta archivada en la Argentina, pero a las mujeres que lo requieren para un aborto
muchas veces les cuesta conseguir que un médico se los recete. “Con la receta la farmacia está obligada a vender el
misoprostol. Las mujeres acceden a descuentos entre un 20 por ciento y un 70 por ciento por obra social”, señaló
Sánchez. A veces las consiguen a través de Internet o por fuera de las farmacias, en el mercado negro, pero a un
sobreprecio que puede llegar a quintuplicar el de las farmacias, se dijo durante el seminario “Aborto con misoprostol
en atención primaria de la salud”.
“En el primer trimestre de embarazo abortar con misoprostol es seguro y menos costoso”, indicó el médico
ginecólogo pampeano Fernando Giayetto, asesor de la línea “Aborto: más información, menos riesgo”, que brinda
información a través del teléfono (011) 15 66 64 7070 sobre el uso del fármaco (ver aparte). “Es clave que si la mujer
decidió abortar acceda al misoprostol a tiempo, con una receta. No acceder a una receta de misoprostol a tiempo
agrava los riesgos de la clandestinidad”, observó Sánchez.
El objetivo del encuentro fue informar a integrantes de equipos de salud y estudiantes de Medicina y otras carreras
afines sobre el aborto con medicamentos, el marco legal para informar sobre el misoprostol y recetarlo para que lo
usen por su cuenta las mujeres, y sobre la experiencia uruguaya con esa nueva tecnología.
La interrupción voluntaria de un embarazo con fármacos se está expandiendo en Latinoamérica, en contextos legales
restrictivos para acceder al aborto, como el argentino. “Entre 80 y 100 mujeres de clases populares morirán este año
por no haber accedido a tiempo a información y a una receta de misoprostol para abortar de manera segura”,
apuntó Sánchez. Por esa razón, instó a las y los médicos presentes a recetar el fármaco –utilizado habitualmente
para úlceras gástricas– para evitar complicaciones por abortos realizados con métodos inseguros, principal causa de
mortalidad materna en el país.
En Uruguay es un derecho de las pacientes recibir información sobre métodos seguros para abortar, entre ellos el
uso del misoprostol, cuando enfrentan un embarazo no deseado. La consejería pre y post aborto está contemplada
en la Ley Nacional de Salud Sexual y Reproductiva aprobada a fin de 2008 por el Parlamento. Desde hace dos años en
Uruguay no se registran muertes por abortos inseguros, destacó durante el seminario Hugo Rodríguez Almada,
médico legista y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, en el país vecino. El
ginecólogo tucumano Rodolfo Gómez Ponce de León, consultor de la Federación Latinoamericana de Sociedades de
Ginecología y Obstetricia, señaló que el misoprostol está incluido en el listado de drogas esenciales de la
Organización Mundial de la Salud. “El misoprostol favorece la libertad de decisión de las mujeres frente a un
embarazo no deseado. El aborto siempre se presenta como una necesidad imperiosa, imprevista, que surge de un
campo de la actividad humana incontrolable como es la sexualidad”, consideró Rafael Sanseviero, investigador, ex
diputado nacional del Frente Amplio, ex coordinador de programas médicos de reducción de riesgos y daños por
aborto inseguro en Uruguay. “En la medida que el aborto causa pérdida de salud y vida, el Estado tiene la obligación
de proveer los recursos que las leyes no prohíben para garantizar una vida saludable. Y en ese marco, los médicos
deben informar y recetar el misoprostol”, consideró Sandeviero.
La mayoría de los participantes del seminario fueron integrantes de equipos de salud, principalmente médicos
generalistas, pero también enfermeras, trabajadores sociales y psicólogos. “Se anotaron casi quinientas personas,
pero alrededor de trescientas no pudieron estar por falta de cupo en el salón del Centro Cultural de la Cooperación.
Hubo cuarenta que vinieron igual y les tuvimos que decir que se fueran porque no había lugar”, señaló Fabián
Portnoy, uno de los expositores, miembro de la Comisión Salud Sexual y Reproductiva de AmeGES, docente y
investigador de la Escuela de Salud Pública de la UBA y del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes). En la
jornada se anunció el lanzamiento de una red de profesionales de la salud y activistas que trabajarán contra el
aborto inseguro, en la difusión del uso del misoprostol y en la promoción del debate legislativo por la
despenalización y legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.
http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-144426-2010-04-23.html
LAS 12
VIERNES, 4 DE JUNIO DE 2010
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-5765-2010-0606.html
Salud reproductiva
Uruguay avanza: El misoprostol, presente en las políticas
sanitarias
En Uruguay la tasa de mortalidad por abortos inseguros bajó rotundamente
desde que el Estado decidió brindar información sobre el uso del
misoprostol, así como atención especializada antes y después de su uso. Los
doctores Rodolfo Gómez Ponce, Hugo Rodríguez Almada y Rafael Sanseviero explican cómo se está llevando a cabo
esta experiencia en el país vecino.
Por Clarisa Ercolano
Según médicos uruguayos, el misoprostol, un abortivo autogestivo, barato y eficiente, “es una revolución tecnológica
que baja las complicaciones y muertes por aborto en todo el mundo, porque permite que las mujeres puedan
hacerse en sus casas por sí mismas un aborto seguro durante el primer trimestre del embarazo”.
En Uruguay, la tasa de mortalidad y complicaciones causadas por abortos inseguros bajó prácticamente a cero en 2
años a partir de que el Poder Ejecutivo escaló a nivel nacional una política sanitaria implementada en el Hospital
Pereyra Rossel de Montevideo: brindar atención de calidad e información sobre misoprostol a las mujeres antes del
aborto y atención durante y después. De esta manera se logró además erradicar las clínicas clandestinas de aborto y
métodos caseros inseguros. A pedido de los diputados Horacio Alcuaz (GEN), Liliana Parada (Movimiento Proyecto
Sur), Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro) y Victoria Donda y Cecilia Merchán (Libres del Sur), el presidente de la
Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados convocó a una reunión informativa sobre justicia social,
mortalidad materna y aborto con misoprostol basada en la experiencia del hermano país.
La Comisión de Legislación Penal es el que tiene el puntapié inicial del trámite parlamentario sobre los proyectos
para legalizar el aborto: antes de poder ser tratados por otras comisiones y por la Cámara en pleno, deberá contar
con un dictamen favorable de legislación penal. Por ese motivo, los expertos internacionales Rodolfo Gómez Ponce
de León (médico ginecólogo, doctor en Medicina y master en Salud Materno-Infantil), Hugo Rodríguez Almada
(médico especialista en medicina legal, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República,
Uruguay, ex miembro de Iniciativas Sanitarias contra el Aborto Provocado en Condiciones de Riesgo) y Rafael
Sanseviero (investigador, ex diputado nacional del Uruguay, ex coordinador de programas médicos de reducción de
riesgos y daños por aborto inseguro, integrante de la Red Uruguaya de Autonomías - RUDA) mantuvieron un diálogo
con Las 12 y explicaron la experiencia oriental.
¿Cómo logró Uruguay bajar casi a cero la mortalidad causada por abortos inseguros?
–Es parte de un proceso. Quienes investigamos las causas sociales inmediatas de la muerte por sepsis post-aborto de
algunas de las mujeres que fallecieron, encontramos en todos los casos los mismos episodios de violencias,
soledades y abusos que caracterizan las trayectorias de otros miles de mujeres que abortan y sin embargo no
mueren. Un rasgo común hasta 2001 a todas las situaciones de ese tipo, sea que derivaran en muertes o problemas
graves de salud, o quedaran como una inscripción dolorosa en la experiencia vital de las mujeres, era el alto nivel de
violencia institucional hacia las mujeres en situación de aborto que se desplegaba desde la agencia de la medicina
(estigmatización, cultura institucional de rechazo, atención basada en el maltrato y la culpabilización y/o
prescindencia del médico tratante, por resumir apretadamente tres niveles clave). El gran cambio que se produjo a
partir de 2001 fue que a la sociedad civil y a los actores políticos que demandaban una revisión legal (despenalizar el
aborto) se sumó formalmente el discurso de conjunto de agencias clave de la medicina (Facultad de Medicina,
Sindicato Médico, Sociedad Ginecotológica). En conjunto formularon una propuesta asistencial que legitimó a la
mujer que había abortado o necesitaba hacerlo. Eso se plasmó en una Ordenanza del Ministerio de Salud Pública (en
2004) y luego en una Ley Nacional (en 2008) que establece la obligación de brindar atención e informar sobre los
métodos menos inseguros para practicarse un aborto. Explícitamente se menciona el misoprostol entre los métodos
“seguros” sobre los que debe informarse, y también explícitamente se prohíbe prescribirlo y, más aún, administrarlo.
Las preguntas inmediatas son: ¿se cumple esa ley? ¿Influye de alguna manera en la práctica concreta del aborto?
¿Se puede atribuir a estas normas una incidencia directa en la no ocurrencia de muertes por esa causa?
–A la primera y tercera preguntas diría que no: la consulta de asesoramiento no se cumple en la mayoría de los
centros de atención del país y, de acuerdo con diferentes investigaciones, el conocimiento que tienen las mujeres
que concurren a los centros de atención de salud sobre la existencia de esos servicios es prácticamente inexistente.
No lo conocen ni utilizan, salvo en una proporción mínima. Los promotores y animadores de esa propuesta
(Iniciativas Sanitarias) informan sobre la existencia de alrededor de 2 mil consultas anuales, lo cual representaría
alrededor de 6 por ciento de las mujeres que abortarían anualmente, en caso de mantenerse los valores estimados
por nosotros para el año 2000 (33 mil). Sin embargo, hay evidencia de la importancia que ha tenido este conjunto de
normas sanitarias, y especialmente los discursos que las fundamentaron, en la generación de un escenario público y
privado más amigable y habilitante para la gestión de los abortos por parte de las propias mujeres. Hay evidencia
(surgida de la investigación) del efecto multiplicador que tienen las redes femeninas (informales e inestables) donde
circula la información sobre cómo abortar, tomando como base los discursos públicos que tienen como centro el
misoprostol, ya sea para legitimarlo o para informar sobre el modo de su uso. Es muy frecuente que cada mujer que
concurre a un centro de atención de salud sea replicadora de una experiencia exitosa (en caso de haberla tenido).
Sabemos que el miedo a veces es el mayor escollo. ¿Puede usarse el misoprostol sin asesoría médica?
–Las mujeres lo usan sin asesoría médica directa y obtienen buenos resultados. ¿Es esto lo ideal? Supongo que no.
Pero el problema hoy por hoy no es la falta de asesoría que se puede obtener entre pares, de Internet, de líneas
telefónicas como las que hay en la Argentina o, en el caso óptimo, en los servicios adecuados en los centros de salud;
el problema es el acceso en forma oportuna. Y ésta es la gran limitación que se mantiene en Uruguay, ya que los
servicios de salud, aun los más comprometidos con este tema, mantienen una conducta estrictamente apegada a la
letra de la norma: no prescriben, ni mucho menos recetan, algunas veces informan acerca de dónde puede
obtenerse el fármaco (en circuitos marginales) y no pocas veces han denunciado a las y los proveedores de esos
circuitos... Por eso hablamos de un proceso, tampoco es que tengamos nada totalmente resuelto.
¿Hay alguna idea de poner, sin intermediarios, esa información al alcance de las mujeres que la necesitan?
–Conozco algunas prácticas de grupos muy informales, pero eficientes... naturalmente con alcances limitados y un
margen de riesgo para quienes lo integran bastante desproporcionado a los resultados. No conozco otras iniciativas
de mayor proyección. Es una lástima, porque el nivel de legitimidad que adquirió este asunto habilitaría ser más
audaces. Creo que nos juega en contra ser una sociedad muy amortiguadora de los conflictos... Obvio que siempre
sobre el pellejo de quien tiene menos poder; en este caso, la mujer en situación de aborto.
¿Qué pasa con la venta clandestina, por ejemplo por Internet? ¿Qué riesgos existen?
–Supongo que el riesgo de estafa es el más importante. Que conlleva un riesgo de salud, para el caso de que el
fármaco estuviera adulterado... No conozco casos y creo que no son muy probables, ya que la Internet constituye
esencialmente un sistema de confianzas mutuas que, si se rompe, rápidamente se producen los efectos de castigo.
En cualquier caso, el aborto clandestino siempre es una situación de riesgo para la mujer, y las mujeres administran
esos riesgos, que están en conflicto con el otro gran riesgo... ser madres forzadas, si no pueden abortar.
¿Cómo se encuadra el uso de misoprostol dentro la legislación uruguaya?
–Es un medicamento cuyo uso está limitado. A nivel intrahospitalario para uso obstétrico, hay un protocolo muy
exigente de responsabilidades funcionales. A nivel comunitario, sólo se puede entregar con receta. Pero se consigue
y funciona.
DE ESTE LADO DEL CHARCO
Además de la puesta en conjunto de las experiencias uruguayas, el grupo de Lesbianas y Feministas por la
Descriminalización del Aborto de la Argentina, por intermedio de la vocera Verónica Marzano, recordó que las claves
para que sea seguro el uso de misoprostol en casa para abortar son: 1) Que sólo es seguro para un aborto fuera del
hospital durante el primer trimestre de embarazo; luego, la mujer debe estar internada para que el aborto sea
seguro. 2) Que tenga acceso a tiempo al medicamento. “Las restricciones para el acceso al medicamento en la
Argentina pasan por su alto precio y su no disponibilidad en los programas estatales de medicamentos gratuitos. Si
una mujer quiere abortar desde la semana 9 de embarazo en adelante, cada semana que pasa aumentan los riesgos
para su salud. Mejorar el acceso al misoprostol para que las mujeres accedamos a tiempo es una gran deuda en la
política pública de acceso a la salud de las mujeres.” En cuanto a la atención post-aborto, se recomienda una
consulta médica simple para confirmar que todo esté bien, y que haya amplia disponibilidad de servicios de urgencia
por si se presentan complicaciones.
“Es indispensable implementar el enfoque de derechos humanos en la atención de salud de las mujeres, dar una
respuesta de salud adecuada al hecho de que las mujeres abortamos de manera clandestina por lo menos dos veces
a lo largo de nuestra vida. Esta es al principal conclusión de una encuesta respondida desde febrero hasta abril de
este año por 291 médicas/os de atención primaria de la salud de 19 provincias. A partir de esto se creó la Red Contra
el Aborto Inseguro en la Argentina, que trabaja para garantizar la confidencialidad de la consulta médica y la calidad
de la atención, pero también y fundamentalmente para que la consulta por aborto sea oportuna”, remarcó Marzano
a este medio y subrayó que, en varios sectores de atención pública, la confidencialidad no existe y que, por lo tanto,
“afecta principal y desproporcionadamente a las mujeres indigentes y pobres”. Sin embargo, en la región, alrededor
del 90 por ciento de las denuncias contra mujeres que abortan de manera ilegal son hechas por médicos de
hospitales públicos que violan el secreto profesional.
DATOS NECESARIOS
La línea Aborto, más información, menos riesgos (011 15 66 64 7070), brinda información de fuentes médicas,
legales y sociales trabajada desde el enfoque de derechos humanos y la educación entre pares.
Según la OMS, la Flasog y autoridades de salud de la Argentina, el misoprostol previene la mortalidad y las
complicaciones por abortos ilegales inseguros. La receta o indicación médica de un medicamento depende del
diagnóstico en el caso concreto, y es siempre legal si hay evidencia científica válida y experiencia práctica que avale
la indicación. Con el misoprostol, la que hace el aborto es la mujer. Las acciones anteriores de informar y recetar
para evitar los riesgos del acceso tardío, y de atender desde que el aborto ya está en curso y/o después, son legales y
parten de la responsabilidad médica por la prevención del aborto inseguro. En la Argentina, el marco legal vigente
permite a [email protected][email protected] incorporar ampliamente al misoprostol en múltiples intervenciones de bajo costo,
respetuosas del Código Penal y la Constitución de la Nación, para cumplir las obligaciones éticas, técnicas y legales
de garantizar acceso confidencial a métodos de aborto seguro, sin discriminación.
El misoprostol se vende bajo receta archivada, manuscrita y fechada por el/la mé[email protected] No se necesitan duplicados,
ni formularios especiales. Con la receta, la farmacia está obligada a vender el misoprostol; las mujeres acceden a
descuentos de entre un 20 y un 70 por ciento por obra social y/o recetario solidario.
El misoprostol no integra el programa Remediar, ni el de salud sexual y reproductiva, lo que permitiría a las mujeres
acceder de manera gratuita en seis mil consultorios de atención primaria de la salud de todo el país. Los prospectos y
la Anmat sólo dan guías de referencia sobre usos aprobados, pero no prohíben otras indicaciones dentro de las
reglas técnicas y éticas de la medicina; a esto se lo llama “indicación legítima” de un medicamento, y es legal.
Nacionales
Miércoles 21 de abril de 2010. |
Se debatió en el Congreso el uso del misoprostol para el aborto
La diputada nacional Cecilia Merchán convocó a expertos en el tema para conocer los efectos del uso de
misoprostol en el aborto.
Más de cincuenta representantes de organizaciones femeninas siguieron ayer atentamente las palabras de los tres
profesionales que expusieron, en la sala José Luis Cabezas del Congreso de la Nación, las virtudes del uso del
fármaco misoprostol para la interrupción voluntaria del embarazo. Antes, explicaron el tema en la Comisión de
Legislación penal, a pedido de las diputadas y diputados Victoria Donda (Libres del Sur), Horacio Alcuaz (GEN), Liliana
Parada (Movimiento Proyecto Sur), Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro) y Juan Carlos Vega (Coalición Cívica). Esta
Comisión tiene el puntapié inicial del trámite parlamentario sobre los proyectos para legalizar el aborto.
Abrió la charla el Dr. Rodolfo Gómez Ponce de León, tucumano, médico ginecólogo y miembro de FLASOG
(Federación Latinoamericana de Sociedades de Ginecología y Obstetricia) y FIGO (Federación Internacional de
Sociedades de Ginecología y Obstetricia), quien explicó con lujo de detalles las consecuencias de la implementación
del misoprostol en las políticas públicas de salud. Mostrando gráficos comparativos del antes y después de la
implementación en diferentes países (Guatemala, Brasil, países de Africa) se pudo ver cómo la cantidad de muertes
por aborto inseguro bajaba exponencialmente en proporción al uso del misoprostol.
Luego fue el turno del profesor Hugo Rodríguez Almada, médico especialista en medicina legal en el Uruguay. A
través de un reciente estudio universitario en el país vecino, el profesor Rodríguez Almada explicó cómo el negocio
ilegal que gira alrededor del aborto clandestino se vio detenido gracias al misoprostol. Asimismo, demostró el
enorme ahorro que le significa al Estado este fármaco en términos de políticas públicas de salud.
Finalmente habló Fernando Giayetto, médico pampeano, ginecólogo y colaborador de la línea aborto “más
información, menos riesgos”, habló de cómo él fue realizando un proceso interno de concientización sobre el tema
aborto. Antes, no opinaba sobre la cuestión. Hoy, se encarga de difundir entre los médicos y médicas, ginecólogos y
ginecólogas, la importancia del uso del misoprostol, ya que entiende que la ignorancia de ellos acerca de cómo
acompañar correctamente a las mujeres deriva en una violación de sus derechos.
Agradeciendo la invitación, los ponentes se despidieron entre los cálidos aplausos de los y las concurrentes.
Antecedentes
Este año la diputada Merchán convocó a un espacio abierto en el Congreso donde los asesores de los diputados y
diputadas y organizaciones sociales debaten y llevan adelante acciones vinculadas con la legalización de la
interrupción voluntaria del embarazo. Entre las organizaciones sociales participan la Secretaría de género ATECongreso, Lesbianas y Feministas por la descriminalización del aborto, Enredadas por el derecho a decidir,
Conurbanas, de boca en boca, Género y diversidad Proyecto Sur, Movimiento de mujeres Juana Azurduy, Género
Libres del sur, y la Campaña nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.
http://www.laotravozdigital.com/spip.php?article1029
Viernes 4 de junio, 2010
Se realizó el Parlamento por el Derecho al Aborto legal y seguro
El viernes 4 de junio, se llevó adelante el “Parlamento por el Derecho al
Aborto legal y seguro”, impulsado por el Colectivo de Mujeres Juana
Azurduy, Diversidad & Género Proyecto Sur, Conurbanas, Enredadas por
el Derecho a Decidir, Lesbianas y feministas por la descriminalización del
Aborto, Ate Congreso Junta interna y UTE.
El Parlamento se hizo en el marco de la agenda de trabajo que diputadas
y diputados junto con organizaciones de mujeres están llevando
adelante a fin de instalar el debate sobre la legalización del aborto en el
Congreso.
Más de cien mujeres se congregaron al mediodía en la Plaza del Congreso para difundir información sobre el aborto
a través de volantes, afiches y una radio abierta. Más tarde, las actividades se desarrollaron en el Salón Illia del
Senado de la Nación. Abrieron el panel principal Luis José Gallo Imperiale, senador uruguayo del Frente Amplio,
María Lucia da Silveira de la Marcha Mundial de las Mujeres y Luciana Peker, periodista especialista en género.
Luego de las ponencias hubo un sketch teatral (primera realización
de la compañía de trabajadores y trabajadoras del Congreso) y una
reunión plenaria donde todas las participantes intercambiaron
experiencias sobre las acciones llevadas a cabo en cada lugar.
También se definieron algunos ejes para trabajar en conjunto, como
la difusión de la “Línea Aborto: más información menos riesgos”. Las
intervenciones concluyeron con la presentación del Informe “Cómo
abortan las mujeres en Argentina: entre la autonomía y la falta de
poder”, tercer informe de la Línea, a cargo de Lesbianas y Feministas
por la Descriminalización del Aborto.
Para finalizar la jornada todas las asistentes pudieron disfrutar del cuadro realizado “en vivo y en directo” por la
artista Mariana Gabor, la proyección de un video realizado por Ximena González donde se ven las posturas a favor
del aborto de varios diputados y diputadas, y por último la
intervención teatral del Multiplicarte Colectivo de Mujeres
Juana Azurduy.
Adhirieron a la actividad:
Diputada Cecilia Merchán (Libres del Sur); Diputada Victoria
Donda Pérez (Libres del Sur); Diputado Fernando Solanas
(Proyecto Sur); Diputado Jorge Cardelli (Proyecto Sur);
Diputada Alcira Argumedo (Proyecto Sur); Diputado Claudio
Lozano (Buenos Aires Para Todos en Proyecto Sur); Diputada
Verónica Benas (Si por la Unidad Popular); Diputado Eduardo
Macaluse (Solidaridad e Igualdad); Diputada Graciela
Iturraspe (Si por la Unidad Popular); Diputado Gerardo
Milman (GEN); Diputado Horacio Alcuaz (GEN); Diputada Virginia Linares (GEN); Diputado Fabián Peralta (GEN);
Diputada Margarita Stolbizer (GEN); Diputada María Luisa Storani (UCR); Diputado Nicolás Castañon (UCR); Diputada
Nélida Belous (Proyecto progresista); Diputada Marcela Rodríguez (Coalición Cívica); Diputada Fernanda Gil Lozano
(Coalición Cívica); Diputada Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro Popular y Solidario); Diputado Ariel Basteiro (Nuevo
Encuentro Popular y Solidario).
Lunes, 28 de junio de 2010 |
SOCIEDAD › EN EL PAIS DEL MUNDIAL, EL ABORTO ES LEGAL DESDE HACE MAS DE UNA DECADA
Sudáfrica, un paso por delante
Sancionada en 1997, la ley que hace legal el aborto hasta la
semana 12 logró bajar los niveles de mortalidad materna por
aborto inseguro hasta en un 91 por ciento. La ley contempla
el acceso de las más jóvenes sin el consentimiento de sus
padres.
Por Mariana Carbajal
“¿Sabías que en Sudáfrica las mujeres pueden abortar desde
el primer trimestre sin ser criminalizadas por su decisión?” El dato se expandió en los últimos días como un virus
imparable a través de un correo electrónico que llegó a infinidad de destinatarios. Con la simpática imagen de
Zakumi, el leopardo de pelo verde, mascota del Mundial de Fútbol 2010, el e-mail permitió dar a conocer un aspecto
poco difundido del país anfitrión. En Sudáfrica el aborto es legal desde 1997. A partir de entonces, el país redujo la
mortalidad materna por aborto inseguro en un 91 por ciento, según un estudio publicado en el South African
Medical Journal. Página/12 consultó a expertas del país africano para indagar sobre cómo fue el proceso que derivó
en la reforma legal, cuáles han sido los obstáculos para su implementación y qué impacto tiene en la vida de las
mujeres.
“Una de las razones por las cuales opté por proporcionar (servicios de aborto) es porque vi a las mujeres morir a
causa de abortos clandestinos. Llegaban con ganchos colgando del cérvix y perdían el útero a consecuencia de una
infección generalizada. Un caso que nunca olvidaré es el de una joven que se había disparado en el abdomen para
librarse de un embarazo no deseado. Quiero hacer hincapié en el hecho de que estamos salvando vidas”, dice la
sudafricana Elizabeth Serobe, partera profesional de la pequeña provincia de Gauteng, cuya capital es
Johannesburgo. El testimonio de Serobe aparece en el sitio web de Ipas, una ONG que trabaja a nivel mundial –en
países de Africa, Asia y América– para aumentar la capacidad de las mujeres de ejercer sus derechos sexuales y
reproductivos y para disminuir la tasa de muertes y lesiones relacionadas con el aborto. Ipas Sudáfrica –su sede está
en Johannesburgo– participó activamente en la defensa de la reforma que legalizó el aborto.
El correo electrónico que da cuenta de la ley sudafricana lleva la firma del grupo de Lesbianas y Feministas por la
Descriminalización del Aborto, una ONG que gestiona en la Argentina la línea “Aborto: más información, menos
riesgo” (15-6664-7070), desde donde se ofrece asesoramiento sobre el uso de la droga misoprostol para la
interrupción de un embarazo no deseado. En momentos en que en la Cámara de Diputados de la Nación hay dos
proyectos de ley que despenalizan y legalizan el aborto en el primer trimestre de gestación, y que podrían empezar a
debatirse próximamente, es interesante conocer la situación en otros países.
La Ley de Decisión Voluntaria de Interrupción del Embarazo (Choice on Termination of Pregnancy, conocida por su
sigla CTOP) fue sancionada en 1996 y entró en vigencia en febrero de 1997. Desde ese año, en 22 países se
modificaron las leyes de aborto. En 17 naciones (8 de ellas africanas) y en ciudades de otras dos se redujeron las
restricciones y en tres (Polonia, El Salvador y Nicaragua) se endurecieron, al punto que en los dos países
centroamericanos ni siquiera está permitido cuando corre riesgo la vida de la mujer.
“La ley en Sudáfrica es muy progresista. Permite no sólo el aborto hasta la semana 12 de gestación y por un amplio
conjunto de razones en el segundo semestre, sino que además contempla el acceso de las jóvenes sin el
consentimiento de sus padres y autoriza a las parteras y enfermeras a llevarlo a cabo”, explicó a este diario Barbara
Klugman, cientista social, activista por los derechos sexuales y reproductivos y cofundadora de Women Health
Project de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Witwatersrand, en Johannesburgo.
El proceso que desembocó en la reforma legal fue “complejo y multifacético e involucró la participación de
investigadores, activistas, grupos comunitarios, representantes políticos y líderes religiosos. Luego de que el
apartheid fuera desmantelado, la elección de un nuevo gobierno sudafricano en 1994 formalizó el énfasis creciente
del país en los derechos humanos y la igualdad”, señala el estudio “Aborto a nivel mundial. Una década de progreso
desigual”, recientemente publicado por el Instituto Guttmacher, de Nueva York. Las militantes por los derechos de
las mujeres hicieron hincapié en la atención de la salud reproductiva y en la autonomía personal, desde un enfoque
de derechos. Fue el germen para la aprobación de la reforma. En 1994 más de 400 mujeres habían muerto como
consecuencia de abortos inseguros, de acuerdo con una investigación del Medical Research Council of South Africa.
Otro estudio concluyó que antes de que se reformara la legislación de aborto, las mujeres que llegaban a los
hospitales públicos del país con cuadros de abortos incompletos constituían casi la mitad de casos de ginecología y
obstetricia. “La difusión de estos resultados contribuyó a ampliar la conciencia del público acerca de las
consecuencias negativas del aborto inseguro para las mujeres y sus familias”, comenta la investigación.
En 2004 se aprobó una enmienda a la CTOP, que mejoró la ley y apuntó a garantizar una amplia disponibilidad de los
servicios de interrupción del embarazo, que todavía no llegaban a las zonas rurales: la normativa autorizó a las
provincias, a través de sus consejos ejecutivos de Salud, en lugar del Ministerio de Salud nacional, para designar
establecimientos donde se proporcionaran servicios de aborto; permitió que enfermeras diplomadas y
adecuadamente capacitadas practicaran los procedimientos en el primer trimestre de gestación; y tipificó como
delito la práctica de una interrupción de embarazo en un establecimiento no autorizado.
Pero sectores fundamentalistas, opositores a la ley, alzaron su voz: en 2005, el capítulo Sudafricano del grupo
internacional antiaborto Médicos por la Vida, cuestionó la Enmienda y llevó el tema ante el Tribunal Constitucional.
Argumentaron que el Parlamento no había cumplido con su obligación constitucional de facilitar la consulta pública.
En realidad, más que a la Enmienda, las objeciones estaban dirigidas a la ley original. En agosto de 2006, el tribunal
les dio la razón y ordenó que se hicieran audiencias públicas. El 17 de enero de 2008, una abrumadora mayoría del
Parlamento nacional aprobó la Ley de Enmienda de la CTOP, después de abrir la discusión en una serie de audiencias
públicas llevadas a cabo por ambas cámaras: 266 parlamentarios votaron a favor del proyecto, 52 en contra y 12 se
abstuvieron.
Actualmente, Ipas es la única ONG en el país centrada exclusivamente en la atención del aborto. Además, los
hospitales públicos brindan el servicio, pero todavía persisten trabas en muchos de ellos, promovidas por jefes o
personal médico que se oponen al aborto. De los 253 centros de salud designados para brindar el servicio, sólo entre
el 15 y 25 por ciento lo están ofreciendo, señaló a Página/12 Karen Trueman, directora de Ipas Sudáfrica.
En el primer año de vigencia de la ley se realizaron 26.401 abortos; en 2009, 77.821, una cifra que oscila anualmente
desde hace varios años entre 70 mil y 80 mil intervenciones en centros de salud autorizados, precisó Trueman.
“La ley ha tenido un gran impacto sobre la mortalidad materna, pero al mismo tiempo todavía hay abortos
clandestinos tanto por el estigma que aún pesa sobre las mujeres que se realizan un aborto y las enfermeras que los
practican como por el hecho de que los servicios disponibles no son suficientes”, señaló a este diario Klugman, quien
durante cuatro años fue la responsable del programa de sexualidad de la Fundación Ford en Nueva York y hace casi
un año está de regreso en Sudáfrica. Trueman coincide: “Las mujeres pobres y jóvenes están todavía en situación
vulnerable y tienen que recurrir a proveedores ilegales y a abortos inseguros”, comentó. Investigaciones indican que
se producen dos abortos inseguros por cada aborto seguro realizado. Con las limitaciones que persisten en la
implementación de la reforma legal, de todas formas, el impacto en la salud de las mujeres ha sido enorme: la
mortalidad por aborto inseguro se redujo en Sudáfrica en un 91 por ciento entre 1998 y 2001, lo que demuestra que
ha resultado muy exitosa en la promoción de la salud de las mujeres y sus derechos, concluyeron en un estudio
publicado en el Sudafrica Medical Journal (95 (4):250. 2005) las investigadoras Raquel Jewkes, del Medical Research
Council, de Pretoria, y Helen Rees, del departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital Baragwanath, de
Johannesburgo.
http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-148421-2010-06-28.html
Por el misoprostol, que hasta 1998 era de venta libre, se paga en la web hasta un 200% más
Aborto inseguro: el negocio ilegal de fármacos se extiende en Internet
Publicado el 3 de Agosto de 2010
Lucia
Alvarez
Por
Mientras la interrupción clandestina del embarazo sigue siendo
la principal causa de muerte materna en el país, en la Red se
multiplican los consejos con información errónea y crece el
mercado negro de las drogas de uso abortivo.
Vendo pastillas a 50 pesos, originales con vencimiento 2011.
Atención las 24 horas, domingos y feriados. Entrega a domicilio
en el día sin cargo en Capital y con un costo mínimo a provincia,
mediante Correo Argentino.” Mientras los abortos clandestinos
siguen siendo la principal causa de muerte materna del país –con un 29% de incidencia– y en el Ministerio de Salud
optan por el silencio para abordar el tema, se multiplican en las redes sociales, foros y sitios webs miles de consejos
con información errónea, además de un enorme negocio alrededor de la venta ilegal de las drogas utilizadas para
abortos
medicamentosos.
La oferta de venta ilegal en Internet hoy se extiende por todo el país con costos que varían entre los 40 pesos y los
50 dólares por pastilla, y con métodos tan desarrollados que hoy es posible hasta el pago con tarjetas de crédito.
Según Lesbianas y Feministas por la Legalización del Aborto, una ONG que atiende la línea “Más información, menos
riesgos”, donde las mujeres consultan por abortos farmacológicos, el 7% de las mujeres consultadas compra las
pastillas
por
Internet
a
un
sobreprecio
que
ronda
el
200%.
“Si el precio con receta en la farmacia del misoprostol es de 15 pesos, el promedio en Internet es de 44, con el riesgo
además de que vengan truchas, vencidas, estén en mal estado o que sean placebos. En los barrios más pobres, las
cortan y las mezclan con otras drogas, perdiendo el efecto. Las mujeres suelen hacer depósitos y después les llegan
por correo o tienen puntos de encuentro con los dealers”, explicó Luciana Sanchez, de esa organización.
La venta por Internet es sólo una faceta más de un enorme negocio ilegal que lucra con el cuerpo de las mujeres. El
misoprostol es una droga considerada esencial por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que tiene, además
de un uso obstétrico, un uso abortivo hasta la semana 9 o 12 de gestación. Este método fue remplazando a la opción
quirúrgica porque es un método no invasivo que puede aplicarse en la casa, con un control médico posterior y que
tiene el 1% de riesgo de infección y menos del 5% de posibilidad de hemorragia. Hasta 1998, el misoprostol fue de
venta libre en el país. Pero por presión del Colegio Público de Farmacéuticos de la provincia Buenos Aires, y
siguiendo el ejemplo de Brasil, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica
(ANMAT) resolvió restringir su venta bajo receta archivada. En la Disposición 3646/98, la ANMAT determinó que la
droga “necesita un uso y aplicación controlados con exigencia de información clara acerca de los riesgos”.
Las consecuencias quedaron a la vista: seis de cada diez cajas se venden en el mercado ilegal, según informó el
mismo Colegio Público de Farmacéuticos bonaerense. También Marcelo Peretta, presidente del Sindicato Argentino
de Farmacéuticos y Bioquímicos, estimó un crecimiento de la venta ilegal de medicamentos para interrumpir
embarazos de un 10% anual. Según la Agencia Federal estadounidense de Control de Alimentos y Medicamentos, en
2009
se
vendieron
en
la
Argentina
unas
8000
píldoras.
“Riesgos en salud reproductiva. Uso indebido de misoprostol en adolescentes embarazadas” fue uno de los primeros
estudios realizados en el país sobre el método farmacológico, a cargo de la socióloga María Alicia Gutierrez y la
ginecóloga Sandra Vázquez. Señalaban ya en 2003 que los farmacéuticos aplicaban la venta fraccionada e ilegal y
tenían métodos de regulación de oferta que llevaban a las mujeres a invertir entre 15 y 150 pesos por una pastilla.
Según la ONG Lesbianas y Feministas, alrededor del 60% de las mujeres compra hoy en el mercado clandestino. La
base del problema es que la clandestinidad se extiende mucho más allá de sus límites. El artículo 86 del Código
Penal, que prohibe los abortos, establece que aunque la conducta de la mujer sea ilegal, no son delito las acciones
médicas que cumplen las reglas éticas y técnicas, antes, durante o después de un aborto. Es decir, los médicos
pueden recetar misoprostol. Pero no lo hacen. Según una encuesta realizada a 291 médicos de Atención Primaria de
la Salud de 19 provincias durante marzo y abril de 2010, el 70% recibe entre una y cuatro consultas sobre aborto por
mes, y de ellos, el 40% entrega información sobre opciones, pero sólo el 8% receta el medicamento.
Por estas prácticas, la distancia entre las mujeres y el sistema de salud es cada vez mayor. Según el informe que la
ONG presentó ante el Comité de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Contra la
Mujer (CEDAW), el 66% de las mujeres que llamaron a la línea entre marzo y abril de 2010 prefiere no consultar a un
médico cuando decide abortar, y el 90% de las menores de 20 años no tiene un médico de confianza con quien
hablar de la decisión de interrumpir el embarazo. La conclusión del informe es elocuente: “La prohibición no exime
al Estado de sus obligaciones de prevenir el aborto inseguro: no morir ni enfermarse por aborto inseguro es un
derecho humano básico, universal e inderogable.”
Aborto: “desde que Uruguay implementó el asesoramiento en hospitales, no
hubo ni una muerte por esa causa”, señala Verónica Marzano La Mañana |
Septiembre 2 de 2010
http://www.continental.com.ar/nota.aspx?id=1352363
Un grupo de lesbianas y feministas habilitó una línea telefónica para informar sobre el uso del Misoprostol, un
medicamento
que
provoca
la
interrupción
del
embarazo.
Por Continental, Verónica Marsano, miembro de esa agrupación que brega por la descriminalización del aborto,
recordó que “el aborto clandestino es la primera causa de mortalidad materna en la Argentina”.
En La Mañana, comparó la presente situación con la de Uruguay, donde se aprobó una ley de aborto legal que vetó
el entonces presidente Tabaré Vázquez, pero ello no fue óbice para que “el año pasado” se implementase “el
asesoramiento en los hospitales públicos, y desde entonces no hubo ni una muerte por abortos inseguros”.
También en charla con Víctor Hugo, el abogado y periodista especializado en temas legales Darío Villarruel aclaró
que “el trabajo que realiza la agrupación Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto no es apología
del
delito,
porque
no
incita
ni
elogia
la
interrupción
del
embarazo”.
Por su parte, Carmen Argibay, ministra de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, se manifestó “a favor” de la
descriminalización del aborto y exhortó a “debatir el tema con seriedad”.
CHACOONLINE
http://www.chacoonline.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=1408:debate-sobre-ladescriminalizacion-del-aborto-en-la-biblioteca-rivadavia&catid=81:provincia&Itemid=458
Debate sobre la descriminalización del aborto en la biblioteca
Rivadavia
En las jornadas de debate sobre la ley de abortos que viene realizando el
movimiento Juana Azurduy, este jueves a las 20 hs en la biblioteca Rivadavia
se debatirá la descriminalización del aborto. En esta oportunidad estará
Luciana Sánchez que presentará la línea, “Aborto: más información, menos
riesgos” integrante de Lesbianas y feministas por la descriminalización.
quienes abordarán el tema.
En el marco de la cátedra abierta, Identidad, Género y No discriminación se
realizará un nuevo debate sobre el aborto, en la que estarán presentes
Luciana Sánchez integrante de Lesbianas y Feministas por Descriminalización
del aborto y representante de la línea “Aborto: más información, menos
riesgos” junto a Mara Melgrati, abogada asesora del bloque Proyecto Sur
Según la información brindada por Juliana Sánchez a Chaco On Line “la organización trabaja para que la mujer
pueda abortar de una manera segura, trabajamos sobre la realidad de que el aborto existe, más de 500 mil mujeres
por año aborta en Argentina, esto significa uno por minuto y muchos son inseguros por la falta de información que
tienen las mujeres”.
Desde Lesbianas y Feministas, “damos la información que parte de la Organización Mundial de la Salud, sobre el
medicamento Misoprostol, que es legal en el país y es obligatorio que los médicos la receten a las mujeres que lo
soliciten. Si las mujeres saben como usarlo, pueden abortar en sus casas de manera segura y sin complicaciones”
expresó Sánchez.
“Los debates que existen en Argentina sobre este medicamento tiene que ver con la ignorancia y el atraso con que
llega la información incluso al sector Salud, por que a nivel mundial el único debate que hay es sobre el porcentaje
de efectividad, el misoprostol solo tiene un 90% y combinado con otras drogas (que en Argentina no hay) tiene un
95% de efectividad. El nuestro país el presidente de la Sociedad Argentina de Obstetricia y Ginecología comenzó con
un discurso sobre lo peligroso que era este medicamento, pero después se retractó y está difundiendo su uso entre
los ginecólogos, porque se actualizó con la misma información que brindamos nosotras de la OMS y de la Federación
Latinoamericana de Sociedades de Ginecología y Obstetricia” argumentó Juliana Sánchez.
También refiriéndose a algunos datos de las provincias sobre el aborto, la representante de esta entidad dijo
“basándonos en la información oficial sobre las muertes maternas, donde hay más complicaciones por aborto son
los lugares más alejados de las ciudades, porque también es más difícil conseguir el medicamento. Suponemos que
fuera de Resistencia hay mujeres que tendrán dificultades de comprar el misoprostol porque no es de producción
pública y sale 300 pesos. Un aborto con sonda o perejil es menos costoso, las mujeres pobres terminan optando por
un método de aborto inseguro, eso es lo que queremos evitar”.
03/09/2010
Cátedra abierta Diversidad Genero y No Discriminación
"Abortar o continuar el embarazo es decisión íntima de cada mujer"
Foto 1 de 2
“No acceder a una receta de misoprostol a tiempo expone a las mujeres a abortos inseguros con sonda, sin internación médica y a situaciones un trato cruel,
inhumano".
http://www.datachaco.com/noticia.php?numero=36039
La abogada Luciana Sánchez, en el cierre de la “Cátedra Abierta”, presentó un informe de la línea telefónica en la
que trabaja que brinda información sobre interrupción de embarazos y explicó sobre el uso del misoprostol,
medicamento recomendado por la OMS, para abortos seguros. “Entre 80 y 100 mujeres morirán este año por no
haber accedido a tiempo a la información y a una receta de misoprostol”, manifestó.
“Aborto, Un debate necesario” fue la temática tocada en este jueves, en el cierre de la “Cátedra Abierta Diversidad
Genero y No Discriminación”, dónde la abogada Luciana Sánchez , integrante de la “Agrupación Feministas por la
discriminalización del aborto” de visita por Resistencia, y Mara Ortíz Melgratti, abogada asesora del Bloque Proyecto
Sur Chaco, acompañadas las dos por Nancy Sotelo del Movimiento de mujeres Juana Azurduy realizaron una charla
debate sobre el tema.
“Resaltamos de la actividad el poner en debate la problemática de la salud sexual y reproductiva de las chaqueñas, la
necesidad de brindar información segura y científica para que cada mujer pueda tomar una decisión, reconociendo el
derecho de cada mujer a poder decidir, entendiendo necesario fortalecer la educación sexual en todos los ámbitos",
dijo la abogada.
Además, apuntó que "el debate sobre la legalización de la inetrrupción volunatria del embarazo cobra relevancia en
nuestra sociedad y es necesario que así sea ya que el aborto es la primera causa de muerte materna en nuestro
país, acabar con la hipocresía, visivilizar el negocio millonario y clandestino es avanzar en el reconocimiento de
nuestro derecho a decidir sobre una maternidad deseada o no".
INTERRUPCION DEL EMBARAZO
"Apoyamos el proyecto de ley que trata sobre la interrupción voluntaria del embarazo", y planteó que "cientos de
Mujeres mueren todos los años en nuestro país, la criminalización no impide que el aborto se realice, y no son 460 o
700 asesinas las que anualmente deciden realizar esta práctica, son mujeres que por diferentes razones deciden
interrumpir su embarazo y las condiciones para hacerlo son las que determinan si mueren o no en el intento",
manifestó por su parte Nancy Sotelo.
La doctora Melgratti a su vez expuso sobre los casos de violación y dijo “son terribles los casos de violación, no se
les puede pedir a las mujeres que además de sufrir este crimen luego sean heroínas soportando un embarazo”.
La asesora por el movimiento proyecto sur también tomó participación en la charla especificando los fundamentos del
proyecto de ley para la atención integral de los abortos no punibles que lleva presentado por el Diputado Carlos
Martínez del Bloque Proyecto Sur.
Por otra parte la abogada Luciana Sánchez , presentó durante la jornada del jueves, un informe de la línea telefónica
en la que trabaja que brinda información sobre interrupción de embarazos y también explicó sobre el uso del
misoprostol, medicamento recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para la realización de
abortos seguros.
ESTADISTICAS QUE ALARMAN
“Entre 80 y 100 mujeres de clases populares morirán este año por no haber accedido a tiempo a la información y a
una receta de misoprostol para abortar de manera segura”, manifestó Sánchez.
“Nos parece importante difundir esta información, el uso del misoprostol es el método más eficiente para evitar
abortos inseguros, es esencial para la salud de la mujer y a su vez es obligatorio que el Estado brinde este
medicamento gratuitamente en los centros de Salud”, apuntó la abogada.
“En Argentina cada mujer aborta de manera ilegal en promedio dos veces en su vida, también sabemos que entre
460.000 y 700.000 mujeres abortan cada año", señaló.
“No acceder a una receta de misoprostol a tiempo expone a las mujeres a abortos inseguros con sonda en el
segundo trimestre sin internación médica y a situaciones que constituyen un trato cruel, inhumano y o degradante, y
solo las mujeres más pobres son expuestas a abortos inseguros evitables. Abortar o continuar el embarazo es
decisión íntima de cada mujer, prevenir el aborto inseguro es prioridad de salud pública”, concluyó Sánchez.
La “Cátedra Abierta Diversidad Genero y No Discriminación”, estuvo organizada por Unidos por la Diversidad,
Juventud LGTB, Iglesia Luterana Unida, Mov Universitario SUR, Isepci, Area de Género Barrios de Pie y Movimiento
de Mujeres Juana Azurduy.
UN LIBRO SOBRE ABORTO SEGURO ES ÉXITO EN INTERNET
Información para decidir
07.10.2010 | 17.38 Comentar |
Reclamo. Las marchas por aborto legal.
Por Tomás Eliaschev
Según el Ministerio de Salud nacional, cada año medio millón de mujeres se practican abortos clandestinos, 60 mil
deben internarse para atender complicaciones y unas cien mueren. Sin embargo el debate sobre la legalización de la
práctica todavía no se abrió a la sociedad y la necesidad de información fidedigna sobre cómo interrumpir el
embarazo de manera segura está latente. La Editorial El Colectivo editó el manual Todo lo que querés saber sobre
cómo hacerse un aborto con pastillas –que llegará a las librerías el próximo lunes 11– y lo colocó en su web para que
las interesadas pudieran bajarlo a sus computadoras en forma gratuita. De acuerdo con la editorial, en el término de
dos días se registraron diez mil bajadas del texto y otros cien sitios publicaron el link.
El libro apareció en consonancia a la realización del XXV Encuentro Nacional de Mujeres en Paraná, Entre Ríos (9 y 10
de octubre), y para darle continuidad a la línea telefónica que habilitó hace un año la agrupación Lesbianas y
Feministas por la Descriminalización del Aborto (011-156-664-7070). Verónica Marzano, vocera de la agrupación,
comentó que desde la inauguración de la línea recibieron diez mil consultas y que “cuando nos hacen una nota se
triplican los llamados, como cuando Víctor Hugo Morales nos entrevistó en su programa de televisión. Es que hay
una gran desigualdad en el acceso a la información sobre cómo practicarse un aborto seguro”.
Los antiabortistas ya pusieron el grito en el cielo. El polémico diputado salteño Alfredo Olmedo dijo a esta revista
que es “inadmisible que se brinde información de este tipo, ya sea por teléfono, en Internet o en un libro. Es una
apología del delito que el Estado no puede permitir bajo ningún concepto”. El hombre –que pasó a la fama cuando
sostuvo en el debate sobre el matrimonio igualitario que tenía “la mente abierta pero la cola cerrada”– agregó que
“quienes buscan legalizar el asesinato de chicos buscan destruir la familia. Son los mismos que proponen legalizar la
droga y que impusieron el casamiento gay. Confunden libertinaje con libertad”.
Cecilia Merchán, diputada de Libres del Sur, defendió fervientemente el libro: “Está buenísimo porque explicita
claramente cómo se usa el misoprostol para la interrupción voluntaria del embarazo. Y la línea telefónica es una
herramienta muy interesante para que las mujeres de todo el país tengan de forma inmediata información
adecuada”. En tanto Marzano detalló que “compilamos información confeccionada por la Organización Mundial de
la Salud y la traducimos a un lenguaje que todos pueden entender. Queremos democratizar el acceso a la
información, un derecho humano. Los organismos internacionales le dicen al Estado argentino que tiene que brindar
más información para reducir la práctica de abortos inseguros. Por eso hay que terminar con el terrorismo
desinformativo que pone en riesgo a las mujeres. El libro es una herramienta para que la gente se reúna y debata.
No es sólo para las mujeres, es para toda la sociedad”.
http://www.clam.org.br/publique/cgi/cgilua.exe/sys/start.htm?infoid=7530&sid=7
Argentina
Aborto seguro
La mortalidad materna lleva más de diez años sin disminuir en la Argentina. Las complicaciones
derivadas de los abortos practicados en condiciones inseguras siguen siendo la primera causa de estas
muertes. A pesar de que el país ha firmado tratados y compromisos internacionales que obligan a los
Estados a atender esta problemática, Argentina está lejos de llegar a la meta propuesta para el año
2015 en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: reducir en un 75% la tasa de fallecimiento
de mujeres gestantes.
El 30 de noviembre tendrá inicio el debate parlamentario de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva,
que despenalizaría el aborto en la Argentina. Preocupadas por las consecuencias del aborto inseguro,
organizaciones sociales, activistas y profesionales de la salud conformaron una red con el fin de
difundir el uso del misoprostol y promover el debate legislativo para la despenalización y legalización
de la interrupción voluntaria del embarazo.
En este contexto, la organización Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto y la
Editorial El Colectivo lanzaron una guía para la difusión del uso del misoprostol como método seguro
para la interrupción del embarazo. Este proyecto parte de una iniciativa regional que busca poner en
manos de las mujeres información adecuada sobre este método, utilizado en varios países del mundo
para practicar abortos tempranos.
El misoprostol es considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un medicamento
esencial, debido a su bajo costo, alta efectividad y disponibilidad en varios países. El organismo
internacional afirma que el mismo contribuye a disminuir la prevalencia de las muertes y
complicaciones evitables por abortos inseguros en todo el mundo, incluso en países donde el aborto es
ilegal.
En la Reunión Técnico-Científica sobre Aborto Medicado en Brasil, celebrada en octubre de 2009, la
socióloga argentina Silvina Ramos, integrante del Comité Consultivo para la Investigación de la Salud
de la OMS y miembro de la Alianza Regional del Consorcio Internacional por el Aborto Medicado (ICMA,
por sus siglas en inglés), destacó las ventajas del aborto medicado frente al aborto quirúrgico. Ramos
aseguró que “el uso del misoprostol permite que el aborto sea hecho tempranamente, de forma segura
y menos traumática”. Además de ser un procedimiento simple, señaló la socióloga, el aborto medicado
no requiere el uso de anestesia o anestésicos, por lo que preserva la intimidad de las mujeres que
desean interrumpir el embarazo. Por otro lado, les permite ejercer mayor control sobre este
procedimiento.
La guía titulada Todo lo que querés saber sobre cómo hacerse un aborto con pastillas, recopila
información brindada por Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto a través de la
línea telefónica Aborto: más información, menos riesgo. Al respecto, la abogada Luciana Sánchez,
integrante de la organización, señala que durante el año y medio de funcionamiento de esta línea, más
de 5000 mujeres se han comunicado solicitando y compartiendo información. “A partir de esa
información surgió el manual, como una forma concreta de compartir estos datos con mujeres que lo
necesitan”, explica la abogada.
Líneas de este tipo existen en otros países de la región. En Perú, la línea telefónica del Colectivo por la
Libre Información para las Mujeres (CLIM) y, en Chile, el “fono-aborto”, ofrecen información calificada
sobre el uso del misoprostol a mujeres que buscan alternativas para interrumpir un embarazo no
deseado. Estos servicios reivindican el derecho a la información sobre un tema fundamental para
garantizar los derechos a la vida y a la salud de las mujeres.
Ciudad de México es el único lugar de América Latina donde el aborto está despenalizado bajo
cualquier circunstancia. No obstante, en otros países de la región la divulgación de información sobre
la interrupción del embarazo con misoprostol ha permitido reducir la mortalidad materna derivada de
abortos inseguros. En Uruguay, donde el aborto es completamente ilegal, a las mujeres que enfrentan
un embarazo no deseado se les garantiza el derecho a recibir información sobre métodos seguros para
interrumpir el embarazo. La consejería pre y post aborto está contemplada en la Ley Nacional de Salud
Sexual y Reproductiva, aprobada por el Parlamento uruguayo a finales de 2008. Desde la aprobación
de esta ley no se han registrado muertes por abortos inseguros en ese país.
En Brasil, el uso del misoprostol está restringido a los procedimientos para la retirada del feto muerto
del vientre materno y para la interrupción del embarazo en los casos previstos por la ley (cuando el
embarazo pone en riesgo de muerte a la madre o cuando es producto de una violación). Por este
motivo, un grupo de médicos obstetras y ginecólogos defienden la ampliación de su uso, así como la
necesidad de difundir información adecuada sobre este medicamento, con el fin de reducir los daños
provocados por los abortos clandestinos.
Con la publicación de la guía Todo lo que querés saber sobre cómo hacerse un aborto con pastillas,
Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del aborto no desconocen el rol que debe desempeñar
el Estado argentino para garantizar el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo: amparar
legalmente y de modo integral la salud y derechos sexuales y reproductivos de todas las mujeres.
Sánchez afirma que su organización reconoce los avances que se han alcanzado en este sentido; sin
embargo, afirma, el Estado aún no ha asumido políticas de información y acceso al misoprostol.
La abogada confía en que el debate parlamentario de la ley de salud sexual y reproductiva pueda
contribuir a la formulación de políticas y a la asignación de recursos públicos para la provisión pública
de este medicamento. Con ello, señala, el Estado intervendría y acabaría con el monopolio privado
sobre el misoprostol.
Mientras tanto, la organización autora de la guía continúa con su trabajo de difundir información sobre
un medicamente cuya venta y circulación es legal en Argentina y que le permite a las mujeres evitar
abortos inseguros.
Sánchez afirma que en países donde el aborto es legal también existen problemas de acceso a este
derecho. “Las mujeres más vulnerables a la violencia estructural, las pertenecientes a sectores
populares y las trabajadoras desocupadas, informalizadas y en condiciones de precariedad laboral y
social, son las que tienen peores condiciones de acceso al aborto”, asegura. Por ello, Lesbianas y
Feministas por la Descriminalización del aborto dirigen sus esfuerzos para atacar el estigma que recae
sobre las mujeres que interrumpen sus embarazos, con el fin de que aquellas que se encuentran en
situaciones de vulnerabilidad “se animen a llamar por teléfono o a leer el manual”, explica Sánchez.
La abogada de Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del aborto advierte que, pese a que el
comercio del misoprostol es legal en la Argentina, corporaciones médicas y ginecólogos han intentado
restringir el uso de este medicamento a contextos intrahospitalarios y obstétricos únicamente. Esto
supondría el uso exclusivo del misoprostol por parte de estos especialistas, lo que ocasionaría una
pérdida en el acceso al mediamento en la atención primaria. “Lo mismo pasa con el DIU (Dispositivo
Intrauterino) y con los anticonceptivos; ha sido una larga lucha la que han tenido que librar los
médicos generalistas para retener estas herramientas en la atención primaria y garantizar su acceso a
la mayor cantidad posible de mujeres”, afirma.
Sánchez señala que la labor de la Red contra el aborto no seguro en la Argentina y la publicación de la
guía para el uso del misoprostol deben ser entendidas en este contexto de la salud pública argentina.
“Nosotras no trabajamos con la provisión privada de abortos, ni con las clínicas, ni con los ginecólogos
que practican ‘abortos de privilegio’. Nuestra labor se inscribe en una red integrada con los servicios
públicos de atención primaria de la salud, para coordinar la atención a la que tienen derecho las
mujeres antes y después de un aborto”, manifiesta.
Sánchez destaca los esfuerzos realizados por otras organizaciones para confeccionar materiales
similares, como el publicado por el IPAS, orientado específicamente al sector salud. En Argentina, la
Campaña por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito publicó hace unos años un folleto con
información sobre las dosis de misoprostol requeridas para interrumpir el embarazo. Por su parte, el
Centro de Estudios de Estado y Sociedad CEDES, elaboró una guía con información sobre esta droga,
dirigida también al sector de la salud. La guía está disponible en la página web
www.despenalización.org.ar.
http://www.eldiplo.org/resumen.php3?numero=137&resumen=137/R_02_23
Argentina, el derecho al aborto en el congreso de la nación
Un debate pendiente
Por Marta Vasallo
A penas acababa de sancionarse la ley sobre matrimonio civil igualitario cuando en el seno del Ministerio de Salud
de la Nación estallaron las contradicciones en torno de la legislación sobre aborto. El 21 de julio, el ministro de
Salud, Juan Manzur, salió a desmentir la información difundida en los medios de comunicación el día anterior sobre
su firma de la resolución ministerial 1184, avalando la Guía técnica de atención postaborto. Desautorizaba así a la
coordinadora del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, Paula Ferro.
Sin embargo, el 13 de julio anterior, al presentar el 6° informe oficial periódico de Argentina en la Sesión 46 del
Comité de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, en
inglés) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, la directora del Consejo Nacional de las
Mujeres, Lidia Mondelo, leía: "Respecto de los abortos no punibles se elaboró y actualizó la Guía de atención
integral para casos de aborto no punible, aprobada por resolución ministerial 1184/2010 el12 de julio ... " .. El
ministro desmintió la firma pero no anuló la Guía.
La "Guía Técnica para la. Atención Integral de los Abortos No Punibles" (1) es un protocolo de atención en los
hospitales públicos a las mujeres que acuden con las consecuencias de un aborto séptico, y fue una de las últimas
iniciativas del ministro de Salud de la gestión presidencial anterior, Ginés González García. Esta Guía garantiza la
práctica de abortos en los casos en que no es punible (riesgo para la vida de la madre, riesgo para su salud,
embarazo consecuencia de violación, atentado al pudor de una mujer discapacitada) sin necesidad de recurrir al
Poder Judicial, y se implementa hasta el momento en las provincias de Buenos Aires, Chubut, Neuquén y Santa Fe.
Los titulares del diario La Nación (Buenos Aires) del 21 de julio, "Polémica ampliación del aborto legal" y "Expertos
opinan que es una legalización del aborto", son falaces. La Guía no modifica la ley, sino que incorpora los avances
en jurisprudencia que se aceleraron bajo la gestión de González García: la noción de salud ya no es la de 1921, de
cuando data el artículo 86 del Código Penal que establece las causas , de no punibilidad del aborto, sino la de la
Organización Mundial de la Salud (OMS): "La salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social y no
sólo la ausencia de enfermedades"; la violación, es toda violación, no solamente la de "una mujer idiota o
demente"; basta con la declaración de la mujer que demanda el aborto, pues si hubiera que esperar el desarrollo
de un proceso judicial se desbordaría ampliamente el lapso en que es posible un aborto; además, siendo la
violación un delito de instancia privada, para la persona violada la denuncia es una opción, no una obligación.
Tampoco se trata de una legalización del aborto, que sigue en el Código Penal, sino que se trata de establecer con
claridad (dada la reticencia de los médicos a cumplir con la norma) las excepciones en que el aborto no es punible.
Así, la Guía instruye a los médicos sobre el tratamiento correcto y humano hacia las pacientes, que son
"castigadas" por su intento de abortar con legrados hechos sin anestesia, cuando no son objeto de denuncia ante la
policía.
Tras la presunta polémica entre el ministro Manzur y Ferro (quien no ha sido removida de su cargo), la falacia
mediática apunta ahora a lo que realmente está en juego: un debate en el Congreso de la Nación sobre la
legalización del aborto.
La sociedad en movimiento
Durante el año 2010 se presentaron en el Congreso dos proyectos de ley
La principal y más férrea
de interrupción voluntaria del embarazo. Uno es de la Campaña por el
oposición al aborto, no
Aborto Legal, Seguro y Gratuito' que había sido presentado en mayo de
importa en qué
2007, perdió estado parlamentario en febrero de 2010 y fue presentado
nuevamente en marzo, esta vez con la firma de 50 diputados de todos
circunstancias, proviene de
los bloques partidarios; el otro es del bloque Nuevo Encuentro. El
la jerarquía de la Iglesia
proyecto de la Campaña fija en 12 semanas el lapso en que se puede
Católica.
realizar un aborto por libre decisión de la mujer; el plazo se extiende
hasta las 22 semanas si se trata de un embarazo resultante de una
violación, si hay malformaciones del feto que hacen inviable su vida extrauterina o si hay riesgo para la vida o salud
de la madre. El de Nuevo Encuentro fija en 14 semanas -como la ley de aborto aprobada en España- el período en
que el aborto sería legal. Ambos sustraen el aborto del Código Penal, salvo cuando se trata de un aborto realizado
contra la voluntad de la gestante. La Comisión de Legislación Penal, presidida por Juan Carlos Vega, de la Coalición
Cívica, se comprometió a tratar los proyectos antes de fin de año.
Los posicionamientos ante estos proyectos de ley no siguen líneas partidarias claras; se trata de un voto transversal,
como el que se dio a propósito de la extensión del matrimonio civil a parejas del I]lismo sexo. En los bloques de
derecha -PRO, Peronismo Federal- los apoyos son excepcionales, mientras que en el interbloque de centro
izquierda -Nuevo Encuentro, Proyecto Sur, GEN, Partido Socialista- el apoyo es unánime. Por su parte, los grandes
bloques -radicalismo y el peronismo del Frente para la Victoria (FpV)- se presentan divididos. Sin duda, el
posicionamiento contrario al aborto de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner pesa en las contradicciones del
FpV.
Mientras tanto, en el Senado ingresaron proyectos referidos a los casos de aborto no punible: el de Elena Corregido
(FpV) establece como causales de no punibilidad del aborto los casos de riesgo para la vida o salud de la madre, el
embarazo consecuencia de violación y el caso en que el feto tenga malformaciones que harán inviable su vida fuera
del útero. El de Adriana Bortolozzi (FpV) establece que cualquier caso de violación es causal de aborto no punible; el
de Liliana Negre de Alonso y Adolfo Rodríguez Saá (Peronismo Federal) limita a los casos de riesgo para la vida y
salud de la madre las causales de no punibilidad. El peligro es que el Senado se limite en el mejor de los casos a una
interpretación actualizada de los casos de no punibilidad del aborto, y dé por resuelta la cuestión del aborto sin
tratar los proyectos de legalización.
Pero en los últimos meses se sucedieron significativos apoyos institucionales al proyecto de ley de interrupción
voluntaria del embarazo: las Universidades Nacionales de Córdoba, Buenos Aires y La Plata, la Escuela de
Humanidades de la Universidad Nacional de San Martín, la Universidad Nacional del Comahue, la Facultad de
Ciencias Sociales de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, así como Amnistía
Internacional, la Asociación de Abogados de Buenos Aires, la Asociación Argentina de Profesores de Derecho Penal,
declararon su apoyo a la legalización del aborto. El último 11 de agosto el espacio Carta Abierta organizó un panel
en el que se destacaron las argumentaciones del filósofo Ricardo Forster, del titular del Instituto Nacional contra la
Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) Claudia Margado, de la jueza Carmen Argibay, entre otros, a favor
del derecho de las mujeres a decidir un aborto.
El 28 de septiembre, día de la despenalización y legalización del aborto en América Latina y el Caribe, por iniciativa
de la agrupación Juana Azurduy, de Libres del Sur, alrededor de 1.600 mujeres presentaron ante sedes judiciales de
14 provincias habeas corpus preventivos para que se declare inconstitucional la criminalización del aborto.
El 30 de julio de 2009 la agrupación Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto abrió la línea
"Aborto: más información, menos riesgos ", un teléfono celular donde se informa sobre cómo usar el rnisoprostol
como método farmacológico para abortar. El misoprostol se vende bajo receta como protector gástrico; su uso
para abortar es ilegal, lo que ha creado un mercado negro en el que las pastillas son mucho más caras y
conseguirlas en cantidad suficiente lleva mucho más tiempo. Y lo que es peor, no siempre se instruye
correctamente a las compradoras sobre cómo usar esas pastillas.
En los primeros días de octubre de 2010, la misma agrupación unida a la Editorial El Colectivo presentó un libro
virtual: Todo lo que querés saber sobre cómo hacerse un aborto con pastillas, que se descarga gratis de internet. En
poco más de 140 páginas, de manera clara y didáctica, se proporciona información sobre aborto con misoprostol,
recogiendo la experiencia de la línea telefónica, teniendo en cuenta las dudas y preguntas más frecuentes, y las
situaciones planteadas por las mujeres que llaman para consultar.
En un marco legal, la difusión del aborto farmacológico debiera reducir las muertes por aborto. Es lo que ha
sucedido en Uruguay, donde el ex presidente Tabaré Vázquez vetó los artículos de la recientemente reglamentada
Ley de Salud Sexual y Reproductiva que habilitaban el aborto por voluntad de la mujer, pero donde los médicos en
los hospitales instruyen sobre métodos abortivos seguros, incluidos los farmacológicos, y la mortalidad materna
por aborto séptico se redujo a cero en 2009.
Feto y persona
La principal y más férrea oposición al aborto, no importa en qué circunstancias, proviene de la jerarquía de la Iglesia
Católica. Desde el pontificado de Juan Pablo II el Vaticano ha asimilado el aborto al genocidio, y lo presenta como la
máxima manifestación de la denominada "cultura de la muerte". La argumentación principal es que desde el
momento de la concepción el ser concebido es una persona, la más indefensa. El recurso favorito de los grupos
llamados "pro vida" es la acusación de "asesinos" tanto a las gestantes que abortan como a quienes apoyan la
legalización del aborto, y la exhibición de afiches espeluznantes para ilustrar la destrucción del feto en el momento
def aborto, tal como sucedió en Paraná, Entre Ríos, el pasado mes de octubre con motivo del desarrollo del XXV
Encuentro Nacional de Mujeres. Las imágenes de esos afiches están falseadas, dado que los fetos que se muestran
se parecen a un niño recién nacido y no responden al grado de evolución de un embrión de hasta 12 semanas. La
biología no puede responder de manera unívoca a la pregunta de cuándo el ser humano vivo empieza a ser una
persona, la respuesta es siempre cultural y política. Pero es indudable el impacto que se logra refiriéndose
exclusivamente a la vida del feto en una cultura donde la mujer está asimilada a la madre, donde la maternidad es
sacrificial, y en ella las mujeres han encontrado su rol principal.
Para la OMS la persona empieza después del tercer mes a partir de la fecundación, cuando el desarrollo del sistema
nervioso central da lugar a sensaciones, a alguna forma de conciencia. Sin embargo, para negar la posibilidad de la
legalización del aborto en Argentina se suele aducir el derecho a la vida consagrado en el Artículo 4.1 de la
Convención Americana de Derechos Humanos.
En contraposición, en el seminario "El derecho al aborto: una deuda de la
Hay otro núcleo de
democracia", organizado por la Campaña Nacional por el Aborto Legal,
oposición más oculto, y
Seguro y Gratuito, en la sede del Senado de la Nación, el pasado 30 de
nada espiritual: el
septiembre, Álvaro Herrero, de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC),
negocio del aborto
propuso: "El derecho constitucional a la autonomía y el carácter incremental
clandestino.
del valor jurídico de la persona humana son las premisas del carácter
constitucional del derecho al aborto". Esto es, el acceso a la condición de persona es gradual desde el momento de
la concepción hasta etapas ulteriores de la vida humana. "La protección incremental de la vida debe
compatibilizarse con otros derechos: autonomía, vida libre de violencia, salud, igualdad ... ", argumentó en el
mismo espacio Víctor Abramovich, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Para concluir: "No sólo
no hay impedimentos constitucionales para avanzar, sino que actualmente la penalización del aborto temprano en
Argentina entra en contradicción con los parámetros constitucionales".
Ante la presunta preocupación por "el niño" que ostentan los fundamentalismos religiosos, la antropóloga Rita
Segato, después de apuntar que las culturas indígenas del Amazonas, por ejemplo, siempre aplicaron el principio
de la defensa de las vidas ya nacidas frente al derecho a la vida concebido como absoluto, recordó que la oposición
al aborto busca el control de las mujeres, no la protección de los niños: "El cuerpo de las mujeres es el último
bastión de patrimonio territorial, el último reducto de dominación para Estados, iglesias y otras instituciones ... No
son razones doctrinales, ni teológicas ni morales, son razones de poder y de exhibición de poder...".
Un problema de salud pública
Pero hay otro núcleo de oposición más oculto, y nada espiritual: el negocio del aborto clandestino, consolidado a
través de décadas de doble discurso y de doble moral. Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto
calculan en un informe en 300 millones de dólares anuales la recaudación en los Circuitos clandestinos, donde un
aborto quirúrgico seguro se cobra entre 2.000 y 5.000 pesos. Los métodos inseguros, a los que recurren quienes
por razones económicas no tienen acceso a los otros, abultan las cifras de lesiones graves y muertes por abortos
sépticos: se calcula que entre 1984 y 2008 murieron 2.578 mujeres por complicaciones debidas a abortos sépticos;
en 2007 se registraron 60.000 hospitalizaciones de mujeres pobres por esa razón; 336 de ellas murieron.
Argentina ostenta una tasa de mortalidad materna desproporcionadamente alta para sus indicadores de desarrollo:
un promedio nacional de 40 muertes maternas cada 100.000 nacidos vivos; la primera causa de muerte materna
son las complicaciones derivadas de abortos clandestinos. Tiene además una alta tasa de abortos incluso en·
relación con la región: se calcula que el 40% de embarazos terminan en un aborto, y que hay 600.000 abortos
anuales. Uno de los principales motivos de tan alto porcentaje de embarazos no deseados es cualitativo: la falta de
autonomía de las mujeres para pactar las condiciones de sus relaciones con los varones. Estas cifras fundan el
énfasis que ponen las campañas a favor de la despenalización y legalización del aborto en su carácter de problema
de salud pública, dejando en segundo plano la defensa del derecho de decisión de la gestante, en una concesión al
machismo vigente.
Las últimas encuestas registran un notable incremento de la opinión pública a favor del derecho al aborto. En el
mes de julio, una encuesta de la consultora Mora y Arauja arrojó un 44% de encuestados a favor de la legalización
del aborto, un 24% a favor de la no punibilidad en ciertos casos y un 25% a favor de la penalización. En el mismo
mes una encuesta de Ibarómetro mostraba que el 60% de los encuestados se oponía a que la mujer que aborta sea
condenada, aun cuando no estuvieran de acuerdo con la práctica del aborto, un 58% apoyó la idea de que la mujer
tiene derecho a la interrupción voluntaria del embarazo y un 30% le negó ese derecho.
La actual gestión presidencial se ha caracterizado por una ampliación de derechos civiles a través de diversas
medidas; pero en cuanto al aborto, se inscribe en la persistencia de la negativa a este derecho de las mujeres que
caracteriza a otros gobiernos de matriz popular de la región: Rafael Correa en Ecuador; Tabaré Vázquez en
Uruguay; el gobierno de Lula da Silva en Brasil; el de Hugo Chávez en Venezuela; el de Daniel Ortega en Nicaragua;
el de Lionel Fernández en República Dominicana; el de Mauricio Funes en El Salvador; el de Evo Morales en Bolivia.
Sin embargo algunos de estos gobiernos -Brasil, República Dominicana, El Salvador y Nicaragua- tomaron algunas
medidas favorables a los reclamos de gays y lesbianas, lo que indica una bifurcación entre las políticas de derechos
reproductivos y de lo que se entiende por "diversidad sexual".
Uno de los factores que melló la performance de Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), en las
elecciones presidenciales del 3 de octubre, fue que una alianza de organizaciones católicas y evangélicas lanzó una
campaña en su contra debido al tradicional apoyo del PT al derecho al aborto. Para asegurarse en la segunda vuelta
los votos de la ecologista Marina Da Silva, vinculada a los pentecostales, Rousseff prometió no descriminalizar el
aborto y no legalizar el matrimonio homosexual. Datos negativos para Argentina, donde activistas y legisladores
discuten si en el año electoral de 2011 una posición favorable al aborto le quita o le suma votos a un candidato. _
1 www.msal.gov.ar/saludsexual/downloads/guia_tecnica_ abortos_no_punibles.pdf "Periodista.
© Le Monde diploma tique, edición Cono Sur

Documentos relacionados